Rodolfo Walsh - La Aventura de Las Pruebas de Imprenta

August 14, 2018 | Author: Taller Literario Purapalabra / María Fernanda Barro Gil | Category: Pistol, Revolver, Gunpowder, Suicide, Ammunition
Share Embed Donate


Short Description

Descripción: Rodolfo Walsh, cuento "La aventura de las pruebas de imprenta" Policial Taller Literario PURAPA...

Description

Rodolfo Walsh - La aventura de las pruebas de imprenta (de “Variaciones “Variaciones en rojo”, 19!"  A Horacio A. Maniglia "Entonces Daniel tuc traído delante del rey. Y habló el rey. y dijo a Daniel: ../'Y yo he oído de ti ue !uedes declarar  las dudas y desatar diicultades. diicultades. #i ahora !udieras leer esta escritura$ y %ostrar%e su e&!licación$ sers (estido de !)r!ura$ y collar de oro ser  !uesto en tu cuello$ cuello$ y en el   reino sers el tercer se*or."  +iblia$ ,ibro de Daniel$ ($ --.

CAPITULO I En la Avenida Avenida de Mayo, entre una agencia de lotería y una casa de modas, m odas, se yerguen los tres pisos de la antigua librería y editorial Corsario En la planta ba!a, grandes escaparates e"#iben a un p$blico presuroso e indi%erente la muestra multicolor de los &reci'n aparecidos& Con%luyen allí, en #eterog'nea me(cla, el $ltimo thriller y el m)s reciente premio *obel, los maci(os tomos de una patología +uir$rgica y las sugestivas tapas de las revistas de modas  Adentro, en una suave suave penumbra, se e"tiende e"tiende una interminable perspectiva de estanterías, colmadas de libros, +ue a esta #ora de escasa a%luencia de p$blico recorren pausadamente, las manos a la espalda, taciturnos empleados, +ue a veces toman de una mesa un plumerito con el +ue sacuden el polvo de dos o tres libros, para volver a de!arlo en la mesa siguiente A$n no son las cinco de la tarde entro de un rato #abr) un #ervor de gente +ue entra y sale -endr) el poeta +ue acaba de &publicar&, para preguntar si &sale& su libro Los vendedores lo conocen, conocen el gesto ambiguo +ue no +uiere desalentar, desalentar, pero tampoco in%undir e"cesivas esperan(as -endr) -endr) el autor desconocido +ue #a escrito una novela de genio, y +uiere a toda costa +ue esta editorial .y no otra. sea la primera en publicarla /i insiste, si se muestra irreductible, alg$n vendedor lo mandar) al tercer piso, donde est) la secci0n Ediciones El manuscrito permanecer) dos o tres semanas en un ca!0n, #asta +ue al %in un empleado leer) las primeras veinte p)ginas, por simple tran+uilidad de conciencia, y lo devolver) con una nota cort's, e"plicando +ue &por el corriente a1o est) completo nuestro plan de ediciones& -endr) la e" secretaria de Mussolini, del rey 2aru3 o del Ma#atma 4and#i, +ue +uiere publicar sus memorias, pues las considera de sumo inter's para resolver la situaci0n mundial 5 tambi'n . por +u' no. vendr)n algunos #onestos clientes, +ue s0lo desean comprar un libro En el segundo piso, en un vasto sal0n calentado por estu%as a 3eros'n, est)n las secciones Contaduría y Cr'ditos, donde empleados de guardapolvo gris y empleadas de guar dapolvo blanco #acen incesantes y misteriosas anotaciones en grandes libros comerciales, y manipulan las teclas ro!as y blancas de las m)+uinas de calcular Un piso m)s arriba est) la secci0n Ediciones, donde revisores silenciosos y absortos corrigen los originales y las pruebas de imprenta, de las obras del sello En las mesas y escritorios se amontonan grabados, muestras de telas y cueros de las encuademaciones, proyectos de tapas e ilustraciones Los estantes de las paredes contienen una vasta colecci0n de diccionarios6 etimol0gicos, enciclop'dicos y de ideas a%ines, de idiomas e"tran!eros, de modismos, de sin0nimos 5 en a+uel tercer piso conversaban desde #acía unos minutos aniel 7ern)nde( y 8aimundo Morel

   3    4    6    3  –    0    1    1    5  –    5    1   :    l   e    T    m   o   c  .    l    i   a   m    t   o    h    @   a   r    b   a    l   a   p   a   r   u   p    o    i   r   a   r   e    t    i    L   r   e    l    l   a    T

   /    A    R    B    A    L    A    P    A    R    U    P

   a    t   n   e   r   p   m    i   e    d   s   a    b   e   u   r   p   s   a    l   e    d   a   r   u    t   n   e   v   a   a    L  –

   h   s    l   a    W   o    f    l   o    d   o    R

1

La presencia %ísica de 8aimundo Morel proporcionaba siempre a 7ern)nde( dos disculpables consuelos6 8aimundo era casi tan corto de vista como 'l, y algo m)s %eo, lo +ue no es poco decir Pero no era la suya de esas %ealdades inconscientes +ue se llevan por el mundo sin pensar en sus posibles consecuencias en el pr0!imo, sino +ue parecía cons truida casi a designio y sobrellevada con plena responsabilidad y aun con cierta dignidad /e desprendía s0lo de la inarmonía de los rasgos individuales, pero sin a%ectar una especie de serenidad del con!unto Era una %ealdad +ue parecía sugerir e"celencias del espíritu, de 'sas +ue se lla man o deberían llamarse %ealdades inteligentes, por+ue una %uer(a interior las #a ido modelando paulatinamente desde sus orígenes, #asta volverlas tolerables y aun inadvertibles La %rente demasiado amplia, la nari( larga y un poco torcida, el ment0n casi ine"istente, los anteo!os, la avan(ada calvicie, cierto encorvamiento de la espalda y cierta torpe(a en el andar daban a Morel el aire incon%undible del pro%esor enve!ecido en el tedioso e!ercicio de la c)tedra 5 sin embargo, Morel no era vie!o Contaba apenas treinta y cinco a1os 5 tanto su obra incesantemente renovada como su inteligencia siempre l$cida y despierta eran testi monio de esa !uventud /us medios econ0micos lo dispensaban de la agria necesidad de traba!ar, y ese #ec#o daba a todos sus escritos una ob!etividad y un desprendimiento de las transitorias circunstancias +ue era +ui()s el mayor de sus m'ritos e sus via!es de estudios, iniciados en plena !uventud, ninguno tan %ructí%ero como el +ue #abía reali(ado a los Estados Unidos con el prop0sito de estudiar la literatura de ese país Egresado de 7arvard, su valoraci0n crítica de autores auto res tan dispares como 9#itman, Emily ic3inson y /tep#en 4rane #abía llamado pro%undamente la atenci0n Eran estos antecedentes los +ue lo autori(aban a abordar la traducci0n al castellano del $nico +ui() de los cl)sicos norteamericanos completamente ignorado en nuestra lengua, y +ue %uera a su ve( brillante y perenne alumno de 7arvard6 Oliver 9endell 7olmes /obre la pila de pruebas de imprenta descansaba en su pl)cida sobrecubierta celeste el tomo de la &Everyman Library& en +ue 7olmes #ace divagar con c#isporroteante ingenio al poeta sentado a la mesa del desayuno 8aimundo Morel lo #abía contemplado con gratitud al entrar aniel, advirti'ndolo, sonri0 .7an demorado muc#o las pruebas en la imprenta .di!o., pero en %in, ya ve usted +ue a+uí est)n .7i(o una pausa y a1adi06 .Como de costumbre, #an enviado enviado el tercer ter cer tomo antes +ue el primero y el segundo:;< Morel desdobl0 las largas galeras y con gesto mec)nico busc0 la numeraci0n de las $ltimas, calculando el tiempo +ue llevaría en revisarlas espu's, #ablaron de 7olmes, de su m$ltiple personalidad de ensayista, poeta y #ombre de ciencia Morel demostr0 cierta in+uietud por algunos al gunos detalles de la versi0n6 a$n no #abía resuelto si convenía traducir directamente los poemas intercalados en el te"to, o si era pre%erible incluir la versi0n original y traducirla en nota al pie Lo in+uietaba, adem)s, el marcado localismo de algunas alusiones Estas características, a !uicio de aniel, eran el motivo por el cual a$n nadie #abía traducido a 7olmes El $ltimo sol de la tarde entraba por el ventanal de la o%icina, dorando los escritorios y las bibliotecas Los empleados #abían empe(ado a en%undar las m)+uinas de escribir y lan(aban miradas disimuladas al relo! el'ctrico de la pared Cuando 'ste marc0 las siete menos cuarto, #ora #abitual de salida, tomaron sus sombreros de las perc#as y se marc#aron m arc#aron apresuradamente aniel y 8aimundo a$n permanecieron unos minutos en la o%icina espu's ba!aron sin prisa la escalera Cuando llegaron a la planta ba!a, el vasto sal0n de ventas estaba desierto, salvo por  1

;6; poeta en la mesa del desayuno es el tercer eslab0n de la serie +ue iniciara Ol iver 9 7olmes en ;=>= ton El aut0crata en la mesa del desayuno, y +ue

prosiguiera al a1o siguiente con el pro%esor en la mesa del desayuno La editorial Corsario public0 las tres obras en ;[email protected], en versi0n castellana de 8aimundo Morel Esa versi0n, precedida de un laborioso estudio preliminar, %ue la obra p0stuma de Morel

   3    4    6    3  –    0    1    1    5  –    5    1   :    l   e    T    m   o   c  .    l    i   a   m    t   o    h    @   a   r    b   a    l   a   p   a   r   u   p    o    i   r   a   r   e    t    i    L   r   e    l    l   a    T

   /    A    R    B    A    L    A    P    A    R    U    P

   a    t   n   e   r   p   m    i   e    d   s   a    b   e   u   r   p   s   a    l   e    d   a   r   u    t   n   e   v   a   a    L  –

   h   s    l   a    W   o    f    l   o    d   o    R

2

La presencia %ísica de 8aimundo Morel proporcionaba siempre a 7ern)nde( dos disculpables consuelos6 8aimundo era casi tan corto de vista como 'l, y algo m)s %eo, lo +ue no es poco decir Pero no era la suya de esas %ealdades inconscientes +ue se llevan por el mundo sin pensar en sus posibles consecuencias en el pr0!imo, sino +ue parecía cons truida casi a designio y sobrellevada con plena responsabilidad y aun con cierta dignidad /e desprendía s0lo de la inarmonía de los rasgos individuales, pero sin a%ectar una especie de serenidad del con!unto Era una %ealdad +ue parecía sugerir e"celencias del espíritu, de 'sas +ue se lla man o deberían llamarse %ealdades inteligentes, por+ue una %uer(a interior las #a ido modelando paulatinamente desde sus orígenes, #asta volverlas tolerables y aun inadvertibles La %rente demasiado amplia, la nari( larga y un poco torcida, el ment0n casi ine"istente, los anteo!os, la avan(ada calvicie, cierto encorvamiento de la espalda y cierta torpe(a en el andar daban a Morel el aire incon%undible del pro%esor enve!ecido en el tedioso e!ercicio de la c)tedra 5 sin embargo, Morel no era vie!o Contaba apenas treinta y cinco a1os 5 tanto su obra incesantemente renovada como su inteligencia siempre l$cida y despierta eran testi monio de esa !uventud /us medios econ0micos lo dispensaban de la agria necesidad de traba!ar, y ese #ec#o daba a todos sus escritos una ob!etividad y un desprendimiento de las transitorias circunstancias +ue era +ui()s el mayor de sus m'ritos e sus via!es de estudios, iniciados en plena !uventud, ninguno tan %ructí%ero como el +ue #abía reali(ado a los Estados Unidos con el prop0sito de estudiar la literatura de ese país Egresado de 7arvard, su valoraci0n crítica de autores auto res tan dispares como 9#itman, Emily ic3inson y /tep#en 4rane #abía llamado pro%undamente la atenci0n Eran estos antecedentes los +ue lo autori(aban a abordar la traducci0n al castellano del $nico +ui() de los cl)sicos norteamericanos completamente ignorado en nuestra lengua, y +ue %uera a su ve( brillante y perenne alumno de 7arvard6 Oliver 9endell 7olmes /obre la pila de pruebas de imprenta descansaba en su pl)cida sobrecubierta celeste el tomo de la &Everyman Library& en +ue 7olmes #ace divagar con c#isporroteante ingenio al poeta sentado a la mesa del desayuno 8aimundo Morel lo #abía contemplado con gratitud al entrar aniel, advirti'ndolo, sonri0 .7an demorado muc#o las pruebas en la imprenta .di!o., pero en %in, ya ve usted +ue a+uí est)n .7i(o una pausa y a1adi06 .Como de costumbre, #an enviado enviado el tercer ter cer tomo antes +ue el primero y el segundo:;< Morel desdobl0 las largas galeras y con gesto mec)nico busc0 la numeraci0n de las $ltimas, calculando el tiempo +ue llevaría en revisarlas espu's, #ablaron de 7olmes, de su m$ltiple personalidad de ensayista, poeta y #ombre de ciencia Morel demostr0 cierta in+uietud por algunos al gunos detalles de la versi0n6 a$n no #abía resuelto si convenía traducir directamente los poemas intercalados en el te"to, o si era pre%erible incluir la versi0n original y traducirla en nota al pie Lo in+uietaba, adem)s, el marcado localismo de algunas alusiones Estas características, a !uicio de aniel, eran el motivo por el cual a$n nadie #abía traducido a 7olmes El $ltimo sol de la tarde entraba por el ventanal de la o%icina, dorando los escritorios y las bibliotecas Los empleados #abían empe(ado a en%undar las m)+uinas de escribir y lan(aban miradas disimuladas al relo! el'ctrico de la pared Cuando 'ste marc0 las siete menos cuarto, #ora #abitual de salida, tomaron sus sombreros de las perc#as y se marc#aron m arc#aron apresuradamente aniel y 8aimundo a$n permanecieron unos minutos en la o%icina espu's ba!aron sin prisa la escalera Cuando llegaron a la planta ba!a, el vasto sal0n de ventas estaba desierto, salvo por  1

;6; poeta en la mesa del desayuno es el tercer eslab0n de la serie +ue iniciara Ol iver 9 7olmes en ;=>= ton El aut0crata en la mesa del desayuno, y +ue

prosiguiera al a1o siguiente con el pro%esor en la mesa del desayuno La editorial Corsario public0 las tres obras en ;[email protected], en versi0n castellana de 8aimundo Morel Esa versi0n, precedida de un laborioso estudio preliminar, %ue la obra p0stuma de Morel

   3    4    6    3  –    0    1    1    5  –    5    1   :    l   e    T    m   o   c  .    l    i   a   m    t   o    h    @   a   r    b   a    l   a   p   a   r   u   p    o    i   r   a   r   e    t    i    L   r   e    l    l   a    T

   /    A    R    B    A    L    A    P    A    R    U    P

   a    t   n   e   r   p   m    i   e    d   s   a    b   e   u   r   p   s   a    l   e    d   a   r   u    t   n   e   v   a   a    L  –

   h   s    l   a    W   o    f    l   o    d   o    R

2

la presencia del sereno, un #ombre simiesco +ue los aguardaba !unto a la entrada con visible impaciencia 8aimundo tuvo +ue agac#arse muc#o para pasar por la diminuta puerta abierta en la cortina met)lica, y aniel casi nada Era apro"imadamente la medida de su estatura Caminaron por la Avenida Avenida de Mayo, y al llegar a la es+uina es+ui na de Piedras se separaron Morel sigui0 por la Avenida, Avenida, trope(ando con el río de transe$ntes, y aniel dobl0 la es+uina en direcci0n a su casa Al cru(ar la calle, mir0 su relo! pulsera Eran las siete CAPITULO II Cinco #oras m)s tarde 8aimundo Morel estaba muerto 2ue su esposa, Alberta, +uien encontr0 el cad)ver -ivían -ivían solos en un departamento de la calle Alsina, Alsina, cerca de la Avenida Ella #abía ido al cine con una amiga M)s tarde declar0 +ue #abía salido antes de %inali(ar el programa, de!ando a su amiga en el cine E"plic0 +ue la #abía asaltado un brusco dolor de cabe(a, +ue le impedía dis%rutar del espect)culo To Tom0 un ta"ímetro y regres0 a su casa El departamento estaba en el +uinto piso Mientras subía en el ascensor, ascensor, Alberta Alberta consult0 su relo! Eran las once y media Cuando entr0 en el departamento, el hall estaba a oscuras, pero por la puerta de la sala +ue utili(aba su esposo para traba!ar se %iltraba %iltr aba un #ilo de lu( Esto no le e"tra10 8aimundo acostumbraba permanecer permanecer levantado #asta altas #oras de la noc#e /in embargo lo llam0 en alta vo( para anunciar su presencia, mientras se +uitaba la ropa algo #$meda :#abía empe(ado a llover antes de +ue tomara el ta"ímetro< y se en%undaba en una bata 8eci'n cuando acab0 de cambiarse se dio cuenta de +ue 8aimundo no le #abía contestado 8ecord0 +ue #abían tenido una pe+ue1a disputa antes de +ue ella saliera, y pens0 +ue seguiría eno!ado /e encamin0 al ba1o, donde tom0 un calmante, +ue ya no parecía necesitar :su dolor  de cabe(a #abía disminuido sensiblemente el cargador depositado en el peri0dico %altaba una bala La c)psula correspondiente, con las marcas del percutor y el eyector, apareci0 a un costado de la #abitaci0n La #uella del percutor era muy pro%unda, lo +ue indicaba +ue el arma era nueva o #abía sido poco usada El m'dico policial %inali(0 el e"amen preliminar del cad)ver y con%erenci0 con el comisario Era un #ombre calvo, de barriga prominente, +ue #ablaba con cierto atropellamiento La muerte .di!o. #abía sido producida por una bala de pe+ue1o calibre +ue #abía atravesado el %rontal encima del o!o derec#o La per%oraci0n del plano 0seo, levemente estrellada, indicaba +ue el proyectil #abía penetrado con una leve inclinaci0n La #emorragia era muy escasa El proyectil no tenía ori%icio de salida, y seguramente se #abía alo!ado en el cerebro El tatua!e de la p0lvora era apenas visible, pero e"istía, y dado el escaso calibre del arma, indicaba +ue el disparo #abía sido #ec#o de cerca, a una distancia menor de H centímetros La posici0n relativa del ori%icio y del tatua!e causado por la p0lvora y los productos de combusti0n con%irmaba la presunci0n de +ue la trayectoria del proyectil #abía sido levemente oblicua, y dirigida de aba!o #acia arriba A su !uicio, el )ngulo de tiro no era in%erior a => grados .*o #ay de%lagraciones de p0lvora en las manos del cad)ver .prosigui0 el m'dico. Pero eso no indica, en mi opini0n, +ue la propia víctima no #aya podido disparar el arma, ya sea por  accidente o deliberadamente Usted sabe, las armas modernas Dui() la reacci0n del nitrato pueda decirnos algo m)s Personalmente El comisario oía pacientemente las conclusiones del m'dico, y trataba de pasar por alto sus #ip0tesis /abía por e"periencia +ue es una desventa!a ser in%luido por apreciaciones a!enas 5 el doctor Mel'nde( rara ve( se contentaba con un enunciado de #ec#os directamente comprobables 2inali(ada su e"posici0n, el comisario le agradeci0 y lo despac#0 con el mayor  tacto posible La bande!a con el vaso y la botella, así como el peri0dico con su curioso cargamento, #abían sido llevados al laboratorio con todas las precauciones de pr)ctica /0lo +uedaba sobre el escritorio un libro de tapas celestes encima de una pila de #o!as impresas de un solo lado, cuyo anc#o era algo mayor +ue el de la p)gina de un libro corriente, y cuya altura era apro"imadamente el doble de la de una p)gina com$n El comisario nunca #abía visto pruebas de imprenta, pero comprendi0 en seguida +ue se trataba de eso En la primera, vio el sello de la editorial Corsario Pens0 entonces en aniel 7ern)nde(, a +uien conocía de

   3    4    6    3  –    0    1    1    5  –    5    1   :    l   e    T    m   o   c  .    l    i   a   m    t   o    h    @   a   r    b   a    l   a   p   a   r   u   p    o    i   r   a   r   e    t    i    L   r   e    l    l   a    T

   /    A    R    B    A    L    A    P    A    R    U    P

   a    t   n   e   r   p   m    i   e    d   s   a    b   e   u   r   p   s   a    l   e    d   a   r   u    t   n   e   v   a   a    L  –

   h   s    l   a    W   o    f    l   o    d   o    R

4

muc#o tiempo atr)s, y se %elicit0 de +ue #ubiera alguna relaci0n entre 'l y a+uel indicio material, el $nico sobre el cual no estaba en condiciones de !u(gar con pleno conocimiento de causa /i %uera necesario, podría consultarlo En la primera p)gina, algunas letras, a veces alguna palabra y en ocasiones una línea entera estaban tac#adas, bien con barras oblicuas o con rayas #ori(ontales En los anc#os blancos marginales aparecían las correcciones correspondientes6 la letra suplantada, la palabra o la línea reempla(adas o enmendadas Observ0 tambi'n la presencia de ciertos signos desconocidos para 'l y m)s o menos repetidos Los dos m)s %recuentes tenían cierta seme!an(a con la letra JJ del al%abeto griego y con el signo musical &sostenido& /upuso +ue eran signos tipogr)%icos de valor convencional: H< Todas las correcciones estaban #ec#as con una estilogr)%ica y a veces de!aban intactas algunas letras de la palabra +ue se proponían abolir Pero lo +ue m)s le llam0 la atenci0n %ue la gra%ía vacilante y a veces casi ilegible de las correcciones Parecía la letra de un #ombre no #abituado a escribir, o +ue escribe en un estado anormal La presi0n e!ercida era irregular Algunos rasgos parecían e"cesivamente prolongados, y otros casi atro%iados Los puntos de las íes estaban invariablemente mal colocados, a veces demasiado adelante, a veces demasiado atr)s La tangente verbal era muy sinuosa El comisario record0 el vaso y la botella y se encogi0 de #ombros CAPITULO III  Alberta #abía demostrado una admirable presencia de )nimo 2ue ella misma +uien denunci0 lo ocurrido a la policía A la llegada de 'sta, su%ri0 una pe+ue1a crisis nerviosa, de la +ue se repuso poco despu's con ayuda de un sedante +ue le administr0 el doctor Mel'nde( 5 cuando el comisario im'ne( .concluido su e"amen del lugar de los #ec#os. le pregunt0 si estaba en condiciones de declarar o si pre%ería de!arlo para m)s tarde, contest0 +ue pre%ería #acerlo en seguida El comisario sac0 del bolsillo una libreta negra y %ue anotando las respuestas a medida +ue  Alberta las %ormulaba . KA +u' #ora encontr0 el cad)ver .Entre las doce menos cuarto y las doce . K*o lo sabe con e"actitud .*o Llegu' a casa a las once y media, pero no entr' en seguida en el escritorio de mi esposo . KCerr0 usted la puerta del departamento cuando entr0 ./í . K*o oy0 ning$n ruido antes de encontrar a su esposo muerto 2

El signo seme!ante a una letra %i se llama dele)tur o simplemente &dele& indica +ue debe suprimirse una palabra, letra, etc El signo N indica6

&separar& :*ota del editor<

   3    4    6    3  –    0    1    1    5  –    5    1   :    l   e    T    m   o   c  .    l    i   a   m    t   o    h    @   a   r    b   a    l   a   p   a   r   u   p    o    i   r   a   r   e    t    i    L   r   e    l    l   a    T

   /    A    R    B    A    L    A    P    A    R    U    P

   a    t   n   e   r   p   m    i   e    d   s   a    b   e   u   r   p   s   a    l   e    d   a   r   u    t   n   e   v   a   a    L  –

   h   s    l   a    W   o    f    l   o    d   o    R

5

.*o . KUn disparo, por e!emplo .*o *o oí nada .Entonces, K'l ya estaba muerto a su llegada ./upongo +ue sí . K7all0 usted la puerta del departamento cerrada con llave ./í . K/e encontr0 con alguien en el vestíbulo, o al subir en el ascensor .*o, no #abía nadie . KEl ascensor estaba en la planta ba!a /í . KLa puerta de calle estaba cerrada con llave ./í, despu's de las nueve de la noc#e permanece cerrada . KDu' #i(o usted cuando entr0 en el escritorio de su esposo .Al principio me pareci0 +ue se #abía +uedado dormido Pero cuando me acer+u' vi +ue estaba muerto Llam' a la policía espu's llam' a mi cu1ado, Agustín, y a un amigo de 8aimundo 7an de estar por llegar . KToc0 alguna de las cosas del escritorio *o . KEl arma .*o . KDui() se movi0 cuando usted trat0 de levantarle la cabe(a .Es posible . KA +u' #ora #abía salido usted .A las nueve 2ui al cine con una amiga . K/u esposo +ued0 en la casa ./í Duise +ue me acompa1ase, pero me di!o +ue estaba muy ocupado Tenía +ue corregir  un libro o algo parecido Esto sucedía a menudo A veces discutíamos, pero no era grave, Kcomprende usted A mí me %astidiaba +ue nunca tuviera tiempo para salir conmigo, pero comprendo +ue debía reali(ar su traba!o 5 a#ora +ue est) muerto  Alberta se interrumpi0 para de!ar paso a una breve crisis de llanto, y el comisario aguard0 mir)ndola con simpatía Ella se en!ug0 los o!os y sonri0 p)lidamente, como disculp)ndose . KEl permaneci0 toda la tarde en la casa .*o /ali0 antes de la cinco y volvi0 a las siete y media Traía un pa+uete deba!o del bra(o Me di!o +ue eran unas pruebas de imprenta . K/erían 'sas +ue est)n sobre su escritorio .Dui() *o se lo pregunt' . K/u esposo acostumbraba beber .A veces, por complacer a las visitas Pero nunca demasiado . KCree usted +ue esa pe+ue1a escena de +ue me #abl0 pudo a%ectarlo al e"tremo de #acerle beber algo m)s de lo #abitual  Alberta pareci0 re%le"ionar .*o s' .di!o llev)ndose la mano a los o!os. *o s' Pre%eriría no recordar +ue las $ltimas palabras cambiadas entre nosotros /e interrumpi0, #aciendo visibles es%uer(os por dominarse, y el comisario cambi0 apresuradamente de tema .Comprendo .di!o. Pasemos a otra cosa KUsted #abía visto anteriormente el arma ./í . KEra de 'l

   3    4    6    3  –    0    1    1    5  –    5    1   :    l   e    T    m   o   c  .    l    i   a   m    t   o    h    @   a   r    b   a    l   a   p   a   r   u   p    o    i   r   a   r   e    t    i    L   r   e    l    l   a    T

   /    A    R    B    A    L    A    P    A    R    U    P

   a    t   n   e   r   p   m    i   e    d   s   a    b   e   u   r   p   s   a    l   e    d   a   r   u    t   n   e   v   a   a    L  –

   h   s    l   a    W   o    f    l   o    d   o    R

6

./í La tra!o #ace cinco a1os de los Estados Unidos /e la regal0 un o%icial norteamericano +ue #abía sido compa1ero suyo, y +ue a su ve( la #abía traído de Europa . K/u esposo era a%icionado a las armas de %uego .*o La conservaba como un recuerdo, guardada en un ca!0n del escritorio . KEl estuc#e y los dem)s elementos de limpie(a venían con la pistola ./í . KCree usted +ue su esposo pensaba utili(arla con alg$n %i n .*o . K/abe usted si tenía alg$n enemigo .*o *o lo creo Era el #ombre m)s ino%ensivo del mundo . KLo not0 usted nervioso o preocupado los $ltimos días .*o . KAlguna ve( lo vio limpiando esa pistola autom)tica .Una o dos veces Pero no creo +ue lo #iciera por+ue pensara utili(arla o por+ue abrigara alg$n temor /u traba!o solía agotarlo, y siempre se lamentaba de no tener alg$n hobby$ alguna #abilidad manual capa( de distraerlo Pienso +ue esta noc#e se #abr) sentido particularmente %atigado, y a %alta de otra cosa trat0 de interesarse en la limpie(a de esa pistola Otras veces  !ugaba solo al a!edre(, o #acía alg$n solitario /upongo +ue esas ocupaciones sencillas eran una especie de compensaci0n . K/abe Usted si #ay en la casa m)s balas de ese calibre +ue las +ue tenía el cargador  Alberta se encogi0 de #ombros, como deplorando su incapacidad para contestar .*o s' .di!o. *unca las #e visto El comisario pareci0 re%le"ionar ./e1ora .di!o bruscamente, como si #ubiera llegado a una conclusi0n., no +uisiera importunarla demasiado, pero me gustaría ver algo escrito de pu1o y letra de su esposo Una carta, una anotaci0n cual+uiera  Alberta volvi0 a sonreír penosamente /us o!os estaban enro!ecidos .Eso es %)cil .murmur0. 8aimundo escribía constantemente Era su o%icio Los ca!ones de su escritorio est)n llenos de papeles Puede llevarse alguno El comisario le agradeci0 y volvi0 a entrar en el estudio de Morel Abri0 el ca!0n central del escritorio y sac0 la primera de una pila de #o!as manuscritas, +ue llevaba el siguiente título con letra per%ectamente regular, casi escolar6 &-ida y obra de Oliver 9endell 7olmes& En a+uel momento el policía de guardia #acía entrar a un #ombre delgado y p)lido, +ue parecía pro%undamente abatido A !u(gar por sus cabellos despeinados y el desorden de su ropa, la noticia lo #abía arrancado bruscamente del sue1o /e encamin0 directamente #acia  Alberta, la bes0 en la me!illa y le palme0 la espalda, sin decir palabra Ella apoy0 brevemente la cabe(a en su pec#o, y cuando se volvi0 #acia el comisario, tenía los o!os brillantes El reci'n llegado se dirigi0 a la puerta del estudio y allí se detuvo /u mirada parecía #ipnoti(ada por la pe+ue1a manc#a de sangre +ue a$n +uedaba sobre el escritorio El comisario se interpuso con rapide( . KUsted es el #ermano .di!o casi atropelladamente. Me alegro de +ue #aya venido La se1ora Morel necesitar) su compa1ía 7a estado sola #asta a#ora Lamento lo ocurrido . a1adi0 en vo( ba!a  Agustín Morel tenía los o!os agrandados por el espanto Duería #ablar, pero las palabras se le +uedaban en la garganta . KDui'n lo mat0 .barbot0 por %in El comisario se encogi0 de #ombros .A$n no lo sabemos .di!o. *i si+uiera sabemos si alguien lo mat0  Agustín lo mir0 sin comprender

   3    4    6    3  –    0    1    1    5  –    5    1   :    l   e    T    m   o   c  .    l    i   a   m    t   o    h    @   a   r    b   a    l   a   p   a   r   u   p    o    i   r   a   r   e    t    i    L   r   e    l    l   a    T

   /    A    R    B    A    L    A    P    A    R    U    P

   a    t   n   e   r   p   m    i   e    d   s   a    b   e   u   r   p   s   a    l   e    d   a   r   u    t   n   e   v   a   a    L  –

   h   s    l   a    W   o    f    l   o    d   o    R

7

.Pudo #aber sido un accidente .di!o el comisario. O un suicidio K/abe si su #ermano tenía alg$n motivo para suicidarse La e"presi0n de Agustín decía a las claras +ue a$n no se le #abía ocurrido a+uella posibilidad /acudi0 la cabe(a vigorosamente .*o .respondi0. Me costaría creerlo 8aimundo siempre #a sido %eli(, y $ltimamente m)s +ue nunca Empe(aban a publicarse sus libros, su nombre se iba #aciendo conocido  -ivía enteramente dedicado a su traba!o El comisario lo mir0, como considerando +u' valor podían tener las declaraciones de a+uel #ombrecillo trastornado por el asombro y el dolor . K8econocería usted su letra si la viera .pregunt0 inesperadamente . K/u letra .repiti0 Agustín. /í, desde luego, pero no veo +u' relaci0n .*o importa .di!o suavemente el comisario. Dui() la relaci0n no sea del todo evidente pero aun así +uiero saber si usted podría reconocer su escritura ./í .respondi0 Agustín sin vacilar. 8aimundo a menudo iba a pasar unos días a mi casa 5o tengo una +uinta en Moreno *unca de!aba de anunciarme su visita Creo +ue a$n debo tener a+uí su $ltima carta, y por supuesto cono(co su letra de memoria 7i(o adem)n de registrarse los bolsillos, pero el comisario lo contuvo con un gesto .Est) bien .di!o, y a1adi0 mostr)ndole la primera prueba de imprenta.6 KEs de 'l la letra de estas correcciones  Agustín observ0 atentamente la #o!a, y a medida +ue lo #acía se dibu!aba en su rostro una e"presi0n de perple!idad .*o .respondi0, y agreg0 con cierta vacilaci0n.6 *o me parece Algunos de los rasgos son parecidos, pero 8aimundo no escribía así Parece la letra de un colegial El comisario no di!o nada ./in embargo .prosigui0 Agustín., #ay algo *o s' +u' es, pero me recuerda la letra de 8aimundo /e me ocurre +ue 'sa podría ser su letra si estuviera muy apurado, o nervioso, o /e interrumpi0, como si descubriera de pronto las implicaciones de lo +ue iba a decir  Antes de +ue el comisario pudiera contestar, entr0 un nuevo persona!e Era un #ombre atl'tico, rubio, vestido de gris /alud0 a Agustín con un movimiento de cabe(a, estrec#0 la mano de Alberta y murmur0 unas %rases de condolencia .Le agrade(co +ue #aya pensado en llamarme .di!o., y estoy a su disposici0n 2eli(mente pude tomar un micro, por+ue el primer tren salía despu's de las cuatro 5o vivo en La Plata .e"plic0, volvi'ndose #acia el comisario., me llamo Anselmo Fenavíde(, y soy amigo de la %amilia /i en algo puedo ayudarlo, estoy a sus 0rdenes .4racias .respondi0 el comisario., pero por el momento no #ay nada m)s +ue #acer a+uí Usted, se1ora, tal ve( +uiera retirarse a descansar 5 ustedes .agreg0 en vo( ba!a, llev)ndose a Agustín y Fenavíde( #acia la puerta. tomar)n las providencias necesarias Dui() la se1ora Morel necesite un m'dico /upongo +ue #a sido un golpe duro para ella Los ver' esta noc#e os #ombres acababan de precintar la puerta del estudio Con las pruebas de imprenta y las p)ginas manuscritas de Morel deba!o del bra(o, el comisario im'ne( sali0 del departamento Eran las cinco de la ma1ana CAPITULO ILos peri0dicos de la ma1ana enteraron a aniel 7ern)nde( de la muerte de Morel Casi todos publicaban la noticia en lugar destacado, y algunos agregaban una semblan(a bio gr)%ica *o mencionaban mayores detalles acerca de las circunstancias de su muerte, pero t)citamente parecían descartar la posibilidad de un #ec#o delictuoso Morel no tenía enemigos, y no se

   3    4    6    3  –    0    1    1    5  –    5    1   :    l   e    T    m   o   c  .    l    i   a   m    t   o    h    @   a   r    b   a    l   a   p   a   r   u   p    o    i   r   a   r   e    t    i    L   r   e    l    l   a    T

   /    A    R    B    A    L    A    P    A    R    U    P

   a    t   n   e   r   p   m    i   e    d   s   a    b   e   u   r   p   s   a    l   e    d   a   r   u    t   n   e   v   a   a    L  –

   h   s    l   a    W   o    f    l   o    d   o    R

8

#abían #allado se1ales de robo Personal a las 0rdenes del comisario im'ne( .a1adían. es taba reali(ando las diligencias necesarias para esclarecer el #ec#o aniel logr0 comunicarse con el comisario, y 'ste lo puso al tanto brevemente de lo ocurrido Convinieron encontrarse por la noc#e aniel no tenía gran apego por la atm0s%era de las casas mortuorias, pero aparte de la amistad +ue lo #abía ligado a Morel, se sentía pro%undamente intrigado por las circunstancias de su muerte Le parecía una incongruencia +ue 8aimundo #ubiera muerto de un bala(o El brillante alumno de 7arvard y las armas de %uego parecían elementos de mundos distintos /e lo di!o al comisario, cuando se encontr0 con 'l entre la muc#edumbre de personas +ue llegaban a o%recer sus condolencias, pero im'ne( se ri0 .*o .di!o. Lo +ue ocurre es +ue nunca conocemos realmente a las personas +ue me!or  creemos conocer *uestras relaciones con los dem)s suelen ser muy unilaterales El punto de contacto entre dos seres #umanos es m)s estrec#o de lo +ue se supone /on c0modos circun%erencias +ue se cortan de!ando una pe+ue1a (ona de intereses comunes, pero lo dem)s permanece ignorado Usted conocía a Morel, pero nunca #ablaba con 'l sino de libros 5 por  eso le e"tra1a +ue un #ombre +ue al parecer llevaba una vida puramente intelectual se suicide brutalmente, peg)ndose un tiro en la cabe(a, como un vulgar comerciante en +uiebra, o se mate por accidente al limpiar una pistola autom)tica, como un vulgar asaltante +ue planeara un atraco .Entonces .di!o aniel., Kusted cree +ue se trata de un suicidio o de un accidente ./í .respondi0 el comisario. 5 aun la #ip0tesis de un suicidio me parece poco plausible . K*o podría ser un asesinato .pregunt0 aniel .i%ícil La puerta del departamento estaba cerrada con llave, y el arma pertenecía a la víctima .*o es imposible +ue alguien se #aya procurado una llave del departamento .arguy0 aniel. 5 el detalle del arma no me parece concluyente El comisario lo mir0 con una c#ispa de ironía en sus o!os oscuros .esde luego .di!o. A$n no #emos abandonado la investigaci0n Eso +ue usted dice es posible, pero #asta a#ora no e"isten otros indicios +ue lo con%irmen . K7an interrogado a la esposa ./í Tiene una e"celente coartada 2ue al cine con una amiga Lo #emos veri%icado 5 tambi'n #emos locali(ado al c#0%er del ta"ímetro +ue la tra!o a su casa Lleg0 a+uí a las once y media de la noc#e 5, tenemos motivos para suponer +ue a las once y cuarto 8aimundo estaba muerto Uno de sus amigos lo llam0 por tel'%ono a esa #ora, pero nadie atendi0 el llamado 5 los vecinos de uno de los departamentos creen #aber oído el disparo apro"imadamente a esa #ora *o lo identi%icaron como un disparo de pistola en el momento de oírlo, pero despu's recordaron #aber escuc#ado un ruido seco, no muy intenso, como el estalli do de un petardo El arma era de pe+ue1o calibre A prop0sito .agreg0 el comisario., Ka +u' #ora se separ0 usted de 'l .A las siete .Per%ecto .di!o el comisario. Eso tambi'n concuerda con las declaraciones de Alberta ice +ue su esposo lleg0 al departamento alrededor de las siete y media, y +ue permaneci0 allí cuando ella sali0 a las nueve esde el rinc0n donde se #abían re%ugiado para #ablar con tr an+uilidad, el comisario observaba desde #acía rato a un #ombre pe+ue1o y encorvado, de rostro aindiado y e"presi0n distraída, +ue se paseaba con las manos a la espalda por entre los grupos donde se cuc#ic#eaban las circunstancias de la muerte de Morel y se pronunciaban los #abituales lugares comunes La e"presi0n de ironía de im'ne( se acentu0 . K/abe +ue tenemos entre nosotros una especie de in vestigador privado .di!o se1alando con un gesto al #ombre de las manos a la espalda, +ue seguía pase)ndose, al parecer muy

   3    4    6    3  –    0    1    1    5  –    5    1   :    l   e    T    m   o   c  .    l    i   a   m    t   o    h    @   a   r    b   a    l   a   p   a   r   u   p    o    i   r   a   r   e    t    i    L   r   e    l    l   a    T

   /    A    R    B    A    L    A    P    A    R    U    P

   a    t   n   e   r   p   m    i   e    d   s   a    b   e   u   r   p   s   a    l   e    d   a   r   u    t   n   e   v   a   a    L  –

   h   s    l   a    W   o    f    l   o    d   o    R

9

absorto en sus pensamientos. Parece algo grotesco, Kverdad /in embargo, 'se es un #ombre +ue me gustaría tener conmigo . KInvestigador privado .pregunt0 aniel con una sonrisa. KE"isten realmente .esde luego .respondi0 el comisario. Los grandes #oteles, las !oyerías, los bancos tienen sus #ombres de con%ian(a Le aseguro +ue es un o%icio aburrido y poco emocionante  Alvarado es agente de una compa1ía de seguros /uelen destinarlo a casos como 'ste O%icialmente, viene a presentar sus condolencias en nombre de la compa1ía, pero en realidad est) a+uí para escuc#ar las conversaciones En un asunto como 'ste, una palabra oída a tiempo puede a#orrarles muc#os miles de pesos . KMorel estaba asegurado .pregunt0 aniel con asombro ./í, Kno lo sabía usted Tenía un seguro contra accidente Trescientos mil pesos, +ue cobrar) su esposa A#ora comprender) por +u' Alvarado se pasea con tanto %ervor entre los amigos y los conocidos de Morel /i llegara a enterarse, por e!emplo, de +ue 'ste #abía contraído deudas, o de +ue padecía una en%ermedad incurable, o de +ue tenía cual+uier otro motivo para +uitarse voluntariamente la vida, la compa1ía r ecibiría esa noticia con sumo inter's 5 nosotros tambi'n .agreg0 riendo. Por eso no a#uyentam os a esa clase de #ombres A veces pueden darnos datos de sumo valor En a+uel momento el agente de la compa1ía de seguros se detuvo a cierta distancia de ellos y salud0 al comisario con una sonrisa +ue daba a su rostro desagradable una pro %unda vivacidad espu's se encamin0 casi en puntas de pie al grupo donde Alberta, Agustín, Fenavíde( y el doctor Duintana, abogado de la %amilia, #ablaban en vo( ba!a, y casi sin +ue nadie lo advirtiera se me(cl0 en su conversaci0n .Lo ver' ma1ana en mi despac#o .di!o el comisario disponi'ndose a retirarse. /upongo +ue ustedes necesitan esas pruebas de imprenta 5 adem)s +uiero su impresi0n sobre algunos detalles +ue nos ayudar)n a %ormar una conclusi0n de%initiva -i'ndolo ale!arse, aniel tuvo la certe(a de +ue el comisario ya #abía llegado a esa conclusi0n CAPITULO El comisario estaba del me!or #umor del mundo 7abituado a teori(ar con aniel sobre asuntos criminales cuando se encontraba ocasionalmente con 'l en el club, o cuando a+u'l iba a cenar a su casa, agradecía la oportunidad +ue se le presentaba de poder anali(ar sobre el terreno de los #ec#os un caso aut'ntico, y de poder #acerlo sin violar la reserva o%icial aniel, en e%ecto, estaba en su despac#o en calidad de testigo Era una de las $ltimas personas +ue #abía visto a Morel con vida, le #abía entregado uno de los indicios m)s importantes encontrados en el escenario de los acontecimientos, y seguramente estaría en condiciones de identi%icar su escritura con%irmando o desmintiendo testimonios anteriores .*uestra opini0n est) %ormada .di!o. Tengo en mi poder los in%ormes periciales y los resultados de la autopsia, y todo se1ala en una $nica direcci0n Me parece +ue la compa1ía de  Alvarado tendr) +ue pagar esos trescientos mil pesos . K7a sido un accidente entonces ./í Es casi seguro 5 creo +ue estamos en condiciones de reconstruir las circunstancias en +ue se produ!o .7i(o una pausa, como ordenando mentalmente los #ec#os en +ue basaría su demostraci0n, y despu's prosigui0.6 8aimundo Morel tenía un arma, una pistola autom)tica de calibre G> /eg$n su esposa, la #abía traído de los Estado Unidos, *adie #a desmentido ese testimonio Es m)s, el #ermano de 8aimundo recuerda #aberla visto en el escritorio de a+u'l &Este es un punto muy importante /i el arma era de la víctima, se reducen las posibilidades de +u' alguien #aya entrado en el departamento con la deliberada intenci0n de asesinarlo, al menos vali'ndose de ella 8aimundo guardaba la pistola autom)tica en un ca!0n de su

   3    4    6    3  –    0    1    1    5  –    5    1   :    l   e    T    m   o   c  .    l    i   a   m    t   o    h    @   a   r    b   a    l   a   p   a   r   u   p    o    i   r   a   r   e    t    i    L   r   e    l    l   a    T

   /    A    R    B    A    L    A    P    A    R    U    P

   a    t   n   e   r   p   m    i   e    d   s   a    b   e   u   r   p   s   a    l   e    d   a   r   u    t   n   e   v   a   a    L  –

   h   s    l   a    W   o    f    l   o    d   o    R

10

escritorio Esto s0lo podía saberlo +uien lo conociera muy íntimamente Podía saberlo su esposa, por e!emplo, pero ella tiene una buena coartada Podía saberlo su #ermano, pero tambi'n nos #a presentado una coartada satis%actoria Adem)s, es di%ícil admitir +ue estando 8aimundo sentado a su escritorio, permitiera +ue alguien sacara el arma de un ca!0n del mismo &El arma en sí no #emos podido identi%icarla a$n Al principio pens' +ue %uera una FroBning, pero aun+ue tiene características similares, no es de esa marca En realidad, carece de marca, n$mero de serie, y aun de 0a. menci0n del país donde se #a %abricado *o %igura en el atlas de Met(ger, +ue contiene m)s de H> %otogra%ías y descripciones de pistolas autom)ticas Pero eso no es del todo raro espu's de la guerra #an aparecido armas de las m)s variadas procedencias, y se sabe +ue en algunos países se #an imita do los tipos m)s corrientes de armas de %uego e todas maneras, esto no nos #a impedido comprobar con absoluta certe(a +ue el proyectil causante de la muerte de Morel %ue disparado con la pistola autom)tica +ue encontramos en su escritorio& . K*o pudo ser disparado por otra arma del mismo calibre .arriesg0 aniel tímidamente . KO aun de otro calibre 7e leído en alg$n lugar +ue con un rev0lver, por e!emplo, pueden dispararse en ciertas condiciones balas de pistola El comisario sonri0 con la superioridad +ue le daba su conocimiento del o%icio ./í, pero en este caso no Usted sabe +ue las estrías del ca10n de una pistola o un rev0lver  de!an una #uella en el proyectil Merced a esa #uella es posible identi%icar el arma +ue lo #a disparado, y esa identi%icaci0n tiene un valor probatorio e+uivalente al de las impresiones digitales, es decir absoluto En el laboratorio se dispara un proyectil con el arma sospec#osa contra una sustancia blanda, para no de%ormarlo espu's se comparan los dos proyectiles en el #astoscopio, +ue es un microscopio comparador con dos ob!etivos y un ocular, o en el %otocomparador, +ue adem)s %otogra%ía las estrías del proyectil colocado en un soporte giratorio :G< Cote!ando ambas im)genes del #astoscopio o del %otocomparador, se establece si #ay identidad o no Para ello se tiene en cuenta el n$mero de estrías, +ue puede ser de cuatro, cinco o seis, la direcci0n #acia la derec#a o la i(+uierda, el anc#o, y el &paso& de la estría #elicoidal, es decir el intervalo comprendido sobre la generatri( entre las e"tremidades de una mi sma espira ./e ec#0 a reír al ver la e"presi0n de susto de aniel, y agreg06 .En este caso la identidad es absoluta Podría mencionarle adem)s +ue las marcas del percutor, e"tractor y eyector de la c)p  sula tambi'n son características así como algunas se1ales de!adas por el plano inclinado de la c)mara y la parte superior del ca10n Pero todos estos detalles t'cnicos #an de %atigarlo, y en de%initiva creo +ue le conviene m)s aceptar mi palabra6 el proyectil %ue disparado con la pistola autom)tica +ue Morel guardaba en el ca!0n de su escritorio, al alcance de su mano &El arma presenta otra característica muy interesante, +ue es la +ue me inclina a creer +ue se produ!o un accidente 4ran n$mero de pistolas autom)ticas tienen dispositivos de seguridad, cuyo %in es impedir +ue se dispare accidentalmente un tiro Algunos modelos tienen #asta tres, a saber6 s0lo puede e%ectuarse un disparo cuando se apoya simult)neamente en el gatillo y en la parte posterior de la culata o bien en la parte posterior i(+uierda del arma #ay un seguro +ue colocado en determinada posici0n inmovili(a el mecanismo e impide disparar o bien el mecanismo +ueda autom)ticamente inmovili(ado al retirar el cargador En una pistola de %abricaci0n %rancesa, el ca10n gira en torno a un e!e delantero y se levanta autom)ticamente al retirar el cargador, para +ue si el percutor %unciona accidentalmente, golpee en el vacío &Todo esto le est) indicando cu)l es el accidente m)s com$n en el mane!o de las pistolas autom)ticas6 se +uiere limpiar el arma, se retira el cargador y no se advierte +ue #a +uedado una bala en la c)mara Un movimiento cual+uiera, sale un disparo y mata a un vecino o al propio due1o&  El %otocomparador Felaunde es invento argentino

3

   3    4    6    3  –    0    1    1    5  –    5    1   :    l   e    T    m   o   c  .    l    i   a   m    t   o    h    @   a   r    b   a    l   a   p   a   r   u   p    o    i   r   a   r   e    t    i    L   r   e    l    l   a    T

   /    A    R    B    A    L    A    P    A    R    U    P

   a    t   n   e   r   p   m    i   e    d   s   a    b   e   u   r   p   s   a    l   e    d   a   r   u    t   n   e   v   a   a    L  –

   h   s    l   a    W   o    f    l   o    d   o    R

11

El comisario #i(o una pausa, como para dar mayor relieve a lo +ue iba a decir .5 la pistola autom)tica de Morel .agreg0 por %in., un arma de origen desconocido y %abricaci0n de%iciente, no tenia ning)n dis!ositi(o de seguridad. aniel movi0 la cabe(a en gesto de duda, pero el comisario se adelant0 a sus ob!eciones .Ese detalle por sí solo no es de%initivo .di!o., pero #ay muc#os otros En primer t'rmino, debemos recordar +ue el cargador de la pistola #abía sido retirado, y +ue le %altaba un proyectil, +ue evidentemente #abía +uedado en la c)mara Eso, !untamente con los implementos +ue en  contramos encima del escritorio, sobre un peri0dico, indica +ue Morel tenía el prop0sito de limpiar la pistola Lleg0 a #umedecer en bencina la pe+ue1a ba+ueta de cerdas La latita de aceite estaba destapada Parece +ue es un gesto ins tintivo cuando se limpia un rev0lver o una pistola levantarlo con el pulgar en el gatillo y los cuatro dedos restantes en la parte posterior de la culata, y acercar al o!o el ca10n para ver si est) sucio *aturalmente, esto se #ace con%iando en +ue el arma est) descargada En el caso de una pistola de ese tipo no se puede ver nada, pero ello no impide la supervivencia del gesto Trate de imaginar ese gesto Morel cree +ue la pistola est) descargada El mismo #a retirado el cargador para limpiarla La acerca al o!o derec#o con el pulgar en el gatillo El gatillo en sí es algo &celoso&, noso tros lo #emos probado en el tens0metro Un ruido en el e"terior, un sobresalto cual+uiera, una contracci0n nerviosa de la mano, y ya #a ocurrido el accidente #obre todo si la (ícti%a se encuentra en ciertas condiciones ue !redis!onen al accidente.

aniel lo mir0 sin comprender .espu's volveremos sobre eso .di!o el comisario. Pero a$n +ueda otro detalle por  anali(ar en el escenario del #ec#o Muy a menudo, en los casos de suicidio, se encuentra el arma en la mano del suicida Este, al disparar el arma, la empu1a en la posici0n normal La mano se crispa por el llamado espasmo cadav'rico, un %en0meno de origen vital, es decir distinto de la rigide( cadav'rica +ue sobreviene despu's de la muerte El espasmo cadav'rico es la persistencia despu's de la muerte de una contracci0n muscular determinada (oluntaria%ente durante la vida, y prolongada en el cad)ver debido a lo repentino de la muerte En el caso de Morel, el arma estaba deba!o de su bra(o Esto se debe a +ue no la #abía empu1ado en la posici0n normal, %avorable al espasmo cadav'rico, y a +ue no se #abía producido esa contracci0n muscular voluntaria, previa al suicidio, puesto +ue 'l no tenía intenci0n de suicidarse /us dedos la sostenían apenas, en la posici0n inestable +ue #e mencionado anteriormente espu's del disparo, se desprendi0 de la m ano y +ued0 aprisionada deba!o del bra(o Este pe+ue1o detalle, !unto con la circunstancia de +ue Morel no de!0 mensa!e alguno en +ue anunciara su determinaci0n de +uitarse la vida, y la %alta aparente de motivos para #acerlo, me inclinaron a suponer +ue tampoco se trataba de un suicidio &Pero a$n #ay algo m)s 7ay ciertas condiciones +ue predisponen a un accidente Un estado de nerviosidad e"cesiva, por e!emplo, o de relativa ebriedad& aniel se incorpor0 de un salto . KDuiere decir +ue Morel estaba ebrio cuando se produ!o ese accidente .Est) bien, no se escandalice .di!o im'ne( con adem)n conciliador. 5o no le pido +ue acepte una suposici0n in%undada In%ortunadamente, #ay #ec#os M)s de uno Tres, en realidad El primero de ellos es +ue encima de su escritorio encontramos una botella con B#is3y +ue aparentemente #abía sido abierta esa misma noc#e unto a la botella #abía un vaso con restos de bebida e la botella %altaba cierta cantidad +ue +ui() no %uera su%iciente para embriagar a un #ombre acostumbrado a beber, pero Morel no era un #ombre acostumbrado a beber /u esposa dice +ue lo #acía muy rara ve( El segundo #ec#o proviene de la autopsia6 se encontr0 cierta cantidad de alco#ol en el cad)ver 5 acerca del tercero, creo +ue usted mismo nos podr) dar  una de%inici0n

   3    4    6    3  –    0    1    1    5  –    5    1   :    l   e    T    m   o   c  .    l    i   a   m    t   o    h    @   a   r    b   a    l   a   p   a   r   u   p    o    i   r   a   r   e    t    i    L   r   e    l    l   a    T

   /    A    R    B    A    L    A    P    A    R    U    P

   a    t   n   e   r   p   m    i   e    d   s   a    b   e   u   r   p   s   a    l   e    d   a   r   u    t   n   e   v   a   a    L  –

   h   s    l   a    W   o    f    l   o    d   o    R

12

/ac0 de un ca!0n de su escritorio un sobre del +ue e"tra!o las pruebas de imprenta +ue #abía corregido Morel antes de su muerte, separ0 la primera y la puso en manos de aniel Este la observ0 con suma atenci0n y despu's mir0 per ple!o al comisario .Esta no es la letra de 8aimundo .di!o .La pericia de las escrituras .sentenci0 el comisario. es la m)s di%ícil, y la de resultados menos ciertos Usted se guía por algunas evidentes di%erencias e"ternas, y se e+uivoca El e"perto anali(a detalles menos super%iciales, y por lo tanto m)s reveladores Usted lan(a una mirada y emite un !uicio El e"perto mide y compara Utili(a m)s de un m'todo 8ecurre a la gra%oscopia, +u' es el m)s simple y m)s antiguo6 la comparaci0n de las %ormas, +ue se reali(a en ampliaciones %otogr)%icas de dos o tres di)metros Anali(a la %orma general del gra%ismo y la %orma de cada letra en particular /i esto no basta, apela a la gra%ometría, +ue anali(a no ya las %ormas sino los caracteres cuantitativos, altura media de l as letras min$sculas en general y en particular, altura media de las may$sculas, separaci0n de las letras y palabras en el caso de una letra determinada, por e!emplo la í, se tomar)n en cuenta el índice de intersecci0n de la barra, el índice de lateralidad, de elevaci0n, de oblicuidad, etc'tera &En nuestro caso, lo primero +ue me llam0 la atenci0n %ue lo vacilante y torpe de las correcciones El propio #ermano de Morel tuvo di%icultad en reconocer esa escritura &E"istía pues la posibilidad de +ue las pruebas de imprenta #ubieran sido corregidas por otra persona 5 en tal caso, podía robustecerse la suposici0n de un asesinato, ya +ue 'se sería el primer indicio de la presencia de un tercero en el departamento de Morel, aun+ue por el momento no pudi'ramos comprender por +u' ese #ipot'tico visitante se #abía puesto a corregir  las pruebas Por eso me procur' una muestra de la verdadera escritura de Morel y pedí una pericia caligr)%ica La #an reali(ado antes de lo +ue yo pensaba, y sus resultados son muy signi%icativos &*o +uiero insistir en detalles t'cnicos, pero del an)lisis de los pe+ue1os rasgos característicos de las letras, los puntos de ata+ue, la involuci0n y la versi0n de los círculos en las letras redondas, oblicuidad de los e!es, etc, el e"perto llega a la conclusi0n de +ue la persona +ue corrigi0 esa prueba de imprenta es la misma +ue escribi0 la #o!a manuscrita +ue yo le llev' Las di%erencias observables las e"plica suponiendo +ue esa prueba %ue corregida ba!o la in%luencia de un %uerte estado emocional, de una droga, o de cual+uier otro e"citante, o por lo menos en circunstancias distintas de las normales +ue a 'l, naturalmente, no le corresponde determinar, pues su misi0n se reduce a establecer si #ay o no identidad Los peritos calígra%os suelen ser muy cautos en sus !uicios todo dictamen lleva implícito una posibilidad bastante grande de error /i se tiene eso en cuenta, sus conclusiones son singularmente categ0ricas &Creo +ue a#ora podemos completar el panorama tra(ado anteriormente /abemos +ue Morel tenía una pistola autom)tica de calibre G> sin dispositivo de seguridad /abemos o tenemos derec#o a suponer +ue estuvo solo en su departamento a partir de las nueve Pocos antes #abía tenido una pe+ue1a escena con su esposa Eso pudo deprimirlo e inducirlo a beber espu's pens0 +ui() +ue con eso no remediaría nada, y resolvi0 ponerse a traba!ar Empe(0 a corregir las pruebas +ue usted le #abía entregado unas #oras antes Pero no estaba acostumbrado a beber, y la bebida #abía empe(ado a surtir e%ecto Dui() no estaba ebrio, pero la seguridad de su mano no era la #abitual espu's de corregir algunas p)ginas, decidi0 abandonar el traba!o y ocuparse en algo +ue no le e"igiera ning$n es%uer(o mental Dui()s al abrir un ca!0n de su escritorio para guardar las pruebas de imprenta vio el estuc#e de la pistola La sac0, retir0 el cargador con el prop0sito de limpiarla, sin adver tir +ue +uedaba una bala adentro, y alg$n movimiento brusco de su mano produ!o el accidente& aniel se levant0, disponi'ndose a marc#arse Arrugas de preocupaci0n le surcaban la %rente

   3    4    6    3  –    0    1    1    5  –    5    1   :    l   e    T    m   o   c  .    l    i   a   m    t   o    h    @   a   r    b   a    l   a   p   a   r   u   p    o    i   r   a   r   e    t    i    L   r   e    l    l   a    T

   /    A    R    B    A    L    A    P    A    R    U    P

   a    t   n   e   r   p   m    i   e    d   s   a    b   e   u   r   p   s   a    l   e    d   a   r   u    t   n   e   v   a   a    L  –

   h   s    l   a    W   o    f    l   o    d   o    R

13

.Muy ra(onable .murmur0. emasiado ra(onable Dui() por eso no alcan(a a convencerme El comisario se encogi0 de #ombros .Lo siento, pero 'sas son mis conclusiones .4uard0 las galeras en el sobre de donde las #abía sacado y se las entreg0 a aniel. /upongo +ue ustedes necesitar)n esas pruebas de imprenta .y a1adi0 con cierto sarcasmo.6 Tal ve( usted pueda descubrir en ellas algo +ue se nos #aya escapado a nosotros CAPITULO -I  Aurelio 8odrígue(, vie!o empleado de la editorial Corsario, %ue el imprevisible y e%ímero 9atson de a+uella singular aventura de las pruebas de imprenta Pero su encumbra miento a esa alta dignidad dependi0 de una circunstancia puramente accidental6 su escritorio era el m)s pr0"imo al de aniel Este, al volver de su entrevista con el comisario, deposit0 ante sí las pruebas de la obra de 7olmes y distraídamente empe(0 a #o!earlas 2ue entonces cuando 8odrígue( oy0 el estrepitoso cru!ido de una silla, y al(ando la vista advirti0 +ue aniel se #abía incorporado de un salto /e1alaba con el índice e"tendido una de las p)ginas, y movía los labios pronunciando palabras inaudibles /us o!os parecían desorbitados 8odrígue( se acerc0, dominado por la curiosidad, y ob serv0 los primeros renglones de la galera +ue 7ern)nde( le se1alaba con gesto imperioso espu's ley0 las correccio nes y se encogi0 de #ombros . KDu' pasa .di!o. 5o no veo nada 7ay algunas correcciones, pero parecen bien #ec#as .7olmes .musit0 aniel con e"presi0n e"traviada., Oliver 9endell 7olmes /#erloc3 7olmes E"tra1a coincidencia  K8ecuerda usted el curioso incidente del perro 8odrígue( lo mir0 como si empe(ara a creer +ue se #abía vuelto loco . K7a olvidado los cl)sicos .insisti0 aniel. El curioso incidente del perro era +ue no #abía ladrado de noc#e 5 el curioso incidente de estas dos o tres correcciones es +ue est)n bien #ec#as, est)n bien escritas con una letra per %ecta, con la letra aut'ntica de 8aimundo Morel KComprende a#ora 8odrígue( mene0 la cabe(a, desalentado .Mire, se1or 7ern)nde(, yo ./e lo e"plicar' en t'rminos m)s sencillos Me!or a$n, de!ar' +ue lo e"pli+ue usted /e lo e"plicar' en preguntas KUsted cree en la ebriedad intermitente 8odrígue( se encogi0 de #ombros .Per%ecto KCree +ue la bebida agudi(a la visi0n y estimula las %acultades mentales 8odrígue( debía tener cierta e"periencia al respecto, por+ue esta ve( respondi0 con una categ0rica negativa .4racias .respondi0 aniel con e"presi0n sibilina., ya est) usted en condiciones de deslumbrar al comisario im'ne(

   3    4    6    3  –    0    1    1    5  –    5    1   :    l   e    T    m   o   c  .    l    i   a   m    t   o    h    @   a   r    b   a    l   a   p   a   r   u   p    o    i   r   a   r   e    t    i    L   r   e    l    l   a    T

   /    A    R    B    A    L    A    P    A    R    U    P

   a    t   n   e   r   p   m    i   e    d   s   a    b   e   u   r   p   s   a    l   e    d   a   r   u    t   n   e   v   a   a    L  –

   h   s    l   a    W   o    f    l   o    d   o    R

14

8odrígue( volvi0 a su escritorio y por espacio de media #ora escuc#0 con creciente espanto las intermitentes e"clamaciones de aniel 7ern)nde( a medida +ue 'ste #o!eaba las pruebas de galera espu's lo vio recoger apresuradamente el sobretodo y el sombrero y ba!ar a saltos la escalera os #oras m)s tarde estaba de vuelta con un gran pa+uete del +ue sac0 un mapa %erroviario y media docena de #orarios de %errocarriles Llam0 a 8odrígue( y, entreg)ndole una galera sin revisar de las +ue componían la pila, le pidi0 +ue la corrigiera minuciosamente 8odrígue( se puso a la tarea, m)s intrigado +ue nunca, mientras aniel, relo! en mano, aguardaba los resultados Cuando 8odrígue( le entreg0 la larga #o!a corregida, aniel murmur06 ./eis minutos *oventa y oc#o renglones Morel corrigi0 veintid0s galeras E"celente Acaba usted de resolver el caso En seguida se entreg0 con renovado %uror a la tarea de consultar los #orarios de trenes, el mapa y las pruebas de imprenta, al tiempo +ue borroneaba #o!as en blanco con largas anotaciones Por %in pidi0 una regla y papel transparente, y con ayuda de esos implementos estuvo ocupado en calcar alg$n detalle del mapa %erroviario y en tra(ar un minucioso gr)%ico  A las seis y media de la tarde #i(o un pa+uete con todo, se puso el sombrero y se %ue sin saludar a nadie El subterr)neo lo de!0 en la estaci0n Once, donde s0lo tuvo +ue caminar unos pasos para tomar un tren de la línea suburbana +ue lo llev0 a Moreno Allí desembarc0, cru(0 las vías y tom0 el primer tren de regreso  Al día siguiente no %ue a la o%icina Alrededor de las siete de la tarde alguien lo vio atravesar  r)pidamente el gran hall central de Constituci0n y subir a un tren estacionado en una de las plata%ormas El pr0"imo en tener noticias de 'l %ue el comisario im'ne( A la una de la ma1ana lo despert0 el estridente campanilleo del tel'%ono, en su domicilio particular, y oy0 la vo( e"citada de aniel .Comisario, Kpuede reunir ma1ana a primera #ora a todos los implicados en la muerte de 8aimundo Morel Creo +ue #e descubierto algo muy importante . KUsted tambi'n .replic0 el comisario de p'simo #umor. Parece +ue todo el mundo se #a dedicado a investí gar por su cuenta A este paso yo no s' para +u' est) la policía . K 7ay alguien m)s .pregunt0 aniel con un sobresalto ./í .repuso el comisario. 7ace unas #oras me llam0 Alvarado El tambi'n dice +ue #a descubierto algo importante En 'l lo comprendo /on trescientos mil pesos +ue trata de salvar Pero usted aniel cort0 apresuradamente CAPITULO -II El despac#o del comisario casi resultaba c#ico para contener todas las personas reunidas en 'l Alberta Morel, severamente vestida de luto, parecía e"#austa y demacrada A su lado,  Anselmo Fenavíde( e"ageraba el papel de amigo de la %amilia, mirando a Alberta con e"presi0n protectora y a aniel y a Alvarado con gesto %ero( El doctor Duintana, despu's de a!ustarse cuidadosamente los anteo!os, #abía cru(ado los bra(os y se #abía ec#ado #acia atr)s en su silla, aguardando los acontecimientos Agustín Morel parecía m)s macilento +ue nunca  Alvarado miraba a todos con una e"presi0n levemente burlona en su rostro oscuro y desagradable El comisario %ue el primero en #ablar Le resultaba di%ícil ocultar su impaciencia Le desagradaba el car)cter marcadamente teatral de a+uella reuni0n, y se comprendía +ue s0lo un

   3    4    6    3  –    0    1    1    5  –    5    1   :    l   e    T    m   o   c  .    l    i   a   m    t   o    h    @   a   r    b   a    l   a   p   a   r   u   p    o    i   r   a   r   e    t    i    L   r   e    l    l   a    T

   /    A    R    B    A    L    A    P    A    R    U    P

   a    t   n   e   r   p   m    i   e    d   s   a    b   e   u   r   p   s   a    l   e    d   a   r   u    t   n   e   v   a   a    L  –

   h   s    l   a    W   o    f    l   o    d   o    R

15

escr$pulo de %uncionario consciente le impedía desec#ar a+uella vaga posibilidad de descubrir  alg$n #ec#o ignorado En el %ondo creía estar perdiendo el tiempo, y de buena gana #abría despac#ado a Alvarado y aniel con ca!as destempladas ./e1ora .di!o dirigi'ndose a Alberta., le agrade(co +ue #aya venido Estos dos caballeros .a1adi0 mirando a los improvisados investigadores. a%irman +ue #an descubierto algo importante relacionado con la muerte de su esposo, y naturalmente usted es la primera interesada en saberlo Adem)s, ellos #an solicitado +ue estuviera presente /in embargo, creo necesario advertirle +ue no se trata de un interrogatorio o%icial, y +ue no tiene obligaci0n de contestar a ninguna pregunta +ue se le %ormule, si no desea #acerlo &Me parece conveniente agregar +ue la opini0n de la policía est) %ormada Creemos +ue su esposo muri0 a consecuencia de un accidente +ue soy el primero en deplorar Comprendo, sin embargo .a1adi0 lan(ando una mirada turbia al agente de seguros., +ue #ay ciertos intereses en !uego, y creo +ue nada se pierde con tratar de esclarecer, aun m)s, circunstancias +ue a mí, personalmente, me parecen ya bastante claras& espu's de este breve e"ordio, el comisario #i(o un gesto en direcci0n de Alvarado, indic)ndole +ue podía empe(ar .*o s' si lo +ue yo traigo es una nueva soluci0n de este problema .di!o con vo( meli%lua. Con%ío plenamente en la capacidad de la policía para reconstruir las circunstancias de la muerte de Morel Pero no me parece probado +ue esa muerte se deba a un accidente 5 adelanto el prop0sito de la compa1ía +ue represento .agreg0 con repentino estridor. de no #acer e%ectivo el seguro de +ue es bene%iciaría la se1ora de Morel mientras e"istan serias presunciones de +ue las cosas ocurrieron de otra manera Las palabras iniciales de Alvarado causaron revuelo aniel, sonriendo a pesar suyo, pens0 +ue a+uel #ombre sería un e"celente orador político Fenavíde( tomo el bra(o de Alberta, como si temiera +ue %uera a desmayarse Alberta, en e%ecto, se puso blanca como un papel y abri0 la boca para decir algo, pero su abogado se le adelant0 .Eso es absurdo .di!o. Usted sabe muy bien +ue la muerte de Morel %ue accidental Cual+uier magistrado proveer) a %avor de mi cliente  Alvarado lo mir0 con sonrisa e"asperante .En su lugar, doctor, yo no estaría tan seguro 5 si #e condescendido en dilucidar a+uí la cuesti0n, antes de +ue pase a los estrados !udiciales, es precisamente para evitarle desagradables sorpresas El abogado enmudeci0 Alvarado #ablaba con sorprendente seguridad Consciente de #aber  impuesto ciertas condiciones, moder0 nuevamente la vo( ./in duda .di!o. la #ip0tesis policial parece muy s0lida, cosa +ue no debe e"tra1ar a +uien, como yo, conoce #ace muc#os a1os al comisario .7i(o una reverencia algo burlona en direcci0n de im'ne(, +ue 'ste ignor0. Pero todas las cosas pueden mirarse desde muc#os )ngulos, y a la lu( de ciertos #ec#os +ue voy a revelar y +ue a$n no #an surgido en el transcurso de la investigaci0n, creo +ue el mismo comisario las ver) de otro modo &5o propongo +ue e"aminemos nuevamente todas las circunstancias +ue rodean la muerte de Morel, y veamos si admiten la interpretaci0n +ue les da la policía, si admiten s0lo esa interpretaci0n, o si es posible %ormular otras &*o pongo en duda la valide( de los testimonios surgidos en el transcurso de la investigaci0n Creo +ue est)n debidamente corroborados Admitimos pues +ue 8aimundo Morel volvi0 a su casa, la noc#e del supuesto accidente, alrededor de la siete y media, seg$n #a declarado su esposa Poco antes de la nueve, ella le pidi0 +ue la acompa1ara al cine, y 'l se neg0, prete"tando +ue debía reali(ar cierto traba!o /obrevino entonces una pe+ue1a escena, sobre cuya trascendencia no estamos en condiciones de abrir !uicio, pero +ue conviene no olvidar,

   3    4    6    3  –    0    1    1    5  –    5    1   :    l   e    T    m   o   c  .    l    i   a   m    t   o    h    @   a   r    b   a    l   a   p   a   r   u   p    o    i   r   a   r   e    t    i    L   r   e    l    l   a    T

   /    A    R    B    A    L    A    P    A    R    U    P

   a    t   n   e   r   p   m    i   e    d   s   a    b   e   u   r   p   s   a    l   e    d   a   r   u    t   n   e   v   a   a    L  –

   h   s    l   a    W   o    f    l   o    d   o    R

16

&A las nueve la se1ora Morel sali0, de!ando a su esposo en su #abitaci0n de traba!o, se encontr0 con una amiga y %ueron !untas a un cinemat0gra%o Todo eso est) veri%icado A las once y cuarto un amigo de Morel llam0 por tel'%ono a casa de 'ste, pero nadie atendi0 el llamado  Apro"imadamente a esa misma #ora, algunos vecinos oyeron o creyeron oír un disparo 5 tambi'n a la misma #ora, la se1ora Morel, a+ue!ada de un s$bito dolor de cabe(a, resolvi0 volver a su casa antes de +ue terminara el espect)culo Poco despu's de llegar al departamento, entr0 en el escritorio de su esposo, y lo encontr0 muerto &*aturalmente, se presentan a nuestra consideraci0n las tres posibilidades #abituales6 asesinato, suicidio, accidente Tratemos de reducir el campo de nuestro an)lisis Tratemos de eliminar alguna de esas posibilidades &KA +ui'n bene%icia la muerte de Morel A su esposa, +ue cobra trescientos mil pesos si la muerte de a+u'l pasa por un accidente Pero ella tiene una e"celente coartada ebemos eliminarla como posible sospec#osa &El #ermano de Morel, adem)s de contar tambi'n con una coartada, carece de motivo aparente para asesinarlo, puesto +ue su muerte en nada lo bene%icia Por otra parte, la puerta del departamento est) cerrada con llave, y esa circunstancia debilita la #ip0tesis de un crimen En e%ecto, el presunto asesino debería poseer una llave del departamento &En el escritorio de Morel no #ay se1ales de luc#a, no %alta dinero, todo est) en orden &Eliminada la #ip0tesis de +ue se #aya cometido un crimen, +uedan las otras dos KEs un accidente o es un suicidio Admito las grandes di%icultades +ue se presentan para (an!ar la cuesti0n El comisario #a #ec#o un l$cido estudio de todas las circunstancias +ue rodean la muerte de Morel Observ0 +ue el arma autora del disparo %atal carecía de dispositivo de seguridad Advirti0 claros indicios de +ue Morel #abía tenido intenci0n de limpiar esa pistola autom)tica, #abía retirado el cargador, #abía destapado una latita de aceite, #abía #umedecido en bencina una pe+ue1a ba+ueta El no puede ignorar cu)l es la causa +ue produce mayor  n$mero de accidentes en el manipuleo de pistolas autom)ticas6 una bala olvidada en la c)mara, precisamente al sacar el cargador con el prop0sito de limpiarla *ot0 algo m)s6 la pistola autom)tica estaba deba!o del bra(o de Morel En muc#os casos de suicidio el arma permanece en la mano del suicida, debido al espasmo cadav'rico *o era un #ec#o decisivo, pero sí una presunci0n m)s en %avor de la teoría del accidente &Por $ltimo observ0 +ue Morel #abía bebido, #ec#o con%irmado por la autopsia 5 descubri0 +ue la bebida #abía surtido e%ecto en 'l6 la escritura de ciertas correcciones reali(adas por Morel en unas pruebas de imprenta era en e"tremo vacilante Ese estado ligeramente alco#oli(ado de la víctima era muy %avorable a un accidente &Por $ltimo, not0 la ausencia de ciertos elementos +ue acompa1an casi invariablemente a los casos de suicidio Morel no #abía de!ado mensa!e alguno en +ue e"presara su prop0sito de +uitarse la vida Un #ombre dispuesto a eliminarse no suele comprometer a las personas +ue lo rodean, a menos +ue lo anime el deseo deliberado de causarles da1o, y en este caso no #ay motivos para suponerlo 5 por sobre todas las cosas, en sus proli!os interrogatorios, el comisario no #abía descubierto el menor %oti(o para +ue Morel se suicidara &Aisladamente, ninguno de esos indicios es de%initivo para decretar +ue Morel no se suicid0, pero en con!unto debo reconocer +ue de ellos se desprende una presunci0n muy %uerte de la muerte accidental &Pero yo demostrar' +ue todos esos #ec#os pueden mirarse ba!o una %a( completamente distinta &5o demostrar' +ue Morel no muri0 de muerte accidental "1ai%undo Morel se suicidó." 

el semicírculo de sillas +ue en%rentaba a Alvarado se elevaron voces airadas El doctor  Duintana sacudía la cabe(a, #aciendo centellear sus espe!uelos, pero no se oía lo +ue decía6 la

   3    4    6    3  –    0    1    1    5  –    5    1   :    l   e    T    m   o   c  .    l    i   a   m    t   o    h    @   a   r    b   a    l   a   p   a   r   u   p    o    i   r   a   r   e    t    i    L   r   e    l    l   a    T

   /    A    R    B    A    L    A    P    A    R    U    P

   a    t   n   e   r   p   m    i   e    d   s   a    b   e   u   r   p   s   a    l   e    d   a   r   u    t   n   e   v   a   a    L  –

   h   s    l   a    W   o    f    l   o    d   o    R

17

vo( tenante de Anselmo Fenavíde( cubría la suya 5 el propio Agustín parecía #aber salido de su letargo y lan(aba escandali(adas e"clamaciones de incredulidad /0lo Alberta permanecía callada, con los o!os muy abiertos .8aimundo Morel se suicid0 .repiti0 Alvarado, imp)vido. 5 tuvo un e"celente motivo para #acerlo &5o .a1adi0 en vo( m)s ba!a y algo teatral., yo e!er(o un o%icio ingrato, y nunca m)s +ue a#ora, por+ue a#ora debo demoler la obra minuciosa construida por la inteligencia de un #ombre a +uien admiro, un #ombre +ue tuvo la entere(a de morir su propia muerte, una muerte planeada íntegramente por 'l en sus menores detalles y en sus m)s le!anas consecuencias &Pero antes de reconstruir lo sucedido en el escritorio de Morel la noc#e de su presunta muerte accidental es preciso establecer uno o dos puntos de re%erencia &octor Duintana .a1adi0 dirigi'ndose al sorprendido abogado., la pregunta +ue yo le voy a %ormular tiene una importancia decisiva Advierto de antemano +ue cono(co la respuesta Pero me parece +ue nadie m)s indicado +ue usted para decirnos +u' restaba, a la muerte de 8aimundo Morel, de la %ortuna #eredada de sus padres& El abogado se levant0 con pausada dignidad y envolvi0 a Alvarado en una mirada de imponente desd'n .A usted eso no le interesa .respondi0 con vo( %irme. *o tengo obligaci0n de contestar a su pregunta, +ue me parece completamente al margen del caso .5 sin embargo, tiene muc#o +ue ver .insisti0 Alvarado acentuando la mueca sard0nica de su rostro. Es casi decisivo .Est) bien, doctor .di!o Alberta con brusca resoluci0n . *o vale la pena ocultarlo /e lo dir' yo *o +uedaba casi nada En unos pocos meses m)s #abría desaparecido lo poco +ue teníamos 8aimundo empe(aba a ganar cierto nombre, pero no dinero El dinero se #abía ido en sus via!es de estudio y sus libros .4racias, se1ora .di!o Alvarado con una reverencia +ue +uería ser cort's y era casi grotesca. Acabamos pues de establecer un punto muy importante6 los recursos econ0 micos de 8aimundo Morel #abían disminuido considerablemente en el tr anscurso de sus via!es al e"tran!ero, y a#ora estaban casi agotados &Esto nosotros lo sospec#)bamos por un pe+ue1o detalle Morel #abía sacado su seguro #ace unos siete a1os En todo ese tiempo siempre pag0 puntualmente las primas Pero en la $ltima #ubo cierta demora, no muy grande, pero +ue trat)ndose de un #ombre +ue #abía poseído considerables recursos, nos llam0 la atenci0n &Morel se #abía asegurado contra accidente En realidad, siempre temi0 +ue pudiera ser  víctima de un accidente Como muc#os #ombres de su tipo, era sumamente distraído, y comprendía +ue una distracci0n cual+uiera, al cru(ar la calle, al ba!ar la escalera, podía costarle la vida Adem)s, #abía previsto para un %uturo no inmediato el agotamiento de sus medios econ0micos, y naturalmente pens0 +ue debería dar a su esposa una protecci0n contra cual+uier  eventualidad &ltimamente sus temores se acentuaron 5a casi #abía llegado a la situaci0n prevista por 'l a1os atr)s A$n le +uedaba algo de dinero, pero pronto se acabaría &Entonces pens0 sacar un nuevo seguro, un seguro de vida esta ve( Llegado el momento, podría traba!ar, pero entretanto era necesario proteger a su esposa contra el ries go de una en%ermedad repentina, por e!emplo Morel era un #ombre escrupuloso, consciente de sus responsabilidades &7ace un par de meses gestion0 el seguro ante nosotros *uestra compa1ía estaba dispuesta a conced'rselo en las me!ores condiciones &Pero entonces descubri0 algo imprevisto, algo con lo +ue no #abía contado y +ue lo llen0 de pavor Por+ue despu's del e"amen m'dico de rigor, nuestra compa1ía se neg0 a e"tenderle la

   3    4    6    3  –    0    1    1    5  –    5    1   :    l   e    T    m   o   c  .    l    i   a   m    t   o    h    @   a   r    b   a    l   a   p   a   r   u   p    o    i   r   a   r   e    t    i    L   r   e    l    l   a    T

   /    A    R    B    A    L    A    P    A    R    U    P

   a    t   n   e   r   p   m    i   e    d   s   a    b   e   u   r   p   s   a    l   e    d   a   r   u    t   n   e   v   a   a    L  –

   h   s    l   a    W   o    f    l   o    d   o    R

18

p0li(a El m'dico no le di!o de +u' se trataba, pero le recomend0 +ue viera a un especialista del cora(0n &Morel su%ría de una en%ermedad incurable, +ue ponía continuamente en peligro su vida, y +ue en cual+uier momento podía tener un desenlace %atal &/eguramente %ue a ver al especialista, y 'ste le di!o de +u' se trataba, y con%irm0 sus peores aprensiones &Tratemos de imaginar su situaci0n /us días estaban contados /i moría bruscamente a consecuencia de una en%ermedad, su mu!er +uedaría desamparada Pero en cambio, si moría en un accidente &KComprenden la di%erencia Para 'l el %in era igualmente cierto, pero de un modo su esposa +uedaría pr)cticamente en la miseria, y del otro cobraría trescientos mil pesos &*o le di!o nada a Alberta Por un lado, pens0 +ue era in$til alarmarla 5 por otro, era necesario +ue llegado el momento ella tambi'n creyera +ue #abía muerto accidentalmente, +ue obrara con naturalidad para +ue nadie sospec#ara nada &*o di!o nada a nadie urante días y días llev0 en su interior esa carga intolerable de la muerte cierta y pr0"ima *o modi%ic0 ninguna de sus costumbres, no dio se1ales de preocupaci0n o de in+uietud 5 empe(0 a planear el accidente +ue pondría %in a su vida &El problema no era %)cil Primero #abr) pensado lan(arse al paso de un tren o a#ogarse en un río Pero en ese caso debía contar con eventuales testigos, cuyas reacciones no podía prever ni impedir Dui()s alguien advertiría en sus $ltimos movimientos el prop0sito deliberado del suicidio, +ui()s 'l mismo no podría disimularlo &*o, era m)s %)cil llevar a cabo su plan a solas, sin testi gos, con la sola ayuda de ciertos indicios materiales +ue 'l combinaría sabiamente para lograr la apariencia de un accidente &urante muc#os días imagin0 todas las circunstancias +ue pueden rodear a un accidente Elabor0 una verdadera t'cnica del accidente /e coloc0 imaginariamente en el lugar de la policía ebía eliminar del lugar del #ec#o todo indicio +ue #iciera pensar en un crimen o en un suicidio &Morel tenía un arma +ue nunca #abía utili(ado, y +ue guardaba en el %ondo de uno de sus ca!ones Era una pistola autom)tica +ue se prestaba admirablemente a sus planes En primer  lugar, era suya6 su presencia en el lugar del #ec#o no causaría e"tra1e(a 5 en segundo lugar, carecía de dispositivo de seguridad &Esa es el arma +ue debía utili(ar &A#ora debía crear condiciones +ue #icieran plausible el manipuleo de esa arma 8ecurri0 a los mismos utensilios de limpie(a +ue vienen en el estuc#e Al retirar el cargador, de!0 una bala en la c)mara estap0 la latita de aceite y #umedeci0 la ba+ueta en bencina Todo el mundo pensaría +ue #abía tenido el prop0sito de limpiar la pistola &Antes se #abía ocupado de sembrar otros indicios 7a bía sostenido una breve discusi0n con su esposa, +ue le daría un prete"to para beber Podemos imaginar con +u' íntimo dolor #abr) cru(ado a+uellas agrias palabras %inales con la mu!er a +uien +uería ayudar &Cerr0 con llave la puerta del departamento, para reducir las posibilidades de +ue la policía creyera +ue se #abía cometido un crimen Con el mismo prop0sito e"trem0 el orden +ue reinaba en su cuarto *o debían +uedar se1ales de luc#a ni el menor indicio de una presencia e"tra1a &En casa #abía una botella de B#is3y, reservada para alg$n visitante, por+ue Morel raramente bebía Pero esa noc#e 'l la abri0 y vaci0 dos o tres vasos, de!ando la botella a la vista &En a+uellas dos #oras +ue precedieron a su muerte, Morel viol0 los #)bitos de toda una vida Tenía aversi0n por las armas de %uego esa noc#e se entretuvo en limpiar una pistola autom)tica Tenía aversi0n por la bebida esa noc#e bebi0 Amaba a su esposa esa noc#e ri10 )speramente con ella

   3    4    6    3  –    0    1    1    5  –    5    1   :    l   e    T    m   o   c  .    l    i   a   m    t   o    h    @   a   r    b   a    l   a   p   a   r   u   p    o    i   r   a   r   e    t    i    L   r   e    l    l   a    T

   /    A    R    B    A    L    A    P    A    R    U    P

   a    t   n   e   r   p   m    i   e    d   s   a    b   e   u   r   p   s   a    l   e    d   a   r   u    t   n   e   v   a   a    L  –

   h   s    l   a    W   o    f    l   o    d   o    R

19

&Las pruebas de imprenta +ue acababa de recibir del editor le dieron la oportunidad de a1adir  a su plan un to+ue de genio Esper0 a +ue la bebida surtiera su e%ecto Podemos imaginarlo tendiendo su mano a la lu( de la l)mpara y observando su temblor Pero detr)s de la embria gue( de su cuerpo lo animaba una terrible lucide( *inguno de los detalles de su puesta en escena debía parecer inventado Todo debería ser aut'ntico &Entonces, en luc#a con el alco#ol +ue pugnaba por nu blar su cerebro, empe(0 esa tarea atro( de corregir las pruebas, una tarea larga, minuciosa y desesperada Observ0 con sombría satis%acci0n +ue su mano temblaba, su letra se volvía vacilante, irreconocible 8aimundo Morel, el #ombre de letras, el ensayista brillante, escribía como un campesino, como un ebrio &Por %in lleg0 el instante decisivo Todos los indicios estaban preparados 7i(o a un lado las pruebas de imprenta, y tom0 la pistola autom)tica &7asta el $ltimo momento conserv0 una astucia instintiva /abía +ue si empu1aba el arma en la %orma #abitual y se disparaba un bala(o en la sien, +ui() no podría impedir +ue sus dedos se crisparan en torno a la culata de la pistola, a%err)ndola despu's de la muerte, y dando una prueba irrebatible de +ue se #abía suicidado Por eso la tom0 con la mayor delicade(a, sosteni'ndola apenas con la punta de los dedos, en la misma posici0n +ue imagin0 el comisario, la posici0n %avorable a un accidente Una leve presi0n del dedo y sali0 el disparo La pistola se desprendi0 de su mano y +ued0 aprisionada deba!o del bra(o &5a ve usted, comisario, cu)l es la t'cnica del accidente 5a ve c0mo los mismos #ec#os +ue usted #a invocado en apoyo de su teoría del accidente pueden invocarse para sostener +ue Morel se suicid0 &Usted crey0 +ue no se #abía suicidado por+ue no de!a ba un mensa!e anunciando +ue se +uitaba voluntariamente la vida 5a sabe por +u' no lo de!06 era esencial +ue nadie supiera +ue se #abía suicidado, era esencial +ue su sacri%icio permaneciera ignorado Usted crey0 +ue no tenía un motivo para suicidarse Pero yo acabo de demostrar +ue lo tenía, y muy poderoso6 el deseo de proteger a la mu!er a +uien #abía ligado su vida y con +uien #abía contraído una grave responsabilidad &Por eso di!e al empe(ar +ue todas las cosas podían mirarse desde m)s de un )ngulo 5 por  eso lamento verme obligado a repetir +ue la compa1ía +ue represento no se considera obligada a pagar el seguro contra accidente sacado por 8aimundo Morel en %avor de su esposa&  Alvarado #i(o una pausa de e%ecto dram)tico, antes de proseguir6 ./in embargo, la casa aseguradora reconoce la valentía implícita en la decisi0n de su antiguo cliente, y puedo adelantar +ue est) dispuesta a #acer ciertas concesiones, a las +ue no se siente obligada legalmente, pero +ue e"igen las relaciones normales entre seres #umanos En el tumulto +ue sigui0 a esta e"tra1a declaraci0n .en cuyo epílogo el comisario crey0 advertir m)s cautela +ue generosidad., aniel %ue el $nico +ue no intervino Permaneci0 inm0vil, observando a los dem)s con o!os entrecerrados El doctor Duintana, convencido a pesar suyo por el vigor argumental de Alvarado, no sabía +u' partido tomar /e adivinaba en su actitud el deseo de in+uirir en +u' consistían a+uellas &concesiones& Alberta permanecía p)lida y o!erosa, como muerta Anselmo Fenavíde( #abía abandonado su e"presi0n beligerante, y casi parecía dispuesto, en su papel de amigo de la %amilia, a parlamentar con Alvarado /0lo Agustín mantenía una e"asperada intransigencia, proclamando +ue la #ip0tesis de Alvarado era un puro  !uego de palabras, y +ue no tenía ning$n asidero serio En cuanto al comisario, si bien contemplaba con triste(a los pulveri(ados %ragmentos de su teoría, estaba m)s alerta y vigilante +ue nunca  Alvarado se pasaba un pa1uelo de colores c#illones por la %rente sudorosa, y en su rostro se re%le!aba la satis%acci0n del abogado +ue acaba de pronunciar un brillante alegato Dui() saboreaba de antemano la recompensa +ue le valdría su intervenci0n en el caso irigi'ndose a aniel 7ern)nde( con sonrisa algo ir0nica, di!o6

   3    4    6    3  –    0    1    1    5  –    5    1   :    l   e    T    m   o   c  .    l    i   a   m    t   o    h    @   a   r    b   a    l   a   p   a   r   u   p    o    i   r   a   r   e    t    i    L   r   e    l    l   a    T

   /    A    R    B    A    L    A    P    A    R    U    P

   a    t   n   e   r   p   m    i   e    d   s   a    b   e   u   r   p   s   a    l   e    d   a   r   u    t   n   e   v   a   a    L  –

   h   s    l   a    W   o    f    l   o    d   o    R

20

.Espero +ue su versi0n del caso sea id'ntica a la mía aniel tard0 en contestar Parecía reconcentrado en sí mismo, olvidado de la presencia de los dem)s, con la mirada vuelta #acia adentro .*o .di!o por %in. Pero yo tambi'n creo +ue las cosas pueden mirarse desde muc#os )ngulos Tran+uilícese .a1adi0 con una breve sonrisa, al ver la e"presi0n de sobresalto de  Alvarado., su compa1ía no tendr) +ue pagar el seguro CAPITULO -III .Mi versi0n de los #ec#os .di!o aniel cuando todos #ubieron ocupado nuevamente sus lugares ba!o la mirada cada ve( m)s intrigada y vigilante del comisario. se aparta %undamentalmente de las dos +ue se #an presentado #asta a+uí &Usted .a1adi0 dirigi'ndose a Alvarado. deplor0 #ace un rato la misi0n +ue #abía aceptado d' des#acer la minuciosa trama preparada por un #ombre inteligente y abnegado La mía es a$n m)s ingrata Por+ue yo debo destruir la imagen de un #'roe y sacar a la lu( a un asesino& aniel esperaba un tumulto seme!ante al +ue #abían desencadenado las revelaciones de  Alvarado Pero se e+uivoc0 Todos permanecieron inm0viles, absolutamente silenciosos En el despac#o del comisario se #i(o bruscamente audible el (umbido del ventilador, +ue oscilaba blandamente, como saludando a derec#a e i(+uierda, con pesada ironía .Usted crey0 +ue antes de su muerte 8aimundo Morel #abía creado una %'rrea cadena de indicios +ue permitiría reconstruir sus actos %ísicos :no el rec0ndito proceso interior +ue animaba esos actos
View more...

Comments

Copyright ©2017 KUPDF Inc.
SUPPORT KUPDF