Las Entrevistas Preliminares -Sinatra Cap 1

November 27, 2018 | Author: stillentranen | Category: Jacques Lacan, Psychoanalysis, Truth, Sigmund Freud, Quotation Mark
Share Embed Donate


Short Description

Capítulo 1...

Description

Las Entrevistas preliminares y la entrada en análisis. Cap. I

I "SÓLO UNA"

Vamos a comenzar nestro crso so!re las entrevistas preliminares la entrada en análisis. iero comenzar con dos citas #e de sitar parte del marco con el cal vamos a tra!a$ar %ste a&o primera' #e corresponde a n te(to de )red' dice as*+

"Si intentamos aprender en los libros, el noble juego del ajedrez, no tardaremos en advertir que sólo las aperturas y los finales pueden ser objeto de una exposición sistemática exhaustiva a la que se sustrae, en cambio, totalmente, la infinita variedad  de las jugadas siguientes a la apertura. Sólo el estudio de partidas celebradas entre maestros del ajedrez puede cegar esta laguna. ues bien! las reglas que podemos seal sealar ar para para la prácti práctica ca del tratam tratamie iento nto psicoa psicoanal nal#ti #tico co están están sujeta sujetas s a id$nt id$ntica ica limitación". %

La cesti,n planteada por )red es simple+ como en na ca$a .ne-ra' a la entrada y a la salida podemos dar centa de los procedimientos #e se van prodciendo mientras #e lo #e acontece en el medio es my di/*cil encontrarle al-na re-laridad. S,lo al-nos maestros 0an dado centa de la l,-ica #e sstenta los procesos #e all* tienen tienen l-ar l-ar 1nosot 1nosotros ros dir*a dir*amos mos++ en el consl consltor torio' io' entre entre anali analista sta y analiz analizan ante. te. Intentaremos servirnos de ss ense&anzas.

La se-nda cita #e 0a sido y es se&era para m* es la si-iente+

&odos saben, muchos lo ignoran, la insistencia que pongo ante quienes me piden consejo sobre las entrevistas preliminares preliminares en el análisis eso tiene una función, para el  analista por supuesto esencial. 'o hay entrada posi !le !le en análisis sin entrevistas

preliminares"2. 34o$a 55 ori-inal6

Esta /rase es asertiva. Es cate-,rica+ "no 0ay entrada en análisis sin entrevistas preliminares". Vamos a escri!irlo as*+

5 )red. S. 7La iniciaci,n del tratamiento8 3595:6' O!ras completas' ;omo II' Editorial Ep

4e introdcido n s*m!olo l,-ico' el de la implicaci,n 3 6 para escri!ir #e la entrada en análisis análisis re#iere re#iere dándole all* all* n valor valor prominente prominente de las entrevistas entrevistas preliminares. preliminares. e esta /orma se !ica na condici,n necesaria para el lanzamiento del dispositivo 34o$a 52 ori-inal6 ori-inal6 anal*tico. Esto pareciera ser na o!viedad pero si stedes conversan con cole-as de otras orientaciones' constatarán #e no es na verdad #e vaya de syo #e la entrada en análisis est% determinada por las entrevistas preliminares y #e si-an s l,-ica. ⇒

Sin em!ar-o' desde nestra orientaci,n lacaniana' tenemos este ennciado asertivo #e localiza como condici,n de la entrada en análisis las entrevistas preliminares. B% #iere decir esto En primer l-ar #e la entrada en análisis no es n procedimiento atomático #e se peda peda re-l re-lar ar antic anticipa ipada damen mente te de n modo modo atom atomáti ático' co' o sea+ sea+ no se trata trata de determinado nDmero de entrevistas /i$as #e dar*an centa en s resolci,n' a partir  de na secencia pre pro-ramada' de na entrada en análisis. Es decir' #e 0ay al-o más #e 0a de sceder para #e la entrada en análisis se prodzca' a partir de las entrevistas preliminares. En ese al-o más está el 0eso' la clave' el resorte mismo de la II casa. Vamos a ver  c,mo podemos ce&irla 0asta localizarla. Si di-o #e las entrevistas preliminares preliminares son condici,n de entrada y #e al-o más tiene #e sceder sceder se pede pede desprend desprender' er' l,-icament l,-icamente' e' #e las entrevista entrevistass prelimi preliminare naress aparecen ya como cierto dispositivo #e 0a!r*a de permitir la entrada. Ese dispositivo 0a!rá 0a!rá de const constri rirr las condic condicion iones es de anali analiza! za!ili ilida dad. d. ara ara ?ac#e ?ac#ess Lacan Lacan las las entrevis entrevistas tas prelimin preliminares ares cmplen cmplen na /nci,n /nci,n a!solta a!soltamente mente precisa+ precisa+ evalar evalar las condiciones de posi!ilidad de na persona de soportar la apesta anal*tica. 4ay no s,lo el dispositivo' las entrevistas preliminares' sino #e ellas están en relaci,n de s!ordinaci,n respecto al dispositivo para el cal y al cal ellas 0a!rán de servir+ el análisis. Estoy 0a!lando' entonces' del valor instrmental de las entrevistas preliminares. BA #% nos re/erimos al 0a!lar de "criterios de analiza!ilidad" Fespesta+  A la di/erencia de estrctra' es decir' a na cesti,n dia-n,stica' dia-n,stica' a na evalaci,n evalaci,n cl*nica. Fespesta+  A la la posici,n del del s$eto. E.S.+ Gy !ien. Se trata de la localizaci,n s!$etiva. El te(to de re/erencia #e va a atra atrave vesa sarr todo todo este este crs crso' o' es n li!r li!ro o #e #e pert perten enec ece e a ?ac# ?ac#e ess Alain lain Gill Giller er'' : Introdcci,n al m%todo psicoanal*tico

: Giller' ?. A.+ Introdcci,n al m%todo psicoanal*tico' Eolia aid,s' Ep Es decir' la implicancia lo es de la entrada en análisis respecto de las entrevistas preliminares' preliminares' las cales se-Dn Lacan' son s condici,n. ;odo esto vamos a pro!arlo' no vamos a dar por válida nin-na de estas a/irmaciones' inclso más allá de #e proven-an de 34o$a 5 ori-inal6 la má(ima atoridad epist%mica para nosotros+ es decir' vamos a "!om!ardear" las citas de atoridad' para pro!ar si resisten 1si se corresponden e/ectivamente con lo #e acontece en la e(periencia anal*tica. Ha Ha #e si no 0ay na e/icacia práctica de los conceptos' si no responden las

Página N° 3

Ernesto S. Sinatra

/ormalizaciones /ormalizaciones a la e(periencia' si no permiten localizar' de al-na manera' el campo de la e(periencia' no tiene nin-Dn valor para nosotros el desplie-e conceptal. Es decir' #e no tiene nin-Dn sentido emplear t%rminos por más /loridos #e sean' o por  más #e ten-an na dial%ctica !ella 1o conmovedora por las resonancias #e evoca1 si no se corresponden con la e(periencia real. No se trata de est%tica' sino de la %tica de n /ncionamiento de los conceptos #e permitan orientarnos en las variaciones variaciones de la e(periencia psicoanal*tica. odr odr*a *amo moss escr escri! i!ir ir'' incl incls siv ive' e' esta esta 0ip, 0ip,te tesi siss de !ase !ase colo coloca cand ndo o a0or a0ora a entr entre e "entrevistas preliminares" y "entrada en análisis" en l-ar del s*m!olo l,-ico de la implicaci,n implicaci,n 1como esta!a escrito na do!le !arra.

Ea//Ep

 A0ora escri!amos escri!amos la /,rmla completa completa #e dice+ dice+ "La entrada en análisis implica las entrevistas preliminares". y' a-re-ando n pnto #e indica n valor de con$nci,n+ "la entrada en análisis implica na discontinidad 1marcada' precisamente' precisamente' por esa do!le !arra1 con las entrevistas preliminares"+

(Ea =>Ep).(Ea//Ep)

Con los catro postlados #e si-en' vamos a comenzar a localizar 0acia d,nde apnto con esta 0ip,tesis. Primer postulado:

La entrada en análisis constitye n m!ral #e de!e ser /ran#eado desde las entrevistas preliminares preliminares por el entrevistado. El m!ral desi-na el pnto de atravesamiento' n o!$etivo por alcanzar.

34o$a 5J ori-inal6

Segundo postulado:

La discontinidad de la secencia de las entrevistas preliminares y entrada en análisis es consecencia de n corte realizado por el analista al interpretar la demanda del propesto analizante. Ustedes se dan centa #e el propesto analizan te si-ni/ica #e no se es analizante en las entrevistas preliminares. "Analizarte" es na cate-or*a #e indica na /nci,n' pero para o!tener esa /nci,n' 0a!rá #e tra!a$ar. Criosamente' e invirtiendo las /amosas leyes del mercado' acá' el #e tra!a$a' pa-a. Tercer postulado:

El cort corte e e/ec e/ect tad ado o 1mar 1marca cado do en la piza pizarr rra a por por las las dos dos l*ne l*neas as #e #e indi indica can n la discontinidad1implica la pesta en $e-o de na cate-or*a+ la de decisi,n' la #e re#iere de n consentimiento 3o rec0azo respecto 5 sa!er6.

Página N° 4

Las Entrevistas preliminares y la entrada en análisis. Cap. I

or lo tanto' no s,lo #e este procedimiento no es al-o mecánico' sino #e para traspasar el m!ral 0ay #e estar concernido por al-o #e 0ace al sa!er' al prodcido prodcido en las entrevistas' a partir de na decisi,n. Esto es lo contrario de n procedimiento atomático la decisi,n es el pnto más alto de implicaci,n s!$etiva.' Bor #% or#e' ni más ni menos' lleva a constitir la cate-or*a de s$eto en torno de la responsa!ilidad y de la elecci,n dando 1de esta manera1 l-ar al si-iente postlado' postlado' consecencia directa del anterior+ Cuarto postulado:

;al decisi,n prodce al s$eto 1%sa es' en ri-or' la verdadera localizaci,n s!$etiva1 coordi coordinad nado o al empla emplazam zamien iento to del sa!er sa!er'' el #e dará dará l-ar l-ar a la e/ect e/ectaci aci,n ,n del inconsciente inconsciente por la v*a del s*ntoma.

Como sa!rán apreciar' lo #e este postlado plantea' en principio' es casi todo el desarrollo de n análisis. ero vayamos por partes+ tal decisi,n respecto del sa!er prodce al s$eto' prodce n s$eto s$eto er-o' er-o' no 0ay n s$eto s$eto antic anticipa ipadam dament ente e 34o$ encarnado ado en el 34o$a a 5> oriori-in inal al66 encarn entrevistado 1por más #e sea na persona de Kcarne y 0eso la #e siempre lle-a a la cita. cita. Cando Cando nos re/er re/erim imos os al s$eto s$eto'' estamo estamoss indica indicando ndo na operac operaci, i,n n de sposici,n #e se de!erá poner en $e-o para #e 0aya análisis. El entrevistado 0a!rá con#istado ese nom!re 3s$eto6' pero para ello de!erá perder  al-o.  Al dar l-ar al inconsciente' inconsciente' el #e lle-e sa!rá #e no s,lo 0ay mc0o #e no sepa de s*' sino #e además sa!rá #e 0ay n sa!er #e o era sin #e %l lo sepa y #e ese sa!er tiene consecencias consecencias en el cerpo' en ss pensamientos y en s relaci,n con los otros. Criosamente' este s$eto no es na operaci,n prodcida por la persona sino' más !ien' a e(pensas de ella y #e el s$eto 1cando demestre estar coordinado al inconsciente' inconsciente' lo 0ará a partir de los traspi%s #e 0a de dar el #e 0a!la en n análisis. ara/ras ara/raseand eando o n dic0o dic0o poplar poplar'' podr*amo podr*amoss decir+ decir+ la persona persona propone propone'' el s$eto s$eto dispone. 4oy voy a intentar demostrar esta 0ip,tesis y ss postlados' a partir de na vi&eta cl*nica a la #e llamar% "S,lo na". Un 0om!re $oven solicita na entrevista por tel%/ono de n modo sin-lar. En n tono cort%s y atildado' me pide #e lo reci!a por n pro!lema my espec*/ico #e %l vendr*a a plantearme. A continaci,n' impone na condici,n+ s,lo aceptar*a venir a verme si yo cmplo con s e(i-encia. BCál es+ #e sea "s,lo na". Ml pretende "s,lo na" entrevista. B% 0acer /rente a ese pedido' Bc,mo responder de n modo satis/actorio or mi parte' le-o de n momento de vacilaci,n' acept% ss condiciones y lo cit% para el d*a si-iente. e!o decir #e mi decisi,n /e na apesta' más allá de mis propias consideraciones acerca de lo verdadero y de lo /also pero no menos de cierta in#ietd #e se apoder, de m* al prometer al-o #e' si todo sal*a !ien' ser*a imposi!le cmplir ya #e

Página N° 5

Ernesto S. Sinatra

para #e el dispositivo anal*tico /ncione se necesita' como sa!emos' más de na sesi,n y más de na entrevista. Nestro Nestro entrevis entrevistado tado se present, present, pntalm pntalmente ente'' e(presá e(presándose ndose con meticlo meticlosidad sidad'' intentando #e no se /iltrasen ddas en ss cidadosos razonamientos. Se es/orza!a para #e no e(istieran $ e#*vocos en lo #e %l #er*a decir' para ser más preciso aDn' 34o$a [email protected] ori-inal6 en lo #e %l 0a!*a venido a pre-ntarme. es' como %l mismo lo di$o+ "s,lo se trata de na pre-nta"' e na pre-nta #e %l ven*a a 0acerme y #e yo de!*a contestar en esa Dnica entrevista. S circnlo#io intensi/ica!a la intri-a #e 0a!*a en s presentaci,n' !ordea!a el tema' preparando la /ormlaci,n de s pre-nta' minciosamente. minciosamente.  A todo esto' desde mi /nci,n como practicante' me encontra!a 1por n lado1 con la di/icltad de c,mo no responder pntalmente a na demanda y 1por otro1 inmerso en la intri-a #e este 0om!re i!a creando respecto de cál' era la pre-nta #e ven*a a /ormlarme. E/ectivamente' se dan centa de #e 1al menos en este pnto1 la !arra de la divisi,n #e conviene a la posici,n del entrevistado' esta!a más !ien del lado del psicoanalista+ es decir' del m*o. Esta presentaci,n tan meticlosa #e este 0om!re realiza!a' permit*a anticipar na evalaci,n cl*nica' per/ilando la estrctra #e 1se-Dn veo1 al-nos de stedes ya están ssrrando+ nerosis o!sesiva. )inalmente' se devel, la inc,-nita+ "el pro!lema 1di$o1 transcrre en el campo del amor" 3la intri-a se intensi/ica!a6 pero desp%s de n prolon-ado silencio' a-re-,' conclsivo+ conclsivo+ "ella no #iere tener se(o conmi-o Bpodr*a sted decirme por #%" Msa era la pre-nta y la casa de s presencia en mi consltorio. Como stedes se dará darán n cen centa ta'' no s,lo s,lo %l ten* ten*a a n pro! pro!le lema ma ya #e #e en tant tanto o prac practitica cant nte e del del psicoanálisis' a mi vez' no lo ten*a menos. Ml no sa!*a por #% raz,n s novia se ne-a!a a mantener relaciones se(ales con' %l' y %l demanda!a a n analista na respesta. revia reviamen mente' te' %l ya 0a!*a 0a!*a consl consltad tado o con otro otro analis analista' ta' de cierto cierto renom! renom!re' re' #e #e pert perten enec ece e a na na inst instititc ci, i,n n 1tam 1tam!i !i%n %n my my cono conoci cida da11 re/e re/eri rida da a la Asoci sociac aci, i,n n sicoanal*tica Internacional en a#ella oportnidad' %l 0a!*a o!tenido na respesta inmediata+ inmediata+ "!eno 0om!re' pero sted la eli-i,".. La resp respest esta a #e #e o!tvo o!tvo nestr nestro o entre entrevis vistad tado o es inter interesa esante nte'' por# por#e e indica indica la responsa!ilidad #e el s$eto tiene respecto de a#ello #e lo a#e$a 34o$a 5= ori-inal6 es decir' #e por s intermedio se intenta cestionar el l-ar de "!ella alma" #e al-ien sostiene en la #e$a #e /ormla. ero a pesar de esta consideraci,n 1podr*amos decir' verdadera1 la respesta no 0a!*a servido para nada en este caso y lo demostraremos por n detalle cl*nico+ este 0om!re no es 0ist%rico' es o!sesivo esta intervenci,n no lo-r, conmover el sistema de ss conocimientos previos' de ss representaciones conscientes Pes decir' #e no pdo dividirlo+ sitarlo n posici,n analizante. H de lo #e se tratará en este crso' será de prestar atenci,n a los detalles' 1A l9 s pe#e&os pe#e&os 'detalles 1divinos' como pre/er*a decirlo ?ac#es1Alain Giller' en s crso de la orient orientaci aci,n ,n lacan lacanian iana1 a1 a#el a#ellos los #e #e nos nos a(ili a(iliará arán n para para sita sitarno rnos' s' desde desde las las

Página N° 6

Las Entrevistas preliminares y la entrada en análisis. Cap. I

entrevistas preliminares' en pos de constitir nestra orientaci,n en la direcci,n de la cra. or lo pronto' nestro entrevistado lle-, a mi conslta car-ando con ese sa!er como n sa!er merto #e as* caracteriza!a+ "me di$o eso' s* tiene raz,n. Ese no es mi pro!lema."  A esa altra de la entrevista' el desconcierto m*o ten*a !astantes razones para ir en amento. Ustedes recerdan los pro!lemas #e tra*a esta presentaci,n+ se re#er*a de n analista de /orma inmediata 1en na entrevista1 #e le diera como respesta n sa!er so!re na tercera persona' con la cal el entrevistado no pod*a tener relaciones se(ales as* /ormlado es n disparate la /ormlaci,n planteada en estos t%rminos es realmente delirante+ a condici,n de entenderlo en el sentido #e )red lo 0ac*a' sin con/ndir estrctras cl*nicas' al re/erirse al delirio de la o!sesi,n en el caso del 4om!re de las Fatas. Es decir' e(isten /ormaciones delirantes #e no re#ieren de na estrctra para para mani/estarse. Es otro elemento para para tener en centa en nestras nestras entrevistas preliminares. preliminares. Como se aprecia' en ese momento mi desconcierto esta!a per/ectamente sitado 0a!*a #e desacomodarlo para poder intervenir. Era complicado' ya #e por más #e la /ormlaci,n #e este 0om!re 0ac*a 3si lo pensamos desde n pnto de vista "t%cnico"6 era na demanda de sa!er diri-ida al Otro 3y %sta es' precisamente' na de las condiciones de localizaci,n de la trans/erencia' n modo de ci/rar el al-oritmo del S$eto1spesto1Sa!er  6 0a!*a al-o 34o$a 59 ori-inal6 más en $e-o. esde cierto pnto de vista' se tratar*a de na simple demanda diri-ida al Otro' e/ectada a partir de n s/rimiento a0ora' Bc,mo responder a esa ins,lita pre-nta' a la encrci$ada' al atolladero' #e indica!a s simple /ormlaci,n or otro lado' %l ya me 0a!*a proporcionado na clave a la #e' como analista' era necesario #e recrriera+ "no me di-a lo #e ya s%' por#e no me sirve para nada' por#e eso ya me lo di$o el otro" tal la ennciaci,n de 1lo #e a0ora podemos interpretar como1 s advertencia al analista. En este este e$empl e$emplo' o' con este este detal detalle le'' se apreci aprecia a na na cesti cesti,n ,n crci crcial+ al+ compr compre! e!an an ste stede dess c,mo c,mo el valo valorr de verd verdad ad verd verdad ader ero1 o111 de n enn ennci ciad ado o ped pede e ser  ser  a!soltamente ine/icaz' c,mo pede pasar 1a!soltamente1 de lar-o al /ormlarse de modo interpretativo. Con lo cal' ya estamos sensi!ilizándonos respecto del valor #e la verdad tiene en el análisis estamos prestos a compro!ar el modo en el #e n analista pede perder la !rD$la si se encomienda a la verdad como amo a!solto. "*-ame' Bpor #% mi novia no #iere tener relaciones se(ales conmi-o"+ esta pre-nta #e 1como psicoanalista1 me era' verdaderamente' verdaderamente' diri-ida' es na pre-nta #e transporta!a n verdadero s/rimiento para #ien la enncia!a clara en s /ormlaci,n' o!via por s planteo... pero a pesar de todo eso' yo no pod*a 1ni sa!*a1 c,mo contestarla. or spesto' me ima-ina!a 1mientras escri!*a esta vi&eta1 al-o #e podr*an stedes estar estar pensa pensando ndo por por e$emp e$emplo lo++ Bno dec*a dec*a Lacan Lacan pite pite no 0ay #e Krespo Krespond nder er ala ala demandaK sino KinterpretarlaK S*' ese es el sa!er re/erencial de los li!ros #e acde a nestra memoria inclsive' pede ocrrir esta irrpci,n en el momento preciso #e est%n analizando' y 1entonces1 pensar+ "no' no ten-o #e responder a la demanda".

ap,cope de S$eto1spesto1Sa!er. S$eto1spesto1Sa!er.  A partir de a#*' SSS será ap,cope

Página N° 7

Ernesto S. Sinatra

lanteada as*' Bcál es el valor de esta /rase BSer*a ella orientadora de la direcci,n de la cra' permitir*a or-anizar la táctica interpretativa por medio de aplicar la teor*a al caso o 1por el contrario1 se tratar*a' más !ien' de na e(i-encia speryoica #e precipitar*a a la in0i!ici,n' a la parálisis' a la netralizaci,n de la acci,n anal*tica En los practican practicantes tes noveles' noveles' en los $,venes $,venes principia principiantes' ntes' es aDn 34o$a 2Q ori-inal6 ori-inal6 más /recente #e en el resto de los practicantes el 0ec0o de #edar sometidos a esta presi,n' a la e(i-encia speryoica del S$eto1spesto1Sa!er1de1los1te(tos a esta /i-ra de -oce del Otro #e opera en al-nos momentos de vacilaci,n' en los #e el practicante no sa!e #% 0acer en ese preciso momento+ "B#% de!o escc0ar" "BEs eso #e aca!a de decir ese analizante' a lo #e se re/er*a Lacan cando escri!*a en el Seminario 2Q+ "e se di-a #eda olvidado tras lo #e se dice en lo #e se escc0a" O !ien' "Bde!o anotar" "No' no 0ay #e anotar sino escc0ar a la letra' leer lo #e el analizante 0a escrito". "ero' Bc,mo 0a-o para anotar y escc0ar lo #e el analizante dice al mismo tiempo" H as* si-en mani/estándose las imposiciones del spery, epist%mico del SSS encarnado en el pensamiento. or eso' a veces es /ácil !rlarse de la t%cnica y de ss patrocinadores anal*ticos' pero es n -ran error+ Lacan en al-nas ocasiones lo 0ac*a' pero nosotros no somos Lacan 3disclpen la o!viedad' pero a veces' por ciertos e/ectos prodcidos' parecer*a necesario recordarlo6. Lacan' si !ien pod*a tener n estilo #e 1en determinado momento1 parec*a caer casi despiadadamente so!re las desviaciones de los pos1/redianos 3de 0ec0o' as* era6' más allá de s persona' se trata!a de na cesti,n de estilo. Lacan emplea!a na perspectiva !arroca en ss ar-mentaciones y en ss alocciones' inclso 0ac*a so de la !rla como na cate-or*a de la ret,rica. Ml siempre estvo atento a lo si-iente+ si 0ay re-las #e con/i-ran n proceder' 0a de ser por al-o er-o 1y' contrariamente a lo #e pede ser considerado a priori1 las re-las #e con/orman el estándar de la IAJ sirven para al-o. ero a0ora' otra pre-nta+ Bpara #% creen stedes #e sirve el estándar del tiempo /i$o de cada sesi,n 1anti-amente de JQK' an#e le-o' en mc0os casos' se red$o a QK y le-o a :QK1 las entrevistas patadas a partir de n nDmero pre1esta!lecido el momento prescrito para e/ectar na interpretaci,n' 0asta re-las para interpretar' Bpara #% sirve todo esto La instaraci,n de n encadre da cierto -rado de se-ridad. El settin-' nom!re an-l an-lo1 o1sa sa$, $,n n del del enc encad adre re 1a part partir ir de s /nc /nci, i,n n 34o$a 34o$a 25 ori-in ori-inal6 al6  atomática1 pede tran#ilizar' calmar la an-stia de na persona #e está /rente a otra sin nada #e le di-a' previamente' #% es lo #e tiene #e 0acer. Son ciertas re-las #e 1de al-na manera1 van patando el tiempo y el espacio de n modo or-anizado' y #e permiten apaci-ar 1vamos a decirlo de este modo1 la relaci,n al Otro. Fápidamente se peden /iltrar en el encentro anal*tico 1como en cal#ier otro1 dos sentimientos #e dan centa de la am!ivalencia /rediana+ el amor y el odio 3en verdad' de!er*amos incorporar na tercera pasi,n sitada por )red+ la indi/erencia6. BC,mo s% #e no voy a amar a #ien ten-o /rente a m* y reci%n veo por vez primera' o #e no lo voy a odiar BH si no me -sta Esto scede. La cesti,n es c,mo respon responder der.. El enca encadre dre tiene tiene n valor valor preci preciso so de local localiza izaci, ci,n' n' no s,lo s,lo para para el analiza analizante' nte' sino 1#izás' 1#izás' /ndamen /ndamentalme talmente1 nte1 para el analista+ analista+ sitar a la "pare$a" "pare$a" analizante1 en el encadre para -arantizar' de al-Dn modo' el decrso del análisis. Nestra orientaci,n lacaniana 1#e no se satis/ace de la se-ridad del settin-' del

Página N° 8

Las Entrevistas preliminares y la entrada en análisis. Cap. I

encadre1' en n pnto tiene más pro!lemas' ya #e no -oza de los parámetros' los rease-ros' rease-ros' las normas y procedimientos procedimientos #e estar*an all* más a mano' para #e no' en Dltima instancia "sepa #% tiene #e 0acer con el paciente" y esto dic0o as* con todas las comillas del caso. Nest Nestro ro verda verdade dero ro pro!le pro!lema ma como como practi practican cantes tes del psicoa psicoanál nálisi isis' s' es prácti práctico co y consiste en !scar los medios para 1voy a decirlo con na /rase t%cnica pero no de la t%cni t%cnica ca anal*t anal*tica ica11 para para "toma "tomarr la ocasi, ocasi,n n por los ca!ell ca!ellos" os".. Ocasi, Ocasi,n' n' yendo yendo a la mitolo-*a' #e por más calva #e la pinten' 0ay #e intentar tomarla por los ca!ellos para realizar el acto aconse$a!le en cada ocasi,n. el acto' na vez más' no tenemos el con/ort de na -arant*a previa #e anticipe #e si 0acemos "eso" o lo "otro"' 0a de estar !ien 0ec0o. Entonces' Bcál es nestro pro!lema Es' por e$emplo' BC,mo 0acer de la más inteli-ente e ilminadora cita de Si-mnd )red' de ?ac#es Lacan' de ?.1A. Giller... n sa!er instrmental #e opere 1apto para cada ocasi,n1 respetando la sin-laridad del caso Ese es nestro pro!lema de !ase+ se trata de sa!er 0acer  a0*' en la e(periencia anal*tica' con eso por#e con "sa!er" )red' Lacan' Giller' a pie  $ntillas y de memoria' no alcanza. Lo más /acti!le es #e cando no 34o$a 22 ori-inal6 recerde na cita' por el contrario' %sta aparezca como na e(i-encia de carácter  speryoico. Criosa /orma de recerdo la #e estamos planteando+ olvidar los te(tos. Esto ser*a recomenda!le para sa!er 0acer con ellos' ser*a na /,rmla de n pretendido acto lo-rado en el dispositivo anal*tico+ olvidar los te(tos para sa!er 0acer con ellos. or#e si no está pensando en "#% dir*a el Otro respecto de lo #e ten-o #e 0acer  a0ora"' esto anonada a cal#iera. Si eso' en cam!io' está implementado de n modo preciso en el 0acer' ya no es el sa!er sino es el "sa!er 0acer con eso" lo #e opera. Ello implica la má(ima /orma de compenetraci,n topol,-ica entre teor*a y práctica+ la teor*a incorporada en el acto mismo la práctica es la teor*a en s aplicaci,n en el mome moment nto o de esta esta!l !lec ecer er n cort corte e de sesi sesi,n ,n o de entr entrev evis ista ta'' de !ic !icar ar na na interpretaci,n interpretaci,n o de realizar n acto' el #e se reconocerá siempre por ss e/ectos. "Olvidar los te(tos para sa!er #% 0acer con ellos"' a#* les resonará' tal vez' na /rase empleada en la Dltima ense&anza de Lacan para dar centa del s*ntoma. La articlaci,n entre teor*a y práctica va a atravesar todo este crso por#e' en Dltima instancia' vamos a demostrar #e es el psicoanálisis psicoanálisis como s*ntoma lo #e se pretende o!tener por cada practicante. "El psicoanálisis como s*ntoma" no se de!e leer+ los s*ntom s*ntomas as del del psicoa psicoanal nalist ista a no se trata trata de promov promover er la an-s an-stia tia del practi practican cante te con/rontado' en n momento de s práctica' al recerdo. an-stiante de las citas 1en la mani/estaci,n srpeyoica del Otro' a la #e antes 0icimos re/erencia no es eso lo #e se intenta promover. El psicoanálisis como s*ntoma o!tenido por el analizante al /inal del recorrido en s propio análisis+ de eso se trata' de n sa!er 0acer all* 1en cada direcci,n de la cra1 como practicante del psicoanálisis' n sa!er 0acer all* con eso 3es lo #e podemos considerar+ el saldo práctico de n análisis6. El psicoanálisis como s*ntoma tam!i%n toma el valor de indicar #e a#%l #e lle-, a ese l-ar desde la posici,n de analizante y tom, el relevo de psicoanalista 3como analizado6 lleva el psicoanálisis como n resto incra!le' /ecndo pero incra!le+ en esta orientaci,n es s s*ntoma el psicoanálisis. psicoanálisis. (ntervención!

1A#ello #e me parece #e 0ace o!stáclo' además del te(to' a veces son las indicaciones en el control.

Página N° 9

Ernesto S. Sinatra

Es complicado por#e no lleva el caso y 0ay se&alamientos. esp%s aparece' a veces' en el analista la idea+ "Uy ;en-o #e estar atento a eso". E. S.+ Verdaderamente' está my !ien sitado el pro!lema+ cando el analista1control se trans/orma en na /i-ra del spery,' analizar 0a de ser imposi!le. Ha no es solamente la cita de los te(tos la #e intimida' sino la pala!ra del spervisor #e está all*' en la ore$a' o como mirada 1se-Dn el valor de -oce #e para cada no ten-a. Se-ramente' Se-ramente' mc0as veces tiene #e ver con la posici,n misma del spervisor' spervisor' pero tam!i%n con la posici,n s!$etiva del practicante' el #e a veces toma na indicaci,n como 'na orden o na marcaci,n' como n "0a!rás de 0acer eso". ;oda pala!ra pede ser investida de n valor de si-ni/icante amo' todo depende del l-ar #e el Otro encarne para no y la posici,n #e no ten-a respecto del Otro pero es cierto #e 0ay cierto estilo de spervisi,n #e es interpretativo1correctivo. interpretativo1correctivo. Cando el spervisor interviene marcando "esto no' tendr*a #e 0a!er dic0o esto otro"' el "paciente" 1en el #e se 0a trans/ormado el spervisado lle-a al encentro con s propio paciente en la si-iente sesi,n y espera #e velva a ocrrir el momento para 1a0ora s*1 insertar la interpretaci,n y 0acer lo #e "de!er*a" 0a!er  0ec0o. 0ec0o. El pro!lema pro!lema es #e' esa ocasi,n' ocasi,n' casi nnca nnca lle-a. Se peden compro!ar compro!ar'' entonces' /orzamientos incre*!les realizados realizados para intentar volver al tema+ "Bpero sted no esta!a 0a!lando' acaso' so!re a#ello #e le 0izo a s 0ermano cando ten*a catro a&os"' "No' yo no esta!a 0a!lando de eso"' dirá el entrevistado. Ciertamente el valor #e pede tomar el Otro para no' es determinante de la relaci,n 1tam!i%n trans/erencial a esta!lecer entre el practicante y el analista control. ero #iero a-re-ar #e 1creo1 0ay al-o a0* #e' estrctralmente' no /nciona my !ien en la spervisi,n 3o el control6. ;enemos dos pala!ras para ella y nin-na de las dos nos "-sta" no nos -sta control' no nos -sta spervisi,n. El control' si no lo saca de la persona 1en el sentido de "controlar a al-ien"1 y lo desplaza 0acia el acto anal*tico' sena me$or+ "control del acto anal*tico" está !ien' ya #e el practicante controla' precisamente' a partir del lapss de s acto 1tal como ense&a Lacan. ero el t%rmino de "spervisi,n" es más pro!lemático' ya #e en la sper1visi,n aparece la /nci,n de la mirada inde(ada' de n modo tal #e 1podr*amos a-re-ar1 anona anonada da.. ero ero más allá allá del "!en" "!en" t%rmin t%rmino o por por emplea emplear' r' mi 0ip,t 0ip,tesi esiss es #e la di/icltad para 0allar el si-ni/icante apropiado para nominar la /nci,n da centa de na di/icltad estrctral 1en el control' la spervisi,n o como lo llamemos.

(ntervención!

1Fecorda!a al-o #e escc0% en las $ornadas de la Escela de Orientaci,n Lacaniana del a&o 2QQ5. La cesti,n era c,mo 0acer de la sorpresa 1#e pede lle-ar a prodcir  n analizante en el practicante1 n acontecimiento. Ge parece #e a0* lo #e #eda como operador no son ni los te(tos' ni el control' ni la norma sino #e es el operador  deseo del analista el #e pede prodcir esta sorpresa. E. S.+ La cesti,n de c,mo trans/ormar na sorpresa en n acontecimiento es' verdaderamente' todo el pro!lema es lo #e no intenta siempre. )red lo dec*a respecto de la trans/erencia' de n modo my interesante. A#ello #e desc!ri, #e era n o!stáclo verdadero 1por#e %l 0a!*a tomado la dimensi,n ima-inaria de la /nci,n de la trans/erencia' al compro!ar el empaste #e se da!a en los pacientes a parti partirr de la am!iva am!ivalen lencia cia de ss sentim sentimien ientos tos1' 1' al o!stác o!stácl lo o de los los a/ecto a/ectos' s' del Página N° 10

Las Entrevistas preliminares y la entrada en análisis. Cap. I

desplazamiento a/ectivo' %l lo trans/orm, en otra cosa. )red invent, la trans/erencia al tratar n o!stáclo #e le prodc*a sorpresas en la direcci,n de las cras+ RBc,mo. 0acer de ese o!stáclo n instrmento ;anto ;anto /e as* #e lo trans/orm, en no de los pila pilare ress mism mismos os del del anál anális isis is.. Ese Ese 0a sido sido el acon aconte teci cimi mien ento to /re /redi dian ano o con con la trans/erencia+ trans/erencia+ 0a!er realizado de n pro!lema concreto en la práctica del psicoanálisis n concepto /ndamental so!re el #e pivotea el tra!a$o mismo del análisis. El acontecimiento de )red /e preparado ante cada sorpresa #e tvo cando se con/ront, con personas #e se llama!an 0ist%ricas' a#ellas #e contraria!an con ss conversiones corporales 30asta de n modo a!solto6 los mapas de la nero/isiolo-*a de la %poca. JK

Volvamos Volvamos a la vi&eta cl*nica' por#e estamos en el pnto de la entrevista en el cal se re#er*a de na decisi,n del analista' /rente al carácter sostenido e insistente de na pre-nta por parte del entrevistado. Ml dec*a #e 0a!*a aceptado acdir esa Dnica vez y #e no era solamente la Dnica sino #e era la Dltima. Era Era prec precis iso o resp respon onde derl rle e de al- al-na na mane manera ra.. ;enemo nemoss la r-e r-enc ncia ia de la pris prisa a esta!lecida' no por los tiempos l,-icos' sino por la r-encia del emp$e de n tiempo #e se aca!a!a para al-ien #e viene a la conslta. )red ten*a n recrso cando n análisis no /nciona!a' lo improvis, con el "4om!re de los Lo!os" dici%ndole "en tal /ec0a /inalizamos el tratamiento". ero' en este caso' esa imposici,n' mc0o más !reve y compactada' ven*a del otro lado acá es n entrevistado #e dice "s,lo na". BCál /e mi respesta Gani/est% mi sorpresa' no intent% ocltarla y le-o 1con n -esto de inter%s1' lo anim% a #e continara 0a!lando. As* lo 0izo y podemos 1a0ora s*1 anticipar la rptra de este eni-ma+ /inalmente' la ocasi,n /e propicia para el psicoanálisis. ;odos ss padecimientos parec*an -irar en torno de esa novia #e 0a!*a devenido s s*nt s*ntom oma' a' %l s,lo s,lo 0a!l 0a!la! a!a a de ella ella'' s,lo s,lo esta esta!a !a preo preoc cpa pado do por por ella ella'' ella ella era era verdaderamente la casa de s an-stia' de s malestar' de s resentimiento' 0asta de las variaciones cotidianas de s 0mor 3ven c,mo podemos leer a0ora' más claramente' la /ormlaci,n 1#izás di/*cil de Lacan1 de #e na m$er pede ser el s*ntoma de n 0om!re6.  A pesar de considerarse' como %l mismo lo de/in*a' "n consa-rado !atallador se(al" y de tener acceso 1tam!i%n es te(tal1 a "casi t odas las m$eres"' ella' s propia novia' re0sa!a acostarse con %l. ero en ese momento prod$o na neva interro-aci,n+ ella lo 0milla y %l #iere sa!er por #% lo 0ace como verán' 0ay a#* al-o nevo' estamos avanzando en la entrevista 1an#e sea "a paso de tort-a"1 respecto de la posici,n en $e-o. Ha 0ay' presen presentán tándos dose' e' na inter interpre pretac taci,n i,n reali realizad zada a por el entre entrevis vistad tado o acerca acerca de s padecimiento+ el Otro 1en este caso na m$er' s novia1' lo 0milla además %l spone #e ella se satis/ace en ello' pero %l no sa!e por #%. En verdad' no está completamente se-ro de s satis/acci,n. Cando lo interro-o so!re este pnto dice+ "me parece #e a ella le -sta 0millarme' pero no podr*a ase-rarlo". J Val-a como e$emplo el "s*ndrome del corset"' conversi,n #e esta!a delimitada en el cerpo por lo #e ser*a el per*metro de tal prenda' desa/iando al sa!er m%dico de la %poca.

Página N° 11

Ernesto S. Sinatra

Vemos despe$arse en este pnto #e no 0ay n indicador de certeza respecto de na pretendida sposici,n de -oce del Otro' descartando con ello n elemento di/erencial para la psicosis. En verdad' es por eso #e lo interro-% en ese pnto' para descartar  #e no se tratara de na convicci,n delirante delirante 3ella -ozar*a de %l' 0millándolo6' !a$o el si-no de la certeza #e indicar*a perple$idad. En el caso presente' %l sa!*a #e ella lo 0milla!a y spon*a #e a ella eso le -sta!a' cre*a #e era n -sto de ella' pero de eso no esta!a se-ro.

Página N° 12

Las Entrevistas preliminares y la entrada en análisis. Cap. I

No es para nada lo mismo la sposici,n de sa!er #e la certeza del -oce' y en esta di/erencia transitamos transitamos la di/erencia estrctral cl*nica entre la nerosis y las psicosis. re-nta+ 1BLe pre-nt, por #% %l dec*a #e lo 0milla!a y a #% llama!a "0millaci,n" E.S.+ or empezar es preciso resaltar #e 0emos avanzado respecto del momento anterior' all* el entrevistado selta n t%rmino más' el #e condensa n preciso valor  de satis/acci,n+ "0milla". Gás allá de #e en este pnto y en este momento el entr entrev evis ista tado do no sepa sepa #% #% #ie #iere re deci decirr con con lo #e #e dice dice'' la loca localiliza zaci ci,n ,n de n si-n si-ni/i/ic ican ante te es my my impo import rtan ante te'' so!r so!re e todo todo can cando do indi indica ca na na cond condic ici, i,n n de satis/acci,n. La /nci,n de la interro-aci,n es esencial en las entrevistas preliminares' por eso es preciso sitar para #% sirve y en nom!re de #% se interro-a. Se trata de dar l-ar a #e la persona #e 0a!la evidencie na sensi!ilidad respecto a la len-a #e %l 0a!ita 1y' my especial mente' a la len-a #e lo 0a!ita+ es decir' sin s "intenci,n". esde el inicio la interro-aci,n tiene na /nci,n de evalaci,n cl*nica' pero además se trata de #e el entrevistado vaya localizando el valor de si-ni/icaci,n #e #e le otor-a otor-a a ss s*ntom s*ntomas. as. ;am!i%n m!i%n'' mientr mientras as trans transcr crren ren las las entrev entrevist istas' as' la interro-aci,n va 0aciendo lo syo respecto de la localizaci,n de la trans/erencia+ sitDa al s$eto en s /nci,n de representaci,n' mientras se diri-e al analista la sposici,n del sa!er necesaria para dar inicio al análisis. Las !enas orientan la direcci,n de las entrevistas.

ero na advertencia+ lo #e se desprende del so de la /nci,n interro-ativa en las entrevistas es #e no es en nom!re del -sto personal del analista por la si-ni/icaci,n #e %l 0ace so de ella. La importancia del len-a$e en el análisis /e desarrollada por  Lacan en los a&os JQ cando e/ect, el pasa$e de todo el dispositivo /rediano por la ret,rica y la lin-T*stica 1especialmente' 1especialmente' a partir de )erdinand de Sassre y de Foman ?aco!son. No es #e lo 0ac*a por erdici,n o por cierta inclinaci,n inclinaci,n por 1lo #e en ese momento se da!a en llamar1 el estrctralismo más allá de n -sto sin-lar de Lacan' %l toma ri-rosamente en serio #e es el len-a$e el Dnico elemento del #e disponemos para operar en el análisis. Entonces' volvamos a la pre-nta #e dio ori-en a !icar de la importancia de la /nci,n de interro-aci,n. E/ectivamente+ si pre-nt% #% era para %l "0milla"' a #% se re/er*a con eso contrariando' de ese modo' la o!viedad #e otor-a el sentido comDn para comenzar a esta!lecer na asimetr*a entre la relaci,n anal*tica y el discrso corriente ya #e Bc,mo se 0ace' de otro modo' cando al-ien lle-a al consltorio para 0acerle sa!er' sin e(plicárselo' #e el análisis es otra cosa #e n dispositivo de c0arla en el #e na persona 0a!la y otra contesta y donde las re-las de la cortes*a están en $e-o' Bc,mo se 0ace para 0acer sa!er' sin e(plicitárselo al entrevistado' #e en el análisis se trata de otra cosa #e del discrso comDn' el de la calle Ese es n pro!lema.

(ntervención!

Página N° 13

Ernesto S. Sinatra

1ara sa!er con #% re/erente se está mane$ando #i%n 0a!la. E.S.+ El tema del re/erente es n pro!lema crcial para la lin-T*stica y no menos para el psicoanálisis. Se trata de no dar por sentado lo #e "eso" #iere decir. Uno pede tener mc0as /i-raciones de n t%rmino #e tiene na resonancia a/ectiva' semántica tan tan /er /erte te como como "0m "0mililla laci ci,n ,n". ". Uste Ustede dess se dan dan cen centa ta de #e #e la sens sensi! i!ililid idad ad /antasmática de cada cal' pede 0acer perder a cal#iera. A0* tenemos entonces la /nci,n #e la interro-aci,n+ en principio loca izar' #i%n 0a!la y #i%n escc0a. El practicante del psicoanálisis es' en la /nci,n anal*tica' el receptor de la demanda del Otro' y es institido en ese l-ar1Otro por a#%l #e nos 0a!la.  A partir de desple-ar procedimientos procedimientos ret,ricos de la lin-T*stica' Lacan ad$dica al anali analista sta el "poder "poder discre discrecio cional nal del del oyente oyente"" y compro compro!am !amos os a#* a#* na na apare aparente nte parado$a' ya #e por n lado se trata de na /nci,n #e el analista de!e emplear y 1al mismo tiempo1 Lacan s!raya #e se trata de n poder.  Aclar%moslo'  Aclar%moslo' si !ien desde cierta perspectiva tal poder discrecional del oyente consiste en la /nci,n #e permite localizar al s$eto en el dispositivo' desde otra perspectiva ser*a a#ello de lo #e el analista de!er*a privarse' ya #e' como e$ercicio de n poder el analista1oyente tendr*a la clave niversal del sentido' y B#% más "natral" #e el #e escc0a' al determinar el valor de si-ni/icaci,n de lo emitido por  a#%l #e 0a!la' interven-a desde ese poder para imponer s parecer ero el t%rmino #e modla el poder del oyente es el t%rmino #e le si-e+ discrecional' con el #e se limita el poder' redci%ndolo a na /nci,n. Lo discreto de la escc0a' pero tam!i%n la discreci,n anal*tica enmarcan la /nci,n len-a$era en el dispositivo. ero en la e(periencia anal*tica el ries-o siempre está' y el sinta-ma empleado recerda el pro!lema+ Bc,mo se 0ace para no sar el poder del oyente instity%ndose en el l-ar del Otro BC,mo 0acer para no colocarse en el l-ar del Otro #e decide respecto a la si-ni/icaci,n de #ien 0a!la El sentido comDn' en ese sentido' es nestro peor conse$ero. or eso la interro-aci,n permite a!rir la o!viedad spesta en los ennciados /ormlados' y' al mismo tiempo' cond condc ce e a esta estarr aten atento to a los los pe# pe#e& e&os os deta detalllles es #e #e ped pedan an dar dar indi indica cado dore ress dia-n,stico de localizaci,n /antasmática 1como vamos a ver' y #e están marcados en este caso. ero' dec*amos' se "solt," n t%rmino. Voy a escri!ir al-o para !icar lo #e tenemos 0asta a0ora+

S1 → S2 "s,lo na" "0milla" 4e colocado el primer si-ni/icante 3"s,lo na"6 #e representa a esta persona' la #e 0a devenido s$eto por esta misma /nci,n de representaci,n 4e colocado n si-no 31'6 y le-o otro si-ni/icante #e se desprendi, en ese momento de la entrevista 3"0milla"6.

Página N° 14

Las Entrevistas preliminares y la entrada en análisis. Cap. I

"S,lo na  0milla". En estos dos si-ni/icantes está representado el s$eto' de/inido en tanto la "simple" remisi,n de n si-ni/icante 0acia otro. "S,lo na" remite a "0milla"' el #e 1a s vez1 se 0ace representar por "novia". Ustedes compro!aron #e este se-ndo si-ni/icante /e soltado le-o de n momento en el cal parec*a #e nada más pod*a decirse+ "yo ven-o a#* para #e sted me di-a por #% mi novia no #iere acostarse conmi-o... sted tiene #e responderme". Ustedes aprecian #e la vertiente casi natral de la respesta ir*a' más !ien' del lado de+ "yo nada ten-o para responderle" y cya consecencia 1casi inevita!le1 ser*a+ "entonces' me voy". ⇒

Es decir' #e en el momento en #e sr-i, este si-ni/icante 1el se-ndo+ "0milla"1' este S2 indica #e se pdo atravesar n impasse. odemos a-re-ar #e en esta remisi,n se pasa de interro-arse+ "Bpor #% ella no #iere co-er conmi-o" 1vamos a decirlo como lo dec*a %l1 a #erer sa!er+ "Bpor #% a ella' s,lo na' le -star*a 0millarme" Le-o de a!ndantes comentarios comentarios acerca de la "0ec0olo-*a8 "0ec0olo-*a8 1K;%rmino de la plma de  Artro ?aretc0e1 se(al 3variados relatos so!re ss aventras e(itosas con todo tipo de m$eres6 sr-i, 1de n modo impercepti!le para %l1 n deslizamiento+ pasar*a de 0a!lar de la relaci,n imposi!le con s dama para continar 0aci%ndolo acerca de s padre la conti-Tidad del relato permiti, al analista distin-ir el desplazamiento de dama a padre con nitidez.

B% pas, Esta!a #e$ándose de ella y pas, a #e$arse de %l. Impercepti!lemente' en la metonimia discrsiva' se prod$o este deslizamiento. Era o!vio para m*' pero no lo era en a!sol a!solto to para para el entrev entrevist istad ado. o. Si-i Si-i, , 0a!la 0a!lando ndo como como si nada nada 0!ie 0!iera ra scedido' de n modo 1como dirá más adelante "per/ectamente natral". A#* se 0izo necesaria na neva decisi,n por mi parte+ B#% 0acer entonces BInterpretar BNo interpretar BIntervenir Ustedes se dan centa de #e no 0ay nin-Dn cálclo previo #e me podr*a 0a!er  in/ormado de c,mo responder' y 1menos aDn -arantizarme #e la respesta' #e yo diera ser*a la aceptada. Como recordarán' la decisi,n es na cate-or*a central en los postlados de nestra 0ip,tesis de !ase. H vemos #e no solamente corresponde al entrevistado 3y le-o al analizante6 con/rontarse con ella' sino 1y /ndamentalmente1 es el analista #ien se 0alla interpelado en relaci,n con la determinaci,n y la realizaci,n del acto anal*tico' ya #e es a %l al #e se 0alla consa-rado por s /nci,n. or eso dec*amos #e la decis decisi,n i,n es lo contra contrario rio de los los proced procedimi imient entos os atomá atomátic ticos+ os+ ella ella implic implica a varia variass opciones pero na sola v*a de elecci,n. B% 0ice en este caso Esperando na sitaci,n más propicia' decid* no intervenir es decir' de$ar #e el material reprimido estviera más ase#i!le para la conciencia del s$eto' mientras se localiza!an las condiciones de e/ectaci,n de la trans/erencia 1al menos %sa era mi apesta. B4ice !ien B4ice mal' en verdad Pcomo del deseo se pre-ona1' s,lo "por ss /rtos lo reconocer%is"' %se es el valor de apr$s)coup #e tiene el acto anal*tico. Nnca se sa!e si na intervenci,n en s* misma es o no es n acto anal*tico' solamente se sa!e por los e/ectos prodcidos a posteriori y' para eso' 0ay 0ay #e #e sopo soport rtar ar la espe espera ra'' 0ay 0ay #e #e sa!e sa!err #e #e en la sesi sesi,n ,n si- si-ie ient nte' e' en la s!si-iente s!si-iente o en la otra' tal vez' se sa!rá si la intervenci,n realizada tvo o no' e/ecto de discrso' es decir' como se dice vl-armente si "entr," o no lo 0izo. Página N° 15

Ernesto S. Sinatra

 A0ora' ya #e anticip% al-o as* como n interloctor ima-inario 1similar a ese o!$etor  #e ten*a )red en al-nos de ss te(tos al-ien podr*a decir+ Bpero Lacan no recomenda!a' acaso' interpretar para sitar la trans/erencia y no al rev%s como sted parecer*a decir' o sea' esperar la trans/erencia para interpretar )red dec*a de la relaci,n entre trans/erencia e interpretaci,n' #e 0ay #e esperar a #e se sitDe la trans trans/er /erenc encia ia para para interp interpret retar ar.. Lacan Lacan viene viene a decir decir++ la inter interpr preta etaci, ci,n' n' sitDa sitDa la trans/erencia' pero tam!i%n al rev%s' en otro momento de ss escritos. H podr*amos plantear nosotros+ Bnecesariamente na a/irmaci,n es verdadera y la otra es /alsa BSon dos maneras de decir+ el 0evo o la -allina Ge parece más !ien #e se trata de esta Dltima /ormlaci,n. or#e Lacan lle-a a decir' en ss Dltimas ense&anzas' #e la trans/erencia es la interpretaci,n. 4ay na /nci,n dial%ctica de la interpretaci,n !a$o trans/erencia. A5 interpretar se sitDa la trans/erencia y la trans/erencia se sitDa mediante la interpretaci,n y el acto anal*tico. BC,mo se localiza al s$eto en las entrevistas No es dándole al-na silla #e no lo va a localizar. Es cierto #e es preciso interpretar para sitar la trans/erencia es verdad' peto no es menos cierto #e de!e e(istir n sitio 1n espacio trans/erencial1 para prodcir la interpretaci,n por )red sa!emos 0asta #% pnto na interpretaci,n lanzada /era de trans/erencia es salva$e' silvestre. iz izás ás rec recer erde den n a0or a0ora a 1vol 1volvi vien endo do al caso caso11 la inte interv rven enci ci,n ,n del del otro otro anal analis ista ta mencionado #e 0a!*a sido tan certera' como salva$e tan precisa como /era de tiempo. H acá nos estamos anoticiando del valor del tiempo como varia!le esencial a tener en centa 1en las entrevistas preliminares+ si la interpretaci,n no "entra" en el momento adecado es como la ocasi,n' pasa de lar-o. H ello scede especialmente en el discrso prota-onizado por los s$etos o!sesivos en los análisis' pero tam!i%n en mc0os otros casos' y so!re todo en las entrevistas preliminares. or momentos no 0ay c,mo entrar en lo compacto del discrso con el #e al-ien se presenta entonces' se trata de cierta sensi!ilidad del practicante para lo-rar instalarse en el 0eco' apenas eso se mestra para intentar intervenir para descompletar el niverso de los dic0os. ero entonces' Bc,mo se 0ace para descompletar el discrso de n o!sesivo En la o!sesi,n consolidada es my di/*cil atravesar esa coraza resistencial #e se prodce a partir de n yo /erte' en el #e se atenaza y a lo #e se circnscri!e la personalidad del o!sesivo vamos a decir' con todas las comillas del caso+ "Bc,mo 0oradar esa de/ensa con la cal %l nada #iere sa!er respecto del l-ar  #e tiene en lo #e dice" Ml sa!e lo #e dice y de eso no 0ay nada para decir. (ntervención!

1"No decir" pede tener carácter de interpretaci,n. E.S.+ Gy !ien. El valor de interpretaci,n pede estar sitado mc0as veces por n silencio. En otros casos' por na pala!ra' o por n -esto' por n corte de sesi,n o de entrevista en otros por na /rase #e sea cita de lo #e aca!a de decir el analizante 3o el entrevistado6. Es decir' #e tampoco para esto 0ay na -arant*a a!solta 1 pr$t á  porter 1 la #e dar*a el valor de verdad de la intervenci,n. intervenci,n. B% 0acer cada vez Eso Eso está está tota totalm lmen ente te dete determ rmin inad ado o por por lo #e #e acae acaezc zca a en ese ese mome moment nto' o' !a$o !a$o trans/erencia' en el dispositivo anal*tico' y esto es lo #e no se pede re-lamentar.

Página N° 16

Las Entrevistas preliminares y la entrada en análisis. Cap. I

4ay siempre n ries-o #e se pone en $e-o en el cálclo interpretativo' por más cálclo #e se 0a-a. El acto anal*tico siempre tiene n mar-en de error inevita!le. El silencio' en ese caso' srti, e/ecto. El entrevistado volvi, a cam!iar de re/erente na y otra vez. Contin, 0a!lando como si nada' sstityendo 3siempre de modo impercepti!le para %l6 el relato de ss padecimientos con s novia por los s/ridos con s padre 0asta #e' /inalmente' pde entrar en el 0eco' descompletar ss dic0os pidi%ndole al-na precisi,n+ lo interro-% por na particlaridad de s nom!re' ya #e cando se 0a!*a presentado tele/,nicamente 0a!*a tilizado no y' al presentarse en la entrevista' 0a!* 0a!*a a empl emplea eado do dos. dos. Ge e(pl e(plic ica a #e #e omit omite' e' en -ene -enera ral'l' el prim primer ero o de ello ellos' s' 0aci%ndose nom!rar por el se-ndo. A continaci,n aclara #e s primer nom!re es el #e le 0a pesto s padre' %se es el #e omite' el #e es 1en verdad1 el mismo de s a!elo paterno mientras #e el tilizado por %l 3el se-ndo6 0a sido el ele-ido por s madre si-i, 0a!lando inmediatamente' evitando toda /isra en s relato' dando a entender con n -esto de malestar' #e lo verdaderamente importante era lo #e %l esta!a a pnto de contar y no lo #e el otro le pre-nta!a+ %sta es na verdadera di/icltad' especialmente especialmente en el tratamiento de la o!sesi,n. Se !ica de este modo n ras-o my preciso de la o!sesi,n #e di/iclta' en mc0os casos' las entrevistas preliminares. 4ay #e poder atravesar estos momentos' en los cales se compacta el discrso del entrevistado de tal /orma #e no 0ay c,mo dar  l-ar decir al-o' a !icar na interro-aci,n #e pdiera a!rir la /i$eza d ese discrso' decir al-na pala!ra #e pdiera cam!iar la orientaci,n de la certeza de lo #e se dice. ero a continaci,n sr-ir*a' a0ora s*' n acontecimiento imprevisto #e /e prodcto de n laps lapsss decisi decisivo+ vo+ #iere #iere nom!ra nom!rarr a s novia novia'' pero pero en s l-ar l-ar pronn pronncia cia la primera s*la!a del nom!re de s padre. Se detiene sorprendido' pretende e(plicarse' se altera pero continDa' a pesar de todo con s relato. )e s/iciente n -esto de sorpresa por parte m*a para motivar s aceleraci,n lo-orreica' netralizándome antes de #e yo di$era al-o. Es decir' #e an#e %l mismo 0a!*a mani/estado sorpresa' se molest, por la divisi,n s!$etiva prodcida' carraspe, y si-i, de lar-o como si nada' comentando la 0millaci,n #e le cas casa! a!a a s novi novia a con con s ne-a ne-atitiva va'' pas, pas,'' nev nevam amen ente te'' y sin sin sol solci ci,n ,n de continidad' a lanzar na decidida #e$a so!re las privaciones #e le 0a!r*a 0ec0o s/rir' desde s ni&ez' s padre. )e entonces #e relat, n recerdo #e' en verdad' casi no 5 era' pes %l 0a!*a conv conviv ivid ido o con con ese ese pens pensam amie ient nto o im!o im!orr rra! a!le le 3an 3an# #e e aisl aislad ado o de las las demá demáss representaciones6+ s odio in/antil por s padre' para mani/estar' a !oca de $arro 1y sin inmtarse1 n desee #e 0a!*a reiterado desde s ni&ez+ el de #e 1de na vez por  todas1 s padre se mriera. Intervine en ese pnto para se&alarle 1a0ora s*1 la sstitci,n "novia" "padre". )rente a s sorpresa por constatar lo o!vio d mi intervenci,n' desc!ri, na parado$a+ s amada pose*a cierto ras-os #e %l ya sa!*a cmplir*an con el ideal de m$er de s padre 3lo #e implicar*a #e %l 0a!r*a o/recido la dama de ss pensamientos a s odiado padre6.

Página N° 17

Ernesto S. Sinatra

En ese momento' y ante s visi!le emoci,n' le propse /inaliza la entrevista. Esper% #e se incorporara' lo 0izo' y me pidi, volver' a lo #e acced*' o/reci%ndole n nevo 0orario. Como en otros casos de o!sesi,n+ eso siempre está a0*' /rente a ss narices+ la carta ro!ada está a s alcance pero no pede servir se de ella. ;enemos' as*' n elemento #e permite esta!lecer el valor di/erencial de la represi,n en la 0isteria y en la o!sesi,n. or lo dic0o' en verdad en la o!sesi,n no podemos 0a!lar netamente de represi,n' s mani/estaci,n más pr,(ima es el aislamiento' de/ensa con la #e el s$eto o!sesivo evita con/rontarse con la consecencia de la pro(imidad de dos representaciones representaciones en s conciencia. Las entrevistas se scedieron en torno de las privaciones #e s padre le 0a!r*a 0ec0o atravesar' lo #e $sti/icar*a el odio #e le pro/esa!a. 4asta #e en na oportnidad interrmp* na #e$a 1#e parec*a #erer desple-ar 0asta el in/inito1 0aci%ndole 0aci%ndole notar la ret,rica de de/ensa #e enmarca!a s relato 3cando s pro/esi,n era la de a!o-ado6. e todos modos pretendi, continar con s ale-ato' cando s atildado discrso /e a-$ereado por n nevo lapss #e volvi, a sorprenderlo 1lapss prodcido a0ora en sentido inverso del anterior1+ diciendo el nom!re de s dama cando #er*a decir el de s padre. Nevamente Nevamente la sorpresa' le-o n silencio' para /inalizar con/esando 1con ver-Tenza1 lo dic0oso #e ser*a "si al menos na vez" s padre lo a!razara. Gi intervenci,n interro-ativa+ Bs,lo na desencaden, n llanto conmovedor. Las dos cadenas dis$ntas 3padre1novia6 se 0a!*an crzado por la c0ispa del lapss. Se rec!r*an as* dos imposi!ilidades #e las entrevistas permitieron localizar+ -ozar  de s dama' ser1 amado por s padre. En este pnto sancion% la entrada en análisis. Compro!amos a#* n modo de presentar la precipitaci,n del s$eto. La localizaci,n s!$ s!$et etiv iva a es prod prodc cid ida a por por el acto acto anal anal*t *tic ico o intro introd dci cien endo do la dime dimens nsi, i,n n del del inconsciente. En Introdcci,n al m%todo...' ?.1A. Giller dirá+ ";enemos #e permitir al s$eto al-nos en-a&os y no ir a !scar' inmediatamente' al s$eto en s /ondo para decir #e no es verdad' #e 0ay na contradicci,n. Al contrari contrario' o' es preciso preciso permitir permitir'' principa principalmen lmente te en las entrevista entrevistass prelimina preliminares' res' #e continDe mintiendo n poco en ss propios dic0os... La localizaci,n s!$etiva introdce al s$eto en el inconsciente". inconsciente". Creo #e esta vi&eta cl*nica pede cola!orar a demostrar 0asta #% pnto el analista de la orientaci,n lacaniana no está atorizado a intervenir en el nom!re de la verdad a!solta' ni en el nom!re del sa!er re/erencial de nin-na teor*a 3por más KpramenteK lacaniana #e /era6' ni en el nom!re del padre 3conse$o' respesta asertiva' o inmovilidad inmovilidad t%cnica6 #e le permitir*a ocpar el l-ar del Otro #e s* sa!r*a administrar  lo #e 0ay #e 0acer cada vez. Ha !astante nestros entrevistados padecen al Otro desde el l-ar #e le ad$dican desde ss /antasmas' sin sa!erlo.

Página N° 18

Las Entrevistas preliminares y la entrada en análisis. Cap. I

2> de marzo de 2QQ2

Página N° 19

View more...

Comments

Copyright ©2017 KUPDF Inc.