extricacion

August 14, 2017 | Author: caraconejo4180 | Category: Ambulance, Tools, Cardiopulmonary Resuscitation, Aluminium, Paramedic
Share Embed Donate


Short Description

Download extricacion...

Description

RESCATE Y EXTRACCIÓN SEGURA DE VEHICULOS

OBJETIVOS Rescate y extracción es el proceso en que un paciente atrapado es abordado, tratado y extraído con seguridad, del área donde se encuentra aprisionado. Hay muchas y variadas situaciones donde un incidente con víctimas requiere rescate. El escenario más común son los accidentes de tráfico donde una o más víctimas están atrapadas entre los retorcidos restos de un vehículo. Pero el rescate es algo necesario para las personas enterradas bajo un edificio colapsado, para un trabajador de la construcción aplastado bajo un montón de equipo de construcción, para un minero atrapado en un pozo, para un trabajador inconsciente en la parte más alta de un poste eléctrico, para un esquiador que cae al agua helada de un lago congelado, e incluso el interior de un ascensor. Todas estas situaciones son desafíos únicos para llegar al paciente y proporcionarle cuidados de emergencia. Los paramédicos que tienen intenciones de formar parte en actividades de rescate con dedicación total necesitan entrenamiento adicional. Los diferentes escenarios de rescate (extracción de vehículos, rescate en edificios colapsados, rescate de montaña y/o acuático, rescate en desiertos) requieren herramientas complementarias y habilidades particulares, habilidades que se adquieren únicamente en cursos de entrenamiento especializado. No es usual que se impartan estos cursos especializados como rutina en la formación de los paramédicos, a no ser que las condiciones especiales del área donde se imparten así lo requiera. No seria interesante para la formación si por ejemplo se impartieran cursos de Rescate de Alta Montaña a los Paramédicos de Florida, como tampoco les seria de gran provecho a los Paramédicos de Montana un curso de Rescate Subacuático Oceánico. La mayoría de los Paramédicos sólo conocen los tipos de rescate que tienen particular relevancia en los lugares donde trabajan.

En este capítulo solo nos centraremos en los principios generales de rescate y extracción. Y usaremos como modelo el más común de los escenarios que todo Paramédico se encontrará más de una vez: Extracción de un vehículo de motor destrozado. Esta circunstancia se la encontrarán todos sin importar el lugar donde vivan. Al final de este capítulo, el estudiante deberá conocer con soltura: 1. Conocer la función primaria de un paramédico en una situación de rescate, hacer una lista de funciones. 2. Hacer una lista con cinco medidas que el paramédico debe tomar para asegurar al personal y la escena del accidente. 3. Saber cual es la herramienta más adecuada para cada situación de rescate, hacer una lista de herramientas. 4. Hacer una lista de cinco escenarios de recate y extracción. 5. Hacer una lista de 6 tipos de peligros que hay en todo accidente de tráfico. 6. Identificar condiciones peligrosas en un escenario de accidente, describiendo el lugar, e indicando las medidas a tomar para el control de dichos peligros. 7. Seleccionar el mejor método para abordar a un paciente atrapado, describiendo la situación del mismo. 8. Hacer una lista del tratamiento, de forma ordenada, que proporcionaremos a un paciente desde que lo abordamos hasta que es extraído del vehículo. 9. Hacer una lista de tratamiento de un paciente seriamente lesionado desde que es rescatado hasta que se llega al servicio de Urgencias.

PRINCIPIOS GENERALES DE EXTRACCIÓN. No importa cual sea el problema -estar atrapado en un vehículo destrozado o sepultado bajo un montón de escombros- se aplicarán siempre los mismos principios generales de extracción y rescate: - LA RESPONSABILIDAD PRINCIPAL DEL PARAMEDICO ES PROPORCIONAR CUIDADOS MEDICOS DE EMERGENCIA. Todo lo demás es secundario. Si el personal especializado de rescate no ha aparecido en el lugar de la escena cuando nosotros lleguemos, naturalmente debemos hacer lo que sea para tener acceso libre al paciente, y raramente, ocuparnos nosotros mismos de “desenredarlo” de los restos del vehículo. Pero los detalles técnicos del rescate nunca deben distraer al paramédico de su misión básica: administrar cuidados médicos al paciente y asegurar que la extracción y el transporte sean lo más seguros posibles sin causar o agravar las lesiones del paciente. Cuando el personal especializado de rescate está disponible, nos hacemos a un lado y los dejamos trabajar. Ud. está trabajando como paramédico y su obligación es el transporte del paciente, no manejar las herramientas. EL TRABAJO DEL PARAMEDICO EN LA ESCENA DE UN ACCIDENTE ES PROPORCIONAR CUIDADOS AL PACIENTE(S). - El segundo principio fundamental del rescate y extracción es saber diferencial lo fácil de lo difícil, INTENTAR LO FACIL PRIMERO. Esto es evidente, hay que ver el tiempo que se desperdiciamos cuando por ejemplo, en vez de esperar a los bomberos, que traen equipo pesado para desmontar las puertas, nos dedicamos nosotros a intentar abrirlas con una palanca. También debemos fijarnos si las puertas del lado opuesto al paciente no están dañadas, y por las prisas no nos hemos percatado; quizá simplemente se puedan abrir tirando del asidero. NO INTENTE CONSEGUIR PUNTOS ELIGIENDO EL CAMINO MAS DIFICIL. - El trabajo de extracción debe ser ORDENADO Y SISTEMATICO. Hacer las cosas con orden y sistemáticamente, una extracción debe ser planeada con antelación,

sólo invertiremos uno o dos minutos. El paramédico que viene corriendo desde la ambulancia e inmediatamente empieza a cortar el coche donde se encuentra el paciente es probable que no esté haciendo gran cosa por la víctima. En una extracción son muchos los problemas que hay y posturas como la que hemos visto no ayudan a solventarlos. Debemos pararnos uno momento, analizar la situación y determinar cual es el mejor camino para solucionarlos. - Para tener un protocolo unificado, hay cinco fases en toda extracción, empezando por la llegada y hacerse una idea de la escena hasta concluir con la preparación y transporte del paciente. LOS CUIDADOS AL PACIENTE DEBEN SIEMPRE PRECEDER A LA EXTRACCION DEL PACIENTE DESDE EL VEHICULO, excepto cuando un retraso suponga un peligro para la vida del paciente o los rescatadores. Cuando la víctima de un accidente de un vehículo a motor que se encuentra atrapada entre el volante de dirección y el sillón y que además grita, “Sáquenme de aquí, sáquenme de aquí” y los mirones y quizá hasta los agentes de policía nos meten prisa, es una tentación muy fuerte sacar al paciente lo más fácilmente posible. Las prisas que nos meten los mirones (que no tienen ni idea de cuidados prehospitalarios de emergencia), son raramente beneficiosas para el paciente. - Finalmente, SU SEGURIDAD Y LA SEGURIDAD DEL PACIENTE DEBE SER LO MAS IMPORTANTE PARA UD. Este último principio es tan importante que tiene la obligación de dedicarle siempre un tiempo de atención. PRIMERO LA SEGURIDAD La mayoría de los escenarios de rescate son peligrosos. En un peligro, una persona no entrenada o inexperta no es una buena noticia. Es muy posible que los veteranos reciten el refrán “Los tontos corren por donde los Angeles tienen miedo a pisar”, refiriéndose a su sentido más literal. Cuando el veterano no es escuchado por el “tonto” éste suele volver en camilla (o en una bolsa para cadáveres). En todo servicio de rescate y/o extracción, desde que lleguemos a la escena donde se encuentra el paciente que debe ser rescatado, el paramédico necesita preguntarse “¿Estoy seguro? ¿Está seguro mi paciente?”, si la respuesta a esta pregunta es no, ya sabemos un poco de lo que hay que hacer. SEGURIDAD PERSONAL: el personal de rescate, debe como mínimo portar un casco, un chaquetón protector y pantalones de seguridad, guantes, protección para los ojos, botas o zapatos especiales y en algunos casos equipos de respiración autónoma. En circunstancias especiales de rescate son ordenadas otras medidas de protección si son necesarias, como por ejemplo, equipo de abrigo especial para rescate de montaña en invierno o trajes de aislamiento total para incidentes hazmat (Hazardous Materials - Materiales Peligrosos). El paciente también debe ser protegido de lesiones que puedan producirse durante el proceso de extracción. LA SEGURIDAD DEL PACIENTE debe ser proporcionada por una manta o un tablero espinal o dorsal que le sirvan de escudo contra los cristales que puedan saltar. Aparatos autónomos de respiración pueden ser necesarios para pacientes atrapados en ambientes con humos o sustancias tóxicas. Protección contra condiciones extremas de frío o calor, contra el fuego, contra vertidos tóxicos -podemos encontrarnos alguna vez en estas circunstancias y cualquier cosa nos será útil. Por supuesto, la seguridad de los dos grupos implicados, tanto rescatadores como víctimas, necesitan que el personal de rescate haga una lista de PELIGROS DE

LA ESCENA. Ésta debe ser rápida, porque la identificación y control de peligros es el primer paso en el proceso del rescate. UN BUEN RESCATE ES UN RESCATE SEGURO. LAS HERRAMIENTAS DE TRABAJO Las dotaciones de los equipos de rescate trabajan con camiones repletos de material especializado de rescate y habitualmente necesitan poco estímulo para sacar y exponer todo su equipo. Por otra parte, los Paramédicos normalmente no están especializados en rescate y necesitan expertos para el uso de todo este material. Aún así, hay un número de simples herramientas de rescate (siendo igualmente útiles) que todo Paramédico conoce y usa. El Colegio Americano de Cirugía ha elaborado una lista de elementos usados en rescate que es esencial y obligatorio para todas las ambulancias, siendo lo escasamente necesario para cualquier equipo de rescate. Equipo esencial de rescate para ambulancias:

Cantidad Elemento 4 Triángulos de personalización o flases de baterías 1 1 1 1 1 1

Llave inglesa Destornillador Destornillador de estrella Sierra de corte con hoja de carbono Tenazas con protecciones Martillo de 5 lb

1 1 1

Hacha de bombero Palanca con punta Cizalla hidráulica portátil

1 1

Pala de zapador con punta afilada Cizalla

2

Tramos de cuerda de 25 m, de escalada

1

Torno o winches manuales y 5m de cadenas con un gancho

4

Tacos o bloques de madera

1 por técnico

Casco, gafas, guantes de protección

Usos Típicos Demarcar la zona de peligro para el tráfico. Desmontar Desmontar Desmontar, rompecristales Corte de bastidores y el volante Corte y rotura del volante Ayudar a la apertura con las herramientas de corte Corte del techo y secciones relacionad. Apalancar y abrir puntos de apoyo Apertura de puertas, separar cualquier elemento Remover escombros Corte de anclaje de cinturones de sec, corte de chapa, bisagras Estabilización del vehículo, izar o bajar en rescates Desplazar puertas, columnas de acero traccionar, del sillón, retirar el volante Proporcionar soporte a un vehículo inestable, prevención del colapso de alguna estructura Seguridad personal

En general, las herramientas usadas en extracción están clasificadas en cuatro grandes categorías: herramientas para desmontar, herramientas para separar, herramientas de corte y herramientas para tirar. - HERRAMIENTAS PARA DESMONTAR: son las usadas para arrancar elementos, como los destornilladores, llaves inglesas, alicates y tenazas. Estas herramientas probablemente todos las sabemos usar. - HERRAMIENTAS PARA SEPARAR: son normalmente hidráulicas o manuales, como los

diferentes tipos de palancas hidráulicas (Porto-Power, Power Driven y Lukas Tool). Las herramientas para separar son usadas para abrir las puertas trincadas, romper y agrandar el espacio del interior del vehículo, y preparar otras operaciones que requieren lugares de agarre o anclaje. - HERRAMIENTAS DE CORTE: incluyen gran cantidad de elementos manuales, como el cortador de cerraduras, sierras de corte, y las cizallas gigantes como las hidráulicas. Como el propio nombre de la categoría nos indica, las herramientas de corte son usadas en operaciones que requieren cuchillas para cortar elementos muy duros, por ejemplo, radiales o sierras circulares, sierras para cortar los bastidores del techo, etc. - HERRAMIENTAS PARA TIRAR: como los winches tanto hidráulicos (como los que puede llevar cualquier todoterreno) y manuales, trinquetes con cables de acero o cadenas. Las herramientas para tirar se usan para desplazar columnas, mamparas o bastidores de acero o para tirar hacia afuera de puertas o asientos. Hemos observado que no son herramientas increíblemente sofisticadas, pero deben ser usadas sólo por personal entrenado en este tipo de operaciones. Todas las herramientas tienen sus límites y sus peligros. El paramédico conoce los beneficios que proporcionan estas herramientas pero ignora los peligros que pueden crear. Y, otra vez, no intente conseguir puntos eligiendo el camino más difícil. NO USE UN MAZO PARA CASCAR UNA NUEZ.

LAS FASES DE UNA EXTRACCIÓN. Es costumbre dividir los trabajos de extracción en cinco fases: (1)valoración de la escena y control de peligros, (2)acceder al paciente, (3)proporcionar cuidados médicos urgentes al paciente, (4)“desenredar” al paciente, y (5)preparar al paciente y extraerlo del medio en que se encuentra atrapado. En la vida real, estas cinco fases a veces se superponen; por ejemplo, mientras se realiza el rescate se puede seguir haciendo una valoración de la escena y controlando peligros. No obstante, por razones de coordinación se siguen hablando de cinco fases bien diferenciadas. VALORACIÓN Y ESTABILIZACIÓN DE LA ESCENA El rescate y la extracción es una de las últimas cosas que se hacen cuando se llega al lugar del accidente. El proceso comienza llamando a la Central para dar los datos a cerca del número y tipos de vehículos implicados, el nº estimado de lesionados, las condiciones ambientales y de la carretera, los problemas de tráfico que nos hemos encontrado y otros equipos de rescate u organizaciones (compañías, etc.) que también deben ser avisados. Mientras estamos en ruta hacia el accidente, debemos planear nuestra actuación. Por ejemplo, nos han avisado de un accidente frontal en la autopista, ud. por el camino va preparando el equipo necesario para cogerlo y salir corriendo (load & go), como el maletín de trauma (fig. 2), el tablero espinal, el extintor y el equipo de rescate; y lo cargamos todo hasta el primer vehículo que nos encontremos. Pero si en la información se menciona un camión volcado en el mismo accidente, cogemos nuestros prismáticos y buscamos el camión con su placa de ID. de Materiales Peligrosos, desde una distancia segura. Cuando lleguemos al lugar del accidente, debemos hacer la valoración donde nos formamos una idea, y ésta comienza por responder a cuatro preguntas: - ¿Es seguro para mi aproximarme a la víctima? - ¿Hay algún peligro para el paciente? - ¿Necesito más ayuda?

- ¿Necesito equipo especial para acceder a la víctima? Identificación y control de peligros: Las primeras dos preguntas el la valoración de escena nos sirven para detectar los peligros presentes y actuar en consecuencia. -Identificación de peligros en la escena: A medida que nos vamos encontrando los peligros debemos revisarlos. Esto es, la necesidad de hacerse una lista mental de los peligros potenciales. Esta lista el un escenario de accidente de tráfico debe contar con: - ¿Hay PELIGROS DE TRÁFICO en la escena? Si hay vehículos siniestrados en la calzada, ¿hay peligro de accidentes adicionales? - ¿Hay LINEAS ELÉCTRICAS encima o cerca de los vehículos implicados? - ¿Hay FUEGO O PELIGRO INMINENTE DE FUEGO O EXPLOSIÓN? Si el incendio ha ocurrido, normalmente ha sido en el impacto o inmediatamente después; si a la llegada al servicio el coche se encuentra envuelto en llamas el diagnostico de incendio no encierra ningún problema. Si el incendio a ocurrido antes de la colisión normalmente es el resultado de un descuido en las proximidades de COMBUSTIBLE DERRAMADO o algún otro material inflamable. Cualquier vehículo que circule en las proximidades de un camión del que se sospecha que presenta una perdida o derrame de combustible es un riesgo de incendio. - ¿Hay algún vehículo que transporte MATERIALES PELIGROSOS? Anote todos los detalles de la placa de transporte de materiales de los camiones implicados. Tome nota de olores sospechosos o cualquier pista que indique el vertido de algún material peligroso. - ¿Hay algún VEHÍCULO EN POSICIÓN INESTABLE? De hecho, debemos asumir que todos los vehículos implicados en un accidente están en situación de inestables, debemos preguntarnos a nosotros mismos si debemos iniciar acciones apropiadas. - ¿Están los MIRONES en un buen lugar? -Control de peligros: Una vez que nos hemos hecho estas preguntas, estamos en buen lugar para iniciar el control de peligros de la escena. A continuación unas pocas recomendaciones: - TODAS LAS LINEAS ELECTRICAS ESTAN CONECTADAS HASTA QUE NO SE DEMUESTRE LO CONTRARIO por personal cualificado (personal de la compañía eléctrica). El Paramédico nunca debe intentar nada con las líneas eléctricas. Si las líneas eléctricas están alrededor de los vehículos siniestrados, utilice el sistema de altavoces de la ambulancia para advertir a los ocupantes que permanezcan dentro de sus vehículos. Poner a los mirones en un lugar seguro a más de 50m de distancia en todas las direcciones. - Aparque su ambulancia en un lugar seguro y que a la vez advierta del peligro y proteja, con todo el torretaje funcionando. Si es necesario el vehículo debe estacionarse en medio de la calzada obstruyendo el tráfico. Considere el uso de bengalas siempre y cuando no haya peligro alguno de incendio o explosión. Las luces químicas como las fluorescentes también pueden ayudar.

- Durante todo el proceso de extracción debemos TENER A MANO EL EXTINTOR más pequeño de la unidad, hasta que todos los pacientes estén en un lugar seguro lejos del vehículo. - ASEGURAR TODO VEHÍCULO INESTABLE, usando el freno de mano o colocando calzos en las 4 ruedas. - NO INTENTEN DESCONECTAR LA BATERIA del vehículo siniestrado, porque podría ocasionar una chispa y a su vez una explosión. La mejor forma de prevenir un corto circuito es SIMPLEMENTE QUITAR EL CONTACTO. - MANTENGA A LOS MIRONES A DISTANCIA, lo ideal seria acordonar la zona alrededor del accidente y mantenerlos fuera de ella. Nosotros no disponemos de barreras, escoja a unos mirones y que ellos se encarguen de apartar a la gente hasta que la policía llegue con el suficiente nº de efectivos para controlar el lugar. - Valorar la necesidad de más ayuda: La siguiente cuestión que necesita respuesta es la necesidad de más ayuda en esta emergencia. Específicamente Ud necesita decidir: - ¿UNA AMBULANCIA ES SUFICIENTE para el nº aparente de víctimas? En caso de duda, llame a la central para consultarlo. Recuerde que sólo debe haber una ambulancia y dos rescatadores por cada víctima seriamente lesionada. En caso de lesiones leves o menores pueden acomodarse dos por ambulancia. Por supuesto, cuando Ud evalúa la necesidad de ayuda, debe dar un nº estimado de víctimas, siempre y cuando ud. primeramente haya intentado localizar a todos los pacientes. Cuando un coche ha volcado, uno o más pacientes pueden haber salido despedidos del vehículo. Debe examinar todo el recorrido del vehículo tanto a derecha como a izquierda, y buscar pistas que nos indiquen la posibilidad de más ocupantes como por ejemplo: abrigos, objetos personales, juguetes, cestos de bebé, etc. - ¿NECESITAMOS ALGUN OTRO SERVICIO ESPECIAL? 1 POLICIA, para control de masas, o tráfico. 2 PERSONAL DE BOMBEROS, para control de peligros o trabajos de extracción. 3 ESPECIALISTAS HAZMAT, (especialistas de Materiales Peligrosos). 4 TECNICOS DE LA COMPAÑIA ELECTRICA, para las líneas eléctricas caídas. Procure avisar para pedir ayuda, si es posible y en base a los datos facilitados por Central, antes de llegar al lugar del accidente, eso nos proporcionará menor tiempo de respuesta a nuestro favor por parte de las ayudas. Por ejemplo, si nos avisan a un accidente de tráfico debemos preguntar a Central ¿Se ha avisado ya a la policía de tráfico?, por razones obvias. - Decidir que equipo necesitamos para acceder al paciente: Dependiendo de la localización y situación del paciente, tendremos que usar equipo especial para acceder a él, Esto incluye equipo protector para nosotros como aparatos autónomos de respiración en ambientes cargados de humos. Debemos incluir equipo para acceder al paciente y equipo para protegerle durante el acceso, como por ejemplo: mantas que sirvan como escudo para los cristales que se rompen al acceder al vehículo a través de las ventanas. Esto lo veremos a continuación. ACCEDIENDO AL PACIENTE Una vez tenemos segura la escena, nuestra siguiente prioridad es llegar al paciente lo más rápidamente posible y proporcionarle urgentemente el tratamiento que necesita. Ser rápido, y acceder por el lugar menos complicado con un mínimo de herramientas y

procedimientos. El objetivo de este paso es simplemente proporcionar al Paramédico espacio para que puedan trabajar con el paciente y proceder a estabilizarlo. - Acceso a través de las puertas: Como hemos visto en los pasos anteriores para acceder al paciente se necesita únicamente sentido común. LA VÍA MÁS RÁPIDA PARA ACCEDER A UN AUTOMÓVIL ES A TRAVÉS DE LA PUERTA Intente primero abrir la puerta que esta al lado de la víctima. Si la puerta está destrozada, intente siempre acceder por otras puertas. Esto son cosas elementales, pero hay rescatadores que se obsesionan con una puerta y no miran si es posible acceder por las otras, que pueden no estar dañadas y en perfecto estado de uso. La moral de esta historia es: INTENTE, ANTES DE ROMPER Si todas las puertas están aseguradas y la víctima dentro está consciente, dígale a la víctima que quite el seguro de la puerta. Si la víctima está inconsciente en el interior del coche con las puertas aseguradas, la solución más fácil es romper un cristal y quitar el seguro desde dentro. Las ventanas de las partes delantera y trasera suelen ser cristales templados, que se pueden romper con un golpe seco de un objeto metálico puntiagudo en una de las esquinas inferiores. Los punzones “rompecristales” especialmente diseñados para esto suelen estar en los equipos de rescate de cada unidad; pero si ud. no dispone de punzón cualquier herramienta con punta como un destornillador, puede servir. Elija una ventana alejada del paciente y rompa el cristal de forma no violenta, para que no le alcancen trozos. Una vez roto el cristal, que quedará como una especie de tela de araña, deberá meter la mano y sacarlo empujando poco a poco (¡no olvide usar guantes de protección!); una vez hecho esto meta un brazo y quite el seguro de la puerta. Si no se abre la puerta al quitar el seguro y tirar del asa, intente las dos cosas al mismo tiempo. Si esto no funciona, tendremos que buscar otra forma más brutal de acceder al paciente. - Acceso a través de las ventanas: Cuando no se pueda acceder rápidamente al paciente y este necesite tratamiento urgente, intente acceder por las ventanas. Las ventanas por las que es más fácil entrar son las lunas delantera y trasera procediendo a un golpe con objeto punzante en el centro. Primero debemos aplicar cinta aislante o en su defecto esparadrapo, para evitar la dispersión de los trozos de cristal al romperlo en el interior del vehículo. Si el paciente está consciente adviértale que vamos a romper el cristal, procediendo a cubrirlo con una manta o lona, para que le sirva de escudo. - Acceso a vehículos volcados:

Un vehículo volcado que está boca abajo presenta un problema especial de acceso, por lo peligroso que puede ser el abordaje tanto para la víctima como para el rescatador. El vehículo debe ser estabilizado y asegurado en la posición que se ha encontrado. Al colocarlo en posición normal lo único que lograremos será ocasionar y/o agravar las lesiones de los del interior. Un vehículo que se encuentra boca abajo es relativamente estable y se puede abordar, con cuidado, si es necesario. Si el vehículo está volcado sobre uno de sus lados, es altamente inestable y debemos estabilizarlo antes de entrar. Muchos equipos de rescate portan los materiales necesarios para tal propósito. PROPORCIONAR CUIDADOS DE EMERGENCIA El siguiente punto para proporcionar un acceso rápido y completo es iniciar los cuidados de emergencia que sean posibles. El paramédico que entre en el vehículo debe llevar una manta, un pequeño “kit de asalto” con equipo básico como: vías aéreas, ambú, vendajes y pañuelos triangulares. Otro equipamiento puede ser O2 y mascarillas, aspirador de secreciones, además debe proporcionársele todo lo que el paramédico necesite.

Equipo esencial para “coger y salir corriendo” (load-and-go) - TABLERO ESPINAL con tres cinturones de sujeción, COLLARÍN cervical, y elementos de inmovilización de cabeza p. ej: 2 sábanas enrolladas. - Bala de OXIGENO llena con manorreductor portátil y caudalímetro de manómetro, con dos mascarillas, una de alta y otra de baja concentración. - ASPIRADOR portátil, con catéteres de aspiración. - VÍAS AÉREAS nasofaríngeas y orofaríngeas. - AMBÚ con bolsa adicional de O2. - Kit de HERIDAS (Fig 2.2) - MAST, si el servicio lo requiere. - ESTETOSCOPIO Y TENSIÓMETRO. - LUCES alógenas. Fig. 2.2. Kit de heridas y quemaduras. 24 24 6 4 4 2 6 1 6 12 1 1 12 1

Paquetes de gasa estéril. Vendas. Vendas tamaño mediano. Vendas multitrauma (Universales). Paquetes de Tul Graso (Linitul). Campos estériles para quemaduras. Vendas de gel frío, varios tamaños. Rollo de papel de aluminio engrasado estéril. Paquetes de Tensoplást. Pañuelos triangulares. Rollo de esparadrapo de 3 cm. Rollo de esparadrapo de 6 cm. Imperdibles. Tijeras corta-ropa.

Una vez dentro comenzaremos con los protocolos. En el caso de que haya una sóla víctima, valoraremos rápidamente las lesiones más serias e iniciaremos el tratamiento de ellas. Las prioridades son: ABC, control de hemorragias, y el manejo de la columna cervical. Si la víctima está inconsciente, abrir la VÍA AÉREA colocando una mano en la frente y la otra detrás del cuello colocaremos la cabeza lentamente en posición neutral (hiperextensión moderada). Si se puede, colocar un collarín cervical y no soltar la cabeza del paciente hasta que ésta esté asegurada de forma definitiva en el tablero espinal. Valorar la RESPIRACIÓN no sólo comprobando si no respira o lo hace con dificultad, sino también comprobar signos de neumotórax, heridas y contusiones en el pecho y hacer auscultación de los campos pulmonares. Si existe neumotórax a tensión, éste debe ser aliviado antes de extraer al paciente del vehículo. Todo paciente seriamente lesionado debe recibir O2 a la más mínima ocasión. En la valoración de la CIRCULACIÓN, tener en mente que una RCP solamente es efectiva con un paciente en decúbito supino; la RCP no debe ser llevada a cabo en un paciente sentado. Esto es, si el paciente presenta pulso ausente, debe ser sacado del vehículo lo más rápidamente posible, aunque esta extracción rápida agrave otras lesiones. Mejor lesionado que muerto. La HEMORRAGIA debe ser controlada con compresión directa. Todo paciente en el interior de un vehículo que ha sufrido el suficiente daño como para dejarle atrapado debe ser considerado en riesgo de shock, debiéndose cogerle una VÍA DE GRAN CALIBRE para infusión intravenosa al momento. No esperar a que el paciente desarrolle signos de shock, ¡puede que ud. no se de cuenta! Una vez controlado el ABC, CUBRIR LA FRACTURAS ABIERTAS E INMOVILIZAR LAS FRACTURAS SIMPLES. Si el paciente lleva mucho tiempo en el vehículo, es preferible inovilizarlas antes de la extracción -p. ej. Asegurando un brazo roto con un cabestrillo al pecho y una pierna rota contra la otra. Al terminar las tareas dentro del vehículo y a punto de proceder con la extracción, el Paramédico debe ocuparse aún de varias cosas: - Mantener la VÍA AÉREA de la víctima. - Mantener la CABEZA Y CUELLO DE LA VICTIMA ESTABILIZADO. - Proteger a la VICTIMA DE MÁS LESIONES. Estas ocupaciones requieren que el Paramédico no sea el único que las controle, debiendo alertar a los demás rescatadores sobre esto. Si el equipo de rescate durante la extracción golpeara o rompiera algún cristal, debemos proteger al paciente de los trozos. Si el paciente está consciente, el Paramédico debe explicar todo el proceso al paciente y proporcionarle apoyo moral. Y recuerde siempre, durante el proceso de extracción debemos preguntarnos: ¿Estoy seguro?, ¿Está el paciente seguro? EXCARCERACIÓN Excarceración es el proceso de retirar esas partes del vehículo destrozado que atrapan e inmovilizan a las víctimas. El principio básico de desmontaje es muy simple: RETIRE EL VEHÍCULO DEL PACIENTE, NO AL PACIENTE DEL VEHICULO. Tenemos un principio muy simple, aún así, la ejecución no. La excarceración es un proceso muy tecnificado y esta fase del rescate requiere gran destreza y entrenamiento especializado. En los

accidentes de tráfico, puertas, volantes de dirección, parabrisas, tablero de instrumentos, pedales y asientos necesitan abordajes específicos y habilidades específicas. Para trabajar en estos servicios se necesitan esas habilidades especiales - p. ej. en una comunidad que no tiene quipos de rescate propios- los Paramédicos deben formarse y entrenarse en rescate de vehículos. PREPARACIÓN Y TRASLADO La fase final del rescate, la preparación del paciente y la extracción, requiere gran coordinación entre los implicados. PREPARAR al paciente consiste en: - Cura y vendaje de heridas. - Inmovilización de fracturas. - Asegurar las vías IV, inmovilizando los miembros seleccionados. - Asegurar el paciente al tablero dorsal o Ferno Ked con las correas. Cuando estas tareas hayan finalizado, el paramédico del interior del vehículo debe verificar que el CAMINO DE SALIDA es seguro. La ruta seguida para acceder al paciente puede no ser la mejor para sacarlo. Si por ejemplo ud. ha entrado al vehículo por la ventana, a lo mejor es preferible sacarlo por la puerta. Una vez el paciente está fuera del vehículo hay que determinar como es trasladado hacia la ambulancia. Si el vehículo está estacionado dentro de la calzada, el tablero dorsal podrá ser puesto directamente sobre la camilla. Cuando el lugar del accidente es de difícil acceso como el fondo de un barranco, se necesita una forma diferente de acceso. Mientras el paciente es extraído otro miembro de nuestra tripulación debe realizar una comprobación final de la escena para tener la doble seguridad de que no hay más accidentados. Al final de la comprobación deberá ayudarnos con el equipo que nos dejemos atrás. POR ÚLTIMO Por fin hemos terminado un gran servicio de trauma -cinco coches destrozados y amontonados en la autopista. Hemos gastado una hora en un arcén fangoso bajo una lluvia torrencial, tú y otros tres equipos de ambulancia os habéis repartido cinco heridos graves que han sido llevados al hospital en condiciones estables. Ahora nos sentimos sucios y hartos y lo único que queremos es ducharnos y enterrarnos en un sillón frente al televisor con una taza de chocolate caliente. No tan rápido. El servicio todavía no ha terminado. Antes de retirarnos al sillón, hay que reponer y revisar todo el equipo de la unidad. Todo estará lleno de barro y suciedad y hay que limpiarlo y secarlo. El Kit de Trauma, el Kit de Medicación y otros Kits que hayamos abiertos deben ser revisados y repuestos. Después, contento de haber terminado y sabiendo que nos vamos a dormir, damos el operativo a la Central del servicio anterior. Pero hay un dicho que todo Paramédico conoce y aprecia:

LA VIDA NO ES JUSTA Nada nos garantiza que dentro de 10 minutos nos vuelvan a llamar para otro tráfico en la autopista. Necesitas reponer las botellas de oxígeno vacías, limpiar el corta fríos de barro, y ordenar el Kit de Trauma que parece que ha habido un tornado en su interior. Y todo esto debes hacerlo antes de DUCHARTE y sentarte a ver la tele con una taza de chocolate.

View more...

Comments

Copyright ©2017 KUPDF Inc.