Mapa geologico

March 1, 2019 | Author: MinRicardo | Category: Rock (Geology), Topography, Stratum, Geology, Map
Share Embed Donate


Short Description

Download Mapa geologico...

Description

MAPA GEOLOGICO

Mapas geológicos son los requisitos más importantes en la geología y minería. La idea principal de un mapa geológico es la representación de una situación geológica en un mapa. Es decir se dibujan arriba de una carta topográfica modificada en color o con simbología la litología. Cada estrato, unidad o formación entones aparece con su propio color o símbolo. Mapas geológicos permiten una interpretación rápida de un sector de interés. Para confeccionar un mapa se trabajan en varias etapas: Etapa 1 2 3 4 5 6

Mapa detallada Mapa regional Estudio de Antecedentes Antecedentes Análisis de fotos aéreas Estratigrafía Estratigrafía (en terreno) Topografía en detalle Perfil litológico Definición de unidades del mapeo Mapeo en terreno Mapeo litológico Verificación con fotos aéreas Levantamiento Levantamiento estructural estructural 7 Dibujo del mapa 8 Confección de perfiles 9 Informe con descripciones detalladas Los Mapas geológicos tienen una base topográfica (tal vez simplificada). Como informaciones topográficos importantes se incorporan infraestructura (caminos, ferrocarriles), ríos, pueblos y curvas de nivel con cotas. No se traspasan tipo de vegetación, símbolos especiales topográficos. La base topográfica normalmente tiene solamente un color (negro o café). El mapa: Una carta geológica no solamente es el mapa. Es decir adicionalmente contiene el titulo, escala (gráfica y en números), una leyenda topográfica, una leyenda geológica (con símbolos tectónicos), la ubicación del mapa, los autores con fecha del mapeo en terreno (con ubicación del trabajo), un (o más) perfil(es) geológico(s), flecha del Norte y las coordenadas en UTM y/o longitud/latitud. Aparte de la carta se publican normalmente un informe con descripciones más detalladas del sector (como tipo de fósiles, columnas estratigráficas, descripciones descripciones de los estratos, formaciones y unidades.

El comienzo de un mapeo geológico es un estudio profundo de los antecedentes de la región. Antecedentes pueden ser:     

Mapas topográficos Mapas geológicos antiguos Mapas geológicos de gran escala Publicaciones en revistas geológicas Fotos aéreas

Mapas topográficos: Las informaciones que tienen mapas topográficos son muy importantes para la geología.  Además para la realización del mapeo se necesitan una base topográfica. Los informaciones más importantes son la morfología, red de drenaje, minas (en producción y abandonadas), manantiales, lagos, acantilados Fotos aéreas Las fotos aéreas apoyan un mapeo en varias partes:    

Detección de límites litológicos Detección de sectores geológicamente interesantes Detección de fallas y otras estructuras tectónicas Acceso al sector

Estratigrafía El conocimiento de la estratigrafía de un sector es la base para realizar un mapeo. En esta etapa se toma todas las informaciones en terreno sobre la litología de las rocas, los espesores de las capas, su contenido y las relaciones temporales (cronología). Informaciones litológicas importantes: 

Se observa en terreno:

Tipo de roca Resistencia contra la meteorización Rompimiento Color Contenido de minerales comunes Minerales especiales Textura Foliación

Sedimentaria, volcánica, intrusiva, metamórfica muy duro / duro / normal / blando / muy blando irregular / regular / liso / Negro, verde, café.... Cuarzo, feldespatos, plagioclasa, biotita,....

Epidota, malaquita, pirita, hornablenda, piroxeno... Porfídica, clástica, fina, criptocristalino... Estratificación -fina, -cruzada, regular, irregular, flujo magm. Techo / Piso Tipo de roca Otros fósiles, marcas Dirección de inclinación y manteo: Se toma los datos de la foliación primaria (estratificación) con la brújula. Espesor real: Se mide (o estima) al final el espesor real 

En laboratorio:

Descripción de la muestra más detallada: Con lupa, estimación del contenido modal. Reconocimiento de los fósiles: Grupo, especie y época(s) de vida. Sección transparente de la muestra: Conteo del contenido modal de minerales, identificación

de minerales accesorios.  Análisis químicas (por difractometría de rayos x): Contenido de los elementos químicos principales (Si, Al, Fe,..) y los elementos químicos de traza como Ba, Sr, Rb... Todas las informaciones se resumen en un informe y/o un listado muy detallado cronológico. Lo mejor sería la elaboración de una columna litológica (véase abajo), con una gran cantidad de los informaciones y como manual del mapeo. Perfil Litológico Un perfil litológico o columna litológica representa gráficamente la estratigrafía generalizada de un sector. Abajo se dibuja los estratos más antiguos arriba los estratos más jóvenes. El eje horizontal representa la resistencia contra la meteorización. En la figura (ejemplo no real) abajo entonces las ignimbritas son muy resistentes contra la meteorización (y forman por eso lomos o cerros en el terreno).

Definición de las unidades del mapeo En un mapeo normalmente es una generalización de los informaciones litológicos necesario. Es decir tenemos que juntar un grupo de estratos litológicamente parecidos para definir un techo y un piso de la unidad del mapeo. Claro que en algunas unidades se encuentra capas "extrañas" como una capa delgada de andesitas en la unidad de rocas clásticas. Además conviene para la definición de techo y piso de las unidades del mapeo el uso de capas vistosas.

Mapeo litológico: Métodos:     

Mapeo por material suelto Mapeo por morfología Mapeo en regiones cubiertas de vegetación Morfología y capas inclinadas Comportamiento de fallas tectónicas, diques y vetas en terreno

Mapeo por material suelto: En la mayoría (no en el desierto) las capas no afloran directamente a la superficie, es decir una capa de suelo, vegetación y/o bloques sueltos cubren las rocas sólidas. En este caso los pocos afloramientos que existen son de alto valor. Con las informaciones de estos afloramientos (cortes de carreteras, canteras, minas, riberas de ríos, acantilados, excavaciones profundos, perforaciones) y la ayuda de bloques sueltos, de la morfología y de la vegetación se puede interpolar las informaciones. En regiones áridas o desérticas este problema no es tan grave, pero también no siempre las rocas afloran en una manera satisfactoria. Arena, mares de bloques, barro, rellenos de quebradas o rocas sueltas cubren las informaciones. Entonces durante un mapeo se buscan cualquier tipo de información que puede ayudar en la confección del mapa geológico. Solo en casos especiales se hacen perforaciones. En sectores horizontales normalmente los bloques sueltos vienen como producto de erosión y meteorización desde abajo de las rocas sólidas. Pero casi siempre se observa cerca de los de límites litológicos un sector de mezcla de los bloques sueltos (por la agricultora o fenómenos físicos). Pero estos sectores no son tan anchos, que al final en un mapa de escala de 1:10.000 este sector desaparece por la resolución. Entonces la mitad de la zona de mezcla se usa como límite litológico. También en sectores inclinados funciona el método bastante bien. La regla más importante es: "Rocas sueltas solo se caen hacia abajo". Es una regla muy simple pero muy importante. Significa abajo del cerro se puede encontrar una mezcla de todas los rocas sueltas que afloran arriba. Entones durante de un mapeo siempre se sube a los cerros en la búsqueda del último trozo suelto de una roca determinada. Significa en el ejemplo abajo la persona tiene que subir al cerro para encontrar el ultimo trozo de arenisca (el trozo más alto). Este punto marca el límite litológico. Eso se verifica en otras partes varias veces.

b) Mapeo por morfología El método más eficiente es un mapeo por morfología. Se puede usar este método en regiones sin vegetación y en regiones cubiertas de bosques y praderas. La idea principal es, que cada roca o estrato tiene su propia resistencia contra la erosión y meteorización. Estratos duros forman lomos con pendientes fuertes, estratos blandos muestran pendientes suaves o producen depresiones, valles o quebradas. Además se puede determinar la manera del desgaste: Estratos duros producen mares de bloques del tamaño grande; estratos blandos producen partículas más finas o un polvo. Igualmente muchas fallas tectónicas se puede manifestar por la dirección de una quebrada o un valle, pero mejor sería verificar este conclusiones en el afloramiento. c) Mapeo en regiones cubiertas de vegetación La vegetación se puede usar como indicador litológico. La idea es, que cada tipo de rocas permite el crecimiento de un conjunto de plantas especiales. En la naturaleza se observa entonces un cambio de la vegetación brusco arriba de un límite litológico. Este método de mapeo "indirecto" solo funciona en conjunto de informaciones litológicas directas. Entonces se necesita un afloramiento qué índica el cambio litológico y se nota las diferencias de la vegetación (como en un camino rural cual produce un afloramiento y está cruzando un bosque). La continuación del límite se puede detectar solo por la vegetación hasta un otro punto de referencia. Etapa 7: Diseño y dibujo del mapa: Procedimiento de la confección: Fase 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

Titulo Diseño preliminar Margen del mapa Topografía Límites geológicos Simbología Leyenda Titulo Dibujo del perfil Fotocopiar en b/n Dibujos en colores

1. Diseño preliminar

Palabras claves Ubicación al papel del mapa, leyenda, titulo, perfil Dibujo del margen Dibujo de la topografía (papel diamante con grafo) Dibujo de los límites geológicos, generalización Dibujo de los símbolos en negro (grafo) Diseño y dibujo en b/n de la leyenda Titulo (letras grandes) Confección y dibujo del perfil Fotocopias a papel normal Relleno de los sectores con los colores correspondientes

2. Margen o contorno del mapa:  Alrededor del mapa hay que colocar los valores de las coordenadas correspondientes. Lo mejor sería una cantidad suficiente (cada 2-3 cm) un valor. Generalmente hay que usar el sistema UTM y los longitudes / latitudes en grados. Sí el diseño de la carta lo permite se puede destacar algunos valores con una línea que sigue hacia adentro de la carta. Flecha del norte: Normalmente cartas tienen el norte arriba, pero hay que incorporar una flecha del norte. (Sí es posible y la diferencia significativa con norte magnético y norte geográfico). Cartas con el norte arriba son mucho más f áciles para entender y no se corre el riesgo tanto de equivocarse. La recomendación: siempre "norte arriba". Además no se gana ningún centímetro con otras orientaciones - siempre se puede cambiar la ubicación de la leyenda, del perfil etc. para aprovechar el espacio en cartas "chuecas". 3. Topografía: Una carta geológica tiene que contar con una buena base topográfica. Las curvas de nivel, la infraestructura y algunas informaciones aparte. Lo difícil es prevenir una sobrecarga. Entonces hay que buscar un equilibrio entre información topográfica importante y factibilidades en el diseño. Sería mejor de mantener toda la infraestructura (caminos, líneas de ferrocarril, tuberías etc.) para facilitar la orientación en terreno. Además los pueblos y nombres generales. Toda la simbología netamente geológica o minera hay que mantener (o cambiarlo a símbolos un poco más simples). Las curvas de nivel son importantes en la interpretación de la orientación de las estructuras geológicas. Además un apoyo importante durante la orientación en terreno. 4. Límites geológicos: Para límites geológicos conocidos se usan líneas continuas (ancho: 0,35mm). Las líneas se dibujan a mano libres sin regla y nunca corren exactamente paralelo como estructuras artificiales como caminos (entre otros).

Cronología: Durante del dibujo de la carta verifique que la cronología de las estructuras de mapa corresponde con la naturaleza. Es decir: Estructuras jóvenes cortan (interceptan) estructuras más antiguas. Un dique de la época jurásica no puede cortar el terciario. Generalmente en depósitos cuaternarios no hay fallas y diques (solo existen pocas excepciones). En este ejemplo la falla corta y desplaza el dique, dique y falla afloran en triásico y  jurásico, dique y falla no afloran en los depósitos del cuaternario. Conclusión: Falla y dique son más joven que las rocas del  jurásico y más antigua como cuaternario. La falla es más joven en comparación del dique.

5. Simbología: Se puede diferenciar entre símbolos g enerales como túnel, mina, cueva, fósiles y símbo los litológicos, cuales determinan un cierto tipo de roca. Los símbolos litológicos se pueden reemplazar por colores. Símbolos generales: Aparte de la simbología litológica se usan una gran cantidad se símbolos generales:

Línea

fina

(0,3mm):

Límite

geológico Línea

gruesa

(0.7mm):

falla

tectónica Línea

gruesa

segmentada:

Probablemente falla tectónica

Para mapas en color: Solamente se dibujan los símbolos geológicos como fallas, cabalgamientos, rumbo/manteo, ejes de pliegues, fósiles, toma de muestra, mina y edades absolutas. Además se ingresan las letras de identificación de los estratos. Sí se quiere una combinación de colores y símbolos litológicos además se dibujan los sectores con símbolos en negro: Zonas alteradas, litología especial-detallada, conos aluviales y dunas.

Simbología litológica para mapas y perfiles en blanco y negro

Las unidades litológicas se rellenan con símbolos. La desventaja de este tipo de mapas es la cantidad limitada de información. No es posible incorporar grandes cantidades de unidades litológicas en este tipo de mapa. Pero para como máximo 6 unidades no hay problemas. La elección de los símbolos litológicos tiene que ser bien hecha. Primero hay símbolos determinados (exclusivamente) para un tipo de rocas. Además se puede variar el tamaño de los símbolos: Símbolos grandes son más fácil para dibujar pero en afloramientos pequeños se ve feo o no se puede diferenciar. Generalmente existen símbolos orientados (como los ladrillos de la caliza) y símbolos sin orientación (como arenisca). Gráficamente se ve mejor una combinación de los dos tipos de símbolos en una mapa (Sí la litología lo permite!). El problema general es, qué solo al final se ve la estética del mapa. Puede ser qué por el conjunto de grandes cantidades de símbolos se produce un mal diseño, y no hay ninguna manera para borrar los símbolos.... Símbolos en perfiles o cortes geológicos se adaptan a la orientación de las rocas. Es decir en un pliegue también los símbolos son plegados. En capas inclinadas se inclinan también los símbolos (solo para símbolos orientados). Para carbonatos como caliza, olominas, margas y otras: Para calizas como

rocas sedimentarias químicas se usa normalmente una simbología orientada como los "ladrillos. Diferentes tipos de calizas se puede diferenciar por tamaño de los ladrillos.

Para rocas sedimentarias clásticas: Areniscas, Arcillas, pizarras, Conglomerados y Brechas

Rocas volcánicas como Andesitas, basaltos y rolitas para Rocas intrusivas como granito, diorita, Sienita:

Rocas metamórficas deformadas como pizarras, esquistos, Eclogitas:

Otras tipos de rocas:

Simbología en color

Mapas "más profesionales" normalmente son de color. Se usan distintas colores para diferenciar entre unidades (formaciones) litológicas. El uso de los colores está bajo de algunas normas. 1) Esquema "época por color": Cada época tiene su propio color. 2) Esquema " litología y color": Cada roca tiene su color propio.

En mapas regionales y oficiales (SERNAGEOMIN, Geologische Landesämter Alemania) se cumple esta norma por cien porcientos. Para mapas de sectores, cartas más detalladas, algunas veces no se puede cumplir está norma. Sí un mapa detallada por ejemplo solo contiene una época y se diferenciaron como 20 unidades litológicas en esta carta. Por la norma "color de época" sería obligatorio para buscar 20 distintas tono del color principal. Por Ejemplo: Una carta contiene 15 unidades litológicas del jurásico. Bajo la norma sería obligatorio el uso de 15 distintas tonos de azul. Eso puede ser difícil y no finalmente no se puede diferenciar entre las tonalidades. Entonces en el caso de mapas geológicos especiales se puede romper esta norma y usar otros colores. Pero con cuidado:

1. Siempre amarillo claro exclusivamente para cuaternario 2. Rojo solo para rocas intrusivas; violeta o rosado para rocas volcánicas 3. Azul para calizas o rocas sedimentarias 4. Se prefiere los colores asociados a la época

Edad

Color 

Cuaternario

amarillo muy claro

Terciario

Amarillo

Cretácico

verde claro

Jurásico

Azul

Triásico

Violeta

Permico

café-azul

Carbonífero

Gris

Devónico

Café

Silúrico

verde-azul

Ordovício

verde oscuro

Cámbrico

gris-verde

Roca

Color 

Intrusiva antigua

Rojo

Intrusiva joven

Rosada

Volcanita antigua

Violeta

Volcanita joven

violeta clara

Caliza

Azul

sedimentos blandas

Amarillo

Leyenda En la leyenda litológica o geológica tienen que aparecer todas unidades y/o formaciones que existen en el mapa. Arriba vienen las unidades más jóvenes, abajo los más antiguos. Sí hay dos facies (dos unidades con diferentes rocas, pero del misma edad) se dibuja al mismo nivel horizontal. Sí no se conoce la edad absoluto (¿cretácico o terciario ?) se dibujan el cajoncito arriba del límite como en el caso del granito. Los cajoncitos contienen una identificación de letras (por ejemplo: Qe) para facilitar la comparación de los colores con el mapa.

7. Titulo Cada carta necesita un titulo y algunas informaciones adicionales como escala, autor y organización. Carta geológica de [PAÍS] Hoja [Sector] Escala 1: XX.000 [ORGANIZACIÓN, AUTOR] 8. Dibujo del perfil  Abajo de la carta se dibujan un perfil o mejor dos perfiles (longitudinal y transversal) pero un perfil tiene que ser perpendicular del rumbo general de los estratos. En mapas de color se usan en el perfil los mismos colores como en el mapa. En mapas en blanco y negro se usan la misma simbología. Normalmente la escala horizontal del perfil es igual de la escala de la carta y la escala vertical del perfil es igual de la escala horizontal. 9. Fotocopias

e

imprimir

 Al principio hay que mencionar que es un delito fotocopiar publicaciones sin autorización. Más encima por la pérdida de los colores en una fotocopia y la pérdida de calidad en general no es muy recomendable fotocopiar cartas. Además hay distorsiones que afectan la escala. Para realizar ampliaciones o reducciones (de sus propias cartas) hay que implementar la escala gráfica para no perder la escala real. Lo mismo vale para la posibilidad de imprimir un archive computacional. Sí se usan reducciones o ampliaciones se queda la escala numérica obsoleta. Hay que tener cuidado, simplemente el menú "encajar en página" cambiará la escala original. 10. Normas para el uso de los colores : Normalmente, sí es posible se usan los colores cuales corresponden por la época y/o los colores cuales corresponden por un tipo de rocas. En mapas detallados se puede romper este esquema, pero con cuidado: amarillo claro siempre para cuaternario, rojo siempre para rocas intrusivas, rosada y violeta para rocas extrusivas, azul para calizas o rocas sedimentarias. 2)-Mapa minero: características y simbología.

MAPA MINERO

Mapa minero: mapa a gran escala que representa la situación y la extensión de un área de explotación minera en la que se describe tanto sus formas topográficas externas como sus estructuras subterráneas.  A menudo una serie de cortes o secciones verticales completan la información cartográfica Grado de duda No sólo debe incertidumbre. interpretación indicarse por especulativas

reconocerse la duda, sino también indicar sobre el plano el grado de Es convencional dibujar hechos observados en líneas continuas e en líneas de puntos o rayas. Grados mayores de incertidumbre pueden un espaciamiento mayor de los puntos; interpretaciones altamente pueden estar señaladas con signos de interrogación.

En algunas minas se usan dos series de planos: una sobre los que no se llevan más que observaciones, y la otra un conjunto de planos sobre los que se indican las interpretaciones más plausibles. Estos son constantemente revisados y alterados a medida que se reciben nuevas informaciones. Estos planos van acompañados de secciones que sirven de comprobación; cualquier interpretación sobre un plano debe también formar una imagen convincente cuando se lleva sobre secciones en alzado. Que debemos cartografiar? Todo frente de roca visible contiene multitud de detalles. Las proporciones, tamaños y formas de granos de los distintos minerales varían en cada centímetro cuadrado, y el color varía también en forma correspondiente. La masa está cortada por grietas cuyo tamaño va desde conspicuas a microscópicas; pueden ser paralelas o formar una trama no reconocible. Los planos de estratificación pueden ser simples y ampliamente separados, o estar muy  juntos e íntimamente retorcidos. ¿Cuánto de esta información debe ponerse en el plano? Un límite viene impuesto, naturalmente, por la escala, pero ésta debe estar determinada por la cantidad de detalles que deben ser recogidos, y no a la inversa. Qué recoger en primer lugar? Puesto que es imposible en la práctica llevar todos los rasgos al plano, ¿no existirán algunos grupos de ellos que puedan omitirse sin riesgo? ¿Sutiles diferencias de roca, por ejemplo, o diaclasas de aspecto insignificante? En un sentido último, no, porque en una mina grande, en que se trabaje durante un largo período de años, cualquier clase de rasgo geológico recibirá estudio más pronto o más tarde. Parece aconsejable, por tanto, anotar todos los rasgos posibles, metro a metro, a medida que el trabajo progresa, para que una vez que una parte de la mina o de la superficie haya sido llevada al plano el trabajo en aquella sección esté completo para siempre. Este ideal, sin embargo, no se alcanza satisfactoriamente en la práctica. En primer lugar es difícil prestar atención efectiva a todos los rasgos al mismo tiempo; en segundo lugar, algunos rasgos pueden ser reconocidos solamente después de largo tiempo de trabajo; y en tercer término tenemos que nuevas observaciones salen repetidamente a la luz, obligando a revisar secciones que ya han sido llevadas al mapa. Si esta necesidad última de volver a examinar y estudiar se reconoce desde el principio, el desarrollo del cuadro geológico se acelera y aumenta la eficiencia de todo el programa cartográfico. La cuestión no radican en ¿Qué debe llevarse al plano sino en: “Qué debe llevarse en primer lugar?” Cuando todo parece oscuro y confuso es un pensamiento consolador saber que las rocas de la superficie es probable que permanezcan allí durante el transcurso de la actual época geológica, y que incluso en el subsuelo habrá amplia oportunidad para volver una y otra vez a recoger informaciones que no fueron registradas en el trabajo preliminar. Una excepción se presenta en el subsuelo en la vecindad inmediata de operaciones activas.  Aquí existe el peligro de que la evidencia sea removida por la explotación, encubierta por la entibación o encerrada en una traviesa que llegue a ser inaccesible. En tales lugares debe hacerse cuanto esfuerzo sea necesario para recoger “toda” la evidencia con la plena

realización, no obstante, de que por muy minucioso que sea el examen, más tarde se probará falto de algún particular. Existe una ley de disminución en los exámenes de cartografía geológica. Tales rasgos, como vetas, fracturas prominentes y diques, pueden ser colocados sobre el plano con poca pérdida de tiempo. Otros, como variaciones sutiles en tipos de roca, diferencias menores en mineralización y grado de alteración, muestran progresos menos obvios por hora de trabajo. Es valioso asegurarse prontos resultados de valor práctico, incluso aunque se necesite modificarlos en una fase posterior. Dos principios ayudarán a conseguir resultados prácticos en una fase temprana del trabajo: 1).-Prestar atención primaria a la mena y estructuras más obviamente conectadas con ella.

2).-Recoger en primer lugar los hechos que pueden ser observados y registrados con más rapidez. Cuando estas observaciones han sido reunidas y estudiadas emerge una imagen más amplia que apunta a los problemas que claman por una solución inmediata.

Reconocimiento y detalle Cuando el geólogo minero empieza su trabajo en un distrito nuevo, lo primero que desea ver es el mineral, o al menos qué signos existen del mismo. Pero antes de empezar un cuidadoso estudio del criadero y de su vecindad inmediata deseará tener una idea de su situación en la geología general de la región. A este objeto sirven los mapas geológicos generales de la región, si existen. Dependiendo del grado en que la región haya sido estudiada en el pasado, la información utilizable puede variar desde extremadamente vaga a detallada en extremo. Incluso aunque el área haya sido llevada cuidadosamente al plano, el geólogo querrá ver por sí mismo algunas de las principales manifestaciones, en particular rocas inalteradas cierta distancia de la mineralización, pues un conocimiento de la roca original es generalmente esencial para reconocer sus fases alteradas. Si la estructura general del distrito no ha sido ya descifrada, valdrá la pena hacer un trabajo de reconocimiento para determinar el carácter general de las rocas y sus relaciones mutuas. Trabajo en la superficie y en el subsuelo Los trabajos en la superficie y en el subsuelo se suplementan mutuamente. En la superficie las rocas están más meteorizadas que en los trabajos del subsuelo, pero la meteorización no es un factor en contra; tales rasgos como estratificación en lutitas o texturas de brechas volcánicas, son algunas veces visibles únicamente en superficies meteorizadas. Los afloramientos exponen por lo general la roca con menos continuidad que en los trabajos del subsuelo, pero las manifestaciones existentes llenan a menudo ciertos huecos en la evidencia recogida en el subsuelo. Los trabajos en la mina, por otra parte, al seguir zonas de alteración, exponen rocas que a menos que estén silicificadas es probable que presenten afloramientos pobres. En resumen, los planos de la superficie y del subsuelo son ambos necesarios, pero si se debe estudiar la superficie inmediatamente o después de terminar el trabajo en el subsuelo dependerá de las condiciones climáticas y en especial de la luz que es probable que arrojen sobre problemas de localización de la mena. PLA NOS DE SUPERFICIE

La localización exacta de rasgos geológicos es esencial para propósitos mineros; debe alcanzarse un equilibrio entre precisión y velocidad, prestando una atención inteligente a una exactitud conveniente. Grado de precisión El orden de precisión en las medidas es distinto en los tipos de trabajo de geólogos mineros y de geólogos convencionales. En la escala 1:50 000 un punto puede determinarse con una exactitud escasamente mayor de 10 m, pero este margen de error en las mayores escalas de planos mineros equivaldría a unos 3 cm. Además, para propósitos académicos, la exacta localización de un contacto no tiene importancia en tanto que se vea correctamente la forma general del contacto y el espesor de las formaciones, pero en trabajos mineros un error de unos pocos metros en la localización de una yeta puede dar  lugar a cuestiones de propiedad, o ser la causa de que un sondeo con diamante encuentre mineral. Elección de escala La escala de los planos de superficie depende del objetivo que deben cumplir y del área a cubrir. Los planos a gran escala que cubren el área sobre los trabajos de la mina estarán a

la misma escala que los planos del subsuelo. La superficie es el nivel superior de la mina, y un plano acorde en escala y orientación con la colección de planos del subsuelo permite dibujar secciones en alzado, y proporciona datos que los suplementan y completan. Planos de escalas más pequeñas se usan para cubrir áreas que se extienden unos pocos kilómetros alrededor de la mina. Su propósito es mostrar las relaciones de otras vetas y criaderos con la mina en cuestión, y dar una idea más amplia de la distribución y estructura de las rocas. Estos planos usan, en general, escalas de 1: 1000 a 1:5000, o, excepcionalmente 1: 10 000.  Aislamiento de afloramientos Es esencial no sólo localizar los rasgos significativos de un modo exacto, sino indicar también con claridad las áreas en que no puede obtenerse ninguna información. Por tanto, excepto en circunstancias especiales, los planos de superficie para propósitos mineros deben ser siempre hechos por el método de “manifestaciones múltiples”, conocido también con el nombre de “aislamiento de afloramientos”, que consiste en dibujar los límites de todas

las manifestaciones, separando de este modo los afloramientos del terreno cubierto; sólo se cartografía la Geología dentro de estos afloramientos. Así, el plano consiste en una serie de islas rodeadas de espacio en blanco. Observaciones geológicas definidas serán colocadas únicamente dentro de las islas; el espacio en blanco sólo mostrará notas sobre la naturaleza probable de la roca subyacente, junto con líneas de trazos que indican las posiciones inferidas de contactos. Este método permite una fácil distinción entre datos observados e inferidos, y tiene un importante valor negativo al indicar dónde no pueden posiblemente existir vetas o contactos, poniendo así límites a la interpretación. Base topográfica Es generalmente esencial como base un plano topográfico de alguna clase. Su exactitud y el intervalo de las curvas de nivel dependerán de la geografía y fisiografía. En regiones de plegamientos suaves, en los que los buzamientos son relativamente horizontales, las elevaciones son de gran importancia y si la región es muy áspera el plano da una idea falsa de la estructura, si la topografía no es exacta. Por otro lado, donde los plegamientos son fuertes y de grandes buzamientos, las pequeñas elevaciones influyen relativamente poco en la imagen estructural. En condiciones normales son necesarias algunas curvas de nivel Pero debe existir una consistencia razonable entre la precisión de estas líneas y la precisión del plano geológico, pues de otra forma se producen efectos falsos y extraños.

PLANOS DEL SUBSUELO

El levantamiento geológico en el subsuelo es una mezcla de arte y cuidadosas medidas . El plano base La base para un levantamiento subterráneo es un plano de los trabajos mineros en el que estén señaladas las estaciones tomadas y el trazado de galerías y traviesas. Para cualquier trabajo, excepto los más generalizados, los costados de las galerías deben estar dibujados con detalle, no simplemente paralelos a la línea que une dos estaciones. La elevación del suelo en cada estación también debe estar anotada. Tal plano base existe en la mayoría de las minas en activo como resultado del trabajo del departamento de ingeniería. Incluso si existe ya un levantamiento hecho con teodolito, el geólogo debe asegurarse de su exactitud, porque planos viejos, e incluso recientes,

muestran algunas veces falta de cuidado en el levantamiento y posición de detalles. Si existen errores en distancias aparecerán al hacerse el trabajo geológico. Los errores en orientación son más difíciles de detectar si no existe una chimenea o coladero al final de las galerías, pero si en un nivel una yeta no se almea con los otros niveles, el geólogo debe comprobar si existe algún error en orientación antes de establecer la conclusión de que es debido a una irregularidad geológica. Lavado de paredes Como las paredes de las minas están generalmente cubiertas de polvo y humo, es aconsejable lavar las paredes antes de empezar el trabajo, ya que de esta manera se podrán revelar estructuras que pasarían inadvertidas si las paredes estuvieran cubiertas. Plano de proyección  Al hacer el levantamiento de un nivel es importante proyectar todos los accidentes geológicos sobre un plano horizontal, esta necesidad cobra especial importancia si las fracturas o estratificación tienen un buzamiento suave. Es aconsejable usar el techo de la galería como plano de proyección. Donde las vetas o las capas tienen poca inclinación - - 300 o menos —, cualquier irregularidad se muestra en forma exagerada en un plano, y el dibujarlas con exactitud requiere una proyección desde varios metros más allá del límite de los trabajos. Tales proyecciones son necesarias si la geología debe estudiarse nada más que en planos, pero el método más simple para registrar los datos en tales casos consiste en hacer levantamientos de secciones o levantar al mismo tiempo plano y sección mientras se hace el trabajo. Determinación de buzamientos y rumbos El método para medir las características de cualquier plano estructural, tales como capas, fallas o fracturas, es familiar a todo geólogo, pero hay algunos métodos que son especialmente aplicables al trabajo en el subsuelo. Al describir estos métodos asumiremos que van a ser medidos el rumbo y buzamiento de una fractura. El rumbo puede medirse si: a) las trazas de la fractura aparecen en ambas paredes, b) la fractura es visible en el techo, c) la roca se ha roto en tal forma que expone la superficie de la fractura. Otro modo de tomar el rumbo de una superficie expuesta de roca estriba en colocarse en la galería enfrente de la superficie y, manteniendo la lámpara al nivel de los ojos, moverla atrás y adelante hasta que justamente falle a iluminar la superficie o a arrojar una sombra oscura sobre ella. Mirando en la posición que la lámpara ocupaba puede tomarse una lectura horizontalmente contra la fractura. En las minas en que la atracción magnética local no permite hacer lecturas con la brújula, el rumbo puede medirse tomando el ángulo magnético de la fractura y después, manteniendo la brújula en la misma posición, tomar el ángulo magnético del eje de la galería. Los buzamientos se miden con el clinómetro que forma parte de la brújula Brunton. Levantamiento de chimeneas Generalmente es esencial hacer planos de las chimeneas para obtener datos exactos para la construcción de secciones en alzado; pero rara vez se encuentran planos bases secciones de ellas; el geólogo debe hacer su propio plano base. El modo más fácil consiste en tender una cuerda desde la parte superior al fondo del pozo (o entre puntos intermedios si el pozo está tan torcido que la cuerda toca en las paredes). La inclinación de la cuerda se mide entonces con una brújula Brunton o un clinómetro, teniendo en cuenta la curvatura de la cuerda (catenaria). En subidas de pequeña inclinación es necesario tomar el rumbo, así

como la inclinación de la cuerda. La forma detallada del pozo puede dibujarse tomando las distancias de las paredes a la cuerda a ciertos intervalos. La altura se determina convenientemente suspendiendo una cinta en el pozo, pero si no se requiere una exactitud extrema se cuentan los peldaños de la escalera y la cuenta total se corrige con las distancias conocidas (horizontal y vertical) entre puntos fijos en los niveles inferior y superior. Levantamiento de tajos Los tajos presentan problemas especiales, porque a menudo son de forma irregular y no susceptible de representación simple, ya en planta o en sección. Cuando el mineral está en una veta inclinada y relativamente estrecha, los planos existentes sobre los que se puede anotar la geología son generalmente proyecciones sobre una sección vertical longitudinal que los ingenieros ponen al día a intervalos mensuales o quincenales En los tajos anchos hay que localizar los puntos en dos dimensiones horizontales, así como en la vertical. Esto es esencial para el levantamiento geológico aun cuando existan planos de perfiles de los tajos en pisos sucesivos. Un tajo en una capa o veta ligeramente inclinada requiere un poco de meditación para determinar el mejor método de representar la geología. Si la capa de mineral es regular en buzamiento y rumbo, la pintura más simple es la proyección sobre el plano de la capa, pero si está plegada o alabeada el esquema es insatisfactorio. La alternativa, proyección sobre un plano horizontal o vertical, es más práctica, pero lleva consigo una cantidad considerable de problemas de geometría descriptiva o trigonometría, porque la mayoría de las medidas han de hacerse a lo largo de líneas inclinadas.

View more...

Comments

Copyright ©2017 KUPDF Inc.