Claves Para Convertirse en Un Líder de Adoración Eficaz

May 3, 2019 | Author: Reynol Gf | Category: Leadership, Liderazgo y tutoría, Prayer, God, Salvation
Share Embed Donate


Short Description

Download Claves Para Convertirse en Un Líder de Adoración Eficaz...

Description

Claves Cla ves para Conv Conv ertirse en un Líder de Ador ación Eficaz Tom Kraeuter Un Escrito de Aplic ación de EBI Gary Ga ry Woods

Kraeuter, Tom. Keys to becoming an Effective Worship Leader. Lynnwood, WA: Emerald Books, 1991. 1883002060 http://www.bestwebbuys.com/9781883002060

Los hechos son estos:

(1) El aprender a ser un líder sobre la marcha es frustrante. (2) El aprender a ser líder de los años de experiencia es sabio. (3) Los líderes de adoración necesitan conocer a Dios por medio de la práctica de las disciplinas espirituales. (4) Dios utiliza la adoración dinámica para atraer a la gente a sí mismo. (5) Dios está buscando adoradores.

Introducción

La meta a largo plazo de un líder de adoración es conducir constantemente a la gente delante del trono de Dios para que ellos puedan tener comunión con El. Compon ente 1: Manteniendo Manteniendo una Relación Relación Fuerte con el Señor

Es difícil concebir que el Dios todopoderoso de toda la creación me desea. El adorar es amar amar y hon rar a Dios; Dios; es una relación sim ple basada en en gratit ud a Dios.

La única manera de ser eficaz a largo plazo como líder de adoración es mantener una relación intima con el Señor. Si no estoy en una búsqueda constante de una relación intima con el Señor, si no estoy permitiendo continuamente que El llene este recipiente vacío, entonces no tendré nada que dar. Cualquier persona que aspira ser un líder eficaz de adoración debe tener como su ancla principal el mantener una relación con el objeto de su adoración, el Dios todopoderoso. Es esencial pasar tiempo con el Señor, así como usted pasaría tiempo cultivando una amistad terrenal. Nada–absolutamente nada–es más importante. Compon ente 2: 2: Tener Tener una Acti tud Humi lde y de Servici Servici o La adoración s e trata de ser siervo y ser fiel en las p equeñas cosas (Luc as 19:17) 19:17)..

La adoración es saber que Dios es el que conoce el futuro. La adoración es permitir que el Señor se mueva soberanamente a su favor. Necesitamos orar que Dios revele cómo podemos manifestar esta actitud de servicio en nuestras vidas.

Podemos servir al Señor adorándole y obedeciéndole en todo lo que hacemos y decimos. Podemos servir a nuestra iglesia al aprender y crecer constantemente en las cosas que nos capacitarán para guiar mejor a otros en la adoración. Podemos servir a nuestro pastor honrándolo con nuestras palabras y nuestras acciones. Podemos decidir diariamente que en todo lo que hacemos y decimos nosotros, como Jesús y como David, seremos siervos humildes. Component e 3: Teniendo un Corazón Levítico Nuestro propósito principal en la vida es simplemente ser para Su gloria.

Nosotros, como líderes de adoración, debemos modelar para los demás esta idea de existir para la gloria de Dios, pero a menudo estamos tan ocupados con las cosas de Dios que simplemente no nos damos cuanta de que somos para la alabanza de Su gloria. El Señor no está tan interesado en nuestras capacidades, más bien está interesado en nosotros. La misma esencia de nuestra existencia no es hacer  sino en ser  para Su gloria. Esta actitud de ser completamente entregados al Señor necesita impregnar nuestras vidas. Todas las capacidades que poseo, todos los talentos que puedo tener, en el análisis final, son de muy poca importancia para Dios–El desean mi vida. El entregarnos a Dios debe ser sin ningunas condiciones. Component e 4: Viviendo u na Vida de adoración

Nunca entraremos completamente en adoración como Dios lo desea hasta que aprendamos a vivir un estilo de vida de alabanza y de adoración. La adoració n en el santuario es si n sentid o a menos que se preceda por seis días de adoración c omo un estilo de vida.

No podemos vivir de una manera contraria a lo que desea el Señor para nosotros y después venir en domingo por la mañana y esperar adorar completamente a Dios. Nuestra experiencia de adoración en domingo por la mañana debe ser el producto de una semana entera de adoración al Señor. El Señor desea a gente que emana adoración, la gente que vive la adoración–  adoradores. Si cultivamos alabanza y adoración en nuestras vidas diarias, tendremos la respuesta apropiada cuando nos encontremos en una circunstancia de crisis–adorando a Diose. Debemos realizar que adorar a Dios realmente es nuestra razón de existir. Fuimos hechos y redimidos para el propósito de proclamar Sus excelencias. El Señor está buscando a vidas que proclamen Sus excelencias, vidas que se entregan totalmente a El y a Sus propósitos, vidas de adoración a El. “Señor, seas glorificado en todo lo que hago y digo hoy.” Componente 5: Agradecidos a Dios Nosotros c omo cr istianos debemos ser modelos d e agradecimiento.

Necesitamos cultivar agradecimiento continuo hacia Dios.

El meditar acerca del amor maravilloso del Señor para nosotros ayudará a hacernos una gente agradecida. No es siempre fácil ser agradecido, pero es siempre necesario. Si podemos aprender ser agradecidos en cualquier situación en que nos encontramos, estaremos en buen camino hacia vivir las vidas que Dios quiera que vivamos. Un corazón que es diariamente lleno de agradecimiento al Señor será mucho más eficaz en guiar la adoración corporativa. Component e 6: Caminando en la Gracia de Dios

De todos los problemas dentro de la iglesia hoy, creo que el más frecuente es una falta de comprensión o de creer completamente en el poder del evangelio de Jesús. La Biblia es muy clara que la salvación es más que ser salvo del infierno–es la redención total que Jesús compró por nosotros en la cruz. El evangelio es el poder de Dios. El golpearnos el pecho cuando fallamos no rinde ningún poder adicional para cambiar. Si simplemente nos arrepentimos, sin embargo, y permitimos que las misericordias del Señor inunden nuestro ser, nos encontraremos caminando en Su poder, en lugar de nuestras propias fuerzas inconsistentes. Seremos llenos hasta la plenitud de Dios solamente cuando comprendamos y creamos que Dios nos ama tanto como El nos ama. Si aprendemos que su misericordia en efecto puede cubrir cualquier falta, entonces será más fácil que creamos continuamente que El puede utilizarnos. Vernos c omo s antos y li bres de culpa en El nos hará actuar diferentemente.

Si corremos al Señor, encontraremos un poder que hará diferencia continua en nuestras vidas y en nuestro caminar con el Señor. Componente 7: Aut odisciplin a Debemos estar dispuestos a disciplin arnos a nosotros m ismos en muchas áreas– la oración, el estudi o de la Palabra de Dios, tiempo d e ensayo mu sic al, preparación para guiar, las disciplinas espirituales, etc.

Todas estas áreas requieren más que una actitud poco entusiasta para ser verdaderamente eficaces. En 1 Corintios 9:24, Pablo nos está diciendo que “¡vaya para él!” Ahora no es un tiempo para ser perezoso; es hora de seguir adelante en Jesús con toda nuestra fuerza. No perderemos nuestra salvación si no disciplinamos nuestras vidas, pero nosotros y los demás podemos perder nuestros llamados excelsos en el reino del Señor si tomamos con ligereza las cosas que El nos ha confiado. Dios puede utilizarnos solamente al grado que estamos dispuestos a disciplinarnos a nosotros mismos. Dios requiere que estemos dispuestos a poner nuestra voluntad y esfuerzo en lo que El desea para nosotros. A menos que estemos dispuestos a golpear nuestros cuerpos en sumisión, a disciplinar nuestras vidas, entonces nunca seremos verdaderamente eficaces en guiar al pueblo de Dios en adoración. No podemos ser complacientes; debemos disciplinar nuestras vidas. Debemos someternos a la voluntad del Señor y traer nuestras propias voluntades en sumisión.

Ore regularmente por los que guiamos. Somos sabios si oramos regularmente por nosotros mismos, pidiendo ser sensibles al Espíritu Santo. Somos sabios si trabajamos diligente en nuestra música. Si seguimos Su Palabra y nos disciplinamos seremos más eficaces en el papel al que Dios nos ha llamado. Dios multiplicará nuestros esfuerzos en la autodisciplina incluso más allá de nuestras expectativas. Si tomamos la primera medida, El verterá Su bendición. Component e 8: Compr endiendo la Palabra de Dios

Los líderes de adoración están muy a menudo en su posición porque son dotados musicalmente. El líder de adoración tiene generalmente bastante creatividad y una comprensión extensa de la música y de su uso. Lo que carece a menudo es una comprensión extensa de Dios, de Sus formas y de Su tratar con la gente. Sin este fundamento, a menudo hay problemas importantes. Los pastores no deben cometer el error de hacer a un cristiano inmaduro, pero musicalmente talentoso, el líder de adoración en una iglesia. Esta persona puede amar al Señor–y su música puede ser asombrosa–pero si él no tiene un fundamento bíblico sólido–los resultados son orgullo, luchas, conflicto, y falta de crecimiento en la iglesia. Cuando un pastor pone a un cr istiano inmaduro en la posición de líder de adoración , el pastor es respons able de discípular (enseñar, entrenar, aconsejar, amar, animar, etc.) al líder de adoració n s emana a semana.

La Biblia tiene todo lo que necesitamos saber acerca de caminar la vida en la cual Dios nos ha llamado. Sin un conocimiento fuerte de y un compromiso firme con las verdades que Dios ha revelado en la Biblia, ningún don, ningún talento, ningún llamado logrará los propósitos de Dios. Los talentos musicales son una comodidad importante para un líder de adoración; pero aún más esencial para el líder de adoración es un conocimiento profundo de la Palabra de Dios. Conocer a Dios por medio de Su Palabra es un elemento esencial en ser un líder eficaz de adoración. Component e 9: Aceptando el Papel de Ser un Ejemplo

Las actitudes de la gente son tales que si usted ministra delante de la iglesia, aunque usted simplemente toque el bajo, es considerado un líder. Sin impor tar donde ust ed está o lo que ust ed está haciendo, la gente le observ a para ver como es realmente un cri sti ano adorador.

Dondequiera que usted se encuentre, la gente observará sus acciones. Esto es por lo menos parte de la razón por la que la Escritura exige que los líderes tengan sus vidas en orden (1 Tim. 3:1-13). “ Otros pueden pero nosotros n o podemos.” Como líder nuestras vidas necesitan ser ejemplares.

Si usted es un líder de adoración, la gente mirará su ejemplo ya sea si usted lo desea o no. Si la gente no puede mirarnos para ver como es realmente un adorador, ¿a quién pueden ver?

La gente tiene una necesidad de ser enseñada, no solamente por sus palabras pero también por sus acciones. Como líderes de adoración, no podemos sólo hablar de adoración como un estilo de vida–necesitamos vivirlo. Compon ente 10: Cultivando los Dones q ue Dios Ha Puesto en Usted Dios ha dado a cada uno de nosotros ciertos dones para utilizarlos para Su glori a.

El Señor nos da dones y después espera que aprendamos a utilizarlos a su máximo potencial. Al cultivar los dones que Dios le ha dado, no descuide la oración. Las oraciones fieles tienen la capacidad de hacer mucho más que todo el otro trabajo que podamos hacer. Pero la oración por sí sola no es todo lo que el Señor requiere. Debemos trabajar diligentemente con los dones que El nos ha dado para que cuando esta vida termine, podamos escuchar, “Bien, bueno siervo y fiel” (Mat. 25:21, 23). Cultive sus dones por medio de la práctica, el entrenamiento, seminarios, y enseñando a los demás. Sin importar cuáles son sus dones, hay mucho que mejorar. Dios ya nos ha dado los dones. Qué tan lejos iremos con ellos no depende de nosotros. Una de las cosas más difíciles para que la gente haga en cualquier área de la vida es determinar prioridades. Todos tenemos problemas para decidir cuál es la necesidad más grande en ese momento. Tenemos tr es prioridades princ ipales: (1) Conocer a Dios y cul tiv ar esa relación. (2) Amar, pasar tiemp o con , y cuidar de mi f amilia. (3) El trabajar en el min ist erio que El ha establecido para mí.

La prioridad #1 se realza con las disciplinas espirituales. La prioridad #2 es generalmente la más difícil para los líderes de adoración–y los pastores. Es más difícil ver resultados inmediatos del orar con o de jugar con mi hijo o de llevar a mi esposa a cenar. Pero estas cosas son tan importantes, y a menudo más importantes, en el cumplir el plan de Dios para mi vida que haciendo más “del ministerio.” El efecto a largo plazo de pasar tiempo c on mi f amilia será mucho más que unas horas adicionales de “ hacer mini sterio.” Mis hijos tienen el potencial de hacer un

impacto mayor en el reino de Dios que yo. Sin embargo, si no inculco ahora en ellos valores y prioridades apropiadas nunca alcanzarán su capacidad máxima en el Señor. Nadie más tomará la responsabilidad de entrenar a mi familia–ese es mi trabajo. Si doy la prioridad correctamente y paso el tiempo con ellas, los resultados a largo plazo valdrán la pena. Dios es primero. Mi familia es segundo. Mi tercera prioridad es el ministerio que Dios fija delante de mí. Una manera simple de discernir si algo es del Señor o no, es si interfiere con las primeras dos prioridades. Por supuesto que habrá ocasiones cuando un viaje misionero pueda ser inconveniente para mi familia, pero a largo plazo, mi familia debe ser una prioridad más importante que el ministerio. Por lo tanto, trabaje para determinar, entender, e implementar prioridades bíblicas en su propia vida y ministerio. Con éstas en lugar, usted se encontrará dirigido más por

Dios y Su voluntad para usted, en lugar de las súplicas de muchas personas por su tiempo. Jesús dijo en Juan 8:29: "Yo hago siempre lo que le agrada (el Padre)." Y El no suplió cada necesidad en la tierra. Realice que está bien decir “No” a las peticiones de la gente de vez en cuando. Busque al Señor para Sus prioridades en tu vida y después sígalas. Compon ente 11: Manteniendo l as Prioridades Correct as Una de las cosas más difíciles para la gente en cualquier área de la vida es determinar prioridades. Todos tenemos problemas para decidir cuál es la

necesidad más grande en ese momento. En mis diez años en el área de ventas, ésta era mi falla más común. A menudo encontré más fácil hacer los aspectos más agradables de mi trabajo que hacer lo que era necesario en el momento. Por favor entienda que realmente me gustaba mi trabajo. Sin embargo, algunos aspectos eran más divertidos que otros. Esto es verdad en cada área de la vida y debemos decidir que lo que es más divertido no determinará en última instancia cómo apropiamos nuestro tiempo. Dios me ha mostrado claramente que tengo tres prioridades principales: 1. 2. 3.

Conocer a Dios y c ulti var esa relación  Am ar, p asar ti emp o c on , y cu id ar de m i f ami li a El trabajar en el min ist erio que El ha establecid o para mí

Para determinar lo qu e debo hacer en cualqu ier moment o, yo repaso mentalment e esta lista para estar seguro de que no me estoy desviando . Hemos discutido ya

la primera prioridad, el mantener una relación fuerte con Dios, en el Componente 1. Como la mayoría de los líderes de la iglesia, la Prioridad #2 es con la que personalmente lucho más. Creo que lucho porque soy una persona muy enfocada en los resultados. Por ejemplo, puedo ver generalmente resultados inmediatos de enseñar un seminario de alabanza a cincuenta personas. Es más difícil que vea resultados inmediatos de orar con o de jugar con mi hijo o de llevar a mi esposa a cenar. Pero estas cosas son tan importantes, y a menudo más importantes, en el cumplir el plan de Dios para mi vida que haciendo más “del ministerio.” El efecto a largo plazo de pasar tiempo con mi familia será mucho más que unas horas enseñando a líderes de adoración. Mis hijos tienen el potencial de hacer un

impacto mayor en el reino de Dios que yo. Sin embargo, si no inculco ahora en ellos valores y prioridades apropiadas nunca alcanzarán su capacidad máxima en el Señor. Nadie más tomará la responsabilidad de entrenar a mi familia–ese es mi trabajo. Si doy la prioridad correctamente y paso el tiempo con ellas, los resultados a largo plazo valdrán la pena. Más allá de mi familia, es importante que modele estas prioridades para la gente en mi equipo ministerial. Si ven que el “ministerio” es mi prioridad principal

entonces pueden terminar emulando eso. Necesitan ver que yo tengo a la familia como la preocupación principal. Si mi esposa y mis hijos llegan cuando estamos

ensayando, animo a mi hijo que venga y me dé un abrazo. Sí, puede interrumpir nuestro ensayo por un minuto pero él es una prioridad. También animo verbalmente al personal/equipo de adoración que vea a la familia como prioridad. Tenemos un calendario que rota para nuestro equipo del ministerio

musical. Cada persona está programada a ministrar un promedio de tres de cada cuatro domingos. Es importante que pasen tiempo adorando con sus familias. Es sano para los miembros del equipo que pasen tiempo siendo adoradores normales. Dios es primero. Mi familia es segundo. Mi tercera prioridad es el ministerio que Dios fija delante de mí. Observe por favor que esto no es cualquier ministerio, sólo

el que el Señor ha pedido de mí. No es siempre fácil discernir exactamente cuales oportunidades para el ministerio son del Señor, pero es importante procurar entender. Ha habido momentos en el pasado que me involucré en cualquier oportunidad de ministerio que se presentaba. No busqué al Señor para ver si era para mí o no; simplemente lo hice. Entonces realicé que no cada oportunidad era de Dios. Necesité discernir lo que Él me pedía hacer. Una manera simple de discernir si algo es del Señor o no, es si interfiere con las primeras dos prioridades. Por supuesto que habrá ocasiones cuando un viaje

misionero pueda ser inconveniente para mi familia, pero a largo plazo, mi familia debe ser una prioridad más importante que el ministerio. Por lo tanto , trabaje para determinar, entender, e impl ementar priori dades bíblicas en su propia vida y ministerio . Con éstas en lugar, usted se encontrará dirigido

más por Dios y Su voluntad para usted, en lugar de las súplicas de muchas personas por su tiempo. Jesús dijo en Juan 8:29: "Yo hago siempre lo que le agrada (el Padre)." Y El no suplió cada necesidad en la tierra. Realice qu e está bien d ecir “ No” a las peticiones de la gente. Busque al Señor para Sus prioridades en tu vida y después sígalas. Calendario Recomendado p ara las Prioridades Priorid ad #1. 10 horas en las disciplinas espirituales del estudio bíblico personal,

oración, adoración, evangelismo, meditación, diario, y lectura. Priorid ad #2. 10 horas de tiempo de calidad con la familia jugando juegos, tomando caminatas, platicando, vacaciones, etc. Priorid ad #3. 40 horas de trabajo y ministerio. Componente 12: Cultivando Capacidades Administrativas

Indiscutiblemente, lo que falta constantemente en la mayoría de los ministerios de música es la buena administración. Alistan a los líderes de la música generalmente por sus capacidades artísticas, musicales, creativas, no por su proeza de organización. Dios, el Creador, es también Dios, el Organizador– y así que necesitamos estar organizados también. Es posible ser un artista creativo y aprender capacidades administrativas y de organización.

Si usted es una persona creativa y le desagrada la organización y la administración, Dios tiene algo que decirle "¡Cambia tu actitud!” Es posible desarrollar habilidades de organización aunque no sean innatas. Tome un curso en administración; lea un libro. Usted necesita desarrollar capacidades de organización y aprender cómo delegar. Si usted no lo hace, su instinto artístico puede continuar floreciendo pero nunca estará organizado suficientemente para que tenga el impacto pleno que Dios desea para él. Si no desarrolla sus c apacidades admin istr ativas, usted nunc a será el líder de adoración q ue Dios quiere que sea. Component e 13: Cuidar por la Congr egación

No sólo haga su ministerio, ministre a la gente. Tenemos una responsabilidad de conducir a la gente en la adoración. Ver las necesidades de los que estamos ministrando es más importante que nuestras propias necesidades (Filipenses 2:3). Poner las necesidades de los demás encima de las suyas no siempre es cómodo. El cuidar por la congregación significa cariñosamente animarles a que sigan adelante mientras que usted sube la montaña a la presencia de Dios. Lo que la gente necesita es estímulo cariñoso; esto los h ará seguir s u dirección mejor que todo lo demás.

Es importante oír las opiniones de aquellos a quién usted ministra; pero se debe notar que las opiniones serán generalmente negativas. La minoría infeliz opina cuando la mayoría contenta se sienta calladamente. El líder normal de adoración recibe tanto como 20 “sugerencias” para cambiar por cada comentario positivo. La gente tiende a opinar solamente cuando están descontentas. Para guardar su propio corazón, usted debe entender que opiniones negativas son comunes. La tendencia natural para un líder criticado es decir a su críticos que están equivocados y que el/ella está en lo correcto. Esto, sin embargo, es peligroso. Si su trabajo es conducir a la congregación en la adoración, entonces usted necesita escuchar sus reacciones a lo que usted está haciendo. Ame a la congregación y anímelos en todo lo que usted hace. Componente 14: Escogiendo Miembros para Su Equipo de Adoración

Al elegir su equipo, la oración debe ser la prioridad número uno. Primero, ore que el Señor ya sea levante a la gente adecuada dentro de su congregación o envíe la gente adecuada a su congregación. Sea específico en esta oración. [Emplear gente de afuera del área es generalmente una solución temporal.] En segundo lugar, ore por sabiduría y sensibilidad al Espíritu Santo. Usted necesita la mente de Cristo (1 Cor. 2:16). Tres Cualidades en los Miembros d el Equip o Primero, madurez emocional y espiritual. ¿Realmente conocen a Dios? Charle con

conocidos mutuos. Seis meses después de que son parte del equipo no es el mejor tiempo para descubrir que ellos tienen algunas áreas importantes de inmadurez. En segundo lugar, compromiso co n el Señor y con l a congregación . Hay demasiados cristianos van de iglesia a iglesia.

Finalmente, capacidades mu sicales. Los músicos necesitan estar capacitados para

seguir en un servicio que “es guiado por el Espíritu Santo.” Capacidades musicales pobres pueden distraer y detraer de la adoración. La falta más grande es el fracaso de com unic ar altas expectativas.

Si se comunica claramente, usted puede evitar muchos problemas. Si usted desarrolla pautas  escritas para los equipos de adoración–una lista completa de lo que se espera en cuanto al compromiso de tiempo, la madurez espiritual, las disciplinas espirituales, la aceptación de la familia, la actitud, etc., más de la mitad de la gente que expresó interés en conducir la adoración leerá las pautas, entenderá el compromiso, y realizará que no es para ellos. Si usted decide que un aspirante debe ser parte del equipo, ellos necesitan saber por escrito lo que eso significa, cuál será su papel, etc. ¡En todo esto, ore!!! Esto aliviará la mayoría de los problemas antes de que comiencen y le ayudará a localizar a la gente que el Señor desea que sea parte de su equipo de adoración. Componente 15: Cuidar por los Miembros de Su Equipo de Adoración

La meta es hacerse amigos. Pase tiempo juntos, disfrute la compañía de otras personas. El cultivar relaciones buenas, sólidas, bíblicas puede aliviar la mayoría de los problemas del equipo de adoración. Se reducen al mínimo lo s prob lemas cuando hay relaciones aprop iadas.

Es un hecho asombroso que el cultivar relaciones buenas, sólidas realzará todo en su programa del ministerio de la música. Si la única manera que usted interactúa con los miembros de su equipo de adoración es al nivel “profesional,” entonces usted se está perdiendo una parte grande de lo que el Señor desea hacer dentro de su grupo–Amor. Relaciones amorosas, de cuidado, y amistosas deben impregnar todo lo que usted hace como equipo. Los amigos desean ver que cada uno de su mejor esfuerzo. Se ayudan a alcanzar su potencial más alto en Dios. Las actitudes incorrectas hacia los demás miembros de la congregación pueden ser un obstáculo para la adoración. Dios está edificando a su pueblo en un templo para ofrecer sacrificios espirituales, o de adoración (1 Ped. 2:5). Si el edificio no se construye con relaciones correctas entonces los sacrificios espirituales ofrecidos en el templo carecerán. Si hay una discordia constante dentro del equipo, entonces la alabanza y la adoración sufrirán grandemente. Cómo culti var relaciones fuertes, sólidas en el equipo de ministerio:

Primero, los miembros del equipo deben decidir que desean y que seriamente perseguirán tales relaciones. En segundo lugar, invite a los miembros del equipo a cenar (no necesariamente a todos a la misma vez). Tercero, tome tiempo para disfrutar la compañía de los demás. Cuarto, diviértanse juntos. Quinto, manténgase al tanto de las vidas personales de sus miembros del equipo. Entérese como están en casa y en el trabajo. Sexto, envíeles tarjetas de cumpleaños y de días festivos. Séptimo, hágales saber a los miembros del equipo cómo está usted. La gente será más abierta hacia usted cuando usted primeramente es abierto y honesto con ellos. Octavo, entienda que usted puede que no esté de acuerdo con todos los miembros del equipo. El acuerdo absoluto no es necesario. Lo necesario es que usted recuerde

un principio aún más vital; y es el mandato de Jesús acerca de amarnos los unos a los otros. Cultive las amistades dentro de su equipo de adoración. Le sorprenderá que efecto positivo puede tener. Component e 16: Aprovech ar al Máximo Sus Ensayos

Ensayos: un tiempo de adoración . Pasando tiempo juntos como equipo en adoración es vital. Ensayos: un tiempo de oración. Tome el tiempo para orar unos por otros, por la congregación, por el pastor. Ensayos: un tiempo para nuevas canciones. Aprenda una canción a fondo antes de usarla en el servicio de adoración. Ensayos: un tiempo para antiguas canciones. Esto es especialmente importante si usted agrega a nueva gente a su equipo de adoración. Ensayos: un tiempo para evaluar  los servicios anteriores. Vea lo qué sucedió con el fin de aprender. Ensayos: un tiempo para músic a especial. La música especial requiere más esmero ya que se escuchan con más atención. Ensayos: un tiempo para variedad. Evite caer en la monotonía en sus ensayos de adoración al agregar variedad. Componente 17: Entendiendo los Propósitos de la Música

Con más de 800 referencias a través de la Escritura es obvio que la música es algo que le agrada a Dios. Propósi to #1–para alabar y adorar al Señor.  La música es una manera maravillosa de expresar nuestra adoración a nuestro Creador, Redentor, Libertador, Refugio, Consolador en tiempo de necesidad. Él es digno de nuestra alabanza. Propósi to #2–para enseñar la Palabra de Dios. “La palabra de Dios more en abundancia en vosotros, enseñándoos y exhortándoos unos a otros en toda sabiduría, cantando con gracia en vuestros corazones al Señor con salmos e himnos y cánticos espirituales” (Col. 3:16). Conocemos más de la Escritura por los coros que cantamos. Propósi to #3–para desatar el poder de Dios. Piense acerca de Pablo y Silas en la cárcel. Propósi to #4–para procl amar las grandes obras de Dios y para avivar nuest ra fe.  Grabar musicalmente las Obras de Dios en nuestras memorias las hace más

reales para nosotros. Propósito #5–para traer unidad en nuestros servicios. La música enfoca nuestros

corazones y pensamientos. Nos une en un grupo corporal. Propósi to #6–para preparar los c orazones de la gente para recibir l a Palabra de Dios por medio  del sermón. La adoración ara el terreno del corazón para que la

semilla pueda ser plantada. Propósito #7–para testificar al perdido . Viendo a creyentes adorar impacta a aquellos

que fueron creados para adorar.

Component e 18: Entendiendo la Música com o una Herramienta El problema:  “La mayoría de la música de alabanza y adoración en la iglesia termina

sonando igual” Si todo suena algo similar, nosotros no estamos expresando adecuadamente los varios estados de amino del Espíritu de Dios. Debe haber una variedad en lo que hacemos. La solución:  Necesitamos aprender a utilizar cada uno de los instrumentos que tenemos disponible como herramientas. Es necesario que elijamos cuidadosamente los instrumentos que con más eficacia comunicará lo que estamos intentando decir con nuestra adoración. Utilice todos lo s ins trumentos qu e usted tiene disponible a su capacidad máxima, pero no ut ilice cada instrumento en cada canción.

Antes de que usted les pida a otros no tocar o no cantar, usted debe primero estar dispuesto a no tocar o no cantar. La realidad:  Necesitamos aprender ser sensibles y creativos con nuestra música para realzar lo que Dios desea hacer. Compon ente 19: Entendiendo el Poder de la Músic a

La música por sí sola es una fuerza poderosa. Se utiliza para afectar estados de animo, alterar hábitos de compra, aliviar el dolor, reducir o aumentar el estrés, hacerle trabajar más eficientemente, afectar sus hábitos el comer. Dios ha puesto una calidad inh erente en la músic a (1 Sam. 16:23; 2 Reyes 3:15; 1 Sam. 10:5, 6,10). La música durante un servicio no es simplemente “música de estado de ánimo”; puede afectar dramáticamente las vidas de la gente. Estudie para descubrir cómo la música se relaciona con lo que está haciendo el Señor y entonces utilícelo para lograr Sus propósitos. Hemos comenzado solamente a rasguñar la superficie de la capacidad máxima de la música. Continuemos buscándolo para las maneras que El quisiera que utilicemos la fuerza que El nos ha dado en la música. Component e 20: Compilando un Repertori o de Cancio nes Cada uno tiene un pensamiento en cuanto a que es “ buena” música y q ue es “ mala” música. La clave principal para solucionar este problema es logrando una equilibrio e incor porando una variedad de músic a y de tipos de canciones en el repertor io.

Al compilar un repertorio sólido de canciones: Primero, examine las letras de antiguas canciones y de nuevas canciones potenciales. Es mejor examinar las letras separadas de la música porque nosotros los músicos podemos ser atraídos a menudo hacia una canción con letras pobres si la música es buenísima. ¿Las palabras se alinean con la Escritura? En segundo lugar, examine la música. ¿La música encuadra con la cultura de la comunidad? Tercero, ch eque por variedad . ¿Usted utiliza bastantes diversas notas en su música? ¿Una variedad de ritmos y de tempos? ¿Diversos estilos de música? ¿Diversos tipos de canciones? Cuarto, esté constant emente en la mira de nuevas cancio nes.

Quinto, escriba canciones y compártalas.

Recuerde no tomar la crítica personalmente, puesto que no representa generalmente la opinión de la mayoría. Sin embargo, oiga y reconozca las opiniones de la congregación, porque son ellos a los que dirige ante el Señor. Component e 21: Lealtad a Aquellos en Auto ridad sob re usted

Hable del pastor y los lideres de la iglesia con respecto y admiración. Los pastores y los líderes de adoración necesitan desarrollar relaciones sólidas, satisfacientes, pero no es fácil–ellos tiene diversos dones y perspectivas. El pastor es el que tiene la autoridad final. El líder de adoración debe aprender a estar en sumisión. La característica más impor tante que un líder de adoración d ebe perseguir en lo referente a su pastor es el caminar diariamente en lealtad.

La lealtad es una decisión. No solamente sucede; usted debe trabajar en ella. En términos prácticos, usted puede poner a un lado sus planes y agendas y mejor adoptar los del pastor. Usted puede voluntariamente aceptar los comentarios y la crítica constructiva del pastor sin que afecte negativamente su relación. Usted puede decidir que cualquier cosa, menos que la rebelión obvia contra el Señor, no es digna de causar problemas en su relación. Usted puede decidir que no importa lo que suceda, usted seguirá siendo leal. “Obedeced a vuestros pastores, y sujetaos a ellos; porque ellos velan por vuestras almas, como quienes han de dar cuenta; para que lo hagan con alegría, y no quejándose, porque esto no es provechoso” (Heb. 13:17). Cuando su pastor realiza que usted es leal a él, él comenzará a darle más libertad en su área de responsabilidad. Cuando su pastor ve que usted es intensamente leal a él, él no tiene ninguna razón de temer lo que usted puede decir o hacer. Él comenzará a confiar en usted como nunca antes. El líder de adoración es la segunda persona más influyente durante el servicio de adoración. Tanto como la mitad del tiempo del servicio es tomado por el líder de adoración. PRECAUCIÓN: Demostrar lealtad por el motivo de conseguir más libertad no funcionará. Es casi siempre obvio si la lealtad es lealtad verdadera, genuina o no. Más libertad en el ministerio, dada por el pastor, es simplemente un producto de la lealtad genuina. La ley de sembrar y s egar: cuando s iembra lealmente, usted segará lealmente. Usted segará lo que siembra.

Si usted no lo ha hecho todavía, decida hoy que usted será leal a su pastor. Los resultados finales de la bendición de Dios sobre la congregación valdrán la pena. Componente 22: Aferrase incluso en los Momentos No Tan Divertidos

La verdad es que dirigir la adoración, aunque a menudo sea muy divertido, no siempre es divertido. A veces es trabajo duro. A veces es muy desalentador. Es importante recordar por qué hacemos lo qu e hacemos. Si nos esforzamos por el renombre, tiempos de diversión, o cualquier cosa excepto servir a Dios, entonces necesitamos reenfocar nuestra motivación.

En la vida habrá pruebas. “Muchas son las aflicciones del justo, pero de todas ellas le librará el Señor” (Salmo 34:19). Dios está más interesado en cómo manejamos las pru ebas. No puedo basar mi caminar con el Señor o aún mi servicio a El en cómo las cosas parecen estar en mi vida. Hay solamente un estándar que puedo medir con seguridad–la Palabra de Dios. Si empiezo a confiar en los buenos tiempos, las reacciones de la gente o cualquier cosa menos que la fuerza del Señor, a fin de cuentas me perderé lo mejor que Dios tiene para mí. Recuerde las promesas de Dios: Fiel es el que os llama, el cual también lo hará (1 Tes. 5:24). “Por la noche durara el lloro, y a la mañana vendrá la alegría” (Salmo 30:5). Dios está conmigo y El no me desamparará en mi tiempo de necesidad (Heb. 13:5). “El que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará” (Filipenses 1:6). Amen. Compon ente 23: Ministr ar Más All á de su Zona de Comodid ad Si usted es un líder de adoración, Dios l e ha llamado no s ólo p ara dirigir a Su pueblo en la adoración, pero también a discipular a otros en un papel principal de adoración.

Si permanecemos simplemente donde estamos cómodos, probablemente nunca creceremos o causaremos a otros a crecer. La comodidad no debe ser nuestro meta principal–el discipulado es la meta. Jesús claramente nos dijo que “Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones” (Mat. 28:19). Él no nos dijo hacerlo si nos sentíamos cómodos haciéndolo. Él simplemente nos dice hacerlo. Efesios 4:2 nos dice que el papel del liderazgo en la iglesia es equipar el resto de la gente para la obra del ministerio. A veces es más fácil para nosotros simplemente hacerlo, pero eso no es lo mejor para Dios. No podemos hacer sól o lo que es cómod o. Debemos hacer lo que el Señor no s pide–hacer discípulos. Compon ente 24: Preparándose para Dirig ir

La única manera que podemos venir ante el Señor es vestidos con mantos blancos que Jesús compró para nosotros en el Calvario. La única manera que podemos venir ante el Padre es por la sangre que Jesús vertió en la cruz. Debemos realizar de nuevo cada vez que adoramos que es sólo por Su gracia y misericordia que podemos venir ante Su presencia. Necesitamos tom ar tiempo para preparar nuestr os co razones, para recibi r Su perdón, para estar listos para adorar, para practicar las disciplinas espirituales.

Se recomienda que el líder de adoración llegue más de una hora antes que el resto del equipo de adoración para preparar su corazón. La Palabra de Dios promete que si entregamos nuestras obras al Señor que nuestros “planes serán afirmados” (Prov. 16:3). No es malo planear. De hecho, es la voluntad del Señor estar preparado. Se convierte malo solamente cuando nuestro planeamiento no es dirigido por el Espíritu de Dios. “Como líder de adoración, me entrego a Dios y a Su pueblo.” Esto significa que muy a menudo el pensamiento que usted tiene, las cosas que pasan en su vida, las

canciones que usted canta a través de la semana no son justo para usted; son también para el pueblo de Dios. El Señor ha prometido dirigir a Su iglesia. Él puede incluso dirigirnos por adelantado mientras que planeamos. Component e 25: Entendiendo la Dinámica del Servici o de Adoració n

El servicio de adoración solamente será tan exitoso como los fundamentos que usted ha puesto para él. Muchos disf rutan ver las Olimpiadas, pocos están disp uestos a pagar el precio y hacer el trabajo necesario para entrar en las Olimpi adas. Muchos disf rutan la adoración dinámica, pocos están dispuestos a prepararse para la adoración dinámica—en muchas ocasiones s omos tentados a tomar atajo. Si usted pone la base apropiada, sus tiempo s de dirig ir la adoración serán más eficaces. Como un result ado, almas pueden ser ganadas, vict orias ganadas y glor ia dada al Aut or de la alabanza.

Es absolutamente imprescindible que usted siga siendo abierto y atento al Espíritu Santo mientras que usted dirige. Debemos realizar por avanzado que la variación es una posibilidad y no ser lanzado totalmente fuera de balance si sucede. Pero la direcci ón del Espíritu Santo no es una excusa para no hacer el trabajo de preparación. Es provechoso crear un “ flujo” durante el servicio. El saltar entre diversos tipos de canción (rápida, lenta, rápida, lenta) o aún cont inuamente parar y co menzar pueden ser muy disrupti vos a los adoradores. Utilice popurr ís de canciones, flu yendo de una a la otra. Esta cont inui dad creará una atmósfera cómo da que permit irá que los partic ipantes se enfoquen en el Señor en vez de preguntarse que va a suceder después.

Enfóquese en el Señor. Recuerde siempre que usted no está allí para impresionar a la gente o para demostrar sus talentos, su trabajo es dirigir a la gente ante el trono de Dios. Enfocándose en Dios hará más fácil que la gente le siga. Su tiempo de preparación será extremadamente beneficioso. Será menos probable que usted se distraiga si ha buscado la mente del Señor por adelantado. Compon ente 26: Deseando y Persigui endo la Excelencia

Dios no se guardó nada cuando creó la tierra en la cual vivimos. Dios elige hacer la creación no con un esfuerzo poco entusiasta, pero el mejor posible. Nosotros en la iglesia debemos tomar el concepto de la excelencia completamente. Si realmente deseamos s eguir al Señor, entonc es no tenemos nin guna opci ón sin o desear y perseguir la excelencia.

El estándar de la excelencia es simplemente una parte de la naturaleza de Dios a quien servimos. Necesitamos eliminar la mediocridad dentro de la iglesia. Orando por la excelencia es la clave principal para alcanzarla. Debemos realizar que aunque nuestra sociedad esté en desacuerdo, hay algunos absolutos en la vida. Nos han enseñado que todo es relativo. Hay, sin embargo, ciertos estándares que podemos y debemos mantener sin importar la opinión de los demás. El esforzarse por la excelencia en todo lo que hacemos es uno de éstos. No es simplemente una buena idea, es un absoluto.

Si deseamos s er fieles a Dios, debemos p erseguir la excelencia con t oda nuestra fuerza.

Si anhelamos más excelencia estamos en la dirección correcta para ser más piadosos en Cristo Jesús. Mantener su relación con Dios, el cuidar por la gente, el organizarse y el ministrar más allá de donde usted está cómodo–todo esto son pasos en la búsqueda de la excelencia. Sin importar lo que piensan los demás, sin importar lo que me cueste, perseguiré la excelencia piadosa, así como mi Creador la he perseguido. Si perseguimos esta actitud de excelencia en todo lo que hacemos, Dios será honrado. Continúe buscando al Señor y pidiéndole por Su creatividad en perseguir excelencia en todo lo que haga. Él no le fallará. Epílogo

Si usted es un líder de adoración, usted está cumpliendo uno de los papeles más desafiantes, difíciles en la iglesia hoy pero también con recompensa espiritual. Como un “ guerrero,” usted puede tener un impacto poderoso, a largo plazo en la gente que Dios permi te que usted dirij a.

“Estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo” (Filipenses 1:6). Que el Señor continúe dirigiéndole de fuerza a fuerza hasta Su regreso. Amen. Es vital que los líderes de adoración reciban entrenamiento en las disciplinas espirit uales, la guerra espirit ual, liderazgo de siervo, liderazgo en equip o, tratando con la crítica, y el manejo de conflicto .

EBI equipa a líderes y a miembr os de la iglesia con las disc ipli nas espirit uales, estudio bíblico, asesoría de dones espirituales, capacidades administrativas, habilid ades de liderazgo del si ervo, habilid ades de liderazgo del equipo , la guerra espiritual, la resolución de conflic to, habilidades para tratar con la crític a, habilid ades de liderazgo de adoració n–y el compro mis o a la excelencia requerido de los l íderes de adoración.

View more...

Comments

Copyright ©2017 KUPDF Inc.