Simplemente Soy

August 10, 2017 | Author: Pau Arigós | Category: Truth, Decision Making, Toleration, Laughter, Learning
Share Embed Donate


Short Description

Descripción: Reflexiones personales sobre aspectos importantes de la vida...

Description

110

A veces me olvido de lo que aprendí y creo ser alguien que no soy... hasta que me acuerdo y soy

1

Acá estoy... lo que sigue en estas páginas son pensamientos, reflexiones y aprendizajes que hice a lo largo de toda mi vida y que son parte de quien soy. Acá estoy, compartiéndome con ustedes, compartiendo lo que considero importante en la vida, compartiendo lo que soy y lo que siento al respecto. Acá estoy.

2

PERDON El perdón es un proceso interno y subjetivo que va a ir de la mano con la personalidad de cada uno y de lo que haya pasado que nos lastimó (si es que verdaderamente nos hizo daño, porque sino, no hay perdón que “buscar”). No tiene que ver con olvidar, hacer de cuenta que no pasó nada o “borrón y cuenta nueva”... quien olvida no perdona porque no toma la decisión ni la acción de perdonar. Tampoco significa dejar que el otro haga lo que quiera aunque

transgreda

mis

límites

ni

es

algo

pura

y

exclusivamente para “darle” a la persona que nos lastimó. El perdón es para uno mismo. Perdonar a otros, a la vida y hasta a sí mismo, es para beneficio personal. Perdonar libera a la persona que permite que el proceso siga su curso y pueda así vaciarse de sentimientos negativos como el rencor, el dolor, la ira y seguir adelante con su existencia. Hay que ser consciente de lo que haya pasado y no es algo que se pueda forzar, es un proceso que va a depender de trabajo interno para llegar a término. Sino queda en palabras vacías: “Te perdono”, “Me perdono”. Y por dentro nuestro sentir nos da todas las señales de que todavía nos sigue afectando.

3

AMISTAD Las amistades son una de las relaciones más puras que existen entre los seres humanos. Nace de la libre elección, del afecto, las ganas que se tiene de vincularse con otra persona. Existe una conexión con ese otro, que puede ser más o menos profunda y con cada amigo va a ir variando lo que se puede compartir o no. Hoy por hoy se le dice amigo a cualquier persona que se conoce con la que se pasan momentos gratos. Eso no es una amistad. Eso es la semilla de la amistad, una semilla que necesita tiempo, esfuerzo y energía para germinar, seguir creciendo y convertirse en flor y aún en ese momento, va a seguir necesitando algunos cuidados para seguir floreciendo. Hay cualidades que hacen que una amistad crezca que tienen que ver con el compromiso que uno le pone al vínculo con el otro. Tiene que ver con involucrarme, con dejarme afectar por ese otro, que es mi amigo. Se pueden enumerar muchas cualidades, bastantes conocidas ya, como el estar en las buenas y en las malas, el respeto, la confianza, ayudar, empatía, cariño, aceptar, estar atento a lo que le pasa al otro, poner límites, hacerse cargo, ocuparse de la amistad, etc. Pero más allá de todo, la amistad primero va a tener que ver con lo individual de la persona, con cómo es su personalidad, porque a partir de ahí es desde donde 4

nos vinculamos con los demás, desde donde nos vinculamos con ese otro, que no soy yo. Es a partir de la estructura de la personalidad de cada uno donde se genera mayor o menor conexión y afinidad con los demás porque manejamos los mismos códigos o no, nos interesan las mismas cosas o no, nos dan las mismas ganas de compartir o no. Todo vínculo necesita fluidez y presencia de las personas que lo conforman y esta no es la excepción. Sin embargo, cuanto más rápido aceptemos la forma de vincularse que el otro tiene y la que uno mismo tiene va a ser más sencillo compartir la amistad. Y se la vivirá dentro de las posibilidades y ganas de cada uno. En un puente intermedio entre los dos. Dentro de los encuentros y los desencuentros. Somos quienes somos y así vamos a ser en la amistad.

5

LEALTAD Tengo la posibilidad de elegir entre dos posibilidades: no hacer nada o apoyar en forma activa a quien digo que soy leal. Será cuestión de poner en la balanza qué es más importante, si quien digo tiene mi lealtad o esa otra opción que puede ser otra persona, no hacer nada o tomar la forma que sea, en el caso y ejemplo que se me ocurra. La lealtad entonces, será priorizar el vínculo que tengo con el otro, apoyar y acompañar en forma activa a quien elijo en mi camino.

6

VALORAR LOS DETALLES Los detalles hacen que una relación, una persona, una cosa, una situación, sea única, irrepetible, especial y diferente. Los detalles son la razón para que uno elija a determinada persona y no a otra... Son las pequeñas partes que forman a un todo y que muchas veces no sabemos apreciar y tendemos a subestimar. Podemos dejar pasar oportunidades y nuevas experiencias por creer que un mínimo detalle no cambia nada cuando en realidad no lo podemos saber hasta que nos aventuramos a hacerlo. Un detalle puede ser grande o pequeño según quién lo mire y así pasa también con lo que ese detalle significa para cada uno de nosotros. Por eso es tan importante prestar atención porque podemos, con un pequeño detalle, hacer una gran herida o una gran sonrisa.

7

DECISIONES Elegimos constantemente. Estamos tomando decisiones todos los días a todo momento, desde cosas importantes hasta cosas vanas. Tomar una decisión puede cambiar tanto la vida, como el no tomarla y, aún así, esa “no decisión” es una elección que trae consecuencias en nuestra vida. Cada situación determinará los momentos para tomar las decisiones, si es importante o no tomarlas, de qué depende el decidirse... Solemos ser como bonsai. Nos van dando la forma que creen es la mejor para nosotros cortando nuestra propia naturaleza. La diferencia que tenemos con los bonsai es que nosotros podemos elegir soltar las expectativas de los demás y elegir poder seguir creciendo para alcanzar la forma que NOSOTROS creemos es mejor para nosotros mismos.

8

CONCIENCIA Ser consciente es estar presente con todos los aspectos (o al menos en los más que pueda) de mi ser. Es conocerme a mí misma primero, para luego poder formar mi propia moral. La conciencia es el conocimiento que se tiene de la propia existencia, que deviene en distinguir el bien del mal, lo correcto de lo incorrecto, etc. Es la manera de estar AQUI y AHORA en nuestra realidad y es a través de la conciencia que me conozco a mí misma, conozco a los demás y al mundo en el que vivo. Quien sea consciente diga “PRESENTE”.

9

PAREJA El vincularse afectivamente con una persona es uno de los desafíos más delicados que existen porque entran en juego no sólo las personalidades, hábitos y costumbres de cada uno, sino también los deseos, las pasiones y las expectativas. Muy pocas veces las parejas siguen la ecuación de su etimología que es, precisamente, dos que son iguales, que están a la misma altura, que son parejos. La asimetría desde donde construyen una relación es lo que posteriormente termina por destruir la misma o por generar conflictos constantemente. Para poder elegir a una persona con quien formar una relación simétrica es indispensable el conocimiento sobre sí mismo, saber qué me gusta, qué no, qué necesito, cómo soy, en fin... todo lo que tenga que ver con uno mismo para luego poder cotejar si eso es compatible o no con lo que percibo de cómo es el otro. Para poder consolidar una pareja saludable primero uno tiene que encontrar la unidad en sí mismo, sentirse completo y no ponerle la expectativa a la pareja de ser lo que yo quiero ser, pero aún no soy o no puedo ser. Es difícil conocer a un otro sin conocerme primero a mí misma. Recién después de esto aparecen cuestiones como la fidelidad,

proyectos

en

común, 10

respeto,

honestidad,

comunicación, empatía, romance, compartir, límites, etc., que son parte de los fundamentos que construyen a la pareja y la consolidan como tal. Pero hasta tanto y en cuanto uno no se conozca a sí mismo, ni se descubra a sí mismo, el construir una pareja será aún más complicado porque se querrá tomar por base lo que debería ser el primer piso.

11

FAMILIA Además de la familia biológica a medida que vamos creciendo y nos vamos relacionando con otras personas, es posible que también formemos una familia del corazón, una familia que la elegimos día a día por el sentimiento y el compromiso que se tiene con esas personas. Pero ya sea familia biológica o del corazón es importante discernir la manera en la que uno se vincula con ellos, si es desde la culpa, desde algún patrón mental negativo, si es desde el verdadero sentimiento de querer estar ahí o si es por algo que fue dado en algún momento y jamás se pensó qué quiere uno. Esto es la autenticidad del vínculo con el otro. Lo mismo ocurre con el lugar que ocupa la familia en la vida. Es tomar consciencia de la elección que uno hace de cómo se relaciona con ellos, qué espacio les da para que se manejen, si se ponen límites sanos y necesarios o no, si existe una buena comunicación o si más bien, uno se calla para evitar conflictos y confrontaciones...

12

SILENCIO El silencio sirve como herramienta para prestar atención al discurso del otro y también a cosas que no vimos. Cuando no sabemos qué decir. Cuando no sabemos qué sentimos o qué pensamos. Cuando no hay nada bueno para decir y no existe un aporte en el comentario. Cuando el otro habla porque está mal. El silencio interno es algo muy temido pero también muy necesario. El silencio nos permite oficiar como observadores, de los demás, de una situación y por sobre todo, de nosotros mismos.

13

NIÑO INTERIOR Puede ser niño o niña indistintamente de nuestro género, así como también puede ir cambiando a lo largo de nuestra vida. Nuestro niño o niña interior es una parte que nos forma, que nos acompaña desde que nacemos y está presente con nosotros durante toda la vida, le prestemos atención o no. Nada tiene que ver con la madurez o inmadurez emocional, el niño interior siempre está presente, en todos los ciclos de la vida. Es preciso que encontremos la forma con la que nos sintamos más cómodos para poder conectarnos con nuestro niño o niña y escuchemos lo que necesita, lo que quiere, lo que necesita transmitir en ese momento porque siempre será en pos de nuestro bienestar. No debemos juzgarlo o cuestionar lo que pide, porque estaríamos cuestionándonos a nosotros mismos, estaríamos burlándonos o negando una parte que nos es propia y que nos forma como persona. Es importante que nuestro “estar siendo adulto” esté en armonía con nuestro niño interior, para que pueda acompañarlo, guiarlo, hacerle entender aquellas cosas que aprendimos en nuestro camino y poder así, seguir creciendo juntos. 14

AUTOESTIMA Más allá de la obviedad de quererse a uno mismo, la autoestima tiene que ver con ponerse a reflexionar qué implica ese quererse a uno mismo, cómo es ese quererse, si mis pensamientos, mi sentir, mi actuar muestran congruencia en ese “me quiero”. Es reflexionar si uno tiene una tendencia a justificar aquellas cosas que hacen mal, aquellas personas que son nocivas, que nos denigran, que nos lastiman. Es, de alguna manera, conocerse a sí mismo, saberse a uno mismo para poder desde ahí gustar de uno mismo, quererse, protegerse, cuidarse, saber lo que hace bien y lo que no. Es evitar aquello que nos daña así como también nutrir aquello que nos hace bien, aquello que nos hace brillar. Quererse a uno mismo es poder formar un vínculo de amistad con uno, más allá de las virtudes, de los defectos, poder aceptarnos incondicionalmente y brindarnos a nosotros mismos todo el amor, la comprensión, apoyo, generosidad, todo aquello que le brindaríamos a un ser querido, entendiendo que cada uno de nosotros, es para sí mismo el ser querido más importante, el único que nos acompaña toda nuestra vida.

15

VERDAD El camino de la verdad, por más que parezca más difícil, siempre será más sencillo que el camino de la mentira porque libera al ser siendo preferible invertir las energías en la verdad y lo que ello implique a malgastarla en mentir y en todas aquellas mentiras necesarias que vienen luego para poder mantener a la primera. Es un músculo a ejercitar, como todas aquellas cosas a las que no estamos acostumbrados. Primero se hace en forma tosca, torpe, forzosamente y luego, en la medida que se lo entrena, va adquiriendo mayor fortaleza haciendo de su ejercicio algo natural. Aún así, es preciso tener en cuenta que las verdades absolutas no existen. No hay forma de conocimiento o entendimiento humano que pueda encontrar una verdad tal que sea cerrada en su contenido. Por esto mismo hay que ser tolerantes e intentar manejarse en forma tranquila porque es muy fácil encontrar a alguien con una verdad diferente a la que uno cree. Y esa verdad sea la mía o la diferente, puede en realidad ser una mentira. Quien miente se autocondena a vivir bajo la sombra de sus propias mentiras por no poder afrontar su realidad, haciendo más daño no con el mentir en sí, sino con el perder la confianza de quienes lo rodean.

16

SER AUTENTICO Ser auténtico es el desenlace y comienzo del camino del crecimiento interior. Desenlace porque para alcanzarlo primero hay que empezar ese camino interior y comienzo porque una vez que se “alcanza” empieza una nueva etapa del autoconomiento. La autenticidad es muy difícil de percibir en uno porque tendemos a creer que lo somos cuando en realidad estamos respondiendo desde mandatos y automatismos impuestos por nuestras familias, sociedad, cultura, etc. Creemos ser algo que muchas veces nos imponen desde afuera. Entonces nos damos cuenta de que no hay armonía entre nuestro pensar, sentir, actuar y decir y algo nos hace ruido. No estamos siendo congruentes.

No

estamos

siendo

confundimos

ser

auténticos

y

coherentes.

hacernos

Quizá

respetar

con

imponernos, haciendo lo que se quiere, cómo y cuándo se quiere, sin notar que quizá se esté transgrediendo a alguien. Para ser auténtico hay que ejercitar la aceptación, dejarse ser, estar abierto a ser, encontrar esa armonía, coherencia y congruencia en todos nuestros aspectos, aún en los que no conocemos bien y estamos confundidos.

17

MIEDOS Los miedos generalmente son una señal de alerta, son signo de algo que puede que sea mucho más profundo que el miedo en sí mismo. Es una alerta que me dice que la “amenaza” supera las herramientas que tengo a mi disposición para enfrentarla. Sentir miedo no tiene que ver con ser cobarde o débil, tiene que ver con una llamada de atención sobre algo que no estamos percibiendo. Superarlos y enfrentarlos es precisamente, hacerles frente, verlos cara a cara, hacerse cargo, no pelear contra ellos, porque los miedos están acompañados de muchos mecanismos de defensa que saldrán a protegerlos y justificarlos con mayor intensidad. Y no sólo eso sino que, también muchas veces, son excusa para no hacer, no decir, no avanzar o al contrario, por haber hecho o dicho. Es parte del camino de conocerse a sí mismo el aceptar los miedos, conocerlos, saberlos, darles lugar y espacio. Darles comprensión pero nunca control.

18

QUE, A QUIEN Y COMO Todas las personas somos diferentes, vivimos experiencias diferentes, sentimos y percibimos nuestra realidad de formas diferentes por lo que a veces es muy importante fijarse y adecuarse a nuestro interlocutor, qué es lo que decimos y cómo lo decimos, siendo que a veces es preferible no hablar o no compartir con alguien que puede o no estar preparado para escuchar, con alguien negativo en mi vida, o el escenario que fuera. Es un ejercicio discernir qué puedo compartir con quién y cuál es la mejor forma de hacerlo porque no prestar atención a esto puede influir de tal forma que traiga problemas, complicaciones, separaciones o un sin fin de negatividades que podrían en gran medida evitarse simplemente estando presente y prestando atención al qué, al quién y al cómo.

19

TOLERANCIA El trabajo de aceptar al otro, aún aquellas cosas que no compartimos, no es tarea fácil. No es algo que pueda ofrecérsele a cualquiera, ni en forma incondicional, ni para todos de la misma forma. La tolerancia tiene limitaciones que pueden ir cambiando con el tiempo, con quién es el otro, con la situación, la madurez... Y es una tarea tan difícil que si no se siente natural y voluntariamente es muy difícil poder brindarla, en parte, porque muchas veces se asocia tolerar con soportar cualquier cosa cuando en realidad se trata de poder dialogar, negociar con el otro en aquellos aspectos en los que se puede ceder. La tolerancia en su esencia abarca el respeto al otro y más aún, aceptar lo que es diferente a lo que a mí me parece. Es validar aquello o quien es diferente a mí, aunque no lo comparta.

20

ESCUCHAR Más allá del sentido auditivo que tenemos muchas personas, escuchar está íntimamente relacionada con estar presente y prestar atención. Es diferente a oír y registrar los sonidos que emite el otro y luego poder repetirlos. Escuchar se transforma así en una especie de práctica en la que intentamos no interferir o interrumpir el discurso del otro, en la que no dejamos de estar presente mentalmente sea porque estamos analizando, comparando o pensando qué preguntar o qué decir y. principalmente, en la que no encaminamos la conversación hacia donde nos parece a nosotros que debería ir, sino que dejamos que quien habla pueda fluir y expresarse libremente.

21

EXPRESARSE Cuánto desencuentro generado por no manejar los mismos códigos y por actuar y decir algo que no es verdaderamente lo que sentimos. Para eso tenemos en común, generalmente, a la herramienta del lenguaje para poder hablar con propiedad y de manera clara transmitir lo que queremos decir. Sin embargo, esto no siempre es suficiente. Para poder expresar lo que se siente primero es necesario saber qué se siente, qué se piensa, qué se quiere, qué se necesita... conocer la mejor forma que tengo de expresarme, cómo me siento más cómoda para expresarme, si es a través de la palabra, si es a través del arte, de un deporte, de acciones... Está muy relacionado con el qué, a quién y cómo. Nadie escapa a expresar lo que siente y lo que le pasa. El ser humano está diseñado de tal forma que, quiera o no, termina expresando lo que ocurre en su interior teniendo la posibilidad de hacerlo de la manera en que le place o hacerlo “por las malas”. Es este el caso de las enfermedades, de los fallidos, de esas cosas que hacemos y/o decimos y no sabemos por qué. Lo no expresado verbalmente se manifiesta y se comunica inconscientemente por otro canal de comunicación.

22

APRENDER Siempre que estemos abiertos a la experiencia podemos aprender algo nuevo, algo diferente. Podemos aprender de todo, siendo claro que algunas situaciones son más provechosas que otras. El aprendizaje tiene que ver con la apertura interna de la persona a recibir, aceptar y aprehender una idea o concepto nuevo. Aunque algunas cosas den miedo porque suponen dejar atrás a lo viejo, algo de lo que quizá estamos aferrados, nunca podemos aprender más de lo que nuestra capacidad y apertura nos permita. Pero sí podemos aprender menos, si no nos hacemos cargo de nuestra vida y somos perezosos en nuestro crecimiento.

23

LIMITES Constituyen una ayuda esencial para dejar salir a nuestro ser porque dan un marco de contención para que éste se sienta seguro y pueda emerger. El límite es una simple y necesaria diferenciación, que puede ponerse en forma autoritaria o en forma amorosa. Es un borde entre una cosa y otra. Entre lo que quiero y lo que no. Entre lo que me gusta y lo que no. Entre lo que me hace bien y lo que no. Los límites son necesarios, saludables y nos protegen. Marcan “ACA ESTOY YO” y hasta ahí llegas vos.

24

RELAJARSE Solemos tener la fantasía de que cuando algo es importante, si estamos relajados y de buen humor resta importancia. Seguramente muchos van a pensar “a mí no me pasa”. Pero ¿Cuántas veces en situaciones de stress, en problemas, en una discusión, etc., reírse o hacer chistes surge? Y si surge ¿Es tomado como burla? Las cosas no cambian porque uno esté tensionado, uno no se ocupa más de algo o le importa más por estar tensionado. Las cosas pueden no cambiar igual aunque uno se relaje, pero es posible que así podamos ver más opciones y encarar las cosas desde otro lugar. Es una manera de cuidarnos física, mental, emocional y espiritualmente, porque al relajarnos, cedemos y soltamos el control de las cosas ampliando nuestra capacidad de disfrutar, pudiendo abrir nuevas posibilidades.

25

SUEÑOS Muchas veces confundimos sueños con metas, y eso no estaría mal si no tuviéramos la creencia de que los sueños son imposibles de alcanzar. Hay sueños que empiezan en el imaginario y que luego, dándoles forma, buscando los pasos a seguir, podemos pasarlos a lo concreto y alcanzarlos. No todos los sueños son imposibles. Lo que importa es tener la capacidad de soñar en compañía de la capacidad de ir en busca de ellos, concretarlos y hacerlos realidad a través del compromiso.

26

VALENTIA La valentía tiene que ver con enfrentar los miedos, enfrentar aquello que genera tensión y, muchas veces desde lo cotidiano, tiene que ver con hacerse cargo. Es muy diferente de ser temerario, de no sentir miedo y tampoco se trata de realizar grandes actos heroicos. Valiente es aquel que se hace cargo de sí mismo, con sus propias limitaciones y capacidades y que va en búsqueda de avanzar sorteando aquellas situaciones que generan temor.

27

AMOR Tan grande de abarcar, tan sutil, puro y transhumano que no hay definición al respecto porque sería intentar humanizar y simbolizar en palabras algo que va mas allá de todo entendimiento. No se puede mentalizar, racionalizar, ni poner en palabras. Sólo se siente y aquellos que verdaderamente lo han sentido seguramente coinciden con esta no descripción.

28

SALUD La salud tiene tanto que ver con nuestro cuerpo físico como con nuestros pensamientos, sentimientos y emociones. Tan es así, que las enfermedades primero comienzan en lo sutil, en lo energético. Las enfermedades son desequilibrios entre nuestro sentir, actuar, pensar y decir, que empiezan como un malestar inmaterial y que luego, si no estamos en contacto con nosotros mismos y no percibimos este desequilibrio, se va cristalizando y solidificando sobre el cuerpo material y ahí es donde aparece la patología física. Dependiendo de qué tipo de desequilibrio sea encarnará en diversas enfermedades. Aquí también entran en juego los patrones mentales que traemos desde pequeños que de alguna manera colaboran a que las enfermedades puedan cristalizarse o no sobre el cuerpo. Un patrón mental es un mandato, una orden, un decreto sobre algo que es de determinada manera. Puede ser positivo o puede ser negativo y quedan grabados en el subconsciente. A no ser que se trabaje con aquellos que son negativos, seguirán dirigiendo nuestra vida. Ambos tipos de patrones sobreviven gracias a sus respectivos mecanismos de defensa, cuya única función es preservar la existencia del patrón que defienden sin importar de manera alguna si es positivo o no lo que están defendiendo. 29

Una persona saludable es aquella que encuentra equilibrio entre pensar, sentir, actuar y decir. O que está en el intento. Y que se conoce lo suficiente como para percibir e identificar los desequilibrios, conocer sus patrones, sus mecanismos de defensa y poder hacerse cargo y ser autónomo en su propia existencia.

30

RE I R Reírse es una cualidad, una virtud, una bendición que no habría que perder jamás. Muy pocas veces nos reímos desde bien adentro, cuando es imposible dejar de reírse y que esa misma risa contagie a todos los que la escuchan. La risa es un privilegio, un regalo, una caricia para el alma y el cuerpo. La risa libera, cura y sana heridas. Ayuda tanto al cuerpo físico por las hormonas que libera como a nuestro ser porque nos relaja, distiende la mente, las emociones y la risa en sí es una excelente herramienta para utilizar frente a los problemas y a las personas conflictivas. Conecta a la persona consigo mismo y facilita que pueda sentirse cómoda, en su aquí y ahora, conectándose con su presente. ¿Cuando fue la ultima que te reíste con ganas?

31

COMPARTIR Como definición se puede decir que es permitir que otra persona haga uso de algo que es de uno y lo relacionamos con prestar algo o con convidar. Sin embargo creo que es más importante aprender a compartir lo intangible, aquellas cosas que no podemos ver o tocar. Como nuestro tiempo, nuestro cariño, las risas, los llantos. En definitiva, compartirse uno mismo con un otro. Compartirse hace puente con los demás, es lo que forma lazos, lo que permite que nos conozcamos con los otros. Compartir tiene que ver con dar y recibir, con prestar atención a cuando un ser querido necesita de nosotros, no sólo en momentos extremos o de negatividades sino también en lo cotidiano, en el día a día y poder compartir también aquello que nos hace bien.

32

PACIENCIA El tiempo transcurre y pareciera que no pasa, que nunca llega el momento ansiado. Estas dos últimas palabras son los detonantes en la paciencia: tiempo y ansiedad. Si bien suele confundírsele con tolerancia, la diferencia radica en que la tolerancia tiene que ver con la aceptación y la paciencia con el tiempo. Aprender a manejar la ansiedad y ser paciente es un esfuerzo que demanda paciencia, valga la redundancia. A través de la misma, podemos vivir cada etapa en su momento, sin saltearlas y sin justificar y excusar la “no acción” en algunas situaciones con la paciencia. Los tiempos siguen transcurriendo de la misma forma, sólo cambia la percepción que tenemos de los mismos. Podemos vivirlo bajo la ansiedad o en tranquila paciencia. Queda en nosotros aprender a manejarlo.

33

COMPRENDER Puede que no exista una definición cerrada sobre qué es la compresión, porque considero que además de utilizarse como sinónimo de “abarcar”, o referirse a un proceso mental en el cual se capta lo que un otro está transmitiendo tiene una profunda relación con la empatía. Lejos de intentar interpretar lo que se está codificando del mensaje del otro, comprender creo que tiene que ver más con el percibir desde el sentir, que desde ese proceso mental donde simbolizamos lo que el otro nos dice. Por eso es complicado realmente comprender a alguien porque va a depender de cómo simbolizamos las cosas y cómo les damos un significado a las mismas. Los humanos en el afán de comprender, interpretamos desde nuestros códigos simbólicos y, a veces, se pierde el verdadero mensaje que el otro esta compartiendo con uno.

34

EL MUNDO El mundo nos rodea constantemente: es donde vivimos, donde aprendemos, donde tienen lugar nuestras experiencias. Hay una parte del mundo a la que nunca vamos a conocer, realidades que escapan el alcance de nuestras mentes, por eso es importante centrarse en el aquí y ahora del mundo personal en el que nos encontramos. ¿Estás conectado con el mundo? ¿Estás conectado con TU mundo personal? No

es

obligación

“salvar

al

mundo”

responsabilidad hacerte cargo del propio.

35

pero

si

es

COMPROMISO Uno debería estar en contacto consigo mismo y conocerse lo suficiente para conocer las propias limitaciones a la hora de asumir un compromiso, sea porque podemos o no cumplir, sea porque queremos o no asumirlo. No sólo abarca la palabra sino también la acción el comprometerse a algo, porque es precisamente eso, prometerse uno mismo a un otro o a una situación. Se asume la responsabilidad de cumplir lo pactado. El romper el compromiso, el no cumplir, puede generar desconfianza, lastimar hasta incluso romper una relación y disolver vínculos. Por eso es importante tener presente que el compromiso no es una obligación, sino una elección.

36

ESENCIA Más allá de las creencias religiosas que una persona pueda tener o no, hay una parte dentro de nosotros que se torna inexplicable e imposible de identificar. Es algo que nos hace sentir, nos hace actuar, elegir, decir... nos motiva y nos moviliza. Es una parte que muchas veces está tapada por una serie de pensamientos y estructuras mentales que la niegan por considerarla infantil, caótica o hasta incluso como si fuera algo “loco”. Y es muy propio del hombre occidental tildar como negativo aquello que no puede explicar; de negativo o de inexistente o místico/mágico/esotérico. Tal vez no existe forma de ponerle un nombre, tal vez se escape a la simbolización del lenguaje y decirle esencia es una simple forma de hablar sobre ella y saber que pensemos en ella o no, sigue estando ahí y nos sigue empujando hacia a algún lado y dependiendo de si podemos conectarnos con ella e intentar encontrar equilibrio y armonía, vamos a poder usar esta fuerza a nuestro favor y no sentir el caos y la presión de cuando esta desesperada por salir a la luz.

37

JUSTICIA En profunda relación con el equilibrio y la proporción, el ideal de justicia sería una capacidad objetiva para ser justo. Quizá no se la encuentre en convenciones sociales como las leyes porque cada caso es único e irrepetible influido por diversos factores donde lo afectivo pesa demasiado. La justicia que podemos conocer existe en lo que cada uno hace de sí mismo, de su existencia y de su cotidianeidad.

38

ESPERANZA El día a día nos acerca muchas personas y situaciones que hacen que queramos más, algo nuevo, algo diferente. Tenemos el deseo y el anhelo de que eso ocurra, y así es como esperamos que eso ocurra depositándole nuestras ganas y la creencia de que eso efectivamente va a pasar. La esperanza nos sirve de motor porque nos da entusiasmo para ir por aquello que tenemos ganas de alcanzar, es lo que nos conduce del dicho al hecho hasta poder alcanzarlo.

39

VOZ INTERIOR Creo una de las cosas más importantes que una persona necesita para poder mejorar y encontrar la verdadera felicidad, es escuchar a su corazón y jugarse por él. Y cuando me refiero al corazón, me refiero a la verdadera esencia y no a los caprichos que por lo general creemos que es “lo que el corazón quiere”. Muchas veces confundimos al corazón o a lo que necesitamos, con lo que deseamos o con caprichos que no estamos preparados para asumir. El corazón jamás va a pedir algo que verdaderamente no necesite, o algo que pudiera llegar a ser negativo, dañino o que pudiera tener un desenlace perjudicial para alguien. Cuando hablo de corazón, me refiero a esa fuerza que sentimos dentro nuestro que nos hace sentir lo que está bien, lo que necesitamos, que nos ayuda a crecer; también conocida como la voz de la conciencia. Esa fuerza, esa voz, no es sino nuestra propia esencia, nuestro ser. Es bastante difícil aprender a escuchar lo que realmente esa voz dice y, más aún, llevar a cabo lo que escuchamos pero considero que es el primer paso porque a partir de ir aumentando esta capacidad de sentir, de escucharnos a nosotros mismos, nuestra intuición irá creciendo y así nuestra confianza en nosotros mismos va a crecer y nuestra energía comenzará a vibrar en una forma más positiva. 40

ACEPTARSE Aceptarse es dejar de pelear contra uno mismo y ser el propio aliado para alcanzar metas; es no juzgarse lo cual implica no hacer juicio de valores sobre sí, sin importar qué. Para poder aceptarse hay que conocerse y asumir todo lo que se pueda de uno, lo bueno, lo malo, lo que gusta de uno mismo, lo que no... El no juzgarse no tiene que ver con no hacerse cargo, sino todo lo contrario, es darse el lugar de asumir lo que se es y desde ahí elegir qué camino tomar en base a quién realmente soy y no en función de quien pretendo o quisiera ser. Aceptarse es la mejor manera de permitirse ser.

41

AYUDA Hay momentos en lo que sentimos que no podemos solucionar algún problema, o que no podemos solos, que necesitamos de alguien más que nos de una mano y es muy importante estar en contacto con lo que uno siente para poder pedir ayuda cuando sea necesario, entendiendo que no es débil el que no puede solo sino que tiene la fortaleza y la humildad para reconocer que necesita de alguien más. Ayudar a alguien implica facilitarle y hacerle el camino más ameno al otro en lo que realmente le sirva y no en lo que nosotros creemos que puede hacerle bien, sabiendo que habrán momentos donde no se puede ayudar, sea porque el otro no quiere la ayuda, porque no le sirve o porque nuestras propias limitaciones no posibilitan la ayuda, lo cual es totalmente válido. No somos seres omnipotentes ni salvadores, todos tenemos limitaciones de cualquier tipo sea porque no se sabe, no se quiere o no se puede; la ayuda que damos será auténtica cuando la demos porque nos nace y no nos perjudica de ninguna manera el hacerlo.

42

LASTIMAR Al ser todos tan diferentes los unos de los otros no podemos siempre darnos cuenta de qué es lo que sienten los demás, para bien o para mal. Hay veces que algo que dijimos, hicimos o no dijimos o no hicimos puede lastimar a alguien y nosotros no nos demos cuenta ni nos enteremos nunca. El observar a quienes nos rodean, el conocerlos ayuda a que seamos más concientes de nuestro entorno y cómo nos estamos moviendo en él, porque por más que subjetivamente algo nos parezca tonto, a otro puede ocasionarle mucha angustia. Las decisiones que tomamos son las que nos van abriendo camino y a veces aunque sea lo mejor, alguien sale lastimado o quizá nosotros mismos. Estar presente en el aquí y ahora hará que podamos discernir cuándo estamos lastimando, para “bien” o para “mal” e incluso, cuando nos estamos lastimando a nosotros mismos.

43

CONSEJOS Un consejo es un arma muy afilada que aunque pretende ser de ayuda muchas veces puede generar más daño de lo que resuelve. Hay que saber a quién pedirle un consejo e incluso a quién darle, porque tanto recibir como darlo es una responsabilidad muy grande. A mucha gente le gusta hablar por hablar y se basa en lo subjetivo para impartir opiniones y consejos como si fueran generales. Sin embargo, tenemos que recordar que todos somos diferentes y lo que sirve a uno puede no servirle a otro. Un consejo nada tiene que ver con la crítica o con juzgar lo que alguien hizo porque probablemente en su situación, habiendo tenido la crianza que tuvo y las experiencias que vivió, hubiéramos hecho lo mismo. El momento de dar y recibir consejos es un momento para compartir experiencias, opiniones, ideas, sin esperar que el otro haga lo que uno haría o lo que a uno le parece que es lo mejor. Es encontrar la humildad de compartir sin esperar que el otro obedezca y de asumir que hay veces en las que es preferible no decir nada.

44

FIDELIDAD La fidelidad tiene que ver con mantener la calidad de una relación, de un vínculo, intentando acercarse lo más posible a su pureza, incluyendo la lealtad y el compromiso con esta relación. Entonces podemos decir que lo importante de ser fiel con uno mismo es poder así acercarnos cada vez más a nuestra esencia y comprometernos con ella.

45

CONOCERSE Para poder ser auténticos y autoaceptarnos tenemos que conocernos y una forma de hacerlo es tratar de ser conciente y estar presente en la vida. La clave para solucionar la mayoría de los problemas es poder discernir e identificar quiénes somos, cómo somos como individuos y no en función de un rol, que gusta, que no, cuáles son nuestras necesidades, deseos, pensamientos, ideas, metas, virtudes, defectos, actitudes, gestos, etc. Conocerse es la clave para encontrar armonía y equilibrio, es tomar el volante y dirigir la propia vida y saber a dónde se va aunque no se conozca el camino ni el destino final, pudiendo fluir con la vida. Ninguna otra cosa se puede hacer sin conocerse, todo lo demás

son

ilusiones,

automatismos,

mandatos

y

condicionamientos que fuimos adquiriendo y absorbiendo desde que nacemos. Lo importante es buscar la libertad que da el conocerse... la libertad de decir sí, de decir no y hasta de decir no sé...

46

EGO Todos, a medida que vamos creciendo, nos hacemos de un personaje necesario que nos sirve para desenvolvernos en nuestra vida, protegiendo nuestra esencia y preservándonos. Sin embargo, hay que estar atentos de que este personaje vaya actualizándose en la medida que vamos creciendo y tener siempre presente que esta en función de nuestra esencia y no al revés. Es parte de nuestro “yo” y nos permite regularnos en las relaciones con los otros y con uno mismo, es LA herramienta fundamental porque es el pilar de nuestra estructura interna, es la base de la construcción que tenemos como personas. Por eso es muy importante conocer a nuestro personaje para ir haciendo los cambios necesarios para que sirva como facilitador y no como entorpecedor de nuestro camino.

47

E T I CA Cada quien tiene su propia ética, tenga esta moral o no. Cada quien maneja sus propias normas definiendo lo que le parece bueno, malo, obligatorio, permitido, etc. Y así es como nos manejamos por la vida y formamos nuestro carácter. Así es como cada persona se autoregula y transita por la sociedad en la que vive.

48

CONECTARSE Sentir, sentirse. Estar en contacto con uno mismo, con lo que se siente aunque no se pueda explicar ni se sepa qué es. Mirar hacia adentro y dejar salir y fluir, quizá desde la respiración, desde algún arte, desde la naturaleza o aquello que mejor nos haga. Conectarse es sentir la unión con la propia vida y con lo más profundo de nuestro ser.

49

BIEN Y MAL Como todo juicio de valor, el bien y el mal es relativo a cada persona y momento de la vida, porque cada uno con su forma de percibir su realidad tiene diferentes cosas que lo ayudan a crecer o le entorpecen el camino. Lo positivo y lo negativo es relativo a cada persona. Tal vez esto desde algún punto esté significando que en vez de categorizar como bueno o malo a las situaciones y sobre todo a las personas, hay que conocer y dejar ser, porque por un lado no todo puede ser tipificado y por el otro ¿Desde qué lugar podemos emitir un juicio de valor sobre otro ser?

50

ENERGIA La energía es lo que somos, es lo que conforma la materia. Está en los seres humanos, en los seres vivos, en las cosas inanimadas. Sea desde la razón y la ciencia o desde la creencia, podemos comprobar la existencia de la energía en nosotros mismos y en todo lo que nos rodea. Poder sentirla, trabajar con ella, canalizarla nos permite armonizarnos y equilibrarnos para liberar los bloqueos internos que tengamos. Cualquier tipo de movimiento, relajación o respiración, nos acercan un poco más al fluir de nuestra energía y a estimularla.

51

EXPERIMENTAR Experimentar para descubrir, para conocerse... experimentar para divertirse, para saber qué gusta y qué no... Experimentar para sentir nuevas emociones... experimentar para nutrir, aprender y llenar de color la vida.

52

OBSERVAR Observando podemos conocer, podemos saber, aprender... podemos ampliar el panorama que tenemos de una situación o de una relación y nos ayuda a mantener la calma en los momentos tensos. Observando en forma consciente, con atención, estando presente. Observando sin intervenir, siendo únicamente un expectador. Observando conectándonos con nosotros mismos y viendo cosas sutiles que antes nos podíamos ver. Observando al otro, observándome a mí me abro posibilidades de aprendizaje, siempre que lo elija así.

53

MUERTE

La muerte puede ser entendida como el fin de la vida así como también el fin de etapas, de situaciones o relaciones. De una u otra manera, son finales inevitables que hay que dejar ir para que no nos persigan ni nos quedemos bajo la sombra de un recuerdo. Intentar entender la muerte, es tratar de poner en palabras lo inexplicable y es un sin sentido que moviliza mucho los afectos como para ocuparse de algo que no tiene respuesta.

54

CAMBIOS A veces sentimos que podemos cambiar u ofrecer algo diferente que antes no pudimos. Después pasa algo que toca una parte no superada y nos damos cuenta que no tenemos nada nuevo que ofrecer. Aunque el sentimiento y las ganas estén. Pero lo diferente no está en un pensamiento o reflexión, sino en la acción de brindar al otro lo que nunca se dio. Queramos o no, estamos supeditados a los ciclos y cambios de la vida, lo único constante es que todo siempre se va modificando y nunca nada es igual. Estamos en un constante devenir. Aferrarse a lo estático a lo inmóvil, más allá de ser una ilusión, significaría estancarse porque por más que estemos en desacuerdo todo sigue en movimiento y cambia igual. En este constante devenir de la vida tal vez podamos encontrar alivio fluyendo con la corriente y aceptándonos como seres cambiantes, viviendo en el aquí y ahora.

55

CONFIANZA Cuando hay sombras la gente desconfía; pero nadie desconfía de lo que brilla demasiado. La seguridad que uno deposita en el vínculo con otra persona muchas veces está bajo el ala de las apariencias y de lo que queremos ver o no del otro y si no sentimos confianza en alguien podemos tomarlo como una señal para reflexionar desde dónde uno se está vinculando con esa persona, porque lo más mínimo puede romperla o hacerla crecer. Para confiar en los demás sólo necesito depositar la confianza en mi misma. No hace falta que el otro haga algo para "ganarse" esa confianza, si yo ya confío en mi y en mis decisiones.

56

VER MÁS ALLA DE TODO Tener una visión panorámica de las situaciones muchas veces ayuda a poder ver más de un punto de vista y poder formar una opinión más completa y auténtica sobre lo que se esté tratando. De alguna manera, no quedándose únicamente con lo concreto y pudiendo abstraerse y ver más allá de la situación que aqueja, uno puede ampliar la perspectiva y dejar de hacer foco únicamente en lo que se quiere ver, para ver mucho más de lo que subjetividad presenta.

57

ARREPENTIRSE Hay varias formas que puede tomar el arrepentimiento. Quizá puede ser desear que algo no hubiera pasado. Quizá lo ocurrido pudo saberse como equivocado o creerse como correcto y luego ver el error. También hay varias formas de cómo lidiar con el arrepentimiento sea desde el quedarse con el malestar y no hacerse cargo o ver el arrepentirse como el comienzo de hacer las cosas de una forma diferente. Pero, en uno u otro caso, es importante poder distinguir si uno realmente está arrepentido o es simplemente una máscara que usa la frustración por cómo se hayan dado las cosas después, porque quizá si se hubieran dado tal como uno esperaba y quería, no se estaría arrepintiendo.

58

SENTIR Sentimos con la percepción, con los sentidos... sentimos cuando nos conectamos. A veces sin poder discernir lo que nos pasa, cómo nos hace sentir algo... lleva a conocerse y conocerse lleva tiempo. Sentir es inherente a todos los seres vivos y a los humanos en particular, nos posibilita las experiencias y vivencias porque a partir de lo que sentimos podemos conocer al otro, entenderlo y experimentar el “como si fuera el otro” de la empatía. Todos y todo nos hace sentir, en mayor o menor medida... y desde donde sentimos es desde donde nos significamos y percibimos como personas y así es como nos presentamos a los demás.

59

CELOS Últimamente cuando siento celos intento ver las cosas desde otra perspectiva. No verlas desde lo que hizo el otro que generó celos en mi sino ponerme a pensar, a sentir qué fue lo que hizo sentirme celosa, ir más allá del sentimiento del celo. Muchas veces queda ahí, nos damos cuenta que sentimos celos, identificamos qué nos generó el celo, pero quizá no profundizamos al por qué. Intento conectarme conmigo misma y siento. Me siento insegura. Me siento “menos que” alguien o algo... siento que eligen a alguien o algo que NO SOY YO. Me hace sentir menos importante. Me hace sentir que no soy prioridad, que soy dejada de lado, que no soy el centro. Me hace sentir menos querida, menos acompañada. Siento abandono y siento rechazo. Es real que hay veces en la que los celos son justificados, no siempre se trata de una autoestima baja. En esos casos, los celos son más bien una señal de que hay una situación que está lastimándome y que tengo que hacer algo al respecto. Muchas otras veces, los celos son injustificados, ilógicos, irracionales, tontos y pocas veces la reacción ante el celo es proporcionada. En los celos se tiende a exagerar. Nuevamente intento ver las cosas desde otra perspectiva, no enfocarme en lo desmedido de la reacción sino pensar en que 60

el detonador del celo quizá tocó una parte muy sensible, una parte que probablemente esté muy herida y que quien sufre los celos, está reaccionando desde ese lugar y no está haciéndolo únicamente por ese detonador, sino también por lo que sea que haya generado esa herida en un primer lugar. Entonces ahora cuando siento celos trato de identificar qué pasa y si veo que me siento así por una inseguridad mía, intento ser fuerte y me concentro que en este momento tengo que elegir. Tengo que elegir si dejarme llevar por el celo injustificado y actuar en consecuencia o si esta vez elijo pensar que quizá lo que siento no es tan así y que lo que me pasa no tiene que ver con mi relación con el otro, sino con mi relación conmigo misma.

61

RESPIRAR Respirando nos conectamos con nosotros mismos, aquietamos nuestras emociones, nos relajamos y también permitimos que a nivel físico el cuerpo reciba más oxígeno y pueda funcionar mejor. La respiración es una manera de llevarnos mejor con nuestras emociones y nos facilita el autocontrol emocional, físico y mental. Respirando podemos encontrar un camino de vuelta a nuestro centro de equilibrio y armonía.

62

PROBLEMAS Existe una frase que dice que si un problema no tiene solución, entonces no es problema. Muchas veces más que problemas son situaciones que requieren determinadas acciones en las que podemos ser creativos con las soluciones que damos. Lo importante es relajarse, ocuparse sin preocuparse, no dejarse abrumar, tranquilizarse y ver paso a paso como resolver el problema y HACER.

63

EQUIVOCARSE Parte de la vida y del crecimiento tiene que ver con los errores y las equivocaciones que comentemos. Generalmente algo siempre aprendemos de esas situaciones y si uno se esmera, puede aprender mucho. Comprender que es inevitable equivocarse ayuda a relajarse un poco más y no estar en busca de un utópico ingenuo sino que uno tomaría lo positivo de cada situación para poder nutrirse y seguir avanzando.

64

CUERPO El cuerpo es una herramienta más que tenemos, es un vehículo necesario para poder vivir la experiencia humana; podemos entenderlo como el envase material de la energía, del espíritu, alma, etc. Aún así, nosotros “somos” nuestro cuerpo y también hay que atenderlo, cuidarlo, conocerlo, saber sus gustos, necesidades... cuanto más neguemos la conexión que tenemos con él y rechacemos e ignoremos su sentir, con más fuerza intentará que le prestemos atención. Asumir que somos cuerpo no nos convierte en animales o en algo impuro, o descontrolado o caótico. Asumir que somos cuerpo es aceptarse. Es aceptar la realidad en la que estamos en esta encarnación.

65

TIEMPO Hablar de tiempo es hablar de una medida que nos ayuda a definirnos y a encontrarle un sentido y un eje a nuestra existencia porque categorizamos nuestras experiencias en función de ciclos, etapas y momentos. El tiempo es un recurso que tenemos que aprender a usar para que sea beneficioso porque no siempre se acomoda de la mejor forma sino que tenemos que organizarlo nosotros mismos para poder invertir tiempo en quién y qué corresponde. Siempre se puede aprovechar y hacer lo que uno quiere, no existe el “ya es tarde”. Lo que importa no es el pasar del tiempo sino el uso que hacemos de él.

66

FUTURO Todo momento que aún no llega es incierto y cuando llega deja de ser futuro. La mejor forma de garantizarse un buen futuro es ocuparse del presente, que es cuando sembramos aquellas cosas que llegarán con el devenir del tiempo. Hay que recordar que ningún fruto lo cosecharemos a futuro sino que siempre, cuando el tiempo pase, lo estaremos haciendo en el presente.

67

PRESENTE Aquí y ahora. Es todo lo que importa, es donde debo focalizarme. Aquí y ahora. Ocupándome y actuando en beneficio del presente, mejorando mi calidad de vida actual. Aquí y ahora. Dejando ir a cualquier fantasma del pasado y del futuro. Aquí y ahora. Resolviendo mí presente. Aquí y ahora. Es todo lo que importa.

68

PASADO El pasado... un viejo amigo que hace que hoy seamos quienes somos. Así como según hagas tu presente va a ser tu futuro, también según como hagas tu presente es cómo vas a recordar tu pasado... es únicamente parte de nuestra historia, que nos sirve para entendernos un poco más en el aquí y ahora, pero no es nuestro tiempo, no es donde deberíamos hacer foco. El pasado nos ayuda a construirnos siempre y cuando edifiquemos en el presente.

69

HACERSE CARGO Los humanos somos un todo con muchas partes que tenemos que ir descubriendo y conociendo para poder dejarnos fluir, ser y aceptarnos. En el camino del autoconocimiento el hacerse cargo es fundamental porque es lo que posibilita el reconocerse como dueño de lo que uno dice, siente, hace, piensa, etc. y tomar como propio lo dicho o hecho y las consecuencias que derivan de ello. Al ser responsables de nuestra propia existencia dejamos de hacernos cargo de lo ajeno y podemos invertirnos en lo propio,

podemos

ir

quitándonos

los

velos

que

los

automatismos y mecanismos nos fueron imponiendo que hacen que nos responsabilicemos de cosas o personas que no queremos ni nos corresponde ¿ A quién le sirve lo que estoy haciendo? ¿A mí me sirve?

70

JUGARSE Cada uno se juega a su manera. Se arriesga a su manera. Jugarse es “ponerse en juego”, es apostarse sin saber cuál va a ser el resultado y sin siquiera importar, quizá, cuál es el resultado. No se trata únicamente de grandes proezas sino por el contrario, muchas veces, jugarse es dedicarse y entregarse al otro desde lo cotidiano haciéndose cargo de quien se quiere o lo que se quiere y hacer algo al respecto.

71

GENEROS Existen muchas diferencias entre hombres y mujeres, desde los gustos, necesidades, elecciones hasta la manera en la que perciben su realidad, su madurez, como construyen su personalidad... Aceptar las diferencias cualitativas entre ambos géneros no implica la superioridad o inferioridad de uno sobre el otro, sino que supone en vez de formular teorías, reglas o estrategias, ser más auténticos, asumir las diferencias y ser más claros, interactuar más, preguntar en vez de asumir y quizá, poder acompañarnos un poco más. Sea entre personas de géneros diferentes o del mismo.

72

VALORES Los valores son los ideales que tenemos que nos ordenan la vida, son nuestros principios cualitativos y subjetivos que van categorizando y tipificando personas, situaciones, conceptos, etc. Tienen que ver con la moral y con la integridad de cada uno de nosotros. Es la manera que tenemos de establecer códigos que nos permiten en mayor o menor medida, el relacionarnos con otras personas bajo ciertos sentires que nos ayudan a definirnos y definirlos a ellos.

73

SEGURIDAD Cuando hablamos de seguridad nos referimos a aquella certeza interna que nos da la sensación de ausencia de riesgo, nos permite pisar fuerte, hacernos valer sin que haga falta ser prepotente. La seguridad protege a nuestro ser tanto lo exterior y burdo, como lo interior y más sutil, pero es una herramienta que sólo podremos encontrar dentro nuestro y no en alguien o algo más. Aceptarse, conocerse y quererse aumenta la confianza que uno se tiene a sí mismo, lo que desarrolla nuestra seguridad.

74

AMBICION Todo lo que queremos hacer está motivado por un deseo, por las ganas de alcanzar una meta, por la expectativa que tenemos sobre una situación, proyecto o incluso sobre una persona. La ambición debería servirnos como motor que nos dirige a concretar nuestros planes sin enceguecernos y quedarnos únicamente en ella. El poner la ambición en movimiento es fundamental para no empalagarnos con ella.

75

FANATISMO Nuestras creencias, opiniones y fe nos sirven para manejarnos por la vida y relacionarnos con los demás. Nos brindan una especie de soporte y contención que nos protege y nos da sentido. La capacidad que tenemos de cuestionar y preguntarnos sobre aquello que creemos es lo que nos separa del fanatismo porque dando la posibilidad de que lo que uno cree no sea tan así uno está dando el espacio para que algo diferente pueda entrar, la reflexión es posible y así podemos avanzar, progresar y crecer. El fanatismo, en cambio,

es

una

creencia

completamente

cerrada

e

incondicional, se siente como absoluta, verdadera y la persona tiene totalmente idealizado como lo mejor aquello en lo que cree, desmereciendo o subestimando todo aquello que sea diferente. No se cuestiona, no se pregunta, justifica todo en pos de poder seguir sosteniendo su “fe” y la defiende con pasión exagerada, aún cuando no haga falta defenderla, más allá de cualquier pensamiento racional. El fanatismo tiene ciega a la persona y ejerce coerción sobre la misma porque cualquier duda o acto que no sea congruente con la creencia, es castigada con culpa. La persona está sometida a su propia creencia y desde ahí, intenta imponerles a otros lo que considera correcto y verdadero. 76

MADUREZ El desarrollo y crecimiento emocional de una persona no necesariamente va de la mano con la cronología o con su cuerpo físico. Va de la mano con hacerse cargo de uno, de la propia existencia, de aprender y aprehender de las experiencias. Tiene que ver con un desarrollo cualitativo que seguirá avanzando y teniendo lugar durante toda la vida. Depende de cada uno hacer valer esas experiencias o no.

77

OPORTUNIDAD Toda situación puede ser oportunidad para algo, puede ser una posibilidad, algo que conviene, sea que surgió espontáneamente o porque contribuimos a que surgiera. Cada oportunidad es una situación beneficiosa para un momento dado, por lo que tenemos que estar presentes en nuestro aquí y ahora para poder aprovecharla e ir reconociendo aquellos momentos y situaciones en las que podemos generarnos más posibilidades.

78

PRIORIDADES Con nuestras acciones y decisiones, conscientes o no, estamos siempre estableciendo cuáles son nuestras prioridades, qué es más importante para nosotros. Hay muchas veces que no estamos en contacto con lo que hacemos y creemos estar actuando en función de determinadas prioridades pero, en el día a día, estamos haciendo otra cosa. ¿Conozco mis

prioridades? ¿Puedo

aceptar que

mis

prioridades quizá no son las que asumí que eran o las que me gustaría que fueran? Podemos vivir sin preguntarnos o podemos observar si nuestras acciones se condicen con aquello que sea más importante, con aquellas personas que son más importantes y discernir si nos estamos invirtiendo en ellos y priorizándolos o si están quedando de lado.

79

RE S PE T O Cuando le damos al otro validez en tanto valoración e importancia y reconocemos su límite desde nuestro propio límite, estamos respetando. Diferente del miedo, no es algo que pueda imponerse, es algo que se gana día a día con la forma en la que cada persona se maneja y desde ahí, uno genera en el otro el sentimiento de respeto.

80

C I E RRE S Cuando una etapa en nuestra vida termina es necesario para poder avanzar darle un cierre porque sino uno queda con un pie en lo viejo y otro en lo nuevo. Es un proceso al que hay que darle lugar aceptándolo para que siga su curso, estando presente y consciente para que no se convierta en una excusa para no seguir adelante. Todo aquello que este presente desde algún lugar tiene algo que no esta cerrado porque aquello que sí lo está, podemos liberarlo, está en paz y desde ahí se llega a un estado de indiferencia donde no se siente nada positivo o negativo. El cierre implica que no afecte y, sobre todo, que no afecte en nuestro emocional y nuestras decisiones.

81

OCUPARSE Cuando hay algo por hacer, sea porque lo necesitamos o lo queremos, tenemos dos caminos por elegir: preocuparnos u ocuparnos. Cuando nos pre-ocupamos, estamos adelantándonos a algo que no sabemos si va a ser así, nos generamos tensión, angustia y quizá nos entorpecemos los pensamientos. En

cambio,

ocuparse

es

ejecutar

en

el

momento

correspondiente, es hacerse cargo, hacer lo que uno cree correcto en tiempo presente.

82

QUEJAS Siempre tenemos señales e indicadores en nuestro camino sobre lo que nos pasa, cómo nos sentimos y lo que queremos hacer. Incluso cuando no prestamos atención o intentamos hacer caso omiso de lo que ocurre el malestar sigue estando y tiende a salir en forma de queja. Las quejas serían una especie de indicadores de que hay algo que nos molesta. Muchas veces nos quejamos para desahogarnos sobre lo que nos hace sentir mal pero la queja, si queda ahí de indicador, pasará a ser generador de más angustia y malestar. Hay que pasar de la queja a la acción e intentar ver cómo resolver aquello que nos está haciendo quejar. ¿Qué hago con mis quejas? ¿Trato de resolverlas para sentirme mejor? ¿O sólo me quejo cada vez que puedo? ¿Qué acciones ejecuto para resolverlas?

83

CULPA Algo hicimos, dijimos, sentimos o pensamos que nos queda haciendo ruido. Incesantemente nos hostiga porque sentimos que eso que pasó o que pasa, está mal. Y empieza un desfile de sensaciones, emociones y pensamientos que no hacen más que generarnos angustia y malestar como castigo de lo ocurrido. Como un autocastigo de lo ocurrido. Tan es así que muchas veces este malestar es tan grande que nos somete bajo el dominio de nosotros mismos o de otro que se aprovecha de la situación. Nada tiene que ver con ser responsable y hacerse cargo. La culpa es una manera de redimirnos desde el dolor cuando suponemos habernos equivocado.

84

ENTREGARSE Me doy cuenta que invierto energía y tiempo en mejorar la calidad de relación con mis seres queridos cuando en realidad debería estar focalizándome en mejorar mi calidad de vida en sí y mi relación conmigo misma. Esto no significa no ser atenta o no ser considerada con los demás, sino dejar de exponerme a situaciones que me lastiman, que llevan a frustrarme y que terminan por desanimarme al vínculo con el otro. Es resguardar mi energía, es resguardarme a mi misma, para aquellas personas y situaciones que me hagan bien y poder así también hacerle un bien al otro. Entregarse al otro es darle todo lo que se le puede dar, darle todo lo que tengo para dar. Es darle todo lo que tengo PARA DAR. Y este “todo lo que tengo para dar” no es la totalidad de mi persona, ni de mi energía, ni mi tiempo. Hay parte de mí que es para darle al otro y cuando me entrego de corazón, le doy esa parte. Sin embargo, también existen otras partes de mí y es necesario tener eso en claro al momento de “entregarse” porque muchas veces puede confundirse con dejarse absorber.

85

SERES QUERIDOS En este momento, tal vez no estemos hablando el mismo idioma, así que voy a tratar de ser lo más exacta y clara que pueda. Si te escucho cuando me hablás, es porque me gusta oírte y saber de tu vida, para así poder conocerte un poco más. Si te digo algo que te duele pero pienso que es cierto, quiero que sepas que a mí también me duele, más aún sabiendo que sufrís. Si te cuento algo que me pasó, por más vano que sea, es porque quiero compartirlo con vos, que puedas conocerme y saber de mí. No hablo para callar silencios. Si estoy ahí cuando llorás, no es porque vos hayas estado antes o porque te debo un favor, es porque quiero tu felicidad y quiero consolarte. Alguna vez nos habremos mirado a los ojos con picardía y nos habremos leído el alma y dicho todo. Sólo en ese momento sobran las palabras y los códigos.

86

HASTA QUE LA MUERTE NOS SEPARE... O NO Cada persona es un individuo que tiene una misión y determinadas cosas que aprender en su camino para lo cual recibe herramientas y está rodeada de personas elegidas para ella. Pero esas personas, así como las herramientas, pueden ser de ayuda sólo en algunos momentos de la vida y no por eso son menos importantes o no deberían estar. Tal vez uno tiene que aprender cosas de diferentes parejas, pero como cada persona está en constante crecimiento hasta el día en que pasa de plano ¿Quién dice que hay que estar con una sola persona? Tal vez haya que seguir aprendiendo de varias personas de acuerdo a la etapa de la vida en la se esté. Es romántico pensar en el “hasta que la muerte nos separe”. Pero quizá "la muerte que nos separe" no sea la del cuerpo, sino la de la relación.

87

QUIEN SOY ¿Qué pasaría si alguien me preguntara quién soy? Yo no soy un trabajo, ni soy el estudio, ni una profesión. No soy “la hija de”, “esposa de” o “madre de”. No soy la ropa que uso, el auto que manejo, ni la canción que pasan por la radio. No soy los aparatos que tengo, o algún hobby. No soy mi casa; no soy ninguno de mis defectos y tampoco soy una santa. Mi nombre no es el de mi marido, ni tampoco lo heredé de mi padre. No soy las expectativas de otros, ni sus proyecciones, éxitos o fracasos. No soy lo que hice, lo que pensé, lo que dije o lo que sentí. No soy el silencio, ni tampoco la voz. No soy el futuro, el presente o el pasado. No soy nada “que debería ser”. Si alguien me lo preguntara le diría que, simplemente SOY.

88

TONIFICAR LA ALEGRIA Me gustaría encontrar las palabras que hagan click dentro tuyo para hacerte sentir mejor pero la realidad es que la desesperación, tristeza, angustia, bronca, etc., son parte del camino y muchas veces sirven como aprendizaje. Tal vez en esos momentos tendríamos que concentrarnos en aquellas cosas que nos hacen sentir bien, desde lo simple y sencillo. Mucho de lo que duele o nos hace mal es porque todavía no aprendimos a darle el verdadero valor a cada cosa: el estudio, el trabajo, problemas ajenos son cosas que verdaderamente

no

importan

porque

son

creaciones

mundanas y nosotros somos mucho más que eso. Las cosas cuestan más si no estamos acostumbrados, como cuando empezas una actividad física: al principio duele todo y a medida que vas tonificando los músculos, todo va resultando más fácil y se puede llegar más lejos. Acá pasa igual. Hay que tonificar la alegría y la despreocupación terrenal.

89

LA COEXISTENCIA DE LOS POLOS Cómo se puede pasar del amor eterno al odio profundo, de la amistad incondicional a la maldad incondicional... A veces los humanos nos entregamos a la primera connotación de algo extraordinario que sentimos o estamos viviendo sin fijarnos en realidad si eso es tan así. Si lo maravilloso que nos entusiasmó es real o es algo pasajero. Es una invitación a la admiración por esa especie de capacidad que tenemos los humanos de sentir tantas cosas al mismo tiempo, una después de la otra, tan opuestas e iguales a la vez… y coexistiendo en nuestro corazón. Cuántas cosas que tiene que vivir el corazón…

90

LIBRE ALBEDRIO Muchas veces escuché o leí como definición de “libre albedrío” una especie de sinónimo de “hago lo que quiero”. Considero que el libre albedrío es el derecho que tenemos los seres humanos para decidir. El tema es que cada decisión atrae su consecuencia y estas últimas, no podemos elegirlas. El libre albedrío, entonces, es limitado a mi ser únicamente dentro de un contexto de posibilidades, coexistiendo con las consecuencias de lo que sea que haya elegido desde mi libertad.

91

COBARDIA Pasaron tantas cosas y esto pasó tantas veces que no hay manera de vivirlo sin reírse, sin que cause gracia el cómo, otra vez, caímos en el mismo error. No deja de venir a mi mente una canción que escribí hace tiempo atrás, una frase que dice “siento que ya no quedan más comienzos, que los principios se rompieron y no se arreglarán” y es tan cierta en este momento que pareciera que la canción fue escrita con una intención a futuro. ¿Qué es lo que hace que el entendimiento entre dos personas no se de? ¿O qué es lo que hace que sí? Supongo que es mirar desde el corazón al otro y mirarse a uno mismo sin velos, ver tanto lo bueno como lo malo y tener la capacidad de aceptar que el otro es como es y no viene al mundo a satisfacer mis expectativas… y viceversa. Será ponerse en el lugar del otro aún cuando creemos tener la razón y prestar suma atención cuando nos están marcando un error porque tal vez desde el afuera puede verse más claramente algo que no podemos ver dentro nuestro. También puede ser aprender a reconocer al egoísmo y al orgullo cuando están disfrazados. Es muy fácil reconocerlos cuando están a viva voz pero a medida que uno va creciendo internamente el ego se hace cada vez más astuto y más difícil de percibir. Y nos escondemos detrás de frases de que 92

queremos crecer, que realmente queremos entender al otro, que no lo hacemos a propósito, que estamos dispuestos a todo para crecer, etc., etc. Y en realidad no podemos ver que el miedo nos está tapando la vista de muchas cosas… Entonces nos hace creer que crecimos, que queda muy poco por aprender (aunque se sienta con un toque de humildad pensando “buen, no es que me quiero agrandar o creermela”), nos hace creer que la persona que nos ama y nos dice que estamos equivocados está desafiándonos o sosteniendo un capricho personal. ¡Y somos nosotros! ¡Nosotros fomentamos que nos diga eso! Realmente no sé qué sea lo que haga que haya entendimiento de ser a ser. Sólo espero que cada persona en la Tierra pueda encontrar a alguien que esté en la misma etapa de crecimiento y de evolución para que todo sea más llevadero. Cuántas veces habrá pasado que el otro es un espejo de nosotros mismos y no podemos verlo. Un espejo tanto de cosas buenas como cosas malas. Cosas que queremos ser y no somos, o cosas que somos y nos da bronca que el otro no sea y se lo exigimos a más no poder. Cosas que alguien nos quitó en el pasado, o nos lastimó y pretendemos que esa persona sane. Fantasías que siempre tuvimos o aquello que creemos que “debería ser” o “es lo correcto”. Se le exige tanto al otro y estamos tan poco dispuestos a dar algo a cambio. 93

Pero, desde luego, desde nuestro pseudo crecimiento vamos a estar pensando que lo dimos todo por esa persona, que cambiamos muchísimo, que le dimos todo el amor del mundo, que si hay algo que se hizo mal fue por una causa mayor o por lo que sea… Y nadie va a decir que en realidad fue cobardía. Al menos no de uno mismo. Obvio que si algo salió mal la culpa fue del otro.

94

APRENDER A VOLAR Creo que a cada momento los seres humanos estamos aprendiendo a desplegar nuestras alas y volar, sin importar edad, género, raza. Siempre estamos aprendiendo a hacer algo nuevo, a vivir algo nuevo, a cerrar una etapa y empezar otra; a no aferrarnos al pasado que nos lastimó y aunque no lo haya hecho a veces simplemente hay que dejarlo ir y abrirse al presente. Eso... los seres humanos siempre estamos intentando volar. Algunos se esconden bajo las alas de las madres, hermanos, amigos, parejas o en alguna multitud y sombra. Otros hinchan el pecho contando a viva voz de cuán alto volaron pero jamás se los ve desplegar las alas. Y después estamos algunos, que capaz nuestras plumas no son las más hermosas y no están bien peinadas, que vamos corriendo para intentar tomar vuelvo y nos lanzamos. A veces volamos... a veces no y nos caemos. Pero qué lindo se sintió cuando pudimos volar.

95

HOMEOSTASIS

A veces parece tan fácil y otras tan difícil... posible e imposible. Así como pasamos del amor al odio, de la alegría a la tristeza y de lo peor a lo mejor. Todo tiende al centro, al equilibrio... la bendita homeostasis... a veces uno se adapta mas de lo que quiere reconocer ¿No? Y vos ¿A qué te homeostetizaste?

96

EN EL NOMBRE DEL CRECIMIENTO INTERIOR A veces no entiendo a las personas cuando empiezan a tratar de estar mejor y menos aún cuando se intenta ayudarlas. Comienzan a estar más agresivos y a “retobarse” contra personas que no deberían en vez de enfrentar a aquellas que sí. Se confunde el “poder ser” con avasallar a los demás y a no ubicarse en que los otros no tienen por qué aguantar absolutamente todas las expresiones de su ser. Una cosa es ser, es estar en armonía entre lo que sentís y lo que expresas, pero otra cosa muy diferente es transgredir al otro para “ser libre”. Eso no es libertad. Eso es egoísmo y desconsideración con los sentimientos de las personas que te rodean. Esa agresividad acumulada por no decir las cosas en su momento o por armar películas inexistentes en la propia cabeza, genera que los más allegados quieran alejarse y que vean esta nueva faceta de la personalidad como dañina y negativa. Cuando no debería serlo, porque el camino interior si bien tiene sus altibajos, es siempre positivo. Pero ¿Hasta qué punto “en pos del camino interior” vamos a hacer todo lo que se nos da la gana sin importar estar lastimando a otros, sin ver más allá de nuestras propias narices para darnos cuenta qué le pasa a la persona que tenemos al lado? En nombre del camino interior se hacen y dicen cosas que encubren inseguridad, miedos, broncas… entonces se cree 97

que está permitido “todo” porque es parte del camino del crecimiento. Y “todo” pareciera relativo… es decir que como a mí me puede hacer bien algo que a vos no, o divertirme algo que a vos no y yo soy libre de ser como quiera y etc., etc., pareciera que están justificadas todas las cosas dañinas y malintencionadas que pudiera hacer, porque total “ a mí no me parece que esté mal” y “soy libre de sentir y pensar así, DEJAME SER”… es un viva la pepa al fin y al cabo porque se supone que es uno mismo el que tiene que abrir los ojos y darse cuenta que sí, puedo hacer lo que quiera siempre y cuando no esté transgrediendo los límites de alguien más. Porque como así yo soy libre de querer hacer lo que quiero, el otro es libre de no aceptarlo. ¿Cómo se le dice entonces a este tipo de personas que lo que está haciendo lastima? Probablemente si ya se intentó, la reacción fue la misma, la de escudarse en que es libre de hacer lo que quiera, que el problema es tuyo … Su misma inaccesibilidad muestra que no está seguro o segura de lo que está profesando, porque si lo estuviera estaría abierta al debate para realmente mostrar que tiene un punto de vista válido y que lo que está haciendo es entendible y aceptable… pero no lo hace, simplemente retruca con más agresividad, con chistes, ironías, o poniéndole la responsabilidad del asunto a alguien más, principalmente a la persona que le dijo que está lastimando y transgrediendo límites. 98

OLVIDO

¿Cómo se hace para que algo deje de importar? Si ya pasé tiempo pensándolo, tratando de analizarlo lógicamente… y tiempo sin pensar, sólo dejando ser al sentimiento, dejando que cicatrice, que siga su curso natural… Y el tiempo pasa y nada… todo vuelve, como por primera vez, como si fuera el primer día. Los sueños parecieran ser absurdos irónicos que molestan y que no ayudan en nada creando realidades inexistentes, creando diferentes posibilidades que en la vida real no son y uno despierta sintiendo que sí. Hay momentos en que los consejos son inservibles porque son demasiado evidentes y uno ya intentó hacerlo… Sin contar los pensamientos dudando sobre el propio juicio, las elecciones hechas y teniendo temor de que las próximas elecciones pueden ser próximos dolores y equivocaciones… lo que a la gente le gusta llamar “experiencias” como para minimizar lo que pasa, como para hacer positivo algo que lastimó. Evidentemente en algún momento todo llega a su lugar y deja de importar, deja de doler. Sí, de alguna manera dejan una enseñanza. No por eso duelen menos. Y cuando estás en la plenitud de ese momento, lo que menos importa es qué es lo que tenes que aprender.

99

LA BUSQUEDA COMO CAMINO Cuando me pongo a pensar en todo el tiempo vivido, todo lo que fue pasando, las cosas que aún pasan, es como si estuviera viendo una película sobre la vida de otra persona. Me identifico con las decisiones que día a día voy tomando, pero en el fondo habita en mi corazón un sentimiento de vacío, una búsqueda incesante de libertad, de plenitud, de encuentro conmigo misma. ¿Qué más deberé hacer? A veces creo que esa sensación no tiene un final. Que aún cuando vaya alcanzando las metas que creo me darán plenitud, seguirá estando. Quizá, de alguna manera, esta sensación sea más un modo de vida que un fin, que algo que alcanzar; una manera de vivir mi vida: buscando más, lo nuevo, el crecimiento, avanzar… Una canción me hizo reflexionar sobre el haber pasado el mejor momento de mi vida. Y siempre hay de esos momentos, que cuando pasan creemos que ese es EL mejor momento de nuestras vidas; pero después llegan nuevos momentos, nuevas personas y experiencias muchísimo más gratificantes. Tendemos a medir nuestra vida en términos de máximos y mínimos. Lo mejor y lo peor. Lo bueno y lo malo. ¿A razón de qué? Calificar, estructurar, nos aleja de la verdadera meta que es disfrutar de la experiencia que se está viviendo. Y con el tiempo, tal vez, sepamos distinguir qué fue lo mejor de nuestra vida. 100

PARCHES Los parches no sirven de nada y cuando te quieras dar cuenta, se van a caer, porque esos parches no tienen raíces ni cimientos sólidos. Te hacen creer que estás saliendo adelante y que hay gente con vos, pero en realidad esa gente no está, porque no te conocen, porque están por ego, porque son parches... Y cuando esos parches caigan, vas a ver abajo unas raíces quemadas de las personas que realmente estuvieron para vos, pero se cansaron de mendigar cariño de tu parte. ¿Hasta cuándo vas a tapar con parches las verdaderas raíces? Después... no te quejes... vos elegiste.

101

APRENDI Aprendí a no centrarme en una sola persona sino abrirme a quienes me rodean, a quienes con sus gestos, actitudes, palabras, intentaron acercarse a mí, conocerme más, darme su amistad y descubrí corazones enormes que brillan tanto, tanto, que iluminaron un poco más mi vida. Aprendí que las segundas, terceras y cuartas oportunidades son únicamente para aquellas personas que realmente quieren hacer las cosas diferente, y mejorar las relaciones, y que esas personas generalmente no necesitan más que la primer oportunidad. Aprendí que influye muchísimo cómo me siento internamente en cómo veo mi realidad y cómo me manejo con mi entorno, que si estoy mal, tiendo a ver todo mal y que todo es un fracaso, y cuando me siento bien, que todo está mejor. Pero que si no trabajo con mí ser, mis emociones, y las cosas que me pasan, voy a estar supeditada a mis cambios emocionales y no voy a poder tener y sentir estabilidad.

102

ACTITUD ACTIVA

Creo que la mayoría de las personas sienten que no están haciendo nada de sus vidas, que no tienen a nadie... comparan su situación con la de sus amistades y ven como ellos a su vez tienen otras amistades, y actividades y cosas que uno cree no tener. Así es como de repente dejamos de valorar aquellas personas, actividades, capacidades que SI tenemos... Y si sentimos que algo nos falta ¿Por qué no salir a buscarlo? Pero ¡¿¿¡¿Dónde?!?!?! Comenzar un hobby, una actividad, un curso de algo... pero... ¿de qué? Porque acá no sería en sí porque uno quiere hacer tal o cual actividad o aprender un idioma específico o lo que fuere... acá hay un "quiero hacer algo y no sé qué". Supongo que al fin de cuentas no importa qué hacer en esa situación sino HACER algo para variar, no quedarse en el sentimiento de soledad, exclusión o lo que fuere, sino tomar una ACTITUD ACTIVA al respecto.

103

LAS REGLAS DEL JUEGO En vez de renegarlas, cuanto mas rápido aceptamos las reglas del juego, más rápido podemos encontrar una forma de ganar. Puede que generalmente vayan contra uno, o que uno este en desacuerdo con esas reglas. Pero ya están dadas, son inamovibles. Cuando la lucha interna para un poco y nos dejamos aceptar que esto es así (y en este aceptar va a estar incluido el dar el brazo a torcer en cosas q no se quiere o hacer cosas con las que no se esta de acuerdo) ahí podemos empezar a ver como fluir con el "juego" y usar las reglas a nuestro favor. Como en todo, para ganar van a haber sacrificios, perdidas, daños colaterales, etc. Sin embargo creo que es una forma menos nociva de vivir para el ser pensante y una forma más amena de aceptar el devenir de la vida.

104

SIENTO ALGO Siento algo... no tanto como para hacer algo, pero lo suficiente como para pensar en hacerlo...

105

ESTABILIDAD En la búsqueda de estabilidad uno se hace promiscuo a los estímulos para que ese momento de satisfacción permanezca en su máxima potencia y se asemejen, aunque sea en proximidad de tiempo, a una constante del sentir.

106

SOLEDAD Capaz ya no quiero seguir equivocándome de la misma forma, con las mismas cosas, diciendo y haciendo lo mismo, una y otra vez, a diferentes personas... Me cansé de que todo termine en nada, de entusiasmarme, creer que esta vez es diferente, y que después termine siendo todo una gran y patética desilusión. Ya no quiero sentir más que alguien me espera, porque al final, no hay nadie esperando ahí por mí. Otros tienen la dicha de sentirse acompañados. Y hay, sé que hay más gente como yo. Que no importa quién este a su lado, siempre se sienten solos, incomprendidos, abrumados por las situaciones de la vida; gente que se termina dando siempre con la misma pared y esta pareciera ser siempre una nueva. La luz de la esperanza dejó de interesarme. Preferí empezar a ocuparme de otras cosas, de llenar mi vida de situaciones nuevas, gente nueva, hacer lo que me hace sentir bien, lo que me alegra la vida. Porque existe una realidad que por más dura que suene, es así: soy la única que va a estar conmigo toda mi vida.

107

NEGACION Y FALACIA Negación: mecanismo de defensa que consiste en enfrentarse a los conflictos negando su existencia o su relación o relevancia con el sujeto. Falacia: razonamiento aparentemente lógico que resulta independiente de la verdad de las premisas. En sentido estricto, una falacia lógica es la aplicación incorrecta de un principio lógico válido, o la aplicación de un principio inexistente. Tus dos mejores amigos... ¿O usando una falacia te estás negando la realidad?

108

SIMPLEMENTE SOY Soy un reflejo de mí y de lo que quiero ser. Aunque trate de ser diferente, es imposible ser demasiado uno mismo. Y soy... yo soy. Es todo lo que importa. Ese momento que desde que tengo uso de razón supe que iba a llegar. Ese momento

donde ya no existe ni tiempo ni

espacio. Me sonrío porque termina un capítulo y, al parecer, otro va comenzar. El que tanto esperé. Tuve que irme para poder volver a mí. Tuve que perderme para poder encontrarme. Tuve que odiarme para aprender a quererme. Tuve que desconfiar para aprender a confiar en mí misma. Tuve que llorar para poder reír y reír para poder llorar. Tengo que terminar este camino para poder comenzar otro. A veces no me acuerdo ni quién soy yo. Pero sé que estoy ahí. Aunque me esconda y me diga que me fui o que me quiero ir o que este no es mi lugar. Son todas distracciones de la mente porque en realidad tengo miedo de afrontar quién soy, miedo a la verdad, a des-cubrirme y dejarme ser, porque ser, puede llegar a significar mi propia muerte. Así soy yo... como soy en realidad y como me veo reflejada en lo exterior. Aunque sea hacia adentro o hacia afuera es siempre igual. Lo que se ve, es lo que dejo ver y termino definiéndome por contraposición a los demás. Así soy yo. Sin más ni menos. Simplemente soy. 109

INDICE Introducción

2

Perdón

3

Amistad

4

Lealtad

6

Valorar los detalles

7

Decisiones

8

Conciencia

9

Pareja

10

Familia

12

Silencio

13

Niño interior

14

Autoestima

15

Verdad

16

Ser auténtico

17

Miedos

18

Qué, a quién y cómo

19

Tolerancia

20

Escuchar

21

Expresarse

22

Aprender

23

Límites

24

Relajarse

25

Sueños

26 110

Valentía

27

Amor

28

Salud

29

Reír

31

Compartir

32

Paciencia

33

Comprender

34

El mundo

35

Compromiso

36

Esencia

37

Justicia

38

Esperanza

39

Voz interior

40

Aceptarse

41

Ayuda

42

Lastimar

43

Consejos

44

Fidelidad

45

Conocerse

46

Ego

47

Ética

48

Conectarse

49

Bien y mal

50

Energía

51

Experimentar

52 111

Observar

53

Muerte

54

Cambios

55

Confianza

56

Ver más allá de todo

57

Arrepentirse

58

Sentir

59

Celos

60

Respirar

62

Problemas

63

Equivocarse

64

Cuerpo

65

Tiempo

66

Futuro

67

Presente

68

Pasado

69

Hacerse cargo

70

Jugarse

71

Géneros

72

Valores

73

Seguridad

74

Ambición

75

Fanatismo

76

Madurez

77

Oportunidad

78 112

Prioridades

79

Respeto

80

Cierres

81

Ocuparse

82

Quejas

83

Culpa

84

Entregarse

85

Seres queridos

86

Hasta que la muerte nos

87

separe... o no Quién soy

88

Tonificar la alegría

89

La

coexistencia

de

los

polos

90

Libre albedrío

91

Cobardía

92

Aprender a volar

95

Homeostasis

96

En

el

nombre

del

97

crecimiento interior

98

Olvido

99

La búsqueda como camino

100

Parches

101

Aprendí

102

Actitud activa

103 113

Las reglas del juego

104

Siento algo

105

Estabilidad

106

Soledad

107

Negación y falacia

108

Simplemente soy

109

Índice

110

114

115

111

View more...

Comments

Copyright ©2017 KUPDF Inc.