T.S. Eliot y el anticlasicismo, by O. Demeter

July 21, 2017 | Author: ProfesOlga | Category: T. S. Eliot, William Shakespeare, Knowledge, Mind, Aesthetics
Share Embed Donate


Short Description

Descripción: Critical academic study of the poetry of T.S. Eliot. In Spanish....

Description

T.S. Eliot y el anticlasicismo Olga Demeter

'

OLGA DEMETER

EDICIONES DE !.A BIBLIOTECA

UNIVERSIDAD CENTRAL DE VENEZUELA

T.S. Eliot y el anticlasicismo Olga Demeter

El

princ1p10

de

significado "polisémico" como lo llama

Dante, no constituye una teoría más, y aún con menor razón podrí amos considerarla una superstición gastada, sino un hecho

establecido. Aquello que lo ha establecido es

precisamente la aparición simultánea de diferentes escuelas de crítica moderna... 7

Así hallamos hoy en día múltiples escuelas críticas, el estudioso se encuentra confrontado con visiones tan antitéticas como son: la crítica marxista, la formalista, la psicologista, la sociológica, la visión mítica ... y así podríamos seguir enumerando muchísimas más. El estudioso de la literatura puede asumir frente a ellas dos posiciones diferentes. La primera consistiría precisamente

en

aceptarlas

todas,

o

al

menos

no

descartar la posibilidad de autenticidad y validez de ninguna de esas escuelas críticas. La segunda sería la de escoger una sola de ellas y ceñirse únicamente a sus dictados.

Esto

último

implicaría,

en

consecuencia,

excluir de su campo a todas las otras.8 En otras palabras: Aquel representaría el camino del saber y lleva hacia el progreso del conocimiento: y el último es el camino de la pedantería y nos ofrece una amplia variedad de fines, entre ellos los más conspicuos serían: el conocimiento fantástico o crítica mítica, el conocimiento litigioso o crítica histó­ rica, y el conocimiento delicado o "nueva crÍtica

".

9

Al aceptar entonces, la posibilidad del significado polisémico, sin perder de vista el tema central de nuestro estudio: Eliot como poeta anticlásico, junto con nuestra 7.

8

Northrop Frye, Anatomy sity Press. 1957, p. 71.

8.

!bid.,

9.

ldem.

of Criticism.

Princeron. Princeton Univer­

p. 72.

T.S. Eliot y el anticlasicismo Olga Demeter

confianza en la cont'iguración espiritual a11áloga que hipotéticamente emprender la

poseemos

redacción

toclos,

nos

atrevemos

del siguier1te. ejercicio

pretativo acerca de la obra poética de 1'. S. Eliot.

T.S. Eliot y el anticlasicismo Olga Demeter

a,

inter­

T.S. Eliot y el anticlasicismo Olga Demeter

se complace en numerosas alusiones directas e indirectas a obras de otros escritores diseminados en toda la amplitud temporal de la historia. El poema más discuti­ do de Eliot, La tierra baldía, 1922, contiene la bú squeda de la expresión en una v'isión profunda del pasado: " ... bajo

una

iluminación apocal(ptica...

sombras permite entrever su significado

e

inundada de misterioso".3

Ahora bien, antes de examinar cuál es la causa que pueda considerarse responsable de esta oscuridad apa­ rente en el poema, sería provechoso recordar lo que distingue Jacques Maritain con relación a este tema. Según este

conocido

crítico

y filósofo francés, los

poemas en general pueden ser claros u oscuros solamen­ te de una manera relativa. Adem�s, los poemas oscuros pueden tener varias clases de oscuridad. Existen, enton­ ces,

poemas oscuros en esencia y otros oscuros en

apariencia. Entendiendo por poemas oscuros en esencia aquellos que expresan y i:ontienen un sentimiento o una idea oscura y difusa en s1 misma; a su vez este tipo de poemas oscuros pueden, sin embargo, tener una forma clara y sencilla, fácilmente comprensible sin que por ello dejen de ser oscuros, porque esta propiedad reside en su misma e sencia. Por el contrario, los poemas oscuros en apariencia muchas veces dan una impresión de impene­ trabilidad porque

su

mensaje viene envuelto en una

forma compleja, o el contenido mismo es de hecho Auden, por su parte, admiraba el concetto del estilo eilotíano. Al mismo tiempo, Elíot logró establecer un nuevo subgénero poético, el poema de longitud media al estilo de La tierra baldía y los Cuatro Cuartetos. Edith Sitwell le debe mucho en este aspecto. Sin embargo, la influencia de Eliot no se limitó únicamente al aspecto de la técnica poética, sino que su obra originó repercusiones también en cuanto al contenido ideológico. Cf. Kristian Smidt, Poetry and Belief in the Work of 1'. S. Eliot, London, R outledge and Regan Paul, 1967, p. 242.

3. André Rousec;aux, Litératture du vingtieme siecle. Vol. III, París. Edi­ tions Albin Michel. 1949, p. 23. 12

T.S. Eliot y el anticlasicismo Olga Demeter



lógicamente

intrincado

o

recargado

de

altisio11es y

C()nr1otacior1es, cor1se1'van, si11 e111bargc1, í�n el fondo u11a lucidez dura y clara corno el diamante. A est:e últixno tipo de poe1nas oscuros deberíamos denominarlos co11 4 rr1ayor pr'opiedad ''difíciles'' o ''herméticos''. De acuerdo a io anteric)r, y suponiendo que J_,a

tier·ra lJald(a sea u11 lJoema oscuro, ¿en cuál categoi·ía de oscuridad habrernos de inclui1·lo? Cor110 hab1arr1os corr1entado, T. S. Eliot es u n poeta

contempo1·áne() con uría visió11 distinta de la

poesía, sir1 e1r1bargo, no da la espalda a la tradición poética. En cor1secuer1cia, sería rec:on1er1dable alejarnos de '['. S. Eliot

1.:c1rr10

incli.viduo y de su poesía, y tratar de

contemplarlo desíie una cierta perspectiva. En eí'ecto, si obser,iamos el arte co11te111poránec) como un conjunto, au11qtie

difícilrriente

llegar

podernos

a conclusiones

válidas que caractericen a todos los expo11entes por iguaI, podemos, sin err1bargo, establecer ciertas consta11tes que

a.

grandes rasgos son aplicables a la expresió11 "'

r.1

art1sc1ca í�cir1tE�111poranea.ün consecue11c1a, '

"

'

-'º

pa.rece

l:1aber

llegadt1



a una

a1·te ae hoy 1l

'

compre11sión

clara del

cor1cepto de l()S oríger1es; pero tiene al n1isr110 tie1np1) una pérdida de visió11 en le) qtte atañe a los fi11es. 5

'I'omernos a n1c)do de ilust1:a.cJé,11 el Ulises de Jar.n.es Joyce. Esta ol-:ira, a pesar de tc¡da si.i complejillad y .l..



..

._ ;_,

:7

.,,

...

�,,.

á

,

\,_,

A

darr1er1tales de la r1a1·raciór1. Pero constití1ye



L!ll

>

.
View more...

Comments

Copyright ©2017 KUPDF Inc.