EL CARBON COLOMBIANO. Recursos Reservas y Calidad

July 21, 2017 | Author: Emilio Vásquez | Category: Mining, Coal, Colombia, Coal Mining, State Owned Enterprise
Share Embed Donate


Short Description

Download EL CARBON COLOMBIANO. Recursos Reservas y Calidad...

Description

ASPECTOS HISTÓRICOS DE LA INDUSTRIA DEL CARBÓN EN COLOMBIA

República de Colombia

MINISTERIO DE MINAS Y ENERGÍA

INSTITUTO COLOMBIANO DE GEOLOGÍA Y MINERÍA

EL C ARB ÓN C OL OMBIAN O CARB ARBÓN COL OLOMBIAN OMBIANO RECURSOS, RESERVAS Y CALIDAD

Bogotá, 2004

INGEOMINAS

1

ASPECTOS HISTÓRICOS DE LA INDUSTRIA DEL CARBÓN EN COLOMBIA

República de Colombia

MINISTERIO DE MINAS Y ENERGÍA

INSTITUTO COLOMBIANO DE GEOLOGÍA Y MINERÍA

Diagonal 53 No. 34-53 Bogotá, D.C., Colombia www.ingeominas.gov.co

EL CARBÓN COLOMBIANO RECURSOS, RESERVAS Y CALIDAD Dirección General 2003 - Adolfo Alarcón Guzmán 2004 - Julián Villaruel Toro Subdirección de Recursos del Subsuelo 2003 - Luz Stella Ramirez 2004 - Liliana Alvarado Interventoría Ingeominas Héctor Enciso Luz Mery Duitama Orlando Pulido Elaboración LT. Geoperforaciones y Minería Ltda. Luis Luna Efraín Rodríguez Carlos Sánchez Giancarlo Renzoni Edgar Hernández Jorge Maldonado Carlos Alba Alba Sanabria Preprensa e impresión: Acosmo Gráfico Constanza Castro Diseño y diagramación: Wilmar Humberto Carreño Esta Publicación fue realizada por Ingeominas y Minercol, 2004

INGEOMINAS

2

ASPECTOS HISTÓRICOS DE LA INDUSTRIA DEL CARBÓN EN COLOMBIA

CONTENIDO 1.

INTRODUCCIÓN

5

2.

ASPECTOS HISTÓRICOS DE LA INDUSTRIA DEL CARBÓN EN COLOMBIA

9

3.

ESTADO ACTUAL DE LA INDUSTRIA DEL CARBÓN EN COLOMBIA

15

4.

LAS ZONAS CARBONÍFERAS

49

4.1.

ZONA CARBONÍFERA LA GUAJIRA

53

4.2.

ZONA CARBONÍFERA CESAR

75

4.3.

ZONA CARBONÍFERA CÓRDOBA - NORTE DE ANTIOQUIA

105

4.4.

ZONA CARBONÍFERA ANTIOQUIA - ANTIGUO CALDAS

123

4.5.

ZONA CARBONÍFERA VALLE DEL CAUCA - CAUCA

175

4.6.

ZONA CARBONÍFERA HUILA - TOLIMA

221

4.7.

ZONA CARBONÍFERA CUNDINAMARCA

229

4.8.

ZONA CARBONÍFERA BOYACÁ

304

4.9.

ZONA CARBONÍFERA SANTANDER

357

4.10.

ZONA CARBONÍFERA NORTE DE SANTANDER

391

4.11.

EL BORDE LLANERO

447

4.12.

LA LLANURA AMAZÓNICA

465

INGEOMINAS

3

INTRODUCCION

INGEOMINAS

4

INTRODUCCION

1. INTRODUCCIÓN Colombia, en los últimos 20 años, ha experimentado un crecimiento sostenido y sin precedente de la industria carbonífera del país, lo que le ha permitido pasar de una producción de 8,9 millones de toneladas de carbón, en el año 1985, a 49,5 millones de toneladas en el año 2003, de las cuales se pasó de exportar 3,5 millones de toneladas a 45,6 millones de toneladas, en el mismo periodo. Es importante resaltar como en las décadas de los años 70, 80 y 90 se incrementaron, de manera sustancial, la exploración y los estudios de factibilidad de los principales yacimientos carboníferos del país, mediante la iniciativa de capital estatal a través de sus empresas industriales y comerciales. En efecto, en el año de 1976 se fundó Carbocol S.A con el fin de administrar los recursos carboníferos y por ende, el más importante yacimiento, El Cerrejón, localizado en la Zona Carbonífera La Guajira, que con su potencialidad, calidad y ubicación estratégica constituye el mayor desarrollo minero a cielo abierto del país. Posteriormente, y con la entrada en operación de las minas del Cerrejón Norte y Central, Carbocol, Ecocarbón y Minercol en sus respectivas épocas, iniciaron un plan integral de exploración para el resto de zonas y áreas carboníferas del país que les permitiera, en pocos años, convertirse en una plataforma importante de exportación de carbón, mediante la apertura de un portafolio de proyectos de inversión en minería de carbón. Este plan consideró las siguientes zonas carboníferas: Guajira, Cesar y Córdoba-Norte de Antioquia. Paralelamente al desarrollo del plan de exploración de carbón, el Ingeominas como principal instituto de investigación geológica de Colombia y las empresas de consultoría privada del sector minero, fueron las encargadas de llevar a cabo el plan trazado. Una vez estudiados los principales yacimientos donde se han definido carbones para exportación, ubicados en la Costa Caribe Colombiana, se procedió con la exploración de otras áreas carboníferas, tanto de carbones térmicos como coquizables, localizadas principalmente en el interior del país, con el fin presentar al empresario privado las oportunidades de inversión en los proyectos carboeléctricos y de coquización a través de estudios de normalización e integración de áreas en explotación. Este programa cubrió las zonas carboníferas de Antioquia - Antiguo Caldas, Valle del Cauca - Cauca, Cundinamarca, Boyacá, Santander y Norte de Santander. Al mismo tiempo que se llevaba a cabo el plan de exploración, se adelantó un programa de investigación y desarrollo tecnológico del carbón con la participación de Colciencias, universidades y centros de investigación del país, con el apoyo de instituciones científicas europeas y norteamericanas, orientado al desarrollo de tecnologías limpias, que permitieran utilizar el carbón de una forma ambientalmente sostenible. El anterior proceso evolutivo permitió que, hoy en día, el carbón sobrepase el valor de las exportaciones de café y oro, ubicándose como el segundo producto de las exportaciones colombianas, con US$ 1.420 millones en el año 2003 (Minercol, 2004).

INGEOMINAS

5

INTRODUCCION

El panorama descrito anteriormente permitió que Ingeominas y Minercol promovieran la redacción de un documento cuyo objetivo principal es proporcionar información confiable y oportuna sobre el estado actual de los carbones colombianos, que permitiera orientar el interés de los inversionistas privados, nacionales y extranjeros, hacia el desarrollo de proyectos mineros, a partir de una visión del recurso carbonífero de Colombia por zonas, áreas y sectores. Se pretende que este documento presente el desarrollo de la industria del carbón en Colombia en todas sus etapas, desde la exploración, explotación, infraestructura de transporte y embarque, aspectos ambientales y sociales, hasta la de mercado. Para la elaboración del presente documento, se llevaron a cabo las siguientes actividades: Recopilación, ordenación y síntesis de la información sobre los carbones colombianos, de manera que se integrara la información disponible sobre este recurso, especialmente la de las entidades estatales del sector minero - energético, sobre las diferentes zonas, áreas y sectores carboníferos. Validación de la información recopilada; para lo cual, una vez revisada la información disponible sobre las diferentes zonas carboníferas del país, se concluyó que la mayoría de los informes geológicos y mineros anteriores a 1983 fueron validados por estudios recientes de cada zona en particular, tales como, los estudios de normalización efectuados por Ecocarbón y Minercol en la mayoría de las zonas carboníferas del país. Complementación y actualización de la información geológica y minera de cada zona carbonífera en particular. Para ello se tuvo en cuenta las áreas y sectores de las zonas normalizadas por Ecocarbón y Minercol en su Programa de Normalización, el cual consistió en tener los recursos y reservas del país, calculados bajo el Sistema de Clasificación de Recursos y Reservas de Ecocarbón (1995). Este programa se cumplió en las siguientes zonas carboníferas: Antioquia - Antiguo Caldas, Valle del Cauca - Cauca, Cundinamarca, Boyacá, Santander y Norte de Santander. También se tuvo en cuenta aquellas áreas, sectores y bloques que fueron explorados con anterioridad a 1995 y que sus recursos y reservas se obtuvieron a partir de otro sistema de clasificación, pero compatible con el Sistema de Clasificación de Ecocarbón; dentro de estos se incluyen las siguientes zonas: Guajira, Cesar y Córdoba - Norte de Antioquia. Por último, las áreas, sectores y bloques no normalizados (Borde Llanero, Llanura Amazónica, Zona Carbonífera Huila y Tolima, Umbita - Laguna de Tota en Boyacá, entre otras), no se incluyeron dentro del potencial carbonífero del país, pero sí se tuvieron en cuenta dentro de la descripción en cada una de las zonas carboníferas. En cuanto a la calidad de los carbones, se utilizó aquella información producida por laboratorios debidamente certificados, previo tratamiento estadístico de los datos que permitió eliminar aquella información que se apartara de dos desviaciones estándar, en base seca libre de materia mineral. Los datos de calidad por zona, disponibles en bases de datos que se encuentran en Minercol e Ingeominas, se obtuvieron a partir de metodologías bajo normas ISO y ASTM y con las Normas Generales sobre Muestreo y Análisis de Carbones (Ecocarbón, 1995). No obstante lo anterior, se incluyó información de calidad no normalizada para ciertas áreas y sectores en donde no existían otros datos, los cuales se deben tomar como referente técnico. Para simular la calidad en base ROM

INGEOMINAS

6

INTRODUCCION

(boca de mina), se ha utilizado dilución de roca para techo y piso, humedad de equilibrio más un porcentaje de humedad superficial y pérdidas de carbón por explotación. Los valores usados en los cálculos de simulación de la calidad en boca de mina, fueron obtenidos por experiencias reales de campo y se aplican de acuerdo con el sistema de minería existente en cada zona carbonífera. Los diferentes parámetros de calidad, incluidos en las tablas respectivas, están ponderados por espesor o toneladas. Para cada área carbonífera se elaboraron mapas, esquemas geológicos, perfiles y columnas estratigráficas, tomados de la información existente más reciente; ajustadas a una escala gráfica apropiada, mostrando principalmente las unidades geológicas que contienen los carbones y las principales estructuras.

INGEOMINAS

7

ASPECTOS HISTÓRICOS DE LA INDUSTRIA DEL CARBÓN EN COLOMBIA

INGEOMINAS

8

ASPECTOS HISTÓRICOS DE LA INDUSTRIA DEL CARBÓN EN COLOMBIA

2. ASPECTOS HISTÓRICOS DE LA INDUSTRIA DEL CARBÓN EN COLOMBIA

El esfuerzo que se hizo para desarrollar una industria moderna que utilizara, directamente, el calor y las fuentes de energía mecánica movida por vapor, está íntimamente relacionado con el origen de la extracción del carbón. Los mineros cundinamarqueses, boyacenses, vallunos y antioqueños son la verdadera historia de la minería del carbón en Colombia. Las cementeras, las termoeléctricas, las ferrerías, las salinas, los ferrocarriles exigían un combustible y ellos se lo suministraron. Entre 1820 y 1840 se establecieron varias empresas industriales en Bogotá: la Siderúrgica de Pacho (1824), fábricas de loza (1834), vidrio y cristales (1837), papel (1837) y lienzos de algodón (1836). Todas tropezaron con múltiples dificultades técnicas, económicas y de mercado, perdieron impulso y fracasaron. A pesar de esta situación, en 1937 se desarrollaron, como una nueva industria, las primeras explotaciones de carbón, las cuales fueron abiertas para que este combustible se utilizara en las Salinas de Zipaquirá. En Bahamón Castilla (1988:86) se lee, sobre las minas de sal de Zipaquirá, lo siguiente: «Por Ley de 26 de julio de 1824 ingresaron al Tesoro Público y se continuaron labores, abriéndose en 1834 la segunda galería llamada Guasá, y fue para 1837 que se empleó por primera vez el carbón como combustible, iniciándose perspectivas serias para este mineral». Las explotaciones que suministraban el carbón a las salinas estaban localizadas en el centro de producción denominado Carboneras San Jorge, constituido por las siguientes minas: El Llano de Animas, El Hueco, Pajonal, Carmelota, Santa Bárbara, Lumbrera, Colón, Panamá y California. Estas minas fueron de particulares

INGEOMINAS

durante un largo periodo y, posteriormente, pasaron a ser propiedad de la Nación, según la cita siguiente: «Por escritura pública del 5 de agosto de 1880 de la Notaría Segunda de Bogotá, por medio de la cual don Jorge Holguín transfirió perpetuamente al Gobierno de los Estados Unidos de Colombia la propiedad de dichas minas». A principios de 1870, comenzó a reavivarse el interés para la creación de nuevas industrias. Entre otras, se estableció una empresa de ácido sulfúrico (1874), una de chocolate con maquinaria moderna (1874), tres nuevas ferrerías (Samacá, La Pradera y Amagá), para cuya instalación fue una condición necesaria la presencia muy cercana del mineral de hierro y del carbón. En otras palabras, hacia 1870 - 1880 ciertos factores impulsaron de nuevo las actividades industriales y les daban mejores bases para un desarrollo sostenido. El avance de una minería moderna y el comienzo de la construcción de los ferrocarriles elevaron el nivel técnico de muchos trabajadores. Surgieron los primeros ingenieros y los primeros talleres donde se aplicaban conocimientos de química, metalurgia y mecánica. Se desarrollaron los bancos y la riqueza del comercio abrió la oferta de capitales para invertir en la industria. A partir de 1880, aumentó el establecimiento de industrias modernas, especialmente, en Antioquia. El avance de las comunicaciones creó mercados locales de fácil abastecimiento. Igualmente, crecieron las exportaciones. Hacia 1886 - 1888 se establecieron en Medellín algunos telares avanzados y se fundaron fábricas modernas de calzado, de ácido sulfúrico (1886), de cerveza y de implementos para el beneficio del café. Se fundaron la fábrica de tejidos

9

ASPECTOS HISTÓRICOS DE LA INDUSTRIA DEL CARBÓN EN COLOMBIA

Merlano en Cartagena, la Cervecería Bavaria en Bogotá (1891), que adquirió y explotó las minas de carbón de Zipacón para alimentar sus calderas y cuya filial Fenicia empezó a fabricar envases en 1897 (MELO, J. O., 1982:202-204). Con la construcción, en el interior del país, de las vías férreas y la puesta en funcionamiento de los ferrocarriles a vapor, a principios del siglo XX, se incrementó la explotación de carbón cuya producción alcanzó las 250.000 t/año que eran consumidas, tanto por el transporte a través de la pequeña red ferroviaria de 550 km, como por las fábricas de cemento y textiles, la fabricación de ladrillos y en el consumo doméstico. Las explotaciones se adelantaban de manera rudimentaria por el sistema subterráneo, en minas localizadas en regiones aledañas a la Sabana de Bogotá, Zipaquirá, Nemocón, Sesquilé y Tausa. Un primer paso importante, para el desarrollo minero en Colombia, sucedió en 1940. Por medio de dos decretos extraordinarios y una escritura pública se creó el Instituto de Fomento Industrial (IFI), con el fin de promover la creación y ensanche de empresas dedicadas a la explotación de industrias esenciales que con la iniciativa y el capital de particulares no hubiesen podido, por sí solas, desarrollarse satisfactoriamente. Uno de sus objetivos era: «Organizar y promover empresas dedicadas a la exploración, explotación, beneficio y transformación de las minas de propiedad de la Nación, en caso de que éstas revistan una importancia básica para el desarrollo de la economía nacional». Entre sus dependencias, el Departamento de Minería tenía que efectuar los trabajos exploratorios, evaluar los yacimientos descubiertos y efectuar la planeación del desarrollo minero del yacimiento evaluado previamente, indicando los posibles sistemas de explotación, bajo distintas condiciones de producción, beneficio y mercado (IFI, 1969).

INGEOMINAS

Una nueva etapa, en el desarrollo del sector carbonífero, surge cuando entra en funcionamiento la Siderúrgica de Paz de Río en 1954 y las termoeléctricas de Paipa (1956) en el Departamento de Boyacá, y de Yumbo (1958) en el Departamento del Valle del Cauca. Esto originó la expansión de la producción de carbón en las minas aledañas a las plantas, alcanzándose en el año de 1956 una producción de 2 millones de toneladas. Durante la década de los años 60 se presentó un estancamiento del sector carbonífero a causa de la reducción de los precios del petróleo, el desarrollo del sector hidroeléctrico y la sustitución del carbón, como combustible doméstico, por el gas propano, el gas natural, la electricidad y el cocinol. La crisis petrolera mundial en 1973 y el aumento de la demanda de electricidad en el país, propició un ambiente que permitió el incremento de la producción de carbón, para cumplir con las necesidades internas. Por otra parte, en 1976, entraron en operación dos nuevas unidades de generación carboeléctrica, Termozipa y Termopaipa, correspondientes a la segunda fase del plan de expansión del sector eléctrico del país, lo cual originó un aumento en el número de explotaciones carboníferas y, consecuentemente, un crecimiento significativo de la producción, donde se encontraba identificado este recurso. En 1974, cuando se adelantó uno de los primeros censos de minas de carbón, fueron identificadas 626 explotaciones, distribuidas en nueve departamentos (Antioquia, Boyacá, Cundinamarca, Caldas, Cauca, Norte de Santander, Santander, Tolima y Valle). Los trabajos, en su gran mayoría, seguían desarrollándose de manera rudimentaria por el sistema subterráneo; el 93% de las minas no alcanzaban a producir más de 10.000 t/año. Para esa

10

ASPECTOS HISTÓRICOS DE LA INDUSTRIA DEL CARBÓN EN COLOMBIA

época, el Ministerio de Minas y Energía había otorgado 104.758 hectáreas en todo el territorio nacional, aunque existían muchas explotaciones sin situación legal definida. Los métodos de explotación más aplicados eran los de tambores paralelos, tajos largos y cámaras y pilares; en algunas regiones utilizaban el método de testeros (escalones invertidos). Las condiciones de ventilación, desagüe, iluminación y sostenimiento eran precarias, por las escasas inversiones en los trabajos mineros. Teniendo en cuenta la importancia que estaba tomando la minería del carbón, durante las décadas de los años de 70 y 80, el Gobierno Nacional dictó una serie de normas para regular el buen aprovechamiento del recurso, mejorar la seguridad en las operaciones y establecer un beneficio económico para las regiones donde se explotara el yacimiento; entre ellas cabe mencionar las referentes al Estatuto Minero y el Fondo Nacional del Carbón (veáse la legislación minera y tributaria del capitulo dos). En 1983, se adelanta un nuevo censo para determinar el número de explotaciones carboníferas existentes en el territorio nacional, la situación jurídica de cada una de ellas, las condiciones técnicas de las operaciones desarrolladas y el estado de la seguridad minera, entre otras. Como resultado se identificaron 1.449 minas activas, de las cuales el 97% producía menos de 10.000 t/año. Las condiciones de explotación, para este tipo de minas, eran las mismas identificadas en el censo de 1974. La tecnificación sólo se apreciaba en los nuevos proyectos a cielo abierto entrados en operación y en algunos existentes anteriormente, los cuales correspondían al 3% del total de minas identificadas. Dentro de las directrices impartidas por el Gobierno, se diseñó una política carbonífera para

INGEOMINAS

incursionar en las exportaciones, esto logro sus frutos con la puesta en operación de grandes proyectos mineros a cielo abierto en el Departamento de la Guajira, como el proyecto de Cerrejón Central, a partir del año de 1982 y Cerrejón Norte, en 1985. Paralelo a estos proyectos se adicionaron los adelantados en los departamentos del Cesar y Córdoba, pasando a ser la Costa Atlántica la mayor productora a nivel nacional. Para nombrar sólo algunos de los proyectos mineros que fueron desarrollados desde su exploración inicial hasta su pleno aprovechamiento industrial cabe mencionar los de Acerías Paz de Río y Cementos Paz de Río, en el Departamento de Boyacá y el Cerrejón, en el Departamento de la Guajira. En la Tabla 2.1 se muestra la evolución en el conocimiento sobre los recursos y reservas de carbón en el país, según diversas investigaciones. Los datos del año 2000, según Minercol, indican unas cifras de 6.648 millones de toneladas medidas y 2.597 millones de toneladas indicadas.

LEGISLACIÓN MINERA Y TRIBUTARIA Época Colonial La minería, en la Época de la Colonia, estuvo regulada por las leyes generales que regían en España sobre la misma materia, dispersas en “Los Fueros”, “la Novísima Recopilación”, en “las Partidas”, en la «Recopilación de Indias” y en algunas ordenanzas dictadas por los monarcas sobre materias especiales. Durante el régimen colonial las minas, entre otras las de carbón, pertenecían a la Real Corona. Estas podían ser explotadas por particula-

11

ASPECTOS HISTÓRICOS DE LA INDUSTRIA DEL CARBÓN EN COLOMBIA

res, quedando sujetos sus titulares a pagar “los quintos”, que era un impuesto consistente en la quinta parte de la producción bruta que debía ser cancelada a la Real Hacienda. Posteriormente, mediante la Ley II del título XX de la Novísima Recopilación, correspondiente a una Real Cédula de 1789, se declaró libre el beneficio de las minas de carbón, perteneciendo a los propietarios de los terrenos donde éstas se encontrarán.

Época Republicana El régimen legal sobre la propiedad minera durante la colonia se prolongó hasta el año de 1829, en que el espíritu de aquella legislación se amplió, nacionalizando integralmente el subsuelo. Hasta 1858 pertenecieron a la Nación todas las minas de cualquier clase, que los particulares nacionales o extranjeros naturalizados, podían explotar en determinadas condiciones, esto es, mediante adjudicación que el Estado les hiciera y pagando los adjudicatarios los impuestos establecidos por las leyes; se exceptuaban las esmeraldas. Bajo el régimen de la Confederación Granadina establecida en 1858 y la de los Estados Uni-

dos de Colombia en 1863, aunque se habían expedido algunas leyes a nivel nacional sobre minas de carbón, varios estados soberanos pudieron legislar de manera independiente sobre las minas que estuvieran en su territorio, adoptando normas donde se le otorgaba al propietario del suelo, el derecho al subsuelo. Posteriormente, la Ley 13 del 15 de mayo de 1868 dispuso para la Nación las reservas de las minas de carbón localizadas en terrenos baldíos o que por cualquier título le pertenecieran. Esta norma era limitada ya que no se extendía a toda la Nación sino a parte del Estado del Magdalena y a una zona no mayor de 50 km de la ribera del mar de los dos océanos y de los ríos navegables. Más tarde, por la Ley 29 de 1873, se hizo extensiva la zona de reserva a los depósitos de carbón existentes en la totalidad de los terrenos baldíos de la Nación.

Periodo de la Constitución de 1886 Después de haberse constituida la Nación Colombiana, como República Unitaria en 1886, se adoptó el Código de Minas del extinguido Estado de Antioquia, mediante la Ley 38 de 1887. Éste se mantuvo, hasta el año de 1912, cuando se introducen algunas modificaciones sobre la propiedad y la adjudicación de las minas (Có-

Tabla 2.1 Recursos y reservas de carbón, según diferentes investigadores

Fuente: Adaptado por L.T. Geoperforaciones y Minería Ltda. 2004

INGEOMINAS

12

ASPECTOS HISTÓRICOS DE LA INDUSTRIA DEL CARBÓN EN COLOMBIA

digo Fiscal). En lo relacionado con las minas de carbón descubiertas o que se descubrieran en terrenos baldíos y en los adjudicados con posterioridad al 28 de octubre de 1873, pertenecían a la Nación y tomaban el carácter de contratables. Allí se contemplaba que las minas de carbón podían explotarse por medio de contratos cumpliendo, entre otros aspectos, lo siguiente: Los contratos no podían exceder de 30 años y el beneficio que recibía el Estado no podía ser inferior al 15% del producto bruto de la empresa; posteriormente, este beneficio se redujo al 5% mediante la Ley 52 de 1931. Este impuesto fue abolido en 1952 mediante el Decreto extraordinario No. 2514 para las sustancias minerales no metálicas.

Estatuto Minero Conformado por las Leyes 60 de 1967 y 60 de 1969 y por los decretos reglamentarios 1275 de 1970 y 2181 de 1972. A través de estas normas se reguló lo concerniente a la exploración y explotación minera. Con relación a la minería del carbón, el estatuto no contiene normas distintas de las que rigen para las demás sustancias minerales no metálicas, a excepción del Artículo 89 del Decreto 1275 de 1970 que establece como área máxima para las concesiones de carbón, la de 1.000 hectáreas. El sistema de adjudicación del título minero fue abolido por la Ley 20 de 1969, al establecer que sólo mediante la figura de permiso, concesión o aportes, podían los particulares obtener derecho de las minas pertenecientes a la Nación; allí se respetaban los derechos constituidos al amparo de la legislación anterior. Como aún existían muchas minas que mantenían el derecho de propiedad privada y redi-

INGEOMINAS

midas a perpetuidad sin que estuvieran adelantando actividad económica sobre ellas, en el Decreto No. 1275 de 1970 se establecieron disposiciones para que estos derechos se extinguieran a favor de la Nación por falta de explotación. Allí se estableció el término de tres años para que el titular del derecho iniciara la explotación de la mina; en caso de que esto no se diera, perdería el mencionado derecho. Lo mismo sucedía si una vez iniciada la explotación, esta se suspendía sin justa causa por un periodo mayor de un año. En 1979, se da un nuevo marco jurídico al aprovechamiento sobre la industria del carbón, a través de la Ley 61. En ella se regula lo pertinente al régimen legal de la explotación de yacimientos de carbón, se crea el Fondo Nacional del Carbón, se establece un impuesto del 5% del valor bocamina sobre la tonelada de carbón explotada, aplicable a partir del 1º de enero de 1980. La citada ley prevé que los yacimientos carboníferos de propiedad de la Nación sólo podrán ser explotados mediante el sistema de aporte, otorgados a empresas industriales y comerciales del Estado del orden nacional. Estos a su vez podían explorarlos y explotarlos directamente o mediante contratos celebrados con particulares. Aquí se respetan los derechos adquiridos con anterioridad a la vigencia de la mencionada ley.

Código de Minas En 1988 se expide el Código de Minas, mediante el Decreto 2655, el cual rige para todo tipo de minería y se deroga una serie de normas que venían rigiendo hasta la fecha, entre ellas las Leyes 60 de 1967, 20 de 1969 y 61 de 1979. En esa misma fecha, se crea el Fondo de Fomento del Carbón con el Decreto 2656, el cual reemplaza al Fondo Nacional del Carbón.

13

ESTADO ACTUAL DE LA INDUSTRIA DEL CARBÓN EN COLOMBIA

En el código se ratifica que la exploración y explotación de los yacimientos de carbón sólo puede hacerse a través de contratos que terceros realicen con las entidades beneficiarias de aportes. Además, se mantiene el impuesto del 5% sobre el precio boca mina de la tonelada de mineral extraído.

modifica este porcentaje de acuerdo con los volúmenes extraídos en cada explotación, quedando el 5% para producciones menores de tres millones de toneladas y del 10% para mayores a la anterior.

Ley 685 de 2001

Constitución Política de 1991 La Constitución establece la propiedad del suelo, el subsuelo y los recursos naturales no renovables a favor de la Nación, respetando los derechos adquiridos anteriormente. Así mismo, establece la contraprestación económica por la explotación de recursos naturales no renovables, a título de regalías. La Ley 141 de 1994 acoge lo establecido en la Constitución del 91 sobre la contraprestación económica por la explotación de los recursos naturales no renovables; allí se cambia la denominación de impuesto por regalías y se mantiene el 5%. Posteriormente, la Ley 619 del 2000

INGEOMINAS

Mediante la Ley 685 de 2001 se expide un nuevo Código de Minas, cuyo objetivo es el fomento de la exploración y explotación de los recursos mineros de propiedad estatal y privada, entre otras. Se modifica el título minero quedando como única modalidad para explorar y explotar minas de propiedad estatal, el contrato de concesión. Se mantienen los derechos adquiridos con anterioridad por cualquier modalidad, entre ellos los contratos celebrados en áreas de aporte. Así mismo, establece el nuevo código un máximo de 10.000 hectáreas como área para celebración de un contrato de concesión. El código legisla, de manera general, para toda la minería que se desarrolle en el territorio nacional sin excepción.

14

ESTADO ACTUAL DE LA INDUSTRIA DEL CARBÓN EN COLOMBIA

3. ESTADO ACTUAL DE LA INDUSTRIA DEL CARBÓN EN COLOMBIA 3.1 3.2 3.3 3.4 3.5

EL CARBÓN COLOMBIANO FRENTE AL PANORAMA MUNDIAL SISTEMA DE CLASIFICACIÓN DE RECURSOS Y RESERVAS LEGISLACIÓN Y TRÁMITES MINEROS LEGISLACIÓN TRIBUTARIA LEGISLACIÓN AMBIENTAL Y DE PARTICIPACIÓN CIUDADANA Y COMUNITARIA 3.6 ESTADO ACTUAL DE LA EXPLORACIÓN 3.7 RECURSOS, RESERVAS Y CALIDAD 3.8 SISTEMAS DE EXPLOTACIÓN Y COSTOS 3.9 BENEFICIO Y TRANSFORMACIÓN 3.10 PRODUCCIÓN NACIONAL POR ZONA 3.11 EXPORTACIONES DE CARBÓN TÉRMICO Y METALÚRGICO 3.12 CONSUMO INTERNO 3.13 CONTRAPRESTACIONES ECONÓMICAS 3.14 SITUACIÓN AMBIENTAL Y SOCIAL DE LA MINERÍA DE CARBÓN 3.15 MARCO AMBIENTAL Y SOCIAL 3.16 SISTEMAS PARA EL TRANSPORTE DEL CARBÓN 3.17 INVESTIGACIÓN Y DESARROLLO TECNOLÓGICO 3.18 ORGANIZACIÓN GREMIAL 3.19 PERSPECTIVAS

17 18 21 22 24 25 26 27 31 31 32 34 36 37 38 38 43 45 45

LISTA DE FIGURAS Figura 3.1 Figura 3.2 Figura 3.3 Figura 3.4 Figura 3.5 Figura 3.6 Figura 3.7 Figura 3.8 Figura 3.9 Figura 3.10 Figura 3.11 Figura 3.12

INGEOMINAS

Reservas probadas de carbón bituminoso en el mundo Exportaciones de carbón colombiano de 1995 a 2003 Sistema de Clasificación de Recursos y Reservas de Carbón Diagrama de flujo para trámites mineros Precios históricos promedio FOB, en dólares, Proyecto Cerrejón Zona Norte Destino de las exportaciones colombianas en el año 2002 Consumo nacional de carbón por regiones (%), 2002 Consumo interno de carbón (%) según balance energético, 2002 Contraprestaciones económicas recibidas por la actividad minera del carbón Rutas para el transporte del carbón en Colombia Nivel de utilización de los puertos carboníferos en Colombia Proyectos Fonic según líneas de investigación (1985 - 2000)

17 18 20 23 34 35 35 37 38 40 42 45

15

ESTADO ACTUAL DE LA INDUSTRIA DEL CARBÓN EN COLOMBIA

LISTA DE TABLAS Tabla Tabla Tabla Tabla Tabla Tabla Tabla

3.1 3.2 3.3 3.4 3.5 3.6 3.7

Tabla 3.8 Tabla 3.9

INGEOMINAS

Impuestos generales y exclusivos del carbón Principales normas generales ambientales Estado de conocimiento geológico de las zonas carboníferas (%) Recursos más reservas de carbón en Colombia (millones de toneladas) Calidad de los carbones colombianos, según zona carbonífera Producción de carbón por zona carbonífera, 2003 Proyecciones de la producción nacional de carbón por zona, área carbonífera y empresa operadora Exportaciones de carbón colombiano, 2003 Instalaciones portuarias, localización y características de los puertos carboníferos en Colombia

24 25 26 27 29 32 33 36 41

16

ESTADO ACTUAL DE LA INDUSTRIA DEL CARBÓN EN COLOMBIA

3.1 EL CARBÓN COLOMBIANO FRENTE AL PANORAMA MUNDIAL El carbón es el combustible fósil más abundante del mundo, tanto que sus reservas probadas han sido definidas en más de 100 países y, con la rata actual de producción, su vida útil es superior a 200 años, en contraste con las reservas de petróleo y gas cuyas duraciones previstas son de 40 y 60 años, respectivamente, a la rata actual de producción. En la Figura 3.1 se presentan las reservas probadas de carbón bituminoso en el mundo (en miles de millones de toneladas). El carbón es el combustible más seguro de transportar y el que da la mayor garantía de suministro por sus amplias reservas, extendidas por todo el mundo, en comparación con el petróleo y gas cuyas reservas, en más del 70%, se encuentran en el Medio Oriente y en los países de la ex Unión Soviética.

Observando las principales cifras de oferta y demanda mundial de carbón, se encuentra que su producción ha crecido más del 50% en los últimos 25 años; el carbón es el segundo energético en importancia en el mundo después del petróleo, pues cerca del 23% de la energía primaria que se consume proviene de este recurso y es el combustible más importante en la generación de electricidad, donde participa con el 39% de su producción. En la industria metalúrgica cerca del 70% de la producción de acero depende del carbón. Colombia es, actualmente, el cuarto exportador mundial de carbón térmico y en los últimos años participó con más del 5% de las exportaciones mundiales. En la Figura 3.2 se presentan los datos históricos de las exportaciones de carbón, durante los últimos diez años. Este panorama, favorable a nivel mundial, contrasta con las cifras a nivel nacional, donde el carbón, a pesar de ser el energético más abun-

Figura 3.1 Reservas probadas de carbón bituminoso en el mundo Fuente: Word Coal Institute, 2000

INGEOMINAS

17

ESTADO ACTUAL DE LA INDUSTRIA DEL CARBÓN EN COLOMBIA

dante, participa apenas con el 8% del consumo de energía primaria y se ubica después del petróleo, el gas y la biomasa.

De este sistema de clasificación, se extraen algunos conceptos básicos útiles con el fin de que se entiendan los términos utilizados lo largo del texto.

3.2 SISTEMA DE CLASIFICACIÓN DE RECURSOS Y RESERVAS

La zona carbonífera es una superficie que abarca una o más áreas con carbón, geográficamente asimilable a uno o dos departamentos (Ecocarbón, 1995a:49).

El sistema de clasificación permite ordenar los recursos y reservas de carbón en Colombia, según el grado de certeza de la información geológica disponible y según el grado de seguridad técnica y económica del aprovechamiento de este recurso. Por esta razón, se utilizó el Sistema de Clasificación de Recursos y Reservas de Carbón (Ecocarbón, 1995a), antes concebido justo para superar de antemano los inconvenientes que se venían presentando en la evaluación de los yacimientos de carbón. Las diferentes clasificaciones internacionales utilizadas, con una nomenclatura tan abundante en sinonimias y homonimias y con el uso personalizado de las mismas, habían llegado a impedir que los resultados de un trabajo pudieran ser plenamente comparados con los de otros. Era claro que esta situación sólo se iba a obviar al crear una definición precisa de los términos aplicables a la realidad colombiana.

Para la posterior subdivisión de la zona en áreas, se tomó en consideración la distribución de las diferentes unidades carboníferas y la extensión y continuidad de las principales características estratigráficas y estructurales dentro de cada zona. Así, ¨El área carbonífera es una superficie, de significado geográfico y geológico, que comprende uno o más sectores carboníferos, donde todavía se aprecian variaciones estratigráficas laterales y verticales y donde los rasgos tectónicos indican estructuras individuales, cada una de varias decenas de kilómetros de largo por varios kilómetros de ancho¨. Ejemplos: San Luis, Catatumbo, Checua - Lenguazaque (Ecocarbón, 1995a:24). Para la subdivisión de las áreas en sectores se toman, también, en consideración las variaciones estratigráficas y estructurales. Así; ¨El sec-

Figura 3.2 Exportaciones de carbón colombiano de 1995 a 2003 Fuente: UPME, 2003

INGEOMINAS

18

ESTADO ACTUAL DE LA INDUSTRIA DEL CARBÓN EN COLOMBIA

tor carbonífero es una superficie de significado geográfico y geológico, que comprende uno o más bloques carboníferos, donde las correlaciones entre los mantos son aún claras y los rasgos estructurales delimitan dicha superficie dentro de una estructura mayor¨. Ejemplo: los cinco sectores del Área Carbonífera Checua-Lenguazaque (Ecocarbón, 1995a:48). Para la individualización del bloque se tomó en consideración que éste no es solamente una unidad estratigráfica y estructural, sino que constituye una unidad desde el punto de vista de su explotación. Así, ¨El bloque carbonífero es la superficie mínima subyacida por mantos de carbón e individualizada por medio de la combinación de datos estratigráficos y estructurales, de tal forma que en la exploración y en la explotación se pueda considerar una unidad¨. (Ecocarbón, 1995a:25). Para llegar a dar un significado minero y económico a la evaluación de los recursos de carbón, se ha estimado de utilidad definir, de antemano, el concepto de potencial carbonífero. Así, ¨El potencial en recursos carboníferos de un bloque, un sector, un área y una zona es la sumatoria de las reservas y de los recursos. Por tanto, se expresa como la suma de las cifras calculadas según los grados de certeza geológica y de seguridad técnica y económica hasta el nivel inicial de evaluación económica¨. Por normalización se entiende la evaluación de los yacimientos mediante el cálculo y la medida de los recursos y reservas de carbón en categorías, siguiendo los criterios, parámetros y valores límites establecidos en el sistema de clasificación; éste introduce, al proceso de evaluación de un proyecto minero, los factores conceptuales básicos sobre densidad de información proporcional a la complejidad geológica, certeza geológica de la existencia del carbón, seguridad técnica y económica de su recuperación.

INGEOMINAS

En la Figura 3.3 se presenta el Sistema de Clasificación de Recursos y Reservas de Carbón, base para la realización de este trabajo. Este sistema de clasificación emplea conceptos por los cuales los carbones están dispuestos en categorías de recursos y reservas, concebidas sobre la base de la certeza geológica de su existencia y la factibilidad económica de su recuperación. Esta idea está plasmada en una disposición de las categorías según las coordenadas x y y. Sobre la coordenada de las x, de derecha a izquierda, se colocan las categorías que significan el incremento de la certeza geológica, mientras que, sobre la coordenada de las y, está representado de abajo hacia arriba, el incremento de los conocimientos técnicos y económicos obtenidos sobre un yacimiento de carbón mediante la realización de estudios de prefactibilidad y de factibilidad. Como en el caso de otros sistemas de clasificación, el incremento de la certeza geológica se expresa mediante los términos «especulativo», «hipotético», «inferido», «indicado» y «medido», cuyo significado radica en que representan volúmenes determinados por puntos de información siempre menos distantes; finalmente, la densidad de la información define la certeza geológica. En este sistema de clasificación se propone que la cantidad de puntos de información sea mayor, por unidad de área, con respecto a otros sistemas. Se ha llegado a esta determinación después de analizar la situación geológica de las unidades carboníferas en el territorio nacional que, sin llegar a una complejidad extrema, sí requiere de una adecuada red de puntos, si se desea establecer un conocimiento con mayor precisión. Por consiguiente, desde el punto de vista de la certeza geológica, las categorías de recursos y reservas quedan definidas de la siguiente manera:

19

INGEOMINAS

20

Fuente: Ecocarbón, 1995

ESTADO ACTUAL DE LA INDUSTRIA DEL CARBÓN EN COLOMBIA

Figura 3.3 Sistema de Clasificación de Recursos y Reservas de Carbón

ESTADO ACTUAL DE LA INDUSTRIA DEL CARBÓN EN COLOMBIA

Medido (a) s. Los puntos de información distan hasta 500 m, el uno del otro; esto equivale a una influencia de hasta 250 m a partir de un punto de información.

Reservas agotadas, es decir, las cantidades de carbón que han sido explotadas, más las pérdidas por explotación.

Indicado (a) s. Los puntos de información distan entre 500 y 1.500 m, el uno del otro; esto equivale a una influencia de hasta 500 m entre los 250 y los 750 m contados a partir del punto de información.

3.3 LEGISLACIÓN Y TRÁMITES MINEROS

Inferido (a) s. Los puntos de información distan entre 1.500 y 4.500 m, el uno del otro; esto equivale a una influencia de hasta 1.500 m, comprendida entre los 750 y los 2.250 m, contados a partir de un punto de información. Hipotéticos. Los puntos de información son distantes más de 4.500 m entre sí; esto equivale a una influencia superior a 2.250 m, contados a partir de un punto de información. Especulativos. No hay puntos de información o son aún más distantes. El incremento de los conocimientos técnicos y económicos, que está representado sobre la coordenada de las y, de la figura citada, se expresa mediante los términos recursos, reservas básicas, reservas disponibles y reservas explotables, los dos últimos con su respectivo grado de aprovechamiento. Estos términos indican volúmenes de carbón, que van adquiriendo, mediante diferentes niveles de evaluación técnico-económica, un significado económico más preciso y confiable. Fuera de las categorías que aparecen en la Figura 3.3, el sistema de clasificación tiene prevista la definición de categorías adicionales como: Recursos restringidos, es decir, aquella parte de cualquier categoría de recursos cuya producción es prohibida por leyes y reglamentos.

INGEOMINAS

Dada la importancia del sector carbonífero del país, con visión exportadora, es necesario contar con un marco legal y regulador, claro y estable que garantice a los inversionistas nacionales y extranjeros normas precisas que sirvan para cumplir con los derechos y las obligaciones adquiridas; es así como, mediante la Ley 685 de 2001, se expide un nuevo Código de Minas, cuyo objetivo es el fomento de la exploración y explotación de los recursos mineros de propiedad estatal y privada. Define además, el papel del Estado en el ejercicio de la actividad minera del país, ratifica la propiedad del subsuelo y establece reglas como facilitador y fiscalizador en el desarrollo de proyectos mineros. Entre las principales modificaciones que se incluyen en la nueva legislación minera se destacan: • Facilidad en la solicitud de áreas, teniendo en cuenta el principio “primero en el tiempo, primero en el derecho”. • El título minero queda como única modalidad para explorar y explotar minas de propiedad estatal, mediante el contrato de concesión. • Institucionalización del registro de títulos a través de un catastro minero moderno, abierto al público. • Vigencia de los derechos adquiridos con anterioridad por cualquier modalidad, entre

21

ESTADO ACTUAL DE LA INDUSTRIA DEL CARBÓN EN COLOMBIA

ellos los contratos celebrados en áreas de aporte. • Sin restricción alguna sobre la transferencia de los derechos mineros. • Se amplia la vigencia de la Concesión a 30 años, prorrogables por 30 años más. • Se posibilitan las auditorias mineras externas para la evaluación de estudios y fiscalización minera. • Se legisla, de manera general, para toda la minería que se desarrolle en el territorio nacional, sin excepción. La Ley 685 de 2001 definió el Contrato de Concesión Minera, como aquél que se celebra entre el Estado y un particular para efectuar, por cuenta y riesgo de éste, los estudios, trabajos y obras de exploración de minerales de propiedad estatal, que puedan encontrarse dentro de una zona determinada. El Contrato de Concesión comprende, dentro de su objeto, las fases de exploración técnica, explotación económica, beneficio de minerales y el cierre o abandono de los trabajos u obras correspondientes, por cuenta y riesgo del concesionario. En la Figura 3.4 se representan los diferentes pasos a seguir y los trámites requeridos para la solicitud de un área en Contrato de Concesión, de acuerdo con la Ley 685 de 2001.

competitividad de un país frente a otro. En Colombia, el sistema existente presenta ventajas frente a los que rigen en países como Ecuador, Venezuela, Perú y Chile. Comparados estos con los estándares internacionales, la legislación colombiana es considerada, en general, buena, aunque existen diferencias entre la legislación y la realidad. “No es un secreto que las reglas en el campo tributario sufren grandes cambios, especialmente en la última década, tiempo en el cual se han realizado más de cinco reformas.” (UPME, 2002). “El nuevo Código de Minas, hizo avances en muchos campos, incluyendo temas económicos y fiscales, como la eliminación de la renta presuntiva y la flexibilización de las amortizaciones preoperativas. No obstante, introdujo nuevos cargos por canon superficiario, dependiendo del área, incrementando la carga por este concepto. También, es importante anotar que en Colombia existen otros tributos de carácter general que afectan los resultados empresariales, como son los bonos de paz, impuestos a las transacciones financieras” (UPME, 2002). En materia de tributos mineros se mantiene, para explotaciones superiores a tres millones de toneladas/año, una regalía equivalente al 10% en boca de mina y del 5% para tonelajes menores. En la Tabla 3.1 se presentan algunos de los indicadores en materia de impuestos generales y exclusivos que inciden directamente en la actividad empresarial minera.

3.4 LEGISLACIÓN TRIBUTARIA La tributación minera del carbón es uno de los principales factores que el inversionista considera importante, para determinar su participación en un proyecto específico y a su vez sirve para establecer las condiciones ó parámetros de

INGEOMINAS

22

ESTADO ACTUAL DE LA INDUSTRIA DEL CARBÓN EN COLOMBIA

Figura 3.4 Diagrama de flujo para trámites mineros Nota: PTO: Programa de Trabajos y Obras; E.I.A.: Estudio de Impacto Ambiental; L.A.: Licencia Ambiental Fuente: Ministerio de Minas y Energía, 2004, modificado

INGEOMINAS

23

ESTADO ACTUAL DE LA INDUSTRIA DEL CARBÓN EN COLOMBIA

3.5 LEGISLACIÓN AMBIENTAL Y DE PARTICIPACIÓN CIUDADANA Y COMUNITARIA El principal fundamento ambiental de nuestro país, es sin lugar a dudas, la Constitución Política de Colombia de 1991, al consagrar normas y principios ambientales y de participación ciudadana y comunitaria, definiendo a Colombia como un Estado social de derecho, democrático, descentralizado, participativo, solidario y pluralista. Consagra como uno de sus fines esenciales: facilitar la participación de todos en las decisiones que los afectan y en la vida económica, política, administrativa y cultural de la Nación. Se efectúa el reconocimiento de la diversidad étnica y cultural de la Nación, la au-

tonomía de administración de los territorios indígenas y el derecho de estos a participar en la explotación de los recursos naturales en sus territorios. Las principales normas generales que engloban los aspectos ambientales de las actividades productivas, y entre estas la minería, se resumen en la Tabla 3.2. La Ley 70 de 1993, establece mecanismos para proteger la identidad cultural y los derechos de las comunidades negras como grupo étnico. En los aspectos mineros, la mencionada ley establece el derecho a que las comunidades negras tengan prelación, en licencias especiales, para la exploración y explotación de los recursos

Tabla 3.1 Impuestos generales y exclusivos del carbón

Fuente: UPME, 2002. Competitividad del Sector Minero Colombiano. Bogotá, D.C.

INGEOMINAS

24

ESTADO ACTUAL DE LA INDUSTRIA DEL CARBÓN EN COLOMBIA

naturales no renovables, tradicionalmente aprovechados por dichas comunidades. Por otra parte, la Ley 99 de 1993, en su título de los modos y procedimientos de participación ciudadana establece: • El derecho de las personas naturales o jurídicas a intervenir en las actuaciones administrativas relacionadas con los permisos o licencias ambientales; • Los casos en que podrá realizarse audiencias públicas para obras o actividades objeto de licencia ambiental; • El establecimiento de la consulta previa a las comunidades indígenas y negras con relación a la explotación de los recursos naturales en su territorio. En lo que respecta al Ministerio del Interior, la Ley 199 de 1995 le asigna, entre sus funciones, certificar la presencia de las comunidades ne-

gras e indígenas y garantizar su adecuada participación para que las obras y actividades, que se pretendan desarrollar en sus territorios, no vayan en desmedro de su integridad social, cultural y económica.

3.6 ESTADO ACTUAL DE LA EXPLORACIÓN En la Tabla 3.3 se presenta el estado del conocimiento geológico de las zonas carboníferas del país, expresado en porcentaje, para las diferentes fases de la exploración geológica y estudios de prefactibilidad minera. Las fases consideradas son: Prospección, geología de superficie, geología del subsuelo, estudios de prefactibilidad y factibilidad minera. El estado del conocimiento geológico en porcentaje, aumenta de izquierda a derecha en la Tabla 3.3 y se ha establecido, teniendo en cuenta la superficie de las zonas y la fase de la exploración en que se encuentre.

Tabla 3.2 Principales normas generales ambientales

Fuente: Ministerio de Minas y Energía, 2004

INGEOMINAS

25

ESTADO ACTUAL DE LA INDUSTRIA DEL CARBÓN EN COLOMBIA

Observando los resultados se puede establecer que las zonas de La Guajira y Cesar son las mejores estudiadas y conocidas, donde se han desarrollado los proyectos carboníferos de mayor envergadura.

Otras zonas como Córdoba - Norte de Antioquia y Santander presentan estudios de prefactibilidad y factibilidad minera entre 25 a 35%, pero tienen entre 60 y 70% de sus áreas en un estado de conocimiento de prospección

Actualmente, en la Zona Carbonífera La Guajira, en el Área Carbonífera El Cerrejón Sur se realizan estudios exploratorios en la fase de subsuelo y de factibilidad. En la Zona Carbonífera Cesar se adelantan estudios de factibilidad en los sectores de El Sinclinal La Loma, El Descanso, El Boquerón, Rincón Hondo y Cerro Largo.

El Borde Llanero y la Llanura Amazónica son las áreas que en Colombia presentan un menor conocimiento geológico, indicado como el 100% en prospección; los estudios han sido realizados, principalmente, por compañías petroleras.

En las zonas de Antioquia - Antiguo Caldas, Valle del Cauca - Cauca, Cundinamarca, Boyacá y Norte de Santander, el estado del conocimiento geológico es similar. En estas zonas existen estudios de prefactibilidad y factibilidad minera con un conocimiento entre un 25 y 30%, y las explotaciones se han realizado, en un alto porcentaje, sin estudios y con un desarrollo minero de tipo artesanal.

En el ámbito latinoamericano, Colombia ocupa un lugar de privilegio por poseer las mayores reservas de carbón bituminoso de excelente calidad.

3.7 RECURSOS, RESERVAS Y CALIDAD

Los carbones se encuentran distribuidos en las tres cordilleras colombianas, Occidental, Central y Oriental. El yacimiento El Cerrejón, en el Departamento de La Guajira, es el mejor estudiado hasta la fecha; siguen en su orden los yacimientos del Departamento del Cesar y San Jorge, en

Tabla 3.3 Estado de conocimiento geológico de las zonas carboníferas (%)

Fuente: Minercol, 2002 (modificado)

INGEOMINAS

26

ESTADO ACTUAL DE LA INDUSTRIA DEL CARBÓN EN COLOMBIA

el Departamento de Córdoba. Con menor potencial se encuentran otras zonas donde ocurren carbones, tales como Antioquia-Antiguo Caldas, Valle del Cauca-Cauca. Los yacimientos más conocidos, con mayores reservas de carbón metalúrgico, están localizados en la Cordillera Oriental, sobresaliendo las zonas de Cundinamarca, Boyacá y Norte de Santander. Con menor conocimiento geológico se encuentran, el Borde Llanero y la Llanura Amazónica. En la Tabla 3.4 se muestran, para cada zona carbonífera, los recursos más reservas básicas en las categorías de medidos, indicados, inferidos e hipotéticos, así como su potencial, indicando además, las características del carbón asociado; térmico (T), metalúrgico (M) y antracitas (A). Aquellas zonas y áreas sobre las cuales no se dispone de información de calidad, no están incluidas en este cuadro. Las características físico químicas como poder calorífico (PC), azufre total (St), carbono fijo (CF), materia volátil (MV), cenizas (Cz) y humedad, (bien sea como humedad de equilibrio + factor o

como humedad residual), para las diferentes zonas carboníferas de Colombia, se resumen en la Tabla 3.5, en donde los datos de calidad se presentan en base boca de mina (ROM) o base como se analiza (BCA). Las áreas o sectores carboníferos de los cuales no se dispone información de calidad no están incluidos en este cuadro.

3.8 SISTEMAS DE EXPLOTACIÓN Y COSTOS En Colombia se pueden diferenciar dos sistemas de explotación, a cielo abierto y explotación por minería subterránea. En las zonas carboníferas La Guajira, El Cesar y Córdoba - Norte de Antioquia, existen explotaciones a cielo abierto, de gran y mediano tamaño, utilización de tecnologías de punta y una producción eficiente y competitiva a nivel internacional. En el Departamento del Cesar existe, además, explotación por minería subterránea, que aplica simultáneamente equipos de extracción por

Tabla 3.4 Recursos más reservas de carbón en Colombia (millones de toneladas)

Sigue página 28

INGEOMINAS

27

ESTADO ACTUAL DE LA INDUSTRIA DEL CARBÓN EN COLOMBIA

Continúa tabla 3.4

Fuente: LT. Goperforaciones, 2004 (con base en información de Minercol)

INGEOMINAS

28

ESTADO ACTUAL DE LA INDUSTRIA DEL CARBÓN EN COLOMBIA

el método de tajo largo, con minado continuo, rozadora y escudos automarchantes; igualmente, se utiliza el sistema de cámaras y pilares con alta tecnología. Los costos de producción en la Zona Carbonífera La Guajira, para el año 2001, variaron entre US$

12,1 y US$ 15,6. En la Zona Carbonífera Cesar los costos para el año 2001, fluctuaron entre US$ 7,3 a US$ 17,0. En las zonas del interior del país, Antioquia Antiguo - Caldas, Valle del Cauca - Cauca, Cundinamarca, Boyacá y Norte de Santander,

Tabla 3.5 Calidad de los carbones colombianos, según zona carbonífera

Sigue página 30

INGEOMINAS

29

ESTADO ACTUAL DE LA INDUSTRIA DEL CARBÓN EN COLOMBIA Continúa tabla 3.5

Fuente: Minercol, 2003

INGEOMINAS

30

ESTADO ACTUAL DE LA INDUSTRIA DEL CARBÓN EN COLOMBIA

las expoltaciones son por minería subterránea, de pequeña magnitud, de tipo artesanal a semimecanizada. Los costos de producción calculados para este tipo de minas, con producción mayores a 12.000 t/año, son del orden de $21.600 en Antioquia, $27.450 en Cundinamarca, $26.760 en Boyacá y $47.193 en el Valle del Cauca.

de colmena, 143 de pampa y 34 de solera. En la Zona Carbonífera Boyacá hay 598 hornos de los cuales 520 son de colmena, 58 verticales y 20 de solera. En Norte de Santander se han reportado cerca de 200 hornos, entre pampa y colmena.

3.10 PRODUCCIÓN NACIONAL POR ZONA 3.9 BENEFICIO Y TRANSFORMACIÓN Se describen, a continuación, los procesos de beneficio y transformación con los cuales se comercializa el carbón en Colombia. En la Zona Carbonífera La Guajira, se lava aproximadamente un 10% de la producción y se comercializa triturado. En el Cesar, el carbón se comercializa triturado. En las zonas de Cundinamarca y Boyacá, a los carbones se les practica procesos de lavado y coquización. Las plantas de lavabilidad más importantes son: Santa Teresa y Milpa en Boyacá y Carbocoque en Cundinamarca. El lavado se hace mediante un proceso húmedo. Para el proceso de coquización se utilizan hornos de solera, colmena y una batería de hornos verticales en Belencito, Boyacá. Actualmente, existe un auge en la construcción de hornos de colmena, con ducto interno y de solera, con menor impacto al medio ambiente y mayor eficiencia para cumplir con los requerimientos del mercado internacional. En Norte de Santander, los carbones se coquizan utilizando hornos de pampa y solera. Allí se ha experimentado los hornos de colmena con ducto interno. En las zonas de Antioquia y Valle del Cauca - Cauca, los carbones se comercializan cribados y, en algunos casos, triturados. En la Zona Carbonífera Cundinamarca existen 634 hornos de coquización, de los cuales 457 son

INGEOMINAS

En la Tabla 3.6, se presenta la producción nacional de carbón, por zona carbonífera, para el año 2003. Se alcanzó una producción total de 49,47 millones de toneladas, de las cuales 48,22 millones de toneladas corresponden a carbones térmicos y 1,25 millones de toneladas corresponden a carbones metalúrgicos. La Zona Carbonífera La Guajira se destaca por ser la mayor productora del país con un total de 22,51 millones de toneladas. En segundo lugar, se ubica la Zona Carbonífera Cesar con una producción, para el año 2003, de 21,12 millones de toneladas. El resto del país produjo 5,87 millones de toneladas. Es importante resaltar que la producción de los carbones coquizables, en el interior del país, ha tenido un interesante repunte, asociado a la demanda internacional que se viene dando por este tipo de carbones y el coque. También, es válido anotar el incremento en la producción de la mina La Guacamaya, en Córdoba, que pasó de producir 100.000 t/ año a 219.000 t/año, en el 2003. En la Tabla 3.7 se observa la producción proyectada para los años 2004 a 2006 por zona, área carbonífera y empresa operadora. Para el año 2006, se espera una producción total de 58,1 millones de toneladas, equivalente a un crecimiento del 17, 6% de la producción con respecto al año 2003; consolidándose las zonas de La Guajira y Cesar como las más importantes productoras de carbón a nivel nacional, con una participación de más del 90%.

31

ESTADO ACTUAL DE LA INDUSTRIA DEL CARBÓN EN COLOMBIA

3.11 EXPORTACIONES DE CARBÓN TÉRMICO Y METALÚRGICO El carbón es uno de los recursos de mayor dinamismo en las exportaciones colombianas; en los últimos diez años, éstas se han duplicado, pasando de 16.0 millones de toneladas en el año 1992 a 45,5 millones de toneladas, en el año 2003. Actualmente, es el segundo producto, después del petróleo, que mayores divisas le generan al país.

En promedio, para el año 2002 la tonelada de carbón térmico de exportación FOB, se vendió a US$ 30,45 y la de coque a US$ 93,36 (DANE, 2002). Como información de referencia, en la Figura 3.5 se presentan los precios históricos promedios, FOB en dólares, para el Proyecto Cerrejón Zona Norte. Se observan variaciones de los precios internacionales del carbón con picos, por encima de US$ 31, en los años de 1998 y

Tabla 3.6 Producción de carbón por zona carbonífera, 2003

Fuente: Minercol, Gerencia de Energéticos, Gerencia de Fiscalización Minera, 2003

INGEOMINAS

32

ESTADO ACTUAL DE LA INDUSTRIA DEL CARBÓN EN COLOMBIA

2001, y un descenso significativo en los años 1999 y 2000. En el año 2003, las exportaciones del carbón representaron más del 90% de la producción nacional de carbón, con la peculiaridad de que este

comportamiento se ha mantenido en los últimos años. La distribución de las exportaciones de carbón se puede observar en la Tabla 3.8. Del total de las exportaciones, 45,56 millones de toneladas durante el año 2003, el 98% correspon-

Tabla 3.7 Proyecciones de la producción nacional de carbón por zona, área carbonífera y empresa operadora

Nota: ND: No Disponible. * En etapa de exploración. Información sujeta a revisión Fuente: MINERCOL. 2003

INGEOMINAS

33

ESTADO ACTUAL DE LA INDUSTRIA DEL CARBÓN EN COLOMBIA

de a carbones térmicos y el 2% a carbones metalúrgicos. Sobresalen los centros de producción de las zonas carboníferas de La Guajira y Cesar como las mayores exportadoras de carbón térmico con un 96% del total exportado. Los centros de producción de Norte de Santander, Cundinamarca y Boyacá son los únicos exportadores de carbones metalúrgicos. La existencia de inventarios de carbón explica que en el 2003 las exportaciones de una zona superaran las cifras de la producción. En la Figura 3.6 se visualiza el destino de las exportaciones colombianas de carbón, en el año 2002.

3.12 CONSUMO INTERNO Con el propósito de observar la distribución del consumo de carbón a nivel nacional, en la Figura 3.7 se muestra en forma porcentual dicha distribución, destacándose los departamentos de Boyacá, Norte de Santander y Cundinamarca como los mayores consumidores durante el año 2002, con el 36%, 31% y 25% respectivamente.

Es de anotar que, en el año 2002, el Departamento de Cundinamarca tuvo un incremento sustancial en su consumo, pasando del 5,8% en el año 2001 al 25% del consumo total nacional, debido principalmente a que la Carboeléctrica de Zipaquirá no operó durante el año 2001. Con base en la información del balance energético, consolidado para el año 2002, el consumo interno de carbón fue de 3.877.000 t (UPME, 2002). En la Figura 3.8 se muestra la participación, en porcentaje, del consumo por cada subsector, en donde se nota que el principal consumidor corresponde al industrial con el 64% del total nacional, seguido por las centrales térmicas con el 20%. Vale la pena destacar la variabilidad del consumo de carbón térmico en los diferentes subsectores para los años recientes, observándose, cierta modificación con relación al comportamiento histórico, debido principalmente a la implantación masiva del gas domiciliario e industrial en la década de los años 90. Sumado a lo anterior, aparece otra causa originada en la influencia de los cambios del consumo en el sector eléctrico, sujeto a las condiciones

Figura 3.5. Precios históricos promedio FOB, en dólares, Proyecto Cerrejón Zona Norte. Fuente: Coaltrans, McCloskey, 2002

INGEOMINAS

34

ESTADO ACTUAL DE LA INDUSTRIA DEL CARBÓN EN COLOMBIA

Figura 3.6 Destino de las exportaciones colombianas en el año 2002 Fuente: DANE, 2002

Figura 3.7 Consumo nacional de carbón por regiones (%), 2002 Fuente: Minercol, Gerencia de Energéticos, Mayo 2002

INGEOMINAS

35

ESTADO ACTUAL DE LA INDUSTRIA DEL CARBÓN EN COLOMBIA

climáticas; significando esto que en épocas de lluvias el consumo de carbón, en la generación de las centrales térmicas, disminuye.

3.13 CONTRAPRESTACIONES ECONÓMICAS Las contraprestaciones económicas son las sumas o especies que recibe el Estado por la explotación de los recursos naturales no renovables. La regalía, como contraprestación económica básica, consiste en un porcentaje, fijo o progresivo, del producto bruto explotado obje-

to del título minero y sus subproductos, calculado o medido al borde o en boca de mina, pagadero en dinero o en especie. Los cánones superficiarios son compatibles con la regalía y constituyen una contraprestación que se cobrará por la entidad contratante sin consideración a quien tenga la propiedad o posesión de los terrenos de ubicación del contrato. La liquidación, el recaudo y la destinación de los cánones superficiarios le corresponde efectuarlos a la autoridad minera (Ley 685 de 2001 - Código de Minas)

Tabla 3.8 Exportaciones de carbón colombiano, 2003

Fuente: Minercol, Gerencia de Energéticos, Gerencia de Fiscalización Minera, 2003

INGEOMINAS

36

ESTADO ACTUAL DE LA INDUSTRIA DEL CARBÓN EN COLOMBIA

Por efecto de las contraprestaciones económicas, establecidas por las normas vigentes, el carbón ha tenido la mayor contribución, al compararlo con el resto de los recursos minerales, con excepción de los hidrocarburos. Las cifras de regalías y demás contraprestaciones económicas, para los últimos cinco años, se muestran en la Figura 3.9.

3.14 SITUACIÓN AMBIENTAL Y SOCIAL DE LA MINERÍA DE CARBÓN Existe un amplio segmento de la minería denominado artesanal, informal o de subsistencia, que se caracteriza por una explotación selectiva realizada a nivel individual o de grupos pequeños, no legalizada, con tecnologías inadecuadas y de bajo rendimiento. Esta minería genera problemas sociales relacionados con la salud, seguridad industrial, trabajo de menores de edad en las minas y en los aspectos laborales. Para la minería informal, el Código de Minas prevé la creación de áreas de reserva especial,

contemplando la conformación de proyectos mineros comunitarios en regiones en las que, dadas las características geológico-mineras, es procedente establecer trabajos mineros viables o alternativamente, el establecimiento de proyectos de reconversión, para aquellas áreas cuyas características técnicas, económicas, ambientales y sociales no hacen viable la explotación minera. Existe un grupo intermedio de pequeños y medianos mineros que no cumplen con las normas establecidas, en los aspectos mineros, ambientales, fiscales y laborales, pero cuya minería puede ser técnica y económicamente viable, que es necesario transformar a la legalidad en sus diferentes ámbitos, aplicando estrictos medios de regulación y control del Estado, complementados con procesos de educación y capacitación. Existe también un grupo reducido de empresas debidamente organizadas que, independientemente de su escala operacional, cumplen con la normas en cuanto a programas y actividades de manejo ambiental y gestión social, cumpliendo además con estándares de seguridad industrial, salud ocupacional y obligaciones laborales.

Figura 3.8 Consumo interno de carbón (%) según balance energético, 2002 Fuente:UPME. 2002. www.upme.gov.co/infoener/balanc/BalaenerEstand2002.htm

INGEOMINAS

37

ESTADO ACTUAL DE LA INDUSTRIA DEL CARBÓN EN COLOMBIA

3.15 MARCO AMBIENTAL Y SOCIAL Colombia ha dado una alta prioridad al problema de cambio climático. Fue así que se aprobó la adhesión a la Convención de Cambio Climático, mediante la Ley 164 de 1994, de la cual es parte desde junio de 1995. Igualmente, mediante la Ley 629 de 2000 se aprobó el Protocolo de Kyoto de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, hecho en Kyoto el 11 de diciembre de 1997. Teniendo en cuenta el Inventario Nacional de Gases de Efecto Invernadero, realizado en el año 1990, se estimó que en la distribución porcentual por tipo de combustible, la mayor participación de emisiones la tuvo el petróleo y sus derivados con el 56.8 %, seguido del carbón con el 24.5 % y el gas natural con el 18.7 %. Por el uso del carbón hay dos sectores que tuvieron alta participación en las emisiones de CO2: El de la industria manufacturera, que aportó el 54.1% y las industrias de transformación con el 39.9%.

El reporte sobre la situación del país frente al cambio climático, es importante no sólo para conocer las repercusiones globales del fenómeno en el contexto nacional, sino que permite la formulación de políticas y proyectos conducentes a reducir las emisiones, frente a los factores antrópicos de contaminación atmosférica y para la prevención de los factores de vulnerabilidad frente a las amenazas consecuentes con el cambio climático. Es, igualmente, importante que las entidades y empresas del sector energético, y en particular las del subsector carbonífero, conozcan las ventajas de los mecanismos del uso de tecnologías limpias y se preparen para la formulación de proyectos en tal sentido.

3.16 SISTEMAS PARA EL TRANSPORTE DEL CARBÓN El transporte interno del carbón, en el país, se realiza mediante dos sistemas principales: Red vial de carreteras y red vial ferroviaria.

Figura 3.9 Contraprestaciones económicas recibidas por la actividad minera del carbón. * Información preliminar en revisión. Fuente: UPME, 2004

INGEOMINAS

38

ESTADO ACTUAL DE LA INDUSTRIA DEL CARBÓN EN COLOMBIA

Red vial de carreteras El carbón se transporta por rutas que son una combinación de troncales transversales, caminos vecinales y mineros, con variadas especificaciones de diseño, construcción y mantenimiento, para las cuales el uso real en muchos casos supera las especificaciones. Por esta red se moviliza, aproximadamente, el 45% del carbón producido. El transporte del carbón tiene como escenario principal las diferentes zonas productoras, los centros donde están ubicadas las grandes industrias consumidoras y los puertos marítimos, y algunos fluviales. En la Figura 3.10 se muestra, de manera general, la red vial de carreteras empleada para el transporte de carbón en Colombia. De acuerdo con The 2002 Americas Coal Conference, 2002, Cartagena, los costos de transporte por carretera, para el año 2001, desde el Proyecto Cerrejón en La Guajira hasta Santa Marta, fueron de US$ 7,9/t. Para la Zona Carbonífera Cesar los costos de transporte, hasta los puertos de Santa Marta y Barranquilla, para el año 2001, fueron de US$ 8,2/t.

En La Guajira, opera un ferrocarril de trocha ancha (1,435 m), de 150 km de longitud, que transporta todo el carbón de la mina El Cerrejón a Puerto Bolívar. Este es el mayor ferrocarril transportador de carbón del país, pues moviliza el 52% del total del carbón producido a nivel nacional. En el caso de las vías férreas del interior del país, su estado de abandono ha impedido la utilización como medio principal de transporte de carbón; el desarrollo y crecimiento de la minería del carbón en estas zonas contribuyen, en la actualidad, con su recuperación. El costo por transporte en ferrocarril, para el Área Carbonífera EL Cerrejón Norte en el año 2001, fue de US$ 0,7/t a Puerto Bolívar. Para la Zona Carbonífera Cesar el valor de este transporte, a Ciénaga (Drummond), fue de US$ 3,3/t.

Puertos carboníferos e infraestructura portuaria En Colombia, los puertos se clasifican en dos tipos: gran y pequeño calado. De gran calado son los puertos en donde atracan embarcaciones con capacidad mayor de 10.000 t de registro neto o con calado igual o superior a 15 pies, o en los que se movilice una carga superior a 1.000.000 t/año.

Red vial ferroviaria. La red férrea nacional se caracteriza por ser de vía angosta (0,9144 m) y con una longitud de 2.289 km, de los cuales 1.086 km se utilizan, eventualmente, para transportar carbón, desde Lenguazaque (Cundinamarca) hasta Santa Marta, con cantidades aproximadas de 180.000 t/año, lo cual no representa el 1% del carbón movilizado en el país. De esta infraestructura se rehabilitaron 270 km para transportar el carbón desde La Loma hasta Ciénaga (Magdalena).

INGEOMINAS

Los puertos tuvieron la capacidad de atender exportaciones de carbón que ascendieron a 45,6 millones de toneladas en el 2003 y podrán despachar los volúmenes futuros de carbón que se prevé suban en el 2006 a 58,1 millones de toneladas/año. La capacidad instalada, en el año 2003, en los puertos colombianos era de 82,6 millones de toneladas. En la actualidad existen seis puertos marítimos autorizados para la exportación exclusiva de carbón (Sociedad Portuaria Regional Santa Marta - Carboandes, American Port Company

39

ESTADO ACTUAL DE LA INDUSTRIA DEL CARBÓN EN COLOMBIA

Figura 3.10 Rutas para el transporte del carbón en Colombia Fuente: Ecocarbón, 1987

INGEOMINAS

40

ESTADO ACTUAL DE LA INDUSTRIA DEL CARBÓN EN COLOMBIA

- Drummond, C.I. Prodeco, Atlantic Coal de Colombia, Carbomilpa, Carbones del Cerrejón). Por otro lado, existen otros puertos que mueven, además de carbón, otro tipo de carga (Sociedad Cementos del Caribe, Compañía Colombiana de Clinker, Sociedad Portuaria Mamonal y Sociedad Portuaria Regional Buenaventura). En la Tabla 3.9, se muestran algunas de las características de estos puertos donde se utilizan, como sistema operativo, muelles y barcazas.

carboneros. Únicamente en tres terminales, Puerto Bolívar, Puerto Zúñiga y American Port Co., la capacidad de los buques puede superar las 80.000 toneladas (tipo Cape); a los otros terminales, sólo llegan buques tipo Handy que tienen una capacidad máxima de 45.000 t. A continuación, se presenta una descripción de algunos de los puertos y sus principales características:

Puerto de Barranquilla En la Figura 3.11 se muestra el nivel de utilización de los puertos carboníferos, incluyendo el nivel general de carga (carbón y otros) El movimiento total de carga, durante el año de 2002, por los puertos colombianos fue de 36,5 millones de toneladas. La capacidad instalada en los mismos fue en el 2003 de 82,6 millones de toneladas. El mayor inconveniente de operación es la baja capacidad de las naves que recalan a los puertos

Propietario: Carbones del Caribe. Localización: Aproximadamente, a 10 km al este de la desembocadura del río Magdalena en el Mar Caribe. Profundidad: Fluctúa entre 11 m y 13 m. Topografía: Los terrenos son planos e incluyen zonas cenagosas del delta del río. Usos de la tierra: Zona portuaria de Barranquilla. Observaciones: No admite buques mayores de 40.000 t. por las restricciones de calado del río.

Tabla 3.9 Instalaciones portuarias, localización y características de los puertos carboníferos en Colombia

Nota: El movimiento en un puerto puede superar la capacidad instalada, porque normalmente ésta última se establece a un nivel inferior al de utilización. Fuente: Ministerio de Obras Públicas, 2003

INGEOMINAS

41

ESTADO ACTUAL DE LA INDUSTRIA DEL CARBÓN EN COLOMBIA

Puerto de Santa Marta - Puerto Zúñiga Propietario: Prodeco. Localización: Bahía de Santa Marta. Profundidad En el sector de Puerto Zúñiga se encuentran la línea de 20 m a 4 km de la costa. Topografía: En este sector las pendientes de los terrenos son muy suaves. Usos de la Tierra: A menos de 1 km de Puerto Zúñiga esta ubicado el aeropuerto de Santa Marta y hacia el sur, se han desarrollado proyectos turísticos. El área fue declarada zona turística por resolución 344 de 1972 y por el Acuerdo Municipal 002 de 1988. Observaciones: Se presentan conflictos por uso de la tierra.

Puerto de Santa Marta Propietario: Carboandes. Localización: Bahía de Santa Marta. Profundidad: La línea de 20 m se encuentra a

menos de 500 m de la costa. Topografía: En este sector el terreno es plano rodeado por colinas. Usos de la Tierra: Se encuentra en la Zona Portuaria de la Bahía de Santa Marta; hacia el sur, se han desarrollado proyectos turísticos. Observaciones: Se presentan conflictos por uso de la tierra

Puerto de Tamalameque Propietario: Carbones del Caribe. Localización: Municipio de Tamalameque, en la margen derecha del río Magdalena. Profundidad: En época de verano el calado se reduce a 3 m en el río y a 2 m en el Canal del Dique. Topografía: Los terrenos pertenecen al delta del río y son planos. Usos de la tierra: Agricultura. Observaciones: El transporte se realiza en barcazas por las restricciones de calado del río.

Figura 3.11 Nivel de utilización de los puertos carboníferos en Colombia Fuente: Superintendencia de Puertos y Transporte, 2003

INGEOMINAS

42

ESTADO ACTUAL DE LA INDUSTRIA DEL CARBÓN EN COLOMBIA

Puerto Bolívar Propietario: Carbones del Cerrejón (Glencore, Ancoal, y BHP Billintong). Localización: Bahía Portete Profundidad: Mayor de 20 m a 300 m de la costa. Topografía: Los terrenos son en su totalidad planos. Usos de la tierra: Ninguno. Observaciones: No se interpone con otros usos de la tierra y presenta excelentes condiciones de oleaje y profundidad.

Puerto de Ciénaga Propietario: Drummond Ltda. Localización: Municipio de Ciénaga en el Departamento del Magdalena Profundidad: La profundidad de 20 m se encuentra a 9 km aproximadamente de la costa. Topografía: Los terrenos son en su totalidad planos. Usos de la tierra: Agricultura (sorgo y banano) Observaciones: Compatibilidad de usos de la tierra, disponibilidad de ferrocarril, cercanía a las minas del Cesar. Los costos portuarios (Puerto Bolivar), en el año 2001, para el proyecto Cerrejón Zona Norte fueron de US$ 1,4. Para este mismo año, y para otros proyectos de la Zona Carbonífera La Guajira, los costos portuarios en Santa Marta fueron de US$ 4,3. En la Zona Carbonífera Cesar los costos portuarios en Puerto Drummond, en el año 2001, fueron de US$ 2,8. Para esta misma, zona los costos portuarios en Santa Marta y Barranquilla, en este mismo año, fueron de US$ 4,3 (The 2002 Americas Coal Conference, 2002, Cartagena). De acuerdo con el plan de expansión portuaria, 1991 - 1993, las zonas portuarias habilitadas para el manejo del carbón en el litoral del Caribe fueron: Bahía Portete, desembocadura

INGEOMINAS

del río Cañas (Guajira), el municipio de Ciénaga entre la quebrada El Doctor y el río Córdoba, la margen occidental de Bocas de Ceniza, y la Zona Portuaria de Barranquilla sobre el río Magdalena. Adicionalmente, el plan de expansión portuaria 1993 - 1995 estableció que se podrán otorgar nuevas concesiones teniendo en cuenta las consideraciones específicas para cada tipo de carga; siempre y cuando cumplan con las dos condiciones siguientes: Que la zona no sea de reserva o esté localizada en parque natural y que no diste más de 50 km de la red vial; y exista un plan de inversión pública o privada que asegure la financiación y el desarrollo de la infraestructura básica.

3.17 INVESTIGACIÓN Y DESARROLLO TECNOLÓGICO Con el desarrollo de los proyectos de El Cerrejón, diversas instituciones iniciaron investigaciones, fundamentalmente, sobre caracterización de los carbones; entre estas instituciones deben mencionarse, especialmente, el Ingeominas, la Universidad Nacional y la Universidad de Antioquia. Un impulso a la investigación y desarrollo tecnológico de los carbones en Colombia se logró a través del Fondo Nacional de Investigación del Carbón (FONIC), constituido en diciembre de 1985 a través de un convenio suscrito entre Carbocol y Colciencias con “el objetivo de ampliar la investigación científica y el desarrollo tecnológico, mediante un trabajo de integración con universidades, centros e institutos de investigación productiva, tanto del sector público como privado, alrededor del recurso carbón, con el propósito de poner en marcha proyectos e investigaciones que desarrollen tecnologías sobre carbón eficientes y con el mínimo impacto ambiental, en la cadena de la industria del carbón”. (Minercol. 2000).

43

ESTADO ACTUAL DE LA INDUSTRIA DEL CARBÓN EN COLOMBIA

El balance, a la fecha, ha demostrado que se ha investigado en toda la cadena de la industria del carbón, desde su exploración hasta su consumo final, abarcando las áreas de geología, minería, caracterización tecnológica, almacenamiento y transporte, preparación y beneficio, procesos de conversión carboquímica y aspectos ambientales asociados. Todo esto dirigido al desarrollo de las tecnologías limpias del carbón, “diseñadas para mejorar la eficiencia como la tolerancia ambiental en la extracción, preparación y uso del carbón”. (World Coal Institute, 1996).

dad Nacional, seccional de Medellín; Grupo de Carbones de la Universidad Industrial de Santander; Grupo de Carbones de la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia; División Tecnologías Complementarias - KTC del Instituto Colombiano de Petróleo; Grupo de Carbones de la Universidad Francisco de Paula Santander; Grupo de Energía de la Universidad Pontificia Bolivariana; Grupo de Carbones del Ingeominas; Grupo de Carbones de la Universidad Popular del Cesar; Grupo de Investigación del Carbón de la Universidad del Atlántico.

Específicamente, con el propósito de impulsar el consumo del carbón mediante actividades de fomento, promoción y financiación se trabajó en los siguientes frentes: La sustitución del gas y el petróleo por mezclas de carbón en el marco de investigaciones adelantadas por la Universidad Industrial de Santander y el Instituto Colombiano de Petróleo; investigación en el campo de productos químicos como la licuefacción y producción de resinas de intercambio; caracterización de carbones, alrededor de temas como análisis espectroscópico, análisis de productos y subproductos en pirolisis y en coquización, y la espectrometría de masas; la seguridad y el medio ambiente; y la formación del recurso humano.

Un análisis sobre los resultados obtenidos en el Programa de Investigación y Desarrollo Tecnológico, permite resaltar los siguientes puntos:

Se financiaron 43 proyectos de investigación por valor de $5.416 millones durante el período 1985-2000. En la Figura 3.12 se observa el porcentaje según las líneas de investigación, destacándose la línea de conversión (coquización, gasificación, entre otras) En el marco del convenio suscrito entre Carbocol y Colciencias, existen más de nueve grupos apoyados para mejorar la capacidad científica y de investigación: Laboratorio de Carbones de la Universidad Nacional de Colombia; Laboratorio de Carboquímica de la Universidad de Antioquia; Grupo de Carbones de la Universi-

INGEOMINAS

• En el campo de la coquización se logró avanzar en los estudios de mezclas que permiten obtener, actualmente, coque de mejores especificaciones para la exportación; mejora en el diseño de hornos, mediante la puesta en marcha de tecnologías más limpias en la producción de coque, con la construcción de hornos de solera y de colmena con ducto interno, en los departamentos de Cundinamarca, Boyacá y Norte de Santander. •

Desarrollo tecnológico de mezclas densas carbón - agua - combustóleo, para sustituir derivados del petróleo.

• Optimización en procesos de fabricación del ladrillo y cal para una producción limpia, compatible con el medio ambiente. • Trabajos de combustión, desarrollados para dar un mejor uso al carbón en la industria. • Realización de investigaciones en pirólisis y gasificación que permitieron establecer su viabilidad técnica.

44

ESTADO ACTUAL DE LA INDUSTRIA DEL CARBÓN EN COLOMBIA

• Desarrollo de briquetas con tecnología nacional y obtención de patente.

ma, se fortalecieron las pequeñas y medianas explotaciones mineras del país.

• Consolidación de grupos especializados de investigación con personal científico, a nivel de maestría y doctorado, que cuentan con una infraestructura de laboratorios y plantas demostrativas para su desarrollo científico.

Con la institucionalización de dichas federaciones se logró dar vida jurídica a la Federación Nacional de Productores de Carbón FENALCARBON, integrada por cada uno de los presidentes de esas federaciones regionales. FENALCARBON tiene su sede en la ciudad de Bogotá D.C.

• Realización de congresos de ciencia y tecnología del carbón que permitió el intercambio y exposición de trabajos de investigación y desarrollo tecnológico con la comunidad nacional e internacional.

3.18 ORGANIZACIÓN GREMIAL En 1994, Ecocarbón realizó una gestión importante para la consolidación del gremio carbonífero. Fue así como se promovió la creación de federaciones autónomas de pequeños y medianos productores de carbón en las zonas carboníferas de Antioquia, Cundinamarca, Boyacá, Norte de Santander, Valle del Cauca y el Cesar. De esta for-

3.19 PERSPECTIVAS Colombia tiene un potencial de 16.992,80 millones de toneladas de carbón, de las cuales 7.063,58 millones de toneladas corresponden a recursos y reservas medidas, que la convierten en el ámbito latinoamericano, en el país con mayores recursos y reservas de carbón bituminoso de excelente calidad, tanto térmico como coquizable. La producción, durante el año 2003, fue de 49,5 millones de toneladas de las cuales se exporta-

Figura 3.12 Proyectos FONIC según líneas de investigación (1985 - 2000) Fuente: Minercol, 2000. Resultados del Fondo Nacional de Investigación del Carbón-FONIC. Bogotá, D.C.

INGEOMINAS

45

ESTADO ACTUAL DE LA INDUSTRIA DEL CARBÓN EN COLOMBIA

ron 45,6 millones de toneladas, que equivale al 92% de la producción. Se espera que, en el 2006, la producción sea de 58 millones de toneladas, afianzando al carbón como una de las más importantes fuentes de ingresos para el desarrollo del país y las zonas donde se adelantan los proyectos carboníferos. Las zonas carboníferas de La Guajira y Cesar son las más importantes, desde el punto de vista de su ubicación geográfica, para la exportación hacia los principales consumidores de carbón térmico del mundo. Igualmente, el potencial de recursos y reservas, la calidad, la infraestructura asociada y su alta eficiencia permite afianzar el desarrollo de la industria carbonífera de Colombia frente al mercado internacional.

En la Zona Carbonífera La Guajira se espera que, para el año 2006, se produzcan 28 millones de toneladas provenientes de las áreas de El Cerrejón Central y Norte. Así mismo, se espera que para esta fecha se haya definido que tipo de proyecto se desarrollará en el Área Carbonífera El Cerrejón Sur. En la Zona Carbonífera Cesar la producción, para el año 2006, se estima en 24 millones de toneladas proveniente de las explotaciones existentes, sumado a los desarrollos que se den en los proyectos de El Descanso Norte, El Descanso Sur, Rincón Hondo, El Hatillo, Calenturitas, Carbones del Cesar y Cerro Largo. Debe tenerse en cuenta que el ferrocarril, existente entre La Loma - Ciénaga, tiene una capacidad limitada, lo cual implica que para producciones mayores se requerirá su ampliación, así como el mejoramiento de la infraestructura portuaria. La Zona Carbonífera Norte de Santander, tercera exportadora en el país, requerirá de esfuerzos para lograr mejorar su infraestructura interna y continuar con los acuerdos bilaterales

INGEOMINAS

con Venezuela, que le permitan incrementar sus exportaciones de manera competitiva. En la Zona Carbonífera Santander, en su parte norte, se encuentra el proyecto de antracitas del Páramo del Almorzadero, el cual requiere de estudios exploratorios adicionales, con el fin de establecer su verdadero potencial y viabilidad económica. Para un mejor desarrollo de la industria del carbón se deben mejorar los métodos de explotación, con minas más tecnificadas y con el impulso de proyectos de integración minera. Se requiere que el incremento de la producción sea complementario con los aspectos de infraestructura de transporte y portuaria, los cuales requieren una atención inmediata para aprovechar las posibilidades comerciales existentes. Debe tenerse en cuenta, además, que es importante continuar trabajando en el mejoramiento e introducción de tecnologías de lavado, mezclas de carbones y en la coquización, para poder exportar estos carbones y el coque en forma más competitiva. En el centro del país las zonas carboníferas de Cundinamarca y Boyacá, tienen grandes posibilidades de incrementar la producción para la exportación de carbones coquizables y coque, dadas las oportunidades existentes en el mercado internacional, el potencial con que cuentan y la calidad que poseen. En cuanto a los carbones térmicos, para el consumo interno, existen áreas tales como el Alto San Jorge, en Córdoba; Amagá - Venecia Bolombolo, en Antioquia; El Hoyo - Mosquera, en Cauca; Yumbo - Asnazú, en Valle del Cauca; Suesca - Albarracín (Bloque Tibita), en Cundinamarca; San Luis, en Santander y Catatumbo (Sector El Carmen), en Norte de Santander, con buenos potenciales y que cuentan con estudios exploratorios, que en algunos

46

ESTADO ACTUAL DE LA INDUSTRIA DEL CARBÓN EN COLOMBIA

casos están en la fase de prefactibilidad o factibilidad minera, para el desarrollo de proyectos mineros y el suministro de carbón a centrales térmicas. Además, existen otras áreas como las de Úmbita - Laguna de Tota en Cundinamarca y Boyacá, y La Gabarra - Río de Oro, en Norte de Santander, que ameritan complementar los estudios de exploración, dada su ubicación con respecto a los centros de consumo. Otras áreas que, por su localización y necesidades del mercado por carbones coquizables y antracíticos, merecen avanzar en su conocimiento geológico son las de Guaduas Caparrapí, en Cundinamarca; Betania, en Boyacá; y Río Opón - Cimitarra - Landázuri, en Santander.

BIBLIOGRAFÍA BAHAMON, A.1988. Derecho de Minas y Petróleos, Legis Editores S.A., 441p. Bogotá.

ECOCARBON, 1995. El carbón. Ecocarbón. Bogotá. ECOCARBON. 1996. Estado Actual de la Pequeña Minería del Carbón en Colombia, Ecocarbón. Bogotá. ESPINOSA, A. 1984. Historia de las Investigaciones Geológicas en Colombia notas a partir de la segunda mitad del siglo XIX, Ciencia Tecnología y Desarrollo, Volumen 8 Números 1-4:1-265, Conciencias. Bogotá. INSTITUTO DE ESTUDIOS COLOMBIANOS. 1987. Perspectivas del carbón, Ministerio de Minas y Energía, Bogotá. INSTITUTO DE FOMENTO INDUSTRIAL. 1969. Manual Administrativo General, Departamento de Organización y Método. IFI. Bogotá. MELO, J.O. 1982. La evolución económica de Colombia 1830-1900. En: Procultura S.A. (ed.), Manual de Historia de Colombia, Tomo II, Bogotá.

BALBIN, W. 1974. Censo del Carbón, Ministerio de Minas y Energía, Bogotá.

MINISTERIO DE MINAS Y ENERGÍA. 1990. Memoria al Congreso Nacional, Anexo Histórico, Bogotá.

BARRERA, C. 1991. Ingeominas: 75 años de labores, Ingeominas informe 2157, Bogotá.

ORDUZ, A. 1980, Pasado, Presente y Futuro de los Ferrocarriles Nacionales. Bogotá.

CARBOCOL S.A. 1983. Censo Nacional del Carbón, Ministerio de Minas y Energía Carbocol S.A., Bogotá.

SCHEIBE, E. A. 1934. Proyecto para explotar las carboneras de propiedad nacional en San Jorge y Llano de Ánimas, Municipio de Zipaquirá, y en Moguá, Municipio de Nemocón, Compilación de los Estudios Geológicos Oficiales de Colombia, (C.E.G.O.C), tomo II:291, Bogotá.

COLTRANS; McCLOSKEY. 2002. The 2002 Americas Coal Conference. Cartagena. CONSTITUCIÓN POLÍTICA DE COLOMBIA. 1999. DANE. 2002. Grupo de Ventas Directas. Banco de Datos. Bogotá.

INGEOMINAS

SUPERINTENDENCIA DE PUERTOS Y TRANSPORTE. 2003. Infraestructura asociada a la industria del carbón. Bogotá.

47

ESTADO ACTUAL DE LA INDUSTRIA DEL CARBÓN EN COLOMBIA

UPME. 2002. Competitividad del sector minero colombiano. Bogotá. VAN der HAMMEN, TH. 1958. Estratigrafía del Terciario y Maestrichtiano continentales y Tectogénesis de los Andes colombianos, Boletín Geológico. Vol. VI, No. 1 - 3, Ingeominas, Bogotá.

INGEOMINAS

WORLD COAL INSTITUTE. 1996. Carbón. Energía para el progreso. Instituto Mundial del carbón. United Kingdom. WORLD COAL INSTITUTE. 2000. Coal. Power for progress. World Coal Institute. United Kingdom.

48

LAS ZONAS CARBONIFERAS

4. LAS ZONAS CARBONÍFERAS En la introducción se establecieron las definiciones de los términos que se utilizan a lo largo del documento en cuanto a zona, área, sector y bloque carboníferos, las categorías de clasificación de recursos y reservas según la certeza geológica y el grado de seguridad técnico - económica. En la Figura 4.1, se aprecia que el carbón en Colombia está presente en toda la geografía del país. Los depósitos no tienen, evidentemente, la misma importancia en las diferentes zonas, pero ocurren literalmente desde Leticia en el sur, hasta la Península de La Guajira al norte y entre Cali al occidente, y Cúcuta al oriente. Otro hecho que caracteriza la distribución de los carbones colombianos es el estrecho intervalo cronoestratigráfico dentro del cual se desarrollan; las acumulaciones más significativas de carbón están limitadas, casi exclusivamente, al intervalo Maastrichtiano - Oligoceno superior. También, se presentan manifestaciones entre el Albiano - Cenomaniano y en el Cretáceo inferior. En efecto, siguiendo las edades que a ellas asigna Van der Hammen (1958), las unidades carboníferas más importantes son: • La Formación Cerrejón, del Eoceno, en La Guajira. • La Formación Los Cuervos, del Paleoceno Eoceno Inferior, en el Cesar, Norte de Santander y occidente de Santander. • La Formación Guaduas, del Maastrichtiano superior - Paleoceno, en Cundinamarca y Boyacá. • La Formación Umir, del Campaniano Maastrichtiano, en el occidente de Cundinamarca, Boyacá y Santander.

INGEOMINAS

Otras unidades acumuladoras de carbón son: • La Formación Cerrito, del Mioceno Plioceno, en Córdoba y en el norte de Antioquia. • La Formación Amagá, del Oligoceno superior - Mioceno inferior, en Caldas, Antioquia y Córdoba. • Las formaciones Guachinte y Ferreira, del Eoceno - Oligoceno, en el Valle del Cauca y Cauca. • Las formaciones Floresanto y Maralú, del Oligoceno - Mioceno Inferior, en el Urabá antioqueño. • La Formación Ciénaga de Oro, del Oligoceno, en Córdoba. • La Formación Tarazá, del Oligoceno, en el norte de Antioquia. • El Miembro medio de la Formación Pepino, del Oligoceno, en Putumayo. • La Formación Carbonera, del Eoceno superior - Oligoceno inferior a medio, en el Norte de Santander. • La Formación San Fernando, del Eoceno superior - Oligoceno inferior, en el Borde Llanero. • La Formación Margua, del Eoceno medio a superior, en el Borde Llanero. • La Formación Socha, del Paleoceno, en el oriente de Boyacá. • La Formación Arcillas de El Limbo y la Formación Limbo, del Paleoceno - Eoceno medio, en el Borde Llanero. • Las formaciones Catatumbo y Mito Juan, del Maastrichtiano superior, en Santander y Norte de Santander. • El Grupo Palmichal, del Mestrichtiano superior - Paleoceno superior, en el Borde Llanero. • La Formación Seca, del Maastrichtiano, en Cundinamarca meridional y occidental.

49

ESTADO ACTUAL DE LA INDUSTRIA DEL CARBÓN EN COLOMBIA

Figura 4.1 Distribución del carbón en Colombia

INGEOMINAS

50

LAS ZONAS CARBONIFERAS

• La Formación Córdoba, del Maastrichtiano, en el oriente de Cundinamarca y el suroriente de Boyacá. • La Formación Chipaque, del Cenomaniano, en contadas localidades en Cundinamarca. • La Formación Une, del Albiano, en Meta y Boyacá. • La Formación Caballos, del Albiano, en Huila y Tolima.

A continuación, se relaciona los nombres de las zonas y áreas carboníferas con sus respectivos códigos; en la Figura 4.1, se muestra su distribución en Colombia.

Sigue página 52

INGEOMINAS

51

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Continua figura 4.1

INGEOMINAS

52

ASPECTOS HISTÓRICOS DE LA INDUSTRIA DEL CARBÓN EN COLOMBIA

4.1 ZONA CARBONÍFERA LA GUAJIRA 4.1.1 4.1.2 4.1.2.1 4.1.2.2 4.1.2.3 4.1.3 4.1.4 4.1.5 4.1.6

GEOLOGÍA GENERAL GEOLOGÍA DE LAS ÁREAS Y LOS SECTORES Área Carbonífera El Cerrejón Norte Área Carbonífera El Cerrejón Central Área Carbonífera El Cerrejón Sur MINERÍA ASPECTOS AMBIENTALES Y SOCIALES POTENCIAL Y PERSPECTIVAS BIBLIOGRAFÍA

57 60 60 62 64 67 71 72 73

LISTA DE FIGURAS Figura Figura Figura Figura Figura Figura Figura

4.1.1 4.1.2 4.1.3 4.1.4 4.1.5 4.1.6 4.1.7

Mapa de localización de la Zona Carbonífera La Guajira Mapa de localización de las áreas carboníferas en la Zona La Guajira Mapa del intervalo carbonífero de la Formación Cerrejón Columna estratigráfica de la Formación Cerrejón, en el Área El Cerrejón Norte Localización del Área El Cerrejón Sur Producción carbonífera en el Departamento de La Guajira Generación de empleos directos Zona Carbonífera La Guajira

54 56 59 61 65 70 72

ÍNDICE DE TABLAS Tabla Tabla Tabla Tabla Tabla Tabla

4.1.1 4.1.2 4.1.3 4.1.4 4.1.5 4.1.6

Tabla 4.1.7 Tabla 4.1.8

INGEOMINAS

Distancia de la mina a localidades de la Costa Atlántica y Maracaibo Reservas del Área Carbonífera El Cerrejón Norte Mantos de carbón de la Zona Carbonífera La Guajira Reservas del Área Carbonífera El Cerrejón Central Recursos del Área Carbonífera El Cerrejón Sur, Sector Campoalegre Características físico químicas por manto de carbón, base como se analiza, para el Área Carbonífera El Cerrejón Central Características físico químicas, base boca de mina, de los carbones del Área Carbonífera El Cerrejón Central Costos de producción Zona Carbonífera La Guajira

57 62 63 64 66 66 68 70

53

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Figura 4.1.1 Mapa de localización de la Zona Carbonífera La Guajira

INGEOMINAS

54

LAS ZONAS CARBONIFERAS

La Zona Carbonífera La Guajira comprende el yacimiento El Cerrejón, el más importante del país, donde se extraen los mayores volúmenes de carbón para la exportación (véase la Figura 4.1.1). Los estudios de investigación se iniciaron en 1944, por parte del Instituto de Fomento Industrial y prosiguieron hasta 1945, con el objetivo de evaluar preliminarmente su potencial. En el año de 1968, el IFI, a través de trabajos exploratorios realizados por el Ingeominas y la compañía Mets de Sudáfrica, reportó un potencial preliminar de 51 millones de toneladas para el Sector de Saharita (Área El Cerrejón Central), con una relación de descapote - carbón de 8:1 m3/t hasta una profundidad de 167 m, para su extracción por sistema a cielo abierto. (Carbocol, 1986). Posteriormente, y mediante contrato con la firma Peabody Coal Company, se continuaron los trabajos exploratorios. Luego, Carbocol asumió una nueva etapa exploratoria en ésta área y, además, con la firma del contrato de asociación Carbocol - Intercor, se comenzó la exploración del Área El Cerrejón Norte, dándose así un impulso adicional al conocimiento del depósito. Los estudios e importancia económica del yacimiento carbonífero en La Guajira fueron complementados, gracias a los trabajos realizados por Ecocarbón, Prodeco, Carbones Colombianos del Cerrejón, Carbones de Caribe, RTZ y por los que realiza, actualmente, el concesionario Carbones del Cerrejón. En la Zona Carbonífera La Guajira, teniendo en cuenta, principalmente, factores estructurales se han establecido las siguientes áreas: Área 401 El Cerrejón Norte Área 402 El Cerrejón Central Área 403 El Cerrejón Sur

INGEOMINAS

Localización, extensión y vías de acceso La zona carbonífera está comprendida, en su totalidad, dentro de los límites geográficos del Departamento de La Guajira, en jurisdicción de los municipios de Barrancas, Hato Nuevo, Albania y Maicao. Está situada a 125 km al noreste de Valledupar y a 105 km de Riohacha. En la Figura 4.1.2 se muestra la ubicación de las áreas carboníferas. Los carbones ocurren en la Formación Cerrejón, compuesta por sucesiones de rocas que se mantienen inalteradas sobre una distancia norte sur de 57 km, entre la población de Conejo, al sur y Cuestecitas, al norte. Tiene una superficie aproximada de 805 km2. A través de la zona carbonífera cruza, en su parte central y septentrional, un ferrocarril de 150 km de longitud, construido para transportar el carbón desde las minas hasta Puerto Bolívar y una vía asfaltada que la comunica con la Troncal del Magdalena y, por medio de esta, con el resto de los principales centros urbanos e industriales del país. Además, cuenta con vías de penetración. En la Tabla 4.1.1 se muestra la distancia de las minas a algunas localidades de la Costa Atlántica y con Maracaibo (Venezuela).

Aspectos físicos El Departamento de La Guajira constituye la extremidad septentrional de Colombia y de América del Sur, prolongándose en el Mar Caribe en forma de una larga península. El territorio guajiro, en su mayor parte, es plano y se extiende entre la Sierra Nevada de Santa Marta y la Serranía de Perijá, al sur y el Macizo Guajiro (serranías de Macuira, Jarara y Cosinas), en el extremo norte de la península. En el lugar de ocurrencia de los carbones exis-

55

INGEOMINAS

56

Fuente: Carbones del Cerrejón, 2000

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Figura 4.1.2 Mapa de localización de las áreas carboníferas en la Zona La Guajira

LAS ZONAS CARBONIFERAS

ten dos tipos geomórficos: En primer lugar, la llanura aluvial del río Ranchería encima del yacimiento y en segundo lugar, una topografía ondulada a abrupta, tanto al este como al oeste del río Ranchería. Una característica distintiva de La Guajira es su clima, cálido y seco a muy seco en el sur y semiárido en el norte, salvo en las montañas, donde es más húmedo y, progresivamente, más frío. Este clima ha originado una vegetación tipica, constituida por arbustos espinosos y cactus.

4.1.1 GEOLOGÍA GENERAL La Zona Carbonífera La Guajira forma parte de la Cuenca del Cesar - Ranchería, la cual se encuentra limitada al norte por la Falla Oca, de desplazamiento destral, que marca el límite entre la Placa Caribe y la Placa Suramérica; al occidente, por la Sierra Nevada de Santa Marta y al oriente por la Falla El Cerrejón, de carácter regional, probablemente, asociada al levantamiento de la Serranía de Perijá. Los carbones de la Zona Carbonífera La Guajira se encuentran localizados en la Formación Cerrejón, de edad Paleoceno.

Estratigrafía En la zona afloran rocas con edades que varían entre el Triásico - Jurásico, en La Serranía de Perijá en la parte oriental y depósitos del Cuaternario que ocupan el Valle del río Ranchería. A continuación, se hará una descripción de la Formación Cerrejón, la cual es la portadora de los carbones de esta zona. Formación Cerrejón. El nombre de la formación se debe a Oppenheim (1940) y suprayace a la Formación Manantial, una formación de calizas de aguas someras. El contacto entre estas dos formaciones es transicional y ha sido localizado en el tope de la última capa gruesa de caliza, antes de la aparición de la última capa de carbón de techo a base. El contacto con la Formación Tabaco, suprayacente, es discordante y ha sido localizado donde aparece la primera arenisca conglomerática. La formación es una secuencia continua de 900 a 1.100 m de espesor, lo que permite una buena correlación de los mantos a través de toda la zona. Está compuesta por lodolitas y arcillolitas predominantes sobre arenitas de cuarzo y feldespato. Capas delgadas de calizas son frecuentes en la parte baja de la sección, que con-

Tabla 4.1.1 Distancia de la mina a localidades de la Costa Atlántica y Maracaibo

Fuente: Ecocarbón, 1998

INGEOMINAS

57

LAS ZONAS CARBONIFERAS

tiene numerosos mantos de carbón distribuidos en forma regular a lo largo de toda la columna estratigráfica. La edad de la formación establecida, mediante análisis paleontológicos y palinológicos, es Paleoceno. Con base en la distribución y espesor de los mantos, la Formación Cerrejón ha sido subdividida en tres niveles: Inferior, medio y superior. Se presentará la nomenclatura adoptada en el Área Carbonífera El Cerrejón Norte, que es la utilizada actualmente; entre paréntesis se presentará la equivalencia que se tiene en el Área Carbonífera El Cerrejón Central (véase la Figura 4.1.3).

cizas y conglomeráticas, calcáreas y micáceas, de color gris amarillento. Esta unidad infrayace, concordantemente, a la Formación Palmito, que consta de lutitas oscuras a gris azulosa, con restos de plantas e intercalaciones areniscas y algunas capas de carbón delgadas. Aflora en la parte oriental de la zona. Los depósitos aluviales y de terrazas conforman gran parte del Valle del Río Ranchería; existen, además, algunos depósitos de derrubios que cubren el Nivel Superior de la Formación Cerrejón.

Tectónica Nivel Inferior. Este nivel va desde la base de la formación hasta el respaldo inferior del manto 45 (manto 5); en él ocurren 12 capas de carbón. Se caracteriza por presentar mantos más delgados que los niveles Medio y Superior, con variaciones laterales de espesor y estar irregularmente espaciados en la secuencia estratigráfica; de este nivel, únicamente, se explota el manto 40 en algunos sectores. Nivel Medio. Este nivel comprende desde el manto 45 (manto 5) hasta la base del manto 110 (manto 13U) y en él se encuentran 23 mantos de carbón. Es el más importante desde el punto de vista económico, tanto por sus reservas como por su calidad. Se caracteriza, tanto por su continuidad lateral como en su profundidad; así mismo, por su distribución regular en la secuencia estratigráfica. Nivel Superior. Comprende desde la base del manto 110 (manto 13U) hasta el tope de la formación. En este nivel se han identificado 14 mantos de carbón y se caracteriza por presentar cambios de espesor en el rumbo. Formación Arenisca de Tabaco. Suprayace a la Formación Cerrejón y consta de areniscas ma-

INGEOMINAS

La cuenca del Cesar - Ranchería constituye un sinclinorio de 220 km de largo y 20 km de ancho con dirección nornoreste, cuyos rasgos estructurales principales han sido originados por movimientos laterales, a lo largo del límite de las placas del Caribe y Sur América. Este límite es ocasionado por la Falla Oca, que ha sido interpretada como una falla transformacional, con movimiento de rumbo lateral derecho. El bloque oriental presenta unidades del Cretáceo que, debido a la Falla El Cerrejón, cabalgan sobre unidades del mismo Mesozoico. En el costado occidental ocurre la secuencia sedimentaria cretácea de la Sierra Nevada de Santa Marta, la cual está afectada por la Falla Ranchería; esta falla tiene una dirección noreste suroeste y se ha interpretado como una falla inversa de ángulo alto, ya que los demás rasgos estructurales del área indican esfuerzos compresivos. Los rasgos estructurales más importantes de la zona son las fallas antes mencionadas, pero también, han sido definidos algunos pliegues entre los cuales se pueden destacar: Los anticlinales Papayal, Cerrejón y Tabaco, y el Sin-

58

INGEOMINAS

59

Fuente: Carbones del Cerrejón, 2000

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Figura 4.1.3 Mapa del intervalo carbonífero de la Formación Cerrejón

LAS ZONAS CARBONIFERAS

clinal Tabaco. Existen, además, una serie de fallas menores que afectan a las unidades geológicas presentes en la zona.

4.1.2 GEOLOGÍA DE LAS ÁREAS Y LOS SECTORES Se hará una descripción de las áreas carboníferas en que ha sido dividida la zona, con una descripción más detallada de la Formación Cerrejón, que es la portadora de los carbones.

4.1.2.1 Área Carbonífera El Cerrejón Norte Se encuentra localizada entre la localidad de Cuestecitas al norte, el río Ranchería y el arroyo Cerrejoncito al sur, entre los municipios de Barrancas, Maicao, Hato Nuevo y Albania. Ocupa un área de 380 km2. Se accede al área por la carretera que de Barrancas se dirige a Riohacha y Maicao, por la carretera que de la mina va a Puerto Bolívar y se conecta, en el sitio de Cuatro Vías, con la carretera Riohacha - Maicao. Existen, además, varios carreteables dentro del área. El transporte del carbón se efectua por ferrocarril de trocha ancha, con una longitud de 150 km, construido entre la mina El Cerrejón y Puerto Bolívar, este último, localizado en Bahía Pórtete, en el mar Caribe. El cauce principal, en el área, es el río Ranchería; otras corrientes son el arroyo Cerrejoncito y el arroyo Tabaco. Los carbones se encuentran localizados en la Formación Cerrejón, la cual ha sido dividida en tres niveles, denominados inferior, medio y superior (véase la Figura 4.1.4). Nivel Inferior. Tiene, más o menos, 180 m de espesor y está caracterizado por la presencia de carbones con espesores entre 0,15 m hasta 2,00 m, considerados delgados en comparación con

INGEOMINAS

los mantos de los niveles Medio y Superior, y distribuidos en forma irregular. El porcentaje de arcillolitas y lutitas es mayor que el porcentaje de areniscas y limolitas. Hacia la base y parte central del nivel, se presentan algunas capas de caliza que, localmente, pueden llegar hasta 4 m de espesor. Los carbones de este nivel se identifican entre los mantos número 20 al 40. Nivel Medio. Tiene, aproximadamente, 300 m de espesor y está caracterizado por la presencia de mantos gruesos de carbón, con espesores entre 0,90 y 6 m, que conforman un grupo de mantos regularmente espaciados en la secuencia. Las areniscas y limolitas se presentan en proporciones más o menos iguales a las arcillolitas y lutitas. Los carbones de este nivel se identifican entre los mantos número 45 al 105. Nivel Superior. Su espesor es de, aproximadamente, 400 m y se caracteriza por la presencia de mantos de carbón más gruesos, que varían entre 1,40 y 10 m de espesor, los cuales están ampliamente espaciados en la secuencia estratigráfica. Las areniscas y limolitas predominan sobre las arcillolitas y lutitas. Los carbones de este nivel se identifican con los números del 106 al 175. Los rasgos estructurales más importantes en el área son las fallas Ranchería y El Cerrejón. En la Figura 4.1.4 se presenta la columna estratigráfica de la Formación Cerrejón en la Zona Carbonífera La Guajira, con sus respectivos niveles y mantos de carbón, de techo a base.

Reservas En la Tabla 4.1.2 se presentan las reservas del Área Carbonífera El Cerrejón Norte

60

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Figura 4.1.4 Columna estratigráfica de la Formación Cerrejón, en el Área El Cerrejón Norte Fuente: Carbones del Cerrejón, 2000

INGEOMINAS

61

LAS ZONAS CARBONIFERAS

De acuerdo con la tabla anterior, se puede establecer que el potencial del Área Carbonífera El Cerrejón Norte es de 3.000 millones de toneladas, a 300 m de profundidad, en la categoría de medidas, lo cual la convierte en el área más importante del país; no se han caculado para esta área reservas agotadas.

4.1.2.2 Área Carbonífera El Cerrejón Central Se encuentra localizada entre el arroyo Cerrejoncito, al norte y el río Palomino, al sur, en jurisdicción de los municipios de Barrancas y Hato Nuevo. Tiene una extensión de 100 km2. Se llega al área por la carretera que de Valledupar va hacia Riohacha y Maicao. El área cuenta con varias carreteras de penetración. La corriente principal es el río Ranchería y su afluente el río Palomino. Los carbones se ubican en la Formación Cerrejón, la cual ha sido dividida en tres niveles, denominados inferior, medio y superior, sobre los cuales se hará una breve descripción. Nivel Inferior. Tiene un espesor de 267 m y esta constituido por una secuencia de lodolitas y arcillolitas, intercaladas con arenitas de cuarzo. En esta sucesión ocurren ocho mantos de carbón, con espesores entre 0,70 y 2,10 m. Nivel Medio. Presenta un espesor de 355 m. Consta de una secuencia intercalada de

arcillolitas grises laminadas con restos de vegetales, limolitas de cuarzo, arenitas finas a medias cuarzo feldespáticas. Hacia la parte inferior de este nivel se encuentra un horizonte guía de gasterópodos. Contiene 19 mantos de carbón que varían entere 0,39 m y 2,10 m. Nivel Superior. Es una sucesión de, aproximadamente, 390 m de arcillolitas grises oscuras, laminadas, con intercalaciones de arenitas finas a gruesas, cuarzo feldespáticas. Contiene 14 mantos de carbón, con espesores entre 1,73 y 8,95 m. Desde el punto de vista estructural, las fallas Cerrejón y Ranchería son los rasgos estructurales más importantes del área. En la Tabla 4.1.3 se muestran los mantos de carbón, de techo a base, para el Área Carbonífera El Cerrejón Central en los diferentes niveles de la Formación Cerrejón, con su nombre y espesor, que son válidos, tanto para las áreas carboníferas del norte como del sur. Se toma la nomenclatura del Área Carbonífera El Cerrejón Norte, que es la que se utiliza actualmente; entre paréntesis, se anota la nomenclatura que utilizó Carbocol.

Reservas Analizando las cifras de la Tabla 4.1.4, se puede establecer que el Área Carbonífera El Cerrejón Central área cuenta con 670 millones

Tabla 4.1.2 Reservas del Área Carbonífera El Cerrejón Norte

Fuente: Carbones del Cerrejón, 2001 - Minercol, 2002

INGEOMINAS

62

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Tabla 4.1.3 Mantos de carbón de la Zona Carbonífera La Guajira

Fuente: Carbocol, 1983, 1986. Intercor 1980

INGEOMINAS

63

LAS ZONAS CARBONIFERAS

de toneladas de reservas medidas; un potencial que la convierte en una de las más importantes del país.

4.1.2.3 Área Carbonífera El Cerrejón Sur Está localizada al sur del río Palomino y se extiende más al sur, hasta las localidades de Buenavista y Conejo (véase la Figura 4.1.5), ocupando una extensión aproximada de 325 km2. Se encuentra entre los municipios de Barrancas, Fonseca y Distracción. La vía principal de comunicación es la carretera que de Valledupar se dirige a Riohacha y Maicao; existen, además en el área, otras carreteras y carreteables de penetración. Las principales corrientes en el área son los ríos Ranchería y Palomino. Esta área se encuentra, actualmente, en periodo de exploración y los resultados obtenidos muestran que los carbones se encuentran localizados en la Formación Cerrejón, la cual se encuentra cubierta por material de aluvión de 140 m de espesor. De estos estudios exploratorios se ha podido determinar que la formación tiene un espesor de, aproximadamente, 1.160 m y los carbones se encuentran distribuidos en los mismos tres niveles en que se ha sido dividida la unidad, es decir, inferior, medio y superior. En el Nivel Inferior, con un espesor de 340 m, se han reconocido los mantos de carbón codificados del 60 al 40; en el Nivel Medio, que alcanza un espesor de 260 m, se han identificado los mantos codificados del 110 al 60 y en el Nivel Superior, con un espesor de 400 m, se han

definido los mantos de carbón del 180 al 110. Desde el punto de vista estructural, la Falla Cerrejón es el rasgo más importante en el área; asociada a esta falla se presentan varias fallas satélites. Con base en la exploración geológica, se dividió el área en dos sectores carboníferos que tienen potencial para ser explotados por minería a cielo abierto; estos sectores se denominan Campoalegre y Conejo, los cuales son objeto, en la actualidad, de estudios de mayor detalle.

Recursos De acuerdo con la Tabla 4.1.5, el potencial del Área Carbonífera El Cerrejón Sur, Sector Campoalegre es de 866.837.209 t en la categoría de recursos medidos, indicados e inferidos, indicando que se trata de un área promisoria, lo cual deberá ser comprobado mediante los estudios adicionales que se están ejecutando.

Calidad La calidad para los carbones de la Zona Carbonífera La Guajira, se ha definido a partir de 3.200 datos analíticos que corresponden a 28 mantos de carbón; los resultados se obtuvieron con la utilización de normas ASTM. La Tabla 4.1.6 muestra las características físico químicas (análisis próximo promedio) de los carbones para cada manto, en base como se

Tabla 4.1.4 Reservas del Área Carbonífera El Cerrejón Central

Fuente: Carbocol, 1983, 1986

INGEOMINAS

64

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Figura 4.1.5 Localización del Àrea El Cerrejón Sur Fuente: Carbones del Cerrejón, 2002

INGEOMINAS

65

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Tabla 4.1.5 Recursos del Área Carbonífera El Cerrejón Sur, Sector Campoalegre

Fuente: Carbones del Cerrejón, 2002

Tabla 4.1.6 Características físico químicas por manto de carbón, base como se analiza, para el Área Carbonífera El Cerrejón Central

G.E.V.= Gravedad Específica Veradadera Fuente: Carbocol ,1983, 1986

INGEOMINAS

66

LAS ZONAS CARBONIFERAS

analiza. Los mantos se enumeran de techo a base. La Tabla 4.1.7 muestra la calidad para los carbones de la Zona Carbonífera La Guajira, base boca de mina, en humedad de equilibrio, considerando una dilución de roca - techo de 0,03 m, una dilución de roca - piso de 0,03 m y una pérdida de 0,20 m por manto de carbón. Todos los promedios han sido ponderados por espesor. Analizando los resultados presentados en las tablas 4.1.6 y 4.1.7, se puede concluir lo siguiente: Los carbones presentan un poder calorífico promedio, base boca de mina de 11.586 BTU/lb. Según la norma ASTM, los mantos del Nivel Superior (175 - 110) se clasifican como bituminosos altos en volátiles B y C. Los mantos inferiores (105 - 45), de acuerdo con la misma norma, corresponden a carbones bituminosos altos en volátiles A. El contenido de azufre (0,43%) y la emisión de SO2 (0,74 libras/M BTU) está muy por debajo del límite máximo aceptado, 1,2 libras/M BTU, por la Agencia de Protección Ambiental (EPA) de los Estados Unidos de América. El contenido de cenizas (6,94%) permite el uso de estos carbones sin algún proceso de lavado. Los óxidos más abundantes, en las cenizas, son los de sílice y aluminio; los carbones presentan en promedio cenizas de tipo bituminosos, sólo algunos mantos, como el 75, 90, 160 y 170, presentan cenizas de tipo lignítico. El contenido de sodio en las cenizas es alto. Esto es especialmente acentuado en los mantos del nivel superior, con un promedio de 4,49%, mientras que en el nivel inferior es de 1,63%.

INGEOMINAS

Con este contenido promedio, de todos los mantos, el efecto de Fouling se considera medio. Las temperaturas de fusión de las cenizas indican que los carbones son adecuados para la utilización en calderas de fondo seco, donde se requieren temperaturas relativamente altas. El valor del índice de molienda, 48, se encuentra por encima de los límites permisibles para no producir problemas en cuanto a la eficiencia de la trituración de los carbones en los molinos.

4.1.3 MINERÍA Las primeras explotaciones mineras de carbón se iniciaron en el área central del yacimiento carbonífero de El Cerrejón, específicamente, en el área de Reconocimiento de Propiedad Privada perteneciente a la Comunidad de El Cerrejón. La actividad de explotación se inició en el año de 1981, mediante contrato que la Comunidad de El Cerrejón tenía con Carbocol. En el año 1982, a través del contrato de asociación firmado entre Carbocol, empresa del Estado Colombiano, e Intercor, filial de Exxon Mobil, se inicio la explotación en el Área Carbonífera Cerrejón Norte. En el año 2002, Carbocol y en el año 2003, Intercor vendieron sus intereses en este proyecto, al consorcio integrado por compañías subsidiarias de Broken Hill Property (BHP), Billiton plc, Anglo American plc y Glencore International AG., que se denomina Carbones del Cerrejón LLC, Cerrejón, que es la explotadora actual del proyecto.

67

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Tabla 4.1.7 Características físico químicas, base boca de mina, de los carbomes del Área Carbonífera El Cerrejón Central

Fuente: Carbocol ,1983, 1986

INGEOMINAS

68

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Sistema y métodos de explotación El sistema que se ha venido utilizando corresponde al de minería a cielo abierto. El método aplicado corresponde al de Cortas, Open Pit, el cual se caracteriza por ser una explotación que contiene un gran número de bancos y niveles, permitiendo atacar simultáneamente varios mantos a la vez. Dentro de este proceso se realiza el movimiento de grandes volúmenes, tanto de estéril como de carbón; se intervienen extensas áreas de terreno y para su operación se requiere de maquinaria pesada La explotación del yacimiento de El Cerrejón es una de las operaciones, de minería a cielo abierto, más grandes del mundo. El depósito de carbón se encuentra en una extensión de 69.000 hectáreas, dentro de la cual hay cinco áreas contratadas así: Zona Norte, Patilla, Oreganal y Zona Sur con el Estado Colombiano, y Zona Central con la Comunidad de El Cerrejón. La capacidad actual de producción de carbón se estima en 22 millones de toneladas/año. La operación minera se desarrolla de manera integrada y comprende la planeación, dirección y ejecución de la producción, beneficio, transporte y embarque de carbón. Para realizar estas actividades funcionan durante las 24 horas del día, siete días a la semana, la mina, el ferrocarril, el puerto y las instalaciones de soporte. La minería a cielo abierto es una actividad que se realiza de manera continua y secuencial, se inicia con la limpieza de la superficie y retiro cuidadoso de la capa vegetal, la cual es almacenada para la futura rehabilitación de las áreas intervenidas. Luego se llevan a cabo la perforación, la voladura y remoción del material estéril hasta exponer los mantos de carbón. Este, una vez extraído, se transporta en camiones desde la mina hasta las pilas de almacenamiento y las trituradoras y planta de lavado (aproximada-

INGEOMINAS

mente, se lava el 10% de la producción), de donde pasa a los silos que cargan el tren. Los equipos y maquinarias empleados en la mina están entre los de mayor tamaño y capacidad en el mundo y son de tecnología avanzada (palas hasta de 33 m3 y camiones de 270 t). La vía férrea, de 150 kilómetros, conecta la mina con el puerto de embarque. El carbón se transporta en trenes hasta de 120 vagones, con una capacidad aproximada por convoy de 12.000 t; se cargan en los silos mediante un proceso continuo. El ciclo completo promedio de cargue, transporte, descargue en el puerto y regreso a la mina es de aproximadamente 12 horas. Diariamente, se despachan en promedio siete trenes. Puerto Bolívar es el terminal carbonífero más importante de América Latina y uno de los de mayor tamaño en el mundo. Está localizado sobre el Mar Caribe y recibe barcos hasta de 175.000 t de peso muerto, con 300 m de eslora y 45 m de manga. Su canal navegable tiene 19 m de profundidad, 265 m de ancho y 4 km de largo. Adicional a la explotación minera integral que adelanta la actual empresa Carbones del Cerrejón LLC, Cerrejón, existe otra operación minera en el área de La Comunidad del Cerrejón, desarrollada por la empresa Carbones Colombianos del Cerrejón, en un área de 300 has con una producción promedio de 800.000 t/año.

Estructura de costos La información sobre costos de producción no se encuentra discriminada por ítems, sino que se expresa de manera global. Los datos corresponden a costos promedios obtenidos en las diferentes actividades que conforman toda la operación minera, los cuales se muestran en la Tabla 4.1.8.

69

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Producción La producción obtenida en esta zona, entre los años 1985 al 2002, representada en la Figura 4.1.6, muestra que hasta el año de 2001 fue ascendente, presentándose una disminución moderada en el 2002 de 5.6 millones de toneladas, producto de la disminución en el precio del carbón en el mercado internacional y al manejo del inventario del año 2001. Toda la producción obtenida se extrae por el sistema a cielo abierto, con relaciones de descapote promedio de 6,7:1 m3/t.

Oferta y demanda La producción de carbón obtenida en el Departamento de La Guajira ha sido destinada al mercado externo. La oferta de carbón en el año 2003 fue de 22.490.000 t.

La demanda del carbón producido en el Departamento de La Guajira se genera en el exterior; se exporta, aproximadamente, el 67% a Europa, el 18% a Norte América, el 6% a Centro y Sur América, y el 9% a otros consumidores.

Titulación minera El primer título minero existente en el Departamento de La Guajira correspondió al Reconocimiento de Propiedad Privada efectuado por el Estado, en 1951, a la Comunidad de El Cerrejón; luego, en 1976, se firmó el Contrato de Asociación entre Carbocol e Intercor. Posteriormente, fue contratado el Sector de Oreganal, inicialmente entre Carbones del Caribe y el Estado Colombiano (hoy Minercol) y luego, en 1995, con Oreganal S.A., que a su vez, en 1999, cedió su participación a Carbones del Cerrejón.

Tabla 4.1.8 Costos de producción Zona Carbonífera La Guajira

Fuente: The 2002 Americas Coal Conference, Coltrans, Cartagena

Figura 4.1.6 Producción carbonífera en el Departamento de La Guajira Fuente: Minercol, 2003

INGEOMINAS

70

LAS ZONAS CARBONIFERAS

En el año 1997, mediante licitación pública, se otorgó el Sector El Cerrejón Sur, a la firma Carbones del Cerrejón LLC, la cual se encuentra en la etapa de exploración. Finalmente, en el año 2001, fue adjudicada el área de Patilla, mediante concurso público, al consorcio integrado hoy por Carbones del Cerrejón LLC y Cerrejón Zona Norte S.A.; las cuales pertenecen, igualmente, a compañías subsidiarias de BHP Billiton PLC, Anglo American PLC y Glencore International AG. En total, en el Departamento de La Guajira existen cinco títulos mineros de carbones. Toda la minería de carbón identificada en el Departamento de La Guajira se encuentra legalizada.

4.1.4 ASPECTOS AMBIENTALES Y SOCIALES Aspectos ambientales La minería del carbón, en el Departamento de La Guajira, se realiza a cielo abierto en grandes explotaciones que en sus aspectos de organización, planeación, manejo y control obedecen a estándares internacionales y cumplen con la normatividad minera y ambiental del país, así como con las obligaciones laborales, de seguridad industrial y salud ocupacional. Por otra parte, cabe anotar que en la región las empresas carboníferas poseen licencia ambiental y tienen establecidos planes de manejo ambiental, que se desarrollan siguiendo las exigencias y controles de las autoridades ambientales. Genéricamente, los planes de manejo responden a los propósitos de prevención, mitigación, recuperación y compensación de los impactos ambientales ocasionados por la explotación de carbón.

INGEOMINAS

Se considera de gran importancia el plan de recuperación y rehabilitación de terrenos para usos posteriores a la minería, cuya conceptualización y diseño se debe establecer desde las primeras fases de operación y que debe armonizarse con los requerimientos legales, los planes de desarrollo regional y de ordenamiento territorial municipal.

Aspectos sociales La minería es el principal soporte económico del Departamento de La Guajira, con una contribución del 1.6% al PIB nacional, donde el sector minero tiene una participación del 21.6% del total nacional. También contribuyen, junto al inmenso potencial minero carbonífero, los yacimientos de gas, sal, caliza y yeso. De esta manera, la explotación de carbón se convierte en el impulso fundamental de desarrollo del departamento, con beneficios como la generación de divisas a escala nacional, y de impuestos y regalías en el ámbito regional y local. Con relación a la presencia de comunidades indígenas, en el área de influencia del proyecto, existe el grupo étnico de los Wayúu con siete resguardos indígenas establecidos: Alta y Media Guajira; Zaíno - Guayabito - María Tuy; Loma Mato; San Francisco; Trupiogacho - La Meseta y Provincial. Se encuentra, además, el grupo étnico Kogui en el resguardo indígena Kogui - Malayo - Arhuaco. La identidad territorial Wayúu se realiza a través de la ranchería, que es la unidad territorial en donde funciona el tejido social con usos y actividades comunales como acarrear agua, cocinar, lavar, recoger leña o cuidar los rebaños. Algunas rancherías son de carácter transitorio y otras permanentes, de acuerdo con la disponibilidad de recursos y la dinámica de la población.

71

LAS ZONAS CARBONIFERAS

La generación de empleos directos por las explotaciones carboníferas en el Departamento de La Guajira, ha sido variable desde el momento en que se iniciaron las explotaciones en esta zona. El desfase observado en la Figura 4.1.7, para el año de 1988 con relación a los otros años, se debió a que en esa época se estaba desarrollando todo el montaje de la infraestructura requerida para el proyecto de El Cerrejón Norte. El yacimiento carbonífero El Cerrejón es una de las principales fuentes generadoras de empleo de La Guajira y una de las más importantes de la región. En el año 2002 hubo un aumento considerable en el número de empleados vinculados a la operación minera, debido a la fusión entre Intercor y Carbones del Cerrejón. El total de empleados vinculados por las empresas operadoras en La Guajira ascendió a 4.086, mientras que las empresas contratistas emplearon 3.750 personas, para un total de 7.836 empleados en el complejo carbonífero.

dos e hipotéticos, de los cuales el 81% son reservas medidas y el 19% son recursos medidos. En cuanto a la calidad, son carbones bituminosos altos en volátiles A, B y C, óptimos para uso térmico y que, por la ubicación geográfica de la zona, han logrado un importante posicionamiento en el mercado internacional. Un análisis de las áreas carboníferas de la zona permite establecer lo siguiente: En el Área Carbonífera El Cerrejón Norte se realiza la explotación más grande del país a cielo abierto y es una de las operaciones integradas (mina, ferrocarril y puerto) más importantes del mundo. Durante el año 2003, se produjeron 17.839.600 t y se proyecta para los años siguientes producir hasta 19.300.000 t/año. En el Área Carbonífera El Cerrejón Central, durante el año 2003, se produjeron 6.810.200 t y en el año 2006, se espera producir entre 8.700.000 y 9.000.000 t/año.

4.1.5 POTENCIAL Y PERSPECTIVAS La Zona Carbonífera La Guajira, con el yacimiento El Cerrejón es la más importante del país. Tiene un potencial de 4.537.000.000 t de recursos y reservas medidos, indicados, inferi-

Ahora, en lo que respecta al Área Carbonífera El Cerrejón Sur, el resultado de los estudios que actualmente se realizan, permitirá definir el tipo de proyecto minero que se pueda desarrollar.

Figura 4.1.7 Generación de empleos directos Zona Carbonífera La Guajira Fuente: Minercol - Carbocol - www.cerrejoncoal.com, 2003

INGEOMINAS

72

LAS ZONAS CARBONIFERAS

4.1.6 BIBLIOGRAFÍA CARBOCOL. 1983. Estudio geológico del Sector Patilla Cerrejón Zona Central. Bogotá. CARBOCOL. 1986. Zona Central del Cerrejón. Bogotá.

ECOCARBÓN. 1995. El Carbón: Sistema de clasificación, Recursos y Reservas. Ecocarbón. Bogotá. ECOCARBON. 1998. Plan de Desarrollo del Subsector Carbón 1999 - 2010. Bogotá.

CARBOCOL. 2002. Informes de progreso Zona Norte. Bogotá.

INTERCOR. 1980. Exploración y Geología del Bloque B de El Cerrejón. Bogotá.

CARBONES DEL CERREJÓN. 2001. Feasibility Study Expansion To 9 MTPA. Bogotá.

KELLOG, J. 1981. The Cenozoic basement tectonics of the Sierra Perijá, Venezuela and Colombia, A dissertation presented to the faculty in candidacy for the degree of doctor of philosophy, Princeton University

CARBONES DEL CERREJÓN LLC. 2002. Informe de Gerencia, www.cerrejoncoal.com/balance _social/ainterna.htm.

MINERCOL. 2001. Estadísticas Mineras. Bogotá. CORREAL. J. 2002. Colombian Mine Costs Coltrans. The 2002 Americas Coal Conference. Cartagena.

MINERCOL. 2002. PTI. Contratos mineros. Bogotá. MINERCOL. 2003. Estadísticas mineras. Bogotá.

DANE. 1990. Censo Nacional Minero 1988. Bogotá.

INGEOMINAS

VILORIA DE LA HOZ, J. 1988. La Economía del Carbón Colombiano. Cartagena.

73

LAS ZONAS CARBONIFERAS

INGEOMINAS

74

LAS ZONAS CARBONIFERAS

4.2 ZONA CARBONÍFERA CESAR 4.2.1 4.2.2 4.2.2.1 4.2.2.2 4.2.3 4.2.4 4.2.5 4.2.6

GEOLOGÍA GENERAL GEOLOGÍA DE LAS ÁREAS Y LOS SECTORES Área Carbonífera La Loma Área Carbonífera La Jagua de Ibirico MINERÍA ASPECTOS AMBIENTALES Y SOCIALES POTENCIAL Y PERSPECTIVAS BIBLIOGRAFÍA

77 80 80 90 96 100 101 102

LISTA DE FIGURAS Figura 4.2.1 Figura 4.2.2 Figura 4.2.3 Figura 4.2.4 Figura 4.2.5 Figura 4.2.6 Figura Figura Figura Figura

4.2.7 4.2.8 4.2.9 4.2.10

Mapa de localización de la Zona Carbonífera Cesar Localización de las áreas en la Zona Carbonífera Cesar Mapa de localización del Área Carbonífera La Loma y de sus sectores; con subafloramientos de la Formación Los Cuervos Columna estratigráfica generalizada de la Zona Carbonífera Cesar Columna estratigráfica generalizada del Área Carbonífera La Loma, Sector Sinclinal La Loma Columna estratigráfica generalizada del Área Carbonífera La Loma, Sector El Boquerón Esquema geológico del Área Carbonífera La Jagua de Ibirico Producción carbonífera en el Departamento del Cesar Número de explotaciones carboníferas en el Cesar Generación de empleos directos en la Zona Carbonífera Cesar

76 78 81 83 85 89 94 99 100 101

LISTA DE TABLAS Tabla Tabla Tabla Tabla Tabla Tabla Tabla Tabla Tabla Tabla Tabla

4.2.1 4.2.2 4.2.3 4.2.4 4.2.5 4.2.6 4.2.7 4.2.8 4.2.9 4.2.10 4.2.11

INGEOMINAS

Mantos de carbón, Sector El Descanso Norte Mantos de carbón, bloques El Hatillo y Calenturitas Hoja de calidad del Área Carbonífera La Loma Mantos de carbón, Sector El Boquerón Hoja de calidad del Área Carbonífera La Loma, Sector El Boquerón Recursos y reservas del Área Carbonífera La Loma Mantos de carbón, Sector La Jagua Mantos de carbón, Sector Cerro Largo Reservas del Área Carbonífera La Jagua de Ibirico Hoja de calidad del Área Carbonífera La Jagua de Ibirico Costos de Producción Zona Carbonífera Cesar

82 86 87 88 91 92 93 95 95 97 98

75

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Figura 4.2.1 Mapa de localización de la Zona Carbonífera Cesar

INGEOMINAS

76

LAS ZONAS CARBONIFERAS

La Zona Carbonífera Cesar se encuentra localizada (véase la Figura 4.2.1) dentro de los límites del Departamento del Cesar y los carbones han sido localizados en la Formación Los Cuervos, de edad Eoceno. En esta zona se han definido, con base en aspectos geológicos y geomórficos, dos áreas carboníferas denominadas y codificadas de la siguiente forma (véase la Figura 4.2.2): Área Carbonífera 201 La Loma Área Carbonífera 202 La Jagua de Ibirico Con el fin de tener una visión cuantitativa de los recursos y reservas de carbón en la zona, se han tenido en cuenta, fundamentalmente, los trabajos realizados por Carbocol, Charbonnages de France y Agip Carbone, en 1983 y Ecocarbón, entre los años 1996 y 1998. Se ha contado, además, con los trabajos de exploración y factibilidad minera de las diferentes compañías privadas que laboran en la zona, tales como: Carbones del Caribe, Consorcio Minero Unido, Carboandes, Drummond, C.I. Prodeco, Siminera, Emcarbón y Dupela, que fueron llevados a cabo entre los años 1991 y 2003.

Localización, extensión y vías de acceso El Departamento del Cesar está localizado al noreste del país y los yacimientos carboníferos, al este de la Sierra Nevada de Santa Marta. Tiene una extensión de 22.905 km2 limitando al norte, con el Departamento de La Guajira; al oeste, con los departamentos de Magdalena y Bolívar; al sur, con el Departamento de Santander y al este, con el Departamento de Norte de Santander y con la República Bolivariana de Venezuela (véase la Figura 4.2.1).

resto del país; así mismo, en la Costa Atlántica, con los puertos de Barranquilla, Cienaga y Santa Marta. Está comunicada con Valledupar, Riohacha y Puerto Bolívar por los ramales que parten de San Roque y Bosconía. Existe una vía férrea que comunica el centro del país hasta el puerto de Santa Marta; parte de esta vía fue rehabilitada, entre las localidades de La Loma y Santa Marta, para el transporte del carbón; igualmente, el río Magdalena le sirve para el transporte fluvial del carbón, por medio de barcazas, desde el puerto de Tamalameque con destino a los puertos de Barranquilla y Cartagena. Todos los proyectos mineros, tanto en estudio como en explotación, se encuentran interconectadas con estas vías de acceso.

Aspectos físicos En el Departamento del Cesar se distinguen dos grandes regiones: Las tierras planas que conforman los valles de los ríos Cesar, en el norte y Magdalena, en el sur, que cubren cerca del 86% de su superficie total; y las montañosas, constituidas por la Sierra Nevada de Santa Marta, al noroeste y la Serranía de Perijá o de Los Motilones, al este, expresiones geográficas que abarcan el 14% restante del territorio. Cerca al cauce del río Magdalena, las tierras son muy bajas y anegadizas, donde se desarrollan numerosas ciénagas, siendo la más importante, la de Zapatosa, en la confluencia de los ríos Cesar y Magdalena, que a su vez son las corrientes hídricas más importantes de la zona. Las tierras bajas se caracterizan variados, desde templados y fríos a paramunos. Los mejores suelos agrícolas se encuentran en la parte no inundable.

4.2.1 GEOLOGÍA GENERAL La zona carbonífera está comunicada con Bucaramanga y Bogotá, mediante la Troncal del Magdalena y a partir de estas ciudades, con el

INGEOMINAS

La Zona Carbonífera Cesar pertenece a la denominada cuenca del Cesar - Ranchería, la cual se

77

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Figura 4.2.2 Localización de las áreas en la Zona Carbonífera Cesar Fuente: Ecocarbón,1992, modificado

INGEOMINAS

78

LAS ZONAS CARBONIFERAS

encuentra limitada al norte, por la Falla Oca de dirección este - oeste y de desplazamiento lateral derecho; al oeste - suroeste, por el sistema de fallas de Bucaramanga - Santa Marta, principalmente, de rumbo e inclinación hacia el oriente; el complejo ígneo - metamórfico de la Sierra Nevada de Santa Marta, al noroeste y la Serranía Perijá o de Los Motilones, al sureste. En la zona afloran rocas con edades que varían entre el Paleozoico y el Holoceno. La estratigrafía se relaciona con las cuencas de Maracaibo y el Valle Medio del Magdalena. La unidad que contiene los carbones es la Formación Los Cuervos de edad Paleoceno - Eoceno temprano, definida por Nostentein et al., (1944) en la quebrada Los Cuervos, afluente del río Catatumbo, en el Departamento de Norte de Santander.

Estratigrafía Las sedimentitas, que constituyen el Paleozoico, representan sedimentos marinos y continentales afectados en algunos casos por metamorfismo e intrusiones ígneas; estos estratos afloran en la Serranía de Perijá. Las rocas del Jurásico están representadas por la Formación La Quinta, que esta conformada, predominantemente, por capas rojas, depositadas en un ambiente continental y que alternan con rocas volcánicas. El Cretáceo está representado por una secuencia marina, en su gran mayoría, la cual varía de edad desde el Neocomiano al Maastrichtiano; el ambiente de depositación gradualmente cambia de las condiciones continentales del Jurásico, a ambientes transicionales y, finalmente, a condiciones marinas, en el Cretáceo temprano (López y Góngora, 1997). La unidad geológica de interés, para los carbones, es la Formación Los Cuervos, de la cual se hará una descripción más detallada.

INGEOMINAS

La Formación Los Cuervos, en el área de la Zona Carbonífera Cesar, reposa conformemente, en contacto transicional, sobre la Formación Barco. Es una secuencia sedimentaria muy variable, por lo cual se ha dividido en tres conjuntos: Conjunto Inferior, (Tpcl3), compuesto por arcillolitas y limolitas de color gris a gris medio, intercaladas con bancos de areniscas, cintas y mantos de carbón; Conjunto Medio (Tpcl2), conforma, básicamente, el nivel carbonífero productivo y está constituido por una secuencia de arcillolitas, limolitas, arenitas y hasta 60 capas y mantos de carbón; el Conjunto Superior (Tpcl1), se compone de arenitas de color gris claro a medio, grano fino a medio, cuarzosas, intercaladas con limolitas y arcillolitas. La Formación Los Cuervos varía de espesor entre 245 m hasta 1.600 m; los mantos de carbón se presentan, aproximadamente, a 300 m sobre la base de la formación. La unidad carbonífera T - 3, descrita en los alrededores de La Jagua de Ibirico (Mejía y Mateus, 1978), es correlacionable con la Formación Los Cuervos. La Formación Cuesta reposa, inconformemente, sobre los conjuntos Medio y Superior de la Formación Los Cuervos. Esta constituida, en general, por una secuencia de estratos arenosos y conglomeráticos, friables, localmente ferruginosos. El espesor de esta unidad, varía entre 60 m y los 650 m. Existen, además, depósitos de terraza, del Pleistoceno y aluviones recientes.

Tectónica En la Zona Carbonífera Cesar se han identificado tres áreas desde el punto de vista estructural: La Jagua de Ibirico, donde se ubica el sinclinal del mismo nombre, la Falla Arenas Blancas y el Anticlinal Cerro Largo. El Alto de

79

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Becerril, donde afloran rocas cretáceas de las formaciones Molino y La Luna. La Loma, donde se presenta una secuencia sedimentaria terciaria con un basamento del Cretáceo, que a su vez conforman una serie de anticlinales y sinclinales de dirección noreste - suroeste, ocasionalmente, interrumpidos por fallas. Las principales estructuras corresponden a sinclinales denominados: El Descanso, La Loma y El Boquerón (López y Góngora, 1997). Estas estructuras se encuentran separadas por fallas inversas de dirección noreste - suroeste, conocidas como: Falla El Hatillo, que separa los sinclinales El Descanso con el de La Loma y la Falla El Tigre, que separa el Sinclinal La Loma del Sinclinal El Boquerón.

4.2.2 GEOLOGÍA DE LAS ÁREAS Y LOS SECTORES De acuerdo con la evolución geológica de la zona, se ha podido establecer la existencia de dos pliegues, conformados por rocas de edad terciaria, que son las portadoras de los carbones y que corresponden a La Formación Los Cuervos; el Sinclinal La Loma y el Sinclinal La Jagua, limitados por fallas normales e inversas, el primero y por fallas normales, el segundo; por esta razón, se ha dividido la zona en dos áreas carboníferas, La Loma y La Jagua de Ibirico (véase la Figura 4.2.2).

que nace en la Sierra Nevada de Santa Marta y desemboca en el río Magdalena. Se accede al área por la carretera que de Bogotá y Bucaramanga se dirige a Santa Marta y Barranquilla y por el ramal, que partiendo de la localidad de San Roque, conduce a Valledupar y Riohacha. Existen, además, carreteras y carreteables que van a los sitios de explotación. El área esta atravesada por la vía del Ferrocarril del Atlántico. Como se anotó previamente la Formación Los Cuervos, constituye la unidad portadora de los carbones y en el área ha sido dividida en tres miembros (Drummond, 2002). Miembro Inferior. Constituido, principalmente, por arcillolitas y limolitas de color gris a gris medio, intercaladas con bancos de arenisca, cintas y capas de carbón. El Miembro Medio corresponde al nivel carbonífero productivo, conformado por una secuencia de arcillolitas, limolitas, arenitas y mantos de carbón con espesores mayores a 1,00 m. El Miembro Superior con dominio de arenitas de color gris claro a medio, grano fino a medio, cuarzosas, intercaladas con limolitas y arcillolitas (véase la Figura 4.2.4). El Área Carbonífera La Loma se encuentra afectada por tres estructuras sinclinales de dirección noreste - suroeste, denominadas como El Descanso, La Loma y El Boquerón. Los pliegues anticlinales se encuentran, generalmente, erosionados, excepto el Anticlinal La Loma, que se ubica entre los sinclinales La Loma y El Boquerón.

4.2.2.1 Área Carbonífera La Loma Se encuentra localizada en la parte central del departamento (véase la Figura 4.2.3), a 100 km al sur de la capital, ciudad de Valledupar, en jurisdicción de los municipios de Chiriguaná, Becerril, El Paso (con su corregimiento La Loma) y La Jagua Ibirico. Tiene una extensión aproximada de 570 km2. El cauce principal del área es el río Cesar,

INGEOMINAS

Los pliegues son afectados regionalmente por las fallas inversas El Hatillo y El Tigre, que tienen una orientación noreste - suroeste. Dentro de los sinclinales se observan fallas locales, de tipo inverso, con dirección noreste - suroeste, como son las fallas Delgas, Descanso, La Loma, Calenturitas, Norte, La Envidia y Rosario; también, existen algunas fallas de rumbo.

80

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Figura 4.2.3 Mapa de localización del Área Carbonífera La Loma y de sus sectores; con subafloramientos de la Formación Los Cuervos Fuente: Carbocol, 1983, modificado

INGEOMINAS

81

LAS ZONAS CARBONIFERAS

De acuerdo con las condiciones estratigráficas y estructurales, el área se ha dividido en los siguientes sectores: El Descanso Norte, Guaimaral, Sinclinal La Loma, El Boquerón, El Descanso Sur y Rincón Hondo.

Desde el punto de vista estructural, el Sinclinal El Descanso es la estructura más norte del Área Carbonífera La Loma, con una longitud de 13 km; su flanco oriental ha sido truncado por la falla El Hatillo y se encuentra limitado hacia el sur, por el sistema de Fallas Bucaramanga - Santa Marta.

Sector El Descanso Norte Se encuentra localizado en la parte más norte del Área Carbonífera La Loma y corresponde al Sinclinal El Descanso, que presenta una dirección general N45°E. Tiene un área cercana a 350 km2 y está ubicado en jurisdicción de los municipios El Paso, La Jagua de Ibirico y Becerril. Se accede al sector por las carreteras que de San Roque, Bosconia y La Loma se dirigen hacia Valledupar y la Costa Atlántica; cuenta además, con varías vías de penetración. El Conjunto Medio de La Formación Los Cuervos es el portador de los carbones; allí fueron identificados hasta 64 capas de carbón, de las cuales 20 son mantos. El espesor total acumulado de carbón es de 46 m y el espesor del intervalo carbonífero es de 400 m. La cobertura aluvial que suprayace, discordantemente a la Formación Los Cuervos, tiene un espesor que varia entre 20 m y 40 m.

La Tabla 4.2.1 muestra los mantos de carbón del sector, de techo a base con su espesor correspondiente.

Sector Guaimaral El sector se encuentra ubicado en jurisdicción del municipio de Valledupar, en la localidad de Dos Venados (véase la Figura 4.2.3). Los carbones se encuentran dispuestos en el Conjunto Medio de la Formación Los Cuervos, la cual está cubierta por material aluvial y terrazas recientes del río Cesar. Exploraciones realizadas por la Drummond (2002), muestran que la secuencia carbonífera no está completa, por estar ubicado el yacimiento en la parte terminal de la cuenca del Cesar Ranchería. La evaluación realizada por dicha

Tabla 4.2.1 Mantos de carbón, Sector El Descanso Norte

Fuente: Drummond,2002

INGEOMINAS

82

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Figura 4.2.4 Columna estratigráfica generalizada de la Zona Carbonífera Cesar Fuente: Carbones del Cesar, 2002

INGEOMINAS

83

LAS ZONAS CARBONIFERAS

compañía, concluyó que el sector no tiene importancia económica.

Sector Sinclinal La Loma Este sector corresponde al Sinclinal La Loma, ubicado en el centro del Departamento del Cesar, entre los municipios El Paso, Chiriguaná y La Jagua Ibirico, sobre la Troncal de Oriente y a 14 km de la localidad La Loma. Ocupa una extensión de 180 km2. El Conjunto Medio de La Formación Los Cuervos, es el portador de los carbones donde se han localizado hasta 60 capas y mantos de carbón (véase la Figura 4.2.5). El espesor de la secuencia carbonífera varía entre 350 m y 420 m (C.I Prodeco, 2002). Estructuralmente, el Sinclinal La Loma, de dirección noreste - suroeste, es asimétrico y se profundiza hacia el suroeste; esta limitado al noroeste por la Falla El Hatillo y al sureste por La Falla El Tigre. Teniendo en cuenta los rasgos tectónicos existentes en el sector, éste se ha dividido en tres bloques denominados: El Hatillo, Calenturitas y Carbones del Cesar. Estos bloques coinciden con los contratos de El Hatillo - Emcarbón; Calenturitas - Prodeco y el de Carbones del Cesar, donde en la actualidad, se adelantan estudios de factibilidad minera para su desarrollo. La Tabla 4.2.2 presenta los mantos de carbón, de techo a base, correspondiente a los bloques El Hatillo y Calenturitas, con sus respectivos nombres, espesores y correlación.

INGEOMINAS

Calidad La calidad de los carbones del Área Carbonífera La Loma, representa las características físico químicas de los carbones existentes en los sectores El Descanso Norte y Sinclinal La Loma. En la Tabla 4.2.3 se muestran los valores promedios, máximos, mínimos y sus correspondientes desviaciones estándar, para los diferentes parámetros de calidad, en base boca de mina, humedad de equilibrio +1 y una dilución del 5%. Estos carbones son, característicamente, bituminosos altos en volátiles C, no aglomerantes, y con aptitudes para uso térmico. Los aspectos más destacados sobre las propiedades de los carbones del Sector Sinclinal La Loma, son: Los carbones presentan valores de humedad relativamente normales y condiciones bastante favorables para los procesos de molienda, antes de utilizarlos como combustibles. El valor promedio de la humedad de equilibrio +1 es de 11,39%, con valores máximos y mínimos de 15,31% y 7,23%. El contenido promedio de las cenizas es de 10,32%, con valores máximos y mínimos de 41,29% y 1,34%: estos valores son relativamente bajos, si se tiene en cuenta que la desviación estándar es de 5,49%. No obstante lo anterior, estos carbones son muy sensibles a la dilución por minería, desmejorando su calidad. Las materias volátiles, con promedio de 33,37%, dan una indicación de la reactividad del carbón y están ligadas a la estabilidad de la ignición y a la combustión total, permitiendo la selección adecuada en cuanto a volumen de las calderas y los procesos de gasificación y licuefacción. El contenido de azufre promedio es de 0,72%, valor relativamente bajo y la emisión de SO2 de 1,32 libras/M BTU se encuentran muy próximo a 1,2 libras/M BTU, límite máximo aceptado por la Agencia Americana para la Protec-

84

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Figura 4.2.5 Columna estratigráfica generalizada del Área Carbonífera La Loma, Sector Sinclinal La Loma Fuente: Carbones del Cesar, 2002

INGEOMINAS

85

LAS ZONAS CARBONIFERAS

ción del Medio Ambiente - EPA. Los anteriores valores pueden generar compuestos corrosivos en las calderas y gases venenosos que contaminan el ambiente. El valor del índice de molienda, entre 38 y 73, indica que estos carbones varían de duros a carbones fáciles de moler, pues el efecto del índice de molienda sobre la capacidad del molino, comienza a ser significativo cuando su valor es inferior a 39. Los datos del análisis mineralógico y de temperatura de fusión de las cenizas son relativamente normales y no conducen a consecuencias adversas durante la utilización de estos carbones. El mineralógico de

las cenizas, al diluirlo, no sufre mayores cambios en sus contenidos. Para el tipo de cenizas bituminosas, los factores fouling (0,50), slagging (0,22) y temperatura de viscosidad crítica (1.094oC) son relativamente bajos, lo que permite predecir que estos carbones son poco propensos a formar taponamientos en los ductos de transmisión del vapor. Los carbones presentan un poder calorífico entre 7.182 - 12.438 BTU/lb, con un promedio de 10.867 BTU/lb. Se concluye que el carbón del Sector del Sinclinal La Loma es térmico de buena calidad.

Tabla 4.2.2 Mantos de carbón, bloques El Hatillo y Calenturitas

Fuente: Minercol, 2002

INGEOMINAS

86

INGEOMINAS

Tabla 4.2.3 Hoja de calidad del Área Carbonífera La Loma

LAS ZONAS CARBONIFERAS

87

Fuente: Minercol, 2001

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Sector El Boquerón Se encuentra localizado en el Sinclinal El Boquerón, en cuyo cierre se ubica la mina Pribbenow, de la compañía Drummond. Consta de una superficie de 50 km2 , dentro de los municipios de El Paso, Becerril y La Jagua de Ibirico. Los carbones se encuentran incluidos en el Miembro Medio de la Formación Los Cuervos, donde se han identificado 13 mantos (véase la Figura 4.2.6). El Sinclinal El Boquerón esta limitado al noreste, por la Falla Tigre, que trunca el flanco oeste del sinclinal (Drummond, 1991). La Tabla 4.2.4 indica los mantos del Sector El Boquerón, de techo a base, con su nombre y espesor.

Calidad La calidad de los carbones del Sector El Boquerón, del cual hace parte la mina Pribbenow de Drummond, es muy similar y del mismo rango de los carbones del Sector El Descanso Norte y Sinclinal La Loma. La Tabla 4.2.5 presenta los

valores promedios, máximos, mínimos y sus correspondientes desviaciones estándar, para los diferentes parámetros que definen las características físico químicas de estos carbones, en base boca de mina, con humedad de equilibrio +1 y una dilución del 5%. Estos carbones son, dominantemente, bituminosos altos en volátiles C, no aglomerantes y con aptitudes de buena calidad para uso térmico. Los carbones presentan valores de humedad relativamente normales y condiciones muy favorables para los procesos de molienda, antes de ser utilizados como combustibles. El valor promedio de la humedad total es de 10,29%, con valores máximos y mínimos de 12,20% y 7,41%. El contenido promedio de las cenizas, 5,61%, presenta valores máximos y mínimos de 34,81% y 2,85%, los cuales son relativamente bajos. Las materias volátiles del carbón permiten una selección adecuada, en cuanto a volumen, de las calderas y los procesos de gasificación y licuefacción; el valor promedio de 36,79%, indica un comportamiento óptimo. El contenido de azufre promedio de 0,59%, es un valor relativamente bajo que evita generar

Tabla 4.2.4 Mantos de carbón, Sector El Boquerón

Fuente: Minercol, 2001

INGEOMINAS

88

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Figura 4.2.6 Columna estratigráfica generalizada del Área Carbonífera La Loma, Sector El Boquerón Fuente: Ecocarbón, 1997

INGEOMINAS

89

LAS ZONAS CARBONIFERAS

compuestos corrosivos en las calderas y gases venenosos, que contaminan el ambiente. El índice de molienda, con un valor promedio de 45, indica que estos carbones no producen problemas en los molinos. Para el tipo de cenizas bituminosas, los contenidos promedio de sodio en las cenizas, 1,05%, son medianamente propensos a formar depósitos en las calderas y en los ductos de transmisión de vapor. Los carbones presentan un poder calorífico que varía entre 7.425 BTU/lb y 12.345 BTU/lb, con un promedio de 11.616 BTU/lb.

Sector El Descanso Sur Se encuentra localizado en la prolongación sur del flanco oriental del Sinclinal El Boquerón, limitado al norte, por el Sector El Boquerón y al sur, por el Sector Rincón Hondo. Tiene una extensión aproximada de 50 km2, distribuida entre los municipios El Paso, Becerril, Chiriguaná y La Jagua de Ibirico. Estratigráficamente, la secuencia que incluye los mantos de carbón, corresponde al Miembro Medio de la Formación Los Cuervos y son fácilmente correlacionables con los carbones del Sector El Boquerón, razón por lo cual, se ha adoptado la misma nomenclatura. Se han identificado, en la secuencia, hasta 30 capas de carbón, de las cuales 13 son considerados mantos; el espesor acumulado de carbón es de 28 m y el intervalo carbonífero es de 180 m. El material cuaternario que cubre, discordantemente, a la unidad portadora del carbón, tiene un espesor que varía entre 20 m y 100 m (Drummond, 2003). La calidad de estos carbones es muy similar y del mismo rango que la de los carbones del Sector El Boquerón.

INGEOMINAS

Sector Rincón Hondo Esta ubicado en la parte meridional del Área Carbonífera La Loma, en el cierre sur del Sinclinal El Boquerón y presenta una superficie de 40 km2, entre los municipios El Paso, Becerril, Chiriguaná y La Jagua de Ibirico. Se puede llegar al área, por la carretera que de San Roque se dirige hacia Valledupar; existen, además, numerosos carreteables. Los carbones se encuentran en el Miembro Medio de la Formación Los Cuervos y el intervalo de la secuencia es correlacionable con el horizonte que incluye los mantos de carbón, descrito en los sectores El Boquerón y El Descanso Sur. Desde el punto de vista estructural, el sector ocupa el cierre del Sinclinal El Boquerón, que se encuentra afectado por la Falla La Estancia en su parte occidental. La calidad y rango de los carbones del Sector Rincón Hondo, es muy similar al determinado en los sectores El Boquerón y El Descanso Sur.

Recursos y reservas De acuerdo con la Tabla 4.2.6, el potencial del Área Carbonífera La Loma es de 6.291.802.875 t, en las categorías de reservas y recursos medidos, indicados, inferidos e hipotéticos, que la convierte en una de las más importantes del país.

4.2.2.2 Área Carbonífera La Jagua de Ibirico Se encuentra localizada al suroeste del Departamento del Cesar, a una distancia de 115 km de la ciudad de Valledupar, en jurisdicción del municipio de La Jagua de Ibirico. Posee una extensión de 24 km2 y se accede por la carretera que de San

90

INGEOMINAS

Tabla 4.2.5 Hoja de calidad del Área Carbonífera La Loma, Sector El Boquerón

LAS ZONAS CARBONIFERAS

91

Fuente: Minercol, 2001

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Roque se dirige a Valledupar y por extensión con la Costa Atlántica; existen, además, algunas carreteras y carreteables que llegan hasta los sitios de explotación. La principal corriente hídrica, en el área, la constituye el río Tucuy. Los carbones se encuentran incluidos en la Formación Los Cuervos, donde se han identificado 14 mantos, con espesores entre 0,55 m y 6,00 m. En el área se identifican dos pliegues principales: El Sinclinal La Jagua y el Anticlinal Cerro Largo (véase la Figura 4.2.7).

dirige hacia Valledupar, pasando por el municipio de La Jagua de Ibirico; de esta última localidad, se desprenden carreteables que conducen a los diferentes sitios de explotación. Se han identificado 10 mantos continuos, en la Formación Los Cuervos, con espesores mayores a 1,00 m. La estructura principal es el Sinclinal La Jagua, que es una estructura con dirección N45°E y actualmente, allí, se desarrolla minería en tres bloques carboníferos, por las compañías Carbones del Caribe, Consorcio Minero Unido y Carboandes.

Con base en los aspectos estructurales del área, se han definido dos sectores: La Jagua y Cerro Largo.

La Tabla 4.2.7 muestra de techo a base los mantos de carbón del sector, con su nombre y espesor.

Sector La Jagua

Sector Cerro Largo

Se localiza en el Sinclinal La Jagua, en cercanías al municipio de La Jagua de Ibirico y cubre una superficie de 16 km2. El sector está comunicado por la carretera que de San Roque se

Se encuentra al suroeste del Sinclinal La Jagua, en jurisdicción del municipio de La Jagua de Ibirico y dista 115 km hacia el sur de Valledupar. Tiene una extensión de 8 Km2. Se llega al área

Tabla 4.2.6 Recursos y reservas del Área Carbonífera La Loma

Fuente: Drummond, 2003

INGEOMINAS

92

LAS ZONAS CARBONIFERAS

por la carretera que de San Roque conduce a La Jagua de Ibirico y Valledupar; consta, además, de carreteables que comunican a las minas con los centros urbanos. Los carbones se ubican dentro de la Formación Los Cuervos, donde se han identificado hasta 12 mantos de carbón, con espesores superiores a 1,00 m. La principal estructura la conforma el Anticlinal Cerro Largo, de dirección aproximada N45°E, que está afectada en su flanco occidental por la Falla Arenas Blancas y otras fallas menores, que a su vez sirven de limites para los tres bloques carboníferos, que están contratados de norte a sur, por las compañías Carbones del Norte, Carbones Sororia y Carbones del Caribe. La Tabla 4.2.8 reporta los mantos de carbón, de techo a base, con su nombre y espesor, que se han identificado en el sector.

Calidad Los sectores Sinclinal La Jagua y Cerro Largo son equivalentes, en cuanto a la calidad de sus carbones. En la Tabla 4.2.10 se muestran los valores promedios, máximos, mínimos y sus correspondientes desviaciones estándar, para los parámetros que definen las características físico químicas de estos carbones, en base boca de mina, humedad de equilibrio +1.5 y dilución del 5%. Estos carbones son característicamente bituminoso alto en volátil B y no aglomerantes. Los aspectos más destacados sobre las propiedades de los carbones del Área Carbonífera La Jagua de Ibirico, son: Presentan una humedad relativamente normal con un valor promedio de humedad de equilibrio de 7,14%, con valores máximos y mínimos de 9,15% y 5,61%. El contenido promedio de las cenizas es de 5,32%, con valores máximos y mínimos de 11,35% y 2,71%.

Reservas Un análisis de la Tabla 4.2.9, muestra que el potencial del Área Carbonífera La Jagua de Ibirico es de 258.300.000 t, en la categoría de reservas medidas. En esta área no se reportan cálculos en la categoría de recursos.

Los carbones analizados presentan un contenido de azufre en promedio de 0,62%, valor relativamente bajo. Las emisiones de azufre, 0,49 libras/M BTU y de SO2, 0,99 libras/M BTU, están por debajo de 0,60 libras/M BTU, y 1,2 libras/M BTU, respectivamente, límites máxi-

Tabla 4.2.7 Mantos de carbón, Sector La Jagua

Fuente: Ecocarbón, 1996

INGEOMINAS

93

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Figura 4.2.7 Esquema geológico del Área Carbonífera La Jagua de Ibirico Fuente: Ecocarbón, 1996

INGEOMINAS

94

LAS ZONAS CARBONIFERAS

mos aceptados por la Agencia Americana para la Protección del Medio Ambiente -EPA. El valor del índice de molienda entre 49 y 33, nos indica que estos carbones varían de duros a carbones fáciles de moler. Los valores mineralógicos y de temperatura de fusión de las cenizas, son relativamente normales y sin ninguna consecuencia durante la utilización de estos carbones. Para el tipo de ceni-

zas bituminosas, los contenidos de sodio en las cenizas, con un promedio de 0,75%, indica que son medianamente propensos a formar depósitos en las calderas y en los ductos de transmisión de vapor. Para el tipo de cenizas bituminosas, los factores fouling (0,11), slagging (0,10) y temperatura de viscosidad crítica (964o C) son relativamente bajos, lo que permite confirmar que estos carbones son poco propensos a formar taponamientos en los ductos de transmisión del vapor.

Tabla 4.2.8 Mantos de carbón, Sector Cerro Largo

Fuente: Ecocarbón, 1996

Tabla 4.2.9 Reservas del Área Carbonífera La Jagua de Ibirico

Fuente: Ecocarbón, 1996

INGEOMINAS

95

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Los carbones presentan un poder calorífico entre 11.318 BTU/lb - 13.344 BTU/lb y un promedio de 12.606 BTU/lb. Se concluye que el carbón del Área La Jagua de Ibirico es térmico de excelente calidad.

4.2.3 MINERÍA El Departamento del Cesar es, actualmente, la zona carbonífera del país donde más recientemente se desarrollan proyectos para minería del carbón. Las primeras explotaciones se iniciaron a mediados de 1970, en el municipio de La Jagua de Ibirico, localizado en la parte central del departamento. Las explotaciones fueron adelantadas en forma manual, donde se extraían pequeñas cantidades que se consumían en un ingenio azucarero, localizado a 20 km de las minas. A partir de 1980, aparecen los primeros registros de producción de manera oficial, obtenidos de cuatro minas, cuyo volumen para ese año fue de 766 toneladas. Para el año de 1986, se presenta una mayor actividad minera, considerándose esta fecha como el punto de partida para el inicio de lo que es hoy la zona, la cual ocupa el segundo lugar en la producción nacional.

Sistema y métodos de explotación El sistema de mayor utilización para la extracción del carbón, ha sido el de cielo abierto, aunque también, se aplica el sistema subterráneo, pero en menor proporción. El método aplicado a cielo abierto corresponde al de Cortas, Open Pit, el cual se caracteriza por ser una explotación que contiene un gran número de bancos y niveles, permitiendo atacar simultáneamente varios mantos a la vez. Dentro del proceso se realiza el movimiento de grandes volúmenes, tanto de estéril como de

INGEOMINAS

carbón; se intervienen grandes extensiones de terreno y se requiere, para su operación, de maquinaria pesada donde se utiliza la combinación pala - camión; encontrándose además de ésta, en una de las minas, la utilización de una dragalina. Dentro de las características fundamentales de la explotación se tiene que el 90% del material arrancado requiere de voladura; en el 10% restante utilizan tractores de gran tamaño. El cargue lo realizan mediante palas con capacidad, en el cucharón, que va desde 14 Yd3 hasta 46 Yd3; en el transporte se utilizan camiones fuera de carretera, con capacidad desde 35 toneladas hasta 270 toneladas. Toda la operación y demás servicios de apoyo son totalmente mecanizados. El sistema de explotación subterráneo es desarrollado, de manera simultánea, en tres contratos: Carbones del Caribe y Consorcio Minero Unido en el Sector de La Jagua y Sororia, en el Sector de Cerro Largo. En ellos se aplican los métodos de tajo largo y de cámaras y pilares; este último, se presenta con pilares cortos y pilares largos. El método de explotación de tajo largo es totalmente mecanizado, donde se utiliza alta tecnología. Para el desarrollo y la preparación, emplean minadores continuos y en la explotación, propiamente dicha, una rozadora.El sostenimiento en las vías es mediante secciones de acero (arcos y cuadros) y en el frente de explotación, con escudos automarchantes. La evacuación del carbón, desde el frente de explotación, lo realizan con panzer (transportador metálico); luego, a través de una cinta transportadora es llevado a superficie. La ventilación es de tipo forzada, el desagüe es mecanizado y la iluminación individual, con lámparas de batería. Con respecto al método de cámaras y pilares, el correspondiente a cámaras largas, consiste en adelantar cámaras de 200 m de longitud y

96

INGEOMINAS

Tabla 4.2.10 Hoja de calidad del Área Carbonífera La Jagua de Ibirico

LAS ZONAS CARBONIFERAS

97

Fuente: Minercol, 2001

LAS ZONAS CARBONIFERAS

pilares similares a las cámaras; el arranque lo realizan con minador continuo. Para el cargue, utilizan pequeños cargadores diesel sobre ruedas que funcionan en el interior de la mina y alimentan la cinta transportadora que lleva el carbón hasta la superficie. Las demás labores complementarias de la minería subterránea (transporte, ventilación, sostenimiento, desagüe, entre otras) son iguales a las descritas en el método de tajo largo.

Estructura de costos

Para el caso de pilares cortos, la explotación se desarrolla de manera similar al método aplicado en el interior del país, presentando esta una mayor mecanización en la operación (arranque con perforación y voladura; cargue y transporte con cargadores sobre rueda y cinta transportadora, ventilación forzada, mina totalmente electrificada, entre otros).

La información consultada sobre costos de producción, tanto a cielo abierto como subterráneo, en los proyectos desarrollados en el Departamento del Cesar, no se encuentra discriminada por ítem, sino que viene de manera global. A pesar de lo anterior, se establecen valores promedios de las actividades básicas de operación, como son la remoción de estéril y la extracción de carbón, entre otros. Con relación a los costos por pago de regalías, estos no se encuentran incluidos, porque el porcentaje es variable para cada proyecto. En la Tabla 4.2.11 se presenta la relación promedio de los costos de explotación de carbón, tanto a cielo abierto como subterráneo. Para el caso de la operación a cielo abierto, se tomó como relación de descapote (RD) promedio 5,5:1 m3/t.

Las minas que se encuentran en explotación son: Drummond, en el Área Carbonífera La Loma; Carbones del Caribe, Carboandes, Consorcio Minero Unido y Carbones Sororia, en el Área Carbonífera La Jagua de Ibirico.

Los costos operativos de mano de obra alcanzan a ser el 70,3% del total; los insumos y mantenimiento corresponden al 13,8%. Es importante el aporte que se le hace al manejo ambiental en esta zona, el cual alcanza a ser el 1,0%.

Tabla 4.2.11 Costos de Producción Zona Carbonífera Cesar

Fuente: Minercol, 2002

INGEOMINAS

98

LAS ZONAS CARBONIFERAS

por el sistema subterráneo, lo que equivale al 3,8% de la producción.

Producción La producción obtenida en esta zona, entre los años 1990 a 2002, ha sido ascendente en gran proporción (véase la Figura 4.2.8). En 1990, la producción fue de 1.162.000 t y para el año de 2002, alcanzó un total de 16.410.000 t, presentando un incremento promedio del orden de 110% anual. Esta situación es producto de la mayor mecanización y tecnología utilizada en las operaciones mineras y a la demanda del mercado externo. El 96% de la producción obtenida se extrae por el sistema a cielo abierto, manejando relaciones de descapote promedio del orden de 5:1 hasta 6:1, alcanzando profundizar hasta 180 m en el tajo.

Oferta y demanda Prácticamente, toda la producción de carbón obtenida en el Departamento del Cesar, ha sido destinada al mercado externo. La oferta de carbón, en el 2003, fue de 21.129.500 toneladas, de la cual se estima que el 0.2% se utiliza en el consumo interno de la zona, representado en un ingenio azucarero y algunas empresas ladrilleras. 800.000 toneladas serán extraídas

La demanda del carbón producido en el Departamento del Cesar se genera en el exterior, por lo cual, ese es el destino final del mineral extraído en esta zona.

Titulación minera El número de minas de carbón que han sido identificadas en el departamento, entre los años 1982 al 2002, ha venido sufriendo modificaciones, ya que en el año de 1982 sólo se contabilizaban cinco. En 1995, esa cantidad pasó a 19 y luego descendió a 14 en el 2002, de las cuales cinco se encuentran en etapa de explotación. Esta situación se presenta por la integración de áreas, lo que ha permitido una mejor racionalización en el manejo del yacimiento. El comportamiento de la evolución del número de minas en la zona, se aprecia en la Figura 4.2.9. Toda la minería de carbón, identificada en el Departamento del Cesar, se encuentra legalizada.

Figura 4.2.8 Producción carbonífera en el Departamento del Cesar Fuente: Minercol, 2003

INGEOMINAS

99

LAS ZONAS CARBONIFERAS

con el Estado, en cuanto al cumplimiento de la normatividad minera, ambiental y de sus obligaciones fiscales, laborales y de seguridad industrial.

4.2.4 ASPECTOS AMBIENTALES Y SOCIALES

Aspectos ambientales En la Zona Carbonífera Cesar, de acuerdo con las características geológicas y topográficas, existen explotaciones a cielo abierto, en áreas con buzamientos menores a 15°. En estas áreas los impactos ambientales generados por la minería de carbón, son similares a los referidos para las explotaciones a cielo abierto en el Departamento de La Guajira. Existen, además, pequeñas áreas en las que se presentan fuertes plegamientos que hacen tan sólo accesible la explotación por minería subterránea, la cual se localiza exclusivamente en el Área Carbonífera La Jagua de Ibirico. En este tipo de minería, los impactos que se causan son similares a los referidos para las explotaciones existentes en el interior del país. Las empresas carboníferas de mediana y gran escala, que representan la casi totalidad del carbón de exportación del departamento, se caracterizan por su buen grado de organización, con un entendimiento definido en sus relaciones

En la Zona Carbonífera Cesar se localizan áreas de especial importancia ecológica y cultural, cuyo conocimiento es imprescindible para el desarrollo de la actividad minera, en concordancia con las condiciones ambientales y sociales del área. Una de tales áreas corresponde a la Reserva Forestal de la Serranía de Los Motilones, que en el Departamento del Cesar, se extiende a lo largo de la Serranía del Perijá, hasta los límites con Venezuela. Se encuentran, también, los ecosistemas estratégicos de humedales conformados por la Ciénaga de Zapatosa, una de las más grandes del país y otras, como las ciénagas Carmona, El Cucharo, Pesquería, Pajaral, Chepito, Mochila de Bijagual, Los Mosquitos, Limpia y El Gallo, entre otras. Otra área de interés corresponde a la comunidad indígena de los Yuco, que posee los resguardos indígenas de Iroka y Socorpa, con una extensión de 25.000 hectáreas y 280 habitantes,

Figura 4.2.9 Número de explotaciones carboníferas en el Cesar Fuente: Minercol, 2003

INGEOMINAS

100

LAS ZONAS CARBONIFERAS

agrupados en 68 familias, en cercanías a la población de Becerril.

Componente social Después de las explotaciones de La Guajira, que en el año 2002 representaron el 45.7% de la producción nacional, el Cesar, con el 41.5%, es la zona del país con mayor producción de carbón. El buen desarrollo empresarial, en gran parte de las explotaciones, permite que se cumplan los requerimientos de seguridad social y demás compromisos laborales, lo cual redunda en la satisfacción de los mineros. Comparativamente, con los ingresos de trabajadores de otros sectores, los mineros en el departamento poseen un nivel socio económico más elevado, lo cual tiene repercusiones en el alza del costo de vida para la población de la región. La generación de empleos directos por las explotaciones carboníferas que se adelantan en el Departamento del Cesar, ha sido creciente desde el momento en que se inició la actividad minera en esta zona, siendo esto consecuente con el incremento en la producción mostrado anteriormente. En la Figura 4.2.10 se detalla la evolución en la generación de empleos en el periodo 1988 -2002, pasando de 270 a 1.752.

4.2.5 POTENCIAL Y PERSPECTIVAS La Zona Carbonífera Cesar, después de la Zona Carbonífera La Guajira, es la más importante del país con un potencial de 6.556.060.000 t de recursos y reservas, de las cuales el 96% se encuentran localizadas en el Área Carbonífera La Loma y el 4% en el Área Carbonífera La Jagua de Ibirico. Los carbones son térmicos, siendo los mejores los que se encuentran en el Área Carbonífera La Jagua de Ibirico, seguido en su orden por los ubicados en los sectores El Boquerón, El Descanso Norte y El Descanso Sur, en el Área Carbonífera La Loma. El Área Carbonífera La Loma es la más importante por poseer el mayor potencial de la zona, allí se adelanta la explotación, a cielo abierto, de la mina Pribbenow por parte de la compañía Drummond, en el Sector del Boquerón. Después de la mina de El Cerrejón Norte, es la más importante del país, con una producción para la exportación de 16.396.500 t, en el año 2003 y una proyección entre 14.200.000 t y 14.600.000 t, hasta el año 2006. En el Sector El Descanso Norte la compañía Drummond adelanta los estudios de factibilidad para el desarrollo de un proyecto minero, donde hasta el momento se ha identificado la exis-

Figura 4.2.10 Generación de empleos directos en la Zona Carbonífera Cesar Fuente: Minercol, 2003

INGEOMINAS

101

LAS ZONAS CARBONIFERAS

tencia de 798.000.000 t, que se pueden extraer a cielo abierto con una relación de descapote de 6,74:1 m3/t, de las cuales el 64% corresponde a reservas medidas y el 36% a reservas indicadas. Se ha identificado, además, que existen reservas de 213.000.000 t para minería subterránea, dentro del área de este contrato; de estas, el 8% corresponden a reservas medidas, 25% a reservas indicadas, 17% a reservas inferidas y el 50% a recursos hipotéticos. En el Sector La Loma se encuentran los bloques El Hatillo, Calenturitas y Carbones de Cesar, donde se adelantan los estudio respectivos para desarrollar estos proyectos, que podrían producir en conjunto para la exportación entre 3.300.000 t/año y 3.600.000 t/año, para el año 2006. En los sectores El Descanso Sur y Rincón Hondo se adelantan estudios que permitirán establecer que tipo de proyectos se puede desarrollar. En el Área Carbonífera La Jagua de Ibirico, en el Sector La Jagua, en los contratos de Carbones del Caribe, Carboandes y Consorcio Minero Unido, se explotaron durante el año 2002, 3.331.000 t para la exportación y se proyecta, para el año 2006, producir entre 6.000.000 t y 7.000.000 t. En el Sector Cerro Largo se produjo un total de 112.800 t y se proyecta que, en el año 2006, se produzcan 580.000 t.

4.2.6 BIBLIOGRAFÍA BALBÍN, W. 1974. Censo del Carbón. Bogotá. CARBOCOL, CHARBONNAGES DE FRANCE, AGIP CARBONE. 1983. Proyecto Carbonífero del Departamento del Cesar: Evaluación Preliminar. Bogotá.

INGEOMINAS

C.I. PRODECO. 1992. Estudio de Factibilidad. Área Calenturitas, Departamento del Cesar. Bogotá. C. I. PRODECO. 2002. Informe Final de Exploración. Área de Calenturitas, Departamento del Cesar. Minercol. Bogotá. DANE, 1990. Censo Nacional Minero 1988. Bogotá DRUMMOND. 1991. Feasbility study La Loma Coal project. Colombia South America. Bogotá. DRUMMOND. 2003. Informe Final de Exploración. Contrato 144/97 “El Descanso”. Minercol. Bogotá. ECOCÁRBON. 1994. Exploración de Reconocimiento y estudio Geológico área del Hatillo. Ecocarbón. Bogotá. ECOCARBON. 1996. Integración del Área de La Jagua de Ibirico, Departamento del Cesar. 1996. Bogotá. ECOCARBON. 1996. Integración del Área de Cerro Largo, Departamento del Cesar. 1996. Bogotá. ECOCARBON. 1998. Plan de Desarrollo del Subsector Carbón 1999 - 2010. Bogotá. ECOCARBON. 1998. Revista Mercados Número 6. Bogotá. 1998. EMCARBON. 2003. Informe Final de Exploración. “El Hatillo”, Departamento del Cesar. Minercol. Bogotá. GEOMINAS - INGETEC - NACI. 1991. Prefactibilidad minera del área de El Descanso, Departamento del Cesar. Informe Final. Carbocol. Bogotá.

102

LAS ZONAS CARBONIFERAS

GREENLEY ENERGY CORPORATION. 1986. Estudio geológico - minero final de exploración de las licencias Números 5161 y 5162, para carbón y demás minerales concesibles, localizadas en el municipio de Chiriguaná - Cesar. Bogotá. INTERA - BIOSS.1995. Estudio geológico del Valle Cesar - Ranchería. Ecopetrol. Bogotá.

MEJIA, L.J.; MATEUS, L.E. 1978. Recursos carboníferos de la Jagua de Ibérico. Ingeominas, Informe 1807. MINERCOL. 1998. Oportunidades de inversión en Colombia en centrales termoeléctricas a carbón. Bogotá. MINERCOL. 2001. Estadísticas Mineras. Bogotá

LÓPEZ, M.; GÓNGORA A. 1997. Modelo Geológico Tridimensional del depósito Carbonífero de La Loma, en El Departamento del Cesar (Colombia). Ecocarbón. Bogotá

MINERCOL. 2002. PTI. Contratos mineros. Bogotá MINERCOL. 2003. Estadísticas Mineras. Bogotá

MALDONADO, J. 1988. Cuenca carbonífera de La Jagua de Ibirico, Diagnóstico. Valledupar

INGEOMINAS

MINMINAS; CARBOCOL. 1983. Censo Nacional del Carbón. Bogotá

103

LAS ZONAS CARBONIFERAS

INGEOMINAS

104

LAS ZONAS CARBONIFERAS

4.3 ZONA CARBONÍFERA CÓRDOBA - NORTE DE ANTIOQUIA 4.3.1 4.3.2 4.3.2.1 4.3.2.2 4.3.2.3 4.3.2.4 4.3.2.5 4.3.3 4.3.4 4.3.5 4.3.6

GEOLOGÍA GENERAL GEOLOGÍA DE LAS ÁREAS Y LOS SECTORES Área Carbonífera Urabá Área Carbonífera Ciénaga de Oro Área Carbonífera Alto San Jorge Área Carbonífera Tarazá - Río Man Área Carbonífera Purí - Caserí MINERÍA ASPECTOS AMBIENTALES Y SOCIALES POTENCIAL Y PERSPECTIVAS BIBLIOGRAFÍA

109 113 113 114 114 118 118 118 120 121 122

LISTA DE FIGURAS Figura 4.3.1 Figura 4.3.2 Figura 4.3.3 Figura 4.3.4 Figura 4.3.5 Figura 4.3.6 Figura 4.3.7

Mapa de localización de la Zona Carbonífera Córdoba - Norte. de Antioquia Mapa geológico de la Zona Carbonífera Córdoba - Norte de Antioquia, parte occidental Mapa geológico de la Zona Carbonífera Córdoba - Norte de Antioquia, parte oriental Columna estratigráfica generalizada de las unidades carboníferas de Córdoba - Norte de Antioquia Mapa geológico del Área Carbonífera Alto San Jorge Producción carbonífera en la Zona Carbonífera Córdoba - Norte de Antioquia Generación de empleos directos en la mina La Guacamaya

106 110 111 112 115 120 121

LISTA DE TABLAS Tabla 4.3.1 Tabla 4.3.2 Tabla 4.3.3 Tabla 4.3.4

INGEOMINAS

Mantos de carbón del Área Carbonífera Alto San Jorge Reservas medidas más indicadas en los tres sectores del Área Carbonífera Alto San Jorge Características fisico químicas de los carbones, base como se analiza, del Área Carbonífera Alto San Jorge Costos de Producción Zona Carbonífera Córdoba - Norte de Antioquia

116 116 117 119

105

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Figura 4.3.1 Mapa de localización de la Zona Carbonífera Córdoba - Norte de Antioquia

INGEOMINAS

106

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Esta zona carbonífera comprende los carbones que ocurren en el Departamento de Córdoba y en la parte septentrional del Departamento de Antioquia. Los límites de la zona no coinciden en este caso con los de un departamento, porque se ha querido individualizar y colocar, en una misma unidad de presentación y de trabajo, aquellos carbones que diferentes autores identifican y evalúan como un recurso en yacimientos próximos y que están relativamente cercanos a la Costa Atlántica. Para la localización general de esta zona carbonífera, véase la Figura 4.3.1.

embargo, dada la densidad de información recolectada, se considera que los recursos calculados son compatibles con este sistema.

Teniendo en cuenta las diferentes sucesiones litoestratigráficas, los diversos rasgos geomórficos y las numerosas estructuras allí reconocidas, en la Zona Carbonífera Córdoba Norte de Antioquia se han definido cinco áreas carboníferas, a su vez divididas en varios sectores de acuerdo con las características estratigráficas y estructuras locales:

El Área Carbonífera Urabá se encuentra localizada al noroeste de Antioquia, entre las estribaciones occidentales de la Serranía de Abibe y la parte oriental de la carretera que une las localidades de Juradó con Turbo. (véase la figura 4.3.2). El Área Carbonífera Cienaga de Oro está ubicada al noroeste y oeste de Caucasia y de la Serranía de Ayapel, en la terminación septentrional de la Cordillera Occidental, en los alrededores de las localidades de Ciénaga de Oro, Alto San Jorge y San Pedro, (véase la Figura 4.3.3). El Área Carbonífera Tarazá - Río Man se localiza entre la localidad del mismo nombre y parte del cauce del río Man. El Área Carbonífera Purí - Caserí se encuentra entre la jurisdicción de estos dos municipios. Estas áreas carboníferas, en general, hacen parte de la terminación septentrional del Departamento de Antioquia y el suroeste de los departamentos de Bolívar y Córdoba.

Área Carbonífera 301 Urabá Área Carbonífera 302 Ciénaga de Oro Área Carbonífera 303 Alto San Jorge Área Carbonífera 304 Tarazá - Río Man Área Carbonífera 305 Purí - Caserí El inventario de los carbones que se ha efectuado en las cinco áreas, especialmente en el Alto San Jorge, la mejor conocida, fue motivado por la necesidad de encontrar carbones susceptibles de ser explotados a cielo abierto para su exportación y que sirvieran, además, como materia prima para la proyectada Carboeléctrica de San Jorge, prevista para producir entre 300 MW/ año y 600 MW/año (Minercol, 1998:75 - 76, 82). La evaluación del recurso carbonífero fue obtenida, por Carbocol, a través del Consorcio Geominas & NACI quienes realizaron los estudios entre finales de 1984 y mayo de 1986, previamente a que Ecocarbón redactara el Sistema de Clasificación de recursos y reservas; sin

INGEOMINAS

En las otras cuatro áreas carboníferas, Tarazá Río Man, Purí - Caserí, Ciénaga de Oro y Urabá, la exploración de las tres primeras, después de los reconocimientos iniciales, se limitó a descripciones de afloramientos pertenecientes a rocas del Cenozoico y la de Urabá, (véase la Figura 4.3.2), estudiada por las perspectivas de exportación, se quedó en la fase de exploración preliminar.

Las unidades carboníferas aflorantes, en las localidades antes mencionadas, están constituidas por sucesiones de rocas que tienen nomenclaturas distintas, entre ellas: Las formaciones Floresanto y Paujil, de edad Oligoceno Mioceno, afloran al noroccidente de Urabá; las formaciones Ciénaga de Oro y Cerrito, consideradas del Paleógeno, se presentan en las áreas carboníferas de Ciénaga de Oro, Tarazá - Río

107

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Man, Alto San Jorge y el Sector San Pedro; por último, la Formación Tarazá, referida al Neógeno, es la portadora de los carbones en el Área Carbonífera Purí - Caserí.

Localización, extensión y vías de acceso El Área Carbonífera Alto San Jorge, la más importante de esta zona, está localizada hacia el sur del Departamento de Córdoba, sobre las estribaciones septentrionales de la Cordillera Occidental; también, en Córdoba se localiza el Área Carbonífera Ciénaga de Oro, ubicada en jurisdicción del municipio del mismo nombre. Estas dos áreas carboníferas ocupan una superficie aproximada de 1.700 km2. Las otras tres áreas pertenecen al Departamento de Antioquia. La de Tarazá - Río Man es muy cercana a la del Alto San Jorge y está situada sobre las estribaciones orientales de la serranía de Ayapel, en la margen izquierda del río Cauca. El Área Carbonífera Purí - Caserí está localizada sobre la parte norte de la Cordillera Central, hacia la ribera derecha del río Cauca y ocupa una superficie cercana a 1.400 km2. El Área Carbonífera Urabá se extiende desde los alrededores de Mutatá, al sur, hasta las cercanías del Golfo de Urabá, en el norte, sobre la vertiente occidental de la Serranía de Abibe, ocupando una superficie cercana a los 280 km2. Las principales vías de comunicación de la zona carbonífera son: La carretera Central de Occidente que de Medellín va hacia la Costa Norte, pasando por Puerto Valdivia, Caucasia, Montería y llega a Cartagena, Barranquilla y Santa Marta. Otra vía es la carretera que conduce al Urabá Antioqueño y al puerto de Turbo.

existen carreteables que la comunican con la Serranía de Abibe y con Montería. El Área Carbonífera Alto de San Jorge cuenta con un carreteable que une los yacimientos de carbón con Montelíbano, Caucasia y Planeta Rica. El Área Carbonífera Purí - Caserí tiene un carreteable que permite la comunicación con los municipios de Caucasia, Zaragoza, Segovia y Medellín.

Aspectos físicos El Departamento de Córdoba tiene una superficie de 25.000 km² y limita, al norte, con el Mar Caribe y con el Departamento de Sucre, al oriente con los departamentos de Bolívar, Antioquia y parte de Sucre, al sur con Antioquia, y al occidente con parte de Antioquia y el Mar Caribe. Cerca del 70% de las tierras son de relieve suave y corresponden a los valles y llanuras de inundación de los ríos Sinú y San Jorge. El resto del territorio es de topografía ondulada a abrupta y corresponde a las serranías de Abibe, San Jerónimo y Ayapel, las cuales nacen en el Nudo de Paramillo y constituyen las estribaciones septentrionales de la Cordillera Occidental. El clima de las tierras bajas es cálido, aunque varía desde seco, en el norte, a húmedo, en el sur. Las serranías presentan, en su parte alta, un clima templado de húmedo a muy húmedo. Los suelos de los valles del río Sinú y San Jorge tienen un gran potencial agropecuario. Estas características físicas se pueden extender a la parte antioqueña de la zona. La industria y la minería adquirieron importancia con el inicio y desarrollo de la producción de ferroníquel en Cerro Matoso, ubicada en cercanías de la población de Montelíbano.

Todas las áreas carboníferas cuentan, internamente, con carreteras y carreteables que se unen con las vías principales. En el Área Carbonífera Urabá

INGEOMINAS

108

LAS ZONAS CARBONIFERAS

4.3.1 GEOLOGIA GENERAL

Estratigrafía En el Área Carbonífera Urabá, dentro de la Cuenca Urabá - Río Atrato (Duque Caro, 1984, en González, H., 2000:170 - 178), se han reconocido rocas sedimentarias del Oligoceno Plioceno, incluidas en las formaciones Floresanto y Maralú (Ng f+m) y Paujil (Ngp), que hacen parte del Cinturón del Sinú, ubicado al este de la Falla Uramita, y las formaciones Uva (Pgu) del Eoceno - Oligoceno y Napipí (Ngn) del Mioceno medio, pertenecientes al Bloque Chocó, al oeste de la Falla Uramita. En las Figuras 4.3.2 y 4.3.3 se presenta la cartografía geológica de las distintas unidades aflorantes, cuya descripción, sin embargo, se va a limitar a aquellas que son portadoras de carbón: Formación Floresanto (Ngf). Considera del Oligoceno, está conformada por 500 m de arcillolitas, lodolitas y arenitas de cuarzo gris. Yace discordantemente sobre la Formación Maralú (Ngm) y por debajo de la Formación Paujil. En el mapa se representa, junto con la Formación Maralú, con el símbolo Ng (f+m). Formación Paujil (Ngp). Es una sucesión de, aproximadamente, 200 m de espesor, constituida por arcillolitas con intercalaciones de cuarzo y niveles de caliza. Descansa, discordantemente, sobre la Formación Floresanto y es referida al Mioceno inferior. González (2000:172) no reporta, en estas dos formaciones, la presencia de carbón; sin embargo, Mejía y Franco (1985:11 - 17, figura.2), en la unidad informal Ts3 correspondiente a las Formaciones Maralú, Floresanto y Paujil, de González, reportan la ocurrencia de capas de

INGEOMINAS

carbón en pozos y en varias afloramientos, que se encuentran, tanto adentro como afuera del área señalada en el mapa. Las formaciones Uva y Napipí se muestran en el mapa, pero al parecer, no contienen carbones. En el Área Carbonífera Alto San Jorge, como en el Área Carbonífera Ciénaga de Oro, las unidades que contienen carbón se denominan Ciénaga de Oro y Cerrito (véase la Figura 4.3.4). Formación Ciénaga de Oro (Toco). Este intervalo litoestratigráfico de, aproximadamente, 1.200 m de espesor, ha sido dividido en dos miembros denominados: Miembro Inferior, caracterizado por estar formado de arenitas finas de cuarzo, que alternan con limolitas de cuarzo y arcillolitas, y ausencia de capas de carbón; Miembro superior, compuesto de arenitas y conglomerados de cuarzo, con intercalaciones de lodolitas y presencia de capas y mantos de carbón. Formación Cerrito (Tmpc). Yace, discordantemente, sobre la Formación Porquero e infrayace a la Formación Sincelejo. Es una sucesión de 1.500 m que ha sido dividida en tres miembros, denominados, de base a techo, como: Miembro Inferior, con un espesor de 400 m constituido por conglomerados y arenitas de cuarzo, sin carbón; Miembro Medio, de 800 m de espesor y compuesto por limolitas de cuarzo y arcillolitas, donde se han diferenciado 40 cintas y mantos de carbón; Miembro Superior, que alcanza un espesor de 300 m y esta conformado por arenitas de cuarzo y arcillolitas con intercalaciones, ocasionales, de niveles calcáreos fosilíferos y con capas de carbón, hacia la base de la secuencia. Formación Tarazá. (Ngt). Yace sobre la Formación Caucasia en un contacto concordante y gradual. Está constituida por arenitas, friables, ligeramente conglomeráticas de cuarzo y de

109

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Figura 4.3.2 Mapa geológico de la Zona Carbonífera Córdoba - Norte de Antioquia, parte occidental (modificado de González, 1997 y de González & Londoño, 1997) INGEOMINAS

110

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Figura 4.3.3 Mapa geológico de la Zona Carbonífera Córdoba - Norte de Antioquia, parte oriental (modificado de González, 1997 y de González & Londoño, 1997)

INGEOMINAS

111

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Figura 4.3.4 Columna estratigráfica generalizada de las unidades carboníferas de Córdoba - Norte de Antioquia Fuente: Carbocol, 1987, modificado

INGEOMINAS

112

LAS ZONAS CARBONIFERAS

metamorfitas (González, 2000:155). En esta referencia no se cita la ocurrencia de carbones, ni se da la equivalencia con las unidades carboníferas más cercanas de Córdoba, pero JICA (1976, Anexos 6, 7, 8) y Castro y Calderón (1971, cuadro 2) indican los afloramientos donde ocurre presencia de capas y mantos de carbón.

Tectónica En los mapas geológicos de Córdoba y Antioquia se observan los rasgos tectónicos principales que, de occidente a oriente, son las fallas de Uramita, Sinú y Romeral; las dos últimas, encierran la terminación septentrional de la Cordillera Occidental, así como de las serranías de San Jacinto y San Jerónimo. Al oriente de la Falla Romeral, se desarrolla la plataforma continental sobre la cual se depositaron los carbones, durante el Oligoceno y Mioceno.

4.3.2 GEOLOGÍA DE LAS ÁREAS Y LOS SECTORES La descripción, tanto de los aspectos geológicos como de los carbones, se hace siguiendo la división de las cinco áreas ya mencionadas.

4.3.2.1 Área Carbonífera Urabá Está ubicada hacia la parte occidental de Antioquia, en las estribaciones occidentales de la Serranía de Abibe y la parte oriental de la carretera que conduce de Dabeiba hacia las localidades de Mutatá, Chigorodó y Turbo. El reconocimiento inicial de campo se produjo teniendo en cuenta su localización, que permite considerar buenas perspectivas para exportar el recurso, además, porque la presencia de carbón se evidenció en los estudios de perforación

INGEOMINAS

efectuados por compañías petroleras. El estado actual del conocimiento geológico para los carbones se considera como muy preliminar. Se accede al área por la carretera principal, de 118 km, que se dirige de Medellín hacia Mutatá y que prosigue, al norte, hasta Chigorodó, por otros 60 km y luego hacia el municipio de Turbo, por 60 km adicionales. Existen algunos carreteables que conducen a la parte montañosa. Esta área carbonífera alcanza los 700 m.s.n.m. Afloran rocas de edad Cenozoica, pero se anota que no todas las unidades referidas al Oligoceno - Plioceno, al oriente de Urabá, son carboníferas. Mejía y Franco (1985:12, figura, 2) concluyen que el carbón ocurre en la unidad Ts3 que es equivalente, por comparación con la cartografía de González (1997), a las formaciones Maralú, Floresanto y Paujil. En el pozo exploratorio para petróleo Piedrecitas 1570 - IX, localizado a 20 km al noreste de Necoclí, se encontraron ocho mantos de carbón a 4.000 pies de profundidad y otros dos mantos a 6.100 pies (Mejía y Franco, 1985:6, 13 - 19, tabla 1), de edad Mioceno medio a superior. En otro pozo petrolero, denominado Urabá 1629 - IX (Mejía y Franco, 1985: tabla 1), también se reporta la presencia de carbón a 4.300 pies de profundidad. En afloramientos entre Belencito, al sur y el río Guadualito, al norte, se mencionan varias capas y tres mantos de carbón entre 0,60 m y 1,00 m de espesor, clasificados como de rango bituminoso alto en volátiles A. Estos afloramientos están dentro de la unidad Ts3 (Mejía y Franco, 1985:11 - 12, figura 2). Como conclusión, tanto la posición litoestratigráfica como el potencial e interés económico de estos carbones, están en una fase muy preliminar de conocimiento geológico.

113

LAS ZONAS CARBONIFERAS

4.3.2.2 Área Carbonífera Ciénaga de Oro Se encuentra localizada en jurisdicción del municipio de Ciénaga de Oro, el cual esta ubicado hacia el noreste de la ciudad de Montería, entre la Ye y Cereté. Se ha reportado, hacia el sur del área, que algunos carbones están presentes, tanto en el Alto San Jorge como en San Pedro, en la Formación Ciénaga de Oro; esta unidad aflora hacia el norte pasando por Planeta Rica y Montería y se manifiesta al este y sureste de la localidad de Ciénaga de Oro. Cerca al municipio de Planeta Rica se levantaron, en trabajos anteriores, varías columnas estratigráficas que han permitido determinar dos mantos de carbón de 1,65 m y 2,40 m de espesor. En la localidad de San Antonio de Táchira, también, se reporta un manto de carbón de 1,88 m de espesor (JICA, 1976, Anexo 8). Un poco más al norte, en cercanías al municipio de San Jacinto, habían sido señalados afloramientos de carbón que luego de ser estudiados, fueron descartados.

4.3.2.3 Área Carbonífera Alto San Jorge Esta área carbonífera cubre una superficie de 778 km² y se localiza hacia el sur del Departamento de Córdoba en límites con el Departamento de Antioquia, en jurisdicción del municipio de Montelíbano y con influencia de las dos riberas de los ríos San Jorge y San Pedro, tributarios del río Cauca. (véanse las figuras 4.3.3 y 4.3.4). El área ha sido dividida en cuatro sectores, independientes entre sí, denominados: Sector Alto San Jorge (ASJ), Sector San Pedro Norte (SPN), Sector San Pedro Sur (SPS) y Sector La Guacamaya - La Escondida. Este último sector fue estudiado por la Empresa Carbones de Colombia y se ubica hacia el occidente del río San

INGEOMINAS

Pedro, en cercanías al municipio de Puerto Libertador. Se accede a los afloramientos de carbón del Sector San Pedro Sur, desde la Troncal de la Costa por el carreteable que se desprende a la altura de La Apartada y pasa por Montelíbano y Puerto Libertador; luego, por vías de penetración de 63 km de longitud se llega al río San Jorge. Los yacimientos de los sectores Alto San Jorge y San Pedro Norte están comunicados por el carreteable que parte de Planeta Rica y pasa por las localidades de San Francisco del Hoyo, Anchica y Tierra Adentro. El río San Jorge es la corriente hídrica principal del área y es navegable durante todo el año. La vegetación nativa fue destruida para dar paso al desarrollo intensivo de la ganadería. El clima es cálido y húmedo. Montelíbano y Puerto Libertador están conectados a la red eléctrica nacional. En esta área carbonífera se presentan importantes fallas geológicas, como La Ceiba y San Francisco, que sirven de limite al Sector Alto San Jorge, y La Matoso que constituye el límite oriental de los sectores San Pedro Sur y Norte (véase la Figura 4.3.5). Entre estas fallas se desarrollan una serie de estructuras anticlinales y sinclinales, resaltándose el Sinclinal San Jorge como la estructura que más recursos de carbón contiene. Los carbones del área se encuentran en cinco niveles carboníferos, uno pertenece a la Formación Ciénaga de Oro y los otros cuatro a la Formación Cerrito, denominados de techo a base como: Basal del Miembro Superior, Superior, Medio y Nivel Inferior del Miembro Medio, los cuales han sido explorados mediante numerosas trincheras, 74 pozos triconados y 13 pozos corazonados. Debido al interés exclusivo hacia carbones explotables a cielo abierto, como los que ocurren

114

INGEOMINAS Fuente: Carbocol, 1987

LAS ZONAS CARBONIFERAS

115

Figura 4.3.5 Mapa geológico del Área Carbonífera Alto San Jorge

LAS ZONAS CARBONIFERAS

en la Formación Cerrito, el nivel carbonífero de la Formación Ciénaga de Oro se estudió sólo en el Sector Alto San Jorge. En la Tabla 4.3.1 se relacionan, de techo a base, los mantos de carbón para cada uno de los cuatro niveles, con sus espesores y su posición estratigráfica.

Reservas En la Tabla 4.3.2 se reportan los totales de las reservas demostradas (reservas medidas más

indicadas), evaluadas para mantos de carbón con espesores superiores a 0,60 m y con una relación de descapote inferior a 10:1 m3/t, en cada uno de los tres sectores considerados. De ese total, 316.000.000 toneladas son reservas medidas (Ecocarbón ,1996). En el Sector La Guacamaya - La Escondida, Carbones del Caribe calculó reservas medidas de 65.000.000 t y 66.000.000 t como reservas indicadas (Ecocarbón, 1996).

Tabla 4.3.1 Mantos de carbón del Área Carbonífera Alto San Jorge

Fuente: Carbocol, 1987

Tabla 4.3.2 Reservas medidas más indicadas en los tres sectores del Área Carbonífera Alto San Jorge

Fuente: Carbocol, 1987

INGEOMINAS

116

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Un análisis del área carbonífera permite establecer que el potencial es del orden de 722.000.000 toneladas en las categorías de reservas medidas e indicadas, hasta 300 m de profundidad.

Calidad En la Tabla 4.3.3 se presentan las características físico químicas, en base como se analiza, para 35 mantos de carbón del Área Carbonífera Córdoba - Norte de Antioquia, en los sectores Alto San Jorge, San Pedro Norte y San Pedro Sur. Estos valores están dados a partir de 252 muestras provenientes de perforaciones corazonadas (32 del Alto San Jorge, cinco de San Pedro Norte y 215 de San Pedro Sur). De acuerdo con los análisis se establece que los carbones varían de rango desde bituminoso alto en volátil C a subbituminosos A, B y C, con un mayor porcentaje de subbituminoso B. Son carbones no aglomerantes y aptos para uso térmico. El poder calorífico varía entre 4.959 BTU/lb 12.303 BTU/lb, base como se analiza, con un promedio ponderado de 9.281 BTU/lb. Al ex-

presar el poder calorífico, en base húmeda libre de materia mineral, se define que son carbones de bajo rango. La humedad de equilibrio y residual son relativamente altas, con un valor promedio ponderado de 17,57% y 14,49%, respectivamente; estas son condiciones no favorables para los procesos de trituración y molienda, antes de utilizarlos como combustibles. Los contenidos máximos y mínimos de las cenizas, entre 41,07% y 1.95% con un promedio ponderado de 9,24% en base como se analiza, son relativamente normales si se tiene en cuenta que su desviación estándar es de 5,87%. El contenido alto de las cenizas afecta la materia volátil, actuando como diluyente. El contenido promedio ponderado del azufre total (1,31%) y la emisión de SO2 en libras/M BTU (2,11), se encuentran por encima al 1,2 libras/M BTU, límite máximo aceptado por la EPA. Los valores anteriores pueden generar compuestos corrosivos en las calderas y gases venenosos que contaminan el ambiente. Los valores mineralógicos y de temperatura de fusión de las cenizas son relativamente normales y sin ninguna consecuencia durante la utilización de estos carbones. El contenido de sílice

Tabla 4.3.3 Características fisicoquímicas de los carbones, base como se analiza, del Área Carbonífera Alto San Jorge

Fuente: Minercol, 2003

INGEOMINAS

117

LAS ZONAS CARBONIFERAS

y aluminio (promedio ponderado de 28,51% y 17,80%, respectivamente) son un factor determinante en la selección del tipo de calderas. Las temperaturas de fusión de las cenizas (>950oC 1075oC). El valor del índice máximo de molienda (53), indica que estos carbones se encuentran por encima de los límites permisibles para no producir problemas en cuanto a la eficiencia de la trituración en los molinos.

tral, comprendida entre los ríos Cauca y Nechí, en la Serranía de Santa Bárbara (véase la Figura 4.3.3) Es conocida, también, como El Pato y esta comunicada por la carretera que de Medellín conduce a Zaragoza, con un recorrido de 186 km y, luego, por 8 km de vía fluvial que de Zaragoza lleva al Pato. Otra vía es la carretera Troncal de Occidente que une Medellín con Caucasia y, luego al cruzar el río Cauca, hacia el oriente, se une con Caserí por un carreteable de 62 km que conduce a Puerto Triana; desde allí, hasta los yacimientos, se va a lomo de mula o a pie.

4.3.2.4 Área Carbonífera Tarazá - Río Man

Los carbones se reportan en la Formación Taraza, de comportamiento similar a la que ocurre en el Área Carbonífera Tarazá y Río Man. En el sitio llamado Vega de Segovia se encuentran tres afloramientos con mantos de carbón de 1,00 m de espesor y, en el sitio llamado de Tomás Razón, otros afloramientos de 0,60 m a 0,65 m de espesor (Castro y Calderón, 1971:21 34, figura 3).

Esta área se encuentra localizada hacia el centro sur de la zona carbonífera, en jurisdicción de los municipios de Tarazá y Uré. Se llega por la carretera que comunica a Medellín - Caucasia en Puerto Valdivia y, luego, tomando el carreteable que conduce a los municipios antes mencionados (véase la Figura 4.3.3). En la Formación Taraza, que probablemente tiene la misma posición estratigráfica de la unidad que contiene los carbones de los sectores Alto San Jorge y San Pedro, se han observado tres mantos de carbón con espesores de 0,80, 1,05 y 1,54 m (JICA 1976: anexo 9). Zapata, G., y Cossio, U., (1998) presentan una columna estratigráfica generalizada, levantada sobre la quebrada Noá, indicando la presencia de 4 capas de carbón con espesores, de techo base, de 0.30 m, 2.00 m, 0.30 m y 0.80 m, distribuidas en un intervalo estratigráfico aproximado de 295 m. Atribuyen la sucesión sedimentaria como perteneciente a la Formación Cerrito.

4.3.2.5 Área Carbonífera Purí - Caserí El área está ubicada en la parte occidental de las estribaciones noroeste de la Cordillera Cen-

INGEOMINAS

Otros afloramientos se presentan sobre las quebradas Carbón y Chaparral, afluentes de la quebrada Pato y en las quebradas Aguas Claras, Las Negras y Las Negritas, afluentes de la quebrada Vijagual. Los análisis físico químicos de las muestras recolectadas indican que se trata de un carbón subbituminoso B. El cálculo de las reservas fue realizado con criterios diferentes al Sistema de Clasificación de Recursos y Reservas, propuesto por Ecocarbón. Se reporta un total de 9.400.000 t en la categoría de probables y 10.000.000 t en la categoría de posibles. (Castro y Calderón, 1971).

4.3.3 MINERÍA La minería que se ha venido desarrollando en el Departamento de Córdoba ha sido escasa. En

118

LAS ZONAS CARBONIFERAS

el año de 1983, la Empresa Carbones del Caribe inició una explotación a cielo abierto en la mina La Guacamaya, ubicada en cercanías al municipio de Puerto Libertador. Se han encontrado vestigios de pequeñas excavaciones que, posteriormente, han sido abandonadas, pero de ellas no existe reporte de producción.

Sistema y métodos de explotación El sistema que ha sido utilizado es el de cielo abierto, aplicando el método de Cortas, Open Pit, descrito en la Zona Carbonífera Cesar. Aquí, también, utilizan la combinación pala - camión. Dentro de las características fundamentales de la explotación se tiene que el 90% del material arrancado requiere de voladura; en el 10% restante, utilizan tractores de gran tamaño. El equipo utilizado es relativamente pequeño comparado con el descrito en las zonas carboníferas de Cesar y Guajira y consiste en palas con capacidad, en el cucharón, hasta de 3 m3 y camiones de hasta 25 t. Toda la operación y demás servicios de apoyo son totalmente mecanizados.

Estructura de costos La información sobre costos de producción a cielo abierto, en el proyecto desarrollado en el

Departamento de Córdoba, no se encuentra discriminada por ítem, sino se reporta de manera global. A pesar de lo anterior, se establecen valores promedios de las actividades básicas de operación como son la remoción de estéril y la extracción de carbón, entre otros. En la Tabla 4.3.4 se presenta la relación promedio de los costos de explotación de carbón a cielo abierto. Se tomó como relación de descapote (RD) promedio 6,0:1 m3/t. Los costos operativos de mano de obra alcanzan a ser el 70,3% del total y los insumos y mantenimiento el 13,8%. Es importante el aporte que se le hace al manejo ambiental en esta zona, el cual alcanza a ser del 1,0%.

Producción La producción reportada por la empresa Carbones del Caribe, en la mina La Guacamaya, entre los años de 1994 a 2002, mantiene un promedio de 100.000 t/año. En el año 1999, se presentó un pequeño descenso, alcanzando sólo una extracción de 63.000 t. (Ver la Figura 4.3.6). Toda la producción obtenida se extrae por el sistema a cielo abierto, manejando relaciones de descapote promedio del orden de 6.0:1, alcanzando profundizar hasta 65 m en el tajo.

Tabla 4.3.4 Costos de Producción Zona Carbonífera Córdoba - Norte de Antioquia

Fuente: Minercol, 2003

INGEOMINAS

119

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Oferta y demanda

4.3.4 ASPECTOS AMBIENTALES Y SOCIALES

Toda la producción de carbón obtenida en el Departamento de Córdoba es destinada al consumo nacional, principalmente en las industrias de Cerromatoso y Cementos Caribe. La demanda del carbón producido se genera en la zona, por lo cual ese es el destino final del recurso extraído. Para los próximos años, la empresa Carbones del Caribe tiene proyectado extraer 360.000 toneladas anuales.

Titulación minera

La Zona Carbonífera Córdoba - Norte de Antioquia está incluida dentro de la denominada Reserva Forestal del Pacífico, constituida por la Ley 2ª de 1959 y se sobrepone, además, con el Parque Nacional Natural Paramillo, el cual tiene una extensión de 460.000 hectáreas y está localizado en el extremo norte de la Cordillera Occidental de Colombia, en los municipios de Tierralta y Montelíbano en el Departamento de Córdoba y Dabeiba, Ituango y Peque, en el Urabá antioqueño.

En el Departamento de Córdoba existen 13 contratos de concesión, distribuidos en los municipios de Montelíbano y Puerto Libertador, y dos solicitudes en trámite, de las cuales una se encuentra en el municipio de Puerto Libertador y la otra, entre los municipios de Montería y San Carlos.

En el Área Carbonífera Alto San Jorge, en Uré, existen las reservas indígenas Quebrada Cañaveral - Río San Jorge y Río Verde, pertenecientes al grupo étnico Emberá. Al Occidente del Departamento, existen las reservas indígenas del Alto Sinú - Esmeralda, pertenecientes al grupo étnico Emberá - Katío.

Figura 4.3.6 Producción carbonífera en la Zona Carbonífera Córdoba - Norte de Antioquia Fuente: Carbones del Caribe S.A., 2003

INGEOMINAS

120

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Componente social Con relación a los aspectos sociales y económicos, el Departamento de Córdoba presenta indicadores que, según un estudio realizado por Minercol (2002), son los más críticos dentro del contexto de los departamentos carboníferos del país. En efecto, el PIB y los crecimientos promedio per cápita, que son negativos para diferentes períodos analizados, sitúan al departamento con los índices más bajos; de igual manera, en lo que respecta a la cobertura de acueducto sólo llega al 57%, alcantarillado al 24.5% y energía al 83.9%, cifras estas que sólo superan la cobertura del Departamento de Cauca. En cuanto a educación, el índice de analfabetismo es del 28.9%, muy superior al promedio nacional que es del 19.4% y el índice de escolaridad alcanza el 50.1%. La generación de empleos directos por las explotaciones carboníferas ha correspondido a la establecida por la mina Las Guacamayas, explotada por la Empresa Carbones del Caribe en el municipio de Puerto Libertador. Ha sido fluctuante entre 60 y 120 trabajadores, de acuerdo con la producción de cada año, esperándose un incremento de mano de obra una vez la empre-

sa estabilice los volúmenes de extracción del recurso. En la figura 4.3.7 se detalla la generación de empleos de los años más representativos de operación, en la mina La Guacamaya.

4.3.5 POTENCIAL Y PERSPECTIVAS El Potencial de la Zona Carbonífera Córdoba Norte de Antioquia es de 722.000.000 t en las categorías de medidas e indicadas. El rango de los carbones varía desde subbituminosos a bituminosos altos en volátiles C, aptos para usos térmicos. A pesar de la buena ubicación de estos carbones con respecto a la Costa Atlántica y al excelente potencial existente, la calidad es una limitante para su exportación. Actualmente, los carbones que explota Carbones del Caribe son utilizados para el mercado interno, en Cerromatoso y Cementos del Caribe. La mina Las Guacamayas podría cubrir cualquier aumento en la demanda; igualmente, la posibilidad de explotar estos recursos está ligada a la construcción de una carboeléctrica en las cercanías de los yacimientos.

Figura 4.3.7 Generación de empleos directos en la mina La Guacamaya Fuente: Carbones del Caribe, 2003

INGEOMINAS

121

LAS ZONAS CARBONIFERAS

4.3.6 BIBLIOGRAFÍA CARBOCOL, GEOMINAS; CONSORCIO NACI. 1987. Estudio de prefactibilidad minera del Alto San Jorge, Informe Final. Carbocol. Bogotá. CARBONES DEL CARIBE. 2003. Informe 2002. Bogotá. CASTRO, H.; CALDERÓN, A. 1971. Carbones del Área de Pato, municipio de Zaragoza (Antioquia). Ingeominas Informe I - 1616. Bogotá. ECOCARBON. 1996. Plan de Desarrollo del Subsector Carbón 1999 - 2010. Bogotá. GONZÁLEZ, H. 1997. Mapa geológico generalizado del Departamento de Antioquia. Ingeominas. Bogotá.

JAPAN INTERNATIONAL COOPERATION AGENCY (JICA). 1976. Informe preliminar sobre el estudio del plan de exploración y explotación de las zonas carboníferas. Tokio. Japón. MEJÍA, L. J.; FRANCO, F. 1985. Estudio preliminar de los carbones del área de Urabá, Departamento de Antioquia. Ingeominas. Bogotá. MINERCOL. 1998. Oportunidades de inversión en Colombia en centrales termoeléctricas a carbón. MINERCOL. Bogotá. MINERCOL. 2002. PTI. Contratos mineros, Bogotá. ZAPATA, G., COSSIO, U., 1998. Mapa fotogeológico con control de campo de la plancha 93 - Cáceres. Antioquia. Escala 1:100.000. Ingeominas. Bogotá.

GONZÁLEZ, H. 2000. Mapa geológico del Departamento de Antioquia, Memoria explicativa. Ingeominas. Bogotá.

INGEOMINAS

122

LAS ZONAS CARBONIFERAS

4.4 ZONA CARBONÍFERA ANTIOQUIA - ANTIGUO CALDAS 4.4.1 4.4.2 4.4.2.1 4.4.2.2 4.4.2.3 4.4.2.4 4.4.2.5 4.4.2.6 4.4.3 4.4.4 4.4.5 4.4.6

GEOLOGÍA GENERAL GEOLOGÍA DE LAS ÁREAS Y LOS SECTORES Área Carbonífera Venecia - Fredonia Área Carbonífera Amagá - Angelópolis. Área Carbonífera Venecia - Bolombolo Área Carbonífera Titiribí Área Carbonífera Ríosucio - Quinchía Área Carbonífera Aranzazu - Santágueda MINERÍA ASPECTOS AMBIENTALES Y SOCIALES POTENCIAL Y PERSPECTIVAS BIBLIOGRAFÍA

126 130 130 132 138 150 157 160 163 168 169 170

LISTA DE FIGURAS Figura 4.4.1 Figura 4.4.2 Figura 4.4.3 Figura 4.4.4 Figura 4.4.5 Figura 4.4.6 Figura 4.4.7 Figura 4.4.8 Figura 4.4.9 Figura 4.4.10 Figura 4.4.11 Figura 4.4.12 Figura 4.4.13 Figura 4.4.14 Figura 4.4.15 Figura 4.4.16 Figura 4.4.17

INGEOMINAS

Mapa de localización de la Zona Carbonífera Antioquia - Antiguo Caldas Mapa geológico de la parte antioqueña de la Zona Carbonífera Antioquia - Antiguo Caldas Columna litoestratigráfica de la Formación Amagá, en la Vereda Palmichal Área Carbonífera Venecia - Fredonia, Sector Sinifaná, con trazas de mantos de carbón Área Carbonífera Amagá - Angelópolis, Sector Amagá - Nechí, con trazas de mantos de carbón Área Carbonífera Amagá - Angelópolis, Sector Angelópolis, con trazas de mantos carbón Área Carbonífera Venecia - Bolombolo, Sector Rincón Santo, con trazas de mantos de carbón Localización general del Sector Bolombolo Esquema geológico del Sector Bolombolo Área Carbonífera Titiribí, Sector Corcovado, con trazas de mantos de carbón Área Carbonífera Titiribí, Sector El Balsal, con trazas de mantos de carbón Área Carbonífera Ríosucio - Quinchía Área Carbonífera Aranzazu - Santágueda Comportamiento de la producción de carbón en la Zona Carbonífera Antioquia - Antiguio Caldas Participación sectorial en el consumo de carbón en la Zona Carbonífera Antioquia - Antiguio Caldas Número de explotaciones carboníferas en la Zona Antioquia - Antiguio Caldas Generación de empleos por la actividad minera Zona Carbonífera Antioquia - Antiguo Caldas

125 127 129 131 137 139 145 148 149 154 156 161 164 167 167 168 176

123

LAS ZONAS CARBONIFERAS

LISTA DE TABLAS Tabla 4.4.1 Tabla 4.4.2 Tabla 4.4.3 Tabla Tabla Tabla Tabla Tabla

4.4.4 4.4.5 4.4.6 4.4.7 4.4.8

Tabla Tabla Tabla Tabla

4.4.9 4.4.10 4.4.11 4.4.12

Tabla 4.4.13 Tabla 4.4.14 Tabla Tabla Tabla Tabla

4.4.15 4.4.16 4.4.17 4.4.18

Tabla 4.4.19 Tabla 4.4.20 Tabla 4.4.21 Tabla Tabla Tabla Tabla

4.4.22 4.4.23 4.4.24 4.4.25

Tabla 4.4.26 Tabla 4.4.27 Tabla 4.4.28

INGEOMINAS

Mantos de carbón por bloque, Área Carbonífera Venecia - Fredonia Recursos y reservas de los bloques del Área Carbonífera Venecia - Fredonia Características físico químicas por manto de carbón, base como se analiza, del Área Carbonífera Venecia - Fredonia Hoja de calidad del Área Carbonífera Venecia - Fredonia Mantos de carbón Sector Amagá - Nechí Mantos de carbón por bloque en el Sector Angelópolis Recursos y reservas del Área Carbonífera Amagá - Angelópolis Características físico químicas por manto de carbón, base como se analiza, del Área Carbonífera Amagá - Angelópolis Hoja de calidad del Área Carbonífera Amagá - Angelópolis Mantos de carbón Sector Rincón Santo Recursos del Sector Rincón Santo Características físico químicas, base como se analiza, del Sector Rincón Santo Reservas del Sector Bolombolo Características físico químicas, base como se analiza, para el Área Carbonífera Venecia - Bolombolo, Sector Bolombolo Mantos de carbón Sector Corcovado Mantos de carbón Sector El Balsal Recursos y reservas del Área Carbonífera Titiribí Características físico químicas por manto de carbón, base como se analiza, del Área Carbonífera Titiribí Hoja de calidad del Área Carbonífera Titiribí Mantos de carbón Área Carbonífera Ríosucio - Quinchía Características físico químicas por manto de carbón, base como se analiza, del Área Carbonífera Ríosucio - Quinchía Características físico químicas del Área Carbonífera Ríosucio - Quinchía Mantos de carbón Sector Aranzazu Mantos de carbón Sector Santágueda Características físico químicas por manto de carbón, base como se analiza, del Área Carbonífera Aranzazu - Santágueda Características físico químicas, base como se analiza, del Sector Aranzazu Características físico químicas, base como se analiza, del Sector Santágueda Costos de producción Zona Carbonífera Antioquia - Antiguo Caldas

132 133 134 135 138 140 141 142 144 146 146 147 150 151 153 155 155 158 159 160 160 162 162 163 163 165 165 166

124

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Figura 4.4.1 Mapa de localización de la Zona Carbonífera Antioquia - Antiguo Caldas

INGEOMINAS

125

LAS ZONAS CARBONIFERAS

La Zona Carbonífera Antioquia - Antiguo Caldas está definida por los afloramientos y los subafloramientos del Miembro Medio de la Formación Amagá que contiene el carbón y se enmarca dentro de los límites de estos departamentos (véase la Figura 4.4.1). En Antioquia, se han identificado las áreas de: Área Carbonífera 401 Venecia - Fredonia Área Carbonífera 402 Amagá - Angelópolis (llamada también, Amagá - Sopetrán) Área Carbonífera 403 Venecia - Bolombolo Área Carbonífera 404 Titiribí (Venecia - Titiribí) En el Antiguo Caldas se han identificado las siguientes áreas: Área Carbonífera 405 Ríosucio - Quinchía Área Carbonífera 406 Aranzazu - Santágueda

Localización, extensión y vías de acceso La parte antioqueña de la Zona Carbonífera Antioquia - Antiguo Caldas, conocida hasta hace poco tiempo como Zona Carbonífera de Antioquia, tiene una superficie de 350 km², localizada al suroccidente de la ciudad de Medellín; se extiende por los municipios de Bolombolo, Venecia, Fredonia, Amagá, Angelópolis y Titiribí (véase la Figura 4.4.2); su límite natural, hacia el occidente, es el río Cauca a donde fluyen la quebrada Sinifaná y el río Amagá que drenan la región y hacia el oriente, la serranía que cruza por el Morro Toronjo. Está comunicada con la capital del departamento por la Troncal del Café y por la carretera que se dirige de Amagá a Fredonia, Venecia y Bolombolo. Esta área se encuentra cruzada por numerosas carreteras de penetración La parte correspondiente al Antiguo Caldas se extiende por los municipios de Ríosucio y

INGEOMINAS

Quinchía, en el Departamento de Risaralda y Aranzazu, en el Departamento de Caldas. Su límite natural, al occidente, es el río Cauca y al oriente, una franja que va desde Aranzazu al norte, hasta Santágueda al sur. Aquí la zona está atravesada por la carretera Panamericana que comunica a Medellín, Pereira y Manizales; existen, además, numerosas carreteras de penetración.

Aspectos físicos La zona, en la parte antioqueña, presenta características climáticas variadas, debido a la existencia de una topografía abrupta y diferentes pisos térmicos, desde cálidos en sus límites con el río Cauca, medios en la amplia zona cafetera y fríos que se distribuyen en los municipios ubicados topográficamente en las partes altas. En la parte del Antiguo Caldas la zona es de relieve plano, ondulado y quebrado, correspondiente a las vertientes inferiores de las cordilleras Occidental y Central; presenta características climáticas variadas desde cálidos en el valle del río Cauca, hasta fríos cerca de Manizales; sin embargo, comparativamente, el piso más importante en superficie es el templado, por lo que el cultivo predominante es el café.

4.4.1 GEOLOGÍA GENERAL Estratigrafía Los conjuntos rocosos aflorantes, en la parte antioqueña de la zona, están localizados al suroccidente de Medellín, entre las localidades de El Balsal, Titiribí, Bolombolo, Venecia, Fredonia, Amagá y Angelópolis y son de una composición muy variada, con edades que van desde el pre - Paleozoico hasta el Neogeno y algunos depósitos del Cuaternario.

126

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Figura 4.4.2 Mapa geológico de la parte antioqueña de la Zona Carbonífera Antioquia - Antiguo Caldas Fuente: González, H., 1978

INGEOMINAS

127

LAS ZONAS CARBONIFERAS

En el presente documento la descripción de los conjuntos se limita a la Formación Amagá y a sus subdivisiones, por ser la unidad relacionada con la presencia de los carbones. Formación Amagá. Con este nombre se hace referencia a la espesa secuencia síliciclástica y carbonífera de edad Oligoceno Superior a Mioceno Inferior, que reposa discordantemente sobre rocas del Grupo Cajamarca y sobre la Diorita de Pueblito. Esta unidad aflora al sur y suroeste de Medellín en franjas alargadas en sentido sur - sureste a nor - noroeste, delimitadas, al oriente, por las fallas asociadas al sistema de Romeral (Calle, B. et al., 1980). En la parte antioqueña, la porción con carbones cubre únicamente una superficie de 75 km². Consiste de una secuencia de ruditas, arenitas y lutitas, cuya frecuencia y composición permite individualizar en ella tres unidades con rango de miembros. Su espesor total, normalmente, no supera los 560 m. Localmente, se observan espesores superiores que pueden alcanzar 1.500 m (Londoño, N., 1995:5); sin embargo, no se ha podido dilucidar aún si estas variaciones son de origen sedimentario o son consecuencia de efectos tectónicos (González, H., 1978:88,89). La localidad tipo de la formación se ha establecido entre Venecia y Fredonia, donde se han reconocido tres secciones a lo largo de la quebrada Sinifaná y en El Plan, que permitieron reconocer los tres miembros que conforman el holoestratotipo de la formación (véase la Figura 4.4.3). Vista en detalle, esta secuencia consta de: Miembro Inferior (Toi). Aflora en la quebrada Sinifaná donde yace en forma discordante sobre rocas pertenecientes al Grupo Cajamarca (Pev). Es una unidad, prevalecientemente, arenítica y rudítica con escasas intercalaciones de lodolitas y arcillolitas. El espesor medido es de 67 m.

INGEOMINAS

Miembro Medio (Tom). Aflora, principalmente, en las quebradas Sinifaná, El Salado, Piedra Verde y Sucia; la columna que se muestra fue levantada en la primera de éstas. Se trata de una sucesión de 129 m de espesor, predominantemente arcillolítica y lodolítica, con intercalaciones de arenitas y de carbón. El carbón se presenta en mantos delgados hasta muy gruesos; en el área de Amagá se han registrado hasta seis mantos explotables, pero en la quebrada Sinifaná sólo se han observado tres mantos, ubicados en la parte inferior y superior del miembro. Es muy difícil trazar equivalencias claras entre los mantos a nivel regional. Fuera del área en cuestión, el espesor del Miembro Medio puede alcanzar 200 m. Miembro Superior (Tos). Este miembro conforma más del 90% del área cartografiada. Su columna fue levantada entre Fredonia y El Plan. Se trata de una sucesión de 359 m de espesor, constituida por 54% de arenitas y 46% de lodolitas y arcillolitas. Con frecuencia, este miembro está cruzado por pórfidos dacíticos y andesíticos que muestran haber producido efectos de contacto en arcillolitas, arenitas y carbón. En la parte del Antiguo Caldas, los rasgos geológicos son complejos debido a la actividad tectónica por la presencia de grandes sistemas de fallas como Romeral, Mistrató y Manizales; afloran rocas desde el Cretáceo hasta el Cuaternario. Los carbones se encuentran localizados en el Miembro Medio de la Formación Amagá, en el Área Carbonífera Riosucio Quinchía y en el Miembro Superior en el Área Carbonífera Aranzazu-Santágueda, de acuerdo con Carbocol, 1991.

Tectónica El mayor rasgo estructural del área comprendida entre Angelópolis, Titiribí, Amagá y

128

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Figura 4.4.3 Columna litoestratigráfica de la Formación Amagá, en la Vereda Palmichal Fuente: González, H., 1978

INGEOMINAS

129

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Fredonia, son las fallas inversas San Jerónimo, Romeral, Piedecuesta, Cascajosa y Sabanalarga, con planos buzantes al oriente, y las de Mistrató, Cauca Oeste y Amagá, con planos que buzan hacia el occidente.

Desde el punto de vista estructural, esta área se caracteriza por la ocurrencia de fallas de importancia regional: Cascajosa, inversa y cabalgante hacia el sur; Amagá, inversa y cabalgante hacia el este, y Piedecuesta de tipo inversa y cabalgante hacia el oeste.

4.4.2 GEOLOGÍA DE LAS ÁREAS Y LOS SECTORES

Debido a las diferencias estratigráficas y estructurales, se establece en el área el Sector Sinifaná, con cinco bloques denominados Palmichal, Hoyo Grande, Palenque, Palomos y Jonás.

El área donde inicialmente se depositó la secuencia carbonífera, en la Zona Carbonífera Antioquia - Antiguo Caldas, fue intensamente deformada y dislocada, y luego profundamente erosionada. Esto condujo a la formación y delimitación natural de las diferentes superficies que constituyen las cuatro áreas carboníferas tradicionalmente conocidas en la parte antioqueña, Venecia - Fredonia, Amagá Angelópolis, Venecia - Bolombolo y Titiribí, y en la parte del Antiguo - Caldas, Ríosucio Quinchía y Aranzazu - Santágueda.

4.4.2.1 Área Carbonífera Venecia Fredonia Es una amplia superficie de forma triangular de 70 km², aproximadamente, que comprende las poblaciones de Venecia, al noroeste y de Fredonia, al suroriente. Limita, al norte, con el Área Carbonífera Amagá - Angelópolis y, al oeste, con el Área Carbonífera Venecia Bolombolo (véase la Figura 4.4.4). La corriente principal de agua, en el área, es el río Sinifaná. Desde el punto de vista geológico, todos los carbones de esta área pertenecen al Miembro Medio de la Formación Amagá, el cual tiene un espesor de 84,7 m. En esta área ocurren hasta seis mantos de carbón; igualmente, ocurren otras capas y cintas de carbón que no han sido consideradas en la evaluación por no encontrarse sus datos a disposición (véanse las columnas de la Figura 4.4.4).

INGEOMINAS

El nombre y espesor de los mantos, su localización en el bloque, techo a base, dentro del Miembro Medio de la Formación Amagá se muestra en la Tabla 4.4.1.

Recursos y reservas En la Tabla 4.4.2, se puede observar que el potencial carbonífero del área, en la categoría de recursos y reservas medidos, indicados e inferidos, es de 65.961.409 t, de los cuales 15.930.022 t (24,15%) se pueden explotar con la gravedad a favor. Por lo que se refiere a las reservas agotadas, éstas alcanzan un total de 7.752.528 t, calculadas antes de evaluarse el potencial. De éstas, el 65% fue explotado en el Bloque Palomos.

Calidad La Tabla 4.4.3, representa las características físico químicas, en base como se analiza, para 11 muestras de carbón, correspondientes a los mantos uno, dos y tres. Son carbones característicamente de rango bituminoso alto en volátil C (véanse las tablas 4.4.3 y 4.4.4). Los carbones presentan un poder calorífico promedio de 10.426 BTU/lb, base boca de mina,

130

INGEOMINAS Fuente: Ecocarbón, 1995f

LAS ZONAS CARBONIFERAS

131

Figura 4.4.4 Área Carbonífera Venecia - Fredonia, Sector Sinifaná, con trazas de mantos de carbón

LAS ZONAS CARBONIFERAS

requieren temperaturas relativamente altas (>1075oC). El valor máximo del índice de molienda es de 50. El valor del índice de hinchamiento es de 0. Los carbones son térmicos, aptos para la generación de vapor y calor en el sector eléctrico e industrial.

con humedad de equilibrio +1 de 11,64%. Los contenidos de azufre (0,48%) y la emisión de SO2 en lb/MBTU (0,93), se encuentran por debajo de los límites universalmente aceptados, 1,20 lb/MBTU, según la EPA. El tenor de las cenizas es de 8,11%. y, en general, son ligníticas con índices de fouling de 0,80 y slagging de 0,23. Los valores de la relación Base/Ácido es de 0,41 e indican que estos carbones no presentan problemas de abrasión.

4.4.2.2 Área Carbonífera Angelópolis

Las temperaturas de fusión de las cenizas indican que estos carbones son adecuados para ser utilizados en calderas de fondo seco, donde se

El Área Carbonífera Amagá - Angelópolis es la porción central de la zona carbonífera en Antioquia; limita, al sur, con el Área Carbonífera

Amagá -

Tabla 4.4.1 Mantos de carbón por bloque, Área Carbonífera Venecia - Fredonia

Fuente: Ecocarbón, 1995f

INGEOMINAS

132

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Venecia - Fredonia y se extiende al norte de la población de Angelópolis. Se trata de una franja alargada y estrecha con una longitud de 17 km y un ancho promedio de 1,5 km, para una superficie de 26 km²; tiene su mayor amplitud entre la quebrada Sinifaná y el río Amagá, donde el ancho se reduce considerablemente hasta su terminación en las cercanías de la localidad de Angelópolis. El área tiene comunicación por carretera, hacia el sur, con las poblaciones de Venecia, Fredonia y Bolombolo, hacia el oeste con la población de Titiribí y por el norte, con la vía principal que la comunica con la ciudad de Medellín; igualmente, está atravesada por varias carreteras y vías de

penetración. Ha sido subdividida en dos sectores: Amagá - Nechí, al sur y Angelópolis, al norte.

Sector Amagá - Nechí Se extiende entre el río Sinifaná, al sur y el río Amagá, al norte (véase la Figura 4.4.5). La población de Amagá se localiza en el extremo noroccidental, lugar intermedio entre el río Sinifaná y el municipio de Angelópolis, entre los cuales, desde el punto de vista geológico, hay continuidad estratigráfica y estructural. Desde el punto de vista estratigráfico, en proximidades de la divisoria de aguas se verifica un

Tabla 4.4.2 Recursos y reservas de los bloques del Área Carbonífera Venecia - Fredonia

Fuente: Ecocarbón, 1995f

INGEOMINAS

133

INGEOMINAS

Tabla 4.4.3 Características físico químicas por manto de carbón, base como se analiza, del Área Carbonífera Venecia - Fredonia

LAS ZONAS CARBONIFERAS

134

Nota: ESP.= Espesor; PSA= Pérdida por secado al aire; HR= Humedad Residual Fuente: Minercol, 2003

INGEOMINAS

Tabla 4.4.4 Hoja de calidad del Área Carbonífera Venecia - Fredonia

LAS ZONAS CARBONIFERAS

135

Fuente: Minercol, 2001

LAS ZONAS CARBONIFERAS

cambio muy importante que afecta el Miembro Medio de la Formación Amagá: El espesor de la unidad litoestratigráfica y el número de mantos, aumenta de sur a norte. En efecto, la secuencia carbonífera conformada por cuatro mantos de carbón llamados, de base a techo, M3, M2, M1 y MCapotera, tienen las siguientes características: El manto M3 que ocupa la posición basal del Miembro Medio, se mantiene sin variaciones importantes desde Hoyo Grande (Área Venecia - Fredonia) hasta la quebrada Sinifaná, pero en esta última localidad, ya se observan dos cambios; el Manto 3 yace sobre una corta sucesión de arenitas de cuarzo, sin que se sepa con seguridad si éstas pertenecen o no al Miembro Inferior y aparecen los mantos Capotera II y Capotera I (probablemente, el manto Capotera II corresponde al manto Capotera del área antes mencionada). Al norte de la divisoria, empiezan a aparecer por debajo del M3 todos los mantos que caracterizan el sector Angelópolis: La Cuarta Buena, la Cuarta Cachuda, la Cuarta Peñuda, la Cuarta Dura, la Quinta y la Sexta. Al sur de la divisoria, no existen afloramientos de esta secuencia carbonífera hasta la quebrada Sinifaná, sin embargo, no se puede excluir que en este trecho tan largo no ocurran en profundidad algunas de estas capas. La superficie que constituye el sector es un largo y amplio sinclinal asimétrico, fallado en ambos flancos. Su eje, que en el norte está recargado hacia el occidente, casi contra la Falla Amagá, al llegar a la altura de Camilo C. Restrepo sufre una fuerte desviación hacia el oriente, para luego dirigirse hacia el sur (véase la Figura 4.4.5). En la Tabla 4.4.5 se presentan los mantos del sector con su respectivo nombre y espesor, de techo a base y dentro del Miembro Medio de la Formación Amagá.

INGEOMINAS

Sector Angelópolis Este sector se encuentra localizado en jurisdicción de los municipios de Angelópolis y Amagá, incluyendo las localidades de Clarita y Ferrería. Tiene 9,5 km de longitud y un ancho de 3 km en el tercio sur y, apenas, 1 km en los dos tercios de su extremo norte, para una superficie de 10 km², aproximadamente. En su extremo sur empalma geográfica y geológicamente con el sector Amagá - Nechí. Con respecto a la estratigrafía del sector, los carbones se encuentran dentro del Miembro Medio de la Formación Amagá y se observa que se trata de la misma secuencia carbonífera presente en el norte del Sector Amagá - Nechí, con todos los mantos de carbón, como son: La Sexta, La Quinta, La Cuarta Dura, La Cuarta Peñuda, La Cuarta Cachuda, La Cuarta Buena, La Tercera, La Segunda, La Primera, Capotera II y Capotera I (véase la Figura 4.4.6). De acuerdo con las condiciones estratigráficas y estructurales, el sector se ha dividido en dos bloques denominados como: La Bonita y Ferrería. En la Tabla 4.4.6 se presentan los mantos de carbón en el sector, que se encuentran en el Miembro Medio de la Formación Amagá, de techo a base, con su nombre, espesor y dentro de los bloques respectivos.

Recursos y reservas En la Tabla 4.4.7 se muestra el potencial del Área Carbonífera de Amagá - Angelópolis, que incluye las reservas y recursos en las categorías de medidos, indicados, inferidos e hipotéticos, que asciende a 193.218.564 t, de los cuales 82.588.725 t (42,74%) se pueden explotar con la gravedad a favor. Las reservas agotadas eran 44.114.617 t, calculadas antes de hacer la evaluación del potencial.

136

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Figura 4.4.5 Área Carbonífera Amagá - Angelópolis, Sector Amagá - Nechí, con trazas de mantos de carbón

INGEOMINAS

137

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Debe tenerse en cuenta que para la evaluación, se incluyó el área de protección de Amagá de los riesgos implícitos en la extracción del carbón por debajo del pueblo (extrayendo esos recursos y reservas de los cálculos del potencial), lo cual suma 49.134.517 t.

Calidad La Tabla 4.4.8 muestra las características físico químicas para 13 mantos de carbón, en base como se analiza y en la Tabla 4.4.9 se presenta la hoja de calidad de los carbones correspondientes al Área Carbonífera Amagá Angelópolis. El rango característico de estos carbones es bituminoso alto en volátiles C, según norma de la ASTM, clasificados a partir de 48 muestras analizadas. Los valores promedios y límites, para cada uno de los parámetros de calidad considerados, están dados en base boca de mina, HE+1 y dilución de 0,08 m. Tal como se relacionan los datos en esta última tabla, los carbones presentan un poder calorífico de 9.682 BTU/lb, base boca de mina, con hume-

dad de equilibrio +1 de 13,16%. Los contenidos de azufre (0,55%) y la emisión de SO2 en lb/MBTU (1,13), se encuentran por debajo de los límites universalmente aceptados, 1,20 lb/MBTU según la EPA. El contenido de ceniza es de 11,96%. Las cenizas en general son ligníticas con índices de fouling de 0,43 y slagging de 0,14 y el valor de la relación Base/Ácido es de 0,22, indicando que estos carbones no presentan problemas de abrasión. Las temperaturas de fusión de las cenizas, en atmósfera reductora, es mayor a 1.256°C. El valor máximo del índice de molioenda es de 48. El valor del índice de hinchamiento es 0, o sea que son carbones no aglomerantes.

4.4.2.3 Área Carbonífera Venecia Bolombolo Es la porción más suroccidental de la Zona Carbonífera Antioquia y tiene una superficie aproximada de 2,5 km2. Está localizada entre la quebrada Sinifaná, al norte; la carretera que une a Bolombolo con Venecia, al sur; el extremo sur de la Falla Sabanalarga, al occidente y el Área Carbonífera Venecia - Fredonia, al oriente.

Tabla 4.4.5 Mantos de carbón Sector Amagá - Nechí

Fuente: Ecocarbón, 1995f

INGEOMINAS

138

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Figura 4.4.6 Área Carbonífera Amagá - Angelópolis, Sector Angelópolis, con trazas de mantos de carbón Fuente: Ecocarbón, 1995f

INGEOMINAS

139

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Se llega al área por medio de la carretera que de Amagá se dirige hacia Venecia y Bolombolo; en vecindades del puente sobre la quebrada Sinifaná, se desprende un carreteable que pasa por Rincón Santo. Otra opción para llegar a esta localidad es ir por la Troncal del Café, hasta Bolombolo, de allí se toma la vía hacia Venecia y a cinco km, aproximadamente, se llega al yacimiento de carbón. Desde el punto de vista de los carbones, se presentan diferencias con las demás áreas en cuanto al número y espesor de los mantos, así como en su distribución vertical dentro del Miembro Medio de la Formación Amagá. La estructura general está conformada por el Sinclinal Rincón Santo, cuyo eje se levanta hacia el noroeste.

Sector Rincón Santo El Sector Rincón Santo se encuentra al oriente de Loma Redonda (véase la Figura 4.4.7); en sentido norte - sur, entre la quebrada Revenidero y el nacimiento de la quebrada Los Chorros. Esta parte del Sector Rincón Santo abarca un tramo del flanco sur - occidental del Sinclinal Rincón Santo, sobre el cual se desarrolla el Miembro Medio de la Formación Amagá. Las capas buzan hacia el oriente, pero la prolongación del Miembro Medio, hacia la profundidad está limitada por la Falla La Quiebra, cuyo plano vertical interrumpe la extensión de las capas de carbón Desde el punto de vista estratigráfico, la parte de la secuencia que se va a evaluar sólo tiene dos capas de carbón.

Tabla 4.4.6 Mantos de carbón por bloque en el Sector Angelópolis

Fuente: Ecocarbón, 1995f

INGEOMINAS

140

LAS ZONAS CARBONIFERAS

En la Tabla 4.4.10 se presentan los mantos del sector, de techo a base, con su nombre y espesor, dentro del Miembro de la Formación Amagá.

Recursos y reservas En la Tabla 4.4.11 se muestran las cifras del potencial del Área Carbonífera Venecia Bolombolo - Sector Rincón Santo, representado por los recursos en las categorías de medidos, indicados e inferidos, que son de 4.260.016 t, de los cuales 3.239.346 t (76,04%), se pueden explotar con la gravedad a favor. De otro lado, las reservas agotadas hasta 1995 eran 939.571 t.

Calidad La calidad de los carbones del Área Venecia Bolombolo, Sector Rincón Santo (véase la Tabla 4.4.12) está dada a partir de una muestra tomada en este sector para el manto Dos, por lo que sus características físico químicas deben tomarse como un referente. A partir de este dato, se ha clasificado este carbón como subbituminoso B. En base boca de mina, el poder calorífico es de 9.323 BTU/lb. El contenido

de azufre y las libras de SO2 por MBTU se encuentran muy próximos al límite máximo aceptado por la EPA. Las cenizas son de tipo ligníticas con valores de índices de fouling de 0,12 y slagging de 0,06. La relación Base/Ácido es de 0,16. El valor del índice de molienda, 119, indica que estos carbones son blandos. Son carbones con aptitudes térmicas.

Sector Bolombolo Este sector fue explorado por Carbocol (1990), a través del Consorcio SEDIC y Serviminas. El estudio de prefactibilidad definió la alternativa más favorable para un proyecto minero que produciría entre 30.000 t/año y 240.000 t/año de carbón. El Sector de Bolombolo se encuentra localizado al norte de la vía que une al municipio de Venecia, con el corregimiento de Bolombolo y al sur de la garganta de la quebrada Sinifaná, donde las formas de terreno se presenta con fuertes pendientes y escarpes asociados a cañones profundos; tiene una extensión de 10 km² y la quebrada Sinifaná es la corriente principal del área. Se accede al área por la vía Medellín Amagá - Bolombolo y Amagá - Venecia Bolombolo (véase la Figura 4.4.8).

Tabla 4.4.7 Recursos y reservas del Área Carbonífera Amagá - Angelópolis

Fuente: Ecocarbón, 1995f

INGEOMINAS

141

INGEOMINAS

Tabla 4.4.8 Características físico químicas por manto de carbón, base como se analiza, del Área Carbonífera Amagá - Angelópolis

LAS ZONAS CARBONIFERAS

142 Sigue página 143

Continúa tabla 4.4.8

Fuente: Minercol, 2003. RoV= Reflectancia media de la Vitrinita

LAS ZONAS CARBONIFERAS

INGEOMINAS

143

INGEOMINAS

Tabla 4.4.9 Hoja de calidad del Área Carbonífera Amagá - Angelópolis

LAS ZONAS CARBONIFERAS

144 Fuente: Minercol, 2001

INGEOMINAS Fuente: Ecocarbón, 1995f

LAS ZONAS CARBONIFERAS

145

Figura 4.4.7 Área Carbonífera Venecia - Bolombolo, Sector Rincón Santo, con trazas de mantos de carbón

LAS ZONAS CARBONIFERAS

En el sector (véase la Figura 4.4.9) aflora la Formación Amagá en sus tres miembros, intruída por pórfidos andesíticos y cubierta por depósitos cuaternarios. Ocupa un tramo de la charnela y de los flancos del Sinclinal Rincón Santo (también llamado Sinclinal Venecia), sobre el cual se desarrolla el Miembro medio y el Miembro superior de la Formación Amagá; mientras que el Miembro inferior se desarrolla sobre la terminación axial de la estructura. La estratigrafía del sector se muestra en la misma Figura 4.4.9. Se han localizado, en el Miembro Medio de la Formación Amagá, 18 mantos de carbón con espesores entre 0,6 m y 3,2 m.

Reservas Tal como se observa en la Tabla 4.4.13, el potencial del Sector Bolombolo es de 157.276.000 t, en las categorías de reservas medidas, indicadas e inferidas.

Calidad En la Tabla 4.4.14 se presentan las características físico químicas, en base como se analiza, para los mantos de carbón del Área Carbonífera Venecia - Bolombolo, Sector Bolombolo. Estos valores están dados a partir de 60 muestras provenientes de perforaciones corazonadas. En total se muestrearon 18 mantos de carbón den-

Tabla 4.4.10 Mantos de carbón Sector Rincón Santo

Fuente: Ecocarbón, 1995f

Tabla 4.4.11 Recursos del Sector Rincón Santo

Fuente: Ecocarbón, 1995f

INGEOMINAS

146

LAS ZONAS CARBONIFERAS

tro de la Formación Amagá. Estos carbones varían desde bituminosos altos en volátiles B y C a subbituminosos A y C; en mayor porcentaje bituminosos altos en volátiles C, no aglomerantes, con aptitudes para generar calor y vapor para los sectores industrial y eléctrico. Presentan estos carbones un poder calorífico entre 8.248 - 12.598 BTU/lb,en base como se

analiza, conun promedio de 11.113 BTU/lb, que al expresar en base húmeda libre de materia mineral categorizan estos carbones como de bajo rango. Su humedad de equilibrio y residual presentan unos valores promedios de 10,33% y 8,49%, respectivamente. Los contenidos máximos y mínimos de las cenizas están entre 18,44% y 2,24%, con un promedio de 7,90%. El contenido promedio del

Tabla 4.4.12 Características físico químicas, base como se analiza, del Sector Rincón Santo

Fuente: Ecocarbón, 1995f

INGEOMINAS

147

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Figura 4.4.8 Localización general del Sector Bolombolo Fuente: Sedie - Serviminas, 1990

INGEOMINAS

148

INGEOMINAS Fuente: Sedie - Serviminas, 1990

LAS ZONAS CARBONIFERAS

149

Figura 4.4.9 Esquema geológico del Sector Bolombolo

LAS ZONAS CARBONIFERAS

azufre total es de 1,091%, con valores máximos y mínimos de 3,56% y 0,36%. En términos generales, la calidad de los carbones de este sector es muy homogénea, con algunas excepciones en aquellas áreas en donde los carbones están afectados por las intrusiones, que modifican localmente el rango de los carbones.

4.4.2.4 Área Carbonífera Titiribí Es la porción más noroccidental de la Zona Carbonífera Antioquia - Antiguo Caldas. Se llega al área por medio de la carretera que de Amagá se dirige a Titiribí. Tiene una superficie de 100 km², aproximadamente y comprende las localidades de Titiribí y Sabaleta y las veredas de El Balsal y Corcovado. Los carbones presentes en el Miembro Medio de la Formación Amagá se encuentran en dos sitios separados el uno del otro por 8 km en línea recta, con características estratigráficas y estructurales propias, por lo cual se consideraron dos sectores:

El Corcovado en la parte occidental y el Balsal en la parte oriental. Desde el punto de vista geológico, se tiene la siguiente situación: La secuencia carbonífera en el Sector Corcovado, en la parte oriental, conforma un monoclinal buzante hacia el este, truncado por el contacto con el pórfido andesítico - hornbléndico (Tadh), que se extiende entre Sabaleta y la Hacienda El Bosque y cruza por la localidad Corcovado. Contiene seis mantos de carbón que son objeto de explotación desde hace muchos años. El Miembro Medio en el Sector El Balsal, en la parte occidental, es un anticlinal que queda “hundido” entre dos fallas cabalgantes en sentido contrario la una con respecto a la otra, la Falla Cauca Oeste y la Falla Sabanalarga. Tiene 3 km de largo y queda truncado al norte por ésta última falla y al sur por los pórfidos del Tadh.

Sector Corcovado El Sector Corcovado se localiza en el municipio de Titiribí, a 2 km al suroriente de la pobla-

Tabla 4.4.13 Reservas del Sector Bolombolo

INGEOMINAS

150

INGEOMINAS

Tabla 4.4.14 Características físico químicas, base como se analiza, para el Área Carbonífera Venecia - Bolombolo, Sector Bolombolo

LAS ZONAS CARBONIFERAS

151 Sigue página 152

Continúa tabla 4.4.14

Fuente: Carbocol, 1990

LAS ZONAS CARBONIFERAS

INGEOMINAS

152

LAS ZONAS CARBONIFERAS

ción. Se trata de una franja alargada y estrecha con dirección norte - sur, una longitud de 5,5 km y ancho de 0,7 km en la mitad norte, y de 0,2 km en la mitad sur, para una superficie total de 2 km² (véase la Figura 4.4.10). El sector se comunica por carretera, hacia el norte, con las poblaciones de Amagá, Angelópolis y Titiribí y, por el sur, con las poblaciones de Venecia, Fredonia y Bolombolo. El yacimiento lo conforman seis mantos de carbón denominados. de techo a base, La Regular, La Mejía, La Cenizosa, Las Mellizas, La Grande y La Solapuda; distribuidas, regularmente, en la columna estratigráfica de 148 m de espesor correspondiente al Miembro Medio de La Formación Amagá. En la columna estratigráfica de la mina Excarbón (véase la Figura 4.4.10), el manto La Solapuda es subyacido por dos capas de carbón de 0,7 m y 1,0 m, hasta hoy día, al parecer, no explotadas.

Sector El Balsal Está localizado cerca de la desembocadura del río Amagá en el río Cauca, dentro del municipio de Titiribí, a una distancia de 8 km, en línea recta, al noroeste de la población. A la localidad se llega por un carreteable de 18 km,en regulares condiciones, que une Titiribí con la vereda El Balsal. Otra vía es el carreteable que se desprende de la vía Amagá - Bolombolo, en cercanía del puente sobre la quebrada Sinifaná.

La estructura general del sector es un monoclinal con estratos que siguen una dirección que varía de N20°E a N20°W e inclinaciones entre 30° y 45°, al este.

El yacimiento se extiende en dirección nortesur desde el río Amagá hasta el Alto Palmichal (véase la Figura 4.4.11). Se trata de una franja estrecha y alargada de 3 km de longitud y de 0,7 km de ancho,para una superficie total de 2,1 km². La quebrada La Balsala atraviesa el área en sentido sur - norte. Está conformado por seis mantos de carbón según la columna estratigráfica, levantada en la quebrada La Balsala y representada en la Figura 4.4.11. Con respecto a la ocurrencia de carbón, en la columna se observa la distribución regular de los diferentes mantos en el intervalo estratigráfico de 309 m de espesor, perteneciente al Miembro Medio de La Formación Amagá.

En la Tabla 4.4.15 se presentan los mantos de carbón del sector, de techo a base, con su nombre y espesor siempre dentro de Miembro Medio de la Formación Amagá.

La estructura geológica principal está constituida por un anticlinal, de dirección general nortesur, con estratos inclinados entre 45° y 55°, truncado en su flanco occidental por la Falla

Tabla 4.4.15 Mantos de carbón Sector Corcovado

Fuente: Ecocarbón, 1995f

INGEOMINAS

153

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Figura 4.4.10 Área Carbonífera Titiribí, Sector Corcovado, con trazas de mantos de carbón Fuente: Ecocarbón, 1995f

INGEOMINAS

154

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Cauca Oeste y, en su flanco oriental, por la Falla Sabanalarga.

Recursos y reservas El potencial carbonífero en el Área Carbonífera Titiribí (véase la Tabla 4.4.17), que incluye las reservas y los recursos, en las categorías de medidos, indicados, inferidos e hipotéticos, es de 54.115.231 t. De este total, 32.138,071 t (59.3%) se pueden explotar con la gravedad a favor. Las reservas agotadas, hasta 1995, eran de 5.924.714 t.

Calidad Las características físico químicas, en base como se analiza, para diez mantos de carbón muestreados en el Área Carbonífera Titiribí se presentan en la Tabla 4.4.18. Los carbones existentes en esta área varían entre bituminosos altos en volátiles A, B y C, algunos con ligeras propiedades aglomerantes. La hoja de calidad, Tabla 4.4.19, se obtuvo a partir del análisis de 28 muestras. Para los parámetros correspondientes, los valores presentados en esta tabla están expresados en base boca de mina, HE+1 y simulados a una dilución de 0,08 m. Los carbones presentan un poder calorífico promedio de 11.767 BTU/lb, base boca de mina, con hu-

Tabla 4.4.16 Mantos de carbón Sector El Balsal

Fuente: Ecocarbón, 1995f

Tabla 4.4.17 Recursos y reservas del Área Carbonífera Titiribí

Fuente: Ecocarbón, 1995f

INGEOMINAS

155

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Figura 4.4.11 Área Carbonífera Titiribí, Sector El Balsal, con trazas de mantos de carbón Fuente: Ecocarbón, 1995f

INGEOMINAS

156

LAS ZONAS CARBONIFERAS

medad de equilibrio +1 de 7,25%. El contenido promedio de azufre es de 0,72%. La emisión de SO2 en lb/MBTU (1,21), se encuentra muy próximo al 1,2, límite máximo aceptado por la EPA. El contenido promedio de ceniza es 7,92%. Las cenizas, en general, son de tipo ligníticas con índices de fouling de 0,12 y de slagging de 0,26. La relación Base/ Ácido es de 0,33. El valor máximo del índice de

molienda es de 108, lo que indica que estos carbones se encuentran por encima de los límites permisibles, para no producir problemas en cuanto a la eficiencia de la trituración de los mismos en los molinos.

aprovechamiento, mediante el desarrollo de una minería a pequeña escala. En el municipio de Ríosucio se encuentra la mina El Salado, actualmente inactiva. Se accede a los mantos de carbón a través del nivel medio de la Formación Amagá, la cual en este punto está suprayacida por el Miembro Superior de la formación. La Tabla 4.4.20 presenta los mantos de carbón que, de techo a base, han sido levantados en la mina El Encenillal, la cual se une por un carreteable de 2,5 km, al sur de la localidad de Quinchía.

4.4.2.5 Área Carbonífera Ríosucio Quinchía Recursos y reservas Está localizada al noroeste del Departamento de Risaralda, dista 99 km de Manizales y 110 km de Pereira (véase la Figura 4.4.12). El área sé sitúa sobre la vertiente occidental del río Cauca. Tiene una superficie cercana a 163,5 km². La topografía es accidentada, el clima es templado, las poblaciones más importantes son Quinchía y Ríosucio, y los principales cauces de agua son los ríos Supía, Grande y Cauca. En el área afloran rocas que van desde el Cretáceo hasta el Cuaternario. En el Mioceno ocurre la Formación Amagá, en cuyo Miembro Medio están los carbones, constituida, principalmente, por arcillolitas con intercalaciones de arenitas de cuarzo; a esta sucesión pertenecen los cuatro mantos de carbón discontinuos, con espesores superiores a 0,85 m. Grosse (1926) estima en 1.500 m el espesor total de la formación, 250 m de los cuales pertenecen al Miembro Medio. Herrera et al., 1981 afirma que el área contiene cuatro mantos de carbón bituminoso alto en volátiles C, con espesores variables entre 0,85 m y 3,20 m. Las reservas de carbón permiten su

INGEOMINAS

Las cifras de reservas de carbón y sus categorías derivan de un trabajo anterior (Wokittel, 1956:10,11). En la mina El Encenillal fueron calculadas 285.000 t de reservas indicadas y 570.000 t de reservas potenciales. Este cálculo se obtuvo multiplicando longitud por cuelga por espesor total. Estas capas no tienen estratificación definida y presentan frecuentes ensanchamientos y estrangulamientos debidos a fallas pequeñas.

Calidad En la Tabla 4.4.21 se hace una presentación de las características físico químicas, en base como se analiza, para los diferentes mantos muestreados y no correlacionados, en el Área Carbonífera Ríosucio - Quinchía. La Tabla 4.4.22 presenta los valores promedios, máximos y mínimos para el análisis próximo de los carbones del Área Carbonífera Ríosucio - Quinchía, para un total de 19 muestras tomadas; sus valores están expresados en base como se analiza. Los valores de las cenizas es supe-

157

INGEOMINAS

Tabla 4.4.18 Características físico químicas por manto de carbón, base como se analiza, del Área Carbonífera Titiribí

LAS ZONAS CARBONIFERAS

158

Fuente: Minercol, 2003

INGEOMINAS

Tabla 4.4.19 Hoja de calidad del Área Carbonífera Titiribí

LAS ZONAS CARBONIFERAS

159 Fuente: Minercol, 2001

LAS ZONAS CARBONIFERAS

rior al 3,82%; el azufre varía entre el 0,48 y el 6,75%. El poder calorífico varía de 7.835 a 13.577 BTU/lb; siguiendo la norma ASTM estos carbones tienen como rango característico bituminoso alto en volátiles C.

4.4.2.6 Área Carbonífera Aranzazu Santágueda Está localizada en la parte meridional del Departamento de Caldas, sobre la margen derecha de río Cauca (véase la Figura 4.4.13).

Tabla 4.4.20 Mantos de carbón Área Carbonífera Ríosucio - Quinchía

Fuente: Ecocarbón, 1995f

Tabla 4.4.21 Características físico químicas por manto de carbón, base como se analiza, del Área Carbonífera Ríosucio - Quinchía

Fuente: Minercol, 2003

INGEOMINAS

160

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Figura 4.4.12 Área Carbonífera Ríosucio - Quinchía Fuente: Wokittel, R., 1956; Mapa Geológico Departamento de Risaralda, Ingeominas, 1990

INGEOMINAS

161

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Los carbones se localizan en la Formación Amagá. El Nivel Superior de esta unidad, con un espesor de unos 50 m, esta constituido por arenitas de cuarzo, arcillolitas y mantos de carbón. Los rasgos tectónicos más importantes son la Falla Romeral y la Falla Aranzazu Manizales. El área carbonífera consta de dos sectores: Aranzazu y Santágueda.

Sector Santágueda

Sector Aranzazu

Recursos y reservas

Se encuentra localizado, hacia el norte, a unos 52 km de Manizales sobre la carretera asfaltada que conduce a Filadelfia, de la cual se aparta un carreteable a los pocos kilómetros antes de llegar a esta última localidad.

No se conocen datos de reservas ni recursos para esta área.

En la Tabla 4.4.23 se presentan los mantos del sector, de techo a base, su nombre y espesor, dentro de la Formación Amagá.

La Tabla 4.4.25, presenta las características físico químicas, en base como se analiza, para los mantos de carbón encontrados en el Área Carbonífera Aranzazu - Santágueda. Estos car-

Queda a unos 20 km al oeste de Manizales, sobre la Carretera Panamericana. El área reconocida tiene una extensión de 150 km², aproximadamente. En la Tabla 4.2.24 se presentan los mantos del sector, de techo a base, su nombre y espesor,dentro de la Formación Amaga.

Calidad

Tabla 4.4.22 Características físico químicas del Área Carbonífera Ríosucio - Quinchía

Fuente: Minercol, 2003

Tabla 4.4.23 Mantos de carbón Sector Aranzazu

Fuente: Ecocarbón, 1995f

INGEOMINAS

162

LAS ZONAS CARBONIFERAS

bones se clasifican desde lignito B hasta lignito A, según la norma ASTM. En las tablas 4.4.26 y 4.4.27 se presentan los valores promedios, máximos y mínimos, en base como se analiza, para los carbones de los sectores de Aranzazu y Santágueda, respectivamente. En general, se trata de carbones del mismo rango y calidades muy parecidas.

4.4.3 MINERÍA Con base en reportes bibliográficos se tiene que las primeras explotaciones de carbón, identificadas en esta zona, se iniciaron a mediados del

siglo XIX en el Departamento de Antioquia, cuyo mineral se utilizó como fuente energética en los procesos pirometalúrgicos de la minería del oro y, posteriormente, en la Ferrería de Amagá. La creación de fábricas en la zona industrial del Valle de Aburrá y la construcción del Ferrocarril de Antioquia a principio del siglo pasado, hizo posible el desarrollo minero para el abastecimiento energético de esos sectores que en la actualidad se mantienen. En el año de 1922 ya existían 66 minas distribuidas en los municipios de Amagá, Angelópolis, Titiribí, Sopetrán y Venecia, con una producción del orden de 50.000 t/año, generando alrededor de 570 empleos.

Tabla 4.4.24 Mantos de carbón Sector Santágueda

Fuente: Ecocarbón, 1995f

Tabla 4.4.25 Características físico químicas por manto de carbón, base como se analiza, del Área Carbonífera Aranzazu - Santágueda

Fuente: Minercol, 2003

INGEOMINAS

163

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Figura 4.4.13 Área Carbonífera Aranzazu - Santágueda Fuente: Carbocol, 1991; Mapa Geológico Departamento de Caldas, Ingeominas, 1990

INGEOMINAS

164

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Sistema y métodos de explotación El sistema tradicional de explotación aplicado corresponde al de minería subterránea, mediante la implementación de diferentes métodos de laboreo entre los que se destacan el de cámaras y pilares, ensanche de tambores y el de tajo largo. La aplicación de diferentes métodos se debe a los buzamientos variables de las capas carboníferas que, en esta zona, van desde los 15º hasta los 55º. El 95% de las 87 explotaciones carboníferas identificadas en el 2000, están conformadas por pequeñas minas que en su gran mayoría no superan una producción de 6.000 t/año. Sólo en cuatro minas se alcanza una producción superior a las 12.000 t/año. (Minercol, concurso No. 004/ 2000). Las más representativas de esta zona por

sus características de producción y grado de mecanización son: Industrial Hulleras S.A., Sociedad Carboneras Nechí y Carbones San Fernando.

Estructura de costos La estructura de costos representada en la Tabla 4.4.28 corresponde a valoraciones efectuadas por Minercol, a través de estudios desarrollados en diferentes sectores de la zona en referencia, para una explotación medianamente tecnificada, una producción promedio de 15.000 t/año proyectada a diez años y con una planta de personal de 29 empleados, entre operarios, técnicos y personal administrativo. El rendimiento promedio en la mina es de 1.8 t/hombre - turno (Minercol, 2001).

Tabla 4.4.26 Características físico químicas, base como se analiza, del Sector Aranzazu

Fuente: Minercol, 2003

Tabla 4.4.27 Características físico químicas, base como se analiza, del Sector Santágueda

Fuente: Minercol, 2003

INGEOMINAS

165

LAS ZONAS CARBONIFERAS

En la tabla se puede observar que en esta zona los costos operativos de mano de obra corresponden al 60.6%, los insumos y mantenimiento el 19% y la energía el 7.5%. Esta distribución puede tener comportamientos diferentes de acuerdo con el grado de tecnificación o a las condiciones intrínsecas de cada mina.

Producción Hasta mediados de la década de los 90, la producción se mantuvo dentro del rango de las

900.000 t/año; a partir de la segunda mitad de esta década, comienza a disminuir debido, principalmente, a una baja en el consumo regional en los sectores de alimentos, bebidas, residencial, autogeneración y cogeneración. El carbón explotado en el Departamento de Antioquia ha sido utilizado, básicamente, como generador de calor, generación de vapor para los procesos industriales de secado, lavado, cocción, y en procesos de cogeneración. En la Figura 4.4.14 se presenta el comportamiento, variable, de la producción durante el periodo 1990 - 2002.

Tabla 4.4.28 Costos de producción Zona Carbonífera Antioquia - Antiguo Caldas

Fuente: Minercol, 2001

INGEOMINAS

166

LAS ZONAS CARBONIFERAS

en el Departamento de Antioquia, durante el año de 2001, se presenta en la Figura 4.4.15.

Oferta y demanda La oferta de carbón en el Departamento de Antioquia, para el año de 2002, fue superior al consumo requerido, que fue del 80% del total producido. El 20% restante se comercializó, principalmente, en el Departamento del Valle del Cauca La demanda del carbón extraído la generan los sectores eléctrico, industrial y residencial. Dentro del sector industrial se identifican los subsectores del cemento, textil, ladrillero, alimentos y bebidas, metalúrgico, papel y otros subsectores industriales conformados por las industrias químicas y curtiembres. La participación de los diferentes sectores y subsectores en el consumo de carbón extraído

Titulación minera De acuerdo con los censos realizados a escala nacional, para el año de 1974, se habían identificado 74 minas en Antioquia y sólo una en el Departamento de Caldas. En el reporte del censo de 1983 se presenta una cifra de 127 explotaciones carboníferas; posteriormente, en el año de 1995 Ecocarbón cuantifica 137 explotaciones. Ya para el año de 2000 Minercol identificó un total de 87 minas, (Minercol, Concurso 004/ 2000). Po otra parte, en los Departamentos de Caldas y Risaralda se han identificado pequeñas explotaciones de tipo artesanal, como es la

Figura 4.4.14 Comportamiento de la producción de carbón en la Zona Carbonífera Antioquia - Antiguo Caldas Fuente: UPME, 2003

Figura 4.4.15 Participación sectorial en el consumo de carbón en la Zona Carbonífera Antioquia - Antiguo Caldas Fuente: Minercol - Gobernación de Antioquia, 2002

INGEOMINAS

167

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Del total de minas identificadas en la parte antioqueña de esta zona, a diciembre de 2002 existían 28 explotaciones con título minero, correspondiendo 27 a contratos y uno a reconocimiento de propiedad privada. Además, se encontraban en trámite 26 solicitudes.

4.4.4 ASPECTOS AMBIENTALES Y SOCIALES Componente ambiental En esta zona se resaltan las áreas carboníferas del Departamento de Antioquia, ya que en las del Antiguo Caldas ha sido reducida la actividad y, actualmente, las minas identificadas se encuentran abandonadas. Dadas las características de la minería, en cuanto al sistema de explotación subterráneo y sus bajos volúmenes de producción, los impactos ambientales son en general muy localizados y de mediana a baja magnitud. Estos se encuentran referidos a la atmósfera, al recurso hídrico, a los suelos, la vegetación, al paisaje y a los aspectos socioeconómicos.

En el recurso hídrico el impacto más significativo se relaciona con la contaminación de cuerpos de agua superficiales, por la alteración de la calidad de estas, producto del vertimiento de las aguas extraídas de las minas a las corrientes naturales, que en muchos casos se realiza sin algún tratamiento previo. Así mismo, afecta el recurso hídrico lo relacionado con los sedimentos generados en los sitios de disposición de estériles, los aceites y grasas provenientes de vehículos y maquinarias, y por la alteración de las aguas freáticas en las zonas socavadas. El suelo se ve afectado por los hundimientos del terreno, que en la región es muy localizada y se causa por deficiencias en el entibado o el abandono incontrolado de las minas y la erosión producida por mal manejo de aguas de escorrentía y de lluvias, generándose carcavamiento. Revisada la legislación ambiental vigente, sobre las restricciones establecidas a nivel nacional para el desarrollo de la actividad minera, se observó que dentro de esta zona no aplica ninguna de ellas.

Figura 4.4.16 Número de explotaciones carboníferas en la Zona Antioquia - Antiguo Caldas Fuente: Minercol, 2.001

INGEOMINAS

168

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Componente social Diferentes diagnósticos realizados permiten caracterizar a los mineros de la región, como comunidades con escasos ingresos y beneficios derivados de la actividad, deficientes condiciones de seguridad social y laboral, baja cobertura de servicios de salud y educación, deficiente capacitación y asesoría empresarial y minera, condiciones difíciles de trabajo y deficiencia o carencia de salud ocupacional y seguridad industrial. En general, los rudimentarios sistemas de explotación del carbón y la poca rentabilidad de las explotaciones, se reflejan en las precarias condiciones ambientales, sanitarias y de servicios que poseen los mineros de la zona. La minería de carbón se concentra, principalmente, en tres localidades: El corregimiento de Minas, del municipio de Amagá; Palomos, en Fredonia y Bolombolo, en Venecia. Las comunidades mineras de la región presentan manifestaciones sociales y culturales que se apartan de los estereotipos provincianos que corresponde al campesino dedicado a las actividades agropecuarias, a los pobladores de los centros urbanos con sus actividades comerciales y el empleo, en las instituciones del Estado.

dose incrementado en 1997 a 142. Al respecto, el Estado a través de Ecocarbón implementó un programa amplio de erradicación de menores, con alternativas como la incorporación a la actividad escolar, creación de famiempresas y asociaciones. Sin embargo, la falta de continuidad en el programa, hace suponer, que en la actualidad se presente una reincidencia del trabajo de menores en la minería, por ser esta situación de carácter cultural, ya que en las pequeñas explotaciones tienen la costumbre de trabajar todo el grupo familiar. Con base en el censo de 1993, el segundo renglón de la actividad económica que genera más empleo en los municipios carboníferos, lo conforma la actividad minera, aunque la extracción del carbón, el beneficio y transporte interno no ha sufrido cambios significativos respecto al nivel tecnológico tradicional, presentándose deficiencias en la demanda, baja rentabilidad y técnicas rudimentarias en la explotación. En la Figura 4.4.17 se presenta la tendencia del empleo generado por la actividad minera.

4.4.5 POTENCIAL Y PERSPECTIVAS

Los mineros de estas comunidades presentan manifestaciones culturales atípicas para el resto de los pobladores de la región, destacándose el bajo nivel educativo; sólo el 22% posee educación primaria completa, el 2% bachillerato y un 11% de analfabetismo.

La parte antioqueña de la Zona Carbonífera de Antioquia - Antiguo Caldas tiene un potencial de 474,7 millones de toneladas; de este potencial, el 90.7%, son recursos y el 9.3% son reservas que quedan luego de haberse agotado 58.731.000 t hasta el año de 1995; aproximadamente, el 14% se podrá explotar con la gravedad a favor.

En esta zona se ha identificado la presencia de menores de edad, laborando en el interior de las minas de tipo artesanal, con implicaciones que conducen a la falta de oportunidad para que obtengan el debido desarrollo integral y una adecuada calidad de vida, propia de su edad. Según censo de Ecocarbón en 1996, existían en la región 83 menores laborando, habién-

En cuanto a la calidad, los análisis químicos disponibles muestran carbones térmicos de buena calidad con bajos contenidos de ceniza y azufre, ambientalmente limpios. Dado el alto porcentaje de recursos, será fácil complementar gran parte de la información química e incrementar las reservas mediante una campaña de muestreo.

INGEOMINAS

169

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Los carbones de Antioquia se clasifican, predominantemente, como bituminosos altos en volátiles C, con variaciones a bituminosos altos en volátiles B y A, con los siguientes valores promedios, en base boca de mina (He+1): Poder calorífico, en BTU/lb, de 10.763; humedad de equilibrio, 10,18%; cenizas, 9,47%; materia volátil, 37,85%; carbono fijo, 42,50%. El carbón de Antioquia es utilizado, principalmente, para la generación de calor y de vapor en procesos industriales y de cogeneración. Entre todas las áreas, la que presenta las cifras más altas de recursos y reservas es el área de Amagá - Angelópolis, seguida por la de Titiribí y la de Venecia - Fredonia. El área de Venecia Bolombolo sólo presenta los resultados del sector Rincón Santo. Un análisis de las cifras anteriores permite establecer que en la Zona Carbonífera de Antioquia - Antiguo Caldas existen suficientes recursos y reservas, para atender el mercado actual de la zona y el de otras regiones, como la del Valle del Cauca, así como para atender incrementos futuros superiores al 50% de la demanda actual. Para lograr un aumento en la demanda de estos carbones, se requieren esfuerzos para cons-

truir una planta carboeléctrica en la región, recuperar los mercados que se pasaron al consumo de gas y rehabilitar la vía férrea que une Antioquia con el Valle del Cauca; esto teniendo en cuenta la coyuntura actual de crecimiento de la demanda energética del país, que requerirá la construcción de nuevas plantas y una mayor diversificación de la canasta energética. Desde luego, es necesario continuar trabajando para que en la zona se desarrollen proyectos con planeamientos mineros adecuados, que permitan una explotación en unidades mineras más competitivas, la legalización minero - ambiental y la erradicación de los menores en las explotaciones. En cuanto a las áreas del Antiguo Caldas, se consideran como no productoras, con un potencial bajo y con un mercado incierto, por lo cual se consideran, por ahora, con pocas perspectivas.

4.4.6 BIBLIOGRAFÍA ANNUAL BOOK OF ASTM STANDARDS. 1995. Volumen 05.05. Gaseous Fuels; Coal and Coke. BALBÍN, W. 1974. Censo del Carbón. Bogotá.

Figura 4.4.17 Generación de empleos por la actividad minera Zona Carbonífera Antioquia Antiguo Caldas Fuente: Minercol - Fenalcarbón, 2001

INGEOMINAS

170

LAS ZONAS CARBONIFERAS

CALLE, B.; GONZÁLEZ, H.; DE LA PEÑA, R.; ESCORCE, E.; DURANGO, M. 1980. Mapa geológico preliminar Plancha 166 - Jericó. INGEOMINAS. Bogotá. CARBOCOL. 1990. Estudio de prefactibilidad área Amagá - Venecia - Bolombolo. Biblioteca ECOCARBÓN. Bogotá. CARBOCOL. 1991. Informe final reconocimiento geológico área Manizales - Aranzazu (Caldas). Carbones de Colombia, CARBOCOL. Bogotá. CASTRILLÓN, E. 1995. Informe final sobre los sectores de Titiribí y Rincón Santo. Biblioteca ECOCARBÓN en Amagá. Amagá.

ECOCARBON. 1996. g. Antioquia Carbonífero. Amagá. ECOCARBÓN. 1996. h. Evaluación y diagnóstico actual y de los niveles de impacto de los contratos mineros de ECOCARBÓN. Bogotá. ECOCARBÓN. 1996. Plan de desarrollo del sector carbón 1997 - 2005. Bogotá. ECOCARBÓN. 1997. Evaluación y seguimiento del subsector carbón. Bogotá. ECOCARBÓN. 1998. i. Plan de desarrollo del subsector Carbón 1999 - 2010. Bogotá.

DANE. 1990. Censo Nacional Minero 1988. Bogotá.

ECOCARBÓN. 1998. Manual para el control de los factores de degradación ambiental de la minería subterránea de carbón. Medellín.

ECOCARBÓN. 1995. a. Sistema de clasificación de recursos y reservas de carbón. Biblioteca Ecocarbón. Bogotá.

GONZÁLEZ, H. 1978. Geología de las hojas 167 (Sonsón) y 187 (Salamina) del mapa geológico de Colombia. Informe No 1760. INGEOMINAS. Bogotá.

ECOCARBÓN. 1995. b. El Carbón: Normas generales, muestreo y análisis. Biblioteca Ecocarbón. Bogotá.

GROSSE, E. 1926. El Terciario Carbonífero de Antioquia. Medellín

ECOCARBÓN. 1995 c. El Carbón: Sistema de clasificación, recursos y reservas. Biblioteca Ecocarbón. Bogotá. ECOCARBÓN. 1995 d. El Carbón: Glosario. Biblioteca Ecocarbón. Bogotá. ECOCARBÓN. 1995 e. El Carbón. Biblioteca Ecocarbón. Bogotá. ECOCARBÓN. 1995 f. Normatización de recursos y reservas de carbón en Antioquia. Biblioteca Ecocarbón. Bogotá.

HERRERA, B.; ROYERO, J.M.; ZAPATA, G.; MEJÍA, M. 1981. Geología y recursos carboníferos de Quinchía (Risaralda). Biblioteca de Ingeominas. Bogotá. LONDOÑO, N.S. 1995. Informe programa normatización de reservas en Antioquia. Sector Fredonia - Venecia. Biblioteca ECOCARBÓN. Amagá (Antioquia). MINERCOL. 2000. Concurso Número 004/ 2000. Bogotá. MINERCOL. 2001. Estadísticas Mineras. Centro de documentación Minercol. Bogotá.

ECOCARBÓN. 1995. Caracterización ambiental del sector carbón. Bogotá.

INGEOMINAS

171

LAS ZONAS CARBONIFERAS

MINERCOL. 2001. Proyecto de adecuación de áreas de minería de carbón en la cuenca de La Sinfaná, municipios de Amagá, Angelópolis, Venecia, Fredonia y Titiribí, Departamento de Antioquia. Amagá. MINERCOL - GOBERNACIÓN DE ANTIOQUIA. 2002. Estadísticas mineras. MINERCOL. 2003. Base de datos sobre calidad del carbón, Biblioteca de MINERCOL, MINERCOL, Bogotá. MINMINAS; CARBOCOL. 1983. Censo Nacional del Carbón. Bogotá MINMINAS; MINAMBIENTE. 2001. Guía Minero ambiental de exploración, explotación, beneficio y transformación. Bogotá D.C. PULIDO, O.; DE LA PEÑA, R.; DURANGO, R.; BLANCO, G. 1980. Geología y recursos carboníferos del área Amagá - Venecia - Albania (Antioquia). Informe 1.815. INGEOMINAS. Bogotá.

INGEOMINAS

PULIDO, O. 1999. Atlas de los Carbones Colombianos. Mapa de Potencial y Rango. Plancha 5 - 09. Escala 1:500.000. Informe 2343. Ingeominas. Bogotá. Colombia. PULIDO, O.; MEJÍA, L.J. 1999. Regiones, Zonas, Subzonas, con carbón en Colombia. Informe 2313. Ingeominas. Bogotá. Colombia. SECRETARIA DE MINAS Y ENERGÍA GOBERNACIÓN DE ANTIOQUIA - MINERCOL. 1999. Bases para el Plan de Desarrollo Carbonífero de la Región de la Sinifaná. Medellín. UPME, 2003. Estadísticas Minero Energéticas. Bogotá. Colombia. WOKITTEL, R. 1956. Carbones de Quinchía. Servicio Geológico Nacional informe 1184. Biblioteca INGEOMINAS. Bogotá.

172

LAS ZONAS CARBONIFERAS

4.5 ZONA CARBONÍFERA VALLE DEL CAUCA - CAUCA 4.5.1 4.5.2 4.5.2.1 4.5.2.2 4.5.2.3 4.5.3 4.5.4 4.5.5 4.5.6

GEOLOGÍA GENERAL GEOLOGÍA DE LAS ÁREAS Y LOS SECTORES Área Carbonífera Yumbo - Asnazú Área Carbonífera Río Dinde - Quebrada Honda Área Carbonífera Mosquera - El Hoyo MINERÍA ASPECTOS AMBIENTALES Y SOCIALES POTENCIAL Y PERSPECTIVAS BIBLIOGRAFÍA

176 180 180 290 200 200 215 217 218

LISTA DE FIGURAS Figura Figura Figura Figura Figura Figura Figura Figura Figura Figura Figura Figura Figura Figura

4.5.1 4.5.2 4.5.3 4.5.4 4.5.5 4.5.6 4.5.7 4.5.8 4.5.9 4.5.10 4.5.11 4.5.12 4.5.13 4.5.14

Figura 4.5.15 Figura 4.5.16

INGEOMINAS

Mapa de localización de la Zona Carbonífera Valle del Cauca - Cauca Mapa geológico de la Zona Carbonífera Valle del Cauca - Cauca Columnas litoestratigráficas generalizadas del Valle del Cauca - Cauca Mapa geológico del Sector Golondrinas - Río Cañaveralejo Mapa geológico del Sector Río Cañaveralejo - Río Pance Mapa geológico del Sector Río Pance - Río Guachinte Mapa geológico del Sector Río Guachinte - Río Asnazú Mapa geológico del Área Carbonífera Río Dinde - Quebrada Honda Mapa geológico del Sector Pedregosa - Mosquera Mapa geológico del Sector Limoncito - Yeguas Mapa geológico del Sector El Vergel Mapa geológico del Sector Quilcacé - El Hoyo Producción histórica de la Zona Carbonífera Valle del Cauca - Cauca. Distribución del consumo, por subsectores económicos, en la Zona Carbonífera Valle del Cauca - Cauca Número de explotaciones carboníferas en el Valle del Cauca - Cauca, periodo 1975 - 2002 Generación de empleos en la Zona Valle del Cauca - Cauca por la actividad minera

175 177 179 182 184 186 288 296 203 204 206 208 215 216 216 218

173

LAS ZONAS CARBONIFERAS

LISTADO DE TABLAS Tabla Tabla Tabla Tabla Tabla Tabla Tabla

4.5.1 4.5.2 4.5.3 4.5.4 4.5.5 4.5.6 4.5.7

Tabla Tabla Tabla Tabla

4.5.8 4.5.9 4.5.10 4.5.11

Tabla Tabla Tabla Tabla Tabla Tabla Tabla

4.5.12 4.5.13 4.5.14 4.5.15 4.5.16 4.5.17 4.5.18

Tabla 4.5.19 Tabla 4.5.20

INGEOMINAS

Mantos de carbón Sector Golondrinas - Río Cañaveralejo Mantos de carbón Sector Río Cañaveralejo - Río Pance Mantos de carbón Sector Río Pance - Río Guachinte Mantos de carbón de los bloques situados al norte del Río Timba Mantos de carbón de los bloques situados al sur del Río Timba Recursos y reservas del Área Carbonífera Yumbo - Asnazú Características físico químicas por manto de carbón, base como se analiza, del Área Carbonífera Yumbo - Asnazú Hoja de calidad del Área Carbonífera Yumbo - Asnazú Mantos de carbón Área Carbonífera Río Dinde - Quebrada Honda Recursos y reservas del Área Carbonífera Río Dinde - Quebrada Honda Características físico químicas por manto de carbón, base como se analiza, del Área Carbonífera Río Dinde - Quebrada Honda Hoja de calidad del Área Carbonífera Río Dinde - Quebrada Honda Mantos de carbón Sector Pedregosa - Mosquera Mantos de carbón Sector Limoncito - Yeguas Mantos de carbón Sector El Vergel Mantos de carbón Sector Quilcacé - El Hoyo Recursos y reservas del Área Carbonífera Mosquera - El Hoyo Características físico químicas por manto de carbón, base como se analiza, del Área Carbonífera Mosquera - El Hoyo Hoja de calidad del Área Carbonífera Mosquera - El Hoyo Costos de producción Zona Carbonífera Valle del Cauca - Cauca

183 185 187 289 190 191 192 194 197 198 198 199 201 202 205 207 209 210 212 214

174

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Figura 4.5.1 Mapa de localización de la Zona Carbonífera Valle del Cauca - Cauca

INGEOMINAS

175

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Esta zona carbonífera cubre los carbones que ocurren en el territorio de los departamentos del Valle del Cauca y Cauca. Teniendo en cuenta los estudios geológicos realizados por Ingeominas y Ecocarbón, a finales de los años 90 donde se han detallado aspectos estructurales y estratigráficos relacionados con los yacimientos, se propone para la descripción de sus características, las siguientes áreas carboníferas: En el Valle del Cauca: Área Carbonífera 501 Yumbo - Asnazú. En el Cauca: Área Carbonífera 502 Río Dinde - Quebrada Honda Área Carbonífera 503 Mosquera - El Hoyo La evaluación de los carbones que ocurren en esta zona, fue motivada por la necesidad de dar un soporte de conocimientos geológicos, a las oportunidades de inversión en proyectos termoeléctricos, que se han venido gestando y concretando de tiempo atrás: Termoeléctrica Yumbo IV, proyectada para una generación de 150 MW/año; Termopacífico, prevista para una generación de 200 MW/año, y Carbosur, con miras a generar 150 MW/año.

Localización extensión y vías de acceso La localización de la Zona Carbonífera Valle del Cauca - Cauca, se ilustra en la Figura 4.5.1. El yacimiento carbonífero está situado hacia el occidente de la denominada Depresión Intercordillerana del Cauca - Patía, extendiéndose de norte a sur, entre la Cordillera Central, al este, y la Cordillera Occidental, al oeste, desde más al norte de Yumbo, hasta los nacimientos del río Patía. En este sentido, la Zona Carbonífera Valle del Cauca - Cauca abarca parte de las estribaciones orientales de la Cordillera Occidental, desde Yumbo (Valle del

INGEOMINAS

Cauca), al norte, hasta la quebrada Horamala, en las cercanías de la localidad del Hoyo (Cauca), en el sur. La principal vía de comunicación de la zona es la Carretera Panamericana, que une Cali con Popayán y el Bordo; de esta vía se desprenden carreteras y carreteables que conducen a las áreas carboníferas, al puerto de Buenaventura y se conecta con otras troncales del sistema vial nacional.

Aspectos físicos La expresión morfológica de esta zona carbonífera corresponde a una faja estrecha y larga, caracterizada por una topográfica quebrada a ondulada, con un clima que varía de cálido a seco y una vegetación, predominantemente, de arbustos y pastos El sistema de drenaje que existe en la parte central y norte de zona hace parte de la hoya hidrográfica del río Cauca, donde los afluentes más importantes son los ríos Cañaveralejo, Pance, Jamundí, Guachinte, Timba, Asnazú, Dinde y Seguenguito. El extremo sur corresponde a la cuenca del río Patía, donde sus principales afluentes son los ríos Timbío, Quilcacé y la quebrada Horamala.

4.5.1 GEOLOGÍA GENERAL Entre la Depresión Intercordillerana Cauca Patía y los alrededores de la localidad de Yumbo hasta los nacimientos del Patía, las unidades litoestratigráficas asociadas al carbón, formaciones Guachinte, Ferreira y Mosquera, son referidas al periodo que abarca desde el Eoceno hasta el Oligoceno y, si bien se conservan sobre vastas superficies, se caracterizan por presentar de norte a sur (véase la Figura 4.5.2) diferencias de facies y espesores. 176

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Figura 4.5.2 Mapa geológico de la Zona Carbonífera Valle del Cauca - Cauca (Modificado del Atlas Geológico Digital de Colombia - Ingeominas, 2002)

INGEOMINAS

177

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Estratigrafía A lo largo de toda la zona, la Formación Volcánica (KV) es la subyacente de la secuencia de sedimentitas cenozoicas que contienen los carbones y está compuesta de basaltos con estructuras almohadilladas, brechas volcánicas e intercalaciones de sedimentitas. La descripción de las unidades carboníferas se referirá a las formaciones Guachinte, Ferreira y Mosquera (véase la Figura 4.5.3). Formación Guachinte. Tiene su localidad tipo sobre el río Guachinte, al noreste de la población de Timba. Descansa, discordantemente, sobre las capas de la Formación Confites y está constituida, de base a techo, por 720 m de niveles de arenitas medias, localmente conglomeráticas de cuarzo, de arcillolitas y lodolitas con carbones y al tope, nuevamente, de niveles de arenitas de cuarzo. A esta formación se le asignan edades que abarcan desde el Eoceno hasta el Oligoceno y se ha dividido, de abajo hacia arriba, en cuatro miembros denominados La Cima, Los Chorros La Leona y La Rampla. En el Miembro La Cima, sólo la parte norte - Sector Golondrinas - se asocia con mantos de carbón. De los otros miembros, el más importante por contener carbones de interés es el Miembro Los Chorros (Ecocarbón, 1996). Formación Ferreira. Se da este nombre a la sucesión de sedimentitas que ocurren al oeste de Timba, en la quebrada homónima y que descansan encima de la Formación Guachinte. Se ha dividido, de base a techo, en cuatro miembros denominados Suárez y Bucarica - que incluyen mantos de carbón, - San Francisco y El Palmar. Entre las áreas carboníferas Río Dinde - Quebrada Honda y Mosquera - El Hoyo se verifica una diferenciación de facies. Entre el río Dinde y la quebrada Honda se observan las mismas

INGEOMINAS

unidades carboníferas presentes en el norte (Valle del Cauca), que prosiguen hasta la localidad de El Tambo (Cauca); mientras que al sur de esta localidad, en lo correspondiente al Área Carbonífera Mosquera - El Hoyo, las unidades terciarias asociadas a los carbones presentan aún más diferencias. En efecto, al sur de El Tambo y hasta los alrededores de la quebrada Horamala, cerca de la localidad de El Hoyo, se conserva el subyacente volcánico presente en el norte, pero las unidades que lo suprayacen muestran cambios de facies. Se concluye, por tanto, que la sucesión sedimentaria, referida a la Formación Chimborazo, aquí no fue depositada. La secuencia sedimentaria referida a las formaciones Guachinte y Ferreira, tampoco se han podido establecer de forma clara, al igual que sus correlaciones. Por esta razón, se ha definido, para la secuencia terciaria, la Formación Mosquera que tiene sin duda - al norte de El Tambo - algún equivalente con las unidades portadoras de carbón. La Formación Galeón, del Neógeno tardío, constituida básicamente por ignimbritas, tobas y flujo de lodos, suprayace discordantemente a la Formación Mosquera. Formación Mosquera (Pgm). Está constituida por una alternancia de conglomerados, arenitas de cuarzo y lodolitas con carbones; la frecuencia, mayor o menor de esta alternancia, permite dividirla en tres conjuntos denominados Inferior, Medio y Superior.

Tectónica La tectónica, asociada a las estribaciones orientales de la Cordillera Occidental, muestra tres sistemas principales de fallamiento:

178

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Figura 4.5.3 Columnas litoestratigráficas generalizadas del Valle del Cauca - Cauca Fuente: Ecocarbón, 1996

INGEOMINAS

179

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Sistema de dirección noreste - suroeste: Comprende las fallas Romeral y Cauca - Patía, delimitantes de la Depresión Intercordillerana. Sistema de dirección noroeste - sureste: Constituido, básicamente, por fallas inversas. Sistema este - oeste: Conformado, principalmente, por fallas de rumbo.

4.5.2 GEOLOGÍA DE LAS ÁREAS Y LOS SECTORES La Zona Carbonífera Valle del Cauca - Cauca es una franja larga que se extiende desde la localidad de Yumbo hasta los nacimientos del río Patía. Las diferentes unidades, asociadas con carbón, han sido divididas, por los investigadores, en conjuntos y niveles que a la escala de presentación del documento son de difícil reconocimiento, por lo cual se ha empleado el uso de colores no formales para su diferenciación.

4.5.2.1 Área Carbonífera Yumbo - Asnazú El área se extiende, casi en su totalidad, dentro del Departamento del Valle del Cauca en las estribaciones de la Cordillera Occidental, desde Cali hasta el río Asnazú, situado a 10 kilómetros al sur del límite con el Departamento del Cauca. Tiene una superficie de 350 km2.

te observados en el Sector Golondrinas (Ecocarbón, 1996). Miembro Los Chorros. La sección tipo se localiza en los alrededores de la mina Los Chorros, al sur de Cali. Está conformado por arcillolitas y lodolitas grises oscuras, con un espesor estratigráfico de 120 m; en este intervalo se intercalan hasta catorce mantos de carbón. El paso a las capas del Miembro La Leona, suprayacente, está marcado por abundantes fósiles marinos. Miembro La Leona. Está constituido, en 100 m de espesor, de arcillolitas, lodolitas y arenitas finas de cuarzo, fosilíferas, con un 40 a 50% de presencia de pelecípodos, gasterópodos y pectínidos. Las arenitas conglomeráticas de cuarzo, situadas en su parte superior, han sido denominadas como “Arenitas de la Uribe”. Miembro La Rampla. En la quebrada La Rampla, afluente del río Guachinte, fue definida la sección tipo. Es una secuencia de 350 m de espesor, formada por paquetes de arenitas conglomeráticas de cuarzo y por niveles de arcillolitas y lodolitas con cintas de carbón. La Formación Ferreira, suprayacente de la formación Guachinte, ha sido dividida en cuatro miembros que, de base a techo, son:

Los carbones se encuentran en las formaciones Guachinte y Ferreira. La Formación Guachinte ha sido subdividida en cuatro miembros que, de base a techo, se denominan:

Miembro Suárez. Es una sucesión de conglomerados en matriz arenítica gruesa de cuarzo, intercalados por estratos de lodolitas de color gris y cinco mantos de carbón “sucio”, denominados “Los Cafés”. Su espesor se ha calculado en 200 m.

Miembro La Cima. Definido en el sitio La Cima y ubicado al occidente de la localidad de Timba. Yace, discordantemente, sobre las capas de la Formación Confites y está compuesto por una sucesión, de 150 m de espesor, de arenitas finas hasta conglomeráticas de cuarzo. Se han reconocido hasta nueve mantos de carbón, solamen-

Miembro Bucarica. Su sección tipo está localizada en la garganta Bucarica, en la margen sur del río Claro, cerca de Jamundí en el Valle. Es una secuencia de 100 m de espesor, formada por lodolitas, arenitas de cuarzo y ocho mantos de carbón explotables.

INGEOMINAS

180

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Miembro San Francisco. Su sección tipo está ubicada en el poblado de San Francisco (Cauca), sobre la vía que conduce a la represa de Salvajina. Se trata de 150 m de estratos de limolitas de cuarzo, caracterizadas por la presencia de pelecípodos. Miembro El Palmar. Aflora en la localidad El Palmar, al suroccidente de Timba. Son 100 m de limolitas de cuarzo y lodolitas. El contacto superior con la Formación Esmita es de carácter discordante. La continuidad de los mantos de carbón, la complejidad tectónica y los accidentes geomorfológicos han permitido establecer cuatro sectores carboníferos que, de norte a sur, se denominan así:

• • • •

Sector Golondrinas - Río Cañaveralejo Sector Río Cañaveralejo - Río Pance Sector Río Pance - Guachinte Sector Guachinte - Río Asnazú

Sector Golondrinas - Río Cañaveralejo Este sector se encuentra localizado entre el corregimiento de Golondrinas, al norte y el río Cañaveralejo, al sur (véase la Figura 4.5.4). El sector ha sido dividido en dos bloques carboníferos denominados Golondrinas y Loma Gorda. El área comprendida entre los ríos Cali y Cañaveralejo no se ha considerado, debido a que no hay exposición de los mantos de carbón o las minas están abandonadas e inaccesibles. Se accede al sector desde Cali, tanto por la carretera que proviene de Golondrinas como por aquella que lleva a Montebello. Los ríos Cali y Cañaveralejo drenan el sector. Los carbones están ubicados, estratigráficamente, en la Formación Guachinte

INGEOMINAS

en los miembros La Cima, con nueve mantos, y Los Chorros, donde se explotan 14 mantos de carbón. La unidad esta asociada al Sinclinal Golondrinas. (Ecocarbón, 1996). La estructura principal la constituye el Sinclinal Golondrinas, que está afectado por las fallas La Travesía, El Chocho y Montenegro. Otras fallas que afectan los carbones son: Las Tres Cruces y La Cascada. El nombre, espesor de los mantos, su localización, las equivalencias entre mantos de algunas minas del sector y su posición estratigráfica, de techo a base, se presentan en la Tabla 4.5.1.

Sector Río Cañaveralejo - Río Pance Este sector se encuentra localizado al suroeste de Cali, entre los ríos Cañaveralejo, al norte, y el río Pance, al sur. Abarca una extensión de 50 km². Es drenado por los ríos Meléndez, Lilí y Pance. En el centro del sector se encuentra el corregimiento de La Buitrera, comunicado por carretera con la ciudad de Cali. Los carbones importantes, desde el punto de vista económico, se encuentran en la Formación Guachinte, especialmente, en sus miembros Los Chorros y La Rampla (véase la Figura 4.5.5). El sector, desde el punto de vista tectónico, se caracteriza por presentar fuertes dislocaciones y marcadas deformaciones. Entre las dislocaciones se manifiestan fallas de tipo transversal como las de Río Lilí, Río Meléndez y La Buitrera; de tipo longitudinal, como las fallas Pance, El Rosario, Los Chorros, Lilí y Cascada. Entre las deformaciones se presentan pliegues relativamente apretados y usualmente tumbados. La influencia de la tectónica se refleja en las diferencias en cuanto al número y espesor de los mantos de carbón, así como también, en su continuidad, al pasar de un bloque a otro.

181

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Figura 4.5.4 Mapa geológico del Sector Golondrinas - Río Cañaveralejo Fuente: Ecocarbón, 1996

INGEOMINAS

182

LAS ZONAS CARBONIFERAS

En la Tabla 4.5.2 se presentan los nombres y espesores de los mantos de carbón, con su respectiva localización bloque por bloque y la unidad litoestratigráfica donde fueron observados. En todos los bloques los mantos están reportados de techo a base.

Sector Río Pance - Río Guachinte El sector se encuentra localizado en el municipio de Jamundí, al sur de la ciudad de Cali, y

presenta una extensión de 48 km². Esta limitado, al norte, por el río Pance y al sur, por el río Guachinte. El río Vélez y el río Jamundí drenan el sector. La secuencia carbonífera está localmente intruída por el Stock de Pance (Tidt) y, además, es afectada por fuertes dislocaciones y deformaciones (veáse la Figura 4.5.6). Entre las deformaciones se destacan el Sinclinal Calichal, con su flanco occidental invertido y los sinclinales Cascarillal y Timba - Naranjal; estas estructuras están, a su vez, afectadas fallas de tipo longitudinal y transversal.

Tabla 4.5.1 Mantos de carbón Sector Golondrinas - Río Cañaveralejo

Fuente: Ecocarbón, 1996

INGEOMINAS

183

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Figura 4.5.5 Mapa geológico del Sector Río Cañaveralejo - Río Pance Fuente: Ecocarbón, 1996

INGEOMINAS

184

LAS ZONAS CARBONIFERAS

El nombre de los mantos con su espesor, posición estratigráfica y localización en cada bloque se indican en la Tabla 4.5.3. Los carbones se reportan de techo a base.

Sector Río Guachinte - Río Asnazú Este sector se localiza en el límite entre los departamentos del Valle del Cauca y Cauca. Se prolonga a lo largo de la vertiente oriental de

la Cordillera Occidental, por una extensión de 90 km, entre el río Guachinte (Valle del Cauca), al norte, y el río Asnazú (Cauca), al sur (véase la Figura 4.5.7). La principal vía de acceso al sector es la carretera que comunica la ciudad de Cali con el municipio de Suárez (Cauca), sobre una distancia de 50 km; esta asfaltada por 22 km, luego sin pavimentar, pero en buen estado para el tránsito vehicular durante todo el año. Esta vía comunica, además, las poblaciones de Timba, San Francisco y Asnazú en el

Tabla 4.5.2 Mantos de carbón Sector Río Cañaveralejo - Río Pance

Fuente: Ecocarbón, 1996

INGEOMINAS

185

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Figura 4.5.6 Mapa geológico del Sector Río Pance - Río Guachinte Fuente: Ecocarbón, 1996

INGEOMINAS

186

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Cauca. El sector cuenta con carreteables de acceso a las minas de carbón. Los carbones se encuentran estratigráficamente localizados en los miembros Los Chorros, La Leona y La Rampla de la Formación Guachinte y en los miembros Suárez y Bucarica de la Formación Ferreira. El nombre, espesor, posición estratigráfica y localización de los mantos de carbón en los bloques donde fueron observados se reportan en las tablas 4.5.4 y 4.5.5. En cada tabla los mantos están dispuestos de techo a base.

Recursos y reservas Sumando (véase la Tabla 4.5.6) las toneladas de carbón calculadas como recursos y reservas, en las categorías de medidos, indicados, inferidos e hipotéticos, se obtiene un potencial de 145.669.390 t; el 24.89% de las cuales, es decir 36.264.739 t, están con la gravedad a favor. El total de las reservas agotadas, hasta 1996, eran de 32.538.951 t.

Tabla 4.5.3 Mantos de carbón Sector Río Pance - Río Guachinte

Fuente: Ecocarbón, 1996

INGEOMINAS

187

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Figura 4.5.7 Mapa geológico del Sector Río Guachinte - Río Asnazú Fuente: Ecocarbón, 1996

INGEOMINAS

188

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Calidad La Tabla 4.5.7 presenta las características físico químicas, base como se analiza, para 20 mantos de carbón del Área Carbonífera Yumbo - Asnazú. Según la norma ASTM, estos carbones se han clasificado como semiantracitas no aglomerantes, carbones bituminosos bajos y medios en volátiles, comúnmente aglomerantes y carbones bituminoso altos en volátiles A, aglomerantes. En la Tabla 4.5.8, para el Área Carbonífera Yumbo - Asnazú se reportan, a partir de un

máximo de 54 muestras analizadas, los valores promedios y límites para cada uno de los parámetros de calidad considerados. Las muestras fueron tomadas en sitios afectados por diques andesíticos y basálticos. Los carbones presentan un poder calorífico promedio de 11.088 BTU/lb, base boca de mina, con humedad de equilibrio +1 de 2,69%. El contenido promedio de azufre es de 2,85%. La emisión de SO2 en lb/MBTU de 5,16, muestra que estos carbones se encuentran por enci-

Tabla 4.5.4 Mantos de carbón de los bloques situados al norte del Río Timba

Fuente: Ecocarbón, 1996

INGEOMINAS

189

LAS ZONAS CARBONIFERAS

ma de los estándares mundialmente aceptados, 1,2 lb/MBTU, de acuerdo con la EPA. El contenido promedio de cenizas es de 22,38%.y son de tipo bituminosas con valores de índices de fouling de 0,21 y slagging de 0,81. El valor de la relación Base/Ácido es de 0,28.

ción de vapor y calor para el sector eléctrico e industrial.

Las temperaturas de fusión de las cenizas son mayores a 1.335oC. El valor del índice de hinchamiento, entre 4 a 9, muestra la aparente presencia de carbones con aptitudes coquizables, pero tal como se manifestó este comportamiento está asociado a mantos de carbón muy cercanos a diques, que incrementan localmente el rango de los carbones. Los carbones son fundamentalmente térmicos, usados en la genera-

Esta área se encuentra localizada en la parte septentrional del Departamento del Cauca, entre el río Dinde, al norte, y la quebrada Honda, al sur. Tiene una superficie de 80 km2 y se llega, tanto por la carretera que comunica Popayán con Cajibío y El Dinde, como por la que une esta ciudad con El Tambo y Seguengue. Las corrientes de agua principales en el área son el río Dinde, el río Cajibío y la quebrada Honda.

4.5.2.2 Área Carbonífera Río Dinde - Quebrada Honda

Tabla 4.5.5 Mantos de carbón de los bloques situados al sur del Río Timba

Fuente: Ecocarbón, 1996

INGEOMINAS

190

INGEOMINAS

Tabla 4.5.6 Recursos y reservas del Área Carbonífera Yumbo - Asnazú

LAS ZONAS CARBONIFERAS

191

Fuente: Ecocarbón, 1996

INGEOMINAS

Tabla 4.5.7 Características físico químicas por manto de carbón, base como se analiza, del Área Carbonífera Yumbo - Asnazú

LAS ZONAS CARBONIFERAS

192

Sigue página 194

Continúa tabla 4.5.7

Fuente: Minercol, 2003

LAS ZONAS CARBONIFERAS

INGEOMINAS

193

INGEOMINAS

Tabla 4.5.8 Hoja de calidad del Área Carbonífera Yumbo - Asnazú

LAS ZONAS CARBONIFERAS

194

Fuente: Minercol, 2003

LAS ZONAS CARBONIFERAS

En el área afloran rocas de la Formación Volcánica, la cual está suprayacida por sedimentitas del Grupo Cauca, divididas en las formaciones Chimborazo, Guachinte, Ferreira y Esmita. Aquí, sólo se hará una descripción de las unidades portadoras de los carbones, formaciones Guachinte y Ferreira (véase la Figura 4.5.8). La Formación Guachinte descansa, discordantemente, sobre las capas de la Formación Chimborazo y está constituida por 650 m de arenitas medias hasta conglomeráticas de cuarzo, lodolitas con carbones y, nuevamente, por niveles de arenitas de cuarzo. Ha sido subdividida, de abajo hacia arriba, en los siguientes miembros: Miembro La Cima. Yace, discordantemente, sobre las capas de la Formación Chimborazo y está formada por una sucesión de 200 m de espesor de arenitas finas hasta conglomeráticas de cuarzo. Miembro Rampla Inferior. Es una secuencia de 150 m de espesor formada por paquetes de lodolitas, lodolitas arenosas y arenitas de cuarzo con cintas y mantos de carbón con espesores que oscilan entre 0,1 m y 1,5 m. Miembro Rampla Medio. Constituido por una sucesión de arenitas finas hasta medias de cuarzo, interestratificadas con lodolitas y lodolitas ricas en lamelibranquios y gasterópodos. Tiene un espesor de 200 m. Miembro Rampla Superior. Formado por arenitas gruesas hasta finas de cuarzo, conglomerados de cuarzo y chert (5%) con intercalaciones de lodolitas. Su espesor es de 100 m. Formación Ferreira. Es una sucesión de sedimentitas concordantes sobre la Formación Guachinte y discordantes por debajo de la ca-

INGEOMINAS

pas de la Formación Esmita. Se ha dividido en los siguientes miembros: Miembro Suárez. Es una sucesión de conglomerados finos hasta medios y arenitas conglomeráticas de cuarzo, intercalados por estratos de lodolitas carbonosas con cintas y mantos de carbón con espesores que varían entre 0,1 m y 3,8 m. Su espesor se ha calculado en 400 m. Los conglomerados son de cuarzo y chert. Las arenitas son localmente ricas en ostreas. Miembro Cabrera. Es una secuencia formada por intercalaciones de lodolitas y arcillolitas, grises a rojas por alteración. Ha sido erosionado en tiempos pre - Esmita. Rocas intrusivas. Son cuerpos de composición cuarzodiorítica - diorítica, que afectan las sedimentitas arriba descritas, especialmente, sobre la margen derecha del río Cauca. En general, los principales rasgos estructurales del área carbonífera están formados por dos grandes pliegues regionales: El Sinclinal Seguenguito, que es la estructura más continua, con el flanco occidental invertido y cruza longitudinalmente el área carbonífera. El Anticlinal Seguenguito, bien expuesto en el sur y truncado hacia el norte por la Falla Cauca. En cuanto a las dislocaciones, se presentan dos sistemas principales de fallamiento: Sistema norte - noreste, con fallas longitudinales de tipo regional, inversas, con planos de gran ángulo buzantes hacia el occidente; comprende las fallas Cauca, Guadualito, Seguengue y Dinde Sistema noreste - suroeste, con movimiento lateral - izquierdo, comprende las fallas Caimito, El Reinal, Azoque y El Cangrejo.

195

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Figura 4.5.8 Mapa geológico del Área Carbonífera Río Dinde - Quebrada Honda Fuente: Ecocarbón, 1996

INGEOMINAS

196

LAS ZONAS CARBONIFERAS

De acuerdo con la continuidad de los mantos, la complejidad tectónica y los accidentes geomorfológicos se ha considerado dentro de esta área un solo sector, el de Río Dinde - Quebrada Honda, el cual fue dividido en cuatro bloques: Dinde, Guapotón, El Reinal y Seguengue. En la Tabla 4.5.9 se reporta el nombre y espesor de los mantos, su posición estratigráfica de techo a base y su localización en los bloques donde fueron observados.

Recursos y reservas El potencial del Área Carbonífera Río Dinde Quebrada Honda (véase la Tabla 4.5.10), que incluye la suma de los recursos y reservas en

las categorías de medidos, indicados e inferidos, es de 40.725.704 t, de los cuales 18.487.611 t (45,39%) se pueden explotar con la gravedad a favor. El total de las reservas agotadas, hasta 1995, era de 746.376 t (1,83%).

Calidad La Tabla 4.5.11 presenta las características físico químicas, base como se analiza, para seis mantos de carbón. Según la norma ASTM estos carbones se clasifican como bituminosos altos en volátiles A, comúnmente aglomerantes.

Tabla 4.5.9 Mantos de carbón Área Carbonífera Río Dinde - Quebrada Honda

Fuente: Ecocarbón, 1996

INGEOMINAS

197

LAS ZONAS CARBONIFERAS

En la Tabla 4.5.12 se presenta la hoja de calidad para el Área Carbonífera Río Dinde - Quebrada Honda, la cual se realizó a partir de diez muestras. Los valores promedios y límites para cada uno de los parámetros están dados en base boca de mina, HE+1 y dilución de 0,08 m. Los carbones tienen un poder calorífico promedio de 11.138 BTU/lb, con aptitudes térmicas para generar calor y vapor en los sectores industrial

y eléctrico. El contenido de cenizas es de 8,66% a 38,09% y de azufre de 3,09% a 5,25%. Las cenizas, de tipo bituminosas, son poco propensas a formar compuestos corrosivos en las calderas por su bajo contenido de Na2O. El valor de la relación Base/Ácido es de 0,33. Al igual que los carbones del Área Carbonífera Yumbo Asnazú, existen mantos con aptitudes

Tabla 4.5.10 Recursos y reservas del Área Carbonífera Río Dinde - Quebrada Honda

Fuente: Ecocarbón, 1996

Tabla 4.5.11 Características físico químicas por manto de carbón, base como se analiza, del Área Carbonífera Río Dinde - Quebrada Honda

Fuente: Minercol, 2003

INGEOMINAS

198

INGEOMINAS

Tabla 4.5.12 Hoja de calidad del Área Carbonífera Río Dinde - Quebrada Honda

LAS ZONAS CARBONIFERAS

199

Fuente: Ecocarbón, 1998

LAS ZONAS CARBONIFERAS

coquizables en sitios restringidos y relacionados con la presencia de diques andesíticos y basálticos.

4.5.2.3 Área Carbonífera Mosquera - El Hoyo Esta área se localiza hacia el suroeste de la ciudad de Popayán, a una distancia de 75 km, sobre las estribaciones de la Cordillera Occidental. Se extiende desde el municipio de Mosquera. al norte, hasta la quebrada Horamala, al sur, ubicada en la parte meridional de la localidad El Hoyo. Tiene una superficie de 260 km2. Sus vías de comunicación son las carreteras que salen de Popayán a Timbío, donde se desprende un carreteable que conduce hacia Mosquera - El Hoyo; otra vía es la que conduce de Popayán a El Tambo y luego a Mosquera. Igualmente, se llega por la vía Panamericana partiendo de Popayán hasta Piedra Sentada - El Hoyo. Los principales cursos de agua son los ríos Patía, Quilcacé, Timbío, Sucio y la quebrada Horamala. La descripción litoestratigráfica se referirá, exclusivamente, a la unidad carbonífera portadora de los carbones, que para el área corresponde a la Formación Mosquera. Formación Mosquera. Esta unidad está constituida por una alternancia de niveles conglomeráticos, areníticos de cuarzo y lodolíticos, con carbones; la frecuencia mayor o menor de esta sucesión permite dividir la formación en tres conjuntos que, de base a techo, se denominan Inferior, Medio y Superior. Conjunto Inferior. De 200 m de espesor, está constituido por conglomerados de cuarzo y líticos que, en algunos sitios, se comporta como un paquete grueso de arenitas y conglomerados de cuarzo, intercalados con arcillolitas y

INGEOMINAS

lodolitas que incluyen capas de carbón (véase la Figura 4.5.3). Conjunto Medio. Tiene un espesor de 400 m y esta formado por sucesiones de lodolitas y arcillolitas prevalecientes, intercaladas por paquetes de arenitas y conglomerados de cuarzo. En este conjunto se han reconocido y cartografiado cinco niveles, de los cuales tres son productivos de carbón, denominados de base a techo: Nivel Productivo Inferior (NPI), Nivel Loros (NLo), Nivel Productivo Medio (NPM), Nivel Timbío (NTi) y Nivel Productivo Superior (NPS). Conjunto Superior. Constituido por una sucesión de capas gruesas de conglomerados y arenitas cuarzosas y subarcósicas, que prevalecen sobre lodolitas. En el área carbonífera recibe el nombre de Nivel Limoncito. Su espesor es superior a 150 m y, localmente, presenta capas de carbón. Está superpuesto, en un límite discordante, por capas de tobas andesitícas aglomeráticas pertenecientes a la Formación Galeón. Con base en los aspectos estratigráficos y estructurales, el área carbonífera ha sido dividida - por trabajos previos - en cuatro sectores que, de norte a sur, se denominan:

• • • •

Sector Pedregosa - Mosquera Sector Limoncito - Yeguas Sector El Vergel Sector Quilcacé - El Hoyo

Sector Pedregosa - Mosquera El sector cubre un área aproximada de 10 km² y tiene como vía principal de acceso la carretera que de Timbío conduce a La Pedregosa Hacienda Yeguas; otra vía importante es la carretera que parte de Popayán - El Tambo Mosquera. Es un área dentro de la cual las uni-

200

LAS ZONAS CARBONIFERAS

dades geológicas tienen un desarrollo ligeramente serpenteante y se dirigen desde la quebrada San Pablo hasta la Falla La Ensillada, en el suroeste, cruzando el río Sucio y el río Timbío. Los niveles productivos de la Formación Mosquera, presentes en este sector, han sido observados de manera muy preliminar. La estructura principal es un monoclinal, buzante al oriente, que facilita la cartografía de los niveles areníticos que se han tomado como guía. Esta afectado por fallas de tipo transversal, entre las cuales sobresale la Falla Río Sucio. En su parte meridional, se presenta una pequeña estructura anticlinal, cerca de la Falla La Ensillada (véase la Figura 4.5.9). En la Tabla 4.5.13 se indica el nombre, espesor y la posición litoestratigráfica, de techo a base, de los cinco mantos de carbón.

Recursos y reservas Los cálculos de reservas reportados no se efectuaron según parámetros del sistema de clasificación, por tanto, se indican las cifras, pero no se tendrán en cuenta en la sumatoria de los otros sectores que sí fueron calculadas siguiendo las normas. Se ha calculado reservas indicadas, a favor y en contra de la gravedad, del orden de 1.317.372 t y 4.691.994 t en la categoría de reservas inferidas con la gravedad a favor y en contra, respectivamente.

Sector Limoncito - Yeguas Se extiende desde la Falla La Ensillada, al norte, hasta la Falla Yeguas II, (véase Figura 4.5.10). Tiene como límites oriental y occidental, los ríos Timbío y Quilcacé, respectivamente. Cubre un área de 12,5 km². Este sector tiene como vía de acceso el carreteable que parte de Timbío y que conduce a La Pedregosa - Escuela Limoncito Hacienda Yeguas. Otra vía es la carretera que parte del municipio El Tambo en dirección a Mosquera - Puente Nuevo - Hacienda Yeguas. Por el sur se accede a partir de la carretera Piedra Sentada - El Hoyo y el carreteable que conduce a la Hacienda Yeguas. La descripción estratigráfica de la Formación Mosquera, en este sector, se basa en la información cartográfica y la descripción de los núcleos de perforación, adelantados en 1998 (Rodríguez et al., 1999) y en 1994 (Pulido et al.), complementadas por columnas parciales levantadas, tanto en trincheras como en algunas secciones columnares. El sector se caracteriza, estructuralmente, por ser el flanco de un monoclinal buzante hacia el oriente, con algunas fallas transversales que lo afectan. Anticlinales y sinclinales cortos se desarrollan hacia su parte meridional, cerca de la Falla Yeguas, y en la parte más septentrional, cerca de la Falla La Ensillada.

Tabla 4.5.13 Mantos de carbón Sector Pedregosa - Mosquera

Fuente: Pulido et al., 1994

INGEOMINAS

201

LAS ZONAS CARBONIFERAS

En este sector se han identificado nueve mantos de carbón. Sus espesores, nombres y posición litoestratigráfica se reportan en la Tabla 4.5.14.

Sector El Vergel El sector cubre un área de 12,75 km² (véase la Figura 4.5.11). Está limitado, al sur y al este, por el río Quilcacé, al oeste por el río Timbío y, al norte, por el sistema de fallas Bordo - Patía. El Sector El Vergel tiene como vías de acceso la carretera Piedra Sentada - El Hoyo y el carreteable que se dirige, hacia el norte, en dirección a la hacienda Yeguas (localizada a 3 km de El Hoyo). Por el norte, la principal vía es la carretera que parte de el Tambo en dirección sur pasando por Cuatro Esquinas, hasta el sector propiamente dicho. Las labores de campo emprendidas por el Ingeominas y Ecocarbón en 1994, que incluyeron la realización de seis pozos corazonados, han permitido describir la geología de los carbones y la estratigrafía de la Formación Mosquera, dentro del sector El Vergel. Este sector se caracteriza por ser el de mayor complejidad estructural de toda el área

carbonífera; se presentan pliegues anticlinales y sinclinales muy estrechos, como Diablo Colgado y Navarro. Además, se presentan fallas que afectan los mantos, lo cual ha permitido efectuar divisiones del sector en bloques carboníferos, cada uno con condiciones geológicas y topográficas individuales que obligarán, en el caso de una futura explotación, a emplear diferentes métodos de explotación y diferentes accesos a los mantos. En principio, se han establecido 33 capas de carbón que convierten al sector como potencialmente de interés, a pesar de lo anotado anteriormente. Los nombres, espesores y la posición litoestratigráfica, en cada bloque, se reportan de techo a base en la Tabla 4.5.15.

Sector Quilcacé - El Hoyo Se localiza en el extremo sur del área carbonífera. Cubre un área de 8 km². Tiene como vías de acceso la carretera Piedra Sentada - El Hoyo. El límite norte del sector es el río Quilcacé, que forma una barrera natural para toda explotación del carbón. Al occidente, el límite es una línea paralela al río Patía; los límites meridio-

Tabla 4.5.14 Mantos de carbón Sector Limoncito - Yeguas

Fuente: Rodríguez et al., 1999

INGEOMINAS

202

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Figura 4.5.9 Mapa geológico del Sector Pedregosa - Mosquera Fuente: Pulido O. et al., 1994

INGEOMINAS

203

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Figura 4.5.10 Mapa geológico del Sector Limoncito - Yeguas Fuente: Ecocarbón, 1996

INGEOMINAS

204

LAS ZONAS CARBONIFERAS

nal y oriental, prácticamente, corresponden al contacto entre las formaciones Mosquera y Galeón.

Los carbones se encuentran localizados en la Formación Mosquera dentro del Conjunto Medio, en los niveles Productivo Inferior (NPI),

Tabla 4.5.15 Mantos de carbón Sector El Vergel

Fuente: Rodríguez et al., 1999

INGEOMINAS

205

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Figura 4.5.11 Mapa geológico Sector El Vergel Fuente: Ecocarbón, 1996

INGEOMINAS

206

LAS ZONAS CARBONIFERAS

que contiene 11 mantos; el Productivo Medio (NPM), que incluye entre nueve y 14 mantos, y el Nivel Productivo Superior (NPS), con seis mantos (véase la Figura 4.5.12). Este sector se caracteriza por ser parte de un flanco de una estructura monoclinal que buza hacia el oriente, donde se desarrollan anticlinales y sinclinales cortos, especialmente, en su parte más occidental. Las fallas más representativas son conocidas como Paso Patía, Crestagallo, Horamala y GB4. En la Tabla 4.5.16 se reportan 16 mantos de carbón en el Bloque El Hoyo, donde sus espesores, nombres y posición estratigráfica se mencionan de techo a base.

Limoncito - Yeguas, El Vergel y El Hoyo Quilcacé, que representan el total del Área Carbonífera Mosquera - El Hoyo. El potencial calculado como la suma de los recursos y reservas, en las categorías de medidos, indicados, inferidos e hipotéticos, es de 62.019.641 t, de los cuales 20.059.977 t (32,34%) están con la gravedad a favor.

Calidad

Recursos y reservas

Las características físico químicas, en base como se analiza, para 36 mantos de carbón muestreados en el Área Carbonífera MosqueraEl Hoyo, se presentan en la Tabla 4.5.18. Estos carbones varían desde subbituminosos A hasta bituminosos altos en volátiles A, B y C, no aglomerantes.

En la Tabla 4.5.17 se reportan las reservas y recursos totales calculados para los sectores de

En la Tabla 4.5.19 se presenta la hoja de calidad de los carbones correspondientes a los sectores

Tabla 4.5.16 Mantos de carbón Sector Quilcacé - El Hoyo

Fuente: Rodríguez et al., 1999

INGEOMINAS

207

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Figura 4.5.12 Mapa geológico del Sector Quilcacé - El Hoyo Fuente: Ecocarbón, 1996

INGEOMINAS

208

LAS ZONAS CARBONIFERAS

La Pedregosa - Mosquera, Limoncito - Yeguas, El Vergel y Quilcacé - El Hoyo, a partir de 51 muestras analizadas. Los valores promedios, máximos y mínimos de los parámetros de calidad, para los análisis correspondientes, están expresados en base boca de mina, HE+1 y dilución del 5%. Los carbones presentan, en promedio, un poder calorífico de 10.058 BTU/lb, humedad de equilibrio +1 de 8,11%. El contenido promedio de azufre es de 1,42 % y la emisión de SO2 es de 2,83 lb/MBTU. El contenido de ceniza es alto con un valor promedio de 16,30%. Las cenizas, en general, son de tipo bituminosas con valores de los índices de fouling de 0,17 y de slagging de 0,37. El valor de la relación Base/Ácido es de 0,24. El valor del índice de hinchamiento varía de 0 a 4, confirmando el carácter térmico de estos carbones para ser usados en la genera-

ción de vapor y calor para el sector eléctrico e industrial.

4.5.3 MINERÍA Una de las primeras explotaciones de carbón identificadas en esta zona corresponde a la adelantada, desde 1940, por la empresa minera Hulleras de Timba, la cual manejaba varias minas localizadas en el municipio de Jamundí. Las principales minas correspondían a La Uribe, Tortuguero y Cascarillo. Hacia el sur del río Timba mantenían otras bocaminas. En el año de 1956, la empresa Hulleras de Timba vendió sus derechos al Instituto de Fomento Industrial - IFI, quien continuó con los trabajos hasta 1963 cuando cerró las explotaciones, principalmente, por problemas de seguri-

Tabla 4.5.17 Recursos y reservas del Área Carbonífera Mosquera - El Hoyo

Fuente: Rodríguez et al., 1999

INGEOMINAS

209

INGEOMINAS

Tabla 4.5.18 Características físico químicas por manto de carbón, base como se analiza, del Área Carbonífera Mosquera - El Hoyo

LAS ZONAS CARBONIFERAS

210

Sigue página 211

Continúa tabla 4.5.18

Fuente: Minercol, 2003

LAS ZONAS CARBONIFERAS

INGEOMINAS

211

INGEOMINAS

Tabla 4.5.19 Hoja de calidad del Área Carbonífera Mosquera - El Hoyo

LAS ZONAS CARBONIFERAS

212

Fuente: Minercol, 2001

LAS ZONAS CARBONIFERAS

dad. (Diagnóstico Minero del Plan de Morales, La Samaria y Carbonales; Ecocarbón, 1996. Pág. 30 y 31).

Sistema y métodos de explotación El sistema tradicional de explotación ha sido el de minería subterránea, aunque en algunos sectores se alcanzaron a desarrollar pequeñas labores a cielo abierto; estas labores se encuentran abandonadas en la actualidad. Dependiendo del grado de buzamiento y de las condiciones estructurales, los métodos más utilizados en la zona son: El de testeros (escalones invertidos con relleno) para buzamientos mayores de 60° y los de ensanches de tambores, y cámaras y pilares para buzamientos menores a 60°. Teniendo en cuenta el grado de tecnología utilizada y los volúmenes de producción, existen dos tipos de explotaciones en esta zona: Uno corresponde a la minería artesanal, la cual se caracteriza por realizar la operación manualmente, con una producción inferior a las 6.000 t/año, no cuenta con diseño minero, hay ausencia de mecanización, desconocimiento de las reservas, precaria infraestructura, falta de recursos económicos y deficiente comercialización del producto. En estas condiciones, la actividad minera exige grandes esfuerzos de mano de obra que no se reflejan en niveles aceptables de producción e ingresos. Así mismo, el número de mineros por unidad de explotación es muy reducido, no supera las seis personas y, en gran parte, no cumplen con las normas técnicas y de seguridad establecida para estas labores. El porcentaje de las explotaciones identificadas en este nivel asciende al 77%, (Minercol, Regional 3, 2003).

se aplican las mismas herramientas que en la minería artesanal; es común el uso de compresores, perforadoras y martillos neumáticos, locomotoras para el transporte interno del producto, ventiladores para regular el aire de las labores subterráneas y el uso de mano de obra con predominio de esfuerzo físico. Un aspecto importante que reflejan estas explotaciones es la organización técnica y empresarial, y la producción que supera las 12.000 t/año. Las minas más representativas en esta zona por su grado de mecanización y organización empresarial son: El Retiro, La Pagua, El Retorno y El Banco, localizadas al norte de la zona; Río Claro, Las Mercedes y La Yolanda, en la parte central; ubicadas todas en el Departamento del Valle del Cauca.

Estructura de costos La estructura de costos que se presenta en la Tabla 4.5.20, corresponde a promedios establecidos de los reportes de diferentes títulos mineros existentes en la zona, para una explotación medianamente tecnificada y una producción de referencia de 30.000 t/año. (Minercol 2003, Regional Jamundí). La planta de personal es de 52 empleados, entre operarios, técnicos y personal administrativo. El rendimiento promedio en la mina es de 2.0 t/hombre - turno, para una jornada de 24 días/mes. Los costos de mano de obra corresponden al 68.4%; los insumos, como madera, herramientas y explosivos, el 15,8% y la energía el 6%. Esta distribución puede tener comportamientos diferentes de acuerdo con el grado de tecnificación o a condiciones intrínsecas de cada mina.

El otro tipo de explotación lo conforman las minas medianamente mecanizadas, aunque

INGEOMINAS

213

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Producción

Oferta y demanda

La producción en esta zona se mantuvo por encima de las 600.000 t/año, entre 1980 hasta 1995 (UPME, Estadísticas del carbón 1980 - 1996). A partir de 1996, se presenta una disminución considerable llegando a 334.000 t, en el 2002 (incluye Valle del Cauca y Cauca), debido a que gran parte del sector industrial pasó a consumir, como combustible, gas natural en reemplazo del carbón y a la decisión de los consumidores de comprar el carbón a los productores legalizados.

La producción de la zona, a lo largo del tiempo, nunca ha podido cubrir la demanda que en ella se genera, estando siempre la oferta por debajo de la demanda, teniendo que recurrir a la compra del producto en los departamentos de Cundinamarca, Boyacá y Antioquia.

En la Figura 4.5.13 se representa la producción obtenidas entre 1980 al 2002, observándose la variación sufrida durante todo este periodo.

El consumo en los departamentos del Valle y Cauca, durante el año 2002, fue de 1.620.000 t, siendo este 4,8 veces la producción de ese mismo año. La industria del papel se constituye en el subsector de mayor participación en el consumo del carbón, con un 24%, seguido del cemento con el 18% y los alimentos y bebidas con un 15%.

Tabla 4.5.20 Costos de producción Zona Carbonífera Valle del Cauca - Cauca

Fuente: Minercol, 2003

INGEOMINAS

214

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Los subsectores del papel, alimentos y bebidas son también consumidores de carbón para fines de cogeneración, demandando un 34% del total consumido; le sigue el cemento, con un 18%, Otros sectores representados en la industria textil, ladrilleras, metalurgias y generación eléctrica pública, contribuyen con el 9% en la demanda del carbón. La participación de los diferentes subsectores en el consumo de carbón extraído en el departamento se presenta en la Figura 4.5.14.

2003). En la Figura 4.5.15 se presenta la evolución del número de minas en la zona. Desde el punto de vista de titulación minera, a diciembre de 2002 existían 24 explotaciones con título minero, distribuidos de la siguiente manera: Seis contratos de concesión; 11 contratos en áreas de aporte; una licencia de explotación; cinco licencias de exploración y un permiso de explotación. Actualmente, se encuentran en trámite nueve solicitudes que están en proceso de otorgamiento minero (Minercol, reporte Oficina Registro Minero, marzo/03).

Titulación minera De acuerdo con los reportes obtenidos de los censos mineros realizados en el país y a datos estadísticos, se tiene que para el año de 1974 se habían identificado 66 minas; en 1983 se cuantificaron 107 explotaciones carboníferas, encontrándose algunas inactivas. Posteriormente, en el año de 1995, Fundaempresas realiza un diagnóstico de la minería del carbón en los departamentos del Valle del Cauca y Cauca e identifica 176 explotaciones. Ya para el año de 2002, Minercol tenía cuantificadas 148 explotaciones, de las cuales 112 correspondían a labores ilegales (información suministrada por Minercol,

4.5.4 ASPECTOS AMBIENTALES Y SOCIALES Componente ambiental Las alteraciones ambientales ocasionadas por la minería de carbón, dada las características de operación que en su mayoría es artesanal, son similares a las descritas en la Zona Carbonífera Antioquia - Antiguo Caldas, por lo cual sólo se hace referencia a lo correspondiente a los problemas concernientes con el recurso hídrico y suelo.

Figura 4.5.13 Producción histórica de la Zona Carbonífera Valle del Cauca - Cauca Fuente: Minercol, 2003

INGEOMINAS

215

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Teniendo en cuenta que gran parte de la población de las áreas de influencia minera se abastece de agua de las corrientes de la zona, existe posible afectación de la salud humana y, de manera subsecuente, de los recursos hidrobiológicos, debido a la contaminación por los altos contenidos de minerales como hierro, sulfatos y cloruros, y la acidez que se genera en las aguas. Las corrientes que presentan mayor afectación por la actividad minera en el Departamento del Valle del Cauca son: En Yumbo, el río Arroyohondo y las quebradas Velasco, Pedregal y El Encanto; en Cali, los ríos Lilí y

Meléndez, quebradas El Chocho, Los Mangos e Higuerón; en Jamundí, los ríos Jordán y Jamundí, quebradas Honda, Buitrera y Vélez. En el Departamento del Cauca el río Timba; en las localidades El Tambo, Buenos Aires y Suárez, el río Seguenguito y la quebrada La Honda. Con respecto al suelo, mención especial se hace del fenómeno de subsidencia consecuente por la apertura de socavones sin las debidas consideraciones geotécnicas, con sus implicaciones en la formación de depresiones en la superficie del suelo y en la alteración de los sistemas de

Figura 4.5.14 Distribución del consumo, por subsectores económicos en la Zona Carbonífera Valle del Cauca - Cauca Fuente: UPME, 2003

Figura 4.5.15 Número de explotaciones carboníferas en la Zona Valle del Cauca - Cauca, periodo 1974-2002 Fuente: Minercol, 2003

INGEOMINAS

216

LAS ZONAS CARBONIFERAS

drenaje superficial y subterráneo. En la zona y, especialmente, en explotaciones de los sectores de Yumbo y Cali, existen pequeñas minas que han sido abandonadas indiscriminadamente, en las que progresivamente se han ido suprimiendo los pilares de soporte de las labores subterráneas, lo cual ha propiciado el hundimiento de terrenos y el aumento de riesgos para la vida de los mineros. La legislación ambiental vigente, sobre las restricciones establecidas a nivel nacional para el desarrollo de la actividad minera, manifiesta que dentro de esta zona se identifica la comunidad indígena de los Páez, localizados en los municipios de Morales, El Tambo y Buenos Aires, en el Departamento del Cauca. En los dos primeros existen resguardos y en el último, son poseedores de las tierras.

Componente social Por considerarla de importancia se presentan algunos indicativos sociales contenidos en un estudio reciente de Minercol, en el que se destaca que el porcentaje de necesidades básicas insatisfechas, en los municipios carboníferos del Valle del Cauca, están por debajo del promedio nacional (establecidos en un 37,2% para la fecha de las estadísticas), en tanto que los municipios carboníferos del Cauca tienen porcentajes superiores al 50%, que refleja una situación preocupante de la infraestructura básica en esta parte de la zona. Con relación a las condiciones de vida, los municipios carboníferos del Valle presentan condiciones bastante aceptables, con promedios superiores al 70%; en el Cauca, junto con en el índice de necesidades básicas insatisfechas, se muestra una alta incidencia de la pobreza con promedios inferiores al 40%, a nivel municipal y aún más críticos en la parte rural.

INGEOMINAS

La generación de empleos, por parte del sector carbonífero, se ha visto afectada en los últimos años, debido a la disminución de las explotaciones, producto del control que ha venido ejerciendo Minercol sobre las minas ilegales y por problemas de seguridad en muchas de ellas. En Figura 4.5.16 se presenta la tendencia que ha sufrido la generación de empleo en el sector carbonífero, en el Departamento del Valle del Cauca.

4.5.5 POTENCIAL Y PERSPECTIVAS El potencial total de los recursos carboníferos de la Zona Carbonífera Valle del Cauca - Cauca es de 242,47 millones de toneladas, representado por los recursos y reservas en las categorías de medidos, indicados, inferidos e hipotéticos. De ese total, 80.787.839 t (32.5%) se podrán explotar con la gravedad a favor; las reservas agotadas, hasta el año 1995, fueron 33.285.325 t. En cuanto a la calidad, los carbones del Valle del Cauca son predominantemente bituminoso altos en volátiles A, aptos para ser utilizados principalmente en centrales térmicas. Estos carbones se caracterizan, en base boca de mina, por tener un porcentaje alto de cenizas, en promedio del 22,38% y azufre total del 2,85%. Los carbones del Cauca se clasifican, característicamente, como bituminosos altos en volátiles B, con un porcentaje de cenizas del 16,30%, base boca de mina, y azufre total del 1,42%, en la misma base. Las condiciones estratigráficas y estructurales complejas, el bajo espesor de la mayoría de los mantos, la calidad de los mismos, los altos contenido en azufre y cenizas, los costos de minería y el desconocimiento de los yacimientos, especialmente para los localizados al sur del río Guachinte, se han invocado como factores que

217

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Figura 4.5.16 Generación de empleos en la Zona Valle del Cauca - Cauca por la actividad minera Fuente: Minercol, 2003

impiden ampliar la capacidad productora de la zona. Todos estos aspectos han llevado a que en el Valle del Cauca, gran consumidor a nivel nacional, la producción no cubra la demanda y sea un importante importador de carbón desde Cundinamarca, Antioquia y Boyacá. De todas maneras, el potencial existente en la Zona Carbonífera Valle del Cauca - Cauca, garantizan que los recursos son suficientes para los desarrollos carboeléctricos proyectados, Yumbo IV, Termopacífico y Carbosur, así como cualquier otro adicional que se proyecte.

4.5.6 BIBLIOGRAFÍA BALBÍN, W. 1974. Censo del Carbón. Bogotá. DANE. 1990. Censo Nacional Minero 1988. Bogotá. CARBOCOL. 1992. Descripción y Análisis de los Sistemas de Explotación de las minas Guabo y Mercedes. Jamundí. CARBOCOL. 1993. Estudio de Ordenamiento Ambiental de la Zona Minera del Carbón en el Valle del Cauca y Cauca. Cali.

INGEOMINAS

ECOCARBÓN. 1993. Estudio de Ordenamiento Ambiental de la Zona Minera del Carbón en el Valle del Cauca y Cauca, Cali. ECOCARBÓN. 1995a. Sistema de clasificación de recursos y reservas de carbón, Biblioteca de ECOCARBÓN, ECOCARBÓN, Bogotá. ECOCARBÓN. 1995c. El Carbón: Sistema de clasificación, Recursos y Reservas, Biblioteca de ECOCARBÓN, ECOCARBÓN, Bogotá. ECOCARBÓN. 1995f. Normalización de recursos y reservas de carbón en Antioquia, Biblioteca ECOCARBÓN, ECOCARBÓN Bogotá. ECOCARBON. 1995. Programa de Integración de Áreas de Pequeña Minería. Planeamiento Minero Sector Yolanda, corregimiento La Buitrera, Cali. ECOCARBÓN. 1996. Programa de normalización de recursos y reservas en los departamentos del Valle del Cauca y Cauca, Biblioteca de la Regional 3 Jamundí, ECOCARBÓN, Jamundí, Colombia. ECOCARBON. 1996. Valle y Cauca, Jamundí. ECOCARBON. 1996. Plan de Desarrollo del

218

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Subsector Carbón 1997 - 2005. Bogotá. ECOCARBON. 1996. Diagnóstico Minero del Plan de Morales, La Samaria y Carbonales. Jamundí ECOCARBON. 1996. Planeamiento Minero Sector La Codal, corregimiento Puente Vélez. Jamundí. ECOCARBON. 1997. Evaluación y Seguimiento del Plan de Desarrollo del Subsector Carbón. Bogotá D. C. ECOCARBON. 1998. Plan de Desarrollo del Subsector Carbón 1999 - 2010. Bogotá

MINERCOL. 2003. Base de datos sobre calidad del carbón, Biblioteca de MINERCOL, MINERCOL, Bogotá. MINERCOL. 2003. Información estadística Regional 3. Jamundí. MINISTERIO DE AMBIENTE, VIVIENDA Y DESARROLLO TERRITORIAL - MINERCOL. 2000. Guía Ambiental de la Minería subterránea del Carbón. Bogotá D.C. MINISTERIO DE MINAS Y ENERGÍA - MINISTERIO DE AMBIENTE, VIVIENDA Y DESARROLLO TERRITORIAL. 2001. Guía Minero ambiental de Exploración, Explotación, Beneficio y Transformación. Bogotá D. C.

ECOCARBÓN. 1998. Oportunidades de inversión en Colombia en centrales termoeléctricas a carbón, Biblioteca ECOCARBÓN, ECOCARBÓN, Bogotá

PROCARBÓN. 1995. Estudio de factibilidad, proyecto Mina La Honda. Cali. Colombia.

ECOCARBON. 2001. Guía Ambiental de Minería Subterránea de Carbón. Bogotá, D.C.

PULIDO, O.; VERGARA, H. 1983. Geología y recursos de Carbón Área El Tambo - Río Inguito, Departamento del Cauca. Informe 1908, INGEOMINAS, Bogotá.

FUNDAEMPRESAS. 1995. Diagnóstico de la minería del carbón en los departamentos del Valle del Cauca y Cauca. Cali. INGEOMINAS. 2000. Inventario Minero Nacional, Departamento del Valle del Cauca. Bogotá. INGEOMINAS. 2002. Atlas geológico digital de Colombia. Ingeominas, Bogotá. MEJÍA, L, J.; PULIDO, O.; 1993. Regiones y Zonas con Carbón en Colombia, Geología Colombiana, Universidad Nacional de Colombia. Bogotá. MINMINAS, CARBOCOL, 1983.Censo Nacional del Carbón. Bogotá. MINERCOL. 2001. Estadísticas Mineras. Bogotá.

PULIDO, O.; RENZONI, G.; CELADA, C. M.1994. Investigación geológica de superficie complementada con perforaciones en el Área EL Hoyo - Mosquera, Departamento del Cauca. Informe DO40, INGEOMINAS Bogotá. RODRÍGUEZ, G.; CELADA, C. M.; BECERRA, J. E.; ÁLVAREZ, S. I.; GUERRERO, G.; VALDERRAMA, G.; BARAJAS, M. 1999. Recursos y reservas de carbón en los sectores de El Hoyo - Quilcacé, El Vergel y Yeguas - Limoncito, Municipios de El Tambo y Patía, Cauca, Biblioteca INGEOMINAS, INGEOMINAS, Bogotá. UPME, 2003. Estadísticas Minero Energéticas. Bogotá. Colombia.

MINERCOL. 2001. Minería subterránea para la Paz. Plataforma Social de la Minería en Colombia. Bogotá D. C.

INGEOMINAS

219

LAS ZONAS CARBONIFERAS

INGEOMINAS

220

LAS ZONAS CARBONIFERAS

4.6 ZONA CARBONÍFERA HUILA - TOLIMA 4.6.1 4.6.2 4.6.2.1 4.6.2.2 4.6.2.3 4.6.3 4.6.4

GEOLOGÍA GENERAL GEOLOGÍA DE LAS ÁREAS Y LOS SECTORES Área Carbonífera Praga - Planadas Área Carbonífera Tesalia - La Plata Área Carbonífera Colombia - Villa Vieja POTENCIAL Y PERSPECTIVAS BIBLIOGRAFÍA

223 225 225 226 226 228 228

LISTA DE FIGURAS Figura 4.6.1 Figura 4.6.2 Figura 4.6.3

INGEOMINAS

Mapa de localización de la Zona Carbonífera Huila - Tolima Mapa de localización y vías en las áreas de la Zona Carbonífera Huila - Tolima Columnas estratigráficas de Praga y de la Quebrada Yaguaracito

222 224 227

221

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Figura 4.6.1 Mapa de localización de la Zona Carbonífera Huila - Tolima

INGEOMINAS

222

LAS ZONAS CARBONIFERAS

En esta zona no se han realizado, a escala local ni regional, evaluaciones de reservas de carbón. Sin embargo, existen manifestaciones de carbón, estratigráficamente localizadas, en lo que la literatura geológica colombiana ha llamado Formación Caballos. Son afloramientos aislados de carbón en capas de diferente espesor, sobre los cuales se desea atraer la atención porque, por lo menos localmente, podrían constituir una fuente de combustible sólido en una zona donde falta esta materia prima. Ecocarbón, en 1996, hizo una evaluación preliminar sobre un área de 27,5 hectáreas en los alrededores de Praga (Huila), en la cual se comprobó la existencia de mantos de carbón en la Formación Caballos. En el resto de la zona carbonífera se tienen datos derivados de trabajos de cartografía regional y estratigrafía.

Localización, extensión y vías de acceso La Zona Carbonífera Huila - Tolima se extiende en sentido norte - sur (véase la Figura 4.6.1) a lo largo de las estribaciones occidentales de la Cordillera Oriental y de las orientales de la Cordillera Central, desde Guataquí (Cundinamarca) hasta Elías (Huila). En general, la topografía es plana a ondulada; el clima es cálido y seco, sobre todo al norte de Neiva, donde se encuentran zonas erosionadas y cardonales. Tiene un área de 4.390 km2. Sus vías de comunicación son la carretera central que une Ibagué - Neiva, la cual esta trazada sobre ambas orillas del río Magdalena y de la cual se desprenden carreteables que conducen a las diferentes poblaciones citadas y a las áreas carboníferas. De acuerdo con el conocimiento geológico existente sobre los carbones en la Formación Caballos, el factor geográfico y las grandes distancias entre los diferentes afloramientos, la zona

INGEOMINAS

carbonífera ha sido dividida en las siguientes áreas (véase la Figura 4.6.2): Área Carbonífera 601 Praga - Planadas Área Carbonífera 602 Tesalia - La Plata Área Carbonífera 603 Colombia - Villa Vieja

4.6.1 GEOLOGÍA GENERAL La Formación Caballos es una unidad litoestratigráfica de rango formacional que fue definida por Corrigan (1967). Esta definición fue luego revisada por Renzoni, 1994:3, 6 - 17, quien propuso un estratotipo compuesto por ser esta unidad extremadamente variable en cuanto a los conjuntos constituyentes, composición, y características faunísticas y florísticas. Estas diferencias de facies, espesores y edades están definidas por Renzoni, (1994: 27 - 30, figura 14). En general, se trata de una unidad con estratos areníticos de cuarzo, que se alternan con arcillolitas que contienen capas calcáreas, pero sus frecuencias y espesores varían fuertemente según su localización dentro de la cuenca de depósito. En el Valle Superior del Magdalena, la Formación Caballos yace sobre diferentes unidades, que se describen a continuación: Sobre la Formación Yaví, de edad Jurásico superior - Aptiano inferior, en localidades situadas en ambas riberas del Magdalena (Coyaima, Bocas de San Pedro, el Maco, Praga, quebrada Bambucá, pozos Suárez 1 y Raspe 1, quebrada Yaví, Bermejo, quebrada Carpintero, río Venado, Betania) (Renzoni, 1994, figuras 14,15). Aquí las dos formaciones están en contacto mediante superficies erosivas paralelas. Con la Formación Saldaña, de edad Jurásico inferior, en localidades situadas sobre la ribera izquierda del Magdalena (quebrada Calambé,

223

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Figura 4.6.2 Mapa de localización y vías en las áreas de la Zona Carbonífera Huila - Tolima. Fuente: Renzoni, G., 1994

INGEOMINAS

224

LAS ZONAS CARBONIFERAS

pozo Amoyá 1, quebrada Yaguaracito, Itaibe) y hacia el Putumayo (quebrada Yuruyaco), mediante superficies de contacto erosivas que localmente ponen en relieve discordancias. Sobre sedimentitas paleozoicas plegadas durante la orogénesis hercínica (La Legiosa) y sobre metamorfitas pre - paleozoicas y magmatitas, en lugares situados sobre ambas riberas del Magdalena (San Antonio de Calarma, río Mendarco, Planadas, Vegalarga,) y al suroeste en el Macizo de Garzón y en el Putumayo; en todas estas localidades hay siempre, en la base, una inconformidad acompañada de una superficie de erosión.

Tectónica La tectónica del área está caracterizada por fallas regionales de dirección suroeste - noreste; las ubicadas en la margen oriental del río Magdalena tienen plano buzante hacia el oriente y las localizadas en la margen occidental, buzan hacia el occidente. Esta característica permite reconocer el Valle Superior del Magdalena como un gran pop - down, reflejo de las modalidades de apertura de la cuenca homónima. Por esta razón, se verifica que en el centro del Valle Superior, a lo largo del río Magdalena, se presentan las unidades más completas y espesas del lapso Jurásico superior - Cretácico superior, mientras que en los dos lados externos se presentan unidades siempre más jóvenes.

Estratigrafía Esta formación ha sido descrita en sentido noreste - suroeste desde unos pocos kilómetros al sur de Apulo (Cundinamarca) hasta Itaibe, en el Huila meridional. Los afloramientos septentrionales son equivalentes a los de la Formación Naveta, que se considera sinónima con la Formación Caballos y muestran rocas que se depositaron en el Hauteriviano. Esta unidad avanza hacia el suroeste donde muestra que, en cercanías de la quebrada Ocal y de Itaibe, la sedimentación inicia también en el Albiano inferior. Igualmente, en sentido noroeste - sureste, entre San Antonio de Calarma y La Legiosa, la sedimentación es más joven al pasar de la zona central de la cuenca hacia ambos bordes. En efecto, en Praga (Tolima), en el noroeste, la sedimentación se inicia en el Albiano medio, mientra que en el río Mendarco y en La Legiosa, al este, se inicia en el Albiano superior (Renzoni, 1994, figura 15).

INGEOMINAS

4.6.2 GEOLOGÍA DE LAS ÁREAS Y LOS SECTORES La unidad que contien los carbones en la difererentes áreas es la Formación Caballos, sobre la cual se han levantado 11 columnas estratigráficas en donde las equivalencias entre los varios conjuntos internos a la unidad se muestran en el trabajo de Renzoni (1994, figura 14). En lo referente al carbón, se darán a conocer solamente aquellas columnas estratigráficas que muestran capas de carbón.

4.6.2.1 Área Carbonífera Praga - Planadas Se prolonga desde el sur, en la localidad de Praga, corregimiento de Aipe en el Departamento del Huila, hasta el norte de la población de Santiago Pérez en el Departamento del Tolima. En levantamientos realizados en cercanías de Praga, en el kilómetro 49 de la carretera que conduce desde Aipe hasta esa localidad, cerca del techo de la Formación Caballos, se presen-

225

LAS ZONAS CARBONIFERAS

ta una capa, aparentemente lenticular, de 0,60 m de carbón referida al Albiano superior (véase la Figura 4.6.3). Para esta misma localidad, Ecocarbón (1995), en un trabajo exploratorio preliminar realizado sobre una licencia de exploración, reporta una explotación abandonada sobre este manto, con un espesor de 1,20 m. A 500 m, al norte de la anterior explotación, se reporta una secuencia que contiene un manto inferior de carbón de 2,00 m de espesor, separada por cinco metros de lodolitas de otro manto más alto con un espesor de 1,80 m. Por otro lado, en la quebrada El Tigre, se reconoció entre lodolitas un manto de carbón cuyo espesor varía entre 0,5 m y 0,7 m. Como la secuencia esta asociada a una estructura sinclinal pequeña se considera que, solamente, se podría desarrollar un proyecto de menor escala. En la localidad Bocas de San Pedro, sobre el corte de la carretera que conduce de Ataco a Pole, en el Departamento del Tolima, dentro de la Formación Caballos, a 30 m del techo se ve una cinta de carbón y a 15 m sobre la cinta, se observa en un túnel abandonado, una capa de lodolita carbonosa de 2 m de espesor.

Calidad A continuación se presentan las características físico químicas, en base como se analiza, de una muestra tomada en la mina Praga y sin que se haya identificado el manto de carbón correspondiente. Presenta una humedad total de 11,48 %, cenizas 5,91%, materias volátiles 31,26%, carbono fijo 57,10%, poder calorífico 12.798 BTU/lb y azufre total 0,68 %. Se trata de un carbón bituminoso alto en volátiles, con valores relativamente bajos de cenizas y azufre total. Estos parámetros han permitido definir estos carbones como de uso térmico, aptos para la generación de vapor y calor para los sectores eléctrico e industrial.

INGEOMINAS

4.6.2.2 Área Carbonífera Tesalia - La Plata Se encuentra localizada entre los municipios de Tesalia y La Plata, en el Departamento del Huila, en los alrededores de la quebrada Yaguaracito. De acuerdo con el reporte de Renzoni, 1994, sobre una columna levantada, en la quebrada Yaguaracito (véase la Figura 4.6.3), en cercanías de Tesalia, donde el carreteable que proviene de Íquira cruza la quebrada, se observó en la parte media arcillolítica de la Formación Caballos, un manto de carbón de 0,70 m de espesor. Este manto es referido al Albiano inferior a medio y más probablemente al Albiano medio. Desde luego, su posición cronoestratigráfica es muy cercana a la capa de Praga (Renzoni, 1994, figura 14).

4.6.2.3 Área Carbonífera Colombia - Villa Vieja Localizada sobre la margen derecha del río Magdalena, se extiende desde Dolores, en el norte hasta Vegalarga, en el sur. En la primera localidad y en Alpujarra, se reportan varias cintas y capas de carbón entre 0,30 m y 0,50 m de espesor, estratigráficamente colocadas dentro de la Formación Caballos. En el sur, en la columna de Vegalarga, se observó una capa lenticular de carbón. (Renzoni, 1994). Por otra parte, se ha reportado la presencia de capas de carbón en otras localidades, entre las cuales se pueden mencionar las siguientes: En juridicción de los municipios de Tello y Hobo, se reportan capas de carbón con un espesor de 0,50 m cada una, ambas ubicadas estratigráficamente en la Formación Caballos. Más al sur del departamento, en el municipio de Acevedo se menciona la presencia de capas de carbón relacionadas a rocas del Terciario y

226

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Figura 4.6.3 Columnas estratigráficas de Praga y de la Quebrada Yaguaracito Fuente: Renzoni, G., 1994

INGEOMINAS

227

LAS ZONAS CARBONIFERAS

del Cretaceo, con espesores no superiores a 0,30 m. Estos datos, sin embargo, son producto de observaciones muy superficiales (Buitrago, 1976). Este mismo autor reporta que en los alrededores de Aipe se explotó un carbón de 0,50 m de espesor en seis socavones, donde se producían entre 35 t/semana a 5 t/semana, para usos en ladrilleras. Con respecto a los carbones en el Departamento del Tolima, se conocen algunos datos, especialmente, hacia su parte sur en juridicción de los municipios de Icononzo, Cunday y Villa rica, donde se reporta un manto de carbón de 0,70 m de espesor con un contenido de cenizas de 7,8% y carbono fijo de 52,8%. En Ataco se presenta un carbón con un espesor de 0,40 m; un análisis preliminar indica que presenta un poder calorífico de 6.247 cal/g, carbono fijo de 53.7% y cenizas de 3,02% (Buenaventura, 1976), que lo hacen atractivo para dearrollar programas de evaluación y determinar su verdadero potencial.

4.6.3 POTENCIAL Y PERSPECTIVAS Los pocos datos obtenidos muestran que existen capas y mantos de carbón en la Formación Caballos, los cuales vale la pena observar con mayor atención en los alrededores de Praga, Íquira, Tesalia, Aipe, Acevedo y Pole. Con la información existente los mantos podrían explotarse a pequeña escala para el mercado local.

INGEOMINAS

Teniendo en cuenta las manifestaciones de carbón encontradas en el área de Praga - Planadas, no obstante estar referenciada como una estructura sinclinal relativamente pequeña, es conveniente realizar una evaluación geológica que permita definir un mejor conocimiento en cuanto a número de mantos, espesor, continuidad lateral, vertical, calidad, y su verdadero potencial.

4.6.4 BIBLIOGRAFÍA BUENAVENTURA, J., 1976. Ocurrencias minerales en las regiones sur y oriental del Departamento del Tolima. Informe 1694. Ingeominas. Bogotá. BUITRAGO, C., 1976. Ocurrencias minerales en el Departamento del Huila. Parte II.pp 337. Informe 1698. Ingeominas., Bogotá CORRIGAN, H.t., 1967. The geology of upper Magdalena basin, nothern portion. VIII Ann. Field Conf., Col. Soc. Petrol. Geol. And Geoph., reprinted in: Geological Fields Trips Colombia 1959 - 1978, ed.: Geotec. 1980: 221 - 251. ECOCARBÓN. 1995. Memorando interno Gerencia de Planeación. Bogotá. RENZONI, G. 1994. Caballos (Formación), Catálogo de las unidades litoestratigráficas de Colombia, INGEOMINAS, Bogotá.

228

LAS ZONAS CARBONIFERAS

4.7 ZONA CARBONÍFERA CUNDINAMARCA 4.7.1 4.7.2 4.7.2.1 4.7.2.2 4.7.2.3 4.7.2.4 4.7.2.5 4.7.2.6 4.7.2.7 4.7.2.8 4.7.2.9 4.7.2.10 4.7.2.11 4.7.3 4.7.4 4.7.5 4.7.6

GEOLOGÍA GENERAL GEOLOGÍA DE LAS ÁREAS Y LOS SECTORES Área Carbonífera Jerusalén - Guataquí Área Carbonífera Guaduas - Caparrapí Área Carbonífera San Francisco - Subachoque - La Pradera Área Carbonífera Guatavita - Sesquilé - Chocontá Área Carbonífera Tabio - Río Frío - Carmen de Carupa Área Carbonífera Checua - Lenguazaque Área Carbonífera Suesca - Albarracín Área Carbonífera Zipaquirá - Neusa Área Carbonífera Salto de Tequendama - Granada - Usme, no productora Área Carbonífera Páramo de La Bolsa - Machetá Área Carbonífera Chaguaní - Córdoba - Guayabales, no productora MINERÍA ASPECTOS AMBIENTALES Y SOCIALES POTENCIAL Y PERSPECTIVAS BIBLIOGRAFÍA

233 239 239 241 246 251 256 264 271 278 283 286 290 292 296 298 301

LISTA DE FIGURAS Figura Figura Figura Figura Figura Figura Figura

4.7.1 4.7.2 4.7.3 4.7.4 4.7.5 4.7.6 4.7.7

Figura Figura Figura Figura Figura Figura

4.7.8 4.7.9 4.7.10 4.7.11 4.7.12 4.7.13

Figura 4.7.14 Figura 4.7.15 Figura 4.7.16 Figura 4.7.17 Figura 4.7.18 Figura 4.7.19 INGEOMINAS

Mapa de localización de la Zona Carbonífera Cundinamarca Mapa geológico de la Zona Carbonífera Cundinamarca Columnas estratigráficas del Oriente Andino de Colombia Principales rasgos tectónicos en Cundinamarca Mapa geológico del Área Carbonífera Jerusalén - Guataquí Mapa geológico del Área Carbonífera Guaduas - Caparrapí Mapa geológico del Área Carbonífera San Francisco - Subachoque - La Pradera Mapa geológico del Área Carbonífera Guatavita - Sesquilé - Chocontá Mapa geológico del Área Carbonífera Tabio - Río Frío - Carmen de Carupa Mapa geológico del Área Carbonífera Checua - Lenguazaque Mapa geológico del Área Carbonífera Suesca - Albarracín Mapa geológico del Área Carbonífera Zipaquirá - Neusa Mapa geológico del Área Carbonífera Salto de Tequendama - Granada - Usme, no productora Mapa geológico del Área Carbonífera Páramo de La Bolsa - Machetá Mapa geológico del Área Carbonífera Chaguaní - Córdoba - Guayabales, no productora Comportamiento de la producción de carbón Zona Carbonífera Cundinamarca Distribución del consumo de carbón por sectores económicos en la Zona Carbonífera Cundinamarca Número de explotaciones carboníferas en Cundinamarca Generación de empleos directos Zona Carbonífera Cundinamarca

232 235 236 238 240 245 249 254 260 269 281 287 290 291 294 297 298 299 300 229

LAS ZONAS CARBONIFERAS

LISTA DE TABLAS Tabla Tabla Tabla Tabla Tabla Tabla Tabla Tabla

4.7.1 4.7.2 4.7.3 4.7.4 4.7.5 4.7.6 4.7.7 4.7.8

Tabla 4.7.9 Tabla 4.7.10 Tabla 4.7.11 Tabla Tabla Tabla Tabla

4.7.12 4.7.13 4.7.14 4.7.15

Tabla 4.7.16 Tabla 4.7.17 Tabla 4.7.18 Tabla 4.7.19 Tabla 4.7.20 Tabla 4.7.21 Tabla 4.7.22 Tabla 4.7.23 Tabla 4.7.24 Tabla 4.7.25 Tabla 4.7.26 Tabla 4.7.27 Tabla 4.7.28 Tabla Tabla Tabla Tabla Tabla

4.7.29 4.7.30 4.7.31 4.7.32 4.7.33

INGEOMINAS

Cambios de facies en la Zona Carbonífera Cundimarca Mantos de carbón Área Carbonífera Jerusalén - Guataquí Recursos y reservas básicas del Área Carbonífera Jerusalén - Guataquí Características físico químicas por manto de carbón, base como se analiza, Área Carbonífera Jerusalén - Guataquí Mantos de carbón del Sector Caparrapí Mantos de carbón Sector Guaduas Recursos y reservas del Área Carbonífera Guaduas - Caparrapí Características fisico químicas por manto, base como se analiza, Área Carbonífera Guaduas - Caparrapí Mantos de carbón Sector Flanco Occidental Mantos de carbón Sector Flanco Oriental Recursos y reservas del Área Carbonífera San Francisco - Subachoque - La Pradera Mantos de carbón Sector Suesca - Chocontá Mantos de carbón Sector Guatavita Recursos y reservas del Área Carbonífera Guatavita - Sesquilé - Chocontá Características físico químicas por manto de carbón, base como se analiza, del Área Carbonífera Guatavita - Sesquilé - Chocontá Mantos de carbón Sector Carmen de Carupa Características físico químicas por manto de carbón, base como se analiza, del Sector Carmen de Carupa Hoja de calidad del Sector Carmen de Carupa Mantos de carbón Sector Tabio - Río Frío Características físico químicas por manto de carbón, base como se analiza, del Sector Tabio - Río Frío Hoja de calidad del Sector Tabio - Río Frío Recursos y reservas del Área Carbonífera Tabio - Río Frío - Carmen de Carupa Mantos de carbón Sector Cogua - Sutatausa - Guachetá Mantos de carbón Sector Cogua - Sutatausa - Guachetá Características físico químicas por manto de carbón, base como se analiza, del Sector Cogua - Sutatausa - Guachetá Hoja de calidad del Sector Cogua - Sutatausa - Guachetá Mantos de carbón Sector Lenguazaque - Cucunubá - Nemocón Características físico químicas por manto de carbón, base como se analiza, del Sector Lenguazaque - Cucunubá - Nemocón Hoja de calidad del Sector Lenguazaque - Cucunubá - Nemocón Recursos y reservas del Área Carbonífera Checua - Lenguazaque Mantos de carbón Área Carbonífera Suesca - Albarracín Recursos y reservas del Área Carbonífera Suesca - Albarracín Características físico químicas por manto de carbón, base como se analiza, del Área Carbonífera Suesca - Albarracín - Proyecto Tibita

237 241 242 242 244 245 247 248 250 251 253 255 256 257 258 261 262 263 265 266 267 268 270 272 273 274 275 276 279 280 282 283 284

230

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Tabla Tabla Tabla Tabla

4.7.34 4.7.35 4.7.36 4.7.37

Tabla 4.7.38 Tabla 4.7.39

INGEOMINAS

Hoja de calidad del Área Carbonífera Suesca - Albarracín - Proyecto Tibita Mantos de carbón Sector Embalse del Neusa - Vereda Lagunitas Recursos más reservas del Área Carbonífera Zipaquirá - Neusa Características físico químicas por manto de carbón, base como se analiza, del Área Carbonífera Zipaquirá - Neusa Características físico químicas por manto de carbón, base como se analiza, del Área Carbonífera Páramo de la Bolsa - Machetá Costos de producción Zona Carbonífera Cundinamarca

285 287 288 289 293 296

231

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Figura 4.7.1 Mapa de localización de la Zona Carbonífera Cundinamarca

INGEOMINAS

232

LAS ZONAS CARBONIFERAS

La Zona Carbonífera Cundinamarca está definida por la extensión de los afloramientos y los subafloramientos de la Formación Guaduas y de las unidades litoestratigráficas equivalentes que contienen el carbón, y está confinada dentro de los límites de este departamento (Véase la Figura 4.7.1).

a lo largo de toda su trayectoria que, bajo diferentes denominaciones, ha estado dedicado durante un siglo a la geología básica y aplicada en el territorio nacional.

En Cundinamarca, se han identificado las siguientes áreas:

La Zona Carbonífera Cundinamarca está localizada en el centro del país, sobre la Cordillera Oriental. El Departamento de Cundinamarca tiene una superficie de 24.210 Km2 y limita al norte con el Departamento de Boyacá, al oriente y sur con los departamentos de Meta y Huila, y al occidente con los departamentos de Tolima y Caldas.

Área Carbonífera 701 Guaduas - Caparrapí Área Carbonífera 702 Jerusalén - Guataquí Área Carbonífera 703 San Francisco Subachoque - La Pradera Área Carbonífera 704 Guatavita - Sesquilé Chocontá Área Carbonífera 705 Tabio - Río Frío - Carmen de Carupa Área Carbonífera 706 Checua - Lenguazaque Área Carbonífera 707 Suesca - Albarracín Área Carbonífera 708 Zipaquirá - Neusa Área Carbonífera 709 Salto - Granada - Usme, no productora Área Carbonífera 710 Páramo de la Bolsa Machetá Área Carbonífera 711 Chaguaní - Córdoba Guayabales, no productora Con el fin de presentar una visión cuantitativa del recurso carbonífero de Cundinamarca y de las perspectivas para su explotación futura, se toma como base los trabajos que fueron realizados para ese fin, durante los años de 1997 y 1998 para Ecocarbón, por Fajardo et al., y los programas de caracterización que adelantaron Carbocol, Ecocarbón, Minercol e Ingeominas, entre los años 1993 y 2003. Además, este trabajo se ha podido llevar a cabo gracias también a todos los mapas geológicos a escalas 1:100.000, 1:250.000 y 1:500.000 y de los estudios estratigráficos y petrográficos que Ingeominas ha venido realizando sobre la zona

INGEOMINAS

Localización, extensión y vías de acceso

La zona está cruzada por el ferrocarril y por las principales carreteras del país que llegan a Bogotá desde Medellín, Neiva, Villavicencio y Tunja y por otras más que comunican la capital con las áreas antes mencionadas y numerosas vías de penetración.

Aspectos físicos En el Departamento de Cundinamarca se distinguen tres grandes conjuntos: Al occidente, una faja angosta de tierras bajas correspondientes a los valles del río Magdalena y de algunos de sus afluentes, los ríos Bogotá, Sumapaz y Negro; al centro, la extensa zona montañosa de la Cordillera Oriental, que cubre la mayor parte del departamento, en la mitad de la cual se encuentra el Altiplano de la Sabana de Bogotá y sus cuencas aledañas; y al oriente el Piedemonte Llanero, de topografía suave.

4.7.1 GEOLOGÍA GENERAL A finales del Cretácico y al inicio del Cenozoico, en la parte de la Cordillera Oriental que va del

233

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Huila - Tolima hasta Santander, las unidades litoestratigráficas carboníferas (formaciones Guaduas, Umir, La Seca y Arcillas del Limbo) ocupan un área que se extiende desde la región de Guataquí - Caparrapí en Cundinamarca hasta Jericó en la parte septentrional de Boyacá, y hasta Lebrija en Santander (véase la Figura 4.7.2). Estas unidades, si bien se conservan sobre vastas superficies, presentan a nivel regional profundas diferencias de facies y de espesores que son la consecuencia, no sólo de su posición marginal o en el seno de la cuenca, sino también de los movimientos tectónicos dentro de la misma.

Estratigrafía En su gran mayoría, los carbones de Cundinamarca y Boyacá están dentro de la Formación Guaduas. La definición, válida y aún actual de esta unidad, se debe a Hubach (1957) quien la coloca entre la Arenisca Tierna del Guadalupe Superior y la Arenisca del Cacho. Ese autor reconoce en la unidad tres conjuntos arcillolíticos separados por dos areníticos (La Guía y La Lajosa). En el trabajo de Van der Hammen de ese mismo año, se presenta la estratigrafía de las unidades circundantes a la Sabana de Bogotá. Para la parte central de la Cordillera Oriental de Colombia se dan 11 columnas que se refieren a la gran área comprendida entre Usme (Cundinamarca) y El Morro (Casanare), que se muestran en la Figura 4.7.3 y dan la visión del desarrollo de los carbones en Cundinamarca y hacia el noreste. A partir de Silvania (véase la Figura 4.7.2) sobre la carretera que conduce de Bogotá a Girardot, en dirección al oeste y al suroeste, la Formación Guaduas empieza a sufrir cambios de facies. Se vuelve la unidad de lodolitas rojas prevalecientes, que De Porta llama Formación Seca y que así describe: «Encima de la Forma-

INGEOMINAS

ción Cimarrona se encuentra la Formación Seca, de lutitas rojas prevalecientes (De Porta, 1966:111, figura 21) sobre arenitas arcósicas, que en conjunto tiene un espesor de 250 m a 300 m”. Ahora bien, De Porta añade que en la quebrada Acuatá, en un pozo colocado en la parte inferior de la Formación Seca y claramente encima de la Formación La Tabla, aparecen 100 m de lutitas grisáceas (con restos de Ostreas y foraminíferos), en cuya parte alta ocurre una capa de carbón. Cambios de facies similares afectan, al sur y sureste de Bogotá, las unidades que han sido nombradas Formación Guaduas y Formación Seca (véanse la Figura 4.7.2). Allí se desarrollan extensos afloramientos de estas unidades sobre tres directrices principales: La primera a lo largo del Valle del río Tunjuelito (Julivert, M., 1963:85 - 88, figuras 1,2) hasta llegar a orillas del río Blanco, afluente del río Guayuriba, en cercanías de Nazareth; la segunda, en las cumbres que desde Bosa llegan hasta Granada, casi en los límites con el Tolima, pasando por Sibaté y Pasca; y la tercera, contorneando los valles de los ríos Subia, La Lejía y Sumapaz, al cruzar por las localidades del Salto del Tequendama, Subia, Silvania, San Bernardo y Cabrera hasta llegar a los límites con el Tolima (Acosta y Ulloa, 1997; Caicedo et al., 2002:33 - 36, 53, figura 10). Más adelante se mostrará que estas unidades, que contienen carbones explotables en otros lugares presentan, en estas tres directrices, sólo contados lugares con capas de carbón aprovechables. En conclusión, en toda la Cuenca del Valle Superior del Magdalena, la Formación Seca está constituida únicamente por lodolitas rojas con intercalaciones de arenitas arcósicas y no contiene carbones. Esta situación se mantiene, también, en el sur del Departamento de Cundinamarca a lo largo de los valles de los ríos Subia, La Lejía y San Juan.

234

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Figura 4.7.2 Mapa geológico de la Zona Carbonífera Cundinamarca (Modificado pos Acosta & Ulloa, 1997)

INGEOMINAS

235

INGEOMINAS Fuente: Van der Hammen, Th., 1957

LAS ZONAS CARBONIFERAS

236

Figura 4.7.3 Columnas estratigráficas del Oriente Andino de Colombia

LAS ZONAS CARBONIFERAS

En la Cuenca de Cundinamarca que, por lo que a carbones se refiere, se inicia en la región de Jerusalén en donde la Formación Seca empieza a contener, en la parte inferior, lodolitas negras con carbones que se desarrollan en facies más similares a las de la Formación Guaduas, siempre que se va hacia el noreste. Hacia el norte de Jerusalén, al sur de Caparrapí, la facies de lodolitas rojas cambia a lutitas gris verdosas y negras carboníferas, para luego cambiar, junto con la Formación Córdoba subyacente, a la facies arcillolítica y lodolítica negra, con carbones de la Formación Umir (Acosta y Ulloa, 2002:29). En la Tabla 4.7.1 se resumen los cambios de facies y de nomenclatura arriba señalados que se encontrará mientras se pasa de un área carbonífera a otra, dentro de la Zona Carbonífera Cundinamarca.

Tectónica La Figura 4.7.4 muestra los grandes rasgos estructurales ocurrentes en Cundinamarca, tomada del trabajo de Acosta y Ulloa (2002: 66 - 71, figura 8). Estos rasgos estructurales, en resumen, son: La Falla Cambrás, que marca el límite de la parte cordillerana del occidente del departamento con la llanura que bordea el río Magdalena, es

una falla de cabalgamiento de dirección sur norte a nornoreste y vergencia hacia el noroeste, que superpone las rocas del Cretácico superior y del Paleógeno sobre las rocas del Neógeno que yacen sobre la ribera derecha del río Magdalena. La Falla Bituima - La Salina es una falla de cabalgamiento, de dirección sursuroeste nornoreste y vergencia hacia el noroeste. Es una dislocación de gran envergadura que se extiende desde el río Magdalena hasta los alrededores de Bucaramanga, bien al norte de los límites septentrionales de Cundinamarca. El límite occidental del bloque de la Sabana de Bogotá, marcado por el prominente escarpe conformado por las rocas del Grupo Guadalupe, coincide con un sistema de fallas de cabalgamiento, entre las cuales sobresale la Falla Fusagasugá, que han ocasionado el despegue, hacia el noroccidente, de la secuencia arenítica del Grupo Guadalupe sobre las arcillolíticas de las unidades subyacentes. La Falla Servitá (o Santa María, según Acosta y Ulloa, 1997) es una falla de cabalgamiento de vergencia noreste, que superpone rocas paleozoicas encima de las cretácicas y cenozoicas. Entre esta falla y la Falla Guaicaramo ocurren unidades que se han defi-

Tabla 4.7.1 Cambios de facies en la Zona Carbonífera Cundimarca

Fuente: Modificado de De Porta, J,. 1966 y Acosta C., & Ulloa, C., 1997

INGEOMINAS

237

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Figura 4.7.4 Principales rasgos tectónicos en Cundinamarca (Modificado por Acosta & Ulloa, 1997)

INGEOMINAS

238

LAS ZONAS CARBONIFERAS

nido del Borde Llanero, caracterizadas por unidades similares a las anteriores, pero con espesores más reducidos y deformadas por largos anticlinales y sinclinales.

dad que se une a Bogotá por carretera asfaltada de 132 km. Una vía de 45 kilómetros une a Girardot con Tocaima y Jerusalén. Otros carreteables unen a Jerusalén con las veredas.

La Falla Servitá es, también, una paleofalla por cuanto limita fuertes espesores de la secuencia que se inicia en el Jurásico inferior y en el Cretácico inferior, en su labio occidental; con una secuencia de espesor muy reducido y que se inicia, aproximadamente, en el Valanginiano, en su labio oriental. Por otro lado, también la Falla Guaicaramo es una paleofalla; los datos provenientes de la sísmica y de las perforaciones petroleras muestran, en su labio oriental, una secuencia delgada que se inicia en el Albiano superior hasta el Maastrichtiano.

Se hará una breve descripción de las unidades de roca portadoras de carbón que, en este caso, es la Formación Seca. Sin embargo, según De Porta, ocurre una capa de carbón también en la Formación La Tabla a 30 m - 40 m de la base de ella. Se cree que se trata de la misma capa que Fajardo et al. 1997, colocan en una parte muy baja de la Formación Seca.

4.7.2 GEOLOGÍA DE LAS ÁREAS Y LOS SECTORES La Zona Carbonífera Cundinamarca ha sido dividida en áreas y sectores carboníferos donde, según el caso, se describirá la estratigrafía de la Formación Seca o Guaduas; hay que tener en cuenta que cada una de estas divisiones están, a menudo, muy distantes las unas de las otras y que van a requerir, en el futuro, métodos de explotación independientes y desarrollos de infraestructura individuales, debido a las condiciones geológicas y topográficas existentes.

4.7.2.1 Área Carbonífera Jerusalén Guataquí Se localiza al suroeste del Departamento de Cundinamarca (véase la Figura 4.7.5), en las estribaciones occidentales de la Cordillera Oriental en el Valle Medio del Magdalena. El área estudiada tiene una superficie de 20 km2 y dista 33 kilómetros al norte de Girardot, ciu-

INGEOMINAS

Formación Seca. Está constituida por 250 m a 300 m de lodolitas rojas, dentro de los cuales 100 m son lutitas grises oscuras que en su parte alta contienen una capa de carbón, que estuvo en explotación. Según Fajardo et al 1997:10, esta unidad contiene carbones entre Jerusalén y Tocaima, al norte de Guaduas y al occidente de Caparrapí. Entre Jerusalén y la quebrada Quipilera, estos últimos autores han reconocido y cartografiado dos mantos de carbón y una cinta cerca de la base de la formación. Las secuencias de estas unidades están deformadas en anticlinales y sinclinales, y dislocadas por fallas. Debido a la extensión de los afloramientos de la Formación Seca y la situación estructural diferente, se reconoce en el área un solo sector, el de Jerusalén - Guataquí con dos bloques denominados: San José al norte y La Buitrera al sur (véase la Figura 4.7.5). En la Tabla 4.7.2 se dan los nombres y espesores de los mantos, su localización en el bloque, de techo a base, y en la unidad litoestratigráfica donde fueron observados.

239

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Recursos y reservas El potencial de esta área (véase la Tabla 4.7.3) es de 16.065.898 t,que incluyen los recursos y reservas en las categorías de medidos, indicados, inferidos e hipotéticos. De este total, 1.906.697 t (11,86%) se pueden extraer con la gravedad a favor. En esta área no hay reservas agotadas, aunque se estuvo explotando una

capa en la vereda Victoria desde 1910 hasta 1920, según relatos de los lugareños.

Calidad Las características físico químicas, base como se analiza, para los carbones del Área Carbonífera Jerusalén - Guataquí (véase la Ta-

Figura 4.7.5 Mapa geológico del Área Carbonífera Jerusalén - Guataquí (Modificado por Acosta & Ulloa, 1997)

INGEOMINAS

240

LAS ZONAS CARBONIFERAS

bla 4.7.4), están dadas a partir del análisis de dos muestras, una por manto de carbón (Veta Chica y Grande), por lo que es recomendable tomar los datos consignados en esta tabla como un referente. Son carbones bituminosos altos en volátiles, para uso térmico, no aglomerantes (IH = 0), bajos en cenizas y en azufre, lo que los hace ambiental y económicamente interesantes para un eventual mercado local. En general, son carbones óptimos para la generación de vapor, cuyos parámetros de calidad se ajustan dentro de los valores límites exigidos internacionalmente.

4.7.2.2 Área Carbonífera Guaduas Caparrapí Se localiza al noroeste de Bogotá, en las estribaciones occidentales de la Cordillera Oriental, entre los municipios de Caparrapí, al norte, y Guaduas, al sur. Tiene una superficie de 185 km². La autopista Bogotá - Medellín y las carreteras Guaduas - Guaduero - Caparrapí son las vías principales de acceso; de ellas se desprenden varios carreteables que conducen a los afloramientos de carbón y a algunos sitios de explotación artesanal. A lo largo del Valle del río Negro pasa el ferrocarril del Nordeste. Las corrientes hidrográficas más importantes, en el área, son el río Magdalena y el río Negro.

En el área afloran las rocas de las formaciones Córdoba y Seca, esta última portadora de los carbones. Formación Seca (Kts). Hacia la base está formada por una capa de conglomerado de gránulos de cuarzo seguida, en su parte inferior y media, de arcillolitas grises y amarillentas con intercalaciones de limolitas y arenitas de cuarzo grises; en la parte media de esta secuencia ocurren capas de lodolitas y dos mantos de carbón, Manto 1 y Manto 2. El Manto 1 ha sido explotado localmente; el Manto 2 no ha sido explotado. Desde el punto de vista estructural, se distinguen el Sinclinal San Pedro, al norte, y el Sinclinal Guaduero, al sur. Teniendo en cuenta las principales estructuras geológicas del área y la continuidad de los mantos de carbón en la Formación Seca, se ha considerado individualizar en ella dos sectores: el primero, correspondiente al Sinclinal San Pedro, al norte, y el segundo, al flanco oriental del Sinclinal Guaduero, al sur; se han denominado, respectivamente, Sector Caparrapí y Sector Guaduas (véase la Figura 4.7.6).

Tabla 4.7.2 Mantos de carbón Área Carbonífera Jerusalén - Guataquí

Fuente: Fajardo et al., 1998

INGEOMINAS

241

INGEOMINAS

Tabla 4.7.3. Recursos y reservas básicas del Área Carbonífera Jerusalén - Guataquí

LAS ZONAS CARBONIFERAS

242

Nota: M=Carbón para uso metalúrgico T= Carbón para uso térmico Fuente: Fajardo et al., 1998

INGEOMINAS

Tabla 4.7.4 Características físico químicas por manto de carbón, base como se analiza, Área Carbonífera Jerusalén - Guataquí

LAS ZONAS CARBONIFERAS

243

Fuente: Minercol, 2003

LAS ZONAS CARBONIFERAS

mantos se presentan de techo a base.

Sector de Caparrapí

Recursos y reservas

Se localiza en el Sinclinal San Pedro, al nornoroeste de Caparrapí, en el sitio denominado Loma El Alterón. El área tiene una superficie de 35 km2.

El potencial en el Área Carbonífera Guaduas Caparrapí es de 61.719.335 t (véase la Tabla 4.7.7), que incluyen los recursos y reservas en las categorías de medidos, indicados, inferidos e hipotéticos; de los cuales 32.396.904 t (52,49%), se pueden explotar con la gravedad a favor. Dentro de esta área, en el sector de Caparrapí, 12.766.088 t (20,68%) son carbones para uso metalúrgico y el restante térmico, en el sector de Guaduas; aquí no existen reservas agotadas.

Se llega al sector por la vía que de Caparrapí conduce a las localidades de San Carlos y Córdoba. Este sector hace parte del sinclinal ya nombrado, en cuyo núcleo se ha reconocido el Bloque Alterón, donde esta el nivel con los carbones. En la Tabla 4.7.5 se dan algunos datos de interés sobre los mantos encontrados en el sinclinal, presentados de techo a base.

Sector Guaduas Se localiza en el flanco oriental del Sinclinal Guaduero, al sur - suroeste de Caparrapí y al noreste de Guaduas (véase la Figura 4.7.6); tiene una superficie de 150 km2. Allí se llega mediante la vía que conduce de Guaduas a Guaduero y, luego, a Caparrapí. Los carbones están ubicados en los niveles medios y superior de la Formación Seca. En Guaduero este sector es bisectado por el río Negro, que sirve como límite natural para establecer los dos bloques denominados Guaduero Norte y Guaduero Sur. En la Tabla 4.7.6 se dan algunos datos sobre los mantos encontrados en estos dos bloques; los

Calidad En la Tabla 4.7.8 se presentan las características físico químicas por manto, en base como se analiza. Igualmente, se reporta la calidad promedio y el promedio ponderado y los valores máximos y mínimos de los parámetros de calidad considerados, para los carbones del Área Carbonífera Guaduas - Caparrapí. La evaluación de la calidad está dada para dos mantos, M1 y M2, a partir de diez muestras. El rango de los carbones varía, según norma ASTM, entre bituminoso altos en volátiles B a bituminoso medio y bajo volátil. En general, son carbones con contenidos de humedad residual entre 0,78% y 9,88%, cenizas entre 2,53% y 15,92%, azufre total entre 0,41% y 0,96%, materia volátil entre 17,17% y 26,47%. El poder calorífico varía entre 10.528 BTU/lb y 15.286 BTU/lb; el índice de hinchamiento varía entre 0 y 9.

Tabla 4.7.5 Mantos de carbón del Sector Caparrapí

Fuente: Fajardo et al., 1998

INGEOMINAS

244

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Figura 4.7.6 Mapa geológico del Área Carbonífera Guaduas - Caparrapí (Modificado por Acosta & Ulloa, 1997)

Tabla 4.7.6 Mantos de carbón Sector Guaduas

Fuente: Fajardo et al., 1998

INGEOMINAS

245

LAS ZONAS CARBONIFERAS

4.7.2.3 Área Carbonífera San Francisco Subachoque - La Pradera El área tiene una superficie aproximada de 395 km2. Se localiza en el centro del país dentro de la Cordillera Oriental, en la parte noroccidental de la Sabana de Bogotá (véase la figura 4.7.7). Son sus principales vías de acceso la carretera Bogotá - El Rosal - Subachoque - La Pradera y la carretera Zipaquirá - Tabio - Subachoque; la parte meridional del área tiene acceso a la autopista Bogotá - Medellín. El río Subachoque es el cauce de agua principal. En la extensión geográfica de esta área afloran rocas del Grupo Guadalupe y de la Formación Guaduas, portadora de los carbones. Formación Guaduas. No obstante que Hubach (1957:99 - 100, columnas estratigráficas) haya reconocido cinco conjuntos en esta unidad, Fajardo et al., 1997, prefieren dividir la Formación Guaduas, de esta área, en dos conjuntos: El más bajo, Guaduas Inferior, va desde el techo de la Arenisca Tierna de Hubach, hasta la Arenisca La Lajosa y está constituido por arcillolitas, lodolitas y contiene hasta diez mantos de carbón. El más alto, Guaduas Superior, va desde la base de la Arenisca La Lajosa, hasta la base de la Formación Cacho y está constituido por arcillolitas abigarradas verdosas a rojizas y moradas, y por arenitas de cuarzo y feldespatos; según estos autores, contiene escasas y delgadas capas de carbón. Dentro de esta área, la unidad está deformada y dislocada de noreste a suroeste, en el Sinclinal Subachoque, el Anticlinal Canadá y por otras numerosas estructuras y fallas de menor envergadura. Quedan excluidos de esta área carbonífera los afloramientos cercanos de la Formación Guaduas, en Zipacón y en el Sinclinal San Rafael, al norte de Facatativa. Teniendo en cuenta la principal estructura

INGEOMINAS

geológica que corresponde al Sinclinal Subachoque, la continuidad de los niveles carboníferos de la Formación Guaduas se ha individualizado en dos sectores: El primero, llamado Flanco Occidental, que corresponde a la casi totalidad del área carbonífera y el segundo sector, llamado Flanco Oriental (véase la Figura 4.7.7).

Sector Flanco Occidental El sector occidental ocupa una extensión de 270 km², dentro de la cual se hallan las localidades de Subachoque y El Rosal. Tiene una red densa de vías de penetración que se comunica con la Autopista Bogotá - Alto del Vino - Medellín, con la carretera El Rosal - Subachoque - La Pradera y con la carretera que conduce de Zipaquirá a la Pradera. La Formación Guaduas ha sido dividida, para efectos de la evaluación económica, en dos niveles: El Nivel Inferior, con diez mantos de carbón y el Nivel Superior, sin mantos de carbón. De acuerdo con la continuidad de los mantos de carbón, el sector se dividió de norte a sur en los bloques denominados: Canadá W, El Higuerón, Pisoteo, Tobal, Casa Blanca, El Tablazo - La Ilusión, La Laja y Alto del Vino. En la Tabla 4.7.9 se presentan los mantos del sector, su espesor, las características y la localización, dentro del Nivel Inferior de la Formación Guaduas; la información se refiere de techo a base dentro de un determinado bloque.

Sector Flanco Oriental Ocupa una extensión de 125 km², dentro de los cuales se encuentra la localidad de La Pradera. Las principales vías de acceso son la carretera Bogotá - El Rosal - Subachoque - La Pradera y

246

INGEOMINAS

Tabla 4.7.7. Recursos y reservas del Área Carbonífera Guaduas - Caparrapí

LAS ZONAS CARBONIFERAS

247

Nota: M=Carbón para uso metalúrgico T= Carbón para uso térmico Fuente: Fajardo et al., 1998

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Tabla 4.7.8. Características fisico químicas por manto, base como se analiza, Área Carbonífera Guaduas - Caparrapí

Fuente: Minercol, 2003

INGEOMINAS

248

LAS ZONAS CARBONIFERAS

la carretera Bogotá - Tabio - Subachoque. Estratigráficamente, la secuencia con mantos de carbón del sector se encuentra en el Nivel Inferior de la Formación Guaduas. Este flanco se encuentra afectado por fallas longitudinales y transversales. De acuerdo con la continuidad de los mantos de carbón y las características tectónicas

del área, el sector se dividió en seis bloques denominados: Bloques Canadá, El Diamante, Socorro, Hoya Honda, Santa Rosa y Subachoque. En la Tabla 4.7.10 se presentan los mantos de carbón, de techo a base, con su nombre, espesor, características y localización en un determinado bloque.

Figura 4.7.7 Mapa geológico del Área Carbonífera San Francisco - Subachoque - La Pradera (Modificado por Acosta & Ulloa, 1997)

INGEOMINAS

249

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Recursos y reservas El potencial del Área Carbonífera San Francisco - Subachoque - La Pradera es de 126.926.186 t (véase la Tabla 4.7.11), que incluye los recursos y reservas de carbón en las categorías de medidos, indicados, inferidos e hipotéticos; de ese total, 60.202.948 t (47.43%) con la gravedad a favor (el 66% de los cuales son carbones térmicos y el 34% restante son carbones metalúrgicos). Las reservas agotadas, hasta el año de

1998, suman 1.634.808 t; escasas con respecto a la potencialidad de este yacimiento. Es necesario aclarar que las reservas agotadas se calculan antes de evaluar los recursos y las reservas.

Calidad En esta área no está disponible una base de datos de calidad que nos permita obtener una evaluación de las características individuales de

Tabla 4.7.9 Mantos de carbón Sector Flanco Occidental

Fuente: Fajardo et al., 1998

INGEOMINAS

250

LAS ZONAS CARBONIFERAS

cada manto de carbón. Sólo se cuenta con información que permite concluir que existe una tendencia de mayor cantidad de carbones térmicos que coquizables. Los datos reportados, en base como se analiza, muestran que estos carbones presentan un carbono fijo entre 54,8% - 69,9%, cenizas entre 3,3% - 14,4%, azufre total entre 0,4% - 1,4%, poder calorífico de 7.900 cal/ gr (base húmeda libre de materia mineral) e índice de hinchamiento entre 6 - 9. Estos carbo-

nes se clasifican, según la norma ASTM, como bituminosos altos en volátiles A y medios volátiles. (Pulido, O., et al., 1999).

4.7.2.4 Área Carbonífera Guatavita Sesquilé - Chocontá Se localiza al noreste de Bogotá y tiene una superficie de 320 km², dentro de la cual, o en su

Tabla 4.7.10 Mantos de carbón Sector Flanco Oriental

Fuente: Fajardo et al., 1998

INGEOMINAS

251

LAS ZONAS CARBONIFERAS

cercanía, se hallan las localidades de Guatavita, Sesquilé, Suesca y Chocontá. La Carretera Central del Norte, que une Bogotá con Tunja, es la vía de acceso principal; a la altura de Sesquilé se desprende un ramal hacia el noroeste hasta Suesca y otro al sureste, hasta Guatavita. A las mismas localidades se accede por otros carreteables. El río Bogotá es el cauce principal en el área; existen, además, los cuerpos de agua que forman el Embalse de Tominé y el Embalse del Sisga. En la Figura 4.7.8 se dan los límites geográficos y geológicos del área. En el área afloran rocas del Grupo Guadalupe y de la Formación Guaduas. En ella también se reconocen, con facilidad, la Formación Arenisca Tierna, límite inferior y la Formación Cacho, límite superior de la Formación Guaduas que contiene los carbones. Aquí no se ha podido realizar una división de esta formación, porque muchas partes se encuentran cubiertas por suelos gruesos, vegetación y depósitos recientes. Las estructuras principales son los sinclinales Sesquilé y Sisga y los anticlinales Sopó - Sesquilé y Guatavita. Teniendo en cuenta la distribución geográfica de las principales estructuras del área y la ubicación de los niveles carboníferos, se han delimitado dos sectores denominados: Suesca Chocontá y Guatavita. El límite entre los dos sectores se ha trazado a lo largo de la coordenada X = 1.050.000, que pasa por Sesquilé.

y carreteables sin pavimentar que comunican con los distintos frentes de explotación. Las unidades de este sector, con mantos de carbón, se localizan dentro de la Formación Guaduas; esta unidad, a lo largo del sector, se encuentra cubierta por depósitos recientes. Estructuralmente, el sector hace parte del flanco occidental del Sinclinal Sesquilé, el cual esta afectado por fallas longitudinales y transversales. De acuerdo con la continuidad de la secuencia carbonífera, este sector ha sido dividido, de norte a sur, en tres bloques denominados: Bloques Manaca, Santa Rosita y San Vicente. La Tabla 4.7.12 muestra los mantos de techo a base, con su nombre, espesor, características y localización en un determinado bloque. En este Sector todos los carbones pertenecen a la formación Guaduas.

Sector Guatavita Este sector ha sido definido desde la coordenada plana X = 1.050.000, que pasa por Sesquilé, hacia el sur, hasta un poco al norte de la localidad de Guasca. La superficie del sector es de 200 km². Al sector se llega por la Carretera Central del Norte pavimentada y llana y, luego, por las carreteras municipales y los numerosos carreteables de penetración (véase la Figura 4.7.8).

Sector Suesca - Chocontá Este sector corresponde a la parte norte del Área Carbonífera Guatavita - Sesquilé - Chocontá y se localiza a 65 km al noreste de la ciudad de Bogotá. Ocupa una extensión aproximada de 120 km2, dentro de la cual se encuentran las localidades de Suesca, al occidente y Chocontá, al noreste. Al sector se llega por la Carretera Central del Norte, existen, además, carreteras

INGEOMINAS

Los mantos de carbón en este sector se localizan dentro de la Formación Guaduas, la cual no se ha diferenciado, debido a que se encuentra cubierta por depósitos recientes. Estructuralmente, este sector ocupa el Sinclinal Sesquilé, que se encuentra perturbado por fallas longitudinales y transversales que afecta la continuidad de la secuencia carbonífera. El sec-

252

INGEOMINAS

Tabla 4.7.11 Recursos y reservas del Área Carbonífera San Francisco - Subachoque - La Pradera

LAS ZONAS CARBONIFERAS

253

Nota: M=Carbón para uso metalúrgico T= Carbón para uso térmico Fuente: Fajardo et al., 1998

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Figura 4.7.8 Mapa geológico del Área Carbonífera Guatavita - Sesquilé - Chocontá (Modificado por Acosta & Ulloa, 1997)

INGEOMINAS

254

LAS ZONAS CARBONIFERAS

tor ha sido dividido en los bloques carboníferos de Bellavista y El Choche. En la Tabla 4.7.13 se muestran los mantos del sector, de techo a base, con su nombre, espesor, características y localización por bloque.

gorías de medidos, indicados, inferidos e hipotéticos, es de 203.329.021 t; el 21% de las cuales, 43.228.782 t, están con la gravedad a favor. El total de las reservas agotadas, hasta el año 1998, era de 15.280.812 t.

Calidad Recursos y reservas El potencial del Área Carbonífera Guatavita Sesquilé - Chocontá ( véase la Tabla 4.7.14), calculadas como recursos y reservas, en las cate-

La evaluación de la calidad para esta área está dada a partir del análisis de tres muestras, una por manto de carbón (Azul, Veta Chica 2 y Grande), presentada en la Tabla 4.7.15. Los va-

Tabla 4.7.12 Mantos de carbón Sector Suesca - Chocontá

Fuente: Fajardo et al., 1998

INGEOMINAS

255

LAS ZONAS CARBONIFERAS

lores están reportados en base como se analiza. Son carbones bituminosos altos en volátiles C y A, no aglomerantes, para uso térmico, con un índice de hinchamiento entre 1 y 2, cenizas entre 6,07% - 16,77%, azufre entre 0,78% - 1,00%, humedad residual entre 1,73% - 2,28%, materia volátil entre 33,80% - 36,33%, poder calorífico entre 11.866 - 13.687 BTU/lb e índice de molienda entre 49 - 52, lo que los hace relativamente duros. Presentan una temperatura de fusión inicial bastante alta, mayores a 1.530°C, lo que los hace adecuados para su utilización en calderas de fondo seco.

4.7.2.5 Área Carbonífera Tabio - Río Frío Carmen de Carupa Se encuentra localizada entre los municipios de Zipaquirá, Tausa, Cogua, Pacho, Tabio, y Carmen de Carupa. Tiene una superficie de, aproximadamente, 358 km2. Las principales vías de comunicación son las carreteras que unen los Municipios de Ubaté - Tausa - San Cayetano, Zipaquirá - Pacho y Zipaquirá - Cajicá, desde las cuales se desprenden varios carreteables que conducen a los diferentes sitios de explotación

minera. En la Figura 4.7.9 se dan los límites geográficos y geológicos del área. En el área afloran rocas del Cretáceo superior representadas por la Formación Conejo y el Grupo Guadalupe. Rocas del Paleógeno que incluyen la Formación Guaduas, portadora de los carbones; además, las formaciones Cacho, Bogotá y depósitos cuaternarios aluviales y coluviales. Las estructuras geológicas predominantes en el área son los sinclinales Río Frío y Carupa; seguidas en importancia por el Anticlinal Zipaquirá, afectados por la Falla Carupa. Teniendo en cuenta la información geológica del área como estructuras, continuidad lateral de los mantos, así como los principales sitios de explotación minera, el área fue dividida para su evaluación en dos sectores denominados: Sector Carmen de Carupa y Sector Tabio - Río Frío. Los carbones de estos sectores presentan rangos diferentes, razón por la cual se hará un tratamiento de la calidad por sector; se incluye la base de datos de calidad del Área Carbonífera Tabio - Río Frío - Carmen de Carupa.

Tabla 4.7.13 Mantos de carbón Sector Guatavita

Fuente: Fajardo et al., 1998

INGEOMINAS

256

INGEOMINAS

Tabla 4.7.14 Recursos y reservas del Área Carbonífera Guatavita - Sesquilé - Chocontá

LAS ZONAS CARBONIFERAS

257

Nota: T= Carbón para uso térmico Fuente: Fajardo et al., 1998

INGEOMINAS

Tabla 4.7.15 Características físico químicas por manto de carbón, base como se analiza, del Área Carbonífera Guatavita - Sesquilé - Chocontá

LAS ZONAS CARBONIFERAS

258

Fuente: Minercol, 2003

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Sector Carmen de Carupa Está localizado al nororiente del área y ocupa una superficie de 60 km2. La principal vía de comunicación con este sector la constituye la carretera Ubaté - Tausa - San Cayetano, de la cual se desprenden varios carreteables que conducen a los diferentes sitios de explotación. En este sector, la Formación Guaduas - que conforma parte del Sinclinal Carupa - ha sido dividida en cinco niveles que, de base a techo, se han denominado como: Ktg1, Ktg2, Ktg3, Ktg4 y Ktg5. A continuación, se hará una descripción de los niveles portadores de carbón en este sector, los niveles Ktg2 y Ktg3. La estructura principal es el Sinclinal Carupa. Nivel Ktg2. Está compuesto por capas de arenitas cuarzosas de color blanco y gris claro, interestratifícadas con arcillolitas grises oscuras, cintas y mantos de carbón. Tiene un espesor entre 200 m y 250 m. En este nivel se han identificado hasta ocho mantos de carbón, de los cuales únicamente se explotan los mantos Siete Bancos y La Ciscuda. Nivel Ktg3. Alcanza un espesor entre 280 m y 300 m, y está constituido por arcillolitas laminadas grises a oscuras, intercaladas con limolitas, arenitas y mantos de carbón. En este nivel se han identificado dos mantos de carbón, los cuales no han sido tenidos en cuenta para la evaluación del potencial, debido a que no existe información suficiente. La estructura principal es el Sinclinal Carupa, pliegue pequeño y con dirección N45°E. Se encuentra afectado por fallas longitudinales y de desplazamiento de rumbo; el flanco occidental presenta, hacia el sur, inversiones. De acuerdo con la continuidad de los mantos, en el sector se ha considerado un bloque denominado Carmen de Carupa.

INGEOMINAS

En la Tabla 4.7.16, se presentan los mantos de los niveles Ktg2 y Ktg3 de la formación Guaduas en el Sector de Carmen de Carupa, de techo a base. Se conoce de la existencia de carbones en jurisdicción del municipio de Villa Gómez, el cual está ubicado al suroeste del Carmen de Carupa. Aparentemente, se encuentran localizados en rocas del Cretáceo; la información sobre la geología de estos carbones no está disponible.

Calidad Las características físico químicas, en base como se analiza, para los carbones del Sector Carmen de Carupa (véase la Tabla 4.7.17), permite clasificarlos, según la norma ASTM como bituminosos altos en volátiles A a bituminoso medio y bajo volátil, comúnmente aglomerantes. En esta tabla, de un total de 14 muestras tomadas y analizadas, solamente para cinco se identificó el manto correspondiente, Manto La Grande, Manto 4, Manto 2 y La Chica. Los carbones presentan un poder calorífico promedio de 13.041 BTU/lb, base boca de mina, con humedad de equilibrio + 2 promedio de 3,42%. El contenido promedio de azufre es de 1,53%; la emisión de SO2 en libras/M BTU es de 2,34, valor muy por encima de 1,2, límite máximo aceptado por la Agencia Americana para la Protección del Medio Ambiente, EPA. El contenido promedio de ceniza es de 12.67%; en general, son de tipo bituminosas con valores de índices de fouling de 0,14 y slagging de 0,19. El valor del índice de molienda entre 44 y 137, se encuentra por encima de los límites permisibles para no producir problemas en cuanto a la eficiencia de la trituración de los carbones en los molinos.

259

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Los carbones metalúrgicos presentan un índice de hinchamiento que varía entre 6 y 9, una dilatación máxima que varía entre 128% y 133% y una reflectancia de la vitrinita entre 1,01 y 1,04 (véase la Tabla 4.7.18.). Con el análisis de la información anterior, se puede concluir que estos carbones son óptimos

para ser utilizados en la producción de coque para la fabricación de acero y en los procesos de carboquímica. El contenido promedio de fósforo en las cenizas es de 0,88%, valor relativamente alto, lo que puede generar cierta inestabilidad del coque producido y disminuir, potencialmente, la calidad del acero.

Figura 4.7.9 Mapa geológico del Área Carbonífera Tabio - Río Frío - Carmen de Carupa (Modificado de Acosta & Ulloa, 1997)

INGEOMINAS

260

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Dentro de este nivel se han identificado tres mantos de carbón.

Sector Tabio - Río Frío Se encuentra localizado dentro de la jurisdicción de los municipios de Cogua, Tausa, Zipaquirá y Pacho. Ocupa una superficie aproximada de 298 km2. Las principales vías de acceso a este sector son las carreteras Zipaquirá - Pacho y Ubaté - Tausa - San Cayetano, de las cuales se desprenden carreteables que conducen a los diferentes sitios de explotación. En el sector afloran los cinco niveles descritos por Nigrinis et al., (1973), para la Formación Guaduas; aquí, únicamente, nos referiremos a los niveles Ktg2 y Ktg3, por ser los portadores de mantos de carbón de interés económico. Nivel Ktg2. El flanco occidental tiene un espesor variable entre 180 m y 200 m. Se compone, principalmente, de arenitas arcillolitas, limolitas, cintas y mantos de carbón. Dentro de este nivel se han identificado hasta ocho mantos de carbón. El flanco oriental, con un espesor variable entre 180 m y 250 m, se compone de arenitas intercaladas con niveles de arcillolitas, limolitas, cintas y mantos de carbón.

Nivel Ktg3. El flanco occidental presenta un espesor variable entre 200 m y 300 m y en este nivel se han identificado tres mantos de carbón. El flanco oriental presenta un espesor promedio de 220 m. Consta, principalmente, de arcillolitas laminadas grises oscuras, intercaladas con limolitas. Dentro del nivel oriental se han identificado tres mantos de carbón. La principal estructura del sector la constituye el Sinclinal Río Frío, que es una estructura ligeramente asimétrica de amplitud variable entre uno y ocho kilómetros, con dirección predominante de N10ºE. La estructura se encuentra, ampliamente, dislocada por la presencia de numerosas fallas longitudinales de cabalgamiento y de desplazamiento de rumbo. De acuerdo con la estratigrafía, tectónica y continuidad de los mantos el sector se ha dividido en los siguientes bloques: Páramo de Guerrero, Falla Peña Los Corrales - Sabaneque, Santuario - Falla Peña de Los Corrales y Santa Helena - Hierbabuena.

Tabla 4.7.16 Mantos de carbón Sector Carmen de Carupa

Fuente: Fajardo et al., 1998

INGEOMINAS

261

LAS ZONAS CARBONIFERAS

En la Tabla 4.7.19 se presentan todos los mantos del sector, con su nombre, espesor, características, y localización en un determinado bloque, de techo a base, dentro de los niveles Ktg2 y Ktg3 de la Formación Guaduas.

una humedad de equilibrio +2 entre 3,14 y 7,34%. El contenido de azufre varía entre 0,39% - 1,95% y la emisión de SO2 en lb/MBTU es de 1,39. El contenido promedio de ceniza es de 9,76%. Las cenizas, en general, son de tipo bituminosas con índices de fouling de 0,09 y slagging de 0,09.

Calidad La Tabla 4.7.20 presenta las características físico químicas, base como se analiza, para ocho mantos de carbón del Sector Tabio - Río Frío. Estos carbones varían desde bituminosos altos en volátiles A, bituminosos medio y bajo volátil hasta semiantracíticos. La hoja de calidad para el Sector Tabio - Río Frío (véase la Tabla 4.7.21) se realizó a partir de trece muestras. En esta tabla se observan los valores promedios y límites para cada uno de los parámetros de calidad, considerados en base boca de mina, HE+2 y dilución de 0,02 m. Los carbones presentan un poder calorífico que varía entre 11.567 BTU/lb y 14.091 BTU/lb, con

El valor máximo del índice de molienda es de 133; por el contrario, el valor mínimo encontrado es 33, que está por debajo del límite mínimo permitido (39). El índice de hinchamiento varía entre 4,5 y 9, la dilatación máxima entre 4% y 99% y la reflectancia de la vitrinita entre 1,04 y 2,48, lo que nos muestra la presencia de carbones con propiedades plásticas y características favorables para la coquización; por otro lado, valores de rango mayor a los anteriores parámetros nos indican la presencia de carbones especiales, semiantracita. El contenido promedio de fósforo en las cenizas es de 1,31%, valor relativamente alto (se considera que carbones con valores de fósforo 1075oC). El índice de molienda máximo es de 157, con un valor mínimo de 43. El índice de hinchamiento varía entre 3,5 y 9, la dilatación máxima es de 348% y la reflectancia de la vitrinita varía entre 0,55 y 2,71, lo que confirma la presencia de carbones con propiedades plásticas y características favorables para la coquización. El contenido promedio de fósforo en las cenizas es de 0,66%, valor relativamente alto, lo que puede disminuir la calidad del acero producido.

Sector Lenguazaque - Cucunubá Nemocón Este sector corresponde al flanco oriental del Sinclinal Checua - Lenguazaque, localizado entre la quebrada Honda, al norte, límite departamental entre Boyacá y Cundinamarca y el Cerro El Perico, al sur, cerca de la cabecera municipal de Nemocón. Comprende los municipios de Lenguazaque, al norte; Cucunubá y Suesca, al centro y Nemocón, al sur. Estratigráficamente, los carbones de este sector se encuentran localizados en los niveles Ktg2 y Ktg3 de la Formación Guaduas.

Tabla 4.7.22. Recursos y reservas del Área Carbonífera Tabio - Río Frío - Carmen de Carupa

Fuente: Fajardo et al., 1998

INGEOMINAS

268

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Figura 4.7.10 Mapa geológico del Área Carbonífera Checua - Lenguazaque (Modificado de Acosta & Ulloa, 1997)

INGEOMINAS

269

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Nivel Ktg2. Denominado, también, Arenisca La Guía. Está compuesto por arenitas cuarzosas de grano fino a medio, bien seleccionadas, contactos netos y plano paralelos. Las arenitas se presentan intercaladas con arcillolitas grises, finamente estratificadas y localmente laminadas. Tiene un espesor entre 200 m y 350 m. En este nivel se han localizado hasta nueve mantos de carbón, aunque algunos de ellos presentan reducciones a través del rumbo que los hacen económicamente no explotables.

Nivel Ktg3. Está conformado, en su mayor parte, por arcillolitas grises claras laminadas y, ocasionalmente, carbonosas con restos de materia vegetal, separadas por un conjunto arcillolítico potente. En este sector el nivel tiene espesores entre 160 m y 300 m. Aquí se han localizado hasta tres mantos de carbón. Estructuralmente, este sector hace parte del flanco oriental del Sinclinal Checua Lenguazaque, el cual se encuentra parcialmente invertido en algunos de sus tramos.

Tabla 4.7.23 Mantos de carbón Sector Cogua - Sutatausa - Guachetá

Fuente: Fajardo et al., 1997

INGEOMINAS

270

LAS ZONAS CARBONIFERAS

En la Tabla 4.7.27 se presentan los mantos, de techo a base, de los niveles Ktg2 y Ktg3, indicándose nombre, espesor, características y localización en un determinado bloque.

Calidad En la Tabla 4.7.28 se presenta las características físico químicas, en base como se analiza, para 12 mantos de carbón presentes en los niveles Ktg2 y Ktg3. Estos carbones se han clasificados entre bituminosos altos en volátiles A a bituminosos medio volátil, aglomerantes, con características para producir coque en mezclas. La hoja de calidad para el Sector Lenguazaque - Cucunubá - Nemocón (véase la Tabla 4.7.29), se realizó a partir de 45 muestras. En esta tabla se observan los valores promedios y límites para cada uno de los parámetros de calidad considerados en base boca de mina, HE+2 y dilución de 0,02 m. Los carbones presentan un poder calorífico entre 10.845 BTU/lb - 13.798 BTU/lb, con humedad de equilibrio +2 entre 3,18% y 5,96%. El contenido promedio de azufre es de 1,06% y la emisión de SO2 en lb/MBTU es 1,52. El contenido promedio de ceniza es de 10,66%; las cenizas, en general ,son de tipo bituminosas con índices de fouling de 0,03 y slagging de 0,08. Las temperaturas de fusión de las cenizas con valores mayores 1.567oC indican que los carbones son adecuados para utilización en calderas de fondo seco. El valor del índice de hinchamiento varía entre 0,5 y 9, la dilatación máxima varía entre 28% y 289% y la reflectancia de la vitrinita varía entre 0,50 y 1,04, lo que indica la presencia de carbones, principalmente, para uso térmico y algunos mantos con propiedades plásticas para la producción de coque en mezclas.

INGEOMINAS

Recursos y reservas Un análisis de las cifras muestra que el potencial para el Área Carbonífera Checua Lenguazaque (véase la Tabla 4.7.30), que incluye los recursos y reservas en las categorías de medidos, indicados, inferidos e hipotéticos, es de 712.798.214 t; de este total, 379.454.633 t (53.23%), se podrán explotar con la gravedad a favor. El total de reservas agotadas hasta 1998 era de 51.472.954 t.

4.7.2.7 Área Carbonífera Suesca Albarracín El área se extiende en los departamentos de Cundinamarca y Boyacá. En la parte del Departamento de Cundinamarca, a la cual se hará referencia, se localiza en los municipios de Lenguazaque, Villapinzón, Cucunubá y Suesca. Tiene una superficie aproximada de 310 km2. Las principales vías de acceso al área son las carreteras Bogotá - Zipaquirá - Ubaté Chiquiquirá, la Central del Norte, que une a Bogotá con Tunja, y Briceño - Zipaquirá, de las cuales se desprenden otras vías que comunican con los municipios de Lenguazaque, Cucunubá y Suesca, todas pavimentadas; de estos municipios se desprenden carreteables sin pavimentar, que sirven de acceso a las minas de carbón y a las diferentes veredas formando una red vial adecuada. En el área afloran rocas del Cretáceo superior representadas por las formaciones Conejo, Arenisca Dura, Plaeners, Arenisca de Labor y Tierna y del Paleógeno, representadas por las formaciones Guaduas (portadora de los carbones), Cacho y Bogotá; las cuales están cubiertas, discordantemente, por depósitos aluviales y coluviales del Cuaternario.

271

LAS ZONAS CARBONIFERAS

De acuerdo con la estructura geológica principal del área, el Sinclinal Suesca - Albarracín de dirección nornoreste - sursuroeste y la continuidad de los niveles carboníferos Ktg2 y Ktg3 de

la Formación Guaduas, se consideró dentro del Departamento de Cundinamarca un solo sector denominado Briceño - Suesca Ventaquemada (véase la Figura 4.7.11).

Tabla 4.7.24 Mantos de carbón Sector Cogua - Sutatausa - Guachetá

Fuente: Fajardo et al., 1997

INGEOMINAS

272

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Aquí sólo se hará una descripción más detallada de los niveles portadores del carbón, Ktg2 y Ktg3 de la Formación Guaduas. Nivel Ktg2. Denominado Arenisca de la Guía, es el nivel más importante desde el punto de vista económico, presenta hasta seis mantos de carbón, está constituido por arenitas de grano fino a medio, redondeadas a subredondeadas y buena selección. Las arenitas se presentan intercaladas con arcillolitas grises finamente estratificadas y localmente laminadas. Debido a la existencia de gruesos depósitos cuaternarios y a la presencia de fuertes dislocaciones, muchas veces este nivel desaparece en superficie y no se puede diferenciar del nivel Ktg3, hacia la parte central y sur del área, tiene un espesor de 300 m. Nivel Ktg3. Comprendido entre el último nivel de areniscas de La Guía y la base de la primera Árenisca de La Lajosa, está formado en su mayor parte por arcillolitas grises claras laminadas, ocasionalmente carbonosas con restos de materia vegetal, separadas por un conjunto arcillolítico potente; este nivel tiene un espesor promedio de 300 m, y presenta hasta siete mantos de carbón.

De acuerdo con las condiciones geológicas del área, se ha dividido el sector en cinco bloques que se han denominado como: Tibita, Rhur Crucero flanco occidental, Rhur - Crucero flanco oriental, Cuaya - Sueca y Arenal - Montañita. En la Tabla 4.7.31 se muestran todos los mantos del área, de techo a base, con su nombre, espesor, características y localización en un determinado bloque.

Recursos y reservas El potencial del área (véase la Tabla 4.7.32) que incluye los recursos y reservas en las categorías de medidos, indicados, inferidos e hipotéticos es de 189.542.599 t. De este total, 87.329.681 t (46,07%) se pueden explotar con la gravedad a favor. Las reservas agotadas hasta el año 1998 eran de 3.011.366 t.

Calidad Las características físico químicas, en base como se analiza, para los carbones del Área Carbonífera Suesca - Albarracín, están dadas a partir de muestras obtenidas de pozos

Tabla 4.7.25 Características físico químicas por manto de carbón, base como se analiza, del Sector Cogua - Sutatausa - Guachetá

Fuente: Minercol, 2003

INGEOMINAS

273

INGEOMINAS

Tabla 4.7.26. Hoja de calidad del Sector Cogua - Sutatausa - Guachetá

LAS ZONAS CARBONIFERAS

274

Fuente: Ecocarbón, 1998

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Tabla 4.7.27 Mantos de carbón Sector Lenguazaque - Cucunubá - Nemocón

Fuente: Fajardo et al., 1997

INGEOMINAS

275

INGEOMINAS

Tabla 4.7.28 Características físico químicas por manto de carbón, base como se analiza, del Sector Lenguazaque - Cucunubá - Nemocón

LAS ZONAS CARBONIFERAS

276

Sigue página 277

Continúa tabla 4.7.28

Fuente: Minercol, 2003

LAS ZONAS CARBONIFERAS

INGEOMINAS

277

LAS ZONAS CARBONIFERAS

corazonados, practicado en el Proyecto Tibita (Carbocol, 1985). En total se muestrearon 13 mantos de carbón entre los niveles Ktg2 y Ktg3. Estos carbones se clasificaron, principalmente, como bituminosos altos en volátiles A, algunos bituminosos altos en volátiles B y C, comúnmente aglomerantes, que en mezclas podrían producir coque (véase la Tabla 4.7.33). La evaluación de la calidad para el Área Carbonífera Suesca - Albarracín, Proyecto Tibita, (véase la Tabla 4.7.34), se realizó a partir de 49 muestras. En la tabla se observan los valores promedios y límites para cada uno de los parámetros de calidad considerados en base boca de mina, HE+2 y dilución de 3%. Los carbones presentan un poder calorífico entre 10.867 BTU/lb y 13.535 BTU/lb, con humedad de equilibrio +2 de 2,60% a 6,30%. El contenido promedio de azufre es de 0,69% y la emisión de SO2 en lb/MBTU es de 1,09. El contenido promedio de ceniza es de 10,43%; las cenizas, en general, son de tipo bituminosas con valores de índices de fouling de 0,02 y slagging de 0,06. Las temperaturas de fusión de las cenizas presentan valores mayores a 1429oC, lo que indica que los carbones son adecuados para utilización en calderas de fondo seco. El valor máximo del índice de molienda es de 64. El valor del índice de hinchamiento varía entre 1 y 6,5, indicando la presencia de carbones, principalmente, para uso térmico, pero que en mezclas podrían producir coque.

4.7.2.8 Área Carbonífera Zipaquirá - Neusa Se encuentra localizada entre los municipios de Zipaquirá, Cogua y Tausa, con una extensión aproximada de 135 km2. Las principales vías de acceso al área son las carreteras: Zipaquirá-

INGEOMINAS

Ubaté-San Cayetano y Zipaquirá - Cogua Embalse del Neusa, de las cuales se desprenden varios carreteables que conducen a los sitios de explotación minera. En el área afloran rocas pertenecientes a las formaciones Conejo, Arenisca Tierna, Guaduas, Bogotá y Cacho, las cuales están cubiertas, discordantemente, por depósitos cuaternarios aluviales y coluviales. La estructura principal es el Sinclinal Neusa, dentro del cual se encuentra la Formación Guaduas, portadora de los mantos de carbón de interés económico. Dichos mantos se encuentran localizados en los niveles Ktg2 y Ktg3. De acuerdo con la estructura principal el Sinclinal Neusa y la continuidad de los niveles carboníferos Ktg2 y Ktg3, se dividió el área en dos sectores: Zipaquirá - Embalse del Neusa y Embalse del Neusa - Vereda Lagunitas (Tausa) (véase la Figura 4.7.12).

Sector Zipaquirá - Embalse del Neusa El sector se encuentra limitado, al sur, por el municipio de Zipaquirá y, al norte, por la parte sur del Embalse de Neusa; al occidente, por el Anticlinal Zipaquirá y al oriente, por el Sinclinal Checua - Lenguazaque. Ocupa una superficie aproximada de 70 km2. En el sector la estructura principal es la parte sur del Sinclinal Neusa, cuyo flanco occidental se encuentra invertido y está afectado por varias fallas transversales y longitudinales. Debido a la gran cobertura cuaternaria y a la ausencia de afloramientos, en algunas partes del sector es difícil realizar la división de la Formación Guaduas en los niveles establecidos por Nigrinis et al., 1975, por lo tanto, no se hará ninguna diferenciación. En este sector, la For-

278

INGEOMINAS

Tabla 4.7.29 Hoja de calidad del Sector Lenguazaque - Cucunubá - Nemocón

LAS ZONAS CARBONIFERAS

279

Fuente: Minercol, 2001

LAS ZONAS CARBONIFERAS

mación Guaduas está constituida por arenitas, lutítas y mantos de carbón. En el flanco occidental del Sinclinal Neusa se localiza la mina El Paraíso, en la cual se han identificado tres mantos de carbón económicamente explotables conocidos, de base a techo, como Veta Grande, Dos y Uno, con un espesor promedio - para cada manto - de 1 m.

Sector Embalse del Neusa - Vereda Lagunitas Se localiza en la parte norte del Sinclinal Neusa y ocupa una superficie de 65 km2. Se encuentra limitado, al norte, por el cierre estructural del Sinclinal Neusa; al nororiente, por la Formación Arenisca Tierna, al sur oriente, por la represa del Neusa y al occidente, por el Grupo Guadalupe.

último nivel se encuentran los carbones de interés económico. Desde el punto de vista estructural, el sector comprende la parte norte del Sinclinal Neusa. Los flancos de la anterior estructura se ven, localmente, afectados por fallas longitudinales y transversales que generan alta deformación en sus zonas de influencia. En el flanco oriental del sinclinal no se tiene registro de la existencia de mantos de carbón, dentro del nivel Ktg2. En la Tabla 4.7.35 se presentan, de techo a base, los mantos de carbón con su nombre, espesor, características y localización en el Sector Embalse del Neusa - Vereda Lagunitas, Bloque Neusa - San Antonio.

Recursos y reservas La principal vía de acceso a este sector la constituye la carretera Zipaquirá - Cogua - Embalse del Neusa, de la cual se desprenden varios carreteables que comunican con los sitios de explotación minera. De la Formación Guaduas, en este sector, sólo afloran los niveles Ktg1 y Ktg2; dentro de este

De los resultados expresados en la Tabla 4.7.36 se puede ver que el potencial del Área Carbonífera Zipaquirá - Neusa, que incluye los recursos y reservas en las categorías de medidos, indicados e inferidos, alcanza un total de 17.025.895 t de los cuales, 4.999.788 t (29%) podrán aprovecharse en favor de la gravedad.

Tabla 4.7.30 Recursos y reservas del Área Carbonífera Checua - Lenguazaque

Fuente: Fajardo et al., 1997

INGEOMINAS

280

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Calidad

analiza, a partir de cuatro muestras. Estos carbones se clasifican, principalmente, como bituminoso medio volátil, con aptitudes coquizables para ser utilizados, principalmente, en la industria siderúrgica.

En la Tabla 4.7.37 se observan los valores de los parámetros de calidad para dos mantos de carbón, La Grande y La Chica, en base como se

Los carbones presentan un poder calorífico entre 11.722 BTU/lb y 13.547 BTU/lb, base como se analiza, con humedad de equilibrio entre

Las reservas agotadas son 701.593 t, calculadas antes de establecer el potencial.

Figura 4.7.11 Mapa geológico del Área Carbonífera Suesca - Albarracín (Modificado de Acosta & Ulloa, 1997)

INGEOMINAS

281

LAS ZONAS CARBONIFERAS

1,68% y 1,96%. El contenido de azufre varía entre 0,93% y 1,89%. El contenido de ceniza varía entre 10,88% y 21,20%. Las temperaturas de fusión de las cenizas presentan valores mayores a 1.360oC. El índice de hinchamiento va-

ría entre 8,5 y 9, indicando la presencia de carbones con propiedades plásticas y características favorables para la coquización. El contenido promedio de fósforo en las cenizas es de 1,21%.

Tabla 4.7.31 Mantos de carbón Área Carbonífera Suesca - Albarracín

Fuente: Fajardo et al., 1997

INGEOMINAS

282

LAS ZONAS CARBONIFERAS

4.7.2.9 Área Carbonífera Salto de Tequendama - Granada - Usme, no productora Al sur y suroeste de Bogotá afloran, sobre vastas extensiones, las formaciones Guaduas y Seca que se desarrollan sobre tres direcciones principales: Primera, a lo largo del Valle del río Tunjuelito hasta llegar a orillas del río Blanco, en cercanías de Nazareth; segunda, desde Bosa hasta Granada, casi en los límites con el Tolima, pasando por Sibaté y Pasca, conformando el flanco occidental y la terminación septentrional del Sinclinal San Juan; y tercera, contorneando los valles de los ríos Subia, La Lejía y Sumapaz, al cruzar por las localidades del Salto del Tequendama, Subia, Silvania, San Bernardo y Cabrera hasta llegar a los límites con el Tolima. Tiene un área aproximada de 3.000 km2. Véase la Figura. 4.7.13. En la dirección Tunjuelito - Nazareth se conoce (Julivert, 1963:86, figuras 1 y 2) que la Formación Guaduas está constituida por arcillolitas

rojas, de gran importancia local porque constituyen una buena parte de la formación y por arcillolitas negras, únicamente, en los 65 m inferiores de la secuencia; donde la ocurrencia de carbón se reduce a capas de 0,20 m a 0,25 m de espesor. Esta situación es muy diferente a la que ocurre a los pocos kilómetros al noreste, donde ya se encuentran capas de carbón en explotación como en el Páramo de La Bolsa sobre la carretera que conduce de Bogotá a Choachí. En Nazareth, la Formación Guaduas está conformada por unos 303 m de arcillolitas grises oscuras, localmente carbonosas, intercaladas por arenitas de cuarzo; pero no se han encontrado aún capas ni cintas de carbón (Caicedo et al., 2002:33, figura 10). En conclusión, se prefiere mantener en esta área el nombre de Formación Guaduas a esta secuencia, no obstante la prevalente ocurrencia de lodolitas rojas en Tunjuelito. En la dirección Bosa - Granada, no se tiene conocimiento de capas de carbón en los aflora-

Tabla 4.7.32 Recursos y reservas del Área Carbonífera Suesca - Albarracín

Fuente: Fajardo et al., 1997

INGEOMINAS

283

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Tabla 4.7.33 Características físico químicas por manto de carbón, base como se analiza, del Área Carbonífera Suesca - Albarracín - Proyecto Tibita

Fuente: Minercol, 2003

INGEOMINAS

284

INGEOMINAS

Tabla 4.7.34 Hoja de calidad del Área Carbonífera Suesca - Albarracín - Proyecto Tibita

LAS ZONAS CARBONIFERAS

285

Fuente: Minercol, 2001

LAS ZONAS CARBONIFERAS

mientos de la Formación Guaduas, entre Soacha y Pasca. Al parecer, la parte meridional de esta región, San Juan - Granada, muestra arcillolitas grises oscuras, sin registro alguno de carbón. En la secuencia de la Formación Guaduas, que se extiende desde el Salto del Tequendama hasta Cabrera pasando por Subia y San Bernardo, el mismo Julivert (1963, figura 2), en la columna estratigráfica levantada en el Salto del Tequendama, muestra una capa de carbón de 0,70 m y cuatro cintas; estas cintas y capa continúan, probablemente, hasta la región de Subia donde se observan sobre la carretera que conduce de Bogotá a Girardot; pero son las últimas manifestaciones de carbón en esta dirección, porque hacia Tibacuy, San Bernardo y Cabrera se han observado, únicamente, lodolitas rojas y niveles de arenitas de cuarzo gris - verdosas (Caicedo et al., 2002:53). Esto conduce a considerar que esta secuencia sufre cambios de facies y se considera como perteneciente a la Formación Seca. En conclusión, hasta el día de hoy, no se han encontrado capas de carbón en esta área, a excepción de la esquina del Salto del Tequendama, donde las minas de carbón fueron importantes para suministrar el combustible al ferrocarril. En la actualidad, se considera de pocas perspectivas, dada la intensa explotación allí adelantada desde principios del siglo XX. A nivel indicativo, se han reportado los siguientes valores de calidad, base como se analiza, para los carbones de esta área: Cenizas 10,00%, azufre 1,00%, poder calorífico 7.807 cal/g, base húmeda libre de materia mineral, clasificándolos, como bituminosos altos en volátiles A y B. Pulido, O., et al., 1999).

INGEOMINAS

4.7.2.10 Área Carbonífera Páramo de La Bolsa - Machetá Está localizada en la jurisdicción de los municipios de Machetá, Sueva, La Calera y Choachí (véase la Figura 4.7.14), ocupando una extensión de 1.800 km2. Se accede al área por las carreteras que conducen de Bogota a Choachí, de Guasca a Junín y de Chocontá a Sueva y a Guateque; numerosos son los carreteables de penetración en lugares circundantes a estas localidades. Los carbones se encuentran localizados en la Formación Guaduas y las estructuras principales en el área son los sinclinales de Sueva, Machetá, La Bolsa y Sisga. En el eje del Sinclinal La Bolsa, en cercanías de la carretera que baja hacia Choachí, existía una mina donde se explotaba una capa de carbón de 0,80 m de espesor; más al norte, en cercanías de La Calera, se conoce un sitio donde afloran cuatro capas de carbón explotable (Durán et al., 1979:118). En la franja de la Formación Guaduas, que se dirige hacia Chocontá, no ha sido comprobada la existencia de carbón. Sin embargo, los afloramientos del Guaduas pertenecen al flanco oriental de una estructura cuyo flanco occidental contiene carbón (léase sobre el Área Carbonífera de Guatavita - Sesquilé Chocontá). En el flanco oriental del Sinclinal Machetá existe una mina aún en explotación; este dato es importante en cuanto confirma las posibilidades para hallar carbón. En efecto, hace parte de las facies de la Formación Guaduas que se desarrolla en la franja tectónico sedimentaria intermedia entre la Falla Soapaga y la Falla Servitá - Lengupá - Támara (Sarmiento, 1994:170 - 174, figura 2), donde esta unidad es todavía de unos 450 m de espesor y contiene carbones. Además,

286

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Tabla 4.7.35 Mantos de carbón Sector Embalse del Neusa - Vereda Lagunitas

Fuente: Fajardo et al., 1998

Figura 4.7.12 Mapa geológico del Área Carbonífera Zipaquirá - Neusa (Modificado de Acosta & Ulloa,1997)

INGEOMINAS

287

LAS ZONAS CARBONIFERAS

en el Sinclinal Sueva, en cercanías de Pachavita, pueblo localizado en Boyacá a pocos kilómetros al norte de Machetá, Mejía y Pulido (en Sarmiento, 1994:173) encontraron “mantos de carbón, de los cuales ocho son productivos”. Otro informe sobre la ocurrencia de carbones en este sinclinal se encuentran en un trabajo de Mejía y Mateus (1995, figura.4b), quienes señalan la presencia de cintas y de cuatro mantos distribuidos a lo largo de cuatro bloques denominados, de norte a sur, como bloques I, II, III y IV; uno de estos mantos tiene un espesor que varía entre 1,0 m y 1,4 m, los otros tres entre 0,6 m y 0,90 m.

Recursos y reservas El tonelaje total de los recursos de carbón evaluados para los cuatro bloques es el siguiente: Recursos medidos: 11.548.721 t. Recursos indicados: 42.798.181 t. Recursos inferidos: 360.99.443 t. Reserva base medida: 1.659.850 t. Reserva base indicada: 16.062.364 t.

Dado que este tonelaje ha sido calculado de una forma diferente al Sistema de Clasificación de Recursos y Reservas de Ecocarbón, 1995c, estas cifras no serán sumadas a los de las demás áreas carboníferas de la zona.

Calidad En la Tabla 4.7.38 se presentan las características físico químicas, base como se analiza, para un total de 19 muestras de carbón. Los carbones varían entre subbituminosos C, B y A, a bituminosos altos en volátiles C y B, no aglomerantes, con aptitudes térmicas para generar calor y vapor para los sectores industrial y eléctrico. Los carbones presentan una humedad de equilibrio de 1,25% a 14,86%. El contenido promedio de azufre es de 1,04% y el de cenizas es de 14,21%. El índice de hinchamiento varía entre 0 y 5 y los valores de la reflectancia de la vitrinita, entre 0,41 y 0,80, confirman la presencia de carbones, principalmente, para uso térmico. Los contenidos de carbono e hidrógeno

Tabla 4.7.36 Recursos más reservas del Área Carbonífera Zipaquirá - Neusa

Fuente: Fajardo et al., 1998

INGEOMINAS

288

INGEOMINAS

Tabla 4.7.37 Características físico químicas por manto de carbón, base como se analiza, del Área Carbonífera Zipaquirá - Neusa

LAS ZONAS CARBONIFERAS

289

Fuente: Minercol, 2003

LAS ZONAS CARBONIFERAS

muestran que estos carbones son aptos para los procesos de gasificación y licuefacción.

4.7.2.11 Área Carbonífera Chaguaní Córdoba - Guayabales, no productora A lo largo del límite occidental del Departamento de Cundinamarca, a pocos kilómetros del río

Magdalena, se desarrolla esta franja de la Formación Seca que se extiende entre Chaguaní, al sur, y Guayabales, al norte (véase la Figura 4.7.15). Se accede al área por la carretera que de Villeta conduce a Honda, por la de Caparrapí a Puerto Salgar, pasando por Córdoba, y por la que une La Palma - Guayabales - Valle del Magdalena.

Figura 4.7.13 Mapa geológico del Área Carbonífera Salto de Tequendama - Granada - Usme, no productora (Modificado de Acosta & Ulloa,1997)

INGEOMINAS

290

LAS ZONAS CARBONIFERAS

El área, desde el punto de vista geológico, queda delimitada por la Falla Cambrás, al oeste, y la Falla Córdoba, al este, (Acosta y Ulloa, 1997) y está deformada en el Sinclinal Córdoba y otros anticlinales y sinclinales de menor extensión. Acerca de la posibilidad de encontrar allí capas de carbón extraíbles, la información existente es escasa; prácticamente, se reduce al ci-

tado mapa de Acosta y Ulloa y a algunas frases de Fajardo et al., 1998:34, que confirman la ocurrencia de la Formación Seca en estos lugares y la presencia de mantos de carbón en el Sinclinal Córdoba, a lo largo del río Negro y en la quebrada Guasacurí. Es un área cuyo potencial conviene verificar, conjuntamente con el Área Carbonífera de

Figura 4.7.14 Mapa geológico del Área Carbonífera Páramo de La Bolsa - Machetá (Modificado de Acosta & Ulloa,1997)

INGEOMINAS

291

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Guaduas - Caparrapí, teniendo en cuenta su ubicación estratégica, cerca al río Magdalena, y sus vías de comunicación. No se dispone de datos sobre la calidad de estos carbones.

4.7.3 MINERÍA Las primeras explotaciones carboníferas, desarrolladas en el país, se iniciaron en el Departamento de Cundinamarca a principio del siglo XIX, originadas por la necesidad de combustible para el proceso de purificación de la sal en las minas de Zipaquirá. (Bahamón A. 1988, pág. 86), esta actividad se ha mantenido a lo largo del tiempo y ha sido motor de desarrollo en la zona.

Sistema y métodos de explotación Las labores mineras han sido desarrolladas por el sistema subterráneo, de acuerdo con las condiciones geológicas de los yacimientos existentes. Los métodos de laboreo más aplicados corresponden al de ensanche descendente de tambores, y cámaras y pilares. Las características generales de las explotaciones mineras en esta zona, a excepción de pocas minas medianamente tecnificadas, corresponden a laboreo sin planeamiento minero definido, a pesar de la regularidad que presentan los mantos de carbón en algunos sectores. El 84% de las 426 explotaciones que existían, en el año 2002, no superan una producción de 6.000 t/año; el número de trabajadores oscila entre cuatro y 10. Esta situación se presenta, porque la gran mayoría de las explotaciones corresponden a pequeñas unidades productivas, adelantadas por explotadores empíricos sin ninguna dirección técnica y con limitaciones de tipo económico. Esto debido a que la produc-

INGEOMINAS

ción esta condicionada por los requerimientos de un mercado inestable. Dentro de las minas más representativas de esta zona se identifican las siguientes: La Cumbre, localizada en el municipio de Cucunubá; El Triunfo y La Trinidad, en Sutatausa; La Mejía y La Ramada, en Guachetá, y La Primavera, en Lenguazaque. Estas minas se caracterizan por mantener niveles de producción mayores a 10.000 t/año y presentar cierto grado de mecanización.

Estructura de costos La estructura de costos, que se presenta en la Tabla 4.7.39, corresponde a información reportada por los mineros a Minercol para una mina medianamente tecnificada, con producción promedio de 14.600 t/año, en un periodo de diez años. La planta de personal promedio asciende a 26 empleados entre operarios, técnicos y personal administrativo, lo cual genera un rendimiento del orden de 2.0 t/hombre - turno. Los costos operativos de mano de obra corresponden al 76,7%, lo cual se debe a la baja tecnificación existentes en las explotaciones. Otros ítem, como los insumos y mantenimiento, representan el 10% y la energía el 6%.

Producción Entre los años 1990 y 1996, la producción se mantuvo por encima de 1.500.000 t/año (UPME), debido a la estabilización del mercado a escala regional (interior del país). A partir de 1997, se presenta una tendencia hacia la baja hasta el año de 1999, por la disminución en el consumo de carbón en algunos sectores industriales, especialmente en los sectores eléctrico, de la construcción y en el residencial, así como

292

INGEOMINAS

Tabla 4.7.38 Características físico químicas por manto de carbón, base como se analiza, del Área Carbonífera Páramo de la Bolsa Machetá

LAS ZONAS CARBONIFERAS

293

Fuente: Minercol, 2003

LAS ZONAS CARBONIFERAS

por la implementación progresiva del uso del gas natural y la crisis económica del país. En el 2000 se presenta un nuevo repunte en la producción, siendo más notorio en los años de 2001 y 2002, por la demanda de carbón coquizable y de coque para la exportación. La producción del carbón térmico se ha venido destinando, en gran proporción, al consumo re-

gional y, algunos volúmenes, al mercado interregional, específicamente a los departamentos del Valle del Cauca y Antioquia, entre otros. El carbón coquizable y el coque se destina para el consumo interno, especialmente para la producción de acero y para la exportación con destino al mercado de Perú, Brasil, Chile, Centroamérica, el Caribe, México y Estados Unidos, principalmente; el cual durante los tres últimos años ha tenido

Figura 4.7.15 Mapa geológico del Área Carbonífera Chaguaní - Córdoba - Guayabales, no productora (Modificado de Acosta & Ulloa,1997)

INGEOMINAS

294

LAS ZONAS CARBONIFERAS

una importante demanda. En la Figura 4.7.16 se presentan los reportes de producción obtenidos durante el periodo 1990-2002.

Oferta y demanda La oferta de carbón en el Departamento de Cundinamarca, para el año 2002, fue de 112.000 t/mes; de los cuales 52.400 toneladas (45%) son térmicas, 60.480 toneladas (54%) son metalúrgicas, y el 1% restante son carbones antracíticos. El análisis realizado por Minercol, en el 2001, muestra que, con inversiones adicionales de $852 millones en las minas existentes, podría incrementarse la producción de carbones térmicos a 85.000 t/mes, en un lapso de cinco años. Del mismo modo, la producción de carbones metalúrgicos, en cinco años podría incrementarse a 101.390 t/mes, con inversiones adicionales de $857 millones en las minas actuales; todas estas cifras en pesos de 2001. Estas proyecciones tuvieron en cuenta el potencial de reservas, la calidad del carbón, la producción histórica y las condiciones actuales de explotación (condiciones técnicas y legales); otro supuesto tenido en cuenta, fue el desarrollo de los proyectos de integración minera que se adelantan en el departamento con el apoyo estatal. De la oferta de carbón metalúrgico, el 64% se dedica a la producción de coque para el mercado interno y de exportación, 25% se consume en procesos de combustión en el mercado nacional y el 11% se exporta como carbón crudo. El coque, en la Zona Carbonífera Cundinamarca, es producido en hornos tipo solera, colmena y pampa.

La demanda del carbón extraído en el departamento la generan los sectores eléctrico, ladrillero, metalúrgico, cementero, alimentos y bebidas, entre otros. El consumo presentado, en la década pasada, tuvo alguna variación por la alta dependencia del sector de generación eléctrica, con requerimientos mayores en los años del racionamiento, y a las grandes depresiones en los años 1996 al 1999. El consumo en el sector metalúrgico y ladrillero presentó una caída lógica de acuerdo con la recesión generalizada de la economía. Con estas consideraciones, el consumo en Cundinamarca se mantuvo por encima de las 900.000 t, en los años 1995 y 1997, con motivo de una alta generación carboeléctrica; el año de 1998 tuvo como escenario el cierre de la planta de Cementos Samper y la crisis de la construcción, y para el año de 1999, la falta de recuperación en el sector de la construcción, unido al cierre absoluto de las compras de carbón en Termozipa. A pesar de lo anterior, las proyecciones de consumo se consideran favorables, con una participación mayoritaria de la industria del ladrillo, la cerámica, el vidrio, los alimentos y bebidas, y la producción de coque. En la Figura 4.7.17 se presentan los porcentajes sobre el consumo de carbón por sectores económicos. La demanda de carbón en esta zona para los casos probable y optimista, proyectada hasta el 2005, se mantiene con volúmenes de 1.340.000 t y 1.800.000 t, respectivamente. (Fenalcarbón, 2003).

Titulación minera En los últimos años se ha presentado un alto dinamismo en la industria de producción de coque, lo que ha llevado a la construcción de nuevos hornos tipo solera.

INGEOMINAS

Con base en los censos mineros realizados en el país y a datos estadísticos, se tiene que en la Zona Carbonífera Cundinamarca, para el año

295

LAS ZONAS CARBONIFERAS

de 1974, se habían identificado 199 minas; en 1983, 524 explotaciones carboníferas, encontrándose 46 inactivas; posteriormente, en 1996 Ecocarbón reporta la existencia de 276 explotaciones. En el último reporte efectuado por Fenalcarbón para Minercol, 2002, se identificaron 426 explotaciones. El comportamiento de la evolución de la minería en la zona, se aprecia en la Figura 4.7.18.

cias de explotación, cuatro licencias de exploración, un permiso de explotación y un reconocimiento de propiedad privada. El número de solicitudes en trámite alcanzaba la suma de 51.

4.7.4 ASPECTOS AMBIENTALES Y SOCIALES Componente ambiental

Independiente del número de minas referenciadas en el párrafo anterior, a diciembre de 2002, Minercol había otorgado 167 títulos para carbón en esta zona, distribuidos de la siguiente manera: 123 contratos de explotación, 38 licen-

Las alteraciones ambientales ocasionadas por la minería de carbón, dada las características de operación que en su mayoría es artesanal, son similares a las descritas en la Zona

Tabla 4.7.39 Costos de producción Zona Carbonífera Cundinamarca

Fuente: Minercol, 2003

INGEOMINAS

296

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Antioquia - Antiguo Caldas, por lo cual sólo se hace referencia a lo correspondiente a los problemas generados por la coquización y el almacenamiento del carbón, por tener dichas actividades connotaciones especiales en la región. La coquización es un proceso generalizado en la región cuyos impactos más importantes se presentan en los componentes atmosféricos, hídricos, suelos y en el paisaje. En la atmósfera, los principales impactos corresponden a las emisiones de gases de coquización, consistentes en óxidos de azufre, de carbono y de nitrógeno, alquitranes, benceno, entre otros; material particulado y ruido, ocasionados en las operaciones de descargue de carbón, cargue y transporte de coque a los centros de consumo, adecuación de tamaño del carbón y del coque. Revisada la legislación ambiental vigente, sobre las restricciones establecidas a escala nacional para el desarrollo de la actividad minera, se observó que dentro de esta zona no aplica ninguna de ellas.

Componente social Las condiciones socio económicas de los mineros, su nivel cultural y su deficiente preparación

tecnológica, son factores concurrentes y decisivos en los aspectos ambientales y productividad de las minas de la región. La falta de procesos de planificación minera permite que se realicen explotaciones con alto riesgo geológico y con impactos ambientales significativos. La escolaridad de la población de los mineros encargados de la operación, como picadores, malacateros y patieros, no supera la primaria. En lo que respecta a la dirección técnica es bastante baja, involucrándose en este nivel algunos técnicos de minas. La mayoría de las minas son explotadas por los propietarios y algunas mediante arrendamiento. Las condiciones laborales y sociales de los mineros son deficientes La oportunidad de trabajo no es continua durante el año y la remuneración es a destajo, dependiendo el ingreso de la producción obtenida; los trabajadores de superficie tienen, generalmente, salario fijo. Las seis cooperativas mineras, que se han logrado consolidar, juegan un papel importante en los aspectos de comercialización, manejo de la actividad, control de calidad del producto y la obtención de ayudas y asistencia técnica por parte de los organismos estatales (Minercol, 2001).

Figura 4.7.16 Comportamiento de la producción de carbón Zona Carbonífera Cundinamarca Fuente: UPME. 2003

INGEOMINAS

297

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Entre los impactos positivos, de la minería de carbón en la región, se tiene que contribuye a la generación de empleo directo con mano de obra no calificada y regalías para los municipios carboníferos. En la Zona Carbonífera Cundinamarca han laborado menores entre los seis y los 17 años, con implicaciones en la falta de oportunidad para que obtengan el debido desarrollo integral y calidad de vida. Para controlar este problema, el Estado a través de Ecocarbón desarrolló un programa amplio de erradicación de menores, con alternativas como la incorporación a la actividad escolar, famiempresas y asociaciones. Sin embargo, la falta de continuidad en el programa hace suponer, que en la actualidad, se presente una reincidencia del trabajo de menores en la minería. En esta zona, aunque en algunos periodos ha presentado incrementos significativos como el que ocurre en la actualidad, también se han generado disminuciones en la fuerza laboral por situaciones de mercado en el mercado interno. En la Figura 4.7.19 se presenta la evolución del empleo directo producto de las explotaciones carboníferas.

4.7.5 POTENCIAL Y PERSPECTIVAS La Zona Carbonífera Cundinamarca es la tercera en importancia en el país, con un total de 1.482,07 millones de toneladas de recursos y reservas; de éstas, el 52% son recursos y 48% reservas, que quedan luego de haberse agotado 76.000.000 t, hasta el año 1998; aproximadamente, el 50% se puede explotar con la gravedad a favor. En cuanto a la calidad, esta zona tiene una gran variedad de carbones con las más importantes reservas de carbones metalúrgicos del país, para la producción de coque; carbones semiantracíticos y carbones térmicos con bajos contenidos de azufre y cenizas y alto poder calorífico, que los hacen ambientalmente limpios para su consumo. Del potencial, aproximadamente, 32.3% son carbones metalúrgicos, 0.9% son especiales y 66.8% son térmicos. Un análisis de las áreas de la Zona Carbonífera Cundinamarca permite establecer lo siguiente: El Área Carbonífera Checua - Lenguazaque es la más importante, no sólo por ser la mejor estudiada, sino por poseer el mayor potencial y los mejores carbones metalúrgicos del país (nivel Ktg2)

Figura 4.7.17 Distribución del consumo de carbón por sectores económicos en la Zona Carbonífera Cundinamarca. Fuente: Fenalcarbón, 2003

INGEOMINAS

298

LAS ZONAS CARBONIFERAS

y carbones térmicos y para mezcla en el nivel Ktg3 (dentro de la Formación Guaduas, en su flanco occidental). En el flanco oriental existen carbones térmicos, en los niveles Ktg2 y Ktg3, que dadas las condiciones estructurales existentes los hacen más complicados para su explotación.

En cuanto a carbones térmicos, presentan un gran potencial las áreas carboníferas de Suesca - Albarracín, con un gran potencial de alta calidad y con reservas, prácticamente, sin explotar; y Guatavita-Sesquile - Choconta, muy extensa, pero menos conocida.

Desde el punto de vista de carbones metalúrgicos y especiales es muy importante el Área Carbonífera Tabio - Río frío - Carmen de Carupa, que presenta un buen potencial, en sus dos sectores, tanto por la cantidad de recursos y reservas existentes, como por la variedad en la calidad de carbón; desde carbones semiantracíticos y metalúrgicos, para exportación, y carbones térmicos, para consumo interno.

Todas las áreas anteriores tienen, en común, una buena ubicación dada su cercanía a vías principales y centros de consumo.

El Área Carbonífera San Francisco Subachoque - La Pradera es importante por su potencial y variedad de carbones metalúrgicos y térmicos. Ahora bien, el yacimiento ocupa una gran área lo que explica, en parte, el alto potencial; éste, sin duda, será mayor si se introdujeran en los cálculos los datos sobre el carbón de los bloques no evaluados. Esta área carbonífera es atractiva, pero exige que se tenga en consideración el hecho de ser un área agrícola y ganadera importante, con bellos paisajes y surtidora de las aguas que se extraen, de los pozos, para consumo humano y animal.

Existen otras áreas que, a pesar de ser pequeñas, presentan un buen potencial para el desarrollo de proyectos, con recursos y reservas de, aproximadamente, 17 millones de toneladas, tales como las de Jerusalén - Guataquí, para el mercado interno de carbón térmico, y Zipaquirá - Neusa. El Área Carbonífera Guaduas - Caparrapí deberá ser tenida en cuenta para desarrollar proyectos mineros, dada su ubicación - cercana al río Magdalena - y dentro de desarrollos de infraestructura de carreteras y ferrocarril en marcha, para el transporte de carbón para el norte del país. Hay otro factor que vuelve aún más interesante esta área y es la presencia de afloramientos de carbón al oeste del Sinclinal Guaduero, después de la Falla Córdoba en la Formación Seca.

Figura 4.7.18 Número de explotaciones carboníferas en Cundinamarca Fuente: Minercol, 2001

INGEOMINAS

299

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Otra área poco conocida es la del Páramo de La Bolsa - Machetá, en la cual los cálculos de reservas y recursos no siguen el modelo de normalización establecida, pero que muestra un gran potencial, dada la extensión donde aflora la Formación Guaduas (portadora de los carbones) y las evaluaciones preliminares hechas. Como se observa, el potencial de la Zona Carbonífera Cundinamarca es muy grande. Análisis realizados por Minercol, 2002, muestran que con inversiones bajas podría doblar su producción, en los próximos cinco años, con la ampliación de las minas existentes, de acuerdo con las expectativas de mercado, especialmente para la exportación de carbón y coque. Todo esto será posible siempre y cuando exista un desarrollo armónico de la cadena de la industria que deberá considerar los siguientes aspectos:

• Desarrollo de proyectos con planeamientos mineros adecuados, que permitan una explotación en unidades mineras técnicas y eficientes;

nologías de coquización, que permitan producir coque de mejores especificaciones, tal como el uso de hornos de solera.

• Una acción gremial y estatal continuada para lograr que se mejore la infraestructura vial, la recuperación del ferrocarril, la navegabilidad por el río Magdalena, el mejoramiento de las instalaciones del puerto de Buenaventura y de los del Atlántico, para la exportación de carbón y coque. Esta acción, también, deberá estar dirigida a demostrar la conveniencia de utilizar las carboeléctricas como una alternativa viable para la producción de energía, dada la coyuntura existente con respecto al incremento en el consumo energético del país, que requerirá la construcción de nuevas plantas a corto plazo.

• Otros de los aspectos a considerar se relacionan con la estrategia de mercado para carbones y coques, tema que debe ser de conocimiento del sector. Por otro lado, se debe continuar con los procesos de legalización minero - ambiental, buscando que sólo se consuman carbones plenamente legalizados.

• Mejoramiento de los procesos que permitan tener un producto de calidad uniforme; se deberá seguir trabajando en mezclas, procesos de lavabilidad, utilización de otras tec-

• Teniendo en cuenta la demanda de la fuerza laboral que se viene presentando, en la actualidad, es recomendable la organización

Figura 4.7.19 Generación de empleos directos Zona Carbonífera Cundinamarca Fuente: Minercol, 2003

INGEOMINAS

300

LAS ZONAS CARBONIFERAS

de programas de capacitación y entrenamiento en minería de la futura fuerza laboral.

4.7.6 BIBLIOGRAFÍA

DANE. 1990. Censo Nacional Minero 1988. Bogotá. DE PORTA, J. 1966. Geología del extremo S del Valle Medio del Magdalena entre Honda y Guataquí (Colombia), Boletín de Geología ns. 22 - 23, Bucaramanga, Colombia.

ACOSTA, J.; ULLOA. C. 1997. Mapa geológico generalizado del Departamento de Cundinamarca, Biblioteca de INGEOMINAS, Bogotá.

DONATO Y DUQUE. 1996. Estudio limnológico de la Laguna de Fúquene.

ACOSTA, J.; ULLOA. C. 2002. Mapa geológico del Departamento de Cundinamarca, Memoria explicativa, INGEOMINAS, Bogotá.

DURÁN, R.; SÁNCHEZ, C.; ANGARITA, L.; ZAMBRANO, F.; URIBE, C. 1979. Zonas carboníferas de Colombia, Publicación Geológica Especial INGEOMINAS N° 3, INGEOMINAS, Bogotá.

BAHAMÓN, A. 1988. Derecho de minas y petróleos, Editorial Legis, Bogotá. BALBÍN, W. 1974. Censo del Carbón. Bogotá. CAICEDO, J.C.; LARA, H. Y.; ACOSTA, J. 2002. Compilación geológica y fotogeología de la plancha 265 “Icononzo”, Memoria explicativa, INGEOMINAS, Bogotá. CAR - ECOCARBÓN. 1993. Estudio de ordenamiento territorial del sector carbonífero en el área de jurisdicción de la CAR. Bogotá.

DURÁN, R.; MOJICA, P.; E., ALVARADO, B.; LOBO - GUERRERO, A. 1981. Evaluación de Reservas de Carbón en Siete Zonas de Colombia, Publicación Geológica Especial No. 6, INGEOMINAS, Bogotá. ECOCARBÓN.1995. a. Sistema de clasificación de recursos y reservas de carbón, Biblioteca Ecocarbón, Bogotá. ECOCARBÓN. 1995. c. El Carbón: Sistema de clasificación, Recursos y Reservas, Biblioteca de ECOCARBÓN, ECOCARBÓN, Bogotá.

CAR. 2001. Plan de manejo ambiental. Bogotá. CARBOCOL-COLCIENCIAS; INGEOMINAS. 1993. Informe Geológico Sinclinal Checua Lenguazaque - Samacá, INGEOMINAS, Bogotá. CARBOCOL-COLCIENCIAS-INGEOMINASUNIVERSIDAD NACIONAL. 1993. Informe Fase 2. Estudio sobre las características y usos tecnológicos de los carbones colombianos. Zona Cundinamarca-Boyacá (Checua-LenguazaqueSamacá). Estudio Minero. Medellín.

INGEOMINAS

ECOCARBÓN. 1996. Caracterización y evaluación ambiental del sector carbón. Bogotá. ECOCARBÓN. 1997. Carbonífero. Bogotá.

Cundinamarca

ECOCARBÓN. 1998. Plan de Desarrollo del Subsector Carbón 1999 - 2010. Bogotá. FAJARDO, L.; FUENTES, C.A.; MARIÑO, J.; MONROY, W.O.; MONTOYA, M., PAREJA, E. 1997. Programa de normalización de recursos y reservas de carbón en algunas áreas carboníferas

301

LAS ZONAS CARBONIFERAS

del Departamento de Cundinamarca, Regional 2 - Ubaté de ECOCARBÓN, Bogotá. FAJARDO, L.; FUENTES, C.A.; MONROY, W.O.; PAREJA, E. 1998. Programa de normalización de recursos y reservas de carbón en algunas áreas carboníferas del Departamento de Cundinamarca, Regional 2 - Ubaté de ECOCARBÓN, Bogotá. FENALCARBÓN BOYACÁ. 2003. Análisis de la Oferta. Encuentro de la Competitividad del Carbón Cundiboyacence en las, Bogotá. INGEOMINAS. 1998. Inventario Minero Nacional. Departamento de Cundinamarca. Información primaria. Bogotá. JULIVERT, M. 1963. Estratigrafía y sedimentología de la parte inferior de la formación Guaduas al S de la Sabana de Bogotá (Cordillera Oriental, Colombia), Boletín de Geología N° 12, Universidad Industrial de Santander, Bucaramanga. MEJÍA, L.J.; MATEUS, L.E. 1995. Estudio geológico y cálculo de los recursos de carbón del área entre Sueva y Machetá, ECOCARBÓN - UNIVERSIDAD NACIONAL, MINERCOL, Bogotá. MINERCOL, 2001. Estadísticas Mineras. Bogotá. MINERCOL, 2001. Oferta y Demanda de carbón del Altiplano Cundiboyacence. Biblioteca MINERCOL, Bogotá. MINERCOL, 2001. Proyecto de adecuación de áreas de minería de carbón en la cuenca de La Sinifaná, Municipios de Amagá, Angelópolis, Venecia, Fredonia y Titiribí, Departamento de Antioquia.

MINERCOL. 2003. Estadísticas Mineras. Bogotá MINMINAS; CARBOCOL. 1983. Censo Nacional del Carbón. Bogotá. NIGRINIS, R.; HERRERA, B.; BLANCO, G. 1975. Cuenca carbonífera Checua Lenguazaque, Informe 1671, INGEOMINAS, INGEOMINAS, Bogotá. PULIDO, O.; GÓMEZ, L.E. 1998. Geología de la Plancha 266 - Villavicencio, Informe 2315, INGEOMINAS, Bogotá. PULIDO, O. 1999. Atlas de los Carbones Colombianos. Mapa de Potencial y Rango. Plancha 5 09. Escala 1:500.000. Ingeominas Informe 2343. INGEOMINAS, Bogotá. RODRÍGUEZ, E.; ULLOA, C. 1994. Geología de la plancha 189 - La Palma, Biblioteca INGEOMINAS. Bogotá. SARMIENTO, G. 1994. Estratigrafía, palinología y paleoecología de la Formación Guaduas, Publ. Geol. Esp. Ingeominas N° 20, Bogotá. UPME. 2000. “Alternativas y Estrategias para Resolver la Crisis Socioeconómica Derivada del Bajo Consumo de Carbón en el Interior”. Bogotá. VAN DER HAMMEN, TH. 1954. El desarrollo de la flora colombiana en los periodos geológicos, Servicio Geológico Nacional Boletín Geológico, tomo 2, número 1, Bogotá. VAN DER HAMMEN, TH. 1957. Estratigrafía palinológica de la Sabana de Bogotá (Cordillera Oriental de Colombia), Servicio Geológico Nacional, Boletín Geológico volumen 5, número 2, Bogotá.

MINERCOL. 2003. Base de datos sobre calidad del carbón, Biblioteca de MINERCOL, MINERCOL, Bogotá.

INGEOMINAS

302

LAS ZONAS CARBONIFERAS

4.8 ZONA CARBONÍFERA BOYACÁ 4.8.1 4.8.2 4.8.2.1 4.8.2.2 4.8.2.3 4.8.2.4 4.8.2.5 4.8.2.6 4.8.2.7 4.8.2.8 4.8.2.9 4.8.2.10 4.8.3 4.8.4 4.8.5 4.8.6

GEOLOGÍA GENERAL GEOLOGÍA DE LAS ÁREAS Y LOS SECTORES Área Carbonífera Checua - Lenguazaque Área Carbonífera Suesca - Albarracín Área Carbonífera Tunja - Paipa - Duitama Área Carbonífera Sogamoso - Jericó Área Carbonífera Betania, no productora Área Carbonífera Nuevo Colón - Ramiriquí, no productora Área Carbonífera Úmbita - Laguna de Tota Área Carbonífera Labranzagrande - Pisba, no productora Área Carbonífera Chita - La Uvita - El Espino, no productora Área Carbonífera Chiscas, no productora MINERÍA ASPECTOS AMBIENTALES Y SOCIALES POTENCIAL Y PERSPECTIVAS BIBLIOGRAFÍA

307 310 312 319 322 327 332 335 337 342 342 343 343 350 352 353

LISTA DE FIGURAS Figura Figura Figura Figura

4.8.1 4.8.2 4.8.3 4.8.4

Figura 4.8.5 Figura Figura Figura Figura Figura Figura Figura Figura

4.8.6 4.8.7 4.8.8 4.8.9 4.8.10 4.8.11 4.8.12 4.8.13

Mapa de localización de la Zona Carbonífera Boyacá Mapa geológico de la Zona Carbonífera Boyacá, parte occidental Mapa geológico de la Zona Carbonífera Boyacá, parte oriental Columna estratigráfica de la Sierra Nevada del Cocuy, al sur y al norte de Güicán Áreas Carboníferas Checua - Lenguazaque, Suesca - Albarracín, Tunja - Paipa - Duitama y Nuevo Colón - Ramiriquí Área Carbonífera Sogamoso - Jericó Área Carbonífera Labranzagrande - Pisba, no productora Área Carbonífera Chita - La Uvita - El Espino Área Carbonífera Chiscas, no productora Producción de carbón en la Zona Carbonífera Boyacá Participación sectorial en el consumo de carbón Zona Carbonífera Boyacá Evolución del número de minas en la Zona Carbonífera Boyacá Generación de empleos directos Zona Carbonífera Boyacá

306 308 309 311 313 331 344 345 346 348 348 349 352

LISTA DE TABLAS Tabla 4.8.1 Tabla 4.8.2 Tabla 4.8.3 Tabla 4.8.4 Tabla 4.8.5

INGEOMINAS

Mantos de carbón de los bloques Salamanca, Loma Redonda, Ruchical y Los Robles en el Sector Samacá - Ráquira Mantos de carbón bloques Firita, Gachaneca y Gachaneca Flanco Occidental en el Sector Samacá - Ráquira Recursos y reservas básicas del Área Carbonífera Checua - Lenguazaque Características físico químicas de los carbones, base como se analiza, del Área Carbonífera Checua - Lenguazaque Hoja de calidad del Sector Samacá - Ráquira

341 315 316 317 318

303

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Tabla 4.8.6 Tabla 4.8.7 Tabla 4.8.8 Tabla 4.8.9 Tabla 4.8.10 Tabla 4.8.11 Tabla 4.8.12 Tabla Tabla Tabla Tabla Tabla Tabla

4.8.13 4.8.14 4.8.15 4.8.16 4.8.17 4.8.18

Tabla 4.8.19 Tabla 4.8.20 Tabla 4.8.21 Tabla 4.8.22 Tabla 4.8.23

INGEOMINAS

Mantos de carbón en el Área Carbonífera Suesca - Albarracín Recursos y reservas básicas del Área Carbonífera Suesca - Albarracín Características físico químicas por manto de carbón, base como se analiza, del Área Carbonífera Suesca - Albarracín, Sector Tunja - Ventaquemada Hoja de calidad del Área Carbonífera Suesca - Albarracín, Sector Tunja - Ventaquemada Mantos de carbón en el Área Carbonífera Tunja - Paipa - Duitama Recursos y reservas del Área Carbonífera Tunja - Paipa - Duitama Características físico químicas por manto de carbón, base como se analiza, del Área Carbonífera Tunja - Paipa - Duitama Hoja de calidad del Área Carbonífera de Tunja - Paipa - Duitama Mantos de carbón, Sector Carbonífero Cuitiva - Sogamoso Mantos de carbón, Sector Sogamoso - Tasco Mantos de carbón, Sector Tasco - Jericó Recursos y reservas del Área Carbonífera Sogamoso - Jericó Características físico químicas de los carbones, base como se analiza, del Área Carbonífera Sogamoso - Jericó Hoja de calidad del Área Carbonífera Sogamoso - Jericó Características físico químicas para los carbones, base como se analiza, del Área Carbonífera Betania Características físico químicas por manto de carbón, base como se analiza, del Área Carbonífera Úmbita - Laguna de Tota Hoja de calidad del Área Carbonífera Úmbita - Laguna de Tota Costos de Producción Zona Carbonífera Boyacá

320 321 323 324 325 326 328 330 333 334 336 337 337 338 339 340 341 347

304

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Esta zona carbonífera abarca sólo los carbones que ocurren en el Departamento de Boyacá. Por su extensión, tanto en sentido suroeste a noreste, entre el Valle de Tenza y el río Arauca, como en sentido este-oeste, entre Labranzagrande sobre el río Cravo Sur y el Territorio de Vásquez, los carbones ocurren en unidades carboníferas que, si bien son similares, pertenecen a sucesiones litoestratigráficas y a nomenclaturas diferentes.

El Departamento de Boyacá se encuentra localizado al nororiente del país, limitando al norte con los departamentos de Santander, Norte de Santander y la República Bolivariana de Venezuela, con la cual comparte un corto tramo del río Arauca; al oriente, con los departamentos de Arauca y Casanare; al sur, con Cundinamarca; y al occidente, con Antioquia. Tiene una superficie de 23.189 km².

Con el fin de determinar la viabilidad de la construcción y ampliación de las carboeléctricas existentes y, además, con el propósito de exportar carbones, Ecocarbón inició la evaluación de los yacimientos carboníferos de Boyacá; conducida según los criterios y parámetros recomendados en el Sistema de Clasificación de Recursos y Reservas.

El relieve del departamento es, en general, quebrado, aunque la parte central es ondulada, por lo cual se le da la connotación de “altiplano”. Asimismo, al occidente, hay una pequeña porción territorial relativamente plana a ondulada correspondiente, desde el punto de vista geomórfico, al Valle Medio del Magdalena. Está drenado por los ríos Suárez y Chicamocha que corren hacia el norte y por los ríos Batá, Upía y Cravo Sur, que vierten sus aguas al sureste en el río Meta. En el altiplano, el clima es frío y de tendencia seca, pero en las vertientes hacia el Magdalena y los Llanos Orientales el clima es más húmedo y varía desde frío hasta cálido. Las partes más altas de la cordillera presentan clima de páramo. Las mejores tierras para cultivos temporales se encuentran, precisamente, sobre el altiplano; sin embargo, las vertientes son aptas para cultivos permanentes y pastizales. La minería ha jugado un gran papel en el desarrollo de varias localidades boyacenses; sus principales productos son las esmeraldas, el hierro, el carbón y las calizas.

Los afloramientos de la Formación Guaduas, principal portadora del carbón, y de otras unidades litoestratigráficas que contienen el carbón, sean éstas equivalentes o no, señalan y delimitan las áreas carboníferas en Boyacá, donde se han determinado 10 áreas carboníferas denominadas de la siguiente manera: Área Carbonífera 801 Checua - Lenguazaque Área Carbonífera 802 Suesca - Albarracín Área Carbonífera 803 Tunja - Paipa - Duitama Área Carbonífera 804 Sogamoso - Jericó Área Carbonífera 805 Betania Área Carbonífera 806 Nuevo Colón - Ramiriquí Área Carbonífera 807 Úmbita - Laguna de Tota Área Carbonífera 808 Labranzagrande - Pisba Área Carbonífera 809 Chita - La Uvita - El Espino Área Carbonífera 810 Chiscas

Localización, aspectos físicos y vías de acceso Para la localización general de la Zona Carbonífera Boyacá, dentro de Colombia y con respecto a las demás zonas, véase la Figura 4.8.1.

INGEOMINAS

Las vías de comunicación principales son: La Troncal Central que une Bogotá con Tunja y Bucaramanga, y luego, con la Costa Norte; la Troncal Central del Norte que comunica las localidades de Tunja, Duitama, Soatá, Pamplona y Cúcuta; la carretera que parte del municipio de Duitama y se comunica con Sogamoso, Yopal y Villavicencio. Se puede decir que esta zona se encuentra unida a los diferentes puertos fluviales, marítimos y al resto del país por las ca-

305

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Figura 4.8.1 Mapa de localización de la Zona Carbonífera Boyacá

INGEOMINAS

306

LAS ZONAS CARBONIFERAS

rreteras principales y, parcialmente, por ferrocarril. La evaluación del recurso carbonífero en Boyacá y las expectativas para su explotación futura, fue obtenida de los trabajos realizados durante los años de 1996 y 1997 por Arias et al. Además, se contó con los trabajos realizados por Carbocol e Ingeominas, llevados a cabo en décadas pasadas y que incluyen mapas geológicos a escala 1:10.000 y 1:100.000, columnas estratigráficas, análisis petrográficos y palinológicos y contribuciones a la evaluación misma de algunas áreas, tales como el trabajo de Mejía y Pulido (1985).

4.8.1. GEOLOGÍA GENERAL Estratigrafía En la gran extensión territorial de Boyacá se determinan diferencias estratigráficas que se relacionan, tanto con la posición del carbón en el tiempo como con las características de las secuencias litoestratigráficas que lo contienen y, desde luego, con la nomenclatura empleada para las distintas unidades asociadas al carbón. En las estribaciones occidentales de la Cordillera Oriental, al noroeste de la población de Otanche y al oeste de la Falla La Salina (véase la Figura 4.8.2), ocurre una unidad de roca, en los alrededores de Betania, que la literatura geológica actual la define como Formación Córdoba, de edad Campaniano - Maastrichtiano inferior (Rodríguez y Ulloa, 1994:16 - 17, figura 3). Como se indicó en el capítulo dedicado a la Zona Carbonífera Cundinamarca, la Formación Córdoba, junto con la suprayacente Formación Seca del Área Carbonífera Guaduas -Caparrapí, cambian de facies al noreste de Cambrás, y van a constituir la Formación Umir (Acosta y Ulloa,

INGEOMINAS

2002:29), la cual contiene carbones. El Área Carbonífera Betania, hasta ahora no productora, tiene por lo tanto posibilidades teóricas de ofrecer carbones (véase la Figura 4.8.2). Al oriente de la Falla La Salina, en las áreas carboníferas de Checua - Lenguazaque, Suesca - Albarracín, Tunja - Paipa - Duitama y Nuevo Colón - Ramiriquí al sur del departamento, que son la continuación hacia el norte de las áreas de la Zona Carbonífera Cundinamarca, se manifiesta la unidad con carbones, la Formación Guaduas, comprendida entre la Formación Tierna, subyacente, y la Formación Cacho, suprayacente (véase la Figura 4.8.3). En el Área Carbonífera Sogamoso - Jericó, la paleofalla Soapaga, al oriente, pone en contacto diferentes secuencias comprendidas entre el Triásico y el Cenozoico, y sigue apareciendo como unidad carbonífera la Formación Guaduas, aquí comprendida entre la Formación Ermitaño y la Formación Socha Inferior (Alvarado y Sarmiento, 1944); la diferencia con la unidad homónima de las áreas del sur del departamento, consiste en el número y espesor de los mantos de carbón. Otra diferencia, de cierta importancia, se refiere a la ocurrencia de la Formación Socha Superior, que es carbonífera. En la porción sur de Cuitiva hasta Machetá, en el Área Carbonífera Úmbita - Laguna de Tota, se siguen observando las unidades carboníferas del norte, es decir las formaciones Guaduas y Socha Superior. Más hacia el oriente, entre la Falla Soapaga y la Falla Servitá - Lengupá - Támara, en el Área Carbonífera Labranzagrande - Pisba, existen otros afloramientos de secuencias referidas al intervalo Maastrichtiano superior - Paleoceno inferior, que han sido cartografiadas como Grupo Palmichal, equivalente a la Formación Arenisca del Morro.

307

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Figura 4.8.2 Mapa geológico de la Zona Carbonífera Boyacá, parte occidental (Modificado del mapa Geológico de Boyaca - Ingeominas. 1999)

INGEOMINAS

308

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Figura 4.8.3 Mapa geológico de la Zona Carbonífera Boyacá, parte oriental (Modificado del mapa Geológico de Boyaca - Ingeominas. 1999)

INGEOMINAS

309

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Al norte del departamento, entre Jericó y El Cocuy (véase Figura 4.8.4), se ha establecido el Área Carbonífera Chita - La Uvita - El Espino, donde ocurren las mismas unidades litoestratigráficas presentes al sur de Jericó; aquí, la Formación Guaduas presenta un espesor entre 209 m y 300 m y contiene capas de carbón que se adelgazan hacia el norte en los alrededores de la Cuchilla La Arteza (Fabre, 1986:131 - 134, figura 12).

Falla La Salina. Es otra falla de cabalgamiento, regional, de dirección sur suroeste - nor noreste y vergencia hacia el noroeste. Ha sido la causante de las diferencias que se observan en las sucesiones litoestratigráficas Cretácico Cenozoicas, desde la localidad de Betania hacia el oriente. Al norte de Tunja se manifiesta la paleofalla Boyacá, que origina otro rasgo paleogeomórfico conocido como El Alto de la Floresta.

Al norte, en el Área Carbonífera Chiscas, las unidades carboníferas corresponden a las formaciones Los Cuervos y Carbonera, pertenecientes a la nomenclatura de la Cuenca de Maracaibo, que refleja los cambios de facies que se han venido verificando desde el sur, por lo menos aquellos que son más visibles en la actividad cartográfica.

Falla Soapaga. Es una falla de cabalgamiento, de dirección sur - suroeste a nor - noreste y vergencia hacia el este. A ambos lados de esta paleofalla se notan diferencias estratigráficas muy fuertes. La espesa sedimentación Jurásico - Cenozoico, al oriente del plano de falla, no existe o es muy reducida o es diferente a la del oeste del mismo plano. Fallas de menor importancia y pliegues menores caracterizan esta área.

Tectónica

La Falla Servitá - Lengupá - Támara, es una falla de cabalgamiento de vergencia noreste, que superpone rocas paleozoicas sobre estratos cretácicos y neógenos, ocurrentes en los Llanos Orientales. Al oeste de esta falla se presentan unidades que se han definido como del Borde Llanero. La Falla Servitá - Lengupá - Támara es también una paleofalla, por cuanto limita fuertes espesores de la secuencia que se inicia en el Jurásico inferior, en su labio occidental, con una secuencia de espesor muy reducido y, aproximadamente, en el Albiano, en su labio oriental (Fabre, 1986, figura 9).

En las Figuras 4.8.2 y 4.8.3 se aprecia las direcciones y el trazo de las principales dislocaciones. Entre las fallas regionales ocurren otras de menor importancia y una serie de pliegues anticlinales y sinclinales. Estos rasgos estructurales, en resumen, son: Falla Cambrás. Marca el límite de la vertiente occidental de la Cordillera Oriental y el valle que bordea el río Magdalena. Es una falla regional de cabalgamiento, de dirección sur - suroeste a nor - noreste y vergencia hacia el noroeste, la cual superpone las rocas del Cretáceo y del Paleógeno, sobre las rocas del Neógeno, que yacen sobre la ribera derecha del río Magdalena. Se considera como una paleofalla que separa la gruesa sedimentación cretácica, depositada hacia su costado oriental de la delgada secuencia, de la misma edad, que se observa al occidente y que son reflejadas en las líneas sísmicas allí efectuadas.

INGEOMINAS

4.8.2. GEOLOGÍA DE LAS ÁREAS Y LOS SECTORES La Zona Carbonífera Boyacá ha sido dividida en áreas, sectores y bloques carboníferos, donde se describirán con más de detalle la estratigrafía de las formaciones Córdoba, Guaduas y Los Cuervos, dependiendo donde

310

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Figura 4.8.4 Columna estratigráfica de la Sierra Nevada del Cocuy, al sur y al norte de Güicán Fuente: Fabre, A., 1986, modificado.

INGEOMINAS

311

LAS ZONAS CARBONIFERAS

ocurran, en cada área (véase las Figuras 4.8.2 y 4.8.3).

4.8.2.1 Área Carbonífera Checua Lenguazaque Se encuentra localizada hacia el suroeste de la ciudad de Tunja, haciendo parte de la jurisdicción de la localidad de Samacá y corresponde a la continuación norte del Sinclinal Checua Leguazaque, descrito en la Zona Carbonífera Cundinamarca. El código de identificación para el Departamento de Boyacá cambia, así sea parte de la misma estructura, en razón a que entre los límites de cada zona las áreas carboníferas se consideran independientes. Tiene una superficie de 175 km2 (véase la Figura 4.8.5). Las principales vías de acceso al área son: La carretera Tunja - Samacá, por el norte, y la Troncal Central entre Bogotá - Ubaté - Guachetá, por el sur. El principal cauce hidrográfico del área lo constituye el río Gachaneca, que cursa sus aguas hacia la parte noroccidental. Al sur se presentan un gran número de quebradas, destacándose la quebrada Honda que sirve de límite entre los departamentos de Boyacá y Cundinamarca. En el área afloran rocas de las formaciones Tierna, Guaduas (portadora de los carbones), Cacho, Bogotá, Regadera y depósitos cuaternarios. La estructura principal en el área es el Sinclinal Checua - Lenguazaque - descrito al sur en Cundinamarca - que se prolonga hasta los alrededores de Samacá, donde se presenta su cierre. Es una estructura amplia, asimétrica, cuyo eje presenta una dirección N45°E, con buzamientos promedios, en el flanco occidental, de 40° y en el oriental entre 55° y 60°. Sobre el cierre del sinclinal los estratos son, prácticamente, horizontales con buzamientos menores a 10°.

INGEOMINAS

La Formación Guaduas, en esta área, conserva la división descrita en al sur en Guacheta (Cundinamarca), es decir, los cinco niveles denominados, de base a techo, como Ktg1, Ktg2. Ktg3, Ktg4, y Ktg5, de los cuales sólo se hará mención del Ktg2 y Ktg3 que son los que contienen los carbones económicamente explotables. Nivel Ktg2. Es el de mayor importancia económica por contener los carbones de más alto rango y que producen los mejores coques en el área. Estratigráficamente, está constituido por una secuencia de arenitas de grano muy fino con intercalaciones de limolitas lodosas hacia la base; hacia la parte media superior se presenta un dominio alternante de arenitas y lodolitas y hacia la parte superior, presenta una secuencia limosa a arenítica. En este nivel, denominado también como Arenisca La Guía, se reconocen hasta 12 mantos de carbón, en el flanco occidental, y seis, en el flanco oriental. El espesor de este nivel varía entre 250 m y 300 m en el flanco occidental y disminuye, hacia el flanco oriental, a 200 m, debido a procesos sedimentarios. Nivel Ktg3. Es el segundo en importancia desde el punto de vista económico. En su flanco occidental se han reconocido seis mantos de carbón. Hacia el sur de este flanco, el nivel esta constituido por lodolitas y limolitas lodosas de color pardo, que incluyen lentes de arenitas. En la parte superior, predominan lodolitas de color pardo. Hacia el cierre del sinclinal se conservan las mismas características litológicas. En el flanco oriental existen pocos afloramientos y, en donde se puede observar la secuencia, existe una similitud litológica con relación al resto del área; en este flanco sólo se han reconocido, en la mina de la empresa Acerias Paz del Río, cinco mantos de carbón que, de techo a base, se conocen como Manto A, Manto B, Man-

312

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Figura 4.8.5 Áreas carboníferas Checua - Lenguazaque, Suesca - Albarracín, Tunja Paipa - Duitama y Nuevo Colón - Ramiriquí. (Modificado del Mapa Geológico de Boyacá - Ingeominas, 1999)

INGEOMINAS

313

LAS ZONAS CARBONIFERAS

to C, Manto E y Manto G. En el flanco occidental, el nivel es continuo con características similares a las del flanco oriental, con cambios de facies que originan variaciones laterales notorias en las lodolitas que son rojizas a azulosas. El espesor de este nivel, en la parte sur, es de 210 m; hacia Samacá se incrementa a 250 m. En el flanco oriental el espesor no es mayor a 200 m, mientras que el occidental varía entre 200 m al sur, hasta 300 m en el norte.

De acuerdo con las condiciones estratigráficas y estructurales presentes en el área, se establece un sector denominado Samacá - Ráquira, que a su vez fue dividido en siete bloques que, de norte a sur, se conocen como: Salamanca, Loma Redonda, Ruchical, Los Robles, Firita, Gachaneca y Gachaneca - Flanco Occidental. En la Tabla 4.8.1 se presentan, de techo a base, todos los mantos de los niveles Ktg2 y Ktg3 de la Formación Guaduas, con su nombre, espesor y

Tabla 4.8.1 Mantos de carbón de los bloques Salamanca, Loma Redonda, Ruchical y Los Robles en el Sector Samacá - Ráquira

Fuente: Ecocarbón, 1996

INGEOMINAS

314

LAS ZONAS CARBONIFERAS

localización, dentro de los bloques de Salamanca, Loma Redonda, Ruchical y Los Robles. En la Tabla 4.8.2 se presentan, de techo a base, los mantos de los niveles Ktg2 y Ktg3, de la Formación Guaduas de los bloques ubicados al sur en el Sector Samacá - Ráquira.

Recursos y reservas Un análisis de los resultados mostrados en la Tabla 4.8.3 permite establecer que el potencial del Área Carbonífera Checua - Lenguazaque, en el Departamento de Boyacá, que incluye los recursos y reservas en sus categorías de medi-

Tabla 4.8.2 Mantos de carbón bloques Firita, Gachaneca y Gachaneca Flanco Occidental en el Sector Samacá - Ráquira.

Fuente: Ecocarbón, 1996

INGEOMINAS

315

LAS ZONAS CARBONIFERAS

dos, indicados e inferidos, es de 281.421.816 t, de los cuales 232.034.077 t se pueden explotar con la gravedad a favor. Las reservas agotadas calculadas antes de establecer el potencial son de 11.506.896 t, hasta el año 1997.

Calidad Los carbones del Área Carbonífera Checua Lenguazaque, en el Departamento de Boyacá, varían desde bituminosos alto en volátiles A,

Tabla 4.8.3 Recursos y reservas del Área Carbonífera Checua - Lenguazaque

Fuente: Arias et al., 1997

INGEOMINAS

316

LAS ZONAS CARBONIFERAS

hasta bituminosos medio y bajo en volátiles, con características aglomerantes a comúnmente aglomerantes, óptimos para producir coque de excelente calidad, tanto individualmente como en mezclas. La Tabla 4.8.4 muestra los aspectos físico químicos de estos carbones, en base como se analiza, para un total de 24 mantos de carbón, presentes en los niveles Ktg2 y Ktg3. La Tabla 4.8.5, muestra la hoja de calidad para los carbones del Área Carbonífera Checua Lenguazaque (Sector Samacá - Ráquira), la cual se realizó a partir del análisis de 74 muestras. En esta tabla se observan los valores promedios, máximos y mínimos para cada uno de los parámetros de calidad, en base boca de mina, HE+2 y dilución de 0,02 m. Los carbones presentan un poder calorífico entre 11.910 BTU/lb y 14.219 BTU/lb, una humedad de equilibrio relativamente baja entre 2,95% y 4,21%. El valor del azufre total varía entre 0,39% a 2,08%, con un contenido promedio de 0,80% y la emisión de SO2 en lb/MBTU de 1,19, define inicialmente la no necesidad de limpie-

za de estos carbones ya que se encuentran por debajo al 1,2 lb/MBTU, valores estos considerados como favorables para la no formación de compuestos corrosivos en las calderas. El contenido promedio de cenizas del 10%, prevén poca cantidad de impurezas en el coque y, en consecuencia, estos carbones pueden ser utilizados sin lavado. Las cenizas, en general, son de tipo bituminosas con índices de fouling (0,05) y slagging (0,08) relativamente bajos y poco propensos a formar compuestos corrosivos en las calderas, debido al bajo contenido de Na2O (0,56%). El valor de la relación Base/Ácido, 0,10, es bajo e indica que estos carbones no presentan problemas de abrasión. Los valores altos de sílice y aluminio, 62,88% y 24,75% respectivamente, son factor determinante en la selección de calderas de fondo seco. Las temperaturas de fusión de las cenizas, mayor de 1.250oC, indican que los carbones son adecuados para la utilización en calderas de fondo seco, donde se requieren temperaturas altas mayores a 1.075oC. El índice de molienda máximo, 125, sugiere que

Tabla 4.8.4 Características físico químicas de los carbones, base como se analiza, del Área Carbonífera Checua - Lenguazaque

Nota: Esp V.= Espesor Verdadero; MV=Materia Volátil; IH= Índice de Hinchamiento; Fuente: Ecocarbón, 1998

INGEOMINAS

HE= Humedad de Equilibrio; HR= Humedad Residual; CF= Carbono Fijo; PC= Poder Calorífico; RoV= Reflectancia de la Vitrinita;

Cz= Ceniza; St= Azufre total; d= Dilatación

317

INGEOMINAS

Tabla 4.8.5 Hoja de calidad del Sector Samacá - Ráquira

LAS ZONAS CARBONIFERAS

318

Fuente: Ecocarbón, 1998

LAS ZONAS CARBONIFERAS

estos carbones se encuentran por encima de los límites permisibles, para no producir problemas en cuanto a la eficiencia de la trituración en los molinos; por el contrario, el valor mínimo encontrado, 47, está por encima del límite mínimo 39 permitido. El índice de hinchamiento, entre 4 y 9, la dilatación máxima de 335% y la reflectancia de la vitrinita de 0,57 a 1,99, muestra la presencia de carbones con propiedades plásticas y características favorables para la coquización. El contenido promedio de fósforo en las cenizas, 0,54%, es considerado relativamente alto, lo que disminuye la calidad del acero producido.

4.8.2.2 Área Carbonífera Suesca Albarracín Se encuentra ubicada al suroccidente del Departamento de Boyacá, entre los municipios de Ventaquemada, Tunja y Samacá y tiene un área de 306 km2. Las vías principales de acceso son: la Troncal Central del Norte, que comunica Tunja con Duitama y Sogamoso, cruzando la mayor parte del área en dirección noreste; otras vías son la carretera Tunja - Villa de Leiva y la de Samacá - Puente Boyacá. Además, existe una gran cantidad de carreteables que comunican las veredas con las vías principales. La red hidrográfica principal la constituye el río Teatinos que atraviesa la región en dirección suroeste - noreste. En la Figura 4.8.5 se presentan los límites geográficos y geológicos del área. Desde el punto de vista estratigráfico, en el área afloran rocas sedimentarias con edades desde el Jurásico hasta el Cuaternario, representadas por las formaciones Arcabuco, Conejo, Grupo Guadalupe, Guaduas (portadora de los carbones), Cacho, Bogotá y depósitos del Cuaternario.

INGEOMINAS

La estructura principal es el Sinclinal Ventaquemada, al cual están asociados pliegues anticlinales y sinclinales, afectados por fallas longitudinales y transversales. Los carbones se encuentran localizados en la Formación Guaduas, la cual ha sido dividida en tres miembros que se denominan, de base a techo, como: Guaduas Inferior, Medio y Superior y donde se han reconocido hasta siete mantos de carbón en los niveles Inferior y Medio. Tiene un espesor que varía entre 500 m - 1.200 m. Guaduas Inferior. Se encuentra entre el techo de la Arenisca Tierna y la base de la Arenisca La Guía. Esta conformado, principalmente, por arcillolitas grises bien estratificadas, bancos de arenisca y mantos de carbón Tiene un espesor de 250 m. Guaduas Medio. Está comprendido entre la Arenisca La Guía y la Arenisca La Lajosa. Es el más importante, desde el punto de vista económico, tiene mantos de carbón y numerosas capas y cintas no explotables. Se compone, principalmente, de arcillolitas grises, rojas y violetas, arcillolitas carbonáceas y bancos de arenisca. Tiene un espesor de 600 m. Guaduas Superior. Comprendido entre La Arenisca La Lajosa y la Arenisca del Cacho. Esta compuesto por arcillolitas abigarradas, areniscas friables de grano fino a medio, moteadas y lodolitas rojas. Tiene un espesor de 325 m. Dadas las características geológicas del Área Carbonífera Suesca - Albarracín, en el Departamento de Boyacá, se ha considerado sólo el Sector Tunja - Ventaquemada, que por las diferentes explotaciones de carbón y su conocimiento geológico, ha sido dividido en diez bloques que se han denominado, de norte a sur, como: Escalones, Tras del Alto, El Gacal, Pijaos, La Estancia, Cortaderal, El Boquerón, Pataguí, El Pára-

319

LAS ZONAS CARBONIFERAS

mo y Cerrejoncito. Existen otros bloques, Abejón, Páramo Centro y San José de Gacal, que no se han considerados por no poseer suficiente información geológica. En la tabla 4.8.6 se presentan los mantos, de techo a base, con su nombre, espesor y localización dentro de los bloques, del sector Tunja Ventaquemada.

Recursos y reservas Un análisis de la Tabla 4.8.7 permite determinar que el potencial del Área Carbonífera Suesca Albarracín, que incluye los recursos y reservas medidos, indicados e inferidos, es de 157.370.156 t, de los cuales 61.830.628 t (39,28%) se podrán explotar con la gravedad a favor. En esta área no se hicieron cálculos de las reservas agotadas.

Tabla 4.8.6 Mantos de carbón en el Área Carbonífera Suesca - Albarracín

Fuente: Ecocarbón, 1996

INGEOMINAS

320

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Tabla 4.8.7 Recursos y reservas del Área Carbonífera de Suesca - Albarracín

Fuente: Ecocarbón, 1996

INGEOMINAS

321

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Calidad Las características físico químicas, en base como se analiza, para los carbones del Área Suesca - Albarracín, Sector Tunja Ventaquemada, están dadas a partir de 12 muestras, que representan seis mantos de carbón (véase la Tabla 4.8.8). En la Tabla 4.8.9, hoja de calidad, se observan los valores promedios y límites para cada uno de los parámetros considerados en base boca de mina, HE+2 y dilución de 0,02 m. Estos carbones se clasifican como bituminosos altos en volátiles A, con aptitudes térmicas. De acuerdo con los valores de índice de hinchamiento y reflectancia media de la vitrinita, se establece que los carbones son aglomerantes y productores de coque mediante mezclas. Los carbones presentan un poder calorífico entre 11.21 BTU/lb, 1 - 13.247 BTU/lb, con una humedad de equilibrio +2 relativamente baja, entre 4,22% y 5,94%. El contenido promedio de azufre es de 1,07% y la emisión de SO2, 1.72 lb/ MBTU, se encuentra por encima del límite internacional de 1,2 lb/MBTU, valor que puede generar compuestos corrosivos en las calderas y gases venenosos que contaminan el ambiente. El contenido promedio de cenizas, 12,18%, con valores mínimos y máximos entre 7,34 - 19,60%, permite predecir que estos carbones necesitan procesos de limpieza y lavado antes de su utilización. Las cenizas, en general, son de tipo bituminosas con valores de índices de fouling (0,02) y slagging (0,10) relativamente bajos y poco propensos a formar compuestos corrosivos en las calderas, debido al bajo contenido de Na2O. Los valores bajos de la relación Base/Ácido, 0,09, indican que estos carbones no presentan

INGEOMINAS

problemas de abrasión. Al comparar los valores promedios de sílice y aluminio, 37,63% y 13,57% respectivamente, con las temperaturas de fusión de las cenizas, que son mayores a 1.357oC, no se encuentra una correlación, dado a que menores contenidos de sílice y aluminio, por lo general, las temperaturas de fusión son bajas. Esta mala correlación se debe, muy probablemente, a la alta dispersión de los datos debido el bajo número de muestras. El valor máximo del índice de molienda (67) indica que estos carbones se encuentran por encima de los límites permisibles, para no producir problemas en cuanto a la eficiencia de la trituración en los molinos. El valor del índice de hinchamiento de 1 y 6 indica que, en general, estos carbones son aptos para usos térmicos y en mezclas para metalurgia.

4.8.2.3 Área Carbonífera Tunja - Paipa Duitama Se encuentra localizada en la Cordillera Oriental, entre los municipios de Tunja, Tuta, Paipa y Duitama, en el Departamento de Boyacá. Tiene una superficie 575 km2. La vía principal de acceso al área es la Troncal Central del Norte, que comunica a Tunja con Duitama. Otras vías son la carretera entre Tunja - Chivatá - Toca - Paipa, que la comunica con los afloramientos y laboreos mineros que ocurren en el flanco oriental del Sinclinal Tunja - Paipa; las carreteras Tunja - Combita y Tunja - Motavita, permiten la comunicación con las minas del flanco occidental. La principal red hidrográfica la conforman los ríos Piedras y Tuta que, a la altura de Paipa, toman el nombre de río Chicamocha, en el cual desemboca un gran número de quebradas y riachuelos. En la Figura 4.8.5 se dan los límites geográficos y geológicos del área.

322

LAS ZONAS CARBONIFERAS

En el área afloran rocas sedimentarias con edades que van desde el Jurásico al Cuaternario, y donde la Formación Guaduas es la portadora de los carbones. En la vereda El Salitre, localizada hacia el sur y suroeste de Paipa, así como en el morro El Salvador, cerca a Tuta, se observan rocas ígneas de carácter efusivo, las cuales alteran las sedimentitas de la Formación Guaduas. Con relación a los mantos de carbón, aparentemente, el rango no se afecta, sólo localmente se producen interrupciones en su continuidad lateral. La estructura principal del área es el Sinclinal Tunja - Paipa, con dirección suroeste - noreste, donde se presenta la Formación Guaduas; asociados a esta estructura se desarrollan pliegues anticlinales y sinclinales con dirección similar. Algunas fallas de tipo regional y otras menores afectan la estructura y, por tanto, los mantos de carbón. En esta parte del documento se hace una descripción de la Formación Guaduas, que es la portadora de los carbones y que en esta área se ha dividido en tres miembros, que de base a techo, se conocen como miembros Inferior, Medio y Superior.

Miembro Inferior. Se ubica, estratigráficamente, entre la Formación Tierna y el manto Pequeño, que sirve de base al Miembro Medio. Está compuesto por arcillolitas grises con algunas intercalaciones de areniscas. El espesor es de 110 m. Miembro Medio. Comprendido desde el manto Pequeño, hasta un banco de arenisca de grano medio, con un espesor de 30 m, que aflora en la mayor parte del área y que sirve como nivel guía. Esta unidad está compuesta por arcillolitas grises, intercaladas con areniscas de grano fino y hasta nueve mantos de carbón; alcanza un espesor de 210 m. Miembro Superior. Localizado entre la arenisca guía de 30 m, hasta la base de la Formación Cacho. Esta constituido por arcillolitas abigarradas, con capas delgadas de areniscas rojizas. Tiene un espesor de 140 m. De acuerdo con las características estratigráficas y estructurales, se consideró el Sector Tunja Paipa, equivalente al área carbonífera, y en el cual se establecieron once bloques carboníferos llamados, de norte a sur, de la siguiente forma: El Volcán, El Salitre I, El Salitre II, Bolívar,

Tabla 4.8.8 Características físico químicas por manto de carbón, base como se analiza, del Área Carbonífera Suesca - Albarracín, Sector Tunja - Ventaquemada

Fuente: Minercol, 2001

INGEOMINAS

323

INGEOMINAS

Tabla 4.8.9 Hoja de calidad del Área Carbonífera Suesca - Albarracín

LAS ZONAS CARBONIFERAS

324

Fuente: Minercol, 2001

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Piamonte, Boquerón, Chivatá, Tunja - Cómbita, Motavita, Aguablanca y Bloque Cruz de Murcia.

bloque Cruz de Murcia el manto se encuentra en una posición prácticamente horizontal, lo que dificulta su explotación

No se han realizado evaluaciones sobre recursos y reservas en los bloques Aguablanca y Cruz de Murcia. En el primero, porque las unidades portadoras de los carbones están cubiertos por material cuaternario, lo que ha impedido su evaluación. En el segundo, aunque presenta un lignito - en la formación Tilatá - con un espesor que varía entre 3 m y 6 m (el cual es explotado a cielo abierto), porque el contenido de cenizas, 15% y azufre total, 4.33%, no cumplen con las normas establecidas para el cálculo de recursos y reservas; además, porque el alto contenido de azufre origina combustión espontánea. Es importante anotar, también, que en el

En la Tabla 4.8.10 se presentan los mantos de carbón del Miembro Medio, de techo a base, con su nombre, espesor y localización en cada bloque respectivo.

Recursos y reservas Un análisis de las cifras, mostradas en la Tabla 4.8.11, permite establecer que el potencial del área es de 292.668.623 t, que comprende los recursos y reservas en las categorías de medidos, indicados e inferidos. De este total, 60.724.582 t (20.7%) se pueden explotar con la gravedad a

Tabla 4.8.10 Mantos de carbón en el Área Carbonífera Tunja - Paipa - Duitama

Fuente: Arias et al., 1997

INGEOMINAS

325

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Tabla 4.8.11 Recursos y reservas del Área Carbonífera Tunja - Paipa - Duitama

Fuente: Arias et., al 1997

INGEOMINAS

326

LAS ZONAS CARBONIFERAS

favor. Las reservas agotadas, hasta el año 1997, fueron de 6.439.682 t, calculadas antes de hacer la evaluación del potencial.

fusión de las cenizas, mayores a 1.280oC, indican que los carbones son adecuados para utilización en calderas de fondo seco, donde se requieren temperaturas relativamente altas mayores a 1.075oC.

Calidad En la Tabla 4.8.12 se presentan las características físico químicas, en base como se analiza, para los mantos de carbón del Área Carbonífera Tunja - Paipa - Duitama. Estos valores están dados a partir de 44 muestras obtenidas de 16 mantos de carbón, dentro de la Formación Guaduas. Estos carbones varían desde subbituminosos B a bituminosos altos en volátiles A, B y C, aglomerantes a comúnmente aglomerantes y que, en mezclas, pueden producir coque. En la Tabla 4.8.13, se presentan las características físico químicas para los carbones del área, los cuales muestran los siguientes valores: Poder calorífico entre 8.828 BTU/lb, - 13.517 BTU/ lb, base boca de mina, humedad de equilibrio +2 entre 3,56% a 15,16%. El contenido promedio de azufre es de 1,53% y la emisión de SO2, 2,72 lb/MBTU, se encuentra por encima a 1,2 lb/MBTU, que es el límite máximo aceptado internacionalmente por la EPA. El contenido promedio de ceniza (11,40%) permite predecir que estos carbones pueden presentar problemas en los procesos de limpieza y lavado. Las cenizas son de tipo bituminosas, con valores de índices de fouling (0,04) y slagging (0,24) relativamente bajos y poco propensos a formar compuestos corrosivos en las calderas, ya que su de Na2O es bajo. Los valores bajos de la relación Base/Ácido, 0,14 indican que estos carbones no presentan problemas de abrasión. Los valores altos de sílice y aluminio, 60,01% y 23,22% respectivamente, son factor determinante en la selección de calderas de fondo seco. Las temperaturas de

INGEOMINAS

El valor máximo del índice de molienda (51) indica que estos carbones se encuentran por encima de los límites permisibles para no producir problemas en cuanto a la eficiencia de su trituración en los molinos. El valor de índice de hinchamiento entre 0 y 3,5 y una reflectancia media de la vitrinita de 0,4 a 0,6, indican la presencia de carbones para uso térmico, no aglomerantes.

4.8.2.4 Área Carbonífera Sogamoso - Jericó Esta área se extiende, sobre una superficie de 1.575 km², hacia la parte centro - nororiental del departamento, desde Cuitiva, en el sur, hasta Jericó, en el norte. De acuerdo con las características geográficas, geológicas y calidad de los carbones, el Área Carbonífera Sogamoso - Jericó ha sido dividida en tres sectores denominados Cuitiva - Sogamoso, Sogamoso - Tasco y Tasco - Jericó. Las carreteras que conducen de Tunja a Sogamoso y Duitama, Belén de Cerinza, Paz de Río, Socha y Jericó, permiten la comunicación del área carbonífera con los departamentos de Santander, Norte de Santander y los Llanos Orientales, especialmente con Casanare. (Véase la Figura 4.8.6). La vía férrea, que parte de Bogotá y se prolonga hasta la población de Paz de Río, permite el transporte del producto y subproductos en gran escala. Cerca de esta última localidad se ubica la mina La Chapa considerada, en el siglo pasado, como la de mejor desarrollo en el país para la extracción del carbón en el sistema subterráneo.

327

LAS ZONAS CARBONIFERAS

El río Chicamocha, que nace al sur de Tunja, con su recorrido - de sur a norte - drena toda el área. Sus afluentes tienen nacimientos en las cumbres de la Cordillera Oriental que alcanzan en general los 3.600 m a 3.900 m de altura. En el área afloran rocas metamórficas, ígneas y sedimentarias que abarcan edades entre el Precámbrico hasta el Cuaternario. Las unidades asociadas a carbones son definidas como las formaciones Guaduas (principal portador)

y Socha Superior. La Falla Soapaga determina el límite occidental de los carbones. Se describen a continuación las unidades carboníferas. Formación Guaduas. Es la misma unidad carbonífera presente en Cundinamarca y en el Área Carbonífera Tunja - Paipa - Duitama. Consta de lodolitas y arcillolitas grises oscuras a negras prevalecientes sobre intercalaciones de arenitas. Ha sido dividida en dos conjuntos: Superior, constituido por una serie continúa de

Tabla 4.8.12 Características físico químicas por manto de carbón, base como se analiza, del Área Carbonífera Tunja - Paipa - Duitama

Sigue página 329

INGEOMINAS

328

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Continúa tabla 4.8.12

Fuente: Minercol, 2001

intercalaciones de limonitas, lutitas grises, arenitas de cuarzo y mantos de carbón explotables, con un espesor de 400 m; en el Inferior no se encuentran mantos de carbón. Esta unidad se refiere al Maastrichtiano superior. Formación Socha Superior. Consta de una sucesión de 220 m constituida por arcillolitas grises verdosas y esporádicas capas de carbón; ha sido referida al Paleoceno superior. En cercanías de Tasco se explota una capa de 0,70 m de espesor; en los alrededores de Pesca, al sur de Sogamoso, fue observada otra capa de carbón. Para esta unidad no se han reportado cifras sobre recursos. Debido a la amplia extensión de la Formación Guaduas y a los aspectos estructurales, Arias

INGEOMINAS

et al., (1996), confirmaron en el área los tres sectores carboníferos antes nombrados; además, establecieron para cada sector ocho bloques carboníferos. Siguiendo la pauta de estas divisiones, en las tablas 4.8.14, 4.8.15 y 4.8.16 se indican los bloques, el nombre y espesor de cada manto, de techo a base; todos los mantos ocurren en la Formación Guaduas; acompañando al nombre del manto, se utiliza las letras T (térmico) y M (metalúrgico), que indica el tipo de carbón para su utilización.

Recursos y reservas El potencial del Área Carbonífera Sogamoso Jericó, según lo establecido en la Tabla 4.8.17, es de 988.811.469 t en las categorías de reservas

329

INGEOMINAS

Tabla 4.8.13 Hoja de calidad del Área Carbonífera Tunja - Paipa -Duitama

LAS ZONAS CARBONIFERAS

330

Fuente: Minercol, 2001

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Figura 4.8.6 Área Carbonífera Sogamoso - Jericó (Modificado del Mapa geológico de Boyacá - Ingeominas, 1999)

INGEOMINAS

331

LAS ZONAS CARBONIFERAS

y recursos medidos, indicados e inferidos. Las reservas agotadas fueron, hasta el año de 1996, de 14.399.364 t. Hay recursos no descubiertos del orden de 488.122.472 t. Del total de recursos y reservas, es decir, 687.248.170 t (69.5%) se pueden explotar con la gravedad a favor.

Calidad En la Tabla 4.8.18 se presentan las características físico químicas, en base como se analiza, para los mantos de carbones del Área Carbonífera Sogamoso - Jericó. Estos valores están dados a partir de 81 muestras analizadas y tomadas sobre 14 mantos de carbón, dentro de la Formación Guaduas. Estos carbones varían desde bituminosos altos en volátiles B y A hasta bituminosos medios y bajos volátiles, aglomerantes a comúnmente aglomerantes, óptimos para producir coques, tanto individualmente como en mezclas. Los carbones coquizables se encuentran, principalmente, en el Sector de Tasco - Jericó y en la parte norte del Sector Sogamoso - Tasco. En el Sector Cuitiva Sogamoso los carbones son, predominantemente, térmicos. En la Tabla 4.8.19, hoja de calidad, se observan los valores promedios y límites para cada uno de los parámetros de calidad, en base boca de mina, HE+2 y dilución de 0,02 m. Presentan estos carbones un poder calorífico entre 9.957 BTU/lb y 14.308 BTU/lb, con una humedad de equilibrio +2 entre 2,78% - 7,86%. El contenido promedio de azufre es de 1,23% y la emisión de SO2, 1,87 lb/MBTU, se encuentra por encima de 1,2 lb/MBTU, considerado como el límite máximo para la protección del medio ambiente (EPA). Los anteriores valores pueden generar compuestos corrosivos en las calderas y gases venenosos que contaminarían el ambiente.

INGEOMINAS

El contenido promedio de cenizas, 9,57%, permite predecir que estos carbones no presentan problemas en los procesos de limpieza y lavado. Las cenizas, de tipo bituminosas, con valores de índices de fouling de 0,06 y slagging de 0,14 son relativamente bajos y poco propensos a formar compuestos corrosivos en las calderas, debido al bajo contenido en las cenizas de Na2O. Los valores bajos de la relación Base/Ácido (0,11), indican que estos carbones no presentan problemas de abrasión. Los valores altos de sílice y aluminio, 60,85% y 23,99% respectivamente, son un factor determinante en la selección de calderas de fondo seco. Las temperaturas de fusión de las cenizas (>1.127oC) señalan que los carbones son adecuados para utilización en calderas de fondo seco, donde se requieren temperaturas relativamente altas mayores de 1.075oC. El valor máximo del índice de molienda (105) indica que estos carbones se encuentran por encima de los límites permisibles para no producir problemas en cuanto a la eficiencia de la trituración de los mismos en los molinos. El valor del índice de hinchamiento, 0 a 9, y la reflectancia media de la vitrinita, entre 0,4 y 1,7, propenden para que estos carbones sean utilizados, tanto para uso metalúrgico como térmico.

4.8.2.5 Área Carbonífera Betania, no productora Está área, conocida anteriormente como Territorio Vásquez, se encuentra localizada entre las localidades de Puerto Romero y Betania. Tiene una extensión de 805 km2 y su principal vía de comunicación es la carretera que de Otanche conduce a Betania y Puerto Boyacá, sobre el río Magdalena (véase la Figura 4.8.2). El río Mártires y la quebrada Cobre constituyen el principal drenaje del área.

332

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Tabla 4.8.14 Mantos de carbón, Sector Carbonífero Cuitiva - Sogamoso

Fuente: Arias et al., 1997

INGEOMINAS

333

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Tabla 4.8.15 Mantos de carbón, Sector Sogamoso - Tasco

Sigue página 335

INGEOMINAS

334

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Rodríguez y Ulloa (1994) han definido la Formación Córdoba, como una unidad de 700 m de espesor, constituida en su mayoría por una sucesión de lodolitas calcáreas estratificadas en capas gruesas a muy gruesas, intercaladas con calizas arenosas, fosilíferas y por lutitas negras en capas medias hasta muy gruesas. Esta nueva unidad es referida al Campaniano Maastrichtiano inferior, por lo tanto, se encuentra en el límite con la ocurrencia de carbones que se dan un poco más al sur de Cambrás, donde esta unidad es suprayacida por la Formación Seca, carbonífera. Además, ya se había anotado que esta unidad, junto con la suprayacente, Formación Seca del Área Carbonífera Guaduas - Caparrapí, cambiaba justo al norte de Cambrás a las facies que la definen como Formación Umir (Acosta y Ulloa, 2002:29), y que contiene carbones. Esta área, hasta ahora no productora, tiene posibilidades de ser explorada para establecer su potencial geológico - minero.

La Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia, 2003, reporta el análisis de cinco muestras, correspondientes a cinco mantos de carbón del Área Carbonífera Betania. En la Tabla 4.8.20 se indican las principales características físico - químicas, base como se analiza, de estos carbones. De acuerdo con los resultados, se establece que los carbones son principalmente bituminosos altos en volátiles A hasta bituminosos medios volátiles, comúnmente aglomerantes, con un índice de hinchamiento que varía entre 7 a 9, con un poder calorífico relativamente alto, entre 12.924 BTU/lb y 14.434 BTU/lb. El contenido de azufre total varía entre 0,73% hasta 1,37% y las cenizas entre 6,03% y 14,13%.

4.8.2.6 Área Carbonífera Nuevo Colón Ramiriquí, no productora Se encuentra localizada entre las localidades de Turmequé, Ventaquemada, Nuevo Colón y

Continúa tabla 4.5.15

Fuente: Arias et al., 1997

INGEOMINAS

335

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Tabla 4.8.16 Mantos de carbón, Sector Tasco - Jericó

Fuente: Arias et al., 1997

INGEOMINAS

336

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Ramiriquí, con una extensión de 184 km2. El drenaje principal es el río Garagoa. La vía principal de acceso es la carretera que de Ventaquemada conduce hacia Ramiriquí, la cual se desprende de la Central del Norte, a la altura de Ventaquemada. Otra vía es la carretera que parte de Villapinzón hacia Úmbita, Tibaná y luego a Ramiriquí (véase la Figura 4.8.5).

minas de carbón, ubicadas al oeste de la población Nuevo Colon. Sin embargo, es importante anotar que el área no ha sido evaluada y a la fecha se desconoce su potencial e importancia económica.

La cartografía de la Formación Guaduas, en esta área carbonífera, mostró en el año 1983 (Renzoni et al., 1983, mapa), la presencia de tres

Se encuentra localizada al sur del municipio de Úmbita, en los límites departamentales entre Cundinamarca y Boyacá, hasta las orillas meri-

4.8.2.7 Área Carbonífera Úmbita - Laguna de Tota

Tabla 4.8.17 Recursos y reservas del Área Carbonífera Sogamoso - Jericó

Fuente: Arias et at., 1997

Tabla 4.8.18 Características físico químicas de los carbones, base como se analiza, del Área Carbonífera Sogamoso - Jericó

Fuente: Minercol, 2001

INGEOMINAS

337

INGEOMINAS

Tabla 4.8.19 Hoja de calidad del Área Carbonífera Sogamoso - Jericó

LAS ZONAS CARBONIFERAS

338

Fuente: Minercol, 2001

LAS ZONAS CARBONIFERAS

dionales de la Laguna de Tota (véase la Figura 4.8.3); siendo las localidades más importantes los municipios de Chinavita, Úmbita, Tibaná, Siachoque, Rondón y El Palmar. Tiene una extensión de 1.575 km2 y está cruzada por las carreteras que de Villapinzón y Úmbita se dirigen a Chinavita, Garagoa, Miraflores, Rondón y, luego, a los Llanos Orientales, especialmente a Casanare. Al sur de Pesca y de la Laguna de Tota, las vías de penetración terrestre son muy escasas. Los principales cursos hidrográficos son el río Pesca, afluente del Chicamocha, y los ríos Garagoa y Mueche. De acuerdo con el conocimiento geológico, la parte mejor estudiada corresponde a la comprendida entre las poblaciones de Chinavita Úmbita - Tibaná, ubicadas en el extremo sur del área carbonífera. En esta parte se efectuó la cartografía detallada de la Formación Guaduas y se evaluaron recursos con una metodología diferente a la del Sistema de Clasificación de Recursos y Reservas, razón por la cual no se tienen en cuenta en la sumatoria del resto de la zona. La parte septentrional de esta área no ha sido evaluada, pero si se reporta la presencia de capas de carbón. En esta área aflora la Formación Socha Su-

perior que, sin embargo, no ha sido evaluada para determinar algún potencial carbonífero. De los principales pliegues, existentes en el área carbonífera, merece especial mención el Sinclinal Sueva - Umbita, que es la estructura de mayor importancia y se desarrolla hacia el sur. Pliegues de menor extensión, pero de relativa importancia son los anticlinales Tablón, Tibaná y Chiguatá y los sinclinales Chuscal y Chiguatá. Al norte, se han cartografiado dos sinclinales conocidos como Alto Almorzadero y Quebrada San Pedro, separados por el anticlinal que pasa por el Palmar (Renzoni et al., 1983, plancha 191). Todas estas estructuras presentan una dirección dominante suroeste - noreste. Con referencia a los mantos de carbón, el área fue dividida en seis sectores, en uno de los cuales, el Sector Sisa, se han diferenciado tres mantos de carbón que son objeto de explotación, con espesores comprendidos entre 0,90 m y 1,00 m (Nigrinis et al., 1982:32 - 41, figura 17). El manto de mayor producción es el situado estratigráficamente más alto y se denomina Manto 3, con un espesor que varía entre 0,80 m y 1,60 m, con buzamientos mayores a 40 o.

Tabla 4.8.20 Características físico químicas para los carbones, base como se analiza, del Área Carbonífera Betania

Fuente: U.P.T.C., 2003

INGEOMINAS

339

LAS ZONAS CARBONIFERAS

En cuanto a recursos y reservas los autores reportan las siguientes cifras: Recursos potenciales....................... 258.600.000 t Reservas inferidas............................ 14.762.000 t Reservas indicadas........................... 25.584.000 t El Ingeominas continuó con la evaluación (Mejía y Pulido, 1985), pero únicamente en tres sectores. Se menciona este trabajo porque muestra la ocurrencia de cinco a ocho mantos de carbón térmico, con espesores comprendidos entre 1,00 m y 1,70 m. Estos autores indican las siguientes cifras de recursos: Recursos indicados....................... 117.184.188 t Recursos inferidos.......................... 30.973.810 t

Calidad En la Tabla 4.8.21 se presentan las características físico químicas, en base como se analiza, para los cuatro mantos de carbones analizados en el Área Carbonífera Sogamoso - Jerico, incluidos en la Formación Guaduas. Los valores analíticos están dados a partir de cinco muestras, clasificándose como bituminosos altos en volátiles A, no aglomerantes y se consideran óptimos para ser utilizados como carbones térmicos. En la Tabla 4.8.22, hoja de calidad, se observan los valores promedios y límites para cada uno

de los parámetros de calidad, en base boca de mina, HE+2 y dilución de 0,02 m. Los datos de calidad, formas de azufre y mineralógico de cenizas, no están disponibles, razón por la cual no se reportan en la tabla. El poder calorífico se encuentra entre 10.651 BTU/lb y 12.235 BTU/lb, con una humedad de equilibrio +2 entre 4,65% - 10,69%. El contenido promedio de azufre total, 1,21%, con variaciones entre 0,78% y 1,57%, permite plantear la necesidad de efectuar mezclas de carbones con diferentes contenidos de azufre, para obtener valores de azufre dentro de los límites permisibles que no generen, tanto, compuestos corrosivos en las calderas ni gases venenosos que contaminen el ambiente. El contenido promedio de las cenizas, 13,10%, unido con los altos contenido de azufre permite predecir que estos carbones pueden presentan problemas en los procesos de limpieza y lavado. Las temperaturas de fusión de las cenizas mayores a 1.249oC indican que los carbones son adecuados para utilización en calderas de fondo seco. El valor máximo del índice de molienda (60) indica que estos carbones se encuentran por encima de los límites permisibles para no producir problemas en cuanto a la eficiencia de la trituración en los molinos. No obstante lo anterior, el límite mínimo de 25 está muy por debajo del valor límite permisible de 39, clasificando estos carbones como relativamente duros. El valor del

Tabla 4.8.21 Características físico químicas por manto de carbón, base como se analiza, del Área Carbonífera Úmbita - Laguna de Tota

Fuente: Minercol, 2001

INGEOMINAS

340

INGEOMINAS

Tabla 4.8.22 Hoja de calidad del Área Carbonífera Úmbita - Laguna de Tota

LAS ZONAS CARBONIFERAS

341

Fuente: Minercol, 2001

LAS ZONAS CARBONIFERAS

índice de hinchamiento, entre 0 y 2, con una reflectancia media de la vitrinita menor a 0,60, indican que estos carbones no aglomeran, pero son óptimos para uso térmico.

4.8.2.8 Área Carbonífera Labranzagrande Pisba, no productora Se encuentra ubicada en jurisdicción de los municipios de Labranzagrande y Pisba, y tiene una extensión de 656 km2 (véase la Figura 4.8.7). Los drenajes principales son los ríos Poyero y Cravo Sur. El área se caracteriza por carecer de carreteras y vías de penetración, su comunicación se realiza, principalmente, utilizando caminos de herradura. Los trabajos de cartografía regional señalan la ocurrencia del Grupo Palmichal, una unidad referida al Borde Llanero, equivalente al occidente con el Grupo Guadalupe, Formación Guaduas y Formación. Cacho. Van der Hammen (1958:96, plancha II) ha asignado esta sucesión al intervalo Maastrichtiano más alto Paleoceno inferior. Renzoni (1991:11 - 13) reporta una discordancia interna dentro del Grupo Palmichal, en la localidad El Morro, lo que muestra como, localmente, están ausentes los niveles que se consideran correspondientes con la Formación Guaduas; en el resto del área, la discordancia no se ha reconocido, razón por la cual es de esperar la posibilidad de encontrar niveles con carbones.

cación; a la altura de Soatá y Tipacoque se desprende la carretera que conduce a Chita y La Uvita. Hacia el norte se comunica con Málaga y Cúcuta. Al este y al noreste, el área está bordeada por La Sierra Nevada del Cocuy, que constituye la divisoria de aguas entre los afluentes del río Chicamocha, hacia el oeste, y los del río Arauca, hacia el este (véase la Figura 4.8.8). Aquí vale la pena comentar que, en las vecindades de la Sierra Nevada de Güicán, las unidades litoestratigráficas definidas en Cundinamarca y Boyacá y asignadas al Cretáceo superior y Paleógeno, como son las formaciones Los Pinos, Arenisca Tierna, Guaduas, Areniscas de Socha y Arcillas de Socha, pasan hacia el norte, haciendo parte de sucesiones descritas mediante la nomenclatura de la Cuenca de Maracaibo (formaciones Colón - Mito Juan, Catatumbo, Barco, Los Cuervos y Mirador). Fabre et al., (1982, plancha 137 - El Cocuy). La Formación Guaduas, con unos 250 m de espesor, muestra “varias capas de carbón”. Igualmente, en la parte inferior de la Formación Arcillas de Socha, también llamada Formación Socha superior, se han visto “varios niveles de carbón” (Fabre et al., 1982, plancha 153- Chita y Vargas et al., 1987, plancha 152 - Soatá). En ninguna de las dos formaciones se han evaluado los recursos carboníferos.

4.8.2.9 Área Carbonífera Chita - La Uvita El Espino, no productora

Estructuralmente, se presentan algunos anticlinales, sinclinales y fallas que hacia el sur del área tienen una dirección norte - sur y en el norte, tienden hacia el sureste - noroeste, lo cual coincide con el cambio que se observa en este lugar de la Cordillera Oriental.

Se localiza entre los municipios de Chita, La Uvita, San Mateo y El Espino, en el Departamento de Boyacá, en límites con Santander, con una superficie de 1.313 km2. La Troncal Central del Norte sirve como vía principal de comuni-

En cuanto a las características físico químicas de estos carbones, en la actualidad, no se dispone de datos que permitan efectuar las consideraciones de rango, parámetros de calidad y usos tecnológicos.

INGEOMINAS

342

LAS ZONAS CARBONIFERAS

4.8.2.10 Área Carbonífera Chiscas, no productora El área carbonífera se encuentra localizada hacia el noreste del Departamento de Boyacá, en jurisdicción de las localidades de Chiscas y Las Mercedes, en límites con el Departamento de Santander. Tiene una extensión de 304 km2. No existen vías de acceso a los sitios de afloramientos de los carbones, sólo se llega por caminos de herradura. Las poblaciones de Güicán, El Espino, Chiscas y Las Mercedes tienen acceso a la vía que conduce hacia Capitanejo, Málaga y Cúcuta. Al este del área carbonífera se encuentra la Sierra Nevada de Güicán y el Alto de Cobugón, que constituyen la divisoria de aguas que conforman los drenajes del río Chicamocha, al oeste, y los del río Arauca, hacia los Llanos Orientales. Los sinclinales La Bricha, limitado al oriente por la Falla Chiscas, y Las Mercedes presentan dirección nor - noroeste, contienen capas de carbón de las formaciones Los Cuervos y Carbonera, relacionadas con la cuenca de Maracaibo. Se anota que para estas unidades no se han efectuado estudios para evaluar su potencial carbonífero.

4.8.3 MINERÍA No se tiene una fecha precisa de cuando se iniciaron las primeras explotaciones carboníferas, sin embargo, en la provincia de Sugamuxi se han encontrado trabajos antiguos realizados por indígenas nativos, los cuales empleaban el método de cámaras y pilares. Construían túneles inclinados, cuya longitud estaba condicionada por la presencia de agua subterránea. El carbón grueso era transportado a hombro hasta la superficie y el fino lo dejaban en las cámaras como relleno. El arranque lo realizaban con macana de piedra. Este mismo procedimiento

INGEOMINAS

todavía se aplica en muchas minas existentes, pero la herramienta de arranque es el pico.

Sistema y métodos de explotación El sistema tradicional de extracción ha sido el de minería subterránea, aunque, en algunos sectores se han llevado acabo pequeñas explotaciones a cielo abierto, que no han prosperado. Los métodos de laboreo más aplicados corresponden al de cámaras y pilares, ensanche descendente de tambores y los de tajos cortos y largos con derrumbe dirigido. En las diferentes explotaciones no es fácil distinguir el método utilizado, porque muchas de ellas no alcanzan la etapa de desarrollo minero propiamente dicha, sino que el carbón lo obtienen de las labores ejecutadas en las etapas de preparación del socavón. Este tipo de procedimiento ha ocasionado la esterilización de reservas importantes en la zona. Las características generales de las explotaciones mineras desarrolladas en esta zona, son similares a las descritas para la Zona Carbonífera Cundinamarca. Predominan las explotaciones a pequeña escala, que no superan una producción de 6.000 t/año, donde la fuerza laboral de cada unidad productiva oscila entre tres y ocho trabajadores; estas minas corresponden al 95% de las 444 identificadas (Minercol, 2000). En las explotaciones existentes aun persiste la minería de subsistencia, cuya actividad se enmarca dentro de un grado alto de intermitencia o informalidad, impuesto por el mercado, por otras actividades complementarias y la disponibilidad de mano de obra familiar; en ellas no se alcanza a visualizar ningún tipo de organización empresarial. Las explotaciones, de mayor regularidad en sus operaciones, cuentan con alguna organización productiva, que ha sido fomentada por el sector cooperativo existente en esta zona. Además, utilizan mano de obra diferente al núcleo familiar,

343

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Figura 4.8.7 Área Carbonífera Labranzagrande - Pisba, no productora (Modificado del Mapa Geológico de Boyacá - Ingeominas, 1999)

INGEOMINAS

344

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Figura 4.8.8 Área Carbonífera Chita - La Uvita - El Espino (Modificado de Fabre, A., 1986)

INGEOMINAS

345

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Figura 4.8.9 Área Carbonífera Chiscas, no productora (Modificado de Fabre, A., 1986)

INGEOMINAS

346

LAS ZONAS CARBONIFERAS

con dependencia salarial más definida gracias a la mayor certidumbre del mercado que le da el sector cooperativo; sin embargo, su estructura administrativa es deficiente. Las explotaciones medianamente mecanizadas, las cuales no superan el 5%, manejan una estructura empresarial organizada, con un nivel de previsiones por todo concepto. Dentro de las minas más representativas, de esta zona, se pueden mencionar las que desarrolló la empresa siderúrgica Acerías Paz del Río en los municipios de Samacá y Tasco (La Chapa). Estas minas alcanzaron producciones superiores a las 200.000 t/año y un alto grado de mecanización. Otras minas con menor tecnología y producción son: Inversiones Milpa, Las Cumbres y El Abejón, en Samacá; San Judas Tadeo y California, en Tópaga; Peñas de

Las Águilas y La Hoya, en Sogamoso y El Diamante, en Socha. Estas minas se caracterizan por mantener niveles de producción mayores a 10.000 t/año.

Estructura de costos Tomando como referencia los resultados de estudios realizados, a raíz de la crisis socioeconómica, sobre el bajo consumo de carbón en el interior del país y estudios de costos de Minercol (2001), se presenta la estructura de costos para una mina medianamente tecnificada, con producción promedio de 15.000 t/año, 22 días laborables al mes, un rendimiento de 2.0 t/hombre - turno y una planta de personal conformada por 28 trabajadores (véase la Tabla 4.8.23).

Tabla 4.8.23 Costos de Producción Zona Carbonífera Boyacá

Fuente: Minercol, 2001

INGEOMINAS

347

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Analizando la tabla de costos se puede apreciar que la mano de obra representa un 76,6% del total de los costos de producción; esto se debe a la gran utilización de la fuerza laboral en esta actividad, producto de la falta de tecnificación, que todavía prevalece en la minería del país.

Producción En los tres primeros años de la década de los 90, la producción fue creciente en esta zona. A partir del año de 1993, se presentó una disminución constante, pasando de 1.855.000 t/año alcanzadas en 1992, a 1.030.000 t/año en 1999. Esta disminución fue producto de la baja en el

consumo de carbón en algunos sectores industriales, principalmente el eléctrico, cementero, ladrillero y el residencial, así como por la implementación progresiva del uso del gas natural y la crisis económica del país. En el 2000, se presenta un nuevo repunte en la producción, siendo más notorio en el año 2001 y menor en el 2002, por la demanda de carbón coquizable y de coque para la exportación. Se espera que la tendencia de demanda se mantenga hacia el futuro de acuerdo con las condiciones actuales del mercado. El coque, en la Zona Carbonífera Boyacá, es producido en hornos tipo colmena, solera y verticales. De acuerdo con Tecnos (1999) exis-

Figura 4.8.10 Produción de carbón en la Zona Carbonífera Boyacá Fuente: Minercol, 2003

Figura 4.8.11 Participación sectorial en el consumo de carbón Zona Carbonífera Boyacá Fuente: Fenalcarbón, 2003

INGEOMINAS

348

LAS ZONAS CARBONIFERAS

tían 520 hornos tipo colmena y 58 hornos tipo vertical. En la actualidad, se están construyendo nuevas instalaciones de hornos, especialmente tipo solera. El carbón térmico se ha venido destinando, en mayor proporción, al consumo regional y algunos volúmenes al mercado interregional, especialmente con destino al Valle del Cauca y Antioquia. El carbón coquizable y el coque se destina, tanto para el consumo interno, como para la exportación; el coque de consumo interno se utiliza, principalmente, para el alto horno de Acerías Paz de Río. El carbón y el coque, para la exportación, se envían a los mercados de Perú, Brasil, Chile, Centroamérica, el Caribe, México y Estados Unidos. En la Figura 4.8.10 se presentan los reportes de producción obtenidos durante el periodo 19902002.

térmico y 50.000 toneladas (33%) como metalúrgico. En el análisis realizado por Fenalcarbón, en el primer semestre del año 2003, se muestra que debido a la reactivación de la demanda, en un corto plazo se podría incrementar la producción de carbones térmicos a 140.000 t/mes y el metalúrgico a 80.000 t/mes. Estas proyecciones tuvieron en cuenta el potencial de reservas, la calidad del carbón, la producción histórica, las condiciones actuales de explotación (condiciones técnicas y legales) y el desarrollo de los proyectos de integración minera que, actualmente, se adelantan en el departamento con el apoyo estatal. La demanda del carbón, extraído en el departamento, la generan los sectores eléctrico, ladrillero, metalúrgico, cementero, alimentos y bebidas. El consumo presentado en la década pasada, tuvo alguna variación por la alta dependencia del sector de generación eléctrica, con requerimientos mayores en los años del racionamiento y a las grandes depresiones en los años 96 al 99. En la Figura 4.8.11 se aprecian los porcentajes de participación por sectores.

Oferta y demanda La oferta de carbón en el Departamento de Boyacá, para el año 2002, fue de 150.000 t/mes, de los cuales 100.000 toneladas (67%) fue de tipo

La capacidad actual instalada en el departamento, tanto del sector eléctrico como del industrial, bien podrían requerir de 2.000.000 t/año, pero el consumo en Boyacá ha tenido grandes va-

Figura 4.8.12 Evolución del número de minas en la Zona Carbonífera Boyacá Fuente: Minercol, 2003

INGEOMINAS

349

LAS ZONAS CARBONIFERAS

riaciones dentro de la década, con valores altos en los años 92 y 93 durante la crisis del racionamiento de electricidad y niveles mínimos en los años 96, cuando los consumos en Termopaipa han tenido el menor valor en la historia de las plantas, por razón de la implementación del mercadeo mayorista de energía eléctrica y con él, un nuevo esquema de despacho de las plantas,; esta situación se ha sumado, de ahí en adelante, a la crisis financiera, laboral y administrativa que atraviesa Acerías Paz del Río S.A., incidiendo negativamente en el consumo del carbón en lo que le corresponde. El consumo del departamento es abastecido con su producción, dando espacio a pequeños volúmenes de carbones metalúrgicos de Cundinamarca. Es necesario destacar que, en los últimos años, el departamento ha logrado dar un viraje al consumo corriente de los carbones coquizables, que exclusivamente se producían para Acerías Paz del Río y, en algunas épocas del año, para la elaboración de coque con destino al sector agrícola de otros departamentos. Actualmente, se produce coque - en cantidades significativas con destino a la exportación.

Titulación minera El comportamiento de las explotaciones carboníferas en esta zona ha presentado variaciones notorias debidas, principalmente, a la fluctuación del mercado. De acuerdo con los censos mineros realizados en el país y a datos estadísticos, se observa que en el año de 1974 se habían identificado 242 minas; en 1983, 676 explotaciones carboníferas; posteriormente en 1995, Ecocarbón reporta la existencia de 629 explotaciones. En el reporte efectuado por Minercol, en el 2000, se identificaron 444 explotaciones. Para el 2.002, Minercol - PNUD iden-

INGEOMINAS

tificaron un total de 472 explotaciones. El comportamiento de las explotaciones carboníferas en la zona se aprecia en la Figura 4.8.12. Dentro del reporte de 182 títulos mineros otorgados por Minercol, a diciembre de 2002, se aprecian 157 contratos de explotación, 22 licencias de explotación y tres licencias de exploración. El número de solicitudes en trámite era de 123.

4.8.4 ASPECTOS AMBIENTALES Y SOCIALES Componente ambiental Dada la similitud de las características de explotación que prevalecen en la minería de carbón en las diferentes zonas del interior del país, las alteraciones ambientales de la minería de carbón en el Departamento de Boyacá, son similares a las descritas para la zonas de Antioquia - Antiguo Caldas y Cundinamarca. En Boyacá, también, es de gran importancia el proceso de coquización, que ocasiona similares impactos en el medio biofísico, a los ya referidos para el Departamento de Cundinamarca. Los conocimientos sobre la explotación del carbón, por parte de los mineros de la zona, están estrechamente relacionados con la tradición familiar y, adicionalmente, algunos técnicos laboran en la zona. En general en la zona, el bajo conocimiento tecnológico, la inexistencia de organización y planificación minera, la carencia de equipos adecuados de extracción, junto con las dificultades del mercado, por fluctuaciones de demanda en el consumo interno del carbón, impiden que se desarrolle una adecuada explotación del recurso y un mejoramiento de la producción e ingresos de los mineros.

350

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Con relación a la gestión ambiental, Ecocarbón, a partir de 1995, impulsó el desarrollo de programas orientados a introducir la planificación, el mejoramiento ambiental y social de la pequeña minería del carbón en el país, que para el caso de Boyacá, consistió en el desarrollo de acciones como el Programa de Reforestación de Zonas Carboníferas (PRECA), orientado a contrarrestar la deforestación y permitir que la minería subterránea, disponga de madera para el entibado de las minas; dicho programa contribuyó, hasta 1996, con la reforestación de 203 hectáreas. Otra contribución consistió en el apoyo al desarrollo de tecnologías más limpias en la utilización del carbón; igualmente, se apoyó la gestión interinstitucional para contrarrestar la contaminación atmosférica, ocasionada por los sectores alfarero y calero del Valle de Sogamoso. Con propósitos similares, la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia realizó proyectos de investigación para el lavado de carbón y la reducción de gases contaminantes en el proceso de coquización. Revisada la legislación ambiental vigente sobre las restricciones establecidas a nivel nacional, para el desarrollo de la actividad minera, se observa que dentro de esta zona no aplica ninguna de ellas.

Componente social Entre los aspectos sociales críticos de la minería del carbón, está el trabajo de menores en las minas, siendo especialmente acentuado en la Zona Carbonífera Boyacá, ya que según el censo efectuado por Ecocarbón (1996), existían un total de 905 menores dedicados a dicha actividad. En 1996 se inició el progra-

INGEOMINAS

ma de erradicación del trabajo de menores en minas, consistente en la concientización y educación a familias mineras, brindando alternativas de ocupación e ingresos a los menores y sus familias para desestimular su trabajo en las minas. Con el propósito múltiple de lograr, progresivamente, la organización e integración minera, Ecocarbón promovió el desarrollo cooperativo, para mejorar la gestión administrativa, la legalización minera, el desarrollo tecnológico y la comercialización del carbón, logrando establecer en el departamento, a diciembre de 1996, 12 cooperativas de mineros. Teniendo en cuenta que el grado de mecanización en la minería subterránea de esta zona es muy pequeño, la utilización de mano de obra no calificada ha sido constante y se ha mantenido durante el tiempo, pero el comportamiento de la producción, con una tendencia generalizada a la baja, ha incidido negativamente en la generación de empleo en el subsector. El descenso en la generación de empleos presentado en la zona, comparado los años de 1992 con el 2000, alcanzó el 59%. Esta situación se fundamenta en que el consumo sufre una alta depresión y el mercado interregional fue muy bajo. Otro aspecto que ha influido, corresponde a la ubicación geográfica del Departamento de Boyacá, con relación a los centros de consumo del carbón, lo cual hace incurrir en costos de transporte superiores hasta en un 40% comparados con los de Cundinamarca, afectando su competitividad en esos mercados. En la Figura 4.8.13 se presenta la evolución del empleo directo, producto de las explotaciones carboníferas. Llama la atención que, para el año 2002 y por efecto de la reactivación de la minería, se ha presentado una creciente demanda de fuerza laboral en las minas de la Zona Carbonífera Boyacá,

351

LAS ZONAS CARBONIFERAS

a tal punto, que no se dispone de mano de obra en las minas para atender la mayor producción de carbón.

4.8.5 POTENCIAL Y PERSPECTIVAS La Zona Carbonífera Boyacá tiene un potencial carbonífero de 1.720,21 millones de toneladas, que quedan luego de haberse extraído, hasta 1997, 32.345.946 t y recursos no descubiertos de 488.122.472 t. En cuanto a la calidad, la zona tiene una gran variedad de carbones, con importantes reservas de carbones metalúrgicos para la producción de coque y carbones térmicos, bajos en azufre, en cenizas y alto poder calorífico, que los hace ambientalmente limpios para su consumo. Un análisis de las áreas en la Zona Carbonífera Boyacá, permite establecer lo siguiente: El Área Carbonífera Sogamoso - Jericó es la más importante, tanto por su potencial como por la variedad en la calidad de los carbones, tiene importantes reservas de carbones metalúrgicos en el Sector Tasco - Jericó y carbones térmicos en los sectores de Cuitiva - Sogamoso y Tópaga - Tasco.

Desde el punto de vista de carbones metalúrgicos, es muy importante la Zona Carbonífera Checua - Lenguazaque que, además, posee una mejor ubicación con relación a los centros de consumo interno y para la exportación. Las áreas carboníferas Tunja - Paipa Duitama, Suesca - Albarracín y Umbita - Laguna de Tota tienen un gran potencial de carbón térmico. El Área Carbonífera Chita - La Uvita - El Espino, aunque poco conocida, puede ser interesante por la expectativa de poseer carbones especiales de tipo semiantracítico. Como se puede apreciar la Zona Carbonífera Boyacá tiene un alto potencial y de acuerdo con los análisis realizados por Fenalcarbón, en 2002, se muestra que con inversiones bajas se podría aumentar su producción en un 47%, en los próximos cinco años, teniendo en cuenta el potencial de reservas, la calidad del carbón, la producción histórica, las condiciones actuales de explotación y el desarrollo de los proyectos de integración minera que, actualmente, se adelantan en el departamento con el apoyo estatal. Todo esto será posible de lo-

Figura 4.8.13 Generación de empleos directos Zona Carbonífera Boyacá Fuente: Minercol, 2000

INGEOMINAS

352

LAS ZONAS CARBONIFERAS

grar siempre y cuando exista un desarrollo armónico de la cadena de la industria que deberá considerar los siguientes aspectos:

se deben tomar las medidas necesarias que permitan el entrenamiento y capacitación del mismo.

• Realización

de proyectos con planeamientos mineros adecuados, que permitan una explotación en unidades mineras técnicas y eficientes;

• Mejoramiento de los procesos que permitan tener un producto de calidad uniforme. Se deberá seguir trabajando en mezclas, procesos de lavabilidad, utilización de otras tecnologías de coquización, que permitan producir coque de mejores especificaciones, tal como el uso de hornos de solera.

4.8.6

BIBLIOGRAFÍA

ACOSTA, J.; ULLOA, C. 2002. Mapa geológico del departamento de Cundinamarca, Memoria explicativa, INGEOMINAS, Bogotá ARIAS, E.; BELTRÁN, C.; GÓMEZ, V.; HERNÁNDEZ, N.; ROSAS, A.; TIBADUIZA, G. 1997. Programa Normalización de recursos y reservas de carbón (Departamento de Boyacá). ECOCARBÓN, Bogotá. BALBÍN, W. 1974. Censo del Carbón. Bogotá.

• Una acción gremial y estatal continuada para lograr que se mejore la infraestructura vial, la recuperación del ferrocarril, la navegabilidad por el río Magdalena, el mejoramiento de las instalaciones de los puertos de Buenaventura y del Atlántico, para la exportación de carbón y coque; esta acción también deberá estar dirigida, a demostrar la conveniencia de utilizar las carboeléctricas como una alternativa viable, para la producción de energía, dada la coyuntura existente con respecto al incremento en el consumo energético del país, que requerirá la construcción de nuevas plantas a corto plazo.

• Otro aspecto a considerar, se relaciona con la inteligencia de mercado para carbones y coques, tema que debe ser de conocimiento del sector. Por otro lado, se debe continuar con los procesos de legalización minero ambiental, buscando que sólo se consuman carbones plenamente legalizados. Teniendo en cuenta la demanda de personal minero que se viene presentando en esta zona,

INGEOMINAS

DANE. 1990. Censo Nacional Minero 1988. Bogotá. CARBOCOL. 1991. Caracterización de 20 minas del programa de asistencia técnica integral, en el área de influencia de la E.A.S.M. de Sogamoso. Cundiboyacense. Bogotá. CARBOCOL - COLCIENCIAS - INGEOMINAS - UNIVERSIDAD NACIONAL. 1993. Informe Fase 2. Estudio sobre las características y usos tecnológicos de los carbones colombianos. Zona Cundinamarca - Boyacá (Checua - Lenguazaque - Samacá). Estudio Minero. Medellín. CARBOCOL - COLCIENCIAS - INGEOMINAS. 1993. Informe Fase 1. Características y usos tecnológicos de los carbones colombianos. Zona Cundinamarca - Boyacá. Ingeominas. Estudio Geológico. Informe Geológico. Bogotá. ECOCARBON. 1996. Boyacá Carbonífero. Bogotá. ECOCARBON. 1998. Plan de Desarrollo del Subsector Carbón 1999 - 2010. Bogotá

353

LAS ZONAS CARBONIFERAS

ECOCARBÓN. 1998. Oportunidades de inversión en Colombia en centrales termoeléctricas a carbón. ECOCARBÓN, Bogotá. ELECTRIFICADORA DE BOYACA CARBOCOL S.A., 1983. Evaluación de minas representativas de Boyacá. FABRE, A. 1986. Géologie de la Sierra Nevada del Cocuy (Cordillère Orientale de Colombie), Département de Géologie et Paléontologie, Université de Genève, Genève. FABRE, A.; OSORIO, M.; VARGAS, R. 1982. Mapa geológico de la plancha 137 - El Cocuy. INGEOMINAS, Bogotá. FABRE, A.; OSORIO, M.; VARGAS, R. 1982. Mapa geológico de la plancha 153 - Chita, INGEOMINAS, Bogotá. FEDECARBÓN. 1991. El ferrocarril del Carare y la exportación de carbones metalúrgicos colombianos. FEDECARBÓN, Bogotá. FENALCARBÓN. 2003. Encuentro por la Competitividad del Carbón Cundiboyacense en las Exportaciones - Análisis de oferta. Bogotá. INGEOMINAS. 1999. Mapa geológico digital de Colombia. INGEOMINAS. Bogotá. MEJÍA, L. J.; PULIDO, O. 1985. Evaluación de los recursos carboníferos de los sectores El Jupal, El Carmen y Guayabal. Zona Chinavita, Úmbita Tibaná. Departamento de Boyacá. Bogotá. Informe 2023. INGEOMINAS. Bogotá. MINERCOL. 1998. Oportunidades de inversión en Colombia en centrales termoeléctricas a carbón. MINERCOL, Bogotá. MINERCOL. Salamanca P. 1999. Diagnóstico geológico - minero de los carbones metalúrgi-

INGEOMINAS

cos y especiales del departamento de Boyacá. Sogamoso. MINERCOL. 2000. Estadísticas mineras. Bogotá. MINERCOL. 2001. Oferta y Demanda de Carbón Térmico Altiplano. Bogotá. MINERCOL. 2002. Estadísticas mineras. Bogotá. MINERCOL. 2003. Estadísticas Mineras. Bogotá. MINMINAS - CARBOCOL. 1983. Censo Nacional del Carbón. Bogotá. NIGRINIS, R.; MEJÍA, L. J.; MARIÑO, J.; ARBOLEDA, C. 1982. Recursos carboníferos de la zona Chinavita - Úmbita - Tibaná. INGEOMINAS, Bogotá. PULIDO, O. 1983. Evaluación de los Recursos Carboníferos de los sectores Salitre - San Nicolas y Piamonte. Municipios de Paipa - Tuta, Boyacá. Informe 1901. Ingeominas. Bogotá. RENZONI, G. 1991. Mapa geológico de Colombia Plancha 193 - Yopal, Memoria explicativa. INGEOMINAS, Bogotá. RENZONI, G.; ROSAS, H.; ETAYO, F. 1983. Mapa Geológico de la plancha 191 - Tunja. INGEOMINAS, Bogotá. RODRÍGUEZ, E.; ULLOA, C. 1994. Mapa Geológico de Colombia Plancha 169 - Puerto Boyacá, Memoria resumida. INGEOMINAS, Bogotá. TECNOS, 1999. Programa Estratégico de investigación en coque, Bogotá.

354

LAS ZONAS CARBONIFERAS

UNIVERSIDAD PEDOGÓGICA Y TECNOLÓGICA DE COLOMBIA, 2003. Informe sobre análisis fisico químicos, de muestras de carbones, de la Zona de Betania, Departamento de Boyacá. Tunja.

VAN der HAMMEN. Th., 1958. Estratigrafía del Terciario y Maestrichtiano Continentales y Tectogénesis de los Andes Colombianos. Boletín Geológico, Volumen VI, 1-3, Ingeominas, Bogotá.

UPME - FENALCARBON, 2000. “Alternativas y Estrategias para Resolver la Crisis Socioeconómica Derivada del Bajo Consumo de Carbón en el Interior”, Bogotá.

VARGAS, R.; ARIAS, A.; JARAMILLO, L.; TÉLLEZ, N. Mapa Geológico de Colombia Plancha 152 - Soatá. INGEOMINAS, Bogotá

INGEOMINAS

355

LAS ZONAS CARBONIFERAS

INGEOMINAS

356

LAS ZONAS CARBONIFERAS

4.9 ZONA CARBONÍFERA SANTANDER 4.9.1 4.9.2 4.9.2.1 4.9.2.2 4.9.2.3 4.9.2.4 4.9.2.5 4.9.2.6 4.9.2.7 4.9.2.8 4.9.3 4.9.4 4.9.5 4.9.6

GEOLOGÍA GENERAL GEOLOGÍA DE LAS ÁREAS Y LOS SECTORES Área Carbonífera Vanegas - San Vicente de Chucurí - Río Cascajales Área Carbonífera San Luis Área Carbonífera Río Opón - Landázuri Área Carbonífera Cimitarra Sur Área Carbonífera Capitanejo - San Miguel Área Carbonífera Miranda Área Carbonífera Molagavita Área Carbonífera Páramo del Almorzadero MINERÍA ASPECTOS AMBIENTALES Y SOCIALES POTENCIAL Y PERSPECTIVAS BIBLIOGRAFÍA

364 367 367 367 375 375 376 379 381 384 386 387 487 488

LISTA DE FIGURAS Figura Figura Figura Figura

4.9.1 4.9.2 4.9.3 4.9.4

Figura 4.9.5 Figura 4.9.6 Figura 4.9.7 Figura 4.9.8 Figura 4.9.9

Mapa de localización de la Zona Carbonífera Santander Mapa geológico de la Zona Carbonífera Santander, parte occidental Mapa geológico de la Zona Carbonífera Santander, parte oriental Correlación de columnas estratigráficas entre el Valle Medio del Magdalena, El Catatumbo y Casanare Esquema geológico y estructural del Área Carbonífera San Luis Mapa geológico de las áreas carboníferas Capitanejo - San Miguel, Miranda y Molagavita Mapa geológico del Área Carbonífera Páramo del Almorzadero Comportamiento de la producción Zona Carbonífera Santander - Mina Carbones del Carare Comportamiento de las explotaciones carboníferas en Santander

360 362 363 366 369 378 383 385 386

LISTA DE TABLAS Tabla 4.9.1 Tabla 4.9.2 Tabla 4.9.3 Tabla 4.9.4

INGEOMINAS

Mantos de carbón, Área Carbonífera San Luis, Sector Flanco Occidental Reservas de carbón en el Sector Flanco Occidental del Área Carbonífera San Luis Características fisico químicas de los carbones, base como se analiza, del Área Carbonífera San Luís, Sector Flanco Occidental. Carbones térmicos Características fisico químicas de los carbones, base como se analiza, del Área Carbonífera San Luís, Sector Flanco Occidental. Carbones coquizables

370 370 371

371 357

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Tabla 4.9.5 Tabla 4.9.6 Tabla 4.9.7 Tabla 4.9.8

Tabla 4.9.9 Tabla 4.9.10 Tabla 4.9.11 Tabla 4.9.12 Tabla 4.9.13 Tabla 4.9.14 Tabla 4.9.15 Tabla 4.9.16 Tabla 4.9.17

INGEOMINAS

Hoja de calidad del Área Carbonífera San Luís, Sector Flanco Occidental. Carbones térmicos 372 Recursos y reservas de carbón en el Sector Flanco Oriental del Área Carbonífera San Luis 373 Características fisico químicas de los carbones, base como se analiza, del Área Carbonífera San Luís, Sector Flanco Oriental. Carbones térmicos 374 Características fisico químicas de los carbones, base como se analiza, del Área Carbonífera San Luís, Sector Flanco Oriental. Carbones coquizables 374 Mantos de carbón, Área Carbonífera Cimitarra Sur 376 Características fisico químicas de los carbones, base como se analiza, para el Área Carbonífera Cimitarra Sur 377 Recursos del Área Carbonífera Capitanejo - San Miguel 377 Características fisico químicas por manto de carbón, base como se analiza, para el Área Carbonífera Capitanejo - San Miguel 380 Características fisico químicas por manto de carbón, base como se analiza, para el Área Carbonífera Miranda 381 Características fisicoquímicas por manto de carbón, base como se analiza, para el Área Carbonífera Molagavita 382 Mantos de carbón, Área Carbonífera Páramo del Almorzadero 382 Recursos del Área Carbonífera Páramo del Almorzadero 384 Características fisico químicas de los carbones, base como se analiza, para el Área Carbonífera Páramo del Almorzadero 384

358

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Esta Zona Carbonífera comprende los carbones que ocurren en el Departamento de Santander (véase la figura 4.9.1.). Los carbones se presentan sobre dos grandes superficies localizadas la una, en el borde occidental de la Cordillera Oriental, y la otra, sobre el Macizo de Santander. Las unidades carboníferas que afloran en las dos localidades están compuestas por la Formación Umir, al occidente, y las formaciones Colón Mito Juan, Catatumbo, Los Cuervos y Carbonera, al oriente; estas unidades, en cada una de las dos regiones, se mantienen inalteradas sobre grandes distancias. Por esta situación litoestratigráfica, los diversos rasgos geomórficos y las diferentes estructuras allí reconocibles, la Zona Carbonífera Santander ha sido dividida en ocho áreas carboníferas. Las cuatro primeras se extienden en la pre - cordillera y colinas que están hacia el Valle del Magdalena y las otras cuatro, sobre el Macizo de Santander (véanse las figuras 4.9.2 y 4.9.3): Área Carbonífera 901 Vanegas - San Vicente de Chucurí - Río Cascajales Área Carbonífera 902 San Luis Área Carbonífera 903 Río Opón - Landázuri Área Carbonífera 904 Cimitarra Sur Área Carbonífera 905 San Miguel - Capitanejo Área Carbonífera 906 Miranda Área Carbonífera 907 Molagavita Área Carbonífera 908 Páramo del Almorzadero El inventario de los carbones que ocurren en las cuatro áreas del borde occidental de la Cordillera Oriental, entre las cuales se enumera la más estudiada, la de San Luis, y en las cuatro del Páramo del Almorzadero, fue motivado por la necesidad de explotar y comercializar los carbones de Santander. La evaluación del recurso carbonífero fue obtenida gracias a los trabajos realizados, en lo que respecta a las áreas carboníferas de San Luis y del Almorzadero, por el Ingeominas y Carbocol.

INGEOMINAS

Así, con el fin de determinar la viabilidad de algunos proyectos, se contrataron los estudios de geología de superficie del Páramo del Almorzadero tendientes a poner en marcha, en tal localidad, una mina de carbones antracíticos, prevista para producir entre 50 t/año y 60.000 t/ año para exportación a Venezuela y para satisfacer el mercado interno. Entre las oportunidades de inversión se propuso, además, el proyecto carboeléctrico de San Luis, previsto para una generación de 150 MW/año (Minercol, 1998:82). Con el trabajo de Carboriente (1990a) se inició la evaluación de todos los yacimientos del Páramo del Almorzadero y de las áreas adyacentes. La información litoestratigráfica y la evaluación técnico económica de los yacimientos del Páramo del Almorzadero fue obtenida en los años de 1989 y 1990, varios años antes que Ecocarbón contratara la redacción del Sistema de Clasificación de Recursos y Reservas. Por lo tanto, esa información no sigue los factores conceptuales básicos de la clasificación. En cuanto a San Luis se procedió de una forma bastante similar. Gracias a la existencia de trabajos previos del Ingeominas, Carbocol contrató con Carboriente estudios de superficie y de subsuelo; se perforaron 32 pozos, 22 de los cuales se realizaron en el flanco occidental del Sinclinal Los Andes y diez en el flanco oriental, realizados durante los años de 1986 a 1988 y luego, con Kopex, algunos trabajos complementarios que abarcaron los años de 1990 y 1991. Ambos estudios cubrieron un área de 25 km² y se enfocó la exploración sobre la Formación Umir. Ecocarbón, en el año de 1996, contrató con la Unión Temporal L.T. Geoperforaciones Geoconsulta Ltda el complemento de la información geológica, pero únicamente sobre el flanco occidental del Sinclinal Los Andes, con el objeto de optimizar el conocimiento geológico del área mediante controles geológicos detalla-

359

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Figura 4.9.1 Mapa de localización de la Zona Carbonífera Santander

INGEOMINAS

360

LAS ZONAS CARBONIFERAS

dos en superficie y exploración adicional de subsuelo. Con estos estudios se estableció la calidad y las reservas de carbón en las diferentes categorías, además, se definieron los parámetros geotécnicos e hidrológicos que permitieran preparar la prefactibilidad técnico económica de uno o varios proyectos mineros. Los trabajos de Carboriente (1990a) y L.T. Geoperforaciones & Geoconsulta (1996) serán las referencias principales. Sin embargo, otros trabajos como el Plan de Desarrollo Minero Ambiental para Santander (Comité, 1996), que presenta la situación de los conocimientos en toda el Área Carbonífera Santander, así como los conocimientos aportados por el Ingeominas, especialmente, bajo forma de mapas geológicos, columnas estratigráficas, análisis petrográficos y palinológicos, han servido como elementos básicos para el entendimiento geológico regional.

Localización, aspectos físicos y vías de acceso Este departamento está localizado sobre la Cordillera Oriental, entre la faja donde la cordillera toma una dirección hacia el nor - noroeste y el Valle del río Magdalena. Cuenta con una extensión de 30.537 km² y limita, al norte y oriente, con los departamentos del Cesar y Norte de Santander; al sur y sureste, con Boyacá; y al occidente con Antioquia y Bolívar. El departamento es cruzado por importantes corrientes hídricas; en el oriente, por los ríos Chicamocha y Lebrija; en el sur, por el río Suárez, que inicialmente toma una dirección suroeste - noreste y luego, después de la unión con el río Chicamocha, va hacia el oeste con el nombre de río Sogamoso; en el suroeste, por los ríos Carare y Opón que fluyen al río Magdalena.

Magdalena (con el Área Carbonífera San Luis), de relieve plano a suavemente ondulado y clima cálido y húmedo; al oriente, la vertiente occidental montañosa de la Cordillera Oriental (con el Área Carbonífera del Páramo del Almorzadero), surcada por profundos cañones y caracterizada por climas variados (templados, fríos y paramunos), generalmente, de tendencia seca. Los mejores suelos agropecuarios se encuentran en la llanura aluvial, aunque en algunos sectores se presentan limitaciones por inundaciones. Las principales vías de comunicación de la zona son: La Troncal Central, que se dirige de Bucaramanga hacia el sur y la une con Bogotá; al noreste con Pamplona, Cúcuta y Venezuela; la Troncal del Magdalena que comunica la Costa Norte, pasando por San Alberto, Bosconia, Santa Marta y Barranquilla. Otras carreteras conducen también al puerto fluvial y a la estación del ferrocarril de Barrancabermeja y, por lo tanto, unen esta zona por vía fluvial con Barranquilla. Para el Área Carbonífera San Luis hay una carretera que se dirige de Bucaramanga a Barrancabermeja, pasando por San Vicente de Chucurí y, luego, por la región de San Luis. En el Páramo del Almorzadero la comunicación se realiza por la Troncal del Norte pavimentada y que comunica, al sur, con Malaga, Capitanejo Duitama - Tunja y, al norte, con Chitagá, Pamplona y Cúcuta. De las vías arriba nombradas se desprenden numerosos carreteables que conducen a todos los sectores carboníferos. Bucaramanga está comunicada por ferrocarril con gran parte del país.

El territorio del departamento se divide en dos grandes regiones: Al occidente, la llanura del río

INGEOMINAS

361

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Figura 4.9.2 Mapa geológico de la Zona Carbonífera Santander, parte occidental Fuente: Modificado del Mapa Geológico de Santander - Ingeominas, 1999

INGEOMINAS

362

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Figura 4.9.3 Mapa geológico de la Zona Carbonífera Santander, parte oriental Fuente: Modificado de Ward, et al., 1997 y Carboriente, 1989a

INGEOMINAS

363

LAS ZONAS CARBONIFERAS

4.9.1 GEOLOGÍA GENERAL Estratigrafía Considerando el Departamento de Santander en su conjunto, las unidades litoestratigráficas carboníferas muestran algunas importantes diferencias al compararse los afloramientos orientales del Páramo del Almorzadero, hasta Capitanejo, con los occidentales del área próxima al Valle del río Magdalena. Varían, en efecto, la posición del carbón en el tiempo, las características de las secuencias litoestratigráficas carboníferas y la nomenclatura de las unidades a las cuales el carbón pertenece. La literatura geológica refiere las unidades orientales del Páramo del Almorzadero y Capitanejo a las de la Cuenca de Maracaibo. Las unidades occidentales se refieren a la nomenclatura de la Cuenca del Valle Medio del río Magdalena; estas unidades occidentales, se extienden desde el límite meridional del departamento hasta Vanegas, en el norte, pasando por San Luis. Entonces, visto que la sucesión litoestratigráfica cambia a lo ancho de la extensión este - oeste en el departamento, se hará una primera descripción y se compararán las dos sucesiones para, luego, hacer referencia a ellas de una forma detallada, al momento de describir cada una de las áreas. En la franja occidental, desde el sur de Landazurí hasta el norte del río Lebrija, pasando por San Luis, en la posición estratigráfica carbonífera sólo aparece la Formación Umir (Ward et al., 1973:76; Ward et al., 1977), referida al Maastrichtiano (Van der Hammen, 1958, plancha II). Se advierte que la unidad que se tendrá como referencia ha sido identificada por Royero y Vargas, 1999, con la sigla Kcom, para agrupar las formaciones Luna, sin carbones, y Umir. En el presente documento esta unidad se representa de igual manera.

INGEOMINAS

Formación Umir (Ksu). El nombre de Umir proviene de un cerro localizado al oeste de San Vicente de Chucurí (Ward et al., 1973:76). Está compuesta por una sucesión de arcillolitas negras a grises verdosas, cuyo espesor alcanza en San Luis 1.400 m; se intercalan pocas capas de arenitas arcillosas de cuarzo y mantos de carbón (en algunos lugares los mantos alcanzan hasta 3 m de espesor). Esta unidad forma un área de afloramientos continua entre Vanegas, Conchal, San Vicente de Chucurí, San Luis, Landázuri, Cimitarra hasta el límite meridional del departamento. Con base en zonas de foraminíferos bien establecidas y sustentadas por amonites, se le asigna una edad Campaniano - Maastrichtiano y se correlaciona con la Formación Colón - Mito Juan de la Cuenca de Maracaibo (Ward et al., 1973:76). Ha sido dividida en tres miembros: Inferior (Ksu1) sin carbones, Medio (Ksu2) y Superior (Ksu3) que contiene los carbones económicamente explotables y sobre los cuales se hará una descripción en detalle más adelante (L.T. Geoperforaciones & Geoconsulta, 1996). En la franja oriental del Macizo, entre el Páramo del Almorzadero, al norte, y Molagavita Capitanejo, al sur, las unidades que contienen cintas y mantos de carbón según la literatura geológica actual (Colpet, 1967a y 1967b, Ward et al., 1973) son: Las formaciones Colón - Mito Juan, cuya parte alta es referida al Maastrichtiano superior; Los Cuervos, referida al lapso Paleoceno medio - Eoceno inferior; y Carbonera, referida al lapso Eoceno superior - Oligoceno inferior (Van der Hammen, 1958, planchas I y II). Formaciones Colón - Mito Juan (Kscm). Según Ward et al., (1973:84, 85), al sureste de Santander los carbones ocurren en la parte alta de la Formación Mito Juan, no siendo posible reconocer

364

LAS ZONAS CARBONIFERAS

aquí una unidad distinta (v. gr. la Formación Catatumbo) entre la Formación Mito Juan y la Formación Barco. Sin embargo, otros autores reconocen aquí la Formación Catatumbo, en la parte alta del Mito Juan. Este intervalo litoestratigráfico está formado por lodolitas y arcillolitas grises oscuras, carbonosas, con intercalaciones de arenitas finas y muy finas de cuarzo con un espesor que varía entre 325 m y 600 m. Está superpuesta por la Formación Barco y se correlaciona con la Formación Umir y la parte inferior de la Formación Lisama del Valle Medio del Magdalena. Formación Los Cuervos (Tplc). Según Ward et al., (1973:95), la sección tipo de esta formación está a 250 km más al norte, en la quebrada homónima, afluente del río Catatumbo. Yace sobre la Formación Barco y está formada por arcillolitas con escasas capas de arenitas de cuarzo, arcillolitas sideríticas, arcillas carbonosas y capas de carbón en los 75 m inferiores; en esta parte, el color de las arcillolitas es negro a moteado, mientras que en la parte superior se vuelve rojo - violáceo. Su espesor, en el Páramo del Almorzadero, varía normalmente entre 265 m y 420 m, pero en el Morro La Nariz, en cercanías de Cerrito, llega a medir hasta 430 m (Carboriente, 1989a:62). Se correlaciona con la parte superior de la Formación Lisama del Valle Medio del Magdalena. La correlación anterior se observa en la Figura 4.9.4, donde, además, se muestran las variaciones faciales y de los carbones entre el Valle del Magdalena, el Borde Llanero y el Catatumbo. Estas variaciones se reflejan en cambios en la nomenclatura litoestratigráfica. La Formación Los Cuervos es cubierta por la Formación Mirador. Formación Carbonera (Tec). Encima de la Formación Mirador, descansa esta unidad que consiste en una serie bastante gruesa de arcillolitas grises a grises verdosas y marrones y de arenitas de cuarzo asociadas con carbón, tanto en la par-

INGEOMINAS

te inferior como en la superior (Carboriente, 1989a:66); unas pocas capas de caliza ocurren en los intervalos carboníferos. Escasas zonas glauconíticas, de limitada extensión lateral, se han hallado en varias partes de la sección. No está bien expuesta en el área y su espesor máximo se estima en 375 m. La edad de la parte inferior, establecida palinológicamente, es Eoceno superior y la de la parte superior, es Oligoceno inferior. Se correlaciona con la Formación Esmeralda y la parte inferior de la Formación Mugrosa del Valle Medio del Magdalena (Ward et al., 1973:96 - 97).

Tectónica En las figuras 4.9.2 y 4.9.3 se aprecia el recorrido de las principales dislocaciones. Algunas de estas dislocaciones presentan dirección sur - suroeste a nor - noreste y de plano inclinado hacia el occidente; entre éstas, las fallas Suratá y Perchíquez muestran la superposición de las rocas cristalinas premesozoicas sobre las sedimentitas del Cretáceo y del Cenozoico. Hacia el oriente, se aprecia la Falla Servitá; de plano inclinado al este, con prolongación hacia el nor - noreste en el Departamento de Norte de Santander y delimita, junto con la Falla Perchíquez, un graben que permitió la conservación de las rocas cretácico - terciarias. El borde occidental del Macizo de Santander está delineado por la Falla Bucaramanga, inversa, de plano inclinado hacia el oriente, que eleva rocas cristalinas y metamórficas sobre las sedimentitas del Jurásico y Cretácico. La Falla Suárez, también inversa, de plano inclinado hacia el oriente, choca contra la anterior. La Falla La Salina, también inversa con plano inclinado hacia el oriente, igualmente, se une a la Bucaramanga a la altura de la localidad del Playón.

365

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Figura 4.9.4 Correlación de columnas estratigráficas entre el Valle Medio del Magdalena, El Catatumbo y Casanare Fuente: Van der Hammen, Th, 1958, modificado

INGEOMINAS

366

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Una serie de anticlinales y sinclinales caracterizan las áreas encerradas entre las fallas. De este a oeste, sobre el macizo, se observan los sinclinales Delgadito y La Arena separados por el Anticlinal Vado Ancho. Luego, al oeste de la Falla Suárez, se aprecia la gran estructura Anticlinal Los Cobardes y, al oeste de la Falla La Salina, el Sinclinal Mundo Nuevo, que lleva los carbones de la Formación Umir en su flanco oriental y en su cierre periclinal.

4.9. 2 GEOLOGÍA DE LAS ÁREAS Y LOS SECTORES La Zona Carbonífera Santander ha sido dividida en ocho áreas, teniendo en cuenta aspectos geológicos y naturales. Para cada una se hará una descripción con relevancia en las características y reservas de los carbones.

4.9.2.1 Área Carbonífera Vanegas - San Vicente de Chucurí - Río Cascajales Esta área carbonífera se encuentra localizada en jurisdicción del municipio de San Vicente de Chucurí, en cercanía de la localidad de Vanegas al norte, hasta el municipio El Carmen al sur, en el límite norte del Área Carbonífera San Luis. La mayoría de su superficie está ocupada por la Formación Umir, en cuya parte alta se dan los afloramientos de carbón, desde los alrededores de Vanegas hasta San Vicente de Chucurí. La unidad ocupa la terminación periclinal del Sinclinal Mundo Nuevo, hasta el río Oponcito y Opón. Los afloramientos del cierre meridional del sinclinal muestran cinco capas de carbón, con espesores comprendidos entre los 0,65 m y los 2,10 m (Comité de Desarrollo Minero, 1996:146). Un manto de 0,70 m ha sido explotado al oeste de Vanegas. El área no ha sido evaluada, por lo que no se conoce su potencial geológico - minero. Tenien-

INGEOMINAS

do en cuenta que los carbones del Área Carbonífera Vanegas - San Vicente de Chucurí - Río Cascajales son una continuación al norte de los carbones del Área Carbonífera San Luís, podemos esperar, a partir de la extrapolación de la información de calidad, que los carbones de esta área son característicamente bituminosos altos en volátiles A a bituminosos medios volátiles, comúnmente aglomerantes, aptos para uso en la producción de energía y vapor, y coque en mezclas.

4.9.2.2 Área Carbonífera San Luis Esta área está localizada a 65 km al sureste de Barrancabermeja, sobre el borde oriental del Valle Medio del río Magdalena, en las estribaciones occidentales de la Cordillera Los Cobardes, en jurisdicción del municipio del Carmen. El área tiene una extensión de 25,4 km². Se encuentra a 48 km del río Magdalena, a 35 km del ferrocarril del Atlántico y a 33 km de la Troncal de La Paz, que es la principal vía de comunicación entre el norte y el sur del país. Se accede al área, desde Barrancabermeja hasta Yarima, por 35 km de carretera pavimentada, luego, hasta la localidad de Explanación (en el suroeste), por 27 km de carretera de especificaciones menores. Para llegar a los sitios específicos explorados se utilizan caminos veredales que, en época de lluvias, son de difícil acceso. Desde el punto de vista geológico, el área carbonífera esta conformada por el Sinclinal Los Andes; dentro de esta estructura se encuentra la Formación Umir, que contiene los mantos de carbón de interés económico (véase la figura 4.9.5). Dentro de la Formación Umir, los carbones se han localizado en los miembros Medio y Superior y sobre los cuales se hará una breve descripción.

367

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Miembro Umir Medio (Ksu2). Es una secuencia de 400 m de arcillolitas grises a negras con intercalaciones muy delgadas de limolitas de cuarzo ferruginosas y con 34 cintas y mantos de carbón que han sido denominados, de techo a base, con las series del 300 al 505. El techo de la unidad está marcado por un conjunto arenítico de 12 m de espesor, denominado Arenisca la Guía. Este miembro está cubierto por coluviones.

cias con mantos de carbón se localizan en los niveles Medio y Superior de la Formación Umir.

Miembro Umir Superior (Ksu3). Sobre la Arenísca Guía aflora un conjunto con un espesor de 350 m, conformado por arcillolitas grises a negras carbonosas con niveles de arenita fina a media de cuarzo intercalado, donde aparecen mantos y cintas de carbón. Encima aparece una secuencia de 200 m de espesor, compuesta por una sucesión de arcillolitas y 13 mantos de carbón, que conforman los mantos codificados con los números del 265 al 100. En la parte superior, encima del manto 100, afloran capas de arcillolitas verdosas y arenitas de cuarzo intercaladas, con un espesor de 50 m.

Reservas

Desde el punto de vista estructural, el Sinclinal Los Andes es la estructura principal. Se trata de un sinclinal simétrico cuyo eje tiene dirección suroeste - noreste, limitado en sus flancos por fallas; la más importante de las cuales es la Falla La Salina, una paleofalla normal con inclinación hacia el oriente y pone en contacto la Formación Umir con la Formación La Luna. Dentro del Sinclinal Los Andes se han reconocido dos sectores: El Sector Flanco Occidental y el Sector Flanco Oriental.

Sector Flanco Occidental Este sector corresponde al flanco occidental del Sinclinal Los Andes (véase la Figura 4.9.5). Desde el punto de vista estratigráfico, las secuen-

INGEOMINAS

La secuencia estratigráfica del área, relacionada con los carbones de la Formación Umir, se resume en la Tabla 4.9.1, en la cual los mantos de carbón se disponen, dentro de cada intervalo litoestratigráfico, de techo a base, con su nombre y espesor.

En la tabla 4.9.2 se puede observar que el potencial, del Sector Flanco Occidental del Área Carbonífera San Luis, es de 155.343.030 t, incluyendo las categorías de reservas medidas, indicadas e inferidas. De este total, 75.902.200 t equivalen al 48.86% del total que se podrá sacar con la gravedad a favor.

Calidad Para la determinación de las características fisico químicas de los carbones térmicos de la secuencia superior del Área Carbonífera San Luis, Flanco Occidental, se tuvieron en cuenta 73 muestras, entre pozos corazonados, muestras de túnel y trincheras. Para la secuencia inferior, coquizables (mantos 315, 320, 370, 390, 405, 410, 440, 445, 450, 465, 466, 475, 490, 495, 500 y 505), la calidad se definió a partir 25 muestras de carbón entre pozos corazonados, muestras de túnel y trincheras. En las tablas 4.9.3 y 4.9.4 se presentan las características fisicoquímicas de los carbones del Área Carbonífera San Luis, tanto para la secuencia superior, térmica, como para la secuencia inferior, coquizable. Los carbones de la secuencia superior son, característicamente, bituminosos altos en volátiles A a bituminosos medios volátil (mantos 205, 220 y 230), con unos

368

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Figura 4.9.5 Esquema geológico y estructural del Área Carbonífera San Luis Fuente: LT. Geoperforaciones y Minería Ltda, 1996, modificado.

INGEOMINAS

369

LAS ZONAS CARBONIFERAS

valores de índice de hinchamiento, dilatometría y reflectancia media de la vitrinita variables y alto contenido de cenizas, lo cual no permite definir con claridad su carácter aglomerante. Los carbones de la secuencia inferior son bituminoso medio volátil a bituminosos altos en

volátiles A, comúnmente aglomerantes para uso en la producción de coque. Los aspectos más destacados sobre las propiedades de los carbones por manto del Área Carbonífera San Luis, según las tablas 4.9.3 y

Tabla 4.9.1 Mantos de carbón, Área Carbonífera San Luis, Sector Flanco Occidental

Fuente: Minercol, 1996

Tabla 4.9.2 Reservas de carbón en el Sector Flanco Occidental del Área Carbonífera San Luis

Fuente: Minercol, 1996

INGEOMINAS

370

LAS ZONAS CARBONIFERAS

4.9.4, son: Humedad relativamente baja y condiciones bastante favorables para los procesos de trituración, antes de utilizarlos como combustibles. El valor máximo de la humedad de equilibrio es de 5,12%, para promedios ponderados menores del 2, 51%. Los contenidos máximos y mínimos de las cenizas, entre 39,13% y 8,33%, base como se analiza, son relativamente altos, haciéndolos muy sensibles a la dilución, desmejorando la calidad de estos carbones; por ejemplo, el contenido promedio de las cenizas, en base ROM, al cambiar la dilución de 0,05 m a 0,07 m sube de 26,22% a 27,92%, mientras que el poder calorífico baja de 6.779 cal/g a 6.063 cal/g. El alto contenido de las cenizas afecta la materia volátil, actuando como diluyente. Si se com-

para el contenido de la materia volátil, para los carbones térmicos en base como se analiza vs base ROM con dilución de 0,07 m, se observa que pasa de 30,63%, base como se analiza, a 28,11% en base ROM (véase la Tabla 4.9.5). El azufre en el carbón se presenta en forma de sulfatos, pirita y orgánico. Los carbones analizados presentan un contenido de azufre, en promedio ponderado, de 1,78% en base como se analiza y se destaca que en base ROM, dicho contenido permanece casi constante. El valor del índice de molienda, entre 35 y 87, nos indica que estos carbones varían de duros a carbones fáciles de moler, pues el efecto del índice de molienda sobre la capacidad del molino comienza a ser significativo, cuando es

Tabla 4.9.3 Características fisico químicas de los carbones, base como se analiza, del Área Carbonífera San Luís, Sector Flanco Occidental. Carbones térmicos

Fuente: Minercol, 2001

Tabla 4.9.4 Características fisico químicas de los carbones, base como se analiza, del Área Carbonífera San Luís, Sector Flanco Occidental. Carbones coquizables

Fuente: Minercol, 2001

INGEOMINAS

371

INGEOMINAS

Tabla 4.9.5 Hoja de calidad del Área Carbonífera San Luís, Sector Flanco Occidental. Carbones térmicos

LAS ZONAS CARBONIFERAS

372

Fuente: Minercol, 2001

LAS ZONAS CARBONIFERAS

inferior a 39. Cabe destacar la presencia de algunos mantos con un índice de molienda de 87 y 85 (M 390 y M 315), no siendo muy favorables, pues internacionalmente un índice de 70 es el máximo aceptable y da un aviso sobre posibles dificultades en el manejo de los carbones. Los valores mineralógicos y de temperatura de fusión de las cenizas son, relativamente, normales y sin ninguna consecuencia durante la utilización de estos carbones. El mineralógico de las cenizas, al diluirlo, no sufre mayores cambios en sus contenidos. Los valores de S (1,52%) y SO2 (3,03 lb/MBTU), desde el punto de vista ambiental, están por encima de los límites permisibles internacionalmente. Para el tipo de cenizas bituminosas, los factores fouling (0,07) y de slagging (0,06) y temperatura de viscosidad crítica (1608° C) son relativamente bajos, lo que permite predecir que estos carbones son poco propensos a formar taponamientos en los ductos de transmisión del vapor. Las temperaturas de fusión son relativamente altas y los índices de slagging y fouling indican un grado de deposición bajo. Se concluye que el carbón del Área Carbonífera San Luís, Sector Flanco Occidental, es térmico de buena calidad, con algunos mantos coquizables principalmente de la secuencia inferior (mantos 315, 365, 400 y 410). Los altos

contenidos de cenizas y azufre de estos carbones prevén la necesidad de lavarlos antes de su utilización en las calderas de las centrales eléctricas. Si los costos de operación permiten lavar estos carbones, la utilización de ellos como mezclas en la fabricación de coques siderúrgicos es muy factible.

Sector Flanco Oriental Se encuentra localizado en el flanco oriental del Sinclinal Los Andes. Se accede al área, desde Barrancabermeja hasta Yarima, por carretera pavimentada de 52 km, luego, desde Yarima al El Carmen tomando la desviación hacia la inspección del Centenario. Este flanco no es tan conocido como el anterior. Los carbones se encuentran localizados en los miembros Medio y Superior de la Formación Umir.

Recursos y reservas El potencial (véase la Tabla 4.9.6), calculado para el Sector Flanco Oriental del Área Carbonífera San Luis, es de 132.857.198 t, que incluyen las categorías de medidos, indicados e inferidos. De este total, 50.981.097 t (38,37%) son reservas en las categorías de medidas, indicadas e inferidas

Tabla 4.9.6 Recursos y reservas de carbón en el Sector Flanco Oriental del Área Carbonífera San Luis

Fuente: Minercol, 1996

INGEOMINAS

373

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Calidad La evaluación de los carbones del Área Carbonífera San Luis, Sector Flanco Oriental, para el Miembro Umir Superior, está dada a partir de 73 muestras, entre pozos corazonados, muestras de túnel y trincheras, indicando un comportamiento térmico. Los carbones de la secuencia del Miembro Umir Inferior, muestran condiciones para coquizar, especialmente, los mantos 315, 405, 440, 465 y 475. La calidad se definió a partir de ocho muestras de carbón, entre pozos corazonados, muestras de túnel y trincheras. En las tablas 4.9.7 y 4.9.8 se presentan las características fisicoquímicas, tanto para la secuen-

cia superior, térmica, como para la secuencia inferior, coquizable. Los carbones de la secuencia superior son, característicamente, bituminosos altos en volátiles A a bituminosos medio volátil, representados por los mantos 205, 220, 230, 235 y 300, con unos valores de índice de hinchamiento variable, alto contenido de cenizas lo que no permite definir con claridad el carácter aglomerante. Los carbones de la secuencia inferior son, característicamente, bituminosos medio volátil a bituminosos altos en volátiles A, comúnmente aglomerantes, con índices de hinchamiento superiores a 4,5 y dilatometría superior a 70%, aptos para la producción de coque.

Tabla 4.9.7 Características fisico químicas de los carbones, base como se analiza, del Área Carbonífera San Luís, Sector Flanco Oriental. Carbones térmicos

Fuente: Minercol, 2001

Tabla 4.9.8 Características fisico químicas de los carbones, base como se analiza, del Área Carbonífera San Luís, Sector Flanco Oriental. Carbones coquizables

Fuente: Minercol, 2001

INGEOMINAS

374

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Los carbones del Sector Flanco Oriental presentan humedades relativamente bajas y condiciones favorables para los procesos de trituración, antes de utilizarlos como combustibles. El valor máximo de la humedad de equilibrio y residual es de 5,50% y 5,10%, respectivamente, para promedios ponderados menores del 1,86% y 1,15%. Los contenidos máximos y mínimos de las cenizas, entre 42,60% y 3,20%, base como se analiza, son relativamente altos para los carbones de la secuencia superior, mientras que los de la secuencia inferior presentan valores relativamente bajos del orden de 3,20%, con excepción del manto 465 que presenta un contenido de cenizas de 39,60%. El alto contenido de las cenizas afecta la materia volátil, actuando como diluyente. Los carbones analizados presentan un contenido de azufre en promedio ponderado entre 2,01% a 2,15, para los carbones térmicos y coquizables, en base como se analiza. El valor del índice de molienda varía entre 38 y 96, lo que indica que estos carbones varían entre duros a fáciles de moler, pues el efecto del índice de molienda sobre la capacidad del molino comienza a ser significativo cuando es inferior a 39. Los valores mineralógicos y de temperatura de fusión de las cenizas son relativamente normales y sin ninguna consecuencia durante la utilización de estos carbones. Para el tipo de cenizas bituminosas, los factores fouling y de slagging son relativamente bajos, lo que permite predecir que estos carbones son poco propensos a formar taponamientos en los ductos de transmisión del vapor. Las temperaturas de fusión son relativamente altas. Si los costos de operación permiten lavar estos carbones, podrían ser utilizados como mezclas en la fabricación de coques siderúrgicos.

INGEOMINAS

4.9.2.3 Área Carbonífera Río Opón Landázuri Desde San Ignacio de Opón, sobre el río homónimo, hasta un poco al norte de la carretera que conduce de Landázuri a Cimitarra, se desarrolla esta área carbonífera, drenada por los afluentes del río Opón y de la quebrada La India. Se encuentra limitada al sur por la Falla Landázuri, al este por la Falla La Salina y al oeste la Falla Honduras. La parte más meridional del área fue explotada en un sector muy cercano al área urbana de Landázuri; debido al plegamiento de los estratos se dificulta la extracción del carbón. La más septentrional (Comité de Desarrollo Minero, 1996:145) contiene carbones antracíticos y bituminosos muy similares a aquellos que están presentes, al norte, en el yacimiento de San Luis.

4.9.2.4 Área Carbonífera Cimitarra Sur Se adopta este nuevo nombre para esta área carbonífera que, originalmente, fue llamada Albania - Jesús María; sin embargo, estas localidades además de quedar distantes no la representan y allí fueron encontradas asfaltitas y no carbones; tiene una extensión de 190 km² y comprende las jurisdicciones de los municipios de Sucre, Jesús María, Bolívar y Landázuri. La vía de acceso principal es la carretera, que se aparta de la Troncal Central Bogotá - Bucaramanga, a la altura del municipio de Barbosa para conducir a Landázuri y Cimitarra. Existe el proyecto, con estudio de factibilidad, para construir una vía férrea entre Saboyá (Boyacá) y Puerto Mulas - Carare sobre el río Magdalena, para unirse con el ferrocarril del Atlántico (Fedecarbón, 1991:21). Al sur de la vía a Cimitarra, los carbones se alcanzan sólo por caminos de herradura. La red hídrica está conformada por los ríos Piedras, Suárez y sus afluentes.

375

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Los carbones se encuentran en la Formación Umir, constituida en su parte inferior por arcillolitas grises y, en su parte superior, por la alternancia de arcillolitas, arenitas de cuarzo y mantos de carbón. Además, se presentan pliegues sinclinales y anticlinales sin nombre. La Falla La Salina y otras fallas menores, afectan la secuencia sedimentaria. Se han reconocido diez mantos de carbón en dos de los cuatro bloques en que se ha dividido el área, (véase Tabla 4.9.9)

Recursos y reservas No se reportan cifras para recursos y reservas por ser muy escasa la información existente (Carboriente, 1989b:84).

Tal como se relacionan los datos en la Tabla 4.9.10, los carbones presentan un poder calorífico entre 10.552 BTU/lb - 15.187 BTU/lb, base como se analiza, con humedad residual entre 1,02% a 4,61%, valores relativamente bajos. El valor del azufre total entre 0,54% - 1,04%, con un contenido promedio ponderado de 0,62%, definen inicialmente que no se requiren procesos de lavado para estos carbones. El contenido promedio ponderado de cenizas (4,61%) con valores máximos y mínimos de 7,98% y 2,62%, prevén la poca cantidad de impurezas en el coque y, en consecuencia, estos carbones pueden utilizados sin lavado. El índice de hinchamiento, 0 - 9, muestra la presencia de carbones con propiedades plásticas y características favorables para la coquización.

Calidad De los resultados de los análisis de laboratorio efectuados a las muestras de carbón (véase la Tabla 4.9.10) se concluye que éstos corresponden a los rangos de bituminosos medio volátil a bituminosos altos en volátiles A, B y C, comúnmente aglomerantes, con aptitudes coquizables para ser utilizados, principalmente, en la industria siderúrgica.

4.9.2.5 Área Carbonífera Capitanejo - San Miguel El área se localiza cerca del límite entre los departamentos de Santander y Boyacá, en jurisdicción de los municipios de San Miguel y Capitanejo (véase la Figura 4.9.6). Tiene una superficie de 66 km². La vía principal de ac-

Tabla 4.9.9 Mantos de carbón, Área Carbonífera Cimitarra Sur

Fuente: Gobernación de Santander, 1996

INGEOMINAS

376

LAS ZONAS CARBONIFERAS

ceso es la Troncal Central del Norte que une Bogotá - Malaga - Cúcuta; hay un carreteable que comunica Capitanejo con San Miguel. El río Chicamocha es la corriente hídrica principal en el área. Los carbones ocurren dentro de la Formacion Mito Juan, en las cuales se han identificado tres niveles:

Nivel Inferior. Compuesto por capas de arcillolitas y limolitas de cuarzo de 378 m de espesor; tiene cuatro capas de carbón con espesores entre 0,30 m y 0,70 m. Nivel Medio Es una sucesión 189 m de espesor, compuesta de arenitas y limonitas de cuarzo, aparece en la parte más alta un paquete de arcillolitas con tres mantos de car-

Tabla 4.9.10 Características fisico químicas de los carbones, base como se analiza, para el Área Carbonífera Cimitarra Sur

Fuente: Gobernación de Santander, 1996

Tabla 4.9.11 Recursos del Área Carbonífera Capitanejo - San Miguel

Fuente: Carboriente, 1990

INGEOMINAS

377

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Figura 4.9.6 Mapa geológico de las áreas carboníferas Capitanejo - San Miguel, Miranda y Molagavita (Modificado de Carboriente, 1989a)

INGEOMINAS

378

LAS ZONAS CARBONIFERAS

bón; para el M365 se han medido espesores de 1,80 m a 6,30 m. Nivel Superior. Compuesto por una secuencia de lodolitas, arcillolitas carbonosas y arenitas de cuarzo, de 360 m de espesor. En él se ha localizado los mantos M345 con 1,00 m de espesor, M370 con 0,80 m de espesor, M375 con espesor de 055 m. y M210 de 1,00 m de espesor (Carboriente, 1989a:213 - 221). Hay fallas y plegamientos que muestran la variación de sus rumbos desde nor - noreste a nor - noroeste. En cuanto a los recursos se refiere, sólo el M345 tiene buena continuidad, razón por la cual se tuvo en cuenta para los cálculos de reservas en ambos flancos del Sinclinal Capitanejo.

dominio de los carbones es de alto rango, de semiantracitas a bituminosos bajo volátil, no aglomerantes; característica propia de los carbones del grupo de las antracitas, con un índice de hinchamiento de cero. Los valores de humedad residual son relativamente bajos, entre 1,18% y 16,30%, condiciones favorables para los procesos de trituración, antes de utilizarlos como combustibles. Los valores altos de humedad (11,10%, 11,29%, 13,88%, 16,30%) se debe, muy probablemente, a muestras meteorizadas. Los contenidos máximos y mínimos de las cenizas, entre 32,72% y 2,140% y un promedio ponderado de 7,51%, base como se analiza, son relativamente bajos; con excepción del manto 345, con un valor de 32,72%. Existen, igualmente, otros valores altos en contenido de cenizas que, posiblemente, se deba a problemas de meteorización de las muestras tomadas.

Recursos De acuerdo con la Tabla 4.9.11 el potencial del Área Carbonífera Capitanejo - San Miguel, es de 19.433.783 t que incluyen las categorías de indicados e inferidos.

Los carbones analizados presentan un contenido de azufre, en promedio ponderado, de 0,93%, en base como se analiza. No se dispone de información sobre análisis mineralógico y temperatura de fusión de las cenizas de estos carbones, que permitan predecir su comportamiento durante su utilización.

Calidad La Tabla 4.9.12 presenta las características fisico químicas de los carbones del Área Carbonífera Capitanejo - San Miguel. Estas características están dadas a partir de 16 muestras de carbón, tomadas en túneles poco profundos y en trincheras, lo que pudo llevar a la toma de muestras meteorizadas y alteradas por oxidación. En total se muestrearon ocho mantos de carbón. Estos carbones varían desde semiantracitas, bituminosos bajo volátil, bituminosos altos en volátiles A a subbituminosos B y A. Esta variabilidad en la clasificación se debe, muy probablemente, a la presencia de muestras alteradas. En realidad se puede afirmar que en el área el

INGEOMINAS

4.9.2.6 Área Carbonífera Miranda El área se sitúa a 1,5 km al sur de Miranda y a 7,5 km de Málaga (véase la Figura 4.9.6). Tiene una extensión de 13 km². Se llega allí por la carretera Capitanejo - Málaga (Troncal Central del Norte). La red hídrica principal la constituyen el río Servitá con sus afluentes. Los carbones se encuentran en la parte alta de la Formación Mito Juan (que localmente ha sido reconocida y nombrada como Formación Catatumbo) en el flanco occidental de un sinclinal invertido, cuyo eje sigue la dirección de la Falla Servitá.

379

INGEOMINAS

Tabla 4.9.12 Características fisico químicas por manto de carbón, base como se analiza, para el Área Carbonífera Capitanejo - San Miguel

LAS ZONAS CARBONIFERAS

380

Fuente: Carboriente, 1990

LAS ZONAS CARBONIFERAS

En el área han existido explotaciones antiguas y se han visto 12 capas de carbón, tres de los cuales son mantos con espesores superiores a 0,60 m.; uno de ellos, el M345, tiene espesores variables entre 0,80 m y 3,02 m.

Recursos Los recursos indicados calculados - entre 0 a 150 m de profundidad - por Carboriente (1989a:210), para los tres mantos con espesores mayores a 0,60 m, es de 5.499.329 t.

sidual, en promedio ponderado 1,81% y con valor máximo de 3,04%, es relativamente baja, mostrando condiciones favorables para los procesos de trituración, antes de utilizarlos como combustibles. Los contenidos de cenizas son relativamente altos, 14,47%., en promedio ponderado base como se analiza. Los carbones analizados presentan un contenido de azufre, en promedio ponderado, de 3,46%, en base como se analiza; estos valores, relativamente altos, permiten predecir la necesidad de lavarlos antes de su utilización.

4.9.2.7 Área Carbonífera Molagavita Calidad El análisis sobre la calidad de estos carbones está dado a partir tres muestras para los mantos de carbón 365 y 345. Los resultados analíticos permiten obtener una idea preliminar sobre las características físicoquímicas de estos carbones, (véase la Tabla 4.9.13). Son carbones bituminosos bajo volátil, con valor máximo de índice de hinchamiento de 1,5, no aglomerantes. El poder calorífico ponderado, base como se analiza, es de 12.804 BTU/lb. La humedad re-

Esta área carbonífera, de 10 km², se localiza al sur de Molagavita (véase la Figura 4.9.6) y al noroeste de San José de Miranda. Son sus vías de acceso los carreteables que se apartan de la vía principal que de Miranda conducen a la Laguna Ochoa (Carboriente, 1989a:179 - 194). Los carbones se hallan en la parte alta de las Formación Mito Juan, donde se han podido diferenciar tres partes: La parte inferior arcillolítica, donde se han observado cinco cintas y capas de carbón; la parte media arenítica, con una cin-

Tabla 4.9.13 Características fisico químicas por manto de carbón, base como se analiza, para el Área Carbonífera Miranda

Fuente: Carboriente, 1990

INGEOMINAS

381

LAS ZONAS CARBONIFERAS

ta y una capa de carbón, y la parte superior constituida por la alternancia de arcillolitas y arenitas de cuarzo, donde existen cuatro mantos de carbón, uno de los cuales, el M345, se mantiene con un espesor promedio de 2,20 m (variable entre 1,50 a 6,30 m) (Carboriente, 1989a:183). Se presentan pliegues sinclinales y fallas menores.

Recursos Los recursos indicados, entre 0 y 150 m de profundidad, para el Área Carbonífera de Miranda, calculados para el manto M345, son de 7.955.687 t.

Calidad La Tabla 4.9.14, presenta las características fisicoquímicas, base como se analiza, para dos mantos de carbón (mantos 345 y 7) y tres muestras. Son carbones bituminosos altos en volátiles A, con valor máximo de índice de hinchamiento de 4, no aglomerantes. El poder calorífico ponderado, base como se analiza, es de 14.162 BTU/lb. La humedad residual, varía entre 0,66% a 0,86%, valor relativamente bajo. Los contenidos de cenizas (8,58%) son bajos, en promedio ponderado, base como se analiza, Los carbones analizados presentan un contenido de azufre en promedio ponderado de 0,70%, en base como se analiza; estos valores relativamen-

Tabla 4.9.14 Características fisico químicas por manto de carbón, base como se analiza, para el Área Carbonífera Molagavita

Fuente: Carboriente, 1990

Tabla 4.9.15 Mantos de carbón, Área Carbonífera Páramo del Almorzadero

Fuente: Carboriente, 1990

INGEOMINAS

382

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Figura 4.9.7 Mapa geológico del Área Carbonífera Páramo del Almorzadero (Modificado de Carboriente, 1989a)

INGEOMINAS

383

LAS ZONAS CARBONIFERAS

te bajos, permiten predecir que estos carbones no presentan problemas ambientales durante a combustión.

4.9.2.8 Área Carbonífera Páramo del Almorzadero Esta área carbonífera, de 300 km², está localizada en límites de los departamentos de

Santander y Norte de Santander, en jurisdicción de los municipios de Concepción y Cerrito. Se encuentra comunicada por la Troncal Central del Norte con Málaga, Cúcuta y Venezuela. A las minas se accede por carreteables que se desprenden de la troncal (véase la figura 4.9.7). Los carbones se hallan en la Formación Los Cuervos, donde hacia la parte media baja de la secuencia se han reconocido, once capas, seis

Tabla 4.9.16 Recursos del Área Carbonífera Páramo del Almorzadero

Fuente: Carboriente, 1990

Tabla 4.9.17 Características fisicoquímicas de los carbones, base como se analiza, para el Área Carbonífera Páramo del Almorzadero

Fuente: Carboriente, 1990

INGEOMINAS

384

LAS ZONAS CARBONIFERAS

de las cuales con espesores entre 0,60 m y 1,20 m (Carboriente, 1989a:102, figura 6). En la Formación Carbonera se presentan hasta cuatro capas de carbón, que pueden alcanzar 0,40 m de espesor y en la Formación Catatumbo se presenta un manto de carbón cuya continuidad lateral es incierta (Carboriente, 1990a:22). Estas tres formaciones han sido exploradas, de este a oeste, mediante numerosas trincheras y túneles, en los sinclinales Delgadito y La Arena, y en los anticlinales Vado Ancho y Almorzadero, cuyo eje de éste último esta cortado por la Falla Pescadito (Carboriente, 1990a, figura 2).

Calidad

Las reservas han sido evaluadas, únicamente, en cinco mantos de la Formación Los Cuervos; “la parte productiva de la formación se sitúa desde los 80 m arriba de su base hasta los 200 m. De esta forma la zona productiva tiene unos 120 m de espesor” (Carboriente, 1989a:96 - 97). Los mantos de carbón se presentan en la Tabla 4.9.15, dispuestos de techo a piso.

Los contenidos de humedad residual son relativamente bajos; condición favorables para los procesos de trituración. Los valores máximo y mínimo de la humedad residual son de 12,90% a 0,70%, para un promedio ponderado de 5,18%. Los contenidos de las cenizas, entre 19,84%% y 1,40%, con un promedio ponderado de 4,71%, base como se analiza. El contenido de azufre total, en promedio ponderado, base como se analiza, es de 0,75%, valor que permite predecir, inicialmente, que estos carbones no producirán taponamiento en los ductos de las calderas ni problemas ambientales por emisiones.

Recursos En la Tabla 4.9.16 se presenta los recursos calculados para esta área.

Las características fisicoquímicas de los carbones, del Área Carbonífera Páramo del Almorzadero, están dadas a partir de 75 muestras tomadas en túneles y trincheras, para un total de 12 mantos de carbón, tal como se presenta en la Tabla 4.9.17 Estos carbones varían entre antracíticos, semiantracíticos a bituminosos bajos a medios volátiles, no aglomerantes. Su índice de hinchamiento es cero, característica propia de los carbones del grupo de las antracitas; con un poder calorífico, en base hlmm, mayor a 14.000 BTU/lb.

Figura 4.9.8 Comportamiento de la producción Zona Carbonífera Santander - Mina Carbones del Carare Fuente: Comité Minero - Ambiental, 1996

INGEOMINAS

385

LAS ZONAS CARBONIFERAS

4.9.3 MINERÍA Aunque la identificación de yacimientos de carbón en esta zona data desde principio del siglo pasado, se ha establecido que los primeros trabajos se iniciaron en los años 60, con la explotación de las antracitas de Landázuri, las cuales fueron suspendidas en 1978, debido a la complejidad tectónica existente, que no permitía tener un cálculo de las reservas y dificultaba la explotación misma. Otros sectores donde se han desarrollado pequeñas explotaciones corresponden al Páramo del Almorzadero, San José de Miranda, San Miguel y Molagavita.

Sistema y métodos de explotación La poca actividad minera desarrollada ha sido por el sistema subterráneo, aplicando principalmente el método de cámaras y pilares. En las explotaciones incipientes no se alcanza a distinguir el método. En el Área Carbonífera Páramo del Almorzadero, entre los años de 1990 a 1992, se montó un proyecto minero que pretendía producir 60.000 t/año, a través de cinco minas; estas se alcanzaron a preparar implementando el método de cámaras y pilares. El arranque lo adelantaron con martillo

neumático, sin voladura y cargue manual; el transporte en vagonetas de 700 kg de capacidad; ventilación natural; desagüe por gravedad y sostenimiento con madera. Durante el tiempo que duró la operación se produjeron 3.500 t. Actualmente, las minas se encuentran inactivas.

Estructura de costos Teniendo en cuenta que las explotaciones identificadas han sido intermitentes y que, en la actualidad, ninguna se encuentra en operación, no se pudo establecer la estructura de costos para esta zona. Al respecto, se considera que dadas las condiciones geológico mineras equivalentes a las de Norte de Santander, esta estructura puede ser similar.

Producción Sobre los reportes de producción que se conocen, se tienen los obtenidos de la mina Carbones del Carare en el municipio de Landázuri, entre los años de 1970 y 1978, y los del Páramo del Almorzadero en el año de 1992, correspondiendo a los valores que se presenta en la Figura 4.9.8.

Figura 4.9.9 Comportamiento de las explotaciones carboníferas en Santander Fuente: Minercol, 2003

INGEOMINAS

386

LAS ZONAS CARBONIFERAS

La producción obtenida en el Área Carbonífera Río Opón - Landázuri correspondió a carbón antracítico y todo fue exportado al mercado de Norte y Suramérica. Las producidas en el Área Carbonífera Páramo del Almorzadero fueron comercializadas en el mercado interno.

Titulación minera De acuerdo con los censos realizados, se tiene que en 1974 se identificaron seis pequeñas minas en esta zona; luego en 1983 se reportan 11 minas, de las cuales estaban en actividad solo 6. Ya para el año 2000 se detectan 3, encontrándose todas inactivas. El comportamiento de la evolución del número de minas en la zona, se aprecia en la Figura 4.9.9. A pesar de la poca actividad productiva en esta zona, a diciembre de 2002, Minercol registra 13 contratos de explotación otorgados y cinco solicitudes que cursan trámites.

4.9.4 ASPECTOS AMBIENTALES Y SOCIALES La minería de carbón en la Zona Carbonífera Santander se desarrolla en condiciones similares a las referidas para otras zonas carboníferas con minería subterránea, en sus aspectos tecnológicos, ambientales y sociales. Dada la incipiente actividad carbonífera que se desarrolla en la zona, los impactos en el campo ambiental y social aún no son relevantes. Igualmente, no existen restricciones ambientales o sociales especiales para el desarrollo de la minería del carbón, referidas a la existencia de parques nacionales, reservas forestales, reservas territoriales de minorías étnicas u otro tipo de áreas de manejo especial, que impidan el desarrollo de dicha actividad.

INGEOMINAS

4.9.5 POTENCIAL Y PERSPECTIVAS Un análisis de las áreas carboníferas de La Zona Carbonífera Santander permite establecer lo siguiente: El Área Carbonífera San Luis es la más importante, por ser la mejor conocida, con estudio de prefactibilidad minera y con un potencial de 288.200.572 t de recursos y reservas, con carbones térmicos en el Miembro Superior de la Formación Umir y carbones coquizables, en el Miembro Medio de la misma formación. Todos los carbones de esta área tienen una ubicación estratégica, cercanos a la Troncal de La Paz, al Ferrocarril del Atlántico, al río Magdalena y los puertos del Caribe. Por lo tanto, se puede pensar en ellos como fuente de energía para la carboeléctrica proyectada de Dos Bocas o San Luis. Mientras los mantos pertenecientes al Miembro Medio de la Formación Umir coquizables, tanto individualmente como en mezclas, se podrían destinar a la exportación. El Área Carbonífera Páramo del Almorzadero, con un potencial de 142.621.382 t de carbones antracíticos, presenta un alto potencial para la producción de estos carbones, con destino principalmente a la exportación, dadas las condiciones actuales en el mercado internacional. Las áreas carboníferas de Vanegas - San Vicente de Chucurí - Río Cascajales, Capitanejo - San Miguel, Miranda y Molagavita, son áreas menos conocidas y con un potencial menor; tendrían posibilidades para desarrollos destinados al mercado domestico regional. El Área Carbonífera Río Opón - Landázuri, especialmente en su parte norte y hasta el límite con el Área Carbonífera San Luis y el Área Carbonífera Cimitarra Sur, ameritan ser objeto de estudios exploratorios, que permitan con-

387

LAS ZONAS CARBONIFERAS

firmar la continuidad de los mantos coquizables del Miembro Medio de La Formación Umir, dada su ubicación con respecto al Ferrocarril del Atlántico, la carretera de La Paz, el río Magdalena, los puertos del Caribe y las posibilidades existentes para este tipo de carbones en el mercado internacional.

FEDECARBÓN. 1991. El ferrocarril del Carare y la exportación de carbones metalúrgicos colombianos. Bogotá. L.T. GEOPERFORACIONES & GEOCONSULTA. 1996. Estudio de optimización de la exploración geológica en el área de San Luis, Fase I, Informe Final, Departamento de Santander. Minercol. Bogotá

4.9.6 BIBLIOGRAFÍA BALBÍN, W. 1974. Censo del Carbón. Bogotá.

MINERCOL. 1998. Oportunidades de inversión en Colombia en centrales termoeléctricas a carbón. Bogotá.

CARBORIENTE. 1989a. Proyecto Páramo del Almorzadero. Informe Final, Geología de superficie, Carboriente. Bucaramanga.

MINERCOL. 2001. Estadísticas Mineras. Bogotá MINERCOL. 2003. Estadísticas Mineras. Bogotá

CARBORIENTE. 1989b. Proyecto Albania - Jesús - María, Prospección geológico - minera, Informe Final, Carboriente. Bucaramanga. CARBORIENTE. 1990a. Proyecto Páramo del Almorzadero Santander, Informe Final, Geología de superficie, Carboriente. Bucaramanga. CARBORIENTE. 1990b. Evaluación técnico - económica de una mina de carbón antracítico en el Páramo del Almorzadero, Santander. Ecocarbón. Bucaramanga. COLOMBIAN PETROLEUM COMPANY (COLPET). 1967a. Geología del Cuadrángulo F 13 Tibú. Servicio Geológico Nacional. Ingeominas. Bogotá. COLOMBIAN PETROLEUM COMPANY (COLPET). 1967b. Geología del Cuadrángulo G - 13 Cúcuta. Servicio Geológico Nacional. Ingeominas. Bogotá. COMITÉ DE DESARROLLO MINERO - AMBIENTAL DE SANTANDER. 1996. Plan de desarrollo minero - ambiental de Santander. Bucaramanga.

INGEOMINAS

MINMINAS, CARBOCOL. 1983. Censo Nacional del Carbón. Bogotá ROYERO, J.M.; CLAVIJO, J. 2001. Mapa geológico generalizado Departamento de Santander, Memoria explicativa. Ingeominas, Bogotá ROYERO, J.M.; VARGAS, R. 1999. Geología del Departamento de Santander. Ingeominas. Bogotá. VAN der HAMMEN, TH. 1958. Estratigrafía del Terciario y Maastrichtiano continentales y Tectogénesis de los Andes colombianos. Servicio Geológico Nacional, Boletín Geológico Volumén.6, números 1 - 3. Bogotá. WARD, D.; GOLDSMITH, R.; CRUZ, J.; RESTREPO, H. 1973. Geología de los Cuadrángulos H - 12 Bucaramanga y H - 13 Pamplona Departamento de Santander. Boletín Geológico V, XXI Números 1 - 3. Ingeominas. Bogotá.

388

LAS ZONAS CARBONIFERAS

WARD, D.; GOLDSMITH, R.; JARAMILLO, L.; VARGAS, R. 1977. Mapa geológico del Cuadrángulo Pamplona (H - 13). Ingeominas. Bogotá.

INGEOMINAS

WARD, D.; GOLDSMITH, R.; JIMENO, A.; CRUZ, J.; RESTREPO, H.; GÓMEZ, E. 1969. Mapa geológico del Cuadrángulo H - 12 Bucaramanga. Ingeominas. Bogotá.

389

LAS ZONAS CARBONIFERAS

INGEOMINAS

390

LAS ZONAS CARBONIFERAS

4.10 ZONA CARBONÍFERA NORTE DE SANTANDER 4.10.1 4.10.2 4.10.2.1 4.10.2.2 4.10.2.3 4.10.2.4 4.10.2.5 4.10.2.6 4.10.2.7 4.10.2.8 4.10.3 4.10.4 4.10.5 4.10.6

GEOLOGÍA GENERAL GEOLOGÍA DE LAS ÁREAS Y LOS SECTORES Área Carbonífera Chitagá Área Carbonífera Mutiscua - Cácota Área Carbonífera Pamplona - Pamplonita Área Carbonífera Herrán - Toledo Área Carbonífera Salazar Área Carbonífera Tasajero Área carbonífera Zulia - Chinácota Área Carbonífera Catatumbo MINERÍA ASPECTOS AMBIENTALES Y SOCIALES POTENCIAL Y PERSPECTIVAS BIBLIOGRAFÍA

397 397 400 402 403 406 410 414 421 433 439 442 444 445

LISTA DE FIGURAS Figura 4.10.1 Figura 4.10.2 Figura 4.10.3 Figura 4.10.4 Figura 4.10.5 Figura 4.10.6 Figura 4.10.7 Figura 4.10.8 Figura 4.10.9 Figura 4.10.10 Figura 4.10.11

INGEOMINAS

Mapa de localización de la Zona Carbonífera Norte de Santander Mapa geológico de la Zona Carbonífera Norte de Santander, parte meridional Mapa geológico de la Zona Carbonífera Norte de Santander, parte septentrional Columna estratigráfica de las unidades carboníferas de Norte de Santander Mapa geológico de las áreas carboníferas Chitagá, Mutiscua - Cácota, Pamplona - Pamplonita y Herrán - Toledo Mapa geológico de las áreas carboníferas Salazar, Zulia - Chinácota y Tasajero Mapa geológico del Área Carbonífera Catatumbo Comportamiento de la producción en la Zona Carbonífera Norte de Santander Participación sectorial en el consumo de carbón Zona Carbonífera Norte de Santander Comportamiento del número de explotaciones carboníferas en Norte de Santander Generación de empleos directos Zona Carbonífera Norte de Santander

395 396 398 399 401 411 434 440 441 442 443

391

LAS ZONAS CARBONIFERAS

LISTA DE TABLAS Tabla 4.10.1 Tabla 4.10.2 Tabla 4.10.3 Tabla Tabla Tabla Tabla Tabla Tabla Tabla Tabla Tabla Tabla Tabla Tabla Tabla Tabla Tabla Tabla

4.10.4 4.10.5 4.10.6 4.10.7 4.10.8 4.10.9 4.10.10 4.10.11 4.10.12 4.10.13 4.10.14 4.10.15 4.10.16 4.10.17 4.10.18 4.10.19

Tabla Tabla Tabla Tabla Tabla Tabla

4.10.20 4.10.21 4.10.22 4.10.23 4.10.24 4.10.25

Tabla Tabla Tabla Tabla Tabla Tabla Tabla Tabla Tabla Tabla

4.10.26 4.10.27 4.10.28 4.10.29 4.10.30 4.10.31 4.10.32 4.10.33 4.10.34 4.10.35

Tabla 4.10.36

INGEOMINAS

Mantos de carbón Área Carbonífera Chitagá Reservas del Área Carbonífera Chitagá Características físico químicas por manto de carbón, base como se analiza, del Área Carbonífera Chitagá Mantos de carbón, Área Carbonífera Mutiscua - Cácota Reservas del Área Carbonífera Mutiscua - Cácota Mantos de carbón, Sector Pamplonita Mantos de carbón, Sector Pamplona Recursos y reservas del Área Carbonífera Pamplona - Pamplonita Características físico químicas por manto de carbón, base como se analiza, del Área Carbonífera Pamplona - Pamplonita Hoja de calidad del Área Carbonífera Pamplona - Pamplonita Mantos de carbón Sector Toledo Mantos de carbón Sector Herrán Recursos y reservas del Área Carbonífera Herrán - Toledo Características físico químicas por manto de carbón, base como se analiza, del Área Carbonífera Herrán - Toledo Mantos de carbón, Sector Norte Mantos de carbón, Sector Centro Mantos de carbón, Sector Sur Recursos y reservas del Área Carbonífera Salazar Características físico químicas por manto, base como se analiza, del Área Carbonífera Salazar Hoja de calidad del Área Carbonífera Salazar Mantos de carbón, Sector Este o Flanco Invertido Mantos de carbón, Sector Oeste o Flanco Normal Manto de carbón, Sector Sur Recursos y reservas del Área Carbonífera Tasajero Características físico químicas por manto de carbón, base como se analiza, del Área Carbonífera Tasajero Hoja de calidad del Área Carbonífera Tasajero, Flanco Este Hoja de calidad del Área Carbonífera Tasajero, Flanco Oeste Mantos de carbón, Sector Zulia Sur Mantos de carbón, Sector Santiago Mantos de carbón, Sector San Cayetano Mantos de carbón, Sector San Pedro Mantos de carbón, Sector Chinácota Mantos de carbón, Sector Villa del Rosario Recursos y reservas del Área Carbonífera Zulia - Chinácota Características físico químicas por manto de carbón, base como se analiza, del Área Carbonífera Zulia - Chinácota Hoja de calidad Sector Zulia Sur

400 400 402 403 403 404 405 405 406 407 408 409 409 410 412 413 413 414 414 415 416 417 417 418 418 419 420 421 423 424 425 425 426 426 427 428

392

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Tabla Tabla Tabla Tabla Tabla Tabla Tabla Tabla Tabla

4.10.37 4.10.38 4.10.39 4.10.40 4.10.41 4.10.42 4.10.43 4.10.44 4.10.45

Tabla 4.10.46 Tabla 4.10.47

INGEOMINAS

Hoja de calidad Sector Santiago 429 Hoja de calidad Sector San Cayetano 430 Hoja de calidad Sector San Pedro 431 Hoja de calidad Sector Villa del Rosario 432 Mantos de carbón, Sector La Gabarra - Río de Oro 435 Mantos de carbón, Sector Zulia Norte - Sardinata 436 Mantos de carbón, Sector El Carmen 437 Recursos y reservas del Área Carbonífera Catatumbo 437 Características físico químicas por manto de carbón, base como se analiza, Sector Zulia Norte - Sardinata 438 Características físico - químicas por manto de carbón, base como se analiza, del Área El Catatumbo, Sector El Carmen 438 Costos de producción Zona Carbonífera Norte de Santander 439

393

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Esta zona carbonífera incluye los carbones que afloran en el Departamento de Norte de Santander (véase la Figura 4.10.1). Los carbones ocurren en las formaciones Catatumbo, Los Cuervos y Carbonera, compuestas por sucesiones de rocas que se mantienen, fundamentalmente, inalteradas sobre una distancia norte - sur de 220 km. La Zona Carbonífera Norte Santander ha sido dividida en ocho áreas carboníferas, cuatro de ellas ubicadas en el Macizo de Santander y cuatro en la penillanura y paisaje de colinas, que limitan al oriente con La República Bolivariana de Venezuela y al norte, con el Catatumbo. Estas áreas carboníferas, a su vez, se han dividido en sectores y bloques carboníferos de acuerdo con sus características estratigráficas y estructurales locales. El inventario de los carbones existentes en esta zona fue motivado por la necesidad de recopilar, procesar y sintetizar toda la información que sirviera como base de consulta, para evaluar la viabilidad de proyectos mineros futuros en cualquiera de estas áreas. Dentro de los renglones de la economía de este departamento, la minería ocupa un lugar destacado por la cantidad y calidad de los carbones y coques, que son exportados a Venezuela, pasando por la ciudad de Cúcuta, su capital. Entre las oportunidades de inversión se encuentran los proyectos termoeléctricos, que se han venido concretando poco a poco; Tasajero II, por ejemplo, tiene previsto una generación de 300 MW/año. La evaluación del recurso, en la Zona Carbonífera Norte de Santander, fue obtenida gracias a los trabajos realizados por Fuquen et al. (1998), en lo que respecta al Sector El Carmen; además, son importantes los trabajos ejecutados por el Ingeominas, especialmente bajo forma de mapas geológicos a escala 1:200.000, columnas estratigráficas y análisis petrográficos y palinológicos.

INGEOMINAS

En la Zona Carbonífera Norte de Santander se han establecido ocho áreas carboníferas, (véanse las figuras 4.10.2 y 4.10.3). Estas áreas, de sur a norte, se definen como: Área Carbonífera 1001 Chitagá Área Carbonífera 1002 Mutiscua - Cácota Área Carbonífera 1003 Pamplona - Pamplonita Área Carbonífera 1004 Herrán - Toledo Área Carbonífera 1005 Salazar Área Carbonífera 1006 Tasajero Área Carbonífera 1007 Zulia - Chinácota Área Carbonífera 1008 Catatumbo

Localización, aspectos físicos y vías de acceso Este departamento está localizado al nororiente del país, donde la Cordillera Oriental se divide en dos ramales: La Cordillera de Mérida, que sigue hacia Venezuela y la Serranía de Los Motilones que sigue hacia el norte en límites con La Guajira. Su extensión es de 21.658 km² y limita al norte y oriente con la República Bolivariana de Venezuela; al sur, con Boyacá y Santander; al occidente, con Santander y Cesar. (Véase la Figura 4.10.1). La economía del departamento, en términos del PIB, gira alrededor de los servicios (54%), de las actividades agropecuarias (32%) y, en menor grado, de la industria (9%) y de la minería (5%). Cúcuta, capital del departamento, esta comunicada por la Troncal Central que cruza por Boyacá, Santander, Norte de Santander y llega hasta Venezuela; es una vía pavimentada en su totalidad. Otra vía de comunicación importante es la Troncal Central del Norte que une la capital con Pamplona, Chitagá, Málaga, Duitama y Tunja. También se comunica con la Costa Atlántica, pasando por Sardinata, Ábrego

394

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Figura 4.10.1 Mapa de localización de la Zona Carbonífera Norte de Santander

INGEOMINAS

395

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Figura 4.10.2 Mapa geológico de la Zona Carbonífera Norte de Santander, parte meridional. (Modificado de Colpet, 1967a, 1967b y Ward et al., 1977)

INGEOMINAS

396

LAS ZONAS CARBONIFERAS

y Ocaña. La vía que va hacia Venezuela, pasa por las localidades de San Cristóbal, Maracaibo y Caracas. Esta zona se une, también, con el puerto fluvial de Barrancabermeja en un sistema de transporte combinado río - ferrocarril. Las áreas carboníferas cuentan con carreteras y carreteables que permiten el transporte del producto a los diferentes centros urbanos.

Formación Carbonera (Tec). Consiste en una serie gruesa de arcillolita gris a gris verdosa y areniscas, generalmente, arcillosas, con presencia de carbones en la parte inferior y superior. El espesor varía entre 400 m y 720 m. Van der Hammen (1958) indica una edad Eoceno superior a Oligoceno inferior.

Tectónica 4.10.1 GEOLOGÍA GENERAL Estratigrafía Las unidades litoestratigráficas asociadas al carbón, dentro del departamento, no sufren grandes diferencias y están relacionadas con la nomenclatura utilizada en la cuenca de Maracaibo y son definidas como Formación Catatumbo (Colpet, 1967a y 1967b), Formación Los Cuervos y Formación Carbonera (véase la Figura 4.10.4). Formación Catatumbo (Ksct). Es una sucesión de lodolitas negras, carbonosas, con intercalaciones de arenitas finas de cuarzo, de 100 m a 270 m de espesor; localmente, en la parte media se han reconocido capas de carbón. Suprayace a la Formación Mito Juan y se le asigna una edad del Maastrichtiano superior (Van der Hammen, 1957, Pl. II). Formación Los Cuervos (Tplc). Está compuesta, principalmente, por arcillolitas grises a grises verdosas, con esporádicas intercalaciones de arenitas de cuarzo; la parte inferior esta caracterizada por la presencia de mantos de carbón y las arcillolitas se tornan de color gris oscuro, intercalas con limolitas micáceas y areniscas de grano fino. En la parte superior, las arcillolitas se tornan de color rojo, amarillo y púrpura. Su espesor varía entre 250 m y 490 m. Se le considera de edad Paleoceno medio y superior a Eoceno inferior (Van der Hammen, 1958).

INGEOMINAS

Las figuras 4.10.2 y 4.10.3 muestran el trazo de las principales fallas; entre estas fallas se ilustran aquellas de mayor salto, de dirección norte - sur con su plano inclinado al occidente y al oriente, que ocurren, tanto en el piedemonte llanero como en el Macizo de Santander. Estas fallas son en parte las responsables del levantamiento de la Cordillera Oriental. Las fallas más sobresalientes, dentro del Macizo de Santander, se conocen como las fallas Morro, Las Peñas, Morro Negro, Mutiscua, Cucutilla y Sulasquilla, todas de tipo inverso y con plano buzante al occidente; las fallas Chitagá y Chucurima son de cabalgamiento y sus planos buzan al oriente. Entre estas fallas regionales y otras menores, se desarrollan pequeños pliegues anticlinales y sinclinales, generalmente estrechos y afectados por fallas.

4.10.2 GEOLOGÍA DE LAS ÁREAS Y LOS SECTORES Esta zona ha sido dividida en ocho áreas carboníferas, las cuales se describen a continuación.

4.10.2.1 Área Carbonífera Chitagá Está ubicada hacia el sur de Cúcuta, en límites con el Departamento de Santander, en jurisdicción de las localidades de Chitagá y Presidente

397

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Figura 4.10.3 Mapa geológico de la Zona Carbonífera Norte de Santander, parte septentrional. (modificado por Colpet, 1967a y 1967b)

INGEOMINAS

398

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Figura 4.10.4 Columna estratigráfica de las unidades carboníferas de Norte de Santander Fuente: Colpet, 1967a

INGEOMINAS

399

LAS ZONAS CARBONIFERAS

(véase la Figura 4.10.5); tiene una extensión de 28 km2. Al área carbonífera se llega por una serie de carreteables que se desprenden de la Troncal Central del Norte, que une a Cúcuta, Pamplona y Málaga. Los carbones se encuentran en la Formación Los Cuervos, donde se han podido reconocer dos mantos, denominados M10 y M20. Los mantos de la Formación Carbonera no son explotables. La principal estructura de la región es el Sinclinal Delgadito. En la Tabla 4.10.1 se presentan los mantos de carbón identificados en esta área:

tencial de 10.051.000 t, que incluye las categorías de reservas medidas, indicadas e inferidas. De este total, las reservas medidas más las indicadas son 2.646.000 t, lo que equivale a un 26,32 % del potencial.

Calidad

Las reservas del área, han sido cuantificadas sobre el flanco oriental del Sinclinal Delgadito, donde existen puntos de control geológico.

En la Tabla 4.10.3 se presentan las características físico químicas, en base como se analiza, para los dos mantos de carbón denominados M20 o Superior y M10 o Tercera, que han sido identificados en el Área Carbonífera Chitagá. El manto M20 o Superior se ha clasificado como un carbón antracítico, no aglomerante. El manto M10 o Tercera corresponde a un rango de bituminoso bajo en volátil, comúnmente aglomerante, óptimo para producir coque, tanto individualmente como en mezclas.

En la Tabla 4.10.2 se puede observar que para el Área Carbonífera Chitagá se calculó un po-

El manto de carbón antracítico se caracteriza por tener una humedad residual baja de 1,46%,

Reservas

Tabla 4.10.1 Mantos de carbón Área Carbonífera Chitagá

Fuente: Ecocarbón - Minercol, 1998

Tabla 4.10.2 Reservas del Área Carbonífera Chitagá

Fuente: Ecocarbón - Minercol, 1998

INGEOMINAS

400

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Figura 4.10.5 Mapa geológico de las áreas carboníferas Chitagá, Mutiscua - Cácota, Pamplona Pamplonita y Herrán - Toledo. (Modificado de Colpet 1967b, Ward et al., 1977 y Royero et al., 1999)

INGEOMINAS

401

LAS ZONAS CARBONIFERAS

los contenidos de materia volátil, 7,0% y carbono fijo, 93%, están dado en base seca libre de materia mineral (slmm) y cenizas del 8,54%. El poder calorífico, 14.771 BTU/lb - base húmedo libre de materia mineral (hlmm) se considera alto.

fondo seco, donde se requieren temperaturas relativamente altas mayores a 1.075oC. El valor del índice de molienda es de 100. El índice de hinchamiento de 7,0 indica su carácter aglomerante.

El valor de índice de molienda, 33, indica que el M20 es duro y produce problemas al someterlo a proceso de trituración en los molinos. El contenido de azufre, 2,42%, es alto. La emisión de SO2, 2,0 lb/MBTU, está por encima de 1,2 lb/MBTU, límite máximo aceptado por la EPA.

4.10.2.2 Área Carbonífera Mutiscua Cácota

El M10 o Tercera, con aptitudes para uso metalúrgico en la producción de hierro y acero, presenta un poder calorífico de 15.831 BTU/lb hlmm - con una humedad residual de 0,54%, azufre de 0,60% y cenizas de 7,41%. Las cenizas de tipo bituminosas tienen valores para índices de fouling de 0,04 y de slagging de 0,23. Las temperaturas de fusión de las cenizas, mayores a 1.491oC, indican que los carbones son adecuados para la utilización en calderas de

El área está localizada al sur de la ciudad de Cúcuta, en jurisdicción de los municipios de Mutiscua y Cácota. El polígono que delimita el área tiene una extensión de 70 km 2. La red hídrica está conformada por los afluentes que la drenan y confluyen al río Chitagá. Se accede al área por las carreteras que de Pamplona conducen a Cácota y Mutiscua. Los carbones se encuentran en la Formación Los Cuervos, donde se han identificado tres mantos de carbón, de los cuales sólo dos son de interés económico: El M10 y el M20. Estos carbones están asociados al Sinclinal La Carbonera,

Tabla 4.10.3 Características físico químicas por manto de carbón, base como se analiza, del Área Carbonífera Chitagá

Fuente: Ecocarbón, 1995

INGEOMINAS

402

LAS ZONAS CARBONIFERAS

cuya inclinación promedio alcanza los 30° (Pulido, 2000). En la tabla 4.10.4 se presentan los mantos, de techo a base, con su respectivo espesor.

Calidad No se dispone de información que permita el análisis sobre las características físico químicas de los carbones del Área Carbonífera Mutiscua - Cácota.

Reservas En la Tabla 4.10. 5 se observa que para el Área Carbonífera Mutiscua - Cácota, el potencial de carbón es de 2.391.000 t en la categoría de reservas. De las reservas, el 65% corresponde a la categoría de medidas, 28% a la categoría de indicadas y 7% a la categoría de inferidas. Se establece que el 26% de las reservas medidas e indicadas, equivalentes a 578.000 toneladas, corresponden al M10 y es de tipo térmico; el 74% restante, equivalente a 1.649.000 toneladas, pertenecen al M20 y se caracteriza por ser un carbón coquizable.

4.10.2.3 Área Carbonífera Pamplona Pamplonita Se ubica al sur de Cúcuta, conformando una franja estrecha de dirección norte - sur; el polígono que la enmarca tiene una superficie de 113 km2. Esta área carbonífera ocupa una porción del Macizo de Santander, en el sitio donde la Cordillera Oriental tiene una dirección norte noroeste. El acceso al área se realiza por la carretera principal Cúcuta - Pamplona Bucaramanga. La red hídrica esta conformada por los afluentes de alta montaña del río Pamplonita, que nace en el Páramo de Santurbán y se dirige hacia el norte.

Tabla 4.10.4 Mantos de carbón, Área Carbonífera Mutiscua - Cácota

Fuente: Ecocarbón - Minercol, 1998

Tabla 4.10.5 Reservas del Área Carbonífera Mutiscua - Cácota

Fuente: Ecocarbón - Minercol, 1998

INGEOMINAS

403

LAS ZONAS CARBONIFERAS

En el área afloran rocas con edades comprendidas desde el Precámbrico hasta el Cenozoico. En el Precámbrico se reportan gneis de alto grado, esquistos y migmatitas de la Formación Bucaramanga. Las rocas metamórficas de bajo a medio grado, del devoniano, incluyen filitas, esquistos, metarenitas, metalimolitas y mármoles de la Formación Silgará. Rocas intrusivas de composición granítica, del Triásico y Jurásico, afectan la secuencia sedimentaria. La secuencia sedimentaria comprende rocas que van desde el Triásico hasta el Neógeno, que incluye las formaciones Bocas, Girón, Tibú, Mercedes, Aguardiente Capacho, La Luna, Catatumbo, Barco, Los Cuervos (portadora de los principales carbones), Carbonera (con carbones) y Mirador. Existen, además, numerosos depósitos aluviales y coluviales del Cuaternario. Desde el punto de vista estructural, el Sinclinal Pamplonita es la estructura principal, sin embargo, por estar fallado su eje, se origina un monoclinal con dirección norte - sur y buzamiento entre 20° y 70° al este.

pendientes, por lo que se dividió en dos sectores: El Norte o Pamplonita y El Sur o Pamplona.

Sector Pamplonita Se encuentra localizado al norte del área, tiene su acceso principal con la vía Cúcuta - Pamplona a la altura del kilómetro 65, en inmediaciones del municipio de Pamplonita; de esta se desprenden algunos carreteables que van a las diferentes explotaciones mineras. Tiene una extensión de 60 km2. Desde el punto de vista estratigráfico, la Formación Los Cuervos consta de arcillolitas de color gris a gris oscuro, a veces carbonosas, limolitas grises, arenitas de grano fino y mantos de carbón. Hacia la parte media e inferior de la secuencia, se han identificado hasta cinco mantos. El espesor de la formación varía entre 80 m y 300 m. El marco tectónico permitió dividir el sector, de norte a sur, en los bloques Norte, Pica - Pica, Santa Isabel y La Granja; El Bloque Pica - Pica se dividió a su vez en los sub - bloques Cucalina y Santa Helena.

El Área Carbonífera Pamplona - Pamplonita se distribuye en dos franjas longitudinales inde-

Tabla 4.10.6 Mantos de carbón, Sector Pamplonita

Fuente: Ecocarbón - Minercol, 1998

INGEOMINAS

404

LAS ZONAS CARBONIFERAS

En la Tabla 4.10.6 se presentan los mantos de carbón, de techo a base, según los bloques reconocidos.

Sector Pamplona Tal como se muestra en la Figura 4.10.5, este sector se encuentra localizado al sur del área y está comunicado mediante la vía Pamplona Chitagá, de la cual se desprende un carreteable permitiendo el acceso a las labores mineras del sector. El polígono que enmarca el área tiene una extensión de 53 km2. La Formación Los Cuervos es la portadora de los carbones, donde se identifican dos mantos de carbón, localizados en sus niveles inferiores; estructuralmente, el sector ocupa la parte sur del Sinclinal Pamplona, que igualmente está fallado en su eje.

De acuerdo con el marco tectónico del sector, éste se dividió en tres bloques denominados Norte o Arrayanes, Central o Miraflores y sur o Chíchira. En la Tabla 4.10.7 se presentan los mantos de carbón, de techo a base, dentro de los bloques respectivos.

Recursos y reservas En la Tabla 4.10.8 se puede observar que el potencial, que incluye los recursos y reservas en las categorías de medidos indicados e inferidos para el Área Carbonífera Pamplona Pamplonita, es de 13.887.000 t, de los cuales se calculó un total de 10.727.000 toneladas de carbón en la categoría de reservas y un total de 3.160.000 toneladas en la categoría de recursos. Las reservas agotadas reportadas hasta 1998 fueron del orden de 494.000 t.

Tabla 4.10.7 Mantos de carbón, Sector Pamplona

Fuente: Ecocarbón - Minercol, 1998

Tabla 4.10.8 Recursos y reservas del Área Carbonífera Pamplona - Pamplonita

Fuente: Ecocarbón - Minercol, 1998

INGEOMINAS

405

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Calidad En la Tabla 4.10.9 se presentan las características físico químicas, en base como se analiza, por manto de carbón del Área Carbonífera Pamplona - Pamplonita. En total se muestrearon cinco mantos de carbón de la Formación Los Cuervos. De acuerdo con los resultados analíticos se clasifican como bituminosos altos en volátiles A, comúnmente aglomerantes, óptimos para producir coque, principalmente en mezclas. En general, son mantos muy homogéneos en cuanto a sus características físico químicas, con muy poca variabilidad en cuanto a humedad, cenizas, carbono fijo y poder calorífico. En la Tabla 4.10.10, hoja de calidad, se observan los valores característicos para cada uno de los parámetros, en base boca de mina, HE+1 y dilución de 0,02 m. El poder calorífico está entre 12.693 BTU/lb, - 13.586 BTU/lb, con una humedad de equilibrio +1 entre 2,61 y 3,41%. El contenido promedio de azufre es de 1,34%. El valor de la emisión de SO2 es de 2,02 lb/MBTU y se encuentra por encima del 1,2 lb/MBTU, que es el límite máximo aceptado por la EPA. El contenido promedio de cenizas es de 9,97%. Las cenizas, de tipo bituminosa, tienen valores de

índices de fouling de 0,04 y de slagging de 0,21. El valor de la relación Base/Ácido, 0,15 indica que estos carbones no presentan problemas de abrasión. Las temperaturas de fusión de las cenizas son mayores a 2.431oF, lo cual indica que los carbones son adecuados para la utilización en calderas de fondo seco, donde se requieren temperaturas relativamente altas. El valor máximo del índice de molienda (64) indica que estos carbones se encuentran por encima de los límites permisibles para no producir problemas en cuanto a la eficiencia de la trituración en los molinos. El valor del índice de hinchamiento entre 4 y 5 y reflectancia media de la vitrinita mayor a 0,6 propenden un uso para fundición y en mezclas para aplicaciones metalúrgicas.

4.10.2.4 Área Carbonífera Herrán - Toledo Se localiza al sur de Cúcuta y al sureste de Pamplona, en jurisdicción de los municipios de Toledo y Herrán y tiene una extensión de 424 km2. Para el acceso al área se cuenta con la vía que conduce de Cúcuta a Chinácota - Toledo San Bernardo de Batá; a 10 km de esta última localidad, parte un carreteable que conduce a los sitios de explotación (véase la Figura 4.10.5). El municipio de Herrán se sitúa en el extremo

Tabla 4.10.9 Características físico químicas por manto de carbón, base como se analiza, del Área Carbonífera Pamplona - Pamplonita

Fuente: Ecocarbón, 1995

INGEOMINAS

406

INGEOMINAS

Tabla 4.10.10 Hoja de calidad del Área Carbonífera Pamplona - Pamplonita

LAS ZONAS CARBONIFERAS

407

Fuente: Ecocarbón, 1995

LAS ZONAS CARBONIFERAS

noreste del área. Las principales corrientes hídricas son los ríos Culaga, Jordán, Oirá y las quebradas La Lejía y Valegrá.

al norte y en donde se han evaluado ocho mantos de carbón, de los de los diez que han sido observados.

La Formación Los Cuervos, portadora de los carbones, consta de arcillolitas de color gris a gris oscuro a veces carbonosas, limolitas grises, arenitas de grano fino y hasta seis mantos de carbón; su espesor varía entre 80 m y 300 m. La Formación Carbonera, también portadora de carbones, ocupa una buena porción en el área, pero no se describe porque su conocimiento, aquí, es muy preliminar.

Las diferentes unidades geológicas que afloran en el sector se encuentran afectadas por una serie de fallas, de dirección nor noroeste; fallas menores, pero de importancia para los carbones, tienen dirección noreste y deforman el Sinclinal Toledo. Hacia el extremo occidental algunos estratos están invertidos. El rumbo general es de N25°E, con buzamientos entre 50 y 60° al noroeste.

En el área se desarrollan algunos pliegues sinclinales como los de Toledo, La Cabrera y Herrán, generalmente asimétricos y afectados por fallas a lo largo de sus ejes. Con base en estas características estructurales, así como las geomorfológicas, el área carbonífera se dividió en los sectores de Herrán y Toledo.

De acuerdo con este fallamiento, el sector ha sido dividido en dos bloques carboníferos denominados Toledo Uno y Toledo Dos.

Sector Toledo

Sector Herrán

Se encuentra localizado en los alrededores de los municipios de Toledo, Labateca y el corregimiento San Bernardo de Batá. El área estudiada se ubica hacia el oeste de Toledo, con una extensión de 41,5 km2. Los mantos se encuentran localizados en la Formación Los Cuervos, con características similares a las descritas

Se ubica a 3 km hacia el sur del municipio de Herrán, en inmediaciones del río Táchira, que sirve de límite fronterizo entre Colombia y Venezuela. Al sector se accede por las carreteras Cúcuta - Chinácota - Ragonvalia - Herrán y por la vía Cúcuta - Villa del Rosario - Herrán. Además, es posible llegar desde Venezuela, por la

En la Tabla 4.10.11 se presentan los mantos, de techo a base, con su nombre, espesor y ubicación en los respectivos bloques.

Tabla 4.10.11 Mantos de carbón, Sector Toledo

Fuente: Ecocarbón - Minercol, 1998

INGEOMINAS

408

LAS ZONAS CARBONIFERAS

vía que cruza el Estado Rubio, pasando por las poblaciones de Las Delicias y El Tabor. El área estudiada tiene una extensión de 26 km2.

bón en el Bloque Viveros, de techo a base, su espesor y localización estratigráfica.

Los carbones del Sector Herrán se encuentran: dos mantos en la Formación Los Cuervos y un manto, en la Formación Carbonera. Desde el punto de vista estructural, se presentan fallas longitudinales de las cuales sobresale la Falla Samaria. Algunas presentan dirección noreste y afectan la secuencia carbonífera. Los pliegues principales son los sinclinales de Herrán y La Cabrera.

Recursos y reservas

Teniendo en cuenta los aspectos estructurales, este sector se ha dividido en los bloques carboníferos de Viveros y los Grillos. Este último, no se reportan datos por lo cubierto del bloque y por falta de puntos de control. En la Tabla 4.10.12 se presentan los mantos de car-

Calidad

En la Tabla 4.10. 13 se puede observar que, para el Área Carbonífera Herrán - Toledo, se reporta un potencial de 28.601.000 t, que incluye recursos y reservas en las categorías de medidos, indicados e inferidos. Las reservas agotadas hasta 1998, fueron de 56.000 toneladas.

En la Tabla 4.10.14 se muestra las características físico químicas para el manto 10, correspondiente al Sector Toledo, en base como se analiza. La calidad de este manto está dada a partir

Tabla 4.10.12 Mantos de carbón, Sector Herrán

Fuente: Ecocarbón - Minercol, 1998

Tabla 4.10.13 Recursos y reservas del Área Carbonífera Herrán - Toledo

Fuente: Ecocarbón - Minercol, 1998

INGEOMINAS

409

LAS ZONAS CARBONIFERAS

de tres muestras de canal. Este manto se ha clasificado como bituminoso medio volátil, comúnmente aglomerante, óptimo para producir coque, por si solo o en mezclas. Los carbones presentan un poder calorífico que varía entre 14.101 BTU/lb - 15.314 BTU/lb, con una humedad de equilibrio +1 de 2,31% El valor promedio de azufre es de 0,83%, en base boca de mina; la emisión de SO2 alcanza 1.18 lb/MBTU, valor que se encuentra muy próximo a 1,2 lb/MBTU, límite máximo aceptado por la EPA. El contenido promedio de cenizas, 7,46%, base boca de mina, permite predecir que estos carbones no presentan problemas en los procesos de limpieza y lavado. Las cenizas son de tipo bituminosas, con valores de índices de fouling de 0,02 y slagging 0,07. Las temperaturas de fusión de las cenizas son mayores a 2.822oF, indicando que los carbones son adecuados para la utilización en calderas de fondo seco, donde se requieren temperaturas relativamente altas. El valor del índice de hinchamiento varía entre 5,5 y 7,5. La reflectancia media de la vitrinita, 0,95, indica que estos carbones pueden ser utilizados para uso en fundición, producir coque por si solo y también en mezclas, en procesos de metalurgia.

4.10.2.5 Área Carbonífera Salazar Localizada hacia la parte central del Departamento de Norte de Santander, al suroccidente de la ciudad de Cúcuta, en jurisdicción de los municipios de Salazar de Las Palmas y Arboledas, ocupando una superficie evaluada de 27,6 km 2. El acceso principal es la vía Cúcuta Salazar - Arboledas (véase la Figura 4.10.6). De esta vía se desprenden carreteables que permiten el acceso a las minas que, en ocasiones, se sitúan entre los 1.000 y 2.000 m.s.n.m. La principal red hidrográfica la conforma el río Salazar con sus afluentes pertenecientes a la cuenca del río Zulia. En el área las rocas asociadas al carbón son la Formación Catatumbo, asignada al Cretáceo superior, con tres mantos de carbón; Los Cuervos de edad Paleoceno superior - Eoceno inferior, con mantos de carbón. Los depósitos cuaternarios, generalmente, enmascaran las anteriores unidades geológicas. La estructura principal es El Domo Santiago, donde se destacan los anticlinales Aguardiente, Zulia, Tasajero y el Sinclinal Zulia. Teniendo en cuenta los aspectos estratigráficos y estructurales, en esta área, se individualizaron tres sectores carboníferos denominados Sector Norte, Sector Centro y Sector Sur.

Tabla 4.10.14 Características físico químicas por manto de carbón, base como se analiza, del Área Carbonífera Herrán - Toledo

Fuente: Ecocarbón, 1995

INGEOMINAS

410

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Figura 4.10.6 Mapa geológico de las áreas carboníferas Salazar, Zulia - Chinácota y Tasajero. (Modificado de Colpet, 1967b, y Ward et al., 1977)

INGEOMINAS

411

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Sector Norte

Sector Centro

Se encuentra ubicado hacia el sur del municipio de Salazar de Las Palmas, a 4,5 km del casco urbano, por la carretera que conduce al municipio de Arboledas; de allí se desprende un carreteable que va a las explotaciones mineras. Tiene una extensión aproximada de 11,2 km2.

Se encuentra localizado a 7,5 km al sur del municipio de Salazar de las Palmas, por la carretera que conduce a la localidad de Arboledas. El área estudiada tiene una extensión aproximada de 8,4 km 2 . Desde el punto de vista estratigráfico los carbones se encuentran localizados en la Formación Los Cuervos, donde se han reconocido hasta tres mantos económicamente explotables. La formación aquí presenta un espesor de 50 m.

Los carbones se encuentran en las formaciones Catatumbo y Los Cuervos. En la primera, se han reportado hasta tres mantos, ubicados en dos niveles; uno inferior con dos mantos, el más bajo entre 1.20 m y 2. 00 m de espesor y el segundo, de 1.10 m de espesor; el nivel superior con un manto de espesor variable entre 0.60 m y 1.00 m, situado a 50 m del tope de la formación. (Herrera, et al 1980). Estudios posteriores, de Ecocarbón 1998, sólo reporta un manto denominado M K10. En Los Cuervos se reportan cuatro mantos denominados M 10, M 20, M 30 y M 40. La estructura principal en el sector es el Sinclinal La Tigra, con dirección noroeste - sureste, cuyos flancos muestran buzamientos entre 4° y 15°. La Tabla 4.10.15 presentan los mantos del sector, con su nombre, y espesor, de techo a base, asociada a su respectiva unidad litoestratigráfica.

El Sector Centro, estructuralmente, corresponde a un monoclinal con dirección N20°E y un buzamiento de 20° al noroeste. La configuración estructural dominante en el sector permitió dividirlo en tres bloques denominados: Mirador, Villa Belén y Belencita. En la Tabla 4.10.16 se presentan los mantos de carbón del sector, con su nombre, espesor, de techo a base, dentro de la Formación Los Cuervos y su respectiva localización en cada bloque.

Sector Sur Localizado entre los municipios de Salazar de Las Palmas y Arboledas, se accede al sector carbonífero, por carreteables que se desprenden de la carretera que de Salazar conduce a la

Tabla 4.10.15 Mantos de carbón, Sector Norte

Fuente: Ecocarbón - Minercol, 1998

INGEOMINAS

412

LAS ZONAS CARBONIFERAS

población de Arboledas. El área evaluada tiene una extensión de 8 km2. Los carbones se encuentran en la Formación Los Cuervos, donde se identificaron tres mantos, ubicados en los niveles inferiores. Estructuralmente, el sector es un monoclinal con dirección N10°E y buzamiento de 20° al noroeste. La Tabla 4.10.17 muestra los mantos reportados en el sector, de techo a base, su nombre, y espesor.

Recursos y reservas En la Tabla 4.10.18 se observa las cifras reportadas como potencial para el Área Carbonífera Salazar, la cual alcanza las 29.017.000 toneladas, que incluyen los recursos y reservas de carbón en la categorías de medidos, indicados e inferidos.

Calidad En la Tabla 4.10.19 se muestran, en base como se analiza, las características físico químicas, por

manto, del Área Carbonífera Salazar. Para este efecto, los datos corresponden a los mantos 60, 50 y 10, incluidos en la Formación Los Cuervos. Es importante aclarar que los mantos de carbón identificados como 60, 50 y 10 son equivalentes a los mantos 40, 30 y 20 que se tomaron para reportar el potencial de reservas. Estos mantos son, característicamente, bituminosos altos en volátiles A, comúnmente aglomerantes. En general, son carbones muy homogéneos en cuanto a sus características físico químicas, con muy poca variabilidad en humedad, cenizas, carbono fijo, poder calorífico y azufre total. En la Tabla 4.10.20, hoja de calidad, se observan los valores característicos para cada uno de los parámetros de calidad, en base boca de mina, HE+1 y dilución de 0,02 m. Presentan estos carbones un poder calorífico entre 12.380 BTU/lb - 13.238 BTU/lb, con una humedad de equilibrio +1 entre 3,26% y 4,66%. El contenido promedio de azufre es de 0,62%. La emisión de SO2 tiene un valor de 0,97 lb/ MBTU . El contenido promedio de cenizas es

Tabla 4.10.16 Mantos de carbón, Sector Centro

Fuente: Ecocarbón - Minercol, 1998

Tabla 4.10.17 Mantos de carbón, Sector Sur

Fuente: Ecocarbón - Minercol, 1998

INGEOMINAS

413

LAS ZONAS CARBONIFERAS

de 9,46%. Las cenizas son de tipo bituminosas, con valores de índices de fouling de 0,02 y slagging 0,05. El valor máximo del índice de molienda (70), indica que estos carbones se encuentran por encima de los límites permisibles para no producir problemas en cuanto a la eficiencia de la trituración en los molinos. El valor del índice de hinchamiento, entre 1,5 y 4, indica la presencia de carbones, principalmente, para ser usados en la generación de calor y vapor en los sectores eléctrico e industrial.

4.10.2.6 Área Carbonífera Tasajero Esta área carbonífera se extiende en la parte centro - oriental del departamento, a unos 4 km al noreste de Cúcuta, limitando al este con Venezuela. Se accede a la parte más oriental por la carretera Cúcuta - El Salado - San Faustino; a la parte central, por la carretera que de El Salado conduce a Puerto Santander. Es un área topográficamente la más elevada con alturas hasta de 800 m que cae suavemente, hacia el

Tabla 4.10.18 Recursos y reservas del Área Carbonífera Salazar

Fuente: Ecocarbón - Minercol, 1998

Tabla 4.10.19 Características físico químicas por manto, base como se analiza, del Área Carbonífera Salazar

Fuente: Ecocarbón, 1995

INGEOMINAS

414

INGEOMINAS

Tabla 4.10.20 Hoja de calidad del Área Carbonífera Salazar

LAS ZONAS CARBONIFERAS

415

Fuente: Ecocarbón, 1995

LAS ZONAS CARBONIFERAS

oeste, a la estrecha llanura aluvial del río Zulia y, abruptamente, hacia el este en el valle del río Pamplonita. Tiene un área de 304 km2 (véase la Figura 4.10.6). El Cerro Tasajero es la expresión geomórfica del Anticlinal Tasajero, estructura asimétrica, con cabeceo hacia el norte, con su flanco oriental invertido por efecto de la Falla Tasajero, que le sirve a su vez de límite oriental. Esta falla es de tipo inversa con plano buzante al oeste, truncando el eje en los extremos sur y norte. El núcleo del anticlinal está conformado por estratos de las formaciones Mito Juan y Catatumbo, mientras que sus flancos por las formaciones Los Cuervos y Carbonera, portadoras de los carbones allí explotados. Teniendo en cuenta los rasgos estructurales, pliegues y fallas, así como el comportamiento estratigráfico, el área ha sido dividida en tres sectores carboníferos denominados Sector Este o Flanco Invertido, Sector Oeste o Flanco Normal y Sector Sur. En el Sector Este, se han reconocido cinco mantos de carbón; en el Sector Oeste, tres mantos y en el Sector Sur, dos.

Sector Este o Flanco Invertido Se encuentra localizado hacia el noreste de Cúcuta y se extiende en forma alargada en una longitud de 12 km, orientado con la margen izquierda del río Pamplonita. El área estudiada de este sector tiene una extensión de 74 km2 . La vía principal de acceso es la que conduce de Cúcuta a San Faustino y a lo largo de la cual se desprenden ramales que van a los sitios de explotación. Se han determinado cinco mantos de carbón en la Formación Los Cuervos, estratigráficamente ubicados hacia su parte inferior. Estructuralmente, el sector corresponde al flanco oriental del Anticlinal Tasajero, donde sus estratos se encuentran invertidos con buzamientos entre 35° y 45° al oeste. En este sector ha sido posible establecer seis bloques carboníferos que toman sus nombres de algunas minas, tradicionalmente conocidas: Los Naranjos, La Contenta, La Corralera, El Algarrobo, El Magro y La Viaguala. En la Tabla 4.10.21 se presentan los mantos del sector, de techo a base, con sus nombres y espesor, en su respectivo bloque.

Tabla 4.10.21 Mantos de carbón, Sector Este o Flanco Invertido

Fuente: Ecocarbón - Minercol, 1998

INGEOMINAS

416

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Sector Oeste o Flanco Normal

Sector Sur

Se localiza en el flanco occidental del Sinclinal Tasajero, al norte de Cúcuta y se extiende en forma alargada con dirección sur norte, por una longitud de 10 km. El área evaluada tiene una superficie de 152 km2. Las vías de acceso principal son las que conducen de Cúcuta - El Salado - Puerto Santander y de El Salado a la localidad de San Faustino; de estas carreteras se desprenden carreteables a los sitios de explotación. Los carbones se encuentran, estratigráficamente, ubicados en la parte media de la Formación los Cuervos, reconociéndose hasta tres mantos. El flanco occidental es normal y buza entren 12 y 15° al oeste.

El Sector Sur del Área Carbonífera Tasajero se localiza al norte de Cúcuta. Se accede por la vía que parte de El Salado a Puerto Santander y a San Faustino. De estas vías parten carreteables y ramales que facilitan el transporte del producto de las minas a los centros de acopio. Los dos mantos de carbón en explotación se encuentran ubicados en la Formación Carbonera. El área del polígono tiene una extensión de 78 km2.

En este sector se han diferenciado seis bloques carboníferos denominados Cuberos, La Periquera, Vista Hermosa, Primer Presidente, San José y La Carbonera.

Recursos y reservas En la Tabla 4.10.24 se observa que para el Área Carbonífera Tasajero se reporta un potencial total de carbón de 102.926.000 t, que incluyen los recursos y reservas en las categorías de medidos, indicados e inferidos. Las reservas agotadas, hasta 1998, eran 9.102.000 t.

En la Tabla 4.10.22 se presentan los mantos del sector de techo a base, con su nombre, espesor y localización en el bloque respectivo. Tabla 4.10.22 Mantos de carbón, Sector Oeste o Flanco Normal

Fuente: Ecocarbón - Minercol, 1998

Tabla 4.10.23 Manto de carbón, Sector Sur

Fuente: Ecocarbón - Minercol, 1998

INGEOMINAS

417

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Calidad En la Tabla 4.10.25 se presentan las características físico químicas, en base como se analiza, manto por manto del Área Carbonífera Tasajero, para los sectores Flanco Este y Flanco Oeste. Los análisis representan los mantos 30, 20 y 10, con

un total de 13 muestras. Los carbones, en general, son muy homogéneos, con muy poca variabilidad en cuanto a humedad, cenizas, carbono fijo, poder calorífico y azufre total. Estos carbones son muy sensibles a cualquier incremento en los valores de cenizas y hume-

Tabla 4.10.24 Recursos y reservas del Área Carbonífera Tasajero

Fuente: Ecocarbón - Minercol, 1998

Tabla 4.10.25 Características físico químicas por manto de carbón, base como se analiza, del Área Carbonífera Tasajero

Fuente: Ecocarbón, 1995

INGEOMINAS

418

INGEOMINAS

Tabla 4.10.26 Hoja de calidad del Área Carbonífera Tasajero, Flanco Este

LAS ZONAS CARBONIFERAS

419

Fuente: Ecocarbón, 1995

INGEOMINAS

Tabla 4.10.27 Hoja de calidad del Área Carbonífera Tasajero, Flanco Oeste

LAS ZONAS CARBONIFERAS

420

Fuente: Ecocarbón, 1995

LAS ZONAS CARBONIFERAS

dad, pues al expresarlos en base boca de mina, HE+1 y dilución de 0,02, el poder calorífico, la humedad de equilibrio, la materia volátil y el carbono fijo, bajan sustancialmente. En las tablas 4.10.26 y 4.10.27, hojas de calidad, se observan los valores característicos para cada uno de los parámetros de calidad, en base boca de mina, HE+1 y dilución de 0,02 m para los carbones de los sectores Flanco Este y Flanco Oeste, respectivamente. Estos carbones presentan un poder calorífico entre 11.496 BTU/lb y 14.402 BTU/lb, con una humedad de equilibrio +1 entre 3,26% y 4,66%. Al expresar el poder calorífico de estos carbones en base hlmm, sus valores sobrepasan los 14.000 BTU/lb, sin embargo, el carbono fijo, slmm, no alcanza a llegar al 69%. Los contenidos promedio de azufre, alrededor de 0,85%, para los carbones de los sectores Este y Oeste, son similares. Los contenidos promedios de cenizas, 10,17% y 7,65% permiten predecir que los carbones, tanto del Sector Este como del Oeste, no presentan problemas en los procesos de limpieza y lavado. Las cenizas, de tipo bituminosos, con valores de índices de fouling de 0,02 y 0,03 y de slagging de 0,09 y 0,12, relativamente, son bajos y poco propensos a formar compuestos corrosivos en las calderas.

El valor máximo del índice de molienda, 74 y 75 respectivamente, indica que al correlacionar estos índices con el contenido de humedad, los carbones se encuentran por encima de los límites permisibles para no producir problemas en cuanto a la eficiencia de su trituración en los molinos. El valor del índice de hinchamiento entre 5 y 8,5 y el rango, indican que los carbones son aptos para producir coque para fundición principalmente.

4.10.2.7 Área Carbonífera Zulia Chinácota Se ubica en una franja situada al occidente de la ciudad de Cúcuta, desde los alrededores septentrionales de la localidad de Chinácota, en el sur, hasta el río Mestizo, en el norte. El área se encuentra en jurisdicción de los municipios de Santiago, San Cayetano, El Zulia, Durania, Chinácota, y Villa del Rosario. Ocupa una extensión de 1.100 km2. Es un área de contrastes topográficos, donde predominan los fuertes escarpes originados por las formaciones Barco y Mirador, dominantemente areníticas, y una morfología suave a ondulada con pendientes moderadas producto de las formaciones Catatumbo, Los Cuervos y Carbonera, cuya composición es dominantemente arcillolítica. Los ríos Pamplonita y El Zulia son las principales corrientes hídricas del área (véase la Figura 4.10.6).

Tabla 4.10.28 Mantos de carbón, Sector Zulia Sur

Fuente: Ecocarbón - Minercol, 1998

INGEOMINAS

421

LAS ZONAS CARBONIFERAS

En el área afloran rocas sedimentarias de las formaciones Catatumbo, Barco, Los Cuervos, Carbonera, León y Guayabo, con edades que van desde el Cretáceo superior, Paleógeno, hasta el Cuaternario. Las unidades, potencialmente, productoras de carbón son las formaciones Los Cuervos, Carbonera y, localmente, la Formación Catatumbo. Formación Los Cuervos. Consta de arcillolitas de color gris a gris oscuro, a veces carbonosas, limolitas grises, arenitas de grano fino, y hasta cuatro mantos de carbón; ubicados, estratigráficamente, en su parte media inferior. El espesor varía entre 80 m y 450 m. Formación Carbonera. Esta constituida por arcillolitas de color gris a gris verdoso, intercaladas con arenitas de grano fino y, ocasionalmente, capas finas de limolitas y seis mantos de carbón, ubicados en la parte inferior y al tope de la formación. Su espesor promedio es de 500 m. Las estructuras dominantes en el área lo conforman el Sinclinal Zulia y el Anticlinal Cúcuta, los cuales se encuentran afectados por las fallas Aguardiente, al occidente, Cicutilla, al sur y Chitagá, al oriente. Debido a la gran extensión y continuidad de las unidades carboníferas, a la densidad de las labores mineras y manifestaciones de carbón, el área fue dividida en seis sectores carboníferos denominados Zulia Sur, Santiago, San Cayetano, San Pedro, Chinácota y Villa del Rosario. A continuación se hará una breve descripción de cada uno.

Sector Zulia Sur Se localiza hacia el norte del área en las veredas El Mestizo, El Salto, Veinte de Julio, y Loma de las Alverjas. La vía de acceso principal es la

INGEOMINAS

carretera El Zulia - Sardinata, en un trayecto de 34 km de longitud, de la cual se desprenden carreteables que conducen a los sitios de explotación. Tiene una extensión de 120 km2. El carbón se encuentra localizado en la Formación Los Cuervos, donde se han reconocido tres mantos. La tectónica es de tipo compresiva con esfuerzos dominantes este - oeste, que afectaron el área originando fallas de cabalgamientos y pliegues cuyos ejes tienen una dirección suroeste - noreste; entre estos pliegues sobresale el Anticlinal Aguardiente. De acuerdo con los rasgos estructurales, el sector fue dividido de norte a sur en los bloques carboníferos Mesetas, La Reforma, Las Brujas y El Salto. En la Tabla 4.10.28 se presentan los mantos del sector carbonífero, de techo a base, con su nombre, espesor y localización en el bloque respectivo.

Sector Santiago Se localiza hacia el noreste de Santiago, donde el rasgo topográfico principal es el cerro La Quiracha. El acceso se hace por la vía que comunica los municipios del Zulia con Santiago; ocasionalmente, se utiliza la vía alterna El Zulia - Astilleros. De estas vías se desprenden carreteables que van a los sitios de explotación. El área estudiada tiene una extensión de 27 km2. Las explotaciones de carbón se realizan sobre las formaciones Los Cuervos, donde se han identificado, hasta cuatro mantos y Carbonera, donde se han reconocido dos mantos. El Sector Carbonífero Santiago hace parte del flanco occidental del Sinclinal Zulia, que tiene dirección noroeste - sureste y buzamientos entre 25 y 45° hacia el este.

422

LAS ZONAS CARBONIFERAS

La configuración estructural ha permitido dividir el sector en tres bloques, La Quiracha, Bonanza y El Futuro. El Bloque Bonanza se ha dividido a su vez en los subbloques San Germán, El Bosque, La Granja y La Tanquilla. En la Tabla 4.10.29 se presentan los mantos del sector, de techo a base, con su nombre, espesor, unidad estratigráfica donde se localiza, y su ubicación en el respectivo bloque.

Sector San Cayetano Se localiza entre los municipios de Santiago, Durania y San Cayetano. Ocupa una superficie de 99 km2 y se accede por las carreteras que parte de Cúcuta hacia El Zulia y luego a San Cayetano. Los mantos de carbón se ubican, estratigráficamente, en la Formación Los Cuervos, donde se han identificado cuatro mantos; en la Formación Carbonera, igualmente, se han determinado cuatro mantos, de los cuales dos se han evaluado y se conocen como M 40 y M 30. El flanco occidental del Sinclinal Zulia constituye el rasgo estructural principal. Aquí las fallas son la continuación sur de las observadas al norte en el Sector Santiago y presentan las mismas características, es decir de dirección

noreste - suroeste y en su mayoría son de cabalgamiento de bajo ángulo, que invierte los estratos y limitan el recurso carbonífero. En este sector se han identificado cinco bloques denominados Delicias, Argelia, Convenio, Pirámide y Morretón. En la Tabla 4.10.30 se indican los diferentes mantos del sector, dispuestos de techo a base, con su respectivo nombre, espesor, unidad litoestratigráfica que los incluyen y localización en cada bloque.

Sector San Pedro Se localiza al suroeste de la ciudad de Cúcuta, en jurisdicción de este municipio. Se accede al sector por la carretera que de Cúcuta se dirige a San Cayetano y Durania. El polígono del área ocupa una extensión de 150 km2. Las formaciones Los Cuervos y Carbonera son las portadoras de los carbones. En la Formación Los Cuervos se han identificado tres mantos en los niveles inferiores y en la Formación Carbonera, cuatro mantos que se localizan estratigráficamente en los niveles medio e inferior.

Tabla 4.10.29 Mantos de carbón, Sector Santiago

Fuente: Ecocarbón - Minercol, 1998

INGEOMINAS

423

LAS ZONAS CARBONIFERAS

La estructura principal es el Anticlinal Cúcuta, que se observa al occidente del sector, con una dirección general N25° - 35°E. De acuerdo con las características estructurales del área, esta fue dividida en tres bloques carboníferos denominados de norte a sur como Cañaverales, El Porvenir y El Castillo. En la Tabla 4.10.31 se muestran los mantos ubicados, de techo a base, con su nombre, espesor, unidad litoestratigráfica a la que pertenecen y localización en el bloque respectivo.

El Sector Chinácota, desde el punto de vista estructural, está conformado por un monoclinal de dirección predominante norte - sur, el cual se encuentra afectado, hacia la parte sur, por la Falla Chitagá y fallas asociadas. Teniendo en cuenta el marco tectónico, el sector se ha dividido en tres bloques carboníferos denominados Maturín, Maturín Sur y Buenos Aires. En la Tabla 4.10.32 se señalan los mantos, de techo a base, su nombre, espesor, unidad litoestratigráfica y su localización en el respectivo bloque.

Sector Chinácota Se encuentra localizado en la jurisdicción de los municipios de Bochalema y Chinácota y su acceso principal lo constituye la vía que de Cúcuta va a Pamplona a la altura del kilómetro 65. Tiene un área de 158 km2. La Formación Los Cuervos, igualmente, es la unidad económicamente importante, con cuatro mantos de carbón y la Formación Carbonera con dos mantos.

Sector Villa del Rosario Se localiza al suroriente de la ciudad de Cúcuta y se comunica por la vía que de Cúcuta conduce al municipio de Villa del Rosario. Tiene una extensión de 8 km2. Los mantos económicamente explotables se encuentran en la Formación Carbonera, en la cual se han reconocido seis

Tabla 4.10.30 Mantos de carbón, Sector San Cayetano

Fuente: Ecocarbón - Minercol, 1998

INGEOMINAS

424

LAS ZONAS CARBONIFERAS

mantos de carbón. La Falla Chitagá, de cabalgamiento, constituye el evento tectónico principal del sector. En la Tabla 4.10.33 se indican los mantos de carbón del sector, de techo a base, con su nombre, espesor.

Recursos y reservas En la Tabla 4.10.34 se reporta, para el Área Carbonífera El Zulia - Chinácota, un potencial

de 267.416.000 t, que incluye los recursos, medidos e indicados y las reservas en las categorías de medidas, indicadas e inferidas. Las reservas agotadas, hasta 1998, fueron 6.161.000 t.

Calidad La Tabla 4.10.35 presenta las principales características físico químicas, en base como se analiza, por manto de carbón del Área Carbonífera Zulia - Chinácota, para los sectores de Zulia Sur, Santiago, San Cayetano, San Pedro y Villa del

Tabla 4.10.31 Mantos de carbón, Sector San Pedro

Fuente: Ecocarbón - Minercol, 1998

Tabla 4.10.32 Mantos de carbón, Sector Chinácota

Fuente: Ecocarbón - Minercol, 1998

INGEOMINAS

425

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Rosario. No se dispone de información de calidad de carbones sobre el Sector de Chinácota. Se muestrearon los mantos de carbón 70, 60, 40 y 20 de la Formación Cuervos, para un total de 15 muestras.

Es importante anotar que estos mantos así identificados, en la base de datos de calidad, corresponden para efectos de las reservas a los mantos 40, 30, 20 y 10. El rango dominante de los carbones, para los sectores Zulia Sur, San-

Tabla 4.10.33 Mantos de carbón, Sector Villa del Rosario

Fuente: Ecocarbón - Minercol, 1998

Tabla 4.10.34 Recursos y reservas del Área Carbonífera Zulia - Chinácota

Fuente: Ecocarbón - Minercol, 1998

INGEOMINAS

426

INGEOMINAS

Tabla 4.10.35 Características físico químicas por manto de carbón, base como se analiza, del Área Carbonífera Zulia - Chinácota

LAS ZONAS CARBONIFERAS

427

Fuente: Ecocarbón, 1995

INGEOMINAS

Tabla 4.10.36 Hoja de calidad Sector Zulia Sur

LAS ZONAS CARBONIFERAS

428

Fuente: Ecocarbón, 1995

INGEOMINAS

Tabla 4.10.37 Hoja de calidad Sector Santiago

LAS ZONAS CARBONIFERAS

429

Fuente: Ecocarbón, 1995

INGEOMINAS

Tabla 4.10.38 Hoja de calidad Sector San Cayetano

LAS ZONAS CARBONIFERAS

430

Fuente: Ecocarbón, 1995

INGEOMINAS

Tabla 4.10.39 Hoja de calidad Sector San Pedro

LAS ZONAS CARBONIFERAS

431

Fuente: Ecocarbón, 1995

INGEOMINAS

Tabla 4.10.40 Hoja de calidad Sector Villa del Rosario

LAS ZONAS CARBONIFERAS

432

Fuente: Ecocarbón, 1995

LAS ZONAS CARBONIFERAS

tiago, San Pedro y Villa del Rosario, es bituminoso alto en volátiles A. El Sector San Cayetano tiene carbones, primordialmente, bituminosos medio en volátiles. Son comúnmente aglomerantes, óptimos para producir coque, principalmente en mezclas. En general, son mantos muy homogéneos, con muy poca variabilidad en cuanto a humedad, cenizas, carbono fijo, poder calorífico y azufre total. Por lo general, son muy sensibles a cualquier incremento en los valores de ceniza y humedad, en efecto, al expresarlos en base boca de mina, HE+1 y dilución de 0,02, el poder calorífico, la humedad de equilibrio, la materia volátil y el carbono fijo, bajan sustancialmente sus valores. En las tablas 4.10.36 a la 4.10.40, hojas de calidad, se observan los valores característicos promedio para cada uno de los parámetros, en base boca de mina, HE+1 y dilución de 0,02 m, para los carbones de los sectores Zulia Sur, Santiago, San Cayetano, San Pedro y Villa del Rosario, respectivamente. Los carbones de la Formación Los Cuervos, en esta área, presentan un poder calorífico entre 11.197 BTU/lb y 14.775 BTU/lb, con una humedad de equilibrio +1 entre 1,60% y 2,94%, con un valor máximo anómalo de 11,22%, en el Sector Zulia Sur. Al expresar el poder calorífico de estos carbones, en base hlmm, sus valores sobrepasan los 14.000 BTU/lb; en algunos sectores, como San Cayetano, el carbono fijo, slmm, es superior a 69% lo cual permite clasificarlo como bituminoso medio volátil. Los contenidos promedios de azufre, hasta un máximo de 3,35% y un mínimo de 0,41%, permiten obtener mezclas con valores promedios menores a 1,0% y, en consecuencia, estos carbones no presentarían problemas en la generación de compuestos corrosivos en las calderas y gases venenosos que contaminan el ambiente. Los mantos superiores de los carbones de

INGEOMINAS

los sectores Zulia Sur y San Cayetano, son los que presentan los mayores valores en contenido de azufre. El comportamiento de las emisiones de SO2, en lb/MBTU, para cada sector depende de los contenidos de azufre, la mayoría de las cuales se encuentran cercanas al 1,2 lb/MBTU, límite máximo aceptado por la EPA. Los contenidos de cenizas, entre 4,65% y 21,50%, permiten predecir que estos carbones pueden presentan problemas en los procesos de limpieza y lavado cuando se tratan individualmente. Las cenizas, de tipo bituminosas, con valores de índices de fouling entre 0,01 y 0,04 y slagging entre 0,07 y 0,20, son poco propensas a formar compuestos corrosivos en las calderas. El valor del índice de hinchamiento entre 4 y 7,5, indica que estos carbones son útiles en la producción de coque para fundición, principalmente.

4.10.2.8 Área Carbonífera Catatumbo Se extiende hacia la parte nor - nororiental del departamento, sobre la vertiente oriental de la Cordillera Oriental, desde Sardinata, en el sur, hasta el río de Oro, en el norte, en límites con Venezuela. Las principales localidades existentes en el área son Sardinata, Tibú, Las Mercedes, Río de Oro y La Gabarra. Ocupa una extensión de 712 km2. Los ríos Zulia, Sardinata, Tibú, Socuavó, Catatumbo y de Oro, y algunas quebradas como El Carmen y Cartagena, son las principales corrientes hídricas que drenan el área de oeste hacia el este y confluyen al Lago de Maracaibo, en Venezuela. De acuerdo con la extensión, continuidad de las unidades carboníferas y los sitios donde se concentran las mayores manifestaciones de mantos de carbón y laboreo minero, se individualizaron tres sectores carboníferos denominados La Gabarra

433

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Figura 4.10.7 Mapa geológico del Área Carbonífera Catatumbo (Modificado de Colpet 1967a y 1967b)

INGEOMINAS

434

LAS ZONAS CARBONIFERAS

- Río de Oro, Zulia Norte - Sardinata y El Carmen (véase la Figura 4.10.7).

Sector La Gabarra - Río de Oro El Sector La Gabarra - Río de Oro se localiza al nor - noroccidente de la ciudad de Cúcuta, en jurisdicción de las localidades de La Gabarra y Río de Oro. Prácticamente, la única vía de acceso es la carretera que parte de la ciudad de Cúcuta hacia Tibú - La Gabarra - Río de Oro. Ocupa un área de 42 km2. Los carbones del sector se encuentran en la Formación Los Cuervos, donde se han identificado, en los niveles inferiores, hasta siete mantos de carbón; de estos mantos sólo se han normalizado el M 40 y M 30. La estructura predominante es la Falla San Lucas (véase la Figura 4.10.7). Los límites del sector se definieron con base en los siguientes aspectos: Al oeste y al norte, existen resguardos indígenas; al oriente, por la Falla San Lucas y al sur, por la vertiente del río Eusebio. No se ha considerado la parte oriental de la Falla San Lucas, porque en la actualidad sólo se dispone de información geológica muy preliminar. En la Tabla 4.10.41 se presentan los mantos de carbón en el sector, de techo a base, con su nombre y espesor.

Sector Zulia Norte - Sardinata Localizado al norte de la ciudad de Cúcuta, en jurisdicción de los municipios de El Zulia y Sardinata; los accesos principales son las vías Cúcuta - El Zulia - Sardinata y Cúcuta - Tibú, desde las cuales se desprenden algunos carreteables que permiten acceder a los diferentes bloques carboníferos y a los afloramientos. El sector tiene un área de 126 km2. La Formación Los Cuervos sigue siendo la portadora de los mantos de carbón, donde se han podido identificar cinco mantos, ubicados hacia la parte inferior de la formación. El sector se encuentra confinado por dos rasgos estructurales grandes: Al occidente y noroccidente, por la Falla Cerro Gordo y al oriente, por la Falla Hortensia (véase la Figura 4.10.7). Teniendo en cuenta los aspectos estructurales existentes, el sector fue dividido en cuatro bloques carboníferos denominados: Corrales - San Roque, Guayabo, León y González. El Bloque Corrales - San Roque, a su vez, fue dividido en los subbloques San Roque y Corrales; el Bloque Guayabo, en los subbloques La Remesa, Palonegro y La Orquídea; el Bloque León y González, en los sub bloques Armenia, Recreo y Bellavista. El cuarto bloque carbonífero es conocido como El Reflejo, donde se desarrollan algunas explotaciones y se observan los mantos de carbón, pero hasta la fecha estos no se han evaluado.

Tabla 4.10.41 Mantos de carbón, Sector La Gabarra - Río de Oro

Fuente: Ecocarbón - Minercol, 1998

INGEOMINAS

435

LAS ZONAS CARBONIFERAS

En la Tabla 4.10.42 se presentan los mantos de carbón, de techo a base, con su respectivo nombre, espesor y localización en cada bloque.

Sector El Carmen

co mantos, tres de los cuales se evaluaron para los cálculos de las reservas y son denominados M50, M30 y M24. Las estructuras principales se conocen como la Falla Las Mercedes, que lo limita al occidente, y la Falla Cerro Gordo, limitándolo al oriente. El pliegue más importante lo conforma el Sinclinal La Vieja.

Se encuentra localizado al norte del municipio de Sardinata, en cercanías de las localidades de El Carmen y Las Mercedes. Es una amplia superficie de 566 km2 (véase la Figura 4.10.7), donde se llega, fundamentalmente, por la carretera que de Cúcuta conduce a Sardinata y la que se dirige de Sardinata a Las Mercedes.

Fuquen et al., 1998, evaluaron este sector y, con base en las condiciones geológicas, establecieron nueve bloques carboníferos que los nombraron: La Conquista, Esperanza, Carmen, Cartagena, Fátima, La Popa, San Marcos, San Roque y Mercedes.

Los carbones de este sector, igualmente, se encuentran localizados en la Formación Los Cuervos, donde se han podido reconocer hasta cin-

En la Tabla 4.10.43 se presentan los mantos de carbón del sector, de techo a base, con su nombre, espesor y localización en el bloque respectivo.

Tabla 4.10.42 Mantos de carbón, Sector Zulia Norte - Sardinata

Fuente: Ecocarbón - Minercol, 1998

INGEOMINAS

436

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Recursos y reservas

Calidad

En la Tabla 4.10.44 se reporta, para el Área Carbonífera Catatumbo, un potencial de 349.595.000 t, el cual incluye los recursos y reservas en las categorías de medidos, indicados e inferidos. Las reservas agotadas, hasta 1998, fueron de 2.697.000 t.

La calidad para el Área Carbonífera Catatumbo está dada a partir de las características físico químicas de los sectores Zulia Norte - Sardinata y El Carmen; no se dispone de información del Sector La Gabarra - Río de Oro.

Tabla 4.10.43 Mantos de carbón, Sector El Carmen

Fuente: Ecocarbón - Minercol, 1998

Tabla 4.10.44 Recursos y reservas del Área Carbonífera Catatumbo

Fuente: Ecocarbón - Minercol, 1998

INGEOMINAS

437

LAS ZONAS CARBONIFERAS

En la Tabla 4.10.45 se indican las características físico químicas, en base como se analiza, de los carbones del Área Carbonífera Catatumbo, Sector Zulia Norte - Sardinata. En general, son carbones bituminosos altos en volátiles A, no aglomerantes, de uso térmico para la generación de calor y vapor en los sectores industrial y eléctrico. El análisis de los resultados aquí reportados está dado a partir de 26 muestras tomadas en los frentes de explotación, únicamente para los mantos M 20 y M 10, que son los que comúnmente se encuentran en explotación.

La Tabla 4.10.46 presenta las características físico químicas del Sector El Carmen, base como se analiza, para los mantos 70, 60, 50, 30 y 24, incluidos en la Formación Los Cuervos y para un total de 87 muestras colectadas, a las cuales se le determinaron los parámetros de análisis próximo. Estos carbones han sido clasificados como bituminosos altos en volátiles A, B y C, hasta subbituminosos B. Se anota que los mantos 70 y 60 sólo fueron reconocidos, dentro del Área Carbonífera El Catatumbo, en el Sector El Carmen.

Tabla 4.10.45 Características físico químicas por manto de carbón, base como se analiza, Sector Zulia Norte - Sardinata

Fuente: Ecocarbón, 1995

Tabla 4.10.46 Características físico - químicas por manto de carbón, base como se analiza, del Área El Catatumbo, Sector El Carmen

Fuente: Ecocarbón, 1995

INGEOMINAS

438

LAS ZONAS CARBONIFERAS

El poder calorífico, base como se analiza, varía entre 10.575 BTU/lb y 14.972 BTU/lb, para el Sector Zulia Norte - Sardinata y entre 7.421 BTU/lb y 14.040 BTU/lb, para el Sector El Carmen. Los valores del poder calorífico promedio ponderado de 13.571 BTU/lb y 12.316 BTU/ lb, para el Zulia Norte - Sardinata y El Carmen, respectivamente, permiten referenciar estos carbones como de alto rango (> 14.000 BTU/lb, en base hlmm). Los valores promedios ponderados de la humedad residual son de 1,87% y de 4,31% para los carbones de los sectores Zulia Norte Sardinata y El Carmen. Los contenidos promedios ponderados de azufre, 1,18% y 0,95% para los mismos sectores, permiten la obtención de mezclas con valores promedios ponderados

menores a 1,00%. Los contenidos promedios ponderados de cenizas son de 6,62% y 8,64% para estos sectores. Las cenizas, de tipo bituminosas, tanto para los sectores El Carmen como los del Zulia Norte - Sardinata, con valores de índices de fouling de 0,02 y 0,06 y slagging de 0,11 y 0,23 son poco propensas a formar compuestos corrosivos en las calderas. El valor de índice de hinchamiento, menor a 4,5 en correlación con la reflectancia media de la vitrinita, indica la presencia de carbones para la utilización en los sectores eléctrico e industrial.

4.10.3 MINERÍA Las explotaciones carboníferas en esta zona se han venido adelantando desde mediados del

Tabla 4.10.47 Costos de producción Zona Carbonífera Norte de Santander

Fuente: SENA, Regional Norte de Santander, 2000

INGEOMINAS

439

LAS ZONAS CARBONIFERAS

siglo pasado, donde el recurso era utilizado, principalmente, para la fabricación de ladrillo. La participación del departamento, con respecto a la producción nacional, ha sido pequeña, con un promedio inferior al 3%. La minería del carbón, aunque ha crecido de manera notoria, no ha adquirido un ritmo de desarrollo que permita obtener un mejor aprovechamiento del recurso, lo cual se aprecia en el análisis del crecimiento de los sectores económicos del departamento, para el periodo 1990 - 1997, donde la participación de la minería en el PIB departamental pasó del 8,07% ,en 1990, al 3,35%, en 1997.

Sistema y métodos de explotación El sistema tradicional utilizado ha sido el subterráneo aplicando, principalmente, el método de cámaras y pilares, con algunas variaciones. Las labores de preparación consisten en la ejecución de sobreguías, trazadas en forma paralela al rumbo de los mantos y de tambores que las unen entre sí; de esta manera, se divide el manto en bloques de dimensiones moderadas, para la ejecución de la explotación propiamente dicha.

El 80% de la minería desarrollada se considera de tipo artesanal, con producciones pequeñas que no superan cifras de 6.000 t/año. El nivel de tecnificación es bajo, al igual que la calidad y cobertura en la infraestructura vial y de servicios básicos. El arranque, en un 50%, lo realizan manualmente; el transporte interno más utilizado es la carretilla y la vagoneta. La iluminación, aunque han introducido las lámparas de batería, en un alto porcentaje lo realizan con lámparas de carburo. La ventilación, más predominante, es la natural y el desagüe por gravedad. Las minas más representativas de esta zona son: Primer Presidente y Prominorte, en el municipio de Cúcuta; El Guayabo y la Mestiza, en el municipio de El Zulia; El Futuro y La Quiracha, en el municipio de Santiago; Los Laches y La Sorzana, municipio de Bochalema; La Nueva Don Juana, en el municipio de Chinácota y la Argelia en el municipio de San Cayetano.

Estructura de costos La estructura de costos, que se presenta en la tabla 4.10.47, corresponde a una mina con pro-

La Figura 4.10.8 Comportamiento de la producción en la Zona Carbonífera Norte de Santander. Fuente: Minercol, 2003

INGEOMINAS

440

LAS ZONAS CARBONIFERAS

ducción promedio de 24.000 t/año, donde se tiene en cuenta todas las consideraciones legales exigidas por la ley; una planta de personal promedio de 46 empleados y un rendimiento del orden de 2.0 t/hombre - turno. Los valores fueron ajustados a precios de 2002.

La Figura 4.10.8 presenta los reportes de producción obtenidos durante el periodo 1990 2002.

Los costos operativos de mano de obra alcanzan a ser el 70,3% del total, los insumos y mantenimiento el 13,8%. Es importante el aporte que se le hace al manejo ambiental en esta zona, el cual alcanza a ser del 1,0%.

Gran parte de la producción del carbón, obtenida en el Departamento de Norte de Santander, ha sido destinada al mercado externo, tanto para carbón térmico como para el metalúrgico; este mercado ha representado desde 450.000 t en 1990 hasta 800.000 t en el año 1995, para descender a 500.000 t en 1997 y 1998.

Oferta y demanda

Producción La producción obtenida en esta zona, entre los años 1990 a 1998, se ha mantenido - en promedio - por encima del millón de t/año. En los años de 1999 y 2000 se aprecia una baja considerable, por la disminución del consumo a nivel departamental, el cual está liderado por la Carboeléctrica Termotasajero. Nuevamente, se observa un repunte en los dos años subsiguiente del orden del 18%, gracias a que más de un 50% de su producción se está destinando al mercado de exportación, tanto de carbón crudo hacia los Estados Unidos, como de coque metalúrgico hacia Venezuela.

La oferta de carbón, para el año 2002, fue de 929.000 t, de los cuales 675.000 t fueron térmicas y 254.000 t metalúrgicas. Del total producido, se destinaron a la exportación 675.000 toneladas, de las cuales el 67% corresponden a térmicos y el 33% restante a metalúrgicos. La demanda interna en el departamento estuvieron a cargo de los siguientes sectores: Generación de electricidad, industria ladrillera, industria del cemento y metalúrgico. Su comportamiento, en la década de los 90, tuvo tendencias a la estabilidad (alrededor de las 450.000 t/año) con variaciones representativas dentro

La Figura 4.10.9 Participación sectorial en el consumo del carbón Zona Carbonífera Norte de Santander. Fuente: Fenalcarbón, 2003

INGEOMINAS

441

LAS ZONAS CARBONIFERAS

de los periodos de baja y alta pluviosidad, en los cuales la generación de energía, en Termotasajero, fue ajustada a esas condiciones. Para el año de 1.999, no obstante haberse presentado un alto régimen de lluvias, el consumo en este departamento fue de 262.000 t. La Figura 4.10.9 muestra la participación porcentual en el consumo de carbón de los diferentes sectores.

El comportamiento de la evolución del número de minas en la zona, a través del tiempo, se aprecia en la Figura 4.10.10 Independiente del número de minas reportadas, a diciembre de 2002, Minercol registra 92 títulos otorgados, entre contratos, licencias de exploración y explotación, y 75 solicitudes que cursan trámites en su despacho.

4.10.4 ASPECTOS AMBIENTALES Y SOCIALES

Titulación minera El número de minas de carbón en el departamento, entre los años de 1974 a 1983, pasó de 36 a 68 minas, alcanzando un incremento del 89%. Esto fue reflejado en la producción, la cual sufrió un crecimiento del orden del 144% en el mismo periodo. Posteriormente, se observó el crecimiento continuo, tanto en la cantidad de minas como en la producción, llegando en 1995 a 284 explotaciones carboníferas. En el último reporte efectuado por Minercol, en el año 2000, se identificaron 169 minas, reflejándose esta disminución en los volúmenes de carbón extraído.

Componente ambiental Dada la similitud de las características de explotación que prevalecen en la minería de carbón, en las diferentes zonas carboníferas del interior del país, las alteraciones ambientales de la minería de carbón en el Departamento de Norte de Santander son similares a las descritas para la Zona Carbonífera Antioquia-Antiguo Caldas. En la Zona Carbonífera Norte de Santander, también, es de gran importancia el proceso de coquización, que ocasiona simila-

Figura 4.10.10 Comportamiento del número de explotaciones Carboníferas en Norte de Santander Fuente: Minercol, 2003

INGEOMINAS

442

LAS ZONAS CARBONIFERAS

res impactos en el medio biofísico, a los ya referidos para los departamentos de Cundinamarca y Boyacá. Los principales problemas ambientales aluden a la contaminación de las corrientes de aguas de la minería, alteración y desecamiento de cuerpos de agua, deforestación y generación de procesos erosivos. Existe, además, contaminación atmosférica, producida por los procesos de coquización del carbón y en la producción de ladrillo y cemento. La Zona Carbonífera Norte de Santander, se encuentra restringida por la Reserva Forestal de la Serranía Los Motilones, que se extiende desde los límites con Venezuela, al oriente, hasta el Departamento de La Guajira, al norte, y el Departamento del Cesar, al occidente.

Componente social Basados en un estudio realizado por Minercol, 1997, se presentan algunos indicadores sociales para los municipios carboníferos de Norte de Santander; observando que en lo correspondiente al porcentaje de necesidades básicas insatisfechas, a excepción de los municipios de Cúcuta, Chinácota y Bochalema, todos presen-

tan porcentajes por encima del promedio nacional (establecidos en un 37,2% para la fecha de las estadísticas), siendo especialmente altos, los correspondientes a Sardinata, El Zulia y Tibú, que son superiores al 50%. Con relación al índice de condiciones de vida, a excepción de Cúcuta y Chinácota, todos los municipios carboníferos del Norte de Santander presentan porcentajes por debajo del promedio departamental que es del 63.8%, siendo especialmente bajos los correspondientes a San Cayetano y Tibú. En cuanto a la mortalidad infantil, el promedio departamental es del 33.7%, con valores superiores al 48% en los municipios de El Zulia, Salazar y Santiago, y es preocupante en los municipios de Toledo y Tibú, donde la mortalidad es superior al 69%. Entre otros aspectos, cabe destacar en las pequeñas explotaciones mineras, la falta de organización empresarial, el alto grado de ilegalidad minera y ambiental, las condiciones laborales inestables, bajo nivel de bienestar social, escasos beneficios e ingresos derivados de la actividad minera, como consecuencia de las deficiencias tecnológicas y de producción. Una de las deficiencias marcadas, para este tipo de minería en la zona, alude a la inexistencia de dotación y equipos de seguridad minera.

Figura 4.10.11 Generación de empleos directos Zona Carbonífera Norte de Santander

INGEOMINAS

443

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Las empresas mineras de mejor organización poseen entre 30 y 40 trabajadores, con salarios y prestaciones adecuados. Según el censo realizado por Minercol, 2000, existen alrededor de 1.324 personas dedicadas, directamente, a la minería de carbón y alrededor de unas 10.000 personas de manera indirecta. El nivel educativo del minero es, en general, bajo; los capataces tienen un nivel de educación secundario y los técnicos han realizado estudios de capacitación en el Sena. En Norte de Santander, al igual que en las otras zonas carboníferas del interior del país, Ecocarbón emprendió importantes programas para el mejoramiento integral del sector, que en el aspecto ambiental contemplaron el manejo y recuperación ambiental de las áreas mineras, la organización empresarial, el establecimiento de cinco grupos cooperativos, especialmente en las áreas de integración minera, todo ello orientado a la promoción del desarrollo sostenible de la minería en los campos tecnológico, productivo, ambiental y socio económico. En esta zona, también, es generalizado el bajo grado de mecanización en la minería subterránea; lo que hace que la utilización de mano de obra no calificada se mantenga en un alto porcentaje. Así mismo, esta depende de la demanda del mercado en la zona, lo que hace que estas cifras presenten variaciones constantemente. El comportamiento de la generación de empleos en esta zona se mantuvo estable entre los periodos de 1988 hasta finales de 1998, durante los cuales la producción no sufrió cambios significativos; para los años subsiguientes se presenta una tendencia hacia la baja. En la Figura 4.10.11 se observa la evolución del empleo directo producto de las explotaciones carboníferas.

INGEOMINAS

Debe considerarse el condicionamiento que existe en la Zona Carbonífera Norte de Santander, especialmente en el Área Carbonífera Catatumbo, donde se encuentra la comunidad indígena de Los Motilones, en los resguardos de Motilón - Barí y de Gabarra Catalaura, constituidos en 1998.

4.10.5 POTENCIAL Y PERSPECTIVAS El potencial de la Zona Carbonífera Norte de Santander es de 794,79 millones de toneladas entre recursos y reservas; de estas, el 15,6% son recursos y 84,4% reservas, que quedan luego de haberse agotado 18.897.000 toneladas, hasta el año 1997. Se considera como la tercera zona carbonífera exportadora de carbón en el país, después de la Guajira y el Cesar En cuanto a la calidad de los carbones se establece que del total de las reservas medidas e indicadas, el 81% corresponde a carbón térmico y el restante, 19% a carbón coquizable. El rango de los carbones de la Zona Carbonífera Norte de Santander son, principalmente, bituminosos altos en volátiles A, comúnmente aglomerantes. En el Área Carbonífera Toledo Herrán, Sector Toledo y en el Área Carbonífera Chitagá, se encuentran carbones bituminosos medio y bajo en volátiles. Un análisis de las áreas de la Zona Carbonífera Norte de Santander permite establecer lo siguiente: Las áreas de Zulia - Chinácota y Tasajero son las más importantes, por poseer el mayor potencial de recursos y reservas de la zona, con carbones coquizables que alcanzan un 73% del total de toda la zona, además, por tener una excelente ubicación, con relación a los centros de consumo regional y de exportación. Debe

444

LAS ZONAS CARBONIFERAS

anotarse, adicionalmente, que el Área Carbonífera Tasajero cuenta con una buena infraestructura minera. El área de Catatumbo sólo posee carbones térmicos y su potencial de recursos y reservas es el más importante de toda la zona. Estos carbones tienen una excelente calidad, pero para su desarrollo se necesitará la creación de una infraestructura básica de la cual carece. En las áreas ubicadas al sur de la zona carbonífera, tales como Mutiscua - Cácota, Toledo - Herrán y Chitagá, existen volúmenes importantes de carbones coquizables, sin embargo, dada la distancia a los principales centros de consumo regional y para exportación, es menos atractiva su extracción. El Área Carbonífera Salazar posee carbones térmicos, comúnmente aglomerantes, de excelente calidad, aptos para el consumo local y para la exportación. El Área Carbonífera Pamplona - Pamplonita tiene carbones coquizables de buena calidad, pero en cantidades menores. En conclusión, la Zona Carbonífera Norte de Santander, cuenta con un potencial muy grande, tanto de carbones coquizables, como térmicos de excelente calidad, para el consumo interno y para la exportación. Teniendo en cuenta las expectativas actuales del mercado de carbón y coque para la exportación y con el fin de aumentar la producción, se deberán adelantar una serie de acciones que permitan un desarrollo armónico de la industria que deberá considerar los siguientes aspectos:

• Desarrollo de proyectos con planeamientos mineros adecuados, que permitan una explotación en unidades mineras técnicas y eficientes. A pesar de que la minería en esta zona ha crecido, no se ha tecnificado lo suficiente para obtener un mejor aprovechamiento del recurso;

INGEOMINAS

• Programas de capacitación en todos los actores de la industria, incluyendo el conocimiento tecnológico de mezclas para el mejoramiento de la calidad del coque, así como la utilización de otras tecnologías de coquización;

• Una acción gremial y estatal continuada para lograr que se mejore la infraestructura vial y de transporte para la exportación a Venezuela (vía La China - La Fría) y por la Costa Atlántica. Evaluar la navegabilidad por el río Zulia y realizar estudios para evaluar la posibilidad de utilizar los puertos colombianos del Atlántico.

• De la misma manera, se debe lograr el mejoramiento de las vías de acceso a los sitios de explotación. Esta acción también deberá estar dirigida a demostrar la conveniencia de instalar nuevas plantas carboeléctricas, dada la coyuntura actual de crecimiento en el consumo de energía del país y la continuación de los procesos de integración con Venezuela. Por otra parte, otro de los aspectos a considerar se relaciona con la estrategia del mercadeo para carbones y coques, tema que debe ser de conocimiento del sector.

4.10.6 BIBLIOGRAFÍA BALBÍN, W. 1974. Censo del Carbón. Bogotá. BELTRÁN, C.; FERNÁNDEZ, M.; GÓMEZ, V.; HERNÁNDEZ, N.; ROMERO, I. 1998. Programa «Normalización de reservas y recursos carboníferos. Departamento Norte de Santander», Biblioteca ECOCARBÓN MINERCOL, Bogotá. COLOMBIAN PETROLEUM COMPANY (COLPET). 1967a. Geología del Cuadrángulo F

445

LAS ZONAS CARBONIFERAS

- 13 Tibú, Servicio Geológico Nacional, Ingeominas, Bogotá.

MINERCOL. 2001. Estadísticas Mineras. Bogotá.

COLOMBIAN PETROLEUM COMPANY (COLPET). 1967b. Geología del Cuadrángulo G - 13 Cúcuta, Servicio Geológico Nacional, Ingeominas, Bogotá.

MINERCOL. 2003. Estadísticas Mineras. Bogotá.

DANE. 1990. Censo Nacional Minero 1988. Bogotá. DEPARTAMENTO DE NORTE DE SANTANDER. 1998. Plan de Desarrollo 1998 2000. ECOCARBON. 1998. Plan de Desarrollo del Subsector Carbón 1999 - 2010. Bogotá. ECOCARBON - INGEOMINAS. 1998. Investigación Geológico - Minera para Carbones en el Sector de El Carmen, área del Catatumbo, Departamento de Norte de Santander, Bogotá. FENALCARBON. 2003. Análisis de oferta de carbón. Bogotá. FUQUEN, J.; RENZONI, G.; ESCALLÓN, M.; ARANGO, J.; ÁLVAREZ, S. 1998. Recursos y reservas de carbón en el Sector de El Carmen, INGEOMINAS, Bogotá. HERRERA, B; ANGARITA, L; SÁNCHEZ, C; ROYERO, J.M; NIGRINIS, R. 1980. Geología y recursos carboníferos de las áreas El Zulia y Salazar, Norte de Santander. INGEOMINAS, Informe 1808, Bogotá.

INGEOMINAS

MINMINAS; CARBOCOL. 1983. Censo Nacional del Carbón. Bogotá. SENA. 2000. Caracterización del Subsector de la Minería del Carbón en el Departamento Norte de Santander, Cúcuta. UPME. 2000. “Alternativas y Estrategias para Resolver la Crisis Socioeconómica Derivada del Bajo Consumo de Carbón en el Interior”. Bogotá. VAN der HAMMEN, TH. 1957. Estratigrafía Palinológica de la Sabana de Bogotá (Cordillera Oriental de Colombia), Servicio, Geológico, Nacional, Boletín Geológico Volumen 5, Número 2, Bogotá. VAN der HAMMEN, TH. 1958. Estratigrafía del Terciario y Maastrichtiano continentales y Tectogénesis de los Andes colombianos, Servicio Geológico Nacional, Boletín Geológico Volumen 6, Número 1 - 3, Bogotá. WARD, D.; GOLDSMITH, R.; CRUZ, J.; JARAMILLO, L.; VARGAS, R. 1977. Mapa geológico del Cuadrángulo Pamplona H - 13, Ingeominas, Bogotá.

446

LAS ZONAS CARBONIFERAS

4.11 EL BORDE LLANERO 4.11.1 4.11.2 4.11.2.1 4.11.2.2 4.11.2.3 4.11.2.4 4.11.3 4.11.4 4.11.5

GEOLOGÍA GENERAL GEOLOGÍA DE LAS ÁREAS Y LOS SECTORES Área Arauca Área Casanare Área Meta Área Putumayo ASPECTOS AMBIENTALES Y SOCIALES POTENCIAL Y PERSPECTIVAS BIBLIOGRAFÍA

452 454 454 454 456 461 461 463 464

LISTA DE FIGURAS Figura 4.11.1 Figura 4.11.2 Figura Figura Figura Figura Figura Figura Figura

4.11.3 4.11.4 4.11.5 4.11.6 4.11.7 4.11.8 4.11.9

INGEOMINAS

Mapa de localización de El Borde Llanero Mapa de localización de las áreas Arauca, Casanare y Meta en El Borde Llanero, parte norte Mapa de localización del área Mocoa en el Borde Llanero, parte sur Mapa geológico del Área Arauca Mapa de localización y geológico del Área Chámeza - Recetor Mapa geológico del Sector Serranía de Las Palomas Mapa geológico de los sectores Guatiquía y Río Ocoa - Penal de Oriente Mapa geológico del Área San Juan de Arama Mapa geológico del Área Putumayo

449 450 451 455 457 458 460 462 463

447

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Se ha denominado como Borde Llanero a una franja larga de manifestaciones de carbón que aparecen, desde el Departamento de Putumayo hasta el de Arauca, cruzando por los departamento de Cauca, Caquetá, Meta, Cundinamarca, Casanare y Boyacá. Ésta no es una zona carbonífera en el sentido estricto del término, porque se trata de afloramientos de carbón que aparecen sobre un área regional, colocados en diferentes posiciones estratigráficas, poco conocidos y sin llevar a cabo cálculo alguno sobre su potencial carbonífero. El área presenta un relieve montañoso, con geoformas suaves, onduladas hacia los Llanos Orientales, entre los 300 y los 1.000 m.s.n.m. La parte montañosa presenta de cumbres elevadas por encima de los 1.500 m.s.n.m., con afloramientos de rocas Precretácicas (Hébrard, 1985:33). Afloran rocas, prevalecientemente, del Cretáceo superior y del Cenozoico (Ulloa y Rodríguez, 1981:15). Se presentan una serie de fallas de cabalgamiento, a lo largo de las cuales se realizó el décrochement y el levantamiento más acentuado de la Cordillera Oriental, desde el Putumayo hasta el Arauca. En el Borde Llanero, los afloramientos de carbón se presentan aisladamente, por lo que se propone incluir todas las manifestaciones de carbón como si fuera un solo conjunto, para obtener así un inventario y dar inicio a la normalización de los recursos y reservas de carbón. Para la localización general del Borde Llanero dentro de Colombia, y con respecto a las zonas carboníferas, véase la Figura 4.11.1. Los carbones se encuentran en posiciones litoestratigráficas muy diversas, en afloramientos esporádicos, cuyo conocimiento se puede considerar aún preliminar. Los carbones

INGEOMINAS

(véanse las figuras 4.11.2 y 4.11.3) se localizan en cuatro áreas: La primera, en la terminación septentrional del Departamento de Arauca, limítrofe con Venezuela, que comprende las localidades de Cubará y Saravena; la segunda, en el Casanare, en las localidades de Chámeza y Recetor; la tercera, en el Meta, desde la Serranía de Las Palomas, en el noreste, hasta la Sierra de La Macarena al suroeste, pasando por los lugares llamados Guatiquía, Ocoa, Penal de Oriente, Mesetas y San Juan de Arama, a donde se llega por medio de la carretera Marginal de la Selva; la cuarta, en el Putumayo, al noreste de Mocoa.

Localización, aspectos físicos y vías de acceso El Borde Llanero colombiano es una región de 975 km de largo y hasta 40 km de ancho, localizada en el centro del país sobre la margen oriental de la Cordillera Oriental, desde el límite meridional con el Ecuador hasta la región donde la cordillera voltea hacia el noroeste, cerca del límite con la República Bolivariana de Venezuela. Cuenta con una extensión de 35.000 km². Las ciudades más importantes son Villavicencio, Mocoa, Yopal y Arauca. Esta región es drenada por grandes corrientes hídricas, navegables la mayoría del año, que bajan de la cordillera y conforman los ríos Putumayo, Caquetá, Vaupés y Negro, que fluyen al Amazonas, y los ríos Guaviare, Arauca, Vichada y Meta que fluyen al Orinoco. Esta expresión geográfica alcanza elevaciones de 500 m.s.n.m a los 1.500 m.s.n.m., donde se ubican las ciudades de Mocoa, Florencia, Villavicencio y Yopal. El relieve es de montañas bajas, ondulado, localmente quebrado en el occidente, a suavemente inclinado, en el

448

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Figura 4.11.1 Mapa de localización de El Borde Llanero

INGEOMINAS

449

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Figura 4.11.2 Mapa de localización de las áreas Arauca, Casanare y Meta en El Borde Llanero, parte norte

INGEOMINAS

450

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Figura 4.11.3 Mapa de localización del Área Mocoa en El Borde Llanero, parte sur

INGEOMINAS

451

LAS ZONAS CARBONIFERAS

oriente. La región es selvática, de clima cálido y húmedo, que se vuelve siempre más seco a medida que aumenta la distancia desde los montes cordilleranos. Esta región geográfica se comunica por carretera con Pasto, Bogotá, Tunja, Cúcuta, por tanto con todo el interior del país y con la Costa Atlántica y Pacífica. Internamente, existen carreteables que conducen a todas las áreas y sectores.

4.11.1 GEOLOGÍA GENERAL Estratigrafía En el Borde Llanero las unidades litoestratigráficas carboníferas muestran una gran dispersión en el tiempo; algunas pertenecen al Cretácico inferior, como la Formación Une, donde la secuencia inferior es más antigua que en la parte occidental de la cordillera; la Formación Chipaque y el Grupo Palmichal del Cretácico superior y las formaciones Arcillas del Limbo, Los Cuervos, San Fernando y Pepino del Cenozóico inferior. Existen, además, variaciones en las características de las secuencias litoestratigráficas que contienen los carbones. Formación Une (Kiu). Es una unidad compuesta, en su gran mayoría, por capas de arenitas de cuarzo, con escasas intercalaciones de niveles lodolíticos y arcillolíticos. Su espesor está entre los 1.600 m en los alrededores de Mámbita, cerca de Santa María de Batá, 1.200 m en los afloramientos de Choachí, Ubaque, Fosca y Gutiérrez en cercanía de Bogotá, 500 m en el occidente del Valle del Río Pesca (próximo a Sogamoso en Boyacá) y 200 m en vecindad de Villa de Leiva. Su base es Aptiana en Mambita y Cenomaniana en Villa de Leiva. Contiene capas lenticulares de carbón en va-

INGEOMINAS

rios lugares; en la sección del río Ocoa, donde la unidad tiene un espesor de 500 m, ha sido observado un manto lenticular de carbón de 1,00 m de espesor (Pulido y Gómez, 1998:42, figura 3, mapa). Grupo Palmichal (Ksm).Con un espesor de 500 m, está constituido por prevalecientes niveles de arenitas y conglomerados finos a medios de cuarzo, con intercalaciones de arcillolitas, en la parte media. En la localidad tipo se le ha asignado una edad Maastrichtiano - Paleoceno superior, comprobándose la falta del Paleoceno inferior. En cercanías del Penal de Oriente, jurisdicción del municipio de Acacías, se han hallado afloramientos aislados de carbón (Pulido y Gómez, 1998:63). Formación Arcillas de El Limbo (Tal o Pgal). Es una unidad conformada de arcillolitas grises y verdes, laminadas, con intercalaciones de arenitas de cuarzo y con mantos de carbón. Se le ha calculado un espesor de 250 m. Yace sobre las capas pertenecientes al Grupo Palmichal y por debajo de la Formación Arenisca de El Limbo. Corresponde a la Formación Los Cuervos de la Cuenca del Catatumbo. Formación Los Cuervos (Tplc). Está compuesta, en los 70 m inferiores, principalmente por arcillolitas de color negro con intercalaciones de arenitas de cuarzo y de capas de carbón; en la parte superior por arcillolitas de color rojo violáceo. El espesor de la unidad varía entre 250 m y 490 m. La edad de la formación, establecida por palinología, es Paleoceno; su parte más alta es Eoceno inferior (Van der Hammen, 1958). Yace sobre la Formación Barco y por debajo de la Formación Mirador. Formación San Fernando (Sf o Tsf). Encima de las capas pertenecientes a la Formación Arenisca de El Limbo, ocurre una unidad lodolítica de 1.500 m. de espesor, referida al intervalo

452

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Eoceno superior - Oligoceno inferior y equivalente a la Formación Carbonera. En Chorro Colorado, al oriente de Labateca, se han determinado cuatro capas de carbón. Sobre el río Margua se han observado dos capas. Esta unidad ha sido reconocida en gran parte del Borde Llanero. Formación Margua (Tma). Encima de la unidad anterior, descansa una sucesión de 1.100 m que ha sido dividida en dos miembros: El Miembro Inferior, compuesto de arcillolitas, arenitas de cuarzo y capas de carbones muy delgadas ubicadas hacia la base de la secuencia; el Miembro Superior, constituido por arcillolitas abigarradas y arenitas de cuarzo. Es equivalente, en parte, a la Formación Guayabo de la Cuenca del Catatumbo. En el río Margua contiene por lo menos tres capas de carbón que se incrementan hasta diez, en dirección a Labateca (Chorro Colorado). Formación Pepino (E2E3pe). Determinada cerca de Mocoa, donde ha sido dividida en tres miembros: Miembro Inferior (E2E3pei) de conglomerados polimícticos clastosoportados, prevalecientes sobre arenitas de igual composición; Miembro Medio (E2E3pem), de arenitas lodosas y lodolitas arenosas de cuarzo, abigarradas que contienen carbones; y Miembro Superior (E2E3pes) de conglomerados polimícticos y arenitas gruesas líticas. Esta formación se refiere al Cenozoico inferior.

Tectónica En las figuras 4.11.2 a y 4.11.3 se aprecia el recorrido de las principales dislocaciones, que definen los límites estructurales del Borde Llanero. Las fallas más conocidas son la Falla Villavicencio y del Borde Amazónico. Otras fallas inversas a cabalgantes importantes, entre el Meta y el Arauca, de sur a norte, son: Río

INGEOMINAS

Grande, Servitá (Pulido y Gómez, 1998), Lengupá, Chámeza (Ulloa y Rodríguez, 1975 y 1981), Támara (Renzoni, 1991), Cordillera Main Front Fault (Tschopp, 1955) y por último, de Tame Fault (Wilson, 1955). Se trata de un sistema de fallas que, en cercanía de los límites con Venezuela, se encuentra interrumpida por la falla lateral sinestral Tunebo Transcurrent Fault (Wilson, 1955). Al norte de San Juan de Arama, la Falla Río Grande se adentra hacia la Cordillera Oriental. Se propone asignar, a este sistema de fallas, el nombre único de Falla del Frente Cordillerano Septentrional. Al sur de la Serranía de La Macarena hasta Curillo, se tiene un Borde Llanero sumamente variable, en cuanto a su ancho, entre la fallas Doncello Norte y Las Hermosas, que marcan el límite occidental, y las fallas Lozada, Caguán y Paujil que marcan el límite oriental (Ingeominas - Geoestudios, 2003 a). Al sur de Curillo, y hasta el límite con el Ecuador, el límite occidental del Borde Llanero se marca a lo largo de las fallas Acevedo Sur, San Francisco Yunguillo, La Tebaida y Conejo, quedando el límite oriental marcado a lo largo de las fallas del Borde Amazónico, Corazón y Los Loros (Ingeominas - Geoestudios, 2003 b). Es todavía prematuro reconocer, aquí en el sur, el trazado de la falla principal a lo largo de la cual se ha elevado la cordillera. Cada una de estas fallas presentan tramos con planos subverticales, inclinados hacia el occidente y tramos con planos casi horizontales; sobre estas fallas se elevan las rocas pre paleozoicas, paleozoicas y jurásicas, tanto sedimentarias como cristalinas y metamórficas de los macizos, sobre las sedimentitas del Cretáceo y del Cenozoico del Piedemonte Llanero. A lado y lado de estas fallas hay un sinnúmero de estructuras anticlinales y sinclinales de dirección suroeste - noreste, que se nombrarán en los casos específicos.

453

LAS ZONAS CARBONIFERAS

4.11.2 GEOLOGÍA DE LAS ÁREAS Y LOS SECTORES El Borde Llanero ha sido dividido en cuatro áreas (véanse las figuras 4.11.2 y 4.11.3), de acuerdo con las cuales se van a exponer, tanto la geología local, como a describir los carbones.

4.11.2.1 Área Arauca Se da este nombre a la porción del Borde Llanero que ocupa desde el norte de Cubará, hasta la localidad de Tame, donde los ríos Margua, Cobugón, Cobaría, Cusay y Casanare constituyen el drenaje principal. La carretera que conduce de San Bernardo de Batá a Saravena y el carreteable que une esta última localidad con Tame, bordeando las planicies, son las principales vías de comunicación; existen, además, algunos carreteables que se dirigen hacia las veredas de la parte montañosa. En esta área no se ha realizado exploración de carbón. La presencia de este recurso se ha obtenido de los trabajos petroleros de la Shell Condor que, en sus actividades cartográficas y estratigráficas, lo han determinado en algunas localidades y relacionados, básicamente, a las formaciones El Limbo, San fernando y Margua (véase la Figura 4.11.4). Formación El Limbo. Esta unidad es equivalente a la que, en otros lugares, se ha cartografiado y descrito como formaciones Arcillas El Limbo y Areniscas El Limbo. La parte inferior se expone en los ríos Cobugón y Tate. Los afloramientos del río Tate muestran una unidad con un espesor de 65 m, constituida por arcillolitas arenosas grises claras con moteado rojo y verde. En Labateca, inmediatamente al noroccidente de esta área, en la localidad Chorro Colorado, esta unidad mide 650 m. y con-

INGEOMINAS

tiene por lo menos diez capas de carbón entre 0,30 m y 1,00 m de espesor (Wilson, 1955:20). Estas características persisten, por lo menos, hasta el río Servitá (Wilson, 1955:20). Entre estas dos localidades extremas hay amplias ocurrencias de esta formación que convendrá estudiar para conocer su potencial carbonífero. Formación San Fernando. El Miembro Inferior está constituido de lodolitas grises a grises oscuras y se expone en el río Cobugón y en la quebrada Aguas Blancas, en ambos flancos del Anticlinal El Indio. Casi en la mitad del miembro, en la quebrada Aguas Blancas, se intercalan limy sandstones and coals. Cerca al techo, en el río Cobugón, han sido observadas dos capas de carbón (Wilson, 1955:22 - 23, enclosure 8 - 9). Formación Margua. Aflora en los ríos Margua, Cobugón y Cobaría. La parte alta del Miembro Inferior de la unidad, nombrado Lower coal and sanstone member, consta de arenitas finas y limonitas de cuarzo, dentro de las cuales se intercalan por lo menos once capas de carbón (Wilson, 1955:24). Estos carbones se han observado en el río Margua y en la quebrada La Plata, en el Sector Cobugón - Murillo. Se correlaciona con la Formación Guayabo de la Cuenca del Catatumbo.

4.11.2.2 Área Casanare En esta área la presencia de carbón se reduce sólo Sector de Chámeza - Recetor, dos poblaciones localizadas a 52 y 75 km, respectivamente, de Yopal, capital de Departamento del Casanare. En el área domina el terreno montañoso en el cual se presentan climas con todas las variaciones, desde muy cálidos a paramunos. La exploración de los carbones fue un producto secundario de los estudios orientados a la

454

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Figura 4.11.4 Mapa geológico del Área Arauca (Modificado de Wilson, H.H., 1995)

INGEOMINAS

455

LAS ZONAS CARBONIFERAS

evaluación de los depósitos de sal gema. La ocurrencia de rocas sedimentarias del Cretáceo y del Cenozoico caracteriza esta área, llamada “Piedemonte Llanero” (Mendoza, H.1994:1 14); en la cual, durante el Cretácico, existieron ambientes apropiados para la formación de evaporitas, en la Formación Lutitas de Macanal y, posteriormente, para la formación del carbón. En efecto, también el carbón es del Cretáceo y pertenece a la Formación Chipaque. Un primer afloramiento de carbón se encuentra en la Vereda Bijagual a 4 km al suroeste de Recetor (véase la Figura 4.11.5), donde se observa un manto de 1,00 m de espesor, el cual fue objeto de explotación de manera incipiente. A 600 m de distancia, se encuentra un segundo afloramiento, en la misma posición estratigráfica que el anterior. En esta área se han establecido tres bloques con carbones, dos de los cuales, reportan un total de 758.637 t demostradas (reservas medidas más indicadas).

4.11.2.3 Área Meta El Área Meta se delimita, al norte, por la Serranía de Las Palomas, hasta San Juan de Arama, en el sur, en límites septentrionales de la Serranía de La Macarena (véase la Figura 4.11.6), completando una distancia de 220 km. En ella, las manifestaciones de carbón ocurren dentro de la Formación Une, en el Sector Guatiquía y Ocoa; otras manifestaciones se dan en el Grupo Palmichal, en el Sector Penal de Oriente y San Juan de Arama; la Formación Arcillas de El Limbo, en cercanías del Penal de Oriente y La Formación San Fernando en la Serranía de Las Palomas.

Sector Serranía de Las Palomas Se encuentra localizada entre los ríos Upía, al norte, y Guacavía, al sur, donde los municipios de Medina y Cumaral constituyen los principales centros urbanos. Los anteriores municipios están comunicados con Villavicencio por carretera totalmente pavimentada. A los pocos kilómetros, desde el lugar donde la carretera a Medina se aparta de lo que conduce del río Upía a Cumaral, dentro de la Formación San Fernando, han sido observadas dos capas de carbón de 0,50 m de espesor (véase la Figura 4.11.6). Gutiérrez y Campana (1978), citados por (Pulido et al., 2002:19 - 20), refieren de otros lugares con carbón, a saber: Quebrada Limones, con dos capas de 0,15 m y 0,40 m de espesor; quebrada Carbonera, con cuatro capas de carbón con espesores comprendidos entre 0,20 m y 0,50 m; Pozo Cumaral, con seis capas de carbón, dos de las cuales alcanzan 0,60 m y 0,80 m de espesor. Pulido et al., 2002 reportan, también, que en la Formación San Fernando hay delgadas capas de carbón, que adquieren interés por ser esta unidad equivalente con la Formación Carbonera, productora de carbones en otros lugares. No se conoce la calidad de estos carbones.

Sector Guatiquía Está localizado en jurisdicción de la ciudad de Villavicencio, a 4 Km al norte, cerca al puente de Bavaria sobre el río Guatiquía, en la antigua carretera que se dirige a Restrepo y Cumaral. La red hidrográfica principal es el río Guatiquía. Sobre la carretera que conduce de Villavicencio a Restrepo, después del puente Bavaria (véase

INGEOMINAS

456

INGEOMINAS Fuente: Mndoza, H., 1994

LAS ZONAS CARBONIFERAS

457

Figura 4.11.5 Mapa de localización y geológico del Área Chámeza - Recetor

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Figura 4.11.6 Mapa geológico del Sector Serranía de Las Palomas (Modificado de Pulido, O. et al., 2002)

INGEOMINAS

458

LAS ZONAS CARBONIFERAS

la Figura 4.11.7), se abre un camino que se dirige al noreste; a unos 1.000 metros desde su inicio, en la parte media de la unidad arenítica de cuarzo, que se define como Formación Une de edad Cretácico inferior, fueron observadas cuatro capas de carbón de 1,00 a 1,40 m. de espesor (Sarmiento, 1950, in: Pulido et al., 2002:22 - 24), dos de las cuales fueron explotadas en los años 50 hasta la profundidad de 80 m; luego las minas se derrumbaron. Para este lugar se han calculado recursos hipotéticos de 1.600.000 t (Pulido et al., 2002:27).

En los alrededores del Penal de Oriente, en el sitio Campamento San Judas y en la quebrada Carbonera, también aflora un manto de carbón de 0,80 m de espesor, perteneciente al Grupo Palmichal.

Los carbones de este sector se han clasificados como bituminosos altos en volátiles B a subbituminoso B, a partir de dos muestras. Los valores de humedad residual, para cada una de las muestras son de 11,15% y 4,02%. Los contenidos de cenizas son de 12,95% y 5,68%. La materia volátil entre 29,73% y 35,43%. El poder calorífico entre 9.218 BTU/lb a 12.721 BTU/lb. El azufre total es de 0,56 a 0,81%. Todos los anteriores valores están expresados en base como se analiza.

Sector San Juan de Arama

Sector Río Ocoa - Penal de Oriente

En San Juan de Arama, dentro del Grupo Palmichal, se ha reconocido un manto de carbón de 0,60 m a 1,50 m de espesor, que ha sido seguido por una distancia de 800 m. Se han calculado reservas indicadas, con la gravedad a favor de 1.000.000 t y reservas inferidas de 1.925.000 t, con la gravedad en contra (Pulido, 1981:27 - 29). Los análisis fisico químicos, sobre dos muestras, presentan un carbón bituminoso alto en volátiles B, con un índice de hinchamiento de 1 y un poder calorífico variable entre 11.322 BTU/lb y 10.355 BTU/lb; la humedad residual varía entre 3,93% a 3,58%; las cenizas son relativamente altas, entre 14,83% y 21,43%. La materia volátil está entre 40,10% y 39,08%; valores estos expresados en base como se analiza.

Se encuentra localizado entre el río Ocoa y el Penal de Oriente. Por la quebrada Blanca afluente del río Ocoa, a la altura de un promontorio llamado Nariz Larga, se halló un manto de carbón en la Formación Une, con un espesor de 1,00 m. En la Mina Las Mercedes (Pulido y Gómez, 1998:42, mapa; Pulido et al.,2002:24) se observaron dos mantos de 0,60 m y de 1,40 m de espesor; los carbones asociados a esta unidad “regionalmente constituyen un horizonte que, eventualmente, pueden tener interés económico porque en ocasiones alcanzan los 1,20 m de espesor” (Pulido et al., 2002:22). Los análisis indican un carbón bituminoso alto en volátiles A.

INGEOMINAS

En la Vereda El Pañuelo, dentro de la Formación Arcillas de El Limbo, se vió una capa delgada de carbón que señala su presencia en esta unidad, que es carbonífera en otros lugares (véase la Figura 4.11.7).

San Juan de Arama se localiza al noroccidente del Departamento del Meta, en las márgenes nororientales de la Serranía de La Macarena, al margen de las planicies donde también yacen Mesetas y Lejanías; se ha reconocido un área de 100 km² con manifestaciones de carbón. Estas localidades están comunicadas, por carreteras destapadas, con la Marginal de la Selva que es pavimentada en su totalidad; dista 120 km. de Villavicencio (véase Figura 4.11.8).

459

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Sector Mesetas En la vertiente oriental de la Cordillera Oriental, en jurisdicción del municipio de Mesetas, se localiza este sector de una extensión de 50 km². Está comunicado con Villavicencio por carretera destapada hasta cercanías de San Juán de Arama y, luego, pavimentada.

El clima es cálido y húmedo. Las geoformas son onduladas a planas. El sector es agrícola y ganadero. Se han encontrado tres mantos de carbón; el superior de 1,55 m de espesor, con dos intercalaciones de 0,40 m y 0,25 m; el medio, con un espesor de 0,50 m en superficie y 1 m en profundidad; y el inferior, de 1 m de espesor. Estos mantos se incluyen en el Grupo

Figura 4.11.7 Mapa geológico de los sectores Guatiquía y Río Ocoa - Penal de Oriente (Modificado de Pulido & Gómez, 1998)

INGEOMINAS

460

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Palmichal, considerado aquí de edad del Campaniano - Santoniano. El análisis sobre una muestra indica un carbón bituminoso alto en volátiles A. Esta muestra presenta las siguientes características, en base como se analiza: Humedad residual 1,00%; Cenizas 7,00%; materia volátil 37,60%; carbono fijo 54,44%; azufre total 1,50%; poder calorífico 14.076 BTU/ lb y un índice de hinchamiento de 4. La complejidad tectónica y la poca cuelga sugieren que este carbón pueda ser aprovechado sólo en proyectos de pequeña minería. (Ayala y Gómez, 1992:11).

4.11.2.4 Área Putumayo Esta área abarca una fracción del Departamento del Putumayo, cuya capital es Mocoa. .Las corrientes hídricas principales son los ríos Caquetá, Putumayo y San Miguel. Se extiende en un corto tramo del piedemonte cordillerano (véase la Figura 4.11.9). Es un área de alta pluviosidad, boscosa, cuya economía se basa en la ganadería y en productos agrícolas. Mocoa se comunica con Pasto por una carretera destapada de 151 km. En esta área, las manifestaciones de carbón ocurren en el Sector Condagua, vereda localizada a 26 km al noreste de Mocoa, sobre la quebrada Pavayaco afluente del río Caquetá (Mutis, V., 1983:127; Orrego y Alfonso, 1987:21 - 22; Pulido, 1990:198), dentro de la Formación Pepino en su Miembro Medio, que ha sido determinado como una secuencia molásica terciaria, compuesta por lodolitas, arenitas lodosas y arcillolitas de tonalidades rojizas; allí se encuentran tres capas de carbón de 0,15 m de espesor, de baja calidad, altas en cenizas, y otras dos de 0,40 m, altas en azufre (8% a 9%) y con poder calorífico promedio de 6.250 cal/g. Mutis, V., 1983 reporta, también, afloramientos en la quebrada El Afán, frente a Mocoa; sobre

INGEOMINAS

el río Pepino, en jurisdicción del Corregimiento de Puerto Limón y en algunas quebradas de la Concesión de Orito.

4.11.3 ASPECTOS AMBIENTALES Y SOCIALES La zona con potencial carbonífero situada en los límites de los departamentos de Boyacá y Arauca, se encuentra dentro del Parque Nacional Natural El Cocuy, que posee una extensión de 306.000 hectáreas con variadas zonas bioclimáticas que involucran desde las únicas nieves perpetuas de la Cordillera Oriental de Colombia, en la Sierra Nevada de El Cocuy, con 5.300 metros de altitud, hasta los 600 metros en clima cálido. En esta amplia región se encuentra el grupo étnico Tunebo, que posee la reserva indígena de Cobaría. La zona con potencial carbonífero de Mesetas San Juan de Arama, perteneciente a la Orinoquía colombiana en el Departamento del Meta, está involucrada en el Parque Nacional Natural Serranía de La Macarena, que posee una extensión de 630.000 hectáreas, siendo la mayor parte de su área considerada como inalterada. Por su condición biogeográfica estratégica, que constituye un eslabón único entre las biotas de la Amazonía, la Orionoquía, la Andina y la Guyanense, es considerada por los científicos, como un invaluable patrimonio universal. En el municipio de Mesetas se encuentran indígenas del grupo de los Tiniguas de la familia lingüística Sáliba, que poseen la reserva indígena de Paez de Villalucía. El área con potencial carbonífero, localizada al occidente de Mocoa en el Departamento del Putumayo, se encuentra incluida dentro de la gran Reserva Forestal de la Amazonía, que se

461

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Figura 4.11.8 Mapa geológico del Área San Juan de Arama Fuente: Pulido, O., 1981

INGEOMINAS

462

LAS ZONAS CARBONIFERAS

extiende desde los ríos Ariari y Guaviare en el suroccidente, al norte en la región de la Orinoquía, hasta los límites con Ecuador y Perú en el sur, y hasta Venezuela y Brasil al oriente y suroriente.

4.11.4 POTENCIAL Y PERSPECTIVAS El Borde Llanero encierra numerosas manifestaciones de carbón, desde Cubará en el norte, hasta Mocoa en el sur. Las más conocidas son

Figura 4.11.9 Mapa geológico del Área Putumayo (Modificado de ingeominas - Geoestudios, 2003b)

INGEOMINAS

463

LAS ZONAS CARBONIFERAS

aquellas donde el carbón fue hallado durante la exploración petrolera. Con excepción de los sectores Chámeza - Recetor y San Juán de Arama, ninguna de las manifestaciones ha sido objeto de evaluación posterior. Tomando en cuenta su ubicación geográfica, con respecto a parques naturales, resguardos indígenas y considerando los aspectos de mercado, no se estima de interés realizar más estudios de exploración. Únicamente, se podría considerar, en caso de necesidad, la búsqueda de recursos carboníferos, para ser utilizados de manera restringida, a nivel local.

4.11.5 BIBLIOGRAFÍA AYALA, A.; GÓMEZ, C. 1992. Reconocimiento geológico, Área del Borde Llanero, Departamentos del Meta y Casanare. Carbocol. Bogotá. HÉBRARD, F. 1985. Carte Géologique des foot - hills de la Cordillère Orientale de Colombie entre les ríos Cusiana et Casanare. Thèse presentée pour l’obtention du diplome de docteur de 3ième cycle á l’Université Pierre et Marie Curie. Paris VI. INGEOMINAS - GEOESTUDIOS. 2003 a. Geología de las planchas 367 Gigante, 368 San Vicente de Caguán, 389 Timaná, 390 Puerto Rico, 414 El Doncello y parte de la lancha 391 Lusitania. Ingeominas. Bogotá.

tamento del Casanare. Ingeominas, Informe 2236. Bogotá. MUTIS, V. 1983. Catálogo de los yacimientos, prospectos y manifestaciones minerales de Colombia., Ingeominas, Publicación Geológica Especial Número 13. Bogotá. ORREGO, A.; ALFONSO, C. 1987. Exploración geológica de minerales no metálicos de la Intendencia del Putumayo, con énfasis en las calizas de San Francisco. Ingeominas, Informe 2065. Bogotá. PULIDO, O. 1981. Geología y recursos carboníferos del área de San Juan de Arama Departamento del Meta. Ingeominas, Informe Nº 1871. Bogotá. PULIDO, O. 1990. Regiones y zonas carboníferas de Colombia. Ingeominas, Informe inédito. Bogotá. PULIDO, O.; GÓMEZ, E. 1998. Geología de la Plancha 266 - Villavicencio. Ingeominas, Informe 2315. Bogotá. PULIDO, O.; BERNAL, L.; CARRILLO, E. 2002. Carbones del Meta y áreas adyacentes. Ingeominas. Bogotá. TSCHOPP, R.H., 1955. Geological map between the Río Ele and Río Casanare. Concesionaria de Petróleo Shell - Condor, Geological Report 222. Bogotá.

INGEOMINAS - GEOESTUDIOS. 2003 b. Geología de las planchas 411 La Cruz, 412 San Juan de Villalobos, 430 Mocoa, 431 Piamonte, 448 Monopamba, 449 Orito y 465 Churuyaco. Ingeominas. Bogotá.

ULLOA, C., & RODRÍGUEZ, E., 1981. Geología del cuadrángulo K - 13 Tauramena, Boletín Geológico. 24 (2):3 - 30. Ingeominas. Bogotá.

MENDOZA, H. 1994. Exploración y evaluación de los depósitos de sal y carbón en los municipios de La Salina, Recetor y Chámeza, Depar-

WILSON, H.H., 1955. The geology of the eastern cordillera and Llanos foothill belt between Tame and Río Arauca. Concesionaria de Petróleo Shell - Condor, Geological Report 224 Enc. 8 - 9. Bogotá.

INGEOMINAS

464

LAS ZONAS CARBONIFERAS

4.12 LA LLANURA AMAZÓNICA 4.12.1 4.12.1.1 4.12.1.2 4.12.1.3 4.12.1.4 4.12.2 4.12.3 4.12.4

GEOLOGÍA DE LAS ÁREAS Y LOS SECTORES Área Guamués Área Chiribiquete Área Araracuara Área Leticia ASPECTOS AMBIENTALES Y SOCIALES POTENCIAL Y PERSPECTIVAS BIBLIOGRAFÍA

466 466 466 466 466 469 470 470

LISTA DE FIGURAS Figura 4.12.1 Figura 4.12.2

Mapa de localización de La Llanura Amazónica Mapa de localización de las áreas de Guamués, Chiribiquete, Araracuara y Leticia

467 468

LISTA DE TABLAS Tabla 4.12.1

INGEOMINAS

Características fisico químicas, base como se analiza, para el Área Leticia

469

465

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Algunas observaciones, si bien preliminares, han permitido establecer la presencia de carbón en estas áreas apartadas de la geografía nacional; sin embargo, su ubicación geográfica, las restricciones ambientales, sociales y sus comunicaciones llegarán a limitar la eventual producción y consumo del carbón. De acuerdo con el conocimiento actual se han podido establecer cuatro áreas con recursos carboníferos que se han denominado: Área 1201 Guamués Área 1202 Chiribiquete Área 1203 Araracuara Área 1204 Leticia La localización de esta zona dentro del país se da en la figura 4.12.1 y de las áreas se muestra en la figura 4.12.2

4.12.1 GEOLOGÍA DE LAS ÁREAS Y LOS SECTORES 4.12.1.1 Área Guamués Esta área se encuentra localizada a 15 km. aguas arriba de la desembocadura del río Guamués, en el río Putumayo (véase la figura 4.11.2); aquí se han señalado afloramientos de capas de carbón, estratigráficamente, colocadas dentro del Grupo Orito (E3N1or) (Ingeominas y Geoestudios, 2003 b). También, se conoce de la existencia de otros afloramientos, no mejor especificados en cercanías del río San Miguel (Mutis, 1983:127).

4.12.1.2 Área Chiribiquete La Sierra de Chiribiquete y el Parque Nacional Natural homónimo se encuentran en el Departamento del Caquetá, en el límite con el Depar-

INGEOMINAS

tamento del Guaviare, entre los ríos Ajajú y Yarí, al sur del pueblo de Dos Ríos. Esta área tiene una superficie de 250 km². Sus principales localidades, además de Dos Ríos, son Macayá y El Rosal, todas comunicadas por vía fluvial. El clima es cálido y húmedo y la selva es exuberante. En esta área se han señalado la ocurrencia de la unidad Terciario Superior Amazónico, una secuencia de arcillolitas rojizas a blancuzcas con capas de carbón, cuyos espesores varían entre 0,30 m y 2,00 m (Pulido, 1990:202).

4.12.1.3 Área Araracuara Esta área se localiza en los alrededores de población de Araracuara, emplazada en la desembocadura del río Yarí en el Caquetá. Cubre una superficie de 3.600 km², situada entre los departamentos de Amazonas y Caquetá. No tiene infraestructura vial alguna; las comunicaciones son solamente por vía fluvial o aérea. El conocimiento del área deriva de un mapa e indica la ocurrencia de una unidad del Neógeno con carbones que, en dos sitios, tienen un espesor de 1 m. (Galvis, 1979, in: Pulido, 1990:203)

4.12.1.4 Área Leticia Pocos kilómetros aguas arriba de Leticia, capital del Departamento de Amazonas, sobre el mismo río Amazonas, se encuentra la localidad de Puerto Nariño, donde predomina un clima cálido y húmedo. Arboleda, C. (in: Pulido. 1990:203) ha señalado la presencia de dos capas de 0,50 m. de espesor pertenecientes al Neógeno, cartografiado por Galvis (1979).El área tiene una extensión de 390 km².

466

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Figura 4.12.1 Mapa de localización de La Llanura Amazónica

INGEOMINAS

467

LAS ZONAS CARBONIFERAS

Posteriormente, Ayala y Gómez, (1991:1 - 13) la extendieron hasta comprender las localidades de Puerto Nariño, Calderón y Leticia. Estos autores definieron tres sectores: Sector Puerto Nariño - San Martín, donde en estratos del Mioceno se hallaron dos mantos de carbón de 0,50 m y 0,70 m de espesor y tres capas con espesores entre 0,25 m y 0,40 m. El manto superior de 0,70 m ha sido seguido so-

bre una distancia de 3 km, donde presenta una inclinación menor a 10º. Sector Zaragoza, ubicado en la parte central del área investigada, donde se han reconocido dos capas de carbón de 0,15 m y 0,30 m de espesor, respectivamente. Sector Leticia - Río Calderón. Aquí se encontró una primera capa de carbón con un espesor de

Figura 4.12.2 Mapa de localización de las áreas de Guamués, Chiribiquete, Araracuara y Leticia (Modificado del Atlas Geológico Digital de Colombia, Ingeominas, 2002)

INGEOMINAS

468

LAS ZONAS CARBONIFERAS

0,50 m, que pudo ser seguida por una distancia de 1 km. Otra capa, también de 0,50 m de espesor, se halló sobre el barranco del río Amazonas y fue reconocida sobre 3 km.

varía entre 1,33% y 5,28%. El poder calorífico varía entre 5.641 BTU/lb a 7.888 BTU/lb, base como se analiza. Todos los anteriores datos de calidad son valores típicos que permiten utilizar estos carbones para la generación de calor y vapor para la producción de energía eléctrica.

Calidad Las características fisicoquímicas para los carbones del Área Leticia (véase la Tabla 4.12.1) está dada a partir de siete muestras de trinchera, en donde no se identificaron los mantos muestreados. Estos carbones se han clasificados como lignitos A, con contenidos promedios de humedad total, de equilibrio y residual de 58,88%, 24,70% y 10,40%, respectivamente, para promedios ponderados muy similares a los valores anteriores. El contenido promedio y ponderado de las cenizas, en base como se analiza son 30,50% y 30,89%, respectivamente, con valores máximos y mínimos de 40,43% y 19,34%. Los promedios ponderados de la materia volátil y el carbono fijo, base como se analiza, son de 36,09% y 22,63%, respectivamente. El azufre total, base como se analiza, relativamente alto,

4.12.2 ASPECTOS AMBIENTALES Y SOCIALES En el Área de Leticia se encuentra el Parque Nacional Natural Amacayacú, con una extensión de 293.500 hectáreas que cubren gran parte del Trapecio Amazónico Colombiano y de gran importancia por estar insertado en el extraordinario mundo selvático tropical de la Amazonia y por su interés en la preservación de valores culturales de diversas tribus indígenas. La región amazónica ha sido considerada la más propicia para la dispersión de diversas tribus indígenas, desde el arribo del hombre a América del Sur, hasta épocas recientes, en que se han visto impelidas a migraciones como la sucedida con el auge cauchero.

Tabla 4.12.1 Características fisico químicas, base como se analiza, para el Área Leticia

INGEOMINAS

469

LAS ZONAS CARBONIFERAS

En el Trapecio Amazónico y en el Parque Nacional Natural Amacayacú se encuentra el principal asentamiento indígena perteneciente al grupo étnico de los Tikunas, con dos centros principales de poblamiento: San Martín y Palmeras. Igualmente, existen las reservas indígenas de Leticia - Tarapacá, Arara, San Antonio de los Lagos, San Sebastián Santa Sofía y El Progreso, Nazaret, Mocagua, Macedonia, El Vergel, Zaragoza, Puerto Nariño y al Norte del Trapecio Amazónico, la reserva de los ríos Cotuhe y Putumayo.

4.12.3 POTENCIAL Y PERSPECTIVAS En la Llanura Amazónica se ha podido establecer la existencia de carbones en diferentes sitios, todos ellos en áreas apartadas del país y con una alta fragilidad, desde el punto de vista ambiental y social, dada su ubicación en los parques naturales de Amacayacú en la selva amazónica, Chiribiquete en el Putumayo y las selvas del Caquetá; todos con presencia de comunidades indígenas. Debe tenerse en cuenta, además, que el conocimiento del recurso carbonífero es bajo y poco

INGEOMINAS

promisorio; que no existe una infraestructura adecuada y que no se tiene certeza sobre un mercado potencial, por lo cual y de acuerdo con lo anterior, de realizar proyectos exploratorios se deben orientar a mercados locales.

4.12.4 BIBLIOGRAFÍA AYALA, A., GÓMEZ, C., 1991, Reconocimiento geológico Área Leticia - Puerto Nariño. Departamento del Amazonas. Carbocol. Bogotá INGEOMINAS - GEOESTUDIOS, 2003 b. Geología de las planchas 411 La Cruz, 412 San Juan de Villalobos, 430 Mocoa, 431 Piamonte, 448 Monopamba, 449 Orito y 465 Churuyaco. Ingeominas. Bogotá. MUTIS, V., 1983, Catálogo de los yacimientos, prospectos y manifestaciones minerales de Colombia. Ingeominas, Publicación Geológica Especial, Número 13. Bogotá. PULIDO, O., 1990, Regiones y zonas carboníferas de Colombia. Ingeominas, Informe inédito. Bogotá.

470

View more...

Comments

Copyright ©2017 KUPDF Inc.