19 Jurisprudencia Registral Sobre Personas Juridicas

January 30, 2018 | Author: Luis Alberto Velasquez Agapito | Category: Case Law, Regulation, Legislation, Limited Company, Legal Concepts
Share Embed Donate


Short Description

Descripción: bien...

Description

JURISPRUDENCIA REGISTRAL

sobre Personas Jurídicas (Sociedades y Asociaciones 2009-2010)

OGO DIÁL CON LA JURISPRUDENCIA

PRESENTACIÓN Ante la ausencia de una obra que compile la jurisprudencia registral sobre personas jurídicas y que informe a los usuarios del Registro de Personas Jurídicas sobre cómo el Tribunal Registral aplica la normativa registral, el Comité Editorial de Diálogo con la Jurisprudencia ha decidido cubrir ese vacío de información. Esta publicación contiene una exhaustiva selección de 106 resoluciones emitidas por el Tribunal Registral durante los años 2009 y 2010, que permite conocer cómo este órgano administrativo interpreta y aplica las instituciones jurídicas y normas legales relacionadas con las personas jurídicas, en especial, con las asociaciones y sociedades. En ese sentido, el lector encontrará jurisprudencias que desarrollan e interpretan el Reglamento de Inscripciones del Registro de Personas Jurídicas No Societarias, la Ley General de Sociedades, el Reglamento de Inscripciones del Registro de Sociedades, entre otras. En esa línea, la obra incluye los nuevos criterios adoptados por el Tribunal Registral respecto a los actos y derechos inscribibles en el Registro de Personas Jurídicas, facilitando la labor del operador jurídico quien tendrá la certeza de qué presupuestos y formalidades deberá cumplir en los títulos para que den mérito a una inscripción. La jurisprudencia, que en cantidad significativa se ofrece extractada, es inédita y ha sido revisada, seleccionada y clasificada sistemáticamente, teniendo en consideración el valor interpretativo y novedoso de los criterios emitidos por el Tribunal Registral. Por esta razón, en la presente obra se han obviado aquellas jurisprudencias publicadas en otros medios, tales como los criterios establecidos por el Pleno del Tribunal Registral. Cada jurisprudencia tiene un título general y un subtítulo que permiten al lector conocer de manera fácil el contenido del tema relevante de la

5

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

resolución. En las sumillas se da a conocer de manera clara y sencilla el criterio del Tribunal Registral respecto al tema referido en el título y subtítulo. En suma, la obra es un valioso aporte, sobre todo en un sistema jurídico como el nuestro, que se caracteriza por atribuir un valor preponderante a la norma jurídica escrita emanada de los órganos legislativos, con menoscabo de otras fuentes del Derecho como lo es la norma emanada de los órganos que administran justicia y que dan lugar a lo que denominamos jurisprudencia. Esperamos que esta nueva entrega de nuestro sello editorial sea de la mayor utilidad y provecho para todos los suscriptores de Diálogo con la Jurisprudencia, así como para todos aquellos que estén vinculados al ejercicio del Derecho Registral. Por último, queremos mencionar nuestro agradecimiento al Dr. Luis Alberto Aliaga Huaripata, amigo de esta casa editorial, pues sin su apoyo y colaboración no hubiera sido posible la elaboración de esta publicación.

Juan Carlos Esquivel Oviedo Jefe de Jurisprudencia

6

CAPÍTULO 1

Reglas aplicables a todas las personas jurídicas

REGISTRO DE PERSONAS JURÍDICAS

001 Inscripciones en los Registros de Personas Jurídicas: Finalidad Las inscripciones en los registros de personas jurídicas tienen por finalidad publicar la existencia de estas, las normas internas que la regulan (estatuto), así como la identificación de las personas que se constituyen como sus representantes, quienes se encuentran facultados para vincular a la persona jurídica en el tráfico jurídico. TRIBUNAL REGISTRAL RESOLUCIÓN N° 095-2010-SUNARP-TR-L Lima, 18 de enero de 2010 APELANTE : EUSEBIO QUISPE CUMPA TÍTULO : N° 860282 del 3.12.2009 RECURSO : H.T. N° 85220 del 16.12.2009 REGISTRO : Personas Jurídicas del Callao ACTO(s) : Embargo

(...) V. PLANTEAMIENTO DE LAS CUESTIONES Interviene como ponente el Vocal Samuel Gálvez Troncos. De lo expuesto y del análisis del caso, a criterio de esta Sala la cuestión a determinar es la siguiente: - Si procede anotar embargo sobre las aportaciones de una Cooperativa en la partida de la indicada persona jurídica. VI. ANÁLISIS 1. Mediante el presente título se solicita la inscripción del embargo en forma de inscripción sobre las aportaciones de las que es titular la demandada Cooperativa de Transportes Huáscar Ltda. que consta inscrita en la partida electrónica N° 70200574 del Registro de Personas Jurídicas del Callao. El Registrador observa el título por cuanto el acto materia de rogatoria no constituye acto inscribible; en consecuencia, corresponde a esta instancia analizar si procede la inscripción del embargo solicitado. 2. El Reglamento General de los Registros Públicos define a la calificación registral en su artículo 31 como aquella evaluación integral de los títulos presentados al registro que tiene por objeto determinar la procedencia de su inscripción. Esta calificación registral se encuentra a cargo del Registrador, en primera instancia y del Tribunal Registral, en segunda instancia. Dentro de la calificación registral, de conformidad con el artículo 32, el Registrador o el Tribunal Registral, deben confrontar la adecuación de los títulos con los asientos de inscripción de la partida registral en la que se habrá de practicar la inscripción y, complementariamente, con los antecedentes registrales referidos a la misma, sin perjuicio de

9

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

la legitimación de aquellos. Asimismo, se establece –entre otros– que deberá verificar la validez y la naturaleza inscribible del acto o contrato, así como la formalidad del título en el que este consta y la de los demás documentos presentados; así como deberá comprobarse que el acto o derecho inscribible, así como los documentos que conforman el título, se ajustan a las disposiciones legales sobre la materia y cumplen los requisitos establecidos en dichas normas. 3. Las inscripciones en los registros de personas jurídicas tienen por finalidad publicar la existencia de las mismas, las normas internas que la regulan (estatuto), así como la identificación de las personas que se constituyen como sus representantes, quienes se encuentran facultados para vincular a la persona jurídica en el tráfico jurídico. En tal sentido, la relación de actos inscribibles respecto de las personas jurídicas que no son sociedades, se encuentra regulada en el Código Civil y en la normativa especial que las rige. 4. De conformidad con el artículo 2024 del Código Civil, el Registro de Personas Jurídicas comprende al Libro de Cooperativas. El artículo 2026 de la mencionada norma señala que “la inscripción de las comunidades campesinas y nativas, cooperativas, empresas de propiedad social y demás personas jurídicas regidas por leyes especiales, se efectúa a solicitud de estas”. Se aprecia asimismo que el Libro IX del Código Civil, referido a los Registros Públicos no contempla de manera expresa los actos inscribibles en el Libro de Cooperativas; sin embargo, teniendo en cuenta la finalidad indicada en el punto precedente, resulta de aplicación a las personas jurídicas, en general, la disposición contenida en el artículo 2025 del Código Civil, referida a las actos inscribibles en los libros de asociaciones, de fundaciones y de comités, que se indican a continuación: 1. Las modificaciones de la escritura o del estatuto. 2. El nombramiento, facultades y cesación de los administradores y representantes. 3. La disolución y liquidación. 5. Teniendo como base el principio de relevancia registral, reconocido por la doctrina, la Exposición de Motivos del Libro IX del Código Civil, al fundamentar la indicada norma señala que “al lado del acto constitutivo de la asociación, del comité y de la fundación, que inscritos marcan el inicio de la existencia de la persona jurídica, también se dispone la inscripción de aquellos actos que por su importancia lo merecen”. Se precisa asimismo que es necesario inscribir “las modificaciones de la escritura o del estatuto que son una modificación a la misma personalidad jurídica (...) con el objeto de que la personalidad expresada en el registro se identifique con la personalidad real. En lo que se refiere al inciso 2, su existencia obedece a la necesidad de prestar las garantías suficientes a terceras personas en la celebración de actos jurídicos con administradores o representantes de la persona jurídica”.

10

Reglas aplicables a todas las personas jurídicas

Finalmente, “en cuanto al inciso 3, por constituir la disolución y liquidación de una persona jurídica, un evento que marca el fin de la personalidad, debe ser materia de inscripción y así se ha considerado, una vez más, con el objeto de encontrar identidad entre la realidad registral y la extrarregistral”. 6. De lo señalado en los puntos precedentes se aprecia que no son objeto de publicidad registral y por tanto de inscripción, los actos relativos al patrimonio de la persona jurídica. En armonía con el objeto y finalidad del Registro de Personas Jurídicas, el artículo 4 del Reglamento de Inscripciones del Registro de Personas Jurídicas No Societarias, aprobado por Resolución de la Superintendente Nacional de los Registros Públicos N° 086-2009-SUNARP/SN, vigente desde el 30 de junio de 2009, ha reconocido en su artículo 2, los actos inscribibles en las partidas registrales de las diversas personas jurídicas. Asimismo, en su artículo 4, enumera taxativamente los actos no inscribibles, que se señalan a continuación:

“a) Los contratos asociativos;



b) La calidad de miembros de la persona jurídica, su incorporación, su exclusión y los actos derivados;



c) Los reglamentos electorales y otros de carácter interno;



d) La titularidad y afectación de bienes y deudas de la persona jurídica;



e) Los órganos de personas jurídicas no previstos en el estatuto o en la norma que regule la persona jurídica, así como sus integrantes”.

7. En el presente caso se aprecia que el mandato judicial contenido en la Resolución N° 64 del 20 de mayo de 2009, en los seguidos por el recurrente contra la Cooperativa de Transportes Huáscar Ltda. sobre cumplimiento de dar suma de dinero, dispone la variación de la medida de embargo, a una de “embargo en forma de inscripción sobre los derechos y acciones que tuviera la demandada Cooperativa de Transportes Huáscar Ltda. en la misma cooperativa, inscrita en la partida electrónica N° 70200574 del registro de Personas Jurídicas, hasta por la suma de S/. 37,067.83”. De otro lado, resulta pertinente indicar que la resolución antes aludida fue aclarada mediante Resolución N° 79 del 1 de diciembre de 2009, en la que se ha indicado lo siguiente: “(...) Entiéndase que la medida cautelar variada por Resolución Número Sesenta y Cuatro de fecha veinte de mayo pasado, es una de EMBARGO EN FORMA DE INSCRIPCIÓN sobre las aportaciones que la propia Cooperativa de Transportes Huáscar pudiera ser titular dentro de sí misma. (...)”. 8. El artículo 38 del TUO de la Ley General de Cooperativas, aprobado por D.S. N° 074-90-TR establece que “el capital social de la Cooperativa se constituirá con las aportaciones de los socios. El estatuto señalará el capital inicial de la cooperativa y la suma mínima que un socio debe pagar a cuenta de las aportaciones que suscriba, como

11

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

requisito para ser admitido con la calidad de tal, de acuerdo con lo que establezca el Reglamento”. Sin embargo, la calidad de miembro de la persona jurídica ni las aportaciones que realicen los socios son actos inscribibles en el Registro. Asimismo, como se desprende de la normativa señalada en los puntos precedentes, el patrimonio de una cooperativa no es objeto de inscripción en el Registro de Personas Jurídicas1. Consecuentemente, corresponde confirmar el numeral 2 de la observación formulada por el Registrador. 9. El Registrador también observó el título señalando que de conformidad a lo establecido en el artículo 1 del Reglamento de Inscripciones del Registro de Personas Jurídicas No Societarias, la Oficina Registral de Lima no resulta competente para la inscripción del acto materia de rogatoria. Al respecto, cabe señalar que en el artículo 1 del Reglamento de Inscripciones del Registro de Personas Jurídicas No Societarias se establece lo siguiente: “Artículo 1.- Oficina Registral competente Las inscripciones previstas en este Reglamento se efectuarán en el Registro de la Oficina Registral correspondiente al domicilio de las personas jurídicas o de sus sucursales, respectivamente. En el caso de personas jurídicas creadas por ley, a falta de indicación de domicilio en la ley de creación o en su estatuto, se inscribirán en la Oficina Registral de Lima. Las inscripciones de las personas jurídicas o sucursales de personas jurídicas constituidas o establecidas en el extranjero se realizarán en el Registro de la Oficina Registral correspondiente al lugar que señalen como domicilio en el país y en su defecto en el que señale el representante. A falta de indicación se inscribirán en la Oficina Registral de Lima. Los poderes otorgados por una persona jurídica extranjera que no tenga sucursal en el lugar donde deban inscribirse o cuyo reconocimiento no se haya inscrito, se inscribirán en el lugar indicado en el poder y en su defecto en el que señale el apoderado. A falta de indicación del apoderado se inscribirán en la Oficina Registral de Lima”. 10. En el caso materia de análisis, vista la partida electrónica N° 70200574 del Registro de Personas Jurídicas del Callao se aprecia que la Cooperativa de Transportes Huáscar Ltda. tiene su domicilio en el distrito de La Perla, provincia del Callao, en tal sentido, como bien lo ha señalado el Registrador, es competente el Registro de la Oficina Registral del Callao. Por lo expuesto, corresponde confirmar el primer numeral de la observación.

12

Reglas aplicables a todas las personas jurídicas

11. Liquidación de derechos Acto Embargo

D. de calificación S/. 29.00

D. de inscripción S/. 55.60

TOTAL S/. 84.60

S/. 37,067.83 Habiendo pagado la suma de S/. 18.00, el mayor derecho a abonar ascendería a la suma de S/. 66.60, Estando a lo acordado por unanimidad; VII. RESOLUCIÓN CONFIRMAR la observación formulada par el Registrador Público del Registro de Personas Jurídicas al título referido en el encabezamiento, de conformidad con los fundamentos vertidos en el análisis de la presente Resolución. Regístrese y comuníquese. ROSARIO DEL CARMEN GUERRA MACEDO, Presidenta de la Primera Sala del Tribunal Registral MIRTHA DEL CARMEN SILVA DÍAZ, Vocal del Tribunal Registral LUIS ALBERTO ALIAGA HUARIPATA, Vocal del Tribunal Registral NOTA 1 Este mismo criterio ha sido recogido en la Resolución N° 1117-2009-SUNARP-TR-L del 16.7.2009.

002 Principio de tracto sucesivo: No se aplica al Registro de Personas Jurídicas sino al acto previo De acuerdo con la doctrina el principio de tracto sucesivo es aplicable en estricto en el Registro de Propiedad regido por el sistema de folio real para procurar un historial jurídico de continuidad ininterrumpida de sucesivas adquisiciones cronológicamente eslabonadas. Sin embargo, el acto previo es aplicable más bien a los registros llevados bajo el sistema de folio personal y a otros que no tengan como finalidad la publicidad de transmisiones de carácter real. TRIBUNAL REGISTRAL RESOLUCIÓN N° 1241-2009-SUNARP-TR-L Lima, 14 de agosto de 2009 APELANTE : JULIO S. LÓPEZ SOTO TÍTULO : N° 5068 del 21-04-2009 RECURSO : H.T. 46694 del 15-07-2009 REGISTRO : Personas Jurídicas de la Merced ACTO(s) : ELECCIÓN DE CONSEJO DIRECTIVO

(...) V. PLANTEAMIENTO DE LAS CUESTIONES Interviene como ponente la Vocal Rosario del Carmen Guerra Macedo. De lo expuesto y del análisis del caso, a criterio de esta Sala la cuestión a determinar es la siguiente:

13

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

- Determinar los alcances del principio de tracto sucesivo en el Registro de Personas Jurídicas. VI. ANÁLISIS 1. Mediante el título venido en grado de apelación se ha solicitado la inscripción de la elección del Consejo Directivo del periodo 2009-2011 de la Asociación de Productores Agropecuarios Selva Andina de Santa Cruz de Agua Dulce efectuada en asamblea del 2 de febrero del 2009. El Registrador Público ha observado el título por considerar que es necesario inscribir previamente los periodos 2002-2004, 2004-2006, 2006-2008. Es de señalar que en la partida consta inscrita solo el Consejo Directivo elegido en el acto constitutivo del 25-10-2002. El Registrador sustenta su observación en el principio de tracto sucesivo previsto en el artículo 2015 del Código Civil. Corresponde por tanto determinar los alcances de este principio en el Registro de Personas Jurídicas. 2. El artículo 2015 del Código Civil establece “Ninguna inscripción, salvo la primera, se hace sin que esté inscrito o se inscriba el derecho de donde emane”. La aplicación del principio de tracto sucesivo en los sistemas registrales basados en el folio real es universalmente aceptada. Para precisar sus alcances, el Reglamento General de los Registros Públicos en el artículo VI del Título Preliminar ha incluido dentro de la definición de tracto sucesivo, la de inscripción de “acto previo”. Así se indica: “ninguna inscripción, salvo la primera, se extiende sin que esté inscrito o se inscriba el derecho de donde emana o el acto previo necesario o adecuado para su extensión, salvo disposición en contrario”. 3. Roca Sastre señala que el principio de tracto sucesivo o de continuidad registral consiste en “procurar que el historial jurídico de cada finca inmatriculada, respecto de los sucesivos titulares registrales que hayan adquirido el dominio o derechos reales sobre la misma, figuren con plena continuidad ininterrumpida en su encadenamiento de adquisiciones sucesivas, cronológicamente eslabonadas las unas con las otras, de modo que el transferente de hoy sea el adquirente de ayer y que el titular registral actual sea el transferente de mañana”1. Para Díez-Picazo, el tracto sucesivo consiste en que “los actos de transmisión y adquisición de derechos inscritos formen en el Registro una cadena perfecta en el orden legal, sin solución de continuidad, de forma que el Registro refleje el historial completo de la finca inmatriculada”2. Sobre el acto previo, Esturillo López manifiesta3 “la previa inscripción es un requisito indispensable exigido por la mecánica propia de la llevanza del Registro Mercantil por el sistema de hojas personales” (...) “Luego, es indudable que la exigencia de previa inscripción en todos los casos contemplados en nuestra normatividad vigente en materia registral viene determinada por la necesidad de conexionar el acto que se pretende inscribir con el sujeto según el Registro debe realizarlo o con aquel otro acto inscrito que se trata modificar o extinguir. En suma, son supuestos de legitimación y no del tracto sucesivo, aunque externamente aparezca en los libros del registro una inscripción como

14

Reglas aplicables a todas las personas jurídicas

antecedente previo de la otra. Entre estas existe, efectivamente, concatenación de asientos, pero no el encadenamiento de transmisiones de carácter real, que es lo propio del principio del tracto sucesivo rectamente entendido”. 4. Resulta entonces, que de acuerdo a la doctrina el principio de tracto sucesivo es aplicable en estricto en el Registro de Propiedad regido por el sistema de folio real para procurar un historial jurídico de continuidad ininterrumpida de sucesivas adquisiciones cronológicamente eslabonadas. Sin embargo, el acto previo es aplicable más bien a los registros llevados bajo el sistema de folio personal y a otros que no tengan como finalidad la publicidad de transmisiones de carácter real. En esta línea el actual Reglamento del Registro de Personas Jurídicas No Societarias vigente desde el 30 de Junio del 2009, ha señalado en su artículo V del Título Preliminar: Artículo V.- Acto previo necesario o adecuado Para extender una inscripción se requerirá que esté inscrito o se inscriba previa o simultáneamente el acto necesario o adecuado, salvo disposición en contrario. 5. Ahora bien, la Superintendencia Nacional de los Registros Públicos, con el fin de facilitar la inscripción de los órganos de gobierno de las personas jurídicas que han caído en acefalía por haberse cumplido el periodo del mandato para el cual fueron elegidos, ha emitido diversas resoluciones para efectos de que se cumplan estos objetivos. Una de las primeras dictadas fue aprobada mediante Resolución N° 202-2001SUNARP-SN, publicada en el diario oficial El Peruano el 4/8/2001, la misma que estableció criterios registrales aplicables cuando concluyan los periodos de funciones de los integrantes de consejos directivos y demás órganos de gobierno de las asociaciones y comités. Así, se establecieron dos supuestos: a) El primero, contemplado por el artículo 1 de la mencionada resolución, aplicable cuando el consejo directivo se encuentra inscrito pero ha vencido su periodo de funciones, supuesto en el cual dicho consejo directivo inscrito está legitimado para convocar a asamblea general donde se elijan a los nuevos integrantes del referido órgano de gobierno. b) El segundo supuesto previsto en el artículo 2, es aplicable cuando se presenten elecciones de consejos directivos no inscritos, debiendo restablecerse la exactitud registral mediante asamblea general de regularización. Sin embargo, precisa el referido artículo 2 que “la conformación y periodo de funciones deberá guardar concordáncia con las disposiciones legales y estatutarias aplicables a la asociación o comité, según corresponda. Resulta entonces que a partir de la vigencia de la mencionada Directiva la inscripción de los órganos directivos no inscritos no es un acto previo necesario para el inscribir el último consejo directivo, cuando la asamblea eleccionaria es convocada por el último presidente inscrito. 6. El mismo criterio se ha aprobado en el nuevo Reglamento del Registro de Personas Jurídicas No Societarias, aplicable incluso a los procedimientos en trámite respecto de las normas que establezcan criterios de interpretación favorables a la inscripción. Así la segunda disposición transitoria establece:

15

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

SEGUNDA: LEGITIMIDAD DE CONVOCATORIA DE LOS ÓRGANOS DIRECTIVOS DE PERSONAS JURÍDICAS INSCRITAS CON ANTERIORIDAD A LA VIGENCIA DEL PRESENTE REGLAMENTO Para efectos registrales se considerará que los integrantes de los órganos directivos de las personas jurídicas inscritas con anterioridad a la vigencia del presente reglamento, cuyo periodo de ejercicio hubiera vencido, están legitimados únicamente para convocar a la asamblea eleccionaria, salvo que el estatuto ya contemple la continuidad de funciones. Esta norma debe ser concordada con el artículo 25 del mismo reglamento, que establece que a partir de la vigencia de dicho reglamento, los asientos de inscripción deben contener el dato del periodo de vigencia de los órganos directivos de la persona jurídica y si una vez vencido este continúan o no en funciones, dato que debe recogerse del estatuto. En el presente caso estamos ante una persona jurídica inscrita con anterioridad al 30 de junio de 2009 como ya se explicó en el numeral 1 del presente análisis, por lo que le resulta aplicable la segunda disposición transitoria aludida precedentemente. Por todo lo expuesto, se revoca todos los extremos de la observación, 7. Sin perjuicio de lo expuesto, se puede apreciar del acta de la asamblea eleccionaria del 8 de febrero de 2009 se ha elegido 2 vocales, cuando el estatuto inscrito solo tiene previsto uno, por lo que debe aclararse dicha discrepancia en caso de tratarse de un error. 8. Finalmente, este Colegiado invoca mayor diligencia al Registrador Público Pepias Mauro Caritas Ramos en su labor calificadora, en tanto la observación apelada importa un claro incumplimiento a las normas citadas en la presente Resolución. Estando a lo acordado por unanimidad; VII. RESOLUCIÓN REVOCAR la observación efectuada por el Registrador Público de la Oficina Registral de la Merced al título referido en el encabezamiento, y disponer su inscripción, siempre que se subsane el defecto advertido en el numeral 7, por los fundamentos expuestos en el análisis de presente Resolución. Registres y comuníquese ROSARIO DEL CARMEN GUERRA MACEDO, Presidenta de la Primera Sala del Tribunal Registral MARTHA DEL CARMEN SILVA DÍAZ, Vocal del Tribunal Registral LUIS ALBERTO ALIAGA HUARIPATA, Vocal del Tribunal Registral NOTAS 1 Ramón M. Roca Sastre. Derecho Hipotecario. Bosch Casa Editorial S.A., Barcelona, 1995, p. 87. 2 Luís Díez-Picazo. Fundamentos del Derecho Civil Patrimonial III. Editorial Civitas, Madrid, 1995, pp. 399-400. 3 Esturillo López, Antonio. Estudio de la Legislación sobre el Régimen Mercantil. Práctica de Legislación Mercantil Societaria. Colegio de Registradores de Propiedad y Mercantiles de España. Centro de Estudios Registrales, Madrid, 1993, pp. 316 y 317.

16

Reglas aplicables a todas las personas jurídicas

DENOMINACIÓN Y RAZÓN SOCIAL

003 Reserva de preferencia registral de nombre, denominación o razón social: Finalidad El Índice Nacional de Reserva de Preferencia Registral de Nombre, Denominación o Razón Social lo que hace es adelantar la protección del nombre, denominación o razón social, protección que lo da la inscripción de la constitución o modificación del estatuto que involucre cambio de nombre, denominación o razón social, en el Índice Nacional de Sociedades o en los Índices de Denominaciones o Razones. Sociales, en el caso de otras personas jurídicas. Esa es la razón por la cual la vigencia de la reserva del nombre, denominación o razón social es solo por el plazo de 30 días hábiles, tiempo suficiente para que los interesados puedan gestionar la inscripción en el Registro de la constitución o modificación estatutaria de la persona jurídica. Transcurrido dicho plazo, la reserva caduca de pleno derecho. TRIBUNAL REGISTRAL RESOLUCIÓN N° 253-2010-SUNARP-TR-L Lima, 19 de febrero de 2010 APELANTE : JOSÉ ANTONIO LEÓN RODRÍGUEZ TÍTULO : N° 919 del 4/1/2010 RECURSO : H.T.D. N° 7 del 12/1/2010 REGISTRO : Personas Jurídicas de Lima ACTO(s) : Reserva de denominación

(...) V. PLANTEAMIENTO DE LAS CUESTIONES Interviene como ponente Fernando Tarazona Alvarado. De lo expuesto y del análisis del caso, a criterio de esta Sala la cuestión a determinar es la siguiente: - Si procede la solicitud de reserva de nombre de sucursal de una persona jurídica constituida en el extranjero. VI. ANÁLISIS 1. Mediante la Ley N° 26364 se creó el derecho a la reserva de preferencia registral de nombre, denominación o razón social, modificándose el artículo 4 de la anterior Ley General de Sociedades, el artículo 7A del D.L. N° 21621 y el artículo 2028 del Código Civil aplicable a las personas jurídicas. Por D.S. N° 002-96-JUS se creó el Índice Nacional de Reserva de Preferencia Registral de Nombre, Denominación o Razón Social, cuya finalidad, conforme al artículo 1, es la de salvaguardar el nombre, denominación o razón social que ha sido elegido por los socios, accionistas o titulares, durante el proceso de constitución o modificación del estatuto de una persona jurídica.

17

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

Para tales efectos se creó el Índice Nacional de Reserva de Preferencia Registral de Nombre, Denominación o Razón Social, que debía integrarse al Índice Nacional del Registro de Personas Jurídicas, cuyas normas fueron reguladas por la Directiva N° 002-2009-SUNARP/SN, publicada en el Diario Oficial El Peruano el 26 de marzo de 2009. 2. Conforme se señala en la Directiva mencionada, siendo el Índice Nacional del Registro de Personas Jurídicas uno de ámbito nacional, sus efectos también tendrán tal ámbito; con los beneficios adicionales de poder prestarse determinados servicios registrales con competencia nacional. El artículo 5.1. de la Directiva antes citada establece que el Índice Nacional del Registro de Personas Jurídicas está conformado por los nombres, denominaciones (completas y abreviadas) y razones sociales inscritas, reservadas y en trámite, de cualquier tipo de persona jurídica. Asimismo, lo conforman los nombres, denominaciones (completas o abreviadas) y razones sociales de las personas jurídicas (Empresas de Derecho Público, Personas Jurídicas creadas por Ley) que, sin haber inscrito su constitución o creación, han inscrito poderes en el Registro de Personas Jurídicas. Igualmente, las denominaciones completas o abreviadas y razones sociales de las personas jurídicas constituidas en el extranjero cuyo reconocimiento ha sido inscrito, o que han otorgado poderes y estos constan inscritos en el Registro, así como las denominaciones de las sucursales de personas jurídicas constituidas en el extranjero. 3. De esta forma, con la expedición de la Directiva N° 002-2009-SUNARP-SN, el Índice Nacional de Reserva de Preferencia Registral de Nombre, Denominación o Razón Social, pasó a formar parte del Índice Nacional del Registro de Personas Jurídicas, conjuntamente con el Índice Nacional de Sociedades y los Índices de Denominaciones o Razones Sociales de las demás personas jurídicas. 4. Como se señaló en el numeral 9 del presente análisis, el objeto del Índice Nacional de Reserva de Preferencia Registral de Nombre, Denominación o Razón Social fue la de crear un mecanismo que permita salvaguardar el nombre, denominación o razón social elegido por los socios o accionistas de una persona jurídica mientras se constituye o modifica los estatutos de la misma. De esta forma, se protege el nombre, denominación o razón social elegido desde el momento de su adopción, sin que se requiera que previamente esté inscrita la constitución o la modificación estatutuaria. De esta forma, el Índice Nacional de Reserva de Preferencia Registral de Nombre, Denominación o Razón Social lo que hace es adelantar la protección del nombre, denominación o razón social, protección que lo da la inscripción de la constitución o modificación del estatuto que involucre cambio de nombre, denominación o razón social; en el Índice Nacional de Sociedades o en los Índices de Denominaciones o Razones Sociales, en el caso de otras personas jurídicas. Esa es la razón por la cual la vigencia de la reserva del nombre, denominación o razón social es solo por el plazo de 30 días hábiles, tiempo suficiente para que los

18

Reglas aplicables a todas las personas jurídicas

interesados puedan gestionar la inscripción en el Registro de la constitución o modificación estatutaria de la persona jurídica. Transcurrido dicho plazo, la reserva caduca de pleno derecho. 5. Mediante el presente título se solicita la reserva de denominación de una sucursal de persona jurídica extranjera, siendo este “INGENIEROS CONSTRUCTORES GAYCO S.A. SUCURSAL”. La registradora tachó el título aduciendo que no procede la reserva de denominación de sucursal de empresa extranjera porque la incorporación en el Índice Nacional del Registro de Personas Jurídicas de las empresas extranjeras o sus sucursales, es solo informativa, conforme se señala en la Directiva N° 002-2009-SUNARP-SN. 6. Al respecto, debe señalarse que el registro de las denominaciones, completas o abreviadas, y las razones sociales de las personas jurídicas constituidas en el extranjero cuyo reconocimiento ha sido inscrito y de sus sucursales, en el Índice Nacional de Registros de Personas Jurídicas es con carácter informativo, es decir, que no impide que se inscriban reconocimientos y las sucursales de otras personas jurídicas constituidas en el extranjero, aunque tengan idéntica denominación o razón social; según se señala en el último párrafo del artículo 5.5 de la Directiva N° 002-2009-SUNARP-SN. Esta situación, sin embargo, no impide el registro en el Índice Nacional de Registros de Personas Jurídicas, de las denominaciones, completas o abreviadas, y de las razones sociales de las empresas extranjeras reconocidas, o de sus sucursales. 7. Por lo expuesto, y siendo como se indicó en el numeral 4 que antecede, que mediante la reserva del nombre, denominación o razón social, solo se adelanta la protección de dicho nombre, denominación o razón social, mientras se constituye o modifica el estatuto de la persona jurídica; entonces, si el registro de la persona jurídica constituida en el extranjero, o su sucursal, en el Índice Nacional de Personas Jurídicas es solo informativo, se desprende que el registro de la denominación de estas personas jurídicas en el Índice Nacional de Reserva de Preferencia Registral de Nombre, Denominación o Razón Social, también será solo con carácter referencial. Esta característica, sin embargo, no constituye impedimento para que se registren las denominaciones o razones sociales de las personas jurídicas constituidas en el extranjero, o sus sucursales en el Índice Nacional de Reserva de Preferencia Registral de Nombre, Denominación o Razón Social; siendo finalmente facultad de sus representantes, y no del registrador, el decidir, para fines informativos, reservar dicha denominaciones o razones sociales mientras se inscribe el reconociento o la sucursal de la persona jurídica. Por lo expuesto, debe revocarse la tacha y disponerse la inscripción del título. 8. Respecto a la liquidación de derechos registrales, estos ascienden a S/. 18.00, los mismos que se encuentran íntegramente cancelados. Interviene el Vocal(s) Carlos Alfredo Gómez Anaya, de conformidad con la Resolución N° 041-2010-SUNARP-TR-L del 11 de febrero del 2010. Estando a lo acordado por unanimidad;

19

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

VII. RESOLUCIÓN REVOCAR la tacha formulada por la Registradora del Registro de Sociedades de Lima, y disponer su inscripción, conforme a los fundamentos vertidos en el análisis de la presente resolución. Regístrese y comuníquese ROSARIO DEL CARMEN GUERRA MACERO, Presidenta (e) de la Tercera Sala del Tribunal RegistraI FERNANDO TARAZONA ALVARADO, Vocal del Tribunal Registral CARLOS ALFREDO GÓMEZ ANAYA, Vocal (s) del Tribunal Registral

004 Denominación social: Debe excluir la utilización de elementos equívocos La denominación es el elemento que vincula a la persona jurídica con el entorno en el que se desenvuelve, el mensaje que este elemento proporcione debe ser claro –o por lo menos neutral–, es decir, debe permitir que los terceros se vinculen adecuadamente con la persona jurídica y no que sean inducidos a error sobre su verdadera naturaleza, alcances y limitaciones. En tal sentido, debe excluir la utilización de componentes equívocos como la palabra Comité cuando se trata de una Fundación, o la palabra Fundación si se trata de una Asociación, o la palabra sindicato cuando se trata de una asociación, más aún cuando el legislador ha establecido de manera taxativa las formas que es posible adoptar. TRIBUNAL REGISTRAL RESOLUCIÓN N° 055-2009-SUNARP-TR-L Lima, 16 de enero de 2009 APELANTE : ÁNGELES MELISSA SARMIENTO BENITAS Título : N° 509418 del 6.8.2008 RECURSO : H.T.D. N° 67006 del 9.10.2008 REGISTRO : Personas Jurídicas de Lima ACTO(s) : Constitución de asociación

(...) V. PLANTEAMIENTO DE LAS CUESTIONES Interviene como ponente el Vocal Luis Alberto Aliaga Huaripata. De lo expuesto y del análisis del caso, a criterio de esta Sala las cuestiones a determinar son las siguientes: -

¿Cuál es la naturaleza de la persona jurídica cuya constitución se solicita inscribir?

- ¿Procede la inscripción de una persona jurídica cuya denominación alude a una persona jurídica de naturaleza distinta? VI. ANÁLISIS 1. Esta instancia ha emitido pronunciamiento en un caso similar mediante la Resolución N° 650-2006-SUNARP-TR-L del 18.10.2006 señalando que, conforme expresa Espinoza Espinoza, la persona colectiva es una creación del Derecho, en la cual se realiza una operación de reducción de personas individuales (conducta humana

20

Reglas aplicables a todas las personas jurídicas

intersubjetiva), organizadas con un determinado fin (valores) para construir un centro unitario de referencia normativa, al cual se le va a imputar derechos y deberes (normas jurídicas)”1. En esta misma linea, De Belaúnde2 puntualiza que dada la característica de ser creación del Derecho, “el tipo de personas jurídicas que se puede constituir es númerus clausus, debiendo encontrarse la forma prevista en algún cuerpo normativo, tal como el Código Civil o la Ley General de Sociedades. Así, cuando un grupo de personas decide formar una persona jurídica deberá remitirse a la legislación y adecuarse a la forma que estime conveniente. Ello le permitirá alcanzar el fin que persigue, no siendo posible que creen una nueva clase de persona jurídica no prevista en el ordenamiento jurídico peruano”. 2. De este modo, el Código Civil regula en la Sección Segunda del Libro 1 los tipos de persona jurídica a elegir conforme a la finalidad de los constituyentes. Se encuentran reguladas en la norma sustantiva las siguientes personas jurídicas: asociaciones, fundaciones, comités y comunidades campesinas y nativas. También existe normativa especial que rige otras formas asociativas, como las Organizaciones de Pobladores (Ordenanza MLM N° 088-95), Juntas de Vecinos (Ordenanza MLM N° 020-96), Organizaciones Sociales de Base (Ley 25307), Organizaciones no Gubernamentales (D.Leg 719); de otro lado, los Sindicatos están regidos por la Ley de Relaciones Colectivas de Trabajo, TUO aprobado por D.S. 0102003-TR y su reglamento aprobado por D.S. 011-92-TR. La naturaleza y características de cada una de ellas se precisan igualmente en sus respectivas normas. 3. De Belaúnde3 señala que “cuando la finalidad que se pretende lograr tenga estabilidad en el tiempo, no requiriéndose una permanencia minima pero sí presuponiéndose cierta duración y siempre y cuando los fines no sean lucrativos, las personas podrán optar por constituir una asociación” Así, el artículo 80 del Código Civil indica que la asociación “es una organización estable de personas naturales o jurídicas, o de ambas, que a través de una actividad común persigue un fin no lucrativo”. De otro lado, de conformidad con lo regulado en la normativa señalada en el punto precedente, los sindicatos son organizaciones que tienen por objeto el estudio, desarrollo, protección y defensa de los derechos e intereses de los trabajadores y el mejoramiento social, económico y moral de sus miembros. 4. El artículo 8 de la Ley de Relaciones Colectivas de Trabajo señala los fines y funciones de las organizaciones sindicales, entre las cuales se menciona la de representar el conjunto de trabajadores comprendidos dentro de su ámbito, en los conflictos, controversias o reclamaciones de naturaleza colectiva. El artículo 17 establece que el sindicato debe inscribirse en el registro correspondiente a cargo de la Autoridad de Trabajo y el artículo 19 señala que una vez efectuado este trámite, pueden inscribirse en el registro de asociaciones para efectos civiles.

21

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

De otro lado, el artículo 6 de la misma Ley precisa que las organizaciones de trabajadores no dependientes de una relación de trabajo se regirán por lo dispuesto en la presente norma, en lo que les sea aplicable. 5. Con el título alzado se solicita inscribir la constitución de la Asociación Sindicato de Vendedores de Diarios y Revistas de Lince entre cuyos fines, conforme al art. 5, se encuentra “A). El auspicio y encauzamiento de la solidaridad cooperación entre los afiliados. B). La defensa y representación de los derechos que acuerdan las leyes sociales vigentes. C). El mejoramiento de las condiciones de vida de sus afiliados y procurará la solución de los conflictos individuales y colectivos. D). Celebrará contratos de toda clase para adquirir bienes y servicios a favor de sus asociados. E). Fomentará actividades de carácter cultural, deportivo y tecnificación para sus asociados y su familia”. Se aprecia además del resto del articulado del estatuto que en este se alude a “asociación” y su estructura corresponde precisamente a ella (artículo 14: asamblea general de asociados y consejo directivo). En consecuencia, resulta claro del título alzado que la voluntad de los otorgantes es la de constituir una asociación, indicando expresamente en el acta de fundación que se constituye una Persona Jurídica de Derecho Privado, sin que su denominación signifique la creación de un sindicato. 6. Sin perjuicio de lo anterior y respecto a la denominación de la asociación que se constituye debe decirse que, si bien es cierto que no existe normativa especifica que la regule, consideramos necesario atender a la finalidad que cumple la “denominación” en este tipo de personas “colectivas”, la misma que puede equipararse a la función que cumple el “nombre” en las personas naturales. Según Abelenda “cada persona representa, como miembro de una sociedad jurídicamente organizada, un centro de imputaciones de derechos y deberes, y como es necesario que ese centro aparezca con toda nitidez, se le asigna un nombre o vocativo personal, con cuya sola expresión aparece”4. El nombre es pues, un signo para distinguir a una persona de otra, su finalidad es individualizarla, a la vez de consistir en una manifestación del derecho a la identidad. En el caso de las personas jurídicas, la individualización se materializa mediante la elección de una denominación única, distinta a la de otras personas jurídicas preexistentes. 7. Al respecto, se aprecia que mediante Ley N° 26364 publicada el 2 de octubre de 1994, se creó el derecho a la reserva de preferencia registral de denominación o razón social, extendiéndola a las personas jurídicas regidas por el Código Civil al modificar el artículo 2028 de este cuerpo normativo, al cual se añadió el siguiente párrafo: “No se podrá adoptar un nombre igual al de una persona jurídica en formación que goce del derecho de reserva o esté inscrita en el Registro correspondiente”. Con relación a ello, Aldana Durán5 señaló, antes de la promulgación de la Ley General de Sociedades6 que “dentro de una óptica finalista, la prohibición de adoptar denominaciones iguales se extiende por fuerza a las denominaciones similares por afectar

22

Reglas aplicables a todas las personas jurídicas

igualmente el derecho al uso exclusivo de la denominación adoptada y crear confusión ante terceros con personas jurídicas preexistentes”. 8. En la misma óptica finalista, no es admisible considerar que la única limitación para determinar el nombre de una persona jurídica es la de elegir uno que sea distinto a los previamente existentes. Debe tenerse en cuenta que, siendo la denominación el elemento que vincula a la persona jurídica con el entorno en el que se desenvuelve, el mensaje que este elemento proporcione debe ser claro –o por lo menos neutral–, es decir, debe permitir que los terceros se vinculen adecuadamente con la persona jurídica y no que sean inducidos a error sobre su verdadera naturaleza, alcances y limitaciones. Si bien es cierto el contenido del Registro se presume conocido por aplicación del artículo 2012 del Código Civil y, en tal medida, quienes se vinculen a la persona jurídica tienen la posibilidad de verificar cuál es su naturaleza, objeto y organización, también es cierto que el primer contacto de la persona con la colectividad, como es su denominación, debe excluir la utilización de componentes equívocos como la palabra Comité cuando se trata de una Fundación, o la palabra Fundación si se trata de una Asociación, o la palabra sindicato cuando se trata de una asociación, como ocurre en el presente caso, más aún cuando el legislador ha establecido de manera taxativa, las formas que es posible adoptar, como ya hemos señalado. 9. En virtud de lo expuesto, la inexistencia de normas específicas que regulen este aspecto no es obstáculo para concluir, a partir del análisis de la finalidad de la denominación de las personas jurídicas y en aras de la claridad de la información que publicita el Registro, que resulta improcedente admitir la constitución de una Asociación que utilice como parte de su denominación la palabra “Sindicato”. En igual sentido se pronuncia Castillo Delgado7, al comentar el artículo 82 del Código Civil señalando que “si bien las asociaciones tienen libertad para elegir su nombre, no es posible utilizar una denominación igual a la de otra asociación o persona jurídica de cualesquiera otro tipo”. Agrega que “la asociación, al decidir su denominación deberá cuidar también que esta se encuentre acorde con el tipo de persona jurídica, por tal razón no deberá incluirse en la denominación términos como ‘sindicato’, ‘comité’, ‘sociedad’, ‘fundación’, pues estos son términos que aluden a otras personas jurídicas y se puede confundir su tipología”. Por tanto, conforme a lo sustentado en los párrafos precedentes, no procede admitir la inscripción solicitada. En tal sentido, procede confirmar la observación formulada. 10. De conformidad con el artículo 156 del TUO del Reglamento General de los Registros Públicos, cuando el Tribunal Registral confirma o revoca una observación, también deberá pronunciarse sobre los derechos registrales, siendo estos los siguientes: Constitución de Persona Jurídica Derechos de calificación: S/. 21.00 Derechos de inscripción: S/. 8.00

23

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

Junta Directiva Derechos de calificación:

S/. 12.00

Derechos de inscripción:

S/. 8.00

Total: S/.49.00 Habiendo cancelado la suma de S/. 34.00, los derechos registrales pendientes de pago ascienden a la suma de S/. 15.00. Interviene como Vocal suplente Andrea Paola Gotuzzo Vásquez autorizada mediante Resolución N° 249-2008-SUNARP/PT del 30 de diciembre de 2008. Estando a lo acordado por unanimidad; VII. RESOLUCIÓN CONFIRMAR la observación formulada por la Registradora Pública del Registro de Personas Jurídicas de Lima al título señalado en el encabezamiento, conforme a los fundamentos vertidos en el Análisis de la presente Resolución. Regístrese y comuníquese. ROSARIO DEL CARMEN GUERRA MACEDO, Presidenta de la Primera Sala del Tribunal Registral LUIS ALBERTO ALIAGA HUARIPATA, Vocal del Tribunal Registral ANDREA PAOLA GOTUZZO VÁSQUEZ, Vocal (s) del Tribunal Registral NOTAS 1 ESPINOZA ESPINOZA, Juan. Derecho de las Personas. Huallaga Editorial. 3ra. Edición. Lima, 2001. Pág. 416. 2 DE BELAÚNDE LÓPEZ DE ROMAÑA, Javier. Código Civil Comentado. Tomo I. Gaceta Jurídica. Primera Edición. Marzo 2003. Págs. 75-76. 3 Ob. Cit. Pág. 396. 4 Cit. por ESPINOZA. Ob. Cit. Pág. 293. 5 ALDANA DURÁN, Mariella. Las Denominaciones Similares en el Registro de Personas Jurídicas. En: Derecho Registral y Notarial. Tomo 1. Instituto Peruano de Estudios Forenses. Primera Edición. Julio 1997. Pág. 678. 6 El artículo 9 de la Ley General de Sociedades N° 26887, que entró en vigencia el 9/12/1997 estableció en su segundo párrafo lo siguiente: “No se puede adoptar una denominación completa o abreviada o una razón social igual o semejante a la de otra sociedad preexistente, salvo cuando se demuestre legitimidad para ello”. 7 CASTILLO DELGADO, Gastón. Código Civil Comentado. Tomo I. Gaceta Jurídica. Primera Edición. Marzo 2003. Pág. 403.

CONSTITUCIÓN Y ESTATUTO

005 Constitución por escritura pública: Suscripción por parte de los fundadores Cuando la inscripción de la constitución de una persona jurídica no societaria se sustente en una escritura pública y conste inserta el acta de asamblea funcional bastará la comparecencia de la o las personas autorizadas para suscribirla en representación de todos los miembros que participaron en dicho acto de constitución, o en su defecto, del presidente del consejo directivo u órgano equivalente de la persona jurídica. En cambio, cuando no exista acta de la asamblea fundacional se requerirá que otorguen la escritura pública todos los miembros que participaron en el acto de constitución.

24

Reglas aplicables a todas las personas jurídicas

TRIBUNAL REGISTRAL RESOLUCIÓN N° 1307-2009-SUNARP-TR-L Lima, 21 de agosto de 2009 APELANTE : CELINA ARÉVALO REYES TÍTULO : N° 164521 del 9.3.2009 RECURSO : H.T.D. N° 36455 del 2.6.2009 REGISTRO : Personas Jurídicas de Lima ACTO(s) : CONSTITUCIÓN DE ASOCIACIÓN

(...) V. PLANTEAMIENTO DE LAS CUESTIONES Interviene como ponente el Vocal Luis Alberto Aliaga Huaripata. De lo expuesto y del análisis del caso, a criterio de esta Sala la cuestión a determinar es la siguiente: - ¿Cuáles son los requisitos para inscribir el acto de constitución de una persona jurídica no societaria en mérito a escritura pública? V. ANÁLISIS 1. Conforme se señala en la doctrina, “la persona colectiva es una creación del derecho, en la cual se realiza una operación de reducción de personas individuales (conducta humana intersubjetiva), organizadas con un determinado fin (valores) para construir un centro unitario de referencia normativa, al cual se le va a imputar derechos y deberes (normas jurídicas)”1. En esta misma línea se puntualiza que, dada la característica de ser creación del derecho, “el tipo de personas jurídicas que se puede constituir es númerus clausus, debiendo encontrarse la forma prevista en algún cuerpo normativo, tal como el Código Civil o la Ley General de Sociedades. Así, cuando un grupo de personas decide formar una persona jurídica, deberá remitirse a la legislación y adecuarse a la forma que estime conveniente. Ello le permitirá alcanzar el fin que persigue, no siendo posible que creen una nueva clase de persona jurídica no prevista en el ordenamiento jurídico peruano”2. 2. De este modo, el Código Civil regula en la Sección Segunda del Libro I, los tipos de persona jurídica a elegir conforme a la finalidad de los constituyentes. Se encuentran reguladas en la norma sustantiva las siguientes personas jurídicas: asociaciones, fundaciones, comités y comunidades campesinas y nativas. También existe normativa especial que rige otras formas asociativas, como las Organizaciones de Pobladores (Ordenanza MLM N° 088-95), Juntas de Vecinos (Ordenanza MLM N° 020-96), Organizaciones Sociales de Base (Ley 25307), Organizaciones no Gubernamentales (D.Leg 719), etc. La naturaleza y características de cada una de eIlas se precisan igualmente en sus respectivas normas. 3. De Belaúnde señala que “cuando la finalidad que se pretende lograr tenga estabilidad en el tiempo, no requiriéndose una permanencia mínima pero sí presuponiéndose

25

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

cierta duración, y siempre y cuando los fines no sean lucrativos, las personal podrán optar por constituir una asociación”3. Así, el artículo 80 del Código Civil indica que la asociación “es una organización estable de personas naturales o jurídicas, o de arriba, que a través de una actividad común persigue un fin no lucrativo’. 4. Con el título alzado se solicita inscribir la constitución de la asociación denominada “ASOCIACIÓN DE VIVIENDA LOS BOSQUES”, formalizada en escritura pública de 28.6.1991 y su aclaratoria del 26/09/2008, ambas autorizadas por Notario de Lima Manuel Reátegui Tomatis 5. En el primer extremo de su observación el Registrador Público señala que, de la búsqueda en el índice registral “consta una asociación inscrita en la PE N° 1827774 del Registro de Personas Jurídicas con similar denominación a la que se constituye”, por lo que requiere se modifique el artículo 1 del estatuto. Efectivamente, de la revisión de la partida electrónica N° 1827774 del Registro de Personas Jurídicas de Lima aparece inscrito una asociación denominada “ASOCIACIÓN DE VIVIENDA EL BOSQUE” Conforme al artículo 5.2 de la Directiva N° 002-2 )09-SUNARP-SN (“Normas que regulan el Índice Nacional del Registro de Personas Jurídicas”), aprobada mediante Resolución N° 075-2009-SUNARP-SN del 25.3.2009 (publicado el 25.3.2009 y vigente), “no se puede adoptar una denominación completa o abreviada, o una razón sociaI igual a otra ya ingresada en el Índice Nacional deI Registro de Personas Jurídicas. Para determinar la igualdad no se tomará en cuenta la forma social ni el tipo de la persona jurídica. Se entiende que también existe igualdad en las variaciones de matices de escasa significación, tales como el uso de las mismas palabras con la adición o supresión de artículos, espacios, preposiciones, conjunciones acentos, guiones o signos de puntuación; el uso de las mismas palabra: en diferente orden, así como del singular o plural” (el subrayado es nuestro). En el presente caso, el nombre de la asociación que se pretende constituir, “ASOCIACIÓN DE VIVIENDA LOS BOSQUES”, es jurídicamente igual al que aparece inscrito en la PE N° 1827774 del Registro de Personas Jurídicas, “ASOCIACIÓN DE VIVIENDA EL BOSQUE”; siendo la única diferencia entre ambos nombres, que el primero se formula en plural “LOS BOSQUES”, mientras que el segundo se hace en singular, “EL BOSQUE”. Por tanto, debe confirmarse el primer extremo de la observación formulada por el Registrador Público del Registro de Personas Jurídicas de Lima. 6. De otro lado y en cuanto al segundo extremo de la observación debe decirse que, el artículo 20 del estatuto al regular la asamblea general confiere al presidente (o el vicepresidente, en su reemplazo) de la junta directiva y en su defecto al director de debates la potestad de presidir la asamblea; asimismo, en el artículo 23 del mismo cuerpo normativo, al regular las votaciones en la asamblea, se señala que “los acuerdos se tomarán

26

Reglas aplicables a todas las personas jurídicas

por mayorías de la mitad más uno de los asistentes, en caso de empate decidirán el presidente o el director de debates” (el subrayado es nuestro). En cuanto a las votaciones al interior de la asamblea general el artículo 88 del Código Civil dispone taxativamente que “Ningún asociado tiene derecho por sí mismo a más de un voto”. Siendo que el artículo 23 del estatuto se refiere a las votaciones de los asociados al interior de la asamblea general el mismo no puede colisionar con la norma civil reseñada, que establece un imperativo (un asociado un voto) y que consagra el régimen democrático de las asociaciones, por lo que deberá modificarse a fin de acceder al registro. Por tanto, debe confirmarse el segundo extremo de la observación formulada por el Registrador Público del Registro de Personas Jurídicas de Lima. 7. Respecto del tercer extremo de la observación debe decirse que, efectivamente existe discrepancia entre el artículo 28 y 34 del estatuto contenido en la escritura pública del 28.6.1991, pues el primero establece que “la primera junta directiva tendrá duración de tres años y las siguientes durarán solo un año (...)” y el segundo, que las elecciones “se realizarán cada dos años, (...)” (el subrayado es nuestro). En efecto, hay contradicción entre los dispositivos estatutarios glosados, por lo que previamente deber modificarse las mismas para que guarden concordancia entre sí. A fin de subsanar la observación, mediante escritura pública aclaratoria del 26.9.2008 se modificó el artículo 34 y se señaló que los procesos electorales se realizarían “cada un año”, con lo que se tendría por subsanado este extremo. Consecuentemente, debe revocarse el tercer extremo de la observación formulada por el Registrador Público del Registro de Personas Jurídicas de Lima. 8. El cuarto extremo de la observación se refiere a que el estatuto no contempla el patrimonio social, ni establece las normas para la disolución y liquidación ni las relativas al destino final de sus bienes. Al respecto debe señalarse que, en la escritura pública aclaratoria del 26.09.2008 se modificó el artículo 40, referente al régimen financiero de la asociación donde se enumeran sus rubros (cotizaciones mensuales, aportaciones y donaciones ; hechas por terceros, aportaciones y donaciones del extranjero, etc.), asimismo, los bienes quo integran su patrimonio social y su destino final en términos genéricos “Luego de aprobada la disolución, el patrimonio resultante deberá ser destinado, sin contraprestación alguna, a una asociación civil de iguales objetivos o fines, conforme el inciso 8 del artículo 82 del Código Civil”; con lo que se tendría por subsanado este extremo entendiéndose que en todo lo demás aplicarán supletoriamente las normas del Código Civil y demás normas vigentes. Por tanto, debe revocarse el tercer extremo de la observación formulada por el Registrador Público del Registro de Personas Jurídicas de Lima.

27

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

9. Respecto del quinto extremo de la observación cabe indicar que la constitución de la asociación como acto jurídico, regulado por el artículo 1404 y siguientes del Código Civil, precisa de la identificación de los miembros que la fundan, entre otros; sin embargo, en el “acta de aprobación de estatutos” (de fecha 13.2.1991 que se inserta en la escritura pública de constitución del 28.6.1991, otorgada por Celina Arévalo Reyes, Javier Dongo Contreras y Guillermo Próspero Ríos Gutiérrez, no se señala quiénes son los demás asociados fundadores a quienes representarían estos últimos, solo que a dicha sesión asistió “más del cincuenta por ciento de los asociados” y que al pie de acta aparecen “15 firmas”. Sin perjuicio de lo anterior, en la escritura aclaratoria del 26.9.2008, otorgada por las tres personas referidas, Celina Arévalo Reyes, Javier Dongo Contreras y Guillermo Prospero Ríos Gutiérrez, no se inserta el acta donde conste la aprobación de la modificación del artículo 34 y 40 del estatuto por los demás fundadores. Sobre el particular y recogiendo lineamientos jurisprudenciales registrales de larga data, el artículo 22 del Reglamento de Inscripciones del Registro de Personas Jurídicas de Naturaleza No Societarias, aprobada mediante Resolución N° 086-2009-SUNARPSN del 30.3.2009 vigente desde el 29.6.2009, establece en su artículo 22 lo siguiente: “Cuando la inscripción se sustente en una escritura pública y conste inserta el acta de asamblea funcional bastará la comparecencia de la o las personas autorizadas para suscribirla en representación de todos los miembros que participaron en dicho acto de constitución, o en su defecto, del presidente del consejo directivo u órgano equivalente de la persona jurídica. Cuando no exista acta de la asamblea fundacional se requerirá que otorguen la escritura pública todos los miembros que participaron en el acto de constitución” (el subrayado es nuestro). A tenor de la Primera Disposición Transitoria del referido Reglamento, este solo sería aplicable al título apelado 164521, presentado al Registro en fecha anterior (9.3.2009), si contiene disposiciones que establecen criterios de interpretación favorables a su inscripción, en el presente caso lo que ocurre, pues el artículo 22 busca facilitar la inscripción de la constitución de las asociaciones y demás personas jurídicas no societarias, al considerar suficiente para acreditar la representación que detentan quienes otorgan la escritura pública de constitución la inserción del acta fundacional en la misma donde los facultan para actuar como representantes de los demás asociados fundadores. No obstante, las normas favorables a la inscripción, el título venido en grado de apelación no se ajusta a dichas normas por lo que debe confirmarse el quinto extremo de la observación formulada por el Registrador Público del Registro de Personas Jurídicas de Lima. 10. De conformidad con el artículo 156 del TUO del Reglamento General de los Registros Públicos, cuando el Tribunal Registral confirma o revoca una observación, también deberá pronunciarse sobre los derechos registrales, siendo estos los siguientes:

28

Reglas aplicables a todas las personas jurídicas

Constitución de Persona Jurídica Derechos de calificación:

S/. 21.00

Derechos de inscripción:

S/. 9.00

Consejo Directivo Derechos de calificación:

S/. 13.00

Derechos de inscripción:

S/. 9.00

Total:

S/. 52.00

Habiendo cancelado la suma de S/. 34.00 nuevos soles, los derechos registrales pendientes de cancelación son S/. 18 nuevos soles. Estando a lo acordado por unanimidad; VII. RESOLUCIÓN CONFIRMAR el primer, segundo y quinto extremos de la observación formulada por el Registrador Público del Registro de Personas Jurídicas de Lima y REVOCAR lo demás que contiene, conforme a los fundamentos vertidos en el análisis de la presente Resolución. Regístrese y comuníquese. ROSARIO DEL CARMEN GUERRA MACEDO, Presidenta de la Primera Sala deI Tribunal Registral MARTHA DEL CARMEN SILVA DÍAZ, Vocal del Tribunal Registral LUIS ALBERTO ALIAGA HUARIPATA, Vocal del Tribunal Registral NOTAS 1 ESPINOZA ESPINOZA, Juan. Derecho de las Personas. Huallaga Editorial. 3ra. Edición. Lima, 2001. p. 416. 2 DE BELAÚNDE LÓPEZ DE ROMAÑA, Javier. Código Civil Comentado. Tomo I. Gaceta Jurídica Primera Edición. Marzo 2003. p. 75-76. 3 Ob. Cit. p. 396. 4 Artículo 140.- Noción de Acto Jurídico: elementos esenciales “El acto jurídico es la manifestación de voluntad destinada a crear, regular, modificar o extinguir relaciones jurídicas. Para su validez se requiero: 1.- Agente capaz. 2.- Objeto física y jurídicamente posible. 3.- Fin ilícito. 4.- Observancia de la forma prescrita bajo sanción de nulidad”.

006 Objeto social: Forma en que debe redactarse El objeto social debe ser fijado de forma clara y precisa mediante la utilización de expresiones adecuadas que delimiten sus contornos y que sean susceptibles de entendimiento general, sin que ello impida que puedan ser omnicomprensivas, es decir, incluir varias actividades. Asimismo, el objeto social puede reflejarse con mayor o menor amplitud, con inclusión o no de posibles actividades subordinadas, pero siempre en forma que precise y determine la naturaleza de los actos utilizando fórmulas en todo caso genéricas pero comprensivas, dada la importancia que su mención tiene para la propia empresa y los terceros. La claridad y precisión de los negocios y operaciones que constituyen el objeto social

29

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

se puede producir aunque no resulten descritos cada uno de los actos necesarios para la realización de sus actividades sociales, ya que habrá indeterminación por ejemplo cuando se utilice una fórmula que comprenda toda posible actividad comercial o industrial, en términos generales imprecisos. TRIBUNAL REGISTRAL RESOLUCIÓN N° 581-2009-SUNARP-TR-L Lima, 06 de mayo de 2009 APELANTE : ENA MAYURI MOLINA TÍTULO : 115156 del 17.2.2009 RECURSO : H.T.D. N° 14616 del 06.03.2009 REGISTRO : Personas Jurídicas de Lima ACTO(s) : CONSTITUCIÓN DE E.I.R.L.

(...) V. PLANTEAMIENTO DE LAS CUESTIONES Interviene como ponente la Vocal Rosario del Carmen Guerra Macedo. De lo expuesto y del análisis del caso, a criterio de esta Sala las cuestiones a determinar son las siguientes: 1. ¿Es causal suficiente para denegar la inscripción el hecho que la denominación de una E.I.R.L esté consignada en siglas? 2. ¿El objeto social de una E.I.R.L. puede determinarse de manera genérica? VI. ANÁLISIS 1. Con el parte notarial de la escritura pública del 12.2.2009, se solicitó la constitución de la empresa individual de responsabilidad limitada denominada: “2CM E.I.R.L.”, empresa que según lo estipulado en la primera cláusula de la citada escritura pública podrá utilizar la sigla “2CM E.I.R.L.”. El título ha sido observado por el Registrador Público, quien señala que la denominación consignada en la cláusula primera no se adecua a lo establecido en el art. 7 del Decreto Ley N° 21621- Ley que Norma la Empresa Individual de Responsabilidad Limitada. 2. El Art. 7 del Decreto Ley N° 21621, establece lo siguiente: “La empresa tendrá una denominación que permita individualizarla, seguida de las palabras ‘Empresa Individual de Responsabilidad Limitada’, o de las siglas ‘E.I.R.L.’. No se podrá adoptar una denominación igual a la de otra Empresa preexistente. La acción para obtener la modificación de la denominación igual debe seguirse ante el Juez del domicilio de la Empresa demandada, tramitándose conforme al procedimiento señalado para los incidentes. Contra lo resuelto por la Corte Superior no hay recurso de nulidad”. De lo anteriormente expuesto, se colige que la precitada norma establece que la denominación de una empresa individual de responsabilidad limitada tendrá validez, indistintamente, si esta es seguida por las palabras “Empresa Individual de Responsabilidad

30

Reglas aplicables a todas las personas jurídicas

Limitada”, o de las siglas “E.I.R.L.”; en tal sentido advirtiendo que en el presente caso, en el parte notarial de la escritura pública presentado con el título venido en grado de apelación se ha consignado que la denominación de la empresa es “2CM E.I.R.L.”, se puede concluir que dicha denominación sí cumple con lo señalado en el art. 7 del DL N° 21621. Por lo expuesto, corresponde revocar el primer extremo de la observación. 3. El Registrador señala en el segundo extremo de la observación que el objeto social de la empresa es genérico e indeterminado pues no permite conocer con exactitud la naturaleza del rubro de la actividad o negocio de la empresa y como tal no se adecua a la exigencia legal contenida en el literal d) del artículo 15 del Decreto Ley N° 21621. Al respecto debe indicarse que la citada norma legal en su redacción original consignaba lo siguiente: “Art. 15.- En la escritura pública de constitución de la Empresa se expresará: (...) d) El objeto, señalándose clara y precisamente los negocios y operaciones que lo constituyen:” Sin embargo, debe indicarse que conforme a lo expuesto por la apelante, dicho inciso fue modificado por el Artículo Único de la Ley N° 27144, publicada el 23-6-1999, cuyo texto es el siguiente: “d) Que la empresa circunscriba sus actividades a aquellos negocios u operaciones licitas cuya descripción detallada constituye su objeto social. Se entiende que están incluidos en el objeto social, todos los actos relacionados con este y que coadyuven a la realización de sus fines empresariales, aunque no estén expresamente indicados en el pacto social o en su estatuto. La empresa no puede tener por objeto desarrollar actividades que la ley atribuye con carácter exclusivo a otras entidades o personas” (lo subrayado es nuestro). 4. El objeto social reviste gran trascendencia, “cuyo significado no es otro que dar a conocer la finalidad que la sociedad pretende conseguir con su constitución”1; entre otras cuestiones, ha de servir como instrumento que permita salvaguardar el principio de seguridad del tráfico, la protección al tercero de buena fe (que no está en disposición de conocer si un acto está o no incluido dentro del objeto social), así como la defensa del interés del socio singular a no ver frustrado el contenido del objeto social. En tal sentido, el objeto social debe ser fijado de forma clara y precisa mediante la utilización de expresiones adecuadas que delimiten sus contornos y que sean susceptibles de entendimiento general, sin que ello impida que puedan ser omnicomprensivas, es decir incluir varias actividades. Asimismo, el objeto social puede reflejarse con mayor o menor amplitud, con inclusión o no de posibles actividades subordinadas, pero siempre en forma que precise y determine la naturaleza de los actos utilizando fórmulas en todo caso genéricas pero comprensivas, dada la importancia que su mención tiene para la propia empresa y los terceros.

31

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

Asimismo, debe tomarse en cuenta que la claridad y precisión de los negocios y operaciones que constituyen el objeto social se puede producir aunque no resulten descritos cada uno de los actos necesarios para la realización de sus actividades sociales, ya que habrá indeterminación por ejemplo cuando se utilice una fórmula que comprenda toda posible actividad comercial o industrial, términos generales imprecisos (sic). 5. De la revisión del parte notarial presentado, se verifica que la redacción completa de la cláusula segunda correspondiente al objeto social es la siguiente: “Segunda.- La empresa tiene por objeto dedicarse a realizar obras de ingeniería. arquitectura, ejecutar obras de saneamiento sin limitación alguna y de modo general a todo tipo de actividades; asimismo, a la prestación de servicios generales y todo tipo de inversiones y financiamientos; podrá dedicarse a la explotación, importación, exportación, comercialización y distribución en general, pudiendo realizar las actividades indicadas a favor de terceros domiciliados y no domiciliados, en forma directa o asociada. Se entiende incluido en el objeto los actos relacionados con el mismo que coadyuven a la realización de sus fines empresariales. Para cumplir dicho objeto podrá realizar todos aquellos actos y contratos que sean lícitos, sin restricción alguna”. 6. El citado Art. 15 del Decreto Ley N° 21621 exige que se realice una descripción detallada de los negocios u operaciones que constituyen el objeto social de la empresa; a dicho efecto debe tenerse en cuenta que una descripción detallada constituye una relación pormenorizada, que es lo contrario a una descripción resumida; de otra parte, debe tenerse presente que no existe impedimento alguno para que la empresa comprenda en su objeto social a distintos negocios u operaciones, siempre que se detalle cada uno de ellos; aunque debe tenerse en cuenta que estos comprenderán, sin necesidad de indicarlos, actos que directamente se vinculen o tiendan al cumplimiento del objeto social. Así, del contenido de la cláusula segunda del parte notarial antes aludido, que indica que la empresa tiene por objeto dedicarse a realizar obras de ingeniería, arquitectura, ejecutar obras de saneamiento sin limitación alguna y de modo general a todo tipo de actividades; asimismo, a la prestación de servicios generales y todo tipo de inversiones y financiamientos; pudiendo dedicarse a la explotación, importación, exportación, comercialización y distribución en general, pudiendo realizar las actividades indicadas a favor de terceros domiciliados y no domiciliados, en forma directa o asociada; se advierte que la misma no constituye una descripción pormenorizada y detallada de las actividades de la empresa, por el contrario, se trata de una descripción poco clara e imprecisa, que no delimita los negocios a los que se abocará la empresa ni las actividades que comprende. 7. Si bien la primera parte de la citada cláusula indica que “la empresa tendrá por objeto dedicarse a la realización de obras de ingeniería, arquitectura, ejecutar obras de saneamiento sin limitación alguna”, podría interpretarse que dicho objeto ha sido establecido en sentido claro y preciso dándose cumplimiento al mandato establecido en el art. 15 inciso d) del D.L. N° 21621; sin embargo, la vinculación de dicha especificación a la frase genérica de “y de modo general a todo tipo de actividades” ocasiona

32

Reglas aplicables a todas las personas jurídicas

una ambigüedad, dada la amplitud y diversidad de actividades que encierra esta frase, hecho que no permite establecer con certeza cuál [es] el objeto social de la empresa “2CM E.I.R.L.” al no delimitar los negocios a los que se abocará ni las actividades que comprende. Conforme se advierte del párrafo anterior, el que la empresa tenga por objeto dedicarse a “todo tipo de actividades”, constituye una frase genérica que convierte el objeto social en indeterminado, impreciso y obscuro al no determinarse de forma precisa cuál es el tipo de actividades que comprende el ámbito de acción de la empresa. Asimismo, resulta pertinente indicar que del contenido de la cláusula segunda se advierte otra frase genérica, que señala lo siguiente: “la empresa tiene por objeto dedicarse (...) asimismo, a la prestación de servicios generales y todo tipo de inversiones y financiamientos”, sin embargo, se advierte que no se ha señalado con precisión qué servicios prestará la empresa, los mismos que abarcan una amplia gama de actividades. Cabe mencionar que otra frase imprecisa establece que la empresa “podrá dedicarse a la explotación, importación, exportación, comercialización y distribución en general”, sin embargo, no queda claro qué bienes o insumos están relacionados con dichas actividades. Dada la generalidad de lo expresado en la cláusula antes mencionada, la misma no permite conocer con razonable exactitud la verdadera naturaleza del rubro de la actividad o negocio de la empresa submateria, resultando ser su objeto genérico e impreciso. Consecuentemente, se debe confirmar el segundo extremo de la observación. 8. Los derechos registrales se encuentran integramente cancelados. Estando a lo acordado por unanimidad; VII. RESOLUCIÓN REVOCAR el primer extremo y CONFIRMAR el segundo extremo de la observación formulada por el Registrador del Registro de Personas Jurídicas de Lima, por los fundamentos expuestos en el análisis de la presente resolución. Regístrese y comuníquese ROSARIO DEL CARMEN GUERRA MACEDO, Presidenta de la Primera Sala del Tribunal Registral MARTHA DEL CARMEN SILVA DÍAZ, Vocal del Tribunal Registral LUIS ALBERTO ALIAGA HUARIPATA, Vocal del Tribunal Registral NOTAS 1 ESTURILLO, Antonio. “Estudio de la Legislación sobre el Registro mercantil. Practica de la Legislación Mercantil Societaria”, pág. 447.

007 Estatuto: Interpretación La interpretación del estatuto en tanto negocio regulador del funcionamiento de la persona jurídica está sujeta a la interpretación de los actos jurídicos. Uno de los criterios interpretativos del acto jurídico, que los operadores del derecho estamos obligados a respetar está recogido en el artículo 169 del Código Civil,

33

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

conforme al cual en la interpretación de un acto jurídico debe atribuirse a las cláusulas dudosas el sentido que resulte del conjunto de todas. TRIBUNAL REGISTRAL RESOLUCIÓN N° 1079-2009-SUNARP-TR-L Lima, 9 de julio de 2009 APELANTE : Narda Margaret Salas Estado TÍTULO : 0000117 del 09.01.2009 RECURSO : Escrito de fecha 03 de abril de 2009 (H.T. N° 023008 del 13.04.2009) REGISTRO : Personas Jurídicas ACTO(s) : Inscripción de Consejo Directivo y Junta Calificadora y Disciplinaria

(...) V. PLANTEAMIENTO DE LAS CUESTIONES Interviene como ponente la Vocal Nélida Palacios León. De lo expuesto y del análisis del caso, a criterio de esta Sala la cuestión a determinar es: i) Si el periodo del consejo directivo inscrito en el asiento A0001 debe contarse a efectos de aplicar lo dispuesto en el art. 56 del Estatuto de la SUNARP. ii) Si la omisión de consignación del nombre de los asistentes a la asamblea en el acta de la asamblea eleccionaria, impide la inscripción de los órganos directivos elegidos VI. ANÁLISIS 1. El estatuto social es la norma que regula el funcionamiento de una asociación y rige su vida interna con prevalencia sobre las leyes carentes de carácter imperativo. Determina, entre otros, cuáles son sus órganos de decisión y expresión. 2. Conforme al artículo 84 del Código Civil, la asamblea general es el órgano supremo de la asociación, y aunque tal calidad no implica que su actuación no esté sujeta a las disposiciones estatutarias y legales respectivas, es el órgano natural competente para interpretar los alcances de las disposiciones estatutarias. 3. En el presente caso se solicita la inscripción del consejo directivo de la Asociación Centro Social Huacho, para el periodo 2008-2010, presidido por Gustavo Grimaldo Ramos e integrado, entre otros, por César Antonio Chinchayán Giannone, Agustín Loo Salinas, Carlos Ciro Leturia Romero y Germán Luis Rayme Briceño; así como de la junta calificadora disciplinaria integrada, entre otros, por César Augusto Chinchayán Meneses y Víctor Hernández Márquez. 4. En el asiento A0002 de la partida electrónica N° 10000005 del Registro de Personas Jurídicas de Huacho, consta el nombramiento del consejo directivo y junta calificadora disciplinaria, cuyo periodo rigió hasta agosto de 2006. Entre los integrantes del consejo directivo para dicho periodo figuran César Antonio Chinchayán Giannone, presidente; Agustín Loo Salinas como tesorero; Carlos Leturia Romero y Germán Luis Rayme Briceño, como vocales. Asimismo, figuran entre los integrantes de la junta calificadora y disciplinaria, César Augusto Chinchayán Meneses y Víctor Hernández Márquez.

34

Reglas aplicables a todas las personas jurídicas

5. En el asiento A0003 de la misma partida consta el nombramiento del consejo directivo y junta calificadora disciplinaria para el periodo 2006-2008, figurando entre los integrantes de los órganos aludidos y en los mismos cargos, las personas antes mencionadas. 6. Como puede apreciarse, César Antonio Chinchayán Giannone, Agustín Loo Salinas, Carlos Ciro Leturia Romero y Germán Luis Rayme Briceño, han integrado las juntas directivas de los últimos dos periodos; asimismo, César Augusto Chinchayán Meneses y Víctor Hernández Márquez, han integrado las juntas calificadoras y disciplinarias de los dos últimos periodos, siendo que todos ellos también integran el consejo directivo y junta calificadora y disciplinaria, respectivamente, para el periodo 20082010, cuya inscripción se solicita, corresponde determinar si el estatuto permite la elección de las mismas personas por tres periodos consecutivos. 7. Revisado el título archivado que dio mérito a la modificación total de estatutos, se advierte que en el artículo 49 se establece que las elecciones generales se realizarán cada dos años en la última semana de agosto. Asimismo, en el artículo 56 se contempla la posibilidad de reelección solo por dos periodos consecutivos. Sin embargo, en la Segunda disposición transitoria se establece: “La elección del primer consejo directivo y junta calificadora y disciplinaria conforme a los cargos establecidos en el nuevo Estatuto aprobado, en esta primera oportunidad la asamblea los elegirá por aclamación, hasta por un periodo que regirá hasta agosto de 2006, en que se efectuará la primera convocatoria conforme al artículo 49 del estatuto aprobado”, eligiéndose en la misma asamblea que aprobó la modificación del estatuto, por aclamación, al consejo directivo y junta con mandato hasta agosto de 2006. 8. En atención a lo señalado precedentemente, la pregunta que subyace es ¿el mandato del consejo directivo y junta calificadora y disciplinaria elegidos por aclamación debe ser tomado en cuenta para efectos de establecer la reelección o no? La respuesta a dicha interrogante parte por interpretar los alcances de la segunda disposición transitoria del Estatuto, esto es, si dicha disposición al autorizar la elección por aclamación del consejo directivo y junta calificadora y disciplinaria con mandato hasta agosto de 2006 y señalar que en esta última fecha se realizaría la primera convocatoria conforme al artículo 49 del Estatuto estaba eximiendo a dichos órganos solo de seguir el trámite ordinario de elección previsto en el nuevo estatuto o también de la aplicación a tales órganos de lo dispuesto en el artículo 56 del mismo Estatuto, por considerar para todos los efectos que la primera convocatoria y elección conforme al estatuto modificado se realizaría recién en agosto de 2006. 9. La interpretación del estatuto en tanto negocio regulador del funcionamiento de la persona jurídica está sujeta a la interpretación de los actos jurídicos. La interpretación, como señala Lohmann, es el procedimiento y método de investigación del significado de una declaración de voluntad, como consecuencia del cual se explica jurídicamente su contenido y el precepto querido por el declarante dentro de un contexto social determinado1.

35

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

10. Uno de los criterios interpretativos del acto jurídico que los operadores del Derecho estamos obligados a respetar está recogido en el artículo 169 del Código Civil, conforme al cual en la interpretación de un acto jurídico debe atribuirse a las cláusulas dudosas el sentido que resulte del conjunto de todas. 11. Dicha disposición tiene como fundamento la necesaria vinculación o interrelación de las cláusulas de un acto o contrato, las cuales no existen de manera independiente o aislada, sino, vinculadas entre sí, constituyendo una unidad o totalidad. De manera que para desentrañar integralmente sus alcances es necesario relacionar cada una de las cláusulas del acto y la totalidad o unidad de sentido que en conjunto poseen, pues el acto es un conjunto orgánico y no una mera suma de cláusulas, lo que impone la conexión entre las distintas partes y determina la procedencia del análisis sistemático, que precisamente se encuentra consagrada en la norma antes citada. 12. Al respecto Díez-Picazo señala: “El criterio sistemático es una consecuencia de la unidad lógica del contrato e impone la evitación o superación de contradicciones o antinomias, y la determinación de las disposiciones de carácter principal frente a las accesorias. No entra en juego solo en la relación de las diversas cláusulas de un mismo contrato, sino que puede y debe aplicarse también a la relación que varios contratos puedan tener dentro de una unidad negocial compleja, cuando todos ellos se celebren para conseguir una finalidad económica unitaria2”. 13. En el presente caso, el artículo 49 del Estatuto de la asociación prescribe: “Las elecciones generales se realizarán cada dos años en la última semana de agosto mediante convocatoria a asamblea general hecha por el Consejo Directivo (art. 18E) para elegir el nuevo Consejo Directivo y la Junta Calificadora y Disciplinaria”. Asimismo, el artículo 53 prescribe: “Para efectos de realizarse las elecciones generales, el consejo directivo deberá designar el Comité Electoral, el cual estará integrado por tres asociados (...)”; por su parte el artículo 56 prescribe: “Los miembros del Consejo Directivo y la Junta Calificadora y Disciplinaria pueden ser reelegidos por un periodo más consecutivo. (...)”; y, finalmente, el artículo 57 señala: “La juramentación e instalación del Consejo Directivo y Junta Calificadora y Disciplinaria se llevará a cabo durante la fiesta de aniversario en ceremonia especial”. 14. Como puede apreciarse de las normas estatutarias transcritas, los periodos de funciones del consejo directivo y de la junta calificadora y disciplinaria tienen una duración de dos años, los cuales deben ser elegidos en un proceso eleccionario dirigido por el Comité Electoral, en la última semana de agosto, cada dos años, debiendo instalarse en la fiesta de aniversario. 15. Sin embargo, la elección del consejo directivo y junta calificadora disciplinaria elegidos por aclamación en virtud de la segunda disposición transitoria del Estatuto, fue realizada en la misma asamblea que aprobó la modificación estatutaria aludida, dichos órganos tuvieron una vigencia menor a los dos años previstos estatutariamente, pues según la citada disposición transitoria su mandato debía regir solo hasta el 26 de agosto de 2006; es decir, la voluntad del órgano supremo de la asociación, esto es, la asamblea

36

Reglas aplicables a todas las personas jurídicas

general, al aprobar la modificación del estatuto contempló la designación de un consejo directivo y junta calificadora y disciplinaria transitorios solo a efectos de viabilizar el cumplimiento ordinario de lo dispuesto en el nuevo estatuto, pues a la fecha de la asamblea general en la cual se aprobó la modificación total del estatuto, la asociación Centro Social de Huacho no contaba con órgano directivo en funciones, siendo el único consejo directivo inscrito en el Registro el correspondiente al “año social” 1943, conforme consta en el asiento 1, obrante a fojas 21 del Tomo 1 del Libro de Asociaciones del Registro de Personas Jurídicas de Lima. 16. De acuerdo con lo señalado precedentemente, resulta claro que tanto el consejo directivo como la junta calificadora y disciplinaria elegidos al aprobarse el nuevo estatuto, solo fueron transitorios; por ello, para su elección no se tuvieron en cuenta las disposiciones estatutarias relativas a las elecciones, entre las que se encuentran la regulación de la oportunidad de convocatoria a elecciones, la conducción del proceso eleccionario por un comité electoral, el periodo de vigencia del mandato del consejo directivo y de la junta calificadora y disciplinaria, y su instalación. 17. En este sentido, la segunda disposición transitoria del estatuto que, en su última parte, refiriéndose al periodo de funciones del consejo directivo y junta calificadora y disciplinaria elegidos por aclamación, señala: “(...) en esta primera oportunidad la asamblea los elegirá por aclamación, hasta por un periodo que regirá hasta agosto de 2006, en que se efectuará la primera convocatoria conforme al artículo 49 del estatuto aprobado”, no solo eximió a dichos órganos elegidos por aclamación, de seguir el trámite ordinario de elección previsto en el nuevo estatuto, sino también de la aplicación a tales órganos de las demás disposiciones del capítulo IV del estatuto, referido a las elecciones y el comité electoral, entre los que se encuentra el artículo 56 referido a la reelección, por considerar para todos los efectos que la primera convocatoria y elección conforme al estatuto modificado se realizaría recién en agosto de 2006. En consecuencia, tales órganos transitorios no pueden ser considerados para la aplicación de lo dispuesto en el artículo 56 del Estatuto que contempla la reelección por un periodo sucesivo. 18. La interpretación aludida se encuentra ratificada además, por el artículo 19 del Reglamento de Elecciones General para la renovación del consejo directivo y junta calificadora y disciplinaria para el periodo 2008-2010, el cual prescribe: “De conformidad con el art. 56 del Estatuto los miembros del Consejo Directivo y la Junta Calificadora y Disciplinaria pueden ser reelegidos por un periodo más consecutivo, teniendo en consideración que el primer nombramiento efectuado en la Asamblea General del 19 de mayo del 2005 fue por convocatoria judicial cuyo efecto duró hasta agosto del 2006 (menos de dos años), siendo una directiva de transición; y por lo tanto la primera directiva elegida por un periodo completo en aplicación del Estatuto modificado debidamente inscrito en los Registros Públicos, es la directiva elegida el 31 de agosto del 2008 y ratificada el 28 de mayo del 2007 para cubrir el periodo 2006-2008, por lo que procede la reelección para el periodo 2008-2010”. Nótese que no es que esta norma reglamentaria modifique la norma estatutaria, simplemente ratifica el sentido de la segunda disposición transitoria.

37

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

19. De acuerdo con lo señalado precedentemente, la elección de los señores César Antonio Chinchayán Giannone, Agustín Loo Salinas, Carlos Ciro Leturia Romero y Germán Luis Rayme Briceño, como integrantes del consejo directivo para el periodo 2008-2010; así como de César Augusto Chinchayán Meneses y Víctor Hernández Márquez, como integrantes de la junta calificadora y disciplinaria para el mismo periodo, no contraviene lo dispuesto en el artículo 56 del estatuto, pues los órganos análogos inscritos en el asiento A0003, para el periodo 2006-2008, constituirían recién el primer consejo directivo y junta calificadora y disciplinaria a las que se apliquen las disposiciones estatutarias sobre elecciones, entre las que se encuentra precisamente el artículo 56 aludido correspondiente a la reelección de integrantes de dichos órganos; por lo que, corresponde revocar el segundo extremo de la observación formulada por el Registrador. 20. Respecto del primer extremo de la observación, referida a que en el acta de la asamblea general no constan los nombres de los concurrentes, conforme a lo establecido en el artículo 61 del estatuto, cabe señalar que si bien efectivamente la citada norma estatutaria establece como contenido de cada acta, entre otros datos, el nombre de los concurrentes, la omisión de tal dato en el acta no es trascendente registralmente3, toda vez que para efectos registrales, dicha omisión se subsana con la inclusión del nombre de los concurrentes en la declaración jurada sobre quórum formulada por el presidente del órgano directivo o integrante de este autorizado para ello. En efecto, la finalidad de la inclusión de los nombres de los asistentes en el acta es explicitar a los asociados intervinientes en la asamblea o sesión respectiva a efectos de establecer el quórum de asistencia, finalidad que se cumple al acompañar la lista de asistentes a la asamblea y el libro padrón de asociados o, la declaración jurada sobre quórum, pues esta debe contener tanto el número de asociados hábiles a la fecha de la asamblea o sesión respectiva, como el número y nombre de los asistentes. 21. Efectivamente, conforme al artículo 3 de la Resolución N° 331-2001-SUNARP/ SN, aplicable al presente caso, la declaración jurada relativa al quórum de las asambleas generales de asociados debe contener: a) El número de miembros habilitados para concurrir a la asamblea respectiva, a la fecha del acta materia de calificación, precisando los datos necesarios que identifiquen al libro del registro de miembros en que se basa para brindar la declaración; y b) El número y nombre de los miembros de la asociación, del comité o de delegados que asistieron y demás circunstancias necesarias para el cómputo del quórum. En tal sentido, la presentación de la declaración jurada relativa al quórum suple no solo a la lista de asistentes y registro de miembros o padrón de asociados, sino también a la omisión de consignar los nombres de los asistentes en el acta respectiva. 22. En el presente caso, si bien en el acta de la asamblea general eleccionaria del 27.08.2008, no figura el nombre de los asociados asistentes a dicha asamblea, en la declaración jurada relativa al quórum de dicha asamblea, formulada por el Presidente del Consejo Directivo Centro Social Huacho Gustavo Grimaldo Ramos, presentada al reingreso, consta el nombre de los concurrentes a dicha asamblea, supliéndose en

38

Reglas aplicables a todas las personas jurídicas

consecuencia la omisión incurrida en el acta; por lo que corresponde revocar también el primer extremo de la observación. 23. Respecto del tercer extremo de la observación, referida a la consignación errónea, en la certificación notarial del acta de la sesión de consejo directivo del 09.12.2009, del número de registro del libro de actas del consejo directivo, el apelante ha acompañado a su recurso la copia certificada por el Notario de Huacho Carlos Reyes Ugarte de la última página del acta de la sesión aludida, en la que se consigna correctamente el número de registro del libro de actas del consejo directivo; por lo que corresponde dejar sin efecto el tercer extremo de la observación. Con relación a los derechos registrales, la liquidación es como sigue: Acto

D. de calificación

D. de Inscripción

Total

Consejo directivo

S/. 13.00

S/. 9.00

S/. 22.00

Junta calificadora y disciplinaria

S/. 13.00

S/. 9.00

S/. 22.00

Monto pagado

Derechos registrales Mayor derecho

S/. 22.00

S/. 44.00

S/. 22.00

La presente Sala Transitoria fue creada en mérito de la Resolución N° 249-2008-SUNARP/SN publicada el 31 de agosto de 2008, y sus miembros se designaron a través de la Resolución del Superintendente Adjunto de los Registros Públicos N° 10-2009-SUNARP/SA publicada el 1 de abril de 2009, por lo que este Colegiado cuenta con la competencia legal y funcional para decidir los recursos de apelación interpuestos dentro del procedimiento registral. Estando a lo acordado por unanimidad; VII. RESOLUCIÓN REVOCAR el primer y segundo extremos de la observación formulada por el Registrador al título referido en el encabezamiento, dejar sin efecto el tercer extremo de dicha observación; y, disponer la inscripción del título, previo pago del mayor derecho liquidado. Regístrese y comuníquese. GÜNTHER HERNÁN GONZALES BARRÓN, Presidente de Sala Transitoria Tribunal Registral SUNARP ÓSCAR ENRIQUE ESCATE CABREL, Vocal de Sala Transitoria Tribunal Registral SUNARP NÉLIDA PALACIOS LEÓN, Vocal de Sala Transitoria Tribunal Registral SUNARP NOTAS 1 LOHMANN LUCA DE TENA, Guillermo, “El negocio jurídico”, Edit. Grijley, Lima 1994, 2da. Ed. Pág.253. 2 DÍEZ-PICAZO, LUIS, “Fundamentos de Derecho Civil Patrimonial - Vol. I, Introducción Teoría del Contrato, Cuarta Edición, pág. 502. 3 No debe perderse de vista que la calificación registral no abarca todos los aspectos del título registrable, pues siendo su finalidad decidir el ingreso o no del acto inscribible al Registro, su evaluación se limita a la observancia de los requisitos exigidos para su acceso al Registro.

39

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

ASAMBLEA O JUNTA GENERAL

008 Convocatoria: Consignación en la agenda que se trata de una asamblea ordinaria para que se pueda adoptar cualquier acuerdo referido a los temas que le compete La resolución N° 153-2005-SUNARP-TR-L del 23.3.2005 señaló que: “No basta la consignación en la agenda del artículo de la Ley para entender que es materia de convocatoria a junta general de accionistas el tema regulado en dicha norma”. En ese mismo sentido, no basta que se indique el artículo del estatuto o, en este caso, simplemente que se indique que se trata de una “asamblea general ordinaria de delegados” para adoptar cualquier acuerdo que competa a dicha especial asamblea aun cuando no haya sido materia de convocatoria. En tal sentido, no es materia de cuestionamiento la competencia de la asamblea general ordinaria de remover a los directivos que crea conveniente, pero para ello, la convocatoria debe considerar dicha materia, en caso contrario el acuerdo no sería válido. TRIBUNAL REGISTRAL RESOLUCIÓN N° 1023 2009-SUNARP-TR-L Lima, 3 de julio de 2009 APELANTE : EFRAÍN RAÚL ENGRACIO HUAMÁN TÍTULO : N° 217974 del 30-3-2009 RECURSO : N° 33899 del 21-5-2009 REGISTRO : Personas Jurídicas de Lima ACTO(s) : Nombramiento de Consejo de Administración

(...) V. PLANTEAMIENTO DE LAS CUESTIONES Interviene como ponente la Vocal(s) Andrea Paola Gotuzzo Vásquez. Con el informe oral del abogado Edward Valenzuela Inga Huamán. De lo expuesto y del análisis del caso, a criterio de esta Sala la cuestión a determinar es la siguiente: -

¿Es suficiente que la convocatoria indique que se trata de una asamblea ordinaria, para que se pueda adoptar cualquier acuerdo referido a los temas que le compete?

VI. ANÁLISIS 1. Con el presente título se solicita la inscripción de la elección del consejo de administración de la Cooperativa de Ahorro y Crédito San Hilarión, realizada mediante asamblea general ordinaria de delegados el 29.3.2009. El artículo 28 del TUO de la Ley General de Cooperativas señala que en las cooperativas primarias con más de mil socios, las funciones de la asamblea general serán ejercidas por la “asamblea general de delegados”, constituida por delegados elegidos bajo la dirección inmediata y exclusiva del comité electoral, mediante sufragio personal universal, obligatorio, directo y secreto.

40

Reglas aplicables a todas las personas jurídicas

Asimismo, el artículo 41 del estatuto de la cooperativa prevé que las elecciones anuales en las que deben renovarse los tercios de delegados y miembros de los Consejos y Comités, estarán a cargo del Comité Electoral integrado por tres (3) miembros titulares y un suplente, entre quienes se elegirán al Presidente, Vicepresidente, Secretario y un Suplente. 2. Así, el comité electoral como órgano autónomo encargado de conducir las elecciones tiene por objeto llevar adelante un proceso eleccionario ordenado e imparcial. A dicho efecto debe tenerse en cuenta que la conducción de las asambleas generales corresponde usualmente al presidente del consejo de administración. Con la previa elección de un comité electoral el presidente –así como cualquier otro miembro del órgano directivo–, no tendrán participación en la conducción de la elección del siguiente consejo de administración. En virtud a ello, el Pleno del Tribunal Registral aprobó el siguiente precedente de observancia obligatoria: CONDUCCIÓN DE LAS ELECCIONES POR EL COMITÉ ELECTORAL EN LAS ASAMBLEAS UNIVERSALES “La asamblea general, aun cuando se celebre con la presencia y el voto a favor de la totalidad de asociados, no puede acordar incumplir la norma estatutaria que establece que las elecciones serán conducidas por un comité electoral”. Es decir, la norma estatutaria que establece que las elecciones deben ser conducidas por el comité electoral resulta de necesario cumplimiento. 3. De acuerdo al asiento C00031 de la partida N° 02019124 del Registro de Personas Jurídicas de Lima y sus antecedentes, el último Comité Electoral inscrito se encontraba conformado de la siguiente manera: Presidente: María Esther Miranda Valencia (26.3.2006 al 25.3.2009) Vicepresidente: Pedro Dueñas Ayquipa (23.3.2008 al 22.3.2011) Secretario: Odar Manuel García Rodríguez (25.3.2007 al 24.3.2010) Vocal Suplente: Cristel Pachas Rojas (23.3.2008 al 22.3.2009) A la fecha de celebración de la asamblea general ordinaria de delegados del 29.3.2009 tenían mandato vigente solo dos de los miembros del Comité Electoral: Pedro Dueñas Ayquipa y Odar Manuel García Rodríguez. En el acta de asamblea general ordinaria de delegados realizada el 29.3.2009 y de su reapertura del 15.4.2009 se advierte que instalada la mesa de dirección de la asamblea, se dejó constancia que se retiraron de la asamblea Francisco Mauro Ochoa Ríos, Juan Orlando Espino Donayre y Graciela Verónica Ruiz Chávez, presidente, vicepresidente y secretaria del consejo de administración, respectivamente; Teófilo Eleuterio Ríos Ramírez y Juana Hilda Minaya Salinas, presidente y secretaria del consejo de vigilancia, respectivamente; y Odar Manuel García Rodríguez, secretario de actas del comité electoral.

41

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

Con lo cual, el único directivo hábil presente del comité electoral, encargado de conducir las elecciones era Pedro Dueñas Ayquipa, quien por sí solo no podía intervenir válidamente como órgano colegiado. 4. Ante dicha situación, antes del desarrollo de la agenda se propone incluir como punto anterior al punto 7 de la agenda la remoción y elección de los reemplazos de los miembros de los consejos de administración, vigilancia y comité electoral, incluida su calidad de dirigentes, lo que es aprobado por unanimidad. Así en el sétimo punto de la agenda desarrollada en la asamblea ordinaria de delegados se acuerda la remoción por causa justa y elección de los reemplazos de los miembros de los Consejos de Administración, Vigilancia y Comité Electoral, incluida su calidad de directivos, de las siguientes personas: a) Francisco Mauro Ochoa Ríos, presidente del consejo de administración. b) Juan Orlando Espino Donayre, vicepresidente del consejo de administración. c) Graciela Verónica Ruiz Chávez, secretaria del consejo de administración. d) Teófilo Eleuterio Ríos Ramírez, presidente del consejo de vigilancia. e) Juana Hilda Minaya Salinas, secretaria del consejo de vigilancia. f) Odar Manuel García Rodríguez, secretario de actas del comité electoral. Entonces, de los dos directivos hábiles del comité electoral, se removió a uno de ellos, quedando solo uno hábil y por tanto, el órgano colegiado Comité Electoral se encontraría imposibilitado de funcionar válidamente. Así, en la Resolución N° 764-2007-SUNARP-TR-L del 5.10.2007 se indicó que “La falta de quórum del comité electoral en el proceso de renovación por tercios de los consejos determina que la elección adolezca de un defecto insubsanable que no pueda ser materia de rectificación”. Cabe señalar que si bien el caso resuelto con dicha apelación trataba de un comité electoral suspendido por medida cautelar, también se indicó que aunque dicha medida fuera levantada, el presidente del comité electoral no tendría mandato vigente. Entonces, dicho criterio no se circunscribe al caso de falta de quórum únicamente por una suspensión por medida cautelar, como afirma el apelante, sino que resulta aplicable en todos los casos en que no exista quórum, sea por vencimiento del plazo del mandato de directivos, por remoción en el cargo o por la simple inasistencia del número suficiente de miembros para que el órgano colegiado actúe válidamente. 5. Seguidamente, y ante dicha situación, se acuerda designar a María Esther Miranda Valencia y Pedro Dueñas Ayquipa como presidente y vicepresidente del comité electoral, a fin de llevar a cabo las elecciones. Por lo que corresponde verificar si dicho nombramiento resulta válido. 6. El artículo 16 del estatuto de la cooperativa, acorde con el artículo 26 del TUO de la Ley General de Cooperativas establece que la asamblea general de delegados/socios de naturaleza ordinaria o extraordinaria, es la máxima autoridad de la cooperativa y sus

42

Reglas aplicables a todas las personas jurídicas

acuerdos obligan a todos los socios presentes y ausentes, siempre que estos se hubieren tomado de conformidad con la Ley y el presente estatuto. El Reglamento General de los Registros Públicos, en su artículo 31, define a la calificación registral como la evaluación integral de los títulos ingresados al registro que tiene por objeto determinar la procedencia de su inscripción. Esta calificación registral se encuentra a cargo del Registrador Público, en primera instancia y del Tribunal Registral, en segunda instancia. Forma parte de la calificación registral comprobar entre otros aspectos que el acto o derecho inscribible, así como los documentos que conforman el título, se ajustan a las disposiciones legales sobre la materia y cumplen los requisitos establecidos en dichas normas. Así tenemos que cuando se solicite la inscripción de una elección de miembros de consejo de administración, en la calificación registral, el Registrador debe corroborar que el título presentado no solo se adecue a la partida registral, sino que debe revisar que la elección se ajuste a las disposiciones estatutarias y legales. 7. Con relación a la agenda de la convocatoria, esta instancia ha aprobado en el segundo pleno llevado a cabo los días 29 y 30 de noviembre de 20021, el siguiente precedente de observancia obligatoria: “AGENDA DE LA CONVOCATORIA A ASAMBLEA GENERAL La convocatoria a asamblea general de las asociaciones debe señalar las materias a tratar, no siendo válido adoptar acuerdos respecto a materias no consignadas en la convocatoria, o que no se deriven directamente de ellas”. Este precedente recogió el criterio adoptado en la Resolución N° 143-2002-ORLC/ TR del 20 de marzo de 2002, publicada el 5 de abril de 2002, el mismo que resulta aplicable a todo tipo de personas jurídicas. 8. La convocatoria a asamblea general es el llamado que se hace a los socios (delegados en el presente caso) para que concurran a la asamblea general. Aun cuando su Ley General no ha regulado los requisitos de la convocatoria, solo podrá considerarse que la asamblea ha sido convocada cuando se haya puesto en conocimiento de los socios el lugar, día y hora en que se celebrará la asamblea. Esto es, para que los asociados puedan concurrir a la asamblea general necesariamente debe indicárseles dónde y cuándo se celebrará la asamblea. En lo que respecta al objeto de la asamblea, esto es, los temas que serán tratados en la misma, podrían asumirse dos posiciones: a) Considerar que no es necesario indicar en la convocatoria los temas que serán tratados en la asamblea. De acuerdo con esta posición, bastará con llamar a los socios para que concurran a la asamblea general indicando cuándo y dónde se celebrará para que, una vez constituida la misma, esta pueda adoptar acuerdos respecto a cualquier materia. Esta posición

43

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

responde a la concepción de que los socios tienen derecho a asistir a la asamblea general, para lo cual deben ser llamados indicándoseles cuándo y dónde se celebrará. b) Considerar que es necesario indicar en la convocatoria los temas que serán tratados en la asamblea. De acuerdo con esta posición, en la convocatoria deberá indicarse no solo cuándo y dónde se celebrará la asamblea, sino además qué materias se tratarán en la misma. Esto es, la asamblea general únicamente podrá adoptar acuerdos respecto a las materias que se hayan señalado en la convocatoria. Esta posición responde a la concepción de que los socios tienen derecho a asistir a la asamblea general debidamente informados, para lo cual deben ser llamados indicándoseles cuándo, dónde y qué materias se tratarán. 9. La posición adoptada por nuestro ordenamiento en el artículo 85 del Código Civil que regula los requisitos de la convocatoria judicial, estableciendo entre ellos al objeto de la asamblea general, es aplicable a todo tipo de convocatoria, dado que los asociados tienen derecho a asistir a la asamblea general debidamente informados respecto a las materias que se tratarán en la misma si se trata de una asamblea convocada por el juez, igualmente tendrán derecho a asistir a la asamblea general debidamente informados si la asamblea es convocada por el órgano directivo. En conclusión, la convocatoria –sea judicial o no judicial–, debe señalar el objeto de la asamblea general, pues los socios tienen derecho a asistir a la misma debidamente informados respecto a las materias que se tratarán, no pudiéndose adoptar acuerdos respecto a materias no consignadas en la convocatoria. Siendo ello fundamento del precedente mencionado en el sétimo considerando. 10. En el caso materia de análisis, la publicación en el diario La Razón del 20.3.2009 convocaba a “asamblea general ordinaria de delegados” para tratar la siguiente agenda: “1. Lectura de Acta, Memoria e Informes de los Consejos y Comités. 2. Aprobación del programa anual de trabajo de Auditoría Interna año 2009. 3. Aprobación de los Estados Financieros al 31 de Diciembre del 2008. 4. Aplicación y distribución de Resultados (Remanentes). 5. Aprobación de Dietas y Gastos de Representación. 6. Determinar el mínimo de aportaciones que deben suscribir los socios para el año 2009. 7. Renovación de Tercios de Directivos de los Consejos y Comités”. Si bien la existencia de un comité electoral resulta ser un acto necesario para el desenvolvimiento del proceso eleccionario, y por tanto, podría decirse que la elección de dicho órgano se deriva de la agenda de “renovación de tercios”, no es menos cierto que en el presente caso, la elección del comité electoral para dicha elección no era necesaria en tanto, existían a esa fecha dos miembros con mandatos vigentes, que podían actuar válidamente. Sin embargo, se acordó la remoción de uno de ellos, lo que no fue materia de convocatoria ni se desprende de esta.

44

Reglas aplicables a todas las personas jurídicas

11. El apelante alega que siempre que se convoque a asamblea general ordinaria de delegados se podrán desarrollar como agenda todos los puntos estipulados en el artículo 18 del estatuto, que establece la competencia de dicha asamblea. El artículo 18 señala textualmente lo siguiente: “Compete a la Asamblea General Ordinaria de Delegados, que se celebrará una vez al año, dentro de los noventa días posteriores al cierre del ejercicio financiero anual: a) Examinar y pronunciarse sobre la gestión administrativa, financiera, económica (...). b) Elegir delegados ante organismo de grado superior. c) Elegir y/o remover por causas justificadas a los miembros de los Consejos y Comités. d) Determinar el mínimo de aportaciones que deben suscribir los socios. e) Autorizar, a propuesta del Consejo de Administración, la aplicación de los resultados. f) Fijar las dietas para los miembros de los consejos y comités, así como los gastos de representación. g) Aprobar el presupuesto anual operativos y de inversiones (...). h) Otros puntos que sean exclusivos de una asamblea general ordinaria”. Conforme se señaló anteriormente, la indicación de la agenda tiene como sustento la adecuada información a los socios de las materias que serán tratadas en la asamblea. Así, cabe mencionar la Resolución N° 153-2005-SUNARP-TR-L del 23.3.2005 en que señaló que “No basta la consignación en la agenda del artículo de la Ley para entender que es materia de convocatoria a junta general de accionistas el tema regulado en dicha norma”. En ese mismo sentido, no basta que se indique el artículo del estatuto o, en este caso, simplemente que se indique que se trata de una “asamblea general ordinaria de delegados” para adoptar cualquier acuerdo que competa a dicha especial asamblea aun cuando no haya sido materia de convocatoria. No es materia de cuestionamiento la competencia de la asamblea general ordinaria de remover a los directivos que crea conveniente, pero para ello, la convocatoria debe considerar dicha materia, en caso contrario el acuerdo no sería válido. 12. Por otra parte, el artículo 43 del estatuto de la cooperativa establece que el mandato de los miembros titulares de los consejos de administración, vigilancia y de los comités de educación y electoral será de (3) tres años y su renovación se efectuará por tercios, por lo cual podrá elegirse directivos por periodos menores. El periodo de vigencia de los vocales suplentes será solo un año. Entonces, la renovación por tercios implica la elección de los directivos titulares y suplentes necesarios para cumplir con el número son el que está conformados los consejos y comités, por fenecimiento del mandato de los anteriormente elegidos y solo en lo que respecta a ellos.

45

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

13. Como se puede apreciar de la convocatoria, el tema de agenda de la asamblea era la “Renovación de Tercios de Directivos de los Consejos y Comités”, tema que no implica, ni se desprende de este, la remoción de los directivos con mandato vigente. Por cuanto, para renovar los tercios de los consejos y comités no se requiere la previa remoción de directivos con mandato vigente. Tan es así, que la propia asamblea acuerda “incluir” dicho tema en la agenda, justamente porque no se encontraba en ella. Entonces, aunque hubiera sido válida la elección del comité electoral nombrado para el acto electoral desarrollado en la asamblea general ordinaria de delegados, el acuerdo que se solicita inscribir que es la elección del consejo de administración no resultaría válido por cuanto solo se convocó para la renovación por tercios y no para la remoción de los directivos con mandato vigente y nombramiento de sus reemplazos. 14. El artículo 42 del Reglamento General de los Registros Públicos prevé los supuestos de tacha sustantiva, siendo uno de ellos que el título adolezca de defectos insubsanables que afectan la validez del contenido del título, como en el presente caso que estamos ante un acto que no ha cumplido con los requisitos de una asamblea general válida, por lo que debe confirmarse la tacha. En consecuencia, se confirma la tacha sustantiva, resultando irrelevante pronunciarse por los defectos subsanables advertidos en la esquela de tacha. Interviene como Vocal Suplente Andrea Paola Gotuzzo Vásquez conforme a lo dispuesto por la Resolución de la Presidencia del Tribunal Registral N° 32-2009-SUNARP/ PT del 17 de febrero de 2009. Estando a lo acordado por unanimidad; VII. RESOLUCIÓN CONFIRMAR la tacha sustantiva formulada por el Registrador del Registro de Personas Jurídicas de Lima del título referido en el encabezamiento por los fundamentos expuestos en la presente Resolución. Regístrese y comuníquese. LUIS ALBERTO ALIAGA HUARIPATA, Presidente(e) de la Primera Sala del Tribunal Registral MARTHA DEL CARMEN SILVA DÍAZ, Vocal del Tribunal egistral ANDREA VÁSQUEZ, Vocal (s) del Tribunal Registral NOTA 1 Publicado en el diario oficial El Peruano el 22/1/2003.

009 Asamblea universal: Es aplicable a las personas jurídicas con órganos colectivos que requerirán convocatoria previa La asamblea universal no se encuentra expresamente prevista en la legislación que regula a las comunidades campesinas y tampoco en la que regula a las asociaciones, sin embargo, el concepto establecido en el artículo 120 de la Ley General de Sociedades, es igualmente aplicable, pues se trata también de órganos colectivos que usualmente requerirán de convocatoria previa para sesionar,

46

Reglas aplicables a todas las personas jurídicas

pero también podrán sesionar sin previa convocatoria cuando se encuentren presentes todos sus integrantes. TRIBUNAL REGISTRAL RESOLUCIÓN N° 404 -2009-SUNARP-TR-L Lima, 27 de marzo de 2009 APELANTE : ADRIANA TORRES CARVAJAL Título : N° 9410 del 15-9-2008 RECURSO : Escrito del 10 de diciembre de 2008 REGISTRO : Registro de Personas Jurídicas de Cañete ACTO(s) : Nombramiento de directivos de comunidad campesina

(...) V. PLANTEAMIENTO DE LAS CUESTIONES Interviene como ponente la Vocal Nora Marida Aldana Durán. De lo expuesto y del análisis del caso, a criterio de esta Sala las cuestiones a determinar son las siguientes: a) ¿Qué es una asamblea universal? b) ¿Puede ser considerada universal una asamblea de una comunidad campesina cuando en el acta se consigna que se remueven directivos que no asisten a la asamblea? VI. ANÁLISIS 1. El Código Civil, en su artículo 134 define a las comunidades campesinas como organizaciones tradicionales y estables de interés público, constituidas por personas naturales y cuyos fines se orientan al mejor aprovechamiento de su patrimonio, para beneficio general y equitativo de los comuneros, promoviendo su desarrollo integral. El artículo 2 de la Ley N° 24656 - “Ley General de Comunidades Campesinas”, define a las comunidades campesinas como organizaciones de interés público, con existencia legal y personería jurídica, integrados por familias que habitan y controlan determinados territorios, ligadas por vínculos ancestrales, sociales, económicos y culturales, expresados en la propiedad comunal de la tierra, el trabajo comunal, la ayuda mutua, el gobierno democrático y el desarrollo de actividades multisectoriales, cuyos fines se orientan a la realización plena de sus miembros y del país. Para la existencia legal de las comunidades campesinas se requiere su reconocimiento oficial por parte del Estado y su inscripción en el Registro (artículo 135 del Código Civil). En cuanto a su régimen de administración, las comunidades campesinas cuentan con asamblea general, directiva comunal y comités especializados por actividad y anexo (artículo 16 de la Ley N° 24656). 2. Con el presente título se solicita la inscripción de los acuerdos adoptados en la asamblea general de la Comunidad Campesina de Chilca del 1-9-2008, rectificados en asamblea del 12-10-2008, relativos a la remoción de la directiva presidida por Enrique Welter Tumay Cuya y la designación de sus reemplazantes que completarán el periodo

47

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

de mandato pendiente. En la asamblea del 12-10-2008, se eligió además al comité electoral que se encargará de la conducción de las siguientes elecciones. 3. Como lo señalan los artículos 38 y 39 del reglamento de la Ley General de Comunidades Campesinas (D.S. N° 008-91-TR), la asamblea general es el órgano supremo de la Comunidad y está constituida por todos los comuneros calificados, debidamente inscritos en el padrón comunal. Como sucede en todo órgano conformado por un número plural de integrantes, la asamblea general de la Comunidad campesina requiere ser convocada. Esto es, para su celebración se requiere efectuar previamente la citación para la misma. La convocatoria debe ser efectuada por persona legitimada para ello, en la forma y con la antelación prevista en el estatuto. En la convocatoria debe precisarse el día, hora y lugar de la reunión, para que los integrantes de la persona jurídica con derecho a asistir a la sesión puedan efectivamente asistir. Asimismo, deben consignarse las materias a tratar, para que los integrantes de la persona jurídica se informen con antelación y en base a los asuntos que se tratarán, decidan –según su interes–, si asistirán o no. 4. Con respecto a las personas legitimadas para convocar a asamblea general, el artículo 42 del D.S. N° 008-91-TR establece que la asamblea general será convocada por el presidente de la directiva comunal, y en ausencia o impedimento de este, corresponde al vicepresidente hacer la convocatoria. El artículo 43 de la norma citada prevé que en caso el presidente se negara a convocar a la asamblea general o no lo hubiera hecho en los plazos establecidos en el estatuto, el Juez de Paz del domicilio de la Comunidad, a solicitud de la quinta parte de los comuneros calificados, ordenará la convocatoria. 5. Ahora bien, existe un supuesto en el que la asamblea general puede celebrarse válidamente sin previa convocatoria: la asamblea universal. La asamblea universal es aquella que se celebra con la presencia de todos los integrantes habilitados para asistir a la asamblea general. En el caso de una Comunidad Campesina, será universal la asamblea que se celebra con la presencia de todos los comuneros calificados. El estatuto de la Comunidad Campesina de Chilca precisa en el Art. 84 que la asamblea general está constituida por todos los comuneros calificados hábiles, inscritos en el padrón comunal. En una asamblea universal no se requiere de citación previa, pues precisamente la citación es el llamado que se hace a los integrantes del órgano para que asistan a la sesión del mismo: en tanto se encuentran presentes todos los integrantes de la asamblea general, carece de objeto exigir que se haya cumplido previamente con efectuar dicho llamado. 6. La asamblea universal no se encuentra expresamente prevista en la legislación que regula a las Comunidades Campesinas, y tampoco en la que regula a las asociaciones.

48

Reglas aplicables a todas las personas jurídicas

Si se encuentra prevista en la Ley General de Sociedades, la que en el artículo 120 señala que la junta general se entiende convocada y válidamente constituida para tratar sobre cualquier asunto y tomar los acuerdos correspondientes, siempre que se encuentren presentes accionistas que representen la totalidad de acciones suscritas con derecho a voto y acepten por unanimidad la celebración de la junta y los asuntos que en ella se proponga tratar. Aun cuando la legislación que regula a las Comunidades Campesinas no prevé de manera expresa la asamblea universal, el concepto es igualmente aplicable, pues se trata también de órganos colectivos que usualmente requerirán de convocatoria previa para sesionar, pero también podrán sesionar sin previa convocatoria cuando se encuentren presentes todos sus integrantes. 7. Una asamblea será universal cuando haya asistido la totalidad de sus integrantes. Por ello, para acreditar que una asamblea general es universal, se requiere comparar a la totalidad de integrantes habilitados para asistir, con los integrantes que asistieron a la sesión, debiendo haber asistido la totalidad de los habilitados. Ahora bien, para determinar cuál es la totalidad de integrantes habilitados para asistir, así como para demostrar quiénes son los integrantes que asistieron, pueden emplearse declaraciones juradas. 8. El empleo de declaraciones juradas para demostrar el quórum (y la convocatoria) se encuentra regulado en la Res. N° 331-2001-SUNARP/SN, publicada el 3-12-2001. En lo que respecta a la declaración jurada relativa al quórum, el artículo 3 señala que en la calificación registral del quórum de las asambleas generales, en reemplazo de la lista de asistentes y del registro de miembros, podrá presentarse una declaración jurada formulada por el presidente del consejo directivo o por quien legal o estatutariamente se encuentre facultado para reemplazado. La declaración deberá contener: a) El número de miembros que se encuentran habilitados para concurrir a la asamblea respectiva, a la fecha del acta materia de calificación, precisando los datos necesarios que identifiquen al libro registro de miembros en que se basa para brindar la declaración tales como su número y fecha de legalización, si lo tuviera. b) El número y nombre de los miembros que asistieron y demás circunstancias que resulten necesarias para el cómputo del quórum. 9. Mediante Res. N° 609-2002-SUNARP/SN, publicada el 27-12-2002, se extendieron los alcances de la Res. 331-2001-SUNARP/SN –que había dispuesto su aplicación para las asociaciones y comités–, a las Comunidades Campesinas (entre otras personas jurídicas). El artículo 2.2 de la Res. N° 609-2002-SUNARP/SN dispuso que en el caso de las Comunidades Campesinas las declaraciones juradas sobre convocatoria y quórum corresponden ser emitidas, según corresponda, por el presidente de la directiva

49

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

comunal o su integrante debidamente facultado de acuerdo a sus disposiciones legales o estatutarias. La norma añade que en el caso de elecciones de la directiva comunal, el comité electoral u órgano análogo encargado de dirigir el proceso electoral presentará la declaración jurada sobre convocatoria a dichas elecciones y sobre el quórum respectivo. 10. En el Noveno Pleno del Tribunal Registral1 se aprobó el siguiente precedente de observancia obligatoria: “Declaraciones juradas respecto a la convocatoria y al quórum Las declaraciones juradas respecto a la convocatoria y al quórum reguladas en la Res. N° 331-2001-SUNARP/SN podrán ser formuladas por el presidente del consejo directivo que convocó o presidio la asamblea, según sea el caso, o por el nuevo presidente del consejo directivo elegido que se encuentre en funciones a la fecha en que se formula la declaración”. 11. En este caso, se presentó inicialmente el acta de asamblea general del 7-9-2008, en la que se acordó la remoción de la directiva presidida por Enrique Walter Tumay Cuya y se eligió a sus reemplazantes. En el acta no se consignó que se trataba de una asamblea universal. Se adjuntó relación de asistentes en número de 104. Ante las observaciones formuladas, se presenta escrito suscrito por Adriana Torres Carvajal –quien presidió la asamblea del 7-9-2008–, en el que manifiesta que la asamblea del 7-9-2008 contó con le participación de más del 50% de los comuneros calificados. 12. En el siguiente reingreso se presenta acta de asamblea del 12-10-2008, en la que se rectifica el acta del 7-9-2008 respecto al número de asistentes, señalando que fueron 103 y no 104 como se había consignado, y se señala que conformaban la totalidad de comuneros hábiles, “constituyendo la asamblea universal”. En este reingreso se presenta declaración jurada relativa al quórum de la asamblea del 12-10-2008, en la que se señala que los comuneros hábiles para asistir a la asamblea del 12-10-2008 eran 103, consignándose que los 103 asistieron a la sesión. La declaración jurada fue suscrita por Jorge Huapaya Bailada, quien en la sesión del 7-9-2008 había sido elegido como presidente de la directiva comunal en reemplazo del presidente removido. 13. Sin embargo, debe tenerse en cuenta que el artículo 3 de la Res. N° 3312001-SUNARP/SN establece: “(...) En caso de discrepancia entre el contenido del acta y de la declaración jurada, prima el contenido del acta, sin perjuicio de las responsabilidades que puedan derivarse de la inexactitud de la declaración. (...)”.

50

Reglas aplicables a todas las personas jurídicas

En este caso, a la sesión del 7-9-2008 no asistieron Enrique Walter Tumay Cuya e Hilda Manco Huapaya, quienes –entre otros–, fueron removidos de la directiva comunal. Al respecto debe tenerse presente que conforme al artículo 50 del reglamento de la Ley General de Comunidades Campesinas, para ser miembro de la directiva comunal se requiere –entre otros requisitos– ser comunero calificado. Por lo tanto, los referidos directivos eran comuneros calificados, y no asistieron a la asamblea del 7-9-2008. Si a esta asamblea no asistió la totalidad de comuneros calificados, la asamblea no fue universal. Y en tanto esta asamblea no fue convocada, la sesión no se celebró válidamente. Al respecto debe reiterarse que para que la asamblea sea universal se requiere la asistencia de la totalidad de comuneros calificados. Basta que falte uno para que una asamblea sin previa convocatoria no pueda celebrarse. 14. Resulta por tanto que la asamblea del 7-9-2008 no se celebró válidamente, por lo que no es válido el acuerdo de remover a la directiva inscrita y elegir a sus reemplazantes, entre los que se encuentra Jorge Huapaya Bailarla, quien convocó a la sesión del 12-10-2008. Esta última sesión es también inválida, por haber sido convocada por persona no legitimada, pues fue elegido como presidente en sesión inválida. Por lo expuesto, se confirman los numerales 1 y 3 de la denegatoria. Sin embargo, el defecto señalado es Insubsanable, por lo que al amparo del Art. 42 literal a) del Reglamento General de los Registros Públicos, corresponde disponer la tacha sustantiva del título. 15. En el numeral 2 de la denegatoria la Registradora se pronuncia respecto al padrón de comuneros N° 13 señalando que no procede determinar la universalidad sobre la base de este padrón, por haber sido legalizado con posterioridad a la celebración de la asamblea. Al respecto debe señalarse que la legalización de un padrón en fecha posterior a la celebración de la asamblea no constituye un defecto, pues la asamblea puede celebrarse aun cuando no se cuente con libro padrón legalizado. En este caso la que determina que no pueda darse mérito al referido padrón para acreditar el universo de comuneros es el defecto señalado en los numerales 1 y 3 de la denegatoria: las asambleas del 7-9-2008 y 12-10-2008 son inválidas, por lo que le directiva que figura como elegida el 7-9-2008 no se encuentra legitimada para llevar el padrón comunal. Por lo expuesto, se revoca el numeral 2 de la observación. 16. Debe añadirse que en el asiento N° 65 se ha inscrito el otorgamiento de poder a favor de Enrique Walter Tumay Cuya, en mérito a acta de asamblea general asentada en libro de actas N° 12 legalizado el 24-7-2007 por la Notaria Ítala Andrea Garrafa Peña, bajo el N° 1223-2007. El libro de actas en el que obran asentadas las actas en el título venido en grado es también el N° 12 legalizado ante esa misma Notaría, pero con otra fecha: 1-9-2008 y otro N° 1032-08. Por lo tanto, el libro de actas no concuerda con el antecedente registral, defecto del título por el que debe ampliarse la denegatoria,

51

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

Al respecto, en el 10° Pleno del Tribunal Registral2 se aprobó el siguiente precedente de observancia obligatoria: Legalización de apertura de libros (...) A efectos de verificar la concordancia entre el libro de la persona jurídica obrante en el título cuya inscripción se solicita y el antecedente registral, se debe tomar en cuenta el libro correspondiente contenido en el antecedente registral inmediato. Interviene la Vocal suplente Andrea Paola Gotuzzo Vásquez, autorizada mediante Resolución N° 019-2009-SUNARP/PT del 2.2.2009. Estando a lo acordado por unanimidad; VII. RESOLUCIÓN CONFIRMAR los numerales 1 y 3 de la denegatoria, REVOCAR el numeral 2 y AMPLIAR la denegatoria conforme a lo señalado en el numeral 16 del análisis y DISPONER LA TACHA SUSTANTIVA del título señalado en el encabezamiento de la presente resolución. Regístrese y comuníquese. NORA MARIELLA ALDANA DURÁN, Presidenta de la Tercera Sala del Tribunal Registral MIRTHA RIVERA BEDREGAL, Vocal del Tribunal Registral ANDREA PAOLA GOTUZZO VÁSQUEZ, Vocal (s) del Tribunal Registral NOTAS l Publicado en el diario oficial El Peruano el 5-1-2005. 2 Publicado en el diario oficial El Peruano el 9-6-2005.

LIBRO DE ACTAS

010

Libros de actas: Acreditación ante el notario para su certificación

Toda persona jurídica debe llevar sus libros en forma ordenada, debiendo acreditar ante el Notario la conclusión o pérdida del anterior para que proceda la certificación de un segundo libro (artículo 115 de la Ley del Notariado), acreditación que también se requerirá para el tercer y subsiguientes libros; sin embargo, al colocar el número que le corresponde al libro, el Notario tendrá a la vista el libro que ha concluido o certificación del libro que se ha perdido, no resultando exigible presentar ante el Notario todos los libros anteriores sino únicamente el inmediato anterior. TRIBUNAL REGISTRAL RESOLUCIÓN N° 1742-2009-SUNARP-TR-L Lima, 26 de noviembre de 2009 APELANTE : CARLOS ORMEÑO ZANARDI Título : N° 656282 del 16.9.2009 RECURSO : H.T.D. N° 78965 del 18.11.2009

52

Reglas aplicables a todas las personas jurídicas

REGISTRO : Registro de Personas Jurídicas de Lima ACTO(s) : REMOCIÓN Y NOMBRAMIENTO DE DIRECTIVOS

(...) V. PLANTEAMIENTO DE LAS CUESTIONES Interviene como Vocal ponente Mirtha Rivera Bedregal. De lo expuesto y del análisis del caso, a criterio de esta Sala la cuestión a determinar es la siguiente: - Si la Junta General de Accionistas del 15.9.2009, reúne los requisitos legales para acceder al Registro. VI. ANÁLISIS 1. Toda persona jurídica debe llevar sus libros en forma ordenada, debiendo acreditar ante el Notario la conclusión o pérdida del anterior para que proceda la certificación de un segundo libro (artículo 115 de la Ley del Notariado)1, acreditación que también se requerirá para el tercer y subsiguientes libros; sin embargo, al colocar el número que le corresponde al libro, el Notario tendrá a la vista el libro que ha concluido o certificación del libro que se ha perdido, no resultando exigible presentar ante el Notario todos los libros anteriores sino únicamente el inmediato anterior. 2. Ahora bien, ante el Registro no se acredita la conclusión o pérdida del libro anterior que da mérito a la apertura del siguiente libro –lo que debe acreditarse ante el Notario– pero sí debe verificarse que exista concordancia entre el libro de actas en el que obra asentada el acta cuya inscripción se solicita y el libro de actas que consta con el antecedente registral, de manera que no se incurra en duplicidad de libros del mismo órgano de una persona jurídica, ni en discrepancias. En tal sentido, el Registro verifica que se consigne el número secuencial que le corresponde al libro. Dicho criterio ha sido aprobado como precedente de observancia obligatoria en el Décimo Pleno del Tribunal Registral realizado los días 8 y 9 de junio de 2005, con el texto siguiente: “La persona jurídica debe acreditar ante el notario y no ante el registro la conclusión o pérdida del libro anterior para que proceda la legalización de un segundo y subsiguientes libros. A efectos de verificar la concordancia entre el libro de la persona jurídica obrante en el título cuya inscripción se solicita y el antecedente registral, se debe tomar en cuenta el libro correspondiente en el antecedente registral inmediato”. 3. Mediante el presente título se solicita la inscripción del acta de la junta general de accionistas del 15.9.2009, en mérito de las copias certificadas del Libro de Actas de la Junta General de Accionistas N° 3, expedidas por el notario de Lima Aurelio A. Díaz Rodríguez con fecha 15.9.2009. Cabe indicar que dicho libro fue aperturado el 14.9.2009 bajo el N° 1.326.2009, en cuya apertura se deja constancia que se anexa denuncia policial de pérdida del libro anterior (N° 2).

53

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

Revisada la partida registral, se advierte que en el asiento C00001 de la partida electrónica N° 02440113 consta registrado el acuerdo de Junta General de Accionistas del 14.9.2009 que dispuso otorgar poder a favor del gerente general José Carlos Rivas Urbina, siendo que dicho asiento se registró en mérito de la copia certificada del libro N° 3 expedida por el notario de Lima Serafín Martínez Gutarra el 15.9.2009. Cabe señalar que dicho libro fue aperturado el 10.9.2009 bajo el N° 1130-2009. 4. Como puede apreciarse, no existe congruencia entre dichos libros por los siguientes motivos: El libro de actas que se utilizó para inscribir el otorgamiento de poder que obra registrado en el asiento C00001 de la partida N° 02440113, es el N° 3 aperturado el 10.9.2009 bajo el N° 1130-2009. El libro de actas que se utiliza para tratar de inscribir la presente rogatoria es el N° 3 aperturado el 14.9.2009 bajo el N° 1.326.2009. De lo señalado se colige que si al 15.9.2009 se encontraba vigente el libro N° 3 (aperturado el 10.9.2009) pues en esa fecha se expidió la copia certificada por el notario Serafín Martínez Gutarra, entonces cómo puede abrirse otro libro signado con la misma numeración con fecha anterior, esto es, el 14.9.2009, advirtiéndose además que en la apertura del mismo se deja constancia acerca de la pérdida del libro anterior signado con el N° 2. Existe en consecuencia una incompatibilidad de libros y por consiguiente corresponde confirmar la observación formulada por el Registrador Público. 5. Debe añadirse que una de las garantías del Sistema Nacional de los Registros Públicos es la intangibilidad del contenido de los asientos registrales, salvo título modificatorio posterior o sentencia judicial firme (Art. 3, b) de la Ley N° 26366). Esta garantía encuentra sustento en el Principio de Legitimación contemplado en el artículo 2013 del Código Civil y Numeral Vll del Título Preliminar del Reglamento General de los Registros Públicos. Por el Principio de Legitimación entendemos que “el contenido de la inscripción se presume cierto y produce todos sus efectos, mientras no se rectifique o se declare judicialmente su invalidez”. Razones por las cuales no resulta atendible en sede registral la revocatoria del acuerdo de junta general de accionistas inscrito en el asiento C0001 de la partida N° 02440113. 6. Con relación a los derechos registrales, conforme al artículo 156 del TUO del Reglamento General de los Registros Públicos, este colegiado concuerda con la liquidación efectuada por el Registrador Público. Interviene el Vocal Suplente Gílmer Marrufo Aguilar autorizado mediante Resolución N° 165-2009-SUNARP/PT del 16 de setiembre de 2009. Estando a lo acordado por unanimidad

54

Reglas aplicables a todas las personas jurídicas

VII. RESOLUCIÓN CONFIRMAR la observación formulada por el Registrador Público del Registro de Personas Jurídicas de Lima y lo demás que contiene en mérito a los fundamentos expuestos en la presente resolución. Regístrese y comuníquese MIRTHA RIVERA BEDREGAL, Presidenta(e) de la Tercera Sala del Tribunal Registral SAMUEL GÁLVEZ TRONCOS, Vocal del Tribunal Registral GÍLMER MARRUFO AGUILAR, Vocal(s) del Tribunal Registral NOTAS 1 Decreto Legislativo N° 1049, publicado en el diario oficial El Peruano el día 26.06.2008

011

Apertura de libros de actas: Por pérdida o conclusión del anterior

Al realizarse la apertura de los libros de las personas jurídicas, el Notario no se encuentra obligado a consignar las razones por las cuales se efectúa tal acto, siendo de su exclusiva responsabilidad la acreditación ante su despacho la conclusión o la pérdida del Libro anterior. En ese sentido, si el notario consigna tal circunstancia, ello no debe ser calificado por el Registrador, pues este solo debe verificar que el libro perdido sea el mismo que consta en el antecedente Registral o que el nuevo libro sea el siguiente en el orden cronológico. TRIBUNAL REGISTRAL RESOLUCIÓN N° 033-2010-SUNARP-TR-L Lima, 08 de enero de 2010 APELANTE : ALFREDO ARENAS ARIAS TÍTULO : N° 751696 del 23-10-2009 RECURSO : H.T. N° 989 del 14-12-2009 REGISTRO : Registro Sociedades de Lima ACTO(s) : NOMBRAMIENTO DE DIRECTORIO

(...) V. PLANTEAMIENTO DE LAS CUESTIONES Interviene como ponente la Vocal Rosario del Carmen Guerra Macedo. De lo expuesto y del análisis del caso, a criterio de esta Sala la cuestión a determinar es la siguiente: -

Si en sede Registral procede verificar las razones por las que el Notario realiza la apertura de un segundo o subsiguiente Libro de la Persona Jurídica.

VI. ANÁLISIS 1. El Reglamento General de los Registros Públicos en su artículo 31, define a la calificación registral como la evaluación integral de los títulos presentados al Registro que tiene por objeto determinar la procedencia de su inscripción. Esta calificación registral se encuentra a cargo del Registrador, en primera instancia y del Tribunal Registral, en segunda instancia.

55

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

Asimismo, en el artículo 32 de la norma se establece cuáles son los alcances de la calificación registral, así señala que al calificar y evaluar los títulos debe confrontar la adecuación de los títulos con los asientos de inscripción de la partida registral en la que se habrá de practicar la misma, y, complementariamente, con los antecedentes registrales referidos a aquella, sin perjuicio de la legitimación de los asientos. De otro lado, se señala –entre otros alcances– que debe comprobarse que el acto o derecho inscribible, así como los documentos que conforman el título, se ajustan a las disposiciones legales sobre la materia y cumplen los requisitos establecidos en dichas normas. 2. En lo que corresponde a la calificación en el Registro de Sociedades, el artículo 44 del Reglamento del Registro de Sociedades ha previsto que en todas las inscripciones que sean consecuencia de un acuerdo de junta general, el Registrador comprobará que se han cumplido las normas legales del estatuto y de los convenios de accionistas inscritos en el Registro sobre convocatoria, quórum y mayorías, salvo las excepciones previstas en el Reglamento. El artículo 31 del mismo Reglamento señala que el nombramiento de gerentes, administradores, liquidadores y demás representantes de sociedades y sucursales, y otros actos relacionados se inscriben en mérito al parte notarial o de la copia certificada notarial de la parte pertinente del acta que contenga el acuerdo válidamente adoptado por el órgano social competente. En lo que respecta al contenido de la copia certificada del acta, el artículo 6 de la indicada norma establece que estas serán transcripciones literales de la integridad o de la parte pertinente del acta, mecanografiadas, impresas o fotocopiadas, con la indicación de los datos de la legalización del libro u hojas sueltas, folios de los que consta y donde obran los mismos, número de firmas y otras circunstancias que sean necesarias para dar una idea cabal de su contenido. En cuanto al contenido del asiento de inscripción el artículo 13 del Reglamento en mención establece que al inscribir acuerdos o decisiones societarias, el Registrador consignará en el asiento de inscripción entre otros datos: (...) e) El número de orden y la fecha de legalización del libro de actas u hojas sueltas, el nombre del Juez o Notario que lo legalizó y la provincia donde ejerce su función. 3. En el presente caso se ha solicitado la inscripción de la revocatoria del actual directorio y elegir al nuevo directorio acordado en Junta General Universal del 16 de octubre del 2009. El directorio elegido se encuentra presidido por Percy Pardavé Livia. La Registradora ha denegado la inscripción por cuanto no se ha acreditado la continuidad de los Libros, siendo que el título presentado contiene la copia certificada del acta expedida por el Notario Montoya Romero, así como copia certificada de la constancia de apertura del Libro 6, en el que la Notaria Ljubica Nada Sékula Delgado, da cuenta que realizó la apertura del Libro por haberse acreditado la conclusión del quinto libro legalizado ante el Notario Fausto Montoya.

56

Reglas aplicables a todas las personas jurídicas

La Registradora ha tachado el título por considerar defecto insubsanable la falta de identidad con lo consignado en el antecedente registral, por cuanto en el Libro 6 se deja constancia la conclusión de un Libro 5 que discrepa con el Libro 5 aperturado por el notario J.M. Sigifredo de Osambela. 4. Al respecto, el Pleno del Tribunal Registral aprobó el siguiente precedente de observancia obligatoria: LEGALIZACIÓN DE APERTURA DE LIBROS “La persona jurídica debe acreditar ante el notario y no ante el registro la conclusión o pérdida del libro anterior para que proceda la legalización de un segundo y subsiguientes libros. A efectos de verificar la concordancia entre el libro de la persona jurídica obrante en el título cuya inscripción se solicita y el antecedente registral, se debe tomar en cuenta el libro correspondiente contenido en el antecedente registral inmediato”. Criterio sustentado en las siguientes resoluciones: Resolución N° 055-2001- ORLC/ TR del 6.2.2001; Resolución N° 416-2000-ORLC/TR del 28.11.2000; Resolución N° 026-2002-ORLCITR del 18.1.2002 y Resolución N° 256-2002-ORLC/TR del 16.5.2002. De acuerdo al precedente, al realizar la apertura de los libros de las personas jurídicas, el Notario no se encuentra obligado a consignar las razones por las cuales realiza tal acto, siendo de su exclusiva responsabilidad si se acreditó ante su despacho la conclusión o la pérdida del Libro anterior. En ese sentido, si un Notario consigna tal circunstancia, ello no debe ser calificado para el Registrador, quien solo debe verificar si se trate del mismo que consta en el antecedente Registral o el siguiente en el orden cronológico. Por lo expuesto, corresponde revocar los fundamentos de la tacha del título. 5. Ahora bien, de acuerdo a lo que consta en el acta la junta general se reunió sin convocatoria por estar presentes 4,000 acciones que representan el 100% del capital social, no obstante en el asiento B00002, consta la inscripción del capital social ascendente a 6,100 acciones de un valor nominal de S/. 1.00 cada una como consecuencia del aumento de capital acordado en junta general del 20/01/2002 y junta general aclaratoria del 26/04/2002. En tal sentido, estamos ante una junta sin convocatoria, lo que ocasiona la invalidez de la Junta General, debiendo procederse a la tacha del título conforme lo prevé el artículo 42 inc. a) del Reglamento General de los Registros Públicos. Estando a lo acordado por unanimidad; VII. RESOLUCIÓN REVOCAR el fundamento de la tacha formulado por la Registradora del Registro de Sociedades de Lima, al título referido en el encabezamiento y DISPONER la tacha del mismo, por los distintos fundamentos señalados en la presente Resolución. Regístrese y comuníquese ROSARIO DEL CARMEN GUERRA MACEDO, Presidenta de la Primer Sala del Tribunal Registral MARTHA DEL CARMEN SILVA DÍAZ, Vocal del Tribunal Registral LUIS ALBERTO ALIAGA HUARIPATA, Vocal del Tribunal Registral

57

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

012 Apertura de libro de actas: Equivocación en el nombre del notario no impide inscripción de las actas Si existen elementos suficientes como para determinar que se trata de los mismos libros, la equivocación en el apellido del Notario en la apertura de los libros consistente en una sola letra, no debe ser causal de denegatoria de inscripción. TRIBUNAL REGISTRAL RESOLUCIÓN N° 1159-A-2009-SUNARP-TR-L Lima, 22 de julio de 2009 APELANTE : BERNARDO DEL ÁGUILA PAZ TÍTULO : 34337 del 16.1.2009 RECURSO : HTD. N° 11176 del 18.2.2009 REGISTRO : Personas Jurídicas de Lima ACTO(s) : CONSEJO DIRECTIVO

(...) V. PLANTEAMIENTO DE LAS CUESTIONES Interviene como ponente el Vocal Luis Alberto Aliaga Huaripata. De lo expuesto y del análisis del caso, a criterio de esta Sala las cuestiones a determinar son las siguientes: -

¿En qué supuestos procede la declaración de nulidad de las propias resoluciones?

-

¿Cómo se analiza la reelección de un miembro del órgano directivo?

VI. ANÁLISIS 1. Con el presente título se solicita la inscripción del consejo directivo de la ASOCIACIÓN DE PROPIETARIOS Y RESIDENTES VIPSE, cuya elección se efectuó en asamblea general del 19.12.2007 y donde resultó ganadora la lista N° 1 presidida por Bernardo Del Águila Paz, elección que fue conducida por el comité electoral electo en sesión de consejo del 9.10.2007. El acto señalado fue objeto de una tacha sustantiva, recogiendo el interesado la documentación conformante del mismo: 2. Constituyendo uno de los requisitos de admisibilidad a tenor del último párrafo del artículo 145 del Reglamento General de los Registros Públicos el acompañar el título cuando el usuario lo hubiere retirado; mediante Oficio N° 277-2009-SUNARP-TR-L del 6.5.2009, esta Sala solicitó al usuario dichos documentos a efecto de poder emitir pronunciamiento. El citado oficio fue notificado a la siguiente dirección: Augusto Wiese 1265 Urb. Vista Alegre - Surco, bajo la modalidad de acta de entrega bajo puerta1 el 11.5.2009, otorgándose 2 días para subsanar2. No habiendo reingresado documentación subsanatoria en el plazo señalado, el 15.5.2009 se expidió la Res. 662-2009-SUNARP-TR-L del 15.5.2009 en la que se resolvió declarar inadmisible el recurso presentado3.

58

Reglas aplicables a todas las personas jurídicas

3. Mediante HTD. 1176 del 9.6.2009, la presentante del título, Nelly Margarita Ccasa Charry, solicita se declare la nulidad de la Res. 662-2009-SUNARP-TR-L, argumentando que no se les ha notificado en el domicilio procesal. Revisado el recurso de apelación se aprecia que, el apelante fijó (en forma manuscrita en la parte final del escrito), como domicilio procesal: Av. Nicolás de Piérola 966 Of. 310 - Casilla 983 - Cercado el 21.5.2009, esto es, lugar distinto donde efectivamente se les notificó el Oficio 277-2009-SUNARP-TR-L (Augusto Wiese 265- Urb. Vista Alegre - Surco). 4. Constituye uno de los requisitos de admisibilidad del recurso, que conste el domicilio del recurrente, ello para efectos de las notificaciones. Este requisito que se encuentra directamente relacionado con la eficacia del acto administrativo, pues este es eficaz a partir de que la notificación legalmente realizada, conforme lo establece el artículo 16 de la Ley del Procedimiento Administrativo General, aprobada por Ley 27444. La eficacia es definida por Juan Carlos Morón Urbina4 como la aptitud que poseen los actos jurídicos para producir las consecuencias de toda clase que conforme a su naturaleza deben producir, dando nacimiento, modificando, extinguiendo, interpretando o consolidando la situación jurídica o derechos de los administrados. Si bien la consecuencia típica es la ejecutividad y la ejecutoriedad (art. 192), cada acto administrativo tiene sus efectos propios, tales como la habilitación para ejercer alguna actividad, en caso de licencias y autorizaciones, la existencia de obligaciones en los administrados (acto de gravamen), la creación de (derechos en los administrativos) actos favorables, etc. En el presente caso, el acto contenido en el Oficio 277-2009-SUNARP-TR-L del 6.5.2009 que tenía como finalidad que el usuario cumpla con el requisito de admisibilidad del recurso, no generó efecto alguno al ser notificado a un domicilio distinto al señalado en el recurso de apelación, no enterándose el apelante que debía subsanar tal aspecto. Es decir este acto no fue eficaz. 5. Esta omisión sin embargo, motivó a que se le aplicara el apercibimiento de tener por no presentado el recurso contenido en el artículo 147 del Reglamento General de los Registros Públicos y con ello la Res. 662-2009-SUNARP-TR-L declaró inadmisible el recurso de apelación. 6. El Capítulo II del Título I de la Ley 27444, regula la nulidad de los actos administrativos, señalando en su artículo 10 los supuestos en que este se produce, así señala que son vicios del acto administrativo que causan su nulidad de pleno derecho: “1. La contravención a la Constitución, a las leyes o a las normas reglamentarias. El defecto o la omisión de alguno de sus requisitos de validez, salvo que se presente alguno de los supuestos de conservación del acto. Los actos expresos o los que resulten como consecuencia de la aprobación automática o por silencio administrativo positivo, por los que se adquiere facultades, o derechos, cuando son contrarios al ordenamiento jurídico, o cuando no se cumplen con los requisitos, documentación o trámites esenciales para su adquisición.

59

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

4. Los actos administrativos que sean constitutivos de infracción penal, o que se dicten como consecuencia de la misma”. 7. El artículo 18 de la Ley 27444, regula la obligación de notificar, así señala que la notificación del acto será practicada de oficio y su debido diligenciamiento será competencia de la entidad que lo dictó. Los artículos 20 y ss regulan las modalidades5, plazos y contenidos de la notificación. El artículo 20.2 señala además que la autoridad no podrá suplir alguna modalidad con otra, bajo sanción de nulidad de la notificación, asimismo, el artículo 20.3 indica que el tratamiento igual al previsto en este capítulo corresponde a los citatorios, los emplazamientos, los requerimientos de documentos o de otros actos administrativos análogos. En ese sentido, tenemos que se ha dotado a la notificación de una serie de formalidades que resguardan el acto emitido por la autoridad administrativa y que tiene como finalidad el oportuno conocimiento al administrado para que este adquiera eficacia y por consiguiente le resulte oponible. En el caso bajo análisis la notificación del Oficio 277-2009-SUNARP-TR-L en la que se indicó que se acompañe los documentos que constituyen el título no cumplió con su finalidad ya que no se efectuó en el domicilio señalado por el interesado. 7. El acto administrativo es definido como las declaraciones de las entidades que, en el marco de normas de Derecho Público, están destinadas a producir efectos jurídicos sobre los intereses, obligaciones o derechos de los administrados dentro de una situación concreta (Art. 1 de la Ley 27444). Son sus requisitos de validez: La competencia, objeto o contenido, finalidad pública, motivación y procedimiento regular. Respecto del objeto o contenido, señala que los actos administrativos deben expresar su respectivo objeto, de tal modo que pueda determinarse inequívocamente sus efectos jurídicos. Su contenido se ajustará a lo dispuesto en el ordenamiento jurídico, debiendo ser lícito, preciso, posible física y jurídicamente, y comprender las cuestiones surgidas de la motivación. Al sustentarse el pronunciamiento emitido en la Resolución 669-2009-SUNARPTR-L en el incumplimiento del interesado al no presentar la documentación requerida con el oficio 277-2009-SUNARP-TR-L, el que no llegó a conocimiento del apelante, la resolución se encuentra inmersa en una causal de nulidad por contravenir las normas imperativas sobre notificación de acto administrativo. 8. El artículo 202 regula la nulidad de oficio cuando se produce alguna de las casuales establecidas en el artículo 10 de la misma Ley, señalando en el numeral 5 que los actos administrativos emitidos por consejos o tribunales regidos por leyes especiales competentes para resolver controversias en última instancia administrativa, solo pueden ser objeto de declaración de nulidad de oficio en sede administrativa por el propio consejo o tribunal con acuerdo unánime de sus miembros. Señala además que esta atribución solo puede ejercerse en el plazo de 1 año contado desde la fecha en que el acto es notificado al interesado. También procede que el titular de la entidad demande su nulidad en la vía de proceso contencioso-administrativo, siempre que la demanda se

60

Reglas aplicables a todas las personas jurídicas

interponga dentro de los tres años siguientes de notificada la resolución emitida por el consejo o tribunal. Es decir que de acuerdo a este artículo existen dos formas de declarar la nulidad de una resolución: -

Por la misma entidad administrativa.

-

Por el Poder Judicial a través de la acción contenciosa administrativa.

En el primero de los supuestos, la ley estableció que esta podía ser declarada por el superior jerárquico al funcionario que expidió la Resolución, y en el caso de no estar sometido a subordinación por el mismo funcionario. Es con la modificación introducida por el D. Leg. 1920, que se permite que los órganos colegiados puedan también declarar la nulidad de sus propios actos. En tal sentido, es procedente al amparo del artículo 10.2 y estando dentro del plazo a que se refiere el artículo 202.5 declarar la nulidad de la Res. 669-2009-SUNARPTR-L del 15.5.2009. 9. Consecuentemente, estando a que mediante H.T.D. N° 45401 del 7.7.2009, se acompañaron los documentos conformantes del título y que fueron solicitados ulteriormente con Oficio 414-2009-SUNARP-TR-L del 1.7.2009, es pertinente que esta Sala se pronuncie respecto del fondo del título. 10. En la asamblea general de elecciones del 19.12.2007 se realizó la elección: del consejo directivo en la que resultó ganadora la lista 1 de la cual forman parte: Dora Hortencia Daffós Prialé de Andrade como Tesorera e Isabel Palacios Ayllón de Baca, en el cargo de Vocal, quienes ya venían formando parte de los consejos directivos que van del periodo: 1.1.2004 al 31.12.2005 y 1.1.2006 al 31.12.2007, según se aprecia del asiento A 0004 de la partida registral. La Registradora ha denegado la solicitud argumentando que el estatuto establece que el artículo 51, inc. B), señala que para ser candidato se requiere: “No haber sido directivo de la asociación por más de dos periodos anteriores inmediatos”. El apelante refiere que el texto no señala lo que manifiesta la Registradora, esto es: Que los directivos de la asociación no pueden ser reelegidos por más de dos periodos consecutivos, y por consiguiente al no tener las señoras Dora Daffos Prialé de Andrade e Isabel Palacios Ayllón de Baca más de dos periodos inmediatos como miembros de la directiva sino solo dos periodos inmediatos no están impedidas de postular y ocupar cargo en un tercer periodo. 11. De acuerdo al artículo 51, inc. B), del estatuto los candidatos solo podrían tener como máximo dos periodos consecutivos como directivos para poder ser candidato a ocupar un puesto en el órgano directivo; de acuerdo a ello un directivo podría estar hasta en 3 periodos continuos. Sin embargo, el artículo 28 del estatuto señala: “Los miembros del consejo directivo serán elegidos por un periodo de dos años (02) pudiendo ser reelegidos solo por

61

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

otro periodo más”. De acuerdo a este artículo, solo es probable que un consejero se encuentre como tal dos periodos continuos. Nos encontramos por consiguiente frente a dos normas contradictorias en el estatuto de la asociación, por lo que habría que determinar cuál es la que resulta aplicable, teniendo en cuenta que existen diversos momentos en el proceso eleccionario de los representantes de la asociación. 12. La norma del artículo 54 está orientada a un acto previo a la elección como lo es evaluación y depuración de los candidatos. Ahora bien, se supone que una vez admitida esta etapa cualquiera de aquellos que la superaron estarían en aptitud de ocupar un cargo directivo; sin embargo, en el presente caso ello no sucede así, pues la norma contenida en el artículo 28 del estatuto se refiere a la propia elección de las personas que integrarán el órgano directivo, prohibiendo que se elija a una persona por tercera vez consecutiva, como se aprecia esta norma es de naturaleza restrictiva, por lo que resultará aplicable y por consiguiente deberá cumplirse en los miembros del órgano directivo. 13. Las señoras Isabel Palacios Ayllón y Dora Hortensia Daffos Pialé de Andrade, venían ocupando cargos directivos en el consejo para los periodos: 1.1.2004 al 31.12.2005 y 1.1.2006 al 31.12.2007, esto es para dos periodos consecutivos. Del asiento A 0004 puede apreciarse que Isabel Palacios Ayllón ocupó en el consejo directivo el cargo de Pro-tesorera para el periodo 1.1.2004 al 31.12.2005 y el cargo de Vocal para el periodo que va del 1.1.2006 al 31.12.2007. Asimismo, Dora Hortensia Daffós Prialé de Andrade, ocupó en esos mismos periodos los cargos de Vocal y Protesorero, respectivamente. 14. El artículo 35 del estatuto señala las atribuciones y responsabilidades del tesorero, mientras que el 36 referido al Pro-tesorero establece: “Tendrá las mismas funciones que el tesorero en caso de ausencia y/o enfermedad” De ello se infiere que el ejercicio efectivo de este cargo se va a producir solo en esos supuestos, es decir funcionará como un suplente, de allí que no puede sostenerse que forma parte del consejo directivo puesto que puede ser que efectivamente no llegó a ejercer las atribuciones encomendadas al tesorero, ya que este no se ausentó. En ese sentido, y estando a la especial naturaleza de las funciones que el estatuto le confiere al cargo de Pro-tesorero, no puede hablarse de que ambas personas estén efectivamente en un tercer periodo consecutivo, y por consiguiente no existiría propiamente una contravención al artículo 28 del estatuto. Téngase en cuenta que ello no implica amparar el argumento del apelante que se sustenta en el artículo 54 inciso b) y en que en los periodos consecutivos, las señoras mencionadas ocuparon distintos cargos, entendiéndose que la elección por dos periodos consecutivos está referida a ocupar un mismo cargo, pues no haciendo distinciones el estatuto no cabe hacerlas en el presente caso, entendiéndose que la prohibición resulta genérica, sino que la denegatoria se sustenta en la especial naturaleza de las funciones que se le otorga al cargo de Pro-tesorero, cargo que ocuparon ambas señoras en distintos periodos.

62

Reglas aplicables a todas las personas jurídicas

Por lo expuesto, debe procederse a revocar la tacha. 15. La Registradora solicita se acompañe la publicación de la convocatoria a asamblea del 9.10.2007, sin embargo en esa fecha se llevó a cabo una sesión del consejo directivo, en la que se eligió al comité electoral de acuerdo al artículo 41 del estatuto6, por lo que no es necesario que se efectúe publicaciones de la convocatoria tal como lo establece el artículo 21 del estatuto, en tanto esta norma está referida a convocatoria de asambleas generales. Corresponde revocar el segundo extremo de la tacha. 16. Se observa la declaración jurada de convocatoria a la sesión del consejo directivo del 9.10.2007, porque no se encuentra firmada por el secretario del órgano directivo conforme lo establece el artículo 34 del estatuto que señala como facultad del secretario general redactar la correspondencia citaciones y demás documentos de la asociación y firmarlas conjuntamente con el presidente. Lo que se ha presentado para acreditar la convocatoria a la sesión del consejo directivo es la declaración jurada y no la citación misma; y si bien esta última ha sido transcrita en la declaración y en ella solo aparece convocando el Presidente del consejo, se aprecia el cumplimiento del artículo 31 inciso b) del estatuto que establece como atribución y responsabilidad del presidente: El Convocar, presidir y dirigir la asambleas generales y sesiones del consejo directivo, por lo que la omisión en la esquela de la firma del secretario, es una formalidad que no invalida la sesión, por lo que no debió ser materia de observación, más aún cuando este secretario aparece firmando el acta de la sesión el consejo del 9.10.2007. Corresponde revocar el literal a) del tercer extremo de la tacha. 17. En los documentos que acompaña el interesado, luego de haber retirado la documentación conformante del título al haber sido tachado, figura una declaración jurada de quórum a la sesión del 9.10.2007 con la firma legalizada notarialmente del presidente, por lo que debe dejarse sin efecto el literal b) del tercer extremo de la tacha. 18. Al inicio del acta de sesión del consejo directivo del 9.10.2007 se indica que se reapertura el acta, sin embargo de su contenido, no queda claro si se trata efectivamente de una reapertura o del acta original, debiendo aclarar dicho aspecto. Debe confirmarse el quinto extremo de la denegatoria de inscripción. 19. De acuerdo al artículo 83 del Código Civil, la asociación se encuentra obligada llevar libro de actas de asamblea general, consejo directivo y registro de asociados. El acta del 9.10.2007 correspondiente a la sesión del órgano directivo en la que se elige el comité electoral corre asentado a fs. 263 y 264 del “Libro de Actas N° 11”, no pudiéndose verificar del antecedente registral si este corresponde al consejo directivo, por lo que resulta necesario que se presente certificación notarial en la que se indique que en este libro corren extendidas las actas del consejo directivo, la que no necesariamente se realizará en la hoja de apertura del libro, esto es por el mismo notario que efectuó la legalización de la apertura.

63

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

Corresponde confirmar el cuarto extremo de la denegatoria de inscripción. 20. Es otro de los defectos advertidos el error en en la declaración jurada de quórum a la asamblea del 19.12.2007 del nombre del Notario que efectuó la legalización de apertura de los libros padrones de la asociación. En el antecedente registral (asiento A 0004) figura que los libros padrón de asociados titulares 2, y padrón de asociados tomo 2 han sido abiertos por el notario Igor Sobrevilla Donayre, mientras que en la declaración jurada se ha indicado que el Notario es Igor Sobrerilla; sin embargo, consta que en la declaración jurada se ha indicado el número cronológico asignado en la Notaría, así como la fecha en que ambos libros se abrieron, es decir existen elementos suficientes como para determinar que se trata de los mismos libros por lo que la equivocación en el apellido del Notario: Sobrerilla por Sobrevilla, la que solo además consiste en una sola letra, no debe ser causal de denegatoria de inscripción. Por consiguiente, debe revocarse el sexto extremo de la tacha. 21. Los derechos registrales se encuentran cancelados. Interviene como Vocal ponente Gílmer Marrufo Aguilar, autorizado mediante la Resolución N° 010-SUNARP/PT del 11.6.2009. Estando a lo acordado por unanimidad; VII. RESOLUCIÓN 1. Declarar Nula la Res. 662-2009-SUNARP-TR-L del 15.5.2009 expedida por esta Primera Sala del Tribunal Registral. 2. REVOCAR LA TACHA y DISPONER LA OBSERVACIÓN del título referido en el encabezamiento al adolecer de defectos subsanables. 3. REVOCAR el primer, segundo, literal a) del tercer extremo y sexto extremo de la denegatoria de inscripción, CONFIRMAR el cuarto y quinto extremos, DEJAR SIN EFECTO el literal b) del tercer extremo de la denegatoria de inscripción. Regístrese y comuníquese. ROSARIO DEL CARMEN GUERRA MACEDO, Presidenta de la Primera Sala del Tribunal Registral LUIS ALBERTO ALIAGA HURIPATA, Vocal del Tribunal Registral GÍLMER MARRUFO AGUILAR, Vocal (s) del Tribunal Registral NOTAS 1 “Art. 21.5 de la Ley 27444, Numeral incluido por el Artículo 1 del Decreto Legislativo N° 1029, publicada el 24 junio 2008. En el caso de no encontrar al administrado u otra persona en el domicilio señalado en el procedimiento, el notificador deberá dejar constancia de ello en el acta y colocar un aviso en dicho domicilio indicando la nueva fecha en que se hará efectiva la siguiente notificación. Si tampoco pudiera entregar directamente la notificación en la nueva fecha, se dejará debajo de la puerta un acta conjuntamente con la notificación, copia de los cuales serán incorporados en el expediente”. 2 Así lo establece el artículo 147 del Reglamento General de los Registros Públicos: La Oficina de Trámite Documentario, o quien haga sus veces, verificará los requisitos establecidos en el Artículo 145. Si no se hubieran cumplido, esta Oficina está obligada a recibir los recursos bajo condición de ser subsanado el defecto u omisión en el plazo de dos días, anotándose en el escrito y en la copia dicha circunstancia. Subsanado el defecto u omisión advertido se considerará presentado el recurso desde la fecha inicial.

64

Reglas aplicables a todas las personas jurídicas

3 4 5 6

Transcurrido el plazo antes indicado sin que el defecto u omisión fuera subsanado, el recurso se tendrá por no presentado y será devuelto al interesado. Esta resolución fue notificada a: Av. Nicolás de Piérola 966 Of. 310 - Casilla 983 - Cercado el 21.5.2009. En “Comentarios a la Ley del Procedimiento Administrativo General”. Gaceta Jurídica. Cuarta Edición, pág. 169170. Se encuentra referida a las formas: personal, telegrama, correo certificado, telefax, publicaciones en diarios, etc. Art. 41 del estatuto: El comité electoral será nombrado por el consejo directivo de la asociación en el mes de octubre del segundo año del periodo.

013 Compatibilidad entre libros de actas: Forma parte de la calificación registral Es objeto de evaluación en sede registral la compatibilidad entre el libro de actas en que consta el acuerdo cuya inscripción se solicita y el libro de actas en que consta asentado el último acuerdo vinculado inscrito. TRIBUNAL REGISTRAL RESOLUCIÓN N° 432-2009-SUNARP-TR-L Lima, 30 de marzo de 2009 APELANTE : ADRIANA CEFERINA NEYRA LÓPEZ VDA. DE SÁNCHEZ TÍTULO : N° 6113 del 2-4-2008 RECURSO : Presentado el 29-12-2008 REGISTRO : Registro de Sociedades del Callao ACTO(s) : Remoción y nombramiento de gerente general

(...) V. PLANTEAMIENTO DE LAS CUESTIONES Interviene como ponente el Vocal Fredy Luis Silva Villajuán. De lo expuesto y del análisis del caso, a criterio de esta Sala la cuestión a determinar es la siguiente: - Si el original del acta de junta general de accionistas de una sociedad, extendida en documento especial, tiene mérito para sustentar la inscripción de la remoción y nombramiento del nuevo gerente general. VI. ANÁLISIS 1. Con el título venido en grado de apelación se solicita la inscripción de la remoción del gerente general de la Empresa de Transportes y Servicios Los Ángeles del Perú S.A. y el nombramiento de la nueva gerente general, Adriana Ceferina Neyra López Vda. de Sánchez, en mérito del original del acta de junta general de accionistas del 31-3-2008, extendida en documento especial. El Registrador cuestiona la formalidad del documento presentado señalando que el acta que contiene los acuerdos cuya inscripción se solicita debe estar asentada en el libro de actas de la sociedad y por ello, presentarse copias certificadas notarialmente de dicha acta. 2. Según lo previsto por el artículo 134 de la Ley General de Sociedades (LGS), los acuerdos adoptados en junta general se plasman en actas, las cuales expresan un resumen de lo acontecido en la reunión. Dichas actas, redactadas con la formalidad señalada

65

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

en el artículo 135 de la LGS, pueden asentarse en un libro abierto especialmente para dicho efecto, en hojas sueltas o en cualquier otra forma que permita la ley. Excepcionalmente, cuando no sea posible asentar el acta en la forma establecida en el párrafo precedente, se extenderá en un documento especial, con la firma de todos los accionistas concurrentes, documento que se adherirá o transcribirá al libro o a las hojas sueltas, en cuanto estos se encuentren disponibles (Art. 136 LGS). El segundo párrafo del artículo 6 del Reglamento del Registro de Sociedades, precisa que las actas que consten en documentos especiales se inscribirán solo después que hayan sido adheridos o transcritos al libro u hojas sueltas correspondientes y que, excepcionalmente, se inscribirán cuando, por razones de imposibilidad manifiesta debidamente acreditados a criterio del Registrador, no resulte posible adherirlos o transcribirlos. Finalmente, conforme a lo previsto por el artículo 14 de la LGS, para la remoción y designación de nuevo gerente de una sociedad se requiere la presentación de copia certificada notarialmente del acta respectiva. 3. Tenemos entonces que para la inscripción de un acuerdo de junta general de accionistas que no requiere el otorgamiento de escritura pública, debe presentarse copia certificada del acta en la que conste el acuerdo, siendo por lo tanto, dicha copia certificada el título que dará mérito para la inscripción del acto rogado (remoción y designación de nuevo gerente general). El acta puede asentarse en un documento especial, el cual se inscribirá solo después de que haya sido adherida o transcrita al libro de actas u hojas sueltas, siendo que excepcionalmente podrá inscribirse directamente, cuando se acredite la imposibilidad de adherirse o transcribirse en el libro de actas u hojas sueltas. Cabe precisar que es objeto de evaluación en sede registral la compatibilidad entre el libro de actas en que consta el acuerdo cuya inscripción se solicita y el libro de actas en que consta asentado el último acuerdo vinculado inscrito. En el presente caso, no se ha cumplido con asentar el acta de la junta general de accionistas del 31-3-2008 en el libro de actas de juntas generales de la sociedad ni con presentar copia certificada de dicha acta, habiéndose adjuntado, por el contrario, el original de la referida acta extendida en documento especial. Asimismo, tampoco se ha acreditado la imposibilidad de su transcripción o adhesión, de conformidad con el artículo 6 del Reglamento del Registro de Sociedades. En consecuencia, siendo que en el documento presentado no reúne la formalidad exigida, debe confirmarse el numeral 1 de la observación. 4. En el numeral 2 de la observación, señala el Registrador que no se ha indicado el nombre de la persona que se remueve en el cargo de gerente general de la sociedad, en aplicación de lo previsto por el artículo 14 de la LGS. Al respecto, debe señalarse que, efectivamente, el referido artículo 14 establece que en el nombramiento, revocación, renuncia, modificación o sustitución de representantes o administradores de una sociedad, debe inscribirse dejando constancia del nombre y documento de identidad del designado o del representante, para efectos de su determinación.

66

Reglas aplicables a todas las personas jurídicas

En el presente caso, se señala en el acta de la sesión de junta general del 31-3-2008 que “(...) atendiendo a la gestión que se viene realizando es necesario remover del cargo al actual gerente general y nombrar a un nuevo gerente general. Luego de diversas intervenciones SE ACORDÓ POR UNANIMIDAD remover al actual gerente general, asimismo SE ACORDÓ POR UNANIMIDAD nombrar como nueva gerente general a doña ADRIANA CEFERINA NEYRA LÓPEZ VDA. DE SÁNCHEZ (...)”. Podrá apreciarse que en el acta no se precisa cuál es el nombre del gerente general removido, limitándose a señalar que se remueve al actual gerente general. En tal sentido, habiéndose incumplido con un requisito legal, corresponde confirmar el numeral 2 de la observación. 5. Constituye una de las obligaciones que tienen las instancias de calificación registral, la verificación de la existencia de obstáculos que emanen de la partida en la que deberá practicarse la inscripción, así como de títulos pendientes relativos a la misma que puedan impedir temporal o definitivamente la inscripción, conforme a lo previsto por el literal b) del artículo 32 del Reglamento General de los Registros Públicos. En el caso de verificarse la existencia de obstáculos insalvables que emanen de la partida registral, el Registrador deberá proceder a la tacha sustantiva del título de conformidad con el literal d) del artículo 42 del reglamento General de los Registros Públicos. 6. En los numerales 3 y 4 de la observación, el Registrador ha señalado que se encuentran pendientes de inscripción los títulos N° 2184 del 4-2-2008, N° 2264 del 5-22008, N° 6110 del 2-4-2008, N° 2185 del 4-2-2008 y N° 2406 del 6-2-2008. Al respecto, se aprecia del Sistema de Información Registral que a la fecha dichos títulos se encuentran tachados por haber vencido el plazo de vigencia de su asiento de presentación, razón por la que debe dejarse sin efecto los numerales 3 y 4 de la observación. 7. Se deja constancia que si bien en el asiento C 00026 se ha registrado en mérito al título 10496 del 6-6-2008, la designación de Wílmer Manuel Campos Izquierdo como administrador judicial de la sociedad, según lo dispuesto por las Resoluciones N° 11 del 16-4-2008 y N° 17 del 10-9-2008; dicha inscripción no constituye obstáculo para la eventual inscripción del título venido en grado de apelación, pues la referida designación de administrador judicial se ha efectuado con posterioridad al asiento de presentación del título venido en grado de apelación. 8. Conforme a lo previsto por el artículo 156 del Reglamento General de los Registros Públicos, cuando el Tribunal Registral confirme o revoque una observación, deberá pronunciarse sobre la liquidación de los derechos registrales. En tal sentido, los derechos registrales por la inscripción del título venido en grado de apelación ascienden a S/. 37.00 nuevos soles, de los cuales se han pagado S/. 21.00 nuevos soles, quedando pendiente de pago la suma de S/. 16.00 nuevos soles. VII. RESOLUCIÓN CONFIRMAR los numerales 1 y 2 de la observación formulada por el Registrador del Registro de Sociedades del Callao y DEJAR SIN EFECTO los numerales 3 y 4

67

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

de la misma observación, conforme a los fundamentos expuestos en el análisis de la presente resolución. Regístrese y comuníquese. FERNANDO TARAZONA ALVARADO, Presidente de la Segunda Sala del Tribunal Registral ELENA ROSA VÁSQUEZ TORRES, Vocal del Tribunal Registral FREDY LUIS SILVA VILLAJUÁN, Vocal del Tribunal Registral

014

Libros legalizados por autoridad administrativa: Calificación

Cuando se trate de libros legalizados por una autoridad administrativa, a efectos de verificar la concordancia de los libros con el antecedente registral inmediato, el registrador debe limitarse a descartar la posible incongruencia en cuanto a las fechas de legalización de los mismos, ya que la legalización constituye un acto administrativo correspondiéndole a la autoridad administrativa, determinar, con arreglo a su normativa, la denominación que llevarán los libros. TRIBUNAL REGISTRAL RESOLUCIÓN N° 378-2009-SUNARP-TR-L Lima, 19 de marzo de 2009 APELANTE : JOSE MARÍA ARIAS PORTUGAL TÍTULO : N° 58 543 del 03.09.2008 RECURSO : N° 80075 del 01.12.2008 REGISTRO : Personas Jurídicas de Lima ACTO(s) : OTORGAMIENTO DE PODERES Y OTROS

(...) V. PLANTEAMIENTO DE LAS CUESTIONES Interviene como ponente la Vocal Martha del Carmen Silva Díaz. De lo expuesto y del análisis del caso, a criterio de esta Sala las cuestiones a determinar son las siguientes: - Si la conformación de la asamblea nacional de la Federación de Empleados Bancarios del Perú es un aspecto que debe ser calificado por el Registrador para la inscripción del título materia derogatoria. - Si corresponde al Registro exigir el cumplimiento de determinados requisitos en la legalización de los Libros de una organización sindical, siendo este acto competencia de la autoridad administrativa de trabajo. VI. ANÁLISIS 1. De acuerdo a lo dispuesto en el primer párrafo del artículo 2011 del Código Civil1, los Registradores y el Tribunal Registral en sus respectivas instancias califican la legalidad de los documentos en cuya virtud se solicita la inscripción, la capacidad de los otorgantes y la validez del acto, por lo que resulta de ellos, de sus antecedentes y de los asientos de los registros públicos.

68

Reglas aplicables a todas las personas jurídicas

Concordantemente, el Reglamento General de los Registros Públicos en su artículo 31 señala que la calificación es la evaluación integral de los títulos presentados al registro con el objeto de determinar la procedencia de su inscripción, con la precisión de que en el marco de la calificación registral, el Registrador y el Tribunal Registral propiciarán y facilitarán las inscripciones de los títulos ingresados al registro. A su vez, el artículo 32 del mismo Reglamento indica que la calificación registral comprende entre otros, el siguiente aspecto: d) comprobar que el acto o derecho inscribible, así como los documentos que conforman el título, se ajuste a las disposiciones legales sobre la materia y cumplen los requisitos establecidos en dichas normas. 2. Mediante el título venido un grado de apelación se solicita la inscripción del otorgamiento de poderes generales y especiales de disposición a favor de José María Arias Portugal y Héctor Pérez Pérez, ambos como persona natural, pertenecientes a la Federación de Empleados Bancarios del Perú (en adelante FEB), inscrita en la ficha N° 13452 que proviene de fojas 273 del Tomo 0003 de Asociaciones, que continúa en la partida electrónica N° 3001763 del Registro de Personas Jurídicas de Lima. El Registrador ha denegado la Inscripción del presente título y ha dispuesto la tacha del mismo, por considerar que en el Libro Padrón de Afiliados presentado no se ha acreditado la conformación establecida en el art. 28 del Estatuto de la Federación de Empleados Bancarios del Perú que establece lo siguiente: “Artículo 28: La Asamblea Nacional de la FEB está compuesta por: A) Los Secretarios Generales y los Delegados Nacionales de los Centros Federados de Base de Lima, Callao y Balnearios del Sur, los delegados directos o indirectos de las seccionases Regionales y seccionales departamentales con derecho a voz y volo en la siguiente proporción. Un (01) Delegado. hasta 50 Federados. Dos (02) Delegados, hasta 100 Federados. Tres (03) Delegados, hasta 150 Federados. Cuatro (04) Delegados, hasta 200 Federados. Cinco (05) Delegados, por más de 200 Federados”. Del mismo modo el Registrador ha señalado que el defecto advertido constituye una contravención del Estatuto hecho que afecta la validez de la Asamblea Nacional del 19.06.2008, así como la validez de los acuerdos en ella tomados, entre los cuales se encuentra la convocatoria para el Congreso Nacional de la FEB. Al respecto debe indicarse que para la inscripción de acuerdos adoptados en asambleas generales de una persona jurídica debe acreditarse la convocatoria y el quórum de acuerdo al estatuto y la ley aspectos que determinan la validez de los acuerdos. Estos aspectos se acreditan con le presentación del aviso de convocatoria y copia legalizada por notario o autenticada por fedatario del libro registro de asociados (artículo 83 del Código Civil) documento que será confrontado con la lista de asistentes de le asamblea,

69

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

Alternativamente la Superintendencia Nacional de los Registros Públicos ha establecido en la Resolución N 331-2001-SUNARP/SN que tanto la convocatoria como el quórum pueden ser acreditados mediante declaraciones juradas. Abocándonos al caso concreto cabe señalar que con el título venido en grado de apelación se ha presentado declaración jurada de quórum de la Asamblea Nacional Extraordinaria de la FEB de fecha 19 de junio del 2008, documento en el cual se indica que actualmente la FEB está conformada solo por dos centros federados, hoy sindicatos centros federados, cuya representación recae en sus secretarios generales (2) y sus respectivos delegados (10). Asimismo, debe mencionarse que en su escrito de apelación de fecha 03.12.2008 el solicitante señala que en la actualidad las llamadas seccionales regionales y seccionales departamentales con derecho a voz y voto, así como los centros federados de la base de Callao y Balnearios del Sur ya no existen por lo que, resulta material y formalmente imposible su participación en la asamblea nacional, precisando además que el Registrador debió calificar el quórum de le asamblea en función a los miembros actuales y hábiles de la FEB. 3. De conformidad a lo previsto por el segundo párrafo del artículo I de la Resolución N° 331-2001.SUNARP-SN del 29-11-2001: la verificación de la calidad de miembro de la asociación, del comité, o de delegado de quienes asisten a la asamblea sea personalmente o mediante representante o mandatario, y de que se encuentren habilitados para ejercer el derecho a volar corresponde exclusivamente a los representantes o personas designadas por la ley o el estatuto, no siendo función de los Registradores, quienes se limitarán a verificar que las declaraciones hayan sido expedidas por los órganos competentes” (lo subrayado es nuestro). De lo anteriormente expuesto, se advierte que le norma precitada busca evitar a los usuarios la presentación de una serie de documentos internos así como facilitar la labor de calificación del Registrador. Así, señala que la declaración jurada debe contener el número de miembros de la asociación que se encuentran habilitados para concurrir a la asamblea respectiva y el número y nombre de los miembros que asistieron. 4. Revisada la documentación adjuntada se aprecia que la declaración jurada de quórum de asamblea nacional presentada reúne los datos exigidos por la Resolución N° 331-001-SUNARP-SN; desprendiéndose que de acuerdo a lo establecido en el numeral que antecede, en el presente caso no es necesario que se acredite la conformación de la asamblea nacional de conformidad a lo consignado en el art. 28 del Estatuto de la FEB, bastando con mencionar cuántos miembros asistieron. La razón estriba en que como la norma misma lo señala los Registradores solo se limitan a “verificar que las declaraciones juradas hayan sido expedidas por los órganos competentes”, siendo que la verificación de la conformación o composición actual de la asamblea y la lista de los miembros asistentes no es función de los Registradores, sino que corresponde exclusivamente a los representantes o personas designadas por le ley o por el estatuto. En esa línea, si la persona jurídica se acoge al sistema de declaraciones juradas para acreditar el quórum de la asamblea, resulta excesivo exigir además la acreditación y estricto cumplimiento de la conformación de asamblea nacional descrita en el Estatuto.

70

Reglas aplicables a todas las personas jurídicas

Entonces, esta cuestión se convierte en un tema Interno de la persona jurídica y, por lo tanto, no forma parte de la calificación del Registrador. En consecuencia, corresponde revocar la tacha formulada por el Registrador del Registro de Personas Jurídicas de Lima. 5. Ahora bien, el Registrador ha formulado observaciones con relación a la presunta inadecuación de los Libros presentados con el antecedente registral inmediato, exigiendo que conste en le legalización de los mismos, tanto el objeto de cada Libro (asamblea nacional, congreso nacional, etc) como el número ordinal que les corresponde. Invoca como sustento de ello, la Resolución N° 111-2006-SUNARP-TR-L que señaló lo siguiente: “De conformidad con lo dispuesto por el art. 83 del Código Civil y el art. 113 de la Ley del Notariado, en la constancia de legalización de libros de una asociación debe figurar claramente el objeto del libro, es decir si es un libro de actas de asamblea general o un libro de actas de consejo directivo no bastando que se indique que se trata de un libro de actas”. En la misma línea del pronunciamiento emitido, en el Décimo Pleno del Tribunal Registral, se aprobó el siguiente precedente de observancia obligatoria, respecto de la legalización de apertura de libros: “(...) A efectos de verificar la concordancia entre el libro de la persona jurídica obrante en el título cuya inscripción se solicita y el antecedente registral, se debe tomar en cuenta el libro correspondiente contenido en el antecedente registral inmediato’’2. Como se aprecia, los requisitos señalados tienen por Finalidad, cautelar el uso correcto y ordenado de los Libros de la persona jurídica, e impedir el acceso al Registro, de acuerdos que constan en Libros duplicados que pudieren coexistir en poder de directivos que ostentan cargos superpuestos. Sin embargo, en los supuestos que fueron objeto de análisis por la segunda instancia registral y que dieron lugar a dichos pronunciamientos, se trataba de Libros llevados por asociaciones u otras personas jurídicas de Derecho Privado, que son legalizados por notario y para los cuales resultan de aplicación, las normas del Código Civil y la Ley del Notariado (hoy Decreto Legislativo del Notariado). En los referidos casos, se ha considerado como una de las formas más eficientes para determinar la concordancia o adecuación de los libros con el antecedente registral, la numeración correlativa de los mismos, siendo pertinente señalar que no constituye el único medio para acreditar dicha circunstancia asimismo, a efectos de garantizar el orden en la llevanza de las actas, también se ha establecido que cada Libro de indicar el órgano al que corresponde, o la precisión de su contenido. 6. Sin embargo, cuando se trata de Libros que deben llevar las organizaciones sindicales; resulta de aplicación preferente su normativa especial, contenida en el D. S. N° 010-2003-TR del 5 de octubre de 2003 que dispone la siguiente: “Artículo 10.- Son obligaciones de las organizaciones sindicales: b) Llevar libros de actas, de registro de afiliación y de contabilidad debidamente sellados por la Autoridad de Trabajo. (...)”.

71

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

Como se aprecia, los libros de los sindicatos no son legalizados por notario, sino por la autoridad de trabajo, lo cual supone la actuación de un órgano de la administración y por tanto la realización de un acto administrativo como es la legalización de los libros, 7. Verificado el Texto Único de Procedimientos Administrativos (TUPA) del Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo, se aprecia con el N° de orden 14 el “Sellado de libros de actas, de registro de afiliación y de contabilidad” (DS. N° 0102003-TR, art. 10 inc. b) del 5/10/2003. Los requisitos exigidos son: solicitud según Formato, debidamente suscrita por la representación sindical, comunicada a la Autoridad Administrativa de Trabajo, indicando número de expediente, adjuntando el o los libros respectivos en blanco: en el caso del segundo libro y siguientes, adjuntar el libro anterior, para dejar constancia de su conclusión. Se califica este tramite como automático, siendo la autoridad competente para su aprobación la Subdirección de Registros Generales. Con el título alzado, en vía de reingreso, se ha presentado copias certificadas por notario del proveído expedido del 31 de octubre de 2008 por la Jefa de la División de Registro Sindical (Sub-Dirección de Registros Generales) Carolina Valer Ramos, Secretaria Raquel Pinazo Alvarado (Exp. N° 15-945-DRTPEL/DPSC/SDRG/DRS), por el cual se dispuso: autorícese el sellado de los libros de actas y libro de registro de afiliación de la Federación de Empleadas Bancarios del Perú, los cuales constan de cien folios cada uno, respectivamente, debidamente numerados y procédase a la devolución de dichos libros, debidamente sellados, dejándose constancia de su entrega en autos. De acuerdo a ello, se han presentado copias certificadas extraídas del Libro de Actas legalizado por la mencionada Jefa de la División de Registro Sindical, del Acta de Asamblea Nacional de la FEB de 19-06-2008 del Registro de asistencia a dicha Asamblea Nacional, del Acta de Congreso Nacional de la FEB de 8.07.2008 y del Registro de asistencia a dicho Congreso Nacional (con la constancia de adhesión de cada acta y registro, efectuadas el 10 de noviembre de 2008). Asimismo, se han presentado copias certificadas extraídas del Libro de Registro de Afiliación legalizado por la misma funcionaria del Ministerio de Trabajo, del Registro de Organizaciones Sindicales Afiliadas a la FEB y del Registro de delegados (con la constancia de adhesión de cada registro, efectuadas el 10 de noviembre de 2008). 8. Visto el título archivado N° 169754 del 13.3.2008, que dio lugar a la extensión del asiento A00024, se aprecian copias certificadas extraídas del Libro de Actas de Asamblea Nacional N° 3 y del Libro de Actas del Congreso Nacional N° 2, legalizados por el Sub-Director de los Registros Generales y Pericias del Ministerio de Trabajo y Promoción Social el 22 de octubre de 2007, donde se asentaron, respectivamente, las Actas de Asamblea Nacional Extraordinaria de 30 de octubre de 2007 y del Congreso Nacional Extraordinario de 15 de diciembre de 2007; los cuales constituyen el antecedente registral inmediato anterior al que se refiere el precedente de observancia obligatoria mencionado en el punto 5, y con los cuales debe guardar concordancia el Libro cuyas copias certificadas forman parte del título alzado.

72

Reglas aplicables a todas las personas jurídicas

Asimismo, en dicho título archivado consta la copia certificada extraída del Libro de Organizaciones Sindicales Federadas Afiliadas N° 2 de le FEB, legalizada por notario J. F. Gutiérrez Miraval; y. en la Declaración Jurada sobre Quórum con firmas certificadas el 8.04.2008, se menciona al Libro Registro de Delegados N° 2 - FEB, legalizado por el Jefe de la División Sindical del Ministerio de Trabajo el 11 de octubre de 2007. En tal sentido se aprecia, que los libros nuevos que sustituyen a los que constan en el antecedente registral inmediato, no son más, libros independientes o especializados de acuerdo al órgano o al tipo de registro que contienen; sino que, como señala el recurrente, en el caso del denominado Libro de Actas, este contiene las Actas de Asambleas Nacionales y de Congresos Nacionales, así como sus respectivos registros de asistentes y, en el caso del denominado Libro de Registro de Afiliación este Contiene el Registro de Organizaciones Sindicales Afiliadas y el Registro de Delegados. Por tanto, no es posible exigir que cuenten con una numeración correlativa con los Libros anteriores, por ser distinto su objeto y contenido. 9. Adicionalmente a la imposibilidad material de consignar una numeración secuencial a los Libros, es preciso reiterar, como ya se ha señalado en el punto 6, que los libros que utilizan las organizaciones sindicales, son sellados por la autoridad administrativa de trabajo (Sub Dirección de Registros Generales), previo cumplimiento de los requisitos señalados en el TUPA del Ministerio de Trabajo. lo cual implica, como también se ha precisado, la acreditación ante dicha autoridad, de le representación sindical del solicitante así como de la eventual conclusión del libro anterior. Es decir, la autorización del sellado de los libros por la autoridad competente, así como su ejecución, constituyen verdaderos actos administrativos cuya validez debe presumirse de conformidad con lo previsto en el artículo 93 de le Ley N° 27444. A decir de Morón Urbina4, “mediante esta presunción de validez, de legalidad, de regularidad o simplemente de corrección, la legislación asume a priori que la autoridad obra conforme al derecho, salvo prueba en contrario que debe ser contrastada, procesada o confirmada en vil regular (procedimiento de impugnación)”. Como consecuencia de ello, corresponde también a la autoridad administrativa, determinar, con arreglo a su normativa, la denominación que llevarán los libros, siendo que en el presente caso, el responsable del sellado ha considerado que la denominación debe ser la señalada en el literal b) del artículo 10 del D.S. N° 010-2003-TR, es decir “Libro de Actas” y “Libro Registro de Afiliación”: no siendo pertinente, por tanto, que el Registro exija el cumplimiento de requisitos adicionales. 10. Por los fundamentos expresados, cuando se trate de libros legalizados por una autoridad administrativa, a efectos de verificar la concordancia de los libros con el antecedente registral inmediato, el Registrador debe limitarse a descartar la posible incongruencia en cuanto a las fechas de legalización de los mismos, la cual queda desvirtuada en el presente caso dado que los libros que constan en el asiento inmediato anterior fueron legalizados el 22 de octubre de 2007 y los libros que constan en el título alzado fueron legalizados el 31 de octubre de 2008.

73

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

Corresponde por tanto, revocar el literal b y los extremos 2 y 4 de la esquela de denegatoria formulada por el Registrador, 11. El tercer extremo de la esquela se refiere a la falta de acreditación del quórum del Congreso Nacional del 08.07.2008. En el caso del título bajo análisis, se ha presentado una declaración jurada de quórum del Congreso Nacional de la Federación de Empleados Bancarios del Perú del 08.07.2008 con firma certificada de José María Arias Portugal extendida ante notario Roy Párraga Cordero, con fecha 02.09.2008. En tal sentido, advirtiéndose que el citado documento cumple con los requisitos señalados en el art. 3 de la Resolución N° 331-2001-SUNARP-SN, dicho documento es suficiente para acreditar el quórum del mencionado congreso nacional, Por ende, procede revocar el tercer extremo de la esquela de denegatoria. 12. Los derechos registrales son los siguientes: Otorgamiento de poder Calificación;

S/. 13.00

Inscripción:

S/. 8.00

S/. 21.00 x 2 = S/. 42.00 Revocación de Poder Calificación:

S/. 8.00

Inscripción:

S/. 8.00

S/. 16.00 x 2 = S/. 32.00 Total S/. 74.00 Habiendo cancelado mediante recibo N° 2008-18-00004332 el monto de S/. 90.00 nuevos soles, corresponde devolver la suma de S/. 16.00 nuevos soles. Estando a lo acordado por unanimidad. VII. RESOLUCIÓN REVOCAR la tacha y las observaciones formuladas por el Registrador del Registro de Personas Jurídicas de Lima al título referido en el encabezamiento, y DISPONER su inscripción, de conformidad con los fundamentos que se derivan del análisis de la presente resolución. Regístrese y comuníquese. ROSARIO DEL CARMEN GUERRA MACEDO, Presidenta de la Primera Sala del Tribunal Registral MARTHA DEL CARMEN SILVA DÍAZ, Vocal del Tribunal Registral LUIS ALBERTO ALIAGA HUARIPATA, Vocal del Tribunal Registral NOTAS 1 Artículo 2011 del Código Civil (primer párrafo): Principio de rogación y legalidad Las Registradores califican la legalidad de los documentos en cuya virtud se solicita la Inscripción la capacidad de los otorgantes y la validez del acto, por lo que resulta de ellos, de sus antecedentes y de los asientos de los registros públicos (...).

74

Reglas aplicables a todas las personas jurídicas

2 3

Publicado en el diario oficial ‘El Peruano” al 9.5.2005. Artículo 9.- Presunción de validez Toda acto administrativo o se considera válido en lardo su pretendida nulidad no sea declarada por autoridad administrativa o jurisdiccional según corresponda. 4 MORÓN URBINA, Juan Carlos. Ley del Procedimiento Administrativo General. División de Estudios Administrativos. Gaceta Jurídica Segunda Edición Agosto 2003. Pág 90.

015

Actas: Firma adicional de tercero no afecta su validez

Habiéndose cumplido con la formalidad prevista estatutariamente, la firma adicional de quien no le correspondía y atribuyéndose un cargo que recién le fuera atribuido en fecha posterior, si bien no debió efectuarse, es un error que no invalida en modo alguno la formalidad puesta, en tanto aquella se cumplió, por lo que algo adicional no le quita el valor que el estatuto le da a esta, como la capacidad fedante de quienes son designados a firmarla. TRIBUNAL REGISTRAL RESOLUCIÓN N° 248 -2010 -SUNARP-TR-L Lima, 19 de febrero de 2010 APELANTE : ZUMILDA ROSA SULCA MENDOZA Título : 870760 del 7.12.2009 RECURSO : H.T.D. N° 001.845 del 8.1.2010 REGISTRO : Personas Jurídicas de Lima ACTO(s) : RENOVACIÓN DE DIRECTIVOS

(....) V. PLANTEAMIENTO DE LAS CUESTIONES Interviene como ponente la Vocal Elena Rosa Vásquez Torres. De lo expuesto y del análisis del caso, a criterio de esta Sala las cuestiones a determinar son las siguientes: - ¿Cuándo los errores en la formalidad de las actas, pueden ser causal de denegatoria de inscripción? VI. ANÁLISIS 1. Con el presente título se solicita la inscripción de la renovación por tercios de la COOPERATIVA DE AHORRO Y CRÉDITO SANTA MARÍA DE LA PROVIDENCIA, correspondientes al año 2007 y 2008, en mérito de las actas de asamblea general del 31/3/2007 y 29/3/2008, acompañadas de sus actas de instalación y demás documentos anexos. 2. La inscripción ha sido denegada porque en el acta de la asamblea general ordinaria del 29/3/2008 en la que se realizó la renovación por tercios de los consejos y comités correspondientes al año 2008, ha firmado Wílder Escriba Damas como Vocal del consejo de administración, no estando acreditado su nombramiento. 3. El artículo 26 del estatuto de la cooperativa, establece la formalidad de las actas señalando:

75

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

“De todo lo actuado y decidido en las sesiones de asamblea general, se levantará acta que será firmada por los integrantes del consejo de administración y dos (2) socios designados por la misma” Se ha establecido entonces quienes firmarán el acta, otorgándoles de ese modo, capacidad fedante al garantizar con su firma que lo expuesto allí es lo que efectivamente sucedió en la asamblea de elecciones. 4. El acta de asamblea de elecciones del 29/3/2008 ha sido firmada por las siguientes personas: Por el consejo de Administración: César Augusto Ponce Llanos (Presidente) Alejandro Liberto Clavijo Mascas (vicepresidente) Milka Saldívar Salazar (Vocal) Wílder Escriba Damas (Vocal) Edgar Onel Matienzo Granados (Secretario) Por el Comité Electoral: Abdias Armando Torre Padilla (Presidente) Hilda Bazán Silva de Arata (Secretaria) Dos socios testigos designados por la asamblea: Diana Paola Torre López Antonio Segundo Apari Huertas 5. Como puede apreciarse, el acta ha sido firmada por los miembros del consejo de administración que aún contaban con mandato vigente a la fecha de la asamblea, así también se ha cumplido con que las actas se encuentren firmadas por los dos socios designados en la asamblea, esto es, se ha dado cumplimiento al artículo 26 del estatuto. Puede apreciarse asimismo, que además han firmado dos de los integrantes del comité electoral que aún contaban con mandato vigente, en razón a que dirigieron y asumieron el control de la asamblea en la parte correspondiente a la elección, garantizando con ello la imparcialidad del proceso eleccionario y con ello el cumplimiento del artículo 41 del estatuto, que señala que las elecciones anuales en las que debe renovarse los tercios de los miembros de los consejos y comités, estará a cargo del comité electoral. De lo expuesto, se aprecia entonces que se ha dado cumplimiento a la formalidad establecida en el artículo 26; sin embargo, cabe preguntarse entonces si la firma del acta por parte de Wílder Escriba Damas en calidad de vocal, invalida toda la formalidad puesta en el acta. 6. Al respecto, debemos señalar que habiéndose cumplido con la formalidad prevista estatutariamente, la firma adicional de quien no le correspondía y atribuyéndose un cargo que recién le fuera atribuido en sesión de instalación del 1/4/2008, esto es, en

76

Reglas aplicables a todas las personas jurídicas

fecha posterior, si bien no debió efectuarse, es un error que no invalida en modo alguno la formalidad puesta, en tanto aquella se cumplió, por lo que algo adicional no le quita el valor que el estatuto le da a esta, como la capacidad fedante de quienes son designados a firmarla, más aún cuando se aprecia que esto obedece a un error en tanto el señor Wílder Escriba Damas no ocupaba en el año 2007 cargo alguno en el consejo de administración, instalándose en este órgano recién para el periodo 2008 donde se verifica que también lo hicieron todos los integrantes de años anteriores que aún contaban con periodo para un año más. Por consiguiente, el error cometido en la firma del acta, no debe ser motivo para denegar la inscripción, la formalidad y finalidad requerida por el estatuto se cumplió, correspondiendo por lo tanto revocar la observación. Por lo expuesto, no es necesario efectuar reapertura alguna, si el error cometido no debe ser tomado en cuenta en la calificación. 7. Esta Sala se encuentra de acuerdo con los derechos pendientes por pagar señalados por el Registrador. Estando a lo acordado por unanimidad, VII. RESOLUCIÓN: REVOCAR la observación y DISPONER la inscripción del título venido en grado. Regístrese y comuníquese. SAMUEL GÁLVEZ TRONCOS, Presidente de la Primera Sala del Tribunal Registral ELENA ROSA VÁSQUEZ TORRES, Vocal del Tribunal Registral LUIS ALBERTO ALIAGA HUARIPATA, Vocal del Tribunal Registral

016

Reapertura de acta: Sesión para aclarar errores en el acta no constituye reapertura

Cuando se celebra una nueva sesión para aclarar errores u omisiones en un acta no corresponden a una reapertura de actas, sino a un nuevo acuerdo de la asamblea. TRIBUNAL REGISTRAL RESOLUCIÓN N° 238 -2010 SUNARP-TR-L Lima, 19 de febrero de 2010 APELANTE : COOPERATIVA DE VIVIENDA VILLA LOS INGENIEROS LTDA. TÍTULO : 761856 del 28.10.2009 RECURSO : HTD. N° 6246 del 27.1.2010 REGISTRO : Personas Jurídicas de Lima ACTO(s) : REMOCIÓN DEL CONSEJO DE ADMINISTRACIÓN Y RENOVACIÓN

(...) V. PLANTEAMIENTO DE LAS CUESTIONES Interviene como ponente la Vocal Martha del Carmen Silva Díaz. Con el informe oral del abogado Miguel Eduardo Choquehuanca Zapata.

77

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

De lo expuesto y del análisis del caso, a criterio de esta Sala las cuestiones a determinar son las siguientes: - Cuando se celebra una nueva sesión para aclarar errores u omisiones en un acta: ¿se trata de una reapertura de acta? - ¿Quién es la persona legitimada para emitir las constancias de convocatoria y quórum de una cooperativa? - ¿Si las limitaciones estatutarias sobre reelección de los miembros del Consejo de Administración son aplicables al miembro renunciante? VI. ANÁLISIS 1. Con el título venido en grado de apelación se solicita la inscripción de los acuerdos de la asamblea general extraordinaria de la Cooperativa de Vivienda Villa Los Ingenieros Ltda. adoptados el 6.9.2009, mediante la cual se acordó la remoción del consejo de administración así como la renovación por tercios del consejo de administración, consejo de vigilancia, comité electoral y comité de educación de la citada cooperativa. Para dicho efecto se adjunta copia certificada notarial de la asamblea general del 6.9.2009 así como copia certificada notarial de las actas de reapertura del 9.11.2009, 6.1.2010 y 19.1.2010. 2. El Registrador denegó la inscripción del título argumentando que los documentos denominados “Reapertura del Acta de la 46 Asamblea General Extraordinaria” de fechas 6.1.2010 y 19.1.2010 no se adecuan a lo que en sentido estricto es una reapertura de actas, sino que se trata de asambleas generales que tienen por objeto aclarar los acuerdos adoptados en la asamblea general del 6 de setiembre del 2009. 3. Con relación a lo señalado por el Registrador, resulta pertinente indicar que la rectificación de los errores del acta es un aspecto no abordado por el Código Civil; sin embargo, a través de la jurisprudencia registral se ha aplicado por analogía el artículo 44 del Código de Comercio que señala lo siguiente: “Los comerciantes salvarán a continuación, inmediatamente que lo adviertan, los errores u omisiones en que incurrieren al escribir en los libros, explicando con claridad en qué consistían, y extendiendo el concepto tal como debiera haberse estampado. Si hubiere transcurrido algún tiempo desde que el yerro se cometió o desde que se incurrió en la omisión, harán el oportuno asiento de rectificación, añadiéndose al margen del asiento equivocado una nota que indique la corrección”. A partir de ello se concluyó que resulta procedente la rectificación de errores materiales, subsanación de omisiones o efectuar las precisiones necesarias mediante nuevo documento que formará parte del acta anterior sin necesidad de celebrar una nueva junta o asamblea. 4. La reiterada y uniforme jurisprudencia registral emitida en el sentido indicado dio lugar a la aprobación del siguiente precedente de observancia obligatoria en el Décimo Pleno, publicado en el diario oficial El Peruano el 9 de junio de 2005:

78

Reglas aplicables a todas las personas jurídicas

“Reapertura de actas Es posible rectificar el contenido de las actas de sesiones de las personas jurídicas, corrigiendo un dato que se consignó en forma errónea o consignando un dato que se omitió –pudiendo consistir la omisión en un acuerdo que habiendo sido adoptado por la persona jurídica no se hizo constar en el acta– Para ello deberá dejarse constancia de la fecha de la reapertura del acta y la misma deberá ser suscrita. por quienes firmaron el acta primigenia rectificada”. El referido precedente se fundamenta en la distinción entre la sesión y el acta. Cuando se cometen errores u omisiones en el acta, procede rectificar el acta a través de su reapertura, sin requerirse la celebración de una nueva sesión. 5. De otro lado, cabe indicar que el tema de la reapertura de actas se encuentra contemplado en el artículo 12 del nuevo Reglamento de Inscripciones del Registro de Personas Jurídicas No Societarias, que se transcribe a continuación: “Artículo 12.- Reapertura de actas Los acuerdos contenidos en actas suscritas en las que se hayan cometido errores u omisiones podrán inscribirse si se reabren para consignar la rectificación respectiva o los datos omitidos, requiriéndose que suscriban al pie las mismas personas que suscribieron el acta reabierta. En el acta se consignará la fecha de la reapertura. No dará mérito a inscripción la reapertura de actas que contengan acuerdos inscritos” 6. En el presente caso, vistos los documentos presentados se aprecia que se adjunta las actas denominadas “Reapertura del Acta de la 46 Asamblea General Extraordinaria” realizadas el 6.1.2010 y 19.1.2010. Así, en la “reapertura de acta” del 6.1.2010 se consigna lo siguiente: “1. Respecto a la situación del socio Pedro Santiago López Hurtado Yuen: Acuerdo: Por unanimidad la asamblea acuerda precisar que, habiendo presentado el socio Pedro Santiago López Hurtado Yuen su renuncia previa a la remoción del Consejo de Administración, su candidatura y nueva elección resulta válida al no tratarse de una reelección”. Asimismo, en la “reapertura de acta” del 19.1.2010 se consigna lo siguiente: “1. Respecto a la situación del socio Pedro Santiago López Hurtado Yuen: Acuerdo: Por unanimidad la asamblea acuerda, habiendo presentado el socio Pedro Santiago López Hurtado Yuen al inicio de la asamblea su renuncia a su condición de directivo miembro del Consejo de Administración, aceptar su renuncia”. Como se puede apreciar, las actas antes aludidas no corresponden a una reapertura, sino a un nuevo acuerdo de la asamblea que pretende aclarar y subsanar los defectos y omisiones cometidos en el acta del 6.9.2009, contando para tal efecto con la aprobación unánime de los socios; en tal sentido, este Colegiado concuerda con el Registrador y

79

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

considera que los documentos adjuntados no corresponden a una reapertura de acta sino a una asamblea general aclaratoria. 7. De otro lado, cabe indicar que revisada la documentación presentada por el solicitante se advierte que las actas denominadas “Reapertura del Acta de la 46 Asamblea General Extraordinaria” no fueron firmadas por todos los miembros del comité electoral que participó en la asamblea general del 6.9.2009 (se ha omitido la firma de José Santiago Musarieta López Dávalos), quienes regularizaron la suscripción de sus firmas mediante acta de reapertura de fecha 9.11.2009. Consecuentemente, corresponde confirmar el tercer extremo de la denegatoria. 8. En el presente caso, el Registrador también denegó la inscripción del presente título por cuanto las constancias relativas a la convocatoria y quórum de la asamblea general del 6.9.2009 que se adjuntan, fueron emitidas por una persona distinta a la que convocó y presidió la mencionada asamblea. Con relación a la acreditación de convocatoria y quórum a que hace referencia el Registrador, cabe indicar que con fecha 30/6/2009 entró en vigencia el Reglamento de Inscripciones del Registro de Personas Jurídicas no Societarias, aprobado mediante Resolución N° 086-2009-SUNARP-SN, publicada en el diario oficial El Peruano el 1/4/2009. En el artículo 51 se ha establecido que la convocatoria se acreditará ante el Registro únicamente a través de constancia. La citada norma dispone en el artículo 52 que la constancia sobre convocatoria deberá ser emitida por el órgano con facultad legal o estatutaria de convocatoria para la sesión de que se trate, o por el encargado de ejecutarla, en caso de convocatoria judicial. De igual manera, en el artículo 58 se establece que la constancia sobre quórum será formulada por quien presidió la sesión, por el órgano con facultad legal o estatutaria de convocatoria para la sesión de que se trate, o por el encargado de ejecutarla en caso de convocatoria judicial. 9. En el caso materia de análisis, si bien con la documentación adjunta se han presentado constancias relativas a la convocatoria y quórum de la asamblea general del 6.9.2009, es de señalar que dichos documentos fueron emitidos por Alfredo Víctor Morales Ángeles, gerente de la Cooperativa de Vivienda Villa Ingenieros Ltda. y no por el órgano que efectuó la convocatoria a la citada asamblea. Con respecto a este punto, cabe precisar que de la reproducción de los términos de la convocatoria que obra inserta en la constancia respectiva, se aprecia que la asamblea general del 6.9.2009 fue convocada por el Consejo de Administración, representado por su presidente Teobaldo Llanos Armellón y su secretario Juan Bravo Félix; en tal sentido, de conformidad a lo establecido en el Reglamento de Inscripciones del Registro de Personas Jurídicas no Societarias, dicho órgano era el encargado de formular las respectivas constancias de convocatoria y quórum y no así el gerente general de la cooperativa.

80

Reglas aplicables a todas las personas jurídicas

Por lo antes expuesto, corresponde confirmar el literal 1.1 del primer extremo de la denegatoria. 10. Con relación a los requisitos de la constancia relativa a la convocatoria, en el artículo 53 se señala que debe indicar lo siguiente: a) La forma y la anticipación con la que se realiza la convocatoria, con precisión del o los medios utilizados; b) Nombre completo de la persona que efectúa la convocatoria y su cargo. Cuando la convocatoria sea realizada por un órgano colegiado, deberá indicarse el nombre completo y cargo de la persona que ejecuta la convocatoria a nombre del órgano colegiado de acuerdo a facultades legales o estatutarias. Cuando la convocatoria sea realizada por una autoridad o institución, deberá indicarse el nombre de la entidad y el nombre completo del funcionario que la ejecuta; c) En el caso que se requiera contar con cargos de recepción de la convocatoria, el declarante señalará que cuenta con dichos cargos. En el caso de no tener la obligación de contar con dichos cargos, se precisará que los miembros o los integrantes del órgano de la persona jurídica tomaron conocimiento de la convocatoria; y, d) La reproducción de los términos de la convocatoria. Como se puede apreciar de lo expuesto, conforme a la normatividad relativa a la acreditación de convocatoria de asambleas generales ante el Registro, en las constancias que tienen la calidad de declaraciones juradas, debe indicarse la forma y la anticipación con la que se realiza la convocatoria, con precisión del o los medios utilizados. 11. En el caso que nos ocupa, el Registrador observó el título materia de análisis señalando que en la constancia de convocatoria presentada no se indicaron los medios a través de los cuales se realizó dicha convocatoria. Al respecto cabe indicar que de acuerdo a lo establecido en el literal a) del art. 53 del Reglamento de Inscripciones del Registro de Personas Jurídicas No Societarias la constancia relativa a la convocatoria debe indicar la forma y la anticipación con la que se realiza la misma, con precisión del o de los medios utilizados (el resaltado es nuestro). En el presente caso si bien la ley (en sentido material) o el estatuto pueden establecer los medios por los cuales se efectúa la convocatoria a sesión de órganos de una persona jurídica, ello no excusa indicar en la constancia de manera concreta cuáles fueron dichos medios, es decir que no debe admitirse la posibilidad de que se haga una remisión a la ley o a los estatutos para entender cumplido el requisito previsto en el literal a) del art. 53 antes aludido, debido a que se trata de establecer la validez de los acuerdos adoptados en la sesión del órgano de la persona jurídica y para ello debe verificarse si la convocatoria a la sesión respetó o no las exigencias de la ley o los estatutos, recayendo dicha responsabilidad en la persona que suscribe las constancias con la calidad de declaración jurada.

81

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

Consecuentemente, corresponde confirmar el literal 1.2 del primer extremo de la denegatoria. 12. De otro lado, en el segundo extremo de su observación el Registrador señala que con la reelección de Pedro Santiago López Hurtado Yuen como miembro directivo de la cooperativa se está vulnerado el artículo 30 del estatuto de la citada persona jurídica. Por su parte, el apelante señala que no se ha producido la reelección de Pedro Santiago López Hurtado Yuen, debido a que conforme se desprende de la asamblea general del 6/9/2009 y acta de reapertura del 19/1/2010, el citado directivo formuló renuncia a su condición de directivo titular, indicando que dicha solicitud se tramitó de forma inmediata. 13. Revisado el estatuto de la cooperativa se advierte que en su artículo 30 dicha norma establece lo siguiente: “Artículo 30.- Tiempo de mandato El tiempo de mandato de los miembros titulares de los Consejos de Administración y de Vigilancia y de los Comités Electoral y de Educación es de tres años, pudiendo elegirse para periodos menores a fin de mantener la renovación anual en proporciones no menores al tercio del respectivo total, estos no podrán ser reelegidos para el periodo inmediato (...)” (lo subrayado es nuestro). Asimismo, de acuerdo al antecedente registral en el asiento C00031 de la partida N° 01733338 consta inscrita la elección de Pedro Santiago López Hurtado Yuen por tres años como miembro titular del Consejo de Administración, acuerdo que fuera adoptado mediante asamblea general del 11.1.2009. 14. Con relación al tema de la reelección, debe indicarse que esta instancia en forma reiterada se ha pronunciado en el sentido que “cuando se establecen limitaciones a la reelección, se pretende evitar la concentración del poder al interior de una persona jurídica, de manera que, concluido el periodo previsto en el estatuto del órgano directivo, pasen a integrarlo personas distintas, es decir, que se renueve, situación que facilita el control respecto a la gestión desarrollada por el órgano directivo precedente. Asimismo, la prohibición de una reelección indefinida favorece la participación en la dirección de la persona jurídica por parte de un mayor número de miembros a lo largo del tiempo1. En ese sentido, al socio elegido como miembro de un órgano directivo que renuncia de manera inmediata, no puede considerarse que ha ejercido el poder o en todo caso que ha concentrado el poder por más tiempo del establecido estatutariamente. Sin embargo, siendo que la renuncia implica la vacancia del cargo, dicho acto debe ser inscrito en su oportunidad para conocimiento de los terceros, que confían en el Registro para realizar actos jurídicos o transacciones económicas. La conclusión arribada se encuentra en la misma línea del Precedente de Observancia Obligatoria: “La vacancia del cargo de presidente deberá inscribirse en forma previa o simultánea al acto en el que el vicepresidente actúa en su reemplazo por este motivo”.

82

Reglas aplicables a todas las personas jurídicas

Resulta pues imperativo que la partida registral publicite la vacancia en el cargo producida, pues el Registro no podría continuar publicitando como miembro de un órgano a quien conforme a un título inscrito ya no ostenta el cargo. En especial debe tenerse en cuenta que la calificación registral se efectúa en base a la partida registral, y solo de manera complementaria en base a los títulos archivados, por lo que podría suceder –si no se inscribe la vacancia del cargo–, que con posterioridad se inscriban títulos en los que el miembro del consejo cuyo cargo supuestamente vacó continúe ejerciendo como tal. 15. En el presenta caso, considerando solo la fecha de aceptación de la renuncia de Pedro Santiago López Hurtado Yuen (19 de enero de 2010) tenemos que dicha renuncia fue efectuada luego de más de un año de haber asumido el cargo en el consejo de administración, lo cual nos indica que hubo un periodo de más de un año en el cual el mencionado directivo ejerció su cargo y las atribuciones que le correspondían. Es decir su elección significó el ejercicio de su cargo durante gran parte del periodo para el cual fue elegido. No hubo en consecuencia inmediatez en la renuncia y tampoco inscripción registral de la misma, por lo que se puede concluir que estuvo en el consejo de administración asumiendo sus funciones, hecho que además se encuentra corroborado con lo consignado en el asiento C00031 antes aludido, donde se consigna que mediante sesión del Consejo de Administración del 14.1.2009 se aprobó la instalación de Pedro Santiago López Hurtado Yuen en el cargo de vocal. En tal sentido, tomando en cuenta que Pedro Santiago López Hurtado Yuen fue elegido como miembro titular del consejo de administración en la asamblea general del 11.1.2009, su nueva elección como miembro titular del citado consejo realizada mediante asamblea general del 6.9.2009, constituye una reelección inmediata, hecho que expresamente no permite el estatuto de la cooperativa. Por lo expuesto procede confirmar el segundo extremo de la observación. 16. Otro defecto consignado por el Registrador consiste en que el acta correspondiente a la sesión (no reapertura) del 19.1.2010, no fue suscrita por dos socios, no directivos, designados por la asamblea general para tal efecto, circunstancia que contraviene lo dispuesto por el artículo 37 del estatuto de la cooperativa. Conforme se señala en el literal 7) del artículo 37 antes mencionado, al asentar las actas de las sesiones en los libros correspondientes deberán consignarse de forma obligatoria las firmas del presidente y del secretario, o de quienes los reemplacen, y de dos socios elegidos en cada acto para aprobar y suscribir las respectivas actas. En el acta materia de análisis, se advierte que se consignan las firmas de Jorge Escudero Aloja y Miguel Ángel Guanilo Olcese, indicándose que ambos fueron designados por la asamblea para suscribir el acta correspondiente, en su calidad de socios. Si bien es cierto, en opinión del Registrador los socios designados no deben ser directivos de la cooperativa; es de señalar que el artículo 37 del estatuto no establece de manera expresa dicha limitación o prohibición, por consiguiente, en opinión de este colegiado, no existe impedimento alguno para que un miembro del comité electoral (como ocurre

83

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

en el caso del señor Miguel Ángel Guanilo Olcese) pueda ser designado en su calidad de socio para suscribir el acta de una asamblea o sesión. En tal sentido, debe revocarse el último extremo de la denegatoria de inscripción. 17. De conformidad con el artículo 156 del Reglamento General de los Registros Públicos, cuando el Tribunal Registral confirma o revoca una observación, también deberá pronunciarse sobre los derechos registrales, siendo estos los siguientes: Actos

D. Calificación

D. inscripción

Subtotal

Consejo de administración (Remoción y nombramiento)

S/. 26.00

S/. 18.00

S/. 44.00

Consejo de vigilancia

S/. 13.00

S/. 9.00

S/. 22.00

Comité Electoral

S/. 13.00

S/. 9.00

S/. 22.00

Comité de Educación

S/. 13.00

S/. 9.00

S/. 22.00

Total

S/. 65.00

S/. 45.00

S/. 110.00

Habiéndose cancelado mediante recibos N° 2009-95-00011775 y N° 2009-1100004323 la suma de S/. 128.00 nuevos soles, corresponderla la devolución de S/. 18.00 nuevos soles. Estando a lo acordado por unanimidad; VII. RESOLUCIÓN REVOCAR el cuarto extremo de la observación formulada por el Registrador y CONFIRMAR los demás extremos de la misma, de conformidad a los fundamentos expuestos en el análisis de la presente resolución. Regístrese y comuníquese. MARTHA DEL CARMEN SILVA DÍAZ, Presidenta de la Segunda Sala del Tribunal Registral GLORIA AMPARO SALVATIERRA VALDIVIA, Vocal del Tribunal Registral PEDRO ÁLAMO HIDALGO, Vocal del Tribunal Registral NOTAS 1 Criterio expresado en la Resolución 177-2008-SUNARP-TR-L del 15.02.2008.

017

Extinción de la persona jurídica por quiebra: Impide aplicar la norma sobre rehabilitación del quebrado regulada en la Ley General Sistema Concursal

Para que una persona jurídica se extinga en forma previa debe liquidarse su patrimonio, liquidación que se va a producir una vez que se ha extinguido el patrimonio como consecuencia del pago de las deudas y reparto del remanente entre los socios, en caso de haberlo; o, como en el presente caso, si se ha extinguido el patrimonio sin que se haya pagado la integridad de las deudas. Una vez extinguido el patrimonio se producirá también la extinción de la misma, al haberse cumplido la finalidad buscada con la disolución y liquidación. Si en el

84

Reglas aplicables a todas las personas jurídicas

transcurso de la liquidación se extingue el patrimonio sin que se haya pagado a todos los acreedores, se declara la quiebra de la persona jurídica, quiebra que determina a su vez su extinción. En ese sentido, no resultan aplicables a las personas jurídicas lo señalado en los artículos 100 y 101 de la Ley General del Sistema Concursal, que regulan los efectos de la quiebra y la rehabilitación del quebrado, por estar referidos a la quiebra de las personas naturales. TRIBUNAL REGISTRAL RESOLUCIÓN N° 216-2010-SUNARP-TR-L Lima, 12 febrero 2010 APELANTE : EMILIANO QUISPE CURIÑAUPA Título : N° 18224 del 3.11.2009 RECURSO : Del 26/11/2009 REGISTRO : Personas Jurídicas de Ayacucho ACTO(s) : Remoción y Nombramiento de Liquidadores

(...) V. PLANTEAMIENTO DE LAS CUESTIONES Interviene como ponente el Vocal (s) Carlos Alfredo Gómez Anaya. De lo expuesto y del análisis del caso, a criterio de esta Sala, la cuestión a determinar es la siguiente: - Si procede la inscripción de la remoción y del nombramiento de liquidadores estando registrada la quiebra judicial de la persona jurídica VI. ANÁLISIS 1. Con el título venido en grado de apelación se solicita la inscripción de la remoción y del nombramiento de los miembros de la comisión liquidadora de la Cooperativa Minera Minas Canaria Ltda., acuerdo adoptado por asamblea general de socios del 14.2.2009 celebrada en segunda convocatoria. La Registradora Pública formuló tacha sustantiva del título argumentando que habiéndose registrado la declaración de quiebra judicial y habiéndose inscrito la extinción del patrimonio, no resultaba procedente efectuar la inscripción rogada. En tal sentido, corresponde a esta instancia determinar si la inscripción de la declaración de quiebra judicial excluye la inscripción de la remoción y del nombramiento de liquidadores. 2. Como se ha señalado en el rubro Antecedente Registral, revisada la partida N° 11001936 del Registro de Personas Jurídicas de Lima correspondiente a la Cooperativa Minera Minas Canaria Ltda. se advierte lo siguiente: Por medio del acuerdo asumido por Asamblea General del 10.11.1991 se aprobó la disolución y la liquidación de la persona jurídica indicada. En el asiento A0002 de dicha partida se encuentra registrada la declaración de quiebra judicial a mérito del título N° 11784 del 20.8.2008.

85

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

Del título archivado en que se sustenta la inscripción señalada, se comprueba que por Resolución N° 3 del 24.3.2008 expedida por el 48 Juzgado Civil de Lima se declaró la quiebra judicial de la Cooperativa Minera Minas Canaria Ltda. en liquidación, así como la extinción de su patrimonio. En la parte considerativa de este pronunciamiento se precisa que la demandante Cooperativa Minera Minas Canaria Ltda. en liquidación, debidamente representado por Genaro Rojas Escalaras en su condición de Liquidador designado por asamblea general de fecha 4.5.2004 (...) pretende se declare judicialmente la quiebra de la cooperativa referida, toda vez que sus activos se han extinguido, quedando créditos pendientes de ser satisfechos frente a sus acreedores. (...) En ese sentido, advirtiéndose que del balance general del 31.12.2007 se verifica la extinción de los activos de la cooperativa, resulta de aplicación el artículo 88.7 y 99 de la Ley General del Sistema Concursal - Ley N° 27809. En tanto que en su parte resolutiva dispone declarar la quiebra judicial de la Cooperativa Minera Minas Canaria Ltda. en Liquidación, así como la extinción de su patrimonio. 3. Al respecto, es pertinente considerar que el artículo 53 del T.U.O. de la Ley General de Cooperativas (Decreto Supremo N° 074-90-TR) establece que la cooperativa se disolverá necesariamente, entre otras causas, por quiebra o liquidación extrajudicial. Así también el numeral 4 del artículo 54 del mismo texto legal prescribe: “La quiebra y la liquidación extrajudicial de la cooperativa se rigen por la ley de la materia”:

En ese orden de ideas, la Ley N° 27809 - Ley General del Sistema Concursal regula en el capítulo III la quiebra; y, específicamente en el artículo 99 norma el procedimiento judicial de quiebra.

El artículo 99.1 dispone que: “Cuando en los procedimientos de disolución y liquidación se verifique el supuesto previsto en el Artículo 88.7 el Liquidador deberá solicitar la declaración judicial de quiebra del deudor ante el Juez Especializado en lo Civil”. El artículo 88 aludido por el artículo antes glosado, está referido al pago de créditos por el liquidador. El numeral 88.7 contempla el siguiente supuesto: “Si luego de realizar uno o más pagos se extingue el patrimonio del deudor quedando acreedores pendientes de ser pagados, el liquidador deberá solicitar, bajo responsabilidad, en un plazo no mayor de treinta (30) días, la declaración judicial de quiebra del deudor, de lo que dará cuenta al Comité o al Presidente de la Junta y a la Comisión”. El mismo artículo 99, en sus numerales 99.2, 99.3 y 99.4 prescriben: “Presentada la demanda el Juez, dentro de los treinta (30) días siguientes de presentada la solicitud, y previa verificación de la extinción del patrimonio a partir del balance final de liquidación que deberá adjuntarse en copia, sin más trámite, declarará la quiebra del deudor y la incobrabilidad de sus deudas. El auto que declara la quiebra del deudor, la extinción del patrimonio del deudor y la incobrabilidad de las deudas, deberá ser publicado en el Diario Oficial El Peruano por dos (2) días consecutivos.

86

Reglas aplicables a todas las personas jurídicas

Consentida o ejecutoriada la resolución que declara la quiebra, concluirá el procedimiento y el Juez ordenará su archivo, así como la inscripción de la extinción del patrimonio del deudor, en su caso, y emitirá los certificados de incobrabilidad para todos los acreedores impagos. Asimismo, la declaración de la extinción del patrimonio del deudor contenida en dicho auto, deberá ser registrada por el Liquidador en el Registro Público correspondiente (...) (subrayado agregado). 4. Con arreglo a lo preceptuado en el artículo 116 del T.U.O. de la Ley General de Cooperativas, a los casos no previstos en la Ley antedicha se les aplicará la Ley General de Sociedades. Sobre esta materia en la Resolución N° 1531-2009-SUNARP-TR-L, se indica lo siguiente: Debe tenerse presente que de conformidad con lo señalado en los artículos 419 a 421 de la Ley General de Sociedades, la extinción de la persona jurídica se solicita luego de la emisión del balance final de liquidación y de la distribución del haber social. Como se aprecia, estas normas presuponen la existencia de un remanente patrimonial que es objeto de distribución entre los socios. Sin embargo, una situación distinta se presenta cuando la sociedad en liquidación no cuenta con los activos suficientes que le permitan satisfacer sus obligaciones y cumplir con el pago de sus deudas pendientes, en cuyo caso se solicita la declaración de quiebra judicial conforme a lo regulado en el artículo 417 de la Ley General de Sociedades. En tal caso el juez, previa verificación del balance final de liquidación, declara la quiebra de conformidad con los artículos 99 y 102 de la Ley N° 27809, Ley General del Sistema Concursal. 5. En opinión de Ricardo Beaumont Callirgos y José E. Palma Navea1, el proceso judicial de quiebra en nuestro ordenamiento concursal se ha convertido en un mecanismo residual, acorde con la filosofía adoptada a partir de la dación del Decreto Ley N° 26116 –Ley de Reestructuración Empresarial– de desjudicializar o extraer del ámbito judicial el procedimiento concursal. Con la Ley de Reestructuración Empresarial la desjudicialización del proceso concursal fue parcial, pues una de las opciones de la junta de acreedores con relación al destino del deudor, además de la reestructuración empresarial y la disolución y liquidación extrajudicial era precisamente la quiebra judicial, ello cuando los acreedores advertían que el activo del deudor no cubriría los pasivos. En este caso, el juez civil, a través del auto de quiebra, debía declarar la quiebra del deudor y ratificar al administrador designado por la junta de acreedores que se encargaría de la función de realizar el activo del deudor para pagar a los acreedores mediante un mecanismo liquidatorio. Posteriormente, con la Ley de Reestructuración Patrimonial se excluyó completamente al procedimiento concursal de la competencia del Poder Judicial, ya que la junta de acreedores únicamente tenía como opciones al momento de decidir el destino del deudor, la reestructuración patrimonial o la disolución y liquidación. La quiebra judicial quedó reducida a un proceso al cual había que recurrir, solo cuando en el proceso de disolución y liquidación se hubiere agotado íntegramente el patrimonio del deudor. La Ley General del Sistema Concursal mantiene el mismo esquema.

87

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

6. Así el procedimiento judicial de quiebra que se encuentra regulado en el artículo 99 de la Ley General del Sistema Concursal, establece que el juez declarará la quiebra de la sociedad previa comprobación de la extinción de su patrimonio. Como consecuencia, una vez comprobada dicha extinción del patrimonio el juez expedirá una resolución declarando la quiebra de la empresa, la extinción de su patrimonio y la incobrabilidad de sus deudas, auto que luego de quedar consentido o ejecutoriado determinará la conclusión del procedimiento, ordenando el juez su archivo, la inscripción de la extinción del patrimonio de la sociedad y la emisión de los certificados de incobrabilidad a todos los acreedores impagos. Como puede apreciarse, este procedimiento tiene carácter especial y es distinto al trámite regulado en la Ley General de Sociedades. 7. Ahora bien, es de precisarse que si bien es cierto que el artículo 53 del T.U.O. de la Ley General de Cooperativas (Decreto Supremo N° 074-90-TR) al igual que el inciso 5 del artículo 407 de la Ley General de Sociedades pueden ocasionar cierta confusión al establecer que la quiebra constituye una causal de disolución de tales personas jurídicas, resulta pertinente señalar que el art. 417 del mencionado cuerpo de leyes establece de manera clara que los liquidadores deben solicitar la declaración judicial de quiebra cuando se extingue el patrimonio de la sociedad y quedan acreedores pendientes de ser pagados, hecho que presupone que la sociedad se encontraba disuelta con anterioridad a la expedición de la declaración judicial de quiebra. Esta confusión se salva con la norma posterior contenida en el artículo 99 de la Ley N° 27809, en la cual se indica que la quiebra declara la extinción del patrimonio. Esta conclusión se reafirma en virtud del principio de especialidad y de aplicación preferente de la ley concursal por sobre toda otra norma legal, según establece en forma taxativa la segunda disposición complementaria y final de la mencionada norma. De lo antes expuesto, se colige que los liquidadores de una persona jurídica insolvente solicitan la declaración judicial de quiebra, que tiene los mismos efectos de la extinción. 8. Si bien es cierto en la Ley General del Sistema Concursal no se señala de manera expresa que la inscripción de la declaración judicial de extinción del patrimonio de la persona jurídica determina la extinción de la persona jurídica, debe tenerse en cuenta que dicha inscripción sí determina la extinción de esta, teniendo en cuenta que se ha cumplido con la finalidad de la disolución, cual es la liquidación y extinción de la persona jurídica. Al respecto, debe tenerse en cuenta que para que una persona jurídica se extinga en forma previa debe liquidarse su patrimonio, liquidación que se va a producir una vez que se ha extinguido el patrimonio como consecuencia del pago de las deudas y reparto del remanente entre los socios, en caso de haberlo; o, como en el presente caso, si se ha extinguido el patrimonio sin que se haya pagado la integridad de las deudas. Consecuentemente, una vez extinguido el patrimonio se producirá también la extinción de la misma, al haberse cumplido la finalidad buscada con la disolución y liquidación. Si en el transcurso de la liquidación se extingue el patrimonio sin que se haya

88

Reglas aplicables a todas las personas jurídicas

pagado a todos los acreedores, se declara la quiebra de la persona jurídica, quiebra que determina a su vez su extinción. En ese sentido, no resultan aplicable a la personas jurídicas lo señalado en los artículos 100 y 101 de la Ley General Concursal, que regulan los efectos de la quiebra y la rehabilitación del quebrado, por estar referidos a la quiebra de las personas naturales. 9. En el caso materia del presente análisis, advirtiéndose que se ha registrado la extinción del patrimonio social así como la declaratoria de quiebra de la cooperativa, según se constata en el asiento A0002 de la partida correspondiente; se colige que dicha cooperativa se encuentra extinguida, por lo que resultaría incompatible2 con este antecedente la inscripción de la remoción y nombramiento de una nueva comisión liquidadora, máxime en tanto ya se ha liquidado el patrimonio. Debe tenerse en cuenta que solo en tanto exista patrimonio pendiente que liquidar, la marcha institucional de la persona jurídica está a cargo de un liquidador o comisión liquidadora, y mientras dure este proceso la persona jurídica sigue siendo sujeto de derechos y obligaciones. Esta situación se ve finiquitada cuando el patrimonio se extingue, situación que genera algunas veces la declaración de quiebra cuando no se han logrado satisfacer todas las obligaciones (supuesto de incobrabilidad de obligaciones). En tal medida, no puede nombrarse una comisión liquidadora, cuando precisamente no hay patrimonio que liquidar, situación incorporada al Registro mediante la inscripción de la declaración judicial de la quiebra en el asiento A0002 de la partida Registral 11001936. Situación que también genera el fin de las funciones de los liquidadores que hasta entonces ejercían3. 10. En cuanto a lo sostenido por el apelante en el sentido que las decisiones judiciales que dispusieron la convocatoria judicial fueron expedidas con mucha antelación a la declaración de quiebra judicial, debe precisarse que los efectos de los asientos registrales, así como la preferencia de los derechos que de estos emanan, se retrotraen a la fecha y hora del respectivo asiento de presentación, conforme señala el Principio de Prioridad Preferente consagrado en el numeral IX del Título Preliminar del Reglamento General de los Registros Públicos. En tal sentido, se comprueba que si bien es cierto que la finalidad de una anotación preventiva, como la demanda en el caso submateria y la inscripción de la sentencia, no es otra que reservar la prioridad y advertir la existencia de una eventual causa de modificación del acto o derecho inscrito, no es menos cierto que como se aprecia de la partida registral respectiva, el título fue con el N° 1182 el 28/01/2009, con posterioridad a la inscripción de la quiebra judicial de la cooperativa efectuada a mérito del título N° 11784 del 20/08/2008, y por lo tanto los actos que pretendan inscribirse amparados en la prioridad reservada con la demanda no pueden contradecir los efectos de la inscripción de la quiebra y extinción del patrimonio social de la persona jurídica, por ser esta última, una situación incorporada al Registro en forma previa a la anotación de demanda.

89

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

Consecuentemente, el pronunciamiento del estado de quiebra emitido por el órgano jurisdiccional genera todos sus efectos, de no mediar declaración en contrario a cargo del mismo órgano; situación que no se ha producido ni en la resolución que ordenó anotar la demanda, ni en la que declara fundada la demanda de convocatoria para asamblea general. Por lo que el acto solicitado deviene en no inscribible. En consecuencia, corresponde CONFIRMAR la tacha sustantiva del título de alzada. Con la intervención del Vocal Suplente Carlos Gómez Anaya autorizado mediante Resolución N° 026-2010-SUNARP/PT del 27/01/2010. Estando a lo acordado por unanimidad; IV. RESOLUCIÓN CONFIRMAR la tacha sustantiva formulada por la Registradora del Registro de Personas Jurídicas de Ayacucho, al título referido en el encabezamiento, por los fundamentos expuestos en el análisis de la presente resolución. Regístrese y comuníquese, LUIS ALBERTO ALIAGA HUARIPATA, Presidente(a) de la Primera Sala del Tribunal Registral ELENA ROSA VÁSQUEZ TORRES, Vocal del Tribunal Registral CARLOS GÓMEZ ANAYA, Vocal (s) del Tribunal Registral NOTAS 1 BEAUMONT CALLIRGOS, Ricardo y PALMA NAVEA, José E. “Comentarios a la Ley General del Sistema Concursar. Gaceta Jurídica S.A. Primera Edición. 2002. 2 T.U.O. del Reglamento General de los Registros Públicos: Art. X del Título Preliminar. PRINCIPIO DE PRIORIDAD EXCLUYENTE: No puede inscribirse un título incompatible con otro ya inscrito o pendiente de inscripción, aunque sea de igual o anterior fecha. Artículo 26.-Títulos pendientes incompatibles: (...) Un título es incompatible con otro ya presentado, cuando la eventual inscripción del primero excluya la del presentado en segundo lugar. 3 Ley N° 27809 Artículo 94.- Fin de las funciones del liquidador Las funciones del Liquidador terminan con la inscripción de la extinción del patrimonio del deudor en los Registros Públicos correspondientes.

ANOTACIÓN DE MEDIDAS CAUTELARES

018

Administración judicial de persona jurídica: Es incompatible con la elección de otros órganos de gobierno

De conformidad con el último párrafo del artículo 672 del Código Procesal Civil, con el nombramiento de un administrador judicial se produce el cese de los órganos de gobierno de la persona jurídica intervenida y por tanto el nombramiento de administradores judiciales sería incompatible con la elección de otros órganos de gobierno, por la imposibilidad de coexistencia en una misma persona jurídica de unos mandatarios designados por la asamblea y otros designados por resolución judicial. TRIBUNAL REGISTRAL RESOLUCIÓN N° 218-2009-SUNARP-TR-L Lima, 19 de febrero de 2009

90

Reglas aplicables a todas las personas jurídicas

APELANTE TÍTULO RECURSO REGISTRO ACTO(s)

: : : : :

AUGUSTO ALEJANDRO PACHECO CALLIRGOS N° 19844 del 03/10/2008 H.T.D. N° 1309 del 19.11.2008 Personas Jurídicas del Callao RENOVACIÓN POR TERCIOS DE CONSEJO DE ADMINISTRACIÓN VIGILANCIA Y OTROS

(...) V. PLANTEAMIENTO DE LAS CUESTIONES Interviene como Vocal ponente Luis Alberto Aliaga Huaripata. Con el informe oral del abogado Augusto Alejandro Pacheca Callirgos. De lo expuesto y del análisis del caso, a criterio de esta Sala la cuestión a determinar es la siguiente: - Si los acuerdos que se solicitan inscribir en el presente caso se adecúan al antecedente registral. VI. ANÁLISIS 1. El título venido en grado se refiere a la inscripción de la renovación por tercios del consejo de administración, consejo de vigilancia y comité electoral de la Cooperativa de Servicios Múltiples de los Empleados Civiles de la Marina de Guerra del Perú Ltda, así como la inscripción del nombramiento de gerente y de apoderado. 2. En el As. C 0001 –título archivado N° 4303 del 18/04/2005– obra inscrita la resolución judicial del 06/04/2005 y su aclaratoria del 12/05/2005 que dispuso la medida cautelar de nombramiento de administrador judicial, ocupando dicho cargo los señores Eudoro Delgado Charcape, Félix Rivera Espinoza, Teresa Allendi Gutiérrez, Pedro Lagos Zavala y José Fernández López. Esta medida fue dejada sin efecto mediante resoluciones judiciales del 03/08/2007 y del 15/09/2007, según consta del As. C 00002 (título archivado N° 16970 del 28/08/2007). - Debe indicarse que en el asiento C00001 también consta inscrita la cancelación de la inscripción en los Registros Públicos del Callao del nombramiento de Ernesto Reátegui Angulo en el cargo de Gerente General por revocación de su nombramiento acordado en asamblea general convocada judicialmente, y la elección en su reemplazo de Augusto Pacheco Callirgos. 3. Asimismo, mediante asamblea general del 16-04-2002, convocada judicialmente, aclarada por asamblea del 7-5-2006, se acordó la remoción del Gerente General Ernesto Reátegui Angulo, inscribiéndose en el asiento C00003. De igual forma, en dicha asamblea general se acordó la elección de los integrantes del consejo de administración, consejo de vigilancia y comité electoral; los cuales quedaron conformados por las siguientes personas: Consejo de Administración: Titulares Luis Fernando Espinoza Muñante (3 años) Teresa Allendi Gutiérrez (3 años)

91

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

Héctor Rojas Delgado Eduardo Llerena Chávarri Pedro Lagos Zavala Suplentes Félix José Rivera Espino José Manuel Fernández López Consejo de Vigilancia: Titulares José Rondón Sánchez Máximo Mendoza Almeyda David Torres Reynoso Suplente Guillermo Valladares Benites Comité Electoral: Presidente Armando Ochoa Meléndez Secretario Lupe Villavicencio Andrade Vocal Palmira Alicia Melchor Oré Suplente Jacinto Amancio Urbano Espíritu

(2 años) (1 año) (2 años) (1 año) (1 año)

(3 años) (2 años) (1 año) (1 año) (3 años) (2 años) (1 año) (1 año)

4. Al respecto, debe tenerse en cuenta que los nombramientos antes referidos si bien se encuentran inscritos desde el 03/03/2008, estos ya habrían vencido al ser electos mediante asamblea del 16/04/2002, la cual fue aclarada a efectos de acceder al Registro el 07/05/2006, no siendo dicha circunstancia impedimento para el ejercicio del cargo por parte de los miembros elegidos en sus órganos de gobierno. Así el artículo 29 del estatuto de la Cooperativa señala: “El mandato de los consejeros de Administración, Vigilancia, Comité Electoral y Educación serán por tres años y su renovación se efectuará por tercios, para lo cual podrán elegirse directivas por periodos menores. Los suplentes serán siempre elegidos por un año y reemplazarán a los titulares solo por el tiempo de su propio mandato. Los Consejos de Administración, Vigilancia y Comités se constituirán dentro de las cuarentiocho horas después de su elección”. 5. El Registrador de Personas Jurídicas del Callao tachó sustantivamente el título venido en grado aduciendo que en relación a las actas adjuntadas en copia certificada notarial de la Asamblea General Extraordinaria del 14/09/2008, y las Sesiones del Consejo de Administración, Consejo de Vigilancia y del Comité Electoral de setiembre del 2008 se aprecia respecto a las mismas que su contenido y acuerdos resultan incompatibles con la partida registral P.E. N° 70009633 del Registro de Personas Jurídicas del Callao. Asimismo, el Registrador indicó que la convocatoria para la Asamblea del 14/09/2008 fue realizada por una persona que no se encontraba legitimada y que el

92

Reglas aplicables a todas las personas jurídicas

quórum de la citada asamblea carece de validez, al no haberse acreditado el número de socios hábiles de la cooperativa. 6. Con relación a la medida cautelar de administración esta instancia ha emitido uniforme y reiterada jurisprudencia con relación a los efectos de la inscripción de la medida cautelar en forma de administración1 (nombramiento de administrador judicial), señalando que se admiten los siguientes supuestos: 1.1. Los artículos 769 al 780 del Código Procesal Civil regulan el proceso no contencioso de administración judicial de bienes. La norma señala que procede designar administrador judicial de bienes a falta de padres, tutor o curador y en los casos de ausencia o de copropiedad. El artículo 777 dispone que la renuncia del administrador judicial de bienes produce efecto solo desde que es notificada su aceptación por el Juez. Añade que el administrador puede ser removido siguiendo el proceso establecido para su nombramiento. El artículo 779 establece que concluye la administración judicial de bienes cuando todos los interesados tengan capacidad de ejercicio y así lo decidan, y en los casos previstos en el Código Civil. Como puede apreciarse, la administración judicial de bienes regulada por los artículos 769 al 780 del Código Procesal Civil no se ha previsto expresamente para la administración de los bienes de una persona jurídica. De otro lado, debe tenerse en cuenta que el artículo 599 del Código Civil establece que el Juez deberá proveer a la administración de los bienes cuyo cuidado no incumbe a nadie, e instituir una curatela cuando por cualquier causa la asociación o el comité no puedan seguir funcionando, sin haberse previsto solución alguna en el estatuto. 1.2. Distinto es el caso del administrador de unidad de producción o comercio regulada en los artículos 670 al 672 del Código Procesal Civil. Esta es una medida cautelar para futura ejecución forzada que resulta de la conversión del embargo en forma de intervención en recaudación a intervención en administración. El artículo 670 dispone que a pedido del titular de la medida, se puede convertir la intervención en recaudación –la que se dicta con la finalidad de embargar los ingresos de una empresa de persona natural o jurídica–, a intervención en administración. En esta última el administrador asume la representación y gestión de la empresa, siendo una de sus obligaciones el poner a disposición del Juzgado las utilidades o frutos obtenidos. Al asumir el cargo el administrador, cesan automáticamente en sus funciones los órganos directivos y ejecutivos de la empresa intervenida. 1.3. Una tercera posibilidad es la designación judicial de un administrador que no sea el administrador judicial de bienes regulado en los artículos 769 al 780 del Código Procesal Civil ni tampoco sea el regulado en los artículos 670 al 672 del Código Procesal Civil, esto es, que no tenga por objeto la futura ejecución forzada. A dicho efecto debe tenerse en cuenta que el artículo 629 del Código Procesal Civil contempla la medida cautelar genérica, estableciendo que además de las medidas cautelares reguladas en este Código y en otros dispositivos, se puede solicitar y conceder una no prevista, pero que asegure de la forma más adecuada el cumplimiento de la decisión

93

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

definitiva. En tal sentido, podrá designarse un administrador judicial de persona jurídica como medida cautelar genérica en distintos procesos, administrador que tendrá las obligaciones y facultades que el Juez señale. 7. Conforme consta del asiento C00001 de la Partida N° 700009633 la medida cautelar se refiere a la designación de los señores Eudoro Delgado Charcape, Félix Rivera Espinoza, Teresa Allendi Gutiérrez, Pedro Lagos Zavala y José Fernández López en su calidad de consejeros elegidos por asamblea general de socios convocada judicialmente a asumir cautelarmente la gestión y administración del patrimonio de la cooperativa, pudiendo ejercer los actos, las facultades y responsabilidades contempladas en su Estatuto Social, enténdiendose por esto el cese de los cargos de los órganos directivos y ejecutivos, asumiendo los administradores judiciales las funciones de los directivos y ejecutivos cesados. De acuerdo a lo inscrito en la partida precitada, la resolución judicial que dispone la medida cautelar de nombramiento de administrador judicial es de fecha 6.4.2005, la cual posteriormente fue aclarada mediante resolución del 12.5.2005, mientras que la que dispone su levantamiento es del 3.8.2007, aclarada mediante resolución del 15.9.2007, lo que significa que el administrador judicial asumió funciones durante el periodo comprendido desde el 6.4.2005 al 3.8.2007. Ahora bien, la Asamblea General Extraordinaria así como las Sesiones del Consejo de Vigilancia y del Comité Electoral cuya inscripción se solicita datan del 14.09.2008; mientras que, la sesión de elección e instalación del Consejo de Administración así como la sesión ordinaria de dicho consejo datan del 15.9.2008 y 22.9.2008, respectivamente, es decir, dichos acuerdos fueron adoptados con posterioridad a la vigencia de la administración judicial. Respecto a este último punto, debe precisarse que en opinión del Registrador, los acuerdos tomados en la Asamblea General Extraordinaria del 14.09.2008 y en las Sesiones del Consejo de Administración, Consejo de Vigilancia y Comité Electoral celebradas en setiembre del mismo año, resultan incompatibles con la partida registral P.E. N° 70009633 del Registro de Personas Jurídicas del Callao, señalando que el Tracto Sucesivo de los órganos directivos de la citada cooperativa se vio interrumpido durante la vigencia de la medida cautelar, y por consiguiente también se interrumpió toda la secuencia de asambleas eleccionarias que pudieran haber devenido válidamente en el Consejo de Administración que convocó a la asamblea del 14-09-2008. En efecto, respecto a este punto, cabe precisar que de conformidad a lo precisado en el último párrafo del Art. 672 del Código Procesal Civil, como consecuencia del nombramiento de un administrador judicial se produce el cese de los órganos de gobierno de la persona jurídica intervenida y por tanto el nombramiento de administradores judiciales sería incompatible con la elección de otros órganos de gobierno, por la imposibilidad de coexistencia en una misma persona jurídica de unos mandatarios designados por la asamblea y otros designados por resolución judicial. Sin embargo, debe indicarse que en el caso materia de análisis, la medida cautelar ya no se encuentra vigente, y por consiguiente, la asamblea general del 14.09.2008 convocada para aprobar la renovación

94

Reglas aplicables a todas las personas jurídicas

por tercios del consejo de administración, consejo de vigilancia y comité electoral de la cooperativa, no resultaría ser un acto incompatible con los antecedentes registrales. Consecuentemente, corresponde dejar sin efecto el primer y tercer extremos de la tacha formulada por el Registrador. 8. El Registrador ha señalado que la convocatoria realizada para la Asamblea Extraordinaria del 14.09.2008 no resulta válida en razón a que esta fue efectuada por el Presidente del Consejo de Administración elegido en la misma asamblea del 14-092008, siendo que no se puede validar una convocatoria efectuada por quien no tenía facultades para convocar. 9. Al respecto cabe precisar que la Resolución N° 202-2001-SUNARP/SN, fue emitida con el objeto de unificar criterios respecto a la problemática surgida en Asociaciones y Comités, como consecuencia del vencimiento del periodo de funciones del consejo directivo inscrito. El artículo 1 de la citada norma señala que, para efectos registrales, se presume que el presidente o el integrante designado por el último consejo directivo inscrito de asociaciones y comités, están legitimados para convocar a asamblea general en la que se elijan a los nuevos integrantes de dicho órgano de gobierno, aunque hubiere concluido el periodo para el que fueron elegidos (el resaltado es nuestro). La convocatoria deberá efectuarse conforme a las normas legales y estatutarias pertinentes. 10. Asimismo, la Resolución N° 609-2002-SUNARP/SN, extendió los alcances de la resolución N° 202-2001-SUNARP/SN y la resolución N° 331-2001-SUNARP/SN, para la acreditación de convocatoria y quórum, a otras personas jurídicas, entre ellas a las cooperativas. “Extiéndase los alcances de la resolución del Superintendente Nacional de los Registros Públicos N° 201-2001-SUNARP-SN, del 31 de julio de 2001, a las asociaciones pro vivienda, cooperativas, comunidades campesinas y empresas multicomunales. Para tal efecto, el Registrador deberá proceder de la siguiente manera: 1.1 En caso de asociaciones pro vivienda y cooperativa, la presunción registral a que se refiere el artículo 1 de la citada resolución, será de aplicación al último consejo de administración inscrito. En caso de elecciones de consejos de administración no inscritos, no opera la citada presunción, siendo de aplicación su artículo 2, entendiéndose que la convocatoria corresponde ser efectuada por el último consejo de administración electo (...)”. 11. En el caso desarrollado por las normas señaladas, la legitimidad recae en el último consejo de administración inscrito, cuyo periodo de mandato hubiere vencido, surge de la publicidad que brinda el Registro y de la presunción que contempla el citado precepto legal. Así, en este caso, el Registrador para determinar si el convocante se

95

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

encuentra o no facultado para convocar, necesariamente tendrá que acudir a verificar si el convocante legitimado se encuentra o no inscrito. 12. En el caso submateria tenemos que fluye de la partida registral N° 70009633 del Registro de Personas Jurídicas del Callao, que el último consejo de administración de la Cooperativa de Servicios Múltiples de los Empleados Civiles de la Marina de Guerra del Perú Ltda. estaba conformado por Luis Fernando Espinoza Muñante, Teresa Allendi Gutiérrez, Héctor Rojas Delgado, Eduardo Llerena Chávarri, Pedro Lagos Zavala, en calidad de miembros titulares y por Félix José Rivera Espino y José Manuel Fernández López, en calidad de miembros suplentes, los cuales en conjunto se encontrarían legitimados para convocar. Sin embargo, fluye del acta del 14.09.2008 que quien convocó fue Luis Fernando Espinoza Muñante. Al respecto, si bien dicha persona forma parte del último Consejo de Administración inscrito, no consta de la partida su calidad de Presidente del Consejo de Administración. Por lo que deberá acreditar que actuó ejerciendo la representación del Consejo de Administración de la cooperativa. En consecuencia, debe confirmarse el segundo extremo de la denegatoria. 13. En cuanto al cuarto extremo de la tacha es de señalar que a esta instancia no se ha presentado la esquela de convocatoria para la asamblea general extraordinaria del 14.09.2008, siendo que revisado el SIR (Sistema Informático Registral), se aprecia que con fecha 27.10.2008 el usuario recogió la documentación adjuntada junto con el título materia de rogatoria, debido a que este fue objeto de tacha sustantiva. Se entiende entonces que el usuario no adjuntó dicha esquela de convocatoria al momento de interponer el recurso de apelación. Sin perjuicio de ello cabe señalar que si bien el Registrador ha señalado que el quórum de la asamblea general extraordinaria del 14.09.2008 carecería de validez, al no haberse determinado el número de socios “hábiles” de la cooperativa, debe indicarse que dicha información o determinación es una conclusión que se acredita únicamente al interior de la cooperativa, no correspondiendo al Registro verificar la habilidad de los socios. En tal sentido, debe revocarse el cuarto extremo de la tacha. 14. No obstante, siendo que de la revisión de los documentos presentados no consta la esquela de convocatoria efectuada para la asamblea general extraordinaria del 14.09.2008, deberá acreditarse, en defecto de la misma, con la respectiva declaración jurada. Asimismo, no habiéndose presentado padrón de asociados, la presentación de la lista de asistentes es insuficiente para la determinación del quórum; por lo que deberá presentarse el respectivo padrón o una declaración jurada de quórum. En tal sentido debe ampliarse la observación formulada por el Registrador.

96

Reglas aplicables a todas las personas jurídicas

15. Finalmente, el tercer párrafo del artículo 156 del Reglamento General de los Registros Públicos señala que cuando el Tribunal Registral confirma o revoca las observaciones formuladas por el Registrador, también debe pronunciarse por la liquidación de derechos realizada por el mismo o, en defecto de esta, determinar dichos derechos. Los actos materia de rogatoria son los siguientes: Actos

D. Calificación

D. Inscripción Subtotal

Consejo de administración

S/. 13.00

S/. 8.00

S/. 21.00

Consejos de vigilancia

S/. 13.00

S/. 8.00

S/. 21.00

Nombramiento gerente

S/. 13.00

S/. 8.00

S/. 21.00

Nombramiento apoderado

S/. 13.00

S/. 8.00

S/. 21.00

Total

S/. 52.00

S/. 32.00

S/. 84.00

Habiendo cancelado el monto de S/.21.00 nuevos soles según Recibo N° D200012286, deberá cancelarse la suma de S/.63.00 nuevos soles. Estando a lo acordado por unanimidad; VII. RESOLUCIÓN DEJAR SIN EFECTO el primer y tercer extremos, REVOCAR el cuarto. CONFIRMAR el segundo extremo de la denegatoria formulada por el Registrador del Registro de Personas Jurídicas del Callao al título referido en el encabezamiento y DECLARAR que el mismo tiene los defectos subsanables descritos en los numerales 12 y 14, conforme a los fundamentos vertidos en el análisis de la presente resolución. Regístrese y comuníquese ROSARIO DEL CARMEN GUERRA MACEDO, Presidenta de la Primera Sala del Tribunal Registral MARTHA DEL CARMEN SILVA DÍAZ, Vocal del Tribunal Registral LUIS ALBERTO ALIAGA HUARIPATA, Vocal del Tribunal Registral NOTA 1 Resoluciones N° 414-2001-ORLC/TR de 24 de setiembre de 2001, N° 227-2002-ORLC/TR de 30 de abril de 2002 y N° 146-2002-ORLC/TR de 21 de marzo de 2002, y 562-2006-SUNARP-TR-L del 6 de setiembre de 2006 entre otras.

019

Medida cautelar innovativa que suspende la eficacia de la inscripción de la última directiva: Impide a presidente efectuar convocatorias y suscribir declaraciones juradas

Cuando se inscribe una medida cautelar innovativa que dispone la suspensión provisional de los efectos de los asientos registrales donde obra inscrita la última directiva, tales asientos no tendrán efectos jurídicos mientras dure la suspensión ordenada judicialmente. En tal sentido, mientras estén suspendidas las funciones de la junta directiva elegida, el presidente de dicha junta directiva no puede convocar a asambleas generales ni suscribir declaraciones juradas relativas a la convocatoria y quórum.

97

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

TRIBUNAL REGISTRAL RESOLUCIÓN N° 465-2009-SUNARP-TR-L Lima, 08 de abril de 2009

APELANTE : DIONISIO HUAPAYA JIMENES TÍTULO : N° 653300 del 19-11-2007 RECURSO

: N° 2624 del 12-01-2009

REGISTRO : Personas Jurídicas de Lima ACTO(s) : NOMBRAMIENTO DE DIRECTIVOS (...) V. PLANTEAMIENTO DE LAS CUESTIONES Interviene como Vocal ponente Fernando Tarazona Alvarado. De lo expuesto y del análisis del caso, a criterio de esta Sala la cuestión a determinar es la siguiente: - Si una medida cautelar innovativa mediante la cual se suspenden provisionalmente los efectos de asientos registrales donde obra inscrita la última directiva, obstaculiza la inscripción de la directiva elegida para el nuevo periodo. VI. ANÁLISIS 1. El Código Civil define a las comunidades campesinas como organizaciones tradicionales y estables de interés público, constituidas por personas naturales y cuyos fines se orientan al mejor aprovechamiento de su patrimonio, para beneficio general y equitativo de los comuneros, promoviendo su desarrollo integral (Art. 134). Las comunidades campesinas se encuentran reguladas en ley especial, así tenemos a la Ley N° 24656 “Ley General de Comunidades Campesinas”, en cuyo artículo segunda se define a las comunidades campesinas como organizaciones de interés público, con existencia legal y personería jurídica, integrados por familias que habitan y controlan determinados territorios, ligadas por vínculos ancestrales, sociales, económicos y culturales, expresados en la propiedad comunal de la tierra, el trabajo comunal, la ayuda mutua, el gobierno democrático y el desarrollo de actividades multisectoriales, cuyos fines se orientan a la realización plena de sus miembros y del país. Asimismo, en el artículo 135 del Código Civil se señala que para la existencia legal de las comunidades campesinas se requiere su reconocimiento oficial por parte del Estado y su inscripción en el Registro. En este sentido, en el artículo 2 del Reglamento de la Ley General de Comunidades Campesinas aprobado por D.S. N° 006-91-TR, se establece que para formalizar su personería jurídica, la Comunidad Campesina será inscrita por resolución administrativa del órgano competente en asuntos de comunidades del Gobierno Regional correspondiente. En mérito a dicha resolución, se inscribirá en el Libro de Comunidades Campesinas y Nativas del Registro de Personas Jurídicas de la Oficina Registral correspondiente, y agrega que la inscripción implica el reconocimiento tácito de la Comunidad.

98

Reglas aplicables a todas las personas jurídicas

2. Con relación al régimen de administración de las comunidades campesinas, el artículo 16 de la Ley N° 24656 y el artículo 37 de su Reglamento, establecen que son órganos de gobierno los siguientes: asamblea general, directiva comunal y comités especializados por actividad y anexo. La Directiva Comunal es elegida por la asamblea general y se constituye en el órgano responsable del gobierno y administración de la Comunidad, debiendo ser elegida por un periodo máximo de dos años, pudiendo ser reelegidos sus miembros por un periodo igual. 3. El Reglamento General de los Registros Públicos, en su artículo 31, define a la calificación registral como la evaluación integral de los títulos ingresados al registro que tiene por objeto determinar la procedencia de su inscripción. Esta calificación registral se encuentra a cargo del Registrador Público, en primera instancia y del Tribunal Registral, en segunda instancia. Forma parte de la calificación registral el confrontar la adecuación de los títulos con los asientos de inscripción de la partida registral en la que se habrá de practicar la inscripción, y, complementariamente, con los antecedentes registrales referidos a la misma, sin perjuicio de la legitimación de aquellos. Asimismo, el Registrador debe verificar la existencia de obstáculos que emanen de la partida en la que deberá practicarse la inscripción, así como de títulos pendientes relativos a la misma que puedan impedir temporal o definitivamente la inscripción. Así tenemos que cuando se solicite la inscripción de una directiva comunal, en la calificación registral, el Registrador debe confrontar que el título presentado se adecue a la partida registral, es decir, revisar que las asambleas generales hayan sido convocadas por el presidente de la última directiva inscrita, que estas asambleas se hayan llevado a cabo de acuerdo a los estatutos de la Comunidad Campesina, que se encuentren asentadas en el libro de actas concordante con el registrado, entre otros. Asimismo, debe verificarse que no existan asientos o títulos pendientes que resulten o podrían resultar incompatibles con la inscripción rogada. 4. En el caso materia de análisis se solicita la inscripción de la elección de la Directiva Comunal para el periodo 2007-2009, presidida por Dionisio Huapaya Jimenes, de la Comunidad Campesina de Jicamarca. El Registrador ha observado el título por cuanto ha advertido de la revisión de la partida registral que en el asiento A00123 se ha anotado la medida cautelar innovativa que suspende provisionalmente el asiento A00108, siendo que en este asiento corre registrada la directiva comunal elegida para el periodo 2005-2007, presidida por Dionisio Huapaya Jimenes, en tal sentido, el Registrador considera que las convocatorias efectuadas para las asambleas generales del 26/8/2007 y 7/10/2007 carecen de validez porque el presidente no se encontraría legitimado para convocar. Por lo tanto, corresponde a esta instancia analizar si una medida cautelar innovativa mediante la cual se suspenden provisionalmente los efectos de asientos registrales

99

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

donde obra inscrita la última directiva, obstaculiza la inscripción de la directiva elegida para el nuevo periodo. 5. El artículo 682 del Código Procesal Civil, al tratar la referente a la medida cautelar innovativa establece que: “Ante la inminencia de un perjuicio irreparable, puede el juez dictar medidas destinadas a reponer un estado de hecho o de derecho cuya alteración vaya a ser o es el sustento de la demanda. Esta medida es excepcional por lo que solo se concederá cuando no resulte aplicable otra prevista en la ley”. Ahora bien, con relación al tema de análisis, esta instancia en reiterada jurisprudencia ha establecido que cuando se inscribe una medida cautelar innovativa que dispone la suspensión de los efectos de determinados asientos registrales, estos no tendrán efectos jurídicos mientras dure la suspensión ordenada judicialmente. 6. Conforme a lo señalado en dicha resolución judicial, se aprecia que la medida cautelar dictada al amparo del artículo 682 del Código Procesal Civil, tiene como finalidad suspender los efectos de los asientos A00106 y A00108, (referidos a la elección de las directivas comunales para el periodo 2003-2005 y 2005-2007, respectivamente) de tal modo que estos no surtirán efectos jurídicos mientras dure la suspensión, es decir, hasta que se resuelva la controversia planteada ante el órgano jurisdiccional por la parte demandante de la medida cautelar o esta sea dejada sin efecto o variada por el órgano jurisdiccional competente. En este orden de ideas, se aprecia que cuando se calificó el título, las asambleas generales del 26/8/2007 y del 7/10/2007, no podían ser convocadas por Dionisio Huapaya Jimenes, quien ostentaba el cargo de presidente de la junta directiva comunal de la Comunidad Campesina de Jicamarca, elegida mediante asamblea eleccionaria del 9/10/2005 (aclarada y ratificada por acta de la asamblea del 4/12/2005), es decir, la directiva comunal comprendida para el periodo del 25 de octubre de 2005 al 24 de octubre de 2007, pues de conformidad con la medida cautelar que se registró en el asiento A00123, el acto materia de rogatoria no produce efectos mientras el asiento A00108 se encuentre suspendido. Asimismo, mientras estén suspendidas las funciones de la junta directiva comunal elegida, el presidente de dicha junta directiva no puede suscribir declaraciones juradas relativas a la convocatoria y quórum. 7. Si bien a la fecha se advierte, luego de revisado el Sistema de Consulta Registral, que mediante título N° 88296 del 6/2/2009 la medida cautelar innovativa ha sido levantada según el asiento A000127, en virtud de la Resolución N° 30 del 24/12/2008 expedida por Juez del Juzgado Mixto de Matucana de la Corte Superior de Justicia de Lima, como consecuencia de haberse declarado improcedente por Resolución N° 8 del 25/11/2008; debe tenerse en cuenta que dicha cancelación se realizó mediante la presentación de un título posterior al recurrido, y además, la resolución que dispone su cancelación también es de fecha posterior. En tal sentido, si bien con la cancelación de la medida cautelar innovativa, los asientos registrales A00106 y A00108 que se encontraban suspendidos, nuevamente surten efectos, dicha situación se produce recién a partir del 06/02/2009, fecha de

100

Reglas aplicables a todas las personas jurídicas

presentación del título N° 88296, por lo que no le resulta oponible al título apelado, teniendo en cuenta el principio de prioridad preferente, recogido en los artículos 2016 del Código Civil y en el Numeral IX del Título Preliminar del Reglamento General de los Registros Públicos, que señala que los efectos de las inscripciones se retrotraen a la fecha del asiento de presentación del título. 8. Por tanto existiendo a la fecha de presentación del título recurrido un obstáculo insalvable para la inscripción del mismo, de conformidad con el inciso d) del artículo 42 del Reglamento General de los Registros Públicos, debe dejarse sin efecto la observación y procederse a la tacha del título. Estando a lo acordado por unanimidad; VII. RESOLUCIÓN DEJAR SIN EFECTO la observación formulada por el Registrador del Registro de Personas Jurídicas al título señalado en el encabezamiento y DISPONER la tacha del título conforme a los fundamentos expuestos en el análisis de la presente Resolución. Regístrese y comuníquese. FERNANDO TARAZONA ALVARADO, Presidente de la Segunda Sala del Tribunal Registral ELENA ROSA VÁSQUEZ TORRES, Vocal del Tribunal Registral FREDY LUIS SILVA VILLAJUÁN, Vocal del Tribunal Registral

020 Medida cautelar de no innovar referente a directiva no inscrita: Procedencia En los registros personales no funciona el tracto sucesivo, por lo que no tiene justificación supeditar la inscripción de la impugnación al previo registro del acto impugnado. La idea de tracto sucesivo no se aplica en los registros personales, por cuanto en estos no se inscriben transferencias de derechos en vía derivativa, esto es, que uno lo transmite al otro. En los registros personales, más bien, se inscriben diversos hechos jurídicos que no son implicantes uno en relación al otro, ni se produce derivación, por lo cual la idea de tracto queda eliminada. Por tal razón resulta procedente anotar una medida de no innovar, aun cuando no se refiera específicamente a una nueva directiva inscrita o pendiente de inscribirse, por cuanto la citada cautelar cumple así los fines para los que fue dictada, cual es, suspender los hechos futuros mediante el mantenimiento de una determinada situación jurídica. TRIBUNAL REGISTRAL RESOLUCIÓN N° 598-2009-SUNARP-TR-L Lima, 8 de mayo de 2009 APELANTE : EDGAR ARHUATA UCHASARA TÍTULO : 000192335 de 19-3-2009 RECURSO : 00023128 de 14-4-2009 REGISTRO : Personas Jurídicas de Lima ACTO(s) : MEDIDA CAUTELAR DE NO INNOVAR

101

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

(...) V. PLANTEAMIENTO DE LAS CUESTIONES Interviene como ponente el Vocal Günther Hernán Gonzales Barrón. De lo expuesto y del análisis del caso, a criterio de esta Sala la cuestión a determinar es la siguiente: -

Si la medida cautelar de no innovar, referida a una específica junta directiva inscrita, está supeditada a que no se inscriba una nueva directiva.

- Si la falta de inscripción de la asamblea es obstáculo para anotar una medida cautelar de suspensión de los efectos de aquella. VI. ANÁLISIS 1. Se solicita la anotación de la medida cautelar de no innovar dispuesta por el 3er Juzgado Civil de Lima, por la cual se dispone la conservación de la situación de hecho y derecho anterior a la admisión de la demanda, suspendiéndose los efectos de los acuerdos de la asamblea del 28 de diciembre de 2006 y 28 de enero de 2007 referida a la Asociación de Comerciantes San Pedro de Unicachi, inscrita en la Partida No. 11129606 del Registro de Personas Jurídicas de Lima. 2. El Registrador se opone a la inscripción alegando que existe un título pendiente de inscripción N° 111891 de 16-2-2009 referido a la prórroga de mandato del último Consejo Directivo inscrito, por lo cual este título resulta incompatible con el presente y, por consiguiente, además se procede a su suspensión. 3. La naturaleza de la medida de no innovar es evitar la eficacia de los hechos jurídicos futuros o sucesivos, por lo que precisamente un nuevo hecho que pretende inscribirse queda alterado o mediatizado por efecto directo de la medida de no innovar. En otras palabras, este tipo de cautelares busca alterar el futuro, por lo que la inscripción de un nuevo acto en el registro de personas jurídicas no le es incompatible, y más bien sería absurdo, como sostiene el registrador, que los nuevos hechos no sean alcanzados por esta medida, pues ello significaría vaciar de contenido la propia decisión judicial. Anótese que en este caso la medida cautelar dispone textualmente: “La conservación de la situación de hecho y derecho antes de la admisión de la demanda”, lo que significa remover todos los hechos futuros a la admisión de la demanda, acaecida el 15 de marzo de 2007. 4. Por lo demás, la efectividad de las decisiones judiciales tiene como cauce adecuado las medidas cautelares y las sentencias, con lo cual se busca lograr que exista concordancia entre la información registral y la realidad jurídica, por lo que se hace necesario mirar con favor la ejecución de las cautelares, siempre en la medida de lo posible y razonable según la ley, por lo que quedan exceptuadas las hipótesis de afectación del derecho de terceros. 5. Vale acotar que en el presente caso no se produce afectación del derecho de terceros, como nuevamente sostiene en forma equivocada el registrador en su esquela, pues

102

Reglas aplicables a todas las personas jurídicas

invoca el art. 673 del Código Procesal Civil. Así pues, téngase en cuenta que todos los hechos jurídicos que se inscriben en este tipo de registros se imputan directamente a la persona jurídica (fundación, estatuto, poderes, etc.), incluyendo la impugnación o suspensión de los acuerdos que repercuten directamente en la esfera jurídica de la misma persona; por tanto, en ningún caso existe un “tercero” afectado, esto es, una persona distinta, separada o autónoma a la que es causante de la inscripción. La directiva inscrita, o la nueva que se inscriba, corresponden siempre a la persona jurídica, y lo mismo ocurre con la suspensión de estos acuerdos, ya que todos ellos inciden en el mismo sujeto de derecho, sin que existan terceros perjudicados. Por tal razón, no cabe aplicar el art. 673 del Código Procesal Civil que está pensado evidentemente para registros de bienes en los que es posible la constitución de terceros subadquirentes de los derechos y que son ajenos a las partes del acto o negocio que se impugna. 6. Por tanto, se revoca el primer motivo de observación, ya que sí resulta procedente una medida de no innovar, aun cuando no se refiera específicamente a una nueva directiva inscrita o pendiente de inscribirse, por cuanto la citada cautelar cumple así los fines para los que fue dictada, cual es, suspender los hechos futuros mediante el mantenimiento de una determinada situación jurídica. 7. Ahora bien, el registrador añade un segundo motivo de observación consistente en que la asamblea de 28 de diciembre de 2006 no está inscrita y ello sería un obstáculo para que el registro publique la suspensión de sus efectos. Aquí nuevamente se produce un grave error conceptual, ya que en los registros personales no funciona el tracto sucesivo, por lo que no tiene justificación supeditar la inscripción de la impugnación al previo registro del acto impugnado. Eso mismo ocurre en los casos de revocatorias de poder que no necesitan de la previa inscripción del poder. La razón de ello es muy simple: el principio de tracto sucesivo implica la concatenación o cadena registral de sucesivos actos derivativos entre sí, en donde una adquisición solamente se inscribe si proviene del titular anterior según la historia que emane de la hoja del registro (art. 2015 CC). Es claro advertir que la idea de tracto sucesivo no se aplica en los registros personales, por cuanto en estos no se inscriben transferencias de derechos en vía derivativa, esto es, que uno lo transmite al otro. En los registros personales, más bien, se inscriben diversos hechos jurídicos que no son implicantes uno en relación al otro, ni se produce derivación, por lo cual la idea de tracto queda eliminada. La mejor doctrina señala que en este tipo de registros no se inscriben cosas o derechos reales, sino personas y hechos jurídicos que normalmente no conllevan la derivación de derechos, ni el orden preferente de ellos por la inscripción anterior, lo cual hace que el tracto sucesivo carezca de aplicación práctica1. En efecto, el historial de las entidades inscritas admite la posibilidad de pasos no registrados, por lo que no es necesaria una concatenación rigurosa de hechos, ya que las lagunas son tolerables y no afectan el sistema en su conjunto. Por tal razón cabe inscribir hechos pasados que carecen de relevancia en el presente, pero que lo tuvieron en su momento2; así también cabe omitir hechos que debieron darse pero no se dieron, como es el caso de los directorios o consejos directivos que no se nombraron en tiempo oportuno, y que resulta absurdo exigir que se nombren ahora para efectos del

103

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

pasado cuando nunca tuvieron funciones porque no operaron, ni las tendrán porque el hipotético mandato ya venció. 8. La publicidad de los hechos jurídicos que activen la responsabilidad de la persona jurídica es un principio fundamental en este tipo de registros, ya que en ellos se pretende dar a conocer ciertos datos importantes para el tráfico, cuya investigación sería difícil o imposible sin él. En tal sentido, los actos que acceden en el Registro son aquellos de significación para la responsabilidad del colectivo, entre lo que se encuentra en grado relevante la constitución misma, que constituye el mecanismo a través del cual el grupo de sujetos se reduce a la unidad con la consiguiente responsabilidad autónoma de este. Este Registro nace para delimitar el sujeto a quien se le anuda la responsabilidad patrimonial por las relaciones que entable en el tráfico, de tal suerte que se pueda conocer a ciencia cierta a quién se le imputa o atribuye la responsabilidad. Es innegable, pues, el nexo existente entre los fenómenos de autonomía o separación patrimonial –vínculo de destinación con relieve real– y la exigencia de un apropiado régimen publicitario3. Por ello, la doctrina germánica dice que estamos ante un registro de responsabilidad (hartungsregister), en el que se inscriben los hechos y actos de significación para la responsabilidad patrimonial. Esta es la razón justificadora de que se dé publicidad a la impugnación sin necesidad del acto, pues así se logra dotar de conocimiento general a una determinada situación jurídica de relevancia en las relaciones de la persona jurídica. 9. Por lo demás, en el presente caso la asamblea no inscrita de 28 de diciembre de 2006 es conexa y complementaria con la asamblea inscrita, ya que en la primera se determinó la aplicación de ciertas reglas de juego que se aplicaron en la segunda asamblea, por lo que esa conexidad entre ambas ya justifica sobradamente su publicidad conjunta, sin perjuicio de la aplicación de los distintos argumentos antes expuestos. Por tanto, se revoca también el segundo motivo de observación. 10. En cuanto a los derechos registrales se confirma la efectuada por el registrador. Estando a lo acordado por unanimidad; VII . RESOLUCIÓN REVOCAR en todos sus extremos la observación formulada por el Registrador de Personas Jurídicas de Lima, y disponer la inscripción del presente título. Regístrese y comuníquese Günther Hernán GonzAleS Barrón, Presidente de Sala Transitoria Tribunal Registral SUNARP Nélida Palacios León, Vocal de Sala Transitoria Tribunal Registral SUNARP Óscar Enrique Escate Cabrel, Vocal de Sala Transitoria Tribunal Registral SUNARP NOTAS 1 GARRIGUÉS, Joaquín. Curso de Derecho Mercantil, Editorial Temis, Bogotá 1987, Tomo 111, pág. 67. Modernamente se ha dicho sobre el tracto sucesivo: “cabe dudar de su efectiva utilidad en un registro de base personal tomo el Registro Mercantil. Nos hallamos, probablemente, ante una muestra de mimetismo respecto del Registro inmobiliario”. EIZAGUIRRE, José María de. Derecho Mercantil, Editorial Civitas, Madrid 1999, pág. 220. 2 CASADO BURBANO, Pablo. Los Principios Registrales Mercantiles, Colegio de Registradores de la Propiedad y Mercantiles de España, Madrid 2002, pág. 242. 3 IBBA, Carlo. La Pubblicitá delle imprese,CEDAM, Padua, 2006, pág. l87.

104

Reglas aplicables a todas las personas jurídicas

PODERES OTORGADOS POR PERSONAS JURÍDICAS

021 Poder otorgado a directivo de persona jurídica: Requiere analizarse el título Las personas jurídicas tienen la potestad de otorgar poderes, a cualquier persona, cuando el poder es otorgado a una persona que no ejerce cargo directivo o gerencial alguno al interior de la persona jurídica, resulta claro que ha sido otorgado en su calidad personal, y no en su calidad de miembro del consejo directivo. En cambio, cuando se otorga poder a una persona que ejerce cargo directivo al interior de la persona jurídica, es preciso analizar del contenido del título si se trata de un poder concedido a la persona en su calidad de directivo o, si por el contrario, fue otorgado sin vinculación alguna al ejercicio de dicho cargo. TRIBUNAL REGISTRAL RESOLUCIÓN N° 367-2009-SUNARP-TR-L Lima, 18 de marzo de 2009 APELANTE : VANESSA MAGALY MOLERO PASTOR Título : N° 759392 del 11-11-2008 RECURSO : H.T.D. N° 85017 del 22-12-2008 REGISTRO : Registro de Personas Jurídicas de Lima ACTO(s) : OTORGAMIENTO DE PODERES

(...) V. PLANTEAMIENTO DE LAS CUESTIONES Interviene como ponente la Vocal Martha del Carmen Silva Díaz. Con el informe oral de la abogada Vanessa Molero Pastor. De lo expuesto y del análisis del caso, a criterio de esta Sala las cuestiones a determinar son las siguientes: -

Si resulta procedente que mediante la reapertura de un acta de una asamblea general se rectifiquen errores incurridos en la extensión del acta.

- Si estando previstas en el estatuto facultades a favor del presidente de una asociación para que actúe conjuntamente con el secretario general y el secretario de administración, existe impedimento para inscribir un poder que otorga las mismas facultades al presidente en su calidad de persona natural. - Si el presidente del consejo directivo de una asociación, cuyo mandato se encuentra vencido, está legitimado para efectuar la reapertura de un acta. VI. ANÁLISIS 1. Mediante asamblea general ordinaria de La Asociación de Propietarios del Centro Comercial Polvos Azules realizada el 28.10.2004 se consignaron como puntos de agenda, dar a conocer el informe general de la Presidente y el informe legal sobre la situación de sus propiedades.

105

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

Por reapertura del acta de la asamblea aludida, efectuada el 12.6.2008 se rectificó la agenda en el sentido que debió incluirse el otorgamiento de poderes a favor de María Gricelda Málaga Zapata. 2. La rectificación de los errores del acta es un aspecto no abordado por el Código Civil, sin embargo. a través de la jurisprudencia registral se ha aplicado por analogía el artículo 44 del Código de Comercio, que señala lo siguiente. “Los comerciantes salvarán a continuación, inmediatamente que lo adviertan, los errores u omisiones en que incurrieren al escribir en los libros, explicando con claridad en qué consistían, y extendiendo el concepto tal como debiera haberse estampado. Si hubiere transcurrido algún tiempo desde que el yerro se cometió o desde que se incurrid en la omisión, harán el oportuno asiento de rectificación, añadiéndose el margen del asiento equivocado una nota que indique la corrección”. A partir de ello se concluyó que resulta procedente la rectificación de errores materiales o efectuar las precisiones necesarias mediante nuevo documento que forman parte del acta anterior sin necesidad de celebrar una nueva junta o asamblea. 3. La reiterada y uniforme jurisprudencia registral emitida en el sentido indicado dio lugar a la aprobación del siguiente precedente de observancia obligatoria en el Décimo Pleno, publicado en el diario oficial El Peruano el 9 de junio de 2005: “Reapertura de actas Es posible rectificar el contenido de las actas de sesiones de las personas jurídicas corrigiendo un dato que se consignó en forma errónea o consignando un dato que se omitió pudiendo consistir la omisión en un acuerdo que habiendo sido adoptado por la persona jurídica no se hizo constar en el acta. Para ello deberá dejarse constancia de la fecha de la reapertura del acta y la misma deber ser suscrita por quienes firmaron el acta primigenia rectificada”. En tal sentido, en tanto los datos que son objeto de rectificación no resulten discrepantes con los aspectos abordados en la agenda de convocatoria (cuando la hubiese) y se mantenga la concordancia de lo expresado en la junta o asamblea, procede la subsanación de los errores u omisiones mediante la reapertura del acta. 4. Con respecto a sus efectos, debe tenerse en cuenta que la ratificación1 y la aclaración2 tiene efectos retroactivos, por lo que sus efectos se retrotraen a la fecha del acto primigenio. Así, en tanto la reapertura está referida a errores materiales u omisiones, sus efectos son también retroactivos a la fecha del acto que rectifica, corrige o subsana, siendo que quienes la suscriben asumen la responsabilidad por la autenticidad de lo allí señalado, esto es de la veracidad de que efectivamente se trata de un error material o de la omisión de un acuerdo que fue adoptado oportunamente y sin embargo no fue transcrito al acta de la junta o sesión. Se entiende por tanto que en el caso de acuerdos omitidos estos fueron materia de agenda y sometidos a debate.

106

Reglas aplicables a todas las personas jurídicas

Por tanto, queda absolutamente excluida la posibilidad de que, vía reapertura, se incorporen acuerdos nuevos que por distintas causas, no fueron objeto de convocatoria, sometidos a debate ni aprobados en su oportunidad, dado que ello implicaría la vulneración de las garantías previstas para la validez de los acuerdos, como son la debida convocatoria y el cumplimiento de los demás requisitos de quórum y mayorías. 5. En el presente caso, por declaración jurada con firma legalizada notarialmente el 11.11.2008 se indica que la agenda para la asamblea general extraordinaria del 28.10.2004 era la siguiente: “(...) Agenda: 1.- informe General de le Presidenta. 2.- informe Legal sobre le situación de nuestra propiedad. 3.- Otorgamiento de poderes. (...)” (el subrayado es nuestro). Se advierte de dicha declaración jurada que et otorgamiento de poderes a favor de María Gricelda Málaga Zapata se encontraba dentro de la agenda. 6. Ahora bien, en el numeral 2 de la observación formulada por el Registrador se ha señalado que conforme a lo previsto en el artículo 15 del estatuto, el consejo directivo gobierna la marcha de la institución, en la persona de su presidente quien deberá ejercer sus funciones ejecutivas con arreglo al régimen de poderes que el estatuto prevé, el mismo que ha previsto para determinados actos la firma conjunta del presidente del consejo directivo, con el secretario general y el secretario de administración: sin embargo, en mérito del acuerdo del 28.10.2004 se contraviene los artículos 47 y literal I) del artículo 22 del estatuto. Al respecto, debe tenerse en cuenta que las personas jurídicas ejercen la representación orgánica a través de sus órganos directivos y también pueden ejercer la representación voluntaria a través de personas naturales. Esta última se basa en el poder de representación que concede voluntariamente una persona jurídica tal como lo hace una persona natural (representado) por medio del negocio jurídico de apoderamiento, enmarcado dentro del ejercicio de la autonomía de la voluntad. Es el representado quien a su libre arbitrio establece los fundamentos y los alcances de las facultades que confiere al representante, quien finalmente actuará conforme a las instrucciones del interesado. Así, las personas jurídicas tienen la potestad de otorgar poderes, a cualquier persona, cuando el poder es otorgado a una persona que no ejerce cargo directivo o gerencial alguno al interior de la persona jurídica, resulta claro que ha sido otorgado en su calidad personal, y no en su calidad de miembro del consejo directivo. En cambio, cuando se otorga poder a una persona que ejerce cargo directivo al interior de la persona jurídica, es preciso analizar del contenido del título si se trata de un poder concedido a la persona en su calidad de directivo o, si por el contrario, fue otorgado sin vinculación alguna al ejercicio de dicho cargo.

107

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

7. En el presente caso, la “Asociación de Propietarios del Centro Comercial Polvos Azules”, mediante asamblea general extraordinaria del 28 de octubre de 2004, otorga poder a María Gricelda Málaga Zapata, quien al momento de la celebración de la asamblea ejercía el cargo de presidente del Consejo Directivo. El estatuto de la “Asociación de Propietarios del Centro Comercial Polvos Azules” estipula (artículos 47 y literal I) del artículo 22 del estatuto) las funciones que ejercen los órganos directivos de la misma, exigiendo intervención conjunta del presidente, del tesorero y del fiscal, para el ejercicio de ciertas facultades (entre ellas las contractuales), es decir que los directivos de la asociación en su calidad de tales, no pueden ejercer individualmente estas facultades según el estatuto. El estatuto ha regulado la forma de ejercicio de la representación orgánica. 8. Sin embargo, la asamblea general de asociados, órgano supremo de la voluntad de la asociación, de conformidad con el artículo 84 del Código Civil3 es plenamente capaz de otorgar poder a una persona natural para que en su calidad de apoderado pueda ejercer estas facultades individualmente a nombre de la asociación. Ahora bien, al revisar el acta de otorgamiento de poder, notamos que en ninguno de los acuerdos tomados se hace referencia al cargo de presidente del consejo como persona en quien recaerá el poder, sino se puede entender con claridad que el poder se otorga a María Gricelda Málaga Zapata como persona natural sin importar su cargo directivo. Respecto a lo señalado por el Registrador, la asamblea otorga como poder facultades para las que el estatuto exige le intervención conjunta del presidente, fiscal y tesorero; sin embargo, esta designación se efectúa por decisión de la asamblea generan, órgano supremo de le asociación, la cual, haciendo uso de la autonomía de su voluntad, otorga poder a una persona natural: el hecho de que María Gricelda Málaga Zapata ostentaba en esos momentos el cargo de presidente del consejo directivo, no se configura como obstáculo para la designación realizada por la asamblea, al no existir norma alguna en el ordenamiento jurídico que lo prohiba. Cabe señalar que en este mismo sentido se ha pronunciado este colegiado mediante la Resolución N° 839-2008-SUNARP-TR-L del 8.8.2008. En consecuencia, corresponde revocar el numeral 2 de la observación formulada por el Registrador. 9. Por otro lado, el Registrador ha señalado en su primer extremo de la observación, que el acta de fecha 28.10.2004 fue reaperturada el 12.6.2008, fecha en que el mandato del último consejo directivo inscrito ya había vencido, por lo que, no encontrándose con mandato vigente, no se legitima la reapertura de fecha 12.6.2008, no resultando por tanto inscribibles dichos documentos. Al respecto, se aprecia qua en el asiento A00004 de la partida electrónica N° 03001474 correspondiente a La Asociación de Propietarios del Centro Comercial Polvos Azules, consta inscrita la elección del Consejo Directivo elegido en Asamblea de 13 de junio de 2004, conformado por María Gricelda Málaga Zapata como Presidenta,

108

Reglas aplicables a todas las personas jurídicas

Rosendo Roberto Fernández Rodríguez como Secretario General, Samuel Jeremías Estrada Landeo como Secretario de Administración de Recursos, Juan Rosales Elizakte como Secretario de Administración de Servicios Internos, José Antonio Álamo Camones como Secretario de Imagen Institucional y Javier Manuel Quiroz Sosa como Secretario de Atención al Cliente. 10. El apelante ha manifestado en su recurso que el cuestionamiento formulado por el Registrador al mandato de vigencia del consejo directivo, se ha hecho sin tomar en cuenta la prórroga automática que tiene el mandato del presidente del consejo directivo, conforme se prevé en el artículo 39 del estatuto, cuyo tenor es el siguiente: “E1 presidente saliente cesará en sus funciones con la transmisión e instalación del consejo directivo electo, salvo renuncia expresa”. Al respecto, este colegiado no comparte le interpretación hecha por el apelante con relación a la prórroga automática del mandato de vigencia del presidente, pues este colegiado considera que el periodo de vigencia del consejo directivo inscrito en el asiento A00004 de la partida electrónica N° 03001474, feneció indefectiblemente el 14.6.2006, ya que de acuerdo con el propio artículo 20 del estatuto, la duración del cargo como miembro directivo es solo de 2 años, pudiendo sus integrantes ser reelegidos por un solo periodo, situación esta última que ya se ha presentado en el caso bajo análisis (asiento A00002 y asiento A00004). Asimismo, con relación a la aplicación del artículo 39 del estatuto, dicho precepto debe ser interpretado en concordancia con el artículo 20 del estatuto antes aludido. Así, al establecer que el presidente saliente cesará en sus funciones con la transmisión e instalación del nuevo consejo directivo electo (artículo 39) debe entenderse que la vigencia del cargo de presidente concluye, entre otros supuestos, con el nombramiento del nuevo consejo directivo, esto es, luego de que ha transcurrido el periodo de los dos años, la asamblea general ha elegido a sus nuevos integrantes, que en el mejor de los casos, dicha elección se ha efectuado sin intervalos de tiempo. Sin embargo, no puede inferirse que la vigencia en el cargo de presidente se prorrogue de manera indefinida hasta que se produzca la Transmisión e instalación del nuevo consejo directivo, pues puede ocurrir que la elección nunca se realice y que la asociación devenga en acéfala, o que la elección se efectúe luego de un periodo largo de tiempo (5, 10, 20 o más años), por lo que sostener que la vigencia en el cargo de presidente se mantiene mientras no se produzca la elección del nuevo consejo directivo, implicaría que el presidente del consejo directivo siga de manera indefinida en funciones, contraviniendo el artículo 20 del estatuto, que como se ha señalado ha establecido que el periodo máximo en el ejercicio de un cargo directivo es de dos años. Asimismo, debe tenerse en cuenta que el artículo 384 del estatuto prevé que en el caso que haya transcurrido el plazo de los 2 años de vigencia del consejo directivo y no se haya aun elegido a sus nuevos integrantes, el presidente podrá seguir en funciones pero solo para convocar a una asamblea general eleccionaria, cuya posible prórroga en el ejercicio de las funciones será por un tiempo limitado, esto es, lo que demore el pro-

109

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

ceso eleccionario, que según el literal b) del artículo 35 del estatuto, no puede exceder de 30 días. 11. Conforme a lo señalado, tenemos que la declaración jurada sobre convocatoria y quórum de la asamblea general extraordinaria del 28.10.2004, fue efectuada por el último presidente del consejo ejecutivo inscrito cuyo mandato ya se encontraba vencido (María Gricelda Málaga Zapata). Al respecto, debe tenerse presente que el artículo 1 de la Resolución N° 202-2001-SUNARP/SN del 31-7-2001, establece que para efectos registrales, se presume que el presidente o integrante designado por el consejo directivo de asociaciones y comités, está legitimado para convocar a asambleas generales en las que se elijan a los integrantes de dicho órgano de gobierno, aunque hubiera concluido el periodo de funciones para el que fueron elegidos. 12. Con relación a los alcances de dicha directiva, en el sentido de determinar qué sucede cuando vence el periodo de vigencia de uno o más directivos sin que se haya realizado le elección correspondiente. Esta instancia se ha pronunciado en reiterada jurisprudencia señalando que los miembros del Consejo directivo continúan en funciones solo para efectos de convocar a elecciones (lo cual resulta concordante con lo dispuesto en el artículo 38 del estatuto de la Asociación de Propietarios del Centro Comercial Polvos Azules). En este orden de ideas, cuando la resolución N° 202-SUNARP/SN legítima al último consejo directivo a convocar a asamblea generan no obstante que sus miembros tengan mandato vencido, esta legitimidad está reconocida únicamente si se trata de una convocatoria a elecciones de los nuevos órganos de gobierno y solucionar así el problema de acefalía de la persona jurídica, mas no para realizar cualquier tipo de actas (lo cual supondría la prórroga automática del mandato), como el ejecutar la reapertura de un acta, que en el presente caso implicó que la presidenta con mandato vencido suscriba le declaración jurada relativa a la convocatoria y quórum del acta primigenia. En consecuencia, la falta de legitimidad para efectuar la reapertura del acta constituye un defecto insubsanable del título, por lo que debe revocarse el primer extremo de la observación, y disponer fe, tacha material del presente título, de conformidad con el literal a del artículo 42 y el literal c,1) del artículo 33 del Reglamento General de los Registros Públicos. Estando a lo acordado por unanimidad; VII. RESOLUCIÓN REVOCAR la observación formulada por el Registrador del Registro de Personas Jurídicas de Lima, al título referido en el encabezamiento y DISPONER su tacha por los fundamentos expuestos en el análisis de la presente resolución. Regístrese y comuníquese. ROSARIO DEL CARMEN GUERRA MACEDO, Presidenta de la Primera Sala del Tribunal Registral MARTHA DEL CARMEN SILVA DÍAZ, Vocal del Tribunal Registral LUIS ALBERTO ALIAGA HUARIPATA, Vocal del Tribunal Registral

110

Reglas aplicables a todas las personas jurídicas

NOTAS 1 De conformidad al artículo 162 del Código Civil 2 De conformidad con el precedente de observancia obligatoria aprobado en el Décimo Pleno del Tribunal Registral, realizado los días 8 y 9 de abril de 2005. “EFECTOS DE LOS ACTOS JURÍDICOS ACLARATORIOS Los actos jurídicos aclaratorios presuponen la existencia de una relación jurídica anterior que es reconocida, precisada o definida; por lo tanto, sus efectos se retrotraen al acto materia de aclaración, dejando a salvo el derecho de terceros”. 3 Artículo 84 del código Civil: La asamblea general es el Órgano supremo 118 de la asociación. 4 Artículo 38 - La Asamblea General Eleccionaria será convocada por el Presidente en gestión aun cuando haya vencido los dos años calendarios en el ejercicio de su mandato.

022 Ratificación de poderes vigentes otorgados por persona jurídica: Acto no inscribible Si los poderes inscritos otorgados por la persona jurídica no han sido revocados su ratificación no es un acto inscribible debido a que carece de relevancia ya que no le quita importancia al acto inscrito. TRIBUNAL REGISTRAL RESOLUCIÓN N° 362-2009-SUNARP-TR-L Lima, 13 de marzo de 2009 APELANTE : FRANKLIN MACEDONIO ALCÁNTARA MUÑOZ Título : N° 786722 del 25-11-2008 RECURSO : N° 83267 del 15-12-2008 REGISTRO : Personas Jurídicas de Lima ACTO(s) : OTORGAMIENTO DE PODER

(...) V. PLANTEAMIENTO DE LAS CUESTIONES Interviene como Vocal ponente Fernando Tarazona Alvarado De lo expuesto y del análisis del caso, a criterio de ella Sala la Cuestión a determinar es la siguiente; -

Si procede le inscripción de un acuerdo mediante el cual se ratifica un poder otorgado e inscrito con anterioridad.

VI. ANÁLISIS 1. Mediante el presente título se solicita la inscripción de otorgamiento y ratificación de poderes a favor de Franklin Macedonio Alcántara Muñoz, aprobado por acuerdo del consejo de administración del 10/05/2008 de la Asociación de Vivienda Los Nísperos. El Registrador observa el título por cuanto el acuerdo de ratificación de poderes no constituye acto inscribible, en consecuencia, corresponde a esta instancia analizar si procede la inscripción de un acuerdo mediante el cual se ratifica un poder otorgado e inscrito con anterioridad. 2. El Reglamento General de los Registros Públicos define a la calificación registral en su artículo 32 como aquella evaluación integral de los títulos presentados al registro

111

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

que tiene por objeto determinar la procedencia de su inscripción, Esta calificación registral se encuentra a cargo del Registrador, en primera instancia y del Tribunal Registral, en segunda instancia. Dentro de la calificación registrar, de conformidad con el artículo 3, el Registrador o el Tribunal Registral, deben confrontar la adecuación de los títulos con los asientos de inscripción de la partida registral en la que se habrá de practicar la inscripción y, complementariamente, con los antecedentes registrales referidos a la misma, sin perjuicio de la legitimación de aquellos. Asimismo, se establece –entre otros– que deberá verificar la validez y la naturaleza inscribible del acto o contrato, así como la formalidad del título en el que este consta y la de los demás documentos presentados; así como, deberá comprobarse que el acto o derecho inscribible, así como los documentos que conforman el título, se ajustan a las disposiciones legales sobre la materia y cumplen los requisitos establecidos en dichas normas. Así, tratándose en el caso materia de análisis de un acuerdo de consejo directivo de asociación, el Registrador debe calificar considerando las normas del estatuto o a falta de disposiciones expresas en este, las establecidas en el Código Civil. 3. El Código Civil regula a las asociaciones en sus artículos 80 y siguientes, definiendo a estas personas jurídicas como una organización estable de personas naturales o jurídicas. o de ambas, que a través de una actividad común persigue un fin no lucrativo. Asimismo, en el Título III del Libro IX del Código Civil se ha regulado lo referente a la inscripción de las personas jurídicas. Así, el artículo 2025 del Código Civil, con relación a las asociaciones, regula lo referente a los actos que tienen acogida registral, señalando lo siguiente “1. Las modificaciones de la escritura o del estatuto. 2. El nombramiento. facultades y cesación de los administradores y representantes. 3. La disolución y liquidación”. Como se puede advertir, si bien se ha previsto como acto registrable el nombramiento, otorgamiento de facultades y cese del cargo de administradores y representantes, no consta expresamente el acto de ratificación de nombramiento de representante de la persona jurídica o poder. 4. Al respecto, es preciso señalar que el criterio de interpretación para determinar qué actos son inscribibles viene dado en primer lugar por la ley (criterio formal) y en segundo lugar de manera excepcional, por la interpretación de carácter restringido que realice el Registrador (por ejemplo, derivado de casos de analogía legis a partir de una norma concreta), a fin de determinar en última instancia aquellos actos o contratos que afecten a los terceros, es decir que impliquen le modificación de la situación del sujeto inscrito a fin de acercar la “realidad registral” a la “realidad extrarregistral”. Así, tenemos que debe tenerse presente que el principio de relevancia registral señala cuáles son los derechos o las situaciones jurídicas que tienen mérito de inscripción registral en los diferentes Registros. Su importancia es evidente, en tanto que al designar los actos que merecen acogida registral para ser publicitados a terceros en cada uno de

112

Reglas aplicables a todas las personas jurídicas

los registros se está estableciendo un número cerrado para el sistema registrar, debiendo por tanto, ser rechazados por los funcionarios de los Registros Públicos, aquellos actos que no estén comprendidos en dicha relación. 5. En el caso materia de análisis, mediante acuerdo del consejo de administración del 10/15/2008, –entre otros– se ratifican poderes otorgados con anterioridad a favor de Franklin Macedonio Alcántara Muñoz, los mismos que fueron registrados en el asiento A00004 de la partida de le Asociación de Vivienda Los Nísperos. Revisada la partida de la citada asociación, a la fecha, los poderes registrados en el asiento A000004 siguen vigentes, no habiendo sido revocados. No obstante, se solicita su ratificación. Al respecto, cabe precisar que la ratificación de un poder otorgado e inscrito con anterioridad no tiene mayor efecto que expresar la total conformidad del órgano de gobierno de la asociación que lo otorgó. Así tenemos que esta ratificación acordada no incidirla de manera directa o indirecta sobre el poder otorgado con anterioridad por la persona jurídica, puesto que no le da una relevancia mayor ni le quita importancia. En este sentido, esta ratificación de poder no da merito alguno para que acceda al Registro constituyendo un acto no inscribible. En este caso, el poder otorgado a favor de Franklin Macedonio Alcántara Muñoz sigue vigente no por la ratificación sino porque en su oportunidad fue dado e inscrito, el mismo que se mantendrá mientras no sea revocado. En este sentido, por los motivos expuestos se confirma el extremo 1 de la observación debiendo desistirse parcialmente de la inscripción de la calificación de poder conforme a lo dispuesto por el artículo 131 del Reglamento General de los Registros Públicos. 6. El estatuto de la asociación en su artículo 51 ha establecido que el presidente del consejo de administración es el representante legal de la asociación y tendrá las siguientes atribuciones; (...) b) Convocar y presidir las asambleas generales y sesiones del consejo de administración. (...). Asimismo, en el artículo 53 se ha previsto que el secretario tendrá las siguientes atribuciones (...) c) Citar a las sesiones del consejo de administración y asambleas generales conjuntamente con el presidente En este sentido si bien es cierto. el presidente del consejo de administración es quien debe convocar a las sesiones del consejo de administración: la formalidad de la convocatoria es que debe encontrarse suscrita tanto por el presidente de este órgano de gobierno como por el secretario. En el caso materia de análisis, se adjunta esquela de convocatoria suscrita por el presidente, Franklin M. Alcántara Muñoz, sin embargo, no se encuentra suscrita por el secretario Miguel Angel Durand Melgarejo, no habiéndose dado cumplimiento a la formalidad establecida por los estatutos de la asociación, debiendo presentar nuevo acuerdo del consejo directivo debidamente convocado, donde se ratifique el acuerdo del 10/05/2008.

113

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

Por lo tanto, se confirma el extremo 3 de la observación. 7. Es materia de observación la discrepancia existente en cuanto al primer apellido del vicepresidente del consejo de administración, por cuanto, se encuentra en el acta del 10/05/2008 como Faustino Cervantez León, sin embargo, según la partida registral consta su nombramiento como Faustino Cervantes León. Al respecto, es preciso señalar que la discrepancia advertida por el Registrador en nada obstaculiza la posible inscripción del título, ni conlleva a la duda que se pueda tratar de otra persona diferente al directivo, ya que se debe solamente a un error material, siendo además que el directivo firma como Cervantes, tal como obra en la partida registral. Asimismo, debe tenerse en consideración el precedente de observancia obligatoria aprobado en el Segundo Pleno del Tribunal Registral realizado los días 29 y 30 de noviembre del 2002, publicado en el diario oficial El Peruano el 22/1/2003, cuyos términos son los siguientes: “El nombre no constituye sino una de las vertientes de la identidad personal, la que se refiere a los signos distintivos que permiten individualizar a la persona y que se complementa con otros elementos, siendo que la evaluación de las discrepancias en el nombre debe fundamentarse en una apreciación conjunta de los elementos sobrantes en el registro y los instrumentos públicos aportados por los solicitantes, que a través de distintos factores de conexión permitan colegir en forma indubitable que se trata de la misma persona”. Criterio adoptado en la Resolución N° 019-2002-ORLC/TR del 17 de enero de 2002, publicado el 3 de febrero de 2002. En consecuencia, se revoca el extremo 2 de la observación. 8. Revisada la partida registral de la Asociación de Vivienda Los Nísperos, se advierte que a la fecha, el título N° 781486 del 19/11/2008 se encuentre inscrito. Mediante este título se registró el acuerdo de asamblea general del 16/11/2008 en la cual se revocó tos poderes otorgados a favor de Franklin Macedonia Alcántara Muñoz, Miguel Ángel Durand Melgarejo y Luciano Palma León, inscritos en el asiento A0006. Asimismo, se otorgó poderes Consuelo Victoria Lopez Peralta; no constituyendo actos que resulten incompatibles con el título venido en alzada. Por lo tanto, se revoca el extremo 4 de la observación. 9. De conformidad con el artículo 156 del Reglamento General de los Registros Públicos, cuando el Tribunal Registral confirma o revoca una observación, también debes pronunciarse sobre los derechos registrales, sin embargo, siendo que en el caso materia de análisis, se ha requerido de nueva documentación y desistimiento parcial de actos rogados, no resulta posible la liquidación de derechos registrales. Interviene como Vocal Suplente Carlos Alfredo Gómez Maya de conformidad con la Resolución N° 11-2009-SUNARP-PT del 19-1-2009. Estando a lo acordado por unanimidad: VII. RESOLUCIÓN

114

Reglas aplicables a todas las personas jurídicas

CONFIRMAR los extremos 1, con la precisión ser señalada en el quinto punto del análisis, y 3 de la observación formulada por el Registrador del Registro de Personas Jurídicas de Lima al título señalado en el encabezamiento y REVOCAR los extremos 2 y 4, conforme a los fundamentos expuestos en el análisis de la presente Resolución. Regístrese y comuníquese. FERNANDO TARAZONA ALVARADO, Presidente de la Segunda Sala del Tribunal Registral ELENA ROSA VÁSQUEZ TORRES, Vocal del Tribunal Registral FREDY LUIS SILVA VILLAJUÁN, Vocal del Tribunal Registral NOTA 1 Artículo 13.- Desistimiento de la rogatoria El presentante del título podrá desistirse de su solicitud de inscripción, mediante escrito con firma legalizada por Notario o por funcionarlo autorizado para efectuar dicha certificación no se hubiere efectuado la inscripción correspondiente. En caso que el presentante sea Notario su desistimiento no requerirá legalización de firma. Tratándose de títulos conformados por resoluciones judiciales emanadas de un proceso civil, solo podrá desistirse la persona a cuyo favor se ha expedido la resolución judicial, salvo que el presentante haya indicado en la solicitud de inscripción que actúa en interés de persona distinta, en cuyo caso solo procederá el desistimiento a solicitud de esta. Sin perjuicio de lo señalado anteriormente si el Juez deja sin efecto la resolución en cualquier momento antes de la inscripción, el Registrador dará por concluido el procedimiento registral tachando el título. El desistimiento puede ser total o parcial. La aceptación del desistimiento total debe constar en el Diario. El desistimiento es parcial cuando se limita a alguna de las inscripciones solicitadas. Este último procede únicamente cuando se refiere a actos separables y siempre que dicho desistimiento no afecte los elementos esenciales del otro u otros actos inscribibles El desistimiento regulado en este artículo se tramitá utilizando la misma vía que el reingreso.

115

CAPÍTULO 2

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

ASPECTOS GENERALES

023 Reglamento de Inscripciones del Registro de Personas Jurídicas No Societarias: Finalidad El nuevo Reglamento de Inscripciones del Registro de Personas Jurídicas No Societarias aprobado por Res. 086-2009-SUNARP-SN y vigente desde el 30 de junio de 2009, tiene como finalidad establecer lineamientos y pautas, así como uniformizar criterios a ser aplicados a los diversos actos inscribibles en el Registro, estableciendo las formalidades para su acceso, toda vez que antes no existía normativa alguna. TRIBUNAL REGISTRAL RESOLUCIÓN N° 196-B -2010-SUNARP-TR-L Lima, 11 de febrero de 2010 APELANTE : MAURO CIRIACO SANTOS CASO TÍTULO : N° 849787 del 30.11.2009 RECURSO : H.T.D. N° 276 del 04.1.2010 REGISTRO : Personas Jurídicas de Lima ACTO(s) : INSCRIPCIÓN DE CONSEJO DIRECTIVO

(…) V. PLANTEAMIENTO DE LAS CUESTIONES Interviene como ponente el Vocal Pedro Álamo Hidalgo. De lo expuesto y del análisis del caso, a criterio de esta Sala la cuestión a determinar es la siguiente: -

¿Cuáles son los requisitos que debe contener la constancia sobre quórum?

VI. ANÁLISIS 1. La calificación registral constituye el examen minucioso y riguroso que efectúa el Registrador y en su caso el Tribunal Registral como órgano de segunda instancia en el procedimiento registral, a fin de establecer si los títulos presentados cumplen con los requisitos exigidos por el primer párrafo del artículo 2011 del Código Civil para acceder al Registro; esto es, la legalidad de los documentos en cuya virtud se solicita la inscripción, la capacidad de los otorgantes y la validez del acto, todo ello en atención a lo que resulte del contenido de los documentos presentados, de sus antecedentes y de los asientos de los Registros Públicos. 2. Asimismo, conforme lo establece el artículo 31 del TUO del Reglamento General de los Registros Públicos, la calificación registral es la evaluación integral de los títulos presentados al Registro que tiene por objeto determinar la procedencia de su inscripción. Está a cargo del Registrador y Tribunal Registral, en primera y en segunda instancia respectivamente, quienes actúan de manera independiente, personal e indelegable, en los términos y con los límites establecidos en este Reglamento y en las demás normas registrales.

119

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

A su vez, el artículo 32 del mismo Reglamento indica que la calificación registral comprende entre otros, el siguiente aspecto: “(...) d) Comprobar que el acto o derecho inscribible, así como los documentos que conforman el título, se ajustan a las disposiciones legales sobre la materia y cumplen los requisitos establecidos en dichas normas”. 3. Con el presente título se solicita la inscripción del consejo directivo de la “Asociación de Hijos de los Morochucos Residentes en Lima”, para el periodo 20072009. El consejo directivo objeto de solicitud de inscripción se encuentra presidido por Raúl Teófilo Martínez Curo. A tal efecto se han presentado los siguientes documentos: -

Copia certificada del 27-11-2009 de las asambleas generales extraordinarias del 24.08.2007, 30.08.2007, 08.09.2007 y 15.09.2007 por el notario de Lima Juan Bélfor Zárate del Pino.

-

Copia certificada el 22-12-2009 de la reapertura del acta de la asamblea general extraordinaria del 15.09.2007 por el notario de Lima Juan Bélfor Zárate del Pino.

-

Constancia de convocatoria y quórum a la asamblea del 24.08.2007, con firma certificada de Eleuterio Alarcón Palomino.

-

Constancia de convocatoria y quórum a la asamblea del 08.09.2007, con firma certificada de Eleuterio Alarcón Palomino.

- Constancia aclaratoria del quórum de las asambleas del 24.08.2007 y del 08.09.2007, con firma certificada de Eleuterio Alarcón Palomino. 4. El Registrador ha formulado observación argumentado que de la constancia aclaratoria de quórum adjuntadas con el reingreso respecto de las asambleas del 24.08.2007 y 08.09.2007, se aprecia que no se han indicado los nombres completos de los miembros o delegados de la persona jurídica que asistieron a las asambleas del 24.08.2007 y 08.09.2007. 5. El nuevo Reglamento de Inscripciones del Registro de Personas Jurídicas No Societarias aprobado por Res. 086-2009-SUNARP/SN y vigente desde el 30/06/2009, ha tenido como finalidad establecer lineamientos y pautas, así como uniformizar criterios a ser aplicados a los diversos actos inscribibles en el Registro, estableciendo las formalidades para su acceso, toda vez que antes no existía normativa alguna. Así, en el artículo 51 del Reglamento aludido se ha establecido que la convocatoria se acreditará ante el Registro únicamente a través de constancia. De igual manera, en el artículo 57 se dispone que el quórum se acreditará ante el Registro a través de constancia, salvo que se trate de sesiones de órganos directivos, consejo de vigilancia, comité electoral u otros similares, cuyos datos relativos a la identidad y número de integrantes conste o deba constar en la partida registral de la persona jurídica. En este último supuesto los asistentes a la sesión se acreditarán con el acta respectiva.

120

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

Con relación al tema de las constancias, este nuevo Reglamento en su artículo 16 ha dispuesto que estas serán presentadas en original o insertas en instrumento público, donde se indicará el nombre completo, documento de identidad y domicilio real del declarante. Asimismo, deben encontrarse con firma certificada por notario, juez de paz cuando se encuentre autorizado legalmente, fedatario de algún órgano desconcentrado de la Superintendencia Nacional de los Registros Públicos, cónsul peruano, autoridad extranjera competente u otra persona autorizada legalmente para certificar firmas. Estas constancias tienen el carácter de declaración jurada y son de responsabilidad de quienes las expiden. 6. Con relación a los requisitos de la constancia relativa a la convocatoria, en el artículo 53 se señala que debe indicar lo siguiente: a) La forma y la anticipación con la que se realiza la convocatoria, con precisión del o los medios utilizados; b) Nombre completo de la persona que efectúa la convocatoria y su cargo. Cuando la convocatoria sea realizada por un órgano colegiado, deberá indicarse el nombre completo y cargo de la persona que ejecuta la convocatoria a nombre del órgano colegiado de acuerdo a facultades legales o estatutarias. Cuando la convocatoria sea realizada por una autoridad o institución, deberá indicarse el nombre de la entidad y el nombre completo del funcionario que la ejecuta; c) En el caso que se requiera contar con cargos de recepción de la convocatoria, el declarante señalará que cuenta con dichos cargos. En el caso de no tener la obligación de contar con dichos cargos, se precisará que los miembros o los integrantes del órgano de la persona jurídica tomaron conocimiento de la convocatoria; y, d) La reproducción de los términos de la convocatoria.

Asimismo, en el artículo 59 se han establecido los requisitos de la constancia sobre el quórum, la cual deberá indicar lo siguiente:

a) El número de los miembros o delegados que se encontraban habilitados para concurrir a la sesión, salvo disposición legal o estatutaria distinta; b) Los datos de certificación de apertura del libro registro de miembros o de delegados en que se basa para emitir la constancia, tales como el número de orden en el registro cronológico de certificación, la fecha de su certificación, el nombre completo y cargo de la persona que lo certificó, y el número del libro si lo tuviere. Estos datos no serán exigibles cuando la persona jurídica no esté obligada a llevar libro registro de miembros certificado. c) El nombre completo de los miembros o delegados de la persona jurídica que asistieron a la sesión. De tratarse de personas jurídicas, deberá indicarse la partida registral en la que corren inscritas, de ser el caso, y quién o quiénes actúan en su representación. La declaración sobre la asistencia no suple la formalidad de suscripción del acta exigida por las disposiciones legales o estatutarias, por este Reglamento o por el órgano que sesiona.

121

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

Como se puede apreciar de lo expuesto, conforme a la normatividad relativa a la acreditación de quórum de asambleas generales ante el Registro, en las constancias que tienen la calidad de declaraciones juradas, debe indicarse entre otros aspectos, el nombre completo de los miembros o delegados de la persona jurídica que asistieron a la sesión. 7. Esta instancia ha señalado en la Resolución N° 446-2009-SUNARP-TR-A del 23.12.2009 lo siguiente: “7. Esta instancia ha señalado en la Resolución N° 328-2007-SUNARP-TR-T del 27.12.2007 que: (...) El Registro es un mecanismo de seguridad que publica con carácter erga omnes derechos y situaciones jurídicas que por naturaleza son oponibles frente a terceros, a fin de que los destinatarios de esta publicidad utilicen dicha información para tomar decisiones adecuadas en la contratación, reduciendo sensiblemente los costos transaccionales. La publicidad jurídica, si bien comparte los elementos básicos de la publicidad en general en cuanto a la divulgación y conocimiento, no busca exteriorizar y dar a conocer cualquier evento o acontecimiento, sino solo aquellos relevantes para el Derecho, en la medida que generan efectos jurídicos con trascendencia hacia terceros. Es decir, se publican únicamente situaciones jurídicas que por su naturaleza tienen vocación de oponibilidad (...) para hacerlas conocidas a la generalidad de personas que no son parte en tales situaciones1. Lo que interesa entonces, tanto para la tutela de derechos como para le seguridad en el tráfico patrimonial, son los efectos exteriorizados de aquellos actos, así como la vigencia y duración en el tiempo de dichos efectos. El titular y los terceros resultarán beneficiados o perjudicados dependiendo de si la situación o derecho se encuentra o no publicado2. SEXTO: Desde este contexto deben acceder al Registro solo los actos con vocación de oponibilidad. Todos aquellos actos o situaciones jurídicas cuyos efectos no trasciendan más allá de las partes celebrantes no son inscribibles. Ángel Rojo, justificando el carácter restrictivo del registro en cuanto a la inscripción de actos, señala que la limitación de los actos inscribibles es exigencia lógica de la propia finalidad del sistema registral mercantil. El Registro tiene por objeto publicar frente a terceros hechos relevantes. Si se dejase abierto el Registro a actos no previstos por norma legal o reglamentaria no solo se produciría gran incertidumbre acerca del contenido potencial de la hoja registral, sino que sería inadmisible, por el grave daño que ocasionaría a terceros, dotar de oponibilidad a aquellos actos inscritos y publicados que hubieran accedido al registro por la mera decisión del interesado. De otra parte, la apertura del Registro a cualquier clase de actos podría recargar el contenido de la hoja, con la consiguiente disminución de la claridad de la misma y con el riesgo de la inabarcabilidad del contenido3. Este concepto no solo es pertinente para el Registro Mercantil sino también para todos los registros en general, pues incide sobre una condición evaluable en sede registral que debe reunir el acto a inscribir: el carácter inscribible4. SÉTIMO: No todo acto que se presenta al Registro debe inscribirse. Como está dicho, el Registro es un mecanismo publicitario que busca exteriorizar situaciones jurídicas oponibles frente a terceros a fin de que estos tomen conocimiento de ellas, facilitando

122

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

la contratación. Los intereses particulares para pretender inscribir actos que no tienen vocación de oponibilidad pueden ser diversos, pero no pueden superar el interés colectivo de que se publiquen solamente aquellos actos necesarios para contratar, pues, de lo contrario, se corre el riesgo ya manifestado por Rojo in supra de recargar el Registro con contenidos intrascendentes y disminuir su claridad. OCTAVO: Si consideramos que los destinatarios primeros, de la publicidad registra, son los particulares ajenos al acto o situación jurídica publicado, concluiremos que para estos lo trascendente es conocer quién resulta legitimado orgánicamente para vincular de manera válida a la persona jurídica con terceros (...)”. En este orden de ideas, este colegiado opina que la elección del comité u órgano electoral no constituye acto inscribible en el registro, sino solo la elección del consejo directivo de la asociación, que sería el legitimado orgánicamente para vincular a la persona jurídica con terceros, motivo por el que resulta improcedente pedir que se presenten constancias de convocatoria y quórum de la asamblea de elección del comité electoral, aun cuando forme parte del título la copia certificada del acta de elección de dicho comité (...)”. 8. En el presente caso, se tiene que forma parte del título la copia certificada del acta de asamblea general extraordinaria del 24.08.2007, por la cual se designó al comité electoral de la asociación. Con relación a este acto y teniendo en cuenta la jurisprudencia emitida por este colegiado respecto a que la elección del órgano electoral no constituye acto inscribible, carece de objeto que se solicite las constancias de convocatoria o quórum a la referida asamblea; requiriéndose solo la constancia de quórum a la asamblea general extraordinaria del 08.09.2007, donde se produjo la elección del consejo directivo. De la revisión de la constancia de quórum presentada así como de sus aclaratorias, se aprecia que no se ha cumplido con indicar el nombre completo de los miembros o delegados de la persona jurídica que asistieron a la asamblea del 08.09.2007, esto es, no se ha indicado el nombre de los 40 asociados que participaron en la mencionada sesión. En ese sentido, a fin de subsanar el defecto advertido debe presentarse constancia aclaratoria en la que se cumpla con la indicación prevista en el literal c) del artículo 59 del Reglamento de Inscripciones del Registro de Personas Jurídicas No Societarias. Por lo expuesto, corresponde confirmar el extremo de la observación referido a la exigencia del cumplimiento de los requisitos de la constancia sobre quórum de la asamblea del 08.09.2007, revocándola en la parte que pide esta constancia para acreditar el quórum de la asamblea del 24.08.2007. 9. Finalmente, el tercer párrafo del artículo 156 del Reglamento General de los Registros Públicos señala que cuando el Tribunal Registral conforma o revoca las observaciones formuladas por el Registrador, también debe pronunciarse por la liquidación de derechos realizada por el mismo o, en defecto de esta (como en el presente caso) determinar dichos derechos. El acto materia de rogatoria es el siguiente: Nombramiento de Consejo Directivo: Derechos de calificación

S/. 13.00

123

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

Derechos de inscripción Sub Total Derechos cancelados (recibo N° 2009-012169) Derechos pendientes de pago Estando a lo acordado por unanimidad;

S/. 9.00 S/. 22.00 S/. 18.00 S/. 4.00

VII. RESOLUCIÓN CONFIRMAR la observación formulada por el Registrador del Registro de Personas Jurídicas de Lima al título referido en el encabezamiento, exclusivamente para considerar como defecto subsanable la presentación de la constancia sobre quórum de la asamblea general extraordinaria del 08.09.2007, REVOCÁNDOLA en lo demás que contiene y conforme a los fundamentos expuestos en el análisis de la presente resolución. Regístrese y comuníquese. MARTHA DEL CARMEN SILVA DÍAZ, Presidenta de la Segunda Sala del Tribunal Registral GLORIA AMPARO SALVATIERRA VALDIVIA, Vocal de Tribunal Registral PEDRO ÁLAMO HIDALGO, Vocal del Tribunal Registral NOTAS 1 ARIAS-SCHREIBER PEZET, Max; CÁRDENAS QUIRÓS, Carlos: Exégesis del Código Civil Peruano de 1984, Tomo X, Gaceta Jurídica; p. 87. 2 ARIAS-SCHREIBER PEZET, Max; CÁRDENAS QUIRÓS, Carlos: Ob. cit., p. 87. 3 ROJO, Ángel: El Registro Mercantil: Organización y Funciones; artículo contenido en Curso de Derecho Mercantil de Una y Menéndez; p. 170. 4 Conforme con el inciso b) del artículo 42 del Reglamento General, el Registrador tachará el título presentado cuando contenga acto no inscribible.

024 Demanda de impugnación de acuerdo de incorporación o exclusión de miembro de persona jurídica: Acto no inscribible El Reglamento de Inscripciones del Registro de Personas Jurídicas no Societarias establece que no son inscribibles la exclusión de miembro de la persona jurídica y siendo que solo son susceptibles de anotación en dicho Registro las medidas cautelares respecto de actos inscribibles, no son inscribibles las anotaciones de demanda que tengan por objeto cuestionar la calidad de miembro de la persona jurídica, propiciar o cuestionar la incorporación de un miembro o su exclusión, o referirse a cualquier otro acto derivado de estos. TRIBUNAL REGISTRAL RESOLUCIÓN N° 046-2010-SUNARP-TR-L Lima, 11 de enero de 2010 APELANTE : MARINA BERROCAL MENDOZA DE VÁZQUEZ TÍTULO : Título 623157 de 04.09.2009 RECURSO : H.T. 68852 de 12.10.2009 REGISTRO : Personas Jurídicas de Lima ACTO(s) : ANOTACIÓN DE DEMANDA

(…)

124

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

V. PLANTEAMIENTO DE LAS CUESTIONES Interviene como ponente la Vocal Nélida Palacios León. De lo expuesto y del análisis del caso, a criterio de esta Sala la cuestión a determinar es si procede la inscripción de un mandato judicial referido a un acto no inscribible. VI. ANÁLISIS 1. Mediante el presente título se solicita la anotación de la demanda de impugnación de acuerdo de exclusión de socio, interpuesto por doña Marina Berrocal Mendoza de Vásquez, contra la Cooperativa de Servicios Especiales Centro Comercial 3 de Octubre Ltda., en mérito de los respectivos partes judiciales remitidos por la Juez del Juzgado Mixto de Villa El Salvador. El registrador denegó la inscripción señalando que conforme al Reglamento del Registro de Personas Jurídicas no Societarias, en dicho Registro se inscriben las resoluciones judiciales referidas a la validez de los acuerdos inscribibles en tal registro, no siendo inscribible en él la calidad de miembro de la persona jurídica, su incorporación, su exclusión ni los demás actos derivados. 2. En atención a la solicitud de inscripción presentada y denegatoria formulada por el Registrador, corresponde determinar: i) Si procede la inscripción de un mandato judicial referido a un acto no inscribible; y, ii) Si es inscribible la demanda de impugnación de acuerdo de exclusión de socios. 3. La calificación registral constituye una labor técnico-jurídica mediante la cual el Registrador, previo examen de legalidad del título y su concordancia con los antecedentes registrales, emite un juicio de valor para incorporar o no un acto o derecho al Registro. 4. La calificación registral no abarca todos los aspectos del título registrable, pues siendo su finalidad decidir el ingreso o no del acto inscribible al Registro, su evaluación se limita a la observancia de los requisitos exigidos para su acceso al Registro. En este sentido, su amplitud o alcances está determinado por los principios registrales y disposiciones reglamentarias, cuyo cumplimiento están obligadas a verificar las instancias registrales. 5. En efecto, las instancias registrales en ejercicio de su función calificadora y en aplicación del principio de legalidad, el cual impone que los títulos mediante los cuales se pretende la inscripción reúnan los requisitos exigidos por el ordenamiento jurídico para su registro, están obligadas a realizar el control de legalidad de tales títulos, control, cuyos alcances en nuestro ordenamiento jurídico registral se encuentran previstos en el artículo 2011 del Código Civil y en el artículo 32 del Reglamento General de los Registros Públicos. 6. El artículo 2011 del Código Civil establece los alcances generales de la calificación registral, la cual comprende la verificación de la legalidad de los documentos en cuya virtud se solicita la inscripción, la capacidad de los otorgantes y la validez del acto, por lo que resulta de ellos, de sus antecedentes y de los asientos del Registro. El artículo 32 del Reglamento General de tos Registros Públicos, en concordancia con la citada

125

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

norma sustantiva, precisa los aspectos calificables por las instancias registrales, entre los que se encuentra la verificación de la naturaleza inscribible del acto. 7. Si bien tratándose de resoluciones judiciales, la calificación se encuentra restringida al máximo, en virtud a lo dispuesto en el último párrafo del artículo 2011 del Código Civil, ello no exime al registrador de verificar la naturaleza inscribible del acto cuya inscripción es ordenada, pues es común a la calificación de todo tipo de documentos, incluidos los partes judiciales, la verificación de que estos contengan un acto susceptible de inscripción en el Registro. 8. En efecto, tratándose de resoluciones judiciales, conforme se ha señalado en reiterada jurisprudencia (Resoluciones N° 160-2001-ORLC/TR del 09.04.2001, 030-2003-SUNARP-TR-L del 23.01.2003), son aspectos calificables por el Registrador la competencia de la autoridad judicial correspondiente, la formalidad que debe revestir el documento, su adecuación con los antecedentes y la naturaleza inscribible del respectivo acto o derecho. En este sentido, las instancias registrales no pueden dejar de verificar la naturaleza inscribible del acto cuya inscripción se ordena, salvo que la autoridad judicial haya emitido un pronunciamiento sustantivo al respecto, en cuyo caso no corresponde a las instancias registrales cuestionar el mandato judicial, toda vez que en tal caso dicho pronunciamiento constituye el fondo de la resolución, aspecto que no es materia de calificación por las instancias registrales. 9. En este sentido, en principio, no es inscribible una anotación preventiva de demanda cuando el mandato judicial se refiera a un acto no inscribible en el Registro1. Decimos en principio, porque podría suceder que, si bien la demanda se refiere a un acto no inscribible, el Juez al conceder la medida haya merituado dicha circunstancia y pese a ello haya dispuesto la inscripción de la medida, en cuyo caso las instancias registrales no pueden sino acatar lo ordenado por el Juez. 10. Precisamente en el V Pleno el Tribunal Registral aprobó como tercer precedente de observancia obligatoria, referido a la calificación de resoluciones judiciales, el siguiente: “El Registrador no debe calificar el fundamento o adecuación a la ley del contenido de la resolución judicial. Conforme a lo dispuesto en el segundo párrafo del artículo 2011 del Código Civil, el Registrador está autorizado para solicitar aclaración o información adicional al Juez, cuando advierte el carácter no inscribible del acto que se solicita inscribir o la inadecuación o incompatibilidad del título con el antecedente registral. Si en respuesta a ello el Juez reitera el mandato de anotación o inscripción mediante una resolución, incorpora al fondo del proceso dicha circunstancia, y en consecuencia, al emitir pronunciamiento sustantivo, el mismo no puede ser objeto de calificación por parte del Registrador, siendo en estos casos, responsabilidad del magistrado el acceso al Registro del título que contiene el mandato judicial, de lo que deberá dejarse constancia en el asiento registral”. 11. En el presente caso, la demanda cuya anotación como medida cautelar ha sido ordenada es de impugnación judicial de acuerdo de exclusión de socio de una Cooperativa, por lo que corresponde determinar si dicha demanda es inscribible.

126

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

12. La doctrina en general es partidaria de considerar como inscribibles en el Registro solo los actos o hechos que dispongan las leyes, sin perjuicio de admitir la inscripción de actos análogos a los tipificados como inscribibles2. Aunque a veces ocurre que el legislador reafirma el criterio negativo para el acceso al Registro de algunos actos prohibiendo expresamente su inscripción. 13. En el caso del Registro de Personas Jurídicas, el literal g) del artículo 2 del Reglamento de Inscripciones del Registro de Personas Jurídicas no Societarias, establece como actos inscribibles en dicho Registro, entre otros, “las resoluciones, judiciales o laudos arbitrales referidos a la validez del acto constitutivo inscrito o a los acuerdos inscribibles de la persona jurídica”; asimismo, en el literal b) del artículo 5 del mismo Reglamento se establece como actos susceptibles de anotación preventiva “las medidas cautelares respecto de actos inscribibles”. Por su parte el artículo 4 del mismo Reglamento establece en su literal b), entre otros, como acto no inscribible en dicho Registro, “La calidad de miembro de la persona jurídica, su incorporación, su exclusión y los actos derivados”. 14. Como puede apreciarse, el carácter no inscribible de la exclusión de miembro de persona jurídica y demás actos vinculados o derivados se encuentra expresamente establecido por el Reglamento de Inscripciones del Registro de Personas Jurídicas no Societarias; y, siendo que solo son susceptibles de anotación en dicho Registro las medidas cautelares respecto de actos inscribibles, no son inscribibles las anotaciones de demanda que tengan por objeto cuestionar la calidad de miembro de la persona jurídica, propiciar o cuestionar la incorporación de un miembro o su exclusión, o referirse a cualquier otro acto derivado de estos. 15. La razón por la cual la anotación de demanda debe referirse siempre a actos inscribibles, radica en el objeto de la anotación de demanda, la cual, al ser una medida cautelar conservativa, tiene por objeto tutelar la eficacia del proceso conservando la situación inicial existente a la interposición de la demanda en procura que la sentencia despliegue todos sus efectos, como si se hubiese expedido en el momento inmediatamente posterior a la interposición de la demanda; pues al constar esta en el Registro, ningún tercero podría invocar desconocimiento de la eventual causa de modificación del acto o derecho inscrito, toda vez que precisamente la anotación preventiva tiene por objeto enervar la fe pública registral. En cambio, cuando la demanda se refiere a actos no inscribibles dicha tutela no ocurre, pues aun si se inscribieran tales actos en el Registro, dicha inscripción no surtiría efecto jurídico alguno, esto es, no generaría publicidad efecto que es el objeto de toda inscripción y, consecuentemente, no se desplegarían los efectos protectores del Registro. 16. Así, por ejemplo, la eventual inscripción del acuerdo de exclusión de socio, al constituir una decisión interna de la persona jurídica, que no incide en el desenvolvimiento de esta frente a terceros, carece de relevancia jurídica su inscripción, salvo que el excluido sea integrante de la directiva de la persona jurídica en cuestión, en cuyo caso, el acto inscribible será el acuerdo de remoción del integrante de la directiva. Del mismo modo, la anotación de la demanda de impugnación de acuerdo de exclusión de

127

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

socio no va a mejorar la situación del socio excluido, pues en la eventualidad que la sentencia declare fundada la demanda, siendo que dicha decisión solo es relevante para las partes3, sus efectos respecto de estos siempre se retrotraerán a la fecha de interposición de la demanda, independientemente de haberse anotado o no esta en el Registro. 17. Conforme a lo señalado precedentemente, la anotación de demanda referida a la impugnación de acuerdo de exclusión de socio de la Cooperativa de Servicios Especiales Centro Comercial 3 de Octubre Ltda., contenida en el título elevado en grado, no es susceptible de anotación, salvo que la Juez en atención al Oficio N° 34-2009-SUNARP-ZRN° IX-GPJN/SRJ12, de fecha 11 de setiembre de 2009, remitido por el Registrador, reitere el mandato de anotación de demanda, en cuyo caso, procederá la inscripción de conformidad con lo establecido en el tercer precedente aprobado en el V Pleno del Tribunal Registral: En este sentido, corresponde confirmar la observación formulada por el Registrador. 18. Con relación a lo señalado por el apelante en el sentido que el Registrador no habría tenido en cuenta que la anotación está referida no solo a la impugnación del acuerdo de exclusión de socio, sino también al “acuerdo de iniciar acción judicial de desalojo del local comercial construido por los socios con su propio dinero, acto que no constituye un asunto interno de la Cooperativa”, cabe señalar que, de los documentos que integran el parte judicial presentado no se advierte que la demanda se refiera a la impugnación de otros acuerdos además del de exclusión de socio, por lo que dicha alegación carece de sustento. 19. En cuanto a la afirmación del apelante en el sentido que el Registrador incurre en error de hecho y de derecho cuando sustenta su observación en lo preceptuado por el artículo 12, numeral 7 de la Ley General de Cooperativas, cabe señalar que, el Registrador alude dicho artículo y numeral porque en él se precisan los actos que, además del acto constitutivo de la cooperativa, deben inscribirse en el Registro para ser oponibles respecto de terceros, no encontrándose dentro de ellos, el acuerdo de exclusión de socios4, de manera que no existe error alguno en la invocación de tal artículo y numeral. 20. En la eventualidad que la Juez reitere el mandato de anotación de demanda, la liquidación de derechos registrales es como sigue: Acto Anotación de

D. de calificación S/. 29.00

D. de inscripción Subtotal S/. 6.00

S/. 35.00

Demanda Total: S/. 35.00 Monto pagado

Derechos registrales Mayor derecho

S/. 18.00

S/. 35.00

S/. 17.00

La presente Sala Transitoria fue creada en mérito de la Resolución N° 249-2008-SUNARP/SN publicada el 31 de agosto de 2008, y sus miembros se designaron a través de la Resolución del Superintendente Adjunto de los Registros

128

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

Públicos No 010-2009-SUNARP/SA publicada el 01 de abril de 2009, y Resolución del Gerente General de la SUNARP N° 126-2009-SUNARP/GG del 14 de setiembre de 2009. Asimismo, mediante Resolución N° 017-2009-SUNARP/SA, del 22 de diciembre de 2009, se autorizó la continuación de labores de la presente Sala, por lo que este Colegiado cuenta con la competencia legal y funcional para decidir los recursos de apelación interpuestos dentro del procedimiento registral. Estando a lo acordado por unanimidad, VII . RESOLUCIÓN: CONFIRMAR la observación formulada por el Registrador al título señalado en el encabezamiento, por los fundamentos expuestos en la presente resolución. Regístrese y comuníquese. WÁLTER POMA MORALES, Presidente de la Sala Transitoria del Tribunal Registral SUNARP Nélida Palacios León, Vocal de la Sala Transitoria Tribunal Registral SUNARP Oscar Enrique Escate Cabrel, Vocal de la Sala Transitoria Tribunal Registral SUNARP NOTAS 1 Al respecto, resulta ilustrativo lo señalado por Aída Kemelmajer de Carlucci, cuando citando a Ramos Méndez, indica que la anotación de demanda ha sido definida como “el asiento registral de vigencia temporalmente limitada que publica la pendencia de un proceso sobre una situación jurídica registrada o registrable” (KEMELMAJER DE CARLUCCI, Aida, “Calificación registral de documentos que tienen origen en decisiones judiciales”, Colegio de Registradores de la Propiedad y Mercantiles de España, Centro de Estudios Registrales, págs. 138-139). 2 Suele señalarse como argumentos fundamentales de dicha posición, los siguientes: i) Si se escriben actos no previstos en la ley, los terceros no tendrían conocimiento de su registración, por lo tanto no acudirían al Registro, lo cual priva de efectos a esas inscripciones irregulares; ii) Se recargaría la hoja registral. (GONZALES BARRÓN, Gunther, “La Nueva Ley Ley General de Sociedades y su Aplicación Registrar, Edit.Rodhas, pág. 82). 3 A nadie más que a ellos interesa si el miembro sigue integrando la persona jurídica o no, máxime cuando la calidad de miembro no otorga representatividad alguna de la persona jurídica; en todo caso, el control de los miembros de una persona jurídica es, por regla general, mediante registros privados a cargo del presidente del órgano directivo respectivo. 4 Dicho numeral prescribe: “La elección de los dirigentes, gerentes y demás mandatarios de toda organización cooperativa, así como la modificación o revocación de sus mandatos, surtirá efecto respecto de terceros solo después de que las actas en que tales hechos consten sean inscritas en el Libro de Cooperativas de Registro de Personas Jurídicas; para el efecto de la inscripción será suficiente le presentación de copias certificadas notarialmente, o en su defecto por Juez de Paz.

025 Constancias de convocatoria y quórum: Normas del Reglamento de Inscripciones del Registro de Personas Jurídicas No Societarias no son imperativas La presentación de constancias de convocatoria y quórum no solo busca que se acredite que estos actos se han realizado conforme a los estatutos y la Ley, sino que además busca facilitar la labor calificadora viabilizando de este modo el normal desenvolvimiento de personas jurídicas y el tráfico jurídico; sin embargo, la facilitación de la labor de calificación no debe ser motivo de la vulneración del derecho constitucional del debido procedimiento administrativo. En ese sentido, no puede entenderse que lo normado en el reglamento constituye una norma imperativa que excluya otras alternativas que puedan tener la misma finalidad de acreditar la legitimidad de la convocatoria y la legalidad del quórum.

129

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

TRIBUNAL REGISTRAL RESOLUCIÓN N° 258-2010-SUNARP-TR-L Lima, 19 de febrero de 2010 APELANTE : JAVIER HUMBERTO GONZALES ILLESCAS Título : N° 903869 del 21/12/2009 RECURSO : H.T.D.N° 9188 del 08/02/2010 REGISTRO : Registro de Personas jurídicas ACTO(s) : ELECCIÓN DE DIRECTIVOS

(...) V. PLANTEAMIENTO DE LAS CUESTIONES Interviene como ponente la Vocal Rosario del Carmen Guerra Macedo. De lo expuesto y del análisis del caso, a criterio de esta Sala la cuestión a determinar es la siguiente: - Si la asamblea general puede otorgar la facultad de suscribir las constancias de convocatorias y quórum a persona diferente al presidente de consejo directivo inscrito. VI. ANÁLISIS 1. El Reglamento General de los Registros Públicos en su artículo 31, define a la calificación registral como la evaluación integral de los títulos presentados al Registro que tiene por objeto determinar la procedencia de su inscripción. Esta calificación registral se encuentra a cargo del Registrador, en primera instancia y del Tribunal Registral, en segunda instancia. Asimismo, en el artículo 32 de la norma se establece cuáles son los alcances de la calificación registral, así señala que al calificar y evaluar los títulos debe confrontar la adecuación de los títulos con los asientos de inscripción de la partida registral en la que se habrá de practicar la inscripción y, complementariamente, con los antecedentes registrales referidos a la misma, sin perjuicio de la legitimación de aquellos. De otro lado, se señala –entre otros alcances– que debe comprobarse que el acto o derecho describible, así como los documentos que conforman el título, se ajustan a las disposiciones legales sobre la materia y cumplen los requisitos establecidos en dichas normas. 2. En lo concerniente a la calificación de los títulos relativos a asociaciones el artículo 17 del Reglamento de Inscripciones del Registro de Personas Jurídicas No Societarias, establece que el Registrador deberá verificar que la convocatoria, el quórum y la mayoría en las sesiones de los órganos colegiados, se adecuen a las disposiciones legales y estatutarias. La norma agrega que la convocatoria, quórum y mayoría se acreditarán exclusivamente mediante las constancias de convocatoria (art. 51) y quórum (art. 57), respectivamente. Dichas constancias a tenor de lo establecido en los artículos 52 y 58 deben ser suscritas por quien convocó o presidió la sesión, por el órgano con facultad legal o estatutaria de convocatoria o por el encargado de ejecutarla en caso de convocatoria judicial. Lo regulado por el mencionado Reglamento en este aspecto tiene como antecedente la Resolución N° 331-2001-SUNARP/SN en la que establecía criterios uniformes de calificación registral sobre acreditación de convocatorias y cómputo de quórum en

130

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

asambleas generales de asociaciones y comités. Así, la derogada directiva, como el actual reglamento, buscaba simplificar el acceso al Registro de los acuerdos de las personas Jurídicas No Societarias, tratando en lo posible de llenar los vacíos normativos del Código Civil. En los considerandos de la directiva se señaló que “en la calificación sobre la validez de dichas convocatorias y el quórum requerido para la adopción de acuerdos en las asambleas generales, se ha advertido que los registradores exigen para la calificación del título, la presentación de una serie de documentos internos de las asociaciones y comités que dificultan innecesariamente no solo la labor del de calificación sino que injustificadas denegatorias de inscripción, afectando no solo el normal desenvolvimiento de estas personas jurídicas; sino también el tráfico jurídico”. 3. Como podrá apreciarse, la presentación de constancias de convocatoria y quorum no solo busca que se acredite que estos actos se han realizado conforme a los estatutos y la Ley, sino que además busca facilitar la labor calificadora viabilizando de este modo el normal desenvolvimiento de personas jurídicas y el tráfico jurídico; sin embargo, la facilitación de la labor de calificación no debe ser motivo de la vulneración del derecho constitucional del debido procedimiento administrativo. El artículo IV acápite 1.2 de la Ley 27444 regula este derecho en el siguiente sentido: Los administrados gozan de todos los derechos y garantías inherentes al debido procedimiento administrativo, que comprende el derecho a exponer sus argumentos, a ofrecer y producir pruebas y a obtener una decisión motivada y fundada en derecho. En ese sentido, no puede entenderse que lo normado en el reglamento constituye una norma imperativa que excluya otras alternativas que puedan tener la misma finalidad de acreditar la legimidad de la convocatoria y la legalidad del quórum. 4. Cabe señalar que esta instancia ya se ha pronunciado en el sentido que en el propio Código Civil, en el título II de la sección segunda (Personas Jurídicas) del libro I (derecho de las personas) se aprecian disposiciones normativas referentes a los aspectos esenciales de la asociación, como aquellas en las que se señala que la misma “persigue un fin no lucrativo”, que “la asamblea general es el órgano supremo” y como tal competente para elegir el consejo directivo, modificar el estatuto y disolver la asociación, así como la que establece que “ningún asociado tiene derecho por sí mismo a más de un voto”, por ejemplo; las indicadas normas atienden a la finalidad esencial de la asociación y a su organización sustentada en la igualdad de los asociados y la atribución que tienen de participar en la toma de las decisiones fundamentales de la persona jurídica; en cambio, existen normas que no inciden en tales aspectos sustanciales, aspectos respecto a los cuales y en uso de la autonomía de la voluntad podrían los asociados pactar en el estatuto en sentido distinto al establecido en el Código Civil. Con igual razonamiento a lo expuesto precedentemente, este Colegiado considera que el Reglamento de Personas Jurídicas No Societarias, prevé requisitos que no deben ser considerados de caracter imperativo, en la medida que pueden ser sustituidos por otros que cumplan la misma finalidad de la norma sustantiva.

131

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

5. En el presente caso tenemos que mediante asamblea del 18 de marzo del 2009 la “Asociación de Propietarios del Mercado de la Alborada”, acordó por unanimidad aceptar la renuncia formulada por el señor Pablo Acuña Jibaja al cargo de Presidente del Consejo Directivo, la misma que se hacía por motivo de viaje, y autorizar a Marcial Ramírez Agurto para efectuar los trámites de inscripción a la Sunarp suscribiendo las declaraciones y/o constancias respectivas. La misma asamblea también acordó elegir un nuevo presidente, ratificando al resto del consejo directivo. Conjuntamente con el acta se ha acompañado las constancias de convocatoria y quórum suscritas por Marcial Ramírez Agurto, las cuales han sido observadas por el Registrador. De acuerdo a los fundamentos expresados en los numerales que preceden los requisitos establecidos reglamentariamente para las constancias de convocatoria y quórum, pueden ser sustituidos por otros que cumplan la finalidad de la norma sustantiva. En el presente caso Marcial Ramírez Agurto, si bien no fue quien convocó a la asamblea general, si fue facultado para suscribir dichas constancias por la asamblea. Cabe agregar que el acuerdo tomado no incide en lo absoluto en la validez de la asamblea, en tanto dicha asamblea fue convocada por el legitimado, de acuerdo a lo señalado en el artículo 85 del Código Civil. Por lo expuesto corresponde dejar sin efecto el primer extremo de la observación. 6. En cuanto al segundo extremo, es de señalar que ello constituye un incumplimiento al precedente de observancia obligatoria respecto a la identidad de la persona: “El nombre no constituye sino una de las vertientes de la identidad personal, la que se refiere a los signos distintivos que permiten individualizar a la persona y que se complementa con otros elementos, siendo que la evaluación de las discrepancias en el nombre debe fundamentarse en una apreciación conjunta de los elementos obrantes en el registro y los instrumentos públicos aportados por los solicitantes, que a través de distintos factores de conexión permitan colegir en forma indubitable que se trata de la misma persona”. Criterio adoptado en la Resolución N° 019-2002-ORLC/TR del 17 de enero de 2002, publicada el 3 de febrero de 2002. En ese sentido, habiéndose verificado que es posible determinar que quienes aparecen como miembros del Consejo Directivo en la partida, son los mismos que los que aparecen en el acta (ello tomando en cuenta los datos proporcionados por la Reniec, y la escasa discrepancia en los nombres) se revoca el segundo extremo de la observación, llamando la atención al Registrador que formuló la observación que fue objeto de la presente apelación. Estando a lo acordado por unanimidad; Con la intervención del Vocal (s) Carlos Alfredo Gómez Anaya, autorizado por Resolución N° 041-2010-SUNARP/TR/L del 11 de febrero del 2010.

132

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

VII. RESOLUCIÓN 1. DEJAR SIN EFECTO el primer extremo REVOCAR el segundo extremo de la Observación y disponer la inscripción del título referido en el encabezamiento por los fundamentos expuestos en la presente Resolución. 2. INVOCAR AL REGISTRADOR (e) Julio Abregú López mayor diligencia en su labor calificadora. Regístrese y comuníquese ROSARIO DEL CARMEN GUERRA MACEDO, Presidenta de la Tercera Sala del Tribunal Registral FERNANDO TARAZONA ALVARADO, Vocal del Tribunal Registral CARLOS ALFREDO GÓMEZ ANAYA, Vocal del Tribunal Registral

026 Asamblea de regularización: Presupuesto de la convocatoria Para que la convocatoria a la asamblea de regularización sea válida, deben concurrir dos requisitos: i) Que haya sido realizada por el presidente o integrante del último órgano directivo elegido no inscrito; y, ii) Que haya sido realizada dentro del mandato o periodo de funciones de dicho órgano directivo. TRIBUNAL REGISTRAL RESOLUCIÓN N° 1006-2009-SUNARP-TR-L Lima, 26 de junio de 2009 APELANTE : Juan Cuycaposa Junuruco TÍTULO : 191839 del 19-03-2009 RECURSO : Escrito de fecha 06 de abril de 2009 REGISTRO : Personas Jurídicas ACTO(s) : REGULARIZACIÓN DE CONSEJOS DIRECTIVOS NO INSCRITOS

(...) V. PLANTEAMIENTO DE LAS CUESTIONES Interviene como ponente la Vocal Nélida Palacios León. De lo expuesto y del análisis del caso, a criterio de esta Sala la cuestión a determinar es la siguiente: Si el último presidente no inscrito puede convocar a la asamblea de regularización cuando a la fecha de convocatoria no se encontraba aún en funciones. VI. ANÁLISIS 1. Mediante el título materia de apelación se solicita la inscripción de la regularización de los Consejos Directivos No inscritos de la Asociación Porcicultores Virgen del Carmen para los periodos 2004-2006, 2006-2008 y 2008-2010, la cual fue acordada mediante Asamblea General Extraordinaria de Regularización de fecha 28/07/2008, convocada por el señor Juan Cuycaposa Junuruco, en calidad de último presidente no inscrito. 2. El Registrador tachó el título porque la asamblea general de regularización del 28.07.2008 ha sido convocada por el presidente JUAN CUYCAPOSA JUNURUCO quien a la fecha de la asamblea no se contraba legitimado a convocar a la misma.

133

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

3. En atención a lo señalado precedentemente, la cuestión a determinar en el presente caso es si el último presidente no inscrito puede convocar alla asamblea de regularización, cuando a la fecha de convocatoria no se encontraba aún en funciones. 4. La Resolución del Superintendente Nacional de los Registros Públicos N° 202-2001-SUNARP/SN publicada en el diario oficial El Peruano el 04.08.2001, aplicable al presente caso, establece criterios registrales relativos a la convocatoria a asamblea general eleccionaria, en su artículo 1; y, al restablecimiento de la exactitud registral mediante asamblea de regularización, en su artículo 21. 5. El supuesto contemplado en el artículo 2 de la Resolución aludida, se aplica cuando existen consejos directivos no inscritos, sea porque voluntariamente la persona jurídica no los inscribió o porque habiendo solicitado su inscripción el Registro los denegó, por ello se permite la inscripción de los consejos directivos no inscritos sin necesidad de presentar todas las actas en las que fueron elegidos, siendo suficiente únicamente la presentación del acta de la asamblea general de regularización. 6. En efecto, el artículo 2 aludido está referido al supuesto en que la Asociación, siempre llevó a cabo elecciones, pero estas no fueron registradas en su oportunidad; de manera que si bien de acuerdo con lo publicitado por el Registro la persona jurídica no cuenta con órgano directivo vigente, en la realidad extrarregistral sí cuenta con dicho órgano, presentándose una situación de inexactitud registral que precisamente pretende corregirse mediante la asamblea general de regularización. En este sentido, la consecuencia normativa prevista en dicho artículo está vinculada al restablecimiento de la exactitud registral, esto es, concordar la publicidad que brinda el Registro con la realidad extraregistral, para lo cual se establecen determinados requisitos, entre los cuales se encuentra el legitimado para convocar a la asamblea de regularización y la oportunidad en la cual debe efectuarse la convocatoria. 7. El literal a) del citado artículo 2 prescribe: “Se entenderá como válida la convocatoria efectuada por el presidente o por el integrante designado por el consejo directivo, conforme a la ley o el estatuto, aunque no se encuentre inscrita la elección de los integrantes de dicho órgano”. Como puede apreciarse, el legitimado para convocar a la asamblea de regularización prevista en el artículo 2 de la Resolución N° 202-2001-SUNARP/SN, es el presidente o integrante designado por el consejo directivo, naturalmente con mandato vigente, pues la norma no autoriza la convocatoria por el presidente cuyo mandato ya hubiera vencidó más bien utiliza el término “aunque no se encuentre inscrita la elección de los integrantes de dicho órgano de gobierno”, lo cual si bien podría dar lugar a interpretarse contrario sensu, en el sentido que también puede ser convocada por el presidente o integrante del consejo directivo con mandato inscrito, tal postura interpretativa no se condice con la ratio legis del supuesto previsto en el varias veces mencionado artículo 2, pues siendo el objeto de la asamblea de regularización restablecer la exactitud registral, dicho restablecimiento parte por reconocer una realidad extraregistral distinta a la publicitada por el Registro, y partiendo de tal reconocimiento solo podría convocar a la asamblea de regularización el presidente o integrante del consejo directivo vigente y, si la norma lo

134

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

permitiera, el último presidente aunque su mandato ya hubiere vencido2; pero de ninguna manera el último presidente inscrito. 8. En este sentido, en el numeral 6 del análisis de la Resolución N° 077-2009-SUNARP-TR-L, del 21 de enero de 2009, se ha señalado: “En cuanto a la legitimidad del convocante, en el caso del artículo 2, esta no emana de la partida registra/, sino de la información obtenida del acta de la asamblea de regularización. Así, el Registrador en su calificación verificará que el convocante sea el presidente del último consejo directivo elegido (no inscrito), cuyo reconocimiento se solicita inscribir”. 9. Como se ha señalado precedentemente, la asamblea de regularización prevista en el artículo 2 de la Resolución N° 202-2001-SUNARP/SN, debe ser convocada por el último presidente o integrante del consejo directivo no inscrito vigente, lo cual significa que la asamblea de regularización aludida debe ser convocada dentro del periodo de vigencia de dicho consejo directivo, no siendo válidas conforme a tal disposición normativa las convocatorias a asamblea de regularización efectuadas por el presidente o integrante del órgano directivo cuando su mandato ya hubiera fenecido o cuando todavía no se encontraba en funciones. 10. En efecto, conforme se ha señalado también en la Resolución N° 077-2009-SUNARP-TR-L ya citada, para que la convocatoria sea válida, por regla general debe haber sido efectuada por el presidente dentro del periodo de su mandato, los supuestos excepcionales de convocatoria fuera de tal periodo están previstos normativamente, como ocurre en el caso del artículo 1 de la Resolución N° 202-2001-SUNARP/SN, la cual no legitima en su artículo 2 la convocatoria efectuada por el presidente con mandato vencido. 11. Conforme a lo señalado precedentemente, para que la convocatoria a la asamblea de regularización prevista en el artículo 2 de la Resolución N° 202-2001-SUNARP/ SN sea válida, deben concurrir dos requisitos: i) Que haya sido realizada por el presidente o integrante del último órgano directivo elegido no inscrito; y, ii) Que haya sido realizada dentro del mandato o periodo de funciones de dicho órgano directivo. 12. En el presente caso, se solicita la inscripción mediante asamblea general de regularización de los consejos directivos no inscritos, periodos 2004-2006; 2006-2008 y 2008-2010, de a la Asociación Porcicultores Virgen del Carmen, inscrita en la Partida electrónica N° 01835173 del Registro de Personas Jurídicas de Lima, en cuyo asiento A0003 consta inscrito el consejo directivo presidido por Mario Rolando Espinoza Montoya, para el periodo 30/07/2002 al 30/07/2004. 13. Conforme al acta de la asamblea general extraordinaria de regularización realizada el 28 de julio de 2008, resulta que fueron objeto de reconocimiento tres consejos directivos: el elegido para el periodo 2004-2006, presidido por Mario Rolando Espinoza Montoya, cuyo mandato fue desde el 31 de julio del 2004 al 30 de julio del 2006; el elegido para el periodo 2006-2008, presidido por Juan Pedro Benavides Plucker, cuyo mandato fue desde el 31 de julio del 2006 al 30 de julio del 2008; y, el elegido para el

135

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

periodo 2008-2010, presidido por Juan Cuycaposa Junuruco, cuyo mandato es desde el 31 de julio del 2008 al 30 de Julio del 2010. 14. Si bien del acta aludida se advierte que el último consejo directivo no inscrito reconocido es el presidido por el señor Juan Cuycaposa Junuruco, quien conforme a la declaración jurada de convocatoria y quórum obrante en el título, convocó a la asamblea general extraordinaria de regularización, dicha persona fue elegida como presidente del consejo directivo para el periodo 2008-2010 cuyo mandato iniciaba el 31 de julio de 2008, de manera que a la fecha de la convocatoria (24.07.2008), ni a la fecha de realización de la asamblea general de regularización (28.07.2008), aún no se encontraba en funciones, siendo a la fecha de la convocatoria de la ‘asamblea de regularización el consejo directivo en funciones todavía el presidido por Juan Pedro Benavides Pflucker. 15. De acuerdo a lo señalado precedentemente, no es válida la convocatoria efectuada por el señor Juan Cuycaposa Junuruco, pues no concurre el requisito de la oportunidad de la convocatoria que, como ya se señaló debe ser dentro del periodo de vigencia de sus funciones; en consecuencia, corresponde confirmar la tacha formulada por el Registrador. 16. Respecto de los derechos registrales, la liquidación es como sigue: Acto

D. de calificación D. de Inscripción Total

Regularización

S/. 39.00

S/. 0.00

S/. 39.00

de Consejos Directivos (3) Monto pagado

Derechos registrales

Monto por devolver

S/. 88.00

S/. 39.00

S/. 49.00

La presente Sala Transitoria fue creada en mérito de la Resolución N° 249-2008-SUNARP/SN publicada el 31 de agosto de 2008, y sus miembros se designaron a través de la Resolución del Superintendente Adjunto de los Registros Públicos N° 10-2009-SUNARP/SA publicada el 1 de abril de 2009, por lo que este Colegiado cuenta con la competencia legal y funcional para decidir los recursos de apelación interpuestos dentro del procedimiento registral. Estando a lo acordado por unanimidad, VII. RESOLUCIÓN CONFIRMAR la tacha formulada por el Registrador del Registro Personas Jurídicas de Lima al título referido en el encabezamiento. Regístrese y comuníquese. GÜNTHER HERNÁN GONZALES BARRÓN, Presidente de Sala Transitoria Tribunal Registral SUNARP ÓSCAR ENRIQUE ESCATE CABREL, Vocal de Sala Transitoria Tribunal Registral SUNARP NÉLIDA PALACIOS LEÓN, Vocal de Sala Transitoria Tribunal Registral SUNARP NOTAS 1 Este artículo prescribe “En caso de elecciones de consejos directivos no inscritos, se restablecerá la exactitud registral, mediante asamblea general de regularización.

136

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

2

Para la calificación registral de la asamblea general de regularización se deberá tener en cuenta lo siguiente: a) Se entenderá como válida la convocatoria efectuada por el presidente o por el integrante designado por el consejo directivo, conforme a la ley o el estatuto, aunque no se encuentre inscrita la elección de los integrantes de dicho órgano de gobierno. b) El registrador exigirá la copia certificada del acta de la asamblea general de regularización y los demás documentos que considere necesarios para su calificación. No se requiere la presentación de copias certificadas ni otra documentación referida a las asambleas en las que se acordó las elecciones que son materia de la regularización. c) En el acta de la asamblea general de regularización deberá constar: 1. El acuerdo de la asamblea de reconocer las elecciones anteriores no inscritas, inclusive respecto al órgano o integrante del mismo que convoca la asamblea general de regularización. 2. La indicación del nombre completo de todos los integrantes del órgano de gobierno elegido y su periodo de funciones. La conformación y periodo de funciones deberá guardar concordancia con las disposiciones legales y estatutarias aplicables a la asociación o comité, según corresponda”. En este sentido el Reglamento de Inscripciones del Registro de Personas Jurídicas no Societarias, aprobada por Resolución N° 086-2009-SUNARP/SN, publicada el 01 de abril de 2009, y vigente a los 90 días de su publicación, establece en su artículo 63, al regular la convocatoria y requisitos de la asamblea general de reconocimiento, que la convocatoria debe ser efectuada por “el último presidente o integrante elegidos no inscritos, aunque hubiera vencido el periodo para el que fueron elegidos”.

027 Regularización de directivas: Busca reconocer un hecho jurídico acontecido Por la propia naturaleza de la regularización, en cuanto pretende dar publicidad a las directivas no inscritas del pasado, es de suponer que se reconozcan órganos de gobierno cuyo periodo de funciones es anterior al de la propia asamblea, pues de lo contrario no habría nada que regularizar, en esta situación no hay retroactividad, sino reconocimiento de un determinado hecho jurídico acontecido con eficacia desde su ocurrencia, sin que en ningún caso se pretenda que un hecho presente tenga eficacia en el pasado. TRIBUNAL REGISTRAL RESOLUCIÓN N° 939-2009-SUNARP-TR-L Lima, 16 de junio de 2009 APELANTE : HONORATO ZENÓN OSORIO ALVARADO TÍTULO : 00004943 de 28-4-2009 RECURSO : 000042141 de 24-6-2009 REGISTRO : Personas Jurídicas de Ayacucho ACTO(s) : ASAMBLEA GENERAL DE REGULARIZACIÓN

(...) V. PLANTEAMIENTO DE LAS CUESTIONES Interviene como ponente el Vocal Günther Hernán Gonzales Barrón. De lo expuesto y del análisis del caso, a criterio de esta Sala la cuestión a determinar es la siguiente: -

Si la asamblea general de regularización se refiere solo a los actos eleccionarios no inscritos, o también abarca las ratificaciones con efecto retroactivo.

VI. ANÁLISIS 1. Con el presente título se solicita inscribir la asamblea de regularización de fecha 07 de enero de 2009 correspondiente a la Asociación Civil Asociación de Agricultores

137

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

Evangélicos del Valle Río Apurímac, inscrita en la Partida Electrónica N° 11002674 del Registro de Personas Jurídicas de la Oficina Registral de Ayacucho. 2. El registrador se opone a la inscripción alegando que el presidente electo para el periodo 2009-2011 debe convocar a una asamblea en la que se acuerde la regularización de todos los consejos directivos, ratificando la elección de cada uno de ellos, y para lo cual debe consignarse el periodo de sus funciones y el nombre de cada uno de los integrantes. 3. La convocatoria a la asamblea general de 7 de enero de 2009 contempla la siguiente agenda: 1) Regularización reconociendo elección anterior de miembros del Consejo Directivo; 2) Elección de nuevos miembros del Consejo Directivo, 4. Respecto al punto 1) de la agenda, referido a la asamblea de regularización, deba indicarse que el art. 2 de le Resolución N° 202-2001-SUNARP/SN establece que en dicha asamblea debe constar el reconocimiento de las elecciones anteriores no inscritas. En el presente caso, el acta de la asamblea de 07 de enero de 2009 señala que el consejo directivo elegido hasta agosto de 2004, e inscrito en el asiento A-1 de la Partida 11002674 del Registro de Personas Jurídicas de Ayacucho, se mantuvo en funciones hasta el 04 de agosto de 2006 sin ser reelegido o prorrogado su mandato. Siendo ello así, la mera situación fáctica de mantenimiento del statu quo, sin elección alguna no resulta acto inscribible a tenor de la Resolución N° 202-2001 antes indicada, en cuanto esta norma establece que, la regularización se limita a constatar o comprobar (rectius: documentar) actos eleccionarios efectivamente realizados, es decir, hechos jurídicos acaecidos en el tiempo, y no simples omisiones. Ahora bien, la ratificación en sus funciones para el periodo 2004-2006, a través de la asamblea realizada con posterioridad (07 de enero de 2009), pero con efectos en el pasado, no es admisible según el precedente del Tribunal Registral acordado en el Décimo Pleno celebrado los días 8 y 9 de abril de 2005, y que tienen como base las Resoluciones N°s. 22-2005-SUNARP-TR-A de 09.2.2005, 37-2005-SUNARP-TR-A de 01.3.2005 y 106-2004-SUNARP-TR-A de 25.6.2004. En virtud de ello, las prórrogas del mandato de la directiva deben estar previstos en el estatuto y adoptarse antes del vencimiento de dicho mandato. En el presente caso, la ratificación se asimila a una prórroga, pues tiene el mismo efecto, sin que se cumpla ninguno de los requerimientos exigidos por la jurisprudencia rergistral que tiene carácter vinculante para los órganos del Sistema Registral, por lo que habrá de adoptarse como sustento en esta resolución. Por tanto, la ratificación no podrá inscribirse, y el usuario deberá desistirse parcialmente de la rogatoria en este extremo. 5. Seguidamente, la misma asamblea reconoce, vía regularización, la elección de la directiva presidida por Julián Borde Guzmán, que va desde agosto de 2006 a agosto de 2008, según acto eleccionario que se manifiesta tuvo lugar el 04 de agosto de 2006. En el caso de este consejo directivo, es necesario indicar que el inciso c.2) del art. 2 de la Resolución N° 202-2001 establece que la asamblea de regularización debe indicar el periodo de funciones de los integrantes del órgano de gobierno elegido. En consecuencia, y por la propia naturaleza de la regularización, en cuanto pretende dar publicidad a las directivas no-inscritas del pasado, es de suponer que se reconozcan órganos de gobierno

138

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

cuyo periodo de funciones es anterior al de la propia asamblea, pues de lo contrario no habría nada que regularizar. Por tanto, esta directiva sí corresponde ser inscrita en mérito a la citada asamblea de regularización. 6. Nótese que en esta situación, a diferencia de lo que ocurre en el considerando cuarto, no hay retroactividad, sino reconocimiento de un determinado hecho jurídico ya acontecido con eficacia desde su ocurrencia, sin que en ningún caso se pretenda que un hecho presente tenga eficacia en el pasado, como acaece con las ratificaciones con eficacia anterior respecto a la fecha de la asamblea eleccionaria, o las de prórroga de mandato o las de carácter ratificador. 7. Ahora bien, en el texto del acta de la asamblea se señala que la directiva de Borda Guzmán se mantuvo en funciones, sin elecciones, desde agosto de 2008 hasta enero de 2009. Sin embargo, es necesario reiterar el considerando cuarto para concluir que la ratificación no es inscribible, por lo que el usuario deberá desistirse parcialmente de la rogatoria sobre ese extremo. 8. Respecto al punto 2) de la asamblea, consistente en la elección de una nueva directiva, debe indicarse que en la asamblea general se elige por mayoría de votos al consejo presidido por Andrés Allcca Lapa, por un periodo de dos años cuyas funciones se inician en la fecha de la elección, por lo que se adecúa a la regla jurisprudencia) establecida en la Resolución N° 148-2009-SUNARP-TR-L de 30 de enero de 2009. En ese contexto, este se considera acto susceptible de inscripción ya que la elección se basa en una asamblea realizada con las formalidades de ley, es decir, se trata de un acto positivo; y no del simple silencio originado al no haberse realizado el acto eleccionario. 9. La convocatoria a la asamblea general de regularización y nuevas elecciones se acredita mediante declaración jurada con firma legalizada del presidente extrarregistral Julián Borda Guzmán, y en la que se reproduce la esquela de convocatoria cursada a los asociados. En este tipo de asambleas, según el inciso a) del artículo 2 de la Resolución N° 202-2001-SUNARP/SN, la convocatoria puede realizarla el presidente del consejo directivo, aunque no esté inscrito; pues justamente se busca que las directivas extrarregistrales accedan a la publicidad, para lo cual se hace necesario reconocer que dicho presidente pueda actuar para estos efectos. Así pues, en este caso el convocante es el mismo Borda Guzmán, quien es el presidente elegido en la asamblea anterior y que ahora se pretende subsanar, por lo cual se entiende cumplido el requisito de la citada norma técnico-registral. 10, Por su parte, el quórum se pretende comprobar con una declaración jurada en la cual se indica que existen 52 miembros hábiles, pero de los cuales asistieron 33, o que representa más de la mitad de los asociados por lo que la asamblea se instaló válidamente. Por tanto, se comprueba así la existencia del quórum requerido por ley; empero, en la declaración jurada de su propósito se omite indicar los datos del libro padrón de asociados del cual se extrajo la información, esto es, el notario que lo certificó, la fecha de la diligencia y el número de legalización que se le asignó. Esta circunstancia, advertida por el Tribunal en esta instancia, deberá subsanarse pues se trata del incumplimiento de una norma expresa prevista en el art. 3 de la Resolución N° 331-2001-SUNARP/

139

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

SN. Según el art. 33.c.2) del Reglamento General de los Registros Públicos aprobado por Resolución N° 079-2005-SUNARP/SN, se encuentra permitida la calificación de nuevos defectos no advertidos en primera instancia cuando se trate de requerimientos exigidos en forma taxativa por norma. 11. En cuanto a los derechos registrales la inscripción versa sobre dos consejos directivos, uno de ellos reconocido por regularización, y el otro elegido en el acto de la asamblea. Por tanto, se devenga una tasa de S/. 44,00 nuevos soles por ambos actos. Si el usuario abonó S/. 22,00 según recibo N° 2009-01-00003542 entonces se procede a liquidar un mayor derecho de S/. 22,00 nuevos soles. La presente Sala Transitoria fue creada en mérito de la Resolución N° 249-2008-SUNARP/SN publicada el 31 de agosto de 2008, y sus miembros se designaron a través de la Resolución del Superintendente Adjunto de los Registros Públicos N° 010-2009-SUNARP/SA publicada el 01 de abril de 2009, por lo que este Colegiado cuenta con la competencia legal y funcional para decidir los recursos de apelación interpuestos dentro del procedimiento registral. Estando a lo acordado por unanimidad; VII. RESOLUCIÓN REVOCAR la observación formulada por el Registrador de Personas Jurídicas de Huancayo y disponer que Es inscribible la directiva materia de regularización para el periodo 2006-2008, y de la nueva directiva con periodo 2009-2011, previa subsanación de la declaración jurada según se indica en el noveno considerando, del desistimiento parcial de la rogatoria, según considerando cuarto y sétimo, y del pago de los derechos registrales. Regístrese y comuníquese. GÜnther Hernán Gonzales Barrón, Presidente de Sala Transitoria Tribunal Registral SUNARP Nélida Palacios León, Vocal de la Sala Transitoria Tribunal Registral SUNARP Óscar Enrique Escate Cabrel, Vocal de la Sala Transitoria Tribunal Registral SUNARP

028 Regularización de un consejo directivo: Improcedencia El Reglamento de inscripciones del Registro de Personas Jurídicas No Societarias cambió el entono jurisprudencial en el sentido que no era inscrible el acuerdo de regularizar un único consejo directivo. TRIBUNAL REGISTRAL RESOLUCIÓN N° 1585-2009-SUNARP-TR-L Lima, 23 de octubre de 2009 APELANTE : JOSÉ FLORENCIO NÚÑEZ MEDRANO TÍTULO : N° 548836 del 10.8.2009 RECURSO : H.T.D. N° 59767 del 04.9.2009 REGISTRO : Personas Jurídicas de Lima ACTO(s) : INSCRIPCIÓN DE CONSEJOS DIRECTIVO Y DE VIGILANCIA

(...)

140

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

V. PLANTEAMIENTO DE las CUESTIONES Interviene como ponente el Vocal Fredy Luis Silva Villajuan. De lo expuesto y del análisis del caso, a criterio de esta Sala a cuestión a determinar es la siguiente: - Si al amparo del nuevo Reglamento de Inscripciones del Registro de Personas Jurídicas No Societarias es posible la inscripción de la regularización de un solo consejo directivo. VI. ANÁLISIS 1. Con el presente título se solicita la inscripción del consejo directivo y consejo de vigilancia de la FEDERACIÓN DE RETIRADOS DE LA POLICÍA NACIONAL DEL PERÚ - FEDERPOL, en mérito del acta de asamblea de regularización del 30.1.2009 en la que se reconoce a elección de los referidos consejos directivo y de vigilancia para el periodo 2008-2010. El consejo directivo objeto de solicitud de inscripción se encuentra presidido por Diego Deville Ugaz y el consejo de vigilancia por Manuel Cerruche Quipas. 2. El Registrador ha formulado tacha sustantiva argumentado que el vigente Reglamento de Inscripciones del Registro de Personas Jurídicas No Societarias no permite la inscripción de la regularización de un solo periodo del órgano directivo, a lo que el apelante señala que la asamblea de regularización se efectuó el 30.1.2009 al amparo de la Resolución N° 202-2001-SUNARP/SN, esto es, con anterioridad a la entrada en vigencia del citado Reglamento. 3. El actual Reglamento de Inscripciones del Registro de Personas Jurídicas No Societarias aprobado por Resolución N° 086-2009-SUNARP/SN y vigente desde el 30.6.2009 establece en su Primera Disposición Transitoria que: “Las disposiciones contenidas en este Reglamento se aplican a los procedimientos de inscripción iniciados durante su vigencia, salvo las normas que establezcan criterios de Interpretación favorables a la inscripción, que se aplicarán a los procedimientos en trámite”. De ese modo, se estableció expresamente que las normas contenidas en el nuevo reglamento eran aplicables a los títulos presentados a partir de su vigencia y que por excepción podían aplicarse a los títulos presentados con anterioridad a su vigencia, siempre que dichas normas incorporen criterios más favorables a la inscripción. 4. Asimismo, el citado Reglamento regula en el Título XIII a la asamblea general de reconocimiento, señalando en el artículo 62 que los acuerdos de la persona jurídica no registrados en su oportunidad, podrán acceder al Registro a través de su reconocimiento en una asamblea general. Por su parte, el artículo 63 del mismo, regula la convocatoria y los requisitos que debe reunir el acta de la asamblea general de reconocimiento, estableciendo que solo es posible la inscripción de los acuerdos contenidos en esta asamblea cuando se regularice dos o más periodos eleccionarios.

141

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

De ese modo se estableció, entre otros requisitos de la asamblea general de reconocimiento, que procede la inscripción siempre que so regularicen dos o más periodos eleccionarios. 5. En la asamblea general del 30.1.2009, se acordó la regularización de los consejos directivo y de vigilancia para el periodo 2008-2010 al amparo de la Resolución N° 202-2001-SUNARP/SN, resolución a través de la cual se aprobaron criterios registrales aplicables cuando concluyan los periodos de funciones de integrantes de consejos directivos y demás órganos de asociaciones y comités. El artículo 2 de la citada Resolución reguló la asamblea general de regularización a efectos de restablecer la exactitud registral de los consejos directivos no inscritos. Sin embargo, esta norma no preciso si estaba permitida la inscripción de la regularización de un solo consejo directivo o que para la inscripción se requería la regularización de más de un consejo directivo. Tenemos entonces que si bien la asamblea general de regularización prevista en la Resolución N° 202-2001-SUNARP/SN tiene características similares a la asamblea general de reconocimiento regulada en el actual Reglamento de Inscripciones del Registro de Personas Jurídicas No Societarias, en esta última norma I se ha precisado que no es posible la regularización de un único consejo directivo. 6. De otro lado, el Reglamento de Inscripciones del Registro de Personas Jurídicas No Societarias fue publicado en el Diario Oficial El Peruano el 1-4-2009, estableciéndose que entraría en vigencia a los noventa (90) días contados desde su publicación, esto es, el 30-6-2009. Respecto a la vigencia de las normas, el artículo 109 de la Constitución Política del Perú, establece que la Ley es obligatoria desde el día siguiente de su publicación en el diario oficial, salvo disposición contraria de la misma ley que posterga su vigencia en todo o en parte. Respecto de la publicidad de las normas, Gerardo Eto Cruz, al comentar el citado artículo de la Constitución, señala que: “(...) la publicación de la norma está destinada, en esencia a propagar el conocimiento de la ley en el país. Y aun cuando en los hechos constituye una ficción jurídica que por el solo hecho de la publicación en El Peruano la ciudadanía ‘conozca’ la norma, de por sí se reputa que la sociedad civil ha tomado conocimiento de la existencia de la voluntad jurídica que ha asumido el Estado”1. Ahora bien, al periodo comprendido desde la publicación de una norma hasta que esta entra en vigor, se la conoce como vacatio legis, la cual se establece por diversas razones entre las que podemos citar: .

Por motivos de publicidad ante la necesidad de que a las personas a quienes se les va a aplicar la norma deban primero estudiarla.

.

La necesidad de un plazo para emitir otras normas accesorias.

.

Por motivos técnicos, para preparar su correcta aplicación.

.

Cuestiones prácticas diversas2.

142

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

7. En el presente caso, como puede verse, la misma norma ha dispuesto su vigencia a los 90 días de su publicación, esto es el 30 de junio de 2009, con la finalidad que durante dicho periodo sus disposiciones sean conocidas por los interesados y/o afectados, en tanto se establecían nuevos criterios y se derogaban resoluciones que establecían no solo criterios de interpretación sino también la forma como deban efectuarse determinados actos como la asamblea de regularización, hoy asamblea de reconocimiento. En tal sentido, habiéndose producido dicha vacatio legis, no es posible aceptar el argumento del apelante pues si bien es cierto la asamblea de regularización se realizó el 30.1.2009 al amparo de la Resolución N° 202-2001-SUNARP/SN el título recién se presentó al Registro el 10.8.2009, no obstante que desde el 1.1.2009 se había publicado el Reglamento de inscripciones del Registro de Personas Jurídicas No Societarias en el que se había cambiado el criterio jurisprudencial en el sentido que no era inscribible el acuerdo de regularizar un único consejo directivo, criterio nuevo que iba entrar en vigor a partir del 30 de junio de 2009 y e a aplicable para todos los títulos que se presenten a partir de dicha fecha. En similar sentido se ha pronunciado esta instancia a través de la Resolución N° 1270-2009-SUNARP-TR-L del 17-8-2009. Por lo expuesto corresponde confirmar la tacha sustantiva formulada por el Registrador. 8. Sin perjuicio de lo antes expuesto, cabe señalar que con el título 84451 del 5.2.2009 se inscribió el acuerdo de la asamblea general de regularización del 17.12.2008, en la que se reconoce al consejo directivo para el periodo 26.12.2007 al 25.12.2009 presidido por Julio César Cortegana Ludeña, mientras que con el título venido en grado de apelación se solicita la inscripción del acuerdo adoptado en la asamblea del 30.1.2009 en la que se regulariza y reconoce el consejo directivo presidido por Diego Deville Ugaz para el periodo del 26.12.2008 al 25.12.2010, superponiéndose parcialmente los periodos de ambos consejos, resultando en consecuencia incompatibles. En tal sentido, habiendo accedido el título 84451 al Registro no puede acceder un acto incompatible con la inscripción contenida en dicho título. 9. Finalmente, habiéndose confirmado la tacha sustantiva del título por adolecer de defecto insubsanable, carece de objeto emitir pronunciamiento sobre los demás extremos de la esquela de tacha. Interviene el Vocal Suplente Carlos Alfredo Gómez Anaya, conforme a la Resolución N° 163-00009 SUNARP/T del 16.9.2009. VII. RESOLUCIÓN CONFIRMAR la tacha sustantiva formulada por el Registrador del Registro de Personas Jurídicas de Lima al título referido en el encabezamiento y SEÑALAR que carece de objeto emitir pronunciamiento sobre los demás extremos de la esquela de tacha, conforme a los fundamentas expuestos en el análisis de la presente resolución. FREDY LUIS SILVA VILLAJUÁN, Presidente (e) de la Segunda Sala del Tribunal Registral ELENA ROSA VÁSQUEZ TORRES, Vocal del Tribunal Registral CARLOS ALFREDO GÓMEZ ANAYA, Vocal (s) del Tribunal Registral

143

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

NOTAS 1 En la constitución Comentada. Torno II. Gaceta Jurídica S.A. Lima. Pág. 264. 2 Obtenido de http//es wikipedia.org/wiki/Vacatio-legis.

029 Declaraciones juradas: Formalidades Conforme a la normatividad relativa a la acreditación de convocatoria y quórum de asambleas generales ante el Registro, en las constancias que tienen la calidad de declaraciones juradas, debe indicarse el nombre completo, documento de identidad y domicilio real del declarante, cuya firma se encontrará certificada por funcionario competente o por notario; asimismo, el contenido de estas constancias deberá encontrarse acorde a lo dispuesto en el nuevo Reglamento de Inscripciones de Personas Jurídicas No Societarias. TRIBUNAL REGISTRAL RESOLUCIÓN N° 1194-2009-SUNARP-TR-L Lima, 31 de julio de 2009 APELANTE : MIGUEL ESPINOZA CHAMARRO TÍTULO : N° 108306 del 13-2-2009 RECURSO : N° 31397 del 13-5-2009 REGISTRO : Personas Jurídicas de Lima ACTO(s) : CONSEJO DIRECTIVO

(...) V. PLANTEAMIENTO DE LAS CUESTIONES Interviene como Vocal ponente Nora Mariella Aldana Durán. De lo expuesto y del análisis del caso, a criterio de esta Sala la cuestión a determinar es la siguiente: -

¿Cuál es la formalidad que deben reverstir las declaraciones juradas para acreditar la convocatoria y quórum de un acuerdo de asamblea general de asociación?

VI. ANÁLISIS 1. Con el título venido en grado se solicita la inscripción del nuevo consejo directivo para el periodo 2008-2012, presidido por Miguel Espinoza Chamorro. El Registrador observa el acta de asamblea general del 22/9/2008 en el sentido que no se acredita el quórum ni la convocatoria a la referida sesión, ante lo cual el apelante sostiene que en el acta misma obra la declaración jurada, la misma que se encuentra regulada en la Resolución N° 331-2001-SUNARP/SN. En consecuencia, corresponde a esta instancia analizar ¿Cuál es la formalidad que deben revestir las declaraciones juradas para acreditar la convocatoria y quórum de un acuerdo de asamblea general de asociación? 2. El Reglamento General de los Registros Públicos en su artículo 31, define a la calificación registral como la evaluación integral de los títulos presentados al Registro que tiene por objeto determinar la procedencia de su inscripción. Esta calificación registral

144

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

se encuentra a cargo del Registrador, en primera instancia y del Tribunal Registral, en segunda instancia. Asimismo, en el artículo 32 de la norma se establece cuáles son los alcances de la calificación registral, así señala que al calificar y evaluar los títulos debe confrontar la adecuación de los títulos con los asientos de inscripción de la partida registral en la que se habrá de practicar la inscripción, y, complementariamente, con los antecedentes registrales referidos a la misma, sin perjuicio de la legitimación de aquellos. De otro lado, se señala –entre otros alcances– que debe comprobarse que el acto o derecho inscribible, así como los documentos que conforman el título, se ajustan a las disposiciones legales sobre la materia y cumplen los requisitos establecidos en dichas normas. En el caso de títulos correspondientes a acuerdos de asambleas generales de asociaciones, el Registrador debe requerir que se le acredite la convocatoria y quórum de acuerdo a las normas estatutarias y la norma vigente, aspectos que determinarán la validez de los acuerdos. 3. La Superintendencia Nacional de los Registros Públicos ante la inexistencia de normas que regulen sobre la acreditación de estos aspectos como son la convocatoria a asamblea general y quórum, dictó diversas directivas que regulaban estos aspectos. Dentro de estas directivas encontramos a la Resolución N° 331-2001-SUNARP-SN, publicada en el diario oficial El Peruano el 3/12/2001, mediante la cual se establecieron criterios registrales uniformes de calificación registral sobre acreditación de convocatorias y cómputo de quórum en asambleas generales de asociaciones y comités. Esta directiva se sustentó en que no existen criterios uniformes en la calificación registral con relación a la acreditación de convocatorias no realizadas en diarios, así como del cómputo del quórum en las asambleas generales de las asociaciones y comités. En tal sentido, se señaló que son funciones propias de los consejos directivos de las asociaciones y comités, entre otras, verificar la validez de las convocatorias, la calidad de asociados de los concurrentes a la asamblea general y la existencia del quórum requerido para su realización, supuestos que bien pueden ser acreditados, para efectos registrales, a través de declaraciones juradas, evitando así la innecesaria verificación adicional con otros documentos. 4. Así, en el artículo 2 de esta directiva se establecieron los requisitos de la declaración jurada relativa a la convocatoria señalándose que la declaración jurada será formulada por el presidente del consejo directivo o por quien, legal o estatutariamente, se encuentre facultado para reemplazarlo. En esta declaración jurada se consignará los nombres completos del o los declarantes, su domicilio real y las firmas de los mismos, legalizadas ante notario y deberá contener lo siguiente: a) Que, la convocatoria se ha realizado en la forma y con la anticipación contemplada en el estatuto. Asimismo, se precisará el o los medios utilizados para la convocatoria y que se cuenta con las constancias de recepción. En caso de no tener la obligación de contar con dichas constancias, se precisará que los integrantes de la

145

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

persona jurídica han tomado conocimiento de la convocatoria, de acuerdo con los mecanismos previstos en el estatuto respectivo. b) La reproducción de los términos de la convocatoria. De otro lado, en el artículo 3 se establecieron los requisitos de la declaración jurada relativa al quórum, señalando que en la declaración jurada debe consignarse los nombres completos del o los declarantes, su domicilio real y las firmas de los mismos, legalizadas ante notario, y deberá contener lo siguiente: a) El número de miembros de la asociación, del comité, o de delegados, de ser el caso, que se encuentran habilitados para concurrir a la asamblea respectiva, a la fecha del acta materia de calificación, precisando los datos necesarios que identifiquen al libro del registro de miembros en que se basa para brindar la declaración tales como su número, y fecha de legalización si lo tuviera. b) El número y nombre de los miembros de la asociación, del comité, o de delegados que asistieron y demás circunstancias que resulten necesarias para el cómputo del quórum. 5. Asimismo, resulta preciso señalar que con fecha 30/6/2009 entró en vigencia el Reglamento de Inscripciones del Registro de Personas Jurídicas No Societarias, aprobado mediante Resolución N° 086-2009-SUNARP-SN, publicada en el diario oficial El Peruano el 1/4/2009. Esta norma señala en la primera disposición transitoria que sus disposiciones se aplican a los procedimientos de inscripción iniciados durante su vigencia, salvo las normas que establezcan criterios de interpretación favorables a la inscripción, que se aplicarán a los procedimientos en trámite. Se dispone además que el Registrador deberá verificar que la convocatoria, el quórum y la mayoría en las sesiones de los órganos colegiados, se adecuen a las disposiciones legales y estatutarias. En el artículo 51 se ha establecido que la convocatoria se acreditará ante el Registro únicamente a través de constancia. De igual manera, en el artículo 57 se dispone que el quórum se acreditará ante el Registro a través de constancia, salvo que se trate de sesiones de órganos directivos, consejo de vigilancia, comité electoral u otros similares, cuyos datos relativos a la identidad y número de integrantes conste o deba constar en la partida registral de la persona jurídica. En este último supuesto, los asistentes a la sesión se acreditarán con el acta respectiva. Con relación al tema de las constancias, este nuevo Reglamento en su artículo 16 ha dispuesto que estas serán presentadas en original o insertas en instrumento público, donde se indicará el nombre completo, documento de identidad y domicilio real del declarante. Asimismo, deben encontrarse con firma certificada por notario, juez de paz cuando se encuentre autorizado legalmente, fedatario de algún órgano desconcentrado de la Superintendencia Nacional de los Registros Públicos, cónsul peruano, autoridad extranjera competente u otra persona autorizada legalmente para certificar firmas. Estas constancias tienen el carácter de declaración jurada y son de responsabilidad de quienes las expiden.

146

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

6. Con relación a los requisitos de la constancia relativa a la convocatoria, en el artículo 53 se señala que debe indicar lo siguiente: a) La forma y la anticipación con la que se realiza la convocatoria, con precisión del o los medios utilizados; b) Nombre completo de la persona que efectúa la convocatoria y su cargo. Cuando la convocatoria sea realizada por un órgano colegiado, deberá indicarse el nombre completo y cargo de la persona que ejecuta la convocatoria a nombre del órgano colegiado de acuerdo a facultades legales o estatutarias. Cuando la convocatoria sea realizada por una autoridad o institución, deberá indicarse el nombre de la entidad y el nombre completo del funcionario que la ejecuta; c) En el caso que se requiera contar con cargos de recepción de la convocatoria, el declarante señalará que cuenta con dichos cargos. En el caso de no tener la obligación de contar con dichos cargos, se precisará que los miembros o los integrantes del órgano de la persona jurídica tomaron conocimiento de la convocatoria; y, d) La reproducción de los términos de la convocatoria. Asimismo, en el artículo 59 se han establecido los requisitos de la constancia sobre el quórum, la cual deberá indicar lo siguiente: a) El número de los miembros o delegados que se encontraban habilitados para concurrir a la sesión, salvo disposición legal o estatutaria distinta; b) Los datos de certificación de apertura del libro registro de miembros o de delegados en que se basa para emitir la constancia, tales como el número de orden en el registro cronológico de certificación, la fecha de su certificación, el nombre completo y cargo de la persona que lo certificó, y el número del libro si lo tuviere. Estos datos no serán exigibles cuando la persona jurídica no esté obligada a llevar libro registro de miembros certificado. c) El nombre completo de los miembros o delegados de la persona jurídica que asistieron a la sesión. De tratarse de personas jurídicas, deberá indicarse la partida registral en la que corren inscritas, de ser el caso, y quién o quiénes actúan en su representación. La declaración sobre la asistencia no suple la formalidad de suscripción del acta exigida por las disposiciones legales o estatutarias, por este Reglamento o por el órgano que sesiona. Como se puede apreciar de lo expuesto, conforme a la normatividad relativa a la acreditación de convocatoria y quórum de asambleas generales ante el Registro, en las constancias que tienen la calidad de declaraciones juradas, debe indicarse el nombre completo, documento de identidad y domicilio real del declarante, cuya firma se encontrará certificada por funcionario competente o por notario; asimismo, el contenido de estas constancias deberá encontrarse acorde a lo dispuesto en el nuevo Reglamento de Inscripciones de Personas Jurídicas No Societarias.

147

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

7. En el caso materia de análisis, en la parte final del acta misma de la asamblea general del 22/9/2008 se señala que debe considerarse como una declaración jurada de quórum y convocatoria en aplicación de la Resolución N° 331-2001-SUNARP-SN. Al respecto debe señalarse que las declaraciones juradas o constancias relativas a la convocatoria y al quórum no integran el acta: se trata de documentos distintos. El acta es un resumen de lo acontecido en la sesión que se asienta en el libro de actas de la persona jurídica y lleva las firmas de presidente y secretario, además de las otras firmas que requiera el estatuto. En cambio, las declaraciones o constancias relativas al quórum y convocatoria son documentos elaborados por el presidente, que llevan su firma certificada con lo que se acredita el quórum y convocatoria de acuerdo con los requisitos que señala la Res. N° 331-2001-SUNARP-SN y actualmente, el Reglamento del Registro de Personas Jurídicas no Societarias. Por lo tanto, se confirman los extremos 1 y 2 de la observación. 8. En el acta de asamblea general del 22/9/2008, luego de constar la elección del comité electoral, se señala que uno de los asociados manifiesta que la directiva ha trabajado eficientemente “dicha moción fue reforzada y apoyada por otros asambleístas procediendo por mayoría ostensible a ser aprobada dicha moción de su reelección en su mayoría. De inmediato el Presidente del Comité Electoral sometió a votación cargo por cargo saliendo elegidos los siguientes directivos (...)”. Seguidamente se consignan los nombres de los directivos elegidos. Como puede apreciarse, no se señala en el acta que se acuerda la reelección de la integridad de la directiva, sino la “reelección en su mayoría”. Sin embargo, se verifica que solo los siguientes directivos fueron reelegidos: .

Miguel Espinoza Chamorro

.

Jorge Pinto Correa

.

Joel Castillo Escate

.

Basilides Castro Chonta

.

María Cosme Díaz

.

Epifanio Méndez Alférez

El Registrador considera que ello haría presumir la existencia de un consejo directivo posterior no inscrito. Al respecto debe reiterarse que en el acta no se señala que se reelige a la totalidad de los directivos, sino solo a la mayoría. De otra parte, si bien en estricto tampoco se reelige a la mayoría sino a una minoría del consejo anterior, ello tampoco puede llevar a afirmar que –con posterioridad al único consejo inscrito–, se haya elegido otro no inscrito. Para ello, debe constar en los documentos que integran el título la elección de un consejo posterior al inscrito, situación que no se presenta en este caso. Conforme a lo expuesto, se revoca el numeral 3 de la observación.

148

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

9. De conformidad con el artículo 50 del estatuto de la asociación, la asamblea general elegirá a la comisión electoral, la misma que estará constituida por 3 miembros: un presidente, un secretario y un vocal . Se agrega que en la misma asamblea general, la comisión electoral presidirá y conducirá el proceso electoral y proclamará a los miembros del consejo directivo nacional y del consejo de vigilancia. En el caso materia de análisis, se advierte de la revisión del acta de asamblea general del 22/9/2008 que no consta la forma de adopción del acuerdo de elección del comité electoral, debiendo considerarse que lo que se acuerda es proceder con su elección, mas no se aprueba por unanimidad o mayoría el nombramientos de sus integrantes. Asimismo, si bien se señala quiénes serán los nuevos integrantes del comité electoral, no se señala quien ejercerá el cargo de secretario y vocal, ya que solamente se señala quien será presidente. Por lo tanto, se confirman los extremos 4 y 5 de la observación. 10. En el artículo 24 de los estatutos se regula lo referente a los cargos que conforman el consejo directivo nacional, siendo estos los siguientes: 1) Presidente, 2) 1er. Vice-Presidente, 3) 2do. Vice-Presidente, 4) Secretario, 5) Pro-Secretario, 6) Tesorero, 7) Pro-Tesorero, 8) Director de Imagen Institucional, 9) Director de Asuntos Legales, 10) Director de Cultura, 11) Director de Capacitación e Investigación, 12) Director de Asuntos de Gobiernos Locales, 13) Director de Organización, 14) Director de la Región Norte, 15) Director de la Región Sur, 16) Director de la Región Centro, 17) Director de la Región Oriente, 18) Director de Finanzas y Cooperación Técnica Internacional, 19) Director de Establecimientos Comerciales, 20) Director de Productos Agropecuarios, 21) Director de Folcklore y Artesanía, 22) Director de Giros Especializados, 23) Director de Asuntos de Tributos del Gobierno Central, 24) Director de Promoción de la Mujer, 25) Director de Instituciones Educativas, 26) Director de Comercio Autónomo y 27) Director de Transportes y Comunicaciones. En el acta de asamblea general presentada se elige a dos personas en los cargos de director de asuntos tributarios y director de finanzas, respectivamente; sin embargo, estos cargos no se encuentran contemplados en el artículo 24 de los estatutos, donde sí se contemplan los cargos de director de Asuntos de Tributos del Gobierno Central y director de Finanzas y Cooperación Técnica Internacional. Por lo tanto, deberá adecuarse los nombramientos de la asamblea general del 22/9/2008 a los estatutos inscritos. En consecuencia, se confirma el extremo 6 de la observación. Asimismo, se advierte que se ha elegido a un director de asuntos municipales, cargo no contemplado en los estatutos. En consecuencia, se amplía la observación. 11. De conformidad con el artículo 156 del Reglamento General de los Registros Públicos, cuando el Tribunal Registral confirma o revoca una observación, también deberá pronunciarse sobre los derechos registrales, siendo estos los siguientes:

149

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

Directiva y Consejo de vigilancia Derechos de calificación: S/. 26.00 Derechos de inscripción: S/. 18.00 Total: S/. 44.00 Habiendo cancelado mediante recibo N° 2009-23-00000628 la suma de S/. 22.00 nuevos soles, se encuentran pendientes de pago S/. 22.00. Interviene el Vocal (s) Gilmer Marrufo Aguilar de conformidad con la Resolución N° 112-2009-SUNARP-TR-PT del 17/6/2009. Estando a lo acordado por unanimidad; VII. RESOLUCIÓN CONFIRMAR los numerales 1, 2, 4, 5 y 6 de la observación formulada por el Registrador del Registro de Personas Jurídicas de Lima al título señalado en el encabezamiento, REVOCAR el numeral 3 y SEÑALAR que el título adolece del defecto señalado en el décimo considerando de la presente Resolución. Regístrese y comuníquese. NORA MARIELLA ALDANA DURÁN, Presidenta de la Tercera Sala del Tribunal Registral MIRTHA RIVERA BEDREGAL, Vocal del Tribunal Registral GÍLMER MARRUFO AGUILAR, Vocal (s) del Tribunal Registral

030 Declaraciones juradas: Responsabilidad por la veracidad de la información La responsabilidad por la veracidad de la información contenida en las declaraciones juradas respecto de las hechos que se declara y los efectivamente sucedidos las asume quien las efectúa y no el Registro, pues en el uso de las declaraciones juradas el Registrador se exime de la calificación del quórum, lo que se traslada a quien formula la declaración, verificando el registrador que la declaración cumpla con los requisitos formales TRIBUNAL REGISTRAL RESOLUCIÓN N° 664-2009-SUNARP-TR-L Lima, 15 de mayo de 2009 APELANTE : FLOR DE MARÍA LEZCANO ARANA DE TANAKA TÍTULO : N° 800942 del 01-12-2008 RECURSO : H.D.T. N° 13408 del 02-3-2009 REGISTRO : Personas Jurídicas de Lima ACTO(s) : Consejo directivo

(...) V. PLANTEAMIENTO DE LAS CUESTIONES Interviene como ponente el Vocal Luis Alberto Aliaga Huaripata. De lo expuesto y del análisis del caso, a criterio de esta Sala la cuestión a determinar es la siguiente:

150

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

-

La falta de quórum de una asamblea ¿es un defecto subsanable o insubsanable?

VI. ANÁLISIS 1. En la asamblea general del 14.10.2008 se acuerda la elección del comité electoral, órgano que conduce el proceso eleccionario para elegir a la junta directiva de la Asociación denominada Junta General de Propietarios del Centro Comercial Mercado Modelo Covida, elección que se realizó el 16.11.2008. En la asamblea del 26.2.2009 se aclaró la fecha de la asamblea general en que se elige el comité electoral señalándose que esta fue el 14.10.2008, indicándose que por error se indicó en la convocatoria: 11.10.2008. 2. La solicitud de inscripción ha sido denegada, formulando el Registrador tacha sustantiva señalando que no existe quórum en la asamblea del 16.11.2008 en que se elige la junta directiva, porque de un total de 88 socios solo asisten 40, y habiéndose realizado la asamblea en primera convocatoria no se reunirla el quórum establecido legalmente. La apelante manifiesta que el defecto advertido debió ser materia de observación y no de una tacha, en tanto este pudo ser subsanado, y por consiguiente no constituye defecto insubsanable, tal como lo acredita con la declaración jurada que acompaña con el recurso de apelación. 3. Al respecto, cabe indicar que inicialmente obró en el título el acta de elecciones del 16.11.2008 en el que se indicó: “(...) verificación del material de trabajo como son las cédulas de votación, cuyo número es de 88 equivalente al número de socios hábiles, colocación del ánfora, libro de actas, libro de asistencia, libro de padrón de socios, bolígrafo (...)”. Asimismo, se acompaño declaración jurada. Relación de asistentes de 32 personas y declaración jurada en la que se presenta una relación de 87 socios hábiles. Asimismo, al reingreso del 11.2.2009 se acompaña declaración jurada aclaratoria de convocatoria y quórum efectuada por Flor de María Lezcano Arana, en el que se señala: TERCERO: El quórum de socios hábiles a participar en dicho proceso eleccionario, estaba constituido por un total de 88 socios, los mismos que corren registrados en el libro padrón de socios N° 3 (...). (....) La relación detallada de socios hábiles obra en la declaración jurada de asamblea general extraordinaria de fecha 14.10.2008. En el proceso eleccionario del 16 de noviembre de 2008, participaron 40 socios equivalentes a igual número de votos, cuya relación se detalla en el acta respectiva. Estando a que la elección del 16.11.2008 se efectuó en primera convocatoria, de acuerdo a los documentos presentados en el título, no existiría efectivamente quórum para asistir a la citada asamblea, pues 40 es menos de la mitad de 881. 4. Con el recurso de apelación se acompaña nueva declaración jurada relativa al quórum de la asamblea del 16.11.2008, efectuada por Flor de María Lezcano Arana, en su calidad de presidenta de la junta directiva, esto es, por la misma persona que efectuó

151

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

la primera declaración jurada presentada y en la cual se indica que el número de miembros habilitados para concurrir a la asamblea general del 16.11.2008 es de 62 socios hábiles, indicándose a continuación el libro en el que estos obran (libro padrón) y la relación (nombres) de 32 asistentes a la asamblea del 16.11.2008. Asimismo, se acompaña la reapertura del acta del 16.11.2008, efectuada el 6.1.2009, en el que se aclara que la verificación del material de trabajo como son las cédulas de votación fue de 62, equivalente al número de socios hábiles. Estando a lo expuesto, tendriamos que en virtud a la nueva documentación, se habría corregido el número de socios hábiles señalado en la declaración jurada presentada inicialmente, asi como el número de cédulas que se indicó en el acta de la asamblea de elecciones, hecho que demostraría la existencia del quórum en la asamblea del 16.11.2008. Ahora bien, cabe señalar que la responsabilidad por la veracidad de la información contenida en las declaraciones juradas respecto de las hechos que se declara y los efectivamente sucedidos, las asume quien las efectúa y no el Registro, pues en el uso de las declaraciones juradas el Registrador se exime de la calificación del quórum, lo que se traslada a quien formula la declaración, verificando el registrador que la declaración cumpla con los requisitos formales que al efecto exige el artículo 331-2001-SUNARP/SN. De ese modo, el artículo 6 de la Res. 331-2001-SUNARP/SN señala que las personas que formulen las declaraciones juradas a que se refiere la presente resolución asumirán las responsabilidades civiles y penales que pudieran derivarse de la falsedad o inexactitud de sus declaraciones juradas. 6. En cuanto a la decisión del registrador, esto es la tacha y no la observación como según indica la apelante es que se debió efectuar al ser este un defecto insubsanable que amerite la tacha; cabe indicar que la falta de quórum es en principio un defecto que afecta directamente la validez del acto, por lo que en virtud del artículo 42 inciso a) del Reglamento General de las Registros Públicos, el registrador puede formular tacha sustantiva. En el presente caso, sucede un hecho especial, cual es que la declaración jurada para acreditar quórum a la asamblea del 16.11.2008 inicialmente presentada ha sido variada en cuanto al número de asistentes y socios hábiles, acompañándose a tal efecto nuevo documento con el recurso de apelación. El registrador no ha tenido a la vista este nuevo documento al momento en que calificó el título, y tampoco pudo prever que haya existido algún error del declarante, pues acorde con lo establecido por el Principio de presunción de veracidad consagrado en el artículo 1.4 del artículo IV de la Ley del Procedimiento Administrativo General –Ley 27444– que señala: “En la tramitación del procedimiento administrativo, se presume que los documentos y declaraciones formulados por los administrados en la forma prescrita por esta ley, responden a la verdad de los hechos que ellos afirman (... )”, se tendría por ciertos los hechos manifestados inicialmente por el declarante.

152

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

Por consiguiente, la tacha se encontró correctamente formulada y de acuerdo a las documentos venidos en apelación debe dejarse sin efecto la tacha formulada por el Registrador, debiendo disponerse la observación del título. 7. No obstante haberse acreditado quórum, debe señalarse lo siguiente: Si bien se ha corregido el número de cédulas de votación: de 40 a 32, no se ha efectuado la corrección del escrutinio, así en el acta de la asamblea del 16.11.2008 se ha dejado indicado que el resultado de la votación es el siguiente: “Lista Única N° 1: 40 votos Votos en Blanco: 0 votos Votos viciados: 0 votos”. De acuerdo al artículo 88 del Código Civil: Ningún asociado tiene derecho por sí mismo a más de un voto, entonces existiría discrepancia si habiendo concurrido 32 asistentes a la asamblea, existen 40 votos válidos. Debe por consiguiente aclararse dicha discrepancia, debiendo ampliarse la observación en este aspecto. 8. La reapertura del acta de asamblea del 16.11.2008 se efectúa el 6.1.2009, esto es en fecha anterior a la apertura del libro de actas de asamblea general N° 4, abierto por el Notario Sigifredo De Osambela el 9.2.2008, hecho que resulta discrepante, pues la reapertura se extendió en un libro que no fue llevado con las formalidades de ley. A efectos de subsanar dicho aspecto se acompaña la constancia de adhesión de las hojas sueltas correspondientes a las asambleas del 14.10.2008 y 16.11.2008 firmada por Flor de María Lezcano Arana –Presidenta de la junta directiva–, el 23.2.2009, señalándose que esta adhesión se efectuó el 10.2.2009; sin embargo, la constancia de adhesión solo está referida al acta de las asambleas mas no así a las reaperturas de las mismas. Por consiguiente debe dejarse sin efecto el tercer extremo de la denegatoria de inscripción, señalando que el defecto advertido se refiere al expuesto en el párrafo precedente. 9. Con el recurso de apelación se ha acompañado nuevos ejemplares de las actas de asamblea general del 14.10.2008 y 16.11.2008, que corren insertas en el libro de actas de Asamblea General N° 4, según la constancia del 18.2.2009 dejada por el mismo Notario que realizó la legalización de apertura. Consecuentemente se deja sin efecto el segundo extrema de la denegatoria de inscripción. 10. Como ya se ha señalado, con el recurso de apelación se acompaña nueva declaración jurada a la asamblea del 16.11.2008, la que ha sido formulada de acuerdo a los requisitos que establece la Res. N° 331-2001-SUNARP/SN, coincidiendo los nombres de los asistentes con la relación de asistentes presentada, advirtiéndose que la discrepancia en el número de asistentes consignada en las declaraciones juradas presentadas con anterioridad se debió a que algunos de los asistentes firmaron hasta en dos y tres

153

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

oportunidades, siendo los que efectivamente asistieron: 32, tal y como ahora ha sido señalado en la nueva declaración jurada efectuada por Flor de María Lezcano Arana con legalización notarial de su firma el 2.3.2009. Debe dejarse sin efecto el cuarto extremo de la denegatoria de inscripción. Lo expuesto, es sin perjuicio del defecto advertido en el numeral 7 del presente análisis. 11. La convocatoria a la asamblea general del 14.10.2008, fue uno de los defectos advertidos por el registrador al no resultar del todo clara, pues en ella se señalaba dos posibles fechas para la realización de la asamblea: 11 y 14 de octubre, señalando el Registrador que este defecto tenia que ser subsanado a través de asamblea general. En atención a ello con el recurso de apelación se acompaña el acta de asamblea general del 26.2.2009 en la que se acuerda ratificar la fecha de realización de la asamblea, señalando que esta fue el 14.10.2008, sin embargo, en el acta presentada de esta última asamblea se ha omitido indicar el lugar en que esta se reunió, requisito necesario para verificar si se instaló debidamente en atención a la dirección señalada en su esquela de convocatoria. Por lo expuesto, subsistiría el quinto extremo de la denegatoria de inscripción, debiendo confirmarse. 12. Es otro de los defectos advertidos que el acta de la asamblea del 14.10.2008 inicialmente presentada no fue suscrita por el Presidente y habiendo sido presentado un nuevo ejemplar de la misma acta donde sí consta que el Presidente la ha suscrito, no se ha dejado constancia en esta de la fecha que se efectuó la suscripción. Al respecto, cabe indicar que habiendo sido reabierta el acta de la asamblea del 14.10.2008 el 8.1.2009, reapertura que está suscrita por el presidente que la condujo: Antonio Reyes Rojas, ya no resulta necesario se indique la fecha de suscripción del acta inicial del 14.10.2008, en tanto si bien constituye una omisión, esta no debe ser causal de denegatoria de inscripción. Se revoca el sexto extremo de la denegatoria de inscripción 13. Los derechos registrales se encuentran cancelados. Estando a lo acordado por unanimidad; VII. RESOLUCIÓN 1. DEJAR SIN EFECTO LA TACHA del título y DISPONER SU OBSERVACIÓN al adolecer de defecto subsanable. 2. DEJAR SIN EFECTO el primer, segundo, tercer y cuarto extremo de la denegatoria de inscripción, CONFIRMAR el quinto e tremo REVOCAR el sexto extremo y AMPLIAR la denegatoria de inscripción por lo expuesto en los numerales 7 y 8 del análisis. Regístrese y comuníquese. ROSARIO DEL CARMEN GUERRA MACEDO, Presidenta de la Primera Sala del Tribunal Registral MARTHA DEL CARMEN SILVA DÍAZ, Vocal del Tribunal Registral LUIS ALBERTO ALIGA HUARIPATA, Vocal del Tribunal Registral

154

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

NOTA 1 De conformidad con el primer párrafo del artículo 87 del Código Civil. Para la validez de las reuniones de la asamblea general se requiere, en primera convocatoria, la concurrencia de más de la mitad de los asociados (...).

031 Declaraciones juradas sobre el quórum: Evita acreditar la calidad de miembro ante el Registro La declaración jurada relativa al quórum, solo debe contener el número de miembros de la persona jurídica que se encuentran habilitados para concurrir a la asamblea respectiva y el número y nombre de los miembros que asistieron. Es decir, no es necesario presentar copia del libro padrón de miembros ni señalar sus nombres, bastando con mencionar cuántos son. La razón de ello es que la verificación de la calidad de miembro de la persona jurídica así como de quienes asisten a la asamblea no es función de los registradores, sino que corresponde exclusivamente a los representantes personas designadas por ley o su estatuto. Los registradores solo se limitan a verificar que las declaraciones juradas hayan sido expedidas por los órganos competentes. TRIBUNAL REGISTRAL RESOLUCIÓN N° 038-2009-SUNARP-TR-L Lima, 9 de enero de 2009 APELANTE : MIGUEL ARMANDO MEJÍA MORI TÍTULO : N° 425141 del 1-7-2008 RECURSO : H.T.D. N° 63628 del 25-9-2008 REGISTRO : Personas Jurídicas de Lima ACTO (s) : CONSEJOS DIRECTIVOS

(…) V. PLANTEAMIENTO DE LAS CUESTIONES Interviene como ponente el Vocal Luis Alberto Aliaga Huaripata, con el informe oral del abogado Miguel Armando Mejía Mori. De lo expuesto y del análisis del caso, a criterio de esta Sala la cuestión a determinar es la siguiente: -

Si para la inscripción de la renovación par tercios de los miembros de los consejos y comités de una Cooperativa, debe acreditarse ante el Registro de Personas Jurídicas la condición de delegado habilitado.

VI. ANÁLISIS 1. De acuerdo a lo dispuesto en el primer párrafo del artículo 2011 del Código Civil1, los Registradores y el Tribunal Registral en sus respectivas instancias califican la legalidad de los documentos en cuya virtud se solicita la inscripción, la capacidad de los otorgantes y la validez del acto, por lo que resulta de ellos, de sus antecedentes y de los asientos de los registros públicos. Concordantemente, el Reglamento General de los Registros Públicos en su artículo 31 señala que la calificación es la evaluación Integral de los títulos presentados al

155

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

registro con el objeto de determinar la procedencia de su inscripción, con la precisión de que en el marco de la calificación registral, el Registrador y el Tribunal Registral propiciarán y facilitarán las inscripciones de los títulos ingresados al registro. A su vez, el artículo 32 del mismo Reglamento indica que la calificación registral comprende entre otros, el siguiente aspecto: d) comprobar que el acto o derecho inscribible, así como los documentos que conforman el título, se ajuste a las disposiciones legales sobre la materia y cumplen los requisitos establecidos en cliches normal. 2. Mediante el título venido en grado de apelación se solicita la inscripción de la renovación por tercios de los miembros de los consejos de administración, de vigilancia y del comité electoral para los periodos 2007-2008 y 2008-2009 de la Cooperativa de Ahorro y Crédito “Coronel Francisco Bolognesi LTDA.”, que corre inscrita en la ficha N° 387 y su continuación en la partida electrónica N° 01736574 del Registro de Personas Jurídicas de Lima. El Registrador ha denegado la inscripción del presente título por considerar que no se ha acreditado que los socios Orlando Daniel Mio Zúñiga y Valerio Wilfredo Patiño Roca, elegidos como miembros del Comité Electoral y Consejo de Administración respectivamente, en la asamblea general del 31.3.2007, eran delegados hábiles de la cooperativa a tal fecha, de conformidad a la establecido en el artículo 6.6 de la Ley de Cooperativa. Conforme a ello, corresponde a esta instancia determinar sí para la inscripción de la renovación por tercios de los miembros de los consejos y comités de una Cooperativa, debe acreditarse ante el Registro de Personas Jurídicas la condición de delegado habilitado. 3. Conforme a la Ley N° 26702, las cooperativas de ahorro y crédito autorizadas a captar recursos del público, son entidades del sistema financiero. El Art. 289 de la Ley 26702 establece que las cooperativas de ahorro y crédito autorizadas a captar recursos del público adoptan la forma jurídica de sociedades cooperativas con acciones. Su Administración se rige por las normas de la Ley General de Sociedades. Se encuentran sujetas a la supervisión directa de la Superintendencia de Banca y Seguros. No se rigen por la Ley General de Cooperativas. Distinto es el régimen de las cooperativas de ahorro y crédito no autorizadas a captar recursos del público (esto es, de personas distintas a sus socios). En este caso, conforme a la vigésimo cuarta Disposición Final y Complementaria de la Ley 26702, el control corresponde en primera instancia a su consejo de vigilancia y a su asamblea general. La supervisión de estas cooperativas está a cargo de la Federación Nacional de Cooperativas de Ahorro y Crédito o de otras federaciones de segundo nivel reconocidas por la Superintendecia de Banca y Seguros. Estas cooperativas se rigen por la Ley General de Cooperativas. En el presente caso, la Cooperativa de Ahorro y Crédito “Coronel Francisco Bolognesi LTDA.”, es una cooperativa, inscrita en el Libro de Cooperativas del Registro

156

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

de Personas Jurídicas de Lima (partida electrónica N° 01736574), es decir, no pertenece al sistema financiera. 4. Ahora bien, el artículo 28 de la Ley General de Cooperativas establece que: “En las cooperativas primarias con más de mil socios, las funciones de la asamblea general serán ejercidas por la asamblea general de delegados, constituida por delegados elegidos bajo la dirección inmediata y exclusive del comité electoral, mediante sufragio personal universal, obligatorio, directo y secreto (...)”. De acuerdo con la mencionada norma legal, se ha previsto que en aquellos casos que las cooperativas cuenten con más de mil socios, la participación de los socios en las asambleas generales se hará a través de los delegados, quienes serán elegidos bajo la dirección inmediata y exclusive del comité electoral, mediante un sufragio personal, universal, obligatorio, directo y secreto. Esto con la finalidad de agilizar el debate y facilitar la adopción de acuerdos en el servo de la asamblea. 5. Así, el literal b) del artículo 10 del estatuto de la Cooperativa de Ahorro y Crédito “Coronel Francisco Bolognesi LTDA”, ha previsto que cada socio pueda elegir y ser elegido como delegado ante la asamblea general. En ese sentido, el artículo 52 del estatuto, establece que los delegados tienen la potestad de representar a los socios de la cooperativa ante la asamblea general, teniendo derecho a voz y voto. Por su parte, el artículo 53 del estatuto, prevé que los delegados serán elegidos bajo la dirección inmediata y exclusivo del Comité electoral, mediante sufragio personal, universal, obligatorio, directo y secreto, contemplando la posibilidad de que los delegados puedan ser reelegidos por un periodo inmediato. Cabe señalar que la Asamblea General de Delegados, ya sea de naturaleza ordinaria y/o extraordinaria, constituye la máxima autoridad de la Cooperativa, siendo sus acuerdos de obligatorio cumplimiento para todos los socios presentes y ausentes, siempre que dichos acuerdos se hubieren adoptado de conformidad con el estatuto, sus reglamentos y disposiciones legales vigentes sobre el cooperativismo (artículo 16 del estatuto). 6. Compete a la Asamblea General de Delegados elegir y remover por causas justificadas a los miembros de los Consejos y Comité. Al respecto, debe tenerse presente que el artículo 48 del estatuto ha establecido lo siguiente: “Los miembros de los Consejos y Comités serán elegidos por la Asamblea General entre sus integrantes; retendrán el cargo de Delegado. El mandato de estos serán de tres (3) años y los órganos que Forman, deberán renovarse anualmente por tercios. Los miembros de los Consejos y Comités podrán ser reelegidos por un periodo adicional, inmediatamente de concluido su primer periodo, en su mismo Consejo o Comité.” (el resultado es nuestro). 7. Del tenor del citado artículo, se puede colegir que los miembros de los Consejos y Comités, son elegidos entre los integrantes de la asamblea general de delegados. Conforme a ello, para optar por algún cargo directivo, se requiere que el socio postulante ostente previamente la condición de delegado, ya que en dicha asamblea no hay una

157

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

participación directa de todos los socios integrantes de la cooperativa, sino solo la de sus representantes. La norma añade que los miembros de los Consejos y Comités, retendrán el cargo de delegado. Esto quiere decir, que mientras el socio elegido para algún cargo directiva, ya sea como miembro de los Consejos o de los Comités, se encuentre en funciones, mantendrá la condición de delegado, no obstante se efectúen las elecciones anuales para la renovación por tercios de los delegados, tal como lo establece el artículo 44 del estatuto. Ahora bien, la posibilidad de que los miembros de los Consejos y Comités puedan retener el cargo de delegado, está vinculado a la Agenda del cargo directiva para el que fueron elegidos. Es decir, mientras los socios de la cooperativa, se desempeñen como miembros de los Consejos y Comités, podrán mantener el cargo de delegados, pero una vez que culmine el periodo de su mandato, dichos directivos también cesan en el cargo de delegados. Sostener lo contrario, implicaría desconocer la obligatoriedad del proceso eleccionario para la renovación por tercios de los delegados que prevé el propio estatuto de la Cooperativa de Ahorro y Crédito “Coronel Francisco Bolognesi LTDA.”, y que queda a cargo del Comité Electoral. 8. En el caso bajo análisis, de la revisión del asiento C00023 de la partida electrónica N° 01736574, se aprecia que mediante Asamblea General Ordinaria de Delegados, celebrada el 27.3.2004, se escogió como miembro titular del consejo de administración a Valerio Wilfredo Patiña Roca por un periodo de 3 años, y como miembro titular del Comité Electoral a Orlando Daniel Mio Zúñiga, por un periodo también de 3 años. Conforme a ello, la vigencia de los mandatos tanto de Valerio Wilfredo Patiño Roca como de Orlando Daniel Mio Zuñiga, concluyeron el 27.3.2007. En este orden de ideas, a dicha fecha, esto es, al 27.3.2007, no solo sus mandatos como miembros del Consejo de Administración y del Comité Electoral se encontraban vencidos, sino también habían perdido la condición de delegados hábiles. En consecuencia, al momento de realizarse la asamblea general del 31.3.2007, Valerio Wilfredo Patiño Roca y Orlando Daniel Mio Zúñiga, ya no ostentaban el cargo de delegados. Debe tenerse presente que la retención del cargo de delegado, hasta la culminación del mandato para el que fueron elegidos, en nada enerva la posibilidad de que puedan ser reelegidos de manera inmediata por un periodo adicional como miembros del consejo o del comité, pues para que le ocurra, tendrían que previamente ser reelegídos en el cargo de delegados, para así poder concurrir a la asamblea general y poder estar habilitados para participar en la elección de algún cargo directivo, pues como ya se ha señalado, de conformidad con el artículo 48 del estatuto, los miembros de los Consejos y Comités son elegidos por la asamblea general solo entre sus integrantes. Asimismo, tal como ha previsto el artículo 53 del estatuto, los delegados pueden ser reelegídos por un periodo inmediato, por lo que no resultaría inviable que un directivo con mandato vencido intente postular a una reelección, debiendo claro está, ser previamente reelecto como Delegado.

158

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

9. No obstante lo señalado, debe tenerse presente que conforme a lo previsto por el segundo párrafo del artículo 1 de la Resolución N° 331-2001-SUNARP-SN del 29-112001: “la verificación de la calidad de miembro de la asociación, del comité, o de delegado de quienes asisten a la asamblea, sea personalmente o mediante representante o mandatario, y de que se encuentren habilitados para ejercer el derecho a voto, corresponde exclusivamente a los representantes o personas designadas por la ley o el estatuto, no siendo función de los Registradores, quienes se limitarán a verificar que las declaraciones hayan sido expedidas por los órganos competentes” (el resaltado es nuestro). Los alcances de la referida resolución fueron ampliados para las cooperativas por el artículo 2 de la Resolución N° 609-2002-SUNARP-SN del 27-12-2002. 10. Al respecto, esta instancia ha señalado en diversas resoluciones como en la Resolución N° 188-2002-ORLC-TR que si el estatuto de una asociación establece requisitos para el ejercicio del cargo con los órganos directivos (como el de ser elegido previamente en el cargo delegado), es materia de calificación por el Registrador, siempre que puedan ser acreditados con el padrón de asociados. Se dijo, que para calificar los requisitos era necesario presentar copia autenticada de las fojas en las que consten los integrantes de los órganos de gobierno elegidos. Asimismo, que el Art. 3 de la Resolución 331-2001-SUNARP-SN que posibilita la presentación de declaración jurada para acreditar el quórum, no regula expresamente el empleo de la misma para acreditar dístinta cuestión, como es, que los elegidos reúnan los requisitos establecidos en el estatuto para el ejercicio del cargo. 11. Sin embargo, analizando nuevamente el tema, esta instancia considera que cuando se trata de acreditar la calidad de delegado del miembro del consejo o comité elegido, no es necesaria la presentación de copias legalizadas o certificadas por fedatario del libro padrón de Delegados habilitados, donde obran registrados cada uno de los miembros de los consejos directivos electos, bastando con la declaración jurada relativa al quórum. En este último caso, debe tenerse en cuenta que la norma busca evitar a los usuarios la presentación de una serie de documentos internos así como facilitar la labor de calificación del Registrador. Así, señala que la declaración jurada debe contener el número de miembros de la asociación que se encuentran habilitados para concurrir a la asamblea respectiva y el número y nombre de los miembros que asistieron. Es decir, no es necesario presentar copia del libro padrón de asociados ni señalar el nombre de los asociados, bastando con mencionar cuántos son. La razón estriba en que como la norma misma lo señala la verificación de la calidad de miembro de la asociación de quienes asisten a la asamblea no es función de los Registradores, sino que corresponde exclusivamente a los representantes personas designadas por ley o su estatuto. Los Registradores solo se limitan a verificar que las declaraciones juradas hayan sido expedidas por los órganos competentes”. En esa línea, si las personas se acogen al sistema de declaraciones juradas para acreditar el quórum de la asamblea, no resulta coherente acreditar la calidad de delegado del elegido como miembro del comité o del consejo de administración. Entonces, esta

159

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

cuestión se convierte en un tema interno y, por lo tanto, no forma parte de la calificación del Registrador. En consecuencia, corresponde revocar la observación formulada por el Registrador del Registro de Personas Jurídicas de Lima. 12. Finalmente, el tercer párrafo del artículo 1562 del Reglamento General de los Registros Públicos señala que cuando el Tribunal Registral confirma o revoca las observaciones formuladas por el Registrador, también debe pronunciarse por la liquidación de derechos realizadas por el mismo o, en defecto de esta, determinar dichos derechos. Cabe señalar que en el presente caso, esta instancia esta conforme con la liquidación efectuada por el Registrador. Estando a lo acordado por unanimidad; VII. RESOLUCIÓN REVOCAR la observación formulada por el Registrador del Registro de Personas Jurídicas de Lima y DISPONER la inscripción del título referido en el encabezamiento, por los fundamentos señalados en el análisis de la presente resolución. Regístrese y comuníquese. FREDY LUIS SILVA VILLAJUÁN, Presidente de la Segunda Sala del Tribunal Registal GLORIA AMPARO SALVATIERRA VALDIVIA, Vocal del Tribunal Registral LUIS ALBERTO ALIAGA HUARIPATA, Vocal del Tribunal Registral NOTAS 1 Artículo 2011 del Código Civil (primer párrafo): Principio de rogación y legalidad: “Los Registradores califican la legalidad de los documento en cuya virtud se solicita la inscripción, la capacidad de los otorgantes y la validez del acto, por lo que resulta de ellos, de sus antecedentes y de los asientos de los registros públicos. (…)”.

032 Constancia de quórum: Formalidades que debe cumplir cuando el miembro es una persona jurídica El registrador en la calificación registral debe verificar que la convocatoria y el quórum se adecúen a las disposiciones legales y estatutarias. Ambas circunstancias se acreditan mediante las constancias a que se refiere el artículo 16 del Reglamento de Inscripciones del Registro de Personas Jurídicas No Societarias (RIRPJNS). En la constancia de quórum se debe consignar las partidas registrales en las que están inscritas las personas jurídicas que son miembros de otra así como quién o quienes actúan en su representación, tal como lo dispone el literal c) del artículo 59 del RIRPJNS. TRIBUNAL REGISTRAL RESOLUCIÓN N° 042-2010-SUNARP-TR-A Arequipa, 29 de enero de 2010 APELANTE : ALFREDO ROJAS HUAYNA TÍTULO : N° 77802 DEL 18.09.2009 RECURSO : N° 024989 DEL 07.12.2009

160

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

REGISTRO : Jurídicas - Arequipa ACTO(s) : REMOCIÓN Y NOMBRAMIENTO DE DIRECTORIO

(…) V. PLANTEAMIENTO DE LAS CUESTIONES Interviene como ponente el Vocal Jorge Luis Tapia Palacios. De lo expuesto y del análisis del caso, a criterio de esta Sala las cuestiones a determinar son: -

Si corresponde evaluar en la calificación el cumplimiento de los requisitos para acceder a cargos directivos.

- Si se ha presentado la constancia de quórum en la forma legalmente establecida cuando los miembros de la asociación son personas jurídicas. - Si la presentación de un título incompatible posterior debe tomarse en cuenta en la calificación. VI. ANÁLISIS 1. Mediante el título venido en grado, se solicita la inscripción de revocatoria de los cargos de tesorero y secretario de cultura y deportes del primer consejo directivo, así como el nombramiento de los nuevos asociados que ocupen dichos cargos, en la partida N° 11110923 del Registro de Personas Jurídicas de la Oficina Registral de Arequipa. El Registrador, observa el títulos señalando que los nuevos directivos no figuran en la relación de asistentes. Corresponde por tanto, determinar si tal circunstancia es una situación que debe evaluarse en la calificación. 2. El Código Civil en su Libro IX regula a los “Registros Públicos”, disponiendo en el artículo 2009 que esta entidad se sujeta a lo dispuesto en dicho Código, a sus leyes y reglamentos especiales. Atendiendo a la especialidad del procedimiento registral establecido en el artículo 11 del Reglamento General de los Registros Públicos (RGRP), es que mediante sucesivos dispositivos legales se han aprobado los diversos reglamentos que regulan los actos registrables, requisitos y demás relativos al quehacer registral. 3. El Reglamento de Inscripciones del Registro de Personas Jurídicas No Societarias (RIRPJNS) aprobado por la SUNARP mediante Res. N° 086-2009SUNARP-SN, regula, entre otros aspectos, los actos que son inscribibles y los que no lo son, los títulos que dan mérito a la inscripción, así como reglas especiales que deben tenerse en cuenta en la calificación. Respecto de estas últimas el artículo 18 del citado Reglamento establece lo siguiente: “Para efectos de la calificación no requiere acreditarse: a) Los requisitos necesarios para acceder a cargos directivos, salvo los relativos a la reelección y al ejercicio de un cargo anterior exigidos por las disposiciones legales o estatutarias, los cuales se verificarán sobre la base de la información

161

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

contenida en el título, en la partida registra y complementariamente en los antecedentes registrales; b) La representación para asistir a la sesión de un órgano colegiado o para representar a una persona natural o jurídica en el cargo de un órgano; c) La aprobación y contenido de reglamentos electorales. No será objeto de calificación los documentos que acrediten cualquiera de las situaciones antes señaladas, debiendo el Registrador disponer su devolución al presentante del título”. 4. Ahora bien, el artículo 45 de los estatutos de la asociación, establece que son asociados todos los gremios de la micro y pequeña empresa de la región, que voluntariamente decidan afiliarse, y que cumplan con los requisitos señalados en dicho artículo. El artículo 8 de los mismos estatutos dispone que la asamblea general es el órgano supremo de gobierno permanente, está constituida por los delegados representantes de asociaciones, consorcios, mypes de base, así como coordinadores provinciales y distritales, delegados sectoriales o de rubro y micro empresarios independientes con bases en proceso de organización. De acuerdo a ello, los gremios que conforman la asociación, expresan su voluntad a través de sus representantes, a efecto de tomar los acuerdos respecto de los temes que sean tratados en cada asamblea general. La representación de cada asociado para asistir a una asamblea general, no es una circunstancia que debe acreditarse ante el Registro, de acuerdo a lo que prevé el literal b) del citado artículo 18 del RIRPJNS, pues es un aspecto que corresponde examinarse al interior de la asamblea. De igual modo, respecto a los requisitos que se debe cumplir para ser miembro del consejo directivo, el artículo 18 de los estatutos señala que, “para ser miembro del consejo directivo, es requisito ser socio de gremio base, con goce pleno de sus derechos, sin restricción administrativa ni penal, no estar impedidos por incumplimiento de sus obligaciones estatutarias, como son deudas, intereses opuestos a los objetivos de la institución y disciplinarias entre otras y además presentará su hoja de vida”. De conformidad con lo normado por el artículo precitado, para ser miembro del consejo directivo no se requiere ser necesariamente representante de los gremios que conforman la asociación, sino que basta, entre otros requisitos, ser socio o miembro de uno de ellos. Asimismo, no se ha establecido en el estatuto de la persona jurídica que en la asamblea en que eligen a los miembros del consejo directivo, tenga o tengan que estar presentes aquel o aquellos que fueron designados como integrantes de dicho órgano. Ahora bien, el cumplimiento de los requisitos para ser elegido a un cargo del consejo directivo, es un aspecto, al igual que el de representante, que no requiere ser acreditado, de conformidad con lo dispuesto por el literal a) del ya varias veces citado artículo 18 del RIRPJNS, pues es una situación que debe verificarse al interior de la asociación, salvo lo relativo a la reelección a que se refiere el artículo 16 del estatuto, que no es aplicable al presente caso, por cuanto desde la fecha de constitución de la asociación solo existe un consejo directivo.

162

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

Por tanto, la circunstancia de que los miembros elegidos para integrar el consejo directivo, hayan o no asistido a la asamblea en que ello sucedió, no es una situación que deba ser evaluada en la calificación del título alzado, por tanto, corresponde revocar el numeral 2.1 de la observación formulada. 5. Sin perjuicio de lo anterior, cabe agregar que Juana Rosa Cuadros de Gonzáles y Juan Cancio Chuctaya Sonco, quienes fueron las personas elegidas como tesorero y secretario de cultura y deportes, respectivamente, sí asistieron a la asamblea general extraordinaria de fecha 15 de setiembre del 2009, en la que fueron elegidos para sustituir a las personas que ocupaban dichos cargos, de acuerdo a lo consta de la constancia de quórum correspondiente a la asamblea del 15.09.2009. La constancia de quórum en la que no figuran como asistentes las personas antes nombradas, corresponde a la a asamblea del 16 de noviembre del 2009 convocada para tratar la subsanación a las observaciones efectuadas por el Registro y la ratificación del acta de asamblea general extraordinaria de fecha 15 de setiembre del 2009. 6. El Registrador en la calificación registral debe verificar que la convocatoria y el quórum se adecue a las disposiciones legales y estatutarias. Ambas circunstancias se acreditan mediante las constancias a que se refiere el artículo 162 del RIRPJNS, las mismas que según el referido artículo deben contar, entre otros aspectos y para el presente caso, con la firma certificada por notario o fedatario de esta Zona Registral. Asimismo, el literal c) del artículo 59 del RIRPJNS, dispone que cuando los miembros de la persona jurídica que asistieron a la sesión sean personas jurídicas, deberá indicarse la partida registral en la que corren inscritas, de ser el caso, y quién o quienes actúan en su representación. Sin embargo, de la documentación adjuntada, no aparece que alguna de s constancias de quórum acompañadas, referidas a la asamblea del 15 de setiembre del 2009, haya cumplido con los requisitos de contener la firma certificada y con la indicación de la partida registral en la que corren inscritas las personas jurídicas que integran la asociación. Si bien una de las constancias de quórum de la asamblea del 15 de setiembre del 2009, contiene la firma certificada del presidente convocante, en ella no aparecen las partidas registrales de las personas jurídicas que asistieron a la asamblea; de igual modo, en la constancia de quórum en que aparecen estos último datos, la firma del presidente o se encuentra codificada. Cabe precisar que solo se ha cumplido con ello respecto de la constancia de quórum referida a la asamblea del 16 de noviembre del 2009, por tanto, el título adolece del defecto antes advertido. 7. De acuerdo al principio de prioridad preferente regulado en el numeral IX del Título Preliminar del RGRP, “los efectos de los asientos registrales, así como la preferencia de los derechos que de estos emanan, se retrotraen a la fecha y hora del respectivo asiento de presentación, salvo disposición en contrario”. Ahora, si bien al calificar un título debe verificarse la existencia de títulos pendientes relativos a la partida en la que debe practicarse la inscripción, que puedan impedir temporal o definitivamente la inscripción (literal b, Art. 32 RGRP), en concordancia, con el principio antes aludido, estos

163

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

títulos serían aquellos incompatibles que hayan sido presentados con anterioridad al que es objeto de calificación. Con relación al título N° 2009-94249 referido en la observación (debe ser el título N° 2009-94242 de acuerdo al reporte informático), cabe indicar que el mismo fue presentado el 12.11.2009, es decir con fecha posterior al título materia de apelación (18.09.2009), motivó por el que deviene improcedente formular observación en mérito a actos contenidos en dicho título. únicamente en los supuestos en los cuales un título haya sido presentado con fecha anterior y sea incompatible es que resulta procedente observar el hecho y disponer la suspensión correspondiente. En consecuencia, cabe revocar el numeral 2.2 de la observación formulada. 8. Finalmente, de la verificación efectuada a la liquidación de derechos, de conformidad con lo dispuesto por el penúltimo párrafo del artículo 1563 del Reglamento General de los Registros Públicos, se determina que los derechos registrales pagados se encuentran conformes con relación a los actos de inscripción solicitados. Estando a lo acordado por unanimidad. VII. RESOLUCIÓN REVOCAR la observación formula, ESTABLECER que el título adolece del defecto advertido en el último párrafo considerando sexto del análisis de la presente resolución. Tribunal Registral. RAÚL JIMMY DELGADO NIETO, Presidente de la Quinta Sala del Tribunal Registral NORA MARIELLA ALDANA DURÁN, Vocal de la Quinta Sala del Tribunal Registral JORGE LUIS TAPIA PALACIOS, Vocal de la Quinta Sala del Tribunal Registral NOTAS 1 Artículo 1.- NATURALEZA DEL PROCEDIMIENTO El procedimiento regitral es especial, de naturaleza no contenciosa y tiene por finalidad la inscripción de un título. No cabe admitir el anersonamiento de terceros al procedimiento va iniciado. ni oposición a la inscripción 2 Artículo 16.- Constancias Las constancias previstas en este Reglamento se presentarán en original o insertas en instrumento público. Las constancias indicarán el nombre completo, documento de identidad y domicilio real del declarante. Su contenido debe ceñirse en cada caso a lo prescrito en este Reglamento y se presentarán con firma certificada por notario, juez de paz cuando se encuentre autorizado legalmente, fedatario de algún órgano desconcentrado de la Superintendencia Nacional de los Registros Públicos, cónsul peruano, autoridad extranjera competente u otra persona autorizada legalmente para certificar firmas. Las constancias previstas por este Reglamento tienen el carácter de declaración jurada y son de responsabilidad de quienes las expiden. 3 Artículo 156.- Ponencias, votación y resolución del recurso (…) Tratándose de los incisos a) y b) cuando el Tribunal Registral confirma o revoca las observaciones formuladas por el Registrador, también debe pronunciarse por la liquidación de derechos realizada por el mismo o, en defecto de esta, determinar dichos derechos. (…)

033 Omisiones y errores en las actas: Reapertura no es la única forma de subsanarlas La reapertura de actas no es la única forma le subsanar los errores y omisiones pues estos también ser subsanados a través de urna nueva asamblea, siendo la

164

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

naturaleza de esta última la de una aclaratoria, para lo cual deberá verificarse el cumplimiento de todos los requisitos que al efecto exige una asamblea, como es convocatoria y quórum a efectos de acreditar su validez. TRIBUNAL REGISTRAL RESOLUCIÓN N° 1541-2009-SUNARP-TR-L Lima, 15 de octubre de 2009 APELANTE : DIONISIA RAPTOPOULOU DE VAVOULIS TÍTULO : 111320 del 16.2.2009 RECURSO : H.T.D. N° 66 del 31.8.2009 REGISTRO : Personas Jurídicas de Lima ACTO(s) : CONSEJO DIRECTIVO

(...) V. PLANTEAMIENTO DE LAS CUESTIONES Interviene como ponente el Vocal Fredy Luis Silva Villajuan De lo expuesto y del análisis del caso, a criterio de esta Sala le cuestión a determinar es la siguiente: .

Si las omisiones y errores de un acta de asamblea solo pueden ser subsanados a través de una reapertura.

VI. ANÁLISIS 1. Con el presente título se solicita la inscripción del consejo directivo de la COMUNlDAD HELÉNlCA DEL PERÚ. Este título fue apelado y resuelto por Resolución N° 1148-2009-SUNARP-TR-L del 20.7.20091, la que confirmó el punto 9 de la observación, revocó los demás extremos y la amplió conforme a lo señalado en el punto 8 del análisis. El extremo 9 de la observación señala: Asamblea general del 10.12.2008 De la esquela de convocatoria publicada en el periódico, se desprende que quien convoca a elecciones es el presidente del comité electoral, el cual no está legitimado para convocar a elecciones, de conformidad a lo estile alado en el artículo 42 del estatuto, el cual contempla: “El Presidente de la junta directiva convocará a elecciones (...)”. El defecto advertido supone, una contravención directa del estatuto, lo cual afecta la validez de los acuerdos adoptados en la asamblea, por tanto la misma no resulta inscribible. Subsiste la observación, cada vez que el artículo 42 (modificado) del estatuto indica que es el Presidente de la junta directiva quien convoca a eles iones. Por lo que los acuerdos adoptados en dicha sesión carecen de validez. En el punto 8 del análisis de la citada Resolución N° 1148-2009-SUNARP-TR-L se indicó:

165

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

“8. Conforme se ha señalado en los puntos 1 y 2 del análisis de la presente resolución, la asamblea del 5-11-2008 constituye una asamblea de regularización, razón por la que el acta que contiene los acuerdos adoptados en la referida asamblea debe contener los requisitos establecidos en la Resolución N° 202-2001-SUNARPSN del 31-7-2001, norma vigente a la fecha en que se realizó dicha asamblea2.

Así, el literal c) del artículo 2 de la citada resolución, establece que en el acta de la asamblea general de regularización deberá constar: “1. El acuerdo de la asamblea de reconocer las elecciones anteriores no inscritas, inclusive respecto al órgano o integrante del mismo que convoca la asamblea general de regularización. 2. La indicación del nombre completo de todos los integrantes del órgano de gobierno elegido y su periodo de funciones (...)”. En el presente caso, se indica en el punto 1 del acta de la asamblea del 5-11-2008 que se aprueba y regulariza el consejo directivo del periodo 2006-2008, sin embargo, no se indica los nombres de sus integrantes y su periodo de funciones, es decir, la indicación de la fecha de inicio y fecha de conclusión. Por las razones expuestas, corresponde ampliar la observación formulada por el Registrador (...).



Cabe señalar que la subsanación de esta observación podrá efectuarse mediante la reapertura del acta siguiendo los lineamientos establecidos en el artículo 12 del vigente Reglamento de Inscripciones del Registro de Personas Jurídicas No Societarias3, el cual establece lo siguiente: “Los acuerdos contenidos en actas suscritas en las que se haya cometido errores u omisiones podrán inscribirse si se reabren para consignar la rectificación respectiva o los datos omitidos, requiriéndose que suscriban al pie las mismas personas que suscribieron el acta reabierta. En el acta se consignará la fecha de la reapertura.



No dará mérito a inscripción la reapertura de actas que contengan acuerdos inscritos”.

2. Como podemos apreciar, de acuerdo con la Resolución N° 1148-2009-SUNARPTR-L, se advirtieron los siguientes defectos: - La convocatoria a asamblea general del 10.12.2008 fue efectuada por el comité electoral, no obstante no contar con facultades para ello. - La falta de indicación del nombre de los integrantes del órgano directivo y su periodo de funciones con la indicación de la fecha de inicio y fecha de conclusión. 3. Asimismo, se indicó en el numeral 10 del análisis respecto a la convocatoria a asamblea general por parte del comité electoral, que la convocatoria es atribución que corresponde exclusivamente al presidente de la junta directiva, salvo que la asamblea general haya delegado esta atribución al comité.

166

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

Asimismo, respecto de la segunda de las observaciones referida al periodo de funciones y nombres de los integrantes del órgano directivo se indicó que esta podría ser subsanada a través de una reapertura de actas. 4. Luego de notificada la resolución y al reingreso del 24.8.2009, se presentaron, entre otros, un escrito dirigido al Registrador en el sentido que “(....) por sesión de fecha 23 de agosto del presente año, por asamblea general extraordinaria, contando con la presencia de iodos los participantes a la asamblea del 5 de noviembre del 2008, se procedió a la reapertura de dicha sesión corrigiéndose las emisiones incurridas en el acta (...)”. Asimismo, se solicita inscribir la remoción en el cargo de presidente, de acuedo con lo expuesto en la Resolución N° 1148-2009-SUNARP-TR-L y el precedente de observancia obligatoria aprobado en el Noveno Pleno del Tribunal Registral. Se acompañó también acta de asamblea general del 23.8.2009 su aviso de convocatoria publicado en el diario “El Trome”. 5. Del acta de la asamblea la general del 23.8.2009 así coro de su convocatoria se desprende que la misma fue celebrada a efectos de reabrir el acta y subsanar así los defectos advertidos en a Resolución N° 1148-2009-SUNARP-TR-L. 6. Ahora bien, en la Resolución 1148-2009-SUNARP-TR-L se indicó que estos defectos podían ser subsanados a través de una reapertura de actas. En el Pleno del Tribunal Registral se aprobó el siguiente precedente de observancia obligatoria, referido a la reapertura de actas: “Es posible rectificar el contenido de las actas de sesiones de las personas jurídicas, corrigiendo un dato que se consignó en forma errónea o consignando un dato que se omitió pudiendo consistir la omisión en un acuerdo que habiendo sido adoptado por la persona jurídica no se hizo constar en el acta, para ello deberá dejarse constancia de la fecha de la reapertura del acta y la misma deberá ser suscrita por quienes firmaron el acta primigenia o rectificada”. Como podemos apreciar la reapertura de actas no implica la celebración de una nueva asamblea, sino volver abrir el acta para dejar constancia de las omisiones y rectificar los errores cometidos en ellas. Ello tiene como presupuesto que los datos omitidos o expresados erróneamente erróneamente constaron en la asamblea cuya versión escrita es recogida en el acta. Lo expuesto, sin embargo, no quiere decir que la reapertura sea la única forma de subsanar estos aspectos, pues las omisiones o errores en el acta pueden también ser subsanados a través de una nueva asamblea, siendo la naturaleza de esta última la de una aclaratoria, para lo cuaI deberá verificarse el cumplimiento de todos los requisitos que al efecto exige una asamblea, como es convocatoria y quórum a efectos de acreditar su validez. Modalidad por la que ha optado la presente persona jurídica. 7. Efectivamente en el presente caso, en la convocatoria publicada en el diario “El Trome” se cita a los asociados para efectuar la reapertura de actas de la asamblea del 5.11.2008, señalándose que esta reapertura versará sobre: La omisión de los nombres y periodo de funciones de los miembros del consejo directivo, la omisión en el acta de

167

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

la delegación de convocatoria a elecciones y la omisión del señalamiento de los cargos de cada miembro del comité electoral, indicándose como fecha para esta reunión el 23.8.2008 a las 7:00 p.m. en primera citación y 7:30 en segunda citación, así como el lugar de la celebración. La reunión se instala en segunda citación, habiéndose dejado indicado que asisten 30 asociados, siendo aclaradas las omisiones por acuerdos, de lo que se desprende que la reunión del 23.8.2008 es una asamblea aclaratoria de la asamblea del 5.11.2008. Sin embargo, no puede verificarse la validez de esta asamblea puesto que no se ha acompañado la declaración jurada de quórum4. Por lo tanto, corresponde confirmar el numeral 2 de la observación. 8. En otro de los extremos, el Registrador señala que la convocatoria a la asamblea del 10.12.2008 efectuada por el comité electoral constituye un defecto insubsanable. Al respecto cabe señalar que la facultad de convocatoria la ostenta el presidente del consejo directivo o quien el estatuto señale expresamente. En el presente caso, la convocatoria a la citada asamblea fue efectuada por el comité electoral, por lo que no se tomó por válida esta convocatoria. Ahora bien, en la asamblea del 23.8.2009, se ha señalado que la convocatoria a la asamblea del 10.12.2008 fue efectuada por el comité electoral porque le fue delegada tal atribución por el consejo directivo habiéndose omitido tal acuerdo en el acta de la asamblea del 5.11.2008. En tal sentido, efectuada la convocatoria por el comité electoral por la delegación de tal facultad que le otorgara la asamblea, esta resulta válida, si tenemos en cuenta que en la asamblea del 10.12.2008 se efectuaron las elecciones y que el comité electoral es el órgano encargado de la conducción de estas, no resultando de ese modo, la convocatoria efectuada por el comité electoral un defecto insubsanable. Corresponde revocar el numeral 4 de la observación. 9. El interesado solicita en el escrito presentado al reingreso del 24.8.2009 que se inscriba la remoción en el cargo de presidente del señor Jarisios Vardacas Karatanasi, sustentando su solicitud en la aplicación del precedente de observancia obligatoria aprobado en el Noveno Pleno del Tribunal Registral y que ha sido mencionado en la Resolución N° 1148-2009-SUNARP-TR-L. En la asamblea general del 5.11.2008, se acordó suspenden en el cargo de presidente al señor Jarisios Vardacas Karatanasi. Asimismo, obra en el título el desistimiento de la inscripción de este acto. A efectos de analizar la validez de las declaraciones juradas de convocatoria y quórum obrante en el título efectuada por la vicepresidenta de la junta directiva Dionisia Raptopoulou de Vavoulis, en el numeral 5 del análisis de la Resolución N° 1148-2009-SUNARP-TR-L se citó el precedente de observancia obligatoria5 sin embargo, ello no fue para señalar que el acto le la suspensión en el cargo de presidente; debía inscribirse, sino que fue para considerar legítima la convocatoria realizada por la vicepresidenta, no teniendo más nada que acreditarse. Ocurre entonces que

168

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

la inscripción de la remoción del presidente no es necesaria ni fue requerida por el Tribunal. 10. A ello debe agregarse que le conformidad con el artículo 40 del Reglamento General de los Registros Públicos, es posible la ampliación de la rogatoria siempre que se trate de acto previo para la inscripción del acto solicitado. En el presente caso, la suspensión en el cara lo del presidente no constituye acto previo para la inscripción del consejo directivo para el pedo lo 2006-2008, por lo que no es procedente aceptar la ampliación de la rogatoria. Corresponde por tanto, dejar sin efecto el numeral 1 de la observación. 11. La Resolución N° 202-2001-SUNARP/SN, estableció criterios a efectos de lograr la inscripción de los órganos directivos de la: personas jurídicas y evitar su acefalía. Así, otorgó facultades al último presidente del órgano directivo con mandato inscrito aun cuando este se encuentre vencido para que efectúe la convocatoria a asamblea de elecciones de consejo directivo. De igual manera, facultó al presidente con mandato vigente pero no inscrito, a convocar a asamblea de regularización a efectos de restablecer la exactitud registral. El artículo 2 de la Resolución N° 202-2002-SUNARP establece que en el acta de la asamblea de regularización debe consta el periodo de funciones del consejo directivo no inscrito que se regulariza. Ello implica que debe señalarse la fecha de inicio y la facha de conclusión de las funciones de cada uno de los consejos que se regulariza. En tal sentido, no basta con consignar el año y mes de inicio de funciones y el año y mes de su conclusión, pues en dicho supuesto no se tendría certeza respecto al día del mes en que se inicia y concluyen las funciones. Corresponde confirmar el numeral 3 de la observación. Estando a lo acordado por unanimidad: VII. RESOLUCIÓN CONFIRMAR los numerales 2 y 3 de la observación formulada por el Registrador del Registro de Personas Jurídicas de Lima, DEJAR SIN EFECTO el numeral 1 y REVOCAR el numeral 4, conforme a los fundamentos expuestos en el análisis de la presente resolución. Regístrese y comuníquese. FERNANDO TARAZONA ALVARADO, Presidente de la Segunda Sala del Tribunal Registral ELENA ROSA VÁSQUEZ TORRES, Vocal del Tribunal Registral FREDY LUIS SILVA VILLAJUÁN, Vocal del Tribunal Registral NOTA 1 Esta resolución fue notificada al interesado el 3.8.2009. 2 Cabe señalar que los requisitos antes indicados también están contemplados en el artículo 63 del vigente Reglamento de Inscripciones del Registro de Personas Jurídicas No Societarias. 3 Artículo que recoge el precedente de observancia obligatoria aprobado en el X Pleno del Tribunal Registral con el siguiente tenor: “Es posible rectificar el contenido de las actas de sesiones de las personas jurídicas, corrigiendo un dato que se consignó en forma errónea o consignando un dato que se omitió –pudiendo consistir la omisión en un acuerdo que habiendo sido adoptado por la persona jurídica no se hizo constar en el acta–. Para ello deberá

169

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

dejarse constancia de la fecha de la reapertura del acta y la misma deberá ser suscrita por quienes firmaron el acta primigenio a rectificada”. 4 De conformidad con el artículo 2011 del Código Civil, corresponde al registrador, entre otros aspectos verificar la validez de los actos cuya inscripción se solicitan, por lo que resulta necesario comprobar el quórum de instalación y validez de los acuerdos. 5 “No requiere creditarse ante el Registro la ausencia o impedimento temporal del presidente , para admitir el ejercicio de si s facultades por parte del vicepresidente. La vacancia del cargo de presidente deberá inscribirse en forma previa o simultánea al acto en el que el vicepresidente actúa en su reemplazo por este motivo. Cuando el vicepresidente actúa en reemplazo del presidente sin indicar causal de vacancia en el cargo debe presumirse que lo está reemplazando de manera transitoría”. Publicado en el diario oficial El Peruano el 5.1.2005.

034 Calificación de acuerdos adoptados en segunda convocatoria: No requiere presentación de actas de la primera convocatoria Las actas de asambleas generales llevadas a cabo en primera convocatoria no constituyen documentos necesarios para su calificación, ya que con la sola presentación del acuerdo de asamblea general asentada en acta llevada a cabo en segunda convocatoria y la acreditación de la convocatoria demostrando que corresponde a una segunda convocatoria, resulta documentación suficiente para la calificación del Registrador; por cuanto el presidente y secretario de la asamblea general son los responsables de determinar que la sesión en primera convocatoria no se llevó a cabo por adolecer de defectos de quórum. TRIBUNAL REGISTRAL RESOLUCIÓN N° 256-2010-SUNARP-TR-L Lima, 19 de febrero de 2010 APELANTE : VÍCTOR FERNÁNDEZ CAMPOSANO TÍTULO : N° 751081 del 23/10/2009 RECURSO : H.T.D. N° 5460 del 22/1/2010 REGISTRO : Personas Jurídicas de Lima ACTO(s) : NOMBRAMIENTO DE JUNTA DE ADMINISTRACIÓN

(...) V. PLANTEAMIENTO DE LAS CUESTIONES Interviene como ponente la Vocal Rosario del Carmen Guerra Macedo. De lo expuesto y del análisis del caso, a criterio de esta Sala la cuestión a determinar es la siguiente: - Si la constancia de convocatoria a asamblea general debe encontrarse suscrita por el representante del órgano encargado de la convocatoria conforme al estatuto. VI. ANÁLISIS 1. Las comunidades campesinas se encuentran reguladas por el Código Civil en sus artículos 134 a 139, por la Ley N° 24656 –Ley General de Comunidades Campesinas, su Reglamento aprobado por Decreto Supremo N° 008-91-TR y el Decreto Supremo N° 004-92-TR, mediante el cual se aprueba el Reglamento del Título VII - Régimen Económico de la Ley General de Comunidades Campesinas. Asimismo, con la dación del Decreto Supremo N° 045-93-AG se facultó la constitución de empresas comunales y

170

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

multicomunales se servicios agropecuarios por iniciativa de comunidades y rondas campesinas, comunidades nativas y otros centros poblados. Así, en el artículo 2 de la Ley General de Comunidades Campesinas se definen a estas personas jurídicas como organizaciones de interés público, con existencia legal y personería jurídica, integrados por familias que habitan y controlan determinados territorios, ligadas por vínculos ancestrales, sociales, económicos y culturales, expresados en la propiedad comunal de la tierra, el trabajo comunal, la ayuda mutua, el gobierno democrático y el desarrollo de actividades multisectoriales, cuyos fines se orientan a la realización plena de sus miembros y del país. Asimismo, en el inciso g) del artículo 4 de la Ley General de Comunidades Campesinas se ha previsto que estas personas jurídicas puedan constituir empresas comunales, multicomunales y otras formas asociativas. 2. De la revisión del Decreto Supremo N° 045-93-AG se aprecia que de acuerdo a esta norma, las Empresas Comunales y Multicomunales de servicios agropecuarios son personas jurídicas de derecho privado y de responsabilidad limitada distintas de la comunidad campesina que les dio origen. En este sentido, al ser una persona jurídica distinta a la comunidad campesina, tiene sus propios órganos de gobierno. Así, la asamblea general estará conformada por los asociados, quienes después de cumplir con los requisitos señalados en el artículo 4 del Decreto Supremo N° 045-93-AG, se constituyen en socios, es decir, ser comunero calificado, campesino, rondero, productor agrario o ciudadano con residencia en el ámbito de influencia de la empresa, efectuar la aportación, estar hábil en sus derechos civiles y no tener adeudos morosos ante el Estado, la comunidad y/o terceros, y cumplir con los estatutos y reglamentos de la empresa. Asimismo, de conformidad con el inciso d) del artículo 7 del Decreto Supremo N° 045-93-AG, la junta de administración de estas empresas comunales es designada por la asamblea de socios y no por la asamblea general de comuneros. 3. En el caso materia de análisis se solicita la inscripción del nombramiento de la junta de administración de la Empresa Comunal de la Comunidad Campesina de Collanac de Responsabilidad Ltda. EMPCOCO R. LTDA.; presentándose al efecto copias certificadas de las actas de asambleas generales del 26/7/2009, 2/8/2009, 6/9/2009 y 20/9/2009. Con relación a la calificación de documentos cuando se solicite la inscripción de un órgano de administración de una persona jurídica no societaria se presentará el acta de asamblea general mediante el cual se acuerda la elección de los miembros conformantes del órgano de gobierno y la acreditación del quórum y convocatoria a asamblea general. En el presente caso, revisado el título en su conjunto se aprecia que se convocó para la elección del comité electoral, como primera convocatoria el 26/7/2009 y en segunda convocatoria para el 2/8/2009. Asimismo, se convocó, para las elecciones de junta de administración en primera convocatoria para el 6/9/2009 y en segunda convocatoria para el 20/9/2009.

171

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

Al respecto resulta preciso señalar que las actas de asamblea general del 26/7/2009 y 6/9/2009 fueron llevadas a cabo en primera convocatoria, siendo que al no reunir el quórum necesario es que se llevó a cabo la reunión en segunda convocatoria. Por lo tanto, las actas de asambleas generales llevadas a cabo en primera convocatoria no constituyen documentos necesarios para su calificación, ya que con la sola presentación del acuerdo de asamblea general asentada en acta llevada a cabo en segunda convocatoria y la acreditación de la convocatoria demostrando que corresponde a una segunda convocatoria, resulta documentación suficiente para la calificación del Registrador; por cuanto el presidente y secretario de la asamblea general son los responsables de determinar que la sesión en primera convocatoria no se llevó a cabo por adolecer de defectos de quórum. En consecuencia, se revocan los extremos 2.1 y 2.4 de la observación. 4. De conformidad con lo dispuesto por el inciso e) del artículo 31 de los estatutos, constituye una de las atribuciones de la asamblea general el elegir a la junta de administración. Asimismo, de conformidad con el artículo 33 de los estatuto, la asamblea general debe ser convocada por la junta de administración mediante aviso que contenga la indicación del día, hora, lugar de reunión y materias a tratar, con una anticipación no menor de diez días para la celebración ordinaria y de tres días tratándose de asamblea extraordinaria. En el aviso podrá hacerse constar, si procediera, la fecha en que se reunirá la asamblea general en segunda convocatoria, siendo que entre primera y segunda convocatoria debe mediar por lo menos tres días. Con relación al órgano encargado de la convocatoria, en el artículo 45 del Reglamento de Inscripciones del Registro de Personas Jurídicas No Societarias, se señala que el Registrador debe verificar que la convocatoria haya sido efectuada por el órgano o persona legal o estatutariamente facultado, salvo se trate de sesión universal. De otro lado, en el artículo 48 se establecen los requisitos que debe contener la convocatoria, en los términos siguientes: “Para la inscripción del acuerdo del órgano colegiado, la convocatoria deberá cumplir con señalar los requisitos siguientes: a) Nombre de la persona jurídica y sesión del órgano que se convoca; b) La fecha y hora de celebración de la sesión, indicando en su caso si se trata de primera o segunda convocatoria, o ulteriores, si han sido previstas en el estatuto; c) El lugar de la sesión, con indicación de la nomenclatura y numeración en el caso de contar con ellas o en su defecto la descripción de su ubicación; d) Agenda a tratar; e) Órgano o integrante de este que efectúa la convocatoria. Adicionalmente podrá consignarse el nombre de la persona que convoca. Cuando le convocatoria sea realizada por una entidad distinta a la persona jurídica, deberá indicarse el nombre de la entidad y el nombre del funcionario que la ejecuta; y f) Los demás requisitos previstos en el estatuto o disposiciones legales”.

172

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

Asimismo, en el artículo 53 del antes citado Reglamento, se señala que la constancia sobre convocatoria debe indicar lo siguiente: “a) La forma y la anticipación con la que se realiza la convocatoria, con precisión del o los medios utilizados; b) Nombre completo de la persona que efectúa la convocatoria y su cargo. Cuando la convocatoria sea realizada por un órgano colegiado, deberá indicarse el nombre completo y cargo de la persona que ejecuta la convocatoria a nombre del órgano colegiado de acuerdo a facultades legales o estatutarias, Cuando la convocatoria sea realizada por una autoridad o institución, deberá indicarse el nombre de la entidad y el nombre completo del funcionario que la ejecuta; c) En el caso que se requiera contar con cargos de recepción de la convocatoria, el declarante señalará que cuenta con dichos cargos. En el caso de no tener la obligación de contar con dichos cargos, se precisará que los miembros o los integrantes del órgano de la persona jurídica tomaron conocimiento de la convocatoria; y, d) La reproducción de los términos de la convocatoria”. 5. En el presente caso tenemos que la convocatoria a las asambleas generales del 2/8/2009 y 20/9/2009 debieron ser efectuadas por Avelino Chávez Coronado en su calidad de presidente de la junta de administración, asimismo, las constancias deben ser expedidas por esta misma persona en cumplimiento de lo dispuesto por el inciso b) del artículo 53 del Reglamento de Inscripciones del Registro de Personas Jurídicas No Societarias. En un primer momento se presentó constancia relativa a la acreditación de la convocatoria y quórum de la asamblea general del 2/8/2009 efectuada por Carmen Rosa Ortega de Arteaga, en calidad de presidenta y directora de debates de la asamblea; por Fermin Huanca Ticona, en calidad de secretario de la asamblea; y por Quintín Ponce Ochoa, Óscar Manuel Lazo Díaz y Nilton César Arteaga Ortega, en calidad de miembros del comité electoral. De igual modo, se presenta constancia relativa a la acreditación de la convocatoria y quórum de la asamblea general del 20/9/2009 efectuada por Fermín Huanca Ticona, en calidad de presidente y director de debates; Carmen Rosa Ortega de Arteaga en calidad de secretaria; Quintín Ponce Ochoa, Óscar Manuel Lazo Díaz y Nilton César Arteaga Ortega, en calidad de miembros del comité electoral. Asimismo, en la transcripción de las convocatorias se señaló que es efectuada por la junta de administración, sin embargo, no se señala quien interviene en su representación. Ahora bien, con el recurso de apelación se presenta nuevas constancias de acreditación de convocatoria donde se señala que las convocatorias fueron efectuadas por Avelino Chávez Coronado en su calidad de presidente, sin embargo, las constancias son efectuadas por Carmen Rosa Ortega de Arteaga, en su calidad de secretaria de las asambleas generales del 2/8/2009 y 20/9/2009, debiendo ser efectuadas estas constancias por Avelino Chávez Coronado. Asimismo, con relación a lo señalado en el recurso de apelación que Avelino Chávez Coronado se abstuvo de participar en las asambleas debido a que ellos

173

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

participaban como candidatos; resulta preciso señalar que quien debe formular la constancia de convocatoria es quien convocó a la sesión, mas no quien la presidió. Por lo tanto, se deja sin efecto el extremo 1 y se confirma el extremo 2.2 a) de la denegatoria, con la precisión que solamente deberá subsanarse el extremos de acreditación de la convocatoria a las asambleas del 2/8/2009 y 20/9/2009, llevadas a cabo en segunda convocatoria y no las correspondientes a las llevadas a cabo en primera convocatoria. 6. Con relación a la acreditación del quórum, en el artículo 57 del Reglamento de Inscripciones del Registro de Personas Jurídicas No Societarias, se ha establecido que el quórum se acreditará ante el Registro a través de constancia, salvo se trate de sesiones de órganos directivos, consejo de vigilancia, comité electoral u otros similares, cuyos datos relativos a la identidad y número de integrantes conste o deba constar en la partida registras de la persona jurídica. En este último supuesto los asistentes a la sesión se acreditarán con el acta respectiva. Asimismo, en el artículo 58 se dispone que esta constancia debe ser formulada por quien presidio la sesión, por el órgano con facultad legal o estatutaria de convocatoria para la sesión de que se trate, o por el encargado de ejecutarla en caso de convocatoria judicial. En el caso materia de análisis, al haber sido presidida la asamblea general del 2/8/2009 por Carmen Rosa Ortega de Arteaga y la asamblea general del 20/9/2009 por Fermín Huanca Ticona; la constancia de acreditación del quórum han debido ser formuladas por estas personas, respectivamente o por quien convocó a asamblea general. El Registrador cuestiona la constancia del 2/8/2009 señalando que ha sido expedida por los miembros del comité electoral, sin embargo, se aprecia que también ha sido suscrita por Carmen Rosa Ortega de Arteaga, en calidad de presidente y directora de debates, tal como lo dispone la norma; no constituyendo un obstáculo que haya sido otorgada conjuntamente con los miembros del comité electoral. No obstante, se presenta con el recurso de apelación nueva constancia suscrita por Carmen Rosa Ortega de Arteaga, habiéndose cumplido con esta exigencia del Reglamento. Por lo tanto, se revoca el extremo 2.3 de la denegatoria. 7. En las empresas comunales, para que los comuneros sean admitidos como socios deben adquirir un número mínimo de participaciones que fije la asamblea general. Así tenemos que de conformidad con el artículo 12 de los estatutos cada participación da derecho a un voto. De igual modo, en el artículo 11 del D.S. N° 045-93-AG se establece que los certificados de aportación otorgan al titular derecho a voto en las decisiones de la empresa, así como en la participación de la distribución de utilidades acordada por la asamblea general, en proporción directa con el número de participaciones que posee el asociado. Cada participación da derecho a un voto. Las aportaciones suscritas y no pagadas no dan derecho a voto. En el presente caso, con relación a la votación efectuada en la asamblea general del 2/8/2009 se advierte que se han emitido 186 votos de las 2309 participaciones

174

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

concurrentes a la asamblea, no habiéndose dado cumplimiento a la norma por cuanto la votación deberá efectuarse considerando las participaciones concurrentes. Por lo tanto, se confirma el extremo 2.2 b) de la denegatoria. 8. Se convoca para la asamblea general extraordinaria del 20/9/2009, en segunda convocatoria, a las 8:00 am: hasta las 4:00 pm., en forma ininterrumpida; sin embargo, conforme consta del acta de asamblea general de la referida fecha, que si bien esta se llevó a cabo a las 8:00 am., finalizó a las 7:50 pm. Al respecto, resulta preciso señalar qué la asamblea general convocada corresponde a un proceso electoral para elegir a la junta de administración de la empresa comunal. Asi tenemos que conforme consta del acta de asamblea general, la sesión inició a las 8:00 am., sin embargo, el proceso electoral inició a las 8:50 am. y concluyó a las 4:00 pm., procediendo al acto de escrutinio, proclamación de resultados y por último aprobación de la nueva directiva, por tal motivo es que la asamblea concluyó a las 7:50 pm. Conforme a lo expuesto, resulta clara la convocatoria a asamblea general eleccionaria, la cual se convocó para las 8:00 am. de modo ininterrumpido hasta las 4:00 pm., entendiéndose que se trata del proceso electoral, por cuanto la reunión misma se sobreentiende que concluirá con posterioridad al proceso electoral. Por lo tanto, se revoca el extremo 2.5 de la denegatoria. 9. Con relación a las elecciones de la junta de administración, en el artículo 65 de los estatutos se ha establecido que estas se regirán por lo dispuesto en los artículos 78 al 89 del Reglamento de la Ley General de Comunidades Campesinas, el mismo que fue aprobado por D.S. N° 008-91-TR. Asi tenemos que en el artículo 87 del Reglamento de la Ley de Comunidades Campesinas, se ha establecido que las credenciales de los miembros de la directiva comunal –en el presente caso de la junta de administración– serán otorgadas por el comité electoral e inscritas en los Registros Públicos. En el caso materia de análisis, con el recurso de apelación se han presentado las credenciales expedidos por los miembros del comité electoral, de los integrantes de la junta de administración: Víctor Fernández Camposano, Mercedes José Ruiz Arista, Omar Huanca Castro, Juan Torres Esteban, Toribio Felipe Vílchez Maqui, Luis Henry Lazo Payano y Haydee Rosado Orihuela. Por lo tanto, se ha dado cumplimiento a la normativa citada en el párrafo que antecede. Por lo tanto, se deja sin efecto el extremo 2.6 de la denegatoria. 10. En el estatuto de la empresa comunal se ha previsto en el artículo 32 que constituye una atribución de la asamblea general extraordinaria el remover a los miembros de la junta de administración y elegir a sus nuevos integrantes. Asimismo, en el artículo 36 se ha previsto que para adoptar el acuerdo de nombrar a los miembros de la junta de administración se requiere del voto favorable de los socios que representen en primera convocatoria, cuando menos las 2/3 partes del total de las participaciones pagadas y en segunda convocatoria a más del 50% del total de las participaciones.

175

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

Así tenemos que considerando que en este tipo de personas jurídicas, cada participación da derecho a un voto, y que el capital de la empresa está representado por 4533 participaciones, para adoptar acuerdo válido de nombrar nueva junta de administración, debe ser acordado por 2268 participaciones y no por 1999 participaciones como en el presente caso, se ha aprobado. De otro lado, resulta preciso señalar que a la asamblea general eleccionaria del 20/9/2009 solamente se presentó una sola lista, esto es, la lista N° 3, ya que las otras listas no reunieron los requisitos establecidos en la empresa para participar en las elecciones. En tal sentido, no resulta de aplicación el inciso c) del artículo 60 del Reglamento de Inscripciones del Registro de Personas Jurídicas No Societarias, el cual establece que en las elecciones por listas u otros medios alternativos de votación, no se requerirá que la lista o alternativa ganadora obtenga más de la mitad de los votos a favor. En este caso, bastará que la suma de los votos a favor de las distintas listas equivalga a la mitad o más de la mitad de tos miembros hábiles concurrentes. Por lo tanto, se confirma el extremo 2.7 de la denegatoria, siendo que el presente defecto deviene en insubsanable por tratarse de un acuerdo que carece de validez. 11. En el artículo 7 del Reglamento de Inscripciones del Registro de Personas Jurídicas No Societarias, al tratar sobre las actas insertas en libros, se establece que en el caso que el libro u hojas sueltas de actas sean certificados con posterioridad a la realización de la sesión, deberá indicarse, al adherir o transcribir el acta, la fecha en la que el acta es adherida o transcrita. Asimismo, cuando el acta sea adherida, la indicación deberá ser suscrita por el presidente del órgano a la fecha en que se adhiere el acta, salvo disposición legal o estatutaria distinta. En el presente caso, con el recurso de apelación se ha presentado una constancia extraída del libro de actas N° 04 expedida por Víctor Fernández Camposano, quien al 20/10/2009, fecha en que se expidió la constancia, ostentaba ya la calidad de presidente de la junta de administración, habiéndose dado cumplimiento a la norma. En consecuencia, se deja sin efecto el extremo 3 de la denegatoria. 12. De conformidad con el artículo 42 del Reglamento General de los Registros Públicos corresponde la tacha del título por adolecer de defecto insubsanable que afecta la validez del contenido del título. Estando a lo acordado por unanimidad; VII. RESOLUCIÓN CONFIRMAR los extremos 2.2 a), 2.2 b) y 2.7 de la denegatoria de inscripción formulada por el Registrador del Registro de Personas Jurídicas de Lima, REVOCAR los extremos 2.1, 2.3, 2.4 y 2.5; DEJAR SIN EFECTO los extremos 1, 2.6 y 3 y DISPONER la tacha del título conforme a los fundamentos expuestos en el análisis de la presente Resolución.

176

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

Regístrese y comuníquese. ROSARIO DEL CARMEN GUERRA MACEDO, Presidenta(e) de la Tercera Sala del Tribunal Registral FERNANDO TARAZONA ALVARADO, Vocal del Tribunal Registral CARLOS ALFREDO GOMEZ ANAYA, Vocal (s) del Tribunal Registral

035 Renuncia a cargo de órgano directivo: Importancia de su inscripción El socio elegido como miembro de un órgano directivo que renuncia de manera inmediata, no puede considerarse que ha ejercido el poder o en todo caso que ha concentrado el poder por más tiempo del establecido estatutariamente. Sin embargo, siendo que la renuncia implica la vacancia del cargo, dicho acto debe ser inscrito en su oportunidad para conocimiento de los terceros, que confían en el Registro para realizar actos jurídicos o transacciones económicas. TRIBUNAL REGISTRAL RESOLUCIÓN N° 665 - 2009-SUNARP-TR-L Lima, 15 de mayo de 2009 APELANTE : DOMINGO SUÁREZ SORIA TÍTULO : N° 34600 del 16.1.2009 RECURSO : N° 14657 del 9.3.2009 REGISTRO : Personas Jurídicas de Lima - Asociaciones ACTO(s) : ELECCIÓN DE CONSEJO DIRECTIVO

(...) V. PLANTEAMIENTO DE LAS CUESTIONES Interviene como Vocal ponente Rosario del Carmen Guerra Meced, con el Informe Oral del abogado Domingo de G. Suárez Soria. De lo expuesto y del análisis del caso, a criterio de esta Sala las cuestiones a determinar son las siguientes: - Si la norma estatutaria sobre reelección de los miembros del consejo directivo de la Asociación Centro Unión Huaquirca es incierta, ambigua o poco clara que justifique la interpretación efectuada por la asamblea general permitiendo que un miembro del consejo directivo sea reelegido por tercera vez. Si las limitaciones estatutarias sobre reelección de los miembros del Consejo Directivo son aplicables al miembro renunciante. VI. ANÁLISIS 1. Los actos para acceder al Registro deben pasar por el tamiz de la calificación registral, señalando el primer párrafo del artículo 2011 del Código Civil que los Registradores califican la legalidad de los documentos en cuya virtud se solicita la inscripción, la capacidad de los otorgantes y la validez del acto, por lo que resulta de ellos, de sus antecedentes y de los asientos de los Registros Públicos. En el caso de personas jurídicas, el Registrador deberá verificar que la convocatoria, el quórum y la mayoría en las sesiones de los órganos colegiados, se adecuen a las disposiciones legales y estatutarias.

177

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

2. Las normas legales que regulan a las asociaciones se encuentran contenidas en los artículos 80 y siguientes del Código Civil. Asimismo, las asociaciones cuentan con un estatuto, que regula su régimen interno. Una de las materias que obligatoriamente debe contener el estatuto es la relativa a la constitución y funcionamiento de la asamblea general de asociados, consejo directivo y demás órganos de la asociación. En lo que respecta al consejo directivo, el Código Civil establece que compete a la asamblea general elegir a las personas que lo integran (art. 86). El Código Civil también regula algunos deberes de los integrantes del consejo directivo, tales como el deber de llevar los libros de la asociación y el de convocar a asamblea general, los que competen al presidente, así como la responsabilidad de los asociados que desempeñan cargos directivos. 3. El Código Civil no ha regulado lo referente a la conformación del consejo directivo, su periodo de funciones ni la posibilidad de reelegir a sus miembros. El inciso 4 del artículo 82 del Código Civil solamente establece que el estatuto debe expresar la constitución y funcionamiento de la asamblea general, del consejo directivo y demás árganas de la asociación. Así tenemos que necesariamente el estatuto debe establecer de cuántos miembros estará conformado el consejo directivo y cuáles serán los requisitos para el quórum, así como de la forma y validez de los acuerdos (mayoría requerida). Con referencia a la posibilidad de reelegir a los miembros del órgano directivo, el Código Civil no ha regulado al respecto, ni ha establecido ninguna limitación, en este sentido, los asociados pueden libremente establecer limitaciones al respecto en el estatuto. 4. Con el presente título se solicita la inscripción del consejo directivo para el periodo 2007-2008 de la Asociación Centro Unión Huaquirca. Se ha presentado entre otros documentos la copia certificada del acta de asamblea general del 24.12.2006 en la cual se elige al consejo directivo periodo 2007-2008 el que se encuentra conformado por los siguientes miembros: Presidente

:

MODESTO QUISPE MARÍN.

Vicepresidente

:

BRUNO ARONI QUISPE.

Secretario

:

EFRAIN CARRENO MARÍN.

Tesorera

:

LORENZO BUENDÍA CHOQUE.

Fiscal

:

SATURNINO PUMACAYO CHECCLLO.

Vocal de Cultura y Deportes :

FIDEL MANUELLO HUILLCA.

Vocal de Bienestar Social

PRAXIDES BELLO PUMACAYO DE HUILLCA.

:

Vocal de Prensa y Relaciones Públicas : FERNANDO HUILLCA MARÍN. Vocal de Coordinación de Sectores

178

: EUGENIA ZELA QUISPE.

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

Vocal de Relaciones Institucionales : FACUNDINA SUSANA HUILLCA CHOQUE. El Registrador deniega la inscripción señalando en su primer extremo que la reelección de MODESTO QUISPE MARÍN como presidente del consejo directivo no puede acceder al Registro por cuanto dicha elección contraviene lo dispuesto en el artículo 29 del estatuto de la Asociación. 5. Revisado el artículo 29 del estatuto tenemos que en este se señala lo siguiente: “El término para el cual son elegidos el consejo directivo es de dos años, reelegidos por otro periodo igual”. Vistos los antecedentes registrales se advierte que el Presidente de la Asociación, Modesto Quispe Marín ya ha sido elegido en dos oportunidades anteriores consecutivas coma miembro del consejo directivo, ejerciendo en la primera oportunidad el cargo de vicepresidente y en la segunda oportunidad el cargo de presidente. 6. El solicitante manifiesta en su escrito de apelación que con el acuerdo de la asamblea general del 20.8.2006, ha quedado aclarada la genérica y poco clara redacción del artículo 29 del estatuto en la que el Registrador basa su observación, en el sentido de que la reelección no se refiere a todos los cargos del Consejo Directivo, sino al mismo cargo; y en el caso de Modesto Quispe Marín recién esta seria su primera reelección en el cargo de Presidente del Consejo Directivo, por lo que no sería improcedente la reelección señalada. 7. Al respecto, debemos señalar que si bien de acuerdo a lo señalado en el precedente de observancia obligatoria aprobado en el X Pleno del Tribunal Registral1 es posible que la asamblea general de una asociación, como órgano supremo facultado para aprobar y modificar un estatuto pueda válidamente interpretar los alcances de la norma estatutaria, esto solamente procede en los casos en que dicha norma resulte ambigua incierta y contradictoria. De lo expuesto se entiende que la asamblea general solo podrá interpretar los artículos de un estatuto siempre y cuando estos cumplan uno de los tres presupuestos señalados, es decir sean inciertos y/o ambiguos y/o contradictorios. Ahora bien, de acuerdo al Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española el concepto de “incierto” tiene las siguientes acepciones: 1) No cierto o no verdadero, 2) Incostante, no seguro, no fijo. 3) Desconocido, no sabido, ignorado. Respecto al concepto de “ambiguo” el diccionario señala lo siguiente: 1) Dicho especialmente del lenguaje; que puede entenderse de varios modos o admitir distintas interpretaciones y dar por consiguiente motivo a dudas, incertidumbres o confusión. 2) Dicho de una persona que con sus palabras o comportamiento vela o no define claramente sus actitudes u opiniones.

179

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

3) Incierto, dudoso. Finalmente en cuanto al concepto de “contradictorio” el diccionario le imputa las siguientes acepciones: 1) Que tiene contradicción con algo. 2) Cada una de las dos proposiciones de las cuales una afirma lo que la otra niega, y no pueden ser a un mismo tiempo verdaderas ni va un mismo tiempo falsas. 8. Como se ha mencionado el artículo 29 del estatuto señala claramente que “El término para el cual son elegidos el consejo directivo es de dos años, reelegidos por otro periodo igual”, Si bien es cierto, que en principio toda norma es interpretable; sin embargo, consideramos que en los casos de normas estatutarias, la ambigüedad o poco claridad debe ser manifiesta, de tal suerte que no sea posible aplicarlas sin que previamente sean interpretadas. En el presente caso, la prohibición a la reelección es clara, pues establece expresamente que el consejo directivo tendrá mandato de dos años pudiendo ser reelegido por otro periodo, con lo cual imposibilita la reelección indefinida de los miembros del consejo. Al referirse al consejo directivo, se entiende a sus miembros, pues el consejo directivo, como tal no es elegido o reelegido por ser un ente abstracto constituido por personas. Entonces, la “interpretación” de que la reelección solo se refiere al “cargo” pudiendo los miembros reelegirse indefinidamente en cargos diferentes, resulta mas bien una modificación estatutaria. Por lo tanto, no es procedente acceder a la inscripción de lo solicitado en mérito a la interpretación del artículo 29 acordada en la asamblea general del 20.8.2006 tal como lo solicita el apelante. En tal sentido, se confirma el primer extremo de la denegatoria. 9. En cuanto al segundo extremo de la denegatoria, en el que se desestima la aceptación de la renuncia de Modesto Quispe Marín, consideramos oportuno analizar previamente la procedencia de la reelección del miembro del consejo directivo que ha renunciado previamente. Al respecto, esta instancia en forma reiterada se ha pronunciado en el sentido que “cuando se establecen limitaciones a la reelección, se pretende evitar la concentración del poder al interior de la asociación, de manera que, concluido el periodo previsto en el estatuto del órgano directivo, pasen a integrarlo personas distintas, es decir, que se renueve, situación que facilita el control respecto a la gestión desarrollada por el órgano directivo precedente. Asimismo, la prohibición de una reelección indefinida favorece la participación en la dirección de la asociación por parte de un mayor número de miembros a lo largo del tiempo2. En ese sentido, al socio elegido como miembro de un órgano directivo que renuncia de manera inmediata, no puede considerarse que ha ejercido el poder o en todo caso que ha concentrado el poder por más tiempo del establecido estatutariamente.

180

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

Sin embargo, siendo que la renuncia implica la vacancia del cargo, dicho acto debe ser inscrito en su oportunidad para conocimiento de los terceros, que confían en el Registro para realizar actos jurídicos o transacciones económicas. La conclusión arribada se encuentra en la misma línea del Precedente de Observancia Obligatoria: “La vacancia del cargo de presidente deberá inscribirse en forma previa o simultánea al acto en el que el vicepresidente actúa en su reemplazo por este motivo”. Resulta pues imperativo que la partida registral publicite la vacancia en el cargo producida, pues el Registro no podría continuar publicitando como miembro de un órgano a quien conforme a un título inscrito ya no ostenta el cargo. En especial debe tenerse en cuenta que la calificación registral se efectúa en base a la partida registral, y solo de manera complementaria en base a los títulos archivados, por lo que podría suceder –si no se inscribe la vacancia del cargo–, que con posterioridad se inscriban títulos en los que el miembro del consejo cuyo cargo vacó continúe ejerciendo como tal. 10. En el presente caso, se ha adjuntado el acta de asamblea general del 16 de abril de 2002, en el que se acepta la renuncia de Modesto Quispe Marín al cargo de vicepresidente, cuando la elección a dicho cargo se efectuó en asamblea del 29 de abril de 2002 aclarada en asamblea del 3-04-2003. Entonces, dicha renuncia no solo no fue inscrita en su oportunidad sino que es incompatible con los antecedentes registrales. Por lo que corresponde confirmar el segundo extremo de la denegatoria. 11. Finalmente, el acuerdo de la conformación de los consejos directivos en discrepancia con la norma estatutaria, constituye un defecto insubsanable en la medida que atañe directamente a la validez de la asamblea; consecuentemente no podrá ser ratificado por ninguna otra asamblea; por lo que se deberá proceder a la tacha del título al amparo del artículo 42 inciso a) del Reglamento General de los Registros Públicos. Por lo expuesto, se revoca la observación en tanto el Registrador consideraba subsanable los defectos advertidos. Estando a lo acordado por unanimidad; VII. RESOLUCIÓN REVOCAR la observación formulada por el Registrador del Registro de Personas Jurídicas de Lima y DISPONER la tacha del título, conforme a los fundamentos expuestos en el análisis de la presente resolución. Regístrese y comunique comuníquese ROSARIO DEL CARMEN GUERRA MACEDO, Presidente de la Segunda Sala del Tribunal Registral MARTHA DEL CARMEN SILVA DÍAZ, Vocal de la Segunda Sala del Tribunal Registral LUIS ALBERTO ALIAGA HUARIPATA, Vocal de la Segunda Sala del Tribunal Registral NOTAS 1 Publicado en el diario oficial El Peruano el 9.6.2005 2 Criterio expresado en la Resolución 177-2008-SUNARP-TR-L del 15.2.2008.

181

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

ASOCIACIONES

036 Denominación: No procede la inscripción de asociación en el que la diferencia con otra inscrita sea la palabra asociación No se puede adoptar como nombre de una asociación uno en el que solo se diferencie de otra asociación inscrita, en la palabra “asociación”. Tales nombres son iguales ya que la palabra adicional hace alusión al tipo de persona jurídica que es, esto es, una asociación, y por tanto, no constituye un elemento diferenciador. TRIBUNAL REGISTRAL RESOLUCIÓN N° 207-2009-SUNARP-TR-L Lima, 13 de febrero de 2009 APELANTE : PERCY GONZÁLEZ VIGIL BALBUENA, Notario de Lima TÍTULO : N° 690644 del 15-10-2008 RECURSO : H.T.D. N° 78009 del 24-11-2008 REGISTRO : Registro de Personas Jurídicas de Lima ACTO(s) : CONSTITUCIÓN DE ASOCIACIÓN

(...) V. PLANTEAMIENTO DE LAS CUESTIONES Interviene como ponente el Vocal Fernando Tarazona Alvarado. De lo expuesto y del análisis del caso, a criterio de esta Sala la cuestión a determinar es la siguiente: - Si se puede adoptar como nombre de una asociación uno en el que solo se diferencie de otra asociación inscrita, en la palabra “asociación”. VI. ANÁLISIS 1. Conforme expresa Espinoza Espinoza, “la persona colectiva es una creación del Derecho, en la cual se realiza una operación de reducción de personas individuales (conducta humana intersubjetiva), organizadas con un determinado fin (valores) para construir un centro unitario de referencia normativa, al cual se le va a imputar derechos y deberes (normas jurídicas)”1. En esta misma línea, De Belaúnde puntualiza que dada la característica de ser creación del derecho, “el tipo de personas jurídicas que se puede constituir es numerus clausus, debiendo encontrarse la forma prevista en algún cuerpo normativo, tal como el Código Civil o la Ley General de Sociedades. Así, cuando un grupo de personas decide formar una persona jurídica, deberá remitirse a la legislación y adecuarse a la forma que estime conveniente. Ello le permitirá alcanzar el fin que persigue, no siendo posible que creen una nueva clase de persona jurídica no prevista en el ordenamiento jurídico peruano”2. 2. En cuanto al nombre de la persona jurídica, si bien es cierto que no existe normativa específica que regule esta materia, consideramos necesario atender a la finalidad

182

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

que cumple el nombre, la misma que puede equipararse a la función que cumple el nombre en las personas naturales. Conforme a la teoría tridimensional del derecho –teoría adoptada por el legislador en esta materia–, la persona jurídica constituye una organización de personas que se asocia en la búsqueda de un fin valioso y que cumple con la formalidad de la inscripción en el Registro o su consagración legal, de donde se distinguen dos sujetos de derechos, es decir, dos centros de imputación de derechos y deberes distintos, la persona jurídica y los miembros considerados individualmente3. El nombre es pues, un signo para distinguir a un sujeto de derecho de otra, una persona de otra, su finalidad es individualizarla, a la vez de consistir en una manifestación del derecho a la identidad. En el caso de las personas jurídicas, la individualización se materializa mediante la elección de una denominación única, distinta a la de otras personas jurídicas preexistentes. Al respecto, se aprecia que mediante Ley N° 26364 publicada el 2 de octubre de 1994 se creó el derecho a la reserva de preferencia registral de denominación o razón social, extendiéndola a las personas jurídicas regidas por el Código Civil al modificar el artículo 2028 de este cuerpo normativo, al cual se añadió el siguiente párrafo: “No se podrá adoptar un nombre igual al de una persona jurídica en formación que goce del derecho de reserva o esté inscrita en el Registro correspondiente”. El Decreto Supremo N° 002-96-JUS reglamentó la Ley N° 26364, señalando en su artículo 9, que procede la denegatoria del derecho de reserva de preferencia registral, en los siguientes supuestos: “(...) a) Cuando hay identidad o similitud con otro nombre, denominación o razón social ingresados con anterioridad a los índices del Registro de Personas Jurídicas. b) Cuando hay identidad o similitud con nombre comerciales o notariamente conocidos. c) Cuando hay identidad o similitud con nombres de instituciones u organismos públicos. La similitud incluye el uso de género, número y distinto orden de palabras comprendidas en otro nombre, denominación o razón social. En todo caso, el registrador puede denegar una solicitud cuando aprecie otras circunstancias que pueden llevar a similitud en el nombre, denominación o razón social. En caso de denegatoria, el registrador dejará constancia de sus fundamentos”. Dicha norma resulta plenamente aplicable a las solicitudes de inscripción de constitución de personas jurídicas o modificación de estatuto que contiene la inscripción del nombre de la persona jurídica.

183

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

3. En el presente caso, el nombre de la asociación cuya constitución se solicita registrar es: Asociación “Sociedad Peruana de Historia”, según se desprende del artículo 1 del estatuto, contenido en la escritura pública aclaratoria del 6-3-2008, otorgada ante el notario Percy González Vigil Balbuena. Sin embargo, como señala la Registradora, en la partida electrónica N° 01751751 corre inscrita la asociación “Sociedad Peruana de Historia”. 4. De la confrontación del nombre adoptado por la asociación que se constituye con el nombre de la asociación inscrita, se tiene lo siguiente: Asociación que se constituye : Asociación “Sociedad Peruana de Historia”. Asociación registrada

: “Sociedad Peruana de Historia”.

Se puede apreciar que los nombres son iguales. Si bien el nombre de la asociación que se constituye tiene una palabra adicional –asociación–, dicha palabra adicional hace alusión al tipo de persona jurídica que es, esto es, una asociación, y por tanto, no constituye un elemento diferenciador, por tratarse la persona jurídica inscrita también de una asociación. Debe tenerse en cuenta que, como señaló en el numeral 2 que antecede, la finalidad del nombre o denominación es la de distinguir a un sujeto de derecho de otra, una persona de otra, función que no se está cumpliendo con el nombre adoptado por la asociación cuya constitución se solicita inscribir; infringiéndose de esta manera con el último párrafo del artículo 2028 del Código Civil. En consecuencia, procede confirmar la observación formulada por la Registradora del Registro de Personas Jurídicas de Lima. 5. Respecto a la resolución aludida por el recurrente, debe señalarse que dicho criterio se refiere a las denominaciones o razones sociales que adopten las sociedades, que se encuentran reguladas por otro régimen legal, contenido en la Ley General de Sociedades, y el Reglamento del Registro de Sociedades. 6. Respecto a los derechos registrales, estos son los siguientes: ACTO

CONSTITUCIÓN

CONSEJO DIREC.

TOTAL

DER. DE CALIFI.

21

8

29

DER. DE INSCRIP.

12

8

20

49 Habiéndose cancelado S/. 60,00, mediante recibo N° 2008-34-00036332, corresponde la devolución de S/. 11,00. Estando a lo acordado por unanimidad; VII. RESOLUCIÓN CONFIRMAR la observación formulada por la Registradora del Registro de Personas Jurídicas de Lima al título referido en el encabezamiento, conforme a los fundamentos vertidos en el análisis de la presente resolución.

184

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

Regístrese y comuníquese. FERNANDO TARAZONA ALVARADO, Presidente de la Segunda Sala Tribunal Registral ELENA ROSA VÁQUEZ TORRES, VocaI del Tribunal Registral FREDY LUÍS SILVA VILLAJUÁN, Vocal del Tribunal Registral NOTAS 1 ESPINOZA ESPINOZA, Juan. Derecho de las Personas. Editorial Rodhas. Lima. 2006. p. 718. 2 DE BELAÚNDE LÓPEZ DE ROMANA, Javier. Código Civil Comentado. Tomo I. Gaceta Jurídica. Primera Edición. Marzo 2003. p. 75-76. 3 FERNÁNDEZ SESSAREGO, Carlos. “Derecho de las Personas” (Exposición de motivos y comentarios al Libro Primero del Código Civil), Lima - Grijley E.I.R.L., enero, 2000, p. 185. Del mismo autor véase: “Doctrina y legislación sobre la persona en el siglo XX” En: Instituciones del Derecho Civil Peruano (visión histórica), Lima: Fundación M.J. Bustamante de la Fuente y Universidad Femenina del Sagrado Corazón, Tomo I, p. 297. Según el autor “el tridimensionalismo postula, en síntesis, que “el derecho” es el resultado de la integración dinámica de tres objetos heterogéneos los cuales cobran unidad conceptual en virtud, precisamente, de su interacción dinámica. Es por ello, que no se puede imaginar al derecho sin vida humana, sin normas jurídicas o sin valores. Cada uno de esos elementos es imprescindible para el surgimiento y la comprensión de “lo jurídico”. Si bien ninguno de ellos, por si mismo, es derecho, tampoco alguno de ellos puede estar ausente si se pretende tener una noción cabal y completa de lo jurídico”.

037 Denominación: Asociación no puede llevar como parte de ella la palabra “fondos mutuos” En aras de la claridad de la información que publicita el Registro, resulta improcedente admitir la constitución de una asociación civil que utilice como parte de su denominación la palabra “fondos mutuos”, porque induciría a error respecto de su objeto. TRIBUNAL REGISTRAL RESOLUCIÓN N° 1772-D-2009-SUNARP-TR-L Lima, 27 de noviembre de 2009 APELANTE : WAGNER DACIO OJEDA YARANGA Título : N° 16710 del 11.6.2009 RECURSO : H.T.D. N° 65874 del 25.9.2009 REGISTRO : Personas Jurídicas de Huancayo ACTO(s) : CONSTITUCIÓN DE ASOCIACIÓN

(...) V. PLANTEAMIENTO DE LAS CUESTIONES Interviene como ponente el Vocal Fernando Tarazona Alvarado De lo expuesto y del análisis del caso, a criterio de esta Sala las cuestiones a determinar son las siguientes: Una persona jurídica cuyo objeto social no se encuentra comprendido en el ámbito de la administración de fondos mutuos supervisada por CONASEV. ¿Puede incluir en su nombre el vocablo “fondos mutuos”?

185

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

VI. ANÁLISIS 1. El registro público es un mecanismo de seguridad jurídica creado por el Estado para identificar titularidades y hacer trascender situaciones jurídicas frente a terceros con el objeto de reducir los costos que toda transacción importa. En el caso particular de las personas jurídicas, el Registro al inscribir el acto constitutivo formalizado en el pacto social y el estatuto, brinda información a terceros acerca de la denominación o razón social, según fuere el caso, así como de la organización del ente y de sus administradores y apoderados, facilitando la contratación con una persona que por naturaleza resulta abstracta. 2. Conforme expresa Juan Espinoza Espinoza1, “la persona colectiva es una creación del Derecho, en la cual se realiza una operación de reducción de personas individuales (conducta humana intersubjetiva), organizadas con un determinado fin (valores) para construir un centro unitario de referencia normativa, al cual se le va a imputar derechos y deberes (normas jurídicas)”. En esta misma línea, De Belaúnde2 puntualiza que dada la característica de ser creación del Derecho, “el tipo de personas jurídicas que se puede constituir es númerus clausus, debiendo encontrarse la forma prevista en algún cuerpo normativo, tal como el Código Civil o la Ley General de Sociedades. Así, cuando un grupo de personas deciden constituir una persona jurídica, deberán remitirse a la legislación y adecuarse a la forma que estimen conveniente. Ello le permitirá alcanzar el fin que persigue, no siendo posible que creen una nueva clase de persona jurídica no prevista en el ordenamiento jurídico peruano”. 3. De este modo, el Código Civil regula en la Sección Segunda del Libro I, los tipos de persona jurídica que pueden adoptarse conforme a la finalidad de los constituyentes. Se encuentran reguladas en la norma sustantiva las siguientes personas jurídicas: asociaciones, fundaciones, comités y comunidades campesinas y nativas. Por su parte el Libro Primero de la Ley N° 26887, Ley General de Sociedades (LGS) disciplina las reglas aplicables a todas las sociedades, señalando que esta Ley es de aplicación a toda sociedad que adopta alguna de las formas previstas en la misma. Agrega, que las sociedades sujetas a un régimen legal especial son reguladas supletoriamente por las disposiciones de la presente ley (artículo 2). 4. Respecto al contenido y formalidades del acto constitutivo, precisa que la sociedad se constituye por escritura pública, en la que está contenido el pacto social, que incluye el estatuto, cuya inscripción se efectúa obligatoriamente en el domicilio de la sociedad (artículo 5 LGS); siendo que dicha inscripción determina la adquisición de su personalidad jurídica desde su inscripción en el Registro y la mantiene hasta que se inscriba su extinción (artículo 8 LGS). Ahora bien, tanto el pacto social como el estatuto comprende entre otros requisitos la indicación de la denominación según lo preceptuado en los numerales 54.1 y 55.1 de la LGS.

186

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

5. En cuanto a la denominación o la razón social de la persona jurídica, el artículo 93 de la LGS estipula: “La sociedad tiene una denominación o una razón social, según corresponda a su forma societaria. En el primer caso puede utilizar, además, un nombre abreviado. No se puede adoptar una denominación completa o abreviada o una razón social igual o semejante a la de otra sociedad preexistente, salvo cuando se demuestre legitimidad para ello. Esta prohibición no tiene en cuenta la forma social. No se puede adoptar una denominación completa o abreviada o una razón social que contenga nombres de organismos o instituciones públicas o signos distintivos protegidos por derechos de propiedad industrial o elementos protegidos por derechos de autor, salvo que se demuestre estar legitimado para ello. El Registro no inscribe a la sociedad que adopta una denominación completa o abreviada o una razón social igual a la de otra sociedad preexistente. En los demás casos previstos en los párrafos anteriores los afectados tienen derecho a demandar la modificación de la denominación o razón social por el proceso sumarísimo ante el juez del domicilio de la sociedad que haya infringido la prohibición (...)”. (el resaltado es nuestro). Del precepto legal glosado, con relación a la denominación se infieren las siguientes prohibiciones: i) No se puede adoptar una denominación (completa o abreviada) igual a la de otra sociedad preexistente. ii) No se puede adoptar una denominación (completa o abreviada) semejante a la de otra sociedad preexistente. iii) No se puede adoptar como denominación (completa o abreviada) nombres de organismos o instituciones públicas o signos distintivos protegidos por derechos de propiedad industrial o elementos protegidos por derechos de autor. La infracción a estas prohibiciones traen como consecuencia: a) En el primer supuesto (i) el Registro no inscribe una denominación igual a la de otra sociedad preexistente. b) En los supuestos (ii) y (iii), los afectados tienen derecho a demandar la modificación de la denominación ante el Poder Judicial. Es decir, desde la óptica registral en el primer supuesto (i) se trata de una prohibición absoluta, dado que al Registro no puede acceder una denominación IGUAL a la de una sociedad preexistente. Sin embargo, en los demás casos (léase (ii) y (iii)) la prohibición es relativa, pues por expresa disposición legal se faculta a los afectados a demandar ante el Poder Judicial la modificación de la denominación, es decir, puede acceder al Registro la inscripción del acto constitutivo de una sociedad con denominación semejante a la de otra sociedad preexistente o a una denominación que está protegida por

187

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

derechos de propiedad industrial o derechos de autor; siendo que los afectados tendrían expedito su derecho para accionar ante el Poder Judicial el cambio de denominación. 6. Corrobora esta tesis, lo expresado por el destacado jurista nacional Enrique Elías Laroza4: “(...) Con respecto a esta primera norma de protección, la Ley prohíbe que el Registro inscriba cualquier denominación, completa o abreviada, o cualquier razón social igual a la de otra sociedad preexistente. Nótese que aquí se excluye el concepto de “semejanza”. Luego, en ese único caso, es el Registro quien tiene el deber de no inscribir, o sea que el nombre de la sociedad preexistente queda inscrito y el interesado en la nueva inscripción es el que tiene que iniciar el reclamo correspondiente, de acuerdo a las normas del Registro y a los principios de defensa de la propiedad intelectual. La segunda norma de protección consiste en que no se puede adoptar denominaciones que contengan nombres de organismos o instituciones públicas o signos distintivos protegidos por derechos de propiedad industrial o elementos protegidos por derechos de autor, salvo que se demuestre estar legitimado para ello. Sobre los supuestos que hemos mencionado en el párrafo anterior, más el caso de semejanza (y no de igualdad con el nombre de una sociedad preexistente), el artículo bajo comentario otorga una protección diferente al del primer caso: los afectados tienen el derecho a demandar la modificación de la denominación o razón social infractora, por la vía del proceso sumarísimo, ante el juez del domicilio de la sociedad infractora. Por el texto del artículo, es evidente que esta segunda protección se aplica al supuesto de “semejanza” del primer caso. Vemos que en estos casos la protección de la ley es más cautelosa: no hay prohibición para que el Registro inscriba y los que se consideren afectados deben iniciar un proceso para lograr la modificación del nombre de la sociedad presuntamente infractora”. En esta misma línea de pensamiento, José Barreda Zegarra5 acota: “(...) de una correcta lectura del artículo 9 de la Ley resulta claro que para la adopción de una denominación social no se establecen parámetros ni limitación alguna, pudiendo adaptarse cualquier denominación que los fundadores de la sociedad tengan por bien elegir para que distinga a la sociedad en su actividad mercantil. Tampoco existe, dentro del marco de la ley, parámetro ni limitación en cuanto a la adopción de una razón social salvo que debe necesariamente incluir el nombre de todos o uno de los socios que la compongan, pudiéndose agregar un nombre de fantasía o nombres evocativos sobre la actividad económica a que se dedicará la sociedad. Al mismo tiempo, la sociedad de responsabilidad limitada puede adoptar una denominación abreviada (lo que no le está permitido a una sociedad de responsabilidad ilimitada que se identifica bajo razón social) con libertad total, siempre que tal abreviación fluya de la actividad6 completa (...). En todo caso, el único parámetro que establece la ley es que (i) no se puede adoptar una denominación completa o abreviada o una razón social igual o semejante a la de otra sociedad preexistente, (ii) no se puede adoptar una denominación completa o abreviada o una razón social que contenga nombres de organismos o instituciones públicas, y (iii) no se puede adoptar una denominación completa o abreviada o una razón social que contenga signos

188

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

distintivos protegidos por derechos de propiedad industrial o elementos protegidos por derechos de autor. Queda a salvo, en el primer y tercer caso, el derecho de los socios fundadores de demostrar legitimidad para adoptar la denominación o razón social. De conformidad con la ley, si se intenta adoptar una denominación completa o abreviada o una razón social igual a la de otra sociedad preexistente, recae en el registrador la obligación de observar la inscripción de dicha sociedad, no pudiendo el registrador observar la inscripción de una sociedad con denominación completa o abreviada o razón social parecida o semejante a la de otra sociedad preexistente. En este caso, al igual que en los casos de adopción de denominación o razón social que contenga signos distintivos protegidos por derechos de propiedad industrial o elementos protegidos por derechos de autor, procede el registro de la sociedad con cargo a que los afectados demanden la modificación de la denominación social o razón social por el proceso sumarísimo ante el juez del domicilio de la sociedad que haya infringido la prohibición”. 7. En la misma óptica finalista, no es admisible considerar que la única limitación para determinar el nombre de una persona jurídica es la de elegir uno que sea distinto a los previamente existentes. Debe tenerse en cuenta que, siendo la denominación el elemento que vincula a la persona jurídica con el entorno en el que se desenvuelve, el mensaje que este elemento proporcione debe ser claro –o por lo menos neutral–, es decir, debe permitir que los terceros se vinculen adecuadamente con la persona jurídica y no inducir a error sobre su verdadera naturaleza, alcances y limitaciones. Si bien es cierto el contenido del Registro se presume conocido por aplicación del artículo 2012 del Código Civil y, en tal medida, quienes se vinculen a la persona jurídica tienen la posibilidad de verificar cuál es su naturaleza, objeto y organización, también es cierto que el primer contacto de la persona con la colectividad, como es su denominación, debe excluir la utilización de componentes equivocas como la palabra fondos mutuos cuando se trata de una asociación, como ocurre en el presente caso, más aún cuando el legislador ha establecido de manera taxativa, las formas que es posible adoptar, como ya hemos señalado. 8. El Registrador. con fecha 27.8.2009 reiteró la observación del 22.6.2009, al considerar que la denominación de la Asociación Cultural de Fondos Mutuos “El Ayllu & Ojeda Hnos.” induce a error o confusión respecto del tipo de persona jurídica constituida, tanto o más, si se considera la denominación abreviada: AFOMUT “El Ayllu & Ojeda Hnos.”. Al respecto, debemos decir que mediante el Decreto Supremo N° 93-2002-EF, se aprobó el Texto Único Ordenado de la Ley del Mercado de Valores en la cual se dispuso en su artículo 8 punto h) que los fondos mutuos tienen el alcance de fondos mutuos de inversión en valores. La citada norma, en el artículo 238 dispone que: “El fondo mutuo de inversión en valores es un patrimonio autónomo integrado por aportes de personas naturales y

189

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

jurídicas para su inversión en instrumentos y operaciones financieras. El fondo mutuo es administrado por una sociedad anónima denominada sociedad administradora de fondo mutuos de inversión en valores, quien actúa por cuenta y riesgo de los partícipes del fondo”. El Reglamento de Fondos Mutuos de Inversión en Valores y sus Sociedades Administradoras aprobado mediante Resolución CONASEV N° 26-2000-EF-94.10, estableció en su artículo 98 que en la denominación de las sociedades administradoras deberá incluirse la expresión “sociedad administradora de fondos mutuos de Inversión en Valores” o su abreviatura SAFM. Dichas expresiones son privativas de las sociedades administradoras inscritas en el registro”. En ese sentido, la palabra “fondos mutuos” es de uso exclusivo de las sociedades administradores de fondo mutuos de inversión en valores, quienes se encuentran bajo la inscripción y supervisión de la Comisión Nacional Supervisora de Empresas y Valores - CONASEV, entidad encargada de llevar el Registro Público del Mercado de Valores7. 9. En virtud de lo expuesto, y de las normas específicas que regulen a los fondos mutuos es necesario concluir que en aras de la claridad de la información que publicita el Registro, resulta improcedente admitir la constitución de una Asociación Civil que utilice como parte de su denominación la palabra “fondos mutuos”, porque induciría a error respecto de su objeto. En igual sentido se pronuncia Castillo Delgado al comentar el artículo 82 del Código Civil señalando que “si bien las asociaciones tienen libertad para elegir su nombre, no es posible utilizar una denominación igual a la de otra asociación o persona jurídica de cualesquiera otro tipo”. Agrega que “la asociación, al decidir su denominación deberá cuidar también que esta se encuentre acorde con el tipo de persona jurídica, por tal razón no deberá incluirse en la denominación términos como ‘sindicato’, ‘comité’, ‘sociedad’, ‘fundación’, pues estos son términos que aluden a otras personas jurídicas y se puede confundir su tipología”8. Sin perjuicio de lo anterior y respecto al nombre de la asociación que se constituye debe decirse que, si bien es cierto que no existe normativa específica que la regule, consideramos necesario atender a la finalidad que cumple el “nombre” en este tipo de personas “colectivas”, la misma que puede equipararse a la función que cumple el “nombre” en las personas naturales. Según Abelenda “cada persona representa, como miembro de una sociedad jurídicamente organizada, un centro de imputaciones de derechos y deberes, y como es necesario que ese centro aparezca con toda nitidez, se le asigna un nombre o vocativo personal, con cuya sola expresión aparece”9. El nombre es pues, un signo para distinguir a una persona de otra, su finalidad es individualizada, a la vez de consistir en una manifestación del derecho a la identidad. En el caso de las personas jurídicas, la individualización se materializa mediante la elección de un nombre o denominación único, distinto a la de otras personas jurídicas preexistentes.

190

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

En consecuencia, procede confirmar el primer extremo de la observación formulada por el Registrador Público del Registro de Personas Jurídicas de Huancayo. 10. Por otro lado, respecto al segundo extremo de la observación formulada por el registrador, el interesado ha presentado mediante su recurso de apelación nueva declaración jurada relativa al quórum del 8.9.2009 certificada por Notario de Huancayo Ciro Gálvez Herrera, la cual se encuentra de conformidad con los requisitos establecidos en la entonces vigente Resolución 331-2001-SUNARP-SN y que se encuentran recogidos en el Reglamento de Inscripciones del Registro de Personas No Societarias. Por lo tanto, corresponde dejar sin efecto el segundo extremo de la Observación. 11. Derechos registrales: Constitución de asociación Derechos de calificación S/. 21.00 Derechos de inscripción S/. 9.00 Nombramiento de directivo(2) Derechos de calificación S/. 26.00 Derechos de inscripción S/. 18.00 Modificación de estatuto Derechos de calificación S/. 9.00 Derechos de inscripción S/. 9.00 S/. 92.00 Habiéndose cancelado mediante recibos

N° 06-00011548 del 11/06/2009

S/. 52.00



N° 06-00016284 del 26/08/2009

S/. 40.00

S/. 92.00 Los derechos registrales se encuentran íntegramente cancelados. Estando a lo acordado por unanimidad; VII. RESOLUCIÓN CONFIRMAR el primer extremo y DEJAR SIN EFECTO el segundo y tercer extremo de la observación formulada por el Registrador del Registro de Personas Jurídicas de Huancayo al título referido en el encabezamiento, conforme a los fundamentos vertidos en el análisis de la presente resolución. Regístrese y comuníquese. FERNANDO TARAZONA ALVARADO, Presidente de la Segunda Sala del Tribunal Registral ELENA ROSA VÁSQUEZ TORRES, Vocal del Tribunal Registral FREDY LUIS SILVA VILLAJUÁN, Vocal del Tribunal Registral

191

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

NOTAS 1 ESPINOZA ESPINOZA, Juan. Derecho de las Personas. Huallaga Editorial. 3ra. Edición. Lima, 2001. Pág. 416. 2 DE BELAÚNDE LÓPEZ DE ROMAÑA, Javier. Código Civil Comentado. Tomo I. Gaceta Jurídica. Primera Edición. Marzo 2003. Pág. 75-76 3 En esta misma línea, el Reglamento del Registro de Sociedades, aprobado por Res. N° 200-2001-SUNARP/SN, señala: “No es inscribible la sociedad que adopte una denominación completa o abreviada o una razón social igual a la de otra preexistente en el índice. Tampoco es inscribible la sociedad que adopte una denominación abreviada que no esté compuesta por palabras, primeras letras o sílabas de la denominación completa. No es exigible la inclusión de siglas de la forma societaria en la denominación abreviada, salvo mandato legal en contrario”. 4 ELÍAS LAROZA, Enrique. Derecho Societario Peruano - Ley General de Sociedades del Perú. Tomo 1, Editora Normas Legales. 1ra. Edición 1999, p.46. 5 BARREDA ZEGARRA, José. Tratado de Derecho Mercantil, tomo 1 Derecho Societario. Gaceta Jurídica, Ira. Edición, agosto 2003, p. 155. 6 Debió decir: denominación. 7 Artículo 13.- Del Texto Único Ordenado de la Ley del Mercado de Valores El Registro es aquel en el cual se inscriben los valores, los programas de emisión de valores, los fondos mutuos, los fondos de inversión y los participantes del mercado de valores que señalen la presente ley y los respectivos reglamentos, con la finalidad de poner a disposición del público la información necesaria para la toma de decisiones de los inversionistas y lograr la transparencia en el mercado. Las personas jurídicas inscritas en el registro y el emisor de valores inscritos están obligados a presentar la información que la presente ley y otras disposiciones de carácter general establezcan, siendo responsables por la veracidad de dicha información. 8 CASTILLO DELGADO, Gastón. Código Civil Comentado. Tomo I. Gaceta Jurídica. Primera Edición. Marzo 2003. Pág. 403. 9 Cit. por ESPINOZA. Op. Cit. Pág. 293.

038 Órganos de gobierno: Funciones De conformidad con el inciso 4) del artículo 82 del Código Civil, los órganos de gobierno de la asociación son: la asamblea general, el consejo directivo y los demás que se creen según su conveniencia. Así tenemos que la asamblea general es el órgano supremo de la asociación, no constituyendo un órgano permanente por cuanto solo se reúne en ciertas ocasiones para tratar temas precisos. Sin embargo, los demás órganos de la persona jurídica, como el consejo directivo, constituye un órgano de administración y representación que sí debe encontrarse en permanente actividad ya que el encargado de hacer que la persona jurídica alcance los fines para los cuales se constituyó. TRIBUNAL REGISTRAL RESOLUCIÓN N° 694-2009-SUNARP-TR-L Lima, 20 de mayo de 2009 APELANTE : VALENTÍN GAMARRA DE LA CRUZ ATENCIÓN : N° 00277247 del 27.2.2009 REGISTRO : De Personas Jurídicas de Lima ACTO(s) : CERTIFICADO DE VIGENCIA DE PODER

(...) V. PLANTEAMIENTO DE LAS CUESTIONES Interviene como ponente el Vocal Luis Alberto Aliaga Huaripata. De lo expuesto y del análisis del caso, a criterio de esta Sala la cuestión a determinar es la siguiente:

192

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

-

Si resulta procedente expedir un certificado de vigencia de poder de un Consejo directivo cuyo periodo de vigencia ha fenecido.

VI. ANÁLISIS 1. En mayor o menor medida, todos los sistemas registrales buscan exteriorizar derechos y situaciones jurídicas oponibles o trascendentes para terceros con el objeto de facilitar la contratación. En el sistema registral peruano, la publicidad adquiere dos ámbitos que resultan complementarios entre sí: la publicidad material y la publicidad formal. 2. El numeral I del Título Preliminar del TUO del Reglamento General de los Registros Públicos, desarrolla la publicidad material, la cual constituye el sustento conceptual de todo el sistema registral que se traduce en la presunción absoluta de que toda persona conoce el contenido de las inscripciones (artículo 2012 del Código Civil), en virtud de este principio, los terceros se verán afectados o perjudicados por las situaciones jurídicas publicadas aun cuando no hubieran accedido a su conocimiento efectivo. 3. El numeral II del Título Preliminar del referido Reglamento General describe que la publicidad formal es el complemento inexorable de la publicidad material. Si bien los postulados de la publicidad material suponen un conocimiento total del Registro, en los hechos nadie lo conoce, pues lo que se tiene es solo una posibilidad de conocimiento que en doctrina se denomina cognoscibilidad general. Es recién con la publicidad formal que hacemos efectiva, para cada caso específico, esa posibilidad de conocimiento, obteniendo información correcta de las partidas registrales. 4. El fundamento básico de la publicidad formal radica en el derecho de toda persona de solicitar sin expresión de causa documentos e información del Registro, y cuyo correlato es la imposibilidad de mantener en reserva la información del archivo registral, salvo las excepciones expresamente establecidas o cuando se afecte el derecho a la intimidad. Así lo prescribe el artículo 128 del Reglamento General de los Registros Públicos. 5. Operativamente, la publicidad formal, conforme con el artículo 127 del mismo Reglamento General, se otorga de manera directa a través de las manifestaciones de las partidas registrales o exhibición de títulos que integran el archivo registral, y de manera indirecta a través de las diversas certificaciones expedidas por el funcionario registral. Las certificaciones, a su vez, pueden ser literales y compendiosas. De acuerdo con el artículo 131 del Reglamento General, las primeras se expiden mediante la impresión de la totalidad o parte de la partida registral o de los documentos que dieron mérito para extenderlos; mientras que las segundas contienen un extracto, resumen o indicación de determinadas circunstancias del contenido de las partidas registrales. Estas últimas comprenden los certificados positivos, negativos, de vigencia, entre otros. En suma, a través de la publicidad formal el Registro está en disposición de certificar cualquier circunstancia siempre que obre en sus archivos. 6. Asimismo, el artículo 132 del mismo cuerpo reglamentario prescribe que “están comprendidos dentro de los certificados compendiosos, entre otros, los siguientes:

193

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

a) Certificados positivos: Los que acreditan la existencia de determinada inscripción. También, de acuerdo a la solicitud del interesado, pueden brindar información detallada; b) Certificados negativos: Los que acreditan solo la inexistencia de determinada inscripción; c) Certificados de vigencia: Los que acreditan la existencia del acto o derecho inscrito a la fecha de su expedición; d) Certificados de búsqueda catastral: Los que acreditan si un determinado predio se encuentra inmatriculado o no; o, si parcialmente forma parte de un predio ya inscrito. También acredita la existencia o no de superposición de áreas”. Como se aprecia, el artículo 132 no establece una clasificación limitativa de los certificados compendiosos que pueden otorgarse, pues estos pueden ser de diversa índole, por ello no existe un número cerrado de los mismos. 7. La calificación que realiza el Registrador en el ámbito de la publicidad registral supone pues, la evaluación integral de la partida registra a la luz de la normativa vigente, como consecuencia de lo cual este funcionario determinará si es procedente emitir un certificado de vigencia, es decir, certificar la existencia del acto o derecho inscrito a la fecha de su expedición, o si ello no es procedente dada la inexistencia del acto o derecho inscrito a dicha fecha. 8. De otro lado, se entiende que las certificaciones deben reflejar de manera fidedigna, el contenido de los asientos o partidas. Por tal motivo, el artículo 139 del Reglamento General establece que “cuando los certificados a que se refiere este título no sean conformes o acordes, según el caso, con las partidas registrales, se estará a lo que resulte de estas, sin perjuicio de la responsabilidad que pueda determinarse respecto al Registrador o Certificador debidamente autorizado y demás personas que intervinieron en su expedición”. 9. A fin de salvaguardar la conformidad o acuerdo de los certificados con el contenido de los asientos o partidas, el artículo 134 del Reglamento mencionado contiene la siguiente norma, que resulta de aplicación a todo tipo de certificados: “En todos los casos en que la certificación sobre determinados asientos, pueda inducir a error respecto al contenido de la partida, el Registrador o Certificador debidamente autorizado, está en la obligación de aclararla, haciendo la correspondiente explicación, en forma compendiosa o copiando literalmente lo que aparezca en otros asientos o partidas registrales”. Asimismo, el artículo 135 regula el supuesto de imposibilidad de emisión de certificación compendiosa estableciendo lo siguiente: “Si el asiento o partida registral objeto de publicidad, mediante certificado compendioso, no ofreciera la suficiente claridad sobre su contenido, el Registrador o Certificador debidamente autorizado, deberá transcribir literalmente tales asientos o partidas”. 10. El certificado de vigencia es un certificado compendioso a través del cual se acredita la existencia del acto o derecho inscrito a la fecha de su expedición. En el

194

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

presente caso se solicita se expida un certificado de vigencia del consejo directivo de la ASOCIACIÓN DE CONDUCTORES DE PUESTOS Y TIENDAS DEL MERCADO LOBATÓN N° 1 LINCE solicitud que fue materia de observación sustentándose en la falta de vigencia del último consejo directivo. 11. Esta observación plantea el tema de la continuidad o no de los órganos de las personas jurídicas una vez vencido el plazo para el efecto que fueron elegidos sin que se haya designado a su sucesor. 12. Las personas jurídicas en general son entidades abstractas que para manifestar su voluntad requieren necesariamente de órganos y de representantes. Por ejemplo, en el caso de las asociaciones estas se encuentran reguladas por el Código Civil, así tenemos que de conformidad con el inciso 4) del artículo 82 del Código Civil, los órganos de gobierno de la asociación son: la asamblea general, el consejo directivo y los demás que se creen según su conveniencia. Así tenemos que la asamblea general es el órgano supremo de la asociación, no constituyendo un órgano permanente por cuanto solo se reúne en ciertas ocasiones para tratar temas precisos. Sin embargo, los demás órganos de la persona jurídica, como el consejo directivo, constituye un órgano de administración y representación que sí debe encontrarse en permanente actividad ya que el encargado de hacer que la persona jurídica alcance los fines para los cuales se constituyó. En el caso de las personas jurídicas creadas por ley, estas tienen contempladas una organización interna distinta a las asociaciones y otras personas jurídicas en el Código Civil o la Ley General de Sociedades, ya que su estructura y funcionamiento se encuentran reguladas en su propia ley de creación. 13. Hemos señalado en el considerando que antecede que los consejos directivos u otros órganos de administración con similares funciones, pertenecientes a cualquier tipo de persona jurídica, deben encontrarse vigentes ya que es a través de ellas que la persona jurídica materialmente puede gestionarse y vincularse con terceros. Con relación a este tema, la Superintendencia Nacional de los Registros Públicos ha dictado la Resolución N° 202-2001-SUNARP/SN del 31.7.2007 mediante la cual se dispuso que se presume que el presidente o el integrante designado por el último consejo directivo inscrito, están legitimados para convocar a asamblea general en la que se elijan a los nuevos integrantes de dicho órgano de gobierno, aunque hubiere concluido el periodo para el cual fueron elegidos. Es decir, el directivo con mandato no vigente solamente tendría facultades para convocar a asamblea general con el fin de regularizar la situación de la persona jurídica, es decir, para convocar a una elección a efectos del nombramiento de nuevos directivos, mas no para ejercer las demás funciones establecidas en el estatuto, como puede ser el otorgamiento de facultades. 14. En el caso materia de análisis, revisada la partida de la ASOCIACIÓN DE CONDUCTORES DE PUESTOS Y TIENDAS DEL MERCADO LOBATÓN N° 1 LINCE, PE N° 11219520 del Libro de Asociaciones del Registro de Personas Jurídicas de Lima, consta en el asiento A00003 inscrito el último consejo directivo presidido por

195

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

Humberto Alfonso Barrenechea Herrera, electo en la asamblea general de asociados del 8.4.2003 (título archivado N° 112450 del 12.6.2003) y en el asiento A00005 la rectificación en el sentido que, “Por acta de la asamblea general de asociados del 8.4.2003 se acordó reconocer al consejo directivo anteriormente electo, no inscrito, periodo 25.8.2002 al 25.8.2004 (...)”. 15. Conforme se ha señalado en la Resolución N° 698-2004-SUNARP-TR-L del 22.10.2004 y de la revisión del título archivado N° 112450 del 12.6.2003 se tiene que, mediante asamblea general de asociados del 8.4.2003, convocada con el objeto de tratar el tema: “reconocimiento del consejo directivo electo pero no inscrito periodo 25.8.2002 al 25.8.2004”, se acordó por unanimidad el “reconocimiento del consejo directivo anteriormente electo, no inscrito, periodo 25.8.2002 al 25.8.2004”, según se desprende del contenido de la copia certificada del acta de la referida asamblea certificado por notario Elvito Rodríguez Domínguez, el 12.6.2003. Calificado positivamente el referido título, el Registrador Público procedió a la extensión del correspondiente asiento de inscripción bajo el número A00003 indicando simplemente que “por acta de asamblea general de asociados de fecha 8.4.2003 se acordó elegir al consejo directivo el mismo que se encuentra integrado por: Presidente: Humberto Alfonso Barrenechea Herrera. (...)”, sin indicar el periodo de vigencia del referido órgano; lo cual, reiteramos, se rectificó en el asiento A00005 señalándose que “Por acta de la asamblea general de asociados del 8.4.2003 se acordó reconocer al consejo directivo anteriormente electo, no inscrito, periodo 25.8.2002 al 25.8.2004 (...)”. 16. De conformidad con lo previsto por el Art. 1 de la referida Resolución N° 202-2001-SUNARP/SN, el presidente del último Consejo Directivo inscrito se encuentra legitimado para convocar a asamblea general en la que se elija a los nuevos integrantes de dicho órgano de gobierno aunque hubiere concluido el periodo para el cual fue elegido; esta legitimación tiene carácter extraordinario, únicamente para convocar a elecciones en que se elijan a sus reemplazantes, la misma que deberá efectuarse conforme a las normas legales y estatutarias pertinentes. De allí que en el marco del dispositivo citado la convocatoria y los acuerdos deben limitarse estrictamente a la elección del nuevo consejo directivo (y del comité electoral si fuera el caso). A mayor abundamiento, la Resolución N° 256-2002-ORLC/TR del 16.5.2002 establece que: “(...) La presunción de la legitimación del presidente para convocar a asamblea general tiene como presupuesto la inscripción del mismo. Se requiere que el registro publicite quién es el presidente del órgano directivo, y esta inscripción debe ser previa a la convocatoria a asamblea. Esto es, se entiende que los asociados acuden al llamado a asamblea general que realiza el presidente del órgano directivo que el Registro publicita, aun cuando haya vencido el periodo para el que fue elegido”. 17. En presente caso, conforme se ha señalado en los párrafos que anteceden, se procedió a la revisión de la partida N° 11219520 del Registro de Personas Jurídicas, advirtiéndose que consta inscrito en el asiento A00003 (rectificado en el asiento A00005) la elección por el periodo comprendido entre el año 2002 al 2004 del consejo directivo de la asociación.

196

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

Por lo expuesto, a la fecha, el consejo directivo no se encuentra vigente al haber concluido el periodo de mandato de sus miembros. 18. En este sentido, corresponde declarar la improcedencia de la expedición del certificado de vigencia de poder del último consejo directivo inscrito cuyo periodo de funciones ha fenecido. VII. RESOLUCIÓN Declarar IMPROCEDENTE la expedición del Certificado de Vigencia del consejo directivo de la ASOCIACIÓN DE CONDUCTORES DE PUESTOS Y TIENDAS DEL MERCADO LOBATÓN N° 1 LINCE solicitado por el recurrente, de conformidad con los fundamentos expresados en el análisis de la presente resolución. Regístrese y comuníquese ROSARIO DEL CARMEN GUERRA MACEDO, Presidenta de la Primera Sala del Tribunal Registral MARTHA DEL CARMEN SILVA DÍAZ, Vocal del Tribunal Registral LUIS ALBERTO ALIAGA HUARIPATA, Vocal del Tribunal Registral

039 Modificación de estatuto: Fecha de entrada en vigencia Aprobada la modificación de estatuto por el órgano máximo de la asociación (órgano supremo de la asociación y competente para adoptar tal acuerdo) esta surtirá todos sus efectos para los asociados; debiendo señalarse que el referido órgano podrá acordar que los efectos del acuerdo se sujeten a modalidades, como podría ser el acuerdo por el cual se posterga la entrada en vigencia de la modificación hasta determinada fecha, o se sujete al cumplimiento de determinada condición. TRIBUNAL REGISTRAL RESOLUCIÓN N° 1198-A-2009-SUNARP-TR-L Lima, 5 de agosto de 2009 APELANTE : ALDO JOSÉ URIBE FLORES TÍTULO : N° 6108 de 12.3.2009 RECURSO : H.T.D. N° 2009-04470 de 05.05.2009 REGISTRO : De Personas Jurídicas de Ica ACTO : PRÓRROGA DE MANDATO DE JUNTA DIRECTIVA

(...) V. PLANTEAMIENTO DE LAS CUESTIONES Interviene como Vocal Ponente Mirtha Rivera Bedregal. De lo expuesto, a criterio de la Sala, las cuestiones a determinar son las siguientes: -

¿Desde cuándo entra en vigor la modificación de un estatuto?

- ¿Cuál es la fecha de vigencia del estatuto que prevé la prórroga para que proceda la inscripción del acuerdo de prórroga del consejo directivo?

197

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

VI. ANÁLISIS 1. Por medio del título venido en grado se solicita la inscripción del acuerdo adoptado por la Asamblea Universal de Asociados celebrada el 12 de marzo de 2009, por el que se prorrogan las funciones de la Junta Directiva vigente del SUCHI - Sindicato Único de Choferes de Ica, por cinco años, es decir, en el periodo comprendido entre julio 2009 a julio 2014. 2. La registradora pública que tuvo a su cargo la calificación del título de alzada ha denegado el pedido de inscripción aduciendo que la Junta Directiva fue elegida bajo la vigencia del estatuto anterior a la modificatoria y que continuaba con mandato vigente al momento de la entrada en vigencia de la nueva norma, no habiendo pronunciamiento en dicha asamblea sobre el mandato de la directiva, por lo que se aplica la teoría de los hechos cumplidos. Sostiene además que la reelección de la Junta Directiva se realizó estando vigente el estatuto anterior, por tanto el periodo de mandato deberá estar regido por el estatuto anterior y será la nueva directiva que se elija con posterioridad a la modificación a la que se aplicará las nuevas normas estatutarias. Añade que este criterio ha sido recogido en la Resolución N° 273-2007-SUNARP-TR-L del 11.5.2007. 3. De la revisión de los antecedentes registrales correspondientes se verifica que conforme consta en el asiento 27 de la partida registral del Sindicato en mención, la Junta Directiva conformada tal como se ha señalado en el rubro IV “Antecedente registral” fue “ratificada” mediante Asamblea Ordinaria Fiscalizadora del 1.6.2007 para el periodo comprendido entre julio 2007 a julio 2009. En el asiento se consignó que este acuerdo se adoptó conforme a lo regulado por el artículo 63 del estatuto. El estatuto vigente a dicha fecha era el inscrito en el asiento A0018, que fue aprobado por asambleas del 22-3-2002 y 27-6-2002, elevado a escritura pública el 8-5-2002 y aclaración del 8-72002. Dicho artículo señalaba lo siguiente: Art. 63.- Si el Comité Ejecutivo ha cumplido eficazmente sus funciones con honestidad y dignidad logrando la prosperidad de la institución dejando saneado el patrimonio, podrá ser reelegido por aclamación de la asamblea general ordinaria fiscalizadora por un periodo más, cuya proclamación tendrá la misma validez que un proceso electoral con voto secreto. 4. Con posterioridad, por asamblea del 14-9-2007, se modificó parcialmente el estatuto. Esta modificación parcial se inscribió en el asiento 29 de la partida registral. Entre los artículos modificados se encontraba el artículo 46, siendo su nuevo tenor el siguiente: Art. 46.- “Las elecciones de la Junta Directiva del SUCHI se realizarán en votación secreta y su periodo será de 05 años, pudiéndose obviar dichas elecciones y prorrogarse en asamblea general ordinaria fiscalizadora, las funciones de los cargos directivos por el tiempo indicado de 5 años”. Se modificó también el artículo 63 de la norma interna de la persona jurídica, con el siguiente tenor: Art. 63.- “Si la Junta Directiva ha cumplido eficazmente sus funciones con honestidad y dignidad logrando la prosperidad de la institución, dejando saneado el

198

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

patrimonio, podrá ser reelegido y/o prorrogadas sus funciones, por aclamación de asamblea general ordinaria fiscalizadora por 05 años más, cuyas decisiones tendrán el mismo valor que un proceso electoral con voto secreto”. 5. Al respecto, debe señalarse que a través del Decimotercer Precedente aprobado en el Décimo Pleno del Tribunal Registral de la SUNARP se precisó que: “Es inscribible la prórroga de la vigencia del mandato del consejo directivo, siempre que esté prevista en el estatuto y se adopte antes del vencimiento de dicho mandato. En tal caso, no es exigible la realización de proceso eleccionario alguno. La reelección, en cambio, significa que los integrantes del consejo directivo son nuevamente elegidos, lo que implica la realización de un proceso eleccionario”. Este precedente se sustenta en Resolución N° 022-2005-SUNARP-TR-A en la que se desarrollan las consideraciones que a continuación se citan, que son aplicables al caso subexámine. Como puede verse del artículo 63 antedicho, la norma suprema interna de la asociación regula dos supuestos distintos: la prórroga y la reelección. Ante falta de norma expresa en los estatutos de la asociación corresponde a este colegiado interpretar qué entendemos por cada uno de dichos supuestos. 6. La prórroga, según el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española es la continuación de algo por un periodo determinado. Asimismo, según el Diccionario de Términos Jurídicos de Pedro Flores Polo, la prórroga es la concesión de un plazo adicional al que ya está por vencer; no podrá ser cuando el plazo ya esta vencido, porque ello implica una novación. En concepto aplicado por analogía, el Dr. Manuel de La Puente y Lavalle, cuando comenta el artículo 1417 del Código Civil señala que la prórroga extiende la duración de un contrato, pero este (el contrato), es el mismo de antes, no hay un nuevo contrato. Bajo este parámetro y aplicando tales conceptos al título submateria, debemos entender que la prórroga, (salvo que el estatuto hubiera establecido expresamente lo contrario) del periodo de mandato de la Junta Directiva cuya inscripción se pretende, no implica proceso eleccionario alguno, proceso que por definición es un concurso entre varias listas. Si esto es así, no podría prorrogarse algo que ya estuvo vencido, es decir, no podría prorrogarse el mandato de la actual junta directiva, cuando su periodo ya venció, esta prórroga siempre debe acordarse con anterioridad, aun cuando sus efectos se produzcan cuando el periodo venza. Lo que ya venció solo puede ser objeto de reelección (renovación), que implica en el fondo una nueva junta directiva para un nuevo periodo, aun cuando sus integrantes sean los mismos. A este respecto, también nos respalda, por analogía, lo vertido por el ilustre tratadista Dr. Manuel de La Puente y Lavalle, cuando comenta el artículo 1417 del Código Civil señala que “la renovación (a diferencia de la prórroga, que extiende la duración del contrato, pero este es el mismo de antes, no hay contrato nuevo), da lugar a un contrato nuevo, aunque sea de contenido idéntico al contrato precedente”.

199

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

7. Ahora bien, de acuerdo con los conceptos vertidos en los acápites precedentes se concluye que para la inscripción de la prórroga de la vigencia del mandato de los integrantes de la Junta Directiva se hace necesario que haya previsión expresa en el estatuto y que el acuerdo se adopte antes de que concluya el periodo de funciones. Siendo ello así, y teniendo en cuenta que los artículos 46 (duración del periodo del mandato y prórroga) y 63 (reelección y prórroga), entre otros, fueron aprobados por acuerdo a la Asamblea Ordinaria Fiscalizadora Universal de 14.9.2007; corresponde determinar ¿desde qué momento surte efectos para los asociados la modificación del estatuto aprobada en asamblea general? A fin de responder esta interrogante, debe considerarse que en nuestro sistema registral la inscripción no es constitutiva, salvo las excepciones expresamente previstas, por lo tanto la modificación de estatuto no requiere de la inscripción para surtir efectos. Asimismo, la ley señala que el estatuto debe constar por escritura pública (artículo 81 del Código Civil); sin embargo, no sanciona con nulidad la inobservancia de tal formalidad, por tanto la escritura pública no es un requisito de validez de la modificación de estatuto. A tenor de lo expresado, se concluye que aprobada la modificación de estatuto por el órgano máximo de la asociación (órgano supremo de la asociación y competente para adoptar tal acuerdo) esta surtirá todos sus efectos para los asociados; debiendo señalarse que el referido órgano podrá acordar que los efectos del acuerdo se sujeten a modalidades, como podría ser el acuerdo por el cual se posterga la entrada en vigencia de la modificación hasta determinada fecha, o se sujete al cumplimiento de determinada condición. Conforme se aprecia en la partida registral del Sindicato Único de Choferes de Ica - SUCHI, los artículos 46 y 63 del estatuto modificado contemplan la prerrogativa de la prórroga del periodo de funciones de la junta directiva. Esta modificación del estatuto se acordó el 14-9-2007, no estando los efectos de este acuerdo de modificación sujetos a ninguna modalidad. Además, se comprueba del asiento 27 que la Junta Directiva se encuentra vigente hasta julio del año 2009. Igualmente se advierte que la asamblea universal de asociados que constituye el título venido en grado, fue realizada el 12 de marzo de 2009; es decir, cuando aun no había vencido el periodo de funciones de la junta directiva cuya prórroga se pretende; por tanto, la solicitud de inscripción se enmarca dentro de lo normado por el precedente invocado. 8. No obstante, es de mencionarse que en la aplicación de este precedente se han generado distintas interpretaciones respecto a la fecha de vigencia del estatuto que prevé la posibilidad de prórroga: a) En algunas resoluciones se ha señalado que la asamblea podrá acordar la prórroga siempre que el estatuto vigente a la fecha de adopción del acuerdo de prórroga así lo prevea (Resolución N° 076-2006-SUNARP-TR-A).

200

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

b) En otras resoluciones se ha señalado que la asamblea podrá acordar la prórroga siempre que el estatuto vigente a la fecha de convocatoria a la asamblea que acuerda la prórroga así lo prevea (Resolución N° 897-2009-SUNARP-TR-L). c) En otras resoluciones se ha señalado que la asamblea podrá acordar la prórroga de un determinado consejo directivo siempre que a la fecha en que dicho consejo fue elegido el estatuto ya hubiera permitido la prórroga del consejo directivo. Si el estatuto vigente a la fecha de elección del consejo directivo no preveía la prórroga, la modificación posterior del estatuto permitiéndola no será aplicable a dicho consejo directivo que se encuentra en funciones, pues su periodo debe estar regido por el estatuto anterior. En tal sentido, será a los nuevos directivos elegidos con posterioridad a la modificación a los que se aplicarán las nuevas normas estatutarias que permiten la prórroga (Resolución N° 884-2009-TR-L). 9. En atención a la discrepancia de criterios existentes sobre la materia, en el Pleno celebrado los días 3, 4 y 5 de agosto de 2009 se sometió a votación y se aprobó el siguiente precedente de observancia obligatoria: “Para que proceda la inscripción de la prórroga de la vigencia del periodo de funciones del consejo directivo, debe encontrarse prevista en el estatuto que se encuentra vigente a la fecha en que se adopta el acuerdo de prórroga”. En este sentido, se concluyó que la asamblea podrá acordar la prórroga siempre que el estatuto vigente a la fecha de adopción del acuerdo de prórroga así lo prevea, atendiendo a las siguientes consideraciones: a) Cuando el consejo directivo fue elegido estando vigente un estatuto que no preveía la prórroga y durante el periodo de funciones de dicho consejo, se acuerda la modificación del estatuto, permitiendo la prórroga, estamos ante un consejo directivo que inició sus funciones con un determinado marco estatutario, el que luego es modificado. b) Como lo ha señalado reiterada jurisprudencia registral, nuestra legislación reconoce ante un conflicto de aplicación de normas en el tiempo, la aplicación de la teoría de los hechos cumplidos. Conforme a esta teoría, cuando los hechos, situaciones o relaciones se iniciaron durante la vigencia de la normatividad anterior y siguen existiendo o produciendo efectos durante la nueva normatividad, lo ocurrido con anterioridad a la modificación se ha regido por la normatividad anterior y no procede la aplicación retroactiva de la nueva. En cambio, lo que ocurra con posterioridad a la modificación, se rige por la nueva normatividad, en virtud a la aplicación inmediata de la nueva normatividad. c) En reiterada jurisprudencia se ha señalado que la modificación de estatutos acordada por la asamblea general surte efectos de inmediato para los asociados, salvo que la asamblea general acuerde que los efectos del acuerdo se sujeten a modalidades, como podría ser el acuerdo por el cual se posterga la entrada en vigencia de la modificación hasta determinada fecha, o se sujete al cumplimiento de determinada condición. En tal sentido, la modificación del estatuto que prevé la posibilidad de prórroga, entra de inmediato en vigor.

201

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

d) Si ya se encuentra en vigor la norma estatutaria que permite la prórroga, la asamblea general podrá acordar la prórroga del consejo directivo, pues este acuerdo de prórroga se rige por las normas estatutarias vigentes a la fecha en que se adopta este acuerdo (aplicación inmediata de la nueva norma estatutaria). e) Si por el contrario, se considerara que la norma estatutaria que debe regir es la anterior que no permitía la prórroga (que ya no está en vigor) se estaría aplicando ultractivamente la norma estatutaria derogada, y se estaría inaplicando la norma vigente a la fecha en que se adopta el acuerdo. 10. Adicionalmente, es pertinente señalar que el supuesto a que se contrae la Resolución N° 273-2007-SUNARP- TR-L en la que se fundamentó la registradora para denegar la solicitud de inscripción, difiere del caso que se presenta bajo el título venido en grado, toda vez que en dicha circunstancia se pretendía interpretar que en aplicación automática del nuevo estatuto y solo por el mérito de haberse modificado el periodo de funciones, la Junta Directiva en funciones ampliaba su vigencia en el cargo. En cambio, en el título objeto de impugnación existe un acuerdo adoptado en Asamblea de Asociados por el que se aprueba la prórroga del periodo de funciones. Por consiguiente, corresponde revocar la tacha sustantiva del título, a que se refiere el primer numeral de la esquela correspondiente. 11. Así también la registradora se ha pronunciado en el sentido que la convocatoria para la asamblea ordinaria de fiscalización en la que se nombra al Comité Electoral, debe efectuarse treinta días antes del vencimiento de las funciones de la junta directiva, de conformidad con lo regulado en el artículo 48 del estatuto; cumpliéndose esta fecha recién el 31 de julio de 2009. Con relación a ello, debe tenerse en cuenta que de acuerdo con las definiciones antes señaladas, por medio del título venido se ha solicitado la prórroga del periodo de funciones de la Junta Directiva vigente por cinco años adicionales, es decir, hasta el mes de julio del año 2014; en consecuencia, no resulta necesario llevar a cabo un proceso eleccionario, y por ende, tampoco se requiere el nombramiento de un Comité Electoral para tal fin. Por tanto, corresponde revocar el segundo numeral de la esquela de tacha. 12. Sin perjuicio de lo antes expresado, corresponde destacar que según se señala, la asamblea general del 12 de marzo de 2009, tiene la naturaleza de universal por contar con la participación de todos los asociados, por lo que no se requiere la acreditación de la convocatoria. Sin embargo, sí se requiere la acreditación del quórum. Al respecto, en el acta consta el nombre y firma de 16 asistentes; sin embargo, no se ha presentado copia autenticada del padrón de asociados, para verificar la universalidad de la asamblea. Al presente título no le resulta aplicable el nuevo Reglamento de Inscripciones del Registro de Personas Jurídicas no Societarias –por haberse presentado el título antes de la entrada en vigor de dicho reglamento–, por lo que el interesado puede optar entre: a) presentar copia certificada del respectivo libro padrón de asociados o b) presentar la declaración jurada a que se contrae la Resolución N° 331-2001-SUNARP-SN.

202

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

En consecuencia, corresponde denegar la inscripción conforme a lo señalado en el presente punto. 13. Sin perjuicio de lo antes señalado, es de verse que en el asiento A00034 de la partida registral N° 11002415 del Sindicato Único de Choferes de Ica - SUCHI consta la anotación del recurso de apelación interpuesto el 21 de abril de 2009 contra la tacha sustantiva formulada al título N° 5380 del 3.3.2009, es decir anterior al título materia de impugnación. De conformidad con el principio registral de prioridad consagrado en los artículos 2016 (prioridad preferente) y 2017 (prioridad excluyente) del Código Civil: “La prioridad en el tiempo de la inscripción determina la preferencia de los derechos que otorga el registro” y “No puede inscribirse un título incompatible con otro ya inscrito, aunque sea de fecha anterior”. Dichos preceptos son complementados por los artículos IX1 y X2 del Título Preliminar del Reglamento General de los Registros Públicos. Como se aprecia, el origen y fundamento del principio registral de prioridad debe ser entendido: cuando se trata de los derechos que pueden coexistir pero con rango distinto de acuerdo a la fecha de su ingreso al Registro, en la protección de la prioridad preferente y; cuando se trate de títulos que hubiesen llegado al Registro con posterioridad a otros ya inscritos, en rechazar los derechos que fuesen incompatibles con aquellos. Es decir que tratándose de una pluralidad de derechos compatibles, todos ellos pueden acceder al Registro, teniendo prevalencia los ingresados con anterioridad y, tratándose de derechos incompatibles, después de la inscripción del primero en el tiempo, se produce el cierre registral para los posteriores. Como ya se ha señalado, de acuerdo con lo prescrito en el artículo X del Título Preliminar del Reglamento General de los Registros Públicos, la prioridad excluyente impide la inscripción de los títulos incompatibles cuando existan títulos presentados con anterioridad que se encuentran en trámite de inscripción y no solo cuando se hubiesen registrado los presentados con anterioridad. Sin embargo, si los títulos incompatibles anteriores se encuentran en trámite, el cierre para los posteriores es temporal, pues si concluyera la vigencia del asiento de presentación de dichos títulos anteriores incompatibles sin que llegaran a inscribirse, el impedimento para la inscripción del título posterior quedará levantado. El artículo 26 del Reglamento General de los Registros Públicos establece que un título es incompatible con otro ya presentado, cuarto la eventual inscripción del primero excluya la del presentado en segundo lugar. Del mismo modo, debe tenerse en cuenta que con arreglo a lo expresado en múltiples pronunciamientos (Resolución N° 215-2007-SUNARP-TR-L, Resolución N° 469-2007-SUNARP-TR-L, Resolución N° 717-2007-SUNARP-TR-L, Resolución N° 419-2008-SUNARP-TR-L): dos títulos son incompatibles cuando existen circunstancias que determinan que la inscripción o anotación de uno de ellos conlleve la

203

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

imposibilidad de la inscripción o anotación del otro, las que pueden consistir en la oposición o identidad entre los actos que integran los títulos respectivos. En lo que respecta a títulos idénticos, la incompatibilidad se presenta por cuanto la inscripción del título anterior impedirá la inscripción del título posterior, por cuanto un mismo título no puede inscribirse dos veces. En el caso sub exámine, se comprueba que a través del título N° 5380 del 3.3.2009, respecto del cual se ha interpuesto recurso de apelación, se solicita la inscripción de la prórroga de funciones de la junta directiva del Sindicato Único de Choferes de Ica (SUCHI) para el periodo que se inicia en julio del 2009 y finaliza en julio de 2014, a mérito de copias certificadas por notario de lea, César E. Sánchez Baiocchi, del acta de la asamblea ordinaria fiscalizadora del 2.3.2009 del Sindicato Único de Choferes de Ica (SUCHI), esto es, el mismo acto que se pretende inscribir mediante el título venido en grado. Siendo ello así, debe procederse a la suspensión del título alzado, de conformidad con el inciso a)3 del artículo 29 del RGRP. 14. De conformidad con el artículo 156 del Reglamento General de los Registros Públicos, cuando el Tribunal Registral confirma o revoca las observaciones formuladas por el Registrador, también debe pronunciarse por la liquidación de derechos realizada por el mismo o en defecto de esta, determinar dichos derechos, conforme lo dispone el artículo 156 del Reglamento General de los Registros Públicos. En el presente caso está acreditado el pago total de los derechos registrales correspondientes. Interviene como Vocal Suplente, Gilmer Marrufo Aguilar de conformidad con la Resolución del Presidente del Tribunal Registral N° 112-2009-SUNARP/PT de 17 de junio de 2009, Estando a lo acordado por unanimidad; VII. RESOLUCIÓN REVOCAR la tacha sustantiva formulada por la Registradora del Registro de Personas Jurídicas de Ica al título señalado en el encabezamiento, SEÑALAR que el título tiene el defecto subsanable indicado en el numeral 12 del análisis, y DISPONER la suspensión del título apelado por los fundamentos expresados en la presente resolución. Regístrese y comuníquese. NORA MARIELLA ALDANA DURÁN, Presidenta de la Tercera Sala del Tribunal Registral MIRTHA RIVERA BEDREGAL, Vocal del Tribunal Registral GÍLMER MARRUFO AGUILAR, Vocal del Tribunal Registral NOTAS 1 “IX. PRINCIPIO DE PRIORIDAD PREFERENTE: Los efectos de los asientos registrales, así como la preferencia de los derechos que de estos emanan, se retrotraen a la fecha y hora del respectivo asiento de presentación, salvo disposición en contrario”. 2 “X. PRINCIPIO DE PRIORIDAD EXCLUYENTE: No puede inscribirse un título incompatible con otro ya inscrito o pendiente de inscripción, aunque sea de igual o anterior fecha”. 3 TUO DEL REGLAMENTO GENERAL DE LOS REGISTROS PÚBLICOS: Artículo 29.- Suspensión del plazo de vigencia del asiento de presentación: Se suspende el plazo de vigencia delasiento de presentación en los casos

204

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

siguientes: a) Cuando no se puede inscribir o anotar preventivamente un título, por estar vigente el asiento de presentación de uno anterior referido a la misma partida registral y el mismo resulte incompatible. La suspensión concluye con la inscripción ocaducidad del asiento de presentación del título anterior(...)

040 Incumplimiento del plazo previsto en el estatuto para la convocatoria a asamblea general: Efectos La parte del artículo 85 del Código Civil que establece que la asamblea general “es convocada”, es imperativa, pues, es un rasgo esencial en las asociaciones, que permite a los asociados el ejercicio del derecho de asistencia y voto en las asambleas generales siendo necesario para ello la previa convocatoria (con excepción de la asamblea universal). Igualmente cuando el estatuto establece determinadas formalidades para efectuar la convocatoria busca garantizar el ejercicio efectivo del derecho de voto, a través de una adecuada publicidad a los asociados, por lo que en este sentido, si el estatuto establece un plazo para que se cursen las esquelas de convocatoria, debe entenderse que este plazo es mínimo y es imperativo, en tanto su incumplimiento acarrearía la transgresión de una norma de orden público como lo es el voto por persona en este tipo de persona jurídica. En consecuencia, el incumplimiento del plazo previsto en el estatuto para la convocatoria a asamblea conlleva a la nulidad de la convocatoria y con ello a la nulidad de la asamblea general, salvo que se trate de una asamblea universal. TRIBUNAL REGISTRAL RESOLUCIÓN N° 101-2009-SUNARP-TR-L Lima, 23 de enero de 2009 APELANTE : ASOCIACIÓN DE COMERCIANTES PROPIETARIOS DEL MERCADO LIMONCILLO RÍMAC TÍTULO : N° 605508 del 11-9-2008 RECURSO : N° 69525 del 20-10-2008 REGISTRO : Personas Jurídicas de Lima ACTO(s) : REMOCIÓN Y NOMBRAMIENTO DE DIRECTIVOS

(…) V. PLANTEAMIENTO DE LAS CUESTIONES Interviene como ponente el Vocal Fernando Tarazona Alvarado. De lo expuesto y del análisis del caso, a criterio de esta Sala las cuestiones a determinar son las siguientes: 1. Si la asamblea eleccionaria se convocó con la antelación establecida en el estatuto. 2. Si el defecto en la antelación de la convocatoria constituye un defecto subsanable o insubsanable. VI. ANÁLISIS 1. Mediante esquela del 23-6-2008, la presidenta de la Asociación de Comerciantes Propietarios del Mercado Limoncillo Rímac, Doris Juana Basurto Michuy, conjuntamente con la presidenta del Comité Electoral, Leonor Basilio Rosales, convocan a

205

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

asamblea general eleccionaria para el día 28-6-2008, según se desprende del texto de la citación contenida en la declaración jurada de convocatoria y quórum presentado. El título presentado fue tachado porque la convocatoria a la citada asamblea no cumple con la anticipación que al efecto requiere el estatuto, el que en su artículo 48 señala: “La convocatoria a elecciones se realizará con treinta (30) días de anticipación. El consejo directivo entregará al comité electoral el padrón de socios activos, seguidamente el comité electoral recibirá las listas de candidatos con quince días de anticipación a la fecha de las elecciones”. 2. Al respecto, debe tenerse en cuenta que en el Vigésimo Quinto Pleno del Tribunal Registral, se aprobó el siguiente precedente de observancia obligatoria referido al cómputo del plazo de antelación de las convocatorias: “Cuando el estatuto o la norma legal han previsto que la convocatoria a sesión se debe realizar con una determinada antelación, el cómputo del plazo de antelación podrá comprender el día de realización de la convocatoria, debiendo el Registrador verificar que antes del día de celebración de la sesión, haya transcurrido el plazo de antelación previsto”1. De lo expuesto en el numeral precedente, se tiene que efectivamente la convocatoria para la asamblea eleccionaria no reúne la anticipación prevista en el estatuto, que es de 30 días, por cuanto la convocatoria para la asamblea eleccionaria del 28-6-2008, se realizó el 23-6-2008. Respecto a lo señalado por la apelante en el sentido que debe diferenciarse la convocatoria a elecciones de la convocatoria al acto electoral –siendo que el plazo de convocatoria al acto electoral debe realizarse con una anticipación de tres días–, conforme a los artículos 27 y 29 del estatuto; debe indicarse que en el estatuto no se hace dicha diferenciación, limitándose en el artículo 48, a señalar que la convocatoria a elecciones se realizará con una anticipación de 30 días, para que luego el consejo directivo entregue al comité electoral el padrón de socios activos, debiéndose de hacer llegar a este último con quince días de anticipación las listas de candidatos. De esta forma, conforme al referido artículo 48 del estatuto, queda claro que no se requiere de una nueva convocatoria para la realización de la asamblea eleccionaria. El estatuto de la asociación diferencia la anticipación de la convocatoria a asamblea de elecciones de la convocatoria a otro tipo de asamblea general. 3. Ahora bien, debe determinarse si el defecto en la convocatoria a la asamblea del 28-6-2008, consistente en que no se cumplió con el plazo de antelación, constituye un defecto insubsanable que afecta la validez del contenido del título, es decir, su nulidad, y que por ello, ameritaba la tacha sustantiva del mismo. Debe tenerse en cuenta que si el defecto de la asamblea del 28-6-2008 acarrea la nulidad de la misma, no puede ser ratificada por asamblea posterior, pues un acto nulo no puede ser ratificado.

206

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

Corresponde por consiguiente analizar, si el defecto advertido en la antelación de la convocatoria constituye un defecto subsanable que puede ser ratificado mediante una nueva asamblea o, por el contrario, es un defecto insubsanable que acarrea la nulidad de la asamblea y por consiguiente no puede ser ratificada. 4. La convocatoria a asamblea general en las asociaciones se encuentra regulada en el Art. 85 del Código Civil, norma que dispone:

Art. 85.- “La asamblea general es convocada por el presidente del consejo directivo de la asociación, en los casos previstos en el estatuto, cuando lo acuerde dicho consejo directivo o cuando lo soliciten no menos de la décima parte de los asociados.



Si la solicitud de estos no es atendida dentro de los quince días de haber sido presentada, o es denegada, la convocatoria es hecha por el Juez de primera instancia del domicilio de la asociación, a solicitud de los mismos asociados.



La solicitud se tramita como proceso sumarísimo.



El Juez, si ampara la solicitud, ordena se haga la convocatoria de acuerdo al estatuto, señalando el lugar, día, hora de la reunión, su objeto, quien la presidirá y el notario que dé fe de los acuerdos”.

5. La convocatoria constituye un requisito indispensable para la validez de toda asamblea general, pues tratándose de un órgano colegiado integrado por la totalidad de asociados, la asamblea general solo puede celebrarse si previamente se efectúa el llamado (convocatoria) a todos los asociados. Es a través de la convocatoria que los asociados toman conocimiento del día, hora, lugar y materias a tratar en la asamblea a realizarse, y tienen en consecuencia la posibilidad de asistir y ejercer el derecho a voz y voto de que gozan. Si bien la realización de la asamblea no se requiere de la asistencia de la totalidad de asociados, sí se requiere que hayan sido convocados la totalidad de asociados. Solo se omite la convocatoria cuando se encuentran reunidos la totalidad de asociados sin excepción, y acuerdan por unanimidad realizar la asamblea y los temas a tratar (asamblea universal). 6. Es necesario que la convocatoria sea realizada con las formalidades establecidas en el estatuto. En este caso, se previó estatutariamente que la convocatoria a elecciones se realice con un plazo de 30 días de antelación, es decir se estableció un plazo mínimo que la asociación debía cumplir. De esta forma, con este plazo de antelación se garantiza no solo la debida realización del proceso eleccionario, con la presentación oportuna del padrón de socios activos y de las listas de candidatos; sino también se salvaguarda el derecho de los asociados a presentarse como candidatos –mediante la presentación oportuna de la lista de candidatos–, así como el derecho de voto de los asociados, derecho que les es inherente y del cual no pueden ser privados2; de allí que para su ejercicio se salvaguardan formalidades estableciendo el estatuto normas imperativas cuyo cumplimiento es obligatorio por parte de la asociación.

207

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

7. Al respecto debe señalarse que las normas que regulan a las asociaciones no establecen en qué supuestos los defectos de las asambleas generales serán susceptibles de ratificación o confirmación, debiendo por tanto aplicarse las normas generales que regulan la nulidad de los actos jurídicos (Art. 219 y siguientes del Código Civil). Conforme a las normas generales el acto es nulo, entre otros supuestos, en el caso del artículo V del Título Preliminar del Código Civil, salvo que la ley establezca sanción diversa (numeral 8 del Art. 219 del Código Civil). E1 Art. V del Título Preliminar del Código Civil dispone que es nulo el acto jurídico contrario a las leyes que interesan al orden público o a las buenas costumbres. 8. Sobre la materia de la convocatoria, el Tribunal Registral ha establecido que la parte del Art. 85 del Código Civil que establece que la asamblea general “es convocada”, es imperativa, pues, es un rasgo esencial en las asociaciones, que permite a los asociados el ejercicio del derecho de asistencia y voto en las asambleas generales siendo necesario para ello la previa convocatoria (con excepción de la asamblea universal). Ahora bien, consideramos que cuando el estatuto establece determinadas formalidades para efectuar la convocatoria busca garantizar el ejercicio efectivo del derecho de voto, a través de una adecuada publicidad a los asociados, por lo que en este sentido, si el estatuto establece un plazo para que se cursen las esquelas de convocatoria, debe entenderse que este plazo es mínimo y es imperativo, en tanto su incumplimiento acarrearla la transgresión de una norma de orden público como lo es el voto por persona en este tipo de persona jurídica3. Por lo expuesto, el incumplimiento del plazo previsto en el estatuto para la convocatoria a asamblea conlleva a la nulidad de la convocatoria y con ello a la nulidad de la asamblea general, salvo que se trate de una asamblea universal. En consecuencia, será nula la asamblea general que haya sido convocada sin la antelación prevista en el estatuto, no pudiendo por tanto ser ratificada o confirmada dicha asamblea, por lo que se debe confirmarse la tacha sustantiva formulada por el Registrador al amparo del artículo 42 del Reglamento General de los Registros Públicos. 9. En razón a lo señalado, carece de objeto emitir pronunciamiento sobre los puntos 2 y 3 de la esquela de tacha. Estando a lo acordado por unanimidad; VII. RESOLUCIÓN CONFIRMAR la tacha sustantiva formulada por el Registrador del Registro de Personas jurídicas de Lima, al título referido en el encabezamiento de la presente resolución, por los fundamentos señalados en la presente resolución. Regístrese y comuníquese. FERNANDO TARAZONA ALVARADO, Presidente de la Segunda Sala del Tribunal Registral ELENA ROSA VÁZQUEZ TORRES, Vocal del Tribunal Registral FREDY LUIS SILVA VILLAJUÁN, Vocal del Tribunal Registral

208

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

NOTAS 1 Publicado en el diario oficial El Peruano el 15.6.2007. 2 Salvo que el estatuto establezca causales de suspensión de los asociados. 3 De acuerdo al artículo 88 ningún asociado tiene derecho por sí mismo a más de un voto.

041 Convocatoria a asamblea general: Requiere que se consigne de manera exacta el lugar de la asamblea El objeto de la convocatoria a una asambleas general es que todos los asociados tomen conocimiento de la realización del evento a efectos que puedan ejercitar su derecho de socio en esta; en este sentido, el lugar de reunión debe ser claro y expreso en la convocatoria. Sin embargo, en el acta no se requiere que se consigne el lugar con la misma rigurosidad que en el aviso de convocatoria, sin perjuicio que las referencias al lugar que consten en el acta necesariamente deben permitir la verificación de que coincide dicho lugar con el señalado en la convocatoria. TRIBUNAL REGISTRAL RESOLUCIÓN N° 1296-2009-SUNARP-TR-L Lima, 21 de agosto de 2009 APELANTE : EDILBERTO CONTRERAS BERMÚDEZ TÍTULO : N° 314598 de 8.5.2009 RECURSO : H.T.D. N° 2009-035378-Z.R.N° IX de 28.5.2009 REGISTRO : De Personas Jurídicas de Lima ACTO : ELECCIÓN DE CONSEJO DIRECTIVO

(...) V. PLANTEAMIENTO DE LAS CUESTIONES Interviene como Vocal ponente Samuel Gálvez Troncos. No asistió el abogado a rendir el informe oral que solicitó. De lo expuesto y del análisis del caso, a criterio de esta Sala la cuestión a determinar es la siguiente: - Si en la convocatoria asamblea general debe constar de manera exacta el lugar donde se llevará a cabo la reunión. VI. ANÁLISIS 1. Con el título venido en grado se solicita la inscripción de la junta directiva para el periodo 2009-2011 de la Asociación “Centro de Conciliación Extrajudicial de La Molina”. 2. El registrador que tiene a su cargo la solicitud de inscripción ha formulado su denegatoria aduciendo que no existe plena coincidencia con respecto al lugar de celebración de la asamblea general del 15.4.2009 ya que en el aviso se convoca para “Calle El Ancla N° 275 distrito de La Molina”, y en el acta de asamblea se dice que se ha instalado en “Calle El Ancla N° 275 - Urbanización Las Lagunas de La Molina, distrito de La Molina”.

209

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

3. De la verificación de la reproducción de la esquela de convocatoria en la declaración jurada de convocatoria y quórum de la asamblea general extraordinaria de fecha 15 de abril de 2009 que integra el título, se comprueba que en dicha esquela se consigna que la Asamblea General Extraordinaria “(...) se realizará el 15 de abril de 2009 a las 7 p.m. en primera convocatoria, y a las 8 p.m. en segunda convocatoria en nuestro local sito en la calle El Ancla N° 275 distrito de La Molina (...)”. 4. Así tambien se coprueba que en la parte inicial del acta de la asamblea general extraordinaria del 5.4.2009 se señala: “(...) se reunieron en su local sito en la Calle El Ancla N° 275 - Urb. Las Lagunas de la Molina, distrito de La Molina (...)”. 5. Como se puede advertir de lo expuesto, según ambos documentos (acta y esquela) la reunión se leva a cabo en el local de la asociación ubicado en la Calle El Ancla N° 275 del distrito de La Molina; sin embargo, el acta difiere de a esquela de convocatoria en lo relativo a que en el acta adicionalmente, se ha indicado que dicho local y dirección se encuentra ubicado en la Urbanización Las Lagunas de La Molina. 6. Al respecto, es preciso señalar que el objeto de la convocatoria a una asamblea general es que todos los asociados tomen conocimiento de la realización del evento a efectos que puedan ejercitar su derecho de socio en esta; en este sentido, el lugar de reunión debe ser claro y expreso en la convocatoria. Sin embargo, en el acta no se requiere que se consigne el lugar con la misma rigurosidad que en el aviso de convocatoria, sin perjuicio que las referencias al lugar que consten en el acta necesariamente deben permitir la verificación de que coincide dicho lugar con el señalado en la convocatoria. 7. En este sentido, debe tenerse en cuenta que el haber consigando en el acta la ubicación del lugar de la reunión en forma más específica, es decir, agregando la información de la urbanización, no desvirtúa los datos coincidente con la esquela de convocatoria, como son el local de la asociación y la dirección; sencillamente, se trata de un detalle adicional que no contradice las referencias dadas. A mayor abundamiento, debe señalarse que de las copias certificadas del padrón de asociados que se han adjuntado al título, se comprueba que a la asamblea general del 15 de abril de 2009 concurrieron la totalidad de asociados, lo que pone de manifiesto que la convocatoria cumplió plenamente su finalidad. Por tanto, corresponde revocar la observación formulada. 8. De conformidad con el artículo 156 del Reglamento General de los Registros Públicos, cuando el Tribunal Registral confirma o revoca una observación, también deberá pronunciarse sobre los derechos registrales, siendo estos los siguientes: Consejo Directivo Derechos de calificación:

S/. 13.00

Derechos de inscripción:

S/. 9.00

S/. 22.00

210

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

Habiendo cancelado mediante recibo N° 2009-14-00001597 la suma de S/. 13.00 nuevos soles, se encuentran pendiente de cancelación la suma de S/. 9.00 nuevos soles. Estando a lo acordado por unanimidad; VII. RESOLUCIÓN REVOCAR la observación formulada por el Registrador del Registro de Personas Jurídicas al título señalado en el encabezamiento y DISPONER su inscripción, previo pago de los derechos registrales indicados, de conformidad con los fundamentos expuestos en el análisis de la presente Resolución. Regístrese y comuníquese. NORA MARIELLA ALDANA DURÁN, Presidente de la Tercera Sala del Tribunal Registral SAMUEL GÁLVEZ RONCOS, Vocal del Tribunal Registral MIRTHA RIVERA BEDREGAL, Vocal del Tribunal Registral

042 Asamblea general: Celebrada en un lugar distinto al domicilio social No procede la inscripción de los acuerdos adoptados en asamblea general de una asociación celebrada en lugar distinto al domicilio social, salvo que el estatuto lo establezca o se trate de una asamblea universal. TRIBUNAL REGISTRAL RESOLUCIÓN N° 1657-2009-SUNARP-TR-L Lima, 06 de noviembre de 2009 APELANTE : EDUARDO GARCÍA VELÁSQUEZ TÍTULO : N° 62124 del 3.09.2009 RECURSO : N° 66249 del 28.09.2009 REGISTRO : Personas Jurídicas de Lima ACTO(s) : ELECCIÓN DE CONSEJO DIRECTIVO

(...) V. PLANTEAMIENTO DE LAS CUESTIONES Interviene como ponente la Vocal Mirtha Rivera Bedregal con el informe oral de la abogada Zarela Vidal García. De lo expuesto y del análisis del caso, a criterio de esta Sala la cuestión a determinar es la siguiente: Si procede la inscripción de un acuerdo adoptado por la asamblea general de una asociación cuando esta ha sido realizada en un domicilio distinto al que figura inscrito en el Registro. VI. ANÁLISIS 1. Con el título venido en grado se solicita la inscripción de la junta directiva para el periodo que va del 12.08.2009 al 11.08.2012 de la Asociación Misionera Internacional lglesia Adventista del Séptimo Día Movimiento de Reforma-Unión Peruana. El título es tachado por el Registrador por cuanto la asamblea general del 12.08.2012 se celebró en la ciudad de Trujillo, fuera del ámbito territorial de la

211

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

asociación, sin que exista disposición diferente que lo autorice conforme lo señalado en el Art. 49 del Reglamento de Inscripciones del Registro de Personas Jurídicas No Societarias. En consecuencia, corresponde a esta instancia analizar si procede la inscripción de un acuerdo adoptado por la asamblea general de una asociación cuando esta ha sido realizada en un domicilio distinto al que figura inscrito en el Registro. 2. El establecimiento de un domicilio genera una vinculación de relevancia jurídica entre una persona y un lugar determinado. Así el establecimiento de un domicilio determina entre otros efectos, la jurisdicción aplicable a la persona, las dependencias en las que deberá cumplir las obligaciones de índole fiscal o administrativo, etc. Con la finalidad de analizar el tema si se puede celebrar la asamblea general de una asociación en otro lugar distinto al domicilio social, resulta preciso señalar que el nuevo Reglamento de Personas Jurídicas No Societarias regula en forma específica el lugar de reunión de los órganos colegiados. El artículo 36 del referido Reglamento establece que en el asiento de inscripción de la constitución de la persona jurídica y en el del establecimiento de sucursales, deberá consignarse únicamente la provincia en que domicilie y el departamento al que pertenece. El artículo 49 señala que. “Para afectos registrales es válida la sesión del órgano colegiado realizada en cualquier lugar del ámbito territorial del domicilio de la persona jurídica , salvo disposición legal o estatutaria diferente. Tratándose de sesión universal, será valida la sesión celebrada en lugar distinto al del domicilio de la persona jurídica,” Ahora bien, el citado artículo 49 regula dos supuestos: a) Puede llevarse a cabo la sesión del órgano colegiado en cualquier lugar dentro del territorio nacional, salvo que exista una disposición legal o estatuataria diferente. b) Cuando se trata de una sesión universal puede celebrarse en un lugar distinto al domicilio de la persona jurídica. 3. Los estatutos de la asociación corren registrados en el asiento A00010 de la partida N° 1968394 del Registro de Personas Jurídicas de Lima, extendido en virtud del título archivado N° 308476 del 1.10.2004 En el artículo 5 del estatuto se señala que “El domicilio de la Unión Peruana se encuentra ubicado en el jirón Jesús de Asia N° 624, Urbanización Villacampla, distrito del Rímac, Provincia y Departamento de Lima. Como se aprecia el domicilio señalado en el estatuto de la asociación es la ciudad de Lima, no habiéndose previsto la posibilidad de realizar las asambleas en lugar distinto al domicilio señalado. 4. En el caso materia de análisis, puede advertirse de la revisión del acta de asamblea general del 12.08.2009 que no se treta de una sesión universal y que la reelección

212

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

del consejo directivo se ha llevado a cabo en la ciudad de Trujillo, esto es, en un domicilio distinto al señalado en el estatuto. En tal sentido, no procede la inscripción de os acuerdos adoptados en asamblea general de una asociación celebrada en lugar distinto al domicilio social, salvo que el estatuto lo establezca o se trate de una asamblea universal. En consecuencia, corresponde confirmar la tacha formulada por el Registrador Publico de conformidad a lo dispuesto por el artículo 42 literal a) del Reglamento General de los Registros Públicos. 5. Sin perjuicio de lo expuesto, corresponde pronunciarnos sobre los demás puntos de la denegatoria de la inscripción. Con relación al numeral 2 de la observación el artículo 41 del referido Reglamento regula cuales son los aspectos para la calificación de nombramiento de integrantes de los órganos colegiados. Estableciendo en el literal c) que en el acta en la que consta la elección debe indicarse el nombre completo y el documento de identidad de las personas naturales elegidas. De tratarse de personas jurídicas deberá indicarse la partida registral en la que corren inscritas, de ser el caso, y quién o quiénes actúan en su representación. Asimismo, el artículo 42 establece el contenido del asiento de inscripción del nombramiento de los integrantes de los órganos y de representantes, señalando que en dicho asiento se consignará, entre otros datos, el nombre completo del designado y el número de su documento de identidad. En el presente caso, se aprecia del acta del 12.08.2009 que no se ha consignado el DNI de los miembros elegidos para conformar el comité electoral. 6. Con relación al contenido del acta en la que consta la elección de los órganos colegiados, en principio debe indicarse su nombre y DNI, sin embargo dichos requisitos son exigidos para que queden perfectamente identificados los integrantes de los órganos colegiados y los representantes de la persona jurídica, datos que van a ser incorporados al asiento de inscripción como lo señala el artículo 42 precitado y los arts. 24 d y 25 f del citado Reglamento. Respecto al comité electoral resulta necesaria su elección en aquellos casos en que la ley o el estatuto –como en el presente caso– contemplan su elección. Sin embargo, no constituye un órgano de administración ni ejerce la representación de la asociación, siendo que su función es la de conducir las elecciones y llevar adelante un proceso eleccionario ordenado e imparcial. En el presente caso la omisión incurrida está referida al DNI de los miembros del comité electoral, y en tanto es un órgano elegido temporalmente, dicho órgano no va a ser incorporado a la partida registral, por lo que el hecho de no haberse consignado el DNI de sus integrantes no es un dato relevante registralmente. Por lo que corresponde revocar dicho extremo de la denegatoria de inscripción.

213

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

7. En cuanto al numeral 3 de la denegatoria de inscripción se debe señalar que el artículo 34 del estatuto de la asociación señala que la asamblea generaI de delegados se reunitá en sesiones ordinarias y extraordinarias. Respecto a las actas de asamblea general ordinaria de delegados el artículo 29 del referido estatuto precisa que deberá ser firmada por el Presidente y Secretario saliente, así como por el Presidente y Secretario entrante. Con relación a quién debe firmar las actas de la asamblea general extraordinaria no existe pronunciamiento en el estatuto al respecto. Por lo tanto, resulta aplicable lo dispuesto en el artículo 13 del Reglamento de inscripciones del Registro de Personas Jurídicas No Societarias que regula cual es el contenido mínimo que deben tener las actas. Es así que con relación a la suscripción de las actas se señala en el inciso f) del referido artículo que deben estar firmadas por quien presidió la sesión y de quien actuó como secretario, y, en su caso, las demás firmas que deban constar en el acta conforme a las disposiciones legales, estatutarias, o lo que acuerde el órgano que sesione. Revisada el acta de la asamblea extraordinaria del 12.08.2009 se advierte que ha sido firmada por el Presidente y Secretario, esto es, que se ha cumplido la formalidad establecida en el artículo 13 inciso f) del Reglamento precitado y que es aplicable supletoriamente cuando no existe regulación expresa en el estatuto o otras disposiciones legales. Consecuentemente, corresponde revocar dicho extremo de la denegatorio de inscripción. lnterviene el Vocal Suplente Gilmer Marrufo Aguilar, autoriza mediante Resolución N° 165-2009-SUNARP/PT del 16/9/2009. Estando a lo acordado por unanimidad; VII. RESOLUCIÓN CONFIRMAR la tacha formulada por el Registrador Público del Registro de Personas Jurídicas de Lima, al título referido en el encabezamiento y revocar el numeral 2 y 3 de la denegatoria de Inscripción. Regístrese y comuníquese. MIRTHA RIVERA BEDREGAL, Presidenta de la Tercera Sala del Tribunal Registral SAMUEL GÁLVEZ TRONCOS, Vocal de Tribunal Registral GÍLMER MARRUFO AGUILAR, Vocal(s) del Tribunal Registral

043 Asamblea general: Es competente para acordar la reestructuración o recomposición de la junta directiva Si la asamblea es el órgano competente para elegir a la junta directiva, no existe ningún obstáculo para que dicho órgano también acuerde la reestructuración o recomposición de la misma al haberse producido la renuncia y la vacancia de

214

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

los integrantes del citado órgano, por lo que resulta válido que la asamblea de la Federación Peruana de Fútbol designe a los reemplazantes de los miembros renunciantes así como a los integrantes que ocuparán los cargos vacantes de la junta directiva. TRIBUNAL REGISTRAL RESOLUCIÓN N° 1269-2009SUNARP-TR-L Lima, 14 de agosto de 2009 APELANTE : FEDERACIÓN PERUANA DE FÚTBOL TÍTULO : 181698 del 16.3.2009 RECURSO : H.T.D. N° 39424 del 11.6.2009 REGISTRO : Personas Jurídicas de Lima ACTO(s) : MODIFICACIÓN DE ESTATUTOS, ADECUACIÓN A LA LEY N° 28036, RENUNCIA Y NOMBRAMIENTO DE MIEMBROS DE JUNTA DIRECTIVA

(...) V. PLANTEAMIENTO DE LAS CUESTIONES Interviene como ponente el Vocal (s) Carlos Alfredo Gómez Anaya. Con el Informe Oral de la Abogada Peggy Astorga Jimenez. De lo expuesto y del análisis del caso, a criterio de esta Sala la cuestión a determinar es la siguiente: -

Si es necesaria para la inscripción en el Registro de la modificación del estatuto de una federación deportiva, la aprobación del consejo directivo del IPD y la inscripción previa en el Registro Nacional del Deporte.

VI. ANÁLISIS 1. La Ley 27159 publicada el 27 de julio de 1999, que aprobó la anterior Ley General del Deporte, establecía que el Instituto Peruano del Deporte era el ente rector del sistema deportivo nacional, teniendo entre sus funciones: otorgar reconocimiento oficial a las federaciones deportivas nacionales y apoyar a las federaciones deportivas con recursos económicos, supervisando que su uso se adecue al cumplimiento de los fines previstos en la ley (art. 8 inc. g y h). El Instituto Peruano del Deporte cuenta con un consejo directivo cuya atribución era, entre otras, el aprobar los estatutos, reglamentos y el plan anual de trabajo de las federaciones deportivas (art. 10 inc. g). 2. De acuerdo al artículo 21.1 de la acotada norma, “Las federaciones deportivas peruanas son los órganos rectores de una determinada disciplina deportiva. Se constituyen como una asociación civil sin fines de lucro, ejercen además de sus propias atribuciones, funciones públicas de carácter administrativo por delegación, actuando en este caso como agentes colaboradores de la administración pública. Se rigen por lo dispuesto en la presente Ley, el Código Civil, la normatividad internacional, sus estatutos y Reglamento”.

215

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

3. De acuerdo al artículo 21.2 de la Ley en comento, los requisitos indispensables para constituir una Federación Deportiva Peruana son: a) Obtener el pronunciamiento favorable del IPD sobre su estatuto, b) Inscribirse en el Registro Nacional del Deporte. Órgano este último de carácter público y dependiente del Instituto Peruano del Deporte conforme lo expresaba el artículo 16 de la referida Ley. La norma añade que solo puede existir una Federación Deportiva Peruana por cada disciplina deportiva. 4. Las normas antes indicadas no señalaban expresamente si el pronunciamiento favorable del IPD respecto al estatuto de las federaciones deportivas así como la inscripción en el Registro Nacional del Deporte constituían requisitos previos para la inscripción en el libro de asociaciones del Registro de Personas Jurídicas, o si por el contrario se trataba de requisitos posteriores, que deban gestionarse luego de la inscripción y, por lo tanto, luego de la obtención de la personalidad jurídica. Mediante Resolución del Tribunal Registral N° 239-2002-ORLC/TR del 3.5.2002 se resolvió que para la constitución como asociación de las federaciones deportivas, es necesario se acredite su inscripción en el Registro Nacional del Deporte, así como la aprobación de sus estatutos por el IPD. Ello debido a que, entre sus fundamentos se consideró que si se entiende como requisito previo a la inscripción, el IPD aprobaría el estatuto antes de ser elevado a escritura pública; cualquier modificación que el IPD requiera sería acordada por la federación antes de elevar el estatuto a escritura pública. Asimismo, por cuanto de esta forma solo accedería al Registro la asociación que cuente con el reconocimiento oficial del IPD. 5. Posteriormente, mediante Ley N° 28036, Ley de Promoción y Desarrollo del Deporte publicada el 24-7-2003, se derogó la Ley N° 27159 y todas las disposiciones que se opongan a esta ley (Novena Disposición Complementaria). Su artículo 7 estableció que, “El Instituto Peruano del Deporte es el ente rector del Sistema Deportivo Nacional, constituye un Organismo Público Descentralizado con rango ministerial adscrito a la Presidencia del Consejo de Ministros1, con autonomía técnica, funcional y administrativa para el cumplimiento de sus funciones. Constituye pliego presupuestal. El Instituto Peruano del Deporte en coordinación con los organismos del Sistema Deportivo Nacional, formula e imparte la política deportiva, recreativa y de educación física. Organiza, planifica, promueve, coordina, evalúa e investiga a nivel nacional el desarrollo del deporte, la recreación y la educación física en todas sus disciplinas, modalidades, niveles y categorías”. El artículo 11 de la misma Ley señala, entre las funciones del Consejo Directivo del IPD, la de registrar los estatutos y el plan anual de trabajo de las federaciones deportivas nacionales de acuerdo al reglamento de la presente Ley (numeral 6). Asimismo, expedir las Resoluciones de Reconocimiento de las Juntas Directivas electas de las Federaciones Deportivas Nacionales inscritas en el Registro Deportivo del IPD con arreglo a la presente Ley (numeral 8).

216

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

El Art. 45 de la misma ley enumera las funciones de las Federaciones Deportivas Nacionales, consignando en el numeral 8): “Inscribir sus estatutos en el Registro Nacional del Deporte del IPD y, anualmente, a sus organizaciones de base en actividad y a sus dirigentes, y las metas alcanzadas de su Plan Anual de Desarrollo”. Como puede apreciarse, de acuerdo a la normativa vigente ya no corresponde la aprobación del estatuto por el Consejo Directivo del IPD, sino únicamente que se registre el estatuto de la federación en el Registro a cargo del IPD; pero al igual que la anterior Ley 27159 no se estableció si dicha inscripción constituye requisito previo para la inscripción en el libro de asociaciones del Registro de Personas Jurídicas, o si por el contrario se trata de un requisito posterior, que deba gestionarse luego de la inscripción. 6. Conforme se señaló en la Resolución del Tribunal Registral N° 515-2006-SUNARP-TR-L del 7.9.2006 “De acuerdo a lo señalado, tenemos que las Federaciones Deportivas Nacionales, deben inscribir sus estatutos en el Registro Nacional del Deporte, debiendo estar previamente constituidas como asociaciones civiles sin fines de lucro; ello tiene relación con lo dispuesto por el artículo 8 numeral 8) de la misma Ley que señala que dentro de las funciones del IPD se encuentra el reconocer a las Federaciones Deportivas Nacionales que cumplan los requisitos de ley, esto es, estar constituidas como asociaciones civiles al amparo del Código Civil. Es cierto que el numeral 8) del artículo 11 señala que son funciones del consejo directivo del IPD el expedir las resoluciones de reconocimiento de las juntas directivas electas de las Federaciones Deportivas Nacionales inscritas en el Registro del IPD con arreglo a la presente ley; sin embargo, no existe norma alguna que exija como requisito para la inscripción de la junta directiva ante el Registro Público acreditar el reconocimiento previo del IPD. Más bien luego de obtenida la inscripción en el Registro Público, el que es de carácter jurídico y determina el nacimiento de la persona jurídica, es que se realiza la inscripción en el Registro Nacional del Deporte, siendo de ese modo que la Federación como asociación puede cumplir con los requisitos para constituirse en este tipo de personas jurídicas, como es la asociación (...). Este criterio fue sustentado en las Resoluciones del Tribunal Registral N° 515-2006-SUNARP-TR-L del 7.9.2006 y N° 798-2007-SUNARP-TR-L del 19.10.2007. 7. Así lo afirma también el Director Nacional del Deporte de Afiliados del Instituto Peruano del Deporte, Javier Percy Moreno Ponce, mediante Oficio Circular N° 002-DINADADAF/IPD-2006 del 25.1.2006, que señala que “el IPD, ha tomado conocimiento por parte de algunas Federaciones Deportivas que a la fecha los Registros Públicos, estaría observando respecto de la inscripción de la Adecuación de Estatutos de Federación que desea inscribir, expedida por funcionario competente del IPD al amparo al Art. 45 de la Ley 28036-Ley de Promoción y Desarrollo del Deporte. Al respecto debo manifestar que la Ley 28036 no contempla facultad alguna para que el IPD a través de su Consejo Directivo apruebe el Estatuto adecuado a Ley anotada, siendo que, el lPD solamente registra los Estatutos previamente que este se haya

217

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

inscrito ante los Registros Públicos, todo ello con el objeto de implementar el Registro Nacional del Deporte que es de carácter administrativo”. 8. Abunda lo señalado, que el Reglamento del Registro Nacional del Deporte RENADE (Resolución N° 272-2006-P/IPD modificada por Resolución N° 486-2006-PIPD) establezca que se inscribe en la Sección Tercera, de las Organizaciones Deportivas, las asociaciones civiles sin fines de lucro, constituidas e inscritas en el Registro de Personas Jurídicas de los Registros Públicos, con arreglo a las disposiciones legales vigentes (artículo 14). Asimismo, son actos inscribibles en dicha sección los datos de inscripción que aparezcan de su respectiva copia literal del Registro de Personas Jurídicas debidamente actualizado (artículo 15.1). Además, establece como requisitos para la inscripción de las organizaciones deportivas y de las modificaciones y demás actos, la partida electrónica que acredite su inscripción en el Registro Público correspondiente (artículos 17 y 18)2. En consecuencia, desde la vigencia de la actual Ley N° 28036 no constituye requisito previo la inscripción en el Registro Nacional del Deporte del estatuto y de la Junta directiva de una federación. Ello se deduce de dicha norma reglamentaria, pues si la inscripción de las federaciones deportivas en el RENADE requieren la presentación de los datos inscritos previamente en el Registro de Personas Jurídicas; ergo se puede concluir sin lugar a duda que la inscripción en el Registro de Personas Jurídicas no puede exigir la inscripción previa de dicha información en el RENADE, cuando precisamente la inscripción en el RENADE está condicionado a la acreditación de la inscripción previa en el Registro de Personas Jurídicas. Situación que no solo se evidencia para la primera inscripción (artículo 17), sino también para la inscripción de las modificaciones y demás actos (artículo 18). Similar criterio ha sido expuesto en las resoluciones N° 798-2007-SUNARP-TR-L y 130-2009-SUNARP-TR-L. 9. Expuesta dicha conclusión, tenemos que de acuerdo a los documentos venidos en el título apelado, se aprecia que la modificación del estatuto de la Federación Peruana de Fútbol se realizó mediante asambleas de bases extraordinarias efectuadas los días 11.9.2006, 15.1.2007 y 6.3.2009, y el reconocimiento de la Junta Directiva para el periodo comprendido entre el 31.10.2006 al 30.10.2010 y su respectiva recomposición se acordó mediante asamblea de bases extraordinaria realizada el 6.3.2009; es decir, cuando se encontraba vigente la Ley 28036, que conforme se ha indicado en el punto anterior, no contempla como requisito para la inscripción en los Registros Públicos, el cumplimiento previo de un acto administrativo en el IPD. En consecuencia, corresponde revocar el primer y segundo extremos de la observación formulada por el Registrador del Registro de Personas Jurídicas. 10. El tema de la asamblea de regularización ha sido abordado por la jurisprudencia emitida por el Tribunal Registral y por la Resolución N° 202-2001-SUNARP-SN del 31-7-20013, estableciéndose en el artículo 2 que en el caso de las elecciones de los

218

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

consejos directivos no inscritos, se restablecerá la exactitud registral, mediante asamblea de regularización. Asimismo, respecto a la calificación registral, se precisa en el citado artículo 2, lo siguiente: “a) Se entenderá como válida la convocatoria efectuada por el presidente o por el integrante designado por el consejo directivo, conforme a la ley o al estatuto, aunque no se encuentre inscrita la elección de los integrantes de dicho órgano de gobierno. b) El Registrador exigirá la copia certificada del acta de la asamblea general de regularización y los demás documentos que considere necesarios para su calificación. No se requiere la presentación de copias certificadas ni otra documentación referida a las asambleas en las que se acordó las elecciones que son materia de regularización. (...)”. Tenemos entonces que en los supuestos de asambleas de regularización no deberá exigirse los documentos relativos a las asambleas en las que constan los acuerdos objeto de regularización. Asimismo, en el caso que el interesado hubiera presentado dichos documentos, no deberá ser objeto de calificación y por lo tanto, si el título llegase a inscribirse, dichos documentos deberán ser devueltos. 11. En el presente caso, es materia de calificación la Asamblea de Regularización llevada a cabo el 6 de marzo del 2009, al amparo del artículo 2 de la Resolución N° 202-2001-SUNARP/SN; por tanto corresponde analizar si dicha asamblea, se ajusta a las exigencias previstas en el citado precepto legal, el estatuto y demás normas aplicables. Así, del acta presentada y de su reapertura de fecha 6.4.2009, consta lo siguiente: a) La Asamblea se ha llevado a cabo bajo la dirección de Manuel Burga Seoane. b) Se adoptan (entre otros) los siguientes acuerdos:

Reconocer a la Junta Directiva vigente para el periodo comprendido entre el 31.10.2006 al 30.10.2010, precisando que la misma se encontraba integrada inicialmente por:

Presidente: Manuel Francisco Burga Seoane. Vicepresidente: Vacante Tesorero: Lander Aleman Valdez. Director: Luis Duarte Plata. Director: Freddy Joaquín Ames Hidalgo. Director: Julio Pastor Ampuero. Director: Klide Vega Solís. En dicho documento se deja constancia de la renuncia de Freddy Joaquín Ames Hidalgo, formulada el 5.2.2007.

219

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

Asimismo, se indica que por renuncia de Freddy Joaquín Ames Hidalgo y vacancia de los demás cargos al 30.10.2007, se acordó reestructurar la junta directiva de la FPF, la misma que quedó conformada (para el periodo comprendido entre el 31.10.2007 al 30.10.2010) de la siguiente manera: Presidente: Manuel Francisco Burga Seoane. Vicepresidente: Carlos Silvestre Somontes. Tesorero: Roberto Ramos Ruiz. Director: Agustín Lozano Saavedra. Director: Antonio Pantigoso Herrera. Director: Juvenal Sabino Silva Díaz. Director: Félix Enciso Rivera. Cabe precisar que a la fecha se encuentra vacante el cargo de director correspondiente a Juvenal Sabino Silva Díaz, quien renunció el 27 de noviembre del 2007. 12. El Registrador observó el título, argumentando que en la asamblea de bases del 6.3.2009, además de reconocer a la Junta Directiva para el periodo del 31.10.2006 al 30.10.2010, se pretende también reconocer la reestructuración de la mencionada Junta Directiva, hecho que no resulta procedente debido a que en las asambleas de regularización de conformidad con el artículo 2 de la Resolución N° 202-2001-SUNARP-SN únicamente se reconocen elecciones de Juntas Directivas no inscritas, no estando comprendida dentro de ella la recomposición del órgano directivo. Tratándose de una asamblea de regularización, la persona jurídica cuenta con directivos con mandato vigente (aunque no inscritos), por tanto no existe inconveniente para que la convocatoria a dicha asamblea comprenda además otros temas de agenda aparte del reconocimiento del consejo directivo; y por tanto, siempre que se haya instalado válidamente y se adopten los acuerdos con sujeción a los requisitos previstos en el Estatuto y el Código Civil, podrán adoptarse otros acuerdos adicionales. Tal como se puntualiza en el numeral anterior, en la asamblea de regularización del 6.3.2009 se acordó reconocer a la junta directiva vigente para el periodo comprendido entre el 31.10.2006 al 30.10.2010, sin embargo debido a la renuncia de un director y a la vacancia de los demás miembros (quienes ejercieron sus respectivos cargos hasta el 30.10.2007), se hizo necesario recomponer y reestructurar la mencionada junta a fin de que la misma completara el periodo de funciones iniciado el 31.10.2006. De este modo, se acordó que la nueva junta reestructurada estaría vigente para el periodo comprendido entre el 31.10.2007 al 30.10.2010. 13. Cabe indicar que siendo la asamblea el órgano competente para elegir a la junta directiva, no existe ningún obstáculo para que dicho órgano también acuerde la reestructuración o recomposición de la misma al haberse producido la renuncia y la vacancia de los integrantes del citado órgano, por lo que resulta válido que la asamblea de la FPF designe a los reemplazantes de los miembros renunciantes así como a los integrantes

220

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

que ocuparán los cargos vacantes de la junta directiva, quienes como ya se señaló, han sido elegidos exclusivamente para “completar” el periodo ya iniciado el 31.10.2006.4 Por las razones expuestas, corresponde revocar el numeral 3.1 de la observación formulada por el Registrador. 14. En el numeral 3.2 de la observación, el Registrador indica que en el acta correspondiente a la asamblea de bases del 6.3.2009 no se ha precisado la fecha de la asamblea en la que se acordó aceptar la renuncia y la vacancia de los miembros directivos, así como la fecha de la asamblea en la que se eligió a los miembros reemplazantes designados para completar el periodo de funciones de la junta directiva, advirtiéndose que únicamente se indica que los nuevos miembros quedan conformados a partir del 31.10.2007. Al respecto, cabe indicar que la subsanación de errores u omisiones del acta, no necesariamente requiere de un acuerdo de asamblea aclaratoria, sino que podrá efectuarse las aclaraciones a través del mecanismo de reapertura de acta, a que se refiere el Sexto Precedente5 de Observancia Obligatoria, aprobado en el 10 Pleno del Tribunal Registral: “REAPERTURA DE ACTAS: Es posible rectificar el contenido de las actas de sesiones de las personas jurídicas, corrigiendo un dato que se consignó en forma errónea o consignando un dato que se omitió –pudiendo consistir la omisión en un acuerdo que habiendo sido adoptado por la persona jurídica no se hizo constar en el acta–. Para ello deberá dejarse constancia de la fecha de la reapertura del acta y la misma deberá ser suscrita por quienes firmaron el acta primigenia o rectificada”. En el presente caso, dentro de la documentación adjunta se aprecia la reapertura del acta del 6.3.2009 realizada el 6.4.2009 en la que se indica que en asamblea del 5.10.2007 se acordó reestructurar a la junta directiva y elegir a los nuevos miembros que iniciarían su vigencia el 31.10.2007 hasta el 31.10.2010, precisándose además que en dicha asamblea también se aceptó la vacancia de la junta directiva que desempeñó funciones desde el 31.10.2006 hasta el 30.10.2007, con excepción de Freddy Joaquín Ames Hidalgo quien renunció el 5.2.2007. En tal sentido, corresponde revocar el numeral 3.2 de la observación. 15. El Registrador también ha señalado que la solicitud de inscripción de la renuncia de los miembros de la Junta Directiva (Freddy Ames Hidalgo y Juvenal Silva Díaz) se ha presentado con posterioridad al asiento de presentación del presente título N° 181698 del 16.3.2009, precisando además que dicha solicitud unilateral de inscripción (mediante comunicación escrita de renuncia y solicitud de inscripción del 27.5.2009 con firma legalizada ante notario del 1.6.2009) no puede acceder al Registro dado que resultaría incompatible con el acuerdo de la asamblea de regularización y recomposición del 6.3.2009. Al respecto, debe tenerse en cuenta que con relación a la formalidad de la renuncia, esta es un acto jurídico unilateral, de carácter recepticio, esto es, que produce efectos, y

221

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

por lo tanto es válida y eficaz cuando llega al conocimiento del destinatario, y dirigida al dominus; es decir, a la persona que le otorgó dicha representación. Para efectos de su inscripción en el Registro, ante la carencia de norma expresa especial, este colegiado adoptó el criterio de que el título que da mérito a la inscripción de la renuncia al cargo de un miembro directivo puede ser6: a) Mediante solicitud del renunciante (por tratarse de un acto jurídico unilateral) acompañada de la carta de renuncia presentada en original o copia legalizada notarial con la constancia de recepción de la asociación, exigencia que tiene sustento en el artículo 154 del Código Civil7, norma aplicable al presente caso ante la ausencia de regulación especial8. Con esto quedaría demostrado que se ha puesto en conocimiento de la persona jurídica en forma indubitable, la renuncia; o, b) Mediante acuerdo adoptado por la asamblea general de aceptación de la renuncia, teniendo en consideración que la asamblea general es el órgano supremo de la persona jurídica9. En el caso materia del presente análisis, advirtiéndose que las renuncias de Freddy Ames Hidalgo y de Juvenal Silva Díaz fueron aceptadas y reconocidas mediante acuerdo adoptado por asamblea de bases de la FPF, hecho que además ha sido consignado en la reapertura del acta del 6.3.2009, corresponde revocar dichos extremos de la observación. En tanto que, al extremo referido a que el acto materia de renuncia es con posterioridad al asiento de presentación; es de tener en cuenta, que si bien la rogatoria de inscripción de dicho acto es con posterioridad al asiento de presentación (como resultado de la ampliación de rogatoria), no lo es así el acto materia de renuncia, los cuales fueron planteados en el año 2007 y son materia de reconocimiento en la reapertura del acta del 6.3.2009, por lo que también se revoca la observación en este extremo. 16. Por último, de conformidad con el artículo 156 del Reglamento General de los Registros Públicos, cuando se resuelva la apelación confirmando o revocando la decisión del Registrador; el Tribunal Registral deberá pronunciarse sobre la liquidación. En ese sentido los derechos registrales son los siguientes: Acto Calificación Inscripción Total Modif. Estatuto

S/. 9.00

S/. 9.00

S/. 18.00

Vacancia

S/. 9.00

S/. 9.00

S/. 18.00

Junta Directiva (2)

S/.26.00

S/.18.00

S/. 44.00

Renuncia de directivos (2)

S/.18.00

S/.18.00

S/. 36.00

S/.116.00 Habiendo cancelado el monto de S/. 94.00 nuevos soles según recibos N° 20-1162 y N° 19-1818, corresponde abonar la suma de S/. 22.00 nuevos soles. Interviene como Vocal Suplente Carlos Alfredo Gómez Anaya, de conformidad con la Resolución del Presidente del Tribunal Registral N° 125-2009-SUNARP/PT del 09/07/2009.

222

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

Estando a lo acordado por unanimidad; VII. RESOLUCIÓN REVOCAR las observaciones formuladas por el Registrador del Registro de Personas Jurídicas de Lima al título referido en el encabezamiento, y DISPONER su inscripción previa cancelación del mayor derecho, por los fundamentos vertidos en la presente resolución. Regístrese y comuníquese. FERNANDO TARAZONA ALVARADO, Presidente de la Segunda Sala del Tribunal Registral FREDY LUIS SILVA VILLAJUÁN, Vocal del Tribunal Registral CARLOS ALFREDO GÓMEZ ANAYA, Vocal (s) del Tribunal Registral NOTAS 1 De conformidad con el Numeral 1.1 del Artículo 1 del Decreto Supremo N° 082-2005-PCM, publicado el 27-102005, a partir de la vigencia del citado Decreto queda adscrito al Ministerio de Educación, el Instituto Peruano de Deporte - IPD. 2 Artículo 14.- INSCRIPCIÓN DE ORGANIZACIONES DEPORTIVAS Se inscribe en esta Sección, las asociaciones civiles sin fines de lucro, a que se refieren los artículos 38, 41, 44 y 47 de LA LEY, constituidas e inscritas en el Registro de Personas Jurídicas de los Registros Públicos, con arreglo a las disposiciones legales vigentes. Artículo 15.- ACTOS INSCRIBIBLES Son actos inscribibles en esta Sección: 15.1. Los datos de inscripción que aparezcan de su respectiva copia literal del Registro de Personas Jurídicas debidamente actualizado. 15.2. Sus representantes legales y/o apoderados. 15.3. La elección, remoción y renuncia de los miembros de las Juntas Directivas, así como sus respectivas sanciones. 15.4. Padrón de miembros debidamente actualizado. Artículo 17.- REQUISITOS DE INSCRIPCIÓN Las organizaciones deportivas para inscribirse en el RENADE deberán observar lo siguiente: 17.1. Para las Federaciones Deportivas Nacionales y la Federación Deportiva Especial: - Formato de solicitud. - Partida Electrónica que acredite la inscripción de su constitución en el Registro Público. - Partida Electrónica que acredite la inscripción de su Junta Directiva vigente en el Registro Público. - Constancia de Afiliación expedida por la organización deportiva internacional correspondiente. - Documento de identidad del representante legal y/o apoderado de la organización deportiva. 17.2. Para los Clubes y Ligas afiliadas a una Federación Deportiva Nacional: - Formato de solicitud. - Partida Electrónica que acredite la inscripción de su constitución en el Registro Público. - Partida Electrónica que acredite la inscripción de su Junta Directiva vigente en el Registro Público. - Constancia de Afiliación expedida por la Federación Deportiva Nacional correspondiente. - Documento de identidad del representante legal y/o apoderado de la organización deportiva. 17.3. Para los Clubes y Ligas no afiliadas a una Federación Deportiva Nacional: - Formato de solicitud - Partida Electrónica que acredite la inscripción de su constitución en el Registro Público. - Partida Electrónica que acredite la inscripción de su Junta Directiva vigente en el Registro Público. - Documento de identidad del representante legal y/o apoderado de la organización deportiva. Todos los documentos antes referidos deben presentarse en copia fedateada por funcionario autorizado del IPD o legalizada por Notario Público”. Artículo 18.- DE LA INSCRIPCIÓN DE LAS MODIFICACIONES Y DEMÁS ACTOS 18.1. Formato de Solicitud 18.2. Copia fedateada por funcionario autorizado del IPD o legalizada de la Partida Electrónica que acredite su inscripción en el Registro Público correspondiente. 18.3. Copia fedateada por funcionario autorizado del IPD o legalizada de la comunicación a la organización deportiva superior (nacional o internacional) a la que pertenece. 3 Actualmente, la referida directiva ha sido derogada por el Reglamento de Inscripciones del Registro de Personas Jurídicas No Societarias, aprobado por Resolución N° 086-2009-SUNARP-SN de 1-4-2009, vigente desde el 1-7-2009.

223

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS



Dicho reglamento, es aplicable a los procedimientos en trámite únicamente cuando contenga normas que establezcan criterios más favorables a la inscripción, conforme lo dispone la primera disposición transitoria. 4 El actual Reglamento de Inscripciones del Registro de Personas Jurídicas No Societarias, cuyos criterios de interpretación favorables son de aplicación a los procedimientos en trámite al regular en su artículo 63 lo relativo a la convocatoria y requisitos del acta de la asamblea general de reconocimiento de elecciones, reestructuraciones y demás actos vinculados no societarios, señala que las reestructuraciones y demás actos vinculados no registrados podrán ser objeto de reconocimiento conjuntamente con los respectivos periodos eleccionarios 5 Criterio sustentado en la Resolución N° 521-2004-SUNARP-TR-L del 3.9.2004, Resolución N° 494-2003-SUNARPTR-L del 8.8.2003, Resolución N° 176-2002-ORLC-TR-L del 3.4.2002, Resolución N° 579-2001-ORLCITR del 10.12.2001. 6 Se trata de un criterio reiterado, establecido en las Resoluciones N° 472-2001-ORLC/TR del 31 de octubre de 2001, N° 115-2003-SUNARP-TR-L del 27.2.2003 y N° 064-2008-SUNARP-TR-L del 18 de enero de 2008, entre otras. Y que actualmente se encuentra plasmado en el artículo 43 del Reglamento de Inscripciones del Registro de Personas Jurídicas no Societarias con el siguiente tenor: “Para inscribir la renuncia de un representante o integrante de un órgano deberá presentarse la solicitud del renunciante con firma certificada por notario, acompañada de la carta de renuncia con la constancia de haber sido recibida por la persona jurídica, en original, en copia certificada notarialmente o autenticada por fedatario de cualquier oficina registral que integre algún órgano desconcentrado de la Superintendencia Nacional de los Registros Públicos. La renuncia también podrá inscribirse en mérito del acuerdo de aceptación de la renuncia adoptado por el órgano competente, conforme a la Ley o al estatuto”. 7 Artículo 154 del Código Civil: “El representante puede renunciar a la representación comunicándolo al representado. El representante está obligado a continuar con la representación hasta su reemplazo, salvo impedimento grave o justa causa. El representante puede apartarse de la representación si notificado el representado de su renuncia, transcurre el plazo de treinta días más el término de la distancia, sin haber sido reemplazado”. 8 Artículo IX del Título Preliminar del Código Civil: Las disposiciones del Código Civil se aplican supletoriamente a las relaciones y situaciones jurídicas reguladas por otras leyes, siempre que no sean incompatibles con su naturaleza. 9 Artículo 84 del Código Civil. “La asamblea general es el órgano supremo de la asociación”. Artículo 86 del Código Civil. “La asamblea general elige a las personas que integran el consejo directivo, aprueba las cuentas y balances, resuelve sobre la modificación del estatuto, la disolución de la asociación y los demás asuntos que no sean competencias de otros órganos”.

044 Acta de asamblea general: Error del notario al certificar el acta no impide inscripción La discrepancia en cuanto al número del libro de actas se debe a un error del notario al momento de efectuar la certificación del acta de la asamblea y que existen suficientes elementos que permiten concluir que se trata del mismo libro, se descarta la inadecuación del título presentado con el antecedente registral. TRIBUNAL REGISTRAL RESOLUCIÓN N° 1148-2009-SUNARP-TR-L Lima, 20 de julio de 2009 APELANTE : DIONISIA RAPTOPOULOU DE VAVOULIS Título : N° 111320 del 16-2-2009 RECURSO : H.T. OMMOLI-2009 - 18 del 14-5-2009 REGISTRO : Personas Jurídicas de Lima ACTO(s) : NOMBRAMIENTO DE JUNTAS DIRECTIVAS

(...) V. PLANTEAMIENTO DE LAS CUESTIONES Interviene como Vocal ponente Fredy Luis Silva Villajuán. De lo expuesto y del análisis del caso, a criterio de esta Sala las cuestiones a determinar son las siguientes:

224

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

-

Si para la calificación de una asamblea de regularización deben solicitarse los documentos relativos a las asambleas en que se adoptaron los acuerdos objeto de regularización.

- Quién se encuentra legitimado para formular las declaraciones juradas sobre convocatoria y quórum de asambleas generales. - Si el comité electoral se encuentra legitimado para convocar a asamblea general eleccionaria de una nueva junta directiva. VI. ANÁLISIS 1. Con el título venido en grado de apelación se solicitó la inscripción de la regularización de la elección de la junta directiva de la asociación Comunidad Helénica de Lima Perú para el periodo 2006-2008 en mérito al acuerdo adoptado en la asamblea general del 5-11-2008 y la elección de la junta directiva para el periodo 2008-2010 en mérito a la asamblea del 10-12-2008. Sin embargo, dentro de los documentos que se presentan para sustentar la inscripción de los actos indicados, obra la copia certificada del acta de la asamblea del 226-2006 a través de la cual se eligió a la junta directiva para el periodo 2006-2008 que precisamente era objeto de regularización a través de la asamblea del 5-11-2008, situación que originó que el Registrador formulara observaciones respecto a los acuerdos adoptados en esta asamblea general, solicitando entre otros requisitos, que se acredite su convocatoria y el quórum. 2. El tema de la asamblea de regularización ha sido abordado por la jurisprudencia emitida por el Tribunal Registral y por la Resolución N° 202-2001-SUNARP-SN del 31-7-20011, estableciéndose en el artículo 2 que en el caso de las elecciones de los consejos directivos no inscritos, se restablecerá la exactitud registral, mediante asamblea de regularización. Asimismo, respecto a la calificación registral, se precisa en citado artículo 2, lo siguiente: “a) Se entenderá como válida la convocatoria efectuada por el presidente o por el integrante designado por el consejo directivo, conforme a la ley o al estatuto, aunque no se encuentre inscrita la elección de los integrantes de dicho órgano de gobierno. b) El Registrador exigirá la copia certificada del acta de la asamblea general de regularización y los demás documentos que considere necesarios para su calificación. No se requiere la presentación de copias certificadas ni otra documentación referida a las asambleas en las que se acordó las elecciones que son materia de regularización (...)”. Tenemos entonces que en los supuestos de asambleas de regularización no deberá exigirse los documentos relativos a las asambleas en las que constan los acuerdos objeto de regularización. Asimismo, en el caso que el interesado hubiera presentado dichos

225

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

documentos, no deberá ser objeto de calificación y, por lo tanto, si el título llegase a inscribirse, dichos documentos deberán ser devueltos. 3. Conforme ha quedado señalado en el punto 1 precedente, en el presente caso se solicita la inscripción de la regularización de la elección de la junta directiva para el periodo 2006-2008 de la asociación Comunidad Helénica de Lima Perú, en mérito al acta de la asamblea general del 5-11-2008, tal como consta en la solicitud de inscripción y en el escrito firmado por Dionisia Raptopoulou de Vavoulis, aspecto que también es reiterado en el recurso de apelación. Por lo tanto, para la calificación de la regularización de la elección de la junta directiva para el periodo 2006-2008, solamente deberá exigirse el acta de la asamblea general del 5-11-2008 de regularización y los demás documentos relativos a esta asamblea, tales como los documentos relativos a su convocatoria y quórum. En consecuencia, corresponde revocar los numerales 1, 2, 3, 3.1, 3.2, 3.3, 4 y 5 de la observación formulada por la el Registrador, por cuanto se refieren a la asamblea del 22-6-2006, en la que consta la elección de la junta directiva que es objeto de regularización en la asamblea general del 5-11-2008. 4. En el numeral 6 de la observación, señala el Registrador que no se ha acreditado el quórum para la asamblea de regularización del 5-11-2008, pues la persona que formula la declaración jurada no se encuentra legitimada para ello. Consta de la documentación presentada que la declaración jurada sobre el quórum de la asamblea general del 5-11-2008 ha sido formulada por Dionisia Raptopoulou de Vavoulis, quien ostenta el cargo de vicepresidenta de la junta directiva. 5. Respecto a la persona legitimada para formular la declaración jurada sobre convocatoria y quórum, señala el artículo 3 de la Resolución N° 331-2001-SUNARP-SN del 29-11-20012, que el quórum de las asambleas generales se podrá acreditar mediante una declaración jurada formulada por el presidente del consejo directivo o por quien legal o estatutariamente se encuentre facultad para reemplazarlo. Debe tenerse en cuenta que conforme al precedente de observancia obligatoria aprobado en el Noveno Pleno del Tribunal Registral3: “No requiere acreditarse ante el Registro la ausencia o impedimento temporal del presidente, para admitir el ejercicio de sus facultades por parte del vicepresidente. La vacancia del cargo de presidente deberá inscribirse en forma previa o simultánea al acto en el que el vicepresidente actúa en su reemplazo por este motivo. Cuando el vicepresidente actúa en reemplazo del presidente sin indicar causal de vacancia en el cargo debe presumirse que lo está reemplazando de manera transitoria”. En el presente caso, la declaración jurada la formula la vicepresidenta de la junta directiva de la asociación, quien conforme a lo previsto por el literal a) del artículo 32 del estatuto de la asociación, asume las funciones del presidente ante la ausencia o impedimento de este.

226

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

Por lo tanto, este colegiado estima que la vicepresidenta de la junta directiva de la asociación para el periodo 2006-2008, Dionisia Raptopoulou de Vavoulis, se encuentra legitimada para formular la declaración jurada de quórum. En consecuencia, debe revocarse el numeral 6 de la observación. 6. En el numeral 8 de la observación, señala el Registrador que existe discrepancia entre los datos del último libro de actas que consta en el antecedente registral y los datos del libro de actas en el que consta asentada el acta de la asamblea general del 5-11-2008. Al respecto, tenemos que conforme al asiento A 0002 de la partida electrónica 03001599, el acta de la asamblea general del 5-4-2004, ratificada por la asamblea del 7-5-2004, consta asentada en el “Libro de Actas N° 2, legalizado el 7-3-2005 ante el notario Jorge Luis Gonzales Loli, registrado bajo el número 14133-05. (...)”. Por su parte, en la certificación del acta del 5-11-2008, se ha consignado los siguientes datos: “Visto el Libro de Actas N° 3 correspondiente a Comunidad Helénica de Lima Perú, legalizado el 7 de marzo de 2005, por ante la notaría del Dr. Jorge Luis Gonzales Loli, quedando registrado bajo el número 014133-05 (...)”. Tenemos entonces que se advierte la discrepancia indicada por el Registrador pues en el antecedente registral consta como Libro de Actas N° 2 en tanto que en la certificación presentada se indica Libro de Actas N° 3, deduciéndose que existe error en la última certificación en cuanto al número del libro, pues los demás datos relativos a la fecha de legalización, número de legalización y notario que legaliza son concordantes. Dicho error se habría producido debido a que en la última certificación no se ha transcrito la rectificación en cuanto al número del libro de actas que realizó el notario Jorge Luis Gonzales Loli el 21-3-2005, en el que precisó que el libro de acta era el número 2, tal como consta en la copia de la primera hoja del libro de actas, copia que ha sido certificada por el notario Leonardo Bartra Valdivieso el 3-4-2009. En tal sentido, advirtiéndose que la discrepancia en cuanto al número del libro de actas se debe a un error del notario al momento de efectuar la certificación del acta de la asamblea del 5-11-2008 y que existen suficientes elementos que permiten concluir que se trata del mismo libro, se descarta la inadecuación del título presentado con el antecedente registral. Por lo tanto, corresponde revocar el numeral 8 de la observación. 7. En el numeral 7 de la observación, señala el Registrador que en la asamblea del 5-11-2008 se eligió a los miembros del comité electoral, sin específicar los cargos que ostentarían de conformidad con el artículo 37 del estatuto. Se aprecia del acta de la citada asamblea que efectivamente, se elige al comité electoral integrado por María Papanicolau de Calmet, Gladis Carreras Caravasi de la Hoz y Nelly Reyes Boitano, sin indicarse quienes ocuparían los cargos de presidente y las dos vicepresidencias a que se refiere el artículo 37 del estatuto. Al respecto, este colegiado considera que al ser el comité electoral un órgano “temporal” que tiene como funciones presidir el acto electoral, proceder al cómputo de los

227

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

votos y presidir el acto electoral de las próximas elecciones, no debe ser materia de observación la circunstancia de no haberse cumplido con indicar los cargos que ocuparán los elegidos. Asimismo, debe tenerse en cuenta que los integrantes del comité electoral son elegidos para intervenir en las elecciones de la nueva junta directiva a realizarse en una asamblea posterior, asamblea eleccionaria en la que se podrá hacer constar cuáles son cargos que ostentan los integrantes del referido comité electoral. Por las razones expuestas, corresponde revocar el numeral 7 de la observación formulada. 8. Conforme se ha señalado en los puntos 1 y 2 del análisis de la presente resolución, la asamblea del 5-11-2008 constituye una asamblea de regularización, razón por la que el acta que contiene los acuerdos adoptados en la referida asamblea debe contener los requisitos establecidos en la Resolución N° 202-2001-SUNARP-SN del 31-7-2001, norma vigente a la fecha en que se realizó dicha asamblea4. Así, el literal c) del artículo 2 de la citada resolución establece que en el acta de la asamblea general de regularización deberá constar: “1. El acuerdo de la asamblea de reconocer las elecciones anteriores no inscritas, inclusive respecto al órgano o integrante del mismo que convoca la asamblea general de regularización. 2. La indicación del nombre completo de todos los integrantes del órgano de gobierno elegido y su periodo de funciones. (...)”. En el presente caso, se indica en el punto 1 del acta de la asamblea del 5-11-2008 que se aprueba y regulariza el consejo directivo del periodo 2006-2008, sin embargo, no se indica los nombres de sus integrantes y su periodo de funciones, es decir, la indicación de la fecha de inicio y fecha de conclusión. Por las razones expuestas, corresponde ampliar la observación formulada por el Registrador, de conformidad con lo previsto por el literal c.2 del artículo 33 del Reglamento General de los Registros Públicos. Cabe señalar que la subsanación de esta observación podrá efectuarse mediante la reapertura del acta siguiendo los lineamientos establecidos en el artículo 12 del vigente Reglamento de Inscripciones del Registro de Personas Jurídicas No Societarias5, el cual establece lo siguiente: “Los acuerdos contenidos en actas suscritas en las que se haya cometido errores u omisiones podrán inscribirse si se reabren para consignar la rectificación respectiva o los datos omitidos, requiriéndose que suscriban al pie las mismas personas que suscribieron el acta reabierta. En el acta se consignará la fecha de la reapertura. No dará mérito a inscripción la reapertura de actas que contengan acuerdos inscritos”. 9. En el numeral 9 de la observación, se indica que es inválida la convocatoria a la asamblea general del 10-12-2008 por cuanto la misma fue realizada por el comité

228

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

electoral y no por el presidente de la junta directiva conforme corresponde de acuerdo con lo previsto por el artículo 42 del estatuto. Al respecto, tenemos que conforme a lo previsto por el artículo 13 del estatuto, la asamblea general de asociados es convocada por el presidente de la junta directiva mediante publicación que hará en un diario de mayor circulación con no menos de diez días calendario de anticipación en el caso de la asamblea general ordinaria y con no menos de cinco días calendarios de anticipación en caso de asamblea general extraordinaria. Adicionalmente, dicha norma establece que se cursará esquela a los asociados igualmente con diez días calendarios de anticipación en caso de asamblea general extraordinaria y no menos de cinco días calendario de anticipación en caso de asamblea general extraordinaria. Por su parte, el artículo 42 del estatuto establece que el presidente de la junta directiva convocará a elecciones dentro del plazo señalado por el artículo 38 de los estatutos. Añadiendo que el comité electoral colocará en lugar visible del local de la asociación o en el que designe el día de la elección y la nómina de los postulantes a los distintos cargos. 10. Vista la esquela de convocatoria publicada en el diario La Nación el 10-11-2008, se advierte que en dicho documento se consignó lo siguiente: “El Comité electoral de la asociación Comunidad Helénica de Lima Perú, convoca a los señores asociados a Elecciones Generales con la finalidad de elegir a la nueva junta directiva periodo 2008-2010 el día Miércoles 10 de diciembre de 2008 en Av. Roque y Bologna 271 San Antonio Miraflores (local de CEDRO) de 7.00 a 9.00 pm. (...) Lima 07 de noviembre de 2008. María Papanicolau De Calmet. Presidenta Comité Electoral”. Como se puede apreciar, la asamblea general del 10-12-2008 realizada con la finalidad de elegir a la nueva junta directiva de la asociación para el periodo 2008-2010 fue convocada por el comité electoral presidido por María Papanicolau De Calmet, siendo que dicho órgano no se encontraba legitimado para convocar la citada asamblea general, pues conforme se señaló líneas arriba, la convocatoria es atribución que corresponde exclusivamente al presidente de la junta directiva, salvo que la asamblea general haya delegado esta atribución al comité electoral. Por tanto, se concluye que habiendo convocado un órgano no legitimado (comité electoral), la convocatoria resulta inválida y como consecuencia, inválidos los acuerdos adoptados en dicha asamblea. Consecuentemente, corresponde confirmar el punto 9 de la observación. 11. De conformidad con lo previsto por el artículo 156 del Reglamento General de los Registros Públicos, cuando el Tribunal Registral confirma o revoca una observación, deberá pronunciarse sobre los derechos registrales. En tal sentido, este colegiado concuerda con la liquidación efectuada por el Registrador. Estando a lo acordado por unanimidad;

229

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

VII. RESOLUCIÓN CONFIRMAR el punto 9 de la observación formulada por el Registrador del Registro de Personas Jurídicas al título señalado en el encabezamiento, REVOCARLA en lo demás que contiene dicha observación y AMPLIARLA de acuerdo a lo señalado en el punto 8, conforme a los fundamentos expuestos en el análisis de la presente resolución. Regístrese y comuníquese. FERNANDO TARAZONA ALVARADO, Presidente de la Segunda Sala del Tribunal Registral ELENA ROSA VÁSQUEZ TORRES, Vocal del Tribunal Registral FREDY LUIS SILVA VILLAJUÁN, Vocal del Tribunal Registral NOTAS 1 Actualmente, la referida directiva ha sido derogada por el Reglamento de Inscripciones del Registro de Personas Jurídicas No Societarias, aprobado por Resolución N° 086-2009-SUNARP-SN de 1-4-2009, vigente desde el 1-7-2009. Dicho reglamento, es aplicable a los procedimientos en trámite únicamente cuando contenga normas que establezcan criterios mas favorables a la inscripción, conforme lo dispone la primera disposición transitoria. 2 Actualmente, la referida directiva también ha sido derogada por el Reglamento de Inscripciones del Registro de Personas Jurídicas No Societarias. 3 Sesión ordinaria realizada los días 3 y 4 de diciembre de 2004. Publicado en el diario oficial El Peruano el 5 de enero de 2005 4 Cabe señalar que los requisitos antes indicados también están contemplados en el artículo 63 del vigente Reglamento de Inscripciones del Registro de Personas Jurídicas No Societarias. 5 Artículo que recoge el precedente de observancia obligatoria aprobado en el X Pleno del Tribunal Registral con el siguiente tenor: “Es posible rectificar el contenido de las actas de sesiones de las personas jurídicas, corrigiendo un dato que se consignó en forma errónea o consignando un dato que se omitió –pudiendo consistir la omisión en un acuerdo que habiendo sido adoptado por la persona jurídica no se hizo constar en el acta–. Para ello deberá dejarse constancia de la fecha de la reapertura del acta y la misma deberá ser suscrita por quienes firmaron el acta primigenio a rectificada”[sic].

045 Actas: Cumplimiento de las formalidades establecidas en el estatuto Si el estatuto establece que las actas de asambleas generales deben ser firmadas por el presidente y secretario de actas del consejo directivo y dos asociados designados por la asamblea general para tal fin, en las actas deben consignarse expresamente el nombre de los dos asociados que las firmarán. TRIBUNAL REGISTRAL RESOLUCIÓN N° 142-2009-SUNARP-TR-L Lima, 30 de enero de 2009 APELANTE : JAVIER ARIZMENDI BERROCAL TÍTULO : N° 491189 del 25-7-2008 RECURSO : N° 70159 del 22-10-2008 REGISTRO : Personas Jurídicas de Lima ACTO(s) : NOMBRAMIENTO DE JUNTA DIRECTIVA

(...) V. PLANTEAMIENTO DE LAS CUESTIONES Interviene como Vocal ponente Elena Rosa Vásquez Torres. De lo expuesto y del análisis del caso, a criterio de esta Sala la cuestión a determinar es la siguiente:

230

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

-

Si se ha establecido en el estatuto como formalidad, la designación de asociados que deben firmar el acta de asamblea general, ¿debe constar necesariamente esta designación en el acta?

VI. ANÁLISIS 1. El Código Civil en su artículo 76 ha establecido que la existencia, capacidad, régimen, derechos, obligaciones y fines de la persona jurídica se determinan por las disposiciones del presente código o de las leyes respectivas. En este sentido se concluye que lo referente a las asociaciones, el Código Civil recoge normas mínimas que regulan el funcionamiento de las personas jurídicas, normas en virtud de las cuales la voluntad de los contratantes queda limitada al no poder contradecirlas. 2. La asamblea general es el órgano supremo de la asociación y está conformada por la reunión de los asociados, estableciendo el Código Civil las normas relativas al quórum para su funcionamiento y adopción de acuerdos. Dichas normas referidas al quórum y votación mínimos de la asamblea general se encuentran contenidas en el artículo 87, estableciéndose que los acuerdos se adoptan con el voto de más de la mitad de los miembros concurrentes, votación que deberá establecerse además en función de lo señalado en el artículo 88, el cual señala que ningún asociado tiene derecho por sí mismo a más de un voto, norma que recoge el principio democrático por el cual cada asociado tiene derecho a un voto. En este sentido, dicha norma regula la participación igualitaria de los socios que adoptan un acuerdo en una asamblea general, a fin de salvaguardar el acuerdo adoptado por la mayoría, y siendo el estatuto la norma base que regula la actividad institucional de la asociación recogiendo la voluntad de los contratantes, las normas que contenga deben adecuarse a lo dispuesto por el Código Civil, no pudiendo en consecuencia ser contraria a lo dispuesto por la referida norma, al ser esta de carácter imperativa. 3. Asimismo, mediante la Resolución N° 331-2001-SUNARP-SN del 29/11/2001 se estableció criterios uniformes de calificación registral sobre acreditación de convocatorias y cómputo de quórum en asambleas generales de las asociaciones y comités. El artículo 3 de la Resolución N° 331-2001-SUNARP/SN establece que para efectos de acreditar el quórum de las asambleas generales, en reemplazo de la lista de asistentes y del registro de miembros, podrá presentarse una declaración jurada formulada por el presidente del consejo directivo o por quien legal o estatutariamente se encuentre facultado para reemplazarlo. Dicha declaración consignará: a) El número de miembros que se encuentran habilitados para concurrir a la asamblea respectiva, a la fecha del acta materia de calificación, precisando los datos necesarios que identifiquen al libro del registro de miembros en que se basa para brindar la declaración, tales como su número y fecha de legalización si lo tuviera. b) El número de los miembros que asistieron y demás circunstancias que resulten necesarias para el cómputo del quórum.

231

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

Como se puede apreciar de lo expuesto, son dos los requisitos que debe contener la declaración jurada relativa al quórum literales a) y b) del artículo 3), deduciéndose que el requisito contenido en el literal a) se encuentra destinado a sustituir al registro de miembros de la persona jurídica, mientras que el referido en el literal b) reemplaza a la lista de asistentes a la asamblea respectiva. 4. Revisado el estatuto de la asociación se advierte que en el artículo 73 se ha contemplado lo referente a la redacción de las actas de asambleas generales estableciéndose que todas las actas de las sesiones de asamblea general y los acuerdos adoptados en ellas deben constar en el libro de actas legalizado conforme a ley. Asimismo, deberán observarse las siguientes reglas: 1. Todas las actas serán numeradas y deberán asentarse una a continuación de la otra sin dejar espacios en blanco. 2. En el acta de cada sesión debe indicarse el lugar, fecha y hora en que se realizó la comprobación del quórum reglamentario; el nombre de los asociados que intervinieron, del presidente y secretario de actas, la forma y resultado de las votaciones y los acuerdos adoptados. Los asociados concurrentes a una asamblea general están facultados a solicitar que quede constancia en el acta el sentido de sus opiniones y votos. A continuación, en el artículo 74 del estatuto se ha establecido que las actas de asambleas generales serán firmadas por el presidente y secretario de actas del consejo directivo y dos asociados designados por la asamblea para tal fin. Las actas del consejo directivo y comités serán firmadas por todos los asistentes y asentados en los libros respectivos dentro de las 48 horas de realizada la sesión. 5. En el caso materia de análisis, es materia de observación lo referente a que en el acta de asamblea general del 18/9/2007, mediante la cual se elige a los miembros del comité electoral, no se ha consignado la forma en que fue adoptado el acuerdo de elegir a los integrantes del comité electoral. Revisada esta acta del 18/9/2007 se aprecia que se ha consignado en esta lo siguiente “Al no haber más proposiciones el presidente consultó si están de acuerdo para que los cinco asociados conformen el comité electoral que levanten la mano, lo levantaron una amplia mayoría”. Sin embargo, no se ha consignado la forma y resultado de las votaciones, tal como expresamente lo señala el artículo 73 del estatuto. 6. Asimismo, se ha observado el título, por cuanto no consta en el acta del 18/9/2007, la designación de los asociados que deben suscribir el acta, amparando el Registrador su observación en el artículo 70 del estatuto. Revisado este artículo 70 se advierte que corresponde a la regulación de las sesiones del comité electoral no resultando aplicable para las asambleas generales. Como señaláramos en el cuarto considerando que antecede, el artículo 74 del estatuto ha establecido que las actas de asambleas generales deben ser firmadas por el presidente y secretario de actas del consejo directivo y dos asociados designados por la asamblea general para tal fin. Así, revisada el acta en mención se aprecia que constan

232

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

cuatro firmas solamente, sin embargo, en el acta no se ha consignado expresamente el nombre de los dos asociados que firmarán el acta, por lo tanto, no se ha dado cumplimiento a esta formalidad establecida en el estatuto. En consecuencia, se confirman los extremos a) y b) de la observación, con la precisión señalada respecto al artículo del estatuto aplicable. 7. Asimismo, con relación a lo indicado por el apelante en su recurso que los defectos advertidos por el Registrador han sido aclarados mediante declaración jurada, es preciso indicar que la Superintendencia Nacional de los Registros Públicos ha dictado directivas referentes a la acreditación de convocatoria y quórum para las asambleas generales mediante declaraciones juradas con la finalidad de que las inscripciones de nombramientos de órganos de gobierno de las personas jurídicas tengan mayor viabilidad para su acceso al Registro. Sin embargo, estas declaraciones juradas son para casos especiales como la que indicamos, no pudiendo el usuario aplicarla para subsanar defectos de formalidades del acta, debiendo subsanarse estos mediante una reapertura de acta, de conformidad con el sexto precedente del Décimo Pleno del Tribunal Registral, publicado en el diario oficial El Peruano el 9/6/2005, cuyo tenor es el siguiente: REAPERTURA DE ACTAS “Es posible rectificar el contenido de las actas de sesiones de las personas jurídicas, corrigiendo un dato que se consignó en forma errónea o consignando un dato que se omitió pudiendo consistir la omisión en un acuerdo que habiendo sido adoptado por la persona jurídica no se hizo constar en el acta. Para ello deberá dejarse constancia de la fecha de la reapertura del acta y la misma deberá ser suscrita por quienes firmaron el acta primigenia o rectificada”. Criterio sustentado en la Resolución N° 521-2004-SUNARP-TR-L del 3/9/2004, Resolución N° 494-2003-SUNARP-TR-L del 8/8/2003, Resolución N° 176-2002-ORLCTR-L del 3/4/2002, Resolución N° 579-2001-ORLC/TR del 10/12/2001. 8. Es materia de observación lo referente a que en el acta de sesión de comité electoral del 29/10/2007, se advierte que se acuerda la recomposición de los cargos del comité electoral y ratificación en los demás extremos de la primera sesión del comité electoral del 19/10/2007. Sin embargo, se advierte que la primera sesión del citado comité fue el 19/9/2007 o el 18/9/2007, debe aclararse dicha fecha. En dicha sesión se acordó la elección de los cargos del comité electoral. Revisada el acta de instalación del comité electoral, certificada por notario el 24/7/2008, se advierte que se ha consignado como fecha de reunión el 18/9/2007, constando además en la misma acta lo siguientes: “Quienes se reunieron el día 19 de setiembre para designar los respectivos cargos (...)”. Asimismo, se presenta copia certificada notarial del acta de asamblea general del 9/10/2007 mediante el cual se aprueba el reglamento del comité electoral; asimismo, en las cuestiones de agenda consta que el Sr. Zamudio (presidente del comité electoral)

233

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

expone ante la asamblea general que el comité electoral fue elegido el 18/9/2007 y este comité se instaló el 19/9/2007. Luego, también obra el acta de reestructuración-recomposición y/o ratificación del comité electoral del 29/10/2007, en copia certificada por notario del 24/7/2008; mediante la cual se trata lo referente a la renuncia del presidente del comité electoral y se reestructura este. En esta acta al tratar el primer punto se señala que la primera sesión del comité electoral fue el 19/9/2007; sin embargo, al tratar el segundo punto de agenda se señala que la primera sesión del comité electoral fue el 19/10/2007. Posteriormente, con motivo del reingreso del título se adjunta copia certificada notarial del 6/10/2008, del acta de reestructuración-recomposición y/o ratificación del comité electoral del 29/10/2007, donde se ha corregido y se ha consignado como fecha dele primera sesión del comité electoral el 19/9/2007. Como se puede apreciar de los hechos expuestos, si bien es cierto, existía cierta confusión en la redacción del acta de instalación del comité electoral, en lo referente a su fecha de reunión: 18/9/2007 o 19/9/2007, esto queda aclarado con el acta del 9/10/2007 e incluso con la primera copia certificada del acta del 29/10/2007, puesto que la fecha correcta es el 19/9/2007. Ahora bien, si bien es cierto, se ha presentado una nueva copia certificada del acta del 29/10/2007 donde se ha corregido la fecha, sin reunir las formalidades de la corrección de un acta de asamblea general; esto en nada perjudica la inscripción del título, máxime si claramente podemos advertir de la demás documentación presentada que –como indicamos anteriormente– la fecha correcta es 19/9/2007. En consecuencia, se revoca el extremo c) de la observación. 9. Es objeto de observación lo referente a que no consta en el acta la designación de los asociados que deben suscribir el acta de asamblea general del 25/11/2007, amparándose el Registrador en el artículo 70 del estatuto. Como señaláramos en el cuarto y sexto considerando que antecede, el artículo 74 del estatuto ha establecido que las actas de asambleas generales deben ser firmadas por el presidente y secretario del acta del consejo directivo y dos asociados designados por la asamblea general para tal fin. Ahora bien, con relación a las actas del comité electoral, el artículo 70 del estatuto ha establecido que las actas serán firmadas por los miembros asistentes a la sesión. En el caso materia de análisis, el acta de asamblea general del 25/11/2007 corresponde al acta de sufragio electoral mediante el cual se eligió al consejo directivo. Estas elecciones fueron dirigidas por el comité electoral de conformidad con los estatutos de la asociación (Art. 68). Tal como se ha establecido en el inciso LL) del artículo 71 del estatuto que regula lo referente a las atribuciones y obligaciones del comité electoral, este órgano se encuentra obligado a redactar el acta del proceso electoral con los resultados de las elecciones para cubrir cargos directivos, lo que se insertará como parte final en el libro de actas de la asamblea general.

234

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

Revisada el acta del 25/11/2007 se advierte que ha sido suscrita por todos los miembros del comité electoral, quienes condujeron el proceso electoral y además por diferentes socios, habiéndose cumplido con insertarlo al libro de actas de asambleas generales. Al respecto, es preciso señalar que la formalidad de suscripción del acta de elecciones de una asociación no ha sido regulada por el Código Civil. En este sentido, si nos encontramos en el caso que tampoco haya sido regulada por el estatuto, considerando que el comité electoral es el órgano encargado y responsable de llevar a cabo el proceso eleccionario, si el acta eleccionaria se encuentra firmada por todos los miembros del comité electoral dando garantía de autenticidad, el Registrador no podrá requerir formalidad de suscripción adicional. Por lo tanto, se revoca el extremo d) de la observación. 10. Por último, el Registrador ha observado que la discrepancia de la denominación de la asociación consignada en la primera foja del libro de actas de asambleas generales N° 6 y el libro padrón de asociados N° 7, con relación a la partida registral. Al respecto, es preciso señalar que con el recurso de apelación se ha presentado copias certificadas notarialmente de la primera foja del libro de actas de asamblea general N° 0006 y N° 0007, donde se ha rectificado la denominación de la asociación como “Asociación de Propietarios del Mercado 3 de Enero”, adecuándose a la partida registral. En consecuencia, se deja sin efecto el extremo e) de la observación. 11. De conformidad con el artículo 156 del Reglamento General de los Registros Públicos, cuando el Tribunal Registral confirma o revoca una observación, también deberá pronunciarse sobre los derechos registrales, siendo estos los siguientes: Nombramiento de Consejo Directivo Derechos de calificación:

S/. 13.00

Derechos de inscripción:

S/. 8.00

Total:

S/. 21.00

Habiendo cancelado mediante recibo N° 2008-21-00010620 la suma de S/. 21.00 nuevos soles, los derechos registrales se encuentran cancelados en su totalidad. Estando a lo acordado por unanimidad; VII. RESOLUCIÓN CONFIRMAR los extremos a) y b) de la observación formulada por el Registrador del Registro de Personas Jurídicas de Lima al título señalado en el encabezamiento, REVOCAR los extremos c) y d) y DEJAR SIN EFECTO el extremo e), de conformidad con los fundamentos expuestos en el análisis de la presente Resolución. Regístrese y comuníquese. FERNANDO TARAZONA ALVARADO, Presidente de la Segunda Sala del Tribunal Registral ELENA ROSA VÁSQUEZ TORRES, Vocal del Tribunal Registral FREDY LUIS SILVA VILLAJUÁN, Vocal del Tribunal Registral

235

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

046 Elección del comité electoral: Acreditación del nombramiento es obligatoria La comprobación de la validez de la elección del comité electoral como acto previo a la designación del órgano directivo, cuando el estatuto prevé su existencia para garantizar la imparcialidad de las elecciones, resulta de cumplimiento obligatorio, de allí que inclusive se exige su existencia aun cuando la asamblea se encuentra reunida con la totalidad de sus miembros - asamblea universal. De ese modo, tenemos que si bien la elección del comité electoral se da en una asamblea distinta a la que elige a los nuevos miembros del Consejo de Administración y Consejo de Vigilancia y Revisión de Cuentas, forma también parte del proceso eleccionario, de tal modo que debe acreditarse dicho nombramiento cuya validez será verificada. TRIBUNAL REGISTRAL RESOLUCIÓN N° 1749-2009-SUNARP-TR-L Lima, 26 de noviembre de 2009 APELANTE : JORGE NOA APARI Título : N° 508388 del 22-7-2009 RECURSO : H.T.D. N° 68096 del 6-10-2009 REGISTRO : Personas Jurídicas de Lima ACTO(s) : INSCRIPCIÓN DE CONSEJO DE ADMINISTRACIÓN Y CONSEJO DE VIGILANCIA

(...) V. PLANTEAMIENTO DE LAS CUESTIONES Interviene como ponente el Vocal Suplente Gilmer Marrufo Aguilar. De lo expuesto y del análisis del caso, a criterio de esta Sala, las cuestiones a determinar son las siguientes: a) Si la asamblea eleccionaria puede ser convocada por el comité electoral. b) ¿En qué libro deberá constar los acuerdos de asamblea general? VI. ANÁLISIS 1. Mediante el título venido en grado de apelación se solicita la inscripción de la elección (renovación por tercios) del Consejo de Administración y Consejo de Vigilancia y Revisión de Cuentas de la Asociación Pro-Vivienda Los Incas, habiéndose presentado para tal efecto, entre otros documentos, acta del proceso de elecciones para la renovación por tercios de los consejos de administración y del consejo de vigilancia y revisión de 1as cuentas del 24.5.2009. El título fue materia de observación en un primer momento al haberse omitido adjuntar la copia certificada notarial del acta de asamblea general del 8.2.2009 en la que fueron elegidos los miembros del comité electoral que posteriormente condujo la asamblea eleccionaria del 24.5.2009.

236

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

Por lo tanto, corresponde a este colegiado evaluar si procede la inscripción del acto solicitado a pesar de haberse incurrido en la omisión antes descrita. 2. Conforme a los documentos adjuntados, se advierte que la asamblea eleccionaria de la Asociación Pro Vivienda Los Incas del 24.5.2009 (acta del proceso de elecciones para la renovación por tercios de los Consejos de Administración y del Consejo de Vigilancia y Revisión de Cuentas) fue conducida por el Comité Electoral electo mediante Asamblea General Extraordinaria del 8.2.2009; sin embargo, con el título venido en grado de apelación omitió presentarse el acta correspondiente a la elección del citado comité electoral. 3. Con respecto a la calificación de las asambleas distintas a la de elecciones del 24.5.2009, se deja constancia que la determinación de la validez de la renovación por tercios del Consejo de Administración y Consejo de Vigilancia y Revisión de Cuentas de la Asociación Pro Vivienda Los Incas, no es un hecho aislado que pueda verificarse únicamente en dicha asamblea eleccionaria, puesto que la ha precedido la elección del comité electoral, órgano que conduce y dirige las elecciones y que fue elegido en asamblea del 8.2.2009. Por consiguiente, todo ello forma parte del proceso eleccionario. 4. La comprobación de la validez de la elección del comité electoral como acto previo a la designación del órgano directivo, cuando el estatuto prevé su existencia para garantizar la imparcialidad de las elecciones1, resulta de cumplimiento obligatorio, de allí que inclusive se exige su existencia aun cuando la asamblea se encuentra reunida con la totalidad de sus miembros - asamblea universal2. De ese modo, tenemos que si bien la elección del comité electoral se da en una asamblea distinta a la que elige a los nuevos miembros del Consejo de Administración y Consejo de Vigilancia y Revisión de Cuentas, forma también parte del proceso eleccionario, de tal modo que debe acreditarse dicho nombramiento cuya validez será verificada. En el presente caso, como bien lo ha señalado el Registrador, resulta obligatorio que se presente copia certificada notarial del acta de asamblea general en que se eligió a los miembros del comité electoral así como la documentación pertinente que sirva para acreditar el quórum y convocatoria de la citada asamblea. En consecuencia, corresponde confirmar el primer extremo de la denegatoria de inscripción. 5. Otro defecto consignado por el Registrador consiste en que se ha adjuntado una esquela de convocatoria para la asamblea del 3/5/2009, que lleva por título “convocatoria a elecciones para renovación por tercios de los consejos directivos”; advirtiéndose que dicha convocatoria ha sido efectuada por los miembros del comité electoral, quienes de conformidad al estatuto de la asociación no cantarían con dicha facultad. 6. Con relación a la convocatoria para las reuniones de asamblea general, el artículo 85 del Código Civil establece que la asamblea general es convocada por el presidente del consejo directivo de la asociación, en los casos previstos en el estatuto, cuando lo

237

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

acuerde dicho consejo directivo o cuando lo soliciten no menos de la décima parte de los asociados. Sobre el particular, es pertinente evaluar si la convocatoria constituye o no atribución exclusiva del presidente del consejo directivo. Esta instancia ha estimado que si bien resulta Imperativo la convocatoria previa para la realización válida de la asamblea, sin embargo, con relación al sujeto legitimado para convocar, el citado artículo 85 constituye norma supletoria al estatuto. Dicho en otros términos, si un estatuto no reguló quien convoca a asamblea, tal omisión, en estricto no amerita observación, habida cuenta, que será de aplicación el artículo 85 del Código Civil. Corrobora esta tesis, la aprobación del precedente de observancia obligatoria adoptado en el 10° Pleno del Tribunal, que establece: “Es válido pactar en el estatuto de una asociación que sea un integrante del consejo directivo distinto al presidente quien convoque a asamblea general”3. 7. En este sentido, resulta igualmente válido sostener que tratándose de asamblea eleccionaria la atribución de convocatoria pueda recaer en el presidente del comité electoral, esto es, cuando el estatuto norma el proceso eleccionario con intervención de un comité electoral al cual se le confiera atribuciones de organizar y dirigir el acto electoral, implícitamente debe entenderse que se encuentra legitimado para convocar a asamblea eleccionaria del nuevo consejo directivo, salvo que el estatuto haya reservado (expresamente) la facultad de convocatoria a asamblea eleccionaria al presidente del consejo directivo4. En efecto, dado que el comité electoral es nombrado con un objetivo específico, esto es, la elección del nuevo consejo directivo; resulta obvio que la atribución de organizar y dirigir el acto eleccionario comprenda la de convocar a asamblea eleccionaria, en tanto constituye formalmente el acto inicial del desarrollo del proceso eleccionario. 8. Ahora bien, revisado el estatuto5 de la Asociación, se tiene que el estatuto ha previsto las atribuciones que corresponde ejercer a cada integrante de la junta directiva, sin haber atribuido específicamente a ninguno de sus miembros la facultad de convocar a asamblea eleccionaria. Conforme a lo previsto por el artículo 22 del estatuto, la asamblea general de asociados es convocada por el Consejo de Administración. Adicionalmente, dicha norma establece que en casos especiales, la convocatoria podrá hacerla el Consejo mismo o cuando lo solicite por lo menos el 20% de los asociados. Como puede apreciarse, en principio las asambleas deben ser convocadas por el Consejo de Administración. No obstante ello, dado que el estatuto ha previsto el desarrollo del proceso eleccionario con intervención de un comité electoral al cual se le otorga funciones relacionadas con la organización y dirección del acto electoral, resulta razonable admitir que el presidente de dicho comité cuenta con facultad de convocar a asamblea eleccionaria, pues dicho acto determina la fase inicial del proceso eleccionario para cuyo fin fue nombrado.

238

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

Siendo así, dado que el Registrador sostiene que la convocatoria efectuada por el comité electoral para la realización de la asamblea eleccionaria del 3.5.2009 contraviene el estatuto de la asociación, esta instancia disiente de dicha tesis y por el contrario estima que la convocatoria efectuada se enmarca en lo previsto en su estatuto. Por tanto, corresponde revocar el segundo extremo de la observación. 9. En el cuarto extremo de la observación, el Registrador indica que habiéndose adjuntado el acta eleccionaria del 24.5.2009, existe contradicción de dicho documento con la esquela de convocatoria para la asamblea general del 3.5.2009. En efecto, conforme se ha detallado en el numeral que antecede, mediante esquela de fecha 21 de abril del 2009, el Comité Electoral convocó a los miembros de la asociación para una asamblea de elecciones a ser realizada el día 3.5.2009, sin embargo, vista la documentación adjuntada se advierte que solo se ha presentado el acta del proceso de elecciones llevada a cabo el 24.5.2009, siendo que dicha fecha no coincide con la consignada en la esquela de convocatoria antes aludida. Al respecto, resulta pertinente indicar que la contradicción advertida por el Registrador subsiste, tomando en cuenta lo señalado por el propio recurrente quien en su escrito de apelación indica que el comité electoral sí se encontraba facultado para efectuar la convocatoria a la asamblea eleccionaria del 3.5.2009. En consecuencia, corresponde confirmar dicho extremo de la observación. 10. De otro lado, en el tercer y sexto extremos de la observación el Registrador señala que deberán adjuntarse las constancias que acrediten la convocatoria y el quórum para la asamblea eleccionaria, de conformidad a lo dispuesto por los arts. 16, 48, 53, 58 y art. 60 del Reglamento de Inscripciones del Registro de Personas Jurídicas No Societarias. En el presente caso estamos en presencia de una asamblea general eleccionaria realizada el 24 de mayo de 2009, pero que fue presentada al registro mediante título N° 508388 del 22 de julio de 2009, por lo que resulta aplicable el nuevo Reglamento del Registro de Personas Jurídicas No Societarias (en adelante RPJNS), cuya primera disposición transitoria indica: “las disposiciones contenidas en este Reglamento se aplican a los procedimientos de inscripción iniciados durante su vigencia (...)”. En efecto, la nueva norma se aplica a este procedimiento de inscripción pues durante su inicio ya se encontraba en vigor el Reglamento. 11. En el artículo 51 del citado Reglamento se ha establecido que la convocatoria se acreditará ante el Registro únicamente a través de constancia. De igual manera, en el artículo 57 se dispone que el quórum se acreditará ante el Registro a través de constancia, salvo que se trate de sesiones de órganos directivos, consejo de vigilancia, comité electoral u otros similares, cuyos datos relativos a la identidad y número de integrantes conste o deba constar en la partida registral de la persona jurídica. En este último supuesto, los asistentes a la sesión se acreditarán con el acta respectiva.

239

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

Con relación al tema de las constancias, este nuevo Reglamento en su artículo 16 ha dispuesto que estas serán presentadas en original o insertas en instrumento público, donde se indicará el nombre completo, documento de identidad y domicilio real del declarante. Asimismo, deben encontrarse con firma certificada por notario, juez de paz cuando se encuentre autorizado legalmente, fedatario de algún órgano desconcentrado de la Superintendencia Nacional de los Registros Públicos, cónsul peruano, autoridad extranjera competente u otra persona autorizada legalmente para certificar firmas. Estas constancias tienen el carácter de declaración jurada y son de responsabilidad de quienes las expiden. 12. Con relación a los requisitos de la constancia relativa a la convocatoria, en el artículo 53 se señala que debe indicar lo siguiente: a) La forma y la anticipación con la que se realiza la convocatoria, con precisión del o los medios utilizados; b) Nombre completo de la persona que efectúa la convocatoria y su cargo. Cuando la convocatoria sea realizada por un órgano colegiado, deberá indicarse el nombre completo y cargo de la persona que ejecuta la convocatoria a nombre del órgano colegiado de acuerdo a facultades legales o estatutarias. Cuando la convocatoria sea realizada por una autoridad o institución, deberá indicarse el nombre de la entidad y el nombre completo del funcionario que la ejecuta; c) En el caso que se requiera contar con cargos de recepción de la convocatoria, el declarante señalará que cuenta con dichos cargos. En el caso de no tener la obligación de contar con dichos cargos, se precisará que los miembros o los integrantes del órgano de la persona jurídica tomaron conocimiento de la convocatoria; y, d) La reproducción de los términos de la convocatoria. Asimismo, en el artículo 59 se han establecido los requisitos de la constancia sobre el quórum, la cual deberá indicar lo siguiente: a) El número de los miembros o delegados que se encontraban habilitados para concurrir a la sesión, salvo disposición legal o estatutaria distinta; b) Los datos de certificación de apertura del libro registro de miembros o de delegados en que se basa para emitir la constancia, tales como el número de orden en el registro cronológico de certificación, la fecha de su certificación, el nombre completo y cargo de la persona que lo certificó, y el número del libro si lo tuviere. Estos datos no serán exigibles cuando la persona jurídica no esté obligada a llevar libro registro de miembros certificado. c) El nombre completo de los miembros o delegados de la persona jurídica que asistieron a la sesión. De tratarse de personas jurídicas, deberá indicarse la partida registral en la que corren inscritas, de ser el caso, y quién o quiénes actúan en su representación. La declaración sobre la asistencia no suple la formalidad de suscripción del acta exigida por las disposiciones legales o estatutarias, por este Reglamento o por el órgano que sesiona.

240

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

Como se puede apreciar de lo expuesto, conforme a la normatividad relativa a la acreditación de convocatoria y quórum de asambleas generales ante el Registro, en las constancias que tienen la calidad de declaraciones juradas, debe indicarse el nombre completo, documento de identidad y domicilio real del declarante, cuya firma se encontrará certificada por funcionario competente o por notario; asimismo, el contenido de estas constancias deberá encontrarse acorde a lo dispuesto en el nuevo Reglamento de Inscripciones del Registro de Personas Jurídicas No Societarias. En tal sentido, tomando en cuenta que no se han presentado las constancias relativas a la convocatoria y quórum referentes a la sesión del 24.5.2009 que establece el Reglamento de Inscripciones del Registro de Personas Jurídicas No Societarias, corresponde confirmar ambos extremos de la observación. 13. Conforme se ha señalado, el acta que contiene los acuerdos adoptados en la asamblea eleccionaria del 24-5-2009 debe contener los requisitos establecidos en el Reglamento de Inscripciones del Registro de Personas Jurídicas No Societarias. Así, el artículo 41 del citado Reglamento establece que para la calificación del nombramiento de los integrantes de los órganos, se tendrá en cuenta lo siguiente: “(...) c) En el acta en la que consta la elección debe indicarse el nombre completo y el documento de identidad de las personas naturales elegidas. De tratarse de personas jurídicas deberá indicarse la partida registral en la que corren inscritas, de ser el caso, y quién o quiénes actúan en su representación; (...)” En el presente caso, mediante la asamblea general del 24-5-2009 se aprueba la elección de los nuevos miembros del Consejo de Administración y Consejo de Vigilancia de la asociación, sin embargo, en el acta que se adjunta no se ha consignado el documento nacional de identidad de las personas naturales elegidas. Por las razones expuestas, corresponde ampliar la observación formulada por el Registrador, de conformidad con lo previsto por el literal c.2 del artículo 33 del Reglamento General de los Registros Públicos. Cabe señalar que la subsanación de esta observación podrá efectuarse mediante la reapertura del acta siguiendo los lineamientos establecidos en el artículo 12 del Vigente Reglamento de Inscripciones del Registro de Personas Jurídicas No Societarias6, el cual establece lo siguiente: “Los acuerdos contenidos en actas suscritas en las que se haya cometido errores u omisiones podrán inscribirse si se reabren para consignar la rectificación respectiva o los datos omitidos, requiriéndose que suscriban al pie las mismas personas que suscribieron el acta reabierta. En el acta se consignará la fecha de la reapertura. No dará mérito a inscripción la reapertura de actas que contengan acuerdos inscritos”. 14. Respecto al acta del proceso de elecciones del 24.5.2009, presentada con el título apelado consta que la misma fue asentada en el libro de un órgano distinto al que

241

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

sesionó. Es decir fue asentada en el Libro de Actas del Comité Electoral, cuando debió insertarse en el Libro de Actas de Asamblea General. Debe tenerse presente que toda persona jurídica debe llevar sus libros en forma ordenada, debiendo figurar las actas donde consten los acuerdos adoptados en asambleas generales (como el caso de la presente elección) en el libro del mismo nombre. En consecuencia, corresponde confirmar el literal a) del sétimo extremo de la observación así como el noveno extremo de la misma. 15. Es también objeto de observación el hecho de que el acta eleccionaria del 24.5.2009 no ha sido suscrita por todos los miembros del comité electoral. Al respecto, es preciso señalar que la formalidad de suscripción del acta de elecciones de una asociación no ha sido regulada por el Código Civil. En este sentido, si nos encontramos en el caso que tampoco haya sido regulada por el estatuto, considerando que el comité electoral es el órgano encargado y responsable de llevar a cabo el proceso eleccionario, el acta eleccionaria deberá estar firmada por todos los miembros del comité electoral presente en dicho acto, conforme lo prevé el inciso f) del art. 13 del RIRPJNS en cuanto señala que tratándose de actas en las que consten procesos electorales conducidos por órgano electoral deberá constar la firma de los integrantes que asistieron, con la indicación de sus nombres dando garantía de autenticidad. Por lo tanto, se confirma el literal b) del sétimo extremo de la observación formulada por el Registrador. 16. En otro de los extremos el Registrador señala que se eligió a dos titulares del consejo de administración siendo elegidos DIMAS SOTELO RIVERA por tres años y a RAUMUNDO GUZMÁN PÉREZ por un año, cuando los miembros titulares deben ser elegidos por un periodo de tres años conforme a lo dispuesto en el art. 46 del estatuto. Asimismo, señala que de la revisión del antecedente registral se advierte que solo vence el periodo de JORGE NOA APARI el 4/2/2009. Se deja constancia que la renuncia de Noemí Bravo Petters, ya fue cubierto. Asiento A00019. 17. En el artículo 37 del estatuto se señala lo siguiente: “El mandato de los titulares será por tres (03) años, y el de los suplentes por un (01) año”. Como bien lo ha señalado el Registrador, en el acta del proceso de elecciones del 24.5.2009 consta la designación de Raumundo Guzmán Perez como miembro titular del Consejo de Administración por un periodo de un (01) año, esto es, para un periodo inferior al establecido en las normas estatutarias. De otro lado, revisados los antecedentes registrales de la partida N° 01976397, se advierte que el único cargo directivo vencido de los miembros titulares del Consejo de Administración es el que corresponde al Presidente Jorge Noa Apari (cuyo mandato habría concluido el 4.2.2009), advirtiéndose que dicho hecho resulta contradictorio con lo consignado en el acta eleccionaria del 24.5.2009, donde se designa a dos miembros titulares del Consejo de Administración. Por tanto, corresponde confirmar el quinto extremo de la observación.

242

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

18. Con relación al último extremo de la observación, en principio la rogatoria comprende todos los actos inscribibles contenidos en el título (art. III TP del RGRP), salvo reserva expresa; en este caso, se tiene dos actos separables que no se afectan en sus elementos esenciales, uno es la elección (renovación) de miembros del Consejo de Administración y Consejo de Vigilancia y el segundo la designación de cargos correspondientes a dichos Consejos. En ese sentido, al no haberse formulado reserva respecto al segundo acto, el recurrente podrá desistirse parcialmente de su rogatoria cumpliendo las formalidades establecidas en el art. 13 del TUO del Reglamento General de los Registros Públicos a fin que se proceda solo a la inscripción del primer acto. De acuerdo a lo anterior y estando a la eventualidad del desistimiento, no resulta posible pronunciarse sobre la liquidación de los derechos registrales respectivos. En consecuencia, corresponde confirmar dicho extremo de la denegatoria de inscripción con las precisiones señaladas en el presente numeral. Con la intervención del Vocal (s) Gilmer Marrufo Aguilar autorizado mediante Resolución N° 165-2009-SUNARP/PT del 16 de setiembre de 2009. Estando a lo acordado por unanimidad; VII. RESOLUCIÓN REVOCAR el segundo extremo de la denegatoria de inscripción, CONFIRMAR los demás extremos de la misma, y SEÑALAR que el título tiene además los defectos consignados en el numeral 13 del análisis de la presente resolución. Regístrese y comuníquese. MIRTHA RIVERA BEDREGAL, Presidenta (e) de la Tercera Sala del Tribunal Registral SAMUEL GÁLVEZ TRONCOS, Vocal del Tribunal Registral GÍLMER MARRUFO AGUILAR, Vocal (s) del Tribunal Registral NOTAS 1 Artículo 76 del estatuto.- El Comité Electoral será elegido por la Asamblea General de asociados y estará compuesto por cinco (05) miembros. 2 De acuerdo al precedente de observancia obligatoria aprobado en el XII Pleno del Tribunal Registral, publicado el 13.9.2009. 3 10 Pleno del Tribunal Registral: Criterio sustentado en la Resolución N° 447-2000-ORLC/TR del 18.12.2000, Resolución N° 583-2001-ORLC/TR del 17.12.2001, Resolución N° 26-2002-ORLC/TR del 18.1.2002. 4 En sentido similar se pronuncia esta instancia en la Resolución N° 119-2004-SUNARP-TR-L del 27.2.2004 5 Título Archivado N° 280135 del 30.7.1984. 6 Artículo que recoge el precedente de observancia obligatoria aprobado en el X Pleno del Tribunal Registral con el siguiente tenor: “Es posible rectificar el contenido de las actas de sesiones de las personas jurídicas, corrigiendo un dato que se consignó en forma errónea o consignando un dato que se omitió –pudiendo consistir la omisión en un acuerdo que habiendo sida adoptado por la persona jurídica no se hizo constar en el acta–. Para ello deberá dejarse constancia de la fecha de la reapertura del acta y la misma deberá ser suscrita por quienes firmaron el acta primigenio a rectificada”.

047 Comité electoral: Actuación puede prolongarse a efectos de llevar a cabo las elecciones El Comité Electoral tiene como única potestad llevar a cabo las elecciones de renovación de cargos y, en consecuencia, tratándose de un mandato para acto

243

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

específico debe entenderse que la autorización se extiende a efectos de lograr que la finalidad (única) del encargo se cumpla debidamente, máxime cuando el plazo temporal de vigencia había operado recién unas pocas semanas antes. La interpretación contraria llevaría a entender que la asamblea general elige un comité solo para dirigir las elecciones, y al mismo tiempo permite que se frustre su actuación por un hecho que no corresponde al ámbito de su competencia, como es la convocatoria a elecciones. TRIBUNAL REGISTRAL RESOLUCIÓN N° 1377-2009-SUNARP-TR-L Lima, 4 de setiembre de 2009 APELANTE : COOPERATIVA DE AHORRO Y CRÉDITO RESIDENCIAL SAN MARTÍN DE PORRES LTDA TÍTULO : 0000519698 de 24-7-2009 RECURSO : 000058420 de 28-8-2009 REGISTRO : Personas Jurídicas de Lima ACTO(s) : CONSEJO DE ADMINISTRACIÓN Y OTROS

(...) V. PLANTEAMIENTO DE LAS CUESTIONES Interviene como ponente el Vocal Oscar Enrique Escate Cabrel. De lo expuesto y del análisis del caso, a criterio de esta Sala la cuestión a determinar es la siguiente: - Si la actuación del Comité Electoral puede prolongarse para efecto de llevar a cabo las elecciones a pesar de haber culminado pocas semanas antes el plazo temporal del mandato. - El directivo suplente se considera como directivo en funciones para efecto de prohibirle la reelección. -

Si el Registro debe verificar la renuncia de un miembro del Comité Electoral, o basta que actúe el suplente designado.

-

Si todos los defectos formales, de cualquier tipo, requieren de la reapertura del. acta, o si puede utilizarse otros documentos complementarios.

VI. ANÁLISIS 1. Con el presente título se solicita inscribir la renovación del Consejo de Administración y otros actos correspondientes a la Cooperativa de Ahorro y Crédito Residencial San Martín de Porres Ltda, inscrita en la Partida N° 3006795 del Registro de Personas Jurídicas de Lima. Para tal efecto se adjunta, entre otros documentos, copia del acta de asamblea nacional de 07 de junio de 2009 certificada por el Notario de Lima Sigifredo de Osambela según diligencia de 24 de julio de 2009. 2. El registrador se opone a la inscripción mediante la tacha sustantiva del título según los fundamentos ya señalados en el acápite II de la presente resolución. Por su parte el Tribunal procederá a evaluar objetivamente cada uno de los motivos de denegatoria.

244

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

3. Antes, sin embargo, corresponde dejar sentado que el art. 2, inciso 1, de la Constitución de 1993 señala que toda persona tiene derecho a asociarse y crear fundaciones con fines lícitos, lo que en esencia consiste en la libertad que tienen las personas para agruparse entre ellas con miras a un fin común, y cuya primera nota distintiva es la libertad de asociarse o no, esto es, de adherirse al colectivo o de desafiliarse1, pero con una segunda característica también muy importante: la libertad de asociarse implica necesariamente la libre organización interna, esto es, la posibilidad de regular las relaciones internas en forma autónoma. Nótese la contradicción que implicaría otorgar esta libertad, pero al mismo tiempo establecer un régimen interno legal que conlleve una fuerte intervención del Estado y, por consiguiente, la dejación de una escasa autonomía. Ya el Tribunal Constitucional ha señalado que la libertad de asociación se rige por tres principios: autonomía de la voluntad para pertenecer o no a un colectivo; autoorganización, que permite encauzar el cumplimiento de los fines de la asociación de la manera más conveniente a sus miembros, para lo cual el estatuto se convierte en el instrumento para regular esas relaciones; fin altruista, o desapego a la obtención de ventajas o beneficios económicos (Sentencia de 20 de mayo de 2004, Exp. 1027-2004-AA/TC, publicada en el diario oficial el 24 de julio de 2004)2. 4. El régimen normativo de las asociaciones es calculadamente fragmentario; pues apenas se encuentran algunas pocas reglas contenidas en el Libro 1 del Código; y sobre el tema de inscripciones la regulación es también parca, ya que el Libro IX del Código se limita a indicar los actos inscribibles y la posibilidad de inscribir personas jurídicas extranjeras que actúen en nuestro país (arts. 2025, 2029). Aquí no estamos ante una omisión del legislador, pues en realidad lo que se pretende es dotar de la mayor libertad a los sujetos en la actuación del derecho fundamental de libre asociación. Por tanto, no hay lagunas, sino la expresa retirada del legislador a efectos de dar cabida a una autonomía muy amplia, y que solo se encuentra limitada por las normas imperativas, de orden público o las buenas costumbres (art. V del Título Preliminar del Código Civil), y que además estas deben ser objeto de interpretación restrictiva3. 5. En materia de asociaciones, por tanto, el Código Civil no peca de una situación lagunosa, sino que adopta una posición estratégica a favor de la libertad y la autonomía de estas organizaciones. Estamos en presencia de una acción legislativa consciente y con un objetivo preciso, cuál es, el reconocimiento y protección del derecho fundamental de libre asociación. Esta toma de posición lleva necesariamente a sostener que el registrador no puede realizar intromisiones o intrusiones ilegítimas sobre la vida asociativa, pues las vicisitudes de la relación corporativa le corresponde a la persona jurídica y sus miembros, pero no al Registro. los asociados son los únicos interesados en el desarrollo interno de la entidad; por tanto, según el principio de autoorganización, ellos deben tener la mayor autonomía a efectos de regular sus relaciones internas, sus derechos y deberes, los órganos de actuación o la comprobación de sus asociados. 6. Siendo ello así, el Registro no puede interferir en la vida asociativa más allá de lo que indican las normas reguladoras de la materia, y teniendo en cuenta siempre que la calificación registral se realiza dentro de los límites de un procedimiento administrativo,

245

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

sumario, documental y no-contencioso. Estas son las bases sobre las que siempre debe asentarse la calificación del Registrador de Personas Jurídicas. 7. PRIMER MOTIVO El registrador indica que la asamblea general de 07 de junio de 2009 fue conducida por el comité electoral conformado por Felipe Francisco Zavala Huarcayo (Vicepresidente), Christian Jorge Maturano Vílchez (Presidente) y Nicanor Chávez Oré (suplente), siendo que estos dos últimos no estaban legitimados pues fueron elegidos en asambleas de 02 de abril de 2006 y 13 de abril de 2008, por tres y un año respectivamente, por lo que sus mandatos terminaron al cumplirse el periodo para el que fueron elegidos. El argumento, sin embargo, no se comparte, pues el Comité Electoral tiene como única potestad llevar a cabo las elecciones de renovación de cargos y, en consecuencia, tratándose de un mandato para acto específico debe entenderse que la autorización se extiende a efecto de lograr que la finalidad (única) del encargo se cumpla debidamente, máxime cuando el plazo temporal de vigencia había operado recién unas pocas semanas antes. La interpretación contraria llevaría a entender que la asamblea general elige un comité solo para dirigir las elecciones, y al mismo tiempo permite que se frustre su actuación por un hecho que no corresponde al ámbito de su competencia, como es la convocatoria a elecciones. En efecto, y por aplicación analógica del art. 155 segundo párrafo del Código Civil, el poder especial comprende siempre los actos para los cuales ha sido conferido hasta su debida ejecución, salvo revocatoria. En tal sentido, debe revocarse la tacha. 8. SEGUNDO MOTIVO El registrador señala que los directivos suplentes se consideran como tales según el art. 50 del estatuto de la cooperativa, por lo que la elección de Gloria Consuelo Florisa Soriano Carranza contraviene dicha norma estatutaria. En este caso no se aplica el art. 41-h) del Reglamento de Inscripciones de Personas Jurídicas No Societarias ya que esta norma establece que los directivos suplentes no están comprendidos en la prohibición de reelección, pero ello no se aplica cuando el estatuto sí los incluye. Sobre el particular es menester reiterar que debe utilizarse obligatoriamente el sentido común al momento de entender o comprender las declaraciones negociales, lo cual traducido al lenguaje jurídico significa que la interpretación de los actos jurídicos se hace de acuerdo con el principio de buena fe, de conformidad con el art. 168 del Código Civil. Por tanto, resulta evidente que un directivo suplente que nunca asumió o ejerció las funciones del titular no puede ser igualado a la condición de este, ni por expresión del lenguaje ni por la finalidad que busca la norma estatutaria al prohibir la reelección. En efecto, la racionalidad de esta disposición se encuentra en evitar la asunción indefinida de cargos con pérdida de imparcialidad y objetividad en la gestión social por el solo hecho de buscar la reelección. Pues bien, ese peligro no existe en el directivo suplente que no asumió la función, por lo que debe entenderse habilitado para postular y ser

246

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

elegido, en concordancia con el art. 41-h) del Reglamento de Inscripciones del Registro de Personas Jurídicas No Societarias (en adelante, RIRPJNS). En consecuencia, se revoca este motivo de denegatoria. 9. TERCER MOTIVO El registrador da cuenta que al momento de la asamblea general de 07 de junio de 2009 todavía consta el mandato vigente de Sonia Gladys Bellido Calderón, miembro integrante del Comité Electoral por tres años, por lo que deberá acreditar su vacancia como miembro del citado Comité. Nuevamente el argumento es errado pues el Comité Electoral es un órgano interno de la cooperativa, por lo cual el Registro debe evitar interferir abusivamente en la libertad de organización de la persona jurídica. En el presente caso, la hipotética renuncia de la señora Sonia Gladys Bellido Calderón al Comité Electoral es un asunto interno de la cooperativa pues se trata de un órgano que tiene esa misma condición, ya que sus actos carecen de repercusión frente a terceros. Por tanto, el hecho determinante de la calificación debe centrarse en que participaron los miembros del Comité Electoral elegidos e inscritos, incluyendo al suplente que justamente cumple esa función de reemplazo que le es natural, por lo cual debe entenderse que la actuación del Comité se ajusta, desde el plano formal y único que el Registro controla, a los requisitos de ley. Ahora, si la persona supuestamente renunciante hubiera sido ilegítimamente impedida de actuar en su condición de tal, entonces obviamente se abriría la puerta a la impugnación judicial, pero un hecho hipotético no puede ser obstáculo para la inscripción. Nuevamente se revoca este extremo de la tacha. 10. CUARTO MOTIVO En el acta se indica que el convocante es Jorge Antonio Arteaga Barrera mientras que la declaración jurada aparece firmada por Estelo Esteban Romero Vidal. Existe reiterada jurisprudencia registral en el sentido que el vicepresidente puede suscribir cualquier documento que corresponda al presidente del órgano de administración, incluso sin que se acredite la vacancia o el impedimento, pues ello resulta natural por la función de sustituto que encarna. En el presente caso, por lo demás, consta en el acta de 07 de junio de 2009 que el presidente inscrito fue removido del cargo por acuerdo de la asamblea general, por lo que resulta evidente que el vicepresidente registrado en el asiento C-25 de la Partida N° 3006795 puede actuar como presidente en funciones, y por ese motivo se encuentra autorizado para suscribir las declaraciones juradas de convocatoria y quórum. Por tal razón nuevamente se revoca este extremo. 11. QUINTO MOTIVO El registrador advierte que el acta de asamblea general no fue suscrita por los miembros del Comité Electoral, conforme lo dispuesto por el art. 13-f) del Reglamento de Inscripciones del Registro de Personas Jurídicas No Societarias.

247

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

En efecto, la citada norma establece que todos los integrantes del órgano electoral, y que asistieron al acto de elecciones, deben firmar el acta. Por tanto, el usuario deberá corregir esta deficiencia, pero se revoca la tacha pues se trata de un defecto formal subsanable. 12. SEXTO MOTIVO El registrador indica que en el acta de asamblea general no consta la indicación del número de documento de identidad de las personas elegidas para integrar los consejos y comités de la cooperativa. Este defecto no requiere de reapertura de acta, pensada para los casos en los que existe discrepancia entre el acto (asamblea) y el documento (acta), pero no cuando se trata de la omisión de un simple requisito formal no esencial, y que en este caso tiene como fin individualizar la persona elegida. Siendo ello así, fácilmente puede subsanarse el error por medio de una declaración jurada del directivo con legalización de su firma, sin necesidad de mayores requisitos documentales. Por tanto, se revoca la tacha en cuanto se trata de un defecto subsanable que no requiere la reapertura del acta, sino de instrumentos complementarios. 13. SÉTIMO MOTIVO El registrador manifiesta que en el aviso de convocatoria no consta quien fue la persona que en representación del consejo de administración realizó la convocatoria a elecciones, por lo que no se puede verificar el cumplimiento del requisito legal. El art. 48-e) del RIPJNS señala que la convocatoria deberá indicar el órgano o integrante de este que efectúa la citación. Por tanto, no es necesario señalar la persona que representa al órgano convocante, por lo cual se revoca este extremo de la tacha. 14. OCTAVO MOTIVO El registrador alega que en la certificación notarial del acta del Comité Electoral no consta el número del libro (N° 2) de donde fue extraído. Si bien en la diligencia de legalización no se indica el número del libro; también es cierto que el notario certifica la plena igualdad entre las copias que sella y los originales. Siendo ello así, de la copia se advierte que el libro del comité electoral es el número segundo, legalizado con fecha 09 de marzo de 2005 ante la Notaria de Lima Ljubica Sekula Delgado, por lo cual la errata queda salvada con la propia fotocopia certificada por el notario. En consecuencia se revoca el supuesto defecto. 15. NOVENO MOTIVO El registrador aduce que en el acta de instalación del consejo de vigilancia no se indica la mayoría o unanimidad con los que fueron adoptados los acuerdos, según el art. 13-e) del Reglamento de Inscripciones. Aquí debe matizarse las exigencias formales pues aquellas que resulten superfluas no deben entenderse esenciales; por tanto, el registrador se encuentra perfectamente autorizado a no exigir determinados requisitos establecidos en los reglamentos registrales

248

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

siempre que no sean esenciales y puedan suplirse por vía de interpretación de la declaración de voluntad o con otros documentos que conforman el propio título, sin necesidad que en todos los casos se requiera de la reapertura del acta. Así, el art. 13-e) del RIPJNS establece que deberá indicarse el resultado de las votaciones con indicación del número en caso de mayoría, o simplemente con la circunstancia de haberse adoptado por unanimidad cuando fuese el caso. En el acta de instalación del consejo de vigilancia aparece la firma de todos los concurrentes, y del texto del documento se infiere que todos y cada uno de los asistentes se encuentra conforme con el contenido del acta; pues efectivamente el vice-presidente juramentó al presidente; y luego este último hizo lo propio con los restantes. Por tanto, de una interpretación sana y razonable de las declaraciones de voluntad, según el art. 168 del Código Civil, se puede deducir que el acuerdo se tomó por unanimidad. En suma, se revoca este extremo de la decisión. 16. El Registro cumple una función de interés general por la cual se brinda seguridad jurídica a los actos de circulación de la riqueza; por tanto, la calificación debe ser moderada y prudente, propendiendo a la inscripción pues de esa manera se cumple la función para la que este instituto fue creado; y sin perder la perspectiva mediante la exigencia de requisitos rutinarios e inútiles. 17. Esta Sala del Tribunal Registral reitera de esta forma la doctrina ya expuesta en las Resoluciones N° 1088-2009-SUNARP-TR-L de 10 de julio de 2009 y N° 1362.2009-SUNARP-TR-L de 03 de setiembre de 2009. 18. Respecto a los derechos registrales se liquida tres actos consistentes en la elección e instalación del consejo de administración, consejo de vigilancia y comité electoral, lo que suma S/. 66,00 nuevos soles. Si el usuario abonó S/. 39,00 según recibo N° 2009-04-00002607, entonces se liquida un mayor derecho de S/. 27,00 nuevos soles. La presente Sala Transitoria fue creada en mérito de la Resolución N° 249-2008-SUNARP/SN publicada el 31 de agosto de 2008, y sus miembros se designaron a través de la Resolución del Superintendente Adjunto de los Registros Públicos N° 010-2009-SUNARP/SA publicada el 01 de abril de 2009, por lo que este Colegiado cuenta con la competencia legal y funcional para decidir los recursos de apelación interpuestos dentro del procedimiento registral. Estando a lo acordado por unanimidad; VII. RESOLUCIÓN REVOCAR en todos sus extremos la tacha formulada por el Registrador del Registro de Personas Jurídicas de Lima, y disponer que el título es inscribible siempre que se subsanen los defectos advertidos en el considerando undécimo y duodécimo, previo pago del mayor derecho. Regístrese y comuníquese. GUNTHER HERNÁN GONZÁLES BARRÓN, Presidente de Sala Transitoria Tribunal Registral SUNARP NÉLIDA PALACIOS LEÓN, Vocal de Sala Transitoria Tribunal Registral SUNARP OSCAR ENRIQUE ESCATE CABREL, Vocal de Sala Transitoria Tribunal Registral SUNARP

249

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

NOTAS 1 RUBIO CORREA, Marcial. El derecho constitucional de asociación. En: El Notario Peruano, Junta de Decanos de los Colegios de Notarios del Perú, N° 1, s/f (pero del año 2000), págs. 3-4. 2

La sentencia cita también en su apoyo el art. 16-2 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos (Pacto de San José de Costa Rica): “VI ejercicio de tal derecho (de asociación) solo puede estar sujeto a las restricciones previstas por la ley que sean necesarias en una sociedad democrática, en interés de la seguridad nacional, de la seguridad o del orden público, o para proteger la salud o la moral públicas o los derechos o libertades de los demás”.

3

Las actas de las sesiones que dieron origen al Código de 1936 son explícitas sobre este tema: “Agregó el señor Olaechea, que este principio de libertad corporativa es extensivo también a las asociaciones de un modo general, las cuales deben, quedar sujetas igualmente al requisito formal y necesario de la inscripción, porque toda restricción antecedente seria no solo inconveniente por lo que queda dicho, sino inconstitucional y antidemocrática”.

048 Elección del consejo directivo: No se requiere presentación de reglamento electoral interno En el estatuto deben constar los requisitos para la elección de los delegados por parte de la asamblea general de asociados, como efectivamente constan. En tal sentido, el proceso electoral debe ceñirse a estas normas estatutarias. Las normas reglamentarias de menor rango contenidas en el reglamento electoral, no se requieren para la calificación de las elecciones, calificación que se fundamenta en el estatuto y la ley. En tal sentido, no cabe exigir la presentación del reglamento electoral, norma interna que la asociación utilizará para organizar las elecciones cuyo cumplimiento no requiere ser acreditado ante el Registro. TRIBUNAL REGISTRAL RESOLUCIÓN N° 773-2009-SUNARP-TR-L Lima, 05 de junio de 2009 APELANTE : DERRAMA ADMINISTRATIVA DESCENTRALIZADA PASCO TÍTULO : N° 6238 del 28-11-2008 RECURSO : H.T.D. N° 12876 del 27-2-2009 REGISTRO : Personas Jurídicas de Pasco ACTO(s) : INSCRIPCIÓN DE CONSEJO DIRECTIVO

(...) V. PLANTEAMIENTO DE LAS CUESTIONES Interviene como ponente la Vocal Nora Mariella Aldana Duran. De lo expuesto y del análisis del caso, a criterio de esta Sala las cuestiones a determinar son las siguientes: a) Para la inscripción de las elecciones: ¿debe requerirse la presentación del reglamento de elecciones? b) ¿Procede exigir que una asociación lleve dos o más libros de registros de miembros? c) Cuando el estatuto establece en un artículo que la asamblea de socios es convocada por los delegados y en otro artículo, que la asamblea de socios es convocada por el delegado, ¿procede denegar la inscripción de la asamblea convocada por un delegado?

250

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

d) ¿Procede inscribir la elección de consejo directivo que no precisa con exactitud la vigencia de dicho órgano? VI. ANÁLISIS 1. Mediante el título venido en grado de apelación se solicita la inscripción de la elección de los delegados de la Asociación Derrama Administrativa Descentralizada de los Trabajadores Administrativos del Sector Educación Pasco, así como también, la elección de su Consejo Directivo y Consejo de Vigilancia, por el periodo 2008-2010. 2. De la revisión del estatuto de la asociación en referencia (título archivado N° 422 del 27.5.1996 y su modificación que consta en el título archivado 196 del 26-2-1998) se aprecia que prevé la existencia de los siguientes órganos: -

Asamblea general de asociados

Conformada por la totalidad de miembros de la persona jurídica, comprendiendo a los socios de cada una de las provincias del departamento de Pasco: Pasco, Oxapampa y Daniel Carrión. La asamblea general de asociados se celebra por separado en cada una de estas provincias. La asamblea general de asociados tiene entre sus principales funciones la de determinar la política de la institución, y aprobar la modificación de estatuto, además de elegir a los delegados que representan a cada provincia. -

Asamblea general de delegados

Está conformada por los delegados que representan a cada provincia. Entre sus funciones principales se encuentran la de elegir al comité electoral, al consejo directivo y al consejo de vigilancia. En el estatuto no se consigna el número total de delegados, el que varía según el número de socios de cada provincia. -

Consejo directivo

Es elegido por la asamblea general de delegados y está conformado por presidente, secretario, tesorero y vocal. -

Consejo de vigilancia

Es elegido por la asamblea general de delegados y está conformado por presidente, secretario y vocal. -

Comité electoral

Es elegido por la asamblea general de delegados y está conformado por presidente, secretario y relator. 3. Como puede apreciarse, los órganos de la asociación venida en grado, no son en estricto los que regula el Código Civil, conforme al que los órganos de la asociación son: la asamblea general y el consejo directivo. Sin embargo, el propio Código Civil prevé la posibilidad que en el estatuto se regule el funcionamiento de otros órganos de la asociación.

251

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

En el presente título se han presentado actas de asamblea general de asociados celebradas en cada una de las provincias, en las que se elige a los delegados por cada provincia. En tal sentido, tratándose de un órgano colegiado, las instancias registrales están obligadas a verificar que se haya cumplido con las reglas estatutarias relativas a la convocatoria, quórum y mayoría de estas sesiones. De otra parte, se ha presentado también actas de asamblea general de delegados en las que se elige al comité electoral y al consejo directivo y consejo de vigilancia. En el mismo sentido, deberá verificarse que se haya cumplido con las reglas estatutarias relativas a la convocatoria, quórum y mayoría de estas sesiones. 4. Con respecto a la elección de delegados, debe precisarse que usualmente no constituye acto inscribible. Es más, en el artículo 1 de la Res. N° 331-2001-SUNARP/ SN se señala expresamente que la calidad de miembro de la asociación o de delegado, no constituye acto inscribible. Sin embargo, en la asociación venida en grado se presenta la especial circunstancia consistente en que el o los delegados son los legitimados para convocar a asamblea general de asociados. En tal sentido, sí se requiere el acceso a Registro de su elección, pues de lo contrario, no sería posible verificar en el Registro la legitimidad de la convocatoria a asamblea de asociados. 5. El artículo 21 del estatuto establece que la asamblea general de asociados es convocada por “los delegados debidamente acreditados” y con 24 horas de anticipación. La norma estatutaria añade que los acuerdos se adoptan por mayoría, se asientan en actas y el quórum es de la mitad más uno de los socios activos. De otra parte el artículo 42 del estatuto establece que “la asamblea de socios es convocada por el delegado en ejercicio”. Como puede apreciarse, en una norma estatutaria se establece que la convocatoria a asamblea de asociados le compete a “los delegados”, mientras en otra, al “delegado”. 6. Al respecto, debe tenerse en cuenta que en el 10 Pleno del Tribunal registral se aprobó el siguiente precedente de observancia obligatoria, publicado en el diario oficial El Peruano el 9-6-2005: Interpretación del estatuto “La asamblea general de una asociación, como órgano supremo facultado para aprobar y modificar el estatuto, podrá válidamente interpretar sus alcances en los casos en que la norma estatutaria inscrita resulte ambigua, incierta o contradictoria”. En tal sentido, ante la señalada norma estatutaria ambigua y contradictoria, la asamblea general podía válidamente interpretar sus alcances. En este caso, la convocatoria a la asamblea general de socios de la provincia de Pasco fue cursada por uno de los delegados inscritos, Félix Blas Sánchez, convocatoria que fue considerada válida por la asamblea teniendo en cuenta que esta se celebró con la asistencia de 156 asociados. Al respecto, el Registrador considera que la convocatoria debió ser cursada por los tres delegados en ejercicio. Sin embargo, como se ha señalado, el artículo 42 del

252

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

estatuto establece que la asamblea es convocada por el delegado, por lo que válidamente la asamblea interpretó que la convocatoria podía ser legítimamente efectuada por uno solo de los delegados. Conforme a lo expuesto, se revoca el numeral 1.2 de la observación. 7. El Registrador exige la presentación de copia certificada del Reglamento de Elecciones. Al respecto debe señalarse que, conforme al artículo 82 del Código Civil, en el estatuto de la asociación debe constar la constitución y funcionamiento de la asamblea general, consejo directivo y demás órganos. El estatuto consta en escritura pública, documentación auténtica que da mérito a la inscripción de la constitución de la asociación. Por lo tanto, en el estatuto deben constar los requisitos para la elección de los delegados por parte de la asamblea general de asociados, como efectivamente constan. En tal sentido, el proceso electoral debe ceñirse a estas normas estatutarias. Las normas reglamentarias de menor rango contenidas en el reglamento electoral, no se requieren para la calificación de las elecciones, calificación que se fundamenta en el estatuto y la ley. En tal sentido, no cabe exigir la presentación del reglamento electoral, norma interna que la asociación utilizará para organizar las elecciones cuyo cumplimiento no requiere ser acreditado ante el Registro, al no tener rango estatutario. En virtud a lo expuesto, se revoca el literal a) del numeral 1.1 de la observación. 8. En el literal b) del numeral 1.1 de la observación el Registrador requiere copias certificadas del padrón de asociados de cada una de las provincias de manera independiente. Al respecto debe señalarse que el artículo 83 del Código Civil dispone que toda asociación debe tener un libro registro actualizado en el que consten el nombre, actividad, domicilio y fecha de admisión de cada uno de sus miembros. Como puede apreciarse, no podría exigirse a una misma asociación, que lleve dos o más libros separados de asociados. Así, si bien en esta asociación se celebran tres distintas asambleas generales de asociados de manera descentralizada, conformadas cada una por los asociados de las provincias de Pasco, Oxapampa y Daniel Carrión, no puede exigirse que se abra un libro de asociados para cada provincia, pues no se trata de tres asociacios distintas sino de una misma asociación. Por lo tanto, resulta totalmente válido que la asociación lleve un único libro registro de asociados en el que asiente a los asociados de las tres provincias. A lo expuesto debe añadirse que si bien la asociación lleva un único libro, ha consignado por separado a los asociados de cada provincia, lo que permite efectuar el cómputo del quórum de cada asamblea (la de los asociados de Pasco, la de los asociados de Oxapampa y la de los de Daniel Alcides Carrión). Conforme a lo expuesto, se revoca el literal b) del numeral 1.1 de la observación.

253

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

9. En cuanto al comité electoral, el artículo 79 del estatuto señala que es la asamblea de delegados la que elige a los miembros del comité electoral, conformados por presidente, un secretario y un relator. El comité electoral es el encargado de conducir las elecciones del consejo directivo. Las normas estatutarias no le atribuyen expresamente al comité electoral la facultad de convocar a asamblea eleccionaria, sin embargo –en tanto es el órgano encargado de conducir las elecciones–, se admite que se encuentra legitimado para ello. De otra parte, las elecciones también pueden ser convocadas por el órgano legitimado para convocar a toda asamblea general de delegados: el consejo directivo, el que conforme al literal k) del artículo 25 del estatuto, tiene la atribución de convocar a asamblea general de delegados. 10. En el acta de asamblea extraordinaria de delegados del 6-10-2007 obra la elección del Comité Electoral: Presidente: Félix Eladio Blas Sánchez. Secretario: Eulogio Morales Fernández. Relator: Mario Esteban Huamán Paniagua. De otra parte, el último consejo directivo inscrito es el siguiente: Presidente: Saturnino Filomeno Filio Laura Secretario: Luis Herrera Gutiérrez Tesorero: Wilder Isaías Rivera Flores Vocal: Dante Edson Solís Blancas Revisada la convocatoria a la asamblea de delegados del 24-11-2008 que eligió al consejo directivo y consejo de vigilancia, se aprecia que la convocatoria fue efectuada por : Los delegados de las tres provincias: -

Félix Blas, delegado por Pasco

-

Pablo Alejandro T., delegado por Daniel Carrión

-

Mario Huamán, delegado por Oxapampa

Como puede apreciarse, la asamblea general de delegados no fue convocada por el comité electoral ni por el consejo directivo. Fue convocada por los delegados de las provincias, quienes no se encontraban facultados para convocar a asamblea general de delegados. Conforme a lo expuesto, se confirma el literal a) del numeral 2.1 de la denegatoria, con la precisión en el sentido que la asamblea también pudo ser convocada por el consejo directivo. Como puede apreciarse, la asamblea general de delegados del 24-11-2008 no fue convocada por órgano legitimado, esto es no fue convocada por el consejo directivo

254

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

o por el comité electoral, sino por los delegados. Este defecto respecto al órgano que convocó constituye un defecto insubsanable de la asamblea general de delegados, pues acarrea su nulidad. 11. En lo que respecta a la conducción de la asamblea eleccionaria del 24-11-2008, se aprecia que fue conducida por los delegados de las tres provincias, y no por el comité electoral. Sobre esta materia, como ya se ha señalado, el estatuto prevé entre los órganos de la asociación al comité electoral, órgano al que le compete la conducción de las elecciones, lo que no se cumplió en este caso. Debe añadirse que si bien dos de los tres delegados que dirigieron las elecciones del 24-11-2008 habían sido elegidos como miembros del comité electoral, no actuaron en dicha calidad al conducir las elecciones, sino en calidad de delegados provinciales, pues así lo consignaron en el acta. Conforme a lo expuesto, se confirma el literal b) del numeral 2.1 de la observación. 12. Debe añadirse que en el aviso de convocatoria presentado se cita a “la asamblea de delegados a llevarse a cabo el día 2 de noviembre del presente año”. Sin embargo, la convocatoria es cursada con posterioridad: el 22 de noviembre, y la asamblea se realizó el 24 de noviembre. Conforme a lo expuesto, se amplía la denegatoria, pues el aviso de convocatoria no concuerda con la asamblea realizada en lo que respecta a la fecha. 13. En el literal c) del numeral 2.1 de la observación el Registrador exige la presentación de acta de nombramiento del comité electoral. Sin embargo, dicha acta ha sido presentada, como se ha analizado en el numeral 10. Asimismo, en el literal d) del numeral 2.1 el Registrador exige convocatoria con agenda y cargo de recepción. Al respecto, debe señalarse que sí se ha presentado convocatoria con agenda y cargo de recepción (con los defectos indicados en los numerales 10 y 12). Asimismo, el Registrador exige Reglamento interno aprobado. Sobre esta materia debe reiterarse lo expuesto en el numeral 7 del análisis: la calificación se debe efectuar en base al estatuto y la ley, no siendo exigible la presentación de reglamento electoral u otros reglamentos internos que no tienen rango estatutario. Por lo expuesto, se revocan los literales c), d) y e) del numeral 2.1 de la observación. 14. En lo concerniente al periodo de duración de los delegados y de los miembros del consejo directivo y de vigilancia, debe tenerse presente que el periodo de funciones tanto de los delegados como de los miembros de los consejos dependerá de lo que establezca el estatuto. En lo que respecta a la fecha desde la cual debe computarse el inicio del periodo de funciones, debe estarse en primer lugar a lo que establezca el estatuto, y en su defecto, a lo que acuerde la asamblea. A falta de disposición estatutaria o acuerdo de la asamblea que establezca fecha de inicio de funciones, debe entenderse que los elegidos inician sus

255

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

funciones en la misma fecha en que son elegidos, pues en dicho supuesto no existiría razón para que no entren de inmediato en funciones. Así, no cabe formular observación para exigir que se fije el periodo de funciones, el que deberá ser establecido conforme a las reglas señaladas en el párrafo precedente. En este caso, en la asamblea de delegados del 24-11-2008 se acordó que la vigencia de mandatos sería conforme al artículo 82 del estatuto, “teniendo en cuenta la fecha de reconocimiento registral”. Conforme a lo expuesto, se revoca el numeral 3 de la observación. 15. Conforme se ha concluido en el numeral 10, la asamblea general de delegados del 24-11-2008 adolece de defecto insubsanable. En tal sentido, en el presente título no podrán subsanarse los defectos en los que se incurrió en la elección del consejo directivo y consejo de vigilancia. Sin embargo, en tanto el título contiene también la elección de los delegados por parte de la asamblea de asociados, así como la elección del comité electoral por parte de la asamblea general de delegados. procederá la inscripción de dichos actos si el presentante se desiste de la inscripción de la elección del consejo directivo y consejo de vigilancia. En tanto se está sugiriendo el desistimiento parcial de la rogatoria, no es posible por el momento determinar los derechos registrales. Estando a lo acordado por unanimidad; VII. RESOLUCIÓN REVOCAR los numerales 1.1, 1.2, literales c), d) y e) del numeral 2.1 y el numeral 3 de la observación, CONFIRMAR el literal a) del numeral 2.1 con la precisión consignada en el numeral 10 del análisis, y el literal b) del numeral 2.1, y SEÑALAR que el título tiene además el defecto consignado en el numeral 12 del análisis de la presente resolución. Regístrese y comuníquese. NORA MARIELLA ALDANA DURÁN, Presidenta de la Tercera Sala del Tribunal Registral MIRTHA RIVERA BEDREGAL, Vocal del Tribunal Registral SAMUEL GÁLVEZ TRONCOS, Vocal del Tribunal Registral

049 Reelección de los miembros del consejo directivo: Límites solo están regulados en el estatuto La Constitución ni el Código Civil no han puesto límite alguno para que los miembros de una asociación puedan ser elegidos o reelegidos en cargos directivos (como sucede en el caso de las comunidades campesinas y cooperativas), se entiende entonces que en principio todo miembro de una asociación podrá ser reelegido de manera indefinida, salvo que el estatuto establezca límite para ello.

256

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

TRIBUNAL REGISTRAL RESOLUCIÓN N° 151-2009-SUNARP-TR-L Lima, 4 de febrero de 2009 APELANTE : AUGUSTA EMILIA CONDORI CONTRERAS TÍTULO : N° 649915 del 29.9.2008 RECURSO : H.T.D. N° 71842 del 29.10.2008 REGISTRO : : Personas Jurídicas de Lima ACTO(s) : REGULARIZACIÓN DE CONSEJOS DIRECTIVOS

(...) V. PLANTEAMIENTO DE LAS CUESTIONES Interviene como ponente la vocal Rosario del Carmen Guerra Macedo. De lo expuesto y del análisis del caso, a criterio de esta Sala la cuestión a determinar es la siguiente: - Determinar si estamos ante una norma estatutaria ambigua, incierta o contradictoria, que permita optar por más de una interpretación. VI. ANÁLISIS 1. En el presente caso se solicita la inscripción de la asamblea general extraordinaria de regularización del 5 de enero de 2008, de la Asociación “Junta de Propietarios del Edificio Romi del Jr. Ilo N° 595-Lima” (en adelante la Asociación). Esta asamblea fue realizada al amparo de lo establecido en el artículo 2, literal C.2, de la Resolución N° 202-2001-SUNARP/SN: sesión donde se “reconocen” directivas electas no inscritas. En efecto en la referida asamblea se reconocen las directivas electas para los periodos 1985-1986, 1986-1987, 1987-1988, 1988-1989, 1989-1990, 1990-1991, 1992-1993, 1993-1994, 1994-1995, 1995-1996, 1996-1997, 1997-1998, 1998-1999, 1999-2000, 2000-2001, 2001-2002, 2002-2003, 2003-2004, 2004-2005, 2005-2006, 2006-2007 y 2007-2008. Tratándose de una asamblea de regularización, procederemos a analizar si se han cumplido con los requisitos establecidos en el artículo 2 de la Resolución N° 202-2001-SUNARP/SN. 2. La Superintendencia Nacional de los Registros Públicos, a través de la Resolución del Superintendente Nacional N° 202-2001-SUNARP-SN del 31.7.2001 (“El Peruano” 4.8.2001); estableció criterios registrales aplicables cuando concluyan los periodos de funciones de integrantes de consejos directivos y demás órganos de gobierno de asociaciones y comités1. El artículo 1 de esta Resolución estableció, a efectos registrales, una presunción en favor del presidente o el integrante designado por el último consejo directivo inscrito cuyo periodo de funciones hubiere vencido, legitimándolos para convocar a asamblea general de elección de los nuevos integrantes, de acuerdo a las normas legales y estatutarias vigentes. La jurisprudencia registral precisó que esta facultad de convocatoria comprende además “todos los actos previos y necesarios para llevar a cabo la asamblea de elección de directivos y su posterior inscripción en el Registro”2.

257

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

Al tratarse de una presunción –la legitimidad para convocar atribuida al presidente o al integrante designado por el último consejo directivo inscrito cuyo periodo de funciones ha vencido–, la misma puede ser enervada si se acredita que posteriormente se eligió o eligieron nuevas directivas, a cuyo efecto corresponderá a la jurisprudencia registral determinar las pruebas que la acrediten3. 3. En el primer párrafo del artículo 2 de la referida Resolución se indica de manera general que, “en caso de elecciones de consejos directivos no inscritos, se restablecerá la exactitud registral, mediante asamblea general de regularización”. Se parte, en este dispositivo, del supuesto que la asociación ha ido eligiendo regularmente a sus directivos, pero que –por causas diversas– esos actos no accedieron oportunamente al Registro. En ese sentido, el último presidente (o el integrante designado por el consejo directivo) de la directiva electa pero no inscrita, se encuentra facultado para convocar a la respectiva asamblea de regularización, conforme a la ley o al estatuto. 4. Del tenor del acta de la asamblea del 5 de enero de 2008 fluye que se reconocen directivas electas no inscritas desde el periodo “del 31 de diciembre de 1985 - 30 de diciembre de 1986” hasta el periodo “31 de diciembre de 2007 - 30 de diciembre de 2008”, todas por un periodo de 1 año y con la indicación del nombre completo de sus integrantes y sus respectivos cargos. Debe indicarse que la persona que convoca a la asamblea, Manuel Cubas Malca, es a su vez presidente de la primera y única junta directiva inscrita en la ficha N° 7015 del Registro de Personas Jurídicas de Lima –cuyo mandato ha vencido– y presidente de la última junta electa materia de reconocimiento (periodo 2007-2008), por lo que se encontraba legitimado para convocar a la misma –contrariamente a lo que señala el Registrador Público– y en esa calidad, conforme a la Resolución N° 331-2001-SUNARP/SN, ha presentado la respectiva declaración jurada para acreditar la convocatoria y quórum. 5. Revisado el título archivado 26718 del 18-10-1985, se verifica que el artículo 30 del estatuto establece que los miembros de la junta directiva son elegidos por un periodo de 1 año “pudiendo ser reelegidos después de un año”. El Registrador observa el título por considerar que esta norma estatutaria impide la reelección inmediata de los miembros de la junta directiva. El apelante sostiene que la reelección en los términos que entiende el Registrador no tendría sentido ya que no sería reelección sino elección. 6. El artículo 2 inc. 3 de la Constitución Política, consagra el derecho fundamental de libre asociación. El Tribunal Constitucional ha interpretado que el derecho a la libre asociación se fundamenta en los siguientes principios (set. 1027-2004-AA): “a) El principio de autonomía de la voluntad Esta pauta basilar plantea que la noción y pertenencia o no pertenencia a una asociación se sustentan en la determinación personal. b) El principio de autoorganización

258

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

El cual permite encausar el cumplimiento de los fines y demás actividades derivadas de la constitución y funcionamiento de una asociación de la manera más conveniente a los intereses de las personas adscritas a ella. En ese sentido, el estatuto de la asociación debe contener los objetivos a alcanzarse conjuntamente, los mecanismos de ingreso y egreso, la distribución de cargos y responsabilidades, las medidas de sanción, etc. c) El principio de fin altruista Enuncia que los objetivos que permitan aunar voluntades en una misma dirección se caracterizan por el desapego a la obtención de ventajas o beneficios económicos. En ese sentido, la finalidad asociativa no puede sustentarse en la expectativa de obtención de ganancias, rentas, dividendos o cualquier otra forma de acrecentamiento patrimonial de sus integrantes”. El Tribunal Constitucional también sostiene que: “En principio, la delimitación de los fines de una asociación no está sujeta a la discrecionalidad del Estado, sino a la consideración de sus miembros, siempre y cuando su objeto no afecte los principios y valores constitucionales” (el resaltado es nuestro). Como podrá apreciarse, la Constitución Política no solo reconoce el derecho fundamental a la libre asociación que tiene toda persona, sino que además precisa que es la propia asociación a través de sus miembros la que fija sus límites y su estructura organizacional, voluntad que prevalece por encima de cualquier otra de origen externo, siempre que no se afecte la ley y los principios constitucionales. En el Código Civil en sus artículos 81 y 82 también se ha regulado de manera expresa la libertad que tiene la asociación para fijar sus normas internas a través de su estatuto. Asimismo el artículo 84 establece que “la asamblea general es el órgano supremo de la asociación”. 7. Como hemos señalado precedentemente, el artículo 30 del estatuto de la asociación en referencia ha establecido los límites de la reelección para los cargos en el consejo directivo: “pudiendo ser reelegidos después de un año”. Para el Registrador, esta limitación implica la no reelección inmediata, contrariamente a lo que sostiene el apelante, para quien esta estipulación implica que los cargos pueden ser ejercidos por una misma persona dos veces consecutivas. Tanto la Constitución como el Código Civil no han puesto límite alguno para que los miembros de una asociación puedan ser elegidos o reelegidos en cargos directivos (como sucede en el caso de las Comunidades Campesinas y Cooperativas), se entiende entonces que en principio todo miembro de una asociación podrá ser reelegido de manera indefinida, salvo que el estatuto establezca límite para ello. Esta instancia ha establecido en reiterada jurisprudencia que “para que exista reelección de una persona, debe ser elegida por dos veces consecutivas como integrantes de un mismo órgano”. En ese sentido, desde el punto de vista de nuestra jurisprudencia4 el término reelección implica ejercer el cargo dos veces consecutivas.

259

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

8. Sin embargo la estipulación estatutaria de la asociación en referencia, entra en contradicción al establecer “reelegidos después de un año”, siendo un año el término del mandato, no tendría sentido haber previsto la reelección si no es de manera inmediata, el término “después”, no hace más que confundir el sentido del estatuto. Por las consideraciones expuestas, este Colegiado considera que estamos ante una norma estatutaria contradicctoria o ambigua, siendo de aplicación el precedente de observancia obligatoria aprobado en el X Pleno del Tribunal Registral: INTERPRETACIÓN DE ESTATUTO La asamblea general de una asociación, como órgano supremo facultado para aprobar y modificar el estatuto, podrá válidamente interpretar sus alcances en los casos en que la norma estatutaria inscrita resulte ambigua, incierta o contradictoria. En ese sentido se advierte que en la asamblea del 5 de enero de 2008 se reeligieron inmediatamente, a los siguientes directivos: -

Junta directiva para el periodo del 31.12.1985 al 30.12.1986: Manuel Cubas Malca.

-

Junta directiva para el periodo del 31.12.1986 al 30.12.1987: Juan Regalado Ortíz.

- Junta directiva para el periodo del 31.12.1987 al 30.12.1988: Valeriano Vega Maldonado. - Junta directiva para el periodo del 31.12.1988 al 30.12.1989: Mariana Flores Delgado y Martha Delicia Villalobos. - Junta directiva para el periodo del 31.12.1989 al 30.12.1990: Genaro Seminario Bravo. - Junta directiva para el periodo del 31.12.1990 al 30.12.1991: Consuelo Amorozo Rivera. -

Junta directiva para el periodo del 31.12.1991 al 30.12.1992: Carlos Garrido Rivera.

- Junta directiva para el periodo del 31.12.1992 al 30.12.1993: Manuel Cubas Malca y Marcial Jaramillo Alegre. - Junta directiva para el periodo del 31.12.1994 al 30.12.1995: Carlos Garrido Rivera para el cargo de presidente. - Junta directiva para el periodo del 31.12.1995 al 30.12.1996: Manuel Cubas Malca, Marcial Jaramillo Alegre y Juan Regalado Ortiz. De ello se desprende que la asamblea general ha asumido en forma reiterada que el estatuto les permite una reelección inmediata, lo cual no puede ser cuestionado en sede registral, máxime si estamos ante una asamblea de regularización, que no hace más que restablecer la exactitud registral respecto de actos acaecidos con anterioridad. Por tanto, corresponde revocar la tacha formulada por el Registrador Público del Registro de Personas Jurídicas de Lima. 9. Los derechos registrales se determinan de la siguiente manera:

260

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

Incripción de Consejo Directivo x 23 = 483.00 Acuerdo de Regularización =

16.00

499.00 Habiendo cancelado la suma de S/. 299.00 queda por abonar S/. 200.00 Estando a lo acordado por unanimidad; VII. RESOLUCIÓN REVOCAR la tacha formulada por el Registrador Público del Registro de Personas Jurídicas de Lima al título referido en el encabezamiento y DISPONER su inscripción previo pago de los derechos registrales, conforme a los fundamentos señalados en el Análisis de la presente Resolución. Regístrese y comuníquese ROSARIO DEL CARMEN GUERRA MACEDO, Presidenta de la Primera Sala del Tribunal Registral MARTHA DEL CARMEN SILVA DÍAZ, Vocal del Tribunal Registral LUIS ALBERTO ALIAGA HUARIPATA, Vocal del Tribunal Registral NOTAS 1 Posteriormente, mediante Resolución del Superintendente Nacional de los Registros Públicos N° 609-2002SUNARP-SN del 20.12.2002 (El Peruano 27.12.2002), la aplicación de la “representación de hecho” se amplió a otras personas jurídicas como las Asociaciones Pro Vivienda, Cooperativas, Comunidades Campesinas y Empresas Multicomunales. 2 Resolución N° 413-2003-SUNARP-TR-L del 4.7.2003. 3 Asi, se ha establecido en la jurisprudencia que “cuando de los antecedentes registrales se desprenda que con posterioridad a la elección del último consejo inscrito se ha realizado una nueva elección –no inscrita–, el presidente del último consejo inscrito no se encuentra legitimado para convocar a asamblea eleccionaria”; igualmente, “cuando conste en el acta de asamblea general que con posterioridad a la elección del último consejo inscrito, se ha realizado una nueva elección –no inscrita– el presidente del último consejo inscrito no se encuentra legitimado para convocar a asamblea eleccionaria”); asimismo, en sentido contrario, se estableció que “el presidente del consejo directivo inscrito es quien registralmente se encuentra legitimado para convocar, aun cuando de los documentos presentados se aprecie que con posterioridad al último consejo inscrito se han realizado elecciones que no pueden ser inscritas porque carecen de validez”. Véanse, las Resoluciones N° 373-2003-SUNARP-TR-L del 20.6.2003, N° 273-2003-SUNARP-TR-L del 30.5.2003 y N° 159-2004-SUNARP-TR-L del 19.3.2004, respectivamente. 4 Resolución N° 134-2001-ORLC-TR del 21-03-2001.

050 Elección como miembros titulares del consejo directivo de quienes eran suplentes en el periodo anterior: No constituye reelección La elección como miembros titulares de personas que en el periodo anterior ocuparon el cargo de suplentes, no implica propiamente una reelección, toda vez que como suplente no se le computa para la formación del quórum del órgano de gobierno: asimismo, el cargo de suplente como su nombre lo indica, suple o cubre la vacancia de algún titular, lo que implica que no necesariamente ejerce la función de titular en la medida que su ejercicio está condicionado a que se produzcan los supuestos de vacancia previstos en el estatuto. TRIBUNAL REGISTRAL RESOLUCIÓN N° 153-2009-SUNARP-TR-L Lima, 5 de febrero de 2009

261

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

APELANTE TÍTULO RECURSO REGISTRO ACTO(s)

: : : : :

DEMETRIO HONORATO PANIORA SEGOVIA N° 579307 del 2.9.2008 H.T.D. N° 77350 del 18.11.2008 Personas Jurídicas de Lima NOMBRAMIENTO DE CONSEJO DIRECTIVO

(...) V. PLANTEAMIENTO DE LAS CUESTIONES Interviene como ponente la vocal Rosario del Carmen Guerra Macedo. De lo expuesto y del análisis del caso, a criterio de esta Sala la cuestión a determinar es la siguiente: -

Si el miembro suplente de un consejo directivo puede ser reelegido cuando la norma estatutaria ha establecido limitaciones para la reelección de los miembros del órgano directivo.

VI. ANÁLISIS 1. Las normas legales que regulan a las asociaciones se encuentran contenidas en los artículos 80 y siguientes del Código Civil. Asimismo, las asociaciones cuentan con un estatuto, que regula su régimen interno. Una de las materias que obligatoriamente debe contener el estatuto es la relativa a la constitución y funcionamiento de la asamblea general de asociados, consejo directivo y demás órganos de la asociación. En lo que respecta al consejo directivo, el Código Civil establece que compete a la asamblea general elegir a las personas que lo integran (art. 86). El Código Civil también regula algunos deberes de los integrantes del consejo directivo, tales como el deber de llevar los libros de la asociación y el de convocar a asamblea general, los que competen al presidente, así como la responsabilidad de los asociados que desempeñan cargos directivos. 2. El Código Civil no ha regulado lo referente a la conformación del consejo directivo, su periodo de funciones ni la posibilidad de reelegir a sus miembros. El inciso 4 del artículo 82 del Código Civil solamente establece que el estatuto debe expresar la constitución y funcionamiento de la asamblea general, del consejo directivo y demás órganos de la asociación. Así, tenemos que necesariamente el estatuto debe establecer de cuántos miembros estará conformado el consejo directivo y cuáles serán los requisitos para el quórum, así como de la forma y validez de los acuerdos (mayoría requerida). Con referencia a la posibilidad de reelegir a los miembros del órgano directivo, el Código Civil no ha regulado al respecto, ni ha establecido ninguna limitación, en este sentido, los asociados pueden libremente establecer limitaciones al respecto en el estatuto. 3. En el caso materia de análisis, revisada la última modificación del estatuto de la asociación Centro Progreso Hijos de Mutca1, contenida en la escritura pública del 19.01.2006, se advierte que en el artículo 21 se ha establecido que: “El consejo directivo, es el órgano ejecutivo de gobierno inmediato inferior a la asamblea general de socios y se renovará cada 2 (dos) años mediante elecciones directa o por lista optando por el voto secreto, pudiendo ser reelegidos por solo un (1) periodo más”.

262

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

En asamblea general del 30 de diciembre de 2007 convocada por el presidente inscrito Hipólito Aberga Soncco se ha elegido a Cirilo Zegarra Cucchi como presidente del Consejo Directivo para el periodo 2008-2009 y según los antecedentes registrales esta persona ejerció el cargo de directivo para los periodos 2001-2003 y 2003-2005, ambos periodos como subsecretario general y secretario general, respectivamente. El Registrador observa el título, por cuanto considera que Cirilo Zegarra Cucchi ya fue reelegido para dos periodos, siendo improcedente la reelección para un tercer periodo. 4. Es preciso señalar que, cuando se establecen limitaciones a la reelección, se pretende evitar la concentración del poder al interior de la asociación, (en el presente caso, dicha limitación está referida a que el consejo directivo puede ser reelegido para un periodo adicional como máximo), de manera que, concluido el periodo previsto en el estatuto del órgano directivo, pasen a integrarlo personas distintas, es decir, que se renueve, situación que facilita el control respecto a la gestión desarrollada por el órgano directivo precedente. Asimismo, la prohibición de una reelección indefinida favorece la participación en la dirección de la asociación por parte de un mayor número de miembros a lo largo del tiempo2. 5. En la misma línea esta instancia ha señalado en anteriores pronunciamientos como la Resolución N° 110- 2001-ORLC-TR del 12 de marzo del 2001 que “la prohibición de reelección debe entenderse referida al mismo órgano pues la alternancia en los cargos se cumple cuando distintas personas son elegidas para integrar un consejo, aunque anteriormente hayan ocupado cargo directivo en otro consejo o comité, toda vez que al ser elegido integrante de otro órgano si bien tiene la calidad de directivos sus funciones y responsabilidades son diferentes”. En esta misma Resolución se ha sostenido que “la elección como miembros titulares de personas que en el periodo anterior ocuparon el cargo de suplentes, no implica propiamente una reelección, toda vez que como suplente no se le computa para la formación del quórum del órgano de gobierno: asimismo, el cargo de suplente como su nombre lo indica, suple o cubre la vacancia de algún titular, lo que implica que no necesariamente ejerce la función de titular en la medida que su ejercicio está condicionado a que se produzcan los supuestos de vacancia previstos en el estatuto”. 6. En el caso de la Asociación en referencia, se tiene que Cirilo Zegarra Cucchi fue elegido como subsecretario general para el periodo 2001-2003, estando vigente el estatuto anterior del 20-07-1983 (asiento 1 de la ficha 5953). El artículo 37 del referido estatuto establecía que “la subsecretarias tienen las mismas atribuciones que las secretarias titulares, cuando reemplazan a estas en los casos de muerte, exclusión o ausencia. Además cada subsecretaria colaborará directamente con la secretaria titular correspondiente”. Del tenor de la norma estatutaria descrita precedentemente se concluye que quienes eran elegidos subsecretarios no ejercían el cargo como titulares, sino que eran reemplazantes o suplentes. En ese sentido Cirilo Zegarra Cucchi al no ejercer el cargo como

263

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

titular en el periodo 2001-2003, no fue “reelegido” para el periodo 2003-2005 sino “elegido”. Por lo expuesto, la reelección de Cirilo Zegarra Cucchi en el cargo de Presidente del Consejo Directivo acordada el 30-12-2009 se efectuó conforme al estatuto vigente. 7. Los derechos registrales se encuentran cancelados. Estando a lo acordado por unanimidad. VII. RESOLUCIÓN REVOCAR la observación formulada por el Registrador del Registro de Personas Jurídicas de Lima y DISPONER su inscripción conforme a los fundamentos expuestos en el análisis de la presente resolución. Regístrese y comuníquese. ROSARIO DEL CARMEN GUERRA MACEDO, Presidenta de la Primera Sala del Tribunal Registral MARTHA DEL CARMEN SILVA DÍAZ, Vocal del Tribunal Registral LUIS ALBERTO ALIAGA HUARIPATA, Vocal del Tribunal Registral NOTAS 1 Artículo modificado en el asiento A00003 de la partida N° 01777815 de los Registros de Personas Jurídicas de Lima. 2 Criterio expresado en la Resolución 177-2008-SUNARP-TR-L del 15.2.2008.

051 Consejo Directivo: Fecha de inicio de funciones En tanto no exista norma estatutaria o acuerdo de asamblea general que difiera el inicio de funciones del nuevo consejo directivo elegido, este iniciará sus funciones inmediatamente, el día de la elección, pues ha sido elegido por la asamblea general como el nuevo órgano directivo de la asociación. TRIBUNAL REGISTRAL RESOLUCIÓN N° 148-2009-SUNARP-TR-L Lima, 30 de enero de 2009 APELANTE : HÉCTOR GONZALO COLOMA ROOSE TÍTULO : N° 657097 del 1.10.2008 RECURSO : H. T. N° 72611 del 30.10.2008 REGISTRO : Personas Jurídicas de Lima ACTO(s) : CONSEJO DIRECTIVO

(...) V. PLANTEAMIENTO DE LAS CUESTIONES Interviene como ponente el Vocal Fernando Tarazona Alvarado. De lo expuesto y del análisis del caso, a criterio de esta Sala la cuestión a determinar es la siguiente: -

¿A partir de qué momento se inicia el periodo de funciones del consejo directivo?

VI. ANÁLISIS 1. La Resolución N° 202-2001-SUNARP-SN publicada en el diario oficial El Peruano el 4 de agosto de 2001, fue emitida con el objeto de unificar criterios respecto a

264

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

la problemática surgida en asociaciones y comités, como consecuencia del vencimiento del periodo de funciones del consejo directivo inscrito, en la medida que el vencimiento de los periodos conlleva, en muchas ocasiones, la acefalía de las mismas, e inclusive la imposibilidad efectiva de poder elegir a sus nuevos órganos de gobierno. Así, se estableció que el vencimiento del periodo de funciones de los consejos directivos mencionados no debe limitar el desenvolvimiento de las personas jurídicas, teniendo en cuenta que se trata de órganos indispensables para su funcionamiento, por lo que no debe negarse su vigencia, a fin de garantizar la elección de sus nuevos integrantes; 2. Ahora bien, la Resolución N° 202-2001-SUNARP-SN, contempla dos supuestos: 2.1. El supuesto contemplado en su artículo primero que establece: “Para efectos registrales, se presume que el presidente o el integrante designado por el último consejo directivo inscrito de asociaciones y comités, están legitimados para convocar a asamblea general en la que se elijan a los nuevos integrantes de dicho órgano de gobierno, aunque hubiere concluido el periodo para el que fueron elegidos”. Para la aplicación de este supuesto tienen que darse las siguientes premisas: a) Que exista inscrito un consejo directivo. b) Que su periodo de mandato haya vencido. c) Que entre el último consejo directivo inscrito y el que se pretende inscribir no haya habido ninguna elección intermedia. d) Cumplidos estos supuestos, la persona legitimada para convocar a la asamblea general para elegir a los nuevos integrantes del consejo directivo es el presidente o el integrante designado por el último consejo directivo inscrito, aunque hubiere concluido el periodo para el que fueron elegidos. 2.2. El supuesto contemplado en el artículo 2 de la Resolución N° 202-2001SUNARP-SN, establece: “En caso de elecciones de consejos directivos no inscritos, se restablecerá la exactitud registral, mediante asamblea general de regularización. Para la calificación registral de la asamblea general de regularización se deberá tener encuentra lo siguiente: a) Se entenderá como válida la convocatoria efectuada por el presidente o por el integrante designado por el consejo directivo, conforme a la ley o el estatuto, aunque no se encuentre inscrita la elección de los integrantes de dicho órgano de gobierno. b) El registrador exigirá la copia certificada del acta de la asamblea general de regularización y los demás documentos que considere necesarios para su calificación. No se requiere la presentación de copias certificadas ni otra documentación referida a las asambleas en las que se acordó las elecciones que son materia de la regularización. c) En el acta de la asamblea general de regularización deberá constar:

265

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

1. El acuerdo de la asamblea de reconocer las elecciones anteriores no inscritas; inclusive respecto al órgano o integrante del mismo que convoca la asamblea general de regularización. 2. La indicación del nombre completo de todos los integrantes del órgano de gobierno elegido y su periodo de funciones. La conformación y periodo de funciones deberá guardar concordancia con las disposiciones legales y estatutarias aplicables a la asociación o comité, según corresponda. La convocatoria deberá efectuarse conforme a las normas legales y estatutarias pertinentes”. Este supuesto es el que en estricto da lugar a la denominada asamblea general de regularización. 3. Mediante el presente título, se presenta la copia certificada de la asamblea general extraordinaria del 18.7.2008, que en el segundo acuerdo se señala: “Aprobar las elecciones para la elección del consejo directivo de la asociación y de la comisión revisora de cuentas para el periodo 2007-2009, llevadas a cabo en la presente asamblea general extraordinaria con el siguiente resultado: Consejo Directivo Héctor Gonzalo Coloma Roose, Presidente Goran Hans Harila, Vicepresidente Guillermo Herrera Fakhye, Secretario Jorge Matusima Oda, Tesorero Víctor Santis Pinto, Vocal Godofredo Barrios Fuentes, Vocal Jose Balbuena Valdivia, Vocal” Revisados los antecedentes registrales en el asiento A0001 de la referida partida electrónica, consta la elección del consejo directivo para el periodo comprendido entre el 1.4.2005 al 31.3.2007 conformada por: Presidente: Héctor Gonzalo Coloma Roose Vicepresidente: Goran Harita Secretario: Luis Felipe del Solar Tesorero: Jorge Matusita Oda Vocal: Tomás Rey Daly Vocal: Tomás Hayashi Tanaka Vocal: Godofredo Barrios Fuentes

266

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

4. En lo que respecta a la fecha en que se inicia el periodo de funciones del consejo directivo, el Código Civil no regula dicha materia. En ocasiones, es el estatuto de la asociación el que establece en qué fecha se iniciará el periodo de funciones del consejo directivo: el primer día del año siguiente a la elección, quince días después de la elección, etc. Sin embargo, usualmente, el estatuto de la asociación no establece tampoco en qué fecha se inicia el periodo de funciones del consejo directivo. 5. De otra parte, en ocasiones al elegir al consejo directivo, es la asamblea general la que establece en qué fecha iniciará su periodo de funciones. Esta facultad le compete al amparo del Art. 86 del Código Civil, el que dispone que la asamblea general resuelve sobre los asuntos que no sean de competencia de otros órganos. Así, si el estatuto no establece en qué fecha iniciará el consejo directivo su periodo de funciones, y tampoco la asamblea general se pronuncia al respecto, el periodo de funciones del consejo directivo se inicia el día de su elección. Esto es, en tanto no exista norma estatutaria o acuerdo de asamblea general que difiera el inicio de funciones del nuevo consejo directivo elegido, este iniciará sus funciones inmediatamente, el día de la elección, pues ha sido elegido por la asamblea general como el nuevo órgano directivo de la asociación. 6. Conforme a la copia certificada de la asamblea general extraordinaria esta se realizó el 18.7.2008 para aprobar las elecciones de los representantes del consejo directivo para el periodo comprendido del 2007 al 2009; sin embargo, dicha elección (del 2008) es de fecha posterior al inicio de su mandato (del año 2007) sin explicación alguna, por lo que en principio, no es procedente otorgar facultades a dicho órgano desde un periodo en el cual aún no había sido elegido. Debe tenerse en cuenta que el presente título carece de los requisitos para entender que se trata de una asamblea de regularización ya que la inscripción solicitada versa sobre una nueva elección de consejo directivo, salvo que en la asamblea se reconozca que el Consejo Directivo elegido ejerce sus funciones desde determinada fecha del año 2007, lo que no aparece en el acta. Por lo tanto, el título materia de apelación cuenta con un defecto subsanable, siendo que la fecha de inicio del ejercicio efectivo de las funciones del consejo directivo elegido puede ser aclarada, defecto que no amerita la tacha del mismo. Por lo que corresponde revocar la tacha formulada por el Registrador al presente título. 7. Finalmente, el tercer párrafo del artículo 156 del Reglamento General de los Registros Públicos señala que cuando el Tribunal Registral confirma o revoca las observaciones formuladas por el Registrador, también debe pronunciarse por la liquidación de derechos realizada por el mismo o, en defecto de esta, determinar dichos derechos. Los actos materia de rogatoria son los siguientes: Consejo Directivo: Derechos de calificación

S/. 13.00

Derechos de inscripción

S/. 8.00

267

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

Subtotal:

S/. 21.00

Derechos cancelados (recibo N° 2008-15-4929) S/. 21.00 Derechos pendientes de pago S/. 00.00 Estando a lo acordado por unanimidad, se resolvió lo siguiente; VII. RESOLUCIÓN REVOCAR la tacha formulada por el Registrador Público del Registro de Personas Jurídicas de Lima al título señalado en el encabezamiento, y SEÑALAR que procederá la inscripción del título siempre que se cumpla con subsanar el defecto al que se refiere el numeral 6 del análisis de la presente resolución. Regístrese y comuníquese. FERNANDO TARAZONA ALVARADO, Presidente de la Segunda Sala del Tribunal Registral ELENA ROSA VÁSQUEZ TORRES, Vocal del Tribunal Registral FREDY LUIS SILVA VILLAJUÁN, Vocal del Tribunal Registral

052 Nombramiento de miembros de consejo directivo de federaciones deportivas: No requiere la expedición de resolución del IPD Las federaciones luego de que obtengan su inscripción en el Registro Público, que es de carácter jurídico y determina el nacimiento de la persona jurídica, deben inscribirse en el Registro Nacional del Deporte, siendo de ese modo que la Federación como asociación puede cumplir con los requisitos para constituirse en este tipo de personas jurídicas, como es la asociación. Por ende, para la inscripción en el Registro de la elección de miembros del consejo directivo de la Federación Deportiva Peruana de Basketball no se requiere la expedición de una Resolución del IPD que reconozca dicho nombramiento acordado por la asamblea extraordinaria de bases, pues la calificación registral de la validez del acto está orientada a verificar el quórum y la adecuada convocatoria de las asambleas en donde se realizó la elección, lo cual consta de las copias certificadas de las respectivas actas y demás documentación presentada. TRIBUNAL REGISTRAL RESOLUCIÓN N° 130-2009-SUNARP-TR-L Lima, 30 de enero de 2009 APELANTE : CÉSAR FRANCISCO TORRES KRUGER TÍTULO : N° 403871 del 23 de junio de 2008 RECURSO : H.T.D. N° 68028 del 14 de octubre de 2008 REGISTRO : Personas Jurídicas de Lima ACTO(s) : CONSEJO DIRECTIVO

(...) V. PLANTEAMIENTO DE LAS CUESTIONES Interviene como ponente la vocal Martha Silva Díaz. Con el informe oral del abogado César Francisco Torres Kruger.

268

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

De lo expuesto y del análisis del caso, a criterio de esta Sala las cuestiones a determinar son las siguientes: - Si es necesaria para la inscripción en el Registro de la elección de miembros del consejo directivo de la Federación Deportiva Peruana de Basketball la expedición de una Resolución del IPD que reconozca dicho nombramiento acordado por la asamblea extraordinaria de bases. VI. ANÁLISIS 1. Con el título venido en grado de apelación se solicita la inscripción de la elección de miembros del Consejo Directivo de la Federación Deportiva Peruana de Basketball, asociación que corre inscrita en la partida electrónica N° 11315033 del Registro de Personas Jurídicas de Lima. 2. Al respecto, debe tenerse presente que la calificación registral1 constituye el examen minucioso y riguroso que efectúa el Registrador y en su caso el Tribunal Registral como órgano de segunda instancia en el procedimiento registral, a fin de establecer si los títulos presentados cumplen con los requisitos exigidos por el primer párrafo del artículo 2011 del Código Civil para acceder al Registro; esto es, la legalidad de los documentos en cuya virtud se solicita la inscripción, la capacidad de los otorgantes y la validez del acto, todo ello en atención a lo que resulte del contenido de los documentos presentados, de sus antecedentes y de los asientos de los Registros Públicos. Concordantemente, el Reglamento General de los Registros Públicos en su artículo 31 señala que la calificación es la evaluación integral de los títulos presentados al registro con el objeto de determinar la procedencia de su inscripción, con la precisión de que en el marco de la calificación registral, el Registrador y el Tribunal Registral propiciarán y facilitarán las inscripciones de los títulos ingresados al Registro. A su vez, el artículo 32 del mismo Reglamento indica que la calificación registral comprende entre otros, el siguiente aspecto: “d) Comprobar que el acto o derecho inscribible, así como los documentos que conforman el título, se ajustan a las disposiciones legales sobre la materia y cumplen los requisitos establecidos en dichas normas”2. 3. De la documentación presentada se aprecia que en la Asamblea Extraordinaria de Bases de la Federación Deportiva Peruana de Basketball llevada a cabo el 28.01.2006 se acordó, aceptar y aprobar por unanimidad la renuncia al cargo de vocal presentada por el doctor Alfredo Solf Monsalve y nominar al señor Francisco Boza Dibós, como su vocal reemplazante en el Consejo Directivo de la Federación Deportiva Peruana de Basketball cuyo periodo finalizaba el 31.12.2008. Posteriormente, en la Asamblea Extraordinaria de Bases del 21.04.2007 se acordó, aceptar y aprobar por unanimidad la vacancia por motivos graves de salud y por renuncia de los vocales del Consejo Directivo, señores Alfredo Sánchez Sotomayor y Nicolás Bakovic Baixarias. Asimismo, se acordó nombrar por unanimidad como nuevos vocales a los señores Raúl Duarte Mungi y Juan Fernando Villanueva Torres. 4. El estatuto de la asociación, que resulta aplicable al caso, que es el inscrito en el asiento de constitución y modificado en el As. A 00003 de la partida registral, establece

269

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

(Art. 24) que el consejo directivo es el órgano colegiado superior de la FPB y está conformada por un número de siete miembros; constituye el órgano de administración, dirección, ejecución y representación institucional y legal de la Federación. Del mismo modo, el estatuto en mención establece (Art. 25) que el cargo de miembro del Consejo Directivo será declarado vacante en caso de muerte, renuncia, remoción, inasistencia injustificada a 4 sesiones consecutivas o alternadas, revocatoria e impedimento legal para continuar en el cargo (lo subrayado es nuestro). 5. Al respecto debe indicarse que los supuestos de vacancia en el cargo de los integrantes del consejo directivo no se encuentran previstos en las normas legales que regulan a las asociaciones. Sin embargo, tiene que admitirse que la muerte, la declaración de incapacidad, la renuncia, la remoción, originan la vacancia del cargo. Los supuestos de vacancia constituyen actos inscribibles en la partida registral de la persona jurídica, los que podrán demostrarse con documentos ante el Registro. En el presente caso, se advierte que las personas de Alfredo Solf Monsalve, Alfredo Sánchez Sotomayor y Nicolás Bakovic Baixarias renunciaron a sus cargos de vocales de la Federación Deportiva Peruana de Basketball, mediante cartas de renuncia de fechas 22.12.2005, 16.12.2005 y 22.12.2005, respectivamente, hecho que posteriormente fue aceptado aprobándose por unanimidad la vacancia de sus cargos mediante Asambleas Extraordinarias de Bases del 28.01.2006 y 21.04.2007. Así, la vacancia del cargo de tales vocales deberá inscribirse en forma previa o simultánea al acto en el que se dispuso el nombramiento de Francisco Boza Dibós, Raúl Duarte Mungi y Juan Fernando Villanueva Torres como nuevos vocales en reemplazo de los renunciantes, a fin de no dar una publicidad errónea o inexacta. 6. Sobre el tema de la renuncia, el Tribunal Registral en la Resolución N° 3182000-ORLC/TR del 6.10.2000 ha señalado que la renuncia es el acto unilateral que importa la voluntad de apartarse del cargo. Debe tenerse en cuenta que la renuncia es un acto jurídico unilateral, de carácter recepticio, es decir, que produce efectos y por tanto es válida y eficaz cuando llega a conocimiento del destinatario, y dirigida al dominus, es decir, a la persona que le otorgó dicha representación. Asimismo, para efectos de su inscripción en el Registro ante la carencia de norma expresa especial este colegiado ha adoptado algunos criterios, como los establecidos en las Resoluciones N° 115-2003-SUNARP-TR-L del 27 de febrero de 20033 y N° 4722001-ORLC/TR del 31 de octubre de 2001, que señalan que para inscribir la renuncia al cargo de un miembro directivo se requiere copia legalizada notarialmente de la carta de renuncia con la constancia de recepción o el original, exigencia que tiene sustento en el artículo 154 del Código Civil, norma aplicable al presente caso ante la ausencia de regulación especial4 en ese aspecto y que dispone: “El representante puede renunciar a la representación comunicándolo al representado. El representante está obligado a continuar con la representación hasta su reemplazo, salvo impedimento o justa causa. El representante puede apartarse de la representación si notificado el representado de su

270

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

renuncia, transcurre el plazo de treinta días más el término de la distancia sin haber sido reemplazado”. O en su defecto puede presentarse el acuerdo adoptado por la asamblea general de aceptar la renuncia, teniendo en consideración que la asamblea es el órgano supremo de la persona jurídica. En ese sentido, habiéndose acreditado y aceptado las renuncias de Alfredo Solf Monsalve, Alfredo Sánchez Sotomayor y Nicolás Bakovic Baixarias a los cargos de vocales de la Federación Peruana Deportiva de Basketball, corresponde proceder a la inscripción de dicho acto de manera previa o simultánea a la inscripción de los nuevos miembros del Consejo Directivo de la citada asociación. 7. Ahora bien, el Registrador observó el título materia de rogatoria señalando inicialmente que las Resoluciones N°s 002-2008-PICD-IPD del 01.02.2008, 016-2008-P/ CD-IPD del 19.05.2008 y 024-2008-P/CD-IPD del 31.07.2008 no resultan ser documentos idóneos y suficientes para la inscripción solicitada, en razón a que los mismos presentan deficiencias e imprecisiones. En ese sentido, se advierte que el Registrador estaría exigiendo la presentación de una Resolución emitida por el IPD en la que se reconoce a los miembros de la Junta Directiva de la Federación Deportiva Peruana de Basketball, elegidos en proceso eleccionario de fechas 28.01.2006 y 21.04.2007. 8. El Instituto Peruano del Deporte - IPD, conforme al artículo 7 de la Ley 28036, modificado por el artículo 1.1. del Decreto Supremo N° 082-2005-PCM, es el ente rector del Sistema Deportivo Nacional, constituye un organismo público descentralizado con rango ministerial adscrito al Ministerio de Educación, con autonomía técnica, funcional y administrativa para el cumplimiento de sus funciones, en coordinación con los organismos del Sistema Deportivo Nacional, formula e imparte la política deportiva, recreativa y de educación física. Organiza, planifica, promueve, coordina, evalúa e investiga a nivel nacional el desarrollo del deporte, la recreación y la educación física en todas sus disciplinas, modalidades, niveles y categorías. El artículo 8 de la Ley N° 28036 - Ley de Promoción y Desarrollo del Deporte , señala las funciones del IPD, entre las que se encuentran, el reconocer a las Federaciones Deportivas Nacionales que cumplan [con] los requisitos de ley, así como implementar, desarrollar y mantener actualizado el Registro Nacional del Deporte. Asimismo, el artículo 11 de la referida Ley establece que son funciones del consejo directivo del IPD: “(...) inc. 8 Expedir las Resoluciones de Reconocimiento de las Juntas Directivas electas de las Federaciones Deportivas Nacionales inscritas en el Registro Deportivo del IPD con arreglo a la presente Ley”. 9. El artículo 37 de la Ley N° 28036, define a las organizaciones deportivas como aquellas asociaciones civiles sin fines de lucro, constituidas e inscritas en los Registros Públicos y tiene por finalidad promover y desarrollar la práctica de una o más disciplinas deportivas. Se inscriben en el registro correspondiente para efectos de su reconocimiento e integración al sistema deportivo nacional. Dentro de las organizaciones deportivas tenemos a los clubes deportivos, las ligas deportivas y las Federaciones Deportivas Nacionales, siendo definidas estas últimas

271

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

como los órganos rectores de cada disciplina deportiva a nivel nacional, se constituyen como asociaciones civiles sin fines de lucro, se rigen por sus estatutos, la legislación nacional y las normas internacionales que les sean aplicables, estando dentro de sus funciones el inscribir sus estatutos en el Registro Nacional del Deporte del IPD y, anualmente, a sus organizaciones de base en actividad y a sus dirigentes. 10. De acuerdo a lo señalado, tenemos que las Federaciones Deportivas Nacionales, deben inscribir sus estatutos en el Registro Nacional del Deporte, debiendo estar previamente constituidas como asociaciones civiles sin fines de lucro; ello tiene relación con lo dispuesto por el artículo 8 numeral 8) de la misma Ley que señala que dentro de las funciones del IPD se encuentra la de reconocer a las Federaciones Deportivas Nacionales que cumplan los requisitos de ley, esto es, estar constituidas como asociaciones civiles al amparo del Código Civil. Es cierto que el numeral 8) del artículo 11 señala que es función del consejo directivo del IPD expedir las resoluciones de reconocimiento de las juntas directivas electas de las Federaciones Deportivas Nacionales inscritas en el Registro del IPD con arreglo a la presente ley; sin embargo, no existe norma alguna que exija como requisito para la inscripción de la junta directiva ante el Registro Público acreditar el reconocimiento previo del 1PD. Más bien, luego de obtenida la inscripción en el Registro Público, el que es de carácter jurídico y determina el nacimiento de la persona jurídica, es que se realiza la inscripción en el Registro Nacional del Deporte, siendo de ese modo que la Federación como asociación puede cumplir con los requisitos para constituirse en este tipo de personas jurídicas, como es la asociación. Este criterio fue sustentado en la Resolución del Tribunal Registral N° 5152006-SUNARP-TR-L del 7.9.2006. Por ende, no procede denegar la inscripción del título alzado sustentado en la existencia de defectos en las resoluciones de reconocimiento de los miembros del consejo directivo en tanto la calificación registral de la validez del acto, está orientado a verificar el quórum y la adecuada convocatoria de las asambleas en donde se realizó la elección, lo cual consta de las copias certificadas de las respectivas actas y demás documentación presentada. Consecuentemente, debe revocarse el primer y segundo extremos de la observación. 11. Respecto a la esquela de observación del 14.10.2008, emitido, el mismo día de la interposición de la apelación, es de señalar que debe dejarse sin efecto en tanto no fue materia de impugnación y el título se encuentra expedito para su inscripción. 12. LIQUIDACIÓN DE DERECHOS REGISTRALES Acto

Calificación

Inscripción Total

Consejo Directivo: Derechos de calificación

272

S/. 13.00

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

Derechos de inscripción S/. 8.00 Renuncias de miembros del consejo directivo (3): Derechos de calificación S/. 24.00 Derechos de inscripción S/. 24.00 Total S/. 69.00 Habiendo cancelado el monto de S/. 111.00 nuevos soles según Recibos N°s 200835-00023854 y 2008-35-00044106, corresponde devolver la suma de S/. 42.00. Estando a lo acordado por unanimidad. VII. RESOLUCIÓN 1. REVOCAR la observación formulada por el Registrador del Registro de Personas Jurídicas de Lima al título referido en el encabezamiento y DISPONER su inscripción del título, conforme a los fundamentos vertidos en el análisis de la presente resolución. 2. DEJAR SIN EFECTO la esquela de observación del 14.10.2008, conforme a lo señalado en el punto 11 del análisis. Regístrese y comuníquese. ROSARIO DEL CARMEN GUERRA MACEDO, Presidenta de la Primera Sala del Tribunal Registral MARTHA DEL CARMEN SILVA DÍAZ, Vocal del Tribunal Registral LUIS ALBERTO ALIAGA HUARIPATA, Vocal del Tribunal Registral NOTAS 1 Al respecto, señala Peña Bernaldo de Quiroz, citado por Antonio Manzano Solano, que “(...) calcar es decidir si el hecho del cual se solicita el asiento llega al Registro con los requisitos exigidos para que sea registrable, es decir, determinar si conforme a la Ley, procede o no practicar el asiento solicitado”. Derecho Registral Inmobiliario para iniciación y uso de Universitarios, Volumen II, Colegio de Registradores de la Propiedad y Mercantiles de España. Centro de Estudios Registrales. J. San José, S.A., Madrid, pág. 570. 2 Este extremo del artículo encuentra su sustento en el principio registral de legalidad, en mérito del cual los registradores deben calificar la legalidad del título inscribible en cuya virtud se solicita la inscripción del acto o derecho conformante de aquel. Asi, el Registrador tiene que verificar el cumplimiento de las formalidades de los documentos que conforman el título alzado, así como la validez del acto material que constituye la causa directa e inmediata de la inscripción. 3 Sumilla: Renuncia al cargo de miembro del consejo directivo de asociación: “Para inscribir la renuncia al cargo de un miembro del consejo directivo de una asociación se requiere: a) de la solicitud del renunciante acompañando el original o copia legalizada de la carta de renuncia en donde conste el sello de recepción de la asociación o, b) el acuerdo de asamblea general de aceptación de la renuncia”. 4 Artículo IX del Título Preliminar: Las disposiciones del Código Civil se aplican supletoriamente a las relaciones y situaciones jurídicas reguladas por otras leyes, siempre que no sean incompatibles con su naturaleza.

053 Encargatura del cargo del presidente en el vicepresidente: No es un acto inscribible si la actuación de este es automática La suspensión del cargo de presidente sí es acto inscribible conforme al inciso d) del artículo 2 del Reglamento de Inscripciones del Registro de Personas Jurídicas No Societarias, sin embargo, lo que no constituye acto inscribible es la encargatura del cargo del presidente en el vicepresidente, siempre que en el estatuto establezca que la intervención del vicepresidente en caso de suspensión del presidente actúa automáticamente sin requerir de ninguna encargatura.

273

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

TRIBUNAL REGISTRAL RESOLUCIÓN N° 279 - 2010 - SUNARP-TR-L Lima, 26 de febrero de 2010 APELANTE : JULIO CÉSAR ARANGO ORTIZ TÍTULO : N° 780941 del 3/11/2009 RECURSO : H.T.D. N° 083962 del 10/12/2009 REGISTRO : Registro de Personas Jurídicas de Lima ACTO(s) : VACANCIA DE DIRECTIVO (...)

V. PLANTEAMIENTO DE LAS CUESTIONES Interviene como ponente el Vocal Luis Alberto Aliaga Huaripata; con el informe oral del abogado Rodulfo Cortéz Benejam. De lo expuesto y del análisis del caso, a criterio de esta Sala la cuestión a determinar es la siguiente: .

Si las sesiones,del consejo directivo del 3/11/2009 y 13/11/2009, donde se declarara la vacancia del presidente, se instalaron con el quórum previsto en el estatuto.

VI. ANÁLISIS 1. Mediante el título venido en grado se solicitó inicialmente la inscripción del acuerdo de suspensión provisional del presidente y del secretario del consejo directivo del Club Alianza Lima, Guillermo Alarcón Menéndez y Christian Gonzales Cabello, respectivamente y encargar la presidencia al vicepresidente Julio Arango Ortiz, en mérito del acta de sesión del consejo directivo del 3/11/2009, en cumplimiento de la Resolución N° 1-C del 27/10/2009 expedida por la junta calificadora y de disciplina. Posteriormente se reabre el acta el 4/11/2009 precisándose que el acuerdo adoptado en la sesión del 3/11/2009 es “suspender en sus funciones y en consecuencia declarar vacante el cargo de presidente del consejo directivo, que venía desempeñando el señor Guillermo Alarcón Menéndez”, asimismo, “nombrar como nuevo presidente de la asociación al señor Julio Arango Ortiz, (...)”. Acuerdos que son ratificados en la sesión del consejo directivo del 13/11/2009 y cuya acta se adjunta. 2. De los documentos contenidos en el título y de la esquela de tacha del 12/11/2009 se desprende que, cuando el Registrador efectuó la calificación solo tuvo a la vista el acta de la sesión del consejo del 3/11/2009 (cuya copia fue certificada notarialmente en la misma fecha), mas no el documento que contiene su reapertura del 4/11/2009 ni el acta del 13/11/2009 donde se ratifican todos los acuerdos (certificadas notarialmente el 10/12/2009). 3. Según el Registrador no son actos inscribibles los acuerdos adoptados inicialmente en la sesión del consejo directivo del 3/11/2009, es decir, la suspensión del cargo de presidente y secretario y la encargatura a favor del vicepresidente, en tanto no se declaró la vacancia de los referidos directivos ni se prevé en el estatuto la encargatura del cargo.

274

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

Al respecto debe decirse, que la suspensión del cargo sí es acto inscribible conforme al inciso d) del artículo 2 del Reglamento de Inscripciones del Registro de Personas Jurídicas No Societarias; asimismo, el consejo directivo, de acuerdo al artículo 45 del estatuto de la presente asociación, sí se encuentra facultado para adoptar esta decisión pero requiere del acuerdo del pleno; lo que no constituye acto inscribible es la encargatura del cargo del presidente en el vicepresidente, ya que la intervención del vicepresidente en caso de suspensión del presidente actúa automáticamente sin requerir de ninguna encargatura, conforme al artículo 48 del estatuto1. 4. Ahora bien, en segunda instancia se presenta la reapertura del acta del 4/11/2009 en la que se precisa los acuerdos anteriores; así, si bien se habla de suspensión, sin embargo, se declara la vacancia del cargo de presidente de Guillermo Alarcón Menéndez lo cual importa un acto definitivo y se nombra como presidente a Julio César Arango Ortiz. En efecto, en la sesión del consejo directivo del 3/11/2009 se acordó lo siguiente: .

“Dar cumplimiento a lo dispuesto por la junta calificadora y de disciplina, respecto del inicio del proceso disciplinario contra los señores Guillermo Alarcón Menéndez y Christian Gonzales Cabello, así como cumplir la disposición de la suspensión provisional en tanto se desarrolle el proceso disciplinario, de conformidad con la facultad reconocida al consejo directivo en el artículo 45 del estatuto social del club”.

.

“Encargar la presidencia del club al señor Julio Arango Ortiz, quien deberá cumplir con las obligaciones y facultades contenidas en los artículos 45 y 46 del estatuto social del club, mientras dure la suspensión del presidente conforme al proceso de disciplina iniciado”.

Del mismo modo, el vicepresidente del club invitó al director vocal Domingo Garibaldi Del Campo a que cumpla las funciones de secretario del consejo mientras dure la suspensión de Carlos Christian Gonzales Cabello, lo cual fue sometido a votación y acordado por unanimidad. El acta del 3/11/2009 fue reabierta al día siguiente, es decir, el 4/11/2009, por existir defectos de transcripción y omisiones; según n se indica: Respecto del primer acuerdo se agrega: “En ese orden de ideas y conforme lo dispuesto por el numeral 5 del artículo 42 del Estatuto, el cual establece que el consejo directivo declarará y provee las vacantes que se produzcan, concordado con el último párrafo del artículo 45, el cual establece que el pleno del consejo directivo podrá disponer sin más trámite la suspensión del directivo cuestionado para que se lleve a cabo el procedimiento señalado en el Capítulo Tercero del Título Segundo de los presentes estatutos, se acuerda por unanimidad suspender en sus funciones y en consecuencia declarar vacante el cargo de Presidente del consejo directivo, que venía desempeñando el señor Presidente del consejo directivo, que venía desempeñando el señor Guillermo Alarcón Menéndez”.

275

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

Respecto del segundo acuerdo se agrega: “(...) se acordó por unanimidad encargar la presidencia del club al señor Julio Arango Ortiz (...), quien deberá cumplir con las obligaciones y facultades contenidas en los artículos 45 y 46 del estatuto social del club, mientras dure la suspensión del presidente conforme al proceso disciplinario iniciado, en consecuencia se acordó por unanimidad nombrar como nuevo presidente de la Asociación al señor Julio Arango Ortiz (...)”. Finalmente, en la sesión de consejo directivo del 13/11/2009 se acordó “ratificar los acuerdos adoptados en sesión de consejo directivo de fecha 3 de noviembre del 2009 y aclarados en la reapertura del acta de fecha 04 de noviembre del 2009”. 5. La reapertura del acta es admitida en nuestro ordenamiento para corregir errores y omisiones en las actas de los órganos de las personas jurídicas, como puede apreciarse de la jurisprudencia registral vinculante y del Reglamento de Inscripciones del Registro de Personas Jurídicas No Societarias. En efecto en el X Pleno Registral se aprobó el siguiente precedente de observancia obligatoria: “Reapertura de actas: es posible rectificar el contenido de las actas de sesiones de las personas jurídicas, corrigiendo un dato que se consignó en forma errónea o consignando un dato que se omitió pudiendo consistir la omisión en un acuerdo que habiendo sido acordado por la persona jurídica, no se hizo constar en el acta-. Para ello deberá dejarse constancia de la fecha de la reapertura del acta y la misma deberá ser suscrita por quienes firmaron el acta primigenia o rectificada”2. En ese mismo sentido, el artículo 12 del Reglamento de Inscripciones del Registro de Personas Jurídicas No Societarias dispone que: “Los acuerdos contenidos en actas suscritas en las que se hayan cometido errores u omisiones podrán inscribirse si se reabren para consignar la rectificación respectiva o los datos omitidos, requiriéndose que suscriban al pie las mismas personas que suscribieron el acta reabierta. En el acta se consignará la fecha de la reapertura”. Ahora bien, debe tenerse presente que el acuerdo inicial adoptado en la sesión del consejo directivo del 3.11.2009, referido a la suspensión provisional del cargo de presidente en tanto se desarrolle el proceso disciplinario, fue precisado en la reapertura del 4/11/2009, declarando la vacancia del cargo de presidente del consejo directivo que venía desempeñando Guillermo Alarcón Menéndez. De ese modo, tenemos que el acto a inscribir es la declaración de vacancia en el cargo de presidente, pese a que se refiere a la suspensión en algunos pasajes del título; por lo que corresponde analizar si el consejo directivo cuenta con facultades para declarar la vacancia3 del cargo de los directivos. 6. Es de verse que el consejo directivo basa su acuerdo en el numeral 5 del artículo 42 del estatuto, este establece las materias en las que es competente el consejo directivo, en ese sentido se señala “aceptar provisionalmente la dimisión de sus miembros y declarar y proveer las vacantes que se produzcan”.

276

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

Tenemos entonces que a pesar que es la asamblea general la que realiza la elección de los integrantes del órgano directivo, conforme se establece en el artículo 38 del estatuto, este cuerpo normativo ha previsto que sea el mismo consejo directivo el encargado de declarar las vacantes de sus integrantes; pero, el estatuto establece que este solo procede en caso de dimisión provisional, vale decir, en caso de renuncia, que no es el caso presentado, por lo que no es válido que se haya sustentado el acuerdo en dicha norma estatutaria. 7. El artículo 44 del estatuto señala las obligaciones de los integrantes del consejo directivo y el artículo 464 establece específicamente las obligaciones del presidente. El artículo 45 dispone: “La inobservancia de las obligaciones mencionadas en el artículo precedente5 será sancionada por el pleno del consejo directivo alternativamente con amonestación, suspensión o censura, la que implica la separación del directivo sancionado. Asimismo, el presidente del consejo directivo podrá solicitar al pleno del consejo directivo la separación de uno de sus miembros por haber incurrido en actos o actitudes que hicieren inadecuada su participación en este cuerpo colegiado. En caso de que la inconducta del directivo lo requiriera, el pleno del consejo directivo podrá disponer sin más trámite la suspensión del directivo cuestionado para que se lleve a cabo el procedimiento señalado en el Capítulo Tercero del Título Segundo de los presentes estatutos”. Como puede apreciarse del referido artículo se desprende dos supuestos: El primero es que el propio consejo directivo dirige el procedimiento donde se investiga la supuesta inconducta de sus integrantes y, consecuentemente, establece las sanciones que a estos corresponde y, el segundo supuesto se da cuando el consejo considera justificada la suspensión del directivo y deriva el caso para que el conocimiento del mismo se efectúe en el marco del procedimiento señalado en el Capítulo Tercero del Título Segundo del estatuto. En este último caso se tratará de una suspensión temporal. 8. El artículo 26 del estatuto, ubicado dentro del Título II del Capítulo III referido a “Separación y Renuncia de los socios” establece: “El procedimiento para la separación de un socio es el siguiente: Ante la existencia de una denuncia, o por su propia iniciativa, el consejo directivo en pleno o el directivo a quien se le haya delegado tal atribución, procederán a poner el conocimiento del socio cuya separación se haya solicitado, toda la prueba reunida en su contra para que ejerza su derecho de defensa en el plazo que se le señale, el cual no podrá ser menor de siete ni mayor de treinta días calendario. Dentro de los cinco días de vencido el término concedido al socio para que efectúe su descargo, el consejo directivo o el directivo encargado remitirán lo actuado a la junta calificadora conjuntamente con su dictamen escrito, para que este, por el mérito de las pruebas de cargo y de descargo y actuando como órgano colegiado, emita resolución motivada y escrita.

277

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

La resolución de la junta calificadora es inimpugnable, sin perjuicio de las acciones que el socio tenga derecho”. De ello se desprende, que es la junta calificadora y de disciplina el órgano que tiene la decisión final en lo que a sanción corresponda en los casos que son derivados para su conocimiento, teniendo en cuenta que no solo podría ver los procedimientos referidos a la conducta de los socios sino también a la de los directivos, pues de acuerdo al artículo 53, inciso 2), son facultades de la referida junta, el resolver en forma motivada y escrita los casos de disciplina sometidos a su conocimiento aplicando las sanciones que considere apropiadas, entre otras; por ello si el consejo directivo deriva el conocimiento de alguna supuesta inconducta de los directivos a la junta calificadora de conformidad con el último párrafo del artículo 45, esta sería la competente para resolverlo. 9. Como se reitera, en el primer supuesto es el consejo directivo el que aplica la sanción, mientras que en el segundo es la junta calificadora y de disciplina, es decir un órgano distinto. El tercer párrafo del artículo 45 prevé la suspensión temporal de los directivos por el órgano directivo; atendiendo a la importancia de la facultad concedida al órgano directivo en los artículos 42 y 45 del estatuto, referido a que es el mismo consejo el que puede declarar la sanción o suspensión al miembro del órgano directivo para derivarla a la junta de disciplina, se exige que sea el pleno del consejo directivo. Ahora bien, corresponde determinar qué debe entenderse por “pleno”; de acuerdo al Diccionario de la Lengua Española su significado es “completo”, “lleno”; asimismo, el significado de la frase “en pleno” es “entero, con todos los miembros de la colectividad que se expresa”. 10. En el asiento A00018 de la partida registral del Club Alianza Lima consta que el consejo directivo inscrito se encuentra conformado por 12 miembros; 9 de ellos asistieron a la sesión del 3/11/2009 y 7 a la sesión del 13/11/2009, en la que se ratificó el acuerdo. En ese sentido, las sesiones de los órganos de las personas jurídicas precisan para su instalación del quórum mínimo previsto en el estatuto. Es cierto que de la totalidad de integrantes del consejo directivo no podría exigirse la concurrencia de aquellos miembros cuya supuesta inconducta funcional va a ser materia de análisis y eventual sanción, ello sin perjuicio de su derecho a ser convocados en tanto directivos; sin embargo, sí corresponde exigir la concurrencia de los demás miembros. Así, de los documentos contenidos en el título se aprecia que a la sesión del 3/11/2009 y 13/11/2009 no asistieron los directivos Carlos Humberto Gallardo Jugo y José Carlos Dextre Chacón. 11. Tenemos entonces que para los procedimientos disciplinarios no podría aplicarse el quórum de funcionamiento previsto en el artículo 43 del estatuto, que exige para una reunión válida la presencia de por lo menos la mitad de sus miembros, puesto que el

278

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

Artículo 45 señala expresamente que la facultad sancionadora corresponde al pleno del consejo directivo. 12. Teniendo en cuenta que en el presente caso el consejo directivo no reunió el quórum necesario para instalarse y suspender provisionalmente al presidente Guillermo Alarcón Menéndez y al secretario Christian Gonzales Cabello, no procede la inscripción de dicho acuerdo. Asimismo, no procede inscribir la vacancia del presidente y el nombramiento como nuevo presidente de la asociación de Julio Arango Ortiz, por no ser de competencia del consejo directivo, más aún no se ha declarado la suspensión definitiva del presidente. 13. En cuanto a la naturaleza de los defectos del presente título debe decirse que, siendo que el consejo directivo no reunió el quórum para instalarse y adoptar el acuerdo de vacancia referido, corresponde su tacha, al amparo del inciso a) del artículo 42 del TUO del Reglamento General de los Registros Públicos, al adolecer de defecto insubsanable. 14. Sin perjuicio de lo anterior debe indicarse que, la copia certificada por la Notaria Mónica Tambini Ávila el 10/12/2009 correspondiente al acta de la sesión del consejo directivo del 3/11/2009 presenta en la parte superior un sello de la “Notaría Becerra Sosaya” en cada una de sus páginas pese a que el Notario que certificó su apertura es Alfredo Zambrano Rodríguez y cuyo sello también aparece, lo que debe aclararse, máxime si conforme al artículo 104 de la Ley del Notariado la certificación debe hacerse directamente del documento original. Estando a lo acordado por unanimidad; VII. RESOLUCIÓN CONFIRMAR la tacha sustantiva formulada por el Registrador Público al título referido en el encabezamiento, conforme a los distintos fundamentos expuestos en el Análisis de la presente Resolución. Regístrese. v comuníquese. SAMUEL HERNÁN GÁLVEZ TRONCOS, Presidente de la Primera Sala del Tribunal Registral ELENA ROSA VÁZQUEZ TORRES, Vocal del Tribunal Registral LUIS ALBERTO ALIAGA HUARIPATA, Vocal del Tribunal Registral NOTAS 1 Artículo 48 del estatuto.- “En caso de renuncia, separación, muerte, ausencia o dispensa del presidente, asumirá la presidencia el vicepresidente (...)”. 2 Pleno realizado los días 8 y 9 de abril de 2005 y publicado en el diario oficial El Peruano el 9 de junio de 2005. Criterio interpretativo sustentado en las Resoluciones N° 521-2004-SUNARP-TR-L del 3 setiembre de 2004, N° 494-2003-SUNARP-TR-L del 8 de febrero de 2003, N° 176-2002-ORLC-TR-L del 3 de abril de 2002 y N° 579-2001-ORLCfTR del 10 de diciembre de 2001. 3. De acuerdo al diccionario de la Lengua Española De la Real Academia Española. Vigésima segunda edición 2001, el término “Vacancia” es definida como vacante, y este último significa: Que está sin ocupar, y vacar: Dicho de un empleo, de un cargo o de una dignidad: Quedar sin persona que lo desempeñe o posea. 4 Entre las que se encuentra el convocar al consejo directivo. 5 Entiéndase las referidas a los artículos 44 y demás que prevén obligaciones y facultades de diversos directivos del Club.

279

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

054 Censura contra miembros del consejo directivo: Constituye una remoción cuando se nombran inmediatamente otros miembros No es correcto considerar como acto no inscribible el acuerdo de censura contra los miembros del consejo directivo inscrito, pues al acordarse la censura e inmediatamente la designación de otro consejo directivo, debe entenderse que se trata de una remoción del cargo, lo cual es un acto inscribible. TRIBUNAL REGISTRAL RESOLUCIÓN N° 079-2009-SUNARP-TR-L Lima, 22 de enero de 2009 APELANTE : MARCO LESCANO SOTO Título : N° 718001 del 27-10-2008 RECURSO : H.T.D. N° 75155 del 11-11-2008 REGISTRO : Registro de Personas Jurídicas de Lima ACTO(s) : NOMBRAMIENTO DE JUNTA DIRECTIVA DE ASOCIACIÓN

(...) V. PLANTEAMIENTO DE LAS CUESTIONES Interviene como ponente la vocal Rosario del Carmen Guerra Macedo: De lo expuesto y del análisis del caso, a criterio de esta Sala la cuestión a determinar es la siguiente: .

Si la asamblea del 19.10.2008 ha sido debidamente convocada.

VI. ANÁLISIS 1. Constituye una de las condiciones imprescindibles para la validez de los acuerdos adoptados en juntas o asambleas generales de toda persona jurídica, que la convocatoria sea realizada por el órgano social que legal o estatutariamente esté facultado para ello. En el caso de asociaciones, el artículo 84 señala que esta atribución le corresponde al presidente del consejo directivo, salvo disposición estatutaria diferente. En el presente caso se solicita la inscripción de acuerdos adoptados por la Asociación de Propietarios del Centro Poblado Rural Villa Libertad, Lurín en asamblea del 19 de octubre de 2008, convocada por Máximo Villegas Imán, quien no ostenta el cargo de presidente del consejo directivo inscrito, siendo que el cargo recae en Daniel Samanez Palacios, según consta en el asiento A00006 de la partida 11005009 del Registro de Personas Jurídicas de Lima. 2. El apelante argumenta que el asiento A00006 fue extendido en forma irregular. Al respecto es de señalar que dicha inscripción se encuentra protegido, por el principio de legitimación previsto en el artículo 2013 del Código Civil según el cual el contenido de la inscripción se presume cierto y produce todos sus efectos, mientras no se rectifique o se declare judicialmente su invalidez. 3. La eficacia legitimadora constituye uno de los principios básicos del sistema registral: “Los asientos constituyen un título de legitimación, es decir un signo suficiente que habilita al sujeto, respecto de todos, como titular de los derechos inscritos en la

280

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

forma que manifiesta el Registro (aunque pueda no ser tal titular, o no tener los derechos el alcance que el Registro manifiesta)1”. La doctrina es pacífica cuando se afirma que el principio de Legitimación como tal, tiene las siguientes consecuencias registrales: 1) El Registro se cierra a títulos incompatibles aunque sean anteriores al inscrito: En el sistema registral peruano de acuerdo al Art. 2017 del Código Civil “No puede inscribirse un título incompatible con otro ya inscrito, aunque sea de fecha anterior”. En estos supuestos se produce el “cierre” de la partida registral para evitar el acceso al Registro del título incompatible posterior aun cuando este se haya generado con anterioridad a aquel que se inscribió primero. Lacruz Berdejo y Sancho Rebullida enseñan que la regla de prioridad no tiene como único resultado, en su relación con el Registro, establecer un orden en la protección de cada uno de los derechos compatibles inscritos, por fechas de presentación, sino cerrar los libros a los derechos incompatibles con el que se halla ya registrado2. 2) El Registro se cierra a los títulos dispositivos o declarativos, otorgados por persona distinta al titular registral. En el caso peruano el Código Civil señala en su artículo 2015 “Ninguna inscripción, salvo la primera, se hace sin que esté inscrito o se inscriba el derecho de donde emane”. En ese sentido el principio de tracto sucesivo no solo es presupuesto de la inscripción sino también consecuencia de su eficacia. Para el Registro de Personas Jurídicas se aplica lo señalado en el artículo VI del T.P. del Reglamento General de los Registros Públicos: “ninguna inscripción salvo la primera se extiende sin que esté inscrito o se inscriba el derecho de donde emana o el acto previo necesario o adecuado para su extensión, salvo disposición en contrario”. Es decir, si no consta inscrito el presidente del consejo de administración o el órgano convocante de una asamblea general, no puede inscribirse los acuerdos tomados en dicha asamblea, salvo que se trate de asamblea judicial o universal, que es el caso en análisis. 4. De otro lado, si bien puede alegarse que la inscripción del asiento A00006 fue irregular, no debemos perder de vista que una vez que el título accede al registro, el principio de legitimación adquiere trascendental relevancia, pues la inscripción se reputará exacta y válida, siendo la única forma de enervarle el pronunciamiento judicial correspondiente, de conformidad con el artículo 2013 del Código Civil3 y artículo VII del Título Preliminar del Texto Único Ordenado del Reglamento General de los Registros Públicos4. Sin perjuicio de lo expuesto, es de señalar que la asamblea eleccionaria inscrita en el asiento A00006, fue de carácter universal, es decir con la participación de la totalidad de los asociados, no siendo en estos casos necesaria la intervención del presidente del consejo directivo inscrito. 5. En conclusión, aun cuando pudiesen acreditarse irregularidades en el proceso de calificación de un título, su inscripción dota de exactitud y como tal, produce todos sus

281

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

efectos en virtud del principio de legitimación, cuyos alcances hemos expuesto, salvo que judicialmente sea declarada nula. En ese sentido, y estando a lo previsto en el artículo 42 inc. d) del Reglamento General de los Registros Públicos, debe confirmarse la tacha sustantiva por existir obstáculo insalvable en la partida. 6. Respecto al extremo 2 de la denegatoria, se corrobora del acta presentada que efectivamente que la asamblea general del 19/10/2008 se instaló con menos de la mitad más uno de los asociados: 82 de 170, no siendo válida la corrección efectuada en el acta. También se confirma el extremo 3 de la denegatoria en tanto existe incompatibilidad de los libros, no siendo válido en sede registral el argumento esgrimido por el apelante en el sentido que la apertura del libro N° 3 legalizado ante el Notario Alfredo Zambrano Rodríguez no tiene origen legal, en tanto la evaluación de dicho aspecto corresponde al poder judicial. 7. En cuanto a considerar como acto no inscribible el acuerdo de censura contra los miembros del consejo directivo inscrito, es de señalar que habiéndose acordado la censura e inmediatamente la designación de otro consejo directivo, debe entenderse que se trata de una remoción del cargo, lo cual es un acto inscribible. Por lo tanto debe dejarse sin efecto el extremo 4 de la denegatoria de inscripción. Estando a lo acordado por unanimidad; VII. RESOLUCIÓN CONFIRMAR la tacha formulada por el registrador del Registro de Personas Jurídicas de Lima al título referido en el encabezamiento así como los extremos 2 y 3 de la esquela y DEJAR SIN EFECTO el extremo 4 de la denegatoria conforme a los fundamentos expuestos en la presente resolución. Regístrese y comuníquese. ROSARIO DEL CARMEN GUERRA MACEDO, Presidenta la Primera Sala del Tribunal Registral MARTHA DEL CARMEN SILVA DÍAZ, Vocal del Tribunal Registral LUIS ALBERTO ALIAGA HUARIPATA, Vocal del Tribunal Registral NOTAS 1 PEÑA BERNALDO DE QUIRÓS, Manuel. Derecho reales, Derecho Hipotecario, cuarta edición, Tomo II, Centro de Estudios Registrales, 2001, Pág. 589. 2 LACRUZ BERDEJO, José Luis y SANCHO REBULLIDA, Francisco de asis. Citado por GONZALES LOLI, Jorge Luis. Comentarios el Nuevo Reglamento General de los Registros Públicos. Gaceta Jurídica, 2002, p.83. 3 Artículo 2013: “El contenido de la inscripción se presume cierto y produce todos sus efectos, mientras no se rectifique o se declare judicialmente su invalidez”. 4 Artículo VII: “Los asientos registrares se presumen exactos y válidos. Producen todos sus efectos y legitiman al titular Registral para actuar conforme a ellos, mientras no se rectifiquen en los términos establecidos en este Reglamento o se declare judicialmente su invalidez”.

055 Prórroga de la vigencia del consejo directivo: Oportunidad del acuerdo Es inscribible la prórroga de la vigencia del mandato del consejo directivo, siempre que esté prevista en el estatuto y se adopte antes del vencimiento de

282

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

dicho mandato. En tal caso, no es exigible la realización del proceso eleccionario alguno. La reelección, en cambio, significa que los integrantes del consejo directivo son nuevamente elegidos, lo que implica la realización de un proceso eleccionario. TRIBUNAL REGISTRAL RESOLUCIÓN N° 178-2010-SUNARP-TR-L Lima, 05 de febrero de 2010 APELANTE : JULIO César CORTEGANA LUDEÑA TÍTULO : N° 892616 del 16/12/2009 RECURSO : H.T.D. N° 4620 del 2110112010 REGISTRO : Registro de Personas Jurídicas de Lima ACTO(s) : PRÓRROGA DE MANDATO DE ÓRGANO DIRECTIVO

(...) V. PLANTEAMIENTO DE LAS CUESTIONES Interviene como ponente la vocal Rosario del Carmen Guerra Macedo. De lo expuesto y del análisis del caso, a criterio de esta Sala la cuestión a determinar es la siguiente: . Si el estatuto establece la continuidad del mandato de los directivos inscritos aun cuando el mandato haya vencido ¿es válido el acuerdo de prórroga del mandato? VI. ANÁLISIS 1. El. Reglamento General de los Registros Públicos en su artículo 31, define a la calificación registral como la evaluación integral de los títulos presentados al Registro que tiene por objeto determinar la procedencia de su inscripción. Esta calificación registral se encuentra a cargo del Registrador, en primera instancia y del Tribunal Registral, en segunda instancia. Asimismo, en el artículo 32 de la norma se establece cuáles son los alcances de la calificación registral, así señala que al calificar y evaluar los títulos debe confrontar la adecuación de los títulos con los asientos de inscripción de la partida Registral en la que se habrá de practicar la inscripción, y, complementariamente, con los antecedentes registrales referidos a la misma, sin perjuicio de la legitimación de aquellos. De otro lado, se señala –entre otros alcances– que debe comprobarse que el acto o derecho inscribible, así como los documentos que conforman el título, se ajustan a las disposiciones legales sobre la materia y cumplen los requisitos establecidos en dichas normas. 2. En lo concerniente a la calificación de los títulos relativos a asociaciones el artículo 17 del Reglamento de Inscripciones del Registro de Personas Jurídicas No Societarias, establece que el Registrador deberá verificar que la convocatoria, el quórum y la mayoría en las sesiones de los órganos colegiados, se adecúen a las disposiciones legales y estatutarias. La norma agrega que la convocatoria, quórum y mayoría se acreditarán exclusivamente mediante las constancias de convocatoria (art. 51) y quórum (art. 57), respectivamente.

283

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

La norma también prevé que el Registrador verificará que las actas en las que obren los acuerdos se encuentren asentados en los libros respectivos (Art. 7). En este último caso, el Reglamento en mención ha previsto que el Registrador verificará que exista compatibilidad entre el libro en el que está asentada el acta cuya inscripción se solicita y en el que se asentó el acuerdo del mismo órgano que dio mérito a la última inscripción vinculada, tomando en cuenta ello, la fecha de la sesión, el número de libro y los datos de certificación que corresponda. 3. En el presente caso, se solicita la inscripción del acuerdo de prórroga de vigencia de poder del consejo directivo de la Federación de Retirados de Policía Nacional del Perú, Federpol, elegido para el periodo del 26 de diciembre del 2007 al 25 de diciembre del 2009 por un periodo adicional del 25 de diciembre del 2009 al 26 de diciembre del 2011. El Registrador ha tachado sustantivamente el título por considerar que dicho acuerdo contraviene la disposición estatutaria sobre no reelección inmediata. 4. El tema de la prórroga de los consejos directivos de asociaciones, si bien no ha sido regulada por las normas del Código Civil, ya ha sido definido por el Tribunal Registral en precedente de observancia obligatoria aprobado en el 10 Pleno, publicado el 9/6/2005: “Prórroga y reelección de consejos directivos de asociaciones Es inscribible la prórroga de la vigencia del mandato del consejo directivo, siempre que esté prevista en el estatuto y se adopte antes del vencimiento de dicho mandato. En tal caso, no es exigible la realización de proceso eleccionario alguno. La reelección, en cambio, significa que los integrantes del consejo directivo son nuevamente elegidos, lo que implica la realización de un proceso eleccionario”. Como podrá apreciarse, la prórroga requiere encontrarse prevista en el estatuto para poder ser acordada por la asamblea general. De no estar prevista, el acuerdo de prorrogar el mandato de la junta directiva (consejo directivo) importaria una violación a las normas estatutarias que prevén el periodo de duración del órgano directivo y las normas que en consecuencia con dicho periodo determinado, establecen la periodicidad de realización de las elecciones. Así, cuando el estatuto establece un periodo determinado de duración del órgano directivo, al vencer dicho periodo, concluyen sus funciones. Por lo tanto, para que pueda continuar en funciones no obstante haber vencido el periodo para el que fue elegido, otra norma estatutaria debe permitirlo. 3. En el caso analizado, el estatuto inscrito establece en el artículo 40 que el consejo directivo es elegido por el periodo de dos años no pudiendo ser reelegido para un periodo inmediato. La norma estatutaria agrega que en caso de fenecimiento del mandato de no elegirse e inscribirse un nuevo consejo directivo, los últimos directivos inscritos continuarán en su cargo.

284

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

Como puede apreciarse, si bien el estatuto prevé una prórroga tácita de la vigencia del mandato de la junta directiva, hasta que se elija y se inscriba otro consejo directivo, no otorga facultades a la asamblea general para prorrogar el mandato por un periodo diferente. 4. Sobre el tema de la prórroga tácita del mandato de los órganos es pertinente señalar lo establecido en la Resolución N° 012-2007-SUNARP-TR-T del 18101/2007 “este Tribunal consideró y consideran que la prórroga no resulta un acto inscribible, pues al significar de cualquier modo la continuidad y vigencia del órgano ya inscrito, no tiene ninguna trascendencia frente al tercero, para quien, con prórroga o sin ella, será directivo el que aparece inscrito en la partida registral. En ese orden ideas, pese al carácter no inscribible del acuerdo de la AGE de prorrogar el mandato del consejo directivo de la Asociación (...) los miembros de dicho Consejo continúan en funciones en tanto no se presenten supuestos de elección de sus reemplazantes, remoción, muerte o renuncia”. Por todo lo expuesto corresponde confirmar la tacha, por los diferentes fundamentos establecidos en le presente resolución. 5. En cuanto al título pendiente 548836 se verifica que este ha dado lugar a la Resolución N° 1585-2009-SUNARP-TR-L del 23-10-2009, habiendo sido notificado el 2 de noviembre del 2009, siendo que aún no ha vencido el plazo para anotar la demanda referido en el artículo 164 del Reglamento General de los Registros Públicos. 6. Sobre el extremo de la firma del acta, efectivamente se comprueba que no existe coincidencia entre los designados en la asamblea del 26 de noviembre del 2009 para suscribir el acta y los que suscriben la misma. 7. Cabe señalar que los defectos a que se contraen las numerales 5 y 6 no son relevantes para el presente título, por cuanto se ha dispuesto la tacha sustantiva. Estando a lo acordado por unanimidad: VII. RESOLUCIÓN CONFIRMAR la tacha formulada por el Registrador del Registro de Personas Jurídicas al título referido en el encabezamiento, por los distintos fundamentos expuestos en la presente resolución. Regístrese y comuníquese. FREDY SILVA VILLAJUÁN, Presidente de la Tercera Sala del Tribunal Registral FERNANDO TARAZONA ALVARADO, Vocal del Tribunal Registral ROSARIO GUERRA MACEDO, Vocal del Tribunal Registral

056 Prórroga del periodo del consejo directivo: Requiere constar expresamente en el estatuto La prórroga requiere encontrarse prevista en el estatuto para poder ser acordada por la asamblea general. De no estar prevista, el acuerdo de prorrogar del mandato de la junta directiva (consejo directivo) importaría una violación a las normas estatutarias que prevén el periodo de duración del órgano directivo

285

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

y las normas que en consecuencia con dicho periodo determinado, establecen la periodicidad de realización de las elecciones. Así, cuando el estatuto establece un periodo determinado de duración del órgano directivo, al vencer dicho periodo, concluyen sus funciones. Por lo tanto, para que pueda continuar en funciones no obstante haber vencido el periodo para el que fue elegido, otra norma estatutaria debe permitirlo. SUNARP TRIBUNAL REGISTRAL RESOLUCIÓN N° 578 - 2009 - SUNARP-TR-L Lima, 30 de abril de 2009 APELANTE : DANIEL REGRAT GARRIDO TÍTULO : 711343 del 23-10-2008 RECURSO : H.T. 6826 del 28-1-2009 REGISTRO : Registro de Personas Jurídicas de Lima ACTO : PRÓRROGA DE CONSEJO DIRECTIVO Y MODIFICACIÓN DE ESTATUTO

(...)

V. ANÁLISIS 1. En el título venido en grado se solicitó originariamente la inscripción de la modificación total del estatuto y la prórroga del mandato la junta directiva de la ASOCIACIÓN MUTUALISTA SANITARIA DEL PERÚ. Ambos acuerdos fueron adoptados en la misma asamblea nacional extraordinaria de delegados, celebrada e1 17, 18 y 19 de julio de 2008. Ante las observaciones a la modificación del estatuto efectuadas por el Registrador, el presentante formuló desistimiento parcial de la rogatoria, solicitando que no se inscriba la modificación del estatuto, sino únicamente la prórroga del mandato de la junta directiva inscrita, prórroga que se acordó tendría una duración de dos años, desde el 5-10-2008 hasta el 4-10-2010. Por lo tanto, estando al desistimiento parcial formulado, debe determinarse si procede la inscripción de la prórroga del mandato de la junta directiva. El tema de la prórroga de los consejos directivos de asociaciones –materia debatible en tanto no ha sido regulada por las normas civiles–, ya ha sido definido por el Tribunal Registral en precedente de observancia obligatoria aprobado en el 10 Pleno, publicado el 9-6-2005: “Prórroga y reelección de consejos directivos de asociaciones Es inscribible la prórroga de la vigencia del mandato del consejo directivo, siempre que esté prevista en el estatuto y se adopte antes del vencimiento de dicho mandato. En tal caso, no es exigible la realización de proceso eleccionario alguno. La reelección, en cambio; significa que los integrantes del consejo directivo son nuevamente elegidos, lo que implica la realización de un proceso eleccionario”.

286

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

La prórroga requiere encontrarse prevista en el estatuto para poder ser acordada por la asamblea general. De no estar prevista, el acuerdo de prorrogar el mandato a la junta directiva (consejo directivo) importaría una violación a las normas estatutarias que prevén el periodo de duración del órgano directivo y las normas que en consecuencia con dicho periodo determinado, establecen la periodicidad de realización de las elecciones. Así, cuando el estatuto establece un periodo determinado de duración del órgano directivo, al vencer dicho periodo, concluyen sus funciones. Por lo tanto, para que pueda continuar en funciones no obstante haber vencido el periodo para el que fue elegido, otra norma estatutaria debe permitirlo. En este caso, el estatuto inscrito establece en el artículo 40 que la junta directiva es elegida por la asamblea nacional de delegados por el término de dos años, pudiendo sus miembros ser reelegidos por un periodo más. De otra parte, ninguna norma del estatuto permite la prórroga de la vigencia de la junta directiva. Como puede apreciarse, el estatuto inscrito de la asociación no prevé la prórroga de la vigencia del mandato de la junta directiva. En consecuencia, el acuerdo de prorrogar por un periodo de dos años a la última junta directiva inscrita, no se ajusta al estatuto inscrito. A lo expuesto debe añadirse que la imposibilidad de acordar la prórroga sin previamente modificar el estatuto fue previsto por la propia asamblea general, conforme consta en la reapertura del acta realizada el 17-10-2008. En esta se señala que la eficacia del acuerdo de prórroga del mandato de los actuales órganos de gobierno de la asociación, “se condiciona al acuerdo previo de modificar el estatuto, de modo tal que este último establezca la viabilidad de la prórroga, el mismo que se efectuó en la misma asamblea”. Resulta por tanto que, si se aceptara el desistimiento parcial de la rogatoria (en el sentido que no se inscriba la modificación del estatuto), no podría tampoco inscribirse la prórroga del mandato de la junta directiva, al no estar prevista dicha posibilidad en el estatuto inscrito. Al respecto el artículo 13 del Reglamento General de los Registros Públicos dispone que el desistimiento parcial procede únicamente cuando se refiere a actos separables y siempre que no afecte los elementos esenciales del otro u otros actos inscribibles. En este caso, el desistimiento de la inscripción de la modificación del estatuto sí afecta al otro acto inscribible –prórroga del mandato de la junta directiva–, pues este último requiere de la inscripción de la modificación del estatuto que permite la prórroga. Así, el artículo 56 del nuevo estatuto establece que el mandato de los directivos podrá ser prorrogado o ampliado por razones justificadas y aprobado en asamblea nacional de delegados. Por lo tanto, se confirma la denegatoria del desistimiento parcial formulado. En consecuencia, procede examinar la procedencia de la inscripción de la modificación del estatuto.

287

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

El Código Civil prevé que las asociaciones son personas jurídicas de Derecho Privado. Las define como organizaciones estables que a través de una actividad común persiguen un fin no lucrativo. Para la constitución de una asociación no se requiere de aprobación de entidad estatal alguna: el Estado no tiene Injerencia en la constitución de asociaciones. Así, el artículo 2 de la Constitución Política consagra como un derecho de la persona: 13) “A asociarse y a constituir fundaciones y diversas formas de organización jurídica sin fines de lucro, sin autorización previa y con arreglo a ley. No pueden ser disueltas por resolución administrativa”. En el mismo sentido, la modificación del estatuto constituye una atribución exclusiva de la asamblea general de la asociación (artículo 86 del Código Civil), en la que el Estado no tiene injerencia alguna. Ahora bien, en algunos casos se justifica la aplicación de normas especiales. Así, por Decreto Ley 20064 se dictaron medidas para el funcionamiento de varios organismos formados por servidores públicos. Tal como se señala en los considerandos de esta norma, las asociaciones mutualistas, de derramas administrativas, asociaciones de socorro y auxilios mutuos y otras de carácter asistencial constituidas por servidores públicos, administran patrimonio de sus asociados y emplean, no obstante su carácter privado, mecanismos administrativos del Estado para el logro de sus fines. En los considerandos se indica también que es deber del Estado dictar medidas tendentes a velar por el buen funcionamiento de tales instituciones, cautelando los intereses de sus miembros y fomentando la activa participación de los mismos en la marcha administrativa, económica y financiera de sus instituciones. El D.L.20064 establece que las citadas instituciones deberán contar con un consejo de vigilancia. Asimismo, regula las funciones del Titular del Sector en el que prestan servicios los integrantes de dichas instituciones, entre las que se encuentran: cautelar su marcha administrativa, financiera y económica; practicar inspectorías; acreditar representantes ante los órganos de Gobierno cuando lo estime conveniente; convocar a asamblea general, si los órganos de Gobierno competentes para ello no lo hicieren. 8. De otra parte, por Ley 26516 se incorporó al control y supervisión de la Superintendencia de Banca y Seguros a las Derramas y Cajas de beneficios creadas por Decreto Ley 21021, los decretos supremos 01 y 78 de 1965 y D.S. 030 de 1966, “así como cualquier otro Fondo que reciba recursos de sus afiliados, socios o asociados, con la finalidad de destinarlos a la prestación de beneficios consistentes en el otorgamiento de pensiones de cesantía, jubilación o similares o adicionales a estas, cualquiera que fuere su denominación, o forma de constitución”. El reglamento de la Ley 26516 fue aprobado por D.S.160-95-EF, el que dispuso que la Caja de Pensiones Militar Policial, Caja de Beneficios y Seguridad Social del Pescador, Derrama Magisterial y la Derrama de los Cesantes y Jubilados del Ramo de Educación Pública, quedan inscritas automáticamente en el “Registro de Derramas, Caja de Beneficios - Ley 26516”.

288

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

La tercera disposición final del D.S.160-95-EF dispuso que las Asociaciones Mutualistas, Derramas Administrativas, Asociaciones de Socorros y Auxilios Mutuos y otras de carácter asistencial constituidas por servidores públicos con patrimonio proveniente de sus asociados, continuarán regidas por las disposiciones que le son propias. Conforme se señala en el artículo 1 del estatuto inscrito de la asociación la Asociación Mutualista Sanitaria del Perú fue creada por D.S. N° 460 del 176-1942, como institución autónoma y de auxilios mutuos entre todos los empleados del Ministerio de Salud. Conforme al artículo 2, pertenecen a la asociación, todos los trabajadores del sector salud y organismos públicos descentralizados. Entre sus fines se encuentran: otorgar el fondo de retiro a sus asociados, otorgar el fondo de fallecimiento y otorgar préstamos a sus asociados. Por D.S. 017-81-SA del 24-7-1981 se aprobó el estatuto de la referida asociación. El artículo 3 del D.S. 017-81-SA dispuso que las modificaciones al estatuto de la asociación debían ser aprobadas por decreto supremo. En tal sentido, el último estatuto inscrito (asiento 5 de fojas 454 del tomo 15) fue aprobado por D.S. 002‑90-SA, dispositivo que recogió las modificaciones aprobadas por la asamblea nacional de delegados. En el propio estatuto inscrito, en el artículo 37 se establece que si los acuerdos adoptados por la asamblea nacional de delegados constituyen modificación de los estatutos que altere el sistema administrativo, estos deberán ser sucesivamente aprobados por un instrumento legal de igual jerarquía al que aprobó los estatutos, a efectos que las modificaciones tengan el efecto legal en su aplicación. En tal sentido, las normas especiales que regulan a la Asociación Mutualista Sanitaria del Perú, establecen que la modificación del estatuto requiere ser aprobada por decreto supremo. En este caso, no se ha acompañado el decreto supremo que aprobó la modificación estatutaria cuya inscripción se solicita ni en su defecto, se ha indicado la fecha de su publicación en el diario oficial. Por lo tanto, mientras no se demuestre la aprobación de la modificación del estatuto por decreto supremo, no procederá su inscripción. De otra parte, el artículo 1 de la Ley 29060 –Ley del Silencio Administrativo–, establece que los procedimentos de evaluación previa están sujetos a silencio positivo cuando se trate de: a) Solicitudes cuya estimación habilite para el ejercicio de derechos preexistentes o para el desarrollo de actividades económicas que requieran autorización previa del Estado y siempre que no se encuentren contempladas en la Primera Disposición Transitoria, Complementaria y final. b) Recursos destinados a cuestionar la desestimación de una solicitud o actos administrativos anteriores, siempre que no se encuentren contemplados en la Primera Disposición Transitoria, Complementaria y final.

289

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

c) Procedimientos en los cuales la trascendencia de la decisión final no pueda repercutir directamente en administrados distintos al peticionario, mediante la limitación, perjuicio o afectación a sus intereses o derechos legítimos. Como puede apreciarse, la aprobación de la modificación del estatuto de la Asociación Mutualista Sanitaria del Perú no se subsume en ninguno de los supuestos en los que opera el silencio positivo, por afectar el interés público, al comprender al universo de trabajadores del sector salud y organismos públicos descentralizados. Al respecto debe tenerse en cuenta que recién con la publicación del D.S. 002-2008-SA el 12-1-2008, se ha establecido la libre desafiliación de la Asociación Mutualista Sanitaria del Perú, pues antes de dicha fecha, la inscripción era obligatoria para los trabajadores comprendidos dentro de su ámbito. Conforme a lo expuesto en los numerales precedentes, se confirma la observación formulada. 11. Los derechos registrales se encuentran pagados. Estando a lo acordado por unanimidad; VII. RESOLUCIÓN CONFIRMAR la observación formulada por el Registrador del Registro de Personas Jurídicas de Lima al título señalado en el encabezamiento de la presente resolución. Regístrese y comuníquese. NORA MARIELLA ALDANA DURÁN, Presidenta de la Tercera Sala del Tribunal Registral MIRTHA RIVERA BEDREGAL, Vocal del Tribunal Registral SAMUEL GÁLVEZ TRONCOS, Vocal del Tribunal Registral

057 Prórroga del cargo de presidente del consejo directivo: No se puede inferir si el estatuto prevé un plazo máximo en el ejercicio del cargo Cuando en el estatuto se señala un periodo máximo en el ejercicio de un cargo directivo, no se puede inferir que la vigencia en el cargo de presidente se prorrogue de manera indefinida hasta que se produzca la transmisión e instalación del nuevo consejo directivo, pues puede ocurrir que la elección nunca se realice y que la asociación devenga en acéfala, o que la elección se efectúe luego de un periodo largo de tiempo (5, 10, 20 o más años), por lo que sostener que la vigencia en el cargo de presidente se mantiene mientras no se produzca la elección del nuevo consejo directivo, implicaría que el presidente del consejo directivo siga de manera indefinida en funciones. TRIBUNAL REGISTRAL RESOLUCIÓN N° 472-2009-SUNARP-TR-L Lima, 11 de marzo de 2009 APELANTE : VANESSA MAGALY MOLERO PASTOR ATENCIÓN : N° 24535 del 8 de enero de 2009 RECURSO : N° 7223 del 29 de enero de 2009

290

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

REGISTRO : Personas Jurídicas de Lima ACTO(s) : VIGENCIA DE PODER

(...) V. PLANTEAMIENTO DE LAS CUESTIONES Interviene como ponente la vocal Martha del Carmen Silva Díaz. De lo expuesto y del análisis del caso, a criterio de esta Sala la cuestión a determinar es la siguiente: ¿Se encuentran vigentes las facultades de la Presidenta inscrita en el asiento A0004 de la partida registral de la Asociación? VI. ANÁLISIS Esta instancia ha emitido pronunciamiento mediante Resolución N° 367-2009SUNARP-TR-L de 18 de marzo de 2009, denegando la solicitud de inscripción del otorgamiento de poderes a favor de María Gricelda Málaga Zapata, en mérito a la reapertura del Acta de la Asamblea General Ordinaria de 28 de octubre de 2004, realizada el 12 de junio de 2008. En la referida resolución fue objeto de análisis la vigencia del mandato del consejo directivo de la Asociación, inscrito en el asiento A00004 de la partida N° 03001475, presidido por María Gricelda Málaga Zapata. Sobre dicho aspecto, en los puntos 9, 10 y 11 del Análisis de la precitada resolución, se señaló lo siguiente: “(...) se aprecia que en el asiento A00004 de la partida electrónica N° 03001474 correspondiente a la Asociación de Propietarios del Centro Comercial Polvos Azules, consta inscrita la elección del Consejo Directivo elegido en Asamblea de 13 de Junio de 2004, conformado por María Gricelda Málaga Zapata, como Presidenta, Rosendo Roberto Fernández Rodríguez como Secretario General, Samuel Jeremías Estrada Landeo como Secretario de Administración de Recursos, Juan Rosales Elizalde como Secretario de Administración de Servicios Internos, José Antonio Almo Camones como Secretario de Imagen Institucional y Javier Manuel Quiroz Sosa como Secretario de Atención al Cliente. El apelante ha manifestado en su recurso que el cuestionamiento formulado por el Registrador al mandato de vigencia del consejo directivo, se ha hecho sin tomar en cuenta la prórroga automática que tiene el mandato del presidente del consejo directivo, conforme se prevé en el artículo 39 del estatuto, cuyo tenor es el siguiente: “El presidente saliente cesará en sus funciones con la transmisión e instalación del Consejo directivo electo, salvo renuncia expresa. Al respecto, este colegiado no comparte la interpretación hecha por el apelante con relación a la prórroga automática del mandato de vigencia del presidente, pues este colegiado considera que el periodo de vigencia del consejo directivo inscrito en el asiento A00004 de la partida electrónica N° 03001474, feneció indefectiblemente el 14/6/2006, ya que de acuerdo con el propio artículo 20 del estatuto,

291

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

la duración del cargo como miembro directivo es solo de dos años, pudiendo sus integrantes ser reelegidos por un solo periodo, situación esta última que ya se ha presentado en el caso bajo análisis (asiento A00002 y asiento A00004). Asimismo, con relación a la aplicación del artículo 39 del estatuto, dicho precepto debe ser interpretado en concordancia con el artículo 20 del estatuto antes aludido. Así, al establecer que el presidente saliente cesará en sus funciones con la transmisión e instalación del nuevo consejo directivo electo (artículo 39), debe entenderse que la vigencia del cargo de presidente concluye, entre otros supuestos, con el nombramiento del nuevo consejo directivo, esto es, luego de que ha transcurrido el periodo de los dos años, la asamblea general ha elegido a sus nuevos integrantes, que en el mejor de los casos, dicha elección se ha efectuado sin intervalos de tiempo. Sin embargo, no puede inferirse que la vigencia en el cargo de presidente se prorrogue de manera indefinida hasta que se produzca la transmisión e instalación del nuevo consejo directivo, pues puede ocurrir que la elección nunca se realice y que la asociación devenga en acéfala, o que la elección se efectúe luego de un periodo largo de tiempo (5, 10, 20 o más años), por lo que sostener que la vigencia en el cargo de presidente se mantiene mientras no se produzca la elección del nuevo consejo directivo, implicaría que el presidente del consejo directivo siga de manera indefinida en funciones, contraviniendo el artículo 20 del estatuto, que como se ha señalado, ha establecido que el periodo máximo en el ejercicio de un cargo directivo es de dos años. Asimismo, debe tenerse en cuenta que el artículo 38 del estatuto prevé que en el caso que haya transcurrido el plazo de los dos años de vigencia del consejo directivo y no se haya aún elegido a sus nuevos integrantes, el presidente podrá seguir en funciones pero solo para convocar a una asamblea general eleccionaria, cuya posible prórroga en el ejercicio de las funciones será por un tiempo limitado, esto es, lo que demore el proceso eleccionario, que según el literal b) del artículo 35 del estatuto, no puede exceder de 30 días”. En consecuencia, como consecuencia del análisis efectuado en dicha resolución, se concluyó que María Gricelda Málaga Zapata carece de facultades vigentes como directivo de la asociación. 3. El artículo 140 del Reglamento General de los Registros Públicos establece los efectos de la publicidad registral formal, señalando lo siguiente: “Los certificados que extienden las Oficinas Registrales acreditan la existencia o inexistencia de inscripciones o anotaciones preventivas vigentes en el Registro al tiempo de su expedición. (...) La existencia de títulos pendientes de inscripción no impide la expedición de un certificado, en cuyo caso este debe contener la indicación de la existencia de título

292

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

pendiente y las precisiones o aclaraciones correspondientes para no inducir a error a terceros sobre la situación de la partida registral. (...)”. Entre los certificados compendiosos que se expiden en los Registros, conforme al artículo 132 del Reglamento General, se encuentran los certificados de vigencia, “los que acreditan la existencia del acto o derecho inscrito a la fecha de su expedición”. De la normativa señalada se desprende que para el otorgamiento del certificado compendioso, el Registrador o Certificador deberá tener en cuenta la situación de la partida registral al momento de la expedición del certificado; lo mismo ocurrirá cuando la instancia que conoce del recurso de apelación planteado realice la evaluación correspondiente a efectos de determinar la procedencia o no de la expedición del referido certificado. Verificada la partida registral de la Asociación de Propietarios del Centro Comercial Polvos Azules se aprecia que en esta constan extendidos los asientos mencionados en el rubro IV: Antecedente Registral, que son los mismos asientos que fueron evaluados con ocasión de la emisión de la Resolución N° 367-2009-SUNARP-TR-L de 18 de marzo de 2009, que confirmó la denegatoria de inscripción del título N° 759392 del 11 de noviembre de 2008, mediante el cual se solicitó la inscripción del otorgamiento de poderes a favor de María Gricelda Málaga Zapata. En consecuencia, al momento de la calificación en segunda instancia del pedido de expedición del certificado de vigencia de poder, se advierte que María Gricelda Málaga Zapata carece de facultades inscritas. Por tanto, procede confirmar la observación formulada por el abogado Certificador. No obstante lo expuesto, el recurrente podrá solicitar la expedición del certificado literal a que se refiere el literal a) del artículo 131 del Reglamento General de los Registros Públicos, en cuyo caso, se dejará constancia de la circunstancia establecida en el tercer párrafo del artículo 140 del mismo Reglamento, antes citado. En este supuesto, con relación a la vigencia del título N° 759392, debe tenerse en consideración la siguiente normativa: “Art. 28.- Prórroga automática Se produce la prórroga automática del plazo de vigencia del asiento de presentación en los siguientes casos: a) Cuando se interponga recurso de apelación contra las observaciones, tachas y liquidaciones, hasta el vencimiento de los plazos previstos en los artículos 15, 161, 162 y 154 o se anote le demanda de impugnación ante el Poder Judicial antes del vencimiento del plazo señalado en este último artículo; (...)”.

293

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

“Art. 164.- Vigencia del asiento de presentación para la interposición de demanda contencioso-administrativa En los casos en los que proceda la impugnación judicial de las resoluciones del Tribunal Registral, el asiento de presentación del título apelado se mantendrá vigente por el plazo de 15 días adicionales al previsto normativamente para la interposición de la acción contencioso-administrativa, a efectos de anotar la demanda correspondiente, la misma que será ingresada por el Diario. Anotada la demanda o vencido el plazo señalado en el párrafo precedente, caduca el asiento de presentación del título que fue materia de apelación y se procederá a efectuar la tacha respectiva sin perjuicio que, de ampararse la demanda, los efectos de la inscripción que se realice se retrotraerán a la fecha del asiento de presentación del título apelado. Vencido el plazo, sin que se hubiere efectuado anotación de demanda alguna, el Registrador procederá a levantar la anotación de apelación”. 6. La resolución N° 367-2009-SUNARP-TR-L fue notificada al apelante el 24.3.2009, siendo que el vencimiento del plazo para anotar la demanda contenciosoadministrativa se producirá el 16 de julio de 2009. En tal sentido, de expedirse certificación literal de la partida o de asientos de inscripción que constan en aquella, deberá dejarse constancia de la vigencia del título N° 759392 hasta la fecha indicada. Estando a lo acordado por unanimidad; VII. RESOLUCIÓN CONFIRMAR la observación formulada por el Abogado Certificador a la solicitud de expedición de Certificado de Vigencia de Poder, conforme a los fundamentos vertidos en el análisis de la presente resolución. Regístrese y comuníquese. ROSARIO DEL CARMEN GUERRA MACEDO, Presidenta de la Primera Sala del Tribunal Registral MARTHA DEL CARMEN SILVA DÍAZ, Vocal del Tribunal Registral LUIS ALBERTO ALIAGA HUARIPATA, Vocal del Tribunal Registral

058 Ratificación o prórroga del mandato de la junta directiva contenida en escritura pública: Acta de la asamblea general debe acompañarse al título Si bien para la inscripción de la modificación de los estatutos de la persona jurídica no societaria se debe presentar la escritura pública, eso en caso que con ella se solicite la ratificación o prórroga del mandato de la junta directiva, se tendrá que insertar en la escritura o acompañarse al título el acta de asamblea general respectiva.

294

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

TRIBUNAL REGISTRAL RESOLUCIÓN 012-2010-SUNARP-TR-A Arequipa, 11 de enero de 2010 APELANTE : EDGAR NÚÑEZ CALSÍN TÍTULO : N° 43205 DEL 27.10.2009 RECURSO : N° 023421 DEL 17.11.2009 REGISTRO : Personas Jurídicas - Cusco ACTO(s) : RATIFICACIÓN DE CONSEJO DIRECTIVO Y MODIFICACIÓN PARCIAL DE ESTATUTOS

(...) V. PLANTEAMIENTO DE LAS CUESTIONES Interviene como Vocal ponente Pedro Álamo Hidalgo. son:

De lo expuesto y análisis del caso, a criterio de esta Sala las cuestiones a determinar

• Si procede la inscripción de la ratificación o prórroga del mandato de una junta directiva, cuando el acuerdo ha sido adoptado luego del vencimiento del mandato de la directiva y sin estar considerado dicho supuesto en el estatuto de la persona jurídica. • Si el consejo directivo con mandato vencido puede convocar rápidamente a asamblea general para modificar los estatutos, cuando no se ha previsto en estos la continuidad de funciones. VI. ANÁLISIS 1. El art. 44 del Reglamento de Inscripciones del Registro de Personas Jurídicas No Societarias dispone: “El periodo de ejercicio del consejo directivo u órgano análogo y su continuidad o no luego de vencido dicho periodo se regirá de acuerdo con lo establecido en el estatuto. Si el estatuto establece la no continuidad de funciones, para efectos registrales, el consejo directivo u órgano análogo se entenderá legitimado únicamente para convocar a asamblea general eleccionaria. La misma reglas se aplica tratándose de asociaciones provivienda u otras en las que legalmente se prohiba la continuidad de funciones”. 12. Asimismo, en el Décimo Pleno de1 Tribunal Registral de la SUNARP realizado los días 8 y 9 de abril de 2005 En la ciudad de Lima, se aprobó el siguiente precedente de observancia obligatoria: PRÓRROGA Y ASOCIACIONES:

REELECCIÓN

DE

CONSEJOS

DIRECTIVOS

DE

“Es inscribible la prórroga de la vigencia del mandato del consejo directivo, siempre que esté prevista en el Estatuto y se adopte antes del vencimiento de dicho mandato. En tal caso, no es exigible la realización de proceso eleccionario alguno. La reelección, en cambio, significa que los integrantes del consejo directivo son nuevamente elegidos, lo que implica la realización de un proceso eleccionario”.

295

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

3. Ahora bien, en el caso analizado se tiene que se ha presentado a las partes notariales de la escritura pública de modificación parcial de estatutos de la asociación “Urbanización Santa Beatriz” del distrito de Wanchaq, en la cual se ha insertado el acta de asamblea general extraordinaria de día 10 de agosto de 2009 que contiene los acuerdos relativos no solo a la modificación parcial de estatutos, si no además la ratificación o prórroga del consejo directivo hasta el 28 de julio de 2011. Al respecto y conforme se indica en el precedente de observancia obligatoria antes citado para inscribir la prórroga de la vigencia del mandato del consejo directivo, debe haberse previsto este supuesto en los estatutos y haberse adoptado antes del vencimiento del mandato respectivo. Ninguno de estos requisitos se ha cumplido en ente caso, puesto que ni los estatutos contemplan la posibilidad de la prórroga o ratificación ni el acuerdo se adoptó antes del vencimiento del mandato de la última junta directiva (31.7.2009). 4. En consecuencia y según la norma citada en el primer punto del análisis de la presente resolución, y no habiendo previsto los estatutos la continuidad del periodo de funciones luego de concluido el mandato, se debe entender que el consejo directivo inscrito en el asiento A 00007 de la partida electrónica N° 02076836 del Registro de Personas Jurídicas del Cusco, solo tiene facultades para convocar a asamblea eleccionaria. Por lo tanto, deben confirmarse los extremos primero y segundo de la tacha. 5. En el Décimo Segundo Pleno del Tribunal Registral de la SUNARP realizado los días 4 y 5 de agosto de 2005 en la ciudad de Lima, se aprobó el siguiente precedente de observancia obligatoria: CONDUCCIÓN DE LAS ELECCIONES POR EL COMITÉ ELECTORAL EN LAS ASAMBLEAS UNIVERSALES: “La asamblea general, aun cuando se celebre con la presencia y el voto a favor de la totalidad de asociados, no puede acordar incumplir la norma estatutaria que establece que las elecciones serán conducidas por un comité electoral”. Esto es que si los estatutos de la persona jurídica no societaria han previsto que para elección del consejo directivo debe elegirse prevíamente a un comité electoral, aun cuando medie el acuerdo de la totalidad de asociados, no podrá omitirse la elección del ente electoral. En este caso se tiene que los estatutos de la asociación indican que “las elecciones se realizarán con un reglamento elaborado por el comité electoral el mismo que sera elegido en asamblea general”, es decir que se ha previsto la elección de un comité electoral para la elección del consejo directivo. Ello implicaba que al no haberse previsto en los estatutos la posibilidad de la prórroga del mandato del consejo directivo, debió convocarse a la elección del comité electoral para la renovación del mismo. 6. El art. 17 del reglamento de inscripciones del Registro de Personas Jurídicas No Societarias indica: “El Registrador deberá verificar que la convocatoria, el quórum y la

296

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

mayoría en las sesiones de los órganos colegiados, se adecuen a las disposiciones legales y estatutarias. La convocatoria, quórum y mayoría se acreditarán exclusivamente mediante los documentos previstos en este Reglamento”. Concordantemente con este numeral, el art. 51 del reglamento acotado señala: “La convocatoria se acreditará ante el Registro únicamente a través de constancia”, y el art. 57 expresa: “El quórum se acreditará ante el Registro a través de constancia (...)”. 7. En los partes notariales de la escritura pública presentada se advierte una discrepancia en el periodo de funciones del órgano ratificado (mientras que en el cuerpo de la escritura se indica: 31.8.2009 al 31.8.2011, un el acta de asamblea general extraordinaria inserta en la escritura se señala: hasta el 28.7.2011). 8. Si bien para la inscripción de la modificación de los estatutos de la persona jurídica no societaria debe observarse la misma formalidad que la requerida para inscribir el estatuto (generalmente la escritura pública, en el caso propuesto a este colegiado se tiene: que son dos los actos materia de inscripción: por un lado, la modificación parcial de estatutos y por el otro la ratificación o prórroga del mandato de la junta directiva. Para este último caso basta la presentación de copia certificada del acta de asamblea respectiva, sin embargo, se ha incorporado el acuerdo en el cuerpo de la escritura pública. Ello no quiere decir que no deba insertarse o acompañarse el acta de asamblea general respectiva, la misma que deberá cumplir con los requisitos mínimos establecidos por el art. 13 del Reglamento de Inscripciones del Registro de Personas Jurídicas No Societarias. El literal b) de este numeral dispone que se consigne en al acta la fecha y hora de inicio y conclusión de la sesión, no obstante en el acta inserta de fecha 30.8.2009 se ha omitido indicar la hora de inclusión de la sesión. Del mismo modo, el literal d) determina que en el acta indique el nombre completo de la persona que presidió la sesión y de la persona que actuó como secretario; aspectos que han sido omitidos también en el acta inserta de fecha 30.8.1009. Por todo lo expuesto, debe confirmarse el tercer extremo de la tacha. Estando a lo acordado por unanimidad. VII. RESOLUCIÓN CONFIRMAR la tacha formulada por el Registrador Público al título indicado en el encabezamiento, por los fundamentos expuestos en el análisis de la presente resolución. Regístrese y comuníquese. PEDRO ÁLAMO HIDALGO, Presidente de la Quinta Sala del Tribunal Registral Jorge luis Tapia palacios, Vocal de la Quinta Sala del Tribunal Registral RaÚl Jimmy Delgado Nieto, Vocal de la Quinta Sala del Tribunal Registral

059 Disposición de los bienes de las asociaciones de viviendas: Representantes legales no requieren autorización expresa En los casos de asociaciones cuyo objeto sea proveer de vivienda a sus asociados, no resulta necesario que los representantes legales cuenten con autorización expresa para disponer de los bienes del representado, conforme prescribe el

297

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

numeral 1 del artículo 167 del Código Civil, por cuanto se aplicará la norma especial (estatuto) entendiéndose que las facultades de los representantes de la asociación ha sido conferida dentro del marco del objeto social, cual es la titulación de cada asociado. TRIBUNAL REGISTRAL RESOLUCIÓN N° 165-2010-SUNARP-TR-L Lima, 15 de febrero de 2010 APELANTE : TOMÁS GLISERIO ARREDONDO HUANUQUEÑO TÍTULO : N° 614854 del 1.9.2009 RECURSO : H.T. N° 223 del 21.10.2009 REGISTRO : Predios de Lima ACTO(s) : COMPRAVENTA DE ACCIONES Y DERECHOS

(...) V. PLANTEAMIENTO DE LAS CUESTIONES. Interviene como ponente el Vocal Óscar Enrique Escate Cabrel. De lo expuesto y del análisis del caso, a criterio de esta Sala la cuestión a determinar es la siguiente: -Si los representantes de la asociación se encuentran debidamente facultados para celebrar contratos de compraventa respecto de los bienes de su representada. VI. ANÁLISIS 1. De acuerdo a lo dispuesto en el primer párrafo del artículo 2011 del Código Civil, los Registradores y el Tribunal Registral en sus respectivas instancias califican la legalidad de los documentos en cuya virtud se solicita la inscripción, la capacidad de los otorgantes y la validez del acto, por lo que resulta de ellos, de sus antecedentes y de los asientos de los Registros Públicos. El Reglamento General de los Registros Públicos en su artículo 31 señala que la calificación es la evaluación integral de los títulos presentados al Registro con el objeto de determinar la procedencia de su inscripción, con la precisión de que en el marco de la calificación registral, el Registrador y el Tribunal Registral propiciarán y facilitarán las inscripciones de los títulos ingresados al Registro. Asimismo, el artículo 32 del mismo Reglamento establece que la calificación registral comprende entre otros, los siguientes aspectos: “c) Verificar la validez y la naturaleza inscribible del acto o contrato, así como la formalidad del título en el que este consta y la de los demás documentos presentados; d) comprobar que el acto o derecho inscribible, así como los documentos que conforman el título, se ajuste a las disposiciones legales sobre la materia y cumplan los requisitos establecidos en dichas normas; e) Verificar la competencia del funcionario administrativo o notario que autorice o certifique el título”. 2. Por lo tanto, uno de los aspectos que el Registrador Público debe evaluar es la capacidad de los otorgantes del acto o contrato sometido a su inscripción. Así, en el caso

298

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

de transferencias de bienes efectuadas por personas jurídicas, se determinará si los sujetos que intervienen en representación de aquellas tienen facultades para obligar a su representada, es decir, [en] principio se estudiará el contenido de los asientos de la partida registral de la respectiva persona jurídica con el fin de conocer a sus representantes y las atribuciones de las cuales se encuentran investidos. 3. En el contrato cuya inscripción se solicita la vendedora, Asociación de Comerciantes del Mercado Central La Arenera Huaycán, comparece representada por Faustino Huayllas Chicya y Elsa María Yurivilca Astete, en calidad de Presidente, y Secretaria de Actas y Archivos, respectivamente. Las personas señaladas en el párrafo precedente actúan en la escritura pública según poder inscrito en el asiento A 00001 de la partida registral N° 11319593 del Registro de Personas Jurídicas de Lima. 4. Por lo que en el presente caso, corresponde revisar el título archivado N° 43481 del 5.3.2002 que dio mérito a la inscripción del referido asiento, en el mismo se encuentra la escritura pública de constitución de la Asociación de Comerciantes del Mercado Central La Arenera Huaycán del 2.3.2002 otorgada por Daniel Rubén Bravo Ledesma y Edwin Palacios Paitampoma, en sus calidades de Presidente y Secretario de Actas y Archivos, respectivamente, ante notaria de Lima, Mónica Cecilia Salvatierra Saldaña. En los artículos correspondientes del estatuto de la asociación se establece lo siguiente: “Artículo 5: Son objetivos de la asociación: A.- Adquirir, en cualquier forma legal, un terreno, para la construcción de un mercado y en su oportunidad, adjudicar, a cada uno de sus asociados, un puesto de venta. Artículo 26: El consejo directivo tendrá entre otras, las siguientes atribuciones y funciones: f) Comprar, gravar, enajenar, permutar y otorgar promesa de venta, así como vender todo tipo de bienes, previo acuerdo de la Asamblea General. (...) Artículo 27: El presidente es el representante legal de la asociación, tiene las siguientes atribuciones y obligaciones: f) Suscribir minutas y escrituras públicas, así como sus respectivas aclaraciones en forma conjunta con el secretario de actas y archivos”. 5. En el presente caso, Faustino Huayllas Chicya y Elsa María Yurivilca Astete, Presidente del Consejo Directivo y el Secretario de Actas y Archivos, respectivamente, suscribieron el contrato que es materia de inscripción, según el estatuto de la asociación descrito en el párrafo que antecede, el presidente tiene la atribución de suscribir minutas y escrituras públicas, en forma conjunta con el secretario de actas y archivos. 6. Ahora bien, podría entenderse que las facultades anteriores se encuentran en contradicción con el inciso O del artículo 26 del estatuto, pues este indica que el Consejo

299

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

Directivo tendrá la atribución de vender todo tipo de bienes, previo acuerdo de la Asamblea General, sin embargo, esa contradicción es solo aparente. En efecto, el inciso f) del artículo 27 estipula claramente las relaciones de la asociación con terceros, y por ello se indica que los dos directivos tienen la facultad de suscribir minutas y escrituras públicas, en forma conjunta. En concordancia con lo anterior, cuando el inciso f) del artículo 6 precisa que la facultad de disponer, gravar, permutar, previo acuerdo en la Asamblea General, esto último debe entenderse en el sentido que establece un deber interno, y no externo, de la directiva frente a la asamblea. Por tanto, el incumplimiento de este deber les genera responsabilidad, pero ello no afecta el poder. Aquí hay un claro ejemplo de disociación entre la relación interna de mandato y la relación externa de poder. 7. A mayor abundamiento se debe señalar que esta instancia ha establecido en anteriores pronunciamientos que en los casos de asociaciones cuyo objeto sea proveer de vivienda a sus asociados, no resulta necesario que los representantes legales cuenten con autorización expresa para disponer de los bienes del representado, conforme prescribe el numeral 1 del artículo 1671 del Código Civil, por cuanto se aplicará la norma especial (estatuto) entendiéndose que las facultades de los representantes de la asociación han sido conferidas dentro del marco del objeto social, cual es la titulación de cada asociado. En el caso materia de examen, el estatuto de la Asociación de Comerciantes del Mercado Central La Arenera Huaycán contempla específicamente como objetivo de la misma, adjudicar un puesto de 1a venta a cada uno de sus asociados, por lo que resultaria aplicable el criterio referido. Entonces se concluye que sus órganos de representación orgánica cuentan con las facultades propias dentro de su objeto, entre los que se cuenta la junta directiva que tiene a su cargo el Gobierno y representación de la asociación. 8. Esta cláusula del estatuto, confiere sin dudas, facultades representativas para actuar en nombre de la asociación, por lo que corresponde revocar la observación. 9. Finalmente, el tercer párrafo del artículo 156 del Reglamento General de los Registros Públicos señala que cuando el Tribunal Registral confirma o revoca las observaciones formuladas por el Registrador, también debe pronunciarse por la liquidación de derechos realizada por el mismo o, en defecto de esta, determinar dichos derechos. Los actos materia de rogatoria son los siguientes: Compraventa de acciones y derechos: Derechos de calificación

S/. 29.00

Derechos de inscripción

S/. 9.00

Total:

S/. 38.00

Habiendo cancelado el monto de S/. 50.00 nuevos soles según Recibo N° 2009-3226541, correspondería devolver la suma de S/. 12.00 nuevos soles.

300

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

La presente Sala Transitoria fue creada en mérito de la Resolución N° 249-2008-SUNARP/SN publicada el 31 de agosto de 2008, y sus miembros se designaron a través de la Resolución del Superintendente Adjunto de los Registros Públicos N° 010-2009-SUNARP/SA publicada el 1 de abril de 2009, y Resolución del Gerente General de la SUNARP N° 126-2009-SUNARP/GG del 14 de setiembre de 2009. Asimismo, mediante Resolución N° 017-2009-SUNARP/SA, del 22 de diciembre de 2009, se autorizó la continuación de labores de la presente Sala, por lo que este Colegiado cuenta con la competencia legal y funcional para decidir los recursos de apelación interpuestos dentro del procedimiento registral. Estando a lo acordado por unanimidad, VII. RESOLUCIÓN REVOCAR la observación formulada por la Registradora del Registro de Predios de Lima al título señalado en el encabezamiento, y DISPONER su inscripción de conformidad con lo expuesto en el análisis de la presente resolución. Regístrese y comuníquese. WALTER POMA MORALES, Presidente de la Sala Transitoria del Tribunal Registral, SUNARP ÓSCAR ENRIQUE ESCATE CABREL,Vocal de la Sala Transitoria del Tribunal Registral, SUNARP NÉLIDA PALACIOS LEÓN, Vocal de la Sala Transitoria del Tribunal Registral, SUNARP NOTA 1 Art. 167 del Código Civil: poder especial para representación legal: Los representantes legales requieren autorización expresa para realizar los siguientes actos sobre los bienes del representado: a) Disponer de ellos o gravarlos.

060 Asociación de Armadores Pesqueros del Perú: No forma parte de la Caja de Beneficios Sociales del Pescador, pero sí es reconocida por ella La Asociación de Armadores Pesqueros del Perú, si bien no forma parte de la Caja de Beneficios Sociales del Pescador (CBSSP), es una entidad reconocida por esta en tanto agrupa a la mayor parte de los empleadores armadores de pesca del Perú, cumpliendo de este modo con el requisito establecido en el artículo 46 del estatuto de la CBSSP. Asimismo, siendo la Asociación de Armadores Pesqueros del Perú una organización representativa ha previsto en su estatuto el mecanismo para la elección de los representantes de empleadores armadores de pesca a través de la asamblea general de los representantes de las instituciones, pesqueras, mecanismo que no ha sido cuestionado por los otros miembros del consejo directivo de la CBSSP. TRIBUNAL REGISTRAL RESOLUCIÓN N° 226-2009-SUNARP-TR-L Lima, 19 de febrero de 2009 APELANTE : JOSÉ RICARDO RACCHUMI DEL MAESTRO en representación de la CBSSP

301

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

Título RECURSO REGISTRO ACTO(s)

: : : :

N° 588604 del 04 de setiembre del 2008 H.T.D. N° 78497 del 25 de noviembre de 2008 Registro de Personas Jurídicas de Lima NOMBRAMIENTO DE CONSEJO DIRECTIVO

(...) V. PLANTEAMIENTO DE LAS CUESTIONES Interviene como ponente la vocal Rosario del Carmen Guerra Macedo: De lo expuesto y del análisis del caso, a criterio de esta Sala la cuestión a determinar es la siguiente: .

¿La Asociación de Armadores Pesqueros del Perú, forma parte de la CBSSP?

VI. ANÁLISIS 1. La Caja de Beneficios Sociales del Pescador en adelante CBSSP, fue creada mediante Decreto Supremo N° 01 del 22.01.1965 que otorga a los pescadores, los beneficios de compensación por cese en la actividad pesquera, descanso periódico y otros que establezcan los estatutos pertinentes; y que conforme a lo dispuesto en la Resolución Suprema N° 021-TR del 21 de mayo de 1982 se cambió su denominación a Caja de Beneficios y Seguridad Social del Pescador. De acuerdo a la norma en mención la CBSSP es una persona jurídica de derecho privado que tiene a su cargo la seguridad social de los pescadores, corre inscrita en el libro de asociaciones del Registro de Personas Jurídicas de Lima (conforme se expuso en el rubro IV Antecedente Registral), sin embargo, debe precisarse que dicha circunstancia no implica desconocer su naturaleza jurídica como persona jurídica de derecho privado creada por ley. La Ley N° 27766 declaró en emergencia la CBSSP y dispuso su reestructuración integral. Posteriormente la Ley N° 28193 prorrogó el plazo para la reestructuración. La Ley 27766 creó un Comité Especial Multisectorial de Reestructuración de la CBSSP, el mismo que culminó sus funciones cuando se eligieron los nuevos órganos de gobierno y gestión de acuerdo al nuevo estatuto aprobado. 2. En cuanto a su estructura, el artículo 44 del estatuto de la CBSSP inscrito en el asiento A00051 de la partida electrónica N° 019733606, prevé como órganos al Consejo Directivo y la Gerencia General. El artículo 46 del mismo estatuto establece que el Consejo Directivo está integrado por 5 miembros, todos personas naturales, denominados consejeros: .

Dos representantes de los empleados armadores.

.

Un representante de los trabajadores pescadores.

.

Un representante de los pensionistas.

.

El presidente del Consejo elegido por los otro cuatro miembros.

Como podrá apreciarse si bien, el estatuto establece que los miembros del Consejo Directivo son personas naturales también es cierto que se precisa, determina que estos

302

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

son representantes de determinados conglomerados de personas o gremios; sin embargo, no se hace mención respecto a qué persona jurídica representa a los empleadores armadores, trabajadores pescadores o pensionistas. No estamos pues ante el supuesto establecido en el artículo 79 del Código Civil sobre persona jurídica miembro de otra. 3. En cuanto a la presidencia del Consejo Directivo, el estatuto agrega que el Presidente del Consejo Directivo será elegido en una sesión extraordinaria con la presencia de los cuatro miembros nombrados de acuerdo a los estatutos y por votación unánime. Asimismo se establece que producida la elección del presidente, el consejo directivo en pleno, deberá designar de entre sus miembros al vicepresidente del consejo directivo. La norma estatutaria también señala que “los mandatos son ejercidos por dos años contados a partir de la fecha de la respectiva designación, pudiendo ser renovados una sola vez por un periodo igual”. 4. En el caso submateria, se solicita la inscripción del acuerdo adoptado por el consejo directivo en la sesión N° 002-2008-CD-CBSSP del 05 de agosto de 2008 respecto a la sesión extraordinaria de nombramiento de presidente y vicepresidente del consejo directivo de la CBSSP para el periodo 2008-2010. De acuerdo a la copia certificada del acta de la sesión N° 002-2008-CD-CBSSP, se reunieron en sesión extraordinaria: El Ing. Gilberto Mendoza Babilonia, el Dr. Raúl Plácido Villavicencio Torre, el Ing. Nereo Benjamín Sánchez Angulo y el Eco. Jaime Gonzalo Quilcate Galicia. Para acreditar la validez de los acuerdos se ha presentado el acta de sesión de los representantes de las instituciones pesqueras del 18 de junio del 2002, en el que se designa al Ing. Gilberto Mendoza Babilonia y al Dr. Raúl Plácido Villavicencio Torre como los representantes de los Armadores Pesqueros para integrar el Consejo Directivo de la CBSSP. También se ha presentado el acta de asamblea de Representantes de los Pescadores Activos y Pensionistas en la que se elige a Jaime Gonzalo Quilcate Galicia como representante de los pescadores pensionistas y Nereo Benjamín Sánchez Angulo como representante de los pescadores activos. 6. El Registrador Público, al calificar el título submateria, ha determinado que la Sesión de los Representantes de Instituciones Pesqueras del 16.06.2008, no constituye órgano de gobierno de la Asociación de Armadores Pesqueros del Perú. Al respecto, debe señalarse que tal como consta en el artículo 46 del estatuto, son los “representes de los empleadores armadores” los que forman parte de CBSSP y no la Asociación de Armadores Pesqueros del Perú. En ese sentido, no resulta válida la interpretación del Registrador al considerar que el representante de los empleadores armadores debe provenir de un órgano propio de dicha asociación. En el punto 2 del presente análisis quedó establecido que no estamos ante el supuesto del artículo 79 del Código Civil, sobre representación de persona jurídica miembro de otra.

303

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

7. Por otro lado, el sétimo párrafo del artículo 46 del estatuto de la CBSSP establece que “los representantes de los empleadores armadores serán propuestos y elegidos por la Sociedad Nacional de Pesquería y cualquier organización y organizaciones de armadores que constituya mayor representación utilizando el criterio de capacidad de bodega”. Tenemos entonces que el estatuto solo ha establecido que los “representantes de los armadores” serán elegidos por organizaciones de armadores que constituya mayor representación utilizando el criterio de capacidad de bodega. Ahora bien, como el acta de instituciones pesqueras se encuentra inserta dentro del libro de la “Asociación de Armadores Pesqueros del Perú”, corresponde analizar el rol que cumple dicha asociación en la elección de los mencionados representantes. 8. Al respecto, debemos señalar que la “Asociación de Armadores Pesqueros del Perú” se encuentra inscrita en la partida registral N° 03024455 del Registro de Personas Jurídicas de Lima. Esta asociación agrupa a los armadores que se dedican a la pesca de especies marinas, para su industrialización y/o comercialización. Es de señalar que esta asociación formó parte de la comisión que se encargó de formular el estatuto de la CBSSP de conformidad al D.S. 01 del 22 de enero de 1965. El Art. 44 del estatuto de la mencionada asociación otorga a su presidente, las siguientes atribuciones y obligaciones: “(...) I) Convocar, mediante carta notarial, a los presidentes o persona delegada por este de las instituciones representativas del sector pesquero a nivel nacional, debidamente acreditadas, para elegir a los representantes de los armadores pesqueros en los órganos de gobierno de la caja de beneficios y seguridad social del pescador, de conformidad con lo establecido en el segundo párrafo del artículo 43 de los estatutos de la caja de beneficios y seguridad social del pescador, pudiendo delegar este mandato en consejeros, gerente, o funcionario de la asociación. j) Presidir la asamblea general de representantes de instituciones pesqueras, pudiendo delegar este mandato en consejeros, gerentes o funcionarios de la asociación. Dichas asambleas deberán constar en un libro de actas, independiente a los libros de actas de asamblea general de asociados y al libro de actas de sesiones del consejo directivo”. 9. Del tenor del estatuto de la asociación, se aprecia entonces que una de las atribuciones otorgadas al presidente es convocar y presidir la elección de los “representantes de los armadores pesqueros para el consejo directivo de la Caja de Beneficios y Seguridad Social”. Estando al tenor del estatuto y de acuerdo a las normas analizadas se puede concluir que la Asociación de Armadores Pesqueros del Perú, si bien no forma parte de la CBSSP, es una entidad reconocida por esta en tanto agrupa a la mayor parte de los empleadores armadores de pesca del Perú, cumpliendo de este modo con el requisito establecido en el artículo 46 del estatuto de la CBSSP.

304

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

Asimismo, siendo la Asociación de Armadores Pesqueros del Perú una organización representativa ha previsto en su estatuto el mecanismo para la elección de los representantes de empleadores armadores de pesca a través de la asamblea general de los Representantes de las Instituciones Pesqueras, mecanismo que no ha sido cuestionado por los otros miembros del consejo directivo de la CBSSP. Por todo lo expuesto corresponde revocar el cuarto extremo de la observación. 10. Respecto al extremo 7 de la observación, cabe señalar que el artículo 60 del Estatuto de la CBSSP señala que: “El gerente general será elegido a través de un concurso público, debiendo ser un profesional de primer nivel o un experto altamente calificado en seguridad social, (...)”. En la sesión de Consejo Directivo de fecha 05.08.2008, se designó al Gerente General encargado de la CBSSP, acto que ha sido observado por el registrador en tanto la figura de la encargatura de la Gerencia General no está contemplada en el estatuto. Sobre el tema es preciso señalar que si bien es cierto que la encargatura de la Gerencia General no se encuentra contemplado en el estatuto, no es menos cierto que “el encargado” asume las funciones de Gerente General, por lo que para efectos de oponibilidad resulta irrelevante si el Gerente General es titular o meramente encargado. En virtud a lo expuesto debe revocarse el extremo 7 a) de la observación. 11. En cuanto a la falta de inscripción de la remoción de Julio César Alarcón quien consta en la partida como Gerente General encargado: así como la inscripción de Nelsón A, Rivera Sánchez cuya remoción aparece en el acta de sesión N° 002-2008; es de señalar que, verificada la partida registral de la CBBSP, se verifica que el último consejo directivo corresponde al periodo 2004-2006, siendo que la presente rogatoria se refiere al periodo 2008-2010 lo que implica que el periodo 2006-2008 no ha sido inscrito. Es de verse entonces que existen actos que aún no han accedido al Registro, por lo que en aras de la claridad de la publicidad registral es necesario que se cumpla previamente con inscribir los actos previos necesarios para que exista concordancia entre la realidad registral y la realidad extrarregistral. Debe tenerse en cuenta que se busca dar cumplimiento al principio de tracto sucesivo o acto previo, salvo que se acredite que la rogatoria se encuentra dentro de las excepciones al mencionado principio, según lo normado en el artículo VI del Título Preliminar del Reglamento General de los Registros Públicos “Ninguna inscripción, salvo la primera se extiende sin que esté inscrito o se inscriba el derecho de donde emane o acto previo necesario o adecuado para su extensión, salvo disposición en contrario”. En tal sentido, debe confirmarse el extremo 7 b) de la observación. 12. No procede efectuar la liquidación por deficiencia del título, en tanto se verifica que faltan actos previos por inscribir, estando al supuesto establecido en el artículo 40 del Reglamento General de los Registros Públicos. Estando a lo acordado por unanimidad;

305

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

VII. RESOLUCIÓN REVOCAR los extremos 4 y 7 a) y CONFIRMAR el extremo 7 b) de la denegatoria de inscripción formulada por el Registrador del Registro de Personas de Lima, DEJANDO subsistente el resto de los extremos no impugnados, de acuerdo a los fundamentos expuestos en el análisis de la presente resolución. ROSARIO DEL CARMEN GUERRA MACEDO, Presidenta de la Primera Sala del Tribunal Registral MARTHA DEL CARMEN SILVA DÍAZ, Vocal del Tribunal Registral LUIS ALBERTO ALIAGA HUARIPATA, Vocal del Tribunal Registral

061 Inscripción de sindicatos en el libro de asociaciones: Calificación se efectúa de acuerdo con las reglas comunes Inscripciones de los sindicatos en el libro de asociaciones producen los mismos efectos que las demás inscripciones. Por lo tanto, su acceso al registro “para efectos civiles” debe estar sujeto a los mismos requisitos, salvo que norma expresa excluya de la calificación registral a estos actos. En consecuencia, al advertir la ausencia de norma expresa en dicho sentido, se concluye que la inscripción de los sindicatos en el libro de asociaciones se encuentra sujeta a las reglas comunes de la calificación registral. TRIBUNAL REGISTRAL RESOLUCIÓN N° 398-2009-SUNARP-TR-L Lima, 25 de marzo de 2009 APELANTE : LUIS ALBERTO MALDONADO RAMOS Título : N° 647125 del 26-9-2008 RECURSO : N° 84383 del 18-12-2008 REGISTRO : Personas Jurídicas de Lima ACTO(s) : CONSTITUCIÓN DE SINDICATO Y ELECCIÓN DE CONSEJO DIRECTIVO

(...) V. PLANTEAMIENTO DE LAS CUESTIONES Interviene como Vocal ponente Elena Rosa Vásquez Torres. De lo expuesto y del análisis del caso, a criterio de esta Sala las cuestiones a determinar son las siguientes: .

Si se requiere acreditar la convocatoria y el quórum de la asamblea de constitución y fundación de un sindicato.

.

Si rige el principio de tracto sucesivo para la inscripción de modificaciones de estatuto y juntas directivas de un sindicato.

. Si para la inscripción de acuerdos de asambleas generales de sindicatos, resultan aplicables los criterios admitidos en las Resoluciones N° 202-2001-SUNARP-SN, N° 331-2001-SUNARP-SN y N° 609-2002-SUNARP-SN.

306

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

VI. ANÁLISIS 1. Mediante el presente título se solicita la inscripción de la constitución del Sindicato de Empleados del Instituto Peruano de Energía Nuclear-SEIPEN, fundada el 14 de abril de 1984, según Acta de Constitución y Fundación. Asimismo, se solicita la inscripción de la modificación total de estatutos aprobada en asamblea general ordinaria del 16 de febrero de 2006 (aprobada por la junta directiva 2005-2006, con vigencia hasta el 31.7.2006), y la junta directiva del periodo 2007 - 2008 aprobada en la asamblea general ordinaria del 13 de setiembre de 2007 (que tendría vigencia desde el 15 de setiembre de 2007. Para tal efecto, se adjuntó parte notarial de la escritura pública del 27.6.2008, en la que intervienen 4 miembros de la junta directiva, entre ellos la secretaria general Dorys Elizabeth Navarro Suárez, autorizados por asamblea general del 6 de mayo de 2008, cuya acta se inserta, al igual que las actas citadas anteriormente, además, la Resolución Divisional N° 124-85-DV-ROS del 18.12.1985, emitida por el Ministerio de Trabajo y Promoción Social que resuelve registrar el Sindicato de Empleados del Instituto Peruano de Energía Nuclear y la Constancia de inscripción Automática emitida por la División de Registro Sindical del 22 de noviembre de 2007, en la que se deja constancia de la inscripción de la nómina de la junta directiva de dicho sindicato, encabezado por su secretaria general Dorys Elizabeth Navarro Suárez, para el periodo del 15 de setiembre de 2007 al 14 de setiembre de 2008, ante la División del Registro Sindical perteneciente a la Subdirección de Registros Generales del Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo. La escritura pública del 27.6.2008 fue presentada en una anterior oportunidad, siendo objeto de 6 puntos de observación registral. Con la finalidad de subsanar los defectos, se otorga una escritura pública aclaratoria el 23.9.2008, que es presentada en esta oportunidad, conjuntamente con la escritura pública aclarada, mediante el título 647125 del 26.9.2008, cuya nueva denegatoria de inscripción es materia del presente recurso de apelación. Ahora bien, en la escritura pública del 23.9.2008 nuevamente intervienen las personas autorizadas por asamblea general del 6.5.2008, cuya acta se inserta con la finalidad de subsanar las observaciones. Se inserta además, entre otros, el acta completa de fundación, en la que aparece la aprobación del primer estatuto y de la primera junta directiva, primigeniamente se habla presentado el acta en la que solo aparecía la aprobación de la constitución del sindicato. Lo presentan indicando, que no lo adjuntaron de esa forma en la primera oportunidad, porque el estatuto ha sido totalmente modificado, sin embargo, a fin de cumplir con lo requerido adjuntan el acta completa. De esto se advierte, que lo presentan de esa forma solo para dar cumplimiento a la exigencia del Registrador, pero, consideramos, que no lo presentan para rogar la inscripción de la primera junta directiva, ni del primer estatuto del Sindicato. También se inserta el acta de la asamblea del 30 de junio de 2005 en la que se aprobó la junta directiva elegida en el proceso eleccionario, llevado a cabo el 27 de junio de 2005, para el periodo 2005-2006. Esta junta tuvo como secretaria general a

307

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

Patricia Henriquez La Cotera. Se presenta esta acta, para acreditar, por exigencia del Registrador, el mandato de la secretaría general del periodo 2005-2006. Asimismo, en la escritura pública aclaratoria consta la modificación del artículo 43 inciso b) del estatuto en cumplimiento de la exigencia del Registrador, no habiéndose insertado el acta de asamblea en la que se acordó modificar dicho artículo estatutario. Aparece también inserta la Constancia emitida por la Subdivisión de Registros Generales del Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo del 5 de junio de 2006, sobre la toma de conocimiento de la modificación de estatuto del Sindicato de Empleados del Instituto Peruano de Energía Nuclear. Se inserta también el acta de la asamblea general de 3 agosto de 2007 en la que se acuerda elegir al comité electoral, pues este comité llevó a cabo el proceso eleccionario para la junta directiva 2007-2008. Ante la observación del Registrador, de que no se había presentado la convocatoria a la asamblea del 13-9-2007 que aprobó la junta directiva del periodo 2007-2008, presentan declaración jurada relativa a la convocatoria firmada por el presidente del comité electoral, Luis Alejandro Zapata Arias, De lo relatado se advierte que solo es materia de rogatoria la inscripción de la constitución del Sindicato, de la última modificación del estatuto y de las dos últimas juntas directivas. En el primer extremo de la observación la Registradora exige que se acredite la validez del acto constitutivo del sindicato a través de los documentos que sustenten una debida convocatoria y quórum. Corresponde, por lo tanto, analizar en primer lugar, cuáles son los documentos que dan mérito a la inscripción de la constitución del sindicato. La Constitución Política del Perú, en su artículo 28, reconoce los derechos de sindicación, negociación colectiva y huelga, encontrándose regulados en el D.S. N° 0102003-TR - Texto Único Ordenado de la Ley de Relaciones Colectivas de Trabajo (Ley N° 25593) y su Reglamento aprobado por D.S. N° 011-92 TR. Un sindicato es aquella organización que tiene por objeto el estudio, desarrollo, protección y defensa de los derechos e intereses de los trabajadores y el mejoramiento social, económico y moral de sus miembros. El sindicato se constituye en asamblea general en la cual se aprueba el estatuto y se elige a la directiva, lo que se hace constar en acta, refrendada por notario o juez de paz, con indicación del lugar, fecha y relación de asistentes, de conformidad con el artículo 16 del TUO de la Ley de Relaciones Colectivas de Trabajo. Conforme al artículo 17 siguiente, el sindicato debe inscribirse en el registro correspondiente a cargo de la Autoridad de Trabajo, siendo el registro un acto formal, no constitutivo. El artículo 18 de la referida norma dispone que el registro de un sindicato le confiere personería gremial para los efectos previstos por la ley, así como para ser considerado en la conformación de organismos de carácter nacional e internacional.

308

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

Asimismo, en el artículo 19 se establece que los sindicatos, cumplido el trámite de registro, podrán por este solo mérito inscribirse en el registro de asociaciones para efectos civiles. Como se puede advertir de lo expuesto, no existe en la Ley de Relaciones Colectivas de Trabajo ni en directivas registrales, regulación respecto a qué documentos deben presentarse para la inscripción de los sindicatos en el registro de asociaciones, y tampoco a qué reglas de calificación se encuentran sujetas las solicitudes de inscripción de los sindicatos. Asimismo, no queda claro en la normativa vigente, si la inscripción de la constitución de sindicato así como la inscripción de las modificaciones del estatuto y elección de juntas directivas en el libro de asociaciones, están o no sujetas plenamente a las reglas de calificación registral. Al respecto, debemos señalar que la calificación registral constituye un pilar del sistema registral peruano. Los efectos de la inscripción, principalmente la legitimación y la fe pública registral, se sustentan en la calificación registral a que está sujeto todo acto o derecho cuya inscripción se solicita. Así, tenemos que las inscripciones de los sindicatos en el libro de asociaciones producen los mismos efectos que las demás inscripciones. Por lo tanto, su acceso al registro “para efectos civiles” debe estar sujeto a los mismos requisitos, salvo que norma expresa excluya de la calificación registral a estos actos. En consecuencia, al advertir la ausencia de norma expresa en dicho sentido, se concluye que la inscripción de los sindicatos en el libro de asociaciones se encuentra sujeta a las reglas comunes de la calificación registral. 8. En lo que respecta a los requisitos para la inscripción de la constitución de los sindicatos, esta instancia considera que no podría exigirse para la inscripción en el libro de asociaciones, mayores requisitos a los sindicatos que los requeridos por la ley para la constitución de las asociaciones. En tal sentido, se deberá presentar lo que dice la ley únicamente, es decir, el acta de asamblea general en copia certificada por notario o juez de paz, en la que conste el acuerdo de constitución y la aprobación del estatuto y de la junta directiva, debiendo constar en el acta el lugar y la fecha, así como la nómina de los asistentes (artículo 16 de la Ley de Relaciones Colectivas de Trabajo). De acuerdo a esta norma especial, no se requiere de escritura pública. Asimismo, en tanto la inscripción en el libro de asociaciones es necesariamente un acto posterior a su inscripción en el registro a cargo de la Autoridad de Trabajo, deberá acreditarse la inscripción del sindicato en dicho registro administrativo. Por lo tanto, cuando se solicite la inscripción de la constitución de un sindicato, el Registrador no podrá exigir la acreditación de convocatoria y quórum de la asamblea general de fundación, como tampoco se exige para la inscripción de la constitución de una asociación. En el caso materia de análisis, se presenta el acta de asamblea general de constitución del “Sindicato Único de Trabajadores del Instituto Peruano de Energía Nuclear”, cuya copia certificada –extraída del libro de actas N° 8287– obra inserta en la escritura

309

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

pública aclaratoria del 23/9/2008. En esta asamblea general corre asentado el lugar (Lima), la fecha de celebración (14/4/1984) y la relación de asistentes a la reunión; así como la aprobación de la constitución, del estatuto y la elección de la junta directiva. No obstante lo expuesto, se presenta también inserta en la escritura pública del 27/6/2008, aclarada por escritura pública del 23/9/2008, la Resolución Divisional N° 124-85-DV-ROS del 18/12/1985 por la cual se registra el “Sindicato de Empleados del Instituto Peruano de Energía Nuclear” en el Ministerio de Trabajo. En este sentido, no obstante haberse dado cumplimiento a la inscripción del Sindicato en el Ministerio de Trabajo, existe discrepancia en cuanto al nombre del sindicato, por cuanto este fue fundado como “Sindicato Único de Trabajadores del Instituto Peruano de Energía Nuclear”, debiendo aclararse al respecto. Asimismo, respecto a lo indicado que posteriormente se modificó la denominación del sindicato a “Sindicato de Empleados del Instituto Peruano de Energía Nuclear”, es preciso señalar que constituye requisito para la inscripción del sindicato el acta de asamblea general y la resolución que la aprueba, debiendo existir concordancia entre ambos, no sucediendo esto en el presente caso. De otro lado, con relación a lo solicitado por la Registradora en el sentido de presentar la publicación en el diario oficial El Peruano de la indicada resolución, ello constituye un requisito no establecido en la norma, y por tanto, un exceso el solicitarlo. En consecuencia, se confirma el extremo 3 a) y se revocan los extremos 1 y 3 b) de la observación. Con relación a la calificación de los actos posteriores a la constitución del sindicato, se tendrá en cuenta que el TUO de la Ley de Relaciones Colectivas de Trabajo, en su artículo 10, regula lo referente a las obligaciones de las organizaciones sindicales; así, en el inciso d) se señala que se debe comunicar a la Autoridad de Trabajo la reforma de sus estatutos, acompañando copia autenticada del nuevo texto y, asimismo, a aquella y al empleador, la nómina de junta directiva y los cambios que en ellas se produzcan dentro de los 5 días hábiles siguientes. Si se aplicara la misma regla referente a la inscripción de la constitución de sindicato, esto es, que debe presentarse ante el Registro Público la misma documentación que se presenta ante la Autoridad de Trabajo; debería bastar con presentar para la inscripción en el Registro Público, de las modificaciones del estatuto y elección de junta directiva, copia certificada del nuevo texto del estatuto y nómina de la nueva junta directiva, debiendo además acreditarse que fueron comunicadas a la Autoridad de Trabajo. Sin embargo, si así fuera, los actos posteriores a la constitución del sindicato, no estarían sujetos a la calificación registral y no tendría los “efectos civiles” queridos, lo cual se traduce en la oponibilidad que genera lo inscrito. No podría verificarse la validez de dichos actos, a través de la convocatoria, quórum ni mayoría de los acuerdos, ni se tendrían acceso a las actas en la que constan dichos acuerdos para poder verificar si reúnen las formalidades requeridas, tampoco se podrían establecer si las elecciones fueron conducidas por el comité electoral si el estatuto así lo previera. La calificación registral

310

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

se limitaría al texto del estatuto (su conformidad con la ley y su congruencia interna) y la verificación de la no contravención de la prohibición de reelección, si el estatuto la prohibiera. Esta instancia considera que las inscripciones relativas a los sindicatos no podrían gozar de la presunción de exactitud y validez si no estuvieran sujetas a la calificación registral de le convocatoria, quórum, mayoría, formalidades de las actas y requisitos de las elecciones, pues es en base a la calificación de estos aspectos que se determina si los acuerdos de las personas jurídicas son válidos. Por lo tanto, aun cuando los sindicatos no requieren acreditar ante la Autoridad de Trabajo que el acuerdo de modificar el estatuto o el de elegir a la junta directiva fue adoptado en una asamblea debidamente convocada, instalada con el quórum requerido y con la mayoría debida, y que consta asentado en acta con las formalidades requeridas, estos requisitos si deben ser acreditados ante el Registro Público para lograr la inscripción de dicho acuerdo. Debe tenerse en cuenta, que si bien la Ley de Relaciones Colectivas de Trabajo no regula los requisitos del acta, si establece que los sindicatos deben llevar libros de actas sellados por la Autoridad de Trabajo y asentar en el libro de actas las correspondientes asambleas y sesiones de la junta directiva, así como los acuerdos referentes a la misma y demás decisiones de interés general (Art. 10 inciso c del TUO, de la Ley de Relaciones Colectivas de Trabajo). El acta constituye la expresión escrita de la celebración de la asamblea y por lo tanto, deberá tener los requisitos mínimos para verificar su validez, figurar la fecha, hora y lugar de celebración de la asamblea, el nombre de quién la presidió y de quién actuó como secretario. Deberá hacerse constar los acuerdos y la mayoría con la que se adoptaron estos. El acta deberá ser suscrita en señal de aprobación por lo menos por el presidente y secretario, y si así lo exige el estatuto, por otro u otros asistentes a la misma. 13. La convocatoria deberá acreditarse mediante la presentación del aviso correspondiente, en original o copia legalizada por notario o autenticada por fedatario. El aviso de convocatoria deberá ceñirse a la forma y antelación que señale el estatuto. Si el estatuto no señala en qué forma ni con qué antelación deberá cursarse la convocatoria, podrá emplearse cualquier forma y cursarlas con cualquier antelación. El quórum se acreditará con copia legalizada o autenticada por fedatario de la relación de asistentes a la asamblea y del registro de afiliación. En lo que respecta a la elección de la junta directiva, debe tenerse presente que si el estatuto dispone que se requiere previamente elegirse un comité electoral que se encargará de la conducción de las elecciones, debe además acreditarse la elección del comité electoral, presentando el acta respectiva, así como los documentos, que acrediten la convocatoria y el quórum de la misma. Ello en razón a que debe acreditarse el cumplimiento de las normas estatutarias que regulan la elección de la junta directiva, pues de ello dependerá su validez.

311

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

Ahora bien, en el segundo extremo de la observación la Registradora exige el cumplimiento del tracto sucesivo, a través de la inscripción de todos los actos modificatorios de estatuto y de todas las juntas directivas, desde la constitución hasta los últimos. Conforme señalamos en el punto 3 del Análisis es materia de rogatoria la inscripción de la constitución del Sindicato, de la última modificación del estatuto y de las dos últimas juntas directivas. No se solicita la inscripción de los actos intermedios. Esta instancia considera que si es posible inscribir el acto constitutivo, la última modificación estatutaria y las dos últimas juntas directivas, en el caso de un sindicato, en atención, a que no puede obligarse a esta persona jurídica a inscribir sus juntas directivas pasadas que ellos consideran que solo ejercieron funciones gremiales. También es de considerar, que resulta inoficioso inscribir modificaciones de estatuto que no se encuentran vigentes, más aún cuando para la misma persona jurídica no es relevante. No debe perderse de vista que el sindicato se inscribió para efectos gremiales en el año de 1984 en el Ministerio de Trabajo y que en su desenvolvimiento no consideraron importante la inscripción en el Registro Público. Recién hoy, luego de más de 20 años de su fundación consideran necesario que los órganos sindicales tengan efectos registrales, por lo que solicitan su inscripción. Esta circunstancia determina que el Registro debe empezar por reconocer una situación de hecho y, admitir únicamente los actos que se solicitan inscribir, previa calificación registral. 16. El principio de tracto sucesivo es un principio que se presenta de manera relativa en el Registro de Personas Jurídicas. El principio de tracto sucesivo es un principio muy propio del Registro de Propiedad Inmueble y por ende de los Registros de Bienes. En el Registro de Personas Jurídicas los actos se inscriben teniendo en cuenta básicamente una relación causal. Por ello, para extender una inscripción se requiere que esté inscrito o se inscriba el acto previo necesario o adecuado para su extensión, estamos frente a un principio de acto previo más que de tracto sucesivo. El principio de tracto sucesivo en el Registro de Personas Jurídicas contiene tantas excepciones que podríamos llegar a la conclusión que la regla es que no exista tracto sucesivo y que excepcionalmente se presenta este principio. Las inscripciones se realizan teniendo en cuenta a la persona, es decir aplicando el sistema de folio personal. Este sistema es la manifestación formal del principio de especialidad. Según el sistema de folio personal se abren las partidas registrales teniendo en cuenta a las personas y su organización está referida a extender en aquellas todos los actos o hechos relativos a estas. Hay un tracto personal con relación al sujeto inscribible (la persona jurídica) para poder inscribir los actos relativos a dicho sujeto, debe tenerse en cuenta que los actos se vinculan con quienes los expiden (los órganos de la persona jurídica). Funciona distinto al sistema de folio real. Por ello, el tracto entre los actos puede no presentarse de manera correlativa, ya lo dice Esturillo “la previa inscripción de los sujetos, así como

312

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

de los actos principales que se modifican o extinguen por otros posteriores, o la de los administradores o apoderados, son exigencias todas ellas expuestas por la necesaria conexión que debe existir entre un acto y la situación jurídica en que se apoya”1. Tenemos casos muy claros en que se admiten actos “sin tracto”, como la impugnación de los acuerdos o resoluciones judiciales o laudos arbitrales referidos a los acuerdos inscribibles de la persona jurídica, sin que estos acuerdos estén previamente inscritos; consejos directivos u órganos equivalentes de determinado periodo sin que se encuentren inscritos directivas de periodos anteriores; poderes otorgados por directivas no vigentes; incluso revocatorias de poderes no inscritos (aunque aun existen criterios discrepantes en la jurisprudencia). No existe ningún obstáculo para esta conclusión, pues el principio que tratamos es un principio formal, de ordenamiento registral, de cómo se presentan los actos para una mejor publicidad. Si tenemos en cuenta este objetivo, es fácil entender que registralmente es posible permitir la inscripción de los actos que emanan de los órganos de la persona jurídica o que impugna actos de estos órganos con independencia del orden en que se producen extrarregistralmente, por ello, será muy conveniente elaborar los asientos con el detalle necesario que permita una publicidad certera. Es posible entonces, encontrar en las partidas registrales de las personas jurídicas historias que pueden adolecer de solución de continuidad, sin afectación a la seguridad jurídica. Dependerá del Registrador, con criterios sólidos de apreciación y valoración determinar el hilo conductor del acto previo en el Registro de Personas Jurídicas. 17. En tal sentido, deberá calificarse la constitución del sindicato, en los términos ya señalados; la validez de la elección de la junta directiva del periodo 2007-2008; la validez de la última modificación total de estatuto; la validez de la elección de la junta directiva 2005-2006, bajo cuyo mandato se celebró la asamblea general en la que se aprobó la modificación estatutaria. Siendo que se solicita inscribir únicamente tales actos, deberán encontrarse acreditados la convocatoria y el quórum de las asambleas generales del 30.6.2005 (directiva 2005-2006), 16.2.2006 (modificación de estatuto), 3.8.2007 (elección de comité electoral) y 13.9.2007 (directiva 2007-2008), en los términos señalados. Si bien es cierto, para verificar la validez de la asamblea general en la que se eligió a la junta directiva 2005-2006, es necesario comprobar la realización de una convocatoria válida a esta asamblea, por parte de la secretaria general de la junta directiva del periodo anterior; consideramos, que en este caso, bastará que nos acrediten la inscripción de la junta directiva 2003-2004 en el Ministerio de Trabajo, para tener por válida dicha convocatoria. Como reiteramos, estamos frente al reconocimiento de una situación de hecho. En consecuencia, se revocan los puntos 2 y 18 de la observación. Con relación a exigir el reconocimiento de la primera junta directiva, es preciso señalar que siendo que no se ha rogado la inscripción de esta primera junta directiva, basta con verificar la aprobación del acto constitutivo por la Autoridad de Trabajo y que la

313

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

primera junta directiva fue elegida en el mismo acto de fundación del sindicato, conforme consta del acta de fundación, por lo que debe revocarse el extremo 3 c) de la observación. Se advierte, que en la Única Disposición Transitoria del estatuto aprobada por asamblea general del 16/2/2006 se señala que la junta directiva elegida para el periodo 2005-2006 tendrá vigencia hasta el 31/7/2006; sin embargo, la siguiente junta directiva para el periodo 2007-2008 es elegida recién por asamblea general del 13/9/2007, con vigencia a partir del 15/9/2007. Tal parece que no se solicita la inscripción de la junta directiva del periodo intermedio 2006-2007, dado que no se presenta la documentación respectiva. Si bien es cierto, la junta directiva de dicho periodo podría no ser materia de inscripción, porque así lo considera la persona jurídica, sin embargo, siendo que será necesario acreditar la validez de la elección de la directiva por el periodo 2007-2008, deberá acreditarse la convocatoria a esta asamblea eleccionaria. En consecuencia, se deja sin efecto el extremo 11, con la precisión señalada. 20. De otro lado, luego del análisis expuesto en la presente Resolución, es preciso verificar la existencia de quórum y que las convocatorias para las asambleas generales cuyos acuerdos se solicitan inscribir se hayan efectuado válidamente. Con relación a la acreditación de convocatorias y quórum, es preciso señalar que la Superintendencia Nacional de los Registros Públicos dictó diferentes directivas para efectos de la acreditación de convocatoria y quórum, con la finalidad de agilizar las inscripciones en los casos de personas jurídicas que no hayan inscrito sus directivas o si estas se encuentran con mandato vencido. Así, tenemos a la Resolución N° 202-2001-SUNARP-SN, mediante la cual se establecieron criterios registrales aplicables cuando concluyan periodos de funciones de integrantes de consejos directivos y demás órganos de gobierno de asociaciones y comités. Los supuestos establecidos en esta directiva son los siguientes: El presidente o el integrante designado por el último consejo directivo inscrito de asociaciones y comités, están legitimados para convocar a asamblea general en la que se elijan a los nuevos integrantes de dicho órgano de gobierno, aunque hubiere concluido el periodo para el que fueron elegidos. En el caso de elecciones de consejos directivos no inscritos, se restablecerá la exactitud registral, mediante asamblea general de regularización. Posteriormente, se dictó la Resolución N° 331-2001-SUNARP-SN mediante la cual se establecieron criterios uniformes de calificación registral sobre acreditación de convocatorias y cómputo de quórum en asambleas generales de asociaciones y comités. Así, se estableció que podrán presentarse declaraciones juradas con los requisitos ahí establecidos, formuladas por el presidente del consejo directivo o por quien legal o estatutariamente se encuentre facultado para reemplazarlo.

314

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

Estos alcances fueron ampliados para otras personas jurídicas como el caso de asociaciones provivienda, cooperativas, comunidades campesinas y empresas multicomunales, dictándose al efecto la Resolución N° 609-2002-SUNARP-SN. Como se puede advertir de lo expuesto, estas directivas registrales fueron dictadas expresamente para determinadas personas jurídicas, sin embargo, esta instancia considera que si resultan de aplicación a los sindicatos. Encontramos como fundamentos a esta afirmación que los sindicatos son personas jurídicas que se inscriben en el libro de asociaciones, que tienen una organización similar a la de las asociaciones, como es estar conformada por un grupo de afiliados, quienes se reúnen en asamblea general, encontrándose representados por una junta directiva, con similares funciones al órgano directivo de una asociación; asimismo, son personas jurídicas que celebran sesiones, las que del mismo modo que en las asociaciones son convocadas y requieren reunir el quórum exigible según se trate de primera o segunda convocatoria. En este sentido, si a estas personas jurídicas se les ha dado facilidades a los directivos para que puedan acreditar la convocatoria por medio de declaraciones juradas, por qué no resultaría posible darle esas mismas facilidades al secretario general de un sindicato. En consecuencia, podemos aplicarle estas directivas, con la finalidad de agilizar el trámite registral y no entrampar la inscripción de los actos celebrados por este tipo de personas jurídicas, lo cual es acorde con pronunciamientos similares en este sentido, de la segunda instancia registral. En consecuencia, se deja sin efecto el extremo 21 de la observación. 21. En el caso materia de análisis, consideramos que si bien no se exigirá la presentación de todas y cada una de las modificaciones estatutarias y las directivas sucesivas entre la constitución y la última realizada, es necesario verificar la validez de la convocatoria a la asamblea del 30.6.2005, mediante la cual se aprueba la elección de la junta directiva del periodo 2005-2006, presidido por la secretaria general Patricia Henríquez La Cotera. Se ha presentado el acta de asamblea del 30.6.2005 en la que se aprueba a la directiva del periodo 2005-2006 presidido por la secretaria general Patricia Henríquez La Cotera. En la que se verifica que fue convocada por el comité electoral presidido por Anita Robles Ñique, habiéndose acreditado la convocatoria y el quórum mediante declaraciones juradas. No se presenta el acta de asamblea de elecciones del 27.6.2005 llevado a cabo por el comité electoral, tampoco se presenta el acta de asamblea general de elección del comité electoral que llevó a cabo estas elecciones, en la que recién se podría comprobar quién realizó la convocatoria a esta asamblea, que tendría que ser el secretario general del periodo anterior. Tampoco se han presentado los documentos relativos a la convocatoria y al quórum para comprobar su validez. Para comprobar la validez de la convocatoria a la elección del comité electoral, bastaría con presentar la constancia de inscripción de la junta directiva del periodo 20042005 en el registro administrativo.

315

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

Por lo que se deja sin efecto los puntos 8, 18 y se amplia la observación en los términos señalados. 22. Mediante asamblea general del 13/9/2007 se acuerda aprobar y proclamar la junta directiva para el periodo 2007-2008, esta asamblea fue convocada por el comité electoral presidido por Luis Zapata Arias. Se acompaña declaraciones juradas de quórum y convocatoria. Esta junta directiva fue elegida en proceso eleccionario realizado 27 de agosto de 2007, respecto de la cual no se acompaña acta ni documentos que sustenten le validez de la convocatoria y del quórum. En asamblea general del 3.8.2007 convocada por la secretaria general Dorys Navarro Suárez, se designó al comité electoral, entre cuyos miembros se encuentra Luis Alejandro Zapata Arias, habiéndose presentado el acta, en la que consta el acuerdo, lo cual resulta suficiente para la calificación registral; así como las declaraciones juradas de convocatoria y quórum; sin embargo, siendo que no se solicita la inscripción de la junta directiva del periodo intermedio, sería suficiente con presentar la constancia de inscripción en el registro de administrativo del Ministerio de Trabajo de la junta directiva del periodo 2006-2007 presidida por Dorys Navarro Suárez. Por lo que deben revocarse los puntos 10, 12, 17 y ampliarse la observación en los términos señalados. 23. En asamblea general del 16.2.2006 convocada por la secretaria general Patricia Henríquez La Cotera se acordó modificar el estatuto, no habiéndose presentado los documentos que acreditan la convocatoria y quórum de esta asamblea. Por lo que debe confirmarse el punto 7 de la observación. De otro lado, se aprecia de la documentación que no se ha acreditado la comunicación a la Autoridad de Trabajo respecto de la elección de junta directiva para el periodo 2005-2006. Asimismo, se inserta en la escritura pública la copia certificada del proveído emitido por la Subdivisión de Registros Generales del Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo del 5/6/2006, mediante el cual se toma conocimiento de la modificación del estatuto, sin embargo, no se puede concluir que se trata de la misma modificación aprobada por asamblea del 16/2/2006, máxime si consideramos que se hace referencia a que el estatuto tiene XVI capítulos, cuando el estatuto que obra en el título tiene XV capítulos. Asimismo, no se presenta la comunicación a la Autoridad de Trabajo respecto del acuerdo de vigencia de la junta directiva. En consecuencia, el título tiene los defectos indicados. Cabe señalar que la Registradora advirtió este defecto, pero de manera genérica y no específica en el punto 2 de la observación. Se deja constancia que la norma no exige que se acredite ante el Registro que las actas presentadas formen parte del expediente que se presentó ante el Ministerio de Trabajo, sino que se acredite el haber puesto en conocimiento la constitución del sindicato, nombramiento de junta directiva o modificación de estatuto de la persona jurídica.

316

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

Se revoca el punto 20 de la observación. En la asamblea general del 6 de mayo de 2008, cuya acta se adjunta, se autoriza a los miembros de la última junta directiva para realizar trámites registrales, por lo que no conteniendo un acto inscribible, se procede a revocar el punto 13 de la observación. Esta instancia aprobó como precedente de observancia obligatoria en el Décimo Pleno2, llevado a cabo los días 8 y 9 de abril del 2005, lo siguiente: LEGALIZACIÓN DE APERTURA DE LIBROS “La persona jurídica debe acreditar ante el notario y no ante el registro la conclusión o pérdida del libro anterior para que proceda la legalización de un segundo y subsiguientes libros. A efectos de verificar la concordancia entre el libro de la persona jurídica obrante en el título cuya inscripción se solicita y el antecedente registral, se debe tomar en cuenta el libro correspondiente contenido en el antecedente registral inmediato” Criterio sustentado en la Resolución N° 552001-ORLC/TR del 6/2/2001, Resolución N° 416-2000-CRLC/TR del 28/11/2000, Resolución N° 26-2002-ORLC/TR del 18/1/2002, Resolución N° 552001-ORLC/TR del 16/5/2002. De la lectura de este precedente podemos advertir que constituye una facultad del Registrador, el verificar que exista concordancia entre el libro de la persona jurídica que obra en el título cuya inscripción se solicita y el antecedente registral. En el caso materia de análisis, nos encontramos frente a una constitución de persona jurídica (sindicato), por lo tanto, no tenemos antecedente registral alguno respecto del cual tenga que partir nuestra calificación. De otro lado, si bien de conformidad con el inciso b) del artículo 10 del D.S. N° 010-2003-TR, constituye una obligación de la organización sindical el llevar libros de actas, de registro de afiliación y de contabilidad debidamente sellados por la Autoridad de Trabajo, podemos aplicarle el precedente mencionado anteriormente, al ejercer tanto el funcionario del Ministerio de Trabajo como el notario, las mismas funciones de legalizar libros. 28. Así tenemos que se advierte de los insertos de las escrituras públicas del 27/6/2008 y 23/9/2008 lo siguiente: El acta de asamblea general del 14/4/1984 ha sido extraído del Libro de Actas N° 8287 legalizado ante el 26 Juzgado en lo Civil de Primera instancia que despachaba el Juez Rómulo Torres Ventocilla y Secretario J. Napoleón Arias Lama, el 14/10/1983. El acta de asamblea general del 30/6/2005 ha sido extraída del Libro de Actas N° 3, legalizado por el notario de Lima Sandro Más Cárdenas el 6/7/2004, inscrito en su Registro Cronológico de Legalizaciones de Apertura de Libros y Hojas Sueltas bajo el N° 3911-2004. No se presenta autorizado por la Autoridad de Trabajo. c) Las actas de asamblea general del 16/2/2006, 3/8/2007 y 13/9/2007 han sido extraídas del Libro de Actas N° 1167, legalizado por Rubén Lenin Galindo Peralta, Jefe de División de Registros Sindical del Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleado el 3/10/2005.

317

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

De lo expuesto, apreciamos que existen tres libros de actas de asambleas generales pertenecientes a la persona jurídica: N° 8287 legalizado el 14/10/1983, N° 3911 del 6/7/2004 y N° 1167 del 3/10/2005, siendo que respecto del libro N° 3911-2004 no se ha legalizado conforme a la norma, es decir, ante la Autoridad de Trabajo. Al respecto, es preciso señalar que la norma que exige la legalización por la Autoridad de Trabajo es el Decreto Ley N° 25593 (hoy TUO aprobado por D.S. N° 010-2003-TR), siendo que su dación fue con fecha posterior a la legalización del primer libro de actas N° 8287-1984, al cual no se le exige el cumplimiento de la norma citada. De otro lado, con relación a la exigencia de la numeración correlativa de los libros de actas es preciso señalar que esta instancia hace esta exigencia, porque se presentan libros de actas legalizados ante diversos notarios o jueces de paz, pues no existe en sí un registro único que pueda supervisar o controlar estas legalizaciones, lo que sí sucede con los libros de los sindicatos, ya que la Autoridad de Trabajo es la única entidad encargada de supervisar y controlar la apertura y cierre de libros. Por lo tanto, carece de objeto solicitarle una numeración correlativa. Asimismo, con relación a lo solicitado por la Registradora, en el sentido que se le acrediten todos los libros del sindicato, es preciso señalar que basta con que exista adecuación entre estos libros presentados y que se encuentren legalizados conforme a la norma, no pudiendo exigirse que se acrediten la existencia de todos los libros de la persona jurídica, cuando las actas presentadas para su inscripción no han sido asentados en estos. En consecuencia, se revocan los extremos 4 y 6, debiéndose precisarse respecto a esta última observación que sí consta la fecha de legalización del libro de acta bajo el N° 8287. Se revocan también los extremos 15 a) y 19 y se confirma el extremo 15 c) de la observación. Con relación a los extremos 15 b) y 15 d) de la observación, debe señalarse que es un error considerar que el cambio de denominación del sindicato de “Sindicato Único de Trabajadores del Instituto Peruano de Energía Nuclear” a “Sindicato de Empleados del Instituto Peruano de Energía Nuclear” ocurrió recién con la modificación estatutaria efectuada en asamblea general del 16/2/2006, ya que consta en el título que cuando se registró el sindicato en el registro administrativo del Ministerio de Trabajo se realizó con el nombre de “Sindicato de Empleados del Instituto Peruano de Energia Nuclear”, el cual se ha mantenido, no obstante que en el acta de fundación y primer estatuto aparece con el nombre de “Sindicato Único de Trabajadores del Instituto Peruano de Energía Nuclear”; por lo que corresponde revocar los extremos 15 b) y 15 d) de la observación. Como hemos señalado en el análisis de la presente Resolución, en el Texto Único Ordenado de la Ley de Relaciones Colectivas - D.S. N° 010- 2003 TR-, en especifico en el artículo 19, se ha dispuesto que los sindicatos, cumplido el trámite de registro, podrán por este solo mérito inscribirse en el registro de asociaciones para efectos civiles. Sin embargo, esta disposición no debe entenderse como que al inscribirse en el libro de asociaciones, el sindicato se convierte en asociación.

318

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

En el supuesto que admitiéramos que el sindicato se convierte en asociación, tendríamos que aplicarle a esta persona jurídica las disposiciones establecidas para las asociaciones en el Código Civil y ya no aplicaríamos sus propias disposiciones, esto es, el D.S. N° 010-2003-TR y su Reglamento aprobado por el D.S. N° 011-92-TR. Por lo tanto, el Registrador no puede aplicar las normas que regulan a las asociaciones al sindicato, como en este caso lo ha hecho al advertir discrepancias con las disposiciones del Código Civil cuando regula las asociaciones, en cuanto a la adopción de acuerdos y destino final de los fondos del sindicato. Asimismo, mediante escritura pública aclaratoria del 23/9/2008 intervienen Dorys Elizabeth Navarro Suárez, Régulo Nazario Visurraga Sosa, Víctor Andrés Corahua Muñante y Patricia Verónica Henríquez La Cotera, aclarando observaciones anteriores y modificando parcialmente los estatutos del sindicato, sin embargo, no se inserta la asamblea general por la cual se acuerdan las modificaciones correspondientes, considerando que este es el órgano máximo facultado para efectuarlas, de conformidad con los estatutos que regulan al sindicato. En consecuencia, se revocan los extremos 5 y 9 y se confirma el extremo 14 de la observación. 31. De conformidad con el artículo 158 del Reglamento General de los Registros Públicos, cuando el Tribunal Registral confirma o revoca una observación, también deberá pronunciarse sobre los derechos registrales, sin embargo, siendo que en el presente caso requiere de actos previos y documentación complementaria, no resulta posible efectuar la liquidación de derechos registrales. Estando a lo acordado por unanimidad; VII. RESOLUCIÓN CONFIRMAR los extremos 3 a), 7, 14 y 15 c); REVOCAR los extremos 1, 2, 3 b), 3 c), 4, 5, 6, 9, 10, 12, 13, 15 a), 15 b), 15 d), 17, 18, 19 y 20; DEJAR SIN EFECTO los extremos 8, 11, 16 y 21 y señalar que el título además tiene los defectos y precisiones señalados en los puntos 19, 21, 22, 24 y 28 del análisis, por los fundamentos señalados en la presente resolución. Regístrese y comuníquese. FERNANDO TARAZONA ALVARADO, Presidente de la Segunda Sala del Tribunal Registral ELENA ROSA VÁSQUEZ TORRES, Vocal del Tribunal Registral FREDY LUIS SILVA VILLAJUÁN, Vocal del Tribunal Registral NOTAS 1 ESTURILLO LÓPEZ, Antonio. Estudio de la Legislación sobre el Derecho Mercantil. Práctica de la Legislación Mercantil Societaria. CRPME, Madrid, 1993, págs. 319 y 317. 2 Publicado en el diario oficial El Peruano el 9/6/2005.

319

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

COMUNIDADES CAMPESINAS

062 Comité electoral: No puede ser sustituido por una comisión de debates El artículo 79 de la Ley Comunidades campesinas señala que las elecciones serán dirigidas organizadas y supervisadas por un Comité Electoral, compuesto por tres miembros: Presidente, Secretario y Vocal, elegidos en Asamblea General Extraordinaria. De acuerdo con esta norma el comité electoral tiene que ser elegido con anterioridad a la fecha de la asamblea eleccionaria, en una asamblea convocada para dicha elección. En ese orden de ideas, no es procedente que la elección del comité electoral sea sustituida por la designación de una Comisión de Debates, pues esta última no tiene las facultades y atribuciones de un comité electoral. TRIBUNAL REGISTRAL RESOLUCIÓN N° 483-2009-SUNARP-TR-L Lima, 16 de abril de 2009 APELANTE : MARISOL CHANCA RUIZ TÍTULO : N° 1120 del 13-01-2009 RECURSO : N° 11665 del 20-02-2009 REGISTRO : Personas Jurídicas de Huancayo ACTO(s) : INSCRIPCIÓN DE DIRECTIVA

(...) V. PLANTEAMIENTO DE LAS CUESTIONES Interviene como ponente la vocal Rosario del Carmen Guerra Macedo. De lo expuesto y del análisis del caso, a criterio de esta Sala la cuestión de determinar es la siguiente: .

Si un Comité Debates puede reemplazar al Comité Electoral en la elección de una Directiva Comunal.

VI. ANÁLISIS 1. El artículo 89 de la Constitución Política establece que las Comunidades Campesinas y las Nativas tienen existencia legal y son personas jurídicas. Agrega la norma constitucional que son autónomas en su organización, en el trabajo comunal y en el uso y la libre disposición de sus tierras, así como en lo económico y administrativo dentro del marco que la ley establece. Por su parte, el Código Civil define a las comunidades campesinas como organizaciones tradicionales y estables de interés público, constituidas por personas naturales y cuyos fines se orientan al mejor aprovechamiento de su patrimonio, para beneficio general y equitativo de los comuneros, promoviendo su desarrollo integral (Art. 134). La regulación de las comunidades campesinas están establecidas en la Ley N° 24656 - “Ley General de Comunidades Campesinas”, en cuyo artículo segundo se define a las comunidades campesinas como organizaciones de interés público, con existencia legal y

320

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

personería jurídica, integrados por familias que habitan y controlan determinados territorios, ligadas por vínculos ancestrales, sociales, económicos y culturales, expresados en la propiedad comunal de la tierra, el trabajo comunal, la ayuda mutua, el gobierno democrático y el desarrollo de actividades multisectoriales, cuyos fines se orientan a la realización plena de sus miembros y del país. El Reglamento General de los Registros Públicos, en su artículo 31, define a la calificación registral como la evaluación integral de los títulos ingresados al registro que tiene por objeto determinar la procedencia de su inscripción. Esta calificación registral se encuentra a cargo del Registrador Público, en primera instancia y del Tribunal Registral, en segunda instancia. Forma parte de la calificación registral, comprobar entre otros aspectos que el acto o derecho inscribible, así como los documentos que conforman el título, se ajustan a las disposiciones legales sobre la materia y cumplen los requisitos establecidos en dichas normas. Así tenemos que cuando se solicite la inscripción de una directiva comunal, en la calificación registral, el Registrador debe corroborar que el título presentado no solo se adecue a la partida registral, sino que debe revisar que la elección se ajuste a las disposiciones estatutarias y legales; pues si bien es cierto que las Comunidades Campesinas gozan de autonomía en su organización no es menos cierto que dicha atribución debe ser ejercida dentro del marco de la Ley y su estatuto. En el caso materia de análisis se solicita la inscripción de la elección de la Directiva Comunal para el periodo 2009-2012, presidida por Gabino Gamarra Mendoza, de la Comunidad Campesina de Azapampa. Es decir que el periodo de mandato de la directiva elegida será de 4 años. El régimen de administración de las comunidades campesinas se encuentra regulada en el artículo 16 de la Ley N° 24656 y el artículo 37 de su Reglamento, que establecen que son órganos de gobierno los siguientes: asamblea general, directiva comunal y comités especializados por actividad y anexo. La Directiva Comunal es elegida por la asamblea general y se constituye en el órgano responsable del gobierno y administración de la Comunidad, debiendo ser elegida por un periodo máximo de dos años, pudiendo ser reelegidos sus miembros por un periodo igual. La norma es clara y no admite una interpretación en el sentido de [que] el periodo de mandato supere el periodo preestablecido, y si bien es cierto que se permite la reelección (con lo cual una directiva puede mantenerse 4 años) no es menos cierto que ello implica que al cabo de los dos años lo directivos tienen que ser sometidos nuevamente al voto popular para una eventual reelección De acuerdo a lo expuesto debe confirmarse el segundo extremo de la denegatoria. La asamblea del 21 de diciembre de 2008, también acordó prescindir del Comité Electoral y optó por la conformación de una Comisión de debates la misma que solo condujo la asamblea.

321

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

El artículo 79 de la Ley de Comunidades Campesinas señala que las elecciones serán dirigidas, organizadas y supervisadas por un Comité Electoral, compuesto por tres miembros: Presidente, Secretario y Vocal, elegidos en Asamblea General Extraordinaria, convocada para tal efecto, que tendrá lugar a más tardar el quince de octubre. De acuerdo a la norma acotada el comité electoral tiene que ser elegido con anterioridad a la fecha de la asamblea eleccionaria, en una asamblea convocada para dicha elección. En ese orden de ideas, no es procedente que la elección del comité electoral sea sustituida por la designación de una Comisión de Debates, pues esta última no tiene las facultades y atribuciones de un comité electoral. Cabe precisar, que la elección del comité electoral como órgano autónomo encargado de conducir las elecciones tiene por objeto llevar adelante un proceso eleccionario ordenado e imparcial. A dicho efecto debe tenerse en cuenta que la conducción de las asambleas generales corresponde usualmente al presidente de la directiva comunal. Con la previa elección de un comité electoral el presidente –así como cualquier otro miembro del órgano directivo–, no tendrán participación en la conducción de la elección de la siguiente junta directiva. A mayor abundamiento, debe señalarse que el Pleno del Tribunal Registral aprobó el siguiente precedente de observancia obligatoria: CONDUCCIÓN DE LAS ELECCIONES POR EL COMITÉ ELECTORAL EN LAS ASAMBLEAS UNIVERSALES “La asamblea general, aun cuando se celebre con la presencia y el voto a favor de la totalidad de asociados, no puede acordar incumplir la norma estatutaria que establece que las elecciones serán conducidas por un comité electoral”. En ese sentido, no existe fundamento legal para prescindir del comité electoral en la elección de la Directiva Comunal, salvo el caso de asamblea convocada judicialmente según lo ha determinado el Pleno Registral por precedente de observancia obligatoria. Debe tenerse en cuenta que la asamblea judicialmente convocada está rodeada de garantías de imparcialidad equiparables a la conducción de las elecciones por el comité electoral. 6. El artículo 42 del Reglamento General de los Registros Públicos prevé los supuestos de tacha sustantiva, siendo uno de ellos que el título adolezca de defectos insubsanables que afecta la validez del contenido del título, como en el presente caso que estamos ante un acto que no ha cumplido con los requisitos de una asamblea general válida, por lo que debe confirmarse la tacha. Estando a lo acordado por unanimidad; VII. RESOLUCIÓN CONFIRMAR la tacha sustantiva formulada por el Registrador del Registro de Personas Jurídicas de Huancayo del título referido en el encabezamiento por los fundamentos expuestos en la presente Resolución.

322

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

Regístrese y comuníquese. ROSARIO DEL CARMEN GUERRA MACEDO, Presidenta de la Primera Sala del Tribunal Registral MARTHA DEL CARMEN SILVA DÍAZ, Vocal del Tribunal Registral LUIS ALBERTO ALIAGA HUARIPATA, Vocal del Tribunal Registral

063 Directiva comunal: Improcedencia de la reelección de un miembro de la directiva por un tercer periodo consecutivo El artículo 20 de la Ley de Comunidades Campesinas establece los requisitos que deben cumplirse para ser elegido como miembro de una directiva comunal, señala en su último párrafo, que: “Los miembros de la directiva comunal, serán elegidos por un periodo máximo de dos años y pueden ser reelegidos por un periodo igual”. Esta norma evita la concentración del poder al interior de la Comunidad Campesina, de manera que concluido el periodo para el que fueron elegidos a un determinado órgano, pase a integrarlo personas distintas, es decir, que se renueve; situación que facilita el control respecto a la gestión desarrollada por el órgano directivo precedente. En consecuencia la persona que formó parte de las directivas comunales por dos periodos consecutivos no puede ser electa por un tercer periodo. TRIBUNAL REGISTRAL RESOLUCIÓN N° 141-2010-SUNARP-TR-L Lima, 29 de enero de 2010 APELANTE : JOSÉ ANTONIO BECERRA GARAY TÍTULO : 714349 del 07/10/2009 RECURSO : H.T. 082207-ZR N°IX/GAF/TD del 01-12-2009 REGISTRO : Registro de Personas Jurídicas de Lima ACTO(s) : ELECCIÓN DE JUNTA DIRECTIVA (...)

V. PLANTEAMIENTO DE LAS CUESTIONES Interviene como ponente el Vocal Walter Poma Morales, con el Informe Oral del Dr. Man Efrey Becerra Garay con C.A.C. N° 4706. De lo expuesto y del análisis del caso, a criterio de esta Sala la cuestión a determinar es la siguiente: . Si se puede considerar como una segunda reelección a quien ha sido elegido a la Directiva Comunal habiendo formado parte de las dos Directivas anteriores, y renunciante a la primera de ellas. VI. ANÁLISIS 1. En primer lugar es necesario precisar que no es materia de objeción del registrador el que la renuncia del Sr. Walter Edgardo Soto Huamán inscrita en Asiento A 00011, sea algo ilegal. El Registrador no ha cuestionado dicho aspecto por lo que los argumentos del apelante en ese sentido deben quedar al margen del presente análisis. 2. Tampoco es materia de objeción del registrador el hecho de la validez y los efectos que tiene la inscripción de renuncia del Sr. Walter Edgardo Soto Huamán. Es decir

323

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

no cuestiona su inscripción, por lo que este aspecto igualmente no debe ser comprendido en el presente análisis. 3. Centrado el punto en debate, es del caso revisar la partida registral correspondiente a la Comunidad Campesina. Conforme lo habíamos señalado líneas arriba, en la Partida de la citada Comunidad Campesina obra inscrita en el asiento A 00007, el 07 de abril del 2005, la Directiva Comunal para el periodo 2005-2006, elegida en Asamblea General de 30 de diciembre de 2004, Directiva Comunal que comprendía entre sus miembros, al Sr. Walter Edgardo Soto Huamán, en el cargo de vocal. Se aprecia además en la citada partida que obra inscrita en el asiento A0009 con fecha 24 de julio de 2007, la Directiva comunal para el periodo 2007-2008, elegida en Asamblea general del 15 de febrero de 2006, la que comprendía entre sus miembros, al Sr. Walter Edgardo Soto Huamán, en el cargo de Presidente. 4. Con posterioridad a la inscripción de la Directiva elegida para el periodo 20072008, consta de la citada partida registral también, que se inscribió la renuncia del Señor Walter Edgardo Soto Huamán al cargo de vocal de la Junta Directiva elegida para el periodo 2005-2006. Renuncia que fuera aceptada en Asamblea general de 19 de mayo de 2006. Indicándose que dicha renuncia tenía efectos desde el 20 de mayo de 2006. Este acto aparece inscrito con fecha 14 de setiembre de 2009, fecha de presentación del título que dio origen a dicha inscripción. 5. Como ya se ha indicado, se pretende inscribir ahora la Directiva Comunal elegida para el periodo 2009-2010, en la que figura como integrante de la misma en el cargo de Presidente al Sr. Walter Edgardo Soto Huamán. 6. En ese sentido, cabe hacer mención que la Ley de Comunidades Campesinas, Ley N° 24656, en su artículo 20, al establecer los requisitos que deben cumplirse para ser elegido como miembro de una Directiva Comunal, señala en su último párrafo, que: “Los miembros de la Directiva Comunal, serán elegidos por un periodo máximo de dos años y pueden ser reelegidos por un periodo igual”. 7. Al respecto, es del caso señalar que al establecer el artículo 20 de la Ley de Comunidades Campesinas la prohibición de una reelección indefinida lo que se está estableciendo, como esta instancia ha señalado en reiterados pronunciamientos, es el evitar la concentración del poder al interior de la Comunidad Campesina, de manera que concluido el periodo para el que fueron elegidos a un determinado órgano, pase a integrarlo personas distintas, es decir, que se renueve; situación que facilita el control respecto a la gestión desarrollada por el órgano directivo precedente. Asimismo, la prohibición de una reelección indefinida favorece la participación en la dirección de la Comunidad Campesina por parte de un mayor número de miembros a lo largo del tiempo. 8. En ese sentido, si el Sr. Walter Edgardo Soto Huamán fue elegido en las Directivas Comunales de los periodos 2005-2006 (como vocal), y 2007-2008 (como presidente), su elección nuevamente como presidente para el periodo 2009-2010,

324

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

constituiría su reelección por segunda vez (asumiendo un tercer mandato), que expresamente no permite la ley. 9. Se argumenta por el apelante, que al haber renunciado el indicado directivo al cargo de vocal de la Directiva Comunal elegida para el periodo 2005-2006, ya no habría tal segunda reelección. 10. En ese sentido, cabe señalar que el comunero elegido como miembro de un órgano directivo, como la Directiva comunal, que renuncia de manera inmediata, no puede considerarse que ha ejercido el poder o en todo caso que ha concentrado el poder por más tiempo del establecido estatutariamente. 11. Sin embargo, siendo que la renuncia implica la vacancia del cargo, dicho acto debe ser inscrito en su oportunidad para conocimiento de los terceros, que confían en el Registro para realizar actos jurídicos o transacciones económicas. 12. Resulta pues imperativo que la partida registral publicite la vacancia producida en el cargo, pues el Registro no podría continuar publicitando como miembro de un órgano a quien conforme a un título inscrito ya no ostenta el cargo. En especial debe tenerse en cuenta que la calificación registral se efectúan en base a la partida registral, y solo de manera complementaría en base a los títulos archivados, por lo que podría suceder –si no se inscribe la vacancia del cargo–, que con posterioridad se inscriban títulos en los que el miembro de la Directiva Comunal cuyo cargo vacó continúe ejerciendo como tal. 13. En el presente caso, se aprecia de la partida registral que la renuncia de Walter Edgardo Soto Huamán, se produjo (fue aceptada por la Asamblea General) el 19 de mayo de 2006, señalando además que tal renuncia se hacía efectiva desde el día siguiente 20 de mayo de 2006, y recién inscrita el 14 de setiembre de 2009 (fecha de presentación del título y a la que se retrotraen sus efectos). 14. Considerando solo la fecha de aceptación de la renuncia (19 de mayo de 2006), obviando la de inscripción registral, tenemos que dicha renuncia fue efectuada luego de más de un año y cuatro meses de haber asumido el cargo en la Directiva Comunal 20052006, lo cual nos indica que hubo un periodo de más de un año en el cual el mencionado directivo ejerció su cargo y las atribuciones que le correspondían. Es decir su elección significó el ejercicio de su cargo durante gran parte del periodo para el cual fue elegido. No hubo en consecuencia inmediatez en la renuncia e inscripción registral de la misma, ejerciendo sus facultades por la mayor parte del periodo para el que fue elegido, por lo que se puede concluir que estuvo en la Directiva Comunal 2005-2006 asumiendo sus funciones 15. Consecuentemente, habiendo formado parte de las Directivas Comunales 20052006 y 2007-2008, se habría superado la reelección que establece como límite la Ley. No procediendo una elección por un tercer periodo como aparece del título presentado. 16. De acuerdo a lo dispuesto en el art. 156 del Reglamento General de los Registros Públicos corresponde confirmar la liquidación de los derechos registrales efectuada por el Registrador:

325

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

La presente Sala Transitoria fue creada en mérito de la Resolución N° 249-2008-SUNARP/SN publicada el 31 de agosto de 2008, y sus miembros se designaron a través de la Resolución del Superintendente Adjunto de los Registros Públicos N° 010-2009-SUNARP/SA publicada el 01 de abril de 2009, y Resolución N° 126-2009-SUNARP/GG de 16 de setiembre del 2009, y Resolución del Superintendente Adjunto de los Registros Públicos N° 017 2009-SUNARP/SA de 22 de diciembre de 2009 que autoriza la continuación de labores de esta Sala Transitoria, por lo que este Colegiado cuenta con la competencia legal y funcional para decidir los recursos de apelación interpuestos dentro del procedimiento registral. Estando a lo acordado por unanimidad, VII. RESOLUCIÓN: CONFIRMAR la observación formulada por el Registrador del Registro de Personas Jurídicas de Lima al título en referencia. Regístrese y comuníquese WALTER POMA MORALES, Presidente de la Sala Transitoria del Tribunal Registral, SUNARP NÉLIDA PALACIOS LEÓN, Vocal de la Sala Transitoria del Tribunal Registral, SUNARP ÓSCAR ENRIQUE ESCATE CABREL,Vocal de la Sala Transitoria del Tribunal Registral, SUNARP

COMITÉ

064 Comité: Concepto y diferencia con la asociación El Comité es una organización de personas naturales o jurídicas, o de ambas, dedicada a la recaudación pública de aportes destinados a una finalidad altruista (art. 111 del Código Civil). Si bien comparte como la asociación fines no lucrativos, se diferencia de ella porque está dirigida a captar aportes de manera pública para dedicarlos a una finalidad altruista. Ello supone la realización de un objetivo concreto que se agota cuando ya se ha satisfecho, de allí la naturaleza temporal del comité. TRIBUNAL REGISTRAL RESOLUCIÓN N° 010-2009-SUNARP-TR -T Trujillo, quince de enero de dos mil nueve APELANTE : AMELIA CARIDAD ARCE RODRÍGUEZ Título : 23000-2008 INGRESO : 264-2008 PROCEDENCIA : Zona Registral N° Iii - Tarapoto REGISTRO : Personas Jurídicas ACTO : CONSTITUCIÓN DE ASOCIACIÓN

(...) V. PLANTEAMIENTO DE LAS CUESTIONES Interviene como ponente el Vocal Hugo Echeverría Arellano.

326

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

En primer lugar corresponde determinar cuál es la situación de los denominados Comités de Regantes en el marco del Reglamento de Organización Administrativa del Agua: personas jurídicas independientes u órganos auxiliares de las personas jurídicas denominadas Comisiones de Regantes. En caso de concluirse que no constituyen personas jurídicas autónomas en el maro del Reglamento de Organización Administrativa del Agua, se analizará si puede constituirse una asociación que incluya en su denominación el nombre genérico de otra persona jurídica, como comité, fundación, sindicato, etc. VI. ANÁLISIS: 1. El agua constituye un recurso escaso cuyo uso debe hacerse de manera eficiente, con la participación activa, democrática y organizada del Sector Privado. Para su regulación se ha dictado el Reglamento de Organización Administrativa del Agua, aprobado por Decretó Supremo N° 057-2000-AG, Dicho Reglamento define en su artículo 1 al usuario de agua como toda persona natural o jurídica que hace uso del agua, indistintamente del régimen otorgado, que se encuentre registrado en el respectivo Padrón de Usos de Agua, El artículo 2 del Reglamento señala que los usuarios de agua de cada Distrito de Riego se organizarán obligatoriamente en Comisiones de Regantes, para cada Sector o Subsector de Riego, y en una Junta de Usuarios para cada Distrito de Riego o Subdistrito de Riego. Estas organizaciones son asociaciones sin fines de lucro, de duración indefinida y tendrán domicilio legal en la circunscripción territorial donde operan. La finalidad de las organizaciones de usuarios de agua es lograr la participación activa y permanente de sus integrantes en la operación y mantenimiento de la infraestructura de riego y drenaje y en el desarrollo, conservación, preservación y uso eficiente del recurso agua, en concordancia con las disposiciones emanadas de la Autoridad Local de Aguas, de acuerdo con la Ley General de Aguas, sus Reglamentos y demás disposiciones jurídicas vigentes. 2. La Comisión de Regantes es la organización representativa de los usuarios de agua con fines agrarios: agrícola y pecuario de un Sector o Subsector de Riego (art. 8 del Reglamento), Sus órganos de gobierno son la asamblea general y la junta directiva. No obstante, la Quinta Disposición Complementaria del Reglamento establece que, si el caso requiere, las Comisiones de Regentes podrán contar con Comités de Regantes con el objeto de apoyar la realización de trabajos de limpieza, mantenimiento de los canales y distribución del agua de acuerdo a los roles de riego establecidos y elaborados por la Comisión de Regentes y Junta de Usuarios, aprobados por la Autoridad Local de Aguas, serán reguladas en los estatutos de su respectiva Comisión de Regantes. La solicitante ha entendido que esta disposición habilita constituir nuevas personas jurídicas, bajo la forma de asociaciones, que se denominan Comités de Regantes. Sobre este punto, este Colegiado tiene una posición distinta, la misma que ya ha sido esbozada por la primera instancia. Entiende que los Comités de Regentes aludidos son órganos auxiliares de la Comisión de Regantes creadas para realizar tareas específicas (en este caso, mantenimiento y limpieza de canales) al interior de la organización, a la manera de un comité

327

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

electoral o de educación en una cooperativa, sin que ello signifique la constitución de una nueva persona jurídica La única manera de encauzar la afectio societatis en organizaciones vinculadas al manejo del recurso agua es solo a través de Comisiones de Regantes y Junta de Usuarios, El carácter imperativo de la norma se refleja en la frase “se organizarán obligatoriamente”, no cabiendo otro tipo de organización. 3. Cierto es que la Constitución establece el principio de libertad civil en el artículo 2,24,a) mediante el cual los particulares pueden realizar todo tipo de actividades, salvo que estén prohibidas por la ley. Sin embargo, en materia de agua, por diversas consideraciones, la ley ha impuesto una prohibición para la constitución de organizaciones vinculadas con el manejo del agua, de modo que la libertad civil se ve constreñida en este punto por el ordenamiento jurídico. En este orden, se concluye que el término Comité de Regentes debe entenderse como un órgano de la Comisión de Regentes creado para tareas específicas al interior de la organización, mas no como una persona jurídica independiente. 4. Corresponde analizar el segundo asunto controvertido. Ya hemos adelantado que por disposición expresa del Reglamento de Organización Administrativa del Agua no es posible constituir personas jurídicas distintas de las Comisiones de Regentes y Junta de Usuarios para la administración y actividades vinculadas con el recurso del agua. En el caso materia de apelación, la asociación Comité de Regentes El Triunfo no tiene como fines los de las personas jurídicas ligadas con el tema del agua sino un espectro lato de actividades, con lo cual, en principio, sería posible su constitución. No obstante. enfrenta otro problema ligado con su denominación: siendo una asociación utiliza el término comité, que también es otra forma de persona jurídica regulada por el Código Civil. 5. Sobre este asunto, Javier de Belaúnde señala que “el tipo de personas jurídicas que se puede constituir es númerus clausus, debiendo encontrarse la forma prevista en algún cuerpo normativo, tal como el Código Civil o la Ley General de Sociedades. Así, cuando un grupo de personas decide formar una persona jurídica, deberá remitirse a la legislación y adecuarse a la forma que estime conveniente. Ello le permitirá alcanzar el fin que persigue, no siendo posible que creen una nueva clase de persona jurídica no prevista en el ordenamiento jurídico peruano”1. EL Código Civil regula en la Sección Segunda del Libro 1 tipos de persona jurídica, cada una de ellas con sus particularidades y denominación. Así tenemos a la asociación, la fundación, el comité y las comunidades campesinas y nativas. 6. De conformidad con el artículo 80 del Código Civil, la asociación es una organización estable de personas naturales o jurídicas, o de ambas, que a través de una actividad común persigue un fin no lucrativo. De Belaúnde señala que “cuando la finalidad que se pretende lograr tenga estabilidad en el tiempo, no requiriéndose una permanencia mínima pero si presuponiéndose cierta duración, y siempre y cuando los fines no sean lucrativos, las personas podrán optar por constituir una asociación”2.

328

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

El Comité, en cambio, es una organización de personas naturales o jurídicas, o de ambas, dedicada a la recaudación pública de aportes destinados a una finalidad altruista (art. 111 del Código Civil). Si bien comparte con la asociación fines no lucrativos, se diferencia de ella porque está dirigida a captar aportes de manera pública para dedicarlos a una finalidad altruista. Ello supone la realización de un objetivo concreto que se agota cuando ya se ha satisfecho, de allí la naturaleza temporal del comité. 7. En el caso materia de apelación se pretende la inscripción de la asociación denominada Comité de Regantes El Triunfo. Revisado su estatuto se advierte que toda la organización corresponde a una asociación, que no obstante lleva en su denominación la palabra Comité. La denominación cumple una finalidad en las personas jurídicas, la misma que puede asimilarse a la función que cumple el nombre en las personas naturales. Según Abelenda “cada persona representa, como miembro de una sociedad jurídicamente organizada, un centro de imputaciones de derechos y deberes, y como es necesario que ese centro aparezca con toda nitidez, se le asigna un nombre o vocativo personal, con cuya sola expresión aparece3. El nombre es pues un signo para distinguir a una persona de otra, de allí que los articules 28 y 29 del Código Civil establezcan que nadie puede utilizar el nombre que no le corresponda, ni cambiarlo ni hacerle adiciones. En el caso de las personas jurídicas, la individualización cobra mayor importancia dado que estamos frente a un ente abstracto, En este caso, la individualización se materializa mediante la elección de una denominación única, distinta a la de otras personas jurídicas existentes. 8. Siendo la denominación el elemento que vincula a la persona jurídica con el entorno en el que se desenvuelve, el mensaje que este elemento proporcione debe ser claro para permitir que los terceros se relacionen adecuadamente con la persona jurídica y no sean inducidos a error sobre su verdadera naturaleza, alcances y limitaciones. Si bien es cierto el contenido del Registro se presume conocido por todos por aplicación del artículo 2012 del Código Civil y, en tal medida, quienes se vinculen con la persona jurídica tienen la posibilidad de verificar cuál es su naturaleza, objeto y organización, también es cierto que el primer contacto de la persona con la colectividad es su denominación, la cual debe excluir la utilización de términos equívocos como la palabra Comité cuando se trata de una Asociación, o la palabra Fundación si se trata de un Sindicato, más aun cuando el legislador ha establecido de manera taxativa las formas que es posible adoptar. En virtud de los expuesto, la inexistencia de normas específicas que regulen este aspecto no es obstáculo para concluir, a partir del análisis sistemático de las disposiciones sobre el nombre y en aras de la claridad de la información del registro, que resulta improcedente admitir la constitución de una asociación que utilice como parte de su denominación “comité”. En igual sentido se pronuncia Castillo Delgado4, al comentar el artículo 80 del Código Civil señalando que si bien las asociaciones tienen libertad para elegir su nombre, no es posible utilizar una denominación igual a la de otra asociación o persona jurídica de cualesquiera otro tipo. Agrega que la asociación, al decidir su denominación, deberá cuidar también que esta se encuentre acorde con el tipo de persona jurídica, por tal razón no deben incluirse en la denominación términos como sindicato,

329

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

comité, sociedad, fundación, pues estos son términos que aluden a otras personas jurídicas y se puede confundir su tipología, Sin embargo, esta Sala entiende que el defecto no es insubsanable dado que mediante acto aclaratorio puede modificarse la denominación y así obtener la inscripción del acto. Por los motivos expuestos, por unanimidad se acordó lo siguiente: VII. RESOLUCIÓN PRIMERO: REVOCAR la tacha y DISPONER la observación del título por las razones expuestas en la presente resolución. Regístrese y comuníquese. ROLANDO ACOSTA SÁNCHEZ, Presidente de la Cuarta Sala del Tribunal Registral HUGO ECHEVARRÍA ARELLANO, Vocal del Tribunal Registral WALTER MORGAN PLAZA, Vocal del Tribunal Registral NOTA 1 DE BELAÚNDE LÓPEZ DE ROMAÑA, Javier, Código Civil Comenzado Tomo 1. Gaceta Juridíca, 1 edición, marzo 2003, pp. 75, 76. 2 Ob. cit. P. 396 3 Citada por ESPINOZA ESPINOZA, Juan. Derecho de las Personas. Huallaga Editorial; 3ra. Edición, Lima, 2001, p. 416. 4 CASTILLO DELGADO Gastón. Código Civil Comentado: Tomo I, Gacela Jurídica, Primera Edición, Marzo 2003, p. 403.

065 Comités de Administración del Fondo de Asistencia y Estímulo (Cafae): Naturaleza y plazo de duración Los Comités de Administración del Fondo de Asistencia y Estímulo (CAFAE) no constituyen una persona jurídica, sino una organización de personas naturales que se constituye con el propósito de administrar el Fondo de Asistencia y Estimulo de los Trabajadores de un organismo determinado. Según el artículo 6 del Decreto Supremo 006-75-PCM-INAP (el cual fue posteriormente modificado por el artículo 1 del D.S. 097-82-PCM), precisa que estos se constituyen cada dos años por Resolución del Titular del Pliego Presupuestal, transcurrido el cual se extinguen, lo que implica que vencido dicho plazo, será necesario un nuevo acto constitutivo del comité, de modo que la existencia del mismo esté ligada al periodo de funciones que por disposición legal corresponde a sus integrantes. TRIBUNAL REGISTRAL RESOLUCIÓN N° 192-2009-SUNARP-TR-L Lima, 10 de febrero de 2009 APELANTE : LILLIAN PIERINA YNGUIL LAVADO Título : N° 526086 del 12-08-2008 RECURSO : H.T.D. N° 74205 del 05-11-2008 REGISTRO : Personas Jurídicas de Lima ACTO(s) : INSCRIPCIÓN DE CAFAE (...)

330

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

V. PLANTEAMIENTO DE LAS CUESTIONES Interviene como Vocal ponente Gílmer Marrufo Aguilar, autorizado mediante Resolución N° 02-2009-SUNARP/PT del 13.01.2009. De lo expuesto y del análisis del caso, a criterio de esta Sala, corresponde dilucidar: ¿Qué funcionario es competente para autenticar la resolución que dé mérito a la inscripción de constitución de un CAFAE? VI. ANÁLISIS 1. El Decreto Supremo N° 006-75-PCM-INAP señala en su parte considerativa que el artículo 108 del Reglamento del Estatuto y Escalafón del Servicio Civil, previó la existencia de un Fondo Especial constituido sobre la base de las multas que se imponen a los empleados públicos por incumplimiento de las disposiciones legales sobre asistencia y puntualidad; y mediante Decreto Supremo N° 004-SC del 29.9.1967, modificatorio del referido art. 108, dio carácter intangible al mencionado Fondo señalando que se destinaría exclusivamente a asistencia y premios de estímulo al servidor público. El citado D.S. N° 006-75-PCM-INAP, aprobó las normas generales a las que deben sujetarse los Organismos del Sector Público nacional, para la aplicación del “Fondo de Asistencia y Estímulo”, constituyendo los recursos del fondo: a) los descuentos por tardanza o inasistencia al centro de labores. b) las donaciones y legados, c) las transferencias de recursos que por cualquier fuente reciban de la propia entidad, autorizadas por su Titular, d) las rentas generadas por los activos propios y/o bajo su administración; e) los demás ingresos que obtengan por actividades y/o servicios (art. 3 D.U. N° 088-2001). 2. Así, para la administración de dichos recursos el artículo 6 del Decreto Supremo mencionado (el cual fue posteriormente modificado por el artículo 1 del D.S. 097-82PCM) ordenó la creación de los Comités de Administración del Fondo de Asistencia y Estímulo (CAFAE), precisando que estos se constituyen cada dos años por Resolución del Titular del Pliego Presupuestal, transcurrido el cual se extinguen, lo que implica que vencido dicho plazo, será necesario un nuevo acto constitutivo del comité, de modo que la existencia del mismo esté ligada al periodo de funciones que por disposición legal corresponde a sus integrantes. De lo expuesto, se deja entrever que en estricto el CAFAE no es una persona jurídica, sino una organización de personas naturales que se constituye con el propósito de administrar el Fondo de Asistencia y Estímulo de los Trabajadores de un organismo determinado. 3. Respecto al acto constitutivo del CAFAE y Reglamento Interno (estatuto), estos se inscriben en el Registro en cumplimiento de lo previsto en el art. 7 del Decreto de Urgencia N° 088-2001 mediante el cual se dispuso la creación de un libro especial para dichas inscripciones. A tal efecto la Directiva N° 001-2002-SUNARP/SN, aprobada por Resolución N° 015-2002-SUNARP/SN (en adelante la directiva), dispuso en el numeral 5.1 lo siguiente:

331

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

“Los actos a que se refiere el Artículo 7 del Decreto de Urgencia N° 088-2001, se inscribirán en el Libro de Comités de Administración de los Fondos de Asistencia y Estímulo, que se implementará en el Registro de Personas Jurídicas de cada oficina registral. Para tal efecto, entiéndase que la alusión al Estatuto de los CAFAE contenida en la norma mencionada, está referida al Reglamento Interno de los mismos”. 4. De otro lado el artículo 5.3 de la citada Directiva, contempla como actos registrables los siguientes: -

Los actos constitutivos de los CAFAE.

-

Los Reglamentos Internos de los CAFAE.

-

Los actos de ratificación o modificación de los Reglamentos Internos de los CAFAE.

- La renuncia o separación de algún o algunos de los integrantes del CAFAE y la designación de quien o quienes sustituyan a aquellos. Otros actos que se establezan por normas reglamentarias o, que a criterio de la autoridad administrativa o judicial sean relevantes para dar publicidad a terceros. Asimismo, la directiva señala al regular lo referente a la organización de la partida registral que deben constar inscritos en el Libro de los CAFAE ya que al no ser personas jurídicas en estricto sino organizaciones de personas naturales cuyo objeto es la administración del fondo de asistencia y estímulo de los trabajadores de un organismo determinado, resulta pertinente que en estos casos, por excepcion y en concordancia con lo dispuesto por el último párrafo del Artículo IV del Título Preliminar del Reglamento General de los Registros Públicos, la partida registral se organice en función del organismo del cual se constituye el CAFAE y no en función de este. 5. Ahora bien, mediante el título venido en grado se solicita la inscripción del “Comité del Fondo de Asistencia y Estímulo del Instituto Geológico Minero y Metalúrgico - CAFAE/INGEMMET” para el periodo 2008-2010, a tal efecto se presenta entre otros documentos, la copia autenticada de la Resolución de Presidencia N° 31-2008-INGEMMET/PCD del 5 de marzo del 2008 mediante la cual se constituye el CAFAE para el periodo 2008-2010, así como su rectificatoria realizada mediante Resolución de Presidencia N°35-2008-INGEMMET del 17/3/2008 y N° 1022008-INGEMMET/PCD del 20 de octubre del 2008. Asimismo via reingreso se adjunta copia por el Notario de Lima, César Raymundo Aliaga Caballero el 16.10.2008 del Libro de Actas del CAFAE que contiene el Reglamento Interno de dicho organismo para el periodo 2008-2010. 6. La Registradora objeta la inscripción del acto solicitado –solo en el extremo referido a la constitución del CAFAE– pues considera que se han presentado copias autenticadas por fedatario de la Resolución de constitución y su aclaratoria, las cuales no dan mérito a la inscripción solicitada por ser los fedatarios autenticadores de documentos para trámites en su propia institución, debiendo ser presentadas copias autenticadas por funcionario competente de acuerdo a la Resolución N° 15-2002-SUNARP-SN.

332

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

En efecto, según lo establecido en el numeral 5.4 de la Resolución del Superintendente Nacional de los Registros Públicos N° 015-2002-SUNARP-SN, la inscripción del acto constitutivo del Comité de Administración del Fondo de Asistencia y Estímulo (CAFAE), es título suficiente la copia autenticada por funcionario competente del organismo emisor, de la Resolución de constitución expedida por el Titular del Pliego presupuestario respectivo. Por lo tanto, debe dilucidarse si los fedatarios de la entidad emisora de la Resolución de constitución del CAFAE, son funcionarios competentes para expedir las copias autenticadas a que se refiere el numeral 5.4. de la resolución acotada, esto es, si las resolución de constitución autenticada por fedatario del órgano emisor da mérito a inscripción. 7. Atendiendo a los efectos que se generan con la inscripción de un título, como son (entre otros) la legitimación de los asientos de inscripción, la oponibilidad, las inscripciones por regla general se efectúan en virtud de instrumentos públicos. A tal efecto, el artículo 9 del Reglamento General de los Registros Públicos (RGRP) precisa que cuando las inscripciones se realicen en mérito a instrumentos públicos, solo podrán fundarse en traslados o copias certificadas expedidas por el Notario o funcionario autorizado de la institución que conserve en su poder la matriz. En este sentido, cuando el numeral 5.4 de la Resolución N° 015-2002SUNARP/SN prevé que para la inscripción de la constitución del CAFAE es título suficiente la copia autenticada por funcionario competente del organismo emisor; debe entenderse que la Resolución de constitución del CAFAE para dar mérito a inscripción registral, deberá haber sido autenticada no solo por funcionario autorizado para tal acto (autenticar), sino que además tenga responsabiidad de conservar el archivo de dicha resolución. 8. Al respecto, mediante Decreto Supremo N° 035-2007-EM se aprobó el Reglamento de Organización y Funciones del INGEMMET, cuyo artículo primero, define a esta entidad como un Organismo Público Descentralizado del Sector Energía y Minas con personería jurídica de Derecho Público interno y autonomía técnica, económica y administrativa, constituyendo un Pliego Presupuestal. En cuanto a su estructura orgánica, el artículo 5, indica que son Órganos de Alta Dirección el Consejo Directivo y la Secretaria General; siendo el Presidente de dicho consejo el titular de la entidad y del pliego presupuestal (artículo 7); mientras que la Secretaria General, es la más alta autoridad administrativa de la entidad y depende jerárquicamente de la presidencia. La Secretaría General para el cumplimiento de sus funciones tiene bajo su dependencia a la Unidad de Relaciones Institucionales y a la Unidad de Administración Documentaria y Archivo; esta última tiene como función: “(...) el registro, organización y administración del acervo documentarlo científico, técnico y administrativo, la administración de los documentos que recibe o envía el Instituto Geológico Minero y Metalúrgico, las notificaciones y el acervo documentario. Depende jerárquicamente de la Secretaría General. (...) Tiene las siguientes funciones:

333

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

1. Planear, dirigir, coordinar y supervisar la administración documentaria y el archivo de la institución. (...)”. 9. A su vez, la Directiva N° 001-2008-INGEMMET/PCD (Normas para la autenticación o certificación de documentos en el Instituto Geológico, Minero y Metalúrgico INGEMMET), aprobada mediante Resolución de Presidencia N° 023-2008-INGEMMET/ PCD del 27.02.2008, establece: 6.1.9 Los fedatarios autentican copias de documentos de los administrados para el trámite interno ante el INGEMMET. 6.1.10. Los fedatarios están prohibidos de autenticar copias de documentos para ser empleados ante otras entidades. Por consiguiente, queda claro que los documentos autenticados por fedatarios del INGEMMET no pueden dar mérito a inscripción, pues si bien están facultados para autenticar, tal acto solo es eficaz para trámites internos ante dicha entidad. En el numeral 6.2 de la Directiva en mención, también se regulan las funciones “De los responsables de certificar copias” precisando que estos certifican únicamente copias que corresponden a documentos expedidos por el INGEMMET o que obran en expedientes de procedimientos administrativos a cargo de INGEMMET, bajo responsabilidad; para su empleo según el interés del administrado (ítems: 6.2.1 y 6.2.2). Finalmente, en el numeral 6.3 se establece que las autoridades o funcionarios del INGEMMET, tienen potestad inherente a su calidad de funcionario público para mediante su firma certificar la autenticidad de aquellos documentos expedidos por sus propias áreas u oficinas (ítem: 6.3.1). De esta manera, tanto la autenticación de los documentos a cargo de fedatarios como de los “responsables de certificar copias” son realizados a solicitud del administrado. 10. En efecto, conforme al artículo 50 de la Ley N° 27444, son sujetos del procedimiento, el administrado y la autoridad administrativa. El primero de ellos, es la persona natural o jurídica que, cualquiera sea su calificación o situación procedimental, participa en el procedimiento administrativo; en tanto, que la Autoridad administrativa es el agente de las entidades que bajo cualquier régimen jurídico, y ejerciendo potestades públicas conducen el inicio, la instrucción, la sustanciación, la resolución, la ejecución, o que de otro modo participan en la gestión de los procedimientos administrativos. En tal sentido, si bien, en el caso analizado, tanto los fedatarios como los “responsables de certificar” son competentes para autenticar documentos a petición de los administrados, esto es, de las personas que participan en un procedimiento ante el INGEMMET; no ocurre lo mismo con la documentación requerida para la inscripción del acto constitutivo del CAFAE, pues en tal supuesto, es la propia entidad que emite la resolución la que solicita al Registro la inscripción de su CAFAE en mérito a la Resolución emitida por el Titular del Pliego, como tal dicha resolución para su acceso al Registro deberá ser certificada por funcionario con nivel directivo (numeral 5.5 de la

334

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

Directiva N° 001-2008-INGEMMET/PCD), en este caso, por el Secretario General del INGEMMET, en su calidad de funcionario con nivel directivo que tiene a su cargo el archivo de dicha documentación en virtud de lo previsto en el numeral 6.3 de la Directiva N° 001-2008-INGEMMET/PCD, concordante con el numeral 5.4 de la Resolución N° 015-2002-SUNARP/SN, artículos 9 y siguientes del Decreto Supremo 035-2007-EM y artículo 9 del RGRP. 11. Ahora bien, del título venido en grado, no consta que la autenticación de las copias de las Resoluciones Nros 31-2008-INGEMMET/PCD del 05.03.2008 y su aclaratoria N° 035-2008-INGEMMET/TPD del 17.03.2008, por las cuales se constituye el CAFAE - INGEMMET 2008-2010, hayan sido certificadas por la Secretaría General del ente emisor; por tanto, a efecto de proceder a la inscripción, podrá presentar la documentación autenticada conforme a lo señalado en el ítem que antecede. 12. Finalmente, el tercer párrafo del artículo 156 del Reglamento General de los Registros Públicos señala que cuando el Tribunal Registral confirma o revoca las observaciones formuladas por el Registrador, también debe pronunciarse por la liquidación de derechos realizada por el mismo o, en defecto de esta, determinar dichos derechos. Los actos materia de rogatoria son los siguientes: Inscripción de Cafae y Reglamento Interno (periodo 2008-2010): Derechos de calificación

S/. 21.00

Derechos de inscripción

S/. 8.00

Total

S/ 29.00

Habiendo cancelado el monto de S/. 29.00 nuevos soles según Recibo N° 2008-2100010803, los derechos registrales se encuentran íntegramente pagados. Interviene el Vocal suplente Carlos Alfredo Gómez Anaya, autorizado mediante Resolución N° 007-2009-SUNARP/TR del 19.01.09. Estando a lo acordado por unanimidad; VII. RESOLUCIÓN CONFIRMAR la observación formulada por la Registradora Pública de Lima, conforme a los fundamentos expresados en el análisis de la presente resolución. Regístrese y comuníquese. MIRTHA RIVERA BEDREGAL, Presidente de la Tercera Sala del Tribunal Registral GÍLMER MARRUFO AGUILAR, Vocal(s) del Tribunal Registral CARLOS ALFREDO GÓMEZ ANAYA, Vocal(s) del Tribunal Registral

COOPERATIVAS

066 Renovación y reelección de los miembros de los consejos y comités: Norma que lo regula es de carácter imperativo El inciso 4 del artículo 33 de la Ley General de Cooperativas comprende dos supuestos: El primer supuesto de dicho dispositivo faculta al estatuto para

335

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

fijar los periodos de mandatos de los miembros de los consejos y de los comités, debiendo someterse las normas estatutarias a lo dispuesto por la Ley General de Cooperativas. En ese sentido, debe tenerse en cuenta que las cooperativas no tienen la libertad absoluta para determinar que la vigencia de los miembros de los consejos y los comités no se renueven anualmente, pudiendo establecer proporciones mayores al tercio respectivo. Así, los límites están fijados por las normas imperativas o prohibitivas contenidas en la propia Ley General de Cooperativas, las cuales no pueden ser ignoradas por el estatuto. Sin embargo, el segundo supuesto del citado artículo, le da la facultad a la Cooperativa de permitir en su estatuto que los miembros del consejo de administración puedan ser reelegidos para el periodo inmediato siguiente. TRIBUNAL REGISTRAL RESOLUCIÓN N° 202-2009-SUNARP-TR-L Lima, 13 de febrero de 2009 APELANTE : COOPERATIVA DE CONSUMO UNIÓN MARCONA Ltda., representada por Iván Guerrero Coello TÍTULO : N° 1884 del 8 de agosto de 2008 RECURSO : H.T.D. N° 71064 del 28 de octubre de 2008 REGISTRO : Personas Jurídicas de Nazca - Cooperativas ACTO(s) : MODIFICACIÓN DE ESTATUTO DE COOPERATIVA

(...) V. PLANTEAMIENTO DE LAS CUESTIONES Interviene como ponente la vocal Martha del Carmen Silva Díaz De lo expuesto y del análisis del caso, a criterio de esta Sala la cuestión a determinar es la siguiente: .

Si el presidente del Consejo de Administración, cuyo mandato se encuentra vencido, está legitimado para convocar a sesión de asamblea general para modificar el estatuto.

VI. ANÁLISIS 1. El artículo 30 de la Ley General de Cooperativas establece que el consejo de administración es el órgano responsable del funcionamiento administrativo de la cooperativa, teniendo, entre otras atribuciones, la de convocar a asamblea general, con determinación previa de su agenda, y a elecciones anuales. En este sentido, el artículo 46 del estatuto de la Cooperativa de Consumo “Unión Marcona” Ltda., establece que: “La convocatoria [a] asamblea general será efectuada por el presidente del consejo de administración (...)”. Mediante el título venido en grado de apelación, se solicita la inscripción de la asamblea general extraordinaria del 12 de julio de 2007, en la que se acuerda la modificación de los artículos 78 y 59 inciso d. del estatuto de la Cooperativa de Consumo “Unión Marcona” Ltda. Para tal efecto, se ha presentado la citación a la asamblea general extraordinaria.

336

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

2. Ahora bien, el Registrador ha señalado que de la revisión de la partida registral de la cooperativa, se aprecia que a la fecha de la celebración de la sesión de la asamblea general extraordinaria del 12.07.2008, la cooperativa no tuvo órgano directivo legitimado para convocar válidamente a la asamblea general del 12.07.2008, por cuanto a aquella fecha, el socio Bistermundo Ludeña Zamudio y presidente del consejo de administración, así como casi todos los miembros del consejo, no tenían mandato vigente, por lo que deviene en inválida la convocatoria a asamblea general extraordinaria. Al respecto, el numeral 4 del artículo 33 de Ley General de Cooperativas establece que los miembros de los consejos y de los comités de educación y electoral serán renovados anualmente en proporciones no menores al tercio del respectivo total y, salvo disposición diferente del estatuto, no podrán ser reelegidos para el periodo inmediato siguiente. Asimismo, el artículo 77 del estatuto señala que: “El mandato de los miembros titulares de los consejos de administración y de vigilancia y de los comités electoral y de educación, será de tres años y se renovarán anualmente por tercios, el mandato de los miembros suplentes será do un año (...)”. 3. En el presente caso, como se ha señalado en el rubro IV, Antecedente Registral, consta inscrita la elección de los consejeros llevada a cabo en Asamblea General Extraordinaria del 12 de setiembre del 2004, señalándose los periodos correspondientes a cada uno de los miembros elegidos, de los cuales, Bistermundo Ludeña Zamudio fue elegido por un periodo de tres años. Asimismo, mediante acuerdo de sesión del consejo de administración del 8 de julio de 2006, se aprecia que el citado directivo asume la presidencia del consejo de administración. En tal sentido, el mandato correspondiente a Bistermundo Ludeña Zamudio, elegido por 3 años, había fenecido el 12 de setiembre de 2007; no obstante ello, pudo haber realizado la convocatoria a la asamblea eleccionaria, para la renovación por tercios correspondiente, con arreglo a lo previsto en el artículo 1 de la Resolución N° 202-2001-SUNARP/SN. Sin embargo, vencido su mandato no se encontraba legitimado para convocar una asamblea general extraordinaria como la del 12 de julio del 2008, en la que se acordó la modificación de algunos artículos del estatuto. 4. Cabe resaltar, que a diferencia de lo que sucede en los órganos de administración de una asociación, en el caso de las cooperativas, los miembros del consejo de administración deben ser renovados anualmente en proporciones no menores al tercio del respectivo total, lo cual implica que los miembros elegidos por el periodo de un año no pueden extender su mandato más allá de dicho lapso, entendiéndose que al cumplirse el periodo para el que fueron elegidos, se produce la extinción automática de su mandato. 5. De otro lado, el artículo 54 del estatuto de la cooperativa establece que: “El Consejo de Administración es el órgano responsable del funcionamiento administrativo de la cooperativa”. Asimismo, el artículo 57 del estatuto establece que: “El quórum estará constituido por un número de miembros titulares superior a la mitad, los acuerdos se tomarán por mayoría decidiendo el Presidente en caso de empate. Los vocales podrán

337

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

presidir cualquier comisión o desempeñar las funciones que les encargue el consejo de administración. Los suplentes solo tienen voz y sus asistencias no se computarán para los efectos quórum y dejarán de actuar como titulares en caso de vacancia o cuando el consejo apruebe la solicitud de licencia de algún titular”. De acuerdo a estas normas estatutarias, si bien al momento de convocarse a asamblea general extraordinaria, dos de los miembros del consejo directivo tenían mandato vigente, como son: Julio Rafael Camacho Rendón y Óscar Vásquez Vela, dichos directivos, al no ostentar ninguno de ellos el cargo de Presidente, no se encontraban facultados por el estatuto para efectuar la convocatoria, como señala el artículo 46 del estatuto, mencionado en el punto 1. En tal sentido, la convocatoria a la asamblea general del 12 de julio de 2008 así como los acuerdos tomados en ella devienen inválidos. 6. Con relación a la interrogante planteada por el apelante en su recurso, en el sentido de determinar qué sucede cuando vence el periodo de vigencia de uno o más directivos sin que se haya realizado la elección correspondiente, esta instancia se ha pronunciado en reiterada jurisprudencia señalando que los miembros del Consejo de Administración continúan en funciones a efectos de convocar a elecciones, debe señalarse que si bien la resolución N° 202-SUNARP/SN1 legitima al último Consejo de Administración a convocar a asamblea general no obstante que sus miembros tengan mandato vencido, debe tenerse en cuenta que esta legitimidad está reconocida únicamente si se trata de una convocatoria a elecciones de los nuevos órganos de Gobierno, mas no para la modificación de estatuto, como ocurre en el presente caso. En consecuencia, la falta de legitimidad para convocar a la asamblea constituye defecto insubsanable del título, por lo que debe confirmarse el primer extremo de la tacha, con las precisiones señaladas. 7. De otro lado, cabe señalar que la regla contenida en el inciso 4 del artículo 33 de la Ley General de Cooperativas comprende dos supuestos: 1. Que “los miembros de los consejos y de los comités serán renovados anualmente en proporciones no menores del tercio respectivo” y 2. Que, “salvo disposición diferente del estatuto, no podrán ser reelegidos para el periodo inmediato siguiente”. El primer supuesto de dicho dispositivo faculta al estatuto para fijar los periodos de mandatos de los miembros de los consejos y de los comités, debiendo someterse las normas estatutarias a lo dispuesto por la Ley General de Cooperativas. En ese sentido, debe tenerse en cuenta que las cooperativas no tienen la libertad absoluta para determinar que la vigencia de los miembros de los consejos y los comités no se renueven anualmente, pudiendo establecer proporciones mayores al tercio respectivo. Así, los límites están fijados por las normas imperativas o prohibitivas contenidas en la propia Ley General de Cooperativas, las cuales no pueden ser ignoradas por el estatuto. Sin embargo, el segundo supuesto del citado artículo, le da la facultad a la Cooperativa de permitir en su estatuto que los miembros del consejo de administración puedan ser reelegidos para el periodo inmediato siguiente.

338

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

8. Ahora bien, el recurrente pretende inscribir el acuerdo de modificación del artículo 782 del estatuto, con el siguiente tenor: “Los miembros de los Consejos no podrán ser elegidos por más de dos (2) periodos consecutivos, los miembros de los comités no podrán ser elegidos por más de dos (2) periodos consecutivos. Al vencimiento del mandato de los miembros titulares de los Consejos de Administración, de Vigilancia y de los Comités Electoral y de Educación, de no haberse elegido a los nuevos miembros reemplazantes continuarán en posesión y ejercicio de sus respectivos cargos hasta que se produzca la renovación efectiva”. Del citado artículo, se aprecia que estamos frente a una norma estatutaria que contiene dos figuras jurídicas distintas, una es la reelección de los miembros de los consejos y de los comités por más de dos periodos consecutivos, y la otra, es la de permitir que los miembros de los consejos y de los comités continúen en posesión y ejercicio de sus respectivos cargos, por tiempo indefinido, hasta que se produzca su renovación efectiva. Esta última regla implica la prórroga del periodo de vigencia de los miembros de los órganos de gobierno de la cooperativa, cuando estos, por distintos motivos, no hayan podido convocar a elecciones dentro de su mandato, aspecto que se encuentra claramente excluido de la normativa señalada: primera parte del numeral 4 del artículo 33 de la Ley General de Cooperativas. 9. El Registrador, al calificar el título submateria, ha determinado en el numeral segundo de la esquela de tacha formulada, que el acuerdo de modificación del artículo 78 de sus estatutos resultan inválidos, debido a que contravienen a lo dispuesto en el precitado artículo 33 inciso 4 de la Ley General de Cooperativas, así como al artículo 77 de sus propios estatutos citado en el presente análisis3. Sobre el particular, si los miembros del consejo de administración, del consejo de vigilancia y de los comités de Educación y de Elecciones continúan en posesión y ejercicio de sus cargos hasta que se realice la renovación efectiva de los mismos, estaríamos frente a la prórroga de la vigencia de su mandato, lo cual contraviene la Ley General de Cooperativas que solo permite la reeleción inmediata de sus miembros siempre que haya sido dispuesto expresamente por el estatuto, siendo el espíritu de la ley que exista renovación entre los miembros del consejo mediante la convocatoria a elecciones, y no mediante la continuación indefinida en sus cargos. En tal sentido, procede confirmar el segundo extremo de la denegatoria formulada. 10. Sin perjuicio de lo señalado, se aprecia que el artículo 91 del estatuto de la cooperativa, concordante con el artículo 37 de la Ley General de Cooperativas, prevé que esta llevará, entre otros Libros, uno de Actas de Asambleas Generales de Socios o Delegados, en el que deben asentarse las actas de las sesiones de asamblea general que se realicen. Sin embargo, se aprecia de las copias certificadas presentadas, que las actas correspondientes a la asamblea general de delegados de 12 de julio 2008, tanto en primera como en segunda convocatoria, se han extendido en el Libro de Actas N° 7 del Consejo de vigilancia, abierto por el notario Víctor Manuel Moscoso Céspedes de la ciudad de

339

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

Marcona, Nazca bajo el N° 513-08 de 31 de julio de 2008, constituyendo este extremo un defecto del título presentado. A mayor abundamiento, debe señalarse que conforme al precedente de observancia obligatoria aprobado en el X Pleno del Tribunal Registral, publicado en el Diario Oficial El Peruano el 9 de junio de 2005, “la persona jurídica debe acreditar ante el notario y no ante el registro la conclusión o pérdida del libro anterior para que proceda la legalización de un segundo y subsiguientes libro”. Asimismo, que “a efectos de verificar la concordancia entre el libro de la persona jurídica obrante en el título cuya inscripción se solicita y el antecedente registral, se debe tomar en cuenta el libro correspondiente contenido en el antecedente registra/ inmediato”. 11. En el presente caso, verificado el título archivado N° 1032 del 22 de mayo de 2006, que dio lugar a la extensión del asiento C00008 de la partida registral, sobre renovación del Consejo de Administración y Vigilancia, elegido en asamblea general ordinaria de socios de 23 de abril de 2006, se aprecia que el acta respectiva fue extendida en el Cuarto Libro de Actas de Asamblea General de Delegados de la Cooperativa de Consumo Unión Marcona Ltda. Legalizado por el Juez de Paz Letrado de Marcona Luis Alberto Vásquez Fernández, el 4 de febrero de 1998. Por tanto, procede confirmar el tercer extremo de la denegatoria formulada por el Registrador. Estando a lo acordado por unanimidad: VII. RESOLUCIÓN CONFIRMAR la tacha sustantiva formulada por el Registrador del Registro de Personas Jurídicas de Nazca, al título referido en el encabezamiento, conforme a los fundamentos vertidos en el análisis de la presente resolución. Regístrese y comuníquese. ROSARIO DEL CARMEN GUERRA MACEDO, Presidenta de la Primera Sala del Tribunal Registral MARTHA DEL CARMEN SILVA DÍAZ, Vocal del Tribunal Registral LUIS ALBERTO ALIAGA HUARIPATA, Vocal del Tribunal Registral NOTAS 1 Artículo 1.- Para efectos registrales, se presume que el presidente o el integrante designado por el último consejo directivo inscrito de asociaciones y comités, están legitimados para convocar a asamblea general en la que se elijan a los nuevos integrantes de dicho órgano de gobierno, aunque hubiere concluido el periodo para el que fueron elegidos. La convocatoria deberá efectuarse conforme a las normas legales y estatutarias pertinentes. 2 El artículo 78 del estatuto vigente señala lo siguiente: “Los miembros de los consejos y comités no podrán se elegidos por más de un periodo consecutivo”. 3 Considerando 2, tercer párrafo.

067 Precedente sobre interpretación de estatutos por la asamblea general: Es aplicable a las cooperativas por analogía De acuerdo con el precedente de observancia obligatoria aprobado en el Décimo Pleno del Tribunal Registral: “La asamblea general de una asociación, como órgano supremo facultado para aprobar y modificar el estatuto, podrá

340

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

válidamente interpretar sus alcances en los casos en que la norma estatutaria inscrita resulte ambigua, incierta o contradictoria”. Consecuentemente, ante un supuesto de estatuto ambiguo, incierto o contradictorio corresponde a la asamblea general interpretar sus alcances. Debe precisarse que el referido precedente es igualmente aplicable a la asamblea general de una cooperativa por analogía, al tratarse igualmente del órgano supremo facultado para aprobar y modificar el estatuto. TRIBUNAL REGISTRAL RESOLUCIÓN N° 083-2010-SUNARP-TR-L Lima, 15 de enero de 2010 APELANTE : COOPERATIVA DE SERVICIOS ESPECIALES CENTRO COMERCIAL 3 DE OCTUBRE LTDA. representada por Guillermo Obregón Maguiño TÍTULO : N° 811451 del 16.11.2009 RECURSO : H.T. N° 384 del 7.12.2009 REGISTRO : Personas Jurídicas de Lima - Cooperativas ACTO(s) : RENOVACIÓN POR TERCIOS CONSEJO DE ADMINISTRACIÓN, CONSEJO DE VIGILANCIA Y OTROS

(...) V. PLANTEAMIENTO DE LAS CUESTIONES Interviene como ponente la vocal Mirtha Rivera Bedregal. De lo expuesto y del análisis del caso, a criterio de esta Sala la cuestión a determinar es la siguiente: -

Si en el presente caso estamos ante una disposición incierta del estatuto.

VI. ANÁLISIS 1. Con el título venido en grado de apelación se solicita la inscripción de la renovación por tercios de los miembros del consejo de administración y consejo de vigilancia de la Cooperativa de Servicios Especiales “Centro Comercial 3 de Octubre” Ltda electos en la asamblea general del 15-12-2008. El Registrador observó el título argumentando que en la sesión del Consejo de Administración del 18-12-2008 se instaló como secretario para el periodo 2009 el señor Dacio Zanabio Condori, quien de conformidad a los antecedentes registrales de la cooperativa (asiento C00015 de la partida N° 01734628) fue elegido como miembro suplente del Consejo de Administración por el periodo de un año mediante acuerdo adoptado en la asamblea general del 15-12-2007. Al respecto, el Registrador considera que de conformidad a lo establecido por el art. 41 del estatuto, el citado directivo se encontraba en funciones solo hasta el 31-12-2008; por tanto, tomando en cuenta que en el acta de asamblea general del 15-12-2008 no consta su elección como miembro titular del Consejo de Administración, solicita que se realice la aclaración correspondiente. En tal sentido, corresponde a esta instancia determinar si la instalación de Dacio Zanabio Condori como secretario del Consejo de Administración para el periodo 2009

341

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

es inválida, o si por el contrario, la misma es legítima y acorde al estatuto de la cooperativa, como señala el recurrente. 2. Como se ha señalado en el punto IV- Antecedente Registral que antecede, revisada la partida N° 01734628 del Registro de Personas Jurídicas de Lima, correspondiente a la Cooperativa de Servicios Especiales “Centro Comercial 3 de Octubre” Ltda se advierte lo siguiente: En el asiento C000013 de la citada partida obra inscrita el acta de asamblea general del 15-12-2006, en la que se acordó renovar a los miembros del Consejo de Administración, Consejo de Vigilancia y Comité Electoral; advirtiéndose que en dicha asamblea se eligió a Juan Hernán Paucarcaja Valverde como miembro titular del Consejo de Administración por el periodo de tres (3) años. Posteriormente, en el asiento C000015 corre anotada el acta de asamblea general del 15-12-2007, donde se acordó renovar a los miembros del Consejo de Administración y Consejo de Vigilancia, advirtiéndose que en dicha asamblea, se eligió a Dacio Zanabio Condori como miembro suplente del Consejo de Administración por el periodo de 1 año. Asimismo, en el asiento antes aludido (asiento C000015) constan registrados los siguientes actos: De conformidad con el acta de sesión del Consejo de Administración del 22-12-2007, el Consejo de. Administración quedó conformado de la siguiente manera: Presidente: Simeón Andrés Velazco Alberto, Vicepresidente: Guillermo Obregón Maguiño, Secretario: Juan Hernán Paucarcaja Valverde, Vocales: María Dilma Malca Fernández y Melquiades Gamarra Sánchez. Mediante acta de sesión del Consejo de Administración del 28-5-2008, se designó como Secretario del consejo a Melquiades Gamarra Sánchez y como Vocal a Juan Hernán Paucarcaja Valverde. Mediante acta de asamblea general del 18-7-2008 aclarada por asambleas generales del 8-8-2008 y 21-10-2008 se acordó revocar del cargo de integrante del consejo de administración a Juan Hernán Paucarcaja Valverde. Finalmente, mediante acta de sesión del Consejo de Administración del 24-9-2008 se acordó designar como Secretario del consejo de administración a Dacio Zanabio Condori y como Vocal a Melquiades Gamarra Sánchez (Inscripción efectuada en virtud del título archivado N° 779649 del 19/11/2008). 3. Revisada la documentación que consta en el título archivado N° 779649 del 19/11/2008, se advierte que en el acta de asamblea general extraordinaria del 18.7.2008 se acordó, entre otros puntos, lo siguiente: “(...) Terminado el debate por unanimidad de los socios asistentes se acordó revocar el cargo de integrante del Consejo de Administración que tenía el Sr. Juan Paucarcaja Valverde por sus continuas inasistencias y negligente desempeño de sus funciones, y excluirlo de la Cooperativa por hacer abandono injustificado del local

342

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

comercial en más de treinta días consecutivos, realizar acciones fraudulentas y actuar reiteradamente contra los fines e intereses de la Cooperativa, al, amparo de lo dispuesto en los arts. 11 y 44 del Estatuto. (...)”. Posteriormente, vista el acta de la sesión extraordinaria del Consejo de Administración realizada el 1.8.2008 se advierte que en dicho documento se consignó lo siguiente: “(...) Ante la vacancia producida en el Consejo de Administración por la revocatoria de su cargo y exclusión del señor Juan Hernán Paucarcaja Valverde que acordó la asamblea general del 18 de julio, se incorporó al Sr. Dacio Zanabio Condori, que tenía la calidad de suplente (...)”. De igual forma, resulta pertinente indicar que en el acta de la sesión extraordinaria del Consejo de Administración realizada el 24.9.2008 se consignó lo siguiente: “(...) El Presidente recordó que el Secretario Sr. Melquiades Gamarra Sánchez había solicitado licencia por motivos personales en la sesión del Consejo del 16 del presente mes, y que había comunicado que su impedimento para cumplir con sus funciones duraría un tiempo mayor, por lo que era necesario adoptar la decisión más conveniente para que las funciones que el estatuto encarga al secretario se cumplan adecuadamente. Luego de una amplia deliberación, y teniendo en cuenta la importancia de tener un Secretario titular, en uso de las atribuciones que le otorga el art. 28 del estatuto, por unanimidad el Consejo acordó designar a partir de la fecha como nuevo Secretario del Consejo de Administración al señor Dacio Zanabio Condori en reemplazo del Sr. Melquiades Gamarra Sánchez quien asumirá el cargo de vocal cuando se reintegre de la licencia solicitada. 4. En opinión del Registrador, conforme al artículo 41 del Estatuto el señor Dacio Zanabio Condori se encontraba en funciones solo hasta el 31-12-2008 al haber sido elegido por un (01) año como miembro suplente del Consejo de Administración. En tal medida considera que su instalación y nombramiento en el cargo de Secretario para el periodo 2009 (01-01-2009 a 31-12-2009) acordado en la sesión de instalación del 18-12-2008 no se adecua al Estatuto de la cooperativa. El recurrente señala, en su escrito de apelación, que el Registrador no basa su observación en la violación de una norma legal, sino en una interpretación errónea del estatuto de la cooperativa. Asimismo indica que si bien el señor Dacio Zanabio Condori fue elegido como miembro suplente en las elecciones realizadas en diciembre del 2007, en el mes de julio del 2008 dicha persona asumió el cargo de integrante titular del Consejo de Administración como consecuencia de la revocación del mandato de Juan Paucarcaja Valverde. En tal sentido, concluye que el señor Zanabio Condori tiene el derecho de ejercer el cargo hasta la terminación del mandato para el que fuera elegido el señor Paucarcaja, es decir hasta el 31 de diciembre del 2009.

343

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

5. Al respecto debe señalarse que, en el décimosegundo precedente de observancia obligatoria aprobado en el Décimo Pleno del Tribunal Registral, se estableció lo siguiente: Interpretación del estatuto: “La asamblea general de una asociación, como órgano supremo facultado para aprobar y modificar el estatuto, podrá válidamente interpretar sus alcances en los casos en que la norma estatutaria inscrita resulte ambigua, incierta o contradictoria”. Criterio sustentado en la Resolución N° 623-2003-SUNARP-TR-L del 1/10/2003, Resolución N° 144-2004-SUNARP-TR-L del 12/3/2004, Resolución N° 391999-ORLC/TR del 12/21999. Como puede apreciarse, la asamblea general tiene potestad para modificar el estatuto y por ende, con mayor razón –argumento ab maloris ad minus–, podría interpretar sus alcances en supuestos de ambigüedad, incertidumbre o contradicción interna. Consecuentemente, ante un supuesto de estatuto ambiguo, incierto o contradictorio corresponde a la asamblea general interpretar sus alcances. Debe precisarse que el precedente antedicho es igualmente aplicable a la asamblea general de una cooperativa por analogía, al tratarse igualmente del órgano supremo facultado para aprobar y modificar el estatuto. 6. Con relación a lo antes expuesto, es preciso señalar que el precedente de observancia obligatoria referente a la atribución de la asamblea general para interpretar el estatuto se encuentra referido a los casos que la norma estatutaria inscrita resulte ambigua, incierta o contradictoria, es decir, que exista incongruencias en la redacción de las normas del estatuto, mas no en los casos que la norma estatutaria sea clara y expresa. En este sentido, se desprende que en el caso materia de análisis, la norma estatutaria no ha sido clara debido a que la misma no establece si un miembro suplente debe reemplazar al miembro titular removido hasta la terminación del periodo para el que este último fue elegido o si dicho reemplazo solo tendrá la duración del periodo correspondiente al cargo de miembro suplente, que en este caso es de un año (artículo 451 del estatuto). 7. En el presente caso, si bien es cierto en el escrito de apelación del 4.12.2009 se indica que una correcta interpretación del estatuto permite concluir que todo miembro suplente reemplazará al dirigente que generó la vacante por todo el periodo para el que este último fue elegido, es de señalar que revisada la documentación adjunta al título venido en alzada, se advierte que solo se ha presentado el acta de asamblea general extraordinaria del 30.6.2009 en la que se interpretan los artículos 41 y 42 del estatuto; sin embargo, en la mencionada acta no se realiza ninguna interpretación del art. 45. En tal medida, a fin de subsanar el defecto advertido el usuario debe presentar el acta de asamblea general en la que se aprueba la interpretación del artículo antes aludido. En ese orden de ideas, debe confirmarse el primer numeral de la observación formulada por el Registrador Público al título venido en grado.

344

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

8. El Registrador también observó el título señalando que de conformidad a lo establecido en el Artículo 46 del Reglamento de Inscripciones del Registro de Personas Jurídicas No Societarias, la convocatoria a la asamblea general del 30.6.2009 que tenía por objeto subsanar los defectos de la asamblea general del 15.12.2008, debió ser realizada por el Consejo de Administración que convocó a esta última. Al respecto, cabe señalar que en el artículo 46 del Reglamento de Inscripciones del Registro de Personas Jurídicas No Societarias se establece lo siguiente: “Artículo 46.- Atribución de convocatoria en los casos de defectos de la elección En los casos en que se hubiere incurrido en defectos en la elección de un órgano con atribución de convocatoria, para efectos registrales, este no podrá convocar a la sesión del órgano colegiado que tenga por objeto subsanar los defectos en su elección. En tales casos, se encontrará legitimado para convocar el órgano o persona que estuvo facultado para convocar a la elección que adolece de defectos”. 9. El el caso materia de análisis, vista la constancia de convocatoria para la asamblea general realizada el 30.6.2009 se aprecia que en dicho documento se consignó el siguiente tema de agenda: “Subsanar las observaciones realizadas por la SUNARP para la inscripción de los dirigentes y comités”. Asimismo, en el tercer párrafo del acta de asamblea general del 30.6.2009 se consignó lo siguiente: “(...) A pedido de la Presidencia el Dr. Guillermo Loli detalló el contenido de las observaciones y sus recomendaciones para absolverlas, indicando que las más importantes se originan por una diferente interpretación de las normas del Estatuto por el Registrador, y la falta de precisión en la redacción del acta de asamblea general de elecciones del 15 de diciembre del año pasado”. De lo antes expuesto se aprecia que la asamblea general del 30.6.2009 tenía por objeto subsanar las deficiencias o defectos acaecidos en la asamblea general eleccionaria del 15.12.2008, en tal sentido, como bien lo ha señalado el Registrador, la convocatoria para la asamblea subsanatoria debió ser efectuada por el órgano o personas que estaban facultados para convocar a la asamblea eleccionaria que adolecía de defectos. Consecuentemente, corresponde confirmar el segundo numeral de la observación formulada. 10. Finalmente, el tercer párrafo del artículo 156 del Reglamento General de los Registros Públicos señala que cuando el Tribunal Registral confirma o revoca las observaciones formuladas por el Registrador, también debe pronunciarse por la liquidación de derechos realizada por el mismo o, en defecto de esta, determinar dichos derechos. En ese sentido, los actos materia de rogatoria son los siguientes: Consejo de Administración: Derechos de calificación

S/. 13.00

Derechos de inscripción

S/. 9.00

345

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

Consejo de Vigilancia: Derechos de calificación

S/. 13.00

Derechos de inscripción

S/. 9.00

Comité Electoral: Derechos de calificación

S/. 13.00

Derechos de inscripción

S/. 9.00

Subtotal:

S/. 66.00

Derechos cancelados (recibos N° 2009-64-00010028): Saldo por pagar:

S/. 66.00

S/. 0.00

Estando a lo acordado por unanimidad; VII. RESOLUCIÓN CONFIRMAR la observación formulada por el Registrador Público del Registro de Personas Jurídicas al título referido en el encabezamiento, de conformidad con los fundamentos vertidos en el análisis de la presente Resolución. Regístrese y comuníquese. NORA MARIELLA ALDANA DURÁN, Presidenta de la Tercera Sala del Tribunal Registral MIRTHA RIVERA BEDREGAL, Vocal del Tribunal Registral SAMUEL GÁLVEZ TRONCOS, Vocal del Tribunal Registral NOTAS 1 Art. 45.- Las vacantes producidas en los Consejos o Comités será cubierta por el respectivo suplente. En caso de impedimento de este, será cubierta por el socio designado por el mismo Consejo o Comité, con cargo a ser ratificado por la Asamblea General, y solo hasta la culminación del ejercicio económico.

068 Levantamiento de hipotecas por liquidador: Facultad compatible con la función Si bien la posibilidad de levantar hipotecas por la liquidadora no está regulada de manera expresa por el estatuto de la cooperativa disuelta, la Ley de Cooperativas o por la Ley General de Sociedades, tal atribución resulta compatible con el ejercicio regular que desarrolla una liquidadora, pues para efectos de liquidar el patrimonio de dicha persona jurídica disuelta, resulta viable que los bienes sociales que puedan eventualmente ser transferidos a terceros, se encuentren libres de cargas o gravámenes (hipoteca), a fin de poder obtener el máximo valor posible, como consecuencia de la enajenación de los mismos. TRIBUNAL REGISTRAL RESOLUCIÓN N° 224 - 2009 - SUNARP-TR-L Lima, 19 de febrero de 2009 APELANTE : DANIEL CALDERÓN VILLAVICENCIO TÍTULO : N° 580466 del 2.9.2008

346

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

RECURSO : H.T.D. N° 79589 del 28.11.2008 REGISTRO : Personas Jurídicas de Lima ACTO(s) : ACUERDOS DE COMISIÓN LIQUIDADORA

(...) V. PLANTEAMIENTO DE LAS CUESTIONES Interviene como ponente la vocal Rosario del Carmen Guerra Macedo. De lo expuesto y del análisis del caso, a criterio de esta Sala la cuestión a determinar es la siguiente: . ¿Cuáles son los alcances en la calificación de un acto de apoderamiento? . La comisión liquidadora de una cooperativa: ¿puede delegar el ejercicio de sus atribuciones a uno de sus integrantes o se requiere que actúe necesariamente como un órgano colegiado? . Si se requiere consignar en el acta de una comisión liquidadora la mayoría con la que se adoptaron los acuerdos. VI. ANÁLISIS 1. Los artículos 2024 y siguientes del Código Civil regulan el Registro de Personas Jurídicas, que conforme a la ley 26366, es uno de los registros que integra el Registro de Personas Jurídicas. El Art. 2024 enumera los libros conformantes del Registro de Personas Jurídicas1, siendo uno de ellos el libro de cooperativas. En el Art. 2025 se señalan los actos inscribibles en los libros de asociaciones, fundaciones y comités. En el Art, 2026 se dispone que la inscripción de las comunidades campesinas y nativas, cooperativas, empresas de propiedad social y demás personas jurídicas regidas por leyes especiales, se efectúa a solicitud de estas. 2. Conforme a la Ley 26702, las cooperativas de ahorro y crédito autorizadas a captar recursos del público, son entidades del sistema financiero. El Art. 289 de la Ley N° 26702 establece que las cooperativas de ahorro y crédito que autorizadas a captar recursos del público adoptan la forma jurídica de sociedades cooperativas con acciones. Su administración se rige por las normas de la Ley General de Sociedades. Se encuentran sujetas a la supervisión directa de la Superintendencia de Banca y Seguros. No se rigen por la Ley General de Cooperativas. Distinto es el régimen de las cooperativas de ahorro y crédito no autorizadas a captar recursos del público (esto es, de personas distintas a sus socios). En este caso, conforme a la vigésimo cuarta Disposición Final y Complementaria de la Ley 26702, el control corresponde en primera instancia a su consejo de vigilancia y a su asamblea general. La supervisión de estas cooperativas está a cargo de la Federación Nacional de Cooperativas de Ahorro y Crédito o de otras federaciones de segundo nivel reconocidas por la Superintendencia de Banca y Seguros. Estas cooperativas se rigen por la Ley General de Cooperativas. En el presente caso, la Cooperativa de Ahorro y Crédito Santa Elisa Ltda. corre inscrita en la partida electrónica N° 03006827 del Registro de Personas Jurídicas de

347

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

Lima. De la revisión del estatuto (asiento 65 de fojas 123 del tomo 4), así como de la partida registral mencionada se aprecia que dicha cooperativa no pertenece al sistema financiero. 3. Por otro lado, en el asiento C00006 de la partida electrónica N° 03006827, corre inscrita la resolución judicial del 6.11.2002, recaída en el expediente N° 33367-1997, tramitada ante el 15 Juzgado Civil de Lima, la misma que resolvió declarar judicialmente disuelta la Cooperativa de Ahorro y Crédito Santa Elisa Ltda. Dicha resolución fue confirmada por la 3era Sala Civil de la Corte Superior de Justicia de Lima a través de la resolución judicial N° 5 del 20.8.2003, recaída en el expediente 156-2003. Posteriormente, mediante Resolución Judicial N° 34 del 7.12.2005 se resolvió nombrar a la comisión liquidadora, encargada de llevar adelante el proceso de liquidación de la cooperativa. 4. Con el presente título se solicita la inscripción de los acuerdos adoptados por la comisión de liquidación de la Cooperativa de Ahorro y Crédito Santa Elisa Ltda., en mérito de los siguientes documentos: copia certificada notarial de las actas de las sesiones de la comisión liquidadora celebradas los días: 22.11.2006 (acta N° 4), 09.01.2007 (acta N° 5), 31,01.2008 (acta N° 9), 29.02.2008 (acta N° 10), 05.07.2008 (acta N° 16), 30.7.2008 (acta N° 17) y 30.09.2008 (acta N° 18). Así, mediante acta de sesión de la comisión liquidadora celebrada el 30.7.2008 (acta N° 17), se aprecia que la comisión liquidadora adoptó, entre otros, el siguiente acuerdo: “Facultar al liquidador Judicial Dr. Moisés Vidal Ramón Gonzales para que, en su condición de abogado y presidente de la comisión liquidadora, resuelva las solicitudes de levantamiento de gravámenes, con cargo a dar cuenta en sesión de la comisión, pudiendo denegar o levantar hipotecas otorgando cláusulas de cancelación si asi correspondiese, suscribiendo para ello las correspondientes minutas y escrituras públicas, así como sus respectivas aclaraciones y/o rectificaciones que generen dichos instrumentos públicos. Así mismo, para que se solicite ante los registros públicos el levantamiento de los gravámenes que pesan sobre el patrimonio inmobiliario de la liquidada, en aplicación de las normativas correspondientes al proceso liquidatorio”. Como se puede apreciar, la comisión liquidadora ha previsto delegar a uno de sus integrantes, Moisés Vidal Ramón Gonzáles, la posibilidad de realizar actos de levantamiento de hipotecas constituidas a favor de la Cooperativa de Ahorro y Crédito Santa Elisa Ltda. en liquidación. 5. El Registrador ha señalado, en su primer extremo de la observación, que la comisión liquidadora, no tiene atribuciones para realizar actos de levantamiento de hipotecas constituidos a favor de la cooperativa, en consecuencia, no procede la inscripción del poder que se otorgó a Moisés Vidal Ramón Gonzáles, en la sesión del 30 de julio del 2008.

348

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

En este orden de ideas, corresponde a este colegiado determinar si compete al Registrador verificar la facultad del órgano que otorgo el acto, esto es, si la comisión liquidadora de la cooperativa disuelta puede delegar a uno de sus integrantes la posibilidad de efectuar el levantamiento de hipotecas constituidas a favor de la cooperativa. 6. Conforme al artículo 2011 del Código Civil “los registradores califican la legalidad de los documentos en cuya virtud se solicita la inscripción, la capacidad de los otorgantes y la validez del acto, por lo que resulta de ellos (de sus antecedentes) y de los asientos de los registros públicos”. Al respecto, excluida la calificación de los antecedentes registrales, procede la verificación de la legalidad de los documentos y fa validez del acto a partir del mismo título presentado, conforme a lo señalado en los literales c), d) y e) del precitado artículo 32. Asi, entre los aspectos a calificar tenemos la verificación del cumplimiento de los requisitos de validez del acto jurídico recogidos en la norma sustantiva; en el caso submateria, que el acto de apoderamiento no adolezca de vicios de nulidad y, en cuanto a la legalidad del título, que el referido acto de apoderamiento se ajusta a las disposiciones legales y cumple con los requisitos establecidos sobre representación en la norma sustantiva. 7. De otro lado, con relación a la capacidad de los otorgantes, esta se realiza a partir de la verificación de lo señalado en el literal f) y en su caso, en el literal g) del referido artículo 32. El literal 1) señala que la verificación de la capacidad se efectúa “por lo que resulte del título, de la partida registral vinculada al acto materia de inscripción y complementariamente de sus respectivos antecedentes; así como de las partidas del Registro Personal, Registro de Testamentos y Registro de Sucesiones Intestadas debiendo limitarse a la verificación de los actos que son objeto de inscripción en ellos”. En este aspecto, al margen de la calificación que sobre la capacidad de los otorgantes realiza el notario, al haberse atribuido esta misma función a las instancias registrales, estas verifican complementariamente las partidas del Registro Personal (capacidad propiamente dicha o capacidad dispositiva), asi como las partidas de los Registros de Testamentos y de Sucesiones Intestadas (verificación de la legitimación de los integrantes de una sucesión o la circunstancia de haberse extinguido el poder por fallecimiento del poderdante o del apoderado), ello por cuanto el mismo literal señala que la calificación debe limitarse a la verificación de los actos que son objeto de inscripción en ellos. 8. Cabe señalar que la verificación de la representación a que se refiere el literal g) del artículo 32 solo se realiza cuando alguno de los contratantes en el acto cuya inscripción se solicita actúa mediante representante, debiendo limitarse las instancias registrales a la calificación de las facultades otorgadas (suficiencia del poder) asi como a la vigencia de la representación.

349

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

Dispone expresamente el mismo artículo 32 que “el Registrador no podrá denegar la inscripción por inadecuación entre el título y el contenido de partidas registrales de otros registros, salvo lo dispuesto en los literales f) y g) (...)”. 9. Cabe señalar, asimismo, que en la Exposición de Motivos Oficial del Libro de Registros Públicos del Código Civil2 los autores del citado Libro señalan que las inscripciones en este registro no son obligatorias ni constitutivas sino voluntarias y declarativas. En el mismo sentido, en el XVII Pleno del Tribunal Registral, publicado en el Diario Oficial El Peruano el 23 de mayo de 2006, se aprobó el siguiente precedente de observancia obligatoria: “CALIFICACIÓN DE LA REPRESENTACIÓN VOLUNTARIA DE PERSONAS NATURALES A efectos de calificar los actos celebrados por el representante de personas naturales, no es exigible la inscripción del poder. Será suficiente que se inserte o adjunte el traslado instrumental de la escritura pública donde conste el referido poder”. Sea que el poder se encuentra previamente registrado o se adjunte el instrumento respectivo, corresponde al Registrador a cargo de la calificación del acto otorgado mediante representante, verificar la suficiencia y la vigencia del poder, así como la condición de titular del derecho del representado. En consecuencia, si bien es cierto que no compete al Registrador a cargo de la calificación del acto de apoderamiento, evaluar la suficiencia del poder, sin embargo si el poder emana de un acuerdo adoptado por un órgano colegiado es necesario verificar la validez de dicho acuerdo. 10. Al respecto, debe tenerse presente que si bien el estatuto de la cooperativa regula la disolución, esta no hace referencia a las facultades de la comisión liquidadora que deberá nombrarse al respecto, por lo que en tal sentido, acorde con el artículo 116 de la Ley General de Cooperativas, resulta supletoriamente aplicable a esta cooperativa, la Ley General de Sociedades. El primer párrafo del artículo 4163 de la Ley General de Sociedades establece que corresponde a los liquidadores la representación de la sociedad en liquidación y su administración para liquidarla, con las facultades, atribuciones y responsabilidades que establezcan la Ley, el estatuto, el pacto social, los convenios entre accionistas inscritos ante la sociedad y los acuerdos de la junta general. Así, las facultades de los liquidadores de las sociedades –que resultan supletoriamente aplicables a las cooperativas–, han sido establecidas legalmente, aunque podrían estar previstas además en el estatuto o precisarlos la asamblea. Enrique Elías Laroza4 en su obra Derecho Societario Peruano señala sobre el particular lo siguiente: “Conforme al artículo 413, en el momento en que se acuerda o declara la disolución cesa la representación de los administradores de la sociedad y los liquidadores asumen funciones, para conducir el proceso de liquidación. A partir de ese

350

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

momento los liquidadores sustituyen a los administradores, pero no para realizar los actos propios del objeto social, sino con el encargo específico de administrar la sociedad para liquidarla, cumpliendo con el procedimiento legal que permita su extinción. Para ello los liquidadores gozan. al menos de las cotizaciones de las atribuciones que se describen en el artículo 416, bajo comentario, sin perjuicio de otras facultades que el estatuto, el pacto social, los convenios entre socios inscritos ante la sociedad y los acuerdos de la junta o asamblea de socios puedan establecer”. En este orden de ideas, este colegiado considera que si bien la posibilidad de levantar hipotecas por la liquidadora no está regulada de manera expresa por el estatuto de la cooperativa disuelta, la Ley de Cooperativas o por la Ley General de Sociedades, tal atribución resulta compatible con el ejercicio regular que desarrolla una liquidadora, pues para efectos de liquidar el patrimonio de dicha persona jurídica disuelta, resulta viable que los bienes sociales que puedan eventualmente ser transferidos a terceros, se encuentren libres de cargas o gravámenes (hipoteca), a fin de poder obtener el máximo valor posible, como consecuencia de la enajenación de los mismos. 11. Corresponde ahora determinar si dicha comisión puede delegar el ejercicio de dicha atribución a uno de sus integrantes o si se requiere que necesariamente actúen como órgano colegiado. Para determinar la naturaleza de la función de los liquidadores y establecer si deberán actuar como órgano colegiado o de manera individual en el ejercicio de sus funciones, deberá tenerse en cuenta la misma Ley General de Sociedades. En efecto, el artículo 413 de la referida ley establece que disuelta la sociedad se inicia el proceso de liquidación (primer párrafo) y que desde el acuerdo de disolución cesa la representación de los directores, administradores, gerentes y representantes en general, asumiendo los liquidadores las funciones que les corresponden conforme a ley, al estatuto, al pacto social, a los convenios entre accionistas inscritos ante la sociedad y a los acuerdos de la junta general (tercer párrafo). De ello se puede concluir que el o los liquidadores reemplazan a los órganos de dirección y administración de la sociedad, tales como los directores, administradores y gerentes, entre otros, es decir, se constituye en un órgano de la sociedad en esta etapa final de su vida como persona jurídica. Por lo tanto, una sociedad en liquidación solamente cuenta con dos órganos: la junta general de accionistas y el liquidador. Siendo un órgano de la sociedad, en el caso que estuviere compuesto por varios integrantes, no puede admitirse la tesis de que cada uno de los liquidadores está facultado para actuar indistintamente, pues como órgano deberán actuar de manera colegiada tal como ocurre con uno de los órganos de la sociedad al que reemplazan al iniciarse el proceso de disolución y liquidación, es decir, al directorio. Constituye argumento a favor de la conclusión anterior el hecho que el artículo 414 de la Ley General de Sociedades establezca que el número de liquidadores debe ser impar, ello con la finalidad de facilitar la adopción de acuerdos en mayoría, lo cual implica que actúan como órgano colegiado.

351

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

12. De otro lado, si bien los liquidadores deben actuar como órgano colegiado según lo señalado precedentemente, a falta de normativa expresa en la ley General de Sociedades y en la Ley de Cooperativas, corresponde ahora preguntarse, si resulta viable la delegación de funciones a favor de uno de los integrantes de la comisión liquidadora. Sobre el particular, este colegiado considera que podría aplicarse analógicamente los artículos relativos al directorio de la sociedad, toda vez que, como ya se ha señalado, los liquidadores reemplazan a los órganos de dirección y administración de la sociedad. Asi, debe tenerse en cuenta que el artículo 174 de la Ley General de Sociedades, establece que: “El directorio puede nombrar a uno o más directores para resolver o ejecutar determinados actos. La delegación puede hacerse para que actúen individualmente o. si son dos o más, también para que actúen como comité. La delegación permanente de alguna facultad del directorio y la designación de los directores que hayan de ejercerla, requiere del voto favorable de las dos terceras partes de los miembros del directorio y de su inscripción en el Registro. Para la inscripción basta copia certificada de la parte pertinente del acta. En ningún caso podrá ser objeto de delegación la rendición de cuentas y le presentación de estados financieros a la junta general, ni las facultades que esta conceda al directorio, salvo que ello sea expresamente autorizado por la junta general”. De acuerdo a dicho artículo, el directorio puede delegar a uno o más de sus directores, la potestad de poder resolver o ejecutar determinados actos que sean de interés y competencia de dicho órgano, estableciendo la mayoría requerida para la adopción de la delegación, y los supuestos en que no procede la misma. En ese sentido, aplicando supletoriamente dicho artículo al presente caso (vía analogía), resulta viable que la comisión liquidadora pueda delegar a uno de sus integrantes, en este caso al presidente de la comisión, Moisés Vidal Ramón Gonzáles, la posibilidad de levantar hipotecas sobre las bienes de la cooperativa en liquidación. Por todo lo expuesto, corresponde revocar el numeral 1 de la observación formulada por el Registrador. 13. De otro lado, en su segundo extremo de la observación el Registrador ha señalado que en el acta de sesión de la comisión liquidadora de fecha 30.9.2008, no consta la mayoría con la que se aprobó los acuerdos contenidos en el acta materia de calificación, por lo que no resultaría posible verificar su validez. El Registrador sustenta su observación, en la Resolución del Tribunal Registral N° 384-2003-SUNARP-TR-L del 20.6.2003, en cuya semilla se ha señalado lo siguiente: “En las actas que contienen los acuerdos adoptados por los órganos colegiados de las personas jurídicas debe constar la mayoría con que fueron adoptados dichos acuerdos o la circunstancia de haber sido adoptados por unanimidad”. 14. Al respecto, debe tenerse presente que no existe normativa específica con relación a las sesiones de una comisión liquidadora, no obstante lo cual, dado que las actas en general, son la expresión escrita de la celebración de la asamblea o sesión de un órgano colegiado, deben entenderse como requisitos mínimos a consignar el día, hora,

352

PERSONAS JURÍDICAS NO SOCIETARIAS

lugar, el nombre de quien preside la asamblea o sesión, los acuerdos a los que se arriba y la mayoría con que fueron adoptados, así como la firma de quien presidio la asamblea o sesión y de quien actuó como secretario. 15. En el asiento C00006 corre inscrita la Resolución Judicial N° 34 del 7.12.2005 recaída en el expediente 33367-1997 tramitado ante el 15 J.C,L., se resolvió nombrar a: Moisés Vidal Ramón Gonzales, Rosa Blest Valencia y Feliciana Morales Cuéllar, como integrantes de la comisión liquidadora; y a: Máximo Ulises Rodríguez Ávalos, Peralta Izarra Pelayo e Ilter Wenseslao Romero Dávalos, como integrantes del Consejo de Vigilancia. Luego mediante resolución N° 49 del 3.11.2005, recaída en el Expediente N° 33367-1997-MBC, tramitado ante el 15 J.C.L. que despacha la Jueza María Amanda Gamarra Tello, resolvió subrogar a Rosa Blest Valencia, en el cargo integrante de la comisión liquidadora, nombrándose en su lugar a Luis Gonzáles Miranda. Posteriormente, mediante resolución N° 59 del 23.11.2005, se resolvió subrogar a Luis Gonzáles Miranda, en el cargo integrante de la Comisión liquidadora nombrándose en su lugar Julio Córdova Ramirez. En el asiento C00007 se ha inscrito la Resolución Judicial N° 112 del 27.9.2006, recaída en el expediente N° 3367-97, tramitada ante el 15 J.C.L., en mérito de la cual se resolvió subrogar a Julio Edgar Córdova Ramírez a efectos de designar en su lugar a Roger David López Dávila como nuevo integrante de la Comisión Liquidadora. En este orden de ideas, se puede concluir que la comisión liquidadora se encuentra conformada por: Moisés Vidal Ramón Gonzáles, Feliciana Morales Cuéllar y Roger David López Dávila. 16. De la revisión del acta de sesión de la comisión liquidadora de la Cooperativa de Ahorro y Crédito Santa Elisa Ltda., celebrada el 30.9.2008, se aprecia que en efecto, tal como ha señalado el Registrador, no se ha señalado de manera expresa la mayoría con la que se aprobó los acuerdos contenidos en dicha acta; sin embargo, del tenor de la misma se dejó constancia de lo siguiente: “En la ciudad de Lima, local de Jirón Lampa 921 Of. 604, Lima, siendo las 19:00 horas del 30 de setiembre del 2008, se reunieron los señores Dr. Moisés V. Ramón Gonzales, quien convoca y preside la reunión; Eco. Roger David López Dávila, y CPC Feliciana Morales Cuéllar, con el objeto de llevar a cabo la sesión programada para la fecha, con la siguiente agenda: (...). Siendo las 22 horas del mismo día, se dio por levantada la sesión, aprobando el acta por unanimidad y procediendo a suscribirla los asistentes” (el resaltado es nuestro). Como se puede apreciar, de acuerdo a lo señalado en dicha acta se advierte que a la sesión del 30.9.2008 han concurrido todos los integrantes de la comisión liquidadora (esto es, aquellos que han sido nombrados por mandato judicial según se aprecia de los asientos C00006 y C00007 de la partida electrónica N° 03006827) y la circunstancia de haber sido adoptados los acuerdos contenidos en el acta por unanimidad.

353

JURISPRUDENCIA REGISTRAL SOBRE PERSONAS JURÍDICAS

En consecuencia, corresponde revocar el numeral 2 de la observación formulada por el Registrador. 17. Por otro lado, uno de los principios que informan el Derecho Registral peruano es el de rogación5 según el cual toda inscripci