TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

November 28, 2017 | Author: eskibel | Category: Seduction, Uruguay, Books, Psychology & Cognitive Science, Sex
Share Embed Donate


Short Description

Descripción: Libro de psicología política aplicada del consultor político Daniel Eskibel. Estudia al Presidente uruguayo...

Description

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

1

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Sobre el autor Daniel Eskibel es Consultor Político especializado en Psicología Política. Es Docente de la Universidad Pontificia de Salamanca (España) en su Master Internacional de Asesoría de Imagen y Consultoría Política. Integra la International Society of Political Psychology (ISPP, Sociedad Internacional de Psicología Política con sede en EEUU). Dirige el sitio web psicociudad.com. Ha publicado 4 libros y más de 150 artículos de su especialidad, algunos de los cuales están traducidos al inglés y al francés. Eskibel asesora a partidos políticos, candidatos y gobiernos en campañas electorales, marketing político y comunicación gubernamental. Vive en Punta del Este (Uruguay) y es Psicólogo graduado en la Universidad de la República Oriental del Uruguay.

2

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Índice Prólogo a la edición digital Introducción

7

13

Que trata de cosas que las sabrá quien las leyere, si las lee con atención Capítulo 1

19

De las sabrosas pláticas que el lector sostuviera con el señor Data y con el Dr. Freud a propósito de los liderazgos políticos Capítulo 2

28

Que trata de algunos secretillos del seductor de multitudes y de otros gustosos sucesos Capítulo 3

39

Que trata del famoso político que ofrece espectáculo descubriendo su cuerpo ante las cámaras de televisión Capítulo 4

51

Donde se investiga la misteriosa relación entre la publicidad de Tabaré Vázquez y la caída del Muro de Berlín Capítulo 5

61

Sobre el uso que el público real hace del televisor y del político que viene adentro 3

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Capítulo 6

73

De la jamás vista aventura del candidato que tenía una máquina de fabricar Caballos de Troya Capítulo 7

86

Que trata de muchas y grandes cosas que suceden en el mágico mundo de los mitos, y de cómo llegar allí a través de las puertitas del Dr. Vázquez Capítulo 8

99

Donde se encuentran las razones por las cuales el poder médico también se ejerce, y con provecho, en la arena política Capítulo 9

106

Del hechicero de la tribu, conocido como Tabaré, y su secreta función de exorcista Capítulo 10

114

Donde se cuenta cómo Tabaré Vázquez sale del televisor y se sienta en pleno living del espectador Capítulo 11

123

Que trata de la imagen que habita en el interior del discurso de Vázquez

Capítulo 12

130

4

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

De lo que le aconteció al Dr. Volonté, quien padeció dificultades para que su mensaje obedeciera a sus intenciones Capítulo 13

140

De lo que sucedió cuando el Licenciado Fernández Faingold y el senador Michelini intentaron convencer al telespectador para que les diera el Sí Capítulo 14

150

Del fantástico mundo de las comunicaciones políticas y de las ruidosas y malignas palabras que lo dinamitan por dentro Capítulo 15

161

Donde se descubre que cierto médico no será Gardel ni Sinatra pero seduce con su voz Capítulo 16

171

Del buen suceso que tiene el Dr. T.V. como eslabón de la programación habitual de la TV Capítulo 17

182

Que trata de la existencia de dos documentos ultrasecretos relativos al mismo político de izquierdas Capítulo 18

190

Donde un famoso detective belga nos ayuda a aclarar el misterio del candidato invencible Anexo I

201

5

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Donde se encuentra la voz del propio autor explicando los cómo y los por qué de este libro Anexo II

215

Donde se cuenta y da noticia del irresistible ascenso del Dr. Tabaré Vázquez Anexo III

225

De cuando el Dr. Volonté llamó a elegir entre la verdad y las tinieblas Anexo IV

229

Donde el Dr. Vázquez descubre los superpoderes del Dr. Sanguinetti Anexo V

235

De la noche en que el Lic. Fernández Faingold se declaró harto de vivir trancado y malhumorado Anexo VI

244

Del Senador Michelini diciendo que ahora Sí, o todo queda como está Bibliografía

248

6

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Prólogo a la edición digital

(septiembre 2009)

El Dr. Tabaré Vázquez es Presidente de la República Oriental del Uruguay en el período marzo 2005-febrero 2010. Con más del cincuenta por ciento del electorado, ganó las elecciones en primera vuelta el domingo 31 de octubre de 2004. Se trata de un acontecimiento histórico, de un cambio relevante en la vida política uruguaya. Es la primera vez que la izquierda desplaza del gobierno a los partidos fundacionales Nacional y Colorado, y lo hace alcanzando la mayoría absoluta del Poder Legislativo. El acontecimiento lleva a los cientistas sociales, a los periodistas y a los dirigentes políticos a buscar explicaciones. Una de ellas es, sin lugar a dudas, la gran capacidad de comunicación política demostrada por Vázquez. La primera edición en papel de este libro fue publicada en 1997 por la Editorial Fin de Siglo de Montevideo. La recepción por parte de la opinión pública del país fue excelente: notas y entrevistas en los principales programas de televisión y radio, así como en la prensa escrita, primera edición que se agota, nueva edición que también se agota, 5º libro más vendido del año en el rubro autor nacional de no ficción, ingreso como texto de estudio en más de una Universidad. ..

7

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Y la ocasión fue propicia para las polémicas, por cierto. Muchas polémicas. Recuerdo que algunos me acusaron de formar parte de una especie de conspiración contra Tabaré Vázquez, siendo mi supuesto papel el de desnudar la trastienda de sus estrategias comunicacionales. También me acusaron de formar parte del entorno de Vázquez, apuntando a través del libro a fortalecer su presencia y su imagen pública. Una buena señora, dueña de una librería, se negó a venderlo porque de ninguna manera iba tener en la vidriera de su comercio la fotografía de esa persona. Otro buen señor llamó a una radio para tratar de vincular el libro que no había leído con las posiciones políticas que suponía que yo tenía o había tenido... No solo polémicas, claro. También toda esa multiplicidad de historias que hacen al andar de un libro. Dos años después, el propio Tabaré Vázquez me contó, personalmente, que se había enterado de la existencia del libro mirando televisión. Había llegado a su casa cerca de la medianoche, cansado luego de un día de intenso trabajo. Mientras tomaba un whisky hacía zapping desde el control remoto del televisor. De pronto se encontró con un programa en el cual se presentaba el libro y se me hacía una entrevista. Se puso a mirar el programa con cierta curiosidad, y pronto su teléfono comenzó a sonar. Sus amigos y compañeros políticos creían que él estaría al tanto de aquella publicación, cosa que aquella noche tuvo que desmentir varias veces. Otro de los caminos que siguió el libro fue el de los emigrantes uruguayos. Pronto comenzaron a llegarme noticias de uruguayos residentes en muy diversos lugares del mundo, a quienes sus familiares les habían regalado Tabaré Vázquez como una forma de 8

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

acercarlos más a la vida cotidiana y a las emociones de la lejana patria. Algunos ex jerarcas políticos uruguayos dedicaron algunos comentarios desafortunados a Tabaré Vázquez. Seductor de multitudes (así era el título completo de la edición papel). Tales los casos, por ejemplo, del ex VicePresidente de la República Dr. Enrique Tarigo (Partido Colorado) y del ex Ministro de Educación y Cultura Dr. Antonio Mercader (Partido Nacional). El Dr. Tarigo escribió en el diario El País que publicar un libro acerca del Dr. Tabaré Vázquez era “gastar pólvora en chimangos” (sic), dada la poca importancia del personaje en cuestión. La vida demostró tiempo después el grueso error de Tarigo. ¿No será que Vázquez llegó a Presidente, entre otros muchos factores, aprovechando el hecho de haber sido subestimado por sus adversarios? Por su parte el Dr. Mercader escribió, también en el diario El País, que este libro sobre Tabaré Vázquez había sido prácticamente el punto de partida para una operación política de ciertos intelectuales de izquierda que buscaban prestigiar al líder del Frente Amplo. Una tesis curiosa, por cierto, y que toma la forma de un boomerang contra el propio Mercader. Porque el ex ministro fue el primero en escribir un libro sobre los tupamaros mientras esta organización estaba en plena acción de guerrilla revolucionaria. ¿Acaso el Dr. Mercader pretendía por entonces prestigiar a los tupamaros? ¡¡Vaya revelación que sería!! Finalmente, y más allá del mal humor y de la torpeza de algunos políticos, el libro se agotó.

9

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Ahora llegó el momento de volver a ponerlo en circulación. Porque algo que entonces se aventuraba como una posibilidad se convirtió en una realidad: Tabaré Vázquez superó el 50 % de las adhesiones y se convirtió en el nuevo Presidente de la República. Y hoy en día Internet nos permite llegar con facilidad a los cientos de miles de uruguayos desperdigados por todo el planeta, así como también a lectores de otras nacionalidades que están interesados en profundizar acerca de lo que está pasando en esta parte del mundo. Creo también que es una buena oportunidad para quienes se interesan en la Psicología Política y en toda la temática vinculada a las campañas electorales. Esta edición digital mantiene fidelidad al original del año 1997, salvo alguna pequeñísima corrección de carácter menor. Preferí mantener la estructura y el análisis tal cual aparecieron entonces, dejando otros enfoques para trabajos posteriores. El tiempo transcurrido desde entonces ha confirmado abiertamente las hipótesis planteadas en su momento. Solo restaría incorporar algunos aspectos nuevos, relativos a las elecciones de 1999 y a las de 2004, pero ese será tema para otro momento. El hecho de haber mantenido el texto sin cambios, por otra parte, mantiene también ciertas referencias culturales propias del Uruguay de hace 10 años. De todos modos me pareció interesante respetar lo escrito entonces sin cambios de especie alguna. Esta edición electrónica parte de la premisa de que el libro sigue plenamente vigente. Tabaré Vázquez finaliza su mandato con índices de popularidad mayores que los de sus antecesores. Varias

10

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

veces en estos 5 años se habló de su eventual reelección, y descartada la misma ya se habla de su papel importante en el futuro del Frente Amplio. ¿Por qué 2.0? Tal vez como señal de varios hechos: 1. La vigencia del fenómeno Vázquez, disparado en los años 90 pero intacto en el comienzo del nuevo milenio. 2. El pasaje de las ediciones en papel a la edición exclusivamente digital. 3. La web 2.0, o sea las redes sociales. Porque he liberado el copyright de este libro y lo pongo a completa disposición del lector. Un párrafo aparte para el punto anterior. Significa ni más ni menos que este libro sí se puede reproducir, parcialmente o en su totalidad, sin que medie ninguna autorización por parte del autor. Se puede incluir en páginas web, se puede utilizar como obsequio para los suscriptores de un boletín electrónico, se puede enviar por mail a los amigos, se puede incluir un capítulo en cualquier medio de prensa, se puede distribuir en su totalidad como fascículo y hasta se puede brindar como plus en la venta de otros productos. Sí se puede. Libertad. Y una sola condición. Solo una: incluir en cada caso el siguiente texto que informa sobre el autor Daniel Eskibel – Psicociudad El cerebro del votante es un oscuro laberinto. La psicología política lo ilumina. Descubre el lado secreto de las campañas electorales en

Http://www.psicociudad.com

11

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Introducción Que trata de cosas que las sabrá quien las leyere, si las lee con atención Sepa el lector que no está solo. Alguien lo está mirando por entre las rendijitas de las letras. ¡Si es el mismísimo Tape Olmedo! (1). Escúchelo, le está hablando. −

Vea don… o doña, que desde aquí no se ve muy bien el cada qué de su cada quién… vea: yo no sé si usté se habrá dado cuenta, pero esta maquinaria donde está metiendo los ojos es un libro… ¡sí señor!

El lector se sorprende ante tamaña voz telúrica en medio de la librería (¿o fue en la casa de un amigo?). Mientras tanto “el Tape Olmedo, vaso de vino en esta mano, pucho apagau en la oreja, pastito tierno entre los dientes, fue y va y le dijo, le dice. Mientras se rascaba un tobillo con la otra pata fue que le dijo, dice…” (2). -Yo le vengo dando la bienvenida y lo invito a pasar. Disculpe si el Boliche El Resorte está un poco desordenado, pero nos han instalado computadoras, televisores color, videos, equipos de música y un tole tole de diarios y revistas arriba del mostrador. Ta comprobao que ya no hay un criterio pa nada. Es lo que yo le digo, hay gente pa todo, mire. Si al lector lo seduce la invitación a pasar del querido Tape, pues pase y vea. La oportunidad la tiene.

12

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

En cuanto al móvil para realizar este acto de ingresar a “TABARE VAZQUEZ. Seductor de multitudes”, yo diría que no es como en las novelas de Agatha Christie ni la codicia, ni la pasión, ni la venganza ni el poder. No: el móvil es la curiosidad. Curiosidad por explicar el liderazgo del Dr. Vázquez, su popularidad, su creciente respaldo electoral, su influencia política sobre centenares de miles. Curiosidad por descubrir su cara oculta, su enigma, su secreto. Curiosidad por saber lo no dicho hasta ahora respecto a su campaña política. Ingresando por este libro usted recorrerá varios lugares: el living de algunos lectores, el consultorio del Dr. Freud en Viena, el 121 al atardecer, una de las salas de Cinemateca, la nave espacial Enterprise, algunos estudios de televisión, una jungla casi impenetrable, el Estadio Centenario, el espacio virtual de Internet, las puertitas del señor López, una señorial casa londinense, algún cantegril montevideano, el lejano oeste americano, Maracaná, la sitiada ciudad de Troya, la Intendencia de Montevideo, y tantos otros. En suma, ésto es libro y no agencia de viajes, pero de todos modos usted va a recorrer el mundo. Otro asunto a considerar, previo al ingreso, es el relativo a los personajes de esta obra. El protagonista principal es el apuesto médico Tabaré Vázquez, centro de todas las miradas. En torno suyo se mueven numerosos hombres pertenecientes a los círculos del poder político: el doctor Volonté, el senador Michelini, el licenciado Fernández Faingold, el contador Astori y otros.

13

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Pero la trama permite el ingreso misterioso del Teniente Comandante Data, del Dr. Freud, del poderoso Superman, del príncipe Enzo Francescoli, de la Dra. Quinn, de una hermosa y desconocida pelirroja, de Marylin Monroe, de Susana Giménez, de agentes del KGB y la CIA y de cientos de extras. ¿Bailamos? La invitación crea un pequeño mundo íntimo en medio de la gente y de la música. Un mundo de miradas y silencios, de roces y ansiedades, de sensaciones y perfumes. La seducción saca conejos de la galera. Nadie los ve, pero Bugs Bunny y Roger Rabbit saltan a la pista, detienen los relojes, enlentecen la música, acompasan la danza de las luces y rodean a la pareja con un ritual de piruetas nerviosas y tiernas. ¿Bailamos? La invitación se recibe o se realiza, se acepta o se rechaza, se vive y se recuerda o se fantasea y también se recuerda. Invitación con todo el aroma de la seducción. Pues bien: cuando un político invita a bailar a la sociedad se produce una escena que, mas allá de la intención de los protagonistas, tiene significativas zonas de cruce y puntos en común con las escenas de seducción. No es que el político intente deliberadamente seducir a su electorado. Ni que sus condiciones de seductor tengan algo que ver con sus mayores o menores cualidades como ser humano o como estadista. Tampoco es que el votante se deje llevar así nomás adonde no quiere ir. Cada uno tiene su personalidad, su 14

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

experiencia, sus valores, sus ideas. Cada uno puede analizar críticamente y decir si o no a las propuestas que le hacen. De lo que se trata es de iluminar esa otra escena, ese algo más que interviene en los amores y desamores entre los candidatos y el electorado. Para ello utilizo reflectores, focos, cristales y filtros de color propios de la Psicología Social. Porque por supuesto que en la escena política juegan toda una multiplicidad de factores partidarios, ideológicos, económicos, históricos y sociológicos. Pero hay algo más: el inconfundible y cautivante perfume de la seducción. Este trabajo es, precisamente, un artefacto creado para que el lector respire, al destaparlo, la fragancia que envuelve al liderazgo del doctor Vázquez. El autor solo pretende comprender este fenómeno psicosocial. No evaluarlo ni opinar valorativamente sobre él, sino COMPRENDERLO. Y hacerlo con el mayor de los respetos por los dirigentes y los votantes de todos los partidos. Por último, un aviso a los navegantes: a partir de este momento se decreta la más absoluta libertad para navegar por “TABARE VAZQUEZ, Seductor de multitudes”. Cada lector sabrá qué hacer con lo encontrado en el oleaje de las próximas páginas. Porque al bucear en el fondo del carisma de este hombre público algunos podrán entusiasmarse más aún con su figura, otros podrán afilar sus criticas y otros podrán hacer pie en su independencia de criterio hacia él.

15

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Eso sí: esta navegación tiene un requisito fundamental. Se trata de abrir la cabeza hacia la inmensidad de los horizontes y hacia la fabulosa diversidad de los mares. P.D.: Este libro se presta y no se presta No se presta porque el autor decidió liberar el copyright y renunciar a los derechos de autor. ¿Para qué prestarlo si se puede regalar? Entonces lo que el lector entusiasmado hace es regalarlo, publicarlo, sugerirlo y/o recomendarlo. Pero también se presta. Se presta a discusiones, polémicas, disputas familiares, conflictos de oficina, aclaraciones en el bar y sonrisas cómplices en el ómnibus o un instante antes de dormirse. Gracias por venir.

(1) Inolvidable personaje creado por Julio César Castro, Juceca.

(2) J.C. Castro: Más cuentos de Don Verídico. Ediciones Negrafica, Montevideo, 1982. Págs. 49-50.

16

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Capítulo 1 De las sabrosas pláticas que el lector sostuviera con el señor Data y con el Dr. Freud a propósito de los liderazgos políticos. El lector camina por uno de los largos corredores de la nave Enterprise. A su lado va el Teniente Comandante Data, serio e inexpresivo (1). -Señor Data- le dice. -¿Señor? -¿Puedo hacerle una pregunta? -Claro que sí-. La blanquísima cara del Oficial de la Federación parece iluminarse por un instante. -¿Por qué Jean Luc Picard es, además de Capitán de esta nave, algo así como un líder, un conductor para todos ustedes? El lector y Data se detienen frente a la puerta del Holodec. Allí dentro pueden vivirse todas las fantasías, siempre que sean adecuadamente programadas en la computadora. A esta tarea de programación se entrega el señor Data, siguiendo escrupulosamente lo solicitado por el lector. Mientras tanto su rostro tiene un aspecto de perplejidad y curiosidad. -Creo que nunca nos hemos hecho esa pregunta en el Enterprise- dice Data mientras sigue trabajando en la computadora. Sus ojos brillan con intensidad al continuar respondiendo:

17

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

-Sucede que para quienes confían plenamente en Picard, su liderazgo es sentido como algo natural, como que simplemente es así y así debe ser y no hay nada que preguntarse. Y para quienes no confían en él, pues sencillamente creen que su liderazgo tiene bases falsas y que se derrumbará en cualquier momento, entonces ¿para qué estudiar un problema que pronto dejará de existir? -¿Y usted que piensa?- insiste el lector. -Lógicamente existe la posibilidad de que ambas posiciones sean incorrectas. De hecho podría ser un campo interesante de investigación científica. Me doy cuenta que para eso ha venido usted al Enterprise. A propósito, el Holodec esta pronto. -Gracias señor Data- dice el lector parándose frente a la puerta de entrada que con suave zumbido comienza a abrirse. Data lo mira con interés pero sin perder cierta expresión de perplejidad. Y le anuncia: –Viena, 1920, calle Berggasse. Mientras usted hace su recorrido yo pensaré en su pregunta. Realmente es interesante. Buena suerte señor. -Gracias Data –responde el lector mientras ingresa al Holodec y la puerta se cierra detrás suyo. El Dr. Freud y el caso Vázquez El lector se mezcla con la gente que camina por aquella calle de Viena. Observa con placer los edificios de cuatro o cinco pisos de altura, repletos de ventanas rectangulares con pequeños balcones. Se detiene frente al número 19. Diez minutos después esta tendido bocarriba en un diván.

18

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

-Dr. Freud –dice- quisiera comprender como miles y miles de personas, todas ellas muy diferentes entre sí, pueden elegir a un mismo líder y confiar en él. La voz de Freud le llega desde una zona situada detrás suyo: “El más singular de los fenómenos presentados por una masa psicológica es el siguiente: cualesquiera que sean los individuos que la componen y por diversos o semejantes que puedan ser su género de vida, sus ocupaciones, su carácter o su inteligencia, el solo hecho de hallarse transformados en una multitud les dota de una especie de alma colectiva. Este alma les hace sentir, pensar y obrar de una manera por completo distinta de cómo sentiría, pensaría y obraría cada uno de ellos aisladamente.”(2) El lector arriesga una opinión: -Sí, entiendo. Pero se me ocurre que una masa psicológica no es lo mismo a principios del siglo veinte que a finales del mismo. Pongamos un caso: las multitudes que hoy siguen y votan y apoyan a un dirigente político, por ejemplo Tabaré Vázquez, no participan en grandes concentraciones humanas, no actúan físicamente en una masa. Salvo que pensáramos en un nuevo tipo de masa: miles de personas sentadas cada una en su casa, pero todas frente al televisor al mismo tiempo, control remoto en mano. ¿Reaccionarían en forma similar a una multitud en la calle? -”La multitud es impulsiva, versátil e irritable y se deja guiar casi exclusivamente por lo inconsciente… Aún cuando desea apasionadamente algo, nunca lo desea por mucho

19

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

tiempo… No tolera aplazamiento alguno entre el deseo y la realización. Abriga un sentimiento de omnipotencia… Es extraordinariamente influenciable y crédula… Piensa en imágenes que se enlazan unas a otras asociativamente… Los sentimientos son siempre simples y exaltados. De este modo, no conoce dudas ni incertidumbres. Las multitudes llegan rápidamente a lo extremo. La sospecha enunciada se transforma ipso facto en indiscutible evidencia. Un principio de antipatía pasa a constituir en segundos un odio feroz.” (3) Se hace un silencio bastante prolongado. El lector comenta en voz alta sus pensamientos: -Sí, creo que sí. Estaba pensando que mucho de lo que usted dice es aplicable a esa multitud que mira televisión. Claro que hay espectadores críticos, más serenos y reflexivos. Pero por eso mismo estarían situados fuera de la multitud. Pero sí, yo conozco personas que viven así, con esa intensidad, su relación con la televisión. Ahora bien, doctor Freud, explíqueme esto: muchos políticos uruguayos están percibiendo que aunque hagan discursos que ellos creen razonables y lógicos, sin embargo los espectadores no les dan demasiado crédito. Y en cambio figuras emergentes como Tabaré Vázquez sí tienen éxito, y parecen utilizar otros canales de comunicación. En la penumbra de la habitación el lector apenas entrevé el pesado mobiliario recargado de libros y pequeñas estatuillas y objetos de arte. La voz de Freud parece flotar en el aire: -”La multitud se muestra muy accesible al poder verdaderamente mágico de las palabras, las cuales son 20

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

susceptibles tanto de provocar en el alma colectiva las más violentas tempestades como de apaciguarlas y devolverles la calma. La razón y los argumentos no pueden nada contra ciertas palabras y fórmulas… (4) La multitud no reacciona sino ante estímulos muy intensos. Para influir sobre ella es inútil argumentar lógicamente. En cambio, será preciso presentar imágenes de vivos colores y repetir una y otra vez las mismas cosas.” (5) El lector sonríe: -Usted debería haber sido director creativo de una agencia publicitaria, doctor, o asesor de imagen de algún político. ¿No estará trabajando de incógnito en algo de eso? Freud no le contesta. En el largo silencio se escucha el tic tac de un reloj. El lector piensa, algo preocupado: -¿Se habrá enojado por el chiste? ¿O estará pensando para interpretármelo? ¿No se habrá quedado dormido? En ese momento reaparece poderosa la voz de Freud: -Es la hora. Y finaliza la sesión. Una cuestión de amor El lector no podrá quejarse: estuvo en el Enterprise, habló con el Teniente Comandante Data y estuvo en el diván de Freud, en la Viena de 1920. Todo para intentar comprender mejor el fenómeno psicosocial que es Tabaré Vázquez.

21

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

El doctor Vázquez posee una poderosa capacidad de comunicación. La misma se despliega en todo su esplendor en la televisión. Y en torno a la televisión se congrega una muchedumbre que siente, piensa y actúa en forma similar a la multitud en la calle. Freud concebía como masas desde las multitudes efímeras, episódicas, formadas en la calle en determinado momento, hasta instituciones como la Iglesia y el Ejército. Hoy en día podemos concebir ésta otra multitud, la del público instalado frente el televisor. El estrado del acto de masas es sustituído por la pantalla. Los miles de ojos del público ya no son visibles para el orador, quien ve los ojos intermediarios de las cámaras. El espectador ya no siente la presencia física masiva de los otros espectadores, ya no siente sus gritos, sus olores, su roce, sus empujones, su calor, su colorido, su movimiento. Pero se sabe y se siente dentro de una multitud. Tanto se siente en esa multitud, formando parte de ella, que justamente suele encender el televisor para eso: para sentirse acompañado. Y además se siente mucho más cerca del orador, lo ve y lo oye mucho mejor. Esta masa televisiva distiende sus represiones, se vuelve más sugestionable, es afectada más fácilmente por el contagio afectivo, y puede ubicar a una figura televisiva como Ideal de su Yo, como modelo y punto de referencia. Desde el living de cada casa van hilos invisibles que se atan afectivamente a esa figura televisiva, mientras otros hilos invisibles

22

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

atan al espectador con los demás televidentes que en ese mismo momento están ubicando a Vázquez en su Ideal del Yo. Todos ellos viven la ilusión de todas las masas: el líder que ama por igual a todos los miembros del grupo. Quizás, al fin y al cabo, el liderazgo de Tabaré Vázquez tenga mucho que ver con el amor. Y con las necesidades amorosas en un mundo fragmentado, lleno de multitudes solitarias y atravesadas por la violencia, desconfiadas ya del excesivo uso de argumentos razonables para justificar hasta el horror más descarnado. En ese sentido podría decirse que Vázquez ha sabido cómo enamorar a una creciente multitud. De eso se trata: de enamorar y seducir.

(1) La nave espacial Enterprise, su Capitán Jean Luc Picard y el Teniente Comandante Data son algunos de los protagonistas de la serie televisiva “Viaje a las estrellas. La nueva generación” (creada por Gene Rodenberry).

(2) Sigmund Freud: “Psicología de las masas y análisis del Yo”. En “Obras completas” tomo VII, Biblioteca Nueva, 1974. Pag. 2565. (3) S. Freud: ibídem, pag. 2568. (4) S. Freud: ibídem, pag. 2569 (5) S. Freud: ibídem, pag. 2568

23

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Capítulo 2 Que trata de algunos secretillos del seductor de multitudes y de otros gustosos sucesos Seducción. Ésta es la palabra que mejor define la relación que se establece entre el Dr. Tabaré Vázquez y un sector muy importante de la población del Uruguay. Si uno recorre algunos diccionarios puede encontrar distintos significados del verbo SEDUCIR. Por un lado sería engañar con arte y maña, persuadir a hacer algo. Donde engañar alude a ilusionar, producir un efecto por el cual una cosa se ubica en el lugar de otra. Y por otro lado sería embargar, cautivar el ánimo. A su vez embargar significa detener, retener algo, paralizar y suspender los sentidos y potencias del alma. Y cautivar es atraer, ganar, ejercer irresistible influencia y sujetar por su atractivo. Ésto es lo que hace Vázquez con multitudes. Ilusiona, atrae, cautiva, sujeta por su atractivo, ejerce una influencia irresistible y persuade potentemente. Vale la pena investigar cómo lo hace. Pero antes tendremos que entender qué es y cómo opera la seducción. Seducción: que sí, que no La seducción forma parte de la vida de todos nosotros. Seducimos y somos seducidos por diferentes personas, de diferentes maneras y con diferentes consecuencias. Usted mismo,

24

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

amigo lector, puede traer ahora a su memoria escenas de seducción que hayan sido especialmente interesantes. Recuerde alguna de esas escenas, reviva aquellas formas, colores, movimientos, sonidos y olores. Recuerde. Lo ayudo con algunos ejemplos: 1. El lector va en el 121. Es ya de tardecita y el ómnibus va absolutamente lleno. El hombre va parado en el medio del pasillo. Mire hacia donde mire, lo rodea un mar humano. Sus ojos se deslizan inexpresivos sobre la superficie de aquel océano. También su oído y su olfato perciben sensaciones pero casi distraídamente, sin jerarquizar nada en especial. De pronto algo hace clic y se le despierta un súbito interés. De aquel fondo humano carente de atractivo surge algo que se destaca: un perfume agradable, una voz dulce, la cara pecosa de una pelirroja. Luego la muchacha aparece y desaparece entre la gente. El lector, cada vez mas cautivado, alcanza a percibir sus formas rotundas resaltadas por un pantalón ajustadisimo. También se encuentra varias veces con una preciosa mirada. Pero son instantes, pequeños destellos discontínuos, y enseguida todo se oculta en ese mar de caras y cuerpos. El lector se siente seducido, aún cuando la pelirroja no tenga la más mínima intención de hacerlo. 2. La lectora está en el Estadio Centenario. Faltan pocos minutos para que comience el recital de Joan Manuel Serrat. Sus ojos se pasean desinteresados por la tribuna llena de gente. Poco a poco su mirada vuelve una y otra vez al mismo punto. Algo allí llama su atención y se recorta sobre el fondo general de aburrimiento. Es aquel morocho de ojos verdosos, el de la camisa a rayitas. Está hablando con un amigo, en voz alta y 25

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

clara. La gente se mueve, se acomoda en el asiento, se para. Y la imagen del hombre se pierde y reaparece y se vuelve a perder. Por momentos advierte su sonrisa (¿acaso para ella?) y le llegan ráfagas de su voz (¿está hablando con el otro o lo hace para que ella lo vea y lo escuche?). La lectora se siente seducida, sea o no sea esa la intención del muchacho. 3. El lector (o la lectora) está en su casa escuchando radio. Su atención está bastante pendiente del programa de Emiliano Cotelo, o quizás de las Palabras Cruzadas de Mauricio y Ana María. De pronto tocan el timbre. Abre la puerta y hay allí una mujer (o un hombre). Su desnudez es total. Y le anuncia de inmediato su intención de un contacto sexual. Así nomás. La reacción del lector (o lectora) es poco predecible, pero sea cual sea algo queda claro: no se siente seducido. Acá no hay seducción. Entre el erotismo y el porno Intente seguir desentrañando la esencia de la seducción. Ahora lo ayudo con algunos ejemplos que son, realmente, de película: A) Instalado en la oscuridad de una de las salas de Cinemateca, uno se dispone a ver un clásico de Buñuel: “Ese oscuro objeto del deseo”. ¿Lo recuerda? Si no lo vio, vaya, vea y después me cuenta. El argumento es simple. Un hombre se obsesiona con una mujer que alternativamente lo acepta y lo rechaza, lo atrae y escapa. Ella se entrega pero no del todo, al punto que su papel es representado por dos actrices distintas que se van alternando para

26

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

su interpretación. Y el hombre ni siquiera parece percibir ese detalle, y la sigue contra viento y marea. Como si cada rechazo estimulara el deseo. Como si la persiguiera justamente porque se le escapa. Es la historia de una seducción. B) Le voy a sugerir nombres para que usted luego cierre los ojos y trate de evocar recuerdos respecto a alguno de ellos: Recuerde: Humphrey Bogart, Alain Delon, Paul Newman, James Dean, Robert Redford, Michael Douglas, Mel Gibson, Andy Garcia, Antonio Banderas, Brad Pitt… Recuerde: Marylin Monroe, Brigitte Bardot, Claudia Cardinale, Sofia Loren, Laura Antonelli, Catherine Deneuve, Sonia Braga, Kim Bassinger, Sharon Stone, Demi Moore… Cierre los ojos y recuerde. Seguramente algunos de estos nombres esta asociado en su memoria con la seducción. En algún caso hasta con el erotismo. Usted ha visto en la pantalla como en parte se muestran y en parte se ocultan, jugando con las sugerencias, con las alusiones, con las ilusiones, con lo visto y lo imaginado, con lo que no se dice pero se supone o no se ve pero se entrevé. Diferentes estilos, pero seducción al fin. C) ¿Y que pasa con el cine porno? Fíjese en los títulos. Acá no se sugiere ni se oculta nada: “Furia anal”, “Colas blancas, machos negros”, “Una lengua en mi slip”, “Erecciones transexuales”, “La isla de las vírgenes calientes”, “Bien adentro”… (1) 27

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Y en estas películas de sexo explícito está todo a la vista. Desfilan por la pantalla parejas, tercetos, cuartetos, quintetos de uno y otro sexo. Todos aplicados a una frenética gimnasia sexual. El ojo del espectador es sobre-expuesto a la presencia de primerísimos primeros planos de órganos genitales, de bocas, de acoplamientos diversos. Acá no hay seducción. Es otra cosa, pero no seducción. Ni camaleones ni desnudos Ahora sí estamos en condiciones de definir lo esencial, lo más característico de la seducción. En primer lugar seducir implica mostrarse, recortarse sobre el fondo gris e indiferenciado, desmarcarse de los demás, hacer ver lo diferente que cada ser humano tiene respecto al resto. Lo señala el profesor catalán Peré Salabert: “No prestamos atención a lo usual. En el decorado ambiental de todos los días, nuestra mirada es rutinaria. Por eso no vemos lo que miramos. Ahora bien, desde el momento que se produce algún cambio en el orden de lo usual, la percepción se moviliza, el sujeto se pone atento. Es porque algo emerge de entre el conjunto indiferente de los objetos y se singulariza al exhibirse. Es ésta una realidad bien conocida en el campo de la noticia periodística y televisiva.” (2) Pero en segundo lugar, seducir implica también no mostrarse totalmente, no exponerse por completo, no saciar todo el deseo del 28

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

otro. No seduce quien se mimetiza con el entorno, pero tampoco quien se desnuda frente a los demás. Por eso la pornografía está tan lejos de la seducción. “Únicamente aquello cuya visibilidad es insuficiente, siempre precaria, parece llamar nuestra atención y mantenerla por un tiempo más o menos largo… Esa insuficiencia que no nos deja indiferentes…la cosa que se expone con reparos, que se dice pero no del todo, que se enseña sin descubrirse…hace algo más que existir…existe real y plenamente. Existe para alguien… Esto es la manifestación más clara de una atracción gracias a la cual el sujeto destinatario se mantiene pendiente de (es decir, sujeto a) su objeto.”(3) Vázquez da la cara Volvamos a Tabaré Vázquez, seductor de multitudes. El teatro de operaciones clave para el desarrollo de su seducción es la televisión. Allí se juega lo más esencial de ese doble movimiento seductor de mostrarse pero no tanto. Durante más de cuatro años Vázquez fue Intendente de Montevideo. Esto le dio un formidable protagonismo televisivo en programas de alto rating: los informativos de la noche. Subrayado, Telemundo y Telenoche lo tuvieron en esos años como una figura estelar, parte fundamental del elenco estable de la noticia.

29

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Luego mantuvo esa posición durante la campaña electoral de 1994, ahora como candidato a la Presidencia. Y después de las elecciones su presencia televisiva fue un poco más discontinua, aunque volviendo a un primerisimo primer plano con el plebiscito de 1996. A la muy alta frecuencia de apariciones debemos agregar el destaque que los informativos de televisión dan siempre a sus intervenciones, resaltando la importancia y el impacto de las mismas. Es que Vázquez no solo seduce a los espectadores sino también a los propios periodistas (como todos los hombres carismáticos, por otra parte). La clave está dada, por supuesto, en su magnifico desempeño ante cámaras. Porque enamora y atrae a las cámaras, sabe buscarlas con su mirada, maneja con certera intuición los tiempos televisivos y sabe adecuar el lenguaje verbal a la inmediatez de la televisión. En resumen: presencia frecuente, subrayada por el mismo medio como importante, y aprovechamiento integral de cada aparición para generar un fuerte impacto. Con esto el Dr. Vázquez ya tiene una base sólida para mostrarse y destacarse ante el gran público. O sea para salir del fondo general de “los políticos” y posicionarse como diferente. En una palabra: para realizar el primer movimiento de la seducción. Vázquez se oculta El segundo movimiento, como hemos visto, es el de la visibilidad insuficiente, el mostrarse con reparos, el no sobreexponerse ni 30

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

descubrirse del todo. Esto lo logra, independientemente de si es o no su propósito, a través de varios mecanismos: 1) Entra y sale y vuelve a entrar a la política activa. Su actividad profesional como médico, su túnica blanca que en muchos momentos reaparece, sus anuncios de concurrencia a jornadas y congresos científicos, sus viajes al exterior por los mismos motivos, sus pedidos de licencia al Frente Amplio…todo colabora en la misma dirección: sacarlo discretamente de escena. Y pautar su discurso político con intervalos de silencio e invisibilidad. 2) Vázquez se mueve constantemente en su discurso publico, saliendo del lugar donde se lo espera encontrar y situándose en un punto diferente. Cuando se aguarda de él una posición radical sorprende con una salida moderada. Cuando se espera verlo conciliador asume una veta más enérgica. Cuando la expectativa es verlo defenderse resulta que no lo hace y asimila los ataques. Cuando se espera que acompañe una reforma constitucional, irrumpe diciendo que no. Nunca se lo conoce del todo. Y sorprende. 3) El discurso del Dr. Vázquez está poblado de sugerencias, de preguntas, de alusiones, de matices. En todo momento deja zonas oscuras que no son plenamente explícitas. No muestra todo su juego. Y lo hace en un país donde buena parte de los dirigentes políticos pretende decirlo todo y explicarlo todo en un discurso macizo, racional y completo. Con todo ésto realiza el segundo movimiento de la seducción: la incompletud, la sorpresa, la sugerencia, el dejar siempre algo sin explicitar o mostrar. 31

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

La multitud es seducida laboriosamente, con movimientos precisos, con arte. Y se cautiva.

1) Son algunos de los títulos en cartel en Montevideo en enero de 1997. 2) Peré Salabert: “De la creatividad y el kitsch. Meditaciones posmodernas.” Ediciones de Uno, Montevideo, 1991. Pag. 44. 3) P. Salabert: op. cit., pag. 45 (Subrayados de P.S.).

32

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Capítulo 3 Que trata del famoso político que ofrece espectáculo descubriendo su cuerpo ante las cámaras de televisión Un buen ejercicio para iniciar este capitulo sería que el lector curioseara un rato por alguno de sus albumes de fotos. Sí, sí: las fotos de un cumpleaños, un viaje, aquella ocasión tan especial…Véalas. Note una cosa: hay alguien que siempre sale bien. La cámara nunca lo sorprende con los ojos cerrados, ni con esas muecas extrañas o desagradables que a veces hacemos, ni con una posición corporal rara, ni con una mirada fea, ni con un gesto fuera de lugar. Nada de eso: siempre impecable, sonriente, agradable, como nacido para la cámara fotográfica. ¿Verdad que entre sus fotos hay alguien así? Usted siempre dice: “¡que fotogénico que es fulano!”. Pues bien, Tabaré Vázquez también es fotogénico. Pero esencialmente es telegénico. Como nacido para salir bien en la televisión.

Espectáculo, seducción y poder

33

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

La mayor parte de los dirigentes políticos uruguayos no ha descubierto la televisión, o por lo menos no la comprende en profundidad. Entre las pocas excepciones está Tabaré Vázquez. Él sí sabe. No se trata de un saber necesariamente intelectual, sino de saberes corporales, afectivos e intuitivos. Muchos todavía creen que la televisión simplemente registra lo que sucede y lo transmite para que otros lo vean tal cual ocurrió. Ésta es una visión ingenua, que desconoce que la esencia de este medio reside en la construcción de una realidad diferente a la realidad que conocemos. En última instancia la televisión es un espectáculo. Y como espectáculo su fin es seducir, atraer la mirada del otro. Esto implica un ejercicio de poder. “El espectáculo se nos descubre así como la realización de la operación de seducción. Pero la seducción es, a su vez, el ejercicio de un determinado poder: el poder sobre el deseo del otro. Esta es la causa de que todo poder deba necesariamente, espectacularizarse, pues solo pervive y se asienta el poder capaz de hacerse desear… Si todo espectáculo instituye una relación de poder, el poder es, esencialmente, generador de espectáculos. Y es así como la 34

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

política del deseo –la seducción- se acopla con la política del poder- de cualquier poder.” (1) Espectáculo, seducción y poder. Quienes se mueven con mayor comodidad por esta trilogía seguramente se manejan mejor en el medio televisivo. Cuerpo, mirada y distancia ¿Qué es lo que caracteriza a un espectáculo, incluyendo a la televisión? Tres elementos básicos: un cuerpo que actúa, que se exhibe y fascina, una mirada sujeta a ese cuerpo, y una distancia entre ambos. Desde este punto de vista tendríamos, por ejemplo, que la radio no es un espectáculo. Y tampoco la prensa ni los libros ni la navegación por Internet ni una conversación íntima. Pero sí es espectáculo el circo, el clásico en el Estadio, el cine, Roberto Jones en “Rompiendo códigos”, la actuación de Falta y Resto, el recital de Bob Dylan o la televisión. ¿Nunca se ha dado cuenta de la diferente impresión que le deja un mismo político cuando lo escucha por radio que cuando lo ve por T.V.? Es que son medios que demandan capacidades y

35

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

actitudes muy diferentes. Aunque no muchos lo tengan en cuenta. Vázquez pone el cuerpo El primer factor decisivo en el espectáculo televisivo es el cuerpo que actúa. Ya sabemos que la política uruguaya sigue manteniendo una fuerte tendencia a verbalizar disimulando el cuerpo del que habla. Como si las palabras surgieran de una mente flotando en el espacio. A esta política descorporeizada es lógico que le vaya muy mal en la tele. Sin embargo el cuerpo del Dr. Vázquez sí que actúa y protagoniza el espectáculo. Veamos algunos ejemplos: 1) SONRISA Parece simple decirlo, pero Vázquez sonríe. El lector sabe por experiencia propia que cuando recibe una sonrisa se siente más a gusto. ¡Cuántas veces alguien sonrió y desactivó una situación tensa, o comenzó una relación nueva o simplemente hizo más amable un momento cualquiera! Insisto: Vázquez sonríe. ¿Por qué les cuesta tanto hacerlo a otros políticos? 2) MIRADA

36

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

El Dr. Vázquez mira a los ojos del espectador. Lo hace por el simple mecanismo de mirar a la cámara. No tengo que insistir nada para que se aprecie la inmensa diferencia de contacto humano cuando dos personas se miran a los ojos que cuando no se miran. ¿Nunca le pasó que mira a alguien y ese otro no lo mira? Seguramente provoca rechazo que el otro mire hacia cualquier lado menos para donde estamos nosotros. Pues eso hacen algunos esquivando siempre la mirada a la cámara. Observe con atención la mirada de Tabaré. Allí hay una comunicación silenciosa que emerge desde lo profundo de la persona. Y asoma una veta de cierta tristeza y de compasión ante el dolor y la fragilidad del ser humano. 3) ASPECTO Vázquez cuida su aspecto personal. Esto es evidente en su corte de pelo y su peinado siempre prolijo. Y en su ropa y su combinación de colores. No es frivolidad: es comunicación y espectáculo. 4) MOVIMIENTO El cuerpo de Vázquez se mueve, contrastando con la inmovilidad de otros. Recuérdele en varios debates: inclinándose hacia adelante, buscando la cámara, creando un clima más intimista de acercamiento. O recuérdele en aquel gesto verdaderamente espectacular en el debate con el Dr. Ramírez: salió de su lugar, recorrió el espacio entre ambos, llegó hasta el lugar de su

37

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

oponente y le estrechó la mano. ¡Ante la sorpresa, inmóvil, de todos! Recuerde también el papel comunicativo de sus manos: las palmas abiertas hacia el público en un clásico gesto que trasmite sinceridad y confiabilidad, o los dedos formando la V de la victoria, o el pulgar hacia arriba en la campaña del 89 diciendo que todo estaba O.K. 5) ACCIONES COMPLEJAS En las campañas electorales Vázquez ha realizado acciones corporales más complejas que abarcan a toda su persona. Las mismas tienen un fin en sí mismas: provocan un contacto especial con la gente, muy directo y muy humano. Pero su esencia se potencializa cuando se las emite en el informativo televisivo de la noche. Estas acciones van mucho mas allá de los tradicionales besos y abrazos. Porque este candidato recorre a pie los barrios, pasea por las ferias, almuerza en una olla popular, saluda a los vecinos, se mete en los boliches de pueblo, juega a la bolita con los niños y hasta participa en una cuerda de tambores. Ningún candidato hace, en la actualidad, un despliegue corporal como éste.

Sonrisa, mirada a los ojos, cuidado del pelo, selección de la ropa, movimiento y despliegue de

38

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

acciones corporales complejas. Tabaré Vázquez subraya a cada paso la existencia de su propio cuerpo. No esconde ni disimula su corporalidad sino que la muestra y la exhibe. En el espectáculo de la T.V. le saca varios cuerpos de ventaja a sus competidores. La mirada y el circuito cerrado El segundo factor decisivo en el espectáculo es la mirada del espectador. Parecería que Vázquez conoce bien al televidente, que sabe mejor que otros cómo llegarle, cómo atrapar su mirada. Para eso hay que saber observar y escuchar a la gente, cosa imposible en el estudio de televisión. ¿Dónde obtiene Vázquez esa retroalimentación? ¿Dónde ve y escucha al televidente? Seguramente en su trabajo profesional. Porque le permite salir del circuito cerrado de la política, de sus códigos internos, de su vida propia que otros no comprenden. Y mantener un contacto periódico con otras personas, ya sean médicos, enfermeras, funcionarios administrativos, pacientes o familiares de los pacientes. El trabajo fuera de la política le permite acceder a este universo de televidentes y 39

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

conocer sus reacciones. Esto no lo puede hacer el político profesional, el que destina todo su tiempo y toda su vida a la política. Y lo paga frente a cámaras porque no sabe casi nada de la mirada que está del otro lado. Su majestad la cámara El tercer factor básico del espectáculo es la distancia entre el cuerpo que actúa y la mirada del espectador. Esta distancia es marcada en la televisión por la propia cámara. Cuando no se nota su existencia parece que el televidente estuviera mucho más cerca de los protagonistas, quizás allí mismo donde están ellos. Cuando la cámara es señalada o al menos sugerida, entonces se marca una frontera, se establece una distancia y se forma un espacio mucho más amplio que comienza en el estudio televisivo y continúa en el living del televidente. Se inaugura el espectáculo. Esto es lo que hace Tabaré Vázquez: le da protagonismo a la cámara, hablándole directamente al espectador, haciendo alusión a él, poniendo en evidencia que aquello es televisión.

40

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Un ejemplo formidable es el de los debates. Vázquez ha realizado tres “clásicos”: uno con el Dr. Ramírez y otro con el Dr. Sanguinetti en la campaña del 94, y el último con el Dr. Volonté en el 96. En los tres casos con estupendo desempeño. En los tres debates ocurre un fenómeno similar: el oponente de Tabaré Vázquez se dirige a él, polemizando de la manera más naturalista posible. Como si allí no hubiera cámara alguna. En cambio el Dr. Vázquez no pierde nunca de vista que está en televisión. No pretende en ningún momento convencer al otro político, sabe que no es posible. Sabe que su polémica con el otro será válida en tanto sea apreciada como espectáculo por el televidente. Y para él actúa. Como Maradona, cuando en pleno Campeonato del Mundo corre a gritarle su gol a una de las cámaras de televisión. No corre a abrazarse con sus compañeros ni a buscar a los hinchas a la tribuna. Corre hacia la cámara, se ubica en primer plano ante ella y allí coloca su grito de gol. Convierte al fútbol en el tema de un gran espectáculo. Vázquez habla para la cámara, no para su adversario. Revela así la presencia de ese artefacto cámara que impone la distancia

41

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

suficiente como para que aquello no sea un debate sino un espectáculo. Es el espectáculo que tiene al debate como tema. Estirpe televisiva Uno de los secretos del éxito de Tabaré Vázquez es su perfecta adecuación al espectáculo televisivo. Y esto lo logra en los tres géneros en los que participa: tanto en los informativos como en los debates o en entrevistas al estilo de Sonia Breccia o Néber Araujo. En 1994 el semanario Brecha cubre una gira del Dr. Vázquez por el departamento de Salto. Dice la nota, titulada “Entre miedos y esperanzas”, que en todos los barrios “no dejaban -aunque más no fuera por curiosidadde asomarse a la puerta para mirar, con cierta timidez, al hombre de quien tanto se ocupan los grandes medios de comunicación.” Y agrega un paisano viejo de Belén: “¡Pero que había sido joven usted, doctor! Solo lo conocíamos por televisión, y como usted venía pa’ acá yo quería verlo.”(2) Vea el lector que lo que Brecha registra, más que el recibimiento al político, es el recibimiento a la figura televisiva.

42

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Los políticos uruguayos han sido, tradicionalmente, hombres que se manejan en otros ámbitos de comunicación. Algunos han sido muy hábiles en el contacto personal con el votante, sea en el comité o a domicilio. Otros fueron grandes oradores callejeros, en el calor del acto político (como el caso de Zelmar Michelini). Otros brillaban en sus discursos parlamentarios, al estilo de Wilson Ferreira Aldunate. Es notorio que el periodismo escrito ha sido lugar de los políticos. Y se ha construido una larga tradición, desde Batlle y Ordoñez a Sanguinetti y Washington Beltrán. Nuestra historia política registra también algunos grandes comunicadores radiales, que tenían en el micrófono su clave electoral. Son los casos de Benito Nardone (“Chicotazo”) o de José Germán Araujo. Pero Tabaré Vázquez es de una estirpe diferente. Su ámbito comunicativo no es la calle ni el parlamento ni la prensa escrita. En la radio su desempeño es bueno, pero no es allí donde hace la diferencia con sus competidores. En realidad es el primer político uruguayo de la estirpe de Tinelli, Gasalla o Susana Giménez.

43

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Es un hombre de la televisión. Del espectáculo televisivo.

1)Jesús González Requena: “El discurso televisivo: espectáculo de la posmodernidad.” Cátedra, Madrid, 1988. Pag. 60. 2)Semanario Brecha numero 447. Montevideo, 24 de junio de 1994.

44

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Capítulo 4 Donde se investiga la misteriosa relación entre la publicidad de Tabaré Vázquez y la caída del Muro de Berlín Tabaré Vázquez fue candidato a la Intendencia Municipal de Montevideo en las elecciones de 1989 y a la Presidencia de la República en 1994. En ambas instancias electorales, su capacidad de comunicación con la gente fue acompañada por las campañas publicitarias de los diversos sectores del Frente Amplio a los cuales representaba como candidato único. Estas campañas publicitarias fueron realizadas por diferentes agencias y sin una unidad de concepción. Pero varios aspectos de las mismas contribuyeron al crecimiento político de Vázquez, en particular porque aportaron a la tarea de crear y reafirmar la personalidad pública del candidato. El concepto de personalidad pública, desarrollado con brillantez por el publicista español Joaquín Lorente, supone el mantenimiento de ciertas cualidades básicas del producto. Esas cualidades lo caracterizan, lo diferencian de otros y lo vuelven inconfundible.

45

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Los anuncios y las campañas van variando a lo largo del tiempo, pero unos y otras deberían apuntar en una misma dirección: mantener y desarrollar la personalidad publica. Una marca que crece Dice Lorente: “Todo lo que se consume, un caldo y una compañía aérea, un desodorante y una idea política, una religión y un cortacéspedes, es un producto y necesita presentarse con una personalidad pública concreta. Cada día, nuestro cerebro percibe miles de comunicaciones, registra unas centenas y archiva unas docenas. En cada grupo, existen comunicaciones que son publicitarias. Con toda seguridad, entre aquellas que archivamos capaces de decidir después comportamientos, hay un porcentaje elevadísimo que corresponden a marcas o empresas que comunican con una importante dosis de personalidad pública.”(1) Desde este ángulo estrictamente publicitario, podríamos señalar que Tabaré Vázquez es una marca que viene creciendo sistemáticamente y ganando cada vez nuevas porciones del disputado y muy competitivo mercado electoral uruguayo.

46

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Publicidad es comunicación y el producto, el propio Vázquez, es el primer comunicador de su personalidad pública. Pero varios de los avisos publicitarios que lo han rodeado han contribuido activamente a esta tarea. ¿Los recuerda el lector? El año que derribaron el Muro 1989 fue un año trascendente en el mundo. La caída del Muro de Berlín sería uno de los símbolos más significativos del final del siglo veinte. Allí estaba representado no solo el derrumbe del comunismo en una vasta zona del planeta, sino fundamentalmente el fin de una época y el comienzo de otra. La revolución científico-técnica venía pisando el acelerador desde la década del 50 y gestando un gigantesco cambio cultural que todavía estamos procesando. Todo comenzaba a moverse en todas direcciones y a velocidades cada vez mayores: los capitales, las personas, los sonidos, las imágenes, la información. El mundo se globaliza. Ya en los 80 el computador personal significaba una revolución en la revolución. No es que un cambio cultural aparejara ciertos cambios políticos. Sino que una asombrosa transformación cultural cambiaba la vida entera del ser humano, arrastrando consigo la política y las ideologías. Incluso en nuestro país. Piense el lector, mire a su alrededor, recuerde el paisaje habitual hace poco más de diez años. ¡Cuántas cosas han ocurrido!

47

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Computadoras en los lugares de trabajo, computadoras en miles y miles de hogares, explosiva integración a Internet, televisión cable hasta en pequeños pueblitos del interior, 43 emisoras de televisión aérea, 92 radios AM, 130 radios FM, uruguayos exportando programas de computación, uruguayos haciendo cine, publicidad nuestra ganando premios en el exterior… Y todo esto implica cambios en las personas, en la manera de pensar y de percibir, en la vida cotidiana y en el disfrute del tiempo libre. Cambios en las costumbres y en los modos de relacionarse y comunicarse. Algo de todo este mundo que emergía tenía que golpear a la puerta de la comunicación política. Algo nuevo. En ese contexto surge Tabaré Vázquez como candidato. Quizás fue la primera expresión política local de esa ola que conmovía al planeta. Y que todavía lo conmueve ( y nadie sueñe que se detendrá en poco tiempo). Otra expresión local fue la campaña publicitaria de la lista 1001. Esta combinación de irrupciones cambiaría para siempre la fisonomía de la política uruguaya. Algunos echaron un rápido vistazo al mundo y dijeron: esta ola de cambios es el sepulturero del comunismo, el cual será sustituído por otras corrientes de izquierda. Otros dieron una ojeada similar y señalaron: el derrumbe es de toda la izquierda. Y otros miraron Uruguay mientras decían: es el comienzo del fin de los partidos tradicionales.

48

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Todos pecaron por lo mismo: creyeron que la ola era un movimiento de la superficie del agua que ahogaría a algunos y que a otros ni siquiera los salpicaría. El tiempo está demostrando que el movimiento es sí de la superficie pero también de las corrientes profundas, del fondo marino y hasta de las capas geológicas. Era (y es) la cultura humana sacudiéndose. ¡Anímese! 1989: saltan los tapones de la publicidad electoral uruguaya. Autor material e intelectual del cortocircuito: equipo de publicistas al servicio de la lista 1001 (Esteban Valenti, Cacho Bagnasco, Horacio Buscaglia, Pablo Escobar, Selva Andreoli y otros). Factores determinantes: cambios culturales que sacudían al planeta. Principal beneficiado: Dr. Tabaré Vázquez (quien llegaría a la Intendencia de Montevideo y lograría componer las primeras piezas esenciales de su personalidad pública). Escenario: la televisión. Uno de los avisos de la campaña comenzaba con una escena gris: un aburridísimo auditorio sentado sin escuchar a un orador que hablaba y hablaba y hablaba. ¿Le suena? Políticos que hablan demasiado, que pretenden saberlo y explicarlo todo, enamorados de su propio discurso, que no piensan en el destinatario de sus mensajes. Y público que se aburre, que siente que no están manejando sus mismos códigos, que deja de escuchar y se distancia.

49

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

De pronto lo inesperado, la sorpresa, el cambio: un salto, una ruptura, música contagiosa, un estallido de colores, de movimientos, de jóvenes bailado, de alegría. Y el eslogan: “CONTRA EL PAIS GRIS. ¡ANÍMESE!”. Todo a ritmo vertiginoso de vídeo clip musical. Otra serie de avisos eran protagonizados por el PROFESOR PARADÓJICO. Este personaje hacía sonar una ruidosa corneta y formulaba un breve y afiladamente irónico comentario. Todo en él transgredía los lugares comunes de la política local, tan seria y formal: su aspecto físico, su gestualidad, la corneta, el no tomar en serio algunos temas supuestamente importantes, y hasta el tirar una flechita de papel mientras decía “NO TIRE SU VOTO A LA-CALLE”. La campaña era redondeada por otros avisos que encajaban en el mismo espíritu: un divertido rap montevideano, el número 1001 coloreado al estilo Joan Miro, jóvenes bailando en silencio, el eslogan “DELE UNA OPORTUNIDAD AL FRENTE AMPLIO”… Mas allá de la persuasión lograda por esta campaña (la 1001 fue la lista más votada de la coalición de izquierdas), su desarrollo plantó los primeros brotes de la personalidad pública del Dr. Vázquez. ¿Qué queda de todo esto? Queda una cierta imagen de Tabaré Vázquez: es un hombre joven, distinto a los políticos, agradable, renovador, una persona de cuerpo entero, entretenido y de buen humor. No se necesitan discursos para comunicar esta personalidad publica, sino que se construye desde las características propias de los avisos publicitarios.

50

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

La semilla esta sembrada. La flecha ya está en el aire. Yo que vos me paraba arriba de la mesa 1994: nuevas campañas publicitarias de sectores del Frente trabajan sobre la huella del 89. No son iguales, pero no podrían existir sin aquel antecedente. Y martillean sobre él. La lista 90, Partido Socialista, apoya uno de sus avisos más fuertes en una película de mucho éxito entre los jóvenes: “La sociedad de los poetas muertos”. Comienza con imágenes cotidianas y rutinarias, y de pronto la ruptura, la sorpresa: jóvenes, adultos y viejos se suben encima de mesas, bancos, escritorios, autos y todo lo que ande por allí. Ven la realidad desde otro lugar, parados con otra perspectiva frente a las cosas. Todo con un crecimiento de la emoción y la alegría. El eslogan dice “APROVECHÁ EL AÑO… EL RESULTADO DEPENDE DE VOS”. La otra serie de la 90 es humorística. Allí los jabones BLANQUEX (con VOLONTEÍN y RAMIROL) y COLORADEX son rechazados por los consumidores. El clima es de irreverencia y de sátira a la proverbial seriedad de los políticos. La Vertiente Artiguista (lista 77), por su parte, contribuye con una serie de avisos de estructura simple, jugados plenamente a un actor que habla frente a la cámara desde algunos lugares de

51

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Montevideo. El tono es cordial, canchero, bienhumorado, con una gran calidez afectiva. En uno de ellos, con camiseta bajo la camisa, al estilo Tinelli, el actor finaliza diciendo: “ENTRE NOSOTROS, YO QUE VOS VOTO A LA VERTIENTE”. Una verdadera declaración juvenil, intimista, casi afectuosa. Donde existen personas reales, un YO y un VOS. Perdido ya para siempre el viejo e impersonal “nosotros”. La comunicación publicitaria en éstos y otros avisos se vuelve más informal, personal e íntima. En varios momentos el Partido Socialista deja de ser Partido para ser simplemente SOCIALISTAS. Y la Vertiente Artiguista es muy llanamente LA VERTIENTE. Y el doctor Vázquez es TABARÉ. La personalidad pública de Vázquez, insinuada en la campaña del 89, es reforzada ahora en el 94. Con el agregado de una cualidad trascendente: Tabaré es una persona querible, afectuosa y humana. Es una persona de verdad y no un personaje de la televisión. Lo cual no deja de ser una especie de pase mágico que saca conejos de la galera, pues esa personalidad publica se está construyendo desde la televisión y con elaboradas técnicas publicitarias.

1) Joaquín Lorente: “Casi todo lo que sé de publicidad.” Ediciones Folio, Barcelona, 1986. Pag. 37-38

52

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Capítulo 5 Sobre el uso que el público real hace del televisor y del político que viene adentro Tabaré Vázquez es un gran comunicador político. Por eso mismo su mensaje tiene, entre otras cualidades, una gran adecuación y sincronización con los destinatarios del mismo. En el propio público podemos hallar algunas de las llaves de su éxito popular. La tradición política uruguaya suele olvidar a ese público. Busque el lector y encontrará con facilidad políticos enamorados de su propio discurso, de su facilidad de palabra, de su belleza de argumentos, de su lógica implacable, de las razones que puede elaborar para toda ocasión. ¿Verdad que identifica unos cuantos? A veces no se olvidan del público, pero tienen alucinaciones. Porque imaginan, suponen, un público hecho a su medida: gente muy interesada en la política, que sabe y recuerda todos los movimientos de la vida partidaria, que piensa mucho en estos asuntos, que recibe mensajes políticos completos y los analiza lógica y racionalmente, que toma sus decisiones movido exclusivamente por su razón y su

53

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

conciencia y que resuelve de un modo íntimo y solitario a quien votará. Pues bien: ese público no es real, es una alucinación de los políticos. Es una realización de sus deseos. Una especie de fantasma ilusorio que complementa sus discursos y los hace sentirse satisfechos y completos. La situación comunicativa podría sintetizarse así: muchos políticos hablan solos, muchos otros hablan con un fantasma y solo unos pocos hablan con el público real. Entre estos últimos está fuertemente afincado el Dr. Vázquez. ¿Qué tal si recorremos algunas zonas de su público real? ¿Para qué sirve un televisor? ¿Se ha fijado, lector, en cómo mira usted la televisión? Píenselo. Estoy seguro que usted no coincide del todo con la imagen fantasmal alucinada por muchos políticos: esa persona sentada frente al receptor, atenta a todos los detalles que percibe, superconcentrada y lúcida en todo momento, analizando un mensaje político desde el comienzo hasta el final y reflexionando después acerca de él. 54

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

El docente e investigador uruguayo Mario Kaplún ha estudiado algunos aspectos interesantes respecto a la influencia de la vida cotidiana de las personas en la recepción de la TV. Explora cómo se sitúa el publico en relación a la televisión en función de su vida diaria y de sus pautas de consumo. “En esa construcción de imaginarios el medio cuenta con eficaces aliados (que derivan) del entorno social que circunda y envuelve el ritual receptivo. En otras palabras…para comprender la relación que la gente establece con la TV es preciso indagar qué le pasa a la gente durante las horas que la mira.” (1) Cabe acotar que también para entender esa compleja relación entre la gente y los políticos que ve en la tele, hay que estudiar qué le pasa mientras los ve, y también antes y después de hacerlo. “Las decisiones de encender y apagar el televisor no son actos puramente individuales, espontáneos y aislados de los sujetos receptores. Se observan comportamientos reiterados, sugeridores de la existencia de patrones colectivos de consumo.”(2)

55

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

En ésto del vínculo con la televisión hay elementos de comportamiento de masas, en estrecho contacto con los rituales, la magia y los mitos de nuestro tiempo. Hay algo colectivo pues, que va mas allá del acto individual. ¿Qué hace la gente con el televisor? ¿Para qué le sirve? ¿Cómo lo usa? ¿Qué papel cumple en la vida cotidiana? ¿De qué manera recibe las imágenes de Vázquez, Sanguinetti, Volonté y toda la troupe? Kaplún señala tres modelos básicos de recepción, los que coexisten y se van alternando a lo largo de cada día: A) RECEPCIÓN GRATIFICANTE El televidente disfruta. Busca activamente determinados programas, se emociona con ellos, le resultan significativos. B) RECEPCIÓN INCIDENTAL El televisor esta ahí, como un telón de fondo, como un caleidoscopio de imágenes que lo acompaña, que lo ayuda a relajarse o a dormir, y que embellece la casa con sus colores. C) RECEPCIÓN SUPLETORIA El televidente mira con desapego, sin entusiasmo, sin concentrarse, rutinaria y distraídamente. Hace zapping, llena el tiempo vacío, se desconecta de la realidad.

56

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Si consideramos estas tres categorías podemos concluir que ver televisión es una actividad intermitente, discontinua y fragmentaria. La gente consume trozos, pedazos de esa totalidad que se le ofrece. El resultado en la cabeza del publico real es un caleidoscopio de formas, imágenes, movimientos, sonidos y colores. Es en éste caleidoscopio que el Dr. Vázquez se posiciona mejor que sus adversarios, pues ofrece al televidente estímulos visuales y auditivos estéticamente agradables y aptos para suscitar reacciones emocionales. En muchos momentos logra que el televidente disfrute de sus intervenciones, y puede así jugar en la A. Y en otros momentos por lo menos se mantiene circulando por la B y la C. Muchos políticos, en cambio, ni siquiera logran sostenerse en la C porque se los traga el zapping. “No es la información sobre el mundo lo que importa, sino la construcción y el consumo de un mundo imaginario, intensa y excitantemente coloreado.” (3) ¡Para mirarte mejor! 57

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Un sector frecuentemente olvidado del público real es el de los más pobres y marginados. ¿Dónde ha crecido en forma más explosiva la izquierda? En diez años, de la elección del 84 a la del 94, su votación ha crecido mas del 45% en los barrios donde coexisten la pobreza critica y la marginación: Piedras Blancas, Manga, Instrucciones, Toledo Chico, Paso de la Arena, Los Bulevares, Santiago Vázquez, Maroñas, Jardines del Hipódromo, Bella Italia, Camino Maldonado, Cerro, Casabó, La Paloma, Pajas Blancas, Colón, Lezica, Melilla y Abayubá. (4) Sectores juveniles marginales irrumpieron en 1994 en los actos del Frente Amplio. Posiblemente el lector los haya visto, en grupos de espaldas al estrado, concentrados en los tambores y las botellas. Como las barras bravas en el Estadio, tantas veces de espaldas a la cancha. Es que el largo brazo comunicativo de Tabaré Vázquez ha llegado hasta ellos. Lo ha hecho a través de dos canales fundamentales: CANAL UNO: LA INTENDENCIA

58

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Desde la Intendencia de Montevideo Vázquez logró llegar a los barrios de pobreza más profunda. Centros comunales zonales, policlínicas barriales, descentralización: en la práctica ésto significa cientos de funcionarios, médicos, psicólogos, asistentes sociales, gestores culturales… Éste es un canal invisible y silencioso para muchos, pero de un tremendo poder de comunicación. Porque llega sistemáticamente a la vida cotidiana de una enorme cantidad de familias. Y estas personas sienten, quizás por primera vez, que se las atiende, se las ayuda y se las apoya. En lugares donde hay tantas carencias familiares y sociales, donde la figura del padre está ausente o muy deteriorada y donde hay tantos afectos quebrados, allí comenzó a llegar la Intendencia de Montevideo. Y para esta gente lo nuevo no fue el municipio, institución que al fin y al cabo siempre existió. Lo nuevo fue TABARÉ. Hubo un clic masivo a través de este canal. CANAL DOS: LA MIRADA TELEVISIVA Se sabe: los sectores marginales también tienen televisión y la miran y consumen. Desde allí los mira TABARÉ. Y acá no estoy hablando de

59

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

su discurso ni de su ideología, propuestas o actividades partidarias. Simplemente digo que los mira. Otros políticos no los miran porque no miran a cámara. También así los marginan. Para todo ser humano es importante ser mirado. Pero es difícil imaginar hasta dónde puede ser trascendente una mirada cálida para alguien hambriento de afecto. Esto lo saben los personajes claves de la televisión: los locutores del canal, los informativistas, los conductores de programas, los actores publicitarios, los personajes de telenovela mientras dura la presentación de la misma… Ellos ofrecen el espectáculo, satisfacen el deseo visual del espectador, lo miran, le hablan, le sonríen, le brindan gestos seductores y cómplices, lo miman. “A través de la mirada complaciente del locutor la mirada del espectador es acogida, saludada, celebrada… Quien me mira desde la pantalla del televisor vuelca en mí toda su atención, se dedica a mí en exclusiva construyendo un espejo narcisista, imaginario…: él ocupa mi lugar, yo ocupo su lugar, él y yo nos fundimos en una identificación imaginaria –

60

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

el star system televisivo aparece, pues, como consecuencia inevitable. “(5) Tabaré Vázquez es uno de los pocos políticos uruguayos que se incorpora a la galería de miradas sostenedoras y acariciadoras. Un pequeño star-system compartido con figuras como Omar Gutiérrez, Jorge Da Silveira, Neber Araujo, Jorge Traverso, Blanca Rodríguez, María Inés Obaldia, Alberto Kessman, Carlos Muñoz, Juan Torraca o Fernando Vilar. También el canal dos hace clic con el público marginado. Las redes desenredan Cuando algunos políticos alucinan a su público imaginan a Robinson Crusoe. O sea a alguien solo, aislado, sin contactos con los demás. Que forma su opinión desde la más radical individualidad. ¡Avive el seso y despierte! Robinson Crusoe no existe. El público real está, en mayor o menor medida, intercomunicado. Y forma parte de una o varias redes de comunicación y apoyo social.

61

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Cada uno es un nudo de alguna red y se vincula con otros nudos (personas, familias, grupos, instituciones…). Estos vínculos pueden variar en cantidad y calidad, pero posibilitan que por la red circule el apoyo de unos a otros. El apoyo social cumple diversas funciones: •

Apoyo instrumental y material (el amigo que lo recomienda para un trabajo o que le presta unos pesos, el vecino que lo ayuda con la planchada o le alcanza un destornillador, el conocido que le arrima hasta el centro en la camioneta…).



Apoyo informativo (el otro que guía, aconseja, orienta, explica…).



Apoyo motivacional (ánimo, estímulo, reafirmación…).



Apoyo de estima (valoración, reconocimiento…).



Apoyo de compañía (proximidad, interacción social positiva, posibilidad de diálogo…).



Apoyo emocional (respeto, agrado, admiración, afecto, amor…).

¿Qué pasa con los mensajes políticos? Que no terminan en el individuo sino que circulan por su red de apoyos sociales. Y esa red no es solo receptora de mensajes. También los transmite, los

62

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

amplifica, los fortalece y los lleva a todos los rincones. O si no los desvaloriza y corta su circulación. Tabaré Vázquez tiene a favor de su comunicación una enorme red de apoyo social: familias ya con tradición de izquierda, estructura militante del Frente Amplio y de los grupos que lo integran, dirigentes sindicales, gremiales y sociales, murguistas, escritores, cantantes, gente de teatro, docentes, universitarios, intelectuales, personalidades de la cultura, medios de prensa influyentes y grupos e instituciones de las más diversas áreas. ¿Cómo opera esta red? Hace que quien se incorpora a ella se sienta apoyado y que quien no lo haga se sienta “en falta”. Hasta el punto que muchísimos votantes de los demás partidos se sienten reacios a expresar sus convicciones en público (¡a pesar de que siguen siendo la mayoría del país!). Y además la red potencia los mensajes de Vázquez al tiempo que diluye y desarticula los mensajes que se le oponen. Defecto de los otros partidos, por otra parte, que en los últimos tiempos no han sabido crear, desarrollar y sostener sus propias redes de comunicación y apoyo. ¡Que lejos estamos del viejo amigo Crusoe!

63

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

(1) Mario Kaplún: “Recepción televisiva y vida cotidiana.” Rev. Relaciones numero 134, Montevideo, 1995. Pag. 14-15.

(2) Ibídem. (3) Jesús González Requena: op. cit., pag. 136.

(4) Datos publicados por Brecha, en su numero 472 del 16 de diciembre de 1994.

(5) J. González Requena: op. cit., pag. 108.

64

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Capítulo 6 De la jamás vista aventura del candidato que tenía una máquina de fabricar Caballos de Troya La ciudad de Troya es sitiada durante largos años. Sus murallas parecen inexpugnables. Un día, los sitiadores hacen un obsequio a los sitiados: un enorme caballo de madera. El regalo es aceptado e ingresado intramuros. Dentro de las murallas el caballo, y dentro del caballo los soldados ocultos. Los sitiadores han dado un paso enorme en la batalla: han ingresado al corazón mismo de la ciudad. Y los propios sitiados han facilitado ese ingreso, abriéndole sus puertas a algo que jamás supusieron pudiera iniciar su destrucción. El Caballo de Troya ha entrado en la ciudad y en la leyenda. Se puede derrotar al enemigo combatiéndolo desde dentro de sus mismísimas filas.

Un Caballo de Troya posmoderno La campaña bélica es una lucha de ejércitos, pero la campaña política es una contienda entre discursos. En la televisión, en la radio, en las revistas y los diarios, en los carteles y los folletos, en las conversaciones en la calle, el ómnibus, el comercio o la casa… en todas partes circulan y se mueven los discursos.

65

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Se cruzan y entrecruzan, se rozan, se esquivan o se chocan, se seducen, se atacan, se rasguñan y se violan, dialogan, se penetran y se fertilizan, se destruyen o siguen su camino. Políticos, periodistas, politólogos, economistas, sociólogos, publicistas: todos producen discursos que combaten por ingresar a la gran ciudadela, al cerebro del votante. Quien quede allí mejor situado, pues podrá influir más y mejor. Y se colará dentro del discurso del otro, formará parte de él. Será un Caballo de Troya de nuevo tipo. Esta es, justamente, una de las especialidades del menú comunicativo de Tabaré Vázquez: su discurso se introduce dentro del discurso de los otros y opera como el Caballo de Troya dentro de la ciudad amurallada. Porque gran parte de su fuerza reside en que produce palabras e ideas tan potentes que colonizan por dentro el discurso de los demás, incluso de aquellos que están muy lejos de sus posiciones políticas. Todos, incluso los periodistas más objetivos y los políticos más enfrentados a él, todos terminan repitiendo esas palabras e ideas que ha lanzado el doctor Vázquez. Y las llevan de un lugar a otro, convirtiéndose en portadores de su discurso, en vehículos de sus palabras y su imagen, en propagandistas inconscientes de este hombre singular. De esta manera Tabaré Vázquez marca la cancha y establece las reglas del juego, agendando con precisión los temas a discutir. Pero lo hace no solo en su agenda sino en las de los demás.

66

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

El Top Six de la política Veamos primero la fuerza de penetración de Vázquez en el discurso periodístico. Tomaremos como ejemplo la prensa escrita. Dentro de ésta corresponde dejar de lado, para no sesgar la investigación a favor de Vázquez, la prensa que le es afín ideológicamente (caso del diario La República y del semanario Brecha). Prefiero, en cambio, recurrir a dos reconocidos ejemplos de periodismo independiente: el semanario Búsqueda y la revista Posdata. El momento elegido es un pico álgido de la lucha electoral: unos días antes del plebiscito de 1996 y unos días después del mismo. No aspiro a que los datos surgidos de este análisis sean rigurosamente representativos del comportamiento periodístico, pero sí creo inobjetable que marcan una tendencia. La ultima revista Posdata previa al plebiscito es la numero 117, aparecida el 5 de diciembre de 1996. En la misma se realiza una cobertura de diez páginas sobre la campaña electoral que estaba finalizando. El primer ejemplar de Búsqueda posterior al plebiscito es el numero 873, del 12 al 19 de diciembre de 1996. Allí aparece una cobertura de diecinueve paginas políticas. Pido al lector que se apronte para revisar algunos números. Mire que son bien interesantes. Porque recorriendo estas veintinueve paginas de información política independiente, uno se encuentra con una cierta cantidad de dirigentes políticos mencionados, pertenecientes a los cuatro lemas principales de nuestro país. ¿Cómo imagina que se distribuyen esas menciones? 67

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

El total de políticos mencionados es de 60. De ellos 23 son del Frente Amplio (FA), o sea un 38,3%. Del Partido Nacional (PN) idéntica cifra y porcentaje. Del Partido Colorado (PC) 13 dirigentes (21,7%) y del Nuevo Espacio (NE) solo 1 (1,7%). Conclusiones: parecería que blancos y frentistas logran situar en el escenario político a un conjunto de dirigentes que son visualizados claramente por la opinión publica. En cambio los colorados logran promover pocos dirigentes y los nuevoespacistas constituyen un caso limite pues solo aparece uno. Ahora bien, algunos políticos son mencionados en más oportunidades que otros. El total de menciones es de 490. De ellas 272 son del FA (¡55,6%!), 120 del PN (24,5%), 78 del PC (15,9%) y 20 del NE (4%). Más conclusiones: el protagonismo periodístico de los políticos frentistas es inmensamente superior al resto de los partidos. ¿Cuáles son los dirigentes más mencionados? Si consideramos a los que superan el 5% de las menciones, la tabla del TOP SIX seria la siguiente: TABARE VAZQUEZ : DANILO ASTORI: ALBERTO VOLONTE:

133 menciones 27,1% 52 menciones 10,6% 47 menciones 9,6%

68

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

JULIO M. SANGUINETTI: 46 menciones 9,4% LIBER SEREGNI:

35 menciones 7,1%

LUIS A. LACALLE:

25 menciones

5,1%

Este TOP SIX quizás no sea una sorpresa en cuanto a cuales son los políticos más nombrados en la prensa. Pero lo más impactante es la distancia entre Vázquez y los demás, ya que sobrepasa la cuarta parte del total de menciones. Quiere decir que si usted recorre el discurso periodístico se encontrará que de cada cuatro menciones a un político, una de ellas será el nombre de Tabaré Vázquez. Su propio nombre es citado a diestra y siniestra por todos lados. Es su primer Caballo de Troya. ¡Muchas campañas publicitarias darían cualquier cosa por obtener un índice de recordación similar!. La máquina de hacerle obsequios a Troya Pero este líder político no tiene un Caballo de Troya, sino más bien una máquina productora de ellos (¡o hasta una fábrica!). ¿Quiere verlos el lector? HOY EXPOSICION HOY: LOS AUTENTICOS CABALLOS DE TROYA DEL DR. VAZQUEZ. PASE Y VEA. Los modelos son diversos: 1) SUPERPODERES

69

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

La Reforma Constitucional, dijo Vázquez, otorga superpoderes al Presidente Sanguinetti. Y lo reiteró tantas veces y con tanta persuasión que la palabra ingresó a todos los discursos, aunque fuera para cuestionarla. Desde dentro de los otros discursos, SUPERPODERES convocaba múltiples asociaciones en el elector. Las mismas convergían en un punto, casi obviamente sugerido: quien vota el SI transforma a Sanguinetti en Superman. Esta sugerencia subliminal, cargada de irracionalidad, es mucho más potente que cualquier explicación argumentativa. Sus conexiones con la magia, lo infantil, los afectos más elementales y los mitos, hacen que convenza mucho más que un razonamiento contrario que se le coloque a su lado. Por eso cada vez que un dirigente del SÍ explicaba por qué la Reforma no otorgaba superpoderes, la inclusión misma de este concepto con toda su fuerza ya estaba desvirtuando y anulando la explicación. Vea el lector la formidable analogía entre Superman y Sanguinetti. Ambos nombres comienzan con la misma letra, lo cual se resalta y recuerda con la inmensa S en el escudo que Superman lleva en el pecho (también es la S de SÍ). La gran capa roja, sumada al mismo color en el short, las botas y el escudo, puede asociarse al colorado color partidario del Presidente. 70

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

La personalidad civil del héroe es el periodista Clark Kent, mientras que la personalidad civil del Presidente es también la de un periodista. Superman vuela, tiene una fuerza extraordinaria, supervista y superolfato. Sanguinetti es conocido por todos por su olfato político, su visión a largo plazo, su gran capacidad y su fuerza en cada contienda electoral. Dos veces ha sido candidato a la Presidencia y dos veces ha ganado. Como si fuera invencible. Superman solo es debilitado por la kryptonita verde. Sanguinetti solo fue debilitado en 1989 por el voto verde. Esta cadena de asociaciones mentales inconscientes, producidas en la cabeza del elector, facilitaban la idea “SANGUINETTI QUIERE SER SUPERMAN”. Idea irracional, reitero, lo cual no la califica ni como buena ni como mala. Pero que sí le da una extraordinaria fuerza. Es como si la propia palabra SUPERPODERES tuviera superpoderes y trabajara contra la Reforma cualquiera fuera el contexto en el que fuera dicha. A tal punto fue una formidable analogía que en la primera tapa de la revista Guambia luego del plebiscito, apareció el mismísimo Sanguinetti caricaturizado en traje de Superman. 2) CONFUSIÓN

71

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Tabaré Vázquez fue disciplinado y minucioso al asociar la Reforma Constitucional con la palabra CONFUSIÓN. Hasta impregnar con la misma todos los discursos sobre el tema. Sus propios adversarios se sentían obligados a explicar constantemente por que la Reforma no era confusa. Con lo cual caían en la trampa. CONFUSIÓN, dicha en cualquier contexto, dispara múltiples asociaciones de imágenes y afectos desagradables. Al lado de ellos nada puede una explicación lógica. Otro Caballo de Troya. 3) AMA DE CASA “Yo pondría un ama de casa como Ministro de Economía”, dijo Vázquez en plena campaña electoral de 1994. Esa idea fue puntualmente citada por sus adversarios, multiplicando de ese modo el efecto que hubiera tenido si solo el candidato frentista la hubiera hecho circular. En boca de sus competidores, la expresión se paseó por todo el país, jerarquizada entonces como algo digno de destacar. Y conservando su poder de sugerencia: una imagen visual de fuerte impacto que insinúa que este político es muy distinto a los demás y que está más próximo al sentido común de la gente corriente. Fíjese: cualquier uruguayo tiene una cierta imagen acerca de lo que es un Ministro de Economía. Y la ha construido en base a las imágenes que ya ha visto: Valentín Arismendi, Végh Villegas, Zerbino, Braga, De Posadas, Mosca…

72

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Pero ahora le proponen algo radicalmente novedoso: una señora, quizás de delantal y ruleros, barriendo la vereda del Edificio Libertad y haciendo una pausa para mostrar su monedero a las cámaras de televisión mientras explica en qué va a gastar el dinero. Imposible olvidar una imagen así. Es otro Caballo de Troya metido en el discurso ajeno. 4) TABARÉ Ya vimos que su nombre inundaba el discurso periodístico. Esto se complementa diciendo que también se infiltra por todos los poros del discurso de los políticos, de los militantes y de los votantes. Todos lo nombran, piensan en él, todos son portadores del Dr. Vázquez, todos amplifican sus mensajes y le facilitan la comunicación. Un ejemplo muy notorio puede ser el de la noche misma del plebiscito del 96. De la cobertura informativa de Búsqueda (1) rescato tres episodios sintomáticos: •

En la Casa del Partido Colorado, la noche del plebiscito: “En la puerta, un veterano trató de levantar el ánimo de un joven que se retiraba abatido. ‘Cambie esa cara’ le dijo. ‘¿Cómo quiere que la cambie si Tabaré es el próximo presidente?’, le respondió.”



En la casa del Herrerismo, la misma noche: el Ministro de Vivienda, Juan Chiruchi, reflexiona en voz alta que “Tabaré sólo tiene casi todo lo que tienen los demás partidos”.

73

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0



Esa misma noche, a las 0.30, militantes blancos vuelven a sus casas cantando “es para el Taba que lo mira por TV”.

Observe el lector la familiaridad: es “Tabaré” o “el Taba”. Como cualquier conocido, amigo, vecino o familiar. 5) IMAGEN VISUAL Un broche de oro para la aparición del discurso de Vázquez dentro de otros discursos: la presencia de su imagen en los últimos avisos publicitarios que realizara el Partido Colorado a favor del SÍ a la Reforma. Allí está, en medio de la publicidad colorada, la fuerte imagen y presencia televisiva del doctor Vázquez. También desde allí seduce, porque su carisma impacta visualmente en forma instantánea. En cambio lo que el aviso pretende, una reflexión critica del espectador sobre las imágenes que está viendo, es un proceso mucho mas lento y difícil o imposible de hacer a la velocidad y el ritmo de un aviso de éstos. Su imagen es, también, uno de sus Caballos de Troya operando en el interior de las fortificaciones enemigas. Véalo sonreír.

(1)Búsqueda número 873. Montevideo, 12 al 19 de diciembre de 1996.

74

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Capítulo 7 Que trata de muchas y grandes cosas que suceden en el mágico mundo de los mitos, y de cómo llegar allí a través de las puertitas del Dr. Vázquez. ¿Se acuerda de las puertitas del señor López? Hagamos memoria. Recuerde. Me refiero a un comic, una historieta que hace algunos años tuvo un buen éxito en el Río de la Plata. Y que incluso dio lugar a una versión cinematográfica. El asunto era así. El señor López vivía una vida gris y plena de frustraciones. Pero en lugares y momentos inesperados abría casualmente una puerta, pasaba a otra realidad y vivía las más fascinantes aventuras. Las puertitas eran como atajos, corredores para abrirse por un rato a una realidad fantástica, pasajes de ida y vuelta hacia y desde una dimensión desconocida y extraordinaria. ¿Ahora se acuerda? Pues bien: el Dr. Vázquez se ha especializado en ubicar puertitas similares, distribuyéndolas en lugares estratégicos de su discurso político. Puertitas que esperan a cientos de miles de señoras y señores López que andan por ahí. Puertitas silenciosas que permiten salir de la 75

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

dura realidad e instalarse aunque sea por un instante en un mundo mágico y misterioso: el mundo de los mitos. Es que uno de los secretos del éxito comunicativo de Tabaré Vázquez reside, justamente, en su poder para evocar algunos de los mitos que más conmueven a los uruguayos. En el principio era el mito ¿Qué es un mito? Explica Mircea Eliade que “el mito cuenta una historia sagrada; relata un acontecimiento que ha tenido lugar en el tiempo primordial, el tiempo fabuloso de los ‘comienzos’… El mito cuenta cómo, gracias a las hazañas de los Seres Sobrenaturales, una realidad ha venido a la existencia, sea ésta la realidad total o solamente un fragmento: una isla, una especie vegetal, un comportamiento humano, una institución. Es, pues, siempre el relato de una ‘creación’: se narra cómo algo ha sido producido, ha comenzado a ser… En suma, los mitos describen las diversas, y a veces dramáticas, irrupciones de lo sagrado (o de lo ‘sobrenatural’) en el Mundo. Es esta irrupción de lo sagrado la que fundamenta realmente al Mundo y la que le hace tal como es hoy día.” (1)

76

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Los mitos repiten su mensaje produciendo distintas variantes. Es así que cada mito original se multiplica y despliega en numerosas versiones diferentes. Y cada pueblo presenta una manera propia de acceder a los mitos más generales. En nuestra época son múltiples las vías de producción de variantes de mitos: la literatura, el cine, la televisión, la política, las historietas… Lévi-Strauss destaca que “si tuviera que buscar dónde se encuentra la mitología de nuestro tiempo, sería muy probablemente en la ideología política donde iría a buscarla, antes que en cualquier otro tipo de creencias.” (2) David y Goliath en Maracaná Veamos algunas puertitas del Dr. Vázquez. Hay un tema recurrente, que aparece una y otra vez en sus intervenciones públicas (sea en apariciones televisivas, reportajes radiales y de prensa o actos callejeros). Este tema conoce diversas versiones: −

Los grandes y poderosos medios de comunicación marginan a Tabaré.



Todos los partidos políticos lo atacan.

77

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0



El poder central (encarnado en el gobierno nacional), discrimina al gobierno local frentista de Montevideo.



Vázquez y su partido representan a los débiles y los humildes, mientras que el resto de los partidos representan a los poderosos.



La fuerza política de Tabaré se ve obligada siempre a combatir en inferioridad de condiciones: antes perseguida por el enorme aparato represivo de la dictadura, ahora por la coalición de todos los conservadores que no quieren ningún cambio, mañana por los grandes intereses que intentarán perjudicar a su gobierno.



La Reforma Constitucional es un operativo de todos los partidos para impedir que Vázquez sea presidente.



Tabaré logra un empate enfrentando él solo a la más gigantesca supercoalición que haya existido en nuestro país: Sanguinetti, Millor, Batlle, Volonté, Lacalle, Ramírez, Michelini, Astori y Seregni.

- En algunas ocasiones Vázquez queda en minoría en la propia interna del Frente Amplio ante el poder de algunas maquinarias militantes. Éstas y otras variantes son puertitas de su discurso que conectan con un mito universal y con los accesos locales al mismo.

78

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

El gran mito de fondo es el de David y Goliath. El pequeño que se enfrenta y derrota al gigante. Nuestra vía uruguaya hacia ese mito tiene tres pilares básicos: los charrúas, el éxodo artiguista y Maracaná. Los charrúas que pelean en total inferioridad de condiciones, que no se rinden y luchan hasta el final, hasta el exterminio incluso. El éxodo de todo un pueblo, pequeño, pobre y derrotado por potentes enemigos, pero purificado espiritualmente en su ‘redota’. Y los futbolistas que asombran al mundo ganando un partido que estaban perdiendo, y ganándole al equipo más poderoso frente a cien mil de sus fanáticos y frente a millones de brasileños que ya festejaban por adelantado. La clave está, siempre, en luchar con el gigante. Una lucha desigual en la que se realiza una ofrenda, una renuncia, un sacrificio. Y lo que se entrega en ese ritual puede ser desde la totalidad de las pertenencias materiales hasta el último resto de las energías físicas o incluso la propia vida. No se trata de ganar la batalla sino de vivirla como una ceremonia fundacional. Tanto en la victoria como en la derrota se produce una

79

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

alquimia milagrosa: la debilidad se transforma en fortaleza interior. Entonces, los momentos en que alguien ataca con dureza a Tabaré Vázquez son sus momentos estelares. Ahí su reacción nunca es de respuesta más agresiva aún. Nunca intenta mostrarse más duro que su agresor. Por el contrario: se muestra más calmo y comprensivo que nunca. ¿Qué logra con eso? Resaltar al otro como fuerte y agresivo y a sí mismo como un ser vulnerable y atacado. Y con ésto establece la conexión con ese fondo mítico que señalábamos más arriba. Conclusión: Vázquez pelea como en las artes marciales, con mucha concentración y utilizando la fuerza del otro. Transforma el ataque que recibe en un boomerang que golpea al propio agresor. Cristo en la matinée En su discurso hay mas puertitas hacia el universo mítico. Otro de los temas recurrentes en el que insiste cada pocos pasos, es el de su condición de no político. Es un mensaje que se transmite por varios canales:

80

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0



Suele atribuirse a sí mismo esa ajenidad respecto al sistema político.



Cada vez que puede, insiste en destacar su condición de médico.



Mientras era Intendente de Montevideo seguía igualmente ejerciendo su profesión particular.



En una gran cantidad de oportunidades ha concedido reportajes televisivos vistiendo su túnica blanca.



Suele hacer conocer su participación en congresos y eventos científicos.



Durante varios años se desmarcó de su rol de dirigente político, corriéndose hacia el de intendente de todos los montevideanos.



También se ha desmarcado de los políticos solicitando licencias al Frente Amplio, alejándose de la política activa durante algunos periodos.

Estos movimientos le permiten marcar fronteras y regular distancias entre él y la política. Con lo cual se presenta como el hombre que viene a la política proveniente de otro lugar. Viene desde una zona diferente y misteriosa, llega para cumplir una misión y arreglar algunas cosas, lo hace con éxito y vuelve nuevamente a su territorio.

81

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Son nuevas puertitas que comunican con el mundo de los mitos. Si usted abre una de ellas, amigo lector, y pasa al otro lado, se encontrará en alguno de aquellos pueblos del lejano oeste americano. Un pueblo del Far West, con sheriff, cowboys a caballo y saloon. Con malvados que se apoderan de todo y dominan a su antojo. Vea: allí aparece el héroe solitario, el desconocido que llega de otro lugar. No solamente no es del pueblo, sino que es distinto a todos los demás. Este hombre derrota a los malos y vuelve a irse: ha cumplido con su tarea. ¿Quién no puede revivir el final, escuchar de nuevo la música que acompaña al jinete justiciero que se aleja lentamente del pueblo? ¿Quién no puede recuperar el olor y el sabor de aquella matinée con maní calentito, medallones de menta y panchos con mucha mostaza? Las mismas puertitas conducen a otro lugar. “Mi reino no es de este mundo”, dice Cristo. Es que ha venido de otro lugar, y allá volverá tras cumplir su misión salvadora. Llega, circula entre los hombres, les deja su mensaje, brinda su ayuda, sana cuerpos y almas y se va, se retira nuevamente a su región misteriosa. Vuelve a su mundo. Decime cuál cuál es tu nombre

82

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Hay mas puertitas en el discurso del Dr. Vázquez. Algunas llevan a una escena que analizamos en otro capitulo: el hechicero de la tribu. Otras conectan con un interesante mito de los uruguayos: TABARÉ. ¿Le suena? Todos los habitantes del Uruguay tenemos algún recuerdo, aunque no sea muy preciso, del “TABARÉ” de Zorrilla de San Martín. Por lo menos algún fragmento hemos leído en la escuela o en el liceo, y es una de esas historias fundacionales que han contribuido con cierta leyenda que dice que los uruguayos somos muy diferentes al resto del mundo. Tabaré era un indio distinto, hijo de indio y de española cautiva. Ni completamente charrúa ni completamente español: charrúa de ojos azules. Y su mirada tierna es contrastada por el poeta con el odio de los ojos de su tribu. Su nombre significa “el que vive solo, lejos o retirado del pueblo”, y hace alusión a su soledad e individualismo. Es un hombre bueno, callado, ensimismado, melancólico, triste y misterioso. Todos hablan de él. TABARÉ no puede desprenderse del pasado: está fijado a lo que ha perdido y ya no puede recuperar. Podríamos decir que está viviendo un

83

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

duelo patológico y que no puede crecer ni cambiar. El futuro no existe y el presente está totalmente infiltrado por el pasado. Pero además, siendo inocente, es víctima de la maldad de otros. Muere injustamente, acusado de crímenes que no cometió. (3) El nombre TABARÉ es una puertita que comunica con el mito TABARÉ. Y refuerza una idea: el doctor Vázquez es un político diferente a los demás, lleno de sentimientos humanos y al que atacan injustamente. Quizás sea para muchos la imagen de un pueblo individualista y triste, deslumbrado por su pasado y con una gran resistencia al cambio. Casi una experiencia religiosa ¿Qué sucede cuando el espectador pasa por una de esas puertitas disponibles en el discurso vazquista? ¿Cuáles son las consecuencias sobre su estado de ánimo, sus emociones, sus puntos de vista y sus conductas? La narración mítica permite acceder a una actitud mental especial, diferente a la cotidiana, estableciendo una relación muy peculiar entre el hombre y el mundo. “El saber mítico…ni admite dudas ni reconoce otra evidencia que no sea la suya propia…” (4) 84

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

“(Los mitos) le proponen al grupo un modelo de comprensión del mundo y de sí mismo, de lo que es posible y de lo que es imposible… La seudo historia que cuenta el mito (…) es un pasado imaginario que crece y que es indestructible, que no puede ser confrontado con ninguna verdad histórica, pues no admite nada capaz de desmentirlo. Esta seudo historia es compartida por todos cuantos se identifican con ese mito y ese mito da cuerpo a la identidad del grupo.” (5) Quiere decir que pasar al mundo mítico a través de estas puertitas implica lograr un nivel de certeza profundamente superior al habitual. Convicción que, además, permite sentirse formando parte de un grupo con una identidad clara y definida. Además se revive la realidad original relatada por el mito y se la revive con un matiz de religiosidad, exhaltación y encantamiento. Se trata de una experiencia de una enorme fuerza, aun cuando quien la vive no sea consciente de todas las connotaciones míticas que lo envuelven. Pues justamente ese pasarle de contrabando a la conciencia es lo que potencia su efecto. Es como un ritual mágico: por unos instantes el espectador sale del tiempo cronológico y de la

85

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

realidad cotidiana y se instala en un tiempo fabuloso, legendario, pleno de secretos y misterios, pleno de vida y energía. Y sale de allí con renovada confianza: si lo que se va a hacer ya ha sido hecho en el mito, pues entonces se volverá a hacer. Solo hay que seguir el modelo propuesto. David ya derrotó a Goliath, Obdulio ya dio el maracanazo, el forastero ya venció a los pistoleros, Cristo ya sanó y ya dejó su mensaje… ¿Cómo no confiar con mucho más entusiasmo que quienes se desplazan por discursos que se agotan en sí mismos, sin puertitas hacia el mito?

1. Mircea Eliade: “Mito y realidad”. Guadarrama, Madrid, 1968, págs. 18-19 2. Catherine Backes-Clement: “Levi-Strauss. Presentación y antología de textos.” Anagrama, Barcelona, 1974. Pag. 237. 3. Véase Juan Zorrilla de San Martín: “Tabaré”. Editorial Kapelusz, Buenos Aires, 1965. 4. Peré Salabert: opc. Cit., pag.51. 5. Saúl Paciuk: “Los uruguayos, entre la cosa y la invención ”. Rev. Relaciones numero 118, Montevideo, 1994. Págs. 9-11.

86

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Capítulo 8 Donde se encuentran las razones por las cuales el poder médico también se ejerce, y con provecho, en la arena política. El doctor Vázquez corre con ventaja en toda competencia electoral. Antes de hablar, antes de mostrarse en público inclusive, ya está ganando. ¿Por qué? Simplemente por su profesión de médico. ¿Qué hacen los políticos uruguayos? ¿Cuál es su profesión? Hay dos grupos dominantes. Por un lado están los abogados, seguramente los grandes protagonistas de nuestra escena política. Y por otro lado, los políticos profesionales, aquellos cuya vida ha sido de y para la política. En algunas ocasiones ambas categorías se combinan. Fíjese el predominio de los profesionales del derecho. En estos últimos tres períodos de gobierno democrático han sido abogados todos los presidentes y vicepresidentes: Sanguinetti, Tarigo, Lacalle, Aguirre y Batalla. También lo son los principales lideres partidarios: Volonté, Ramírez, Batlle, Millor. Y algunos de los más importantes operadores políticos parlamentarios: Ricaldoni, Santoro, Korzeniak, De Posadas, Sarthou. Y ministros: Operti, Iturria, Piñeirúa… En este panorama de abogados por todas partes, la irrupción de un médico es percibida por el receptor de los mensajes políticos como un hecho muy significativo. 87

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Entre el cedulón y la receta En este momento me gustaría inducir una conducta en el lector, llevarlo a hacer algo que yo quiero que haga. Esa conducta es recordar su experiencia social con abogados y médicos. Tanto la vivida personalmente como la que le han contado otros. Y comparar esas experiencias con ambas profesiones. Si yo fuera abogado haría que le envíen un cedulón a su casa, y luego le haría llegar una demanda de varias páginas, escrita impecablemente en la computadora. Sería un escrito con numerosas referencias a las leyes, decretos y razones doctrinarias que lo obligan a usted a realizar esa conducta que yo quiero. Si yo fuera médico, en cambio, escribiría en una pequeña receta rectangular el nombre de la conducta que tiene que seguir. Lo haría con mi propia letra manuscrita, algo complicada de entender. Apenas unas pocas palabras garabateadas de puño y letra. Y le daría el papelito con una sonrisa. Estoy seguro que en este último caso usted dirá: “esto es lo que me mandó el médico”. Y hay grandes probabilidades de que lo haga. En cambio, en el primer caso, lo más probable es que no lo haga y que además usted ponga otro abogado para pelear el asunto. ¿O no? Lo que estoy sugiriendo es que cuando el político es abogado eso tiene determinados efectos sobre usted, y que cuando es médico los efectos son otros. Y esto ocurre sin pensarlo, como algo casi automático para lo cual estamos programados. 88

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Había una vez un médico que ganaba los debates ¿De dónde surge esta programación para responderle mejor al médico que al abogado? En primer lugar, como ya señalamos, de la experiencia social. Hagamos un listado de las situaciones en las que nos relacionamos de alguna manera con un abogado: cometimos un delito o nos lo cometieron a nosotros, nos divorciamos, peleamos la tenencia y las visitas de nuestros hijos, reclamamos o nos reclaman un dinero adeudado, alguien nos hace una denuncia, nos vemos involucrados en un accidente o en un incidente callejero, le salimos de testigo a un amigo que tiene un lío, queremos defender a alguien o atacarlo, el reparto de la herencia está difícil, nos dejan injustamente sin trabajo… El listado es injusto con la profesión del Derecho, pero es la realidad que viven cientos de miles de uruguayos. Que por lo tanto asocian a este profesional con los problemas y los conflictos, con los plazos largos y el mucho hablar, con las cosas que nunca se resuelven del todo como uno quiere. Formalidades, papeles, trámites, juicios, discusiones. Y para un abogado que dice algo siempre hay otro que sostiene exactamente lo contrario. Como pasa con los políticos. En cambio a los médicos aprendemos a valorarlos desde chicos. Nos enseñan, y a lo largo de la vida lo vamos viviendo, que ellos alivian el sufrimiento, previenen las enfermedades, curan, calman, recuperan, alargan la vida. 89

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Y en los momentos mas críticos ponemos nuestra vida y la de nuestros seres más queridos en las manos de algún médico. Confianza, respeto por su saber, agradecimiento, pedido de ayuda. Todo ésto en muchas mayores proporciones que respecto a otras profesiones. Toda esta riquísima experiencia social que todos tenemos puede visualizarse en una imagen. Imagine el lector un debate televisivo en vivo y en directo entre dos furibundos adversarios políticos: uno es abogado y el otro es médico. ¿Qué pasa si se necesita el saber del abogado? Supongamos que es necesario interpretar un aspecto de una ley. Todos vemos como bastante probable que la interpretación legal del abogado coincida con su posición político partidaria del momento. Su saber va, por lo menos con mucha frecuencia, en defensa de su política. ¿Pero qué pasa si se necesita el saber del médico? Supongamos que su adversario se desmaya en pleno debate. Todos sabemos con certeza absoluta que el médico olvida toda la política y lo atiende inmediatamente. Lo ayuda y si puede, lo salva. Su saber va en defensa de la vida. ¡Por eso el doctor Vázquez gana casi todos los debates antes que empiecen! Porque así lo ve o espera verlo, el espectador.

Parentesco entre el Dr. Vázquez y la Dra. Quinn

90

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

¿De qué otro lugar surge la programación del espectador para tener más confianza en el médico que en el abogado? De la medicalización de los medios de comunicación. Recorra las paginas de diarios, revistas y semanarios. Recorra el dial de la radio. Recorra los canales de televisión. En todas partes hallará el poder de los médicos en la vida cotidiana. En los medios vemos y oímos médicos explicándonos y aconsejándonos sobre los más diversos temas: obesidad, alcoholismo, drogas, tabaco, vacunas, ejercicio fisico, exposicion a los rayos solares, alimentación, embarazo, cuidado de los niños, sexualidad, tercera edad, enfermedades de la piel, prevención, atención primaria de salud… Los informativos nos traen al médico de la selección hablando del desgarro de Francescoli, al médico que ha hecho un gran descubrimiento en los EE.UU., al médico del empresario argentino Cóppola, al equipo médico que hizo un transplante de corazón… La publicidad nos ofrece multiplicidad de medicamentos, mutualistas, clínicas y servicios de emergencia. Y diversos programas de ficción de la TV nos invitan a pasar al “Hospital General” o a la “Sala de Urgencias”, mientras nos presentan admirables personajes: la valiente Dra. Quinn, la intrépida Dra. Crusher de “Viaje a las Estrellas”, el Dr. Carlos de “Historia de Amor” (disputado por tres mujeres), o la entrañable pareja de doctores de “Nueve Lunas”.

91

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

El Dr. Vázquez, visto desde este ángulo, tiene parientes notorios y muy consolidados. Su presencia en los medios tiene huellas en las cuales apoyarse para ingresar exitosamente en la memoria y el afecto del espectador.

92

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Capitulo 9 Del hechicero de la tribu, conocido como Tabaré, y su secreta función de exorcista

El Dr. Tabaré Vázquez es, antes, durante y después de la política, un notorio y destacado médico uruguayo. La medicina es su profesión, su vocación y su función social principal. Y la misma le da un poder especial: el poder de influir en la conducta de los demás. Dice otro médico uruguayo, el Dr. José Portillo: “La medicina es omnipresente en los medios de comunicación: grandes descubrimientos salvadores en países lejanos, productos maravillosos que logran curas misteriosas, empresas extraordinariamente generosas que se ocupan de salvar vidas y de mantener los cuerpos bellos… Esta venta masiva de información y beneficios contribuye a alimentar mitos. Se venden verdades indiscutibles. ¿Quién le puede discutir a un médico uniformado, que manejando un aparato sofisticado, le habla a la sociedad entera a través de televisor? ¿A alguien se le puede ocurrir que lo que dice no esta científicamente probado? Probablemente este médico en la TV es mas parecido en su estructura sociológica al hechicero sentado en el centro de la tribu: transmite una convicción que ‘debe’ ser creída.”(1)

93

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Si desde este capítulo abrimos una ventana hacia el capítulo 7, tendremos presente que el discurso político del Dr. Vázquez ofrece múltiples puertitas que comunican al receptor de su mensaje con el mundo de los mitos. Trasponiendo una de esas puertitas, uno pasa del living de su casa al mágico espacio tiempo de una tribu sentada alrededor del hechicero. Agrega el mismo Portillo: “El mito es una explicación narrativa con ayuda de una historia ejemplar; es una verdad suprema indiscutible…Pero también la practica médica esta impregnada de ‘historias ejemplares’, de ‘verdades indiscutidas’ y por lo tanto el médico también asume el rol de mago en la sociedad contemporánea. Ese saber médico se transforma en un poderoso instrumento de poder, que también el médico comparte con el hechicero. Poder entendido como la capacidad de modificar comportamientos o sistemas de representaciones. (2) Un apunte en la misma dirección realiza Maria Lucrecia Rovaletti: “Poniéndose como control absoluto de la vida, el médico ha obtenido para sí la veneración que antes poseían los sacerdotes de antiguas religiones.” (3) Es que el dolor, la enfermedad y la muerte son los terrores contemporáneos, verdaderas representaciones del Mal. Ese Mal con mayúsculas que en los mitos se enfrenta con el Bien. Y para derrotarlo, para exorcizar esos demonios arcaicos, hay que convocar a los poderes misteriosos y secretos que atraviesan 94

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

oscuramente los milenios y desembarcan en nuestros días tras la perfecta blancura de la túnica médica. En el discurso político de Tabaré Vázquez está enraizado el discurso médico. Y desde allí trepa y crece como una enredadera fascinante el discurso mítico. El espectador que ve al Vázquez político es seducido, por la mediación del médico, por el Vázquez sacerdote, mago, brujo y hechicero. Palabras entre la vida y la muerte Un elemento que profundiza todo el análisis anterior es la especialización médica del Dr. Vázquez: es un destacadisimo oncólogo. Su trabajo es luchar diariamente contra el cáncer, esa enfermedad que infunde tanto terror que mucha gente no puede nombrarla y dice que es “algo malo”. El cáncer es como el Mal en estado puro. Y este médico político lo enfrenta y alivia el dolor y a veces lo derrota parcial o totalmente. Ésto lo carga con un poder extraordinario, casi sobrenatural. Su trabajo es entre la vida y la muerte, en el límite mismo. Esto lo hace un ser diferente a los ojos de muchísimas personas. Pero también le da cualidades especiales a su lenguaje, tan importante para tratar con sus pacientes. Y que es el mismo lenguaje de que dispone para otras actividades de su vida, incluyendo la política. En junio de 1989 se realizaba en Buenos Aires el “Segundo Encuentro internacional para el cuidado de la persona que va a morir”. En el mismo, la norteamericana Louise Popkin, conferencista 95

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

en Harvard e integrante de un equipo de apoyo a pacientes terminales, decía lo siguiente: “Como estudiosa del lenguaje, soy consciente de la extremada importancia que tiene para el acompañamiento del paciente terminal y sus familiares, un manejo sutil y considerado de las palabras y cierta capacidad de reflexión sobre lo que decimos y lo que escuchamos… Todo intercambio verbal abarca muchisimo más de lo que comúnmente se supone. Porque el que habla dice más de lo que piensa decir, y su interlocutor puede someter lo que oye a un sin fin de interpretaciones… Los lingüistas emplean la palabra ‘indirección’ para referirse (…) a todo lo que damos a entender mas allá del significado escueto de nuestras palabras (eso es, la definición del diccionario), mas todas las operaciones interpretativas que podemos practicar sobre lo escuchado.”(4) Escuche al doctor Vázquez: ese “manejo sutil y considerado de las palabras”, tan necesario cuando se trabaja con pacientes terminales, caracteriza también sus intervenciones políticas verbales. Éstas cumplen todos los requisitos de la “indirección”: no van más allá de lo que van sus receptores, emplean sus propias palabras, evitan los tecnicismos, utilizan el lenguaje figurado y las expresiones que pueden tener más de una interpretación, acortan la distancia con el receptor y generan intimidad.

96

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Esta coincidencia entre la forma del discurso político de Vázquez y la forma en que un médico especializado habla a los pacientes terminales, no es el resultado de una operación deliberada ni tampoco es percibida conscientemente por quienes lo escuchan. Es el fruto, más bien, de su formación personal y de su intuición, y actúa sobre el receptor en lo más profundo de su sensibilidad. Un político luchando contra la Parca Es como si detrás del discurso político del Dr. Vázquez hubiera un discurso secreto relativo a la muerte. Este discurso se compone de varias piezas: la túnica del médico que reaparece una y otra vez, el recuerdo de su vocación de oncólogo, el lenguaje cercano al utilizado con pacientes terminales y las alusiones a la mítica lucha entre el Bien y el Mal. Este discurso secreto le está comunicando al espectador que este moderno hechicero es capaz de enfrentarse cara a cara con la muerte. Y que defiende la vida al limite de lo posible. Tanta potencia tiene esta imagen que repercute incluso en el discurso de sus adversarios, donde surgen insólitas presencias de la muerte. Veamos algunos ejemplos, todos de 1996: 1)

“ENTERRAR la Ley de Lemas” fue uno de los motivos recurrentes de Rafael Michelini al solicitar el voto por Sí. Y al final de la campaña insistía con la expresión “Vázquez ENTIERRA a Seregni”.

97

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

2)

Parte de la campaña del Partido Colorado en televisión y prensa es jugando con la imagen de una soga. La cuerda, en la milenaria mitología del oriente, aludía a la muerte y al ascenso al cielo. Pero uno de los avisos iba mas lejos: incluía dos cuerdas y le daba la tétrica e inconfundible forma de dos horcas.

3)

En la Casa del Herrerismo, cuando parecía ganar el Si, se cantaba este estribillo: “UN MINUTO DE SILENCIO PARA EL FRENTE QUE ESTA MUERTO.”

Estos indicadores sugieren que los adversarios del Dr. Tabaré Vázquez han sido inconscientemente tocados por su discurso secreto sobre la muerte. E inadvertidamente ambas partes han puesto en escena el mito de la eterna lucha entre la Vida y la Muerte. Con una distribución de papeles netamente favorable al médico oncólogo. El broche de oro fue el 4 de diciembre del 96, en el centro de Montevideo, en el acto de cierre de la campaña por el No. Allí Vázquez lee una página de Eduardo Galeano, quien escribe acerca de Paco Espínola, autor de una historia en la cual un CURANDERO SABIO receta música y alegría para curar a una muchacha que tiene el alma desparramada. El mensaje secreto, inconsciente hasta para el propio político, es que él es el curandero sabio, el único que puede enfrentarse a la Muerte. Todo ésto influye poderosamente en el espectador de cada uno de estos discursos, pero lo hace como suceden muchas de las 98

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

grandes cosas: imperceptiblemente. En lo más hondo de cada uno. En lo profundo de nuestros terrores y de nuestras esperanzas.

1. José Portillo: “El fetichismo de la Medicina.” Rev. Relaciones número 142, Montevideo, 1996. Pag. 16-18. 2. Ibídem. 3. María Lucrecia Rovaletti: “La metáfora mecanicista y el saber biomédico.” Rev. Relaciones número 137, Montevideo, 1995. Pag. 19-20. 4. Louise Popkin: “La comunicación con el paciente terminal.” Rev. Relaciones número 78, Montevideo, 1990.

99

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Capítulo 10 Donde se cuenta cómo Tabaré Vázquez sale del televisor y se sienta en pleno living del espectador El 3 de diciembre de 1996 el doctor Tabaré Vázquez habló por Cadena de Radio y Televisión. Esa noche jugaba una de sus ultimas cartas en apoyo al No a la Reforma Constitucional. Era martes y el plebiscito sería el siguiente domingo. Las encuestas de opinión pública mostraban un altísimo porcentaje de indecisos. El momento era clave parea convencer a cientos de miles que aún no habían decidido su voto. Vázquez tenía que desplegar todo su poder de comunicación. Ahora, con las cartas vistas, podemos analizar su discurso. Antes que nada le pido al lector una pequeña excursión preparatoria: vaya por unos minutos, por favor, hasta el anexo IV de este libro y lea con atención el texto completo del mensaje de Vázquez. Le sugiero visitar el texto con ánimo “de vacaciones”. Olvídese de sus propias preferencias político partidarias y plebiscitarias. No se enganche con el tema de fondo. No se encadene a la argumentación sobre la Reforma. Pregúntese, más bien, ¿qué tiene este hombre de diferente a otros dirigentes políticos?, ¿por qué será tan convincente para tanta gente?, ¿cuál es el secreto de su seducción? Sea curioso: vaya y lea. Lo espero.

100

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Un Yo se desmarca del Nosotros ¿Se fijó cómo comienza el mensaje? “Quiero agradecerles muy especialmente la oportunidad que me dan de llegar a todos ustedes…” (1) La primera palabra del texto es QUIERO. Esto es casi inédito e inaudito en la política uruguaya. Y es absolutamente infrecuente mas allá y más acá de la política, en los discursos públicos en general. Porque ese QUIERO señala la presencia de un Yo personal, humano, corpóreo. Un Yo que siente y que está pleno de deseos y que además es capaz de expresar su querer. Otros políticos usan frases radicalmente distintas para aludir a asuntos similares. Dicen, por ejemplo, “nosotros pensamos que es muy importante que ustedes…” o “se debe valorar que ustedes…”. Porque éste es el país del NOSOTROS. Es una especie de juego lingüístico nacional. Cada uno debe hablar en plural, parapetándose tras el anonimato, ocultándose detrás de un escudo humano, disolviéndose en la multitud. De este modo cada uno esconde su Yo, su cuerpo, su singularidad personal, su irrepetible diferencia, su deseo. Fernando Andacht lo dice magníficamente: “Explicar es lo que se hace en Uruguay y desde el previsible y seguro ‘nosotros’ de la voz política, esa que vive y reina en toda clase de discursos e intervenciones públicas en el Uruguay moderno. Desde la música popular pasando por el Parlamento e incluyendo a médicos y comentaristas de fútbol, rige unánime la pasión incorpórea que nos lleva a eludir, irresistiblemente, el cuerpo 101

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

personal, el propio sentir, a favor de una compacta corporación sin rostro ni nombre.” (2) Entonces el QUIERO que inaugura el discurso de Tabaré Vázquez lo desmarca rotundamente de esa “compacta corporación sin rostro ni nombre”. El NOSOTROS del resto de los políticos queda desairado y mal parado, como el sorprendido defensa al que Francescoli acaba de hacerle un túnel al borde del área. ¿Y que es lo que Vázquez quiere al comenzar su mensaje? AGRADECERLES. Con esto dibuja en el cerebro del espectador un rasgo para autodefinirse, un trazo que lo caracterice: “es un hombre agradecido” y el ser AGRADECIDO lleva implícita una valoración positiva. Este AGRADECERLES establece además una relación humanizada y de mucha cortesía entre quien habla y quien escucha. Una relación con matices de amabilidad y de afecto, lejos de la fría impersonalidad de la política. ¿Qué agradece? La OPORTUNIDAD QUE ME DAN DE LLEGAR A USTEDES. Otra vez se desmarca de sus colegas políticos. Tradicionalmente la gente le agradecía a algún político por los favores recibidos. Pero ahora es el político quien agradece a la gente. Y lo hace porque si le está llegando al espectador es porque éste realiza por lo menos dos operaciones:



No hace zapping entre la múltiple oferta de canales que la TV le ofrece, ni tampoco apaga el televisor. 102

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0



No se dispersa demasiado en los múltiples focos de atención que seguramente lo requieren desde toda su casa y en especial desde la habitación donde está mirando televisión.

Muchos lectores recordarán el reinado de aquella frase: “Agradezco a la radio la oportunidad que me brinda de llegar hasta…”. Tarde o temprano era dicha por los protagonistas de grandes jornadas deportivas. Eran tiempos de radio, y en cada acontecimiento podía verse gente con la “Spika” pegada al oído. Aquí no había zapping ni multiplicidad de ofertas, ni tantas distracciones. El espectador estaba más concentrado y focalizado en el medio de comunicación. El agradecimiento era, pues, hacia el medio mismo. Ahora tenemos el control a distancia, multiplicidad de opciones y quizás mayores fluctuaciones de la atención. Entonces es cada vez más el espectador quien permite o no permite que alguien “le llegue”. Y Vázquez, revelando su plena adaptación a esta era televisual, agradece la oportunidad a ese espectador. Con lo cual, además, le está diciendo: “usted es libre, si me escucha y me ve es porque así lo quiere”. Francescoli, luego del túnel que sorprende al rival, agradece con una reverencia al estadio que lo aplaude. Y se lo mete en el bolsillo.

La cadena de los políticos y la cadena del Star System

103

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Invito al lector a repasar otras dos frases del primer párrafo del mensaje que estamos analizando: “Lo haremos en uso de esta cadena de Radio y Televisión después que dos dirigentes eminentes que defienden el Sí lo hicieran y antes que otros dos eminentes dirigentes que defienden el Sí lo vuelvan a hacer. Quizás sea éste el mejor ejemplo para comenzar nuestro diálogo con ustedes.” En este momento, ya desmarcado de la competencia, Vázquez vuelve al protector NOSOTROS. Porque no es lo mismo diferenciarse que romper todas las ataduras con los otros políticos. Y efectivamente, no todas las amarras están cortadas. De ello da cuenta ese LO HAREMOS y también la explícita ubicación de su mensaje en una cadena de mensajes de DIRIGENTES EMINENTES. Con lo cual está diciendo que él también es, aunque distinto, un dirigente eminente, es un eslabón de esa cadena de dirigentes. Este movimiento lo hace oscilar entre el político y el que no lo es, el outsider, el que viene de afuera del sistema. Como si dijera que es político pero no tanto, o no todo el tiempo, o no de la misma manera que los demás. Pero ésto de la CADENA puede tener otra lectura complementaria. Porque en realidad, cronológicamente, lo que hubo antes y lo que habrá después de su aparición no son discursos políticos. Antes y después, en lo inmediato, está la programación televisiva. Una programación en la que este tipo de mensajes es un eslabón más en una larga cadena que incluye diversos géneros: una 104

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

comedia, un drama, una película de acción, entretenimientos, avisos publicitarios, noticieros, seriales, telenovelas, programas humorísticos… Cuando el doctor Vázquez señala que está hablando por Cadena de Radio y Televisión, lo que está haciendo es llamando la atención del espectador hacia el canal físico que permite ese contacto y esa comunicación. El mensaje implícito es “no se olvide que ésto no es la realidad, ésto es televisión, ésto es espectáculo”. Es un guiño cómplice que se conecta con las principales caras visibles de la TV, con Susana Giménez, Tinelli, Néber Araújo, Traverso, Omar Gutiérrez, Berugo Carámbula, María Inés Obaldía, Da Silveira, Kessman, Cacho de la Cruz, Espalter o Julia Moller. Observe el lector a estas figuras televisivas que le recuerdo (y a tantas otras representativas del medio). Vea como todas ellas muestran la ficción, anuncian que aquello es televisión, exhiben incluso las cámaras o parte del estudio y subrayan verbalmente que están en un medio de comunicación. A diferencia de la inmensa mayoría de los políticos, que más bien parecerían querer “naturalizar” su presencia en el medio, hacer que la TV misma pase inadvertida. Como si estuvieran en el Parlamento o en un club político. Borrando las marcas que revelan su participación en ese mega espectáculo que es la televisión. Por eso Vázquez, al llamar la atención sobre el propio medio televisivo, se sitúa en el cruce entre sus colegas políticos y las caras visibles de la televisión. En la intersección de dos cadenas, pues. Lo cual lo ubica mucho más cerca del espectador que los demás.

105

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Y el acercamiento es mayor aun al final de este primer párrafo que analizamos. Porque allí se “suaviza” el inevitable monólogo llamándolo DIÁLOGO, inyectándole una ilusión agradable al mero acto de escuchar un discurso. Esto es reforzado por el QUIZÁS, que transmite la idea de un comunicador abierto, receptivo, dispuesto a escuchar y a pensar y hasta a modificar parte de su mensaje. Es interesante que este párrafo introductorio finalice así, colocando sobre el monólogo real un diálogo ilusorio sobreimpreso. Porque genera en el espectador la ilusión de quitar del medio el artificio televisivo y encarar un diálogo personal. Y allí queda, casi sentado en el living del televidente, el mismísimo Tabaré Vázquez “dialogando” con su público. Por supuesto que en inmejorables condiciones para conversar.

1. Los subrayados son míos (D. E.) 2. Fernando Andacht: “Discurso político local: cosas del querer.” Rev. Relaciones numero 151, Montevideo, 1996. Pag. 8-11.

106

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Capítulo 11 Que trata de la imagen que habita en el interior del discurso de Vázquez Si el lector me acompaña, quisiera saltar hasta el fin del mensaje de Vázquez. Porque el cierre redondea las características de toda pieza comunicativa. Veamos. “En el apasionamiento de la defensa de estos argumentos nos hemos basado…También quienes han defendido el Sí lo han hecho con pasión, con calor…” Así comienza el párrafo final. Con un nuevo sacudón a las costumbres del lenguaje político uruguayo. Porque la tradición apunta más bien hacia un discurso muy cerebral, muy jugado a las razones, a lo intelectual. Los mensajes así construidos suelen ser hasta excesivamente razonables y muchas veces se perciben como un frío juego de palabras. Pero Vázquez incorpora un elemento nuevo: APASIONAMIENTO, PASIÓN, CALOR. O sea sentimientos, emociones, calor humano.

107

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

“Nuestra propuesta… es que en paz, con calma, con tolerancia, con tranquilidad, con responsabilidad, todos en la profundidad de nuestra conciencia decidamos por Sí o por No, pero lo hagamos en este ambiente, en esta calma, en este modus vivendi que tiene el uruguayo que debe ser mantenido y respetado.” Este fragmento del texto construye la imagen de un sujeto, imagen que se comunica al espectador y que éste superpone a la presencia del Dr. Vázquez. ¿Cómo es este sujeto construido en el texto? Pacífico, tranquilo, responsable, profundo en sus pensamientos, que sabe mantener la calma, tolerante con quienes piensan diferente, respetuoso y conservador de nuestro modus vivendi. Un detalle revelador: cuando habla de “este ambiente” y “esta calma” se está refiriendo casi directamente a la toma televisiva, para la cual se ubicó en un lugar muy verde y muy natural. Al resaltar ese lugar natural donde se monta la ficción televisiva, está también señalando un valor estético, disfrutable en su belleza. Está aludiendo poéticamente a la hermosura de su propio mensaje. Y lo hace con un formidable manejo de los códigos televisivos. El final es contundente: “Les agradezco una vez más esta oportunidad que ustedes me han dado…y les deseo la mayor de las suertes. Muchas gracias.”

108

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Obsérvese que cierra su discurso sin pedir el voto, sin el imperativo “vote No”, sin decirle al espectador lo que tiene que hacer. Por el contrario: lo deja en libertad. Es más: lo hace sentir libre y dueño de la situación. Vázquez reafirma con fuerza su agradecimiento, coherente con el principio de su mensaje. Y agrega un insólito deseo de suerte. Insólito porque otra vez habla de su querer, de su deseo. Pero también porque aproxima el discurso a tantas situaciones cotidianas en las que deseamos y nos desean suerte. Acerca el discurso a la vida. Lo primero es acercarse También el cuerpo central de esta comunicación contribuye a delinear las huellas de un sujeto. No de la persona real, hombre de carne y hueso, con su propia vida y sus rasgos personales. Porque este ser real, como todos, solo será percibido tal como es por quienes están mas cerca suyo. Solo podrá ser comprendido por quienes lo rodean e interactúan humana y directamente con él.

109

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

El sujeto que señalo no es la persona sino el personaje Tabaré Vázquez, nacido en el interior del texto y comunicado desde allí al espectador. Este recibe esa imagen, esa figura construida (que podrá tener mayores o menores similitudes con la persona real, pero ese no es el tema). Ese sujeto es construido como alguien amable, que no ordena sino que SOLICITA. Que no da por rígidamente ciertas todas sus ideas, sino que CREE y ENTIENDE. Que no tiene todas las respuestas sino que SE PLANTEA y SE PREGUNTA. Un sujeto que pide un interlocutor reflexivo, que dialogue y piense junto con él. En el desarrollo del mensaje aparecen otros personajes: los adversarios, los partidarios del Sí. No hay menciones agresivas hacia ellos, pero aparecen sutilmente descalificados. El mecanismo es simple: la despersonalización, el gris y anónimo ente colectivo sin cara y sin nombre. Para ello recurre a expresiones como SE DICE, SE HABLA, SE OLVIDA DECIR, SE HA DICHO. El adversario queda disminuido, escondido e impersonal detrás del insípido SE. A esta altura del capítulo el lector entra puertas adentro, se sienta ante mi escritorio y me dice sonriendo: - Todo muy interesante, pero… ¿ y la Reforma Constitucional? Claro, muchos imaginan que un buen comunicador aprovecharía desde el primer minuto hasta el ultimo para explicar todas las razones que sustentan su posición. Y que cuantos más y mejores sean sus argumentos, pues mayor será su impacto comunicativo. Pero se equivocan, no es así. 110

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

¿Qué hace el doctor Vázquez a lo largo y ancho de todo su discurso? Básicamente crea y recrea las condiciones necesarias para que el mensaje sea recibido de la mejor manera posible. Porque no alcanza con emitir un mensaje, sino que el receptor debe estar dispuesto y preparado para asimilarlo. Y esta preparación tiene que ver con la atención, con la actitud, con los deseos, con los afectos. Ese es el terreno roturado por Vázquez, trabajado, cultivado con paciencia. Y quizás aquí este una de las diferencias clave con otros dirigentes políticos. ¿Cómo vive el espectador esta diferencia? Por un lado, algunos dirigentes se ubican a media cuadra de su casa, apenas visibles a través del rectángulo de una ventana abierta. Y desde allí explican sus argumentos con corrección y abundancia. Hablan solos, mientras el espectador se aburre, se pasea por la casa, los mira de a ratos y los escucha también de a ratos. El espectador “pesca” algunas cosas y otras no. Cuando no cierra la ventana. Por otro lado, el doctor Vázquez se acerca a la casa, toca timbre, pasa sonriente, le da un abrazo y un beso, se instala en el living, acepta un cafecito o comparte el mate, dialoga con el dueño de casa y recién entonces le explica unos pocos argumentos. O sea: hace todo lo que los políticos sabían hacer tradicionalmente en nuestro país. Pero lo que ellos hacían “mano a mano” él lo hace por televisión. Y convence.

111

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Ahora sí podemos descubrir las razones especificas que plantea respecto a la Reforma Constitucional. Son unas pocas ideas, apenas cinco. Pero son claras, fáciles de comunicar, fáciles de recordar y de fuerte impacto: 1. La Reforma le da superpoderes al Presidente Sanguinetti 2. La Ley de Lemas sigue tan mala como siempre 3. Se lesiona a los gobiernos locales 4. Quieren hacer cuatro elecciones obligatorias 5. La Reforma no favorece a nadie En torno a estas razones gira toda la argumentación. Basta con que una sola de ellas deje una marca en el lector indeciso para que, por lo menos, no vote el Sí. Después del túnel y la ovación, Francescoli la puso en el ángulo. Parece claro que la noche del 3 de diciembre Vázquez dio en el blanco. Y su mensaje precipitó la definición de muchísimos votantes.

112

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Capítulo 12 De lo que le aconteció al Dr. Volonté, quien padeció dificultades para que su mensaje obedeciera a sus intenciones Estamos instalados en los días previos al plebiscito de 1996, con el doctor Vázquez jugado el todo por el todo al triunfo del No. La propuesta es examinar el contexto en el que ésto se producía. Porque en aquellas noches de diciembre también los partidarios del Sí jugaban sus últimas cartas para procurar convencer a los indecisos. Esos indecisos que son los árbitros cada vez mas frecuentes de la política uruguaya. Es así que la Cadena de Radio y Televisión fue utilizada el 2 de diciembre por el Dr. Alberto Volonté, el 4 por el Lic. Hugo Fernández Faingold y el 5 por el Senador Rafael Michelini. Renuevo acá mi pacto con el lector. Le pido que antes de ingresar al análisis de cada texto lo explore en su versión completa en el anexo III de este libro. Es como un safari: se trata de agazaparse en cada una de esas selvas del lenguaje, afinar la puntería y traer caza mayor. Las grandes piezas que buscamos son las diferencias sustanciales entre las características comunicacionales de estos dirigentes y las de Vázquez. 113

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

¡Buena cacería! Volonté convoca a la historia El doctor Volonté estructura su mensaje en base a una muy fuerte lógica histórica. Lo que hace es inscribir la Reforma Constitucional en la historia del país, legitimándola de este modo como el eslabón más nuevo de una vieja y valorada tradición. Ubica la Reforma como la continuación natural de dos líneas diferentes y complementarias: “Artigas… los 33 orientales… quienes juraron la Constitución el 18 de julio de 1830… Aparicio Saravia… Herrera… Wilson Ferreira Aldunate.” “Cinco veces hemos reformado nuestra Constitución, cinco veces la hemos mejorado. El 8 de diciembre podremos hacerlo por sexta vez.” Éste es el eje central de su discurso. Es su núcleo duro y consistente. Sin embargo, tiene dos grietas, dos grandes interrogantes que permiten dudar respecto a su eficacia en términos de comunicación.

114

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Libros, cuentos orales, televisores y computadoras La primera grieta es que apela a un tipo de argumentación casi exclusiva de la cultura del libro, de la cultura alfabética. Orden cronológico, secuencia lineal de acontecimientos históricos ubicados uno después del otro, razonamiento inductivo que va del hecho particular al concepto general y que a partir de aquí explica un nuevo hecho particular. ¿Por qué esto puede complicar la comunicación? Porque el receptor tiene que pensar con los mismos mecanismos para asimilar el mensaje. Tiene que ser analítico con respecto a la información y procesarla linealmente. Y no todos piensan así. Esto no tiene nada que ver con capacidades intelectuales, sino con estilos muy diferentes y que son producidos culturalmente. Sucede que en Uruguay la cultura del libro no está sola, sino que convive con la cultura audiovisual y con la cultura informática. Piense el lector en personas que conozca. Por ejemplo, una persona bastante mayor, que apenas haya hecho algún año de escuela, que jamás lea (salvo quizás los titulares del diario). Escuche como habla.

115

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Afine su oído para captar la riqueza de las descripciones, el énfasis en las situaciones concretas y no en los conceptos. No se pierda las repeticiones que vuelven e insisten porque le sirven de guía en el relato. Vea como se expresa con todo el cuerpo y cuantos matices subraya de este modo. Es un típico representante de la oralidad, de la cultura hablada. Son muchos miles que se manejan con fuertes componentes verbales. Para ellos no es fácil enganchar con un discurso como el de Volonté. Piense ahora, amigo lector, en una joven que usted conozca. Estudia y escucha música al mismo tiempo, pasa horas frente a la televisión (y con mucho zapping), devora todo tipo de historietas y caricaturas, se copa con video clips musicales, habla con sus pares un idioma fragmentado y reinventado. Allí tenemos la cultura de la imagen. La percepción global, la síntesis, la captación del todo más que de los detalles, la comprensión simultánea de varias cosas. ¿Puede verla? Son, también, muchisimos miles. Tampoco ellos pueden conectarse con facilidad con el discurso del Dr. Volonté.

116

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Vea ahora ese amigo suyo adicto a la computadora. Obsérvelo frente al monitor, sus manos en el teclado o en el mouse, navegando por Internet o procesando un texto. Es un explorador de la información que recorre las páginas fuera de todo orden lineal preestablecido. Salta de un punto del texto a otro muy distante, avanza y retrocede, conecta un fragmento de información con otro, abre caminos nuevos, senderos múltiples que atraviesan el texto en todas las direcciones. Su estrategia para obtener y procesar la información está muy lejos de la serie ordenada y lineal de pasos que implica recepcionar el mensaje de Volonté. Seamos justos: esta inadaptación del mensaje al mundo de la oralidad, de los medios audiovisuales y de la informática, no es patrimonio del doctor Volonté sino de la gran mayoría del sistema político uruguayo.

¿Cambio o no cambio? La segunda grieta en el meollo del discurso de Volonté es que invita a un cambio usando argumentos conservadores. Su fuerte apelación a la tradición, a lo que ya ha sido hecho y vivido, 117

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

y a la repetición de lo pasado, contradice abiertamente la propuesta de reforma y cambio. Y esto es destacado y retomado varias veces a lo largo del mensaje: “Así fue ayer y seguirá siendo…” “Transformarnos sin perder nuestra condición de orientales…” “Nos proponemos reformar solo 27 (artículos). 305 siguen igual. Manteniendo…” “Seamos los uruguayos de siempre, seamos los de antes…” Estas expresiones no dan lugar a muchas interpretaciones. En ellas anida una fuerte resistencia al cambio. Resistencia propia de todos los seres humanos, pero paradójica al interior de una propuesta de cambio. Aquí subyace el temor a perder algo de lo que se tenía. En una palabra: temor a cambiar. Es obvio que siempre perdemos algo al cambiar. Pero lo nuevo que vendrá en su lugar nos da la fuerza para seguir adelante. Y si no, pues no cambiamos. Lo complejo es la coexistencia, en el mismo mensaje, de apelaciones al cambio y al no cambio. Esto le quita poder de persuasión. Debilita su mensaje.

118

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Imagine el lector situaciones similares. Por ejemplo, un muchacho le propone casamiento a su novia. Pero le aclara que van a seguir viviendo igual que siempre, que las actividades diarias de cada uno no van a cambiar, que mantendrán todos sus hábitos y sus costumbres, que salvo pequeños detalles, la vida cotidiana será igual que si no estuvieran casados. Y le agrega que se casa porque así lo han hecho su padre, su abuelo y su bisabuelo, y si siempre les fue bien, ¿entonces por qué no hacerlo? Es fácil ver que mientras el joven pretende convencer respecto a la reforma de su estado civil, la muchacha abre mucho los ojos, queda boquiabierta del asombro y quizás al final le tire con algunos platos por la cabeza. Porque así es imposible convencer. En nuestro tema, los platos en la cabeza fueron los votos por No, más los votos anulados y en blanco. Blancos mirándose al espejo ¿Quién habla en el discurso de Volonté? ¿Cómo se dibuja en el interior del texto al sujeto que habla? ¿Cómo se construye, adentro del texto, la imagen de quien escucha? “Los Blancos, los nacionalistas, hemos hecho un culto de la verdad y de la libertad” “La Constitución y sus reformas solo nos han permitido (a los uruguayos) avanzar 119

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

para ser respetados y reconocidos en el mundo entero” “…nuestra condición de orientales” “Los blancos, los nacionalistas, diremos Sí a nuestra sexta Reforma Constitucional” “Uruguayos, nacionalistas, el partido no pide el voto, sí reclama el compromiso con la verdad” “Seamos los uruguayos de siempre” Se trata de una voz colectiva, plural. Habla un NOSOTROS, figura anónima e impersonal que analizamos en otro capítulo. Ese NOSOTROS se refiere a LOS BLANCOS, orgullosos de su historia a la que consideran el núcleo de la historia de la nación. A tal punto que establecen casi una identidad entre los conceptos BLANCO y URUGUAYO. Y ese NOSOTROS se dirige a un NOSOTROS idéntico, igual a si mismo, orgullosamente blanco y uruguayo. Como si el nosotros que habla se mirara al espejo en el nosotros que escucha, y le pidiera que siga siendo idéntico a si mismo. Y por lo tanto idéntico al que habla.

120

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

En suma: le pide que no cambie. Y otra vez por debajo del texto corre un mensaje conservador. Este mensaje de Volonté restringe sus destinatarios posibles a un segmento de la población fuertemente identificado con el Partido Nacional. No con uno u otro de sus candidatos en una elección determinada, sino con su historia y su tradición. Y en ese mismo sector el mensaje no parece ser una contundente invitación al cambio. Un pasito adelante y un pasito atrás Las ideas centrales que intenta comunicar el Dr. Alberto Volonté son pocas y claras: 1. El Partido Nacional es un pilar fundamental de la tradición democrática uruguaya. 2. La Reforma Constitucional es un paso más, el sexto, en la misma dirección que las reformas anteriores. 3. Candidato único a la Presidencia. 4. Ballotage 5. Descentralización 6. La Reforma conserva los aspectos más esenciales de la Constitución actual. De acuerdo a lo que hemos visto hasta acá, el clima comunicacional logrado en el mensaje no es bueno, no facilita que estas ideas lleguen a destino y sean asimiladas. Pero en el 121

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

caso de llegar, subsiste otro problema: tres de ellas (1, 2 y 6) insisten en planteos conservadores, de resistencia o desconfianza frente al cambio. Y solo las otras tres, la mitad, apelan al cambio. Algo muy débil para un discurso que para convencer respecto a la Reforma necesitaría quebrar la resistencia al cambio del votante, ayudarlo a superar el temor a la perdida de lo conocido y abrirle las puertas a lo nuevo.

122

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Capítulo 13 De lo que sucedió cuando el Licenciado Fernández Faingold y el senador Michelini intentaron convencer al telespectador para que les diera el Sí Vayamos ahora a la intervención del Licenciado Hugo Fernández Faingold por Cadena de Radio y Televisión, por supuesto que asumiendo que el lector acaba de leerla en el Anexo V. ¿Cuál es el sujeto que habla cuando habla Fernández Faingold? “Nuestro proyecto de Reforma Constitucional…” “…queremos mantener vigente lo que somos” “…estamos dispuestos a darnos…” Reaparece aquí el omnipresente NOSOTROS, ese colectivo impersonal que atraviesa tan campante el lenguaje de los uruguayos. Pero en este caso con algunos matices propios. “Cuando el Presidente Sanguinetti convocó a todos los partidos, en marzo del 95, para invitarnos a este esfuerzo…” “…las que los partidos planteamos…”

123

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

“Los cuatro partidos pudimos introducir muchas de nuestras aspiraciones…” El discurso del Licenciado Fernández Faingold construye un sujeto: los PARTIDOS POLÍTICOS. Las marcas presentes en el texto le señalan al espectador que quien le está hablando es ese sujeto y no otro. “En el Partido Colorado creemos…” “Yo pienso que usted, que todos queremos un país así …” “Usted, yo, todos nosotros…” El desplazamiento dentro del sujeto PARTIDOS POLÍTICOS es hacia un sector de los mismos: el Partido Colorado. Pero no se ubica ningún énfasis en esto de ser colorados, ni se mencionan los pilares identificatorios básicos. A diferencia del mensaje de Volonté, donde el NOSOTROS se recortaba en un subconjunto que era LOS BLANCOS, en este caso el NOSOTROS se identifica con un subconjunto que podría ser LOS POLÍTICOS. Aunque también aparece una figura aparentemente novedosa: YO. Constituye toda una irrupción, un intento de salir del NOSOTROS personalizando el mensaje.

124

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Pero es un intento tímido y mediatizado, porque en cuanto es dicho es rápidamente ahogado en el TODOS. Lo cual, además, lo desvirtúa. Esto es así en la medida que está diciendo que todo YO debe esconderse no bien amenaza con mostrarse. Está marcado que un YO no debe destacarse del fondo gris y colectivo, y si lo hace, será penalizado con su inmediato hundimiento en el NOSOTROS. En el Uruguay de hoy los políticos no gozan de gran popularidad, por lo menos entendidos así, colectivamente, como cuerpo. Mas bien resultan designaciones para lo poco creíble y para la ineficiencia. Y suelen recibir corporativamente la acusación por muchos de los males que nos aquejan. Mas allá del ajuste a la realidad que tenga esta imagen de LOS POLÍTICOS, lo cierto es que la falta de confianza en ellos es parte del clima social actual. Este mensaje, pues, que habla en nombre de LOS POLÍTICOS, va a contrapelo de la sensibilidad social respecto al tema. Hay aquí un grave e inadvertido error de comunicación: no considerar en profundidad quién y cómo es el receptor del mensaje. Se trata de un “puro emisor”, solo preocupado por las características de lo que quiere transmitir. Un emisor centrado en sí mismo y en su discurso, pero no un comunicador eficaz. Es un error muy frecuente en toda la política uruguaya.

125

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

¿Y que le pide ese sujeto POLÍTICOS al destinatario de su discurso? Veamos. “…queremos mantener vigente lo que somos” “ Créame” “Déjeme decirlo clarito” “Estamos dispuestos a darnos a nosotros mismos herramientas para construir mejor el mismo país que tenemos” Parecería que LOS POLÍTICOS reclaman mantener su vigencia, que les crean, que les dejen hablar y que les den herramientas para que el país siga siendo igual pero mejor. Ésto dibuja la figura de un receptor del mensaje, un destinatario reclamado por el sujeto del texto. Se trata de alguien interesado en la política y confiado en los políticos. Ese destinatario puede recibir bien el mensaje, pero el resto (¿la inmensa mayoría?) se queda afuera. Y ante la duda y la desconfianza, baja la cortina y cierra puertas y ventanas. Entonces el mensaje se queda solo, girando en el vacío de una comunicación imposible. Pero además, el discurso está todo marcado con oraciones imperativas dirigidas a su

126

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

destinatario, a quien le dice lo que tiene que hacer. “Fíjense… créame… fíjense… déjeme decirle… piense, reflexione con serenidad… vote el Sí” El espectador no puede sentir libertad frente a este texto. Sí puede sentir que le están pautando su conducta. Lo cual muy probablemente lo mueva a resistirse y a decir No. Porque en este contexto textual decir Sí implicaría someterse a una relación jerárquica respecto a LOS POLITICOS. La televisión no se lee La estructura básica del mensaje de Fernández Faingold se asienta en un análisis pormenorizado de la Reforma Constitucional, de sus vinculaciones con la vida del país y de las posiciones políticas frente a la misma. Este análisis tiene una fuerte coherencia interna fruto de un riguroso encadenamiento lógico y de un hilo conductor histórico-cronológico. Es altamente conceptual y racional. Estos aspectos merecen un muy similar comentario al que desarrollamos en el caso del doctor Volonté: es una argumentación valida

127

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

para comunicarse con quienes se manejan casi únicamente con la cultura del libro. Uno comienza por el principio, sigue ordenadamente la lectura, un concepto se articula con el siguiente, un tema comienza, se desarrolla, finaliza y da paso al siguiente y así hasta llegar al final. Es el reino de la palabra escrita, de su lógica, su tiempo, su racionalidad, su conceptualización. Pero ésto deja por fuera del mensaje a multitudes enteras. La cultura de la oralidad, la audiovisual y la informática quedan absolutamente ajenas a estos códigos. Además (al igual que en el caso de Alberto Volonté) se trata de una argumentación conservadora para intentar convencer respecto a un gran cambio. “Hace 166 años… consagramos… la esencia de lo que hoy somos…” “…porque queremos mantener vigente lo que somos…” “Se modificaron solamente 27 de los 332 artículos de la Constitución” “…construir mejor el mismo país que tenemos…sin perder lo que ya tenemos”

128

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

El texto intenta ponerle algodones al cambio, amortiguarlo, disimularlo casi. Con lo cual la resistencia al cambio se cuela por las rendijas del discurso y genera un mensaje contradictorio. Y para cambiar se necesita un mensaje claro y contundente. El que mucho abarca… El mensaje de Fernández Faingold intenta transmitir una gran cantidad de ideas: La esencia de la nación La fuerza moral de la sociedad La Reforma Constitucional como continuidad de la tradición Proceso de elaboración de la Reforma Candidaturas únicas Elecciones internas Elecciones municipales Ley de lemas Descentralización Medio ambiente Ediles a los 18 años Acuerdos para gobernar Ballotage Directores de los entes autónomos Vetos del Poder Ejecutivo Programa revolucionario del Frente Amplio

129

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

¡16 ideas! Es imposible comunicar tanta información en poco tiempo. Se puede sí decir todas esas ideas, pero no se logra que el receptor las asimile. En materia de comunicación vale más elegir bien unas pocas ideas y afirmarlas con energía, antes que dispersarse en una multiplicidad que debilita. Michelini quiere cambiar Para finalizar esta recorrida por el contexto en el cual se inscribió el mensaje final del Dr. Tabaré Vázquez, vamos ahora al discurso del Senador Rafael Michelini (Anexo VI). “…los uruguayos estamos convocados a decidir nuestro futuro” “El Nuevo Espacio se siente profundamente consustanciado con esta Reforma” “…los uruguayos decidimos…” “Le pido que diga Sí” Quizás la mayor diferencia con los mensajes de Volonté y Fernández Faingold está en esa expresión sobre el final: LE PIDO QUE DIGA SÍ. Acá tenemos un YO personal, humano, reconocible, que se expresa y que pide algo. En ésto se conecta más, por lo tanto, con el

130

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

mensaje de Tabaré Vázquez. Aunque en el resto del texto el sujeto es el conocido NOSOTROS. En cuanto al destinatario, aparecen pocas marcas en el discurso que permitan dibujar su imagen. Quizás esa misma ausencia hable de un destinatario silencioso y pasivo, limitado puramente al acto de votar. La única característica diferente que el texto le atribuye es la de ser testigo colectivo del esfuerzo de Michelini: “Ustedes, ciudadanos, son testigos de nuestro esfuerzo” O sea que el destinatario queda situado en el campo de la mirada. Es un NOSOTROS que mira y observa. Es, entonces, un TELESPECTADOR. También en ésto hay cierta línea de conexión con el mensaje de Vázquez. Siete son las ideas centrales que Rafael Michelini elige para comunicar: Candidaturas únicas a la Presidencia Ley de Lemas Ballotage Separación de elecciones nacionales y departamentales Campaña contra la Reforma Valores Cambios

131

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Recorre toda la argumentación una fuerte tendencia al cambio, exaltando sus virtudes y sin contradiscursos conservadores: “…decidir nuestro futuro” “…vital importancia para todos” “Llegamos a esta instancia confiados” “Estamos satisfechos…” “Este país necesita profundos cambios…” “El Uruguay tiene que cambiar para asegurar bienestar con justicia social y para ofrecer felicidad a todos sus hijos” “O todo queda como está, o vota esta Reforma que es mucho mejor que lo que tenemos” “…por los cambios…” Sin duda que el mensaje del Senador Michelini es, de todos y por lejos, el más esperanzado en los cambios y en todo lo bueno que ellos traerán. Su contraste con los mensajes del Sí es notorio. Y muestra, esboza por lo menos, caminos de comunicación que podrían haber transitado otros mensajes por el Sí. Pero que, como ya hemos visto, no lo hicieron.

132

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Capítulo 14 Del fantástico mundo de las comunicaciones políticas y de las ruidosas y malignas palabras que lo dinamitan por dentro El dirigente político (sea Vázquez, Volonté, Fernández Faingold o Michelini) se apresta a dirigir su mensaje a la población. Ha pensado mucho en lo que va a decir y quizás ha buscado algún asesoramiento. Llega el momento decisivo y habla unos minutos frente a las cámaras de televisión. Queda satisfecho: ha transmitido las ideas que deseaba transmitir. Sin embargo, eso no le asegura que el receptor reciba y asimile lo mismo que él quiso que recibiera. Debe quedar claro: nunca, en ninguna circunstancia, el mensaje recibido es idéntico al mensaje emitido. Porque entre ambos hay todo un proceso que determina la mayor o menor proximidad entre ellos. Toda comunicación humana se ve afectada por factores que interfieren con el mensaje emitido. A esos factores los llamamos RUIDOS en la comunicación. El buen comunicador minimiza los ruidos en su comunicación. Algo de eso parecería ocurrir con Tabaré Vázquez en comparación con sus colegas políticos. Vamos pues a revisitar los cuatro mensajes finales del plebiscito de 1996, pero ahora con un “detector de ruidos”.

133

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

La cantidad se aleja de la calidad Recargar el mensaje de ideas y contenidos suele ser un ruido que atenta contra la efectividad de la comunicación. El buen comunicador selecciona cuidadosamente pocas ideas, jerarquizándolas por su claridad, su contundencia, su fuerza. Y se concentra en ellas con insistencia para asegurarse que llegan al receptor. El mensaje de Vázquez es ejemplar en cuanto a la economía de recursos: ¡apenas cinco ideas centrales! Solo cinco, pero fuertes y bien elegidas. Los mensajes de Volonté y Michelini están en la misma línea: seis y siete ideas centrales, respectivamente. En cambio el mensaje de Fernández Faingold contiene dieciséis ideas principales. ¡Dieciséis! La intención de abarcar demasiado genera un fuerte ruido. Entonces el mensaje se fragmenta, se dispersa, se diluye. Imagine el lector si fueran comunicaciones telefónicas. Un amigo lo llama y le dice: “Hola, ¿cómo estás? Te llamo porque tengo tres o cuatro cositas para charlar contigo”. En cambio otro amigo le dice: “Hola, te llamo porque tengo quince o veinte asuntos para contarte”. Es muchísimo más probable que usted asimile algunas de las ideas del primero más que del segundo, por lo menos en el contexto de una charla de pocos minutos. ¿En que idioma hablan? Otra fuente de ruido consiste en incluir en el texto palabras y expresiones que ofrezcan dificultades de interpretación por parte 134

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

del receptor. Este es un tipo de ruido extraordinariamente frecuente en las comunicaciones políticas del Uruguay. Sucede que los dirigentes han elaborado todo un lenguaje con sus expresiones típicas y hasta sus modas. Y ese lenguaje que para ellos es natural, habitual, cotidiano, está muy alejado de las prácticas comunicativas del común de la gente. Véase, por ejemplo, en el mensaje del doctor Volonté: “desentrañó el ser nacional” “nuestra identidad nacional delega en la Constitución su símbolo mayor” “transformarnos sin perder nuestra condición de orientales” “la opción es entre la verdad y las tinieblas” ¿Qué es el ser nacional y cómo y para qué se lo desentraña? ¿Qué es eso de delegar el símbolo mayor? ¿Cómo podría perderse la condición de oriental? ¿Cuáles son las tinieblas? Lo mismo ocurre en el mensaje del Licenciado Fernández Faingold: “crisol de esperanzas” “arquitectura ética de la sociedad” “el proyecto de Reforma Constitucional tiene los mismos genes” “nuevos equilibrios territoriales” 135

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

¿La Constitución tiene genes? ¿Arquitectura ética? ¿Crisoles? ¿Cuándo un territorio se desequilibra? ¿No se dan cuenta los políticos que sus palabras y sus expresiones no son las de aquellos para quienes hablan? ¿Están tan encerrados en su propio discurso? ¿Cómo quedaría cualquiera de las expresiones arriba citadas si se escucharan en la rueda de amigos comiendo un asado, en la reunión familiar, en la parada del ómnibus, en el diálogo de una pareja o en la salida del trabajo? Pues así mismo quedan cuando se escuchan por televisión. Si a esto le agregamos frases largas y de construcción complicada, entonces el ruido es ensordecedor. Es el caso del mensaje de Fernández Faingold, precisamente estructurado en base a ese tipo de frases complejas que resultan difíciles de seguir. Los mensajes de Michelini y Vázquez, por el contrario, se ubican mucho mejor en el lugar del receptor: allí las palabras y las expresiones son más simples, más concretas, mas apegadas a la experiencia cotidiana. Y las frases son más breves y de construcción simple, lo cual facilita el recorrido por el texto. El lector se desliza por estos textos, en cambio por los anteriores se choca continuamente con obstáculos. Palabras malignas Hay otro ruido sutil que opera en la comunicación. Tiene que ver con el poder de las palabras, con las asociaciones que las mismas disparan en la cabeza del oyente. Dice el psicoanalista Leopoldo Muller: 136

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

“Las palabras no solamente designan o significan, poseen poderes propios. Son mágicas, contiene poderes antitéticos, benignos y malignos. Generan imágenes, evocan al objeto ausente, lo presentifican. Maldicen o bendicen. Es la magia en acción… Las palabras no son inertes, imantan. Generan efectos intensos, amor, temor, odios y pasiones, hacen reír y llorar.” (1) ¿Qué pasa si un discurso está surcado por palabras “malignas” que despiertan en el receptor imágenes y emociones desagradables? Pasa que el ruido crece tanto más cuanto más se multiplique esa carga negativa. Hagamos una revisión detallada de los cuatro mensajes de diciembre del 96. Y tratemos de recortar de cada uno esa carga negativa, ese potencial maligno de las palabras. Aporte maligno de Tabaré Vázquez: “discutió/desechados/superpoderes/poderes exorbitantes/superpoderes/no son beneficiosos/falsedades/ caerá/enterrada/ esto no es así/no es cierto/cae/se olvida de decir/lesionado/perjudica/perjudica/por el contrario/perjudica” Ahora el aporte maligno de Alberto Volonté: “confusiones y tinieblas / fisura / dudas / confusiones/tinieblas/confusión/no solucionamos nuestros 137

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

problemas / prisionero/condena/perder/tinieblas/impedir/impongan/si guen igual / violaron / condenados/desocupación/error/mentira/ mienten/miedo/preocupa/mentira/ atemorizar/terror/mentira/nada” También Rafael Michelini hace su aporte maligno: “desterrando/dejando todo como está/dejando todo como está/dejando todo como está/dejando todo como está/lamentablemente/confusión para descalificar/carente de argumentos sólidos/oponerse/falsedades/discutir/ desinformación/sembrar miedo y dudas/generar confusión/ pérdida de valores/hecho grave/perderse/se tardan muchos años/desconformes/no han dado respuestas/enfrentamiento/intolerancia/ imposición/ningún progreso es posible/todo queda como está” Y finalmente el aporte maligno de Fernández Faingold: “el país no solo no podremos mantenerlo sino que retrocederemos/discusión/solo algunas cuestiones esenciales/se modificaron solamente veintisiete/no logramos ponernos de acuerdo/dudas/tentaciones/privilegios/ ataduras/eliminamos/liquidamos para siempre/más confusa y más frustrante/aventura demagógica/la Constitución no puede ser neutral/ angustiarse en la noche por los resultados/si es que se rompe la cuerda / empujar / preocupado/ superpoderes/ superpresidente/tentaciones 138

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

autoritarias/no es ésta la verdadera cuestión, nunca lo fue de verdad/discusiones/discusiones/esconder cangrejos y hasta algún otro crustáceo / horribles perversidades que se supone esconde el texto de la Reforma / impedido / pero el tema tampoco es éste/la cuestión es otra/disolver las cámaras/ programa revolucionario/por desgracia / pretextos / confrontación/corrupción/crispación/trauma/ estamos hartos de vivir trancados y malhumorados, hastiados de no poder cambiar/perder lo que ya tenemos / pretextos /un día que sí y al otro día que no/dejar todo como está” Descanse el lector y tome un poco de aliento para recuperarse de esta andanada de palabras, conceptos y expresiones de alto voltaje negativo. Cada una de ellas, junto con sus repercusiones y resonancias en la cabeza del receptor, van construyendo un ruido que destruye desde adentro al discurso político. Que lo distancia radicalmente del espectador y que hipoteca muchas de las posibilidades de comunicación. La frecuencia de aparición en el texto de esta dinamita verbal es significativa. En Vázquez son 30 palabras en un total de 1030, lo que implica una cada 34 palabras. En Volonté son 33 en 650, o sea una cada 20 palabras. En Michelini son 61 en 740 (una cada 12 palabras). Y en Fernández Faingold 153 en 1570 (una cada 10). Conclusión: el ruido es menor en el texto de Vázquez y muy alto en los de Michelini y Fernández Faingold.

139

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Ser o no ser El combate contra el ruido es una constante de toda comunicación. En este terreno el Dr. Tabaré Vázquez ha sacado una gran ventaja a sus competidores políticos. Su discurso, tomando cualquier parámetro de análisis, está mucho más limpio de interferencias. Y el de alguno de sus colegas puede llegar a ser casi inaudible de tanto ruido que contiene.

Obsérvese en el recuadro anterior que el mensaje de Vázquez es el más despojado de ruidos en cada uno de los ítems y que el de Fernández Faingold es el de mayores interferencias. El texto de Volonté presenta más ruido que el de Michelini pero menos que el de Fernández Faingold.

140

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Esto no tiene nada que ver con las ideas políticas ni con las bondades personales de cada quien ni con sus méritos. Tiene que ver con ser o no ser buenos comunicadores. Asunto que, por cierto, se puede aprender, mejorar y perfeccionar.

Leopoldo Muller: “¿Por qué pueden ser malas las palabras?” Rev. Relaciones número 135, Montevideo, 1995. Pag. 5-7.

141

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Capítulo 15 Donde se descubre que cierto médico no será Gardel ni Sinatra, pero seduce con su voz Algunos capítulos de este libro analizan el mensaje final de Tabaré Vázquez en el plebiscito del 96, comparándolo con los mensajes de otros dirigentes en esos mismos días. Allí vemos con claridad sus cualidades de comunicador e identificamos algunos de sus recursos. Pero con el límite deliberado de estudiar únicamente la comunicación verbal. O sea aquella parte de la comunicación centrada en la palabra y sus múltiples sentidos y efectos. En este capítulo vamos mas allá de la palabra. Vamos a estudiar los mismos mensajes pero desde el ángulo de la comunicación no verbal. Mas allá de las palabras No faltará quien diga: “¿Comunicación no verbal? Si, capaz que tiene algo que ver… pero siempre lo más importante está en lo que se dice, en las ideas que se transmiten”.

142

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Una afirmación así revela algo muy uruguayo: un intento de poner en primer plano lo verbal, como vehículo de una supuesta y sacrosanta racionalidad. La lógica y la razón como panaceas que todo lo explican. Y que de paso oscurecen el cuerpo en el discreto segundo o tercer plano. Sin embargo, en nuestra vida cotidiana, actuamos de otro modo, aceptamos otras cosas y nos muevan otros factores. Lo invito a pensar algunos ejemplos: * El lector está en clase. Es el comienzo de los cursos. Conoce tres profesores nuevos, y cada uno de ellos dice más o menos las mismas cosas respecto al trabajo que harán durante el año. Pero uno le resulta simpático y agradable, el otro frío y distante y el tercero muy capaz y estricto disciplinariamente. * La lectora va a una fiesta y le presentan a dos personas. El diálogo inicial con cada una de ellas es bastante similar: nombres, actividades, la misma fiesta, el acontecimiento del día, el infaltable estado del tiempo. Pero una es rápidamente olvidada y la otra produce un impacto, un estremecimiento. * El lector escucha un partido de fútbol. Los relatores cuentan, en líneas generales, la misma narración deportiva. Pero más allá de las palabras que nombran a los jugadores y sus desplazamientos, mas allá de eso usted elige que sea Kessman, Muñoz, Moar, Goñi, Moreno o Recoba.

143

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

* La lectora ve dos versiones diferentes de una película. Pongamos por caso “ Perfume de mujer”. En una actúa Vittorio Gassman y en la otra Al Pacino. Lo que uno y otro dicen es muy similar, pero a usted le llega mucho más una de las actuaciones. ¿Qué ocurre en estos ejemplos y en otros miles que cada uno ha vivido? Que nos impactamos no por las palabras y las ideas que ellas transmiten, sino por los gestos, la postura corporal, el movimiento, la expresión de la cara, la sonrisa, la mirada, las cualidades de la voz, la forma de hablar… Recibimos, en nuestros ojos y nuestros oídos, el impacto de la comunicación no verbal. Comunicación no verbal ¿Cómo se vincula la comunicación no verbal con la palabra hablada? De muchas maneras: repitiéndola pero en otro código, acentuándola o destacándola, ilustrándola, sustituyéndola o incluso contradiciéndola. Vea el lector qué interesante lo que plantea el español Gonzalo Musitu, doctor en Psicología y Profesor de Psicología de la Comunicación. “Gran parte de los seres humanos no son conscientes de que existe este sutil y elaborado sistema de comunicación. Hay tres razones que explican esta situación:

144

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

1. Los mensajes actúan inconscientemente. Gran parte de los mensajes corporales se comunican por debajo de nuestro nivel habitual de conciencia… ejerciendo una poderosa influencia en cómo pensamos, sentimos y cómo nos comportamos, sin que nunca seamos conscientes de qué es lo que esta produciendo exactamente estas reacciones. 2. Demasiados mensajes. La segunda barrera que impide reconocer la importancia del lenguaje no verbal, es la asombrosa cantidad de información que proporciona… 3. Descuidamos su importancia.

Mehrabian (1972) ha calculado que solamente el 7% de lo que captamos procede de lo que realmente se dice, el 38% viene del tono de voz en que se dice y el 55% de las señales del lenguaje no verbal.” (1) Cuando el doctor Vázquez o cualquier otro político nos habla, tendremos que investigar entonces no solo lo que dice sino también esa poderosa influencia que le da la comunicación no verbal. Si tomamos en cuenta la investigación de

145

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Mehrabian que cita Musitu, aunque sea en un sentido no exacto sino de aproximación, tenemos una imagen del impacto de esta forma de comunicación. Conviene recordar, pues, que en cualquiera de los mensajes políticos que venimos analizando el 7% de lo que capta el espectador procede de lo que le comunican con palabras, el 38% viene del tono de voz y el 55% de las señales visuales provenientes del cuerpo del emisor. Un experimento con la voz Propongo al lector un experimento. Consiste en grabar el audio de intervenciones periodísticas de algunos de los dirigentes políticos más notorios. Y luego escucharlos con unos buenos auriculares, olvidándose del tema de fondo que está tratando. Focalizando su atención en aspectos como las cualidades de su voz, su tono y su volumen, el ritmo de su hablar. Casi como si escuchara música. Volviendo atrás una y otra vez, si fuera necesario, para captar los detalles. Este experimento lo realicé con los cuatro célebres mensajes finales del plebiscito. Veamos los resultados.

146

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Político promedio para espectador promedio El espectador recibió, en esas cuatro noches, 3990 palabras intentando convencerlo. O sea un promedio de 998 palabras por cada uno de los mensajes. Vázquez se situó apenas por encima de ese promedio: 1030 palabras. Volonté y Michelini utilizaron muchas menos palabras: 650 y 740 respectivamente. Fernández Faingold utilizó muchas mas: 1570. Fueron, sumados, 33´30’’ de intentos de persuasión. Un promedio de 8´38´´ por cada uno. Vázquez se ubicó en el promedio: 8´30´´. Michelini y Volonté dispusieron de menos tiempo: 6´30´´ y 7´30´´, respectivamente. Fernández Faingold utilizó más tiempo: 11´. ¿A qué velocidad hablaron estos políticos? ¿Cuál fue su ritmo? El promedio fue de 119 palabras por minuto. Nuevamente Vázquez se instaló en el promedio: 121 palabras por minuto. En ésto lo acompañó Michelini: 117 por minuto. Volonté habló con más lentitud: 87 palabras por minuto. Y Fernández Faingold fue el que habló más rápidamente: 143 palabras por minuto. Llama la atención la facilidad del doctor Vázquez para situarse en torno a los promedios. Su tiempo no es muy largo pero tampoco muy breve. Su discurso no está excedido de palabras

147

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

pero tampoco se queda corto. Su velocidad para hablar no es muy alta pero tampoco muy baja. Es, quizás, el promedio que todo espectador promedio espera. Y esa misma ubicación hace que a nadie le resulte chocante su mensaje. Voces en pugna Es interesante oír las cualidades de la voz de Tabaré Vázquez. Escúchelo: su voz resulta algo monótona, pero es cálida, calma, suave. Casi que acaricia el oído del oyente. El volumen se mantiene estable a lo largo del mensaje, siempre en un nivel medio, sin subidas ni bajadas significativas. Como las suaves ondulaciones tan tradicionales en nuestra geografía. Y la modulación y articulación de palabras y frases es muy clara y precisa, con una acentuación correcta y discreta, de perfil bajo. En la voz de Vázquez no hay grandes saltos ni dramatismos ni asperezas. Sea cual sea el contenido de lo que dice, su voz carece de toda agresividad. Y transmite una sensación de tranquilidad y de afecto. Es una de las claves de su éxito comunicativo.

148

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Comparemos esta voz con las otras que compiten con ella. Escuche al Lic. Fernández Faingold: su voz tiene ciertos matices de aspereza. Y por momentos le da acentuaciones burlonas, irónicas. Estos dos elementos permiten que el oyente pueda percibir cierta agresividad en su discurso. Escuche al Sen. Michelini: su mensaje está fragmentado y entrecortado por pausas. Pero no son las pausas naturales que acompañan los puntos o las comas. Son pausas al interior mismo de las frases y están desvinculadas de una correcta puntuación. Por ejemplo: “(pausa) este país (pausa) necesita (pausa) profundos cambios (pausa)” Esta peculiar combinación entre la voz y los silencios dificulta la comprensión del mensaje, le da un carácter algo forzado y poco natural y produce, por lo tanto, un ruido en la comunicación. Escuche ahora al Dr. Volonté: el volumen de su voz sube y baja significativamente, acentuando muy enfáticamente las palabras. Ese énfasis da fuerza a su discurso y lo hace moverse entre la energía y la agresividad. 149

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

También le da sonoridad y efecto a las palabras y dramaticidad al mensaje. Ésto puede ser escuchado como cercano a una sobreactuacion teatral, lo que dificulta la comunicación al dotarla de cierta artificiosidad. La particular forma de acentuar de Volonté subraya zonas del discurso y atrae la atención hacia ellas. Pero la acentuación, por momentos, es sobrecargada y excesivamente fuerte, como si en algunas vocales ubicara dos o más tildes: uruguÁyos/blÁncos/libertÁd/identidÁd/ colectividÁd En otros casos se acentúa una sílaba que no corresponde, obteniendo un curioso efecto de entonación: cÓmpromiso/cÓnvencer/dÉcidir/cÓndici ones O la acentuación se desplaza desde los vocablos esenciales hacia puntos más accesorios del discurso: LÁ reforma / SÉR mejores / ÉL derecho de huelga

150

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

El subrayado excedido y/o desplazado de lugar no llama la atención del espectador hacia lo esencial que se quiere transmitir, sino hacia la misma acentuación, hacia la sonoridad de las palabras. Y refuerza cierta tendencia a la teatralización y la grandilocuencia que interfiere ruidosamente en la comunicación. Como hemos visto, Tabaré Vázquez tiene en la voz y en la forma de hablar, un poderoso instrumento de seducción de multitudes. Por las cualidades de su voz en sí misma y por las ventajas comparativas que presenta respecto a la competencia. En este momento es, en el escenario político nacional, como Frank Sinatra: LA VOZ. A tal punto que puede convencer mas allá de lo que diga. Hasta puede usar frases y conceptos radicales (como cuando dijo que en un gobierno de su partido “van a temblar hasta las raíces de los arboles”). Y sin embargo, la forma en que lo dice contradice totalmente ese radicalismo, haciendo que la expresión sea recibida como algo amable, confiable y pleno de tranquilidad. No se olvide que un 38% es mucho más que un 7%.

151

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Capítulo 16 Del buen suceso que tiene el Dr. T.V. como eslabón de la programación habitual de la TV Tratemos ahora de VER la comunicación no verbal de Tabaré Vázquez. El Profesor Gonzalo Musitu nos aporta un comentario inicial: “La información proporcionada por nuestros ojos tiende a ser mucho más precisa y menos ambigua que la ofrecida por nuestros oídos. Todo ello ha provocado que numerosos investigadores sugieran que nuestros ojos, como receptores de información, son 1000 veces más sensibles, y se supone que también eficaces, que nuestros oídos.” (1) Recuerde que de las señales visuales depende el 55% de lo que capta el receptor. Y recuerde su propia experiencia, la contundencia de todo aquello que vio con sus propios ojos. Imágenes de Volonté, Michelini y Fernández Faingold

152

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Propongo al lector un experimento. El mismo consiste en grabar algunas intervenciones televisivas del doctor Vázquez y de los otros dirigentes políticos principales. Y luego ver las imágenes sin audio. Solo las imágenes. Y comparar. Ésto es lo que hice con los cuatro mensajes del plebiscito. ¿Me acompaña a verlos? Mire al Dr. Volonté, véalo. Está sentado ante un escritorio, detrás del cual aparece borrosamente un cuadro. Tiene sus lentes puestos y mira a la cámara. El centro de atención de su imagen son las manos (¿su eslogan “Manos a la obra”?). Gesticula intensamente, dibujando círculos en el aire y alternando estas redondeces con puntas agresivas hechas con sus dedos disparándose hacia fuera del cuerpo (principalmente el dedo índice). Está vestido sin mayores contrastes (ni entre los distintos elementos de su vestimenta ni entre ésta y el fondo). El trabajo de la cámara es austero: una sola cámara inmóvil durante casi todo el mensaje, y sobre el final cambia a otra cámara igualmente quieta.

153

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Todo indica que es un conferencista, un profesor dando una charla. No está intentando seducir, sino más bien convencer racionalmente. El foco principal está en las palabras y en los argumentos, y no en lo visual que parece que solo cumple el papel de registrar una conferencia y trasmitirla tal cual ocurre. Vea ahora al Sen. Michelini. Obsérvelo: está parado. Detrás de él la calidez de un fondo de madera que le llega hasta la altura de los hombros. Más arriba un cuadro. A la izquierda de Michelini, también en el fondo, una puerta marrón. A la derecha del senador una planta, un ventanal y luz y plantas más allá de los vidrios. Acá lo visual está cuidado y trasmite calidez y vitalidad. Está vestido de oscuro y su cabeza está un poco inclinada hacia el costado. Las manos no aparecen nunca. El ceño fruncido le da a su rostro cierto matiz de mal humor. El mensaje está trabajado con dos cámaras: una lo enfoca desde la mitad del pecho hacia arriba y la otra casi en primer plano. Ambas se van alternando rítmicamente y Michelini trata de seguirlas, pero sus giros dejando una y buscando la otra son demasiado bruscos y forzados. Le

154

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

falta naturalidad para buscar la cámara, lo que produce una sensación de artificiosidad. Sobre el final, una de las cámaras se acerca intimistamente hasta un primer plano del rostro del joven senador. En suma: es una pieza contradictoria, donde el gesto casi enojado de Michelini contrasta con la calidez visual del entorno, y donde su rigidez de movimientos contrasta con la fluidez rítmica de las cámaras. Acá el cuerpo de Michelini no está comunicando lo mismo que el resto del mensaje. Es una fuente de ruido que le quita credibilidad frente al espectador. Invito ahora al lector a ver al Lic. Fernández Faingold. Mírelo: está sentado ante un escritorio, vestido con saco marrón claro y corbata oscura. El ambiente es el de una oficina, un lugar de trabajo cálido y personal. Un cortinado blanco, una computadora, estantes con libros y plantas configuran la escenografía. Fernández Faingold habla gesticulando con las manos y moviendo la cabeza. Lo hace frente a una cámara fija, inmóvil frente a el. Al final la cámara se acerca hasta cerrar el mensaje con un casi primer plano de su rostro.

155

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Algo radicalmente novedoso (en el contexto de estos mensajes) es el montaje de la imagen de Fernández Faingold con otras imágenes intercaladas. Son como flashes breves que sustituyen durante algunos segundos a la imagen central. En estos flashes la cámara se pone en movimiento y muestra otras escenas. Una de estas escenas es una reunión de dirigentes políticos de todos los partidos. Otra es una Constitución de tapas inmaculadamente blancas. Y una tercera es una imagen del semanario Búsqueda con un titular donde el senador Sarthou parece que propone disolver el Parlamento. En general es una pieza bastante bien lograda. Su punto débil es, nuevamente, lo corporal. Primero porque el escritorio pone cierta distancia entre el orador y el espectador. Y segundo, porque el dirigente colorado tiende muchas veces a cerrar su posición corporal. Ese cierre se produce juntando las manos, agarrándose una con la otra y/o entrelazando los dedos. Muchos investigadores han revelado que son más persuasivos quienes adoptan una posición

156

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

corporal abierta, por lo cual este cierre podría disminuir la eficacia comunicativa. Una criatura televisiva llamada Tabaré Llega el momento culminante de nuestro experimento: ver al Dr. T.V. Lo invito a mirar con atención. Hay varios elementos dignos de observación: ** ¡Está filmado en exteriores! Ambiente natural, plantas, mucho verde, alguna florcita, un día hermosamente soleado. Y detalles extraordinarios en su sencillez: la vegetación se mueve apenas con una muy suave brisa, y durante todo el mensaje se escucha el canto de los pájaros. Con esta ambientación ya gano la batalla de la comunicación. Porque está trasmitiendo varias ideas muy potentes: -YO SOY DIFERENTE A LOS DEMAS POLÍTICOS -ELLOS ESTAN METIDOS ADENTRO (DEL SISTEMA POLÍTICO) Y YO ESTOY AFUERA -ELLOS SON ARTIFICIALES, PERO YO FORMO PARTE DE LA VIDA Y LA NATURALEZA -ÉSTE ES UN MENSAJE DE LUZ, CLARIDAD, CALMA, TRANQUILIDAD Y BIENESTAR

157

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

-LO DE LOS POLÍTICOS ES A PUERTAS CERRADAS (¿QUÉ HARÁN ALLÍ?), MIENTRAS QUE LO MÍO ES ABIERTO Y TRANSPARENTE -YO SOY SUAVE Y AGRADABLE Todo está dicho con imágenes, con la fuerza que las mismas tienen para penetrar por debajo del nivel de conciencia del espectador. Y con la potencia que tienen para ser recordadas y para producir efectos y despertar afectos. ** La imagen de Vázquez es impecable Mírelo: la blancura de su camisa es impresionante y resalta aun más sobre el fondo verde. Su corbata en tonos azulados y grises es muy contrastada y viva y se recorta nítida sobre la camisa. El conjunto es una composición plástica que impacta por su colorido. Es una obra estética, un placer visual. ** La camisa tan blanca es un signo portador de otras dos ideas: -OBSERVE LA PUREZA DE MIS IDEAS, DE MIS INTENCIONES, DE MI PERSONA -RECUERDE QUE NO SOY POLITICO, SOY MEDICO ** Note que hay una ausencia que habla: el saco. Sencillamente eso: está sin saco. Y con esa falta dice: -FÍJESE QUE NO TENGO EL SACO QUE SÍ TIENEN LOS POLÍTICOS, YO ESTOY EN MANGAS DE CAMISA COMO USTED, YO SOY COMO USTED

158

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

** Hay dos cámaras trabajando. Una lo toma desde el pecho hacia arriba y la otra desde la cintura. En ocasiones se mueven aproximándose a él. Y se van alternando una y otra con un ritmo ágil. Vázquez cambia su mirada desde una cámara a la otra con absoluta naturalidad y fluidez, como si fuera Traverso en “Hablemos”. Es una criatura televisiva: su manejo ante cámaras encaja perfectamente con las pautas de consumo televisual del espectador. Su desempeño convierte a este mensaje en un eslabón mas de la programación televisiva, una continuación de la misma, una discreta conservación de sus códigos comunicativos. Esto tranquiliza al espectador, porque sea quien sea quien le habla y diga lo que diga, percibe que allí no hay sobresaltos ni transgresiones al discurso televisivo. Quiero decir que T.V. se adapta perfectamente a lo que el espectador de TV espera, a lo que está acostumbrado a consumir en términos de imagen. ** Mientras habla acoplado armoniosamente a la alternancia de las cámaras, Vázquez inclina levemente todo su cuerpo hacia adelante o hacia un costado. Es un movimiento débil, pero quizás contribuye a quitarle rigidez. Las manos, por su parte, aparecen poco. Y cuando lo hacen suelen mostrar las palmas al espectador, típico gesto que en casi todas las culturas genera en el otro una reacción de confianza. Posiblemente el mensaje implícito es: 159

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

-MIRE MIS MANOS, ACÁ NO HAY PUÑOS CERRADOS PARA GOLPEAR NI ARMAS PARA ATACAR, PUEDE CONFIAR EN MÍ. ¿Adelantado de una nueva era? Llegamos al final de este largo viaje de exploración por cuatro mensajes políticos emitidos por Cadena de Radio y Televisión del 2 al 5 de diciembre de 1996. Recorrimos muchos senderos, nos abrimos paso en medio de la jungla, nos dejamos inundar por sus sabores y sus olores, y aceptamos que quedaran zonas inaccesibles (apenas entrevistas por los intersticios del follaje). Pero pudimos llegar a varios claros en la selva. Encontramos más explicaciones para un resultado electoral como el del 8 de diciembre: lo que pasó entre el mes de octubre (cuando las encuestas daban un 18% de ventaja al Sí) y el día del plebiscito (donde el Si triunfó por un margen mínimo) fue ni más ni menos que la campaña electoral. Y en esa breve campaña lo relevante fue la competencia entre un formidable comunicador político como es el doctor Tabaré Vázquez y los tradicionales estilos de comunicación del resto del elenco político.

160

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Del estudio de dicha competencia se recorta con mayor fuerza aún la capacidad de T.V. para seducir multitudes. Ahí vimos aptitudes y actitudes que seguramente despliega en toda su carrera publica, y que son parte sustancial de su éxito creciente. El Dr. Vázquez ya se desmarca del resto en la comunicación verbal, pero la distancia se multiplica en el plano de la comunicación no verbal. Lo cual tiene varias consecuencias: 1. Su crecimiento político apuntando hacia la Presidencia de la República. 2. El virtual cuestionamiento en el que quedan atrapados los procedimientos comunicativos que han estado vigentes hasta ahora en la política uruguaya. Porque quizás la mala comunicación tenga mucho que ver con la brecha abierta entre la gente y los políticos. 3. La emergencia de nuevos modos de comunicación política, propios de la era televisual e informática, y de los cuales Tabaré Vázquez podría ser el primer adelantado.

1) Gonzalo Musitu: op. cit., pag. 80.

161

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Capítulo 17 Que trata de la existencia de dos documentos ultrasecretos relativos al mismo político de izquierdas No sé si fue un sueño. Creo que no. Lo cierto es que era una mañana de febrero. Extrañamente fresca y gris, por cierto. Este libro ya entraba en su etapa final de elaboración. Pero faltaban algunos detalles. Recién me había levantado cuando vi que por debajo de la puerta habían deslizado un sobre amarillo dirigido a mi nombre. Lo abrí rápidamente. Eran varias hojas blancas de formato carta, escritas de ambos lados con lapicera azul. La letra manuscrita era muy pequeña y por momentos ilegible. De la introducción breve que las encabezaba, pude comprender que me enviaban copia de dos documentos a los que había tenido acceso mi misterioso y anónimo colaborador. Se trataba de documentos reservados, provenientes, obviamente, de dos oficinas diferentes del centro montevideano. Habían sido copiados a mano en el lugar mismo donde estaban los originales. La letra delataba la velocidad de las copias, la mala iluminación y el temor a ser descubierto.

162

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

En cuanto al contenido, uno se llama “TOP SECRET: MINIMANUAL TABARÉ PRESIDENTE” y el otro se titula “TOP SECRET: MINIMANUAL PARA DERROTAR A VAZQUEZ”. Si el lector aun está muy afectado por los tiempos de la guerra fría y el Muro de Berlín, pues le aconsejo que no los lea: pueden herir su sensibilidad. Porque podría llegar a creer que el primer documento está redactado por alguien del KGB o del MININT cubano, y que estamos ante una verdadera orquesta roja tejiendo su telaraña para que el Uruguay tenga su primer Presidente de izquierdas. O podría creer que el segundo documento es parte de una conjura del gran capital y la derecha, con intervención de mano de obra desocupada de los antiguos servicios de inteligencia y colaboración de la CIA y el MOSSAD israelí. Conspiración para cerrarle el paso a la izquierda. En cambio, usted lector, que ya vive, actúa, siente y piensa en la era post-1989, usted sí podría leer lo que sigue. Adelante, pues. Y tenga en cuenta, por favor, que he podido transcribir solo una parte del ilegible manuscrito que a su vez transcribía una parte de los documentos originales. Top secret: Minimanual Tabaré Presidente 1. Mantenga con paciencia las líneas fundamentales del estilo comunicativo de Tabaré. No permita que provocaciones del adversario o ideas brillantes de último momento lo saquen del curso que trae. Haber encontrado un estilo político 163

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

comunicativo propio es un gran logro. Algunos dirigentes no lo alcanzan en toda una vida, pero Tabaré ya lo tiene en pocos años. Cuídelo. No lo dilapide. 2. Cuide las próximas campañas publicitarias de los sectores frenteamplistas rumbo a las elecciones de 1999. Que todas ellas contribuyan a la personalidad pública de Tabaré. Que todas operen sobre la huella de las campañas de la 1001 en 1989 y de la 90 y la 77 en 1994. La ruptura de esta línea publicitaria por parte de algún sector puede agrietar la imagen de Tabaré. 3. Elabore campañas publicitarias complementarias para los departamentos del interior del país. Ya no se puede ganar con placas fijas en la pantalla, o con candidatos locales sonriendo despistados frente a una cámara implacable. 4. Eduque y prepare a los militantes en el estilo Tabaré. Que aprendan a mejorar su comunicación y a extender su red de apoyo social. No olvide que un aparato militante agresivo y dogmático podría ser una bomba de tiempo en la imagen del candidato. 5. Tecnifique la intuición comunicativa de Tabaré. Apóyela con asesores y especialistas en comunicación de masas. No para cambiar la dirección de su intuición ni para alterar sus condiciones naturales de comunicador, sino para potenciarlas y lograr un aprovechamiento máximo de las mismas. 6. Seleccione los candidatos a las intendencias y las diputaciones del interior y trabaje con ellos de tal manera que sean 164

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

compatibles con Tabaré. Compatibles en sus características personales y en sus aptitudes de comunicadores. 7. No se duerma en los laureles. Esté atento. No se olvide que en estos tiempos los líderes políticos pueden subir vertiginosamente en su popularidad. O sea que pueden surgir competidores inesperados que rápidamente lo superen. Tampoco olvide que el mismo vértigo con que se sube también acompaña estrepitosas caídas. La historia marcha con el acelerador a fondo. Top secret: Minimanual para derrotar a Vázquez 1. Descubra el siglo veintiuno, la imagen, el lenguaje audiovisual, la informática, la psicología social, la semiótica, las sociotecnologías, la publicidad y los secretos de los medios de comunicación. Asesórese, investigue, rodee al candidato de un equipo técnico de alto nivel. 2. Elija candidatos que se sientan a gusto en estos tiempos posmodernos y que sean muy buenos comunicadores. Agregue todas las otras virtudes que crea necesarias, pero estas dos son imprescindibles. Si no están, entonces la empresa electoral es tan disparatada como querer viajar a Marte en ferrocarril (¡y para colmo en uno de aquellos viejos trenes nuestros!). 3. Desembarque en el país real, escuche bien, observe. Trate de conectarse con el lenguaje de la gente que viaja apretujada en el 64 o que recorre Tristán Narvaja. Salga del circuito cerrado de la política y respire otro aire. Hable con el taxista o con la mucama, escuche a los muchachos de la obra mientras se toman un vino, 165

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

pregúntele a la señora que sale del almacén, dialogue con sus hijos pendex y con sus amigos. Vea un poco de tele, no le tema al zapping, escuche algún programa radial donde los oyentes salgan al aire, lea la pagina deportiva del diario, salga a bailar, no pierda contacto con sus amigos, vea esa película de la que todos hablan, entérese de los problemas de su barrio, escuche alguna FM y empápese de la cultura cotidiana de los uruguayos. Y cuando elabora o dirige un mensaje político, piense en alguna de esas personas de carne y hueso que conoce. Con esa persona, a la distancia, tiene que comunicarse. En una palabra: despolitice un poco su mensaje político, por favor. 4. No lo ataque a Vázquez, usted saldrá perdiendo. Déjelo que él transite solo por su discurso, no lo ayude, no le haga un espacio privilegiado en lo que usted dice. Manténgase en lo suyo. Tome la iniciativa, preocúpese por su imagen, seduzca, proponga ideas, haga planes y proyectos. Y no hable para él sino para los electores. 5. ¡Entusiásmese! Pero no de un modo cerebral, lógico y ultra racional. Entusiásmese de verdad, en cuerpo y alma, poniendo todo el afecto. No tema las emociones, la magia, los mitos. Más bien conéctese con esa zona, que no solo de pan vive el hombre. Disfrute. Y contagie. 6. Rescate el orgullo de sus ideas. Apunte a crear y sostener redes sociales de apoyo. La punta de la madeja está en que su gente se exprese, diga lo que es y lo que piensa, y no se deje intimidar por lo que en ciertos ámbitos parecería ser “políticamente correcto”. Estimule la más libre expresión del pensamiento y del sentimiento en la vida cotidiana. Una parte esencial de la formación de imagen de un candidato o partido (y 166

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

de los resultados electorales mismos) se juega en la micropolitica, en el dialogo diario entre las personas. Esto ocurre todos los días y a toda hora, en el supermercado, en la esquina, en el lugar de trabajo, en la reunión familiar, en el ómnibus, en el estadio, en el teatro, a la salida de la Facultad, en la espera del hospital o en la mutualista, en el asado con los amigos, en la salida del fin de semana…Quizás muchas derrotas comienzan con pequeños silencios, con vacilaciones y claudicaciones, con ideas que no se expresan, con falta de confianza en la experiencia y en los argumentos propios. Porque son los más nimios sucesos cotidianos los que van tejiendo la trama de la comunicación social. 7. No sea ingenuo. Métase en la cabeza que usted esta luchando contra el poder. Sí, sí: contra el poder. Contra el poder políticoburocrático que implica la Intendencia de Montevideo, contra el poder de comunicación y de seducción del Dr. Vázquez, contra el poder de la medicalización de la sociedad, contra el poder organizativo y militante de la izquierda, contra el poder de una inmensa red de apoyo social, contra el poder del statu-quo intelectual… ¿Le parece poco? En esa maquinaria en la que se inscribe Tabaré Vázquez hay mucho poder de influencia sobre el pensamiento y la conducta de centenares de miles de personas. Si usted quiere derrotar a Vázquez, debe convencer a sus seguidores y a los electores de que esa maquinaria es poder y que su fuerza política lucha en desventaja y desde el llano contra tanto poder.

167

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Capítulo 18 Donde un famoso detective belga nos ayuda a aclarar el misterio del candidato invencible “Wilbraham Crescente era una fantasía en piedra, obra de un constructor victoriano del 1880 y pico… Las viviendas ofrecían un aspecto impecable, digno, contando las fachadas con artísticos adornos… Nada de particular presentaba la vivienda que ostentaba encima de la entrada el número 19. Las cortinas de las ventanas veíanse muy limpias; el tirador de latón de la puerta brillaba. El sendero que conducía a la entrada principal hallábase bordeado de rosales.” (1) Allí mismo, en esa casona tan londinense, hicimos el encuentro. Cómodamente instalados en el sofá y los sillones, al calorcito del fuego de la chimenea, fue en aquella sala llena de relojes que me reuní con varios de los lectores amigos. El tema que queríamos desentrañar entre todos era el misterio de Tabaré Vázquez. ¿Cuál es su secreto? ¿Cuál es su arma mortal comunicativa para seducir multitudes? ¿Cómo interpretar las pistas, las huellas, las claves? La discusión era acalorada. En ese instante sonaron tres golpes en la puerta. Me levanté a abrir.

168

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

“Jamás hubiera esperado encontrar allí al hombre que mis ojos estaban contemplando. Hércules Poirot me miró, divertido. -Une petite surprise, ¿n´est-ce pas? –dijo-. Confío en que, pese a todo, agradable. -Poirot, viejo zorro, ¿cómo llegó usted hasta aquí? -En un vehículo bastante confortable.” (2) -¿Pero qué está haciendo en este libro? -Confío en poder ayudarlos en su labor. He estado estudiando el caso Vázquez y creo saber cuales han sido las armas que ha utilizado. Los ojos de todos los presentes se abrieron con asombro e incredulidad. Tras las huellas del candidato Poirot se irguió en su asiento, retorciéndose con un gesto de satisfacción las puntas de su bigote. -¿Están dispuestos a conocer las claves secretas del Dr. Tabaré Vázquez? Todos asentimos con la cabeza. Entonces Poirot hechó su cabeza hacia atrás, recitando en tono dramático. Comenzaba, con orden y método, a revelar las claves que echarían luz sobre el enigma Vázquez. -Desde el principio me sorprendió descubrir que no se trataba simplemente de un político sino de un excelente comunicador político. Y subrayo lo de comunicador. 169

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Fíjense en su discurso, sea en el medio que sea. Allí aparece la primera persona del singular, el Yo que lo desmarca del tradicional Nosotros y que le da un perfil más personal y humano. Allí aparece el calor humano de los afectos, distanciándose de la fría racionalidad de sus colegas. Todo texto construye en su interior dos personajes: por un lado el sujeto que habla y por el otro, el destinatario ideal del mensaje. En el caso que nos ocupa, el sujeto construído es una persona muy calma, responsable y respetuosa, sin el sonido y la furia de los políticos. Ese sujeto es identificado con Vázquez por el público, quien a su vez se ve a si mismo en el destinatario (caracterizado como libre y pensante). Otra evidencia clara es que el Dr. Vázquez sabe crear un clima comunicacional favorable, y entonces lanza sobre el terreno ya preparado unas pocas ideas, claras y contundentes. Las palabras y las ideas que pone en circulación son tan fuertes que colonizan por dentro al resto de los discursos políticos. Es un experto en facilitar el recorrido del espectador por su mensaje. Para ello utiliza palabras y expresiones que no ofrezcan dificultades de interpretación y que no susciten asociaciones negativas en quien lo escucha. Construye frases simples y breves. No se excede en la cantidad de palabras, pero tampoco se queda corto. No es de los que hablan más rápido pero tampoco de los más lentos. El volumen de su voz se mantiene estable en un nivel medio, sin subidas ni bajadas

170

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

significativas. Modula y articula las palabras y las frases con claridad y precisión, acentuándolas en forma correcta y discreta. Y las cualidades de su voz acarician el oído del oyente con calidez, calma y suavidad. Disipando las nieblas del enigma Hércules Poirot hizo una larga pausa. Era un hombrecillo menudo, de cierta edad, cabeza en forma de huevo y grandes bigotes. Posó su mirada sobre cada uno de los presentes. -¿Seguimos ejercitando nuestras células grises con el caso Vázquez?- preguntó. Y sin esperar respuesta prosiguió: -Tabaré Vázquez es un seductor de multitudes, un líder de masas que opera no desde un estrado callejero sino desde la televisión. Desde allí seduce y enamora. Es un hombre fotogénico y telegénico, que siempre sale bien ante cámaras. Diría que es parte integral del star-system televisivo. Sus apariciones televisivas se adaptan perfectamente a la programación habitual de cada canal. Su lenguaje es el audiovisual, propio de ese medio. Sonríe, cuida estéticamente su aspecto personal, mira hacia la cámara, coordina ajustadamente sus miradas con el trabajo de las cámaras. Y al contrario de la mayoría de los políticos, Vázquez no disimula su corporalidad sino que la subraya y exhibe como parte del espectáculo.

171

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Obsérvenlo en los debates. No habla para el periodista ni para su oponente. Habla para las cámaras, y a través de ellas para el televidente. Y le ofrece al espectador estímulos visuales y auditivos estéticamente agradables y muy coloreados afectivamente. La seducción del Dr. Vázquez opera en base a dos movimientos complementarios. Por un lado se muestra, se exhibe en el escaparate televisivo. Es parte del elenco estable de la información, y además aprovecha cada aparición para generar un fuerte impacto emotivo, y por otro lado nunca se descubre del todo y juega con la sugerencia y la sorpresa. La masa televisiva, bastante sugestionable por esa condición masiva, ubica su imagen en su Ideal del Yo, como modelo a seguir. Y establece una relación verdaderamente amorosa con él. Podríamos pensar, queridos amigos, que Tabaré Vázquez es también una marca cuyas campañas publicitarias le han ido creando una personalidad pública reconocida por los espectadores. Al igual que pasa con otras marcas: Citizen, Coca Cola, Benetton, Adidas o Mercedes Benz. Esta marca Tabaré Vázquez tuvo su lanzamiento en el mercado en 1989, en la campaña publicitaria de la lista 1001. Allí fue definida como una marca joven, agradable, de buen humor y diferente a las otras marcas políticas. En 1994 las campañas publicitarias de las listas 90 y 77 reforzaron aquellos conceptos y enfatizaron su costado humano y afectivo.

172

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Seducción y poder El famoso detective belga hizo una nueva pausa. Volvió a retorcerse las puntas del enorme bigote que lucia con indisimulado orgullo. Se inclinó hacia adelante con una sonrisa. -Todavía quedan algunas piezas de este puzzle- murmuró. Bebió lentamente de la taza humeante que le habían servido. Todos estábamos expectantes. -¡Mon dieu!- exclamo- ¡que café! Y prosiguió en voz alta con su ordenada explicación: -Ustedes lo saben: el alma humana es seducida por los mitos. Porque nos dan la certeza que en otros lugares no encontramos, y un entusiasmo y una magia que son realmente fascinantes. Pues bien, Vázquez lleva de la mano a los uruguayos al mundo sagrado de los mitos. Y lo hace a través de todo un despliegue de alusiones, sugerencias y guiñadas cómplices. El hechicero que exorciza el dolor, la enfermedad y la muerte, el mesías salvador, David contra Goliath, Tabaré y los heroicos charrúas, el éxodo artiguista, el héroe del oeste americano, el asombro de Maracaná… Éstos son los mitos a los que introduce el discurso político de Tabaré Vázquez, son como hilos invisibles de su trama. Y estos mitos operan poderosamente en el inconsciente de los electores, pero también de los periodistas y hasta de sus adversarios políticos.

173

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

No olvidemos, por otra parte, que el político que estamos investigando es médico de profesión. Esto lo desmarca de sus competidores, que en su gran mayoría son abogados. Y le da la ventaja de la confianza social en los médicos y de la medicalización de los medios de comunicación y de la sociedad toda. Incluso más: su lenguaje político está contaminado del lenguaje médico utilizado con los pacientes terminales, lo cual le brinda una sensibilidad poco frecuente. Esta práctica profesional del Dr. Vázquez le permite salir del circuito cerrado de la política y escuchar, observar y conocer a la gente, fortaleciendo así su olfato comunicativo. Por otro lado, tenemos que tener en cuenta la maduración de un sector de PODER de la sociedad uruguaya. Un poder muy fuerte, que tiene sus expresiones más visibles en la maquinaria estatal de la Intendencia de Montevideo y en los aparatos militantes del Frente Amplio y del movimiento sindical. Pero que también opera desde el establishment intelectual y cultural, generando una fuerte presión social hacia la izquierda en ciertos ámbitos universitarios, artísticos y periodísticos. Sin olvidar la influencia del poder médico: ¿qué otra fuerza política presenta un equipo como el de los doctores Vázquez, Crottogini, Villar, Cardozo, Cid, Pita y Bayardi? Súmele a ésto el poder de seducción de varios lideres, el poder técnico en el área de la publicidad y de la comunicación de masas, algunos medios de prensa de notorio sesgo frentista, y miles de familias que conservan y transmiten las tradiciones de la izquierda. 174

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Este poder circula por la vida cotidiana de la gente y va creando espacios sociales donde ser de izquierda es "políticamente correcto", bueno, bien visto y hasta identificado con el sentido común, lo evidente y lo razonable. Entiéndase bien: Tabaré Vázquez no es el creador de esta contextura psicosocial. Su sonrisa es, en realidad, la punta del iceberg. Es la sonrisa de ese poder emergente que lo ha creado y que lo lleva como estandarte. Humana curiosidad Se oía el crepitar de los leños. Algunos contemplábamos fijamente el fuego, mientras otros se movían nerviosos en sus asientos. Hércules Poirot nos miró a todos uno por uno, la cabeza un poco ladeada y las cejas muy levantadas. -Como ven, el caso Vázquez tiene sus complejidades- dijo. Enseguida se reclino hacia atrás en el asiento, entrecerrando un poco los ojos mientras hablaba con entusiasmo. -Es un formidable fenómeno psicosocial, tan rico en sugerencias y contradicciones, tan diverso y fermental como la propia sociedad que lo produce. Y es un desafío a nuestra capacidad de comprensión porque está ocurriendo ahora mismo, frente a nuestros propios ojos.

175

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Lo apasionante para un viejo detective como yo es que tras la superficie de Tabaré Vázquez hay un Vázquez más profundo, y que a través de él se nos muestra nuestro tiempo y nuestro mundo. Y que en lo mas hondo de ese espejo siguen respirando las interrogantes y las incertidumbres que animan a todo lo humano. Es que profundizar en un misterio acaso sea un camino que nos lleva hacia nuevos enigmas. ¡Fascinante! La última palabra sonó como un golpe final, como si hubiera dicho “¡jaque mate!” Entonces se desataron y crepitaron las palabras de todos los presentes en un caleidoscopio de preguntas, opiniones, interpretaciones y asociaciones de ideas y recuerdos. Poirot escuchó con paciente atención la larga y chispeante discusión. Algún observador atento diría después que pudo ver su sonrisa en ciertos momentos álgidos del debate. Mas tarde, cuando ya se marchaba, se detuvo ante la puerta para hacerme una confesión en voz baja y con un guiño: -En realidad, mon cher, “vine aquí arrastrado por un ramalazo de humana curiosidad”. (3)

1)Agatha Christie: “Los relojes”. Editorial Molino, Barcelona, 1964. Pag. 10. 2)Ibídem, pag. 234. 3)Ibídem, pag. 252.

176

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Anexo I Donde se encuentra la voz del propio autor explicando los cómo y los por qué de este libro ¿Por qué razones un psicólogo decide investigar el tema del liderazgo político del Dr. Tabaré Vázquez? En primer lugar por razones personales. Mi interés por la política se enlaza con viejos recuerdos: el estrépito de los parlantes de un club político a la vuelta de la esquina de mi casa (yo tendría unos 7 años), la presencia junto a mi padre en un ajetreado comité lleno de gente y banderas, la viejísima radio de casa donde se escuchaba “Tomándole el pulso a la República” (todavía recuerdo que la música de su presentación era la señal indicadora de que era muy tarde y tenia que acostarme)… En aquellos tiempos, a mi madre no le interesaba en absoluto la política. ¡Incluso estuvo alguna elección sin votar, y hasta sin tramitar su credencial! En cambio mi padre participaba activamente, juntaba votos para su partido, se entusiasmaba y discutía. Lo recuerdo al lado de la radio diciendo que “hay que escucharlos a todos”. Si me ubico en 1971, la mayoría de los adultos de mi familia eran colorados. Aunque también habían blancos y frentistas. Nunca faltaron los debates políticos familiares. Veintiséis años después me siguen fascinando los debates (que ahora veo por la tele). 177

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Luego la vida siguió su curso y yo mismo pasé por un período de actividad política partidaria que fue muy importante en mis veintipico de años. Los recuerdos de ese tiempo son también muy intensos y llenos de calor humano. Viví por dentro la política y descubrí su carga de buenas intenciones y hasta de heroísmo, pero también de miserias y pequeñeces. Creo que aprendí mucho. Mas tarde, entrando a los treintaypico, me alejé de la política partidaria por completo. Sin embargo, me mantuve interesado y atento a ella, en particular a su costado cultural y psicosocial, como parte de la vida y las costumbres de un pueblo. Ese interés profesional y científico, ya consolidado, es uno de los afluentes que desembocan en este libro. El otro afluente personal tiene que ver con la comunicación. También por acá circulan viejos recuerdos. Como el querido televisor Punktal, enorme y por supuesto blanco y negro, donde vi con asombro la llegada del hombre a la Luna. O antes aun, cuando no teníamos televisor: yo veía en la casa de un amigo el episodio diario de Batman y luego corría a contárselo a mi hermanita con abundancia de detalles, suspenso y sonidos onomatopéyicos. Tantas cosas: las tardes de clásico alrededor de la voz inolvidable de Heber Pinto, el fantástico misterio de un tío radioaficionado comunicándose con lejanos lugares del mundo, aquel teléfono negro con una manijita al costado, el encanto de las novelas policiales, los discursos de mi padre cada mediodía, mi madre leyendo, los divertidos cuentos de mi abuela, las insólitas

178

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

historias de mi tío Jacinto; el insondable y doloroso enigma de la incomunicación entre las personas… Seguramente fue de la profundidad de este fondo que emergieron, muchos años más tarde, tanto mi profesión de Psicólogo como muchas actividades periodísticas y publicitarias. Y mi interés central en la temática de la comunicación en todos sus niveles. La comunicación en la pareja y la familia, en los grupos escolares y laborales, en el vínculo psicoterapeuta-paciente, en la política y los grandes medios de comunicación. Éste parece ser otro afluente personal que desemboca en este libro. Si hago explícita la punta del iceberg de mi implicación personal en el tema que investigo, es por una cuestión de honestidad intelectual. Nadie tiene el derecho de hacerle creer al lector que escribe desde el Olimpo de la más pura y dura lógica. No existe ese lugar de nadie, aséptico y libre de implicaciones. Y si existiera, no creo que desde allí pudiera generarse discurso alguno. Psicología social de la vida cotidiana ¿Por qué otras razones un psicólogo dedica parte de su trabajo a investigar este tema? Habría que señalar que por su relevancia, por la importancia que el mismo tema tiene en la sociedad uruguaya actual. Parece obvio pero no está de más subrayarlo: la figura de Tabaré Vázquez es extraordinariamente influyente en este Uruguay

179

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

de fin de milenio. Y lo es mas allá de las valoraciones positivas o negativas que cada uno pueda hacer de él. Además, estudiar la comunicación que el doctor Vázquez establece con cientos de miles de personas, es también una vía para echar luz sobre un tema más general: la comunicación entre los políticos y los ciudadanos. Un tema del que depende en grado no pequeño la estabilidad democrática del país. La relevancia de asunto es mayor aún si el análisis nos permite ir encontrando pautas relativas a la psicología social de nuestra comunidad. No se trata de buscar una especie de “identidad uruguaya”, sino más bien de ir tras huellas, pinceladas, líneas de fuga, tendencias que están operando entre nosotros. En este sentido, estoy convencido que los psicólogos uruguayos estamos en deuda. Nosotros no estamos produciendo los conocimientos que los actuales cambios socioculturales requieren. Nos hemos automarginado de demasiados temas sobre los que tendríamos que investigar. Fíjese el lector en esta paradoja: todos hablan de psicología social menos los psicólogos. Psicología del deportista, del espectador, del consumidor, del criminal. Psicología en la venta, en las relaciones laborales, en la familia. Psicología de los uruguayos, del fin de siglo, de la vida cotidiana, de los jóvenes, del comportamiento electoral, de la educación. Claro que hay varios colegas que desde los medios de comunicación participan en toda esta temática psicosocial. Pero aún estamos muy lejos. 180

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Y el protagonismo es de periodistas, politólogos, sociólogos, escritores, historiadores, especialistas en semiótica, antropólogos, lingüistas y psiquiatras. Lo cual es bueno y enriquecedor: los objetos de estudio complejos deben ser abordados desde diferentes disciplinas. Pero justamente por eso es que también los psicólogos debemos profundizar más y aportar más en estos temas. La Psicología Social no puede amurallarse en una elaboración teórica disociada de la práctica. Es en la vida cotidiana de los uruguayos donde debemos salir a buscar los asuntos a investigar. Desde allí podremos elaborar y crear teóricamente para luego contrastar nuestras teorías volviendo otra vez a esa vida cotidiana. Para producir conocimiento tenemos que salir de la protectora prisión de la teoría, animarnos a poner muchas certezas entre paréntesis y saltar a la intemperie de la vida cotidiana. Apenas con una mochila con las herramientas que hemos podido desarrollar hasta ahora. El campo de la política, de la comunicación de masas y del comportamiento electoral, es uno de los que nos están esperando.

Metodología El punto de partida de este trabajo es una hipótesis central: que el éxito de Tabaré Vázquez, medido tanto en las encuestas como en los resultados electorales, es producto de una capacidad de comunicación muy superior a la de sus competidores.

181

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Es esta capacidad de comunicación, pues, el objeto de estudio a considerar. ¿Dónde la estudiamos? En los mensajes políticos de Vázquez. La metodología de trabajo consiste en analizar estos mensajes políticos tomando el período comprendido entre setiembre de 1989 y diciembre de 1996. Cada mensaje es un texto, ya sea breve o extenso, verbal o visual, producido individualmente o en un debate. Por supuesto que la amplitud del período considerado nos brinda una gran cantidad de textos, lo cual implica seleccionar los más significativos y representativos para trabajar sobre ellos. El criterio seguido ha sido priorizar los correspondientes a las campañas electorales: setiembre, octubre y noviembre de 1989, 1994 y 1996. El segundo criterio ha sido jerarquizar los textos-clave tales como mensajes publicitarios, debates televisivos y mensajes de cierre de campaña. Por último, el foco de atención está más concentrado en 1996 por la frescura de su recuerdo, por contar con mayor disponibilidad de información al respecto, por la peculiaridad de no ser una elección partidaria sino un plebiscito (donde por lo tanto intervienen menos variables y la votación depende en mayor medida de la comunicación) y porque podemos suponer que Vázquez ha elaborado más sus cualidades de comunicador con el transcurso de los años. Así acotado el campo, el análisis de los textos transita por tres niveles diferentes y complementarios:

182

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

1. El propio texto. Lo que dice, sus ideas centrales, su estructura. Pero también lo que sugiere, sus contenidos implícitos, lo inconsciente. 2. El marco transtextual. Los otros textos propios o ajenos que lo preceden o lo rodean, que le dan un contexto y un encuadre histórico, político, social y cultural. Los textos que de alguna manera se conectan con el texto estudiado. 3. El destinatario del texto. El público y su recepción del texto, su rol y su actitud frente al mismo, su cultura, su vida cotidiana y sus deseos. El instrumental teórico-técnico con el cual trabajo sobre este campo se inscribe en una Psicología Social que Alejandro Scherzer ha caracterizado por las siguientes notas esenciales:











Tiene sus concepciones fundacionales en la obra de Enrique Pichón-Rivière. Está en plena construcción, recogiendo diversos y fermentales aportes post-pichonianos. Es “de base psicoanalítica en sus fundamentos, orígenes y metodología”. Trabaja en “zonas intermedias del saber”, en lugares de cruce y encuentro entre distintas disciplinas. “Analiza (críticamente) las condiciones concretas de la vida cotidiana (y) la multiplicidad de determinaciones que (la) atraviesan”. (1)

Una Psicología Social así perfilada me permite operar con una caja de herramientas provenientes del Psicoanálisis, la Semiótica, la Lingüística, la Antropología Cultural y la Psicología de la comunicación. 183

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Base documental Este libro tiene páginas invisibles para el lector. En efecto: lo que el lector no ve es toda la fase de documentación, fase crucial pues brinda toda esa materia prima que habrá de elaborarse. Los datos utilizados provienen de diversas fuentes:



 



Documentos audiovisuales de intervenciones televisivas de Vázquez y otros dirigentes políticos. Documentos audiovisuales de publicidad electoral. Documentos periodísticos del período estudiado, procedentes en su mayor parte del semanario Brecha y en menor medida de las revistas Búsqueda, Posdata y Guambia y de los diarios El País, El Observador y La República. Documentación bibliográfica procedente de libros y artículos relacionados de alguna manera con el tema.

Esta fase de documentación, invisible para usted lector, ha significado un trabajo prolijo de búsqueda de datos, realización de fichas, archivo y organización del material. Ha sido la base sólida sobre la cual luego pude procesar los datos, interpretarlos y seguir avanzando en el terreno de las hipótesis. La comunicación como un imperativo ético El doctor Tabaré Vázquez es un destacado hombre publico. Pero es, básicamente y como todos, una persona.

184

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Quiero enfatizar que en ningún momento he utilizado el instrumento técnico psicológico para analizar su personalidad ni su modo de ser ni su vida ni sus intenciones. Nadie puede derivar de este estudio una especie de “psicoanálisis de Vázquez”. Solo me he concentrado en su imagen pública, en sus dotes de comunicador político y en su vínculo con el electorado. Esto también vale para los restantes dirigentes políticos mencionados. En todos los casos lo que intento no es juzgar ni evaluar, sino comprender. Manteniendo una actitud de equilibrio ante los diversos partidos y dirigentes. Este libro está escrito con el más absoluto respeto tanto por el Dr. Vázquez como por sus partidarios y también por sus adversarios. Es posible que tanto unos como otros puedan hallar en estas páginas elementos que les resulten de utilidad e interés. Ahora bien: ya está definido y justificado el tema y la forma de trabajar sobre él. Pero resta explicar algo: ¿por qué se presentan los resultados de la investigación de esta manera y no de otra? ¿Por qué este estilo de redacción y de organización de mis conclusiones? Creo que quienes trabajamos en el área de las ciencias sociales tenemos por lo menos dos obligaciones, dos imperativos éticos:



Ser rigurosos y serios en nuestros análisis



Ser buenos comunicadores El primer imperativo es obvio. Sin él todo está perdido.

185

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Pero el segundo aparece con frecuencia demasiado descuidado. Entonces uno se encuentra con textos por donde es imposible transitar, ásperos, erizados de alambres de púas, llenos de lugares inaccesibles y hasta con algún búnker cerrado a cal y canto. Claro que ésto no los inhabilita, porque usted puede sentir el placer del desafío, de la lucha con el texto, de los pequeños descubrimientos, de la relectura que sorprende. Pero ésto tiene un riesgo: la ruptura, la disociación, el cierre de caminos entre la sociedad y los científicos sociales que son parte de ella. Digo que es un imperativo ético ser buenos comunicadores porque cada vez más las comunidades humanas necesitan del saber, aunque sea provisional, que van logrando producir las ciencias sociales. Y porque este conocimiento necesita circular socialmente para poder corregirse y crecer. Quizás en el fondo, dadas las complejidades de este tiempo que nos ha tocado vivir, sea un imperativo ético ser buenos comunicadores en todas las áreas de la vida. O por lo menos intentarlo. Por eso creo que bien vale la búsqueda de caminos hacia el lector y que se le permita que navegue por el texto con cierta comodidad y que lo recorra con libertad. Que la rigurosidad no tiene por qué ser ajena al humor y al juego. Y que la seriedad científica puede tener más de un affaire con el disfrute de la cultura de masas.

186

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Para respetar realmente al lector no basta solamente con ofrecerle conceptos y razonamientos válidos. Porque el lector no es una mente abstracta flotando en el espacio a la espera de buenas ideas. Es una persona que piensa pero que también siente y aspira a gozar con un libro. Y desea contar a otros lo leído y discutirlo y relacionarlo con otros asuntos. En una palabra: el lector es alguien con deseos de apropiarse del texto. De eso se trata. Estoy invitando al lector, desafiándolo, provocándolo para que se apropie de este libro. Y que se apropie intelectual, afectiva y socialmente.

(1) Véase al respecto Scherzer, Alejandro: “Emergentes de una Psicologia Social sumergida”. Ediciones de la Banda Oriental, Montevideo, 1987. La caracterización señalada está planteada entre las páginas 11 y 15 (de donde he tomado los conceptos entrecomillados).

187

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Anexo II Donde se cuenta y da noticia del irresistible ascenso del Dr. Tabaré Vázquez Faltaban muy pocos meses para las elecciones de 1989. Eran tiempos complejos para el Frente Amplio. Ese año se acumulaban varios factores difíciles de elaborar para la coalición de izquierdas. A saber: 1. Derrota electoral ante el gobierno respecto a la conducta a seguir con los militares acusados de haber violado los derechos humanos entre 1973 y 1984. 2. Abandono de la coalición por parte de los grupos que habían sido mayoritarios en la elección de 1984, los cuales además le daban un perfil cualitativo muy amplio. Me refiero al Partido por el Gobierno del Pueblo, lista 99, y al Partido Demócrata Cristiano. 3. Ingreso al Frente Amplio del Movimiento de Liberación Nacional – Tupamaros. 4. La Unión Soviética y los países comunistas del este europeo aceleraban su terremoto final.

188

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

En este agitado contexto político comenzaba el irresistible avance del Dr. Tabaré Vázquez. Un ascenso meteórico Vázquez no era el candidato indiscutido a la Intendencia de Montevideo. Primero, parecía que no había ningún nombre de gran enjundia para la candidatura. Luego fueron propuestos tres pre-candidatos. De esa terna finalmente se optó por Tabaré Vázquez, aunque fue una resolución trabajosa. No era un político tradicional. Era un médico oncólogo prestigioso y querido por sus pacientes. Era un dirigente de fútbol, muy vinculado al Club Progreso y al barrio La Teja. Quienes lo conocían decían, ya entonces, que era un hombre carismático. Irrumpió como un fogonazo en la escena política nacional. Su campaña electoral fue breve, sorprendente y meteórica. Y fue electo Intendente Municipal de Montevideo. Durante su mandato, 1990 a 1994, logró algo inusual que siguió sorprendiendo: su popularidad no sólo no se desgastó con el ejercicio del gobierno sino que creció. En esos años enamoró perdidamente a las cámaras de televisión. Y no sólo salía bien parado de los eventuales ataques 189

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

que recibía, sino que increíblemente se fortalecía con ellos. Las encuestas mostraban otras aristas insólitas. Como por ejemplo, que Vázquez era, él como persona, más popular que el Frente Amplio e incluso que su propia gestión municipal. En las mediciones de la empresa Gallup aparece como el personaje del año en el Uruguay, junto a Julia Pou de Lacalle, en resultados correspondientes a los años 1992 y 1993. Muy tempranamente se comenzó a hablar de su probable candidatura presidencial, a la que llegaría tras superar el único escollo que parecía estar en su camino: el contador Danilo Astori. Se acercaban las elecciones de 1994. Ahora Tabaré Vázquez era candidato a la Presidencia de la República. Cien días de campaña light ¿Cómo fue la campaña electoral uruguaya de 1994? ¿Qué nuevas tendencias se insinuaron o se remarcaron en esos 100 días?

190

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

“Las confrontaciones entre diversos candidatos se encuentran signadas por escasas divergencias en la propuesta de actividad gubernamental...Nos encontramos ante una campaña menos fundada en propuestas de acción gubernamental y más referida a circunstancias personales, a márgenes de confiabilidad, a capacidades de comunicación y convocatoria... ...ninguna oferta preelectoral se aleja demasiado del centro...La disputa no está inspirada en desencuentros drásticos...La carrera electoral no conduce a resultados antagónicos para el caso que gane uno u otro.” 1 El debate televisivo entre Vázquez y el Dr. Juan Andrés Ramírez fue muy representativo: respeto personal entre ambos, reconocimiento de que sus diferencias programáticas no son tan profundas, manos que se estrechan y tono general de guante blanco. Ha llegado el tiempo de los politólogos, el marketing, las agencias de publicidad, los análisis semióticos, las técnicas y enfoques psicosociales, los sondeos de opinión pública, los comentaristas y entrevistadores políticos de los medios, los asesores de imagen...

191

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

“Todo parece indicar que las recetas ideológicas, los esquemones político sociales o la intuición de los profesionales de la política, no resultan suficientes ni seguros para dar la batalla electoral en ningún país del mundo. Los uruguayos también estamos aprendiendo esto y hemos incorporado numerosas sociotecnologías. (Se) están generando cambios importantes en la forma como se toman las decisiones ciudadanas, particularmente en la manera como se forma la decisión de voto...el uso de la televisión y de la radio sustituyen con ventaja las relaciones del elector con el candidato...La democracia uruguaya se transforma.” 2 En una campaña electoral que así transcurría, Tabaré Vázquez obtuvo una formidable votación, nunca antes alcanzada por la izquierda. El resultado marcaba un virtual triple empate entre el Partido Colorado, el Partido Nacional y el Frente Amplio. El ascenso de Vázquez seguía siendo vertiginoso. Diga Sí, diga No

192

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

El 15 de octubre de 1996 la Cámara de Diputados aprueba la ley de Reforma Constitucional y convoca para el 8 de diciembre a un plebiscito para ratificarla. El Partido Colorado, el Partido Nacional y el creciente Nuevo Espacio apoyan el Sí a la Reforma. También lo apoyan dirigentes frenteamplistas de mucho peso, tales como el Gral. Líber Seregni y el Cr. Danilo Astori. Pero el Frente Amplio se define por el No. Quedaban menos de ocho semanas de campaña electoral. Dice la revista Posdata: “Los integrantes del Comando por el No...definieron su estrategia con rapidez: 'No tenemos dinero para hacer una campaña de medios masivos. No tenemos militancia activa para hacer una campaña desde las bases. No tenemos unidad interna por las diferencias con Astori y Seregni...Sólo nos queda jugarnos al carisma de Tabaré'.” 3 Y el carisma de Tabaré llegó a su punto más alto. El resultado del plebiscito, si bien ligeramente favorable al Sí, fue otro virtual empate.

193

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Es cierto que no pueden atribuirse al Dr. Vázquez todos los votos por el No, los anulados y los en blanco. Pero tampoco puede olvidarse la influencia que sobre todos ellos ejercieron su campaña, sus argumentos y su imagen. Luego del plebiscito se conocieron los resultados de dos encuestas. La primera, de la empresa Factum 4, indica que el 31 % de las personas en edad de votar lo harían por el Frente Amplio. Ese porcentaje podría crecer con una buena campaña electoral, lo cual situaría a Vázquez como uno de los dos finalistas en la segunda vuelta presidencial. La otra encuesta, de Equipos Consultores 5, señala que el personaje del año entre los montevideanos ha sido Tabaré Vázquez, a quien sigue el Dr. Julio María Sanguinetti. El camino hacia Casa de Gobierno ¿Y qué pasará después de diciembre del 96? ¿Hasta dónde llegará el Dr. Vázquez? En el mismo número de la revista Posdata que citáramos más arriba, se entrevista a tres distinguidos politólogos: Luis Eduardo González, Romeo Pérez y Juan Carlos Doyenart. Coinciden en que el plebiscito ha sido un éxito político de Vázquez, un desafío del que sale fortalecido.

194

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Y consideran que ha sido “el eje de la campaña” y que es el “posible ganador de las próximas elecciones”. ¡Hasta se afirma que es “el Presidente esperando su turno”! Por su parte, el semanario Búsqueda de la primera semana pos-plebiscito apunta en la misma dirección. Ya en su editorial se plantea que estamos ante una “consolidación de la figura carismática de Tabaré Vázquez”. El columnista Daniel Gianelli señala que “Vázquez y el Frente Amplio emergen del plebiscito como triunfadores...(es) una figura carismática... (estamos ante) la construcción de un liderazgo irracional”. 6 La columna de Tomás Linn, por su lado, habla del “vazquismo” y de los “vazquistas”. Vale la pena recordar varios de sus párrafos porque constituyen una muy significativa reacción frente al irresistible avance del Dr. Vázquez: “Tabaré Vázquez bien puede ganar la próxima elección...Es posible percibir un crecimiento del apoyo a Vázquez y en aquellos departamentos del interior donde ganó el No se ha perdido una especie de virginidad. Quien hoy votó al No como desacato a sus partidos, mañana bien puede volcar su voto en favor de Vázquez, por lo menos para una segunda vuelta.

195

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Vázquez, además, puede ganar la próxima elección por mérito propio pero también con la ayuda de sus adversarios...Demostró ser un hábil seductor de multitudes. Su tono en la tribuna se parece mucho más al de un predicador tele-evangélico que al de un líder político. Y le da resultado. Mostró ser imbatible en la polémica pública, porque todos los argumentos que usa, sean ciertos o inventados, improvisados o previamente meditados, convencen mientras que los de sus adversarios, por más que se presenten en forma racional, sensata y científicamente sustentada, no son creíbles... Vázquez genera adhesiones intensas, con una fuerte carga emotiva, y rechazos tajantes y profundos. Para unos es casi un dios, para otros el demonio sin tapujos... Y por ahora todo indica que de no haber reflejos, ni capacidad de respuesta, ni lucidez, ni inteligencia, ni acción de parte de los líderes de los partidos tradicionales, aquellos terminarán por imponer a Vázquez como la figura nacional de referencia obligada para la próxima década.” 7

196

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Parece claro: si el crecimiento electoral de Tabaré Vázquez continúa su ritmo, el próximo paso es la Presidencia de la República. La pregunta que circula por todo el Uruguay es la misma: ¿cual es la clave de su éxito? Algunos dicen, sencillamente, el carisma. Y se encogen de hombros. Este trabajo insiste en que su secreto reside en su capacidad de comunicación. Y la comunicación puede ser estudiada rigurosamente. A ese estudio se dedica este libro.

1. Romeo Pérez Antón: “Elecciones: atonía programática y tendencia centrípeta”. Rev. Relaciones número 124, Montevideo, 1994. Pág. 28-30.

2. Horacio Martorelli: “El empeño electoral está en marcha.” Rev. Relaciones número 124, Montevideo, 1994. Pág. 30-31.

3. Rev. Posdata número 117: “Plebiscito. Lo que pasó y no se sabe.” Montevideo, 5 de diciembre de 1996. Pág. 14-23. 4. Encuesta difundida el 20 de diciembre de 1996 en el programa “En Perspectiva” de Radio El Espectador. 5. Encuesta difundida el 24 de diciembre de 1996 en el programa “En vivo y en directo” de Radio Sarandí.

6. Búsqueda número 873. Montevideo, 12 al 19 de diciembre de 1996. 7. Ibídem.

197

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Anexo III De cuando el Dr. Volonté llamó a elegir entre la verdad y las tinieblas* “… Artigas fue claro al definir nuestro perfil nacional y clarividente, al imaginar nuestra integración regional. Claros fueron los 33 Orientales y quienes juraron la Constitución el 18 de Julio de 1830. Aparicio Saravia quiso la claridad del voto y rechazó las confusiones y tinieblas de los aparatos partidarios de su tiempo. Herrera desentrañó el ser nacional que consolidó Wilson Ferreira Aldunate. El Partido Nacional, sin fisuras, se ha comprometido con la verdad y la reforma, pues solo la verdad disipa las dudas, aclara las confusiones y alumbra las tinieblas. Los blancos, los nacionalistas, hemos hecho un culto de la verdad y de la libertad, única forma de decidir con certeza nuestro destino. Cinco veces hemos reformado nuestra Constitución, cinco veces la hemos mejorado. El 8 de diciembre podremos hacerlo por sexta vez y así ganar en libertad para alejar definitivamente la confusión. La Constitución y sus reformas solo nos han permitido avanzar para ser respetados y reconocidos en el mundo entero. Nuestra identidad nacional delega en la Constitución su símbolo mayor. Nos proponemos consagrar un candidato único a la presidencia por partido, elegido por el pueblo, dentro de cada colectividad. Tendremos elecciones nacionales, y si de las mismas no surge el ciudadano que cuente con el apoyo de la mayoría absoluta de los 198

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

uruguayos nos daremos, con la reforma, la oportunidad de elegir quien, por mayoría (regla de oro de la democracia) nos represente a todos. Con la reforma no solucionamos nuestros problemas. Sí creamos condiciones para resolverlos. Así fue ayer y seguirá siendo. El interior de nuestro país está prisionero y su condena es el centralismo. En nuestras manos está descentralizarlo y defender su medio ambiente. Liberar el país real y transformarnos sin perder nuestra condición de orientales. La cuestión no es solo el Sí o el No, ser mejores o seguir como hasta ahora. La opción es entre la verdad y las tinieblas. Los blancos, los nacionalistas, diremos Sí a nuestra sexta reforma constitucional para impedir que nos impongan a quien votar. De 332 artículos que tiene la Constitución actual nos proponemos reformar solo 27. Trescientos cinco siguen igual. Manteniendo entre otras cosas el derecho a la vida, al trabajo, a la propiedad, la libertad sindical, el derecho de huelga, las conquistas que en 1989 y en 1994 lograron las clases pasivas, la inamovilidad de los funcionarios públicos, nuestra soberanía, el Poder Judicial seguirá independiente y así nuestra sociedad sabrá que quienes violaron la regla de la ética y la moral serán condenados.

199

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Nuestra riqueza es nuestra gente y nuestra tierra. Y solo descentralizándonos podemos producir mas y combatir la desocupación. Uruguayos, nacionalistas: el partido no pide el voto, sí reclama el compromiso con la verdad. Si el precio del Sí es la mentira, ganará el No. Quienes mienten y apelan al miedo nos preocupan, y más aún quienes creen en la mentira y se dejan atemorizar. Si en el futuro para convencer y decidir se debe recurrir al terror y a la mentira, seguramente nada tendremos que hacer en la vida pública. El domingo venidero tomaremos una decisión muy importante, casi definitiva. Le diremos que Sí al cambio y entonces podremos ser mejores nosotros y nuestros hijos, o diremos que No. Cuando normalmente votamos los uruguayos podemos darnos un margen de error, porque lo hacemos cada cinco años, cuando resolvemos cambiar el gobierno. Esta elección no es por cinco años, es por muchos más, es para nosotros y nuestros hijos. Demostrémosle al mundo que somos capaces, que si como modificamos nuestra Constitución cinco veces, y la hicimos siempre mejor, volveremos a hacerlo por sexta vez y volveremos a mejorar. Seamos los uruguayos de siempre, seamos los de antes, los que siempre nos animamos a cambiar la Constitución y siempre siempre nos fue mejor.”

* Mensaje emitido por Cadena de Radio y Televisión el día 2 de diciembre de 1996.

200

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Anexo IV Donde el Dr. Vázquez descubre los superpoderes del Dr. Sanguinetti* “Quiero agradecerles muy especialmente la oportunidad que me dan de llegar a todos ustedes, para tratar ni más ni menos que uno de los temas políticos más importantes de los últimos tiempos, como es la consideración de esta reforma electoral que será plebiscitada el próximo domingo. Lo haremos en uso de esta Cadena de Radio y Televisión después que dos dirigentes eminentes que defienden el Sí lo hicieron y antes que otros dos eminentes dirigentes que defienden el Sí lo vuelvan a hacer. Quizás sea éste el mejor ejemplo para comenzar nuestro diálogo con ustedes. Cuando se discutió el tema del ballotage y una segunda vuelta electoral, entre otras cosas solicitábamos no solo las candidaturas únicas a las intendencias del país y a la Presidencia de la República, sino también otras garantías, por ejemplo que el acceso a los medios de comunicación fuera equitativo a través del establecimiento de normas que así lo hicieran efectivo. También solicitábamos que los ingresos y los gastos que generaba la campaña electoral fueran aclarados públicamente, con total cristalinidad. Nuestros dos planteos fueron desechados y hoy decimos con este ejemplo que hemos tomado, que nos sirve de base también para el desarrollo del análisis del proyecto de reforma. 201

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Uno de los temas en cuestión, uno de los temas que más ha sido considerado se refiere a los superpoderes o poderes exhorbitantes que este proyecto de reforma da al Presidente de la República, no al que vendrá el próximo 1º de marzo del año 2000 sino a partir del próximo 9 de diciembre al actual Presidente de la República que había sido electo con otras normas de juego. Estos superpoderes, entendemos, no son beneficiosos para el normal equilibrio del desarrollo y profundización de la democracia en nuestro país.

Baste otro ejemplo: el Presidente de la República tendrá la oportunidad de manejar ampliamente vetos a leyes confeccionadas por el Parlamento Nacional. El actual Presidente de la República, en ejercicio de su primer mandato en 1986, vetó el aumento cuatrimestral a los jubilados. Dos años después, en 1988, veta el aguinaldo a los jubilados. Para poder mantener esos vetos necesitó que 53 legisladores acompañaran el mantenimiento de los mismos. Si este proyecto de reforma se aprueba, solamente con 13 senadores podrá manejar ampliamente el tema de los vetos. Por si eso fuera poco, uruguayos, veamos sobre verdades o falsedades que se han manejado como argumentos en esta campaña. Se ha dicho que finalmente y definitivamente caerá la ley de lemas. Que veremos los uruguayos de generaciones futuras

202

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

enterrada definitivamente la ley de lemas. Y esto no es así. El articulo 79 del proyecto de reforma establece muy claramente que se podrá seguir acumulando por lema para el Senado, para Diputados, para las Juntas Departamentales y para las Intendencias del país. No es cierto entonces que la ley de lemas cae. Se dice también que por fin con esta reforma habrá candidaturas únicas a la Presidencia, la vicepresidencia, a intendencias del país. Sin embargo se olvida decir que con la Constitución actual ya hay posibilidades ciertas de que existan candidatos únicos. Y nos preguntamos por qué muchas fuerzas que hoy defienden la candidatura única ya no lo han hecho en el momento oportuno. Se habla que se profundiza la descentralización. Y sin embargo en el articulo 230 del proyecto de reforma se establece claramente que los gobiernos locales solo podrán descentralizar con la autorización previa del Poder Ejecutivo, lo que demuestra que se está centralizando de manera muy acentuada y se está lesionando la autonomía de los gobiernos locales. Qué decir, uruguayos, de la instalación de 4 elecciones obligatorias, en el curso de poco más de un año, desde abril de 1999 donde se harían las elecciones internas de los partidos políticos, pasando por la primer vuelta electoral en octubre, la segunda vuelta electoral en noviembre, las elecciones departamentales en mayo del año 2000. Si para este plebiscito los legisladores, con excepción de los del Encuentro Progresista, se votaron treinta días de licencia para su campaña proselitista, ¿qué va a pasar cuando estas cuatro elecciones estén en el tapete? Creo que son todos movimientos de

203

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

reflexión profunda que nos debemos plantear en el momento de decidir nuestro voto el próximo 8 de diciembre. Por otro lado, se dice, claro, este proyecto de reforma para nada perjudica a los jubilados, y ésto es cierto, pero nos preguntamos ¿y en qué los favorece? ¿Qué ha contemplado de sus reclamaciones o de sus derechos? Se nos dice: para nada perjudica a los jóvenes, por el contrario, le da posibilidades que ya a los 18 años puedan ser ediles cuando hoy tienen que ser a los 23 años las posibilidades para ser electos. Nos preguntamos ¿y todos los jóvenes del Uruguay van a ser ediles? ¿Solo ésto es lo que contempla este proyecto de reforma constitucional? Es en lo que perjudica a los trabajadores, claro que en nada, pero ¿qué es en lo que los favorece? ¿Qué es en lo que favorece a la mujer o a la ama de casa? Estos elementos nos sirven también para plantear que este proyecto de reforma está lejos del pueblo, de la participación del mismo en la elaboración de esta reforma. Nosotros planteábamos desde un primer momento la necesidad de llevar adelante una reforma constitucional a través de una Asamblea Nacional Constituyente, donde los uruguayos tuvieran sus representantes en ese organismo para definir el tema.

204

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

En el apasionamiento de la defensa de estos argumentos nos hemos basado en las últimas semanas. También quienes han defendido él Sí lo han hecho con pasión, con calor, en defensa de sus argumentos. Pero creo que ha llegado la hora de la reflexión, uruguayos. Nuestra propuesta al terminar este tiempo de que disponemos es que en paz, con calma, con tolerancia, con tranquilidad, con responsabilidad, tomemos estos últimos días que quedan hasta el ocho de diciembre y todos en la profundidad de nuestra conciencia decidamos por Sí o por No, pero lo hagamos en ésta, en este ambiente, en esta calma, en este modus vivendi que tiene el uruguayo que debe ser mantenido y respetado. Les agradezco una vez más esta oportunidad que ustedes me han dado de estar junto al pueblo uruguayo y les deseo la mejor de las suertes. Muchas gracias.”

*Mensaje emitido por Cadena Nacional de Radio y Televisión el día 3 de diciembre de 1996.

205

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Anexo V De la noche en que el Lic. Fernández Faingold se declaró harto de vivir trancado y malhumorado* “Hace 166 años los uruguayos nos dimos la primera Constitución. En ella reconocimos y consagramos ya entonces la esencia de lo que hoy somos como nación. Esa Constitución y las reformas sucesivas permitieron que nuestros viejos, los blancos y los negros, los españoles, los italianos, los armenios, loa judíos, los portugueses y tantos otros construyeran juntos un crisol de esperanzas y de sueños, de sueño compartidos, una única nación de todos nosotros, de respeto, de tolerancia, de igualdad y de posibilidades de crecimiento y de relación. Por sobre todas las cosas de libertad, de libertad de ser, de pensar, de crecer, de expresarnos, de compartir y de discutir. Hoy los uruguayos no necesitamos conocer de memoria la Constitución de la República. La aprendimos en la cotidiana universidad de la familia, en la escuela con las buenas maestras y en el liceo, en el trabajo y en la vida de todos los días, en el ejercicio libre de la expresión de todos, en el respeto natural por el pensamiento de los demás. Ésta es nuestra fuerza moral, ésta es la arquitectura ética de la sociedad que construímos entre todos.

206

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Nuestro proyecto de reforma constitucional, el que vamos a votar el próximo domingo, asume y comparte todo lo que la Constitución ha sido y es, tiene sus mismos genes y solo puede ser hija de esta tierra y de nuestra gente. ¿Por qué es necesario entonces reformarla hoy? Precisamente porque queremos mantener vigente lo que somos, porque si no ajustamos la Constitución a los cambios que ha experimentado el país no solo no podremos mantenerlo sino que retrocederemos. Cuando el Presidente Sanguinetti convocó a todos los partidos en marzo del 95 para invitarnos a este esfuerzo, planteó el desafío como una cuestión de país, de nación, para el país y para los ciudadanos, mucho más que para los partidos y para los políticos. Para mañana mucho más que para hoy. La discusión llevó 18 meses. Trato algunas y solo algunas, cuestiones esenciales. Por cierto, estas ni fueron ni todas las que el país tiene ante sí ni la totalidad de las que los partidos planteamos en la mesa de discusión. Se modificaron solamente 27 de los 332 artículos de la Constitución. Los cuatro partidos pudimos introducir muchas de nuestras aspiraciones, y no logramos ponernos de acuerdo en otras. Pero avanzamos, vaya si avanzamos.

Fíjense: hicimos obligatoria la candidatura única para que el proceso electoral sea más claro y el ciudadano pueda ejercer mejor su libertad, para que en el futuro no haya ni dudas ni tentaciones.

207

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Hicimos que el candidato único y las autoridades de los partidos sean elegidos directamente por el pueblo en elecciones internas celebradas por todos el mismo día, bajo el control de la Corte Electoral, y con votos que valen lo mismo, sin vueltas ni privilegios. Limitamos a un máximo de 2 las candidaturas a la intendencia, ampliamos la libertad del ciudadano y separamos en el tiempo las elecciones nacionales y las departamentales, para elegir sin ataduras de color político al mejor Presidente y al mejor Intendente. Eliminamos la acumulación por sublemas a diputado y liquidamos para siempre las cooperativas electorales en su expresión más confusa y más frustrante para el ciudadano. Incluímos los principios básicos de la descentralización como proyecto del país y no como aventura demagógica. Para construir de una buena vez nuevos equilibrios territoriales en materia económica, social y política. Por primera vez plantamos la bandera, o el árbol, del medio ambiente en nuestra Carta máxima. Y varias otras conquistas como la de los jóvenes de 18 años que pueden postularse a ediles, conquistas que solo el tiempo permitirá valorar. Sí logramos, eso sí, en el proyecto de reforma, recoger un concepto nuevo imprescindible para el país: la necesidad de ponernos de acuerdo para gobernar, de llegar a entendimientos públicos entre los partidos sobre objetivos nacionales y sobre programas de gobierno. El principio no hace más que reconocer la realidad electoral del país: ya no tenemos solo dos partidos, y ésto augura que nadie 208

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

tendrá por si solo y por un tiempo largo mayorías para gobernar. Y que en el futuro, gane quien gane, necesitará aliarse con otras fuerzas políticas. Nuestra visión es que la Constitución no puede ser neutral frente a esta necesidad, que debe impulsarla y que debe incluir herramientas para ayudar a formar, a sostener y a recomponer estos acuerdos y estas coaliciones. Para conseguirlo, bueno, hemos incluido varias disposiciones. La primera, es la doble vuelta en la elección presidencial, para que el ciudadano no se vea obligado a votar de mañana con mucha alegría, a angustiarse en la noche con los resultados y esperar cinco años, cinco años, para volver a votar. Porque en el proyecto de reforma si ninguno de los candidatos obtiene la mitad más uno de los votos en octubre, entonces el ciudadano deberá, en noviembre, decidir entre el más votado y el segundo cual prefiere para Presidente. Y porque en ese mes, ambos, el primero y el segundo, van a buscar entendimientos programáticos y la formación de acuerdos y coaliciones que presentarán al pueblo para que el pueblo libremente elija entre personas, entre proyectos y entre conjuntos de fuerzas políticas, sin tener que esperar cinco años. En segundo lugar, el proyecto incluye la posibilidad de que el Presidente sustituya, con el aval de los ministros, a algún, a algunos directores de entes autónomos. Con ésto se le da al Presidente una herramienta para volver a armar el gobierno si es que se rompe el acuerdo o la coalición que le da los votos en las cámaras. Fíjense si es importante.

209

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Tercero: ese requerimiento de que las mayorías se den en ambas cámaras y no en el total de la Asamblea General, para que el Parlamento pueda levantar las observaciones o vetos formulados por el Poder Ejecutivo. Con esta disposición ¿sabe lo que buscamos? Empujar al Poder Ejecutivo a que cuide sus acuerdos políticos, si es que desea mantener las mayorías. Sabemos que estas últimas cuestiones, y su vigencia ya desde el 9 de diciembre, han preocupado a quienes apoyan el No. Ellos las califican de superpoderes, de un superpresidente, capaces de ambientar tentaciones autoritarias. Para su tranquilidad, señalamos algo que tal vez no hayan visto bien: el Partido Colorado hoy tiene un total de 11 senadores y 32 diputados, nada más. Ahora y hasta el año 2000. Solo el Partido Colorado, él solo, no tiene los votos suficientes para sostener un veto. Tampoco lo tendrá si se aprueba la reforma. Ni hoy ni el 9 puede sostener los vetos solo el Partido Colorado. Alguien nos dirá, ¿y la coalición? Bueno, si, eh, y la coalición hoy también después de la reforma tiene votos de sobra para sostener esos vetos. Entonces, no es esa la verdadera cuestión, nunca lo fue de verdad. En este libro están registradas todas las discusiones y, créame, ninguno de los catedráticos representantes del Frente Amplio en las discusiones las planteó jamás. Es más, muchos de los artículos a los que hoy se acusa de esconder cangrejos y hasta algún otro crustáceo fueron redactados por estos mismos catedráticos representantes del Frente Amplio. Está claro aquí, además, que ninguna de esas horribles perversidades que se supone esconde el texto de la reforma habría impedido al Frente Amplio votar la reforma con las dos manos, así

210

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

lo dijo, eso sí, si se hubiesen aceptado todas, absolutamente todas sus demandas. Y desde ya, déjeme decirlo clarito: cualquier norma que falte, cualquier otra cosa que necesite, pongámoslo ya en una ley de partidos. Hace años que estamos tratando de legislar sobre ésto, sobre elecciones internas, sobre campañas electorales, sobre el financiamiento de los partidos y acceso a los medios de comunicación. Estamos dispuestos a retomar ya el trabajo. Hace diez años que estamos en el tema. Pero el tema tampoco es éste. Con franqueza, la cuestión es otra: es lo que desde hace un año planteó un senador del Frente Amplio cuando nos dice que él no cree en las Constituciones que empujan a los políticos y a los partidos a ponerse de acuerdo. Que el Frente Amplio, por lo pronto, no debe hacer ningún acuerdo que signifique cambiar en nada su programa, y que si le toca ganar las elecciones sin una mayoría absoluta debería disolver las cámaras para plebiscitar lo que llamó un programa revolucionario. Ésta es la verdadera cuestión. La misma que por desgracia jamás se planteó abiertamente. Lo demás son pretextos. En el Partido Colorado creemos que los países que progresan son los que consiguen ponerse de acuerdo en las grandes cosas. Los que prefieren el entendimiento a la confrontación. Esos son los que se gobiernan mejor, los que combaten con éxito la corrupción, los que logran crecer y crear trabajo y generar prosperidad. Esos son los que logran una convivencia mejor, más feliz, con menos crispación y muchisimo menos trauma.

211

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Yo pienso que usted, que todos, queremos un país así, que estamos hartos de vivir trancados y malhumorados, hastiados de no poder cambiar, y que para conseguirlo estamos dispuestos a reformar la Constitución, estamos dispuestos a darnos a nosotros mismos herramientas nuevas para construir mejor el mismo país que tenemos, con más justicia, sin perder lo que ya tenemos. Eso sí, construyendo sobre la verdad, con toda la verdad y sin pretextos, con sencillez y con humildad, sin decir un día que sí y otro día que no. Por eso nos toca a cada uno buscar en nuestra conciencia lo que más queremos en este mundo, y por lo que más quiera usted, yo, todos nosotros, votemos el Sí. Votar el No es dejar todo como está. Piense, reflexione con serenidad y por lo que más quiera, por el país, vote el Sí.”

*

Mensaje emitido por Cadena de Radio y Televisión el día 4 de diciembre de 1996.

212

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Anexo VI Del senador Michelini diciendo que ahora SÍ (o todo queda como está)*

“El 8 de diciembre los uruguayos estamos convocados a decidir nuestro futuro. Es una instancia de reafirmación democrática de vital importancia para todos. En ella expresaremos nuestro voto por la reforma constitucional aprobada por el Parlamento por tres partidos políticos, aunque en su redacción trabajaron y participaron durante 18 meses los cuatro lemas con representación parlamentaria. Llegamos a esta instancia confiados. El Nuevo Espacio se siente profundamente consustanciado con esta reforma. La campaña de recolección de firmas que lanzamos en noviembre del año pasado, fue un factor dinamizador de los acuerdos políticos que están a punto de culminar, desterrando definitivamente la ley de lemas. Estamos satisfechos de haber puesto todo nuestro esfuerzo para informar a la ciudadanía del contenido de esta reforma. Recorrimos el país, hemos estado en todos los departamentos, pueblos y localidades del interior, barrios y ferias de Montevideo. Salimos a dar la cara, a explicar por qué estamos identificados con esta reforma. Ustedes, ciudadanos, son testigos de nuestro esfuerzo. Se acerca el momento de la reflexión y la decisión final y ésta no es por cierto una decisión cualquiera, es una decisión trascendente. El país está en un cruce de caminos. La Constitución de la República establece las bases de nuestra democracia, de nuestra identidad como nación y de nuestra convivencia como pueblo. La reforma nos plantea algunos cambios, pocos pero de importancia fundamental.

213

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

El 8 de diciembre los uruguayos decidimos: o mantenemos la multiplicidad de candidatos a la Presidencia dejando todo como está, o establecemos la candidatura única por partido político. O mantenemos las cooperativas de votos para la elección de diputados dejando todo como está o nos aseguramos que en el futuro solo lleguen a diputados los más votados. O dejamos que el Presidente de la República siga siendo elegido por una minoría dejando todo como está o establecemos que el Presidente sea electo por mayoría de todos los uruguayos. O mantenemos atado el voto nacional y el departamental dejando todo como está o separamos de una vez por todas las elecciones nacionales y departamentales y nos damos la libertad de elegir a los mejores, aunque sean de diferente partido. Sobre estos temas hubiéramos querido informar y debatir durante toda la campaña. Lamentablemente, en las últimas semanas hemos sido testigos de una campaña de confusión para descalificar esta reforma. Hemos escuchado a quienes carentes de argumentos sólidos para oponerse a este proyecto han inventado, ahora, toda clase de falsedades. Y en vez de explicar y discutir con respeto y tolerancia acerca del contenido de la reforma, han apostado a la desinformación, sembrar miedo y dudas en nuestro pueblo, y a generar confusión en la opinión publica. Todos debemos actuar con responsabilidad. La pérdida de valores en una comunidad es un hecho grave porque afecta la base misma de su identidad. Los valores pueden perderse en unos pocos días y luego se tardan muchos años en reconstruirlos. Es por ello que el Nuevo Espacio ha insistido permanentemente en la defensa de valores que han sido y deben seguir siendo básicos para los uruguayos. Más allá de nuestras diferencias, todos tenemos el derecho y la obligación de respetar la verdad y la tolerancia como base fundamental de la convivencia democrática que tanto nos ha costado recuperar. 214

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Por supuesto, sabemos que muchos uruguayos están desconformes con su situación laboral, con la de sus ingresos, con las perspectivas futuras de sus hijos y sobre todo con la política y con los políticos. Y tienen razón para estarlo. Este país necesita profundos cambios y los partidos, solo preocupados por ganar, no han dado respuestas a la situación actual. El Uruguay tiene que cambiar para asegurar bienestar con justicia social y para ofrecer felicidad a todos sus hijos. Y tiene todo para hacerlo. Siempre, eso sí, que lo haga con responsabilidad y en paz. Ningún país progresa en el enfrentamiento, en la intolerancia frente al que piensa distinto, en la imposición del todo o nada. Un Uruguay mejor solo se puede construir en democracia y a través del diálogo y la búsqueda de acuerdos entre todos. Para eso necesitamos esta reforma, para darle transparencia y libertad a nuestro sistema electoral, base de la democracia, sin la cual ningún progreso es posible. El 8 de diciembre usted decide: o todo queda como está o vota esta reforma que es mucho mejor que lo que tenemos. Le pido que diga Sí. Por la verdad, por los cambios, por el futuro, por nuestros hijos. Ahora Sí.”



Mensaje emitido por Cadena de Radio y Televisión el día 5 de diciembre de 1996.

215

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Bibliografía ALBERNAZ, Luis (compilador): “Taller de comunicación”. Ficha del Taller de Talleres, Montevideo, 1993. ANDACHT, Fernando: “entre signos de asombro”. Trilce, Montevideo, 1993. ANDACHT, Fernando: “Para seducirte mejor. La campaña electoral, un peculiar espejo uruguayo”. Trilce, Montevideo, 1994. ANDACHT, Fernando: “Discurso político local: cosas del querer”. Rev. Relaciones nº 151, Montevideo, 1996. Pag. 8-11. AUZIAS, Jean Marie: “El estructuralismo”. Alianza Editorial, Madrid, 1969. BACKES-CLEMENT, Catherine: “Levi-Strauss. Presentación y antología de textos”. Anagrama, Barcelona, 1974. BEHARES, Luis Ernesto: “Aspectos de la lingüística moderna (1)”. Montevideo, 1981. BETTELHEIM, Bruno: “Psicoanálisis de los cuentos de hadas”. Grijalbo, Barcelona, 1977. CAETANO, Gerardo (y J. Rilla): “Historia contemporánea del Uruguay. De la Colonia al Mercosur”. Fin de Siglo, Montevideo, 1994. DELLA VOLPE, Galvano (con U. Eco, E. Garroni, C Metz y otros): “Problemas del nuevo cine”. Alianza Editorial, Madrid, 1971. DEUTSCH, Mario (con A. Garbarino, A. Raggio y H. Tenenbaum): “Eva Peron. Una aproximación psicoanalítica”. Imago, Montevideo, 1983. 216

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

ECO, Umberto: “Apocalípticos e integrados”. Editorial Lumen, Barcelona, 1990. ECO, Umberto: “Obra abierta”. Planeta-Agostini, Barcelona, 1985. ELIADE, Mircea: “Mito y realidad”. Guadarrama, Madrid, 1968. FREUD, Sigmund: “Psicología de las masas y análisis del Yo”. En “Obras Completas”, tomo VII, pag. 2563-2610. Biblioteca Nueva, Madrid, 1974. GIMENEZ, Fabián (con A. Villagran): “Estética de la oscuridad. Posmodernidad, periferia y mass-media en la cultura de los noventa”. Editorial Trazas, Montevideo, 1995. GONZALEZ REQUENA, Jesús: “El discurso televisivo: espectáculo de la posmodernidad”. Cátedra, Madrid, 1988. GROMPONE, Juan: “yo, hombre. Tu, computadora”. La Flor de Itapebi, Montevideo, 1993. JAKOBSON, Roman: “Ensayos de lingüística general”. Seix Barral, Barcelona, 1975. KAPLUN, Mario: “Recepción televisiva y vida cotidiana”. Rev. Relaciones nº 134, Montevideo, 1995. Pag. 14-15. KAPLUN, Mario: “Las tierras incógnitas de la recepción televisiva”. Rev. Relaciones nº 135, Montevideo, 1995. Pag. 5-7. KUPFER, Juan (con M. BERTTOLINI, L. D’ELIA Y M. QUINTELA): “Filosofía”. ANEP, Montevideo, 1991. LEVI-STRAUSS, Claude: “El pansamiento salvaje”. FCE, México, 1964.

217

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

LORENTE, Joaquín: “Casi todo lo que sé de publicidad”. Ediciones Folio, Barcelona, 1983. MARTORELLI, Horacio: “Poder, política y sociedad”. Ediciones de la Banda Oriental, Montevideo, 1983. MARTORELLI, Horacio: “El empeño electoral esta en marcha”. Rev. Relaciones nº 124, Montevideo, 1994. Pag. 30-31. MULLER, Leopoldo: “¿Por qué pueden ser malas las palabras?”. Rev. Relaciones nº 75, Montevideo. 1990. Pag. 6-7. MUSITU, Gonzalo: “Psicología de la comunicación humana”. Instituto de Ciencias Sociales Aplicadas, Buenos Aires, 1993. NAHUM, Benjamin: “Manual de historia del Uruguay. 1903-1990”. Ediciones de la Banda Oriental, Montevideo, 1996. PACIUK, Saúl: “Los uruguayos entre la cosa y la invencion”. Rev. Relaciones nº 118, Montevideo, 1994. Pag. 9-11. PEREZ ANTON, Romeo: “Elecciones: atonía programatica y tendencia centrípeta”. Rev. Relaciones nº 124, Montevideo, 1994. Pag. 28-30. PICHON-RIVIERE, Enrique: “Teoría del vinculo”. Ediciones Nueva Visión, Buenos Aires, 1991. POPKIN, Louise: “La comunicación con el paciente terminal”. Rev. Relaciones nº 78, Montevideo, 1990. PORTILLO, José: “El discurso medico”. Rev. Relaciones nº 137, Montevideo, 1995. Pag. 11-13. PORTILLO, José: “El fetichismo de la Medicina”. Rev. Relaciones nº 142, Montevideo, 1996. Pag. 16-18. REICH, Wilhem: “Psicología de masas del fascismo”. Editorial Latina, Buenos Aires, 1972. 218

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

ROVALETTI, María Lucrecia: “La metafora mecanisista y el saebr biomedico”. Rev. Relaciones nº137, Montevideo, 1995. Pag. 19-20. SALABERT, Pere: “De la creatividad y el kitsch. Meditaciones posmodernas”. Ediciones de Uno, Montevideo, 1991. SCHERZER, Alejandro: “Emergentes de una Psicología Social sumergida”. Ediciones de la Banda Oriental, Montevideo, 1987. ZUNZUNEGUI, Santos: “Pensar la imagen”. Cátedra/Universidad del País Vasco, Madrid, 1989.

219

TABARÉ VÁZQUEZ 2.0

Contacto con el autor Daniel Eskibel “Psicólogo” / Hidra y Acuario / P. 39 / Pinares / CP 20005 / Maldonado / Uruguay [email protected]

¡Envía tu opinión sobre el libro! Más lecturas de psicología política Recibe gratis en tu mail 2 artículos mensuales de psicología política, campañas electorales y marketing político. Http://www.psicociudad.com

Compartir este libro Daniel Eskibel liberó el copyright de TABARÉ VÁZQUEZ 2.0 - Psicología política aplicada. Ahora lo puedes compartir con tus amigos, enviarlo por mail, publicarlo íntegramente en un sitio web, publicar fragmentos en un blog, entregarlo como plus en una suscripción, regalarlo como bono en la compra de otro producto, publicarlo en la prensa...todo sin pagar derechos y sin ninguna autorización previa. Único requisito: que siempre aparezca el siguiente texto informativo sobre el autor Daniel Eskibel – Psicociudad El cerebro del votante es un oscuro laberinto. La psicología política lo ilumina. Descubre el lado secreto de las campañas electorales en

http://www.psicociudad.com

220

View more...

Comments

Copyright ©2017 KUPDF Inc.