Aprendiendo-a-argumentar-con-el-Cínico.pdf

July 15, 2017 | Author: Anonymous OeZeQRrlV | Category: Fallacy, Certainty, Inductive Reasoning, Argument, Evidence
Share Embed Donate


Short Description

Download Aprendiendo-a-argumentar-con-el-Cínico.pdf...

Description

APRENDIENDO A ARGUMENTAR CON EL CÍNICO Migsael Tatis Sosa Santo Domingo, República Dominicana Diciembre 2015

Aprendiendo a argumentar con el Cínico Migsasua El Rey Cínico

Para mi abuelo, Federico Portoreal (Quiko), discutía mal, pero discutía, por eso lo quiero tanto. Para mi hermana, Meliza Tatis, porque me hace ser mejor. Para mi hermano, Maglik Tatis, mi mano derecha e izquierda.

2

Aprendiendo a argumentar con el Cínico Migsasua El Rey Cínico

PROLOGO A diario nos encontramos intercambiando opiniones donde solo nos preocupamos por tener la última palabra, muchas veces sin argumentos válidos, muchas veces sin saber siquiera qué es un argumento. En este pequeño tratado, el Rey Cínico, hace un aporte a la comunicación. Nos da la clave para mejorar en nuestros debates, quizás con la intención de capacitarnos para poder discutir con nosotros en algún momento, o simplemente, como bien señala, está cansado de ver las maniobras que usan las personas para obtener la razón sin saber argumentar. Cuando conocí a Migsael tuve la misma sensación que muchos, el temor a ser analizados con su ojo crítico. Mire Suany, él es Migsua, estará con usted en sus clases de Diseño. Pensé, el Rey de los Cínicos, el joven crítico de artículos bien estructurados, crudos y directos estará tomando clases conmigo, debo cuidar mis palabras, no quisiera que escriba algo en mi contra. Por suerte, para mí, es un joven consciente de la jerarquía, siempre muy respetuoso, sigue su propio consejo: a la autoridad se le obedece no se le discute. Al hablar con él la conversación fluye y no se queda estancada. Lo veo como un aprendiz de la vida. No es ese monstruo de lengua viperina en disposición de discutir con el primero que encuentre. Es a una persona divertida, que goza de un humor sarcástico, diferente al de los demás jóvenes, con un interés muy humano de ayudar, abierto al diálogo, que gusta de debatir y entablar una conversación inteligente. Este libro no es un cursillo de cómo ganar una discusión, sin embargo pone a nuestro alcance herramientas precisas para saber entablarla. Comenzando con la definición de argumento y sus partes: afirmación, evidencia y razonamiento. Define los distintos tipos de argumentos, falacias y estrategias usadas en los mismos. Mientras leía pensaba, qué hacer si se debate con alguien de bajo criterio, la respuesta apareció de inmediato “lo más sano sería dejar la

3

Aprendiendo a argumentar con el Cínico Migsasua El Rey Cínico

discusión ahí”. Migsael nos va llevando de la mano. A pesar de ser un texto breve tiene la profundidad y el alcance necesario para hacernos entender el tema que explora, incluyendo además un bono que no se encuentra en cualquier libro de comunicación: su wasacaca personal, con la que

desmonta las falacias utilizadas en los distintos tipos de

argumento. El uso de ejemplos cotidianos, con la clara intención de evitar un lenguaje rebuscado, lo convierte casi en un manual. Podríamos decir, un tratado para aprender a discutir para principiantes, por su estilo ameno y crudo, tan característico del rey cínico. Pero, al mismo tiempo, es un trabajo serio, dirigido a todos los que no sabemos debatir o queremos poder argumentar como el Cínico, y no tener que pensar ¿qué debí haber dicho? En otros tiempos la autoridad la conseguía quien tuviera mayor fuerza bruta, o quien gritara más alto, pero en la actualidad quien tiene el dominio de la palabra puede escalar eslabones más altos. Puede observarse en los debates presidenciales, en las mesas de negociaciones de organismos internacionales, en las conversaciones a diario en el transporte público. Tener un buen argumento nos da liderazgo. Claro está, debemos recordar siempre que “lo importante es lo que se dice y los argumentos y evidencias que muestra no la reputación del que lo dice”. Desde mi punto de vista, como profesora universitaria, podría aprovechar la falacia de la autoridad para hacer valer mis argumentos, pero no me considero experta en el área de comunicación, además pertenezco al grupo de los que evitan entrar en discusiones y debates. Al terminar la lectura, sin temor a equivocarme, pienso que el lector además de mejorar su discurso podrá identificar los recursos utilizados por otros para eludir y/o quitar valor a su argumento. Siento que al mismo tiempo abrirá una brecha para un pensamiento más crítico al momento de compartir ideas. Suany Rosario

4

Aprendiendo a argumentar con el Cínico Migsasua El Rey Cínico

1. INTRODUCCIÓN He decidido redactar este libro por una razón, la gran mayoría no sabe argumentar, y esto en el caso de mis conciudadanos dominicanos es algo que es casi inexistente, una rareza que sólo se presenta en unos cuantos. Es un problema presente en todo el mundo, pero cómo este mal de no saber argumentar lo sufro más con paisanos míos que tienen cómo común en una discusión recurrir a mil y una maniobras para que le den razón sin argumentar o disfrazar estas maniobras cómo argumentos. Y eso es preocupante. No estamos argumentando. La argumentación es una actividad cotidiana y extendida en la interacción social. Desde los medios de comunicación tradicionales

a las redes sociales; desde los debates

parlamentarios en el congreso a discusiones en el autobús salen temas a discutir y que exigen argumentar, temas que fácilmente pasan de ser un debate a un coloquio violento y ruidoso donde recaemos en insultos, mentiras y falacias argumentales y la discusión es sustituida por un campo de batalla verbal, donde nadie gana, a pesar de que cada quien sale con su cabeza levantada y la idea de que su pensamiento es el correcto. Y debido a esta degeneración del debate hay gente que le huye, cómo es comprensivo, no todo el mundo es capaz de soportar ver y/o escuchar un grupo de personas denigrándose mutuamente, saboteando el debate y no aportando nada. Y el que intenta aportar es ignorado, debido a la gran cantidad de sin sentidos que se han dicho. Imagínate lo ignorado que se debe de sentir el sensato que señala que empresarios y gobierno contratan haitianos cuando hay todo un país diciendo que estos nos están invadiendo. Y el problema no es algo tan simple y banal cómo que no se debate o se intercambian ideas en tertulias y conversaciones de amigos. El grandísimo problema es que no nos estamos comunicando de forma correcta y no estamos poniendo esfuerzo en ello. Y eso dificulta temas tan serios y de gran transcendencia tal cómo: cual es la mejor opción de

5

Aprendiendo a argumentar con el Cínico Migsasua El Rey Cínico

gobierno para dirigir el país. Y el ruido que producen los que no argumentan opacan a los que sí lo hacen y ahí todos salimos perdiendo. “Aprendiendo a argumentar con el Cínico” es un pequeño aporte a la sociedad dominicana e hispana; para que aprenda a defender sus puntos con eficacia y aprendamos la importancia de la comunicación de una manera sencilla y amena. No estoy pretendiendo quedar cómo un experto debatiente o un maestro de la palabra. Sólo soy un joven más que les gusta debatir e intenta hacerlo lo mejor que puede. Esto es una recopilación de varios tratados y libros sobre comunicación y de debates que yo facilito para que el público en general pueda tener acceso a ellas. En la bibliografía se presentaran las fuentes que he usado para que corroboren lo dicho o puedan ampliar sobre el tema con gente que sabe muchísimo más que yo. Es más, si quieres, puedes pasar de leerme e ir directo a las fuentes. Eso sí, no tienen mi wasakaka personal, no garantizo que tengan mi chispa. Pero sigo haciendo énfasis en la importancia de debatir, porque si no sabemos comunicarnos estamos perdiendo parte de nuestra humanidad. La comunicación es la herramienta más importante del humano, la que nos ha diferenciado de las demás especies y nos ha colocado en la cima de la pirámide evolutiva. Y los grandes avances que hemos hecho cómo especie son en base al sano enfrentamiento de ideas. Por eso no debemos de permitir que este noble arte, que es el argumentar se pierda y se desvirtúe ¿Se imaginan el primer debate entre homínidos donde se enfrentó la idea de ser nómadas o sedentarios? Ese primer humano que pudo comunicarse ¿Cómo habrá convencido a los demás para ese gran paso de pasar de ir deambulando por ahí a quedarse en un solo lugar? ¿Dónde hubiésemos estado si no hubiese podido convencer a los demás del grupo de asentarse y cultivar? Así de importante es la comunicación y el saber intercambiar ideas. Debatir es comunicar. Y la comunicación es el principio de la relación entre los humanos. Saber hablar entre nosotros hace posible

6

Aprendiendo a argumentar con el Cínico Migsasua El Rey Cínico

la interacción. A través de ella los hombres se convierten y se conservan cómo seres sociales. La misma sociedad podría definirse cómo " una red de comunicación". Y mientras más efectiva y accesible hacemos la interacción en esa red más avanzamos cómo sociedad, de ahí radica la importancia de la invención de la escritura, de la imprenta, la creación de escuelas públicas y la invención de medios de comunicación cómo la prensa, la radio, el teléfono, la televisión, los teléfonos celulares, el Internet y las redes sociales. Pero cada avance que hacemos pone al frente nuevos retos. Cómo el que estoy planteando ahora. La palabra tiene un gran poder. Las palabras adecuadas han movido países enteros hacia un mismo rumbo. Así de poderosa es la comunicación adecuada. Y cómo dice un famoso tío a su joven sobrino, y un gran poder conlleva una gran responsabilidad. Y está en nuestras manos usarlo debidamente.

7

Aprendiendo a argumentar con el Cínico Migsasua El Rey Cínico

2. ¿QUÉ ES UN ARGUMENTO? Comenzaremos con lo básico ¿Qué es un argumento? Un argumento es el aporte o razón que se usa para defender una opinión o un punto de vista con el fin de dar credibilidad a un discurso o tesis. Dependiendo de la contundencia, veracidad o coherencia de este podremos convencer o no a nuestros receptores. Lo malo de esto es que la fortaleza de lo que dices depende demasiado de cómo el receptor interpreta el mensaje, ya que se supone que la intención es persuadirlo, o en caso de que presente un punto contrario, que este exprima lo más que pueda su capacidad argumentativa ante el punto que acabas de presentar. Por eso es muy importante hacer llegar bien el mensaje a este, según sus condiciones de razonamiento y sus niveles de conocimientos. Si le dices a una persona que sabe casi nada de evolución, que “Los humanos venimos de un antepasado en común con los monos.” el va a entender literalmente que un mono parió a un humano, entonces tendrás que explicarle lo que es la micro evolución y que no es un cambio de la noche a la mañana, que es de un individuo a otro, generación tras generación… y así. Y aun diciéndole eso, estarás hablando disparates, porque para él humano es humano y el mono es mono. Tus argumentos pueden ser muy validos, y estar basados en fuentes confiables, pero para ese receptor lo que estás diciendo no será más que basura, porque en su realidad no entran esos conceptos de los que les hablas. Si están frente a una persona así lo más sano sería dejar la discusión ahí, dejarlo con la sensación de victoria, si es que eso existe en un debate; y enfocar tu tiempo en otra cosa. «El sabio puede cambiar de opinión. El necio, nunca.» Immanuel Kant

Pero cómo hay malos receptores también hay malos emisores. Que el receptor no haya entendido o aceptado tu mensaje no quiere

8

Aprendiendo a argumentar con el Cínico Migsasua El Rey Cínico

decir que este sea un incapaz que no te entiende, quizás el problema radique en ti que no sabes hacer llegar el mensaje de forma efectiva. Si de verdad te interesa que tu mensaje sea aceptado o al menos que sea escuchado debes de hacer tres cosas: 

Estudiar mejor tu punto: Muchas veces el problema puede ser que el emisor no tiene suficiente información sobre lo que habla y con su nivel de conocimiento no logra convencer. Si ese es el caso toca cultivarse más. Quizás en otras fuentes encuentres la clave. Siguiendo con el punto de la evolución para explicar cómo el hombre ha evolucionado del mono, tendrías que saber que: cómo funciona la evolución, porque todavía existen los monos, que es la micro evolución, que no descendemos directamente de un mono, tenemos un ancestro en común; y varias cosas más que encontraras en fuentes calificadas. «La lectura es la gran proveedora de argumentos, la clave para que los demás te escuchen.» José Miguel Monzón.



Enfocar desde otro punto de vista. Otro problema es que somos malos exponiendo nuestro punto, y de la forma que intentamos darlo no se entiende, por más que domines el tema. Pues en ese momento es que debes hacer uso de recursos argumentativos: ejemplificación, analogías, preguntas retoricas, hacer el lenguaje más comprensible para el receptor… muchas veces para llegar a un punto hay más de un camino, y la línea recta no es suficiente para el emisor. Siempre busca una alternativa argumental además de la que tenías preestablecida. Un ejemplo sería yo al usar citas de autores celebres para reafirmar mi punto. «El argumento se semeja al disparo de una ballesta, es igual de efectivo dirigido a un gigante que a un enano.» Sir Francis Bacon



También puede ser… esto que te voy a decir es muy duro, y quizás no te guste y te niegues a aceptarlo, pero hay probabilidades de que estés equivocado. Si has enfocado tu argumento desde varios puntos, has estudiado más o tienes conocimiento pleno de lo que hablas, el receptor

presenta

contra

puntos

más

fuertes

que

los

tuyos

acorralándote y tus argumentos no lo convencen, es posible que no tengas razón y sea momento de tirar la toalla. Yo creo que es más digno rendirse a tiempo y mantener la vergüenza intacta antes que hacer el

9

Aprendiendo a argumentar con el Cínico Migsasua El Rey Cínico ridículo perpetuamente. Si eres muy orgulloso y te afecta de sobre manera no tener razón, puedes rendirte sin

darle la razón

directamente, o dejar el orgullo aparte y admitir tu error públicamente, aceptar los errores dignifica. «De hombres es equivocarse; de locos persistir en el error. » Marco Tulio Cicerón

Un argumento no es una simple opinión o parecer. Un argumento es la base que sustenta y le da razón a un discurso, una tesis. Es el “Por qué” de lo que dices. Lo que te ha convencido de opinar lo que opinas. Fundamenta tus creencias. Afirmaciones cómo: 

Me gusta mucho el pan con aguacate.



Creo que mañana lloverá.



¡Eres un imbécil!



No me gusta cómo me miras.



¡Qué bella eres!

No son argumentos, son sólo eso, opiniones que tus motivos tendrás para tenerlas, pero que sencillamente a nosotros no nos importa. Un argumento se divide en tres partes básicas: 

Afirmación: La afirmación es una aseveración sobre la que la audiencia no necesariamente está de acuerdo, pero que el orador presenta cómo cierta y busca defender. Aparejando un juicio de valor frente al cual muchas personas podrán estar en desacuerdo o no.



Evidencia: Información reunida a partir de datos surgidos de investigaciones, de ejemplos y de condiciones observables que le da veracidad a la afirmación.

La evidencia debe estar compuesta por

hechos o datos verificables. Entre los diferentes tipos de evidencia podemos

destacar

observables,

cuatro

ejemplos

e

grupos: historias,

evidencia y,

estadística,

finalmente,

datos

información

testimonial, provista por expertos. 

Razonamiento: Justificación que el orador provee para conectar la afirmación con la evidencia ofrecida. Un argumento no está completo sin un razonamiento que conecte ambas partes. El razonamiento permite justificar por qué, en virtud de la evidencia presentada, deberíamos apoyar la afirmación del argumento.

10

Aprendiendo a argumentar con el Cínico Migsasua El Rey Cínico

Veamos unos ejemplos: Las matemáticas son difíciles. (Afirmación) Según el Instituto de Estadística Estudiantil, cerca del 65% de los estudiantes ha mostrado dificultad en dicha materia, y un 30% ha reprobado al menos una vez dicha materia. Y las carreras que exigen mayor uso de matemáticas son las menos escogidas en las universidades. (Evidencia) Esto se debe a que exige un mayor nivel de concentración el cual el estudiante medio no posee y le complica comprender. (Razonamiento) Metiste

el

tenedor

en

el

toma

corriente.

(Evidencia)

Eres

un

idiota.

(Afirmación)Sólo un idiota haría eso. (Razonamiento) Es imposible que la vida se haya formado al azar. (Afirmación) La probabilidad de que se forme una proteína de 300 aminoácidos (el tamaño de una enzima básica) por puro azar es 1 entre 2,04x10390 lo cual es una probabilidad increíblemente pequeña. (Evidencia) Con dicha estadística es evidente que debe de haber un diseñador tras la vida. (Razonamiento) La violencia de género es un gran problema para la sociedad dominicana. (Afirmación) República Dominicana registró 1,805 feminicidios entre 2007 y 2014; con una tasa de feminicidios de 1.27 por cada cien mil habitantes, considerada una de las más altas de la región del Caribe; al menos el 17.2% de las mujeres que tienen entre 15 y 49 años reportan que han sido víctimas de algún tipo de violencia física perpetrada por su pareja o ex pareja y el 5.5% de ellas reconoce que ha sufrido alguna forma de violencia sexual. (Evidencia) No podemos quedarnos de brazos cruzado. Debemos actuar lo más rápido posible. (Razonamiento)

Un argumento puede ser inductivo o deductivo. 

El argumento inductivo es el razonamiento que va de lo particular a lo general. Toma observaciones particulares en forma de premisas, luego razona a partir de estas premisas particulares hacia una conclusión general. La

forma

más

común

de

razonamiento

inductivo

es

cuando

recopilamos evidencia de algún fenómeno observado, luego derivamos una conclusión general acerca de tal fenómeno basados en nuestra evidencia recopilada. En un argumento inductivo, la conclusión va más allá de lo que las premisas en realidad dicen.

11

Aprendiendo a argumentar con el Cínico Migsasua El Rey Cínico Ejemplo: María se pone de muy mal humor cuando tiene el periodo. Josefina también se pone de muy mal humor cuando tiene el periodo. Carolina y Perla también se ponen de mal humor. Todas las mujeres se ponen de mal humor cuando les llega el periodo. 

El argumento deductivo es el razonamiento que se mueve de lo general a lo particular. Toma una premisa generalizada y deduce conclusiones particulares. Un argumento deductivo “válido” es aquel en el que la conclusión necesariamente se deriva de la premisa. Puede ser que la premisa no sea “verdadera”, pero la forma del argumento es “válida.” Un argumento deductivo “válido” contendrá algo en la conclusión totalmente nuevo e independiente de aquellas cosas mencionadas en la premisa del argumento. Algunas veces no es tan obvio que algo nuevo ha sido introducido en la conclusión. Ejemplo: Todas las mujeres se ponen de mal humor cuando les llega el periodo. María se pone de muy mal humor cuando tiene el periodo. Josefina también se pone de muy mal humor cuando tiene el periodo. Carolina y Perla también se ponen de mal humor. Eso demuestra que, efectivamente, las mujeres se ponen de mal humor cuando les llega la menstruación

Y esto es un argumento. Así cómo construyas tus argumentos, así de firmes serán. La contundencia de esto depende de que tan bien formules lo que deseas decir. Si no presentas evidencia es más complicado que te crean; el razonamiento y la afirmación pueden estar totalmente divorciados de la evidencia; la evidencia puede ser totalmente falsa, pero para la argumentación es eficaz. Cómo receptor ya debes analizar y confirmar esta información, para que no te vendan gato por liebre. Intentar convencer a una persona de tu punto sin argumentar correctamente es cómo pretender llevar a la cama a una chica sin seducirla. Sólo funcionará con las que haya decidido hacerte caso de antemano, con la que le pagues, con la que uses la fuerza o la que sean más fáciles de convencer. Ya queda en tus manos organizar y presentar tus puntos con la mayor carga posible de evidencia y lógica.

12

Aprendiendo a argumentar con el Cínico Migsasua El Rey Cínico

3. ARGUMENTOS MÁS VALIDOS QUE OTROS A la hora de intercambiar ideas, de discutir, de debatir, de refutar argumentos, de presentarlos ante los demás hay frases que se dicen mucho y están muy popularizada en la gente común y corriente cómo: 

Cada quien tiene sus ideas y eso se respeta.



Esa es su opinión y hay que respetarla



Si el piensa eso hay que dejarlo.



Cada cabeza es un mundo.

Se ha popularizado y vendido que todas las ideas son validas y deben de respetarse. Que no se debe de señalar los errores de las formas de pensar de otros. Que al ser el mundo relativo y subjetivo todo lo es y nada tiene valor ni un fundamento absoluto. El relativismo ha acabado con la objetividad, todo vale y puede ser aceptado, y cuestionarse las cosas es algo de cabezones Y lamento ser yo el que les diga que no pueden estar más equivocados. Y este pensamiento mata y le quita todo el sentido a lo que es argumentar y debatir. Cómo ya dije en el punto anterior. Puedes equivocarte y estar errado. Y tus pensamientos y opiniones pueden ser juzgados y atacados. Tienes total libertad de pensar la tontería que opinas, de expresarla, de defenderla, hay gente que piensa que Jhony Deep es uno de los mejores actores de la actualidad, pueden pensarlo; se supone que vivimos en una democracia. Pero eso de que tu argumento merece respeto es mentira. No, no lo merece. Quizás tú cómo persona sí, pero el argumento en sí, no. Sonará prepotente, pero hay argumentos con más validez que otros. A ver… hay afirmaciones que son absolutas. Son así, sí o sí, no valen puntos de vistas, ni la opinión de Fulano, si no son de dicha manera es un error. Ejemplo: 

2+2=4



La independencia de República Dominicana fue en 1844.



La capital de Alemania es Berlín



Hoy es domingo y mañana será lunes.



La Tierra es el tercer planeta del Sistema Solar.

13

Aprendiendo a argumentar con el Cínico Migsasua El Rey Cínico

Estas afirmaciones en caso de darse cualquier declaración que no sean estas, son falsas y no son validas. Y por ende no merecen ningún tipo de respeto o consideración, ya que se le estaría dando lugar a la desinformación y a la mentira. Estorbando esa búsqueda de la verdad que la humanidad lleva milenios haciendo. Y perdón a los relativistas, pero hay valores absolutos e invariables. Y yendo a opiniones relativas y variables. Hay opiniones contrarias que son igual de validas y merecen ser respetadas y tienen el mismo peso. Cómo: 

Socialismo y liberalismo.



Teísmo y ateísmo.



Idealismo y materialismo.



Pesimismo y optimismo.

Cada cual tienen opiniones distintas, bien sustentadas y argumentadas con una gran cantidad de argumentos y tesis que requieren una gran cantidad de información para refutar o afirmar. Podrías opinar lo que quieras del socialismo o de la economía neoliberal, pero los dos bandos tienen bases suficientes para defender sus modelos económicos. Ahí están los libros y las fuentes con una gran cantidad de información que defienden los postulados de cada tesis. Con muchas de estás opiniones lo que pasa es que se enfocan desde puntos de vistas distintos. “Sólo podemos dar una opinión imparcial sobre las cosas que no nos interesan, por eso mismo las opiniones imparciales carecen de valor. " Oscar Wilde

Un buen ejemplo de esto sería el enfrentamiento filosófico entre Platón y Aristóteles. Platón habla de la existencia de dos realidades diferentes y jerarquizadas: el mundo sensible y el mundo inteligible. Aristóteles, por su parte, no cree en la existencia de dos realidades diferentes, por lo que considera que sólo existen lo seres particulares. No existen dos mundos, y ninguna realidad está subordinada a otra. Esta cuestión es un asunto de punto de vista: Platón apoyaba su filosofía en la revelación de las ideas, y Aristóteles en la demostración

14

Aprendiendo a argumentar con el Cínico Migsasua El Rey Cínico

de estas. Lo espiritual contra lo material, un enfrentamiento que todavía perdura.

Otro ejemplo podría ser la rivalidad literaria entre

William Faulkner y Ernest Hemingway. En los textos de Faulkner veremos muchas oraciones largas, mientras que Hemingway utiliza estructuras cortas. Faulkner utiliza muchas palabras para crear una imagen precisa en la mente del lector, mientras que Hemingway utiliza muchas palabras monosilábicas para crear una historia aparentemente simple. «Él nunca ha sido conocido por usar una palabra que pueda mandar al lector al diccionario» William Faulkner sobre Hemingway « Pobre Faulkner, ¿realmente cree que las grandes emociones vienen de las grandes palabras?» Ernest Hemingway

Ninguna de las dos posturas, está en lo correcto o en lo incorrecto. Al valorar un punto a favor del otro sólo estarías poniendo una prioridad en A o B. Y por ende, tu posicionamiento en alguna de esta no te hace menos o más. Si crees que un texto adquiere más riquezas usando palabras que nutran el vocabulario del lector, o crees que esa riqueza la adquiere haciendo la comunicación más sencilla, ninguna de las dos posturas está mal. Tu opinión es valida. Por otro lado está de lo que yo hablo. Esos argumentos, esas opiniones que al expresarse denotan la falta de conocimiento y la ignorancia del que habla. Y que son enunciados que no merecen ser escuchados y que son basura. Y el hecho de que lo digas es una contribución a la desinformación, en caso de que puedas llegar a ser convincente. 

La homosexualidad es lo mismo que la pedofilia y la zoofilia.



No vacunaré a mis hijos. Las vacunas causan autismo.



El comunismo y el fascismo son casi lo mismo. Los extremos se tocan.



Todo es relativo, nada es positivo.



En República Dominicana hace falta un Trujillo que arregle esto.



No hay mejor tratamiento contra el cáncer que la medicina natural.



Paulo Coehlo es con gran diferencia de los mejores escritores latinoamericanos de toda la historia.

15

Aprendiendo a argumentar con el Cínico Migsasua El Rey Cínico

Todos y cada uno de estos enunciados demuestran una falta total de

conocimientos

en

cada

tema

en

específico.

Decir

que

la

homosexualidad es lo mismo que la pedofilia y la zoología es no entender el concepto de dos adultos consciente tomando una decisión; decir que el comunismo y el fascino son lo mismo es no saber que en ningún momento los fascista hablaron de socializar los medios de producción; creer que todo es relativo y que no hay nada objetivo es que ignoras totalmente las matemáticas, y que todos sus valores son absolutos; decir que los tratamientos naturales tienen la misma eficacia que una quimioterapia es no tener la más mínima idea de medicina, decir que Coehlo es un buen escritor es nunca haber leído otra cosa… y así. Últimamente muchas personas confunden opinión y conocimiento, o tratan de equiparar todo conocimiento con una opinión. Y no es así, una opinión es la idea que tienes acerca de algo. El conocimiento es la información y comprensión que tienes de ese algo. Por ende, la opinión es variable según el nivel de conocimiento que tengas. Si tu opinión parte de la ignorancia, no tiene ningún valor en una discusión, sólo eres una molestia. Tu silencio aporta más. Mientras más conocimiento tengas más valida se hará tu opinión, por el simple hecho de que has dedicado más tiempo al asunto. Y es una falta total de respeto equiparar una simple opinión de una persona con los conocimientos de alguien que haya estudiado o analizado el asunto a fondo, o directamente sea un especialista. Pero el atrevimiento es algo que abunda y que debe de ser rechazado. «Por favor, no confundas tu búsqueda en Google con mi titulo de medicina.» Anónimo de Internet

16

Aprendiendo a argumentar con el Cínico Migsasua El Rey Cínico

Aquí podemos apreciar una tabla que muestra lo mucho que suele hablar una persona de un tema sin tener conocimiento sobre ello. En la zona de “La montaña estúpida” es donde el sujeto más seguro esta de lo que afirma, a pesar de que su grado de conocimiento es bajo. Y es más difícil sacar de ahí. Esto es un fenómeno conocido cómo “Efecto Dunning-Kruger”. ¿Nunca se han topado con una persona que es en extremo cabezona y no es capaz de ver su error a pesar de estar mal y que racionalmente le muestras donde radica su fallo y aun así singuen pensando que no están equivocados? Pues este es un fenómeno que ha sido estudiado. El Efecto Dunning-Kruger es la descripción de la relación entre estupidez y vanidad, según la cual las personas incompetentes tienden sistemáticamente a sobrevalorar su nivel de conocimiento. El fenómeno fue estudiado por Justin Krugger y David Dunning, psicólogos de la Universidad de Cornell en Nueva York, y publicado en 1999 en “The Journal of Personality and Social Psychology”.

17

Aprendiendo a argumentar con el Cínico Migsasua El Rey Cínico

Se basa en los siguientes principios: 

Los individuos incompetentes tienden a sobreestimar sus propias habilidades.



Los

individuos

incompetentes

son

incapaces

de

reconocer

las

verdaderas habilidades en los demás.

El avance de Krugger y Dunning fue simplemente demostrarlo en un experimento consistente en medir las habilidades intelectuales y sociales de una serie de estudiantes y pedirles una auto-evaluación posterior. Los resultados fueron sorprendentes y reveladores: Los más brillantes estimaban que estaban por debajo de la media; los mediocres se consideraban por encima de la media, y los menos dotados y más inútiles estaban convencidos de estar entre los mejores. «Gran parte de las dificultades por las que atraviesa el mundo se debe a que los ignorantes están completamente seguros y los inteligentes llenos de dudas.» Bertrand Russell

Saber si padeces del Efecto Dunning-Kruger es tan sencillo cómo que si te cuestionas y evalúas tu ineptitud eres capaz de ver tu incompetencia y eres consciente de ella. Con aceptar que puedes equivocarte, conocer tus límites, que hay cuestiones que desconoces y que hay personas mucho más competentes y capacitadas sobre el tema que merecen tu atención ya puedes calificarte cómo una persona normal. «El ignorar su propia ignorancia es la maldición del ignorante.» Amos Bronson Alcott

Pero ojo con esto, no confundamos tener

Dunning-Kruger con

estar convencido de lo que se dice y defender a capa y espada tus argumentos. Porque puede darse el caso donde, a pesar de tener razón en lo que dices, parezcas un necio. Un ejemplo: el asesor económico del partido español Podemos, Juan Torres López. Estuvo presentado el programa del partido en varios programas de televisión donde la producción del programa presentó el documento de una manera 18

Aprendiendo a argumentar con el Cínico Migsasua El Rey Cínico

engañosa y manipulada. Al estar todos los periodistas confabulados para mostrar al economista cómo un vendedor de crece pelo, el señor Juan Torres queda cómo necio aclarando lo que en verdad dice su programa electoral. Tú sin saber sobre el tema ves al economista y piensas que es un cabezón, porque todos dicen lo contrario y él solo insiste en llevarle la contraria a los demás. Pero los que se equivocaban eran los periodistas. Uno contra varios, pero de eso hablaremos luego. Otra cosa es que el que padece de Dunning-Kruger está totalmente convencido de lo que dice. Muchas veces conscientemente defendemos una idea errónea, pero esto puede ser por conveniencia. Cómo el hecho de que te hayan visto entrando a una cabaña y tu pareja te haya visitado al trabajo en ese momento y no te encontró allí. Podrán darte mil y un argumentos y evidencias y negaras lo dicho. Sabes que estabas te pillaron, pero no te agarraron con la mano en las masas. Así que te queda

oportunidad

de

defensa.

Otros

que

suelen

mentir

por

conveniencia son los políticos, saben perfectamente que su gestión es mala, pero no les conviene aceptarlo. Así que ya saben, cuando el Jefe de la Policía Nacional Dominicana dice que la criminalidad es un problema de percepción y que todo va bien él sabe que miente, está totalmente consciente de que la calle es peligrosa. No sé, pero casi prefiero que sea un cabezón o un cínico descarado. En fin, no todos los argumentos son validos y hay algunos que tienen más peso académico y lógica que otras. En tus manos queda discernir cual tiene más peso para ti.

19

Aprendiendo a argumentar con el Cínico Migsasua El Rey Cínico

4. IMPORTA QUE SE DICE NO QUIÉN En la mayoría de debates hay una desagradable costumbre que cómo un virus se ha metido en el subconsciente de todos y se usa bastante en discusiones, quitándole total sentido a la finalidad de estos. Pues estoy hablando sobre los ataques personales, insultos, o también llamados “Falacia Ad Hominem”. Si en un debate todos ganan, cuando se utilizan falacias cómo estas y hacen efecto, todos pierden, porque no es ni siquiera un argumento, sólo un insulto, un juego sucio. « ¿Qué es eso, Polo? ¿Te ríes? ¿Es ese otro nuevo procedimiento de refutación? ¿Reírse cuando el interlocutor dice algo, sin argumentar contra ello?» Sócrates

Una Falacia Ad Hominem es todo mal argumento que, en lugar de presentar un punto o refutar las afirmaciones de un adversario, intenta descalificarlo personalmente. Consiste en negar la razón a una persona apelando a cuestiones ajenas a lo que se está discutiendo, esto puede ser su aspecto físico, raza, edad, sexo, ideología, forma de ser, antepasados, familiares, afinidades, nivel de educación, nacionalidad, acciones… todo lo que no sea una muestra de lo que se debate y discute. Cuando se usa este tipo de ataques se pretende que el oponente se desconcierte y se calle o, por lo menos, que pierda su credibilidad ante los posibles espectadores de la discusión y posiblemente entre al juego de ataques. Los que usan estas estratagemas se usan para que lo que se discute pase a segundo plano. Estamos ante un ataque dirigido hacia el locutor, no hacia sus razonamientos, que es lo que importa. Aspecto físico, raza, edad, sexo, ideología, forma de ser, antepasados, familiares, afinidades, nivel de educación, nacionalidad, acciones… son irrelevantes a la hora de juzgar las opiniones ajenas. No importa si los términos del ataque son ciertos o falsos. Quizás al que se le ataca sea una persona despreciable que consume drogas fuertes, desayuna fetos, viola ancianas, da palizas a vagabundos, es negro, judío y es político,

20

Aprendiendo a argumentar con el Cínico Migsasua El Rey Cínico

pero no es eso lo que se discute, sino sus argumentos. Y lo ideal sería olvidar que hablamos con un consumidor de drogas fuertes, desayuna fetos, violador de ancianas, apaliza vagabundos, negro, judío y político; y centrarnos en lo que dice. A) El actual presidente es de los peores que hemos tenido en democracia. B) Dices eso porque eres de la oposición. A) Según un estudio de la O.M.S. la carne roja aumenta el riesgo de contraer cáncer. B) No puedes confiar en ese estudio sobre la carne roja. Lo ha pagado la poderosa industria Farmacéutica para que compremos más medicamento. A) La familia es la institución más importante de la sociedad. Por ende, debe ser protegida por encima de todo. B) Usted es sacerdote, no tiene familia, es el menos indicado para opinar. A) Matar es un acto inmoral que nadie debe hacer. B) Hitler, eres uno de los mayores genocidas de la historia, no seas hipócrita.

También se recurre a atacar contradicción, con lo que el atacado argumenta ahora con lo que argumentaba antes. No sólo se debe atacar al argumento, sino al argumento de actual. Lo que pensaba antes ya no cuenta, es lo que se dice ahora. «Existe gran número de personas que no tienen durante su vida más que una idea, y por lo mismo no se contradicen nunca. No pertenezco a esa clase; yo aprendo de la vida, aprendo mientras vivo, y, por lo tanto, aprendo hoy todavía. Es posible que lo que hoy es mi opinión, de aquí a un año no lo sea, o lo considere erróneo, y me diga: ¿Cómo he podido tener esa opinión antes?» Eduard von Bismarck

En resumen, un argumento ad hominem sólo quiere distraer la atención hacia otro punto que no tiene nada que ver. Un ataque personal puede ser directo o indirecto. 

Directo: Va directo al grano y suele ser insultante. Pone en duda la inteligencia, el carácter, la condición, o la buena fe del oponente. A esta misma

familia

pertenecen

las

tradicionales

descalificaciones

21

Aprendiendo a argumentar con el Cínico Migsasua El Rey Cínico ideológicas: es comunista, es ateo... y todo cuanto, en este sentido, pueda ser considerado reprobable para ciertos puntos de vista. Si en estas en una reunión de feministas discutiendo sobre los efectos de la globalización y alguien pone sobre la mesa que eres machista y le pegas a tu mujer ya tienes la desaprobación del público. 

Indirecto: Se dirige contra las circunstancias en que se mueve el contrincante: sus vínculos, sus relaciones, sus intereses, todo aquello que pueda poner de manifiesto los motivos que le empujan a sostener su punto de vista. Es la forma de ataque que sufre quien pertenece a un grupo político, religioso, o cultural; no porque sus ideas sean despreciables, sino porque se supone que disfraza con argumentos sus intereses. Aquí se trata de eludir las razones para, en su lugar, insinuar que el adversario habla por interés, que es sospechoso de parcialidad e incluso de mala fe ya que no es objetivo, y, en consecuencia, que no se debe malgastar el tiempo rebatiéndole. Se da por supuesto que la opinión es hija del interés y no se consideran sus posibles razones.

Si el razonamiento es bueno, tiene coherencia y validez ¿Qué importa quién lo presente o por qué? Una cosa es ser más escrupuloso y desconfiado de un argumento hecho por una persona cuestionable y otra dejarse llevar por los prejuicios de consideraciones extra‐ argumentales. Un argumento puede ser parcial y tener razón. Su parcialidad debe movernos a buscar datos adicionales, pero no para rechazar sus razones. El que usa este sofisma deja a un lado los razonamientos para provocar un rechazo hacia el contendiente y, en consecuencia, hacia sus palabras. Estos ataques disfrazados de argumentos resultan ser extremadamente atractivos para el público, de ahí el ʺéxitoʺ de estas falacias y por qué se usa tanto. Cómo ya he dicho, creeos que un debate es una especie de competición. No se trata de saber quién tiene razón, sino quién queda mejor parado y quien ataca con más contundencia. Pero

en

un

público

con

criterio

los

ataques

personales

descalifican más al atacante que al atacado, ya que muestran su irracionalidad y su pobreza argumental. Una buena razón para evitar usarlos. 22

Aprendiendo a argumentar con el Cínico Migsasua El Rey Cínico

Ya que la creencia de que los debates son batallas beef entre raperos, es muy tentador usar un ataque personal y causar ese efecto de Gancho en la mandíbula que deja en los espectadores y en el mismo receptor. Si en algún momento nos vemos ante la tentación de realizar un ataque personal tenemos que procurar que acompañe a nuestro razonamiento, no que lo sustituya. —Es imposible que de una explosión se creen cosas. Las explosiones destruyen. —La materia ni se crea ni se destruye. Hubieras sabido eso si no hubieses estado ocupado siendo tonto, pero eso no es su culpa, es la falta de rigor en el sistema educativo. Eso sí, no comprendo cómo pasó de octavo. —Eso es un Ad Hominen. —No, pedazo de subnormal, he dado puntos que defienden mi afirmación y he acompañado eso con ataques personales. Que seas un corto de mente que quiera hacerse la victima es otra cosa…

Si se dan cuenta se ha dado un argumento y se ha hecho un ataque personal. Esto podrá ser moralmente cuestionable o no, y desaconsejo su uso en un debate serio o con personas a la que se deba respeto; pero a pesar del insulto se ha dado un argumento que es verdadero y refuta el anterior. Podrá gustarte o no, pero de estar ahí está, y eso es lo que cuenta. Pero también está el caso en que somos víctimas de un ataque personal fortuito, y en ese caso tienes dos opciones: o bien puedes ignorarlo o denunciar el ataque e inutilizarlo con algo cómo: —Si ha terminado usted con sus insultos, me gustaría escuchar sus razonamientos; es más fácil escuchar sus insultos que sus razonamientos. Pero me interesa que los presente. —Olvide que lo he dicho yo. Supongamos que lo dice otra persona más decente y cómo mejor imagen que yo: ¿cuáles serían sus razones para decir lo que dice?

23

Aprendiendo a argumentar con el Cínico Migsasua El Rey Cínico

En el momento que le quites la efectividad al insulto y hagas ver que no tiene efecto en ti e intentaras que no tenga efecto en otras personas, no le quedará otra opción que argumentar o callarse. Lo más importante es no perder la paciencia, no jugar su juego de ataques personales y dime y diretes, la tentación de responder con otro insulto y olvidarse de los argumentos es muy fuerte. Si caemos en ella tal vez disfrutemos dándole un golpe en la moral, pero nuestros objetivos argumentativos se esfumarán. Te desahogaras, pero perderás tu causa. Es mejor contenerse, denunciar el abuso del adversario y solicitar cortésmente un argumento. Nos hemos enfocado sólo en el ataque para desprestigiar directamente al que argumenta, pero ahora veamos una variante donde también se enfoca en quien habla y no en lo que se dice. Y hablo de darle la razón al que argumenta sólo por ser una persona de prestigio. También conocido cómo Falacia de autoridad. La idea es intimidarte, ya que una persona que se supone es más inteligente y preparada que tú opina lo contrario. 

¿Quién eres tú para contradecir al Premio Nobel de Física?



Eso lo dice un científico, no yo ¿Sabes tú más que él?



Mi mamá me dijo que Los Reyes Magos me traerán regalos.



La Biblia es la palabra de Dios, no puede ser cuestionada por simples mortales.

Lo habitual es apelar a una autoridad que no se pueda criticar ya que al hacerlo quedaras cómo un insolente. Existen dos tipos de autoridades. Por un lado la del experto que admite un examen crítico, permite comprobar su fiabilidad y se da a debatir. Por otro lado está la autoridad del que más manda, cómo pueda ser la de maestros, padres, jefes, policías, clientes… todos los cuales tienen mando sobre ti y están en condiciones de pronunciar la última palabra en los asuntos bajo su control sin necesidad de

24

Aprendiendo a argumentar con el Cínico Migsasua El Rey Cínico

justificarla, sólo porque ellos son ellos y tienen más poder que tú. Recuerden, a la autoridad se le obedece, no se le discute, al menos de que no temas represarias. Anterior mente hable sobre la importancia de hacerle más caso a un experto que a un cualquiera sin estudios. Pues no hay que aceptar lo que diga un experto porque es un experto y ya, sino porque nos facilita evidencias que confirma lo que dice. Isaac Newton es uno de los hombres de ciencia más influyentes de toda la historia y ha dado grandes aportes a la física y a la ciencia en general, cómo puede ser La Ley Universal de la Gravedad, desarrollo del Calculo, Leyes del movimiento, la Teoría de Mareas, la Teoría del Color y muchas más. Pues todas sus propuestas son tan respetadas y tomadas en cuenta porque Isaac Newton presentó evidencia sobre sus tratados y se pudo corroborar sus hipótesis. De no haber sido así Newton no hubiese sido quien fue y hubiese pasado a la historia cómo uno más. Lo importante es lo que se dice y los argumentos y evidencias que muestra no la reputación del que lo dice. « ¿Es una cita del original o de segunda mano? Si es original, ¿se puede comprobar? Si es de segunda mano, ¿es exacta? Si no es exacta: ¿es porque se han traducido términos técnicos al lenguaje cotidiano? ¿La traducción es correcta? ¿Qué dice exactamente la fuente y cómo se ha deducido de ello lo que se afirma? El francés Curé, para no tener que pavimentar el trozo de calle frente a su casa, cómo era de obligación para todos los demás ciudadanos, se amparó en una sentencia bíblica: paveant illi, ego non paveo: que pavimenten otros, yo no. [La traducción real es: quieran los otros temblar, yo no tiemblo]. Convenció a sus conciudadanos porque interpretaron que paveant venía del francés paver [pavimentar].» Arthur Schopenhauer

Este tipo de argumentos son muy usados en la publicidad: 

Nueve de cada diez especialistas recomiendan este producto.



Soy especialista y confío en este producto.



Soy famoso y uso este producto. Deberías comprarlo tú también.

Las marcas utilizan mucho este recurso. Saben que las personas suelen confiar más en la palabra de personas con un buen nombre o

25

Aprendiendo a argumentar con el Cínico Migsasua El Rey Cínico

que dé la imagen de serlo, la mayoría de dentistas que nos recomiendan Colgate en los anuncios no lo son, aunque use bata blanca. Las personas que apelan a la autoridad y renombre de otra persona lo hacen para evadir la carga de presentar pruebas e insinuar que al una persona reconocida por sus logros opinar lo mismo que él tiene la razón. Pero las autoridades no siempre tienen la razón de lo que dicen, y sino es así veamos cómo un grupo de pensadores del Siglo XVIII y XIX prueban que los negros son inferiores: 

«Los negros son inferiores a los europeos, pero superiores a los monos.» Voltaire, escritor anticlerical, abogado de la tolerancia y de la razón.



«Resulta imposible que Dios, que es un ser muy sabio, haya puesto un alma, y sobre todo un alma buena, en un cuerpo negro.» Barón de Montesquieu, padre de la democracia moderna.



«El negro es vagabundo, perezoso, negligente, indolente y de costumbres disolutas.» Karl von Linneo, clasificador de las plantas y de los animales.



«El negro puede desarrollar ciertas habilidades propias de las personas, cómo el loro consigue hablar algunas palabras.» David Hume, entendido en entendimiento humano.



«Los negros están condenados a ser primitivos, porque tienen poca distancia entre el ombligo y el pene.» Etienne Serres, sabio en anatomía.



«Un cocodrilo jamás podrá llegar a ser una gacela, ni un negro podrá jamás llegar a ser un miembro de la clase media.» Francis Galton, padre de la eugenesia, método científico para impedir la propagación de los ineptos.



«El cerebro de un negro adulto equivale al de un feto blanco de siete meses; el desarrollo del cerebro se bloquea, porque el cráneo del negro se cierra mucho antes que el cráneo del blanco.» Louis Agassiz, prominente zoólogo.

No podemos aceptar la palabra de una autoridad por prestigioso que sea. La autoridad debe ser competente en la materia de la que se discute. Muy poco vale la palabra de un premio Nobel de literatura en cuestiones de nutrición, o la opinión de un jugador de la NBA sobre

26

Aprendiendo a argumentar con el Cínico Migsasua El Rey Cínico

geopolítica, o que piensa astrónomo sobre diseño gráfico. Hasta los expertos más endiosados dicen tonterías cuando opinan fuera del área de su experiencia. La mayoría de cosas que conocemos provienen de la autoridad de otras personas. No pudiste comprobar si en verdad tu madre es tu madre, te lo dijeron de pequeño y tú lo creíste.

Por eso no

necesariamente usar un argumento de autoridad es una falacia o un error. Podemos usar la palabra de una autoridad para reforzar nuestro punto.

Cómo por ejemplo: si quieres mostrar datos sobre el

aumento de la contaminación acústica en Monte Plata, o el numero de teléfonos móviles por personas que hay en Punta Cana acudirás a estudios y estadísticas que expertos hayan hecho anteriormente. Pero no sólo tomaras esos datos y los tiraras al aire. Tienes que ver cómo se tomaron, de donde vienen, que tanta relación tienen con la verdad y comparar con otros datos. Esto último es bastante importante. Porque las autoridades competentes pueden discrepar. Si disienten, es porque el problema no está claro o no disponen de un conocimiento objetivo, con lo cual, lo que nos trasmiten son suposiciones individuales. Vayamos a los ejemplos: si se efectúa una manifestación en contra del gobierno protestando por la situación del país. Al día siguiente los periódicos afines al gobierno minimizaran la participación y los que desentonen con este la van a engrandecer. Periódico A: “Acuden literalmente tres gatos a huelga en contra del gobierno” Periódico B: “MASIVA PARTICIPACIÓN EN CONVOCATORIA PARA MANIFESTACIÓN EN CONTRA DEL GOBIERNO.”

¿Cuál dice la verdad? ¿Cuál miente? ¿Cuál es el término medio entre su objetividad y su parcialidad? Si no aparece una opción imparcial o que muestre evidencias contundentes, estas son cuestiones que para tener un conocimiento enteramente confiable hay que adquirirlos uno mismo para salir de duda. 27

Aprendiendo a argumentar con el Cínico Migsasua El Rey Cínico

Ante un argumento de autoridad sólo queda la opción de comprobar lo que se dice. Tanto si es verdad que viene de él o si es verdad lo que dice.

«Cuán innumerable multitud de cosas creía yo sin haberlas visto, y sin haberme hallado presente cuando se ejecutaron, cómo son tanta multitud de sucesos que refieren las historias de los gentiles; tantas noticias de pueblos y ciudades que yo no había visto; tantas cosas cómo había oído y creído a los amigos, a los médicos, y a otras mil personas, las cuales cosas si no las creyéramos, no podríamos absolutamente hacer nada en esta vida.» San Agustín

He estado todo este capítulo diciendo que lo que importa es lo que se dice y no quien o dice o cómo. Pero falta algo por aclarar lo que importa es LO QUE SE DICE, no lo que creas, o interpretes que dice. No puedes alterar o simplificar una tesis para ponerla a tu parecer. O peor aun, alterarla y/o simplificarla y refutarla según tu punto de vista. 

En el comunismo todos ganan lo mismo. Eso es algo injusto ya que las personas tienen ambiciones y metas a cumplir y trabajan para ella.



Es imposible que una explosión haya originado el universo. Las explosiones destruyen cosas, no las crea.



Yo no creo que exista un hombre anciano, con barba, invisible, que vive en una nube y nos vigila a todas horas.



PODEMOS propone que el gobierno le dé una renta básica de a TODOS los ciudadanos. Incluso a los ricos. Eso no se puede ya que las arcas del Estado no tienen el suficiente dinero.



La Organización Mundial de la Salud dijo que la carne roja y procesada da cáncer. España e Italia son altos consumidores de estas carnes y son de los países más longevos, así que esa información es falsa.

Esto es conocido cómo Falacia de Hombre de paja. Consiste esta falacia en deformar las tesis del contrincante para debilitar su posición y poder atacarla con ventaja. Encubre las posiciones del contrincante con el ropaje que mejor convenga, que suele ser el que recoge los aspectos más débiles o menos populares. Este tipo de ataques pueden ser:

28

Aprendiendo a argumentar con el Cínico Migsasua El Rey Cínico 

Atribuyendo posturas inexistentes. Se trata de caricaturizar su posición para atacarla más fácilmente. Directamente se inventan al adversario. Forjan un oponente que no existe. Le atribuyen afirmaciones que no tengan nada que ver con lo que ha dicho o podría haber dicho. Ejemplo, en un debate sobre la educación ante un oponente de creencias católicas: “El Sujeto A quiere nuestros hijos recen el rosario y a que hagan catequesis sin nuestra autorización.” En ningún momento el Sujeto A ha hablado sobre poner a los niños a rezar, y posiblemente no lo piense.



Deformar el punto de vista real. Basta con deformar lo que el adversario dice. Un procedimiento para exagerar un mensaje es radicalizarlo: 

Sujeto A: Los comunista pretendemos abolir la propiedad privada de los medios de producción.



Sujeto B: El Sujeto A quiere eliminar la propiedad privada de todos.

Otro procedimiento es la generalización. 

Sujeto A: Un porcentaje de la comunidad hispana en Estados Unidos ha tenido problemas con la ley.



Sujeto B: El Sujeto A cree que los hispanos son unos criminales.

Sacar frases fuera de contexto. 

Sujeto A: Cómo demócrata creo que Hitler hizo varias cosas buenas. Cómo la construcción de viviendas baratas en forma de casas

para

una

o

para

más

familias, creación de una ley sobre el trabajo infantil, implantó un sistema de Seguridad Social y dio unos derechos a los trabajadores que fueron copiados posteriormente por la mayoría de países occidentales y la primera ley anti-tabaco y anti-alcohol, leyes recién hoy están siendo implementadas en todo el mundo. Pero eso no quita el horror que representó para toda Europa. 

Sujeto B: Sujeto A dice que Hitler hizo cosas buenas. Es un fascista.

Sea cual sea se trata de una vulgar y sucia manipulación sin otro objeto que impresionar e desinformar a ingenuos que no están en condiciones ni dispuestos a comprobar la veracidad las cosas que se le atribuyen a la victima del Hombre de paja.

29

Aprendiendo a argumentar con el Cínico Migsasua El Rey Cínico

«Ellos dicen que la Iglesia dice lo que no dice y que no dice lo que dice» Blaise Pascal

El enemigo de esta falacia es la información y la educación. La Falacia de Hombre de Paja es una fiel aliada de la desinformación y de la falta de conocimiento de la gente. Ante este “argumento” uno tiene que tener muy clara su propia postura y las palabras que usa para poder responder y aclarar adecuadamente a la tergiversación de sus argumentos. Tratar de argumentar contra un Hombre de Paja sólo crea la impresión de que uno acepta los argumentos distorsionados cómo propios. No hay excusa para usar un hombre de paja, cualquier malentendido

real

que

tengas

se

puede

resolver

simplemente

preguntando a la otra parte sobre su postura antes de atacarla, así cómo aceptar cualquier corrección que te hagan mientras no haya contradicción en lo que dice la otra parte. Yo directamente digo que usar este tipo de estratagemas es de ratas y de personas sumamente asquerosas y desleales. Ni siquiera es algo que se le pueda atribuir a la falta de conocimiento y a la ignorancia, sino a la falta de ética. Por eso es tan usada en la política, no hay nadie con mejor disposición a explicar las propuestas de adversario que un político. En fin… recuerden lo que he venido repitiendo. Se ataca el argumento verdadero, no a quien lo dice.

30

Aprendiendo a argumentar con el Cínico Migsasua El Rey Cínico

5. UNA MENTIRA SI SE REPITE MUCHO NO SE HARÁ VERDAD. La gruesa mayoría de la población tiene una importancia descomunal. Por eso en los sistemas democráticos se elige a los representantes que formaran el gobierno a través de sufragio universal, la mayoría elige al representante que mejor les parezca. Y en la mayoría de grupos sociales cómo equipos deportivos, club de danza, de lectura, junta de vecinos, estudiantil… se apela a lo que opine la mayoría para tomar ciertos tipos de acciones.

Incluso se toma este tipo de

información para decidir que obras artísticas son mejores o peores. Pero si la historia y la experiencia me ha enseñado algo es que… la mayoría no siempre tiene la razón y se puede equivocar. Incluso me atrevo a decir que la mayoría de veces se equivoca. Si en mi barrio más de 10 personas piensan lo mismo, yo ya pongo en duda cualquier cosa que digan. Y me ha dado resultado pensar así. «La opinión del pueblo es la mezcla del pensamiento del poder gobernante y de los datos manipulados que este ofrece a su ciudadanía.» Fernando Cervera

Pero a pesar de que la mayoría se puede equivocar y no tener razón. En muchos debates y discusiones se apela a la supuesta autoridad del pueblo, o de los espectadores; cómo forma de darle valor a su argumento. Y esto es un error argumentativo muy utilizado, ya sea de manera inconsciente o con malicia para ganarse al público y sostener la verdad de un argumento en ellos, cómo si la razón dependiera del número de los que la apoyan. 

No es posible que tantos se equivoquen y sólo tú tengas razón.



“50 sombras de Grey” es mejor que “Rayuela” vendió muchos más libros.



El mejor disco de la historia de la música es “Thriller”. Vendió 65 millones de copias, llegando a ser el más vendido de la historia.

31

Aprendiendo a argumentar con el Cínico Migsasua El Rey Cínico

La opinión de la mayoría lo único que dice es que muchas personas piensan igual. Recurrir al número de los que opinan algo es legítimo cuando se trata de medir el alcance de una opinión. Solamente podemos conocer lo que piensa la mayoría preguntándoselo. Ahora bien, si nos dicen que el 64% de los jóvenes les gusta el reguetón, no es un argumento a favor de la calidad de dicho género música, sino cómo un dato que expresa el gusto de la juventud. Apelar a la mayoría es una estrategia poco honrada, ya que difícilmente la mayoría tenga un sustento fiable para pensar lo que piensa; y lo más probable es que su pensamiento sea fruto de una de las siguientes razones: 

Ignorancia generalizada. Al estar la información poco dispersada, es fácil que la amplia mayoría caiga en afirmaciones precipitadas sin conocer en su totalidad sobre lo que se habla. Un ejemplo de esto serían los europeos anteriores al descubrimiento de América

que

pensaban que el Océano Atlántico conectaba directamente con Asia, o que iba a la nada, el fin del mundo. Si le preguntabas a cualquiera sólo te daba dos opciones: o caer a la nada o darle la vuelta al mundo y terminar en Asia. Posiblemente nadie contemplaría la opción de encontrar un continente en medio, al no tener conocimiento de este la mayoría estaba equivocada por falta de información. 

Manipulación mediática. Los medios de comunicación juegan un papel muy importante en la opinión general. Y toda una sociedad puede estar a favor o en contra de algo según ciertos sectores deseen. Y para esto hay varias estrategias que son usadas con efectividad para manipular la opinión pública. Si controlas la opinión de la mayoría, controlas la verdad. Un ejemplo de esto es la idea de que en el comunismo todos ganan lo mismo y te quitaran todas tus propiedades. La mayoría de personas creen que esto es cierto a pesar de que el propio “Manifiesto Comunista” dice que no. Esto fue una idea que en la propaganda anti-comunista fue difundida para que la gente rechace el comunismo sin ni siquiera saber que es.



Represión: Esta es más o menos igual a la manipulación mediática. Pero en la manipulación mediante técnicas de comunicación el público cree 100% en lo que dice, pero si se convence de una forma represiva, no. Sólo es temor a decir la verdad para evitar represalia alguna.

32

Aprendiendo a argumentar con el Cínico Migsasua El Rey Cínico Imaginemos un jefe que acosa a una empleada, esta lo denuncia, y el jefe apela a los demás empleado para comprobar su seriedad, por temor a ser despedidos, por más pruebas que haya, aunque otra empleada haya sido acosada, difícilmente se atrevan a decir que el jefe no tiene razón. 

Costumbre. Opiniones generalizadas a través del tiempo y que se han transmitido

de generación

en

generación,

expandiéndose en

el

consciente popular. No tiene mucho caso hablar de lo importante que son las tradiciones y la importancia que le damos a nuestras costumbres… así que vayamos al ejemplo: comer plátano verde es nutritivo. El dominicano tiene una dieta parcial de plátano, y siempre lo consume verde, a pesar de que madura aporta más a nuestro cuerpo, pero cómo es algo que se lleva haciendo años seguimos comiéndonos los plátanos verdes.

Lo único cierto que tiene que un gran número de gente apoya algo es que es una verdad estadística nada más. Por eso el que la usa este tipo de argumentos cree o hace creer que una idea es cierta cuando todo el mundo la acepta. Pero por muchos manifestantes que tenga una afirmación, no sabremos nada más acerca de lo bien fundada que pueda estar su punto. Del mismo modo, cuando analizamos un sondeo que mide la popularidad de los políticos, no concluimos que los ciudadanos escogen bien o mal, no entramos a considerar si tienen o no razón. Nos limitamos a constatar cuáles son sus preferencias. No pedimos que nos desvelen la verdad, sino que den su opinión. Estamos ante una falacia cuando se intenta probar mediante el peso de la opinión cosas que no son opinables. Apelar a opiniones populares para sostener algo que debe ser comprobado objetivamente es un gran error, un mal argumento basado en una pésima autoridad, y según yo, de las peores. Todo el mundo no es una fuente concreta, no es imparcial y, generalmente, ni siquiera está bien informada sobre lo que se opina.

33

Aprendiendo a argumentar con el Cínico Migsasua El Rey Cínico «Sobre lo que dices vendrán ahora a apoyar tus palabras casi todos los atenienses y extranjeros, si deseas presentar contra mí testigos de que no tengo razón. Pero yo, aunque no soy más que uno, no acepto tu opinión; no me obligas a ello con razones, sino que presentas contra mí muchos testigos falsos.» Sócrates

La opinión pública es lo más visceral y manipulable que hay. Pocas cosas son capaces de sostener hoy una cosa y mañana la contraria, y al otro día pensar otra cosa totalmente distinta sin más fundamento que el calor de los acontecimientos. Y mientras más alto sea el nivel de ignorancia más fácil es manejar la opinión pública. «No existe opinión alguna, por absurda que sea, que los hombres no acepten cómo propia, si llegada la hora de convencerles se arguye que tal opinión es “aceptada universalmente”. Son cómo ovejas que siguen al carnero a dondequiera que vaya.» Arthur Schopenhauer

Este tipo de apelación a la mayoría se puede enfrentar llevándola al ridículo total o recordando afirmaciones que la mayoría apoyaba antiguamente y actualmente sabemos que son erróneas.

34

Aprendiendo a argumentar con el Cínico Migsasua El Rey Cínico

6. BREVE REPASO OTRAS FALACIAS. ¿Es muy cínico que ha esta altura de juego explique lo que es una falacia? Creo que sí, van veinte y pico de páginas. Pero bueno, vamos a aclararlo. Una falacia es toda forma de argumentación que encierra errores o persigue fines ilegítimos. Confundir al atacante y espectadores. Me gustaría

enumerarlas

todas,

pero

son

demasiadas

e

intentar

clasificarlas es inútil, además de que hay bastantes manuales que explican y especifican los distintos tipos de falacias. Por eso me limitaré a dar resúmenes de distintos sofismas que abundan. Una falacia puede tener varios orígenes: 

1. Abandonar la racionalidad. Negarse a intentar modificar su forma de pensar a pesar de cualquier prueba en contra. O directamente evitar que tú muestres tu punto.



2. Eludir la cuestión en disputa. Una discusión donde no se sabe que se discute, es un debate perdido. Son muy frecuentes los errores motivados porque se abandona y/o permitimos que se abandone la cuestión para introducir otro debate.



3. No respaldar lo que se afirma. Quien sostiene una afirmación contrae dos obligaciones: no eludir la carga de la prueba y aportar razones suficientes. Se incurre en argumentación falaz tanto cuando no se sostiene lo que se afirma, cómo cuando se traslada la carga de la prueba.



4. Olvidos y confusiones. Aquí se agrupan los fallos propiamente lógicos, aquellos en que olvidamos alternativas o confundimos conceptos.

Cada falacia requiere una respuesta característica, pero se pueden señalar algunas sugerencias generales. 

1. La mejor forma de combatir un mal argumento es dejar que se hunda solo. Para ello lo más sencillo es reconstruirlo en su forma estándar, con lo que sobresaldrán sus contradicciones o sus carencias.



2. NO USAR LA PALABRA FALACIA. A nadie le agrada que le culpen de falaz. Es un término pseudo insultante que puede provoca un

35

Aprendiendo a argumentar con el Cínico Migsasua El Rey Cínico contraataque irracional que puede hundir el debate. Hay maneras más sutiles para advertir a los contrincantes de que han fallado en su razonamiento. No merece la pena malgastar tiempo en una descripción técnica del error que no entenderá nadie. Es mejor limitarse a señalar el fallo en las premisas, la conclusión o la inferencia. 

3º. Usar ejemplos, especialmente cuando son absurdos.

A) No sé que contestar. En un debate llega un momento en que te hacen una pregunta que no sabes la respuesta, y no es posible que la des o muestres pruebas de lo que dices, y debido a tu desconocimiento e incapacidad de demostrar que el oponente se equivoca este asume que él tiene la razón. Esto es conocido cómo Falacia Ad Ignorantiam, o Falacia de Ignorancia o Apelación a la Ignorancia. John Locke llamó Argumento Ad Ignorantiam al que se apoya en la incapacidad de responder por parte del adversario. El postulante entiende y hace entender que su afirmación es admisible si nadie puede encontrar un argumento que la refute. Cómo nadie puede probar lo contrario, decimos que esta falacia se ampara en la ignorancia o presunta ignorancia del interlocutor. Usted no demuestra que A sea falso. Luego A es cierto.

Se supone algo cómo cierto porque es imposible probar su falsedad. Es un argumento que puede usarse de reversa. Sujeto A: Nadie ha mostrado prueba de que Dios exista. Por lo tanto Dios no existe. Sujeto B: Nadie ha mostrado prueba de que Dios no exista. Por lo tanto Dios existe.

La mejor manera de combatir la falacia ad ignorantiam consiste en reclamar pruebas, es decir, que quien sostiene algo o acusa a otra persona, pruebe sus afirmaciones. Cualquier otra vía nos deja en

36

Aprendiendo a argumentar con el Cínico Migsasua El Rey Cínico

manos del argumentador falaz. El acusado que, en lugar de exigir pruebas, intenta demostrar su inocencia, acentúa las sospechas. B) No tengo pruebas, dalas tú. Imagina que injustamente te acusan de que has robado un dinero y lo tienen escondido en el patio de tu casa. Tú, naturalmente, te defiendes y dices que no has robado ningún dinero. Y los que te están acusando a ti, te piden pruebas de que no eres el ladrón. Pues eso Eludir la carga de la prueba. Consiste en no aportar razones que fundamenten la conclusión o en pretender que las aporte el oponente. Y quien sostiene algo debe probarlo. C) ¿Y si hablamos de otra cosa? En un debate y discusión no hay nada peor que un personaje que te cambia de tema gratuitamente para no hablar de lo que se pretende hablar. Ya sea porque el tema le incómoda o porque en ese tema en específico es un inepto y reconoce que en esas aguas no le irá muy bien. Esto se conoce cómo Eludir la Cuestión. Consiste en probar otra cosa diferente de la que se cuestiona. Quien la comete saca la discusión de su terreno, o se empeña en probar lo que nadie discute. Sujeto A: La sentencia del Tribunal Constitucional han dejado sin nacionalidad a un gran número de ascendientes de haitianos que llevan más de 30 años en el país. Hay que darles su nacionalidad a esas personas. Sujeto B: Usted lo que pretende es que fusionen la isla. Profesor: Estudiante, hábleme del Tema 4de la Unidad 2. Estudiante: Ese no me lo sé, pero estudie el Tema 1 de esa unidad. Sujeto A: Danilo Medina ha mostrado indiferencia total ante la corrupción. Y creo que eso es apoyar indirectamente a que se desfalque el estado. Sujeto B: Pero el gobierno del PLD es el que más ha construido y ha hecho más aportes al país en los últimos veinte años.

37

Aprendiendo a argumentar con el Cínico Migsasua El Rey Cínico

Ante esto lo mejor que podemos hacer es volver al tema principal y no discutir en ese momento sobre lo que nos quieren colar. D) ¡Ay, que emoción! ¿Nunca les ha pasado que dicen algo que es totalmente cierto e intentan censurarte porque lo que dices puede enojar, decepcionar, atemorizar o entristecer a X persona o conjunto de personas? Esto es un Sofisma Patético, se apela a las emociones antes que a la razón. 

El revisionismo histórico del Holocausto Judío puede abrir viejas cicatrices y herir los sentimientos de las victimas.



No poner música a todo volumen en una fiesta es algo aburrido.



Aceptar haitianos en República Dominicana es un insulto para la memoria de Los Padres de la Patria y todos los que lucharon en 1844.

No se da una razón congruente. Se demanda a nuestra sensibilidad y ya. No es que usar las emociones de las personas esté mal o sea algo vergonzoso. Pero si eso es todo lo que hay que decir estamos ante una falacia. Puede ser un recurso muy útil porque para la mayor parte de la gente es más fácil dejarse llevar por los sentimientos que pensar de una manera racional y lógica. También es más fácil para el orador excitar las pasiones que construir un argumento convincente.

¿Por

qué

molestarnos en construir una argumentación convincente si podemos interesar al público de manera más directa, más fácil y más eficaz excitando sus emociones? E) Aquí mandan mis pelotas Lo peor de un debate es que el tema se opaque con cualquier otra cosa ajeno a él. Y el uso del miedo directamente lo oscurece y de la fuerza. La violencia y la censura es el recurso del que no le interesa argumentar. Un recurso patético y triste que ha ocasionado mucho daño en la historia.

38

Aprendiendo a argumentar con el Cínico Migsasua El Rey Cínico

Esto es un Argumento ad Baculum, también llamado Recurso a la Fuerza, Argumento ad Terrorem, Apelación al miedo. Esto es un intento de apelar al poder que se tienen sobre el contrincante para asustarlo y moderar su opinión, en lugar de dar razones concretas. Representa, junto al insulto, la expresión extrema de la renuncia a cualquier tipo de intercambio de ideas y de comunicación. 

Por supuesto, usted es libre de hacer lo que le parezca mejor... pero usted es consciente de que nuestro Banco es uno de los principales anunciantes de su periódico y estoy seguro de que no desea perjudicarnos publicando ese artículo.



No me importa lo que usted tenga que decir. Aquí el policía soy yo.



¿Me contradices a mí? ¿A tu jefe? ¿A caso quieres que te despida?

La falacia no es advertir de efectos negativos, sino en hacerlo para sostener una conclusión o decidir una conducta sin aportar razones. Por supuesto, quien manda no necesita recurrir a razonamientos para hacerse obedecer porque generalmente está autorizado para castigar la desobediencia indebida. Ante este tipo de recursos lo mejor es analizar que tanto te puede afectar las represarías que tomen contra ti. Si consideras que vale la pena mantener tu postura y defenderla, pues hazlo, cómo podría ser si eres una chica que tu jefe te acosa, lo denuncias ante los demás empleados y el te exige que retires lo dicho o te despide, si tienes dignidad vas a mantener tu palabra aunque te despidan… y luego ir al Ministerio de Trabajo. Pero si ves que las represarías te afectan demasiado para lo que puedes aguantar, deja eso así. Un triste ejemplo sería cómo el anterior, pero teniendo que mantener tres niños y siendo ese el único trabajo que te da facilidades para cuidarlos y mantenerlos. F) Esto o lo otro, y ya. El mundo es amplio y tiene una gran variedad de opciones. Y simplificar estas opciones a dos es limitar esa pluralidad que tenemos. Y es una falacia que conocemos cómo Falso Dilema.

39

Aprendiendo a argumentar con el Cínico Migsasua El Rey Cínico

Un Falso Dilema es una disyunción que recoge dos únicas opciones alternativas que generalmente son contrarias. 

O eres ateo o eres cristiano.



Si no eres comunista y atacas el capitalismo ¿Entonces que eres?



O trabajas o vas a la universidad. No tienes más opciones.

La idea de limitar a dos las opciones es agarrar y refutar y/o ridiculizar la idea contraria para que la única opción viable sea la nuestra. Si están ante algo parecido sólo muestren las demás opciones que hay y que son igual de validas. Ante la Falsa Dualidad entre ser ateo o cristiano hay un montón de opciones que no se han tomado en cuenta, cómo otras religiones o directamente dudar y no dar por hecho ninguna idea. G) Si uno es así todos lo son. Generalizar es otra forma de simplificar las cosas cuando son mucho más complejas. Y a base de unos cuantos se intenta polarizar a la totalidad. Este sofisma viene cuando se generaliza a partir de casos que son insuficientes o poco representativos. 

A los franceses no les gusta bañarse. Tuve dos novias francesas y olían fatal.



Estuve en Santo Domingo y siempre veían a un grupo sentado en una esquina haciendo nada ¿Cómo van a progresar un país donde nadie trabaja?



El 63% de las personas que están en prisión son negros y el 7% latinos. Es algo normal ya que son todos unos delincuentes.

Las afirmaciones que carecen de soporte son simples anécdotas, es decir, datos recogidos de manera poco rigurosa y, por lo general, basados en experiencias exclusivamente personales. A lo mejor es verdad, pero no por este razonamiento que generaliza a partir de datos manifiestamente insuficientes y, además, poco representativos.

40

Aprendiendo a argumentar con el Cínico Migsasua El Rey Cínico

Esta falacia es refutable señalando múltiples casos donde no se cumpla la generalización que se señala. F) Es una falacia, es mentira. A las más de treinta páginas que llevamos he señalado varias falacias argumentales y errores de razonamiento ¿Pero saben qué? Que sea una falacia no quiere decir que sea algo falso. Esto se conoce cómo argumento Ad Logicam o Argumento desde la Falacia. Y consiste en decir que un argumento es falso sólo porque surge es una falacia. Esto es un error argumental porque la validez de un razonamiento no determina la falsedad o verdad de su conclusión, sólo demuestra que está mal construido. Si yo digo que el cielo un día despejado a las dos de la tarde es azul porque lo dijo mi mamá, (Falacia de autoridad) y cómo no hay prueba de que sea de otro color es azul y punto. (Falacia de Ignorancia). Estoy diciendo la verdad, el cielo un día despejado a las dos de la tarde es azul. Pero no porque lo dijo mí mamá o porque nadie ha probado lo contrario. Existen una gran cantidad de errores argumentales que me gustaría comentar y analizar, cómo podrían ser: una Afirmación Gratuita, Argumento de Continuidad, Circular; Falacia de Ambigüedad, Falsa Analogía, Falsa Disyunción, Ad Consequentiam, Antecedente, Wishful Thinking, Falsa Causa, Composición, Ad Consequentiam… pero creo

que

puede

darle

información

más

detalla

Ricardo

García

Damborenea y su libro “Diccionario de Falacias”, libro del que me he apoyado bastante y que recomiendo 100%. Esta disponible en la red.

41

Aprendiendo a argumentar con el Cínico Migsasua El Rey Cínico

7. ULTIMOS CONSEJOS PARA DEBATIR Y ARGUMENTAR. Aquí es donde yo me apiado de ustedes y les doy pautas que sigo para debatir, intercambiar ideas y esas cositas a las que nos encontramos en el día a día y una conclusión del tema. Vamos a ello. A) No hablar sin saber. Se lo repetiré varias veces para que lo entiendan. NO HABLAR SIN SABER, NO HABLAR SIN SABER, NO HABLAR SIN SABER, NO HABLAR SIN SABER, NO HABLAR SIN SABER, NO HABLAR SIN SABER, NO HABLAR SIN SABER. ¿Ya? ¿Les quedó claro? Hablar sin saber es una falta de respeto tanto para el que conoce de lo que habla, cómo para el que no sabe. Y eso es porque estás desinformando y contribuyendo al atraso de la gente. Y si esto no es motivo suficiente para ti, hazlo por tu propia reputación, si se demuestra que no sabes de lo que hablas es más difícil que la gente tome en cuenta tu palabra en futuras ocasiones. Si quieres discutir y hablar sobre algo que desconoces, o que sólo conoces parcialmente investiga, estudia, pregunta a alguien que sepa más que tú, busca tus propias respuestas, lo que sea o simplemente no opines, cállate, no es obligatorio que vomites tu opinión… haz lo que quieras, pero no hables sin saber. Que sólo estas desinformando. B) Un debate no es una competencia. Un debate no es algo a lo que vas a ganar sea cómo sea y a pisotear al rival y hacerlo quedar cómo el imbécil que es. No. La idea de debatir es intercambiar ideas y que todos aprendamos. Tanto el emisor, cómo el receptor y los que estén presente ante el debate. La idea de un debate cómo una clase de Batalla de Gallos donde nos peleamos por tener la razón, es una idea que viene de lo prepotentes que podemos llegar a ser y de lo mal que aceptamos equivocarnos. O al contrario, cuando tener o no la razón perjudica a una de las partes implicadas y dar la imagen de tener la razón le beneficia, cómo en la política. Por eso casi no se hacen debates

42

Aprendiendo a argumentar con el Cínico Migsasua El Rey Cínico

electorales en R.D. porque la idea es “ganar” el debate y hacer quedar mal el otro para que te elijan a ti y no a él. El problema en sí y solucionarlo no interesa, es imponernos nosotros y ya. Yo soy de los que dice que en un debate todos ganamos, porque todos aprendemos algo. Aprendemos a defender nuestro punto, a reforzarlo, a modificarlos, ver nuevas opiniones, en que estamos mal… un debate se pierde cuando nos negamos a aprender o a hacer que los demás lo hagan. Y ya que estamos… C) Te puedes equivocar. Sí, equivocarse es una opción. Aceptar que te equivocas es algo humano. No estás obligado a tener siempre la razón. Siéntate un rato, analiza lo que dices y si te equivocas rectificas. Admitir un error incluso hace que la gente te respete más y vea tu nivel de honestidad. Eso sí, admite tu erro si no te juegas nada en admitir que te equivocas. Si te acusan de cuernero defiéndete a capa y espada. Te tienen que agarrar en el acto o sino no. D) Escucha a los demás. Esto es una cuestión de educación, respeto y tolerancia. Sí, te tocará escuchar muchas boberías, incluso insultos. Pero al menos tomate el tiempo para al menos saber en que se equivoca el que te habla y tomaras una decisión sobre que decir o hacer. Además de que es una parte muy importante del proceso de comunicación. En un debate los roles se van intercambiando y te tocará hacer de receptor y es un papel que debes de asumir con la altura que te gustaría que te gustaría que lo asuman cuando eres tú el que toma la palabra. F) No te alteres. Hay momentos en que nos dejamos llevar de las pasiones y la conversación se torna cada vez más violenta. No, no lo hagas. Si de verdad te interesa razonar y que sea un debate serio deja que sean otros

43

Aprendiendo a argumentar con el Cínico Migsasua El Rey Cínico

que lo ensucien y lo embarre con actitudes violentas. Si quieres deja de discutir y dejas ahí el asunto, pero no te alteres y participes en un acto deleznable de alterarse alzando la voz, agrediendo o insultando. Es mejor y más sano para tu psique mantener la serenidad. No vale la pena rebajarse a levantar la voz o ponerse violento. No llegaras a ningún lugar. Además de que generalmente quien se ve más calmado es el que mejor parado queda en un debate. Quien levanta más la voz es porque quiere ser más escuchado, no porque tenga razón. G) Fuentes del saber. Tenemos que sostener nuestras palabras en la realidad y mostrarla para corroborar lo que decimos. EVIDENCIA, no hay nada más contundente que una evidencia, una prueba. Si ves el debate cómo una batalla este es un K.O técnico. Además de que es la herramienta que nos hace aprender. Si discutimos sobre que cantante es más exitoso al mostrar cual ha ganado más premios y tiene más público y se analiza en base a eso, ya no hay nada que discutir. Si hablamos del nivel de contaminación del aire, se toma una muestra del aire y se estudia su composición y se analiza y saca conclusiones en base a eso y ya no hay nada que discutir. Siempre que puedas da una fuente, muestra pruebas, quizás te ahorren mucho tiempo. Una prueba vale más que mil palabras. H) Misión pedagógicas. Tomen los debate cómo una clase donde eres el maestro y a la vez te toca se alumno. El “oponente” debe aprender que dices y tu trabajo es hacer que él lo entienda. Por eso hay que actuar lo más que puedas con respeto, saber escuchar y manejar a personas alteradas. Porque la idea es aprender, aunque luego resurte que nadie cambio su forma de pensar, pero al menos ahora sabe que piensas. Y eso ya es importante y un gran paso.

44

Aprendiendo a argumentar con el Cínico Migsasua El Rey Cínico

Pero no hacerlo desde una actitud pedante y de “yo sé más que tú”. No, desde la humildad. Sabiendo que en algún momento tú no tenías el nivel de conocimientos que ahora tienes y que no lo sabes todo. Es una cuestión de respeto.

45

Aprendiendo a argumentar con el Cínico Migsasua El Rey Cínico

8. CONCLUSIÓN: EL RETO DE LA COMUNICACIÓN A TRAVEZ DE LAS REDES SOCIALES. Es incuestionable que estamos ante un cambio de época cultural, y que uno de los ejes fundamentales de este cambio son las nuevas tecnologías que hoy se aplican a la comunicación. Estamos en una época preciosa y riquísima donde, para nuestro bien o para nuestro mal, el Internet y las redes sociales han hecho que nuestra opinión cada vez tenga más peso y se pueda difundir más. Si no fuera por internet todo lo que escribo se hubiese quedado en un cuaderno y este libro nunca habría existido. Cualquiera pueda dar sus argumentos a través de las distintas redes sociales y cualquiera puede tener acceso a ellas si así lo deseamos. Estamos ante una nueva era donde cualquiera puede hablar y ser escuchado, sin ningún tipo de filtro más allá de lo que el portar donde hablamos nos permita. Ya no hace falta estar en un programa de radio, TV o un periódico, o ser un especialista. Siendo un ciudadano normal desde tu casa puedes llegar a miles de personas, incluso a millones. Y ese es un gran reto que debemos asumir. Porque tenemos en nuestras manos la mayor recopilación de información y de difusión de ideas y hay que aprovecharla. Comunicarse exitosamente es ya de por sí una tarea compleja en cualquier ámbito de la vida, pero ¿Qué ocurre cuando las palabras de todos valen lo mismo y es el público que elige que escuchar y que ver? Pues que nos inclinamos hacia lo más ruidoso y lo que llama más la atención. Tenemos la mayor maquina informativa a nuestra mano la desperdiciamos. Corrijo, dejamos que se desperdicie. Temas de suma relevancia e importancia se debaten en la red y se desvirtúan completamente

con

insultos,

ridiculización,

parodias,

mentiras,

radicalización, fanatismo e ignorancia y esto está haciendo que queden en nada. Con la mayor red de comunicación de la historia… no nos estamos comunicando. Y eso anula la efectividad de lo que es el Internet.

46

Aprendiendo a argumentar con el Cínico Migsasua El Rey Cínico

Y hay que coger al toro por los cuernos y combatir el ruido, la desinformación, la mentira, las falacias, la radicalización, los insultos… todo lo que evite el dialogo. Hay que hacer que los incompetentes dejen de serlo, o al menos que los que no se consideran incompetentes y no quieren serlo no lo sean. No dejemos que nuestras ideas contrarias nos dividan más de lo que ya estamos. Seas del bando que seas: ateo, creyente, de derechas, de izquierdas, europeo, latino, hombre, mujer, local, extranjero tenemos un enemigo en común que es la ignorancia y los que la promueven. Y considero que todos podemos unirnos y combatirla y defender la información y el conocimiento. Porque los grandes pasos que ha dado la humanidad es haciendo la información más factibles. Y se ha estancado cuando se limita más. No dejemos que esa misma facilidad de dar y de recibir información nos estanque. Muchísimas gracias por leer. Es un honor que hayas apreciado y le hayas dado la oportunidad a mi trabajo, dedicación y esfuerzo. Esto no es para que te lo quedes para ti. El conocimiento no tiene gracia si no se comparte. Si crees que merece la pena, pásale este documento a conocidos, comparte y aplica lo aprendido. Y si tienes algo que corregirme estaré encantado en corregirlo. Porque la idea es que aprendamos todos. De nuevo muchas gracias.

47

Aprendiendo a argumentar con el Cínico Migsasua El Rey Cínico

BIBLIOGRAFÍA 

“Diccionario de Falacias” Ricardo García Damborenea



“Las claves de la argumentación” Anthony Weston



“¿Por qué argumentar y por qué hacerlo bien?” Lilian Bermejo Luque



“Uso de la razón: esta es la razón” Ricardo García Damborenea



“La importancia y naturaleza de la comunicación” Eugene L. Hartley y Ruth E. Hartley



“El poder de la comunicación inteligente” Varios autores

48

View more...

Comments

Copyright ©2017 KUPDF Inc.