El Código Cultural - Clotaire Rapaille.pdf

August 2, 2017 | Author: Camilo Avendaño Valdés | Category: Artificial Intelligence, Technology, Jeep, Coffee, Self-Improvement
Share Embed Donate


Short Description

Download El Código Cultural - Clotaire Rapaille.pdf...

Description

Clotaire RaPaille

EL CóDIGO

CULTURAL

.Una manera ingeniosa Para entender

por qué la gente alrededor del mundo vive Y comPra como lo hace

Traducción de Bernardo Recamán Santos

GRUPO

@

nofma

Lima' Bogoá, Barcelona, Buenos Aires, Caracas, Guatemala' Salvador' México, Panarná, Quito, San José, San Juan' San Domingo Santo Santiago de Chile,

Rapaille, Clotaire

Ei códlgo cultural / Clotaire Rapaille ; traducción Bernardo Recamán.

-

Bogotá : Grupo Editorial Norma, 2007'

- (Colección documentos) Cultwe Code: An Ingenious Way to The TÍtulo original Live as They Do Understand Why Peopie Around the World Buy a¡rd 304 p. :

il. ; 23 cm. :

ISBN 978-958-45-0163-9 de los 1. Comportamiento del consumidor 2' Preferencias psicológicos Aspectos consumidores 3. Consumidores L Recamán, Bernardo, tr' II' Tít' III' Serie' 658.8343 cd 21 ed.

ALl2238l OEP-Banco de ia República-Biblioteca Luis Angel Arango

(i.i

l:rt

ry'

Clotairc RaPaille, [email protected] de esta edición Editorial Norma S'A', 2007

@

Apartado Aéreo 53550, Bogotá Derechos reservados para América Latina Primera edición: junio de 2007 Edición: Luis Fernando Páez Chaustre Ilustración y diseño de cubierta: lván Merchán Diagramación: Luz Jazmine Güechá Sabogal

cc

38064

rsBN 978-958-45"0163-9 Prohibida Ia reproducción total o parcial sin permiso escrito de la Editorial. Impreso por ImPrelibros S.A. Impreso en Colombia - Printed,

in Colombi'a

Este libro se compuso en caracteres ITC Century

Este l'lbro estd, ded'i,cado al soidario que nxe d'io chocolclte A gorno, de rrlasca,r encaranxado en su tanque d,os d,ías d,espués del Día D... U que cünxbió m'i u'ida Para si,emPre.

T

t I ;

; ;

F F

h

Una de las desventajas del siglo XX es que todavla tenemos nociones muy vagas y llenas de preiuicios acerca, no sólo de que lo que hace a Japón una nación de japoneses, sino a Estados Unidos una nación de

estadounidenses, a Francia una nación de franceses y a Rusia una nación de rusos.. ' Por falta de este conocimiento, cada país malinterpreta al otro.

Rutu BsNpolct The Chrgsanthemum and tlrc Sutord Todos somos tÍteres y nuestra mayor esperanza

F.

F

f

T

t ;

de conseguir al menos una liberación parcial es

intentar descifrar Ia lógica del titiritero' Roepnt Wnlcur The

MoralAn'imal

#

I

%'¡.!.%?1.%?1.

CONTENIDO

il

Inhttd,ucci,ó¡t.

UNO El nacimiento de una noción

31

Dos Los dolores del crecimiento de una cultura adolescente Los cód,igos para et omor,ln sedru'cci'ón y el sero

55

TRES Lavidaen el eje Los cód,igos paro, tn bell,eza g ln gordura

91

CUATRO Primero esLá la suPervivencia Los cód,igos püra In solud, E la iuumtud'

115

crNco Más allá del esquemabiológico Los cód;i,gos Püra elhngar E ln cenu

r43

sEts Tlab4iar para ganarse la vida Los cód,igos para el trabqjo E el d,inero

169

Introducción

SIETE Aprender a üvir con ello Los códigos pürü la calidod,

E ln pert'ección

195

ocHo Más es mejor Los códigos püra la comida y el alcoh,ol

Para ic¡s nortearrrericarlos, es un gaiope. Para ios euirl-

2tt

Hacia finales de la década de los noventa, el Jeep Wrangler luchaba para ganarse de nuevo su lugar en

NUEVE Cárguele ese pretexto a mi tarjeta dorada Los códigos para las comryras y el htjo

?*31

áQué se creen esos advenedizos? Los cód,igos para los Estad,os Unid,os

madres de futbolistas. Chrysler tr,abÍa llegado a una en-

crucijada con el Wrangler y pensó seriamente en una 253

ONCE

los Estad,os Unidos

revisión completa de su estrategia. Cuando comencé a trabajar con Chrysler en el Jeep

Wrangler a f,nales de los noventa, la gerencia de la

La separación del Mar Rojo es opcional El códi,go para la presidmnia d,e

el mercado estadounidense. Había sido suplantado por

una amplia variedad de camionetas 4 x 4,la mayoría más grandes, más lujosas y más apropiadas para las

DtÉz en otras culturas

peos, una marcha. Para el Jeep, fue abrirse camino.

compañía era escéptica acerca de mi método para com271

prender las preferencias de los clientes. Habían llevado

y hecho cientos de preguntas a docenas de grupos focales. Atravesé la puerta con un puñado de métodos diferentes y se dijeron a sí mismos: "¿Qué puede darnos este tipo a cabo una amplia investigación de mercadeo

DOCE Nunca crecer, nunca rendirse El código para los Estad,os Unid,os

283

Agrad,ecimisntos

297

que no tengamos nosotros ya?".

La gente de la Chrysler, en efecto, habÍa hecho cientos de preguntas; no habÍan hecho, sin embargo, t3

;

J

r

t4

flotaire Rapaille

Ias preguntas correctas. Seguían escuchando

lntroduccién

lo que la

gente decía. Esto siempre es un emor. Como resultado, tenían teorÍas acerca de cómo cambiar al Wrangler de

conductores querÍan sentir el viento a su alrededor como si estuvieran montando a cabailo. Los ejecutivos no quedaron particularmente impre-

múltiples maneras (más lujoso, rnás parecido a un automóvil tradicional, sin puertas remoübles, cerrado en

sionados. Después de todo, las investigaciones les decían que los consumidores querían algo diferente. Qui-

vez de convertible, etc.) sin un camino claro para seguir. El Wrangler -el clásico Jeep de consurno- estaba

zásla gente alguna vez pensó en los Jeeps como caballos pero no querían seguir pensando así. Les pedÍ que

punto de perder su lugar característico en el universo de los automóviles, convii-tiéndose, para efectos prácti-

ensayaran mi teoría haciendo un ajuste relativamente

a

cos, en una camioneta 4 x 4 más. Cuando reuní grupos de consumidores, les hice pre-

guntas diferentes. No les pregunté qué querían en un Jeep;les pedí que me contaran sus primeros recuerdos acerca de los Jeeps. Los encuestados me contaron cientos de historias y las historias tenían una fuerte imagen

recurrente -la de estar en el campo abierto, la de ir a donde ningún automóvil convencional puede llegar, la de andar libre a pesar de las dificultades de la carretera-. Mucha gente habló del Oeste americano y de las o llanuras abiertas.

menor en ei diseño del automóvil: reempiazar ias iámparas frontales cuadradas por Iámparas redondas. ¿Por qué? Porque los caballos tienen ojos redondos, no cua-

drados. Cuando resuitó que era más barato construir carros

con lámparas redondas, fue más fácil que tomaran Ia decisión. Ensayaron el nuevo diseño y la respuesta fue positiva al instante. Las ventas del Wrangler subieron y su nueva "cara" se convirtió en su aspecto más caracte-

rístico y fácil de mercadear. De hecho, desde entonces el iogotipo del automóvil ha incorporado su parrilla y lámparas redondas. Hay incluso clubes de fanáticos del

Regresé a donde aquellos precavidos ejecutivos de

Jeep que distribuyen camisetas a sus miembros con Ia

Chrysler y les dije que el código para el Jeep en los Estados Unidos es CABALLO. Su noción de convertir el Wrangler simplemente en otra camioneta 4 x 4 era equivocada. Las camionetas 4 x 4 no son cabailos. Los

Ieyenda: "Los verdaderos Jeeps tienen lámparas re-

nar el automóvil como un "caballo". Mi anuncio favorito

caballos no tienen aditamentos lujosos. Los caballos no tienen cueros suaves como la mantequilla sino el cue-

muestra a un niño en las montañas con un perro. E1 perro se cae de un precipicio y queda colgando preca-

ro duro de una montura. El Wrangler necesitaba tener puertas removibles y una cubierta abierta porque los

riamente de un árbol. El niño corre a un pueblo cercano a pedir ayuda. En el camino pasa toda clase de

dondas".

Mientras tanto, Ia compañía comenzó a promocio-

t5

t6

automóviles y camionetas 4 x 4 hasta que se cruza con

un Jeep Wrangler. El Wrangler escala el escabroso terreno montañoso y su conductor rescata el perro. El niño abraza al perro y luego se da vuelta para agradecer al conductor, pero el Jeep yava camino abajo, como un héroe del antiguo oeste cabalgando hacia el horizonte en su corcel. Animados por su éxito en Estados Unidos, Chrysler

me contrató para descubrir ei código dei lYrangler en Europa. Los encuestados tanto en Francia como Alemania recordaban a los Wrangler como los Jeeps que

ias tropas estadorinidenses conducían durante la Segunda Guerra Mundial. Para los franceses, ésta era Ia imagen de Ia liberación de los alemanes. Para los alemanes, ésta era la imagen que los liberaba de su lado más oscuro. Una y otra vez,la gente en estos países me contó historias acerca de cómo Ia imagen de unJeep les daba la sensación de esperanza, recordándoles el flnal de unos tiempos difíciles y la llegada de mejores dÍas. Regresé a Chrysler y les dije que eI código para el Jeep Wrangler en ambos países era LIBERTADOR.

Con la noticia del código, Chrysler lanzó nuevas campañas en Francia y Alemania. AllÍ, sin embargo, en vez de posicionar el automóvii como un caballo, hicieron énfasis en el orgulloso pasado del Jeep y de la libertad que se ganaba al conducir un Wrangler. Estas campañas también füeron tremendamente exitosas, ampliando Ia participación dei Wrangler en el mercado de ambos países.

t1

lntroducción

Clotaire Rapaille

A estas alturas, Ios ejecutivos de Chrysler ya no dudaban de mi método. Habían llegado a apreciar el potencial del código cr-rltural.

Para Ritz-Carlton, Ia revelación llegó de manera inesperada gracias aI... papel higiénico- Cuando comencé a ser consultor de esta compañÍa, los sorprendí

ücién-

doies que el trabajo que ieníat-r que hacei- para rrtejorar la satisfacción de sus clientes tenía que comenzar por el baño. Por supuesto, pensaron que estaba delirando, pero me escucharon hasta el flnal. Si usted le pregtinta a la gente por qué compran el papel higiénico que compran, la mayoría dirá: "Porque

y está rebajado". No tienen idea de que ei código para el papel higiénico puede ser diferente a algo estrictamente utilitario. Están equivocados. Como con el Jeep, mi trabajo con los consumidores para descifrpr el código del papel higiénico reveló algo poderoso e ines suave

esperado acercade la primera impresión de los estadounidenses de un producto cotidiano. Para los padres y ias madres estadorinidenses, el

entrenamiento en el uso del papel higiénico se toma muy en serio. Para algunos, este entrenamiento es considerado tan esencial que comienzan el proceso poco

tiempo después del primer cumpleaños del bebé' Y, sin importar cuándo comienza, los padres y las madres sostienen a una pequeña industria de libros, videos e incluso psicólogos que se enfocan en esta tarea. (¡Una

th ; : ;

l8

controversia actual en este campo tiene que ver con la idea de un bebé "libre de pañales", al que se le entrena

ta del baño. Libre y sin culpa, pues tiene el respaldo de las figuras de autoridad en su üda'

en el uso del papel higiénico apenas a los ocho meses

Esta impronta es tan fuerte en la cultura estadounidense que el código cultural para el papel higiénico es

de edad!) EI entrenamiento en el uso del papel higiénico tiene consecuencias sociaies signif,cativas: afecta

iNDEPENDENCIA.

Para Ritz-Carlton, esto signif,có una oportunidad enorme para satisfacer a los huéspedes en el único espacio de Ia casa (o suite) que implica privacidad e inde-

todo, desde las f,estas de los niños hasta los paseos en automóvil y Ia aceptación en el jardÍn infantil. Está también, por supuesto, Ia enorme sensación de liberación que ilega cuando las rrramás y los papás se dan cuenta

pendencia completas. ¿Por qué no poner un teléfono en el baño? ¿Una libreta de apuntes y un bolígrafo? ¿Por

de que ya ng tienen que cambiar pañales.

Sin erirbargo, para el niño estadounidense, la culmi-

I h

il

h il,

r

tt

I9

lntroducción

Clotaire Rapaille

nación del entrenamiento en ei uso del papel higiénico suscita una respuesta diferente. Una vez que puede

qué de;enerse ahí? ¿Por qué no hacer que el baño sea .confortable, espacioso e independiente de Ia suite del hotel¡? Un baño que sea apenas

ir al baño por su cuenta -o más específ,camente, ir al

mente. Un baño que sea un lugar de retiro del mundo completamente equipado e independiente da, sin em-

baño y usar el papel higiénico por sÍ mismo- una cosa

justo en el código. En efecto, si usted mira las caÉas que se están construyendo hoy en los vecinda-

extraordinaria sucede. El niño puede cerrar la puerta del baño, incluso cerrarla ion llave, y rechaaar a sus

I

funcional se olüda fácil-

bar)go,

cosa sorprendente, será alabado por hacerlo.

riois prósperos, verá el mismo efecto. Los baños están

Sus papás están orgullosos de él porque ya no necesita

creciendo, con aditamentos que antes se consideraban lqiosos pero que ahora son estándar -tinas profundas,

padres.

más de ellos. Le sonríen y Io aplauden. A veces incluso

Iavtamanos dobles, televisores, teléfonos

le compran un regalo. Esta impronta está totalmente asociada con el uso

sie,mpre, una puerta para aislarse del mundo-. '¿La razón?

del papel higiénico más que con el uso del baño mismo.

Los códigos.

,

En los primeros años, el uso del baño todavía requiere que uno de los padres entre con el niño o la niña -o acompañarlo hasta que hayan terminado- y limpiar al

flnal. Sólo cuando el rtiño es capaz de utilizar el papel higiénico queda iibre para encerrarse detrás de Ia puer-

y siempre,

r:,, I

i l"

EI código cultural es el significaclo inconsciente que

[e damos a cualquier objeto -un carro, un tipo de co/*iAu, una relación, incluso a un país- según la cr-útura I )

\ I

I ;

r

;

: ;

r

;

I ;

r ; ; * ¡

20

lntroducción

Clotaire Rapaille

2t

emocionalmente, el niño aprende lo que "caliente" y "quemarse" signiflcan y es poco probable que lo olüde. La combinación de la experiencia y su emoción co-

en la que hemos sido criados. La experiencia estadounidense con 1os Jeeps es muy diferente de la experiencia francesa y alernana porque nuestras culturas evolucionaron de manera diferente (nosotros tenemos

rrespondiente crean lo que es conocido ampliamente como una impronta, un término que por primera vez apiicó Konrad Lorenz. Una vez que una impronta ocurre, condiciona fuertemente nuestros procesos de pen-

recuerdos culturales arraigados de la frontera abierta; los franceses y alemanes los tienen de la ocupación y Ia guerra). Por lo tanto, los códigos -los signif,ca-

samiento y le da forma a nuestras acciones futuras. üada impronta nos ayucla a ser ntás 1o que sornos. La combinación de improntas nos define. Una de mis improntas más memorables me llegó

dos que Ie damos al Jeep en el nivel inconsciente- son también diférentes. Las razones para esto son numerosas (y Ias describiré en el capítulo siguier.tte), pero

todo se reduce a los mundos en los que crecii;ros. Es obüo para todos que las culturas son diferentes',entre sí. Sin embargo, la mayoría de ias personas no sé dan cuenta de que estas diferencias en realidad nos llevan a que procesemos la misma información de maneras

cuando era un niño. Crecí en Francia y cuando tenía uros cuatro años, mi familia recibió una invitación para una boda. Nunca había estado en una antes y no sabía qué esperar. Lo que encontré fue sorprendente. Las bodas francesas no son como las bodas en cualquier otra cultura que conozca. El evento duró dos días, y Ia

diferentes Mi viaje hacia el descubrimiento de los códigos c',ulturales comenzó a principio de la década de los setenita.

mayor parte del tiempo transcurrió alrededor de una gran mesa comunal. La gente se levantaba y brindaba

En ese entonces, yo era un psicoanaiista en ParÍs y;mi trabajo clÍnico me llevó a las investigaciones dei grian científico Henri Laborit, quien trazó txa.1u.¿ ss¡sxilón

en torno a la mesa. Se encaramaban en ella para cantar.

DormÍan debajo de la mesa y (como me enteré más tarde), incluso se seducían los unos a los otros allí mismo.

entre aprendizaje y emoción, demostrando que sin e,sta última, eI aprendizaje era imposible. Entre más fue.¿rte

Había comida disponible siempre. La gente tomaba Le trou Normand, una copa de Calvados que ies permitÍa

la emoción, se aprende más claramente de una ex1'Deriencia. Piensé en un niño al que los padres le ücen qute tenga cuidado con una olla caliente en la estufa. Estr:

hacerle campo a más comida. Otros simplemente iban al baño a vomitar para poder comer más. Era una cosa sorprendente para un niño y eilo dejó una impronta permanente en mí. Desde entonces, para siempre, aso-

concepto es abstractb para el niño hasta que se acerca, toca Ia olia y se quema. En este momento tan intenso I

t :

T

cíaría las bodas con excesos gastronómicos. De hecho,

ia primera vez que fui a una boda en Estados lJnidos, me desconcertó 1o sobria que fue en comparación' Recientemente mi esposa (que también creció en Fran-

cia) y yo hicimos la clase de flesta de varios días que

; ; ;

p h

l r ;

;

r ;

r

lntroducción

Clotaire Rapaille

17

signiflcaba "boda" Para ambos. Toda impronta influye en nosotros en el inconsciente. Cuando el trabajo de Laborit aclaró esto para mí, comencé a incorporar io que aprendí de él en mi trabajo clínico en París, gran parte del cual era con niños y niñas autistas (de hecho, Laborit me llevó a la teoría de que los niños con autismo no aprenden porque carecen de Ia emoción para hacerlo). El tema de las improntas también hizo parte de 1a base de las conferencias que di en esa época. Después de una conferencia en particuIar, eI padre de un estudiante se acercó a mí' "Dr. Rapaille, creo que tengo un cliente para usted", me dijo. Siempre intrigado con las posibilidades que ofrece un caso nuevo, asentí con interés. "¿Un niño autista?". "No", ddo, sonriendo". "Nestlé".

En ese momento, enfocado como estaba en ei trabajo clÍnico y académico, apenas entendía 1o que signiflcaba la palabra "mercadeo". No podía, por lo tanto, imaginarme cómo podía ser útil para una compañía. "¿Nestlé? ¿Qué puedo hacer yo por ellos?". "Estamos tratando de vender café instantáneo en Japón pero no hemos tenido el éxito que quisiéramos' Su trabajo acerca de las improntas podrÍa a5rudarnos".

23

Continuamos conversando y el hombre me hizo una oferta extremadamente atractiva. No sólo los términos financieros eran considerables, sino que habÍa algo prometedor en un proyecto como ese. A diferencia de mi ffabajo con niños autistas, donde el progreso era dolorosamente lento, esta oferta era la oportunidad de poner a prueba teorías que había desarrollado acerca de hs improntas y la mente inconsciente. Era una oportuniriacl niuy buena para dejarla pasar. Tomé un año sabá,tico y me fui a cumplir mi nueva misión.

Mi primera reunión con los ejecutivos de Nestlé y su agencia de publicidad japonesa fue muy instructiva. Su estrategia, que hoy parece absurdamente equivocada pero que no Io parecía de manera tan obvia en tratar de convencer a los consumidores japoneses de carnbiarse del té aI café. Había pasado un tiempo en Japón y sabía que el té signif,caba mucho para esa ctftura, pero no tenía ninguna idea qué emoIos setenta, era

ciones le atribúan at café. Decidí reunir varios grupos de personas para tratar de descubrir la impronta que tenían de esta bebida. Creía que allí habría un mensaje que podría abrir una puerta para Nestlé.

Estructuré una sesión de tres horas con cada tuto de los grupos. En Ia primera hora, asumÍ la personalidad de un visitante de otro planeta, alguien que mrnca había visto el café antes y no tenÍa idea de cómo se "usaba". Pedí que me ayudaran a entender el producto, creyendo que sus descripciones me darían una idea de Io que pensaban de é1.

;

T

r I ;

r r ;

T

t + ; ; ;

r

t4

lntroduccién

Clotaire Rapaille

En la siguiente hora, los hice sentar en el piso como nÍños de primaria y que utilizaran tijeras y una pila de revistas para que hicieran tn collage de palabras relacionadas con el café. El objeto aquí era que me contaran historias que me ofrecieran otras claves. En la tercera hora hice que los participantes se sentaran en el piso con alrnohadas. Hubo algunas dudas entre ios miembros de todos los grupos, pero los convencí

Bajo estas circunstancias,la estrategia de Nestlé de

tratar de convertii a estos consumidores del té al café iba a fallai. El café no podÍa competir en la cultura japonesa si tenía una resonancia emocional tan débil. Por

el contrario, si Nestlé iba a tener algún éxito en este mercado, necesitaban comenzar desde el principio. Necesitaban darle al producto un signif,cado en esa cultura. Necesitaban crearle al café una impronta en los

tie que no esiaba loco. Puse música s"üave y les pedí a Ios participantes que se relajaran. Lo que estaba haciendo era relajar sus ondas cerebrales activas, llevándolos a un estado de tranquilidad similar al que ocurre antes de dormir. Cuando llegaron a este punto, Ios llevé en un viaje de regreso desde srr adultez, pasando por los años

japoneses.

de su ariolescencia, hasta los tiempos en que eran muy jóvenes. IJnavez que llegaron allí, les pedí que pensaran de nuevo en el café y que recordaran sus primeros

del café fue una muy positiva, una que llevarían consigo por el resto de sus vidas. Gracias a esto, Nestlé.se ganó

recuerdos cie é1,Ia primera vez que conscientemente lo experimentaron y su recuerdo más significativo (si ese

25

Armados con esta información, Nestlé diseñó una nueva estrategia. En vez de venderle café instantáneo a un país dedicado al té, crearon postres para niños que

tuüeran el sabor del café pero sin Ia cafeÍna. La nueva generación aceptó estos postres. Su primera impronta

un lugar signiflcativo en el mercado japonés. Aunque no es probable que algún experto en mercadeo logre

recuerdo era diferente).

convencer a los japoneses de que abandonen el té, las ventas de café, casi inexistentes en 1970, ahora se acer-

Diseñé el proceso para llevar a los participantes a su primera impronta det café y a la emoción asociada con é1.

can a quinientos millones de libras por año en Japón. Entender el proceso de la formación de una impronta

En Ia mayoría de los casos, sin embargo, el üaje no llevó a ninguna parte. Lo que esto signif,caba para Nestlé era muy claro. Alavez que 1os japoneses tenían una fuerte conexión emocional con el té (algo que aprendí sin pre-

y cómo se relaciona directamente con los esfuerzos de mercadeo de Nestlé, abrió las puertas de la cultura japonesa y le dio la lrrelta a una operación de negocios

guntarlo en ia primerá hora de las sesiones), tenían, a 1o sumo, una impronta muy superflcial del café. La mayoría, de hecho, no tenían ninguna impronta dei café.

Sin embargo, para mÍ, consiguió algo mucho más im-

que estaba en problemas.

portante. Darme cuenta de que no había una impronta significativa para el café en Japón, me reveló que la

*F'

tl

26

lntroducción

Clotaire Rapaille

formación temprana de una impronta tiene un impacto enorme en por qué las personas actúan de la forma japoneses como Io hacen. Además, el hecho de que los que no tuvieran una impronta fuerte dei café mientras los suizos (Nestlé es una compañía suiza) obviamen-

te sí, hizo que fuera claro que las improntas varían de cultura en cultura. Si pudiera llegar a Ia fuente de esas improntas, si de alguna manera podía "descifrar" eley mentos de ia cuitura para descubrir las emociones signiñcados adscritos a ellos, aprendería mucho acerca del comportamiento humano y cómo varía a 1o largo del planeta. Esto me puso en el camino de mi vocación

para el resto de Ia üda. Satí en busca de los códigos escondidos en el inconsciente de toda cultura' .S/

Cuando un hombre y una mujer tienen un bebé, tienen un ser humano pequeño en vez de un pájaro, un pesca-

do o un caimán. Su código genético dicta esto' Cuando un hombre y una mujer estadounidenses tienen un bebé, tienen un bebé estadounidense. La taz6n de esto no es genética; es porque un códigó diferente, el código

17

mujeres, por el otro lado, son asociadas con lalwa,la lune, una palabra femenina. La luna, por supuesto, no

brilla por sí misma; ella refleja Ia luz del sol. Podemos aprender mucho acerca de Ia relación entre franceses y francesas a través de esta observación al comprender que los niños franceses reciben la impronta de estos conceptos.

Para los alemanes, sin embargo, estas palabras tienen significados casi opuestcls. El sol, di,e Sonne, es femenino, y los aiemanes consideran que las mujeres son las que Ie dan calor al mundo, hacen que las cosas crez-

can, y crían a los bebés. Los hombres son la noche, Ia oscuridad, el lado de la luna. Der Mond, "la luna", es un

término masculino. Nuevamente, esto dice mucho acerca de las relaciones que tienen ios sexos en esta cultura y ios papeles que desempeñan en esta sociedad.

El simple uso de palabras como "sol" y "luna" puede desatar improntas completamente opuestas entre los franceses y los alemanes. Por lo tanto, cada cultura tiene una interpretación diferente

,

-un código diferente-,,,

para estas palabras. Cuando se unen los diferentes có-,, digos para las diferentes improntas, se crea un sistema

de referencia que la gente que vive en estas culturas

cultural, está oPerando' Por ejemplo, "el sol", en francés es Le soleCl, un sustantivo masculino y, para los franceses, una palabra asociada estrechamente al rey Sol, Luis XIV' Los fran-

utiliza sin percatarse de eilo. Estos sistemas de referencia guÍan a cada cultura de diferente manera.

ceses, que reciben esta impronta a una edad tempra-

clave y su combinación. Si usted tiene todos los números

na, pet'ciben al so1 como mascuiino y, por extensión, ven a los hombres como iluminados y brillantes' Las

correctos en eI orden correcto, puede abrir el candado. Hacer esto con un enorme despliegue de improntas tie-

Una impronta y su código son como un candado de

t8

Clotaire Rapaille

ne profundas impJicaciones. Nos lleva a la respuesta de una de las preguntas más fundamentales: ¿por qué ac* tuamos de la manera como lo hacemos? Entender el código cultural nos suministra una nueva y sorprendente

por qué uno actúa de la manera que lo hace. Esta liberx¿d afectará todos los aspectos de su vida, desde las

herramienta, unos anteojos nuevos, si usted quiere, con los que nos examinamos a nosotros mismos y nuestros

relaciones que tiene, lo que siente acerca de lo que posee y las cosas que hace, hasta las actitudes que usted

comportamientos. Ello cambia la manera como vemos todo 1o que tenemos alrededor. Es más, conf,rma lo que siempre hemos sospechado que es cierto: que a pesar

tenga acerca del papel de su país en el mundo. Los temas que trataré enEl cód,i,go cultural inclu-

de nuestra humanidad en común, la gente alrededor del mundo es realrnente diferente. El código cultural nos ofrece una manera de entender por qué. Este libro es la culminación de más de tres décadas de experiencia descifrando improntas para importantes compañías alrededor del mundo. Llamo a este proceso de desciframiento un "descubrimiento" -he hecho más

t I I

TI

II

lntroducción

intención principal es liberar a aqueilos que lean 'i*Mi este libro. Se gana una libertad excepcional al entender

yen muchas de ias fuerzas más signiflcativas que impulsan nuestras üdas: sexo, dinero. relaciones, comida, obesidad y salud. Usted verá cómo los participantes en las sesiones de descubrimiento me llevaron a los códi-

y cómo la revelación de los códigos me llevó a una nueva comprensión del comportamiento en los Estados Unidos, cómo se compara con el comportamiento en otras cuJturas y qué signif,can esas diferencias para togos

de trescientos- y he üsto cómo estos descubrimientos se han puesto en práctica para el beneflcio de mis clien-

dos nosotros.

tes. Más de Ia mitad de las compañÍas de la lista actual de Fortune 100 me tienen como consultor, y la res-

a

puesta corporativa a mis hallazgos ha validado la exactitud de mi trabajo, asegurándome que los anteojos que he ideado, ios anteojos del código cultural, ofrecen una

nueva y nítida visión del mundo que nos rodea. En el curso de los últimos treinta años, he diseñado y paten-

tado rin método probado y ensayado para hacer descubrimientos. En este libro compartiré este método y algo de lo que he aprendido acerca de las culturas más importantes del mundo utilizándolo.

Una vez que usted conozca los códigos, nada volverá

parecerle igual que antes.

19

UNO El nocimiento de uno noción Todavía llevo a cabo sesiones de descubrircúento de Ia misma manera como hice Ia primera sesión para Nestlé

hace más de treinta años. Cinco principios guían mi metodología para descubrir códigos culturales; el conocimiento de estos principios Ie a¡rrdará a entender el pensamiento que implica cada descubrimiento' La mejor manera de ilustrar estos principios es mirarlos en el contexto de un descubrimiento real' En las páginas que siguen, Ios llevaré a través del descubrimiento del código estadounidense para ios automóviles. Hice esto hace varios años para Chrysler, después del trabajo que hice para ellos sobre eI Jeep'Úiangter'

automóvil y me contrataron para aprender qué era lo que Ia gente realmente querÍa de los automóviles. En ese momento, Se estaban preparando para lanzat un nuevo

Ias ventas de los automóviles sedán estaban debilitán-

dose a medida que los estadounidenses se fascinaban más ymás con las camionetas 4 x 4, las minicamionetas

y los camperos. Bastantes personas incluso sugirieron que el púbtico ya no estaba particularmente interesado en los sedanes. Esta sesión de descubrimiento era, por 3t

El nacimiento de una noción

Clotaire Rapaille

32

lo banto, crítica de muchas maneras para Chrysler pues si comprobaban que los sedanes ya no eran atractivos para los estadounidenses, ello alterarÍa profundamente

33

Larazónpara esto es sencilla: la mayoría de ia gente nc sabe por qué hace las cosas que hace. En un estudio clásico, el científlco del siglo XIX, Jean-Martin Charcot, hipnotizó a una paciente, le entregó un paraguas y le

Ia dirección de la compañía.

pidió que lo abriera. Después de esto, lentamente sacó

Principi,o

1: I,lo puede creer lo que la gente di,ce

a la mujer de su estado hipnótico. Cuando volvió en sí,

¿Qué es Io que los estadounidenses buscan en un automóvil? He escuchado muchas respuestas cuando

estaba sorprenüda por el objeto que tenÍa en la mano.

he hecho Ia pregunta. Las respuestas incluyen excelen-

Charcot ie preguntó entonces por qué llevaba un pa.raguas abierto bajo techo. La mujer quedó totalmen-

tes Índices de seguridad, un alto kilometraje por galón de gasolina, buena maniobrabüdad y agarre en las cur-

te confundida con la pregunta. Ella, por supuesto, no tenía idea de lo que acaba de experimentar y ningún

vas, entre otras. No creo en ninguna de estas. EI primei"

recuerdo de las instmcciones de Charcot. Desconcerta-

principio del código cultural es que la única manera efectiva de entender lo que la gente verdaderamente quiere decir es ignorar Io que dicen. Esto no signif,ca que Ia gente mienta intencionalmente o tergiverse lo r eue dice. Lo que signif,ca es que cuando se les hacert I preguntas directas acerca de sus intereses y preferen-

da, miró

Con toila seguridad la mujer no pensaba que tenía

un paraguas abierto porque estaba lloviendo. Sin embargo, cuando se ie preguntó, sintió Ia necesidad de dar con una respuesta y esta fue la única lógica que se le

cias, la gente tiende a dar las respuestas que elios creen

gente responde a estas preguntas con sus cortezas, que es la parte de stis cerebros que controla la inteligencia

T

rl IL

en vuz Llu de r4 la tril.[u emoción o el instinto. Reflexionan acerca crr vez I de una pregunta y cuando dan la respuesta, esta es el I ] producto de la reflexión, Creen que están diciendo Ia ( verdad. Un detector"de mentiras podría conf,rmar esto. I Ert la nuyoría de los casos no están diciendo Io que I

i

I I

oureren decr.

techo. Luego miró de nuevo a Charcot y dijo:

"Estaba lloviendo".

I

que el encüeshdor quiere oír. Una vez más, estos no es porque tengan la intención de confundir. Es porque la

aJ

ocurrió.

-

Aun los que somos más reflexivos, raramente

es-

tamos en contacto cercano con nuestro inconsciente. Tenemos poca interacción con esta poderosa fuerza que impulsa tantas de nuestras acciones, Por io tante, damos respuestas a preguntas que suenan lógicas y son incluso 1o que el encuestador espera, pero que no

revelan las fuerzas inconscient'es que precondicionan . nuestros sentimientos. Es por esto que las encuestas y sondeos con frecuencia son confusos e inútiles (y la ra-

zónpor la que los ejecutivos de Chrysler obtuvieron las

El nacimiento de una noción

Clotaire Rapaille

34

respuestas "equivocadas" respecto al Wrangler). Simplemente reflejan Io que Ia gente dice, en vez de 1o que quieren decir.

Al comienzo de mi carrera me di cuenta de que, si

registran 1os detalles de esos sueños en esos primeros mÍnutos, normalmente los oMdan para siempre. Esto es porque, en el momento entre ei sueño y ia vigilia, ,.mo tiene mejor acceso a sus recuerdos e

instintcs. El

quería ayudar a la gente a identif,car 1o que realmente signif,caba a§o para ellos, necesitaba adoptar e1 papel de un "forastero profesional", ese visitante de otro pla-

proceso de relajamiento utilizado durante las sesiones de descubrimiento permite a los participantes acceder

neta dei que hablé antes. Necesitaba convencer a la gente de que yo era un completo ex[raño que requería de su ayuda para entender cómo funciona cierto objeto, cuál

y

podría ser su atractivo o qué emociones podría suscitar éste. ¿Qué es io que siente con el café? ¿Es la ropa algu-

Para Chrysler, reuní participantes y les pedí que me contaran qué querÍan de un automóvil. Las respuestas iniciales que recibÍ eran pura corteza: buen kilornetraje, seguridad, mecánica conflable y todas las otras cosas que hemos aprendido a decir acerca de este tema. Yo, por supuesto, no les creí. A medida que continuaba cada sesión, comencé a escuchar otras cosas acerca de los automóviles: recuerdos de automóviles especiales del pasado, como el Mustang 1964, el Volkswagen escarabajo original y los Cadillac de los años cincuenta con sus enormes alerones, historias acerca de la sensación de libertad que tuvieron con el primer juego de llaves, tÍmidos murmullos acerca de las primeras experiencias sexuales en el asiento trasero del automóül, etc. Lentamente, eI sentido de io que los consumidores estadounidenses realmente querÍan de un automóvil comenzó a emerger y a reso-

na especie rie vestimenta? ¿Cómo opera e}amor? Esto Ie permjte a 1a gente comenzar el proceso de separarse de sus cortezas y moverse en }a dirección de la fuente de su

prirner encuentro con ei objeto en cuestión. A la altura de la tercera hora de una sesión de descubrimiento, el momento en el que los participantes yacen en el piso recostados sobre almohadas y escuchan músiqa suave, ia gente finalmente comienza a decir 1o que realrnente quiere. Este proceso les ayuda a acceder

a una parte diferente de sus cerebros. Las respuestas que dan ahora provienen de sus cerebros reptiles, el

lugar donde se albergan los instintos. Es en nuestro cerebro reptil donde se encuentran las respuestas verdaderas.

Muchas personas tienen la experiencia de recordar sus sueños nítidamente durante los primeros cinco o diez minutos después de despertar. Sin embargo, si no

a ese estado y, aI hacerlo, pasa del lado de sus cortezas se reconecta con el cerebro

reptil. Con frecuencia la

gente maniflesta que durante las sesiones les vienen recuerdos que habían olüdado por muchos años.

nar. QuerÍan algo ilamativo. Querían libertad. Querían una experiencia sensual.

35

H

(lotaire Rapaille



El automóvil que surgió de estas sesiones de descubrimiento fue el PT Cruiser, un automóvil con una apariencia y un mensaje muy fuertes' La reacción al automóvil fue igualmente muy fuerte' Algunas personas, por supuesto, Io odiaron' Cualquier cosa que sea verdaderamente distintiva, no será atrac-

tiva para algunas personas, incluso para algunas dentro que de Ia misma cultura. Esto es debido a las tensiones deflnen a las culturas, algo que trataré en el capítrlo tres.

nacimiento de una noción

37

Principi,o 2: La emoción es la energía requerida pa,ra, aprender algo Las sesiones de descubrimiento para automóviles suscitaron unas emociones muy fuertes' Algunas personas vinieron a mí después de 1a tercera hora a decirme que los recuerdos los habían hecho llorar, los habían llenado de alegría o incluso ios habían hecho sentir muy incómodos. Esto no es extraño. De hecho, algo de esto ocurre en casi todas las sesiones de descubrimiento que hago, incluso aquellas para productos de oficina y

Sin embargo, á otros les encantó ese automóvil' tanto que se conürtió en un éxito comercial' Su lanzamientofuee}másexitosodeunautomóüIrecientemente. La gente gastó US $4.000 adicionales solamente para quedar en la lista de espera para poseer

papel higiénico.

uno. ¿Acaso Ia oleada de entusiasmo llegó porque el PT quería Cruiser proporcionaba lo que Ia gente decía que en un automóvil? No. TenÍa kilometraje por galón de gasolina e índices de seguridad que no eran mejores

emociones crean una serie de conexiones mentales (yo las llamo autopistas mentales) que se refuerzan con la

que los de cualquier sedán y no eran mecánicamente y más conf,able. Era, sin embar§o' poco usual, agresivo sexy. Apelaba alo que la gente realmente quería en un automóvil, en vez de Io que decía que querían' Si hubiéramos escuchado sólo lo que la gente dijo, Chrysler púhabría creado otro sedán aburridor y ef,ciente y el

Las emociones son las claves del aprendizaie, las claves para dejar una impronta. Entre más fuerte es la emoción, más claramente se aprende la experiencia. Piense de nuevo en el niño y la olla caliente. Las

repetición. Estas autopistas mentales nos condicionan para ver el mundo de maneras predecibles. Son el sendero por el cual transitamos desde nuestra experiencia con el mundo (tal como evitar tocar una olla caliente) hacia nuestro acercamiento práctico con el mundo (evitar tocar en el futuro todas las cosas calientes)' La mayoría de nuestro aprendizaje ocurre en nuestra niñez. Cuando llegamos a ios siete años, la mayoría

en Ias personas realmente querían decir, Chrys1er creó,

de nuestras autopistas mentales ya han sido construidas. Pero la emoción continúa suministrándonos nue-

cambio, un fenómeno.

vas improntas a lo largo de nuestras vidas. La mayoría

blicosehabríaencogidodehombros.Alconocerloque

üotaire ftapaille

38

posguerra estadounidenses de Ia generación de Ia puede recordar dónde estaban y qué estaban haciendo cuando se enteraron del asesinato de John F Kennedy' pueden La mayoría de los estadounidenses vivos hoy cle los

revivirnítidamentelaexperienciadevercaerlastorres expedel World T?ade Center. La razón es que estas que queriencias son tan emocionalmente poderosas dan efectivamente incrustadas en nuestros cerebros' Nr¡nca las olvidaremos y la simple mención del tema produjo la nos lleva de regreso al momento en que se impronta. En Normandía, los campesinos tienen un ritual extraño y desagradable que ejempliflca una extraña comprensión de este concepto, a la vez que muestra una primogémanera equivocada de utilizarlo' Cuando el

nito de una familia llega a su séptimo cumpleaños' su padre Io lleva a ias tierras que posee y camina con é1 hasta cada esquina de la propiedad' En cada lindero' el padre golpea al niño. Aunque la práctica es reprochableyprobablementenohacemuchoporfortalecer el vínculo entre padre e hijo, sÍ crea en el niño una conexión emocional muy fuerte con las fronteras de la propiedad. EI padre sabe que tener esta experiencia

haráqueelniñorecuerdeparasiempreloslÍmitesde la tierra que habrá de heredar'

T\rve mi propia experiencia inolvidable cuando aprendí una expresión estadounidense cuando comencéaenseñarenelThomasJeffersonCollege,no los mucho después de que llegué a Estados Unidos en

El nacimiento de una nocién

39

años setenta. Apenas había comenzado a estudiar inglés americano. Mi clase era en una sala de conferencias grande y sin ventanas y el primer día acababa de

expiicar mis objetivos para eI curso cüando uno de los estudiantes gritó "Watch o'tlt!", es decir, iiteralmente, "¡Mire afuera!". Nunca había escuchado esa frase antes, así que no tenía idea de qué quería decirme el estudiante. Instantáneamente mi cerebro buscó alguna clase de deflniciÓn. "Watch" quiere decir "mirar";

"o'tlt" signif,ca "afuera". ¿El estudiante quería que mirara afuera? No podía, sin embargo, porque no habÍa ventanas en el salón. Por supuesto, todo esto sucedió en una fracción de un segundo, después de lo cual parte del techo cayó encima de mi cabeza y de repente me encontré en el piso sangrando y esperando a que Iiegaran los paramédicos. Lo menos que puedo decir, es que ya sé 1o que signiflca realmente la expresión en inglés "Watch out!"'. ¡ctidado! De hecho, ahora cadavez que ia escucho, siempre miro primero hacia ei techo en caso de que esté a

punto de caérseme encima.

En nuestras sesiones de descubrimiento que dieron como resultado e1 PT Cruiser, quedó claro que las emociones asociadas con la experiencia de manejar un automóvil eran, en efecto, muy fuertes. Cuando las personas habtaron acerca del momento en que se les permitió conducir por primeravez, parecía como si sus vidas hubieran comenzado justamente entonces. Por el contrario, las personas mayores hablaron del mo-

:

I : : ;

;

T

T ;

T

I

rT II

tr

El nacimiento de una noción 40

4t

Clotaire Rapaille

sus vidas mento en que les quitaron las llaves, como si hubieran llegado a su f,n. Esas primeras experiencias ocurren en sexuales, que para tantos estadounidenses (más del80% de los el asiento trasero de una automóviI vez de esta estadounidenses tienen sexo por primera martera), envían un mensaje emocionai increíblemente

fuerte acerca de los automóviles' de que Ia Se hizo obvio para mí que, por el hecho automóvil emoción asociada con conducir y poseer un automóes tan fuerte, el PT Cruiser tenÍa que ser un

vil hacia el cual la gente experimentara un sentimiento que intenso. Tenía que tener una identidad distintiva justiflcara tales emociones fuertes'' Para crear una identidad fuerte y un automóvil nuevo alavez, decidimos esaprovechar algo que ya existía en la cultura' una tructura familiar inconsciente. La que escogimos fue ia que del automóvil del gángster, la clase de vehículo

A1

CaponehizocéIebre'Estoseconvirtióenlaidentif,ca. ción del PT Cruiser. Le dio al automóvil una identidad parezca extremad.amente fuerte -no hay nada que se Ie en las carreteras de hoy- a Ia cual los consumidores respondieron. Una vez más, si eI Cruiser hubiera sido

un sedán más, el público probablemente no 1o hubiera notadosiquiera,perosucatácterdistintivotocósusflbras más emocionales. Pri,nci,pi,o 3: EL mensuie estQ en La estuuctura" nlo erl eL contanid,o

A diferencia de las sesiones que hice para el Jeep

Wrangler, este nuevo descubrimiento tuvo que ver con los automóviles en general. Como era de esperarse, los participantes hablaron de toda clase de automóviles:

mi,ni,uans, descapotables de dos puestos, modelos T y vehículos conceptuales. ¿Cómo podía llegar a conclusiones acercadel código cuando los participantes tenían una gama tan amplia de automóviles en su mente? Enla obra de teatro Cyrano de Bergerac de Edmond Rostanci, Cyrano tiene un dramático duelo rie espadas. La historia de Cyrano fue reinterpretada en Roratnne,

una película de 1987, protagonizada por Steve Martin' El personaje de Martin, C. D. Baies, tiene un encuentro similar pero utiliza una raqueta de tenis. Cuando

uno está buscando mensajes inconscientes, la diferencia entre espadas y raquetas de tenis es irrelevante. Son apenas el contenido. Uno ptlede contar Ia misma historia ya sea con una espada o una raqueta de tenis, lo que signiflca que el contenido no es esencial para el signi-ficado. Podría uno decir Io mismo acerca de West Sid,e Story, cuyo "contenido" es diferente de Romeo y

Jul'ieta pero que cuenta ia misma historia. Lo que es importante es 1a estructura de la historia, la conexión entre los distintos elementos. Tanto para Cyrano como para C. D. Bales, el sentido del duelo es la defensa del honor. La necesidad que lleva al dueio es 1o que es importante identif,car y es Ia misma en ambas historias, aunque con diferentes circunstancias. Uno puede decir 1o mismo aceÍca de una mel-odía. Usted puede tocar la misma melodÍa en la mañara o en

1

L

li

il i

h

I :

*t ; ;

4t

EI nacimiento de una noción

Clotaire ftapaille

la tarde, en el piano o en el violÍn, en el verano o en el invierno. Los intérpretes pueden ser jóvenes o viejos, ricos o pobres, hombres o mujeres. Incluso las notas son irrelevantes, pues una melodÍa que se toca en otra clave o en otra octava sigue siendo la misma melodía' Todos los elementos recién mencionados son el contenido. La estructura es el espacio entre las notas, el rango entre cada nota, sus sucesoras y el ritmo. La clave para entender los verdaderos significacios

de nuestras acciones es entender Ia estructura. El antropólogo Claude Lévi-Strauss estudió los parentescos y decía que no estaba interesado en las personas sino

La estructura final ed.la indiüduai. Dentro del ADN que nos hace humanos':hay una variedad in-finita. Más aun, cada uno de nosotros,,tiene una relación única con sus padres, hermanos yifarnilia, que le da forma a nuestros guiones mentales individuales y crean nuestra identidad. Aun gemelos {dénticos terminan con identidades

únicas. Uno nació primero, el otro segundo. Nunca van a estar exactamente en el mismo sitio a la misma hora y, poco a poco, irán desarroiiando diferentes perspectivas acerca del mu¡rdo. Comienzan con el mismo contenido

pero desarrollan diferentes estmcturas. Cuando leo las historias que cuentan los participan-

én las relaciones entre ellas, el "espacio entre la gente"' Un tío no existe si no hay una sobrina, una esposa si no hay un marido, una madre si no hay un niño. Los paren-

tes en la tercera hora de las sesiones de descubrimiento, no le pongo ninguna atención al contenido;me enfo-

tescos son la estructura. Cuando se mira por qué

sesiones que hice para Chrysler, era irrelevante que un

gente actia de determinadas maneras o hacen ciertas cosas, necesitamos mirar más allá del contenido y examinar Ia estructura. En 1a

cualquier situación, hay tres estructuras diferentes en acción. La primera es Ia estructura biológica, el ADN. Micos, seres humanos, vacas y jÍrafas están hechas del mismo contenido. Sin embargo, cada especie es única debido a la orgarización de su ADN, su estructura es única.

co, en cambio, exclusivamente en la estructura. En las

participante contara una historia aceÍca de un automóvil deportivo mientras que otro hablara acerca del sedán de Ia familia y otro más añorara su Packard de 1950. No

importaba si llevaban sus automóviles a la ciudad., por carreteras rurales o por ias autopistas. Lo que importaba era la conexión entre el conductor y el automóüI, entre Ia experiencia de conducir y los sentimientos que ello evocaba. Estas conexiones, esta estructura, nos dio el sentido claro de que los estadounidenses derivan un

La siguiente estructura es ia cultura. Todas las estructuras tienen un lenguaje, un arte, un hábitat, una historia, etc. La manera como se organizan todos estos

fuerte sentido de identidad de su automóvil, y llevó aI

elementos, este contenido, crea la identidad única de

identidad.

cada cultura.

desarrollo de un automóvil que reforzara ese sentido de

43

Principio 4: Hay una amtatna en' el ti'emryo pa'ra' crea,r uno impronta g et ságnifitad'o de la'impronta' uaría de urca cultura a otra Me gusta decir que uno no tiene una segunda oportunidad para tener una primera experiencia' En la ma-

yoríadenosotrosSecrealaimprontadelossigniflcados de las cosas más importantes de nuestras vidas antes de los siete años de edad. Esto es porque la emoción es la (si fuerza cerr.trai para ios niños menores de siete añcs usted quiere probario, mire con qué frecuencia cambia ei estado emocional de un niño pequeño en apenas una hora), rnientras que, después de esto, se guían por la Iógica (trate de discutir con un niño de nueve años)' La

r

nacimiento de una noción

fuerte impronta emocionai de la mantequilla de maní. Sus madres les hacen un sándwich de mantequilla de maní y mermelada cuando son pequeños y ellos lo asocian con su amor y sus cuidados en la crtarva. Como yo nací en Francia, donde Ia mantequilla ses reciben una

de maní no es un alimento básico en los hogares, nunca

hice esta conexión. Yo conocí Ia mantequilla de manÍ después de que se cerrara Ia ventana en ei tiempo en que hubiera podido formar urm fuerte asociación emocional con ella;ya que no llevaba el peso del amor de mi madre, era simplemente otro producto alimenticio. La probé y no la encontré nada especial, de hecho, no me gustó. EI queso, sin embargo, que tiene un lugar predo-

mayoríadclagentehasidoexpuestaaunasolacultura antes de }os siete años. Pasan la mayor parte de este

minante en todo hogar francés, es algo completamente diferente. No puedo dejar de probar el queso sin que mi

tiempo en casa o en los confines de su ambiente locai' Muy pocos jóvenes estadounidenses son expuestos de japonemanera signif,cativa a la cultura japonesa' Pocos ses son expuestos a ia cultura irlandesa. Por Io tanto, Ias

inconsciente establezca conexiones emocionales de mi juventud con ese sabor.

improntas más fuertes en sus inconscientes a esta temprana edad están determinadas por la cultura en que fueron criados. El período de aprendizaje más activo de

F T

H

Clotaire Rapaille

44

un niño estadounidense ocurre en un contexto estadourridense. Unas estructuras mentales formadas en un entorno estadounidense ilenan su inconsciente. El niño niña crecen, por Io tanto, como estadounidenses' Es por esto que personas de diferentes ct¡lturas tie-

o ia

nen reacciones diferentes a las mismas cosas' Tomemos, por ejemplo, la mantequilla de maní' Los estadouniden-

Mi hijo adolescente, Dorian, es muy estadounidense de muchas maneras pero, como siempre ha pasado tiempo conmigo en la casa que tengo en Francia, ha aprendido ciertas cosas de la manera en que un niño francés las aprende. Un ejemplo es la champaña. En Francia la gente toma champaña, así como todos tomart

vino, por su sabor, no por su contenido de alcohol. En

Francia el propósito de tomar vino casi nunca es emborracharse, sino para disfrutar de su sabor y de cómo reaJza el sabor de la comida.

Los niños franceses prueban el sabor de la champaña a una edad muy temprana. Sumergen cubos de azú-

45

41

El nacimiento de una noción Clotaire RaPaille

y sus y aI hacerlo conocen su sabor car o galletas en el}a con frecuencia Jru", distintivas' Dorian probaba y "Iut y asÍ aprendió a apreciarla la champaña con nosotros pues en Francia Io más a asociaria con Ia celebración' cuando vamos a festefrecuente es tomar champaña grupo de nosotros fue a rin jar algo. En una ocasión' un y pedimos champaña' restaurante para *na celebración un siete u ocho años' pidió Dorian, que entonces tenía de éI' Cuando le dije aI mesero vaso y eI mesero se burló creyó (o quizás se sentía que estaba bien, tampoco me de ignorarme)' Hizo una mezcla Iegalmente oblig¡ado a jugo de naranja en un vaso de chamsoda y un poco de que 1o probó e inmediatapaña y se lo entregó a Dorian

mente|orechazóporqueconocÍamuybienelsaborde Ia chamPaña'

recibe su prlmeLa mayoría de los estadouni'denses adolescentes' Esta ,, *nr*a del alcohol cuando son aqlela muy diferente es una ventana en ei tiempo te tanto Ia er alcohol y por Io

en que los franceses conocen de diferente' Para la mayoría conexiÓn que se hace es tiene una función: embolos estadorinidenses el alcohol estadounidenses rrachar. Pocos entre los adolescentes la cerve za qrtebeben' Vapiensan en Ia composición de han tenido ya problemas rios de los an'úgos de Dorian embriaasocian eI alcohoi conla de borrach"tu' ro'n"e aprendido que el alcohol guez y no con eI sabor' Han y nada más' Muchos de Ies puede prestar un servicio que aI alcohol de Ia manera ellos, de hecho, responden poco de manÍ -encuentran respondí yo a la mantequilla

atractivo su sabor- pero siguen consumiéndolo porque saben que ies cambiará el estado de ánimo. Para regresar de nuevo a nuestra sesión del PT Cruiser, aprendí que los automóviles son una parte esencial de la cultura estadounidense porque, aunque el niño es-

tadounidense no experimenta la emoción de conducir un automóvil a una edad temprana, ellos reciben Ia im-

pronta de las emociones asociadas con los automóviles en su jur,'entud. A los estadounidenses les encantan los automóviles y salir a pasear en ellos. A Io largo de las sesiones de descubrimiento, los participantes contaron historias de sus padres entusiasmados llevando un automóvit nuevo a casa, acerca del piacer y 1os vÍnculos que surgen cuando las familias salen juntas de paseo los fines de semana, acerca de la emocionante primera vez conduciendo un automóvil deportivo. Los niños estadounidenses aprenden a una temprana edad que los automóviles son una parte esencial y enorgullecedora de la

vida famüar, que traen alegría e incluso unidad a ella. Cuando llega Ia hora de comprar un automóvil, esta conexión emocional los guía inconscientemente. Quieren un automóvil que sientan que es especial para ellos. La

üstinción del PT Cruiser les daba esta sensación,

así que

le dieron la bienvenida en sus cocheras y en sus vidas.

Principio 5: Para acceder al si,gni,fi,cado d,e una impronta d,qntro de una cultura un particular, debe encontrar el cód,i,go de esa i,m,pronta EI PT Cruiser fue un éxito estruendoso en los Esta-

I I It ilr

;

T :

T T

r r rI

48

H

Ootaire Rapaille

dos Unidos. Sin embargo, antes de su lanzamiento, los nuevos ejecutivos en DaimierChrysler predijeron que fracasaría. ¿Por qué? Porque diferentes culturas tienen

diferentes códigos. Aun nuestros actos más arbitrarios son el resultado de viajes que hacemos a io largo de nuestras autopistas mentales. Hacemos estos üajes cientos de veces en un día, tomando decisiones acerca de lo que vestimos,

lo que comernos, a dónde valnos, qué decimos en las conversaciones, etc. De Io que Ia mayoría de la gente no se da cuenta, sin embargo, es que hay un código requerido para hacer estos viajes. Piense el código como

la combinación que abre una puerta' En este caso no necesitamos solamente oprimir los números, sino también oprimirlos en un orden especÍfico, a una velocidad especÍflca, con un ritmo específ,co, etc. Toda palabra, toda acción y todo símbolo tiene su código. Nuestros cerebros suministran estos códigos inconscientemente, pero hay una manerapata descubrirlos, para entender por qué hacemos las cosas que hacemos' Como ya 1o ilustré, Ias sesiones de descubrimiento que dirijo para mis clentes nos permiten conocer lo que algo en particular signif,ca realmente para nuestros participantes. Cuando mi personal y yo analizamos las

respuestas de los participantes después de una sesión, emergen unos mensajes comunes. Descubrimos los códigos cuando encontramos estos mensajes comunes' Estos mensajes varían enormemente de una cultura a otray, Por Io tanto, también los códigos. Por ejem-

nacimiento de una noción

49

plo, llevé a cabo sesiones de descubrimiento acerca del queso en Francia y en los Estados Unidos. Los códigos que descubrimos no podían ser más diferentes. El código francés para el queso es VWO. Esto tiene mucho sentido cuando uno piensa en cómo los franceses escogen y alrnacenan el queso. Van al almacén de quesos

y pican y examinan ios quesos, olfateándoios

para averiguar su edad. Cuando escogen uno, Io llevan a casa y lo aimacenan a temperatura ambientai en un casquete (una cubierta en forma de campana con pequeños agujeros que permiten que entre el aire pero que impiden que entren los insectos). E1 código estadounidense para el queso, por otro lado, es MUERTO. Nuevamente, esto tiene sentido en contexto. Los estadounidenses "matan" sus quesos a través de Ia pas-

teurización (los quesos sin pasteurizar no están permitidos en Estados Unidos), seleccionan trozos que son preempacados, momifrcados, si se quiere, en plástico (como bolsas para muertos), almacenados y empacados al vacío en una morgue conocida también como un refrigerador. Hay un movimiento en Europa (promovido por algunos burócratas en Bruseias) para imponer leyes de pasteurización a lo largo de toda la Unión Europea. Conociendo lo que ya sabe del código francés para eI queque la pasteurización le hace al queso, ¿le queda alguna duda sobre cómo han reaccionado los franceses a esta propuesta? Su respuesta fue tan intensa que inso

y

1o

cluso hubo protestas callejeras. La noción de obligar a

p ;

F F

F F

I F

h ; :

I

50

Clotaire Rapaille

radicalmente los franceses a pastetitzat su queso está "fuera del cóügo". para comidas Esta perspectiva en realidad es válida les preocupan de todos los tipos. A los estadounidenses

En Estaintensamente los controles sobre su comida' fechas de dos Unidos hay comisiones reglamentarias' expiración y una variedad de "policÍas de alimentos" protegiéndonos de la comida insegura' Los franceses' que en por otro lado, están más interesados en ei sabor preparalos controles. En Francia hay un método de faición conocido como fai,sand'ée' Implica colgar un de caza sán (el origen del nombre) o alguna otra ave hasta de un gancho hasta que madure -Iiteralmente' que se pudra-. Mientras que la mayorÍa de los estadoIos chefs unidenses consideraría esta idea alarmante' sustanfranceses utilizan este método porque mejora de salucialmente eI sabor de las aves' Los controles para bridad no son ní de cerca una grarl preocupación exploelios o para quienes cocinan' Por supuesto, tales más raciones cuiinarias tienen un precio. Hay muchas cada muertes relacionadas con los alimentos en Francia a pesar de año que las que hay en los Estados Unidos' paÍs que hay cinco veces más personas viüendo en el norteamericano'

Pod.emosregresarunavezmásanuestroejemplo de} PT Cruiser para mostrar cómo estos diferentes las cocódigcs culturaies afectan nuestra respuesta a por los sas. Mi repaso de cientos de historias contadas participantes durante las sesiones de descubrimiento

El nacimiento de una noción

revelaron que el código estadounidense para los automóviles es IDENTIDAD. Los estadounidenses quieren automóviles que sean caracterÍsticos, que no puedan ser confundidos por ninguna otra clase de automóvil en

las calles, y eso desencadena recuerdos de paseos dominicales, de la libertad de ponerse detrás del volante por primeravezy de Ia emoción de la pasión juvenil. Un

automóvil con una identidad fuerte, como el PT Cruiser o, como lo ilustré antes, el Jeep Wrangler, tiene una mejor oportunidad de superar las ventas que un sedán común y corriente. Este código, sin embargo, está lejos de ser universal a través de las culturas. El gigante de Ios automóviles Daimier-Benz adquirió a Chrysler alrededor de la época en que ei PT Cruiser estaba en camino de producción.

Cuando los ejecutivos alemanes que ahora manejan la compañía vieron el automóvil quedaron aterrados. ¿Por qué? Porque el código alemán para automóvil es

enfáticamente diferente del estadounidense. El código alemán para los automóviles es INGENIERÍA. Los fabricantes de automóviles alemanes se enorgullecen de la calidad de su ingeniería y este orgullo es tan arraigado que las personas criadas en esa cultura piensan prime-

ro ingeniería cuando piensan en automóviles. Los primeros PT Cruiser no eran de ninguna manera modelos de excelencia en ingeniería. Sus motores no eran particularmente poderosos o eflcientes, el diseño no era aerodinámico, no eran maniobrables y el kilometraje por galón de gasolina y los niveles de seguridad corres-

5t

El nacimiento de una noción 52

F F

F

pondÍan apenas ai promedio. El nuevo equipo ejecutivo creyó que el de Chrysler, apelando a su código cultural, Cruiser sería un desastre de mercadeo' Relegaron

PT su producción a una planta en México' Esto resuitó ser un enorrne (pero comprensible) de manera error. Los ejecutivos alemanes respondieron del autonegativa a la modesta calidad de la ingeniería móvil. Los consumidores estad.orrnidenses, en cambio, respondieron positivamente aI alto nivel de icientidad que tenÍa. La planta en México estaba mal equipada para atender la demanda y había largas }istas de espera'

Silosnuevosejecutir,osdeCffislerhubierarrentendiy estadounidense para los automóviles' se

do el código se hubieran basado en éste y no en su propio cóügo' habrían evitado los problemas que tuüeron coiocando de el número deseado de PT Cruiser en las autopistas Estados Unidos. Nace

una noción: d,escubrien'd'o el i'nconsci'qn'te

cultural principios es que La noción apoyada por estos cinco princiun tercer inconsciente funcionando' Estos

hay

rI ü

53

Clotaire Rapaille

piosnopuedenseradscritosnialinconscientefreudiamaneno que nos guía a cadauno de nosotros de una que nos ra única o el inconsciente colectivo jungiano guÍa a cada uno de nosotros como miembros de la raza que humana. Los principios iluminan un inconsciente única nos guía a cada uno de nosotros de una manera

dependiendo de la cultura de Ia que procedemos' El tercer inconsciente es el inconsciente cultural. Esta noción y estos principios eran evidencia irrefu¡able de que hay una mente estadounidense, así como hay una mente francesa, una mente inglesa, una mente de los kurdos, una de Latvia. Cada cultura tiene su propia manera de pensar y las maneras de pensar nos enseñan lo que somos de manera profunda. A 1o largo de este libro, Ios guiaré a travós de los códi€los más importantes que he descubierto. Estos có-

digos Ie mostrarán cómo el inconsciente cultural afecta nuestras üdas personales, las decisiones que tomamos

como consumidores y la manera cémo actuamos como ciudadanos del mundo. También contrastaré estos códigos con descubrimientos que he hecho en otras cul-

turas para mostrar cómo ]a misma cosa puede tener un signif.cado muy diferente en otra parte. Hay varios momentos sorprendentes en este libro' Aquí hay revelaciones que lo ayudarán a conducirse, a hacer negocios y considerar a los otros con una claridad nueva' Vamos a ponerle a usted un par de gafas nuevas.

p"' ll u

DOS Los dolores del crecimiento

de uno culturo odolescente Los

cóügos püro el amor,la sed,ttcción y el sero

Las culturas crecen y evolucionan en eI curso del tiempo, aunque ia velocidad del carnbio es glacial' Una cultura puede no experimentar un cambio en generaciones. Cuando las culturas cambian, ios cambios ocu-

rren de ia misma manera que en nuestros cerebros: a través de poderosas improntas' Estas improntas alteran el "sistema de referencia" de la cultura y su importancia es transmitida a ias siguientes generaciones. Los indios, por ejemplo, consideran que los micos de Hanuman son sagrados porque un relato épico hindú escrito hace más de veinte siglos cuenta que uno de esos micos rescató a la esposa secuestrada del rey. La impronta de esta leyenda es tan fuerte dentro de Ia cultura que es-

tos micos están en libertad y pueden andar por donde quieran en la India, aunque con frecuencia interrumpan ei tráf,co, invadan 1os depósitos de granos y, en general,

sean un problema.

Una impronta con fundamento cultural y de cambio

cultural de otro tipo ocurrió en el antiguo Israel. Allí,las ((

los dolores del crecimiento de una cultura

adolescente

57

Clotaire Rapaille



un sacrltribus paganas vecinas ofrecÍan cerdos como que a los judíos f,cio sagrado a sus ÍdoIos, una práctica en ese entonles parecía abominable. Para completar, que se alimentaban ces los cerdos eran animales sucios causa de que de carroña y basura. Comer cerdo era Ia

y se debilitara se esparcieran enfermedades terribles judía proa la comunidad. como respuesta, ia religión judíos todaüa 1o hibió el consurno de cerdo y muchos contacto con evitan, aunque Ia mayoría no tiene ningún bajo ritos paganos y los cerdos hoy en dÍa son criados probable que su carcondiciones en las cuales es poco la impronta ne vaya a esparcir parásitos' Nuevamente' que se enfermaban de una gran cantidad de pobladores carne mortalmente por parásitos transmitidos por la tan fuerte o que eran testigos de ritos aterradores fue que la cultura se modificó'

"

Improntas de este tipo se dan con poca frecuencia' lentamenPor lo tanto, Ias culturas emergen y cambian relatite. La cultura estadounidense ha experimentado su culvamente pocas improntas que hayan cambiado existura, en un poco más de dos siglos y un cuarto de personas tencia. La apertura del oeste, las oleadas de el perseguidas que llegaron a sus costas y encontraron protecéxito, y el surgimiento de Ia nación como un

tor en dos guerras mundiales, fueron tales improntas' expeEs muy posible que los estadounidenses hayan el 11 rimentado otra impronta que cambió su cultura seguros de de septiembre de 2001, pero sólo estaremos todos modos' esto dentro de algunas generaciones' De

con la evosi uno fuera a equiparar las etapas de Ia vida

lución de una cultura, somos muyjóvenes' Cierüamente Ia surafrino tan jóvenes como la cultura canadiense o que Ia anciana carra,pero def,nitivamente más jóvenes ei cultura británica o japonesa. Estamos, de hecho, en pieno fulgor de Ia adolescencia y esta metáfora se exy tiende más allá de nuestra edad relativa como cultura y tiene alcances en la manera como actuamos reaccionamos. Si, usted,

no mata

aL

rey, pued,e sw ioaun

parü siem,Pre Nuestra adolescencia cultural afecta nuestro comportamiento de varias maneras' Es una parte increíblemente poderosa de nuestro sistema de referencia' qtttzás Ia más fuerte'de nuestra cultura. El tema de Ia desadolescencia aparece en casi todas las sesiones de cubrimiento estadounidenses. Por el contrario, temas

asociadosconlamadurez-paciencia,sof,sticacióny Ia comprensión de los llmites, entre otros, surgen con grafr regularidad en sesiones de descubrimiento llevadas a cabo en otras culturas-. usted verá el contraste entre los temas adolescentes y los temas adultos a todo Io largo de este libro. Nuestra adolescencia surge de un punto esencial: mrnca tuvimos que matar al rey con el fin de convertirnos en 1o que somos.

y Todo adulto fue alguna vez un niño, pequeño ansioso. Luego pasó por etapas de adolescencia y rebe-

H": r

58

T : ;

T ;

T ;

I ; ;

I ;

üI

:

l i

iión. En la cultura estadounidense, la rebelión torrró su una forma muy inusual. Muchas culturas mani-flestan rebelión matando a sus líderes (por ejemplo, los franceses se rebelaron decapitando a Luis XVI), después la y de Io cual su periodo de rebelión termina comienza

realiadultez. Nunca matamos a nuestro rey porque en único dad nunca tuvimos uno. Nos rebelamos contra el rey que nos trató de gobernar y 1o echamos de "nuestra ie habitación", pero no 1o decapitamos' Simplemente dijimos que no se metiera. Por esta tazón nuestro periodo rebelde realmente nunca terminó. En vez de seguir adelante y superarlo' que le danos agarramos a é1y Io reforzamos cadavez mos la bienvenida en nuestras costas a los inmigrantes. Estos inmigrantes han dejado atrás al país que se les impuso por nacimiento. Llegar aquí es un acto enorme de rebelión. como 10s revolucionarios estadounidenses, dejan sus anti$uas culturas envez de "terminar eltraba-

jo"matandoalrey.Porlotanto,siguensiendorebeldes

;

59

Los dolores del crecimiento de una cultura adolescente

i

[

Clotaire Rapaille

y este influjo constante de nuevos adoiescentes ayuda a mantener adolescente a toda nuestra cultura' nuestra cultura a través de estas gafas ex-

Mirar plica por qué somos tan exitosos a lo largo del mundo vendiendo la parafernalia de los adolescentes: CocaCola, zapatos Nike, comida ráplda, jeans y películas violentas a todo volumen' Estados Unidos nunca ha producido un compositor de música clásica de altura mundial, pero ha exportado exitosamente el rock, hiphop y el Rhythm & Blues,lamúsica de la adolescencia'

a todas las esqünas del globo. Los jugadores estadounidenses de básquetbol, que escasamente saben leer,

hacen exponencialmente más dinero que los científ,cos de su país. Vivimos fascinados ilirnitadamente con las celebridades y los errores de adolescentes que cometen.

La cultu,ra ercéntrico Por ejerr,plo, los estadounidenses

áJT'L&rI

a Mike Tlr-

son, Michael Jackson, Tom Cruise, Venus Williams y

Bill

Clinton. Los amamos por varias razones' Principalmente porque son extraños, excéntricos y alejados del individuo promedio. Nos muestran que el comporiamiento extremo es perfectamente aceptable. Los queremos

porque, como Jenrrifer Wilbanks, "la novia fugitiva"., temen crecer. En realidad, no son más que "adultos fugitivos". The New York Ti,mes recientemente publicó 1o siguiente: "Mike T}son mantiene un magnetismo que ha dejado a los socióIogos buscando explicaciones". En el USA Tod,ag dicen que Tj'son está "volando"' y luego cayendo. Arriba y abajo, inmóvil y... en la cárcel. El te-

*

Jennifer Carol Wilbanks se dio a conocer como "la novia fugitiva" cuando huyó de su casa en Duluth, Georgia, el 26 de abril de 2005, con el fin de evitar su matrimonio con su novio, John Mason, el cual se iba a realizar el 30 de abril de ese año. su desaparición motivó un intensivo y frenético cubrimiento por parte de los medios de comunicación en Estados Unidos. EI 29 de abril, Wilbanks llamó a Mason desde Albuquerque, Nuevo México, y le dijo que había sido secuestrada y violada por un hombre hispano y una mujer blanca' Una vez Ia localizaron, se comprobó que todo habla sido una invención suya, lo que Ia llevó a afrontar cargosjudiciales'

Los dolores del crecimiento de una cultura adolescente

ól

Clotaire Rapaille

Tlsonha decidido que es rapeuta dice que el atribulado

eI aire después de Ia victoria, como un niño de nueve

hora de crecer"' crecer? Sin embargo, ¿quién quiere es "todavía no Una típica expresión estadounidense crezca"' La escuchará con sé qué quiero hacer cuando sesenta y setenta' frecuencia de personas en sus a la realidad de Michael Jackson no quiere enfrentarse años' todavía quiere dormir su edad. Con casi cincuenta o diez años Estábien cuando ruro tiene nueve "orr.inor. dormir en Ia casa de un amig¡o' pero si tiene quedarse a de doce atios" ' 47 aiosy está durmiendo con niños Cruise a su programa Oprah Winfrey invitó a Tom En vez de hacerlo' para promover una de sus películas' Ia actitud "está bien pasó toda Ia hora promocionando estuvo brincando por ser raro". Durante el programa' se arrodilló y en fortodo eI estuüo, saltó en eI sofá' arnor a su nueva noüa' ma repetida Ie profesó su loco años' solÍan saltar en Cuando mis niños tenían nueve Nunca asumí esto como sus carnas durante una hora' y la gente ha respondido un comportamiento de adultos Cruise de una manera simia los "brincos en cama" de después de su apaIar. Sin embargo, inmeüatamente se venüeron US $65 rición en eI programa de Oprah' pelÍcula en el primer millones en boletos para su nueva

Bill Clinton era un genio polÍtico, no por entender los problemas del mundo, sino por su habüdad para resonar con el inconsciente cultural estadounidense'

fln de semana de estreno' de Wimbledon Venus Williams ganó eI campeonato serio del mundo' Su del 2005, el torneo'de tenis más pero no pudo reprimir su vestido era sobrio y blanco, y comenzó a brincar en exuberante alegría adolescente

años en una cama.

Ciinton fue el perfecto presidente adolescente. Un material fantástico para cualquier comediante: trampa, mentiras bajo juramento, un esciándalo sexual, el paquete entero, era Perfecto. Lo que estas fu¡uras tienen en común y lo que nos fascina tanto es su resistencia a crecer. Siempre son

jóvenes de corazón, locos, arriba y abajo, un día son invencibles, otro dÍa son totalmente rechazados y siempre regresan. Son los "adolescentes etemos" que todos los estadounidenses quisieran ser.

Al mismo tiempo, son una victoria del inconformismo. En Estados Unidos uno puede ser raro y exitoso. Como escribió el periodista Jack Miller: "Los artistas y actores creativos que son enorrnemente excéntricos, que no se parecen al resto de nosotros, que viven en una realidad incomprensible a Ia mayoría, merecen reconocimiento, amabilidad y aprecio por sus talentos y su don de genialidad.V'iue la di,fférence".

Esta es Ia cultura de la excentricidad. ¿Usted preflere ser parte de una cultura adolescente o de una senil?

La cultu,ro, estodnunid,sr¿s e : ad,oles c snte de pri,ncipio afin Como verá a lo largo de este libro, Ia cultura esta-

rr

i

*

Clotaire Rapaille

6l

;

dounidenseexhibemuchasdelascaracterísticasdela en el "ahora"' adolescencia: una intensa concentración

r

constante de cambios de ánimo drásticos, una necesidad con exploracióny desafio a la autoridad, una fascinación y una los extremos, apertura a1 cambio y a la reinvención creencia de que los errores necesitan segundas

;

; ;

It II I + ; I

?

t

fuerte que oportrnridades. Como estadounidenses, sentimos (por ejemplo, rara sabemos más que nuestros mayores Inglaterra vez consultamos a Francia, Alemania, Rusia o acerca de nuestra política exterior), que sus respuestas poca atención a las están pasadas de moda Qe ponemos globales opiniones de estas culturas cuando de asuntos

y trata) y que debemos techazat sus lecciones rehacer ai mundo (pocos de nosotros, ni siquiera nuestros coy líderes, estudiamos la historia mundial escogemos de meter nuestros propios errores en vez de aprender los errores que otras culturas ya han cometido)' preocupaComo todos los adolescentes, estamos

se

por el amor, ia seducción y el sexo' No somos Ios únicos en este aspecto. La gente en muchas culturas a 1o largo del mundo está fascinada con estas cosas' quizás más que con cualquier otra' Después de todo' como seres humanos necesitamos el sexo al menos d.os

Los dolores del crecimiento de una cultura adolescente

La adolescencia es un tiempo de confusión y contradicciones, Los nuevos descubrimientos son prometedores un día y desalentadores al siguiente. Los sueños retoñan, florecen y se marchitan tan rápido como narcisos en primavera. Las certezas se convierten en incertidumbres en un abrir y cerrar de ojos. Esto es tan cj.erto en culturas adolescentes como en jóvenes adolescentes y en ninguna parte queda tan claro como en Ios códigos reveiados en este capítuIo.

Algunos de ustedes encontrarán incómodas las siguientes páginas. Algunos insistirán en que no se ven reflejados en estos códigos de ninguna manera. (Quizás tengan razón. Por su,pues¿o todo individuo es diferente, pues está gobernado por su inconsciente individual.) La" revelación de los códigos puede alterario, pero por favor tenga en cuenta que los códigos son neutrales en términos de valores. Los códigos mismos no juzgan a ninguna

cultura en particrilar. Los códigos estadounidenses simplemente reflejan nuestra cultura adolescente. Esto es muy bueno y nos da poder en muchos casos, como verá en los capítulos que siguen, y explica por qué somos los mejores en el mundo en muchas cosas y por qué hemos sido tan irurovadores y reformadores. Sin embargo, si uno fuera u .o*pilr. una lista de las cosas en 1as que Ia cultura estadounidense se destaca,

para ase.qurarnos de Ia prolongación de nuestra espeque los cie. Sin embargo, las actitudes inconscientes son estadounidenses tenemos acerca de estos asuntos adoúnicas y están relacionadas de cerca con nuestra

el amor, ia seducción y ei sexo no estarían en la lista. Usted ya sabía esto. Después de todo, cuando conside-

lescencia cr¡ltural.

ramos que alguien es un gran seductor, lo llamarÍamos

ó3

f'l I I

ó4

tF F ;

Los dolores del crecimiento de una cultura adolescente

Clotaire lapaille

i

Nunca Io llamaremos' un "don Juan" o un "Casanova"' nuevo par de por eiemplo, "Joe Smith"' La función del es mostrar gafas suministradas por el código cultural

la cocina mi madre preparaba un pastel, mi pastel favorito, el pastel de queso. El olor era el olor del amor. Ella abrió eI

por qué hacemos las cosas que hacemos:

trozo enorme del pastel y yo supe realmente lo que sentfa euando me decía "te amo".

estadounidenses les preocu¿,Por qué a las mujeres pa tanto encontrar aI "Señor Perfecto"? de Teievisión reprue¿for qué ta Comisión Federal en que aparecen ba (e incluso persigue) Ios programas pero permiten la mujeres amamantando a sus bebés en los horarios exhibición de baños de sangre flcticios estelares de las cadenas de teleüsión? se ofenden ¿for qué las mujeres estadounidenses les silban en cuando los obreros de Ia construcción cuando eso suceNueva lbrk pero se sienten alagadas rie en Milán?

;;

t ;

ta

Un hombre de cunrenta años Mamá nos amaba tanto que ella cocinaba todo el día de Acción de Gracias. Se sentfa tan feliz de ver a toda Ia familia junta de nuevo, alrededor de la mesa, comiendo...

tanto amor alrededor de la mesa, tanta comida. No podíamos parar de comer.

[Ina mujer

el amor con éQué tisne que uer

d,e

trei,nta g seis u'rtos

Cuando uno es pequeño, los padres están alrf para cui-

darlo y protegerlo a uno. Uno no tiene ni angustias ni preocupaciones. Si algo malo sucede, Ia familia está a ahí para ayudarlo. Extraño esa protección.

Las respuestas están en los códigos' eLLo?

Una mru,jer de c'incuenta Y och,o años La mejor manera de describir la habitación de mis padres es un nido. La alfombra era de un marrón claro y las

LIevéacabosesionesdeimprontasportododelpaís Durante las sesiones' en busca del código para el arnor'

paredes azules. La cama estaba en el centro de la habitación

amor romántico' "amo " sin especif,carles si me refería al al amor d paÍs' aI amor aI amor paterno, al amor fraterno, por un equipo depor[ivo' a los animales o incluso aI amor a su prime€in embargo, cuando guié a los participantes at mismo lugar: ra impronta, Ia gran mayorÍa llegó

acerca del mundo.

en la palabra pedí a los participantes que se concentraran

*

horno y yo le dije: "Te amo". Cerró el horno, vino a darme un beso y me dijo: "Yo también te amo"' Luego me dio un

palabra amor' o relacioMi primera experiencia con Ia cuatro o cinco años' En nada con eI amor, fue cuando tenla

y tenía un enorrne edredón blanco. Fue en esta cama en Ia que me sentaba con mi madre cuando niño y le preguntaba

[Jn hombre de uei,ntiún años

Recuer.lo reposar en el regazo de mi madre en mis primeros años. Recuerdo hablar con ella e intercambiar caricias. [Jn hombre de sesenta A cl,rlco a,rios

65

r *

óó

*

su Los participantes relacionaron constantemente

*

primera experiencia del amor con el cuidado de su madre -alimentándolos, acariciándolos, haciéndolos sentir seguros-. Esto es perfectamente comprensible' nuestras maDespués de todo, durante nueve meses

+ T * * ;

r r r r r ;

I

Los dolores del crecimiento de una cultura adolescente

i

Clotaire Rapaille

Me fui a la universidad. Estaba muy feliz. Pero no salió todo tan bien. La primera vez que comencé a tomar, no podía parar. Luego no se qué pasó después, estaba muy

enferma. Ninguno de los muchachos que me perseguía la noche anterior estaba allí para ayudarme.

Unamujer de ci,ncuenta

más perfecdres nos suministran eI "hotel vacacional" to que se pueda imaginar' EI servicio de habitaciones soiicitarlo' el es de primera clase y disponible con sólo el transporte espacio no es ni muy caliente ni muy frío, (el latido es gratuito y hay incluso música de fondo finalmente de su corazÓn) como distracción' Y aunque nuestras tenemos que dejar este paraíso vacacional' Ia transimadres están attípara guiarnos a través de y ción, alimentándonos con sus cuerpos, mimándonos mundo manteniéndonos calientes, sacándonos a ver el que ocuy suministrándonos numerosas maneras para

externamodo, buscan el auxilio (internamente, si no mente) de sus madres, eI puerto seguro suministrado por su amor que lo comPrende todo'

',Luegoestáeimodode"independencia"'elmodo que exige un rechazo al hogar y el derecho a cometer participantes sus propios errores. Cuando les pedí a los que evocaran sus recuerdos más poderosos acerca del amor, surgieron diferentes historias:

añ,os

Yo tenía trece años y me gustaba un chico a quien le

gustaba alguien más. Esto me dio una gran lección, porque yo pensaba que yo era más bonita que ella y ella era gorda, pero yo era malcriada y a veces cruel.

Una mnjer de ue'inti,cuatro años

Mi experiencia más fuer[e fue cuando mis padres decidieron separarse. Me enteré escuchando en secreto sus conversaciones tarde en las noches. Las cosas eran tensas, pero todo el mundo quería seguir como si nada pasara. [Jn hombre d,e tre'inta y siete años Tengo la imagen de un caballo blanco hermoso y una bella mujer rubia con un vestido largo y suelto en un exrbe-

pemos nuestro tiempo y nos divirtamos aprendiendo' la maneEstas respuestas fueron consecuentes con adolescenra de pensar de una cultura adolescente' Los

por conseguir tes, después de todo, pasan de presionar último Ia independencia a actuar como niños; en este

67

I

rante bosque verde, una cascada y un hombre bien parecido que la encuentra y me abraza. Añoro ser esa mujer.

Una mujer de trei,nta y ocho años

Esto era un componente diferente de Ia experiencia adolescente: 1a parte en que Ia experimentación lleva a Ia exaltación

y ala desilusión,

al éxito y al fracaso. La gran

mayoría de estas historias expresaban aigún gfado de inco-

modidad, de malestar con 1os eventos descritos, tal como

ul

adolescente describe las experiencias que no Ie gustan

y que no entiende. Tenga en cuenta que estas historias eran acerca del recuerdo mdsfu,erte sobre del amor.

r' ; ;

t

t

+ * ;

r

Clotaire Rapaille

ó8

signif,cativo de Sin ernbargo, quizás el elemento más pérdida de Ia inocencia' la experiencia adolescente es Ia cuanHay un momento en Ia vida de todo adolescente no son tan dorados d,o se da cuenta de que sus ideales de ello usualcomo parecían a§una vez' Darse cuenta y adquisición de mente lleva a una nueva madurez aLa situaciones' Con nuevas herramientas para sobrellevar con una sensafrecuencia, sin embargo, llega también

escribieron ción de desiiusión. Cuando los participantes del arnor' repetiacerca de sus recuerdos más recientes perdidos: damente contaron Ia historia de sus ideales quieren' Ellos dicen que Io Yo sé lo que los muchachos quieren a uno, pero yo sé lo que ellos quieren' [Jna mujer

; *

d,e

que murieTengo tres niños de tres padres diferentes quiero tener ron en tiroteos callejeros' Antes de morirme

incondicionalotro bebé, alimentarlo, amarlo y ser amada

*

;

F ,¡

Los participantes hablaron en forma repetida del deseo de amar, de Ia necesidad del amor, de la creencia en algo llamado alnor, pero también hablaron de estar desilusionados en esta búsqueda. Un alto porcentaje de las historias de "recuerdos más recientes" hablaban de

pérdida, amargura y tristeza. Los estadounidenses, sin importar su edad, ven el amor de la manera que un adolescente ve al mundo: un sueño emocionante que rara vez se cumpie.

El código cultural estadounidense para eI amor

es

FALSAS EXPECTATTVAS.

Sin duda alguna, perder en el amor es una experien. cia internacionai. Aun en las ctfturas donde el matrimonio es arreglado y el cortejo es algo raro, hayhistorias de amores prohibidos e historias tristes cuando ese amor muere. En culturas más üejas, las que pasaron por la adolescencia hace siglos, el mensaje inconsciente acerca

d'e qu'ince años

cómo Compré un diamante para mi novia' Recuerdo el automóvil y me ense Io quitó mientras discutíamos en

trelazan. Los franceses consideran irrelevantes las nociones de amor verdadero y del Señor Perfecto como

joaen

furecí.Toméelanilloylolancéporlaventana.Ledijeque

por eso Io arrojaba por como signi.fi.caba tan poco para ella, Ia ventana.

;

69

de las expectativas sobre el amor son muy diferentes. En Francia los conceptos del amor y eI placer se en-

mente' IJna

*

treinta Y c'inco añ'os

Los dolores del crecimiento de una cultura adolescente

[Jn hombre d,e treinta Y un añ'os

impronEstos tres grupos de historias -la primera recienta, el recuerdo más fuerte y el recuerdo más te- revelaron un patrón típicamente estadounidense'

irrelevantes. EI reflnamiento dei placer es primordial y el romance es un proceso muy sofisticado. EI amor signiflca a¡,'udarle a la pareja a lograr la mayor cantidad de placer posible, aun si ello impüca encontrar a aiguien que suministre parte de ese placer. Las parejas francesas, por supuesto, son f,eles entre sí, pero su deflnición de fldelidad diflere considerablemente de la def,nición

f''

',

I g

70

Clotaire Rapaille

estadounidense

ü

y

süs expectativas se establecen de

acuerdo a elio.

Los italianos creen que la vida es una comedia en vez de una trageüa y que uno debe reÍrse cada vez que sea posible. Ellos esperan que el arnor incluya fuertes

;

dimensiones de placer, belleza y, sobretodo, diversión. Si el amor se vuelve demasiado dramático o muy difíciI, es poco satisfactorio. La cultura italiana está fuer-

temente centrada en la familia y los italianos ponen a sus mamás en pedestales. Para ellos, eI verdadero amor es el amor materno. Por 1o tanto, sus expectativas del

;

I

La reacción a esta descripción siempre es una expresión de asombro. "¿El hombre es joven?", preguntará el japonés. "¿Si es joven, cómo puede ser posible que tenga suiciente experiencia para tomar una decisión de este tipo? Solamente sus padres pueden saber qué clase de matrimonio es apropiado para él y que le per-

mita tener la mejor familia. Y usted dice que la mujer es más joven. ¡Esto quiere decir que ella tiene aun menos experiencia que é1!". Sin embargo, miran con mayor desdén la noción de que los occidentales se casan por arnor. "EI amor es una

enfennedad tem,poral", me dicen. "Es una tontería basar algo tan importante como la creación de ura familia en algo temporal". Esta es todavía Ia sensibilidad que

de expresar y experimentar el amor es convirtiéndose en madres. Un hombre es el Señor Perfecto siempre y

prevalece en Japón hoy, a pesar de que el "contenido" de la cultura japonesa ha cambiado. Aunque los ado-

cuando les dé un hijo. Los japoneses ofrecen quizás Ia mejor ilustración de

lescentes japoneses salgan con sus novias con más fre-

tura adolescente y una cultura mayor- Hombres y mujeres japoneses me piden con frecuencia que les describa cómo se casan los occidenta^les. Les digo que un joven conoce a una joven (con frecuencia menor que él) y comienzan un proceso de conocimiento mutuo. Si sucede que éL se enamora profundamente de ella, el hombre le pedirá a la mujer que se case con él y si ella Io ama tamI

i

amor romántico son menores. Los hombres se enaJnoran de las mujeres, pero buscan el verdadero amor en sus madres. Las mujeres creen que Ia mejor manera

las diferencias de actitudes hacia el amor entre una cul-

r

Los dolores del crecimiento de una cultura adolescente t

bién, contestará que sÍ. (Obviamente, en Ia práctica, esto es más complicado, pero transmito de esta manera los puntos princiPales.)

cuencia que lo que lo hacían sus padres, y pasen más tiempo encontrándose en los clubes, la mayoría de los matrimonios todavÍa son arre$ados ymuypocos tienen algo que ver con el romance. Esto puede sonar bastante duro para los oídos estadounidenses, pero hay al menos algo de lógica en ello: mientras que casi ta mitad de los

matrimonios estadounidenses terminan en divorcio, Ia tasa de divorcio japonesa es inferior a|2o/0.

Esto no sugiere que las culturas más viejas necesariamente tienen una visión más clara del mundo. De hecho, como se verá a 1o largo de este libro, hay muchas instancias donde el método "adolescenté" es el

7l

i46*i r:.Y.ii

:i.'r 1l t::l

17

Clotaire Rapaille

más efectivo. Pero cuando se trata del amor, es obvio que Ia cuitura estadounidense está en un lugar muy complicado. Una mujer busca al Señor Perfecto porque cree en las historias que lee en los libros o ve en las

películas; encuentra alguien que ella cree que puede "convertir" en su hombre ideal y ve desilusionada cómo sus esfuerzos fracasan. un hombre busca a Ia Señorita Perfecta por muchas de las mismas razones, encuentra una mujer que 1o entusiasma, él cree que ello será siempre así, y se desilusiona cuando Ia maternidad desplaza

cualquier otro de sus intereses a otra parte' Esta búsqueda de Ia perfección está, por supuesto, dentro de un código: nuestro inconsciente cultural nos obliga a tener unos elevados estándares para el amor que son muy poco realistas. Sin embargo, como lo indica la tasa de divorcio del 50%, el código no nos está haciendo la vida más fácil. Este es un caso en que entender eI código puede ayudar a aquellos frustrados por el afnor a salirse del mismo de una manera productiva. si usted se da cuenta de que su inconsciente espera que usted fracase, usted puede comenzar a mirar al amor y con metas más sensatas' A lavez que entiende respe-

ta el impulso de buscar al Señor Perfecto o a la Señorita Perfecta, usted puede buscar a alguien que pueda ser un compañero, amigo y amante, aunque é1o ella no puedan satisfacer todas sus necesidades' Una importante compañía de üamantes maneja el

código de una manera particular. Un componente de su que mercadeo se concentra en las "falsas expectativas"

Los dolores del crecimiento de una cultura adolescente

73

el inconsciente estadounidense presiente acerca del amor: en sus comerciales f,guran parejas que profesan arnor eterno o que confirman su compromiso después de años de estar juntos. Otro componente de su mercadeo, sin embargo, se ocupa de las consecuencias de las

falsas expectativas de una manera ingeniosa: destaca el valor de inversión y reventa que tienen los diamantes. Ambas campañas están fuertemente arraigadas en

ei código, dirigiéndose a nuestra creencia subyacente sobre la permanencia del amor romántico y suministrando un beneflcio útil cuando esa creencia deja de materializarse. ¿Por qué La seducci,ón nos hace sentir en Xteligro e i,ncómodos? Yo tenÍa once años. Estaba de compras

conmimadre.

Yo

ya tenía buena presencia, un busto bonito, pero mi madre no

quería que usara maquillaje. Un hombre de mediana edad estaba mirándome y vino a conversar conmigo. Mi madre estabaallí como un Superman diciéndole: "Viejo asqueroso". Me tomó de ia mano y nos pasamos al otro corredor. En

un comienzo no entendÍ que pasó. Simplemente tuve una sensación de peligro. Urm, nruj er estad,oun'idense de c,incu,sr¿ta y se,is años,

sobre su primera,impronta de la sed,ucc,ión

Cuando Ia compañÍa francesa de productos de belleza UOréal me comisionó para llevar a cabo sesiones para descubrir las improntas de la seduáción en el mundo, tuve ia oportunidad de comparar el código cultural

rI r

i I r I

rr I

I

I I

r

I

Los dolores del crecimiento de una cultura adolescente

75

Clotaire RaPaille

de culturas que habían estadorinidense con los códigos No fue para pasad.o por su adolescenciahacíamucho' estadounidense fuera nada sorprendente que el código más maduras' Sin diferente de aquéI para las cúturas sesión que llevé a cabo en embargo, desde la primera respuestas consecuentes' Ios Estados Unidos, encontré Algo acerca de reveladoras y, de hecho, sorprendentes' hace que los estadola misma noción de la seducción unidenses seamos remilgados' Este niño chiquito era muy Estaba en eI jardÍn infantil'

y me decía que yo Ie gustaba amable conmigo, siempre juguetes' Un dÍa se fue con uno de siempre jugaba con mis dije nada peluche' Yo lo vi' pero no lloré.ni mis muñecos de y jugara corumplo' porque yo quería que regresara

[Jna mujer

d,e

cincuenta Y wt' uñ'os

Su meta es parecer, como sea, lo más informal en sus cualidades seductoras. De hecho, si una mujer francesa aparece maquillada de martera muy evidente, hay una posibilidad de que sea confundida con una prostituta.

Mostrar demasiado que está tratando de conseguirse un hombre indica que está desesperada, y esto está mal visto en Ia cultura francesa. Esto incluso se extiende aI nombre de la ropa que escoge como parte de la seciucción. La p alabra "né g L'ig é e" viene de \a r aiz france sa que se traduce aproximadamente como "ignorar". Aun-

que una mujer francesa puede parecer especialmente atractiva en un négli,gée, su intención es parecer como si no le importara en absoluto lo que está usando.

EI concepto de maquillaje y preparación para ia seducción aparece raravez en las sesiones estadounidenses sobre improntas. Cuando 1o hizo, usualmente fue

de cualquiera que Estas respuestas fueron diferentes

parte del mundo' Por supueshubiera recibido en otra üstintivas tiene sus propias impresiones to, cada cultura

de Ia seducción' Los francede la seducción y dei rituat que un ücho popular: "No es lo ses, por ejemplo, tienen ello"' A diferencia de las tienes, sino Io que hagas con que tratan de cambiar Io que mujeres estadounidenses, la cirug¡ía plástica' Ia lipoia naturaleza les dio mediante de dentadurayhoras succión, eIblanqueado, el arreglo ia§ mujeres ftartcesas businterminabie§ en ei gimnasio, natural' En Francia' una mujer can resaltar su apariencia tratando de lucir como pasa dos horas frente al espejo gastando tiempo alguno maquillándose'

si no hubiera

asociado con el regaño del padre o madre: Mi primera experiencia con la seducción fue cuando era una niña pequeña. Robaba el$inta labios y el maquillaje de mi madre con dos de mis amigas, fingíamos que éramos

grandes, usando los zapatos de tacón de mi madre, caminando despacio, tratando de ser modelos en la pasarela' Mi madre llegaba y se ponía de mal humor porque le habfamos

arruinado su maquillaj

e.

Una mru,jer de cincuenta g c'inco añ,os

Para los ingleses, por otro lado, Ia seducción es otro

cantar, en ei que sólo uno de los sexos parece participar.

16

Los dolores del crecimiento de una cultura adolescente

Clotaire Rapaille ,!¡ 'rtii:

tir

Los hombres ingleses tienen un vÍnculo muy fuerte entre ellos. quizás más fuerte que la relación entre que los hombres de cualquier otra cultura. Ellos creen sólo otros hombres pueden entender sus sentimientos verdaderamente, todas sus amistades signiflcativas se dan con otros hombres. Pasan una buena parbe de su

partida"). Es extraño, en efecto, que un hombre inglés vaya caminando por la calle, vea a una mujer bella y

tiempo en clubes de hombres y la mayorÍa de sus salidas nocturnas giran alrededor de actividades con otros hombres, aun si terminan regresando a casa con una

moda en Londres en un par de décadas.

mujer cuando la noche termina. Esto comprensiblemente lleva a una falta de conexión con las mujeres inglesas, que se sienten por fuera cle Ia f,esta. La falta de atención que reciben de los y hombres de su cultura es extremadamente frustrante dolorosa para elias. Como se sienten ignoradas y poco reconocidas, las jóvenes inglesas se preparan para Ia seducción de una manera casi totalmente opuesta a las gamujeres francesas. Se visten escandalosamente para narse la atención. Usan minifaldas que son apenas más gruesas que un cinturón, exponen sus caderas, adornan

sus ombligos con joyas y se tiñen el pelo de varios coiores, con frecuencia todos al mismo tiempo' En suma,

hacen cualquier esfuerzo para ber vistas' Sin embargo los hombres ingleses tienden a permanecer distantes. Ser üstante es, de hecho, una caracte-

rística de los hombres ingleses (piense en Ia escena en Ia película Titani,c donde, mientras otros corrían a sa"1varse del naufragto, un ingtés continúa jugando cartas diciendo: "Tengo una buena mano, quisiera terminar la

comente algo. Esto simplemente hace que las mujeres inglesas redoblen sus esfuerzos. Dada Ia dirección en que va esto, uno puede imaginarse

1o

que serán las tendencias de la

Las mujeres estadounidenses rara vez son tan pro-

vocativas. Nuevamente, esto es una reflejo de nuestra adolescencia crftural, una etapa caraclerizada por la torpeza y la incertidumbre. En Estados Unidos hay un

temor subyacente a las ramificaciones del comportamiento sexual explÍcito, ejemplif,cado por la respuesta de un participante en una sesión de improntas: Cuando estaba en el bachillerato, vi a dos muchachos tratando de agarrar a una muchacha. Estaban jugardo pero de repente la pelea se volüó horrible. Uno de los muchachos tocó él pecho de la niña y ésta le dio un puño en la

nariz. La profesora llegó. La niña dijo que los muchachos estaban tratando de violarla. Aquello fue un enredo. Desde entonces, yo no quise participar en esta clase dejuegos con

muchachos.

Una mujer

d,e

uei,ntici,nco años

La cultura italiana, una muy antigua, envía mensajes inconscientes muy diferentes a quienes se crían en ella. Los italianos ven la seducción como un juego elaborado y alegre. Los hombres italianos adoran a las mujeres y acogen todo 1o que tenga que ver con ellas. Es-

tán más Jigados a su lado femenino que los hombres de

17

Los dolores del crecimiento de una cultura adolescente

Clotaire Rapaille

78

que cuando hablamos cualquier otra cultura (recuerde que todos de un código cultural, no estamos üciendo está son iguales, sino que este sistema de referencia hecho' pasan disponible para todos en una cultura)' De mujeres' Usan gemás tiempo embelleciéndose que las niños para nerosamente cosméticos, usan champú de cremas y suavizar y dar brillo a su cabello, se aplican juvenil y cuiungüentos para mantener una apariencia ropa' sus zapatos dan mucho Ia manera de vestirse -su y fragancia-. Son, probablemente, los hombres más su

elegancia es elegantes dei mundo y el objetivo de esta Ia seducción. Ios Ya que tienen ese iado femenino tan marcado' con las hombres italianos se conectan muy fácilmente por ello' De hemujeres; las mujeres italianas los adoran de macho, incluso las mujeres extranjeras responden que a los hombres nera diferente a ios hombres italianos propios paÍses las de otras culturas. Mientras que en sus (imagÍnemujeres se ofendeúan si un hombre les silbara de unos una mujer estadounidense que pasa enfrente se

si lo trabajadores de las construcción), Ies encantaría medida' mismo sucediera en una calle italiana' En mayor claro que sus es porque los hombres italiartos dejan esto

o lasciatenciones son por diversión y no una arnenaza natrual con vos de ninguna manera; su fuerte conexión esto' Ias mujeres hace que les sea fácil transmitir

Dehecho,Iaseducciónesmásunpasatiempopara para otras personas los hombres italianos de Io que es Es un juede cualquier sexo en cualquier otra cultura'

go en el que jugar es más irnportante que ganar. Un hombre italiano se acerca a una mujer que no conoce, Ie dice lo bella que es y que se ha enamorado de ella instantáneamente y, si Ia mujer no corresponde a su interés, simplemente sonríe, encoge los hombros y sigue su camino. Cinco minutos más tarde

1o

verá haciendo Io

mismo con otra mujer y, si los resultados son los mismos, segufuá haciéndolo hasta que se encuentre con aiguien que io encuentre irresistible. Aunque parezca sorprendente, en realidad tiene buenas posibilidades de tener éxito con este método.

En las sesiones de descubrimiento que llevé a cabo,

percibí poco este sentido juguetón en los hombres estadounidenses. Por el contrario, Ios participantes estadounidenses describieron de manera constante sus emociones adolescentes de confusión, desilusión y desesperación. Yo nunca

fui bueno en eso. Me sentla muy incómodo

con las niñas. Siempre se estaban riendo y yo no sabÍa por qué. Me sentía avergoruado, pero no sabía por qué.

Un hombre de uei,nte oños Cuando era un niño (cuatro o cinco años), Ia gente me

decla que era simpático. Tenfa una novia de mi edad en el colegio. Siempre estábamos juntos, a veces cogidos de Ia mano, La profesora Ie contó a nuestros padres y no me permitieron estar más con ella. Creo que ella fue mi primer amor. Estaba tan triste que lloré durante días.

Un hombre de tre'inta y ci,nco años

t9

80

Los dolores del crecimiento de una cultura adolescente

Clotaire Rapaille

que Tenía principios. Mis amigos se reían y me decfan siempre nunca haría una conquista, era muy feo' Mis amigos con hablaban de sexo en el colegio. No me sentfa cómodo

TemÍa no ellos. Quería encontrar una niña que me amara' saber qué debía hacer.

[Jn hombre d,e treinta Y oclto añ'os

Aunque Ia cultura japone§a es una muy antigua' los hombres en esa cultura expresan muchos de los sen-

cabellera impecable y usan el cuello de su kimono para mostrar su cuello de Ia manera más atractiva. Hacen

esto para atraer a los hombres y se me ocurre que la cultura japonesa es la única que hace esto con una parte del cuerpo que nada tiene que ver con el proceso reproductivo. Las sesiones de descubrÍmiento sobre la seducción fueron fascinantes en todo el mundo, aunque con

timientosdeincomodidadquesusContrapartesesta. dounidenses. La raz6n, sin embargo, es muy diferente'

frecuencia c,¡rroboraron cosas que yo ya conocía. Las sesiones estadounidenses fueron 1as más predecibies, a pesar de 1o que sabía acerca de culturas adolescentes.

Comoiosmatrimcniosarregladossiguensiendolanorma en Japón, los hombres no han desarrollado experticiaatrayendomujeres.Unpasatiempofavoritoentre pagarle a unas los hornbres japoneses es ir a los bares y

En total, trescientas personas de diferentes ciudades participaron en esas sesiones, ofreciéndome atisbos, no sólo de su primera impronta de la seducción, sino de

para que les "an-fltrionas" grandes cantidades de dinero sirvan wtúsky y los escuchen mientras se emborrachan' la vez' Se rodean de geishas, a veces cuatro o cinco a e incluso tienen sexo con estas mqieres cuando están

borrachos, pero son totalmente incapaces de cortejar o atraer a una mujer. Esto viene directamente de una cultura que les enseña que eI amor es trivial e incluso peligroso (una "enfermedad temporal")' El trabajo que he hecho en Japón indica que ia se-

ducciónalláesunaactiüdadmuysutilparaambos sexos. Las rr.ujeres pasan una gran cantidad de tiempo son asegurándose de que su pelo esté timpio' También

muy cuidadosas con su cuello, realzando su apariencia su con cremas y maquillaje- Luego hacen un moño con

sus recuerdos más fuertes y también los más recientes.

Esto me dio 900 mensajes con los cuales trabajar y un tema común para identiflcar. La primera vez mi madre me dijo que mantuviera abajo la falda cuando habfa niños por ahí. No entendl por qué. ¿por

qué no cuando había niñas también? Más tarde, entendf. Urm,

mujer

d,e

cuarenta g c,inco añ,os

Ni idea acerca de la seducción. No recuerdo nada. euizás tomar ceryeza con amigos, hablar duro, ofrecerles una bebida a las chicas, tomar con ellas. Luego regresar a casa. [Jn hombre de cuarenta años

Estaba saliendo con un hombre mayor que yo. Era simpático, pero siempre quería que usara falda. pensé que aquello era anticuado. Me gustan mis jeans. Hasta que me

8t

t

# T T

h # F

rm W5

I I

I I

l

rr t

;

I

t ir

i

0otaire

üjo

Los dolores del crecimiento de una cultura adolescente

83

RaPaille 1

ponía falda' Ya no me veo que se excitaba cuando me

con éI.

{Jnamn'ier de cuarenta añ'os

y confusión apareEstas imágenes llenas de furia las sesiones' junto con cieron repetidamente durante mensajes subliminales' historias de "engaños ocultos", era un rasgo de Ia adohipnosis y deshonestidad' Esta la sospecha' el teiescencia que no había üslumbrado: contra cualquiera mor de ser controlado y la rebelión que tiene que hacer' que le dijera a uno qué es 1o es ia clave del aprenComo dije antes, la emoción que lleva a una impronta es dizaje. Cuando la emoción probable que también Io sea' negativa, Ia impronta es la reiteración de las En la sociedad estadounidense -y de descubrimiento derespuestas durante las sesiones negativa con jaron esto muy claro- hay una asociación los estadounidenses el concepto de seducción' Cuando en ser forzados a hapiensan en Ia seducción, piensan o que creen que no decer cosas que no quieren hacer berían hacer' para la seducción Ei código cultural estadourúdense es MANIPULACIÓN.

de esta manera tan.neComo vemos a la seducción de sospecha inconscrenpfativa, vemos con un alto nivel

y mujeres' Aun te todas las relaciones entre hombres

entre los sexos no siempre cuando las aproxiinaciones inconsciente de lieven a confrontaciones, ei mensaje Los estadounidenses se "manipulación" está presente'

Los inventaron eI concepto de la "guerra de los sexos"' libros estadounidenses y programas de entrevistas en unirse Ia televisión exhortan sin fin a sus auüencias a en contra de un sexo u otro. Hay películas tremendamente exitosas que ilustran Ia manera como hombres

y mujeres se manipulan durante el acto de seducción' puedan usar Aunque estos libros, programas y películas el humor para matízar las situaciones, el mensaje subyacente carece defirütivamente de humor: la seducción nos hace sentir muy, muy incómodos'

Después de este descubrimiento, Lloréal tomó Ia decisión de trabajar en contra de1 código en su mercadeo. Mientras que en Francia sus propagandas eran que querÍan sensuales y atízabanla seducción,Io ú1timo era que los consumidores estadounidenses se sintieran incómodos o manipulados cuando les presentaban sus

productos. Decidieron que sus productos no tendrían un carácter sexual, sino que se concentrarían en el bienestar personal. EI propósito de utilizar productos LOréal no era seducir a r¡n hombre, sino sentir confianza -"porqtfe lo mereces"-. Sus campañas hablaban de alimentar y nutiir Ia piel y el cabello, evocando inconscientemente imágenes de maternidad en vez de mani-

pulación.

Evitando el código para la seducción en su publici dad, LlOréal creó una estrategia ganadora' Se alejaron "constructivamente" del código' Cuando un anunciante sabe que asociar un producto con cierto código va a desencadenar sentimientos negativos, puede eiegir pa-

ffi

? T +'

F

!

F MF

ffr ffi;

rlr

r

;

Ura.

los dolores del crecimiento de una cultura

adolescente

85

Clotaire Rapaille

ese código' Otro método' sar por alto compietamente negativa es particularmente útil cuando una asociación con el código inevitable (como veremos más adelante eI código de para el alcohol), es reconocer sutilmente impacto' tal manera que se d'isminuya su para cualquier indiviEsta última estrategia es rltii Después de todo' no hay duo que intente ser seductor' a menos que uno este remanera de evitar Ia seducción útit aquí es ia hosignado aI celibato' Una herramienta del afecto sepa directanestidad, dejando que eI objeto para evitar cualquier mente del interés que le tenemos Ei código negasensación de artimaña o manipulación' reconocimiento sitivo sigue ahí, pero Ia honestidad -el su fuerza' lencioso del código- st¡aitzatá seno' "Los estad,ouni'd'qnses no tiunun

ti,snsn X¡robl,smas seíu'a'les"' M¡nluNo DlsrnlcH

tiene sus áreas grises' EI punto de üsta adolescente sóIo los extremos: las Los adolescentes tienden a ver o aburridas' sigcosas son buenas o malas, interesantes clase de pensamiento niñcativas o insignif,cantes' Esta adolescente y usted es penetrante en nuestra cultura de este libro' Un ejemverá ejemplos de ella a lo largo plo es eI código Para el sexo' amor y Ia seducción' Conociendo tos códigos para eI sexo con la expectativa de me acerqué al código para eI de incomodidad' Era obvio clue reflejarÍa un cierto nivel

grapara mí que los estadounidenses sentían un cierto do de estrés cuando se trataba de relaciones Íntimas'

Aun así, no esperaba que las respuestas a mis sesiones de descubrimiento fueran tan extremas' Todos los muchachos son perros. Sabemos lo que quieren. Se los damos. . . a veces. Pero sabemos por qué Ie dicen

.

a una que Ia amart.

Unaiouen

d,e

catorce añ,os

Üuancio tenfa once años estaba con mi herman'a de cioce y sus amigos. Estábamos sentados en unas escaleras de la escuela de nuestra área' La amiga de mi hermana nos contó a mi hermana y a ml acerca de ello [sexo] porque acababa

de enterarse. Me asustó. Realmente no entendí elrazona-

miento detrás de ello. Urta muier de atnrenta g d,os añ,os Recuerdo que

1o

quería desesperadamente"' durante

años fue Io único en que pensaba. Pero cuando finalmente tuve sexo por primera vez, terminó rápido y me sentf como

que si alguien me estuüera interrogando acerca de lo bien estuvo. Yo esperaba sentirme fantástico pero, por eI contrario, me sentí golpeado. Fue tenebroso Io decepcionante que fue. tJn hombre de tre'inta Y sei,s aftos

En eI quinto grado, mis amigos y yo leímos eI libro por Judy Blume' Se ¿Estd,s ahí, Dios? Soy go, Margarita hablaba de sexo y regresé a casa y le mostré a mi madre sin saber qué era 1o que pasaba en eI libro. Por primera vez ella me contó qué era Io que sucedÍa. T\rve miedo y ansiedad'

Una mujer en sus cuarenta

Los dolores del crecimiento de una cultura adolescente

87

Clotaire RaPaille

te una confrontación, pero no la ciase de confrontación que se resuelve pacíflcamente en la que ambos lados la mente Ia salen ganadores. Por el contrario, rne trajo a por 1o menos clase de confrontación que siempre tiene

al cornienzo de tenÍa once años y era poco femenina en mujer" Yo era una la pubertad. No quería convertirme prepararon lo suf,ciente niña muy seriay mis padies no me cómo iba a para este cambio en mi vida' Me preguntaba Yo

lograrlo en mi adolescencia'

tJnamujer

d,e

unperdedoryavecesdos.Unacon-frontaciónvio}enta. De hecho, el código cultural para ei sexo es VIO-

cincuenta uños

que Ia mejor Cuando yo era un adolescente descubrí una estriptisera' Después amiga de mi hermana mayor era yo sólo quería arrancarle la de eso, cadavezque Ia veía con ella instantáneamente' Mis hormonas

LENCIA.

Esto ilustra el pensamiento extremista de la cultura adolescente. como nos serLtirrros incómodos con ei que sexo, Io igualamos con el extremo opuesto, algo que como cause dolor y muerte. También está claro

ropa y tener sexo

rugÍan.

Un horrubre

d,e

Lreinta y cuatro años

que cultura nos sentfunos más cómodos con la violencia de con el sexo. consideramos de mala educación habiar sexo en Ia mesa pero permitimos largas conversaciones

hablaban de De manera repetida, los encuestados que Les quiy ganar y perder, de recibir cosas de cosas y ser dominados' Intaban, incluso de dominación de

acercadelaguerra,clcrimenolaúltimapelículade acción. Si un hombre está planeando un paseo con el único propósito de disparar y matar algo, puede contarsuya Ie a sus amigos y coiegas y qizás mostrar una foto con la presa. Sin embargo, si un hombre y una mujer

sexo como una expecluso cuando escribían acerca del frecuencia terminaba riencia placentera,la historia con en forma sombría. d'urante las sesioCuando leo 1o que Ia gente escribe 10 que dicen (recuerde nes de descubrimiento miro, no sino los menque no puede uno creer Io gente dice)' sino la gra'márica' sajes comurles. No miro el context'o' la estructura' A1 hacer esto con

que son amig;os

en un hotel cercano, es poco probable que le cuenten a

alguien que no sea un confldente cercano' La Comisión Federal de Teieüsión multa a las cadenas de teleüsión por mostrar a mujeres amamantando (como si ello fue-

No el contenido, sino

acerca del sexo' observé las piezas que Ia gente escribió

escritura; en ia aparialgo acerca de la cadencia de la "asustado"' "miedoso" y ción regular de palabras como golpeado" o "me "ansioso" y de frases como i'me sentí trso de frases corpreguntaba cómo iba a lograrlo"; en el el tono' T?aÍa a la mentadas y una cierta falta de aire en

y solteros planean un encuentro sexual

ra de alguna manera sexual), pero en una noche dada, esas mismas estaciones pueden transmitir simulaciones de asesinatos y mutilaciones sin multa alguna' los Roses Quizás recuerda la película La guerra de de 1g89. La película cuenta Ia historia del divorcio ex-

I

i, I

li

Clotaire Rapailh

personaje protagonizatremadamente mord az entt e ul T\rrner' Al do por Michael Douglas y otro por Kattüeen complefinal, su batalla se ha conver[ido en un conflicto balcón del tamente fÍsico y los combatientes se caen del yacen vestíbulo y se estrellan contra eI piso' Mientras Tiragonizando, Michael Douglas se dirige a Kattrleen lo fue ner y Ie pregunta: "¿Fue tan bueno para ti como para mi?". Esta pregunta sexual aI f,nal de una confronLo que el tación fatal está definitivamente en el código' Leeson' director, Danny de Vito, y el libretista, Michael "reentendieron era que los estadounidenses habían con la violenemplazado" inconscientemente eI sexo Ia conexión cia. Nuestra cultura popular está llena con hip-hop con sexo-violencia. Las letras de las canciones Hay un regularidad exaltan las virtudes del sexo rudo' de suspenso subgénero completo de novelas románticas historias en que los amantes se conectan en meüo de y de asesinos en serie, asesinatos en masa terroristas' ¿Y pelícuIa en cuántas veces no hemos visto ese cliché de que una pareja se cachetea antes de abraaarse?

No es dificil encontrar lugares en nuestra cultura borrosos' donde los lÍmites entre sexo y violencia sean

Loshombreshablande..clavarse',ode..tiralse''auna brornujer cuando van a Ia cama con ella' Las mujeres

meanconcastraralhombresiéstelasengaña.Lasdroen gas que se usan para cometer violaciones proliferan nos Ios coiegios y en Iás universidades' Con frecuencia de referimos a los bares de solteros como "mercados came". Todo esto es muy fami[ar'

Los dolores del crecimiento de una cultura adolescente

89

Antes vimos cómo LOréaloptó por eütar en su publicidad los mensajes negativos asociados con ia seduc ción. El código para el sexo es también uno negativo, sin embargo los agentes de mercadeo estadounidenses io utilizan para vender sus productos con mucho éxito

todo el tiempo. Cuando los anunciantes venden con el sexo, acuden al códig¡o. Aunque Ia mayoría de ellos no se dan cuenta y se aterrarían de saber que están asociando sus productos con la violencia, esto funciona por una sencilla razón:los estadounidenses están fascinados con Ia üolencia. Considere esta muestra: en la semana que terminó el 9-de octubr,e de 2005, el programa de teleüsión número uno en Estados Unidos fue C,S1, un drama repleto de escabrosas imágenes de crímenes.

EI número dos fue Aru,as de casa d,esesperadas, vna comedia acerca de atractivas mujeres de los suburbios con varias historias paralelas que incluyen asesinatos. De hecho, cada uno de los primeros cinco programas esa semana tenÍan fuertes temas violentos. La misma semana, Ia película número uno en el país fue La n'ie'

bla, tma pelÍcula de terror, Ia número cuatro fue PLan d,e uuelo, un película de suspenso violenta, Ia número seis fue Dom'ino, una película de acción acerca de una cazadora de fortunas y la número ocho fue Una h'istoria d,e la uiolenci,a. La película en DVD de alquiler número uno fue El horror de Arruityai"lle y la número dos y Ia cuatro fueron áIbumes de música rap de gánsteres. Puede que los estadounidenses abominemos la üolencia real, pero encontramos las violencia simulada

rE

;

T

t ; ; ; ; ;

T

90 §$

Clotaire RaPaille

t

adoconsecuencia de nuestra excitante. Esta es otra inadolescentes nos sentimos Iescencia cultural: como Ia violencia para

y nos atrae mortales, indestructibles Cuando los poner a prueba nuestro catácterinvencible' se conecsexo en }a publicidad' anunciantes utilizan eI tan con esta fascinación' AtroPad'os en'

I

La

montañ'a rusa'

un paso giacial' No veremos Las cr-rlturas cambian a adolescente durante nllesel final de nuestra cultura hijos o sus hijos. Esto tras vidas. Ni tampoco nuestros y para eI amor' Ia seducción códigos los que signiflca generaciones; no ., ,"*o serán los mismos por varias es un ernbargo' Ia adoiescencia es el mejor legado' Sin y veremos en Ias páginas siviaje en una montaña rusa cultural' que nos guientes cómo nuestra adolescencia también nos lleva i"ru ro, incómodas profundidades'

@ TRES "Lo vida en el eje 0

Los códi,gos pqra La belleza y

La

gord,ura

La üda es tensión. Todo lo que experimentamos en Ia vida yace en algún punto entre los extremos de un eje. Uno no puede conocer de verdad el placer sin haber conocido eI dolor. Uno no puede sentir efectivamente la alegrÍa sin haber sentido la tristeza. EI grado al cual sentimos una experiencia depende en qué lugar del eje se encuentra esa experiencia (un poco dolorosa, abrumadoramente alegre, etc.). El mismo sistema Qüe

;

comunica el dolor al cerebro, también comunica placer, como todo sadomasoquista sabe' Unas tensiones similares definen las culturas. Cada

T T

en la cultura estadounidense es la que hay entre la Iibertad y la prohibición. Consideramos la libertad como

r r,I

por cumbres extraorünarias'

cultura está compuesta por un número sin fin de arquetipos y de las tensiones entre un arquetipo y otro que se le opone. Por ejemplo, una de las principales tensiones

un derecho inalienable. Hemos peleado en numerosas guerras para protegerla y nuestros ciudadanos están dispuestos a morir para conservaria; sin embargo, ai mismo tiempo, nuestra cultura se inclina fuertemente 9l

e

*

[a vida en el eje

Clotaire Rapaille

92

que no debemos tomar hacia Ia prohibición. Creemos demasiada demasiado, divertirnos demasiado o exhibir el lugar donde riqueza. Aunque el eje nunca cambia' varía de una cultura se halla sobre un eje particular de nuestra una época a otra. En diferentes momentos se ha encontrado historia, por ejemplo, nuestra criltura (inclien di-ferentes lugares del eje libertad-prohibición en los años nándose fuertemente hacia Ia prohibición en los sesenveinte y bastante en la dirección contraria principios de los setenta), pero lafirctza opuesta

ta y de licor' la era siempre evidente (los contrabandistas Esta tenMayoría Silenciosa- en el periodo reciente)' y ayuda a que ésta sión es constante en nuestra cultura sea lo que es.

contraEl mismo arquetipo puede tener una fuerza por ejemplo' ria en una cultura diferente' En Francia' no es }a el arquetipo aI otro lado del eje de la libertad histoprohibición sino eI privilegio' A 1o largo de su en que ria, Ios franceses han oscilado entre periodos y periodos en trna clase privilegiada tenía eI control elimilos cuales esta clase era derrocada y la nación más famoso naba sus privilegios y tÍtulos' EI ejemplo

*

Nixon se refirió El ex presidente de los Estados Unidos Richard 1969pronuncióen que discurso un en a Ia "Mayoúa Silenciosa" guerra la apoyaban no Aludía a las personas que en ese entonc.es su opinión prlblicamente-' Y Que en Vietnam y que no rn-arLiJestaban los movimientos de contampoco se invotucraron en ninguno de q"" t*á"tá" en esa-época' Desde que Nixon utüzó tracultura eI término,

,"

usando uro.Io a las ideas conservadoras y se siguió

ignorada por los medios masivos resultaba decisivo en circu¡tsupoyo pero ó"yo de comunicación

para referise

, rq.'"liu po¡Iación

tancias electorales'

93

ocurrió, por supuesto, en 1789, aunque es interesante observar que Napoleón comenzl'w:u. nueva era de tí-

tulos y privilegios poco tiempo después. Hoy Francia de nuevo ha virado en este eje hacia la libertad, pero todavía hay una verdadera tensión como resultado de ia defensa por parte del Partido Comunista de muchos de los principios del privilegio (trabajo mÍnimo o nulo, responsabilidad gubernamental por el bienestar financiero, etc.). Los franceses han impiementado en forma estricta una semana iaboral de 35 horas y tienen seis semanas de vacaciones pagas al año, seguridad social y educación gratuitas. Puede resultarle sorprendente a los mismos franceses oirme describir esta forma de vida como aristocrática, pero mientras que el conten'ido del comportamiento ha cambiado, Ia estructura, es acorde con la aristocracia: Ia noción de que trabajar es una actividad mala e hferior para una persona que se valore. Aunque hay pocos aristócratas de verdad en Francia hoy, el trasfondo de privilegio todavía existe tal como lo ejemplif.ca un sistema en el que es posible recibir más dinero por subsidio de desempleo de Io que se puede ganar en muchos trabajos.

Cuando Disney inauguró Euro Disney en París, aprendieron cuánto signif,can los priülegios para la cultura francesa. Originaimente, el parque temático tenía las mismas reglas que los demás parques Disney, prohibiendo las mascotas, fumar y el consumo de bebidas alcohólicas. Los franceses se abstuvieron de acudir

al parque porque no les gustaban tales restricciones.

t:ii La vida en el eje

tlotaire

94

mercado francés cuando coDisney sólo conquistó el "pases privilegiados" que permitían menzaron a ofrecer a ciertas partes del el acceso (por un precio adicional) podían llevar a sus mascoparque donde los visitantes idea de isias de privilegio tas, furnar y tomar vino' La para los daba justo en el código en una mar de igualdad franceses.

La bellpza corlo una acio de er¡'tt'i'Li'brio noble u unl, búsqueda de Procter & GamCuando Cover GirI (una división eI código cultural para ble) me contrató para descifrar Ia tensión relacionada con Ia belleza en Estados unidos, mis primeras sesiones de deseste arquetipo surgió en

cubrimiento. cultura donde eI código Las mujeres, criadas en una VIOLENCIA' en forma consinconsciente para el sexo es que mensaje silencioso era tante contaron historias cuyo entre ser atractiva uno necesitaba buscar un equiJibrio de que una y ser provccativa' Dieron la clara impresión y que bella y ser mit'LA sefiA ' tÍnea üvide el hecho de ser de pefuro' cruzaban se ponían en situación si Ia -ciertamente,haymensajesqueapoyanestanoción juez que decultura estadounidense: un provocó a su atacante cide que unavíctima de violación por ejemplo' o ia corcon su apariencia o sus acciones' porque su asaltante tadura de ia caia d'e una modelo mujeres estadounipensó que era muy perfecta' Las en un eje entre Ia belleza denses, por Io tanto, navegan

a lo largo de Ia

;

llr

95

RaPaille

y la provocación, llegando tan cerca de cruzar al otro lado como puedan sintiéndose cómodas, pero sin llegar a hacerlo del todo. De manera inconsciente, hacen rura lista de reglas que deben seguir: los tacones altos están bien para una reunión social, pero son demasiado

series para el lugar de trabajo; una falda apretada y corta puede ser aceptable en un coctel privado con el marido, pero si usted es soltera y Ia usa en el bar, queda al acecho; el maquillaje atrevido puede funcionar en ia noche en la ciudad, pero si Io usa para

ir al supermer-

cado, espere las miradas ocasionales. Una de ias razones por las cuales Victoria's Secret es una compañía tan exitosa es porque ofrece una manera fáctl. de navegar sobre el eje: pueden ser tan femeninas y series como quieran debajo de su ropa, dellado secreto. LalencerÍa es Ia manera segura de ser bella y provocadora al mis-

mo tiempo. De hecho, el mismo nombre de Ia compañía

sugiere el eje, Ia tensión. Por un lado, tenemos "Victoria", que sugiere la rigidez y represión üctoriana; por el otro lado, el "secreto", el clóset escondido, la expresión

prohibida de la atracción sexual y la belleza.

El descubrir esta tensión me reveló mucho acerca de Ia percepción de la belleza en esta cultura. Ser una

mujer en Estados Unidos es difícil. A menudo bromeo -aunque sólo a medias- diciendo que si alguna vez reencarno, espero no hacerlo en una mujer estadounidense. Aunque las admiro, no quisiera tener que pasar por lo que tienen que pasax elias: tantas reglas, tantas tensiones.

La vida en el eje

97

Clotaire RaPaille

tensiones era sóIo parSin embargo' entender estas Con el fin de descubrir te de mi tarea para Cover Girl' más a fondo en las histoeI código, necesitaba escarbar participantes decfan en busca de rias, ignorar Io que los lo que realrnente querían decir'

enamoré de un muchacho muy lindo que tenía cinco años más que yo. Todo mi mundo cambió.

Una mujer erl sus tre'inta Yo tenía tres o cuatro años y el primo de mi madre vino

visitarnos. Hizo un gran alboroto sobre mi sonrisa y de lo feliz que yo estaba siempre. a

y invitada a una fiesta grande' Tenía urLos catorce años fui

vestido' Realmente querla verrne SabÍa que necesitaba un

bien.Habíarrnmuchachoquemegustaba.Asíquelepedí y nuevo' Fui a la tienda paxa urt vestido a mi madre dinero Me probé este vestido exactamente lo que buscaba'

encontré

, *"

noche con este muchacho veÍa muy bien' BaiIé toda Ia había sido el a salir' Sentla que este vestido

y comenzamos encarrto.

[Jna mru'jer erl sus c'incusruta

con mi famüa' Diez El verano pasado' De vacaciones

y estupendo corte de pelo Iibras menos de 1o normal' Un manicura' peücura' bronceado color, piel en buen estado' en la terraza' En una flesta' baiié con mi marido de verano.

Mi marido no podla dejar de Me sentía joven y enalnorada' de mí' mirarme Dijo que se sentla orgulloso

Una mujer En 1970, conocf

a un

d,e

c'incuenta Y tres uñ,os

hombre llamado Charles y comen-

zamos a sallr. En una cita fuimos a la ciudad a corner. Era julio y habÍa estado frecuentando la playa, así que tenía un bronceado estupendo- Habfa estado en un salón de belleza nuevo ese día y mi cabello estaban perfectos. Usé unos hoÚ

pants. Caminé allado de Cha¡les conmis hombros erguidos, mi cabello al aire y me sentÍa como una estrella de cine. Urm ruu,ier d,e c'incu,snta Y sei,s años Mi novio me hizo una fiesta por mis treinta años. Usé un

vestido de encaje negro. Antes de la flesta habfa exaltación y ansiedad. Me veía bien y me amaban. Me sentía valorada. Era la persona más especial para alguien más.

Una mujer

d,e

tre'inta y se'is añ,os

y aflos {Jna mtr,jer d,e cuarenta d'os haberme üsto tan bien La úrica vez que pude recordar vez hace 18 años con un fue cuando me casé por segurda debido a después de estar 17 años sola hombre matavilloso,

tres meses

murió un matrimonio infeliz' Infortunadamente he sentido que No después de esa maravillosa experiencia' me viera asÍ de bien desde entonces' [Jna mu'jer en sus tre'i'nta de verme bien fue cuando Mi experiencia más poderosa eI periodo' todo-' Me yo tenla catorce años -tenía busto'

Las respuestas de los cientos de participantes en este descubrimiento revelaron algo muy signiflcativo acerca de la manera como las mujeres estadounidenses consideran la belleza. Cuando se les pidió que regresaran a sus primeros y más poderosos recuerdos acerca de su propia belleza, recordaron momentos de romance, atracción

y de recibir la atención de un hombre.

Sentirse bella estaba asociado con bailar toda Ia noche

98

ta vida en el

Clotaire Rapaille

breve y con un hombre especial, con un matrimonio como una maravilloso, con enalnorarse, con sentirse algo estrella de cine. Muchas de ias historias revelaron como' "se incluso más profundo. Afrmaciones tales y "yo era Ia sentÍa orgulloso de mí", 'hizo un alboroto" que persona más especial para alguien más"' sugerían sino que Ia belleza no atraía solamente a un hombre' Una también 1o cambiaban de una manera sustancial' gran mayoría de las historias que las mujeres contarort con enconacerca de sentirse bellas se relacionaban de entrar aun hombre, y Ia mayoría de ellas hablaron de por vida, contrar a un hombre que fuera compañero que se f,jaron en no un asunto pasajero' Los hombres sino personas estas mujeres no eran unos cualquiera' aquí algo con sentimientos fuertes y profundos. Había muy poderoso.

eje

99

El cóCigo para Ia belleza en Estados Unidos es SAI"VACIÓN DEL HOMBRE, Piense en la inmensamente popular e inolvidable pelícnla Pretty ryVoynan. En esta, Julia Roberts hace el papel de una prostituta contratada por una magnate de corazón duro interpretado por Richard Gere. Cuando se ve como una prostituta, ella no es más que un juguete para el personaje de Gere. Sin embargo, cuando él Ia

necesita como compañÍa en una situación formal y ella se viste elegantemente y se hace tan bella (en vez de

provocativa) como es posible, se gana el corazón del personaje de Gere. Eila Io salva de una vida de vacío emocional.

Otra señal aun más patente del código en ejercicio en la cultura popular es la serie de televisión Guard,,ianes d,e ia bahía. En esta serie, mujeres despampanantes (especialmente Ia famosa Pamela Anderson) hacen

Loshombresestánprogramadosparaelsexoy'no promedio importa Io mucho que Io niegue, el hombre mujer está dispuesto a tener sexo con casi cualquier que esté dispuesta a tener sexo con él' Sin embargo'

Ias veces de salvavidas, quienes [teralmente salvan hombres (y mujeres también, por supuesto) de ahogar-

siunhombresefljaenlabeilezadeunamujer,sise

actos heroicos pero aparecen como si hubieran salido corriendo directamente de las páginas de la edición de

en vez de simdetiene a admirar su magni-flcencia física otro plemente echársela al hombro, su alma se eleva a su belleza a nivel. Si una mujer puede impresionar con puede permanecer un hombre de forma permanente, si é1 un ser hubeiia a sus ojos, entonces puede hacer de que mantenerse visualmano mejor' Está haciendo más un animai mente atractiva para é1: io está elevando de en celo a algo exaltador'

se

y de otro peligros del agua. Estas mujeres

realu;ar-l

vestidos de baño de Ia reüsta Sports lllustrated, a la bahía.

Otras culturas tienen diferentes estándares parala belleza que se relacionan con sus propios códigos culturaies. Entre las naciones árabes hay muchas culturas diferentes, pero comparten muchas características debido a su origen común como nómadas del desier-

La vida en

Clotaire Rapaille

t00

el

eje

Ia manera to. Una de estas caracterfsticas comunes es de una como consideran a la beileza. ven ia apariencia Si una mujel como el iefl-ejo del éxito de su hotrbre' no tiene los rnujer es flaca, esto sugiere que su marido para a1i-rrrentai:la ariecuadali"ente' For io ta"ntc'r'

extremas: están arriba o abajo, son invencibles o fácilmente derrotados. El código paralabelleza es la salvación del hombre, pero ei otro lado es la perdición. La

sean obehombres árabcs quier'en que sus mujeres de s': rio¡eza' sas para que sinran cie prcpaganda En Noruega, 1a belleza es el reflejo de Ia conexión noruegos de uno con el rnundo natural' Los honrbres atlética consideran a las mujeres flacas con contextura personas actirnás bellas porque las ven como

Afortunadamente, el ver a Ia belleza a través de las nuevas gafas suministradas por ei código cultural real-

r,¡edios Iu',s

coÍlo las distancias' Las vas y cepaces de correr y esquiar largas y hacen muy mujeres noruegas utilizan poco maquillaje rnás poco cün su pelo porque la naturalidad es la cosa bella en esta cultura.

La aid,a bella y la tenLa combinación det código estadounidense y provocación puede sión en esta cultura entre belleza Necesitan ser un poco abrumadora para las mujeres'

cosa que 1o puede saivar, también lo puede condenar. Esta es una tensión muy poderosa.

mente hace más fácil navegar a través del eje. Las supermodeios, por ejemplo, están dentro del código porque representan un estándar inalcanzable de la belleza.

Las mqjeres pueden aspirar a ese nivel de perfección sin sentir ninguna presión para alcanzarlo. ¿Por qué?

Porque los hombres, los mismos hombres que están tratando de salvar con su belleza, miran a las supermodelos y dicen: "Yo nunca estaré con una mujer asÍ". Las *

supermodelos son casi como miembros benevolentes de una raza extraña. Son fascinantes para mirar y algunas veces podemos recoger algunos consejos útiles de ellas, pero no están entre nosotros. Por otro lado,

prostitutas y las mujeres que se visten de manera escandalosamente provocativa están completamente

las

üdas y así ser bellas para salvar a los hombres en sus tiempo' sin elevar y perpetuar a Ia especie; al mismo porque es embargo, no pueden ser d'emasi'ado bellas'

fuera del código porque les sugieren a los hombres una

pefuroso. ¿Si un día tienen problemas con su cabello' su falda es están traicionando a toda ia especie? ¿si hombre muy corta, puede llevar esto a la perdición del

Recientemente Dove larvó una serie de anuncios para su loción reaf,rmante mostrando en ropa interior mujeres más gordas y de proporciones promedio. El

en vez de su salvación? es La tensión estadounidense detrás de la belleza viven vidas una tensión adolescente' Los adolescentes

t0t

manera más fácilde satisfacer sus deseos más bajos.

mensaje detrás de la campaña es que es un producto

"real" para mujeres "reales". Aunque los medios han alabado Ia campaña por relacionarse con las mujeres

La vida en el eje

Clotaire Rapaille

r02

que de una manera genuina y mostrarles que no tienen ser supermodelos, ésta está fuera del código' Cuando la belleza se vuelve algo normal, cuando se sugiere que to-

unidenses serían esbeltos si supieran más acerca de nutrición y los beneñcios del ejercicio, nos dijeron. Era

das las mujeres se ven herm-osas tal como son, Ia naturalezaelevada de ia beileza se pierde. Si todas las muje-

posible adelgazar al país completo a través de una campaña agresiva de concientización pública.

res pueden ser una modelo de la publicidad, ¿entonces cualquiera puede salvar a su marido? Una cosa es que Ias modelos se parezcan a Ia "vecina" cuando una chica

La yuxtaposición de estas recetas y los cuerpos redondos que llenaban el salón me pareció graciosa. Cuando ilegó mi turno para hablar, no pude eütar co-

así de linda realmente existe en muy pocos vecindarios

firenzar con una observación: "Pienso que es fascinante que los otros conferencistas hayan sugerido que ia

de Estados Unidos. Otra cosa completamente distinta es que esa modelo pueda literalmente ser su vecina' EI código nos dice que hay misterio considerable alrededor de ia beileza; si el misterio se vuelve común, algo se pierde.

La

obesid,ad, es

un d,eporte de espectadores

Hace años, Ia Universidad de T\rfts me invitó a dar una conferencia en un simposio sobre la obesidad' Mi

turno en ei programa llegó relativamente tarde y escuché las otras conferencias mientras esperaba rni hora' Era un grupo distinguido y brillante de conferencistas dirigiéndose a un grupo distinguido de participantes, un salón repleto de méücos y especialistas y una arnplia variedad de otros profesionales exitosos' La concurrencia era sustanciosa también de otras maneras' Por Io menos una tercera parte de los participantes era obesa y fácilmentb dos tercios tenía sobrepeso'

Un conferencista tras otro ofreció soluciones

al

problema de la obesidad en Estados Unidos, todas las

cuales giraban alrededor de la educación. Los estado-

educación sea la respuesta al problema de obesidad de nuestro país", dije. Lentamente pasé una mirada por el salón. "¿Si Ia educación es la respuesta, entonces por qué no le ha servido a un número mayor de ustedes?,,. Se escucharon ruidosas exclamaciones en el auditorio cuando dije esto, unas cuantas risas, y cinco veces más burlas. Como era de esperarse, Ttrf[s nunca más me volvió a

inütar como conferencista.

t Cuando era un joven psicoterapeuta, a consultarme preocupada

u1a mujer vino

por el sobrepeso de su hija

adolescente. La mqier querÍa que averiguara qué estaba "mal" con la niña y llegar alaruÍzpsicológica de sus problemas alimenticios. Hablé con la madre y la hija juntas

y luego tuve varias sesiones solo con la niña. En estas sesiones privadas, la niña me dijo que no tuvo problemas con su peso hasta que llegó a Ia pubertad y co_ menzó a desarrollar su busto. Fue en este punto que el

noüo de su madre comenzó a aproximársele de manera inapropiada. El novio sólo dejó de molestarla cuando

r03

104

La vida en el eje

Clotaire Rapaille

a Ia niña' todo estaba ella engordó. En cuanto se refería

bien ahora privada y Ie conté Me reuní con la madre en forma de peso y su Io que la hiia üjo acerca de su aumento quedó horrorizada' me relación con eI novio. La mujer entonces) y llamó un viejo sucio (auque no era viejo LIevó a su hija a un canceló nuestras sesiones futuras' El peso de la doctor que la sometió a una dieta estricta' Ia madre no hija baió radicalmente' Infortunadamente se deshizo del novio'

de ver en Cerca de un año después, me sorprendí Vinieron de mi agenda una cita con la niña y su madre' peso de la niña ya nuevo a verrne porque, alinque eI preocupano era un problema, la madre tenía nuevas que quizás yo podría ciones y a regañadientes aceptó en todo el cuerpo' ayudarle. Su hija ahora tenía eczema peso' el novio de su Resultó que después de que perdió hasta que ia madre reanudó sus andanzas libidinosas de nuevo' Mi conseenfermed,ad de la piel lo desalentó jo a Ia madre fue el mismo: deshágase del tipo' T?istefue eI mismo' mente, su respuesta a mi consejo también la hija' tí Nunca más volví a ver a la madre o a en este paÍs' La gordura es un asunto signifrcativo

tienen Más de 125 milones de estadounidenses obesos' Cerca brepeso. Más de sesenta millones son han sido clÍnicade üez millones de* estadounidenses patológ'icos' Esto mente diagnosticadós como obesos industria de las dietas' es ufla exceiente noticia para la so-

pero una noticia alarmante para los demás. Aparte de lo que uno piense acerca de la imagen del cuerpo o de las definiciones sobre la belleza, hay riesgos de salud signif,cativos asociados con tener sobrepeso. Al contra-

rio de las opiniones de los reconocidos panelistas de Ia Universidad de Tirfts, la mayoría de nosotros sabemos esto. El asunto, sin embargo, persiste. ¿Por qué es que muchos de nosotros somos obesos cuando sabemos que la gordura es un problema? por-

que Ia gordura no es un problema. La gordura es una solución.

Los sicólogos han sabido por mucho tiempo que Ia gordura es una respuesta a un problema en vez de ser un problema en sí misrna. Comer en exceso es un mecanismo de defensa común para quienes han sido abusa-

dos sexualmente. Mi paciente adolescente se engordó porque su inconsciente entendió que al hacerlo se hacÍa menos atractiva al repugnante noüo de su madre. Cuando su madre esencialmente la f.orzó aperder peso, su inconsciente buscó otra solución. Si cerca del50% de la población de los Estados Uni-

dos tiene sobre peso, debe haber una tazón cultural para ello. ¿Con qué no estamos enfrentando? Después de todo, el porcentaje de italianos con sobrepeso es Ia

mitad del porcentaje de estadounidenses con ese problema, y recientemente un bestse\ler de The New york Ti,mes proclamaba que Las mujeresJrancesas no en-

gordon (lo cual no es cierto: en realidad, casi un tercio

t05

La vida en el eje

Clotaire Rapaille

de las mujeres francesas tienen sobrepeso, aunque esto es signif,cativamente inferior a\620/o de sobrepeso en-

tre las mujeres adultas de los Estados Unidos)' Como siempre, las historias que los participantes contaron durante Ia tercera hora de nuestras sesiones de descubrimiento fueron reveladoras' Algunos hablaron de triunfo:

t07

tradicionalmente colocaba en la mesa tres carnes, cuatro o cinco harinas, cuatro o cinco verduras y tres postres...

y comía como una mujer del campo. Medía cinco pies y pesaba más de doscientas libras. Murió de complicaciones asociadas con su diabetes, de cierta forma alimentando su

camino aIa tumba.

Una m;ujer d,e trei,nta A c'inco años Yo era joven, estaba en primer grado, creo. Estaba de

Después de luchar contra unas veinte übras que tenla de más para mi estatura, me deprimf bastante, especialmente cuando iba de compras. Era una pesadilla porque la ropa nunca me quedaba bien y ni siquiera me atrevÍa a mirarme

por detrás. Hice un pacto conmigo misma de perder finalmente peso antes de que fuera "demasiado tarde"' Perdf más o menos treinta libras y me sentf orgullosa y exitosa'

tlrta ruttjer

d,e

uei'ntinim uñ,os

Cuando tenía doce años, decidf que tenfa que ponerrne a üeta porque comenzaba a interesarme por los chicos y ellos no se interesaban en mí' Comencé una üeta de queso cottage y frutas y perdf veinte libras. Me sentf tan feliz y mi prima Nancy, que era bastante flaca y mayor que yo, me pasó algunos de sus shorts que ya no le servÍan y me quedaron

perfectos a mf. Recuerdo a nuestra vecina diciéndole a mi madre que yo era muy flaca' ¡Eso fue estupendo! [Jna rutfier en sus cincuenta

compras con mi madre buscando el uniforme escolar y la camisa me quedaba apretada alrededor de los hombros. Recuerdo sentirme mal y "menos que otras" de alguna manera. Me sentía una mala persona por ser más gorda que

mis amigas. Justo en este tiempo mi padre murió y esto simplemente con-flrmó mis malos sentimientos. Yo era gorda. Yo era mala. Mi padre murió. Por lo tanto, yo no era suf,cientemente buena y estaba siendo castigada de cierta manera perdiendo a mi padre.

Una m;u,jer de trsinta y ocho uños

Algunos hablaron con tristeza: Mi prima era una hermosa mujer joven. Delgada, con piel de porcelana, ojos azules y cabello rubio. Sin embargo, era bastante rebelde ytomó algunas malas decisiones que le enredaron la vida. Yo no la habfa visto por algún tiempo hasta esta rlltima primavera. Ahora es extremadamente obesa con rasgos faciales que escasamente se podrfan distinguir.

Algunos hablaron de tragedia: Cuando yo estaba como en segundo grado, mi abuela paterna fue diagnosticada con diabetes de adultos' Había

Me entristeció ver este cambio y me afligf más cuando

ü

que sus tres.hijos eran obesos tarnbién.

Una m;u,jer

d,e

cuarenta y ci,nco años

nacido y había sido criada en una finca y vivió su vida adr:lta como la esposa de un agricultor. Cocinaba con manteca,

tro o cinco años. Mi paüe, hermano, hermana y yo éramos

mantequilla y crema de verdad. A Ia hora del almuerzo,

muy activos. Mi madre raramente hacía cosas con nosotros

Recuerdo un paseo en bicicleta cuando tenía unos cua-

La vida en el eje

Clotaire Rapaille

108

Recuerdo que ella se debido a su tamaño e incomodidad' la bicicleta' Parecfa veía ridícula en eI pequeño asiento de

incómodacontodalaexperiencia.Yohubieraqueridoque

en su ropa' salienadelgazaray que se sintiera confortable

do, siendo más activa'

tJnamu,jer en sus c'incuenta casa nueva' Antes Cuando yo erajoven, me mudé a una

Cuando nos carnde cambiarme, yo no tenÍa sobrepeso'

de Ios demás niños biamos, yo me mantenía adentro, Iejos Me quedé porque me molestaba estar alejado de mis amigos'

aumenté de peso' Yo en Ia casa aquel verarLo y como no salla,

porque quizás podrla quisiera poder cambiar aquel verano cambiar lo que soY hoY' [Jn hombre

alfinal

d'e sus

tre'inta

a

bailar y había un hombre que cosu estómago y era gordo' que

nocí que me interesaba' Miré

No estaba interesado es algo que realmente me desmotiva' porepelida por un hombre gordo' Nr"rnca en

é1.

Me siento

de las primeras cosas dría sentirme atraída hacia él' Es una

que observo en pretendiente potencial' [Jna,

mujer

Algo conectaba todas estas historias y otros cientos de ellas. No importaba si los participantes hablaban de ropa o fincas, bicicletas o narices rotas. Lo que importaba era Ia manera en que hablaban acerca de estas cosas. Perder peso y ser delgado hace que Ia gente se

"sienta orgullosa y exitosa" de cómo su ropa "se ajusta

perfectamente". Tener sobrepeso, por otro lado, está relacionado con "ser castigado", "quedarse adentro", y ser "repelente".

El eje de la tensión emergió gracias a estas historias. Así como al otro lado de la belleza en el eje está la provocación, el extremo opuesto a la gordura es Ia conexión. Como cultura, creemos que las personas delgadas son

activas e involucradas socialmente. Son "orgullosas y exitosas" y su ropa "ajusta bien". Por otro lado, la gente

Otros hablaron con rabia: Recientemente salí

g

d,e

sesenta Y un años

RecuerdocamlnandoacasadelcolegioconmihelTnana

niños Ia pequeña cuando estaba en el sexto grado' Algunos ojos me enfureciellamaban "gordita" y las lágrimas en sus los muchachos y Ie ron 1o suf,ciente para salir a perseguir a Ha tenido problernas de peso desde

rompÍ ia naiz auno' entonces.

Unamn't'jer d'e cuarmta Y nueue añ'os

gorda, de acuerdo con estas historias, está desconectada de la sociedad. Repelen a la gente, se quedan aden-

tro y fracasan al interactuar con sus familias. EI eje es visible en todas partes en esta cultura. Una mujer puede permanecer delgada a lo largo de los primeros años de su matrimonio, pero después de su segundo o tercer embarazo no pierde el peso. ¿Por qué? Porque inconscientemente se está desconectando de su esposo con el fin de concentrarse en ser una madre. Un hombre lucha incómodamente con una vida en un cargo administrativo de nivel medio y, cuando su peso aumenta treinta o cuarenta llbras, se queja de que no fue ascendido debido a su peso. La gente se infla varias tallas después de un mal üvorcio, la pérdida del traba-

r09

jo,la partida

de los hijos a Ia universidad o Ia muerte de

uno de los Padres' exLa tensión siempre está ahí' Podemos utilizar lento' cusas como "huesos grandes", o un metabolismo o eómo Ia bePodríamos decir que el "amor Io maneja", o'adentro"' Con mucha frecuencia' lleza verdadera está peso sin embargo, aquellos que luchamos con nuestro cotambién estamos luchando con alguna de nuestras papeles que desemnexiones con seres amados, conlos peñamos, con Ia competencia desenfrenada' gordura es REEI código en Estados Unidos para Ia TIRARSE.

Al Gore nunca fue presidente de los Estados Univisual del códos, pero sirve como una representación

digo.CuandoGoreperdióIaelecciónpresidencialdel y se retiró año 2000, estaba visiblemente consternado de la eseena durante varios meses' Cuando finalmeny te aceptó dar una entrevista, lo vimos barbado con un sobrepeso considerable. La pérüda fue tan devas-

tadoraparaélquedecidióretirarse.Demarteraintede resante, cuando recientemente sostuvo una rueda prensa para anunciar el lanzamiento de su nueva red de teleüsión por cable, parecía esbelto y en buena forma' al AI Gore tenía un nuevo propósito: había reingresado

ambiente social. pregunta acerca de por ¿Dado tal código, hay alguna qué hay tantas persona con sobrepeso en nuestra culejertura? como estadounideneses, somos expertos en cer presión excesiva sobre nosotros mismos' Debemos

ilt

[a vida en el eje

Clotaire Rapaille

lt0

ser supermadres. Tenemos que escalar en la pirámide corporativa. Tenemos que tener una relación digna de un romance de teatro. Es demasiado para manejar. De hecho, para muchos de nosotros es más que demasiado. Por Io tanto, inconscientemente nos retiramos. Me-

jor culpar a la gordura que aceptar nuestro deseo

de

evitar las expectativas. Engordarse es la manera inconsciente más común para retirarse de la competencia desa"forada por adoptar una identidad fuerte (como una persona con sobrepeso) sin tener que luchar por ello, de pasar de activo a pasivo. Ser gordos nos permite saber qué somos (gordos), por qué nos sucedió (la abundancia excesiva de comida que consumimos "a Ia fuerza"), quién es el responsable (McDonald's o algún otro restaurante de comida rápida que "nos obliga" a tragarnos su comida) y 1o que es nuestra identidad (ser víctima). La gordu-

ra nos permite también utilizar excusas comtlnmente aceptadas para regresar a la niñez. Otra tensión que experimentamos es que como bebes y niños pequeños, somos alimentados con la intención de volvernos gordos -nadie quiere un bebe flaco- pero a medida que nos volvemos mayores, la sociedad nos presiona para

ser delgados. Si nos engordamos lo suflciente, pensamos inconscierttemente, quizás otros se ocuparán de nosotros nuevamente, como lo hicieron cuando éramos bebes.

En otras culturas, la gordura envía un mensaje muy diferente. En la cultura esquimal, la gordura es una se-

lr,

il2

Clotaire fiapaille

los ñal de resistencia. Si uno es gordo, puede sobrevivir EnIa inviemos terribles cuando los alimentos escasean' cultura inglesa, Ia gordura es una señal de vulgaridad' a no La cultura inglesa dei distanciamiento se extiende y mujecomer demasiado. Si usted observa a hombres

res inglesas en la mesa de un buffet,los verá acercar-

sealamesaconindiferenciayescogermuypocopara

La vida en el eje

ffi

Io aparta a uno de las circunstancias que causan el pro-

blema (haciéndolo, por ejemplo, poco atractivo al sexo opuesto o convirtiéndolo en el "tipo" equivocado para la gran promoción)? ¿Realmente quiere esta solución? Aunque uno podría discutir su sabiduría nutricional, ia dietas de moda están en el código porque le ofrecen a Ios consumidores algo en Io cual pueden ingresar. Em-

algo colocar en sus platos. Desde su perspectiva, hacer üstinto es vulgar, y una persona que come en exceso como para engordarse, es una persona vulgar'

barcarse en una dieta como la Atkins o Ia South Beach es casi como ingresar a un club con un gran número

Retirarse del reti,ro

cocinas, las filas de los supermercados, los cafés y los cocteles en todo el país. Los participantes en estas die-

problemas Entender el código nos permite atacarlos del peso de maneras más profundas que comer hampan' comprar burguesa con queso y tocineta pero sin nuestros equipos para hacer ejercicio que se pudren en con o consumir grandes cantidades de comidas sótanos

La res"calorías negativas" antes de la hora de dormir' puesta tampoco es una buena nutrición y un estilo de la vida activo, aunque ambos son vitales para manten-er a salud. Antes de que podamos conquistar la soluc'ión pregunta fundaIa gordura, necesitamos contestar una mental: ¿De que me estoY retirando? Reconocer que uno come cuando está estresado'

por el deprimido o de alguna otra manera abrumado uno mundo, está deflnitivamente dentro del cóügo' Si puede uno entiende que el estiés lleva a "retirarse", ponerle más atención al problema subyacente' ¿Comer peso hace que el problema desaparezca? ¿El exceso de

de miembros. Cuando estas dietas están en la cumbre de su popr-rlaridad, son eI tópico de conversación en las

tas pueden ingresar a una enorrne subcultura de otras personas que pierden peso de esta manera, diándoles

un sentido de conexión. Por supuesto, estas dietas tienen poco valor a Iargo plazo para la mayoría de Ia gente porque no atienden las razones por las cuales las personas se retiraron para comenzar. Como el código nos lo

ha mostrado, llenarse de carbohidratos es la solución; demasiada pasta es rara vez el verdadero problema. Una compañÍa que hace un trabajo especialmente bueno para manejar la obesidad es Weight Watchers. como las dietas de moda, ofrecen un sentido de pertenencia a sus clientes, incluyendo reuniones frecuentes. Como los'libros de dietas, también ofrecen planes de

alimentación y consej os nutricionales. Adicionalmente, sin embargo, ofrecen sesiones de consejería para ayudar a sus miembros con sus asuntos de peso y (aunque

lt3 ,/

il4

Clotaire Rapaille

Weight Watchers no Io dice de esta manera) las razortes por las cuales se están retirando. Este método está totalmente en código.

La búsqueda

d,e La

salaación

Uno al lado del otro, los códigos para la bellezay para la gordura son un atisbo de algo más profundo de cómo consideramos la apariencia fÍsica en Estados Unidos. Si

usted es bella, hemos visto, usteci está cumpliendo una misión noble. Si es gordo, se esta retirando del lugar

CUATRO Primero está

lo supervivencia

Los códigos püra la salud, y ta juuentud,

que ocupa. Nosotros celebramos la belleza, nos deslum-

Todos los seres humanos nacen con cerebros divididos en tres partes. Una parte, la corteza (los hemisfe-

bra, aspiramos a eila. Por otro lado, discriminarnos a la gente gorda y maxginamos a los obesos patológicos,

rios cerebrales), maneja el aprendizaje, el pensamiento abstracto y la imaginación. La cortezatiene su uso prác_

aunque las mujeres con sobrepeso son la mayoría de la población femenina en este país y el número de perso-

tico en 1a mayoría de ios niños a partir de los siete años. Antes de esa edad,los niños no tienen las herramientas

nas que tienen sobrepeso en los Estados Unidos es ma-

mentales para hacer evaluaciones intelectuales. Si us_ ted toma dos bolas iguaies de arcilla y le pregunta a un

yor que el número que votó por cualquiera de los dos candidatos en la elección presidencial de 2004. Nuestras gafas nuevas nos permiten ver algo que la mayorla de nosotros hemos observado pero pocos han entenü-

do verdaderamente: qué tan central a nuestra cultura es Ia búsqueda de la salvación. Exploraremos esto más detalladamente cuando descubramos los códigos para el trabajo y ei dinero en los Estados Unidos y cuando revelemos el propio código para ese pafs.

niño, "¿Son iguales?", el niño responderá,,SÍ,,. Sin embargo, si usted hace la flgura de una serpiente con una de las bolas y le pregunta al niño cuálpedazo de arcilla es más grande, el niño seguramente dirá que el uno o

el otro. Haga la misma pregunta a un niño mayor de siete años y é1 o ella dirá seguramente ,,¿Crees que soy tonto?". La corteza es donde reside la lógica y donde hacemos el razonamiento de aito nivel que nos separa de todos los demás animales.

Otra parte, el sistema lÍmbico (el hipocampo, la amígdala y el hipotálamo), maneja Ias emociones. Las emociones nunca son sencillas; con frecuencia están lt(

Primero está la supervivencia Clotaire RaPaille

h

un contexto de negorepletas de contradicciones' En que 1o aman' esto está cios, cuando los clientes le dicen sus productos pero nunca bien, ¿no? ¿Qué pasa si aman que odiaran sus productos pero los compran? ¿Prefería EI cerebro límbico que los compraran todo el tiempo? y los cinco años de se estructura entre el nacimiento de la relación del infante edad, principalmente a través calor' amor y un fuercon su madre. De ella recibimos experimentar eso te sentido de conexión' Es muy raro con la madre' eI con eI padre. Debido a esta relación lado femenino -cuando sistema lÍmbico tiene un fuerte poniendo en contacto decimos que un hombre "se está que realmente estamos diciencon su lado femenino" lo su cerebro do es que é1 no Ie tiene miedo a acceder encuentran que lÍmbico-. La mayoría de los humanos Ia emoción, ellímbico en la lucha entre Ia inteligenciay más probable que con frecuencia sale a flote pues es guíe en vez de Ia permitamos que nuestro corazónnos razón.

sin emEl campeón imbatible de los tres cerebros' de cerebro y eI cerebargo, es el cerebro reptil (ei tallo

de esta región belo). El nombre proviene de la similitud

conloscerebrosdelosrepti}es,quesecreehancamde los cerebros biado relativamente poco con respecto de años' que sus predecesores tenÍan hace 200 millones plograman para dos Nuestros cerebros "reptiles nos y la reproducción' cosas principales: Ia supervivencia más fundaEstos son, por supuesto, nuestros instintos y reproducirnos' mentales: si no pudiéralnos sobreüvir

nuestra especie se extingüría. El cerebro reptil es, por lo tanto, más influyente que los otros dos cerebros. La atracción flsica, por ejemplo, tiene una fuerte dimensión reptil. Al nivel reptil, uno está físicamente atraído a alguien cuyos genes ofrezcan la mayor probabilidad de supervivencia para nuestra progenie en las circunstancias propias. Esta es larazón por la cual, como se

dijo antes, es más probable que un hombre esquimal encuenire atractiva a una mujer voluminosa, con sobrepeso y fuerte. En el nivel reptil, él cree que ella tiene 'mayor probabilidad de sobrevivir a los duros inüernos y a las condiciones brutales de vida del Ártico. Si el hombre esquimal combina sus genes con los de ella, sus hijos tendrán una mayor probabilidad de sobrevivir.

Como

la supervivencia es más fundamental para

nuestra existencia que "sentirse bien" o "tener sentido", el cerebro reptil siempre manda Ia parada. En una bataJla entre la lógica, la emoción

y eI instinto, el ce-

rebro reptil siempre gana. Esto es verdad cuando uno está tratando con el bienestar personal, las relaciones humanas, las decisiones de compra e, incluso (como veremos más adelante en este libro), la elección de lÍderes. Como inüviduos, las culturas tienen una fuerte di-

mensión reptil. Uno puede considerar Ia cultura como un equipo de supervivencia que se pasa de una gene-

ración a la siguiente. La cultura estadounidense evoIucionó como lo hizo porque los pioneros, y luego las oleadas de inmigrantes que llegaron a nuestras costas,

lt7

il8

Clotaire Rapaille

necesitaban que evoiucionara de esa manera si iban a sobrevivir en medio de las condiciones de este vasto país. Características como el puritanismo, una ética de

trabajo fuerte, la creencia de que la gente merece una segunda oportunidad y el otorgar un premio al éxito, ayudaron a sobrevivir en este mundo nuevo. La cr-rltura esquimal es def,nitivamente diferente a Ia cultura estadounidense porque las condiciones de supervivencia son definitivamente diferentes. La cultura suiza evolucionó tal como Io hizo, fundiendo múltiples culturas en una muy fuerte, como respuesta a las amenazas frecuentes a la supervivencia de Suiza como un Estado soberano. Uno puede rastrear la evolución distintiva de cada cultura en el planeta según las necesidades de su-

pervivencia de esa cultura'

tanto, encontramos los códigos para los elementos de una cultura cuando comprendemos de qué manera nuestros cerebros reptiles manejan ese elemento. Este proceso es especialmente claro cuando examinamos el código que se relaciona más estrechamente con la supervivencia -la salud- y el código de Ia Por

;



juventud.

il9

Primero está la supervivencia

ta estudiando a los curanderos en Nicaragua. Después _ de ello, fui a Boliüa y exploré la diferencia entre magia blanca y magia negra. Finalmente, pasé varios meses en el Mato Grosso, una próspera región del Amazonas, para estudiar con un curandero. Antes de este viaje, ya era consciente de que Ia ciencia tiene sus lÍmites, que suceden cosas en nuestros cerebros y en nuestros cuerpos que nosotros no habíamos

poüdo explicar a través del método cientÍflco. Estos años en América del Sur me dieron un nuevo nivel de comprensión. Aigunos de esos curanderos eran grandes psicólogos. Por ejemplo, no comenzaban a curar a un paciente a menos que éste demostrara que realmente quería curarse. Un curandero con el que estudié enüaba a sus pacientes a viajes de iniciación bien aden-

tro de los bosques a encontrar plantas especiales y

a

luchar contra demonios y monstruos imaginarios -todo con el fin de demostrar su dedicación a sobreponerse a su enfermedad-. Este mismo curandero se rehusaba a tratar a un paciene a menos que toda la famiüa se comprometiera con la curación y jugara un papel en el viaje de iniciación. Hay una lógica poderosa detrás de las acciones del curandero. Quería asegurarse de que el

; ;

T

t

Qué Wrendí de los hechiceros

Mantener la salud y ayudar a los enfermos ha sido siempre una de mis pasiones. Este es el lado de "curandero" que tengo, mi ánima femenina. Como quería entender la curación desde el mayor número de perspectivas posibles, pasé dos años a finales de los años sesen-

paciente estuviera en e}mejor estado mental para mejorarse, que sintiera que podÍa conquistar su enfermedad y que su familia lo respaldaba decididamente. Esto puede parecer sentido común médico, pero ¿cuántos doctores "tradicionales" preparan a sus pacientes tan bien antes de intentar una curación?

Primero está la supervivencia

Clotaire Rapaille

120

Este curandero encontró una manera de "separar" méa sus pacientes de sus cortezas' No sacaba textos páginas de dicos o enviaba a sus pacientes a consultar Internet acerca de sus enfermedades' En cambio, acu-

boxeador cinematográf,co.*

puede imaginar un mo-

numento a Jackson Pollock erigido afuera del Estadio de los Yankees? -

a día a sus cerebros reptiles. El curandero convencÍa sus pacientes de que él podía ayudarlos a sobrevivir' siempre y cuando ellos así 1o quisieran'

Déme una uid,a Pq,rd,lleaar

Cuando Procter & Garnble me contrató para descubrir eI código para Ia salud y el bienestar en Estados Unidos, yo vi esto como una oportunidad emocionante porque Ia salud es, por supuesto, uno de los principales arquetipos de Ia vida' Esperaba, por

¿Se

tanto, descu-

Este llamado a la acción de toda la cultura, determina Ia manera como vemos nuestra salud. A pocos de nosotros nos parece importante mantener et estado físico de un miembro de la Armada o de un maratonista (de hecho, dadas las cifras de obesidad en el capítulo

anterior, muchos de nosotros parecemos tener poca necesidad de mantener cualquier estado físico), pero creemos firmemente que necesitamos nuestra salud para poder hacer cualqúer cosa. Durante las diez sesiones de descubrimiento que

briruncódigoquehab}aradelaesenciadeestarvivoen

conduje en el curso del estudio, escuché diferentes clases de historias. Estaban aquellas que hablaban de en-

nuestra cultura.

fermedades:

1o

Losestadounidensessonhacedores.Enlaspalabras puede de Nike, ese gran fllósofo estadounidense, uno

Cuando tenla 18 años, supe que mi abuela, que me ha-

bía criado y siempre había cuidado a todo el mundo, se estába muriendo de cáncer del pulmón. Esto simplemente

resumirlaagendaestadounidenseendospalabrassencillas: "simplemente hazlo".. Nuestros campeones son atletas, empresarios, policías, bomberos y soldados'

no parecÍa posible. TenÍa ochenta años de edad, caminaba varias calles cada día: al médico, al supermercado, a don-

de quisiera ir. Era la mujer más fuerte que jamás hubiera conocido. Vivió casi 81 años y excepto en las úlJimas dos

pentoda gente de acción. Puede que respetemos a los pero no los celebramos tanto como a nuestras

semanas, no dependió de nadie.

sadores,

que por años' al fu¡uras de acción. No es un accidente flnal de las escaleras del Museo de Arte de FiladeLfla, depositario de grandes obras del intelecto y de la imaginación, hubiera uña estatua en bronce de un famoso

*

Nike en El lema publicitario de la marca de accesorios deportivos ItDo Just es inglés

Una mtu,jer

d,e

cuarenta y

se,is años

Cuando yo tenía ocho años, el doctor me dijo que carecía de calcio en mi pierna izquierda y que no podía apoyar

ningún peso sobre ella. Mis padres tenían que cargarme

I

E] autor hace referencia a la estatua de Rocs Balboa, célebre personaje cinematográfico representado por Sylvester Stallone.

t2r

t ;

'o 77

rm los meses el doctor examinaba a todas partes' Todos

fie

y mi madre miraba sobre a traves de un fluoroscopio

madre iba la pierna' Odiaba que mi su hombro a ver cómo

;

Primero está la supervivencia

Clotaire RaPaille

partes' tuüera que cargarrne a todas

cuatro años más tarde. [Jna mnr,jer de tre'inta añ,os Mi madre está mejor en su lucha contra el cáncer de

IJn hombre d'e sesenta Y c'inco añ'os cuando tenía cinco años' Recuerdo haberme enfermado Las cama en un cuarto oscuro' T\rve que quedarme en la pasar cerradas para no dejar cortinas y }as persianas estaban

laluz.Teníaquedescansarlosojos,Ioquesigniflcabano Estaba tan aburrida' iCuando Ieer libros ni ver televisión' salir de Ia cárcell No podía me declararon sana fue como esperar el momento Para salir'

Una ruu,jer en sus c'incuenta gota' imagínese eso: una persoHace unos años, me dio mejor de su üda que se manteÚa na supuestamente en lo de repente y que se cuidaba de 1o que comía

en buena forma gordo derecho se hinchó enorse enferma de gota' Mi dedo Cojeaba como el actor memente y cada paso era d'oloroso' cien años' Walter Brennan y sentía que tenfa

[Jn hombre d'e

lo podÍan creer, pero hoy todavía está caminando, veinti-

cuarenta y siete añ'os

seno. Fue duro verla enferma y se veía mayor de lo que es, Ahora siempre está en un crucero o de vacaciones. Es

grandioso verla de nuevo üva.

Una mujer de trei,r¿ta g nueue años

Estaban aquélIos que ofrecÍan Ia defnición personal de bienestar del participante: Mi experiencia más poderosa del bienestar me llegó unas pocas semanas después de migrado de la universidad. Tenía

una oferta laboral y unas pocas semanas libres antes de comenzar a trabajar. Me fui a un paseo de carretera con unas amigas cercanas de Ia urLiversidad en un üejo Volkswagen. Estaba yo al volante y mis amigas estaban dormidas. Estaba

perdida en mis pensamientos, conduciendo por el campo. De repente, me llené con un sentimiento maravilloso cuando

daba un giro en la carretera: me di cuenta de que toda mi

vida estaba por delante y que iba a ser fantástica. d'e recuperación: Estaban aquellos que hablaban dejó a mi madre Cuando yo era niña, un accidente

Los doctores le dijeparalizada de Ia cintura para abajo' hospital camirLaría' Pasó 6l días en eI ron que nunca más

tlatandodelidiarConsuparáüsisycómocuidaracuatro

r

Mi experiencia rnás reciente de bienestar ocurrió cuando fui contratado para un nuevo empleo. Siento una sensación de satisfacción de estar en un trabajo en eI que me siento apreciado después de ser despreciado en otras com-

Después de que regresó niños todos menores de seis años'

pañías. Siento que tengo impacto sobre los demás.

aCasaestabadeprimidatodoeltiempopelounanoche miabuelalallevÓ'alaigtesiayunpredicadorledijoque

Un hombre

creyó' pero esa noche entró Dios la iba a curar' Ella no lo

:

Una mujer de cuarenta y ci,nco añ,os

alacasacaminandosinningrrnaayuda.Losdoctoresno

d,e

cuarenta y c'irtco añ,os

Tenla unos once o doce años cuando empecé a sentir

una sensación de bienestar. El divorcio de mis padres era cosa del pasado. Fue difícil pero mi madre encontró su sen-

t23

0otaire Rapaille

r24

Primero está la supervivencia

:,:l:r

t25

itl

',r..

tido de independenciay qu2ás me lo transmitió a mí o algo El aire así. Era un día de primavera y estaba patinando sola' poder del era suave y fragante. En este momento, sentí eI universo y mi ProPio Poder'

[Jna mnfier

d,e

cuarenta y sei's añ'os

Una semana gloriosa en Rancho La Puerta en México' La primera vez en mi vida que tomé tiempo para mf mismo' yoga, Sin trabajo. Sin hijos. Sin marido. SoIo meditación, darza africana, caminatas por ia mañana y un masaje todos

pod,rían ser dirigir una corporación multinacional, lle\Íar a los niños al colegio, participar en ia política local, escalar una montaña o preparar una estupenda comida

para la familia, pero siempre involucralaacc,ión Como el mensaje dentro de estas historias indica, Ios estado-

unidenses creen que si son 1o suflcientemente fuertes

para actuar, entonces están saludables. El gran temor acerca de estar enfermos es Ia incapacidad para hacer COSAS.

los días.

Una ruu'jer de cuarenta Y dos años

EI código para la salud y el bienestar en los Estados Unidos es MOVIMIENTO.

Sin importar Ia clase de historia que un participante escogió para contarme, un tema poderoso emergió' Claramente había algo más hacia la salud y al bienes-

tar, además de no estar enfermo' La salud no era sólo estar lo suflcientemente robusto para disfrutar un día soleado o pasar un tiempo tranquilo con ia pareja' Estar enfermo rro era tener tos o gripa o de dolores y malestares. Lo que estos participantes me dijeron era que estar enfermo signif,caba que alguien tenía que cargario a uno, que uno no podía jugar afuera, que uno cojeaba qü€ uno no pod.ía caminar al supermercado' La recuperación signif,caba caminar por la entrada a la casa o

5r

hacer una serie de viajes. El bienestal estaba asociado que con largos paseos en auto, patinar, tener un trabajo tur,'iera impacto en otros o con Ia danza africana' Para los estadounidenses, la salud y el bienestar signi_f,caban poder completar sus objetivos. Esos objetivos

Si nos colocamos las nuevas gafas suministradas

por

este código, ciertos comportamientos en nuestra cultura sobresalen, ¿Por qué ocupamos nuestro tiempo libre? ¿Por qué las personas retiradas comienzan una segunda carrera? ¿Por qué nos mortifica tanto cuando, a medida que nos hacemos mayores, perdemos nuestra Iicencia de conáucción o nos vemos reiegados a una si-

lla de ruedas?

La respuesta está en el código. Aunque tengamos un trabajo estresante, una vida familiar exigente y un cúmi¡Io de obligaciones, de todos modos jugamos golf, aprendemos a tejer, varnos al gimnasio o incluso comenzamos un grupo de üscusión literaria. Estos actos invoIucran varias formas de movimiento y el movimiento nos hace sentir saludables, nos confirma que estamos vivos.

Esta es laruzórt por la cual las personas retiradas, después de carreras largas y vidas intensamente acti-

Primero está la supervivencia Clotaire RaPaille

).6

retfan de sus emvas, se sienten perdid'os cuando se Pueden üceppleos. Es una respuesta muy reptüana' que han trabaiado tarintelectualmente Ia noción de coñfortaIo suflciente y ahorrado bastante para vivir se dan cuenta blemente. Pueden sentir alivio cuando Sin embargo' de que ya no necesitan un despertador' Ias cosas han su cerebro reptil les üce algo diferente: de ellos perdido velocidad, qtizás demasiada' Muchos menos que hase encuentran de repente con mucho SuS vidas, y esa cer, con mucho menos movimiento en consuelo y perspectiva es aterradora' Atgunos buscan los pasatiempos o movirniento para afianzat Ia salud en a la hipocondrÍa Ias organizaciones' Algunos sucumben sienten que Ia falta de movimiento en

y aladepresióny

fallando' Otros tosus vidas sugiere que su salud está este problema: man el camino más activo para resolver restablece un abandonan el retiro. Una segunda carrera y por lo tanto les devuelve su sentido del movimiento sensación de buena salud'

pérdida de moEI código también explica por qué Ia Las persovimiento es tan devastadorapata nosotros' Ia vida en nas mayores iuchan ferozmente para eütar

por años una siila de ruedas, con frecuencia luchando De manera simicon un caminador antes de aceptaria' su licenlar, harán todos los esfuerzos para mantener demuestren cia de conducir, entregándola sólo cuando para los demás' ¿Por ser un petigro para ellos mismos o dramátiqué? Porque la pérdida de movimiento es una y cambio perrnad.eclaración de Ia propia saiud, este ca

nente hacia un estado menos móvil sugiere que la salud nunca regresará.

En otras culturas, el concepto de saiud toma una dimensión diferente. Para los chinos, la salud signif,ca estar en armonía con la naturaleza. La medicina china ha existido por cerca de cinco mil años y siempre ha tenido en cuenta eI papel del ser humano en el mundo natural, curando enfermedades utilizando plantas y hierbas, astroiogía e incluso las fases de la luna. Los chinos creen que viven en conexión permanente con los elementos naturales y que la buena salud está relacionada con estar enpaz con la naturaleza. Los japoneses, por otro lado, ven la buena salud como una obligación. Si uno está saludabie, uno está

comprometido a contribuir a su cultura, a su comunidad y a su familia. Los japoneses son obsesivos con perrnanecer saludables yusienten una poderosa sensación de culpa si caen enfermos. A diferencia de nues-

tra cultura, en la que lo niños flngen estar con f,ebre (mediante el viejo truco de acercar el termómetro a la lámpara) o tener dolor de estómago para no ir al colegio, los niños japoneses se excusarán ante sus padres por enfermarse porque saben que la enfermedad puede hacer que se atrasen. En esta cultura, uno no se lava las manos sólo para mantenerse limpio sino por un sentido de deber con uno mismo, como un servidor de

ia cultura y para prevenir que alguien más se enferme por culpa de uno.

tzt

t

Primero está 128

T ; ;

g Doctores, unfermeras

eL

triturador de carrue

una luz interesante acerEl código de salud arroja Los doctores y las

HÉROE.

It ¿

suPervivencia

129

Clotaire RaPaille

relacionados' ca de algunos códigos de mantenernos saludaenfermeras están encargados no nuestros instintos reptiles' bles. Dada lafortalezade positivos que tengamos códigos muy es sorprendente acerca de ambos' desdurante las sesiones de Las historias contadas docestadounidense paralos cubrimiento para eI código de rescate' de ser salvados tores proyectaron imágenes suerte hosid'o liberados de una del peligro, de haber marestadounidenses fueron rrible. La mayoría de los pueden salvar de que los doctores cados con Ia noción un doctor el momento cuando vidas y pueden recordar ei de la famiiia o incluso miembro un a vida la Ie salvó doctor los salvó personalmente' momento cuando un es en los Estados Unidos doctores los para código Ei

;

la

acerca de las enfermeras Nuestros sentimientos de GaUna reciente encuesta son aun más positivos' como la profesión más Ilup identifi cÓ a la enfermería Unidos pot qTtl t:1 :" ética v honesta en Estados 2001 después de la de en segunda la (fue seis años de de Ia tragedia del 11 consecuencia como bombero, cuidaa las enfermeras como septiembre)' Percibimos nosotros

que pasan con doras, como las profesionales cuando estamos enfermos más tiempo que los doctores prioridad nuestro bienesy que s'i,em'pretienen como

incluyeron frases [ar. Las historias de descubrimiento "vino y se sentó conmigo" como,,me hizo sentir mejor", se sienten segu"quise creerle". Los estadounidenses las enfermeras a tal nivel que ros y amados por parte de comparabie' El código realmente sólo hay una relación es MADRE' para enfermera en los Estados Unidos y a las enfermeConsideramos a los doctores héroes una impresión madres. Por lo tanto, debemos tener ras

méciico' ¿cierto? positiva de cada componente dei campo hospitales es marcadaEnrealidad no. EI código paralos Muy pocos lugares en mente (y oscuramente) diferente' reptilianos que los eI mundo evocan sentimientos más

allí y nuestro futuro hospitales. Nacemos allí, morimos y procedimientos con frecuencia depende de exámenes una sensaque tienen lugar allí' Los hospitales inspiran y corredores con ción de aprensión ai llenar sus cuartos estéril e impersonal y equipos miedosos, un ambiente participantes en las un aire artif,ciai y antiséptico' Los historias dignas sesiones de descubrimiento contaron "sonda" e "impersode Edgar Allan Poe' Palabras como y leímos frases como nal" aparecieron con regularidad' operación para morir" "llevado a la carrera a una sala de La y "un cadáver en el que estaban experimentando"' con los hospitales conexión inconsciente que hacemos somos personas sino proes que cuando estamos allá no los Estados Unidos es ductos. EI código para hospital en PLANTA DE PROCESAMIENTO. a Ia luz Et código para hospital parece escandaloso y enfermeras' pero no de los códigos para los doctores

t30

;

I

guientes dos preguntas de GMAC se dirigen a las otras partes del cerebro. La primera es "¿Cómo se siente?". te?". Las preguntas siguen la jerarquía de lo reptil, a lo

ir de un lado a otro.

Cuando se nos permite carninar, tenemos que hacerlo despacio, conectados a un tubo intravenoso. Y si tenemos Ia suflciente suerte para salir

límbico, ala corteza. Cualquier producto que sugiera restricciones al movimiento está fuera del código. Una cadena de alma-

de ailí, ni siquiera nos dejan hacerlo por nuestros propios medios sino que insisten en llevarnos en una silla de ruedas hasta Ia salida. EI movimiento es Ia clave de

cenes recientemente lanzó una campaña publicitaria

La siguiente es "¿Puede darme los detalles dei acciden-

utilizando la consigna "Conténgase". Yo me aterré. Aunque e1 almacén vendía productos que cualquier hogar estadounidense podÍa utüzar, su mensaje estaba completamente equivocado para el inconsciente estadounidense. Nunca queremos contenernos. Quizá querarnos

por eso pensamos cosas terribles sobre ellos'

contener nuestro desorden, nuestros "trastos", nuestra ropa pasada de moda, pero a nosotros no nos atrae en

Siga moaidndose

absoluto contenernos.

Desde el punto de vista de ios negocios, las §afas nuevas que el código suministra ofrecen una perspectiva esencial para cualquier compañía que busca merca-

juuentud de norteamerica es su, tradición mds uieja. Ya llsua trescimtos üños".

dear ia salud o un estilo de vida saludable' Posicionar un producto en este terreno como algo que promueve el movimiento, ia movilidad o la acción, está justo en

T

t3r

cuando recordamos que el código para la salud es el movimiento. Los hospitales impiden el movimiento' Necesitamos pernanecer en la cama' Tenemos tubos y máquinas que se nos han conectado y que nos impiden

nuestras actitudes acerca de todo esto. Los doctores y enfermeras logran que nos podamos mover de nuevo y por eso ios amamos. Los hospitales nos inmovilizan y

;

Primero está la supervivencia

Clotaire Rapaille

"La

Oscen Wrlop

Ei código para la salud en los Estados Unidos nos envía un mensaje muy optimista acerca de cómo perci-

ei código. Un buen ejemplo es Ia aseguradora de au-

bimos nuestros futuros. Creemos que si vivimos vidas

tomóviles GMAC. Cuando uno llama a GMAC después de un accidente, la primera pregunta del representante es: "¿Puede moverse?". Esto maniflesta la conexión in-

saluda-

bles. Mientras que tengamos algo que hacer nos mantendremos fuertes. Curiosamente, sin embargo, las se-

consciente entre movimiento y salud y si, quien liama, pued,e nlol)erse, esto Io tranquiliza pues probablemente no está muy mal herido. Es interesante que las si-

Unidos revelaron un mensaje más oscuro, uno creado por 1a colisión entre nuestros instintos de reptiles y

activas

y comprometidas, nos mantenüemos

siones de descubrimiento para la juventud en Estados

I

T

Primero está la supervivencia

Clotaire Rapaille

t33

Estados Unidos es rina de las naciones más viejas del mundo. La Revolución Francesa comenzó en 128g, más

nuestra aclolescencia cuitural que lleva a los adultos a tomar parte en un juego de disfraces' para ia Nuestros cerebros reptiles nos programan quiere sosuperviven cia.Lagente en todas las culturas brevivir. En Ia cultura estadounidense' sin embargo' no sólo queremos sobrevivir, queremos estar en la cumbre persona de nuestros poderes. No es suficiente ser una mayor activa en Estados Unidos' Queremos retener Ia ilusión que tienen todos los aciolescentes de ser inven-

que se formaran las naciones actuales de Francia, Itaiia y Aiemania), pero hemos existido en nuestra forma

r

cibles.Losestadounidensesestánfascinadosconlaju. ventud y Ia noción extravagante de ser joven siempre'

actual por más tiempo. Tenemos la constitución escrita vigente más antigua del planeta entero.

;

nos ofrece su deseo de que permanezcamos "para siemque pre jóvenes", mientras que Frank Sinatra nos üce

I II II

"los cuentos de hadas se pueden volver verdaderos' te puede suceder a ti, si eres joven de corazón"*' En la popular película Cocoon aparece una fuerza extratejóvenes rrestre que puede convertir a los artcianos en nuevamente, mientras que enLogatt"s Rutt' se muestra permitido un mundo utópico en el cual a uno no Ie es üvir más allá de los treinta. Como vimos en el capítulo dos, los estadounidenses

I

F

t

h

I

I

parte signif,La revista T,Lme le dedicó Ia cubierta y una cativa delinterior de su edición de octubre 17 de 2005 al tema de envejecer bien y permanecer joven' Bob Dylan

son adolescentes eternos. vemos a Europa como

elüejo

mundo mientras que América es el nuevo' Sin embargo'

*

Dylan y El autor se ref,ere a las cancion es Forwer Young de Bob aYoung At Heart de Frank Sinatra'

de una década después de nuestra propia revolución. La Italia moderna se conürtió en una nación-estado en 1861. El imperio alemán se fundó en 1861. Nuestra

czl-

tura

no es ni de cerca tan üeja como la cultura francesa, italiana o alemana (todas las cuaies existÍan antes de

Entonces, ¿por qué estamos fascinados con la juventud? Una razón, ciertamente, es que sornos una cultura llena de inmigrantes. Los inmigrantes llegan aquí y dejan el pasado atrás. Comienzan de nuevo en los Estados Unidos. Renacen aquÍ, con frecuencia con nuevas carre-

ynuevos sueños (americanos). Como seguimos recibiendo inmigrantes en grandes números, esta sensación ras

de renovación y reinvención es una cosa viva en nuestra

cultura. Eso por sí mismo, nos mantiene jóvenes.

Adicionalmente, como somos una cultura adolescente, tendemos a pensar como adolescentes, aun cuando estamos en nuestros sesenta. No queremos tener que crecer. No queremos instalarnos en la adultez. Consideramos los equipos electrónicos y los automóüles como 'Juguetes" y nos ponemos citas para tomar el café con nuestras "noüas" aunque esas "novias" sean abuelas.

Primero está

;

r34

T T F ;

IF II I

II I

tr

la

t35

supervivencra

Clotaire RaPaille

Unidos es tanto un Como la juventud en los Estados las sesiones para descuestado mental como una edad' cultura incluyebrir el código para la juventud en esta embargo, a pesar de ron gente de todas las edades. Sin de la natulaleza de los grupos, Ias sesiones

toda clase de cosas. Comencé a escuchar algo de la música de Greg y encontré que realmente me gustaba. Incluso Ia escucho en el auto y a veces me descubro tocándola en ei

volante. El rock and

roll siempre me hizo sentir joven y

esta música nueva me da esa sensación otrayez.

Un hombre se sesenta aiios

la variada muy similares: tercera hora tuvieron estructuras

Tüve mi primera hija en mis veintes. Cuando mi hija era

enmi oflcina' Mi jefe Permanecer joven es frrndamental hablando con metátiene apenas 29 años y siempre está a nuestra riiüsión como los foras deportivas y reflriéndose pocos meses me inscribí en un "barbas grises"' Hace unos de perder por primera vez en diez años con el fin

una adolescente, me divertía cuando la gente se referÍa a nosotras como hermanas. Era una madre muy fresca y me

músculos' Iba durante una algunas libras y formar algunos semana' Siento que me estoy hora y meüa cuatro veces a la para una maratón' pero si quiero mantenerme

no soy abuela! Yo amo a ese niño y haría cualquier cosa por

f,gura' en eI juego, tengo que tener la

a mi nieto que me llame Joan enyez de "abuela". Se rio de

gimnasio

entrenando

uilos [Jn hombre de cuarenla y cuatro con motivo de Mi marido y yo regrcsaJnos de la comida primera cana' Antes de una mi cumpleaños y descubrl mi Luego unas affugas que yo semana, descubrÍ docenas más' me habfa ücho que manno había visto antes' Yo siempre

eI mínimo de maquillaje tendrÍa una "apariencia natural":

esforzaba por mantenerme al día en 1o que mi hija estaba interesada y en las tendencias de moda. EI año pasado mi hija tuvo un bebé y la gente comenzó

é1,

a

llamarme abuela.

¡Yo

pero las abuela son grises, abultadas y con sobrepeso. Le

dije

a

mi esposo recientemente que estaba pensando decirle

mí. De pronto lo hago, sin embargo. I

Una mujer de cuarenta g nueue uñ,os

Durante años la gente subestimó enormemente mi edad. La gente en la gerencia se refela a mí como "chico" cuando tenÍa casi cuarenta años. Hace un par de años tuve algunos problemas médicos yterminé en el hospital por un

para eI pelo' No pude como fuera posible y nada de tintura de verpromesa, sin embargo' EI pensamiento

mes. Cuando salí, no me podÍa mover tan rápido como sofa

de terror' Compré un me envejecer en eI espejo me llenó Macy's' Puede ser poco de Clairol y me hice maquil'lar en artif,cial pero me hace sentir mejor'

üejo.

cumplir esa

tlna mntjer

d'e

tre'inta

y

d'os uñ'os

de que yo toAmi nieto adolescente Ie fascina el hecho

en los años cincuenta qué Ia baterÍa en rmas bandas de rock

gran cosa' y sesenta' Mi hijo nunca pensó que esto fuera

y éi me pregunta pero su hijo quiere ser baterista también

hacerlo y el peso que perdl hizo que me viera delgado y más Yo no sé si es

mi imaginación pero la gente en la oficina

comenzó a llamarme "señor" apenas el doctor me autorizó a volver al trabajo. Me inscribí en una programa completo

para ponerrre en forma de nuevo. La gente no me ha vuelto a llamar "chico", pero algún dÍa lo harán de nuevo.

Un hombre de cuarenta

y

si,ete años

Siempre he conservado una imagen de mí: la del día que me casé. Tenía piel de porcelana, ojos enormes y pelo

T T ; ;

Primero está la supervivencia

ltó

rubioreluciente.Lagenteenefectoquedababoquiabierta era eI epltome de Ia novia cuando me dirigía al altar' Yo

incluso después de joven. Siempre pensé que me veía así' un par de años mt esposo mu-

r

algo que uno puede esconder, algo que uno usa

etvez

de Ia edad real.

El código estadounidense para la juventud es MÁS-

que pasaron décadas' Hace del funeral' me miré rió. Cuando regresé a casa después podía g¡ris vestida de negro' No al espejo y vi a una señora la mujer vieja en eI espejo' entender de dónde habfa salido no mirarme a los espejos ahora'

Hay eüdencia de Ia conexión juventud-máscara en todas partes en nuestra cultura. La cirugÍa plástica li-

uños Ltna m;ltjer d,e sesenta Y tres

cráneos como si nos estuviéramos colocándonos másca-

T?ato de

:

t37

Clotaire RaPaille

puede uno no amar eso? Amo sentirme joven' ¿Cómo quiere' eI futuro entero está por Uno puede hacer 1o que

delante,Ioschicoslomiranarrnoylesgustaloqueven. Piensoquedarmejovenporuntiempomuylargoyh,,'é

;

Leí en un artlculo que alIo que se necesite para lograrlo' vacuna para detener el gún día los científ,cos tendrán una primera persona en la fila para envejecimiento' Yo seré la

;

Ponérmela.

Unamujer

d'e ue'inte años

CARA.

terafmente estira nuestras caras alrededor de nuestros ras de caucho. El botox congeia nuestros músculos faciales en un semblante semejante a una máscara. Uno puede incluso comprar máscaras "anti-envej ecimiento" para remover las arrugas y embellecer la piel. De hecho, como nuestra impresión de Ia juventud flsica está relacionada con frecuencia con el rostro y con la cabeza Qa piel y el cabello), uno podrÍa decir que cualquier intento de verse joven es una versión de utilizar una máscara.

AsÍ como unamáscara de disfrazcreaunailusión, así

; ; ; ü;

; ;

r

de otras' la gente haEn estas historias y en cientos

algo que podía btó de Ia juventud como algo tangible' que tener la fu;ura"' mantenerse o recobrarse: "tengo sentir bien"' "Ia gente "puede ser artifrcial pero me hace lo harán de llama.Chico,, pero algún día

todavía no me persona en ia fila para ponuevo", "yo seré ia primera que podían Crear la ilusión de nérmela,,. Elios sentían juvenil' usaban más Ia juventud si escuchaban música o si se imaginaban tener maquillaje y se teñían eI pelo' espejo' Para los estadocierta edad envez de mirarse al una etapa de la üda' sino unidenses Ia juventud no es

también la máscara de la juventud en nuestra cultura. A medida de que Barbara Walters se acerca a su cumpleaños ochenta, ella mantiene Ia apariencia de alguien con varias décadas menos. ¿Tiene Joan Rivers setenta años? ¿Cincuenta? ¿Cien? Es difícil decirlo a través de Ia máscara. Cuando decimos que Paul Newman se ve estupendo a los ochenta, io que realrnente estamos diciendo es que ha hecho un buen trabajo de ponerle una máscara a su edad. No creemos que se vea estupendo

porque se ve de ochenta, creemos que luce estupendo porque parece considerablemente más joven.

I I

r38

T

I ;

I I

I I I I I I

h

ffi

;

I

ffi

Primero está la supervivencia

Clotaire RaPaille

tan fascinadas con la Muchas otras cuituras no están hindúes en la juventud como Io estamos nosotros' Los diferentes en Ia vida India creen que hay cuatro etapas es la primera y la menos intede cada rino. La juventud que pasar rápidamente a medida resante, algo que hay necesarias para de que uno adquiere las herramientas Ia madurez' es vivir en el mundo' La siguiente etapa' dinero y alcanza el éxito' cuando nno tiene hijos, hace Aquí uno se baja dei La tercera etapa es el desapego' desaforada' preflmundo y se retira de la competencia la fllosofía' En la cuarta riendo ponerse a leer y explorar a un ermitaño' Con etapa uno se hace eI equivalente indios ancianos deamfrecuencia uno se encuentra con de cenizas' pareciendo bulando por las calles cubiertos más allá' En Ia cultura como si ya hubieran pasado al gradúa de una etapa hindú de la India, una persona se Ia graduación final' Los a la siguiente, siendo la muerte la muerte y la noción de hindúes de Ia India no temen a es ridícula para ellos' luchar contra eI envejecimiento juventud aburridora' La Los ingleses encuentran Ia y es susceptible a gente joven tiene poca experiencia a Ia gente jocometer errores. Los ingleses consideran Mientras que los ven como niños que hay que tolerar' vitaiidad y los bríos de la estadounidenses gioriflcan la cualidades juventud, los ingleses $oriflcan ias mismas clave en Inglaterra es en sus excéntricos' Una tensión el üstanciamiento y la excentricidad'

aquella entre ei distanciamiento' se Mientras que Ia cuitura practica qué otra forma se deleita en el otro lado del eje' ¿De

139

explica que se haya nombrado caballero de la Reina a un hombre que en un hecho famoso se vistió de pato para ir al trabajo (sir Elton John) o de otro que lanzó un nuevo producto afeitándose su barba y üstiéndose de mujer (sir Richard Branson)? Cubriénd,ono s

d,e

juuentud,

Los expertos en mercadeo operan de acuerdo al cóciigo cuando presentan un producto como algo que les da a los consumidores un "máscara" de juventud. La compañía Just for Men posiciona su tintura para eI cabello como algo que "ataca" las canas y las cubre con tonos que se aproximan al color natural del cabello.

Los anuncios de la compañía muestran a un hombre cubriendo sus canas en apenas cinco minutos y luego disfrutando por compieto de una vida juvenil. Para los hombres, el cabello es la clave para una apariencia juvenil. En algunas ocasiones esto implica retirar las canas. En otras ocasiones signiflca hacer que l,uelva a crecer el cabello que se perdió. Aunque hombres caivos como Yul Brynner o Michael Jordan han sido símbolos sexuaies en esta cultura, los hombres calvos

l

rara vez son el centro de atención. Regaine ha hecho un excelente trabajo en su mercadeo vendiendo su producto como algo que puede cubrir la calücie masculina permitiendo el crecimiento de cabello nuevo y, por lo tanto, de apariencia más juvenil.

El cabello es parte de Ia máscara para la iuventud de las mujeres también, por supuesto, y pantene merl

I

t ü ;

t t t t I + I

t t I

II

Clotaire Bapaille

t40

para el cabello de una cadea sus champús y productos de Pantemanera que se ajusta al código' Los anuncios o brillo, sino ne no se concentran en la limpieza, cuerpo a los consumidoen la salud, esencialmente diciéndole eI cabello res que los productos de Pantene mantienen el joven. Los anuncios hablan de fortalecer y alimentar pequeño que nececabello, tratándolo como a rm niño acuden sita nutrientes para crecer' Recientes anuncios dicienincluso ai código para Ia salud como movimiento movimiento aI do que 1os productos de Pantene le dan que busca un cabello. Para una mujer de edad mediana poderoso' cabello juvenil, este es un mensaje "máscara" Otra manera efectiva de mercadear una

juvenil' inde juventud es vender un producto como Mazda introcluso si su mercado principal es diferente' para gente dujo el Miata como un automóvil deportivo joven con cierto nivel de ingresos' La compañía contimás de núa posicionando ei automóvil de esa manera incluye un una década después (su página de Internet grupo más juego de video del Miata), a pesar de que el y cinco grande de propietarios tiene más de cincuenta de acuerdo con el años. Insistir en esta estrategia está para Mazda' código y ha demostrado ser muy exitosa más activos sugiLa compañía apela a sus compradores Ia juventud' riendo que Miata ies ofrece Ia máscara de mimo francés Marcel Marceau hace una rutina

El

de ponerse muy graciosa en Ia que hace Ia pantomima un minuto desuna máscara de una cara sonrientq' Casi la máscara pués de comenzar Ia rutina, intenta quitarse

r

Primero está

la

supervivencia

y descubre que la tiene atascada. Mientras que lucha y se contorsiona para librarse de ella, la sonrisa permanece pegada a su cara. Al final, se desvanece, derrotado,

pero su sonrisa artif,cial sigue ahí. De muchas maneras, nuestra obsesión con Ia juventud es como aquella máscara. Los tratamientos artiflciaies como la cirugÍa plástica, el botox y los implantes de cabello, nos dan eI brillo de ia juventud, pero son costosos y están acompañados con frecuencia por dolores e incomodidades. Los

autos lienos de vitalidad y la ropa juvenil son emocionantes y maravillosos si realmente nos conectamos con

ellos, pero nos pueden hacer sentir falsos si solamente

los empleamos para crear Ia ilusión de juventud. Entender e1 código nos permite detenernos para contestar algunas preguntas importantes. ¿Realmente quiero pasar la vida usando una máscara? ¿Qué pasarÍa si me la quitara? ¿Me estaré privando de algo aferrándome a la juventud en vez de acoger y explorar la madurez? Como los Estados Unidos son una cultura de la juventud, las respuestas a estas preguntas son predecibles. Las nuevas gafas del código nos permiten ver un reflejo diferente en e1 espejo, pero sólo por un momento. Después de 200 millones años, sabe una que otra cosa Los códigos para la salud y la juventud son ejemplos

poderosos de nuestros cerebros reptiles en acción. Estos códigos se expresan de esta manera en nuestra cul-

tura porque los vemos a través del prisma de nuestros

t4r

;

t ; ;

t t

t42

Clotaire RaPaille

particulares (trataremos estos equipos de supervivencia y de esquemas biológicos escuando habiemos acerca próximo capítulo)' Teniendo en quemas culturales en el de que nuestros predecesores tenían cuenta la necesidad no concebimos Ia salud simconstmir un país completo' enfermedad sino como ia piemente como estar libres de de mantenerse en movimiento habilidad de lograr cosas' en nuestras y de continuar contribuyendo en adelante adolescente no tiene ninguvidas. Como nuestra cultura sentimos Ia necesidad de na reverencia por los mayores' envejecimiento y crear cubrir con una máscara nuestro para siempre jóvenes' Ia itusión de permanecer nos digan que e} Es posibie que nuestras cortezas sabiduría' Nuestros sistemas

envejecimiento nos trae pueden sugerir que la salud es lÍmbicos, por su parte, asumir una actitud positiun asunto en el que debemos va Y sentirnos bien' reptil habla' sin embargo' Cuando nuestro cerebro que escuchar' no tenemos más remedio

ctNco Más ollá del esquema biológico Los códi,gos para el hogar y la, cena Como se mencionó antes en este libro, toda especie se distingue por

1a

estructura de su ADN. Llamo esto eI

esquema biológico. Adicionalmente, toda ciiltura tiene

un esquema cultural que es una extensión dei esquema

biológico. EI esquema biológico identiflca una necesidad y el esquema cultural Ia interpreta dentro de los parámetros de una cultura particular. "Isomorf,smo", un término prestado de Ia biología, la química y las ma-

temáticas, se aplica comúnmente al continuo entre ei esquema biológico y el esquerna cultural.

Por ejemplo, nuestro esquema biológico dicta que nuestra comodidad física se satisface al máximo dentro de cierto rango de temperatura ambiental. Si el ambien-

te está muy caliente, nos aletargamos. Si está muy frío, corremos el riesgo de enfermarnos y, en caso extremo, de morir. Para resolver el problema del calor desarrolla-

mos el aire acondicionado. Cada cultura, sin embargo, considera el uso del aire acondicionado de manera diferente, depenüendo de su esquema cultural. Los estadounidenses consideran el aire acondicionado como una t43

t

t44

; ;

t

Ih II tI ;

;

t

l I

I

t' fi

frx

[x[

ilffi

ilffi

;

I

ffiil

flxlfr

l'lás allá del esquema biolégico

€lotaire Rapaille

auto en Estados Unidos necesidad (prácticamente todo de aire acondicionado)' está equipado con un sistema un lujo (en ei mientras que los europeos lo consideran no es un equipo esReino Unido, el aire acondicionado Recuerdo una tándar ni siquiera en un Rolls-Royce)' en Alemania hace visita a un hotel de cuatro estrellas estaba muy calienunos pocos veranos' Mi habitación que hicieran algo' me te; cuando pedí en la recepción pordijeron que eI hotel no tenía aire acondicionado sino una vez aI que el clima no se ponía así de caliente su perspectiva pero' año. Esto podría ser sensato desde incómodo' Ello tuvo como estadounidense, me pareció y me quedé pensanun impacto negativo en mi estadía motel barato de do que incluso una habitación en un que fuera más Estados lJnidos tendría una temperatura alemán era apropiade mi agrado. La política del hotel pero no para el da para eI esquema biológico humano' esquema cultural estadounidense' a los europeos Por otro lado, con regularidad escucho son muy quejarse de que las tiendas norteamericanas conflicto está en los frías en el verano. Nuevamente, el les gusta esesquemas culturaies' A los estadounidenses fríos' La investigación tar fríos, incluso extremadamente frías en Estados Uniha demostrado que ias tiendas más Como eI aire acondidos tiend,en a ser las más costosas' del aire acondicionado es una necesidad, requerimos de lujo' cionado efrtrenlo para dar la sensación para cada Los esquemas biológicos son específ,cos con nuestra especie y no son negociables' Respirámos

boca, natiz y pulmones y no con branquias. Estos esquemas biológicos predeterminan la manera como se crea el código cultural y cómo evoluciona. Ellos establecen los parámetros dentro de los cuales una cultural particular puede sobrevivir. Una cultura que pasa parte del tiempo bajo el agua puede trabajar. Una cultura que pasatodo su tiempo bajo el agua no puede hacerlo. Sin embargo, mientras que una cultura reconozca los lÍmites cie la biología, está en libertad de moverse dentro de Ios parámetros. Todos tenemos que comer, pero la cuitura estadounidense creó la comida rápida mientras que la francesa creó Ia comida lenta. Todas las especies tienen que reproducirse, pero algunas culturas emplean Ia poligamia (un hombre con varias mujeres) mientras que otras pref,eren la poliandria (una mujer con varios

hombres). Estas son respuestas culturales al mismo esquema biológico.

Un esquema biológico es la necesidad de un techo para protegernos de los elementos. Nuestro primer hogar es el vientre materno. Después de eso, cada cultura se adapta a su medio ambiente natural (el iglú para los esquimaies, Ia tienda para las tribus árabes, etc.). Una

vez esta necesidad biotógÍca se satisface, el esquema cultural puede evolucionar dentro de una cultura particular. Mirando los códigos culturales estadounidenses para el hogar y paru Ia cena, podemos ver hacia dónde la cultura ha llevado esta evolución, cómo la casa se convirtió en hogar

t45

il il il il

t il t T

i : ;

T ; ;

r

|'lás allá del esquema biológico

Clotaire Rapaille

r4ó

No hay lugar conxo eLhogw biológtLos estadounidenses resuelven el esquema y paredes con co cuand.o construyen sus casas: techos y de ias temaislamientos que nos protegen del clima y peraturas extremas, sistemas de aire acondicionado o de calefacción que nos permiten sentirnos frescos calientes, las cocinas que nos permiten alimentarnos y los baños que nos suministran espacios para aliviar allá del nuestras necesidades fi'siológicas' Vamos más nuestras casas esquema biológico, sin embargo, cuando se convierten en nuestros hogares' eshogar es un poderoso arquetipo en la cultura E1

sagrados' tadounidense' lino de nuestros rituales más la cena de que más caracletizaa los estadounidenses' es el regreso al Acción de Gracias, la cual tiene que ver con lleva a cabo en la hogar. La cena con más frecuencia se si eila se ha residencia de la matriarca de la familia; aun si usted no ha mudado en el curso de los años e inciuso Cuando nos vivido en esa casa, ésta representa el hogar' nos volvereunimos para Ia cena de Acción de Gracias' y reaf,rmamos la mos a conectar con nuestros hogares vidas' importancia que tiene el hogar en nuestras guerra' ies ofreCuando nuestras tropas. se van a Ia comienzo' nuescemos apoyo y estÍmulo, pero desde ei mutra meta es "traer de regreso al hogar a nuestros más duradechachos". Algunas de nuestras imágenes que regresan a ras y poderosas son las de los soldados amados' De nuestras costas y a los brazos de sus seres

t4t

hecho (como ha sido recalcado con la reciente guerra en Irak), nuestro sentimiento es que, no importa lo que se haya logrado en el camino, una guerra no se gana verdaderamente hasta que nuestros soldados regresan a casa.

Esta noción aparece incluso en ej béisbol, nuestro pasatiempo nacional. No es una coincidencia que este deporte estadouniddense inciuya tres bases y una posi_ ción final llamada home: hogar. El hogar es una imagen potente y omnipresente para nosotros y eI béisbol ilus_ tra esto elocuentemente: ia única manera de anotar es ilegar ahome. El poderoso ícono del hogar está presente en la cul_ tura estaciounidense desde los cornerciales para er café Folger hasta en ras tarjetas de felicitación de Halimark y en las canciones que prometen el regreso a nuestros amantes' Quizás ninguna muestra der entretenimiento contemporáneo ha capturado mejor la resonancia de . este ícono que la pelíailaApotto 13 de Ron Howard. Si esta hubiera sido una películ a acerca de cualquier otra misión espacial (por no hablar de una misión espacial que fracasó en todos sus objetivos iniciales), el públi_ co cinéfllo habría hecho caso omiso de ella. Después de todo, hacÍa tiempo que habíamos expresado nuestro aburrimiento con el programa espacial y las iniciativas para regresar a la luna, vivir en órbita o enviar o traer naves de una estación espacial. Apolto jS fueun éxito rotundo, como qúera que trataba de argo totaimente

I

t t t

t t t

l'lás allá del esquema biológico

t48

Clotaire RaPaille

a nuestros corazodiferente, algo mucho más cercano a su hogar' nes: el regreso de personas que el hogar signif,ca Hay razones obüas por las Este país fue fundado tanto para los estadounidenses' aquÍ para crear por un grupo de personas que vinieron no habÍa casas' caun nuevo hogar' Cuando llegaron de un hogar' Para rreteras, ni nada de la parafernalia había posibüdad del re-

la mayoría de ellos tampoco o logÍsticas' no greso. Por razones pofticas, financieras dejado atrás' Esto podían retornar al lugar que habían de inmigrantes que fue aun más cierto para las oleadas a todo Io que poseía Ies siguieron, gente que renunció nueva vÍda en el por Ia oportunidad de comenzar una

que Ie dio la espalda a todo Io Nuevo Mundo. Esta gente en busca de un hogar' Al conocÍan y llegaron a América sólo para ellos sino para hacerlo, definieron el hogar no

toda Ia cultura que crearon' tengan eI sentidd Puede que los estadounidenses otra cultura en el más fuerte de hogar que cualquier la casa en la que planeta. Vemos el hogar no sólo en con nuestras familias' crecimos o Ia casa donde üvimos fierza invasora ha ocusino en el país entero' Ninguna en nuestra historia pado nuestro país algunavez' Nunca (en contraposición a Ia mayoría hemos perdido el hogar del mundo que han sido de los demás países airededor momento)' Los franceocupados o anexados en algún del hogar' Después de ses no comparten este sentido francés de ia "patria" mtrltiples invasiones, el sentido intenso que eI sentido eses considerabiemente menos

tadounidense. (Esta, a propósito, es una de las razones por las cuales las personas de otros países les fascina y rechazanal mismo tiempo el fuerte sentido nacionalista de los estadounidenses). Muchos otros países fueron conformados a partir de varias culturas después de una guerra (Irak después de la Primera Guerra Mundial, por

ejemplo) o, como la India, que 1ogró su independencia después de Iargos años de vida colonial. Estos paÍses

no asocian a su país con su hogar, como lo hacemos nosotros. ¿Cuál es la autopista mental que atravesamos cuando pensamos en hogar? ¿Qué señal inconsciente recibi_ mos? Exploré el código para hogar para la compañía de

seguros Homeowner Insurance Company, pero también

recibí muchas perspectivas al estudiar otros asuntos como cajas corrugadas (para Irüand Container) y café (para Foiger's). Mi primer recuerdo del hogar fue el de mi madre recogiéndome en el paradero después del primer dÍa de escuela. Yo estaba muy nerviosa de

ir

al

jardín infantil y aunque ese

primer dÍa salió mejor de lo que esperaba, de todos modos estaba muy feliz de verla esperándome cuando regresé. Volvimos a casa, tomamos un refrigerio juntas y hablamos acerca del día. De ahÍ en adelante hicimos eso todos los días hasta que pasé a la secundaria.

Una mujer

d,e

aeinticuatro üñ,os

Cuando regresé de mi primer semestre en la universi_ dad para Ias vacaciones de Navidad, hice una flesta grande en mi casa para todos mis amigos. Creo que no me di cuenta

de la falta que me hacía la gente hasta que los vi de nuevo.

t49

il il il il il il il

r50

üotaire

t'lás allá del esquema biolégico

RaPaille

despiertos hasta las Algunos de nosotros nos quedamos

poniéndonos aI dfa' cuatro de Ia mañana simplemente [Jn hombre d,e trei,nta Y sei's uños casa durante la Teníamos esta costumbre en nuestra de comer' nos contábamos cena todos los domingos: antes Algunas veces las cosas las buenas y las malas de la semana' pero muchas veces habláde ias que hablábamos era tontas, que realmente signiicaban algo' Yo bamos acerca de cosas

para la cena del domingo trataba de regresar a casa siempre mis cosas con los porque realmente me gustaba compartir

otros miembros de mi familia'

(lna m;ttjer

d,e

tre'inta g dos uñ'os

cuando yo creLas cosas eran un poco deshilvanadas

y sólo io veíamos durante cía. Mi padre vir'ía en Cleveiand

elverano.Mimadretrabajabahastatardeyrealmenteno

;

Sin embargo' ahopodía pasar mucho tiempo con nosotros mi propia familia' y ra que estoy felizmente casada tengo

completamente encuentro que eI hogar tiene un signi-f,cado

ü

t

t

i il il

I

diferenteparamí'Tenemostodosestospequeñosrituaies asociad'osConlasvacacionesyloscumpieañoseinclusoel

comienzodelatemporadadelbéisbol.Parecequeencontrarrrosmuchaslazonesdiferentesparacelebrarjuntos. Llna mujer d,e cuarenta años pregunta acerca del Es chistoso, pero cuando usted me padres y a mis abuelos en las hogar, yo pienso en ver a mis irLfantil de béisbol' graderías viendo mis partidos de Ia liga que estaban allÍ vitoreándom-e me

Por alguna razón, saber en mi casa' hacía sentir en casa aunque no estuüera

LIn hombre d,e uei'nti'séi's añ'os

familia era muy Mi padre murió hace cinco años' La muy fuerte del importante para é1 y éI me dio un sentido

hogar. Éi era mi apoyo yme hace muchísima falta. Aún hoy, cuando algo me molesta o i¡rcluso cuando tengo buenas no_

ticias, hablo con el retrato que tengo de él en el anaquel de la cocina (sí, sé que es un poco raro) y eso me hace senti¡ como si él estuviera todavía conmigo.

Una m,ujer en sus sesenlcl

El lenguaje en estas historias revera emociones fuertes, exactamente lo que uno hubiera esperadc dado eI tema. sin embargo, ra emoción tenía un sentido definitivo de movimiento, un sorprendente énfasis en la re_

petición. Regresar del colegio y compaftir un refrigerio todos los días. Regresar de la universidad y encontrar üejos amigos con los que uno pasó mucho tiempo alguna vez. Sentarse durante la cena a compartir histo_ rias todas las semanas. ver a Ia familia en todos ios juea los

gos. Compartir rituales. Buscar consejo y consuelo de un miembro de la familia que ha muefio. Había muchas palabras que podrían describir el mensaje sugerido por el sentido de hogar, pero sólo un preqio. EI código para el hogar en los Estados Unidos es el prefljo RE.

Cuando pensamos en el hogar, pensamos en pala_ bras que comienzan con el prefljo RE. palabras como regresar (como lo hizo la niña cuando volvió a la casa del colegio), reunirse (como hizo ei muchacho cuan_ do volüó de la universidad), reconectarse (como hizo la familia cuando se contaban unos a otros ras buenas y malas de la semana y como hizo la mujer cuando le

t5r

t52

(como hablaba al retrato de su padre), tzcot¡fi'mar gradería de hizo el niño cuando vio a su familia en ia (como hjzo Ia mujer sus partidos de béisbol) y ronovar Esto nos durante varios de los rituales de su famüa)' que signif,ca envía un poderoso mensaje acerca de Io puede estar en casa. Ej hogar es urr' lugar dorde urLo sentidc del hacer cosas repetidamente y tener un buen todo resultado, a diferencia del mundo exterior dortde donde hacer es tan impredecible. El hc'gar es un )ugar Esta es Ia Ias cosas otra',uez les da un sentido adicionai'

dimensión razónpor la que regresar al hogar tiene una una tan poderosa en esta cultura y por qué tenemos pensamos en reacción emocional tan pocier0sa cuando en peligro de traer a ias tropas o a nuestros astronarrtas sus regreso a casa. Queremos que ellos expertmenten gente que tiet're más vidas nuevamente, rodeados de Ia

I

signif,cado Para ellos' cuituEl hogar tielre diferentes signif,cadcs en olras japoncses conras. Ya qtie el espacio es ran escaso, ios ur¿ io'ya' Los sideran cada pulgaila rie sus casas como casa japoneses se quitarL los zapatos arttes de entrar a m'ugre de1 para evitar manchar su espacio precioso con fi-rnciones (el exterior. Cada habitación tiene rnúitiples para dormir salón de estar se convierte en habitación por los japoneses- se cuando los futones -inventados para dorconvierten de espacio para sentarse en espacio propio e mir) y pocas persones en JapÓn tienen espacic pdabra indiüclual. Como clato 'nteresante, no ha¡'urLa

t5l

l'lás allá del esquerna biológico

Clotaire Rapaille

pa"ra "LntimiCad" en.japonés. Cuartdo

iino üve con tanta

cercatia, el concepto clesaparece. i,Os áral-:es uóraadas sierL¡.;re esf ¿i:l en mor,'in",ienlo.

Aú¡. así, tienen un seniido muy frierie del hogar, apesar de que no está relacionado con un iugar específrc0.

nen tiendas hechas

d"e

'Iie-

pelc de cair,elio que son esl)ecla-

cuiares y cie un diseÍio rnulr coillpleir¡- Cuando aslentan

el camparnento, ¿irman sus tleJi{ia,s y ias adecuan itijcisamenbe cori objeios qlre tienen-Lm fuei-te signucarlc perscnal -coÍlo riu:ebles ;,' iir:ri.r;,os:.s alt'ombra§- qLle iievan ,je ',rn iugar a cti'o. La Dlirner'¿i \rez que enrr'é i una de esas tieudas, qucdé scrpii'.:nclidc. La famii"ra qrie

visité tenía ioia su

cr,;it',-¡l'.¡

bajc ii;-i techo.

En la ca.s¿r esl.aCDuir-ic1en-se, 1¡r cocirta es e] esprrcio ccntral rit:lnde se ¡eitie ie l¡"ltLiii¿;.. l,as cocinas conicmporánea,s tnciu¡rs¡ televisores, escriiorios, mesoner{ ccn banccrs para sentarse y r¡[¡¿s facrlidacles que rrrvilair a congregarst:. ,[,a cocir,a es e] i:oiazón dei L,ogar est¿idur,iliC,ea:re rnitiqlle ur¡ r,ltr.} es.en,-iil tir:rie hl.qar allí: I¡i i,,r,-.

paración iie la cer"ia. llsie es un riiual ilenc de repeiicion ¡r

recr,rnexión que l]eva ai reabasiecirrüento. Preparar ia

cena es¡á en el cóciigo en ics Esiailos LInidos.

Habiendo sjdo criatlo en F-i'alcia, rrús primeras -yisitas a ias c¿isas estadounidenses f'tert¡n sorprenctentes. Ccn frecuencia entr¿rba a ia

úa"sa

a h'ar¡és de una piier

y iiegaba dilel:ti.¡ a la cocina. NlÍ me ciecían que r¡te "sir,'iera yo Írllsni{," mientras la comicla" era prepaiacia eir frente de mí. ilsio ¡a iaierai o incluso por la

ci--rci1siu"

l'1ás

r54

allá del esquema biolégico

r55

Clotaire RaPaille

las casas están diseñadas era muy extraño' En Francia üsitantes se les recibe de de manera diferente y a los Las cuartos más otra manera completamente distinta' las áreas "escenario": grandes en una casa francesa son estar o sala' y el comeel haLL de entrada, el salón de y bebiclas ¡z café en e1 salón dor. Los huéspedes tcman verán la cocl-a' Esto es la cena en el comedor y nunca cierto inciuso entre amigos cercanos'

Elconocimientodelcódigoexplicamuchoacerca tanto para nosotros' inde por qué "ir a casa" significa

familias se hayan trascluso después de que nuestras hayamos vivido' Si el ladado a una casa donde nunca la reconexiÓn' Ia hogar tietre que ver con el regreso' palabras corr ei pref,jo y renovación, la re,nión, otras signifi"ca nada' Lo "re", entonces la ubicación físi'ca no y las familias que es importante es que los sentjmientcs ubique el "hogar"' Guarexisten dorrde quiera qlle uno la de fotos y los símbolos de dar los recuerdos, et álbum cÓdigo porque esLas cosas vida en el hogar están en el sentido del hogar cada vez nos permiten regresar a un de los recuerdos para que 1o necesitemos' Deshacerse ciel córligo' Cenar el liberarse del desorden está fuera de ]a en el a[iborracio comedor día de Acción de Gracias dentro clel códlgo' rnientras abuela está definitivamente a uÍl restaurante no 1o que ir en esta ocasión especial elegante-' está -aunque sea a uno rtel cóCigo or"i't'Fara los negocios' ser conscientes pala c1 para mercadeerr procluctos ce maneras precisas Betty Crocker acudieron a mí hogar. Los eiecutivos de

hace años para descubrir el código de la misma Betty Crocker,'Ellos pensaban que ei Ícono había quedado rezagado en el tiempo y que si eilos entendían los rnerL-

sajes inconscientes que los estadourüCenses recibían de este ícono, podrían rewtalizar su marca con nuevos

productos. En cambio, aprendieron que la imagen de Betty Crocker tiene un impacio positivo muy fuerte en

el inconsciente estadounidense. El código estadounidense para Betty Crocker es EL ALMA DE LA C0CiNA.

y la conüda caliente. Ella tiene utL lugar rnuy fuerte en la percep-

E1la representa ios aromas llenos de sabor

ción estadounidense del hogar. Los gerentes de marca de Betty Crocker cambiaron sus planes inmediatamente. En vez de echar por la bor-

da elÍcono de Betty Crocker, lo relaluaron. Le dreron a

la nueva Betty Crocker una cara que atraÍa a todas las razas. Le dieron una caligrafía caracterÍstica y ula voz para hablar en la radio (donde ofrece consejos acerca d,.l hnoer) Vencler cualquier producto para el hogar con ia no-

ción de que puede convertirse en par[e del ritrral familiar (cualqúer cosa, desde elmaíz para hacer paiomitas ), el café, hasta eI detergente de la

ropa) es una manera

valiosa de encender nuest,ro afeclo hacia el hogar. Las compañías c1e telefonía celuiai que ofiecen lamadas

gratis a los miembros cle ia famüa están en el córligo porque pronlueven la rccc,ne;
View more...

Comments

Copyright ©2017 KUPDF Inc.
SUPPORT KUPDF