Keeping 13 - Chloe Walsh

June 11, 2024 | Author: Anonymous | Category: N/A
Share Embed Donate


Short Description

Download


Description

BOYS OF TOMMEN #2

CHLOE WALSH

1

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2

Contenido AVISO

L E G A L .................................. 4

CAPÍTULO 30 ................................................ 355

AVISO DE

T R A D U C C I Ó N ..... 5

CAPÍTULO 31 ................................................ 364

NOTA DE

L A A U T O R A ........... 6

CAPÍTULO 32 ................................................ 374

CAPÍTULO 1 ...................................................... 7

CAPÍTULO 33 ................................................ 390

CAPÍTULO 2 .................................................... 25

CAPÍTULO 34 ................................................ 393

CAPÍTULO 3 .................................................... 33

CAPÍTULO 35 ................................................ 408

CAPÍTULO 4 .................................................... 34

CAPÍTULO 36 ................................................ 417

CAPÍTULO 5 .................................................... 56

CAPÍTULO 37 ................................................ 434

CAPÍTULO 6 .................................................... 81

CAPÍTULO 38 ................................................ 450

CAPÍTULO 7 .................................................... 90

CAPÍTULO 39 ................................................ 466

CAPÍTULO 8 .................................................... 96

CAPÍTULO 40 ................................................ 476

CAPÍTULO 9 .................................................. 100

CAPÍTULO 41 ................................................ 489

CAPÍTULO 10 ................................................ 120

CAPÍTULO 42 ................................................ 495

CAPÍTULO 11 ................................................ 133

CAPÍTULO 43 ................................................ 501

CAPÍTULO 12 ................................................ 141

CAPÍTULO 44 ................................................ 510

CAPÍTULO 13 ................................................ 146

CAPÍTULO 45 ................................................ 521

CAPÍTULO 14 ................................................ 154

CAPÍTULO 46 ................................................ 538

CAPÍTULO 15 ................................................ 163

CAPÍTULO 47 ................................................ 546

CAPÍTULO 16 ................................................ 172

CAPÍTULO 48 ................................................ 553

CAPÍTULO 17 ................................................ 181

CAPÍTULO 49 ................................................ 570

CAPÍTULO 18 ................................................ 199

CAPÍTULO 50 ................................................ 575

CAPÍTULO 19 ................................................ 214

CAPÍTULO 51 ................................................ 594

CAPÍTULO 20 ................................................ 225

CAPÍTULO 52 ................................................ 600

CAPÍTULO 21 ................................................ 239

CAPÍTULO 53 ................................................ 611

CAPÍTULO 22 ................................................ 253

CAPÍTULO 54 ................................................ 637

CAPÍTULO 23 ................................................ 263

CAPÍTULO 55 ................................................ 650

CAPÍTULO 24 ................................................ 273

CAPÍTULO 56 ................................................ 660

CAPÍTULO 25 ................................................ 281

CAPÍTULO 57 ................................................ 665

CAPÍTULO 26 ................................................ 288

CAPÍTULO 58 ................................................ 675

CAPÍTULO 27 ................................................ 303

CAPÍTULO 59 ................................................ 695

CAPÍTULO 28 ................................................ 325

CAPÍTULO 60 ................................................ 706

CAPÍTULO 29 ................................................ 338

CAPÍTULO 61 ................................................ 715

CHLOE WALSH

2

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 CAPÍTULO 62 ................................................ 728

GRACIAS ...................................................... 1002

CAPÍTULO 63 ................................................ 742

ESCENA EXTRA.......................................... 1003

CAPÍTULO 64 ................................................ 758 CAPÍTULO 65 ................................................ 774

EXTRAS DEL LIBRO SEVEN SLEEPLESS NIGHTS......................................................... 1014

CAPÍTULO 66 ................................................ 780

SHANNON LINCH........................................ 1015

CAPÍTULO 67 ................................................ 796

JOHNNY KAVANAGH .................................. 1021

CAPÍTULO 68 ................................................ 799

SHANNON LINCH........................................ 1024

CAPÍTULO 69 ................................................ 811 CAPÍTULO 70 ................................................ 821

CLAIRE BIGGS ............................................. 1029

CAPÍTULO 71 ................................................ 827 CAPÍTULO 72 ................................................ 848

AOIFE MOLLOY........................................... 1035

CAPÍTULO 73 ................................................ 861

JOEY LYNCH ................................................ 1050

CAPÍTULO 74 ................................................ 875 LIZZIE YOUNG............................................. 1053

CAPÍTULO 75 ................................................ 893 CAPÍTULO 76 ................................................ 901

HUGHIE BIGGS ........................................... 1057

CAPÍTULO 77 ................................................ 930 CAPÍTULO 78 ................................................ 935

ÚLTIMOS EXTRAS DE JOHNNY Y SHANNON .................................................... 1065

CAPÍTULO 79 ................................................ 959

COMENTARIOS SOBRE EL LIBRO ......... 1069

CAPÍTULO 80 ................................................ 969

PRÓXIMO LIBRO ....................................... 1071

CAPÍTULO 81 ................................................ 982

PRÓXIMOS LIBROS ................................... 1072

CAPÍTULO 82 ................................................ 993

CHLOE WALSH

3

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 AVISO

LEGAL

Este libro es una obra de ficción. Todos los nombres, personajes, lugares e incidentes son producto de la imaginación del autor o se utilizan de forma ficticia. Cualquier parecido de Cualquier parecido con acontecimientos, lugares o personas, vivas o muertas, es coincidencia. El autor reconoce que todos los títulos de canciones, letras de canciones, títulos de películas, personajes de películas, marcas registradas, o marcas comerciales que se mencionan en este libro son propiedad y pertenecen a sus respectivos dueños. La publicación/utilización de estas marcas no está autorizada, asociada ni patrocinada por sus propietarios. Chloe Walsh no está afiliada a ninguna de las marcas, canciones, músicos o artistas mencionados en este libro. Todos los derechos reservados ©.

CHLOE WALSH

4

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 AVISO

DE

TRADUCCIÓN

Esta traducción fue realizada sin fines de lucro, por lo cual no tienecosto alguno. Es una traducción hecha por fan para fans. Empezando había tomado la decisión de traducir este libro, especialmente para mí, debido a que las traducciones que hay al español no son de mi agrado, pero me gustaría compartirlo con más personas, cabe destacar que la traducción puede estar sujeta a errores, ya que solo yo lo traduje y lo corregí, así que lo más probable es que por ahí se me escapó algo. Si el libro logra llegar a tu país, te animo a adquirirlo. No olvides que también puedes apoyar a la autora siguiéndola en sus redes sociales, recomendándola a tus amigos, promocionando sus libros e incluso haciendo una buena reseña en Goodreads. Espero la historia sea de su entero disfrute.

Advertencia: Para que sepan este libro está ambientado entre los 20002010, por lo tanto, van a encontrar dichos, películas, referencias, modelos de auto, hasta formas de vestir y demás. Que son propias de esa época.

CHLOE WALSH

5

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 NOTA

DE

LA

AUTORA

Ambientada en Cork, Irlanda, y repleta de frescos personajes irlandeses, la serie Los chicos de Tommen gira en torno a las vidas de Johnny Kavanagh, Shannon Lynch, el adorable Gibsie y sus amigos mientras se abren camino en su prestigioso colegio privado, Tommen College, y se preparan para la edad adulta. Llenos de humor y angustia, rugby y romance, los chicos de Tommen seguro que capturarán tu corazón.

Keeping 13 es la segunda entrega de Boys of Tommen. Espero que disfrutes leyendo sobre estos personajes tanto como yo disfruté escribiéndolos. Por favor, recuerden que al final del libro hay un glosario con definiciones y pronunciaciones de la jerga irlandesa. Gracias por leer. XOXO

CHLOE WALSH

6

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 CAPÍTULO 1

Él O Nosotros

―Toma una decisión, mamá―dijo Joey―¿Él o nosotros? Entumecida hasta los huesos, me senté en la vieja silla de la mesa de la cocina, con un paño de cocina pegado a la mejilla, y contuve la respiración por dos razones. En primer lugar, mi padre estaba a menos de un metro de mí, y ese dato en particular hizo que mi cuerpo se paralizara. Segundo, me dolía respirar. Dejé caer la toalla empapada en sangre sobre la mesa, me giré hacia un lado e intenté apoyar el costado en el respaldo de la silla, pero gemí de dolor cuando una oleada de dolor me recorrió el cuerpo. Sentí como si me hubieran rociado con gasolina y me hubieran prendido fuego. Cada centímetro de mi cuerpo ardía, gritando en protesta cada vez que inhalaba demasiado profundamente. Me di cuenta de que tenía problemas. Algo iba muy mal conmigo y, aun así, seguía exactamente dónde estaba, exactamente donde Joey me había colocado, sin que me quedara ni un ápice de lucha dentro de mí.

CHLOE WALSH

7

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Esto es malo. Esto es realmente malo, Shannon. Los sollozos y mocos de mis hermanos pequeños mientras se acurrucaban detrás de Joey eran casi insoportables. Pero no podía mirarlos. Si lo hacía, sabía que me derrumbaría. En lugar de eso, centré mi atención en Joey, tomando fuerzas de su valentía mientras miraba fijamente a nuestros padres y exigía más. Mientras intentaba salvarnos de una vida de la que ninguno de nosotros iba a salir. ―Joey, si te calmas un momento...―Mamá empezó a decir, pero mi hermano no la dejó terminar. Totalmente enfurecido, Joey estalló como un volcán allí mismo, en medio de nuestra deteriorada cocina―¡No te atrevas a intentar salirte con la tuya!―Señalando con un dedo acusador a nuestra madre, gruñó―Haz lo correcto por una vez en tu puta vida y échalo. Podía oír la desesperación en su voz, las últimas chispas de su fe en ella desvaneciéndose rápidamente, mientras le imploraba que le escuchara. Mamá se quedó sentada en el suelo de la cocina, con la mirada fija en cada uno de nosotros, pero ni una sola vez se movió para acercarse a nosotros. No, se quedó exactamente dónde estaba. A su lado. Sabía que le tenía miedo, entendía lo que se sentía al estar petrificada por el hombre que estaba en nuestra cocina, pero ella era la adulta. Se suponía que ella era la adulta, la madre, la protectora, no el chico de dieciocho años sobre cuyos hombros había recaído ese papel. ―Joey―susurró, dirigiéndole una mirada suplicante―¿Podemos...? ―Él o nosotros―Joey repitió la misma pregunta una y otra vez, cada vez más frío―¿Él o nosotros, mamá? Él o nosotros.

CHLOE WALSH

8

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Dos palabras que deberían haber tenido más significado e importancia que cualquier otra pregunta que hubiera escuchado. El problema era que sabía de corazón que, fuera cual fuera la respuesta, fuera cual fuera la mentira que se dijera a sí misma y a nosotros, el resultado final sería el mismo. Siempre será el mismo. Creo que en ese momento mis hermanos también se dieron cuenta, Joey ciertamente lo hizo. Parecía tan decepcionado consigo mismo mientras estaba de pie frente a nuestra madre, esperando una respuesta que no cambiaría nada porque las acciones hablaban más fuerte que las palabras y nuestra madre era una marioneta viviente con hilos a la que nuestro padre llevaba las riendas. Ella no podía tomar una decisión, no sin su permiso primero. Sabía que, aunque mis hermanos pequeños rezaban por una decisión, iba a ser un momento decepcionante. Nada cambiaría. Nada se arreglaría. Se sacaría el botiquín, se limpiaría la sangre, se enjugarían las lágrimas, se inventaría la historia del encubrimiento, nuestro padre desaparecería durante uno o dos días y todo volvería a ser como siempre. Promesas hechas, promesas rotas - el lema de la familia Lynch. Todos estábamos encadenados a esta casa como un gran roble a sus raíces, no había escapatoria. No hasta que todos alcanzáramos la mayoría de edad y nos fuéramos. Demasiado agotada para pensar en ello, me desplomé en la silla, asimilándolo todo y no asimilando nada en absoluto. Era casi como una sentencia de prisión sin libertad condicional. Inclinada hacia delante, me agarré las costillas y esperé a que terminara.

CHLOE WALSH

9

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 La adrenalina que llevaba dentro se disipaba a gran velocidad, sustituida por más dolor del que podía soportar conscientemente. El sabor de la sangre en mi boca era espeso y potente, la falta de aire en mis pulmones me hacía sentir mareada y aturdida. Las yemas de mis dedos temblaban entre el entumecimiento y el hormigueo. Todo me dolía y ya estaba harta. Estaba completamente harta del dolor y toda esta mierda. No quería esta vida en la que había nacido. No quería esta familia. No quería esta ciudad ni a su gente. No quería nada de eso. ―Quiero que sepas una cosa―le dijo Joey cuando ella no le contestó. Su tono era frío como el hielo mientras escupía las palabras que yo sabía que se agitaban en su interior como un veneno que necesitaba ser expulsado de las entrañas de su corazón roto. Lo sabía porque yo sentía lo mismo― Quiero que sepas que ahora mismo te odio más de lo que nunca lo he odiado a él―Su cuerpo temblaba, sus manos se cerraban en puños a los lados― Quiero que sepas que ya no eres mi madre, aunque para empezar nunca tuve una―Apretó la mandíbula, esforzándose por no expulsar el dolor que llevaba dentro. Su orgullo se negaba a permitirle mostrar emociones delante de aquella gente― A partir de este momento, estás muerta para mí. ¿Toda tu mierda? Arréglatelas tú misma. ¿La próxima vez que te golpee? No estaré allí para protegerte. ¿La próxima vez que se beba todo el dinero y no puedas alimentar a los niños o volver a tener electricidad? Búscate a otro imbécil al que sacarle dinero. ¿La próxima vez que te tire por la escalera o te rompa el puto brazo en una de sus rabietas de whisky? Haré la vista gorda como tú hiciste en esta cocina. A partir de hoy, no estaré ahí para protegerte de él, igual que tú no estuviste ahí para protegernos a nosotros.

CHLOE WALSH

10

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Me encogía con cada palabra que salía de sus labios, sintiendo su dolor en lo más profundo de mi alma al mezclarse con el mío. ―No le hables así a tu madre―gruñó nuestro padre, con tono amenazador, mientras se ponía en pie, con sus dos metros y ochenta kilos de peso―Pequeño desagradecido... ―Ni se te ocurra hablarme, pedazo de mierda―advirtió Joey, fulminando a papá con la mirada―Puede que comparta tu sangre, pero eso es todo. Tú y yo hemos terminado, viejo. Por mí puedes arder en el infierno. De hecho, espero sinceramente que lo hagan los dos. Entonces sentí que una mano me apretaba suavemente el hombro, sobresaltándome y haciéndome gemir de dolor. ―No pasa nada―susurró Tadhg, manteniendo la mano en mi hombro―Estoy aquí. Cerré los ojos mientras las lágrimas resbalaban por mis mejillas. ―¿Crees que puedes hablarme así? ―Papá se limpió la cara con el dorso de la mano y, al hacerlo, se untó un reguero de sangre en el brazo―Tienes que calmarte de una puta vez, chico... ―¿Me estás llamando chico? ―Joey echó la cabeza hacia atrás y se rió sin gracia―¿A mí? ¿El que ha estado criando a tus putos hijos la mayor parte de su vida? ¿El que ha estado limpiando los desastres de los dos, haciéndose cargo de las responsabilidades de los dos, cargando con la mierda de dos padres inútiles? ―Joey levantó las manos, indignado―Puede que sólo tenga dieciocho años, ¡pero soy más hombre de lo que tú nunca serás! ―No tientes a tu suerte―gruñó papá, con los ojos rojos y poniéndose sobrio rápidamente―Te lo advierto... ―¿O qué es lo que harás? ―Joey se burló con un descuidado encogimiento de hombros―¿Me vas a dar una paliza? ¿Pegarme? ¿Me darás

CHLOE WALSH

11

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 patadas? ¿Sacarás tu cinturón? ¿Me golpearás las piernas? ¿Reventarme una botella en la cabeza? ¿Aterrorizarme? ―Sacudió la cabeza y se burló―¿Adivina qué? Ya no soy un niño asustado, viejo. No soy un niño indefenso, no soy

una

adolescente asustada

y

no soy tu esposa

maltratada―Entornando sus ojos verdes, añadió―Así que, me hagas lo que me hagas, puedo prometerte quete lo devolveré multiplicado por diez. ―Fuera de mi casa―siseó papá en un tono de silencio sepulcral―Ahora, chico. ―¡Teddy, para! ―Mamá gimió, corriendo hacia él―No puedes... ―¡Cállate, mujer! ―Papá rugió, dirigiendo su furia hacia nuestra madre―¡Te romperé la cara! ¿Me oyes? Acobardada, mamá miró a Joey, con expresión impotente. Joey permaneció rígido, luchando claramente una batalla interna, pero no fue hacia ella. ―No puedes echarlo...―Las palabras de mamá se desvanecieron mientras miraba con miedo puro y absoluto al hombre con el que se había casado―Por favor―Las lágrimas caían por sus pálidas mejillas―Es mi hijo... ―Oh, ¿así que ahora soy tu hijo? ―Joey echó la cabeza hacia atrás y se rió―No me hagas ningún favor. ―Esto es culpa tuya, chica―ladró entonces papá, volviéndose para fulminarme con la mirada―¡Prostituyéndote por toda la puta ciudad, causando problemas a esta familia! Tú eres el problema en esto... ―Ni se te ocurra―advirtió Joey, alzando la voz―Mantén tus malditos ojos lejos de ella. ―Es la verdad―gruñó papá, manteniendo sus ojos marrones clavados en mi cara―Eres un desperdicio de espacio y siempre lo has sido― Con una expresión cruel grabada en la cara, añadió―Se lo conté a tu madre, pero no

CHLOE WALSH

12

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 quiso oírlo. Pero yo lo sabía. Incluso cuando eras una niña, sabía de qué clase eras. Una cría de mierda―Mirándome mal, me espetó―No sé de dónde has salido. Miré fijamente al hombre que había pasado toda mi vida aterrorizándome. Estaba de pie en medio de la cocina, una fuerza formidable a tener en cuenta, dos fuertes brazos unidos a puños que causaban más daño a mi cuerpo del que podía recordar. Pero fueron sus palabras, su lengua, las que me habían dañado mucho más profundamente. ―¡Eso es mentira, Teddy! ―Mamá, estrangulada―Shannon, cariño, eso no es... ―Nunca te quisimos―Papá continuó atormentándome con sus palabras―¿Lo sabías? Tu madre te dejó una semana en el hospital, debatiendo si entregarte o no hasta que la culpa pudo más que ella. Pero nunca cambié de opinión. Ni siquiera podía soportar verte, y mucho menos quererte. ―Shannon, no le hagas caso―ordenó Joey, el tono cargado de sentimientos ahora―No es verdad. El bastardo está trastornado, sólo ignóralo. ¿Me oyes, Shan? Ignóralo. ―Yo tampoco te quería―gruñó papá, dirigiendo su mirada hacia Joey ―Mira cuanto me duele―Joey respondió burlonamente. ―Pues nosotros sentimos lo mismo por ti―gruñó Tadhg, con la mano temblorosa sobre mi hombro mientras miraba fijamente a nuestro padre―¡Ninguno de nosotros te quiere! ―Tadhg―dijo Joey en un tono bajo, de advertencia, el pánico iluminando sus ojos―Cállate. Yo me encargo. ―No, no me callaré, Joe―espetó Tadhg, lleno de más rabia de la que cualquier niño de once años debería cargar―Él es el puto problema de esta familia y tiene que oírlo.

CHLOE WALSH

13

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―¡Quítalo de mi vista! ―Bramó papá, dirigiendo su atención a mamá, que se mantenía ligeramente apartada de ambos―¡Ahora, Marie! ―bramó papá, señalándola con el dedo―Sácalo antes de que acabe con el pequeño bastardo. ―Me gustaría verte intentarlo, joder―se burló Joey, moviendo a Ollie y Sean, que se aferraban a sus costados, detrás de él. ―¡No! ―Moqueando, mamá se colocó entre nuestro padre y Joey―Tienes que irte. Papá dio un paso hacia ella y mamá se acobardó automáticamente, con las manos delante de la cara. Era el epítome de lo patético. Ninguno de nosotros había tenido nunca una oportunidad con esa gente. ¿Cómo podían el amor y el miedo coincidir en un corazón humano? ¿Cómo podía amarlo cuando le temía tanto? ―¿Qué me dijiste? ―siseó, volviendo su furia contra nuestra madre―¡Qué mierda me dijiste! ―Vete―le espetó mamá, temblando de pies a cabeza, mientras retrocedía un par de pasos―Se acabó, Teddy. He terminado... hemos terminado. No puedo... ¡Necesito que te vayas! ―¿Has terminado? ―Papá se burló, mirándola con desprecio―¿Crees que me vas a dejar? ―Se rió cruelmente―Eres mía, Marie. ¿Me oyes? Eres jodidamente mía―Dio otro paso hacia mi madre―¿Crees que puedes echarme? ¿Abandonarme? ―Sólo vete―mamá exclamó por lo bajo―¡Quiero que te vayas, Teddy! Sal de nuestras vidas. ―¿Crees que tienes una vida sin mí? ¡No eres nada sin mí, zorra! ―Papá rugió, los ojos desorbitados y llenos de locura desenfrenada―¡La única manera de que me dejes es en una caja, mujer! Te mataré antes de dejar que me dejes.

CHLOE WALSH

14

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ¿Me oyes? Quemaré esta puta casa hasta los cimientos contigo y tus putos hijos dentro antes de dejarte marchar. ―Para―Un pequeño grito salió de la garganta de Ollie mientras se agarraba a la pierna de Joey―Haz que se detenga―sollozó, aferrándose a nuestro hermano como si tuviera todas las respuestas―Por favor. ―¿Acaso

eres

una

―preguntó

chica?

papá,

con

cara

de

disgusto―¡Contrólate, Ollie, pequeño idiota! ―¡Ya basta, Teddy! ―Mamá gritó, agarrándose el pecho―¡Fuera! ―Esta es mi puta casa―rugió papá―¡No voy a ninguna parte! ―Está bien―afirmó Joey en tono frío antes de volverse para mirar a nuestros hermanos―Ollie, sal afuera y llévate a Sean contigo―Metiendo la mano en el bolsillo de sus vaqueros, Joey sacó su teléfono y se lo entregó―Toma, coge esto y llama a Aoife, ¿sí? Llámala y vendrá a buscarnos. ―¡No, no, no! ―Mamá empezó a entrar en pánico―Joey, por favor, no me los quites. Asintiendo una vez, Ollie cogió la mano de Sean y salió a toda prisa de la cocina, corriendo sin vacilar por delante de los brazos extendidos de nuestra madre. A sus nueve y tres años, no se fiaban de ella. Porque sabían, incluso a su tierna y temprana edad, que tanto si era su intención como si no, su madre los decepcionaría inevitablemente. ―Le dije que se fuera, le dije, Joey. Por favor, te elijo a ti. Desde luego, desde luego, que te elijo a ti―Apresurándose hacia mi hermano, mamá apretó la sudadera de Joey entre sus frágiles manos y lo miró―Por favor, no lo hagas... por favor, Joey. No te lleves a mis hijos. ―¿De qué les sirves si no puedes mantenerlos a salvo? ―exigió Joey, inmóvil. Pero le temblaba la voz, mientras nuestra madre se aferraba a él, rogándole que le diera una oportunidad más de defraudarnos―Eres un puto

CHLOE WALSH

15

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 fantasma en esta casa―le espetó―Eres papel pintado, mamá. Un simple ratón―Se pasó una mano temblorosa por el pelo rubio y siseó―¡No eres buena para nosotros! ―Joey, espera... ¡espera! Por favor, no lo hagas―Agarrando las manos de mi hermano, se puso de rodillas y empezó a suplicar―No me los quites. ―No puedo dejarlos aquí―dijo Joey, con el pecho agitado―Y tú ya tomaste tu decisión. ―No lo entiendes―gritó ella, sacudiendo la cabeza―No lo ves. ―Entonces levántate, mamá―le dijo Joey, con tono suplicante―Ponte de pie y sal de esta casa conmigo. ―No puedo―Sacudiendo la cabeza, mamá exhaló un sollozo entrecortado―Me matará. ―Entonces muérete―fue todo lo que Joey respondió, con el tono vacío de toda emoción. ―Suéltalo,

Marie―ladró

papá,

con

un

tono

cargado

de

malicia―Volverá con el rabo entre las patas. El cabrón es un inútil. No sobrevivirá ni un día solo... ―¡Cállate! ―gritó mamá, más fuerte de lo que nunca la había oído. Sollozando, se puso en pie y se giró para mirar a papá―¡Cállate! Todo esto es culpa tuya. Has arruinado mi vida. Has destruido a mis hijos. Eres un maldito loco... ¡Zas! Las palabras de nuestra madre se transformaron en un grito lastimero cuando el puño de nuestro padre conectó de lleno con su cara. Cayó al suelo como un saco de piedras. ―¿Crees que puedes hablarme así? ―gruñó papá, mirando a mamá―¡Eres la peor de todas, puta de mierda!

CHLOE WALSH

16

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Joey tardó dos segundos en retractarse de todo lo que acababa de decir, porque sus manos salieron disparadas y empujó bruscamente a papá lejos de ella. ―Mantén tus malditas manos lejos de mi mamá―Volvió a empujarlo con fuerza―¡No la toques! ―Agachándose, Joey intentó poner a mamá en pie―Mamá, por favor...―Se le quebró la voz cuando se arrodilló en el suelo y le apartó el pelo de la cara―Aléjate de él―Le cogió la cara con las manos ensangrentadas―Ya se nos ocurrirá algo, ¿sí? Lo solucionaremos, pero no podemos quedarnos aquí. Yo cuidaré de ti... ―¿Quién demonios te crees que eres? ―Papá rugió amenazadoramente, abalanzándose sobre Joey―¿Crees que lo sabes todo, chico? ¿Crees que eres mejor que yo? ―Poniendo su enorme mano en la nuca de Joey, lo obligó a arrodillarse―¿Crees que puedes alejarla de mí? No irá a ninguna parte―Papá apretó más fuerte, empujando la frente de Joey contra el suelo de baldosas―Te dije que te pondría modales, pequeño bastardo desagradecido―Presionó con su rodilla la parte baja de la espalda de Joey, dejándolo indefenso―¿Crees que eres un hombre ahora, muchacho? Muéstrale a tu madre la clase de hombre que eres, llorando de rodillas como una pequeña perra. ―¡Basta! ―Mamá gritó y tiró de los hombros de mi padre―Suéltalo, Teddy. ―Soy más hombre que tú―siseó Joey, con la voz apagada debido a la fuerza que le llevaba mantenerse erguido con el peso de nuestro padre cerniéndose sobre él. ―¿Eso crees? ―Papá agarró un puñado del pelo de Joey, se echó hacia atrás y le golpeó la cara contra las baldosas―Eres un pedazo de mierda, chico. Escupiendo una gran cantidad de sangre, Joey plantó sus manos en las baldosas una vez más y levantó su cuerpo, tratando desesperadamente y sin

CHLOE WALSH

17

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 éxito de liberarse del agarre de nuestro padre mientras este continuaba golpeando su cara contra las baldosas. El crujido de los huesos me llenaba los oídos y me revolvía el estómago, pero Joey se negaba a ceder. ―¿Eso es todo loque tienes? ―Mostró los dientes, la sangre brillando sobre el blanco, mientras gruñía y luchaba salvajemente contra el agarre de papá―¡Estás perdiendo tu toque, viejo! ―¡Suéltalo! ―Mamá siguió gritando mientras tiraba de los hombros de papá―¡Teddy, vas a matarlo! ―¡Bien! ―Papá rugió, echando un brazo hacia atrás y apartando a mamá una vez más―¡Y tú eres la siguiente, puta traidora! Temblando violentamente, me moví para hacer algo, pero no pude. No podía mover mis extremidades. No me quedaban fuerzas para levantarme. Años de malos tratos, mezclados con la paliza que acababa de recibir, me habían llevado a un punto en el que, a mis dieciséis años, no podía valerme por mí misma. Me sentí patética y permanecí desplomada en la silla en la que Joey me había sentado, con la sangre fluyendo libremente por mi cara y el corazón latiéndome lentamente en el pecho. Me estaba muriendo, me di cuenta. Eso, o mi cuerpo había entrado en shock. En cualquier caso, algo me pasaba y no podía ayudar a la única persona que nunca había dejado de ayudarme. Con la cabeza dándome vueltas, vi con ojos vidriosos cómo Joey conseguía torcer su cuerpo hacia un lado, sólo para que ambos acabaran luchando en el suelo. Mi corazón se desplomó en la boca del estómago cuando papá salió vencedor una vez más. Con la mano alrededor de la garganta de Joey, cerró el puño y empezó a golpearle repetidamente en la cara. Joey se retorcía salvajemente bajo él, tratando desesperadamente de zafarse, pero fue inútil.

CHLOE WALSH

18

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Nuestro padre tenía al menos cuarenta libras encima. «Va a morir, gritaba el fuego de mi corazón, sálvalo» Lo intenté. Con pánico, intenté llegar hasta Joey, pero no podía moverme. Me sentía como si me hubieran paralizado. ―Ayúdenla―Oí que Joey tosía y balbuceaba―¡Ayúdenla, carajo! ¿Ayudar a quién? ¿Ayudar a quién, Joe? Cada pocos segundos mi visión se quedaba en blanco y sabía que eso significaba que debía estar entrando y saliendo de la conciencia. También sabía que era una mala señal, que me alertaba de que me había hecho más daño que antes. Mucho peor. Por el rabillo del ojo, vi que Tadhg se acercaba al armario. Abrió de un tirón uno de los cajones, sacó un cuchillo y, sin dudarlo lo más mínimo, se abalanzó sobre él. Hazlo, envié una súplica silenciosa al cielo para que mi hermano tuviera el valor de hacerlo. ―¡Suelta a mi hermano! ―Tadhg gritó mientras sostenía la punta del cuchillo en la garganta de nuestro padre, la mano firme como una roca, los ojos fijos en nuestro padre. ―Tadhg, baja el cuchillo―gritó mamá, acercándose lentamente a él―Por favor, cariño. ―Que te jodan―le replicó Tadhg, sin apartar los ojos de nuestro padre―Quítate. De encima. De. Mi hermano. «Hazlo, Tadhg, recé en silencio, haz que pare para siempre» ―No seas estúpido, chico―se rió papá, pero ahora no había humor en su voz, sólo desconfianza.

CHLOE WALSH

19

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Qué bien. Ten miedo. ―No soy estúpido―replicó Tadhg, con voz mortalmente fría―Y yo no soy Joey―Se acercó un poco más, apretando la punta del cuchillo―No me detendré porque Shannon lo diga. Se me rompió el corazón. Tenía once años y esto era en lo que lo habían convertido. Rezaba para que matara a nuestro padre, para acabar con esto. ¿En qué demonios me convertía eso? Una parte de mí quería rogarle a mi hermano que clavase ese cuchillo enmí para poder acabar con todo. Todos eran tan fuertes y yo era débil. No era losuficientemente fuerte, no podía recuperarme como el resto de ellos. Estaba defectuosa. ―Tadhg―jadeó Joey desde el suelo, con el pecho subiendo y bajando rápidamente mientras aspiraba aire desesperadamente hacia sus pulmones, con la mano de nuestro padre todavía alrededor de su garganta―Está bien―Su cara estaba cubierta de sangre, su nariz claramente rota de nuevo. Sus dos manos rodeaban la mano con la que papá le sujetaba la garganta―Tranquilízate... ―No está bien, Joe―respondió Tadhg, con la voz vacía de toda emoción―Nada de esto está bien. ―¿Qué vas a hacer, chico? ―se mofó papá, todavía a horcajadas sobre Joey, pero sus ojos inyectados en sangre estaban llenos de ansiedad y fijos en mi hermano pequeño―¿Apuñalarme? ―Sí. Papá se echó a reír y levantó una mano para coger el cuchillo, pero se apartó rápidamente cuando un hilo de sangre le corrió por el cuello. ―¡Jesucristo,

Tadhg!

―bramó,

con

la

garganta

moviéndose

nerviosamente―Me cortaste.

CHLOE WALSH

20

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Esto

se

acaba

ahora―replicó

Tadhg,

dando

otro

paso

adelante―Quítate de encima de mi hermano y lárgate de esta casa para siempre, o te corto el cuello y te puedes morir. No estaba segura de sí fue un inmenso alivio o un amargo pesar lo que sentí al ver a mi padre soltar a Joey y ponerse en pie. Una mezcla de ambos, sospechaba, aunque ya era difícil formar pensamientos coherentes, así que no podía estar segura. Demasiado cansada para sostener el peso de mi propio cuerpo, me incliné hacia delante y apoyé la mejilla en la mesa. Respiré rápida y brevemente y traté de mantenerme quieta, de no moverme ni sacudirme los huesos. Todo me dolía mucho. El sabor de la sangre en la boca, que se deslizaba por la garganta, me provocaba arcadas. Temblorosa, gemí por el reflejo y dejé de moverme. Me resigné a la sensación de que se deslizaba por el fondo de mi garganta, al sabor metálico del cobre en mi lengua. Sintiéndome mareada y desconectada, dejé que mis párpados se cerraran, bloqueando sus voces mientras se gritaban unos a otros concentrándome en el latido errático de mi corazón mientras retumbaba en mis oídos. ―¡Ayúdenla, joder! Golpe, golpe, golpe. ―Te voy a matar, Marie. Th-thump ... thump, thump, thump. ―¡Vete a la mierda! Thump.... thump.... thu.... thump.... ―Eres una mujer muerta andante. Thump.........thump…thu...thump... Portazo.

CHLOE WALSH

21

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Thuuuuump.... thu.... thu...thump... "Te quiero, Shannon como el río .. " Thump, thump, thump, thump... La devastación inundó mi cuerpo, unida a un profundo pesar. El rostro de Johnny era un faro de esperanza perdida tras mis párpados cerrados, mientras yo aceptaba la suerte que me había tocado. Lágrimas calientes de amargura y arrepentimiento gotearon de mis pestañas, salpicando mis mejillas y mezclándose con la sangre seca. Me sentía tan triste, como si me hubieran despojado de algo. Tal vez en otra vida las cosas podrían haber sido diferentes, podría haber sido feliz. "Creo que te necesito para seguir..." ―¿Qué le pasa? ―Oí a alguien exigir entonces, alguien que sonaba muy parecido a la novia de Joey, Aoife―¿Por qué está sangrando por la boca? "No estés tan asustada. No te haré daño..." ―¡Shannon! ¡Shannon! ¡Jesucristo, haz algo! "Dime quién te puso las manos encima y lo arreglaré..." ―¡Mira lo que hiciste! ―Oí gritar a mi madre. "Te cuidaré..." ―Llama a una ambulancia. "Estás a salvo conmigo..." ―Se está muriendo. Él mató a mi hermana. ¡Y tú no haces nada! "No te dejaré caer... está bien, te tengo..." ―¡Llama a una puta ambulancia! "Quédate conmigo..." Sentí el calor de dos manos contra mi cara y me deleité con el suave contacto. ―¿Puedes oírme? ―La voz de Joey llenó mis oídos―Voy a sacarte de

CHLOE WALSH

22

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 aquí, ¿de acuerdo? "Sigue besándome..." ―Shannon, ¿puedes oírme? "Te amo, Shannon “como el río” ..." ―¿Shan? ―Entonces sentí que algo me tocaba el párpado, los dedos de Joey, me di cuenta, mientras me levantaba los párpados―Shannon, vamos, háblame. Con los párpados abiertos, me obligué a concentrarme en su rostro aterrorizado, que me devolvía la mirada. ―Voy a buscarte ayuda, ¿de acuerdo? ―Exhaló un suspiro entrecortado―La ambulancia está en camino. Abrí la boca para responder, pero no me salió nada. Mis labios no podían formar las palabras que necesitaba. ―Shannon, respira―Mi madre se agachó entonces frente a mí, arrodillada junto a los pies de Joey, tocándome la cara con una mano mientras con la otra me acercaba al pecho una bolsa de guisantes congelados―Respira, Shannon―repetía una y otra vez―Respira, cariño. ¿Ayudaba? ¿Empeoraba las cosas? No lo sabía. Sólo sabía que no podía respirar. Lo más aterrador era que no me importaba. No tenía miedo. Simplemente... había terminado. ―Shan―repitió Joey, alzando la voz mientras el miedo envolvía sus facciones―Shannon, por favor―Agachándose frente a mí, puso ambas manos sobre mis hombros y me sacudió suavemente―¡Por Dios, Shannon, háblame! Lo intenté, pero no salió nada. Tosí y empecé a sentir náuseas por el extraño sabor metálico que salía de mi boca en un chorro espeso y viscoso.

CHLOE WALSH

23

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Mi cabeza se inclinó hacia un lado, pero Joey volvió a erguirla cuando me sujetó la cara con las manos. ―Aoife, dame las llaves― musitó, con los ojosverdes clavados en los míos. Me soltó la cara y se perdió de vista―La llevaré yo mismo. ―Joey, no la muevas, puede tener una herida interna... ―¡Dame las putas llaves, nena! Sin la fuerza de sus manos que me sostenían, me desplomé automáticamente hacia adelante, sólo para caer pesadamente contra mi madre. ―No pasa nada―susurró ella, rodeándome con los brazos y moviéndome los dedos por el pelo―Todo va a estar bien. Deseé poder sostener mi propio peso y no apoyarme en mi madre. No quería que me tocara, pero ya no sentía nada en mi interior. Lo último que recordaba antes de que la oscuridad me envolviera era el tacto de mi hermano cuando me estrechó entre sus brazos, seguido del sonido de su voz cuando me susurró las palabras. ―No me dejes…

CHLOE WALSH

24

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 CAPÍTULO 2

Bolas Elevadas

Nada de rugby durante al menos seis semanas. Papá. Reposo en cama de siete a diez días. Papá. Tus pies no tocarán el campo hasta mayo. Papá. Aductor desgarrado, lesiones y pubalgia atlética. Papá. Rehabilitación. ―¡Maldición! ―Apretando las mantas alrededor de mi cuerpo, eché la cabezahacia atrás y ahogué un rugido, sabiendo que, si tenía otro arrebato, me iban a volver a aplicar un maldito sedante. Las enfermeras que estaban en el pasillo de mi habitación me tenían en vilo. Levantarme de la cama para mear y desplomarme en el suelo junto a mi cama me había puesto en la lista negra. Me habían echado una bronca tremenda por no pedir ayuda, me habían recordado que tenía un catéter puesto y luego me habían dado otra dosis de lo que fuera que me inyectaban por vía intravenosa. Me dijeron que era para el dolor, pero

CHLOE WALSH

25

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 sospeché, porque estaba drogadísimo. Nadie necesitaba ese volumen de drogas en su organismo. Ni siquiera yo, el imbécil con la autoproclamado con la polla rota ― Jesucristo. Parpadeando, intenté concentrarme en la pared opuesta a la cama, con la televisión montada en ella y Pat Kenny presentando The Late Late Show, pero fue inútil. Seguía sin concentrarme y mis pensamientos me llevaban de vuelta a esa palabra que me había estado persiguiendo, sonando en mi cerebro como un disco rayado. Papá… Papá… Papá… ―¡Basta!

―Gruñí

enfadado,

aunque

estaba

solo

en

la

habitación―Maldición, deja de hablar. Mi mente me estaba jugando malas pasadas, haciéndome sentir ansioso y nervioso, y tenía la peor sensación en la boca del estómago. Mi ansiedad era tan fuerte que podía saborearla. Analgésicos, una mierda. Esto era algo que me jodía la cabeza y nadie me escuchaba. Les decía a todos que algo no iba bien y ellos respondían diciéndome que todo iba bien y luego me daban más de lo que fuera que corriera por mis venas. Sabía que estaban equivocados, pero no podía enfocar la vista, y mucho menos encontrarle sentido a mi preocupación. Cuanto más no me tomaban en serio, más me angustiaba, hasta que me ahogaba de preocupación por algo que no podía identificar. Era una sensación horrible. Mi mente daba vueltas; sólo una palabra sonaba en mi cabeza como un disco rayado. Papá. Y una única voz repitiendo esa misma palabra una y otra vez. Shannon.

CHLOE WALSH

26

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 No tenía ni idea de por qué reaccionaba así, pero mi corazón iba a noventa por hora. Lo sabía porque cada vez que pensaba en ella, la máquina a la que estaba conectado empezaba a pitar y a parpadear. No llevaba bien la ansiedad, simplemente no estaba en mí. Adrenalina, absolutamente, ¿pero miedo? No, joder, no me llevaba bien con el miedo. Especialmente cuando el miedo en mi corazón era por otra persona. Cuando conseguía fijar la vista en la televisión, no dejaba de pensar ¿qué coño está haciendo Pat en la tele? The Late Late Show era un programa de los viernes por la noche, pero ¿qué coño sabía yo? No mucho, aparentemente, ya que no podía distinguir qué noche de la semana era. Volví a tumbarme en el colchón, parpadeé para disipar la somnolencia e intenté pensar con claridad. Furioso, giré la cabeza de un lado a otro, buscando más. Algo no iba bien. En mi cabeza. En mi cuerpo. Me sentía atrapado, prisionero en esta maldita cama, y eso apestaba. Furioso con el mundo y con todos los que lo habitaban, golpeé el colchón con los dedos e inicié un nuevo recuento de las placas del techo. Ciento treinta y nueve. Dios, necesitaba salir de esta habitación. Quería irme a casa. A Cork. Sí, estaba tan desesperado que ya no quería estar en Dublín. Estaba viviendo un momento de reencuentro con Jesús y nada me apetecía más que volver a casa, a Ballylaggin, rodeado de todo lo que me era familiar. Volver a casa con Shannon. Jesús, metí la pata hasta el fondo con ella. Reaccioné horriblemente, fui

CHLOE WALSH

27

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 un idiota. La ira volvió a hincharse en mi interior, unida a la depresión y la devastación que me invadían cada vez que pensaba en lo que me deparaba el futuro, que era cada minuto del día. ¿Dolor? Me dolía muchísimo, pero mi cuerpo era lo que menos me preocupaba ahora. Porque había perdido el control de mis malditos sentidos. Micabeza estaba ida, perdida, de nuevo en Cork con una maldita chica. Aburrido e inquieto, miré por la ventana del hospital el cielo oscurecido y luego volví a la pantalla de televisión. A la mierda. Cogí el teléfono y me puse a buscar entre mis contactos, luchando por distinguir los nombres entre la niebla, hasta que encontré el número que había marcado al menos doce veces en las últimas sabe Dios cuántas horas o días, y pulsé "Llamar". Con gran esfuerzo, conseguí llevarme el teléfono a la oreja y esperé, con la respiración contenida, escuchando el odioso sonido del ring, hasta que me recibió su buzón de voz monótono. ―Joey―Sentándome hacia delante, intenté poner mi cuerpo en posición vertical, sólo para acabar tirando de unos cables pegados a mi cuerpo que no tenían nada que hacer allí―Llámame―Exhalando un gruñido de dolor cuando sentí un escozor en las piernas, me concentré en pronunciar la siguiente frase sin arrastrar las palabras―Necesito hablar con ella―De todos modos, estaba bastante seguro de que arrastraba las palabras teniendo en cuenta que mi voz me sonaba extraña―No sé qué está pasando, Joey. Tal vez estoy jodido de la cabeza, estoy drogado hasta las pelotas, pero estoy preocupado. Tengo este jodido mal presentimiento... Bip.

CHLOE WALSH

28

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Bueno, mierda―Sintiéndome completamente derrotado, terminé la llamada y dejé caer el teléfono a mi lado antes de desplomarme sobre las almohadas. ¿Estaba alucinando? No, sabía que estaba en el hospital. Sabía que ella había venido a verme. Pero tal vez me estaba concentrando en la palabra “papá” porque me había sorprendido mucho ver a mi propio padre aquí cuando abrí los ojos. Apretando

los

labios,

ignoré

la

sensación

de

hormigueo

y

entumecimiento e intenté pensar con claridad. Me faltaba algo, cuando se trataba de Shannon Lynch, sentía que siempre iba tres pasos por detrás. Somnoliento, intenté mantener la cabeza despejada, pero era imposible con la cálida sensación de hormigueo en mi interior que me exigía cerrar los ojos y absorber la sensación de la nada.

"...Si quieres saber lo que pasa dentro de su cabeza, entonces merécelo..." ―Que te jodan, Joey “el lanzador”―balbuceé, quitándome las mantas del cuerpo―Yo lo merezco―Dejé caer los pies al suelo, me agarré a la barra de suero y me puse de pie. Cada músculo de mi cuerpo protestó dolorosamente por el movimiento, pero lo forcé y me tambaleé hacia la puerta. ―¡Johnny! ―exclamó mamá cuando me encontró en el pasillo unos minutos después. Llevaba dos vasos de plástico en las manos y me miraba con cara de horror―¿Qué haces fuera de la cama, amor? ―Tengo que irme a casa―gruñí, arrastrando conmigo la vía intravenosa mientras mostraba el culo al mundo con la bata de hospital de tela sujeta sólo por mis anchos hombros―Ahora mismo, mamá―añadí, mientras me apartaba

CHLOE WALSH

29

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 de la pared contra la que había estado apoyado temporalmente, ignoraba el dolor punzante que me recorría el cuerpo y avanzaba torpemente por el pasillo―Tengo que irme. ―¿Irte? ―Me espetó mamá―Acaban de operarte―Apresurándose a interceptarme, mamá me puso las manos en el pecho y me miró fijamente―No vas a ir a ninguna parte. ―Sí que voy―Sacudí la cabeza e intenté esquivarla―Vuelvo a Cork. ―¿Por qué? ―Preguntó mamá, que una vez más interceptó mi movimiento y bloqueó mi camino―¿Qué pasa? ―Algo va mal―le dije, sintiéndome mareado y aturdido―Shannon. ―¿Qué? ―La preocupación brilló en los ojos de mamá―¿Qué le pasa a Shannon? ―No lo sé―espeté, sintiéndome agitado e impotente―Pero sé que algo va mal―Frunciendo el ceño, intenté ordenar mis pensamientos, dar sentido a lo que sentía, pero sólo conseguí que se me ocurriera―Tengo que ayudarla. ―Cariño, son las medicinas―respondió, mirándome con esa jodida mirada comprensiva―No te sientes tú mismo. Negué con la cabeza, completamente perdida. ―Mamá―balbuceé con voz ronca―Te digo que algo va mal. ―¿Por qué estás tan convencido? ―Porque...―Exhalando pesadamente, me desplomé contra la pared y me encogí de hombros con impotencia―Puedo sentirlo. ―Johnny, cielo, necesitas acostarte y descansar. ―No me estás escuchando―gruñí―Lo sé, mamá. Maldición, yo lo sé, ¿de acuerdo? ―¿Qué sabes? Me hundí en la rendición.

CHLOE WALSH

30

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―¡No sé lo que sé, pero sé que debería saberlo!―Frustrado y confuso, solté―¡Pero ella lo sabe, y yo lo sé, y ella no me lo dice,pero te juro que todos lo saben, joder, mamá! ―Está bien, cariño―me dijo mamá, rodeándome con el brazo―Te creo. ―¿En serio? ―balbuceé, sintiéndome somnoliento, pero ligeramente saciado―Gracias a Dios, porque aquí nadie me escucha. ―Claro que te creo―contestó, dándome una palmadita en el pecho mientras me llevaba a mi habitación―Y yo siempre te escucho, cariño. ―¿En serio? ―Mmm-hmm. ―Odio que me mientan, mamá―añadí, apoyando demasiado peso en su delgado cuerpo―Y ella siempre me miente―Mi nariz se crispó y apreté los labios, tratando de luchar contra el entumecimiento de mi cara mientras un olor familiar me llegaba por las fosas nasales―Me gusta el olor que desprendes, mamá―Volví a aspirar el aroma―Huele a casa. ―Jean Paul Gautier―respondió mamá, empujando la puerta de mi habitación hacia dentro―El mismo que llevo siempre. ―Huele bien―coincidí, asintiendo para mis adentros, mientras mamá me arrastraba de vuelta a mi habitación. ―Me alegro de que lo apruebes―se rió mamá. ―¿Qué se supone que tengo que hacer ahora? ―Fruncí el ceño hacia mi cama, observando a través de una bruma borrosa cómo mi madre retiraba las sábanas y palmeaba el colchón―¿Dormir? ―Sí, se supone que tienes que irte a dormir, amor―me animó mamá, con tono persuasivo―Todo estará mucho más claro por la mañana. Arrugué la nariz―Tengo hambre. ―Duérmete, Jonathon.

CHLOE WALSH

31

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Ya no me gusta Dublín―refunfuñé, dejándome caer de nuevo en la cama―Me están matando de hambre en este sitio―Cerré los ojos y hundí el cuerpo en el colchón―Y todas esas malditas drogas. Volví a sentir las sábanas sobre mi cuerpo y un suave beso en la frente. ―Duérmete, cielo. ―Papá―murmuré, quedándome dormido―Odio esa palabra.

CHLOE WALSH

32

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 CAPÍTULO 3

Sigue Respirando

―Shan, ¿puedes oírme? ¿Joey? ―Estoy aquí. No puedo verte. Sentí una mano deslizarse en la mía―Quédate conmigo, ¿de acuerdo? Tengo miedo. ―Por favor, no me dejes. No quiero. ―Ya casi llegamos, Shan. ¿Casi a dónde? ―Sólo sigue respirando, ¿de acuerdo? No me dejes morir aquí, Joey. ―¿Está respirando? Aoife... ¿está respirando, cariño? Por favor... ―No lo sé, Joe... hay mucha sangre. ¡Ayúdame! ―Sólo ayúdala...―solloza―¡Maldición, haz que respire! No quiero morir...

CHLOE WALSH

33

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 CAPÍTULO 4

Arrojando Penes Y Noticias

Cuando me desperté el lunes por la mañana, fue con la cabeza despejada y un tsunami de dolor. A pesar del dolor que sentía, sabía que no iba a quejarme. No cuando había una alta probabilidad de que me inyectaran de nuevo, los analgésicos líquidos que circulan por las venas son una pesadilla. En serio, desde que me habían operado había estado casi todo el tiempo en la cama, drogado como la mierda, porque cada vez que un maldito médico oenfermera me examinaba, consideraba necesario pulsar el puto botón conectadoa la vía que tenía en la mano e inyectarme más de esa locura en el organismo. Según el equipo de médicos con el que me había reunido esta mañana, aparte de los agujeros que tenía en el cuerpo a causa de la operación, el sábado había estado tan angustiado y poco colaborativo, tirando de los cables e intentando salir del hospital, que había sido más seguro mantenerme parcialmente sedado para que pudiera descansar y curarme. Mis padres y Gibsie habían estado entrando y saliendo todo el fin de semana, visitando a mi enloquecido culo, pero yo había estado completamente fuera de mí, despotricando como un loco demente, gritando sobre padres y balones de rugby. Sí, eso fue vergonzoso y agradezco no poder recordarlo.

CHLOE WALSH

34

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Sintiéndome consciente por primera vez en más de cuarenta y ocho horas, me incorporé, ignoré el dolor punzante en los muslos y cogí el teléfono de la mesilla de noche. Por suerte, alguien había tenido la sensatez de cargarlo por mí. Ignorando el plato de comida que las enfermeras me habían dejado en la bandeja de la cama, parpadeé para quitarme el sueño de encima y miré el millón de llamadas perdidas y mensajes de texto que había recibido desde que mi vida se desmoronó el viernes por la noche. Cuatro llamadas perdidas y un mensaje de voz del entrenador Dennehy. Jesús... Me estremecí al pensar en lo que tenía que decirme. Decidí no ser masoquista y seguí adelante, revisando los demás. Tres mensajes de Feely. Cinco llamadas de Hughie. Un par de docenas de mensajes en el grupo de texto de los chicos de la Academia. Un millón más de los chicos de la escuela. Mi fisioterapeuta. Uno de Scott Hogan, uno de mis amigos en Royce. Mi terapeuta. Varios más de los chicos con los que jugaba en el club de Ballylaggin. Muchos más de números desconocidos, o números que no tenía guardados en mi lista de contactos. Dos del Sr. Twomey, el director de Tommen. Una del entrenador Mulcahy. Siete mensajes y doce llamadas perdidas de Bella. ―Maldita Bella―Frustrado, ignoré los mensajes de voz y leí los innumerables mensajes de bienvenida, borrando cada uno a medida que avanzaba hasta que me quedé con la pantalla en blanco. Nada de Shannon. Ni un mísero mensaje de texto. Ella no tenía teléfono, pero Joey sí y tenía mi número. Cabreado, me desplacé por mis contactos, encontré el nombre de Joey “el

CHLOE WALSH

35

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 lanzador” y pulsé llamar. La rabia dentro de mí aumentaba con cada llamada que quedaba sin respuesta. Cuando me conecté a su buzón de voz, sentí que estaba a dos segundos de explotar. Drogado o no, sabía que le había llamado al menos una docena de veces durante el fin de semana -de eso me acordaba- y que me ignorara no me sentaba nada bien. ―Joey―Agarrando el teléfono con más fuerza de la necesaria, me esforcé por mantener un tono neutro a pesar de que me salpicaba la ira―Necesito hablar con ella…―Me importaba una mierda cómo interpretara esto. Yame importaba un carajo lo que pensaran los demás. Tenía una sensación molesta en la boca del estómago, una que ninguna cantidad de sueño o medicamentos hospitalarios podría disipar―Escucha...―Cerrando los ojos, intenté ser diplomático y fracasé estrepitosamente―Sé que está pasando algo malo― «Bien dicho, Johnny» ―Parece una locura. Lo sé, de acuerdo. Pero tengo este terrible presentimiento― «Jesús, estaba mal de la cabeza»―Shannon me dijo algo, o soñé que me decía algo, pero se me quedó grabado en la cabeza y no puedo... mira, ya ni siquiera estoy seguro, pero necesito hablar con ella. Necesito aclarar algunas cosas, ¿sí? Así que contesta a mis putas llamadas... Un pitido sonó en mi oído, haciéndome saber que se me había acabado el tiempo. ―Imbécil ―refunfuñé, y dejé caer el teléfono sobre mi regazo para estremecerme de dolor al contacto. Con cuidado, quité el teléfono y lo coloqué de nuevo en la mesita de noche antes de levantar las sábanas, quitarme la bata de hospital y echar un primer vistazo sobrio y lúcido a los daños. Hmmm... Incliné la cabeza hacia un lado, estudiándome, no estaba mal. Las caderas, los dos muslos y la ingle estaban hinchados, feos y magullados, con vendas cubriendo las partes que me habían abierto, pero mis

CHLOE WALSH

36

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 tres partes favoritas del cuerpo seguían de una pieza, por así decirlo. Mi polla estaba allí y mis pelotas le hacían compañía. Fruncí el ceño y me estudié, sintiéndome extrañamente violado por el hecho de que alguien me hubiera afeitado las pelotas sin permiso, pero decidí no enfadarme por ello. Estaba luciendo una impresionante semi-erección, probablemente debido a la excitación de seguir de una pieza, así que me lo tomé como una victoria. Gracias, Dios. Volví a taparme, exhalé un suspiro de alivio y atraje hacia mí la bandeja cargada de comida, sintiendo que mi apetito volvía con fuerza. «Estás bien -continué repitiéndome mentalmente mientras devoraba un trozo de carne-, te curarás, volverás al campo y todo irá bien» Pero no lo estará, siseó una vocecita en el fondo de mi cabeza, y ya sabes por qué. Comiéndome con furia otra porción de carne, seguí pensando y reflexionando sobre cada momento que había pasado con Shannon Lynch, desde el día en que la noqueé con mi pelota hasta el momento en que la eché de esta habitación. Supuse que era un mecanismo de supervivencia. Evitar mis sentimientos sobre mi inminente rehabilitación y la perspectiva de perder la selección sub20. Ahora mismo no podía pensar en el rugby. Si lo hacía, era muy probable que me diera un ataque, así que me concentré en Shannon Lynch, obsesionándome con cada pequeño, minúsculo e insignificante detalle hasta que estuve seguro de que iba a explotar. «Algo anda mal y lo sabes, abre tu puta mente y piensa» Dejé caer el tenedor y el cuchillo, aparté la bandeja y volví a coger el teléfono. Volví a marcar el número de Joey, aferré el teléfono y recé por una

CHLOE WALSH

37

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 respuesta. La angustia se estaba apoderando de mí hasta el punto de que no podía pensar en otra cosa que no fuera ella. Cuando me saltó de nuevo su buzón de voz, perdí el control. ―Escucha, imbécil, sé que recibes mis mensajes, así que puedes contestar a tu maldito teléfono o devolverme la llamada. No me rendiré hasta que hable con ella. ¿Me oyes? No me voy a ir a la mierda… ―Buenos días, cielo―canturreó mamá al entrar en mi habitación del hospital, interrumpiéndome de la conversación unidireccional que mantenía con el buzón de voz de Joey Lynch―¿Cómo está tu pene hoy? Dame fuerzas... ―Llámame―murmuré antes de terminar la llamada y mirar boquiabierto a mi madre. ―Te traje unas flores―continuó sin esperar respuesta, colocando unramo de no tenía ni idea de cómo demonios se llamaban en la encimera de mi cama―Has estado muy triste―Sonriendo, se acercó a mi cama y jugueteó con las mantas―Pensé que esto te animaría. ―¿Cómo está mi pene? ―Me agarré a las sábanas y me las subí hasta el pecho, sin confiar en que no me las quitara para comprobarlo―¿Crees que es normal preguntarle eso a tu hijo? Mamá se encogió de hombros―¿Preferirías que lo llamara pito, amor? Por Dios. ―Bueno, no tengo seis años, mamá, así que no, no lo preferiría―le dije, mirándola con recelo mientras revoloteaba al lado de mi cama―Y está bien. Mamá se mordió el labio―¿Estás seguro? ―Estoy seguro―Espeté, apartándole la mano cuando, como había previsto, intentó bajarme la manta―Dios, mamá, ya hemos hablado de esto antes. Tienes que empezar a respetar mis límites.

CHLOE WALSH

38

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Exhalando un suspiro, mamá se hundió en el borde de mi cama y me acarició la mejilla. ―¿Se lo enseñarás al menos a tu padre? ―Me lanzó una mirada sangrante―Estoy muy preocupada. ―No hay nada de qué preocuparse―refunfuñé―No pasa nada. Yo estoy bien. Nosotros dos estamos jodidamente bien, mamá. Estoy en un hospital, lo sabes. ―Sí, pero... ―Confía en mí, estoy bien―Le levanté el pulgar―Todo está bien, mamá. Mamá suspiró pesadamente― Sinceramente, no sé si volveré a confiar en otra palabra que salga de tu boca― Se mordió el labio y me lanzó esa horrible mirada de madre herida, la que siempre me cortaba profundamente, diseñada para hacer sentir a un hijo como un pedazo de mierda―Realmente me decepcionaste, Johnny. Cristo, retuerce el cuchillo, por qué no... ―Lo sé, mamá. Dios―«Y así fue»―Realmente lo siento―Sabiendo que no me dejaría ir hasta que me comprometiera, forcé―Así que, si te hace sentir mejor, le mostraré a papá cuando venga. Mamá sonrió, apaciguada, y yo me dejé caer sobre las almohadas, agradecida por haber esquivado aquella bala. ―¿Los médicos vinieron esta mañana? Asentí―Sí, vinieron a primera hora. Me miró expectante―¿Y? ―Me dejarán ir a casa por la mañana. ―¿Tan pronto? Puse los ojos en blanco―Ya pasaron tres días y no me operaron del

CHLOE WALSH

39

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 corazón. ―Lo sé, pero...―La preocupación aleteó en sus rasgos―Creo que deberías quedarte unos días más, amor. El descanso te hará mucho bien―Se inclinó hacia mí y me acarició la mejilla―Ya pareces mucho más descansado. Imagínate lo que podrían hacer por ti unos días más. ―Todo va a salir bien―le dije, sintiéndome como una mierda por poner una tensión innecesaria sobre sus hombros―Conozco las reglas. ―¿Pero las vas a seguir? ―murmuró en voz baja. ―No lo arruinaré―le dije, mirándola directamente a los ojos―No lo haré, mamá. Haré el reposo en cama, haré la rehabilitación, pero luego volveré. Se le desencajó la cara. Me armé de valor, sabiendo que no podía ceder ante sus ojos de cachorro. ―No creo que debas jugar más, Johnny. ―Voy a jugar, mamá―respondí en voz baja. ―No. ―Sí, mamá. ―Johnny, por favor. ―Voy a jugar. ―No soporto la idea de que vuelvas a hacerte daño. ―Mamá, esto es lo que voy a hacer―le expliqué, tratando de mantener mi tono suave―Sé que no es lo que habrías elegido para mí, pero es lo que elegí para mí, ¿de acuerdo? Soy bueno, mamá. Soy mejor que bueno. Esto es lo que estaba destinado a hacer con mi vida. No puedo no jugar porque tengas miedo de que me haga daño―Me encogí de hombros―Eso hasta puede pasar cruzando la calle. ―Pero no ocurrió cruzando la calle―replicó mamá―Todas las camas de hospital que has ocupado, y ha habido más de las que puedo contar con las dos

CHLOE WALSH

40

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 manos, han sido consecuencia directa de que jugaras al rugby―Sacudió la cabeza―No entiendo por qué te empeñas tanto en lesionarte. ―No tienes por qué entenderlo―respondí, sabiendo que no tenía ningún sentido intentar explicárselo cuando ella estaba empeñada en impedirme jugar―Sólo tienes que apoyarme. ―¿Por qué no pudiste dedicarte al golf? ―Mamá sollozó, dejando caer la cabeza entre las manos―Eres bueno en el golf, amor. O nadando, o jugando al tenis. Me acerqué y le di una palmadita en el hombro. ―Porque soy jugador de rugby. ―Oh, Johnny... ―Apóyame, mamá―dije ásperamente. Me senté derecho y la abracé torpemente―Y te prometo que te haré sentir orgullosa. ―Ya estoy orgullosa de ti, imbécil―resopló, apartándose las lágrimas―Y eso no tiene nada que ver con el maldito rugby. ―Es bueno saberlo―murmuré―¿Creo? ―Ya está bien de hacer llorar a tu madre―dijo mamá mientras forzaba una sonrisa y se levantaba―Dime cómo te sientes. ―Estoy bien―respondí, desconfiado de nuevo―Acabo de decírtelo. ―Emocionalmente―replicó,

empujándome

la

bandeja

con

mi

comida―Quiero saber cómo te sientes por dentro―Abrió una servilleta, la dejó en mi regazo y sirvió una taza de té de la tetera―Come, Johnny, cielo. Si no comes, no crecerás. ―Marcado―le dije, agarrando mi tenedor―Me siento jodidamente marcado emocionalmente, mamá. ―Cuida tu lenguaje―me regañó, dándome un golpe en la nuca con la mano izquierda que había estado esquivando como la maldita Matrix la mayor

CHLOE WALSH

41

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 parte de mi vida―Se te educó bien, no se te educó a rastras. Mordiéndome la lengua, me metí un trozo de carne en la boca y mastiqué con violencia. ―Buen chico―me elogió mamá, revolviéndome el pelo. «Dios mío, sálvame… Por favor, sálvame de esta maldita mujer...» ―¿Cómo está el hombre del momento? ―La voz familiar de Gibsie llenó mis oídos, dándome un respiro muy necesario de la mujer que revoloteaba a mi alrededor como un maldito helicóptero. ―Muy bien, amigo―respondí, clavando los ojos en el rubio imbécil que había sido mi mejor amigo y compañero de fechorías desde la infancia, de pie en la puerta de mi habitación del hospital. ―Buenos días, Gerard―dijo mamá alegremente―¿Has dormido bien, cariño? Te dejé una muda de ropa limpia en la puerta esta mañana...―Mamá hizo una pausa y echó un vistazo rápido a Gibsie antes de sonreír en señal de aprobación―Ah, qué bien, la has encontrado. El beige te sienta de maravilla, cielo. ―Lo hice, Mami K―respondió con una sonrisa melosa―Eres demasiado buena conmigo. Puse los ojos en blanco. ―Bueno, los dejo solos, para que se pongan al día―Presionando un beso en la parte superior de mi cabeza, mamá se acercó a la puerta, donde recibió un beso en la mejilla de Gibsie―Estaré en la cafetería si me necesitas. ―Me encanta esa mujer―anunció Gibsie cuando mamá se fue. Entrecerré los ojos―Los tenedores son buenas armas, ¿sabes? ―Es tan jodidamente... ―No te quedarán ojos en la cara si terminas esa frase―advertí, agarrando mis cubiertos como si fueran un arma.

CHLOE WALSH

42

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Gibsie se rió entre dientes―¿Cómo te encuentras? ―Como si me hubiera atropellado un camión el viernes por la noche―refunfuñé, bajando el tenedor. ―Así de bien, ¿eh? ―No empieces, Gibs―Relajando los hombros, cogí una salchicha y le di un bocado―Tengo un dolor de mierda y me siento como si no hubiera dormido en un mes. Hoy no estoy de humor. ―Bueno, al menos tu apetito sigue intacto―me ofreció, mirando el enorme plato de tocino, salchichas y tostadas que estaba devorando. ―No me juzgues―refunfuñé―Me llevé un navajazo en las pelotas por esto―Tragué un bocado de tocino y cogí otra porción―Me merezco la grasa. Hizo una mueca―Tienes razón. ―Sí―contesté―Lo sé. ―¿Y?

―me

preguntó,

mirándome

con

emoción

apenas

contenida―¿Dirías que ya recuperaste todos tus sentidos? Me encogí de hombros―Desgraciadamente. Gibsie asintió―¿Y tu corazón? Entrecerré los ojos―¿Qué pasa con él? ―¿No va a hacer pum, pum, puto pum hoy? ―No―respondí lentamente, sabiendo que de alguna manera me estaba metiendo en una trampa, pero sin saber cómo―Todo va bien. ―Excelente―respondió―Porque he estado acumulando más material del que puedo manejar. Me está quemando por dentro, amigo. En serio, no puedo dormir en la noche por la emoción. Esperar a que bajaras de la borrachera era como esperar la mañana de Navidad... y ya sabes cuánto me gusta la Navidad, Capi. Por el amor de Dios.

CHLOE WALSH

43

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Vamos―Agitando una mano, le indiqué que entrara―Acabemos de una vez. Claramente encantado de la vida, Gibsie entró en la habitación y no paró hasta sentarse a los pies de mi cama. Se aclaró la garganta y dijo―Antes de empezar, tengo que preguntarte dónde quieres que celebremos la despedida de soltero. Me quedé pasmado―¿Qué? ―Estaba pensando en Kilkenny―me explicó, con un tono ligero y lleno de humor―Pero podríamos hacerlo en Killarney si prefieres quedarte más cerca de casa. ―¿De qué mierda estás hablando? ―Bueno, es curioso que preguntes eso―Sonriendo, se acomodó en mi cama y empezó a soltarme más mierda de la que podía asimilar―Estás comprometido, o tal vez prometido. No estoy seguro de la terminología, aunque, según tú, ya estás casado. Le devolví la mirada―¿Cómo dices? ―Ay, amigo―Echó la cabeza hacia atrás y se rió―¿De verdad no te acuerdas? ―Mírame―Dejé caer el tenedor sobre el plato y me señalé la cara―¿Parece ésta la cara de una persona que sabe lo que está pasando? Mi respuesta sólo provocó que se riera más. ―Me encanta―rió, disfrutando plenamente de mi incomodidad―La espera ha merecido la pena. Este es el mejor día. ―Explícate, Gibs―solté, nervioso―Ahora, antes de que te clave una de estas malditas agujas en el brazo. ―Shannon―se rió―Vino conmigo a verte el viernes por la noche. ―Sí, lo sé―gruñí, frotándome la frente―Lo recuerdo perfectamente.

CHLOE WALSH

44

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―¿Y recuerdas la conversación que tuviste con ella? ―replicó, con los ojos bailando con picardía―¿En frente de todos los presentes? ―No―le dije―Todo lo de aquella noche es una nebulosa―Sólo recordaba pequeñas partes del sábado por la mañana. Partes en las que actué como un completo idiota con Shannon. Dejé que mi orgullo sacara lo peor de mí y la eché. Después de eso, perdí la cabeza y entré en pánico, exigí que me llevaran a casa. Mi dolor había sido tan severo que me habían dado suficientes medicamentos para noquearme―¿Qué hice? ―No es lo que hiciste―se rió―Es lo que dijiste. ―Gibs, lo juro por Cristo, si no me dices lo que está pasando... ―Amigo, le dijiste que estabas enamorado de ella―se rió, golpeándose la mano contra el muslo―Justo antes de pedirle que tuviera a tus hijos. Mis ojos se abrieron de par en par―¡No! Su sonrisa se hizo más grande―¡Sí! ―Por Dios, Gibs―siseé, con la voz más alta de lo normal―¿Por qué no me lo impediste? ―Porque era increíble―Riéndose, añadió―Creí que ibas a obligarla a firmar algo, estabas tan jodidamente inflexible al respecto. Dejé caer la cabeza entre las manos―¿Qué mierda pasa conmigo? ―Ni idea―se rió Gibs―Pero si tuviera que apostar, diría que estabas diciendo tus verdaderos sentimientos. ―¿De qué estás hablando? ―Me quedé boquiabierto, horrorizado―No quiero tener malditos bebés. Gibsie guiñó un ojo―Casi me lo creo. ―Basta―refunfuñé, reprimiendo un estremecimiento―Sabes que no. ―Se lo suplicaste. Me quedé con la boca abierta―No se lo supliqué.

CHLOE WALSH

45

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―¡Shannon, por favor, ten a mis bebés! ―imitó―Te lo suplico, Shannon. Haz crecer mis retoños y tócame la polla… ―Detente―le supliqué―Por favor. No me digas nada más. ―Le dijiste a la enfermera que era tu esposa―añadió sal a mis heridas diciendo―Le contaste a tu madre lo bonitas que eran sus tetas y cómo te morías de ganas de foll... ―Oh, Dios―dije, interrumpiéndolo antes de que pudiera arruinarme aún más la vida―Es por eso que me está evitando, ¿no? ―Pregunté, horrorizado―Probablemente piensa que voy a intentar dejarla embarazada a la primera oportunidad que tenga. ―Bueno, tu polla está trabajando ahora―añadió Gibsie, disfrutando de mi tormento―Un pequeño fragmento de información que decidiste anunciarle, semental. No me extraña que Joey no respondiera a mis llamadas. Si Shannon le contaba a su hermano la mitad de lo que yo aparentemente le había dicho, no había duda de que estaría esperándome en Ballylaggin con una vendetta y una maldita escopeta cargada. ―Estoy tan jodido―balbuceé, bajando la cabeza. ―No―Gibsie me dio una palmada en el hombro y me dijo―La chica también te quiere. Te lo dijo el viernes por la noche. Gemí fuerte, sintiendo vergüenza en lo más profundo de mi alma. ―Porque la obligué. ―No, lo dijo porque simplemente te quiere―me corrigió. ―Lo dudo―refunfuñé―Muy jodidamente dudoso, viejo. ―Escucha, Johnny, te lo voy a decir sin rodeos, amigo―añadió Gibsie, con un tono un poco más serio ahora―Te has pasado meses mintiéndote a ti mismo y a todos los demás sobre tus sentimientos. Era demasiado. Toda esa

CHLOE WALSH

46

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 frustración contenida tenía que salir de ti tarde o temprano―Encogiéndose de hombros, añadió―La anestesia y la morfina sólo facilitaron el proceso, te obligaron a decir la verdad. ―No lo estoy―negué, sabiendo que era inútil, pero sintiendo que necesitaba algo a lo que aferrarme―No quería decir nada de eso. Gibsie arqueó una ceja―No me mientas Mis hombros se hundieron en señal de derrota. ―Bueno, sí, lo decía enserio. ¿Ya estás contento? ―¿Tú lo estás? ―preguntó sin pestañear. ―¿Estoy qué? ―¿Feliz? ―No, no estoy feliz, Gibs―Le fulminé con la mirada―Mírame―exigí, dándome una palmada en el pecho para enfatizar―¡Estoy aterrado! ―¿Por tu polla? ―Mi polla, mis pelotas, la chica, el juego…―Hice una pausa y exhalé un aliento tembloroso―Estoy perdiendo la puta cabeza―Empujando la bandeja de distancia, me dejé caer sobre las almohadas y suspiré―Y estoy preocupado. ―Comprensible―estuvo de acuerdo―Pero vas a estar bien… ―Por ella―reiteré con un gruñido dolorido―Estoy preocupado por ella Gibs. ―¿Por qué? ―Me dijo algo la otra noche―admití, sintiéndome perdido―Y no puedo recordarlo―Pasándome una mano por el pelo, le confié a mi mejor amigo las dudas que tenía―Era algo sobre su papá―Hice una mueca e intenté recuperar el recuerdo, pero seguía flotando fuera de mi alcance. Frustrado, dejé escapar un suspiro―Creo que...―Me detuve en seco y me pellizqué el puente de la

CHLOE WALSH

47

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 nariz, sabiendo que una vez dicho, no podría retractarme. ―¿Crees? ―Gibsie me animó. ―Esto queda entre nosotros―le advertí. Asintió con la cabeza―Siempre, amigo. Solté otro suspiro, me senté y me eché el pelo hacia atrás con ambas manos, sintiéndome inquieto e intranquilo. ―He estado viendo cosas―empecé lentamente, observándolo con atención, poniendo a prueba su lealtad, aunque sabía que no tenía por qué hacerlo. ―¿Gente muerta? ―¡Vete a la mierda! ―Bien,

bien,

lo

siento―me

persuadió,

suavizando

sus

facciones―Cuéntame. Lo miré fijamente, esperando a que su rostro se vaciara de diversión antes de continuar. ―Sobre ella. Sus cejas se fruncieron―¿Sobre ella? Dejé caer las manos sobre el regazo y me moví con inquietud. ―En su cuerpo―Culpable, levanté la vista hacia él y solté―Demasiadas cosas que han ocurrido, demasiadas veces y son demasiadas coincidencias como para explicarlas como un accidente. Los ojos de Gibsie se entrecerraron al darse cuenta. ―¿Cosas como moretones? Asentí lentamente. ―¿Dónde? ―En todas partes―Solté un suspiro dolorido―Por todo su cuerpo, Gibs. ―Mierda.

CHLOE WALSH

48

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Al principio, pensé que estaba siendo intimidada de nuevo…―Hice una pausa y arrugué la nariz, sintiéndome como un pedazo de mierda por romper su confianza, pero esto me estaba carcomiendo―Lo pasó muy mal en BCS, Gibs. Una época jodidamente mala, amigo. Así que lo arreglé, o al menos eso pensé, pero... ―¿Pero? ―Pero sé que es más que eso, Gibs. Sé que estoy sonando como un loco, pero esto es real para mí. Sé que está pasando algo. Recuerdo que me dijo algo la otra noche…―gruñí, furioso conmigo mismo por no retener la pieza crucial del rompecabezas. Porque en el fondo sabía que me estaba perdiendo algo de vital importancia―Y ahora creo que lo he descubierto. ―¿Lo has descubierto? ―Gibsie preguntó, sonando más serio de lo que nunca le había oído hablar―¿Tienes un nombre? Asintiendo lentamente, le miré a los ojos, rogándole que no me juzgara por decir lo que estaba a punto de decir. Cabía la posibilidad de que estuviera equivocado, una posibilidad enorme, colosal, del tamaño del Gran Cañón, pero no lo creía, y el riesgo merecía su seguridad. ―Creo que es su padre, Gibs―Tragándome mi incertidumbre, miré a mi mejor amigo directamente a los ojos y le dije―Creo que el padre de Shannon abusa de ella. Yo era matemático por naturaleza y el denominador común en todos los problemas que intentaba resolver en relación con Shannon Lynch era su padre. Ella dijo padre, ella me lo dijo, sabía que lo había hecho. Me dijo algo sobre su maldito padre, sólo que no podía estar seguro. Durante días, mi mente dio vueltas, repasando cada conversación que había tenido con ella, tratando de encontrar algo que sabía que me estaba perdiendo. No importaba lo que hiciera o lo mucho que lo pensara, mi mente

CHLOE WALSH

49

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 seguía volviendo a aquel primer día, a la conversación que mantuvimos cuando ella sólo era semiconsciente de lo que decía: ―Aquí―Pasé el dedo sobre la vieja marca―¿De qué es esto? ― Mi papá―respondió, exhalando un fuerte suspiro. ―Mi padre me va a matar―continuó diciendo entrecortadamente, agarrándose la falda rota―Mi uniforme está arruinado. ―Johnny―gimió y luego hizo una mueca de dolor―Johnny. Johnny. Johnny. Esto está mal... ―¿Qué? ―Le insistí―¿Qué está mal? ―Mi papá―susurró.

Si me equivocaba, y había muchas posibilidades de que así fuera, nunca me lo perdonaría. Me imaginé que ya estaba en la cárcel por la forma en que me comporté, pero acusar a su padre de abusar de ella era lo último que faltaba. «Probablemente ya te has jodido a ti mismo también, Johnny, muchacho...» Joder. Estaba perdiendo la maldita cabeza mientras mi cerebro maquinaba los pensamientos más depravados, repugnantes, inhumanos e inducidos por las drogas. ¿El padre de Shannon le estaba haciendo daño? ¿Estaba haciendo el ridículo? Me avergonzaba pensar lo que pensaba, pero estaba ahí, en mi cabeza, alto y orgulloso, y me estaba volviendo loco de ansiedad. ¿Abusaba de ella? ¿Era eso lo que estaba pasando? No conocía al tipo, pero seguramente su hermano o su madre habrían intervenido. Conocí a la

CHLOE WALSH

50

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 madre de Shannon una vez, aunque no fue el encuentro más amistoso, pero la mujer parecía querer de verdad a su hija. Tenía buen aspecto, sana y embarazada. Su hermano era fuerte y estaba en forma. Sus otros hermanos eran prácticamente bebés. Y eso dejaba al padre. ―Maldición―Gibsie sacudió la cabeza―Esa es una gran acusación, Johnny, amigo. ―Lo sé―gemí, sintiéndome completamente asqueado―Y sé que, si me equivoco, entonces estaré abriendo una enorme caja de Pandora, pero es que...―Sacudí la cabeza y apreté los puños―No puedo sacármelo de la cabeza. Creo que eso es lo que me pasó―añadí―Por eso perdí la cabeza todo el fin de semana. Intentaba volver a casa con ella, Gibs. Porque tengo miedo por ella―Me encogí de hombros, sintiéndome impotente―Sé que es una corazonada, pero no puedo quedarme de brazos cruzados, Gibs. No puedo ignorar esto o fingir que no está pasando. Algo le está pasando y no estoy dispuesto

a

quedarme

de

brazos

cruzados―Exhalé

un

suspiro

entrecortado―Significa demasiado para mí como para esconderlo debajo de la alfombra. Aunque me equivoque, vale la pena comprobarlo, ¿no? Es lo que hay que hacer, ¿no? ―Sólo dame un minuto para procesar esto―Inclinándose hacia delante, Gibsie se presionó las sienes con los dedos―Esto es mucho para asimilar, amigo. Ni me digas. Mientras tanto, no podía quedarme quieto. El dolor me consumía, pero mis pensamientos eran peores, me atormentaban hasta el punto de convertirme en un inquieto manojo de nervios y ansiedad. Algo iba mal, lo presentía.

CHLOE WALSH

51

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Tengo que irme―anuncié, sin ganas de esperar a que procesara una maldita cosa―Hablo en serio, Gibs. Tienes que sacarme de aquí, amigo. Necesito ir a casa y comprobarlo. ―No puedes salir del hospital por una corazonada―replicó Gibsie, mirándome con dureza―Por Dios, Johnny, ni siquiera puedes andar sin ayuda. ¿Cómo propones que te lleve a escondidas a Cork? ¿Debajo de mi puto jersey? ―Algo le está pasando, Gibs―le dije, sintiendo mi corazón martillear contra mi pecho―Puedo sentirlo en mis huesos. ―Espera un segundo, tengo una idea...―Gibsie hizo una pausa, sacó el teléfono del bolsillo y pulsó unos botones antes de ponerlo en altavoz y dejarlo sobre la cama, entre nosotros. ―¿Diga? ―La voz de Claire llenó el silencio tras tres breves tonos. ―Osita Claire―contestó Gibsie, extendiendo una mano hacia mí, haciéndome un gesto para que me callara cuando abrí la boca para preguntarle qué demonios se creía que estaba haciendo. ―Gerard―El alivio llenó su tono al hablar―¿Estás bien? ¿Cómo está Johnny? Sin dejar de mirarme, Gibs ignoró sus preguntas y preguntó. ―¿Por qué no me lo dijiste? ―¿Decirte qué? ―preguntó Claire, sonando preocupada. ―Sobre el padre de Shannon. ―¡Qué mierda! ―grité, dispuesto a matarlo. ―Espera―me respondió, levantando una mano para retenerme―Confía en mí. ―¿De qué hablas? ―fue la vacilante respuesta de Claire. ―Sabes exactamente a qué me refiero―afirmó, tapándome la boca con una mano.

CHLOE WALSH

52

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Se lo contó a Johnny, ¿verdad? ―sollozó Claire―Oh Dios, y él te lo dijo a ti. El corazón se me paró en seco, todo mi mundo se derrumbó. Tenía razón. Tenía toda la puta razón. ―Sí, ella se lo dijo―dijo Gibsie, sonando furioso―Lo que quiero saber es por qué no se lo dijiste a nadie, Claire. ―No lo sabía con seguridad―se apresuró a decir, sonando devastada―Nunca me confirmó nada, pero todos los moratones... Sabía que le estaba haciendo algo. Tenía miedo, Gerard. Tenía miedo, ¿de acuerdo? Y entonces me golpeó como un maldito tren de carga. “―¿Quién te está lastimando, cariño? Yo lo arreglaré. ―Es un secreto. ―No lo diré. ―Mi padre.” Por instinto, cogí el móvil de la mesilla y me desprendí de las sábanas. Deslizándome fuera de la cama, cojeé hacia la puerta del baño con el 999 ya marcado. ―Johnny, ¿qué estás haciendo, viejo? ―Gibsie me llamó. ―Lo correcto―siseé, furioso. ―¿Hablamos primero con tu padre? ―preguntó. Bajó de la cama y se acercó a mí―Es el abogado, amigo, y no sabemos qué... Levanté una mano para alejar a Gibs, me llevé el teléfono a la oreja y me concentré en la voz de la operadora. ―999, ¿cuál es su emergencia? ―Mi novia está en peligro―siseé por la línea, perdiendo la lucha por controlar mis emociones―Sólo tiene dieciséis años. Es menor y necesita su

CHLOE WALSH

53

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ayuda. Vive en el 95 de Elk Terrace, en Ballylaggin, condado de Cork, ¿entendido? ¿Lo entendió? 95 Elk Terrace. Es muy pequeña, ¿de acuerdo? Jodidamente pequeña. No puede defenderse y yo no puedo llegar a ella...―Temblando de pies a cabeza, apoyé la frente en los fríos azulejos del baño, apreté la mandíbula y gruñí―Necesito que envíen a alguien a la casa de inmediato porque el bastardo de su padre le ha estado dando palizas de muerte.

―Bien―dijo Gibsie desde la puerta del baño cuando terminé la llamada. Cruzó los brazos sobre el pecho y me hizo un gesto de aprobación―Eres la definición del gato entre las palomas1. ―Dios, Gibs―Exhalando un suspiro entrecortado, me llevé la palma de la mano a la frente y siseé―¿Cómo no me di cuenta? ―Para ser justos, amigo, ¿cómo ibas a verlo? ―me dijo Gibsie con un suspiro―Mira a tus padres, Johnny. Diablos, apostaría dinero a que John nunca te ha levantado la mano. Cierto. ―Exacto―completó Gibsie, leyendo mis pensamiento―Es difícil imaginar que algo así ocurra cuando está tan fuera de la escala de lo normal para ti que es prácticamente incomprensible. ―No encajaba―le dije, luchando contra el enorme tsunami de culpabilidad que crecía en mi interior―Yo sólo... no vi esto en mi cabeza. ―Escucha, le envié un mensaje a tu papá―respondió―Está en camino, Johnny, amigo. Nos ayudará. ―Bien―respondí, con tono entrecortado, mientras trataba de recuperar

1

Se usa para referirse a alguien que realiza algún tipo de acción, normalmente de forma intencionada, que provoca una alteración que hace que las personas se enojen o alarmen en exceso.

CHLOE WALSH

54

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 el aliento y procesar esto―Voy a necesitar que lleve mi caso cuando me condenen por asesinato. ―¿Crees que me representará a mí también? ―preguntó Gibsie. Encogiéndose de hombros, añadió―Cuando te embarcas en el infierno, siempre es bueno tener un compañero.

CHLOE WALSH

55

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 CAPÍTULO 5

Soy Tu Hermano

Cuando volví a abrir los ojos, lo primero que asaltó mis sentidos fue la luz del sol que entraba por la ventana, mezclándose con el sonido de los monitores que pitaban y trayendo consigo un latido en mi cerebro. Golpe. Golpe. Golpe. Confusa, busqué a Johnny, pero no encontré nada. No estaba. Presa del pánico, palmeé el colchón, girando la cabeza de un lado a otro mientras intentaba localizar al Sr. y la Sra. Kavanagh o a Gibsie. ―Hey... Hey, todo está bien―Una mano grande rodeó la mía―Estoy aquí. ―¿Joe? ―Murmuré ansiosamente, sintiendo mi corazón acelerarse a cien millas por hora, mientras lo buscaba desesperadamente―¿Joe? ―Shh,

cálmate―respondió

una

voz

masculina

vagamente

familiar―Estoy aquí, Shannon. Rechazando la voz del desconocido, sacudí la cabeza y me llevé la mano a los cables de la nariz. ―¿Joey? ―balbuceé, con la voz que no pasaba de un ronco susurro. Tiré de los cables y respiré hondo, jadeando en busca del preciado aire, algo que mi

CHLOE WALSH

56

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 cerebro me exigía que hiciera. En cuanto lo hice, el dolor me recorrió todo el pecho y grité, llevándome las manos automáticamenteal costado. ¿Mi costado estaba vendado? Sobresaltada por el contacto, tiré de la bata que me cubría y descubrí un vendaje blanco atado entre el lado izquierdo de la caja torácica y el pecho. ¿Qué demonios me estaba pasando? ―Oh Dios, Joey... ―Relájate―Una mano se acercó a mi barbilla y cerré los ojos, con el cuerpo de piedra en la cama, mientras el miedo se apoderaba de mí―Respira lentamente. Relájate, es un toque suave, registré lentamente, pero ya no podía estar segura de nada. Luchando por mantener el control y no dejar que el pánico me consumiera, respiré lenta y pausadamente, estremeciéndome cuando el pecho me ardía en señal de protesta. La cabeza me latía tan fuerte que parecía que me iba a estallar. Levanté la mano libre para sujetarme la frente, pero me quedé paralizada cuando mis dedos rozaron lo que parecía una gasa en la mejilla. Y entonces me acordé. De papá. El pavor se apoderó de mi corazón y el pulso me subió erráticamente, mientras los recuerdos de mi padre pegándome, pegando a Joey, golpeando a Tadhg, haciendo daño a mamá, llenaban mi mente de golpe. ¿Estaba aquí? ¿Estaba cerca? ¿Estaba en problemas? ―No pasa nada―siguió diciendo la voz, con un tono suave y tranquilizador―Estás en el hospital, pero ahora estás a salvo, ¿entiendes? Nadie va a hacerte daño. «Ahora estás a salvo…»

CHLOE WALSH

57

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Me entraron ganas de reírme de aquella promesa vacía, palabras, sólo eran simples palabras. De mala gana, abrí los ojos y me quedé inmóvil, con el corazón helado, mientras miraba al hombre que me miraba desde arriba. ―Hola, pequeña―dijo, con voz familiar y cálida como una mañana de Navidad―Ha pasado mucho tiempo. No respondí. No podía. Me limité a mirarle fijamente. Exhalando un suspiro tembloroso, me soltó la barbilla y volvió a cogerme la mano. Rápidamente la aparté, no quería que me tocara. No quería tener nada que ver con su tacto. ―¿Dónde está Joey? ―pregunté cuando por fin recuperé la voz. No sonaba como si me perteneciera. Estaba quebrada y ronca, pero las palabras salían de mis labios, así que continué― Necesito hablar con Joey―Necesitaba saber qué debía decir si alguien me preguntaba qué había pasado. No sabía la historia―¿Está aquí? ―Quitándome de encima las mantas que me sujetaban a la cama, me subí lentamente por el colchón hasta que mi espalda quedó alineada con el cabecero metálico y respiré otra vez con dolor. Ignorando el fuego en mi pecho,

miré

alrededor

de

la

luminosa

habitación,

cautelosa

y

temerosa―Necesito a Joey, por favor. ―Shannon, tienes que calmarte... ―Necesito a Joey―le dije, apartándome cuando intentó tocarme. ―Estoy aquí, Shannon―Unos ojos azules tan parecidos a los míos me imploraron que entender algo que yo nunca podría―Volveré a casa. Para siempre. ―No me importa―dije, con la voz vacía de toda emoción, mientras luchaba con mi ansiedad―Necesito a mi hermano.

CHLOE WALSH

58

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Yo también soy tu hermano―dijo tristemente. ―No―Negué con la cabeza, refutando sus afirmaciones―Nos dejaste allí. Tú no eres mi... ―¡Shan! ―La voz de Joey llenó mis oídos, seguida por el sonido de una puerta golpeando fuertemente― Te dije que te mantuvieras jodidamente alejado de ella―Entrando en la habitación rápidamente, Joey apartó a Darren del camino y se sentó en el borde de mi cama― Acaba de despertarse, imbécil―añadió, con las rodillas inquietas mientras manipulaba las mantas alrededor de mis pies, cubriéndome las piernas desnudas― Lo último que necesita es otro puto drama. ―Joe―Mis

manos

salieron

disparadas,

sujetando

su

brazo

tembloroso―¿Qué está pasando? En el momento en que mis ojos se posaron en su cara, dejé escapar un sollozo de dolor. La piel debajo de sus ojos estaba negra y azul, su nariz estaba claramente rota de nuevo, y su labio inferior roto e hinchado. ―Oh, Joe―Levanté la mano y le aparté el pelo de la cara, revelando dos ojos inyectados en sangre con las pupilas tan dilatadas que el verde de sus ojos estaba casi ausente. El miedo me envolvió. Sabía lo que representaban esos ojos inyectados en sangre y ennegrecidos, y no era una de las palizas de nuestro padre. Representaba algo mucho peor, algo que yo creía que él había controlado el año pasado―Dime que no... ―No te preocupes por eso―se apresuró a decir, con tono ronco, mientras me cogía la mano y la volvía a dejar sobre mi regazo―Estoy bien. No, no estaba bien. Él estaba drogado. ―Estoy bien, Shannon―repitió Joey, lanzándome una mirada que me decía que lo olvidara.

CHLOE WALSH

59

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Juntando las manos, permanecí en silencio, tragándome un millón de palabras sin pronunciar que se unirían a las demás que supuraban en mi interior. ―¿Qué está pasando? ―Estás bien―dijo Joey, girándose para mirarme, prestándome toda su atención―Llevas dos días recuperando y perdiendo el conocimiento. Los médicos te dieron algo para que pudieran ponerte el…―sus palabras se interrumpieron

y

agitó

las

manos,

temblando

de

pies

a

cabeza―El...―pasándose las manos por el pelo, sacudió la cabeza, y chasqueó los dedos― Joder, no me acuerdo de las palabras. ―Te trajeron al hospital el sábado por la noche―explicó Darren con un tono de voz mucho más tranquilo―Hoy es martes, Shannon. Llevas unos días recuperando y perdiendo el conocimiento. ―Sí, por mí―gruñó Joey, con los hombros rígidos―Ella fue traída aquí por mí. ¿Dónde carajo estabas, Chico de Oro? ―Te trataron por una conmoción cerebral grave y un neumotórax traumático―siguió explicando Darren, ignorando los comentarios de Joey―Estabas bastante golpeada cuando llegaste aquí. Te dieron algunos puntos en la mejilla para cerrar un corte y algunas costillas magulladas. ―Costillas magulladas―se burló Joey burlonamente―Abre los ojos, Darren. Tiene moratones por todas partes. ―¿Qué demonios te pasa, Joey? ―preguntó Darren, mirando a mi hermano con los ojos entrecerrados―¿Estás drogado? ¿Es eso? ¿Has tomado algo? ―Sí, me dieron algo―respondió Joey, volviendo su rabia contra Darren―Me dieron un montón de putas palizas. Eso es lo que tomé, imbécil. ―Joe, relájate―Ansiosa, puse una mano sobre la de Joey para calmarlo y miré a Darren―¿Qué significa un neumotórax traumático?

CHLOE WALSH

60

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Significa que ese bastardo te pateó tan fuerte que te colapsó el pulmón―completó Joey, temblando de rabia―Significa que tuvieron que meterte un putotubo por el cuerpo para ayudarte a respirar. ―Oh, Dios―con pánico, miré mi cuerpo y gemí―¿Estoy bien?―Puse una mano temblorosa sobre la herida―¿Es grave? ―No es grave―se apresuró a consolar Darren―No te han operado; han podido aliviar la presión y ayudarte a respirar introduciéndote un pequeño tubo en tu... ―¿No es grave? ―Joey exigió―¿Me estás tomando el pelo? ―Joey―gruñó Darren―Cálmate. ―¿Hay un agujero? ―pregunté, asomándome por debajo de la bata―¿Todavía está dentro de mí? ―No, Shannon―me tranquilizó Darren―Te lo quitaron ayer por la mañana. Te han hecho radiografías y tomografías. Todo está bien, ¿de acuerdo? Asentí, entumecida. ―Pero estarás dolorida un par de semanas―añadió con una mueca―Y estás con un tratamiento de antibióticos para prevenir infecciones―Sacudiendo la cabeza, Darren añadió―Las enfermeras te lo explicarán todo mejor que yo. ―¿En serio? ―espetó Joey―Creí que eras genial en todo. ―Lo que sea que te hayan recetado para el dolor, considéralo prohibido―gruñó Darren, fulminando a Joey con la mirada―Estoy acabando con esto. Joey se rió―¿Paracetamol? ―No engañas a nadie―replicó Darren, con tono uniforme. ―¿Por qué estás aquí? ―le pregunté, sintiendo el pánico alojarse en mi pecho.

CHLOE WALSH

61

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Estoy aquí para ayudar, Shannon―respondió Darren―Estoy aquí para cuidar de todos ustedes―Lanzó una mirada en dirección a Joey y suspiró―Incluso a ti. ―No me hagas ningún favor―espetó Joey. ―¿Por

―Juntando

qué?

las

manos,

exhalé

lentamente

y

pregunté―¿Cómo supiste lo que pasó? ―Mamá lo llamó―respondió Joey, lanzando otra mirada amenazadora en dirección a Darren―Al parecer, la zorra tenía el número del bastardo todo este tiempo―Su tono destilaba un venenoso sarcasmo―Nos mintieron, Shan. ¿Te lo imaginas? Darren

soltó

un

gemido

de

dolor―Vamos,

Joey,

no

digas

eso―Pellizcándose la frente, añadió―Es de nuestra madre de quien estás hablando... ―¿Nuestra madre? ―Joey rió sin humor, con los pies moviéndose inquietos―¿Tenemos una de esas? Joder, y yo que pensaba que las madres eran criaturas mitológicas como los unicornios, porque te aseguro que nunca conocí a una en carne y hueso. ―¿Estuviste en contacto con mamá todo el tiempo? ―le pregunté, tambaleándome―¿Durante cinco años y medio? ―Claro que sí―completó Joey antes de que Darren pudiera―No podía coger el teléfono para ver cómo estábamos, pero estaba en estrecho contacto con mamá querida. Darren sacudió la cabeza―Tienes que calmar la rabia, Joe. No te está beneficiando. ―Y tú no vuelvas a meterte en nuestras vidas y creas que puedes tomar decisiones―replicó Joey, temblando con lo que yo sabía que era ira apenas contenida―Esto no funciona así. No puedes irte, Darren, no puedes entrar y

CHLOE WALSH

62

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 salir de nuestras vidas. ¿Tomar decisiones? ―¿Qué decisiones? ―Hermano querido piensa que está a cargo ahora―Poniéndose en pie, Joey se paseó por la pequeña habitación, como un animal salvaje enjaulado―Cree que puede salir por la puerta, abandonarnos durante media década y luego volver con su llamativo coche y su abultada cartera e imponer la ley. Darren fulminó a nuestro hermano con la mirada. ―Eso no es justo, Joey. ―¿Qué esperabas, Darren? ―contraatacó Joey, fulminándolo con la mirada―¿Una fiesta de bienvenida? ¿Globos y pastel? ¿Regresas a la ciudad y crees que vamos a caer rendidos a tus pies porque nos salvas? ―Sacudió la cabeza y se burló―Te olvidaste de nosotros. Te largaste. Nos dejaste con ellos. Así que por lo que a mí respecta, puedes marcharte. Lo tengo controlado. ―No tienes una mierda, Joey―Darren espetó―Mírala. ―Mírate―replicó Joey, furioso. Aplaudiendo, añadió―Bonito puto traje, Darren. Tienes buen aspecto. Bien arreglado y bien alimentado. Bien por ti―Frunciendo el ceño, levantó una mano y se señaló a sí mismo y luego a mí―Felicidades por el éxito, hermano mayor. ―Tenía dieciocho años―susurró Darren, pasándose una mano por el pelo oscuro―No podía soportarlo. ―Sí, bueno, yo también tengo dieciocho años, imbécil―escupió Joey sin compasión―¿Y adivina qué? ―espetó Joey sin compasión―¡Me quedé! ―Entonces eres un hombre más fuerte que yo. ―No soy más fuerte que tú―refutó Joey, con la voz quebrada―Resulta que tengo conciencia.

CHLOE WALSH

63

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Detente―le supliqué, agarrándome la cabeza con las manos―Por favor, deja de pelear. No puedo soportarlo. ―Lo siento―Darren se pasó una mano por el pelo, claramente exasperado―¿Puedes bajar el tono por su bien, Joey? Tenemos que explicarle esto y pelearnos entre nosotros no va a ayudar. Joey sonrió y le mostró el dedo corazón a Darren, pero se las arregló para guardarse sus opiniones. ―Papá se ha ido, Shannon―explicó Darren en un tono tranquilo. Me invadió una emoción que se parecía sospechosamente a la esperanza. ―¿Se ha ido? ―No se ha ido―dijo Joey―Se está escondiendo, gran diferencia. Y ahí se fue mi esperanza. ―¿Puedes darle un descanso? ―Darren gruñó. ―¿Puedes

no

darle

falsas

esperanzas?

―Joey

contraatacó

acaloradamente―No le hará ningún puto bien a largo plazo. ―Por ahora―se apresuró a añadir Darren, lanzando una mirada de advertencia en dirección a Joey―La Policía lo encontrará y caerá por esto, chicos. Me aseguraré de ello. ―Claro que lo harás―se mofó Joey―San Darren al rescate―Torciendo el cuello de un lado a otro, tamborileó con los dedos sobre el colchón, claramente frustrado―El sistema judicial es un puto chiste en este país y todos lo sabemos. Incluso cuando lo encuentren, lo más probable es que le den libertad condicional, un tirón de orejas y una botella de whisky, cortesía de la asistencia social, por sus problemas, y te estás mintiendo si crees otra cosa. ―Ayer fui al juzgado con mamá―prosiguió Darren, ignorando los comentarios de Joey―Solicitamos una orden de seguridad contra él. Habrá una audiencia dentro de tres semanas, a la que se espera que asista, pero nos dieron

CHLOE WALSH

64

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 una orden de protección temporal contra él. No puede entrar en la casa, no puede tener contacto con ninguno de ustedes. ―Deberían condenarlo por intento de asesinato―espetó Joey. ―Estoy de acuerdo―respondió Darren―Yo también quiero que se vaya, Joe. Lo odio tanto como tú. ―Dudoso―se burló Joey―Muy jodidamente dudoso. Darren suspiró pesadamente―¿Quieres hacer esto, Joe? ¿Tener una competición sobre quién lo tenía más difícil? ¿O quieres volver a enderezar esta familia? ―No hay familia―contraatacó Joey acaloradamente―Eso es lo que te estás perdiendo. ―Seguimos siendo una familia―dijo Darren en voz baja―Y seremos una más fuertes si estamos todos unidos. ―Con ella―espetó Joey, con cara de verdadera angustia―Acaba lo que hayas empezado―exigió―Seremos “más fuertes” con ella―Joey sacudió la cabeza y se rió sin gracia―Qué puta broma. ―¿Dónde está? ―pregunté nerviosa. ―En casa con Nany y tus hermanos. Se me hundió el corazón. ―¿Por qué? ―¿Por qué? ―Darren frunció el ceño―¿Qué quieres decir con por qué? ―Quiero decir, ¿por qué sigue aquí? ―le pregunté, apretando las sábanas debajo de mí. ―¡Por fin! ―Joey coreó, levantando las manos―¡Por fin ¡alguien lo entiende! ―Ella es tan víctima como cualquiera de nosotros―dijo Darren lentamente―Sé que ahora no se sienten así, y lo entiendo perfectamente, pero

CHLOE WALSH

65

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 tienen que entender que ella ha pasado por... ―Mentira―se burló Joey―¡Una puta mierda, Darren! Ella no es una víctima. Es una facilitadora. Ella le permitió hacer esto―Señaló hacia donde yo estaba acostada―Ella es tan culpable de que Shannon esté aquí como él. ―Joey, vamos. ―No―Joey negó con la cabeza―Tal vez ella fue una víctima la primera vez que él le puso las manos encima. Diablos, tal vez las primeras diez. Le concedo eso. Era joven y tonta. ¿Pero veinticuatro años? ―Sacudió la cabeza―No, ella nos hizo esto, Darren. Ella tiene parte de culpa en esto. ―¿Alguna vez han pensado por qué somos tantos hermanos? ¿Por qué siguió teniendo hijos con ese hombre? ¿Por qué no se iba? ―espetó Darren, mirándonos a los dos―¿O por qué está tan mal de la cabeza? ¿No has pensado que quizá se quedó porque le aterrorizaba que cumpliera sus amenazas? Todos hemos oído el discurso de 'te mataré a ti y a los niños si me dejas' que le ha estado soltando... ¡desde que ella tenía quince años! Por el amor de Dios, ¡ese hombre se pasó dos décadas destrozándola y diciéndole que la mataría si lo dejaba! ¿No crees que eso podría haberle jodido la cabeza? ¿Alguna vez consideraste que ella estaba allí contra su voluntad? ¿Que tuvo hijos contra su voluntad? ¿Ser violada, golpeada y maltratada mentalmente hasta el punto de perder el contacto con la realidad? Ella tenía quince años cuando me tuvo y catorce cuando se quedó embarazada―añadió―Piénsalo un momento. Piensa en lo jodidamente asustada que debía de estar cuando la arrojaron a una vida con esemonstruo. No tiene madre ni padre que le enseñen el camino. Todo lo que teníaen el puto mundo era a él. ¡Era un bebé teniendo bebés y eso la destrozó! ―No quiero oírlo―ladró Joey―No voy a escuchar más excusas. ―¿Alguno de ustedes ha pensado alguna vez por qué ella nos puso voluntariamente en acogida? ―insistió Darren, con tono duro―Bueno, ¿lo han

CHLOE WALSH

66

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 hecho? ―Estaba enferma―se mofó Joey. ―Ella no estaba enferma―gruñó Darren―Intentaba alejarnos de él. Intentaba salvarnos de algo de lo que no podía salvarse a sí misma. ―¿Entonces por qué no nos dejó allí? ―Joey rugió―Quizá hubiéramos tenido una puta oportunidad de luchar. ―Ya sabes por qué―respondió Darren, temblando ahora―¡Lo sabes!―Respiró varias veces para calmarse antes de continuar―Ella tenía miedo de que te pasara a ti también. Estaba asustada y embarazada de Tadhg… ―¿Así que,

porque

te

violaron,

nos

trajeron a

casa

para

torturarnos?―Joey exigió―¿Es eso? ¿Dos males hacen un bien? Porque esa es una lógica jodida, si me preguntas. ―¡Joey! ―espeté―¡No lo hagas! ―Siento que le pasara eso―replicó Joey, temblando―Siento mucho que te pasara eso, Darren, de verdad. Pero me castigaron por ello―Agitó una mano entre nosotros―A todos nos castigaron. ―Está bien, Joe―le dije, desesperada por consolarlo―No te molestes. ―¡No está bien! ―me gritó―Jesucristo, debería habernos sacado de esa casa hace años. Debería haber avisado. Sabía que esto pasaría…―Se le quebró la voz y respiró con dificultad―Pero me metieron miedo... ¡me hicieron dudar de mí mismo! ―Miró fijamente a Darren―Me aterrorizaste haciéndome creer que vivir con él era mejor que lo que había ahí fuera―Sus ojos verdes se llenaron de lágrimas, pero las apartó―Pasé los mejores seis meses de mi vida con esa familia. Ella también...―me señaló con el dedo―Éramos felices con esa familia. Estábamos a salvo. Pero mamá y tú me convencieron de que había peligro, de que era más seguro estar en casa―Golpeándose la frente con la palma de la mano, siseó―Tenía seis años y me jodiste tanto la cabeza que ahora

CHLOE WALSH

67

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 no puedo confiar en nada. Ni siquiera puedo confiar en mis putos instintos. ―Tenía miedo de que te pasara a ti―dijo Darren con dificultad―Pensé que estaba haciendo lo correcto. Intentaba mantenerte a salvo... ―¡¿Aterrorizándome?! ¡Hiciste que te creyera y te fuiste! ―rugió Joey, temblando de pies a cabeza―¡Me hiciste confiar en ti! Tenía doce años y saliste por esa puerta y lo dejaste todo sobre mis hombros. ¡Y luego los llené de miedo a ellos! Les conté toda la misma mierda que tú me contaste, los llené de los mismos miedos y paranoias, porque era todo lo que yo sabía. ¡Y míranos ahora! ―Siento haberte dejado, Joe―Temblando, Darren bajó la cabeza―Pero tenía que irme... ―¡Sí, y yo siento haberte creído! ―Temblando violentamente, Joey siseó―No cometeré el mismo error dos veces. Hubo un largo rato de silencio antes de que Darren volviera a hablar. ―Miren―dijo bruscamente―No tengo todas las respuestas para ustedes, pero sé que no puedo darle la espalda a nuestra madre. ―Yo puedo―ofreció Joey escuetamente―Fácilmente. ―Por primera vez en su vida, se está defendiendo―dijo Darren―Está intentando hacer lo correcto por nosotros. No es una mala persona y los dos lo saben. Es una mujer asustada que deja que sus miedos tomen decisiones terribles por ella. ―Sus malas decisiones casi nos matan―replicó Joey―Pusieron a mi hermana en una cama de hospital. ―Nuestro padre puso a nuestra hermana en una cama de hospital―corrigió Darren―No dejes que tu ira nuble tu lógica, Joey. ―No voy a hacer esto―siseó Joey, levantando las manos―No lo voy a hacer. No voy a escucharte justificar sus razones para dejar que ese bastardo nos haga esto.

CHLOE WALSH

68

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Lo único que digo es que no todo es blanco o negro―replicó Darren antes de volverse hacia mí―La policía estará aquí más tarde para tomarte declaración. Necesitarás que mamá o yo estemos presentes contigo cuando eso ocurra. ―No―La ansiedad se agitaba dentro de mí, pudriendo todo lo que era bueno y puro hasta que no fui más que un lío tembloroso―No quiero hacer esto. ―Está bien―dijo Darren suavemente―Lo hablaremos y no tendrás de qué preocuparte. ―Puedo ser yo si quieres, Shan―intervino Joey―No tienen por qué ser ellos. ―Lo último que necesitas es estar cerca de policías en tu estado―gruñó Darren―¿Qué fue esta vez? ¿Estás de vuelta con… ―Me alegra oír que tus llamadas especiales con mamá te mantuvieron al tanto de la familia―espetó Joey―Lástima que no te contara los problemas reales que teníamos... oh, espera, probablemente lo hizo, y tú te limitaste a bloquearlo. Debe ser agradable tener una conciencia con un interruptor de apagado. La audición selectiva debe ser jodidamente fabulosa. ―Ya basta―gemí―Por favor. ―Hay una trabajadora social ahí afuera a la espera―anunció Darren, volviéndose hacia mí e ignorando obedientemente a Joey. Se tiró de la corbata azul y se desabrochó el botón superior de la camisa blanca antes de continuar―Tendrás que hablar con ella a solas, por supuesto, pero una vez que todos tengamos clara nuestra historia, debería ser bastante sencillo. ―¿Nuestra historia? ―Cualquier gramo de autocontrol al que Joey se hubiera estado aferrando se evaporó en el momento en que esas palabras salieron de la boca de Darren―¡A la mierda! ―Se puso en pie y empezó a caminar por la habitación―No más malditas historias―Se pasó una mano por

CHLOE WALSH

69

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 el pelo rubio, tiró de las puntas y gruñó―No más. ―No les estoy pidiendo que mientan―replicó Darren―Simplemente estoy diciendo que tenemos que unirnos en torno a mamá… ―Le estás pidiendo que omita la verdad―contraatacó Joey―Que omita las partes en las que mamá encubrió lo que nos hizo, en las que se quedó mirando. Donde no hizo nada. Y en mi mundo, una omisión de la verdad es una maldita mentira. ―Bueno, si quieren seguir juntos, entonces les sugiero que la acepten y se pongan con el maldito programa―bramó Darren, perdiendo la calma―Porque así es como los mantengo juntos, ¿de acuerdo? Si no la tenemos, si la ven como algo distinto de lo que es -una víctima de violencia doméstica que hizo lo que pudo por sus hijos-, entonces Shannon, Ollie, Tadhg y Sean podrían hacer las maletas ya. Y Dios sabe adónde los enviarán. Serán nuevas escuelas, nuevos hogares, nuevos amigos, nuevos malditos extraños. Si quieres eso, entonces adelante y pelea conmigo en esto, pero no tiene que ser así. Podemos hacer que esto funcione, chicos. ―No puedo―Joey se acercó y agarró el umbral de la ventana con tanta fuerza que me sorprendió que no lo arrancara―No puedo seguir haciendo esto―murmuró para sí mismo―No puedo seguir viviendo así. ―Joe―balbuceé―No pasa nada... ―No―se le quebró la voz―No, Shan―susurró, dándome la espalda―De verdad que no. ―Tenemos otro problema―añadió Darren, rompiendo la tensión palpable. Apartando los ojos de la espalda de Joey, volví a mirar a Darren. ―¿Qué? ―Johnny Kavanagh. Joey gruñó en lo que sonó como aprobación.

CHLOE WALSH

70

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―¿Qu-qué? ―Sacudiendo la cabeza, luché contra el tsunami de mariposas que intentaban salir de mi garganta―¿Qué tiene que ver Johnny con todo esto? ―El desgraciado se las arregló solo―murmuró Joey, dándonos la espalda―Debe valer la pena después de todo. ―Está

siendo

una

verdadera

molestia―Darren

confirmó

sombríamente―Llama a la comisaría, mañana, tarde y noche. Ha enviado cuatro coches de la policía a la casa desde ayer. ―¿Qué? ―Ahora sí que me agarré las sienes mientras la palpitación de mi cerebro amenazaba con matarme―¿Cómo lo sabe? ―No te preocupes, Shan. Es bueno que lo sepa―dijo Joey―Ya no tienes que mentir por esta gente. ―¿Puedes cerrar la boca? ―Darren estalló―Estoy tratando de arreglar esto y no estás ayudando. ―Porque esto no se puede arreglar―replicó Joey―Yo lo sé, Shannon lo sabe…Cristo, incluso Sean lo sabe, ¡y tiene tres años! ―No sé qué le has dicho a tu novio, Shannon, pero tienes que hacer que pare―afirmó Darren, volviendo a centrar su atención en mí―Está interfiriendo en algo de lo que no sabe nada. ―No le he dicho nada―respiré, con el corazón acelerado al pensar en Johnny―Y él no es mi... ―Estás hablando en vano si crees que mantendrás a su amigo callado―se burló Joey―No todo el mundo puede ser puesto en una jaula, Darren. ―¡Joey, por el amor de Dios, puedes dejar de hablar! ―gruñó Darren―Si no estás aquí para ayudar, entonces vete a casa. ―Bien, me iré―siseó Joey―Porque no voy a participar en esto―Girando sobre sí mismo, miró a Darren―Si quieres mentir y joder aún

CHLOE WALSH

71

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 más a estos niños manteniendo a esa mujer en sus vidas, entonces adelante, claramente no puedo detenerte, pero he terminado de ser un peón en este juego. He cumplido mi tiempo. ―No es un juego, Joey―gruñó Darren―Se trata de nuestras vidas. ―Entonces no quiero esta vida―exclamó Joey, con la cara enrojecida―Si así es como tenemos que vivir, entonces no quiero estar aquí. ―Joe... ―Te veré luego, Shan―Joey masculló antes de caminar hacia la puerta―Me voy. Me quedé congelada en la cama mientras Joey salía enfadado y dejaba que la puerta se cerrara tras él. No quería que se fuera. Quedarme a solas con Darren era lo último que quería que ocurriera, no porque le temiera, sino porque no le conocía. Ahora era un hombre; un hombre con el que, por el aspecto de su traje de diseñador y su reloj de aspecto caro, tenía muy poco en común. ―¿Qué eres ahora? ―pregunté, decepcionada conmigo misma por dejarme llevar por la curiosidad. Con la mano cubierta de cables, señalé su ropa―¿A qué te dedicas? Darren se reclinó en su silla y clavó sus ojos en los míos. ―Trabajo para una empresa internacional de informática―Se removió en la silla y volvió a tirarse de la corbata―Trabajo en la sucursal de Belfast. ―¿Así que es ahí donde has estado? ―Respiré, tragándome el dolor―¿Todo este tiempo y has conducido seis horas en coche? ―Sí―Asintió lentamente y luego se detuvo―Bueno, no, pasé los primeros cuatro años en Birmingham, obteniendo mi título y trabajando como aprendiz. Me mudé a Belfast a finales de 2003. ―Ah―No sabía qué más decir, así que me quedé callada. En realidad, no sabía qué más decir. Él se fue. Nosotros nos quedamos. Su vida mejoró. La

CHLOE WALSH

72

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 nuestra empeoró. Fin de la historia. ―Tenía que irme, Shannon―añadió en voz baja. Yo lo sabía. Pero nosotros también teníamos que irnos. ―¿Mejoró para ti? ―me oí preguntar. Levanté la mirada hacia él―¿Encontraste la paz? Darren dudó antes de decir―Encontré una forma de sobrellevarlo. Exhalando temblorosamente, asentí―Bien. ―Tengo una pareja―me dijo, sonando un poco inseguro―Se llama Alex. Llevamos juntos tres años. Compartimos un pequeño apartamento en las afueras del centro de la ciudad. ―¿Te quiere? ―le pregunté. Darren asintió―Sí, me quiere, Shan. ―Me alegro―Dejando caer la mirada hacia mis manos, me crují los nudillos y traté de encontrar las palabras adecuadas―Siempre estuve de tu lado―Mi voz era pequeña―Quería que fueras feliz, que encontraras a alguien que te quisiera. Nunca me importó si era un chico o una chica. Siempre quise que lo supieras―Me encogí de hombros con impotencia―Temía que no lo supieras. ―Shannon―dijo Darren con un suspiro―No quería dejarte atrás. ―Pero lo hiciste, Darren―susurré, obligándome a no pestañear―Nos dejaste atrás. ―¿Me odias? ―No―Suspiré―Pero ya no sé quién eres―Levanté la mirada para encontrarme con la suya―Y tú tampoco me conoces a mí. ―Sé quién eres, Shannon―dijo, con la voz temblorosa―Eres mi hermanita a la que le encanta cantar, bailar y leer... y eres lista. Eres muy lista,

CHLOE WALSH

73

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Shannon. Tienes las mejores notas escolares de todos nosotros. Te encanta jugar al baloncesto. Te encantan los animales. Tu color favorito es el rosa. Siempre traes a casa animales y pájaros heridos y los cuidas para que vuelvan a estar sanos. Quieres ir al University College de Dublín para estudiar veterinaria, y tu máxima ambición en la vida siempre ha sido viajar por el mundo. ―Ya no canto ni bailo. Mi color favorito es el verde y no cojo una pelota de baloncesto desde que clavó un cuchillo en la mía por rebotarla contra el lateral de la casa. Dejé de traer animales a casa hace mucho tiempo porque me di cuenta de que no quería que estuvieran enjaulados conmigo, cuando me di cuenta de que estaban más seguros en la naturaleza que conmigo. No voy a ir a la universidad para hacerme veterinaria porque he suspendido todas y cada una de mis clases durante los últimos tres años―Mantuve mi mirada fija en la suya mientras hablaba―Incluso si, por alguna intervención milagrosa, consiguiera subir mis notas escolares y aprobar los exámenes, no soy tan ingenua como para creer que podría permitirme ir a la universidad. Ya no quiero viajar por el mundo y mi máxima ambición es sobrevivir―Se estremeció, pero me obligué a terminar―La chica que recuerdas ya no está, Darren. Ya no soy ella. Lo que fuera que solía ser, me lo sacó a golpes hace mucho tiempo. ―Lo siento, Shannon―fue todo lo que dijo. ―Sí―Suspiré―Yo también lo siento, Darren. ―Tenemos que hablar de lo que va a pasar ahora―dijo tras una larga pausa. Su tono era vacilante, sus ojos cautelosos―Es importante. Tragando saliva, asentí―De acuerdo. ―¿Confías en mí? ―No. Darren se estremeció―Me lo merezco. ―No se trata de lo que te mereces―murmuré, con la voz ronca―Se trata

CHLOE WALSH

74

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 de cómo me siento. ―Me parece justo―murmuró, frotándose la mandíbula―Pero los servicios sociales le están respirando en la nuca a mamá. Ya sabes lo que eso significa. Sí, lo sabía. Ya no estaba del todo segura de que me importara, pero definitivamente sabía lo que significaba para nosotros. ―Estoy dispuesto a volver a casa y cuidar de ustedes hasta que mamá se recupere y aclaremos todo este lío. Los trabajadores sociales implicados en el caso apoyan este acuerdo y tienen la confianza suficiente para permitir que vuelvas a casa con nosotros―continuó Darren―He hablado con Alex y lo entiende, y mi jefe está dispuesto a dejarme trabajar casi siempre desde casa. Tendré que ir a la oficina una vez a la semana, pero podemos arreglarlo cuando ustedes vuelvan a la escuela después de las vacaciones de Semana Santa. Pero nada de esto funciona sin mamá. Sin un padre decente en la mezcla. Tenemos que apoyarla también, Shan. Independientemente de lo que diga Joey, tenemos que mostrar un frente unido. ―Cuando dices apoyarla, ¿a qué te refieres? ―No estaba segura de por qué hacía esa pregunta cuando la respuesta era obvia. ―Básicamente, cuando te pregunten por tu relación con mamá, tienes que recordarles que es una buena madre que se esforzó al máximo por ustedes, les proporcionó un hogar lo más estable que pudo y los mantuvo económicamente a los cinco ella sola. Cuéntales que te matriculó en Tommen cuando se enteró de que te acosaban en BCS, y que te quiere mucho. ―Entonces, ¿quieres que mienta? ―Susurré. ―No es mentira. Ella también es una víctima, Shannon―dijo con un suspiro cansado―Y ahora mismo, ella es lo único que se interpone entre tú y el

CHLOE WALSH

75

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 sistema de acogida―Sus ojos se ensombrecieron y apartó la mirada―Y diga lo que diga Joey, créeme cuando te digo que no quieres eso. El dolor se agitó dentro de mí por todo lo que había pasado. ―¿Estás bien? Parpadeó, un poco sorprendido por mi pregunta. ―¿Yo? Asentí con la cabeza. ―Estoy bien―Exhaló un fuerte suspiro―Sólo estoy preocupado. ―Yo también―solté. ―No quiero que vayas a un centro de acogida―añadió con la voz entrecortada―Aparte de mis propios motivos, no es un buen lugar para ninguno de ustedes. Lo estás haciendo bien en Tommen. Si te llevan, te cambiarán de colegio y tendrás que volver a empezar. El miedo se apoderó de mi corazón ―Quiero quedarme en Tommen― le dije. ―Lo sé―estuvo de acuerdo―Y me aseguraré de que lo hagas. Cubriré los gastos. Haré lo que haga falta, pero necesito que me apoyes en esto. ―Joey no lo hará―Mis manos temblaban mientras hablaba―No vivirá bajo el mismo techo que ella, Darren. No sabes lo que ha sido para él. ―Joey es irrelevante en esto―murmuró Darren, pellizcándose las sienes―Tiene más de dieciocho años. ―Eso no lo hace irrelevante―repliqué, fulminando con la mirada a mi hermano mayor―Él es lo más relevante en nuestras vidas, Darren… ¿Sabías que Sean llamó a Joey 'Pa-Pa' hasta los dos años? ― interrumpí bruscamente. Tenía los ojos muy abiertos y llenos de lágrimas, las manos cerradas en puños y temblorosas a los lados―Sean creía que su hermano era su padre. Supongo que sería un error fácil de cometer, ya sabes, teniendo encuenta que Joey se sentaba

CHLOE WALSH

76

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 casi todas las noches a darle de comer y a cambiarle los pañales cuando mamá trabajaba de noche o se ahogaba en su depresión. Así que, adelante, dile a Sean lo irrelevante que es Joey. O mejor aún, dile a Ollie ya Tadhg que cada vez que Joey dormía fuera de la puerta de su habitación, por miedo a que nuestro padre fuera a por ellos, era irrelevante. Diles que todas las palizas que Joey recibió por ellos fueron irrelevantes. Dime lo irrelevante que es el hermano que nos daba de comer cuando nos moríamos de hambre, que daba la cara por nosotros cuando no teníamos a nadie, que nos daba dinero cuando lo necesitábamos para el colegio...―se me quebró la voz y respiré hondo varias veces antes de poder continuar―Dime lo irrelevante que es, Darren―dije, sintiendo la protesta ardiente de mis pulmones por el repentino esfuerzo―¡Adelante, hazlo! ―Sabes que no quería decir eso―suspiró―Por supuesto que no es irrelevante. Fue una mierda lo que dije. ―Sí―le dije, con el pecho agitado―Lo fue. ―Lo que intentaba decir es que Joey tiene más de dieciocho años. Legalmente, es un adulto y los trabajadores sociales no se interesan por él. Se concentran en los hijos menores: tú, Tadhg, Ollie y Sean. Él no está en su radar. ―¿Has conocido ya a Sean? ―Me oí preguntar, con un tono más duro del que sabía que era capaz―Ollie se hizo grande, ¿no? Tadhg también. ¿Qué edad tenían la última vez que los viste? Tres y seis, ¿no? ―Sabía que debía parar y contenerme, pero no podía. Estaba tan furiosa de que pudiera ser tan superficial con sus palabras. Me dolía oírle llamar a Joey irrelevante porque sabía que era exactamente como Joey se sentía cuando salió furioso antes―Yo tenía diez años. Joey tenía doce, apenas mayor que Tadhg ahora. ¿Crees que hemos cambiado, Darren? ―Han cambiado muchas cosas―susurró. ―Sí, así es―asentí, con la voz entrecortada―Y la madre que fue tan

CHLOE WALSH

77

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 buena contigo, la mamá que recuerdas, no es la que nos tocó a nosotros. ―Sigue siendo tu madre. ―Ves, sigues llamándola así, pero yo sólo recuerdo haber tenido una de esas. ―Shannon... ―Y se llama Joey―le dije, apretando las sábanas con los puños―El irrelevante. Él ha sido nuestra madre, Darren, cuando la verdadera se fue―Las lágrimas se acumularon en mis mejillas mientras hablaba, forzándome a sacarlo y a que él lo oyera―Cuando te fuiste, algo murió dentro de ella. Ya no era la misma. Todo se volvió oscuro. Crees que lo sabes, pero no es así. No puedes saberlo porque no lo viste... ―Ya he visto suficiente, Shannon―replicó con cansancio―Créeme. ―Vieras lo que vieras, fue durante un tiempo en el que ella estaba presente―le solté bruscamente. No estaba diciendo nada de esto para hacerle daño. Sólo necesitaba que lo entendiera―Ella no ha estado presente en mucho tiempo. ―Mira, no voy a obligarte―respondió finalmente―Lo que quieras hacer es tu elección. «Pero...» ―Pero esto no se trata sólo de ti―completó―El futuro de Tadhg, Ollie y Sean también está en juego. «Así que no tienes elección...» ―Mamá lo está intentando, Shan―insistió―Está dispuesta a hacer lo que sea para que esto funcione. «Estás atrapada...» ―Ella sólo necesita un poco de orientación―murmuró―Así que, si confían en mí y me siguen en esto, les prometo que puedo darles una vida mejor.

CHLOE WALSH

78

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 No tendrán que preocuparse de que vuelva porque no dejaré que eso vuelva a suceder. Y una vez que los guardias obtengan tu declaración y esto vaya a juicio, nunca tendrás que preocuparte por... ―¿Qué? No voy a ir al juzgado―le dije, apresurándome a ser la primera en hablar―No voy a ir contra él, Darren―Sacudí la cabeza, el cuerpo temblando violentamente―De ninguna manera. ―Shannon, ya no puede hacerte daño―me instó Darren―Te lo juro, esto será... ―Acabas de decirme que no fue arrestado por esto―dije―Eso significa que está ahí fuera―Me mordí las ganas de gritar y me agarré al colchón―Esto es malo, Darren. Tú no lo entiendes, pero yo sí. Lo entiendo. Todo esto desaparecerá, ella volverá con él y entonces me hará pagar por haberlo metido en problemas―Moqueando, levanté la mano y me sequé bruscamente las lágrimas de las mejillas―Joey tiene razón; no hay justicia para gente como nosotros. Le darán un tirón de orejas, y eso si tenemos suerte. No, no voy a decir nada de él. ―Tiene que pagar, Shannon. ―Para ti es fácil decirlo―respondí temblando―Cuando tú no eres el que tiene que pagar. ―¿Qué? ―Darren frunció el ceño―Shannon, eso no tiene sentido. ―Da igual, Darren, tú no lo entenderías―solté―Él te quería más. Darren balbuceó como si no pudiera creer las palabras que acababan de salir de mi boca. ―No podrías estar más equivocada―refutó―Estás jodidamente equivocada, Shannon. ―Tienes palabras―siseé a la defensiva―Palabras crueles, palabras horribles, cosas que nunca deberían haberte dicho, y lo siento mucho, pero no

CHLOE WALSH

79

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 conseguiste lo que nosotros...―Tuve que parar y respirar un poco para tranquilizarme antes de poder terminar―Por muy mal que creas que estaba todo cuando vivías en casa, por muchas bofetadas que creas que recibiste, te prometo que empeoró un millón de veces después de que te fueras. Te prometo que Joey y yo recibimos más. ―Y ninguno de ustedes consiguió lo que yo conseguí―gruñó, perdiendo la calma conmigo―Tú tuviste una bonita familia durante seis meses. Tuviste helados y putos abrazos. Tú no conseguiste lo que yo, Shannon, ¡y alégrate de ello, joder! Sus palabras me estremecieron. Darren dejó caer la cabeza entre las manos―Lo siento. ―Sí―susurré―Yo también.

CHLOE WALSH

80

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 CAPÍTULO 6

No Soy Un Mentiroso

Las mismas personas que me trajeron a este mundo con promesas de actuar me habían engañado ayer con una falsa sensación de seguridad. Sin embargo, en cuanto me ayudaron a volver a la cama y llamaron a la enfermera, me di cuenta de que me habían engañado. Más claro aun cuando me dijeron que una buena noche de sueño en mi propia cama me aclararía mis locos pensamientos. Malditos. Dormir no alivió nada en mi mente. Cuando me desperté esta mañana, tenía pensamientos sobre Shannon y una rabia tan intensa en el estómago que estaba seguro de que me saldría una úlcera. Mi cuerpo estuvo inquieto y mi mente enloquecida durante todo el viaje de Dublín a casa. Cuando por fin cruzamos la frontera y volvimos a entrar en Cork, juro que nunca me había alegrado tanto de volver al territorio donde me revelé, lo cual era más que irónico si tenemos en cuenta que me había pasado los últimos siete años tramando y conspirando para salir de aquel lugar. Pero ahora las cosas eran diferentes. Yo era diferente.

CHLOE WALSH

81

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Tenía gente que ver y cosas que atender. Mi primera prioridad era Shannon. En las últimas veinticuatro horas, había llamado a la comisaría local de la policía de Ballylaggin más veces de las que podía contar. Después de la séptima u octava llamada sin recibir ninguna información, las relaciones se habían roto entre mí y el comisario Daly, que me había advertido de que estaba "patinando sobre hielo fino" y que "llamara una vez más si quería pasar la noche en el calabozo". Tenía muchas cosas que quería decirle, pero mis padres habían confiscado mi teléfono y el de Gibsie antes de que pudiera causar más daño. Nadie me decía nada y ese era el problema. Todo lo que tenían que decir era "la hemos visto y está bien". Eso era todo. Eso es todo lo que quería oír y me habría tranquilizado. En lugar de eso, me dijeron una y otra vez "estamos investigando" y "me temo que no podemos hablar de esto con usted". Era una completa estupidez. ―Esto es una estupidez―verbalicé en voz alta cuando mi padre detuvo el Mercedes frente a nuestra casa y no frente a la de Shannon, como me habían prometido, antes de apagar el motor. Debería haber sabido que no debía fiarme de un abogado, sobre todo cuando dicho abogado dejó a Gibsie en casa y luego procedió a tomar la carretera secundaria hasta nuestra casa y no la carretera principal hasta el pueblo de Ballylaggin―Necesito verla. ―No―respondió mamá por él mientras se giraba en el asiento del copiloto para dirigirme una mirada severa―Tienes que acostarte y descansar. Órdenes del médico. Resistiendo el impulso de rugir, agarré el interior de cuero debajo de mí y siseé. ―Estoy bien.

CHLOE WALSH

82

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Y queremos que sigas así―convino mamá―por eso te vas directo a la cama. ―No me estás escuchando―Me restregué la cara con las manos, sacudí la cabeza y miré por la ventana la lluvia que caía fuera―¿Por qué mierda nadie me escucha? ―Porque has estado bajo el mundo del estrés, Johnny―explicó papá con calma―Por no hablar del mundo de la medicación. ―Exacto―Sonriéndome con simpatía, mamá añadió―Has tenido un percance terrible con el rugby, amor. No pasa nada si ahora no te sientes tú mismo. ―Sé lo que digo―le respondí, furioso―Sé que le está haciendo daño. Mamá gimió ruidosamente y papá se giró en su asiento, dirigiéndome una mirada dura. ―Johnny, estás lanzando muchas acusaciones y tienes que calmarte antes de meterte en problemas. ―No son acusaciones cuando hay pruebas―le espeté, devolviéndole la mirada―Tengo pruebas. Mi padre puso los ojos en blanco, literalmente―El viernes por la noche, delirabas tanto que estabas convencido de que Pat Kenny estaba en la habitación contigo. El sábado por la noche, era el ruso de la película Rocky. ―El domingo por la noche, acusaste a las enfermeras de intentar envenenarte―dijo mamá con una mueca. ―Ahora, ¿es el padre de Shannon? ―terminó papá y expulsó un suspiro frustrado―¿Qué se supone que debemos creer? ―Se supone que deben creerme―gruñí―Porque estoy diciendo la maldita verdad, papá. Papá arqueó una ceja incrédulo.

CHLOE WALSH

83

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Levanté las manos, exasperado―Está claro que me equivoqué con Pat Kenny y el ruso, aunque lo de la enfermera intentando envenenarme sigue siendo discutible―Sacudí la cabeza, obligándome a mantener el rumbo―Pero ahora estoy lúcido, y te digo que tengo razón en esto: tengo razón sobre él. ―Bien―Papá

asintió

con

rigidez―Dices

que

tiene

pruebas.

Muéstramelas. ―Oh, sí―me burlé―Déjame ir a sacar el cuerpo de Shannon del maletero. ―Menos

prepotencia,

Jonathon―me

advirtió

mamá―Estamos

intentando ayudarte. ―¿Y quién está ayudando a Shannon? ―Pregunté, con la voz entrecortada―¿Quién la está ayudando? ―Johnny... ―Les digo a los dos que, si no me llevan allí, buscaré la manera. ―Tú no... ―No soy un niño―repliqué, desabrochándome el cinturón y abriendo de un empujón la puerta del coche―¡Tengo casi dieciocho años, maldita sea! Así que no me arrinconen y esperen que no les responda―Cogí las muletas y salí del coche con torpeza―Puede que no estés convencida, pero yo lo sé―insistí―¡Lo sé, joder! Y si no me ayudan, lo arreglaré yo mismo. ―¿Adónde vas? ―preguntaron los dos al unísono mientras salían del coche detrás de mí. Sin hacerles caso, me apoyé en las muletas y busqué el móvil en el bolsillo. Lo saqué, desbloqueé la pantalla y marqué el número de Gibsie. ―Ni se te ocurra―advirtió mamá―No vas a ninguna parte… ―Necesito que vengas a buscarme―dije al segundo de responder Gibsie, sin darle la oportunidad de saludarme―¿Por favor?

CHLOE WALSH

84

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―No digas nada más―fue su respuesta automática―Ya estoy de camino. ―Gracias, amigo―Terminé la llamada, agarré el teléfono con más fuerza de la necesaria y me quedé mirando a mis padres y miré fijamente a mis padres, que me miraban incrédulos. Yo sabía por qué. Yo no era así. Yo no actuaba así. Yo no hablaba a mis padres como lo acababa de hacer. ―No soy un mentiroso―les dije―Nunca lo he sido, nunca lo seré―Temblando, añadí―Sélo que he visto, lo que he oído. Tengo razón en esto y están cometiendo un error muy peligroso al no escucharme. ―No creemos que seas un mentiroso, Johnny―sollozó mamá―Pero estamos preocupados por ti. ―Y yo estoy preocupado por ella―repliqué, con la voz cargada de emoción. La lluvia nos golpeaba a todos, pero yo no me movía. No podía moverme―Estoy aterrado por ella. ―Bien, te haré una oferta―dijo papá, aclarándose la garganta―Entra y acuéstate, yo haré algunas llamadas a ver qué puedo averiguar. Me desplomé aliviado―¿De verdad? Mi padre asintió y se apartó el pelo húmedo de los ojos. ―Si tanto te preocupa, iré yo mismo a la comisaría y haré algunas averiguaciones. ―¿No me estás mintiendo? ―Pregunté, reflejando sus acciones―¿Vas a ir a comprobar cómo está? Papá asintió rígido―Pero espero sinceramente que te equivoques, hijo. ―Sí―balbuceé, sintiendo que el brazo de mi madre me rodeaba la cintura―Yo también... El sonido del teléfono me hizo detenerme a mitad de la frase. Al mirar el teléfono, vi a Joey “el lanzador” en la pantalla y me hirvió la sangre.

CHLOE WALSH

85

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―¿Dónde mierda has estado? ―le pregunté en cuanto acepté su llamada―Llevo días llamándote sin parar, Joey. Por Dios. ―Sí, lo sé―respondió en lo que sonó como un tono bajo―Han sido unos días complicados aquí. ―¿Complicados? ―repliqué y casi destrozo mi teléfono―Sí, mira que esa palabra no me sirve―gruñí―Complicado no explica ni excusa las marcas en el cuerpo de tu hermana―Tambaleándome hacia el coche, ignoré las miradas de horror que se dibujaban en los rostros de mis padres y continué despotricando―Complicado no explica por qué se acobarda y se acobarda constantemente ante los enfrentamientos en el colegio. Y complicado no explica por qué, cuando le pregunté quién le estaba pegando, dijo que ¡tu padre! ―Johnny... ―Me dijiste que le dijera a tu hermana que había una emergencia familiar aquel día que la dejaste en mi casa―continué, interrumpiéndole, incapaz de contenerme mientras mi rabia me consumía―¿Te acuerdas de eso? Me dijiste que le dijera a Shannon que su padre había vuelto. ¿Y sabes lo que pasó, Joey? ¿Sabes que ella...? ―Tuve que respirar varias veces para calmarme antes de continuar―Se echó a llorar. Se estremeció tanto que no supe qué hacer para aliviarla. No pude hacerlo mejor. Porque me mentiste. Te pregunté directamente a la cara quién la estaba lastimando y me mentiste. ―Yo no mentí―fue su cortante respuesta, y no hizo más que enfurecerme aún más. ―No me dijiste la verdad―gruñí, furioso―¡Estaba ahí de pie, pidiéndote, suplicándote que me dijeras qué le estaba pasando ¡y no lo hiciste! ―No podía... ―¡Me pediste que la cuidara y luego me la quitaste! Se la llevaste a él―rugí, con el pecho agitado.

CHLOE WALSH

86

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Porque no tenía elección―siseó―No tienes ni idea de con lo que he tenido que lidiar. ―Esa es una respuesta evasiva―le espeté, pasándome una mano por el pelo―Todo el mundo tiene elección. ―Y cada imbécil tiene una respuesta para el problema de cualquier otro imbécil... hasta que es su propio puto problema y entonces están jodidos―se mofó Joey―Crees que sabes, pero no tienes ni idea. ―Esto ha estado pasando durante años, ¿no? ―Pregunté―Y todos ustedes simplemente... lo han ocultado. ―No era cosa de todos los días―gruñó por la línea―Nuestro viejo tiene un problema con la bebida. Normalmente estoy ahí para evitar que las cosas se vayan a la mierda. Lo intento. Lo intento, joder, ¿sí? Pero el sábado no estaba. Tenía entrenamiento. No sabía... no esperaba que pasara nada. ¿Cómo iba a saberlo? Pensaba que estaba a salvo. ¡Pensé que estaba en Dublín contigo! Su mal día es el miércoles… ―Oh, lo siento―me burlé, hundiéndome en el asiento trasero del coche―¡No sabía que tenía un horario de palizas! ¿Sólo los miércoles le gusta pegarle? ¿Debería recogerla los martes y llevarla de vuelta los jueves? ¿Le vendría bien? ―Escúchame... ―¿Dónde está ahora? ―Pregunté―¿Estás con ella? ¿En su casa? ¿Está allí él también? ―Sabía que iba a perder la cabeza si me daba una respuesta equivocada. En mi mente, sólo había una respuesta a esta jodida pregunta. Su padre no debía estar allí. Tenía que estar tan lejos de ella como fuera humanamente posible. No podía soportar la puta idea. Poniendo sus manos sobre ella. Mirándola. Tocándola...―¿Está cerca de ella? ―Dije con dificultad―¿La ha tocado?

CHLOE WALSH

87

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―¿Podrías dejar de hablar y escuchar...? ―Debería haberme fiado de mi instinto―le espeté, interrumpiéndole de nuevo―Sabía que había algo raro en tu familia. Lo sabía. ¿Esa noche que viniste a buscarla? Todo dentro de mí me gritaba que la mantuviera conmigo. Y en vez de escuchar las banderas rojas que se disparaban en mi cabeza, en vez de abrir mis malditos ojos, las empujé hacia abajo. Porque seguía pensando, no no, este tipo ama a su hermana. No dejaría que le pasara nada―Tuve que morderme los nudillos para no estampar el puño contra la ventanilla del coche de mi padre―¡Mas idiota yo! ―¡Vete a la mierda, niño rico! ―exclamó furioso―Es fácil para ti juzgarme. No has visto las penurias ni un solo día de tu vida. Hice todo lo que pude por mi familia. ―Excepto lo correcto―le respondí, lívido―Eres consciente de que por eso tiene tanto poder sobre ti, ¿verdad? ―Agarré el teléfono con más fuerza―¡Callarse no resuelve nada para ti y todo para él! ―¡Tiene dieciséis años, imbécil! ―rugió Joey al otro lado de la línea―¿Qué crees que le habría pasado a Shannon si hubiera ido corriendo a avisar a la policía? ¡La habrían metido en una casa de acogida, eso es lo que habría pasado! Y no sólo tengo que pensar en ella. Tengo tres hermanos pequeños a los que cuidar. Abrí la boca para protestar y me detuve rápidamente, tenía razón. Bajé la cabeza―Joder. ―Sí. Joder―se burló Joey―Esto no es una película, Kavanagh. Esta es nuestra vida. Es real, apesta, y no sabes una maldita cosa al respecto. Hemos estado en centros de acogida. Lo hemos vivido. Por el amor de Dios, nuestro hermano estaba...―se detuvo en seco y exhaló un suspiro entrecortado― Hemos estado en el sistema, conocemos el resultado, así que antes de que me eches la

CHLOE WALSH

88

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 culpa por no hacer algo, ¡pregúntate por qué preferimos quedarnos con él a volver! Tardé un momento en asimilar sus palabras antes de volver a hablar. ―Bueno, esto es lo que sé. Sé que estoy de camino a tu casa en este momento, y sé que, si lo encuentro allí, si está en cualquier lugar cerca de tu hermana, voy a traer el mundo de problemas a la puerta de esa basura… ―Ella no está en la casa, imbécil―Joey estalló en mi oído―Eso es lo que he estado tratando de decirte. Está en el puto hospital. El corazón se me paró en seco. ―Yo mismo la llevé allí el sábado por la noche―dijo con dificultad―…después de que nuestro viejo la golpeara hasta casi matarla por meterse contigo. Un profesor de mierda de Tommen llamó a casa e informó de que la había encontrado liándose contigo en un vestuario, así que vete a tomar por culo, Johnny Kavanagh. Si esto es culpa mía, también es culpa tuya. La línea se cortó y me quedé allí sentado, entumecido hasta los huesos, sintiendo cómo un millón de emociones diferentes invadían mi cuerpo, y con la mirada perdida en el teléfono que tenía en las manos. Oía a mis padres hablar rápidamente entre ellos, pero no entendía lo que decían. Unos segundos después, mi padre se sentó en el asiento del conductor y arrancó el motor. ―Te lo dije―dije, con los ojos clavados en su nuca mientras el coche se alejaba por el camino de entrada―No soy un mentiroso.

CHLOE WALSH

89

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 CAPÍTULO 7

Hoy No

Pasé el resto del día en un estado de pánico apenas contenido. El dolor de cabeza que sufría desde que abrí los ojos se había intensificado hasta alcanzar proporciones épicas, agravado por el flujo constante de preguntas que me hacían. Primero la policía y luego Patricia, una trabajadora social que quería que la considerara una amiga. Sí, claro que era mi amiga. Sabía lo que me depararía su amistad. No era tan ingenua. Darren había permanecido en la habitación todo el tiempo que la policía estuvo presente, como un búho silencioso, vigilando mi lengua, asegurándose de que no la cagara. No era la primera vez que me encontraba en esta situación, enfrentándome a la amenaza de la autoridad con un miembro de la familia al acecho, asegurándose de que supiera cuál era mi papel en todo esto. Por lo general, eran mi padre o mi madre los que se aseguraban de que me anduviera con pies de plomo. Hoy había sido Darren. No tenía que preocuparse. Conocía mi papel. Lo había perfeccionado con los años. Dije todo lo correcto, oculté todo lo malo y guardé silencio ante las que sabía que eran preguntas capciosas, las que sabía que eran trampas. Los médicos y las enfermeras habían entrado y salido de mi habitación

CHLOE WALSH

90

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 durante todo el día, pinchándome y haciéndome preguntas para las que no querían respuestas. Desanimada, hacía lo que tenía que hacer para que nuestra madre no se metiera en problemas, y lo único que deseaba era que me dejaran en paz. Cuando por fin terminaron de interrogarme y las enfermeras dejaron de examinarme, me sentí peor que nunca. A pesar de todo, sólo una cosa me llamó la atención, y todo lo que podía pensar era que; esperaba que Tadhg, Ollie y Sean encontraran los huevos de Pascuaen mi mochila el domingo de Pascua. Sabía que, de lo contrario, no los recibirían. Papá se había gastado la paga de los niños a principios de mes. No habría sobrado dinero para los huevos. Joey no volvió aquella tarde a visitarme, pero mamá sí. Mi corazón se hundió al verla. Porque sabía lo que se avecinaba. ―Hola, Shannon―Con los ojos llorosos y la cara manchada, se acercó a mi cama y me envolvió en sus brazos, aferrándose a mí como si yo fuera algo importante para ella. En cierto modo, sabía que lo era, porque necesitaba mantenerme tranquila. Me mimaba porque tenía miedo de lo que pudiera hacer. No necesitaba preocuparse. No era su vida la que se arruinaría si los servicios sociales se involucraban. Sería la nuestra. Cuando no le correspondí ni hice ningún movimiento para devolverle el abrazo, mamá me soltó y ocupó el asiento que Darren había dejado libre al marcharse hacía una hora. ―¿Cómo te encuentras? Reacia a contestarle, permanecí rígida e inmóvil, con los ojos clavados en el leve moratón de su pómulo, en su rostro demacrado. ¿Por qué te haces esto? quise preguntar, ¿por qué dejas que te trate así? ―He hablado con tus médicos―dijo mamá en tono tembloroso mientras

CHLOE WALSH

91

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 jugueteaba con las mangas de su enorme gabardina―Están hablando de dejarte volver a casa pasado mañana, o quizá incluso mañana si la siguiente ronda de pruebas sale bien. ―¿A casa? ―pregunté, mirándola sin comprender―¿O al centro de acogida? ―A casa, Shannon―Mamá exhaló un suspiro entrecortado y asintió―Vuelves a casa―Los ojos se le llenaron de lágrimas al hablar―Lo siento mucho, cariño. Por todo esto. Bajé la mirada para mirarme los dedos. ¿Qué esperaba que dijera? ¿Que estaba bien y que la perdonaba? Nada en nuestras vidas estaba bien. ―¿Y papá? ―Me obligué a preguntar, manteniendo la mirada fija en mis uñas recortadas―¿Qué pasa ahora? ―Tu padre no volverá. «Mentiras…» ―Sí―murmuré en voz baja―Claro. ―Es verdad―instó mamá, con la voz espesa por las emociones―Fui al juzgado. Hay una orden de protección temporal que le impide contactar con ninguno de nosotros. Volveré al juzgado dentro de tres semanas. Mi abogado nos aseguró que no tendríamos problemas para conseguir una orden permanente contra él. «Más mentiras…» ―Hasta que decidas que no quieres una orden permanente―respondí, sintiéndome vacía por dentro―Hasta que decidas que quieres pasar esto como si nada, como siempre haces. ―Esta vez lo digo en serio―aseguró, con la voz ronca y quebrada―No volveré a aceptarlo. No volveré. Cristo, mira lo que te hizo... ―¿Lo que me hizo? ―exclamé entrecortadamente, indignada―Lo que

CHLOE WALSH

92

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 me hizo esta vez, mamá―Parpadeé para contener las lágrimas traidoras que me nublaban la vista―¡Lo que me ha hecho esta vez! ―Cariño, lo siento mucho. No respondí. ―Todo va a ser diferente a partir de ahora―Su voz sonaba débil, igual que ella. Débil, rota y poco fiable―Darren está en casa ahora y nos ayudará a recuperarnos. Te prometo que todo irá mejor. Sacudí la cabeza, furiosa con sus palabras―Me importa una mierda tu precioso Darren―dije, odiándome por llorar delante de ella―Él no significa nada para mí. ―Es tu ira la que habla―ahogó mamá―No tú. ―¿Mi ira? ―Aparté las lágrimas y la fulminé con la mirada―¿En qué planeta vives, mamá? No conozco a Darren. No tengo nada que ver con él y no quiero. ―Shannon―sollozó mamá―Eso no es justo. ―¿No es justo? ¿Has visto cómo está Joey? ―Exigí, con la voz rasposa. Ella siempre había estado pendiente de Darren. Darren esto y Darren aquello. Joey nunca recibía una mirada. Nuestro padre era el que había estado obsesionado con Joey, pero, de nuevo, esa idea sólo había surgido tras la marcha de Darren. A Joey simplemente lo metieron en un papel que nadie quería que desempeñara,

y

menos

Joey―

No

lo

has

hecho,

¿verdad?

―Continué―Simplemente lo dejaste fuera de esto. Seguiste adelante y tomaste decisiones sobre nuestras vidas con Darren -una persona de la que ninguno de nosotros ha tenido noticias en más de media década- ¡y ni una sola vez se te ocurrió preguntar qué pensaría tu hijo, que en realidad dio un paso al frente y nos crio!―Con hipo, me limpié la nariz con el dorso de la mano y me obligué a continuar― Puede que sea yo la que está en una cama de hospital, mamá, pero

CHLOE WALSH

93

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Joey es el que papá y tú rompieron. ―No me habla―moqueó―Hace días que no viene a casa. ―Me pregunto por qué―fue todo lo que respondí. ―No sé qué hacer―se atragantó―¿Cómo puedo arreglar esto si él no me habla? ―No puedes arreglarlo, mamá―respondí temblando―Es como el cuento de Humpty Dumpty. Nada lo recompondrá. Papá lo tiró contra la pared y tú perdiste las piezas para recomponerlo. ―Oh Dios―Dejó caer la cabeza entre las manos y sollozó―Lo siento mucho. ―Deberías haberlo visto hoy―dije, haciendo una mueca de dolor cuando una sacudida me atravesó―Estaba completamente destrozado. ―Shannon―sollozó mamá. Débil, débil, jodidamente débil―Dame la oportunidad de arreglar esto, cariño, por favor― «No puedes. Nunca arreglarás esto» ―Sé que puedo cambiar esto para todos nosotros. ―Ves, estás hablando, estás diciendo todas las cosas correctas, pero son sólo palabras―Sacudiendo la cabeza, levanté mi mirada hacia la suya―Contigo todo son palabras ―murmuré amargamente―Las mismas palabras que he oído un millón de veces, las mismas promesas que has roto una y otra vez. ―Entonces, ¿qué estás diciendo? ―gritó, secándose las mejillas con un pañuelo arrugado―¿Ya no quieres estar conmigo? ―Digo que haré lo que haga falta por Ollie, Tadhg y Sean―tragué saliva, ahogada en mis sentimientos―Para mantenerlos a salvo y fuera de la tutela, le daré una oportunidad a este plan de Darren. Y espero que tengas razón, mamá. Espero de verdad que esta vez digas la verdad, pero lo espero por el bien de los chicos, no por el mío. Rezo para que puedas darle la vuelta a esto por ellos y ser

CHLOE WALSH

94

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 la madre que se merecen, pero es demasiado tarde para darle la vuelta a esto por nosotros. ―No sé qué decir―sollozó―Lo siento mucho, Shannon. Sé que no puedo arreglar esto, pero yo... Dios, ya no sé qué hacer. ―Sé que no eres una mala persona, mamá―susurré, apartando mi mano traidora cuando se movió por voluntad propia para consolarla―Y sé que él también te hizo daño, de formas que no comprendo, y siento que te pasara eso. Sé que estabas asustada y siento mucho que hayas tenido que vivir con miedo durante todos estos años…―Furiosa conmigo misma, me sequé las lágrimas con rabia y exhalé lentamente antes de continuar―Pero eso no significa que tengas vía libre con nosotros―Moqueé y me limpié la nariz con el dorso de la mano―No está bien porque sabías lo que estaba haciendo, lo viste y no hiciste nada. Nos abandonaste, mamá. Estabas ahí, pero no estabas. Joey tenía razón cuando te llamó fantasma. Y no sé, tal vez era tu forma de sobrevivir, de pasar cada día de una sola pieza, Tú eras el adulto. Eras nuestra madre. Y tú sólo...―Me encogí de hombros con impotencia―Nos abandonaste. ―¿Crees que, con el tiempo, me perdonarás? ―susurró, mirándome con unos solitarios ojos azules llenos de lágrimas―¿Crees que alguna vez podrás? ―¿Quizás? ―Volví a encogerme de hombros―Pero sé que hoy no te perdono.

CHLOE WALSH

95

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 CAPÍTULO 8

Buldócer

―Necesito que mantengas la calma―me ordenó papá mientras caminaba por el pasillo del Hospital Universitario de Cork hacia la sala 1-A con la mano sujeta en el dorso de mi brazo―Nada de arrebatos―añadió en tono bajo―Y por el amor de Dios, nada de acusaciones. ―¿Qué hay que acusar? ―gruñí, cojeando con las muletas―Los dos sabemos lo que le pasó―Como se lo dije a él. Como se lo dije a todo el mundo―¡Por Dios, él la metió en el puto hospital, papá! ―Johnny…―Tirando de mí hasta detenerme en medio de un bullicioso pasillo, papá se pellizcó la frente y luego se volvió para mirarme―Estás molesto, lo entiendo. Lo comprendo. Siento haber dudado de ti, ¿de acuerdo? Tenías razón y yo me equivoqué, pero esta -hizo un gesto con la mano hacia donde íbamos- es una situación delicada, en la que no tienes ninguna experiencia. Es un asunto de violencia doméstica, Jonathon. La policía y los servicios sociales ya se están ocupando de esto. ¿Lo entiendes? Habrá una investigación criminal, en la que no puedes interferir. Las emociones estarán a flor de piel y lo último que tienes que hacer es entrar ahí como un loco. Puede sentirse bien y justificado, pero no ayudará a Shannon a largo plazo. Así que, si

CHLOE WALSH

96

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 quieres verla, te sugiero encarecidamente que te guardes tus opiniones y sentimientos y me dejes hablar a mí. Me quedé mirándolo―Voy a ir a verla, no hay discusión―Mi papá me miró con cara de pocos amigos―Voy a verla, papá―repetí, furioso. ―Entonces mantén la cabeza fría y no te pongas en plan buldócer―replicó antes de soltarme el brazo y seguir caminando delante de mí. Mirándole la nuca, me ajusté las muletas y me apresuré a alcanzarlo. ―No estoy en plan buldócer. Doblé la esquina, siguiendo la silueta de mi padre mientras atravesaba otro par de puertas dobles y se perdía de vista. A la mierda mi polla y estas malditas muletas. Estaba claro que caminaba delante de mí a propósito. Quería llegar antes que yo para poder evaluar la situación con esa frialdad suya, insensible y calculadora, sin la presencia de su testarudo hijo para complicar las cosas. Cuando por fin volví a verlo, de pie junto a la sala de enfermeras, al final del largo pasillo, aceleré el paso, utilizando la fuerza de la parte superior de mi cuerpo para impulsarme sobre los soportes metálicos, echando un vistazo a través de las ventanas de cristal de cada puerta a medida que avanzaba. Pasaba por la sexta puerta a la izquierda cuando mi cuerpo se detuvo bruscamente y el corazón se me aceleró en el pecho. Shannon estaba tumbada en la cama con los ojos cerrados y las manos recogidas bajo la mejilla. Estaba mirando hacia la puerta y, al verla, tuve que detenerme para recuperar el aliento. Un millón de emociones se agolparon en mi interior al ver los moratones que cubrían su cara. Estaba negra y azul hasta el punto de estar casi irreconocible. Casi, porque reconocería esa cara en cualquier parte. Ahora lo sentía; el profundo sentimiento de culpa que me ahogaba. La tristeza en su rostro cada vez que la llevaba a aquella casa. El miedo en sus ojos

CHLOE WALSH

97

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 cuando llamé a su puerta la primera vez, la segunda y la tercera también. Siempre fue tan asustadiza, tan recatada y servicial. Pedía permiso para casi todo. No la dejaban ir a ninguna parte. Me lo dijo una vez, que sus padres eran sobreprotectores. Pero se fue conmigo de todos modos. ―¿Puedes salvarme? ―¿Necesitas que te salve? ―Mmm hmm ―¿Qué te pasó aquí? ―¿De qué es esto? ―Mi papá.

Las señales estaban ahí, desde hacía meses, y las ignoré. Tenía los ojos abiertos, pero había mirado en la dirección equivocada. No la escuché. No presté suficiente atención. No lo asimilé, no vi las pistas, no oí los gritos de auxilio, pero en este momento los estaba oyendo y viendo. ¿Y ahora? Estaba en la cama del hospital porque la besé. Porque la besé y nos metí en problemas. Eso es lo que Joey había dicho. Su padre hizo esto porque ella estaba conmigo. Mi mente se desvió hacia Joey. Cada vez que me encontraba con el hermano de Shannon, lucía algún moretón reciente en la cara. Sin embargo, nunca lo había pensado dos veces. Simplemente se lo atribuía al Hurling y lo dejaba pasar. Dios sabe que paso la mayor parte del tiempo curando heridas. ¿Pero esto? Mi padre tenía razón. Nunca podría entenderlo. El corazón me galopaba desbocado en el pecho, la mano se me movía sola cuando estiré la mano y abrí la puerta. Eché una rápida mirada a mi padre,

CHLOE WALSH

98

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 que seguía en la sala de enfermeras hablando con la que supuse que era la enfermera de guardia, empujé la puerta y entré.

CHLOE WALSH

99

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 CAPÍTULO 9

No Me Falles

El sonido de un metal golpeando con fuerza me despertó de un sueño ligero. A continuación, una silla chocó contra el suelo de baldosas. Durante unos instantes de incertidumbre, no estuve segura de dónde me encontraba. Una parte de mí sentía que estaba de vuelta en mi cocina, así que mantuve los ojos cerrados y me preparé para el impacto. Cuando llegó en forma de una mano que cubría la mía, levanté la cabeza y me encontré mirando fijamente un par de ojos azules dolorosamente familiares. ―Hola, Shannon. ¿Era real? ¿Me lo estaba imaginando? Los latidos salvajes y erráticos de mi corazón y el calor de sus manos sobre las mías me aseguraron que estaba despierta. Aturdida, miré hacia abajo, donde tenía la mano vendada con cables y fuertemente envuelta entre las suyas, antes de volver a mirar para encontrarme con la suya. ―Hola, Johnny. ―¿Cuándo cambiamos de sitio de repente? ―bromeó Johnny. Su tono era ligero, pero sus ojos eran oscuros y tormentosos―¿Estás intentando robarme el protagonismo, Shannon “como el río”? Esbocé una sonrisa―Supongo que quería algunas de esas drogas para mí.

CHLOE WALSH

100

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Aléjate de esas drogas. Te joden la cabeza―Me dedicó una sonrisa triste antes de mirar a su alrededor―Entonces, ¿estás aquí por tu cuenta?―Tenía el ceño profundamente fruncido― ¿Sola? Negué con la cabeza―Mi madre anda por ahí. Puede que esté afuera fumando. Johnny se inclinó hacia delante y abrió la boca para hablar, pero se detuvo en seco. Exhaló un suspiro, movió los labios entre los dientes y preguntó ―¿Cuándo te vas de aquí? ―Quizá mañana―respondí con una pequeña sonrisa―O pasado mañana. Johnny asintió rígido y supe que quería decir algo más, pero se detuvo. ―Se supone que no debo estar aquí―dijo entonces, volviendo a dirigir su mirada hacia mí―Al menos, creo que no. ―Me alegro de que lo estés―susurré. Tenerlo aquí, oír su voz y ver su rostro, calmó algo muy dentro de mí. Algo cambió de lugar, una sensación casi de alivio revoloteó sobre mi piel, calmando algo muy dentro de mí. Me sentía como en casa. Sabía que parecía una locura. Era más que una locura. Era una auténtica locura, pero lo sentía. Era real, crudo, y me empujaba a acercarme, a estar más cerca, a quedarme con él. En ese momento, sentí que algo se alineaba en lo más profundo de mi cuerpo y, cuando lo hizo, el peso que sentía, la pesadez en mi corazón y la presión sobre mis hombros, se desvanecieron. ―Yo también―respondió ásperamente. ―Entonces, ¿cuándo llegaste a casa? ―pregunté, ronca y desequilibrada. ―Esta tarde―Me levantó la mano y me dio un beso en los nudillos―Tardé una eternidad en volver contigo. Sus palabras hicieron que un escalofrío recorriera mi cuerpo.

CHLOE WALSH

101

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Me alegro de que hayas vuelto a mí―Sabía que me estaba abriendo al sufrimiento, por no mencionar el mundo de dolor si me rechazaba de nuevo, pero tenía que decirlo―Realmente te extrañé, Johnny. ―Dios, Shannon, no sé qué...―Johnny exhaló un enorme suspiro, y luego procedió a llevarse mi mano a su boca―Estás bien―susurró, presionando un beso en el dorso de mi mano, con cables y todo. Inhalando profundamente, colocó mi mano en su mejilla y se inclinó hacia el tacto―Te pondrás bien, ¿verdad? Asentí, acuné su mejilla en mi mano y susurré―¿Tú estás bien? ―No me preguntes eso―Sus ojos azules quemaron agujeros dentro de mí tan profundos que sentí que nunca podría recuperarme mientras decía―No cuando eres tú la que está acostada aquí. ―Lo siento. ―No lo sientas―Apretando los ojos, inclinó la cabeza, aferrando aún mi mano a su mejilla―Yo soy el que lo siente―Soltó un gemido de dolor y se apretó contra mí, frotando su mejilla contra mi palma―Sólo necesito que estés bien―murmuró. Sus pestañas eran tan espesas y curvadas, que apenas podía ver el azul oculto bajo ellas―Sé que fui un completo idiota después de la operación y lo siento. Siento mucho haberte alejado. Estaba avergonzado... y tenía miedo de asustarte, pero debería haber evitado que te fueras. Debería haberme comportado mejor. Debería haberte pedido que te quedaras conmigo―Girando la cara, me dio un beso en la palma de la mano y susurró―Quería que te quedaras conmigo. El corazón me dio un vuelco―¿En serio? ―Siempre quise que te quedaras conmigo, Shannon―respondió, claramente agitado―Y si hubiera sido un jodido hombre con mis sentimientos y te hubiera pedido que te quedaras, podría haber evitado que esto pasara...

CHLOE WALSH

102

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―No, no podrías―le interrumpí, temblando―En algún momento habría tenido que volver a casa. Quedarme uno o dos días más sólo habría empeorado las cosas un millón de veces. ―¿Peor? ―Apretó la mandíbula y se resistió―Shannon, mira dónde estás. ¿Cómo puede empeorar? ―Las cosas siempre pueden empeorar, Johnny―susurré. ―Entonces, ¿él te hizo esto? ―me preguntó sin rodeos―¿Tu papá? Abrí la boca para responder, pero Johnny habló primero. ―Antes de que digas nada, quiero que sepas que Joey me llamó y me dijo todo lo que necesitaba saber―dijo mirándome fijamente a los ojos―No es que lo necesitara. Lo averigüé por mi cuenta―Su mano se estrechó alrededor de la mía―Todas esas veces que llegaste al colegio toda amoratada y rota...―se le cortó la voz y vi cómo una vena de su cuello se hinchaba y palpitaba―¿Todas esas veces que me mentiste? ¿Fue para protegerlo? ―No quiero hablar de eso―susurré, cayendo en mi patrón de evasión aprendido de toda la vida. ―No, no, nada de eso―Johnny me miró fijamente, llamándome la atención―No puedes dejarme fuera, Shannon. No vuelvas a hacérmelo, porque esta vez me abstendré. ¿Me oyes? Estoy aquí, estoy dentro, me importa, y no me voy a ir a la mierda. Mi mente se tambaleaba, luchando por entender lo que decía ¿Quería decir...? ¿Él estaba...? ¿Quiso...? ―¿Te importa? Un gemido de dolor salió de su garganta. ―Sí, me importa―Se inclinó más cerca―Me importa tanto que apenas puedo respirar. Se me cortó la respiración―¿Qué quieres saber?

CHLOE WALSH

103

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―¿Qué tal si empiezas por decirme qué te pasa? ―sugirió, con los ojos azules clavados en los míos―¿Qué daños tienes? ―Unos cuantos cortes y magulladuras―admití―Y un pulmón colapsado. ―Dios santo―Observé con el corazón en la boca cómo la cara de Johnny se quedaba sin color antes de volver con un rojo sangre de venganza―Joder. Soltando mi mano, Johnny se inclinó hacia atrás en su silla y presionó las palmas de sus manos contra su frente, poniendo espacio entre nuestros cuerpos y su temperamento. No dijo ni una palabra. Se quedó sentado unos instantes, respirando hondo y con dificultad, luchando obviamente con sus emociones. Su pelo oscuro se alborotaba en cuarenta direcciones diferentes y lucía una barba de varios días en la mandíbula. Como era de esperar, el aspecto desaliñado le favorecía. Llevaba un pantalón de chándal gris holgado y una sudadera con capucha azul marino. El brazalete de hospitalización que llevaba la última vez que lo vi seguía atado a su mano izquierda, y unas muletas metálicas descansaban a sus pies. ―Deberías haberme contado la verdad―dijo finalmente―Lo que te estaba pasando―Se quitó las manos de la cara, se inclinó hacia delante y me cogió la mano―Podría haberte ayudado. ―No podías―suspiré―Y no podía decirte. ―¿No? ―Su voz era triste, a juego con sus ojos―¿Por qué no? ―Porque...―Mi corazón martilleaba violentamente contra mi caja torácica―Porque... ―¿Por qué? ―Johnny se acercó para apoyar los codos en el borde del colchón, con voz suave y persuasiva―¿Pensabas que no te creería? ―Se inclinó más y apoyó la barbilla sobre nuestras manos unidas―Porque sí lo haría. Siempre.

CHLOE WALSH

104

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Porque es alcohólico―solté, sintiéndome repentinamente sin oxígeno―Y yo intentaba mantener a salvo a mi familia. ―¿A salvo? ―continuó indagando, atrayéndome hacia la seguridad con su irresistible persuasión, con la promesa de seguridad―¿De él? Negué con la cabeza, con los ojos muy abiertos y llenos de miedo. ―Del sistema de acogida―Sentí que el corazón se me había subido a la garganta y me costó sacar la siguiente parte―Ya he pasado por eso―Solté una exhalación dolorida y me aferré a su mano, reconfortada por la forma en que me hacía sentir con los pies en la tierra―No quiero volver. ―¿Cuándo? ―Cuando era pequeña―Tragué hondo, sintiendo el ardor―No fue...bueno. Johnny asintió, y el acalorado interés de sus ojos me dijo que estaba memorizando mis palabras. Todo en este chico era intenso y más grande que la vida. Era demasiado inteligente para insultarle con más mentiras o verdades suavizadas, así que no lo hice. En lugar de eso, fui con la verdad. ―No quieren que hable de ello con nadie. «Y menos contigo…» ―¿Quiénes son ellos? ―Mi madre―le dije, sintiéndome insegura y recelosa―Y Darren. Las cejas de Johnny se arrugaron con confusión. ―¿Darren, como el hermano que ya no vive en Cork? Asentí―Ha vuelto. Sus cejas se alzaron―¿Desde cuándo? ―Desde esto―Me señalé a mí misma, avergonzada―Dice que ya está en casa y que va a ayudar a mamá con los niños y con mi padre―Me encogí ante la última parte, la del padre.

CHLOE WALSH

105

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―¿Dice? ―Johnny entrecerró los ojos. Demasiado intuitivo para su propio bien―Entonces, ¿no le crees? ―Ya no sé lo que creo―Me encogí de hombros con cansancio, demasiado cansada para poner una barrera entre nosotros―Muchos adultos dicen muchas cosas, todos hablan a mi alrededor y por encima de mí, y yo sólo... ―¿Ya estás harta de tanta mierda? ―me ofreció, apretándome la mano. ―Sí―Asentí,

agradecida

por

su

aguda

capacidad

de

interpretación―Estoy harta de esta mierda, Johnny. ―¿Dónde está tu padre ahora? Me encogí de hombros―No lo sé. ―¿Cómo que no lo sabes? ―Su tono era cortante, incluso indignado―¿No fue detenido? ―Está desaparecido, se escapó después de que ocurriera y no se le ha visto desde entonces―susurré, sintiendo pánico ante la idea de que mi padre estuviera por ahí en alguna parte―Darren dice que lo encontrarán y lo acusarán, pero Joey no está tan seguro. Nadie me dice nada... bueno, excepto Joey. Joe cree que papá probablemente se está quedando con unos amigos suyos en Waterford, agachando la cabeza hasta que se asiente la situación y mamá lo acepte...―Exhalé un suspiro de derrota y murmuré―De vuelta. ―¿Regresar? Entumecida, me removí nerviosa. ―Se supone que no debo hablar deesto con... ―Soy yo―me dijo, levantándome la barbilla con los dedos. Mirándome, añadió―Puedes contarme lo que quieras, ¿entendido? ―Tengo miedo―confesé, mordiéndome el labio inferior―Y no quiero volver a casa. ―¿Con tu madre? ―Asentí con rigidez.

CHLOE WALSH

106

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Porque te ha decepcionado―dijo en voz baja―Porque no confías en ella. ―Me hace promesas, pero no son más que eso: promesas vacías―Temblando, traté de rodearme con los brazos, pero me lo pensé mejor y me agarré a su cálido brazo―Se supone que debemos sentir lástima por ella por lo que ha pasado, porque ella también es una víctima, y lo sé, de verdad, pero es que... no encuentro en mí la forma de sentirme así―El miedo y la incertidumbre habituales que me consumían siempre que estaba en su presencia estaban ausentes ahora. Me sentía desnuda hasta los huesos ante aquel chico, y él seguíaaquí, seguía mirándome con los mismos ojos, seguía queriendo más de mí― Ahora está recibiendo apoyo, y la policía y los servicios sociales confían obviamente en su capacidad para criarnos, por eso están trabajando con ella. Le están ofreciendo todo tipo de servicios y asesoramiento. ―¿Pero tú no? ―preguntó Johnny―¿No crees que ella pueda? ―Sé que nunca nos haría daño―susurré―Al menos no a propósito. No es violenta, Johnny, ni cruel. Sólo es débil. Darren sigue diciendo que debemos tener paciencia y darle una oportunidad, pero yo... no puedo hacerme ilusiones―Agarrando su antebrazo con ambas manos, apreté―Porque ya he visto todo esto antes. Ella lo aceptará de nuevo, sé que lo hará, ¿y luego qué? ¿Qué pasa entonces, ¿eh? ―Sacudiendo la cabeza, luché furiosamente con mis emociones, parpadeando lágrimas traidoras―…Nada. No pasará nada, como siempre, y ya estoy harta de todo esto, Johnny―Exhalé un suspiro entrecortado―Quiero salir de este pueblo, irme lejos, muy lejos, y no volver nunca. ―¿Puedes decírselo? ―preguntó―¿Que no quieres volver con ella? ―¿Y adónde iría? ¿Qué les pasaría a mis hermanos pequeños si lo hiciera? Ellos quieren quedarse con ella.

CHLOE WALSH

107

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―¿Estás segura? ―Ollie y Sean sí. No sé Tadhg, no dice mucho, y Joey tiene más de dieciocho años, así que puede vivir legalmente donde quiera―Suspiré derrotada―Si me opongo, si les digo que no me siento segura con ella, nos mandarán a todos a la mierda y nos separarán―Mis cejas se fruncieron y me encogí antes de admitir―Digo mentiras como si respirara aire. Incluso a mí misma. La mitad de las veces ni siquiera sé lo que es verdad o mentira. Tengo que pensarlo mucho porque es lo único que sé. He estado ocultando cosas durante tanto tiempo que ni siquiera estoy segura de estar pensando conclaridad. Y ahora, estoy dudando de mí misma porque no dejo de pensar ¿y si me equivoco con ella? ¿Y si me equivoco al pensar mal de ella? Johnny permaneció en silencio durante mucho tiempo, sin hacer ruido, simplemente estando allí, estando conmigo, compartiendo el peso, cargando con el dolor con un apoyo silencioso. Y creo que lo amé más por lo que no dijo en ese momento. No hizo promesas que no podía cumplir. No ofreció más de lo que podía dar. Simplemente se quedó. Pasaron varios minutos antes de que volviera a hablar. ―¿Cuándo empezó? ―No recuerdo un momento en que no fuera así―admití, sintiéndome expuesta e indefensa. ―¿Y yo? ―Johnny tragó hondo―¿Cuándo empezó por mi culpa? ―Siempre fue un paranoico―le dije, decidiendo que ya no tenía nada que perder―Pero una vez que esa foto nuestra se publicó en el periódico, tuvo su propia versión de la prueba. Johnny bajó la cabeza―Joder, Shannon, eso fue hace meses. ―Lo sé― suspiré cansada. ―Te lo puse peor―espetó.

CHLOE WALSH

108

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Lo hiciste soportable―susurré. ―¿Por dónde lo hice más soportable? ―Palabras que parecían arrancadas de lo más profundo de su ser. Su mirada me recorrió lenta y descaradamente, oscureciéndose, hasta que finalmente se posó de nuevo en mi rostro―¿Hay algo más? ―Sus dedos recorrieron mi mejilla―Muéstrame dónde te hizo daño. Dudé en responder, cautelosa e insegura. ―Puedes confiar en mí―dijo en voz tan baja que apenas se oía―No soy como él, Shannon. Nunca te haré daño, no podría. De ninguna forma. Yo lo sabía. Aparte de Joey, Johnny Kavanagh era la única persona en la que confiaba. Con esta certeza, incorporé lentamente mi dolorido cuerpo. ―Tómatelo con calma―me dijo, inclinándose para ayudarme a sentarme―¿Estás bien? ―Sí―Dejé que las piernas colgaran del lateral de la cama y me senté frente a él, cogí el dobladillo de la blusa de la pijama que me había puesto antes. Con cautela, levanté la tela para mostrar el lado izquierdo de mi caja torácica negra y azul. Johnny soltó un fuerte suspiro al verlo. ―Maldito hijo de puta―gruñó y luego pareció controlarse porque se tragó lo que iba a decir, apretó la mandíbula y susurró―Necesito verlo todo. Enséñamelo todo. Y así lo hice. Le enseñé los brazos y las piernas, el cuello y los muslos, y con cada magulladura y corte que le mostraba, sentía que me quitaba un peso de encima. ―Y me hicieron un agujero aquí―le expliqué con voz temblorosa, desabrochándome torpemente la blusa de la pijama para mostrar el vendaje

CHLOE WALSH

109

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 recién puesto en el pecho y el costado. Temblando, me agarré los pequeños pechos y me giré de lado para mostrárselos―Para ayudarme a respirar. Los ojos de Johnny se desviaron hacia la venda y vi cómo se ponía rígido. No me miraba de forma sexual. No, era una mirada de puro horror. ―Por Dios―Acercó su silla a la cama hasta que mis piernas quedaron entre las suyas―¿Te duele? ―Apoyó una mano en mi muslo y rozó suavemente el vendaje con la otra―¿Estás adolorida? Sí. ―Estaré bien―respondí, volviéndome hacia él―El médico me ha dicho que se curará en una o dos semanas. ―Te hizo esto por mi culpa...―haciendo una pausa, Johnny agarró la tela a cada lado de mi pecho y empezó a abrochar los botones en su sitio, manteniendo sus ojos en los míos todo el tiempo―¿Por lo que pasó en el vestuario? ―Cuando terminó de arreglarme la blusa, negó con la cabeza, con expresión desgarrada―¿Porque se supone que no deberías estar conmigo? Me encogí de hombros sin poder evitarlo. Ya no podía mentir. Al menos, no a él. Él lo vio de todos modos, la verdad en mis ojos, y provocó que un gemido bajo y dolorido brotara de su pecho. ―Lo siento mucho, Shannon― Apoyando su frente contra mi estómago, me rodeó la cintura con sus enormes brazos y susurró―Lo siento mucho, maldición. Mi cuerpo temblaba con tanta fuerza que luchaba por contenerlo todo, por mantener mis sentimientos a flor de piel, cuando lo único que quería era refugiarme en aquel chico y no volver a salir a respirar. Temblando, acuné su cara contra mi estómago y exhalé un sollozo entrecortado. ―No es culpa tuya―le dije, sintiendo el escozor de las lágrimas calientes y saladas que resbalabanpor mis mejillas―No lo es. Si no hubieras sido tú, él

CHLOE WALSH

110

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 habría encontrado otra cosa por la que odiarme. Así son las cosas en mi familia. Mi padre no necesita una razón para hacer las cosas que hace, Johnny. Sólo necesita una idea― Temblando, le pasé los dedos por el pelo, obligándome a mantener un tacto suave y a no aferrarme a él y rogarle que me llevara lejos como deseaba desesperadamente―No estés triste por mí. ―¿Triste? No estoy triste, Shannon. Estoy jodidamente devastado―dijo con dificultad, levantando la cabeza―Estaba convencido de que había sido alguien del colegio. Maldición, estaba obsesionado con averiguarlo y estuve mirando en la dirección equivocada todo el tiempo. ―Johnny... ―Te llevé de vuelta a esa casa―gimió, angustiado―¡Te vi entrar en esa puta casa y me fui a la mía, a una cama caliente y segura, sabiendo en mi corazón que algo no iba bien, pero sin abrir mi mente lo suficiente para verlo!―Sacudiendo la cabeza, soltó un gruñido frustrado―Lo siento mucho, joder. No merecías que otra persona te decepcionara. ―No pasa nada―balbuceé. ―No, no está bien. No está bien―Exhaló un fuerte suspiro y susurró―Shannon, ¿él ha...? ―Johnny exhaló un suspiro y sacudió la cabeza antes de volver a intentarlo―¿Él...? ―Hizo un gesto de dolor y cerró los ojos― Te hizo daño―Era una afirmación, no una pregunta―Físicamente―Abrió los ojos y volvió a mirarme―¿Te hizo algo más? ―¿Qué quieres decir? ―Necesito saber si él...―su voz era dolorosa mientras luchaba por sacar las palabras―¿Alguna vez te obligó a hacer cosas que no querías? ―¿Cómo qué? ―Dije ahogadamente, con miedo. ―¿Alguna vez te tocó? ―las palabras salieron de su boca apresuradamente―Sexualmente―Cerró los ojos mientras un gemido de dolor

CHLOE WALSH

111

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 lo atravesaba―¿Te hizo eso? ―Abrió los ojos, me miró con expresión desgarrada y dijo―¿Él te violó, nena? ―No. ―¿No? ―El alivio inundó sus ojos durante un breve instante antes de que la duda volviera a invadirlos―No puedes mentirme, ¿de acuerdo? No sobre esto. Necesito que me digas la verdad. ―Él no me tocó así―balbuceé, con el corazón agitándose salvajemente en mi pecho―Nunca me ha pasado nada parecido. Johnny me miró fijamente durante un largo rato antes de soltar un suspiro tembloroso. ―De acuerdo―Asintiendo para sí mismo, susurró―Bien―varias veces más mientras sus hombros se hundían―Siento habértelo preguntado, pero tenía que hacerlo. ―Está bien. ―Pero necesito que sepas que no estás sola en esto. Ya no―Su voz era firme y fuerte ahora―Me tienes a mí. El corazón me dio un salto en el pecho―¿Te tengo a ti? ―Por supuesto―Su frente tocó la mía, con una suavidad dolorosa, y sus ojos azules se clavaron en los míos, pidiéndome permiso en silencio. Para hacer qué, no tenía ni idea, pero estaba dispuesta a decir que sí a todo lo que me pidiera―Estoy aquí―susurró, acariciando mi nariz con la suya―Y no voy a ninguna parte. Oh Dios... ―¿Johnny? ―Mis manos se movieron por sí solas, aferrándose a la tela de su sudadera con capucha―Si vas a dejarme ir...―bajando la cabeza, cerré los ojos e inhalé varias respiraciones temblorosas antes de inclinar la barbilla hacia arriba y abrir los ojos―Entonces necesito que lo hagas ahora, ¿sí? No

CHLOE WALSH

112

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 esperes a que sea demasiado tarde, y por favor... por favor, no hagas que duela... Johnny me hizo callar poniendo sus labios sobre los míos. Aturdida, no pude hacer otra cosa que hundirme contra él, cediéndole todo mi peso y confiando en que no me rompería. Fue un beso suave, inocente, casi como una pluma, pero lo era todo en aquel momento, y significaba todo para mí porque venía de él. Porque por primera vez él me besó primero. ―No lo haré―susurró Johnny, frunciendo las cejas y deslizando los labios contra los míos mientras hablaba―Siempre tendré cuidado contigo, Shannon “como el río”―Exhalando un suspiro tembloroso, me recogió el pelo detrás de las orejas y me cogió la cara con las manos―Te lo prometo. ―Yo también tendré cuidado contigo―le dije, temblando de pies a cabeza. Él sonrió―Es bueno saberlo, porque tengo la sensación de que podrías hacerme mucho daño... ―No estoy seguro de dónde está ahora, estaba justo detrás de mí, pero si pudiera tener un minuto con ella... no se preocupe―dijo una voz familiar―Lo encontré. ―Mierda―murmuró Johnny. Soltándome la cara, se echó hacia atrás en la silla y dedicó un saludo poco entusiasta con la mano―Hola, papá. ―Me alegra ver que tu capacidad auditiva sigue tan ausente como siempre, hijo―respondió el señor Kavanagh en tono suave―Shannon…―Me dedicó una sonrisa triste―Me alegro de volver a verte, aunque las circunstancias no son las más adecuadas. ―Hola, señor Kavanagh―susurré, sintiendo que mis paredes se levantaban a un ritmo acelerado. No estaba segura de sí era la visión del apacible padre de Johnny lo que provocaba esta reacción o la mirada furiosa de mi madre,

CHLOE WALSH

113

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 de pie en la puerta junto a él. ―Bueno―dijo mamá, claramente disgustada―Creo que ha tenido más de un minuto. ―Mamá...―Empecé a protestar, pero el señor Kavanagh me interrumpió ―Entendido―Miró a Johnny e inclinó la cabeza―Vámonos, hijo. ―¿Qué? ―Miré horrorizada a mi madre―¿Por qué? ―Porque lo digo yo―respondió mamá, con tono tembloroso. ―No―Sacudí la cabeza y miré a Johnny―No, no tienes que ir a ninguna parte. ―Sí, él lo tiene, Shannon―intervino el Sr. Kavanagh―Vamos, Johnny. Johnny parecía como yo me sentía, completamente desgarrado, mientras miraba de su padre a mí. Pasaron varios instantes en tenso silencio antes de que Johnny asintiera derrotado. Se me encogió el corazón al verle coger las muletas y ponerse en pie con dificultad. ―Volveré, Shannon. ―Preferiría que no lo hicieras―se apresuró a decir mamá―Volver, claro. Al menos por un tiempo. Estamos pasando por un asunto profundamente personal, es un asunto familiar, y realmente no creo que sea apropiado que estés aquí. Me quedé atónita―¡Mamá! ―¿Ah, ¿no? ―replicó Johnny, sin disimular la rabia en su voz―Bueno, preferiría que te metieras tus sentimientos por la parte más profunda de tu... ―¡Jonathon! ―Exclamó el Sr. Kavanagh―Hora de irse. ―Ya has hecho bastante daño a esta familia―espetó mamá, temblorosa―Te des cuenta o no, así que no vuelvas a asomar la cara por aquí. No eres bienvenido. ―Señora Lynch―intervino tranquilamente el Sr. Kavanagh―Creo que

CHLOE WALSH

114

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 todos necesitamos calmarnos... ―Mantenga a su hijo alejado de mi hija―le espetó mamá―Tiene dieciséis años y no quiero que se meta con él. ¡Está aquí por su culpa! Porque él no quiso alejarse. Así que manténgalo alejado. ¿Me entiende? ¡Mantén a ese chico alejado de mi hija! ―¿De qué estás hablando? ―intervine, sintiendo que mi corazón galopaba hasta el punto de sentirme mareada―No ha hecho nada malo. ―Volveré para ver a tu hija―gruñó Johnny, con los ojos clavados en mi madre―Ya jugué con tus reglas una vez y mira adónde la llevó. Así que puedes estar segura de que no volveré a hacerlo. ―Johnny, vámonos―exclamó el Sr. Kavanagh―Ahora. ―¡Jesucristo, papá! ―¡Ahora! Apartando su acalorada mirada de mi madre, Johnny se volvió para mirarme. Haciendo caso omiso de nuestros padres, cerró el espacio que nos separaba, me cogió la nuca con una mano y se inclinó. ―Volveré―susurró antesde darme un beso en la frente. Se enderezó, me miró y me guiñó un ojo―Te loprometo. Con los ojos muy abiertos, le miré fijamente y le susurré. ―Estaré esperando. Johnny se volvió hacia mi madre y siseó―Te estoy vigilando. ―Vamos―El señor Kavanagh suspiró cansado y puso una mano en la nuca de Johnny―Sal de la habitación antes de que coja tu muleta y te golpee con ella. ―Buena elección de palabras, papá―gimió Johnny, dejando que su padre lo sacara de la habitación―Jodido tacto. ―Oh Jesús―murmuró el Sr. Kavanagh, girándose en la puerta. Su rostro

CHLOE WALSH

115

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 se tiñó de rojo cuando dijo―Mis más sinceras disculpas por el comentario de mal gusto…―antes de cerrar la puerta tras ellos. ―¿Qué fue eso? ―preguntó mamá con tono acusador y los ojos entrecerrados. ―Eso fue Johnny―respondí, retándola con la mirada―¿Qué fue eso?―le pregunté de vuelta―¿Qué demonios, mamá? Vino a verme y lo echaste. ―No tenía nada que hacer aquí. ―¿Qué? ―Me quedé boquiabierta―¡Es mi amigo! ―¿Y

tu

amigo

planea

tomar

la

costumbre

de

besarte?―preguntó―¿Delante de tu madre? Dios, eso esperaba. Me encogí de hombros sin interés. ―Es demasiado mayor para ti. ―Tiene diecisiete años―respondí desafiante―Yo tengo dieciséis. ―Esto no me gusta, Shannon―murmuró, con cara de preocupación―Él, no me gusta. Hay algo en él. Es demasiado... demasiado... ―¿Es demasiado qué, mamá? ―Demasiado para ti―completó―Es demasiado mayor, demasiado experimentado y definitivamente demasiado arrogante. ―Bueno, no es tu elección―le dije―Es la mía. ―¿Él

lo

sabe? ―susurró

mamá,

mirándome

con

extrema

cautela―¿Sobre nuestra familia? ―Lo sabe todo―confirmé en voz baja, sintiendo un tsunami de culpa fuera de lugar surgir en mí. La lógica me decía que no tenía por qué sentirme mal, pero mi corazón estaba confundido. Mi corazón me llamaba traidora―Tenía que decírselo―espeté, explicándome―Él vio las marcas.

CHLOE WALSH

116

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Jesús, Shannon―mamá balbuceó―No―Sacudió la cabeza―No, no, no, esto no está bien. ―Mira dónde estoy―Me ardían las mejillas―No podía seguir mintiéndole. ―¡Eso no! ―Mamá estalló―Me refiero a ti y a él―Sacudió la cabeza de nuevo―No, tú eres vulnerable y él se está aprovechando de esta situación. ―¿Qué? ―Me quedé boquiabierta―No puedo creer que acabes de decir eso. ―¿Te acuestas con él? ―¿Qué? ―¿Estás teniendo sexo con ese chico? ―¡Oh Dios mío! Estás tan increíblemente desubicada―Reprimí un grito―Darren tenía razón. Necesitas ayuda. ―Te hizo daño, Shannon―Mamá espetó―Te dejó inconsciente, te mandó al hospital. ―Accidentalmente―dije―No como el hombre que dejaste en nuestras vidas, al que le gusta hacernos daño a propósito―Me señalé salvajemente a mí misma―Estoy en el hospital otra vez, mamá. ¿Vas a culpar de esto también a Johnny? Mamá se estremeció―Si te hubiera dejado en paz, tu padre no habría tenido motivos para... ―¡No lo hagas! ―advertí, con la voz entrecortada―No te atrevas a culparme por lo que me hizo. ―No lo hago―sollozó, llorando de nuevo―Lo siento... estoy muy preocupada por ti―Apresurándose hacia mí, se hundió en la cama a mi lado―Tu padre lo conoce. ¿Y si intenta encontrarte a través de él? ¿Y si te ve con él y eso empeora las cosas?

CHLOE WALSH

117

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Ya sabe dónde vivimos, mamá―dije con un suspiro cansado―Si papá quiere buscarme, lo hará. ―Shannon...―Mamá sollozó con fuerza―No digas eso. ―Es la verdad―respondí, sintiéndome emocionalmente agotada―Si quiere hacernos daño, no necesita pasar por mis amigos para hacerlo. Sólo tiene que llamar a la puerta y le recibirás con los brazos abiertos. ―No―resopló―No volveré a hacerlo. ―Ya lo veremos. ―Sabía que esto pasaría―susurró, cogiéndome la mano ―¿Sabías lo que iba a pasar? ―pregunté, apartando la mano. ―Vi cómo te miraba aquel día. En el colegio, cuando fui a recogerte...―Exhaló un sollozo entrecortado―Sabía que iba a dar problemas. ―No es problemático―le insistí―Es una buena persona, mamá, una gran persona. Está entrenando para ser jugador profesional de rugby, por el amor de Dios. Ya juega para su país. Es inteligente, motivado y amable. Es muy amable, mamá. No toma drogas ni se mete en problemas como todos los de su edad. No es el monstruo que has inventado en tu cabeza. ―¿Crees que no sé lo que es; llamar la atención de un chico así?―preguntó ella―Tu padre era todas esas cosas. No era un mal hombre cuando loconocí. Era maravilloso. Era una estrella por derecho propio con el hurling. Todo el mundo quería conocerle. Era adorado, sabes. El chico de oro de Ballylaggin. ―No es lo mismo―exclamé estrangulada, sintiendo que mi cuerpo se calentaba y se llenaba de pánico―Nada de esto es lo mismo. ―Todo es lo mismo―respondió entrecortadamente―Y mírame ahora, Shannon―Agitó una mano sin rumbo por la habitación―Mira donde chicos como ese consiguen chicas como nosotras. Un solo error es todo lo que hace

CHLOE WALSH

118

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 falta. Un desliz y tu vida habrá terminado. Te cargarán con más responsabilidades de las que puedes asumir y él te culpará de todo. Te culpará por quitarle su futuro. Por cambiar el curso de su vida. Por convertirlo en padre cuando aún es un niño. Repite mis errores, Shannon, y ese chico te culpará y te guardará rencor y te destrozará hasta que no quede nada de ti a lo que hacer daño. ―Yo no soy tú―le dije―Y él no es papá. ―Todavía―respondió con tristeza―Todavía no. ―Deja de hablar. Mamá se resistió―¿Qué? ―No puedes hacerme esto―dije, temblando―No puedes asustarme y alejarme de la única cosa buena de mi vida. ―No

estoy

tratando

de

asustarte,

Shannon.

Intento

ayudarte―suplicó―Intento protegerte. ―Sí, de la persona equivocada. ―No―Sacudió la cabeza―De cometer los mismos errores que yo. ―Bueno, antes me preguntaste si había alguna posibilidad de que te perdonara―Tragando hondo, me agarré al borde del colchón, miré a mi madre fijamente a los ojos y susurré―Aléjalo y la respuesta será jamás.

CHLOE WALSH

119

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 CAPÍTULO 10

Acusaciones

―Lo siento, Johnny―dijo mi padre cuando aparcó el coche en la parte trasera de nuestra casa, junto a mi Audi, más tarde aquella noche―Debería haberte hecho caso. ―Lo sé, papá―Agotado, me desabroché el cinturón y abrí la puerta. Debería haberme escuchado, pero ahora no podía hablar de ello. Estaba luchando con mis sentimientos, intentando desesperadamente aferrarme a mis emociones y no perderlas. Sin embargo, no era fácil, y cada vez que pensaba en Shannon tumbada en aquel hospital, cuando pensaba en aquellas marcas en su cuerpo, me deslizaba más cerca del límite. No podía sacármela de la cabeza, lo cual, para ser justos, no era nada nuevo, pero ahora era diferente. Estaba confundido, mis sentimientos estaban jodidos y mezclados con una desesperación nerviosa. No quería dejarla allí. Si por mí fuera, se la robaría a esa horrible familia de mierda y me la quedaría para mí solo. Ayudándome a salir del asiento del copiloto, papá cerró la puerta detrás de mí y me rodeó la cintura con un brazo. Me alegré de su ayuda. Tenía la cabeza hecha pedazos, el cuerpo cansado y dolorido, y no creía que me quedara

CHLOE WALSH

120

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 mucho combustible en el cuerpo. ―No volveré a cometer ese error, hijo―Agradecido por el estímulo, renuncié a usar las muletas y le pasé el brazo derecho por los hombros, apoyándome en él―Estoy hecho polvo, papá―admití con los dientes apretados, sintiendo el ardor al rojo vivo en los muslos y el bajovientre―Tengo el cuerpo destrozado. ―Buen chico―me dijo papá mientras me colocaba una muleta bajo el brazo y me guiaba hacia la puerta―Eso es, cuidado con el escalón, hijo. ―Ya lo tengo―dije, conteniendo un grito mientras me esforzaba por superar el umbral―Estoy bien. Cuando entramos en la cocina, mamá estaba de pie junto a la olla, con el delantal puesto y una cuchara de madera en las manos. En cuanto se percató de nuestra presencia, dejó caer la cuchara en la olla y se apresuró a acercarse a mí. ―¿Estás bien, cariño? ―me preguntó cogiéndome la cara entre las manos, con sus ojos marrones cálidos y llenos de preocupación maternal―¿Estás adolorido? ¿Y Shannon? ¿La has visto? ¿Es verdad? ¿Pudiste hablar conella? ―Edel, amor―papá intervino con un pequeño movimiento de cabeza―Esta noche no. El muchacho está muerto de cansancio. La expresión de mamá cedió. ―Oh Dios―Se llevó las manos a los costados mientras nos miraba horrorizada a papá y a mí―Es verdad, ¿no? ―Es verdad, cariño―confirmó papá con tristeza―Siempre tuvo razón. Mamá se tapó la boca con las manos―¿Su padre? Papá asintió rígido. ―Oh, John―Las lágrimas llenaron los ojos de mi madre―Pobre niña. ―Pero no es sólo ella, ¿verdad? ―espeté, erizado de ira―Hay un puto

CHLOE WALSH

121

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 océano de niños en esa casa. Mamá se estremeció―Y tú crees... ―Ya no sé lo que creo―Tragándome una oleada de rabia por la puta injusticia que suponía ser adolescente en este mundo, le arrebaté las muletas a mi padre y gruñí―No tengo ni puta idea―Pasé junto a ellos y cojeé hasta la puerta―Me voy a la cama. ―¿Quieres hablar de ello? ―Mamá me llamó―¿Johnny? ―Necesito algo de espacio―murmuré, sin mirar atrás―Necesito algo de tiempo para procesar esta... tormenta de mierda. ―Johnny, amor... ―Edel, déjalo en paz. ―Pero, John, él no puede manejar las escaleras por su cuenta… ―Edel, deja al chico en paz. A paso de tortuga, recorrí el pasillo hasta la escalera, ignorando a mis padres mientras discutían entre ellos. Tenía la respiración agitada por el esfuerzo que le costaba a mi cuerpo obedecer y moverse. Cuando por fin llegué al final de la escalera, después de abandonar las muletas tres escalones más arriba, me sentí desfallecer. Sacando fuerzas de la reserva de voluntad que llevaba dentro, me armé de valor y seguí adelante. No fue hasta que estuve en mi habitación, con la puerta cerrada tras de mí, que lo dejé salir. Me tambaleé hasta la cama, me tumbé en el borde y dejé caer la cabeza entre las manos. Sookie, mi labrador, se levantó de su posición a los pies de la cama y saltó hacia mí, cerrando el espacio que nos separaba, claramente encantada de volver a verme. ―¿Cómo está mi niña? ¿Mamá te dejó aquí? Buena chica―Con los huesos cansados, le rasqué las orejas y el cuello, mientras mi atención se

CHLOE WALSH

122

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 desviaba hacia el periódico que estaba abierto en mi mesilla de noche. Me incliné sobre Sookie, cogí el periódico y hojeé la página en la que estaba abierto. En el momento en que mis ojos se posaron en el rostro sonriente y sin marcas de Shannon mientras se acurrucaba a mi lado, sentí como si me hubierandado un golpe en el pecho. ―La cagué, Sook―Envolviendo a mi perra con un brazo, enterré mi cara en su cuello. Exhalando un gruñido de dolor, parpadeépara alejar el escozor de las lágrimas mientras mi mente recorría frenéticamente todos los malos recuerdos que tenía de Shannon hasta que sentí que iba a explotar―La cagué, pequeña―confesé, cerrando los ojos mientras un sollozo salía de mi pecho―Dios. Sonó un golpe bajo en la puerta de mi habitación. ―Johnny, ¿puedo entrar? ―No―dije, tensándome. Me sorprendió que mi madre me pidiera permiso por una vez en su vida―Déjame en paz, mamá. Por favor. Hubo una larga pausa y luego el sonido de unos pasos que se retiraban llenó el silencio, haciéndose cada vez más silenciosos, antes de girar sobre sí mismos aumentando de volumen. La puerta de mi habitación se abrió de golpe y mamá entró a grandes zancadas. ―Lo siento, amor, pero no puedo hacer eso. Y me llamaban a mi buldócer. ―Sé que estás molesto conmigo―dijo, cerrando el espacio y sentándose a mi lado―Y tienes todo el derecho a sentirte así. Yo también estoy molesta conmigo―Extendiendo la mano, mamá le acarició las orejas a Sookie antes de apartarla y acercarse más a mí―Pero has pasado por un infierno estos últimos días―Me puso la mano en el hombro y añadió―Necesito que sepas que estoy aquí. Necesito estar aquí para ti.

CHLOE WALSH

123

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Sé que estás aquí, mamá―murmuré, centrando mi mirada en la puerta de mi cuarto de baño propio―Nunca pensé que no estuvieras. ―Hablé con tu padre sobre lo que le pasó a Shannon―añadió suavemente, apretándome el hombro―Sé que debes sentirte confuso en este momento. Suspiré pesadamente―Es una forma de decirlo. ―Está bien sentirse fuera de control por esto. ―Ya no sé cómo me siento―murmuré, pellizcándome el puente de la nariz―Todo es como... un ferrocarril―Dejé caer la cabeza y respiré varias veces para calmarme, preguntándome cómo demonios mi vida había tomado este rumbo tan jodido―Siento que me ahogo en su dolor, mamá―admití con voz ronca. «Siento que me ahogo con ella…» ―Eres un chico inteligente, Johnny, pero no estás emocionalmente equipado para lidiar con lo que te expusiste esta noche, y eso está bien. ―Nada de esto está bien―dije apretando los dientes―¿Un hombre adulto le pega una paliza a su hija, la aterroriza durante años, la deja en una cama de hospital y se esconde? ―Levanté las manos, frustrado―¿Crees que Shannon está emocionalmente preparada para lidiar con eso? Porque, sinceramente, no veo cómo―Incliné la cabeza hacia atrás, más molesto de lo que podía manejar―No lo entiendo, mamá…―siseé, sintiendo la ira subir en mí una vez más―No entiendo cómo un hombre puede hacerle eso a sus hijos...―Apreté la mandíbula e inhalé por la nariz, necesitando mantener la calma más que nada en ese momento―Cómo alguien pudo hacerle eso. ―A

veces

la

gente

hace

cosas

horrendas

e

inexplicables,

amor―respondió mamá suavemente―No hay forma sensata de entender la locura, amor, así que no te vuelvas loco intentándolo.

CHLOE WALSH

124

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Pero es que... ―¿Te preocupas por ella? ―Mamá intervino suavemente―Lo sabemos, Johnny, cariño. ―Meses, mamá―le dije, sintiéndome ansioso―Conozco a Shannon desde hace meses y saber que cada día volvía a casa desde el colegio con ese pedazo de...―Sacudí la cabeza y respiré hondo varias veces para calmarme antes de continuar―La defraudé. Sólo soy uno más en una larga lista de personas que la defraudaron. ―No la defraudaste, Johnny. No lo sabías. ―Sabía que algo iba mal―argumenté―¡Eso lo sabía! ―Porque siempre has tenido un buen sentido de lo que estaba bien y lo que estaba mal―replicó mamá―Eso es lo que te hace especial, amor. Siempre has tocado el tambor a tu ritmo. Defiendes a los débiles. Nunca te has alineado ni has seguido a la multitud. Incluso cuando eras pequeño, seguías tu propia línea, Johnny. ―Eso no ayuda, mamá―refunfuñé. ―Lo que trato de decir es que obviamente viste algo en Shannon. Algo que querías proteger. Pero no es tu trabajo salvar el mundo, Johnny. No debías saber lo que le estaba pasando, así que no pongas esto sobre tus hombros. ―Sí, bueno, aparentemente, es alcohólico―me burlé―Como si eso fuera una excusa para usar a tus hijos como saco de boxeo. ―No es una excusa―asintió mamá―Es un delito. ―Lo

odio―escupí,

prácticamente

ahogándome

en

mi

indignación―Quiero cazar a ese asqueroso y hacerle mucho daño. ―Pero no lo harás. ―No, no lo haré―Me miré las piernas―Porque ahora mismo apenas puedo orinar por mi cuenta.

CHLOE WALSH

125

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―No―me corrigió mamá, frotándome la espalda―Porque estás en la cúspide de una carrera por la que has trabajado toda tu vida, y eso no merece la pena tirarlo por la borda por un arrebato, por muy satisfactorio que pueda sentirse en el momento. ―Sabes, mamá, supe que algo andaba mal el primer día que conocí a Shannon. Sabía que algo no estaba bien, que tenía secretos, pero...―Dejé que se me escaparan las palabras y me encogí de hombros―No pensé que fueran esto. ―¿Cómo podías saberlo, Johnny? ―Y ella―continué, mirando a nada en particular―No confío en ella. ―¿Ella? ―La mamá de Shannon―le dije―Hay algo muy raro en ella. ¿Cómo, en nombre de Dios, dejas que tus hijos vivan en una casa así? ―Miré a mi madre en busca de respuestas―¿Cómo, mamá? ¿Cómo funciona eso? ―No lo sé, Johnny. ―¿No debería estar metida en algún problema? ―Cerré las manos en puños ante la idea―¿Por no intervenir? ¿No es eso negligencia... o por lo menos dar un puto paso al frente e intervenir? ―Cuida tu lenguaje. ―¿En serio? ―Arqueé la ceja―¿Vas a sermonearme precisamente esta noche? ¿En serio? Mamá suspiró pesadamente―¿Qué dijo Shannon al respecto? ¿Sobre su madre? ―Cosas―murmuré, dejando caer la mirada hacia mi regazo ―¿Cosas? ―No quiero hablar de lo que ella me dijo, mamá―le contesté―Es algo privado. Pero esa mujer me da mala espina―Dejando caer la mano sobre mi

CHLOE WALSH

126

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 muslo, empecé a suavizar el dolor que se acumulaba en mi cuerpo―Se supone que vuelve a casa mañana o el jueves, pero eso significa que volverá allí. A esa casa. Con esa mujer―Miré a mi madre y le pregunté―¿Cómo demonios puede pasar eso? ―No lo sé, amor―contestó mamá, con voz dura―Pero tu padre me contó cómo te habló esa mujer esta noche. No tenía ningún maldito derecho. ―Jesús―murmuré, maldiciendo

mentalmente

a mi padre

por

contárselo―Ni siquiera importa. ―Sí importa―corrigió ella acaloradamente―No tiene derecho a mirar por encima del hombro a mi hijo. ―No estaba mirando por encima del hombro―murmuré―Estaba enojada porque yo estaba allí―Encogiéndome de hombros, añadí―No le caigo bien. Nunca le he gustado―Exhalando fuertemente, me moví, tratando de ponerme cómodo―No desde que golpeé a Shannon con aquella maldita pelota―Me encogí al recordarlo, sintiéndome culpable―No me quiere cerca de su hija. ―Pues que se aleje de una puta vez de mi hijo―gruñó mamá, visiblemente temblorosa de ira―No lo permitiré, Johnny. ¿Me oyes? No lo permitiré. Tiene mucha suerte de que sea tu padre quien te ha acompañado esta noche y no yo. ―¿Puedes calmarte, joder? ―Me quedé con la boca abierta―¿Planeas pelearte, mamá? ―Intentó que te suspendieran en enero―gruñó mamá, con las mejillas sonrosadas―Le puso las manos encima a mi hijo menor de edad, en el recinto escolar, algo que el señor Twomey olvidó convenientemente revelar cuando hablé con él al respecto―Entrecerró los ojos―Nadie se mete con mi hijo. Fruncí el ceño―¿Cuándo hablaste de esto con Twomey?

CHLOE WALSH

127

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Mamá se puso furiosa―Le telefoneé después de que Shannon me contara lo ocurrido, antes de volver a Londres. Me quedé mirándola―¿Por qué? ―Porque soy tu madre y tengo derecho a que me avisen de cualquier asunto relacionado con mi hijo en el colegio―replicó con sarcasmo―Sé que esa mujer te ha estado creando problemas. También sé que te amenazaron con una suspensión inminente porque ella presionó para ello, ¡que te hicieron quedar como un bravucón! ―Mamá cerró sus pequeñas manos en puños―Puede que no me guste el rugby, pero ¿cómo se atreve alguien a poner en peligro todo por lo que has trabajado por culpa de un accidente? Es totalmente inaceptable. El colegio no tenía ningún derecho a hacerte eso, ni ningún motivo. Se lo dejé perfectamente claro a tu director―Sonriendo, añadió―Antes de amenazar con retirarte tanto a ti, como a las generosas donaciones de dinero que realiza nuestra familia, de Tommen. ―Ay, Dios, mamá―Pasándome la mano por el pelo con exasperación, miré al techo y gemí―Para que lo sepas, apenas me tocó. ―Te puso las manos encima―repitió mamá enfadada―Te empujó. Te amenazó. Arremetió con rabia contra ti. Puede que así funcione en su casa, Jonathon, pero seguro que en la mía no. Arqueé una ceja―Lo dice la mujer que siempre me tira de las orejas. ―Son tirones de amor―me corrigió mamá―Y no estás entendiendo punto. ―Bien―Me encogí de hombros, derrotado―¿Cuál es el punto? ―El punto, amor, es que ella no tenía derecho a tratar a mi hijo de la manera que lo hizo. Ella no tiene el derecho divino de imponer la ley en lo que a ti respecta. Ese es mi trabajo. Ella necesita hacer un balance de las paredes de cristal que rodean su casa antes de lanzar piedras contra la mía. Tu padre debería

CHLOE WALSH

128

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 habérselo dicho, pero es demasiado diplomático―Exhalando un suspiro, añadió―Es el culchie que lleva dentro. Sonreí ante su comentario―Creo que es el abogado que lleva dentro, mamá. Mamá volvió a resoplar―Bueno, si tu padre hubiera pasado treinta y seis horas acostado sobre su espalda, tratando de empujar tus ocho libras y doce onzas fuera de su vagina, tal vez se sentiría diferente. ―Jesucristo―Me estremecí ante la gloriosa imagen de mi entrada en el mundo―Gracias por la imagen mental. Mamá sonrió con satisfacción―Sé que piensas que soy una gruñona autoritaria, pero no puedo evitarlo. Eso es lo que hacen las madres. Regañamos, nos preocupamos y revoloteamos hasta que morimos―Se inclinó y apoyó su mejilla en mi hombro―Eres mi niño, Johnny―Suspiró pesadamente―Puede que ahora seas más alto que yo, pero pase lo que pase o llegues lejos en la vida, siempre serás mi niño. ―Sabes que yo también te quiero―murmuré, avergonzado e incómodo―Puede que me vuelvas loco la mayoría de los días, pero estaría perdido sin ti. ―Lo sé, cielo―Mamá suspiró y me dio una palmadita en la mano―Lo sé. ―Mamá, por favor, no odies a Shannon por esto―añadí, mis palabras apenas más que un murmullo―Sé que estás molesta con su madre, pero no la culpes a ella. ―Dios, no odio a Shannon, cariño―se apresuró a tranquilizar―Es una chica estupenda y nunca juzgaría a un niño basándome en mis sentimientos hacia sus padres―Se acercó y me puso una mano en la espalda―Después de todo, tu abuela y tu abuelo Kavanagh nunca me juzgaron y mira de dónde vengo.

CHLOE WALSH

129

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Cierto. La familia de mi madre era peculiar, por no decir otra cosa. Ella había sido criada a duras penas, literalmente llevada de un lado a otro y pasada entre varios parientes hasta que, a los dieciséis años, finalmente se hartó y se separó de Dublín. Sin un céntimo en el bolsillo y sólo con su ingenio, se metió a escondidas en un autobús de Bus Eireann sin rumbo fijo y aterrizó en Cork. Hizo autostop hasta Ballylaggin, donde aterrizó en la granja de mis abuelos con un serio problema de actitud y ganas de ganarse el sustento. Cuatro años más tarde, estaba viviendo en Londres, asistiendo a la universidad y casada con mi padre. ―Pero voy a decir una cosa―añadió mamá, dándome un codazo en el hombro con el suyo―Si Marie Lynch quiere tener problemas contigo, tendrá que pasar primero por mí. ―Mamá...―Sacudí la cabeza y suspiré pesadamente―No defiendo a la mujer, pero probablemente sólo esté proyectándose―Encogiéndome de hombros, añadí―Todos están pasando por un mal momento. ―Lo entiendo, Johnny―asintió mamá―Lo entiendo, cariño. No puedo comprender cómo deben de sentirse sus pobres hijos―Levantándose, mamá se alisó el delantal antes de añadir―Pero no lo proyectará en ti―Entrecerró los ojos―Por encima de mi cadáver. ―Tengo que volver mañana―Miré a mi madre mientras se paseaba por mi habitación, barriendo la ropa del suelo―Al hospital. Mamá no respondió. ―Mamá―insistí―Tengo que volver. Mamá suspiró pesadamente―No quiero que te acerques a esa mujer, Johnny. No cuando está lanzando acusaciones sobre ti. ―No

voy

por

CHLOE WALSH

ella―solté,

erizándome―Voy 130

por

Shannon...

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 espera―Entrecerré los ojos―¿Qué quieres decir con acusaciones? ¿Estás hablando otra vez del puto balón? Porque ya te he explicado que eso fue un maldito accidente. Mamá negó con la cabeza―No, amor. ―¿Entonces qué? ―espeté, erizándome―¿Qué está diciendo de mí? ―Le ha dicho algunas cosas a tu padre―respondió―Algunas cosas que hacen que tu padre y yo nos sintamos incómodos por dejarte ir allí. ―¿Como qué? ―Mira, Johnny, tienes que mantenerte alejado por un tiempo―dijo finalmente, sin dar más detalles―No digo para siempre, pero hasta que las cosas se calmen, sería mejor que le dieras espacio a esa familia. ¿Qué mierda había dicho de mí? ―No he hecho nada, mamá―gruñí, sintiéndome a la defensiva y al límite―Así que sea lo que sea que esté diciendo de mí, es una completa mierda. ―Mira, duerme un poco y hablaremos de ello por la mañana―respondió, sin mirarme a los ojos―Todavía necesitas descansar, Johnny. Estás agotado. Sí que estaba agotado; con el tanque vacío de paciencia. ―¿Mamá? ―Miré a mi madre mientras se acercaba a mi puerta―Mamá, ¿qué dijo? ―Duerme un poco, amor―fue todo lo que respondió. Trató de cerrar la puerta, pero se detuvo en seco―Oh, casi lo olvido...―Metiendo la mano en el bolsillo delantero del delantal, sacó un pequeño papel doblado―Encontré esto cuando lavaba tu ropa de Dublín―Se acercó de nuevo a mí y me dio el papel―Eres un cielo―Sonriendo, me acarició la mejilla con la mano antes de volversehacia la puerta―Estoy orgullosa de ti―añadió mamá antes de cerrar la puerta de mi habitación tras de sí. Confundido, desdoblé el papel y lo miré fijamente, sintiendo cómo una

CHLOE WALSH

131

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 oleada de emoción me golpeaba directamente en el pecho. Shannon como el río, ¿quieres ser mi amiga? El contrato de amistad. Joder. Volví a doblar la carta con cuidado, la guardé en la mesilla de noche y suspiré. «Que estés bien, recé mentalmente. Por favor, que estés bien, Shannon “como el río”»

CHLOE WALSH

132

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 CAPÍTULO 11

De Regreso A Casa

Siempre me había sentido inestable. Durante la mayor parte de mi vida, permanecí en un estado de inquietud constante, tratando y fracasando en predecir el próximo mal movimiento, el movimiento que traería dolor y miseria. El jueves por la tarde, de pie en la puerta de la habitación de mi infancia, me sentí más inquieta y dubitativa que nunca, porque no podía predecir el peligro. Sólo sabía que acechaba en alguna parte. Mi cuerpo estaba en alerta máxima, el instinto de supervivencia dentro de mi cabeza me gritaba que no estaba a salvo. Sintiéndome impotente, observé mi habitación y vi que estaba exactamente igual que siempre: pequeña, limpia y ordenada. ―Te traeré algunas cosas nuevas―anunció Darren mientras me rodeaba y colocaba la bolsa del hospital a los pies de la cama individual―Pintura y cortinas nuevas. Una colcha nueva. Lo que quieras, Shannon. Dime qué colores te gustan y lo haré. ¿Qué tal una nueva vida? ¿O una nueva familia? ¿O simplemente un poco de paz interior? ―Estoy bien―respondí, con la garganta aún irritada y ronca―No necesito que me compres nada.

CHLOE WALSH

133

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Obligando a mis piernas a moverse, algo que me estaba resultando difícil desde que entré por la puerta principal, me acerquéa la cama y me senté. Mi mente se trasladó automáticamente al recuerdo de Johnny desparramado en mi colchón, enseñándome matemáticas, y mis labios se inclinaron hacia arriba. Pero entonces cometí el error de mirar a la pared junto a la puerta y mi único buen recuerdo de esta casa se esfumó, sustituido por el recuerdo de mi padre lanzándome contra la pared con tanta fuerza que mi cabeza hizo una abolladura en el yeso. Tenía siete años y me había negado a entregar mi dinero de la comunión. Había sido un error. Un error que había pagado con mi dinero y con mi cuerpo. ―¿Estás bien? ―preguntó Darren, sacándome de mis oscuros pensamientos―¿Shannon? ―¿Dónde está todo el mundo? ―pregunté, obligando a los recuerdos a retroceder. ―Los chicos están en casa de la abuela―me explicó―No pude llevarlos conmigo a recogerte, y mamá está en esa clase que organizó Patricia. Patricia era la trabajadora social asignada a nuestra familia, y la clase, un grupo de habilidades parentales. Casi puse los ojos en blanco. ¿Qué le iban a enseñar allí? ¿A no dejar que su marido pegara a sus hijos? ¿A no huir durante días y dejar a sus hijos sin comida? ¿A no irse a la cama durante semanas y dejarnos a nuestra suerte? El sentido común debería haberle dicho todo eso. Por supuesto, los trabajadores sociales no sabían todo esto. Darren nos había hecho ensayar hasta la saciedad la frase de "pobre mujer maltratada que intenta desesperadamente mantener a salvo a sus hijos". Me estremecí al pensar en cómo se lo había dicho a los más pequeños. Deben de sentirse muy confundidos. Es tan víctima como el resto de nosotros, había dicho Darren.

CHLOE WALSH

134

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Hasta cierto punto, estaba de acuerdo con él, o al menos, solía estarlo. Pero llegó un momento en la vida en que dejé de excusar a mi madre, y ese momento llegó y pasó hace meses. ―¿Quieres hablar? ―preguntó Darren, rondando ahora por la puerta―¿Sobre papá? Negué con la cabeza. ―¿Estás segura? Le miré sin comprender. No sabía qué esperaba que hiciera. ¿Qué le confiara algo? No lo creo. Era tan extraño para mí como las innumerables figuras de autoridad con las que me había visto obligada a hablar. A mentir. ―¿Y Joey? ―Hice la pregunta que era más importante para mí―¿Dónde

CHLOE WALSH

135

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 está? Darren suspiró pesadamente―No lo sé. ―Bueno, ¿ha estado en casa? ―pregunté, endureciendo el tono con mi indignación―¿Ha dormido aquí desde que volviste? Negó con la cabeza―No le he visto desde el hospital. ―¿Llamaste a su novia? ―Pregunté, sintiendo mi pulso agitarse salvajemente―¿Sabes si está con Aoife? ―Joey es un hombre por sí mismo―respondió Darren―Es mayor de edad. Mayor de dieciocho... ―Apenas―dije estranguladamente. Les convenía que Joey no estuviera. Sin Joey, todo volvería a su lugar. Joey era una complicación con la que ni mamá ni Darren parecían querer lidiar―Cumplió dieciocho años en Navidad... y aún está en la secundaria. Eso difícilmente lo convierte en adulto. ―Shannon, si quiere mantenerse al margen, no hay nada que pueda hacer al respecto. ―No quiere mantenerse al margen, Darren―espeté. Todos somos producto de nuestro entorno. ¿Y Joey? Joey estaba enfadado―¡Él no quiere estar en una casa con ella! ―Bueno, le guste o no, resulta que es su madre―espetó Darren―Tiene una habitación en esta casa si quiere. La puerta siempre está abierta para él. Es su elección si quiere comportarse mal y no cooperar. No puedo obligarlo a quedarse. ―¿Que se comporte mal? ¿No cooperar? ―Entrecerré los ojos y contuve las ganas de gritar―Lo hace porque siente dolor y nadie lo escucha. ¡Y menos tú! ―Entonces tiene que sentarse y hablar de cómo se siente―gimió Darren―No andar por ahí golpeándose el pecho con los puños―Se pasó una

CHLOE WALSH

136

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 mano por el pelo oscuro, claramente frustrado—Quiero ayudarlo, Shannon. Pero no puedo hacerlo si él no me deja. Abrí la boca para responder, pero negué con la cabeza. No tenía sentido seguir con la conversación. Darren no lo entendía. No podía o no quería verlo desde la perspectiva de Joey, y yo no iba a malgastar más energía intentando convencerle. ―Le estás fallando―susurré, incapaz de evitar que las palabras salieran a borbotones―Igual que ellos. ―Shannon―Darren se estremeció como si lo hubiera golpeado físicamente, y supongo que lo había hecho... con la verdad―Estoy aquí para todos ustedes―dijo―Para lo que necesiten. De día o de noche. «Sí, para todos nosotros excepto para Joey…» ―Entonces, ¿puedo usar tu teléfono? ―pregunté, sabiendo ya la respuesta antes de preguntar. Entrecerrando los ojos, añadí―Dijiste que estarías ahí para lo que necesitara. Pues ahora mismo necesito hacer una llamada. Mi hermano se puso rígido―Si es para llamarlo a él, entonces no. Ya escuchaste a mamá. No necesité que me explicara a quién se refería. Ambos sabíamos que se refería a Johnny. ―Entonces, ¿puedo tener un teléfono propio? Darren dejó escapar un suspiro exasperado―Shannon, tenemos que centrarnos en la familia ahora mismo. Tenemos a los trabajadores sociales respirándonos en la nuca y a la policía pisándonos los talones. No necesitamos más problemas. Sé que piensas que estamos siendo injustos, pero tiene que ser así por ahora. ―Entonces no necesito nada de ti―respondí fríamente―Excepto que cierres la puerta cuando salgas.

CHLOE WALSH

137

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Shannon… ―Ella se equivoca con él―siseé, habiéndolo oído todo antes. Habían pasadotres días desde que vi a Johnny. Tres días desde que llegó al hospital para verme. Y tres días desde que mi familia había decidido que era una mala idea. A mamánunca le gustó Johnny y ahora sabía por qué. La ponía nerviosa. Sabía demasiado y eso la asustaba. Debería…―Y le estás creyendo. ―No estoy creyendo nada―respondió, con tono cansado―Ni siquiera conozco al muchacho. ―Exacto―siseé―No lo conoces. ―Sí sé que mamá tiene razón cuando dice que ahora mismo estás en un estado mental vulnerable―intervino―No es sano que te apegues a él. ―Dios mío―Cerré los ojos y luché contra las ganas de estirar la mano y romper algo―Los dos me dan asco―Abrí los ojos de golpe y miré a mi hermano―Es mi amigo, Darren. Puedo tener amigos, ¿sabes? ―¿Un amigo con el que tu profesor te pilló a horcajadas, con la falda por la cintura, en algún vestuario? Me ruboricé. «Maldito seas, Sr. Mulcahy» ―Nos estábamos besando―espeté―Eso es todo. ―No te estoy juzgando, Shannon, estoy cuestionando tu juicio. Hay mucha diferencia―se apresuró a decir―Sería muy fácil para alguien en tu situación, que ha sufrido graves traumas y abandono, lanzarse de cabeza a algo para lo que no estás emocionalmente preparada porque has probado el afecto―Y.…―añadió con cautela―también sería muy fácil para alguien aprovecharsede una persona en ese estado mental. ―Estás tan equivocado sobre él... ―Escúchame bien, ¿sí? ―volvió a interrumpir―No estoy diciendo esto

CHLOE WALSH

138

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 para hacerte daño. Sólo intento que seas consciente―Su tono de voz era suave y gentil, pero sus palabras eran condescendientes y me hicieron sentir mal―Tienes dieciséis años―continuó―Has pasado por un infierno, y de repente hay un jovencito dando vueltas por ahí, diciéndote todas las cosas correctas, haciéndote sentir deseada y viva. Lo entiendo, Shannon, de verdad. Todos hemos pasado por eso. Pero necesitas dar un paso atrás, pensar en lo que estás haciendo, y por qué te sientes así antes de saltar por un precipicio del que no puedas volver. No quiero que hagas nada de lo que luego te arrepientas. ―No lo entiendes―susurré. ―Lo entiendo―Todos los que han existido en la historia del mundo lo entienden. Crees que estás enamorada―Estás convencida de que este chico será el que te salve. Pero no es real. Todo son hormonas y problemas al crecimiento―Darren suspiró cansado―Tus emociones se agudizan cuando eres adolescente, y las tuyas lo son especialmente por lo que has pasado. ―No puedo creer que estas palabras salgan realmente de tu boca―siseé, sintiéndome atacada―Tú más que nadie. ―Es una unión traumática―continuó―Quizá no del todo, pero sin duda te estás apegando a él. ―Porque le quiero―espeté, perdiendo la calma. Parpadeé al darme cuenta de lo que había dicho y pensé en retractarme antes de reafirmarme―Le quiero―repetí, esta vez con más firmeza―¡Y eso no tiene nada que ver con el trauma ni con mi familia y todo que ver con él! ―Eres una niña, Shannon―suspiró Darren, menospreciándome una vez más―Ni siquiera sabes lo que significa el amor todavía. ―¿Terminaste? ―contesté, sintiendo el ardor de las lágrimas―Porque ya puedes irte. Darren se quedó en la puerta un buen rato más, mirándome como si

CHLOE WALSH

139

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 quisiera decir algo, pero no lo hizo. Finalmente, sacudió la cabeza y se dio la vuelta para irse―Estaré abajo si me necesitas.

CHLOE WALSH

140

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 CAPÍTULO 12

Estoy Sola

Llevaba menos de una semana en casa y ya empezaban a notarse las grietas en nuestra recién formada unidad familiar. Mamá estaba aislada y, cuando no estaba trabajando, pasaba la mayor parte del tiempo encerrada en su dormitorio o sentada como un zombi en la mesa de la cocina, fumando cigarrillos y con la mirada perdida en la nada. Esto no era nada nuevo para nosotros, pero sin Joey para compensar, la casa estaba cayendo en un estado de anarquía. No parecía importar lo que Darren dijera o hiciera; Ollie y Tadhg no se dejaban impresionar y lo desafiaban constantemente. Incluso el pequeño Sean se resistía a nuestra nueva configuración. Él no había dicho una palabra a nadie desde que papá se fue. Sabía que Darren lo estaba intentando, y una parte de mí se sentía mal por mi hermano mayor, pero una parte mayor de mí guardaba una lealtad infalible hacia Joey. Joey llevaba días sin volver a casa y con su notable ausencia de la rutina diaria de nuestros hermanos pequeños, algo a lo que estaban acostumbrados, llegó la confusión y la rebelión. Tenía la sensación de que Darren se estaba arrepintiendo de haber vuelto a casa. Se estaba haciendo una montaña rusa bajo la presión del papel que había asumido, ahogándose en las facturas y deudas

CHLOE WALSH

141

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 que nuestros padres habían acumulado imprudentemente, y asfixiándose con la responsabilidad de cuidar a sus hermanos pequeños y a una madre débil. Además de las reuniones con abogados, las sesiones con consejeros y las visitas a domicilio de los servicios sociales y la policía, los chicos seguían teniendo sesiones de entrenamiento y partidos la mayoría de las tardes. Tenían rutinas que mantener e incluso con la ayuda de Nana, era mucho para una sola persona. La presión era inmensa y sin Joey alrededor para suavizar todo como lo hacía normalmente, y dirigir a Darren en la dirección correcta, aparecían grietas y los ánimos se encendían. La única parte buena de todo este embrollo era que nuestro padre seguía desaparecido. La parte mala era que en el fondo sabía que mi madre suspiraba por él. Estaba suspirando por el hombre que hizo de nuestras vidas una miseria. Eso me daba pocas esperanzas de un futuro a largo plazo sin él. Sin teléfono ni Joey, no tenía forma de contactar con el mundo exterior. Hace cuatro meses, eso no me habría molestado en lo más mínimo. Hace cuatro meses, habría agradecido acurrucarme bajo mi edredón y esconderme del mundo grande y malo. Pero eso fue antes de Tommen. Eso fue antes de Johnny. Algo me estaba pasando, me di cuenta, algo estaba cambiando en lo más profundo de mi mente y, por primera vez en mi vida, me sentí inquieta. Sentía que quería tirar de las cadenas que me encadenaban a esta casa y liberarme. No tenía ni idea de dónde había surgido esa idea, pero estaba ahí, era real y me animaba a desempolvarme y luchar. A ser valiente y dar un giro a mi vida. Ni siquiera las advertencias de la policía, que me animaban a quedarme en casa mientras buscaban a mi padre, ni los constantes susurros al oído de mamá y Darren, podían disuadirme del anhelo de liberarme que llevaba dentro. Me resultaba extraño que ahora, con más moratones que nunca en el

CHLOE WALSH

142

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 cuerpo, quisiera sobrepasar los límites, pero eso era lo que estaba ocurriendo. ―¿Sabes algo de Joey? ―La voz de Tadhg se coló en mis pensamientos y me devolvió al presente. Me di la vuelta y lo encontré apoyado en la pared del baño, con los brazos cruzados sobre el pecho, mirándome. ―No―respondí, volviéndome hacia el espejo en el que me había estado mirando antes de que él me distrajera―No lo he hecho―Con la mano libre, me pasé los dedos por el pelo, estremeciéndome cuando el dolor me rebotó en el cuero cabelludo―No lo he visto desde el hospital. Ya lo sabes. ―¿Y no te preocupa? ―insistió, endureciendo el tono―¿O te importa una mierda como al resto? ―Sabes que sí me importa, Tadhg―Forzando la mano para que se estabilizara, levanté las tijeras que sostenía y volví a intentarlo―Me importa un montón. ―¿Por qué no viene a casa, Shan? Quise gritar, porque ella está aquí, pero me contuve y en su lugar forcé. ―No lo sé, Tadhg. ―¿Qué haces? ―preguntó entonces, sonando distraído. Dejé las tijeras sobre el fregadero, me di la vuelta y le presté atención. ―Intento arreglarme el pelo. Arqueó una ceja sardónica―¿Cortándotelo? ―No me lo estoy cortando, Tadhg. ―¿Entonces qué haces? ―repitió con tono desafiante. Solté un fuerte suspiro. ―Estoy calva. ―¿Cómo lo sabes? ―Arrugó las cejas―Tu pelo me parece el mismo de siempre.

CHLOE WALSH

143

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Me acerqué al retrete, cerré la tapa y me senté―Ven aquí. ―¿Para qué? ―Para que te lo enseñe. Con cara de duda, Tadhg se acercó a mí―Bien. Enséñamelo. ―Aquí―Bajé la cabeza―¿Ves la parte lateral? Sentí que sus dedos rozaban mi cuero cabelludo antes de detenerse. ―Se ha ido un trozo―dijo, apartando la mano―Del tamaño de un puño. ―Lo sé―Tragando hondo, luché contra mis emociones y me agarré un lado de la cabeza―Intentaba llevar algo de pelo del otro lado de mi raya para cubrirlo, pero está todo desigual en las puntas. Guardó silencio durante un rato antes de preguntar―¿Tienes un peine? Asentí con la cabeza―En el lavabo. Sin mediar palabra, Tadhg se acercó al lavabo y cogió el peine y las tijeras. ―Wow―balbuceé, mirando las tijeras con recelo―¿Qué estás haciendo? ―Arreglándolo―gruñó―¿Quieres que te ayude o no? Debatí sobre los peligros de dejar que mi hermano de once años me cortara el pelo con unas tijeras durante unos brevísimos instantes antes de encogerme de hombros con resignación. ―Adelante―Hiciera lo que hiciera, nopodía quedar peor que ir por ahí con todo el pelo revuelto hacia un lado―Confío en ti. La respuesta de Tadhg fue un―Hmm―entrecortado, pero sus dedos eran dolorosamente

suaves

mientras

trabajaba―¿Crees

que

volverá

él?―preguntó tras un largo rato de silencio―¿Cuándo el polvo se asiente? Sí. ―No.

CHLOE WALSH

144

KEEPING 13

con

BOYS OF TOMMEN #2 ―Mentirosa―fue todo lo que respondió. Veinte minutos después, me miraba en el espejo y admiraba su trabajo. ―Lo moví de sitio―explicó, todavía con el ceño fruncido, mientras se colocaba detrás de mí y se miraba al espejo―Y luego igualé las puntas a ambos lados para que no te vieras rara. En lugar de tener las puntas del pelo a la altura de los codos, como siempre, ahora las tenía a la derecha, y el pelo sobrante ocultaba la calva que me había arrancado mi padre. ―Gracias―solté, sintiendo una gran oleada de emoción dentro de mí. Me giré para mirarlo―Te debo una. Tadhg se movió, parecía incómodo―Sí, bueno, si quieres hacerme un favor busca a mi hermano. Se me partió el corazón. ―Volverá, Tadhg―Se me llenaron los ojos de lágrimas al decir―Joey nunca nos dejaría. ―Estamos solos―susurró, dejando caer la mirada hacia sus pies. ―No―Sacudí la cabeza y me acerqué a él―No lo estamos. ―¿Aún no lo entiendes? ―espetó, alejándose de mí―¿No te has dado cuenta ya? Estamos solos―Sacudió la cabeza y me fulminó con la mirada―Todos nosotros… Solos… Por nuestra cuenta y ya está. ―Tadhg, eso no es verdad... ―A nadie le importa una mierda, Shannon―me dijo, con voz plana y vacía de toda emoción―No les importamos. Si les importara, ya habrían venido. Y a Joey tampoco le importa―gritó antes de marcharse enfadado.

CHLOE WALSH

145

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 CAPÍTULO 13

Cobrando Favores

Habían pasado días sin saber nada de Shannon y me estaba volviendo loco de preocupación. Entre eso y que me habían prohibido entrenar y acudir al gimnasio, estaba completamente perdido. En serio, no tenía ni puta idea de qué hacer conmigo mismo. Asistía a mis sesiones de fisioterapia y terapia ocupacional, pero sin la distracción de mi apretada agenda habitual, mi estado de ánimo empeoraba. También recibí una bronca enorme, por teléfono, de mis entrenadores de la Academia por haber puesto mi cuerpo en peligro de la forma en que lo había hecho. Lo que en aquel momento me había parecido una buena idea se había vuelto en mi contra. Mis médicos y entrenadores ya no confiaban en mí, y sabía que pasaría mucho tiempo antes de que volvieran a hacerlo. Era deprimente. La única ventaja de mi tiempo de inactividad, y lo admití a regañadientes, era que mi cuerpo parecía estar prosperando con el descanso, recuperándose a un ritmo mucho más rápido de lo que había previsto. Ahora podía moverme con más libertad, y los hematomas y la hinchazón en los huevos y la ingle que me habían atormentado desde Halloween empezaban a desaparecer lentamente.

CHLOE WALSH

146

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Tampoco me dolía orinar. Seguía sin arriesgarme a jalarme la polla, pero la erección matutina que sufría a diario ya no me causaba las molestias de antes. Nada de eso me consolaba porque toda mi atención se centraba en Shannon. Por culpa de mi padre y su actitud fría hacia el cumplimiento de la ley, no había podido verla. Al parecer, Darren, el hermano de Shannon, había llamado a mis padres para dejarles claro que no debía volver al hospital. Comprendía que mi padre se enfrentaba a este tipo de cosas a diario, estaba acostumbrado a ver cómo se desarrollaba la disfunción a su alrededor, pero yo no. Esto era personal para mí -ella era personal para mí- y que no me lo contaran me estaba volviendo loco. Mi madre, la traidora, estaba del lado de mi padre, pero tenía sus propios planes. No quería que me acercara a la Sra. Lynch. Tenía miedo de la amenaza de suspensión y no quería que me acercara a esa mujer -sus palabras, no las mías. Debido a mi incapacidad para ir de un sitio a otro desde que me operaron, no podía ir sin la ayuda de mis padres, lo que me dejó cabreado y sin coche. Traicionado y enfurruñado, permanecí en cama la mayor parte de la semana, ignorando a mi madre cada vez que asomaba la cabeza por la puerta para ver cómo estaba- lo que ocurría cada veinte malditos minutos- y sumido en mi mal humor. Me estaba asfixiando dentro de mi casa. Perdiendo la cabeza con la inquietud dentro de mi cuerpo. No estaba acostumbrado a quedarme quieto sin hacer nada. Estaba de mal humor y con los nervios de punta, sumido en mi propia cabeza cada día que pasaba y sin noticias de Shannon. El lunes siguiente ya estaba resignado a mi mal humor. Después de una intensa sesión de fisioterapia con Janice por la mañana, seguido de otras dos horas en la piscina, estaba deprimido y agitado. Acostado

CHLOE WALSH

147

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 de espaldas, con Sookie arropándome a mi lado, malgasté el resto del día lanzando al aire una pelota de rugby y atrapándola, todo el tiempo contemplando los peores escenarios posibles que me habían estado atormentando implacablemente. ¿Y si el padre de Shannon volvía y no lo procesaban? ¿Y si mi cuerpo no se curaba a tiempo para la gira? ¿Y si volvía y su madre lo aceptaba? ¿Y si los reclutadores me dejaban de lado por ese chico Danny Miller de Galway? ¿Y si no volvía a la escuela la semana siguiente? ¿Y si era mi fin? ¿Y si tenía que cambiar de colegio? ¿Y si jugaba mi último partido en Dublín? ¿Y si volvía a resultar herida? Y si, y si, y si... ―Debería haberla mantenido en esta habitación con nosotros, Sook―murmuré―Debería haberla tenido aquí, ¡y punto! La respuesta de mi fiel labrador fue acurrucarse a mi lado y ladrar suavemente. ―Sí, lo sé, nena―Exhalando con fuerza, lancé la pelota al otro lado de la habitación y la rodeé con el brazo―La cagué de verdad. ―Johnny, ha ocurrido algo y tu papá ha tenido que volver a Dublín―la voz de mamá llenó la habitación momentos antes de llegar a mi puerta―Ha llamado Cillian - te acuerdas de Cillian, ¿verdad, amor? ¿Cillian Moore? ¿Uno de los abogados sanguinarios que trabajó bajo las órdenes de mi padre? ―Sí, lo recuerdo.

CHLOE WALSH

148

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Maldito idiota. ―Bueno, ha habido algún problema con la audiencia de fianza de un cliente y tu padre necesita estar allí para aclararlo. Cillian llevaba el caso, pero ha surgido algo y tu padre se lleva mejor con el juez Ó Leary. Resoplé con fuerza―Me alegra saber dónde están sus prioridades…Como siempre. ―No seas así―dijo mamá con un suspiro―Anoche se pasó la mitad de la noche al teléfono -otra vez-llamando en tu beneficio―Arqueé una ceja y la miré fijamente ―¿Y? ―Y nada―contestó mamá―No puede hablar con nosotros de nada de lo que ha averiguado, si es que ha averiguado algo―Volvió a suspirar―Tú sabes cómo es todo esto, Johnny. No me molesté en responder y dirigí mi mirada al techo. ―Dejó unos papeles en su estudio y tengo que llevárselos―continuó diciendo mamá―Sólo estaré unas horas; seguro que vuelvo esta noche, pero por si acaso, he llamado a Gerard para que venga a hacerte compañía mientras estoy fuera. Sabe que nodebes salir de casa, amor, así que ni se te ocurra intentar engatusarle para que haga algo malo o habrá consecuencias para los dos. Mis oídos se agudizaron al oír el nombre de Gibsie, y al instante, empecé a planear un motín. Me importaban sólo dos cosas en mi vida. El rugby y Shannon. Y ahora mismo, ambas me habían sido arrebatadas sin previo aviso. Estaba perdiendo el control de las riendas de mi propia vida y eso me estaba volviendo loco. ¿Qué coño se suponía que tenía que hacer? ¿Quedarme en mi cama y tomar mi medicina como un buen niño con la polla rota? Creo que no, joder. ―Quédate en la cama―añadió mamá con severidad―Gerard puede

CHLOE WALSH

149

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 entrar solo, así que no te preocupes de bajar las escaleras, cariño. Y sé que has dicho que no tienes hambre, pero hay una olla de sopa en el fuego y unos panecillos frescos en la mesa por si te entra hambre más tarde. Sí, puede que mi madre no hubiera conseguido el cochecito que quería con el alta del hospital, pero había conseguido más control sobre mi vida del que había tenido en años y estaba ejerciendo ese nuevo poder. Yo estaba fuera de servicio y ella estaba encantada de tenerme bajo su maternal vigilancia las 24 horas del día. ―¿Me estás escuchando, Johnny? ―Mamá insistió―¿Has oído una palabra de lo que acabo de decir? ―Te escuché―refunfuñé―Gibsie va a venir a cuidarme porque, al parecer, no se puede confiar en que me quedé solo durante una hora―Puse los ojos en blanco―Aunque he cuidado de mí mismo meses enteros sin ninguno de mis padres cerca. Mamá puso los ojos en blanco―No seas tan dramático. La miré boquiabierto, resistiendo las ganas de gritar y darle la razón. ―Disfruta del viaje―le dije. Mamá arqueó una ceja―Disfruta de tu rabieta. Dame fuerzas... ―Adiós, mamá―le dije. Mamá sonrió con satisfacción―Adiós, mi niño saltarín. Jesús. Esperé a que mamá cerrara la puerta de mi habitación antes de quitarme las sábanas.

CHLOE WALSH

150

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Veinte minutos más tarde, acababa de salir de la ducha y luchaba con un par de calzoncillos cuando la puerta de mi habitación se abrió de golpe. ―Estoy

aburridísimo―anunció

Gibsie

entrando

en

mi

habitación―Estamos de vacaciones de Semana Santa y ¿cómo las estoy pasando? Encerrado en mi habitación, estudiando para un examen que ni siquiera estoy seguro de poder responder, y mucho menos de hacer el año que viene, y todo porque has decidido romperte la polla y dejarme en paz―Dejó caer su bolso de viaje al suelo, se tumbó en mi cama y exhaló un dramático suspiro―Eres tan egoísta. ―Siento haberte molestado―refunfuñé mientras me apoyaba en el marco de la puerta del baño e intentaba arroparme sin hacerme daño. Los puntos se me estaban curando bien, pero seguía adolorido y magullado―Olvidé que todo se trata de ti, Gibs… ―¡Guau, eso es un pedazo de polla muy hinchada! ―Gibsie gimió, dejando caer una mano sobre su cara―¡Estás entero, verdad, amigo! Desearía no haber venido ahora. Me siento un poco castrado. Y un poco agobiado. Tal vez debería empezar a tocar la puerta antes de entrar... ―Deja de hablar―murmuré, acomodándome la cinturilla en las caderas―Estás siendo una mierda otra vez y necesito que seas normal durante una hora. Arqueó una ceja―¿Sólo una hora? ―¡Gibs! ―Solté, impaciente. ―¡Está bien! ―Levantó las manos―Ya estoy siendo normal. ―Bien―Suspiré―Porque necesito que me lleves a un sitio. ―Oh, no, no, no―Se sentó derecho y me señaló―Reposo en cama, Johnny. De siete a diez días, amigo. ―Sí, y ya han pasado diez días―le respondí.

CHLOE WALSH

151

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Nueve días, si nos ponemos técnicos―resopló mientras se levantaba y empezaba a caminar―Y tu madre mencionó específicamente diez días de reposo cuando me llamó antes, por no mencionar el grave dolor físico que me infligiría si se me ocurriera ayudarte a salir de casa. ―Bueno, pues tengo que verla―Me encogí de hombros y me puse el pantalón de chándal más holgado que tenía, cogí una camiseta nueva y me la puse rápidamente―No puedo conducir hasta dentro de una semana y me han quitado las llaves del coche, así que necesito que me lleves. ―No puedo hacerlo―respondió Gibs con un firme movimiento de cabeza―Mami Kavanagh acabara con mis pelotas y terminare compartiendo cirujano contigo―Volvió a sacudir la cabeza para enfatizar su disgusto―Te quiero, colega, pero no tanto. ―Vamos, Gibs―espeté, frustrado―Ayúdame. ―Siempre te estoy ayudando, joder―gimió. ―Sí―le dije sin gracia―Porque yo siempre te devuelvo la ayuda. ―Tienes que dejar que su familia se ocupe de esto, amigo―dijo, con tono serio―No estoy bromeando, Johnny. Tienes que dar un paso atrás. Me contaste lo que te dijeron, que su madre te advirtió que te mantuvieras alejado―Levantó las manos, desesperado―Así que mantente alejado por un tiempo. Ellos obviamente quieren manejarlo por sí mismos. Dale algo de espacio y la verás cuando volvamos al colegio. ―¿Y si no la veo? ―Pregunté―¿Y si ella no vuelve a Tommen? ―Por supuesto que volverá. ―¿Cómo lo sabes? Gibsie puso los ojos en blanco―¡Quizá porque va a estudiar allí! Hundiéndome en la cama, exhalé un suspiro dolorido e intenté luchar con mis emociones antes de volver a hablar.

CHLOE WALSH

152

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Escucha―empecé, algo más calmadoahora―No te estoy pidiendo que me lleves al gimnasio. No voy a acercarme a un maldito balón de rugby y no te pido que mientas por mí―Mirándole fijamente a los ojos, le dije―Te estoy pidiendo que me lleves con ella porque no puedo llegar allí por mi cuenta, joder. Y yo necesito... y ella necesita que yo...―mis palabras se interrumpieron y me pellizqué el puente de la nariz―Si no me ayudas y le pasa algo, te juro que nunca te lo perdonaré, Gibs. «Nunca me lo perdonaré…» ―Eso es chantaje emocional. ―Es la única arma que tengo―respondí con firmeza. ―Me matará―señaló Gibsie―Lo entiendes, ¿verdad? Tu madre me asesinará. ―Asumiré toda la responsabilidad―contraataqué―Hazlo por mí, Gibs. ―Bien―espetó, levantando las manos―Llama a tus putos médicos y pregúntales si están familiarizados con la cirugía que implica la extracción del tacón de aguja de una mujer del culo de alguien, porque eso es lo que me va a pasar cuando saque a su bebé de esta casa, Johnny. Me va a hacer daño―Gimiendo, añadió―Diles que me reserven una maldita cama. Voy a necesitar una.

CHLOE WALSH

153

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 CAPÍTULO 14

Fuga

―De acuerdo, tenemos que pensarlo bien―anunció Gibsie al entrar en la carretera principal cerca de mi casa―Tenemos que llevar algún tipo de distracción con nosotros, una zanahoria para usar en caso de que nos rechacen. ―¿Una zanahoria? ―Giré la cabeza y le fulminé con la mirada―¿De qué mierda estás hablando? No necesitamos zanahorias ni distracciones, Gibs. Vamos a conducir hasta su casa, aparcar el coche y llamar a la maldita puerta. Gibsie puso los ojos en blanco―No tienes nada de tacto. Toma, saca mi teléfono, está en mi bolsillo. ―No necesito tacto―refunfuñé, pero hice lo que me pedía. Me quitó el teléfono de las manos y conduje mientras marcaba―Te quitarán puntos del carné por esto―murmuré, agradecido de controlar algo por una vez, aunque sólo fuera un volante. Gibsie sonrió y se llevó el teléfono a la oreja―Sólo si me descubren oye, ¿cómo te va, nena? Necesito que estés fuera en cinco... sí, cinco minutos. ¿Por qué? Porque voy a recogerte, por eso. Sí, no pierdas el tiempo haciendo preguntas. Sólo ponte el abrigo y reúnete conmigo al final del camino de entrada. Hace frío fuera, así que ponte el rojo―Sonrió, claramente de oreja a

CHLOE WALSH

154

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 oreja antes de decir―Sé que estás en casa porque antes te he visto observándome desde la ventana de mi habitación; sí, también sé que me acechas. Sí, me odias. Ya lo sé. Ya lo he oído todo, nena. Yo también te quiero. ―¿Vamos a traer a Claire? ―pregunté cuando terminó la llamada. Gibsie asintió. ―Tiene más sentido eso a que dos chicos aparezcan por su cuenta―Encogiéndose de hombros, añadió―Shannon es su mejor amiga. No ha podido ponerse en contacto con ella desde Dublín. Está hecha un manojo de nervios. Me encogí de hombros―Me parece bien. Cinco minutos más tarde, nos detuvimos en la calle de Hughie y Gibsie y nos recibió una Claire con el ceño fruncido, de pie al final del camino de su casa, con un paraguas rosa neón en la mano para protegerse del aguacero de marzo. ―¿De qué va esto, Gerard? ¿Cuál es la gran emergencia? ―preguntó, subiendo al asiento trasero cuando Gibsie se detuvo a su lado―Hola, Johnny―añadió, suavizando un poco el tono―Espero que te encuentres mejor. ―Todo bien―respondí, sintiéndome incómodo al saber que ella lo sabía. ―Aquí Kav, me ha obligado a conducir hasta la casa de Shannon―Gibsie dijo―Pensé que querrías venir. ―Sí, quiero―Inclinándose hacia delante, Claire asomó la cabeza entre nuestros asientos―Pero no te dejan pasar por la puerta principal. Hice que Hughie me llevara el viernes para verla, pero su madre me dijo que estaba en cama―Claire arrugó la nariz mientras hablaba―Ni siquiera me escuchó, chicos. Dijo que Shan estaba demasiado cansada para recibir visitas y me echó. Me invadió la furia. De ninguna maldita manera iba a ser echado por esa mujer o cualquier

CHLOE WALSH

155

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 miembro de su familia. ―Cálmate, Capi―me ordenó Gibsie con calma. Fue entonces cuando me di cuenta de que mis nudillos se habían vuelto blancos de tanto apretarlos―La veremos. ―Por supuesto que la veremos. ―Sé que vive en Elk Terrace―dijo Gibsie―Pero eso es una enorme terraza… ―95... vive en el 95―dijimos Claire y yo al unísono. ―Maldición―se rió Claire. ―Sabes, Claire, si quieres deshacerte de tu maleficio, siempre puedes tocar mi madera―ofreció Gibsie. ―No, gracias, no me gusta la madera―replicó Claire―Ni los penes. ―Ya me acuerdo―se rió Gibsie―Espera, ¿es el plural de pene? ¿Penes? ―Probablemente―respondió Claire, poniéndole una mano en el hombro―Quiero decir, el plural de vagina es vaginas, así que tiene que serlo, ¿no? ―Creía que el plural de vagina era vaginae―ofreció, y luego, tras una pausa pensativa, añadió―Sabes qué, creo que el plural de pene es penii. ―Dios mío, Gerard, literalmente nadie dice penii o vaginae 2― se burló Claire―Es penes y vaginas. ―Hmm―reflexionó él―Aunque suena raro. ―Cuando se trata de genitales humanos, creo que todo suena un poco raro, Gerard. Me desentendí de su conversación, demasiado preocupado por Shannon como para entretener a ninguno de los dos. En lugar de eso, encendí el equipo de música y ahogué mis pensamientos con una de las variadas mezclas de CD 2

esas palabras vienen del latín.

CHLOE WALSH

156

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 de Gibsie. Mantuve los ojos fijos en el parabrisas, sin pestañear y sin apenas respirar hasta que ascendimos la enorme colina y entramos en su calle. ―Mierda―murmuró Gibsie cuando nos detuvimos frente a su deteriorada casa en Elk's Terrace―Mala suerte, ¿eh? ―Sí, amigo―murmuré―No tienes ni idea. ―Baja la música, Gerard―me regañó Claire cuando Gibsie se detuvo frente a la casa. ―¿Qué tiene de malo mi música? ―preguntó Gibsie, con cara de cómico herido. ―¿"Knockin' On Heaven's Door"? ―Claire le dio una palmada en el hombro―¿En serio? ¿Después de lo que le acaba de pasar? ―Se inclinó entre los asientos y apagó el equipo de música―Eso es tan insensible. ―Pero... ¿ella no está aquí? ―Apagando el motor, Gibsie se volvió para mirarla. La confusión estaba grabada en su rostro cuando dijo―Y es Guns N' Roses. ―Es una mala elección de canción. ―Espera, ¿qué tal esta...? ―Sus palabras se interrumpieron cuando volvió a encender el equipo de música y cambió a la pista 7. La guitarra de Jailbreak de Thin Lizzy sonó por los altavoces―¿Mejor? ―preguntó Gibsie, moviendo las cejas―¿Más adecuada para la ocasión, bombón? ―Mucho―respondió Claire, con tono de aprobación―Buen trabajo, conejito. ―Gracias, nena. ―Los dos están haciendo el ridículo―Sacudiendo la cabeza, empujé la puerta del coche y usé las muletas para salir―Esto es serio. ―Lo sé, amigo―respondió Gibsie, uniéndose a mí en el sendero―Lo sé.

CHLOE WALSH

157

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Entonces, ¿cuál es el plan? ―Preguntó Claire, saliendo detrás de nosotros―¿Simplemente...?

―Se

encogió

de

hombros

con

impotencia―¿Entramos ahí? ―Bueno, yo voy a entrar―le dije. Sin esperar a que ninguno de los dos respondiera, rodeé el muro que separaba el jardín cubierto de maleza del sendero y salté torpemente hacia la puerta. La tensión emanaba de mi cuerpo en oleadas mientras deslizaba la mano fuera de una de mis muletas y golpeaba la puerta con los nudillos. ―Mantén la cabeza, Capi―me dijo Gibsie al oído. Alargó la mano a su alrededor, agarró a Claire y la empujó delante de los dos―Sonríe, osita Claire―la animó, manteniéndole la mano en la cadera―Nadie podría decir que no al sol. Por fin, después de lo que me pareció una eternidad, la puerta principal se abrió y nos recibió lo que sólo podría describir como la versión masculina de Shannon. Pelo castaño oscuro, penetrantes ojos azul noche llenos de secretos. ―¿Sí? ―preguntó amablemente―¿Puedo ayudarles? ―¿Quién es usted? ―Decidí preguntar sin rodeos. Ya sabía que era Darren, pero quería que me lo confirmara. ―Está en mi puerta―respondió el hombre―¿Quién es usted? Luchando contra el impulso de acercarme a él y apartarlo de mi camino, pregunté. ―¿Está Shannon? Darren se apoyó en el marco de la puerta y cruzó los brazos sobre el pecho. ―¿Quién quiere saberlo? ―Yo. Arqueó una ceja―¿Y quién soy yo?

CHLOE WALSH

158

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Soy su... ―Él es su Johnny―soltó Claire. ―Lindo―Gibsie rió entre dientes, metiéndola bajo su brazo―Y ya que estamos haciendo presentaciones, ella es mi Osita Claire y yo soy su Flanker. ―Me acuerdo de ti―dijo Darren, dirigiendo a Claire una mirada curiosa―Has crecido. ―Mira, ¿está Shannon aquí o no? ―espeté, aferrándome a mi paciencia por los pelos―Necesito verla. ―No. ¡Maldita sea! ―Bueno, ¿puedes decirme cuándo volverá? ―Dije con los dientes apretados―Así sé cuánto tiempo voy a estar esperando en mi coche. «Porque yo no voy a ninguna parte, imbécil.» ―No. Furioso, me apoyé en mi muleta y siseé―¿Dónde está, Darren? Sacudió la cabeza y se acercó a la puerta―Vete a casa, Johnny. ―No lo hagas, Capi―advirtió Gibsie, poniéndome la mano en el hombro―No lo hagas, joder. Lo escuché. Lo hice. Pero no podía ver más allá de la niebla enrojecida de mi mente, que me asfixiaba, dificultándome pensar con claridad. ―No―gruñí, sacudiendo su mano―No voy a ninguna parte―Empujé una muleta en la entrada para impedir que Darren me cerrara la puerta en las narices―Lo sé todo sobre tu familia―Miré detrás de él―Sobre la mierda que pasa en esta casa, y si crees que me voy a ir sin verla, ¡entonces te mereces algo peor! ―No tienes ni idea―gruñó―¡Crees que sí, pero no tienes ni puta idea! ―Johnny, tal vez deberíamos irnos...

CHLOE WALSH

159

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―¡No voy a ninguna parte! ―rugí, furioso y dolorido de estar de pie―¡Me quedaré aquí hasta que me deje entrar o la traiga aquí! ―Me enderecé, lo miré fijamente a los ojos y le dije―Tú decides. Me parece bien cualquiera de las dos cosas. ―¿Tienes idea de a lo que se enfrenta mi familia? ―preguntó entonces, perdiendo su fría fachada―¿Lo que todos estamos pasando en este momento? ¿Intentando superarlo? ―Me fulminó con la mirada antes de continuar―Estoy manteniendo unida a mi familia a duras penas, chico. Me he pasado casi una semana en el hospital junto a la cama de mi hermana, intentando gestionar la tormenta de mierda en la que me he metido. Mi familia ya tiene bastantes problemas ahora mismo, asuntos más complicados de lo que podrías llegar a entender, así que necesito que te apartes de una puta vez y nos des un respiro. ―Te

daré

todo

el

espacio

que

necesites―respondí

acaloradamente―Después de ver a Shannon. ―Lo último que Shannon necesita es que te acerques y la confundas―espetó―Ha pasado por un infierno. Necesita descanso y paz. Estoy tratando dedarle eso. Estoy tratando de hacer su vida mejor, y tú irrumpiendo y bombardeándola con preguntas sólo va a traumatizarla aún más. ―Entonces Shannon puede decírmelo ella misma―repliqué, no dispuesta a ceder ni un ápice―A la cara. Darren sacudió la cabeza―Por Dios, Johnny, mi madre ya te lo ha explicado. Hablé con tu padre y se lo expliqué. ¿Qué es lo que no entiendes? ¿Por qué no puedes entender que lo que está pasando en nuestra familia es privado y que necesitamos tiempo para procesarlo todo? ―¿De qué tienes tanto miedo? ―Me burlé―¿De que hable conmigo? ¿Qué confíe en mí? ¿Qué me cuente toda la mierda que debería contar a las autoridades, pero no lo hace porque la tienes encerrada como a una puta

CHLOE WALSH

160

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 prisionera? ―Le miré de arriba abajo y me burlé―Sí, sé que hay más. Lo sé de sobra, joder. Y también sé que tú puedes controlarla a ella, pero no puedes controlarme a mí, y no tengo ningún problema en destapar tus sucios secretitos. Y aquí hay otra cosa que no puedes hacer―Enderecé la columna―No puedes hacer que me vaya. ―Tienes que calmarte―me ordenó―Deja de sacar pecho y de buscar pelea, Johnny. Mi hermana está bien y tienes que irte. ―Fue abandonada y maltratada en su propia casa. La torturaron fuera de ella. Es un puto milagro que siga en pie. Así que no, ¡no me calmaré!―Gruñí―Quiero verla y no me iré hasta que lo haga. ―Si no te vas, llamaré a la policía―respondió―No quiero, pero lo haré si no te vas. ―¡Entonces hazlo, porque yo no me voy a ninguna parte, imbécil!―rugí, perdiendo todo contacto con mi autocontrol―Adelante, llama a los putos policías, porque francamente, me encantaría hablar con ellos. ―Oh Jesús, su madre me va a matar―Gibsie gimió―Ya es bastante malo que lo sacara a sus espaldas, pero ahora lo van a arrestar, y luego me arrestarán a mí porque soy un buen amigo y es de mala educación dejar que vaya a la cárcel solo, pero ella no lo verá así. No, ella verá a su bebé en una celda y yo seré el imbécil muerto y sin pelotas a su lado. ¡Ugh! ―¡Cállate, Gibs! ―exclamé. ―Detén esto―gimió Gibsie―Quiero largarme. ―Gerard, cálmate. Nadie va a ir a la cárcel. Johnny...―Claire me puso una mano en el brazo―Vamos… Vámonos. ―No voy a ninguna parte―siseé por quincuagésima puta vez, manteniendo los ojos clavados en Darren―No hasta que la vea. ―¿Ves? ―Gibsie se quejó―Ya lo has oído. Él no va a ninguna parte, y

CHLOE WALSH

161

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 yo me voy al cielo. ―¿Qué estás ocultando? ―pregunté, entrecerrando los ojos. ―Nada. ―¿Entonces por qué no puede verme? ―Pregunté―¿Por qué no puedo verla? ¿Cuál es tu puto problema conmigo...? Mis palabras se interrumpieron cuando una pequeña figura salió de debajo del brazo de Darren y corrió hacia mí. Mi cerebro apenas tuvo la oportunidad de procesar que la figura que estaba viendo era Shannon antes de que se abalanzara sobre mí, rodeándome el cuello con los brazos y haciéndomeretroceder un paso. ―Hola, Johnny―susurró, saltando del escalón de la puerta mientras se aferraba a mí―Has vuelto. ―Hola, Shannon―Mis muletas cayeron al suelo mientras rodeaba su cuerpo con mis brazos, sujetándola―Prometí que lo haría―respondí, manteniendo los ojos entrecerrados y fijos en su hermano.

CHLOE WALSH

162

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 CAPÍTULO 15

Chicos Guapos Y Hermanos Rotos

Al principio, ignoré las voces acaloradas que penetraban en la tranquila burbuja de mi dormitorio, suponiendo que Darren y Tadhg se enfrentaban de nuevo abajo, pero luego recordé que Tadhg y Ollie estaban en una fiesta de cumpleaños. Sean estaba con la abuela, Joey se había ausentado sin avisar y mamá estaba en el trabajo. Eso dejaba a Darren y... ¿Papá? Se me cortó la respiración y dejé caer el bolígrafo con el que había estado garabateando notas de repaso en el cuaderno. Por un momento, me senté en la cama y contuve la respiración, esperando a que la puerta de mi habitación se abriera y apareciera mi padre. Al ver que no ocurría, mi ansiedad disminuyó hasta el punto de que pude volver a mover las extremidades. Nerviosa, salí de la cama y me acerqué a la ventana para investigar. La abrí de un empujón, me asomé, apoyé los codos en el alféizar y busqué algún problema. Al ver el familiar Ford Focus plateado aparcado frente a mi casa, el corazón me dio un vuelco. Conocía ese coche, pertenecía a Gerard Gibson. «Y donde quiera que estuviera Gibsie...»

CHLOE WALSH

163

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―¡Entonces

hazlo,

porque

yo

no

voy

a

ninguna

parte,

imbécil!―retumbó una voz dolorosamente familiar con un marcado acento dublinés―Adelante, llama a los putos policías, porque, francamente, me encantaría hablar con ellos. Johnny. Debido a que la terraza bajo mi ventana me impedía ver la puerta principal, no podía verlo, pero podía oírlo y, Dios mío, mi corazón se aceleró violentamente al oír su voz. Durante un largo rato me quedé allí, en estado de shock, asimilando su voz y la idea de que realmente estaba aquí, antes de que mi cerebro se pusiera en marcha y mis piernas empezaran a moverse. Me dolía todo el cuerpo y los moratones de la cara eran más oscuros, más morados y prominentes, pero no me importaba. Me enfrenté al dolor, reprimí mis inseguridades y me vestí en un tiempo récord. Los pantalones me quedaban holgados y necesitaban el apoyo de un cinturón, pero sabía que no encontraría ninguno en mi armario, así que utilicé la goma del pelo para sujetarlos. Después de calzarme las zapatillas, cogí una de las sudaderas de Joey de detrás de la puerta y salí corriendo a la entrada. Temerosa, me agarré a la barandilla y bajé las escaleras a trompicones en mi prisa por llegar hasta él. Cuando llegué al último escalón, tuve que detenerme un momento para recuperar el aliento; mis pulmones protestaban contra el repentino movimiento. Darren estaba de pie en la puerta, impidiéndome verlo, mientras ambos discutían. Por puro instinto, me acerqué a la puerta y me deslicé bajo el brazo de Darren. Johnny levantó las cejas sorprendido al verme, pero no le di la oportunidad de decir nada. En lugar de eso, prácticamente salté sobre el escalón de la puerta mientras le echaba los brazos al cuello y me aferraba a él, sintiendo

CHLOE WALSH

164

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 cómo una rápida sensación de alivio instantáneo se extendía por mi piel como un sofoco que me absorbía. ―Hola, Johnny―Cerré los ojos y me aferré a su cuerpo con todas mis fuerzas―Has vuelto. ―Hola, Shannon―Oí el ruido de sus muletas al caer al suelo cuando me rodeó con los brazos y me sentí envuelta en el calor y la seguridad que había estado persiguiendo toda mi vida―Prometí que lo haría. «Esto no es seguro para ti, protestó mi mente, sientes demasiado por este chico, demasiado profundamente. Apegarte a él es una mala idea...» ―¡Shan! ―La voz de Claire llenó mis oídos y levanté la cabeza. Fue entonces cuando me di cuenta de que ella y Gibsie estaban un poco alejados de la puerta. Me devolvió la mirada, con los ojos marrones llenos de lágrimas, y me saludó torpemente con la mano―¡Hola! Al verla, algo se rompió dentro de mí y un sollozo salió de mi garganta ―Hola―dije mientras me separaba de Johnny y me acercaba a ella. ―¡Dios! ―Me abrazó con tanta fuerza que me estremecí―¿Estás bien?―me preguntó. Lloriqueando, me soltó y dio un paso atrás, dejando que su mirada recorriera mi cuerpo―Dios mío, Shan, qué ha pasado... No puedo... Ni siquiera sé qué... ¡Chica, será mejor que estés bien! ―Agarrándome de la sudadera, me arrastró de nuevo para darme un abrazo monstruoso―Estoy tan furiosa contigo―siseó mientras sus mejillas se llenaban de lágrimas―Y también estoy muy enojada conmigo... y con él―Miró a Darren, que seguía de pie en la puerta―No es tan agradable como lo recordaba. ―Estoy bien―le dije, dándole palmaditas en la espalda―Por favor, ten cuidado. ―Por supuesto―sollozó, aflojando su abrazo una vez más―Oh Dios...―sus palabras se interrumpieron y su cara se contorsionó de dolor―Tu

CHLOE WALSH

165

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 cara. ―Estoy bien, Claire―le recordé suavemente―Estoy aquí… Estoy viva. ―Te quiero tanto―gritó―¡Ni siquiera sabes lo importante que eres para mí! ―¿Puedo participar en esta acción? ―Gibsie preguntó y luego envolvió sus brazos alrededor de las dos―Abrazos en grupo―musitó, alborotando nuestras cabezas antes de dar un paso atrás y sacar una caja de cigarrillos del bolsillo de sus vaqueros―Son buenos para el alma―Sonriendo para sí, se puso un cigarrillo entre los labios y encendió la chispa. ―Hola, Gibsie―moqueé, secándome los ojos con la manga. ―Pequeña Shannon―respondió con un guiño―¿Estás bien? Asentí débilmente. ―Claro que lo estás―dijo, con tono alentador―Pequeña luchadora. ―Pareces un oso panda―masculló Claire, tocando las ojeras que tenía―¿Estás durmiendo? Ni pestañeo porque me torturan las pesadillas―Sólo son moratones. Se estremeció―Lo siento. ―No pasa nada―susurré, ofreciéndole una sonrisa acuosa―Estaré bien. ―Pregúntaselo ahora―le espetó Johnny, atrayendo toda nuestraatención hacia

donde

seguía

él,

inmerso

en

un

enfrentamiento

con

mi

hermano―Pregúntale a tu hermana qué quiere. Pregúntale si quiere que nos vayamos. Vamos. Pregúntale, joder. ―Ya te lo he dicho―gruñó Darren―Ella no... ―Quiero quedarme un rato con mis amigos―murmuré, sorprendiendo a todos. Sentí que cuatro pares de ojos se posaban en mi cara y me ardían las mejillas. Endureciendo el gesto, miré a mi hermano y le dije―Voy a pasar un rato con mis amigos.

CHLOE WALSH

166

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Darren me miró derrotado. ―No deberías estar fuera después de la operación―Se pasó una mano por el pelo y ahogó un gemido―No deberías ir a ninguna parte sin mí o Joey―Me dirigió una mirada profunda―Piénsalo. No necesitaba pensarlo, ya sabía a qué se refería. A papá. Estaba ahí fuera, en alguna parte, y a Darren le aterrorizaba la idea de que se metiera con alguno de nosotros. Mi viejo amigo el miedo rugió, golpeándome en las tripas, y me estremecí físicamente. ¿Y si te encuentra? ¿Y si vuelve? ¿Y si se lo lleva mientras no estás y está en casa cuando vuelves? ¿Y si...? ―Yo cuidaré de ella―anunció Johnny en un tono tan sincero que no dejaba lugar a dudas. Darren no le respondió, así que Johnny dirigió su mirada acalorada hacia mí―Cuidaré de ti―repitió, con los ojos azules clavados en los míos―Lo haré. Exhalando un suspiro entrecortado, asentí―De acuerdo. El alivio inundó sus facciones―¿De acuerdo? ―Sí―respiré,

juntando

nerviosamente

las

manos―Quiero

ir

contigo―Desvié la mirada hacia Darren y vi la decepción en sus ojos, pero me mantuve firme―Me voy con él, Darren. Darren negó con la cabeza, murmuró algo ininteligible en voz baja y salió. Recogiendo las muletas de Johnny del suelo, Darren se las entregó y siseó. ―Más te vale que lo digas en serio, porque esto no es un juego, muchacho―antes de volver a entrar, añadió―Recuerda lo que te he dicho, Shannon. Cuando la puerta se cerró tras él, solté el aliento que no me había dado cuenta de que había estado conteniendo.

CHLOE WALSH

167

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Claire me sonrió. ―Chica, mis niveles de orgullo son tan altos ahora mismo que no podrían medirse―Tomó mis manos entre las suyas y las apretó―¿Qué se siente al defenderte por fin ganar? Me encogí de hombros, confusa―¿Inquietante? ―Conozco la canción apropiada para esto―dijo Gibsie, echando un brazo sobre el hombro de Claire. Arrojó la colilla al jardín del vecino y los saludó delante de ellos y dijo―Bon Jovi - It's My Life. ―¡Perfecto! ―Claire canturreó, rodeando su cintura con un brazo mientras caminaban por el sendero del jardín hacia su coche―¿Sabes qué, Gerard? Puedes ser muy inteligente cuando no estás siendo muy estúpido. Riendo, la atrajo hacia sí―Lo sé, ¿verdad? ―Shannon―La profunda voz de Johnny llegó desde detrás de mí, haciendo que un escalofrío recorriera mi cuerpo―¿Estás bien? ―No estoy segura―admití en voz baja, resistiendo el impulso de inclinarme hacia atrás y sentir su cuerpo apretado contra el mío. ―¿Aún quieres venir conmigo? ―me preguntó, tan cerca de mí que podía sentir el calor que emanaba de su cuerpo―No pasa nada si no quieres. Me alegro de haberte visto. Asentí y me volví para mirarlo. ―De eso estoy segura―El sonido de los neumáticos de un coche chirriando me sobresaltó y me puse rígida, instantáneamente asustada y nerviosa. Johnny se acercó más a mí y automáticamente me acurruqué a su lado―Tranquila―me dijo, frunciendo el ceño a algo por encima de mi cabeza―Creo que es tu hermano. ―¿Mi hermano? ―Frunciendo el ceño, me giré para ver a Joey cayendo de bruces de la parte trasera de un coche en marcha―¿Joey? ―grité, corriendo

CHLOE WALSH

168

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 hacia él―¡Joe! El coche que había depositado a mi hermano emitió dos pitidos antes de alejarse a toda velocidad por la calle. Entrecerré los ojos y miré fijamente al Honda Civic negro mientras se perdía de vista. Me di cuenta, con frialdad y desagrado, de a quién pertenecía el coche y qué representaba esa persona para mi hermano. Nada bueno. ―¿Era Shane Holland? ―Pregunté cuando llegué hasta él, sin aliento y jadeando―¡Qué demonios, Joey! Creía que habías dejado eso atrás. ―Shan―balbuceó Joey, riéndose para sí mismo, mientras rodaba sobre su espalda y suspiraba satisfecho―¿Qué tal? ―Sal de la carretera, idiota―gruñí, sintiendo una mezcla de alivio y terror recorrerme―¡Joey, levántate ahora mismo! Apretó los labios y suspiré―Te he echado de menos. ―Te van a matar―siseé, mirando a mi hermano―¡Levántate antes de que te atropellen! ―Que lo hagan―se rió―Ya no me importa una mierda. ―Claramente―refunfuñé, dejándome caer de rodillas a su lado―¿Lo sabe Aoife? ―Shh―gimió, cubriéndose la cara con las manos―No lo sabe. ―No,

claro

que

no―Le

revisé

los

bolsillos

y

gemí

de

desesperación―Bueno, tu billetera no está―le informé―¡Y tu teléfono! ―Lo jodí, Shan―susurró entonces―Siempre la cago. Mi corazón crujió en mi pecho. ―Joe, levántate de la carretera y te ayudaré, ¿está bien? ―Gimiendo, sacudió la cabeza. ―Ya no puedo más.

CHLOE WALSH

169

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―¿Qué has tomado? ―le pregunté en voz baja, acercándome a su oído―¿Qué era, Joe? ¿Qué te han dado? ―¿Está drogado? ―preguntó Johnny, de pie junto a nosotros. Debatí negarlo y mentir, pero luego lo pensé mejor. ¿Qué sentido tenía? Mi hermano estaba tirado en medio de la carretera a plena luz del día. No podía pasar por un accidente. ―Sí―dije, con los hombros caídos por la derrota. Suspirando pesadamente, Johnny me dio sus muletas y se agachó. ―Vas a tener que ayudarme, viejo―refunfuñó mientras agarraba la mano de Joey y tiraba de él para que se sentara. El movimiento hizo que Johnny sisease con fuerza y soltase la mano de Joey. En el momento en que lo hizo, Joey volvió a caer sobre el asfalto―Mierda. ―Señor rugby―balbuceó Joey. ―Joey “el lanzador”―reconoció Johnny mientras volvía a coger la mano de Joey. ―¡Joey, levántate! ―Le ordené, sintiéndome nerviosa y avergonzada. Me había esforzado tanto por ocultar nuestros demonios y ahora estaban ahí, al descubierto. No podía soportarlo. Era demasiado. Me sentía demasiado expuesta―Por favor. ―Vamos, viejo―gruñó Johnny mientras intentaba, sin éxito, poner a Joeyde pie una vez más. Estaba viendo la peor parte de mi vida y él estaba metiéndose en la mezcla, con muletas y todo―Tienes que colaborar conmigo. ―¿Qué tenemos aquí? ―Gibsie preguntó. Se arrodilló a mi lado, se acercó y abrió los párpados de Joey―Vaya, estás bien drogado, ¿verdad, Lynchy? ―musitó y luego le palmeó el pecho. ―Joder―gimió Joey, apartándose de nosotros―No ese loco bastardo. Gibsie se rió―Me alegra ver que he causado impresión.

CHLOE WALSH

170

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Tengo que sacarlo de aquí―espeté, presa del pánico―Esos tipos podrían volver, y no confío en que Darren no llame a la.... ―No te preocupes, pequeña Shannon. Ya lo tengo―Agarrando los hombros de Joey, Gibsie lo arrastró del suelo de un solo tirón―Ahora te toca a ti no vomitar en mi coche―le dijo a Joey mientras lo llevaba a su coche y lo depositaba en el asiento trasero. Mortificada, me rodeé con los brazos y me quedé allí, helada hasta los huesos y ahogada en mis emociones. ―¿Hace eso a menudo? ―preguntó Johnny, poniéndose a mi lado. Negué con la cabeza y le devolví las muletas. ―Normalmente no― Arqueó una ceja―¿Normalmente no? Exhalé un fuerte suspiro―Hace mucho tiempo que no. Asintiendo en señal de silenciosa comprensión, Johnny se ajustó las muletas y me empujó suavemente el hombro con el suyo. ―Vamos, Shannon “como el río”.

CHLOE WALSH

171

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 CAPÍTULO 16

De Nuevo En La Mansión

Sintiéndome completamente expuesta, me senté en el asiento trasero del coche de Gibsie con Johnny y Gibsie delante y Claire y Joey a mi lado. La radio estaba apagada, no se había pronunciado ni una sola palabra desde que nos alejamos de mi casa y, si hubiera tenido un cuchillo a mi disposición, estaba bastante segura de que podría haber cortado la tensión que nos envolvía a los cinco. Joey estaba tumbado en el asiento trasero, con las piernas encima de Claire y la cabeza en mi regazo. Claire no se quejó ni lo empujó. En lugar de eso, demostró la teoría que yo tenía de que era la persona más amable del mundo quitándose el abrigo y colocándoselo sobre su cuerpo tembloroso. Entumecida, mantuve los ojos pegados a su cara, observando cómo se contorsionaban sus facciones cada vez que Gibsie caía en un bache o tomaba una curva cerrada. ―Eres tan estúpido―susurré, apartándole suavemente el pelorubio de los ojos―¿Me oyes? ¿Otra vez con Shane Holland y sus amigos? Sabesque es malo para ti. No les importas, Joey. Nunca les importaste. Sólo les importa lo que puedan obtener de ti. Te dejarán seco―Le acaricié la mejilla, mis dedos trazaron la decoloración de su cara―Dios, estoy tan enojada contigo, Joey.

CHLOE WALSH

172

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Shan―Gimiendo, cerró los ojos y se puso rígido―Joder. ―Sí, joder―murmuré, rodeándole con un brazo cuando Gibsie tomó el desvío hacia la casa de Johnny―¿Qué has tomado? ―Me incliné más cerca, manteniendo la voz baja―Sé que estás borracho y puedo oler la hierba que desprendes, pero hay más, ¿no? ¿Qué te han dado? ¿Qué te han dado? Volvió a gemir y se agarró el estómago―Lo siento. ―¡Deja de pedir perdón y empieza a decirme qué te has tomado!―siseé―¿Fueron pastillas o algo más? Joey, dímelo, maldita sea. ―Por favor, no me odies―fue lo único que respondió, con un murmullo ahogado mientras se agitaba violentamente en mis brazos. Desolada, miré alrededor del coche y sentí que me ardían las mejillas de vergüenza. Gibsie y Johnny miraban al frente y Claire miraba obedientemente por la ventanilla, pero yo sabía que nos estaban escuchando. No podían no hacerlo. Apretando a mi hermano, permanecí en silencio durante el resto del viaje, conteniendo las emociones que amenazaban con dominarme, mientras me debatía en el sombrío futuro que se abría ante nosotros. Sin dinero. Padres de mierda. Recuerdos dolorosos. Miedo y resentimiento…Siempre el miedo... Para cuando nos detuvimos frente a la casa de Johnny un rato después, yo estaba completamente descorazonada y comenzaba a entender la necesidad de mi hermano de olvidar por un tiempo. Sabía que por eso hacía esto. Escapar y olvidar... Apagando el motor, Gibsie salió y se dirigió a la puerta de Claire. ―Kav,dale a Claire tus llaves para abrir la puerta―le ordenó, ayudando a

CHLOE WALSH

173

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Claire a salir de debajo del cuerpo de mi hermano―¿Estás bien, osita Claire? ―Todo bien, Gerard. Johnny, que estaba fuera del coche luchando con sus muletas, metió una mano en el bolsillo y sacó un juego de llaves antes de arrojarlas sobre el capó y abrirme la puerta. ―Es la plateada, la del medio. ―Lo tengo―Claire cogió las llaves en el aire y se adelantó a Gibsie para abrir la puerta. ―Gracias―murmuré, mientras salía del coche y cerraba la puerta tras de mí. ―¿Estás bien? ―preguntó Johnny en voz baja, observando cada uno de mis movimientos con ojos agudos e inteligentes. ―¿Dónde están tus perros? ―¿Eh? ―¿Bonnie y Cupcake? ―Oh, claro, sí, están atrás en su jaula―Señaló sus muletas e hizo una mueca―De momento no puedo defenderme de ellas. Me encogí de hombros, incapaz de formular una respuesta, y volví a centrar mi atención en Joey. ―Bueno, amigo, vamos a hacer esto―Metiendo la mano dentro, Gibsie sacó a Joey del coche. Echándoselo al hombro y procedió a llevar a mi hermano hacia la casa―No vomites en mi...―Las palabras no habían salido de la boca de Gibsie cuando Joey empezó a vomitar abundantemente lo que yo sólo podía describir como una sustancia negra y carbonosa―Espalda―Gibsie gimió derrotado―No vomites en mi espalda. ―Eso es bueno―dijo Johnny, notando claramente mi expresión horrorizada―Es mejor afuera que adentro.

CHLOE WALSH

174

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Siento mucho todo esto―Sacudiendo la cabeza, me rodeé con los brazos y me puse a su lado mientras él cojeaba hacia la casa―Parece que traigo un flujo constante de problemas a tu vida. ―No te preocupes―Apoyó una muleta en la puerta para mantenerla abierta y me indicó que entrara―Cada vez me gustan más tus problemas. ―No deberías―La tristeza florecía en mi interior; la fría y dura realidad de la situación actual de mi hermano eclipsaba la ilusión que había sentido al verle antes en mi puerta―No es algo bueno. Johnny frunció el ceño, pero no protestó. ―Vamos―dijo en su lugar, inclinando la cabeza hacia el vestíbulo de entrada. Me apresuré a entrar bajo la lluvia, demasiado agotada para preocuparme o hacer preguntas para las que no necesitaba respuestas. No importaba si sus padres estaban en casa o no. No importaba si mis inseguridades me hacían dudar de si realmente me quería aquí o no. Los hechos eran que mi hermano había tomado algún tipo de droga ilegal, probablemente una cantidad obscena de drogas ilegales, y que en ese momento lo estaban subiendo por la escalera de la casa de Johnny. Que yo estuviera enfadada con él o no era francamente irrelevante. Me necesitaba y yo estaría allí. «Dios sabe que le debía una» ―¿Quieres contármelo? ―Abandonando las muletas, Johnny se agarró a la barandilla y subió las escaleras a paso de tortuga―¿Joey, quiero decir?―añadió, deteniéndose, a medio paso―¿Qué ha pasado ahí atrás? ―No lo sé. ―No mientas―dijo Johnny en voz baja―A mí no. Arrugando la nariz, solté.

CHLOE WALSH

175

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―El año pasado iba por mal camino. Andaba por los lugares equivocados con la gente equivocada y aceptaba todo tipo de cosas equivocadas. ―¿El año pasado? Asentí con la cabeza―Antes de que llegara Aoife. ―¿Ella lo estabilizó? «Parece que no…» Me encogí de hombros impotente―¿Eso pensaba? ―¿En qué estaba metido? ―No lo sé―respondí, y esta vez era la verdad―Definitivamente salía a beber con sus amigos, y sé que fumaba hierba, pero no estoy segura del resto. ¿Quizás éxtasis o algún tipo de pastilla? Oí a mis padres hablar de ello una vez, y no estoy segura de cómo podría conseguir algo más. No tendría dinero―Me encogí de hombros, perdida―Pero sé que solía irse en ese coche durante el descanso largo del colegio y volvía para las tres últimas clases con los ojos inyectados en sangre y la mirada perdida―me oí explicar―Creo que intentaba escapar. Las cosas no iban bien, y era su forma de sobrellevar lo que estaba pasando en.… eh... en.… bueno, ya sabes―Recogiéndome el pelo detrás de la oreja, dejo que mis hombros se hundan en señal de derrota―No es que tuviéramos a nadie con quien hablar de ese tipo de cosas. Johnny me observó atentamente mientras hablaba, asimilando cada palabra que pronunciaba. ―¿Era un problema? ―No lo sé―respondí, ciñéndome a la verdad―Joey no habla. Con nadie. Ni siquiera conmigo. Lo único que sé es que las cosas le iban mal, peor que de costumbre, y que se metía en más peleas en el colegio― «Más peleas en casa»―Tenía problemas en el entrenamiento. Nuestro p-padre... -me dio un nudo en la garganta y tuve que tragar saliva varias veces antes de poder

CHLOE WALSH

176

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 continuar-, bueno,estaba furioso porque se hablaba de echar a Joey del equipo. Pero entonces llegó Aoife y en pocas semanas se puso las pilas. Ya no andaba con los ojos inyectados en sangre ni rebotaba contra las paredes. No se peleaba tanto en el colegio. Simplemente...―Sacudí la cabeza, tratando de encontrar las palabras para explicar todo esto―Ella asentó algo dentro de él. Era como si de alguna manera lo hubiera ayudado, le hubiera dado algo que claramente no recibía de...―Dejé que se me escaparan las palabras. No necesitaba terminar la frase. Johnny tenía los ojos clavados en los míos y la palabra "hogar" flotaba pesadamente entre nosotros, no pronunciada y dolorosa. Sintiéndome expuesta y vulnerable, aparté los ojos y subí el resto de los escalones. La preocupación surgió en mi interior al ver a Johnny subir con dificultad los escalones restantes. ―Eh, ¿estás bien? ―pregunté cuando por fin llegó hasta mí, con la mandíbula tensa y los hombros rígidos. Se puso rígido y, por un momento, esperé la misma frialdad a la que estaba acostumbrada cuando le preguntaba por su dolor. Pero me sorprendió volviéndose hacia mí. ―Estoy bien―Su tono era suave, sus ojos amables. Apoyado en la barandilla, soltó otro suspiro―Estoy adolorido―dijo con un pequeño y vulnerable encogimiento de hombros―Y entumecido y detesto que eso me retrase, pero me estoy recuperando, ¿está bien? Estudié su cara, busqué las mentiras, y cuando no encontré ninguna, asentí. ―Sí, está bien. ―¿Y tú? ―¿Yo?

CHLOE WALSH

177

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Sí, tú―Extendió la mano y me pasó el pulgar por el pómulo―¿Cómo te sientes? ―Igual que tú―dije en voz baja, incapaz de reprimir el escalofrío que me recorrió el cuerpo cuando me puso las manos encima―Tiesa y adolorida, pero recuperándome…―Hice una pausa, pensando en algo positivo que decir―Puedo volver a respirar―solté y luego me encogí al decirlo―Lo siento. El dolor parpadeó en sus ojos azules. ―Me está matando―admitió, con voz baja y ronca―Saber lo que te pasó, ver lo que hizo ese bastardo cada vez que te miro a la cara, y no poder arreglarlo. Solté un suspiro tembloroso―Johnny. ―Llevo días esperando esto―se apresuró a decir, con palabras rápidas y un acento cada vez más marcado―Para pasar tiempo contigo. Para estar contigo, ¿y ahora te tengo aquí? ―Su mano se entrelazó con la mía―¿Dónde sé que estás a salvo? Todo lo que quiero hacer es...―Sacudiendo la cabeza, me acercó más―Mantenerte aquí conmigo y nunca devolverte. «Dios, yo también quiero eso. Quiero que te quedes conmigo» ―Sé que tienes un montón de cosas pasando en tu vida ahora mismo con tu familia, y hay una tormenta de mierda cayendo a nuestro alrededor―añadió, con voz ronca―Sé que hay una conversación que tenemos que tener, Shannon, una importante, pero sólo quiero que sepas... no, necesito que sepas que yo... ―¡Un poco de ayuda, Kav! ―La voz de Gibsie retumbó en el rellano―Tenemos una situación de vómito en código aquí. ―Jesucristo―siseó Johnny, echando la cabeza hacia atrás―No puedo tomar un maldito descanso. ―Lo siento―musitó Claire mientras corría hacia nosotros, sujetándose el estómago―Pero soy una persona que vomita fácilmente y ese chico está

CHLOE WALSH

178

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 vomitando

ahí

dentro―Nerviosa,

tuvo

una

arcada

antes

de

añadir―Sinceramente, me encantaría ayudar, de verdad que sí, pero he comido mucho antes de venir y si me quedo en esa habitación, será una masacre. ―Oh Dios―Girándome, fui a ver a mi hermano, pero Johnny tiró de mi mano y me atrajo hacia él. ―No entres ahí―dijo, soltando mi mano―No necesita que su hermana lo vea así. ―Sí, Shan―convino Claire, poniéndose a mi lado―Deja que los chicos se ocupen de él. ―Es mi hermano―repliqué temblorosa. ―Tu hermano desnudo―replicó Claire―Gerard tuvo que quitarse la ropa porque está cubierto de...―Hizo una pausa para mirar con cara de asco―Uf, qué mal huele. Necesita una ducha y no puede hacerlo en su estado. ―¿Recuerdas la distribución del piso de abajo? ―Preguntó Johnny, dirigiendo su pregunta a mí―¿Dónde está todo? Asentí, nerviosa―Creo que sí. ―Llévate a Claire abajo contigo―me indicó con calma―Haz lo que quieras en la cocina o relájate en el salón. Lo que tú quieras. Gibs y yo nos ocuparemos de él. ―¿Estás seguro? ―pregunté, no sintiéndome muy segura en absoluto. ―Claro―Me echó una última mirada y luego caminó rígidamente en dirección a su dormitorio―Yo me encargo. ―Sabes―reflexionó Claire―Cuando me apunté a esta fuga, no esperaba vómitos―Pasándome un brazo por los hombros, me condujo por la impresionante escalera hasta el vestíbulo―O penes. ―Penii―corregí con un suspiro derrotado―¿Eh? ―La señora O Leary, nuestra profesora de ciencias, dice que ése es el

CHLOE WALSH

179

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 plural apropiado. No es que importara. ―Ah―Ella arrugó la nariz ante la idea―Bueno, no sé nada de penii, debo haberme quedado en blanco durante la clase, pero esta casa es increíble. Es como... Mucross3 o algo así. ―Eso es lo que yo decía―susurré, consolándome de tenerla conmigo. ―Estará bien, Shan―añadió en voz baja―Los dos lo estarán. ―Sí―Eso espero. ―Ahora, vamos―dijo, apretando su agarre sobre mí―Quiero saberlo todo.

3

Muckross House es una de las atracciones turísticas más populares de Irlanda. Es una mansión victoriana que fue construida en 1843 y forma la pieza central del igualmente famoso Parque Nacional de Killarney.

CHLOE WALSH

180

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 CAPÍTULO 17

Vaginas Peligrosas

No tenía otra explicación de cómo mi vida se había complicado hasta el punto de estar duchando a un jugador de hurling en coma y drogado que no fuera ésta: Me enamoré de una chica que tenía más problemas y complicaciones en su vida que un cubo de Rubik. Un cubo de Rubik, podía resolverlo. La vida de Shannon Lynch, no tanto. ―¿Llegaste bajo sus brazos? ―Gibsie preguntó mientras estaba completamente vestido en mi ducha, sosteniendo a un muy desnudo Joey “el lanzador”―Asegúrate de llegar a los pliegues. ―¿Cómo nos está pasando esto, Gibs? ―Le pregunté a mi mejor amigo― Un minuto, estamos jugando al rugby para Tommen, pasando el rato en Biddies con los chicos y haciendo ejercicios, y al siguiente, estamos limpiando con una manguera el vómito de un hurler de BCS―Sacudiendo la cabeza ante la absoluta locura de la situación, eché otro chorro de gel de baño en el pecho de Joey y apunté la manguera de la ducha con cuidado de evitar los moratones―¿Cómo hemos caído en esto, amigo? ―Tú quieres a su hermana y yo quiero a la mejor amiga de su

CHLOE WALSH

181

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 hermana―respondió Gibsie, restregando a Joey con una esponja―Es bastante seguro decirque las vaginas nos metieron en esto, Kav. ¿No era esa la puta verdad...? ―Aquí―dijo Gibs mientras giraba a Joey en sus brazos―Asegúrate de volver a rociarlo en la espalda. La bilis se me subió a la garganta cuando mis ojos contemplaron moratón tras moratón descolorido, y cicatriz tras cicatriz descolorida en su cuerpo. Toda su espalda estaba llena de una mezcla de manchas, líneas débiles y cicatrices. Por Dios. Estudié su piel desnuda con ojos fríos y calculadores. No hacía falta ser un genio para darse cuenta de quién había puesto esas marcas en su cuerpo. El pedazo de mierda de su padre. Tal vez usó un cinturón, o tal vez usó algo peor. Joder, no lo sabía. Pero tenía cicatrices por todas partes. ¿Cómo demonios había pasado esto desapercibido? ¿Y su novia? ¿O su madre? ¿Sus entrenadores? ¿Nadie lo había visto? ―Esto está muy mal―refunfuñó Gibsie, expresando mis pensamientos en voz alta. Lo giró hacia mí y le rodeó el pecho con un brazo para sostenerlo―Está muy mal, Johnny. ―Sí, amigo―mordí, con cuidado de no salpicar las zonas de su estómago con moratones recientes―Lo sé. ―Para―Joey gimió, temblando violentamente, mientras empujaba contra el brazo que Gibsie había envuelto alrededor de él―Voy a volver a.… Gibsie los hizo girar a los dos, justo a tiempo para que Joey rociara la pared con una nueva cubierta de vomito. ―Amigo―dijo Gibs mientras restregaba la esponja por la cara de Joey―Nunca mezcles tus drogas.

CHLOE WALSH

182

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Como si tú lo supieras―me burlé. ―Bueno, supongo que es parecido a mezclar la bebida―replicó Gibsie―¡Un gran, enorme no-oh! ―Es mejor que se lo saque todo del sistema―Inclinándome alrededor de los dos, limpié con una manguera el vómito de la pared antes de volver a ocuparme el interminable chorro de vómito que salía de Joey―De todos modos, le harían lo mismo en el hospital. ―Exacto―asintió Gibsie, palmeando la mejilla de Joey―Considera esto tu propia sesión de lavado de estómago al estilo Gibsie. ―Vete a la mierda, bastardo espeluznante―gimió Joey, temblando de pies a cabeza. ―Normalmente,

me

ofendería

por

eso―resopló

Gibsie―Pero

considerando que estamos en una ducha juntos y tu culo desnudo está presionado contra mi polla, voy a dejar pasar ese comentario, porque yo también encuentro esta situación ligeramente espeluznante. ―Te está salvando el cuello―gruñí―Los dos lo estamos, así que por qué no muestras tu agradecimiento cerrando la puta boca y vomitando el veneno. ―Vete a la mierda, Kav… Más vómitos… ―Eso es―Gibsie persuadió, limpiando su boca una vez más―Vomita todas las drogas caras de clase A. Buen trabajo. Deja que el agua lave tus pecados y salarios por el desagüe. Mi teléfono empezó a sonar fuerte en mi bolsillo y fruncí el ceño y miré a Gibsie. ―Estás aquí. Gibsie puso los ojos en blanco―No soy el único que tiene tu número.

CHLOE WALSH

183

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Limpiándome la mano en la camiseta, metí la mano en el bolsillo y saqué el teléfono. ―Mierda―Me quedé mirando el nombre que parpadeaba en la pantalla y gemí―Es mi mamá. ―Oh, Jesús―Gibsie se unió a mí en el gemido―Ella lo sabe, ¿verdad? Por supuesto que lo sabe―Continuó fregando a Joey mientras se quejaba―Probablemente tiene un rastreador en tu culo. ―Suéltame―balbuceó Joey, golpeando la mano de Gibsie―Por Dios. ―Mantenlo callado―advertí, mirando a Gibsie mientras pulsaba aceptar y puse el teléfono en altavoz―Mamá, ¿cómo va todo? ―Johnny, amor―suspiró mamá por el teléfono―¿Estás bien? Tardaste mucho en contestarme. ―Estoy genial, mamá. ¿Qué pasa? ―Oh, amor, te llamaba para decirte que tal vez no... ―¡Para! ―Joey gimió fuerte―Quema. Gibsie y yo nos quedamos paralizados y nos miramos horrorizados. ―¿Qué quema? ―Preguntó mamá―¿Estás bien? ―¡Que me jodan! ―Joey siguió estremeciéndose y siseando―Está demasiado caliente. Mirando a Gibsie, le dije susurrando―Haz que se calle. Gibsie me devolvió la mirada, susurrando―¿Cómo? Dame fuerza... Apunté la manguera, le rocié la cara y le susurré de vuelta―¡Con la mano, genio! Con el agua saliéndole de los labios, Gibsie le tapó la boca a Joey con la mano y yo asentí en señal de aprobación. Inclinándome sobre la bañera, ajusté el nivel de la ducha y bajé la temperatura del agua ―¿Estás contento ahora? ―exclamé, mirando a Joey mientras lo

CHLOE WALSH

184

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 bañaba. ―¿Johnny? ¿Está Gerard jugando con la cocina otra vez? ―Preguntó mamá, sonando nerviosa―Dile a ese chico que será mejor que no toque los fósforos. Hay un agujero en el extractor por su última travesura con productos inflamables. ―¡Fuiste tú! ―Gibsie gritó, indignado. ―No, mamá, no está cocinando―Sacudiendo la cabeza, miré al techo y dije lo primero que se me vino a la mente―Era un tipo de la televisión. ―¿La televisión? ―Sí, estamos...―Entrecerrando los ojos, apunté la manguera a un terco resto de vómito en el hombro de Joey―Estamos viendo una película. ―Oh, Johnny―refunfuñó mamá―No una de esas indecentes. Los médicos te advirtieron que no te tocaras hasta que se te curaran del todo los puntos. Gibsie soltó una risita. Por Dios. Dejé caer la cabeza hacia atrás con silenciosa desesperación. ―No, mamá, estamos viendo... ―¿Estás viendo qué, Johnny? ―¡Mi Pie Izquierdo! ―Gibsie soltó en voz alta―¡Para el examen final, Mami K! ―Yo tengo que ver la película de El Gran Gatsby, idiota―dije, mirándolo mal. ―Ah, eso es encantador―arrulló mamá, apaciguada―¡Buen chico, Gerard! Muy educativo. Gibsie arqueó una ceja y sonrió. ―¿Necesitabas algo? ―pregunté, volviendo al grano―Porque estoy tratando de ver a Christy Brown aquí.

CHLOE WALSH

185

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Ah, claro, pues así está la cosa, amor―dijo mamá, con tono dubitativo. Puse los ojos en blanco con impaciencia y esperé a que fuera al grano―Puede que no vuelva a casa esta noche. ¡Gracias, Jesús! ―Es una pena. ―El tráfico fue una locura para llegar hasta aquí y la idea de conducir de vuelta en un atasco de coches es más de lo que puedo soportar. Gibsie sonrió con aprobación. ―Entonces deberías parar en la vieja casa con papá―respondí, con tono apaciguador―Estás cansada, mamá, demasiado cansada para hacer ese viaje. ―Por tu cuenta y en la oscuridad―añadió Gibsie―Sola y siendo mujer. ―Gibs―advertí. ―Suena demasiado peligroso si me lo preguntas, Mami K―continuó, ignorándome―Conducir por la ciudad de Dublín de noche, completamente sola. ―Ella es de Ballymun, idiota―refunfuñé―Te patearía tu culo culchie en un santiamén. ―¡Chicos! ―Mamá gritó y luego suspiró pesadamente por la línea―Estaré en casa mañana a más tardar a la hora del almuerzo para llevarte a tu cita con el fisioterapeuta... si estás seguro de que estarás bien sin mí... ―Estoy seguro―intervine rápidamente, omitiendo el fragmento de que había estado muy bien sin ninguno de los dos durante años―Estaré muy bien―Me incliné sobre la bañera y cerré la ducha― Los dos lo estaremos―Cogí dos toallas del estante, le tendí una a Gibs y me metí la otra bajo el brazo―No te preocupes. ―Te quiero, Johnny―dijo finalmente mamá. ―Sí...―Apoyé el teléfono en el borde de la bañera y coloqué la toalla

CHLOE WALSH

186

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 sobre los hombros de Joey antes de volver a coger el teléfono―Yo también te quiero, mamá. ―Oh, antes de que me olvide... ―Me tengo que ir, mamá. Adiós, adiós, adiós―Terminé la llamada, guardé el teléfono en el bolsillo y exhalé un gran suspiro―Gracias a Dios. ―Yo diría…―Gibsie estuvo de acuerdo, quitando su mano de la boca de Joey―Diría que estamos a salvo, muchacho. ―Jesús―siseó Joey, castañeteando los dientes―Eres un niño de mamá, ¿no? ―¿Quieres ser amordazado de nuevo? ―Entrecerré los ojos―Porque eso se puede arreglar. ―Váyanse a la mierda los dos―murmuró Joey, respirando con dificultad―No me hacen ningún favor. Me quedé atónito―¿Me estás jodiendo ahora mismo, Joey? ―Creo que la palabra que buscas es gracias a los dos―intervino Gibsie alegremente. Me lanzó una mirada significativa y sacudió la cabeza en señal de advertencia―Y, no hay de qué, Joseph4. Me mordí la lengua y controlé mi mal genio, di un paso atrás y vi cómo Gibsie le ayudaba a salir de la bañera. ―¡No me toques, joder! ―Empujando bruscamente a Gibsie, Joey se tambaleó hacia atrás y se desplomó en el suelo―No necesito tu ayuda. ―Pues mala suerte, porque la vas a tener―le espeté―La quieras o no. ―Estás un poco jodido, Joey “el lanzador”―musitó Gibsie―Lo sabes, ¿verdad? ―Sí, estoy jodido―se mofó Joey, temblando de pies a cabeza―Y tú estás jodido de la cabeza. 4

Por si no sabían, el nombre completo de Joey, es Joseph.

CHLOE WALSH

187

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―En efecto―asintió Gibsie firmemente. Respirando con dificultad, Joey dejó caer la cabeza entre las manos y se tiró del pelo. ―¿Dónde está mi teléfono? ―Exhalando un suspiro ahogado, siseó―Necesito mi teléfono. Necesito llamar a mi... ¡joder! ―Ya no tienes teléfono, amigo, ni billetera―respondió Gibsie con calma―Tu hermana dijo que lo vendiste, junto con tu dignidad, por ese horrible suplicio que tienes―Cogiendo otra toalla del estante, Gibsie se la echó sobre el regazo, cubriéndole―¿Toda esa mierda que está saliendo de tu organismo ahora mismo? ¿Todo lo que vomitaste de tu cuerpo? Te costó exactamente una billetera, un teléfono y un alma. Un precio bastante alto, ¿eh? Espero que haya merecido la pena―Le dio una palmadita en el hombro―Ahora, si me disculpan, necesito darme una ducha―Se quitó la camisa empapada y la tiró al cesto de la ropa sucia que había junto a la puerta antes de salir del baño. Casi esperaba que Joey Lynch estallara allí mismo, en medio de mi cuarto de baño, pero no hizo nada. En lugar de eso, se rodeó las rodillas con los brazos y bajó la cabeza. ―Joder―Cogiéndose la nuca con una mano, se balanceó hacia delante y hacia atrás, murmurando la palabra "joder" una y otra vez. ―¿Qué consumiste? ―Silencio. ―Bien―Bajando al borde de la bañera, me pasé una mano por el muslo e intenté un enfoque diferente―¿Por qué lo hiciste? ―No me juzgues―siseó, girando su mirada para encontrarse conmigo―No te atrevas a juzgarme...―Apretando los ojos, cerró las manos en puños y emitió un sonido agitado en la garganta mientras su cuerpo temblaba violentamente―No hasta que hayas estado en mis zapatos. Ver lo que yo he visto. Escuchar lo que yo he escuchado.

CHLOE WALSH

188

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Permanecí inmóvil como una estatua y resistí el impulso de acercarme y sostenerlo. ―No te estoy juzgando, amigo. ―¿No? ―Unos torturados ojos verdes se clavaron en los míos―Tú la viste. Viste lo que le hizo. Y yo no... no pude...―Sus palabras se interrumpieron y dejó caer la cabeza entre las manos―A la mierda. ¿Qué sentido tiene? ―No es culpa tuya―respondí lentamente, frunciendo las cejas―Tienes que saberlo. Más silencio. ―No quería decir eso―intenté de nuevo―¿Lo que dije por teléfono? Fue mi miedo el que habló, amigo. Nada. Su falta de respuesta hizo que un hilillo de inquietud recorriera mi espina dorsal. ―No eres responsable de las acciones de tu padre―repetí, luchando contra la enorme oleada de compasión que inundaba mi cuerpo―No lo eres, así que no jodas tu vida y tu futuro pensando que lo eres. Bajando la mirada a sus rodillas, susurró. ―No pude protegerla―Sacudiendo la cabeza, exhaló un sollozo entrecortado―No pude proteger a ninguno de ellos. ―Ese no es tu trabajo―El corazón me martilleaba desbocado en el pecho. Dios mío. Sentía que me ahogaba en su dolor―No se supone que los protejas. Se supone que deben protegerlos. Se supone que deben protegerlos a todos ustedes, amigo. Incluyéndote a ti. ―Pensé que estaba muerta―confesó en voz tan baja que apenas era audible―¿Toda la sangre? ¿En el suelo? ¿En las paredes? ¿En mi ropa? ¿Saliendo de su boca? ¿Esas gárgaras que hacía porque no podía respirar? ¡Porque se estaba muriendo! ¿Y luego el silencio? ¿El sonido de absolutamente

CHLOE WALSH

189

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 nada? ―Apretó las palmas de las manos contra los ojos y siseó―No puedo quitarme la imagen de la cabeza, y créeme, lo he intentado. Dios mío. Temblando, me quedé sentado, helado hasta los huesos, y escuché su verdad. ―No podía quitármelo de encima―espetó, con el pecho agitado―Sabía que necesitaba ayuda, lo sabía, joder, pero no podía luchar contra él. No pude hacer nada―Sacudiendo la cabeza, soltó una carcajada sin humor mientras las lágrimas resbalaban por sus mejillas―Y mi hermano, mi hermanito de once años, tuvo que quitármelo de encima―Se limpió la nariz con el dorso de la mano y ahogó un sollozo―Mientras ella se quedaba de brazos cruzados. ―¿Tu madre? ―Quién si no. Dejé que lo asimilara por un momento antes de preguntar ―¿Y ahora? ―Mi voz estaba cargada de sentimientos, pero me obligué a mantener la compostura y continuar―¿Qué pasa ahora? ―Lo mismo de siempre―murmuró―Nada. ―¿Con tu madre? ―insistí, presionando mi mano contra mi rodilla para evitar que temblara―Es decir, la policía obviamente sabe lo que tu padre les estaba haciendo, y lo arrestarán cuando lo encuentren, ¿pero a ella?―Sacudí la cabeza, luchando por asimilarlo todo―¿No hay consecuencias por quedarse al margen? ¿Se supone que tienes que volver y vivir con ella? ―Me tragué la rabia y siseé―¿En esa casa? Joey se encogió de hombros―¿No te has enterado? Ella también es una víctima y necesita que la apoyen―dijo con sarcasmo. ―Shannon me lo dijo―murmuré, frotándome la mandíbula―Eso está muy mal, colega.

CHLOE WALSH

190

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Sí, bueno, ahora le toca a Darren―espetó Joey, parpadeando para contener las lágrimas―Él puede resolverlo todo porque yo he terminado. No p-puedo joder...―sus palabras se entrecortaron y exhaló otro sollozo agitado―Ya no puedo h-hacer esto―terminó con un resoplido―No p-puedo olvidar y nunca la perdonaré. No supe qué decir a eso. No sabía qué decir a nada de eso. Nada en mi vida me había preparado para esta conversación. Para estas personas y su dolor. ―Tu hermana te quiere―le dije, sintiendo la necesidad de decírselo, para que supiera que al menos una persona de su mundo se preocupaba por él. ―Mi hermana te quiere―respondió cansado. ―Ella te necesita―añadí, ignorando la forma en que mi corazón golpeaba salvajemente en mi pecho―Y por lo que he oído, tus hermanitos también te necesitan, amigo. ―Porque yo soy su faro―se atragantó―Eso es, eso es todo lo que soy para ellos. ―¿Su faro? ―Fruncí el ceño―¿Qué significa eso? ―Significa que soy el tipo que va por ahí limpiando la mierda de todos los miembros de mi familia―Bajó la cabeza y se agarró la nuca―Significa que soy como una maldita madre. ―Bueno―exhalé pesadamente y estiré las piernas, tratando de aliviar el ardor en los muslos―Eres una madre increíble, Joey “el lanzador”. ―Alguien tiene que serlo―murmuró mientras se pasaba una mano por el pelo. ―Pues has hecho un buen trabajo―le dije―Y has llegado demasiado lejos para tirarlo todo por la borda por un subidón temporal, chico. ―¿Y tú qué mierda sabes de eso? ―se mofó. ―Sé que intentas escapar―le respondí―Eso está muy claro. Quieres

CHLOE WALSH

191

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 olvidarte de la mierda por un tiempo - y Jesús, no te culpo - pero es temporal. No es real, Joey. Y no va a arreglar nada. Todos tus problemas seguirán ahí esperándote, por mucho polvo que te metas por la nariz o por muchas pastillas que te pases por la garganta. Puedes fumar toda la hierba que quieras, ahogarte en una botella de whisky, inyectarte todas las drogas conocidas por la humanidad y no cambiará nada, porque la vida seguirá esperándote para darte una patada en el culo cuando vuelvas en ti. También sé que, si sigues por este camino, llegarás a un punto en el que no podrás encontrar el camino de vuelta. ―Para ti es fácil decirlo―replicó, con tono amargo―No has visto un día duro en tu vida. ―Tienes toda la razón―asentí―No sé por lo que estás pasando. No tengo ni puta idea de lo que se siente ser tú, y me alegro de ello. Pero yo tengo mis propios demonios, amigo. He tenido que tomar mis propias decisiones, cuando hubiera sido mucho más fácil tomar unas pastillas para matar el dolor cuando mi cuerpo se estaba cayendo a pedazos desde dentro, o usar esteroides para fortalecer mi cuerpo en lugar de ir al gimnasio seis horas al día. Sé que eso no parece nada en el gran esquema de las cosas, no comparado con la mierda de tu familia, pero no lo hice, Joey, ni una sola vez. Porque sabía que meter esa mierda en mi cuerpo sólo sería una opción durante un tiempo antes de que dejara de ser una opción y empezara a ser una necesidad. ―Mierda―espetó, y luego se rió sin gracia―¿Dónde mierda estabas cuando yo tenía dieciséis años, Kavanagh? ―Moqueando, se secó los ojos y suspiró abatido―No me habría venido mal una charla para animarme. ―Colegio equivocado―le dije encogiéndome de hombros. ―Vida equivocada―susurró. Suspiré con fuerza―Sí. Hubo un largo rato de silencio antes de que volviera a hablar.

CHLOE WALSH

192

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―¿Puedo ayudar? ―pregunté finalmente, sintiéndome como un imbécil perdido―¿Puedo hacer algo por ti? ―Sí―Con manos temblorosas, Joey se agarró a la pila del lavabo y se puso en pie―Puedes prestarme algo de ropa. Los dos sabíamos que no me refería a la ropa, pero no lo presioné, no cuando parecía estar al borde del abismo. Sin decir nada más, me levanté y entré en mi habitación. Saqué ropa de la cómoda, la arrojé al cuarto de baño y lo dejé solo. Confundido y nervioso, me acerqué rígidamente a la ventana y me quedé mirando la oscuridad mientras esperaba a que volviera a salir, observando cómo las gotas de lluvia golpeaban el cristal. «Así que esta es su vida, pensé, esto es lo que ella te estaba ocultando» Agarrándome al marco de la ventana, ignoré el dolor de mi cuerpo y me concentré en mis torbellinos de pensamientos, tratando desesperadamente de encontrar una solución para algo que no estaba del todo seguro de que pudiera resolverse. Una cosa que sabía con certeza era que nunca podría desenredarme de esta chica. Y, lo que, es más, no quería. Sabía que esto no era bueno. Jesús, un ciego podría ver que necesitaba huir lejos, muy lejos de esta situación, pero no podía. Por muy jodido que pareciera todo, me conformaba con quedarme aquí, envuelto en su crisis personal. Más que eso, quería intervenir y hacer algo, lo que fuera, para ayudar a su hermano. Para mí ya no se trataba sólo de Shannon. Se trataba de Joey y otros tres niños pequeños a los que ni siquiera había visto. Quería ayudarlos a todos. Mi conciencia no me exigía menos. Pasaron varios minutos antes de que la puerta del baño se abriera y Joey apareciera en la puerta. Iba vestido con un par de mis chándales grises y una camiseta blanca, y su aspecto era una auténtica mierda. Una mierda limpia,

CHLOE WALSH

193

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 reconocí mentalmente, sin el vómito y el olor. ―Gracias por la ropa―murmuró, con los ojos inyectados en sangre y la cara mortalmente pálida―¿Tienes un teléfono que pueda usar? Se me tensó la mandíbula. Inseguro. ¿Planeaba largarse de aquí? ―¿Por qué? ―Porque necesito llamar a mi novia. Lo miré con recelo―¿Tu novia? ―Sí, mi novia―siseó―¿Puedo usar tu teléfono o no? Indeciso, saqué mi teléfono y se lo di. ―No tienes que irte. Puedes quedarte, colega. El tiempo que necesites. Ignorándome, Joey se apoyó en la cómoda y clavó su tembloroso dedo en el teclado de mi teléfono, equivocándose repetidamente hasta el punto de echar la cabeza hacia atrás y rugir―¡Vamos, maldita sea! ―¿Cuál es su número? ―pregunté, quitándole el teléfono―Dime y te lo marco. ―Le advertí de ti―dijo, devolviéndome el teléfono―Le dije que te irías, que no se hiciera ilusiones contigo. Me encogí de hombros, sin sorprenderme lo más mínimo dada mi actual popularidad entre su familia. ―¿Cuál es su número? Murmuró una serie de números antes de decir. ―No la decepciones. Hagas lo que hagas, Kavanagh, no lastimes a mi hermana. Tecleé el número y pulsé llamar antes de devolvérselo y decir. ―No lo haré. Con ojos cautelosos y desconfiados, Joey se acercó el teléfono a la oreja, con el cuerpo temblando y sacudiéndose violentamente.

CHLOE WALSH

194

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―¿Aoife? ― susurró unos segundos después―Soy yo. Lo que fuera que su novia dijera en respuesta a eso hizo que Joey se estremeciera. Como un jodido escalofrío visible. ―Lo sé―susurró, cerrando los ojos―Lo sé, ¿sí? Sé que lo prometí. La cagué―Dándome la espalda, se pasó una mano por el pelo y espetó―Lo siento mucho, nena. Sintiéndome incómodo, decidí bajar las escaleras en busca de los demás y dejar a Joey Lynch con su llamada telefónica/susurrando. De todos modos, no estaba seguro de querer oírlo, no cuando mi cabeza ya estaba a reventar con más información de la que podía procesar. Cuando entré en el salón, Gibsie estaba echando carbón a un fuego ya crepitante y las chicas estaban acurrucadas en el sofá. Corrección: Claire estaba acurrucada en el sofá con las piernas recogidas debajo. Shannon, por su parte, estaba sentada tan recta como un palo en el borde del asiento junto a su amiga. Obviamente, Gibsie había arrastrado el sofá hasta el fuego, algo que siempre hacíamos cuando hacía mal tiempo, y yo lo agradecía. Quería que estuviera calentita. Necesitaba tranquilidad. Me aclaré la garganta antes de entrar, haciendo un esfuerzo consciente por no sobresaltarla. De todos modos, se sobresaltó y saltó del sofá, pero la pequeña sonrisa que me dedicó me aseguró que yo era bienvenido. ―¿Él está bien? ―preguntó, con los ojos muy abiertos y asustada. Ni por asomo. Asentí y forcé una sonrisa. ―Gracias a Dios―Sus pequeños hombros se hundieron y se llevó una mano al pecho―¿Estás seguro? No. ―Está seguro―respondió Gibsie por mí. Volvió a colocar la pala en el

CHLOE WALSH

195

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 cubo del carbón, se levantó, estiró los brazos por encima de la cabeza y me guiñó un ojo―Todo está de nuevo en su lugar. ―¿Lo ves? ―añadió Claire, dedicándole una sonrisa alentadora―Te dije que no tenías de qué preocuparte. Shannon no parecía muy convencida. Su mirada pasó entre Gibs y Claire antes de volver a mí. ―¿Estás seguro? ―preguntó, mirándome con aquellos inquietantes ojos azules. Abrí la boca para mentir, para decirle lo que necesitaba oír, que todo estaba bien y que no tenía nada de qué preocuparse, pero las palabras. ―No, no estoy seguro―salieron en su lugar. La jodí aún más diciéndole―De hecho, está mal. Muy mal―y rematé―Estoy preocupado por él. La cara de Shannon se descompuso y tanto Claire como Gibsie gimieron al unísono. ―Muy buena, Capi―murmuró Gibsie―Sólo hemos pasado la última hora diciéndole lo contrario. ―Sí, muy reconfortante, Johnny―añadió Claire malhumorada. ―Pues yo no voy a mentirle―espeté. Pasándome una mano por el pelo con frustración, miré a Shannon―No voy a hacerlo, ¿de acuerdo? Shannon asintió con la cabeza. ―Debería ir a ver cómo está―Se apresuró a pasar junto a mí, sólo para detenerse en la puerta―¿Está bien si subo a ver...? ―Ve―le dije antes de que terminara―No me pidas permiso, Shannon. No lo necesitas. Asintió una vez más antes de salir de la habitación. ―Tal vez de vez en cuando podrías intentar tergiversar la

CHLOE WALSH

196

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 verdad―ofreció Gibsie, moviendo un dedo sin rumbo―Ya sabes, suavizar un poco la situación para evitar sentimientos y tensiones innecesarias. ―¿Mintiéndole? ―Entrecerré los ojos―Sí, amigo, me parece un buen consejo. Dime ¿cómo me va a favorecer eso a mí? Gibsie se encogió de hombros―No tengo ni puta idea, hombre, pero esa chica se está hundiendo bajo el peso de algunos problemas bastante graves en este momento, así que creo que unas cuantas mentiras piadosas podrían ser más fáciles de aceptar que la cruda verdad. Abrí la boca para protestar, pero me contuve―Tienes razón. ―Sí, lo sé―reflexionó Gibsie―En contra de la creencia popular -sobre todo la de mi madre-, a veces la tengo. La canción de Crazy Frog/Axel F sonó en la habitación, fuerte y molesta, haciendo que Gibsie cogiera su teléfono y yo gimiera de pura desesperación. ―Es mío―dijo Claire, levantando el teléfono. Miró el teléfono e hizo una mueca―Es mi mamá otra vez. ―No le digas que estás conmigo―advirtió Gibsie―Hagas lo que hagas, nena, no le digas a esa mujer que estoy contigo. Claire lo fulminó con la mirada―¿Con quién si no iba a estar? Además, ¡no tiene sentido ya que me vio entrar en tu coche! Él se encogió de hombros incómodo―Te matará. ―Sí, Gerard, lo sé―siseó ella antes de hacer clic en recibir y ponerse el teléfono en la oreja―Hola, mamá... Sí, sé lo que has dicho... Sí, lo sé, mamá, pero no es lo que piensas...―Bajando la cabeza, Claire se apresuró a pasar a mi lado, hablando tan bajo y tan rápido que no pude entender ni una palabra. ―¿Por qué la matará su madre? ―pregunté, mirando a Gibsie con desconfianza―¿Qué hiciste que no me contaste? Mirando a todas partes menos a mi cara, Gibsie murmuró algo sobre "un

CHLOE WALSH

197

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 puto gran error" antes de salir corriendo tras ella. Esperaba por el bien de Gibsie que no cometiera ese tipo de error con Claire, porque Hughie Biggs tenía mal genio cuando la intuición se apoderaba de él, y yo no estaba en condiciones de impedir que se mataran el uno al otro. ―Bueno, mierda―murmuré, mirando detrás de los dos―El drama sigue llegando.

CHLOE WALSH

198

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 CAPÍTULO 18

Quédate Conmigo

No estaba segura de lo que esperaba encontrar cuando entré en el dormitorio de Johnny, pero mi hermano estaba desmayado en su cama. Estaba acostado horizontalmente a los pies de la enorme cama de Johnny, pero sus pies seguían apoyados en el suelo. Me deslicé hacia el interior, me acerqué sigilosamente a la cama y contemplé el cuerpo dormido de Joey. Tenía los labios ligeramente entreabiertos y respiraba profunda y pausadamente. Me sentí aliviada. Por un momento temí que estuviera muerto. Mi mirada se desvió hacia donde seguía agarrando el teléfono de Johnny. Alargué la mano y se lo quité con cuidado de no despertarlo. Me aterrorizaba lo que pudiera pasar cuando se despertara. ¿Adónde iría? ¿Volvería a casa? ¿A casa de Aoife? ¿Volvería con Shane Holland y su escoria de amigos? Sinceramente, no lo sabía y la incertidumbre me preocupaba más que la desaparición de mi padre. Porque Joey me importaba. Era importante para mí. Durante la mayor parte de mi vida, fue la persona más importante en ella. La idea de que le pasara algo era insoportable. Era demasiado para soportar, y honestamente no creía que pudiera soportar mucho más de nada.

CHLOE WALSH

199

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Recordé cómo fue el año pasado. Las peleas en casa habían sido terribles, el ambiente excepcionalmente frío. Papá se pasaba todo el tiempo en el bar y mamá alternaba entre el trabajo y el aislamiento en su dormitorio. Verás, papá había tenido otra aventura con una de las camareras, una aventura que había salido a la luz de forma gloriosa pocos meses después, y mamá lo sabía. Lo sabía y en lugar de echarlo, se fue a la cama. Sean aún no había cumplido los dos años y era un niño difícil. Entre que le salían los dientes de atrás y gritaba toda la noche, todos estábamos agotados. Las cosas estaban empeorando para mí en BCS, y Joey perdía los estribos cada vez más a menudo. Le contestaba a los profesores, se metía en peleas en el colegio y en peleas aún mayores en casa, hasta que un día tuvo un nuevo grupo de amigos. Amigos que eran demasiado mayores para andar con un colegial. Amigos que no tenían nada que hacer en la escuela. Después de eso, Joey comenzó a retraerse. Se volvió reservado y desconectado. No le importaba nada. Ni la escuela ni el hurling. Simplemente desaparecía. Hasta que un día, en el colegio, una de las chicas de su clase, la rubia guapa que siempre lo vigilaba, una chica a la que yo estaba segura de que Joey nunca le había dirigido más de dos palabras, lo persiguió hasta el patio del colegio y le impidió subir al coche. Lo sabía porque yo también lo había seguido a distancia. La chica había montado una escena despiadada en el aparcamiento y había apuntado con su teléfono a los chicos mayores que iban en el coche. Y luego hizo algo que me sorprendió. Le cogió el jersey del colegio con las dos manos y le arrastró la cara hasta la suya, besándole allí mismo, sin pensar en la suspensión si los hubieran visto. Nunca supe qué dijo Aoife aquel día, pero fuera lo que fuese, hizo que Joey se alejara del coche y se subiera al suyo.

CHLOE WALSH

200

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Después de eso, las cosas empezaron a cambiar lentamente para él. Empezó a volver a nosotros, poco a poco. Porque Aoife le dio algo ese día, algo a lo que aferrarse. Esperanza para el futuro. Y entonces mi padre volvió a quitarle ese algo. Le quitó la esperanza. Lo vi en sus ojos cuando me visitó en el hospital; la bombilla que Aoife había encendido en su interior se había ido apagando poco a poco hasta volver a la oscuridad. Si pudiera dormir un poco, dormir todo lo que había consumido, tal vez se despertaría con algo de claridad. Con la cabeza despejada y la capacidad de pensar con calma y racionalidad. Tal vez podría... ―¿Shan? Mi mamá llamó y necesito ir a casa―La voz de Claire atravesó mis pensamientos y me di la vuelta para encontrarla de pie en la puerta. Me llevé un dedo a los labios y le rogué con la mirada que no hiciera ruido mientras salía lentamente de la habitación. ―Lo siento―susurró cuando ambos estábamos de pie en el pasillo con la puerta del dormitorio cerrada tras nosotros―No me di cuenta de que estaba dormido. No respondí hasta que estuvimos en lo alto de la escalera y lejos de la puerta. ―No pasa nada. Yo tampoco―Con piernas temblorosas, bajé los escalones, sintiendo el ardor en los pulmones mientras me movía. Desde que salí del hospital, había pasado la mayor parte del tiempo encerrada en mi habitación. Las caminatas de hoy me habían dejado sin fuerzas. Los dolores y molestias reaparecían y, sin el analgésico que me habían recetado y que olvidé tomar antes de salir de casa, los sentía todos y cada uno de ellos―¿Qué ibas a decirme?

CHLOE WALSH

201

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Necesito ir a casa―respondió Claire en tono enfadado―Mi mamá no para de llamar―Puso los ojos en blanco para enfatizar―Dice que, si Gerard no me trae a casa a las diez, me echará de casa―Resoplando, añadió―Son las diez y cuarto. ―¿Sería eso tan malo? ―Gibsie movió las cejas y se unió a nosotros en el pasillo―Siempre puedes quedarte conmigo. Claire volvió a poner los ojos en blanco. ―Es una amenaza vacía, ella nunca me dejaría fuera, pero él necesita llevarme a casa―continuó, absteniéndose sabiamente de ir y venir con Gibsie―Y me preguntaba si querías quedarte a dormir. ―¿Quedarme a dormir? ―Pregunté. ―Sí―Claire asintió―Quiero decir, está bien si prefieres ir a casa o lo que sea―Arrugó la nariz al oír eso, dejando muy claro que pensaba que irme a casa no estaba nada bien―Pero puedo decirle a mi mamá que llame a la tuya si prefieres quedarte conmigo. ―No me dejarán―admití con un suspiro. Ir a casa era lo último que quería hacer ahora mismo, pero tampoco podía exactamente no hacerlo―Se pondrán como locos si no vuelvo―Pensé en todos los problemas que estábamos teniendo con las autoridades y, aunque nadie me había dicho que no pudiera pasar la noche en casa de una amiga, sabía que a mamá no le parecería bien. No, porque se pasaría toda la noche despierta, sumida en su propia paranoia hasta que yo volviera―Probablemente sea más fácil para todos si me voy a casa. ―Con el debido respeto, Shan, que se jodan―Mis ojos se abrieron de par en par. Era muy raro oír a Claire maldecir y nunca sobre los padres―Que se jodan, ellos―añadió con una mirada significativa. ―¡Sí! Que se jodan―animó Gibsie―Díselo tú, nena.

CHLOE WALSH

202

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Cállate, Gerard―dijo Claire antes de volver a centrar su atención en mí―Tienes dieciséis años, estamos en la última semana de vacaciones de Semana Santa del colegio y deberías estar viviendo experiencias normales de adolescente, como quedarte a dormir en casa de tu mejor amiga. En lugar de eso, pasaste la primera semana de vacaciones en un hospital y lidiando con más mierda de la que cualquiera de nuestra edad debería soportar. Así que, hazlo tú, Shan. Si quieres quedarte conmigo, maldita sea, quédate conmigo. ―Darren se enfadará―No estaba de acuerdo con mucho de lo que decía, y no me agradaba que sintiera que podía darme órdenes, pero sabía que el corazón de Darren estaba en el lugar correcto. Y no quería hacerle daño. No quería lastimar a nadie. Ese era el problema. ―Darren lo superará―replicó Claire, poniendo los ojos en blanco―Es tu hermano, no tu tutor. Tú tuviste uno de esos y mira adónde te llevó. Mira lo que te hizo―Hice una mueca y Claire se encogió―Está bien―me tranquilizó―Quizá me expresé mal y fui un poco insensible dadas las circunstancias, pero ya me entiendes. Lo digo porque me preocupo por ti, porque te quiero, Shan, y estoy harta de ver cómo la gente te mangonea. Y, francamente, tú también deberías estar harta. Deja de preocuparte por los demás y piensa en ti por una vez. Vive tu vida. Tenía razón, pero era difícil romper el hábito de toda una vida. Sobre todo, cuando las consecuencias siempre habían sido dolorosas. Estaba programada para hacer lo que me decían. Era una habilidad básica de supervivencia que había perfeccionado. Era lo que me había mantenido vivo hasta ese momento. ―¿Qué pasa con Joey? ―Pregunté, mirando nerviosamente la escalera detrás de mí. La excitación se mezclaba con una gran dosis de ansiedad en mi interior; la posibilidad de no volver a casa esta noche se hacía cada vez más

CHLOE WALSH

203

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 tentadora―Está dormido y no creo que deba dejarlo... ―Puede quedarse aquí―anunció Johnny, uniéndose a nosotros en el pasillo―Pueden quedarse los dos―Sus ojos azules se clavaron en los míos―¿Si quieres? ―Alto ahí, semental―dijo Claire, agitando una mano en el aire―Cálmate… Dije que necesitaba experiencias normales de adolescente, pero no saltes antes de tiempo. Gibsie soltó una risita―Boom. ―No estoy saltando antes de tiempo―replicó Johnny, con tono defensivo―Mis padres están en Dublín y yo tengo la casa vacía. Su hermano ya está aquí. Ella ya está aquí―Sus mejillas se tiñeron de rosa y se encogió de hombros―Estaba ofreciendo la solución obvia. ―Solución―Claire se arqueó―Ajá. Sí, si así es como lo llamas. ―Lo estaba haciendo―respondió Johnny frunciendo el ceño. ―Sí―se burló Claire―Te estabas precipitando. ―No, no lo estaba haciendo―Johnny me miró en busca de ayuda―Te juro que no. ―Yo te creo―le ofrecí. ―Claro―dijo Claire―Sigue diciéndote eso. ―¿Por qué no nos quedamos todos aquí? ―Gibsie dijo―Llámenlo una solución, o un compromiso, o una fiesta de pijamas, o lo que demonios quieran. Incluso podemos pedir una pizza. Pero dejen de atormentarme con tantas idas y venidas. ―No puedo―dijo Claire con un fuerte suspiro―No desde que mamá se enteró de que tú...―Cerró la boca de golpe. Su cara se tiñó de un rojo intenso y le lanzó a Gibsie una mirada que decía "ya sabes por qué" antes de apresurarse a decir―Simplemente no puedo.

CHLOE WALSH

204

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Me sorprendió ver que Gibsie también se ruborizaba. ―Vaya, vaya, vaya―musitó Johnny, con la voz cargada de sarcasmo―Parece que alguien más...―hizo una pausa para hacer comillas al aire―"saltó antes de tiempo". ―Desde luego que no―resopló Claire, cruzando los brazos sobre el pecho―De lo único que salto, Johnny Kavanagh, es de una cuerda de saltar. ―Ajá―Johnny arqueó una ceja e imitó sus primeras palabras―No dejes de repetirte eso. ―No todos pensamos con los genitales―replicó ella. ―Teniendo en cuenta que hace poco me cosieron los genitales con aguja e hilo, yo diría que eso es muy cierto―replicó él malhumorado. ―Aguja e hilo―se rió Gibsie―Bonita imagen, amigo. ―¡Cállate, Gerard! ―Johnny y Claire gruñeron al unísono. ―Sabes Osita, si buscas un semental, siempre puedes ensillarme a mí―replicó Gibsie. ―¡Cállate, Gerard! ―Me callaré, osita Claire. ―Creo que me quedaré aquí―solté, en parte porque quería calmar la situación y en parte porque quería ayudar a mi amiga. Pasara lo que pasara con ella y Gibsie, Claire era muy reservada. Hablaría cuando quisiera. Hasta entonces, no iba a presionarla. Después de todo, le debía años por no presionarme para obtener información. Johnny se relajó visiblemente―¿Te quedarás? Asentí lentamente―¿Si tú quieres? ―Te quiero aquí―me dijo, sin apartar los ojos de los míos―Quiero que te quedes conmigo. «Dios mío, mi corazón, estas palabras y este chico.»

CHLOE WALSH

205

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―¿Estás segura? ―Claire preguntó, dándome una mirada que transmitía que estaba a la vez agradecida por mi intervención y decepcionada por mi respuesta. ―Prefiero quedarme y asegurarme de que Joey está bien―Me volví hacia Johnny y mi ritmo cardíaco se aceleró. «Mentirosa, mentirosa. Quieres quedarte con él»―¿Si estás seguro de que está bien? Johnny sonreía triunfalmente a Claire, pero rápidamente sus rasgos se tornaron serios al asentir sombríamente cuando se dio cuenta de que lo miraba fijamente. ―Por supuesto―respondió―Te necesito. Gibsie soltó una risita―Pum, pum. ―Aquí―se apresuró a enmendar Johnny, lanzando una mirada de advertencia en dirección a Gibsie. Volvió a mirarme―Quiero que estés aquí conmigo. Mi ritmo cardíaco se disparó fuera de la escala de Richter―Gracias. ―Bien―resopló Claire, tirando de mí para abrazarme―Pero llámame si me necesitas, ¿de acuerdo? ―Está bien―respondí, sin molestarme en decirle que ya no tenía teléfono. Conociendo a Claire, mañana mismo se gastaría todo el dinero que había ganado haciendo de niñera para comprarme uno nuevo, y yo no quería ese tipo de relación con nadie. Por muy deprimente que sonara, prefería estar sola a estar con gente simplemente porque se compadecían de mis circunstancias. Aún no estaba del todo segura de quién era como persona ni de dónde encajaba en el mundo, pero sí sabía que necesitaba gustar a mis amigos por mí misma y no porque sintieran lástima por mí. ―Te veré pronto, ¿sí? ―Me soltó y se acercó a Gibsie, que estaba en la

CHLOE WALSH

206

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 entrada con la puerta abierta, pero se detuvo en seco―Y tú...―Volviéndose hacia Johnny, le lanzó una mirada mordaz―Salta la cuerda, no a los huesos. ―Tampoco saltaré eso―replicó Johnny con sarcasmo―Aguja e hilo, ¿recuerdas? ―Sí, bueno, mantén el pene en los pantalones―replicó ella, nerviosa―Y no te hagas ilusiones, es todo lo que digo. Dicho esto, se dio la vuelta y salió prácticamente corriendo por la puerta principal con Gibsie pisándole los talones. La puerta se cerró tras ellos y me quedé sola por primera vez en lo que me pareció una eternidad con Johnny Kavanagh. ―Hola, Shannon―dijo con un incómodo encogimiento de hombros, prestándome toda su atención. Me sentí tímida, me recogí el pelo detrás de la oreja y le sonreí. ―Hola, Johnny. ―Así que...―Se metió las manos en los bolsillos y miró brevemente a su alrededor antes de mirarme a los ojos. El corazón se me aceleró al darme cuenta de lo que nos rodeaba. Podía sentirlo en el aire, la electricidad crepitando a nuestro alrededor―¿Qué quieres hacer? Todo. ―Lo que tú quieras―Recordando que aún tenía el teléfono de Johnny en la mano, cerré el espacio entre nosotros y lo empujé contra su pecho―Gracias por ayudar a mi hermano―Me ardieron las mejillas cuando levantó la mano para cogerlo y sus dedos rozaron los míos―Y a mí―Dando un paso atrás, junté las manos delante de mí y exhalé un suspiro dolorido―Por ayudarme a mí también―Fue doloroso porque era tan torpe socialmente que apenas podía soportarlo―Y por permitirnos quedarnos aquí―añadí, dando otro paso inseguro, esta vez hacia un lado―Así que... sí, gracias.

CHLOE WALSH

207

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Johnny me miró con cara de extrañeza―¿Estás bien? Asentí con impaciencia―Está bien. Sonrió satisfecho―¿Está bien? ―Yo―corregí con un suspiro pesado y bajé la cabeza―Estoy bien. ―¿En qué estás pensando? Me encogí de hombros y mantuve la mirada fija en mis zapatillas. ―No lo sé. Johnny suspiró pesadamente―¿Qué voy a hacer contigo, ¿eh? Extendió una mano, me agarró por la cintura y me apretó contra él, levanté la cabeza automáticamente y se me cortó la respiración. ―Mantén

levantada

esa

bonita

cabeza,

Shannon

“como

el

río”―Acomodándome un mechón de pelo detrás de la oreja, me rozó la mejilla con los nudillos―Me resulta difícil saber qué hacer cuando no puedo verte la cara―Me acarició la barbilla con el pulgar y clavó sus ojos azules en los míos―No puedo leerte si no me miras. ―Está bien―acepté y luego retrocedí―Espera, ¿qué? ―Tus ojos―dijo, con tono áspero―Los necesito en mí. Exhalé un suspiro tembloroso―¿En serio? Johnny asintió lentamente, apretándome la cintura―¿Cómo voy a saber lo que piensas si no? ―No lo sé―respiré, con el pecho subiendo y bajando un poco más rápido ahora, su proximidad causando estragos en mi cableado interno. Incapaz de contenerme, levanté las manos y las puse sobre su pecho, resistiendo el impulso de anudar mis dedos en la tela de su sudadera―¿Podrías simplemente pedírmelo? ―Te lo pregunté, pero no quisiste decírmelo―me corrigió, con un tono suave y persuasivo―Te pregunté qué querías hacer, pero tampoco quisiste

CHLOE WALSH

208

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 decírmelo―Se me aceleró el pulso cuando se inclinó hacia mí y bajó la frente para apoyarla en la mía. El contacto ligero como una pluma fue demasiado y no lo suficiente en un solo suspiro―Necesito que tomes la iniciativa, Shannon―susurró―Tienes que decirme qué quieres de mí―Podía sentir su corazón martilleando con fuerza en su pecho. El ritmo parecía coincidir con el mío―Porque no voy a cometer ningún error contigo. «Bésame, Johnny. Bésame… Quiero que me beses…» Cuando no respondí, porque francamente no conseguía que las palabras que había formado en mi cabeza salieran de mi boca, Johnny sonrió y dio un paso atrás. ―Vamos―dijo con un pequeño movimiento de cabeza. Me cogió de la mano y me llevó hacia el salón―No hay prisa―Sus movimientos eran rígidos y lentos sin las muletas―Puedes decírmelo cuando estés lista―Empujó la puerta del salón y me hizo un gesto para que me adelantara―No voy a ninguna parte. Un poco mareada, sin aliento y muy decepcionada, le solté la mano y entré, sintiendo su ausencia hasta en los dedos de los pies. ―Puedes sentarte, Shannon―dijo Johnny cuando me acerqué al sofá. Se acercó rígidamente a la ventana y corrió las cortinas, envolviéndonos en una penumbra, antes de acercarse al televisor―No pasa nada. Sin pronunciar palabra, me dejé caer en el sofá y mantuve la mirada fija en el fuego crepitante, absorbiendo el calor, la paz y la tranquilidad. ―¿Cuál es tu ingrediente favorito de la pizza? Lo miré―¿Qué? ―Pizza―repitió mientras sacaba el teléfono del bolsillo y pulsaba la pantalla―¿Cuál es tu ingrediente favorito? De pie frente al fuego, encendió el enorme televisor y se volvió hacia mí

CHLOE WALSH

209

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 con el teléfono pegado a la oreja. ―Piña―murmuré―¿Por qué? Me miró horrorizado―¿Hablas en serio? ―¿Qué? ―Me sonrojé―Es delicioso. Reprimiendo un escalofrío, empezó a hablar por teléfono. ―Oye, ¿puedo hacer un pedido a domicilio? ―Qué... espera, no tienes que hacer eso... ―Elige una película―dijo, señalando el mando a distancia de la mesita, antes de seguir hablando de su pedido de comida con la persona que estaba al otro lado de la línea. Atónita, cogí el mando a distancia e hice exactamente lo que me había dicho: busqué entre los millones de canales que tenía y me decidí por la primera película que encontré. ―La comida estará aquí en media hora―anunció Johnny cuando terminó su llamada. ―No tenías por qué hacer eso―susurré, mortificada―Comprarme comida, quiero decir. Johnny me miró fijamente durante un largo momento antes de exhalar un suspiro. ―Sí, no seguiremos con esto. ―¿Eh? ―Lo miré fijamente, con los ojos muy abiertos y petrificada―¿Qué quieres decir? ―Voy a invitarte a cenar, Shannon―Cerrando el espacio entre nosotros, se dejó caer en el sofá y se giró para mirarme―A veces comeremos aquí y a veces saldremos, pero va a ser algo habitual, así que no te lo pienses demasiado, ¿está bien? No tenía ni idea de cómo responder a eso, así que me limité a asentir.

CHLOE WALSH

210

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Está bien. ―Esta noche toca pizza de mierda―suspiró―Porque no puedo conducir y todos los buenos sitios de la ciudad cierran temprano los lunes, pero lo haré mejor la próxima vez. ―No necesito nada mejor―dije suavemente―Me gusta la pizza. «Pero a ti te amo» ―Tal vez no, pero te mereces algo mejor―dijo en voz baja. ―No puedo devolverte nada―solté, sintiendo que el calor me subía por el cuello―No puedo invitarte a cenar ni pagarte el cine―añadí, recordando la película que me llevó a ver―Yo quiero―Bajé la cabeza, demasiado expuesta en ese momento para sostenerle la mirada―Pero no puedo. ―Si tuvieras un millón de libras en el bolsillo trasero, no te haría pagar por mí―me interrumpió Johnny, levantándome la barbilla con los dedos. Sus ojos azules se clavaron en los míos mientras hablaba―Y puedes llamarlo sexista o anticuado, pero sinceramente, me importa una mierda. Si se trata de comer juntos, yo te alimentaré a ti. ―Es un poco―ofrecí en voz baja―A la antigua, quiero decir. ―¿Sí? ―Johnny se encogió de hombros―Entonces puedes culpar a mi mamá por eso. ―Yo

diría

que

hizo

un

trabajo

bastante

bueno―respiré,

estremeciéndome cuando me acarició la barbilla con el pulgar. ―¿Sí? ―Sonrió y se inclinó hacia mí―¿Qué tan buen trabajo dirías? ―Le daría una nota máxima―susurré―Definitivamente, diez de diez. Sus ojos se encendieron―Y yo te daría la nota máxima. ―¿A mí? ―Siempre a ti―susurró, con los ojos fijos en mi boca―Me encanta. Su pulgar recorrió el pequeño hoyuelo de mi barbilla―Es jodidamente

CHLOE WALSH

211

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 adorable―Su mirada volvió a mi boca y se mordió el labio inferior con fuerza, antes de soltarlo con un gemido e inclinarse hacia atrás. Ahogué un gemido, devastada por perder su contacto. Apartando sus ojos de los míos, Johnny dirigió su atención a la televisión que había sobre la chimenea. ―Love, Actually―Una sonrisa se dibujó en su rostro―¿En serio? ―Fue la primera película que encontré―dije, agitando las manos con nerviosismo―Puedes cambiarla si quieres―Me recogí el pelo detrás de las orejas y me subí las mangas para ver con consternación cómo se volvían a bajar―No me importa. ―No, es genial―rió entre dientes, acomodándose de nuevo en el sofá―¿Ya la viste? ―No―Sacudí la cabeza y seguí su ejemplo, acomodándome en el asiento―¿Tú ya la viste? Johnny asintió, todavía sonriendo―Gibsie me obligó a verla con él en el cine cuando se estrenó. Esta vez sonreí ―¿Hablas en serio? ―Fatal. Parecíamos una pareja de maricas sentados en el cine rodeados de otras parejas―Metió la mano por detrás, sacó una manta del respaldo del sofá y me la puso por encima de las piernas―Estaba pasando por su fase Keira Knightly en ese momento y se molestó mucho cuando se dio cuenta de lo poco que ella aparece en esta película―Se rió suavemente, claramente pensando en algo divertido―Se metió tanto que lloró durante la parte del collar...―se detuvo antes de terminar―Lo siento―Me dedicó una sonrisa tímida―Casi te cuento la trama. ―¿Por qué lo acompañaste? ―Le devolví la sonrisa, metí las manos bajo la manta de lana y me acurruqué más en el sofá―¿Si no te van este tipo de

CHLOE WALSH

212

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 películas? ―Porque es mi mejor amigo―contestó, riéndose entre dientes, mientras estiraba las piernas sobre la mesita―Y ha hecho cosas peores por mí. ―¿Como qué? ―Como escaparse de las habitaciones de hotel en mitad de la noche para venir a verme―Johnny se volvió para mirarme―Como traerme a verte hoy. ―Gracias―respiré, sintiendo que algo se movía dentro de mí, tirando de mí hacia él―Por volver. ―Shannon, yo...―Se detuvo en seco y soltó un fuerte suspiro―Ven aquí―dijo en su lugar, levantando el brazo―Deja que te dé calor. Desesperada por el contacto físico, cerré el espacio que nos separaba y me acurruqué a su lado. Su brazo me rodeó y sentí un escalofrío cuando sus labios rozaron mi cabeza. ―Vamos a ver esto―susurró, subiendo el volumen de la televisión. Después no dijimos nada más.

CHLOE WALSH

213

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 CAPÍTULO 19

¿Vas A Besarme O No?

Gané la batalla de la mejor amiga contra el novio, y me sentí jodidamente fenomenal. Primer round para mí. Excepto que ni siquiera estaba seguro de ser su novio. Novio; esa era una palabra estúpida. Jesús, necesitaba controlarme. Ahora que por fin tenía a Shannon a solas, no sabía qué hacer. Antes parecía tan insegura que me remordía la conciencia hasta el punto de retroceder. Quería besarla, pero no sabía si ella quería que lo hiciera, y eso era un problema para mí. Porque al contrario de lo que Claire suponía, yo no quería precipitarme. No quería volcar mis sentimientos sobre ella y aprovecharme. Todo en la vida de Shannon había cambiado tan drásticamente y en tan poco tiempo que no quería equivocarme con ella. Sobre todo, no quería que se arrepintiera de mí. Y ahora estábamos aquí, de nuevo en mi sofá, sin secretos entre nosotros ni entrenamientos a los que hay que acudir. No, lo único que se interponía entre nosotros era el miedo a lo desconocido.

CHLOE WALSH

214

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Por primera vez en casi dieciocho años, sentí que me encontraba en una encrucijada crucial en mi vida. No necesitaba preguntarme qué camino iba a tomar -mis pies ya se estaban moviendo hacia ella-, pero tenía un conflicto porque sabía que el camino era corto. Si mi padre y los médicos tenían razón y conseguía entrar en el equipo en junio, eso significaba que me quedaban dos meses con ella. Dos meses y me iría de aquí. En junio, me desviaría de ese camino. De repente, la perspectiva de los Sub-20 no era tan atractiva como antes. La visión de túnel con la que había vivido toda mi vida, la que sólo tenía a la vista el rugby, ahora estaba nublada y borrosa. Intentar hacer lo correcto para mi futuro y hacer lo correcto para mi presente era la razón por la que me sentía tan jodidamente destrozado por esta chica. Sólo quería pasar tiempo con ella. Lejos de su familia y del rugby. Lejos de todo. Sólo ella y yo. Quería hacer una pausa en mi vida y quedarme con ella. Palabras fuertes para una persona de mi edad, pero confié en mis instintos y en mi intuición. Todos ellos me animaban, me aseguraban que había dado en el clavo porque esta chica era la chica para mí. La que debía conservar. Podía abrirme paso a través de una montaña de coños y no significaría nada porque había despertado sentimientos por ella. ―¿Estás bien? ―La voz de Shannon cortó mis pensamientos y desvié la mirada de las llamas que crepitaban en la chimenea hacia su rostro. Estaba sentada con la espalda apoyada en el brazo del sofá, enterrada bajo la manta que le había echado encima hacía horas. Tenía los brazos enganchados sin apretar alrededor de las rodillas y me miraba expectante. Incapaz de recordar una palabra de lo que acababa de decirme, me pasé una mano por el pelo y me estiré. ―Lo siento, ¿qué dijiste?

CHLOE WALSH

215

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Te levantaste a echar carbón al fuego hace una hora y llevas desde entonces mirando la repisa de la chimenea―me explicó con esa voz tan suave suya―La película ya terminó, Johnny, y la tele se apagó. ―Mierda, ¿se apagó? ―Miré a mi alrededor y me di cuenta de que estábamos sentados en la oscuridad, con sólo el fuego iluminando la habitación―Lo siento. Debo haberme desconectado. Shannon frunció el ceño, preocupada, y sentí que me acariciaba el muslo con el pie―¿Es la medicación que estás tomando? ―Su voz estaba impregnada de simpatía y sus dedos me acariciaban el muslo―¿Te da sueño? ―No, no es la medicación―«Es el hecho de que llevo días ensayando en mi cabeza lo que quiero decirte y ahora no me salen las palabras»―No sé qué me pasó―«Tú fuiste lo que me pasó, y ahora estoy completamente jodido»―Me estoy quedando sin energía, supongo―«Porque hemos estado sentados aquí toda la noche y todavía no hemos abordado el elefante en la habitación»―Lo siento, Shan. Lo que sea que dije la hizo sonreír y arqueé una ceja. ―¿Hay algo gracioso en eso? ―Me llamaste Shan―dijo sonriendo. ―Sí...―Le devolví la sonrisa―¿Y? ―Mis amigos me llaman Shan―explicó―Bueno, las chicas y Joey. ―¿No soy tu amigo? ―bromeé, dándome la vuelta para mirarla―¿O ese apodo sólo está reservado para los miembros de tu círculo íntimo? ―No, no, tú eres mi círculo―soltó e hizo una mueca―Quiero decir que estás en mi círculo. En mi círculo, no que eres mi círculo―Dejó caer la cabeza entre las manos y gimió―Uf, soy mala para tratar con la gente. Riéndome, metí la mano bajo la manta y le cogí el pie. Sólo Dios sabe por qué lo hice, pero ahora tenía su maldito pie en mi mano, así que me dejé

CHLOE WALSH

216

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 llevar. Gibsie tenía razón: me obsesiona agarrar cosas que no son mías. ―Relájate―dije, dejando su pie en mi regazo―Sé lo que querías decir. Los ojos de Shannon se desviaron hacia donde yo sostenía su pie en mi regazo, y esperé a ver qué haría a continuación. Si se retiraba, la dejaría. Pero no lo hizo. En lugar de eso, sacó el otro pie de debajo de la manta y lo colocó en mi regazo junto con el otro. Sus ojos volvieron a posarse en los míos, esperando a ver mi reacción. Reaccioné pasándole el brazo por encima de las piernas y agarrándola por la rodilla, sin dejar de mirarla, atento al menor indicio de duda. ―¿Puedo hacerte una pregunta? ―Me armé de valor. Cuando asintió, forcé las palabras―¿Qué sientes... por mí? Sus ojos se abrieron de par en par―¿Por ti? ―Sí―Tragué hondo―Por mí. Shannon guardó silencio durante tanto tiempo que temí que no fuera a responderme, pero entonces empezó a hablar. ―A veces me siento como si estuviera atrapada―confesó en voz baja, dejando caer la mirada hacia donde yo le sujetaba las piernas―Como si estuviera atrapada en el mismo sitio y me estuviera ahogando―Juntando las manos, siguió hablando, destripándome con su verdad―Es como si viera el agua subir y llegar cada vez más alto. Puedo ver cómo se acerca a mí y me hunde―Temblando, se mordió el labio―Es aterrador. ―Apuesto a que sí―respondí escuetamente, recorriendo con las yemas de los dedos su rodilla cubierta con pantalones, sin saber qué más decir y aterrorizado de decir algo equivocado. ―Y entonces entras y retrocede―Levantó la barbilla, me miró fijamente a los ojos y exhaló un suspiro tembloroso―Apareces y todo lo malo... desaparece durante un rato.

CHLOE WALSH

217

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Podía sentir sus ojos clavados en mí, y eso hizo que una lenta quemadura se encendiera dentro de mí. Tenía la piel caliente y el cuerpo tenso por la frustración y la excitación. Estaba tan jodido. ―Así es como me haces sentir―susurró, con sus ojos azules quemándome hasta el alma―Mejor. Viva. Libre. Segura. Importante. Siento que puedo respirar por primera vez en días y eso es sólo porque estás aquí, porque estoy contigo―Ella hizo una mueca entonces, como si un pensamiento doloroso acabara de venir a ella―Pero estoy descarrilando tu vida―añadió, con la voz pequeña―Te he arrastrado al lío de mi familia y lo siento mucho. «Cuidado, Johnny…Ten mucho cuidado con tus palabras, muchacho» Ella era un libro cerrado que milagrosamente había conseguido abrir. No iba a cometer un error y cerrar las páginas en mi cara. ―No recuerdo cómo empezó esto ni cuándo me dejé envolver por ti hasta el punto de sentir que me ahogaba en tu dolor―dije por fin cuando las palabras volvieron a encontrarme―Pero sé que no quiero volver a ser como era antes de ti. Era tan fuerte, tan resistente, y ni siquiera lo sabía. No podía imaginar pasar por lo que ella había pasado y solo levantarse de nuevo. Pero aquí estaba, dispuesta a depositar su confianza en mí, saliendo de su casa esta tarde, aunque su padre aún estuviera cerca. Quiero decir, «eso tenía que afectarle mucho, ¿verdad?» Pero no dejó que eso la derrumbara. La chica era la definición de caer siete veces y levantarse ocho. No importaba lo que le arrojaran, siempre se sacudía el polvo, volvía a ponerse de pie y lo intentaba de nuevo. ―Estoy tan cansada de estar aquí―confesó en voz baja―Estoy intentando, ya sabes, seguir adelante. No insistir y estar agradecida, pero no estoy agradecida y no puedo seguir adelante. Siento que sigo atrapada y cada

CHLOE WALSH

218

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 día me acerco más al día en que ya no estaré aquí. Yo no lo entendía, así que no iba a decirle que lo entendía. No tenía ni idea de a qué se enfrentaba ni de cómo lo estaba afrontando. Todo lo que podía decir era. ―Estoy aquí. Y lo estaría. ―Me está imponiendo normas, Johnny―Shannon arrugó la nariz, respiró superficialmente unas cuantas veces y luego soltó―Más normas. Más leyes...―exhaló pesadamente y añadió―Más órdenes que obedecer. Sí, iba a perder el control. Respira, Johnny. Respira, muchacho. Tardé un momento en procesar lo que había dicho, y muchos más en dominar mis emociones y la repentina y desesperada necesidad que tenía dentro de mí de atacar. ―¿Darren? ―Finalmente conseguí preguntar. Ella asintió débilmente. ―Sé que tiene buenas intenciones, pero es que... estoy harta de que me controlen―Temblando, añadió―Cuando me desperté en aquella cama de hospital, viva y respirando, me prometí a mí misma que no dejaría que nadie me controlara como él lo había hecho. Juré que no dejaría que volviera a ocurrir. ―No dejaste que sucediera en primer lugar, Shan―le dije, con la voz ronca―Estaba fuera de tu control. ―Esa es la cuestión―replicó ella―Estoy harta de que las cosas estén fuera de mi control, Johnny. ―Sí―Suspiré pesadamente―Ya lo creo. ―Sabes, todavía recuerdo cómo me sentí la primera vez que me duché

CHLOE WALSH

219

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 en esta casa―dijo entonces, sonriendo suavemente para sí misma―Me quedé de pie en tu baño durante mucho tiempo y escuché. ―¿Qué cosa? ―El silencio. ―Shan... ―Es difícil de explicar―se apresuró a explicar―Pero nunca quise salir de ese baño, porque me sentía segura... me siento segura contigo― Sacudiendo la cabeza, exhaló un suspiro tembloroso y dijo―Y eso es horrible porque te presiona. Tambaleándome, empecé a devanarme los sesos en busca de las palabras que sabía que necesitaba para tranquilizarla. Para recomponerla. No lo sabía. Sólo tenía sentimientos. Sentimientos enormes que me ahogaban en un patrón simultáneo de destrucción adictiva. Mis muros se habían derrumbado. Todo lo que había construido en mi intento de protegerme de la chica que sabía que me derribaría se había desintegrado. ―Nadie me obliga a hacer nada―dije finalmente, sintiéndome perdido―Estás en mi casa porque yo quiero que estés aquí. ―¿Sí? ―Cien por cien―le dije―Y eso nada más tiene que ver con el hecho de que sólo te quiero aquí conmigo, Shannon. ―¿Estás seguro? ―susurró. ―Escucha―dije,

girando

mi cuerpo

para

prestarle

toda

mi

atención―Hay algo que deberías saber sobre mí, y es que no soy de sentimientos fugaces. No soy nada pasajero, no funciono así. Así que, cuando te digo algo, o cuando hago algo, lo digo en serio - lo he pensado bien. Y te digo que te quiero aquí conmigo.

CHLOE WALSH

220

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Se quedó boquiabierta, con los labios hinchados formando una O perfecta. ―Sí―Sonreí con satisfacción, resistiendo el impulso de acercarme a ella y levantarle la barbilla―Oh. ―¿Johnny? ―preguntó, acercándose un poco más―¿Puedo preguntarte algo más? ―Sí...―la palabra salió áspera y tuve que aclararme la garganta antes de volver a intentarlo―Sí, Shan. Puedes preguntarme lo que quieras―¿Vas a besarme en algún momento? Mierda. «Mantén la cabeza, Kav.» «Mantén la calma y no la asustes. La tienes de vuelta, ahora mantenla aquí. No te lances, muchacho. Aguanta...» Tardé unos segundos en procesar sus palabras antes de poder hablar. ―¿Quieres que te bese? ―Estaría bien no tener que dar el primer paso y luego salir corriendo―Su voz apenas era más que un susurro y agachó la cara durante un breve instante antes de volver a mirarme, con esos ojos azules que me atraían―Me ahorraría mucho pánico―añadió encogiéndose de hombros―Eso es lo que quiero, no tener que entrar en pánico―Se mordió el labio inferior un momento antes de continuar―Saber a qué atenerme contigo. ―Quiero besarte, Shannon―Ignorando el dolor en la ingle, giré el cuerpo para mirarla―Te besaré―enmendé, sintiéndome acalorado y nervioso―¿Si eso es lo que quieres? Shannon exhaló un suspiro tembloroso―De acuerdo. La miré con recelo―De acuerdo. Permaneció inmóvil, con los ojos clavados en los míos, las mejillas

CHLOE WALSH

221

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 sonrojadas, la expresión expectante... ―¿Qué, ahora mismo? ―pregunté, sintiendo un poco de pánico de que me pusieran en un aprieto―¿Quieres que lo haga ya? ― «Cristo, estaba haciendo un desastre de esto» ―Sólo pensé que podrías, ya sabes, querer hablar un poco más. ―No quiero hablar más, Johnny―susurró―Ya he hablado lo suficiente como para que me dure toda la vida. ―Es que no quiero presionarte―dije ahogadamente, oyendo el nerviosismo en mi propia maldita voz―Toda la mierda que has pasado con tu padre, y ahora Joey. Y tu madre y su drama. Y Jesús, tu cara está toda herida y dolorida, y tu cuerpo...―Me encogí de hombros, completamente perdido―Yo sólo... creo que deberíamos seguir hablando. Maldición, Shannon, no quiero que sientas que me estoy aprovechando de ti… ―¿Vas a besarme o no? ―Shannon me sorprendió preguntando. ―Es que... yo no... estoy intentando...―Mis palabras se cortaron y exhalé un suspiro dolorido mientras la veía observarme, esos ojos azules de infarto muy abiertos y acogedores―A la mierda... Incapaz de aguantar un segundo más, le agarré la nuca, cerré el espacio que nos separaba y aplasté mis labios contra los suyos. Gimiendo en mi boca, sus manos se dirigieron a la parte delantera de mi jersey y sus dedos se anudaron en la tela mientras tiraba y tiraba y me animaba a acercarme más. Oh, mierda. Agarrando sus manos con las mías, reprimí todos los jodidos impulsos que llevaba dentro y me limité a devolverle el beso, intentando desesperadamente mantener la calma y no presionar demasiado. Lo único que quería era levantarla y envolver su cuerpo con el mío, formar un ángulo mejor para mí, pero no podía hacer nada de eso.

CHLOE WALSH

222

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 «Tómatelo con calma, me advirtió mi cerebro, nublado por las hormonas. No la cagues, chico» Sin embargo, en cuanto sentí que su lengua se acercaba tímidamente a la mía, supe que estaba completamente jodido. No podría soportarlo. Sinceramente, no podía soportar la presión en mi pecho. Hizo que un circuito vital conectado a mi autocontrol se rompiera y ardiera. Mi cerebro se desconectó y mi cuerpo tomó el control. Mi polla estaba firmemente situada en el asiento del conductor, y yo me movía por puro instinto, besándola profundamente, sabiendo que había una razón por la que tenía que parar, pero sin encontrar la fuerza de voluntad para frenar. Mis manos se enredaron en su pelo y las suyas se movieron hacia mi cintura, tirando de mi carne y animándome a subir a su cuerpo mientras ella se tendía de espaldas. Y por Dios, si no seguí su ejemplo, zambulléndome como un puto maníaco, desesperado por probar su sabor mientras nuestras lenguas se batían en duelo en el que fue, sin duda, el mejor beso de mi vida. Besarla era diferente porque había sentimientos de por medio. Grandes, enormes y aterradores sentimientos que sabía que ella también sentía. Era diferente porque importaba, porque nos queríamos. Me ardía el cuerpo, en parte por el dolor agonizante que empeoraba con cada temerario empujón de mis caderas contra las suyas, pero sobre todo por la jodida excitación de tener sus manos sobre mi piel. Sentía como si me hubiera clavado un cuchillo en el pecho, me hubiera abierto de par en par y cada parte de mí sangrara dentro de ella. Estaba duro, dolorosamente duro, y no en el buen sentido que pudiera aliviarse, pero ahora mismo, no importaba. No me importaba si estaba hecho polvo.

CHLOE WALSH

223

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Ni siquiera me importaba si me reventaba un punto. No me importaba nada más que la chica gimiendo y retorciéndose en el sofá debajo de mí.

CHLOE WALSH

224

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 CAPÍTULO 20

Una Cantidad Jodidamente Loca

Johnny me dijo que le dijera lo que quería. Tardé cuatro horas en pronunciar las palabras y, cuando por fin lo hice, nos sorprendí a los dos con mi franqueza. La mortificación que sentía por lo inusualmente atrevida que había sido se desvanecía más y más con cada empujón de su lengua mientras me besaba profundamente. Apenas podía respirar, mis pulmones gritaban en señal de protesta, pero sabía que prefería morir antes que salir a tomar aire. Sentía que me moría de hambre por él y las emociones que me impulsaban eran abrumadoras. Era mucho más grande que yo, mucho más ancho, y eso me emocionaba. El peso de su cuerpo sobre el mío era demasiado e insuficiente al mismo tiempo. Cada vez que pensaba que no podía soportar la presión, mis manos lo arrastraban hacia abajo con más fuerza. Rompió el beso y se apoyó en el codo. ―¿Estás bien? ¿Peso demasiado?―Su pecho subía y bajaba rápidamente, su respiración agitada reflejaba la mía―¿Te estoy haciendo daño? Levanté una mano, se la pasé por la nuca y volví a acercar su cara a la

CHLOE WALSH

225

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 mía. Tenía las manos tan apretadas alrededor del cuello que estaba segura de que le cortaba la circulación, pero no podía soltarlo. Físicamente no podía soltarlo. Estaba asustada, insegura y dolorida. Y lo único cierto que sabía en ese momento era que confiaba en ese chico. ―No hables―le supliqué―Sigue besándome―Aferrándome a él como a un salvavidas, cerré mis piernas alrededor de su cintura y le supliqué―Sólo quédate conmigo. ―Maldición...―Gimió

en

lo

profundo

de

su

garganta―Lo

haré―Exhalando una respiración temblorosa, apretó sus labios contra los míos―Me quedo―Sus labios rozaron los míos mientras hablaba y la sensación me produjo un escalofrío de placer―Y me quedo contigo, joder―susurró antes de hundirse de nuevo sobre mí, apretándome más contra los cojines del sofá, mientras se acomodaba pesadamente entre mis piernas. Se me cortó la respiración cuando sus labios volvieron a posarse en los míos, calientes y penetrantes, cuando separó los suyos y me hizo volar la cabeza con su hábil lengua. Cerré los ojos y apreté las piernas que rodeaban su cintura, aferrándome a él con todas mis fuerzas. El movimiento hizo que un gruñido de dolor brotara del pecho de Johnny. Sabía que lo estaba lastimando y que debía soltarlo, pero físicamente no podía separarme de él. Sentía que mi cuerpo se había pegado al suyo y, a menos que un tornado atravesara la habitación, dudaba que algo pudiera separarme de él. Tenía una mano enredada en mi pelo y la otra sujetaba mi cadera, con los dedos flexionados contra mi carne cada vez que respondía a su hábil embestida con una tentativa mía. Sus caderas se movían a un ritmo lento y embriagador contra mi entrepierna, dando vueltas y meciéndose contra mí, haciendo que me doliera y anhelara algo oculto en lo más profundo de mí, algo que, con cada roce de sus labios y cada pasada de su lengua, se acercaba más a mi alcance.

CHLOE WALSH

226

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Siento que deberíamos tener una conversación...―Johnny lo intentó de nuevo, respirando con dificultad contra mis labios―Sobre dónde estamos los dos―Apoyando su frente contra la mía, volvió a besarme ligeramente antes de terminar―Sólo para que estemos en la misma página. ―¿En serio? ―Suspiré, deslizando las manos por debajo del dobladillo de su camiseta y estremeciéndome cuando me encontré con carne caliente y tonificada. Tuve que reprimir un gemido cuando sentí sus músculos abdominales

tensarse

supongo...―Distraída

y y

contraerse

acalorada,

bajo

sacudí

mi la

contacto―Yo...

cabeza,

intentando

desesperadamente aclarar mis pensamientos llenos de lujuria―¿Estás seguro? ―No―gimió, sonando dolido y en conflicto―Creo que tal vez deberíamos...―Siguió balanceándose contra mí mientras hablaba, inclinando aquellas caderas mágicas para causar el máximo daño a mis nervios―Hablar, claro―Me miró fijamente durante un largo rato antes de exhalar con fuerza―Sobre

nosotros―Un

enorme

temblor

recorrió

su

poderoso

cuerpo―Ah, al diablo...―y volvió a besarme, a moverse contra mí, a hacerme estremecer y temblar. Nos quedamos así durante horas, completamente vestidos, besándonos, rozándonos, tocándonos y susurrándonos, hasta que me quedé sin un gramo de energía en el cuerpo. ―¿Estás bien? ―susurró, acariciándome la mejilla con la nariz. Asentí con la cabeza, suspiré satisfecha y flexioné las yemas de los dedos contra su cintura, deseando nada más que tenerlo aquí conmigo para siempre. ―Sólo estoy cansada. Enterrando su cara en mi cuello, Johnny inhaló profundamente antes de echarse hacia atrás para arrodillarse entre mis piernas. Un escalofrío me recorrió ante la repentina falta de contacto. El fuego estaba casi apagado, sólo

CHLOE WALSH

227

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 quedaba una brasa naranja y el aire nocturno me heló los huesos. Se inclinó hacia un lado y cogió el teléfono de la mesita, tirando al suelo la caja de pizza vacía. ―Mierda―murmuró, y giró la pantalla para mirarme―Son las tres y media de la mañana―Encendió la linterna del teléfono para que pudiéramos ver en la oscuridad antes de volver a dejarlo sobre la mesa y levantarse rígidamente del sofá―No me había dado cuenta de la hora. Me sentí dolorosamente tímida mientras me ponía en pie y le veía estirar sus poderosos brazos por encima de la cabeza antes de deslizar descaradamente una mano dentro de sus pantalones de chándal para reajustarse. ―¿Quieres subir? ―preguntó bostezando somnoliento―Hay como media docena de habitaciones libres. Puedo instalarte en una. «No, quiero quedarme contigo» Me moví incómoda, de un pie a otro―No me importa. ―¿Quieres quedarte aquí abajo conmigo? ―preguntó entonces, con un tono un poco más áspero ahora―Joey está en mi habitación, así que iba a dormir en el sofá y yo... ―Contigo―balbuceé, ya asintiendo con la cabeza―Prefiero quedarme contigo. ―Sólo para dormir―añadió Johnny, con la voz tensa―¿De acuerdo? ―De acuerdo. ―De acuerdo―Asintiendo para sí mismo, se llevó una mano a la nuca y se quitó tanto la capucha como la camiseta. Me alegré de la oscuridad en ese momento porque sabía que mis mejillas se estaban poniendo rojas al verle. Era tan hermoso que me dolía mirarlo. «Todo músculos finamente tallados y carne tonificada...» ―No me estoy haciendo ninguna idea, lo prometo―me dijo mientras se

CHLOE WALSH

228

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 bajaba los pantalones de chándal y se despojaba de ellos, quedándose de pie en un par de bóxer ajustados que se abocinaban en la parte delantera―Es que no puedo dormir con la ropa puesta o me convertiré en un horno. ―B-bien―No iba a recibir ninguna queja de mi parte―Entiendo. Me quedé clavada en el sitio y vi cómo cogía el móvil y la manta y se subía torpemente al sofá, haciendo muecas de dolor con cada movimiento, hasta que se tumbó de lado contra el respaldo del sofá con la manta cubriéndole la cintura. ―¿Vienes? ―preguntó, sujetando la manta con una mano y palmeando el espacio frente a él con la otra. Con cautela, bajé hasta colocarme de espaldas a él. Johnny apagó la linterna de su teléfono y lo tiró al suelo antes de envolver nuestros cuerpos con la manta. ―Relájate―susurró, acercándome con la mano que había metido debajo de mí―Sólo estamos durmiendo―Me rodeó con el otro brazo, envolviéndome en un apretadísimo abrazo―Estás a salvo―Sentí que sus labios me rozaban la nuca y un escalofrío me recorrió el cuerpo―Te lo prometo. Enrosqué ambas manos alrededor de su antebrazo y me aferré a él, absorbiendo la sensación de su cuerpo alineado con el mío. Su fuerza, su olor, su tacto, el sonido de su respiración... Devoré cada segundo de este momento y lo guardé en una cápsula del tiempo en el fondo de mi mente, a salvo con todos los demás y rezando por tener más para añadir. ―No me sueltes, ¿de acuerdo? ―No lo haré―prometió, apretando más fuerte su agarre sobre mí. Sabía que mañana iba a tener problemas. Cuando llegara a casa, me encontraría con caras duras y sermones acalorados, pero esta noche no me importaba lo más mínimo.

CHLOE WALSH

229

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Johnny me pasó la mano por el costado, de un lado a otro, una y otra vez, con un tacto ligero como una pluma. ―¿Cómo te sentiste? ―me preguntó, rozándome el lóbulo de la oreja con los labios. Sus dedos se detuvieron en mi costado―¿Aquel día? Sabía exactamente a qué se refería; aquel día en la cocina. ―Um...―Cerré los ojos y pensé detenidamente antes de responder―Me pareció...injusto. ―¿Injusto? Asentí con la cabeza y lo abracé con más fuerza. ―Porque creí que se había terminado y no estaba preparada para ello. ―¿Terminado? ―Mi vida. Aspiró con fuerza―No se ha acabado, Shannon. ―No―Cerré los ojos y luché contra una oleada de tristeza, sabiendo en mi corazón que estábamos pensando dos cosas opuestas―No se ha acabado. ―Siento que te haya pasado esto―susurró―Sé que no significa una mierda, y probablemente sea lo peor que podría decirle a una persona en tu situación, pero lo siento―Enterró la cara en mi cuello y susurró―Siento muchísimo que te dieran a esas personas como padres. Una lágrima traicionera resbaló por mi mejilla, seguida de otra y otra más. ―Pensé en ti cuando estaba pasando―confesé, mordiéndome el labio con tanta fuerza que sentí el familiar sabor metálico en la boca. ―¿En mí? Asintiendo con la cabeza, me limpié la mejilla manchada de lágrimas contra su antebrazo. ―Sabía lo que me estaba pasando, sabía que no podía pararlo, así que

CHLOE WALSH

230

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 simplemente pensé en mi recuerdo más feliz y me aferré a él. ―¿Cuál era? ―Tú y yo―susurré, temblando―Esas cosas que me dijiste en el hospital. Todas esas otras veces, también. Te evocaba en mi mente y me concentraba en tu cara. Imaginé tu voz en mi cabeza y te mantuve allí, en mi mente. Hablándome. Manteniéndome en calma. Haciéndome sentir...―Se me cortó la respiración y tuve que tomar aire antes de terminar―…segura. ―Por Dios, Shannon―espetó, agarrándome aún más fuerte―Nunca sabrás cuánto desearía haber estado allí. Se hizo un silencio a nuestro alrededor, pero no era tenso. Al contrario, era reconfortante. Profundamente reconfortante. Johnny se tomó su tiempo para procesar lo que le había dicho. No me bombardeó a preguntas. Se quedó a mi lado, haciendo una pregunta cada vez y dándose tiempo para procesar mi respuesta y a mí para procesar mi vida. ―Lo único que recuerdo son los gritos constantes y el miedo al dolor―respondí varias horas después, cuando Johnny me preguntó por mi infancia. Estaba amaneciendo, iluminando la habitación con un inquietante tono grisáceo, y ninguno de los dos habíamos cerrado un ojo. La luz que se colaba poco a poco por los enormes ventanales me ayudó a ver las pecas de su antebrazo, las cicatrices de sus nudillos y las venas que parecían sobresalir de su piel tensa y besada por el sol― Y esa sensación en la boca del estómago, el miedo, es la sensación más familiar que tengo. Casi siento que no estoy bien cuando no estoy preocupada. No estoy bien cuando me siento bien―Suspiré con fuerza y me concentré en sus dedos. Tenía los dedos largos, con las yemas ásperas y callosas y yo no podía dejar de tocarlos―Estoy constantemente en tensión, todo el tiempo, esperando la tristeza porque es a lo que estoy

CHLOE WALSH

231

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 acostumbrada, lo que me han programado para sentir, esperar y vivir―Hice una mueca, pasé el dedo por la yema del pulgar y añadí―Bueno, al menos eso dicen Patricia y Carmel. ―Patricia, la trabajadora social―dijo Johnny, recordando su nombre de una de sus preguntas anteriores, mientras tomaba mi mano entre las suyas y entrelazaba nuestros dedos, estabilizándome―Y Carmel es la... ―La psicóloga del hospital―completé, acariciando mi nariz contra su brazo―Aunque sólo la he visto dos veces y no pienso volver. La mano que había estado recorriendo mi caja torácica se detuvo. ―¿Por qué no? ―¿Porque se supone que debo confiar en alguien que sólo está ahí porque le pagan por escucharme? ¿Alguien a quien, una vez pasadas las cinco de la tarde, yo o mis hermanos le importamos un bledo? ―Sacudí la cabeza―No, de ninguna manera. Johnny suspiró y reanudó el movimiento de sus dedos. Se quedó callado un buen rato antes de decir. ―Creo que deberías hablar con alguien sobre lo que pasó en esa casa. ―Acabo de hacerlo―susurré. ―No, Shan, yo no―respondió con tristeza―Un profesional con las credenciales necesarias para cambiar tu vida. ―No tiene sentido―susurré. ―Yo creo que sí lo tiene. ―Creo que te equivocas. ―¿Y Joey? ―Johnny preguntó entonces, cambiando de tema. Me quedé paralizada un momento antes de girarme hacia él. ―¿Qué has dicho? ―Dije ¿qué pasa con Joey? ¿Quién le está ayudando? ―preguntó

CHLOE WALSH

232

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Johnny, pasándome el pulgar por la mejilla―Dijiste que los niños están con un psicólogo y haciendo ludoterapia. Tu madre está en su propia psicoterapia y haciendo un jodido curso de paternidad. Darren está haciendo lo que sea que hace Darren, y tu pedazo de mierda de padre está huyendo. ¿Pero qué pasa con Joey? ¿Está tratando con alguien? Si es así, tienen que encontrarle un nuevo terapeuta, porque hace rato estaba muy jodido. ¿Qué pasa con Joey? ¡Preguntó por Joey! Tres palabras que significaban más para mí que cualquier otra cosa que pudiera haber dicho en ese momento. Me apoyé en un codo, me incliné y apreté mis labios contra los suyos. ―Gracias―susurré, apartándome para mirarle. Johnny frunció el ceño, confundido―¿Por qué? ―Por hacer las preguntas adecuadas. ―¿No hay problema? Algo se encendió en mi cabeza, una pregunta que me había estado torturando durante días. Volví a ponerme de lado y volví a sujetarle el brazo mientras luchaba por armarme de valor para formularla. ―¿Puedo hacerte otra pregunta? ―Podía oír el temblor en mi voz, pero me obligué a no echarme atrás. ―Por supuesto―Le oí bostezar detrás de mí, sentí el calor de su aliento en mi cuello mientras me rodeaba con sus brazos, acurrucándose en mi espalda―Pregunta. Aquí va...―¿Por qué te gusto? Johnny se puso rígido detrás de mí―¿Por qué... qué? ―Te gusto―completé, mi voz apenas más que un susurro―¿Por qué? Necesitaba saberlo. No quería que pensara que era un caso de caridad o,

CHLOE WALSH

233

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 peor aún, que estuviera conmigo porque le daba pena. La perspectiva me dejó un sabor amargo en la boca. ―¿Esto va de...? ―Sus palabras se interrumpieron y se escabulló detrás de mí, sentándose en el sofá―¿Hablas en serio? Asentí, deseando no estar hablando en serio, queriendo más que nada hacer pasar esto por una broma, pero sabiendo que nunca podría porque la respuesta era demasiado importante para mí. ―Sí―Me puse de rodillas, me giré hacia él y le dije―Necesito saberlo. ―No sólo me gustas, joder...―Sacudiendo la cabeza, Johnny se frotó la mandíbula antes de volver a mirarme―Shannon, te amo. Dejé de respirar―¿Me amas? Asintió lentamente con los ojos azules clavados en los míos ―Una cantidad jodidamente loca. ―¿En serio? ―Enserio―confirmó―Y yo pediría tu permiso, pero ni siquiera me pedí el mío. ―Oh...―Exhalé temblorosamente y asentí―De acuerdo. Johnny arqueó una ceja―¿De acuerdo? ―Es que... pensé que estabas drogado cuando lo dijiste aquella noche―solté, acercándome hasta que mis rodillas rozaron su muslo desnudo―No creí que lo dijeras en serio. ―Definitivamente estaba drogado esa noche―aceptó, girándose para mirarme―Y definitivamente lo dije en serio aquella noche. Mi corazón galopó desbocado―¿Lo decías en serio? ―Te amo―se adelantó y sacudió mi mundo al decirlo de nuevo―En presente, es decir, ahora. Y tal vez no debería decirlo, tal vez lo esté jodiendo todo al decírtelo cuando estás en medio de tus asuntos familiares, pero es la

CHLOE WALSH

234

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 verdad―Se encogió de hombros con impotencia―Estoy enamorado de ti. Creo que lo estoy desde hace tiempo, mucho tiempo, joder, si queremos ser totalmente sinceros―Exhalando temblorosamente, añadió―Y eso me da más miedo que la idea de no ir a la selección sub-20. Me das más miedo que todos contra los que me he enfrentado en el campo. ―Vaya―Solté un suspiro tembloroso―No puedo creer que acabes de decir todo eso. ―Lo sé―Parecía un poco enfermo cuando dijo―Una jugada estúpida, ¿eh? ―Yo también te amo―solté, sintiendo un torrente de calor recorrer mi cuerpo―Una cantidad jodidamente loca―añadí, devolviéndole sus palabras. ―¿Sí? ―La sonrisa de Johnny era impresionante, llena de hoyuelos, y me dejó sin aire en los pulmones―¿En serio? Asentí solemnemente―Es verdad. Sin dejar de sonreír, sacudió la cabeza como para aclarar sus pensamientos y dijo. ―Y volviendo a tu pregunta anterior, me gustas porque eres tú, Shannon. Nunca he conocido a otra chica como tú. Arrugué la nariz―Quieres decir otra chica tan complicada como yo. ―No, me refiero a una chica tan amable, cariñosa, digna de confianza y leal como tú―replicó bruscamente―¿Y hermosa? Jesucristo, eres tan jodidamente hermosa que es doloroso mirarte. Nunca he visto nada como tú en mi vida. Tenía ganas de derretirme en el sofá―Johnny... ―No, no, déjame sacar esto antes de que pierda los nervios, ¿sí? ―se apresuró a decir, sonando nervioso. Cerré la boca de golpe y asentí.

CHLOE WALSH

235

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Exhalando otro suspiro tembloroso, Johnny continuó. ―Es como si tú me vieras... y yo te viera a ti. Dios, creo que me atrapaste el primer día en el campo del colegio, porque desde entonces no he vuelto a ser el mismo, Shannon. No te importa una mierda el rugby. Nunca te importó y eso me desconcertó porque no estoy acostumbrado a eso. No estoy acostumbrado a que alguien me quiera por... bueno, por mí, pero tú sí. Y te tomaste el tiempo para fijarte en mí. Para ver cosas que nadie más veía, cosas que yo no quería reconocer―Se pasó una mano por el pelo y se desplomó, arqueando sus anchos hombros― Y tenía miedo, Shannon. Tenía mucho miedo de lo que sentía por ti. Aún lo tengo. Me asustas muchísimo, por razones de las que aún no estoy del todo seguro, porque, sinceramente, no sé qué demonios está pasando aquí. Mi cabeza está hecha pedazos y estoy tan lejos de mi zona de confort que siento que estoy haciendo malabares sobre hielo delgado, pero sé que no hay otra persona por la que me arriesgaría voluntariamente como lo he hecho contigo―Se encogió de hombros con impotencia― Como lo estoy haciendo ahora. ―Johnny, yo...―Abrí la boca para decir algo, cualquier cosa, pero no podía hablar. Sentía que me ahogaba en mis sentimientos. Sabía que me estaba ahogando en él―Yo... ―Y sé lo que estás pensando―añadió, sonando agitado―Crees que me quedo por lo de tu papá. Crees que me das pena. Se me cortó la respiración―No. ―Pequeña mentirosa―Acercándose más, me acarició la mejilla con su gran mano y apoyó su frente en la mía―Puedo leerte como a un libro. ―Sí―admití―Más o menos. ―Pues te equivocas―Su aliento me abanicó la cara mientras hablaba, haciéndome sentir mareada―Te deseo porque me vuelves jodidamente loco. Y

CHLOE WALSH

236

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 sí, no te voy a mentir, me das pena―añadió bruscamente―Sería un bastardo insensible si no lo hiciera, pero eso no tiene nada que ver con la razón por la que quiero estar contigo. Me quedo porque te necesito. Mi corazón latió tan rápido que temí que estallara―¿Me necesitas? ―Crees que es al revés, pero no es así―me dijo―Yo también te necesito, porque calmas algo dentro de mí. Me haces sentir bien. Como si no tuviera que...―su voz se entrecorta un momento mientras reflexiona sobre lo que quiere decir―Me haces sentir que soy suficiente como soy―admitió finalmente―Como si esto fuera lo más lejos que llegue, si no entro en el equipo, entonces está bien. ―Eres suficiente―respiré, rodeando su cuello con mi mano―Tal y como eres ahora mismo―Desesperada por consolarlo, pasé una pierna por encima de la suya y me subí a su regazo, sabiendo que no debía, que aún se estaba curando, pero sin tener el autocontrol para detenerme―Eres tan bueno―le dije, anudando los dedos en su pelo y acercándolo más a mí―Eres tan buena persona, Johnny Kavanagh, y ni siquiera lo sabes. No ves lo poco que tiene que ver el rugby con lo especial que eres. Pero yo sí. Lo veo y lo sé. ―¿Lo ves? ―Apretó sus manos en mis caderas y exhaló temblorosamente―Tú lo dices y yo te creo. ―Porque es verdad―espeté, respirando fuerte y rápido―Es que... Dios, no tienes ni idea de lo maravilloso que eres. ―¿Qué necesitas de mí, Shannon? ―musitó, con voz gruesa y ronca―Te daré todo lo que necesites, nena―Sacudiendo la cabeza, gimió como si le doliera―Sólo... quiero hacerte feliz. ―A ti―susurré―Todo tú. ―Ya soy tuyo―gimió, antes de cubrir mis labios con los suyos. El corazón me latía con fuerza en el pecho y el cuerpo me dolía y

CHLOE WALSH

237

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 palpitaba. Sentía un profundo dolor en mi interior que sólo él podía saciar. De hecho, estaba segura de que nunca saciaría la necesidad que tenía de estar con él. Cerré los ojos, me aferré a sus brazos y le devolví el beso, ahogándome en las sensaciones que me desgarraban. Tal vez Darren tenía razón y me había metido demasiado, pero no me importaba. Todo dentro de mí estaba inmerso en él y no podía ver más allá, no podía pensar más allá de la oleada de sentimientos que sentía por él. Incluso mi cerebro, la parte de mí que se suponía que debía ser precavida, me animaba a ser imprudente con mi corazón; a dejarlo todo con este chico y confiar en que no me destrozaría. Y yo estaba totalmente entregada.

CHLOE WALSH

238

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 CAPÍTULO 21

Lágrimas, Amenazas Y Teteras

Sabía que estaba en problemas antes incluso de abrir un párpado. El tono de voz de mi madre mientras gritaba mi nombre a los cuatro vientos era la prueba de ello. ―¡Jonathon Kavanagh! ―Su voz rompió el silencio, seguida de un taconeo sobre el suelo―¡Será mejor que salgas de dondequiera que estés escondido y me expliques qué demonios está pasando! Sobresaltado, me levanté de un salto, aún medio dormido, y parpadeé rápidamente mientras intentaba procesar qué demonios estaba pasando. ―¡Ahí estás! ―gritó mamá―¿Qué haces durmiendo en el salón? ¿Estaba en el salón? Apoyé un brazo en el respaldo del sofá y la miré, sin comprender. ―Yo, ah...―Bostecé sonoramente y me deshice de las tensiones de los hombros―¿Eh? ―¿Tienes idea de por qué Marie Lynch dejó un mensaje en el teléfono de tu padre a primera hora de la mañana buscando a su hija? ―Mamá exigió, de pie en la puerta con las manos en las caderas. ―¿Qué? ―Rascándome el pecho, pregunté―¿Qué Marie?

CHLOE WALSH

239

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―¡Marie Lynch! ―espetó mamá―La madre de Shannon. Oh, mierda. ―¿Y bien? Estoy esperando una explicación, Johnny. La pequeña bola de calor apretada a mi lado empezó a agitarse y un par de ojos azul noche asomaron por debajo de la manta. Doble mierda. Los sucesos de la noche anterior volvieron a mi mente de golpe, trayendo consigo una oleada de calor directa a mi polla. ―Hola―dijo Shannon, con los ojos muy abiertos y aterrorizada, mientras sujetaba la manta entre los dedos y me miraba fijamente―Ayuda. Desde donde estaba mi madre, sólo podía ver el respaldo del sofá. Podría haber llorado del alivio momentáneo que me inundó. ―¿Qué hago? ―dijo, respirando con dificultad―¿Me levanto? ¡Diablos, no! ―¿Me creerías si te dijera que no lo sé? ―Le grité a mi madre mientras volvía a tapar la cabeza de Shannon con la manta y me subía torpemente sobre ella, conteniendo las ganas de gritar cuando el dolor me atravesó como una bala en la polla. No te levantes, le supliqué mentalmente a Shannon mientras me ponía en pie, no te levantes, joder. ―En absoluto―respondió mamá, observándome como un halcón―¿Por qué estás desnudo? Me miré los calzoncillos y me encogí de hombros, fingiendo indiferencia. ―No estoy desnudo. Sus ojos se entrecerraron―Entonces, ¿por qué duermes en mi buen sofá de cuero en calzoncillos?

CHLOE WALSH

240

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―¿En calzoncillos? ―La miré con indignación―¿Tengo diez años? ―No, tienes casi dieciocho y estás parcialmente desnudo―replicó mamá enfadada―Y hay una chica de la que no puedo rendir cuentas: una que te gusta especialmente, y una cuya madre ha estado reventándome el teléfono en llamadas. Me rasqué la cabeza, sabiendo que estaba completamente jodido, pero luchando por una salida de todos modos―Creí que habías dicho que llamó al teléfono de papá. ―Y tu padre le dio mi número―dijo mamá, poniéndose ahora morada. «Jesús, estaba malditamente muerto.» ―He estado al teléfono, escuchando a esa maldita mujer todo el viaje desde Dublín, exigiendo que le devuelva a su hija de dieciséis años antes de que llame a la policía. ―No deberías contestar al teléfono cuando estás conduciendo, mamá―le repliqué provocando a la mujer―Es de mala educación. ―Auriculares Bluetooth, Jonathon―gruñó mamá―Ahora, ¿sabes dónde está o no? ―Ni idea―mentí entre dientes―Lo siento. ―Si sabes dónde está, tienes que decírmelo ya―replicó mamá, lanzándome una de esas miradas de "no me mientas". ―Ni idea―respondí―Lo siento. ―¿Sabes

lo que

es

el estupro,

Johnny?

―gruñó,

sonando

furiosa―¡Porque Marie Lynch me dijo mucho esa palabra por teléfono! Y si has estado con Shannon…si ella está aquí ahora y me estás mintiendo, entonces vas a estar en serios problemas, muchachito. ―¿Qué demonios? ―Gruñí, horrorizado―¿Ella dijo eso? ¿Hablas en serio?

CHLOE WALSH

241

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Sí, lo ha dicho, y no es la primera vez―dijo mamá, con voz temblorosa―¿Tienes idea de lo perjudicial que puede ser una acusación así para el futuro de un chico, y especialmente de uno en tu posición? ―Levantó las manos para enfatizar―¡Podrías despedirte de una carrera en el rugby, eso es seguro! ―Yo no hice nada―exclamé. ―Es menor de edad, Johnny―gruñó mamá―Su hermano juró que ayer salió de casa contigo y, convenientemente, anoche no volvió a casa―Y añadió―Tú eres el matemático de la familia, así que haz las malditas cuentas. Le devolví la mirada, furioso―Entonces, porque su hermano piense que está conmigo, ¿eso me convierte en un puto violador? ―Significa que, si no se presenta en casa, su madre mandará a la policía a esta casa y tú serás el primero... ―No deje que llame a la policía, Sra. Kavanagh―Bajé la cabeza. Maldita sea. Mi. Vida. Saliendo de debajo de la manta, Shannon se puso en pie de un salto. ―Estoy aquí―Respirando un poco más fuerte de lo normal, Shannon hizo una mueca y se agarró el costado―Y lo siento mucho. Sé que no debería decirlo, pero es que... no era mi intención... nosotros no... Mamá se quedó boquiabierta―¿Shannon? ―No es lo que parece―me apresuré a calmar la situación, si es que eso era posible―Nos quedamos dormidos viendo una película. No hicimos nada, mamá. ―Shannon―exclamó mamá, acercándose a nosotros. ―Estábamos

durmiendo―repetí,

poniéndome

delante

Shannon―Sólo dormíamos. No la toqué. Lo juro, no puse un dedo… ―¡Cállate, Johnny! ―espetó mamá.

CHLOE WALSH

242

KEEPING 13

de

BOYS OF TOMMEN #2 Cerré la boca rápidamente y miré a mi madre con recelo mientras se acercaba a nosotros. Mamá, temblorosa, se acercó a la repisa de la chimenea y apoyó una mano en ella. Aún tenía la otra mano pegada a la boca y los ojos se le llenaban de lágrimas. ―No hemos hecho nada―volví a decir con las cejas fruncidas―Y mira...―Señalé los vaqueros azules y el chaleco blanco ligeramente torcido que llevaba Shannon―Está completamente vestida, así que relájate, ¿sí? Y no me castigues demasiado. Meneando la cabeza, mamá se acercó a la mesita y se agachó. ―Oh, Dios―murmuró, dejando caer la cabeza entre las manos, con la voz entrecortada―Jesús, María y José. Tardé unos instantes en comprender qué mierda estaba pasando y por qué mi madre no me arrastraba de la oreja, cuando caí en la cuenta de que era la primera vez que veía a Shannon desde el ataque. Sí, lo llamaba ataque porque eso era exactamente lo que era. Un ataque. Toda la cara de Shannon era un mapa de moretones y decoloración, y a mi madre le estaba afectando mucho. «Bien, pensé, ponte en mi lugar y dime qué harías. Dime cómo la llevarías de vuelta a esa casa» ―Lo siento mucho, señora Kavanagh―ahogó Shannon, agitándose ansiosamente a mi lado. ―Hey…―Cogí una de sus manos entre las mías y le pasé el pulgar por los nudillos, desesperado por calmarla―Shh, está bien. Shannon miró nuestras manos unidas y luego me miró a mí. ―Lo siento mucho, Johnny. ―No has hecho nada malo―le dije, con tono áspero. ―Es que... anoche no quería volver a casa―continuó, respirando con dificultad, mientras miraba a mi madre―Siento mucho haber causado

CHLOE WALSH

243

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 problemas, señora Kavanagh. No era mi intención molestarla… ―No estoy molesta contigo, amor―interrumpió mamá, sonando ligeramente más serena, mientras se levantaba―No te preocupes. ―Me iré―se apresuró a decir Shannon―Ahora mismo, se lo prometo. Mamá suspiró pesadamente―No tienes que hacer eso, Shannon, cielo. ―¿No tiene que hacerlo? ―¿No tengo que hacerlo? ―Tomemos primero una taza de té―Secándose las mejillas con el dorso de la mano, mamá sonrió cariñosamente a Shannon―Y luego resolveremos todo esto, ¿de acuerdo, amor? ―Sí―Shannon exhaló un suspiro tembloroso y asintió―De acuerdo. ―Ahora...―Volviéndose hacia mí, mamá dijo―¿Tienes más sorpresas para mí? ―Su voz tenía un tono burlón―No tendrás más hijos suyos escondidos en mi casa, ¿verdad? Me moví torpemente―Ah, quizá uno o dos Mamá se rió. Yo no. ―Gracias por dejarme la cama, Kavanagh―me llamó una voz familiar desde el pasillo, eligiendo el peor momento posible para despertarse de su pesado sueño―¿Me prestas una sudadera? Joder. A mamá se le pusieron los ojos como platos―¿Y quién es ese? ―Ah, ese sería Joey―murmuré, frotándome la mandíbula. ―¿Y quién es Joey? ―Mi hermano―dijo Shannon débilmente. ―¿Hay más niños Lynch en mi casa, Jonathon? ―No―murmuré, sin mirarla a los ojos―Sólo me llevé a dos.

CHLOE WALSH

244

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Jesús, María, José y el burro―gritó mamá mientras salía corriendo al pasillo―¿Qué voy a hacer contigo? ―¿Está molesta? ―preguntó Shannon, atrayendo de nuevo mi atención hacia ella. Tenía los ojos muy abiertos, llenos de pánico. Se había puesto rígida como una piedra―¿Vas a tener problemas por mi culpa? Probablemente… ―No―respondí, manteniendo mi tono suave―Sólo está preocupada. ―¿Tú lo estás? ―Tragó saliva―¿Molesto? Arrugué las cejas―¿Contigo? Shannon asintió, parecía enferma ahora. ―No, Shan―dije lentamente―No estoy molesto contigo. ―No dejaré que mi mamá te haga nada―soltó entonces, aferrando mi mano con fuerza entre las suyas. Su pecho subía y bajaba rápidamente mientras hablaba y tuve la sensación de que iba a vomitar o a tener un ataque de pánico―Diga lo que diga... Te juro, Johnny, que no dejaré que te meta en problemas... Te lo prometo, arreglaré esto... Sólo por favor no me odies… Me incliné y la besé, no sabía otra forma de calmar su pánico. Shannon se relajó en mis brazos, podía sentir la tensión abandonando su cuerpo a medida que sus miembros se aflojaban y sus manos se apoyaban en mi cintura. ―No tengo miedo de tu madre―le dije, apoyando la frente contra la suya―Y nunca podría odiarte―Volví a rozar sus labios con los míos―Ni en un millón de años. ―Pero ella... Volví a besarla, esta vez con más fuerza, dejándole claro mi punto de vista con la lengua. ―Tu madre puede decir lo que quiera―Enderezándome a mi altura

CHLOE WALSH

245

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 completa, le pasé un mechón de pelo por detrás de la oreja y apoyé las manos en sus delgados hombros― Puede hacer todas las amenazas que quiera. A mí no me cambia nada―Suspirando ante su expresión de desamparo, le cogí la cara entre las manos y me incliné hacia ella―Porque yo no me iré a ninguna parte. ―¿En serio? ―susurró Shannon, mirándome fijamente con aquellos ojos solitarios. Sus dedos se clavaban en mis costados con tanta fuerza que tuve la sensación de que iba a dejarme una marca―¿Me lo prometes? Me pedía promesas que no estaba seguro de poder cumplir, y yo las hacía de todos modos. ―Sí, Shan―murmuré―Te lo prometo. Nuestros labios volvieron a rozarse suavemente y supe en ese momento que estaba acabado. Fue un beso suave, delicado e inocente, pero con la fuerza de toda una vida, porque con ese mínimo contacto me descontroló las hormonas y me dejó el corazón KO. Sabiendo que tenía que parar mientras pudiera, rompí el beso, respirando con dificultad, y busqué mi ropa, decidiendo que sería más seguro enfrentarme a su hermano con los pantalones puestos. ―Vamos―dije, cogiendo la mano de Shannon cuando estuve vestido. Tirando suavemente, la conduje fuera de mi sala de estar y directamente a mi matadero, que casualmente era mi cocina. Donde mi madre tenía una amplia gama de cuchillos y otros electrodomésticos afilados... Maldición. Al llegar a la puerta de la cocina, me detuve cuando el sonido de voces resonó detrás de la puerta parcialmente cerrada. ―Dios mío, ¿está hablando con ella? ―susurró Shannon, con los ojos muy abiertos, cuando oyó la voz de Joey.

CHLOE WALSH

246

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Bueno, no estaba gritando, lo cual era bueno porque por mucho que lo sintiera por el hermano de Shannon, si planeaba hablarle a mi madre como nos habló ayer a Gibsie y a mí, iba a perder la cabeza. Había una línea en la vida de un hombre que nadie cruzaba. Esa línea para mí era mi mamá. Nadie se metía con ella. Empujé la puerta de la cocina hacia dentro y entré con Shannon agarrada a mi mano como un salvavidas. Mis ojos buscaron inmediatamente a Joey y se posaron en él, que estaba apoyado en la puerta del cuarto de lavado, con aspecto acorralado y salvaje, y sin embargo observaba a mi madre con una curiosidad casi a regañadientes. Era evidente que estaba hecho polvo, recuperándose de lo que fuera que había tomado, y allí estaba mi madre, calentando unos malditos bollos y hablando con él de Dios sabe qué. Lo más chocante de todo era que tenía la clara impresión de que Joey la estaba escuchando. Frunciendo el ceño, lo estudié más de cerca. Jesús, la estaba escuchando absolutamente. Mamá estaba de espaldas a la puerta, sin percatarse de mi presencia ni de la de Shannon, y parloteaba sobre una cosa u otra. Joey, en cambio, estaba tan concentrado en lo que decía mi madre que parecía ajeno a todo lo que le rodeaba. ―Sabes, cariño, estoy segura de que he oído hablar de ese taller―dijo mamá mientras metía un plato de bollos en el microondas y lo encendía―Definitivamente llevaré el coche la próxima vez que necesite una revisión. ―¿En serio? ―le preguntó él, con voz baja e insegura. Se tiró de las mangas, nervioso―No hace falta. ―Me gustaría―respondió mamá mientras sacaba varios botes de

CHLOE WALSH

247

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 mermelada del armario superior―¿Desde cuándo trabajas allí? ―Desde que tenía doce o trece años―murmuró, moviéndose incómodo y con los ojos fijos en mi madre―Llevo en nómina desde tercer curso. Mamá se quedó inmóvil un instante, antes de recuperarse rápidamente. ―¿Tan joven? Se encogió de hombros sin disculparse―Necesitaba el dinero. ―¿Y te gusta? ―preguntó, cogiendo la tetera―¿Mecánica? ¿Te interesaría dedicarte a eso cuando termines la escuela? Se encogió de hombros―La paga es buena. ―Bueno, creo que tienes mucho mérito, Joey Lynch―le dijo mamá, echando unas cuantas bolsitas de té en la tetera―Trabajando todas esas horas después de la escuela―Llenó la tetera con agua hirviendo―Y en tu año de graduación. Dejó la tetera y le sonrió―Deberías estar orgulloso de ti mismo. Las cejas de Joey se fruncieron tan profundamente que parecía estar sufriendo una migraña―¿Por qué? ―¿Por qué, ¿qué, cielo? ―preguntó mamá amablemente. ―Nada―Volvió a moverse y se bajó las mangas por encima de los nudillos para volver a subírselas unos instantes después―Ni siquiera importa. ―Yo creo que sí―respondió mamá en voz baja―Di lo que ibas a decir, amor. Te escucho. ―Yo... yo...―Los ojos verdes y desorbitados de Joey me miraron entonces, antes de dirigirse rápidamente a Shannon. Un alivio instantáneo envolvió sus facciones―¿Todo bien, Shan? ―musitó, mostrando la primera señal de afecto genuino que había visto desde ayer―¿Cómo está todo? ―Lo observé mirarla, sus ojos recorriendo su rostro y una mezcla de culpa y dolor parpadeó en sus ojos―¿Estás bien?

CHLOE WALSH

248

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Hola, Joe―respondió Shannon en un tono cargado de emoción, asintió con la cabeza antes de añadir―¿Y tú? ―Todo bien―fue su respuesta, la cual estaba llena de mierda porque el tipo

estaba

tan

lejos

de

estar

bien

como

cualquiera

podría

estarlo―Kavanagh―dijo entonces, ofreciéndome una rígida inclinación de cabeza―Gracias de nuevo. ―Joey―respondí―Cuando quieras. Sintiendo la necesidad de hacer algo, solté la mano de Shannon y me dirigí hacia mi madre, cogiendo el plato de bollos del microondas―Huelen de maravilla, mamá. Cogí uno del plato y me lo metí en la boca, ignorando el ardor que me producía en la lengua, mientras me dirigía a la isla. Los bollos olían muy bien, pero no era por eso por lo que me ahogaba intentando comerme uno. Era porque quería que esos dos comieran algo. ―Modales, Johnny―me regañó mamá, y luego, en un tono mucho más suave, dijo―Joey, Shannon, ¿por qué no se sientan y desayunan? Ninguno se movió. Volví a mirar el rostro receloso de Shannon y luego a su hermano, y la sangre se me calentó hasta el punto de convertirse en lava en las venas. «Dios mío, ¿qué carajo les había hecho esa gente a esos niños?» Dejé caer el plato sobre la encimera de mármol de la isla, saqué un taburete, me senté con cuidado, palmeé el taburete de al lado y conté mentalmente desde cinco. Cuatro, tres, dos, uno... Como un potrillo asustadizo, Shannon movió las piernas hacia mí, como yo esperaba, y se subió al taburete que había a mi lado. Le costó tres intentos subirse al taburete, pero a diferencia de la última vez que estuvimos solos, no

CHLOE WALSH

249

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 me moví para levantarla por dos razones muy obvias. Primero, mi madre se lo estaba tomando increíblemente bien, dadas las circunstancias, y no quería tentar a la suerte. En segundo lugar, su hermano me miraba como si no supiera si quería confiar en mí o estrangularme. Cuando Shannon por fin consiguió sentarse, le sonreí con satisfacción. Se sonrojó y miró hacia el mostrador, con los hombros tensos. Dios, volvía a estar nerviosa. Era como si lo de anoche no hubiera ocurrido y, si no estuviera sentada a mi lado, habría pensado que me lo había inventado todo. Joey esperó un minuto más antes de exhalar un suspiro y acercarse a la isla. Sacó un taburete junto a su hermana, se sentó y apoyó los codos en la encimera, negando con la cabeza y tamborileando inquietamente con los dedos. ―Ahora―Poniendo una tetera delante de nosotros, mamá fue de un lado a otro de los armarios, colocando tazas y platos de acompañamiento delante de nosotros hasta que la isla de la cocina parecía un desayuno en un hotel de lujo―Coman―nos animó, sentándose en el taburete de enfrente. Sin necesidad de ningún estímulo, me atiborré alegremente, ahogándome en comida que nunca tocaría durante el entrenamiento, pero ellos no hicieron ningún movimiento. ―Vamos―Empujando el plato hacia Shannon y Joey, mamá sonrió alentadora―Me sentiré insultada si no prueban uno. Por el rabillo del ojo, vi cómo se comunicaban en silencio. No se dijeron ni una palabra, pero supe que algo pasaba entre ellos. Y entonces ambos se movieron en sincronía por los bollos. Gracias a Dios. En los ojos de mi madre brilló el alivio mientras observaba a los Lynch devorando los bollos desde detrás del borde de su taza de café. Sus ojos llenos

CHLOE WALSH

250

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 de lágrimas se desviaron hacia mí y le dirigí una mirada de "lo sé". Con un pequeño movimiento de cabeza, mamá esbozó una sonrisa radiante y empezó a hacer lo que mejor sabía hacer: hablar y entrometerse. La mujer tenía un don con la boca y podía sacar conversación de cualquier cosa. No tenía ni puta idea de qué me había ocurrido o por qué me había saltado ese gen en particular, pero mientras observaba a mi madre entablar conversaciones triviales con los dos, me sentía agradecido. Agradecido de que estuviera aquí. Agradecido de que no estuviera perdiendo los estribos conmigo por quedarme a dormir con una chica. Agradecido de que fuera mi mamá. ―Johnny―dijo mamá después de lo que debió ser una hora de cháchara―Tenemos que irnos pronto. Tienes fisioterapia en una hora, amor. Mi corazón se hundió de golpe. ―Yo...―Haciendo una pausa, miré a Shannon y luego a mi madre―No tengo que ir. Las cejas de mamá se alzaron sorprendidas―¿No tienes que ir? Dudé una fracción de segundo y eso fue todo lo que necesitó Shannon para saltar de su taburete y anunciar. ―Deberíamos irnos, Joe. ―Sí―Con un movimiento de cabeza, Joey se levantó―Deberíamos. ―No tienes por qué hacerlo―me apresuré a decir, sintiendo pánico ante la perspectiva de dejarla marchar―No tengo que ir a fisioterapia. No es tan importante. Puedo faltar un día. No me matará. ―No, tienes que ir―respondió Shannon―Y nosotros tenemos que ir a casa―Miró a su hermano―¿Verdad? Ahora era Joey el que dudaba mientras estaba de pie en medio de mi

CHLOE WALSH

251

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 cocina, con cara de estar librando su propia batalla interna. ―De acuerdo― respondió finalmente, con tono tenso―A casa. ―Yo los llevaré―intervino mamá, negando con la cabeza cuando abrí la boca para protestar. Me pasé una mano por el pelo, inquieto―Pero yo sólo... ―Está

bien,

Kavanagh―dijo Joey,

dirigiéndome

una

mirada

significativa―Ya has hecho bastante, amigo. No, no lo había hecho. No había hecho suficiente ni la mitad.

CHLOE WALSH

252

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 CAPÍTULO 22

Derribado

La cogí de la mano con más fuerza de la debida, pero no pude evitarlo. Llevarla allí me sentó jodidamente mal. Incluso ahora, sentado en la parte trasera del Range Rover de mi madre, con Shannon a mi lado y Joey delante, luchaba por controlar los sentimientos que me embargaban. Te equivocas, te equivocas, te equivocas. Era lo único que podía pensar mientras mamá tomaba la familiar desviación hacia su urbanización. Me corría el sudor por la frente mientras mi cuerpo vibraba literalmente con más emociones de las que sabía manejar. Sentía que iba a explotar y quería gritar que no volviera. Quería rogarle a mi madre que hiciera algo. Que parara esto. La lógica me decía que fuera al fisioterapeuta, que me arreglara y que siguiera con el maldito plan. El problema era que mi corazón gritaba otro plan completamente distinto. Tenía que pensar en las consecuencias, pero no se me ocurrían. Joder, esta familia me iba a arruinar. Joey permaneció en silencio durante todo el trayecto, con el cuerpo rígido, y era tan evidente como la nariz de su cara que volver a casa era lo

CHLOE WALSH

253

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 último que quería hacer. Pero lo estaba haciendo de todos modos. Por ella. Toda la atención de Shannon estaba en nuestras manos unidas. Tenía mi mano sobre su regazo y la sujetaba con la misma fuerza que yo sujetaba la suya. Con la mano que tenía libre, recorrió con sus finos dedos la cicatriz que tenía en el dorso de la mano, la que me había hecho en un partido de rugby hacía años. No dejaba de tocar la cicatriz una y otra vez, recorriéndola con los dedos de arriba abajo y sobre ella, hasta que me entraron ganas de arrebatársela porque su ansiedad era palpable y me ahogaba. Llevaba el pelo suelto hacia delante, con su carita oculta tras los mechones oscuros, mientras agachaba la cabeza y estudiaba aquella cicatriz. Varias veces me acerqué a ella y le detuve la mano, pero en cuanto la soltaba, volvía a empezar. Al final, me rendí y dejé que me hiciera lo que quisiera. Cuando mi madre aparcó el Range Rover frente a su casa, ni Joey ni Shannon movieron un músculo. Apagó el motor, mamá suspiró y se desabrochó el cinturón de seguridad. ―Muy bien, ustedes dos―anunció, con la voz tensa por el esfuerzo que le estaba costando sonar contenta―Andando. Quería rugirle, rogarle que hiciera algo que en el fondo sabía que no podía hacer, porque el pánico que sentía ante la perspectiva de no volver a ver a Shannon, de no saber si estaba bien o no, me estaba volviendo loco. ―Gracias por el viaje, señora Kavanagh―dijo por fin Shannon. Con una pequeña inclinación de cabeza, me soltó la mano, me dedicó una pequeña sonrisa y se quitó el cinturón de seguridad―Y por los bollos. ―Sí―añadió Joey, con un tono bajo, empujando la puerta para abrirla―Gracias a los dos.

CHLOE WALSH

254

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―De nada a los dos―respondió mamá, con voz espesa ahora―Vamos, los acompaño a la puerta. Tengo que hablar con tu madre. ―Espera―dije sin poder evitarlo cuando Joey y mamá hubieron salido, agarrando la mano de Shannon, tiré de ella hacia el jeep―No te vayas. Los ojos de Shannon estaban muy abiertos y llenos de confusión cuando dijo. ―Tengo que ir. ―No lo hagas―volví a decir, sabiendo que estaba pidiendo lo imposible, pero pidiéndolo de todos modos. Sacudí la cabeza y reprimí un gruñido―Esto no me gusta. ―No pasa nada, Johnny―respondió ella con un pequeño suspiro―No pasa nada. ¡No, no, no! ―Sólo...―Exhalando un suspiro de dolor, me recosté en mi asiento y traté de pensar en algo, cualquier cosa para detener esto, pero no encontré nada―¿Estás segura de que no va a volver? ―pregunté finalmente, aun aferrándome a su mano―¿Estás segura de que estás a salvo? ―Me giré para mirarla―No puedo soportar esto―Se me quebró la voz―No saber. ―Yo...―Cerró la boca y miró mi mano antes de volver a centrar su atención en mí―Estaré a salvo. No estaba segura. No estaba jodidamente segura y yo tampoco. Maldita sea. ―Toma―Rebusqué en mi bolsillo, saqué mi teléfono y se lo di―Llévate esto. ―¿Qué estás haciendo? ―Parpadeando ante el teléfono en sus manos, susurró―¿Por qué me das tu teléfono?

CHLOE WALSH

255

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Para que puedas llamarme. ―Pero éste es tu teléfono, Johnny―Ella frunció el ceño―¿Cómo se supone que...? ―Te

llamaré,

¿sí?

―El

corazón

me

martilleaba

en

el

pecho―Conseguiré otro teléfono y te llamaré. Empezó a sacudir la cabeza―No, no, no, no tienes que hacer eso por mí... ―Necesito que hagas esto por mí―dije, interrumpiéndola―Necesito que cojas mi teléfono, Shannon―Le rogué con los ojos que hiciera lo que le estaba pidiendo―Por favor. ―Está bien, pero te lo devolveré―respondió temblorosa―Porque no puedo quedarme con esto, Johnny. ―Si, está bien―le dije, hundiéndome de alivio al verla guardarse el teléfono en sus holgados vaqueros―Lo que tú quieras. Quédatelo de momento. ―¡Cómo te atreves! ―una voz femenina chillona resonó en el aire, haciendo que Shannon diera un respingo―¿Dónde está mi hija? ―Oh Dios―los ojos de pánico de Shannon se clavaron en mí―Johnny, lo siento mucho―espetó antes de salir corriendo del jeep. Me di la vuelta para mirar por la ventanilla y reprimí un gemido cuando vi a la madre de Shannon señalando con el dedo a mi madre. La señora Lynch lloraba y gritaba a pleno pulmón. Estaban en medio del jardín y Darren se interponía entre ellas, con las manos en alto. Joey estaba apoyado contra el muro que separaba su jardín del del vecino de al lado, inmóvil. ―Tienes que calmarte―le gritó mamá, aunque ella no sonaba nada tranquila―Tus hijos te están mirando. Fue entonces cuando me di cuenta de que las tres versiones más pequeñas de Joey estaban bajo la veranda del porche, mirando sin emoción.

CHLOE WALSH

256

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―¡Y usted tiene que controlar a su hijo! ―La Sra. Lynch contraatacó, temblando violentamente―Al parecer, tiene un problema con la palabra no. ―¿Qué has dicho? ―siseó mamá, dando un paso hacia la madre de Shannon. ―Mierda―murmuré mientras abría de golpe la puerta y arrastraba mi defectuoso culo fuera del jeep. ―¿Qué estás haciendo? ―Shannon corría por el sendero delante de mí―¡Mamá! ―gritó al doblar la esquina y salir corriendo al jardín, agarrándose el costado―¡Mamá, para! ―¡Shannon! ―sollozó la Sra. Lynch, rodeando a Shannon con sus brazos. ―No―siseó Shannon, zafándose del brazo de su madre―No me toques. Su

madre

se

estremeció―¿Cómo

has

podido

hacerme

eso?

―sollozó―¿Cómo pudiste no volver a casa, Shannon? ―Tuvo un fuerte hipo―¿Cómo pudiste ni siquiera llamar para decirnos dónde estabas? ―¿Por qué iba a querer volver aquí? ―Shannon exclamó, mirando a su madre―Mira esto―Agitó una mano hacia su madre―¡Mira lo que estás haciendo ahora mismo! ―Estaba preocupada por ti―gritó la señora Lynch―Estaba aterrada. ―Estaba bien―replicó Shannon, temblando―Estaba mejor que bien, mamá. Estaba a salvo. ―Shannon, cariño, cálmate―le ordenó mamá suavemente mientras pasaba una mano por el brazo de Shannon―No te alteres, cariño. ―¿Quién demonios te crees que eres? ¡Manteniendo a dos de mis hijos en tu casa sin mi consentimiento! ―La señora Lynch prácticamente gritó, con la cara enrojecida―Y no te atrevas a tocar a mi hija―añadió, apartando a Shannon del alcance de mamá.

CHLOE WALSH

257

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Oh, no. Oh, joder, no. No lo hagas, mamá. Ve por el buen camino... ―Quizá deberías habérselo dicho a tu marido―replicó mamá acaloradamente―¡Cuando le estaba dando una paliza a la chica! «Oh Jesús, ella fue allí...» ―¡Cómo te atreves! ―Gritó la Sra. Lynch―No tienes ni idea de lo que hemos pasado. Ni puta idea. ―Mamá, tienes que calmarte―le indicó Darren con calma―Y tú tienes que irte―le dijo a mi madre―Ahora. ―Lo siento mucho―Shannon sollozó con fuerza y se llevó las manos a la cara―Lo siento muchísimo, señora Kavanagh. ―¡No te atrevas a entrar en mi propiedad! ―siseó la señora Lynch, cuando me acerqué al jardín―Aléjate. ―Relájate―Levanté las manos como un maldito criminal, pero a pesar de la advertencia, seguí caminando hacia ellos porque dejar a mi madre sola estaba fuera de discusión―No sé qué cree que he hecho, señora Lynch―añadí con cautela―Pero le juro que no lo hice. ―Te dije que la dejaras en paz―me siseó―Te dije que te fueras y ¿qué hiciste? Te llevaste a mi hija de dieciséis años de mi casa y la mantuviste fuera toda la noche―Y añadió con sorna―Tengo ganas de llamar a la policía. ―Déjalo en paz―sollozó Shannon, acercándose a mí―Oh Dios, Johnny, lo siento mucho. ―Yo no hice nada―repetí lentamente, rodeando a Shannon con un brazo cuando se lanzó hacia mí. ―Lo siento―repetía una y otra vez―Johnny, lo siento mucho.

CHLOE WALSH

258

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―No pasa nada―susurré, estrechando mi abrazo contra ella―No te preocupes. Lloraba con fuerza contra mi pecho. Sus lágrimas se derramaban. Liberaba dolor y angustia, devastación y miedo, y yo quería salvarla de todo eso. Sus lágrimas llovieron sobre mí, ahogándome junto con ella, y ese fue el momento exacto en que sentí el cambio; el cambio de ser algo dulce e inocente, a algo profundamente complicado con la insinuación de para siempre. «Estaba en un maldito problema» ―¿No te preocupes? ―Siseó la Sra. Lynch―Tendrás mucho de qué preocuparte si no dejas en paz a mi hija. ―¡No quiero que me deje en paz! ―Shannon gritó, literalmente gritó a todo pulmón―¡Yo lo amo! ―Su voz se quebró―¡Estoy enamorada de él, mamá! Por un momento, me quedé allí, mirándola en estado de shock. Lo había dicho otra vez. Dijo que me amaba delante de toda su familia. Bueno, mierda... ―Se está aprovechando de ti, Shannon―se lamentó la señora Lynch―¿Por qué no puedes verlo? Sorprendentemente, ni siquiera estaba molesto con su madre. Todo lo que sentí en ese momento por la mujer fue lástima. Pura lástima por estar tan dañada como claramente estaba. ―Yo no haría eso, señora Lynch―dije, manteniendo mi tono suave y persuasivo―Nunca lastimaría a su hija. ―¿Estás acusando a mi hijo de algo? ―Preguntó mamá―Porque si es así, adelante, dígamelo a la cara, señora. Oh dulce Jesús... ―Mamá, olvídalo―grité.

CHLOE WALSH

259

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―No, Jonathon, no voy a olvidarlo―replicó mamá, furiosa―Si quiere acusarte de algo, que me lo diga a la cara. ―Tienes que irte, Johnny―advirtió Darren, esta vez con los ojos clavados en mí―Llévate a tu madre y vete. ―Si su hijo ha tenido relaciones sexuales con mi hija, entonces eso es estupro5―replicó la señora Lynch―Shannon es menor de edad y legalmente no puede dar su consentimiento. ―¡No, no lo es! ―gritó Shannon, con cara de humillación―¡Dios mío, tienes que dejar de hablar! ―Mamá, detente―tuvo la delicadeza de decir Darren, con las mejillas coloradas―Te estás pasando de la raya. ―Una jodida gran raya―siseó mi propia madre entre dientes apretados, vibrando de tensión. ―Si descubro que su hijo le ha puesto una mano encima a mi hija, haré que lo arresten―gritó la señora Lynch―No crea que está por encima de la ley porque tiene dinero y su marido es abogado―Resoplando, añadió―Si me entero de que se ha aprovechado de mi hija, presentaré cargos contra él. ―¡Mamá! ―Shannon gritó al mismo tiempo que yo me lanzaba hacia mi propia madre. ―¡Mamá, no! ―Con puntos o sin ellos, me moví como una bala, interceptándola justo cuando su mano salía volando―No―siseé, rodeando con ambas manos su cintura y apartándola―No merece la pena. ―¡Perra! ―gruñó mamá, intentando zafarse de mí―¿Quién demonios te crees que eres para amenazar a mi hijo? ―Luchando contra mí, siseó―¡Es un buen chico! Demasiado bueno para gente como tú. Tiene que mirar bien a 5

El estupro es un delito de abuso sexual que comete un adulto al tener relaciones sexuales con un menor de edad que no tiene la edad legal para otorgar su consentimiento en materia sexual, pero valiéndose de engaños, chantaje o una posición de poder o influencia.

CHLOE WALSH

260

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 su propia familia, señora..., porque si se le ocurre traer problemas a la puerta de mi hijo, te hundiré. ¿Me oyes? Te derribaré, Marie, y no necesitaré a mi marido ni a ningún otro hombre para hacerlo. ―¡Lo siento! ―Shannon siguió llorando, agitándose impotente―¡Oh Dios, lo siento tanto! ―No pasa nada―le repliqué mientras sacaba a mi madre del jardín, pataleando y arremetiendo contra mí―No es culpa tuya. ―Johnny...―Se le quebró la voz y lloró con fuerza―Yo... lo... siento. No me detuve hasta llegar al lado del conductor del Rover, abrí la puerta de un tirón y metí a mi madre dentro. ―¡Para! ―Gruñí, respirando con dificultad por el esfuerzo―Por Dios, mamá, cálmate. Con el pecho agitado, mamá se desplomó en el asiento del conductor, temblando de pies a cabeza. ―De acuerdo―Asintió rígida, se sentó en el asiento del conductor y se puso el cinturón de seguridad―De acuerdo. ―Bien―confirmé con un suspiro. Cerré la puerta de golpe y di la vuelta al jeep, cojeando a cada paso mientras el dolor me recorría el cuerpo. ―¡No vuelvas aquí! ―gritó la señora Lynch con voz temblorosa desde el jardín, donde seguía observándome―O habrá problemas. Sacudiendo la cabeza, me tragué un millón de "vete a la mierda" y me volví para mirar a Shannon, que estaba abrazada a Joey ―¿Shannon Lynch? ―grité, ignorando al resto de su jodida familia―Yo también te amo. Resoplando, levantó la barbilla del pecho de Joey y me miró con los ojos enrojecidos. ―¿Todavía?

CHLOE WALSH

261

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Todavía―Asentí como confirmación―Una cantidad jodidamente loca. Y entonces me di la vuelta y subí al jeep antes de que mi madre decidiera volver a perder el juicio.

CHLOE WALSH

262

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 CAPÍTULO 23

Trapos Sucios

Me sentía como si estuviera metida hasta la cintura en los escombros de la tormenta que acababa de azotar mi mundo y sin saber cómo actuar. Tambaleándome, intenté dar sentido a los acontecimientos de los últimos dieciséis años de mi vida, pero seguí concentrándome en las últimas veinticuatro horas. Mamá, Darren, Joey, Johnny, Gibsie, Claire, la Sra. Kavanagh... mi padre. Siempre mi padre. Había sido la taza de té más incómoda que jamás había sorbido en la cocina de la señora Kavanagh antes, con Joey con cara de haber vomitado el infierno sentado a mi lado, mirando confuso el bollo y la natilla que había en su plato. No tenía ni idea de qué decirle a la madre de Johnny, y la situación volvió a empeorar por los ataques de sollozos que se apoderaban de ella cada vez que nos miraba a Joey y a mí. El viaje de vuelta a casa fue igual de incómodo, aunque mejoró ligeramente al sentir la mano de Johnny sobre la mía y el sonido de la ligera conversación entre la señora Kavanagh y mi hermano. Creo que Joey estaba tan sorprendido de que la señora Kavanagh se preocupara por él, tan desprevenido por su amabilidad, que cuando le dijo que subiera al asiento delantero de su

CHLOE WALSH

263

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Range Rover, accedió sin rechistar. No tenía ni idea de cómo conseguía sacarle palabras a Joey, pero cada vez que le hacía una pregunta, él le respondía obedientemente. Ella mantenía un tono ligero, sin preguntarnos ni una sola vez nada sobre nuestro padre, eligiendo temas más seguros para hablar, como el colegio, el hurling y su novia, y Joey había respondido con respuestas genuinas y nada bruscas que no tenían nada que ver con Joey. Sin embargo, mi euforia por tener a mi hermano de vuelta en casa se vio superada por el conflicto en el momento en que nos detuvimos frente a mi casa. Lo que supuse que sería una conversación civilizada entre dos madres se había ido rápidamente al infierno en el momento en que mi madre insinuó despectivamente que Johnny se había aprovechado de mí de alguna manera. Nunca había visto a una mujer perder la calma tan rápidamente como la señora Kavanagh. Bastaron esas palabras para que la madre de Johnny estallara. Fue impactante ver a una mujer de modales suaves ponerse en modo mamá-oso y atacar. Nunca había visto a una mujer defender a su hijo tan ferozmente como lo hizo. «Ninguno de nosotros lo había hecho...» Ni siquiera Darren, que parecía tener un don para calmar las situaciones, pudo calmar a nuestras madres cuando se desató el infierno en el jardín delantero, a la vista de mis hermanos pequeños, y Johnny tuvo que sacar físicamente a su madre del jardín antes de que llegaran a los golpes. Se habían dicho cosas horribles, se habían aireado nuestros trapos sucios a voz en grito, y todo el tiempo Joey había permanecido apoyado contra el muro del jardín con los brazos cruzados sobre el pecho, asimilándolo todo en silencio y sin moverse ni una sola vez para interferir en el drama. La rabia que se agolpaba en mi cuerpo, incluso ahora, horas después, era

CHLOE WALSH

264

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 una emoción extraña y dominante. Nunca en mi vida me había sentido tan furiosa. Estupro. Esa palabra que se arremolinaba en mi cabeza, dificultándome mi capacidad de pensar. ¿Cómo pudo decir eso? ¿Cómo pudo pensar eso mi madre? Estaba tan avergonzada, tan destrozada por todo aquello. ―¿Shannon Lynch? Yo también te quiero... Mi corazón golpeó salvajemente contra mi caja torácica y estallé. ―¿Cómo pudiste hacerme eso? ―Pregunté por millonésima vez, mirando a mi madre que ahora estaba sentada en la mesa de la cocina con su cigarrillo obligatorio balanceándose entre sus dedos huesudos. No me contestó. Llevaba más de una hora sin responder ni una sola de mis preguntas, pero no podía dejarlo pasar. No podía marcharme. Esta vez no. ―¿Por qué, mamá? ―Siseé, con las lágrimas cayendo por mis mejillas―¿Tanto me odias? Ella se estremeció, sus frágiles hombros se sacudieron violentamente, mientras apagaba el cigarrillo en el cenicero antes de encender rápidamente otro. ―¡Contéstame! ―grité, apenas logrando contenerme para no extender la mano por encima de la mesa y sacudirla―¡Me lo debes, maldita sea! ―No es seguro para ti, Shannon―fue todo lo que dijo, y sus palabras apenas eran más que un susurro entrecortado. ―Te estás volviendo loca―exclamé, sacudiendo la cabeza con horror―¡Estás perdiendo la maldita cabeza! ―Hice lo correcto…Hice lo correcto―susurraba mamá una y otra vez

CHLOE WALSH

265

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 mientras daba una calada a su cigarrillo―Te protegí. ―Él no es un problema para mí―espeté―Johnny es una buena persona―Un sollozo enorme me desgarró la garganta y me agité, sintiendo tanto dolor y resentimiento que sentí que me ahogaba― Y tú lo ahuyentaste. Alejaste de mí lo único bueno de mi vida―Me sacudí las lágrimas, furiosa conmigo misma, con mi madre y con todo el maldito mundo―Nunca volverá a hablarme―dije entre dientes, sintiendo la amenaza de un ataque de pánico pisándome los talones―¡Lo has arruinado todo para mí! ―No―Sacudió la cabeza―Ya verás, hice lo correcto. ―Mamá―intervino Darren, que estaba sentado frente a nuestra madre―Lo que dices no tiene sentido. ―Ella no puede encontrarle sentido―espeté, señalándola con un dedo acusador―Porque sabe que está equivocada. ―No me equivoco―susurró mamá, temblorosa―Es igual que tu padre. ―¡Mamá! ―Darren estalló―No digas eso. ―Es verdad―susurró ella, echando ceniza en el cenicero y dando otra calada profunda―Será igual que su padre. ―¡Basta! ―Grité―Deja de intentar hacerle eso. ―Te alegrarás de que lo haya impedido―susurró―Evité que cometieras mis errores. ―Te

equivocas―siseé,

parpadeando

las

lágrimas

calientes

e

hirvientes―¡Eres una maldita mentirosa y te odio! ―¡Shannon, es suficiente! ―No es suficiente―Retrocediendo, puse un poco de distancia entre nuestros cuerpos, porque honestamente no sentía que estuviera en control de mí misma en este momento―Joey tenía razón―Parpadeé para no llorar―No eres buena para nosotros.

CHLOE WALSH

266

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Vamos, Shannon―Darren gimió, frotándose la mandíbula―Gritar e insultar no ayuda a nadie... ―Entonces deja de sentarte ahí y haz algo―rogué, temblando tan fuerte que sentí que estaba a punto de convulsionar―Sabes que esto está mal―Se me cortó la respiración y solté un sollozo de dolor―Sabes que lo que hizo fue horrible, y la estás dejando salirse con la suya. ―No, no lo hago―replicó―Ella sabe que se equivocó, ¿verdad, mamá? Silencio. ―Mamá―insistió Darren, ahora con un tono más duro―Dile a Shannon que sabes que te equivocaste. Nada. ―¡Mamá! ―Darren gritó, con la voz quebrada―Respóndenos. ―No te molestes―La voz de Joey cortó el silencio sepulcral y me di la vuelta para encontrarlo apoyado en el marco de la puerta, observando despreocupadamente

la

situación―No

puede

oírte―añadió,

sin

emoción―Porque está rota―Miró a Darren directamente a los ojos y dijo―Pronto te darás cuenta. ―Joe―Llorando con fuerza, me lancé hacia él, sin detenerme hasta que mi cara estuvo enterrada en su pecho. Su pecho que olía a Johnny porque todavía llevaba su ropa―Haz que esto pare. ―Esto es lo que querías, Darren―dijo Joey en un tono inquietantemente tranquilo mientras me rodeaba los hombros con un brazo. ―La querías en casa con nosotros. Una gran familia feliz―Inclinando la cabeza hacia un lado, señaló a nuestra madre y dijo―Espero que hayamos cumplido tus expectativas. Casi esperaba que Darren dijera algo a la defensiva, pero no lo hizo. No dijo ni una palabra. En lugar de eso, miró a nuestra madre, que tenía la mirada clavada en su taza manchada de café, y soltó un suspiro entrecortado. Empujó

CHLOE WALSH

267

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 la silla hacia atrás, se levantó y salió de la cocina sin mirar atrás. Unos segundos después, el sonido de la puerta de entrada llenó el aire. Levanté las manos y ahogué una carcajada sin gracia. ―Ya no sé ni por qué me sorprendo. Exhalando con fuerza, Joey me soltó y entró en la cocina, dirigiéndose directamente a los fogones. Vi cómo se ponía a trabajar en silencio, llenando una cacerola de agua y vertiendo en ella el contenido de una bolsa de pasta. Dejó el recipiente sobre los fogones, encendió el fuego y el extractor de humos. Cuando terminó, se limpió las manos en el paño de cocina del escurridor y se volvió hacia nuestra madre. ―Levántate

y

dúchate―ordenó,

con

un

tono

carente

de

emoción―Tengo que dar de comer a los niños y no necesitan verte así. Ella se estremeció, pero no se movió. Como el millón de veces que había visto cómo se desarrollaba esta situación a lo largo de los años, Joey se acercó a la mesa, le quitó el cigarrillo de los labios y lo apagó. Luego colocó el cenicero y la taza de café en el escurridor antes de volver a su lado. ―Levántate―repitió―Apestas a humo y a sidra 6. Mamá dejó caer la cabeza entre las manos y se echó a llorar. ―Levántate―dijo él por tercera vez. Una vez más, mamá no hizo ademán de levantarse. En lugar de eso, alargó una mano y le agarró la suya, apretándola con fuerza entre las dos. ―Joey―sollozó, aferrándose a él―Joey. Con un suspiro resignado, Joey se abalanzó sobre ella y la ayudó suavemente a levantarse del asiento. Mil emociones diferentes cruzaron el

6

La sidra es una bebida alcohólica fabricada con el jugo fermentado de la manzana o de la pera de baja graduación que varía entre el 2 % y el 8% de alcohol.

CHLOE WALSH

268

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 rostro de mi hermano mientras mamá se apoyaba pesadamente en su rígido cuerpo, lloriqueando y sollozando contra su pecho. ―Vigila la cena, Shan―fue todo lo que dijo Joey mientras guiaba a nuestra madre fuera de la cocina y subía la vieja escalera de madera. «Y aquí estamos, pensé, otra vez como al principio» Me tomé unos minutos para serenarme, limpiándome los ojos y limpiándome la nariz, y luego escurrí la pasta y mezclé el bote de salsa antes de llamar a los chicos desde el salón. ―La cena. Sin mediar palabra, Ollie y Sean se acercaron a la mesa y tomaron asiento. Les serví los platos y se los puse delante con un vaso de agua cada uno. Esperé a que comieran antes de volverme hacia Tadhg, que estaba apoyado en la nevera con los brazos cruzados sobre el pecho ―¿Tienes hambre? ―le pregunté, tendiéndole un plato. Se quedó mirando la pasta que tenía en las manos durante un buen rato antes de darse la vuelta y marcharse. El silencio de Tadhg lo decía todo y coincidía con mis sentimientos. Sabía que estaba furioso, yo también, pero se estaba conteniendo porque teníamos algo en casa, algo que ambos estábamos desesperados por no alejar. Sin sentir ni un poco de hambre, me senté a la mesa, en la silla que mi madre había dejado libre, y esperé a que los chicos terminaran antes de limpiar la mesa y fregar los platos. Entumecida, caí en el patrón de vejez que era mi vida, mientras ordenaba lo que dejaban los chicos y ayudaba a Sean a vestirse para ir a la cama. Mientras tanto, Joey se ocupaba de mamá en el piso de arriba. Me encontré comprobando una y otra vez la puerta delantera y la trasera, asegurándome de que estaban cerradas y entrando en pánico cuando el sonido

CHLOE WALSH

269

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 de un coche que pasaba velozmente llenó mis oídos. «Respira, Shannon. Todo va a salir bien» Poco más de una hora después, Joey volvió a la cocina. ―Está dormida―dijo, acercándose al plato de cena que yo le había reservado―Le he dado un par de valiums. Asentí con la cabeza, enrosqué los dedos alrededor de mi taza de té y soplé en el borde, sin dejar de mirar a mi hermano mientras calentaba su plato en el microondas. Joey se unió a mí en la mesa, donde comió en completo silencio. ―¿Estás bien? ―pregunté por fin. ―No―respondió en voz baja, dejando el tenedor sobre el plato vacío―¿Y tú? ―No. Entonces me miró―Todo va a estar bien, Shan. ―¿Qué parte? ―susurré. ―La parte de Kavanagh―respondió. Exhalé un suspiro tembloroso y negué con la cabeza―No, no lo estará. Apoyando los codos en la mesa, Joey tamborileó con los dedos. ―Aoife está molesta conmigo. Levanté la cabeza―¿Desde cuándo? Se quedó mirándose las manos―Desde que lo jodí todo. Se me encogió el corazón. «Maldito seas, Shane Holland...» ―Ella te ama―ofrecí, alcanzando su mano―Ella te perdonará, Joe, y ustedes lo resolverán. Sacudió la cabeza―Tal vez no quiero que lo haga. Fruncí el ceño―¿Qué quieres decir?

CHLOE WALSH

270

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Quiero decir que soy un puto desastre, Shannon―Se echó el pelo hacia atrás con ambas manos y exhaló entrecortadamente―Y ella se merece algo mejor. ―¿Ustedes dos terminaron? Negó lentamente con la cabeza―No. ―Entonces no pasa nada―le dije, desesperada por consolarlo―Todo estará bien. Joey se encogió de hombros―Es que...no quiero que me vea convertido en un adic... Un fuerte sonido flotó en el aire, sobresaltándonos a los dos y haciendo que Joey cerrara la boca. Frunciendo el ceño, me di unas palmaditas en la pierna que vibró un momento antes de recordar. Su teléfono. Temblando, saqué el teléfono del bolsillo y miré la pantalla, era un mensaje de Mamá. ―¿De quién es? ―preguntó Joey, frunciendo el ceño. ―Es de Johnny―susurré, mirando el costoso aparato que tenía en las manos―Él me lo dio―Miré a mi hermano―Es un mensaje de su madre. ―Léelo. ―¿Qué? ―Me quedé boquiabierta―No puedo. Joey puso los ojos en blanco―Obviamente es él. ―¿En serio? Joey me miró con complicidad―Lee el puto mensaje, Shannon. Con el corazón agitándose salvajemente, hice clic en el mensaje. Una cantidad jodidamente loca. x ―Tienes razón―Exhalé un suspiro tembloroso―Es él. ―Te lo dije―respondió Joey―No está huyendo de ti, Shan.

CHLOE WALSH

271

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―¿Tú lo estás? ―pregunté, mirando a mi hermano―¿Huyendo de Aoife? La culpa nubló sus ojos, pero no respondió. Y al igual que antes con Tadhg, el silencio de Joey lo decía todo.

CHLOE WALSH

272

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 CAPÍTULO 24

Jalarte Las Bolas

―Quítate los pantalones. Tres palabras que había oído más veces de las que podía recordar en los últimos meses. Me deslicé fuera de la cama, me quité los zapatos y desabroché la bragueta de los pantalones grises del colegio antes de bajármelos. ―La ropa interior también. Con la mandíbula desencajada, hice lo que me decían y me quité los calzoncillos hasta que me quedé de pie en medio de la habitación, completamente desnudo. ―Maravilloso, Johnny―dijo la Dra. Quirke, subiéndose las gafas a la nariz―Ahora, vuelve a la cama, por favor, y acuéstate boca arriba. Con toda mi dignidad dejada atrás de la puerta, me tragué un gemido y me tumbé en la cama. Por un momento, me planteé taparme la cara hasta que terminara, pero rápidamente lo pensé mejor. Si estaban jugueteando ahí abajo, tenía que ver lo que pasaba, maldita sea. ―Muy bien―dijo la doctora, y supuse que no era un mal cumplido, pero me lo dijo una mujer de sesenta años mientras me tocaba los huevos con las manos cubiertas de guantes, así que no me pareció bien―Los dos pares de

CHLOE WALSH

273

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 puntos se han disuelto y todo parece estar cicatrizando perfectamente. ¿Perfectamente? Resoplé, porque ¿cómo carajo no iba a hacerlo? Dadas mis circunstancias, era reír o llorar. Tenía a una anciana palpándome los testículos y a otras dos enfermeras igual de ancianas de pie a mi lado, sonriéndome para animarme. Una de ellas, de hecho, me hacía un gesto con el pulgar hacia arriba. Jesús. Estaba en una maldita zona de penumbra. Cuando la doctora me indicó que me pusiera de lado y levantara las piernas, cerré los ojos, sabiendo muy bien lo que me esperaba y sabiendo también que era muy probable que no volviera a encontrar mi dignidad. ―Todo parece estar bien―dijo la Dra. Quirke cuando estuve completamente vestido y sentado en la silla frente a ella―Pero tengo que preguntar...―Se quitó las gafas y las hizo girar sin rumbo―¿Por qué te arriesgaste de esa manera, Johnny? Me encogí de hombros, incómodo. ―No lo sé―«Tenía miedo de perder mi puesto, de que me despidieran. Había visto cómo les ocurría a innumerables jugadores desde que entré en la Academia a los quince años. Sabía lo que les pasaba a los chicos que aún no acababan de convencer y vi lo que les ocurría a los que sí lo conseguían, pero eran eliminados por lesión. Era un asco y me rompí el culo para no ser nunca uno de ellos. Por eso intenté jugar lesionado. Estaba desesperado por impresionar, por seguir siendo relevante y estar en la cima de su atención. La idea de que algún imbécil más joven, no lesionado y de nueva generación llegara y me robara el puesto era algo que me mantenía despierto hasta altas horas de la noche» ―No lo pensé―respondí finalmente―Simplemente lo hice.

CHLOE WALSH

274

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Bueno―suspiró―Te recomiendo otros siete días de uso de una muleta, en lugar de las dos, y abstente de conducir durante al menos otra semana. ―¿Y con los entrenamientos? ―pregunté, sabiendo que era una posibilidad remota―¿Cuál es el trato? ―Hmm―Dejando caer su mirada a las notas en su escritorio, la Dra. Quirke hojeó algunas páginas, chasqueando la lengua cada pocos minutos―Las sesiones de fisioterapia a las que has estado asistiendo―musitó, estudiando una página específica de mi expediente―Llevas una semana entera, ¿verdad? ¿Cómo han ido? ―Poco productivas―dije, con la mandíbula tensa―Puedo hacer más, estoy preparado para más, pero no me están presionando. ―¿Y has estado nadando cada dos días? ―continuó, ignorando mi respuesta―¿En la piscina de hidroterapia? ―Sí―respondí,

tamborileando

con

los

dedos

contra

el

reposabrazos―Pero necesito más. ―Tienes

que

tomarte

la

recuperación

con

calma―me

corrigió―Despacito y con constancia se gana la carrera―Cogió un bolígrafo y garabateó algo en mis notas―¿Medicación analgésica? ―Innecesario―le dije―Estoy bien. ―Ya veo―contestó ella, aunque era evidente que no veía absolutamente nada―¿Y has estado haciendo tus estiramientos y ejercicios en casa? ¿Has seguido las directrices? Frustrado, exhalé un fuerte suspiro e intenté un enfoque diferente. ―Escuche, doc, voy a ser sincero con usted. Tengo una importante campaña internacional en verano, para la que necesito estar en forma. Estoy haciendo todo lo que me pide. He hecho fisioterapia. He descansado. He hecho

CHLOE WALSH

275

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 todo lo que me han pedido, así que necesito que me den un respiro. Estoy en forma, soy fuerte…―apoyé los codos en la mesa, me incliné hacia delante y le imploré con los ojos que se apiadara de mí―…y no puedo esperar otro mes para volver al campo. ―¿Te das cuenta de lo tremendamente agotador que ha sido para la parte inferior de tu cuerpo la operación a la que te has sometido? ―me preguntó, parpadeando a través de sus gafas de montura negro―Tu cuerpo necesita tiempo para recuperarse. Tus músculos y tendones necesitan tiempo... ―Entonces

dame

otras

dos

semanas

y

déjame

volver

a

salir―interrumpí―Puedo hacerlo. Puedo esperar otros quince días, pero usted tiene que ayudarme. Necesito volver al campo, Doc… ―Johnny, no me estás escuchando―interrumpió la doctora, con tono cortante―Te estás recuperando de dos operaciones, en dos zonas distintas de tu anatomía. Tienes que tener paciencia. ―No tengo tiempo para tener paciencia―repliqué, con la mandíbula apretada―¿Qué parte de eso no entiende nadie? ―Entiendo que estés deseando volver a jugar, pero tienes que tener precaución... ―Él lo sabe, Doctora―exclamó mi padre, que estaba sentado en una silla en un rincón de la habitación―La paciencia es una virtud―Apartó la mirada de una pila de papeles que estaba revisando y me miró a mí―¿No es cierto, Johnny? Miré fijamente a mi padre, usando mis ojos para comunicarle lo poco que me importaban las virtudes. Estaba de mal humor con él y no estaba de humor para sus bromas mañaneras. Él lo sabía y seguía provocándome. Genial. ―Sigue con el programa―dijo la Dra. Quirke, sonriéndome con complicidad―Y volverás al campo enseguida.

CHLOE WALSH

276

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Eso me tranquiliza―gruñí―Porque no tengo tiempo. ―Cuatro semanas más―reflexionó―Eso no es nada en el gran esquema de las cosas. ―Nada excepto mi futuro―refunfuñé, sintiéndome completamente derrotado. ―Bueno, creo que ya hemos terminado―Juntando sus manos, ella me dio una sonrisa brillante―Te veré la semana que viene para tu cita de control. ―Lo estoy deseando―dije con sarcasmo antes de volverme hacia papá―¿Podemos irnos ya? ―Gracias de nuevo por recibirnos antes de lo normal, doctora―añadió papá, guardando sus papeles en el maletín―Es su primer día de vuelta a clase después de Semana Santa y está empeñado en ir al colegio―El tono de papá estaba impregnado de humor―Por lo visto, su madre ha criado a un superdotado. ―Eso no es problema, señor Kavanagh―respondió ella, sonriendo con complicidad―Y Johnny siempre es un placer, pero estoy segura de que tiene algunos compromisos urgentes que atender en la escuela. ―Seguro que sí―asintió papá con una sonrisa burlona. Por Dios... Me levanté rígido y me dirigí a la puerta, a punto de acabar con todos ellos, cuando el médico gritó. ―Antes de que se me olvide, ya no deberías tener problemas para eyacular, Jonathan. ¿Qué carajo? Me di la vuelta y la miré estupefacto―¿Cómo dijo? La doctora me miró con una sonrisa de satisfacción, antes de aclararse la garganta varias veces.

CHLOE WALSH

277

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ¿Se estaba riendo de mí? Parecía que quería hacerlo. ―El dolor que sentías ya no debería ser un problema―me dijo, dedicándome una sonrisa tranquilizadora―Ya puedes irte. ―Eh...―Me rasqué la cabeza, sin saber cómo afrontar la humillación que acababa de recibir―Eso es... ¿gracias? ―¿Oyes eso, hijo? ―Papá se rió, dándome una palmada en el hombro―La doctora dice que ya puedes volver a jalarte las bolas. A la mierda. Mi. Vida.

―¿Tienes todo lo que necesitas? ―preguntó papá, menos de una hora después, cuando acercó el coche lo más físicamente posible a la entrada principal de Tommen―¿Tus libros? ¿Tu teléfono? ¿Tu billetera? Tus... ―¿Mis pelotas? ―dije sarcásticamente―Jesús, papá, esperaba esta mierda controladora de mamá, ¿pero tú? ―Sacudí la cabeza y me desabroché el cinturón―Ya cansa. ―¿Soy controlador por llevarte a tu revisión y al colegio? ―Su tono estaba cargado de humor―Vaya, eso es nuevo. ―No, ella es controladora―le respondí― A ti simplemente te tiene dominado para que le sigas la corriente. ―Es mi mujer―reflexionó―Tu madre puede dominarme de la manera que quiera... ―¡Para ya! ―exclamé, horrorizado―Sabes muy bien de lo que hablo―espeté, abriendo de un empujón la puerta del coche―Quiero recuperar mi vida. ¿Me oyes? Quiero que mamá y tú me dejen en paz y me den un puto respiro.

CHLOE WALSH

278

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Papá sonrió―Ah, para volver a ser joven y hormonal. ―No sé por qué te ríes―siseé―Estoy hablando en serio. ―Se trata de Shannon Lynch―dijo papá, poniendo serias sus facciones―Porque tu madre y yo estamos de acuerdo en que es mejor que te mantengas alejado de su familia. Por supuesto que se trataba de Shannon Lynch. Últimamente todo en mi vida parecía girar en torno a esa chica. No podía quitármela de la cabeza, y no podía verla porque a mis padres se les había metido en la cabeza la jodida idea de que podían decirme lo que tenía que hacer. Aparte de unos míseros mensajes de texto enviados desde el teléfono de mi madre cuando estaba de espaldas, y varias llamadas más sin contestar, no había hablado con Shannon desde la semana pasada, siete días para ser exactos, y me estaba volviendo loco. Me sentía como un imbécil por dejarla allí y no volver, pero no podía recorrer a pie los veinticinco kilómetros que separaban mi casa de la suya. Tampoco podía conducir, y había perdido mis privilegios de Gibsie por obligarlo a llevarme allí en primer lugar. En otras palabras, había estado atrapado en mi casa durante la última semana, perdiendo la maldita cabeza y ahogándome en la preocupación. La única vez que había salido de casa había sido para hacer fisioterapia y natación, pero eso no había sido productivo porque no podía concentrarme en otra cosa que no fuera la chica que había dejado atrás. ―Porque

estás

tomando

decisiones

por



que

no

te

corresponden―argumenté, arrastrándome de vuelta al presente. ―Nunca dijimos que no pudieras ver a la chica―dijo con calma―Sólo que no te está permitido verla allí. ―Es una broma―espeté, sintiéndome tan furioso ahora como la semana

CHLOE WALSH

279

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 pasada cuando me sentaron para imponerme sus normas―Puede que su madre esté mal de la cabeza, pero tú y mamá le siguen de cerca. ―Intentamos proteger a nuestro hijo―afirmó con calma―Tenemos en cuenta sus mejores intereses, y sus mejores intereses implican mantenerse bien lejos de esa familia―Sonriendo, añadió―También intento mantener a tu madre fuera de una celda. Hice una mueca al recordar el horrible giro de los acontecimientos en el jardín delantero de los Lynch la semana pasada y cómo mamá había estado a punto de golpear a la señora Lynch. La madre de Shannon lanzó algunas amenazas de mierda y me insultó. Eso fue todo lo que necesitó mamá para transformarse en el maldito Floyd Mayweather. ―Ya sabes cómo se pone tu mamá cuando se trata de ti―añadió papá―Es explosiva, hijo. Créeme. ―Sí, bueno, yo no necesito que nadie me proteja―refunfuñé. ―Yo creo que sí. ―Te equivocas. ―Tal vez lo esté―ofreció, volviéndome loco con su enfoque de abogado del diablo en cada jodida conversación―Pero el riesgo vale la recompensa en estas circunstancias. El riesgo, en este caso, era mi indignación―¿Y la recompensa es? ―Que no te metas en problemas. Jesucristo... Molesto, salí del coche y cogí mi mochila. ―Puedo tomar mis propias decisiones―Me eché la mochila al hombro y cogí mi muleta―Y lo haré.

CHLOE WALSH

280

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 CAPÍTULO 25

Devuelta En Tommen

Había pasado más de una semana desde la última vez que vi a Johnny. Sinceramente, no lo culpaba por no volver a mi casa porque, aunque, por algún milagro divino, siguiera queriendo verme, dudaba que sus padres se lo permitieran. El señor y la señora Kavanagh tenían que odiarme ahora. Si mi hijo anduviera con una chica cuyos padres estuvieran locos, yo también me odiaría. Querría que mi hijo se mantuviera tan lejos de mí como fuera humanamente posible. Durante el primer día, releí los cuatro mensajes que me había enviado hasta que la batería de su teléfono se agotó. No podía cargarlo porque ninguno de nosotros tenía un cargador compatible, así que me quedé allí sentada, pensando en sus palabras hasta que se me pusieron los pelos de punta.

Johnny No me voy a ninguna parte y lo dije en serio, lo prometo. x Mándame un mensaje cuando te despiertes, dime que estás bien. x Te echo de menos. x ¿Puedes llamarme? ¿Puedo llamarte? ¿Estás libre para hablar? x

CHLOE WALSH

281

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Fue en el momento exacto en que el teléfono empezó a sonar cuando murió en mis manos. El tsunami de devastación que se había extendido por mi pecho mientras miraba la pantalla en blanco y deseaba que volviera a la vida fue potente. No se había vuelto a encender y desde entonces no había vuelto a saber nada de Johnny. De eso habían pasado seis días. Sin embargo, Joey había vuelto a casa y me hacía sentir un poco menos sola. Incluso vino conmigo a mi revisión en el hospital, para consternación de Darren. Los chicos estaban contentos, bueno, al menos más tranquilos. Supuse que se sentían igual que yo; más seguros con Joey cerca. Se había quedado, lo cual era una bendición y una maldición a la vez, porque la tensión que emanaba de él era casi insoportable. Para ser justos, yo también emanaba una gran tensión, toda ella dirigida hacia mi madre, a la que no le había dirigido la palabra desde la noche en que Joey la llevó a la cama. Para ser sincera, no soportaba mirarla. Tenía tanto odio y frustración bullendo en mi interior que no confiaba en mi boca cuando estaba cerca de ella, por lo tanto, la evitaba como a la peste por el bien de todos. ―¿Estás lista para esto? ―preguntó Joey mientras se apoyaba en el marco de la puerta de mi habitación con su uniforme de BCS, observándome luchar con la tapa de un tubo de base de maquillaje―¿Shan? Hoy era el primer día de vuelta al colegio tras las vacaciones de Semana Santa. Miré mi uniforme de Tommen y me estremecí, sintiendo la familiar oleada de ansiedad recorrer mi piel, revolviendo mi estómago. ―No―Suspirando, me senté en la cama y arrojé el tubo sobre esta―Increíblemente, no estoy preparada para esto. Joey me observó atentamente durante un largo rato antes de exhalar pesadamente.

CHLOE WALSH

282

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Sí, conozco esa sensación. ―Tengo miedo―admití―Del qué dirán―Señalé mi cara y el pobre intento que había hecho de ocultar la cicatriz que aún estaba cicatrizando donde papá me había partido la mejilla contra la mesa de la cocina―Sobre esto―Me mordí el labio, dudando, antes de soltar―Y sobre papá―Mi voz era pequeña―Todos lo sabrán, Joe. ―Shan...―Sacudiendo la cabeza, Joey se acercó a mi cama y se sentó a mi lado―No dirán nada―Inclinándose hacia adelante, apoyó sus codos en las rodillas y exhaló un fuerte suspiro―Tu cara se ha curado bastante y lo que no se ha curado, lo has cubierto con esa pintura de guerra. ―¿Pintura de guerra? ―Arqueé una ceja―Se llama maquillaje, Joe―«Maquillaje muy costoso, además»―Claire me lo dio. ―Pintura de guerra, maquillaje... Da igual. Para mí es lo mismo―respondió encogiéndose de hombros sin disculparse―Tu director sabe lo que pasó, ¿verdad? Asentí, sabiendo que Darren y mamá se habían reunido con el señor Twomey durante las vacaciones. ―Entonces estarás bien―añadió, con tono tranquilizador―Te lo prometo. ―No sé qué decir si alguien me pregunta por papá―confesé―¿Y si me pregunta un profesor? ―Sacudí la cabeza, sintiendo pánico. Me sentía envenenada. Como si estuviera contaminada. Volver al colegio sabiendo que había gente que sabía lo que había pasado era un concepto aterrador. Era de dominio público en Ballylaggin, y yo estaba enloqueciendo―No tengo ni idea de cómo manejar esto. ―Manéjalo con la verdad―respondió Joey con severidad―O simplemente les dices que se jodan y se metan en sus asuntos si no quieres

CHLOE WALSH

283

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 hablar de ello, pero no mientas más, Shan. ¿Entendido? No encubras a ese pedazo de mierda ni un minuto más porque no has hecho nada malo―Enderezando la columna, añadió―Y si alguno de esos cabrones abre la boca y te echa mierda, bajaré allí y lo solucionaré. ―La verdad es dura―admití en voz baja. Mi hermano asintió rígido. ―Sobre todo cuando te han programado para olvidarla. Pensé en sus palabras un momento―Oye, ¿Joe? ―¿Sí, Shan? ―¿Qué vas a decir si alguien te pregunta? ―Voy a decirles que se jodan y se metan en sus asuntos. Suspiré―Ojalá pudiera hacer eso. ―¿Hacer qué? ―Ser valiente―susurré, sintiéndome nostálgica. ―Ya lo eres―Entonces se volvió para mirarme, con los ojos verdes llenos de dolor―Tan jodidamente valiente. ―No me dan ganas―murmuré con la respiración agitada―Sólo quiero huir. ―¿Quieres?

―Su

tono

era

esperanzador

y

un

poco

desesperado―Podríamos coger un autobús ahora mismo e irnos. El corazón me dio un vuelco en el pecho y tuve que luchar contra la oleada de inquietud que surgía en mi interior. ―Cuando dices que nos vayamos...―Mantuve mis ojos en los suyos, midiendo su reacción―Quieres decir por hoy, ¿verdad? Joey no respondió de inmediato. Se quedó sentado, mirándome fijamente. ―¿Joe? ―Susurré, con el corazón acelerado―Eso es lo que querías

CHLOE WALSH

284

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 decir, ¿verdad? Forzó una sonrisa que no llegaba a sus ojos - no había visto una de esas en mucho tiempo. ―Por supuesto. ―No me dejes―le dije, apretando su jersey del colegio con la mano―No puedes volver a irte. ―Estoy aquí, ¿no? ―respondió, con tono tenso. ―¿Y Aoife? ―pregunté, aferrándome a lo único que sabía que podía mantenerlo cerca―¿Qué está pasando con ustedes? «Ella es una razón para quedarse...» ―Estamos bien. ―¿Y Shane Holland y sus amigos? ―Mi corazón se estremeció salvajemente―No vas a… ―No―dijo, con un tono más duro ahora―No voy a hacerlo. «No le creo...» ―Joey, tu novia te está esperando afuera en su coche―la voz de Darren llenó mis oídos y levanté la vista para encontrarlo de pie en la puerta, poniéndose una chaqueta―Será mejor que te muevas o la harás llegar tarde a ella también. Sin decir nada más, Joey se levantó y salió de mi habitación, apartando bruscamente a Darren. ―Buenos días a ti también―refunfuñó Darren. ―Te veré luego, Shan―respondió Joey mientras desaparecía en su habitación, volviendo un momento después con la mochila colgada del hombro y el casco y la hurley en la mano―Ánimo, pequeña. ―Joey―empezó a decir Darren―¿Podemos no hacer el acto del niño herido hoy y ser civilizados...?

CHLOE WALSH

285

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Cómete tu mierda―se mofó Joey, levantando el dedo corazón mientras bajaba la escalera atronadoramente. ―Encantador―murmuró

Darren,

frotándose

la

mandíbula―Es

agradable por las mañanas. ―Depende de la compañía―le recordé, con tono petulante―Conmigo fue agradable. ―Jesús, tú también no―refunfuñó Darren―No puedo con dos adolescentes hormonados a estas horas de la mañana. «Entonces vuelve a tu vida» ―¿Dónde está mamá? ―Pregunté en su lugar. ―En el trabajo. ¿Estás lista? ―preguntó―Los chicos están esperando en el coche. ―No hace falta que me lleves―afirmé, mirando el juego de llaves del coche que colgaba de los dedos de Darren―Puedo coger el autobús. ―Vamos, Shannon―gimió―Dame un respiro. Es la primera vez que los llevo a la escuela. ―Sólo estoy diciendo que podría ir en autobús, como suelo hacer. ―Sí, bueno, demándame por no querer a mi hermana de pie alrededor de una parada de autobús a las seis de la mañana cuando los borrachos están al acecho―respondió―Te llevaré y traeré del colegio a partir de ahora. ―¿Por Johnny? ―insistí, levantando la barbilla desafiante―¿Porque mamá y tú no quieren verme con él en el coche? ―No, Shannon, porque nuestro padre sigue ahí fuera y si está de borrachera, tú eres la primera persona a la que irá a buscar―espetó Darren, y yo me estremecí. ―Gracias por el recordatorio. ―Lo siento―dijo, con un tono más calmado ahora―No intento

CHLOE WALSH

286

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 molestarte, pero necesito que seas consciente y que recuerdes. ―Sí, bueno, para que lo sepas; nunca he tenido problemas con ninguno de los borrachos de la parada del autobús―Recogí mi mochila del suelo y me la colgué del hombro antes de pasar junto a él―Sólo con los borrachos de esta casa. ―Jesús―gimió Darren, siguiéndome―Me estoy ahogando con tantos cambios de humor.

CHLOE WALSH

287

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 CAPÍTULO 26

Pum Pum Puto Pum Amigo

―Miren, es el Señor Boombastic en persona―Hughie Biggs gritó cuando rodeé el patio y encontré a los muchachos de pie alrededor de la entrada principal del edificio principal. ―¿Cómo está el Vengaboy7? ―Patrick Feely me dio una palmada en la espalda―Felicidades por el matrimonio, eres un potro oscuro. ―Ya lo creo―se rió Hughie―¿Ya tienes hijos, amigo? ¿Ya navegaste en barco? Arqueando una ceja, me volví hacia Gibsie, que estaba apoyado en la pared. Llevaba un cigarrillo escondido bajo la manga, lo cual me pareció jodidamente inútil dado el humo que flotaba a su alrededor. ―¿Se los dijiste? ―Se lo he dicho a todo el mundo―respondió Gibsie con una sonrisa de oreja a oreja. Deslizó la mano libre bajo el jersey del colegio y empezó a golpearse el pecho con la mano―¡Pum, pum, puto pum, amigo! Jesús...

7

Aquí hace referencia a un grupo musical que se llama VengaBoys, los cuales tienen una canción llamada Boom Boom Boom Boom. Entonces lo llaman así para molestarlo por la forma en que se expresa sobre los latidos de su corazón con respecto a Shannon.

CHLOE WALSH

288

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―¿Ya está aquí? ―Ignorando sus burlas, mantuve mis ojos en Gibsie―¿La has visto? Feely frunció el ceño―¿A quién? ―A Shannon Lynch―completó Hughie, sonando divertido―Supongo. ―¿Estás con ella ahora? Me giré para mirar a Patrick―¿Qué? ―Shannon―repitió―¿Estás con ella ahora? ―Bueno, estuvo con ella en Dublín―intervino Gibsie―Y en su casa el fin de semana pasado. ―Me enteré de lo que pasó―dijo Hughie, con los ojos llenos de simpatía. Sí, apuesto a que sí. La gente de este pueblo era increíblemente chismosa. ―¿Está bien? ―insistió. No lo sé porque hace una semana que no la veo, quise protestar, pero me contuve. ―Está estupenda. ―No la ha visto desde que Mami K se ensañó con su madre―rió Gibsie. Las cejas de Feely se alzaron―¿Se pelearon? ―Se lanzó contra ella―rió Gibsie―Kav tuvo que llevársela a rastras. ―Dios―Hughie exhaló un suspiro, sonando impresionado―Vaya Mami K. ―Eres una sucia rata―gruñí, entrecerrando los ojos a mi mejor amigo. ―Después de toda la mierda que te tengo guardada. ―Cálmate, pedazo de maricón―se rió Gibsie―Vendrá, así que calma tus tetas―Exhaló una bocanada de humo y enrolló la colilla de su cigarrillo entre los dedos. Sus cejas se fruncieron y me dirigió una mirada peculiar―Te

CHLOE WALSH

289

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 comportas como...―hizo una pausa para agitar una mano delante de sí antes de decir―…necesitado. Me quedé mirándolo fijamente―¿Necesitado? ―Necesitado y pegajoso―confirmó Gibsie solemnemente―Deberías bajar un poco el tono. ―Gracias por el consejo, Gibs―dije―Lo tendré en cuenta. ―De nada―respondió―Y hablando de agradecimiento; dale las gracias a tu padre otra vez de mi parte por haberme librado del lío con Twomey―Suspirando, añadió―Ya fue bastante mala la semana pasada, me habría sentido miserable en casa sin ti durante otra. Puse los ojos en blanco. ―Yo también me alegro de que no te suspendan, amigo. ―¿Puedo volver a tu casa? ―preguntó―¿Me permiten volver ya? Feely arqueó una ceja―¿Los separaron? ―Temporalmente―respondió Gibsie, sonando a la defensiva―No durará. Feely soltó una risita―¿Qué hicieron? ―Lo de siempre―Gibsie se encogió de hombros y agitó una mano sin rumbo―Romper las reglas, robar a una chica, meternos en algún lío. Feely negó con la cabeza―No entiendo nada de ustedes dos. De verdad que no. ―No la robé―corregí, con el temperamento en aumento―Ella vino voluntariamente. ―¿Shannon? ―¿Quién si no? ―Gibsie se rió. ―Bueno, me alegro de verte recuperado, Capi―dijo Hughie, desviando sabiamente el tema de Shannon antes de que me diera un aneurisma―Pero

CHLOE WALSH

290

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 tienes que volver a entrenar lo antes posible. El Barrettsfield RFC machacó al Ballylaggin el fin de semana. Y así de repente mi mal humor empeoró. ―¿Barrettsfield? ―Mi voz estaba impregnada de asco, sin enmascarar mi horror―Por Dios, hombre, son de segunda división. ―Él no necesita preocuparse por eso―Gibsie intervino, tono serio por una vez en su vida―Fue sólo un juego, muchachos. ―Qué puedo decir―suspiró Hughie, ignorando las palabras de Gibsie―Nos faltaba la línea de fondo y un capitán. La culpa llenó mi cuerpo―¿Puntuación final? Hughie hizo una mueca antes de decir―48-26. ―¡Dios! ―La ansiedad se agitó en mi interior―¿Cómo estuvo tu técnica de pateo? ―16 puntos―respondió―Dos pases y cuatro penaltis. ―Buen juego, amigo―Le di una palmada en el hombro―Los mantuviste en el partido. Hughie sonrió―Lo intenté. ―¿Cómo fue el chequeo? ―Feely preguntó entonces, sosteniendo la puerta abierta para mí. ―Sí―Gibsie sonrió y dio otra calada profunda a su cigarrillo antes de exhalar una nube de humo―¿Te concedió la buena doctora la tarjeta verde? ―No―Demasiado cabreado para darle un sermón sobre sus pulmones, entré―Como estaba previsto. ―Mala suerte, amigo―dijo Feely mientras él y Hughie me seguían al interior de la escuela. ―Ah, no todo es pesimismo―Gibsie dio una última calada a su cigarrillo, tiró la colilla y se puso a nuestro lado―Al menos sólo llevas una

CHLOE WALSH

291

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 muleta. ―Que me den―dije, ignorando todas las sonrisas, los saludos, los "Hola, Kav" y los "¿Qué tal, Johnny?" mientras atravesaba el pasillo camino de mi taquilla. ―Date tiempo―respondió Feely con calma―Todo se arreglará. ―Exacto―añadió Hughie, dándome una palmada en el hombro―Roma no se construyó en un día. ―Sí, pues Roma tiene que darse prisa de una puta vez, chicos―murmuré, apoyándome pesadamente en la muleta de la mano izquierda―Porque me queda poco tiempo. ―Aún tienes dos meses, Capi. ―Tengo cuarenta y seis días―corregí, agitado―Y contando. ―Al menos te dejan volver a hacer ejercicio―ofreció Hughie, con tono optimista. ―Sólo la parte superior del cuerpo―murmuré―¿Acaso eso será útil cuando tenga que hacer un puto drill? ―Jesús, qué bastardo tan malhumorado eres―bromeó Gibsie―No hay forma de complacerte. ―Bueno, amigo, si te pasaras la mañana con tres muñequitas viejas tocándote mientras tu padre está en la habitación, no estarías precisamente cagando arco iris. Gibsie se burló―Si yo hubiera tenido a tres mujeres tocándome esta mañana, puedo garantizarte que estaría cagando arco iris. Hughie y Feely se rieron. ―Créeme, no lo harías―refunfuñé. Gibs arqueó una ceja―Cuando dices vieja... ―Quiero decir vieja de geriátrico―espeté, deteniéndome en mitad del

CHLOE WALSH

292

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 pasillo para fulminarlo con la mirada―Vieja como la señora Lovell. Gibsie palideció―Amigo. Animado por la simpatía de sus ojos, continué con mi penoso desvarío. ―Piensa en la mejor fantasía posible de enfermera sexy que tengas. Sonrió―Listo. Asentí con la cabeza en señal de aprobación. ―Ahora cambia a esa enfermera por tu abuelita. Mis tres amigos gimieron de simpatía―Mierda. ―Sí―confirmé sombríamente, caminando de nuevo―Es una mierda. ―¿Conseguiste al menos tu tarjeta de eyaculación? ―preguntó entonces Gibsie, y no en voz baja, cuando llegamos a la zona de taquillas de quinto curso―Seguro que te dieron luz verde para... ―Tenías que hacerlo, ¿no? ―Hughie suspiró, apoyándose en la taquilla contigua a la mía―Siempre tienes que ir un poco más allá, Gibs. ―Estoy preocupado―replicó Gibsie malhumorado―Estoy siendo un amigo preocupado. ―Estás siendo un bicho raro―musitó Feely secamente. ―Tengo la tarjeta de eyaculación, Gibs―decidí decir, sabiendo que, si no se lo decía al imbécil, no me daría ni un minuto de paz―Está todo bien. ―¿En serio? ―Sus ojos bailaron de emoción―Entonces, ¿qué carajo haces en la escuela, Johnny? ―Exactamente lo mismo―le respondí―Ir a clases. Arqueó una ceja―Sigo esperando una razón de verdad, amigo. ―Porque difícilmente podría decirle a mi padre que me lleve a casa para poder masturbarme―me burlé sarcásticamente―Contrólate. Gibsie me miró sin comprender―No veo ningún problema. ―No lo animen―espeté, mirando a Hughie y Feely, que se estaban

CHLOE WALSH

293

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 riendo. ―Eres tú quien tiene que controlarse―replicó Gibsie, que seguía mirándome con incredulidad―Con las dos manos. Dame fuerzas... Con la mandíbula tensa, volví a centrarme en mi taquilla y abrí de un tirón la puerta metálica, sólo para sentir una arcada cuando me golpeó un olor espantoso. Los cuatro nos apartamos de la taquilla al mismo tiempo. ―Jesús―ahogó Hughie. ―Uy, amigo―gimió Feely―Esto es malo. ―Eres un sucio bastardo―exclamó Gibsie, con las palabras amortiguadas, mientras se tapaba la boca con la mano―Jesucristo, Johnny―Mirando a mi taquilla como si fuera su enemigo mortal, siseó―¿Has oído hablar de los contenedores de basura? ―Me olvidé que estaba ahí―me reí, recuperando el recipiente de plástico al que ahora le salía moho―No tuve tiempo de vaciar mi taquilla para las vacaciones―Sujetándolo lo más lejos posible de mi cuerpo, me acerqué a la papelera y lo tiré antes de volverme hacia los chicos. Sonriendo tímidamente, pregunté―¿Qué creen que era? ―Pollo―gimieron los tres al unísono. ―Hey, Johnny―la voz de la pesadilla de mi existencia salpicó el aire, tan irritante e inoportuna como siempre, y llevándose con ella cualquier atisbo de humor. Ahora era yo quien se estremecía de pura repulsión al ver a Bella Wilkinson contonearse hacia mí, toda caderas y tetas y sufrimiento en mi culo―¿Cómo te sientes? ―Sigue caminando―le ordené fríamente, con los pelos de punta. Con o sin dolor de polla, me dirigí hacia los chicos, encontrando refugio -y seguridadentre ellos―No tengo nada que decirte.

CHLOE WALSH

294

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Vamos, Johnny, sólo quiero... ―No

voy

a

volver

a

hacer

esto

contigo―refunfuñé,

interrumpiéndola―Hemos tenido esta charla un millón de putas veces. Se acabó -terminamos- así que lárgate. ―Entonces, ¿qué, ni siquiera puedo hablar contigo? ―replicó, con cara de herida―¿No puedo preguntarte cómo te sientes? ―Estoy bien―dije―Gracias por preguntar. Ahora déjame en paz. Se le cortó la respiración―Johnny... ―Ya escuchaste al hombre―ordenó Gibsie, con el buen humor ya olvidado, mientras señalaba con un dedo hacia el pasillo―Sigue tu camino. ―Que te jodan, Gibsie―gruñó Bella antes de volver su mirada hacia mí. Parpadeando sus ojos azules, me sonrió, con expresión esperanzada―Sé que las cosas acabaron mal entre nosotros, pero estaba muy preocupada por ti. ―Seguro que sí―reflexionó Hughie―Y apuesto a que Cormac realmente te alivió la preocupación. ―Ya basta―Agotado por meses de idas y venidas con la chica, me restregué la cara con cansancio y dije―No quiero pelearme contigo. Ya no quiero hacerlo más, ¿sí? Así que, por favor, vete. Bella lanzó una mirada mordaz hacia Hughie antes de volver a mirarme. ―Sólo esperaba que pudiéramos hablar durante cinco minutos… ―Y yo esperaba ganar la lotería el fin de semana―intervino Gibsie y luego frunció el ceño―Pero no fue así porque olvidé comprar un billete de lotería. Feely resopló―Eres menor de dieciocho años. ¿Quién te va a vender uno? Gibsie movió la ceja―Tengo contactos. Feely puso los ojos en blanco―¿Dee?

CHLOE WALSH

295

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Gibsie guiñó un ojo―Tal vez. ―¿Cuál es tu punto aquí, Gibsie? ―preguntó Bella, fulminando con la mirada a mi mejor amigo. ―Lo que quiero decir es que te vayas a la mierda, Bella―le dijo Gibsie―Vete a la mierda, si quieres que me ponga técnico. Lejos, muy lejos a la tierra de 'Johnny no quiere estar contigo así que búscate una vida'. ―No puedes hablarme así―desafió ella, temblando de ira, ahora. Gibsie arqueó una ceja―¿Y por qué no? ―¡Porque no! ―espetó ella, nerviosa―Porque... ―¿Porque yo tengo un pene y tú tienes una vagina? ―ofreció él con complicidad―Por favor. Soy un tipo del siglo XXI. Estoy a favor de la igualdad de derechos para todos, lo que incluye mi derecho, como dueño de un pene, a mandar a la mierda a una mujer acosadora como tú. ―Eso fue impresionante―reflexionó Hughie. ―Soy un tipo impresionante―respondió Gibs con una sonrisa burlona. ―Jesús―murmuré, con una mueca cuando las lágrimas llenaron los ojos de ella. ―Ocho meses, Johnny―sollozó, mirándome―¿Y así es como va a ser? Mordí mis nudillos y resistí el impulso de gritar. ―Escucha―dije finalmente, esforzándome por tener paciencia―Esto no tiene sentido. No tengo nada que decirte, y tú no tienes nada que yo quiera oír. No me interesa. Ni siquiera me interesaba cuando se suponía que me interesaba. Así que... ¡por favor! Te ruego que me dejes en paz, Bella. ―¿En serio? ―¡Sí! ―¿Y eso es lo que quieres? ¿Qué me vaya así nada más? Dios mío...

CHLOE WALSH

296

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―¡Sí! ―¡Bien!

―gritó,

las

lágrimas

de

cocodrilo

desaparecieron

milagrosamente mientras me miraba―¿Quieres que salga de tu vida, Johnny Kavanagh? Pues perfecto. Considérame fuera. Solté un enorme suspiro y me relajé aliviado. ―Gracias―Obviamente, no le di a Bella la reacción que quería, porque entrecerró los ojos y me quitó la muleta de la mano dándome una patada, haciéndome tambalear hacia atrás―Gracias por eso también―dije, agarrando a Feely para equilibrarme. ―Espero que quedes lisiado―me espetó―Espero que la Academia te deje tirado y no vuelvas a jugar al rugby―Con sorna, añadió―De hecho, espero no volver a ver tu cara. Adorable. ―Improbable―dijo Feely secamente―Aparte de decir lo obvio... ―Que vas al colegio con él―completó Gibsie, afirmando lo malditamente obvio. ―Sí, Gibs―suspiró Feely―Aparte del colegio, estoy seguro de que volverás a verlo en verano―Encogiéndose de hombros, añadió―Ya sabes, cuando salga en la tele, jugando para su país, y tú estés sentada en casa, viéndolo desde tu sofá. ―Con Cormac―añadió Hughie suavemente. ―Ah, sí―reflexionó Gibsie―¿Cómo está Judas hijo de puta? ―¡Los cuatro se pueden ir al infierno! ―gritó antes de girar sobre sus talones y marcharse furiosa―Imbéciles. ―¡Ahí te veremos también, Coño del Diablo! ―Gibsie la siguió mientras se agachaba, cogía mi muleta y la apoyaba en la taquilla―Nos veremos allí.

CHLOE WALSH

297

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Jesús―silbó Robbie Mac, haciéndose a un lado para Bella mientras ella pasaba a toda velocidad junto a él, Pierce y la mitad del equipo―¿Cuál es su prisa? ―Necesita llegar a casa antes de que salga el sol―dijo Gibsie en voz alta―Ya sabes que los vampiros tienden a convertirse en cenizas a la primera señal de la luz del día. ―¡Que te jodan, Gerard Gibson! ―Bella gritó por encima del hombro. ―Ni lo sueñes, princesa―rugió Gibsie tras ella―¡No te tocaría ni con la polla de McGarry! ―Detente―gemí, levantando una mano hacia Gibs―Déjalo ya, amigo. ―Eres un maldito bastardo―se rió Feely―Eso fue salvaje, Gibs. Gibsie se encogió de hombros. ―A veces tienes que ser un maldito bastardo cuando tratas con una perra mala. Robbie, Pierce y los muchachos del equipo nos rodearon entonces, turnándose cada uno para darme palmadas en la espalda y darme la bienvenida y hacerme preguntas a las que ni en mis sueños más salvajes les daría respuestas genuinas. ―Muchachos, que la desgracia de Cap nos sirva a todos de advertencia sobre los peligros que se esconden detrás de un par de tetas decentes― anunció Gibsie―Cuando tengan dudas, solo froten una. Sus comentarios provocaron la risa de todos, yo incluido. ―Eres un chico con suerte―coincidió Pierce con un estremecimiento. ―Una vagina peligrosa―dijo Robbie. ―Ya lo creo, maldición―murmuré, frotándome las sienes. ―Y ustedes me echaron mierda por meterme con Katie en segundo año―musitó Hughie, sonando jodidamente petulante, mientras se apartaba de

CHLOE WALSH

298

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 las taquillas e hinchaba el pecho―Tranquilo y juicioso no parece tan malo ahora, ¿verdad? ―Después de ese arrebato, tú no te ves tan mal―ofreció Gibsie. Hughie sonrió, mientras los demás suspirábamos pesadamente. «No muerdas el anzuelo, Hughie... Te estás metiendo en un lío...» ―¿Estás diciendo que quieres mi polla, Gibs? ―Hughie se burló. ―Digo que quiero el coño de tu hermana―replicó Gibsie, moviendo las cejas. Ahí está... ―Alrededor de mi polla―continuó Gibsie. ―Gibs―advertí. ―En mi cara. ―¡Gibsie! ―Feely gimió―Por todo el amor de Dios. La sonrisa de Hughie se transformó en un ceño furioso―Retíralo. ―No. ―Retíralo, imbécil. ―No. ―¡Retíralo, joder! ―Acéptalo―rió Gibsie, rebotando sobre sus pies cuando Hughie le dio un golpe―Va a pasar, cuñado. ―Por encima de mi cadáver―gruñó Hughie, abalanzándose―Ella es demasiado buena para ti. ―No seas idiota, Gibs―espeté, agarrando el jersey de Hughie por detrás y arrastrándolo de nuevo hacia mí―Ignóralo, Hugh. Sólo se está metiendo contigo. ―No se está metiendo―Furioso, Hughie fulminó a Gibs con la mirada―¡Ha estado obsesionado con ella desde la infancia!

CHLOE WALSH

299

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Dile que lo estás vacilando―gruñí―Díselo, Gibs. ―De verdad que no―se rió Gibsie―Y no es sólo su coño lo que quiero, aunque, eso es lo primero en la lista. Lo quiero todo de ella, amigo, y ella me quiere a mí―Sonrió diabólicamente―Mucho. ―Mi hermana no te quiere―se burló Hughie―Claire no te soporta. Sólo te tolera porque eres mi amigo. ―Ella

no

decía

eso

anoche―replicó

él,

completamente

imperturbable―Cuando estaba... ―¡Cierra el pico, Gibs! ―Gruñí―¡Jesucristo, muchacho! Ponte un filtro. ―Será mejor que mantengas tu asquerosa polla en tu propio lado de la carretera―siseó

Hughie,

apuntando

con

un dedo

en dirección a

Gibsie―Follador de hermanas. ―Todavía no―se rió Gibsie, disfrutando de la incomodidad de Hughie―Pero pronto me haré con ese título. ―Te voy a matar... ―¡Basta ya, los dos! ―Solté, sujetando el jersey de Hughie mientras le lanzaba una mirada fulminante a mi mejor amigo―Y usa tu maldito cerebro antes de hablar, Gibs. No todo lo que piensas en esa jodida cabeza tuya necesita ser verbalizado. ―Estoy bromeando... estoy bromeando―Gibsie se rió cuando Hughie se soltó de mi agarre y lo derribó al suelo. Cayó de espaldas y levantó las manos en alto, aun riendo―No la toqué. ―Más te vale no haberlo hecho―gruñó Hughie, dándole una bofetada―¡Hay un código que no se rompe! No te metas con las hermanas de tus amigos. ―Creía que esa norma se refería a nuestras madres―replicó Gibsie,

CHLOE WALSH

300

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 riéndose demasiado como para defenderse―¿No es cierto, Kav? ―Cuidado―le advertí, fulminándolo con la mirada ―Es la ropa―suspiró Feely con nostalgia. ―Y el pelo―coincidió Pierce. ―Es la mejor cocinera―ofreció Gibs. ―Y siempre huele de maravilla―añadió Robbie―Y ese cuerpo... ―¡Es mi madre, bastardos enfermos! ―Solté, erizándome―¡No me escuchan hablar así de ninguna de sus madres! ―Porque ninguna de nuestras madres se parece a la tuya―se rió Gibsie―Mami K―Suspiró dramáticamente―Mmm. ―Jesús, sí―Hughie hizo una pausa, a medio forcejeo―Para ser justos, Cap, tu madre es pura dul... ―Termina esa frase y te meteré mi muleta por la parte más profunda de tu cuerpo―Volviéndome hacia Gibsie, le dije―¿Sabes qué? Adelante, vete a follar a todas sus hermanas, Gibs. De hecho, fóllate a ti mismo de paso. ―No quiero a sus hermanas, sin ofender, muchachos. Estoy seguro de que todas son chicas encantadoras―se rió Gibsie―Sólo quiero a su hermana. ―¡Ves! ―Gruñó Hughie antes de volver a centrarse en Gibsie―Sólo estaba bromeando con tu madre. Este estúpido va en serio con mi hermana. ―Creo que estás viendo todo esto mal, amigo―Gibsie continuó provocándolo mientras Hughie reanudaba su estrangulamiento―Soy leal. Soy guapo. Me han dicho que hago un oral de cinco estrellas. Soy una apuesta segura. ―¡Eres un puto en toda regla, eso es lo que eres! ―Hughie gruñó―No olvides que te conozco de toda la vida, idiota. Lo que significa, ¡qué sé todo sobre dónde ha estado tu polla! ―Sólo estaba esperando mi momento, y la práctica hace al maestro―rió

CHLOE WALSH

301

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Gibsie y luego gimió cuando el puño de Hughie conectó con su mandíbula―Amigo, la cara no. A tu hermana le gusto bonito. La cara de Hughie se volvió de un profundo tono púrpura. ―Ella es inocente y buena y jodidamente pura, maldita sea, ¡así que mantén tus malditas manos fuera! ―Eh, ¿Johnny? ―murmuró Feely, tocándome el hombro―Tenemos compañía. Aparté los ojos de los dos imbéciles que se revolcaban por el suelo y miré por encima de las cabezas de Robbie y Pierce justo a tiempo para ver a Shannon que se alejaba a toda prisa. ¿De mí? Oh no, de ninguna maldita manera. Me abrí paso a empujones entre los chicos y la perseguí, sintiendo el ardor subir por mis muslos mientras me movía, pero demasiado agitado como para ralentizar el paso o regresar a buscar mi muleta. ―¿Shannon? ―Mi corazón golpeó contra el esternón con tanta fuerza que pensé que me dejaría un moratón, mientras gritaba tras ella―¡Shannon “como el río”, vuelve aquí!

CHLOE WALSH

302

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 CAPÍTULO 27

¿Estás Conmigo?

Cuando Darren entró en el aparcamiento de Tommen poco después de las 8.45, me sentí como una acosadora espeluznante mientras buscaba en silencio el Audi A3 que me resultaba familiar, pero no encontré nada. El corazón se me desplomó en el estómago y sentí que me encogía en el asiento, deseando nada más que desvanecerme en el aire y salir flotando. ―¿Qué crees que le gustaría a Tadhg por su cumpleaños? ―preguntó Darren mientras conducía en círculos buscando un sitio para aparcar―Es el próximo viernes y no tengo ni idea de qué regalarle. ―No lo sé―Entumecida, miré por la ventana y sentí que mi ansiedad crecía con cada estudiante de Tommen que entraba en el edificio principal―Pregúntale a Tadhg. ―Te pregunto a ti―respondió en voz baja. ―Botas de fútbol―murmuré, sintiéndome demasiado mal como para prestar atención―No es que esperé nada―Tenía el estómago revuelto y las palmas de las manos húmedas. Casi sentía como si alguien me estuviera poniendo un cubito de hielo en la nuca. ―Buena idea. Respira, Shannon.

CHLOE WALSH

303

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Sigue respirando... ―¿Quieres que entre contigo? ―Darren preguntó cuando finalmente encontró un lugar para estacionar en el caos. Apagó el motor, se desabrochó el cinturón de seguridad y se volvió para mirarme―Porque lo haré, no hay problema. Volví la cabeza hacia él y mis ojos se abrieron de par en par, horrorizados. ―¿Recuerdas cómo era el instituto? ―No soy tan viejo―bromeó. ―Entonces sabrías que lo último que alguien quiere es que su hermano mayor lo acompañé al colegio―espeté―Por ejemplo, nunca. Sonrió. Lo miré con recelo―¿Qué? ―Me llamaste hermano mayor. ―Sí, bueno―Suspiré e incliné la cabeza hacia atrás―Eso es lo que eres. ―Me gustó oírtelo decir. Sus palabras colgaban pesadamente en el aire, como un peso muerto alrededor de mi cuello. No podía hacer esto con él. No esta mañana. No cuando estaba a punto de rogarle que diera la vuelta y me llevara a casa. ―Debería irme―susurré, resignada, con los ojos todavía clavados en el enjambre de estudiantes que se amontonaban en los distintos edificios. ¡Puedes hacerlo! ¡Puedes hacerlo! ―Estaré aquí a las cuatro―dijo Darren cuando abrí la puerta del coche y salí a la lluvia―Intentaré aparcar cerca de aquí, ¿bueno? Asintiendo, cogí mi bolso―Gracias por traerme. ―¿Shannon? ―¿Sí?

CHLOE WALSH

304

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Buena suerte. La voy a necesitar. Cerré la puerta del coche, me puse la mochila al hombro y me dirigí hacia el patio, con el cuerpo rígido y la mente en vilo. Cuanto más me acercaba al edificio principal, más me costaba mantener la respiración regulada y constante. Estaba ansiosa y, a cada paso que daba, me acercaba más a un ataque de pánico. Me recité mentalmente pequeñas motivaciones, agaché la cabeza, ignoré las miradas y los susurros y me apresuré a entrar. Me sentía desconcertada y desorientada, y ni siquiera el calor que emanaba de los radiadores del edificio principal podía descongelar el hielo de mis venas mientras corría por el pasillo, intentando desesperadamente localizar a Claire y Lizzie. ―Hola, Shan―me dijo una voz familiar detrás de mí. Me giré y vi a Shelly, una de las chicas de mi clase, saludándome desde la puerta del baño. La sonrisa de su cara se borró rápidamente cuando sus ojos se posaron en los míos. ―Dios mío―susurró señalándome la cara―Es realmente cierto, ¿no? ―Probablemente―murmuré, sintiéndome ansiosa. ―Sólo pensé... Quiero decir, cuando oí a las chicas hablar de ello en el baño, supuse...―Cerró la boca de golpe y se me quedó mirando durante un largo rato―Maldita sea, chica―finalmente respiró―Lo siento mucho. ―¿Sabes dónde está Claire? ―pregunté, con la voz baja―¿O Lizzie? ―En la oficina con el señor Twomey. Las llamó a las dos cuando llegaron. Llevan allí mucho tiempo―Shelly hizo una mueca―Probablemente se trate de ti. ―Oh―Me quedé allí varios momentos, debatiendo qué decir a eso...antes de decidir que no había nada que decir y alejarme a toda prisa.

CHLOE WALSH

305

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Planeaba escaparme a la sala común de tercer curso y esconderme allí hasta que empezara la primera clase, pero mis pies tenían otros planes. Se me aceleró el pulso mientras me alejaba de los caminos transitados, recorriendo pasillos que nunca utilizaba, hasta el ala de quinto curso del colegio. La oí antes de verla―¡Quítate de mi camino, puta! ―Empujándome bruscamente fuera de su camino, Bella se precipitó por el pasillo, llegando tan cerca de correr como nunca antes vi moverse a una chica con tacones de quince centímetros―¡Todo esto es culpa tuya! ―me dijo, por encima del hombro antes de desaparecer por otro pasillo―Me arruinaste la vida. De algún modo enfermizo y extremadamente malsano, casi me sentí mejor, como si me hubiera quitado un peso de encima. Temporalmente, al menos. Porque sabía que el altercado se avecinaba. Sabía que me iba a hacer algo. Las chicas como Bella Wilkinson eran todas iguales. Estaban amargadas y enojadas con el mundo, y nunca podían olvidar nada. En el caso de Bella, se trataba de Johnny, y la mirada que me dirigió en el autobús aquel día me aseguró que yo estaba en la línea de fuego. «Has sobrevivido a cosas mucho peores que una chica mala, me recordó una vocecita en el fondo de la cabeza. Dentro de tres años, no será más que un puntito en tu radar» Con este conocimiento, me armé de valor y me dirigí al ala de quinto curso. Tenía todo un discurso pensado, que se me olvidó en cuanto lo vi, apoyado en su taquilla, con los brazos cruzados sobre el pecho, rodeado de un pequeño ejército de compañeros. A su lado, junto a las taquillas, había una muleta. Reconocí al instante a cuatro de los chicos que estaban con él: Gibsie, Patrick Feely, Pierce Ó Neill, y Hughie Biggs. A otros los reconocí del autobús. Sus compañeros de equipo, me di cuenta.

CHLOE WALSH

306

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Todos se reían de algo que decía Gibsie. Johnny tenía una sonrisa de oreja a oreja y yo sólo podía imaginar lo que Gibsie le había dicho para provocar esa reacción, mientras movía las manos animadamente al estilo habitual de Gibsie. Llevaba el pelo oscuro peinado con ese aspecto deliciosamente despeinado con el que estaba segura -no, lo sabía- de que se levantaba por la mañana, y sus ojos brillaban con diversión. Gibsie y Hughie empezaron entonces a jugar a las peleas, con Hughie tirando a Gibsie al suelo y revolcándose, mientras los demás miraban y se reían. Me quedé clavada en el sitio y lo vi interactuar, observando lo despreocupado que parecía con sus compañeros y amigos, y me entristecí. «Nunca se ve así contigo porque tú no lo haces feliz. Nunca podrías. Todo lo que eres es una complicación, una molesta voz de duda se evocó en mi mente. Acostúmbrate a verlo desde la distancia, Shannon, porque pronto se irá. Va a ser una estrella. Míralo, ya brilla tanto que es cegador...» Con mi valentía abandonándome en un suspiro tembloroso, giré rápidamente sobre mis talones, empeñada en alejarme... en poner un poco del tan necesario espacio entre mi corazón y el chico que lo poseía. Era demasiado; mis sentimientos, las multitudes, esta escuela, mi vida... ―¿Shannon? «Sigue caminando, puede que no sea él…» ―¡Shannon “como el río”, vuelve aquí! Atrapada. Congelada en medio del pasillo, de espaldas a él, debatí mis opciones: ¿fingir que no lo había oído la primera vez o seguir huyendo? La cobarde que había en mí prefería la segunda opción, pero me obligué a quedarme, respirar y reflexionar.

CHLOE WALSH

307

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 «No quieres huir de Johnny, me ordené en silencio, es una tontería. No le tienes miedo» ―¿Ibas a ignorarme? ―Su voz estaba más cerca ahora, dolorosamente más cerca, y cuando sentí sus dedos rozando mi hombro, un escalofrío involuntario me recorrió―¿Hmm? Respiré hondo para tranquilizarme, me di la vuelta y esbocé la sonrisa más radiante que pude. ―Hola, Johnny. Johnny tenía el ceño fruncido y unos ojos azules llenos de confusión. Dios, era hermoso. Me costaba concentrarme cuando mis ojos se desviaban hacia su boca, hacia sus labios que conocía íntimamente. ―Hola, Shannon―respondió, sin sonreír. ―¿Cómo estás? ―pregunté, nerviosa. ―Bien. ¿Cómo te encuentras? ―Estoy bien...―Mi sonrisa se desvaneció al asimilar su expresión cargada tensión―¿Qué pasa? ―Estabas huyendo―contestó Johnny, con cara de dolor―De mí. ―Oh,

no,

sólo...

necesitaba...

quiero

decir,

sí,

pensé

que

debía...―Exhalando un suspiro entrecortado, dejé caer los hombros―Sí. Sus ojos se suavizaron―Sí, ¿lo estabas o no? ―Yo...―Hice una mueca, sintiéndome muy expuesta en ese momento. Me estaba poniendo en un aprieto de esa forma tan directa suya―No estoy muy segura. Una leve sonrisa se dibujó en sus labios―¿No estás segura de qué? ―¿De si querías que me acercara a ti sin más? Quiero decir, no sabía si querías verme... ¿o hablar? Después de lo que pasó con mi mamá, y yo... no estaba segura de sí querías seguir hablando conmigo―Exhalé un suspiro

CHLOE WALSH

308

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 tembloroso, con un fuerte odio hacia mí misma mientras me perdía y tropezaba con mis palabras―No sabía lo que querías―Exhalando con fuerza, bajé la cabeza―No sé―enmendé en voz baja, mi voz apenas más que un susurro―Lo que tú quieres. ―Pregúntamelo. Forzando las ganas de correr y esconderme, levanté la barbilla y lo miré. ―¿Cómo? ―Si quieres saber lo que quiero, pregúntamelo―repitió Johnny, cerrando el espacio entre nosotros―Todo lo que tienes que hacer es pedírmelo―Su mano bajó y me agarró suavemente el codo―Y te lo diré. Me sentí mareada cuando balbuceé―¿Qué quieres, Johnny? ―Para empezar, quiero que me mires a los ojos cuando me hables―contestó Johnny, con sus ojos azules haciéndome agujeros tan profundos que dudaba que pudieran repararse jamás―Segundo, quiero que dejes de preocuparte por cosas que no puedes controlar. Como Darren y tu madre. ―Pero no volviste―solté y luego enrojecí antes de retroceder rápidamente. El corazón me latía desbocado, el cuerpo me temblaba con una mezcla de ansiedad y excitación―Lo siento. No quería decir que tuvieras que volver ni nada parecido, y no esperaba que lo dejaras todo por mí. Sé que estás ocupado y que tienes muchas sesiones de rehabilitación... ―No volví porque no podía, Shannon, no porque tu madre me dijera que no lo hiciera y no porque no quisiera verte―explicó Johnny, sonando dolido―No volví porque físicamente no podía llegar hasta ti. Todavía no puedo conducir y mi madre no me perdía de vista. Hasta me quitaron a Gibsie, por el amor de Dios. Pero yo quería―Exhaló un suspiro tembloroso―Realmente quería verte, joder.

CHLOE WALSH

309

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Sentí como si me hubieran quitado un gran peso de encima. Durante la última semana, no había dormido, apenas había comido nada, y todo porque estaba literalmente ahogándome en mis sentimientos y mi incertidumbre. Lo desconocido era algo aterrador para mí. No saber a qué atenerme con Johnny era aún peor. ―Oh. ―Intenté llamarte―añadió bruscamente―Te mandé mensajes todos los días. ―Tu batería se agotó―le expliqué, sintiéndome mareada―No pude cargarlo. ―Batería muerta―Johnny suspiró con lo que parecía alivio―Tiene sentido. ―¿Me odia? ―Pregunté entonces, sintiéndome un poco débil―¿Tu madre? ―No, Shan, no te odia―respondió, con la voz desgarrada―No creo que haya una persona en este planeta que pueda odiarte. ―¿Pero? Hizo una mueca―Mi madre simplemente... ―¿Ella simplemente qué? ―Se me aceleró el pulso mientras esperaba temerosa lo que diría a continuación. ―Está preocupada―respondió finalmente―Mis padres no quieren que vaya a tu casa. Creen que es una mala idea. Se me encogió el corazón. «Dios mío, tú no eres una buena opción» «Sus padres creen que eres una mala opción para él, Shannon» Me mordí el labio inferior con tanta fuerza que me sorprendió no notar el sabor a sangre.

CHLOE WALSH

310

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Lo siento―Sintiéndome perdida, junté las manos, un rasgo nervioso, y suspiré―Por todo. Johnny me recogió el pelo detrás de la oreja. ―¿Puedes hacerme un favor? Asintiendo, me contuve de apoyar mi mejilla en su tacto―Por supuesto. ―¿Puedes no volver a meterte en ese caparazón tuyo cada vez que no estamos juntos durante unos días? Tragué hondo, con los ojos clavados en los suyos. ―¿Mi caparazón? ―Tu caparazón―me confirmó―No me hagas eso, Shannon, no me bloquees. No me des tu recuerdo del fin de semana pasado y luego me lo vuelvas a quitar. Soy el mismo de aquella noche en mi casa, soy el mismo de todas las veces que hemos estado juntos. Así que no pongas un muro entre nosotros, no cuando ya me has dejado escalarlo. ―No... no me había dado cuenta de que estaba haciendo eso admití. ―Lo estás haciendo ahora―confirmó bruscamente―Lo haces todo el tiempo. ―Yo...―Sacudiendo la cabeza, me

encogí de hombros con

impotencia―¿Lo siento? ―No pidas perdón―respondió―Empieza a confiar en mí, ¿sí? ―Sí confío en ti, Johnny―exhalé casi sin fuerzas, asintiendo ansiosamente, desesperada por que lo supiera―Pero probablemente tengan razón―añadí, sintiendo que una agobiante oleada de incertidumbre me inundaba―Me refiero a tus padres―Exhalando un suspiro, me toqué la frente con la mano y murmuré―Lo de que es una mala idea. ―Se equivocan―corrigió Johnny, sonando tan confiado y seguro en este

CHLOE WALSH

311

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 momento que era reconfortante oírlo―Yo tengo razón. ―¿Razón sobre qué? ―Tengo razón sobre ti. Oh, Dios. ―Pero soy una mala opción para ti, Johnny―respondí temblorosa, necesitando que me oyera, dándole la salida que, si tuviera sentido común, aceptaría―Doy muchos problemas. ―Me gustan tus problemas―replicó, acercándose. ―Mi vida es complicada. ―Quiero tus complicaciones. Se me escapó la respiración―¿Los quieres? Asintió lentamente―¿Me preguntaste qué era lo que quería? Hay muchas cosas, pero en pocas palabras, sólo te quiero a ti―Encogiéndose de hombros, añadió―Y espero que tú también me digas que me quieras―Se rió nerviosamente―Si no, acabo de hacer el ridículo en medio del pasillo del colegio... ―Yo también―solté y luego me acobardé―A ti―Sacudí la cabeza, exhalé un suspiro y volví a intentarlo―Yo también te quiero. ―¿Sí? ―Sonrió, con los hombros caídos por el alivio―Gracias, joder. ―Y te extrañé―exhalé las palabras, forzándolas a salir de mi cabeza y entrar en la suya, porque, como mínimo, necesitaba que supiera que le echaba de menos―Terriblemente―añadí, ofreciéndole otro trozo de confianza―Algo así como, muchísimo. ―Sí―Apretando su agarre en mi codo, Johnny me tiró más cerca hasta que estuve pegada a él―¿Cuánto? ―Una cantidad jodidamente loca―susurré. ―¿Una cantidad jodidamente loca? ―Sonriendo, inclinó la cabeza hacia

CHLOE WALSH

312

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 un lado―Suena peligroso. ―Lo es―Asentí con entusiasmo―Mucho. Sonriendo, Johnny inclinó la cara, cerrando el espacio entre nosotros. ―Creo que me arriesgaré―susurró, y luego rozó sus labios con los míos. Primero, suavemente, después, un poco más fuerte, y luego... oh, Dios. Su lengua entró en mi boca, acariciando la mía, y mi respiración se entrecortó, mis párpados se cerraron. Mis manos salieron disparadas, los dedos se anudaron en su jersey azul marino y le devolví el beso con todo lo que tenía dentro. Le entregué todo lo que tenía en aquel momento, incapaz y sin ganas de contener los sentimientos que brotaban de mí y que iban dirigidos exclusivamente a él. Sabía que la gente podía vernos, estábamos en medio del pasillo con sus compañeros de equipo a menos de tres metros, pero ya no me importaba. Podía oír el timbre de la clase, podía oír voces a nuestro alrededor, gente gritando su nombre y silbidos acalorados, pero no podía encontrar la fuerza de voluntad necesaria para apartarme. No podía sentir preocupación. Johnny mantenía una mano en mi codo, sujetándome con fuerza contra su pecho, mientras su mano libre se enredaba en mi pelo, manteniéndome en mi sitio, haciéndome saber con cada empujón de su lengua que realmente le gustaban mis problemas. Oh, Dios... Volvió a sonar el timbre y nos envolvió un silencio repentino. Temblorosa, me aferré a él, luchando por controlar el calor que crecía en mi interior. La presión en mi pecho era casi excesiva y jadeé en su boca, necesitando más y a la vez que se detuviera, todo en un solo suspiro. Porque no podía contener la sensación que estallaba dentro de mí. No podía evitar que mi corazón se desviara de su curso y se abalanzara sobre él.

CHLOE WALSH

313

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Espera, espera, espera...―Rompiendo el beso, Johnny me miró fijamente, respirando con dificultad―Ahora eres mi novia, ¿verdad? Un poco aturdida, incliné el cuello y le miré fijamente―¿Eh? ―Mi novia―repitió, nervioso―¿Lo eres? ―Eh, yo... yo... ―Porque nunca he hecho esto antes―Echó un vistazo al pasillo vacío antes de volver a centrar su atención en mí―Y necesito saber a qué atenerme contigo. ―Oh―Me encogí de hombros con impotencia―Yo tampoco. ―Mierda, sí, lo siento―Exhaló otro suspiro nervioso, parecía dolorosamente vulnerable―Entonces, ¿lo eres? ¿Me estaba pidiendo que confirmara que era su novia o me estaba pidiendo que fuera su novia? ¿O me estaba preguntando si creía que lo era? Oh Dios, no lo sabía y mi mente estaba tambaleándose, mi corazón demasiado cauteloso para hacer la suposición por temor a que estuviera interpretando todo esto mal. ―No lo sé―respondí finalmente, con el corazón desbocado―¿Lo soy? Johnny me tocó la mejilla, sus nudillos rozaron mi piel con un toque ligero como una pluma. ―Joder, espero que sí. ―¿Sí? ―Me invadió una profunda sensación de alivio y susurré―Yo también. ―Y yo soy tuyo―Sonriendo, su mano se deslizó desde mi codo hasta mi culo, dándome un pequeño apretón, antes de dar un paso atrás y soltarme―Para que sepas a qué atenerte. Mi corazón golpeó tan fuerte contra mi pecho que me sentí un poco débil―De acuerdo.

CHLOE WALSH

314

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Entonces procedió a sacarse la camisa de la cintura para ocultar el impresionante bulto de sus pantalones grises de colegio. ―Se supone que tengo que estar en Contabilidad con Doyle, y no tengo ni puta idea de cómo voy a concentrarme en hojas de cálculo―explicó con una mueca―¿A qué clase llegas tarde? ―Yo, eh...―Sacudiendo la cabeza, intenté aclarar mis pensamientos, pero mi mirada volvía una y otra vez a su descarada erección―Se supone que tengo que estar en Matemáticas. Cuando me atrapó mirando, Johnny se puso tímido. ―Eh... sí, eso probablemente va a pasar mucho cuando esté contigo―explicó, con un pequeño movimiento de cabeza―Pero que sepas que no me hago ninguna idea, ¿de acuerdo? Ignóralo y desaparecerá. ¿Y si no quiero ignorarlo? ―De acuerdo―acepté, con el tono entrecortado―Lo entiendo. Sintiendo que mi mundo se había vuelto a mover bajo mis pies, vi cómo Johnny caminaba rígidamente hacia su taquilla, se colgaba la mochila del hombro y cogía su muleta antes de volver hacia mí. ―¿No deberías apoyarte en eso? ―le pregunté cuando me rodeó el hombro con un brazo y me condujo de nuevo hacia el ala de tercer curso, girando sin rumbo la muleta metálica en su mano como si fuera un bastonero. ―Me ralentiza―admitió, acercándome a su lado. ―Por una buena razón―repliqué en voz baja, deteniéndome fuera de mi aula designada―Porque se supone que tienes que reducir la velocidad, Johnny. ―¿Así que esto es lo que va a ser tener novia? ―se burló, pero afortunadamente dejó su muleta en el suelo―¿Tú mandándome y diciéndome lo que tengo que hacer? ―No―Me sonrojé―Sólo digo que te dieron una muleta por una buena

CHLOE WALSH

315

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 razón. ―Sí, lo sé―Suspiró, me soltó y se volvió hacia mí―Quería preguntarte cómo iban las cosas en tu casa, pero me dejé llevar por el momento. Al oír hablar de casa, sentí que la tensión volvía a acumularse en mi interior. ―Mi padre sigue desaparecido―dije en voz baja―Si eso es lo que querías que dijera. ―¿No lo han visto? Me encogí de hombros―No por parte de la policía. ―Mierda―Johnny soltó un gruñido frustrado―Han pasado más de dos semanas. ¿Cómo demonios no lo han encontrado ya? ―No pasa nada―Me encogí de hombros, sintiendo que me ponía más rígida al pensar en mi padre―No espero ningún milagro. ―No, no está bien―replicó con tono acalorado―Pero lo estarás. ―Sí―Temblando, me metí en su abrazo, presionando mi frente contra su pecho―Tal vez lo haga. ―¿Podemos hacer algo hoy después de clase? ―preguntó entonces, acurrucando su mejilla en mi pelo―¿Puedes venir a casa conmigo? Dios, ojalá… ―No. ―¿No? ―Me miró fijamente―Si esto es porque crees que mis padres no te quieren en casa, te equivocas, Shan. ―Darren me va a recoger―le dije de mala gana―Al parecer, me llevará y me traerá de la escuela de ahora en adelante. Gruñendo, dejó caer una mano sobre mi espalda baja y me acercó más. ―Odio esto, joder. Cerré los ojos y me hundí contra él, con el cuerpo tenso por la presión.

CHLOE WALSH

316

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Lo siento. ―No pidas perdón―me dijo, pasándome una mano por la espalda―Todo irá bien. Me estoy haciendo más fuerte. He estado haciendo fisioterapia y toda esa mierda. Cuando me devuelvan el coche la semana que viene y vuelva a conducir, será más fácil―Gruñó cuando dijo―Estaré respirándoles en la nuca como su puta peor pesadilla. ―Lamento la forma en que te hablaron―solté―Estuvo muy mal. ―Shan―Suspiró―No te preocupes por eso. ―Pero me preocupa. ―Sé

que

tienes

miedo,

pero

yo

no,

y

tampoco

estoy

preocupado―replicó bruscamente―No me importa si no le caigo bien a toda tu familia. Déjalos. Sólo me interesa gustarte porque sólo me importas tú. ―Le gustas a Joey―balbuceé. Johnny sonrió satisfecho―¿Sí? Asentí―Y a él no le gusta nadie. ―Es bueno saber que tengo la aprobación del hermano mayor―se rió Johnny―Ah, sí, casi se me olvida...―Metiendo una mano en su bolsillo, sacó un teléfono móvil de aspecto caro, y aparte de ser de color rosa, era idéntico al suyo negro―¿Tienes mi teléfono? ―preguntó, pulsando la pantalla del rosa en sus manos. ―Oh...―Deslicé la mano bajo el jersey, saqué su teléfono descargado del bolsillo de la camisa y se lo tendí―Sí, lo siento... eh, gracias de nuevo por dejarme usarlo. Johnny cogió su teléfono y se lo metió en el bolsillo, antes de ponerme el teléfono rosa en la mano. Me quedé mirando el aparato sin comprender. ―¿Qué es esto? ―Es tuyo―me contestó. Se quitó la mochila del hombro, sacó un

CHLOE WALSH

317

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 cargador del bolsillo delantero y lo introdujo en mi bolso. ―¿Qué estás haciendo? ―Es tuyo―repitió, con los ojos azules clavados en los míos―Tiene un MP3 incorporado y lo llené con un montón de canciones para ti. Tiene saldo y he puesto mi número, el de Claire, el de Joey y el de Gibsie, pero el resto de tus contactos tendrás que añadirlos tú. Me quedé con la boca abierta―¿Me compraste un teléfono? ―Necesitabas un teléfono y me perdí tu cumpleaños―Se encogió de hombros, como si no fuera para tanto, y dijo―Tiene sentido. ―Me invitaste a cenar por mi cumpleaños―susurré, avergonzada. ―Te di unos putos cereales Cheerios―refunfuñó, con cara de fastidio consigo mismo. ―Y un sándwich tostado―me apresuré a añadir. ―No me lo recuerdes―gimió. ―¿Cuándo lo compraste? ―El otro día, después de la fisio―respondió, mirándome con recelo―¿Estás molesta conmigo por esto? ―No, no estoy molesta―le espeté, sintiéndome mareado―Pero no puedo aceptarlo. ―No, no estoy molesta―exclamé sintiéndome mareada―Pero no puedo aceptarlo―Dejé caer la mirada hacia el teléfono, que sabía muy bien que tenía que haber costado al menos doscientos euros―Es demasiado―Exhalé un suspiro tembloroso―Y además es costoso. ―Es tuyo―dijo―Así que métetelo en el bolsillo y no intentes mandarme a casa con un teléfono rosa―Sonriendo, añadió―Gibs nunca dejará que lo olvide. ―Pero no tenías que hacer esto por mí...

CHLOE WALSH

318

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Voy a hacer muchas cosas por ti, Shannon―Quitándome el teléfono de la mano, Johnny metió la mano en mi jersey y deslizó el teléfono en el bolsillo de mi camisa. Sus dedos rozaron mi pecho y me estremecí―Y voy a comprarte un montón de cosas―Dio un paso atrás, sin apartar los ojos de mí, y se encogió de hombros sin disculparse―Te lo advierto. ―Pero no necesito regalos―Me llevé una mano a la frente, sintiéndome nerviosa y estresada mientras el peso del teléfono en mi bolsillo pesaba sobre mi conciencia―No soy una de esas chicas que buscan lo que pueden conseguir de ti, Johnny. No soy Bella―añadí, implorándole con la mirada que me creyera―Sólo te necesito a ti. ―Ya lo sé, Shannon―respondió, frunciendo el ceño―Por Dios, ni se te ocurra plantearte eso. ―No puedo devolverte nada―espeté, diciéndole lo mismo que la semana pasada, rezando para que me escuchara―No tengo nada que darte a cambio. ―Puedes llamarme. ―¿Llamarte? Sonrió con satisfacción―Y puedes mandarme mensajes. ―Sé serio―le supliqué. ―Lo soy―Se acercó más―Voy jodidamente en serio contigo. Oh Dios... ―Necesito poder hablar contigo―Me puso una mano en la cadera y me acercó―Saber que estás bien―Exhalando temblorosamente, flexionó los dedos, haciéndome arder de una necesidad desconocida―No puedo estar en casa sin saber qué está pasando en tu vida―Sus ojos se oscurecieron cuando dijo―En tu casa. ―Johnny...

CHLOE WALSH

319

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―No puedo soportarlo, Shannon―susurró―No tienes ni idea de lo jodidamente mal de la cabeza que me pone, no saber si ha vuelto o si estás o no a salvo. Cada vez que pienso en ti en esa casa, me entra un pánico ciego. Literalmente me vuelvo loco pensando en los peores escenarios hasta que te vuelva a ver. ―Pero ya estoy bien―me apresuré a tranquilizar―Lo estoy. ―Tal vez―respondió en voz baja―Pero sigo necesitando una forma para comunicarme contigo. — Con un teléfono―completé. ―Sí―Se movió de un pie a otro, parecía incómodo―Supongo que es un buen momento para decirte que me obsesiono un poco con las cosas que amo, ¿eh? Otra vez esa palabra. ―Está bien―le dije estranguladamente. ―Pero no lo está―replicó bruscamente―Porque ya era bastante malo antes, cuando luchaba contra ello, pero ahora...―Soltó un suspiro de dolor―Sólo quiero estar contigo―Se encogió de hombros casi con impotencia―Todo el puto tiempo. ―Eso podría cambiar―exhalé, temblando por el impacto de sus palabras. ―Yo no me haría ilusiones―respondió No te preocupes, no lo haré. ―Cuando recupere mi coche, podremos pasar más tiempo juntos, fuera de la escuela, y tal vez no sea tan jodidamente paranoico―continuó―Puedes venir a mi casa y patearme el culo en la PlayStation, o podemos ir a Biddies. Lo que tú quieras. ―Realmente no creo que tus padres quieran que vaya a tu casa―confesé,

CHLOE WALSH

320

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 mordiéndome el labio con fuerza―Sé que piensas lo contrario, pero sinceramente

no

me

los

imagino

queriendo

que

andes

por

ahí

conmigo―Suspiré―Y no los culpo, Johnny. ―No ando por ahí contigo, Shannon. Estoy contigo―replicó bruscamente―Y te prometo que mis padres no tienen ningún problema contigo. Sí, claro... ―Hablo en serio, Shan―añadió, levantando mi barbilla para que me encontrara con sus ojos―Les gustas de verdad. No le creí, ni una palabra, pero me abstuve de decírselo. En lugar de eso, murmuré un tímido―Son buenas personas. ―Tú eres buena persona―Johnny disparó de nuevo, ojos azules abrasándome―Tú, Shannon, eres buena, y mis padres y todos los demás lo saben. Especialmente yo. Así que no dejes que esa cabeza tuya te diga lo contrario. Un escalofrío me recorrió―Dios, Johnny, ojalá pudiéramos... ―¡Vamos,

Shaggy!

―La

voz

de

Gibsie

atravesó

el

aire,

sobresaltándome y haciendo que me apartara bruscamente. Segundos después, apareció por la escalera inferior, brincando como un labrador eufórico―Hola, pequeña Shannon. ―Hola, Gibs―respondí tímidamente antes de mirar a Johnny. ―¿Shaggy? Johnny suspiró cansado―No preguntes. ―Oh...―Fruncí el ceño―¿Está bien? ―Te ves bien, chica―reconoció Gibsie con una sonrisa amistosa antes de quitarle rápidamente el bolso a Johnny del hombro y subírselo al suyo―Siento interrumpir la reunión, pero tu chico tiene que ir a clase―Sus

CHLOE WALSH

321

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ojos bailaban de emoción cuando dijo―¡Amigo, no lo vas a creer, pero la Sra. Moore aceptó mi sugerencia! Johnny miró fijamente a Gibsie durante un largo rato antes de que se diera cuenta y se le desencajara la mandíbula. ―Estás bromeando. ―Ahora estoy hablando muy en serio―Gibsie literalmente se puso a saltar sobre sus pies―Lo pedí hace meses y supuse que me habían pasado por alto por esa mierda de charla de antiguos alumnos antes de Navidad, pero me equivoqué. Me escucharon, amigo. ¡Ya está todo preparado! Juro que es el mejor día. ―¿En serio vinieron por lo de la charla de los antiguos alumnos?―preguntó Johnny. Gibsie asintió con entusiasmo―De nada. ―Jesús―gimió Johnny―La escuela se está yendo a la mierda. ―¿Qué sugerencia? ―Me oí preguntar. Johnny me miró nervioso―Ah, es mejor que no lo sepas. ―Tres de ellas, amigo―añadió Gibsie, claramente encantado consigo mismo―¡Tres, Johnny! Tres, joder. ―¿Tres qué? ―Pregunté, con curiosidad. ―Enfermeras―murmuró Johnny, frotándose la mandíbula. Arrugué las cejas―¿Enfermeras? Johnny abrió la boca para responder, pero Gibsie se adelantó. ―No cualquier enfermera. Enfermeras sexuales―Guiñando un ojo, añadió―Y no se parecen en nada a las que te han tocado los huevos esta mañana. Mis ojos se abrieron de par en par―¿Cómo? ―Dios, no es lo que parece―La expresión de desconcierto de Johnny

CHLOE WALSH

322

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 reflejaba la mía―Y no son enfermeras sexuales, idiota―añadió, nervioso. Se pasó una mano por el pelo, entrecerró los ojos y dijo―Son enfermeras normales que trabajan en la clínica de salud sexual. ―Lo sé―replicó Gibsie con alegría―Mejor aún. Johnny arqueó una ceja. ―¿Sabes siquiera para qué sirve la clínica de salud sexual? ―Sé

que

reparten condones

gratis,

piruletas

y botellas

de

lubricante―dijo Gibsie alegremente―Eso es todo lo que necesito saber―Golpeando a Johnny en el hombro, se apresuró hacia la escalera, gritando―Vamos, vacié mi mochila. Hoy nos vamos a ahorrar una fortuna. Miré a Johnny, que miraba a Gibsie con una expresión ligeramente horrorizada. ―¿Cómo crees que es su cabeza? ―¿Un lugar feliz? ―ofrecí con un débil encogimiento de hombros. ―Hmm―Frunciendo el ceño, Johnny se volvió hacia mí―Escucha, ¿quieres pasar del resto de...? ―¡Vamos, Johnny! ―Gibsie gritó a todo pulmón―¡Te estás perdiendo la presentación, maldita sea! ―Jesús―Haciendo una mueca, Johnny se inclinó y me dio un beso en la mejilla―Será mejor que vaya y.… lo controle. ―Por supuesto―Asentí, con las mejillas enrojecidas al verle perseguir a su amigo―Adiós, Johnny. ―Adiós, Shannon―llamó por encima del hombro mientras luchaba con la escalera―Nos vemos en el almuerzo, ¿de acuerdo? ―Sí―exhalé un suspiro―Nos vemos entonces. ―No lo haré, por cierto―exclamó, deteniéndose a mitad de la escalera para darse la vuelta―Así que no te preocupes.

CHLOE WALSH

323

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―¿No harás qué? ―Llenar mi mochila. Abrí la boca para decir algo, pero me quedé con la boca abierta. Riéndose suavemente para sí, Johnny desapareció por los escalones, dejándome allí de pie, cazando moscas con la boca. Debí de quedarme allí, inmóvil como una estatua, mirándolo fijamente durante cinco minutos, porque cuando por fin desperté, sentí el cuerpo rígido y las piernas como gelatina. De mala gana, giré sobre mis talones, agarré las correas de mi mochila y me obligué a caminar hacia la clase.

CHLOE WALSH

324

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 CAPÍTULO 28

Envuélvelo

―Qué bien que se hayan unido a nosotros, chicos―nos dijo el entrenador Mulcahy cuando Gibsie y yo entramos a trompicones en el aula abarrotada de alumnos de quinto y sexto curso―Sólo llegan quince minutos tarde―Apoyado en el pupitre de la parte delantera de la clase, se cruzó de brazos y nos dirigió un ademán serio con la cabeza―Busquen asiento donde puedan y sean rápidos. Nuestros visitantes quieren que empiece la presentación. ―Hola―ronroneó Gibsie, guiñando un ojo a las tres mujeres seriamente atractivas que estaban junto al entrenador―Sólo quiero que sepan, encantadoras señoritas, que tengo diecisiete años, soy soltero y estoy dispuesto al cien por cien a ser un conejillo de indias para cualquier demostración práctica... ―Aléjate de las señoritas, Gibsie―espetó el entrenador, ignorando las risitas que se escuchaban a nuestro alrededor―Vete al fondo del aula, y no con Kavanagh, Biggs o Feely. Siéntate con otro. Sacudiendo la cabeza, vi un pupitre vacío cinco filas más atrás, a la izquierda, y me dirigí hacia él, ignorando las miradas curiosas mientras avanzaba. Malditos imbéciles. Juraría que no habían visto una muleta en su

CHLOE WALSH

325

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 vida. ―Hablo con todo el mundo, señor―respondió Gibsie con una risita―Y la última fila está llena―Moviendo las cejas, añadió―Parece que voy a tener que sentarme adelante con usted. ―Ni hablar―Mirando la última fila de pupitres, el entrenador señaló con un dedo―Bella, pasa a la quinta fila con Kavanagh. Gibsie, toma su asiento. No... ¿Por qué, Dios, ¿por qué? ―Bien―se enfurruñó Gibsie―Pero me llevo esto―añadió, cogiendo una caja de toallitas del pupitre mientras se dirigía al fondo del aula y procedía a limpiar la silla antes de desplomarse―Nunca se es demasiado cuidadoso hoy en día. ―¿Estás bien, Kavanagh? ―Preguntó el entrenador Mulcahy mientras intentaba abrirme paso por las estrechas filas de pupitres, ignorando a la chica que estaba sentada en mi maldito pupitre―¿Necesitas un cojín para sentarte? ―No, señor―dije mientras me sentaba con cuidado de no rozarla―No necesito ningún cojín. ―¿Estás seguro? ―preguntó el entrenador, observándome con recelo―¿Necesitas una mano? Hughie y Feely, que estaban sentados al fondo de la clase, se rieron a carcajadas. A dos asientos de ellos, Gibsie estaba doblado sobre su pupitre riéndose. Me di la vuelta y le hice un gesto no muy discreto con el dedo. Gibsie me devolvió el gesto metiendo la mano debajo del pupitre y haciendo como que se pajeaba, volcando una pila de libros del pupitre con su entusiasta actuación. Encantador. Jodidamente encantador.

CHLOE WALSH

326

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―¿O una boca? ―se burló una voz familiar en mi oído. Asqueado, me giré para mirar a Bella―¿Qué me dijiste? Puso los ojos en blanco―Era una broma, Johnny. ―¿Crees que porque eres una chica está bien decirme mierdas así?―siseé. ―Relájate―escupió, tamborileando con sus largas uñas sobre el escritorio―Sólo estaba con... ―Conversando―terminé

por

ella,

inexpresivo―Sí,

lo

entiendo―«Maldito sistema doble cara»―Bueno, aquí estoy yo conversando; no me hables, joder. ―Eres un imbécil―gruñó Bella, golpeándome a propósito con el codo. Supuse que quería herirme, pero era simplemente irritante―Entonces, ¿qué pasa contigo y la chica Lynch? Apreté la mandíbula, me recosté en la silla y crucé los brazos sobre el pecho, ignorándola obedientemente. «No alimentes a la loca… No alimentes a la loca…» ―Respóndeme―susurró. Dame fuerzas... ―Será mejor que me respondas porque voy a seguir... ―Es mi novia―escupí, perdiendo la calma―Ahora deja de hablarme, maldición. La expresión de Bella cayó―¿Tu novia? Asentí con rigidez y volví a centrar mi atención en la enfermera que enumeraba los tipos de ETS en el proyector de la parte superior de la clase. ―Estás loco―gruñó Bella―¿Qué vas a hacer con una novia? Te vas en un par de meses. «Tú no peleas con chicas… Tú no peleas con chicas…»

CHLOE WALSH

327

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Ah, ahora lo entiendo―musitó ella―Te da pena. Eso llamó mi atención y giré la cabeza para mirarla―¿Perdona? ―Shannon―respondió Bella con una sonrisa burlona―Ella está rota, con un hogar roto y un mal padre, y tú eres un fanático de las historias tristes―añadió―Sólo mira a Gib.... ―Ni se te ocurra―le advertí, con las manos cerradas en puños. ―Te

sientes

mal

por

ello,

así

que

sigues

con

esta

farsa―continuó―Sabía que tenía que haber algo más. No tenía sentido que miraras de reojo a alguien como ella... ―¡Que alguien cambie de asiento conmigo! ―rugí, haciendo que la enfermera que se dirigía a la clase diera un respingo y que todos los demás se giraran a mirarme―¿Soy una pieza de arte? ―espeté, poniéndome de pie rígidamente―¡Dejen de mirarme y empiecen a moverse de asiento! ¡Ya! ―¡Kavanagh! ―Dijo el entrenador, con cara de confusión―¿Qué pasa? ―O la alejas de mí, o me buscas otro asiento―siseé a través de los dientes apretados―Porque perderé los estribos. El entrenador obviamente me tomó en serio porque no dudó cuando dijo―Bella, muévete de asiento con Gibsie. ―Woo-hoo―Gibsie ululó desde el fondo de la habitación. ―¿Por qué tengo que moverme? ―gruñó Bella―Él es el que tiene el problema. ―Porque yo te lo dije―respondió el entrenador―¡Ahora muévete! ―Trato preferencial porque es tu chico estrella―se burló Bella mientras empujó su silla hacia atrás y se puso de pie―Disfruta de tu relación de lástima―me siseó al oído mientras empujaba bruscamente su silla contra mi pierna―Cojo. ―Muévete―advirtió el entrenador―Ahora, Bella.

CHLOE WALSH

328

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Conteniendo un gruñido cuando una oleada de dolor me subió por la pierna, guardé un silencio sepulcral mientras ella me rodeaba, sin confiar en no estallar contra ella. ―Ya escuchaste al hombre―se mofó Gibsie, apoyándose en el escritorio―Muévete, Coño del Diablo. ―Vete a la mierda, Gibsie―gruñó mientras se dirigía al fondo de la clase. ―¿Estás bien, amigo? ―Me puso una mano en el hombro, Gibsie se deslizó a mi alrededor y se hundió en el asiento de al lado―¿Te hizo daño? ―No, estoy bien―Volví a sentarme, estiré las piernas y respiré por primera vez desde que entré en clase―Está tan loca como una puta cabra. ―Así es―reflexionó―Escucha, tengo un plan...―Apoyó los codos en el pupitre, juntó las manos y miró atentamente hacia el frente del aula―Cuando vengan con los obsequios, yo sostendré el bolso abierto y tú viertes todo el recipiente, ¿de acuerdo? ―Eres un imbécil―me reí entre dientes. ―Hablo en serio―replicó, sin apartar los ojos del gran contenedor de condones que había sobre el escritorio. Estudié su cara―Jesús, lo dices en serio. ―Son míos―respondió con una sonrisa diabólica―Y me los llevo todos.

―No tienes ni pizca de tacto―gruñí, mirando a mi mejor amigo desde el otro lado de la mesa del almuerzo. La charla sobre salud sexual que Gibsie organizó sin querer se prolongó durante tres clases -y un pequeño descansodebido a que un imbécil rubio y corpulento no paraba de hacer preguntas. Tuve

CHLOE WALSH

329

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 francés e Historia justo después y juraría que mis niveles de azúcar en la sangre habían disminuido por la falta de comida―Dices que yo soy el que no tiene tacto, ¿pero tú? ―Dejé de mirar el recipiente de plástico que tenía delante, pinché la pechuga de pollo con el tenedor y la devoré―Estás en tu propia liga, viejo. Sus cejas se alzaron―¿Yo? ―Sí, tú―le respondí, señalando con la cabeza la mochila abarrotada de provisiones que había vaciado sobre la mesa en cuanto nos sentamos a comer. Me tragué cada bocado de carne y verdura de mi fiambrera antes de continuar―¿Qué piensas hacer con todo eso? ¿Hacer globos de agua? Porque no vas a usarlos todos. Es fisiológicamente imposible. ―¿Fisiológicamente? ―se burló―Tienes que sacar la cabeza de esos libros, amigo. O al menos eso me pareció que dijo. Era difícil entender lo que decía con media docena de piruletas colgando de la boca. ―¿Cuántos piensas ponerte a la vez? ―le respondí, desenroscando el tapón de mi botella de agua―¿Media docena? Porque no hay otra razón para llenar tu mochila hasta el puto borde, Gibs―Sacudiendo la cabeza, me llevé la botella a los labios y me bebí el contenido en cuatro largos tragos―Estarán caducados dentro de un año y entonces, ¿qué? ―Di lo que quieras, pero estoy siendo práctico―replicó, sorbiendo ruidosamente sus piruletas mientras contemplaba orgulloso sus obsequios―Y sensato―Rebuscando entre lo que debían de ser como mínimo ochenta envoltorios de condones de colores diferentes, hizo una pila ordenada a la izquierda de su sándwich―Uno de nosotros tiene que serlo. ―¿Uno de nosotros tiene que serlo? ―Entrecerré los ojos. ―¿Hablas en serio? ¿De verdad crees que eres el sensato en esta

CHLOE WALSH

330

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 relación? ―Bueno, ¿dónde están tus condones, Johnny? Entrecerré los ojos―No voy a tener sexo, así que no necesito ninguno. ―Claro―Él, a su vez, puso los ojos en blanco―Las típicas palabras, amigo. ―Pareces un imbécil―le dije―Guárdalos, ¿quieres? ―¿Por qué? ―Porque todo el mundo puede verte. ―¿Y eso por qué me importaría? ―replicó, imperturbable―Que se jodan todos―Sonriendo, movió las cejas―Tienes miedo de que tu novia te vea―Sonriendo, sacudió la cabeza y siguió haciendo montañitas―Muchacho, no puedo creer que te hayas dado de baja―Suspiró dramáticamente―Supongo que ahora nos toca a Feely y a mí, ya que Hugh y tú se arruinaron. «Querido Jesús, por favor dame fuerzas para lidiar con su locura de hoy...» Inclinándome hacia atrás en mi silla, agarré mi botella de agua y practiqué el arte de no estrangular a mi mejor amigo hasta la muerte. ―Tienes que guardar esa mierda―dije cuando me sentí lo bastante calmado como para volver a hablar. Eché un vistazo a la habitación en busca de Shannon y no encontré nada―Hablo en serio, Gibs. ―Todo está en extranjero―musitó, inspeccionando la etiqueta―No puedo leer las instrucciones. ―¿Qué hay que explicar? ―le respondí―Póntelo en la polla cuando estés listo y quítatelo cuando hayas terminado. Yo diría que todo el proceso se explica por sí mismo, muchacho. ―Bueno, este montón es para ti―me ofreció―Ya que eras demasiado cobarde para conseguir los tuyos.

CHLOE WALSH

331

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Ya te dije que no necesito condones―le dije, molesto. No necesito la tentación―Y si los necesito, los conseguiré, porque, lo creas o no, Gibs, soy más que capaz de conseguir mis mierdas por mi cuenta. Llevo años sin meterme en ningún problema. ―Cierto―Se encogió de hombros, imperturbable―Pero eso fue antes de que fueras y asentaras cabeza. Sí, era seguro decir que había arrasado esta mañana, pero no me arrepentía. Por primera vez en meses, sentí que tenía claridad sobre mis sentimientos. Como si algo en mi vida estuviera cayendo en su lugar. ¿La presioné demasiado y muy rápido? Seguramente. ¿Debería haber ido más despacio? Es más que probable. En cualquier caso, no iba a echarme atrás. ―Con ella no es así―espeté, sacándome de mis pensamientos―Así que guárdalos antes de que venga y la asustes. ―No, no es así con Shannon―estuvo de acuerdo―Es mucho peor y mucho más peligroso porque fuiste y te agarraste unos grandes y gordos sentimientos, ¿no es así, enamorado? Y te digo ahora que este valiente acto no significará una mierda cuando te encuentres atrapado en el momento, con las bolas desnudas, y ahogándote en un apretado y virgen coño. Sólo pregúntale a cada pobre bastardo de nuestra edad con un bebé en la cadera o en una búsqueda de comida en Dunnes Stores por antojos―Empujando una pila de condones hacia mí como si estuviera vendiendo fichas de póquer, añadió―Sólo me preocupo por ti. Así que toma, unos de chico grande para ti. ―Hoy no puedo contigo, Gibs―gruñí, levantando las manos de pura desesperación―Honestamente no puedo. ―Tómalos. ―No. ―Tómalos.

CHLOE WALSH

332

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―No. ―Sí. ―¿Te cambiaron la medicación? ―Últimamente no, ahora llévatelos. ―Jesús, Gibs… ―Agarra los condones o haré una escena. ―¡Bien! ―Cogí dos puñados de paquetes de papel de aluminio, me los metí en los bolsillos y lo miré con odio―¿Ya estás contento? Sonrió ampliamente―Tú lo estarás, cuando no te veas sorprendido en un momento de esos. ―Bien, gracias, Gibs, por mantener mi polla protegida. Ahora, ¿podrías guardarlos? ―Prácticamente le supliqué. Asintió con la cabeza y empezó a meterlo todo en la mochila. Porque lo último que necesitaba era que Shannon entrara mientras intercambiábamos condones como si fueran cartas de Pokémon. ―Así que―musitó, con un tono ligeramente más serio ahora―¿Cómo te encuentras? Flexioné la mandíbula―Bien. ―Te duele, ¿verdad? ―Sus ojos se posaron en los míos, llenos de preocupación―Amigo, si necesitas ir a casa, está bien. ―Sólo me siento entumecido, Gibs―murmuré―Se me están bloqueando las piernas. Empuñando un manojo de condones, dijo―Deberíamos ir a nadar después de clase. ―Sí―Asentí―Lo sé. ―¿Pero no quieres? ―Sonriendo, dejó caer los envoltorios y se inclinó hacia delante―¿Porque tienes otros planes? ―Movió las cejas―¿Planes

CHLOE WALSH

333

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Shannon? ―No lo sé, amigo―Exhalando fuertemente, me incliné hacia delante y dejé caer los codos sobre la mesa―Todo está hecho una mierda. ―¿Ya? ―Levantó las cejas―Cristo, Johnny, hiciste un corto trabajo con eso, muchacho. ―No se trata de Shannon―murmuré, sintiendo que mi cuerpo se calentaba por el enojo―Pero su familia me odia―Dejé caer la cabeza entre las manos y reprimí un gruñido―Es tan complicado, Gibs. ―¿Complicado? ―Complicado―confirmé con tristeza, volviendo a mirarlo―¿Viste cómo reaccionó su hermano conmigo la semana pasada? Bueno, te digo que no fue nada comparado con cómo su madre se portó conmigo. ―Joey el lanzador no tiene ningún problema contigo―ofreció―Bueno, nada más que con el resto del mundo. ―Uno de siete hermanos, amigo―murmuré―Voy ganando, ¿no? ―No lo entiendo―musitó, agarrándose la mandíbula―Sinceramente, no lo entiendo. ―Sí, bueno, somos dos, amigo. ―¿Quizás te encuentran como una amenaza? ―Si fuera una amenaza, estarían asustados―repliqué―No están asustados, muchacho. Sólo quieren sangre, mi sangre―Mis hombros se hundieron en señal de derrota―No puedo tener un respiro. ―Al final todo se equilibrará―me dijo―La vida tiene su propia balanza―Se encogió de hombros―No puede ser todo malo todo el tiempo, igual que no puede ser todo bueno. Algo tiene que cambiar. ―¿Sí? ―Hice una mueca―Espero que tengas razón, amigo. ―Eres ridículo―dijo entonces Hughie, mientras él y Feely se unían a

CHLOE WALSH

334

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 nosotros en la mesa, poniendo fin abruptamente a nuestra conversación. Dejando sobre la mesa un sándwich cubierto de papel de aluminio, Hughie se hundió en su silla habitual a mi derecha y echó bruscamente hacia delante las patas de su silla, sin apartar los ojos de Gibsie―Guarda esa mierda antes de que venga Katie. Gibsie miró fijamente a Hughie y luego a mí antes de suspirar dramáticamente. ―No sé en qué me equivoqué con ustedes dos―Guardando los últimos condones, Gibsie tiró su mochila al suelo y resopló ruidosamente―De verdad que no lo sé. ―Ya olvídalo, Hugh―dijo Feely, que se había colocado al lado de Gibsie, con un suspiro―Solo fue una broma. ―Sobre mi hermana―espetó Hughie, frunciendo el ceño. Con curiosidad morbosa, me volví para mirar la cara de Hughie y, oh mierda, todavía estaba picado por lo de esta mañana. ―¿Todavía estás molesto conmigo? ―Gibsie acusó, sonando divertido―Eso fue hace horas, viejo. ―Maldición, por supuesto que todavía estoy molesto contigo―Hughie gruñó. ―Hola, Johnny―dijo Katie Horgan, la pequeña novia pelirroja de Hughie, deslizándose por el respaldo de mi silla. ―Todo bien, Katie―respondí, ofreciéndole una inclinación de cabeza. ―Espero que te encuentres mejor―añadió, dándome un pequeño apretón en el hombro antes de dirigirse directamente a su novio. ―Estás exagerando―dijo Gibsie, sonriendo a Hughie―Primero lo de tu hermana y ahora lo de los condones―Suspirando, añadió―Juraría que nunca has visto un par de tetas por la forma en que te comportas.

CHLOE WALSH

335

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Si quieres ver un par de tetas, Gibs...―Haciendo una pausa, Hughie murmuró a su novia―Hola, nena―Arrastrando a Katie a su regazo, le dio un rápido beso en la mejilla antes de volver a mirar a Gibsie―…sólo tienes que mirarte en el espejo. ―¿Qué pasa? ―preguntó Katie, rodeando el cuello de Hughie con un brazo―¿Cariño? ―Él―Envolviéndola con un brazo por la cintura, Hughie la acercó más a su pecho y señaló a Gibsie al otro lado de la mesa―Ese pequeño bastardo. ―Amigo―Gibsie echó la cabeza hacia atrás y se rió, para consternación de Hughie―Soy cinco centímetros más alto que tú―Echó la silla hacia atrás, se subió el jersey y la camisa, dejando al descubierto su pecho desnudo, y sonrió―¿Y estas son las tetas de las que hablas? ―se burló, flexionando sus pectorales―Un buen par, ¿verdad? ―Eres un imbécil―murmuré cansado. ―Un imbécil con buenas tetas, por lo visto―me respondió con un guiño. ―No puedo creer que te hayas perforado los pezones―rió Katie, tapándose la boca con la mano―¿Y si te los arrancan en un partido? ―No le mires sus pezones, nena―resopló Hughie―Mira mis putos pezones. Decidí apartarme de la tormenta que se estaba formando a mi alrededor, me recosté en la silla, me desentendí de la conversación y esperé a Shannon. Miré el reloj por quincuagésima vez en los últimos quince minutos y sentí una punzada de ansiedad. ¿Dónde estaba? Sólo teníamos una hora para el almuerzo y yo quería pasar esos sesenta minutos con ella, porque, admitámoslo, era el único momento que iba a tener con ella.

CHLOE WALSH

336

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Volví a mirar a mi alrededor y vi dos cabezas rubias en el reflejo de la ventana de cristal que iba del suelo al techo. Al girarme en mi asiento, mis ojos se posaron en Claire y Lizzie, justo al otro lado del arco del vestíbulo. Estaba claro que estaban discutiendo y entre ellas, a pocos metros de mí, estaba Shannon. Me dio un vuelco el corazón y me tomé un momento para contemplarla. Les estaba tirando de las mangas, apartándolas del arco, y parecía nerviosa y con los ojos muy abiertos. En cuanto la perdí de vista, mi cerebro se puso en marcha y mis pies empezaron a moverse.

CHLOE WALSH

337

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 CAPÍTULO 29

La Mesa De Rugby

―¿Shannon? ―La voz de Lizzie Young llenó mis oídos mientras estaba sentada en el retrete con la tapa cerrada, dentro de uno de los compartimentos de los vestuarios de chicas del pabellón de educación física con mi bocadillo sin comer en el regazo―¿Estás aquí? Me había saltado Matemáticas esta mañana. De hecho, me había saltado las seis clases antes del almuerzo. Había llegado hasta la puerta del aula esta mañana, incluso había puesto la mano en el picaporte, pero no podía entrar y enfrentarme a todo el mundo. No podía hacerlo. Al principio, me había planteado dejar la escuela e irme a casa, pero cuando llegué a la entrada principal, me dio un ataque de pánico inmisericorde, con la cara de mi padre en el centro de mi angustia. Girando sobre mis talones, me apresuré a resguardarme de la lluvia, entré en la sala de educación física y no había salido desde entonces. ―Hola―dijo una voz desde algún lugar por encima de mí entonces, haciéndome casi saltar de mi propia piel. ―¡Dios mío! ―Levanté la vista y me encontré con Lizzie, que estaba inclinada sobre el separador de cubículos con una expresión ligeramente

CHLOE WALSH

338

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 divertida―Lizzie, casi me provocas un infarto. Ella arqueó una ceja finamente depilada―¿Estás cómoda ahí abajo? ―¡Shan! ―La cara de Claire apareció desde el otro lado del tabique del cubículo―¿Qué haces aquí? ―Escondiéndome―admití, con la cara roja―¿De qué? ―De la escuela―ofrecí con un suspiro cansado, mientras me levantaba y desbloqueaba la puerta―De la gente que hay en ella―Salí del cubículo, me acerqué a los lavabos, me apoyé en uno de los fríos lavabos de porcelana y suspiré―De la vida. ―Bueno, eso es una mierda―replicó Lizzie. Se bajó de la taza del retrete sobre la que había estado apoyada, se limpió las manos en la falda del colegio y se acercó a mí. Llevaba el pelo rubio oscuro recogido en un moño y los labios pintados de rojo escarlata, lo que la hacía aún más guapa de lo normal―Estábamos

muy

preocupadas

por

ti―añadió,

antes

de

abrazarme―Pequeña tonta. ―Es verdad―dijo Claire, bajando de la taza del retrete sobre la que estaba―Lo de tonta no―añadió, uniéndose a nosotros en un abrazo―Eso fue mezquino e innecesario, Lizzie, ya lo hemos hablado. Pero la parte de estar preocupadas hasta la muerte―Ella asintió―Definitivamente ya estábamos algo así. ―Lo siento chicas―susurré, sintiéndome abrumada por mis amigas. Ambas chicas eran altas, ambas eran rubias, y ambas me miraban como si yo tuviera las respuestas a todas sus preguntas, y tal vez las tenía, pero eso no significaba que alguna vez pudiera decírselas―Yo sólo... necesitaba... ―¿Un minuto? ―Lizzie se ofreció con una sonrisa cómplice―Sí, creo que te debemos unos cuantos. ―¿Estoy en problemas por saltarme las clases?

CHLOE WALSH

339

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―No―Claire sacudió la cabeza con firmeza―El señor Twomey sólo está preocupado por ti. De hecho, nos envió a buscarte. Llevamos literalmente todo el día sin ir a clase, rondando por el colegio en tu busca. ―Y es un colegio grande―ofreció Lizzie secamente―Y tú eres una persona diminuta. ―Acabo de llegar―confesé, sintiéndome fatal. ―Sí,

¿la

sala

de

educación

física?

―Lizzie

rió

suavemente―Sinceramente, era el último sitio donde ninguna de nosotras esperaba que estuvieras. ―También nos llamó a la oficina a primera hora―añadió Claire―Todos quieren ayudar, Shan. ―No quiero hablar con él ni con ninguno de los profesores―dije por lo bajo―Le dije a Darren que les dijera que no quería hablar―Sacudí la cabeza, sintiéndome un poco débil ante la idea―No quiero hablar con nadie. ―Lo sé―me tranquilizó Claire―Y no tienes por qué hacerlo. ―Por eso nos llamó―dijo Lizzie con calma. ―Sí―Claire asintió―Quería asegurarse de que estábamos cuidando de ti. ―Como si tuviera que preguntar―se burló Lizzie. ―Vamos―dijo Claire mientras cogía mi mochila de las resbaladizas baldosas y se la colgaba en el hombro―Iremos a almorzar. ―Y luego nos vamos a clase―añadió Lizzie mientras me empujaba fuera del baño―Juntas. ―Tengo miedo―solté, sintiendo esa familiar punzada de pánico que me subía por la garganta mientras salíamos del pasillo y bajábamos los empinados escalones. ―Lo sabemos―respondió Claire, rodeándome con un brazo mientras

CHLOE WALSH

340

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 atravesábamos el patio―Pero todo va a salir bien. ―Sí, lo estará―asintió Lizzie, colocándose un mechón suelto de su pelo rubio detrás de la oreja―Porque no estás sola en esto. ―Lo siento, chicas―murmuré, sintiéndome fatal―Soy un grano en el culo. ―Sí, pero eres nuestro grano en el culo―contraatacó Lizzie―Y resulta que te tenemos cariño. ―Gracias―me reí entre dientes―¿Creo? ―Por cierto―Lizzie se detuvo a medio paso para mirarme―¿Quieres hablar de lo que pasó? ―No―balbuceé―¿Estás segura? ―Sólo... sólo sé normal conmigo, Liz―supliqué en voz baja―Es todo lo que necesito. ―Me parece justo―Lizzie asintió y continuó hacia el edificio principal―Simplemente que sepas que estamos aquí. ―Hablando de normalidad―intervino Claire, cambiando de tema por suerte―¿Vas a ser normal ahí dentro? ―le preguntó a Lizzie. Abriendo de un tirón la puerta de cristal, nos hizo un gesto para que entráramos―Sin discusiones, ¿sí? ―Entramos y Claire se apresuró a seguirnos―Nada de quejarse de Gerard ni de ninguno de los chicos. Lizzie se encogió de hombros y se alejó en dirección al comedor―Si Thor y su pandilla de estúpidos se mantienen alejados de nuestra mesa, no tendremos problemas. ―Oye, mi hermano está en esa pandilla de estúpidos―resopló Claire. ―Ya sabes lo que dicen, Claire: si te acuestas con perros, te contagias de pulgas. ―Entonces tú debes estar plagada de ellas―replicó Claire―Ya que todo

CHLOE WALSH

341

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 lo que pareces estar haciendo últimamente es acostarte debajo de Pierce Ó Neill―Las mejillas de Lizzie se sonrosaron y Claire arqueó una ceja perfectamente perfilada―¿No tienes nada que decir? Ajá. Eso pensé. ―Chicas, no se peleen―resoplé mientras me apresuraba a seguir sus largas zancadas, sólo para congelarme en el punto mortal cuando llegamos al arco. El corazón me dio un vuelco en el pecho cuando mis ojos se posaron en Johnny. Estaba sentado en su sitio habitual, al final de la mesa, de espaldas a mí. Tenía los pies apoyados en una silla y los brazos cruzados detrás de la cabeza. Tenía el pelo revuelto, como si se hubiera pasado la mañana pasándose las manos por él. Varias de las chicas sentadas en las mesas cercanas lo miraban con la misma expresión hambrienta que le había visto provocar en las chicas de los pasillos. «La misma expresión hambrienta que él me provocaba a mí...» No prestaba ni un ápice de atención a las chicas, ni a nadie. Miraba fijamente hacia delante, con la atención pegada a la mesa en la que yo solía sentarme con las chicas. ―Eh―me aclaré la garganta, sintiéndome nerviosa―Tengo algo que decirles―Agarrándoles de las mangas, aparté a las chicas del arco, sintiendo que mi corazón se aceleraba a un millón de millas por hora mientras mi mirada lo empapaba―Se trata de Johnny―añadí, apartando mi mirada de él―Y de mí. ―Oh, Dios―Lizzie entrecerró los ojos―¿Qué hiciste con el Capitán Fantástico? ―¿Sí? ―Los ojos de Claire se abrieron de emoción―¿Qué hiciste? ―Yo…―Sentí que mis mejillas se ponían rojas―Bueno, verán, él es

CHLOE WALSH

342

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 mi... y yo soy su...―Nerviosa, me interrumpí y me llevé una mano a la frente―Me pidió que fuera su novia y le dije que sí. ―¡Cierra

la

boca!

―chilló

Claire,

aplaudiendo

y

saltando

emocionada―¡Dios mío! ¡Dios mío! Le dediqué una débil sonrisa―Sí. ―¿Eres su novia? ―Lizzie frunció el ceño, confundida―Pero a él no le va eso de las novias. ―Pues ahora sí―vociferó Claire, todavía rebotando como una gatita juguetona―¡Lo juro, hoy es el mejor día! ―Sabes, ni siquiera sé por qué me sorprende―refunfuñó Lizzie―Esto se ha estado cocinando durante meses. ―De verdad que sí―replicó Claire, aun sonriendo mientras asentía con la cabeza―Meses y meses. ―Literalmente acaba de ocurrir hoy―les dije. ―Sí, claro, porque Johnny Kavanagh les vuela la cabeza a todas las chicas de este instituto―replicó Lizzie con sarcasmo―Sabía que ese día antes de las vacaciones de Pascua, cuando saliste corriendo del colegio y él se puso como loco en el patio, que había algo entre ustedes. Diablos, incluso antes de eso, siempre te estaba observando como un acosador. ―Se besaron―dijo Claire―En su habitación. ―¡Claire! ―Siseé. ―Y en Dublín. Entrecerré los ojos―Gracias por eso. ―Bueno, pero lo hiciste―se rió―Porque él te adora. ―Basta―Me ruboricé. ―¿Estás segura de que esto es lo que quieres? ―preguntó Lizzie, observándome atentamente―¿Realmente quieres esto, Shan?

CHLOE WALSH

343

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Estoy

segura

de

que

lo

quiero―admití

con

un

suspiro

melancólico―Mucho. ―Ay, Dios. Es que... no puedo. Soy tan feliz ahora mismo. Moviéndose como un conejito a toda velocidad, Claire me envolvió en un abrazo tan fuerte que mis pulmones ardían en señal de protesta. ―Oh, Dios―gimió Lizzie―Supongo que pudo haber sido algo peor que Johnny―Miró de reojo a Claire―Al menos es mejor que el otro. ―Claire...―Balbuceando, empujé sus hombros, estremeciéndome cuando

una

aguda

sacudida

de

dolor

me

atravesó

la

caja

torácica―Suelta...me... ―¡Uy, perdón! ―Me soltó inmediatamente, dio un paso atrás y sonrió avergonzada―Me dejé llevar un poco por los sentimientos. ―¿Los sentimientos? ―Lizzie arqueó una ceja―Chica, eres un exceso de sol para una sola persona. ―Y tú eres demasiada nube gris―bromeó Claire. Volviéndose hacia mí, me dijo―Y Shan, es nuestro pequeño y bonito rayo de esperanza. Sacudiendo la cabeza, Lizzie volvió a centrar su atención en mí―De acuerdo, Shan, sólo voy a decir esto una vez, y luego puedes hacer lo que quieras. Claire puso los ojos en blanco―Allá vamos. ―Tómate tu tiempo―dijo Lizzie, con tono serio―No hay prisa, ¿bueno? Si quieres estar con él, estupendo. Si te hace feliz, pues que le den, yo estoy a favor, pero no sientas que tienes que hacer nada para lo que no estés preparada. Es mayor que tú y tiene mucha más experiencia en este mundo, así que tómatelo a tu propio ritmo, no al de Johnny, y si te presiona, aunque sea un poquito, entonces le pateas el estúpido culo de rugby hasta la acera porque... ―¿Por qué? ―preguntó una voz familiar detrás de mí.

CHLOE WALSH

344

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Sobresaltada y excitada, me di la vuelta y me encontré cara a cara con Johnny. Una vez más, no llevaba muletas, pero esta vez no llevaba el jersey del colegio. Llevaba la corbata roja casi colgando, atada con un nudo medio flojo a la camisa blanca del colegio, una camisa que rellenaba hasta el punto de estirar el tejido. Un hilillo de miedo me subió por la espalda al ver sus brazos musculosos, todo su cuerpo musculoso. «Dios, el chico era realmente grande» ―Todo bien chicas―Johnny saludó bruscamente, y luego dirigió su mirada acalorada hacia mí―Hola, Shannon. ―Hola, Johnny―exhalé, con el corazón desbocado. Nerviosa, cerré las manos en puños a los lados, sin la confianza suficiente para tocarlo primero. «No te retractes, Shannon. Sé valiente…Haz algo» Sonriendo alegremente, le pregunté―¿Cómo estás? «Ugh, eso es mejor que nada» Una pequeña sonrisa se dibujó en sus labios―Estoy bien. ―Estoy bien, gracias―le dije y me acobardé al darme cuenta de que no me había preguntado―Quiero decir... ―Ven aquí―rió entre dientes, cogiéndome de la mano y acercándome a su pecho―Te eché de menos―susurró antes de acercar su cara a la mía. Sentí que sus manos me rodeaban la cintura y que sus labios estaban sobre los míos. Agarrándome a sus brazos, me puse de puntillas y le devolví el beso, sintiéndome en seria desventaja de altura y luchando por alcanzarle. Sonriendo contra mis labios, Johnny se agachó para rodearme la espalda con un brazo y entonces... Dios mío, me levantó completamente del suelo mientras él volvía nuevamente a su altura.

CHLOE WALSH

345

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Rodeé su cuello con los brazos y me fundí en el beso, sintiendo cómo cada gramo de tensión desaparecía a medida que mi cuerpo se relajaba y flexionaba contra el suyo. ―Yo también te extrañé―respiré contra sus labios. Sonrió contra mis labios―Me alegra saberlo. Fue un beso suave y tierno que terminó antes de empezar, pero que me produjo una sensación dolorosamente íntima y un cosquilleo en todo el cuerpo. ―Si dejas a tu hermano y vienes a casa conmigo, podemos hacerlo sin público―me dijo Johnny, con un tono divertido, mientras me ponía de pie. ―¿Eh? Señaló con la cabeza hacia Claire y Lizzie, que nos observaban boquiabiertas. ―Bueno―dijo Lizzie, recomponiéndose primero―¿Te metiste de lleno ahí dentro, ¿verdad? ―Aww―exclamó Claire, agarrándose el pecho con ambas manos―Me encanta que estén juntos―Fingió desmayarse antes de añadir―Es como si un gran danés y un chihuahua se intentaran aparear, y de alguna manera lo consiguen. ―Jesús―refunfuñó Lizzie, dándole un manotazo en el brazo―Tienes muy poco tacto, Claire. ―La levantó, Liz―chilló Claire, mientras Lizzie se la llevaba a rastras―¿Lo viste? ―Sí, lo vi, ahora vámonos, perra―Manteniendo las manos en los hombros de Claire, Lizzie la empujó hacia la oficina del director―Tenemos que decirle al señor Twomey que la encontramos. ―Pero, Liz, ¡él realmente la levantó para besarla! ―Sí, Claire, lo sé. Yo también tengo ojos. Deja de ser tan rara.

CHLOE WALSH

346

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Mortificada, me quedé mirando detrás de las chicas hasta que desaparecieron por el pasillo del comedor, y entonces gemí ruidosamente antes de enterrar mi cara en el pecho de Johnny. ―Qué vergüenza. ―¿Encontrarte? ―Johnny me levantó la barbilla y me miró confundido―¿Necesitabas que te encontraran? ―Yo... como que me salté las clases. Sus cejas se fruncieron―¿Todo el día? ―Sí, yo... no podía afrontarlo―admití en voz baja, dando un paso atrás para recuperar la compostura. ―¿Crees que ya estás lista para afrontarlo? Me encogí de hombros―En cierto modo tengo que estarlo, ¿no? ―Tener que estar preparada y estarlo son dos cosas muy distintas―ofreció suavemente―¿Ya fuiste a la oficina? A hablar con Twomey. ―No―Exhalé con fuerza y me froté las sienes―Pero sé que al final tendré que hacerlo. ―Escucha, sé que no quieres, pero si acabas de una vez, será una cosa menos de la que preocuparte. ―Es que no sé qué decir si me preguntan por ello―confesé, sintiéndome indefensa y expuesta―No estoy acostumbrada a hablar de ello. ―¿Quieres que vaya contigo? ―Johnny me dejó sin palabras al preguntar―¿Podríamos ir ya? Para acabar de una vez. Mis ojos se abrieron de par en par―¿Tú harías eso? ―Por supuesto―respondió con firmeza. ―¿Te dejarían entrar conmigo? ―Me gustaría que me lo impidiera―replicó, y luego añadió con una sonrisa―Y si te pregunta algo de lo que no quieras hablar, seguiré el ejemplo

CHLOE WALSH

347

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 de mi padre y le diré―Mi cliente se reserva el derecho a no responder a esa pregunta. Sonriendo, me llevé las manos a la cintura y asentí. ―De acuerdo, lo haré después de comer. ―¿Sí? ―Sus ojos ardían de ternura―Bueno, mierda, soy bastante persuasivo cuando quiero. «No tienes idea de cuánto…» ―¿Está bien? ―Me oí preguntar, insegura―¿Puedes venir conmigo entonces? Quiero decir, no interferirá con tus clases... ―Allí estaré―me cortó diciendo―No te preocupes por eso. ―Pero yo sólo... ―Deja de preocuparte―Tomó mi mano entre las suyas, entrelazó nuestros dedos y me empujó hacia el arco―Te apoyaré. Dios mío, mi corazón. Inhalando un suspiro tranquilizador, me armé de valor y entré con Johnny en la sala del comedor, aferrándome a su mano con todas mis fuerzas y rezando por un poco de invisibilidad, aunque sabía que era inútil. Si quería pasar desapercibida, estaba agarrando la mano del chico equivocado. Pero no iba a soltarlo, ni por todo el té de China. Independientemente de lo que ocurriera, sabía que me aferraría con ambas manos todo el tiempo que pudiera, porque la perspectiva de ocuparme de todo en mi vida y no tenerlo a él a mi lado era incomprensible ahora. Todo era tan nuevo y desconocido. Normalmente, me aterrorizaba lo desconocido, pero con él sentía una curiosidad ardiente. Estaba emocionada, aterrorizada hasta la médula, pero emocionada. El silencio nos recibió en cuanto entramos, y lo que me parecieron mil pares de ojos curiosos se posaron en nosotros, haciendo que mi cuerpo se

CHLOE WALSH

348

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 paralizara de miedo. Mientras tanto, Johnny parecía completamente imperturbable. En serio, o no los veía mirarnos o no le importaba, porque su postura seguía siendo relajada y su sonrisa seguía firmemente grabada en la cara mientras nos llevaba a su mesa. ―Johnny―murmuré, apretando con más fuerza su mano―Todo el mundo nos está mirando. ―Déjalos que miren―respondió, dándome un apretón tranquilizador en los dedos―Al final se aburrirán. ¿Lo harán? Las palabras estaban en la punta de mi lengua, pero me las tragué, decidiendo luchar contra el demonio social por ahora. Ya podría preocuparme esta noche antes de dormir con el demonio de la inseguridad. Por el rabillo del ojo, vi que Bella me observaba desde su posición en el extremo superior de la mesa de rugby, donde estaba sentada en el regazo de Cormac Ryan. En cuanto nuestros ojos se cruzaron, entrecerró los suyos en una mirada amenazadora y al instante sentí el peso de su furia; era aguda, potente y estaba totalmente dirigida hacia mí. Dejé de mirar mis zapatos y pensé en soltar la mano de Johnny, pero me detuve. «No, me reprendí mentalmente, no le tienes miedo» ¿A quién quieres engañar? se burló otra voz. Te aterroriza. ―Levanta la cabeza―me ordenó Johnny cuando llegamos a la mesa, distrayéndome de mis frenéticos pensamientos. Sintiéndome como una fiera, fijé los músculos en su sitio, obligando a mis pies a permanecer firmes en el suelo, y observé cómo una hilera de muchachos, empezando por Hughie Biggs, ocupaban obligatoriamente un asiento en la mesa. ―Escuchen―dijo entonces Johnny, llamando la atención de sus

CHLOE WALSH

349

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 amigos―Esta es Shannon, mi novia. Se va a sentar aquí a partir de ahora, así que acostúmbrense a verla por aquí―Se movió para sentarse, pero rápidamente se detuvo y se enderezó de nuevo―Ah, y si se meten con ella, los haré papilla a todos...―Echó una mirada significativa alrededor de la mesa antes de añadir―¿Está claro? ¡Dios mío! ―“Sí, colega, no hay problema” “Ya lo sabemos, Cap” “Ya lo escuché todo antes, Kav” ―Bien―Sorprendiéndome, Johnny tomó el asiento que Hughie y su novia habían desocupado, y me acercó su silla habitual al final de la mesa―Sólo quería aclarar eso―Acarició el asiento a su lado y prácticamente me dejé caer en él, deseando nada más que esconderme debajo de la mesa. Si Tommen fuera una jungla y los estudiantes fueran animales, esta mesa sería la guarida del león. Yo era una gacela extraviada, rodeada por los depredadores más peligrosos, todos observándome con curiosidad. Por suerte para mí, era una gacela a la que el rey de esta jungla en particular, y líder de la manada, había cogido cariño. No me devorarían. Al menos hoy no. Eso esperaba. El brazo de Johnny me rodeó entonces, envolviéndome en un manto de comodidad que el sentido común me decía que era inseguro y temporal. ―Relájate, ¿sí? ―susurró, inclinándose tanto hacia mí que sus labios rozaron mi oreja―Estás a salvo conmigo. Temblando por el contacto, asentí y reprimí el impulso de enterrarme dentro de ese chico y no volver a salir a tomar aire. Porque me estaba enamorando de él con demasiada fuerza, dependía demasiado de él y me estaba encariñando cada vez más con él. Las banderas rojas se disparaban a mi alrededor y, aun así, seguía exactamente dónde estaba, exactamente donde

CHLOE WALSH

350

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 quería estar. Con él. Puse mis manos sobre el regazo debajo de la mesa, bajé la barbilla y me crují los nudillos. Para mi inmenso alivio, cuando volví a levantar la vista, la única persona que seguía mirándome era Gibsie, que estaba sentado exactamente enfrente de mí en la enorme mesa, y sonreía como un gato que se llevó el premio gordo. ―Hola, pequeña Shannon. ―Hola, Gibsie―le respondí, obligándome a mantener el contacto visual―¿Cómo estás? ―Todo bien por aquí―Sacándose una piruleta de la boca, la hizo girar sin rumbo, mientras sus ojos traviesos bailaban entre Johnny y yo―Veo que a ti también te va bien. Me sonrojé y Johnny giró la cabeza hacia él. ―Contrólate, Gibs―le dijo en tono de advertencia―¿Lo que sea que estés pensando en decir? No lo digas. ―No iba a decir nada―rió Gibsie con buen humor―Estaba manteniendo una conversación amistosa con tu novia. ―Hmm―Johnny arqueó una ceja, con los ojos fijos en Gibsie―Sigue así. ―¿Cómo está tu hermano? ―Gibsie preguntó entonces, volviendo su atención a mí―¿Está mejor? ―Eh,

sí―murmuré,

acomodándome

el

pelo

detrás

de

las

orejas―Bueno, está en casa y hoy volvió al colegio. Espero. ―Así que le va mucho mejor―Gibsie me sonrió cálidamente―Bien. Claire y Lizzie llegaron a la mesa, lo que me hizo sentir un visible alivio. Lizzie pasó junto a los chicos levantando la cabeza, golpeando la nuca

CHLOE WALSH

351

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 de Gibsie al pasar, y no se detuvo hasta que llegó a la mitad de la mesa y arrastró una silla vacía junto a su novio, Pierce. ―Oye, ¿por qué fue eso? ―Gibsie preguntó luego. ―Porque eres un imbécil―respondió Lizzie. ―Y tú eres una víbora―murmuró Gibsie en voz baja, frotándose la nuca―Jesús. Claire se dejó caer en la silla junto a Gibsie, para consternación de Hughie, que los miraba con la cara roja. ―Hola, osita Claire―dijo Gibsie, sonriendo de nuevo―¿Qué tal? ―Hola, Gerard―suspiró ella, sonando triste y sin parecerse en nada al manojo de energía que había sido hacía unos minutos. Se arremangó, apoyó los codos en la mesa y dejó caer la cabeza entre las manos―Estoy muy triste. ―¿Por qué? ―Gibsie se puso rígido―¿Qué pasó? ―Sus ojos se entrecerraron―¿Alguien te molestó? ―Dee, fue lo que pasó―refunfuñó―Otra vez. Gibsie se quedó de piedra y Johnny murmuró algo ininteligible en voz baja antes de acercarse a mí. ―¿Dee? ―Arrugué las cejas―¿La secretaria del colegio? ―Esa misma―respondió Claire y luego exhaló un suspiro de dolor―Te juro que esa mujer me odia sin motivo, Shan. Gibsie se atragantó con su piruleta y varios de los chicos sentados alrededor de la mesa soltaron una risita. Mientras tanto, Johnny miraba obedientemente por la ventana, a cualquier parte menos a Claire, mientras Hughie miraba con gesto sombrío a Gibsie. Inclinándome sobre la mesa, le toqué suavemente la muñeca para llamar su atención. ―¿Qué te hizo?

CHLOE WALSH

352

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Mañana tengo un partido de hockey en Thurles―respondió, con los ojos marrones llenos de tristeza―De alguna manera, mis formularios desaparecieron y ahora el señor Twomey dice que no puedo ir―Hizo un mohín, cruzó los brazos sobre el pecho y añadió―Dee le dijo que nunca los entregué en la oficina cuando se suponía que debía hacerlo, lo cual es una completa mentira, porque recuerdo específicamente habérselos entregado el martes antes de irnos de vacaciones de Pascua. ―¿Por qué haría eso? ―Le pregunté. ―Sí―dijo Hughie entre dientes apretados―Me pregunto por qué haría eso. ―¿Una piruleta? ―dijo Gibsie, sacándose la piruleta de la boca y tendiéndosela. Claire lo miró un momento antes de encogerse de hombros, quitárselo de la mano y metérselo en la boca. ―¿Sabor a sorbete? ―Arqueó una ceja―Odias los sorbetes. ―Te lo traje a ti―respondió él con un guiño―Sé que es tu favorito. ―No te metas eso en la boca―prácticamente regañó Hughie―No sabes dónde ha estado su boca, Claire. Claire volvió a encogerse de hombros, como si fuera algo normal estar intercambiando saliva de piruleta con él. ―Está bueno. ―Jesucristo―siseó Hughie con desesperación―No sé por qué me molesto. ―De todos modos, no puedo jugar mañana―continuó diciendo Claire alrededor de la piruleta que estaba chupando―Lo cual es un completo desastre, ya que Jenny Kelleher está lesionada y Saoirse Doyle sigue en Francia con sus padres. Era un partido muy importante para Tommen―Suspiró pesadamente,

CHLOE WALSH

353

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 se sacó el caramelo de la boca y se lo devolvió a Gibsie―Toma, ya terminé. ―Sí, yo también―murmuró Gibsie mientras volvía a meterse la piruleta en la boca y se ponía en pie de un tirón―Tengo que ir a hacer algo. ―Sí, tienes que hacerlo―espetó Hughie―Arréglalo. ―¿Eh? ―Claire frunció el ceño y lo siguió con la mirada―Gerard, ¿adónde vas? ¿Y tú almuerzo? ―Sólo necesito...―Dejó escapar sus palabras mientras señalaba hacia el arco y luego salió corriendo de la habitación. Johnny, que estaba observando su interacción, sacudió la cabeza con clara consternación antes de restregarse la cara con la mano. ―¿Qué está pasando? ―susurré, volviendo la cara hacia su cuello. Me llegó a la nariz el olor de su colonia y me estremecí. Siempre olía tan bien―¿Adónde va? ―pregunté, apartándome para poder concentrarme. Con un fuerte suspiro, Johnny dejó caer una mano sobre mi muslo y apretó. ―Confía en mí, Shan―dijo en voz baja, acercándose a mi oído―Cuando se trata de Gibs, es mejor que no lo sepas. Era la segunda vez hoy que pronunciaba esas palabras y, por segunda vez hoy, pensé que quizá tenía razón.

CHLOE WALSH

354

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 CAPÍTULO 30

Malentendidos

Después de comer, fui a la oficina para hablar con el director Twomey y con la jefa de mi curso, la señorita Nyhan. Fiel a su palabra, Johnny vino conmigo. Por supuesto, el Sr. Twomey no lo quería allí y trató de echarlo de la oficina, pero Johnny no se movió. Fue bastante cómico ver a nuestro director, de 1,70 m, con su calvicie y su barriga panzuda de mediana edad, espantar a un jugador de rugby de 1,90 m. Lo más gracioso fue la expresión de asombro de Johnny cuando el Sr. Twomey le dio una palmadita en el pecho. Bueno, estaba seguro de que estaba empujando el pecho de Johnny, no dándole palmaditas, pero tuvo tan poco efecto en Johnny que me recordó a un mosquito zumbando alrededor de un oso. Cuando el señor Twomey cedió e hizo un gesto para que nos sentáramos los dos, Johnny tomó asiento a mi lado y, aunque no me agarró de la mano, el mero hecho de que se sentara a mi lado me infundió una extraña forma de valentía. No podía explicarlo, pero me sentía más valiente cuando estaba con él. ¿O tal vez me sentía más segura? Era extraño, teniendo en cuenta que nunca me había sentido tan desequilibrada como cuando estaba con él, pero era un buen tipo de desequilibrio: un desequilibrio excitante, que me revuelve el

CHLOE WALSH

355

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 estómago, que está a punto de hacer que colapse en cualquier momento, pero que no deja de tocarme porque siento como si mi corazón fuera a estallar en mi pecho y aun así necesito sentirlo en todas partes o explotaré. Respondí a todas las preguntas estándar y obligatorias que me hicieron el Sr. Twomey y la Srta. Nyhan, acepté toda la palabrería de "siento mucho lo que te ha pasado" y "no tengas miedo de hablar con nosotros" y seguí mi camino, obligándome a asistir a mis tres últimas clases. Sorprendentemente, soporté muy bien las miradas y los susurros de mis compañeros y las miradas compasivas de mis profesores. Supongo que ayudó el hecho de que Lizzie se había unido a mí y emitía unas vibraciones muy serias de "jódete conmigo y te arrancaré el corazón". Cuando sonó el último timbre a las 4 de la tarde, señalando el final de nuestra jornada escolar, me sentía cautelosamente optimista. Quizás después de todo podría superarlo. Como si pudiera volver a encarrilar mi vida. ―¿Quieres venir a mi casa? ―preguntó Claire, apoyada en mi pupitre, observando cómo volvía a meter los libros en la mochila después de la última clase. Aparte de la señorita Moore, que estaba sentada en su escritorio, éramos las dos últimas personas en el aula, ya que todo el mundo había salido corriendo en cuanto sonó el timbre, incluida Lizzie, que había salido corriendo a reunirse con Pierce, murmurando algo sobre una crisis personal―¿Aunque sea por una hora? ―Me encantaría―respondí, cerrando la cremallera de mi bolso antes de ponerme de pie―Pero Darren probablemente ya me esté esperando fuera―Cogí mi silla, la subí a la mesa y me volví hacia ella―Me están vigilando. ―Ugh―Claire arrugó la nariz con desagrado―Tu familia es un

CHLOE WALSH

356

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 desastre. ―Sí―Me subí la mochila a la espalda y asentí firmemente―No podría estar más de acuerdo. ―¿Quieres venir de todos modos? ―preguntó mientras salíamos del aula y caminábamos por el pasillo―¿Algo así como dejar tirado a Darren?―Sonriendo con picardía, se puso a mi lado mientras nos dirigíamos a la entrada principal―Gerard tiene el coche y sé que nos llevaría a las dos a mi casa. ―¿Qué le pasó en el almuerzo? ―pregunté, curiosa. Tensando el agarre de las tiras de mi bolso, caminé a paso ligero para mantener el ritmo―Simplemente salió corriendo del comedor y nunca regresó. ―No lo sé, Shan, y a veces creo que estoy mejor así―Suspirando, añadió―Algo me dice que, si lo supiera, sería doloroso. ―Claire―Miré su expresión triste―¿Estás bien? Ella asintió y me ofreció una sonrisa acuosa―Estoy bien. ―¿Por qué no le dices lo que sientes? ―le pregunté suavemente―Es obvio que él siente lo mismo. ―No lo hace―murmuró―Para él todo es un juego. Si cedo ahora, se aburrirá. Reflexioné sobre sus palabras un momento antes de decir. ―¿Él quizá te sorprenda? ―Y podría decepcionarlo―murmuró. Dejé de caminar―¿Qué quieres decir? Se volvió hacia mí, pero no respondió. Estudié su expresión de dolor y exhalé un suspiro. ―Claire, no podrías decepcionar a nadie ni, aunque lo intentaras. ―Sí.

CHLOE WALSH

357

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Lo digo en serio―insistí―Y menos a Gibsie. Él te adora. Está tan claro como la nariz de su cara que está loco por ti. ―Porque no puede tenerme―murmuró―Porque soy la única chica que no se ha rendido a él. ―No creo que sea por eso―respondí lentamente―Ni en lo más mínimo. ―Escucha, esto no es algo nuevo, Shan. Tú lo sabes. Gerard y yo hemos estado así desde que tengo memoria. Él siempre me ha 'deseado' y yo siempre le he restado importancia…―Sus palabras se interrumpieron y ella gimió, como si hablar de esto le doliera físicamente―…Porque no le creo. ―¿No le crees? ―No, no le creo―Sus ojos marrones ardían de vulnerabilidad mientras hablaba―Conozco a Gerard Gibson mejor que nadie en este planeta, demonios, lo conozco mejor de lo que él se conoce a sí mismo- y créeme cuando te digo que ese chico no puede prestar atención a nada durante más de un día. Lo he visto - la forma en que es con las chicas. Le da todo a una chica por un día y luego se va con la siguiente. Ni siquiera creo que pueda evitarlo. Sé que no lo hace a propósito―Sus mejillas se sonrojaron―Pero no puedo ser un día más para él, una chica más. No quiero desahogarme con él, sólo para que se dé la vuelta y se dé cuenta de que la persecución fue más divertida que la captura―Encogiéndose de hombros con impotencia, añadió―Creo que me destrozaría. ―¿Has hablado con Lizzie sobre esto? ―le pregunté―¿Qué te ha dicho? ―No se lo he dicho a nadie―susurró―Sólo a ti. Se me partió el corazón―Dios mío, Claire.... ―No pasa nada―se apresuró a decir, esbozando una sonrisa radiante―Estoy bien―Claire abrió de un tirón la puerta de cristal del edificio

CHLOE WALSH

358

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 principal y me hizo salir primero―Todo está bien. Estaba claro que no… ―Iré―solté sin aliento, luchando por seguir sus largas zancadas mientras atravesaba el patio―Si crees que a tus padres les parecerá bien. ―¿Lo harás? ―Toda su expresión se iluminó―Por supuesto. Mis padres te quieren. Asentí y seguí corriendo―Bien, sólo déjame decirle a Darren y baja la velocidad. No soy un caballo de carreras. ―Lo siento―soltó una risita, ralentizando el paso hasta lo que yo consideraba una caminata rápida―Gracias por hacer esto. ―No hay problema―respondí, tragando un gemido ante la idea de enfrentarme a Darren―Cuando quieras. Cuando llegamos al aparcamiento y mis ojos se posaron en el Volvo azul de Darren, perdí el paso y tropecé un poco. Tropecé aún más cuando me fijé en el Ford Focus plateado aparcado tres plazas más arriba, por no hablar de los cuatro chicos apoyados en el lateral de dicho Focus, con las cabezas gachas, inmersos en una conversación. Me enderecé antes de estrellarme contra la grava, enderecé los hombros, respiré hondo y me acerqué al Volvo. La sonrisa de mi hermano se borró lentamente cuando se dio cuenta de que me dirigía hacia el lado del conductor en lugar de hacia el lado del pasajero. ―¿Qué haces? ―preguntó Darren, bajando la ventanilla cuando le di unos golpecitos―Sube, tengo que llevar a los chicos al entrenamiento. Mirando hacia el asiento trasero, sonreí a mis tres hermanos pequeños. ―Hola, chicos―Ollie y Sean me devolvieron la sonrisa, pero Tadhg me ignoró, manteniendo su mirada fulminante fija en la nuca de Darren. ―¿Qué está pasando? ―preguntó Darren, arrastrando mi atención de

CHLOE WALSH

359

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 nuevo hacia él. ―Voy a ir a casa de Claire durante una hora―dije, obligándome a contener las palabras “si te parece bien”. Era mi hermano. No necesitaba su permiso. No lo necesitaba―Estaré en casa más tarde, ¿de acuerdo? ―Shannon, ya hablamos de esto―La expresión de Darren se ensombreció―Tienes que venir a casa inmediatamente después de la escuela. ―No―Sacudí la cabeza y apreté las correas de mi mochila―Mamá y tú lo hablaron―Nunca acepté quedarme en casa las veinticuatro horas. ―Le va a dar un infarto si no vuelves a casa―me dijo―Ya sabes cómo se pone. No puedo con ella así, por eso necesito que vengas a casa y me ayudes. ―No me importa―le respondí, y sorprendentemente, lo decía en serio. No me importaba. Ya no me importaba―Voy a pasar un rato con mi amiga como una adolescente normal y luego volveré a casa. ―No estamos en circunstancias normales―dijo con la mandíbula apretada. »Como si no lo supiera...» ―Puedes decir lo que quieras, pero yo iré a casa de Claire. Entrecerró los ojos―Entra en el coche. Me mantuve firme―No. ―Entra. En. El. Coche. Shannon. La ansiedad revivió en mi interior―No. Darren se desabrochó el cinturón de seguridad, abrió de un empujón la puerta del coche y salió. ―Entra en el puto coche―Agarrando la puerta con los nudillos blancos, siseó―Ahora, Shannon. ―Atrás, amiguito―advirtió Claire, poniéndose a mi lado―Tengo un arma…―ella señaló por encima del hombro de Darren―Está justo allí y no

CHLOE WALSH

360

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 tengo miedo de llamarlo. ―No voy a hacerle daño―le respondió Darren, con cara de espanto―Sólo necesito que se suba al coche y vuelva a casa. ―No hay ningún problema, Darren―replicó Claire―Shannon va a venir a mi casa. Comeremos comida chatarra, veremos la tele y luego mi madre o Hughie la llevarán a casa. No pasa nada. ―Se supone que tengo que llevarte a casa―afirmó Darren, ignorando a Claire―Puedes ir a casa de tu amiga otro día, cuando haya hablado antes con sus padres―Sacudiendo la cabeza, me puso una mano en el hombro y me dirigió hacia el lado del pasajero del coche―Déjame en paz y entra en el coche... ―No―exclamé, clavando los talones en el hormigón―No iré a casa. ―Shannon...―Exhalando un fuerte suspiro, Darren puso ambas manos sobre mis hombros y me miró―No es seguro para ti estar fuera. ―¡Ella no quiere ir contigo! ―gritó Claire con todas sus fuerzas―Ya dijo que no. Atónita, volví a mirar a mi amiga, preguntándome por qué había levantado la voz de repente. Darren no me había hecho daño, al menos no físicamente. Pero cuando vi que Johnny, Gibsie, Hughie y Feely nos observaban con expresiones cargadas de furia, comprendí rápidamente por qué. Estaba pidiendo refuerzos. Oh Dios... ―No lo hagas―gritaba Gibsie―No lo hagas, joder, Capi... ―Oye, ¿qué demonios crees que estás haciendo? ―Johnny exigió mientras pasaba por delante de sus amigos, olvidándose de su cojera―¡Quítale las putas manos de encima! ―rugió―Ahora. ―Hoy no tengo un respiro―Soltando un gemido de dolor, Gibsie echó

CHLOE WALSH

361

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 la cabeza hacia atrás, sin molestarse en intentar detener la posible carnicería―Adelante, buldócer, y no olvides tu muleta. ―No le des eso―espetó Feely, arrebatando el palo metálico de la mano de Gibsie antes de que Johnny pudiera hacerlo―Es un arma. ―¿Has visto su tamaño? ―ofreció Hughie con un suspiro abatido―Él es la puta arma. ―Jesucristo―refunfuñó Darren, girándose para mirar a los chicos―No te entrometas, Kavanagh. ―Si quieres conservar tu brazo, yo le haría caso―gritó Gibsie mientras interceptaba a Johnny antes de que llegara hasta nosotros. Golpeando con ambas manos el pecho de Johnny, intentó apartarlo del coche―Porque está un poco irritable ahora mismo, y no me interesa de todo corazón mantenerte con vida si se libera―Encogiéndose de hombros, añadió―Sólo digo ... ―¡Está bien! ―Entrando en acción por una vez en mi vida, me colé bajo su brazo y retrocedí―Él no estaba haciéndome nada. ―Te estaba tocando―gruñó Johnny, mirando a mi hermano con una expresión que rozaba lo feroz―Intentaba forzarte a entrar al coche. ―¡Y dijo que no! ―Claire añadió más leña al fuego, añadiendo―Un millón de veces. ―No le estaba haciendo daño―replicó Darren con sorna―No soy ese tipo. ―No lo es―me apresuré a defender―Él no me haría eso. ―No te creo, Shannon―replicó Johnny, furioso―Ya me mentiste antes―Entrecerró los ojos hacia mi hermano―Y yo no le creo. ―¿Me estás acusando de maltratar a mi hermana? ―Preguntó Darren, con voz mortalmente fría―Porque si es así lo entendiste todo mal. ―¿Algo así como tu madre se equivocó cuando me acusó de ser un

CHLOE WALSH

362

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 violador? ―respondió Johnny sin perder el ritmo―La diferencia es que yo te vi ponerle las manos encima, Darren―Entrecerrando los ojos, le espetó―Así que, si yo fuera tú, volvería a subirme a ese coche y me largaría de aquí antes de que haga algo de lo que todos nos arrepintamos. Darren miró fijamente a Johnny durante unos largos y palpables instantes antes de levantar las manos. ―¿Sabes qué, Shannon? ―dijo, riendo sin humor―Puede que mamá esté mal de la cabeza, pero ha dado en el clavo con lo de que se parece a nuestro padre―Caminando al lado del conductor abrió la puerta―Pero oye, haz lo que te dé la gana. Subió al coche y cerró la puerta de golpe. Aceleró el motor, salió de la plaza de aparcamiento y arrancó sin siquiera mirar atrás. Observé los tres rostros pequeños que miraban por la ventanilla trasera del coche hasta que se perdió de vista. ―Bueno―dijo Gibsie en tono alegre, rompiendo el gélido silencio―La cosa se puso fea. ―Sí―respiré. El comentario más subestimado del siglo.

CHLOE WALSH

363

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 CAPÍTULO 31

Sigue Mi Consejo O No

Yo arrasé. No necesitaba que Gibsie ni nadie me dijera lo que ya sabía. Shannon guardó un silencio sepulcral durante todo el trayecto hasta la casa de Claire, manteniendo un asiento de distancia entre nosotros, haciéndome saber sin rodeos que, efectivamente, la había cagado. Furioso conmigo mismo, no dije ni una palabra cuando la vi entrar en casa de Claire, aterrorizado de empeorar la situación. Incluso ahora, mientras subía y bajaba el cuerpo en la barra de musculación instalada en la puerta del cuarto de baño de Gibsie, no podía relajarme. No podía respirar con tranquilidad, porque en el fondo sabía que había empeorado las cosas un millón de veces para ella. Shannon sólo estaba al otro lado de la calle, pero podría haber estado a un millón de kilómetros de distancia con todo el mal que me habría hecho. Estaba tan jodidamente enfadado conmigo mismo que podía saborearlo. ―Debería ir allí―anuncié por quincuagésima vez en dos horas, y por quincuagésima vez Gibsie respondió―No, no deberías. Estaba desparramado en el suelo de su habitación con un bolígrafo y una

CHLOE WALSH

364

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 regla en la mano, rodeado de media docena de libros de texto, y fruncía el ceño profundamente concentrado mientras utilizaba aquel extraño papel amarillo que le ayudaba a concentrarse y a dar sentido a su propia escritura. ―¿Cuál es esta palabra? ―me preguntó, mostrándome su libro de Historia―¿Renombre? Fijé los brazos en su sitio y entrecerré los ojos para leer el texto de la página antes de decir. ―No, amigo, es renacimiento. ―Renacimiento―repitió, dándole vueltas a la palabra―Qué palabra más estúpida. Me encogí de hombros y seguí levantando el cuerpo, alimentando el dolor de mis músculos mientras ardían en señal de protesta. ―¿Puedo hacerte una pregunta? ―Ya

te

dije

que

te

daría

mis

apuntes

de

historia,

muchacho―respondí―No hace falta que vuelvas a preguntar. ―No, no es sobre el colegio―dijo―Es sobre rugby. ―¿Ah, ¿sí? ―Fruncí el ceño, interesado―¿De qué se trata? ―¿Qué posibilidades crees que tengo de conseguir uno de esos contratos de la Academia? Hice una pausa a mitad de la flexión de barbilla con los brazos bien cerrados y estudié su rostro. ―¿Hablas en serio, amigo? ―Parecía serio―¿No estás bromeando? ―No voy a seguir el camino de la universidad, Johnny; apenas puedo con los estudios tal y como están las cosas―Se encogió de hombros―Mamá me ha estado insistiendo sobre lo que quiero hacer después de la escuela, y me gusta el rugby―Suspirando, añadió―Si no trazo un plan, acabaré en la panadería con ella.

CHLOE WALSH

365

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Se te da bien el rugby―coincidí―Sabes que La Academia se interesó por ti hace un par de años. Suspiró―Sí, lo sé, y la cagué. ―Todavía estás en quinto año―le recordé―Tienes un año más para cambiar las cosas. ―¿Crees que puedo? ―preguntó, con los ojos grises clavados en los míos. ―Creo que tienes el potencial para hacer cualquier cosa que te propongas―le dije―Tienes el talento y eso es el diez por ciento de lo que te hace falta. ―¿Y el resto? ―Determinación, dedicación y constancia―le contesté―El efecto 30/30/30. ―Puede que necesite que me eches una mano con eso―murmuró. ―¿Qué necesitas de mí? ―Que me pongas en línea―admitió―Creo que puedo hacerlo, Johnny. ―Sé que puedes―respondí―Siempre lo he dicho. ―Lo sé, pero antes no quería. ―¿Y ahora sí? ―Estoy desperdiciando mi vida―dijo―Estoy dejando escapar todas las oportunidades. ―Sí, bueno, yo también llevo años diciéndolo. ―Entonces, ¿qué tengo que hacer? ―Deja de fumar, reduce la bebida y reúnete conmigo en mi casa mañana a las cinco y media. ―Eso es un poco tarde para empezar... ―¿Quién ha hablado de tarde? ―Arqueé una ceja―A las 5:30 de la

CHLOE WALSH

366

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 mañana, Gibs. Al que madruga Dios le ayuda. ―Mierda―gimió―Me vas a matar, ¿verdad? Me encogí de hombros―Si lo dices en serio, y lo quieres, entonces sacarás el culo de esa cama. ―Cierra las piernas―dijo entonces Gibsie, volviendo a centrar su atención en su libro. ―No puedo―dije, respirando con dificultad―Me duelen demasiado. ―Bueno, si te fueras a casa y te masturbaras, te sentirías mejor―replicó, sin perder el ritmo―Y serías capaz de cerrar las piernas. ―¿Qué habrías hecho tú, Gibs? ―pregunté, ignorando su indirecta―¿Si estuvieras en mi lugar? ―Teniendo en cuenta lo que sabes de su familia. ―Sí―gruñí, sin aliento. ―Exactamente lo mismo―respondió, confirmando que no estaba solo en mi locura―Pero yo habría contenido las amenazas de violencia―Dejó la pluma en el suelo y se incorporó―Es su hermano, colega. Arqueé una ceja y le dirigí una mirada de no me jodas. ―Me parece justo―rió antes de admitir―Yo lo habría matado. Asentí con la cabeza―Gracias. ―Pero no digo que eso sea lo correcto―añadió, poniéndose en pie ―¿Crees que sigue molesta? ―Pregunté, con la mirada fija en la ventana de su habitación―¿Estoy en problemas? ―Siempre estás metido en problemas―reflexionó―Es como lo tuyo. ―Ya sabes lo que quiero decir―refunfuñé. ―No lo sé―respondió, con tono ligero―Nunca he tenido novia. No tengo ni puta idea de cuál debe ser la etiqueta de una relación en esta situación―Sonriendo, añadió―Suelo resolver mis problemas con las chicas

CHLOE WALSH

367

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 con la lengua. ―Gibs… ―Hablo en serio―añadió―¿Molesta conmigo? Déjame lamerte. ¿Herir tus sentimientos? Deja que te coma―Se encogió de hombros―Es todo lo que sé, muchacho. ―¿Eso es lo que hiciste hoy? ―Entrecerré los ojos―¿Usaste tu lengua para arreglar la mierda de Claire? Me miró sin comprender. Gemí―Dime que no. ―No te estoy diciendo nada―respondió―Concentrémonos en tus meteduras de pata por hoy. Buen punto. ―Un día―gemí, bajando la cabeza―Un maldito día y metí la pata. ―Sí―se rió―Es un nuevo récord para ti. ―A la mierda...―Bajando de nuevo, giré los hombros, gimiendo de alivio cuando mis músculos crujieron y volvieron a su sitio―Voy a ir allí. ―Bien―estuvo de acuerdo―Ya era hora. Me quedé atónito―Pero dijiste que no debía... ―Eh...―Gibsie levantó las manos y sonrió―Soy la última persona de la que deberías pedir consejo―Encogiéndose de hombros, añadió―Yo solo te sigo la corriente, amigo. ―Jesús, estamos jodidos―murmuré. ―Así es, amigo. Así es―respondió, dándome una palmada en la espalda―Pero en serio, deberías saber que no debes tomarte mis consejos a pecho, ya que claramente me metí en un agujero del que no puedo volver a salir. ―¿Qué está pasando ahí, muchacho? ―Pregunté, frunciendo el

CHLOE WALSH

368

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ceño―¿Tiene Dee algo contra ti? ―No―Sacudió la cabeza―Nada que no pueda manejar. ―¿Seguro? ―Absolutamente. Un hilillo de inquietud recorrió mi espina dorsal―Gibs, si tienes problemas, puedes hablar conmigo. ―Te agradezco la preocupación, pero eres tú el que tiene la novia al otro lado de la calle, Johnny―se rió entre dientes―Y, además, tengo un plan. Entrecerré los ojos―¿Qué clase de plan? ―Sobre cómo mantener la polla en los pantalones―me dijo―¿Y fuera de la secretaria del colegio? ―Sí―Asintió con la cabeza―Ahora estoy lesionado. Fuera de combate durante las próximas seis u ocho semanas―Me dio dos entusiastas pulgares hacia arriba―Ya no puede tocarme. ―¿Estás lesionado? ¿Dónde? ¿Cómo? Pero qué...―Sacudí la cabeza y lo miré boquiabierto―Vas a tener que explicarme un poco más, porque si estás usando una foto de mi polla y fingiendo que es tuya...―Se bajó los pantalones y aspiré con fuerza―¡Mierda! ―Boquiabierto de horror, mi mano se movió automáticamente hacia mi propia polla―¿En qué mierda estabas pensando? ―Estaba pensando que necesito una manera de mantener mi polla fuera de la secretaria de la escuela―respondió, sosteniendo su polla en la mano. ―¿Cuándo te hiciste esto? ―le pregunté, horrorizado―Durante las vacaciones de Semana Santa―respondió―Te dije que estaba aburrido. Protesté―¿Así que saliste y te perforaste la polla? Se encogió de hombros―En realidad es un poco genial si lo piensas. ―Gibs, dejaste voluntariamente que alguien te clavara una aguja en el pene―exclamé, mirando boquiabierto el piercing en la parte inferior de su

CHLOE WALSH

369

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 pene―Eso no es genial, hombre, es una locura. ―No está tan mal―dijo en tono optimista, acariciándose la corona de la polla―Está casi curado, y se ve mucho mejor cuando estoy duro… ―¡No te atrevas a tocarte la polla delante de mí! ―Le advertí―¿Qué demonios te pasa? No quiero verte empalmado. ―Querías conocer mi plan―resopló, metiéndose de nuevo en los calzoncillos―Así que te enseñé mi Frenum piercing8. Sacudiendo la cabeza, siseé―¿Frenum? ―Sí―Asintió con entusiasmo―Como la escalera de Jacob sin la escalera. ―¿Qué... cómo...? ―Me quedé de piedra―¿Piensas añadirle algo? ―No―respondió―No por ahora, al menos 9. ―Estás jodidamente loco―le dije―Incluso trastornado. Y me marcaste de por vida. ―¿Te marqué de por vida? Sí. Claro―se burló―Te mostré una obra de arte corporal, muchacho. Tú me mostraste tus testículos gangrenados. ―Por última vez, no tenía una puta gangrena―espeté―Tenía un aductor desgarrado. ―Lo que tú digas, amigo―Gibsie se rió y salió de su habitación conmigo detrás, todavía visualmente traumatizado―Pero eran las bolas más descoloridas que he visto en mi vida. ―Te odio―refunfuñé, y bajé cojeando la escalera detrás de él―Espero que lo sepas.

8

Es un tipo de piercing genital masculino que se realiza a lo largo del frenillo, la banda de tejido que conecta el glande con el cuerpo del pene. Algunos hombres se colocan varios de estos piercings en fila como si fuese una escalera, de ahí su nombre Frenum Ladder. (como Gibsie) 9

Por acá les dejo una imagen (no explicita, si no de dibujito) para que se hagan una idea de lo loco que está Gibsie IMAGEN son de esos piercing, añádanle unos cuantos más hacia abajo y prácticamente eso fue lo que se hizo Gibsie.

CHLOE WALSH

370

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Y yo también te quiero―se rió. ―¿Te duele? ―pregunté, aún con una mueca de dolor. ―No, sólo pesa más. Me está costando un poco acostumbrarme. ―Oh, mierda... ―Chicos, tengan un poco de respeto―ordenó la madre de Gibsie cuando irrumpimos en la sala de estar para despedirnos de ella―El Ángelus está en marcha. Con una mueca de dolor, Gibsie y yo nos bendecimos y musitamos las oraciones que llevamos grabadas en nuestro interior desde que nacimos mientras la familiar campana de la iglesia sonaba con fuerza en el televisor. Sadhbh Allen era una mujer religiosa, y durante un minuto no se hablaría en la casa de los Gibson mientras esperábamos, con la cabeza gacha, la señal de las noticias de las 6:01. ―Ahora―dijo la señora Allen, silenciando el televisor cuando llegaron las noticias. Caminando hacia nosotros con su gigantesco gato persa blanco en brazos, sonrió alegremente―¿Qué tal el colegio? ―Bien―respondimos los dos al unísono. ―Johnny―Me dedicó una cálida sonrisa―¿Cómo te encuentras desde lo de Dublín, cariño? ―Estupendamente, gracias―respondí, ofreciéndole una sonrisa. Me acerqué para darle un masaje a Brian mientras Gibsie se alejaba del gato―Me estoy recuperando. ―Tu pobre madre debía de estar preocupadísima". ―Sí―Haciendo una mueca, rasqué suavemente a Brian bajo la barbilla―Se podría decir que sí. ―¿Dónde está Pa? ―Gibsie preguntó, usando el nombre cariñoso de su padrastro, Keith Allen. Había estado en la vida de Gibsie desde los ocho años.

CHLOE WALSH

371

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Era la abreviatura de padre, un término cariñoso y un signo de respeto hacia el hombre que había ayudado a criarlo. Un hombre que no era del todo su padre, pero mucho más que sólo Keith. Pa era el término medio y Gibsie había llamado así a Keith desde que lo conocía―¿Pensé que ya estaría de vuelta? ―Todavía está en la obra, cariño. Hubo un retraso con una entrega, pero estará en casa esta noche―La Sra. Allen se acercó a Gibsie y él retrocedió cómicamente. ―Mantén a esa bestia lejos de mí―espetó, mirando a Brian con recelo―No confío en él, mamá. ―Ah, es inofensivo―rió la Sra. Allen―No le harías daño ni a una mosca, ¿verdad, Brian? ―No, para él las moscas son geniales porque su problema es conmigo―refunfuñó Gibsie―¿Verdad, Brian? ―El gato siseó y Gibsie saltó detrás de mí―Vas a tener que hacer algo con su comportamiento―advirtió a su madre―Ya no me siento seguro en mi casa. ―En fin, será mejor que me vaya―anuncié, aclarándome la garganta. Le tenía cariño a la madre de Gibsie y siempre disfrutaba viendo cómo el gato de Gibsie le arrancaba tiras, pero saber que Shannon estaba justo enfrente me ponía ansioso―Gracias por recibirme, Sra. Allen. ―Cuando quieras, Johnny―respondió su madre, haciéndome señas para que me fuera―No te conviertas en un extraño. ―Me voy con él, mamá―le dijo Gibsie mientras corría detrás de mí, evitando por poco un arañazo de su gato―Llegaré a casa más tarde. ―Claro que sí―nos llamó―Pórtate bien, Bubba10. ―No pierdas la cabeza―me dijo Gibsie cuando salimos y cerró la puerta Bubba es una palabra estadounidense que puede significar “Buen chico”. Puede usarse como termino cariñoso para referirse especialmente a un hombre que tiene un cuerpo grande. Y la mayor parte del tiempo se usa para referirse cariñosamente a los niños. Ya que Bubba deriva con el alemán Bube que significa “niño”. 10

CHLOE WALSH

372

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 tras de sí―Habla con ella, no vayas con toda la artillería como hiciste antes. ―Mantendré la calma―refunfuñé. ―Lo digo en serio―replicó―Nada de hablar mal de su hermano. ―Yo no hago eso―solté, nervioso―Pero te juro por Dios, amigo, que, si tengo que mirarla con un moratón más, seré yo quien esté en la prisión de Cork, no su padre. Estará en un puto cementerio con su hijo al lado si alguno de los dos vuelve a ponerle las manos encima.

CHLOE WALSH

373

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 CAPÍTULO 32

Medias Rotas

―Hay movimiento en el frente exterior―anuncia Claire desde el umbral de la ventana de su dormitorio―La puerta principal se está abriendo lentamente. No, se ha vuelto a cerrar. Oh, espera, se está abriendo otra vez. Toma una decisión, ¡maldita sea! Oh, espera, puedo ver un hombre adolescente - no, mejor dicho, dos. Los dos están juntos, no hay sorpresas. B2 está cerrando la puerta principal. Le está diciendo algo a B1 - y ambos se están empujando. Parece que están discutiendo... oh, oh, ahora caminan hacia su coche... no, no, han cambiado de rumbo. Están cruzando la carretera. Acercándose, acercándose, acercándose... ―¡Claire! ―exclamé, presa del pánico. Ella levantó una mano y señaló la puerta de su habitación. ―Sólo espera. Ding-dong. Sonrió―Parece que vinieron a jugar con los peluches. ―¿Estás haciendo referencias a Bananas en Pijama? ―Me reí, sin poder contenerme―¿En serio? ―Hey...―Se encogió de hombros, sonriendo―Si sirve de ejemplo. ―¿Qué hago? ―Pregunté, mordiéndome el labio. Todo se había ido al

CHLOE WALSH

374

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 infierno en el aparcamiento del colegio, y Johnny no me había dirigido la palabra en todo el trayecto hasta la casa de Claire. Cuando Gibsie se detuvo en su entrada, yo había cruzado la calle con Claire hasta su casa y Johnny se había quedado con Gibsie. No sabía qué hacer o qué pensar. No tenía experiencia en este tipo de cosas―¿Crees que está molesto? ―No―respondió Claire, poniendo los ojos en blanco―Creo que piensa que estás molesta―Inclinó la cabeza hacia un lado, estudiándome detenidamente―¿Estás molesta? Me encogí de hombros―No sé lo que siento. ―Está bien si lo estás. Hace un rato te hicimos una especie de encerrona con Darren―Arrugando la nariz, Claire se sacudió un trozo de pelusa de su pijama antes de añadir―Pero te puso las manos encima, y eso es una especie de señal de alarma para nosotros. ―Darren no me haría daño―me oí decir por millonésima vez en pocas horas―No de esa manera. Sólo... está preocupado por mamá y los niños... y por mi papá. Porque todavía está ahí fuera. ―Sí, lo sé―Dejando caer los pies del umbral al suelo, Claire se levantó y estiró los brazos por encima de la cabeza. Sus rubios rizos, sujetos con un broche para que no le dieran en la cara, le caían por la espalda como un sol dorado y vibrante. Era tan guapa, con sus largas piernas y sus curvas tonificadas, que me hacía sentir como una niña a su lado―Sé que no 'te haría daño', y siento mucho haber montado una escena―añadió, con tono culpable―Pero tienes que ver cuál era nuestro punto de partida. Te lo guardaste todo durante tanto tiempo, enterraste tantos secretos sobre lo que pasaba en tu casa, que es difícil confiar en ti. Me estremecí ante sus palabras y los ojos de Claire se abrieron de par en

CHLOE WALSH

375

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 par―No lo digo en el mal sentido―se apresuró a tranquilizarme―Confío en ti un millón por ciento con todos mis secretos y todo, lo juro. Sólo digo que cuando se trata de tu familia, todos somos un poco recelosos. ―Lo entiendo―Me moví en su cama para sentarme con las piernas cruzadas frente a ella y dejé escapar un suspiro derrotado―Es un caos. ―¿Con Darren? ―preguntó, con ojos cálidos y llenos de simpatía―¿O en general? ―Todo lo anterior―admití―No creo que Darren se esté adaptando a estar de vuelta en casa―La culpa se agitó en mi interior―Ya viste lo bien que Joey está 'sobrellevando' la vida, Tadhg se ha transformado en adolescente hormonal andante, Sean apenas puede articular palabras... y moja la cama todas las noches. Mamá es... bueno, es un desastre, y papá es...―Me encogí de hombros y añadí―El único que parece salir adelante es Ollie, y solo tiene nueve años. ―Lo siento, Shan―Me miró con simpatía―Es un asco. ―Sí―suspiré―Y sé que debería hacer un esfuerzo con Darren, pero es tan difícil. Él sólo... se fue, ¿sabes? Durante años. Ni siquiera sabía dónde estaba, y ahora, de repente, ha vuelto, y está a cargo, y se pone del lado de ella...―Se me cortó la voz y me mordí las uñas con ansiedad―No sé cómo procesarlo todo. Han pasado tantas cosas y me siento como... ―¿Cómo te sientes, Shan? ―Como si me estuvieran asfixiando―le dije en voz baja. ―¿Yo? ―preguntó. ―No―Negué con la cabeza―Nunca tú. ―Siempre estoy aquí para ti―Apresurándose hacia donde yo estaba sentada en su cama, Claire se lanzó sobre mí, haciendo que cayera de espaldas sobre la cama―Eres mi mejor amiga―susurró, abrazándome con fuerza―Y

CHLOE WALSH

376

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 sé que no debo apretarte, pero no puedo evitarlo porque...―Se le quebró la voz y dejó caer la cara para apoyarla en mi hombro antes de susurrar―Porque cuando recibí la llamada de Gerard y me enteré de lo que te había pasado, tuve tanto miedo de no volver a verte―Lloriqueando, me abrazó con más fuerza―Me sentí tan responsable. ―Sigo aquí―murmuré, abrazándola con fuerza, ahogándome en el olor de su champú de fresa mientras su pelo se esparcía por mi cara―Y tú nunca fuiste responsable. ―¿No lo fui? ―murmuró―Sabía que te estaba pasando algo y no hice nada al respecto. ―Eras exactamente el tipo de amiga que necesitaba―le dije―No habría superado nada de esto sin ti, así que nunca te sientas mal por ser lo que necesitaba. ―Siempre me voy a sentir mal, Shan―me contestó―No creo que eso vaya a desaparecer pronto. ―Dios, necesitas un corte de pelo―balbuceé, escupiendo un puñado de rizos rubios por la boca. ―¿Eh? ―Tu pelo, Claire―espeté estranguladamente, sacudiéndome la boca mientras una montaña de rizos me inundaba―Lo tengo en la boca―La empujé por los hombros―Te estás convirtiendo en Rapunzel. ―Lo dice la chica con el pelo hasta el culo―soltó una risita, bajándose de mí―Mi pelo es grueso y hay mucho...―Hizo una pausa para levantarme―Pero tú eres la que lo tiene largo. ―Porque es lo único de mí que crece―bromeé, sentándome con las piernas cruzadas, frente a ella. Me eché la mano a la nuca, me quité la goma del pelo y me eché el pelo castaño por encima del hombro izquierdo―Es lo

CHLOE WALSH

377

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 único que tengo―añadí mientras empezaba a hacerme una trenza―Así que no me juzgues. ―Yo tengo algo que crece―dijo una voz masculina familiar―Y está creciendo ahora mismo. ―Se supone que tienes que tocar, ¿recuerdas? ―dijo Claire, mirando por encima del hombro a Gibsie, que estaba de pie en su dormitorio―Conoces las normas. Detrás de él, en el umbral de la puerta, estaba Johnny, que se movía de un lado a otro y parecía increíblemente incómodo. Su mirada se clavó en la mía y me dedicó una pequeña sonrisa. Le devolví la sonrisa. El alivio inundó sus facciones y exhaló un suspiro. ―Sé que estás hablando ahora mismo, nena―dijo Gibsie, atrayendo de nuevo mi atención hacia él―Y me estoy esforzando mucho por prestar atención, pero es un poco imposible cuando todo lo que estoy viendo es a ti y a otra chica en tu cama, trenzándose el pelo, con tu culo sexy sobresaliendo de esos pantalones cortos―Sonriendo, añadió―Rápido, haz otra cosa. ―Algo así―respondió dulcemente Claire, antes de coger una almohada y lanzársela. ―Jodidamente perfecto―exclamó Gibsie, atrapando la almohada en el aire―Añade peleas de almohadas y es como porno gratis. ―Eres un pervertido. ―Un pervertido que te arregló lo del hockey. ―¿Lo hiciste? ―Los ojos de Claire se abrieron de par en par―¿Cómo? Gibsie se encogió de hombros. ―Tengo mis maneras―Inclinando la cabeza hacia un lado, estudió la espalda de ella y preguntó―Maldita sea, ¿llevas puesto un tanga? ―Gerard―suspiró Claire.

CHLOE WALSH

378

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―¿Es roja? ―Él entrecerró los ojos y luego gimió―Es jodidamente roja, ¿verdad? Poniendo los ojos en blanco, Claire se bajó de la cama y caminó hacia donde él estaba de pie. ―Eres un idiota―le reprendió, dándole una palmada en el brazo―Vamos, puedes ayudarme a limpiar la cocina antes de que mamá vuelva del trabajo. Así ellos dos tendrán tiempo para hablar―Sonriéndole a Johnny, añadió―Pasa, Johnny. ―Sí―Metiéndose las manos en los bolsillos, Johnny entró en su habitación―Gracias. ―Iré donde quieras si me enseñas la tanga―suplicó Gibsie, bajando las manos a su cintura―Limpiaré todas las ollas. Haré lo que sea. Sólo un vistazo. Es todo lo que pido. ―Independientemente de si te la enseño, igual vas a venir―resopló ella, agarrándole la corbata del colegio y arrastrándolo fuera de su habitación. ―En eso tienes razón―aceptó, siguiéndola como un cachorro con correa―¿Tu sujetador también es rojo? ―No llevo. ―Oh, Dios. Gibsie cerró la puerta, dejándonos a Johnny y a mí solos en el dormitorio rosa chicle de Claire. ―Hay... mucho rosa―Moviéndose torpemente, sacó una mano del bolsillo y la agitó sin rumbo―Nunca he visto tantos osos de peluche y muñecas en mi vida. ―Ya no juega con ellos―le expliqué, reprimiendo una carcajada al ver su expresión de confusión―Sólo los colecciona―Sin saber qué hacer, cogí el enorme oso polar blanco de encima de su cama y se lo tendí―Gibsie se lo

CHLOE WALSH

379

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 compró para su decimotercer cumpleaños y exigió que le pusiera su nombre―le dije―Ella accedió y lo llamó Gerry. ―Lo recuerdo―suspiró Johnny y se pasó una mano por el pelo―La maldita cosa le costó ochenta libras. Estuvo podando césped todo el verano para pagarlo. Mis ojos se abrieron de par en par―¿Ochenta euros por un osito de peluche? Johnny se encogió de hombros―Era el que ella quería. ―Oh―susurré, sin saber qué más decir. ―¿Estamos bien? ―preguntó entonces, quedándose exactamente dónde estaba―¿Tú y yo? Asentí con la cabeza―Creo que sí. Johnny exhaló un fuerte suspiro y se acercó a mí. ―Sé que la cagué, ¿sí?―soltó, sin detenerse hasta que estuvo sentado en el borde de la cama de Claire, con los ojos clavados en los míos―Exageré. Pero es que lo vi con las manos sobre ti y me entró pánico―Sacudió la cabeza y me cogió la mano―Maldición, vi rojo, Shan. No podía pensar con claridad y saqué conclusiones precipitadas. ―Lo entiendo―susurré, acercándome más a él―No estoy molesta contigo. ―Pero acabo de empeorarte las cosas―Gimió, tirando de mi mano hacia su regazo, y me miró, con expresión desolada―La cagué, cariño. ¿Cariño? Dios mío. ―Y ahora vas a tener que ir a casa y lidiar con más de su mierda―continuó diciendo, con expresión dolida―Todo porque no pude controlarme... ―¿Johnny? ―exhalé, con el corazón revoloteando desbocado.

CHLOE WALSH

380

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Exhaló un suspiro y me miró con expresión cautelosa, como si intentara calibrar mis emociones. ―¿Sí, Shan? ―Te amo―No tenía ni idea de por qué sentía la necesidad de decirle eso, pero las palabras parecían trepar por mi garganta cada vez que lo miraba. El azul de sus ojos ardía de calor―Yo también te amo. ―¿Sí? ―Sí. No sé quién se movió primero después de eso... hubo un choque de extremidades, pero cuando me abalancé sobre Johnny, él ya estaba a medio camino sobre mí. Nuestros labios chocaron al mismo tiempo que yo caía de espaldas, con su enorme cuerpo cayendo pesadamente sobre mí. Agotada, me aferré con más fuerza a su cuello y dejé que mis piernas se separaran, haciendo que él se acomodara entre ellas con brusquedad. El contacto nos hizo gemir ruidosamente. Enredando los dedos en su pelo, le rodeé la cintura con las piernas y le devolví el beso con una necesidad que rozaba la locura. Apretando los muslos, balanceé las caderas hacia arriba y tiré con fuerza de su pelo, sin querer otra cosa que sumergirme en aquel chico. Metí la lengua en su boca y lo besé con fuerza, incapaz de acercarme lo suficiente. Johnny recompensó el movimiento con un profundo y retumbante gruñido de aprobación. El sonido era tan sexy. Podía sentirlo, duro como el acero entre mis piernas, frotándose contra mis zonas más íntimas, y gemí, acercándome más, deseando más que nada que apretara más fuerte. ―Dios―Sus manos recorrieron todo mi cuerpo―Te sientes tan bien―Su mano se deslizó bajo el dobladillo de mi camisa y me rozó el costado―Sabes jodidamente perfecto.

CHLOE WALSH

381

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Sus manos estaban por todas partes: en mis piernas, en mis caderas, en mi pelo. Me tocaba en todas partes excepto donde yo lo necesitaba y eso sólo parecía ponerme más frenética, más desesperada por él. Me comportaba como una loca desquiciada, pero no podía contenerme ni un segundo más. Sentía en lo más profundo de mis huesos el deseo que sentía por él, que me impulsaba y me animaba a ir más allá. El calor se acumulaba en mi interior, un dolor profundo, inquietante y palpitante. Su lengua y sus dedos sólo parecían intensificar esa sensación palpitante hasta que literalmente palpitaba allí abajo. El corazón me latía a cien kilómetros por hora, la pasión y la necesidad que me impulsaban hacían que mis movimientos fueran imprudentes y torpes, mientras mi cuerpo perseguía instintivamente una sensación desconocida que sólo su cuerpo podía proporcionarme. Era virgen, pero eso no significaba que no supiera nada de sexo. Había leído suficientes libros, visto suficientes películas y escuchado suficientes historias como para saberlo todo sobre el cuerpo masculino y los orgasmos. Y aunque nunca antes había sentido uno, era muy consciente de que las cosquilleantes sacudidas de placer que me recorrían cada vez que Johnny empujaba sus caderas contra mí, eran una pequeña promesa de placer. «Oh, Dios mío, creo que voy a correrme», la repentina idea cobró vida en mi mente, haciéndome gemir en su boca y mover las caderas para animarme, «creo que va a hacer que me corra». Deleitándome con la sensación de estar atrapada bajo él, y nublada por la lujuria, deslicé una mano entre nuestros cuerpos y toqué la parte delantera de sus pantalones escolares, estremeciéndome cuando mi mano entró en contacto con su erección. ―No, cariño―gimió Johnny en mi boca, apartando mi mano y

CHLOE WALSH

382

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 sujetándola por encima de mi cabeza―O perderé el control. ―¿Te duele? ―Respiré, jadeando contra sus labios―¿Te duele? ―Me estás matando, Shan―Johnny gimió y enterró su cara en mi cuello―Joder, nena―Mordisqueando y chupando mi carne, besó un rastro desde mi clavícula hasta mis labios antes de introducir su lengua en mi boca una vez más. No podía soportarlo. Sinceramente, no podía. Desesperada, metí las manos bajo su camiseta y arañé la piel tensa y ondulada que había debajo. Mis dedos en su estómago le hicieron algo a Johnny, porque me apretó más contra el colchón, moviéndose más fuerte contra mí. La mano que utilizaba para sujetar la mía se dirigió a mi pierna. Agarró la parte carnosa de mi muslo, levantó más mi pierna y balanceó sus caderas contra mí. Sus dedos se clavaron en mi piel con tanta fuerza que sentí que se me rasgaban las medias, pero no me importó. Podía hacerlas pedazos y yo no se lo impediría. Subiendo más, sentí las yemas de sus dedos rozando el borde de mis bragas. Vaciló y me entraron ganas de llorar. Frustrada, enganché los dedos en su cintura y tiré con fuerza. Eso fue todo el estímulo que necesitaba; su mano se deslizó por detrás de mí hasta tocarme el culo, apretándome y atrayéndome más hacia él mientras seguía frotándose contra mí. En algún lugar de mi mente, sabía que era totalmente inapropiado estar revolcándome en la cama de mi mejor amiga con mi novio, pero mi cerebro sólo podía concentrarse en la palabra novio. Todo lo demás era intrascendente en ese momento porque Johnny era mi novio, y mi novio me tenía de espaldas, haciendo que mi cuerpo se estremeciera y temblara. Era la única caricia masculina que había recibido. Era grande y masculino y estaba usando toda su fuerza para hacerme sentir bien.

CHLOE WALSH

383

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 En ese momento, no me importaban mi familia ni mis hostigadores, no temía a lo desconocido ni me preocupaba; lo único en lo que podía pensar era en la desesperada necesidad que tenía en mi interior de unirme a él de todas las formas posibles. El sonido del papel de aluminio rompió mis pensamientos llenos de lujuria y me estremecí cuando algo afilado se clavó en mi muslo. ―¿Qué es eso? ―pregunté sin aliento mientras separaba mis labios de los suyos. Giré las caderas y volví a sentir el pinchazo―Ay. ―¿Estás bien? ―La preocupación parpadeó en los ojos de Johnny, ahogando el deseo, y se apartó rápidamente para arrodillarse entre mis piernas―Mierda, ¿te lastimé? ―No, no fuiste tú...―Palmeando el colchón, mi mano tropezó con varios paquetes de bordes afilados―Fue esto―exhalé, levantando uno de los paquetitos cuadrados para inspeccionarlo. El calor inundó mi cuerpo cuando me di cuenta de lo que tenía en las manos―Se te habrá caído del bolsillo―murmuré, mirando el montón de condones que tenía a ambos lados de la cintura―Definitivamente se te cayeron del bolsillo―corregí, contando dieciséis condones, diecisiete incluyendo el que tenía en la mano. Johnny se quedó mirando el condón que tenía en la mano, parpadeó varias veces y salió disparado de la cama más rápido de lo que jamás le había visto moverse en un terreno de juego. ―Por Dios―dijo, pasándose una mano por el pelo―No es lo que parece, lo juro―Murmurando una sarta de palabrotas, empezó a caminar por el suelo―Maldito Gibsie―dijo, con la mandíbula apretada―Me va a arruinar la vida. ―¿Gibsie? ―Son suyos―espetó Johnny―No míos.

CHLOE WALSH

384

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Oh―Levantándome sobre mis codos, lo miré recorrer la habitación como un loco―Está bien. ―Sólo se los guardé a él―se apresuró a añadir, sin dejar de moverse―No los traje aquí por ninguna otra razón que no fuera que olvidé que estaban en mis bolsillos. ―Está bien. ―Por el amor de Dios―gimió, deteniéndose para ahuecarse la nuca―Yo no... quiero decir que no... no esperaba tener sexo contigo. ―¿No lo esperabas? ―¿Qué? ―Me miró boquiabierto―No, Shannon, claro que no. ―Oh―Miré los condones antes de volver a mirarle―¿Por qué? ―Porque yo...―Se quedó boquiabierto y tardó unos instantes en recuperarse―Espera, ¿qué? ―Nada―murmuré, avergonzada―No importa. ―¿Tú quieres tener sexo? ―insistió, mirándome con recelo―¿Es eso lo que querías decir? ―No lo sé―Nerviosa, me puse al otro lado de la cama, de espaldas a la ventana, observándolo con la misma cautela―Quiero decir, ¿lo haré si tú quieres? ―¿Es una broma?... ¿Qué...carajo...estás...? ¡Mierda! ―Levantando una mano, Johnny puso la otra sobre su cabeza y respiró hondo varias veces. Parecía a punto de estallar cuando pasó los labios entre los dientes y me miró―Dame un minuto. Asentí―De acuerdo. ―No voy a tener sexo contigo―dijo finalmente cuando volvió a hablar. Su voz era desgarrada, su expresión dolorida―No vamos a tener sexo, Shannon―reiteró, con la voz tensa―No va a ocurrir.

CHLOE WALSH

385

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Oh, Dios. ―Lo siento―Nerviosa y mortificada más allá de lo creíble, rápidamente me bajé la falda―Fue una estupidez... ni siquiera sé en qué estaba pensando... quiero decir, por supuesto que no quieres... ugh, olvídalo... ―Quiero―corrigió rápidamente―Créeme, quiero. Te lo prometo. Pero no puedo. ―Oh―Mi mirada se desvió hacia la tienda de campaña que estaba montando con sus pantalones grises de colegio―¿Porque todavía te duele? ―No, cariño―espetó, levantando una mano―Porque no estás lista. ―Pero dije que lo haría si tú querías―susurré. ―Exacto―gimió Johnny con fuerza―Dijiste si yo quería... no porque tú lo quisieras―Sacudiendo la cabeza, se acercó a la cama y se hundió―Es demasiado pronto. ―Pero cuando estabas con Bella tenías...―Cerré la boca de golpe y me quedé junto a la ventana, observándole―No importa. ―Jesús―murmuró Johnny, dejando caer la cabeza entre las manos―¿Es eso lo que crees que quiero? ―Cuando no respondí, se enderezó y me miró―Ven aquí―Palmeó el colchón que tenía al lado―Siéntate un rato conmigo. Lo observé atentamente durante un momento antes de dejar caer los hombros en señal de derrota y acercarme para sentarme. ―Háblame―me dijo en voz baja―Dime qué está pasando dentro de esa cabeza tuya. ―Yo sólo...―Me detuve en seco y me tensé, incapaz de sacar las palabras―¿Sólo qué, Shannon? ―Nada. ―Háblame.

CHLOE WALSH

386

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Sólo quiero que me desees de todas las formas en que la deseabas a ella―solté y luego me ruboricé de vergüenza. ―No―Johnny negó con la cabeza―Tú no quieres eso. ―Pero en realidad sí―admití cabizbaja. ―Entonces, ¿sólo quieres que quiera follarte? ―exigió, con el tono acalorado―¿Quieres que sólo quiera sexo contigo? ¿Qué te folle y me pase todo el rato preguntándome qué tan rápido puedo alejarme de ti? ―Me miró fijamente, desafiándome a que le dijera que sí―¿O que me pregunte cuánto tiempo es socialmente aceptable quedarme después acabar? ¿Cinco minutos? ¿Media hora? ¿Tengo que besarte y abrazarte o puedo irme y quitarme el olor de tu cuerpo? Porque así fue con ella―Se pasó una mano por el pelo y gruñó―No había sentimientos de por medio. Era sexo y nada más. ―No, no quiero eso―admití en voz baja―Sólo quiero ser lo que tú quieres. ―Lo eres―me instó, con el tono acalorado―No quiero lo que tuve con Bella. Quiero lo que tengo contigo. ―¿Me lo prometes? ―¡Maldición, te lo prometo, Shannon! ―Inclinándose hacia delante, Johnny apoyó los codos en los muslos y exhaló con fuerza―Escúchame; Bella fue un error―Hizo una mueca al pronunciar su nombre―Creo que sabía que era un error incluso cuando estaba follando... eh, cometiendo el error―se apresuró a enmendar, lanzando una mirada culpable en mi dirección―Estaba desconectado y quería sentir algo durante un rato―Volvió a suspirar―Podía ver a mis amigos y a los chicos del equipo con novias y toda esa mierda. ¿Como Hughie y Katie? Cristo, incluso Gibs y Claire. Y no sé, Shan, todos parecían tan despreocupados, tan jodidamente imprudentes al respecto, que yo estaba celoso―Me miró cuando dijo―Te sientes solo cuando vas por un camino y

CHLOE WALSH

387

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 todos tus amigos van juntos por otro, y supongo que anhelaba algún tipo de conexión con algo o alguien que no fuera el rugby. Pero nunca me ocurrió―Enderezándose de nuevo, apoyó una mano en el colchón y se volvió hacia mí―Simplemente no pude, ¿sabes? Nunca he podido conectar así con nadie―Se encogió de hombros impotente, con los ojos azules clavados en los míos―Hasta que un día, levanté la vista de mi vida y allí estabas tú. Con esos ojos azules y llena de secretos―Carraspeó varias veces antes de decir―Y nunca me había sentido tan conectado. ―Johnny... ―No, escúchame, Shan―se apresuró a decir, apoyando una mano sobre la mía―Sólo puedo decirte lo que sé―añadió, con el tono ronco y los ojos encendidos―Y es que desde el primer día que entraste en mi vida, me cambiaste. ¿La primera vez que te vi? Hiciste revivir algo dentro de mí―Soltando un fuerte suspiro, se encogió de hombros, con los ojos clavados en los míos―Y desde entonces no he vuelto a ser el mismo. Mi corazón galopó desbocado en mi pecho―¿En serio? Asintió lentamente mientras una pequeña sonrisa se dibujaba en su rostro. ―Boom. Exhalé un suspiro tembloroso―Boom. ―Así que, para responder a todos esos malditos pensamientos en tu bonita cabeza, no quiero a Bella ni nada ni remotamente parecido a lo que tuve con ella―continuó―Quiero lo que tenemos juntos. Quiero nuestra amistad. Quiero tu compañía. Quiero nuestras conversaciones. Sólo quiero tiempo contigo. Y no tengo ninguna prisa. No quiero que sientas que no sabes a dónde va esto, o que cuando te estoy besando estoy buscando más de lo que estás dispuesta a dar. No te haré eso. No tomaré lo que no puedes dar, y no presionaré,

CHLOE WALSH

388

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ¿de acuerdo? ―Se pasó una mano por el pelo y suspiró―El sexo ni siquiera es importante. Es sólo una puta parte, una parte que puede esperar todo el tiempo que quieras. Tiene razón. Dios, él tiene toda la razón. La mortificación me inundó. ―Creo que no estoy preparada, Johnny―susurré, con las mejillas encendidas. ―Lo sé―respondió, sonriente―Y no pasa nada. No había ni un ápice de duda en su voz y me aferré a su seguridad. ―Está bien―murmuré, acercándome más. ―Me haces feliz―susurró―Quiero seguir así. Quiero quedarme contigo. ―Johnny...―se me cortó la voz mientras contemplaba la importancia de lo que acababa de decir―Tú también me haces feliz. ―Y creo que te debo otro par de medias―Hurgó en el enorme agujero de mis medias y esbozó un tímido encogimiento de hombros―Lo siento. Sonreí―No importa. Sonriendo, levantó el brazo y me deslicé en el espacio. ―Me gusta donde estamos, Shan―Sus palabras se enroscaron alrededor de mi corazón como una manta reconfortante―Ya llegaremos cuando sea el momento adecuado―añadió tras una pausa de silencio satisfecho―No tengo ninguna prisa―Sentí que sus labios rozaban la parte superior de mi cabeza―No contigo.

CHLOE WALSH

389

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 CAPÍTULO 33

¡Gracias, Dios!

Yo era un santo. No era broma. Estaba bastante seguro de que me merecía una medalla por el autocontrol que había mostrado antes en el dormitorio de Claire. Dudaba que hubiera otro chico de mi edad con sentimientos por una chica como los que yo sentía por Shannon -o por una chica que se pareciera a Shannon- que hubiera podido evitar que aquello avanzara. Horas más tarde y todavía estaba asimilando lo mejor y lo peor que había hecho en mi vida. Porque deseaba estar dentro de esa chica más que mi próximo aliento y tenerla colgando su virginidad delante de mis narices como una jodida medalla de Grand Slam era la peor clase de tentación. Pero hice lo correcto, maldita sea. La detuve. Puse lo que ella necesitaba por delante de lo que yo quería, y eso me tranquilizó un poco. Así que después, cuando suavicé las cosas y bajamos, me tomé un chocolate caliente con su amiga, entablé una conversación trivial, le di la seguridad que sabía que necesitaba de mí y controlé a Gibsie lo mejor que pude. Cuando Sinead Biggs llegó del trabajo un poco después de las nueve y

CHLOE WALSH

390

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 nos despidió a Gibs y a mí, podría haber llorado de alegría. Por muy mal que sonara, me sentí aliviado de que la mujer hubiera aparecido y nos hubiera echado, porque necesitaba un descanso. Necesitaba irme a casa, y rápido, porque no podía soportarlo más. Habían pasado más de cinco putos meses, y con dolor o sin él, iba a correrme. Aunque me matara, joder. Apenas pude articular palabra en todo el trayecto de vuelta a casa. La expectación me estaba matando y los nervios me atormentaban. Miedo, excitación y lujuria eran las emociones dominantes que corrían por mi cuerpo, impulsadas por el recuerdo de Shannon de espaldas, conmigo entre sus piernas. Por suerte, Gibsie estaba pensativo en silencio en el asiento del conductor y no apagó el motor cuando se detuvo frente a mi casa. En lugar de eso, me dijo con desgana: "Te recogeré por la mañana, amigo", antes de volver a mirar por el parabrisas. No tenía ni idea de lo que le pasaba -supuse que estaba enfurruñado porque la madre de Claire le había echado de casa-, pero ahora mismo no podía preocuparme por eso porque me estaba yendo a la mierda, maldita sea, y sus problemas ahora mismo no eran mi prioridad. Cuando entré en mi casa, tuve la sensación de que Jesucristo en persona me estaba mirando porque mi madre estaba en una llamada de trabajo, dando órdenes por los auriculares mientras se paseaba por el suelo de la cocina con una carpeta en la mano. Lo juro por Dios, podría haberme arrodillado y haberme puesto a rezar. Cuando intentó mirarme a los ojos, me apresuré a subir las escaleras, utilizando la muleta más por su bien que por el mío. Desalojé temporalmente a Sookie de mi habitación, cerré la puerta y empecé a quitarme la ropa. Nunca entenderé por qué sentía la necesidad de

CHLOE WALSH

391

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 desnudarme completamente, pero estaba ardiendo y necesitaba un respiro. Sentí que una jodida mezcla de excitación y miedo me recorría el cuerpo, me senté en el borde de la cama, inmóvil como una estatua, y me miré la polla completamente erecta. Allá vamos... Con todo el cuerpo tenso por la emoción, dejé caer una mano y contuve la respiración, esperando el dolor que estaba tan acostumbrado a sentir, el que asociaba con mi polla. Una sacudida... Dos sacudidas... Tres sacudidas tentativas... Cuando el dolor no llegó, solté el aliento que había estado conteniendo, me tumbé boca arriba y me quedé mirando al techo. ―Gracias, Dios. Cerré los ojos y me concentré en todas las imágenes depravadas que tenía de Shannon.

CHLOE WALSH

392

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 CAPÍTULO 34

Luces Intermitentes Y Nueva Información

Mi cuerpo estuvo tenso durante todo el trayecto de vuelta a casa. La familiar sensación de miedo había reanudado su tarea de acabar con lo bueno de mi día. Todos los pensamientos sobre Johnny se habían retirado a la caja de mi mente en la que lo mantenía a salvo, mientras adormecía todas mis emociones y entraba en modo supervivencia. Era como encerrar la luz del sol en un viejo cofre lleno de telarañas, sin confiar en que la oscuridad que me rodeaba no lo manchara. Como un sexto sentido enterrado en lo más profundo de mí, sabía que había problemas antes de verlos. Sentía que la temperatura de mi cuerpo descendía hasta el punto del ártico y que la sangre se me helaba en las venas. Cada músculo de mi cuerpo se tensó con temerosa anticipación. No era tan ingenua como para asegurarme a mí misma que esta vez todo iba bien. La visión de mi casa iluminada como un árbol de Navidad, con todas las ventanas inundadas de luces amarillas, y la fila de coches aparcados junto a la acera, normalmente desierta, por no mencionar el coche azul y amarillo de la policía, fueron señal suficiente de que mis manifestaciones silenciosas serían inútiles. ―Shannon, cariño―dijo la señora Biggs en tono preocupado cuando se

CHLOE WALSH

393

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 detuvo frente a mi casa―¿Está todo bien? ―Probablemente

esté

bien―dije

con

voz

entrecortada,

desabrochándome rápidamente el cinturón de seguridad, mientras las dagas de pánico me desgarraban las tripas―Gracias por traerme, señora Biggs―añadí, acercándome a la manilla de la puerta. ―Espera, ¿quieres que te acompañe? ―preguntó la madre de Claire, con un tono de ternura, mientras me ponía una mano en el hombro―Puedo aparcar, cariño, y acompañarte... ―No, no, está bien―murmuré, abriendo de un empujón la puerta del pasajero, y agradeciendo a mis estrellas de la suerte que Claire se hubiera quedado en su casa en lugar de venir en el coche―Pero será mejor que entre ya. La señora Biggs, que se parecía tanto a Claire, se mordió el labio durante un largo rato, claramente ansiosa. «No tanto como yo...» ―¿Llamarás a Claire más tarde? ―preguntó finalmente, mirándome con recelo―¿Sólo para ver cómo estás? Asentí con la cabeza, le dediqué una pequeña sonrisa y me apresuré a salir. Respiré hondo y recé para mis adentros durante todo el trayecto desde el sendero hasta la puerta de casa. Sea lo que sea lo que ha pasado, puedes manejarlo. Sigue respirando, Shannon. Cuando llegué a la puerta principal, me invadió una horrible oleada de Deja vu y, por un momento, me quedé allí de pie, con los dedos enroscados en el pomo de la puerta y todo el cuerpo fuera de control. «Está ahí dentro -siseó mi cerebro- Huye, Shannon. Huye ahora mismo» Mis pensamientos se desvanecieron cuando la puerta se abrió y mis ojos se posaron en Joey. Contemplé su rostro pálido durante un instante antes de que

CHLOE WALSH

394

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 un enorme escalofrío me recorriera por dentro. ―Shh―Susurró cuando abrí la boca para hablar. En lugar de acompañarme al interior, Joey salió y cerró la puerta tras de sí―Necesito hablar contigo. ―¿Qué pasa, Joe? ―Exclamé entrecortadamente, presa del pánico. ―No pasa nada―Me agarró del brazo y me arrastró suavemente hacia el jardín lateral, fuera de la vista de las ventanas y las puertas―Pero tenemos que hablar. ―¿Hablar? ―Le miré con el ceño fruncido―¿Sobre qué? ―Nerviosa, hice un gesto con la mano hacia los coches aparcados fuera de la casa―¿Qué está pasando? ¿Por qué están aquí los policías, Joe? ¿Por qué está aquí el coche de Patricia? ―Ven aquí...―Arrastrándome a través de la hierba crecida, nos deslizamos en el pequeño espacio entre el cobertizo del jardín y la pared, a la vieja guarida en la que habíamos pasado muchas noches escondiéndonos. No era nada del otro mundo; sólo unos metros de hierba pisoteada en la parte trasera del cobertizo, asegurada por el depósito de aceite en desuso, pero el hueco para entrar aquí era demasiado estrecho para que nuestro padre pudiera escurrirse. Cuando éramos pequeños, guardábamos aquí mantas, linternas y una pequeña lata de galletas, pero hacía mucho tiempo que ninguno de los dos había vuelto―Se entregó, Shan―Joey miró detrás de nosotros y exhaló un suspiro tembloroso―La policía lo tiene. ―¿Papá? ―exclamé, aunque no estaba segura de sí había pronunciado la palabra o no. El corazón me latía a cien kilómetros por hora, expulsando el aire de mis pulmones en un suspiro―¿Hablas en serio? Joey asintió y sentí que mi cuerpo se debilitaba. Débil, y más débil, y más débil, hasta que me acercaba al suelo en cámara lenta.

CHLOE WALSH

395

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Te tengo―Los brazos de Joey me rodearon―Está bien―Nos bajó a los dos sobre la hierba mojada, se agachó a mi lado y me puso las manos en los hombros―Shh, estás a salvo. Inmóvil, me apoyé en el muro de hormigón a mi espalda, sintiendo la humedad filtrarse a través de mi falda escolar, pero incapaz de mover un músculo, mientras mi cerebro se ponía a mil por hora. ¿Lo tenían? ¿Se había entregado? ¿Mi padre? ―Voy a vomitar...―apenas salieron las palabras de mi boca, me giré hacia un lado y arrojé el contenido de mi estómago a la hierba. ―Buena chica―Joey me apartó el pelo de la cara y me dio unas palmaditas en la espalda―Sácalo. Te sentirás mejor. «No, no me sentiría mejor» «Nunca iba a volver a sentirme mejor porque todo esto estaba mal» Con el estómago revuelto, vomité y me quedé boquiabierta hasta que me quedé vacía, sin nada dentro de mí que dar. ―¿Por qué …―exclamé cuando por fin encontré las palabras. Con el pecho agitado, me limpié la boca con el dorso de la mano y me desplomé derrotada―… se habrá entregado? ―Sacudí la cabeza, rechazando la idea. No, tenía que estar equivocado―Él no haría eso, Joe. Nuestro padre nunca se entregaría voluntariamente por nada. Esto no es real. ―Lo sé―Joey estuvo de acuerdo, hablando en un tono bajo y silencioso―Yo tampoco me lo creo―Se pasó una mano por el pelo, frustrado―Algo va mal. ―¿Qué más sabes? ―Nada―respondió―Literalmente, llegué del trabajo antes que tú llegaras y me los encontré a todos en la cocina―Señaló el uniforme grasiento

CHLOE WALSH

396

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 que llevaba y se encogió de hombros con impotencia―Los policías, Patricia y un par de mujeres más que no había visto nunca, todos ahí dentro con mamá y Darren. ―¿Qué están diciendo? ―No lo sé, Shan―Sacudió la cabeza y añadió―No me dejaron quedarme; me echaron de la cocina, joder, pero oí a uno de los policías decir que papá se entregó, antes de que me cerraran la puerta en las narices. Luego oí llegar el coche, así que salí directamente para avisarte. Se me hizo un nudo en el estómago―Bueno, gracias por el aviso. ―No

entiendo

qué

está

pasando

aquí―dijo,

ignorando

mi

agradecimiento―Tiene que haber ido a un abogado o algo así. Le dieron algún consejo...―Soltó un gruñido agravado―No tiene sentido que entrara en la comisaría y se entregara. ―¿Quizás se sentía culpable? ―Ofrecí débilmente, sabiendo que era una idea estúpida. ―Hay que tener conciencia para sentir culpa―replicó Joey―Él carece de ella. Muy cierto. ―Es una mierda―dijo una voz familiar, haciendo que ambos nos giráramos mientras una figura sombría se acercaba en la oscuridad―Están ahí dentro, hablando de nuestras vidas, tomando decisiones por nosotros, y no se nos permite oírlo. ―Tadhg―espeté con dificultad, llevándome una mano al corazón cuando apareció por el pequeño hueco, con la cara iluminada por la farola que había al otro lado de la calle, frente a nuestra casa. ―¿Dónde están Ollie y Sean? ―fue la única pregunta de Joey. ―En la cama. Los dos están dormidos―respondió Tadhg antes de

CHLOE WALSH

397

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 acercarse a donde estábamos agachados y tomar asiento en la hierba a nuestro lado. Apoyando la espalda contra la pared junto a mí, enganchó los brazos alrededor de las rodillas y murmuró―Pero Sean ha vuelto a orinarse en la cama. Joey suspiró cansado―Será mejor que me vaya... ―Ya lo arreglé―interrumpió Tadhg―Ya está hecho. Se me partió el corazón. «Bebés cuidando de bebés» ―Y Ollie está teniendo más pesadillas. No para de despertarse llorando, diciendo que va a volver en mitad de la noche y nos va a secuestrar―añadió Tadhg, con tono duro―No puedo pegar un maldito ojo con el bebé llorón. ―Tadhg―dije cansada―Por favor, no maldigas. ―¿Por qué? ―espetó, fulminándome con la mirada―¿Qué vas a hacer al respecto? ―Porque

tienes

once

años

y

eres

demasiado

joven

para

insultar―respondí con tristeza―Y no voy a hacer nada al respecto. Simplemente no debería ser así. ―Vete a la mierda, Shannon―se mofó―Cumpliré doce años el viernes, y hay muchas cosas en mi vida que no deberían estar pasando. ―Basta ya―ordenó Joey en tono autoritario, clavando los ojos en nuestro hermano pequeño―¿Quieres molestarte con mamá y papá, y con todo el maldito mundo? Pues adelante. Hazlo. Es real y está justificado. Deberías estar furioso. No es justo. Pero ni se te ocurra desquitarte con ella, conmigo o con esos dos niños de arriba, porque no te hemos hecho una mierda, chico. No hicimos una mierda para merecer esta vida, igual que tú, así que recuérdalo antes de venir aquí, dirigiendo tu dolor hacia nosotros. Tadhg miró fijamente a Joey durante un largo momento antes de

CHLOE WALSH

398

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 estremecerse violentamente―No quiero que vuelva―dijo finalmente, con la voz entrecortada. Se puso de rodillas y se abalanzó sobre Joey―No quiero esto―gritó, rodeando el cuello de Joey con los brazos―Quiero que desaparezca. Sólo quiero que se acabe. ―Lo sé, chico―ahogó Joey, abrazándolo con fuerza―Lo sé. ―Y me dejaste―sollozó, llorando con más fuerza―No puedes dejarme. Necesito que te quedes conmigo. ―Estoy aquí―susurró Joey, estremeciéndose ahora, con los ojos llenos de angustia y clavados en los míos―Estoy aquí. ―Y yo también―exclamé estrangulada, rodeando a mis hermanos con los brazos―Somos un equipo, chicos―añadí, vertiendo todo el entusiasmo que pude en mi voz en beneficio de mi hermano pequeño―Saldremos de esta. ―Exacto―coincidió Joey, con la voz tensa―Lo vamos a conseguir. ―¿Juntos? ―Tadhg moqueó. Clavé los ojos en Joey y le dije―¿Juntos? ―Claro, muchacho―Joey cerró los ojos―Juntos. Nos quedamos sentados así, sobre la hierba empapada con la lluvia cayendo sobre nosotros, hasta que el sonido de unas voces fuertes perturbó el silencio. ―Gracias por venir a hablar con nosotros―la voz tenue de Darren llenó mis oídos y los tres nos pusimos rígidos al unísono―Te agradezco que me pongas al día. Tadhg se levantó, pero Joey y yo lo agarramos de la pijama y lo arrastramos hacia abajo. ―No te muevas―le ordenó Joey en voz baja. Tadhg frunció el ceño―Pero están... ―Escucha―le instó Joey.

CHLOE WALSH

399

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 «Aún tenía mucho que aprender» ―No hay problema, Sr. Lynch―respondió una voz masculina que supuse pertenecía a uno de los policías―Siento que no fueran las noticias que esperaba. Se me encogió el corazón. En realidad, no, no se encogió. Se quedó exactamente dónde estaba: en la boca del estómago. Porque, al igual que Joey y Tadhg, sabía que nada bueno estaba sucediendo. Cuando se trataba de nuestro padre, nunca pasaba nada bueno. ―Tu madre debería encontrar consuelo en el hecho de que él está aceptando su culpa―continuó diciendo el policía―Al menos es un progreso. ―No exactamente el progreso que esperaba―replicó Darren, con el tono un poco más duro de lo normal―O mi hermana y mis hermanos, para el caso. ―Sí, bueno, no está en nuestras manos―intervino una voz femenina en tono neutro―La ley es la ley y, por desgracia, no podemos crearla. Sólo estamos aquí para hacerla cumplir. ―La ley es una puta broma―murmuraron a la vez Joey y Tadhg. ―Maldito11―susurró Tadhg con una pequeña sonrisa dibujada en los labios. Joey puso los ojos en blanco y rodeó a Tadhg con un brazo. Arrastrándolo hasta su regazo, frotó los nudillos contra la cabeza de Tadhg. ―Ya está, toqué madera. ―Shh―les advertí y me esforcé por oír más. ―Mire,

no

le

quitaremos

más

tiempo―dijo

el

policía

11

Aquí en esta parte en inglés sale como Jinx. En mi caso, cuando yo y otra persona decimos algo igual y al mismo tiempo, yo digo “popi” (no se porque 😂). Pero en el caso de ellos, el primero que diga jinx ósea “maldito”, el otro tiene que tocar madera para quitarse la “maldición”. Espero se entienda el punto.

CHLOE WALSH

400

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 masculino―Buenas noches, señor Lynch. ―Sí, buenas noches―respondió Darren―Gracias. El sonido de un motor rugió a la vida unos momentos más tarde y luego se desvaneció lentamente en la distancia. ―Voy a entrar...―Tadhg comenzó a decir, poniéndose de pie de nuevo, sólo para ser tirado hacia abajo por nuestro hermano una vez más―¡Quiero respuestas, chicos! ―Sólo quédate quieto―Joey instruyó con calma―No han terminado. Resoplando, Tadhg cruzó los brazos sobre el pecho e hizo un mohín. Joey negó con la cabeza. ―Tienes mucho que aprender, muchacho. Esperamos a que Patricia y las demás mujeres salieran de la casa, se metieran en sus coches y se marcharan, antes de que Joey se pusiera en pie. ―De acuerdo―anunció, inclinando la cabeza hacia la casa―Ahora vamos a buscar respuestas. Tadhg se nos adelantó, llegando a la cocina antes de que Joey y yo hubiéramos atravesado la puerta principal, vociferando. ―¿Qué demonios está pasando? ―Escucha, deja que me encargue yo―dijo Joey en voz baja, dándome un pequeño apretón en el hombro antes de entrar en la cocina por delante de mí. De pie en el umbral de la puerta, mis ojos se dirigieron directamente a mi madre, que estaba sentada en su lugar habitual en la mesa, con un cenicero delante y un cigarrillo balanceándose entre sus frágiles dedos. No había sorpresas. Tenía delante su taza de café habitual, la que había empapado en vodka o en el líquido medicinal de la noche. Lloraba en silencio con una mano mientras chupaba el cigarrillo. De nuevo, sin sorpresas.

CHLOE WALSH

401

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Había una pequeña pila de sobres blancos sobre la mesa, a su lado. Uno de los sobres estaba abierto y el trozo de papel yacía sobre la mesa, junto al cenicero. ―¿Qué está pasando? ―exigía Tadhg de pie en medio de la cocina, fulminando con la mirada a nuestro hermano mayor e ignorando por completo a nuestra madre―¡Quiero saberlo! ―Cállate, Tadhg―espetó Darren―Estoy intentando pensar...―Se paseó por el suelo, apretando con fuerza un sobre blanco en el puño―No puedo pensar. ―Dime qué está pasando y podrás volver a pensar―le espetó Tadhg, sin perder un segundo. En el umbral de la puerta, vi a Joey pasar junto a Darren sin decir palabra y coger el papel de la mesa. Sentí que el corazón se me paraba en el pecho al verlo leer, con las cejas cada vez más fruncidas, hasta que cerró los ojos por completo. Rígido, hizo una bola con el trozo de papel y lo arrojó contra la pared. ―¡Carajo! ―Eso no ayuda―le amonestó Darren en voz baja. ―No, ¿sabes lo que no ayuda? ―Joey replicó―Tú, Darren. Tú no ayudas, maldita sea. ―¿Crees que quiero esto? ―Darren siseó, mirando a Joey―Estás jodidamente loco si crees que yo quería esto. ―Oh Dios―Mamá sollozó en voz alta―No puedo soportar esto. ―¡Deja

de

llorar!

―Tadhg

gritó,

tirándose

del

pelo

con

frustración―¡Estamos todos hartos de escucharte lloriquear! ―Vamos, Tadhg―lo regañó Darren―No le hables así. ―No le digas lo que tiene que hacer―se apresuró a defender Joey―El

CHLOE WALSH

402

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 chico tiene razón. Todos estamos hartos de escucharla, tú incluido. Él sólo tiene las agallas para decirlo. ―¿Qué está pasando? ―Pregunté, quedándome exactamente dónde estaba, con la puerta principal a mi espalda y la opción de salir corriendo si era necesario. ―Diles

lo

que

está

pasando,

Darren―Joey

se

mofó

amenazadoramente―Adelante, cuéntales las buenas noticias a Shan y Tadhg. O mejor aún...―Haciendo una pausa, Joey se acercó a la mesa y cogió el montón de sobres. Los rebuscó y volvió a dejar dos sobre la mesa antes de acercarse a nosotros―Que lo lean―Poniendo un sobre en manos de Tadhg, Joey se acercó y me dio el que tenía escrito Shannon en la parte delantera, antes de meterse el último sobre en el bolsillo de su overol azul―Es una buena lectura, chicos―añadió con tono sarcástico―La mejor puta ficción que he leído nunca, ¿no es cierto, mamá? No me atreví a abrir la carta que tenía en las manos, no cuando mi cerebro había reconocido el garabato desordenado como la letra de mi padre. ―Nos escribió a todos nuestra propia carta―se mofó Joey, con un tono cargado de veneno y sarcasmo―Qué suerte tenemos. Darren negó con la cabeza―Joey... ―¿Está

muerto?

―pregunté,

con

el

corazón

latiéndome

violentamente―¿Es eso? ―Levanté la carta―¿Se s.…? ―Se me entrecortó la respiración y tuve que forzarla para que saliera el resto―¿Se suicidó? ―No hubo suerte―siseó Joey―Está fresco como una rosa, viviendo en Brickley House. ―¿Brickley House? ―Es un centro de rehabilitación al otro lado de la ciudad―explicó Darren―Papá se internó hace dos semanas, Shannon. El día después de que

CHLOE WALSH

403

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ingresaras en el hospital. Ahí es donde ha estado, por eso nadie ha podido encontrarlo. Cerré los ojos un momento, tratando de dominar mis emociones y digerir lo que estaba oyendo, pero cuando volví a hablar, lo único que se me ocurrió decir fue. ―¿Qué? ―¿Qué significa eso? ―exclamó Tadhg, palideciendo. Cuando nadie respondió, gritó―¿Qué está pasando? ―Significa que es un hijo de puta muy listo, con amigos en altos cargos y acceso a una asesoría jurídica muy hábil―se mofó Joey, poniendo las manos en las caderas―Significa que no pasará ni un día entre rejas, como predije. ¡Como les había dicho a todos, maldita sea! ―No―intervino rápidamente Darren―Todavía tendrá que ir a juicio. ―¿Por qué no está en la cárcel ahora? ―exclamé estrangulada, sintiendo que el cuerpo me temblaba de pies a cabeza. Desviando la mirada hacia Darren, susurré―Eso es lo que dijiste, Darren. Me dijiste que en cuanto encontraran a papá, lo arrestarían―Un fuerte sollozo salió de mi garganta e instintivamente me agarré el costado, recordando demasiado bien lo que había ocurrido en esta cocina la última vez que nuestro padre había estado aquí. El pánico se apoderó de mi cuerpo―Eso es lo que dijiste―dije con dificultad, a punto de desmayarme―Lo prometiste. Darren se estremeció―Sé lo que dije... ―Él está cooperando―intervino Joey, con tono furioso. ―¿Qué quieres decir? ―preguntó Tadhg. ―Admitirse a sí mismo en Brickley House fue suficiente para demostrar al juez que está mostrando remordimiento por sus acciones y dispuesto a buscar ayuda para sus adicciones―explicó Darren―Significa que el juez consintió su

CHLOE WALSH

404

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 libertad bajo fianza con la condición de que complete un plan de tratamiento de treinta días, cumpla la orden de no contacto en vigor y se presente en el juzgado en noviembre. ―¿En noviembre? ―Mis ojos se abrieron de par en par, asustados―Pero para eso faltan meses. ―Lo que significa que será un hombre libre en un par de semanas―añadió Joey, aplaudiendo―Bien hecho, joder―dirigiendo su furia contra mamá, dijo―Ya puedes dejar de llorar. Pronto volverá contigo. ―No, no lo hará―espetó Darren―Acabará en la cárcel por lo que hizo. ―¡No les mientas, Darren! ―Joey rugió, perdiendo completamente la calma. ―No les mientas, joder―Se giró para mirarnos y dijo―Va a cumplir sus treinta días, saldrá como un hombre cambiado, lleno de remordimientos y arrepentimiento, se presentará en el juzgado con un bonito traje que le ha arreglado uno de sus malditos amigos y el juez lo alabará por sus esfuerzos, por su vida limpia y sobria. Y luego nos darán el discurso de 'todo el mundo merece una segunda oportunidad' antes de mandarlo de vuelta a casa con una simple amonestación. ―¡Joey! ―Darren estalló―Ya basta. ―Pasarán

unos

meses,

los

asistentes

sociales

nos

sacarán

progresivamente... porque, afrontémoslo, chicos, hay una fila de desgraciados como

nosotros

con

los

que

lidiar―continuó

Joey,

ignorando

a

Darren―Mientras estemos alimentados, vestidos, relativamente ilesos y sigamos yendo al colegio, desapareceremos de su radar. Se olvidarán de nosotros, como antes. ―¡Dije que es suficiente! ―Darren rugió―¡Los estás asustando! ―Y luego volverá a meterse en la cama de ella como si nunca hubiera

CHLOE WALSH

405

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 pasado nada―añadió Joey, entrecerrando los ojos verdes hacia Darren―Eso es lo que va a pasar, y son unos tontos si creen lo contrario. ―¡Te odio! ―le gritó Tadhg a mamá, arrojándole su carta sin abrir para luego salir corriendo de la habitación, empujándome a un lado mientras corría. El sonido de sus pasos retumbando en la escalera llenó el tenso silencio que se había instalado a nuestro alrededor tras su retirada. Seguí observando a mis hermanos y a mi madre con cautela, mientras deseaba sentir algo en mi interior. Todo estaba entumecido y frío, y mi vida parecía congelada en el tiempo. No había nada. Estaba vacía. «Toda mi fe, mi esperanza, mi futuro... puf» ―Voy a salir―declaró finalmente Joey. Frotándose la cara con la mano, exhaló un gemido dolorido―Necesito no estar aquí ahora mismo. ―¿Adónde vas? ―Preguntó Darren―Joey, son casi las once y media de la noche… ―No es de tu maldita incumbencia―espetó Joey mientras salía de la cocina, evitando cuidadosamente rozarme mientras avanzaba... o hacer contacto visual. ―Joey―le grité, con la voz entrecortada―Por favor, no... La puerta se cerró de golpe y me quedé sola con mamá y Darren. ―Todo va a salir bien―dijo Darren, volviéndose hacia mí―Te lo prometo. ―No hagas promesas que no puedas cumplir, Darren―le respondí, temblorosa. ―Tiene razón―lloriqueó mamá, volviéndose para mirarme―Porque no dejaré que vuelva aquí. ―No hables―susurré, y sin decir otra palabra, giré sobre mis talones y subí a mi habitación, con la carta de mi padre en la mano, deseando haber

CHLOE WALSH

406

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 apreciado las últimas dos semanas de sueño que había tenido, porque sabía en mi corazón, que no volvería a dormir tranquila. Volverá, era lo único que podía pensar mientras me metía bajo las sábanas y me hacía el ovillo más pequeño que podía. «Volverá a casa, ya lo verás. Alguien va a morir en esta casa. Tarde o temprano...» Aquella noche no cerré ni un ojo.

CHLOE WALSH

407

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 CAPÍTULO 35

Toallitas Y Problemas De Eyaculación

―¿Estás muerto? La voz de Gibsie perforó el mejor sueño que había tenido en años y de mala gana parpadeé para despertarme. ―¿Eh? ―pregunté, con la voz áspera y gruesa por el sueño―¿Qué mierda? ―Apoyándome en un codo, miré a mi alrededor y vi a mi mejor amiga en la puerta de mi habitación―¿Qué haces? ―Anoche te dije que te recogería para ir al colegio―contestó, lanzándome una mirada curiosa―¿Qué te pasa? ―Nada―Bostezando ruidosamente, me pasé una mano por el pelo―Me despertaste. ―Siempre

estás

despierto

a

estas

horas―afirmó

mirándome

fijamente―¿Estás enfermo? ―¿Parezco enfermo? ―Le respondí, muy molesto porque me había despertado del primer sueño decente y sin dolor que había tenido en meses―¿Qué hora es? ―Las cinco y media―respondió, frunciendo el ceño―Y no, no pareces enfermo, pero definitivamente pareces diferente―Subiéndose las mangas de su

CHLOE WALSH

408

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 jersey azul marino del colegio, se acercó a mi cama, observándome con suspicacia en los ojos― Lleno de paz―observó― Y relajado―Sus ojos se abrieron de par en par―Te corriste, ¿verdad? ―Amigo, es demasiado temprano para lidiar contigo―Volví a dejarme caer sobre el colchón, cogí una almohada, me la puse contra el pecho y me coloqué de lado con toda la intención de volver a dormirme―Dame un par de horas. No tenemos que estar en el colegio hasta las 9:10. ―Pero estoy listo para entrenar―insistió―Dijiste que me ayudarías, necesito un objetivo en la vida. ―Y lo haré―gemí, acurrucándome más en la almohada―Sólo... déjame dormir hoy, ¿sí? ―¿Te estás imaginando que esa almohada es tu novia? ―Preguntó Gibsie―¿La pequeña Shannon? ―Vete a la mierda, Gibs―refunfuñé, cerrando los ojos―Estoy cansado. ―Sí, estás cansado de jalarte los huevos―me respondió―Por eso no te levantas a entrenarme. ―Ve sin mí hoy―murmuré―Iré contigo mañana... te lo prometo. ―A la mierda―presionó―Nunca me levanto tan temprano… ―Shh―lo persuadí, manteniendo los ojos cerrados―Duerme. ―Jonathon. ―Gerard. ―Te masturbaste hasta quedar rendido, ¿verdad? ―me acusó―¡Dios! ―No voy a hablar de esto contigo. ―¿Usaste la botella de lubricante que te conseguí? ―Vete a la mierda y déjame dormir.

CHLOE WALSH

409

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―¿Tenía sensibilidad12? ―¡Gibs! ―¿Te masturbaste? ―Jesús...―Abrí los ojos y me quedé mirando la pared de enfrente, contando hasta diez en mi cabeza y esforzándome por tener paciencia―Sólo vete. ―No te hagas el tímido conmigo―se burló mientras se tumbaba en la cama a mi lado―No tenemos secretos. ―Bueno, tal vez necesitemos algunos―espeté, girando sobre mi espalda para mirarlo―Jesús. ―No voy a parar hasta que me lo digas, así que será mejor que lo hagas de una vez―Cruzando los brazos detrás de la cabeza, Gibsie exhaló un fuerte suspiro antes de añadir―Tengo muchas ganas de llevar esto hasta el final, Johnny. Lo miré fijamente durante un largo rato antes de que una sonrisa comemierda se dibujara en mi cara. Al notar mi sonrisa, los ojos de Gibsie se abrieron de par en par. ―Maldición―Sonrió, con los ojos encendidos de emoción―¿De verdad? ―Sí funciona―aclaré con un suspiro de satisfacción. ―¿Cómo fue? ―preguntó entonces, con cara de estar realmente encantado por mí―¿Igual que antes? ¿Mejor? ¿Peor? ―Fue satisfactorio―le dije―Pero te aviso: estás acostado sobre la toalla empapada, amigo. ―¡Jesucristo,

Johnny!

―Gibsie

siseó

mientras

saltaba

del

Recordemos que la botella de lubricante que Gibs le regaló en Binding 13, ofrecía supuestamente una “experiencia ultra sensible” 12

CHLOE WALSH

410

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 colchón―¿Has oído hablar de una masturbación con clase? Te di un puto montón de condones. ―No tengo nada de elegante―me reí―Y acabo de hacer que mi pene vuelva a funcionar. No voy a asfixiar al pobre bastardo. ―¡Mírame el culo! ―gritó Gibsie, y tuve que pegarme la almohada a la cara para enterrar la risa―¡Mira lo que me hiciste! ―gritó, señalando el pañuelo aferrado a la parte trasera de sus pantalones―Quítamelo―me ordenó―¡Quítame tu puto esperma del culo ahora mismo! ―No―me ahogué entre carcajadas. ―¡Te corriste en mi puto culo! ―rugió―Tu semen está tocando mi cuerpo. ―¡Para o se me van a romper los puntos de tanto reírme de ti! ―Levántate―exigió, indignado―¡Sal de ahí y ayúdame! ―No puedo―dije entre carcajadas―Estoy débil. ―Sí, estás débil―gruñó Gibsie mientras empezaba a quitarse el uniforme―Porque disparaste la mitad del peso de tu puto cuerpo sobre el maldito colchón―Se arrancó el jersey y la camisa, se quitó los zapatos y se bajó los pantalones del colegio por las caderas antes de quitárselos―Maldito enfermo―gruñó mientras se quitaba los pantalones y me los arrojaba―¡Eres un... un... un pajero! Me reí porque, sinceramente, ¿qué otra cosa podía hacer? ―Siento que lo tengo encima―gimió―¿Lo tengo encima? ―Con arcadas, se giró de un lado a otro, intentando ver mejor su espalda―¡Siento que me está tocando la piel! ―Me miró fijamente y me dijo―¡Me siento jodidamente violado, Johnny! ―No te está tocando―le dije, casi sin poder respirar, mientras le lanzaba los pantalones―Estás genial, te lo prometo...

CHLOE WALSH

411

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Lávame

el uniforme―exigió,

esquivando de

un salto los

pantalones―Arrástrate a ti y a tu gran polla hinchada fuera de la cama y lava mi puta ropa―Entrecerrando los ojos, siseó―No me importa si tienes que gatear por las putas escaleras, ¡pero será mejor que bajes mi ropa y la laves! O si no, me llevaré tu puto uniforme y tú podrás ponerte tu propio semen. ―Yo he limpiado más fluidos corporales tuyos de los que puedo recordar―respondí, sonriendo. ―¡Creo que tu esperma viviente en mi culo supera a mi vómito en tus sábanas, imbécil! ―bramó, estremeciéndose de pies a cabeza. ―El esperma muere una vez liberado, Gibs. ―No

durante

setenta

y

dos

horas―replicó

con

un

estremecimiento―Ayer escuché a las enfermeras sexuales. ―No eran enfermeras sexuales―respondí, todavía riendo―Y al menos no puedes quedarte embarazado. ―¿Embarazado?

―exclamó,

indignación―¡Estoy jodidamente

levantando

la

voz

con

embarazado! Estoy embarazado de

desesperación, Johnny. Tengo la barriga llena de puto asco ahora mismo. ―¿Chicos? ―La voz de mamá llenó el aire―¿Qué pasa - oh, Gerard, por qué estás en calzoncillos? ―Tu hijo―Gibsie hizo una pausa para señalarme con un dedo acusador antes de continuar―…eyaculó sobre mí. ―¿Lo hizo? ―preguntó mamá con una expresión esperanzada en el rostro. ―¡Sí, lo hizo! ―gimió Gibsie, estremeciéndose de pies a cabeza. ―No eyaculé sobre ti, carajo―le respondí, dividido entre la risa y el puto llanto―Yo eyaculé y tú te sentaste encima. ―La misma cosa―gritó, furioso―¡Los mismos putos resultados,

CHLOE WALSH

412

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Johnny! ―Oh, amor, me alegro mucho de que te vuelva a funcionar―dijo mamá, hundida de alivio―Pero no deberías masturbarte cuando tus amigos están por aquí. ―¿Qué? ―Me quedé boquiabierto―¿Estas palabras salieron realmente de tu boca? ―Está por todo mi uniforme, Mami K―le dijo Gibsie―Me arruinó. ―Lo sé, Gerard, cariño―le dijo ella, dándole unas palmaditas en la mejilla―Vete a la ducha y te lavaré el uniforme. Te quedará como nuevo. ―También tengo hambre―añadió, poniéndole ojitos de cachorrito. ―Te prepararé un bocadillo―respondió ella―Ahora, entra y lávate. Estremeciéndose, Gibsie asintió y entró en el baño, haciéndome un discreto gesto con el dedo. ―Ahora―dijo mamá con un suspiro de cansancio mientras se agachaba y recogía el uniforme de Gibsie del suelo―Sé que puedo estar atrasada en el tiempo, y esto es algo que nunca imaginé tener que decirte, Johnny, pero por favor no eyacules sobre Gerard. ―No lo hice―exclamé, mortificado―¿Por qué iba a hacerlo? Mamá sacudió la cabeza y murmuró algo así como―Con los adolescentes de hoy en día, quién sabe. ―Mamá―dije, nervioso―Me masturbé. Se sentó en el pañuelo y montó un berrinche. No eyaculé sobre él. ―Y Jesús lloró―gimoteó mamá, llevándose una mano a la frente―Si hubiera tenido una hija, la hubiera podido entender... ―Bueno, pues ya me tienes―resoplé, dejándome caer de nuevo sobre el colchón―Con pene y todo. ―¡Jonathon!

CHLOE WALSH

413

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Da igual, mamá, deberías alegrarte―dije, ya sin dignidad―Puede que algún día pueda darte nietos. ―No, con Gerard no lo harás. Me quedé sin habla―¡No soy gay! ―Estaría bien si lo fueras―me dijo. ―Gracias, estoy de acuerdo, pero sigo sin ser gay―le respondí―Tengo novia. Podría haberme dado una patada en el culo por haber admitido eso. Mamá se quedó helada―¿Shannon? ―Sí, Shannon es mi novia―respondí, incorporándome―Ahora estamos juntos, y antes de que empieces, que sepas que nada de lo que tú o papá digan de ella va a cambiar nada para mí. ―No iba a decir nada de Shannon―respondió mamá tras una larga pausa―Creo que es una chica encantadora, cariño―Tenía las cejas fruncidas y los ojos marrones clavados en los míos mientras me observaba atentamente―Pero su familia... ―No quiero oírlo―la corté diciendo―No voy a salir con su familia, mamá, voy a salir con ella. ―¿Y qué hay de lo que dijo su madre? ―susurró mamá, palideciendo―Sólo tiene dieciséis años, Johnny. ―Mírame―Señalé la cama y luego el montón de ropa en sus brazos―¿Qué crees que estuve haciendo aquí? ―No lo sé...―Mamá se mordió el labio―No quiero que... ―¿Que crezca? ―Le respondí―Un poco tarde para eso, mamá. Cumpliré dieciocho el mes que viene. ―¿Es serio? ―Voy muy en serio con ella―respondí, sin perder el ritmo.

CHLOE WALSH

414

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―¿Cómo de serio? ―Lo suficientemente serio como para que la ame―ofrecí, mirando a los ojos de mi madre con fuego en las venas―Lo suficientemente serio como para no estar asustado. ―¿Estás...? ―Se le quebró la voz y tragó un gemido antes de añadir―¿Tomándote tu tiempo? ―No estamos haciendo nada―le dije―No soy estúpido, ¿de acuerdo? Así que no te preocupes. Mamá suspiró aliviada y sus pequeños hombros se relajaron. ―Me gusta, Johnny―añadió―Creo que es una chica estupenda, y me alegro por ti. Creo que es una influencia maravillosa para ti, cariño, pero...―Volvió a suspirar―Eres mi bebé, y no quiero que te veas envuelto en algo que pueda afectar a tu futuro―Me miró con complicidad―No quiero que cometas ningún error. ―Tengo la cabeza bien puesta, mamá―le dije―Sé a dónde voy y lo que tengo que hacer para llegar allí. No voy a meter la pata. ―Pues entonces...―Soltando otro pesado suspiro, mamá esbozó una gran sonrisa―Deberías traerla pronto a cenar. Parpadeé rápidamente―Creí que habías dicho... ―Dije que tú no podías ir, pero Shannon siempre es bienvenida en esta casa―dijo mamá―Bajo supervisión. ―Yo...―Rascándome el pecho, observé a mi madre detenidamente antes de negar con la cabeza―Sí, eso haré. ―Encantador―Mamá sonrió alegremente―Y también deberías invitar a su hermano. Es un chico estupendo, pero parece muy solitario. Gerard y tú podrían esforzarse un poco con él ¿tal vez podrían llevarlo al gimnasio alguna vez?

CHLOE WALSH

415

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Sí... ¿de acuerdo? ―«Es tan probable que Joey Lynch me tire una pesa encima en el momento en que se entere, pero te lo estás tomando bien, así que te seguiré la corriente...»―Lo haré. ―Buen chico. Ahora, trae tus sábanas abajo cuando bajes a desayunar―añadió antes de irse con el uniforme de Gibsie envuelto en sus brazos―Y la próxima vez, sé más cuidadoso. Encima de la taza del inodoro le funciona a tu padre, menos desastre. A la mierda. Mi. Vida.

CHLOE WALSH

416

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 CAPÍTULO 36

Rompiendo Muros Y Playas

―Tú sí que me podrías haber fastidiado con lo de los condones, amigo, y ya te perdoné, así que baja los humos y supéralo―le recordé a Gibsie cuando entró en el aparcamiento de Tommen. Se había pasado todo el trayecto de mi casa al colegio quejándose de su uniforme y yo me había pasado todo el trayecto recordándole las muchas, muchas veces a lo largo de los años que él había sido un grano en mi culo―Tienes suerte de que Shannon no se asustara conmigo porque esta conversación tendría como escenario otro lugar―añadí mientras abría de un empujón la puerta del coche y salía―Como en un hospital. O sobre tu tumba. ―Bueno, nunca te perdonaré lo de esta mañana―resopló, rodeando el coche y poniéndose a mi lado―Te corriste sobre mí, Johnny. ―Te lo haré mucho peor si no te callas―le espeté. Resoplando ruidosamente, se agarró la parte delantera del jersey y se la llevó a la nariz. ―¿Con qué lava tu madre la ropa? ―preguntó, inhalando profundamente―Huele a gloria. ―Ni idea, amigo. La mujer mete un montón de porquerías diferentes en

CHLOE WALSH

417

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 la lavadora por cantidad―Encogiéndome de hombros, añadí―Creo que es la botella azul la que hace que la ropa huela así. ―Hmm―musitó, con expresión pensativa―¿Crees que si trajera una...? ―No, Gibs―le corté con un suspiro cansado mientras rodeábamos el patio―No te va a lavar la ropa, así que no vayas por ahí. ―Está bien, sólo preguntaba... ¡Oh, mierda! ―Agarrándome por detrás del jersey, Gibsie me frenó bruscamente y me arrastró hasta donde estaba él, erguido y con el ceño fruncido. ―¿Qué demonios, viejo? ―gruñí, estremeciéndome cuando el dolor me subió por las piernas a causa del inesperado cambio de dirección. ―Mira―espetó, inclinando la cabeza hacia el edificio delantero―Ese mierdecilla. Confundido, seguí su hilo de visión hasta que mis ojos se posaron en Claire. Estaba de pie frente a las puertas de cristal del edificio principal, hablando con quien reconocí vagamente como el chico al que Gibsie había dado una paliza durante la fiesta del colegio el año pasado. Entrecerré los ojos y pregunté. ―¿Es...? ―¿Jamie Kelleher? ―me dijo sin rodeos. ―Sí. ―Y lo odiamos de nuevo porque... ―Porque es un imbécil―siseó Gibsie, frunciendo el ceño―Él la desea. ―¿Es el ex-novio? ―Pregunté, entrecerrando los ojos para verlo mejor―¿La relación de dos semanas? ―Dos semanas que estuvieron de más―espetó Gibsie, vibrando de tensión―Lo odio... intentó que ella le tocara su puto pene, amigo. En una fiesta―Gruñendo, siseó―¿A qué demonios está jugando hablando con él otra

CHLOE WALSH

418

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 vez? ―Ni idea―respondí―Probablemente sólo está siendo amigable. ―Pues no debería―espetó. ―Gibs, vamos, muchacho, tienes que calmarte. ―Vete a la mierda―respondió―Para ti es fácil decirlo. Jamie dijo algo gracioso, porque Claire echó la cabeza hacia atrás y se echó a reír. Se acercó, sonriéndole, y ella le puso una mano en el brazo. ―¡Ya está bien, joder! ―siseó Gibsie―Voy a matarlo... ―No, no lo harás―le ordené, devolviéndole el gesto de agarrar su jersey con el puño y arrastrarlo hacia mí―No vas a hacer nada porque no tienes derecho. ―¿No tengo derecho? ―Gibsie farfulló, furioso―¿De qué estás hablando? ―Exactamente lo que he dije: no tienes derecho―confirmé, sin soltarle el jersey―No estás con ella, colega, así que retírate antes de que hagas algo estúpido que provoque lágrimas de chica y drama. ―Él será el que llore cuando lo agarre―siseó, con la mandíbula crispada―Es un asqueroso, Johnny. No es lo bastante bueno para ella. ―Tal vez―acepté con calma―Pero tú serás el imbécil que estará en el despacho de Twomey si vas allí a toda máquina. ―Entonces me iré a casa―se burló, sacudiendo bruscamente mi mano―A la mierda con esto. ―¡Gibs! ―Le grité―Vamos, no seas tonto. ―No voy a ver eso―bramó mientras se alejaba hacia el aparcamiento―No pienso volver a verlo, joder. Dame fuerzas... ―Sabes, todo lo que tienes que hacer es invitar a salir a la chica―dije

CHLOE WALSH

419

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 mientras cojeaba/corría tras él―Ella dirá que sí. ―Lo sé―gruñó, sonando aún más furioso. ―Si lo sabes, ¿por qué no lo has hecho ya? ―le pregunté, frustrado. ―¡Porque sí! ―¿Porque sí? ―presioné, resistiendo el impulso de saltar sobre su espalda y forcejear con él hasta tirarlo al suelo―Ella te gusta, tú le gustas a ella―Levanté las manos―¿Cuál es el problema? Cuando llegamos a su coche, Gibsie se giró para mirarme, con el pecho subiendo y bajando rápidamente y las llaves del coche apretadas en un puño. ―¿Sabes cuáles son las estadísticas de relaciones formadas durante la infancia que duran? Sin aliento, negué con la cabeza―¿Qué? ―Son bajas, Johnny―siseó―Muy bajas, joder. Las probabilidades de estar con tu novia de la infancia dentro de veinte años son inferiores al quince por ciento. Me quedé boquiabierto―Otra vez, ¿qué? ―No estoy dispuesto a ser otra estadística―espetó, sonando mortalmente serio―No con ella. Así que haré lo que tenga que hacer, esperaré mi momento, pero no la ataré. No hasta que esté preparada. No hasta que ambos hayamos vivido un poco de la vida primero―Bajó la cabeza y soltó un gemido dolorido―Pero no miraré eso―Volvió a gruñir―Nunca más. ―Bueno, mierda―Fruncí el ceño―No sé si suena sensato o demente. ―Probablemente las dos cosas―confirmó sombríamente. Probablemente... Lo miré con curiosidad y le dije. ―¿Te lo crees de verdad? ―Como no respondió, continué―¿Eso es lo que te pasa? ¿Por qué te has estado volviendo loco por esa chica desde que te

CHLOE WALSH

420

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 conozco? ¿Tienes miedo de que no dure? ―Incliné la cabeza hacia un lado―¿Tienes miedo? ―No tengo miedo―dijo―Sólo sé que no debo hacerlo. ―¿Por tus padres? ―pregunté con cautela, medio esperando un golpe en la mandíbula por la pregunta. Por lo que sabía, el divorcio de sus padres fue una tormenta de mierda de proporciones épicas que estalló justo en el día de su Primera Comunión. Gibs me había hablado de ello una sola vez en casi siete años de amistad. La ley tácita de nuestro círculo era no hablar nunca del divorcio de sus padres, y nunca jamás mencionar a su padre y a Bethany, pero hoy iba a volver a hacerlo porque estaba claro que estaba mal de la cabeza―¿Porque eso es lo que les pasó a ellos? ¿Crees que eso les pasará a Claire y a ti? ―Vete a la mierda―resopló Gibsie―No me estoy proyectando. Me estoy protegiendo. «Oh, definitivamente estaba haciendo ambas cosas» ―Oye, no te estoy juzgando, amigo―respondí, levantando las manos―Pero voy a decirte que creo que tu proceso de razonamiento es un desastre. Se le tensó la mandíbula, pero no respondió. ―A la mierda las estadísticas―le insté―Si quieres estar con ella, entonces hazlo. ―Lo dice el tipo que huyó de una chiquilla durante meses―replicó secamente―Y tienes el descaro de llamarme miedoso... maricón. No le di importancia a su comentario y me concentré en el asunto que tenía entre manos, porque no tenía nada con qué defenderme. Había huido de una chica pequeña durante meses, como si temiera por mi maldita vida, pero ya no estaba huyendo.

CHLOE WALSH

421

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Entonces, ¿me estás diciendo que te parecerá bien que vuelva a salir con un imbécil como Jamie? ―Lo presioné preguntando―¿Estarás perfectamente de acuerdo con eso? ―Me encogí de hombros―Porque eso es lo que parece. ―Sabes que no lo haré―exclamó―Casi me mata la última vez. Me encogí de compasión―Al menos le rompiste la cara cuando todo se fue a la mierda. ―Sí―Una pequeña sonrisa se dibujó en sus labios―Fue satisfactorio. ―Apuesto a que sí―acepté, aprovechando la oportunidad para arrebatarle las llaves de la mano para que no pudiera huir y luego metérmelas en el bolsillo―¿Vas a dejar que ese cabrón flacucho te gane? ―Joder, no―gruñó, pasándose una mano por el pelo rubio. ―Por supuesto que no―respondí con entusiasmo―Así que saca el dedo de tu agujero y ve allí. ―¿Sabes qué, Kav? ―Sin necesidad de otro estímulo, Gibs se arremangó―Eso es exactamente lo que voy a hacer. ―No a pelear―le recordé, poniéndome delante de él cuando intentó pasarme―A cautivar. Frunció el ceño, parecía perplejo―¿Cautivar? ―Cautivar―confirmé, asintiendo―Lo creas o no, sabes hacerlo a las mil maravillas, muchacho. Ve allí y cautívala para que se aleje de él. ―Cautivar―repitió lentamente, reflexionando sobre la palabra. Sus ojos plateados miraron los míos y asintió―Puedo hacerlo. ―Ya lo tienes―respondí, apretándole los hombros―Ahora ve a joder a esa comadreja. Apoyado en el capó del coche, vi a Gibsie alejarse, murmurando para sí las palabras―Cautivar, no dañar.

CHLOE WALSH

422

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Sacudí la cabeza y volví a subirme la mochila al hombro antes de ponerme en camino hacia el colegio para buscar a Shannon. Dejé la muleta en el asiento trasero del coche de Gibsie porque no podía soportar otro día más caminando con ese maldito trasto. Además, ya no la necesitaba. Ya casi no cojeaba y, con un poco de suerte, el entrenador Mulcahy me vería en movimiento y dispuesto a ofrecerme un trato, porque estaba claro que necesitaba que alguien se apiadara de mí. Mi paso vaciló cuando vi a Shannon apoyada en la barandilla al fondo del pasillo de Educación Física. Estaba envuelta en su abrigo de invierno, con un gorro de lana en la cabeza y una bufanda alrededor del cuello, mientras la lluvia caía sobre ella. Para ser sincero, casi no la reconocí a través de las capas de ropa. Sin embargo, se fijó en mí y levantó una mano, sonriendo suavemente. Instantáneamente, me desvié de mi camino y me dirigí hacia ella, con el corazón golpeándome el pecho. Algo anda mal, siseó mi cerebro cuando me acerqué y vi las ojeras bajo sus ojos. «Algo está mal. Mantén la cabeza. ¡No arrases!» ―Hola, Shannon―dije cuando estuve lo bastante cerca para que me oyera. Frunciendo el ceño, añadí―¿Me estabas esperando aquí fuera? ―Hola, Johnny―contestó ella en voz baja―Sí, yo... esperaba verte antes de clase―Se mordió el labio, mirándome con recelo antes de decir―¿Podemos hablar un segundo? ―Sí―me detuve a su lado y le presté toda mi atención―Por supuesto. Me sonrió y entonces toda su expresión se derrumbó. Sin decir una palabra más, dejó caer su mochila de los hombros y caminó directa a mis brazos. ―¿Qué pasa? ―Mi corazón golpeó violentamente contra mi caja

CHLOE WALSH

423

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 torácica mientras la rodeaba con mis brazos y la estrechaba contra mi pecho. Era tan pequeña, tan jodidamente pequeña, que lo único que quería era cogerla en brazos y llevármela a casa, donde pudiera tenerla a salvo, donde nadie pudiera volver a hacerla llorar―¿Qué pasó? ¿Qué te hicieron? ―Encontraron a mi padre―dijo, con la voz apagada, mientras enterraba la cara en mi pecho―Me enteré anoche. ―¿Lo encontraron? ―Gracias, Jesús. La abracé con fuerza―¿Dónde estaba? ―En Brickley House―murmuró. Fruncí el ceño―¿El centro de rehabilitación? ―Sí―Asintió con la cabeza, moqueó y me miró, con los ojos muy abiertos y llenos de lágrimas―Pero no va a ir a la cárcel, Johnny. ¿Qué mierda? «Respira, Kav, respira. No pierdas la cabeza» ―¿Cómo lo sabes? ―Me las arreglé para preguntar, apretándola tan fuerte que estaba seguro de que la estaba lastimando. Sin embargo, no podía aflojar mi agarre, y ella no se quejaba mientras se aferraba a mí con la misma fuerza―¿Estás segura? ―Estoy segura―susurró―Sólo tiene que completar un plan de tratamiento de treinta días en Brickley House y luego se le permite salir de nuevo, y su c-cita en la corte es hasta noviembre. Así que estará...―Cerró los ojos, apoyó la mejilla en mi pecho y exhaló un sollozo entrecortado―Dios, Joey tenía razón. ―¿Joey? Asintió con la cabeza, con todo el cuerpo rígido―Él dijo que esto pasaría. Joey nos dijo que no iría a la cárcel, pero Darren parecía tan convencido que yo...―exhaló un sollozo desgarrador―Me dejé ilusionar durante un rato, pensando que tal vez se había acabado de verdad― Lloriqueando,

CHLOE WALSH

424

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 añadió―Pero no se ha acabado, y Joey volvió a irse anoche, no volvió a casa hasta las cinco de la mañana. No se ha acabado y todo vuelve a ir mal. ―¿Adónde fue Joey? ―A ningún sitio bueno―espetó. Mierda. ―¿Por qué no me llamaste? ―Le dije, con voz gruesa y áspera―Habría ido. ―Lo intenté―susurró―pero tu teléfono estaba apagado. ―Lo dejé cargando toda la noche―admití, sintiéndome la peor mierda del planeta―Olvidé encenderlo hasta esta mañana. ―No pasa nada. «No, claro que sí» ―No volverá a pasar―le dije―La próxima vez que me llames, contestaré. ―Tengo tanto miedo, Johnny―me dijo. ―No tengas miedo―me apresuré a decir, para consolarla, joder―No dejaré que te pase nada―Mi voz temblaba, al igual que todo mi cuerpo, mientras las emociones se agitaban en mi interior―Te juro que no dejaré que vuelva a hacerte daño. «Ella no tomó en cuenta lo que había dicho. Porque no me creía» El corazón se me partió en dos. ―Ya no quiero sentirme así―me dijo, secándose la mejilla con el dorso de la mano―No quiero esta versión de la vida, no quiero ser esta versión de mí. ―Me encanta esta versión de ti―le dije, sin saber qué más podía decirle. No podía decirle que no se sintiera como se sentía. Lo único que podía hacer era tranquilizarla―Me encantan todas tus versiones. ―Es que estoy tan cansada―susurró, ignorando mis palabras,

CHLOE WALSH

425

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ahogándonos a los dos en su dolor―Estoy cansada de tener miedo. Estoy cansada de no saber. Estoy cansada de sentirme jodidamente mal mentalmente. ―Jesús, Shan―gemí, dejando caer mi barbilla para apoyarla en su cabeza―No estás jodidamente mal de la cabeza―La abracé con fuerza―¿Me oyes? No eres tú. Son ellos. Ellos son los jodidos. ―Lo odio―murmuró. ―Sí―Exhalé temblorosamente―Yo también. La forma en que me abrazó, se aferró a mí como si yo fuera su salvavidas, bueno, eso evocó emociones dentro de mí que no estaba seguro de ser lo suficientemente adulto para sentir. Y no me refería al sexo. Era más profundo. Un hilo de conexión que se canalizaba dentro de mí y conectaba con ella. Esperaba que nunca me dejara, porque nunca iba a superar a esta chica. ―¿Dime qué debo hacer? ―le supliqué, abrazándola con fuerza y volviéndome más frenético con cada escalofrío y sollozo desesperado que brotaba de su cuerpo―Dime qué necesitas y te lo daré―Le di un beso en el pelo, sin querer nada más que quitarle esto―Sólo dime lo que necesitas de mí. ―Sólo quiero irme―lloriqueó―Quiero irme y no volver jamás. ―Pero no lo harás―Entrando en pánico, incliné su barbilla hacia arriba, forzándola a mirarme―No me dejarás, ¿verdad? ―No soy buena para ti―hipó―Te vas a dar c-cuenta de eso. ―Y una mierda―Cogí su cara entre mis manos, me incliné más cerca, presionando mi frente contra la suya―Eso es una mierda, Shannon―repetí, con tono áspero, manteniendo los ojos clavados en los suyos―No quiero que vuelvas a decir eso, ¿entendido? Sollozando, asintió con la cabeza y me agarró por la cintura. ―De acuerdo. Una feroz oleada de protección rugió en mi interior y todos mis instintos

CHLOE WALSH

426

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 me exigieron que hiciera precisamente eso: protegerla. Hacer algo. Hacer cualquier cosa... Eché una rápida mirada a nuestro alrededor, debatiendo mi próximo movimiento antes de tirar la toalla. ―Vamos―dije,

tomando

su

mano

entre

las

mías―Vámonos―Recordando que aún tenía las llaves de Gibsie en el bolsillo, la conduje hacia el Focus plateado. Shannon caminaba a mi lado sin decir palabra, sin hacer preguntas. Simplemente me seguía. Era una muestra tan cruda de su evidente vulnerabilidad que me aterrorizaba. Podría haberla llevado a cualquier parte, pero cuando abrí el coche, se subió al asiento del copiloto sin decir palabra ni preguntar nada. En silencio, cerré su puerta y rodeé el coche antes de sentarme en el asiento del conductor. Me abroché el cinturón, eché el asiento hacia atrás hasta el tope y apoyé los pies en los pedales. Con cautela, pisé los pedales, probando la presión en las piernas. No estaba mal. Giré la llave en el contacto, aceleré el motor, encendí los limpiaparabrisas y salí lentamente de la plaza de aparcamiento en la que Gibsie se había metido a toda prisa esta mañana. ―¿Nos van a arrestar? ―preguntó Shannon, rompiendo el silencio, mientras viajábamos por el largo y arbolado sendero―¿Por agarrar su coche? ―No, Shan, no nos van a arrestar―me reí entre dientes, deteniéndome en la entrada principal. Encendí el intermitente, me incliné sobre el volante y miré la carretera―Le enviaré un mensaje más tarde para avisarle. ―Ah―Asintió y juntó las manos sobre el regazo―De acuerdo. Al entrar en la carretera principal, dejé caer la mano sobre la palanca de cambios y cambié a tercera, luego a cuarta y finalmente a quinta, mientras el

CHLOE WALSH

427

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 velocímetro subía junto con mi sensación de libertad. Sintiendo que tenía el control por primera vez en semanas, pisé a fondo el acelerador y empujé el Focus de Gibsie al máximo, mientras deseaba que estuviéramos en mi Audi. A diferencia de antes, Shannon no se quejó de mi forma de conducir. En lugar de eso, bajó la ventanilla y apoyó la mejilla en la puerta, sonriendo suavemente cuando el viento le golpeó la cara. No podíamos volver a casa de Shannon porque, aparte de que tenía prohibido pisar la propiedad, era probable que le causara daños físicos graves a ese hermano suyo, y no podíamos volver a mi casa porque si entraba en la calzada al volante de un coche, era probable que mi madre me causara daños físicos graves. Una de las mejores ventajas de vivir en la costa sur de Irlanda era que nunca estabas lejos del agua, así que me desvié por la carretera de la costa, abandonando por completo Ballylaggin. Eran las nueve y media de la mañana y, con la excepción de algún que otro paseante de perros, debería haber algo de paz y tranquilidad. ―¿No vas a preguntarme adónde vamos? ―le pregunté, lanzándole una rápida mirada de reojo antes de volver a centrarme en la estrecha carretera llena de baches que tenía delante. ―No―respondió en voz baja. ―¿No? ―Enarqué una ceja―¿Por qué no? Abrió los ojos y se volvió para mirarme―Porque confío en ti. Vaya mierda. Me acerqué, tomé su mano derecha entre las mías y la puse sobre mi

CHLOE WALSH

428

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 regazo.

Varias horas más tarde, Shannon y yo estábamos en lo que tenía que ser nuestra centésima vuelta a la playa, y yo estaba tratando de no pensar demasiado en mi estómago. Me había comido todo el almuerzo del día poco después de aparcar esta mañana, con batidos de proteínas y todo, y aún me moría de hambre. Atribuía mi hambre a la brisa marina, porque estaba claro que no estaba consumiendo tanta energía como para tener antojos de carne, a no ser que intentar mantener la cabeza fría con Shannon tan cerca constituyera una actividad extenuante. Eso pensaba mi corazón, que daba saltos en mi pecho como un puto martillo hidráulico. ¿O tal vez eran los nervios que me daban hambre? Diablos, nunca había sido un comelón nervioso, pero Jesús, esta chica hacía cosas extrañas a mi sistema interno. Me puse al lado de Shannon y forcé a mis piernas a moverse, concentrándome en poner un pie delante del otro y simplemente moverme. Ella no hizo ningún comentario sobre mi ritmo o lo jodidamente patético que parecía mientras me arrastraba torpemente a su lado, liberando mis músculos rígidos. De vez en cuando, me mantenía ligeramente alejado de ella, o me alejaba discretamente unos metros, fingiendo mirar algo que no estaba allí, mientras contenía la respiración y esperaba a ver cuál sería su siguiente movimiento. Ella cerraba el espacio cada vez, acercándose más y más hasta que volvía a estar a mi lado. Lo hice al menos cuatro veces para asegurarme de que era allí donde quería estar, conmigo, porque a veces me asustaba no saber qué pasaba por su cabeza. De vez en cuando, se detenía un par de minutos para buscar conchas en la arena o fingía ajustarse las mallas, pero yo sabía que era mentira. Me hacía

CHLOE WALSH

429

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 paradas técnicas. Se detenía para que yo pudiera descansar. Llovía a cántaros sobre nosotros, pero no parecía molestar a Shannon. Parecía perfectamente contenta de estar aquí conmigo. También volvía a hablar; respondía a todas las preguntas estúpidas que se le ocurrían a mi cerebro mientras caminábamos, uno al lado del otro, sobre las rocas y la arena húmeda. Cuanto más aleatorias e inútiles eran mis preguntas, más se relajaba Shannon, así que le pregunté de todo; desde su preferencia entre Nike y Adidas, hasta su opinión sobre la teoría del big bang, hasta que se rió y habló con soltura. Revolví todos los pensamientos y recuerdos jodidos que pude para mantener esa sonrisa en su cara, sin sacar ni una sola vez a su padre en la conversación. Ella no quería hablar de su familia y, para ser sincero, yo tampoco. Quería darle un buen día para compensar los malos, o al menos, hacerle el día un poco mejor. ―¿Estás bien? ―preguntó Shannon mientras estaba de pie junto a una roca, esperando en la arena a que bajara hasta ella. Tenía la cara enrojecida por las quemaduras del viento, igual que la mía, y rebotaba entre las manos el balón de rugby que habíamos encontrado en el maletero del coche de Gibsie esta mañana. ―Todo bien―Cada centímetro de mi cuerpo estaba ardiendo y sabía que toda la escalada estaba causando estragos en mi lesión, pero respondí con un ahogado―Dame un segundo―mientras resistía el impulso de sentarme sobre mi culo y agacharme rápidamente como una maldita chica. ―Puedes hacerlo, Johnny―me animó sonriendo―Tú puedes. Realmente no estaba seguro de si podía o no, pero moví las piernas de todos modos y recé por la fuerza que necesitaba para mantenerme erguido mientras bajaba cojeando por las rocas a paso de tortuga, sintiendo cada dolor

CHLOE WALSH

430

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 y ardor en mis músculos, hasta que estuve de pie frente a ella con los pies firmemente plantados en la arena. ―¿Estás listo? ―preguntó, sonando un poco sin aliento mientras una sonrisa juguetona se dibujaba en sus labios. ―Sí―Asentí, sintiendo el ardor en mi piel por tener sus ojos sobre mí―Adelante. Me tendió la pelota, pero cuando estiré la mano para agarrarla, retrocedió unos metros. Una pequeña sonrisa se dibujó en mis labios y ladeé la cabeza, estudiando su expresión traviesa. ―Oh, ¿así que va a ser así? Shannon soltó una sonora carcajada y asintió con la cabeza. ―Ven a buscarlo, señor Rugby. Sacudiendo la cabeza, caminé tras ella, con movimientos rígidos y torpes, pero ella no parecía darse cuenta, o no le importaba. Sonreía alentadora y me hacía señas con la cabeza para que la siguiera mientras rebotaba unos metros fuera de mi alcance cada vez que me acercaba lo suficiente para arrebatarle el balón. Parecía jodidamente adorable mientras corría varios metros playa arriba con el balón de rugby en sus pequeñas manos. El gorro de lana y la bufanda le cubrían la cara y aquella montaña de pelo oscuro ondeaba a su alrededor, con mechones húmedos pegados a sus mejillas sonrosadas. La lluvia goteaba de su abrigo, la falda del colegio estaba empapada y se le pegaba a las piernas desnudas, y juro que nunca había visto nada tan jodidamente hermoso. «La libertad le sentaba bien.»

CHLOE WALSH

431

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Shannon, no puedo―la llamé cuando se me adelantó por millonésima vez―Me siento demasiado entumecido. Y avergonzado... ―No, no lo estás―me animó, sin aliento y devolviéndome la sonrisa―Sólo es falta práctica―Dándose la vuelta para caminar hacia donde yo estaba, me dijo―Estamos solos, Johnny, solos tú y yo. Y puedes hacerlo―repitió Shannon, mostrándose más segura en ese momento de lo que nunca la había visto―Te lo prometo. ―¿Sí? ―Sí―Saltó delante de mí con el balón en sus manos y mi corazón en el bolsillo de su culo. Cristo, ella me tenía enganchado, en línea y hundido, mientras yo la seguía como si ella estuviera sosteniendo una caña de pescar con un hilo que estaba unido a algo muy dentro de mí. Forzando mi inquietud, hice lo que me pedía: bajé las defensas y moví las piernas.

―Vaya, vaya, vaya―se burló Shannon desde más arriba en la playa un rato después. Haciendo rebotar la pelota en sus manos, me miró―Parece que gané otra vez. ―Creo que el poder se te está subiendo a la cabeza―le respondí sonriendo―Dame esa pelota. ―Nunca―se rió―Es mía. Tú me la diste y yo no te la voy a devolver. «¿Como mi puto corazón?» ―Lánzala―la animé. Sus ojos se abrieron de par en par―¿Cómo?

CHLOE WALSH

432

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―La pelota―le dije―Lánzala y te la pasaré. Me miró con recelo―¿Me lo prometes? ―Sí, Shannon―Puse los ojos en blanco―Te prometo que te devolveré la maldita pelota. ―Muy bien―Como un niño pequeño que lanza una pelota, Shannon sostuvo la pelota con sus manos entre las piernas y, con las cejas fruncidas en profunda concentración, la lanzó al aire... y a unos tres metros en la dirección equivocada. ―No me di cuenta de que estaba jugando con un niño―me reí, mientras iba a recuperarlo―Recuérdame que te compre uno de esas resorteras para niños cuando te lleve a los bolos. ―Oye,

soy

todo

lo

que

tienes,

trece―respondió

Shannon,

sonriendo―Así que no te burles de mí. Ella era todo lo que tenía ahora, la única persona en la que podía confiar para que no me juzgara por no estar en forma. No podía hacer esto con los chicos. Me avergonzaría demasiado. Pero era diferente con Shannon. Todo era diferente cuando se trataba de ella.

CHLOE WALSH

433

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 CAPÍTULO 37

Te Mantendré A Salvo

―¿Crees que alguna vez dejará de llover? ―musité, mirando por el parabrisas el fuerte aguacero. Llevaba todo el día lloviendo, lo cual no era nada nuevo en Irlanda, pero teniendo en cuenta que era abril, tenía la esperanza de que pronto saliera el sol. El viento soplaba fuera del coche, azotando las ventanillas con un estruendoso silbido. Temblando, me giré en mi asiento para mirar al chico que estaba en el asiento del conductor a mi lado. Johnny tenía el asiento reclinado en un ángulo casi horizontal y estaba desparramado como un león, usando una mano para desplazarse por el iPod de Gibsie mientras usaba la otra para sujetar la mía. Tenía el pelo oscuro pegado a la cabeza y la camiseta del colegio estaba tan mojada que parecía una segunda capa de piel pegada a su enorme cuerpo. Llevaba rato sin abrigo ni jersey y los había tirado en el asiento trasero junto con los míos, decidiendo que nos secaríamos más rápido sin tantas capas. Había vuelto a poner el motor en marcha, algo que hacía cada media hora más o menos para evitar que se empañaran los cristales y calentar el coche. La calefacción estaba a tope, soplando un delicioso aire caliente contra mi piel húmeda, y la última e inquietante estrofa de Grace, de Jim McCann, sonaba

CHLOE WALSH

434

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 suavemente en el equipo de música. ―Ha sido un largo invierno―coincidió Johnny, pasando las canciones antes de decidirse por Yellow, de Coldplay―Oye, mira el nombre de esta lista de reproducción―Riéndose, giró la pantalla del iPod de Gibsie hacia mí―Este chico está como una cabra. ―“Fóllame”,

“chúpamela”,

“autodestrúyete

conmigo”―musité,

leyendo el nombre de la lista de reproducción en la pantalla―Suena muy... ―¿Gibsie? ―dijo Johnny moviendo la cabeza―Sí, ése es él. ―Al menos es original―dije―No creo haber conocido a nadie como él antes. ―Eso es porque el mundo sólo puede soportar un Gerard Gibson―dijo Johnny con una risita. Se llevó la mano al muslo, casi distraídamente, para frotarse donde yo sabía que le dolía. ―¿Te duele? ―Apretando la manta que había encontrado en el maletero para mí, pregunté―¿Te encuentras bien? ―No, Shan―Dejando el iPod encima del tablero, Johnny me prestó toda su atención―De hecho, me encuentro muy bien―Una sonrisa de complicidad se dibujó en sus labios, haciendo que los hoyuelos de sus mejillas se hicieran más pronunciados―Mejor que en meses. ―¿En serio? ―Le devolví la sonrisa―Entonces, ¿soy una buena entrenadora? Sonriendo, se llevó mi mano a la boca y rozó mis nudillos con sus labios. ―Eres única―Apretó suavemente mis dedos y volvió a colocar nuestras manos sobre su regazo. Reprimiendo un escalofrío, me volví para mirar por la ventana, suspirando satisfecha, mientras veía las olas levantarse, echar espuma y chocar contra los acantilados.

CHLOE WALSH

435

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Hoy... «Dios, hoy había sido el mejor día» Cuando me desperté esta mañana, estaba segura de que nunca volvería a sonreír. Saber que a mi padre le quedaban poco más de dos semanas de tratamiento antes de ser un hombre libre había paralizado algo dentro de mí. Había apagado el pequeño destello de esperanza al que me había aferrado estas últimas semanas, mientras me adaptaba a la vida sin él. La carta que me había escrito seguía sin abrir y guardada en el bolsillo lateral de mi mochila. No estaba segura de sí llegaría a leerla, pero sabía que ahora mismo no quería hacerlo. Estaba furiosa conmigo misma por haber bajado la guardia, por permitirme contemplar la posibilidad de una vida sin él. Cuando llegué a la escuela esta mañana, no había planeado buscar a Johnny. Simplemente sucedió. Sin el permiso de mi cerebro, mis pies me habían llevado directamente hacia él. Cuando abrió la puerta del coche, no necesité hacer ninguna pregunta antes de meterme dentro, porque sabía que iría a cualquier parte con él. Lo supiera o no, me había ofrecido un salvavidas temporal y yo lo había agarrado con las dos manos. Y ahora estábamos aquí, en la playa, habiendo robado el coche de su mejor amigo para faltar a clase y escapar de nuestra ciudad natal. Pasamos el día sin hacer absolutamente nada y eso significaba absolutamente todo para mí. ―¿Vas a tener problemas? ―le pregunté―¿Cuándo tus padres se enteren de que faltaste? ―Caía la tarde, con un cielo cada vez más oscuro y la sensación punzante del aire frío de la noche. Un escalofrío me recorrió las piernas desnudas y supe que tendríamos que irnos pronto. La idea me deprimía, pero la reprimí, negándome a empañar el mejor día de mi vida. Johnny se encogió de hombros con indiferencia. ―Siempre estoy metido en líos por algo.

CHLOE WALSH

436

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Levanté los labios―Yo también. ―Hacemos buena pareja, ¿eh? ―rió entre dientes. ―Sí―Insegura de cómo formular mi siguiente frase, pensé durante mucho tiempo antes de renunciar por completo al tacto y soltarla sin rodeos―¿Qué pasará en junio? ―Era la pregunta que me había estado volviendo loca desde que Joey me habló de su carrera. Era la pregunta que me hacía sentir cerca del modo catatónico cada vez que pensaba en su partida―Con el rugby―susurré, mordiéndome el labio inferior mientras me giraba para mirarlo, mordiendo tan fuerte que podía saborear la sangre en la lengua―¿Qué pasará cuando te vayas? Johnny permaneció callado durante mucho tiempo mientras su mirada oscilaba entre mi cara y el volante. Finalmente, volvió a mirarme. ―Falta mucho para eso, Shan―admitió con sinceridad, con los ojos azules clavados en los míos―Y ni siquiera sé si entraré en el equipo... ―Lo vas a conseguir―interrumpí en voz baja. No había ni un ápice de duda en mi voz―Estoy segura. Me miró fijamente durante un largo rato antes de apartar la mirada y centrarla en el techo del coche. ―Ojalá estuviera tan seguro. ―Bueno, yo estaré lo suficientemente segura por los dos―respondí, apretando su mano―Va a pasar―«Te vas a ir»―Vas a brillar. Sacudió la cabeza, con las cejas fruncidas. ―Lo deseo tanto, maldición―Exhaló un suspiro dolorido, se pasó una mano por el pelo empapado de lluvia y gruñó―Desde que tengo memoria, es lo único que he querido hacer, ¿sabes? ―Lo vas a conseguir―le dije, tratando de ofrecerle un poco del apoyo que él me daba a diario.

CHLOE WALSH

437

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Me arruiné considerablemente―murmuró―No hice caso. Entrené demasiado. Casi me mato. Y si lo llegase a conseguir…―hizo una pausa para mirarme―…entonces sería un milagro. ―No―le corregí―Cuando lo consigas, serán años de duro trabajo que habrán merecido la pena. ―¿Crees que puedo hacerlo? Asentí―Sé que puedes. Exhaló un suspiro frustrado. ―Yo sólo... quiero ser alguien, ¿sabes? No me cuesta nada ser una persona ordinaria―me dijo, con palabras rápidas y acento dublinés―Pero no quiero ser ordinario, Shannon. Quiero ser extraordinario. Quiero sobresalir. Pero todo esto, el entrenamiento y el puto esfuerzo, no significan nada si no vuelvo pronto a los terrenos de juego―Dejó de mirarnos para fijarse en nuestras manos unidas y murmuró―Todo habrá sido en vano. ―¿Qué puedo hacer? ―le espeté, desesperada por ayudarlo―¿Puedo ayudar? Johnny sonrió satisfecho―Oh, ¿cómo entrenarme otra vez? ―¿Si quieres? ―Me encogí de hombros con impotencia―Sólo quiero ayudarte. ―Puedes quedarte conmigo―respondió, tono bajo, ojos azules dolorosamente vulnerables―Aunque no reciba la llamada. Mi pecho ardía tanto por él que era físicamente doloroso. ―Oh, Johnny...―Incapaz de contenerme, me subí la falda para trepar por la consola. Me subí a su regazo y coloqué una rodilla a cada lado de su cuerpo antes de bajar suavemente, con cuidado de no hacerle daño. Me encontré con un muro de músculos gruesos e implacables. Este chico no tenía nada de blando. A excepción de la cara, todo él era duro.

CHLOE WALSH

438

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Johnny se sentó derecho; sus manos se dirigieron automáticamente a mis caderas, tirando de mí para acercarme. ―¿Qué estás haciendo? ―susurró, mirándome fijamente con los ojos entornados. Tragó hondo, con la nuez de Adán moviéndose en su garganta, mientras sus manos se dirigían a mis muslos desnudos y sus dedos se flexionaban en mi piel cada vez que respiraba. El calor de sus manos me produjo un delicioso escalofrío cuando trazó suaves círculos sobre mi piel desnuda con las yemas callosas de sus dedos―¿Shan? ―Estoy aquí por Johnny, el chico―le dije, acariciándole la cara con mis manos temblorosas―No por Johnny, el jugador de rugby―Exhalando un suspiro tembloroso, me incliné hacia él y le di un beso en la comisura de los labios antes de apartarme para mirarlo a los ojos―Me quedaré por los dos, pero sólo estoy enamorada de uno. Se estremeció y cerró los ojos. ―Lo dices en serio―No era una pregunta―Realmente no te importa. Sacudí la cabeza lentamente, obligándome a mantenerle la mirada. ―No es lo que veo cuando te miro, no es lo que he visto nunca. Sólo lo quiero para ti porque tú lo quieres para ti―añadí, con la voz ronca―Pero estoy aquí de cualquier manera - rugby o no rugby... ¿si tú quieres que esté? ―Cristo, Shan, me estás matando―gimió Johnny, tirando de mis caderas para que estuviéramos pecho con pecho. Mi corazón se agitó salvajemente; la sensación de su pecho subiendo y bajando contra el mío era demasiado para soportarlo―Si lo consigo, no cambiará nada entre nosotros―Exhalando un gruñido bajo, enterró la cara en la curva de mi cuello e inhaló profundamente―No me cambiará a mí―añadió, con la voz amortiguada, mientras sus dedos subían y bajaban por mi caja torácica―O lo que siento por ti.

CHLOE WALSH

439

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―¿En serio? ―Respiré, moviendo las manos para posarlas sobre sus anchos hombros―¿Me prometes que no me olvidarás cuando seas una gran estrella? Levantando su cara hacia la mía, asintió lentamente y susurró. ―Lo prometo. Incapaz de soportar ni un segundo más la dolorosa necesidad que sentía en mi cuerpo, enredé las manos en el pelo de Johnny y arrastré su cara hacia la mía. Se acercó voluntariamente y nuestros labios chocaron, encendiendo un ardiente rastro de calor entre mis piernas. Con un gruñido de aprobación, me rodeó los muslos con las manos e introdujo la lengua entre mis labios separados, sacándome el aire de los pulmones y encendiéndome todo el cuerpo. Sentía cómo su erección se tensaba contra la tela de su pantalón escolar, presionándome con fuerza. Deseosa de más contacto, arqueé la espalda y balanceé las caderas contra las suyas. ―Eres tan perfecta ―gruñó Johnny, rozando mis labios al hablar― Tu piel es tan suave ―Me acarició el cuello con la nariz y dejó un rastro de besos calientes y húmedos en mi cuello, con la lengua deslizándose para saborearme, mientras sus manos recorrían mis piernas― Te he deseado durante tanto tiempo―Gimiendo, me hundí contra él, balanceando las caderas y arqueando el cuello hacia su cara, temblando y estremeciéndome―¡Mierda! Me agarré a su pelo y tiré de él más cerca, con las uñas arañando y retirándose como un gatito, mientras la necesidad dentro de mí florecía y ardía. Dios, me encantaba su pelo. Se lo dejaba corto por los lados y por detrás, dejando un montón de pelo castaño revuelto y desordenado en la parte superior. Normalmente estaba peinado de una forma increíble, pero ahora que estaba mojado y le había pasado los dedos por encima media docena de veces, tenía un aspecto aún mejor.

CHLOE WALSH

440

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Johnny volvió a reclamar mis labios, se echó hacia atrás en su asiento y me arrastró con él. La falda del colegio se me subió hasta el estómago mientras nos mecíamos y frotábamos nuestros cuerpos al unísono, pero no me importó. En absoluto. Lo único que me importaba en ese momento era tenerlo conmigo. No sabía lo que me depararía el futuro y quería aprovechar al máximo cada momento que pasara con él. En dos meses, se habría ido. En dos semanas, yo podría desaparecer. El miedo palpitante a lo desconocido fue lo que me catapultó a la acción. Si mi padre volvía... ¡No! «No pienses en eso, Shannon. Sólo quédate aquí en el momento con él. Sólo absórbelo» Sus labios eran suaves, su olor adictivo, y la sensación de su cuerpo rozando el mío en todos los puntos correctos me estaba haciendo sentir increíblemente imprudente. Sentía que estaba en un punto en el que no sabía dónde empezaba yo y dónde terminaba él. Mi corazón latía con tanta fuerza que estaba segura de que él podía sentirlo mientras estrechábamos nuestros cuerpos. Con el corazón desbocado en el pecho y la ansiedad amenazando con desbordarme, agarré los botones de su camisa. ―Espera, espera, espera...―Sin aliento, Johnny inclinó la cabeza hacia atrás para mirarme. Sus ojos eran tan oscuros que apenas había un atisbo de azul. Me cogió la mano, se la llevó al pecho y me dijo―¿Qué haces? «No lo sé. No lo sé, no tengo ni idea» ―Por favor, déjame―susurré, sorprendida por mi propia osadía, pero sin retractarme. ―Shan...―Su voz se quebró y gimió―Ya hablamos de esto... ―Lo sé―asentí, respirando fuerte y rápido―Pero es que... quiero ver. ―¿Sólo ver? ―Respiraba con dificultad, su corazón se aceleraba casi

CHLOE WALSH

441

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 violentamente contra su pecho, mientras respiraba entrecortadamente―¿Eso es lo que quieres? Asentí con la cabeza, me senté y le puse las manos en el estómago. ―Sólo quiero ver―Con manos temblorosas, busqué mi camisa y toqué los botones nerviosamente―¿Quieres ver? ―Temerosa, me desabroché los tres primeros botones de la camisa―Yo también quiero enseñarte... ―Claro que quiero ver―gimió Johnny, apartándome la mano de la camisa―Pero si veo, tomaré―dijo estranguladamente, con la mandíbula apretada con fuerza―Y no podré aguantar, cariño, así que por favor no me lo enseñes, joder. ―No

me

importa―respiré,

con

el

corazón

acelerándose

violentamente―Quiero que me veas. ―¡Joder! ―Inhalando varias bocanadas tranquilizadoras por la nariz, Johnny soltó mis manos y dejó caer las suyas a mis muslos―Adelante―Con una rígida inclinación de cabeza, añadió―Coge lo que necesites. Solté un suspiro entrecortado y me dispuse a desabrocharle la camisa, pero tanteé el primer botón. Johnny permanecía inmóvil debajo de mí, con sus ojos ardientes clavados en los míos y su pecho subiendo y bajando contra las yemas de mis dedos. Me armé de valor, respiré hondo, moví las manos y volví a intentarlo, sin parar hasta que le abrí la camisa y se la aparté. ―Eres tan...―Mis palabras se interrumpieron y exhalé pesadamente, con los ojos clavados en su estómago desnudo. Tenía pleno permiso para tocar, para rozar con las yemas de los dedos las duras llanuras de sus prominentes abdominales. Y había músculos por todas partes. Estaba hecho como una roca. Recorrí su vientre con los dedos, observando fascinada cómo sus músculos se contraían bajo mi contacto. ―¿Soy qué, Shan? ―preguntó Johnny, con voz gruesa y ronca, acostado

CHLOE WALSH

442

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 debajo de mí en el asiento reclinado, con las manos aferradas a mis muslos. Sus caderas se movían hacia arriba con un ritmo lento y burlón, mientras me miraba― ¿Hmm? ―Las yemas de sus dedos recorrieron el borde de mis bragas, deslizándose bajo la cinturilla de algodón y trazando suaves círculos sobre mis caderas―¿Qué soy? Mi mirada se desvió hacia sus pectorales y luego hacia el rastro de vello oscuro que salía de su ombligo y desaparecía bajo la cinturilla de sus pantalones. Músculos y piel. Carne y calor. Eso era todo lo que podía ver. Todo lo que podía sentir. Era tan grande. Tan todo. ― Hermoso―finalmente respiré, mi mirada volvió a la suya―Eres tan hermoso. ―Me lo estás poniendo difícil, Shan―Deslizó la lengua por el labio inferior, enganchó los dedos en la cinturilla de mis bragas y me arrastró hacia su pecho―Necesito que no me mires así―Enterró la cara en mi cuello y me chupó suavemente, arrancándome un jadeo de la garganta―Intento portarme bien. ―Lo siento―respiré, arqueándome contra él. Me dolía en partes de mi cuerpo que no sabía que existían antes de que él explorara, descubriera y reclamara―Sólo quiero... No estaba segura de lo que quería. Todo lo que sabía era que este chico lo mejoraba todo, detenía el tornado de pensamientos que giraban en mi cabeza, y necesitaba que siguiera haciéndolo. Tal vez era adicta a él, y tal vez no era saludable, mis sentimientos por él ciertamente rayaban en lo obsesivo, pero él me alentaba con cada flexión de sus caderas y cada empuje de su lengua, demostrándome que deseaba esto tanto como yo. Si lo estaba haciendo mal, Johnny nunca se quejó. Al contrario, gemía y

CHLOE WALSH

443

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 se quejaba en mi boca en señal de aprobación. Empezó a tocarme, despacio al principio y luego con más confianza, rozando mi piel desnuda con las yemas de los pulgares. Cuando sentí sus manos deslizarse bajo mis bragas, una sacudida de excitación me recorrió, haciendo que mis movimientos fueran más frenéticos y torpes. ―¿Te parece bien? ―Me tocó el culo y apretó con fuerza―¿Quieres que pare? ―No pares―Era dolorosamente consciente de su enorme tamaño. Era tan pequeña en sus brazos. Era frágil para él y eso me preocupaba. Podía destruirme en más de un sentido. La cosa era que no me importaba lo que le hiciera a mi cuerpo mientras dejara mi corazón intacto. Podía tener y tomar lo que quisiera de mí, con gusto se lo daría todo, siempre y cuando tuviera una promesa de sangre de que nunca me lastimaría tanto como para no repararme. Porque sabía que no me recuperaría de esto. De él. Rodeándole el cuello con los brazos, apreté los labios contra los suyos y exclamé―No pares nunca. Respirando con dificultad, se sentó derecho y me arrastró bruscamente más cerca, haciéndonos gemir a los dos cuando nuestros cuerpos se alinearon de la mejor manera posible. ―Te amo―susurró―Y te deseo mucho. Pero... no quiero hacer nada que lo estropee―añadió con un tono grave y áspero―No puedo estropearlo, Shan. Lo necesito―Exhalando un suspiro entrecortado, apretó su frente contra la mía―Lo decía en serio cuando dije que te necesitaba para siempre. ―¿Recuerdas haberlo dicho? Asintió lentamente―Lo recuerdo. El aire abandonó mis pulmones de golpe―Bien. ―Voy a quedarme contigo―susurró y su aliento caliente me abanicó la cara―¿Si te parece bien?

CHLOE WALSH

444

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Definitivamente, está bien―respiré, apretando mi mano contra su mejilla―Quiero que te quedes conmigo. Sonrió, sus hoyuelos se hicieron más profundos―Gracias, joder. Le di un beso en la curva de sus labios hinchados y le susurré. ―Yo también me quedaré contigo. ―Jesús―Temblando, dejó caer su cabeza en la curva de mi cuello y gimió―Esta es la forma en la que voy a morir―fue su respuesta amortiguada y me hizo reír―¿Te parece gracioso? ―bromeó, levantando la cabeza para sonreírme―Te llevaré conmigo. «Dios, realmente espero que lo hagas...» ―Pero por ahora, será mejor que te lleve a casa―dijo con un suspiro resignado―Si no, tu madre hará que los policías nos busquen. ―Oh―Mi corazón se desplomó en mi estómago y mi agarre en su cuello se tensó―Está bien. ―Todo va a ir bien―me dijo, con sus ojos azules clavados en los míos―Pase lo que pase con tu papá, tú estarás bien. No, no lo iba a estar, pero forcé una sonrisa por su bien―Lo sé. ―Porque ya no estás sola―susurró, envolviéndome en sus brazos con tanta fuerza que no me importó no poder respirar. Quería que el mundo se detuviera y nos dejara solos a los dos porque aquí, justo aquí, era donde quería estar, donde quería quedarme―Tienes amigos―continuó susurrando―Y me tienes a mí. Sus palabras me reconfortaron más de lo que sabía. Era grande, fuerte y peligrosamente poderoso. Si tuviera la oportunidad, podría causarme graves daños físicos. Y, aun así, no tenía miedo. No era cauteloso. No tenía ni una pizca de miedo en mi cuerpo. ―Estoy de tu lado―añadió con voz ronca―¿Lo entiendes? Estoy

CHLOE WALSH

445

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 totalmente contigo, Shannon Lynch. Una llamada, es todo lo que tienes que hacer, e iré. No te defraudaré y no te dejaré sola en esto. Te lo prometo. ―Es raro para mí porque nunca antes había tenido a alguien a mi lado―Temblando, añadí―No alguien como tú. ―No estoy del otro lado, Shannon―respondió Johnny en tono ronco―Estoy a tu lado. Oh, Dios. Sus palabras me calaron hondo. Enterré la cara en su pecho, me hice el ovillo más pequeño que pude y recé para que el tiempo se detuviera sólo un ratito. ―Apuesto a que desearías tener una novia normal. ―Lo normal es aburrido―respondió. ―Y, además, yo podría decirte

lo

mismo―Se encogió de

hombros―Difícilmente soy un novio normal. ―Sólo digo que sería más fácil para ti si... ―Bueno, yo no quiero fácil, te quiero a ti―me cortó diciendo―Tal y como eres. Se me cortó la respiración―¿En serio? ―De verdad―confirmó, sin perder el ritmo―Cada parte y cada pieza. Hice una mueca―¿Incluso las partes rotas? Me guiñó un ojo―Especialmente las partes rotas. Hice una pausa entonces, escuchando la canción que sonaba en el equipo de música, antes de que una pequeña carcajada saliera de mi garganta. Johnny sonrió satisfecho―¿Algo gracioso? ―¿Proud Mary? ―pregunté, señalando el equipo de música―¿Cómo pasa de Grace, a Yellow, a Proud Mary? ―Ya lo sé―Riéndose, apagó el equipo de música y se dejó caer de

CHLOE WALSH

446

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 espaldas―Creo que es una buena representación de lo que pasa por su cabeza―Suspiró y me acarició la cintura―La cabeza siempre le está dando vueltas. ―¿Puedo enseñarte algo? ―pregunté entonces, mientras bajaba de su regazo y me deslizaba de nuevo en el asiento del copiloto―Es... Dejando que se me escaparan las palabras, metí la mano en la mochila que tenía a los pies y saqué el sobre doblado. ―¿Qué es? ―preguntó Johnny frunciendo el ceño mientras se volvía a abrochar la camisa―¿Shan? ―Es...―Sosteniéndolo en mis temblorosas manos, lo desdoblé y miré la desaliñada letra antes de exhalar un fuerte suspiro―De mi padre―añadí antes de poner el sobre en sus manos. Sus cejas se fruncieron mientras sus ojos pasaban del sobre a mí ―¿Te escribió una carta? Asentí con la cabeza. ―Nos dejó una a todos, pero yo no puedo leer la mía. Volvió a fruncir el ceño, esta vez más profundamente. ―¿Quieres... que la lea? ―No creo querer saberlo―le espeté, sintiéndome inquieta―Yo sólo... ¿quizá si lo lees, sólo para ver? Johnny no dudó. Sus dedos abrieron el sobre y, con mano firme, se llevó el papel a la cara, concentrándose en lo que mi padre había escrito. Vi cómo sus hombros se ponían rígidos y sus mejillas enrojecían. ―¿Es malo? ―le pregunté―¿Está molesto conmigo? ―Dijo que lo sentía―dijo entre dientes apretados―Que estaba enfermo, que se había dado cuenta de su error y que está tratando de arreglar las cosas―Con la mandíbula tensa, giró los hombros como si tratara de controlarse

CHLOE WALSH

447

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 antes de añadir―Dijo que espera que con el tiempo puedas encontrar en tu corazón la forma de perdonarlo, y que todos puedan volver a ser una familia. Se me encogió el corazón―Oh. ―Sí―Con cara de furia, Johnny volvió a doblar la carta y me la tendió. Negué con la cabeza―No quiero que me la devuelvas. ―¿Segura? ―Totalmente―le espeté―Deshazte de ella. Johnny metió la mano en la guantera y sacó un encendedor. Encendió la carta, bajó la ventanilla y la arrojó fuera, dejando que el viento se la llevara. ―Gracias―susurré, aliviada por haber alejado de mí aquel pedazo de él―Está mintiendo…―solté, sintiendo pánico―Lo sabes, ¿verdad? Johnny asintió―Lo sé, cariño. ―No lo dice en serio―me oí decir, desesperada por hacerle entender―Esto es un truco, es algo que le han dicho que haga―Sacudí la cabeza, sintiéndome angustiada y frustrada―No lo siente, Johnny…―Se me quebró la voz―…nunca se arrepiente. ―No voy a dejar que te haga daño, Shannon―Se sentó derecho en su asiento, con los ojos fijos en el parabrisas, y agarró el volante con tanta fuerza que sus nudillos se habían vuelto blancos―Te lo prometo. Suspiré pesadamente―No hagas promesas que no puedas cumplir. Se volvió para mirarme―¿Acaso ya te defraudé? Negué con la cabeza―No. Asintió rígido, con los ojos ardiendo de calor. ―Entonces créeme cuando te digo que no dejaré que vuelva a hacerte daño―repitió, reiterando cada palabra lentamente―Nunca más―Se abrochó el cinturón y yo hice lo mismo―Todo lo que necesito que hagas es que sigas hablándome―añadió, arrancando el motor―Sigue dejándome entrar―Se

CHLOE WALSH

448

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 volvió para mirarme―Y te mantendré a salvo. ―De acuerdo―respiré, observándole con cautela mientras nos alejaba de la playa―Lo haré.

CHLOE WALSH

449

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 CAPÍTULO 38

Retrocediendo

―Shan, ¿quieres quedarte con esto? ―me preguntó Darren el sábado siguiente por la tarde, mientras se mantenía de pie sobre una escalera y me tendía un osito de peluche de aspecto desaliñado―¿O lo tiramos? ―Lo tiramos―le dije, cogiendo el oso y metiéndolo en una de las bolsas de basura negras del rellano. ―Te encantaba esa cosa―reflexionó, un poco triste, mientras yo hacía un nudo en la bolsa, ahora llena, y arrancaba otra del rollo―Te lo llevabas a todas partes. ―Me gustaban muchas cosas, Darren―coincidí, abriendo la nueva bolsa―Pero crecí. ―Yo solía gustarte―murmuró en voz baja. ―Y me volverías a gustar si no me tuvieras atrapada en esta casa―solté, sofocada―Es sábado. ―Lo sé―aceptó con un suspiro―Pero necesito tu ayuda para limpiar el ático. Necesitamos más espacio y, si lo despejamos, podré mudarme allí arriba y devolverle a Joey su habitación. ―Esto es una broma―murmuré en voz baja―Toda nuestra familia es una broma.

CHLOE WALSH

450

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―¿Esto es por él? ―Preguntó Darren―¿Este berrinche es porque no te permiten salir con él? Sí. No había visto a Johnny desde la escuela ayer y me estaba empezando a molestar. En toda la semana, sólo había podido almorzar con él, y estaba aprendiendo rápidamente que eso no era suficiente. Nada parecía ser suficiente cuando se trataba de él. ―No―espeté, devolviendo mis pensamientos al presente―Es porque estoy harta de ser una prisionera en esta casa―Suspirando pesadamente, añadí―Me siento como encadenada a las paredes, Darren. No puedo soportarlo más. ―Bueno, faltar a clase para salir con él no te va a hacer ningún favor―respondió mi hermano―Tuviste suerte de que yo contestara la llamada de tu director y no mamá―añadió―Yo te cubrí, ¿recuerdas? Le dije que estabas enferma cuando en realidad estabas de juerga fuera del pueblo con él―Cuando no respondí, porque francamente no tenía excusas, Darren suspiró―Vamos, Shannon. Es tu tercer año de instituto. Sabes que tienes que concentrarte y estudiar para los exámenes de junio. Y él no debería ser tu soporte. No es sano que te encariñes tanto con ese chico, por muy tentador que sea. ―Él no es mi soporte―estrangulé―Es mi novio, y está bien querer pasar algún tiempo con él. ―Algún tiempo―aceptó Darren―No todo tu tiempo. ―No―le dije―Sólo lo veo en el almuerzo. ―Bueno, novio o no, tienes que ayudarme a hacer las maletas, porque no puedo limpiarlo todo yo solo―replicó Darren en tono despectivo―Haz algo productivo con tu día, en lugar de desperdiciarlo suspirando por un jovencito. ―¿Sabes cómo he pasado todos y cada uno de los sábados de los últimos

CHLOE WALSH

451

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 seis años? ―pregunté, y luego continué rápidamente antes de que tuviera oportunidad de responder―Limpiando, Darren. Así es como he pasado mis sábados. Limpiando lo que ensucia todo el mundo en esta casa. Darren suspiró pesadamente―Shan, vamos. ―No―Sintiéndome rencorosa, exhalé un suspiro y planté las manos en las caderas―Esto no es justo. Prometiste que las cosas serían diferentes cuando volviera a casa del hospital, pero no es así. Nada ha cambiado. Ella sigue ahí dentro...―Señalé

la

puerta

cerrada

del

dormitorio

a

sus

espaldas―Escondiéndose de sus responsabilidades, mientras yo sigo aquí fuera, limpiando lo que ensucia todo el mundo, y Joey sigue arrastrando a los chicos a sus entrenamientos y partidos. La única diferencia ahora es que tengo compañía―Le dirigí una mirada significativa para hacerle saber que él era la compañía―Esa es la única diferencia que puedo ver aquí, Darren. ―¿En serio? Porque yo veo las cosas de otra manera―gruñó, bajando de la escalera―Para empezar, él no está aquí. Segundo, la nevera y los armarios están llenos. Tercero, ninguno de ustedes está caminando por el lugar cubierto de moretones… ―Él

todavía

está

aquí,

Darren―contesté

temblorosamente―Simplemente ha tomado otra forma. ―¿Qué

estás

tratando

de

decir,

Shannon?

―Preguntó

fríamente―¿Hmm? ―Parecía furioso, cruzó los brazos sobre el pecho y me miró fijamente―¿Me estás llamando nuestro padre? Me encogí de hombros, sintiéndome culpable por lo que había insinuado, pero no dispuesta a echarme atrás. Darren se rió sin gracia―¿Sabes qué? Haz lo que te dé la gana. Por mí, vete y quédate embarazada. Ya he terminado de intentar suavizar las cosas contigo y los chicos. De hecho, no sé por qué mierda me molesté en primer

CHLOE WALSH

452

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 lugar. Permanecí en silencio mientras él me rodeaba y bajaba la escalera a toda velocidad, y no fue hasta que el sonido de la puerta de entrada llenó mis oídos que exhalé el aliento que había estado conteniendo. Furiosa conmigo misma y con la vida en general, seguí recogiendo los juguetes viejos, la ropa y los cachivaches del desván hasta despejar el rellano. Apilé ordenadamente todas las bolsas en lo alto de la escalera y luego hice algo que me sorprendió. Entré en mi dormitorio, cogí el abrigo de detrás de la puerta y me lo puse sin más. Bajé la escalera con el corazón en un puño y me apresuré a atravesar el pasillo, cayendo sobre juguetes y trozos de Lego. Me ahogaba en esta casa. Me ahogaba en mi propia vida. Necesitaba salir. Necesitaba algo. Sólo necesitaba... salir. Abrí la puerta de golpe y salí disparada. Sin detenerme, eché a correr, llevando mi cuerpo al límite, pasando a toda velocidad por delante de la familiar hilera de casas, para luego girar bruscamente a la derecha y avanzar a toda velocidad por el oscuro callejón. Sin ningún destino en mente, me subí la capucha del abrigo y seguí corriendo, buscando desesperadamente ese adictivo sabor a libertad que anhelaba cada día que pasaba.

Tres horas y una muda de ropa seca más tarde, estaba acurrucada en la cama de Claire, con una taza de chocolate caliente entre las manos y los créditos finales de Dirty Dancing sonando en su televisor. ―Lo amo―suspiró Claire desde su posición a mi lado―Te juro que no olvidaré a ese hombre mientras viva.

CHLOE WALSH

453

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Creí que amabas a Johnny Depp―bromeó Lizzie desde donde estaba recostada a los pies de la cama, hojeando una revista―Decídete, chica. ―Los amo a los dos―suspiró Claire―Pero Patrick fue mi primer amor, y ya sabes que la dulce llama del primer amor arde para siempre. Lizzie puso los ojos en blanco, no parecía impresionada―No sé cómo hemos aguantado once años de amistad. ―Echaba de menos esto―Suspiré satisfecha y di un sorbo a mi taza―Las extrañé, chicas. ―Nosotros también te extrañábamos―respondió Lizzie―Tuve que sufrir las aventuras de Thor y su gato yo sola la última vez que vine. ―Deja en paz a Gerard―refunfuñó Claire―Solamente le gusta su gato. Qué más da. ―Pasea a su gato―Lizzie se puso de lado para mirar a Claire―Con un collar brillante con joyas incrustadas y correa―Entrecerrando los ojos, dijo―Por favor, no me digas que te parece normal. Claire se encogió de hombros―Me parece lindo. ―Claro que sí, todo lo que hace ese imbécil te parece lindo―replicó ella sacudiendo la cabeza―¿Y tú, Shan? ¿Qué piensas de Gerard? ―Yo...―Miré a las dos chicas antes de sonreír tímidamente―Creo que es genial―me reí―A mí también me gusta su gato. Claire sonrió y Lizzie gimió. ―A Shannon le tiene que gustar―murmuró Lizzie―Es la otra mitad de su novio. Hablando de eso, ¿cómo está el Capitán Fantástico? ―Él está bien―respondí, sonrojándome de color rojo remolacha ―Él está bien―se burlaron las dos chicas. ―¡Dios mío! ―Claire chilló―Acabo de darme cuenta de algo―Se levantó de un salto, se acercó al televisor y lo apagó antes de girarse para

CHLOE WALSH

454

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 mirarnos―¡Yo quiero a dos Johnny’s y Shannon quiere a otro! ―Moviendo los pies con emoción, sus ojos bailaron con picardía mientras decía―Si eso no es el destino, entonces no sé lo que es. ―¿Sabes qué, Claire? ―Lizzie reflexionó―Retiro todo lo que he dicho sobre que Thor y tú eran una mala idea. Creo que deberías intentarlo con él. Hacen una pareja perfecta. ―Lo sé, ¿verdad? ―Claire respondió con una sonrisa. ―Ugh―Estremeciéndose, Lizzie pasó la página de su revista―Me imagino los hijos que nacerían de esa unión: bebés unicornio rubios y rizados. ―Me encantan los unicornios―dijo Claire. ―Ajá―dijo Lizzie―Ves, ya estás a mitad de camino. ―¿Cómo saben si van a tener un or...? ―Dejé que se me escaparan las palabras al ver a las dos chicas mirándome boquiabiertas―No importa. ―Termínalo―chilló Claire, saltando arriba y abajo―Un orrrrr… ―…gasmo―susurré, sintiendo que me ardía la cara. ―¿Tuviste un orgasmo? —Claire tenía los ojos desorbitados―¡Cierra la boca! ―Guau―murmuró

Lizzie,

pareciendo

a

regañadientes

impresionada―Él es jodidamente ágil. ―¿Le viste el pene? ―Preguntó Claire―Dios mío, ¿era grande? Es grande, ¿verdad? Ugh, apuesto a que es enorme y tú eres tan pequeña…―Tragando hondo, Claire se pasó una mano por la cara, consternada―Oh Dios, apuesto a que dolió, ¿verdad? ¿Cómo sigues de una pieza? ―Cálmate, señorita tengo miedo de la P―Lizzie replicó antes de volver su mirada hacia mí―¿Te acostaste con él? ―A diferencia de antes, ahora parecía intrigada por la conversación―Dios mío, ¿te hizo correrte la primera

CHLOE WALSH

455

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 vez? Porque eso es impresionante. ―¿Qué? ―Negué con la cabeza―No, no, yo no... quiero decir, nosotros no... ―¿Te hizo un oral? ―preguntó Lizzie―¿Usó sus dedos? ―No―le dije―Sólo me besó. Las dos chicas parecían decepcionadas con mi respuesta. ―Sólo te besó―respondió Lizzie rotundamente―Vaya. Suena excitante. ―No seas zorra, Liz―intervino Claire―No todas nos movemos rápido. Sonriendo alegremente, me hizo un gesto con la cabeza―Sigue, Shan. Háblanos de tu beso-orgasmo. Nerviosa, empecé a explicar lo que sentí el otro día cuando Johnny y yo estábamos en la cama de ella, y de nuevo cuando estábamos en su coche, ignorando obedientemente las miradas de Lizzie mientras hablaba. Me senté con él a comer todos los días de esta semana, y aunque nos habíamos besado muchas veces antes y después de clase, no se parecían en nada a aquellas otras veces. Cuando terminé de explicarme, miré a mis amigas en busca de consejo. ―¿Es normal? ―Parece que estuvieron muy íntimos―ofreció Lizzie, interesada una vez más―Y también suena a que es una bestia. Me sonrojé y Claire soltó una risita―Una bestia. ―Imagínate lo que podría hacer sin esa ropa―pensó Lizzie, sonriendo ahora. Era tan guapa cuando sonreía. Era algo raro hoy en día, pero cuando sonreía, era maravillosa―Creo que deberías deshacerte de la ropa en tu próxima sesión de sexo en seco―añadió―Y luego nos informas. ―Sí―Claire asintió con entusiasmo―Así Lizzie podrá darte algo más de su experimentada sabiduría, mientras yo escucho porque soy una

CHLOE WALSH

456

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 entrometida. ―No soy una puta, Claire―refunfuñó Lizzie―Jesús. ―Ya lo sé―se apresuró a afirmar Claire―Pero has estado con Pierce como un millón de veces―Encogiéndose de hombros, añadió―Queremos saberlo. ―No tienes que contárnoslo, Liz―murmuré. ―Sí, tiene que hacerlo―Claire me hizo callar antes de mover las cejas hacia Lizzie―Dinos lo que sabes, sensei. ―Ni siquiera tienes novio―se rió Lizzie. ―¿Y qué? ―replicó Claire, sonriendo―Tengo una imaginación excelente y una sed insaciable de conocimiento. ―Bien, bien―Lizzie se incorporó, sacudió la cabeza y sonrió con satisfacción―¿Recuerdas aquel vídeo musical de Shakira, el que Claire nos atormentó para que nos aprendiéramos los movimientos en sexto curso? ―Perfectamente―respondí, estremeciéndome al recordarlo. ―Era la mejor canción―replicó Claire, con los ojos brillantes y llenos de ese implacable optimismo. ―Bueno, cuando estás arriba, es más o menos así―Sus mejillas se sonrosaron―Mueves las caderas y giras. ―Guau―jadeó Claire―No sé si me gustaría―Arrugando la nariz, dijo―Creo que me gustaría estar abajo. ―Te sorprendería saber lo que te gusta―fue lo único que respondió Lizzie. Suspiré pesadamente―Johnny dijo que no quiere tener sexo conmigo. ―¿Qué? ―Las dos chicas me miraron pasmadas. ―Dijo que no quiere tener sexo conmigo―repetí, mortificada ―¿Quién no quiere tener sexo contigo? ―Hughie, el hermano mayor de

CHLOE WALSH

457

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Claire se detuvo en el pasillo y arqueó una ceja. Sus ojos se abrieron de par en par―¡Mierda! ¿Estás hablando del Cap? ―No―solté, horrorizada―Quiero decir, yo no... yo no... ―Maldita sea, Claire―espetó Lizzie―Te dije que cerraras la puerta cuando subiste con los chocolates calientes. ―No esperaba que hubiera pervertidos merodeando por aquí―gruñó Claire, entrecerrando los ojos hacia su hermano―Lárgate, asqueroso. ―Ustedes son demasiado jóvenes para ese tipo de charla―afirmó Hughie, lanzando una mirada significativa hacia su hermana―Especialmente tú. ―¡Dios mío, tenemos dieciséis años! ―se rió Claire―Y eso es gracioso viniendo del chico cuyo cabecero está colocado directamente contra la pared de mi habitación. Caminando hacia su tocador, Claire comenzó a golpear el tocador con la palma de la mano a un ritmo fuerte ―Oh, sí, nena, dámelo―imitó con voz masculina―Oh, Katie, me encanta lo que haces con tu lengua... ―Claire―siseó Hughie como advertencia―Déjalo ya. Imperturbable, Claire siguió imitando su voz, acelerando los golpes. ―Sí, nena. Ahora, ahora, tengo que salir o voy a veeeee... Hughie cerró la puerta del dormitorio de un portazo justo cuando Claire gritó. ―¡Venirme! Y las tres nos echamos a reír a carcajadas. ―Vete a la mierda―rugió Hughie mientras el sonido de la puerta de su habitación cerrándose de golpe llenaba nuestros oídos. ―¿Qué les pasa a los hermanos que creen que lo saben todo? ―se rió

CHLOE WALSH

458

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Claire, dejándose caer en la cama―Idiotas. Asentí―Ni que lo digas. ―Creo

que

deberías

mandarle

un

mensaje―se

rió

Lizzie―Johnny―añadió cuando ambas la miramos confundidas―Mándale un mensaje con ese teléfono asquerosamente rosa que te compró―animó―¿A ver si quiere... salir? ―Sí, eso estaría bien―Claire movió las cejas―Salir. La emoción retumbó en mi interior. ―No lo sé―Saqué el móvil del bolsillo de los vaqueros, miré la pantalla y luego a mis amigas―Ni siquiera debería estar aquí, chicas. ―Has tenido una semana de mierda―respondió Lizzie―Una llena de más drama de lo que cualquiera de nosotras podría soportar. Creo que deberías mandarle un mensaje a tu novio y pasar la noche del sábado juntos. ―Hoy tiene todo el sentido del mundo, Shan―coincidió Claire con una sonrisa―Ya

estás

fuera,

lo

que

significa

que

ya

tienes

problemas―Encogiéndose de hombros, añadió―Más vale que valga la pena. ―¿Y si está ocupado? ―susurré, mordiéndome el labio. ―No lo está―replicó Claire―Está en el gimnasio con Gerard. ―¿Cómo lo sabes? ―Porque ahí es donde estaban cuando me llamó antes―respondió Claire―Y ahí es donde estarán hasta que cierre el local. Me quedé boquiabierta―¿Todo el día? Claire puso los ojos en blanco―Es tu novio, Shan. Deberías saber que se pasa todas las horas del día haciendo ejercicio―Flexionó el bíceps y lo besó antes de añadir―Persiguiendo esas ganancias. ―Qué tonta eres―se rió Lizzie. ―Es verdad―se rió Claire.

CHLOE WALSH

459

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Mándale un mensaje―dijeron las dos al unísono. Inhalando profundamente, abrí mis mensajes y empecé a teclear un mensaje de texto. ―Pregúntale qué va a hacer esta noche―dijo Lizzie. ―A ver si quiere tener una cita―añadió Claire―Oh, oh, puedes vestirte aquí. ―Ya lo envié―respiré, dejando caer mi teléfono sobre la cama. Lizzie cogió el teléfono y leyó mis mensajes antes de mirarme con los ojos entrecerrados. ―“Hola, Johnny”―me dijo―¿Eso es lo que enviaste? Me encogí de hombros y junté las manos―Está bien, ¿no? ―Si tienes cuatro años―refunfuñó Lizzie―¿No hay beso al final? Me encogí de hombros, sintiéndome perdida―¿Está mal? ―No si estás mandando mensajes a tu hermano―me ofreció Claire con una sonrisa comprensiva. ―Dios mío, apágalo―gemí, sintiéndome mal―Apaga el teléfono. Ping. ―¡Ah!, te respondió―chilló Claire, arrebatándole el teléfono de la mano a Lizzie y bajándose de la cama. ―Hola, cariño―empezó a leer, solo para detenerse y agarrarse el pecho―¡Jesús, la llamó cariño! ―Volvió a tumbarse en la cama y añadió―Y le puso dos besos al final―Suspiró satisfecha―Creo que acabo de tener un orgasmo. ―Dame

eso―refunfuñó

Lizzie,

arrebatándole

el

teléfono

a

Claire―Hola, cariño, ¿cómo estás? ¿Puedo llamarte más tarde esta noche? Beso, beso―Leyó Lizzie. Mi corazón galopó desbocado.

CHLOE WALSH

460

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Dile que puede llamarme―dije mientras veía a Lizzie teclear un mensaje―¿Le dijiste que puede? ―pregunté cuando dejó el teléfono sobre el muslo―¿Liz? Lizzie abrió la boca para responder, pero el teléfono volvió a sonar antes de que pudiera hacerlo. Miró la pantalla y esbozó una sonrisa ladina. ―Dios mío―Me recorrió un escalofrío de inquietud―¿Qué hiciste? ―Le dije que, en vez de llamarte esta noche, podía recogerte aquí―Me guiñó un ojo antes de añadir―Estará aquí a las ocho, así que será mejor que te prepares. ―¡Espera! ―Presionándome las sienes con los dedos, me obligué a respirar despacio y a no dejarme llevar por el pánico―Sólo... dame un minuto―Inspiré varias veces profundamente para calmarme antes de preguntar―¿Es una cita? Claire asintió enérgicamente con la cabeza. Mientras tanto, Lizzie me miraba como si yo fuera una nueva especie humana. ―No te entiendo, Shan―suspiró―Es tu novio. Te pasas la mitad del almuerzo todos los días con su lengua en la garganta. Has quedado con él un sábado por la noche. Por supuesto, es una cita. ―¿Debería... comprarle algo? ―Pregunté, sintiendo que mi ritmo cardíaco se disparaba. ―No―replicó Lizzie, horrorizada―¿Por qué ibas a hacerlo? ―¡No lo sé! ―Me agité ansiosa―Estoy entrando en pánico, ¿Bueno? ¿Y si me lleva a algún sitio? No tengo dinero. ―No importa. ―Sí importa―exclamé―A mí me importa. ―¿Podrías hacerle una lista de canciones? ―Me propuso Claire―O un CD para su coche, si quieres regalarle algo.

CHLOE WALSH

461

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Es una buena idea―reflexionó Lizzie―¿Qué le vas a poner? ―No lo sé―Recostándome contra las almohadas, suspiré―¿Y si es una mala idea? ―No―Claire se acercó a su escritorio y cogió el portátil―Es una idea estupenda―me aseguró, introduciendo un disco en la ranura lateral del portátil―Ahora hazlo. ―¿A los chicos les gustan esas cosas? ―pregunté, con los dedos sobre las teclas―Aoife siempre hace CDs de mezclas para Joey y él nunca los escucha. ―Bueno, Gerard me los hace a mí y me encantan―respondió Claire―Dale tus pensamientos, Shan. Encuentra tus sentimientos en las canciones y revélaselos. ―¿Eso es lo tú que haces? ―preguntó Lizzie sin rodeos. ―Todo el tiempo―gimió Claire―Y sé que las escucha―Suspirando, añadió―Sólo que elige ignorarlas. ―Dios mío―murmuró Lizzie―Ese chico es un burro. ―Pero Johnny no es así. Te escucha, Shan. Siempre te escucha. Toma, coge

esto...―Lanzándome

un

marcador

negro

permanente,

Claire

sonrió―Escribe algo en el disco cuando termines, para que no lo confunda con una de las creaciones de Gerard.

―Eres tan delgada que es enfermizo―gimió Lizzie una hora más tarde―Aunque no probara bocado en el próximo año y medio, seguiría sin tener tu talla. «Eso sería el hambre, pensé a mi pesar. Alégrate de no haber sentido

CHLOE WALSH

462

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 nunca ese tipo de dolores» ―¿Acaso tengo mal aspecto? ―Mascullé, nerviosa, mientras miraba mi atuendo―¿Me veo bien? ―No―Suspiró y me dirigió hacia el espejo de cuerpo entero del cuarto de baño familiar de los Biggs―Estás increíble y perfecta y ahora mismo estoy asquerosamente celosa de ti. ―Tachan―chilló Claire, agitando una brocha de maquillaje en la mano―Pareces una... una... ¡perra sexy! Con los ojos clavados en el espejo que tenía delante, examiné mi aspecto y exhalé un suspiro tembloroso. ―Wow. ―Lo sé―asintió Claire con complicidad―Muy sexy. ―Me voy a congelar―susurré al ver el vestido rojo de cuello cruzado que Claire prácticamente me había puesto. Me dijo que era un vestido, pero sabía que mentía porque recordaba haber admirado el mismo vestido rojo de cuello cruzado el mes pasado, cuando lo llevaba con pantalones. Para ser justos, a mí me quedaba como un vestido, me llegaba a medio muslo. Lo bueno es que me quedaba ceñido y no me colgaba del cuerpo como la mayoría de las cosas que me ponía. ―La chaqueta te abrigará―corrigió Lizzie, mostrando la cazadora negra de cuero que llevaba. ―Y el vestido es para facilitar el acceso―se rió Claire―Es broma. Oye, ¿qué número calzas? ―Un tres―respondí, mirándome con recelo en el espejo. Tenía los labios rojo sangre a juego con el vestido y los ojos ahumados. Llevaba el pelo recogido en una cola de caballo alta y descuidada que hacía que el cabello me llegara hasta el codo.

CHLOE WALSH

463

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Dios, ¿qué injusto es eso? ―Lizzie refunfuñó―Mataría por tener los pies pequeños. ―Mamá es un cuatro. Hmm. Dame un segundo―murmuró Claire antes de salir corriendo del baño. Regresó unos minutos después con un par de tacones negros―Perfectos. Miré los tacones de 15 centímetros con cautela. ―No sé si es una buena idea. ―Es una idea estupenda―me insinuó, se arrodilló y me puso los zapatos en los pies antes de que pudiera protestar―Dios mío, pareces una muñeca Bratz con esos ojos grandes y saltones y todo ese pelo―dijo emocionada, poniéndose de pie para contemplar mi aspecto―Eres tan linda que duele. ―Bueno, no es una muñeca, Claire―le recordó Lizzie―Es una persona y parece... ¡Basta! ―Apartando de un manotazo el cepillo que Claire acercaba hacia mí, Lizzie sonrió―Estás guapísima, Shan. ―¿Estás segura de que no debería llevar sujetador? ―pregunté, sintiéndome cohibida. ―No―resopló Claire―No deberías llevar sujetador. Arruinaría todo el conjunto. ―Shan, si pudiera salirme con la mía sin llevar sujetador, estaría paseando libre las 24 horas del día―dijo Lizzie, apretándome el hombro. ―Yo también―me apoyó Claire―Presume de esas tetitas, chica. ―¿No crees que es un poco corto? ―preguntó Hughie, arqueando una ceja mientras se apoyaba en la puerta del cuarto de baño. Frunciendo el ceño, añadió―Creo que tengo que quitarme el jersey y ponértelo. ―¡Cállate, Hugh! ―gruñó Claire―Déjala en paz. ―Me parece justo―Levantando las manos en señal de derrota, dijo―Ahora salgan del baño, ¿quieren? Tengo que prepararme. Recogeré a

CHLOE WALSH

464

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Katie en media hora. ―Katie...―Claire se burló, agitando las pestañas―Asegúrate de lavarte bien el pene para Katie. ―Te pasa algo muy malo―replicó Hughie, frunciendo el ceño hacia su hermana―Mamá

y papá

se

equivocaron de

bebé

al traerte

del

hospital―Volviéndose hacia mí, añadió―Por cierto, Johnny está aparcado fuera. Mis ojos se abrieron de par en par―¿É-Él está? ―Sí, ¡vamos! ―Aplaudiendo, Claire apartó a Hughie con la cadera―Estoy tan emocionada. ―Cálmate―refunfuñó Lizzie―Tú no irás. ―Soy un espíritu vicario13―replicó Claire―Vivo para estas cosas.

13

Persona que ejerce las funciones de otra.

CHLOE WALSH

465

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 CAPÍTULO 39

Noche De Cita

Después de limpiarme hasta dejarme casi en carne viva en la que debió de ser la ducha más rápida conocida por la humanidad, destrocé mi armario intentando encontrar algo que no fuera un jersey y una sudadera con capucha que ponerme. Dios mío, mi corazón no había parado de acelerarse desde que recibí el mensaje de Shannon a primera hora de la tarde. Shannon Puedes pasar a recogerme. Estoy en casa de Claire. Te espero. Xx No tenía ni puta idea de lo que estaba pasando aquí, y me importaba aún menos, porque el concepto de pasar tiempo con mi novia fuera de la escuela me tenía la cabeza hecha un lío. Toda la semana me había tenido que conformar con verla por los pasillos y unos escasos minutos en la comida, pero ¿ahora? Ahora podía tenerla para mí solo por una noche. Dando gracias a Dios porque hoy era el día en que mi madre había decidido devolverme las llaves del coche, correteé por mi habitación con el cepillo de dientes colgando de la boca y la pasta chorreando por la barbilla, intentando encontrar algo respetable que ponerme.

CHLOE WALSH

466

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ¿Era una cita? ¿Quería que saliera con ella? ¿La invito a una? ¿Qué demonios iba a hacer? ¿Qué tal un condón? ¿Qué hago? ¡No! ¡Detente! Ni siquiera te tientes. Mierda... ―Estás muy guapo―anunció mamá cuando entré en la cocina cinco minutos después para coger las llaves y la billetera. ―Desde luego―Gibsie, que estaba encaramado en un taburete junto a la isla, soltó una sonora carcajada―Muy guapo, Jonathon. Le lancé una mirada que decía “no te atrevas a abrir la boca”, lamentando no haberlo llevado directamente a casa después del gimnasio. Debería haberlo hecho, pero estaba tan alterado que me lo traje a casa. También le conté mis planes, lo cual fue un error de novato que cometí porque, de nuevo, el mensaje me había desconcertado. Para ser justos, sentía que le debía una explicación por haber estado a punto de decapitarlo en el gimnasio cuando dejé de vigilarlo para responderle a Shannon. Gibsie sonrió satisfecho e hizo un gesto de que “sus labios estaban sellados”. Sería la primera vez. ―Estoy igual que siempre, mamá―refunfuñé, sabiendo que necesitaba entrar y salir de esta habitación antes de que la mujer me diera la versión maternal de la Inquisición Española―Llegaré tarde a casa esta noche―añadí en el tono más despreocupado que pude reunir, guardándome la billetera y las llaves en el bolsillo trasero―Así que no te preocupes, ¿de acuerdo? «O explotes mi maldito teléfono con llamadas» ―¿Es una camisa nueva? ―Mamá, ignorando mi comentario, preguntó mientras su mirada recorría mi cuerpo.

CHLOE WALSH

467

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Ugh. Demasiado tarde, carajo... ―No―Cohibido, tiré de la tela negra adherida a mi pecho y me encogí de hombros―Estaba en mi armario. Mamá sonrió satisfecha―¿Y qué me dices de la loción para después del afeitado? ―Es el que me regalaron en Navidad―Me moví incómodo―¿Por qué? ―Por nada, cariño―respondió con una sonrisa cómplice―¿Te cortaste el pelo hoy? ―Sí―respondí impaciente, sintiéndome en plena exhibición―Pasé por la peluquería después del gimnasio y me corté el pelo. Sus ojos brillaron con picardía―¿También te pusiste gel? ―Por Dios, mamá―murmuré, acariciándome el pelo―¿Y qué si lo hice? ―Te esforzaste mucho con tu apariencia―reflexionó, arqueando una ceja―Debes ir a algún sitio especial esta noche. ―Con alguien muy especial―añadió Gibsie, el maldito traidor. ―Tú también te cortaste el pelo―le recordé ―Cierto, pero no soy yo el que tiene una cita. Miré fijamente a Gibsie. Levantó las manos y sonrió tímidamente. ―Oh, cielo, quítate los pantalones―dijo mamá entonces, arrastrando mi atención de nuevo hacia ella―Tienes una arruga en la parte delantera―Bajó del taburete y se dirigió a la tabla de planchar―Quítatelos y les pasaré la plancha por encima. ―¿Qué? ―Me quedé boquiabierto―Están bien, mamá. Me tengo que ir.

CHLOE WALSH

468

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Quítate

los

pantalones―ordenó bruscamente,

enchufando

la

plancha―Ningún hijo mío saldrá por la puerta principal con la ropa arrugada. ―Jesucristo―Murmurando una sarta de palabrotas, me quité las botas y me bajé los pantalones―Tengo que irme―murmuré, mientras me quitaba los vaqueros y se los entregaba―Ahora mismo, mamá. ―Tiene buen aspecto―afirmó Gibsie, con tono serio, mientras observaba la cicatriz que se arrastraba por mi muslo. La otra, afortunadamente, estaba oculta por mis calzoncillos―Realmente se está aclarando. ―¿Gracias? ―Lo miré sin comprender mientras me movía de un pie a otro esperando

mis

pantalones―¿Puedes

darte

prisa,

mamá?

―le

supliqué―Tengo que irme. ―¿Vas a llevar a Shannon al cinematógrafo, cariño? ―preguntó mamá, sonriendo con complicidad. ―Se llama cine, mamá―gruñí, frotándome la mandíbula con una mano―Ya nadie -y me refiero a nadie- lo llama cinematógrafo. ―Yo sí―contestó mamá alegremente―Entonces, ¿es ahí donde la vas a llevar? ―Todavía no lo sé―murmuré―Iba a dejar que ella decidiera. ―Ah, eso es encantador―Volviéndose hacia Gibs, mamá sonrió―¿No es encantador, Gerard? ―Claro que lo es―Gibsie soltó una risita. ―Deberías

llevar

a

esa

jovencita

al

cinematógrafo―añadió

mamá―¿Cómo se llama? La chica Biggs Gibsie enrojeció y yo sonreí burlonamente. Ja, ja, puto ja. ―Claire―dijo, aclarándose la garganta. ―Ah, sí, la hermana de Hughie―Mamá sonrió para sí mientras pasaba

CHLOE WALSH

469

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 la plancha por encima de mis pantalones―Llevas persiguiendo a esa chica desde el día en que Johnny te trajo aquí a casa, con ese aspecto de angelito rubio y regordete. Me reí y fue el turno de Gibsie de fulminarme con la mirada. ―Eras un niño tan guapo―Dejando la plancha, mamá cogió mis vaqueros y los sacudió, inspeccionando su trabajo, antes de devolvérmelos, afortunadamente―¿Recuerdas el verano de la escuela primaria, cuando acamparon todos en el prado? Cuando caíste en aquel arbusto de ortigas intentando levantarla por encima de la valla eléctrica porque tenía miedo del toro del vecino―Mamá se rió suavemente para sus adentros―Te quedaste todo lleno de picaduras y ortigas, pero aun así conseguiste sacarla de aquel campo. ―Ah, sí―se rió Gibsie, rascándose la barbilla―Me había olvidado de eso. ―Les dije a Sadhbh y a Sinead por aquel entonces que tendrían que vigilaros a los dos―reflexionó mamá―Se suponía que eras amigo de Hughie, pero tú y esa jovencita siempre fueron inseparables. Estabas unido completamente a esa niña. ―Bueno, gracias por el paseo de los recuerdos, mamá―dije impaciente mientras me ponía los pantalones y me calzaba los botines―Pero tenemos que irnos―Colocando mis manos sobre los hombros de Gibsie, lo dirigí hacia la puerta trasera―Buenas noches. ―Johnny, pórtate bien―me gritó mamá. ―Siempre lo hago―dije por encima del hombro. ―Y otra advertencia―replicó ella―Guárdatelo en los pantalones. Por Dios.

CHLOE WALSH

470

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Quince minutos más tarde, había dejado a Gibsie y estaba aparcado delante de la casa de Biggs con las palmas de las manos sudorosas y una sólida semi-erección en mis pantalones. Jesucristo, la anticipación de ver a Shannon me estaba volviendo medio loco. La excitación y el nerviosismo palpitaban en mis venas, haciéndome sentir como un loco, pero eso era lo que ella sacaba de mí. Cerré los ojos y respiré profunda y lentamente durante unos instantes, dominando mis emociones antes de intentar salir. Cuando me sentí un poco más tranquilo, salí y subí por el camino de entrada, luchando una batalla interna sobre qué demonios se suponía que debía hacer cuando llegara a la puerta principal. ¿Llamaba a la puerta? ¿Entraba como solía hacer? Jesús, no lo sabía. No tenía ni puta idea de lo que estaba haciendo. Por suerte, la puerta se abrió cuando estaba a medio camino del jardín y dos rubias empujaron a Shannon hacia fuera antes de que la puerta se cerrara tras ella. Mierda. Mis pies vacilaron mientras mis ojos la contemplaban. Llevaba un diminuto vestido rojo con una chaqueta de cuero negra y unos tacones negros a juego que hacían que sus piernas parecieran interminables. Llevaba el pelo recogido en una cola y el cabello le caía por el hombro derecho, ¿y su cara? Dios mío, sus labios... sus ojos... joder, me había metido en un buen lío. Sujetando un bolso delante de ella, sonrió tímidamente. ―Hola, Johnny. Sacudí un poco la cabeza, cerré el espacio entre nosotros y le di un beso en la mejilla. ―Hola, Shannon―dije con aspereza―Estás preciosa. ―¿Qué tal te fue en el gimnasio? ―preguntó sonriéndome―¿Tuviste cuidado?

CHLOE WALSH

471

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Apenas pude entender una palabra de lo que acababa de decir porque toda mi atención estaba puesta en sus labios hinchados y rojos, que me hacían pensar en las cosas más depravadas. «Contrólate, imbécil» ―Sí―musité

y

me

aclaré

la

garganta

rápidamente―Estuvo

bien―Tomé su mano entre las mías y la llevé por el sendero hasta mi coche―Luces tan jodidamente bella―«Ya lo dijiste, chico»―En serio, estás preciosa. «Cállate, Johnny» ―Eh, gracias―Bajo las farolas, pude ver el rubor en sus mejillas―Es la ropa y el maquillaje. ―Es la chica―corregí, dándole un apretón en la mano. Shannon agachó la cara y me mordí el interior de la mejilla. ―Oye, ¿te devolvieron el coche? ―dijo entonces, con los ojos muy abiertos―Es estupendo. ―Sí―Asentí con la cabeza, abrí la puerta del pasajero y le hice un gesto para que entrara―Me lo devolvieron esta mañana―Shannon subió y yo cerré su puerta antes de rodear el coche―¿Cómo saliste? ―pregunté, hundiéndose en el asiento del conductor―Con Darren patrullando Shannon hizo una mueca mientras se abrochaba el cinturón. ―Tuvimos una pelea y se largó. Mamá estaba en la cama, así que... me fui―Se encogió de hombros―No ha llamado desde entonces, así que supongo que tampoco ha vuelto a casa. Maldito imbécil. ―Bueno, me alegro de que hayas salido―le dije, abrochando mi propio cinturón―Y estoy encantado de que me hayas mandado un mensaje. Ella sonrió tímidamente―¿De verdad?

CHLOE WALSH

472

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Por supuesto. ―Oh, toma...―Metió la mano en el bolso, sacó una carcasa de CD y me la puso en las manos―Lo hice para ti. ―Eh, ¿está bien? ―Me quedé mirando la carcasa―¿Gracias? ―De nada. Es un mixtape―explicó, con la cara roja―O un CD de canciones mixtas. Miré su letra en la caja. Canciones de Shannon para Johnny. Que me jodan. ―Te ves muy bien―dijo Shannon, con las mejillas tan calientes que juraría que podía sentir el calor que irradiaba de ellas, mientras señalaba mi ropa―Y hueles muy bien. ―Gracias―Me removí en el asiento, sintiendo un gran alivio. ―Me encanta tu corte de pelo―añadió, acercándose para pasear sus dedos por él―Te lo dejaste largo arriba―Dudó y retiró la mano, pero luego la posó en mi mejilla―Estás muy guapo. Un escalofrío me recorrió, sus palabras me calaron hondo, y me incliné sobre el asiento. Por Dios. ―Ven aquí―Enredando una mano en su pelo, acerqué su cara a la mía, sabiendo que estaba a punto de pintarme los labios, pero sin importarme una mierda. En el momento en que mis labios se fundieron con los suyos, estaba acabado. Todo pensamiento, plan o idea coherente que tenía para esta noche se esfumó cuando sentí que su lengua salía a batirse en duelo con la mía. Shannon gimió en mi boca y la vibración contra mis labios hizo que la semi-erección que había estado luciendo se elevase al máximo. Oí el chasquido de un cinturón

CHLOE WALSH

473

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 de seguridad y entonces ella estaba allí, trepando por los asientos para sentarse a horcajadas sobre mi regazo. «Dios mío, esta chica iba a arruinarme» Mis manos se movieron por sí solas, sujetando sus caderas para mantenerla quieta mientras empujaba contra ella, llevándome al punto del dolor por la necesidad que tenía de enterrarme dentro de esta chica y no volver a salir a tomar aire. ―¿Johnny? ―jadeó, respirando con dificultad contra mis labios―¿Qué quieres hacer esta noche? Jesús, esa era una pregunta tan cargada con un sinfín de posibilidades. Ella no necesitaba darme ideas. Necesitaba instrucciones básicas ahora mismo porque estaba en territorio desconocido y ella era todo lo que quería hacer. ―No lo sé―Esforzándome por autocontrolarme, me incliné hacia atrás para mirarla―Estaba esperando para ver qué querías hacer. ―Sólo quiero estar contigo―respondió con sencillez, colocando sus pequeñas manos sobre mi pecho y haciendo arder mi cuerpo―No me importa si nos sentamos en este coche toda la noche. ―¿Quieres ir al cine? ―Ofrecí, sabiendo que permanecer en el coche toda la noche era una idea peligrosa - tentador, pero muy peligroso―¿O podríamos ir a Biddies a jugar al billar? ¿O a Spizzico a cenar? ―Me encogí de hombros, sintiéndome nervioso―Lo que tú quieras. ―Yo...―Me miró el pecho antes de volver a levantar la barbilla y clavar sus ojos en los míos―¿No quiero ir a ninguna parte? «¿Era una pregunta?» ―¿No quieres? ―pregunté, inseguro―¿Quieres ir a tu casa? ―No―Shannon negó con la cabeza―No...―Sus palabras se interrumpieron y volvió a agachar la cara.

CHLOE WALSH

474

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―¿No qué, cariño? ―le pregunté―Si no me lo dices, no lo sabré. ―Sólo quiero estar a solas contigo―susurró, mirándome con los ojos encapuchados―¿Ya sabes? Lo sabía. Pero también sabía que era una idea terrible. ―¿Quieres ir a mi casa? ―Pregunté, sintiendo que me dolía el cuerpo por la presión que me estaba suponiendo tomarme esto con calma. Yo sabía que lo necesitaba, pero Cristo, ella no me lo estaba poniendo fácil―¿A mi habitación? Ella asintió―¿Sí? Joder.

CHLOE WALSH

475

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 CAPÍTULO 40

¡Ya Voy!

En el momento en que Johnny atravesó las puertas de su propiedad, apagó las luces del coche, dejándonos completamente a oscuras. Emocionada y nerviosa, mantuve la mirada fija en su rostro y mi mano sobre la suya mientras cambiaba de marcha y se detenía por completo a mitad del largo y estrecho camino. Apagó el motor y se volvió para mirarme. ―Voy a llevarte a mi habitación, pero tendremos que entrar a hurtadillas por delante, ¿de acuerdo? Asintiendo con impaciencia, susurré―De acuerdo. ―No es porque no seas bienvenida―se apresuró a añadir―Es porque si no, mi madre no nos dejará ni un minuto de paz―Desabrochándose el cinturón, empujó la puerta del coche y salió, cerrando suavemente la puerta antes de rodear el coche―¿Estás lista? ―me preguntó, agarrándome la mano cuando salí y cerrando la puerta del coche detrás de mí. ―Sí―respondí, manteniendo la voz baja. Volvía a llover con fuerza y las gotas frías me golpeaban la piel desnuda, provocándome un escalofrío. ―Bonnie y Cupcake deberían estar en su refugio para pasar la noche―me explicó mientras avanzábamos por el oscuro sendero―Está en la

CHLOE WALSH

476

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 parte de atrás de la casa, así que estaremos bien. ―¿Y Sookie? ―Sookie no me ladrará―respondió con seguridad. ―¿Cómo sabrá que eres tú? ―Simplemente lo sabrá―Cuando llegamos a la entrada, Johnny me arrastró literalmente por la grava hasta apoyarme en la casa―¿Estás bien? ―¿Deberíamos estar haciendo esto? ―Pregunté, respirando con dificultad. ―¿Sinceramente? Probablemente no, pero vamos a hacerlo de todos modos. ―De acuerdo―Asentí―¿Vamos a hacerlo? ―No lo sé―Johnny vaciló―¿Lo haremos? ―Eh, ¿creo que sí? ―A la mierda...―Sacudiendo la cabeza, me besó con fuerza y luego me arrastró hacia la puerta principal. Soltándome la mano, se llevó un dedo a los labios y luego giró la llave en la puerta, encogiéndose cuando ésta crujió al abrirse―Vamos―me dijo, inclinando la cabeza hacia el pasillo. Me quité los zapatos de tacón, me agaché y los cogí antes de entrar a toda prisa. Johnny cerró la puerta en silencio y durante unos instantes permanecimos de pie en el vestíbulo, mirándonos fijamente. Tras un minuto de silencio absoluto, una lenta sonrisa se dibujó en su rostro y yo le devolví la sonrisa. ―Bingo―vitoreó, antes de rodearme la cintura con un brazo y estrecharme contra él. Embriagada por la lujuria y la adrenalina, y ahogando un chillido, le rodeé el cuello con los brazos, zapatos y todo, y atraje su cara hacia la mía. Nuestro beso fue cálido, torpe y sobrecargado de una abrumadora necesidad de más. Johnny emitió un sonido grave en la garganta y nos pusimos

CHLOE WALSH

477

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 en marcha, dando trompicones a ciegas por el pasillo. ―Volviste temprano, amor. ¿Se averió tu auto? ―La voz de la Sra. Kavanagh atravesó mis pensamientos llenos de lujuria y me aparté de Johnny como si me hubieran quemado. Mortificada, me volví para mirar a su madre, que estaba sentada en el último escalón de su impresionante escalera. Tenía un cesto de ropa en el suelo, a sus pies, mientras emparejaba calcetines. Junto a la cesta estaba la vieja labrador negro de Johnny. En cuanto Sookie vio a Johnny, se levantó tambaleándose y saltó hacia él. ―Jesús―murmuró Johnny en voz baja mientras se pasaba ambas manos por el pelo antes de dejar caer una mano para acariciar a su perro―No te había visto, mamá. ―No pasa nada, Johnny, yo sí te vi―respondió la señora Kavanagh con una sonrisa burlona―Gran esfuerzo, sin embargo―Volviendo su atención hacia mí, sonrió cálidamente―Hola, Shannon. Me alegro de volver a verte. ―Hola, Sra. Kavanagh―le dije con dificultad, más mortificada de lo que creía―¿Cómo está? ―Muy bien, cariño―Dejó en el cesto un par de calcetines que tenía puestos, se levantó y se quitó el polvo de la parte de atrás de los pantalones―Estás impresionante esta noche. ―Eh, ¿gracias? ―El calor me recorrió la piel. «¿Debía disculparme por estar aquí? ¿Estaba molesta? ¿Debería disculparme de nuevo por el comportamiento de mi madre? ¿Debería irme?» ―Usted también―dije, sintiéndome un poco enferma. ¿Qué demonios debía hacer? Johnny tomó la decisión por nosotros, me cogió de la mano y tiró de mí hacia la escalera. ―Vamos a ver una película―anunció, observando a su madre con lo

CHLOE WALSH

478

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 que parecía una gran cautela cuando pasamos junto a ella. ―¿Oh? ―respondió su madre, arqueando una ceja―¿No había nada bueno en el cinematógrafo? ―Tengo una en mi habitación que queríamos ver―replicó Johnny, medio arrastrándome escaleras arriba tras él―Así que, sí. Eso es lo que vamos a hacer. ―¿Qué película? ―¡Jesucristo, mamá, una película! ―gimió Johnny, deteniéndose en lo alto de la escalera para mirar a su madre―¿Qué más da? ―Love Actually ―solté el primer título que me vino a la cabeza. Johnny asintió con entusiasmo―Así es. ―Gibsie nos la prestó―añadí a mis mentiras, dándome cuenta de que yo mentía mucho mejor que él cuando me presionaba una figura autoritaria. Años de práctica―Dijo que es su favorita, y estuvo toda la semana en el colegio diciendo que teníamos que verla. ―Exacto―Dándome un pequeño apretón en la mano, me subió por los dos últimos escalones para que me uniera a él―Y Shannon nunca la ha visto. ―¿Por qué no bajas el DVD y lo vemos todos juntos en el salón? ―nos llamó su madre. ―¿Qué? ―Johnny se quedó pasmado―¡Mamá, no! Se miraron fijamente durante un largo rato antes de que la señora Kavanagh soltara un fuerte suspiro y asintiera. ―Bien, ve a ver la película, pero mantén la puerta abierta―dijo en voz baja y con tono de advertencia―Bien abierta, Jonathon. Sin decir nada más, nos alejamos por el pasillo hacia su habitación. Al entrar, Johnny cerró la puerta tras nosotros y giró hábilmente la cerradura antes de apoyarse en ella.

CHLOE WALSH

479

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Lo siento mucho por ella―murmuró, pellizcándose el puente de la nariz―Ella es... ―Sólo se preocupa por ti―susurré―No pasa nada. ―Me está asfixiando―corrigió, con los hombros caídos en señal de derrota―Ya no puedo moverme y ella me vigila como un halcón. ―No creo que ella me quiera aquí, Johnny―confesé, mordiéndome el labio nerviosamente―¿Quizá debería irme? ―¿Qué? ―Sacudió la cabeza y reprimió un gemido―No, Shan, no es eso―Se acercó a mí, me cogió de la mano y nos acercó a su cama―Le gustas mucho a mi madre. Te lo prometo. Es sólo que...―Johnny se hundió en la cama y soltó un fuerte suspiro―No tiene nada que ver con que estés aquí y todo que ver con que estés aquí a solas conmigo―Encogiéndose de hombros, me miró y dijo―Sólo tiene miedo de que pase algo entre nosotros. Me senté a su lado―¿Qué pase algo? ―Sexo―respondió rápidamente, moviendo el cuerpo para mirarme. Se me cortó la respiración. ―Oh―Tragando hondo, asentí―De acuerdo. ―Pero eso no es lo que está pasando aquí―se apresuró a decir, aunque se inclinó más cerca. ―Está bien―respiré, con el corazón martilleándome en el pecho. ―No tenemos que hacer nada―añadió, con voz gruesa y ronca, los ojos clavados en los míos―Podemos ver una película, si quieres. ―No―Me acerqué un poco más―No quiero hacerlo. ―¿Estás segura? ―Sus ojos se oscurecieron―¿Podríamos jugar a la PlayStation? ―¿Johnny? ―¿Sí, Shan?

CHLOE WALSH

480

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Me incliné hacia delante y le di un beso en la comisura de los labios, retirándome lentamente para medir su reacción. ―Shan―Me estaba mirando con una expresión sombría―Shan... Sintiéndome valiente, volví a hacerlo. Pasó un rato y sus pupilas se oscurecieron. Mi corazón martilleaba con más fuerza. ―A la mierda―gruñó y pegó sus labios a los míos. Le rodeé el cuello con los brazos y me subí a la cama, llevándomelo conmigo. Caí de espaldas y los labios de Johnny no se separaron de los míos mientras su peso caía con fuerza sobre mí, presionando mi cuerpo contra el lujoso colchón. Incapaz de separar mi cuerpo del suyo, le rodeé la cintura con las piernas―No deberíamos hacer esto―susurró una y otra vez contra mis labios, pero él no se detenía y yo sabía que nunca lo haría, mientras atacaba sus labios con mi propia hambre desesperada. La forma en que me besaba, como si mis labios y mi boca fueran lo único que le importaba en aquel momento... Era adictivo y embriagador. Deslicé las manos desde su cuello hasta su pecho y desgarré los botones de su camisa negra, desesperada por sentir el calor de su piel desnuda apretada contra mí. ―Shan―gimió en mi boca, con las caderas empujando contra mí―¿Qué estás haciendo, nena? ―Por favor―le supliqué, abriendo torpemente los botones hasta que la tela se abrió como el Mar Rojo―Sólo... quítatela. ―Mierda...―Rompiendo nuestro beso, Johnny se puso de rodillas y se quitó la camisa arrastrándola por el cuerpo. Aproveché la oportunidad para quitarme la chaqueta. La arrojé a un lado para que se uniera a su camisa en el suelo de su habitación, y volví a acostarme, con el vestido pegado a la cintura,

CHLOE WALSH

481

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 rogándole con los ojos que siguiera. Las hormonas invadieron mi mente, echando por la ventana mi sentido común y apoderándose del volante de mi cerebro, haciéndome saber que mi virginidad corría serio peligro de esfumarse esta noche. Arrodillado entre mis piernas, vistiendo sólo sus pantalones vaqueros y con el pelo revuelto en innumerables direcciones debido a nuestras travesuras, Johnny me miró y exhaló un fuerte suspiro. ―Me quedo contigo, Shannon Lynch. ―¿En serio? ―Suspiré, mirando sus labios hinchados y deseando saborearlos una vez más. ―En serio―confirmó, con los ojos clavados en los míos. Encogiéndose de hombros casi sin poder evitarlo, me ofreció una sonrisa torcida, dándome un pequeño atisbo de vulnerabilidad y haciendo que me enamorara más de él. Con este chico, me adentraba cada vez más en el negro abismo de lo desconocido, sin ninguna red de seguridad que detuviera mi caída. Pisar el freno no cambiaría nada porque mi corazón estaba en el asiento del conductor y avanzaba sin pensar en las consecuencias. ―¿Estás segura de que no quieres jugar al GTA? ―me dijo Johnny, con un tono ronco y grave. Juguetonamente, paseó sus dedos por mi muslo desnudo, rozando el borde de mis bragas―Puede que esta vez te gane―Justo cuando pensaba que iba a subir más los dedos, cuando todo dentro de mí le pedía a gritos que subiera más, retiró la mano y volvió a posarla en mi muslo―¿Qué me dices? ¿Hmm? ¿Quieres la revancha, Shannon “como el río”? Sacudí la cabeza, con la respiración entrecortada y agitada. ―No. ―¿No? ―Arqueó una ceja, con la sonrisa aún en su sitio―Entonces, ¿qué quieres de mí?

CHLOE WALSH

482

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Encontrando una valentía que sólo parecía tener cuando él estaba conmigo, me apoyé en los codos y susurré. ―Quiero que termines lo que empezaste. El azul de sus ojos se oscureció y la sonrisa que lucía se volvió casi feroz, mientras me agarraba de los muslos y arrastraba mi cuerpo más cerca del suyo. ―Siempre acabo lo que empiezo―Apoyó su peso en un codo y se cernió sobre mi cuerpo, con sus labios tan cerca de los míos que pude sentir su aliento―Pero no vamos a ir allí…―Me dio un beso embriagador en los labios antes de enterrar su cara en mi cuello― Todavía no―Me acarició el cuello con la nariz y dejó un rastro de besos calientes y húmedos en mi cuello, su lengua se extendió para saborearme, para reclamarme con lentos lengüetazos que sentí en cada terminación nerviosa de mi cuerpo. Acurrucado entre mis piernas, no hizo ningún movimiento más, sólo siguió besándome con lengüetazos calientes, destruyéndome sólo con su peso. ―¿En serio? ―Casi grité mientras mis dedos se clavaban en los duros bordes de su cintura―¿Estás seguro? Gimiendo, Johnny asintió. ―Estoy seguro―Su mano se movió de mi pelo a mi cadera, moviendo nuestros cuerpos en la alineación perfecta, y el movimiento hizo que un gemido saliera de mi garganta. Respondió a mi pequeño gemido de placer con un leve gruñido de aprobación―Pero puedo hacer otras cosas por ti―Rozó sus labios con los míos casi con cariño antes de apartarse para medir mi reacción―¿Si quieres que lo haga? Se me aceleró el pulso y exhalé un suspiro entrecortado, asintiendo con la cabeza. Sus ojos ardían de calor mientras acercaba sus labios a los míos. ―Te prometo que te haré sentir bien―susurró entre besos―Solo dime

CHLOE WALSH

483

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 si no lo quieres o si voy demasiado rápido y pararé, ¿está bien? ―No pares―susurré estrangulada, con las manos extendidas para aferrarme a sus hombros―Por favor. Johnny rió suavemente―Todavía no he empezado. ―No me importa―respiré―No pares nunca. Johnny volvió a ponerse de rodillas y me miró fijamente. Respirando fuerte y deprisa, permanecí boca arriba, sobrecargada de adrenalina y lujuria, mientras lo miraba fijamente durante un largo rato. La anticipación de lo desconocido me estaba haciendo sentir débil y todo lo que quería hacer era arrastrarlo de nuevo encima de mí, pero me detuve, sabiendo que no tenía ni idea de cómo avanzar a partir de aquí, sólo que lo deseaba desesperadamente. ―Eres tan jodidamente hermosa―susurró, con un pequeño movimiento de cabeza―Jesús―Pasó un dedo por mi mejilla, se inclinó y me besó. Su mano recorrió mi cuello, bajando cada vez más hasta que su pulgar rozó mi pezón―Te amo―susurró, y entonces me cogió el pecho con la mano, acariciando suavemente con el pulgar la tela del vestido mientras el pezón se me endurecía hasta el punto de dolerme―¿Te parece bien? ― preguntó contra mis labios mientras seguía tocándome. ―Johnny...―Temblando violentamente, me arqueé ante sus caricias, besándolo casi frenéticamente―Muy bien. Su mano bajó, rozándome el hueso de la cadera, antes de posarse en la parte delantera de mis bragas. ―¿Y esto? ―Acariciando su nariz contra la mía, deslizó su mano dentro de mi ropa interior y me acarició allí―¿Te parece bien? Mi cuerpo se sacudió debajo de él, con las caderas agitándose, y asentí como una loca. ―No pares.

CHLOE WALSH

484

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Exhalando un suspiro entrecortado, deslizó su lengua en mi boca al mismo tiempo que deslizaba un dedo dentro de mí. Con cuidado de no gemir demasiado fuerte y alertar a su mamá de lo que estábamos haciendo en el dormitorio, dejé que mis piernas se abrieran, dando la bienvenida a su tacto, mientras pegaba mis labios a los suyos, aferrándome a sus anchos hombros por todo lo que valía mientras me estremecía bajo él. ―Te deseo―gruñó en mi boca, mientras introducía un dedo en mi interior, moviéndolo lentamente, entrando y saliendo, profundamente y drogándome―Más de lo que he deseado a nadie en toda mi vida―Me besó con fuerza y se retiró para introducirme un segundo dedo―Joder, estás tan mojada, nena―Temblando, me aferré a él, moviendo las caderas con excitación―Tan jodidamente apretada... mierda, ¿esto está bien? ―Está bien, Johnny, todo está bien―prácticamente grité mientras arrastraba sus labios hacia los míos, sacudiendo mi cuerpo en señal de aliento―¡Deja de hacer preguntas estúpidas y sigue! Riéndose contra mis labios, Johnny torció los dedos, haciendo algo dentro de mi cuerpo que me resultaba totalmente desconocido, pero que agradecí tanto. Sentí una sensación de tirantez en el vientre mientras una ráfaga de calor blanquecino me subía por el cuerpo. Era una sensación que quería perseguir, un instinto básico y primario dentro de mí me lo exigía. Moví las caderas contra su mano, buscando esa sensación. Sus labios se posaron sobre los míos, amortiguando mis gemidos, mientras movía sus dedos más rápido dentro de mí, llevándome más lejos, empujando mi cuerpo hasta el punto de no retorno. Indefensa ante las sensaciones, me agarré a sus anchos hombros y me aferré a él, entregándole todo lo que llevaba dentro. Cuando su lengua entró en mi boca, moviéndose sobre la mía al mismo ritmo que sus dedos, no pude

CHLOE WALSH

485

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 aguantar, o simplemente no pude resistirme. Fuera lo que fuese, sentí como si me precipitara por un precipicio. No podía explicarlo, pero mi cuerpo se relajó y me sacudí violentamente debajo de él mientras lo que sólo podía describir como ondas de éxtasis se disparaban por mi cuerpo. ―¡Dios! ―grité, separando mis labios de los suyos mientras todo mi cuerpo se sacudía violentamente―¿Qué está pasando? ¡Oh, Dios mío! ―Shh―me dijo, besándome el cuello―Déjate llevar―Me chupó el cuello―Disfrútalo. ―Ah―Cerrando los ojos, me permití asimilar lo que estaba sintiendo―Está bien... ―¿Te gusta, Shan? ―susurró en mi oído, bombeando sus dedos dentro y fuera, prolongando el placer inducido por las convulsiones que me destrozaban―¿Correrte en mis dedos? ―Volvió a besarme, esta vez con más fuerza―Porque a mí me encanta, maldición. Dios mío... Cuando finalmente dejé de temblar, Johnny deslizó sus dedos fuera de mí, y pensé que iba a apartarse de mí, pero no lo hizo. En lugar de eso, me agarró de las caderas y se acomodó entre mis piernas una vez más, balanceando sus caderas contra mí, provocando otra ráfaga de ondas cosquilleantes en mi interior. Sentía su erección presionándome, tan dura que me aterrorizaba. La fricción de sus pantalones al apretar su cuerpo contra el mío era demasiado. Gritando, metí las manos en la cintura de sus pantalones y tiré de él para acercarlo, deseando con todas mis fuerzas meterme dentro de aquel chico y no volver a salir jamás. Johnny me agarró las manos y me las arrastró por encima de la cabeza, sujetándome ambas manos con una de las suyas sobre la almohada que había encima de mi cabeza. Su mano libre se movió hacia mi cadera mientras seguía

CHLOE WALSH

486

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 apretándose contra mí, con los labios pegados, su lengua masajeando la mía con embestidas casi salvajes, descontroladas y llenas de lujuria. Jadeando contra sus labios, enganché mis piernas alrededor de su cintura, moviéndome con él instintivamente con cada empuje de sus caderas. Bang, bang, bang... ―¡Johnny! ―La voz de la señora Kavanagh llegó desde el otro lado de la puerta al sonar otro fuerte golpe―Creí haberte dicho que mantuvieras esta puerta abierta. Mis ojos se abrieron horrorizados y me quedé paralizada―Dios mío. ―Jesucristo―Johnny gimió, rompiendo el beso con una respiración jadeante. Carraspeando, exclamó―¡Estamos viendo la maldita película, mamá! ―Bueno, ahora que estoy aquí arriba, puedes abrir la puerta y dejar que yo también la vea―le contestó su madre. ―¡Dame un minuto! ―Quitándose de encima, Johnny se acostó boca abajo y murmuró una sarta de maldiciones en el edredón antes de bajarse de la cama―Lo siento por ella―refunfuñó mientras me miraba levantarme de la cama y reajustarme la ropa. ―No pasa nada―le dije sintiéndome mortificada mientras me bajaba el vestido y me alisaba la coleta―No te preocupes. ―Hey ¿estás bien? ―preguntó, mirándome con preocupación―¿Shan? ―Es que...―Miré alrededor de su habitación y con impotencia me encogí de hombros―No sé cómo actuar ahora―Juntando las manos, señalé su cama y suspiré―Estoy... avergonzada. Johnny sonrió satisfecho y cerró el espacio entre nosotros. ―¿Estuvo bien? ―preguntó, con voz baja y ronca, mientras me pasaba una mano por el pelo y me levantaba la barbilla―Lo que hice... ¿te gustó?

CHLOE WALSH

487

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Asentí, con las mejillas enrojecidas―Sí. ―Entonces no seas tímida conmigo―susurró, acariciándome la barbilla con el pulgar―Y tampoco te avergüences. Te amo, ¿de acuerdo? ―Yo también te amo―susurré, enterrando mi cara en su pecho. ―¡La puerta, Jonathon! ―La señora Kavanagh gritó, golpeando repetidamente al otro lado de la puerta―¡Ya! ―De acuerdo―respondió Johnny rugiendo―¡Por Dios, ya voy, mamá! ―Esto era lo que temía―replicó su madre―Ahora abre.

CHLOE WALSH

488

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 CAPÍTULO 41

Portazos

Sí, tenía problemas. La chica sentada en el asiento del copiloto de mi coche era la prueba de ello. El teléfono de Shannon estaba sonando - lo había estado haciendo durante los últimos veinte minutos. Sabía que me iban a culpar por haberla mantenido fuera esta noche, sabía que me iban a amenazar, sabía que un millón de otras cosas desastrosas me estarían esperando una vez que me detuviera en su calle, pero no podía preocuparme. A la mierda la preocupación, estaba jodidamente complacido conmigo mismo. Mi tranquilo sábado se había convertido de alguna manera en un sábado por la noche con mi novia acostada en mi cama y mis dedos dentro de ella. Dios mío, los sonidos que hacía cuando se corría a mi alrededor me perseguirían. No se la quería devolver, pero tampoco quería hacerla sufrir el mal trago de mi madre. Esta noche fui demasiado lejos. Lo sabía, pero no podía arrepentirme, porque ella era simplemente... alucinante. Honestamente, estaba tan metido con ella que sabía que me ahogaría. Bien podrían encerrarme ahora, porque estaba acabado. Las rodillas de Shannon se agitaban inquietas mientras miraba por el

CHLOE WALSH

489

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 parabrisas del coche a los otros coches que pasaban a toda velocidad. Quería tranquilizarla, pero no tenía forma de hacerlo. Cuando la acompañara a la puerta, no me invitarían a tomar té y galletas. Más bien serían amenazas y esposas. ―Espero que Joey esté en casa―dijo Shannon, sacándome de mis pensamientos. ―¿Hmm? ―Joey―repitió, crujiéndose los nudillos―Realmente espero que esté en casa. Me acerqué a ella, le agarré una mano y se la apreté para tranquilizarla. Estaba temblando y eso me hacía sentir fatal. "Estará allí", le dije, rezando por tener razón. Por razones que nunca llegaría a comprender, Shannon estaba muy unida a Joey. En su mente, él era tan bueno como un Dios. No le pregunté demasiado porque me daban miedo sus respuestas. Algunas de las cosas que me había contado sobre su infancia me aterrorizaban. No quería oír hablar de lo que habían sufrido porque no me fiaba de mis reacciones. Era la peor sensación del mundo, sentirme impotente, y yo no llevaba bien la impotencia. Pensar en que Shannon se había sentido así durante la mayor parte de su vida hizo que se me oprimiera el pecho. En cuanto me detuve frente a la casa de los putos horrores y apagué el motor, el sonido de los gritos llenó mis oídos. Jesús, ¿Qué pasaba con esa vecindad? Podía oír la carnicería desde el muro del jardín. ―Eh...―Tragando profundamente, Shannon se acomodó el pelo detrás de las orejas y se movió para desabrocharse el cinturón de seguridad―Gracias por esta estupenda noche―Me sonrió y alcanzó el bolso que había colocado anteriormente en mi coche―Me lo pasé muy bien, Johnny. ―Espera, para...―Me acerqué y cerré la puerta del coche que ella había

CHLOE WALSH

490

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 abierto―No hagas eso. ―¿Que no haga qué? ―Fingir que los dos estamos sordos y no podemos oír lo que pasa dentro de esa casa. Shannon se hundió en su asiento. ―No sé qué decir―Se llevó una mano a la frente―No es nada fuera de lo normal para nosotros―Suspirando pesadamente, añadió―Probablemente sea por mi culpa―Miró hacia la casa y luego hacia su regazo―Porque salí. Sí, a la mierda. Me desabroché el cinturón de seguridad, salí del coche y me acerqué a su lado. ―¿Qué estás haciendo? ―preguntó Shannon, con cara de pánico, mientras salía del coche con el bolso apretado en la mano―¿Johnny? ―Te acompaño a tu puerta―le dije, tratando de mantener la ira fuera de mi voz―Y me estoy asegurando de que estás bien. ―Estoy bien―se apresuró a decir. ―Y quiero asegurarme de que sigas así―le dije mientras tomaba su mano entre las mías―Así que, vamos. Shannon era un manojo de nervios mientras caminábamos hacia su casa. Cuando llegamos a la puerta, estaba temblando. ―Gracias por quedarte―dijo en voz baja antes de empujar la puerta hacia dentro. ―Cuando quieras―respondí con firmeza, pero mi respuesta fue absorbida por el fuerte griterío que nos recibió. ―¿Dónde demonios estabas? ―preguntó Darren, saliendo de la cocina hacia nosotros. Sus ojos pasaron de Shannon a mí y sus pies vacilaron. Me apoyé en el marco de la puerta, crucé los brazos sobre el pecho y le

CHLOE WALSH

491

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 devolví la mirada. «Sí, aquí estoy, hijo de puta» ―Fui a casa de Claire―explicó Shannon, entrando y dejando caer su bolso al suelo―¿Por qué están gritando? ―¡Shannon! ―exclamó su madre, que salió corriendo de la cocina―¿Por qué hiciste eso? ―¿Hacer qué? ―respondió Shannon, con un tono más duro de lo que estaba acostumbrado a escuchar―Solo fui a pasear a casa de mi amiga. No hay ninguna ley que lo prohíba, mamá. El orgullo rugió en mi interior. «Vamos, nena. No dejes que te dominen» ―¿Y dónde encaja él en este paseo? ―preguntó su madre, arrastrando un poco las palabras―¿Y esa ropa? Arqueé una ceja y la estudié más de cerca. Tenía los ojos desorbitados, se balanceaba de un lado a otro y arrastraba las palabras. Dios, estaba borracha. Entrecerré los ojos, tomándole la medida. ¿O está drogada? ―¿Estás borracha? ―preguntó Shannon, expresando mis pensamientos en voz alta. ―No―dijo su madre―Estoy empastillada. Drogada, confirmé mentalmente. Por lo visto, drogada con valium o algún otro sedante. ―¿Dónde están tus hijos? ―Las palabras salieron de mi boca antes de que pudiera filtrarlas. Tres pares de ojos se posaron en mi cara, y como era un auténtico sediento de consecuencias, decidí seguir adelante―Tadhg, Ollie y Sean. ―Mis hijos están en la cama―siseó la señora Lynch, clavándome la mirada―Que es exactamente donde debería estar Shannon.

CHLOE WALSH

492

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Shannon no es una niña―repliqué, obligándome a hablar y a no gritarle a aquella mujer como tanto deseaba. Tenía la sensación de que ella no trabajaba en la misma frecuencia que el resto de nosotros y que gritar era la única manera de llegar a ella, pero me contuve―Va a cumplir diecisiete años. Es dueña de sí misma, con sus propios amigos, y su propia mente, y tienes que dar un paso atrás y dejar de tratar de asfixiarla en tu jodido intento de compensarla por no protegerla cuando realmente lo necesitaba. ―¿Disculpa? ―La Sra. Lynch exclamó, agarrándose el pecho. ―Ya me oíste―le dije―Estabas gritando y vociferando tan fuerte que podíamos oírte desde la calle. ¿Tienes la desfachatez de tirarle mierda mientras estás hasta arriba de pastillas con tres niños pequeños arriba? ―Negué con la cabeza―Eres una vergüenza. ―¡Vete a la mierda, Johnny! ―Darren gruñó―No tienes ni idea de lo que estás hablando. ―Sé mucho más de lo que crees―me burlé―Y ustedes se apresuran a juzgarme, cuando ninguno está en posición de tirar piedras. ―Johnny―musitó Shannon, con los ojos muy abiertos―Está bien. ―No está bien, Shan―dije bruscamente―Había que decirlo. ―Sal de mi propiedad o haré que te detengan por allanamiento―advirtió la madre de Shannon antes de echarse a llorar y volver corriendo a la cocina. Sentí que una pizca de culpa me invadía, pero no lo suficiente como para retractarme de lo que había dicho. A veces la verdad escuece un poco. ―Ya la escuchaste―dijo Darren con frialdad, fulminándome con la mirada―Y no vuelvas por aquí, Johnny. ―Darren―espetó Shannon―No digas eso. Entonces apareció otro Lynch, pero éste venía de detrás de mí. ―Kav― saludó Joey en un tono bastante amistoso mientras se acercaba

CHLOE WALSH

493

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 por el sendero cubierto de maleza con un mono de mecánico, la cara cubierta de grasa y una lonchera de plástico colgando de la mano. Me dio una palmada en el hombro al pasar―¿Causando más mierda? ―Lo de siempre―respondí con calma. ―Apuesto a que sí―musitó― ¿Todo bien, Shan?―Alborotando su coleta, apartó bruscamente a Darren de su camino―¿Vas a entrar o te vas a quedar ahí de pie pasando frío? ―Hace calor afuera―murmuré. ―Quizá en tu casa―replicó, sin perder detalle, antes de desaparecer en la cocina. ―No va a entrar aquí―oí gritar a su madre desde la cocina―¡Dile que se vaya! ―Dios, ¿podrías darme cinco minutos antes de ponerte a llorar? ―Una puerta de armario se cerró de golpe y la voz de Joey volvió a llenar mis oídos―Estoy cansado, tengo hambre y acabo de salir del trabajo. ―Vete a casa―dijo Darren antes de cerrarme la puerta en las narices. La puerta se abrió segundos después y Shannon asomó la cabeza. ―Lo siento mucho―susurró, con los ojos llenos de dolor―Te amo... ―¡Shannon, ven aquí! ―Adiós, Johnny. Y la puerta volvió a cerrarse en mis narices.

CHLOE WALSH

494

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 CAPÍTULO 42

Crisis Evitada, Todos Respiren

―¿Por qué hicieron eso? ―Pregunté, furiosa, mientras miraba a mamá y a Darren―Me estaba dejando en casa. ―Mira cómo estás―espetó mamá―Saliendo así vestida. ―Lo que llevo puesto no tiene nada de malo―repliqué desafiante. Mamá enrojeció―Pareces una... ―¿Puta? ―Le dije―Gracias, papá―dije con ironía. Mamá se estremeció y dejó caer la cabeza entre las manos. Puse los ojos en blanco, demasiado furiosa como para aguantarla ahora. ―Los dos estuvieron horribles―siseé, concentrándome en Darren―¡Le cerraste la puerta en la cara! ―¿Puedes culparme? ―gruñó Darren―Escuchaste cómo le habló a mamá. ―Decía la verdad―espeté, parpadeando las lágrimas traidoras que se me acumulaban en los ojos―¡Y lo sabes! ―Y te preguntas por qué esta familia tiene mala reputación―musitó Joey entre bocados de un sándwich de jamón―Shan tiene razón―Dio un trago a su lata de coca―Eso fue jodidamente grosero. ―Nuestra familia tiene mala reputación porque tú no puedes mantenerte

CHLOE WALSH

495

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 alejado de los problemas, así que no empieces a echarme mierda―replicó Darren enfadado―Sé que ayer te volvieron a suspender del colegio por pelearte. Tu director me llamó, Joey. ¿Qué fue esta vez? ¿Un chico dijo algo que no te gustó y le rompiste la cara de un puñetazo? Joey se encogió de hombros, sin inmutarse―Algo así. ―Si no te estabilizas y aprendes a controlar ese temperamento, vas a acabar consiguiendo que te encarcelen―advirtió Darren―Recuerda mis palabras. ―¿Pensé que esto era sobre Kavanagh? ―Joey replicó, rascándose la mandíbula―¿Cómo se ha vuelto esto de repente contra mí? ―No se trata de Johnny―siseé, manteniendo mi mirada furiosa clavada en Darren―Se trata de cómo intentas controlar mi vida. ―Todavía está afuera, ¿sabes? ―añadió Joey. El corazón me dio un vuelco―¿Él lo está? ―Quédate donde estás, Shannon―advirtió Darren antes de salir al pasillo y abrir la puerta de golpe. Murmurando una retahíla de maldiciones en voz baja, cerró la puerta de golpe y regresó con una expresión amenazadora―Sigue ahí. ―Como te decía―replicó Joey, dando otro mordisco a su sándwich―Sal con él, Shan―añadió a medio masticar―No les hagas caso a esos dos. ―Ni se te ocurra, Shannon―chilló mamá―No quiero que te acerques a ese chico. ―Por Dios―gruñó Joey, tirando su sándwich a medio comer sobre la encimera―Estás haciendo un puto escándalo de la nada. Deja que salga fuera y hable con él, que haga todas sus comprobaciones para ver que no le hacen daño o lo que demonios sea que él hace para calmar sus nervios, y luego ella

CHLOE WALSH

496

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 volverá a entrar. No pasa nada. ―¿Ningún daño? ―Mamá se atragantó―Podría hacerse mucho daño, Joey. ―Dale un poco de crédito―siseó mi hermano en tono disgustado―Ella no es tú. Mamá lloriqueó y Joey puso los ojos en blanco. ―La inteligencia no juega ningún papel en esto―espetó Darren―Las hormonas son lo único que influye. ―Pues resulta que yo poseo el antídoto perfecto contra las hormonas―Joey metió la mano en el bolsillo y sacó su billetera. Abriéndola, sacó un condón y lo agitó―Sé que nunca has visto uno de estos―añadió, burlándose de nuestra madre―Y dudo siquiera que hayan ido más allá de agarrarse de las putas manos, pero por si acaso... Toma, Shan, sujeta la punta cuando

lo

pongas―Me

pasó

el

condón

y

me

guiñó

un

ojo―Ahora―Recogiendo su sándwich, Joey le dio un buen mordisco y masticó―Crisis evitada. Respiren todos. ―¿Qué mierda te pasa, Joey? ―gruñó Darren, arrebatándome el condón de las manos y metiéndoselo en el bolsillo―Tiene dieciséis años. ―Soy consciente―convino Joey, dando otro trago a su Coca-Cola. ―Es demasiado mayor para ella―sollozó mamá. ―No, no lo es―se burló Joey―Tiene diecisiete años, no setenta. Relájate, mujer. ―Sí, él es malditamente mayor―replicó mamá temblorosa. ―Bueno, esa es tu opinión―replicó Joey. ―Es la verdad―espetó mamá―Y no deberías animarla. ―Escuchen―espetó Joey, limpiándose los dedos mantecosos en el mono―Sé que los dos son nuevos en esto, pero aquí va un consejo útil de

CHLOE WALSH

497

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 paternidad: o te tragas tu orgullo y la dejas estar con él, o todo esto te explota en la cara. Creo que a estas alturas está bastante claro que él no va a ir a ninguna parte, así que más vale que lo acepten―Encogiéndose de hombros, añadió―Shannon tiene novio. No es para tanto. Ya no es una bebé, y ya es hora de que la dejen de tratar como tal. ―Eso es ridículo. ―No, lo que es ridículo es que sigas el jodido proceso de pensamiento de esa mujer e intentes mantener a Shan en esta casa después de todo lo que ha pasado―contraatacó Joey―Si sigues así - si los obligas a separarse - él acabará perdiendo la cabeza. Traza una línea de batalla con ese bastardo y él irá a la guerra contra ti―Volviéndose hacia mamá, añadió―Y si yo fuera tú, dejaría de lanzar amenazas porque tienes mucho más que perder con esto -y muchos más esqueletos que sacar a la luz- si su padre decide denunciarte por difamación. Mamá tenía la cabeza entre las manos y Darren me daba la espalda, pero Joey estaba frente a mí y, cuando se dio cuenta de que me acercaba a la puerta de la cocina, sonrió y me guiñó un ojo. ―¿Qué estás...? ―La voz de Darren se interrumpió y giró sobre sí mismo, pillándome con las manos en la masa―Ni se te ocurra―me advirtió. Salí corriendo por el pasillo y abrí de un tirón la puerta principal―Shannon, no estoy jugando aquí... No me detuve a escucharlo. En lugar de eso, me apresuré a salir por la puerta principal, echando a correr emocionada cuando mis ojos se posaron en Johnny, apoyado en el lateral de su coche, que miraba mi casa con el ceño fruncido como si le ofendiera personalmente. Sus ojos encontraron los míos y el alivio inundó sus facciones. ―¿Estás bien?

CHLOE WALSH

498

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Asentí con la cabeza, atravesé el jardín, descalza y di la vuelta al sendero a toda velocidad, sin detenerme hasta estar pegada a él. ―No te fuiste a casa―dije, jadeando, mientras lo miraba―No te fuiste. ―No podía―respondió Johnny con fuerza. Sus manos se posaron en mis caderas y me acercaron―Necesitaba saber que estabas a salvo. El corazón me estalló en el pecho y sentí que me ahogaba en sentimientos. ―Estoy a salvo. ―¿Estás segura? ―Parecía tan vulnerable cuando dijo―Porque creo que voy a necesitar una promesa. Oh Dios... Levanté una mano, la metí en su pelo y atraje su cara hacia la mía. ―¿Te conformarías con un beso de buenas noches? ―Sólo si me prometes que seguirás aquí por la mañana―respondió, rozando sus labios con los míos―Entonces, ¿lo prometes? Exhalé un suspiro―Estaré aquí. ―Si me necesitas, llámame―me susurró, colocándome un mechón de pelo detrás de la oreja y acariciándome la mejilla―No importa la hora que sea. Llama y yo vendré, ¿está bien? Incapaz de contenerme, apoyé la mejilla en su tacto―De acuerdo. ―Te llamaré mañana―añadió con aspereza, pasando el pulgar por mi mejilla―Y el lunes te recogeré para ir al colegio. ―No, no, no. No tienes que hacer eso por mí―me apresuré a decir―Puedo conseguir un... ―Quiero recogerte―me interrumpió―¿Si tú lo deseas? Asentí débilmente. ―Te

deseo―«Que.

CHLOE WALSH

Añade 499

el

"que",

Shannon»

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 14

―Que―balbuceé―Quiero decir, deseo que me recojas. ―Yo también te deseo―dijo sonriendo―En todos los sentidos. Mi cuerpo se puso caliente y dolorido―Yo... yo... Johnny no esperó a que respondiera antes de apretar sus labios contra los

míos, esta vez con más firmeza. Más profundos. Aferrándome a sus brazos, le devolví el beso con todo lo que tenía, intentando desesperadamente demostrarle lo mucho que significaba para mí. ―Si eso es lo que llamas agarrarse de la mano, entonces me gustaría saber cómo llamas a la otra mierda―oí decir a Darren desde algún lugar cercano. ―Tal vez han ido más allá de tomarse de la mano―oí a Joey reflexionar―No siempre puedo tener razón.

Bueno, esta parte es un poco complicada de explicar en español, pero ahí va. En inglés Shan quería decir “I want you to” (que significa, “yo deseo que”) ahora bien, por estar ella distraída por la belleza de Johnny -no juzgo- ella dice primero “I want you” (lo cual puede significar “deseo o quiero”), en inglés ella omitió el “To”,(que por sí solo puede significar; a, para, en, hasta, etc. Pero si hablamos del contexto del dialogo es un “Que”) hasta después que lo terminó añadiendo, pero ya no tenía sentido en inglés, por eso ella misma luego se corrigió. Entonces sí, ella primero le dijo a Johnny “Te deseo” 14

CHLOE WALSH

500

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 CAPÍTULO 43

Más Vale Prevenir Que Lamentar

―¿Qué quieres decir con que no me lo vas a decir? ―exigió Gibsie, dejando que el balón girara entre sus manos. Era domingo por la tarde y estábamos en el campo, intentando lanzar un balón. Bueno, yo intentaba lanzar el balón. Gibs estaba haciendo su mejor imitación del Inspector Gadget, tratando de obtener información sobre mi noche con Shannon. ―Exactamente lo que dije―Ignorando el ardor en mi parte inferior, extendí los brazos y salté para atrapar su lanzamiento de mierda―No te lo voy a decir, joder. ―Podemos hablar de ello―dijo Gibsie, extendiendo los brazos para atrapar la pelota―Puedes contárselo a tu mejor amigo. ―No voy a hablar de ella. ―Guardarse las cosas no es bueno para una persona. ―¿Qué quieres que te diga? ―espeté, devolviéndole la pelota. ―Quiero que...―las palabras se interrumpieron, él atrapó la pelota con un fuerte uf, y luego la arrojó al césped antes de continuar―…me cuentes lo que hiciste en tu habitación―Enarcó las cejas―Cuando metiste a la pequeña Shannon.

CHLOE WALSH

501

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Jesús―Renunciando a mantener una conversación normal, cogí mi botella de agua del césped y me dirigí al aparcamiento―Doy por terminado el día. ―¿Ya? ―Estoy cansado. ―¿Porque estuviste despierto hasta tarde con tu novia? ―se burló Gibsie, poniéndose a mi lado―Ah, sí, eso puede dejar exhausto a cualquiera―Chocando sus hombros conmigo, dijo―Entonces, ¿de qué se trata? ¿Penetración total o sólo caricias fuertes? ¿O simplemente sexo oral? El viejo frotar y topar. El 'sólo un poco más'. ¿El 'vamos a parar aquí, pero nunca lo hacemos'? ―Se le iluminaron los ojos―Mierda, ¿lo hiciste sin condón? ―¿De qué estás hablando? ―De sexo―respondió simplemente. ―No tuvimos sexo―murmuré, sacando mis llaves del bolsillo―No fue así. ―¿No fue así? ―replicó Gibsie, incrédulo―No me mientas ―Gibs―espeté, nervioso―No lo fue, ¿de acuerdo? No voy a hacer eso con ella―Pulsé el botón del llavero, abrí el coche y me dirigí al lado del conductor―Es demasiado pronto. ―¿Shannon dijo eso? ―Yo dije eso―gruñí, abriendo la puerta de un tirón y subiendo―Yo, Gibs. Digo que es demasiado pronto. ―Pero estuviste tentado, ¿verdad? ―preguntó, dejándose caer en el asiento del copiloto a mi lado―Nadie es tan santo. Decidí encender el equipo de música para amortiguar su voz. Eso es lo que debería haber hecho. En lugar de eso, me oí decir―Quería―Suspirando pesadamente, añadí―Mucho.

CHLOE WALSH

502

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―¿Pero? ―Pero ella no está preparada―espeté, furioso conmigo mismo por hablar de esto―Y yo no estoy jodidamente preparado. ―Amigo, ya has tenido sexo antes―respondió Gibsie, frunciendo el ceño―Sé que ha pasado tiempo, pero no renaciste virgen cuando saliste del quirófano. ―Con ella es diferente. ―¿Cómo? ―Sentimientos, Gibs―dije―Sentimientos enormes, joder. ―Ugh―Se estremeció―Suena horrible. ―Todo es más con ella―le expliqué, con las rodillas agitadas. Tamborileando con los dedos contra el volante, pensé en lo que quería decir, traté de encontrar una forma de expresarlo con tacto, luego dije al diablo con eso y salí con―Estoy perdiendo el control sobre mi vida. Ella entró y tiró todo por la borda. Estoy, literalmente, luchando por recomponerlo todo y trazar un nuevo plan. No sé cómo enfrentarme a ella y tengo miedo de llevarla demasiado lejos, demasiado rápido, y joderlo todo. Creo que ella piensa que no la quiero de esa manera, lo cual es una puta locura porque la has visto. Jesús, ¿quién no la querría? Pero ese es el problema. No sólo la quiero. Quiero conservarla. ¿Y si le hago daño? Ella es tan pequeña, Gibs. Y sólo tiene dieciséis años. Y su mamá me está amenazando. Siento que, si pongo un mal pie aquí, se acabó, y estoy tan jodidamente asustado de arruinar esto, Gibs. No quiero arruinarlo. Apenas puedo respirar cuando estoy cerca de ella. Todo se vuelve confuso y los sentimientos... ¡los malditos sentimientos me inundan! ―Exhalé un suspiro, sintiéndome aliviado por habérmelo quitado de encima―Estoy completamente jodido, ¿no? ―Creo que sí―coincidió Gibsie.

CHLOE WALSH

503

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Sí―Suspiré―Yo también lo creo. ―Tu mente es un lugar que da miedo―musitó, rascándose la barbilla―¿No es malo pensar demasiado en todo? ―Inclinó la cabeza hacia un lado, estudiando mi cara con una expresión peculiar grabada en la suya―En serio, ¿no puedes apagar esa gran esponja de cerebro y relajarte? ―No―Me encogí de hombros con impotencia―Así es como estoy programado. ―Bueno, entonces...―Se dio un golpecito en la sien―Hay mucho que decir sobre tener una mente simple. ―Tú eres simple―murmuré abatido―Y yo soy simple por escucharte. ―¿Todavía tienes esos condones? ―preguntó entonces. Lo fulminé con la mirada―¿No escuchaste ni una palabra de lo que acabo de decir? ―Te escuché―respondió con calma―Ahora contesta a la pregunta. ―No―murmuré, con los hombros caídos―Me asusté cuando le cayeron encima en la habitación de Claire, así que las tiré a la basura. ―Qué desperdicio―gimoteó Gibsie, mordiéndose el puño―Ugh, bien, así que tienes que ir a la farmacia. Pronto. Me quedé mirándolo―Pero si acabo de decirte... ―Sé lo que me dijiste―me cortó con un gesto de la mano―Y yo te digo que el camino a la paternidad está pavimentado con buenas intenciones. ―Es 'el camino al infierno está pavimentado con buenas intenciones', Gibs. ―Teniendo en cuenta que las vaginas son uno de los principales motivos por los que un hombre es admitido en el infierno, yo diría que ambas afirmaciones son bastante acertadas, muchacho. ―¿Qué?

CHLOE WALSH

504

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Compra un paquete de condones. Pon uno en tu billetera. Incluso si no lo usas, ahí estará. ―No quiero tentarme. ―Y ese es tu primer error―me dijo―No es el condón en tu cartera lo que te llevará a la tentación. Será la chica desnuda acostada debajo de ti―Moviendo las cejas, añadió―La que te inunde con todos los sentimientos―en tono burlón. «Por Dios, lo que decía tenía sentido ¿Cómo demonios eso podía tener sentido?» ―Más vale prevenir que lamentar, muchacho―añadió encogiéndose de hombros. ―Tienes razón―dije entre dientes. Me guiñó un ojo―Lo sé.

―¿Podrías apartarte, Gibs? ―gruñí, hirviendo de tensión, mientras estaba de pie en el pasillo de los condones de la farmacia. Estaba tan cerca de mi espalda que podía sentir su barbilla apoyada en mi hombro―Me estás respirando en la nuca. ―¿Por qué hacen eso? ―preguntó imperturbable. Me rodeó, se agachó y cogió una caja rectangular rosa del estante inferior―¿Por qué ponen pruebas de embarazo junto a los preservativos? ―Ni idea―Me encogí de hombros―Pero lo hacen en todas partes. ―Bueno, eso no grita precisamente que tengan confianza en su producto, ¿verdad? ―continuó, agitando la prueba sin rumbo―Es como si dijeran. Oye, envuélvete la polla, cómprate lubricante, incluso un anillo para el pene para

CHLOE WALSH

505

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 divertirte un poco, y pásatelo de puta madre, pero por si acaso falla, ya sabes dónde puedes volver para confirmar el fin de tus días―Puso los ojos en blanco―Creo que es una idea de marketing terrible. ―No es una idea de marketing, muchacho―murmuré cansado―Es por comodidad. ―Y aquí hay más―refunfuñó, cogiendo una caja de tiras de test de ovulación del estante superior―¿Estamos previniendo bebés, confirmando bebés o planeando bebés? ―Su voz se alzó con su indignación―¿De qué se trata? ¿Las tres cosas? ¿Qué demonios, Johnny? ―Estamos previniendo bebés―gruñí, cogiendo un paquete de doce condones extra seguros―El resto de esa mierda no es para nosotros, ¡así que deja las pruebas y aléjate, imbécil! ―Deberíamos hacer una sugerencia―resopló―Sobre cómo no traumatizar a sus clientes masculinos. ―Hazlo tú, Gibs―respondí cansado, con los condones en la mano. Me dirigí a la entrada de la tienda y esquivé a una mujer con una camada de niños pequeños que se arremolinaban en sus piernas―Seguro que te harán caso. ―Eso espero―refunfuñó Gibsie, poniéndose a mi lado. ―Hola, Jonathon―dijo la mujer―Hola, Gerard. Me giré para mirarla y gemí interiormente cuando me di cuenta. «Dios mío, ¿por qué yo?» ―¿Qué tal, señorita? ―murmuré, moviendo discretamente la caja de condones a mi espalda. ―Sí, hola, señorita Moore―ronroneó Gibsie con ese tono de voz que utilizaba para ligar, haciéndome reprimir un escalofrío. Le gustaban mucho las mujeres mayores―Usted se ve tan encantadora como siempre. ―Bueno,

gracias,

CHLOE WALSH

Gerard―respondió 506

nuestra

orientadora―Qué

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 casualidad encontrarnos en la farmacia un domingo por la tarde―Nos sonrió―Me imaginaba que estarían corriendo por algún campo con un balón de fútbol. ―Un balón de rugby―corregí en voz baja―Y así fue. Sólo teníamos que... ―Andamos en una búsqueda de condones―soltó Gibsie, para mi horror. Y luego fue un paso más allá y señaló a sus cinco hijos pequeños―Algo que su marido obviamente no compra muy a menudo. ―Amigo―siseé, mortificado―Lo siento por él, señorita―me apresuré a decir, sintiendo que me ardía la cara―No tiene filtro. ―Soy muy consciente―respondió la señorita Moore, sonriendo agradecida―Bueno, dejaré que ustedes dos sigan con sus asuntos, y los veré a ambos mañanas en la escuela. ―Sí, nos vemos en el colegio―Me estremecí, agarré a Gibsie por la nuca, rodeé a un par de chicas pelirrojas idénticas y lo empujé hacia la caja―Vamos, hijo de puta―le dije al oído―Antes de que hagas algo más. ―Oh, ¿y chicos? ―La señorita Moore nos llamó. ―¿Sí? ―Si alguna vez necesitan alguien con quien hablar...―Frunciendo el ceño, señaló la prueba de embarazo que Gibs aún sostenía antes de continuar―Mi puerta siempre está abierta. ―No pasa nada―Me reí nerviosamente y le di un codazo a Gibsie en las costillas―Estamos bien. ―¿Pero qué demonios, amigo? ―Gibsie gimió, frotándose el costado. ―Suéltalo―siseé, todavía sonriendo como un maníaco a nuestra profesora. ―Oh, no estamos embarazados―rió Gibsie, dándose cuenta por fin.

CHLOE WALSH

507

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Con un encogimiento de hombros despreocupado, tiró el test a una cesta de muestras de maquillaje que tenía a su lado―Mierda, lo siento...―Lo sacó y se lo tendió a la profesora―¿Lo quería? Ugh. ―Jesucristo―Frotándome la mandíbula con la mano, me di la vuelta y me alejé, caminando hacia la caja con un único objetivo: pagar y alejarme lo más posible de aquel lunático. ―Buenas tardes―me dijo la farmacéutica de mediana edad cuando dejé los condones en el mostrador frente a ella. ―Sí―murmuré, encogiéndome de hombros cuando oí a Gibsie hablando animadamente con la señorita Moore desde unos metros detrás de mí―¿Me da una bolsa, por favor? ―¿Seguro que necesita una bolsa? ―preguntó ella, pasando los condones por la caja registradora―Son quince céntimos más. ―Yo lo pago―le dije―Deme la bolsa, por favor. ―De acuerdo―contestó, dándome una bolsa de plástico―Son 31,14 por favor. ―Gracias―Saqué la billetera, le di un billete de cincuenta y retiré el cambio. ―¿Qué pasa? ―preguntó tras minuto y medio de forcejeo. ―Nada. No podía abrir la bolsa de plástico. No podía abrirla, joder. Me sudaban las manos, jodidamente sudadas, lo cual era ridículo porque ya había comprado condones antes, con frecuencia. De acuerdo, había pasado un tiempo desde que hice el gasto necesario, pero aun así... Seis putos largos meses.

CHLOE WALSH

508

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Oh Dios, esperaba que esto no fuera algo nuevo para mí. ¿Estaba perdiendo mi toque? No podía encontrar la puta abertura de una bolsa de plástico. Maldición. ¿Me iba a pasar esto con todo? ―¿Quieres que te eche una mano con eso? ―preguntó por tercera maldita vez. ―Puedo hacerlo yo solo, señora―solté, nervioso, y seguramente asustando a la pobre farmacéutica―Puedo hacerlo―repetí con voz más calmada―Es que no tengo práctica. ―¿Falta de práctica comprando? ―preguntó, frunciendo el ceño. ―Con un montón de malditas cosas―murmuré en voz baja antes de abrir por fin la bolsa―¡Ya ve! ―Sonreí, victorioso, mientras sostenía el paquete de doce en una mano y la jodida y tramposa bolsa de la compra abierta con la otra―Puedo hacerlo. ―Sí, puedes―respondió la farmacéutica, dándome ánimos con el pulgar hacia arriba. Jesús...

CHLOE WALSH

509

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 CAPÍTULO 44

Levantamientos Y Flexiones

En un mundo en el que todo cambiaba a la velocidad de la luz, yo podía confiar en que una cosa permanecería igual, y era la evidente antipatía que Lizzie y Gibsie sentían el uno por el otro. Todos los días, durante el almuerzo, en las casi dos semanas que llevábamos de vuelta al colegio, se habían lanzado comentarios sarcásticos y mordaces el uno al otro. Algunos crueles. Algunos graciosos. Algunos eran francamente desagradables. No podía entender cuál era el problema entre ellos, y aunque Lizzie era una de mis mejores amigas, tenía que admitir que ella era la orquestadora de todas las discusiones. Parecía encontrar un problema en todo lo que hacía Gibsie. O respiraba demasiado fuerte, o masticaba demasiado alto, u ocupaba demasiado espacio en la mesa. No importaba lo que Gibsie hiciera o dejara de hacer; Lizzie siempre le encontraba defectos. El jueves a la hora de comer, la tensión que bullía entre ellos había llegado a un punto de ruptura, y empecé a replantearme seriamente nuestros arreglos para sentarnos, preguntándome si no sería mejor sentarnos en nuestra antigua mesa. Al menos estarían lejos el uno del otro. Lo único que me mantenía en la mesa de rugby era el chico cuyo brazo estaba colgado de mi hombro.

CHLOE WALSH

510

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 No podía mirar a Johnny demasiado a menudo; no era bueno para mi pobre corazón. Intentaba respirar y ser normal, concentrarme en otra cosa que no fuera él, porque sabía que, si pensaba demasiado en lo bien que me sentía con su enorme cuerpo pegado al mío, o en cómo me hacía estremecer cuando se inclinaba para susurrarme algo al oído, y en cómo me acariciaba distraídamente el brazo con el pulgar mientras reía y bromeaba con sus amigos, estallaría en llamas. El padre de Johnny había vuelto a Dublín y su madre estaba con él, no volverían hasta tarde hoy, así que me había invitado a ir a su casa después de clase. Yo quería ir, más que nada, pero era un manojo de nervios pensando en la tormenta que sabía que iba a enfrentar cuando llegara a casa esta noche. Ya estaban furiosos conmigo por ir y volver del colegio con él, así que sabía que me esperaba una batalla, agravada por el hecho de que mi padre iba a recibir el alta de Brickley House en cualquier momento. Intenté no pensar demasiado en mi padre, sabiendo que sus pensamientos me provocaban ataques de pánico. En su lugar, me centré en los aspectos positivos de mi vida. En mis amigos y mis hermanos, pero sobre todo en Johnny. Sin embargo, ni la ira de mi madre ni el miedo hacia mi padre me impedían ir a casa de los Kavanagh. Para ser sincera, no estaba segura de que nada pudiera hacerlo. Estaba desesperada por pasar tiempo a solas con él. Me hacía sentir segura y deseada, y me aferraba a ese sentimiento como a un pegamento. ―¿En serio eres tan estúpido? ―El gruñido agudo de Lizzie cortó mis pensamientos, haciéndome casi saltar del susto. ―¿Estás bien? ―preguntó Johnny, volviéndose para mirarme. ―Sí―dije entrecortadamente, resistiendo el impulso de llevarme la mano al pecho―Es que no me lo esperaba. ―Ignóralos―susurró, reanudando el recorrido de su pulgar sobre mi

CHLOE WALSH

511

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 hombro. ―¿Lo dices en serio? ―Lizzie siguió siseando, clavando la mirada en Gibsie, que estaba sentado frente a mí―¿O esto no es más que otra estúpida broma para ti? ―Relájate―resopló Gibsie, cruzando los brazos sobre el pecho―Sólo estaba haciendo una pregunta. ―Bueno, haz buenas preguntas―replicó Lizzie, y luego se metió un bocado de ensalada en la boca―No preguntas estúpidas que sólo te hacen parecer más estúpido de lo que ya eres. ―“Más estúpido”

15

no existe―se burló Gibsie, y luego miró

rápidamente a Johnny en busca de apoyo―¿Verdad, Capi? ―Es un adjetivo comparativo, amigo―respondió Johnny, moviéndose incómodo. Gibsie lo miró sin comprender. Johnny exhaló un suspiro―Si es una palabra, Gibs. ―¿Por qué “más estúpido” existe? ―preguntó―Simplemente suena estúpido. Johnny se encogió de hombros―Yo no hice las reglas. ―Tal vez lo pusieron en el diccionario para describirte―ofreció Lizzie secamente―Como en; Gerard Gibson es más estúpido que cualquier persona que haya conocido. ―Se acabó...―Empujando su silla hacia atrás, Gibsie se puso de pie―Voy a llamar al Padre McCarthy para que intervenga en tu nombre. Necesitas un exorcismo y a Jesús.

Bueno nuevamente mini clase de inglés, Lizzie le dijo “Stupider” a Gibs, lo cual significa (más estúpido) y efectivamente es un adjetivo comparativo, es de hecho la unión de dos palabras (More Stupid = Stupider o simplemente agregándole -er al estupid) también está este otro que sería la forma superlativa la cual es “The stupidest” que significa (El más estúpido) que también es la unión de palabras, pero en este caso sería (The most stupid = The stupidest) 15

CHLOE WALSH

512

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Y tú necesitas que te internen―replicó Lizzie, con la nariz agitada―Idiota. ―El puto mundo entero no es tu saco de boxeo―replicó Gibsie, furioso―No sé quién te ha dicho lo contrario, pero te ha dado un mal consejo. ―Gerard...―Claire, que estaba sentada a su lado, empezó a intervenir, pero Gibsie no lo permitió. ―No, Claire, ya está bien de aguantar su mierda―gruñó, recogiendo su mochila―Eres una chica mala, Lizzie Young, y me asombra que hayas conseguido que dos chicas decentes sean amigas tuyas. ―¿Te asombra? ―replicó Lizzie en tono sarcástico―Vaya. Gran palabra, Gibs. ¿También sabes deletrearla? ―¿Sabes qué? ―Echándose el bolso al hombro, le dirigió una mirada de puro asco―Que te jodan, Lizzie―Dicho esto, Gibsie salió del comedor con la cara roja y echando humo. ―¿Estás contenta contigo misma? ―preguntó Johnny, mirando a Lizzie―¿Eso te hizo sentir bien? ¿Menospreciándolo así? ―Ya es mayorcito―replicó Lizzie a la defensiva―Puede soportarlo. ―¡Es disléxico! ―Johnny estalló―Y acabas de hacerlo sentir como si tu fueras superior a él, delante de medio colegio. La sorpresa brilló en los ojos de Lizzie y sus mejillas enrojecieron. ―Eso no lo sabía. ―¡Pues ahora ya lo sabes! ―Tras darme un beso rápido en la mejilla, Johnny empujó su silla hacia atrás y dijo―Hasta luego, Shan―antes de salir corriendo en dirección a Gibsie. ―¿Tenías que hacerle eso? ―siseó Claire―Ha sido cruel. ―Me lo devuelve―se defendió Lizzie, todavía con la cara roja―Y no sabía que era disléxico.

CHLOE WALSH

513

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―No debería importar―espetó Claire―Ha sido horrible decirle eso a alguien―Se levantó de la silla y añadió―Y hay muchas cosas que no sabes de él, así que no te apresures a juzgarlo". ―No lo sabía―murmuró Lizzie, volviéndose hacia mí cuando Claire se fue. ―Te creo―le dije. Y le creía―Pero... ―¿Pero? ―Sé que tú y Gibsie no se llevan bien, y está bien, pero... manténganse alejados el uno del otro y no sean tan malos―solté―Creo que heriste sus sentimientos. ―Sí, bueno, no más de lo que sus acciones hieren a los demás―siseó Lizzie, que se convirtió en la cuarta persona en alejarse de la mesa. ―Bueno, eso se intensificó rápidamente―dijo Hughie con calma. Exhalé un suspiro tembloroso―Ya lo creo―Eché la silla hacia atrás, me levanté y cogí mi mochila―Hasta luego, chicos. ―Adiós, Shan―corearon todos mientras me alejaba a toda prisa de la mesa, sintiéndome demasiado tímida para sentarme allí sin Claire, Lizzie o Johnny. Me coloqué la mochila en los hombros, me agarré a las correas y atravesé el pasillo abarrotado en dirección al baño, pero me detuve en seco cuando mis ojos se posaron en Bella, que estaba delante de la puerta del baño. ―Zorra―siseó, entrecerrando los ojos. Esquivando a un grupo de chicos, ignoré a Bella y me alejé a toda prisa del baño, eligiendo en su lugar el santuario de la sala común de tercer curso. Al entrar, me sentí aliviada al verla vacía. Dejé la mochila en el suelo junto a la mesa, me acerqué a la cocina y encendí la tetera. Un fuerte moqueo procedente del sillón me sobresaltó y me di la vuelta.

CHLOE WALSH

514

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―¿Lizzie? ―Levanté las cejas, sorprendida al verla desplomada en la silla. Dejé la tetera y me dirigí hacia ella―¿Estás bien? ―Estoy bien―susurró, secándose las mejillas con el dorso de la mano. «Era evidente que no lo estaba» Me senté en la silla de enfrente, apoyé los codos en las rodillas y le sonreí. ―¿Quieres hablar? Ella negó con la cabeza―No. ―Yo...―Dudando, me acerqué y tomé su mano entre las mías―¿Estás segura? ―Estaré bien, Shan―exclamó, bajando la cabeza para que no pudiera verla llorar―De verdad, estaré bien. ―Lo sé―coincidí, dándole un pequeño apretón en la mano―Pero no pasa nada si ahora no estás bien. ―Estoy tan molesta todo el tiempo―confesó, agachando la cabeza―No puedo parar. Con cuidado de no presionarla más de lo que estaba dispuesta a dar, guardé silencio y seguí sosteniéndole la mano. Sabía por qué estaba molesta con el mundo y no la culpaba. ―Se acerca pronto, ¿verdad? ―Finalmente encontré el valor para preguntar―¿El aniversario de tu hermana? Apartó la mano, se recostó en la silla y asintió con la cabeza. ―A finales de mes. Exhalé un suspiro tembloroso―Es duro. ―No hay justicia en el mundo―dijo. ―No―dije con tristeza―No la hay. ―Odio esta maldita escuela, Shannon―siseó―Odio a ese equipo y todo

CHLOE WALSH

515

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 lo que representa. Mi corazón se hundió―¿Gibsie te recuerda a él? Lizzie se estremeció―No puedo evitarlo. Cada vez que lo miro, lo veo a él. ―No son la misma persona, Liz―le ofrecí en voz baja―Gibsie no es Mark. ―Lo que tú digas, Shan―dijo cansada―No quiero hablar de eso. ―De

acuerdo―Juntando

las

manos,

estudié

su

expresión

aislada―¿Pierce y tú al menos están bien? ―No―espetó mientras sus ojos volvían a llenarse de lágrimas―Todo es un desastre. ―¿Por qué? ―Porque no puedo superarlo―resopló―No puedo ver más allá y no puedo superarlo. Estoy estancada y sigo alejándolo―Soltando un gruñido furioso, se secó los ojos y se puso en pie de un tirón―Ni siquiera importa. Que se vaya a la mierda si quiere. No voy a retenerlo ni a obligarlo a quedarse. Si él quiere terminar, entonces terminamos. ―Lizzie... ―No quiero hablar más―me cortó diciendo―No puedo. ―De acuerdo―Poniéndome de pie, esbocé una sonrisa brillante―No hablaremos. Se sintió aliviada―Gracias.

―¿A qué hora llegarán tus padres? ―pregunté sin aliento. ―No hasta más tarde por la noche―gruñó Johnny y vi como una gota de sudor resbalaba por su frente―¿Otra vez?

CHLOE WALSH

516

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Sí―Exhalé un suspiro―¿Estás seguro de que está bien que esté aquí? ―Cien por cien―Se movió debajo de mí, con las manos en posición―¿Estás preparada? Temblando, asentí―Estoy bien. ―Postura recta―me ordenó―No te inclines. ―No lo haré―respondí, sólo para reírme cuando sus dedos tocaron una parte especialmente delicada de mi muslo. ―Vamos, nena―gruñó, sin aliento debajo de mí, con los brazos apretados como mordazas sobre mi cuerpo. Podía oír la sonrisa en su voz, pero sabía que esto era importante, así que no presioné para que fuera juguetón. ―Lo siento, lo siento―solté una risita, sofocando mi risa. Inhalando un aliento tranquilizador, fijé mi cuerpo en posición y dije―De acuerdo, musculitos, adelante. ―Uno, dos, tres...―Sus palabras se interrumpieron y me elevó en el aire, me mantuvo allí un momento y luego volvió a bajarme. El movimiento no supuso ningún esfuerzo mientras lo repetía una y otra vez. ―¿Estás bien? ―me preguntó, con voz ronca y un poco entrecortada, mientras seguía impulsando mi cuerpo arriba y abajo. ―Todo bien―le aseguré, manteniéndome perfectamente quieta. ―Voy a ir más rápido―me advirtió, apretando más su agarre sobre mi cuerpo―Dime si es demasiado para ti. ―Puedo soportarlo―prometí, sintiéndome un poco desconcentrada y mareada. ―¿Qué carajo? ―La voz de Gibsie perforó a través de los gruñidos y la respiración pesada. Sobresaltada, desvié la mirada hacia donde estaba él, de pie a unos

CHLOE WALSH

517

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 metros de nosotros, con una enorme sonrisa en la cara. ―¿Te importa? ―Johnny gruñó, sin romper el ritmo―Estamos en medio de algo aquí. ―He escuchado de tipos que usan artículos domésticos como pesas improvisadas―Gibsie musitó, rascándose la mandíbula, mientras su mirada nos recorría―¿Pero usar a la pequeña Shannon como pesa? Esto es nuevo para ti, Johnny. ―Sus padres no están aquí y cerraron el garaje―dije a modo de explicación, sintiendo que mi cara se encendía de vergüenza―Sólo estábamos improvisando. ―¿Así que tienes una casa libre y estás haciendo pesas? ―respondió Gibsie en tono divertido―Y la gente dice que yo soy raro―Apartándose del marco de la puerta, entró en la habitación―Ten cuidado. Aún no estás fuera de peligro, Capi. ―Parte superior del cuerpo―murmuró Johnny, con la mandíbula tensa por la concentración, mientras seguía levantándome y bajándome. ―Sí―me apresuré a explicar―Verás, no estamos tocando nada por debajo de la cintura, y esto está permitido. Las cejas de Gibsie se alzaron y su sonrisa se hizo más grande. ―¿Ah, ¿sí? Johnny soltó lo que pareció un gruñido de dolor. Intenté asentir, pero era imposible teniendo en cuenta que seguía levantándome y bajándome. ―Joder, creo que debería poner música para ambientar este lugar―dijo entonces Gibsie, haciendo que ambos lo miráramos. Mis cejas se fruncieron―¿Cómo? ―Oh, no para ustedes―explicó―Para mí. Se me está poniendo dura viendo esto.

CHLOE WALSH

518

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Por Dios, Gibs―exclamó Johnny, bajándome sobre su pecho de modo que quedé encima de él―¿Qué demonios te pasa? ―No lo sé―gimió, hundiéndose en el sillón―Ahora mismo me siento muy confuso. Pero, por favor, continúa. Quiero ver cómo se desarrolla esto. ―Voy a.…ir al baño―dije mientras me giraba sobre mis manos y rodillas. El movimiento no fue mi mejor idea, teniendo en cuenta que me dejó a horcajadas sobre Johnny. Pero en su defensa, parecía tan incómodo como yo. Sus manos se movieron hacia mis muslos por sí solas mientras se sentaba. ―Te voy a buscar un psicólogo―le dijo a Gibsie mientras sus manos seguían aferradas a mis muslos―En serio, amigo. Se te está yendo de las manos. ―¿Puedo irme? ―solté, dándole golpecitos en las manos para que me soltara―Realmente necesito orinar. Gibsie soltó una risita y Johnny me dio un apretón en las piernas antes de soltarme. ―Tómate tu tiempo―me dijo, sin dejar de mirar a Gibsie―Necesito hablar con mi amigo. Me levanté tambaleándome y me dirigí hacia la puerta, pero dudé y me volví. ―Oye, ¿Gibs? ―¿Sí, pequeña Shannon? ―respondió, sonriéndome cálidamente. ―¿Por qué haces eso? ―pregunté, con la mente en blanco. ―¿Hacer qué? ―¿Llamarme pequeña Shannon? ―¿Porque eres pequeña? ―se rió―Y te llamas Shannon―Sonriendo, se encogió de hombros―Pequeña Shannon.

CHLOE WALSH

519

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 «Me parece justo» ―Bueno, sólo quería preguntarte si estabas bien―Moviéndome incómoda, junté las manos―¿Después de lo que pasó hoy en el almuerzo? ―Todo está bien―me dijo, con la sonrisa aún en su sitio―No te preocupes. ―Bueno―Encogiéndome de hombros con impotencia, añadí―Pero que conste que creo que eres muy inteligente. Levantó las cejas―¿Yo? ―Tú―confirmé en voz baja antes de salir de la habitación.

CHLOE WALSH

520

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 CAPÍTULO 45

Furioso

―Amigo, creo que amo a tu novia―afirmó Gibsie cuando Shannon salió zumbando de la sala de estar―Eso es raro, ¿verdad? ―Lo que es raro es que me digas que amas a mi novia―respondí, poniéndome en pie―Eso es peligroso. ―Sabes que no lo digo en ese sentido―se rió entre dientes, levantando las manos―Sólo digo que es una chica muy decente y que me gusta―Rascándose la mandíbula, me miró pensativo durante un largo momento antes de añadir―Has hecho un buen trabajo. ―Sí, lo es―Frunciendo el ceño, cogí mi botella de agua de la mesita―Y gracias... ¿creo? ―Todavía estoy tratando de entender cómo pasaste de Bella a Shannon―Encogiéndose de hombros, añadió―Son como la noche y el día, amigo. «No me lo recuerdes» Desenroscando el tapón de mi botella, vacié el contenido antes de preguntar. ―Entonces, ¿estás realmente bien después de lo de antes?

CHLOE WALSH

521

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Sí, estoy genial―refunfuñó, dejando caer la máscara―No entiendo cuál es el problema de esa chica conmigo, viejo. ―¿Alguna vez la ofendiste? ―pregunté, sintiéndome tan despistado como él―¿La insultaste o algo así? ―Que yo esté vivo la ofende, Johnny―replicó con un resoplido―Así que yo diría que sí, que la ofendo despertándome cada mañana. ―Yo

tampoco

entiendo

cuál

es

su

problema,

amigo―dije

encogiéndome de hombros―Creo que tiene algunos problemas serios. ―Todos tenemos problemas―replicó―Pero no todos nos desquitamos con los demás. ―Cierto. ―Ya no aguanto más su mierda―añadió―Lo digo en serio. No me importa si es amiga de Claire. No voy a seguir tolerándola. ―Nunca pensé que debieras tolerarla de todos modos, sin importar de quién es amiga―le dije―Le enseñas a la gente cómo tratarte poniendo límites, muchacho. Si dejas que alguien te pisotee, van a pensar que está bien. ―Me dio pena por todo lo que pasó con su hermana hace unos años―murmuró―Pero hay un límite de veces que puedo dejarlo pasar. ―¿Lizzie tiene una hermana? ―Fruncí el ceño―No lo sabía―Con curiosidad, pregunté―¿Qué pasó con ella? Gibsie parpadeó rápidamente―¿No lo sabes? ―No―Entrecerré los ojos―¿Qué es lo que no sé? ―Se supone que no debo decir nada al respecto―murmuró―Juré guardar el secreto. ―Vamos, amigo, soy yo. ¿A quién se lo voy a contar? ―Mira, sucedió antes de que te mudaras aquí―dijo―Y eso es todo lo que diré.

CHLOE WALSH

522

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Gibs… ―Créeme, no quieres saber nada de eso―se apresuró a decir―Te lo prometo. Lo pensé por un momento, sopesé cuánta mierda tenía en mi propia vida, sopesé el drama con el que estaba lidiando cuando se trataba de la familia de Shannon, y decidí que Gibsie tenía razón. No me importaba lo suficiente como para meterme en la vida de Lizzie Young. Tenía mis propios problemas que manejar y ella era la amiga malhumorada de mi novia a la que apenas podía tolerar, pero lo hacía por el bien de Shannon. ―Tienes razón―estuve de acuerdo―No quiero saberlo. Gibsie asintió en señal de aprobación. ―Bien―Sus cejas se fruncieron por un breve momento antes de suavizarse de nuevo mientras una sonrisa se dibujaba en su rostro―Así que Shannon y tú estaban haciendo ejercicio, ¿eh? ―Sí―respondí, mirándolo con recelo, sin saber con qué estaba a punto de salir, pero sabiendo que fuera lo que fuera no sería bueno―¿Qué tiene de malo? ―Nada―musitó―Aparte de lo obvio. ―¿Qué es? ―Tienes una casa libre con Shannon dentro, y en vez de hacer buen uso de ella, la estás lanzando como un saco de arena. ―Ya sabes por qué―dije―Me estoy tomando mi tiempo. ―Hmm―Inclinó la cabeza hacia un lado―¿Acaso rompieron tus instintos cuando te operaron? Ya sabes, ¿como cuando castran a un perro y ya no capta el olor? Porque el Johnny que yo recuerdo no desperdiciaría una oportunidad tan rara. ―No me castraron, imbécil insensible―solté, indignado―Y mi

CHLOE WALSH

523

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 esperma nada bien. Ya lo comprobaron. «Dos veces» ―Entonces te pasa algo―replicó Gibsie, sin perder el ritmo―Porque esa chica es increíblemente sexy y tú estás pensando en el rugby. ―Oye―advertí, irritado―No llames sexy a mi novia. ―¿Por qué no? ―se burló―¿No crees que es sexy? ―Claro que me parece sexy―le espeté―Creo que es jodidamente sexy. Gibsie movió las cejas―¿De verdad? ―Sí, así es, pero esa no es la cuestión―Nervioso, negué con la cabeza y lo señalé―No digas que es sexy―Entrecerré los ojos―Mantén tus impertinentes ojos lejos de ella. ―Bueno, es la verdad―se rió―Y no estoy ciego, amigo. ―¿Tú la miras? ―Pregunté, horrorizado―¿A mi Shannon? ―A tu Shannon―se rió―Sí, la miro, y no sólo yo. Todos la miramos y aparentemente mirarla es todo lo que tú haces también. ―¿Me estás jodiendo ahora mismo? ―Pregunté, furioso. ―No. ―¿Quiénes son todos? Gibsie se encogió de hombros―Yo, Feely, Hugh, Danny Mac, Luke, Pierce, Donal… ―¡Pues

dejen

de

mirarla

así!

―rugí,

completamente

enfurecido―¡Jesucristo! ―Sólo digo que es preciosa y todos tenemos ojos―se rió―Pero eso no significa que me esté imaginando desnudo encima de... ―Si terminas esa frase, te arrancaré la cabeza―le espeté―Te lo advierto. ―¿Estás molesto, Johnny? ―rió entre dientes, arqueando una

CHLOE WALSH

524

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ceja―¿Hmm? ¿Te estás poniendo furioso, amigo? ―¿Qué parece? ―gruñí, sin molestarme en negarlo. ―Perfecto―Levantándose de la silla, Gibsie sonrió―Ahora que hemos comprobado que la testosterona sigue bombeando en tu sangre, vete a hacer algo productivo con tu novia―Se acercó a la puerta―Y nada de esa mierda de tomarse de la mano―añadió―No tienes doce años, Johnny, y ella tampoco. ―Lárgate de aquí―dije, con la mandíbula apretada. ―Oh, y si todavía no estás seguro de la penetración completa, entonces te recomiendo encarecidamente que sigas el camino de la reanimación boca a coño. ―¡Jesucristo, Gibs! ―Es una vista panorámica y muy gratificante―Guiñó un ojo―Es un ganar-ganar, muchacho. ―Vete a casa―Señalé la puerta―Ahora mismo o serás tú el que necesite reanimación. ―A la orden, capitán―respondió Gibsie con un saludo antes de salir corriendo de la habitación. ―¡Sí, será mejor que corras, hijo de puta! ―Bramé tras él, con el pecho agitado―Porque cuando vuelva a estar al cien por cien, te voy a estrangular... ―¿Estás bien? ―preguntó Shannon, apareciendo en la puerta, sonrojada e insegura. ―No―dije, con el pecho agitado por una mezcla de ira y lujuria mientras mis ojos recorrían su cuerpo, disfrutando de su belleza. Estaba jodidamente guapa, con los leggins negros, los calcetines de felpa y la camiseta blanca extragrande que se había puesto después de clase. Llevaba el pelo recogido en una coleta alta, la cara desmaquillada -sin moratones- y nunca había visto algo tan jodidamente perfecto.

CHLOE WALSH

525

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Estaba destrozado. Me había metido en un buen lío y no podía salir de él. Estaba metido de lleno: corazón, cabeza, cuerpo, pelotas... cada parte de mí estaba de todo corazón con esta chica. Sentía como si hubiera estado en mi vida desde siempre. Como si nunca hubiera conocido nada más que a Shannon. Era mi primer amor, y me daba mucho miedo. Estar con ella era una obsesión que amenazaba con consumirme a diario. Tenía que esforzarme al máximo para mantener la cabeza bajo control, pero acordarme de mantener los pies en la tierra y la cabeza fuera de las nubes era más fácil de decir que de hacer cuando tenía a una chica que me dejaba noqueado con una sola mirada. Me envolvía en nudos infantiles, ilógicos e irracionales, con uno nuevo atándose a mi corazón cada día que pasaba. Estaba perdiendo completamente el control y eso era un problema para mí, y mis sentimientos hacia ella eran un problema serio porque eran demasiado fuertes

para

contenerlos,

demasiado

para

soportarlos

y

apestaban

excesivamente para quedarse. En otras palabras, estaba completamente jodido. ―No estoy bien―espeté, pasándome una mano por el pelo, con frustración. ―¿Qué pasa? ―susurró, mirándome con los ojos muy abiertos―¿Te duele? ―No, no es...―Me detuve y solté un gruñido de desesperación. Sus ojos me abrasaron tan profundamente que tuve que apartar la mirada antes de perderme por completo en la chica. Era demasiado. Era jodidamente demasiado. ―¿Qué pasa? ―preguntó, acercándose cautelosamente a mí―Johnny, ¿qué pasa? ―Su pequeña mano se enroscó alrededor de mi brazo, su tacto tentativo, la sensación de su piel sobre la mía encendió mi cuerpo―Puedes hablar conmigo―añadió en voz baja, y el olor de su perfume inundó mis

CHLOE WALSH

526

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 sentidos. «Que Dios me ayude»―Puedes contarme lo que quieras. ―¿Qué quieres de mí, Shannon? ―espeté, sintiéndome increíblemente vulnerable, mientras miraba fijamente a la única chica a la que había amado. Necesitaba que me dijera qué hacer. Necesitaba que ella marcara el ritmo porque yo era débil a su lado y necesitaba más de lo que temía que estuviera dispuesta a darme. Gibsie me había jodido la cabeza, y ahora mi mente estaba atascada en el maldito modo bestia. La deseaba tanto que no podía pensar con claridad. Saber que estábamos solos sólo lo hacía un millón de veces más intenso. ―¿Qué quieres decir? ―preguntó, con cara de miedo. ―De mí―respondí, con el corazón acelerado―¿De esto? ―Me encogí de hombros, sintiéndome impotente―De nuestra relación. ¿Qué quieres de mí? ―¿Sinceramente? Asentí―Siempre. ―Todo―susurró, mirándome a los ojos―Especialmente las partes rotas. Mierda. Me devolvió mis palabras, y yo estaba acabado. Estaba jodidamente perdido. Lo supe en el momento en que mis labios se estrellaron contra los suyos. Lo supe cuando la levanté y sentí sus piernas rodear mi cintura como una mordaza. Y lo supe especialmente cuando la llevé a mi dormitorio, estimulado por sus gemidos de aliento mientras me devolvía el beso con la misma ferocidad. Cuando abrí de una patada la puerta de mi habitación, no sentí dolor. Estaba ahogado por el deseo desesperado de sentirme piel con piel con ella. Mis rodillas chocaron contra la base de la cama y caímos sobre el colchón. ―Mierda―gruñí, intentando apoyarme en los codos para no

CHLOE WALSH

527

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 asfixiarla―¿Te lastimé? ―No hables―suplicó Shannon, envolviéndose en torno a mí como si fuera hiedra y arrastrando mi cuerpo hacia el suyo―No pares. No creía que pudiera parar, aunque quisiera, cosa que definitivamente no quería. ―¿Estás segura? ―Me obligué a preguntar de todos modos. Mi corazón latía tan fuerte que estaba convencido de que ella podía sentirlo―Podemos parar... Mis palabras se cortaron cuando arrastró mi cara hacia la suya y me besó con fuerza. ―O tal vez no―suspiré, hundiéndome más en nuestro beso, más dentro de ella. Me encantaba cuando me agarraba el cuello con sus pequeñas manos, como un gatito sacando y retrayendo sus garras, dejando marcas en mí durante días con sus uñas. Las manos de Shannon se desplazaron hasta mi camiseta y tiró del dobladillo. Sonriendo contra sus labios, apoyé mi peso en una mano y utilicé la que me quedaba libre para pasarla por encima del hombro. Me agarré a la tela de la camiseta y tiré de ella por encima de la cabeza, apartando los labios de ella durante el milisegundo que tardé en apartarla antes de volver a ella. Y entonces sus manos estaban sobre mí, jalándome y tirando de mi piel desnuda, con las uñas clavadas en mi piel, mientras mecía su cuerpo contra el mío casi con fervor. Más duro que nunca, me empujé contra ella, gimiendo cada vez que sus caderas se agitaban y se encontraban a medio camino. Su piel estaba caliente y enrojecida, su cuerpo temblaba bajo el mío, mientras me volvía medio loco de necesidad. ―¿Johnny? ―Shannon murmuró, presionando sus manos contra mi

CHLOE WALSH

528

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 pecho―¿Puedes soltarme un segundo? ―Mierda―Retrocedí más rápido que una bala en movimiento―¿Fui demasiado lejos? ―pregunté, jadeante, mientras me arrodillaba entre sus piernas―¿Quieres parar? ―No―Sacudiendo la cabeza, Shannon se incorporó y se llevó la mano al dobladillo de la camisa―No quiero parar. Mi corazón martilleaba violentamente y mi polla se tensaba contra sus limitaciones. ―Shan, no tienes que... Se sacó la camisa por encima de la cabeza y mis ojos se desviaron instantáneamente hacia su pecho. Con la nuez de Adán moviéndose en mi garganta, vi cómo se llevaba la mano a la espalda y se desabrochaba el sujetador. Lentamente, deslizó las manos fuera de los tirantes y tiró el sujetador al suelo. ―Hola―susurró, dejando caer las manos a los lados, mostrando sus pechos. ―Hola―Tragué hondo, intentando desesperadamente mantener el contacto visual con ella y no dejar que mi mirada se desviara hacia sus putas tetas perfectas. Jesús, eran tan firmes, con pequeños pezones en forma de capullo de rosa fruncidos y tensos―Eres tan hermosa―le dije, abandonando la lucha y saciándome con su mirada―Ni siquiera sé qué decir―La cicatriz entre su costado y su pecho derecho me llamó la atención y me quedé helado, como si me hubieran mojado con agua fría. ―¿Qué? ―preguntó Shannon, notando mi retraimiento―¿Qué pasa? Luchando contra un tsunami de ira, extendí la mano y rocé la cicatriz con las yemas de los dedos―¿Te duele? ―Ya no―Sacudió la cabeza―Ni siquiera la noto ahora.

CHLOE WALSH

529

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Pues yo la sentía, más profunda y fuerte de lo que creía posible. No podía apartar los ojos de ella. Así fue como la salvaron. Como los doctores la ayudaron a respirar cuando ese bastardo casi le arranca la vida a golpes. ―Johnny, no pienses en eso―musitó Shannon―No me mires y veas a mi padre. ―No lo hago―espeté, luchando por contener mis emociones. ―Lo haces―replicó temblorosa―Lo veo en tus ojos. ―No lo hago a propósito―admití, con los hombros caídos―Es sólo que me resulta difícil saber lo que te hizo, y saber que va a salir cualquier día de estos, y que no puedo arreglarlo por ti. ―No te pido que me arregles―susurró ella, temblando―Te pido que estés conmigo. ―Lo estoy―le dije. ―Sin sentir lástima por mí―añadió, con los labios temblorosos―O mirándome como si estuviera rota. ―Shannon, eso no es lo que estoy haciendo―me apresuré a decir, pero era demasiado tarde; ella ya estaba fuera de la cama y alcanzando su camisa. ―No importa―me espetó. Mierda... ―Hey, hey, hey…―Salté de la cama tras ella e intercepté su camisa antes de que se la pusiera―Escúchame primero, y luego puedes volver a ponerte la camisa―dije, con tono grueso y áspero―Por favor. Temblando, se cubrió el pecho con las manos y asintió. Sintiendo alivio, continué. ―Estoy enamorado de ti... ―Johnny... ―No, no, por favor, escúchame―le dije antes de seguir adelante―Estoy

CHLOE WALSH

530

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 enamorado de ti, Shannon. Estoy completamente enganchado a ti, así que cuando te hacen daño, me afecta. Me duele. No puedo fingir que no―Se estremeció y se acercó más a mí―Pero eso no significa que esté contigo porque me des pena...―Le rodeé la espalda desnuda con un brazo y tiré de ella hasta que quedó pegada a mí―Sólo significa que me voy a molestar cuando tú te molestes, y que cuando alguien te haga daño, voy a querer causarle algún daño serio a cambio. Estoy dentro, Shannon. Con cicatrices y todo. Padre jodido y todo. Ciento cincuenta por ciento―Pasándole la coleta por encima del hombro, tiré suavemente de la punta, obligándola a mirarme―Lo siento todo por ti―admití, sintiendo que mi propio cuerpo temblaba por la opresión que se acumulaba en mi pecho, causada cada vez que esta chica ponía sus ojos en mí―Y te digo todo esto mientras estás aquí de pie, con el aspecto más sexy que he visto en mi vida, rezando para que no te me escapes, porque tengo una erección enorme por ti y voy a tardar unos minutos en calmarme antes de perseguirte. Se le cortó la respiración―¿Crees que soy sexy? ―Mírame, Shannon…―Dando un paso atrás, señalé el bulto evidente en mi chándal, tratando de mantener la indignación fuera de mi voz―Mira lo que me haces. ¿No lo entiendes? Eres tan sexy que ni siquiera puedo decirte cuánto. Shannon se sonrojó―¿En serio? ―De verdad―confirmé, atrayéndola hacia mí―En serio, jodidamente en serio, Shan. ―Si yo tuviera uno de esos, también tendría una erección―soltó, con las mejillas sonrosadas―Por ti, quiero decir. Porque siento lo mismo por ti. ―Eh, ¿gracias? ―Me reí entre dientes, negando con la cabeza―No es una imagen en la que me gustaría pensar nunca, pero aprecio el sentimiento,

CHLOE WALSH

531

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 cariño. ―Di algo más―dijo con voz entrecortada―¿Por favor? ―¿Como qué? ―No lo sé―Se encogió de hombros y dejó caer las manos a los lados, con las mejillas enrojecidas―¿Quizá algo que no tenga que ver con mi cicatriz tubárica? Tomé conciencia y reprimí un gemido. «Dios, qué lento era» Mi novia estaba aquí, desnuda de cintura para arriba, y yo la había hecho sentirse insegura. ―Puedo hacerlo―Manteniendo un brazo enganchado alrededor de ella, la dirigí hacia mi cama y la bajé sobre el colchón―Me vuelves loco―ronroneé, subiendo a la cama para colocarme entre sus piernas―Eres jodidamente sexy―Dejé caer un beso sobre su boca, recorrí con los labios la curva de su mandíbula y besé su cuello hasta llegar a sus pechos―Y tienes las tetas más bonitas que haya visto nunca. Un escalofrío recorrió el cuerpo de Shannon mientras apretaba el edredón bajo ella. ―Son pequeñas. ―Son perfectas―corregí con voz ronca, pasando la lengua por su pezón―Tú eres perfecta. ―Johnny...―A Shannon se le cortó la respiración y arqueó la espalda, empujándose contra mí. ―¿Te gusta? ―insinué, besando y chupando su pezón―¿Hmm? ―No pares―Temblando debajo de mí, anudó su pequeña mano en mi pelo y tiró―Es... oh Dios... ―Entonces, ¿estoy perdonado? ―La incité, cambiando mi atención a su otro pecho―¿Por mirar tu cicatriz y no tus tetas cómo debería?

CHLOE WALSH

532

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Sí...―Shannon asintió vigorosamente―Todo... mmm.... está... ugh... perdonado... Seguí un camino de besos desde sus pechos hasta sus costillas y luego su ombligo, lamiendo y mordisqueando a medida que avanzaba, hasta que llegué a la cintura de sus leggins. «Para ya, me ordené mentalmente, es suficiente por hoy, imbécil» Con más autocontrol del que sabía que poseía, recorrí de nuevo su cuerpo con la lengua hasta que mis labios encontraron los suyos. ―¿Por qué te detuviste? ―Shannon jadeó contra mis labios, mientras me rodeaba el cuello con los brazos. Jesús... ―Porque...―Me quedé sin palabras, concentrado en sus labios hinchados y en su sabor adictivo―Me gusta cómo somos―Volví a besarla, esta vez con más suavidad―No quiero que me pongan un temporizador. ―¿Un temporizador? ―Sí, Shan―Asentí y le di un beso en la nariz―No quiero precipitarme contigo. Quiero que nos tomemos nuestro tiempo, que los momentos importantes merezcan la pena―Me incorporé, la agarré y la subí a mi regazo―Te quiero a ti, ¿sí? ―Le rodeé la espalda con un brazo y la apreté contra mí―Mucho. No lo dudes nunca―Volví a pasarle el pelo por encima del hombro y la besé suavemente―No quiero mirar atrás dentro de cinco años y saber que jodí las partes importantes porque no pude ser paciente. Una pequeña sonrisa se dibujó en el rostro de Shannon. ―¿Qué? ―Le imité la sonrisa―¿Qué te parece tan gracioso? ―Dijiste que dentro de cinco años―susurró, rodeándome el cuello con los brazos. ―Ya te lo he dicho, te necesito para siempre―respondí con

CHLOE WALSH

533

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 aspereza―No hay fecha de caducidad entre nosotros. ―Guau―Shannon soltó un suspiro tembloroso y me sonrió―Dices las mejores cosas, Johnny Kavanagh. Le devolví la sonrisa―¿Quieres oír algo más? Asintió con entusiasmo. ―Tengo una idea. Shannon inclinó la cabeza hacia un lado, estudiándome con ojos cautelosos―¿Qué clase de idea? Me reí―Vamos―La dejé en el suelo y le devolví la camiseta antes de coger la mía―Te voy a enseñar. ―Qué demonios―Se puso la camiseta por la cabeza, se levantó y me sonrió―Bueno, no tengo nada que perder. Yo sí. A ella.

―Esto no es una buena idea―anunció Shannon media hora después, mientras estaba sentada en el asiento del conductor de mi coche en el patio, mirando fijamente el volante que tenía delante como si fuera una serpiente venenosa a punto de atacar―Esto no está nada bien, Johnny. Reprimí una carcajada y me abroché el cinturón. Sólo Dios sabía cómo se me había ocurrido que esto podía parecer una buena idea, pero ya estábamos aquí y lo iba a hacer. Además, sabía que ella podía hacerlo. Sólo necesitaba un poco de confianza―Puedes hacerlo. ―No―Levantando las manos, se agitó impotente―No puedo. ―Sí, puedes―la animé―Ya te lo expliqué. Conoces los cambios, nena, y estamos en un gran patio vacío sin nadie alrededor. Tú puedes.

CHLOE WALSH

534

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―No. No. ¡Sinceramente, no puedo! No puedo hacer esto―Sus ojos se abrieron de par en par cuando se volvió para mirarme boquiabierta―No tengo ni carné de conducir. Ni siquiera de tractor. Tengo dieciséis años, Johnny, y este es un coche caro. Oh Dios, ¡voy a matarnos a los dos! ―No, no lo harás―le dije―La vas a romper. 16 ―Sí―Shannon espetó―¡Contra un árbol, Johnny! Sonriendo, me incliné sobre la consola, quité la marcha y giré la llave de contacto. ―Vamos. ―¡Dios mío, ayúdame! ―gritó Shannon, gimiendo cuando el motor cobró vida debajo de nosotros―Esto es tan malo―Agarró el volante, con los ojos muy abiertos y pánico―¿Y si me estrello? ―No te estrelles―le respondí―Ahora pon el pie en el embrague y yo cambiaré las marchas por ti. ―No me dejes morir―suplicó, mientras metía primera. ―No lo haré―me reí―No cierres los ojos, cariño―Le aparté la mano de la cara―Mira al frente. ―Lo hago, Johnny―gimió―¡Voy a morir! ―No, Shan, vas a vivir―me reí―Ahora suelta lentamente el embrague y pisa suavemente el acelerador... ―¡Lo rompí! ―Se lamentó cuando el coche se paró―Lo siento mucho. ―No rompiste nada―respondí, sacando el auto de la marcha e inclinándome para girar la llave de contacto―Empezaremos de nuevo―El motor volvió a rugir y repetí las mismas instrucciones, cambiando las marchas por ella―Buen trabajo―Elogié cuando ella no se detuvo y el coche comenzó a arrastrarse―Eso es, Shan. Lo estás logrando, nena. 16

Es como dar a entender que lo va hacer muy bien.

CHLOE WALSH

535

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―No estoy segura de esto, Johnny―murmuró, sentada tan cerca del volante que su nariz rozaba el parabrisas, mientras el coche avanzaba a toda velocidad―Esto no se parece en nada a GTA.

Una hora más tarde, supe que había despertado a la bestia que había conocido en mi dormitorio hacía unos meses. ―¡Lo estoy haciendo! ―exclamó Shannon, con los ojos brillantes de emoción, mientras rodeaba a toda velocidad la parte trasera de la casa, usando mi entrada como si fuera su pista de carreras personal. ―Más despacio―le supliqué mientras ella tomaba la esquina de mi casa con más velocidad de la necesaria―Por favor, Shannon, más despacio. ―¿Qué pasa, chico duro? ―se burló―¿Tienes miedo? Jodidamente aterrado... ―Dios mío, ¿has visto eso? ―chilló encantada―¿Me has visto meter quinta yo sola? ―Lo he visto―dije con dificultad, agarrando el asidero del auto con todas mis fuerzas―¿Podemos parar ya? ―Por favor, ¿sólo una vez más? ―suplicó mientras se dirigía al camino por enésima vez―Prometo que ya habremos terminado. ―La última vez―dije entrecortadamente, cerrando los ojos sólo para pensarlo mejor―Cuidado con el...―mis palabras se interrumpieron y contuve la respiración mientras Shannon se desviaba―…Bache―terminé, exhalando un suspiro tembloroso. ―Esto es exactamente como GTA―se rió. ―Excepto que no hay botón de reinicio―gemí―Así que, por favor, no nos mates.

CHLOE WALSH

536

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Es como dijiste―soltó una risita, pisando el acelerador a fondo―Ya lo tengo.

CHLOE WALSH

537

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 CAPÍTULO 46

Comida Para Llevar Y Novedades

Estábamos sentados en el sofá de la sala de estar de Johnny después de mi improvisada clase de conducir, con los libros de texto esparcidos por todas partes, recién terminados los deberes, y no podía borrar la sonrisa de mi cara. Había pasado la mejor tarde con él y ahora sabía conducir. Yo. Podía conducir un coche de verdad. No tenía ni idea de por qué él me había llevado antes en su coche, pero no me arrepentía. Me sentía tan libre al volante, y sentir tanta potencia era un subidón tan emocionante. Satisfecha, absorbí el calor que emanaba de la chimenea mientras escuchaba a Johnny hacer un pedido de comida. ―Sí, ¿me puede dar una ración de pan relleno de queso con esa salsa de naranja y una pizza grande sin champiñones y con piña extra? ―Johnny me miró e hizo un gesto de asco antes de decir―Sí, estoy seguro, viejo, ponle mucha piña. ―Hey…―Estirándome, le pinché con el dedo del pie y le susurré―No me juzgue, señor, sólo como pollo. ―El mundo te juzga―me contestó mientras me cogía el pie y lo colocaba sobre su muslo―En realidad, ¿tiene pollo sin piel? ―Ahogué una carcajada―¿Sí? ―Me quitó parcialmente el calcetín y me pasó los dedos por

CHLOE WALSH

538

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 el tobillo―¿Cómo está cocinado? ¿Frito? ―Arrugó las cejas y golpeó el tobillo con los dedos, con cara de auténtico conflicto, antes de exhalar un suspiro―A la mierda, dame una caja para cenar con una pechuga extra y déjale la piel... ah, y ponme una botella de Coca-Cola―Me miró y me guiñó un ojo―Sí, ella necesita la marca auténtica―Colgó el teléfono y sonrió―Parece que se acabó la dieta. ―Siempre puedes empezar de nuevo el lunes―me reí. ―¿Estás diciendo que tengo que hacer dieta? ―bromeó, tirando de mí hacia su regazo―¿Eh? ―Sus labios se acercaron a mi cuello y suspiré satisfecha. ―Eres tan lindo―susurré, mordiéndome el labio mientras permanecía sobre él―No necesitas hacer dieta. Se detuvo a mitad del beso y se apartó para mirarme fijamente. ―¿Acabas de llamarme lindo? ―Sí―Sonreí―¿Qué tiene de malo llamarte lindo? ―Todo―contestó, con cara de horror―Shan, no puedes llamarme lindo. ―Pero eres lindo―bromeé―Tienes unos lindos ojos, un lindo cabello y una linda sonrisa. Johnny me miró fijamente―Me siento ofendido. Me reí ante su expresión de horror―Eres un chico lindo. ―No...―Sacudiendo la cabeza, me tumbó boca arriba y luego se me echó encima―No, eso no es posible―Metió las manos bajo mi camiseta y me hizo cosquillas en las costillas―¡Retíralo! ―¡Ahhhh, para! ―Grité entre carcajadas mientras me retorcía debajo de él―No puedo, ¡tengo cosquillas! ―Ya lo sé―se rió, sin dejar de torturarme―Ahora retíralo, o voy a

CHLOE WALSH

539

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 muerte. ―¡Me retracto! ―chillé, retorciéndome y girando―No eres lindo ahhhhh, Johnny, no puedo - ¡eres sexy! Eres sexy, ¿de acuerdo? Ah, ah, piedad. Estoy gritando piedad. ―Yo no muestro piedad―se rió entre dientes, deslizando la cabeza bajo el dobladillo de mi camiseta y redoblando sus esfuerzos―Tu pierna patalea cuando te hago cosquillas aquí―se rió, haciéndome cosquillas en la costilla―Qué raro. ―Me las vas a pagar―le advertí, casi sin poder respirar de tanto reír, mientras me contoneaba y sacudía debajo de él―Espera y verás... El sonido de los neumáticos sobre la grava cortó el aire y la cabeza de Johnny salió de debajo de mi camiseta. ―Por Dios―musitó, con el pelo alborotado por todos lados―Eso tiene que ser algún tipo de récord en la entrega. ―No puede ser la pizza―Me arqueé para mirar por la ventana, pero como estaba oscuro, sólo pude distinguir unos focos―Dios mío, ¿y si es tu mamá? ―espeté y salí corriendo de su regazo a toda velocidad. Conociendo mi suerte, era exactamente quien era―Debería irme―Cogí mi mochila y empecé a meter todos mis libros en ella, mientras hacía varias cosas a la vez―Deberías llevarme a casa. ―Shan, relájate―se rió, poniéndose de pie―No es mi mamá, y si lo fuera, no hace falta que te vayas. Bang, bang, bang... ―¿Ves? ―Johnny se acercó a la puerta―Mi madre no llamaría―Mis hombros se relajaron y solté la mochila―Espera aquí―añadió antes de salir de la habitación. Unos segundos después, una voz familiar retumbó en la casa―¿Dónde

CHLOE WALSH

540

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 está mi hermana? ¿Darren? ―Ella está aquí. ―Dile que salga. Tiene que venir ahora mismo a casa conmigo. Oh Dios... ―Entra. ―¿Qué? ―No le voy a decir lo que tiene que hacer, así que entra si quieres hablar con ella―Menos de un minuto después, Johnny entró en la sala de estar con Darren siguiéndolo rígidamente―Tu hermano está aquí, Shan―dijo, manteniendo sus ojos fijos en los míos mientras se acercaba y se ponía a mi lado. ―¿Qué ocurre? ―pregunté, inmediatamente nerviosa―¿Por qué estás aquí? ―Yo debería preguntarte lo mismo―respondió Darren, pero no parecía enfadado. Sólo cansado―Se suponía que vendrías directamente a casa después de clase―Su mirada se desvió hacia los libros de texto que estaban abiertos sobre la mesita y la sorpresa se reflejó en sus ojos antes de sacudir la cabeza, con los rasgos sombríos de nuevo―Son casi las ocho, Shannon. ―Ya iba para allá―le dije―Primero íbamos a cenar. ―Tenemos que hablar―replicó―Es importante. El pánico estalló en mi interior. ―¿Qué pasa? ―pregunté, porque algo tenía que estar mal para que consiguiera la dirección de Johnny y condujera hasta aquí. Ni siquiera estaba peleando conmigo. Esto era malo. Algo terrible iba a salir de su boca. Podía sentirlo―¿Darren? ―Mi voz era temblorosa, al igual que el resto de mí―¿Qué está pasando?

CHLOE WALSH

541

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 La mirada de mi hermano pasó de mí a Johnny y luego de nuevo a mí antes de exhalar un fuerte suspiro. ―Es papá. Me puse rígida, sintiendo que todos los músculos de mi cuerpo se tensaban, mientras esperaba a que Darren confirmara lo que sabía de corazón que iba a suceder. ―Hoy le dieron el alta en Brickley House, Shannon―anunció Darren, con la voz cargada de aflicción―Ha vuelto a Ballylaggin. El aire abandonó mis pulmones con fuerza, y en su lugar vino un torrente de dolor, miedo y paranoia. Nunca terminaría. Esto nunca terminaría. «Joey tenía razón. Siempre tenía razón. Papá volvería, y cuando lo hiciera, iba a hacer que yo pagara...» Una gran mano se deslizó entonces entre las mías; cálida, fuerte, y cortocircuitando mis pensamientos de pánico. Temblando, miré nuestras manos unidas y luego a Johnny. Estaba a mi lado, grande y fuerte, y tan cerca que podía sentir el calor que irradiaba su cuerpo. Su presencia en aquel momento me reconfortó profundamente. ―¿Qué significa eso? ―hizo la pregunta que yo no podía sacarme de la garganta―¿Para tu familia? ―Se aclaró la garganta bruscamente―¿Para Shannon? ―No te ofendas, Johnny, pero es un asunto privado―replicó Darren, dirigiéndole una mirada mordaz. ―No te ofendas, Darren, pero me importa una mierda―replicó Johnny, sin perder un segundo―Te guste o no, soy su novio, y si está en peligro, quiero saberlo―Irritado, añadió―Puedo ayudar. ―No necesito tu ayuda―replicó Darren en tono cansado―Pero sí necesito que tú vengas a casa―añadió, volviendo su atención hacia mí―Mamá

CHLOE WALSH

542

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 está hecha un manojo de nervios y todos tenemos que hablar de qué camino vamos a seguir como familia. ―¿Está Joey en casa? ―pregunté, observándolo atentamente. Darren suspiró pesadamente―No sé dónde está. ―¿Cómo que no lo sabes? ―le espeté―¿Dónde está, Darren? ―Tadhg no se tomó muy bien la noticia de papá y salió furioso―murmuró, pellizcándose el puente de la nariz―Joey salió a buscarlo―Se pasó una mano por el pelo oscuro y soltó otro suspiro de dolor antes de señalar los libros de la mesita―¿Puedes recoger lo que es tuyo para que podamos irnos? Dejé a Sean, Ollie y mamá en casa. ―No creo que deba irse a casa―se apresuró a decir Johnny. Darren le dirigió una mirada fulminante―¿Cómo dices? ―He dicho que no creo que deba irse a casa―repitió Johnny con calma―Puede quedarse aquí conmigo. Tu papá no sabe dónde está mi casa. ―Ella vendrá a casa―Darren respondió con fuerza―Ahora. ―No veo por qué ella tiene que…―Johnny empezó a discutir, pero Darren lo cortó. ―Tienes que parar―le advirtió mi hermano―En serio. ―Está bien―dije de mala gana, queriendo hacer cualquier otra cosa en el mundo que volver a Elk's Terrace, pero sabiendo que no tenía otra opción―Iré―Con los hombros caídos, solté la mano de Johnny y cogí las últimas cosas de la mesa. Se me llenaron los ojos de lágrimas, lo que me impedía ver la abertura de mi estuche de lápices mientras intentaba meter todos mis bolígrafos y mi regla―Dame un minuto. ―Te espero en el coche. Asentí con la cabeza, dándole la espalda mientras recogía mis cosas. ―De acuerdo.

CHLOE WALSH

543

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 La puerta del salón se cerró con un clic y Johnny apareció a mi lado. ―Háblame. Negué con la cabeza y dejé el estuche sobre la mesita. Temblando, me pasé las manos por el pelo, respirando profunda y lentamente, tratando desesperadamente de mantener mis emociones bajo control. ―Yo...―Cerré la boca de golpe, lo rodeé y me acerqué a la ventana―Yo...―Volví a sacudir la cabeza y respiré agitadamente. ―Shannon, vamos―me instó, siguiéndome―Dime algo. ―Creo que...―Haciendo una pausa, bajé la cabeza y me agarré al umbral―…Voy a llorar. ―No pasa nada―me dijo Johnny, tan cerca de mí que pude sentir su muslo contra el mío―Está bien llorar. ―No quiero volver a hacerlo delante de ti―Exhalando un suspiro entrecortado, cerré los ojos con fuerza y dije entrecortadamente―No quiero que me veas derrumbarme todo el tiempo. ―Pues no tienes elección―replicó, dándome la vuelta y estrechándome entre sus brazos―Porque no voy a dejarte. Sacudiendo la cabeza, mantuve los ojos cerrados y susurré. ―Johnny, no puedo... ―No voy a ir a ninguna parte―dijo, apretándome más. Volví a intentarlo―No puedes... ―No me voy a ninguna parte, Shannon. ―No tienes por qué... ―Estoy contigo. Todo de ti. Cada parte. Lo bueno y lo malo. Me quedo. Así que no me ocultes esta parte. Permanecí rígida durante mucho tiempo. No le molestó porque no me soltó. Simplemente me sostuvo allí, negándose a dejarme ir, negándose a

CHLOE WALSH

544

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 dejarme sola. ¿Y cuándo cedí? ¿Cuándo finalmente me derrumbé? Lo hice sobre él. Me derrumbé. Perdí el control allí mismo, en la sala de estar de Johnny. No quería tener una conversación. Sólo quería llorar. Johnny parecía sentirlo porque no me hizo ninguna pregunta. No dijo ni una palabra. En lugar de eso, mantuvo sus brazos alrededor de mi cuerpo, abrazándome, mientras mi vida se derrumbaba a mi alrededor.

CHLOE WALSH

545

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 CAPÍTULO 47

Ayúdala

No podía dormir. Mi cerebro estaba en alerta máxima y todos los músculos de mi cuerpo estaban tensos. Cada vez que cerraba los ojos e intentaba conciliar el sueño, me bombardeaban imágenes mentales de Shannon tendida en aquella cama de hospital, golpeada y ensangrentada. El padre de Shannon había salido. Andaba por ahí como un hombre libre, en el puto Ballylaggin de todos los sitios. Furioso, me puse de lado e intenté vaciar mi mente, pero no lo conseguí. Sintiéndome perdido, me quité las sábanas de encima y me sobresalté cuando Sookie gimió mientras dormía. "Lo siento, nena -susurré, atravesando la habitación en la oscuridad. Salí del cuarto, encendí la luz del pasillo y me dirigí al otro extremo de la casa. Debían de haber pasado al menos nueve años desde la última vez que me colé en el dormitorio de mis padres en mitad de la noche, pero allí me encontraba, a la una de la maldita madrugada. ―¿Papá? ―susurré, dándole un empujón en el hombro mientras me cernía sobre él, sintiéndome como un bicho raro―¿Papá? ―¿Johnny? ―Su voz era áspera y ronca por el sueño―¿Qué pasa?

CHLOE WALSH

546

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Necesito hablar contigo―susurré, mirando la silueta dormida de mi madre y rezando para que siguiera dormida―Es importante. ―Vuelve a dormirte, hijo―refunfuñó, poniéndose de lado y abrazando con más fuerza a mi madre―El cielo no se está cayendo, te lo prometo. Puse los ojos en blanco ante la última parte. Maldito Chicken Licken. ―Papá, tengo que hablar contigo. Se levantó apoyándose en el codo y me miró con expresión soñolienta. ―¿En serio? Asentí―En serio. Bostezó ruidosamente, se quitó las mantas de encima y se levantó. ―Muy bien, hijo, pon la tetera al fuego. ―Lo haré―siseé, tapándome los ojos―Cuando te pongas algo de ropa.

Tres horas y dos tazas de café después, seguíamos en la cocina. Mi padre estaba encorvado sobre la encimera, en calzoncillos, tomándose una taza de café, mientras yo me paseaba por el suelo como alguien que se hubiera metido coca. ―Tiene que haber otra forma de evitarlo―siseé, rascándome el estómago desnudo―No puede salir impune después de todo lo que les hizo pasar. ―El derecho de familia es complicado, hijo―respondió papá―Cada caso es diferente. ―Eso no es suficiente...―Me serví otra taza y me la bebí en tres tragos―¡Maldición!

CHLOE WALSH

547

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Paremos aquí―bostezó papá, acercándose y quitándome la cafetera―Si no, no me iré nunca a la cama. ―Tendrías que haberla visto esta noche―continué, caminando y vociferando―La cara de Shannon cuando su hermano le dijo que su padre había salido―Sacudí la cabeza―Estaba jodidamente aterrorizada, papá. ―Johnny―suspiró papá―No hay nada que puedas hacer. ―Pero hay algo que tú puedes hacer, ¿verdad? ―Respondí, nervioso y enérgico―¿No puedes aceptar su caso? ―No funciona así―respondió con otro bostezo. ―¿Por qué? ―le pregunté―¿Por qué no funciona así? Papá exhaló cansado. ―Ya te lo he explicado una docena de veces; el Ministerio Público tomó la decisión de llevarlo a juicio. Se les designó un abogado a través de la asistencia letrada y, además, la señora Lynch dejó muy claro que mis servicios no eran necesarios... ni bienvenidos ―Entonces es una tonta―Gruñí, acelerando mi paso―Eres el mejor. ―Lo soy―aceptó con un movimiento de cabeza somnoliento―Pero sus emociones están nublando su juicio. ―Es una incompetente, eso es lo que es, papá―Me acerqué a la ventana, apoyé las manos en el alféizar y exhalé un gruñido furioso―Esa mujer es un estorbo y mi novia no está segura en esa casa―Me giré para fulminarlo con la mirada―Ninguno de esos niños está seguro con ella, y menos ahora que él vuelve a andar por ahí merodeando. ―Tienen trabajadores sociales en el caso―explicó papá con calma, mientras se acercaba al fregadero y vaciaba la cafetera por el desagüe―Eso significa visitas a domicilio y supervisión estricta. ―Eso no significa una mierda, papá, y lo sabes―repliqué, con

CHLOE WALSH

548

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 frustración―No está segura en esa casa. ―Entonces, ¿qué quieres que haga aquí, Johnny? ―preguntó, enjuagando su taza y colocándola en el escurridor―Todos los niños Lynch hablaron después del accidente de Shannon. No los habrían devuelto al cuidado de su madre sin una investigación y, por supuesto, sin preguntarles por el trato que su madre les daba. Obviamente, los asistentes sociales implicados encontraron algún mérito en la capacidad de la Sra. Lynch para criarlos. ―Les lavaron el cerebro―siseé―¿No lo entiendes? Están jodidamente aterrorizados de que los envíen a una casa de acogida y los separen, ¡así que mienten y encubren a sus padres porque tienen la jodida creencia de que están más seguros donde están! ―¿Qué está pasando? ―preguntó mamá, de pie en la puerta de la cocina, envuelta en su bata blanca―Son las cuatro y media de la mañana. ¿Qué haces levantado? ―Tu hijo quería conversar―explicó papá con calma―No hay de qué preocuparse. Vuelve a la cama, querida. Mamá arqueó una ceja y miró a mi padre con cara de ¿en serio crees que me voy a tragar esa mierda? antes de entrar en la cocina y dirigirse a la tetera. ―¿Está bien Shannon, tesoro? Dejé de caminar y miré a mi madre con el ceño fruncido―¿Cómo...? ―¿Sabía que esta charla nocturna era sobre Shannon? ―completó mamá con una sonrisa cómplice―Porque te conozco―Se preparó una taza de café y se reunió con mi padre en la isla―Ahora―Dio un sorbo a su taza y miró a mi padre―Empieza a hablar, cielo. Con un suspiro de resignación, mi padre empezó a recapitular lo que habíamos hablado, y yo intervenía con las partes que él omitía. ―Y ahí lo tienes, mamá―anuncié cuando mi padre terminó―¡El horror

CHLOE WALSH

549

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 absoluto que es nuestro sistema judicial! ―Cogí su taza de café de la encimera, la volqué y fui a por la tetera―¿Qué se supone que tengo que hacer ahora? ¿Irme a dormir a mi cama calentita y esperar a que me llamen para decirme que ha vuelto al hospital, o algo peor? ―Sacudiendo la cabeza, me serví otra taza de café, salpicando agua por toda la encimera en el proceso―Se merece algo mucho mejor que la vida que le ha tocado. ―Estoy de acuerdo―dijo mamá con un tono de voz triste―Todos ellos merecen algo mejor. ―Entonces haz algo, mamá―supliqué, sintiéndome completamente perdido. ―¡Porque voy a perder la puta cabeza si tengo que dejarla en su casa todos los días y esperar hasta llegar a la escuela al día siguiente para ver si sobrevivió a la noche! A mi madre se le llenaron los ojos de lágrimas cuando preguntó. ―¿Y su hermano? ¿Darren? Con frustración, di un trago a mi café antes de contestar. ―No conoce nada de ellos―dije―Lleva años fuera. Sólo piensa en los intereses de su madre y no en los de los niños. Joey no confía en él, y yo tampoco. Mamá y papá se miraron entonces, y sentí que me dejaban fuera de una discusión privada que estaba teniendo lugar sin palabras. ―¿Qué están pensando? ―pregunté, ansioso―¿Puedes hacer algo? Papá suspiró pesadamente―¿Qué quieres que hagamos, hijo? ―Quiero que condenen a ese bastardo―le dije―Quiero justicia para esos niños. Quiero justicia para mi novia. No basta con que él salga impune de esto cuando ellos

no pueden―Me volví hacia

mi madre―Están

completamente dañados, mamá. Él los destruyó.

CHLOE WALSH

550

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Mis dos padres guardaron silencio durante tanto tiempo que renuncié a que me contestaran. ―Olvídenlo―gruñí, tirando mi taza en el fregadero―No debería haberme molestado. Me dirigí hacia el pasillo y me detuve en seco cuando mamá habló. ―Haremos lo que podamos, Johnny. Me volví para mirarlos―¿Qué significa eso? ―Significa que haremos lo que podamos para ayudar―explicó papá con calma, apoyando la mano sobre la de mamá―Ahora, sube e intenta dormir un par de horas antes de ir al colegio. Abatido, subí a mi habitación con los hombros caídos y el estómago hecho un nudo. Los pájaros cantaban afuera cuando entré en mi habitación y me hundí en el borde de la cama para mirar por la ventana el cielo oscuro. Cogí el teléfono de la mesilla de noche, lo desbloqueé y me puse a leer y releer todos los mensajes que ella me había enviado hasta volverme medio loco. ―A la mierda―murmuré mientras tecleaba en mi agenda y sacaba su contacto. Tenía el dedo en el botón de llamada cuando el teléfono empezó a vibrar en mi mano, indicando una llamada entrante de Shannon. Con el corazón acelerado, pulsé aceptar y me acerqué el teléfono a la oreja. ―¿Shan? ―Hola, Johnny―me dijo en voz baja al otro lado de la línea―¿Te desperté? ―No,

estaba

despierto―respondí,

exhalando

una

respiración

temblorosa―¿Estás bien? ―Estoy bien―susurró y sentí que mis hombros se hundían de alivio―Yo sólo...

CHLOE WALSH

551

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―¿Sólo qué, Shan? ―Quería oír tu voz―admitió entrecortadamente―¿Es raro? ―Bueno, si lo fuera, entonces yo también soy raro―Recostada en mi cama, doblé un brazo detrás de la cabeza―Porque estaba a punto de llamarte. Exhaló pesadamente al teléfono―¿En serio? ―En serio―confirmé ásperamente―Estuve pensando en ti toda la noche. ―Yo también―respondió ella―En ti, quiero decir―se apresuró a enmendar―Estuve pensando en ti toda la noche, no en mí. ―Sé lo que querías decir―le dije, sonriendo ante su simpática metedura de pata verbal―¿Te vas a levantar ya? Sólo son...―Giré el cuello y miré la hora en el despertador antes de decir―Las cinco menos cuarto. ―Pensé que irías al gimnasio―susurró―Iba a preguntarte si podía ir y esperar en el coche. Un hilillo de inquietud me subió por la espalda―¿Qué pasa, nena? ―Nada. ―Shan... Exhaló un suspiro áspero―Tengo miedo. Me senté derecho―¿Quieres que vaya a buscarte ahora? ―No, no, no―se apresuró a decir, con tono bajo―No me pasa nada malo. Sólo estoy nerviosa―Exhaló otro suspiro tembloroso antes de decir―¿Puedes quedarte conmigo en el teléfono? No hace falta que hables. Es que... me siento mejor cuando sé que estás cerca. Cerrando los ojos, volví a dejarme caer y me tragué un gruñido furioso―Por supuesto―logré decir en su lugar, manteniendo un tono suave. Me acomodé bajo el edredón y susurré―Estoy aquí, cariño.

CHLOE WALSH

552

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 CAPÍTULO 48

Atrapados

Mi padre llevaba una semana fuera de tratamiento y yo tenía problemas para dormir. Cada vez que me dormía por la noche, me invadían pesadillas tan aterradoras que me despertaba de un tirón y me pasaba el resto de la noche en un frenesí inducido por el pánico, con el cuerpo en alerta máxima, esperando el sonido de la llave girando en la cerradura. Aún no había ocurrido, pero eso no significaba que no fuera a suceder. Eso era lo que más miedo me daba: saber que nuestro futuro dependía de que nuestro padre obedeciera la orden de alejamiento y de que nuestra madre mantuviera su determinación. No era tan ingenua como para tener muchas esperanzas en ninguno de los dos. Aparté todos los pensamientos sobre mi padre y me centré en el presente. En el chico sentado a mi lado en la orilla cubierta de hierba del campo. Bloqueando el resto del mundo, me concentré por completo en mi novio. Me resultaba difícil comprender por qué un chico en la posición de Johnny, con todo a su favor, había atado tan voluntariamente su vela a mi mástil dañado. Pero lo había hecho. Y cada día que pasaba desde entonces se hacía soportable porque lo tenía a él. Cuando Joey y Darren se peleaban en casa, lo ignoraba. Cuando mamá estaba histérica en la mesa de la cocina, yo pasaba de largo.

CHLOE WALSH

553

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Cuando el miedo a que mi padre volviera amenazaba con provocarme un ataque de pánico, me distraía enviándole un mensaje con una pregunta sobre los deberes. Descubrí que ahora podía hacer esas cosas, porque sabía que tenía algo que esperar. Él se había convertido en el lugar seguro donde podía bajar mis defensas. No me centraba en mi familia todo el tiempo. No me centraba en lo negativo porque tenía la mejor versión de lo positivo en la forma de mi novio. Esta casa se había convertido en una parada temporal para mí. No era la celda en la que pasaba la mayor parte de mis horas de vigilia atrapada. Era un medio para un fin. Un lugar donde reposar la cabeza por la noche. Porque por la mañana, cuando me despertaba, sabía que me esperaba algo mejor. Mucho mejor. Sabía que sonaba patético, pero para mí, alguien que nunca había tenido a nadie aparte de Joey, era desconcertante. Por primera vez en mi vida, tenía a alguien que era sólo para mí. No tenía que compartirlo con mis hermanos o mis amigos. No tenía que ceder o preguntar dos veces. Era mío. Sólo mío. Saboreaba cada minuto que podía pasar con él en el colegio, y aun así, nunca era suficiente. Los besos no eran suficientes. Las caricias no eran suficientes. Las noches que me escapaba de casa para ir con él en su coche hasta que saliera el sol tampoco lo eran. Nada parecía suficiente cuando mi cuerpo y mi corazón pedían más a gritos. Cada mañana que me levantaba para ir al colegio, lo hacía con esperanza en el corazón, porque sabía que llegaría a verlo. Sabía que a las 7.:45, Johnny Kavanagh aparcaría delante de mi casa, después de su sesión de ejercicios, y se sentaría en el muro de mi jardín, burlándose de mamá y de Darren, hasta que yo saliera y subiera a su coche. Era como un reloj, tan firme en su rutina, y eso me reconfortaba profundamente. Cuando Johnny te decía que estaría allí,

CHLOE WALSH

554

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 estaría allí. Nunca llegaba tarde y nunca cancelaba. Una vez que me subía a ese coche con él, empezaba la mejor parte de mi día. Las pausas para comer, los besos robados entre clase y clase, el vapor en las ventanillas de su Audi... lo era todo y casi nada a la vez. Sacándome de mis pensamientos, me volví para mirar a Johnny. Estábamos sentados en el banco de la colina después de clase, el mismo en el que me había derribado hacía tantos meses, viendo entrenar al equipo, y sabía que estaba disgustado. Había estado callado todo el día. Lo notaba. Todas las sonrisas del mundo no podían ocultarlo. Ni a mí. La semana pasada también fue dura para él. Tommen había perdido la final contra Levitt, y yo sabía que sentía esa pérdida en lo más profundo de sus huesos mientras observaba consternado desde la barrera. Pasé mi brazo por el suyo, apoyé mi mejilla en su hombro y le susurré. ―Lo conseguirás, Johnny. ―No apuestes por ello―respondió en voz baja, y se llevó la mano al muslo―No creo que lo consiga, Shan―añadió, con voz apenas más que un susurro, mientras se ajustaba el vendaje que yo sabía que llevaba sujeto al muslo por debajo de los pantalones escolares―No este verano. ―Yo sí―repliqué, deslizando mi mano por su brazo hasta enlazarla con la

suya―Lo

sé―Entrelazando

nuestros

dedos,

le

di

un

apretón

tranquilizador―Tienes cita con el médico mañana, ¿verdad? Johnny asintió, con los hombros caídos. ―Pero, aunque me dé el alta para jugar, no hay tiempo suficiente para recuperar esto... ―Johnny, no tienes nada que recuperar―le insistí―Ya eres el mejor―Le solté la mano, giré el cuerpo hacia un lado para ponerme de rodillas, tocándole los muslos, y recuperé su mano―Puede que sólo te queden seis

CHLOE WALSH

555

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 semanas

para

entrenar

y

prepararte

-o

lo

que

sea

que

hagan

ustedes…―Arrugué la nariz al pensar en él destrozado en un terreno de juego antes de sacudirme rápidamente la horrible imagen de la cabeza y continuar―…pero ya has hecho todo el trabajo duro. Ya has impresionado a los entrenadores y llevas semanas de adelanto en tu recuperación. Te lo has ganado. Es tuyo―Le apreté la mano y le sonreí―Vas a conseguir ese puesto en el equipo y vas a brillar. Lo sé. Sus labios se inclinaron hacia arriba y arqueó una ceja. ―Oh, así que lo sabes, ¿verdad? ―Sí―Asentí en señal de confirmación―Soy muy sabia. Riéndose, me acarició la mejilla con el pulgar. ―Dios, eres tan adorable. ―¿Adorable? ―Hice una mueca―Sookie es adorable, Johnny. Se supone que yo soy… ―¿Eres? ―bromeó, acercando su cara a la mía―¿Qué se supone que eres, cariño? ―Más que adorable―respiré, perdiendo la concentración ahora que sus labios estaban tan cerca de los míos. ―¿Tierna? ―ronroneó, metiendo los dedos bajo el dobladillo de la falda del colegio―¿Linda? ―Sonrió, se inclinó más hacia mí y rozó su nariz con la mía―¿Sexy? Asentí con la cabeza y exhalé un suspiro tembloroso―La última. De repente, y sin previo aviso, Johnny me besó con fuerza y me puso encima de él. Tirando una pierna a cada lado de sus caderas, me acomodé en su regazo, nuestros labios nunca se separaron mientras nos besábamos casi violentamente. Su regazo no era un lugar blando para sentarse, sino todo lo contrario. Su cuerpo era duro de pies a cabeza y fue una dolorosa prueba para

CHLOE WALSH

556

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 mi fuerza de voluntad no tocarlo. Especialmente cuando todo dentro de mí exigía que lo hiciera. Tocar, acariciar, frotar... Incapaz de contenerme, le metí una mano en el pelo y tiré de él. Él recompensó mi valentía con un pequeño empujón de sus caderas. Sus manos estaban en mis caderas, persuadiéndome y animándome. A ninguno de los dos parecía importarnos que estuviéramos en el colegio, con sus compañeros de equipo en el campo a pocos pasos de distancia. ―Eres jodidamente sexy―Su voz era profunda y ronca y sus palabras me dejaron sin aliento―Me vuelves loco, Shannon “como el río” ―susurró contra mis labios, meciendo mis caderas contra las suyas―Te deseo tanto que ya no puedo pensar con claridad. Un delicioso escalofrío me recorrió la espina dorsal y me hundí contra él, la presión en mi pecho era demasiado para soportarla, sus palabras me llevaban aún más lejos en el oscuro y aterrador camino que estaba recorriendo con él. ― ¿Johnny? ―Sí, ¿Shan? ―No hay nadie en mi casa hasta las seis―Con el corazón acelerado, me incliné hacia atrás para mirarle los ojos― ¿Quieres venir? Sus ojos se oscurecieron y su agarre en mi cintura se tensó― ¿Ahora? ―Ahora―confirmé, sin aliento.

― ¿Debería haber aparcado más arriba? ―preguntó Johnny entre besos mientras entraba a trompicones en mi dormitorio con mi cuerpo envolviéndose

CHLOE WALSH

557

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 alrededor del suyo― ¿Por si tu madre o Darren vuelven antes? Negué con la cabeza y cerré de un portazo la puerta de mi habitación antes de volverme para aplastar mis labios contra los suyos. ―Olvídate de ellos―lo animé, respirando con dificultad, mientras apretaba mis muslos contra su cintura―Apaga tu cerebro. ―Ah, maldición―gimió, recorriendo el pequeño espacio que había desde mi puerta hasta mi cama―Vas a hacer que me maten, ¿verdad? ―Sus piernas chocaron contra la base de la cama y caímos sobre el colchón, con Johnny cayendo pesadamente sobre mí. Revolviéndome en mi pequeña cama individual, salí de debajo de su enorme cuerpo y me senté a horcajadas sobre sus caderas. Sintiéndome victoriosa, tomé sus manos entre las mías y las sujeté por encima de su cabeza, presionándolas contra el colchón. ―Te tengo. Gruñendo, Johnny sacudió las caderas bruscamente, haciéndome caer sobre su pecho. ―Te tengo de vuelta―murmuró antes de reclamar mis labios con los suyos. Sentía el pulso retumbar en mis venas mientras mi sangre se convertía en lava y mi determinación se desintegraba con cada roce de su lengua. ―Escucha, no quiero obligarte a nada para lo que no estés preparada―dijo contra mis labios―Tengo dos manos y una imaginación excelente, llena de imágenes tuyas―Me cogió la cara con las manos, se echó hacia atrás y me miró fijamente―Puedo esperar. Lo miré fijamente, sintiéndome realmente más en ese momento que en toda mi vida. Podía sentir su corazón martilleando contra su pecho como un pájaro enjaulado revoloteando salvajemente, igualando el ritmo del mío. Incapaz de formar una frase coherente, cogí el dobladillo de mi jersey del

CHLOE WALSH

558

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 colegio y me lo pasé por la cabeza, llevándome la corbata con él. Los ojos de Johnny se ensombrecieron cuando cogí mi blusa blanca y me desabroché torpemente los botones. ―No...―empezó a decir, pero sus palabras se convirtieron en un gruñido de dolor cuando dejé que la blusa cayera de mis hombros―Por Dios―gimió, con sus ojos hambrientos recorriendo mi cuerpo. Se pasó la lengua por el labio inferior mientras su mirada permanecía clavada en mi cuerpo. Respiré fuerte y entrecortadamente cuando me eché la mano a la espalda y me desabroché el sujetador, deseando tener sujetadores de encaje como los de Claire y no de algodón. ―Carajo―gruñó Johnny, empujando sus caderas hacia arriba. Se le cortó la respiración cuando me quité el sujetador y lo tiré al suelo de la habitación. Sentí cómo se endurecía debajo de mí y la sensación me estremeció―Qué hermosa eres. Sentado conmigo en su regazo, Johnny se llevó una mano a la nuca y se quitó el jersey del colegio antes de tirarlo al suelo. Me enredó los dedos en el pelo, acercó mi cara a la suya y me besó con fuerza e ímpetu. A horcajadas sobre sus caderas, sin nada más que la falda y las bragas del colegio, me balanceé contra él, igualando su temeridad con mi propio desenfreno febril. Sus manos pasaron de mi pelo a la parte delantera de su camisa para desabrochársela, sin apartar sus labios de los míos mientras trabajaba. Me llevé la mano a la espalda y bajé la cremallera de la falda. Rompiendo el beso, me bajé de la cama, temblando de pies a cabeza, y dejé caer la falda al suelo, sin apartar los ojos de los suyos. Sin nada más que un par de bragas blancas de algodón, exhalé un suspiro tembloroso y susurré. ―Hola, Johnny.

CHLOE WALSH

559

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Hola, Shannon― contestó Johnny, con la voz tensa y los ojos oscuros y ardientes, mientras se quitaba la camisa y la corbata y las tiraba al suelo―Joder, ¿qué me estás haciendo, nena? Mi pecho subió y bajó rápidamente cuando volví a subirme a su regazo. ―Te amo...― dijo bruscamente, rozando sus labios con los míos. Me estremecí cuando me rodeó con los brazos y el calor de su piel me provocó escalofríos―…Jodidamente demasiado―Su mano se dirigió a mi culo y me estrechó durante un largo momento en el que me sentí como si estuviera drogada, mientras me mecía en su regazo y nuestros cuerpos se entrelazaban. Gruñendo, Johnny profundizó nuestro beso, hundiendo su lengua en mi boca mientras giraba sobre sí mismo y me acostaba boca arriba―Tan sexy― Sonaba absolutamente excitado, y un poco esperanzado, mientras se acomodaba entre mis piernas―Tan jodidamente hermosa―Sus manos recorrieron mi carne desnuda mientras me besaba el cuello― Eres todo lo que quiero. Solté un gemido cargado de estímulo e incliné las caderas hacia arriba, gimiendo sin aliento cuando su cuerpo se alineó con el mío de la forma más primitiva, apretándose contra mí. ―No debería estar haciendo esto―susurró, con la boca sobre mis pechos―Es...―se le cortó la voz cuando se llevó el pezón a la boca y lo chupó. ―Johnny―jadeé, anudando las manos en su pelo, mientras me atormentaba con deliciosos lengüetazos― No pares. ―Joder...―Me soltó el pecho, se acercó de nuevo a mis labios y empujó con fuerza contra mí, tan fuerte que el cabecero de mi cama golpeó contra la pared―Mierda―murmuró, acurrucando su cara en el pliegue de mi cuello―Debería parar―gimió, pero sus actos demostraron lo contrario, ya que siguió tocándome y besándome y meciendo sus caderas contra mí. No pares.

CHLOE WALSH

560

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 No me importa. Pero no pares. ―Shh―Agarré sus caderas y tiré de él más cerca, mientras la necesidad dentro de mí florecía y ardía. Quería que me presionara más contra el colchón. Quería sentir cada centímetro de él sobre mí, dentro de mí, todo él dentro de mí. Quería más―Está bien. ―No, no, no...―Johnny sacudió la cabeza y gimió más fuerte, acercándose más, mordisqueando más profundamente―No estoy pensando con claridad...―Su mano se dirigió a mi cadera, acercándome y apretándome con fuerza―Dime que me vaya. ―No―Con el corazón acelerado, me arqueé contra él―No te vayas. ―Mierda―gimió, mientras su enorme cuerpo se estremecía bajo mis caricias. Exhaló un aliento agitado contra mi cuello que me puso la piel de gallina―Es demasiado pronto... Deslicé las temblorosas yemas de mis dedos por su vientre, sin detenerme hasta llegar a la hebilla de su cinturón. ―No me importa―Deslicé los dedos por la cintura de su pantalón escolar, respiré con calma y tiré con fuerza―Quédate. Su respiración era entrecortada y agitada. ―¿Qué haces? ―preguntó, respirando con dificultad, mientras yo tanteaba la hebilla de su cinturón―Shannon, no podemos... ―Por favor―Respiré, liberando la hebilla de su cinturón y quitando el botón de sus pantalones―Te deseo. ―No tengo condón―gimió en mi boca, con las caderas moviéndose salvajemente―Lo siento. ―Condones―gemí,

moviendo

las

caderas

para

recibir

embestidas―En la habitación de Joey.

CHLOE WALSH

561

KEEPING 13

sus

BOYS OF TOMMEN #2 Asaltar la habitación de Joey no era un comportamiento extraño para mí, pero planear robar de su alijo de condones era un asunto completamente diferente. No tenía ni idea de lo que estaba pensando, si era sincera conmigo misma. Sólo lo deseaba. Y mucho. ―No...―Rompiendo nuestro beso, Johnny sacudió la cabeza y me miró fijamente, con los ojos casi negros de deseo―Así no. ―¿No me deseas? ―susurré, sintiendo que se me hundía el corazón. ―Sabes que te deseo―jadeó, apretando su frente contra la mía―Sólo te deseo a ti. ―Entonces, ¿por qué...? ―¡Porque no voy a quitarte la virginidad en esta casa, Shannon!―gruñó, con la mandíbula apretada―Por un capricho extraescolar, con el puto condón de tu hermano―Sacudió la cabeza―No voy a hacer eso, nena. ―No me importa, Johnny―le insistí―De verdad, no me importa. ―Pues a mí sí me importa―replicó, apoyándose en los codos―No voy a acostarme contigo y salir por la puerta una hora más tarde porque tu familia esté en casa―Gimió, me dio un beso en los labios y se bajó de mí―Te mereces algo mejor, y no voy a hacerte eso―Con el pecho agitado, se acercó a la ventana de mi habitación y se apoyó en el alféizar―Cuando lo hagamos, quiero que durmamos juntos―Me miró por encima del hombro, con los ojos azules encendidos―Toda la noche. Me senté sin hacer ruido, demasiado concentrada en intentar controlar la rápida subida y bajada de mi pecho, mientras sus palabras me atravesaban el corazón. ―Quiero que sea bueno para ti―añadió, volviéndose hacia mí―Y no puedo hacerlo con un temporizador. ―Oh―finalmente respiré, viéndole mirarme―B-bien.

CHLOE WALSH

562

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Eso no significa que no quiera esto―Exhalando pesadamente, Johnny volvió a la cama y se sentó a mi lado―Porque sí quiero, Shannon―dijo bruscamente, tirando de mí hacia su regazo. Me alisó el pelo y me dio un suave beso en los labios―Sólo que... necesito hacer lo correcto por ti. ―Está bien―susurré, enterrando mi cara ardiendo en el pliegue de su cuello―¿Estás molesta conmigo? ―preguntó con voz ronca, acariciándome el hombro desnudo con la nariz mientras me recorría la columna con los dedos. Negué con la cabeza, sin dejar de hundir la cara en su cuello. ―No, no estoy molesta contigo, Johnny. ―¿No? ―Me dio un beso en el hombro―¿Estás segura? ―Totalmente―susurré,

manteniendo

un agarre

mortal en su

cuello―Sólo quiero quedarme contigo. Se rió suavemente―Puedes hacerlo. ―¿Me lo prometes? ―musité, cerrando los ojos y apretando con más fuerza su pobre cuello. ―Lo prometo―contestó con aspereza, dándome otro beso en la clavícula―Ya soy tuyo. ―¿Qué vamos a hacer, Johnny? ―Me atreví a formular la pregunta que llevaba semanas atormentándome―¿Cuándo te llamen? Johnny suspiró pesadamente―Eso es un sí, no un cuándo, Shannon, y uno muy grande, por cierto. ―Sí

te

van

a

llamar―afirmé,

mordiéndome

el

labio

nerviosismo―¿Qué pasará cuando te vayas? ―No sé cómo va a ser―contestó finalmente. ―Me da miedo―admití en voz baja―Pensar en que te irás pronto. ―Lo sé―me dijo, con voz gruesa―A mí también me da miedo. ―¿De verdad? ―pregunté temblorosa.

CHLOE WALSH

563

KEEPING 13

con

BOYS OF TOMMEN #2 ―¡Claro que sí! Shannon, no quiero dejarte―dijo, apretando más fuerte su abrazo―Pero si consigo entrar en el equipo, sólo será durante un mes en verano y luego volveré contigo. Exhalé un suspiro entrecortado, aterrada ante la sola idea de pasar tanto tiempo lejos de él―Lo sé. ―No estés triste―me dijo, envolviéndome en sus brazos―Puede que ni siquiera suceda. «Sí iba a suceder, Johnny se iba a ir. Tal y como me advirtió meses atrás...» ―Te amo, Shannon “como al río”―dijo entonces, rompiendo mis deprimentes pensamientos―Sólo a ti―Inclinándose hacia atrás para que no tuviera más remedio que levantar la cara y mirarlo, sonrió satisfecho―Una cantidad jodidamente loca. ―Yo también te amo―le dije con la voz entrecortada por la emoción, devolviéndole las palabras―Una cantidad jodidamente loca. Me dio un suave beso en los labios, se apartó y susurró. ―Quiero hacerte sentir bien. Mi corazón latía desbocado―¿Quieres? Asintió lentamente con los ojos azules clavados en los míos―¿Puedo? Exhalé un suspiro entrecortado y asentí débilmente―Sí. Nos giró para que yo quedara debajo de él, con las piernas colgando a un lado de la cama, y me apretó el estómago con la palma de la mano, animándome a volver a acostarme. ―Quiero probarte―me dijo mientras se arrodillaba en el suelo de mi habitación y buscaba el borde de mis bragas―¿Está bien? «¿Lo está? Dios mío» ―Sí―Asentí con entusiasmo y me dejé caer sobre el edredón,

CHLOE WALSH

564

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 arqueando las caderas hacia arriba mientras Johnny me quitaba las bragas y me separaba los muslos. Mi respiración era agitada e irregular mientras me levantaba sobre los codos para verlo, avergonzada y curiosa a la vez. Con las manos en mis muslos, abriéndome, Johnny bajó la cabeza y recorrió con los labios la cara interna de mi muslo antes de desviar su atención al otro muslo. ―Eres perfecta―susurró, con los labios rozando mi zona más íntima. Sentí que sacaba la lengua, que me tocaba, que me saboreaba, y se me pusieron los ojos en blanco. Volvió a hacerlo, y luego otra y otra vez, hasta que fui un desastre jadeante y sin aliento, agitándome salvajemente contra su car. ―Dios mío...―Retorciéndome en la cama, me agarré a su cabeza, clavándole las uñas en el cuero cabelludo, mientras él seguía atormentándome con los labios, la lengua y los dedos―Johnny, voy a... ―Shh, Shan―me engatusó, arrastrando mis caderas hasta el borde de la cama y colocando mis piernas sobre sus hombros―Sólo estoy empezando. Y entonces su boca estaba de vuelta, la lengua burlándose de mí, los dedos entrando y saliendo, haciendo que mi espalda se arquease fuera de la cama. ―Oh, mierda... ―Mordiendo con fuerza mi puño, tiré de su pelo, demasiado delirante de sensaciones para controlarme―No puedo... ―Mi cuerpo se sacudió violentamente mientras temblores de placer ilícito se disparaban a través de mí―Oh Dios, necesito... Bang, bang, bang... ―¿Shannon? ―La voz de Darren llenó mis oídos y quise llorar―¿Qué estás haciendo ahí? ―¡Oh, mierda! ―La cabeza de Johnny salió de entre mis piernas, con

CHLOE WALSH

565

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 los ojos muy abiertos... y sonrojado―Tu hermano. No... ―No pares―le supliqué, tirándole del pelo―Johnny, por favor... ―Shannon, si no me contestas, voy a entrar―gritó Darren. ―¡No entres! ―Grité con todas mis fuerzas mientras Johnny se abalanzaba hacia la puerta... y giraba la cerradura―Me estoy vistiendo. Busqué el pantalón de pijama debajo de la almohada y me lo puse rápidamente, con los ojos clavados en Johnny, que rebuscaba en la pila de ropa tirada en busca de la suya. Me tiró la camiseta para que me la pusiera antes de coger la suya. ―Él está ahí, ¿no? ―me preguntó mi hermano desde el otro lado de la puerta mientras yo me abrochaba torpemente la blusa―¿Es su coche el que está aparcado calle arriba? ―Mierda―dijo Johnny mientras se ponía la camisa. Se la dejó desabrochada y se puso el jersey, que se quitó al darse cuenta de que era el mío―Sabía que tenía que haber movido el coche. ―Abre

la

puerta,

Shannon―exigió

Darren,

golpeando

con

fuerza―Ahora mismo. ―Vete a la mierda―dijo Johnny, dándole a la puerta de mi habitación el dedo medio―Imbécil. Reprimiendo una risita, salí corriendo de la cama y abrí de un empujón la ventana de mi habitación. ―Puedes salir por aquí. ―No puedo saltar―siseó Johnny, señalándose la entrepierna―Mi pene... Sí que me reí, y mucho. Johnny entrecerró los ojos.

CHLOE WALSH

566

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―No tiene gracia, Shan. Acabo de conseguir que vuelva a funcionar. ―Te matará si sales por la puerta―le respondí. Johnny puso los ojos en blanco. ―Estoy temblando―Sonriendo, añadió―Tú sí que tiemblas justo antes de... ―Abre la maldita puerta, Shannon―gritó Darren. ―¡Me estoy vistiendo, Darren! ―Le grité―¡Dios! Volviéndome hacia Johnny, le pregunté―¿Qué hago? ―Abre la puerta―respondió. Negué con la cabeza―Ni hablar. Él asintió―Hazlo. ―Johnny. ―Shannon. ―¡Shannon Maud Lynch, abre la puta puerta o la tiraré abajo! ―Bramó Darren. Johnny arqueó una ceja―¿Tu segundo nombre es Maud? Me encogí de hombros y asentí―Mis padres me odian. Hizo una mueca de simpatía―Ouch. ―Derribaré esta puerta en cinco, cuatro, tres, dos… ―Bien, bien, ¡ya voy! ―Haciendo acopio de toda la valentía que llevaba dentro,

respiré

con calma,

me

acerqué

a

la

puerta

y abrí

la

cerradura―Tranquilízate―me susurré mientras abría la puerta lo suficiente para asomar la cabeza―Hola, Darren, ¿qué pasa? ―Échalo―fue la tajante respuesta de mi hermano―Ahora mismo. ―¿A quién? ―pregunté, haciéndome la tonta. ―A tu novio. ―¿Mi novio?

CHLOE WALSH

567

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 La cara de Darren se puso morada―Shannon, ya basta. ―No pasa nada, Shan―dijo Johnny mientras me apartaba suavemente de la puerta antes de abrirla de par en par―Antes de que lo digas, ya me voy―le dijo a Darren―Y no, no lo volveré a hacer. ―No tan rápido―gruñó mi hermano, cruzando los brazos sobre el pecho―¿Te estás cuidando con mi hermana? ―No pienso hablar de Shannon contigo ni con nadie―replicó Johnny, con la mandíbula apretada. ―Oh, puedes apostar tu calenturiento trasero a que vas a hablar conmigo―gruñó Darren―Soy su hermano. ―Su hermano―coincidió Johnny, cruzando los brazos sobre el pecho―No su puto tutor. ―Darren―espeté―Para. ―No me digas 'Darren'―replicó, mirándome fijamente―Tienes la blusa al revés y los botones mal abrochados, y estás encerrada en tu habitación…―señaló rígidamente a Johnny―…con él, que por su aspecto parece el sueño húmedo de cualquier adolescente. ―Dios mío―exclamé, mortificada―Deja de hablar. ―¿La estás cuidando? ―continuó, dirigiendo su pregunta a Johnny―¿Te estás protegiendo? ¿Acaso debo preocuparme de que vuelva a casa con un bebé? ―Lo que yo haga o deje de hacer con Shannon no es de tu maldita incumbencia―replicó Johnny, pareciendo totalmente enfurecido―Así que deja de meterte en lo que no te importa. ―Es asunto mío si ella vuelve a casa embarazada… ―No―le espetó Johnny, interrumpiéndolo―Es asunto mío si eso ocurre. No tuyo, ni de ningún otro miembro de tu jodida familia. Es asunto

CHLOE WALSH

568

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 mío―Volviéndose hacia mí, me dio un beso en la mejilla y me dijo―Adiós, Shannon―antes de salir de mi habitación. ―Adiós, Johnny―le dije murmurando. ―Que no te encuentre otra vez en la habitación de mi hermana, Kavanagh―le gritó Darren. ―Sí, sí―respondió Johnny, sin perder el ritmo―Te llamo luego, nena. ―Sí―respiré, mirándolo fijamente mientras desaparecía por la escalera―De acuerdo. ―Si mamá lo hubiera atrapado aquí, esto habría acabado de forma muy distinta―refunfuñó Darren cuando la puerta principal se cerró de golpe. Incapaz de borrar la sonrisa de mi cara, me dirigí a mi cama y me tumbé con un suspiro de satisfacción. ―¿Shannon? ―insistió Darren, apoyándose en la puerta de mi habitación―¿Me estás escuchando? ―No―respondí en voz baja―En realidad, no. ―Jesús―murmuró para sí―Estás en problemas, chica. «Como si no lo supiera...»

CHLOE WALSH

569

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 CAPÍTULO 49

Brasieres Voladores

―Tengo que hablar contigo, Jonathon Kavanagh―anunció mamá, entrando en mi dormitorio con un cesto de ropa doblada en los brazos―Ahora mismo. ―¡Por Dios, mamá! ―Cogí la toalla que había tirado al salir del baño, me la puse alrededor de la cintura y la miré boquiabierto―¿Has escuchado lo de tocar la puerta antes de entrar? ―Soy tu madre, Johnny. Te llevé en mi cuerpo durante nueve meses, así que no, no creo en eso de tocar a la puerta―replicó, imperturbable―Y deja de moverte, ¿quieres? No hay nada que tengas debajo de esa toalla que yo no haya lavado, limpiado y empolvado con talco. Jesucristo... ―Ahora―Dejó la cesta sobre mi cama y se volvió para mirarme, con las manos en las caderas―¿Hay algo que quieras decirme? ―¿Como qué? ―A la larga, será mejor para ti que te confieses ahora―me dijo con los ojos entrecerrados. Me quedé de piedra.

CHLOE WALSH

570

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 «¿Hablaba en serio? ¿Qué demonios había hecho?» ―¿Esto es por el entrenamiento? ―pregunté, confuso―Porque ya escuchaste a la Dra. Quirke. Se me permite asistir a sesiones ligeras a partir de esta semana―No uno, sino tres médicos diferentes me habían dado el visto bueno la semana pasada. Me habían sometido a evaluaciones físicas, entrenamiento de fuerza, exámenes pélvicos y un montón de tonterías más antes de que finalmente me consideraran lo bastante en forma como para volver al campo. ―No―respondió mamá―Vuelve a intentarlo Fruncí el ceño―¿No se trata del entrenamiento? ―No. Mis cejas se alzaron―¿Estás segura? ―Completamente. Me rasqué la nuca―¿Es por el rugby? ―Última oportunidad―dijo mamá, dando golpecitos con el pie en el suelo―Haz que me sienta orgullosa. ―Lo haría si supiera lo que tengo que decir―espeté, nervioso. ―Pues entonces―dijo mamá con ese tono de voz que me producía escalofríos―Déjame darte una pequeña pista―Metió la mano en el cesto de la ropa y sacó un sujetador blanco de algodón―Imagina mi sorpresa cuando ayer estaba pasando la aspiradora por tu habitación y encontré esto debajo de tu cama. Maldición... Mamá arqueó una ceja mientras colgaba de sus dedos el sujetador de Shannon. ―¿Te importaría explicarme? ―¿Me creerías si te dijera que es mío? ―ofrecí débilmente.

CHLOE WALSH

571

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―No es de tu talla―gruñó mamá antes de apuntarme con el sujetador. ―¡En mi casa! ―se lamentó, golpeándome en la cabeza con el sujetador de Shannon―Y luego fui a ordenar tu mesita de noche, ¿y adivina lo que encontré en tu cajón? ―Me dio otro golpe con el sujetador―¡Una caja de condones! ―Sin abrir porque yo no hice nada...―Entrando en modo de control de daños, apreté la toalla y la esquivé―¡Mamá, no tuvimos sexo, lo juro por Dios! ―Voy a quitar el cerrojo de tu puerta―me advirtió―Lo digo en serio, Johnny. No se puede confiar en ti. ―Está bien―le espeté, retrocediendo mientras ella merodeaba hacia mí―No lo necesito, porque no estoy haciendo nada. ―¿Entonces por qué estaba el sujetador de tu novia debajo de tu cama?―Preguntó mamá―¿Eh? ―Se cambió aquí después del colegio hace unas semanas―mentí descaradamente―Ella debe haber olvidado empacarlo en su bolso. ―¿Es así? Mamá entrecerró los ojos―No juegues conmigo, cerebrito. Yo te enseñé todo lo que sabes, cachorrito. Joder. ―Mira, no nos hemos acostado―dije con firmeza, sin dejar de mirar a mamá, deseando que me creyera y soltara su agarre mortal del sujetador de Shannon―Te lo prometo, mamá. No lo hemos hecho―Contuve la respiración y esperé a que hiciera su siguiente movimiento. ―Sólo quiero protegerte―dijo finalmente mamá con un gran suspiro mientras se hundía en el borde de mi cama―No, olvida eso. Quiero retroceder en el tiempo para que vuelvas a tener diez años. ―No tengo diez años―repliqué, acercándome con cautela―El mes que

CHLOE WALSH

572

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 viene cumplo dieciocho. ―No me lo recuerdes―se lamentó, con los hombros caídos―Los años pasan demasiado rápido. ―Todo saldrá bien, mamá―le aseguré, sin saber qué más decir―No te agobies. ―Todo está pasando ya―continuó llorando―Vuelves a entrenar esta semana y tienes novia. Uno de estos días, voy a parpadear y te habrás ido. Te irás a Francia a jugar rugby. ¿Y luego qué? ―Vamos, mamá―le dije, sentándome a su lado―Ni siquiera sé si voy a entrar en el equipo este año. ―Sé que lo harás―respondió, apoyando la mejilla en mi hombro―Y estaré muy orgullosa de ti. ―¿Entonces por qué estás triste? ―Porque eres mi bebé―Suspiró pesadamente―Y es duro verte saltar del nido. ―No voy a saltar de ningún nido―le respondí―Moriría estando solo. ―Johnny―me amonestó mamá en tono triste―Estoy hablando en serio. ―Yo también―La rodeé con el brazo y le apreté el hombro―Lo digo muy en serio. No aguantaría una semana sin ti. Sonrió―¿Tú crees? Asentí―Lo sé. Mamá se quedó callada un largo rato antes de preguntar. ―¿Estás emocionado por lo de hoy? ―Se secó los ojos y me sonrió―¿Tu primer día de vuelta en el campo? ―Estoy aterrado―admití. En sus ojos brilló la preocupación. ―No tienes que volver―se apresuró a decir―Si no estás listo, puedo

CHLOE WALSH

573

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 llamar a tus entrenadores... ―Estoy listo―la corté diciendo―Sólo estoy preocupado. ―¿Sobre qué, cielo? ―Por no ser el mismo―murmuré―No ser lo suficientemente bueno. ―Ya sabes lo que pienso del rugby―dijo mamá―Nunca lo he ocultado, pero debes saber que te apoyo al ciento cincuenta por ciento. Sé que eres brillante, amor, y sé que vas a llegar lejos. Eres un jugador fenomenal, y tienes que recordarlo. Está bien estar nervioso. Has tenido unos meses duros con tu operación y tu recuperación, pero debes saber que hay otros chicos ahí fuera que matarían por jugar como tú lo haces incluso en tus peores días. ―¿De verdad piensas eso? ―He estado al margen viéndote jugar desde que estabas en las categorías menores en Blackrock―respondió mamá―Y no puedo contar el número de entrenadores y otros padres que se me acercaron para decirme que mi hijo estaba destinado a vestir la camiseta verde―Sonriendo, añadió―Siempre he estado orgullosa de ti, cariño, y siempre he sabido que eras brillante. ―Nunca me habías dicho nada de eso―musité, rascándome la mandíbula. Mamá sonrió satisfecha. ―Porque todavía tengo la esperanza de que te dediques al golf. ―Lo dudo, mamá―Me encogí de hombros tímidamente―Lo siento. ―Bueno, mantén tu cerebro a salvo ahí afuera―murmuró, poniéndose de pie―No dejes que ninguno de esos rufianes te golpee en la cabeza. ―Haré lo que pueda―me reí. ―Y nada de Shannon desnuda en tu habitación―añadió, lanzándome una mirada mordaz mientras me tiraba el sujetador al regazo―Ni para cambiarse de ropa ni para nada.

CHLOE WALSH

574

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 CAPÍTULO 50

Hagamos Algunos Malditos Bebés

Johnny llevaba poco más de una semana de vuelta en el campo y mi ansiedad seguía por las nubes. Volvía a entrenar a tiempo completo, esforzando su cuerpo al máximo. Me aterraba verlo porque tenía un miedo atroz a que se lesionara, pero tenía que admitir que esta vez era diferente. Él era diferente. Ahora hablaba y trataba su dolor, trabajaba con sus fisioterapeutas, psicólogos, médicos y entrenadores, y seguía todas las órdenes que se le daban. Presa del pánico y los nervios, me senté en las gradas del Ballylaggin RFC el sábado por la mañana, con las rodillas temblorosas, mientras observaba con el corazón en la boca. Con un vaso desechable lleno de cremoso chocolate caliente, lo apreté entre mis dedos cubiertos de guantes y soplé en el borde, disfrutando del calor del vapor mientras subía y golpeaba mis mejillas. Llevaba todo el día lloviendo a cántaros y agradecía estar sentada bajo el toldo de plástico de las gradas. Como siempre, mi atención se centró en el chico con el número 13 en la camiseta. Llevaba una gorra tejida en la cabeza con el logotipo del club grabado en la parte delantera y un chaleco negro de manga larga debajo de la camiseta de entrenamiento. Además, bajo el pantalón negro de entrenamiento, podía ver el vendaje blanco que llevaba en el muslo.

CHLOE WALSH

575

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Lo observé durante mucho tiempo, estirando y corriendo, siguiendo órdenes y completando ejercicios sin esfuerzo. «Que lo consiga. Por favor, Dios, deja que el chico lo consiga» Se lo merece. Se lo ha ganado. ―Es una sesión de entrenamiento, Shan, no un partido―se rió Claire, sacándome de mis pensamientos―Si sigues aplaudiendo cada vez que atrapa un balón o completa una vuelta, los chicos del equipo le van a dar una paliza. ―Oh―Mortificada, calmé las manos y las metí debajo de los muslos, haciendo caer el vaso de papel vacío del banquillo―No quiero avergonzarlo. Sólo estoy... ―¿Enamorada? ―Ella fingió desmayarse y dejó caer la cabeza sobre mi hombro―Lo sé. ―Orgullosa―corregí, con las mejillas sonrojadas―Ha trabajado muy duro para volver ahí afuera. ―Y míralo cómo va―musitó Claire, señalando hacia donde Johnny zumbaba por el campo como una bala, dejando atrás a sus rivales con relativa facilidad―Hoy está que arde. ―Sí―Me sentí aliviada cuando Johnny esquivó al chico grande y fornido que iba directo a por él y le devolvió el balón a Feely, que corrió directo hacia los postes. Todos chocaron entre sí, Johnny incluido, y gemí entre las manos―¡Dios! ―Levanté la mano y me tapé los ojos con el gorro de lana hasta que dejaron de golpearse―Odio este deporte. ―Eres tan tierna―Claire rió suavemente―Entonces, ¿cómo saliste de casa? Arrugué la nariz al recordar a mamá gritando a pleno pulmón hoy en la mañana que me quedara dentro o mi padre me encontraría cuando Aoife se

CHLOE WALSH

576

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ofreció a llevarme a casa de Claire. Por si fuera poco, mamá me había seguido hasta el jardín delantero, llorando y lamentándose a la vista de los vecinos. No sabía qué esperaba que hiciera, ¿qué me quedara en mi habitación meciéndome? No me sentía segura allí. La verdad era que tenía más probabilidades de ver a papá sentado en la mesa de nuestra cocina que en el club de rugby. Además, quería apoyar a Johnny. Esto era muy importante para él, y quería que supiera que yo estaba a su lado, independientemente de lo que ocurriera en mi vida familiar. Concentrarme en Johnny mantenía a raya el pánico que revoloteaba en mi interior. Estar aquí me proporcionaba la evasión que necesitaba. Sentía que tenía un propósito, que había una razón para no acostarme y llorar en la almohada. Como si hubiera una razón para luchar. «Puedes hacerlo, susurré mentalmente, centrando toda mi atención en él, mientras lo miraba desde mi posición. Sé que puedes» ―¿Puedo contarte un secreto? ―preguntó Claire en voz baja, enganchando su brazo al mío―Pero no se lo puedes contar a nadie. ―Por supuesto―respondí, girándome para mirarla―Y yo nunca lo contaría. ―Pasó algo con Gerard. Mis ojos se abrieron de par en par―¿Cuándo dices pasó? Claire se sonrojó, pero no dio más detalles. Dudé, no sabía si insistir o esperar a que ella me lo contara a su debido tiempo. Finalmente, me decidí por. ―Lo que haya pasado entre ustedes...―Hice una pausa, intentando expresarlo bien―¿pasó recientemente? ―Algo así―susurró, mordiéndose el labio inferior. ―¿Estás... feliz por ello?

CHLOE WALSH

577

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Se encogió de hombros―No lo sé. ―¿Te... arrepientes? ―Creo que sí―se le escapó. Frunciendo el ceño, me volví hacia el campo, donde Gibsie miraba disimuladamente a Claire. ―Sea lo que sea que hayan hecho, no creo que él se arrepienta, Claire―le dije, sorprendiendo a Gibsie por millonésima vez cuando levantaba la vista hacia donde estábamos sentadas―Te ha estado observando toda la mañana. ―Todo esto es un gran juego para él―refunfuñó―Y yo voy a perder. ―¿Qué? ―Sacudí la cabeza―Claire, vamos, no pienses así. El sonido del silbato penetrante del entrenador cortó el aire, señalando el final del entrenamiento y poniendo fin a nuestra conversación. ―No digas nada cuando venga―susurró Claire mientras Gibsie corría hacia nosotras, cubierto de barro de pies a cabeza. En serio, estaba tan sucio que no se podía distinguir el color de su pelo―Por favor, Shan. ―No lo haré―prometí, esbozando una sonrisa brillante mientras se acercaba―Hola, Gibs. ―Hola, pequeña Shannon―respondió antes de dirigir su atención a mi mejor amiga―Osita Claire―ronroneó con una sonrisa diabólica―Tengo algo para ti. Las cejas de Claire se alzaron sorprendidas―¿De verdad? ―Ajá―Asintiendo con la cabeza, Gibsie se apoyó en la barrera que separaba el campo de las gradas y dobló el dedo―Ven aquí y te lo enseñaré. Levantándose de su asiento, Claire se acercó a él con cautela. ―Más te vale que no estés planeando... ¡Dios mío, Gerard, no! ―gritó cuando él la arrastró por encima de la barrera y se la echó al hombro―¡Bájame!

CHLOE WALSH

578

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―¿Estás segura de que quieres bajar por mi cuerpo? ―se rió, manchándola a propósito con barro mientras la ponía de pie―Soy un chico sucio. ―¡Idiota! ―espetó ella entre carcajadas mientras él le arrojaba sobre el pelo una enorme cantidad de hierba cubierta de barro que tenía pegada al muslo―No es gracioso. ―Entonces, ¿por qué te ríes? ―se rió él, esquivando su puño cuando ella se soltó y se abalanzó sobre él. ―Intentaba darte una falsa sensación de seguridad―replicó ella, arremetiendo contra él. ―Hola, Shannon―la voz de Johnny llenó mis oídos y desvié la mirada hacia donde él estaba apoyado contra la barrera, sonriéndome. Al instante, el corazón me dio un vuelco en el pecho. ―Hola, Johnny―Exhalando un suspiro tembloroso, me levanté y me acerqué a él, pero dudé―No me harás eso, ¿verdad? ―pregunté, señalando hacia donde Claire y Gibsie estaban teniendo un combate de lucha libre en el campo―Porque eso no va conmigo. Johnny rió suavemente―Sólo si no vienes aquí y me das un beso. Sonriendo, cerré el espacio entre nosotros y rodeé su cuello con mis brazos, presionando un beso en sus labios. ―Hola. ―Hola―Con un tierno afecto que contradecía su comportamiento anterior en el campo, Johnny apretó su frente contra la mía y me acarició. Fue un movimiento tan masculino y primitivo que no pude hacer otra cosa que quedarme allí y corresponder a las caricias dominantes. Exhalando un fuerte suspiro, me dio un beso en la nariz y me rozó la mejilla con el pulgar―Tienes las mejillas sonrosadas.

CHLOE WALSH

579

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Y tú estás cubierto de hierba―susurré, arrancándole unos cuantos mechones del pelo―¿Cómo te encuentras? ―Me siento bien, Shan―respondió, con los ojos brillantes y llenos de emoción―¿Cómo me veía ahí afuera? ―Como una gran estrella resplandeciente―le dije con orgullo―Por cierto, fuiste el mejor de todos. Sonriendo, se inclinó hacia delante y me besó la mejilla. Fue un acto de afecto suave, dulce y más íntimo que si me hubiera metido la lengua hasta la garganta. ―Vamos...―Agarrándome por debajo de los brazos, Johnny me ayudó a cruzar la barrera y luego me agarró la mano―Sólo necesito cambiarme y podremos salir de aquí. ―¿No tenías que ir al gimnasio? ―pregunté, poniéndome a su lado―Iba a ir a casa con Claire. ―Ya fui―explicó, enganchando un brazo alrededor de mi cintura para levantarme por encima de un charco gigante de barro. Arrugué las cejas―Pero sólo son las tres y media. ―A quien madruga Dios le ayuda, Shan―replicó―Llevo levantado desde las cinco. Vaya. ―Y dicen que la caballerosidad ha muerto―dijo Johnny en tono divertido, con los ojos clavados en Gibsie, que había ganado la pelea con Claire y ahora estaba sentado encima de ella, golpeándose el pecho con los puños en señal de victoria. Los dos estaban llenos de barro y el precioso abrigo blanco de Claire era marrón, a juego con su pelo que ahora estaba lleno de barro―Gibs, suéltala, imbécil. ―No tiene nada de caballeroso, Johnny―gruñó Claire antes de golpear

CHLOE WALSH

580

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 a Gibsie en el estómago con los puños―¡Toma eso, burro! Rodando sobre su espalda de forma dramática, Gibsie se agarró el estómago y se retorció en la hierba, riéndose a carcajadas. ―Burro. Claire aprovechó la oportunidad para contraatacar. Ignorando a todos los demás chicos que silbaban y hacían comentarios sugerentes mientras abandonaban el campo, Claire se puso a cuatro patas y se abalanzó sobre Gibsie. ―Sigue riéndote―gruñó mientras se sentaba a horcajadas sobre su pecho―Pero vas a caer. ―¿Sobre ti? ―replicó él, moviendo las cejas―Sí, por favor. ―¡Gerard! ―Claire―canturreó―Ag… Ella le tapó la boca con una mano. ―No te atrevas a terminar esa frase―siseó, acercándose a su cara―Y deja de lamerme la mano. ―Tú...enci...mi...co...pen...den....vag...―Gibsie respondió, pero su respuesta fue amortiguada por la mano que Claire tenía sobre su boca―Mmmmm... ―¡Para! ―rió ella, moviéndose cuando las manos de él se dispararon para hacerle cosquillas en los costados―Gerard, no puedo... ―¡Claire! ―gritó Hughie, corriendo hacia nosotros con Feely a cuestas―¿Qué demonios estás haciendo? ―Entrecerrando los ojos, gruñó―¡Suelta a mi hermana, maldito! ―Oh genial, el alma de la fiesta está aquí―gimió Claire, soltando la mano de la boca de Gibsie―Sólo estoy aniquilando a tu amigo, Hugh, relájate. ―Y tu hermana está encima de mí―añadió Gibsie con una sonrisa

CHLOE WALSH

581

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 lobuna. La cara de Hughie se tornó de un oscuro tono púrpura. ―Gibs, te juro por Dios que, si no la dejas en paz, te voy a hacer daño―Dio un paso amenazador hacia ellos―Ya no estoy bromeando… ―Está bien―intervino Feely con calma mientras se ponía delante de Hughie―Sólo están jugando, amigo. Relájate. ―Ella está jugando―balbuceó Hughie, mirando a Gibsie―Él tiene un motivo oculto. Johnny gimió a mi lado. ―Esto va a acabar en lágrimas―anunció, frotándose la mandíbula. ―¿Qué? ―Fruncí el ceño y lo miré―¿Claire y Gibs? Johnny asintió―Lo veo venir a kilómetros. ―Cálmate, Hughie―resopló Claire, poniéndose en pie―Estás haciendo un escándalo de la nada―Pisando a propósito el estómago de Gibsie, se alejó en dirección al aparcamiento―¡Como siempre! ―¡Gibson! Kavanagh! ―su entrenador rugió desde el otro lado del campo―¡Nada de novias en el entrenamiento! Esto no es una puta discoteca. ―Ella es mi hermana, no su novia―replicó Hughie―No insultes su inteligencia. ―Todavía―ofreció Gibsie con una risita. ―Nunca―replicó Hughie, furioso, mientras se alejaba en dirección a la sede del club. ―Ya veremos―Gibsie lo siguió, ganándose el dedo corazón de Hughie. ―Yo diría que es una tormenta de mierda de proporciones épicas―reflexionó Feely―Sigue así con su hermana y te auguro tiempos turbulentos. ―Sí, bueno, mientras las condiciones sean húmedas, seré un hombre

CHLOE WALSH

582

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 feliz―ofreció Gibsie con un guiño. ―Vaya―Johnny sacudió la cabeza―Eso fue aún más espeluznante que de costumbre, amigo. ―Sí, acabo de oírlo―replicó Gibsie, frunciendo el ceño durante un breve instante antes de sonreírle tímidamente―Para ser justos, sonaba mucho mejor en mi cabeza. ―Quizá algunas cosas deberían quedarse en tu cabeza, Gibs―dijo Johnny―Vamos, gran imbécil―dijo Feely, tendiéndole una mano a Gibsie, que seguía tirado en la hierba―Vámonos antes de que te metas en más problemas. ―Sabes que no puedo evitarlo, amigo―se rió Gibsie mientras se ponía en pie y salía del campo con Feely―Los problemas me persiguen. ―Se acabó el entrenamiento, Kavanagh―regañó el entrenador―¡Y nada de novia en el entrenamiento de la semana que viene! Johnny se rascó la nuca y respondió. ―De acuerdo, entrenador―Volviéndose hacia mí, me cogió el codo con la mano y se inclinó―Necesito cambiarme―Rozó sus labios con los míos―Y luego nos iremos de aquí, ¿Bueno? Exhalé un suspiro tembloroso y asentí―Está bien. ―Ahora vuelvo―susurró, dándome un rápido apretón en el culo antes de soltarme, con la sonrisa firmemente intacta, sin apartar sus ojos azules de mí mientras se alejaba lentamente. Juro que sentí el calor de su mirada en mis huesos incluso mucho después de que desapareciera de mi vista.

CHLOE WALSH

583

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―¿Estás seguro de que esto está bien? ―le pregunté a Johnny cuando aparcamos en la parte trasera de su casa media hora después. Acababa de salir de la ducha, llevaba ropa limpia y olía de maravilla a mi lado―¿A tus padres no les importará que vaya? ―añadí, mirando con recelo el Range Rover negro junto al que había aparcado su Audi―¿Estás completamente seguro? ―Relájate, Shan, ella ni siquiera está aquí―respondió Johnny, apagando el motor―Reservaron una cita en Killarney para esta noche. Deben haberse llevado el coche de mi padre. La emoción bullía en mi interior―¿Lo hicieron? ―Estamos solos―Se desabrochó el cinturón de seguridad y se volvió para sonreírme, con hoyuelos cada vez más profundos en las mejillas―¿Qué vamos a hacer? Con dedos temblorosos, me desabroché el cinturón y trepé por los asientos, sin parar hasta sentarme en su regazo. ―¿Y los demás? ―susurré, apretando mi frente contra la suya, mientras pensaba en Claire y Gibsie―Nos siguieron desde el campo. ―Pueden

esperar―gruñó,

apretando

sus

manos

en

mis

caderas―Realmente me importa una mierda. ―Entonces, ¿qué quieres hacer? ―Respiré, sintiendo cómo se endurecía debajo de mí. ―Sólo estar contigo―respondió Johnny bruscamente, presionando un beso en la comisura de mi boca―Pasar algún tiempo a solas. Me estreché contra él―Yo también. ―¿Quieres subir a mi habitación? ―preguntó, acercando los labios a mi cuello. ―Sí―Asentí con la cabeza y me aferré más a sus hombros―Más que nada.

CHLOE WALSH

584

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Gimiendo en mi cuello, Johnny me dio un apretón en las caderas y se echó hacia atrás, con los ojos ardiendo de calor. ―Vamos. Emocionada, abrí de un empujón la puerta del conductor, salí a toda prisa y vi a Johnny salir detrás de mí. El corazón me latía con fuerza cuando me cogió de la mano y tiró de mí para abrir la puerta trasera. ―¿Estás segura? ―me preguntó, sonando excitado. Asentí, levanté la mano y arrastré su cara hasta la mía. ―Mierda...―Sus manos se posaron en mi culo y me levantó. Rodeé su cintura con las piernas, me aferré a sus hombros y le devolví el beso mientras entrábamos en el cuarto de lavado, sin aliento y riendo. ―Mmmm. Nos quedamos inmóviles y nos miramos fijamente. ―Mmmm, eso es. Nuestros ojos se abrieron al unísono. ―Sabes cómo me gusta... ―Ese pequeño imbécil volvió antes que nosotros―siseó Johnny, mientras se acercaba a la puerta de la cocina conmigo todavía envuelta en él como la hiedra―Gibsie―gruñó, abriendo la puerta―Juro por Dios que si trajiste a una chica aquí... ¡Oh, Dios! ―Rugió dando vueltas, sólo para darme una vista perfecta de sus padres―¿Qué están haciendo? ―exclamó, horrorizado―¡Son unos monstruos! La Sra. Kavanagh estaba sentada en la encimera de la isla y el Sr. Kavanagh estaba de pie entre sus piernas. Desnudo. ―Oh, Johnny, cielo, llegaste temprano―le contestó su madre. ―¡Mamá! ―Johnny siseó mientras me ponía de pie―¿Qué estás... oh

CHLOE WALSH

585

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Dios, qué demonios estás dejando que te haga? ―Agarrándose el estómago, se quedó boquiabierto―Voy a vomitar. ―Hola, Shannon, cielo. ―Eh, ¿hola? ―Dije, sonrojándome intensamente. ―Cúbrete el culo, papá―rugió Johnny―¡Mi novia está en la habitación! ―Lo siento, Shannon. ―Está bien. ―No, no lo está―corrigió Johnny―Nada de esto está bien―El señor Kavanagh se movió para recoger su ropa del suelo y Johnny soltó un gritó demencial―No te muevas, joder―exclamó―No quiero verlo―Johnny me tapó los ojos con la mano y me atrajo hacia su pecho―No mires, Shan. De verdad, cariño, mantén los ojos cerrados. Estoy marcado de por vida. ―Relájate, Johnny―respondió el señor Kavanagh con un tono de voz divertido. ―¿Que me relaje? ―farfulló Johnny, apartando la mano de mis ojos―¿Estás hablando en serio? Yo como mi puta cena en esa encimera... al parecer, ya no más. No, nunca volveré a comer en esta maldita cocina―Sacudiendo la cabeza, se pasó las manos por el pelo, parecía realmente horrorizado―Y tú tuviste la audacia de sermonearme por un sujetador. Son una vergüenza―Acercándose a sus padres, recogió su ropa del suelo y se las lanzó―¡Son una vergüenza, y me avergüenzo de ustedes dos! ―Se supone que deberías estar en el gimnasio―replicó tranquilamente el señor Kavanagh, poniendo su camiseta sobre la cabeza de su mujer―Siempre vas al gimnasio los sábados―Sonrió con burla a su hijo y eso sólo sirvió para sacarlo de sus casillas. ―Y se supone que estás en Killarney―le replicó Johnny.

CHLOE WALSH

586

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Nos vamos en breve―respondió su padre―Nos distrajimos un poco. ―Distraídos―se burló Johnny. Entornando los ojos, señaló con el dedo a sus padres―¿Este es el tipo de cosas que hacen cuando yo no estoy? ¿Tener sexo con mi mamá en la cocina? ¿Eh? ¿Dónde más han estado? Por Dios, ¡díganme que no tocaron mi habitación! ―Johnny, cielo―intervino la Sra. Kavanagh―Cálmate... ―No, no me calmaré, mamá. Estoy traumatizado―Temblando, se pasó una mano por el pelo y miró a sus padres―Dejaste que te hiciera eso... ¡Jesús, me arruinaron la vida! ―Oye, está bien―susurré, deslizando mi mano en la suya―Es, eh, ¿algo normal? ―¿Normal?

―farfulló

Johnny,

mirándome

con

desmedida

indignación―¡Shan, no hay nada normal en esos dos... dos... ancianos! Me reí en su cara. Me sentía mal, pero sinceramente no podía evitarlo. ―¿Esto te hace gracia? ―Johnny me reprochó acaloradamente―Se supone que deberías estar de mi parte, nena. ―Lo estoy―le dije, cogiéndole la mano con las dos mías―Siempre estoy de tu lado. ―El sexo es algo hermoso, amor... ―No te atrevas a empezar esa mierda conmigo o me voy―advirtió Johnny, dirigiendo la mirada a su madre―Lo digo en serio. Me mudo. ―¿Y adónde irás? ―El puto cobertizo para perros sería mejor que quedarme aquí con ustedes dos―gruñó. ―No seas tan dramático, Johnny―se rió el señor Kavanagh―Estás exagerando. ―El

garaje...

CHLOE WALSH

lo

convertiré―le 587

espetó

Johnny,

todavía

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 enérgico―Mudaré a mi novia conmigo y luego me la follaré a gusto. En voz alta. Repetidamente. De hecho, ambos dejaremos la escuela para poder follar todo el maldito día. Porque, al parecer, eso es lo normal por aquí―Furioso, agitó una mano delante de sí―Visualícenlo, monstruos desconsiderados. ¿Les gustaría? Y no me pondré condón. La dejaré embarazada. ¿Qué tal unos nietos? ¿Suena bien? Shannon y yo seremos otra estadística de embarazos adolescentes, ¡y no tendrán a nadie a quien culpar más que a ustedes mismos por haberme traumatizado! ―Oh, estás tan castigado―le dijo la señora Kavanagh, todavía sonriente y todavía medio desnuda. ―¿No me escuchaste? ―Johnny exigió―Estoy a punto de salir al garaje y embarazar a Shannon. Piénsalo. ―Eres demasiado listo para ser estúpido, Jonathon―le replicó su padre. ―¿Sí? Bueno, ya lo veremos―Agarrándome de la mano, Johnny me arrastró por el pasillo―Vamos, Shan. Vamos a hacer unos malditos bebés. ―El garaje está fuera, hijo―se rió el señor Kavanagh. ―No me hables―exclamó Johnny, acelerando el paso. ―Mantén la puerta de tu habitación abierta, Jonathon―dijo la Sra. Kavanagh detrás de nosotros. ―Váyanse a la mierda, los dos―gritó, tirando de mí hacia la escalera―Y póngase algo de ropa. Mis amigos están de camino. ―Eh, no quiero hacer ningún bebé hoy, Johnny―balbuceé, apresurándome a subir los escalones tras él. ―Yo tampoco, Shan―refunfuñó, guiándome por el pasillo hasta su dormitorio―Y no podría, aunque quisiera, porque se ha ido―Dijo señalando su entrepierna. Me mordí el labio para no reírme y me apresuré a seguirlo. Johnny entró

CHLOE WALSH

588

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 en su dormitorio como un loco, se estremeció y murmuró en voz baja―Malditos―siguió gruñendo mientras se paseaba por el suelo. Se llevó la mano a la nuca, se quitó la sudadera y la tiró al suelo. Giró los hombros para aflojarlos y siguió caminando por el suelo de su habitación, girando el cuello de un lado a otro. Su camiseta azul le quedaba ceñida, y su pecho y hombros anchos rellenaban la tela mejor de lo que podría hacerlo cualquier hombre adulto―Estoy arruinado. Decidí dejar que siguiera divagando, lo rodeé con cautela y me acerqué al televisor para encenderlo. Cogí los dos mandos de la consola, me senté en uno de los pufs y preparé el juego. ―No voy a jugar―declaró Johnny, con un tono aún cargado de indignación―Mi orgullo no aguantará otro golpe después de esto. ―Vamos―repliqué, conteniendo una risita―Te distraerá. ―Lo dudo―Refunfuñando entre dientes, se dejó caer en el puf a mi lado y me estampó un beso en la mejilla―Jodidamente lo dudo. ―Amigo...―La puerta del dormitorio se abrió de golpe y Gibsie entró en la habitación, sin aliento y sonriendo como un cachorro desquiciado―Creo que tu papá estaba haciéndoselo a tu mamá en la cocina―Con los ojos muy abiertos por la emoción, añadió―Se estaban vistiendo cuando entramos. ―Oh, Dios―Gimiendo, Johnny tiró el mando y se retorció en lo que parecía dolor físico. Cubriéndose la cara con las manos, siseó―A la mierda mi vida. ―¡Oh, Dios mío! Tu padre está buenísimo, Johnny―exclamó Claire, entrando en la habitación tras Gibsie. Estaba recién cambiada con lo que parecía ropa de chico, pero al menos el barro había desaparecido y su pelo había recuperado su glorioso rubio―¿Lo viste, Shan? Qué bombón. ―Déjame morir, nena―jadeó Johnny, dejando caer su cabeza en mi

CHLOE WALSH

589

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 regazo―En serio, mátame ya. ―Shh―Ahogué otra carcajada mientras le pasaba los dedos por el pelo―Para antes de que te cases dos veces, ya lo habrás superado. ―Sólo me casaré una vez―resopló, rodeando mi cintura con sus brazos―Así que nunca lo superaré. ―No te sientas mal, Johnny―dijo Claire, dejándose caer en su cama como si fuera suya―Tus padres son ardientes, y la gente ardiente tiende a tener sexo ardiente entre ellos. ―Vaya, Claire, muchas gracias por la información―contestó Johnny―Ahora me siento mucho mejor. ―De nada―respondió ella, rebuscando entre un montón de revistas y papeles en su mesilla de noche. ―Sí, no te preocupes, amigo―se rió Gibsie, tumbándose en la cama junto a Claire―Tu padre es una leyenda. ―Vete a la mierda―gruñó Johnny. ―Aww―dijo Claire, levantando un periódico para que yo lo viera―Mírense los dos. Mi mirada se posó en la enorme página de hace unos meses, cuando Tommen ganó el Escudo de los Colegiales. En la foto, Johnny me rodeaba con el brazo y yo sonreía como maníaca a la cámara. ―Deberías tener esto en tu muro de la fama―declaró, lanzándole a Johnny una mirada mordaz, mientras saltaba de la cama con el periódico en la mano―Es ridículo que no tengas una foto de tu novia aquí. ―Estoy en medio de una crisis personal―refunfuñó Johnny, acariciándome el estómago con la nariz―No he tenido tiempo de redecorar. ―Bueno, yo puedo hacerlo por ti. ―Claire―advertí, sintiendo que se me calentaban las mejillas―No

CHLOE WALSH

590

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 importa. ―Claro que importa―replicó, arrancando con cuidado la página―Eres una preciosidad―añadió, de pie frente al escritorio de Johnny, escudriñando la pizarra de corcho que colgaba sobre él―¿Ahora quién de ustedes perderá su tachuela17? ―Hizo un chasquido con la lengua antes de coger una foto de la pizarra―Lo siento, B.O.D., tesoro de hombre―musitó, dándole un beso a la foto que tenía en la mano―Pero necesito tu sitio. ―Claire... ―Déjala que lo haga―interrumpió Johnny―De todas formas, tenía la intención de colgarla hace tiempo. ―¿Quieren salir de aquí? ―Gibsie preguntó entonces―Estoy aburrido. ―Siempre estás aburrido―replicó Johnny. ―Porque eres aburrido―contraatacó Gibsie. ―Si yo soy aburrido, lárgate a tu casa y búscate a otro a quien atormentar―refunfuñó Johnny. ―No puedo―musitó Gibsie―Puede que seas un puto aburrido, pero te tengo muchísimo cariño y siempre te echo demasiado de menos cuando estamos separados. ―Jesús...―Refunfuñando para sí, Johnny rodó sobre su espalda y dijo―Bien. ¿Qué quieres hacer, Gibs? ―No lo sé, Johnny―respondió Gibsie, sonriendo satisfecho―¿Qué quieres hacer tú? ―Quiero volver atrás en el tiempo y no ver a mi papá tirándose a mi mamá en la encimera―replicó Johnny, levantándose sobre los codos para mirar a su amigo―Pero como no he perfeccionado el arte de viajar en el tiempo,

17

Una chincheta, chinche o tachuela es un elemento de fijación, generalmente metálico, con un pequeño pincho en su centro y una cabeza circular. Se usa generalmente para fijar papel o cartón en tableros de corcho.

CHLOE WALSH

591

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 prefiero utilizar el cloro para blanquearme los ojos. ¿Eso te parecerá divertido? ―Sólo si también tengo la experiencia de ver a tu madre desnuda―replicó Gibsie―Aunque ni el mismísimo Dios podría hacerme borrar la imagen mental de tu madre... ―Sal de mi habitación―gruñó Johnny, haciendo que Gibsie se revolcara en su cama riendo. ―¿Por qué no vamos a la ciudad? ―ofreció Claire, mientras reordenaba todo el tablón de corcho de fotos y autógrafos de Johnny―Podríamos comer algo primero e ir al cine después―Arrastró la silla del escritorio hasta la pared, se subió a ella y cogió las fotos de mujeres desnudas pegadas a las paredes de su habitación―Ah, y te las confisco, pervertido―le dijo―Para que lo sepas. ―Adelante―respondió Johnny, claramente indiferente, mientras volvía a dejarse caer para apoyar la cabeza en mis muslos―¿Qué te parece, Shan?―preguntó, mirándome desde su posición en mi regazo―¿Quieres ir? ―Eh...―Avergonzada, miré por la habitación sin rumbo antes de acercarme a su oído y susurrarle―No tengo dinero. ―Yo sí―me susurró Johnny, sujetándome la cabeza con la mano―Y voy a pagar―Apretando un beso en mis labios, añadió―Así que no te lo pienses demasiado. ―¿Estás seguro? ―pregunté, avergonzada. ―Siempre estoy seguro―respondió―Deja de preocuparte. ―Si vamos a ir, tendrás que desenredarte de la pequeña Shannon y conducir―intervino Gibsie―Porque aún no me siento cómodo con las rotondas. ―Sí―Suspirando

pesadamente,

Johnny

soltó

mi

cara

y

se

levantó―Probablemente será más seguro si conduzco yo―Me agarró de la mano y me puso de pie―Al menos llegaremos de una pieza.

CHLOE WALSH

592

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Todavía no te he matado, ¿verdad? ―Gibsie resopló. Johnny arqueó una ceja―Todavía es la palabra apropiada, muchacho. ―Ahora estás siendo un desagradecido―contraatacó Gibsie―Te llevé de un lado a otro durante semanas cuando te rompiste la polla... ¡y te mantuve con vida! ―Muchas gracias por llevarnos a mí y a mi polla rota de un lado a otro y mantenernos vivos a los dos, Gerard―dijo Johnny, poniendo los ojos en blanco―¿Cómo podré pagártelo? ―De nada, Jonathon―respondió Gibsie con una sonrisa―Y puedes pagármelo no volviendo a eyacular sobre mí. ―¿Qué? ―Claire y yo nos reímos al unísono. Johnny entrecerró los ojos―Estás jodidamente muerto. ―Es una larga historia, chicas―se rió Gibsie, lanzándose hacia la puerta―Les contaré todo en el coche.

CHLOE WALSH

593

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 CAPÍTULO 51

Maniquíes Y Películas

Iba a matar a mi mejor amigo, y después de soportar siete años sus payasadas, estaba seguro de que no había un jurado en el país que me condenara. No después de su última hazaña. ―Sal de la ventana antes de que las chicas vuelvan del baño―gruñí por quinta maldita vez. Pero era inútil. Mis palabras fueron ignoradas. Gibsie ni siquiera parpadeó en respuesta mientras permanecía de pie, quieto como una estatua, en el escaparate de los grandes almacenes Debenhams del centro comercial Mahon Point, con las manos en las caderas en pose de Superman, los vaqueros por los tobillos y la cabeza sin rostro de un maniquí con poca ropa colocada contra su polla. ―Hay niños por aquí―siseé cuando una señora con dos niños pequeños me miró mal al pasar deprisa―Vamos, amigo―le supliqué, viendo que Shannon y Claire se dirigían en nuestra dirección―Sal y te invito a un combo. ―Quiero el combo extragrande, con Minstrels―dijo antes de volverse de piedra una vez más. ―Bien―acepté, nervioso, devolviendo el saludo a Shannon―No hay problema. Sal de la ventana antes de que nos detenga el personal de seguridad.

CHLOE WALSH

594

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Con una amplia sonrisa, Gibsie se subió los pantalones y salió por la ventana, riéndose entre dientes. ―Amigo, es tan fácil burlarse de ti. ―Sal de la tienda―gruñí, reprimiendo las ganas de estrangularlo. ―¿Qué están haciendo ustedes dos? ―preguntó Claire, mirándonos con suspicacia―¿Estaban de compras? ―Quizá―se burló Gibsie―¿Quieres que haya estado de compras? ―Desde luego que no―murmuré, dirigiéndome hacia mi novia, agradecido de tenerla aquí para no tener que sentarme junto a ese imbécil durante toda la película―¿Estás lista? ―Sí―Sonriendo alegremente, Shannon asintió y se arrimó a mi lado―Estoy lista cuando tú lo estés. Pasando un brazo por encima de su hombro, entramos en el vestíbulo del cine para hacer fila y comprar nuestras entradas. Había ido al cine innumerables veces con Gibsie y Claire a lo largo de los años, y estaba más que preparado para la discusión que surgió cuando hice la temida pregunta. ―¿Qué vamos a ver? Era la misma pelea que tenían antes de cada maldita película. Como un viejo matrimonio, se lanzaron a pelear allí mismo, delante de la taquilla. ―Te equivocas, Gerard―gruñó Claire, cruzando los brazos sobre el pecho―Te digo que tenemos que ir a ver The Wedding Date. ―No voy a escucharte―replicó él, devolviéndole la mirada―No después de la mala racha de El diario de Noa. ―Era una gran película―exclamó ella, tocándose el pecho―No tienes gusto. ―¡Lloraste! ―le espetó―¡Durante días!

CHLOE WALSH

595

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―¡Tú también! ―replicó ella―Más fuerte que yo. ―Exactamente―dijo Gibsie―Por eso no voy a volver a escucharte. ―Sí, lo harás. ―No, no lo voy a hacer―le dijo―No lo haré, Claire. Esta vez no. Golpeando el suelo con el pie, le hizo un mohín. ―No me mires así―le advirtió Gibsie―Esta vez no funcionará. Me toca a mí elegir. ―¿Qué tal Sin City? ―ofrecí. ―No―respondieron los dos al unísono. ―Vamos a ver La casa de cera. ―¡No, no la veremos! ―Sí, lo haremos. ―¿Alguno de los dos quiere preguntar qué queremos ver Shannon y yo?―Pregunté. ―No―volvieron a exclamar los dos. Shannon se rió en mi costado―Son tan graciosos. ―Claire, me toca a mí―siseó Gibsie―¡Has elegido durante los últimos diez putos años! ―No, no lo he hecho―replicó ella―Me hiciste ir a ver la película de Pokémon. ―¡Porque me hiciste ver la película de las Spice Girls! ―replicó Gibsie, con cara de horror―¿Sabes cuánta mierda me echaron los chicos por eso? ¿Eh? ―De acuerdo―Claire persuadió―Déjame elegir esta noche y te juro que podrás elegir la próxima vez. Los ojos de Gibsie se abrieron de par en par. ―Eso dijiste la última vez. Ella puso los ojos en blanco―La última vez no lo dije en serio.

CHLOE WALSH

596

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―No―gruñó Gibsie, manteniéndose firme―Esta noche vamos a ver mi película, Claire. La mía. Mía. Lo que yo elija―La señaló con el dedo―¡Y te va a gustar! ―Bien―contestó ella. ―No, no, no―gruñó Gibsie, frustrado―No digas “bien”. Es una palabra peligrosa cuando sale de tu boca. ―He dicho que está bien, Gerard―dijo Claire rotundamente―Elige la película. Me da igual. ―Estás mintiendo―acusó él―No está bien y me harás sufrir. ―Haz lo que quieras, Gerard. ―¡Deja de joderme la mente! ―Está bien. ―No digas eso. ―Bien. ―¡Bien!

―Levantó

las

manos―Jodidamente

bien.



ganas―Dirigiéndose al hombre sentado detrás del mostrador, dijo―Dos entradas para The Wedding Date, por favor, y un recipiente para que guarde mis pelotas―Suspirando cansado, me señaló por encima del hombro―Y ese pobre bastardo detrás de mí pedirá lo mismo. ―¡Sí! ―Claire chilló feliz y le rodeó la cintura con los brazos―Te va a encantar. ―No es justo, pero da igual―murmuró Gibsie mientras le pagaba al hombre y le entregaba las entradas a Claire, haciéndose a un lado para que yo pagara y recogiera las mías y las de Shannon―Nunca importa lo que yo quiera. ―Eres el mejor―Apretando un beso en su mejilla, ella dio un paso atrás, agitando las entradas en el aire―Compartiré mis palomitas contigo. ―Hmm―gruñó él, con la nariz respingada―Ya no tengo hambre.

CHLOE WALSH

597

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Oh, vamos, gran bebé malhumorado―le dijo, agarrándolo de la mano―Tienes hambre y lo sabes. Vayamos rápido a la fila de la comida. Gibsie cedió con un resoplido y dejó que Claire lo arrastrara en dirección a los puestos de comida. ―Bien, pero tú pides los Maltesers y yo los Minstrels, así lo tendremos todo cubierto. ―Obviamente―resopló. ―¿Quieres comer algo? ―pregunté, girándome para mirar a Shannon. Ella se encogió de hombros y se acomodó el pelo detrás de la oreja―No lo sé. ―¿No sabes? ―Arqueé una ceja―¿Tienes hambre? ―¿Vas a comer algo? ―respondió a mi pregunta con una propia. ―Puede que sí―La observé atentamente―Sólo si tú comes algo. Exhaló un pequeño suspiro, con las mejillas enrojecidas―¿Estás seguro? ―¿Se trata de dinero? ―Le pregunté sin rodeos―Porque ya te dije que yo pagaré. Avergonzada, se miró los pies y luego volvió a mirarme―Si tú te pides unas palomitas, yo comeré de ahí. Sabiendo que eso era todo lo que conseguiría de ella, asentí con la cabeza y la llevé a la zona de comidas y pedí un gran bote de palomitas, una CocaCola grande y una botella de agua. ―Gracias―susurró mientras atravesábamos el complejo tras Gibsie y Claire―Te lo agradezco mucho. ―Si me das las gracias por comprarte una maldita coca cola, voy a montar un berrinche peor que el de Gibs―Le di la coca, abrí la puerta de la sala uno y le hice un gesto para que pasara delante de mí―Lo digo en serio, Shan.

CHLOE WALSH

598

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―¿Como la de antes en la cocina? ―se rió entre dientes, entrando a toda prisa―¿Con tus padres? ―Ugh―Me estremecí y la seguí―No me lo recuerdes. ―No pasa nada―bromeó―Cuando se apaguen las luces, haré que te sientas mejor. ―¿Me lo prometes? ―murmuré en voz baja―Lo prometo―susurró, apretándome el culo. Jesús...

CHLOE WALSH

599

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 CAPÍTULO 52

Su Hija

Salíamos del cine de Mahon Point esa misma noche cuando ocurrió, cuando lo vi. Johnny, Gibsie y Claire caminaban a mi lado, inmersos en una conversación sobre la película que acabábamos de ver, pero yo no podía oír ni una palabra de lo que decían por encima del sonido de mi pulso, que latía violentamente. Mis pies flaquearon y mi cuerpo se paralizó hasta el punto de que no pude dar un paso más. Parpadeando rápidamente, intenté librar mi mente de la imagen, fingir que la había imaginado, pero cuando volví a mirar, todavía estaba allí. Él seguía allí. Sentado en un coche, tres lugares más arriba del Audi de Johnny. Con una mujer. ―¿Shan? ―Sentí que Johnny me apretaba la mano―¿Estás bien? No pude responderle. Mis labios no funcionaban. Soltando la mano de Johnny, empecé a retroceder, moviéndome como un fantasma, rezando para que no me hubiera visto. ―¿Shannon?

―Johnny

gritó,

con

un

tono

preocupado―¿Nena?―Ahora estaba justo delante de mí, con las manos en mis mejillas y los ojos azules clavados en los míos―¿Qué pasa? Sacudí la cabeza y abrí la boca para contestarle, pero lo único que salió

CHLOE WALSH

600

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 fue una bocanada de aire. ―Oh, no―susurró Claire, viendo por fin lo que yo estaba viendo―Shan, no pasa nada. ―¿Cómo que no pasa nada? ―Preguntó Johnny, mirando alrededor del aparcamiento poco iluminado―¿Qué demonios está pasando? Gibsie se encogió de hombros―Ni idea, amigo. ―Es su padre―espetó Claire―Está allí, en ese coche negro. ―Tengo que irme―logré decir mientras me alejaba a trompicones. El pánico se había apoderado de mí y mi instinto de huida tardía había entrado en acción―Tengo que irme...―Me di la vuelta y corrí hacia la entrada del centro comercial―¡Tengo que irme ya! ―No, no, Shannon, no corras...―Los brazos de Johnny me rodearon la cintura, atrayéndome contra su pecho―Estoy aquí contigo―me susurró al oído―No dejaré que te pase nada. ―¿Me habrá visto? ―Me hundí débilmente en sus brazos y cerré los ojos mientras las lágrimas me resbalaban por las mejillas―¿Y si me vio, Johnny? ―No importa―me dijo, dándome la vuelta en sus brazos―No puede tocarte. ―Sólo llévame lejos―susurré entrecortadamente, mientras enterraba la cara en la tela de su sudadera con capucha―Por favor, sácame de aquí. ―Lo haré―Sentí que Johnny se ponía rígido y luego me acercaba más, si es que eso era posible, con ambos brazos rodeando mi cuerpo con fuerza―Te lo prometo―Mi estómago se revolvió violentamente y me liberé del agarre de Johnny, tambaleándome, agarrándome el estómago mientras el sabor familiar de la bilis asaltaba mis sentidos―¿Vas a vomitar? ―preguntó Johnny, con un tono grueso y áspero―Shan...

CHLOE WALSH

601

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Temblando de pies a cabeza, me doblé sobre mis manos y rodillas y me sacudí violentamente mientras mi estómago se vaciaba en el sendero. ―Shh, no pasa nada―me tranquilizó Johnny, apartándome la coleta de la zona de peligro―Todo está bien, cariño―Agachado a mi lado, siguió sujetándome el pelo y frotándome la espalda―Respira, Shan. Despacio... Bien hecho. Eso es...―Sacó las llaves del coche del bolsillo, se las tiró a Gibsie y le dijo―Trae el coche aquí, amigo. ―Lo siento―le dije mientras me arrodillaba y jadeaba. ―No lo sientas―dijo en voz baja―¿Ya terminaste? Asentí débilmente―Lo siento. ―No pasa nada, Shan―respondió Johnny, ayudándome a ponerme en pie―Estarás bien, nena. Un coche se detuvo junto a nosotros, el Audi de Johnny, me di cuenta, con Gibsie en el asiento del conductor y Claire sentada atrás. Dejando el motor en marcha, Gibsie accionó el freno de mano y se subió a los asientos traseros para acompañar a Claire. Johnny abrió la puerta del acompañante, me ayudó a entrar y cerró la puerta tras de mí antes de marcharse. ―Dios mío―grité, girándome para verlo dirigirse hacia el coche de mi padre―¡Johnny, no! ―Empujé la puerta y salí corriendo―¡No lo hagas, Johnny! ―exclamé, tropezando débilmente tras él―Por favor, no hagas nada... Bang. Observé con una mezcla de sorpresa y horror cómo mi novio golpeaba con la palma de la mano el parabrisas del coche de mi padre, con tanta fuerza que me sorprendió que no se rompiera. El impacto sobresaltó tanto a mi padre como a la mujer cuya cabeza estaba en su entrepierna. Ambos se levantaron de golpe, con los ojos muy

CHLOE WALSH

602

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 abiertos y la mirada perdida. ―Sal del coche―ordenó Johnny, tirando de la manilla cerrada del lado del conductor. Como mi padre no hizo ademán de obedecer, Johnny agarró la manilla con las dos manos y empezó a tirar violentamente de ella, haciendo que el coche temblara―¡Sal del puto coche! ―rugió, golpeando con el lateral del puño la ventanilla situada junto a la cabeza de mi padre. Observé la escena como si fuera un accidente de coche, petrificada pero incapaz de apartar la mirada. La mujer del coche miraba horrorizada. Me pregunté brevemente si sabía que estaba casado. Si sabía que era perverso... Mi padre parecía furioso mientras abría el coche de un empujón. Johnny parecía igual de furioso, pero dio un paso atrás, dejando a mi padre el espacio necesario para obedecer su orden y salir del coche. Me acerqué arrastrando los pies, insegura pero necesitada de acercarme, necesitaba llegar hasta mi novio. ―Tú―gruñó Johnny, jadeando, cuando mi padre se levantó y se encaró con él―Eres el peor pedazo de mierda con el que he tenido la desgracia de cruzarme, y eso es decir mucho teniendo en cuenta que he viajado por el puto mundo. Estaban frente a frente, con las frentes presionándose como dos toros bravos en un acalorado enfrentamiento. El miedo me asfixiaba. Si mi padre le pegaba, ¿qué haría? ¿Rompería conmigo? No podía controlar nada de esto. Me sentía tan débil como mi madre, tan inútil también. ―Sólo Dios sabe cómo te las arreglaste para engendrarla―rugía Johnny―Porque te aseguro que no entiendo cómo algo tan bueno pudo salir de algo tan jodidamente tóxico. ―¿Quién demonios eres tú? ―gruñó mi padre, con la cara roja. ―Tú deberías conocerme―gruñó Johnny, empujando a mi padre con

CHLOE WALSH

603

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 tanta fuerza que su espalda golpeó el lateral del coche con un sonoro golpe―Soy el pijo del rugby, ¿recuerdas? ―Empuñando la parte delantera de la camiseta de mi padre, Johnny echó la cabeza hacia atrás y le golpeó en la cara. La sangre salpicó por todas partes y me estremecí―Soy el novio de tu hija―continuó, empujando a mi padre contra el coche una vez más antes de blandir su puño y conectar con la mandíbula de mi padre―Y estaba deseando conocerte. ―¿Quién mierda te crees que eres, mierdecilla? ―bramó mi padre, escupiendo un puñado de sangre por la boca―Un pijo malcriado de colegio privado, sí eso eres. ―Te

diré

quién

soy―gruñó

Johnny,

claramente

enfurecido,

manteniendo a mi padre clavado en el lateral del coche―Yo soy el que está intentando arreglar el daño de toda una vida que tú le causaste. Has jodido a tus hijos y ni siquiera te importa. Eres una puta enfermedad y mereces que te maten como el perro que eres. ―¡Por favor, no! ―Aterrorizada, me quedé cerca del capó del coche, demasiado asustada para acercarme más―Johnny―continué sollozando una y otra vez mientras las lágrimas resbalaban por mis mejillas―Por favor, simplemente aléjate. ―¡Vuelve al coche, Shannon! ―ordenó Johnny. Mi padre se volvió para mirarme―Shannon... Sintiéndome débil, me tambaleé hacia atrás, sacudiendo la cabeza como si de alguna manera pudiera evitar que él me hablara. ―¡No la mires, joder! ―rugió Johnny, golpeando a mi padre de nuevo―¡No le pongas los malditos ojos encima! ―Johnny, amigo―gritó Gibsie mientras trotaba hacia nosotros―Tienes que apartarte...

CHLOE WALSH

604

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―¡Déjame en paz, Gibs! ―Johnny rugió―No he terminado. Levantando las manos, Gibsie asintió y dio un paso atrás. ―¡Devuélveme el golpe, maldito cobarde! ―gruñó Johnny―¡Tan rápido que eres para poner tus manos sobre tus chicas, inténtalo conmigo, joder! Vamos, grandulón, pégame. A ver adónde te llevará. ―Vete de aquí antes de que llame a la policía―rugió mi padre―Maldito imbécil. ―¿Y decirles qué? ―Johnny se rió en su cara―No puedes tocarme, víbora―Volvió a empujarle―¿Y tus jueguecitos mentales? ¿Lo que sea que hagas para meterte en la cabeza de ella? No funcionará conmigo―Sacudió la cabeza y se burló―Soy jodidamente a prueba de balas. ―Johnny―exclamé―Por favor, llévame a casa... Johnny se estremeció y un gruñido furioso lo atravesó. ―Esto va a funcionar así―siseó, soltando la camisa de mi padre―Vas a volver a tu coche y te irás muy lejos. Cumplirás la orden de alejamiento y la dejarás en paz. Te vas a quedar lejos de la casa de tu hija y vas a seguir ignorándola, y yo voy a seguir arreglando las heridas que le has hecho. Y si vuelves a tocarla, lo sabré. Un puto moratón, lo veré, y sabré quién lo puso ahí―gruñó, con el pecho agitado―Y entonces iré por ti, y cuando lo haga, ni el mismísimo Dios te salvará―Volvió a empujarlo―¿Está claro, pedazo de mierda venenosa? Mi padre no respondió y, por un momento, me aterrorizó que Johnny no se alejara, pero lo hizo. Volviéndose rígido, caminó hacia donde yo estaba postrada y me tendió la mano. Di un paso adelante, me preparé y puse mi mano sobre la suya, sintiendo el apoyo que me ofrecía envolviéndome el cuerpo como una hiedra. Su tacto calmó algo en lo más profundo de mí, aplacando el terror que me envolvía por

CHLOE WALSH

605

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 estar de nuevo en presencia de mi padre. ―¡Sabía que tenía razón sobre ti, niña! ―se burló papá, con los ojos marrones clavados en mí―No eres hija mía. ―Ella sí es tu hija, maldito enfermo―Soltándome la mano, Johnny dio media vuelta y se dirigió hacia donde mi padre estaba abriendo la puerta―Pero tú no eres padre de nadie―gruñó, lanzándole un último e implacable puñetazo a la mandíbula que tiró a mi padre al suelo―Mira a este pedazo de mierda―exigió Johnny, mirando por la ventanilla a la mujer que gritaba en el coche―Abusa de mujeres y niños, así que deberías pensar en huir mientras aún puedas. Dicho esto, Johnny se dio la vuelta y cerró el espacio entre nosotros. ―Le pegaste a mi padre―balbuceé, entumecida, mientras me rodeaba los hombros con el brazo y me dirigía hacia su coche. ―Sí, le pegué―dijo, apretando el brazo alrededor de mis hombros. ―Bastante―susurré, anudando mis dedos en el lado de su sudadera con capucha―Se lo merecía. ―Se lo merecía. ―¿Estás bien? ―¿Y tú? ―No lo sé. ―Yo tampoco. Abriendo de un tirón la puerta del pasajero, Johnny me metió dentro antes de cerrar la puerta y rodear el lado del conductor. Se metió dentro, cerró la puerta de golpe y se abrochó el cinturón, con la mandíbula apretada y la tensión emanando de él. ―Buen trabajo, amigo―dijo Gibsie, subiendo al asiento trasero detrás de Johnny y dándole una palmada en el hombro―Estoy orgulloso de que te

CHLOE WALSH

606

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 alejaras. ―Tendría que haberlo matado―se quejó Johnny, mirando por el parabrisas y agarrando el volante con los nudillos ensangrentados―No es suficiente. ―¿Estás bien, Shan? ―preguntó Claire, inclinándose hacia delante para rodearme con sus brazos. Moqueando, levanté la mano y me agarré a su antebrazo. ―¿Podemos irnos, por favor? Johnny puso el coche en marcha y salió del aparcamiento con las ruedas chirriando por la velocidad excesiva. ―¿Llamamos a la policía? ―preguntó Claire―Se supone que no debe acercarse a ti. ―No se acercó a ella―respondió Gibsie con calma―Johnny se le acercó. ―De acuerdo―murmuró Claire―Nada de policías. ―¿Y si te denuncia? ―espeté, presa del pánico. Girándome para mirar a Johnny, susurré―¿Qué pasa con La Academia? ―Él no hará nada, pequeña Shannon―intervino Gibsie―No podría, aunque quisiera... y aunque lo intentara, el señor K lo solucionaría en una hora, así que ni te preocupes. ―Exacto, y Johnny sigue siendo menor―ofreció Claire―Fue provocado por las emociones. Nadie lo culparía. ―Estoy aquí―respondió Johnny―Dejen de hablar de mí. ―Lo siento, muchacho―respondió Gibsie―Sólo estamos tratando de solucionar esto. Exhalando pesadamente, Johnny se pasó una mano por el pelo y me miró de reojo.

CHLOE WALSH

607

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―¿Estás molesta conmigo? Se me cortó la respiración―¿Por qué? ―Por empeorarte las cosas―admitió bruscamente―Es que...―Sacudió la cabeza y exhaló otro suspiro frustrado―Estaba justo ahí, joder, y vi rojo. No podía alejarme. Sabía que debía hacerlo, pero... no pude―Agarró el volante con más fuerza―No después de lo que te hizo. ―Nadie te culpa, Johnny―dijo Claire―Hiciste lo correcto. ―Se merecía todo lo que le pasó y más, amigo―añadió Gibsie. ―Lo siento, Shannon―dijo Johnny en tono bajo, ignorando a los demás―Lo siento muchísimo, nena. Mi mano salió disparada por sí sola, agarrándole el antebrazo que tenía apoyado en la palanca de cambios―Te amo muchísimo―respiré, sintiendo tanto en ese momento que temí que mi corazón estallara―No me pidas perdón. Sus hombros se relajaron visiblemente mientras giraba la mano y entrelazaba nuestros dedos―¿Vendrás a casa conmigo esta noche? ―Me miró con esos ojos azules llameantes―¿Te quedarás conmigo? ¿Para que sepa que estás a salvo? ―Sí―Exhalé un suspiro tembloroso y asentí, sabiendo que no quería estar en ningún otro sitio que no fuera con él―Me quedaré contigo.

Mi mirada se clavó en el teléfono móvil que parpadeaba silenciosamente en la mesilla de noche junto a la cama. No me atreví a levantarlo para contestar. De hecho, me imaginé levantándome de la cama y tirándolo por la ventana. Cuando le envié el mensaje a Joey, diciéndole que me quedaba en casa de Johnny, debería haber apagado el teléfono. Sabía que era Darren intentando llamarme, o peor aún, mamá. No podía ocuparme de ellos ahora.

CHLOE WALSH

608

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Permaneciendo inmóvil, me sumergí en la sensación de mi corazón golpeando contra mi caja torácica, y el sonido de mi pulso palpitando salvajemente, mientras trataba desesperadamente de recordarme a mí misma que por ahora estaba bien. Por ahora... «Sólo por ahora, Shannon. Él te vio, y tú viste esa mirada en sus ojos. Ten miedo. Va a volver a por ti. ¡Detente!» Una respiración agitada se escapó de mi pecho en ese momento, una reacción involuntaria a mi ansiedad, mientras contemplaba lo que me deparaba el futuro. Se oyó un profundo gemido cerca de mí y rápidamente desvié la mirada hacia el chico que dormía en el suelo, a un lado de la enorme cama, desparramado en calzoncillos, encima de las sábanas. Me puse de lado, apoyé la mejilla en la almohada y me limité a absorber su presencia. ―¿Johnny? ―susurré, sintiéndome ansiosa y desesperada por algún tipo de consuelo que ni siquiera estaba segura de que él pudiera brindarme―¿Estás despierto? Silencio. Mordiendo mi labio, debatí mi próximo movimiento. «¿Debería levantarme? ¿Dar un paseo? ¿Intentar despertarlo?» Mis pensamientos se dispersaron cuando sentí que una mano cálida cubría la mía. ―Hola, Shannon―susurró, con los ojos abiertos y fijos en los míos. ―Hola, Johnny―suspiré, temblando por el contacto físico―¿No puedes dormir? Negué con la cabeza ―¿Tienes miedo?

CHLOE WALSH

609

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Asentí, incapaz de hablar. Su mano se estrechó alrededor de la mía―Te mantendré a salvo. ―Ven aquí―susurré, aferrándome a su mano con un apretón mortal―Te necesito cerca. ―¿Estás segura? Asentí―Por supuesto. Soltándome la mano, Johnny se levantó y apartó las mantas antes de subirse a mi lado. ―Más cerca―le supliqué, poniéndome de lado―Te necesito. Me rodeó con el brazo y tiró de mi espalda contra su pecho desnudo antes de posar su mano en mi vientre. ―Estoy aquí, cariño―Su aliento me calentó el cuello y luego sus labios se posaron en mi piel, apretándome besos suaves y calientes en el cuello y la clavícula―No eres su hija, y no hay huerto en el mundo lo suficientemente lejos del árbol del que cayó tu manzana―Sus brazos me rodearon con fuerza y el calor de su cuerpo me envolvió―No te lastimará, porque no dejaré que eso ocurra. Jamás. ―Te amo, Johnny Kavanagh―le dije, cerrando los ojos mientras le agarraba del brazo y lo estrechaba contra mi pecho―Lo que más amo en el mundo. ―Yo también te amo, Shannon Lynch―me dijo en voz baja al oído y sentí la conexión que tenía con él en lo más profundo de mi alma―Lo que más amo en el mundo. ―¿Para siempre? ―Suspiré. Me besó el hombro―Para siempre.

CHLOE WALSH

610

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 CAPÍTULO 53

¡No se Roban Niños, Amigo!

Shannon Lynch me cambió. Sabía que sonaba como una mierda de arrepentimiento, pero era la verdad. Aquel día de enero, cuando la noqueé con mi pelota, me había sentido tan jodidamente perdido y desdichado. No me había dado cuenta de cuánto hasta que miré a esos ojos azul noche y me encontré con una réplica casi idéntica de mis propios secretos y mi dolor. Yo estaba herido y asustado por razones completamente distintas a las de ella, pero aquel día algo se puso en su sitio y desde entonces no he vuelto a ser el mismo. Me ocurrió cuando menos lo esperaba. No la quería, no estaba dispuesto a negociar con el cambio que sabía que ella me traería. Así que la bloqueé. La mantuve a distancia. Hasta que un día, no pude hacerlo más. Tardé algún tiempo en entender lo que me pasaba, en comprender los sentimientos que me embargaban, pero una vez que lo hice, una vez que acepté lo que sentía y puse mis ojos en ella, lo acepté todo. Habían pasado cinco meses desde el día en que irrumpió en mi vida, poniéndolo todo patas arriba, y mis sentimientos por ella eran más profundos

CHLOE WALSH

611

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 que nunca. Sinceramente, sentía que me ahogaba en todo lo que ella era. Su dolor, sus sonrisas, su jodida familia horrible, su personalidad juguetona, la que asomaba cuando estábamos a solas. Estaba completamente atrapado en ella. Estaba bastante seguro de que ninguno de los dos tenía ni idea de lo que estábamos haciendo -yo desde luego no-, pero sabía que fuera lo que fuese, no tenía intención de parar. Ella no era un examen para el que pudiera estudiar, ni un partido para el que pudiera prepararme con práctica e incontables horas en el gimnasio. Por primera vez en mi vida, estaba fuera de mi elemento y me abría camino en una relación en la que no sabía muy bien cómo desenvolverme, pero los sentimientos que me provocaba eran adictivos. Demonios, estaba obsesionado con mi novia. Estaba tan enamorado de ella que apenas podía respirar y, aun así, me sumergía más y más, quería más y lo aprovechaba, haciendo todo lo posible por estar con ella. Entre que su familia me despreciaba y mi rígido calendario de entrenamiento, que volvía a estar a pleno rendimiento, pasar tiempo juntos era un problema para mí. Me costaba encontrar un equilibrio entre el rugby y mi novia, y la mayoría de los días alternaba entre esforzarme al máximo en el gimnasio o en el campo y querer dejar de entrenar, coger el coche e ir a recogerla. Sintiéndome más fuerte que nunca, me esforcé al máximo, volví a mis sesiones de gimnasio a las 5 de la mañana y trabajé horas extras para recuperar el valioso tiempo perdido. Me esforzaba al máximo por recuperarme a tiempo, ansioso por recuperar y mantener mi posición. Ella nunca se quejó de lo mucho que entrenaba o de la frecuencia con la que iba al gimnasio. Se limitaba a animarme, dándome un flujo constante de apoyo silencioso que era más reconfortante que cualquier otra cosa, mientras me decía continuamente que creía en mí. 'Puedes hacerlo, Johnny, sé que puedes'. Sus palabras eran

CHLOE WALSH

612

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 poderosas para mí. Sus palabras me impactaron más de lo que ella creía. Esas pequeñas afirmaciones me ayudaban a levantar el culo de la cama cada mañana cuando mi cuerpo gritaba en señal de protesta. Intenté no pensar en lo que nos depararía el futuro, en lo que pasaría cuando se produjera la llamada, porque por primera vez en mi vida me interesaba algo más que el rugby. Me interesaba ella. Antes de conocer a Shannon, no me habría considerado una persona impulsiva, pero algo había cambiado en mi cerebro y me había convertido en un imbécil imprudente e irracional. Sabía que había metido la pata con su padre hacía unas semanas, pero para ser justos, ¿cómo demonios iban a dejar que se fuera? ¿Cómo podía alguien dejarlo ir? Alguien tenía que hacer pagar a ese monstruo. El sonido de mi teléfono atravesó mis pensamientos y detuve el coche frente a la casa de Shannon antes de sacarlo del bolsillo para contestar. Miré la pantalla y sonreí al ver el nombre de Shannon. ―Hola, Shannon. ―Hola,

Johnny―respondió

ella

suavemente―¿Qué

tal

el

entrenamiento? ―Igual que siempre―Suspirando satisfecho, me recosté en mi asiento―Estoy afuera. ―Oh, no―murmuró―No estoy ahí. ―No pasa nada―respondí, conteniendo la oleada de decepción que se agitaba en mi interior. ―En realidad estoy en casa de Claire―dijo por la línea―Nos vamos de compras. ―¿De compras? ―Sonreí para mis adentros y me quité una pelusa del muslo―¿Tienes algo bonito en mente que comprar?

CHLOE WALSH

613

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Eh, no, yo no―contestó, con la voz baja―Pero puedo ir más tarde esta noche, ¿si te parece bien? Hughie dijo que me llevaría a tu casa si todavía quieres que vaya. ―Será mejor que vayas―bromeé―De lo contrario, voy a tener que escalar el costado de tu casa y sacarte. Se rió suavemente. ―Oh, espera...―El sonido de revoltijos y susurros amortiguados llenó mis oídos antes de que Shannon volviera al teléfono―¿Claire quiere saber si Gibsie está contigo? ―No, hoy fue en coche al entrenamiento―respondí, mirando mi reloj―Debería estar pronto en casa. ―¿Lo escuchaste? ―Oí que Shannon le decía a Claire―Te echo de menos―añadió entonces, dirigiendo esta parte a mí―Mucho. ―Yo también te echo de menos, cariño. ―Ustedes dos son asquerosos―la voz de Claire se rió por la línea―Ayer se vieron en el colegio. Algo llamó mi atención en la ventana delantera de la casa de Shannon, distrayéndome de la conversación. Arqueándome, miré por encima de la pared, observando cómo las cortinas se movían de nuevo. ―¿Quién está en casa, Shan? ―pregunté, con curiosidad. ―¿Eh? ―¿En tu casa? ―pregunté―¿Dijiste que Darren estaba en Belfast este fin de semana por trabajo? ―Ah, sí―respondió. ―¿Así que no hay nadie en casa? ―No debería haber nadie―respondió. ―Oh―Observé cómo las cortinas se movían y una cabecita rubia se

CHLOE WALSH

614

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 asomaba y desaparecía rápidamente―Hmm. ―¿Por qué? ―se apresuró a preguntar, el pánico evidente en su voz―¿Pasa algo malo? ―No―respondí, manteniendo la calma mientras bajaba del coche―Ya me voy a casa, así que voy a tener que colgar. ―Está bien, gracias por llamar. ―Tú me llamaste, Shan―le recordé mientras rodeaba el muro del jardín, en dirección a la casa. ―Oh... sí, claro. Lo siento. ―No te preocupes―Me reí entre dientes, imaginándola sonrojada―Nos vemos luego, ¿sí? ―Adiós, Johnny. ―Adiós, cariño―Colgué, me metí el teléfono en el bolsillo y me agaché frente a la ventana. Menos de un minuto después, la cortina se movió y un par de grandes ojos color chocolate se clavaron en los míos. Sean, recordé mientras el niño me miraba fijamente a través del cristal, con cara seria y manchada de suciedad. ―Hola…―dije, saludándole con la mano. No respondió. Solo se quedó allí, mirándome fijamente. Sin saber qué hacer, apoyé la mano en el cristal de la ventana y contuve la respiración. Pasaron los segundos y, justo cuando creí que el bebé se había convertido en piedra, apretó su pequeña y regordeta mano contra el cristal, como la mía. Sonriendo, me levanté despacio, sabiendo que tenía que volver al coche y alejarme de esta casa, pero me dirigí hacia la puerta principal de todos modos. Llamé suavemente a la puerta y esperé una respuesta, reprimiendo el impulso de irrumpir en el interior y exigir saber qué coño estaba pasando.

CHLOE WALSH

615

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Finalmente, la puerta se abrió y me encontré con el mismo chico rubio de la ventana. ―Hola, Sean―le dije con mi mejor voz persuasiva―¿Cómo estás? Otro niño, de no más de once o doce años, se abalanzó hacia nosotros, interceptó al pequeño y lo cogió en brazos. Se dio la vuelta y me miró con desconfianza. ― Fuera de aquí. ―¿Qué tal? ―Me oí decir mientras retrocedía un par de pasos―Soy Johnny. ―¿Sí? Pues vete a la mierda, Johnny. Con la mandíbula rechinando, me tragué una respuesta sarcástica y volví a intentarlo. ―Tú eres Tadhg, ¿verdad? ―Esperaba haber dicho bien el nombre―Soy el novio de tu hermana. Y también conozco a tu hermano Joey. Entonces apareció un tercer chico, asomándose por lo que yo sabía que era la puerta de la cocina. ―¿Eres ese Johnny? ―preguntó con voz pequeña y esperanzada―Le gustas mucho a Shannon. ―No hables con él, Ollie―dijo fríamente Tadhg, me miró fijamente y siseó―Vete. «No me iba a ir» No podía irme. ―¿Dónde está tu madre? ―Le pregunté. ―Métete en tus putos asuntos―escupió Tadhg. «Cristo, este chico era casi tan salvaje como Joey» ―¿Dónde está Joey? Sin respuesta.

CHLOE WALSH

616

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―¿Están solos en casa? Con una mirada mordaz, Tadhg se movió para cerrarme la puerta. Extendí la mano e impedí que se cerrara. ―Puedes decirme dónde está―dije con calma―O puedes decírselo a la policía. ―Joey tenía que ir a un partido―se sinceró Ollie―Se suponía que mami nos dejaría en casa de la abuela, pero sigue en la cama y no se despierta. ―Jesucristo, Ollie―rugió Tadhg―¿Qué intentas hacernos? ―Él preguntó―respondió Ollie, con el labio tembloroso. ―¿Y tú le cuentas nuestros asuntos? ―espetó Tadhg―¡Sabes que no debes hacerlo! El mediano agachó la cabeza y moqueó―Lo siento. ―Si nos denuncias con la policía, te lo haré pagar―siseó Tadhg, volviéndose para mirarme―Soy peligroso. Me mordí el labio para no sonreír. ―Te creo―le dije, manteniendo una expresión seria―Eres un muchacho grande para tu edad. ―Sí, tengo doce años―gruñó, hinchando el pecho―Podría contigo. Asentí firmemente―Sin duda. ―Habla raro―dijo entonces Ollie―¿Por qué habla raro? ―Eso es porque es dublinés―se mofó Tadhg, lanzándome una mirada mordaz―Todo el mundo sabe que Cork es la verdadera capital de Irlanda. «¿Se estaba peleando conmigo por mi lugar de nacimiento? Jesús...» ―¿A qué hora vuelve Joey de su partido? ―pregunté, tratando de mantener la calma, mientras me apoyaba en el marco de la puerta. ―Unas horas―dijo Ollie, acercándose―Pero si tiene que trabajar después, entonces llegará muy, muy tarde.

CHLOE WALSH

617

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Maldita sea, Ollie―Tadhg sacudió la cabeza con resignación―No puedes guardarte nada para ti. ―Sólo estoy respondiendo a su pregunta―resopló Ollie. ―¿Ya cenaron? ―pregunté, sonriendo a Sean, que me miraba con los ojos muy abiertos―¿Tienen hambre? ―Estamos bien―gruñó Tadhg. ―Yo tengo hambre―dijo Ollie―Y no hemos cenado porque no sabemos nada sobre la cocina. El corazón me crujió en el pecho, pero lo disimulé con una pequeña carcajada. ―Sí, lo mismo digo―les dije, tratando de tranquilizarlos―Yo tampoco sé mucho sobre cocinas. ―Joey cocina―añadió Ollie―Shannon también. Sonriendo, asentí―Sí, Shannon es una gran cocinera. Sus ojos se abrieron de par en par―¿Has probado sus espaguetis? Son mis favoritos. ―Todavía no―respondí―Tengo que pedirle que me los haga alguna vez. ―Deberías―coincidió Ollie―Son muy buenos. ―Oye,

¿sabes

lo

que

realmente

me

gusta?

―Le

dije―McDonald’s―Sus ojos se abrieron de par en par y me apresuré a decir―¿Quieren ir? «¡Qué mierda estás haciendo, Johnny!» ―¿Contigo? ―preguntó Ollie, con los ojos muy abiertos. «Di que no, imbécil. Di que no, joder» ―Sí―respondí. ―¿Ahora?

―preguntó

CHLOE WALSH

Tadhg, 618

que

sonaba

entusiasmado

KEEPING 13

a

BOYS OF TOMMEN #2 regañadientes. «Vas a ir a la cárcel, Capi...» ―Sí―dije―¿Por qué no?

Tres horas, un viaje al parque infantil y dos visitas al McDonald’s después, y yo estaba exhausto. Asustado, me detuve en la calle de Gibsie, sabiendo que necesitaba refuerzos y algunos consejos de vida. ―Chicos, esperen en el coche, ¿de acuerdo? ―les dije, mirando a las tres cabezas rubias en la parte trasera de mi Audi. Ollie y Sean estaban atiborrándose de bolsas de caramelos. Tadhg sorbía un granizado. Había cajas vacías de Happy Meal esparcidas por el suelo de mi coche y yo rezaba para que esos niños no tuvieran alergia, porque les había dado más porquerías de las que me atrevía a imaginar―Solo voy a recoger a mi amigo. ―¿Puedo conducir ahora? ―preguntó Tadhg, desabrochándose el cinturón de seguridad y moviéndose para subir a través de los asientos―Estamos en un callejón sin salida. ―No―le respondí―Ya te lo había dicho. Resoplando, volvió a sentarse y bebió un sorbo de su pajita. ―Apestas. «Maldito descarado» ―Espera aquí―murmuré, saliendo del coche antes de estrangular al hermanito de mi novia. ―¿Qué hiciste? ―Preguntó Gibsie, mirándome desde la puerta de su casa mientras me apresuraba por el sendero del jardín hacia él―¿Johnny? ―Tengo un problema―le dije al llegar a su lado―Un gran problema. ―Lo sé―respondió Gibsie, mirándome con desconfianza―Me doy

CHLOE WALSH

619

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 cuenta por tu cara. ¿Qué demonios hiciste? ―¡Me los llevé! ―exclamé, señalando mi coche. ―¿Qué te llevaste, Johnny? ―preguntó Gibsie con recelo. Tragando un gemido, le agarré del brazo y le arrastré por el camino hacia mi coche. ―A ellos―espeté, señalando a los tres chicos rubios que nos miraban. ―Te los llevaste―exclamó Gibsie―¿Simplemente fuiste y te llevaste a unos niños? ―¡Tú no estabas allí! ―Exhalando un gruñido furioso, me pasé la mano por el pelo y siseé―Tú no viste lo que yo vi, así que no me juzgues, joder. ―¿Que no te juzgue? ―balbuceó Gibsie, con los ojos muy abiertos―Amigo, robaste a unos malditos niños―Su voz se elevó, volviéndose aguda, mientras seguía protestando―Y los trajiste aquí, a mi casa, ¡haciéndome cómplice! ―Yo no los robé―gruñí―Me los llevé. ―Robar, llevar... es lo mismo, Johnny―espetó―No son producto de tu jodida polla, por lo tanto, no tienes por qué llevártelos a ninguna parte―Me rodeó y miró por la ventana―¿Qué le pasa a ese? ―preguntó, señalando a Sean―¿Por qué se está comiendo los dedos? ―No lo sé, no habla―gemí, nervioso―No sé qué demonios debo hacer ahora. ―Llévalos de vuelta al parque en el que los encontraste. ―Es un poco más complicado que eso―espeté, sonriendo y saludando a los chicos con dos pulgares. Ollie y Sean me devolvieron el saludo. Tadhg me hizo un gesto con el dedo corazón― Ése podemos dejarlo―murmuré en voz baja― Mira―dije, volviéndome hacia Gibsie―¿Podemos llevarlos adentro?

CHLOE WALSH

620

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―¿Dentro de mi casa? ―Gibsie se resistió―Sí, porque eso no suena nada depravado y jodido. Dos adolescentes metiendo a tres niños pequeños en una casa. ―¿Sí? Gibsie me miró como si hubiera perdido la cabeza, y la verdad era que probablemente lo había hecho. Pero yo estaba metido en esto ahora y me estaba dejando llevar. ―¡Maldición, no! ―Entonces, ¿qué se supone que debo hacer con ellos? ―Devuélvelos. Sacudí la cabeza ―No puedo hacer eso. ―No se roban niños―siseó―Es como la regla fundamental de la vida. ―No estaba pensando. ―Tienes problemas―acusó Gibsie, sonando horrorizado―Tienes serios putos problemas para llevarte cosas que no son tuyas. Eres como un cleptómano, pero con humanos. ―Lo sé―exclamé―Voy a mejorar, pero necesito que me ayudes con ellos. ―¿Por qué? ―exigió―¿Qué es lo que no me dices, Johnny? Cristo, no puedo ayudarte si no me dices lo que está pasando. ―Son los hermanos de Shannon―Dándole la espalda al auto, susurré―Estaban solos, amigo. Su mamá estaba acostada y ellos tenían hambre.

No

podía

dejarlos

allí―Me

encogí

de

hombros

con

impotencia―¿Cómo puedo llevarlos de vuelta a esa casa? ―Señalé hacia el coche―Ese es sólo un bebé. ―Mierda―Gibsie bajó la cabeza y gimió―¿Deberíamos llamar a Shannon?

CHLOE WALSH

621

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―No―dije, nerviosamente―Está teniendo un buen día a pesar de todo lo que está pasando en su vida. No voy a estropeárselo con más mierda. ―Entonces los llevaremos a tu casa―respondió―Tu mamá está allí. Ella sabrá qué hacer con ellos. ―Me va a matar―murmuré abatido. ―Sí―replicó Gibs, dándome una palmada en la espalda―Y a mí contigo.

―¡Guau! ―Tadhg y Ollie corearon cuando nos detuvimos frente a mi casa un rato después―Tu casa es enorme. ―Ninguno de ustedes le tiene miedo a los perros, ¿verdad? ―pregunté mientras Bonnie, Cupcake y Sookie correteaban por el jardín trasero. ―No―respondió Ollie, empujando la puerta y corriendo directamente hacia los perros. ―Me gusta el negro―dijo Tadhg mientras salía corriendo detrás de su hermano. ―Se llama Sookie―le dije, saliendo tras ellos―Es vieja, así que ten cuidado con ella. ―Oye, Sookie―gritó Tadhg, corriendo por la hierba hacia donde Ollie se revolcaba con los dos Golden Retrievers de mi madre. ―¿Qué vamos a hacer con éste? ―preguntó Gibsie, mientras se apoyaba en el lateral de mi coche y señalaba a Sean, que seguía sentado en el asiento trasero, mordiéndose los dedos―¿Por qué sigue comiéndose a sí mismo? ―No se está comiendo a sí mismo, Gibs―espeté, sintiéndome extrañamente protector―Sólo está nervioso. Todo esto es nuevo para él, así

CHLOE WALSH

622

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 que... déjalo en paz, ¿quieres? ―Jesús―murmuró Gibsie, levantando las manos―Lo siento, papá. Ignorando a mi mejor amigo, caminé hacia la puerta trasera y me agaché. ―Hola, amiguito―le dije, mirándolo a los ojos―¿Quieres entrar conmigo? Sean me miró fijamente durante un largo rato antes de arrastrarse por los asientos y deslizar su pequeña mano por la mía. Inseguro, miré su carita y esbocé lo que esperaba que fuese una sonrisa tranquilizadora. ―Buen chico Mientras lo ayudaba a salir del coche, tuve que encorvarme para no arrancarle el brazo. ―Sabes, si alguna vez falla el rugby, serías un excelente niñero―se rió Gibsie, abriéndome la puerta trasera de la casa. ―Vete a la mierda―le dije mientras ayudaba al hermano pequeño de Shannon a subir el escalón trasero y lanzaba unos cuantos Ave Marías para protegerme―¿Mamá? ―grité, persignándome, mientras empujaba la puerta de la cocina hacia dentro y encontraba a mi madre sentada en la isla con una de sus carpetas de trabajo abierta―Tengo un problema y necesito tu ayuda. ―Prueba con tres problemas―musitó Gibs―Tres putos problemas enormes. ―Pero no te asustes―me apresuré a añadir―Oídos pequeños están escuchando. Su mirada se dirigió directamente al niño de mi mano y luego a Gibsie antes de volver a mí. ―Johnny, ¿qué hiciste? ―Apartó el taburete, se levantó y se acercó a nosotros―¿De quién es este niño? ―Es el hermanito de Shannon―le expliqué con toda la calma que pude,

CHLOE WALSH

623

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 con cuidado de no asustar al pequeño que se aferraba a mi mano. ―Hay dos más de donde él vino en tu jardín―Gibsie añadió―Johnny los robó. ―¿Le robaste a sus hijos? ―exclamó mamá, pálida. ―Sí, así que puede que quieras llamar a tu marido y ver si está familiarizado con casos de secuestro de niños―respondió Gibsie por mí―Y aviso, por una vez, esto no ha sido idea mía. ―Este es Sean―dije, mirando a mi madre. Con voz suave y delicada, me agaché a su lado y le hablé directamente―Sean, esta es mi madre. Se llama Edel. Sean miró fijamente a mi madre, metiéndose esta vez todo el puño en la boca. ―Le gusta comerse la mano―dijo Gibsie, como si eso fuera información importante―Pero Johnny cree que está bien―Encogiéndose de hombros, añadió―Yo no sé mucho de niños. Lo único que tengo en casa es un gato. ―Gerard, baja a la oficina y llama a mi marido―susurró mamá―Date prisa, cielo. ―Lo haré―respondió Gibsie, antes de correr por el pasillo hacia el despacho de mi padre. ―Ahora―Agachada frente a Sean, mamá sonrió alegremente―Hola, Sean, tesoro, ¿cómo estás? Sean la observó atentamente, sin hacer ruido. ―¿Habla? ―preguntó mamá suavemente, lanzándome una rápida mirada. Negué con la cabeza―No lo creo. ―¿Johnny? ―gritó otra vocecita―¿Le puedo dar algo de comer a tus

CHLOE WALSH

624

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 perros? ―Sí, ¿tienes una correa para que pueda sacar a pasear a Sookie? Segundos después, Ollie y Tadhg entraron corriendo en la cocina, con los ojos brillantes y las mejillas sonrosadas. En cuanto vieron a mi madre, se pusieron rígidos y se agruparon. ―Muchachos, esta es mi mamá―les expliqué―Edel. ―Hola, chicos―dijo mamá en voz baja, sonriendo cariñosamente a los hermanos. ―Mamá, estos son los hermanos de Shannon: Ollie y Tadhg―Hice las presentaciones desde donde seguía agachada junto a Sean, que apretaba mi mano con fuerza entre las suyas―Está bien, amigo―le susurré al oído―Estás a salvo. ―Hola, Dellie―dijo Ollie tímidamente. ―Dios, Ollie, ha dicho que se llama Edel―refunfuñó Tadhg―No Dellie. ―No pasa nada―rió mamá, levantándose―Dios mío, eres la viva imagen de tu hermano―añadió, sonriéndole a Tadhg. Tadhg la observó atentamente―¿Qué hermano? ―Joey―respondió mamá. Tadhg abrió los ojos. ―¿Conoces a Joey? Mamá asintió. ―Lo conozco. Es un chico encantador. Tadhg frunció el ceño. ―¿Segura que conoces a Joey? Mamá volvió a reír entre dientes. ―Entonces, ¿te gusta Sookie?

CHLOE WALSH

625

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 La dureza de sus ojos se suavizó―Es simpática. ―Su voz también es graciosa―anunció Ollie―¿Verdad, Tadhg? Su voz es más extraña que la de Johnny. ―Es de Dublín―gimió Tadhg, con cara de vergüenza―Dios, Ollie. ―¿Y tú, Ollie? ―Mamá dirigió su sonrisa al mediano―¿Te gustan Bonnie y Cupcake? ―Me encantan―le dijo él, radiante―Son tan grandes. Quiero tener un perro. Mucho, mucho, pero no se nos permite tener uno porque cuando mi padre tuvo el último... ―Ollie―dijo Tadhg en tono de advertencia―Silencio. Ollie cerró la boca de golpe y se sonrojó. ―¿Qué es eso de que has secuestrado a los niños Lynch? ―se rió mi padre mientras entraba en la cocina con aire divertido. Sin embargo, en cuanto sus ojos se posaron en los tres chicos que estaban a mi lado, su sonrisa desapareció―Oh, cielos. En cuanto entró en la habitación, el ambiente cambió y los chicos parecieron ponerse en alerta máxima. Ollie y Tadhg dieron un paso hacia mí, y Tadhg desplazó a Ollie detrás de él. Sean se giró hacia mi pecho y me rodeó el cuello con sus bracitos, aferrándose a mí. A mi madre se le llenaron los ojos de lágrimas y se tapó la boca con la mano. ―Oh, Dios. ―No llores, mamá―le dije mientras rodeaba con mis brazos el pequeño cuerpo de Sean y lo levantaba―Estás bien, amiguito―le dije. Asintió con la cabeza, metió la cara en mi cuello y me acarició la mejilla con los dedos cubiertos de baba. Hombres, me di cuenta. Les aterrorizaban los hombres adultos. Gibsie y

CHLOE WALSH

626

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 yo no éramos una amenaza para ellos porque teníamos la misma edad que Joey, a quien todos aquellos niños parecían adorar, Shannon incluida. El odio se apoderó de mi cuerpo a un ritmo vertiginoso, dificultando mis funciones. ―Chicos―dije, volviendo al presente―Este es mi papá, John―Miré a mi madre en busca de ayuda, pero parecía tan perpleja como yo―Es un...―Intenté encontrar las palabras necesarias para tranquilizar a los niños. Me aclaré la garganta y añadí―…un gran imbécil, chicos, pero es completamente inofensivo. Sus ojos se abrieron de par en par, como si no pudieran creer lo que acababa de decir. ―Así es―dijo mamá, comprendiendo rápidamente. Agarró a mi padre de la mano, lo llevó a la isla y lo sentó en un taburete para que no intimidara tanto con su 1,90 de estatura―Es nuestro tonto, ¿verdad, John? ―añadió, revolviéndole el pelo―Un viejo y gran blandengue. ―Hola, John―dijo Ollie, mirando a mi padre con recelo, y ofreciéndole un pequeño saludo―Soy Ollie. ―Hola, Ollie―respondió papá, sonriendo al mediano de los Lynch―Encantado de conocerte. ―¿Lo escuchaste, Tadhg? ―dijo Ollie, golpeando a Tadhg en las costillas―Habla igual que nosotros. ―Porque

es

de

Cork―murmuró

Tadhg,

sacudiendo

la

cabeza―Obviamente. ―Hola, Tadhg―añadió papá―¿Cómo estás? ―Bien―respondió Tadhg con recelo―Gracias. Papá sonrió―¿Qué hicieron con Johnny, muchachos? ―Nos llevó al McDonald’s―soltó Ollie―Dos vez. ―Dos veces―corrigió Tadhg con un fuerte suspiro―Di dos veces,

CHLOE WALSH

627

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Ollie. ―Y al Parque de Juegos―continuó Ollie, imperturbable―Y conocimos a ese tipo raro de allí...―Hizo una pausa para señalar a Gibsie―Bueno, Tadhg dice que es raro. Yo también lo creo, pero también es bastante simpático―Sonriendo, añadió―Me dio cinco euros. ―Gracias, niño―se rió Gibsie―Yo también creo que eres simpático. ―Oh, ¿así que no tienen hambre? ―preguntó mamá mientras abría la nevera―Ni siquiera de un poco de…―Ella dejó que sus palabras se detuvieran mientras sacaba un enorme pastel de chocolate de la nevera―¿Postre? ―Guau―jadeó Ollie, yendo directo hacia ella, olvidado todo temor a mi padre ahora que había un pastel de por medio―¿Podemos comer un poco, Dellie? ―Edel―murmuró Tadhg, pellizcándose el puente de la nariz―Dellie no. ―Sólo las tres porciones más grandes―respondió mamá, haciendo que sus ojos se abrieran de par en par con fingido entusiasmo―¿Qué te parece? Ollie asintió con impaciencia. ―El mes pasado fue el cumpleaños de Tadhg y no le compraron ningún pastel. Le encanta el chocolate, ¿verdad, Tadhg? ―No importa―murmuró Tadhg, acercándose un poco más―Supongo. ―Bueno, ven aquí conmigo y lo cortaremos―anunció mamá, con tono alegre, pero los ojos llorosos―Y traeré helado para acompañarlo. ―¡Dios mío! ―exclamó Ollie, siguiendo a mi madre―Tu mamá es la mejor, Johnny. ―Y tú―dijo mamá mientras dejaba el pastel sobre la encimera y subía a Ollie a un taburete―Me recuerdas mucho a tu hermana―Acariciándole el pelo, le sonrió―Y eres igual de dulce.

CHLOE WALSH

628

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Ollie le sonrió―¿Lo soy? Mamá asintió―Sí, lo eres. Tadhg soltó una risita, uniéndose a Ollie en la isla. ―Te pareces a Shannon. ―¿Y qué? ―Ollie resopló, manteniendo la mirada fija en el pastel que mamá estaba cortando―Soy dulce. ―¿Quieres un poco de pastel, Sean? ―pregunté cuando asomó la cabeza, con los ojos siguiendo a sus hermanos―Apuesto a que está rico. ―No habla mucho―explicó Tadhg, con los ojos abiertos de par en par cuando mi madre colocó un enorme trozo de pastel frente a él―Sólo dice como siete palabras. ―Es verdad―coincidió Ollie, agarrando su porción de pastel con la mano y dándole un enorme mordisco―Y no ha dicho nada desde que papá hirió a Shannon... ―Ollie―gimió Tadhg, con los hombros caídos―Deja de hablar. ―No pasa nada, chicos―les dijo mamá, con la voz un poco temblorosa, mientras dejaba un plato de pastel delante de papá―Hoy no tenemos que hablar de eso. ―Hey―intervino Gibsie, guiñándole un ojo a Tadhg―No te comas todo ese pastel, gordito. Quiero un poco. Tadhg resopló―Parece que ya has comido suficiente pastel para todo un mes. ―Te informo que se necesitan horas en el gimnasio para verse tan bien como yo. Gibsie respondió, uniéndose a ellos en el lado opuesto del mostrador, tomando el taburete junto a mi padre. ―Sí, claro―se rió Tadhg entre bocados de su pastel -de nuevo, usando

CHLOE WALSH

629

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 las manos y no el tenedor que tenía al lado―…querrás decir horas con la cabeza en la nevera. Gibsie echó la cabeza hacia atrás y se rió―Eres un pequeño insolente de mierda. ―Gerard―exclamó mamá, dedicándole a Gibsie una sonrisa de agradecimiento, mientras ponía delante él un plato de pastel―Sin malas palabras. ―Lo siento, Mami K―respondió Gibsie con una sonrisa tímida antes de clavarle el tenedor a su pastel con deleite―Mmm. ―Voy por el helado―anunció mamá antes de entrar corriendo en el cuarto de lavandería, ahogando un sollozo. ―¿Quieres un poco? ―Le pregunté a Sean, que ahora estaba físicamente inclinado hacia la comida―¿Sí? Sean asintió y se agitó en mis brazos. Lo tomé como una señal para ponerlo en el suelo y en el momento en que lo hice, se escabulló hacia sus hermanos, tratando sin éxito de subir. Sus dos hermanos lo ignoraron, demasiado concentrados en su propio pastel mientras lo devoraban. Renunciando a llamar su atención, dio la vuelta a la isla y se detuvo junto a las piernas de mi padre. Vi cómo parecía dudar antes de levantar la mano y tirar de la pernera de sus pantalones. Sin mediar palabra, mi padre se agachó y lo subió a su regazo, sin darle importancia, mientras ponía el plato de tarta delante de Sean. Tras zambullirse en el pastel, Sean empezó a metérselo en la boca, sentado a gusto en el regazo de mi padre mientras comía. Ollie y Tadhg se giraron para observar a su hermano pequeño y miraron a mi padre con curiosidad. Cuando mamá entró en la cocina con la cubeta de helado, volvió a salir

CHLOE WALSH

630

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 corriendo. Sacudiendo la cabeza, la seguí hasta el lavabo y la encontré sollozando contra el congelador. ―Dios, los amé―susurró, con lágrimas cayendo por sus mejillas―Oh, Johnny, esos pobres bebés. ―Lo sé, mamá―respondí, manteniendo la voz baja―Pero no llores. Los asustarás. ―Es terrible―se atragantó―Cómo alguien puede hacerle algo así a esos bebés... ―Mamá, para―Cerrando el espacio entre nosotros, puse mis manos sobre sus hombros y suspiré―Aliméntalos―la animé―Llénalos de helado y toda esa mierda que nos dabas cuando éramos pequeños. No necesitan más lágrimas. ―Tienes razón―Resoplando, se secó las mejillas con el dorso de la mano y forzó una sonrisa―No más lágrimas. ―Edel―dijo papá, asomando la cabeza por la puerta con Sean balanceándose sobre su cadera―Tenemos que hablar. ―Lo sé, John. ―No―Sacudió la cabeza y dirigió a mi madre una mirada significativa mientras Sean le tiraba de la corbata―Tenemos que hablar ya, querida.

―Esto es una estupidez―gruñí, paseándome por el estudio de mi padre como un lunático trastornado―No voy a volver a llevarlos allí, papá. ―No tenemos elección, Johnny―replicó papá con cansancio―Tenemos que devolverlos, preferiblemente antes de que su madre se dé cuenta de que se han ido. ―Esa familia necesita urgentemente una intervención―exclamó

CHLOE WALSH

631

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 mamá―No sé qué le pasa al mundo, pero no puedo entender cómo los dejan en esa casa con ella... o cómo el tipo ése sale impune. ―Cálmate, querida―la tranquilizó papá, frotándole el brazo. ―No es justo, John―exclamó ella―No puedo soportarlo. ―No, no es justo―asintió papá―Pero no puedes angustiarte por eso. ―¡Míralos, John! ―Acercándose a la ventana, señaló hacia fuera, donde Gibsie se revolcaba en el césped con los tres niños―Míralos. ―Los veo, Edel―respondió papá con calma―Veo todo lo que estás viendo, amor. ―Si los ves, ¿cómo esperas que los devuelva? ―siseó mamá―Hay que hacer algo. Hay que hacer algo mejor por esos niños. Sólo son niños. No lo entienden y no se merecen esto. ¿Y Shannon? ―La expresión de mamá se derrumbó―Él lo vio, John―Me señaló con un dedo tembloroso―Nuestro hijo lo supo reconocer desde el principio. Puede que no entendiera lo que estaba viendo, pero oyó el grito de auxilio. La oyó a ella. Y desentrañó una oscuridad a la que ningún niño debería estar expuesto. ―Lo sé―respondió papá, dirigiéndole una mirada comprensiva―Pero ahora mismo no tenemos una base legal en la que apoyarnos. ¿Quieres que arresten a tu hijo, cariño? Porque eso es exactamente lo que pasará si no hacemos esto de la manera correcta. ―¿Entonces cuándo? ―exclamó mamá―¿Cuándo, John? ―¿Cuándo qué, mamá? ―pregunté, observándola atentamente. Mamá abrió la boca para responder, pero mi padre se adelantó. ―Edel―Sacudió la cabeza en señal de advertencia―Esta no es una conversación que quiero que tengamos delante de nuestro hijo. ―¿Hacer qué de la manera correcta? ―Pregunté, desconfiado―¿Qué está pasando aquí?

CHLOE WALSH

632

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―No hagas preguntas―dijo mi padre―Te prometo que no necesitas saber. ―Claro que necesito saberlo, papá... ―¡No, Johnny, no lo necesitas! ―me espetó―Tienes que confiar en mí y no hacer preguntas. ―No puedo hacerlo―espetó mamá, dejando caer la cabeza entre las manos―No puedo enviarlos de vuelta allí. ―Johnny, necesito que le mandes un mensaje a su hermano―le ordenó papá―Pídele a Joey que venga aquí. ―¿Qué? ―Mis cejas se fruncieron―¿Ahora? Papá asintió―Ahora. ―¿Por qué Joey? ―Porque tiene más de dieciocho años y es el que menos probabilidades tiene de hacer que te arresten―replicó papá. ―Joder―murmuré. ―Sí―dijo papá―En efecto, joder, hijo. ―Pero papá, no creo que deban volver allí... ―Haz lo que te digo―ordenó papá―Nunca te he guiado mal antes, y no tengo planes de hacerlo ahora, así que confía en mí y mándale un mensaje a su hermano. Frustrado, saqué mi teléfono del bolsillo y suspiré abatido. ―¿Qué quieres que le diga? ―Dile la verdad―ordenó papá―Dile exactamente lo que nos dijiste y pídele que venga a recogerlos. ―No―Mamá sacudió la cabeza―Por favor, John... ―Confía en mí―le dijo papá―Es la única manera, Edel. Moqueando, mamá asintió―Manda un mensaje a Joey, cariño.

CHLOE WALSH

633

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Con pánico, saqué mi teléfono y envié un mensaje a la única persona que esperaba que no hiciera que me arrestaran. Johnny Sí, verás, hoy pasó algo extraño... Joey “el lanzador” ¿Por qué me estás escribiendo? Johnny Porque me llevé a tus hermanos y están en mi casa. Joey “el lanzador” ¿Por qué? Johnny No lo sé. Joey “el lanzador” ¿Piensas devolvérmelos? Johnny Supongo. Joey “el lanzador” Estás realmente jodido, Kavanagh. Johnny Lo sé. Joey “el lanzador” Voy para allá. ―Hecho―murmuré, deslizando mi teléfono de nuevo en mi bolsillo―Está de camino.

CHLOE WALSH

634

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Gracias―dijo papá con un suspiro. ―No me des las gracias, papá―murmuré―No por hacer lo incorrecto. Mamá miró entre mi padre y yo antes de suspirar pesadamente. ―Hiciste lo correcto, Johnny―Con los hombros caídos, se acercó a donde yo estaba y me rodeó la cintura con los brazos―Todo se arreglará―Me dio un beso en el hombro y añadió―Voy a poner la tetera―antes de salir en dirección a la cocina. ―¿Qué pasa, papá? ―pregunté, sintiéndome fuera de juego―¿Qué es lo que no me estás contando? ―No te cuento muchas cosas―respondió mi padre―Privilegio padre/hijo. ―Ya sabes lo que quiero decir, papá―espeté―Si sabes algo que tiene que ver con Shannon y no me lo dices, me volveré loco. ―No es nada relacionado con Shannon―me dijo papá. ―¿Entonces qué pasa entre mamá y tú? ¿Qué significó todo eso? Mi padre suspiró―Johnny, realmente no necesitas saberlo. ―Quiero saberlo―repliqué acaloradamente. ―Pero

no

tienes

por

qué

saberlo―replicó

con

un

tono

definitivo―Porque lo que hablamos tu madre y yo es privado. ―¿Están peleando? ―pregunté, totalmente perdido―¿Por los Lynch? ―Si fuera así, entonces eso también es privado―replicó papá, sin perder un segundo―Respeta eso. Me tragué una respuesta sarcástica y asentí con la cabeza. ―Bien hecho―dijo sacando las llaves del coche del bolsillo―Ahora tengo que ir a hacer unas llamadas para ver si puedo mantenerte fuera de la cárcel, al menos hasta que cumplas los dieciocho―Se dio la vuelta y se dirigió a la puerta, pero se detuvo y se giró―Olvidé preguntarte cómo te fue en el

CHLOE WALSH

635

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 entrenamiento. ―Bien―refunfuñé. ―¿Y el entrenador Dennehy? ―insistió―¿Alguna noticia? «No...» ―Eh, ¿podemos hablar de ello más tarde? ―Dije en su lugar―Mi cabeza está destrozada. ―Por supuesto―Me guiñó un ojo y dijo―Te encariñaste con una familia peculiar, hijo. ―Mira quien lo dice―le respondí acusadoramente, pensando en el lado de la familia de mi madre. ―No me lo recuerdes―murmuró papá―Hasta luego. ―Sí―Fruncí el ceño al seguirlo, preguntándome qué demonios estaba tramando―Nos vemos.

CHLOE WALSH

636

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 CAPÍTULO 54

Cuchillas De Afeitar

―Estamos viviendo nuestra mejor etapa, chicas―anunció Claire mientras volcaba sobre la cama el contenido de sus compras de todo el día y sonreía―Es hora de cambiarnos. ―No―refunfuñó Lizzie, dejándose caer en la cama con cara de agotamiento―Olvídalo. No voy a hacer nada más en lo que queda de la noche. ―Claro que sí―dijo Claire―Vamos a cambiarnos de imagen y eso te incluye a ti, gruñona. ―Claire―espetó Lizzie―Nos arrastraste por toda la ciudad de compras durante siete horas. Estoy agotada. ―Estoy de acuerdo con Lizzie en esto―Me tiré al suelo, me quité las zapatillas y me froté los pies―Ya son las siete de la noche y estoy muy cansada. «Y quiero ir a ver a Johnny...» ―¡Exacto! No recorrí toda la ciudad de Cork, comprando toda esta basura sólo para que se desperdicie―gruñó Claire, dando golpecitos con el pie―Las dos se van a cambiar de imagen y les va a encantar. Exhalando un pesado suspiro de derrota, me puse en pie y asentí. ―Bien, yo haré el cambio de imagen. ―Sí―chilló Claire, aplaudiendo―Gracias, Shannon.

CHLOE WALSH

637

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Traidora―murmuró Lizzie en voz baja. ―Por

eso,



vas

primero―contraatacó

Claire,

sonriéndole

diabólicamente a Lizzie―Y empiezo con esa uniceja. ―No tiene uniceja―me reí entre dientes, rebuscando entre la pila de cosas sobre la cama. ―No, no tengo una uniceja, Shan, pero se llevará un puñetazo en la cara si se me acerca con unas pinzas―replicó Lizzie. ―¿Para qué necesitamos cuchillas de afeitar? ―pregunté, cogiendo el paquete de cuchillas y un bote de espuma de afeitar. ―Porque nos vamos de jardinería, chicas―respondió Claire con despreocupación―Allí abajo. ―Si te acercas a mi vagina con una cuchilla, te apuñalo―advirtió Lizzie―Ni siquiera estoy bromeando. ―Bien―contraatacó Claire―Eres tan bestia que necesitaría todo el paquete para domarte. Lizzie puso los ojos en blanco y le hizo un gesto con el dedo a Claire. ―Sí―Miré el paquete de cuchillas con recelo―No estoy segura de que sea una buena idea. ―Es una idea terrible―intervino Lizzie―De todas formas, no deberías rasurarte ahí abajo. Para eso está la depilación láser. ―Bueno,

no puedo permitirme

una

depilación láser―resopló

Claire―No soy millonaria, Lizzie. ―Entonces, ¿te vas a destrozar con cuchillas de afeitar de supermercado? ―Costaron dos euros―replicó Claire. ―En el supermercado―añadió Lizzie con sarcasmo. ―¿Por qué intentas estropeármelo? ―reclamó Claire, fulminando con la mirada a Lizzie―Se supone que es un momento divertido y de unión.

CHLOE WALSH

638

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―¿Alguna vez te has afeitado ahí abajo, Claire? ―preguntó Lizzie. Claire frunció el ceño―No. ―Bueno, si lo hubieras hecho, sabrías que no estoy intentando arruinarte nada, estoy intentando salvarlas a las dos de una quemadura por fricción―dijo Lizzie―Pero da igual, adelante, quítate todo el pelo. Pero no vengas corriendo a mí cuando andes por ahí caminando como un vaquero estreñido. ―Bueno, a mí me parece una gran idea―animó Claire. ―Claro que sí―se burló Lizzie―Dios, qué despistada eres. ―Ignórala, Shan―dijo Claire, dándole la espalda a Lizzie y dedicándome una brillante sonrisa―Podemos hacerlo juntas. ―No voy a hacerlo contigo―me reí―Eso sería raro, Claire. ―No me refería a hacerlo sentadas una al lado de la otra en la bañera―soltó una risita―Nos turnaremos. ―Bueno, si ustedes dos planean ponerse en plan Eduardo Manostijeras por la noche, yo me voy a casa a ponerme al día con mis telenovelas―anunció Lizzie mientras se levantaba de la cama y caminaba hacia la puerta―Ten a mano el botiquín, Shan; lo vas a necesitar―añadió antes de salir de la habitación. Mis ojos se abrieron de par en par―¿Un botiquín de primeros auxilios? Claire puso los ojos en blanco―Está mintiendo. ―Dios, no entiendo nada de esto―murmuré, sintiéndome insegura. ―Vamos―me animó Claire―Vive la vida al límite. ―¿Estás segura? ―¿Por qué no? ―Con una sonrisa diabólica, se encogió de hombros―Incluso iré yo primero. Veinte minutos después, Claire regresó cojeando a su dormitorio, con las mejillas sonrojadas y las piernas abiertas.

CHLOE WALSH

639

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―El baño está libre, Shan―me dijo mientras me ponía en las manos el bote de espuma de afeitar. ―¡Dios mío! ―jadeé―¿Estás bien? ―Todo bien―respondió con una mueca mientras bajaba con cuidado al colchón―Te toca a ti. ―Claire, realmente no me convence esto―La miré con desconfianza y por la forma en que se abanicaba―Parece que te duele. ―¡Shannon, hice esto por ti! ―Entrecerró los ojos―Ahora es tu turno. Me quedé con la boca abierta―No, no lo hiciste. ―Sí, lo hice―me acusó―Intento ayudarte. Esta fue mi forma no tan sutil de hacerlo. ―¿Cómo? ―Me quedé boquiabierta―¿Cómo, en nombre de Dios, va a ayudarme esto? ―Con Johnny―me explicó―Vas a ir a su casa esta noche, ¿verdad? ―Sí. ―¡Exacto! ―respondió ella―¿Para qué necesito afeitarme el chocho? No tengo novio. ―¿Tu chocho? ―Fruncí el ceño―¿Lo llamas chocho? ―Es lo mismo―contestó, agitando la mano con desdén―La cuestión es que no necesito afeitarme. Nadie va a meter su cara en mis bragas. ―Prometiste que no se lo dirías a nadie―le espeté, ruborizándome. ―Y no lo hice―replicó―Estamos solas. Exhalé un suspiro―Pues creo que me estás mintiendo. Los ojos de Claire se abrieron de par en par―¿Qué dijiste? ―Ya me escuchaste―le dije―Creo que Gibsie está muy familiarizado con tus bragas. ―¡Ah!

―Se

agarró

CHLOE WALSH

el

pecho 640

con

la

mano

y

me

KEEPING 13

miró

BOYS OF TOMMEN #2 horrorizada―Mientes. ―Tú mientes―repliqué―Y estás usando mi vagina para encubrir tus travesuras nocturnas con el chico de la casa de enfrente. ―No lo hago. ―No te creo. ―Vamos, Shan―suplicó entonces―Eres mi mejor amiga. No puedes dejarme sola en esto. Ugh. ―Bien― Agarrando las cuchillas desechables, me escabullí en su cuarto de baño―Pero si esto sale mal, te hago responsable. ―Buena suerte―me dijo. «Aprende a decir no, Shannon. En el futuro, ¡sólo di no!»

―Tengo que decirte algo―fue lo primero que dijo Johnny cuando abrió la puerta y me hizo entrar en su casa. Tenía el pelo alborotado, como si se hubiera pasado los dedos por él un millón de veces, lo que le daba un aspecto magníficamente desaliñado. Me agarró de la mano y avanzó a toda velocidad por el pasillo en dirección a la escalera―Es muy malo, Shan―espetó, arrastrándome escaleras arriba―Tan jodidamente malo, cariño. ―Está bien, pero antes tengo que enseñarte algo―le dije sin poder evitar una mueca de incomodidad mientras él avanzaba a toda velocidad, sin detenerse hasta que estuvimos dentro de su dormitorio y la puerta se cerró tras nosotros―Es tan malo, Johnny―gemí, quitándome la chaqueta―Como el peor de los males. ―El mío es peor, Shan―murmuró, paseándose por el suelo―Créeme.

CHLOE WALSH

641

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 Es increíblemente malo. ―¿Puedes mirar lo mío primero? ―Supliqué, sintiéndome al borde de un ataque de pánico. ―¡Me robé a tus hermanos, nena! ―soltó y luego se congeló―Lo siento―espetó―Te amo―Con una mueca como de dolor físico, añadió―Por favor, no rompas conmigo. ―¿Eh? ―Me tomó un momento para registrar lo que había dicho antes de que mi boca se abriera―¿Qué? ―Lo siento mucho―gimió, dejándose caer en la cama―No sé lo que me pasó―añadió, hundiendo la cara en el colchón―Normalmente no hago esta mierda, para eso está Gibsie. ―¿Mis hermanos? ―Fruncí el ceño―¿Mis hermanitos? Johnny levantó la cabeza y asintió lentamente. ―¿Todos? ―Todos―confirmó sombríamente―Pero los devolví. Sacudí la cabeza, perdida―¿Lo sabe mi mamá? ―No, gracias a Dios―murmuró―Joey vino a buscarlos antes de que se diera cuenta de que no estaban. ―¿Estaba molesto? ―No―Johnny frunció el ceño―Más divertido que molesto. ―Espera, espera...―Levanté una mano, confundida―Se suponía que hoy estarían con la abuela. ―Así es―Johnny afirmó, levantándose de la cama―Eso dijeron, pero ella estaba en la cama, Shan, y ellos estaban solos―Reanudando el paso, continuó explicando, las manos volando alrededor mientras se movía―Estaba hablando por teléfono contigo, y entonces vi al bebé en la ventana mirándome fijamente, y no pude apartarme, joder. Es tan pequeño, y tiene esos grandes

CHLOE WALSH

642

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ojos de cachorro. Así que me lo llevé, y luego me llevé a los otros por si acaso - el grande tiene un serio problema de actitud, por cierto. En fin, los llevé al McDonalds y al parque -y estoy seguro de que los alimenté en exceso-, pero entonces Gibsie dijo que parecía que yo era un pedófilo, y me asusté por eso, así que los llevé a casa y se los di a mi mamá―Exhaló un suspiro entrecortado, con expresión culpable―¿Estás molesta conmigo? ―Es

mucha

información

para

procesar,

Johnny―murmuré,

presionándome las sienes con los dedos. ―Lo sé―gimió, pasándose las manos por el pelo―Ugh. ―¿Estás en problemas? Hizo una pausa para mirarme con el ceño fruncido―¿Eh? ―¿Estás en problemas? ―Repetí, entrando en pánico―¿Estás seguro de que ella no sabe que te los llevaste? ―No, no estoy en problemas―respondió, observándome con recelo―Joey dijo que no dirían ni una palabra al respecto. ―Oh, gracias a Dios―exclamé, apretándome el pecho. ―¿No estás molesta conmigo? ―preguntó en tono cauteloso, acercándose. ―No, no estoy molesta―Sabía que debía tomarme un momento para considerar todo lo que acababa de decirme, o exigir saber por qué mis hermanos no habían ido con la abuela, o por qué mi madre estaba en la cama cuando se suponía que debía vigilarlos, pero sinceramente no podía concentrarme en otra cosa que no fuera el fuego en mis bragas―Pero realmente necesito tu ayuda. La preocupación parpadeó en sus ojos―Mierda, Shan, ¿qué pasa? ―Voy a tener que enseñártelo―dije, nerviosa, mientras me quitaba las zapatillas y me desabrochaba los pantalones. ―Detente―me advirtió Johnny, extendiendo una mano―¿Qué estás

CHLOE WALSH

643

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 haciendo? No me detuve. Respirando con humillación, me bajé los pantalones y grité―Sálvame. ―¿Qué demonios te hiciste? ―exclamó Johnny, con los ojos muy abiertos. ―Me rasuré―dije entrecortadamente. Me miró boquiabierto―¿Todo? ―Todo―sollocé, agitando las manos sin rumbo―¡Había sangre por todas partes. ―¿Había? ―balbuceó Johnny, horrorizado―Por Dios. ―¿Estoy teniendo algún tipo de reacción de piel sensible? ―Pregunté, sacándome los pantalones, en pleno modo pánico―Hay muchos rasguños, Johnny―Miré hacia abajo y gemí―Ayúdame. ―Cariño―Levantó las manos―Tengo una polla. Ahora mismo no tengo ni idea. ―Pero se ve mal, ¿no? ―Pregunté, sintiéndome ansiosa―¿Está muy mal? No debería verse así, ¿verdad? Está ardiendo, como si me estuviera quemando. ―No lo sé―replicó, con la voz subiendo de volumen―¿Por qué debería saberlo? ―Porque has visto más que yo―grité―Así que dime la verdad, Johnny. ¿Se ve mal? ―Ah, no. La verdad es que no. Quiero decir que...―Johnny frunció el ceño y se frotó la mandíbula con la mano―¿No se ve tan mal? ―No me mientas―le advertí. ―Déjame ver mejor a qué nos enfrentamos...―Vi con horror cómo Johnny se agachaba para ver mejor antes de enderezarse y sacudir la

CHLOE WALSH

644

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 cabeza―Sí, Shan, es bastante malo. ―¡Te dije que lo era! ―Grité, volviendo a ponerme la ropa interior en su sitio y gimiendo ruidosamente cuando la fricción lo empeoró―No volveré a escuchar a Claire Biggs―añadí―Estúpidas cuchillas de afeitar. ―¿Cuchillas de afeitar de supermercado? ―Johnny medio rió/medio gimió―¿Sabes que hay salones y esteticistas a los que puedes ir por mierdas como esa? ―Sí, bueno, soy tímida―resoplé, dejándome caer en su cama―¿Cómo voy a enseñarle eso a alguien? Me lanzó una mirada incrédula. ―Tú no cuentas―solté, nerviosa. ―Mi pobre coño―dijo Johnny con un suspiro mientras se sentaba en la cama a mi lado―Eres una carnicera. Exhalando un sollozo estrangulado, caí de espaldas―Me duele. Como yo, Johnny se acostó sobre su espalda a mi lado. ―Lo sé, nena―Me puso una mano en el muslo y me dio un apretón tranquilizador―Pero volverá a crecer. ―¿Cuánto crees que tardará? Se giró para mirarme―¿Quieres que me afeite los huevos? ―¿Qué? ―Me quedé mirándolo―¡No! ―Entonces deja de preguntarme sobre algo de lo que no tengo ni idea―replicó. ―Lo

siento―Me

ruboricé―Es

que...



siempre

sabes

cosas―Lloriqueando de pura angustia, me puse boca abajo y enterré la cabeza en el edredón de felpa que olía a ese detergente que su madre siempre usaba y a Johnny―Estoy tan avergonzada...―Hice una pausa para tomar aire y luego gemí―Me quema... y ahora se ve fea.

CHLOE WALSH

645

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―No, no es así―Sentí su mano pasar por detrás de mis bragas―Yo ahora estoy duro como una piedra para ti. ―No sé cómo puedes estarlo―respondí con un gemido angustiado―Es horrible―Gimiendo al darme cuenta de lo que le había hecho a mi pobre cuerpo, por no mencionar el cosquilleo que sentía entre las piernas cuando mi ropa interior hizo estragos en mi tierna carne, susurré―No sé cómo voy a volver a ponerme el pantalón―Haciendo una mueca, añadí―O volver a mirarte a los ojos. ―Sin pantalones me parece bien―se rió, con las manos aun recorriendo mi culo―Vamos, Shan, mírame. Sacudí la cabeza―No puedo. ―Sí, puedes―insinuó, deslizando sus dedos por mi cuerpo―Si no te das la vuelta y me miras, te haré cosquillas. Me puse de lado y lo miré―Hola. ―Así que...―Inclinándose, apretó sus labios contra los míos―¿Te importaría explicarme por qué te depilaste? Me retorcí de vergüenza―No lo sé Movió las cejas―¿Grandes planes? ―¡Ugh! ―Intenté volver a enterrar la cara en el edredón, pero Johnny capturó mis labios con los suyos antes de que pudiera. ―El sol me quemó muchísimo cuando estuve de gira el verano pasado―dijo, rozando su nariz con la mía―Todavía tengo un poco de Aloe Vera en mi cuarto de baño―Volvió a besarme―Te ayudará a refrescarte. Mortificada, exhalé un suspiro tembloroso y asentí―Gracias. ―De nada Tras darme un beso en la punta de la nariz, Johnny se bajó de la cama y se dirigió al cuarto de baño. Desenroscó el tapón, se subió a la cama y me lo

CHLOE WALSH

646

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 dio antes de acercarse a mis bragas. ―¿Qué haces? ―espeté, levantando las caderas cuando me bajó la ropa interior por las piernas―¿Johnny? ―Te estoy salvando―respondió con una sonrisa burlona―¿Recuerdas los comentarios de 'sálvame, Johnny, por favor, sálvame'? ―Sí, pero...―Me quitó el frasco de las manos, se echó una porción de Aloe Vera en los dedos y bajó la mano―Dios mío―gemí aliviada cuando el gel frío adormeció el fuego―Es increíble. Avanzando por la cama, Johnny se inclinó sobre mi cadera y sopló suavemente sobre mi piel desnuda. Se me cortó la respiración y tuve que contraer los músculos para evitar que las caderas se me movieran hacia arriba. Mirándome a través de sus oscuras pestañas, siguió soplando aire frío sobre mi tierna carne. ―¿Suficiente? ―preguntó en tono ronco antes de apretar un pequeño beso en mi carne―¿O más? Respirando con dificultad, me incorporé y le agarré la camiseta con los puños. ―Quítatela. Sus ojos azules ardían de calor cuando se pasó la mano por encima del hombro y se quitó la camiseta. Exhalando temblorosamente, levanté los brazos por encima de la cabeza, sin apartar los ojos de los suyos. ―Ahora la mía. Sin mediar palabra, Johnny se inclinó hacia delante y me quitó la camisa con facilidad, antes de rodearme y desabrocharme el sujetador. Era casi aterrador lo rápido que podía desabrochar un broche, pero mientras me bajaba los tirantes por los hombros y tiraba el sujetador al suelo de su habitación, no

CHLOE WALSH

647

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 me importó lo más mínimo. Me acosté y lo arrastré conmigo, clavándole los dedos en los duros músculos de la espalda. Johnny me correspondió, apoyando su peso sobre mí mientras yo dejaba que mis piernas se abrieran para darle la bienvenida. ― Te ves bien en mi cama ―Agarró mis muslos con las manos y arrastró mi cuerpo hacia él,

gimiendo ruidosamente cuando entramos en

contacto―Acostada―añadió, cerniéndose sobre mí―…conmigo entre tus piernas―antes de sellar sus labios con los míos. Gemí, cerré los ojos y le rodeé el cuello con los brazos, frotando mi cuerpo contra el suyo. Todo en este chico me parecía bueno, real y correcto. Sus labios estaban por todas partes: en mi cuello, en mis pechos, en mi vientre... Podía sentirlo en toda mi piel y aun así no era suficiente. Me agitaba inquieta y gemí cuando sentí que su dedo se deslizaba dentro de mí, haciendo que la punzada que crecía en mi interior fuera casi insoportable. Aferrándome a sus hombros, me mecí en su tacto, deseando todo lo que me diera. ―Esto es una mala idea―dijo Johnny con voz áspera antes de que su boca se estrellara contra la mía y su lengua se batiera en duelo con la mía casi con violencia―Debería parar―gruñó, aumentando la velocidad de sus dedos mientras me penetraba―La peor puta idea de todas. ―Me encantan tus malas ideas―susurré, agarrando la cintura de su pantalón de chándal―No pares―Cuando no se movió para detenerme como solía hacer, se los bajé por las caderas―Te deseo. Gimió y hundió la lengua en mi boca, apoyándose en el codo para que pudiera empujárselos por encima de su erección. ―Maldición, te amo―susurró, quitándose el chándal de un tirón. Se me cortó la respiración cuando pasé la mano por delante de sus calzoncillos y noté lo grueso y largo que era.

CHLOE WALSH

648

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 ―Eres grande―susurré, respirando fuerte y rápido―Muy, muy grande. ―Joder, no digas eso―gruñó, atacando mi cuello con besos hambrientos―Harás que explote. ―Pero lo eres―jadeé, meciéndome en su contacto mientras las familiares sacudidas de placer me recorrían―Y yo me voy a.…―Cerré los ojos y me balanceé contra su mano mientras una oleada de felicidad me consumía todo el cuerpo, incendiándome la piel y haciendo que mis músculos se contrajeran y sufrieran espasmos―Johnny... ―Shh―Tiró suavemente de mi labio inferior entre sus dientes antes de introducirme la lengua en la boca, moviendo los dedos a un ritmo perfecto mientras mi cuerpo se relajaba lentamente bajo él― No te preocupes ―susurró, moviendo los labios para chuparme el cuello―Mantendré la polla dentro de los calzoncillos. ―No quiero que te la guardes en los calzoncillos. Se puso rígido―¿Qué? ―Te deseo. Se quedó quieto un momento y luego se levantó sobre los codos para mirarme. ―¿Hablas en serio? ―Sí. Sus ojos buscaron los míos, la incertidumbre destellando en sus rasgos, mientras deslizaba sus dedos fuera de mí y buscaba la pretina de sus Calvin Klein negros. ―¿Estás segura? ―Sí―Asentí, sintiendo que el corazón se me aceleraba en el pecho―Quiero todo de ti.

CHLOE WALSH

649

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 CAPÍTULO 55

¡No Abras La Puerta!

«¿Qué estoy haciendo? ¿Qué demonios estoy haciendo?» No podía pensar con claridad. Todo lo que podía ver era a Shannon, desnuda en mi cama, y todas las dudas, miedos y preocupaciones que sabía que debía sentir se esfumaron. ―¿Estás

segura? ―Volví a

preguntarle,

necesitaba

que

me

tranquilizara―¿Estás muy, muy segura? Temblando debajo de mí, asintió con los ojos muy abiertos y sonrojada. ―Estoy lista, Johnny. ―Pero estás adolorida―balbuceé mientras mi pene se tensaba contra mis calzoncillos, desesperado por llegar a ella―No quiero hacerte daño. ―No me harás daño―susurró, acariciando mi mandíbula―Quiero esto. Mierda. ¡Mierda! Exhalando temblorosamente, me bajé de ella y me puse de pie, sabiendo que era demasiado pronto, pero resignado a hacerlo de todos modos―Puedes decir que no―le dije mientras deslizaba los dedos por la cintura de los calzoncillos y me los bajaba―Siempre puedes decir que no―añadí, saliendo

CHLOE WALSH

650

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 de ellos y acercándome a ella―Y te escucharé, ¿bueno? Asintiendo, Shannon se levantó sobre sus codos, con la atención clavada en mi polla que estaba completamente erecta. ―Sí... así que esta es mi polla―afirmé y luego me di una patada mental por decir algo tan jodidamente estúpido. Como si necesitara etiquetar una polla y unas pelotas. Por Dios. ―Sí―Shannon

exhaló

un

suspiro

tembloroso

y

se

sentó

completamente―Esa es tu polla, está muy bien―Contuve la respiración mientras ella extendía la mano y pasaba un dedo por la cabeza y, por supuesto, mi polla se sacudió por el contacto―Se movió―Su mirada se dirigió a la mía―Se movió sola. ―Lo estás estimulando―le dije, sintiéndome débil de rodillas, mientras me acercaba un paso más―Tócala y va a tener todo tipo de putas ideas. Pasó las yemas de los dedos por mis cicatrices y exhaló otro fuerte suspiro. ―Eres tan hermoso, Johnny―Inclinándose hacia delante, me dio un beso en la línea irregular de la pelvis antes de depositar otro en la cicatriz de más abajo―Te amo tanto. Joder. ―Yo también te amo―musité con los dientes apretados, con las manos cerradas en puños a los lados. No había palabras para explicar las sensaciones que inundaron mi cuerpo cuando ella puso sus labios sobre mí. Decidí sentarme antes de desmayarme, me acosté en la cama y tiré de Shannon para que quedáramos de lado, frente a frente―No tenemos que hacer nada, ¿de acuerdo?―dije, acariciando su mejilla―Soy feliz estando aquí contigo. ―¿Johnny? ―susurró, imitando mis movimientos y tocándome la

CHLOE WALSH

651

KEEPING 13

BOYS OF TOMMEN #2 mejilla. Se me cortó la respiración―¿Sí, Shan? ―Shh. Y entonces me besó. Y perdí el control. La pizca de autocontrol a la que me había estado aferrando se rompió en el instante en que ella decidió que sería una buena idea poner sus labios sobre los míos. Empujándome hacia abajo, Shannon se subió encima de mí, sin romper ni una vez nuestro beso, mientras deslizaba las manos por mi pelo, haciendo esa cosa con los dedos que me volvía jodidamente loco. No podía soportarlo. Era demasiado para mí. La acosté boca arriba y me acomodé entre sus piernas, besándola profundamente mientras estiraba una mano y buscaba mi mesilla de noche. Dando manotazos sin rumbo, dejé caer accidentalmente la mano sobre el mando a distancia de mi equipo de música, haciendo que Athlete's Wires sonara a todo volumen por los altavoces. ―Mierda―gruñí, cogiendo el mando―Lo apagaré. ―No, está bien―respiró Shannon contra mis labios―Déjalo encendido. Gimiendo dentro de su boca, abrí de un tirón el cajón y cogí la caja de condones, todo mientras lanzaba una oración silenciosa al cielo, dando gracias a Jesús por mi jodidamente fantástico mejor amigo y su visión futurista. Qué buen hombre, Gibs... Haciendo malaba