Manejo Conservacion Praderas Altoandinas

July 9, 2017 | Author: Oscar Quispe | Category: Agriculture, Soil, Irrigation, Grassland, Water
Share Embed Donate


Short Description

Descripción: PASTOS NATURALES PERU...

Description

Elaboración y Colaboración: DIRECCIÓN ZONAL AGRORURAL PUNO Edición: Agosto 2014 Gestión y Coordinación: Dirección General de Competitividad Agraria. Dirección de Información Agraria. www.minagri.gob.pe Jr. Yauyos 262, Lima-Perú. Telf: 051-2098600 (2251) Impresión: Corporación Gráfica Rodríguez S.A.C. Prohibida la reproducción parcial o total, por cualquier medio o método de este libro sin previa autorización del Ministerio de Agricultura y Riego.

MINISTERIO DE AGRICULTURA Y RIEGO

PRESENTACIÓN PROGRAMA PRESUPUESTAL DE SUELOS 0089 “REDUCCIÓN DE LA DEGRADACIÓN DE LOS SUELOS AGRARIOS” El Ministerio de Agricultura y Riego en coordinación con sus organismos públicos adscritos: la Dirección General de Asuntos Ambientales-DGAAA, la Dirección General de Competitividad Agraria-DGCA, el Programa de Desarrollo Productivo-AGRORURAL, el Instituto Nacional de Innovación Agraria-INIA, y en un trabajo conjunto con el Ministerio de Ambiente a través del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología del Perú-SENAMHI, dan a conocer para el ejercicio 2014 el Programa Presupuestal Multisectorial “Reducción de la Degradación de Suelos Agrarios 0089” el cual se encuentra enmarcado dentro de los objetivos nacionales y sectoriales del sector agrario, contribuyendo con el incremento de la productividad, competitividad, sostenibilidad e inclusión en bien de la seguridad alimentaria del país y en especial de los pequeños y medianos productores. En este contexto, el MINAGRI, cumpliendo con su rol promotor, articulador y orientador viene implementando la actividad 5004175:”Difusión de Campañas Informativas a Productores” del programa presupuestal indicado, con tres sub-actividades: a) Difusión y promoción orientada a la aptitud de suelos. b) Difusión y sensibilización a través de jornadas de información agroclimática y suelos. c) Sensibilización y difusión del uso adecuado de los productos químicos en los cultivos (fertilizantes y plaguicidas). Para la realización de esta labor, el programa presupuestal ha priorizado siete departamentos: Ancash, Ayacucho, Cajamarca, Huancavelica, Huánuco, Pasco y Puno, y con un trabajo conjunto de los gobiernos regionales y locales se espera lograr que los productores agrícolas a través de la sensibilización y difusión de la información agraria especializada logren emplear técnicas adecuadas para reducir la degradación del suelo considerando factores críticos como: disponibilidad de insumos, características del suelo, características del clima, disponibilidad del agua y rentabilidad. En esta oportunidad presentamos el manual informativo especializado: “Manejo y Conservación de Praderas Altoandinas”, elaborado por la Dirección Zonal de AGRORURAL Puno. “CONCIENCIA, VOLUNTAD Y COMPROMISO POR UN AGRO COMPETITIVO E INCLUSIVO” Ministerio de Agricultura y Riego

1

MANEJO Y CONSERVACIÓN DE PRADERAS ALTOANDINAS

ÍNDICE PRESENTACIÓN Praderas andinas 1. Propiedades de las praderas 2. Tipos de pradera o pastizal 3. Condición de la pradera II. Manejo de praderas para la conservación de suelos 1. Oferta forrajera 2. Época apropiada de pastoreo 3. Capacidad de carga 4. Pastoreo III. Principios para un buen manejo de las praderas IV. Utilización de pastizales 1. Problemas por uso inadecuado de praderas naturales a. El sobrepastoreo V. Prácticas de manejo y mantenimiento de praderas 1. Sistemas de pastoreo a. Pastoreo continuo b. Pastoreo rotativo c. Pastoreo en franjas 2. Establecimiento de potreros para pastoreo rotativo a. Plan de manejo de pastoreo 3. Plan de establecimiento y rotación de potreros 4. Delimitación de los tipos de vegetación 5. Entre siembra de pastos cultivados dentro del pastizal natural a. Riego de praderas b. Fertilización y aplicación de enmiendas c. Clausuras temporales d. Recuperación de praderas VI. Prácticas para incrementar la productividad y producción de pastos a. Conservación del agua b. Uso y manejo de agua VII. Mejoramiento de pastizales con introducción de especies a. Mejoramiento de pastizales muy pobre y pobre b. Mejoramiento de pastizales de regular a pobre VIII. Rehabilitación de praderas degradadas IX. Silvopastura

1 3 3 4 5 5 5 6 6 6 6 7 7 7 7 7 7 7 8 8 8 8 9 9 9 9 10 10 10 10 11 11 12 12 12 12

CUADROS Cuadro Nº 1 Uso de los pastos naturales y cultivados Cuadro Nº 2 Carga animal por condición de pastizal (Número de animales/ha/año) Cuadro Nº 3 Características de gramíneas y leguminosas Cuadro Nº 4 Equivalencias ganaderas

8 9 11 12

2

MINISTERIO DE AGRICULTURA Y RIEGO I. Praderas andinas Las praderas alto andinas son áreas dominadas por especies forrajeras nativas que se desarrollan a partir de los 3500 msnm. Representadas por la proporción relativa de gramíneas, graminoides y hierbas. Se encuentran entre los 3.800 a 4.400 msnm. Están compuestas por una vegetación baja, cuya época de crecimiento coincide con la estación de lluvias. La mayoría son gramíneas perennes. Su tamaño, sin considerar los tallos floríferos, alcanza un metro en las especies más altas como la chilligua Foto Nº 1. Zona dominada por Chillihua (Festuca dolichophyla). Al finalizar la estación de Foto Nº 2. Vegetación de pasto corto lluvias (de crecimiento para todos los pastos), sigue la estación seca, en la que las hierbas más delicadas desaparecen y queda una vegetación compuesta principalmente por gramíneas (Fotos 1 y 2). Sitios de praderas son áreas que tiene características micro climáticas, edáficas y bióticas, que la hacen diferente de las áreas adyacentes. Importancia de la condición del pastizal La condición del pastizal es importante por las siguientes razones: 1. Existe una correlación alta y significativa entre la condición del pastizal y la producción de forrajes. La producción de forrajes asciende con un aumento en la condición. 2. Se mantiene una relación entre la condición del pastizal y el promedio de la capacidad de carga animal óptima, la cual permite el uso de sistemas adecuados de pastoreo. 3. Se presenta una relación significativa entre la condición del pastizal y la conservación del suelo y agua. La infiltración en el suelo aumenta Foto Nº 3. Conservación del suelo y la erosión se reduce con un mejoramiento en relación al pastizal. en la condición del pastizal (Foto 3). 1. Propiedades de las praderas Las praderas altoandinas, como ecosistemas deben presentar cuatro condiciones o propiedades básicas: Estabilidad, Productividad, Eficiencia y Sostenibilidad. a. Estabilidad. Capacidad de recuperarse de una perturbación y retornar a su estado original. b. Eficiencia. Incremento de la producción de forraje por unidad de insumo que se adiciona al sistema. c. Productividad. Cambio neto en la producción vegetal que se logra en un periodo. d. Sostenibilidad Grado de dificultad para manejar la pradera y la comunidad vegetal productiva en el tiempo.

3

MANEJO Y CONSERVACIÓN DE PRADERAS ALTOANDINAS 2. Tipos de pradera o pastizal La riqueza en diversidad vegetal es enorme. En las praderas altoandinas, se encuentra una diversidad de familias botánicas como las gramíneas. Dentro de esta familia, se encuentran los géneros, como Festuca, y dentro de los géneros, las especies, como la Festuca dolichophylla (chilligua). Otras familias como las leguminosas, rosáceas, ciperáceas, juncáceas, etc. también tienen esta división; así como un número similar de géneros y especies.

Foto Nº 4. Pajonal con predominancia de ichu

Los tipos de pradera, o pastizal; se ha identificado cinco tipos de pastizales: Pajonal, Césped de puna, Bofedal, Tolar y Canllar. a. Pajonales Predominan gramíneas anuales y perennes de tamaño alto, medio y pequeño. Son conocidos como Ichu o Ichales (Foto 4). b. Césped de puna Tamaño pequeño (5 cm de altura); la cobertura vegetal es muy denso. Las especies rastreras y arrosetadas. Ejemplo: Aciachne pulvinata “pacu pacu”, Pycnophyllum sp. (Foto 5).

Foto Nº 5. Cesped de Puna con pastos de pequeña altura

c. Tholares Comunidades vegetales en las que predominan las especies del género Baccharis, Pycnophyllum, Azorella y Margiricarpus sp. (Fotos 6 y 7). d. Bofedales Los Bofedales constituyen forrajes de reserva para las pocas secas, de estiaje (Foto 8).

Foto Nº 6. Tholares en ladera Foto Nº 7. Tholares en ladera baja

Foto Nº 8. Bofedales con gran riqueza de pastos

4

MINISTERIO DE AGRICULTURA Y RIEGO e. Canllares Especies semi-arbustivas de pobre valor forrajero, predominan las familias de rosáceas espinosas como las del género Margiricarpus sp. (Foto 9 y 10). 3. Condición de la pradera La condición de la pradera está definida por el “Estado de Salud del Pastizal”, y es cuantificada a través de la Capacidad de Producción bajo condiciones naturales. Foto Nº 9. Canllares ladera Wenque Estableciéndose así pastizales de condición Foto Nº 10. Canllares ladera baja excelente, buena, regular, pobre y muy pobre. a. Excelente: El 60% de la pradera con especies deseables. Por lo menos 20% de especies deseables. b. Buena: El 40% de la pradera, de especies deseables y poco deseables, por lo menos 20% de especies deseables. El grado de erosión debe ser menor a 60%. c. Regular: Entre 15 y 39% de la pradera, o pastizal, conformado por especies deseables y poco deseables. La proporción de especies deseables no debe ser menor al 5%. El grado de erosión será menor a 60%. d. Pobre: Menos de 15% de especies deseables y poco deseables. Grado de erosión mayor al 60%. e. Muy pobre: La calificación del pastizal adquiere valores mínimos. II. Manejo de praderas para la conservación de suelos. El manejo de praderas consiste en la aplicación planificada de estrategias acerca de la utilización de los pastos naturales y que se orienta a la máxima producción animal, económica, sostenida y compatible con la conservación de los recursos naturales (Foto 11). Es el arte y la ciencia de planificar y dirigir el uso de la pradera para obtener una máxima y sostenible producción animal y, a la vez, la conservación del recurso natural. Para ello, es necesario: • • • •

Adecuar la carga animal por hectárea. Dar descansos oportunos de la pradera. Aplicar un eficiente sistema de pastoreo. Complementar el uso de la pradera con el uso de pasturas cultivadas.

Foto Nº 11. Eficiente manejo en pasturas cultivadas

1. Oferta forrajera: Considera tres componentes a. Indicadores de plantas La Condición de la Pradera como principal indicador de la disponibilidad y del estado de los pastizales. Se juzga la composición vegetal: Especies presentes y producción de forraje en un sitio relativo. En cada sitio deberán registrarse la cobertura del suelo, el vigor de las especies y los residuos acumulados.

5

MANEJO Y CONSERVACIÓN DE PRADERAS ALTOANDINAS b. Indicadores de disturbios Debe buscarse evidencias de la presencia, o ausencia, de los indicadores de erosión. Si los canales tienen agua y están empezando a repoblarse de vegetación, es evidente que la pradera está mejorando. c. Indicadores de la condición animal Representa la carga animal apropiada que puede soportar un sitio; también es conocida como performance animal. Para realizar las determinaciones correctamente se requieren de habilidad y entrenamiento adecuado. 2. Época apropiada de pastoreo Muchas áreas no pueden, y no deben, ser usadas durante parte del año. Tres factores determinan la época de uso: a. Estado de desarrollo y Salud del Animal Como meta principal debemos proveer una nutrición máxima y completa a los animales en pastoreo. b. Influencia del pastoreo sobre la salud de las plantas Se debe pastorear evitando que las reservas de energía de las plantas lleguen a un nivel muy bajo. Deben conservarse reservas para el crecimiento de las plantas en la nueva estación y luego del periodo de latencia. c. Condición física de la pradera En la zona altoandina de pendientes pronunciadas, el pastoreo no debe contribuir a la erosión. 3. Capacidad de carga Se refiere al número de animales que pueden pastorear un área determinada año tras año sin inducir retrogresión. Se expresa en unidades animal año (UAA). 4. Pastoreo El pastoreo es la actividad por la cual la producción primaria vegetal es aprovechada por los herbívoros en forma directa en el campo. Un adecuado pastoreo debe asegurar que los componentes del ecosistema conserven sus propiedades como pastizal y sin mayores alteraciones. III. Principios para un buen manejo de las praderas Debemos considerar los siguientes: • • • •

6

Balance del número de animales con la disponibilidad de forraje. Obtener una distribución uniforme de los animales en la pradera. Alternar periodos de pastoreo y descanso para manejar y mantener la vegetación. Usar las especies y clases de animales de pastoreo más adecuados a la pradera y objetivos del manejo. Por ejemplo, si la pradera es de vegetación alta, como el chilliguar, entonces de preferencia se debe pastorear con vacunos; y si es de vegetación baja, es más adecuada para los ovinos o alpacas.

MINISTERIO DE AGRICULTURA Y RIEGO IV. Utilización de pastizales Se refiere a la cantidad de forraje aéreo que ha sido consumido, durante el proceso de pastoreo, se expresa en porcentaje y si un pastizal produce 2 kg/m2 (antes del pastoreo) y luego de un pastoreo determinamos que el forraje residual asciende a 1 kg/m2 entonces el forraje consumido fue 50% y el residual es 50%. Se evalúa muestras colectadas antes y después del pastoreo, empleando un cuadrante de 0.25 m2, con el cual se colectan dos o tres muestras al azar por hectárea. Los cortes de las muestras deberán ser realizadas a ras del suelo, sin dañar el punto de crecimiento. 1. Problemas por uso inadecuado de praderas Figura Nº 1. Altura de corte sin dañar naturales. el punto de crecimiento a. El sobrepastoreo Situación de exceso de uso del pastizal provoca un gran desequilibrio entre la capacidad de carga de la pradera y la población animal durante un determinado periodo. Las consecuencias del sobrepastoreo se pueden apreciar a través de: • Pérdida de especies de pastos palatables y de alto valor forrajero. Foto Nº 12. Depredación de tholares • Mayor compactación del suelo por efecto usado como leña del pisoteo de los animales. • Menor capacidad de infiltración del agua en el suelo por efecto de la Compactación e incremento de la escorrentía. • Aceleración de los procesos de erosión de los suelos. • Encostramiento superficial. • Agotamiento progresivo de las reservas de las plantas. • Evita la maduración de semillas de las especies forrajeras deseables. Incrementa la erosión de suelos por la lluvia, el viento y efectos antrópicos. Causa la Erosión Genética, relacionada a la desaparición de especies vegetales; y si el deterioro continúa, se forman áreas desertificadas (Foto 12). V. Prácticas de manejo y mejoramiento de praderas El manejo de praderas es la aplicación planificada de estrategias de utilización de pastos naturales para obtener una máxima producción animal económica, sostenida y compatible con la conservación de los recursos naturales. 1. Sistemas de pastoreo a. Pastoreo continuo Este sistema se caracteriza por ser de tipo extensivo y los animales permanecen en la pradera durante un tiempo indefinido que concluye con el agotamiento de la oferta forrajera. b. Pastoreo rotativo En este sistema, con fines de recuperación, se procede al descanso del pastizal, difiriendo, por un período determinado.

7

MANEJO Y CONSERVACIÓN DE PRADERAS ALTOANDINAS c. Pastoreo en franjas Esta modalidad de pastoreo rotativo intensivo se caracteriza por el establecimiento de asociaciones de pastos cultivados altamente productivos y nutritivos. 2. Establecimiento de potreros para pastoreo rotativo Los potreros son áreas con pastos naturales, que han sido debidamente delimitadas y en los cuales el ganado pasta por un tiempo determinado. En la delimitación de los potreros se establecen cercos en base a las consideraciones de topografía del área, tipo y condición de pradera, capacidad de carga animal y tamaño del rebaño. a. Plan de Manejo de Pastoreo: • Tamaño de potrero = variable (mínimo 10 ha) • Número de potreros = variable • Período de pastoreo = 6 – 12 días • Período de descanso = 30 – 60 días • Distancia entre postes = 3 – 5m • N º líneas del alambrado = 5 • Tamaño de postes = 1.80 – 2 m. (1/3 de la longitud enterrado y 2/3 superficial) • Distanciamiento entre líneas del alambrado = 10, 15, 20, 25, 35 cm. Identificación de las áreas con potencial de pastoreo. Se evaluará: Composición y características vegetales, condición y soportabilidad de la pradera. 3. Plan de establecimiento y rotación de potreros. a. Reconocimiento de la zona y evaluación - Delimitación de áreas para pastoreo. b. Evaluación de la condición de los pastos naturales disponibles para pastoreo y determinación de la soportabilidad ganadera. c. Diseño y distribución de los potreros: asignación y delimitación de potreros para pastoreo rotativo (6 o más) y para descanso estacional (2 ó más). d. Los estimados de carga animal por potrero, y la asignación de animales se establecerán en función del número y capacidad de los potreros a rotar sin incluir a los denominados los diferidos. e. Balance de la oferta forrajera, soportabilidad con la población ganadera de la zona. Toma de Decisiones para lograr el equilibrio en el tiempo, se incluye periodos de crecimiento y saca del ganado. • Sistema de pastoreo es rotar de manera sistemática y recurrente, con tratamientos diferidos y descanso a un área de pastoreo. • Rotar es mover a los animales de una cancha a otra, evitando el pastoreo de las especies claves durante periodos fenológicos críticos. • Diferir es retrazar la entrada de animales a un área de pastoreo hasta que las semillas de las especies claves hayan madurado. • Descansar es prevenir el pastoreo durante el periodo de crecimiento y dormancia. Cuadro Nº 1. Uso de los pastos naturales y cultivados Instalación y Manejo Pastos naturales Pastos cultivados Número de potreros Periodo de descanso 45-60 días 30-45 días Periodo de pastoreo 06-10 días 03-07 días Criterio de rotación 40-60 % utilización 60-75% utilización Carga animal 0.07-0.75 uv/ha/año 02-06 uv/ha/año Programa de pastos y forrajes, 1987-UNALM. Uv = Unidad vacuna

8

MINISTERIO DE AGRICULTURA Y RIEGO 4. Delimitación de los tipos de vegetación Los sitios son equivalentes a los ecosistemas y responden de manera diferente a las prácticas de manejo y mejoramiento de pastizales. a. Determinación en base a la Clasificación de Tierras por Capacidad de Uso Mayor Las principales características son: Profundidad efectiva del suelo, Textura, Estructura, Contenido de Materia Orgánica, pH, Foto Nº 13. Sitios determinados para Pendiente, Permeabilidad, Grado de quema de pastizales Erosión y Uso Actual. Foto Nº 14. Rebrote después de la quema b. Delimitación de los sitios Los sitios representan unidades de manejo y conservación a partir de los cuales se puede diseñar el plan de manejo y mejoramiento de praderas naturales que se define como la manera económica y ordenada de planificar la implementación de estrategias extensivas e intensivas de mejoras de pastizales a través del cercado de los sitios, rotación de canchas, quema, manejo del agua y el control integrado de plantas indeseables, fertilización y resiembra (Foto 13 y 14). c. Determinación de la condición y tendencia del pastizal Mediante la relación que establece el método de transección al paso. (Flores A. y E. Malpartida, 1987; Flores M, 1992). d. Capacidad de carga y soportabilidad Se determina a partir de la condición del pastizal y empleando la siguiente Tabla: Cuadro Nº2. Carga animal por condición de pastizal (Número de animales/ha/año) Condición Ovinos Alpacas Llamas Vacunos Excelente 4.0 2.7 1.8 0.75-1.0 Bueno 3.0 2.0 1.3 0.75 Regular 1.5 1.0 0.7 0.38 Pobre 0.5 0.3 0.2 0.13 Muy pobre 0.25 0.17-0.2 0.10 0.07 Fuente: Florez, et al. L a Molina. Lima, Perú

Vicuñas 4.44 3.33 1.65 0.55 0.28

5. Entre-siembra de pastos cultivados dentro del pastizal natural Las asociaciones mejoran la cobertura vegetal y generan diversos beneficios como el control de la erosión y la oferta de forrajes de mejor calidad durante el pastoreo. Las especies cultivadas más recomendables son: trébol blanco y rojo, pasto phalaris, pasto dactylis, alfalfa de secano. En condiciones de secano se recomienda el dactylis + trébol rojo o alfalfa (en especial para suelos con pH entre 4 - 5), cuando prevalecen las condiciones de sequía y frío. Para suelos de pH de 6.8 – 7.2, bajo riego se recomienda Rye grass + treboles. a. Riego de praderas Regar tan pronto pasen las heladas (agosto y setiembre). Uno de los sistemas de riego aplicable para pastos cultivados es el de aspersión. b. Fertilización y aplicación de enmiendas Se puede usar el mismo estiércol animal fresco o descompuesto, la rotación de dormideros, el compost u otras enmiendas orgánicas. Con la finalidad de corregir las deficiencias en nitrógeno y fósforo de los suelos alto andinos se recomienda la aplicación de 40 - 60 kg/ha de N y 80 kg de P2O5 ha/año.

9

MANEJO Y CONSERVACIÓN DE PRADERAS ALTOANDINAS c. Clausuras temporales La clausura es el impedimento del ingreso de animales a una pradera por tiempos establecidos. Siendo los objetivos: La instalación de semilleros naturales y la recuperación de praderas. El tiempo de clausura de los pastizales de condición regular sea como mínimo dos años. Realizar la introducción de especies exóticas como el Trébol Blanco, Rye Grass Ingles, Dactylis glomerata, Phleum pratense, alfalfa, etc.; a razón de 4 a 5 kg de gramíneas y 2 a 3 kg de leguminosas. También es recomendable la fertilización fosforada. d. Recuperación de praderas En los pastizales de condición pobre y muy pobre, se usan las clausuras, para lograr el repoblamiento de especies, permanecer como mínimo tres años y está debe estar acompañada con un programa de introducción de especies. VI. Prácticas para incrementar la productividad y producción a. Conservación del agua Es común encontrar en esta zona adecuaciones de los propios productores de canales y bocatomas rústicos en la captación y uso de agua, existen en la zona andina periodos bien diferenciados de secas y de precipitaciones así como los periodos de transición de finalización o inicio de periodos lluviosos, en consecuencia, no solamente es necesario los sistemas de riego en sí, sino también otras formas de represarlas, como los espejos de agua en las partes bajas, así como las qocha y los waru warus; en cambio en las partes medias se debe implementar pequeños reservorios para las familias campesinas, pero también contar con represas de mayor alcance que apoye a las familias organizadas y de mayor área ganadera. En la parte alta donde predomina el ganado camélido, es necesario proteger y ampliar los bofedales, que generalmente son naturales y se forman gracias a las precipitaciones y filtraciones y forman bofedales con una biodiversidad de gran importancia porque permite tanto la alimentación del ganado camélido como de las aves en extinción como los suris, que podrían servir para el bienestar del poblador andino. Según Flores Mariaza, la disponibilidad de agua de riego permite obtener mejores cosechas de avena y cebada forrajera, así como de Phalaris tubero-arundinacea, especie gramínea de reciente introducción al ecosistema andino y de similar comportamiento a la avena forrajera. Movilizar las organizaciones y formar nuevas puede ser una alternativa viable para el desarrollo de los pastizales alto andinos. El cambio climático es un reto que convoca a la sociedad organizada a fin de adecuarse o adaptarse a los nuevos desafíos en la producción de la alimentación y del medio ambiente cambiante. 6.1 Prácticas de conservación del suelo y aguas en la zona andina Las prácticas mecánico estructurales contribuyen al mayor rendimiento de la pradera y disminuye la erosión. • Zanjas de infiltración. • Terrazas de formación. • Terrazas de absorción. • Rehabilitación de andenes. • Forestación. De la misma forma, también contribuyen al mejor uso del agua, las prácticas agronómicas culturales, como la asociación de cultivos, rotación de cultivos, incorporación de abono verde y también la protección con vegetación muerta.

10

MINISTERIO DE AGRICULTURA Y RIEGO b. Uso y manejo del agua Complementada con otras prácticas como: • Reservorios artesanales. • Canales de riego. • Riego por aspersión. • En praderas incremento de la biomasa. • En pasturas. • Mejoramiento de bofedales. • Conservación de agua. Foto Nº 14. Asociación de leguminosa con gramínea

VII. Mejoramiento de pastizales con introducción de especies La estrategia de introducción de especies exóticas (trébol blanco, dactylis, y el phalaris) debe utilizarse como un complemento por representar una alternativa restringida a suelos de alto potencial y para zonas de baja altitud (< 4,200 msnm), donde las posibilidades de compensar su alto costo, son mayores (Foto 14). Cuadro Nº 3. Características de gramíneas y leguminosas GRAMINEAS

LEGUMINOSAS

No fijan bacterias

Fijan nitrógeno atmosférico

No son muy sensibles a la acidez del suelo

Son muy sensibles a la acidez del suelo

No son muy sensibles a la ausencia de fósforo, potasio y cal

Muy sensibles a la ausencia de fósforo, potasio y cal

Son menos ricas en calcio

Son mucho más ricas en calcio

Son muy sensibles a la deficiencia del Nitrógeno del suelo

Son menos sensibles al contenido de Nitrógeno del suelo

Son muy sensibles a la excesiva humedad durante su desarrollo

Son muy sensibles a la excesiva humedad durante su instalación

Son muy tolerantes al pastoreo fuerte y constante

Algunas plantas son susceptibles a pastoreo fuerte y constante (corona)

Responden positivamente a la aplicación de Nitrógeno

Responden positivamente a la aplicación de cal en suelos ácidos

Aportan buenos niveles de carbohidratos como fuente de energía

Contienen buenos niveles de proteína

Dan volumen a la dieta del ganado

Aumentan las proteínas de las gramíneas al ser asociadas

Evitan la erosión del suelo

Conservan y fertilizan el suelo

Apropiadas para ensilaje por su aporte de carbohidratos

Apropiadas para henificación por su valor nutritivo

No causa timpanismo

Causa timpanismo

Poseen raíces superficiales

Poseen raíces profundas

Fuente: Curso pastos en Ayaracra, 2001

11

MANEJO Y CONSERVACIÓN DE PRADERAS ALTOANDINAS a. Mejoramiento de pastizales muy pobre y pobre Esta práctica se inicia con una ligera labranza del terreno (tracción mecánica que jale una rastra de dientes flexibles en una sola pasada), sin voltear el suelo. Luego, se debe fertilizar el suelo aplicando fósforo a razón de 80 kg/ha/año, en una sola aplicación. Después de 7 días de ésta aplicación, se procederá al boleo de 18 kg/ha de Dactylis glomerata y Lolium perenne (Rye grass Inglés), uno ó dos kg de Trébol Blanco (inoculado) o 10 kg/ha de alfalfa. Cercar el área mejorada. Estas actividades deben de realizarse en Octubre y Noviembre (con el inicio de las primeras lluvias). En Abril o Mayo, estas praderas deben ser sometidas a pastoreo, de baja presión y rápido, esto permitirá inducir a las gramíneas a que incrementen su vigor, provocando macollamiento y a su consolidación en el pastizal. Los próximos pastoreos se realizarán luego de un año de descanso y durante tres años con cargas bajas y pastoreos rápidos. Junto a la siembra de especies exóticas se puede realizar instalación de esquejes de especies nativas altamente deseables o palatables como por ejemplo: Festuca dolichophylla “Chillywa”, Alchemilla pinnata “Sillu sillu”, etc. b. Mejoramiento de pastizales de regular y buena Arar el terreno con yunta cada 40 cm. (cuando el pastizal está ubicado en pendiente la labranza se debe realizar a curvas de nivel), posteriormente se procede a sembrar a chorro continuo Trébol Blanco (trébol mezclado con arena blanca o cualquier otro material inerte), cantidad requerida de semilla es de 1 a 2 kg/ha, semilla que debe ser previamente inoculada peletizada con cal. VIII. Rehabilitación de praderas degradadas Es el conjunto de prácticas tendientes a recuperar la capacidad productiva de pastizales naturales sobre pastoreados y degradados mediante la implementación combinada de técnicas de propagación vegetativa y prácticas agronómicas de manejo de pasturas. IX. Silvopastura Sistema en el que se integran árboles y arbustos con pastos y ganado, buscándose el beneficio total en términos de producción. La silvopastura puede establecerse bajo condiciones de pastos naturales como de pastos cultivados. Pastos naturales periodo de pastoreo de 7 a 12 días por potrero y con un descanso de 30 a 45 días. Los pastos cultivados podrán someterse a pastoreo por períodos de 1 – 3 días con descansos de 15 a 21 días. Cuadro Nº 4. Equivalencias ganaderas 1 vaca de 450 kgs 1.0 U.A. unidad animal 1 vaquillona o torete 0.6 U.A. 1 toro 1.5 U.A. 1 caballo 1.5 U.A. 5 borregas 1.0 U.A. 6 venados 1.0 U.A. 4 alpacas 1.0 U.A. 3 llamas 1.0 U.A. Fuente: E. Flores

12

MINISTERIO DE AGRICULTURA Y RIEGO

13

MANEJO Y CONSERVACIÓN DE PRADERAS ALTOANDINAS

View more...

Comments

Copyright ©2017 KUPDF Inc.