Protocolo en quirófano

May 17, 2019 | Author: Joán Tincopa Längle | Category: Surgery, Detergent, Operating Theater, Nursing, Hand
Share Embed Donate


Short Description

Download Protocolo en quirófano...

Description

Protocolo en quirófano Protocolo en quirófano: El equipo quirúrgico en la sala de operaciones controla muchos factores que afecta el proceso de cicatrización. Su prioridad principal es mantener una técnica estéril y aséptica para prevenir la infección, en tanto que los microorganismos que se encuentran en el paciente causan con frecuencia infección pos-operatoria, los microorganismos del personal médico también constituyen una amenaza independientemente de la fuente la infección impide la cicatrización, además de las  preocupaciones acerca de la técnica estéril.

Protocolo quirófanos Protocolo en quirófano: Objetivo y justificación del manual Es de gran utilidad contar con un Protocolo Administrativo de Procedimientos Básicos y Específicos que guíen la actividades que realiza el Personal de Enfermería con el objetivo de unificar criterios en la ejecución de los diferentes procedimientos que se realizan en esta área. A través de este Protocolo pretendemos difundir la información y sensibilizar al  personal que role por esta área, por lo cual dicho instrumento debe resguardarse y mantenerse en un lugar accesible a la consulta del personal, con el fin de lograr una comunicación efectiva. Objetivo general: Lograr que el Personal de Enfermería de la Unidad Quirúrgica conozca y realice los procedimientos satisfactoriamente, basándose en una fuente de información útil y de fácil acceso. Se elabora el presente manual donde se presentan diferentes técnicas y procedimientos a realizar en la Unidad Quirúrgica para la simplificación para el desarrollo de las actividades, en beneficio del paciente y personal de salud, optimizando los recursos materiales de la institución. Y como personal de salud de la Unidad Quirúrgica tengo el compromiso Profesional e Institucional de mantenerme actualizado en cada uno de los procedimientos,  proporcionando atención de calidad y seguridad al paciente en cuanto a cirugía moderna. Protocolo quirófano: Unidad quirúrgica Es el conjunto de servicios auxiliares de diagnostico y tratamiento integrados en un área específica del hospital. La unidad quirúrgica alberga la sala de operaciones, pre anestesia, recuperación post anestésica. Central de esterilización, almacén de material de consumo, laboratorio, rayos x, banco de sangre, oficinas administrativas y pasillos exteriores. Objetivo general: mantener relación constante y coordinada con las diferentes áreas que la constituyen y elevar así la calidad de atención al paciente quirúrgico durante las etapas pre, trans y postoperatorio.

Objetivo específico: el personal de enfermería comprenderá la importancia de respetar las diferentes áreas del quirófano y así evitar las infecciones intra-hospitalarias. Protocolo quirófano: Características del quirófano Obtener el aislamiento topográfico técnica, física, funcional en un lugar privado rodeado de limpieza y seriedad para llevar a cabo con éxito las intervenciones quirúrgicas. Obtener  aislamiento microbiológico siguiendo las reglas de asepsia y antisepsia uso del uniforme quirúrgico reglamentario utilizando solo para esta área. Protocolo quirófano: Áreas del quirófano AREA BLANCA O RESTRINGIDA: Es el área de mayor restricción y comprende solamente la sala de operaciones. AREA GRIS O SEMIRESTRINGIDA: en ella se ubican el área de lavado quirúrgico, central de enfermeras recuperación postanestesia, pasillos de circulación interna, cuarto de material de consumo, tarjas de proceso de instrumental. UBICACIÓN: En la planta más baja o más alta del hospital. DISEÑO: Depende de la fecha que fue construido del tamaño y localización del hospital y tipo de operaciones que se van a realizar. Proporcionar un mantenimiento específico de limpieza y descontaminación y cultivos periódicamente. Centralizar todo el equipo necesario para la realización de las intervenciones quirúrgicas. Mantener interrelaciones con servicios anexos para proporcionar una atención integral como son ceye, rayos x, laboratorio, UCI, entre otros. TAMAÑO: El adecuado para diferentes cirugías aproximadamente de 6 x 6 x3 metros. PAREDES TECHOS Y PISOS: deben ser lisos fácilmente lavables, sin brillo, colores tenues de materiales duros no porosos resistentes al fuego e impermeables al agua, los pisos deben ser resistentes al agua, no conductores de electricidad. VENTILACIÓN: debe tener un sistema para controlar el aire filtrado se recomienda que allá 25 intercambios por hora, este sistema de cambio de aire asegura una presión positiva y hace que el aire salga del quirófano el conducto de entrada se localiza del techo y el de salida a nivel del piso, el aire condicionado la humedad a 60% y el mínimo debe ser del 50% la temperatura debe ser de 20 a 26º c. ILUMINACIÓN: alumbrado de techo en forma difusa en tubos de luz de neón, contando también con las lámparas de emergencia. SISTEMA ELECTRICO: Deben de existir tomas de corriente con circuitos separados. Las clavijas con conectores a tierra se encuentran a 1 ½ metros al piso.

PUERTAS DEL QUIROFANO: Deben ser fácil de abrir de característica, vaivén, lisas, fácilmente lavables, colores tenues, materiales duros y con una ventanilla fija. MOBILIARIO BASICO DE UN QUIROFANO: Mesa de operaciones Mesa Riñón Mesa mayo Mesa Pasteur  Unidad electro quirúrgica Aparato de anestesia con monitores Equipo de aspiración Cubetas con base rodante Bancos giratorios y bancos de pie.         

Protocolo quirófano: Medidas de higiene y seguridad 1. Ingresar al área quirúrgica exclusivamente con uniforme quirúrgico y lavarse las manos antes de iniciar su jornada de trabajo y cuantas veces más sean necesario. 2. Revisar el mobiliario y equipo electro medico que se encuentre en optimas condiciones. 3. Supervisar que el personal de mantenimiento la rutina diaria y reportar desperfectos del área quirúrgica. 4. Supervisar que el personal de servicios básicos realice la rutina de limpieza al inicio del turno. 5. Supervisar que el personal del área quirúrgica realice la clasifican de desechos hospitalarios correctamente. 6. Supervisar que el personal de servicios básicos realice la limpieza y descontaminación correctamente en el caso séptico. 7. Supervisar que el personal de servicios básicos realice el integral semanal adecuadamente. 8. Tomar el control bacteriológico posterior al integral semanal una vez por mes y corroborar el resultado. 9. Respetar en todo momento la cadena de esterilización y las áreas del quirófano. 10. Tener siempre disponible el sistema contra incendios y el personal capacitado en este procedimiento. 11. Evitar los ruidos excesivos como gritos, grabadoras, celulares, etc.  Desinfección inicial del quirófano: Concepto: Es el procedimiento de limpieza del mobiliario de Quirófano al inicio del turno con el fin de destruir los agentes infecciosos. Objetivo general: El Personal de Enfermería conocerá la importancia de efectuar la desinfección inicial del Quirófano. Objetivos específicos: Eliminar la mayoría de los microorganismos patógenos que pudieran existir en las superficies inanimadas. •



Mantener el ambiente aséptico en óptimas condiciones higiénicas necesarias para el comienzo del quirófano

 Procedimiento: Se limpiara con un lienzo húmedo y solución desinfectante o germicida todo el mobiliario de la sala, incluyendo lámparas, superficies planas y equipo fino o  portátil, iniciando de derecha a izquierda o viceversa. Ya realizada la desinfección inicial se procederá a la revisión del funcionamiento de mobiliario y lámparas. Se equipara el quirófano de acuerdo a la Cirugía. 





Protocolo quirófano: Recomendaciones para la limpieza de aéreas quirúrgicas Las "superficies ambientales" son superficies que no entran en contacto directo con  pacientes durante el cuidado de salud. Las mismas representan un íntimo riesgo de transmisión de enfermedad y pueden ser descontaminadas usando métodos menos rigurosos que aquellos usados sobre instrumentos y dispositivos médicos. Pueden ser clasificadas según Favero y Bond en superficies de equipos médicos (Ej. perillas o manijas sobre máquinas de anestesia, aparatos de radiografía, carros de instrumento) y superficies comunes. Aunque las superficies ambientales contaminadas micro-biológicamente pueden servir  como fuente potencial de patógenos, las mismas generalmente no son asociadas directamente con la transmisión de infecciones para el personal o pacientes. La transferencia de gérmenes de superficies ambientales a pacientes se produce en gran medida a través de las manos. Por tanto, algunas superficies como los pisos, difícilmente  pueden tener influencia en las tasas de infección hospitalaria (IH). De hecho, no hay estudios que hayan demostrado relación entre contaminación de superficies comunes y tasa de Infección de sitio quirúrgico. La limpieza es el primer paso necesario de cualquier proceso de desinfección, es una forma de descontaminación que se logra al eliminar la materia orgánica, sales, y suciedad visible, cuya presencia interfiere con la acción anti-microbiana de los desinfectantes. Al remover la suciedad, también estamos retirando microorganismos. La remoción física de microorganismos y suciedad, por paño o fregado con detergentes y surfactantes y posterior  enjuague con agua elimina la gran mayoría de los microorganismos de las superficies (9095%), de hecho, la limpieza es probablemente tan importante, si no los es más, que cualquier efecto antimicrobiano de agentes desinfectantes. Remover la suciedad es lo más importante en el acto de limpieza, independiente si usamos desinfectante o no. La limpieza de superficies siempre debe ser realizada en húmedo, para impedir que partículas de polvo o pelusa que se depositan en las superficies horizontales queden en suspensión en el ambiente y se transformen en un vehículo de transporte para los microorganismos. Múltiples estudios han demostrado que la desinfección de pisos no ofrece ninguna ventaja sobre la limpieza regular detergente/agua y que tiene mínimo o ningún impacto sobre la ocurrencia de infecciones. Incluso, no se han documentado

diferencias en las tasas de infección asociadas a cuidados de la salud cuando los pisos fueron lavados con detergente versus desinfectante. Remover la suciedad es lo más importante en el acto de limpieza, independiente si usamos desinfectante o no. La limpieza de superficies siempre debe ser realizada en húmedo, para impedir que partículas de polvo o pelusa que se depositan en las superficies horizontales queden en suspensión en el ambiente y se transformen en un vehículo de transporte para los microorganismos. Múltiples estudios han demostrado que la desinfección de pisos no ofrece ninguna ventaja sobre la limpieza regular detergente/agua y que tiene mínimo o ningún impacto sobre la ocurrencia de infecciones. Incluso, no se han documentado diferencias en las tasas de infección asociadas a cuidados de la salud cuando los pisos fueron lavados con detergente versus desinfectante. Además, los pisos recién limpiados rápidamente se re-contaminan con microorganismos aerotransportados y aquellos trasladados por zapatos, ruedas de equipo, y otras suciedades. Una fuente de contaminación en el proceso es el paño de limpieza sobre todo si es abandonado dentro de una solución usada, lo que se debe evitar. El lavado de los paños de  piso después de su empleo y el secado puede ayudar a reducir al mínimo el grado de contaminación. Varios investigadores han reconocido la alta contaminación microbiana de  paños de piso usados y mojados así como la potencial dispersión de la contaminación al reusarlos. Se ha descrito que trapeando las superficies con un paño contaminado puede resultar en contaminación de manos, equipamiento y otras superficies, Estas publicaciones deben servir de guía para la elaboración de políticas de limpieza y descontaminación de material reutilizable de limpieza. Por ejemplo, recomendar la inmersión del paño de limpieza en una dilución de hipoclorito de sodio por unos minutos. Cualquier estrategia de limpieza debe evitar la contaminación de soluciones y equipos. Las soluciones en uso se contaminan casi inmediatamente durante su utilización, y su empleo continuo aumenta el número de microorganismos a cada superficie limpiada  posteriormente; por ello las soluciones de limpieza deben ser sustituidas con frecuencia, y se debe evitar reutilizarlas. La limpieza/desinfección excesiva de superficies ambientales y con procedimientos incorrectos, no necesariamente es mejor para los pacientes y podría sembrar el ambiente con potenciales patógenos, tal cual lo demostró un estudio sobre limpieza de colchones en hospitales. Se deben implementar medidas para reducir la frecuencia de contaminación bacteriana en desinfectantes y sus posibles consecuencias de uso, como no diluir los germicidas o  prepararlos correctamente según las recomendaciones del fabricante, evitar acciones inapropiadas que puedan resultar en contaminación extrínseca (Ej. en el punto de uso), mantener los stock adecuadamente, etc. La contaminación ocurre sobre todo si la solución está preparada en un contenedor sucio, almacenada durante largos períodos de tiempo, o  preparada incorrectamente o con agua contaminada. Algunos bacilos Gram negativos (Ej. Pseudomonas spp. y Serratia marcescens) han sido cultivadas en las soluciones sin uso de algunos desinfectantes (Ej: fenólicos y compuestos de amonio cuaternario). A nivel local,

se ha documentado la contaminación de detergentes desde el mismo fabricante (Ej: Enterobacter Agglomerans) lo que reafirma la necesidad de monitorear microbiológica y  periódicamente los detergentes. Algunos procedimientos quirúrgicos donde no se produce suciedad o derrames sanguíneos ni de otros fluidos corporales, no necesariamente requerirían limpieza del quirófano entre uno y otro acto. Tal es el ejemplo de la colocación de tubos transtimpánicos o cirugía de catarata, donde hacer la limpieza entre operaciones puede retrasar mucho la coordinación del día sin dar un beneficio. Por tanto, según algunos autores el sentido común debería dictar la frecuencia en la cual la sala de operaciones debe ser limpiada. A pesar de éste razonamiento, los CDC recomiendan limpiar las salas de operaciones entre procedimientos aunque limitan está higiene a áreas visiblemente sucias. No hay datos que sustenten la desinfección de superficies ambientales entre operaciones en ausencia de suciedad visible. La cirugía sucia o contaminada no requiere un proceso de desinfección especial, ni hay fundamento para que sea programada para el final del día La técnica de "pulverizar" un desinfectante es un método insatisfactorio de descontaminación del aire y superficies y no se recomienda con propósito de control de infecciones en hospitales. Los desinfectantes de alto nivel, asimismo son altamente tóxicos y su uso en superficies ambientales está  prohibido; se debe evitar el uso de desinfectantes de ambiente que contengan: glutaraldehído, ácido peracético, formaldehído. Debido a que algunos estudios han señalado la ocurrencia de hiper-bilirubinemia en neonatos, cuando se desinfectaron cunas o incubadoras con fenólicos, se recomienda no limpiar incubadoras, colchones, y otras superficies de niños con éstos productos.  Área de aplicación: Estas recomendaciones son aplicables a salas de operaciones, unidades de cirugía ambulatoria, salas de hemodinamia, salas de endoscopia, departamento de radiología e intervencionismo vascular, entre otras. Objetivos: 1. Proporcionar directivas para la limpieza ambiental en los servicios mencionados. 2. Minimizar el riesgo de exposición ocupacional de patógenos sanguíneos de  pacientes y personal de la salud. Supuestos previos: Se considera que todos los pacientes están potencialmente infectados con patógenos sanguíneos u otros patógenos, por lo que el protocolo de higiene ambiental a aplicar será siempre el mismo, independientemente del diagnóstico del paciente. A pesar de las características microbiológicas de cada cirugía (entiéndase cirugía limpia, limpiacontaminada, contaminada o sucia), se aplica el mismo procedimiento de limpieza de la sala de operaciones. No se deben "cerrar" ni "clausurar" quirófanos así como tampoco aplicar el viejo y empírico criterio de "descanso" La cirugía sucia o contaminada no requiere un proceso de desinfección especial ni tiene porque ser programada para el final del día.

 Recomendaciones: 1. La responsabilidad de un ambiente quirúrgico limpio es compartida por el equipo de control de infecciones hospitalarias, el cirujano jefe de block y la licenciada en enfermería de sala de operaciones, quienes deben acordar sobre la higiene ambiental del sector. 2. Rutinariamente se debe limpiar el ambiente quirúrgico para minimizar la presencia de polvo, pelusa, suciedad, fluidos corporales, carga microbiana. 3. Cada día, antes de comenzar la jornada de trabajo se recomienda la limpieza de las superficies horizontales incluyendo superficies de trabajo y el equipamiento de la sala, sean estos móviles (unidad de bisturí eléctrico, mesas para instrumental) o estáticos (lámparas quirúrgicas, manillas de puertas) (excluír pisos). 4. Todo equipo que ingrese en el quirófano debe estar limpio y libre de polvo. 5. La limpieza se hace entre procedimientos y al final del día. Se debe inspeccionar el equipamiento o carros que requieran ser limpiados antes de retirarlos del área. 6. Durante un procedimiento quirúrgico, es necesario limpiar tan pronto se ensucien las áreas contaminadas con materia orgánica fuera del campo estéril y que generalmente son pequeñas, utilizando un producto detergente/germicida. Para ello el personal debe utilizar equipamiento protectivo personal (EPP), este es obligatorio cuando el trabajador corre riesgo de contacto directo con material infeccioso. 7. Si hay pequeños derrames (
View more...

Comments

Copyright ©2017 KUPDF Inc.